Informe Oral Primeros Auxilios[1]

4,176
-1

Published on

Published in: Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
4,176
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
54
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Informe Oral Primeros Auxilios[1]

  1. 1. Los primeros auxilios son medidas terapéuticas urgentes  que se aplican a las víctimas de accidentes o enfermedades repentinas hasta disponer del tratamiento especializado. El propósito de los primeros auxilios es aliviar el dolor y la  ansiedad del herido o enfermo y evitar el agravamiento de su estado. En casos extremos son necesarios para evitar la muerte hasta que se consigue asistencia médica. Estos varían según las necesidades de la víctima y según  los conocimientos del socorrista. Saber lo que no se debe hacer es tan importante como saber qué hacer, porque una medida terapéutica mal aplicada puede producir complicaciones graves.
  2. 2. Hay diferentes tipos de accidentes con niños y bebés, los primeros  auxilios que aplicaremos dependen del accidente y sus características. Los objetivos del auxilio previo a la atención médica son:  • En casos graves, lo primordial es intentar salvar la vida del niño. • Evitar lesiones posteriores. • Mantener la calma y llamar al médico • Tratar de no mover al herido más de lo estrictamente necesario. • Examinar cuidadosamente al niño. • Calmar a la víctima. • Llamar a los servicios de atención de emergencias de inmediato. • Controlar la respiración y el pulso del pequeño. • En caso de que no respire o tosa intensamente y su color se torne azulado, esto indicaría que puede estar atragantado con algún objeto. En dicho caso, intentaremos hacer que expulse el elemento perturbador.
  3. 3. Dejar a la víctima sola.  Tocar la herida sin protección.  Mover a la víctima sin necesidad.  Acosar con preguntas a la víctima  Intentar acomodar los huesos en caso de fractura  Dejar una hemorragia sin atender  No debe suministrarse medicinas, alimentos o  bebidas a una víctima. Si un niño tose insistentemente, es preferible dejarlo  toser libre que intentar quitar lo que obstruye su garganta, seguramente es algo que saldrá solo. A menos que comience a ponerse morado o se desmaye
  4. 4. Las situaciones de asfixia se presentan cuando un objeto se  atora en la tráquea haciendo que la respiración se vuelva muy difícil o imposible. Es de esperarse que casi todo lo que un niño agarre con  sus manos termine en su boca. Por este motivo, los padres y maestros que reciben instrucción sobre cómo prestar los primeros auxilios y realizar CPR pueden salvar a muchos niños de la muerte por asfixia o ahogamiento. La muerte de un niño por asfixia se puede presentar en  cuestión de minutos. De hecho, en sólo 4 minutos puede producirse daño cerebral. Debido a la falta de aire, la muerte del niño puede sobrevenir en un lapso de 4 a 8 minutos.
  5. 5. Este procedimiento puede salvar la vida de una víctima  por asfixia o ahogamiento, ya que facilita la expulsión de los objetos que obstruyen la vía respiratoria. Este procedimiento simple llamó la atención médica  mundial en 1972 cuando el doctor Henry Heimlich, un prestigioso cirujano de tórax, experimentaba con técnicas para ayudar a las víctimas de asfixia. Las noticias acerca de este descubrimiento (un simple abrazo de oso con un movimiento de compresión hacia arriba) se propagaron como la pólvora y ahora se utiliza en todo el mundo. Igualmente, este procedimiento se usa para ayudar a las  víctimas de ahogamiento por inmersión y a las personas que sufren del asma. Con esta maniobra, el agua y el exceso de secreción mucosa son forzados a salir de los pulmones de una víctima de ahogamiento o de alguien que sufre un ataque de asma.
