Your SlideShare is downloading. ×
Hespérides
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Hespérides

909
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
909
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
5
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. XIX - XX / 2011-2012Asociaciónde Profesoresde Geografía e Historiade Bachillerato de AndalucíaCRÉDITOS ÍNDICE SALIR
  • 2. ASOCIACION DE PROFESORES DE GEOGRAFÍA E HISTORIADE BACHILLERATO DE ANDALUCÍAANUARIO DE HESPÉRIDES.INVESTIGACIONES CIENTÍFICASE INNOVACIONES DIDÁCTICAS.Volumen XIX – XX (2011-2012)CRÉDITOS CONTENIDOISSN: 2174-3517 D. L.: SE 2371-2013ASOCIACION DE PROFESORES DE GEOGRAFÍA E HISTORIADE BACHILLERATO DE ANDALUCÍAANUARIO DE HESPÉRIDES.INVESTIGACIONES CIENTÍFICASE INNOVACIONES DIDÁCTICAS.Volumen XIX – XX (2011-2012)CRÉDITOS CONTENIDOISSN: 2174-3517 D. L.: SE 2371-2013CRÉDITOS CONTENIDO
  • 3. ASOCIACION DE PROFESORES DE GEOGRAFÍA E HISTORIADE BACHILLERATO DE ANDALUCÍAANUARIO DE HESPÉRIDES.INVESTIGACIONES CIENTÍFICASE INNOVACIONES DIDÁCTICAS.Volumen XIX – XX (2011-2012)GRANADA, 2013
  • 4. ÍNDICECRÉDITOSPRESENTACIÓNA. HERRERA GARCÍA, HESPÉRIDES: una ojeada retrospectiva a tres décadas........7XXIV Curso Metodológico-Didáctico “La enseñanza de la Geografía y el Patrimonio:El caso práctico de la dehesa y la industria del jamón .(Aracena, Cumbres Mayores yJabugo –Huelva-, 2011)ComunicacionesA. BOLLUFER VICIOSO, Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia deCádiz durante el siglo XVIII............................................................................................19A. G. FRANCO ROMERO y M. J. PAREJO DELGADO, La escultura de AlbertoGermán en el paisaje de Huelva ....................................................................................35J. M. NAVARRO DOMÍNGUEZ, El paisaje y el patrimonio locales como recursodidáctico de la geografía en una experiencia internivelar..............................................49J. M. NAVARRO DOMÍNGUEZ, Integración de nuevas tecnologías en la didáctica dela geografía. Evolución de una experiencia en locales rurales ......................................63C. PAREJO DELGADO, Crianza tradicional y contemporánea del cerdo ibérico de lasdehesas de la sierra de Huelva........................................................................................73Jornada de Perfeccionamiento (La Axarquía. Málaga, 2011)J. GÁMEZ LOZANO, La Axarquía. La vid una constante histórica .............................83Congreso de Guarromán (Guarromán. Jaén, 2012)ComunicacionesJ. A. JIMÉNEZ LÓPEZ, La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo deIllora .............................................................................................................................103J. A. MINGORANCE RUIZ, Las relaciones comerciales a finales de la Edad Mediaentre el reino de Jaén y la ciudad de Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud ..117A. RAMÍREZ NAVARRO, La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto” ...........137M. de SANCHA BLANCO, Notas geográfico-históricas de Guarromán ..................149
  • 5. XXIV Curso de perfeccionamiento “El Constitucionalismo decimonónico” (Los Vélez.Almería, 2012)A. G. FRANCO ROMERO y M. J. PAREJO DELGADO, Las Cortes de Cádiz en laescultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz en Sevilla, a las Cortes en Cádizy al general Copóns en Tarifa ......................................................................................169J. M. NAVARRO DOMÍNGUEZ, Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810...181MISCELÁNEAA. BOLUFER VICIOSO, Una visión de la guerra civil a través del álbum de don JoséRomán “Visto y vivido. Cuadros del Madrid rojo ……………………………………… 197C. CASTRO RODRÍGUEZ y A. R. RÍOS SANTOS, Fernando Blanco White y laenseñanza del inglés en un instituto sevillano ..............................................................221A. FERNÁNDEZ GRANDE, La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco deSevilla ...........................................................................................................................231P. GIMÉNEZ DE ARAGÓN SIERRA, Antonio Cano Correa, un artista andaluz delsiglo XX .......................................................................................................................245F. J. GUTIÉRREZ NÚÑEZ, Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733):canónigo de la Catedral de Sevilla ..............................................................................255M. A. NÚÑEZ BELTRÁN, El fondo antiguo de la Biblioteca de la Universidad deSevilla. La biblioteca del Convento de San Agustín de Sevilla ………………………267A. RUIZ PÉREZ, La biblioteca del Convento de Agustinos Descalzos de NuestraSeñora del Pópulo de Sevilla.........................................................................................285Reseñas e informaciones bibliográficas ......................................................................301Publicaciones de la Asociación “Hespérides” ..............................................................309Normas de publicación de la Asociación “Hespérides” ...............................................315
  • 6. JUNTA DIRECTIVA DE "HESPÉRIDES"Presidente de Honor: Antonio Herrera GarcíaPresidente: Iván Maldonado RequenaVicepresidenta: Juan de Dios Vico RoblesSecretaria-tesorera: Lola Quesada NietoDELEGADOS PROVINCIALESAlmería: Valeriano Sánchez RamosCádiz: Elena Toribio HerreroCórdoba: Jerónimo Sánchez VelascoGranada: Esther Cerón LlorenteHuelva: José Virgilio Sánchez SánchezJaén: Brígido Bazán AguadoMálaga: Joaquín Rafael Delgado MárquezSevilla: Francisco Javier Gutiérrez NúñezLa dirección actual de la Asociación Hespérides es:HESPÉRIDESI.E.S. “Padre Suárez”Gran Vía, 118001. GRANADANuestra dirección electrónica:correo@.asociacionhesperidesandalucia.esNuestra página Web es:www.asociacionhesperidesandalucia.esLa edición del presente volumen ha sido coordinada porMIGUEL ANGEL NUÑEZ BELTRANy ANTONIO HERRERA GARCÍA© Asociación de Profesores de Geografía e Historia de Bachillerato de AndalucíaHESPÉRIDESEdita: HESPÉRIDESImpresión digital en los talleres de Copyflash S. L.I.S.S.N.: 2174-3517Depósito Legal: SE 2371-2013Publicado en EspañaVOLVER AL ÍNDICE INICIO
  • 7. Este nuevo volumen del ANUARIO incluye, como en alguna otra ocasión, lostrabajos recogidos en los eventos de la Asociación, celebrados en dos años, en estecaso los dos último años: De 2011 las comunicaciones presentadas en el XXIVColoquio Metodológico-Didáctico y diversos de los asuntos tratados en las Jornadas dePerfeccionamiento tenidas en la Axarquía malagueña. Del año 2012, algunas de lascomunicaciones leídas en el XXI de Profesores Investigadores, que tuvo lugar enGuarromán, y unas pocas de las comunicaciones de las Jornadas de Perfeccionamientode Almería. Como es costumbre desde hace años, también se incluyen en este volumenlos trabajos enviados por los asociados de HERPÉRIDES para su publicación en elAnuario, de temática libre. Según se acaba de aludir, de los trabajos leídos enCongresos y Coloquios de nuestra Asociación, sólo una parte, a veces una mínimaparte de ellos, sale en letra molde, ya que muchos de los intervinientes no entregandespués el texto de los mismos para su publicación; no sabemos a ciencia cierta cuálesson las razones de ello, aunque algunas puedan ser imaginadas, pero esa actitud, entreotros motivos, contribuye a que la escasez de material del que se dispone para losAnuarios obligue a que éstos se hayan tenido que hacer bianuales.Del indicado Coloquio, dedicado a “La enseñanza de la Geografía y elPatrimonio: El caso práctico de la dehesa y la industria del jamón”, cuyas sesionestuvieron lugar en varios pueblos chacineros de la provincia de Huelva, sólo una de lascomunicaciones enviadas trata explícitamente de la crianza del cerdo ibérico en lasdehesas onubenses, mientras que otras tocan el tema indirectamente desde el punto devista de la Didáctica y uno de ellos se vuelca en un tema, interesante por supuesto, perotan lejano al enunciado de la reunión, como el repoblamiento en el siglo XVIII de lapoblación de la provincia de Cádiz. El texto de las demás comunicaciones leídas en esaocasión no llegó a nuestro poder.En este sentido, algo más radical ocurrió con las Jornadas de Perfeccionamientode Málaga. En este caso lo único recibido y aquí publicado ha sido el texto de laconferencia inaugural sobre las famosas uvas pasas de la comarca de la Axarquía, sibien estas jornadas fueron bastante provechosas para los asistentes a ellas, con visitasy excursiones por la “ruta del aguacate” y la “ruta de la pasa” con visitas a loslagares y establecimientos de la obtención y preparación de las pasas, así como laponencia sobre “Bernardo de Gálvez: honor y fidelidad”, expuesta el temploparroquial de Macharaviaya, que tampoco hemos tenido la fortuna de que nos llegasesu texto. Precisamente en esta localidad fueron clausuradas estas Jornadas.Coincidiendo esos meses con el treinta aniversario de la fundación de HESPÉRIDES,se imprimió un trabajo, que contiene un recorrido por el devenir de la Asociación enesas tres décadas, que fue repartido a los asistentes a estas Jornadas en su sesióninaugural y que aquí se reproduce encabezando este volumen.Mucho más centrados en sus respectivos temas estuvieron las comunicaciones delCongreso de Guarromán y de las Jornadas de Perfeccionamiento de los Vélez,dedicadas las primeras a “El Reino de Jaén” y las segundas a “El Constitucionalismodecimonónico”. En general, las comunicaciones recibidas responden a los temaspropuestos para cada una de estas celebraciones. En la notable diversidad de asuntostratados en los trabajos remitidos para la “Miscelánea” encontramos interesantestemas de arte, de historia reciente o bibliográficos.- A. H.VOLVER AL ÍNDICE
  • 8. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada 2013) Vol. 19-20 / Páginas 7 a 147HESPÉRIDES: UNA OJEADA RETROSPECTIVAA TRES DÉCADASAntonio Herrera GarcíaTranscurrían los primeros años de la década de los ochenta, años de ilusiones yefervescencias que, entre otros campos, florecían en el que moraban los Profesores deGeografía e Historia de Enseñanza Media. Por todas partes se convocaban y celebrabanreuniones, cursillos, jornadas, seminarios permanentes y encuentros, que daban pasos ycanalizaban inquietudes que se dirigían hacia la renovación pedagógica, en las queinfluían iniciativas personales, contrastes de experiencias, trabajos en grupo, búsquedasen común de nuevos métodos … Aquí, en Sevilla, se podían hallar ejemplos de casitodos ellos, del mismo modo que en todo el territorio nacional; uno de estos, en el queyo participé, fueron las Jornadas celebradas en el Palacio de la Magdalena, enSantander, en el verano de 1980.Como suele ocurrir frecuentemente en estos encuentros de profesores de lasmismas materias, se realizan nuevos conocimientos personales, se intercambianopiniones y experiencias, se charla en los cafés y paseos de todo lo habido y por habery, por supuesto, de todo lo que atañe a nuestra común profesión. Uno de estosconocimientos trabados por mí fue con nuestra antigua compañera Adela Gil Crespo.Adela era catedrática en el INEM “Beatriz Galindo”, de Madrid, se inscribió más tardeen nuestra Asociación y asistió a nuestros primeros congresos de investigadores, en losque presentó comunicaciones en tres de ellos; curiosamente una de las materias quecultivaba era la vulcanología. Entre las cuestiones que surgieron en mis conversacionescon ella, una fue la de “desamparo” que padecíamos los profesores de nuestraespecialidad frente a la administración estatal, sin que dispusiésemos de una instituciónque nos representase y nos permitiese elevar nuestra voz y que se contase con ella a laVOLVER AL ÍNDICE
  • 9. A. Herrera García8hora de elevar propuestas para los planes de estudios, que perfeccionasen nuestrapráctica docente, o para reivindicaciones, que mejorasen nuestras condiciones laborales.Parecía evidente la necesidad de agruparnos con objeto de celebrar reuniones periódicasen las que conociéramos las experiencias didácticas que cada uno por su cuenta estabarealizando y, paralelamente, la conveniencia de poseer unas publicaciones regulares querecogiesen estas mismas experiencias, junto con las investigaciones científicas que enmuchos casos se realizaban, facilitando su difusión, para lo que en ocasiones se chocabacon el valladar o la cerrazón de otras instituciones.Con lo intercambiado en estas conversaciones y con las cavilaciones que luego, ami regreso, le seguí dando vueltas al asunto, se fue componiendo en mi mente la idea decrear una institución que encauzara aquí todos estos proyectos, necesidades yreivindicaciones. Como es lógico, no pensé en ningún momento que yo solo pudiesellevar a efecto y poner en práctica esta idea. Para ello, me puse en contacto con misamigos y compañeros más allegados, como Aurelio Garcés entre otros, que me podíanasesorar, perfilar la idea aún en estado germinal y me ayudasen en la tarea de hacerlauna realidad. Tras algunos cambios de impresiones y de unos primeros cafés-debates,este “petit comité” convocó y celebró, con la colaboración de la inspección debachillerato y el ICE de Sevilla, un primer Coloquio en marzo de 1981, que tuvo lugaren el INEM “Fernando de Herrera” de la capital hispalense, en el que se expusierondiversas comunicaciones sobre metodología y didáctica de nuestras materias,presentando varias de ellas los componentes del aludido “petit comité”. Por lo que a mirespecta y tocante al asunto que aquí nos ocupa, presenté una propuesta titulada “Haciauna Asociación del Profesorado de Geografía e Historia de Bachillerato” y fuerepartida entre los numerosos asistentes una encuesta, en la que se preguntaba sobre laconveniencia de instituir una Asociación de este tipo y sobre algunas particularidadesque debían darse en la misma (ámbito territorial, eventos a convocar, cuota, etc.).Tal encuesta fue respondida afirmativamente por una abrumadora mayoría de losasistentes (más de 150) y en una reunión más amplia en el Instituto de Enseñanza Media“San Isidoro”, de Sevilla, tenida el día dos de junio de 1981, a la que asistieron, juntoconmigo y Aurelio Garcés, los profesores Elena Relimpio Ferrer, Antonio Prieto Díaz(q.e.p.d.), Antonio Luis López Martínez, Neftalí Santos Bravo, Manuel de SanchaBlanco, Carmen García Ruiz (q.e.p.d.), Manuel Sánchez Mantero, Laureano RodríguezLiánez y Francisco Velázquez Clavijo, así como unos más, que luego desaparecieron denuestras reuniones y que es probable que ni siquiera se incorporaran a la Asociación, sedesignó en ella una Comisión Gestora y se trató, como en buena lógica puede pensarse,de la fundación de la propuesta Asociación de Profesores de Institutos, asociación quelógicamente, aún nonata, no había sido bautizada con ningún nombre. Allí se discutióesto y después de algunas propuestas, se aprobó la de Manuel de Sancha:HESPÉRIDES.La conmemoración del 25 aniversario de la fundación fue dedicada, comoparticular recuerdo y homenaje, a los componentes de aquella primera reunión.Constituida dicha Comisión Gestora, que en la práctica estuvo integrada por loscomponentes del citado “petit comité”, su principal tarea se dedicó a la elaboración desus primeros Estatutos, que fueron presentados en el Gobierno Civil de Sevilla,
