1           EL VITALISMO NIETZSCHEANO: DIONISOS VERSUS APOLO.       Realizar una interpretación “sistemática” de la obra d...
2       Para Nietzsche, pues, todos los males de la cultura occidentalprovienen de un mismo error inicial; error que, orig...
3        Contraposición entre lo APOLÍNEO y lo DIONISÍACO:      TEMPLO DE APOLO EN DELFOS      Básica en todo el pensamien...
4daba en ella una total primacía a los aspectos racionales, y por tantoprivilegiaba a Apolo (personificación de de lo raci...
5         El error socrático: imposición de la razón sobre los instintos.      Se refiere a la Identificación por Sócrates...
6
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Nietzsche: Introducción

75

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
75
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Nietzsche: Introducción"

  1. 1. 1 EL VITALISMO NIETZSCHEANO: DIONISOS VERSUS APOLO. Realizar una interpretación “sistemática” de la obra de Nietzsche, cuyoobjetivo fue precisamente “dinamitar” la razón lógica (y, por tanto, sistemática)que, a su entender, desde su imposición por Sócrates y Platón había“traicionado a la vida” y sustituido la inabarcabable complejidad de la existenciapor una red de conceptos metafísicos, religiosos y, más tarde, físico-matemáticos, constituye casi una traición al pensamiento del autor, quien llegóa afirmar: “Yo desconfío de todos los sistemáticos... la voluntad de sistema esuna falta de honestidad”. Por otra parte, dado que el propio Nietzsche afirmó endiversas cartas que toda su obra era “una fachada”, “una máscara”, y que en suvoluntad asistemática no dudó en integrar provocadoramente dentro de supensamiento afirmaciones aparentemente contradictorias, su obra ha sidoobjeto de interpretaciones muy dispares, lo que dificulta asimismo suclasificación. Pese a ello, la obra de Nietzsche se articula en torno a varios temascentrales y es en cierto modo “hija de su tiempo”, pues se fundamenta en unaradicalización del relativismo criticista kantiano, iniciada ya por Schopenhauer(si bien éste cayó en un “nihilismo pasivo” rechazado por Nietzsche) y que enNietzsche, al negar la existencia de la “cosa en sí” kantiana, se convierte en unfenomenismo ontológico (sólo existen los fenómenos, que no son“apariencias”, como pretendieron todos los metafísicos, sino la auténticarealidad) y en un perspectivismo epistemológico (ninguna interpretación esmás “verdadera” que otra, y por lo tanto lo unico importante es determinar quees lo más “válido” para la vida).
  2. 2. 2 Para Nietzsche, pues, todos los males de la cultura occidentalprovienen de un mismo error inicial; error que, originado realmente no enuna convicción “intelectual” sino en la incapacidad de aceptar el caráctercambiante y fugaz de la existencia, se remonta a los eléatas y Sócrates: laimposición de la razón sobre los sentidos, el triunfo de la especulaciónracional, que conduce a negar la vida tal y como la percibimos (considerándolasólo una “apariencia”) y a buscar “otra realidad”, el ser permanente y estable,que es sólo una ficción ilusoria. Toda la obra de Nietzsche, pues, constituyeuna reivindicación de la apariencia y de los instintos (es decir, del dinamismoincesante de la realidad tal y como la percibimos mediante los sentidos) frentea la razón (cuyos ilusorios “mundos reales”, estáticos y permanentes, sonmeras ficciones provocadas por el temor a la propia vida). Por ello, el vitalismonietzscheano se convierte en IRRACIONALISMO, pues sólo destruyendotoda la sistemática de la razón -lo que significa destruir todos los valoresincluso los esquemas tradicionales de la gramática y del lenguaje, será posibleuna nueva “aurora” para la humanidad. Resulta evidente, por tanto, que no es posible “separar” los diferentesaspectos del pensamiento de Nietzsche, deliberadamente asistemático, sinincurrir en una simplificación, pues, por ejemplo, su “vitalismo” y su “crítica de lacultura occidental” resultan absolutamente indisociables. No obstante, a modode introducción sobre la que más tarde se desarrollaran los restantesconceptos indicados en el mapa conceptual que cierra esta entrada, convieneclarificar algunas nociones axiales (ideas-eje) sobre las que se sustentará todasu obra:
