Si las pizarras_hablaran (2ª parte)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Si las pizarras_hablaran (2ª parte)

on

  • 394 views

 

Statistics

Views

Total Views
394
Views on SlideShare
394
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Si las pizarras_hablaran (2ª parte) Si las pizarras_hablaran (2ª parte) Presentation Transcript

  • SI LAS PIZARRAS HABLARAN... Usa ratón o "Enter" para cambiar pantalla 2ª parte
  • Cuando empecé a trabajar no había notas por escrito; tú contabas a los padres cómo trabajaba el niño. Anotabas solamente resultados en su Libro; todo, firmado y sellado, se quedaba en el archivo.
  • Mas todo cambia y aquello pronto habría de cambiar: tres veces durante el curso, notas tendremos que dar. Si el niño va regular, se le pone un SUFICIENTE; si no sabe "na de ná" ese sale INSUFICIENTE. Si va bien, le pones BIEN, si brilla, SOBRESALIENTE, si está notable, NOTABLE...
  • Y aquí llegaba la gente: ¿Qué quiere decir el BIEN? ¿Por qué va MUY DEFICIENTE? O...¿Qué diferencia hay entre BIEN y SUFICIENTE? Mas no queda aquí la cosa, porque, al llegar la Reforma, nos cambian de arriba abajo el Boletín de las notas.
  • Toda nota positiva se le llamará PA si le pones NM es que el niño va fatal. Y si quieres matizar los aspectos positivos, la crucecita pondrás; (+) la raya,(-) si es negativo.
  • Al parecer no se quiere que los niños se acomplejen viendo así tan claramente que su "compa" atrás los deje. Porque un 10 así, tal cual, es hiriente y descarado. Mejor poner un PA y...¡Todo el mundo igualado! Un puro rompecabezas con el que nadie se aclara. Con lo fácil que sería con números expresarlas.
  • Con nuestra querida LOGSE pa acabarlo de arreglar, las cruces y las rayitas ya no puedes emplear. Los Boletines de notas que damos últimamente sólamente ya te ponen el PA y el NM. Con lo cual reforzaremos la consigna consabida, esa de "to er mundo eh güeno" y...¡A disfrutar de la vida!
  • Por cambiar, hasta cambió lo que los niños meriendan. Recuerdo que en el recreo - corrían los años 50 - leche en polvo americana repartían en la escuela. Ponían el agua en un cubo, la mezclaban con el polvo, repartiendo a los chiquillos aquel líquido espumoso
  • Al que nadie le hacía ascos, aunque sabía un poco rara, aquella bendita leche de la ayuda americana. Nos poníamos en fila con nuestro vaso en la mano que, con un gran cucharón, el maestro iba llenando. A la trágala, volando, algunos se la bebían porque, si sobraba leche, a lo mejor repetían.
  • Hoy nuestros niños consumen mil chuches y bollería, unas veces industrial, otras, de panadería... Cuando los tiempos cambiaron ya no faltan alimentos y, casi sin darnos cuenta, pasamos al otro extremo. Traen tortas gigantescas más grandes que la cartera y, si no tienen más ganas, ves que la tiran entera.
  • Comen también bocadillos, gran variedad de galletas... Otros traen tantas cosas que al verlos, más que merienda, parece que traen al cole almuerzo, merienda y cena.
  • Antes una Enciclopedia te daban para estudiar; como te duraba mucho, la tenías que cuidar. Porque, además, ya tus padres los cargos a ti te hacían y pobrecilla de ti si algún día la perdías. Además de recordarte el dinero que costaba que era dinero tirado si tú no la aprovechabas.
  • Con la misma enciclopedia vivió mi generación desde la entrada en Primaria hasta el Grado Superior. Conocías de tu libro los rincones más remotos: cada dibujo en su sitio, cada arruga, cada roto...
  • los textos para copiar, y las del Gran Capitán, las especies animales, rótulos para adornar... Allí tenías los verbos, tablas de multiplicar, todos los mapas de España, los textos para copiar, las hazañas de Viriato y las del Gran Capitán, las especies animales, rótulos para adornar...
  • Ahora tienen muchos libros; tantos, que no quieren más. Pero tienen el problema de no saber estudiar
  • No tienen tanta ilusión por tener un libro nuevo; lo hojean durante un rato y lo cierran sin leerlo.
  • Pero lo que más cambió fue la cosa familiar ; que a los niños, son los padres los que les han de educar.
  • Hoy, si tú miras las filas en el patio de un colegio, acompañando a los niños más que padres, ves... ¡ABUELOS!
  • Antes los niños tenían a su padre y a su madre y ningún chaval te hablaba de la novia de su padre, de la ex mujer del padrastro ni del novio de mamá,
  • ni del hijo de ese novio, ni del ligue de papá, ni de su amigo Antoñito, el que tiene dos mamás.
  • Y ahora, todo este embrollo se nos complica aun más si ya los progenitores se llaman el B y el A. O, si se enreda la cosa, se llaman el A y el B. ¡Madre mía, qué penita! ¡Lo que me voy a perder!
  • Conviví con muchas leyes que cambiaban sin cesar; pero nunca como ahora, a tan gran velocidad. A todas sobreviví pues, cuando cierras tu puerta, toda la Ley está en ti.
  • Pasé de DOÑA a ser ... "SEÑO" y esa seño popular le abrió la puerta al tuteo y ... ¡ se fue la autoridad !
  • ¿La pena que más me aflige al tenerme que marchar? Pues que Internet en mi clase no lo podré disfrutar.
  • Pero imagino mi aula, llenita de ordenadores, de ratones y de niños... y me entran... ¡¡¡ mil sudores !!!
  • Que venga gente más nueva con ilusión y energías y las pilas bien cargadas, que yo ya gasté las mías.
  • No pretendo yo con esto decir lo de aquel autor que dijo que, en lo del tiempo, lo pasado fue mejor.
  • Más bien comparto en voz alta esta simple reflexión: Que en estos tiempos tan nuevos, yo me siento muy mayor. Y por eso me retiro con tanta satisfacción; porque, desde la barrera, veré los toros mejor.
  • Quiero decir una cosa sin pecar de presunción: nunca pasé de puntillas por mi noble profesión; porque me gustó "mojarme" y echarle mucha ilusión.
  • Al tiempo que reconozco que, con o sin intención, tuve montones de fallos, por los que pido perdón. al tiempo que reconozco que, con o sin intención, tuve montones de fallos por los que pido perdón.
  • Pero, al final del camino, con lágrimas y emoción, proclamo a los cuatro vientos: ¡ser maestra es lo mejor!
  • FIN DE LA SEGUNDA PARTE
  • Dedicado a todos mis compañeros. Teresa Ariza Texto: Extracto de la obra "SI LAS PIZARRAS HABLARAN..." Registro Propiedad Intelectual Andalucía Gr-00478-2006
  • Música: Olov Kindgren. Cavatina, S Myers.