  • 10. Hespérides: una ojeada retrospectiva a tres décadas[Seleccionar fecha]9solicitando su aprobación por el Ministerio de la Gobernación, como entonces eraPreceptivo.En el segundo Coloquio, celebrado en febrero de 1982 con la misma colaboraciónque el primero y en el mismo lugar que aquél, se creó la Asamblea Constituyente de laAsociación “Herpérides”, que arrancaba con un centenar largo de asociados y en él fueelegida la primera Junta Directiva de la misma, que quedó formada por Antonio HerreraGarcía como Presidente, Aurelio Garcés Olmedo como Vicepresidente, LaureanoRodríguez Liáñez como Secretario y Antonio Prieto Díaz como Tesorero. Una amplia ylaboriosa tarea se presentaba ante los ojos de esta primera Junta Directiva, más aún si sepiensa que su ámbito territorial lo formaban todas las provincias andaluzas, ya que fueAndalucía lo que la señalada encuesta votó en su mayor parte. En este aspecto de dar aconocer la entonces recién nacida Asociación y difundir sus propósitos, es de justiciareconocer la labor llevada a cabo por el Vicepresidente, el mentado Aurelio Garcés,desempeñando interinamente por esas fechas el cargo de Inspector de Enseñanza Media,en unos años que desde Sevilla se alargaban las visitas de inspección por todos losInstitutos andaluces, desarrolló una notabilísima labor de difusión y reclutamiento deasociados para la, por esos meses, tierna “Herpérides”.Para septiembre de ese mismo año la flamante Junta Directiva de “Hespérides”organizó su primer magno evento, el I Congreso de Profesores Investigadores, que secelebró con una nutrida asistencia en El Puerto de Santa María, durante los días 15 al 18de dieciocho mes, en el que se presentaron y leyeron 33 comunicaciones, la mayor partede ellas sobre historia local andaluza. El desarrollo de las sesiones del Congreso fuemuy aceptable, se efectuó una excursión a las ruinas de Baelo Claudia y en la solemnesesión de clausura, que tuvo lugar en el lujoso salón de actos barroco de la Diputaciónde Cádiz, recibieron los nombramientos de Asociados de Honor de “Hespérides”nuestros ilustres y distinguidos compañeros don Antonio Domínguez Ortiz y don JuanGómez Crespo, ambos catedráticos de Geografía e Historia de instituto, sevillano elprimero y cordobés el segundo. Las inscripciones superaban ya las más optimistasprevisiones. Todo ello se hizo a base de ayudas, pues los fondos de la Asociación eranmuy escasos, lo que se tradujo, entre otras cosas, en un retraso considerable en lapublicación impresa de las actas de las sesiones de este Congreso. Poco a poco sefueron nombrando los delegados provinciales de la Asociación, si bien en algunos casoshubo que echar mano de las últimas inscripciones, como nos ocurrió en Almería, dondeen José Cayuela, del Instituto de Vélez Rubio, se dieron a la vez la condición deDelegado y la de único asociado.La Junta Directiva de la Asociación había determinado que anualmente secelebrasen un Coloquio Metodológico-Didáctico en primavera en una capital andaluza yun Congreso de Profesores Investigadores en una localidad importante de nuestraregión. Cumpliendo con esta norma, los siguientes Coloquios se celebraron en Córdoba(1983), Granada (1984), Almería (1985), Jerez de la Frontera (1986), Málaga (1987),Huelva (1988) y Jaén (1989), con el que se completó la primera ronda por las provinciasandaluzas. La asistencia a estos Coloquios no sólo fue muy numerosa sino que fuecreciente a lo largo de los mismos a la par que lo hacían las inscripciones en laAsociación. En ellos se efectuaban excursiones o visitas guiadas, como, por ejemplo,
  • 11. A. Herrera García10una excursión por la bahía de Cádiz en 1986m o a la visita de Almería, ciudad sencilla yencantadora que muchos de los asistentes no conocíamos; también a ellos vinieron deotras regiones, a las que habían llegado noticias de “Hespérides”, como algunoscomponentes del grupo “Cronos” de Salamanca, con el que se estableció un fructíferocontacto, o F. Chordá, del Instituto de Hospitalet de Llobregar, que se hallabaexperimentando nuevas metodologías, que nos expuso en unos de esos Coloquios, oJosé M. Serrano Martínez, de la Universidad de Murcia. Muchos de éstos seinscribieron en nuestra Asociación, asistieron a sus actividades y presentaron trabajos.La segunda ronda de estos Coloquios fue algo más anárquica en su localización,pero continuó con idéntica estructura en cuanto a sus contenidos (Didácticas generales,de la Historia de la Geografía o de la Historia del Arte, etc., todas conteniendocomunicaciones con experiencias efectuadas en clase). En esta ronda se celebraron losColoquios de Sevilla (1990), Córdoba (1991), Granada (1992), Almería (1993), otra vezSevilla con motivo de un homenaje (1994), Jerez de la Frontera (1995), Úbeda (1996),Antequera (1997) y Algeciras (1999). Continuaron intercalándose en las sesiones detrabajo ciertas visitas y excursiones, como la Mezquita de Córdoba, Itálica, Museo deAntequera, las bodegas de Jerez o la factoría de “Acerinox” en Algeciras, así comoalgunos pequeños conciertos corales o de solistas. Adoptada una aconsejableperiodicidad bianual de su celebración, le siguieron los Coloquios de Almonte (2001),Arcos de la Frontera (2003), Pozoblanco (2005), Carmona (2007) y Granada, sobre“Darwin y los viajes científicos” (2009). El año 2001, con oca-sión del XX aniversariode la fundación de “Hespérides”, se publicó un Catálogo de las Comunicaciones a los18 primeros Coloquios, elaborado por Manuel Ruiz Carmona: sumaban 199.También los Congresos de Profesores Investigadores, éstos más minoritarios,tuvieron continuidad. Los siguientes fueron el de Benalmádena (II, 1983), que celebrósus sesiones al borde mismo del mar en el llamado Castillo de Bil-Bil, el de La Rábida(III, 1984), en el que disfrutamos de un paseo nocturno en barca por el puerto deHuelva, en de Baeza (IV, 1985), para cuya preparación y desarrollo trabajó de manerainfatigable nuestro compañero Paco Vázquez Sapena, delegado de Jaén, ya fallecidolamentablemente y el de Constantina (V, 1986), que nos dio ocasión de conocer laSierra Norte y algunos de los monumentos artísticos de sus lugares, como la iglesia deConstantina, la Cartuja de Cazalla o la iglesia de Alanís con su maravilloso retablomayor. En esta primera ronda de los Congresos hesperidianos por las provinciasandaluzas le tocó el turno luego a la cordobesa, con el celebrado en Montilla (VI, 1987)y luego a la malagueña, con el organizado en Motril (VII, 1988). Le siguieron los deBaena (VIII, 1989), El Ejido (IX, 1990), Sanlúcar de Barrameda (X, 1991) y Palos de laFrontera (XI, 1992).En 1992, mediante un acuerdo de la Junta de Directiva, aprobado luego por laAsamblea General, se efectuó la misma modificación de la periodicidad bianual decelebración de los Congresos, que para los Coloquios, alternándose con éstos, ya que eneste caso la elaboración de los trabajos de investigación supone en muchos casos untiempo de consulta de archivos y demás, que aconsejaba dejar un espacio más largoentre una reunión y la siguiente. Así pues, a partir de 1993, las Actas anuales de losCongresos serían sustituidas por los Anuarios de Hespérides, en los que se alternaríanlas Actas de los Congresos con las investigaciones que anualmente y sobre temas libres
  • 12. Hespérides: una ojeada retrospectiva a tres décadas[Seleccionar fecha]11podrían presentar los Asociados con independencia de las reuniones congresuales detemática específica.Con esta prioridad se han venido celebrando los últimos Congresos, el deArchidona (XII, 1994, sobre “Historia de la Educación”, publicado en el segundovolumen del Anuario), el de Osuna, sobre “Los Archivos andaluces” (XIII,1996;Anuario 4), el de Priego de Córdoba, sobre “Régimen señorial y caciquismo enAndalucía” (XIV, 1998; Anuario 6), el de Alcalá la Real, sobre “Urbanismo, sociedady demografía en los municipios” (XV, 2000; Anuario 8), el de Guadix, sobre“Minorías, marginación e historia de género” (XVI, 2002; Anuario 11), el de Aracena,sobre “Historia de las mentalidades. Ideología e Iglesia” (XVII, 2004; Anuario 12), elde Cádiz, sobre “El Antiguo Reino de Sevilla” (XVIII, 2006; Anuario 13-14), el deCartaya, con una jornada en Tavira, sobre “La frontera permeable” (XIX, 2008;Anuario 16), y el de Lucena, sobre “La Arqueología: de la Ciencia a la Docencia”(XX, 2010, ; en publicación). En todos los Congresos han admitido, junto con lascomunicaciones que atañían a sus respectivas temáticas, las que versaran sobre lahistoria local del lugar de su celebración. En 1993, elaborado por Antonio Herrera yNeftalí Santos, se publicó en un Catálogo de los 11 primeros Congresos, antes deaparecer las Actas de éstos en los indicados Anuarios, que reunían 408 comunicaciones.Posteriormente, en 2006, al cumplirse el XXV Aniversario de la fundación de“Hespérides”, los mismos autores ampliaron ése con otro “Catálogo-reseña de lostrabajos histórico-geográficos publicados por la Asociación (1981-2005)”, en el que seincluían las comunicaciones presentadas en los 17 primeros Congresos, en los que secontaban 604 y añadidos los trabajos del mismo tipo, incluidos en otras publicacionesde la Asociación, de las que ahora hablaremos este Catálogo reseña un total de 831trabajos, la gran mayoría sobre historia local de las provincias andaluzas,; para facilitarsu consulta, el volumen iba acompañado de un índice alfabético de personas, lugares ymaterias. Puede legítimamente considerarse que estos trabajos constituyen en algunoscasos una importante base para conocer o aseguir investigando la Historia Moderna yContemporánea de Andalucía, como por ejemplo, los bastantes aspectos del AntiguoRégimen en Sevilla y su provincia, el desarrollo contemporáneo en Málaga, la cuestiónobrera en Jaén y otras varias.Pero, aún siendo estas dos actividades de la Asociación, los Coloquios y losCongresos, las básicas y más importantes de ellas, no fueron las únicas, agregándosepaulatinamente otras. Las más notables y prolongadas hasta nuestros días fueron las“Jornadas de Perfeccionamiento del Profesorado” que, iniciadas en 1989, reúne a losprofesores asistentes durante dos días –generalmente desde la tarde de un jueves hasta lamañana de un sábado- habitualmente en el mes de noviembre, para que ciertosespecialistas les dieran charlas sobre diversos temas concretos y se efectúen unas visitasrelacionadas con ello. Las dos primeras se dedicaron a “La enseñanza de la Historia:estado de la cuestión” y tuvieron lugar en los años 1989 y 1990 en el Hotel Guadalmar,de Torremolinos. En ellas se representaron las Edades del a Historia desde la Antiguahasta la Contemporánea. Tenidas también en el Guadalmar, las terceras (1992)estuvieron dedicadas a la “Geografía de Andalucía y la Geografía económica ante elreto de la Unión Europea”, las cuartas (1993) a la Historia del Arte, las quintas (1994)a la “Historia de Andalucía durante el Antiguo Régimen”, y las sextas (1995) a“Andalucía en la Baja Edad Media”; las octavas (1997) fueron dedicados a “La
