Your SlideShare is downloading. ×
Monografia
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,235
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
6
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNReseña historicaGénesis históricaMuchas de las emigraciones que se dieron en diferentes latitu-des del territorio nacional concluyeron en los Llanos Orientales.Por eso Puerto Gaitán puede considerarse hijo de estos despla-zamientos voluntarios o forzados, donde hombres y mujeresabandonaban sus lugares de nacimiento, bien sea porque dese-aban explorar territorios vírgenes, o bien sea porque la violen-cia de la época así se lo imponía. Estos expedicionarios decomienzo del siglo pasado lo arriesgaban todo en busca demejores horizontes y poco les importaba exponerse a riesgosinimaginables. Su estoicismo iba más allá de las dificultades,por lo que siempre resultaban vencedores y cada vez se conven-cían más de internarse en ese llano por descubrir, sin vías decomunicación pero con un enorme riqueza por explotar. Estosexpedicionarios abrieron trochas a punta de machete y hacha yfundaron asentamientos humanos que cada vez atraían más aotros compatriotas que veían en esta tierra una inmejorableoportunidad de vida.Oportunidad que buscaron y encontraron quienes se internaronen la vasta llanura irrigada por los ríos Meta, Manacacías yYucao. Ventura Alvarado Chamarrabi lideró uno de estos proce-sos colonizadores y se estableció en estas praderas en compañíade un puñado de hombres y mujeres que empezó a delinear lafundación de lo que hoy es Puerto Gaitán. Los ríos Orinoco yMeta se convirtieron en el medio de comunicación para aque-llos que se aventuraban a colonizar estas tierras que apenas apa-recían reseñadas en los mapas de la época. En la memoria demuchos habitantes de la zona se mantienen nombres de lashaciendas Liviney, fundada por Luis Bastidas; José Colina,quien impulsó la creación de Santa Isabel; Héctor Riobueno, enel hato Santa fe afincó sus esperanzas y Casuna, producto delesfuerzo de Eladio Argüello. Entre 1.914 y 1.930 se crearonestas fincas, todas ubicadas kilómetros abajo de la actual cabe-cera municipal de Puerto Gaitán. De relativa importancia fue laacción acometida por los Jesuitas con la fundación de LasDelicias, en predios adyacentes a la desembocadura del
  • 2. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNManacacías y Yucao sobre el río Meta.Corría el año de 1.932 cuando el grupo llegó a las orillas delYucao y estableció el primer referente de asentamiento humanoen la región. Majaguillal fue el nombre que le dieron en uncomienzo. Este tímido intento de colonización se dio en prediosde lo que hoy es la hacienda San José. Junto a Ventura Alvaradollegaron las familias de Marcos Malpica, Luís FelipeHernández y José Díaz, quienes nunca imaginaron que su osa-día se convertiría, con el paso de los años, en una de las máspromisorias poblaciones del oriente colombiano.Este grupo de inquietos aventureros continuó explorando elterritorio en busca de mejores oportunidades, es así como deci-den continuar con su proyecto cerca de las aguas, pero en estaocasión lo hacen a orillas del río Manacacías. Aquí empezó agestarse la verdadera génesis de Puerto Gaitán, como cabeceramunicipal. Estos colonizadores establecieron sus humildesviviendas en donde hoy es el barrio La Esperanza. Con el pasode los años fueron llegando nuevos expedicionarios como BlasSeijas, Ovidio Bernal, los hermanos Sabas y Augusto Alvarado,la matrona Susana Espinosa de Landaeta y un hombre que tuvomucho que ver con el emprendimiento de campañas cívicas quedelinearon el futuro de esta naciente comunidad: DonGuillermo Martínez. La memoria no puede ser esquiva pararecordar a otro hombre que llegó a esta tierra y no ahorró esfur-zos para contribuir con el surgimiento de este conglomerado:Don Anatolio Acosta, insigne cabeza de un tronco familiar,cuyos hijos Vicente y Víctor siguen aferrados a ese legado y seempecinan en seguir haciendo crecer esta tierra generosa conellos.Quince años después se registró un hecho histórico: aMajagúillal llegó el inmolado caudillo liberal Jorge EliécerGaitán. Corría el año de 1.947 este aguerrido y popular dirigen-te político se perfilaba para ganar las elecciones presidencialesde la época. Un año después, un nueve de abril exactamente,murió asesinado en una fría calle bogotana. Su fugaz paso poresta incipiente población sirvió para dejar una impronta imbo-rrable en sus habitantes quienes honraron su memoria años másadelante llamando al caserío Puerto Gaitán. Un busto con el
  • 3. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNbrazo en alto, ícono de sus oratorias, recuerda que este hombrede humilde familia estuvo en estas tierras, sin imaginar que sumuerte desencadenaría una oleada de violencia política y socialde la que Colombia aún no se recupera.En 1.947 Majagüiyal es elevado a inspección intendencial. En1960 pasa a llamarse Manacacías. Dos años después laAsamblea Departamental convierte en ley la ordenanza 7 del 31de octubre a través de la cual esta población pasa a llamarsePuerto Gaitán (jurisdicción de Puerto López, para la época),como tributo a Jorge Eliécer Gaitán. Posteriormente la Dumadispuso elevarlo a la categoría de municipio, según ordenanza039 del 29 de noviembre de 1.969. El 1 de enero del añosiguiente adquiere autonomía presupuestal y administrativa yen 1.972 se realizan las elecciones para la conformación del pri-mer concejo municipal. Su primer alcalde fue Carlos EnriqueRojas. De ahí en adelante empezó a escribirse la otra historia deuna población que se edifica sólida y con mucha proyección,gracias al empuje y la laboriosidad de sus habitantes.Localización Geográfica3º-05 y 4º-08 Latitud Norte71º-05 y 72º-30 Longitud OesteUbicaciónSe encuentra ubicado al oriente del departamento del Meta,Colombia, SuraméricaExtensión Territorial17.430 kilómetros cuadradosAltura149 metros sobre el nivel del marTemperatura28º C en promedioLímitesOriente: Departamento de Vichada
  • 4. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNOccidente: Municipios de Puerto López y San MartínNorte: Departamento de CasanareSur: Municipios de Mapiripán y San MartínDivisión TerritorialLo conforman las inspecciones de San Miguel, San Pedro deArimena, el Porvenir, Puente Arimena, La Cristalina, Tillavá,Puerto Trujillo, Puerto Triunfo y Planas.Distancia Bogotá-Puerto Gaitán281 kilómetrosDistancia Villavicencio-Puerto Gaitán194 kilómetrosLa riqueza de un legadoLos integrantes de esta etnia indígena habitan en los LlanosOrientales de Colombia (departamentos de Meta, Vichada,Casanare, Arauca entre los ríos Vichada, Orinoco yManacacías)Fueron renuentes al contacto con los extranjeros que llegaronen el siglo XVII. Su nomadismo les permitió afrontar los inten-tos de reducción por parte de misiones religiosas y avanzadasconquistadoras. Sufrieron las consecuencias de la esclavitud ylas guahibiadas (cacerías de indígenas que realizaban los due-ños de hatos ganaderos)Se dividen en grupos llamados momowi con diferencias dialec-tales, territorios estacionales. Desde la década de los ochenta laOrganización Nacional de Indígenas de Colombia, ONIC, losapoya para que estén organizados en resguardos. Cada uno deellos cuenta con un cabildo del que hacen parte el cacique, capi-tán o gobernador; tesorero, secretario y fiscal.Los indígenas de las etnias Piapocos, Achaguas, Sálibas ySikuani eran propietarios del globo de terreno comprendidodesde Puerto López pasando por el Alto Menegua hasta Puerto
  • 5. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNGaitán. Su presencia se sentía en los ríos Yucao y Manacacíashasta encontrar las cabeceras de Melúa y Cacibare hasta elmunicipio de San Carlos de Guaroa.De Puerto Gaitán hacia abajo su presencia activa se sentía enterritorios bañados por el río Meta hasta San Pedro de Arimenay los ríos El Muco, Guarrojo, Planas y Tillavá hasta los límitescon el río Vichada.Tenían establecido un plan de vida definido que les permitíamanejar sabia y reglamentariamente los recursos naturales. Elnomadismo no era caprichoso. Persistían en él como estrategiapara la recuperación de la fauna y flora del lugar donde se esta-blecían algún tiempo. El abandono de su hábitat no era capri-choso, por que requerían de un gran territorio donde realizar laslabores diarias que les permitiera una producción en pequeñaescala para el autoconsumo (pesca y recolección de frutos)Las creencias culturales eran fundamentales para vivir en armo-nía y en unidad. Sus propias autoridades establecían reglas ynormas de convivencia. Eran los ancianos los sabios que mane-jaban el Tsamanismo con el que predecían el bien o el mal. Susabiduría era fundamental para mantener la relación hombre-naturaleza, es decir, el equilibrio del ecosistema.La denominada Revolución de los Llanos Orientales lideradapor Eliseo Velásquez y Guadalupe Salcedo los obligó a ser des-plazados dentro de sus propias tierras. En la incesante búsque-da de salvar las vidas de sus comunidades tuvieron que emigrarhacia Venezuela y regiones aledañas, confinados a subsistir enterritorios inhóspitos, donde son precarias las condiciones devida; mientras que muchos colonos llegados de diferentes par-tes del territorio nacional se apropiaron de vastas y productivasextensiones de tierra.Sin embargo, en los últimos años líderes de estas comunidadesindígenas lograron recuperar sus territorios en los que se ubicanhoy los resguardos de Humapo y La Victoria en los límites entrePuerto López y Puerto Gaitán. Así mismo lograron que en cum-plimiento de preceptos constitucionales también les fuerandevueltas propiedades donde hoy está constituido el resguardo
  • 6. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNWacoyo (donde se encuentran establecidas las comunidades deWalabo, Corocito y Yopalito)Los Achaguas ocupan Marayal,Remolino, Cumaral,Guayuribay Humapo. Mientras tanto, la etnia Sicuani del Toten Momowihabitaban en bocas del Yucao, Aceitito, San José, Palo Blanco,Palo Grande y Santa Inés (hoy resguardo Wacoyo)En Sardina, Barrancón, Miti Miti, Alewa, La Palmita, Caracate,Matanegra, Matococuisa hasta llegar a San Pedro de Arimenase establecieron las comunidades Sikuani y algunos de la etniaPiapoco.Las comunidades que residían en la cuenca alta de los ríosYucao y Manacacías fueron desplazados hacia el municipio deMapiripán, en lo que se conoce como los resguardos de CañoOveja y Caño Jabón y Chaparral.En los territorios originarios como Planas, El Tigre y Awalibano se sintieron los rigores del desplazamiento motivados por laviolencia de la época que confinó a muchas comunidades avivir en lugares distantes de su entorno natural.Aunque algunas comunidades indígenas han recuperado susterritorios ancestrales, muchas continúan soñando con volver atener un extenso territorio donde vivir tranquilos en equilibriocon el ecosistema.Para el indígena guahibo, la propiedad de la tierra era indivisi-ble e inalienable; la tierra que ocupaban era la de sus antepasa-dos, sus abuelos, sus padres y ahora la de la comunidad guahi-ba sobreviviente. La sabana donde cazaban, los lagos dondepescaban y todos los animales que allí moraban eran de ellos.Con el asentamiento de colonos en la región, que traían consi-go ganado que soltaban en las praderas, se fueron reduciendolos territorios de caza; los venados y otros animales comenza-ron a escasear, y esto obligaba a los indígenas a matar una queotra res de las que habían llevado los colonos y que vagaban porsus sabanas, para poder sobrevivir.Pero la forma en que el indígena percibía la tierra era muy dife-
  • 7. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNrente a la del colono, quien consideraba al indio como un ani-mal dañino que había que exterminar. Los colonos decían quelos indígenas eran tramposos, mentirosos, y lo comparaban conel tigre, considerando al indio más peligroso, pues según ellosel ganado aun no tenia forma de defenderse del ataque delindio, en cambio del tigre sí lo hacía formando círculos, dejan-do a los becerros en el centro, luego las vacas y finalmente lostoros padres, para que estos últimos enfrentaran al tigre. Anteesto los blancos, o "racionales" como los llamaban los indíge-nas, organizaron cacerías humanas conocidas como "guahiba-das", que consistían en reunir a un grupo de colonos vecinos ysalir a cazar indígenas. Dicha cacería no terminaba hasta que nodaban muerte a hombres, mujeres y niños.Muerte, rabia y verguenzaLa supuesta invitación a una comida se convirtió en uno de loshechos violentos más vergonzosos que ha vivido Colombia ydel que se hace referencia permanente cuando se analiza lasituación de las comunidades indígenas en este país.En enero de 1968 fueron masacrados 16 indígenas, entre ellosvarios niños, en una vivienda de la finca La Rubiera. De acuer-do con las versiones, los colonos de la región observaron cercade sus casas a miembros de las comunidades guahibas lo que lesatemorizó y hurdieron un plan macabro para deshacerse deellos. El plan contemplaba asesinarlos cerca de uno de los ríosde la región, pero fue abortado porque consideraron que algu-nos de ellos podrían fugarse.A alguien se le ocurrió la idea criminal de convocarlos a unareunión en la mencionada finca para posteriormente darlesmuerte. Los incautos indígenas fueron invitados a una comida ala que llegaron 18, cuando estaban sentados a la mesa, salieronde sus escondites los asesinos y los masacraron a tiros y mache-tazos. Solo dos lograron escapar con vida de este macabrohecho. Los cadáveres fueron arrastrados por caballos hasta unlugar cercano donde fueron incinerados con gasolina. Quienesse salvaron llegaron a denunciar el hecho ante las autoridades.Cuando éstas llegaron al lugar del crimen colectivo se encontra-ron con testimonios de colonos que reconocían como la cosa