  6. 6. Síntomas y Diagnostico: Es importante entender la diferencia entre la tos severa y la  asfixia, debido a que cada una requiere una respuesta diferente. Si el niño está tosiendo pero aún es capaz de respirar y producir sonidos normales, quiere decir que no se está ahogando. En este caso, se le debe permitir toser, ya que con este reflejo natural es probable que expulse el objeto por sí solo. Las cosas realmente pueden empeorar si la persona que lo cuida intenta retirar el objeto. Si el bebé está tosiendo únicamente en forma leve o es incapaz  de respirar o producir sonidos normales y su rostro empieza a cambiar de color rojo a azul, esto quiere decir que se está presentando una situación de asfixia. En este caso, se deben administrar los primeros auxilios de inmediato, como se describen en la siguiente sección.
  7. 7. Tratamiento: Si el bebé está consciente, se recomienda  usar estas técnicas para expulsar el objeto que le está causando la obstrucción.  Debido a que los órganos internos del bebé son frágiles, no se recomienda la maniobra de Heimlich utilizada en niños y adultos. En lugar de esto, la Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) recomienda realizar los siguientes pasos:
  8. 8. En caso de que otra persona se encuentre en el lugar de los  hechos, se le debe pedir que solicite el servicio de emergencia. Se debe colocar al bebé boca abajo sobre el antebrazo de la  persona que lo está auxiliando, teniendo en cuenta que tanto la cabeza como el cuello estén estabilizados, y apoyar el antebrazo firmemente contra el cuerpo con el fin de lograr un soporte adicional. Si se trata de un bebé grande, en lugar de colocarlo sobre el brazo, se lo puede colocar boca abajo sobre las rodillas, procurando que la cabeza del niño quede en una posición más baja que la de su tronco y que esté firmemente apoyado. Con la parte posterior de la palma de la mano, se dan 5 golpes  rápidos en la espalda, entre las escápulas. Si el bebé aún no puede respirar, debe voltearlo, colocarlo en  una superficie firme y realizar compresiones pectorales rápidas con dos dedos sobre la mitad inferior del esternón, a un dedo de ancho por debajo de los pezones.
  9. 9. En caso de que el bebé esté inconsciente, es necesario hacer  algo inmediatamente para abrir la vía respiratoria. Se debe usar la técnica del levantamiento de la lengua y la  mandíbula para intentar observar el cuerpo extraño, colocando la palma de la mano en la frente del bebé e inclinándole la cabeza hacia atrás. Con la otra mano, se debe levantar la barbilla hacia adelante. No se recomienda tratar de sacar el objeto, a menos de que se  pueda ver, en cuyo caso se extrae con los dedos. (Ilustración 3). Si el bebé no comienza a respirar por sí solo, se debe tratar de  iniciar la respiración boca a boca o la técnica boca a boca y nariz administrándola dos veces. Se recomienda repetir las series de levantamiento de lengua y mandíbula, respiración, golpes en la espalda y compresiones en el pecho. Si después de un minuto no se ha tenido éxito, se debe llamar al  número de emergencia local.
  10. 10. Síntomas y diagnóstico  Por lo general el niño que se está ahogando o asfixiando se sujeta la garganta con sus manos y es posible que presente una mirada de pánico o miedo o que su piel cambie de color. En caso de no estar seguro si el niño se está ahogando, se le debe preguntar si puede hablar. Si el niño está inconsciente se debe:  › Observar si hay movimiento en el pecho o en el estómago. › Escuchar si se presenta tos o cualquier otro tipo de ruido respiratorio. › Sentir si sale aire al poner la mejilla cerca de la boca.
  11. 11. Tratamiento: Si el niño esta consiente y es capaz de toser fuertemente,  hablar o llorar significa que no hay obstrucción o que ésta es leve. Se recomienda buscar asistencia médica para ayudarlo posteriormente. En caso de que el niño esté consciente pero no pueda respirar,  se debe intentar administrar la respiración boca a boca, para lo cual se inclina la cabeza del niño hacia atrás y se pinza la nariz sujetándola con los dedos pulgar e índice. Luego, la persona que realiza el rescate debe inspirar  profundamente, colocar su boca sobre la boca del niño y exhalar. Este proceso se repite y si el pecho del niño se eleva, se debe continuar dándole respiración hasta que pueda respirar por sí solo.