  • 13. A. Herrera García12Andalucía musulmana” y tuvieron lugar en Villa turística de Bubión en plena Alpujarragranadina; las novenas fueron suspendidas por fuerza mayor y las décimas (secelebraron el Almuñécar (2000) sobre el “Patrimonio Cultural de Andalucía”. Las XIJornadas (2001), se dedicaron al “Patrimonio minero y arqueología industrial” y secelebraron en Linares; las XII (2002) fueron convocadas bajo el tema de “Geografía deAndalucía” y tuvieron lugar en Marbella; las siguientes (2003), “De historiaandaluza”, itinerantes por tres localidades de la comarca sevillana del Aljarafe, recogióvarias charlas sobre el pasado andaluz y las XIV (Almería, 2004) y XV (Guarromán,2005) estuvieron dedicadas, respectivamente a la “Historia del Mundo Contemporáneo.Una puesta al día” y a “Andalucía durante el siglo XVIII”. Las XVI Jornadas (2006),tenidas en Baza tuvieron por tema la “Prehistoria y Mundo Antiguo. De Orce a losIberos”, y las XVII (2008), en Berja y Adra, “Moriscos y cristianos viejos: el ámbitorepoblador en el reinado de Felipe II”. Las XVIII (2009) celebradas en Mijas, Marbellay Málaga “La industrialización en Andalucía: un análisis del pasado, el presente y elfuturo de la estructura industrial de Málaga”. En Sevilla se organizaron las XIXJornadas (2010) “Modernismo y Regionalismo. La arquitectura andaluza de la primeramitad del siglo XX” y las XX, las últimas de estas tres décadas, en Aracena. “El casopráctico de la dehesa y la industria del jamón”.Con posterioridad a estas Jornadas de Perfeccionamiento nacieron las “Jornadasde Didáctica del Patrimonio”, que han constituido unas visitas guiadas por expertosconocedores a lugares de notable interés, cuya duración sólo han ocupado un día. Laprimera (2002) fue la realizada en Marchena (Sevilla), en la que José Luis Ravé noshabló sobre “Las ciudades medias de señorío. Rasgos urbanísticos y patrimoniales”.Las segundas, en el mismo año, se efectuaron a las iglesias fernandinas cordobesas, conuna conferencia de A. Navas Chaveli sobre “Los ermitaños de Córdoba”. Las III(2003), tenidas en las malagueñas Villanueva de Tapia y Archidona, contó con toda unasesión de ponencias sobre el tema de los señoríos, que luego aparecieron publicadas eseaño con el título “Villas, monasterios y señoríos. Estudios sobre el régimen señorialreunidos con ocasión de del IV Centenario de la Villa de Villanueva de Tapia (1603-2003)”. Las IV Jornadas de Didáctica (2003) se giraron a Baeza ese mismo 2003, conuna conferencia de J. J. de Lara sobre “Los Ballesteros de Baeza”. Las Z (2004) sehicieron a “La ciudad se San Roque, donde reside la de Gibraltar, 1704-2004”, con unaconferencia de Mario Ocaña. Las VI (2006), en Ronda, donde, además de visita a laciudad, se tuvo una sesión conmemorativa del XXV Aniversario de la fundación de“Hespérides”, con varias intervenciones y una conferencia de don Carlos Posac Mon.Las VII Jornadas (2007), que se titularon “Los archivos nobiliarios de Sanlúcar deBarrameda”, se giró a los palacios y fondos documentales de Medina Sidonia yOrleáns-Borbón, y en las VIII (2008), cuyo título fue “El patrimonio histórico-artísticode la Constitución de Cádiz”, se visitaron los lugares relacionados con el tema en Cádizy San Fernando. En las IX (2009) se realizó un recorrido por “La comarca de las Villas(Jaén)”, visitando los lugares de Villacarrillo, Iznatoraf, Villanueva del Arzobispo ySorihuela del Guadalimar. Las X (2010) han sido las últimas hasta ahora y se hancelebrado en Málaga versando sobre “El arte contemporáneo en Málaga: de Picasso alas Vanguardias” en donde hemos tenido ocasión de visitar el casco antiguo de laciudad, la Alcazaba y el museo Picasso.Si bien de ámbito más limitado, pues son organizadas por la Delegación de“Hespérides” de Jaén en colaboración con el Ilustrísimo Ayuntamiento de Guarromán
  • 14. Hespérides: una ojeada retrospectiva a tres décadas[Seleccionar fecha]13y, en general, sus asistentes procedes casi en su totalidad de esa provincia, aunque susconvocatorias se hacen para todos nuestros asociados, pueden ser incluidas aquí las“Jornadas de Cultura Andaluza”, que desde el año 2008 se vienen celebrando todos losaños en dicha villa jienense. En este ámbito, es de justicia destacar la extraordinarialabor desarrollada por nuestros compañeros Cristóbal Casado Álvarez y Brígido BazánAguado, no sólo por sus tareas al frente de la Delegación de Jaén y por la organizaciónde las antes indicadas jornadas sino también por la consecución de algo que hacíamuchos años que tratábamos de conseguir, una oficina fija de la Asociación, en la quese radicase su archivo y el depósito de sus publicaciones, que por sus gestionescerca dedicho Ayuntamiento se logró tener en 2005 en la Casa de la Cultura de Guarromán. Allíse han recogido y unificado todas las publicaciones que se hallaban dispersas por variasDelegaciones y desde entonces se podrán evitar pérdidas de algunas, como las editadasen los primeros años de “Hespérides”, pérdida ocasionada por la irresponsabilidad deciertas personas.Las publicaciones de la Asociación “Hespérides” hasta la fecha, unas 60 en total,son en su gran mayoría las que contienen las Actas de las ponencias, comunicaciones yconferencias presentadas, leídas o impartidas en las tres primeras actividades señaladasantes aquí, así como los catálogos de las dos primeras (53 publicaciones). Otraspublicaciones han sido, además de la precitada de las Jornadas de Villanueva de Tapia,la titulada “150 Aniversario de la creación de las Enseñanzas Medias en Andalucía.1845-1995”, que contenía las intervenciones habidas en el Acto conmemorativocelebrando en el Instituto “Aguilar y Eslava”, de Cabra, el 31 de octubre de 1995, otratitulada Antonio Domínguez Ortiz. Bibliografía, elaborada por Antonio L. Cortés Peña yeditada por “Hespérides” en colaboración con el Ayuntamiento de Alcalá la Real conmotivo del homenaje que le tributó la Asociación en Granada el 1 de abril del año 2000y los Catálogos de tres exposiciones organizadas por la misma. A ellas es preciso añadirlos Boletines, prácticamente mensuales, en los que desde 1991 la Asociación cuelga susconvocatorias, avisos, informaciones, reseñas de celebraciones, cambios de JuntasDirectivas y otras noticias y la revista “Hespérides”, que desde su número 0, aparecidoen 1996, se ha publicado anualmente y dirigida por nuestra compañera Lola QuesadaNieto con admirable tacto y tesón, ha llegado ya al correspondiente a 2011. En ellaaparecen artículos de temas muy diversos, desde curiosidades históricas hastacuestiones de la más rabiosa actualidad.Hasta ahora se han publicado en series independientes las Actas de los Coloquios,de los Congresos y de las Jornadas de Perfeccionamiento, así como algunos eventosparticulares organizados por la Asociación, que han sido señalados. En adelante, ycausado en parte por la crisis económica que se viene padeciendo en tantos aspectos dela vida, de todos conocida, la Junta Directiva ha creído conveniente que todas las Actasde las reuniones se tengan dentro de un año se recojan en el Anuario del añocorrespondiente y debido al encarecimiento del papel y de precio que han alcanzadolabores de imprenta, que éstos aparezcan no en papel, sino en soporte informático.Muchos han sido los profesores de Geografía e Historia de los Institutosandaluces que han pasado por la Asociación “Hespérides” y muchos los que, desde susprimeros tiempos, aún permanecen en ella y siguen acudiendo a sus reuniones. En el
  • 15. A. Herrera García14Boletín núm. 22 (mayo del año 2000) se publicaba -la única vez que se ha hecho- unalista nominal de los asociados que a la sazón figuraban como miembros activos y en ellaaparecían inscritos algo más de 700. En la actualidad, después de los últimos sucesoseconómicos, la Asociación cuenta con 480 asociados. Los Presidentes que se hansucedido al frente de “Hespérides” en estos primeros treinta años de su existencia, loscuales han contribuido, cada uno a su manera y con sus respectivas Juntas Directivas, ala difusión, mantenimiento y funcionamiento de la Asociación, han sido los siguientes.Antonio Herrera García (Sevilla) en el lustro inicial (1982-86), José Cosano Moyano(Córdoba, 1987-90), Pedro González Beltrán (Málaga, 1991-92), Santiago MartínGuerrero (Granada, 1993-94), Manuel Ruiz Carmona (Cádiz, 1995-96), Trino GómezRuiz (Almería, 1997-98), José Calderón Fuentes (Huelva, 1998) –con la interinidad deDolores Quesada Nieto (1999)-, Antonio Heredia Rufián (Jaén, 2000-01), María JosefaParejo Delgado (Sevilla, 2002-03), Eduardo Lama Romero (Córdoba, 2004-05), AnaLomas Fernández (Cádiz, 2006-07), Carlos Villoria Prieto (Almería, 2008-09) y RubénAguilar Guerrero (Málaga, 2010-2011).Es de suponer que todo lo anteriormente expuesto puede dar a entender que latarea desarrollada por la Asociación “Hespérides” ha sido muy útil para la granmayoría de sus asociados. Pensando en ello y para terminar, queremos hacer nuestrasalgunas palabras de las que nuestra compañera Lola Quesada dirigió a los hesperidianosen una carta abierta que les dirigió en abril de 1999. Rezan así; “Todos hemos recorridomuchos rincones de Andalucía gracias a “Hespérides”. Todos hemos conocido yvisitado muchos lugares (radiotelescopios, canteras, parajes naturales, granjasexperimentales, bodegas, yacimientos arqueológicos, museos, archivos, cooperativas,centrales térmicas,…) gracias a “Hespérides”. Todos hemos charlado con viejosamigos y compañeros gracias a “Hespérides”. Todos hemos convivido y pasado buenosmomentos gracias a “Hespérides” y por supuesto, todos hemos aprendido y nos hemosformado profesionalmente un poco más gracias a “Hespérides”. Pudiera ser que todoeso sea lo que, mirando hacia los treinta años cumplidos, nos haga mirar con esperanzaa los años que vienen.
  • 16. XXIV CURSO METODOLÓGICO-DIDÁCTICO “LAENSEÑANZA DE LA GEOGRAFÍA Y EL PATRIMONIO:EL CASO PRÁCTICO DE LA DEHESA Y LA INDUSTRIADEL JAMÓN. (ARACENA, CUMBRES MAYORES YJABUGO –HUELVA-, 2011)VOLVER AL ÍNDICE
  • 17. Comunicaciones
  • 18. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 19 a 3319LAS REPOBLACIONES EN EL TERRITORIO DE LAACTUAL PROVINCIA DE CÁDIZ DURANTE EL SIGLOXVIIIAndrés Bolufer ViciosoCuando se habla de repoblación en Andalucía durante el siglo XVIII, se citan una y otravez las realizaciones de Sierra Morena pero es preciso hacer notar que este proceso tuvolugar también en el territorio de la actual provincia gaditana en dos momentos:1.- En una primer fase hubo una repoblación espontánea del territoriogibraltareño a raíz de la usurpación británica en 1704, a consecuencia de ella se crearíanlas poblaciones de San Roque (La ciudad de San Roque donde reside la de Gibraltar),Los Barrios y Algeciras, desgajadas de la Gibraltar expatriada, y2.- En la segunda mitad del siglo en dos áreas hoy enclavadas en la provinciagaditana, basadas en el modelo de las Nuevas Poblaciones Carolinas: Puerto Serrano yAlgar.Pero este proceso de poblamiento de “desiertos”, no estaría completo sin querecorriéramos someramente una tentativa, el proyecto de Ojén del Campo en LosBarrios, que de haberse llevado a cabo hubiera cumplido con los fines y la ideologíaolavidiana en el área de la bahía algecireña.1. las Nuevas Poblaciones del Campo de Gibraltar: 1704-1768La creación de las nuevas poblaciones del arco de la bahía algecireña se hanpuesto de relieve a nivel de Hespérides gracias a las investigaciones de los miembros deVOLVER AL ÍNDICE
  • 19. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]20la Asociación, por lo que sólo se tiene que acudir a las publicaciones de ésta pararefrescarlas1, por tanto sólo queda hacer algunas puntualizaciones:1.- La prontitud de la autoridad eclesiástica frente a la civil en el reconocimientode la nueva situación y la consolidación de ésta en el plano religioso.2.- El hecho decisivo del reconocimiento por el estamento militar de laimportancia de la plaza fuerte de Algeciras, plasmado en primer lugar en una serie deproyectos militares y urbanísticos, luego en su progresivo protagonismo sobre elterritorio y por fin, ya en la centuria siguiente, con el traslado de la ComandanciaMilitar de San Roque a Algeciras por el general Castaños en 1805.3.- Que la autoridad real sólo intervino para confirmar el hecho de laconsolidación de las nuevas poblaciones, para regular sus relaciones entre sí y elcomandante militar, para la segregación de las mismas y por otro lado para elmantenimiento de cierta integración de las tres poblaciones en la unidad administrativadel Corregimiento del Campo de Gibraltar, cuya cabecera residía en San Roque, dondeestaba el cabildo de la Gibraltar expatriada.4.- En ningún momento se plantea en todo este proceso otro tipo de cambios quelos de carácter político, lo que diferencia esencialmente este proceso del siguiente.2. Las Nuevas Poblaciones en la segunda mitad del siglo2.1. El marco institucional y el nacimiento de las poblaciones del arco serranogaditanoLa situación de las creaciones ilustradas es bien distinta, en primer lugar seencontró el marco institucional ideal de referencia. El antecedente remoto loencontramos en la fundación de la villa de Puerto Real en 1483 sobre el alfoz jerezanoen la bahía de Cádiz.2. En esta fundación, como luego ocurrirá con las fundacionesdieciochescas su población estará integrada por gente libre y útil, y no serán vecinos deella las clases inútiles. A sus vecinos se les garantizaba que siempre pertenecerían a lacorona, aunque no siempre fue así en el caso puertorrealeño3.En las nuevas poblaciones serranas primaría en su nacimiento no tanto el valorestratégico, ya que no se encuentran ni muy próximas ni lejanas de vías decomunicación, como pudiera ser el caso de Algar en el camino de Jerez a Benamahona,o Prado del Rey en el de Arcos a El Bosque, como el de la ocupación de “desiertos” y elhecho de asentar una nueva mentalidad en el mundo rural4.1En 2004 se celebró en San Roque, del 21 al 24 de octubre, el tricentenario de la pérdida del peñón y susconsecuencias en el I Congreso Internacional la pérdida de Gibraltar y el nacimiento de las nuevaspoblaciones, en el marco de las Jornadas de historia del Campo de Gibraltar en su VIII edición. Lasponencias y comunicaciones que tuvieron lugar en estas jornadas se publicaron en el número 34 de larevista Almoraima en abril de 2007.2Antonio Muro Orejón, Puerto Real entre el pinar y la mar. Selección de artículos sobre historia,tradiciones, callejero, arte, fiestas y cofradías de Puerto Real, Serie costumbres nº 1, Caja de Ahorros deCádiz, Cádiz, 1983, pp. 21-50.3Íbidem, op. cit, pp. 28-31.4Estas fundaciones coinciden en el tiempo con su primer y más importante período de vigencia (1763-1775), el de su promotor, el Superintendente Pablo de Olavide y Jáuregui.