  • 8. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNmás normal del mundo el haber dado muerte a los indígenas porconsiderarlos más peligrosos que muchos animales de la regiónEl árbol de la vidaDentro de su mitología se destaca el origen del árbolKaliawirinae (o Kaliawiri) como proveedor de todos los ali-mentos o lo que ellos consideran el origen de la agricultura. Losanimales, según sus creencias, fueron hombres que después dela primera generación se transformaron hasta adquirir la formaque hoy poseen. Muchos de estos animales son los ancestrosmíticos de los diferentes grupos Sicuani, de los cuales existen24 totémicos, entre los que se destacan la gente del tigre, lagente del sapo, la gente del zamuro y la gente del ocarro.De acuerdo con la leyenda, antiguamente no había comida ytodos se alimentaban de frutas silvestres de la selva y de loshongos que se reproducían en los árboles caídos, peroKutsikutsi o mico nocturno, encontró el árbol de las plantas cul-tivadas o Kaliawirinae. Era el árbol de la comida que estaba alotro lado del gran río al que iba solo todas las tardes. Al regre-so se le notaba satisfecho y olía a piña madura.El árbol Kaliawirinae era inmenso con grandes ramas, su copoestaba muy cerca del cielo y contenía todas las especies comes-tibles para el ser humano: piña, plátano, yuca, batata, lulo, ají,mapuey, chontaduro, madura verde, marañón; además existíamucha comida y semillas. También las lianas del veneno parapescar y de capi que lo sostenían del cielo. Estos dos bejucosllegaban hasta la tierra.La raíz del árbol era muy olorosa y todo lo que comíaKutsikutsi olía delicioso. Todos los días comía del árbol y susecreto no lo compartía con nadie; pero un día Tsanamani, sersuperior con poder de sabiduría, delegó a Ofaebu o lapa paraque espiara al mico nocturno. Lo seguía de noche y comía todolo que se le caía a Kutsikutsi.Un día Kutsikutsi se iba a comer una deliciosa piña y esta se lecayó de las manos y Ofaebu la cogió y con ella regresó dondeestaba la comunidad y les relató la historia del mono nocturno
  • 9. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNel árbol que contenía toda clase de comida y semillas del que sealimentaba solo. La piña fue repartida entre todos y a pesar delgran número de personas, esta alcanzó para todos. Cuando llegóKutsukutsi se registró una acalorada discusión que terminó enpelea sobre una hoguera encendida. Kutsikutsi tuvo que com-partir el secreto y eso bastó para terminar con la riña.Producción alimentariaEstas etnias indígenas mantenían su producción permanente dealimentos (Najae) gracias a la misma naturaleza. Existían sufi-cientes extensiones de terreno, semillas sanas y abundantes parasembrar extensos cultivos de yuca brava para la elaboración delcasabe y mañoco (el pan de cada día de estas comunidades abo-rígenes) plátano hartón, topocho, banano (alimento especialpara la crianza de los niños) batata, ñame, avena, caña para elguarapo y de las fiestas y miel; piña, chontaduro, caimito, yucadulce, ají y hasta tabaco. Algunos de estos productos se inter-cambiaban con comerciantes venezolanos que se desplazabanpor el río Meta.Trabajaban en la extracción de la fibra de la palma de cumarecon la que se elaboran chinchorros con flecos, guindos, mochi-las artesanales; Practicaban la artesanía; eran laboriosos en larecolección de la caraña que se aplicaba como expósito de milusos; extraían el aceite de ceje utilizado en actividades culina-rias o medicinales; también recogían el aceite de palo que erasolicitado como medicamento animal; las embarcaciones demadera se pegaban con o peraman, extractado de la resina deHabichure.Los Sikuani también hicieron uso del trueque como estrategiacomercial. Intercambiaban productos agrícolas por ropa, sal,utensilios de cocina (ollas, platos, calderos y pocillos) que len-tamente fueron reemplazando los elementos orfebres que eranindispensables en la vida diaria de estas comunidades como lasollas de barro, totumas, conchas de galápagos o tortuga.
  • 10. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNCazadores de esperanzasLas comunidades indígenas se organizaban para salir a cazar ypescar. Esta jornada duraba 2 ó 3 días. Todos los animalescomestibles que se cazaban y los pescados obtenidos en la faenase asaban en el monte. Posteriormente regresaban a sus comu-nidades con lo conseguido. Era común la práctica del barbas-queo (envenar las aguas con el zumo de una mata o bejuco) lamortandad de peces era grande. El pescado se conservaba enharina durante el invierno con lo que se afrontaba la época deescasez durante las fuertes temporadas de lluvia.Con arcos y flechas de macanilla o araco emprendían la caceríaen los bosques de galería. Esta era una actividad frecuentedurante todo el año.Cada uno de los cazadores o pescadores daba cumplimientoestricto a las normas establecidas por la autoridad propia paraevitar alteraciones en el entorno natural en el cual vivían.Diversidad y riqueza culturalDanzas de la alegríaFinalizada la faena diaria la comunidad organizaba los naitaka-nita o la integración de la alegría, lo que se convertía en unaauténtica expresión de unión y armonía, en los cuales surgíanmuchos romances que terminaban en ceremonias matrimonia-les. No existen fechas especiales para realizarlas.JalekumaEs un baile en el que participan hombres y mujeres, quieneshacen una ronda. Uno de ellos va cantando y los demás respon-den en coro. Generalmente se le canta a sucesos permanentes dela vida como el amor, la familia y situaciones propias de la acti-vidad diaria de cada uno de los integrantes de esta comunidad.El CarrizoEl carrizo es un instrumento musical ejecutado por dos perso-nas muy prácticas que interpretan los sonidos en tonos alto ybajo. Cada baile se diferencia por la forma en que se emiten los
  • 11. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNsonidos. Del hacen parte hombres y mujeres, quienes confor-man un círculo. Cada pareja va separada una de la otra. Quienesproducen las melodías en el carrizo van en el centro del círculoy pueden estar acompañados de una mujer.El KatsipitsipiEsta una danza un poco más rápida y ágil. Uno de los integran-tes puntea el canto y otros contestan el coro. Los hombres lle-van una maraca para entonar el canto y las mujeres se van inte-grando poco a poco hasta que los varones queden con su respec-tiva pareja.Cada una de estas expresiones folclóricas propias de las comu-nidades indígenas Sicuani puede durar entre 15 y 20 minutos.En el desarrollo de cada una de ellas se mezclan bebidas fer-mentadas como el guarapo macho de caña pura; el yalaki (bebi-da echa de yuca brava: se raya la yuca brava, se extrae el yare(el del mismo día es venenoso) se produce el casabe y si quedachamuscada mucho mejor, la torta se deja en remojo agregán-dole plantas para que fermente y coja dulce por si mismo. Seembojada por algunos días. Los dueños de la bebida invitan alas comunidades al baile con el compromiso de alimentarlescon carne de animal de monte o pescado.Tributo a la muerteEl ItomaLlamado el segundo entierro del difunto. Considerada una delas actividades más sagradas y respetadas en esta etnia indíge-na. Al cabo de varios años se desentierran los despojos morta-les del difunto y se procede con un ritual que conlleva respon-sabilidad y disposición económica para asumir los gastos queeste origina.Quien se compromete a realizarlo debe preparar todo con unaño de anticipación. Se alista un conuco con abundante comida(yuca, plátano, batata, ají, piña, ñame) y otro con caña para pre-parar el guarapo macho que se ingerirá durante el ritual. Luegoprocede a las invitaciones a la mayoría de comunidades que seharán presentes en este acto sagrado. El mensajero o mamozorro es el encargado de entregarlas. Esta persona debe ser
  • 12. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNalguien de gran resistencia física para recorrer grandes distan-cias, y si es posible, regresar el mismo día a su punto de parti-da.Los invitados empiezan a viajar en orden y cuando están cercadel lugar del ritual mortuorio empiezan a danzar. Cada uno delos hombres posee un cacho de venado. Un grupo anfitrión salea su encuentro desfilando en una danza y les ofrece guarapofuerte. Quien organiza el acto sagrado ordena el desplazamien-to hacia la sepultura donde están los restos del difunto. Enmuchos de los casos se demoran hasta un día en regresar al epi-centro de la celebración. El de mayor edad del grupo es selec-cionado para transportar la osamenta. Este se encarga de lavar-la y pintarla con achiote rojo. El segundo entierro se hará en unatinaja grande echa en barro.Durante el ritual todos los invitados danzan y beben guarapohasta que concluya la sepultura. Los invitados- ------descansa-ban 1 ó 2 días y luego regresaban a sus lugares de origen. Esteceremonial era catalogado como un gesto de hermandad y soli-daridad en el pueblo indígena.Esta ceremonia la realizaban aquellas personas de las comuni-dades indígenas que tuvieran posibilidades económicas o conalgún rango social representativo.El rezo del pescadoEste es otro de los rituales importantes en el componente socialde las comunidades indígenas Sikuani. Se tiene la creencia queno hacerlo pondría en riesgo la salud de la mujer que entraba ensu adolescencia. Durante su primera menstruación la joven que-daba privada de su libertad. No podía hablar con nadie y debíapermanecer inmóvil en un chinchorro durante una semana.Luego era sometida a baños con hierbas y agua rezada. Pararecibir el aire y sentarse debía pasar todas las pruebas domésti-cas a la que era sometida como por ejemplo rayando yuca, coci-nando, atendiendo las visitas con lo que aprendía la realidad dela vida. Las mujeres adultas le sugerían consejos.Luego de un tiempo prudencial se le realizaba el ritual o fiestadel pescado a la que eran invitadas las demás comunidades,
  • 13. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNdonde los jóvenes ayudaban a conseguir el pescado. Lo que selograba recolectar era asado y luego se cocinaba. Pasaban todala noche despiertos y danzando y cantando cada vez que elrezandero descansaba. Cuando el rezador de pescado estaba eneste acto los demás debían estar atentos.Por la mañana, muy temprano, la joven era bañada y comía pes-cado rezado y recibía el último consejo. Todos los participantesdel ritual también compartían el alimento. Desde este momentola joven entraba a la adolescencia.Los elegidosNo todos los que pertenecen a una etnia indígena tienen el pri-vilegio de aspirar a llegar a ser el tsaman o médico tradicionalde la comunidad.Algunos empiezan esta tradición a muy temprana edad. A algu-nos les aflora esta virtud y en la mayoría de los casos provienede sus padres que son tsamanes. Estos escogen a algunos de sushijos para transmitirle todos los conocimientos y con el paso delos años entregarle el poder. Pero las estrictas normas o reglas acumplir hace que estos intentos fracasen.Los aspirantes a ser tsamanes o médicos tradicionales de suscomunidades deben cumplir estrictamente con decisiones comono consumir comidas calientes ni alimentos que contengan saly grasas. Deben estar apartados del olor a humo de la cocina; nomantener relaciones con mujeres y no beber licor. Esta riguro-sa dieta puede durar de 1 ó 2 años. La encargada del cuidado delfuturo tsaman es la abuela. Cuando pasa estas pruebas, el médi-co tradicional lo recomienda para ejercer el cargo e inclusocompetir con otros y medir sus capacidades para determinarquién es el mejor.La sabiduría de la vejezEstas comunidades consideran que en el conocimiento y en larelación con la naturaleza está la salud. La convivencia armóni-ca y social de la población y la capacidad de los médicos tradi-cionales se convierten en elementos importantes para manejarla salud en sus dos formas: curativa y preventiva.
  • 14. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNEl estado del tiempo o el momento son importantes para preve-nir las enfermedades. Por ejemplo, una mujer en estado deembarazo no puede consumir cierto tipo de alimentos y en cadafase de la luna debe tomar infusiones de raíces de plantas, aguarezada y el traman debe bañarla con agua para que el bebé seencuentre bien con lo que se evitarán complicaciones en elparto.Los padres del recién nacido deben cumplir una dieta en la quese contempla que no pueden salir lejos y permanecer en casapor lo menos 8 días hasta que el rezandero recé todo el cuerpoy su alrededor, si esto no se cumple se ve afectada la salud delbebé y quedar expuesto a la muerte que le pueden causar losespíritus de la naturaleza llamados ainawiEl valor del truequeEl trueque era la forma frecuente de negociar o comercializarproductos entre las comunidades y otros sectores de la pobla-ción. Intercambiaban flechas, arcos de palo brasil, peramán, elperro cazador (el más apetecido en todos los negocios) collares,veneno para cerbatana, pinturas faciales y yopo para los médi-cos tradicionales. Actualmente se dedican a la agricultura desubsistencia en los denominados conucos, donde el cultivo deyuca brava es la actividad agrícola más destacada.Trabajo hecho diversiónDel trabajo hacen la más genuina expresión de competencia,deporte y recreación. Para los Sikuani es divertido competir conla cargada de semilla de yuca al hombro durante 1 ó 2 horas decamino y luego sembrarla. Esto se convierte en un reto que lespermite hacer de su labor diaria un divertido juego.También demuestran sus dotes de habilidad durante la caza demonte, recolección de frutos silvestres, la pesca o cuando seestablece que comunidad cuenta con el mensajero más veloz yresistente.El baño en las aguas puras y frescas de caños y ríos se convier-ten en desafíos que determinan quiénes son los más rápidos a lahora de vadear una corriente de agua. Todas estas actividades sehacen en grupo.