  12. 12. En caso de observarse que el pecho no se eleva, se  debe intentar efectuar compresiones abdominales colocándose detrás del niño y rodeándole la cintura con los brazos. Luego se debe colocar el puño por encima del  ombligo del niño, cubrir el puño con la otra mano y efectuar una compresión rápida hacia arriba. En caso de que otra persona esté presente, se le  debe pedir que llame al número de emergencia, pero si la persona que realiza el rescate se encuentra sola y el procedimiento no surte efecto después de 1 minuto, debe llamar ella misma al número de emergencia.
  13. 13. Si el niño está inconsciente, se recomienda  colocarlo boca arriba. Algunas veces, la lengua puede obstruir la  respiración cuando la víctima inconsciente está acostada. Cuando esto ocurra, se puede sacar la lengua agarrando la mandíbula inferior y halando hacia adelante. Con los dos primeros dedos de la mano, se examina  la parte interior de la boca para retirar cualquier desecho. No se recomienda llevar a cabo el examen de la boca con los dedos en niños menores de 8 años, a menos que se pueda ver el objeto. Se debe verificar de nuevo la respiración,  observando si se presenta el movimiento de elevación y contracción en el pecho del niño y colocando la mejilla cerca de su boca, para así sentir si sale aire y escuchar si se presenta cualquier ruido respiratorio.
  14. 14. Si el niño aún no respira, la persona debe arrodillarse ubicándose  con una pierna a cada lado de las piernas o de las caderas del niño. Con los dedos extendidos, colocar una mano sobre la otra en el  espacio entre el ombligo y el esternón. Luego se efectúan hasta 5 compresiones rápidas hacia arriba . Después de cada serie de compresiones, se presiona la frente del  niño hacia atrás con la palma de una mano y se le levanta la barbilla hacia adelante. Se debe dar respiración boca a boca y continuar con el ciclo de  compresiones, levantamiento de mandíbula y respiraciones hasta que se observe que el niño esté respirando. Si la persona que realiza el procedimiento se encuentra sola en esta  situación, la primera prioridad debe ser lograr que el niño respire de nuevo y si no lo consigue después de 1 minuto, debe solicitar ayuda al número telefónico de emergencia.
  15. 15. Se puede ayudar a prevenir la asfixia prestando  mucha atención cuando el bebé comienza a ingerir alimentos sólidos, lo cual generalmente sucede al primer año de edad. De igual forma, se aconseja inspeccionar los  juguetes del bebé para asegurarse de que no hayan pequeñas partes que pudieran causar una situación de asfixia. Las siguientes son recomendaciones de la  Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics) acerca del manejo de alimentos, juguetes y otros objetos:
  16. 16. Cortar o partir el alimento en pedazos fáciles de morder y  estimular al niño para que mastique bien el alimento. Evitar darle al niño alimentos redondos tales como tiras de  carne, perros calientes (hot dogs), rodajas de apio, rodajas de zanahoria y uvas, ya que éstos se pueden alojar fácilmente en su garganta. Si desea darle este tipo de alimentos al bebé, debe cortarlos en tiras o trozos pequeños que no sean redondos. No se debe dar a los niños alimentos duros y lisos como el maní,  el cual se debe masticar con un movimiento de pulverización que los niños no dominan hasta tener aproximadamente 4 años.  No se le debe permitir al bebé comer mientras gatea, juega o  corre y se le debe enseñar a masticar y deglutir el alimento antes de hablar o reír. Se recomienda supervisar las comidas muy de cerca y no  permitir que los hermanos mayores se encarguen del proceso de alimentación del bebé.
