Altamira
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Altamira

on

  • 429 views

 

Statistics

Views

Total Views
429
Views on SlideShare
429
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Altamira Altamira Presentation Transcript

  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Corría el año 1879. Marcelino Sanz de Sautuola llegó a las cuevas de Altamira, cargado con su pala y sus pinceles. Era un aficionado a la arqueología y le habían comentado que allí podría encontrar interesantes objetos del pasado. SIGUIENTE
  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Le acompañaba su hija Marta, que solo tenía nueve años de edad. Marcelino se puso manos a la obra, pero la niña, aburrida mientras veía a su padre investigar, comenzó a dar vueltas por la gruta. De pronto, su padre la oyó gritar desde las profundidades de la cueva: !Mira, papá, he encontrado unos toros dibujados! SIGUIENTE
  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Extrañado, su padre corrió junto a la niña. En el techo se agolpaban figuras de animales, unas de pie y otras a la carrera, pintadas con colores intensos, y de una belleza y delicadeza que le dejaron boquiabierto. SIGUIENTE
  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Parecían ser bisontes, una especie extinguida en España hacía miles de años. SIGUIENTE
  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Pero cuando contó su descubrimiento, nadie lo creyó. Lo tomaron por un farsante, que había pagado a alguien para que realizara las pinturas. Eran las primeras pinturas prehistóricas de las que se tenía noticia, y nadie podía creer que algo tan bello hubiera podido salir de las manos de personas que entonces se consideraban rudas y primitivas. SIGUIENTE
  • El hallazgo de las pinturas de Altamira Pero fueron apareciendo pinturas en otros lugares y, finalmente, la comunidad científica pidió perdón a Sautuola por su error. SIGUIENTE