  • 15. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNEl tiro al blanco con arco y flecha es otra actividad de sanacompetencia entre ellos y una de las grandes atracciones en losjuegos indígenas que se han realizado en diferentes partes delpaís.Formas de gobiernoEstán organizados en resguardos donde cada comunidad tieneun cabildo del que hacen parte el cacique, capitán o gobernador(figura tradicional escogido entre los varones de mayor edad)tesorero, secretario y fiscal.El cacique también funge como médico tradicional.Antiguamente pertenecía al tronco familiar más importante yreunía condiciones como capacidad de mando, consejo y sabi-duría. Ahora los requisitos se centran en el dominio del idiomaespañol y las relaciones comerciales y personales con los colo-nos. Todas las decisiones se toman por consenso.Gastronomía al naturalEl sumo o jugo de la yuca brava es uno de los ingredientes másapetecidos en la cocina de la etnia Sikuani (también llamadoácido sinidrico). Este líquido es el que se extrae de la harina conla que se preparan el mañoco y el casabe.Esta comunidad hace gala de la preparación de pescados y car-nes a las que le agregan yare y ají como condimentos especia-les.Cuando la pesca es abundante se moquea (bien asado), luego seapila de donde se extrae una harina llamada jiape. Este procedi-miento garantiza la conservación de la carne de pescado duran-te la época de invierno, que es cuando generalmente se registraescasez del producto en la región.Los Sikuani también producen alimentos especiales para susniños. Ellos preparan una especie de compota que llamanAwimalira a base de batata y puré de banano.El casabe y el mañoco, extraídos de la yuca brava, es el pan deestas comunidades. Sirve de acompañamiento a la hora de con-sumir pescado, carnes de diversa índole y hasta para revolver-
  • 16. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNlos con la pepa de ceje. Ellos los consideran como la yucutamás agradable, especialmente como sobremesa en cada una delas comidas.Transmisión de experienciasLa transmisión de conocimientos de padre a hijos es una de lasgrandes responsabilidades que estas comunidades asumen den-tro de los procesos de educación.El niño sigue al pie de la letra las instrucciones de su padre y seconvierte en su compañero permanente en todas las actividadescotidianas: en el trabajo normal, en la siembra del conuco, en lacacería, en la pesca, en los procesos de recolección, en las jor-nadas de integración de sus comunidades. La madre o mujeradulta también va acompañada de su hija y cumple con todaslas funciones que realiza en el hogar o fuera de él.En la educación formal el niño va a la escuela y aprende a leery a escribir. Los profesores son bilingües. En el primer año lasclases se dictan en lengua materna y en el segundo período laenseñanza se transmite en el idioma español, que ellos conside-ran como su segunda lengua.Homenaje a la naturalezaLos indígenas tienen nombres y apellidos culturales propios ytambién nombres comunes en español.Los padres, abuelos, tíos, parientes más cercanos o alguien dela familia que visite primero al recién nacido son quienes inci-den en el nombre que identificará al bebé para el resto de suvida. Generalmente se buscan nombres de animales, árboles, elaire, la noche, del día, del sol, espíritus de la naturaleza y losprimeros dioses que hubo sobre la tierra.El origen del apellido tiene que ver con su toten y la regióndonde haya vivido. Se destacan como los apellidos más comu-nes Gaitán entre los integrantes de las etnias Piapocos Sikuani;mientras que Chipiaje es el preponderante en los Sikuani.El toten de los Gaitán se origina en el ave tucán y los Chipiajees originado en un pescado pequeño y rústico que se encuentra
  • 17. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNen los pozos y caños de la sabana.PersonajesLUÍS ANTONIO PÉREZ SÁNCHEZ: gran luchador y defen-sor de los Derechos Humanos de las comunidades indígenas ygestor de la Organización Unuma. De la Universidad llegó aconvivir en los diferentes asentamientos aborígenes de la juris-dicción. Aprendió su cultura y dominó el dialecto de ellas.Creador de un programa de etnoeducación propia que respondea las expectativas teniendo en cuenta principios de territoriali-dad, cultura, unidad y autonomía.Otros personajes destacados por su lucha y defensa de los inte-reses de sus comunidades son Rafael Vicente Yepez Casolina yAlejandro Moreno, en el resguardo Wacoyo; mientras tanto enAwaliba sobresalen Alfredo Gaitán; por Domo Planas, Isaías yEvangelista Gaitán; en el gran Unuma se destacan los ancianosque infundían respeto en sus gobernados. Se destaca el caso deMendejake, quien tenía una realidad para hablar y no domina-ba el idioma Español.En cada uno de los resguardos han existido líderes caracteriza-dos que ayudaron a formar una nueva generación de dirigentesque hoy conforman Unuma.Por la defensa de la vidaNo es una sigla, es una palabra que en el dialecto Sikuani sig-nifica: La unión del trabajo para la defensa de la vida.Esta organización es una forma de resistir ante las situacionesde agresión hacia los territorios donde habitan estas comunida-des indígenas. Aquí se defiende la unidad, el territorio, la cultu-ra y la autonomía.Todas las comunidades que conviven en jurisdicción de PuertoGaitán conforman Unuma. Es decir que las 12 mil personas queconforman los resguardos Wacoyo, Corozal, Tapaojo, Awaliba,Unuma, Vencedor Piriri, Domo Planas, Wahande, Iwiwi, elTigre y Unuma Alto están cobijados por los principios de estaorganización.
  • 18. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNSu gobierno y autoridad propias está representada por un capi-tán mayor (en algunos resguardos), existen los cabildos y comofunción principal están las de velar por el bien de sus goberna-dos y gestionar recursos para proyectos de impacto social y demejoramiento de la calida de vida.Los programas de la organización son direccionados por uncomité ejecutivo que busca que la etnoeducación, salud, agroe-cología, fortalecimiento institucional, programa de la mujer y eljoven, los cabildos tengan la mejor orientación y arrojen losresultados esperados para el beneficio de su pueblo.El representante legal de la organización es elegido para unperiodo de cuatro años, de acuerdo con los estatutos. En cadaproceso eleccionario se desarrolla el Congreso de Unuma enPuerto Gaitán donde participan por lo menos 3 mil personas.La sede principal de la organización está en el casco urbano dePuerto Gaitán en una extensión de 7 hectáreas. Cada resguardotiene una casa de paso. En este mismo lugar funciona un centroeducativo para preescolar, primero y segundo de primaria.En busca de la tierra prometidaLa situación que hoy vive la comunidad indígena en esta regiónno ha cambiado mucho desde aquella época en que empezarona llegar conquistadores, misioneros y colonos a estas tierras y ladesplazaron mediante métodos violentos a inhóspitos territo-rios.Estas comunidades son desplazadas en su mismo territorio. Laola de violencia que hace más de cuatro décadas azota aColombia también ha lacerado profundamente la idiosincrasiaaborigen. Guerrilla y paramilitarismo los involucraron en susacciones y han contribuido con la deserción de muchos de elloshacia centros urbanos donde sufren las consecuencias de lapobreza y la miseria lejos de su entorno natural.El gobierno nacional intenta remediar la situación creandoreservas indígenas, pero los dirigentes de estas comunidadeshan luchado para que se le de aplicación a la Ley 89 de 1890 dela Corona Española para que se conviertan en resguardos, lo
  • 19. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNque les garantiza una propiedad legítima colectiva de los terri-torios que han sido expulsados.Su sedentarismo les ha ocasionado problemas en su camposocial, económico, ambiental y cultural. Son frecuentes las alte-raciones que este cambio de vida les ha ocasionado. La perma-nencia en un solo lugar les quita la posibilidad de rotar el usode los recursos que le naturaleza les proporciona, por lo queestos se agotan.Hoy escasean los animales de monte, fuente vital de la alimen-tación, lo mismo que la pesca. Cada día se hace más difícil larecolección de frutos y los pequeños bosques de galería son másimproductivos.El gran dilema de estas comunidades está planteado: comoacceder a las nuevas tecnologías que les ofrece el mundomoderno para seguir viviendo sin verse abocados a la destruc-ción de su cultura. Todo pareciera indicar que sus creencias, susprácticas medicinales, su idiosincrasia y su forma de ser lassiguen desplazando sus semejantes, incapaces de respetar unatradición que parece estar dispuesta a morir de pie, como losgrandes árboles.División administrativaSus inspeccionesSan Pedro de ArimenaCuando en 1.810 se libraban las grandes gestas de la CampañaLibertadora de los generales Simón Bolívar y Francisco dePaula Santander en el centro del país, aquí en los LlanosOrientales se fundaba la inspección de San Pedro de Arimena,uno de los pueblos más antiguos del oriente metense. Su estra-tégica ubicación a orillas del río Meta convirtió a esta inspec-ción en eje fundamental de diversas actividades comercialesque tenían como referente de comunicación al mencionadoafluente. Fue tal su importancia que allí tuvieron sede las dele-gaciones que representaban y ejercían autoridad legitimamenteconstituida. Sus habitantes sufrieron en carne propia la violen-cia política desatada tras el asesinato de Jorge Eliécer Gaitán.Literalmente fue arrasada y como el ave Fénix intentó renacer
  • 20. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNde sus cenizas, pero perdió protagonismo ante el empuje y des-arrollo de la cabecera municipal de Puerto Gaitán. Hoy es unreferente histórico de singular importancia, como se quiera quesu cementerio reposan las despojos mortales de GuadalupeSalcedo, aguerrido hombre casanareño que lideró la revuelta delos liberales, quien luego de entregar las armas al gobierno enacto cumplido en la hacienda Las Delicias, cayó asesinado encircunstancias que aún no son claras.San Pedro de Arimena limita al oriente con El Porvenir yPuente Arimena; al occidente con San Miguel; al norte con elrío Meta y al sur con la vía central Puerto Gaitán-PuertoCarreño (vichada)San MiguelDe acuerdo con la versión oral de Daniel Niño, uno de los másantiguos habitantes de esta comunidad, en 1.962 llegó a pescary construyó un rancho de precarias condiciones, en el que con-vivió con su esposa. Era época de Semana Santa. Sus compañe-ros de aventuras regresaron, pero él decidió empezar a construirsu casa y echar a rodar la fundación de una inspección en la quesus habitantes se ganan la vida pescando en el río Meta, traba-jando en las haciendas ganaderas o palmeras, y en las compañí-as petroleras. Don Daniel se mantuvo en su vivienda a pesar delos reiterados intentos de las autoridades de desalojarlo por con-siderar que invadía tierras de un hacendado de la región. Pudomás su obstinación y logró un permiso del gobierno departa-mental para permanecer en el lugar. Tras de él llegaron muchasde las familias que hoy conforman esta población.San Miguel limita al oriente con San Pedro de Arimena; al occi-dente casco urbano de Puerto Gaitán; al norte con el río Meta yal sur con la vía central que conduce a Puerto Carreño(Vichada)Puente ArimenaEn 1.962 surge la creación de la inspección de Puente Arimena.Entre sus fundadores figuran Segundo Chaparro, GriseldaAldana, Ovidio Bernal y José María Aldana. Al oriente limitacon El Porvenir; al occidente con San Pedro de Arimena; alnorte con el río Meta y al sur con Planas.
  • 21. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNPorvenirFrente al municipio de Orocué se fundó la inspección de ElPorvenir, antes llamada San José de Caviona. Esto fue para laépoca de la Independencia. En los primeros años de la décadadel 70 Escolástico Achagua, Santos Pérez, Mario Torres yFeliciano Carvajal trazaron el nuevo rumbo administrativo ysocial de este poblado, eje fundamental de comunicación fluvialcon el limítrofe departamento vecino de Casanare. Limita conel departamento de Vichada al oriente; con Puente Arimena aloccidente; con el río Meta al norte y Puerto Trujillo, al sur.PlanasLa violencia política surgida a raíz de la muerte de Jorge EliécerGaitán arrasó con la inspección de Planas, cuya mayoría dehabitantes son indígenas. En 1.932 se gestó su creación porcolonos venidos de Boyacá, pero 30 años después el comercian-te Heliodoro García y su familia emprendieron nuevamente latarea de recuperar la importancia de este centro poblado. Limitaal oriente con Vichada; al occidente con La Cristalina; al nortecon La Cristalina, Puente Arimena y El Porvenir; al sur con elrío Planas.La CristalinaPuerto Gaitán es una tierra en permanente crecimiento que con-tinúa recibiendo a aquellos colombianos que anhelan encontraren esta tierra el lugar donde hacer realidad sus sueños. Esto secomprueba con la creación de la inspección de La Cristalina en1.990 a cargo de tres visionarios: Vicente González y su esposaTeresa y Gilberto Gil. Sus límites son: Oriente: Planas-ríoGuarrojo; Occidente: casco urbano de Puerto Gaitán. Norte:Puente Arimena. Sur: vía central a Puerto Trujillo.TiyaváEn medio de una exuberante belleza natural se yergue la inspec-ción de Tillavá, bien al oriente del municipio. Entre serranías,caños, ríos y extensas sabanas Eberto Baicué, Marcos Torres yOdilia Navarro emprendieron su fundación hacia 1.984.Límites: Oriente: Puerto Trujillo; Occidente: río Planas. Norte:Planas. Sur: municipio de Mapiripán.