  17. 17. Se deben buscar las pautas de edad del juguete antes de  seleccionarlo. Las regulaciones gubernamentales especifican que los juguetes para niños menores de 3 años no pueden tener partes que midan menos de 1 pulgada de diámetro (2,5 centímetros) y 2 pulgadas de largo (5 centímetros). Si los hermanos mayores tienen juguetes con partes pequeñas, se deben mantener fuera del alcance de los bebés. Se debe tener cuidado con otros objetos que han sido  asociados con situaciones de asfixia tales como globos desinflados, pedazos de globos rotos, elementos sacados de la basura, ganchos de seguridad y monedas. Se debe revisar con frecuencia por debajo de los muebles y  entre los cojines para buscar objetos peligrosos y pequeños que los niños pudieran encontrar.
  18. 18. La mayoría de los niños curiosos comen tierra en algún  momento. Normalmente, la ingestión de una pequeña cantidad es inofensiva, pero en cambio, el ingerir tierra que haya sido recientemente fumigada con fertilizantes o insecticidas es peligroso. En estos casos, es necesario llamar al médico o al Centro de Control de Envenenamientos. Otra preocupación que se presenta es el envenenamiento  causado por el plomo. Más del 80% de las casas construidas antes de 1978 se pintaron con pintura a base de plomo. La pintura que comienza a descascararse puede caer al suelo del jardín alrededor de la casa y el niño puede ingerir la pintura cuando esté jugando en el área.
  19. 19. Síntomas y diagnostico Se debe mirar dentro y fuera de la boca del niño en busca de  evidencias de que haya ingerido tierra. Los productos químicos pueden quemar la piel alrededor de la boca, por lo tanto se recomienda verificar si el aliento del niño presenta algún olor a químico. Es posible que el niño vomite o tenga problemas para respirar si ha ingerido tierra contaminada con fertilizantes. El envenenamiento por plomo generalmente no presenta síntomas  distintivos. En este caso, si se sospecha que el niño ha ingerido tierra contaminada con plomo, se le debe solicitar al médico que realice un examen para verificar el nivel de plomo en el torrente sanguíneo. Cuando se presenta una exposición a largo plazo, el envenenamiento por plomo puede producir incapacidad en el aprendizaje y problemas de comportamiento. Si dicha exposición se da en niveles muy altos, se pueden presentar convulsiones, coma e incluso la muerte.
  20. 20. Tratamiento Se debe enjuagar rápidamente la boca del niño con  agua y utilizar un pedazo de paño húmedo para limpiar los restos que hayan quedado. En caso de sospecharse que la tierra está contaminada, la persona debe llamar al médico o al Centro de Control de Envenenamientos, donde se le harán preguntas sobre el tipo de insecticida, herbicida o fertilizante presente en la tierra para así determinar el siguiente paso a tomar. Los medicamentos pueden reducir el nivel de plomo  presente en el torrente sanguíneo del niño. Los casos severos algunas veces requieren de hospitalización y el tratamiento va destinado a eliminar el veneno del cuerpo del niño.
  21. 21. Cuando hay una inflamación del oído externo,  hablamos de una otitis externa; cuando el proceso inflamatorio compromete la caja del tímpano, decimos que hay una otitis media y si el proceso inflamatorio tiene asiento en el oído interno, se habla de una laberintitis. La otitis media es una de las más frecuentes, se  trata de un proceso inflamatorio que compromete la mucosa o revestimiento de la caja del tímpano. En los niños, el dolor en el oído a menudo es  causado por la acumulación de líquido y por la presión en la porción del oído ubicada detrás del tímpano denominada el oído medio.
  22. 22. Un resfriado o una alergia pueden producir  la obstrucción de la trompa de Eustaquio debido a una inflamación o a la acumulación de las secreciones, en especial en los niños pequeños en quienes este conducto es más pequeño y más horizontal. Cuando la trompa de Eustaquio se cierra, impide el drenaje normal de líquido desde el oído medio y el líquido se acumula, provocando una mala ventilación, dolor, pérdida de la audición e infección del oído.