  • 20. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]21Todo el proceso repoblador parece arrancar de 1752 cuando se elevaron alConsejo de Castilla numerosas quejas por parte de los labradores. Con ellas laSecretaría de Estado de Hacienda se decidió a recabar de los Intendentes informes sobreel estado de la agricultura en su región, siendo el origen del Expediente General y este asu vez del Memorial Ajustado y El Expediente de la Ley Agraria. Previo a este procesofueron los repartos de tierras concejiles, primero en Extremadura, luego en Andalucía yposteriormente en todo el territorio, entre 1766 y 1768, a raíz de la gran carestía de1766, lo que contribuyó a dinamizar todo el proceso, y por tanto se puede considerarcomo el antecedente inmediato de las nuevas poblaciones.Olavide, no fue ajeno a esto, y por ello fue nombrado en 1767 Intendente delejército de los cuatro reinos de Andalucía, Superintendente de rentas provinciales delreino de Sevilla, Asistente de la ciudad y Superintendente de las Nuevas Poblaciones deAndalucía hasta 1776, año en el que cayó en manos de la Inquisición. Aranda lo eligiópor ser “un sujeto de talento superior, aplicación constante, celo y amor a la patria y[para] que tenga toda la autoridad necesaria para hacerse obedecer y respetar” yCampomanes por ser “un hombre lleno de luces y de patrimonio robusto y de recursospara dar salida a todo”5. Fue a su nuevo destino con la Real Cédula que contenía lainstrucción y el fuero. Centró su atención en los baldíos y entre sus objetivos figuraban:que no quedasen tierras sin repartir y que éste se extendiera en beneficio de los vecinosmás pobres, para fomentar una sociedad productiva modelo, mantener la seguridad y elorden público en la carretera Madrid-Cádiz.Con el Fuero de las Nuevas Poblaciones (vigente de 1767 a 1833), se puso enmarcha un proyecto utópico, avalado por un Informe previo de 1766, de Pablo deOlavide y Jáuregui (Lima, 1725-Baeza, 1803), en el que daba cumplida respuesta a unoanterior, modificando en sus fines el del bávaro Thürriegel. Con él pretendió crear unasociedad útil e industriosa, antítesis de la Andalucía rural tradicional. En ellas “sepodarían las lacras” de las clases inútiles, la nobleza absentista y el clero regular.Estarían libres de los bienes amortizados, los oficios trasmisibles y todo lo que suponía“atraso”, como la enseñanza escolástica.Para Palacio Atard las tres grandes originalidades de este proyecto consistían en:“Originalidad de las tierras, vírgenes hasta entonces de todo cultivo; originalidad delas gentes traídas a ellas, gentes en todo extrañas al país y a sus costumbres;originalidad de las leyes, expresamente elaboradas para el caso, según un nuevo Fuerode Población, que establecería un régimen jurídico especial en la demarcación de lascolonias, en tanto no fueran absorbidas éstas dentro del régimen común una vezcumplido su cometido”6. Con ello se crearía una sociedad nueva en un medio regido porlos tradicionalismos, y sus frutos deberían generar, por simpatía, la necesidad, entre losque observaban esta experiencia, de auparse al carro de la modernidad, algo que se lesproponía desde la persuasión paternalista del gobierno ilustrado.En este sentido hay que enclavar la fundación de Prado del Rey a raíz de la RealProvisión de 1768 en el puerto de Alcaudete sobre el cabezo de Hortales, cercana a lassalinas del mismo nombre, en la dehesa de Almajar a 430 m de altura, sobre tierrasrescatadas a la Junta de Propios y Arbitrios del Concejo de Sevilla a la que pertenecía.Pudo haber un proyecto para instalar dos núcleos, uno en Almajar y otro en Prado del5L. Perdices Blas, Pablo de Olavide (1725-1803). El ilustrado, Complutense, Madrid, 1995, p. 180.6Vicente Palacio Atard, Las “Nuevas Poblaciones” andaluzas de Carlos III. Los españoles de laIlustración, Col. Mayor, Cajasur, Córdoba, 1989, p. 16.
  • 21. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]22Rey, pero sólo prosperó este último aunque a una distancia algo diferente, más cerca delcamino Arcos-El Bosque. Para José y Jesús de las Cuevas esta reconsideración pudodeberse a razones de viabilidad. Las “aguas estadizas” a la que hace referencia lainstrucción 5ª del Fuero de las Nuevas Poblaciones, haría reconsiderar la inviabilidad dela zona próxima a éstas como poco aconsejable.Al igual que en las Nuevas Poblaciones se impuso el modelo de la pequeñapropiedad. Se crearon lotes de 36 fanegas para los 189 colonos fundadores, con lacondición de que fueran indivisibles e inacumulables, siendo su explotación de usomixto. Su sino, a pesar de los inevitables pleitos con el cabildo sevillano, estuvo en lalejanía y esto mismo favoreció la instalación de los labradores y un Subdelegado a sufrente, Esteban González de Salazar. Sus fundadores provenían del macizo deGrazalema y su éxito fue de tal calibre, que fue necesario ampliar sus límites en 1778,con lo que el término alcanzó una extensión de 9.772 fanegas, de las que 5.504 estabanrepartidas entre los colonos, según Hernández Parrales.El caso de Algar, aunque enmarcado en el proceso general de las repoblacionescarolinas, presenta una gran singularidad. Carrero y Gutiérrez en su publicación sobre lavilla se hacen eco de la promesa de Domingo López de Carvajal, un indiano que hizo sufortuna en las minas de Nueva España y que tras la milagrosa intervención de la virgenmexicana, se decidió a fundarle una población a 240 m sobre el nivel del mar, sobre elcerro Atalaya Bermeja, en la dehesilla de Algar y la mesa de Sotogordo, fincas queadquirió al Concejo de Jerez, de ahí que para entender su biografía sea necesario partirtanto de su espíritu emprendedor7como de sus razones religiosas, para comprender elporqué de esta fundación.Hacia 1757 se efectuó la compra de las fincas. Con ellas y el consiguientepoblamiento, el emprendedor gallego indiano, pretendía conseguir un objetivo bastantetradicionalista en aquellos que amasaban una nutrida fortuna, buscaba la recompensa dela Corona, que distinguía a esta burguesía activa, ennobleciéndola. En 1764 presentó unMemorial al Consejo de Castilla para obtener el señorío sobre estas propiedades,sacándolo de la jurisdicción de Jerez. No parece que tuviera mucho éxito esta propuesta,así que en su nueva llamada a la puerta del Consejo en 1766, le lanzó el reclamo de unafundación en consonancia con el Fuero de las Nuevas Poblaciones, argumentando losbeneficios que se generarían, sin olvidarse de los suyos: él sería el señor de la nuevajurisdicción. Así pues habría que considerar su propuesta como un efecto positivo detodo el macroproyecto repoblador que tenía por cabeza visible a Olavide, que “esperabaque el propietario noble o eclesiástico, a la vista de las ventajas que se derivan delproyecto agrario ensayado en las nuevas poblaciones, cederá sus tierras mediantearrendamientos a largo plazo o venta a censo y permitirá que los labradores seasienten en las suertes”8. El efecto persuasión tendría en este caso una triple validez:Señor, Estado y campesinos estarían de acuerdo en sus objetivos.Por supuesto el cabildo jerezano se enfrentaría frontalmente a tamaña aspiración.En 1768 se inicia el pleito ante el Intendente de Sevilla, que en 1770 lo tramita alConsejo de Castilla, donde se encontrarán en la suma de intereses el cabildo jerezano, eldeán y cabildo catedralicio sevillano, por lo que afectaba a sus rentas y jurisdicción. Eneste primer entreacto, llegó a las manos del emprendedor indiano la Real Provisión de7Fue un Cargador de Indias de origen gallego enriquecido en Méjico, y retornado al Puerto de SantaMaría donde tuvo residencia y negocios.8L. Perdices Blas, op. cit, p. 184.
  • 22. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]2313 de octubre de 1773, que le autorizaba la pretendida fundación. Con ella “LópezCarvajal, como dueño jurisdiccional de Algar, desempeñará en dicho lugar lasfunciones y tendrá los poderes que en las Nuevas Poblaciones ejercen y poseen elSuperintendente Olavide y-o el propio monarca”9Al final del proceso el fundador había conseguido sus objetivos: “López carvajalpor […] 250.000 pesos, obtenía: la jurisdicción y señorío sobre 5.000 aranzadas y 90vecinos; unos 3.500 pesos anuales por razón de canon y diezmo de las suertes; elcultivo y aprovechamiento directo de unas 2.000 aranzadas liberadas del diezmo; eldominio político, judicial, económico y religioso de la nueva población de Algar; y laobtención de títulos nobiliarios y acrecentamiento de prestigio social de su persona yfamilia”10. El comerciante recibió como gratificación los títulos de marqués de AtalayaBermeja y vizconde de Carrión, con él se crea un señorío capitalista, en lo que se hadado en llamar una señorialización tardía. Para Suárez Japón: “la creación de Algarviene a suponer y probablemente de forma primaria y real, un hecho de claro interéseconómico que se va a concretar en la instauración de un esquema de relación entre loscolonos instalados y el mecenas que supone la reaparición de la institución señorial”11.Para Gonzáles Beltrán significa “la unión de lo tradicional con las nuevas ideas, através de lo cual se intenta modificar las formas de las antiguas estructuras sin removerel contenido que ha forjado dichas formas, siendo dicha tarea, desde luego, sinoimposible sí harto difícil”12. Y en esto se convierte el proyecto algareño en antecedentedirecto del frustrado proyecto barreño de Ojén del Campo.En conjunto podemos señalar como rasgos en todos estos proyectos, salvandosus distancias, y buscando posibles generalizaciones:1.- Que se llevan a cabo sobre tierras concejiles, aunque Algar pasará a dominioseñorial, y en su caso si bien hay que relacionarlo con el fuero de las NuevasPoblaciones, también no lo es menos, que por su carácter de nuevo feudo habría queencuadrarlo con la restauración del fuero alfonsino para el reino de Valencia por CarlosIII en 177213.2.- Resulta evidente, que con este proceso se produce una expansión demográfica, querepercute a su vez en un crecimiento económico del espacio, llevado a cabo conpoblación autóctona.3.- Que la modernización de las estructuras políticas si bien se introducen en las nuevaspoblaciones del Campo de Gibraltar con el Plan de Carlos III y triunfan en laorganización de las poblaciones serranas, no ocurre así con las estructuras productivasque persisten al modo preilustrado en el arco de la bahía algecireña, mientras en losnúcleos ilustrados responden a la estructura ideada por sus fundadores, diferenciándosede los núcleos circunvecinos.9Jesús M. González Beltrán, La población señorial del Algar (Cádiz) en el contexto de las NuevasPoblaciones, en Nuevas Poblaciones en la España Moderna, UNED-Seminario de Estudios Carolinenses,Córdoba, 1991, p.445.10Íbidem, op cit, p. 448.11Juan M. Suárez Japón, Algar ejemplo de villa planificada en la sierra de Cádiz, en Anales de Geografíade la Universidad Complutense, nº 7, Madrid, 1987, p. 680.12Jesús Manuel González Beltrán, op. cit, p. 444.13Antonio Cabral Chamorro, La colonización ilustrada y liberal en Jerez de la Frontera 1750-1850,Jerez de la Frontera, 1996, pp. 38-39.
  • 23. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]244.- La marginalidad de estas realizaciones en un espacio fronterizo en la bahíaalgecireña y rural e interior en las serranas.5.- La diferente concepción de cada caso: Las serranas fueron planeadas como sushomólogas carolinas, en ellas se buscaba crear una levadura de nueva sociedad para elcambio de mentalidad en una sociedad agraria; mientras en el caso de lascampogibraltareñas sólo se buscaba asentar a una población desplazada.2.2. Un proyecto soñado: Ojén del Campo en Los Barrios. El proyecto del licenciadoDiego Caballero del Castillo y Figueroa14.Del período en el que esta casa solariega ejerció su dominio sobre su feudo, seconserva en el Archivo Histórico de la Casa Areyzaga (AHCA) un proyecto muyinteresante, el Manifiesto para la Población de Ojén, del licenciado Diego Caballero delCastillo y Figueroa, que de haberse plasmado hubiera supuesto una continuidadtemporal con el proyecto del indiano Domingo López de Carvajal para Algar15.El licenciado propuso en 1775 la construcción de una nueva población, en cadauna de las dehesas que formaban el mayorazgo Areyzaga en el término de Los Barrios,pero su crédito no debió de ser mucho para sus interlocutores, de ahí que susemocionadas y bien planteadas líneas no pasasen de mero proyecto16, aunque sí se le dioel beneficio de saber lo que decía en lo tocante al lugar. El bien intencionado proyectistadeducía el interés de su propuesta de la propia letra de la concesión del feudo, ya que enla donación real de 1746 figuraba la posibilidad de crear un auténtico señorío sobre lastierras del dominio real que habían pasado a la casa guipuzcoana. Según él “serianinútiles tan específicas regalías careciendo de Pueblo, que las participase: y Comoquiera que el objeto mas importante de todos los Reyes es la población de susDominios...”17. Sentado que éste era un objetivo previsible, el proponente en el tercerpunto de su argumentación justifica de este modo las posibilidades de éxito:“mas de cincuenta años a esta parte se estan sacando de dichos montes maderasde varias claces y marcas para construcción de bajeles, edificios y todo utensilio; leñapara el surtimiento de el gran presidio y Plaza de Zeuta, y de la guarnición de esta deAlxeciras, fabricándose a el mismo tiempo cada año mas de quarenta mil arrobas decarbón, sin conocerse disminución en ellos; pues talados con arreglo se fertilizan conmayores ventajas: en sus pastos se dirán numerosas bacadas y otras especies deganado; Y con el fruto de bellota se ceban muchos serdos; [...] siendo mui fecunda entoda especie de caza mayor”1814Manuel Correro García, Andrés Bolufer Vicioso, El conjunto edilicio de Ojén dentro del proyecto deD. Diego Caballero del Castillo y Figueroa para crear una nueva población en el señorío de Areyzaga:Ojén del Campo (Los Barrios, 1775), I Congreso Internacional “La pérdida de Gibraltar y el nacimientode las nuevas poblaciones”, VIII Jornadas de Historia del Campo de Gibraltar, Almoraima nº 34, IECG,Algeciras, 2007, pp. 279-2987.15Lydia Pérez-Blanco Sánchez, Domingo López de Carvajal y la fundación de Algar: la consecución deun ansiado y difícil proyecto, Diputación de Cádiz, Cádiz, 1999.16AHCA: Diego Caballero del Castillo y Figueroa, Manifiesto de las Dehesas de Oxen y Zanona de loque son susceptibles hecho pr. un Aficionado que tenia Conocimiento de las localidades de aquellosterrenos, intitulación, Documento 29, AHCA.17AHCA: Diego Caballero del Castillo y Figueroa, op. cit., f. 1v.18AHCA: Diego Caballero del Castillo y Figueroa, op. cit., f. 1237.