  • 22. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNPuerto TriunfoEn 1999 las llamas acabaron con Puerto Triunfo, naciente ins-pección fundada en 1.985. Hoy su población es mínima.Hombres como Luís Alejandro Briceño y Heberto Baicué y suesposa Odilia se mencionan como los creadores de este asenta-miento humano. Limita con el resguardo Unuma Meta al orien-te; al occidente con El Tillavá; al norte con el resguardo El tigrey al sur con Puerto Trujillo.Puerto TrujilloPuerto Trujillo es quizás la inspección más apartada del cascourbano de Puerto Gaitán. Fundada en 1.988 por Jairo Castro,Luís Alfredo López y Alberto Buitrago. Se halla delimitada porel resguardo indígena El Tigre. Al oriente limita con el munici-pio de Mapiripán; al occidente, norte y sur con el resguardoindígena El Tigre.Medio naturalBañado en riquezasEl territorio de Puerto Gaitán está bañado por los ríosManacacías, Yucao, Meta, Vichada, Iteviare, Uva, Tillavá,Planas, Guarrojo y Muco. También son de significativa impor-tancia las lagunas El Miedo, Las Maracas, La Española, DoñaBlanca, La Unión, El Caribe, Las Delicias, Carimagua, Ivoto, yPorvenir. Algunos caños de influencia son El Trampolín,Majaguyal, Las Bateas, San Luís y Amarillo o Embarrado.Río MetaEs uno de los grandes afluentes del río Orinoco. Nace en laCordillera Oriental y discurre en dirección nordeste hasta laconfluencia de su afliuente el río Cravo Norte y luego por casi200 kilómetros conforma la frontera colombo-venezolana endirección este hasta la desembocadura en Puerto Carreño. Tieneuna longitud aproximada de 1000 kilómetros, de los cuales 785son navegables. Su hoya hidrográfica tiene una superficie de93.800 kilómetros cuadrados. Solo recibe grandes tributariospor la margen izquierda sobre la cual se desborda en la estaciónlluviosa, mientras que la derecha forma bancos elevados.Descubierto por Diego de Ordaz en 1.531.
  • 23. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNRío ManacacíasEs el más emblemático de los ríos de este municipio y quizás elmayor referente acuático de esta región. Simboliza uno de losgrandes atractivos turísticos para los visitantes. Sus tranquilasaguas y sus paradisíacas playas en época de verano son orgullode los habitantes de Puerto Gaitán. Descubierto en 1.532 por eljesuita Francisco González, el Manacacías arrastra con muchashistorias que han marcado el desarrollo de esta región. Sus 87kilómetros se desprenden desde el Piedemonte Llanero y ser-pentea entre serranías y llanuras para depositar sus aguas en elimpetuoso río Meta, formando junto al Yucao una triada pocasveces vista en la naturaleza. Su exuberante vegetación y laabundancia de peces lo convierten en una fuente generadora dedivisas para la economía de la zona.Río YucaoEsta arteria fluvial es considerada una de las grandes bellezasnaturales de Puerto Gaitán. Sus blanquecinas playas, la tranqui-lidad de sus aguas, su riqueza piscícola y la exuberante vegeta-ción lo convierten en un poderoso atractivo. A ÁngelVillamizar, quien era ayudante de los jesuitas, se le atribuye eldescubrimiento de este río de 69 kilómetros de extensión.En el territorio de Puerto Gaitán también se destacan los ríosMuco y Guarrojo, cuyos nacimientos están ubicados enFundaciones y Alto Manacacías, respectivamente. También sonparte de el importante cuerpo de agua que existe en esta pobla-ción el Vichada, Planas, Tillavá, Uva e Iteviare.Travesías de progresoLuego de muchos años de espera y de sufrir las inclemencias detransitar por una vía en pésimas condiciones, Puerto Gaitánvive de la esperanza de tener algún día, no muy lejano, unacarretera pavimentada en condiciones aceptables que impulse elincipiente desarrollo que se cierne sobre esta próspera región.Los asiduos viajeros de esta interminable llanura aguardan conimpaciencia la fecha en que la cinta asfáltica se pierda en lasentrañas de las calles de la cabecera municipal, luego de hacertránsito desde las bellas serranías del alto Menegua.
  • 24. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNCon estos 110 kilómetros pavimentados Puerto Gaitán estarámás cerca de los grandes centros industriales, comerciales ypolíticos de este país. La esperanza es que esta cercanía entiempo real imponga las condiciones anheladas para el desarro-llo sostenible de una región ávida de un corredor vial que le per-mita explotar todo ese potencial que la naturaleza le ha regala-do. Expertos de la economía de este país afirman que de darsela recuperación de la navegabilidad del río Meta, se hace indis-pensable la culminación de la carretera como eje central para elmovimiento de la carga que ingresaría Venezuela y otras latitu-des del mundo.Esta es una de las vías de más alto índice de movimiento detractomulas en el país, puesto que son utilizadas para transpor-tar los crudos de los pozos petroleros de Puerto Gaitán hacia laszonas industriales de Colombia. Este intenso flujo genera el fre-cuente deterioro del carreteable, imposibilitando el normal trán-sito de buses y demás automotores que movilizan pasajeros ocarga. Este es el gran temor de muchos, porque las obras depavimentación no aguanten el intenso ritmo de los pesadosvehículos que a diario cubren el trayecto.Las inspecciones y demás centros poblados en comprensión dePuerto Gaitán se comunican a través de trochas o vías terciariasque en épocas de invierno se tornan intransitables generandopérdidas económicas para sus habitantes e incomunicándoloscon el resto del departamento.La comunicación fluvial, que ha perdido terreno frente a laterrestre, también es otra alternativa con la que cuentan los por-togaitanenses. Los tres principales ríos que los circundan, elMeta, Manacacías y Yucao, permiten el desplazamiento deembarcaciones de pequeño tonelaje en las que se movilizanpasajeros y carga.Con escasa frecuencia se utiliza el transporte aéreo. Pequeñasaeronaves cubren el itinerario a Puerto Gaitán en donde seencuentra una pista de aterrizaje en aceptables condiciones,habilitada y autorizada por la Aeronáutica Civil. Tal vez elintenso desarrollo poblacional obligue a que en muy pocos añossea trasladada, porque ya existen viviendas a su alrededor.
  • 25. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNBellos y salvajesLa extensa jurisdicción de Puerto Gaitán es una tierra privile-giada en la que no es difícil encontrar la más variada faunarepresentativa de la Orinoquia colombiana, aunque justo esreconocer que la despiadada e indiscriminada caza tiene amuchas de estas especies muy cerca de la extinción total.Animales salvajes son perseguidos inmiscericordemente por lasdelicias de su carne o por el alto valor de sus pieles. Por eso yano es común observar en esteros y sabanas las grandes manadasde chigüiros; o salir a la manta de monte y ver correr por entrearbustos y matorrales las ágiles lapas o los picures, apetecidosa la hora de una suculenta comida; la altivez y la belleza de losvenados se ha extraviado en esta vasta región y para poder ver-los es necesario adentrarse en apartadas praderas donde inten-tan subsistir lejos del hombre.La danta, el zaíno, el armadillo, el cachicamo o la tortuga (encada una de sus especies) también de carnes apetecidas en lamesa han ido desapareciendo con el paso del tiempo. Hansucumbido ante el ímpetu desmedido del hombre insaciable ydesconsiderado con las riquezas de la naturaleza. Muchos con-virtieron a estos animales en trofeos de caza y los matan, en lamayoría de los casos, para exhibirlos y luego tirarlos a las ori-llas de un caño, de un río o simplemente en la caliente sabana.Mientras tanto en los grandes árboles, entre coquetos y asusta-dos saltan de rama en rama los micos y monos araguatos, quecon sus estridentes silbidos o cánticos indescifrables anuncianun aguacero o simplemente saludan la inmensidad de la noche.El cielo infinito se tiñe de plumaje de mil colores cuando en élrevoletean las aves que surten de belleza este paraíso natural.Nombrarlas todas, interminable sería, pero justo sería mencio-nar a los garzones, quizás las más grandes que habitan esterosy morichales; las garzas con sus delgadas extremidades, delica-das se posan en medio de incomparables parajes; De prontosurge la algarabía de una manada de loros y guacamayas, biensea porque llegan o emprenden un viaje hacia otros lugares;Con su cantar característico el chiriguare se convierte en testi-monio de vida en indómitos parajes, mientras que en lo alto elgavilán aguza su mirada en busca de la presa taciturna del día.
  • 26. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNMientras que miles de aves vuelan de un lado a otro en buscade mejores oportunidades de vida, los lechos de los ríos, lagu-nas y caños guardan celosos abundantes especies de peces queadornan los acuarios de Colombia y otros países del mundo.Hasta hace algunos años términos como riqui raque, cardenal,brillante, rojito, moneda, el famoso chorrosco o cuatro líneas,leporino, chiloe, tijero, mojarra o tigrito hacían parte del len-guaje común de una población que tenía en estos ejemplares susustento de vida.Junto a la belleza de esas exóticas especies, en Puerto Gaitántambién abundan peces de exquisitas y apetecidas carnes en losmás exigentes restaurantes colombianos. Uno de ellos es lafamosa cachama, tan famosa que hasta festival le realizan enesta tierra. Es quizás el mejor referente del hombre pescador yun plato obligado de pedir cuando se ponen los pies en la geo-grafía del oriente metense. El Yamú, menos famoso que la antesmencionada, pero igual o más delicioso aún; la payara, fantás-tica a la hora de pescarla con caña o anzuelo tradicional. Tenerlaen tierra se convierte en todo un espectáculo y un reto para elmás avezado pescador; El pesado valentón o el gigante amari-llo se convierten en filetes de inigualable sabor, previo procesode aventura a la hora de caer en la red. El caribe o piraña (rojao negra), la palometa, el pavón, la dulce guabina, el resbalosobaboso, el bello bagre, el inconfundible y sabroso yaque y otrosinnúmero de especies se refunden en los amplios cuerpos deagua que existen en esta tierra.Si existe variedad de fauna, es necesario admitir que tambiénabunda la flora en la región, la que también ha sido sometida aun ignominioso proceso de deforestación para adelantar proce-sos ganaderos, sembrar cultivos ilícitos o simplemente porqueel colonizador convierte en conucos para sembradíos de pancoger amplias extensiones de selva en la que a diario desapare-cen árboles nativos, generando daños irreversibles a la natura-leza. Esta tala indiscriminada también se origina en el afán des-medido de la explotación maderera.
  • 27. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNLa tradición maderera de esta tierra se refleja en árboles de grantamaño como el algarrobo, el aceite, el cachicamo, el cedro, cai-mito, el majagüiyo, gualanday, el guásimo, pavito, saladillo,caño fistol y hobo.Esta fauna y flora se disemina en un territorio formado porserranías de escasa elevación y extensas estepas en la que sedestacan amplios bosques tropicales y selva húmeda.EconomíaVocación por el campoLa vocación trabajadora de los habitantes de Puerto Gaitán serefleja en actividades agrícolas, ganaderas, piscícolas, explota-ciones petroleras y madereras. Son estos los renglones funda-mentales del desarrollo económico de la región. Aunque esmenester destacar el empuje del comercio en general en estapoblación.Con un hato ganadero que supera los 140.000 ejemplares vacu-nos, Puerto Gaitán se erige como una de las zonas de mayorreactivación de este renglón de la economía en el departamen-to. El mejoramiento genético y una explotación acorde con losadelantos tecnológicos hacen de la ganadería de esta región unade las más destacadas en el oriente de la Orinoquia.Aunque algunos ganaderos continúan con prácticas ancestralescomo el rezo para el tratamiento de enfermedades de los semo-vientes, es bueno significar que la inmensa mayoría de propie-tarios de haciendas y fincas recurren a un control sanitario audi-tado por el Instituto Colombiano Agropecuario,ICA, lo que per-mite una lucha frontal contra enfermedades como la fiebre afto-sa y la brucelosis. Esta preocupación por producir vacunoslibres de enfermedades infectocontagiosas, se refleja en la aper-tura de nuevos mercados para la carne y la leche que en estemunicipio se produce.Si bien es cierto que se han mejorado las praderas, aún predo-minan las grandes extensiones con pastos naturales como gua-ratara. Sin embargo, en los más recientes años se ha visto elinterés de los hacendados de sembrar en sus potrerosBrachiaria, Dicteneura, Decumbens y Humedícola.