  23. 23. Los síntomas de una infección del oído pueden  incluir fiebre, dolor de oído, irritabilidad, aumento del llanto y manifestación de molestias. Algunos niños presentan una pérdida de la  audición leve durante o inmediatamente después de la infección del oído. En muy pocas ocasiones se presenta una pérdida auditiva permanente, pero el riesgo aumenta cuantas más infecciones tenga el niño. En los niños y bebés el dolor no siempre proviene  de una infección, pues se deben considerar otras causas como la acumulación de agua durante el baño, la retención de jabón o champú o la irritación de los canales por el uso de aplicadores de algodón.
  24. 24. La otitis debe ser tratada por un medico,  pero hay ciertas cosas que podemos hacer para aliviar el dolor del niño mientras este recibe la atención medica. Entre estas: › Colocar paños húmedos fríos en el oído externo durante 20 minutos pueden reducir el dolor. › Para los niños con edad de masticar chicle sin peligro, puede ayudar a aliviar el dolor y la presión de una infección del oído. › Si el niño se siente incómodo al estar acostado, el descanso en una posición vertical puede ayudar a reducir la presión en el oído medio.
  25. 25. Todos los ambientes contienen sustancias que pueden causar  problemas de salud si éstas se ingieren o entran en contacto con los ojos o la piel.  Los efectos negativos sobre la salud varían dependiendo del tipo  de sustancia, la cantidad de exposición, el tamaño y la edad de la víctima. Cada año se comunican a la Asociación Americana de Centros  de Control de envenenamientos (American Asociación of Poison Control Centers) más de un millón de incidentes de envenenamiento accidental en niños. En la mayoría de los casos se presentan en niños menores de 6 años. Entre las causas comunes se pueden mencionar elementos  domésticos como los productos de limpieza, medicamentos y plantas. De hecho, cerca del 90% de los casos de envenenamiento se presentan en el hogar.
  26. 26. Siempre que se sospeche de un caso de envenenamiento,  se debe buscar asistencia profesional. Algunas veces, es obvio que un niño ha ingerido algo que no debía, como por ejemplo, cuando en su boca se encuentran trozos de tabletas de aspirina parcialmente masticadas. A continuation se presentan algunos otros signos de envenenamiento: › Decoloración o quemaduras alrededor de la boca. › Olor semejante al de un producto químico en el aliento del niño. › Prendas de vestir manchadas o presencia de desechos en el piso, los muebles o cerca al lugar donde el niño se encuentra. › Náuseas, vómito o dificultad respiratoria. **Si hay sospechas de envenenamiento, aun si estos indicios no se presentan, se debe llamar al Centro de Control de Envenenamientos.
  27. 27. Si la víctima está inconsciente o es incapaz de respirar, se debe  llamar al número emergencia local para que le envíen ayuda médica de emergencia. En caso de que la víctima no presente estos síntomas, pero se sospeche de envenenamiento, se debe llamar a la sede local del Centro de Control de Envenenamientos.  El tratamiento para los casos de envenenamiento varía; por ejemplo, en ciertos casos, el tratamiento casero es suficiente. El personal del Centro de Control de Envenenamientos ofrece una guía con relación al tratamiento apropiado; ellos pueden dar instrucciones sobre la forma de inducir el vómito con jarabe de ipecacuana o diluir el veneno con el uso de agua o leche. En otras ocasiones, se requiere un tratamiento más intensivo en un hospital.  No se debe inducir el vómito sin antes haber consultado con un profesional, ya que algunos venenos, como los limpiadores de desagües o de hornos, contienen ácidos que ocasionan más daño de presentarse el vómito
  28. 28. Centers for Disease Control and Prevention  Web site. Disponible en: http://www.cdc.gov. Fecha de acceso: 9 de diciembre, 1999. Consumer Product Safety Commission Web site.  Disponible en: http://www.cpsc.gov. Fecha de acceso: 9 de diciembre, 1999. Mayo Clinic Family Health Book, 2nd ed. New  York: William Morrow and Company, 1996. www.adam.com  www.priemrosauxilios.com 
  29. 29. Identifica objetos que pueden causar asfixia  en niños pequeños y explica porque:

×