  • 24. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]25Contemplaba la posibilidad de crear una población estable de 500 vecinos yllamarla Ojén del Campo para diferenciarla de Ojén de Marbella, pero también figuraotra en Zanona, aunque sobre sólo hace una vaga mención:” aunque de inferior calibre,anneja con ojen; Y cuya Población tambien Urge a el bien publico por los dilatadosdesiertos que ai por aquel rumbo […] para evitar los robos, que se cometen en tandilatados desiertos de atrabecía de montes sin Pueblo alguno desde Alxeciras a Vexer,que distan ocho leguas.”19¿Cuál pudo ser la causa de su fracaso? Tal vez la respuesta, sin quererlo, la dioél mismo. Tal vez al noble asentista no le gustase que se informase al Consejo deCastilla antes que a él:“Este pensamiento he reducido a la practica del precedente manifiesto, por ocupargloriosamente el tiempo en auxilio de los regios proyectos, con que el Rey N. S.Manifiesta su amabilísimo corazon a favor de los Vasallos, y del estado del Reyno; afinde que, contribuyendo a ello, como tan fiel el Señor de dichas Dehesas tome lasmedidas mas ajustadas a su creacion: Pues complacer a el Real obsequio; y acomodarel qerelaciona a dicho Señor, como Asesor del Teniente de Gobernador, que en dichasDehesas tiene, he Utilizado el gusto de dedicárselo: Y dar para que se calorise unacopia a el Iltmo. Señor GovrDel Real Consejo de Castilla; Pidiendo a Dios sea de suDivino agrado, y del del Rey N. Sr. Y del Señor de Areyzaga, qe. Sus vidas ms. as.Alxeciras Mayo 25 del 1775.Lizdo. DnDiego Caballero del Castillo Y Figueroa“203. Ojén del Campo en el contexto de las repoblaciones dieciochescas en la sierragaditana.En principio guarda cierto paralelismo con la fundación de Algar, que aunqueenmarcada en el proceso general de las repoblaciones carolinas, presenta una gransingularidad. Su fundador, Domingo López de Carvajal21, iba más allá de las razonespuramente economicistas: buscaba la recompensa de la Corona, que distinguía a estaburguesía activa promoviéndola socialmente, la ennoblecía, y éste será su siguientepaso. En esto Diego Caballero pretende enlazar el beneficio a la Corona con el de laCasa, dado que ésta había obtenido las fincas por servicios a la corona. La únicanovedad sería “llenar de contenido” el dominio del feudo.La fundación de Ojén del Campo al hacerse sobre tierra de señorío, la haceparecerse a la de Algar, pero tiene una diferencia básica, la fundación López de Carvajalpasa de jurisdicción real a señorial, mientras la de Ojén, se mantendría dentro de lajurisdicción feudal. Lo que llama la atención del proyecto de Diego Caballero del19AHCA: Diego Caballero del Castillo y Figueroa, op. cit., f. 14v.20AHPA: Diego Caballero del Castillo y Figueroa, op. cit., fs. 14v-15.21R. Carrero Galofré y J. Mª. Gutiérrez García., Algar, Col. Pueblos de la Provincia de Cádiz, DiputaciónProvincial, Cádiz, 1983; J de las Cuevas, Algar, Instituto de Estudios Gaditanos, Cádiz, 1970; JesúsManuel González Beltrán, La población señorial de Algar (Cádiz) en el contexto de las NuevasPoblaciones, en Las Nuevas Poblaciones en la España Moderna, Córdoba, 1990, p. 444; Lydia Pérez-Blanco Sánchez, L., op. cit.; Juan Manuel Suárez Japón, Algar un ejemplo de villa planificada en lasierra de Cádiz, en Anales de Geografía de la Universidad Complutense, nº 7, Madrid, 1987, p. 680;Íbidem, Ilustración y morfología urbana: dos ejemplos de villas planificadas gaditanas (Prado del Rey yAlgar), Gades nº 14, Diputación Provincial, Cádiz, 1986, pp. 203-219.
  • 25. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]26Castillo y Figueroa, es lo ambicioso de la población a construir, sus 500 pobladores, loque contrasta con los 90 del proyecto algareño y los 189 del pradorrealeño, tal vez estadesmesura de optimismo pudiera ser una de las causas de su fracaso, a lo que habría queañadir la previsible falta de interés de unos dueños asentistas, para los cuales la puestaen marcha de este proyecto no suponía una inversión rentable, siendo sus réditos pocoseguros.El caso de Prado del Rey, aun siendo coetáneo en el tiempo, no nos parece de lamisma entidad que el algareño o el de Ojén, porque jurídicamente tiene otrascaracterísticas, ya que sus 189 colonos fundadores no pasaron a otra jurisdicción que lareal, a la que pertenecía el cabildo sevillano y siguió perteneciendo la nuevapoblación22.4. La persistencia del pasado: La herencia de los planos históricos.Si algo suele sobrevivir del pasado cuando se le permite hacerlo, es normalmenteel trazado urbano. La persistencia del plano es la huella indeleble del origen decualquier núcleo de población y a menudo se convierte en su mayor trascendencia. En elcaso de Prado del Rey (Figura nº 1) y Algar (Figura nº 2), su origen ilustrado le da asus topografías la impronta racionalista y empírica de sus creadores, algo que noaparece por ejemplo en las nuevas poblaciones del Campo de Gibraltar que nacen y sedesarrollan de modo orgánico a partir de sus respectivos oratorios fundacionales, salvoen cierta medida en Algeciras.En el caso de las poblaciones serranas se hace necesario partir del antecedentepuertorrealeño. Chueca refiriéndose a la creación de ciudades ex novo como lasromanas, las bastidas medievales, afirma que “siempre [que] se ha querido implantaruna ciudad a fundamentis se ha solido apelar a tan sencillo expediente como trazarsobre el terreno una cuadrícula”23. Leonardo Benévolo opina que: “el esquema urbanoideado en América en las primeras décadas del 500 y consolidado por la ley de 1573 esel único modelo de ciudad producido por la cultura renacentista y controlado en todassus consecuencias ejecutivas. Este modelo continúa funcionando en América como enotros lugares, y después de ser generalizado en el cuadro de la cultura neoclásicaservirá como base para la más grande transformación de la época moderna: lacolonización y la urbanización de los Estados Unidos de América”24. Pero no loolvidemos este plano de carácter oficial se implantaría en primer lugar en lasfundaciones reales renacentistas como Puerto Real o Santa Fé y luego pasaría a Américay a estos ensayos ilustrados, pero en ellos se ha tenido en cuenta la gran incorporaciónde la perspectiva, y ello se refleja en estas nuevas poblaciones, como una difusión de losnuevos ideales en el mundo rural, en los que se parte siempre “desde la plaza Mayor, ysacando desde ella las calles a las puertas y caminos principales, y dexando tanto22J. Cuevas, Prado del Rey, Instituto de Estudios Gaditanos, Cádiz, 1970; J. Fernández García. y M. J.Palma Salgado., Prado del Rey, Col. Pueblos de la Provincia de Cádiz, nº 26, Diputación Provincial,Cádiz, 1985; A. Hernández Parrales, Historia de Prado del Rey y su término, Diputación Provincial,Cádiz, 1968.23Fernando Chueca Goitia, F., Breve historia del urbanismo, Sección Ciencias y técnica, nº 136, AlianzaEditorial, Madrid, 1986, p. 102.24Íbidem, op. cit, p. 127.
  • 26. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]27compás abierto, que aunque la población vaya en gran crecimiento, se pueda siempreproseguir y dilatar en la misma forma”25.Las nuevas poblaciones carolinas contrastan por su planeamiento con elpoblamiento serrano típico, y con el no muy anterior en el tiempo de las nuevaspoblaciones campogibraltareñas. Son una excepción en el conjunto del urbanístico detradición islámica. En ellas se trata de creaciones ex novo en zonas lomeñas, al igualque ocurriera con las paisanas campogibraltareñas, éstas, antesalas del enemigo, lasserranas de las estribaciones vecinas, en el paso de la campiña a la serranía rondeña,pero en ambos casos se hace frente a un mismo problema: cómo acomodar la cuadrículaa una orografía sinuosa.En las serranas se tomó como base la Instrucción 5ª de la Real Cédula de 1767.Como resume Guerrero López: “Todas las Nuevas Poblaciones son trazadas coniguales conceptos urbanísticos: la utilización de una estructura reticular ortogonal, lafocalización del espacio urbano y la uniformidad y dignidad de la arquitectura. Estostres principios del espacio urbano y la uniformidad y dignidad de la arquitectura. Estostres principios son para Pierre Lavedan los definidores de un urbanismo barroco.Chueca Goitia los reduce o resume a uno: la ciudad como vista. Pero, losplaneamientos estéticos a que da lugar la percepción visual van unidos a una respuestaconcreta a las necesidades político-económico-sociales que plantea el Fuero. Se ordenacon la planimetría barroca, pero con un sentimiento real y práctico, que no es ajeno ala colonización.”26El elemento central es sin duda la plaza pública. En Prado del Rey, Algar, o LosBarrios (Figura nº 3) – Plazas del Ayuntamiento, de la Constitución, o de la Iglesiarespectivamente-, estamos ante el caso de una central en las que se instalan los dospoderes, el civil representado por el Cabildo (Prado del Rey y Los Barrios), y la casasolariega hoy Ayuntamiento en Algar y junto a él el religioso por la Parroquia, pero enlos tres las calles no se abren en la mitad de cada lado como en las Nuevas Poblaciones,sino en los ángulos. Las plazas son por tanto una manzana no construida donde van adesembocar los ejes viarios. En Prado del Rey tiene una posición central a semejanza delas campogibraltareñas donde las plazas públicas se ubican en posición dominante sobreel entramado urbano; mientras en la villa señorial se sitúa en la zona baja (ángulosuroccidental), que no ha permitido la expansión en derredor, sino hacia el NE.En los casos de Algeciras y San Roque tenemos el caso de dos plazas centrales.En San Roque (Figura nº 4) parecen una continuación de la otra (de Armas donde seubica el Cabildo, y de la Iglesia, haciendo frente a su entrada principal), no así enAlgeciras (Figura nº 5) donde ambas se sitúan en posiciones diferentes. La Plaza Baja(hoy de Abastos) junto al puerto, y la Plaza Alta, dominando la meseta donde se asientael núcleo alto de la ciudad. En San Roque se sigue el modelo de conexión viariaangular, mientras en Algeciras se seguiría uno mixto: los ejes angulares se combinancon otros centrales en uno sólo de sus lados respectivamente, en lo que parece lacontinuación de una calle-camino, el de Gibraltar. En Algeciras cabría hablar de otrasdos menores: la de la Caridad (hoy Juan de Lima) en la parte baja, serviría como telónde lo que podríamos llamar un Salón dieciochesco. Como fachada de la misma25Recopilación de Las Leyes de los Reinos de las Indias, citado por Fernando Chueca Goitia, op. cit, p.128.26Salvador Guerrero López, Urbanismo e Ilustración en las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena yAndalucía, en Las Nuevas Poblaciones en la España Moderna, Córdoba, 1990, p. 98.
  • 27. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]28tendríamos en su centro la Capilla de San Antón y al extremo de la calle la Capilla delSanto Cristo, en sintonía por tanto con la estética tardobarroca; la cuarta, la de SanIsidro, en la cumbre de la loma repetiría el esquema de las angulares, siendo la ermitade la advocación un ángulo de la misma.Las calles ortogonales serranas contrastan con las campogibraltareñas, que comodice Lorenzo Valverde en su crónica sanroqueña refiriéndose a su ciudad natal: “Ínterinque se restaura o reconquista a Gibraltar según creían los vecinos que de allí salieron,como ya he dicho, empezaron a formar chozas y después casas en las inmediaciones dela Ermita; como las que las construían no creían que el pueblo susistiera, cada cualfabricaba en el sitio o parage que le parecía o le acomodaba, sin orden, concierto nisimetría, por lo tanto, cuando quisieron formar calles, las mas salieron tortuosas ydesarregladas cual se ven en el día [1848]”27. Esta claro que la diferencia de losorígenes va a tener una consecuencia básica en su trazado urbano. Orgánico en laspoblaciones campogibraltareñas y reticular en las serranas.¿Quiénes fueron los tracistas de estos planos? En el caso de las colonizacionescarolinas para Guerrero López el papel de los ingenieros militares es indiscutible en eltrazado de los nuevos núcleos. Él le atribuye a Carlos Leamur los de Sierra Morena y aSimón Desnaux los de Andalucía28. Podría creerse que este también podría ser en el lasserranas, y desde luego está claro en el de Algeciras.En el caso de las poblaciones del Campo de Gibraltar, sólo se hizo un solointento de regularizar la trama, es el caso de Algeciras, que crecía de manera orgánicaaprovechando un asentamiento arruinado andalusí desde hacía tres siglos. El intento sedebió al Teniente General Jorge Próspero de Verboon, pero poco fue lo que seconsiguió. Entre 1705 y 1721, es poco lo que se sabe de la nueva Algeciras salvo que noera más que un lugarejo29, pero desde esta fecha el estado tomó consciencia de lanecesidad de tener una plaza fuerte en la bahía frente al inglés y al moro, que ya llevabaasediando Ceuta desde 1695. En esta encrucijada llega el Ingeniero General, quebásicamente va a realizar dos tipos de planos, urbanísticos y defensivos30. Pero ningunotuvo mayor suerte que las recién iniciadas protestas de la ciudad para su segregación deGibraltar-San Roque.27.- Lorenzo Valverde, Carta histórica y situación topográfica de la ciudad de San Roque y términos desu demarcación en el Campo de Gibraltar, 1848, texto recopilado por Francisco Cano Villalta sobretrascripción de Emilio Cano Villalta, Monografías nº 22, serie Geografía e Historia, IECG, Algeciras,2003.28Salvador Guerrero López, op. cit, pp. 106-107.29Esa es justo la expresión que utiliza el abate Labat cuando la visita en la primera fecha. Martín BuenoLozano, El renacer de Algeciras (a través de los viajeros), Col. Castillo de Jimena nº 2, Algeciras, 1988,p.44.30A. Mª Aranda y Fernando Quiles, op. cit, pp. 47-63; A. Bolufer Vicioso, Recorrido dieciochesco porlos núcleos históricos de las Nuevas Poblaciones del Campo de Gibraltar: San Roque, Los Barrios yAlgeciras, en Historia del Mundo contemporáneo e Historia y Arte de Andalucía en el siglo XVIII,Hespérides, Cádiz, 2006, pp. 153-167 y Juan Carlos Pardo González, Arte, arquitectura y urbanismo enla Algeciras moderna, en Historia de Algeciras. Moderna y Contemporánea, (Mario Ocaña, coord.),Tomo 3, Diputación Provincial, Cádiz, 2001, pp. 15-48.
  • 28. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]29CUADRO I.LAS NUEVAS POBLACIONES EN LA PRIMERA MITAD DEL SIGLO XVIII.EL CAMPO DE GIBRALTAR.ESPACIO CRONOLOGÍA MARCO HECHOAntesdeUtrecht1704 Guerra de Sucesión.Ocupación de Gibraltar y éxodo de lapoblación tras el cambio de status de la plaza.1706Orden del Consejo deCastilla al RegidorDecanoSe reanuda la actividad del Cabildo.1712El Oidor de la RealChancillería de GranadaConsolida el asentamiento de la poblacióndispersa en los tres núcleos ya existentes.Utrecht 1713Tratado de Utrecht Se decide pasar de la ciudad acampada a laciudad estable.DespuésdeUtrecht1714 Cabildo gibraltareño.Solicita al rey el agrupamiento del vecindarioen Algeciras.1716Nombramiento de unCorregidor Letrado.Elección de establecimiento de la población.1717Mandato del nuevoCorregidorAsentamiento obligatorio en alguno de lostres núcleos existentes.El Obispo de Cádiz, D.Lorenzo Armengual de laMota.Visita la zona para informar sobre la peticióndel cabildo gibraltareño de rehacer la ciudadde Gibraltar sobre las ruinas de Algeciras.Crea las parroquias de San Isidro (LosBarrios) y San Roque.1720-1723 El Coronel BartoloméPorroCreación y aborto de una provincia del“Final”1724El Obispo de Cádiz, D.Lorenzo Armengual de laMota.Rápido crecimiento de Algeciras: segregaciónde la parroquia de La Palma de la de SanIsidro de Los Barrios.1726-38Teniente Coronel JuanLaffitte, Común deAlgeciras, ...Proyectos de segregación de Algeciras.1755-1756Fernando VI: RealProvisión de 1755 y Plande Gobierno de 1756Disolución de la Gibraltar exiliada y creaciónjurídica de los nuevas municipios deAlgeciras y Los Barrios dentro delCorregimiento del Campo de Gibraltar.1768Plan de Gobierno deCarlos III.Consolidación del plan fernandino yconfiguración del Campo de Gibraltar.