  • 28. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNEn menor proporción se destacan los cerca de 5.000 equinos,4.000 porcinos y una mínima población de semovientes ovinos.Haciendas como Caviona, Bramaderos, Las Delicias, Bonanza,Malabares, Bengala, Carimagua, Penjamo, Campo Alegre,Guaramaco, Poco a Poco, Tabary, La Aleva, El Merey yCimarrón hacen parte del historial ganadero de Puerto Gaitán.La familia Riobueno fue una de las pioneras en el estableci-miento del hato ganadero en tierras de lo que el gobierno con-sideró reserva indígena y en las que hoy está asentado el res-guardo Wacoyo. Famosas fueron sus haciendas Santa Isabel ySantafe en cercanías al casco urbano de la población.La vocación agrícola de sus habitantes se refleja en cultivos demaíz, palma africana, arroz, plátano, yuca. Ante recientes inves-tigaciones sobre los suelos de altillanura se intensificó el culti-vo de forrajeras como la soya y el maní, por lo que muchosempresarios, especialmente avicultores han decidido invertir enesta tierra a la que consideran como un gran potencial para elfortalecimiento de esta industria.Hace dos décadas, aproximadamente, Puerto Gaitán era uno delos municipios que más peces ornamentales comercializaba enel departamento. Muchas de estas exóticas especies eran envia-das a mercados internacionales como Estados Unidos. Sinembargo, en los últimos años se vino a menos y muchos de losque vivían de esta actividad hoy conforman los equipos de tra-bajo de las compañías petroleras, de las haciendas donde se cul-tiva palma africana o simplemente se dedican a otras activida-des más lucrativas y menos rudas. Aunque ha disminuido suproducción, este puerto fue importante en la explotación depeces comestibles como la cachama y los de cuero, tan apeteci-dos en el centro del país. Troncos familiares jalonaron esta acti-vidad, como por ejemplo don Rafael Medina y esposa EmiliaPrada (Q.E.P.D), don José Vergaño (Q.E.P.D.) y su esposaUrsula; Carlos González Trigos y familia; don Leandro Unda,su esposa y sus hijos; don Baudelino Parra (sus hijos hoy semantienen en este próspero negocio), don Pedro Guerrero yfamilia. Armados de chinchorros y redes, revestidos de estoicis-mo y mucha paciencia se abandonaron a este arte y lograron
  • 29. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNconstituir microempresas familiares generadoras de fuentes deempleo y de recursos económicos para la población.La explotación de maderas, hasta hace algunos años, fue otroimportante renglón de la economía en la jurisdicción de PuertoGaitán; sin embargo, los estrictos controles de las autoridadesambientales frenaron la tala desenfrenada de extensas áreas debosques de sabana. Desde apartadas regiones se movilizabanpesados camiones cargados de toneladas de árboles maderablesque terminaban en los mercados de Villavicencio o del centrodel país. A pesar de los esfuerzos de los organismos de controlde los recursos naturales, el daño que se le causó al ecosistemaes irreversible, por lo que no es raro encontrar amplias zonascompletamente deforestadas.PetróleoDe las entrañas de la tierraPuerto Gaitán se convirtió en la niña de los ojos bonitos. De unmomento a otro sus extensas llanuras se vieron invadidas porextraños vaqueros que al timón de pesadas tractomulas empe-zaron a llevar a los grandes centros de consumo el petróleo des-cubierto en tierras donde nadie imaginó que hubiesen yacimien-tos del denominado oro negro. Desde la década del 30 del siglopasado se explora con detenimiento cada rincón en busca deeste líquido viscoso, tan apetecido en todas las economías delmundo. Desde 1.930 la Empresa Colombiano de Petróleos,ECOPETROL, bien sea por inversión directa o a través de con-tratos de asociación, ha hecho presencia en esta región.La Troco, legendaria compañía petrolera fue de las primeras enrealizar la exploración de aquellos sectores donde podía encon-trarse este producto. También se destaca la presencia de laChevrom Petroleum Company, G.S.I, S.T.I Tethys PetroleumCompany. Actualmente la explotación petrolífera en PuertoGaitán la ejecutan las multinacionales Hupecol yMetapetroleum Limitada.Hupecol a través del contrato de asociación Caracara-PuertoGaitán explota el bloque Cabiona, cuya firma con ECOPE-
  • 30. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNTROL se hizo en el 2001 para una cobertura de 141.320 hectá-reas. Esta empresa emprendió la exploración del pozo Jaguar 1,2 3 y Caracara 1. Este contrato tiene una duración de 25 años yse esperan reservas de por lo menos 2.500.000.000 barriles.Mientras tanto Metapetroleum realiza sus actividades explora-torias en el campo Rubiales, que comprende un área de 56.900hectáreas. A la fecha la producción en los pozos perforados estácercana a los 10 mil barriles diarios.Además de la generación de fuentes de empleo y la inversiónsocial que adelantan en las comunidades de sus áreas deinfluencia, estas multinacionales petroleras contribuyen con elfortalecimiento institucional como se quiera que el municipiorecibe millonarios recursos producto de las regalías del petró-leo, las que por ley deben invertirse en salud, educación y sane-amiento básico.Especialistas en el tema petrolero auguran que la producciónaumentará considerablemente en los próximos años, lo que deinmediato se reflejará en la inversión social en las comunida-des, puesto que el gobierno municipal recibirá más recursosprovenientes de las regalías.TurismoBelleza pintada al naturalTierra privilegiada por Dios, Puerto Gaitán está predestinadopara ser el gran receptor del turismo en el oriente metense. Sonsus bellezas naturales las que invitan a vivir experiencias yaventuras inolvidables. Paisajes exóticos, flora exuberante, ríos,caños y lagunas que difícilmente se encuentran en otros luga-res, la hospitalidad de sus gentes, gastronomía que le rindeculto a la exquisitez y al buen gusto, son parte la oferta con quecuenta esta próspera región que apenas empieza a despertarfrente a la que se le considera una de las empresas más renta-bles del mundo, como lo es el turismo.La fantasía de adentrarse hacia el llano en el que está ubicado
  • 31. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNPuerto Gaitán empieza a vivirse desde el Alto Menegua. Desdeesta serranía se vislumbra un paisaje encantador. La Ruta delAmanecer Llanero, una de las tres en las que se ha divididoturísticamente el departamento del Meta, que serpentea porentre atractivas fincas agroturísticas, extensos cultivos agríco-las y grandes haciendas ganaderas lo llevará hacia un destinoturístico envidiable.El río Manacacías, quizás el mayor referente turístico con quese le identifica a Puerto Gaitán, se abre generoso al visitantepara que disfrute sus tranquilas aguas y se extasíe con sus pla-yas de arenas calientes y cristalinas. Es el escenario ideal parala práctica de deportes como el esquí náutico o vivir las emo-ciones de la velocidad en un jet sky. A otros les es más atracti-vo conocer toda la dimensión de este bello río montados en unavoladora, chalupa o canoa. El Manacacías deja de existir en elsitio conocido como Las Delicias, donde junto al Yucao, leentregan sus aguas al caudaloso Meta. Esta hermosa triada,adornada de playas blanquecinas, llama la atención de los visi-tantes ávidos de vivir el inolvidable espectáculo de las toninas,que entre tímidas y recelosas, se asoman en tardes alumbradaspor el sol para hacer parte de este encanto natural del que es pri-vilegiado Puerto Gaitán.El Yucao, otro de los grandes atractivos turísticos de PuertoGaitán, es un oasis plagado de playas de arena blanca y uno delos lugares favoritos de los amantes de la pesca. Su entornonatural, su abundante vegetación, la riqueza ictiológica y susaguas calmadas le dan ese toque único de escenario naturalideal para el descanso, aventura y recreación.Junto a estos dos importantes cuerpos de agua, también se des-tacan otros atractivos de igual belleza natural. Los altosNeblinas y Soplavientos, dos extraordinarios miradores natura-les que se encuentran a pocos minutos de la población. En ellosse hace fácil contemplar el espectáculo de un amanecer o unatardecer pintado con paleta de mil colores. Su estratégica ubi-cación invita a disfrutar de una envidiable vista de las playassobre el Manacacías o empezar a divisar el infinito horizonte delos Llanos Orientales.
  • 32. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNEnormes lagunas naturales también hacen parte del rico inven-tario turístico natural de esta tierra. Ubicadas en diversos secto-res de la geografía portogainense, guardan paisajes de singularlindeza y durante años han sido fuente inagotable de alimentopara muchas familias. Llegar a ellas es un paseo que bien lapena vivir. En medio de la extensa sabana inesperadamente unose encuentra con un lugar que parece un espejismo lleno deagua:la laguna de Carimagua, ubicada en jurisdicción del otro-ra gran centro de investigación agropecuaria del mismo nom-bre, esta adornada por una especie de islas flotantes colmadasde palma de moriche. Luego de hacer un recorrido que no supe-ra los cien kilómetros se llega a este lugar que parece haber sidocreado para practicar en sus aguas diversas actividades enmedio de una singular tranquilidad.Sin ir tan lejos y adentrándose en el bajo Neblinas se encuentrala laguna Las Maracas. Hermosa, hecha de formas caprichosasy rodeada de grandes árboles. Varias generaciones han encon-trado paz, reposo y descanso en sus aguas o en sus alrededores.Especies de peces como el pavón y el caribe, de delicioso sabor,se pescan con facilidad. Muy cerca de esta, encontramos laLaguna del Miedo, perdida en medio de extrañas levaciones detierra. Contemplarla es un espectáculo de infinita belleza. Muycerca de éstas también se puede disfrutar de La Española, otroencanto natural de Puerto Gaitán. Perdida entre árboles y mato-rrales se convirtió en escenario ideal para la filmación de esce-nas de algunos seriados de televisión. Su cercanía al ríoManacacías originó el nombre de las Playas de la Española, unade las más concurridas en épocas de verano.El viaje a las playas de La Española dura 15 minutos en vola-dora o yate. Este recorrido permite apreciar un paisaje simple,pero hermoso. Es experimentar el toque de la brisa que suavizalas altas temperaturas y disponerse a una jornada cargada deemociones irrepetibles. Aquí los amantes del camping encuen-tran el lugar siempre soñado para gozar de noches cargadas deluna llena. Nada más placentero que sentir las alas de la liber-tad con el arrullo de las aguas del Manacacías, que tranquilasviajan sin la premura del tiempo.Cuando el verano se acerca miles de aves de diversas partes del
  • 33. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNmundo emprenden largas travesías para cumplir con una citaque con el paso de los años tiende a convertirse en uno de losespectáculos rituales que solo el mundo natural es capaz deofrecerle al ser humano. Todos los años, a la misma hora y enel mismo lugar se encuentran para compartir un escenario quese pinta de plumajes de todos los colores habidos y por haber:El Estero de Las Delicias. Rodeado de pequeñas elevaciones detierra alberga en sus aguas muchas especies de peces, que sonel preciado botín de las aves que llegan hasta allí a saciar suhambre para cargarse de energía y emprender el regreso. Muycerca del Manacacías, del que solo lo separan unas montañas,está este celestial escenario de vida y belleza.Don Arcadio es un nombre y un hombre que permanecerá en eltiempo a todo lo largo y ancho de las grandes praderas que cir-cundan a Puerto Gaitán. Tal vez muy pocos se acuerden de queFlores es su apellido. Razones hay para afirmarlo. Es uno delos cofundadores del municipio. Hace varias décadas se afincóen esta tierra donde nacieron sus hijos y extendió su descenden-cia. Su carácter particular, su alegría permanente y la predispo-sición para la fiesta, lo convirtieron en un personaje cargado decivismo, hospitalario y desinteresado. Jovial y descomplicadono ha tenido reparos en convertir su hogar de descanso en unatractivo turístico. Allí se encuentra un pozo de agua natural enel que varias generaciones se han confesado amor eterno. Enmedio de sus morichales y árboles frondosos las familias prepa-ran deliciosos sancochos en los comienzos del nuevo año yotros aprovechan para juguetear con sus hijos y amigos enmedio de un sol abrasador. Nada más placentero que llegar allíy encontrarse con la cálida sonrisa de Rosita, la esposa deArcadio, que dadivosa recibe a esos amigos que no conoce conuna helada cerveza. Sería sacrílego ir a Puerto Gaitán y noecharse un chapuzón donde ‘el viejo Arcadio’.A muchos la nostalgia los invade cuando se menciona ‘ElTrampolín’. Hasta hace algunos años la ‘vedette’ de los atracti-vos turísticos en Puerto Gaitán. Fue un inmenso caño de aguascristalinas, que se convertía en el oasis para sofocar el intensocalor. Fresco y taciturno vivía en medio de morichales y rodea-do de arenas blancas. Los turistas, junto a los lugareños, retoza-ban en ellas sin importarles el paso del tiempo.
  • 34. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNLamentablemente la falta de conciencia a la hora de preservarel medio ambiente motivó que este paradisíaco lugar desapare-ciera lentamente. Hoy solo queda un hilillo de agua que searrastra pesadamente en medio de proyectos habitacionales. Lamajestuosidad que ayer ostentaba solo vive en la memoria dequienes en él forjaron conquistas amorosas o consolidaron rela-ciones personales. Es una lástima afirmar que ‘El Trampolín’ sedesapareció como agua por entre los dedos de las manos.Aunque en esta tierra las bellezas naturales se dan silvestres,hoy muchos se lamentan que no se haya conservado un lugartan encantador.Espectáculo del hombre pescadorEn el Puerto Gaitán de 1986 las baladas, el rock americano, losvallenatos y la música tropical inundaban los ambientes en quese movían los jóvenes de la época. Tímidamente se escuchabala música llanera. Esto era una paradoja en una tierra tan llane-ra como el mismo llano. Además, hacía por lo menos ocho añosque en esta población no se realizaba un evento de importancia,pues sin que hasta el momento se sepa explicar el porqué, habíauna suspensión para la realización de las tradicionales ferias yfiestas. Esta era una situación que generaba preocupación entresus habitantes.Uno de ellos era Edgar Ricardo Talero Flóres, dinámico jovennacido en Neiva (Huila) un 13 de abril de 1963. Desde los seisaños había llegado a este Llano y se enamoró de él. Su menteinquieta le llevó a plantear la necesidad de realizar un evento detrascendencia que atrajera muchos turistas. Algún día de 1.986se reunió con Jairo Solano Sarmiento, el popular ‘Topo’, en laEspañola, tradicional heladería en el centro de Villavicencio.De ese encuentro surgió la necesidad de hacer una festival quele diera nombre y realce a Puerto Gaitán y le permitiera a susfrecuentes visitantes un espacio donde disfrutar de las bondadesde las costumbres y el folclor del llano. Se acordó que se haríaen homenaje a la cachama, considerado el pez rey en las com-petencias que con frecuencia realizan los clubes de caza y pescaque tienen sede en este municipio. Inicialmente se pensó en lla-marlo Festival Entrerríos, como un reconocimiento a los gran-des cuerpos de agua que bañan este territorio, especificamentepor el punto donde confluyen los afluentes Manacacías, Yucaoy Meta.
