“Saber escuchar a los niños y niñas”

Estimadas Educadoras, Técnicos de Educación Parvularia y familias de
nuestras querid...
Sus dibujos nos mostraron dos grupos de niños: aquellos que
dibujaban aspectos siempre validos, pero demasiado triviales, ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Saber escuchar a los niños y niñas

1,778

Published on

Published in: Technology
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,778
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Saber escuchar a los niños y niñas

  1. 1. “Saber escuchar a los niños y niñas” Estimadas Educadoras, Técnicos de Educación Parvularia y familias de nuestras queridos niñas y niños: Continuando con este diálogo en torno a la educación de los párvulos en el contexto de la Reforma Curricular, queremos en esta ocasión referirnos a un aspecto fundamental para su implementación, como es el “SABER ESCUCHAR” a nuestros niñas y niños. En efecto, el punto de partida para posesionarnos de lo que significa el concepto de párvulo que postulan las “Bases Curriculares de la Educación Parvularia” es ser capaz de mirar y escuchar a las niñas y niños con otros ojos y oídos. Ello, para poder descubrir sus mayores potencialidades de aprendizaje e intereses en un ambiente de mayores oportunidades como es el que ofrece nuestro Chile de hoy en sus múltiples escenarios y sus variados actores. Este planteamiento significa un “pararse en otro mirador” que el habitual y “afinar más el oído” para percibir qué nos quieren decir en cuanto a sus necesidades, intereses y mayores posibilidades de aprendizaje, con un lente de mayores expectativas que las que tradicionalmente hemos manejado. Esta idea-fuerza, fue la que se lanzó como una señal poderosa en la inauguración oficial del Año de la Educación Parvularia a todo el país por parte de la Sra. Ministra de Educación. En este acto, no sólo hubo un encuentro de ella con niñas y niños de diferentes instituciones públicas, sino que les hizo una serie de preguntas fundamentales como: ¿ qué quisieran hacer, hacer o aprender ? como forma de recoger sus intereses, y de orientar al sector, en cuanto a que características esenciales de la Pedagogía de Párvulos del siglo XXI, son el saber escuchar a los niños y el hacer “preguntas posibilitadoras”. ¿Y qué son las preguntas posibilitadoras? Son aquellas que abren muchas puertas o techos para la construcción de aprendizajes relevantes y significativos en los niños, y que nos iluminan en el conocimiento de sus procesos de indagación y descubrimiento. Y las respuestas de los niños nos iluminaron sobre lo que necesitan y aspiran. De hecho, estas mismas preguntas se hicieron en las trece regiones del país, y las respuestas expresadas en sus múltiples dibujos nos señalaron que es lo que sucede con ellos.
  2. 2. Sus dibujos nos mostraron dos grupos de niños: aquellos que dibujaban aspectos siempre validos, pero demasiado triviales, ya que deberían ser prácticas habituales: querían jugar, ir a la plaza, conocer los colores; en cambio, otro grupo planteó, que querían: aprender a pensar, conocer los dinosaurios o el espacio, saber cómo se hace el arcoiris o porqué los volcanes lanzan lava, entre muchos otros temas que desafían el tiempo, el espacio y la imaginación. Siendo todo trabajo de los niños/as del mayor respeto por lo que expresan, cabe en todo caso preguntarse porqué unos niños manifiestan un horizonte tan limitado, y porqué otros tienen absolutamente incorporados a sus vidas esas aspiraciones que deben ser lo habitual en los niños: jugar, pasear, y pueden por tanto, volar más alto, muy alto, como volantines con “hilo largo” en los mismos cielos de nuestro Chile. Esa es la pregunta de fondo que, como educadores, padres, y sociedad en general debemos hacernos. ¿Por qué algunos niños son ya ciudadanos del siglo XXI ? y porqué otros no lo son. Revisemos nuestra concepción de ellos y las oportunidades que les creamos: las personas con los que los conectamos, los objetos y juguetes que les proveemos, los espacios exteriores que les abrimos, los temas que les cantamos y conversamos, los libros que les leemos y que les facilitamos, entre otros. En síntesis, en la medida en que creamos y confiemos verdaderamente en ellos, que les abramos las puertas y levantemos los techos, y con mano cariñosa les ayudemos a acercarse y explorar “su mundo” y los escuchemos en amplio sentido, estaremos comprendiendo, una de las ideas fundamentales de las B.C.E.P.: un párvulo con más fortalezas que carencia, si les permitimos manifestarlas. Por ello, la invitación es: CHILE: Escucha a sus niñas y niños,empecemos por esta actitud básica, es lo que ellos requieren para construir una Pedagogía de Párvulos del siglo XXI. Muy cordialmente, M. Victoria Peralta E.

×