  • 29. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]30CUADRO II.LAS NUEVAS POBLACIONES EN LA SEGUNDA MITAD DEL SIGLO XVIII.SIERRA GADITANA Y EL PROYECTO DE OJÉN DEL CAMPO.ESPACIO CRONOLOGÍA MARCO HECHOPradodelRey1768 Real Provisiónde Carlos IIIFundación de Prado del Rey1778Ayuntamientode SevillaAmpliación del término.Algar1757D. DomingoLópez deCarvajalCompra al cabildo de Jerez las dehesassobre las que se asentaría la fundaciónde Algar1764Memorial al Consejo de Castillapidiendo la segregación del Concejo deJerez1766Insiste en lo anterior pero ahorapretende fundar una población según elFuero de las Nuevas Poblaciones.1773 Real Provisiónde Carlos IIIReal Cédula por la que se funda la villa,según el Fuero de las NuevasPoblaciones, y se le conceden alfundador los títulos de Vizconde deCarrión y Marqués de Atalaya Bermeja.ProyectoOjéndelCampo1775 D. DiegoCaballero delCastillo yFigueroa.Proyecto frustrado de fundación de unanueva población llamada Ojén delCampo en la dehesa de Ojén (LosBarrios), feudo de la casa guipuzcoanade Areyzaga.
  • 30. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]31
  • 31. A. Bollufer Vicioso[Seleccionar fecha]32Figura nº 1: Plano urbano del casco histórico de Prado del Rey. Figura nº 2: Planourbano del casco histórico de Algar. Figura nº 3: Plano urbano del casco históricode Los Barrios. Figura nº 4: Plano urbano del casco histórico de San Roque.Figura nº 5: Plano de los vestigios de Algeciras. Verboom, 1726.
  • 32. Las repoblaciones en el territorio de la actual provincia de Cádiz durante el siglo XVIII[Seleccionar fecha]33SiglasAHCA: Archivo Histórico Casa de AreyzagaAHPA: Archivo Histórico de Protocolos de Algeciras.
  • 33. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 35 a 4735LA ESCULTURA DE ALBERTO GERMÁN EN ELPAISAJE DE LA SIERRA DE HUELVAAlberto Germán Franco RomeroMaría Josefa Parejo Delgado1. Introducción y objetivos didácticosLa investigación didáctica que presentamos trata de desarrollar en losestudiantes dos competencias básicas. Por un lado, la sensibilidad hacia el patrimonionatural y cultural y la capacidad de interesarse por la conservación del patrimonio ensentido amplio (competencia cultural y artística) y, por otro lado, la competencia queactiva el conocimiento de los rasgos físicos y humanos del paisaje rural y urbano. Eneste sentido, proponemos dicha actividad para completar los contenidos conceptuales yprocedimentales desarrollados en las unidades 2 y 6 de nuestra programación didácticade 3º de E. S. O. donde analizamos el medio físico andaluz y las transformaciones quese produce constantemente en dicho paisaje.Los objetivos didácticos perseguidos con el planteamiento de esta sugerenteactividad intentan que los estudiantes conozcan y valoren críticamente su entorno desdeel más cercano al más lejano. Por ello, se plantea como un reto, el conocimiento de lasactividades y paisajes rurales, de los modos de vida tradicional y los cambios socialesen el mundo rural y de esta forma entender, la diversidad de medios que constituyennuestra Comunidad autónoma andaluza y nuestro Estado español.Para llevar a cabo dicha tarea, los estudiantes definirán a través de textospreviamente seleccionados, los rasgos que definen los paisajes rurales andaluces, lasconsecuencias medioambientales que se han derivado de la acción humana y losVOLVER AL ÍNDICE
  • 34. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]36comportamientos individuales o colectivos que discriminan o atentan contra eldesarrollo sostenible. Fuentes escritas, imágenes (fotografías, obras de arte, etc) yentrevistas orales, facilitarán a los estudiantes el conocimiento de una informaciónobjetiva, contrastada y crítica.Hemos planificado la realización de esta investigación en tres fases:1º fase. Selección de las fuentes de información. Los criterios que los profesoreshemos seguido para la selección de las fuentes de observación del paisaje pretendenacentuar la motivación de una alumnado, muy interesado en la creación artística y laposibilidad de contar con obras de gran interés por su ubicación en el espacio serrano,ser testigos de oficios del pasado y además haber sido realizadas por un antiguo alumnodel Instituto Vicente Aleixandre. Este hecho incrementa al interés de nuestrosestudiantes pues analizan la obra de una persona que ha estudiado en su espacioeducativo y al mismo tiempo les acerca a un paisaje, conocido por algunos estudiantespor raíces familiares pero desconocido y alejado para la mayoría.Las obras seleccionadas han sido las esculturas y monumentos públicosrealizados por Alberto Germán Franco en la Sierra de Huelva entre 1992 y 2010.Concretamente, un grupo de esculturas relacionadas con oficios tradicionales ruralescomo La Apañadora de Castañas, El Matarife, El Concejil y Los Hortelanos de laNava. Una serie de relieves que testimonian la fuerza del paisaje serrano como elrealizado con motivo de las XII Jornadas de Patrimonio en Aracena o la cancela de laParroquia de la Asunción de Aracena. Relieves o esculturas sobre figuras de relevancialocal o nacional como los escritores José Nogales y Carlos Muñiz, el párroco Ildefonso,el periodista y crítico de arte José Pérez Guerra o el Monumento a Miguel Hernández enel Rosal de la Frontera. De gran expresividad por su iconografía es el relieve de laMemoria histórica de la localidad de Almonaster la Real.2ª fase. Análisis comentado de las esculturas escogidas en fichas modelo dondelos estudiantes indicarán los elementos que definen cada obra, material escultórico, año,textura, simbología y situación en su entorno paisajístico.3º.fase. Conclusiones. Finalmente, los estudiantes, asesorados por los profesoresvaloran el impacto de la escultura en el paisaje, los elementos naturales que potencian oentorpecen la contemplación de la obra y la riqueza patrimonial de las esculturas,testigos del pasado y de la memoria colectiva de las personas que conviven en elespacio serrano.2. Análisis de la producción escultórica de Alberto Germán en el paisaje serranoLos rasgos generales que definen el espacio donde se ubican las esculturas quevamos a comentar son los específicos de la Sierra de Huelva. Un paisaje de modestasalturas donde los valles separan macizos abruptos, cerros y colinas. La abundancia defuentes y manantiales contribuyen a dulcificar los calurosos estíos. El viajero LuisBello señala “Rodean a los pueblos, huertos y escalones de olivares. Una greca ancha deencinas, pinos y castaños forman un bosque claro”. Domina el paisaje, la dehesa dealcornoques, encinas y quejigos, la más extensa de toda Europa. Junto a esta dehesa uncastañar creado por los hombres del Medievo que sustituyó al bosque de robles anterior.El grave color verdinegro de encinas y alcornoques domina el paisaje aunque enlas laderas de las sierras se aprecian otras gamas como el verdiplateado de los olivares,el esmeralda de los prados y los verdes brillantes de las huertas comentadas por José
  • 35. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]37Nogales en sus escritos. La Sierra de Aracena no tiene grandes perspectivas. Es unanaturaleza sabiamente domada; un hecho que favorece una especial intimidad del serhumano con el paisaje.En los caminos rurales, domina el hábitat intercalar con cortijadas, aldeas ypueblos. Numerosas construcciones rurales están vinculadas a la ganadería, uso forestaly vida pastoril. En las riberas de ríos y afluentes alcornoques, chopos, sauces y álamosfavorece el paseo y la contemplación de las obras de arte que nos sorprenden en lugaresrecónditos o en espacios reservados para el diálogo de la comunidad con la naturaleza.Busto-retrato de Ildefonso Calero. (1992). Bronce. AracenaEstá situada delante una de las puertas de la Parroquia de la Asunción deAracena como testimonio de agradecimiento de la población por las atenciones delsacerdote con su comunidad. Obra realizada por suscripción popular. Se ubica en unpaisaje urbanizado y muy próxima al relieve de la cancela de dicha parroquia,igualmente obra del escultor Alberto Germán Se trata de un busto donde el artistaestudia un rostro curtido por la edad concentrando la expresividad de la figura en superfil. Una expresión acentuada por el tratamiento de los ojos. El iris se convierte en uncírculo excavado en el globo ocular y la pupila la forman dos perforaciones centralesque dan un efecto de oscuridad al destacar la arista que las separa. Representa a unsacerdote muy conocido en el ámbito local.Cuestionario didáctico1º. Describe el espacio en el que se encuentra ubicada la escultura. ¿Se trata deun paisaje rural o urbano?2º. ¿A quién representa y que relación existe entre el personaje representado yel edificio más próximo?3º.¿Qué procedimiento emplea el escultor para acentuar la expresión de losojos?Retrato de Carlos Muñiz en relieve. Rosal de la Frontera. Bronce. 1995Relieve ubicado acompañando al rótulo de la calle dedicada por esta localidadonubense al escritor, jesuita y periodista Carlos Muñiz. Un periodista que inicio laandadura del grupo de prosistas llamados narraluces y cuyo estilo vivaz y sentido delhumor ha sido calificado por algunos críticos como “realismo mágico”. Entre sus obrasdestacan La contrabandista de Jabugo y otros relatos de La Sarra, El cachorro muertoy Relatos vandaluces. El escultor capta en esta obra, la fuerza interior que la habita y larellena para hacerla vibrar con luz propia. Los rasgos físicos descubren al espectador elsemblante generoso, pleno de intelectualidad y de sentido del humor de este grancontador y conocedor de la Sierra de Huelva. Su perfil está invadido por esa brisainquieta del tiempo.Cuestionario didáctico1º.¿Quién es Carlos Muñiz? Cita algunas de sus obras y por que piensas que elcree necesaria la existencia de los narraluces”.
  • 36. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]382º.¿Qué parte más representativa de su figura es resaltada por el escultor?.¿Por qué tiene una calle en el Rosal de la Frontera?Relieve de la cancela de la Parroquia de la Asunción de Aracena. Bronce. 1996Bajorrelieve situado en la parte inferior de la cancela de la Parroquia de laAsunción de Aracena diseñada por el pintor José María Franco. Modelado inicialmenteen barro y fundido en bronce representa a dos atlantes corpulentos que porta uno elescudo de la ciudad y otro el de la parroquia con el simbólico Ave María. Sujetanambos dos cuernos de la abundancia que contienen frutos de la Sierra de Huelva: uvas,castañas, membrillos, bellotas y granadas. Una temática mitológica que nos recuerda deforma metafórica la riqueza de dones que los atlantes-sacerdotes como Ildefonso Calerohan aportado durante generaciones a los vecinos.Cuestionario didáctico.1º.¿Qué es un bajorrelieve? ¿Qué figuras están modeladas en él?. ¿Qué sentidotienen los cuernos de la abundancia en el relieve?2º.¿Quiénes son los atlantes? ¿Por qué piensas que el escultor ha utilizado estafigura del arte clásico en el relieve?La apañadora de castañas (1999). Bronce. Lavadero de Los MarinesEscultura de cuerpo entero 120 cm sobre pedestal de granito de 230 cm dealtura. Se encuentra ubicada en las afueras de la población cerca de la canalización delarroyo que cruza la localidad de Los Marines. Representa a una joven apañadora en elmomento en que echa andar para ofrecer su mercancía: castañas que ella misma apaña yrecoge de la vegetación de castaños de los alrededores. Es una mujer esbelta y delgadacon un canon similar a las mujeres jóvenes de nuestro tiempo pero vestida con la prendatradicional, como lo es también la forma en que lleva colocado el pañuelo sobre lacabeza. El giro de la cabeza rompe la simetría de los brazos que forman la figura de unrombo casi perfecto. Los pliegues rectos de su indumentaria otorgan cierta quietud ymelancolía a la figura. Se ubica en un lugar de gran valor etnológico pues el lavadero yla fuente de Los Marines son bienes de la Reserva de la biosfera y le otorgan una luzparticular. Como en el siglo XIX hiciera Constantin Meunier Alberto Germán otorgadignidad sin retórica al trabajador anónimo, a la heroína silenciosa que contribuye albienestar colectivo de su familia cada día.Cuestionario didáctico1.º Describe en cinco líneas el espacio donde está ubicada la escultura. ¿Qué esun lavadero?2º.Entre los oficios tradicionales artesanos figura el de la apañadora decastañas ¿Qué función tenía? ¿Qué rasgos tiene la figura parecidos al de lasjóvenes de hoy y qué elementos de la escultura son diferentes a las mujeres denuestro tiempo?3º. ¿En qué momento está representada la apañadora? ¿Qué otros personajessencillos dedicados a oficios artesanales del ayer se merecen tener unaescultura o un monumento? Enumera al menos cinco.