  • 35. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNEn medio del análisis de las alternativas se decidió llamarloFestival de la Cachama. Su primera versión se realizó a finalesde abril y comienzos de mayo de 1.986 en el estadero El Oasis,propiedad del ex alcalde José Camargo Silva. Aries Vigoth,rutilante figura de la canción llanera, fue uno de los invitados ytan solo cobró $70.000, aunque pidió a los organizadores quedifundieran la versión de que su presentación valía $1’000.000.Según él, poco le importaba el dinero, tan solo quería aparecercomo uno de los cofundadores del certamen folclórico. ElGrupo Colombia, de la mano de Pedro Pablo Pérez Puerta, fueel grupo base. Más que festival fue una verbena popular que ledio origen a un evento que se ha caracterizado por el rescate delos valores autóctonos y la promoción de los nuevos valoresartísticos de Puerto Gaitán. Dentro de su filosofía también secontempla crear una identidad cultural y mostrarle a Colombiay al mundo la riqueza biológica e hídrica de la jurisdicción.Este fue el punto de partida de un evento que cada año crece enprestigio y en organización. Muchos escépticos aunaron esfuer-zos y le dieron un vigoroso impulso a un certamen que se con-virtió en reactivador de la economía local y orgullo para sushabitantes. Sus polvorientas calles se vieron inundadas de ilus-tres visitantes y forasteros a los que solo les importaba disfrutarde una programación pocas veces vista en otros eventos.Reconocimiento especial merecen hombres de la talla de Jairo‘El Topo’ Solano con su programa Por los Caminos del Llanoen la Voz de los Centauros, Gil Arialdo Rey Roa, director deLlano Y Selva en La Voz del Llano, quienes se convirtieron endifusores permanentes de un evento que en muy poco tiempotrascendió las fronteras de lo local para insertarse en el contex-to nacional e internacional. El apoyo de los medios, que lo aco-gieron como propio fue fundamental para el éxito de un festivalque en sus comienzos hubo de financiarse con verbenas, fiestas,venta de licor y comida, cuyos recursos se destinaban para elpago de una logística que cada año exige más inversión por laaltura y calidad de su programación.El Festival de la Cachama se convirtió en la mejor plataformade lanzamiento para las nuevas figuras de la canción llanera y
  • 36. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNpara muchos de los que hoy son presentadores o maestros deceremonias de los más importantes eventos folclóricos en losLlanos Orientales. Leydi Lara, Javier Aldana, Carlos EduardoSánchez, Pedro Simón Romero, Robinson Gómez, LorgioRodríguez, empezaron a labrarse en la concha acústica dePuerto de Gaitán un futuro promisorio tapizado de grandes éxi-tos. Ellos emprendieron el camino de una sólida carrera que lostiene en la cumbre de las grandes estrellas del joropo.Las voces de los presentadores Misael Fierro Guayara y LuzMary Torres, hijos de esta tierra, empezaron a escucharse en elFestival de la Cachama y de allí han llegado a los mejores esce-narios en los que se realizan eventos como el TorneoInternacional del Joropo en Villavicencio, FestivalInternacional Folclórico de San Martín o Festival del Retornoen Acacías. Hoy son otros los que se están abriendo paso en estabella profesión y tienen en el Festival de la Cachama una opor-tunidad dorada. Necio sería no reconocer el aporte de la señora Stella Caicedode Quijano (Q.E.P.D) Óscar Chaquea (Q.E.P.D) prominenteganadero muerto en un absurdo accidente de tránsito, quien seconvirtió en uno de los grandes padrinos del evento, especial-mente en el apoyo a las grandes tardes de toros coleados. Comoun homenaje perenne a su memoria, la manga de la poblaciónhoy lleva su nombre; José Antonio Fierro Trujillo, el eternocaporal de manga; Luis Eduardo Soto, Faustino Enciso, CésarCalderón, Humberto Daza, Gloria Gutiérrez, Germán Gonzálezy Alirio Plata, entre otros, quienes aportaron experiencia, tiem-po y dedicación para que cada uno de los eventos programadosse realizarán tal como estaban previstos. El trabajo de llano entodo su esplendor atraía a miles de turistas ávidos de ver lamonta del potro cerrero y el toro matrero, el ordeño de la vacamañosa, la varillada (carrera) de caballos y el espectáculo delcoleo, donde las mujeres bellas y exuberantes, como esta tierra,se confunden con los hombres recios y decididos.Pero más allá de las bondades folcóricas, turísticas, económicasy sociales que ha engendrado el Festival de la Cachama, se des-taca la siembra de conciencia ambiental entre los habitantes dePuerto Gaitán que han entendido la importancia de preservar
  • 37. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNlos recursos naturales, porque de ello depende de que el eventose siga organizando. En sus comienzos se hacían una especie deexorcismos enterrando simbologías alegóricas a la pesca condinamita, la tala indiscriminada de bosques y la rampante con-taminación.Puerto Gaitán es una tierra donde más del 50% de la poblaciónque la habita es indígena, razón más que elemental para incluircada año una sustanciosa muestra de la cultura, gastronomía,competencias (canotaje y disparo con arco y flechas) y tradicio-nes de la etnia Sikuani en busca de preservar este valioso lega-do que se resiste a claudicar ante la incesante presión de lamodernidad. Este es otro de los grandes logros que merecendestacarse dentro del Festival de la Cachama.Las tranquilas y reposadas aguas del majestuoso Manacacías seconvierten en un trazo de mil colores cuando explotan en el airelos famosos juegos pirotécnicos o de luces artificiales, marcofantástico de un inolvidable desfile de tonineras, donde lasmujeres bellas le roban un espacio a la naturaleza para contri-buir con la grandeza del certamen. La noche cómplice se des-playa silenciosa para llenar de arreboles la mágica noche de LaBola de Fuego, alegoría a una de las más enigmáticas leyendasde hombres curtidos en el llano.El pescador, ese hombre silencioso y taciturno que en cadamañana o al caer la noche sale en busca del sustento para sufamilia, encontró en el Festival de la Cachama el reconocimien-to que casi nunca se le hace. Su actividad propia es parte inte-gral del evento. Ellos saben que cada año deben pescar el mejorejemplar de la cachama, lo que además de dinero en efectivo,les da reconocimiento y prestigio. Los hombres del agua saltanal escenario con el producto de una extenuante jornada. La quemás pese se llevará el premio especial y una serie de algarabíasde los espectadores que observan maravillados como estoshombres dejan a un lado su canoa, el canalete, las redes y elchinchorro para recibir la admiración de quienes jamás hanvisto en su vida. Pedro Guerrero, veterano pescador de pielcetrina, baja estatura y ojos verdes, aparece en los registroscomo el primer ganador del concurso del Pesaje de la Cachama.Fernando Villalobos y Hermes Silva, hoy concejales de la
  • 38. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNpoblación, lanzaron la carnada para alzarse con el primer pues-to. Hombres que han hecho de la pesca una digna profesióncomo Lelio Carvajal y Enrique Useche, recibieron tributo a suesfuerzo al llevar a la pesa las cachamas más pesadas.El Festival de la Cachama es quizás uno de esos eventos del quemuchos guardan hermosos recuerdos. Bien sea porque se lo dis-frutaron al máximo en noches de luna llena, o porque les dio lainmensa posibilidad de mostrar sus dotes como cantantes ocompositores. La canción inédita en homenaje al festival seconvirtió en la tribuna de expresión que muchos esperan cadaaño para explotar ese autor escondido que muchos llevamosdentro, pero que por falta de oportunidades no podemos mos-trar.En 1.989 mediante acuerdo aprobado por el concejo municipal,el Festival de la Cachama se institucionalizó. Las bases delFestival Internacional Folclórico del Llano, que en cadanoviembre se realiza en San Martín, nutrieron la iniciativa quehoy es ley de Puerto Gaitán.El objetivo de la creación del Festival de la Cachama está cum-plido. Si bien es cierto que la música foránea sigue sonando enPuerto Gaitán, también es muy cierto que las semillas de lamúsica llanera se están sembrando en una dinámica juventudque con orgullo y tenacidad lucha para cantar a los cuatro vien-tos que en esta tierra está echando raíces su majestad el joropo.Por eso a muchos se les pone arrozuda la piel cuando en unescenario observan a los hijos de esta llanura exponiendo suclase y su talento.Edgar Ricardo Talero Flores, aquel mozalbete que a los seisaños llegó a esta tierra y se enamoró de ella para ser alcalde yconcejal, recuerda con orgullo y nostalgia que valió la pena elsacrificio, no importa que en alguna oportunidad estuvo a puntode perder su patrimonio de familia: la panadería La EspigaDorada, porque el Festival de la Cachama dejó pérdidas por$86.000, que él asumió con decoro.En medio del crecimiento sostenido del Festival de la Cachamano se puede dejar en los manteles del olvido las tradicionales
  • 39. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNferias y fiestas que cada año se convertían en un carnaval dondelos ganaderos, pescadores y comerciantes buscaban la hegemo-nía haciendo que su reina fuera la ganadora. Para ello era nece-sario que recaudara la mayor cantidad de dinero posible.Hombres como Jesús Ospina, Álvaro Ramírez, Horacio Álva-rez y Manuel Talero (Q.E.P.D) les brotaba el civismo por losporos y se echaban en sus hombros la organización de esteevento.El hijo de las dificultadesEl coleo en Puerto Gaitán es hijo de las dificultades. Una tierrade tradición ganadera jamás se había embarcado en la aventurade organizar una faena de este deporte. No existía manga y loscoleadores eran perfectos novatos que dejaban volar sus sueñosen las vastas praderas. Solo se vivía de las historias orales de loque acontecía en otras poblaciones cercanas. El Festival de laCachama parecía estar condenado a vivir su esplendor sin con-tar con las emociones y pasiones que la trilogía hombre-caba-llo-toro suele despertar en un terreno que escasamente llega alos 300 metros de largo.Pero las ganas le pueden al miedo, dicen por ahí. En una tardede calor abrasador en la que la brisa estaba quieta, un puñadode hombres emprendió la ardua tarea de hacer coleo con losmejores exponentes en los Llanos Orientales. En una improvi-sada manga de madera los vaqueros de las haciendas vecinasvieron realizados sus sueños: montados en caballos criollos seconvirtieron en epicentro del espectáculo y de las miradas rece-losas de quienes no creían en que ellos, acostumbrados a cabal-gar a cielo abierto en medio de grandes manadas de ganado,pudiesen adaptarse a las exigentes condiciones de una mangaatiborrada de público. Armados de valor y astucia se las inge-niaron para hacer de las vueltas de campana y campanilla eseingrediente que le estaba haciendo falta a la más popular de lasfiestas en el oriente metense.Luego de la experiencia de este coleo doméstico, Luís EduardoSoto, Raúl Mora, José Ignacio Arévalo, Faustino Encizo,Germán González y Eliécer Sanabria, con el apoyo del alcaldeJosé Camargo Silva pasaron de la simple tertulia a algo serio ytrazaron línea para que la faena diaria de los vaqueros se con-
  • 40. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNvirtiera en ese condimento especial que le diera la sazón quenecesitaba el Festival de la Cachama.En medio de discusiones al calor de unos cuantos aguardientesllaneros surgió la idea de crear el primer club de coleadores dePuerto Gaitán. Su nombre Chiriguare en honor a una haciendapropiedad de Raúl Mora, a orillas del Manacacías. Era el primerpaso para que los practicantes de esta disciplina hicieran partede la Liga y la Federación Colombiana de Coleo. La energía fuebien canalizada y se organizaron tardes dignas de las grandesmangas en los Llanos. Estos osados hombres fueron más allá ycrearon su evento propio.Así surgió El Gran Parrando Internacional ‘El Chiriguare deOro’. Los más avezados coleadores se daban cita cada año enlas calientes planicies de Puerto Gaitán en busca del honor y lagloria que les significa obtener este galardón. Pero así comosurgió también se evaporó. Las envidias y los celos dieron altraste con esta propuesta que le permitió a los portogaitanensesdisfrutar de jornadas inolvidables. Al club Chiriguare se lotragó la manigua y surgió el club de Coleadores de PuertoGaitán, que intenta mantener las expectativas que se han gene-rado para el coleo este municipio.En Puerto Gaitán se vivieron los estertores de la pureza delcoleo criollo. El de la sabana llevado a las grandes mangas. Elde hombres enjutos y de rostro quemado por el sol, pata alsuelo, pantalón arremangao, sombrero con barbuquejo, halandoa una sola mano, montados en un caballo propio de la tierra,camisa desabotonada y anudada a la cintura, a los que solo lesinteresaba ganarse el beso de la mujer más bonita que les impo-nía la cinta; porque ahora la historia es otra. Llegaron los enor-mes cuarto de milla y hombres que meten su cabeza en uncasco, se ponen guantes y botas con espuelas, muchos tienenmás pinta de niños bonitos que de hombres que se dedican aesta ruda faena. Con su ambición por llenarse las alforjas en tar-des teñidas por el crepúsculo y la fortaleza de sus cabalgadurasarrasan con todo. Hasta con la tradición de una disciplina absor-bida por tecnología y la comercialización. A muchos estos cam-bios les dispara la nostalgia y les remuerde la conciencia desaber que de los coleos de pueblo, solo quedarán fotos amari-