  3. 3. 3 Contraposición entre lo APOLÍNEO y lo DIONISÍACO: TEMPLO DE APOLO EN DELFOS Básica en todo el pensamiento nietzscheano, esta contraposiciónaparece ya desarrollada en el primer libro de N., El origen de la tragedia. Enella, N. rechaza la interpretación tradicional de la tragedia clásica griega, que
  4. 4. 4daba en ella una total primacía a los aspectos racionales, y por tantoprivilegiaba a Apolo (personificación de de lo racional; caracteres apolíneosserían: escultura, equilibrio, armonía, belleza como proporción,autoconsciencia, luz) sobre Dionisos (personificación de lo instintivo: rasgosdionisíacos serían: música, embriaguez, exceso, delirio, aceptación del dolor ydel sufrimiento, inconsciencia, oscuridad). Nietzsche, por el contrario, afirmaque la tragedia griega fusionaba lo apolíneo y lo dionisiaco. La imposiciónde lo “apolíneo”, y por tanto de la razón excluyente, en la cultura griega, seríaobra fundamentalmente de Sócrates y de su discípulo Platón (que culminabanasí la visión “eléata” de la realidad, contrapuesta al dinamismo de otrospresocráticos como los milesios y Heráclito, reivindicados por Nietzsche). Antes de comentar el “error socrático”, es importante considerar que,como conclusión del “Origen de la tragedia”, Nietzsche propone, como“alternativa” al empobrecimiento de la realidad que supone el ideal estéticoapolíneo, la reintegración dentro de la creación artística de lo apolíneo y lodionisíaco, valores de la tragedia griega que habían sido recuperados por lasóperas de Wagner. Debe tenerse en cuenta, sin embargo, que el propioNietzsche criticó al final de su vida las conclusiones expuestas en su primeraobra por su falta de radicalidad, ya que en ellas primaba excesivamente una“metafísica de artista” –inspirada tanto en Wagner como en el fatalismo deSchopenhauer, que veía en el arte una “salida” al dolor de la existencia- y seconcedía excesivo papel a lo apolíneo. A medida que desarrolló su obra,pues, y al tiempo que se separaba del pensamiento de Schopenhauer (quienen su opinión había “negado” la vida en lugar de aceptarla) y de Wagner (alque criticó duramente por su paulatina inclinación hacia el misticismo cristiano)Nietzsche eliminó ese propósito “integrador” y se inclinó decididamente porla reivindicación exclusiva de lo dionisíaco y el ataque a la razón lógica ymecanista [aunque, como suele ocurrir con Nietzsche, y puede observarsemediante una simple consulta de diferentes libros de texto, no todos los autoresestán de acuerdo con esta interpretación].
  5. 5. 5 El error socrático: imposición de la razón sobre los instintos. Se refiere a la Identificación por Sócrates de la “verdad” con el “bien”.Inicio de la decadènce, consolidada por la imposición mediante elcristianismo (“platonismo disfrazado”, al igual que los filósofos metafísicos son“sacerdotes enmascarados” ) de una moral de esclavos, basada en lanegación de la vida y los instintos y la consideración positiva de la resignación,la impotencia y la humildad. La muerte de Dios: nihilismo pasivo y nihilismo activo. -El nihilismo pasivo, representado por el “último hombre”, o por el“camello” en la célebre `parábola del camello, el león y el niño en Así hablóZaratustra), es el resultado de la “muerte de Dios”, que ha dejado a la culturaoccidental sin el ilusorio recurso salvador al que había confiado su tranquilidad.Como reacción frente a esa pasividad resignada, se erige la propuesta porNietzsche del nihilismo activo (león), que deberá llevar a cabo la“transvaloración de todos los valores”), e iniciar así el camino hacia el“superhombre” futuro (niño), libre de las ataduras de la moral tradicional ycapaz por tanto de crear valores nuevos. El siguiente mapa conceptual, en definitiva, servirá de base para eldesarrollo de lo que se ha dado en llamar el “pensamiento afirmativo” deNietzsche, erigido sobre la base de su demoledora crítica genealógica.
  6. 6. 6

×