  • 37. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]39El Matarife (2002) Bronce. JabugoEscultura completa del responsable de la matanza de los cerdos llamadopopularmente Chinflante. Se encuentra situado en un paisaje semi-urbanizado en lacarretera hacia San Juan del Puerto frente a la fábrica de Sánchez Romero Carvajal. Fueun encargo del Ayuntamiento de la localidad. Se trata de una escultura de 165 cmfundida en bronce en la Fundición de Francisco Ruiz Salas de Valencina de laConcepción. Es un Matarife de edad madura con rasgos marcados y las manos curtidasataviado con un mandil, hecho en saco de arpillera. Lleva en la mano izquierda unaespuerta de esparto con los chuchillos y demás instrumentos necesarios para la matanzadel cerdo. Su mano derecha agarra por la pezuña, una pata de jamón. El rostro curtidode la figura acredita la enorme sabiduría y conocimiento que posee del oficio. Elescultor apresa en esta obra el carácter sencillo del héroe cotidiano combinando elcontraposto de los brazos, las dobleces del mandil que da a la arpillera un cierto aireromántico y las líneas diagonales que acompañan al espectador a contemplar lacanastilla con los instrumentos antiguos empleados en las matanzas caseras. Afirmadosobre sus pies y concentrado en sí mismo, su rostro de gesto adusto está lleno de vidainterior.Cuestionario didáctico1º. ¿Con que otra palabra se denomina en los pueblos serranos al matarife?.¿Por qué se encuentra en Jabugo?2º. ¿Qué elementos de la escultura nos indican su profesión?3º. ¿Qué elementos de la escultura contribuyen a su mejor contemplación por elespectador? ¿Se trata de una figura aislada o integrada en su entorno?Monumento al concejil (2003). Bronce. AracenaSe trata de un monumento al concejil o porquerizo, persona encargada de lapiara de cerdos a los que reunía llamándolos a través de un pequeño instrumento deviento. El concejil vestido con la indumentaria tradicional, boina, cornetín y cayadotradicional, posee una esbelta silueta de acuerdo a los cánones estéticos actuales paratransmitir con mayor claridad el mensaje de empatía de las nuevas generaciones y losoficios del ayer. La figura humana se organiza en torno a un eje vertical que contrastacon la horizontalidad de la piara de cerdos, nueve en total que se agrupan a su alrededor.Llama la atención el espléndido tratamiento anatómico que el escultor hace del músculobucinador y el clásico contraposto de brazos y piernas. El concejil está representado enel momento de echar a andar con ritmo sosegado tras haber conseguido que el sonidoreúna a su piara. Los cerdos están representados de forma realista y sin dejar ningúnhueco entre los animales gracias al relieve y disposición de las patas de éstos en la parteinferior de la composición como si se tratara de un bajorrelieve. Fijándonos en detalle,cada cerdo está en distinto plano y posición, varía incluso el movimiento y ladisposición de los elementos que conforman su estructura. El concejil junto a su piara,se muestra al espectador de una forma tan natural que el conjunto parece diluirsesilenciosamente en el entorno donde se ubica próximo al Museo del Jamón de Aracena.Hay pues una grata armonía entre la obra y el espacio escénico que lo rodea. Enpalabras del poeta Manolo Moya la sensación matérica queda diluida en el entornoformando parte de él. Los restos del previo modelado en barro permiten que la luz se
  • 38. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]40difunda de forma homogénea por el conjunto produciendo en el espectador unasensación de amable serenidad. El pedestal de hormigón es bajo para cumplir la funciónsocial de poyete donde jóvenes puedan sentarse y reunirse para contarse susconfidencias. Una especie de punto de encuentro favoreciendo así el conocimiento delpasado lejano por las nuevas generaciones.Cuestionario didáctico1º.Describe en pocas palabras el entorno que rodea el monumento. ¿Quéelementos permiten al espectador averiguar su oficio o profesión?2º. ¿De qué material esta realizado el monumento? El escultor emplea para elpedestal idéntico material. ¿Qué razones han motivado que el artista hayaempleado un pedestal tan bajo?Retrato de José Pérez Guerra en Cortelazor. Bronce. 2004Retrato del crítico de arte y fundador de la revista El punto de las artes queorganiza cada año el certamen de pintura al aire libre de dicha localidad onubense aprincipios del mes de agosto. El escultor modela el rostro de este intelectual del mundode las Bellas Artes españolas en su madurez. Sus rasgos físicos, amplia frente, su formade peinarse, sus salientes pómulos donde aunque no se ocultan las cicatrices del tiempono se resta fuerza a la intensidad de la mirada. Con semblante serio y sosegado contienepara sí como las esculturas griegas los desvelos y alegrías que experimenta en su diarioquehacer como promotor del arte.Cuestionario didáctico1º.Describe en seis líneas los edificios que rodean la escultura. ¿Quién es JoséPérez Guerra y por qué sus paisanos le han levantado un monumento?2º. ¿Qué rasgos físicos y psicológicos lo definen?Monumento a los Hortelanos de la Nava. Bronce con pedestal de piedra. 2007Grupo escultórico que representa a los hortelanos de la Nava cultivadores delmelocotón, personificados en un hombre que cubierto con la boina tradicional, echa unvistazo al horizonte para predecir el tiempo y descansar de la agotadora tarea. La mujerataviada con la indumentaria y mandil tradicional protege su cabeza con el pañuelotípico del tirano sol del estío. Hombre y Mujer son figuras esbeltas con marcadas líneasverticales y canon estético universal de los jóvenes de hoy. Ambas figuras están unidaspor el tronco de un árbol lo que permite al público contemplarlos desde distintos puntosde vista. Recupera aquí Alberto Germán, la capacidad multi-facial de la escultura degrupo dando dignidad clásica a este sencillo homenaje a personas anónimas peroimprescindibles en el devenir de los pueblos serranos. El escultor sitúa los cantaros tanimprescindibles para los trabajos de la horticultura se sitúan en la parte inferior de lasfiguras; hecho que nos permite apreciar las huellas del modelado del barro anterior. Elconjunto escultórico se apoya sobre un pedestal rocoso por el que resbala el agua haciaabajo en recuerdo a las lievas o acequias que riegan los huertos serranos permitiendo suabundante y sabrosa madurez. En el pedestal figura un poema de Manuel Moya tanvinculado a la horticultura serrana por familia y sensibilidad.
  • 39. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]41Cuestionario didáctico1º.Describe el entorno que rodea el monumento a los hortelanos. ¿Quésignificado y función tienen las huertas en esta localidad serrana?2º.¿Qué elementos del grupo escultórico nos señalan su oficio? ¿Qué funcióntiene el agua que discurre en el pedestal?3º.¿Qué productos de la huerta consumes diariamente? ¿Por qué este grupoescultórico está integrado en el paisaje donde está ubicado?. Razona larespuesta.Relieve conmemorativo de las XII Jornadas de Patrimonio de la Sierra. (2007).Relieve en resina con limadura de bronceRelieve simbólico que alude a la unión de los pueblos serranos representados endos castaños enfrentados que se metamorfosean en torsos humanos uno de frente y otrode espaldas. Las ramas de los árboles se entrelazan para evocar la unidad. En segundoplano, alcornoques y construcciones de la arquitectura doméstica rural donde el artistajuega con las texturas rugosas y el movimiento y la expresividad de los volúmenes. Lanaturaleza y la arquitectura, concebidas como espacios humanizados donde el hombre alintegrarse en la naturaleza es algo más libre y al mismo tiempo humaniza y coarta elpaisaje.Cuestionario didáctico1º.Señala el material de que está hecho el relieve. ¿Qué árboles ha escogido elescultor para representar la unión de los pueblos de la Sierra de Huelva?2º.¿Consideras que la representación de la naturaleza en este relieve es realista oabstracta? ¿Cómo consigue el artista atrapar la atención del espectador? Yexpresar el movimiento?Relieve sobre la memoria histórica en Almonaster La Real. Piedra artificial. 2010Se encuentra situado en un paisaje urbano con espléndidas vistas a la Sierra deSan Cristóbal (quejigos y encinas), en la plaza generada de la Memoria Históricapróximo a la Biblioteca y a un nivel inferior de la Mezquita. El testero que soporta elrelieve actúa de baranda mirador de la parte baja del pueblo. Es un homenaje a los quedieron su vida por la libertad proyectada en un futuro de paz. La figura femenina querepresenta Andalucía va despertando a las ciudades evocadas en la figura masculinadormida. De esta forma el escultor interpreta el ideal andaluz trazado por Blas Infantey resumido en el fragmento del Himno de Andalucía que acompaña el relieve donde nosrecuerda “alma que da luz a los hombres, alma de hombres les dimos”. Una luz –lacultura- que ayuda a las almas –los andaluces- a recuperar la dignidad perdida o noreconocida. Andalucía, revestida de mujer, se representa de perfil con ojos soñadores yboca anhelante. El movimiento que da expresividad a su melena al viento incita a lospueblos a ponerse en marcha para lograr sus objetivos. Una forma de concebirAndalucía que el escultor aprendió de su lectura íntima y personal de las obras de BlasInfante y José Andrés Vázquez y, de los enriquecedores diálogos paseantes que en sustiempos de estudiante de Bachillerato disfruto con José Luis Ortiz de Lanzagorta,
  • 40. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]42inestimable conocedor del padre de la patria andaluza. Un espacio, el andaluzdiferente al de muchas regiones de España y países de Europa, pero concebido en suproyección universal. Desde el punto de vista técnico hay un recuerdo del manierismoen el canon alargado y curva de una figura que difícilmente intenta situarse en elespacio que la cobija. La figura masculina –símbolo de cada uno de los andaluces o desus provincias duerme apaciblemente pese a la inquietud que delatan los atormentadosmechones de su alborotada cabellera.Cuestionario didáctico1º.Describe los elementos y edificios que rodean este relieve.2º.¿Qué personajes se encuentran representados en dicho relieve? ¿Qué ideacrees que tiene el escultor de Andalucía? ¿Qué personas le han ayudado acomprender mejor nuestra cultura?3º.¿Por qué el escultor relaciona la memoria histórica con la necesidad de queAndalucía recupera la dignidad perdida o no reconocida?Relieve de José Nogales. Resina con polvo de barro, 2009 Colegio José Nogales deAracenaRetrato homenaje al escritor José Nogales (1860-1908) ubicado en el ColegioJosé Nogales de Aracena. El retrato lleva una dedicatoria “José, Germán y toda lafamilia Franco Romero en agradecimiento a toda la comunidad educativa”. JoséNogales fue un escritor onubense que pasó su infancia en Aracena y escribió obrascomo Tipos y Costumbres y El último patriota. Fue Director de la edición andaluza ElLiberal, colaborando en Blanco y Negro y ABC. Se trata de un retrato de madurez,donde el escultor destaca la expresividad de los ojos, la intensa y risueña mirada delretratado y la seriedad de su semblante. Una escultura donde se aprecia el virtuosismotécnico y la habilidad del artista para captar la sicología del retratado huyendo deexageraciones gestuales y del realismo encorsetado. Un sentido homenaje a los años quedicho centro ha dedicado a la formación del joven Germán y un evocador recuerdo a losaños dedicados por José María, Mari Luz y Beatriz a la docencia activa.Cuestionario didáctico1º.¿Quién fue José Nogales? ¿En qué edificio está ubicado el relieve?.¿Quérelación tiene la familia del escultor con la docencia?2º.¿Qué procedimiento puede emplear un escultor para realizar un retrato deuna persona que no es de su época?Monumento a Miguel Hernández en Rosal de la Frontera. 2010El conjunto escultórico está formado por dos elementos. El primero es un bloqueinforme de granito portugués, de dos metros y medio de alto culminado en un busto enbronce de un metro de alto. En la cara frontal del pedestal se sitúan unas manos quesostienen la rosa símbolo de esta localidad onubense. El segundo elemento es unaescultura en hierro soldado de tres metros y medio de alta separada y a la espalda delretrato del poeta de la generación del 27; esta escultura representa unas alas rotas,símbolo de la libertad perdida. El monumento está situado en el lugar donde Miguel
  • 41. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]43Hernández fue entregado por las autoridades portuguesas a la España franquistainiciando un deambular del poeta, preso en Sevilla, Madrid y Alicante donde muere en1942. El escultor reproduce en una parte del monumento el poema que le sugirió la ideade su obra “Me llamo barro aunque Miguel me llame. Barro es mi profesión y midestino que mancha con su lengua cuanto lame...”. Un recuerdo evocador a sus añosjuveniles cuando organizaba los cuadernos poéticos del Instituto Vicente Aleixandrecon su profesor de Literatura José María Barrera.Cuestiona didáctico1º. Describe en seis líneas el paisaje que rodea el monumento a MiguelHernández en el Rosal de la Frontera. ¿Qué significado tuvo Rosal de laFrontera en su vida?2º. ¿Qué materiales emplea el escultor en el monumento?3º. Comenta el simbolismo de las manos, las alas rotas y el rostro. ¿Por qué elpoeta Miguel Hernández y el escultor hablan de la libertad perdida?3. El impacto de la escultura en los paisajes rurales y urbanos de la Sierra deHuelva.Para el ser humano, el espacio es una forma de percepción sensitiva necesariapara el reconocimiento de otros conceptos. El tipo de organización del territorio, rural ourbano influye en nuestra capacidad de apreciación. Por lo general, nuestra percepcióndel espacio es tridimensional, pero cuando nos movemos dejamos paso a la cuartadimensión. La espacialidad es por tanto una cualidad de posición de todos los objetos ymuy especialmente, las esculturas. El espacio como envolvente es el lugar dondecolocar los volúmenes organizados de acuerdo a las tres coordenadas básicas: arriba-abajo, izquierda-derecha adelante-atrás. Por eso, percibimos la espacialidad a través delvolumen, que podemos definir como espacio ocupado por un cuerpo. Al observar unaescultura apreciamos por un lado, el volumen ocupando una posición del espacio ysimultáneamente, el vacío que genera a su alrededor.La escultura en el paisaje urbano –casos del Concejil, José Pérez Guerra y losHortelanos entre otras- está condicionada por unas líneas de horizonte cortadas pormultitud de formas, objetos y arquitecturas, productos de la creación y actividad de lasgentes que habitan dicho espacio. En este sentido, la localización de una escultura esimportante pues contribuye al resultado final llegando a formar parte del productoescultórico. Dicha localización es un espacio donde el escultor organiza y relaciona laescultura con el ambiente. En este sentido, la naturaleza no debería ser nunca el marcosino que debe formar parte intrínseca de la obra. La fusión que nace entre la escultura yla naturaleza desarrolla un intercambio enriquecedor para ambos. La actitud del artistaal desear un entorno casi mágico para su obra facilita que las características geográficas,históricas y medioambientales enriquezcan dicho espacio. Un ejemplo, lo tenemos en laubicación de la escultura La apañadora de castañas.La escultura es algo tridimensional que ofrece la posibilidad de rodearla. Por esocuando más nos alejemos de ella más amplio es el espectro de sus posibles significadosy más diversos los modos en los que uno pueda experimentar la escultura. Elespectador, al percibir la imagen y proyectar sobre ella su experiencia y conocimiento,adopta un papel activo. Es él quien hace la imagen, al menos lo que él ve, organizandolos datos ambiguos que le llegan para poder reconocerlos y después ajustándolo al
  • 42. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]44esquema que le resulte más coherente de acuerdo con su experiencia. Es lo que nossugiere la escultura del Matarife de Jabugo. Al acercarnos percibimos los instrumentosde la matanza que lleva en la cesta y reconocemos el oficio, al rodearla nos percatamosde la pata de jamón que esconde su mano derecha.En el espacio juegan la luz, la información y los soportes de exhibición. La luzactúa como un elemento más en la exposición de la escultura. Por eso, el escultor debeconocer las fuentes de luz existentes para decidir qué partes queremos valorar y comovamos a potenciar, la sombra y la penumbra, las texturas y los colores. La informaciónes algo difícil de resolver. Lo más conveniente quizás fuera intentar no contamine elconjunto plástico. Finalmente, los soportes deben combinar lo estático y la estética.La relación que tiene una obra tridimensional con su espacio varía según se tratede un espacio abierto o cerrado. La iluminación en un museo es algo controlado no es lomismo que en un paisaje abierto donde contamos con la luz natural sujeta a cambioshorarios diarios y estacionales. En dicho espacio, la escultura debe hacer frente a sudeterioro por las inclemencias meteorológicas. Hasta el siglo XVIII, los escultoresvaloraban los estudios de diversos especialistas sobre la situación del espectador, lasdimensiones de la obra, las sombras y las luces; datos que ayudaban al urbanista,arquitecto y artista a colocar su obra adecuadamente. El objetivo de los urbanistas en laEdad Moderna pretendió embellecer el entorno y que la escultura contribuyera a laordenación urbanística de la ciudad. En la actualidad, no siempre se tiene en cuenta ni lapercepción, ni la ubicación.La escultura en el paisaje urbano de las grandes urbes y villas rurales, intentabuscar un espacio ciudadano cualificado y estético, una identificación según MoisésBazán de Huerta, frente a la evidente degradación del territorio y estandarización de losobjetos meramente funcionales o publicitarios que invaden sus espacios. Los homenajesindividualizados parecen ceder terreno ante los conceptos que la sociedad democráticaconsidera edificantes como libertad o tolerancia –Monumento de Chillida en Sevilla,Memoria histórica de Almonaster la Real. Junto a ello en algunas poblaciones estácobrando fuerza el neo-costumbrismo que recupera personajes y oficios testimonialesde un pasado que en buena parte se está perdiendo-La apañadora de castañas, Elconcejil y el Matarife. Muchas veces los objetivos de dichos monumentos pretendendignificar espacios degradados, recuperar el patrimonio etnográfico e incorporarpropuestas de modernidad de forma independiente o alternando tradición y vanguardia.El problema se agrava además en el medio natural donde el espectador puedeestar en movimiento. La idea del movimiento del espectador, que puede contemplar laobra paseando o al ir conduciendo un coche y la obra está situada en la rotonda de unpaisaje urbano o de una autopista, debe ser tenidas en cuenta a la hora de diseñar laobra.El tamaño, la forma y los colores deben estar en función de la distancia conobjeto de contribuir a su correcta apreciación. Hay espacios poco adecuados donde lasesculturas pueden pasar totalmente desapercibidas. Por ello, el escultor debe coordinarla rapidez del movimiento con la repetición rítmica de un elemento a una determinadadistancia de forma que el observador perciba en su retina la forma del objeto a través desu repetición. Otra idea sugestiva sería la de diseñar un elemento continuo quepermitiera seguir su desarrollo sin el problema de la velocidad.En líneas generales, podríamos decir que la ubicación de una escultura o grupoescultórico en un paisaje natural ofrece algunas ventajas. Entre ellas la posibilidad de
  • 43. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]45contemplarla con distintos tonos de luz según las horas del día, las estaciones. Según elescultor Salvador García es la posibilidad de observar una creación artística enrecogimiento sin mediación. Una modalidad que supone el triunfo de la poesía y de laplástica incitando a la sociedad, que por lo general vive de espaldas al hecho artístico.En la naturaleza, la escultura brilla por sí misma, es el centro de atención. Un grito dereclamo que confirma el valor social añadido que aporta el arte. Esta ubicación provocanuevas exigencias sociales y genera nuevos como el debate sobre si la creación artísticadebe ser la antitesis o una simbiosis con la naturaleza.