  • 41. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNllentas y uno que otro lamento. Nada más.Mientras tanto los coleadores que a diario cabalgan en esta lla-nura infinita viven de las ilusiones de volver a la manga ‘ÓscarChaquea Blanco’ en busca de los aplausos, no importa queahora tengan que compartirlos con las consideradas ‘vacassagradas’ del coleo en Colombia. Ellos, cabalgando en sus mon-turas inexpertas para estas lides, saben que a la hora de estartras el rabo de un pesado toro solo cuenta el valor y la decisiónde ir por la mejor coleada de la tarde. Al fin y al cabo es en sutierra en donde tienen esta única oportunidad de ser estandartesde una tradición que cada día se moderniza más.Culto a la belleza naturalSol, playa, rumba, mujeres bellas y perturbadoras. O mujeresbellas y perturbadoras, rumba, playa y sol. El orden es lo demenos, pues todos estos son elementos fundamentales de unevento que concita el interés de aquellos colombianos queanhelan iniciar cada año con mucha alegría y felicidad. Ellossaben que eso lo encuentran en el puente festivo de Reyes enmedio de postales naturales perdidas en el horizonte infinito deeste llano sin arrugas, donde se yergue una población altiva yorgullosa de entregarle a Colombia el Manacacías Festival deVerano. Puerto Gaitán parece destinado a albergar en su seno atodos los que han hecho de la fiesta y la carnestolendia un esti-lo de vida.Cuando aún se escuchan las doce campanadas despidiendo elaño viejo y dándole la bienvenida a uno nuevo, muchas fami-lias empiezan a alistar maletas para emprender un deliciosoviaje en medio de soles incandescentes, enormes polvaredas yfrescas brisas, que las llevará hasta las tranquilas y reposadasaguas del maravilloso río Manacacías, que cada año saca susmejores playas de arenas finas que se tornan insuficientes.Aquí, como en la canción del Gran Combo, No hay cama pa’tanta gente’, sin embargo, muchos se las arreglan para acomo-darse, no importa que sea de medio lado.Puerto Gaitán se convierte en un crisol de culturas, de ritmosmusicales. Ricos y menos ricos se funden en el abrazo de larumba. Se estrechan las manos de esos amigos que jamás se han
  • 42. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNconocido y se da rienda suelta a la alegría para que cabalgueencabritada en este paraíso natural. Manacacías Festival deVerano es la amalgama perfecta en la que la belleza de la mujercolombiana enciende la llama de las ilusiones. De figuras casiperfectas, como diosas coronadas, alimentan la esperanza demuchos soñadores.Voleybol playa, fútbol playa, sky, jet sky, competencias atléti-cas y demostraciones de actividades extremas le dan al eventoese toque propio de las grandes playas del mundo, en el quecuerpazos de piel canela se roban todas las miradas, pocoimporta que la victoria no llegue.Es que el Manacacías Festival de Verano desbordó todos loslímites previstos y la capacidad hotelera del puerto no satisfacela alta demanda de la temporada. Y es ahí cuando aflora la hos-pitalidad de sus habitantes, que en gestos inesperados ofrecensus casas para que allí se hospeden familias enteras. Surge eseacercamiento donde el calor humano es vital para fortaleceramistades que surgen bajo noches estrelladas y al vaivén de losvientos de verano de comienzo de año.Al otro lado del puente sobre el Manacacías, cuando empieza acaer la noche, los artesanos de la rumba empiezan a tejer susmejores piezas para que miles de espectadores las conviertan enfiesta. El merengue, el vallenato, la salsa, el son, el regaeton, laraspa, la zoca, la champeta y hasta la zamba brasileña correnaceleradamente por las venas de los dueños de la alegría y lostransportan hacia estados inimaginables de la felicidad. Depronto surge la voz del coplero improvisado que al compás delarpa, cuatro y maracas deja escuchar sus notas melodiosas paradarle al festival la universalidad que los puristas del folclor acada instante reclaman.Las playas cristalinas del Manacacías guardan celosas momen-tos inolvidables de parrandas animadas por las más grandesorquestas del mundo que no tienen objeciones de llegar hastaestas tierras a entregar su capacidad y profesionalismo para quemuchos se olviden, al menos por un momento, de las dificulta-des y las preocupaciones propias de la vida en este valle delágrimas.
  • 43. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNCuando los éxitos acompañan las grandes gestas, son muchoslos que acostumbran a montarse en el bus de la victoria. Tal vezreclaman para sí la gloria de un evento del que nadie, ni quizásel más optimista de los optimistas, esperaba tuviese la prestan-cia y el prestigio que los colombianos le han otorgado. Por esoes bueno reconocer la ardua labor desempeñada por un jovenhijo de la tierra: José Alexander Fierro Guayara, comunicadorsocial y periodista de la Universidad del Meta, quien en unatarde caliente, en medio de la resaca de una época de fin de añotuvo la idea de invitar a sus amigos de parranda a inventarsealguna forma pasar diferente el puente festivo de Reyes. Estetímido comienzo jamás presagiaba el nacimiento de una festivi-dad grande y engrandecedora para la región. Improvisarontodo. Pero fue una improvisación que les permitió echar a andarun espectáculo digno de las mejores playas, no solo colombia-nas, sino del mundo. Cuando pone su mirada en el retrovisor dela vida, Alexander aún se pregunta cómo es que ManacacíasFestival de Verano mantiene ese ritmo ascendente en el exigen-te gusto de quienes aprecian una gran rumba en medio de laexótica naturaleza.Junto a José Alexander estuvieron Blierman Guerrero, LuísAlberto Bohórquez, Berto García y Freddy Rebellón, taninquietos como él, quienes se montaron en el tobogán de unadivertida aventura que cada año pone a Puerto Gaitán y susbellezas naturales en la boca y la mente de muchos colombia-nos. Óscar Erwin Bolaños Cubillos, ex alcalde de la población,es quizás quien mejor entendió lo que se estaba fraguando y nodudó en ningún momento en ofrecerle el respaldo que una orga-nización de esta naturaleza exige. Inteligente decisión quecimentó sólidas bases para forjar en letras de molde inmensas elfuturo promisorio de este espectáculo.CulturaRasgando ilusionesIncipiente es el trabajo que en cultura se realiza en PuertoGaitán. La actividad artística se circunscribe a lo que desarrollala Casa de la Cultura, donde la niñez acude en busca de perfec-cionar sus conocimientos, especialmente en las expresiones queidentifican al llano.
  • 44. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNInstructores de arpa, cuatro, maracas, bandola y de la danza deljoropo forman la nueva generación de la música llanera enPuerto Gaitán. Hoy el municipio se hace presente en la mayo-ría de eventos y festivales que se hacen en territorio metense oen otras regiones del país.Los esfuerzos que en sus comienzos hicieron cultores de lamúsica llanera como Don Luís María Rico con su inolvidablebandola ‘quitapesares’ invitado de lujo en los grandes parran-dos, empiezan a arrojar los frutos esperados, pues hay talento-sos niños en los que están puestas las esperanzas de no dejarmorir este legado cultural y artístico. Y uno de estos grandesabanderados es Marcos Molina, eximio bandolista, consideradouno de los mejores como la ha demostrado en los exigentesescenarios del mundo musical llanero.En las concentraciones escolares y en el colegio Jorge EliécerGaitán también se fomenta la práctica de danzas folclóricas ydemás manifestaciones tradicionales que enriquecen el legadode este crisol de culturas enraizadas en Puerto Gaitán.Los Festivales de La Cachama y de Verano se han convertidoen la plataforma de lanzamiento para muchos que sueñan conllegar a la cúspide en el competido mundo de la cultura llanDesarrollo socialEducaciónMoldeando el futuroLa ignorancia es el bastión de la pobreza y caldo de cultivo paraque broten los gérmenes de la descomposición social. Esta esuna realidad que hiere en lo más profundo a muchas familiascolombianas. Quienes decidieron echar raíces a orillas delManacacías entendieron muy temprano que para evitar losestragos del analfabetismo, era necesario emprender una cruza-da para que la niñez fuera a la escuela y a través de las letras yla instrucción empezara a descubrir el mundo.
  • 45. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNLas condiciones particulares de la población de Puerto Gaitán,donde la mayoría es indígena, obligó a implantar condicionesespeciales para la enseñanza. Por eso en las comunidades abo-rígenes existen maestros de la misma etnia, quienes imparteninstrucción con base a sus características socio culturales enprocura de mantener intactas sus costumbres y tradiciones. Esun proceso que se mantiene en medio de las dificultades propiasque deben afrontar estos grupos ante la indiferencia estatal. Encada uno de los resguardos funcionan establecimientos educati-vos en donde se forma la nueva generación de líderes que con-tinuarán defendiendo el legado de sus ancestros.En sus comienzos eran precarias las condiciones de la enseñan-za en Puerto Gaitán. La distancia y las pocas probalidades decomunicación terrestre daban al traste con las buenas intencio-nes de quienes idealizaban un proceso de enseñanza a la alturade otros centros urbanos. Como es de suponer la comunidadadolecía de la infraestructura adecuada para el funcionamientode establecimientos educativos. Pero la constancia vence lo quela dicha no alcanza y luego de muchos intentos y gestionessurge el Hogar Juvenil Camilo Torres que se convirtió en elreceptor de una juventud ávida de conocimientos y nuevasoportunidades que no encontraban en las fincas y haciendas a lolargo y ancho de la sabana. Sus funciones de internado le per-mitían a muchas familias llevar a sus hijos que emprendieron lanoble tarea de otear nuevos horizontes. Son muchos los nom-bres de hombres y mujeres que contribuyeron con el proceso deenseñanza. Algunos pasaron e hicieron historia. Otros comoPaulina Gacha siguen empeñadas en no abandonar esa noblevocación de enseñar. Son más de 20 años de su vida sembradosen este proceso sin fin. ‘Gachita’, como le dicen cariñosamentealumnos y padres de familia es un digno ejemplo de lo queencarna el auténtico ejercicio de la pedagogía.Dado este primer paso surge la necesidad de seguir formando alas nuevas generaciones sin necesidad de abandonar su terruño.Entonces surge la lucha de crear un colegio en donde se impar-tiera la educación básica secundaria a un puñado de muchachosque pronto dejarían la escuela. En las mismas instalaciones delHogar Juvenil Camilo Torres, bajo la sombra de frondososárboles empezó a labrarse la historia del colegio Jorge Eliécer
  • 46. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNGaitán, centro educativo de singular importancia en el orientemetense. Cargando sus ilusiones para sentarlas en improvisadospupitres este grupo de alumnos se sobrepuso a las precariascondiciones de enseñanza y atendió los sabios concejos de edu-cadores de la talla de la licenciada Inés Núñez, primera rectorade la institución, y los docentes Luís Alfredo Angarita Angaritay José Antonio Mosquera Fresneda, recién salidos del cascaróncomo educadores quienes en medio de su inexperiencia fueronfundamentales para sembrar en esta nueva generación las basesde una vida cargada de emociones gracias al maravilloso viajeque por el mundo del conocimiento ellos guiaron.De Santander de Quilichao (Cauca) llegó luego una morenaencantadora y entusiasta. Licenciada en Química puso susconocimientos al servicio de sus educandos. Fue tanto el amorpor esta tierra que aquí sembró sus raíces y hoy la negra MaricelTerranova es parte activa de la sociedad de Puerto Gaitán.Posteriormente las condiciones locativas mejoraron y al menosya había salones y pupitres decentes. En un acto de generosidadlos jerarcas de la Iglesia Católica permitieron que allí en unaedificación contigua a la iglesia funcionara el plantel. Aunqueno logró graduar una primera promoción en sus instalaciones,se recuerdan los nombres de Julio Alberto Sabogal Villalobos,Misael Fierro Guayara, Nieves Novoa, Zoila y Leonor Ruiz,Ventura Melo, Calixto Unda, Carlos Acevedo, César TulioRueda, Luz Dary y Nubia Silva, Carmenza Vergaño, StellaMora, Clara Inés Fierro, Carlos Eduardo ‘Lalo’ Sánchez, VíctorManuel y José Vicente Acosta, Fernando González, PlinioHernán Medina, Carlos Arturo Pineda, Jaír Restrepo, hoy con-vertidos en hombres de bien, quienes por siempre llevan en sucorazón las enseñanzas que allí recibieron y expresan un agra-decimiento perenne a quienes fueron sus profesores, amigos,consejeros y hasta compañeros de parranda.Ahora el colegio Jorge Eliécer Gaitán es unidad educativa ycuenta con modernas instalaciones y amplió su oferta. Ofrece laposibilidad de estudiar desde preescolar, básica primaria hastalos grados 10 y 11 de educación media académica y media téc-nica con especialidad en turismo y agropecuarias en jornadadiurna. Esta nueva dinámica está fundada en los ingentesesfuerzos que desde hace más de dos décadas viene realizando
  • 47. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNel licenciado Luís Augusto Céspedes, incansable luchador paraque Puerto Gaitán cuente con una institución educativa a laaltura de las mejores del país. A la par del mejoramiento locati-vo, también ha logrado consolidar una nómina de docenteslicenciados en diferentes áreas que garantizan la calidad en esteexigente proceso educativo.En el casco urbano de también funcionan la concentración edu-cativa Luís Antonio Pérez, construida en homenaje al reconoci-do dirigente que trabajó por las comunidades indígenas dise-ñando un programa de enseñanza especial para ellas; el colegioAntonio Nariño, propiedad de una comunidad religiosa quedesde hace años contribuye con la educación de la niñez yjuventud del municipio.Las condiciones de enseñanza han cambiado en Puerto Gaitány en casi todos los centros poblados de la jurisdicción se cuen-ta con un centro educativo, que se bien es cierto no reúnen lascondiciones ideales, al menos ofrecen la posibilidad de quemuchos niños que residen en el sector rural tengan acceso a laenseñanza básica primaria sin necesidad de abandonar su entor-no social y familiar. Entre estos se destacan la escuela en la ins-pección de San Miguel; el colegio Departamental AgropecuarioLa Sabana en El Porvenir que cultiva la vocación que por la tie-rra sienten los habitantes de esta inspección a orillas del ríoMeta; la escuela General Santander en San Pedro de Arimena yLa Primavera, en Planas.Servicios públicosAcueductoAbriendo la llaveEn medio de las precariedades del entorno natural, los fundado-res de lo que hoy es Puerto Gaitán, no tuvieron mayores dificul-tades para proveerse el suministro de agua. Se las ingeniabanpara abastecerse de las corrientes naturales que para esa épocaestaban libres de focos contaminantes. ‘El Trampolín’ era unaespecie de acueducto que suplía las necesidades de los pocoshabitantes. La creación de la inspección de Manacacías originóun éxodo de personas que querían establecer sus dominios en
  • 48. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNesas tierras. Este aumento paulatino de la población generó,como es habitual, la necesidad de emprender acciones para laconstrucción de un acueducto.Desde 1.970 la administración municipal, junto a la goberna-ción del Meta, asumió la prestación del servicio de acueducto.Surgió así la instalación de la primera red de este elemental ser-vicio. Se emplazó tubería asbestada de dos pulgadas y mangue-ra a través de la cual se distribuía el agua que obtenida de unpozo profundo con su respectivo tanque elevado, construido eninmediaciones del barrio El Triunfo. Relativamente su vida fuecorta al comprobarse que el agua que consumían los habitantesestaba contaminada con las heces fecales de las letrinas de lasviviendas. Ante esta disyuntiva surge la imperiosa necesidad debuscar alternativas para solucionar el problema. Una de lasabanderadas de encontrar una salida inmediata fue la abogadaAngélica Becerra, quien había llegado desempeñarse comojueza. Sus oficios fueron más allá y emprendió una auténticabatalla hasta lograr que la fuente de suministro de agua se ubi-cara en la parte alta de ‘El Trampolín’.La población seguía aumentando y cada día era más grande lademanda de agua, no solo para las viviendas familiares sinopara los diferentes establecimientos comerciales que a diarioabrían sus puertas en el casco urbano. No hubo otra alternativaque la de construir nuevamente un pozo profundo para bombeodirecto y un tanque subterráneo de almacenamiento de 125metros cúbicos, cuyo suministro de agua provendría de unarepresa de la finca La Pradera.En 1986 Marco Antonio Castillo Alzate, administrador de lahacienda ‘Soplavientos’ propuso la construcción de un acue-ducto por gravedad a partir de un nacedero en inmediaciones deesos terrenos. Mario Vásquez Orozco (Q.E.P.D), alcalde de eseentonces, contrató los estudios de viabilidad e inició las gestio-nes para la consecución de los recursos que permitieran la eje-cución de las obras que arrancaron en marzo de 1.988 con lasupervisión de la Junta Administradora del Acueducto, presidi-da por la abogada Angélica Becerra.Ante el inesperado crecimiento de la población urbana, esta
  • 49. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNalternativa también se quedó corta, por lo que la actual adminis-tración contrató nuevos estudios para explorar las alternativasde un Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado. Dentro delas posibilidades para optimizar el suministro de agua existendos propuestas: La Carolina y Bramaderos. El objetivo es lograruna cobertura que garantice la prestación del servicio sin mayo-res sobresaltos hasta el 2.028.Los habitantes de Puerto Gaitán recuerdan con cariño y nostal-gia a Don Raimundo Blanco, el eterno fontanero de la pobla-ción. Hasta los últimos años de su vida estuvo atento a hacercumplir los turnos de suministro de agua, cerrando o abriendoválvulas se constituyó en uno de esos personajes inolvidablespara los portogaitanenses.AlcantarilladoProtegiendo el hábitatEl deprimente espectáculo de ver las polvorientas y calurososcalles de Puerto Gaitán inundadas de aguas negras, poco a pocoempieza a ser cosa del pasado. Aunque no se puede hablar deun óptimo servicio de alcantarillado, si se puede afirmar queeste servicio hoy ofrece mejores posibilidades de vida a quienesresiden en la cabecera municipal. De la lejana época en que lasaguas servidas como de las excretas inundaban solares hastaterminar en el lecho del río Manacacías o en el caño ‘ElTrampolín’, solo queda el recuerdo. Inicialmente se construye-ron letrinas de hoyo como depósito de las excretas.Posteriormente se construyó un sistema de alcantarillado en elsector de mayor concentración poblacional (comercial y resi-dencial). Rondaba la década del 70 cuando este servicio bene-fició a los habitantes del costado sur de los parques GuadalupeSalcedo y Jorge Eliécer Gaitán y el barrio El Centro. El alcaldede la época, Alfonso Saavedra, acometió las obras en tubería degres de doce pulgadas con un colector que desemboca en el ríoManacacías.De acuerdo con recientes estudios, el problema del alcantarilla-do de Puerto Gaitán se solucionaría con la ejecución de obrasen tres sectores: Bateas: con cobertura a los barrios El Popular,Villa Los Alpes, Galán y Los Alpes. Trampolín 1: para cubrirlas necesidades de los barrios Manacacías, El Centro, Villa
  • 50. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNOrtiz, La Esperanza, parte de El Trampolín y la extensa zonacolindante con el resguardo Sisapiatu. Trampolín: Cubriríaaquellos lugares no contemplados en los dos sectores antesmencionados.Actualmente se halla en ejecución la planta de tratamiento deaguas residuales que recibirá las descargas del sector alto oBateas en predios de Mi Ranchito y la planta de tratamiento delsector Trampolín 1, en el barrio La Esperanza.Energía eléctricaLlanura iluminadaGran parte de una generación de Puerto Gaitán se crió alum-brándose con humeantes mecheros de A.C.P.M. o petróleo, lasfamosas lámparas Coleman (a base de gasolina y con una cape-ruza) o en medio de tenues luces de velas a base de grasas ani-males o de parafina, que dieron origen a la empresa casera lide-ra por Don Leandro Unda. Muchos de ellos conocieron la ener-gía eléctrica en su mayoría de edad. Ahora la historia es otra yesta población disfruta de los beneficios de estar interconectadaal sistema eléctrico nacional. Atrás quedaron esas noches oscu-ras en que se compraban generadores de energía, cuya capaci-dad era cada vez insuficiente para atender la demanda. Estasvicisitudes terminaron el 10 de agosto de 2002 cuando seencendió el primer bombillo con energía proveniente delSistema Eléctrico Interconectado Nacional. Siendo personera laabogada Angélica Becerra presentó la propuesta ante el gobier-no departamental de la necesidad de interconectar este munici-pio, propuesta que tuvo el permanente acompañamiento delabogado Óscar Erwin Bolaños Cubillos, alcalde de la época yconvencido de la importancia de hacer realidad un proyecto deesta magnitud. Mientras tanto, otro hijo de Puerto Gaitán,Rubén Darío González García, ingeniero de Sistmas, gerencia-ba la Empresa de Servicios Públicos Perla del Manacacías.Desde el 1 de julio de 1.997 entró a operar la Empresa deServicios Públicos Domiciliarios ‘Perla del Manacacías’ y asu-mió la prestación de los servicios de acueducto, alcantarillado,aseo. Hasta la fecha cumple las funciones de recaudadora delservicio de energía eléctrica.
  • 51. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNSalud para todosSolo hasta 1.948 se construyó en este municipio el primer pues-to de salud. Los Cuerpos de Paz acometieron las obras comoparte de las brigadas que realizaban frente a la oleada de violen-cia política de la época. En ese mismo lugar funciona hoy elHospital Local que atiende la demanda de pacientes de unavasta zona del oriente colombiano.Este centro asistencial cuenta con elementos indispensablespara garantizar una buena atención en salud. Presta el primernivel de atención en consulta externa, hospitalización, urgen-cias, odontología, laboratorio químico, rayos X. Posee dosambulancias. Para la atención de la comunidad indígena cuentacon un pabellón especial.En El Porvenir, San Pedro de Arimena, San Miguel y PuenteArimena existen puestos de salud dotados con la implementa-ción para garantizarle a la comunidad una atención primaria.Cuando requieren de un servicio complejo o especializadodeben desplazarse hasta el casco urbano o a Puerto López oVillavicencio.Administradoras del Régimen Subsidiado, ARS, comoSaludvida, Caprecom, Cajacopi, EPS como Saludcoop,Humana Vivir, Salud Total, Solsalud garantizan la atención ensalud a la comunidad blanca e indígena de la jurisdicción.Puerto Gaitán es de los pocos municipios del país que tienencobertura del 100% en el Régimen Subsidiado en Salud para supoblación, labor en la que se ha destacado el alcalde, médicoJaime Apolonio Ballesteros Cantillo, quien destinó los recursosnecesarios para garantizarle a la población más necesitada unadecuada atención cuando requiera de los servicios asistencia-les. Los estratos 1 y 2 y todos los indígenas son los más bene-ficiados con esta acción social de la administración municipal.Y es que este profesional de la medicina, egresado de laUniversidad del Atlántico, desde que llegó a este municipio ahacer su año rural demostró una amplia vocación de servicio,especialmente en las comunidades más desprotegidas a las queahora como mandatario municipal les sigue ayudando. En estecampo también se destaca la enfermera Carlina Pérez, quien
  • 52. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNlleva casi toda su vida atendiendo a la comunidad de San Pedrode Arimena y sus alrededores. Es una de las veteranas por cuyasmanos ha pasado más de una generación.Aunque la población recurre a los profesionales de la medicina,hay quienes aún creen en los servicios que yerbateros o médi-cos tradicionales les ofrecen, por eso no es raro que en el sectorrural los busquen para tratar alguna enfermedad que los aqueje.También persisten en el medio las famosas parteras, aquellasmatronas que prestan sus servicios a las parturientas.DeportesRaza aguerridaEn medio de la indiferencia estatal, en Puerto Gaitán se handado silvestres destacadas figuras del deporte a nivel departa-mental y nacional. Hijos de esta tierra han vestido con orgullolos colores del Meta en las más importantes olimpiadas del país.Uno de los pioneros fue William Urbano, considerado uno delos más destacados atletas del departamento. Representó alMeta en los Juegos Nacionales que se realizaron en el eje cafe-tero donde cumplió una destacada actuación. A la par de su acti-vidad deportiva se preocupó por estudiar lo que le permitió ocu-par cargos de importancia en la administración municipal.Cuando se menciona el nombre de Wilson Correa Manchay talvez pocos lo recuerden, pero si se dice ‘Piña’ de inmediatosurge la figura esbelta y atlética de un joven que había nacidopara triunfar. De las frescas aguas del Manacacías salió a com-petir en el exigente mundo del triatlón donde se codeó con lasgrandes figuras de esta disciplina, no solo en Colombia, sino enotros países del mundo. En él estaban cifradas muchas esperan-zas, pero en una fatídica tarde, mientras retozaba en las aguasdel balneario Don Arcadio sufrió un lamentable accidente quelo dejó cuadrapléjico y posteriormente falleció en el más mise-rables de los abandonos. En este mismo deporte descollaronHarold Vergara Flores, los hermanos Freddy Alejandro yBrayan Rebellón Sánchez, y Miriam Motta.Otra gran deportista que dejó en alto los colores de PuertoGaitán es la pesista Marcela Restrepo Unda, elegida Deportista
  • 53. MONOGRAFíA PUERTO GAITÁNdel Año por la Asociación Colombiana de PeriodistasDeportivos, ACORD, Meta. Medallista suramericana y de bri-llante actuación en mundiales de la especialidad en Atenas yRepública Checa. Argemiro Puertas y Hugo Montes, se desta-caron en la halterofilia obteniendo títulos nacionales.

×