  • 44. A. G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]46ANEXO DOCUMENTALMiguel Hernández Apañadora en los marinesDon Ildefonso en Aracena Hortelanos de la Nava
  • 45. La escultura de Alberto Germán en el paisaje de Huelva[Seleccionar fecha]47El concejil de Aracena Cancela de la Parroquia de la AsunciónBIBLIOGRAFÍABAZÁN DE LA HUERTA, Moisés: “El museo de escultura al aire libre de Cáceres”. Norba-Arte Vol.XXII-XXIII (2002-2003), p.261-292.COCÍA, Carlos: “El paisaje como referente de diseño y paisaje urbanos”. Cuadernos del Centro deDiseño y Comunicación nº 20, Buenos Aires (2009), 232 páginas.ESCUDERO, Víctor: “Alberto Germán. La escultura con alma”. Alberto Germán, esculturas, Sevilla,2006, p.65-68MIÑARRO LÓPEZ, J. M.: “Esencia de escultor”. Alberto Germán, escultor. Sevilla, Caja San Fernando,2006, p.15-27MUÑIZ ROMERO, Carlos: “Piezas del tiempo”. Alberto Germán, escultor. Sevilla, Caja de SanFernando, 2006, p.59-64MOYA, Manuel: “Biografía”. Alberto Germán, escultor. Sevilla, Caja de San Fernando, 2006, p.205-229.PAREJO DELGADO, M. J.: “La visita al taller de los artistas. Una técnica de motivación en elaprendizaje de la Historia del Arte”. XIX Coloquio Metodológico-didáctico de Hespérides. Almería,2001, páginas 193-218.PAREJO DELGADO, M. J., RAVE PRIETO, J. L. y otros: Artistas de las Hespérides. Sevilla, Padilla,Libros, 2003.PAREJO DELGADO C. y SERVETO AGUILÓ P.: Paisajes de Huelva. Huelva, Diputación, 2008.RICO, Juan Carlos: Los espacios en la escultura contemporánea. Madrid, 2009.ROMÁN DELGADO J.: “Alberto Germán Franco una figura de la escultura onubense”. RevistaHespérides (noviembre, 2002) páginas 4.5“Un homenaje a los concejiles”. Aracena Noticias (mayor 2003), página 18.VARIOS AUTORES: Alberto Germán, escultor. Sevilla, Caja San Fernando, 2006.
  • 46. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 49 a 6249EL PAISAJE Y EL PATRIMONIO LOCALES COMORECURSO DIDÁCTICO DE GEOGRAFÍA EN UNAEXPERIENCIA INTERNIVELARJosé Manuel Navarro DomínguezAsesor del CEP de Alcalá de GuadaíraLa principal aportación específica de la Geografía al proceso educativo consisteen enseñar al alumnado a comprender la organización espacial del medio que le rodea ysu pluralidad, a percibir y estudiar los problemas desde un punto de vista territorial y arelacionar el medio y la sociedad que lo conforma. Como disciplina académica facilitael análisis del mundo en que se desenvuelve la vida del alumno, especialmente si partedel estudio del medio local, facilitando su proceso de socialización y el desarrollo de suscompetencias plenas como ciudadano en una comunidad.31.El formato de estudio de la Geografía partiendo del análisis local, seguido cadavez más por el profesorado de Educación Primaria y Secundaria, se ve plenamenterespaldado tanto por la reflexión sobre didáctica de las ciencias sociales consolidadadesde hace décadas, como por la tendencia mayoritaria en la evolución del trabajoespecífico de los especialistas en la materia.32El espacio se concibe como un producto31NAVARRO DOMINGUEZ, J. Manuel: “Proyecto de coordinación docente interdisciplinar en el ámbitode las Ciencias Sociales”, VI Jornadas sobre Acceso a la Universidad, Sevilla, 1999.32PALACIOS ESTREMERA. Teresa y David: “La indagación y la didáctica de la Geografía en lasEnseñanzas Medias”, Anales de Geografía de la Universidad Complutense, nº 8. Madrid, 1988, TREPAT,C. y COMES. P.: El tiempo y el espacio en la didáctica de las Ciencias Sociales, Barcelona, 1998,VOLVER AL ÍNDICE
  • 47. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]50social, fruto de la interacción de una comunidad con el medio en el que se asienta, porlo que debe estudiarse teniendo en cuenta las características de dicha comunidad. Eneste sentido se hace necesario enfocar la enseñanza de la Geografía de formainterdisciplinar, de modo que contribuya a un proceso de enseñanza activo que partadel espacio inmediato.33La declaración internacional sobre educación geográfica para ladiversidad cultural, promovida por la Comisión de Educación Geográfica de la UniónGeográfica Internacional (UGI) en la reunión de Seúl de agosto de 2000, apunta en lamisma dirección, apostando por potenciar el estudio de la Geografía local como basepara la comprensión por el alumno del mundo que le rodea.34El estudio de la Geografía local busca comprender las características del entornolocal, tanto históricamente como geográficamente, analizando los condicionantesnaturales, la evolución histórica del paisaje, la estructura social, las relaciones de lapoblación con la naturaleza, la organización y estructura productiva y las característicasde las agrupaciones urbanas y rurales.35La riqueza didáctica de la Geografía local sebasa en su potencial para proporcionar al alumno la capacidad de comprender laorganización del espacio que le rodea, explicar la distribución e interacción de losdiferentes elementos que lo componen, analizar los procesos físico-ambientales,económico-sociales y culturales que se producen y adquirir la conciencia necesaria parafavorecer su conservación y actuar adecuadamente. La educación geográfica, concebidadesde esta perspectiva, pretende contribuir a la formación de ciudadanos conscientes dellugar que ocupan en su comunidad y dispuestos a actuar para mejorar su entorno.36Desde la Asesoría de Ciencias Sociales del Centro del Profesorado de Alcalá deGuadaíra venimos insistiendo en estos últimos años en la necesidad de promover lainnovación en la práctica docente diaria del profesorado y en la promoción deactividades orientadas al trabajo en competencias en los institutos y colegios de lacomarca de la campiña de Sevilla, el ámbito de actuación del centro. En esta tarea elestudio de la Geografía local ha sido un elemento de trabajo recurrente para potenciar ennuestro alumnado el pensamiento espacial y las habilidades necesarias para actuar en elterritorio. La comunicación expone las líneas básicas de una experiencia didácticadesarrollada desde la Asesoría de Ciencias Sociales del Centro del Profesorado deAlcalá de Guadaíra coordinando la actuación de grupos de profesores de centros dePAGÉS, J : “La didáctica de las ciencias sociales en la formación inicial del profesorado”, Iber, a.VII nº24, Barcelona 2000 y GONZÁLEZ, I.: “El conocimiento geográfico e histórico educativos: Laconstrucción de un saber científico”, La geografía y la Historia, elementos del medio¸ Colección Aulas deverano, ISFP-MECD, Madrid, 2002.33SOUTO, Xavier: “Utilización didáctica del entorno en geografía”, Mare: Revista del CentroProfesores de Melilla, nº 4, 1989 y RODRÍGUEZ LESTEGÁS, F.:“Concebir la geografía escolar desdeuna nueva perspectiva: una disciplina al servicio de una cultura escolar”, Boletín de la AGE, nº 33, 2002.34COMISIÓN DE EDUCACIÓN, GEOGRÁFICA DE LA UNIÓN GEOGRÁFICAINTERNACIONAL: “Declaración Internacional sobre Educación Geográfica”, Boletín Informativo de laUnión Geográfica Internacional,, UGI, 2000.35SOUTO, Xavier: Didáctica de la geografía. Problemas sociales y conocimiento del medio, Serbal,Barcelona, 1998, ROUMEGOUS, M.: Didactiques de la géographie, Rennes, 2002 y BATLLORI, R :“La escala de análisis: un tema central en didáctica de la geografía”, Iber, n° 32, 2002.36PAGÉS, J., ESTEPA, J. y TRAVÉ, G. (Eds.): Modelos, contenidos y experiencias en la formación delprofesorado de Ciencias Sociales, Universidad de Huelva, Huelva, 2000 y CALVO ORTEGA , Francesc:“ La ciencia y la didáctica de la geografía: investigación geográfica y enseñanza escolar”, II CongrésInternational de Didàctique, París, 2010.
  • 48. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]51diferentes niveles educativos en torno a la didáctica de la Geografía, aprovechando losrecursos de patrimonio natural, arqueológico y artístico existentes en la zona próxima.Coordinación docenteLa experiencia se enmarca en el itinerario formativo “Construyendo el proyectoeducativo”, desarrollado por el equipo asesor del Centro del Profesorado de Alcalá deGuadaíra entre 2008 y 2010. Este proceso de reflexión sobre el proceso educativopretendía ayudar a los centros a elaborar sus proyectos de centro, aportando líneas dereflexión, preguntas guía y documentos de apoyo elaborados de forma cooperativa porgrupos de profesores de diferentes centros de la comarca. El proceso partía dereflexionar sobre las propias prácticas docentes de aula, analizando su correspondenciacon el marco normativo y conceptual y valorando su eficacia educativa. La reflexión secentró en el estudio de las disfunciones encontradas y se orientó su transformación paraconseguir una mayor eficacia didáctica para la adquisición de competencias básicas.Mediante el intercambio de experiencia y reflexión entre grupos de profesores dediferentes centros y miembros de servicios externos (asesores, orientadores einspectores) en la plataforma digital del centro del profesorado, se ha logrado elaborarun documento de síntesis que permite orientar el proceso de elaboración de un proyectode centro realista y funcional, dirigido hacia el logro de las competencias básicas porparte del alumnado.37Una vez definido el marco general, y como lógica continuación del proyecto,desde la Asesoría de Ciencias Sociales se invitó al profesorado de la comarca aprofundizar en el análisis de su práctica cotidiana como base para su mejora, siguiendolas pautas básicas de apoyo a la reflexión asentadas en la metodología de investigacióneducativa.38La principal dificultad planteada era la gran diversidad de planteamientos ydiseños curriculares existente entre los grupos de profesores de los centros de lacomarca que se habían decidido por una transformación más o menos firme de suprogramación didáctica con miras a orientarlas en un trabajo en competencias. Así porejemplo mientras unos grupos preferían trabajar desde el análisis de los criterios deevaluación, otros consideraban prioritaria la atención a la diversidad y si algunosintentaban abordar el diseño de nuevas programaciones didácticas otros planteaban eltrabajo de mejora mediante pequeñas transformaciones progresivas de sus unidadesdidácticas.39Dada esta variedad y la complejidad del propio proceso optamos por asesorar lasdiferentes actuaciones consideradas adecuadas y calificables como “buenas prácticas” yfacilitar el contacto entre grupos de profesores con planteamientos similares. De estemodo la reflexión conjunta el intercambio de materiales y estrategias metodológicas37CENTRO DEL PROFESORADO DE ALCALA DE GUADAIRA: Construyendo el proyecto educativo(2008-2010), Alcalá de Guadaira, 2010.38PÉREZ JUSTE, R. (Coord.): La calidad de la educación, Madrid, 2000, BISQUERRA ALZINA B.:Metodología de la investigación educativa, Madrid, 2005, McMILLAN, J.H. Y SCHUMACHER, S.:Investigación educativa: una introducción conceptual, Madrid, 2005 y MARTÍNEZ GONZÁLEZ,Raquel: La investigación en la práctica educativa: Guía metodológica de investigación para eldiagnóstico y evaluación en los centros docentes, CIDE, Madrid, 2007.39RELAÑO JIMÉNEZ, Diego: “El desarrollo de las competencias básicas mediante la geografía a travésde la interacción con el entorno de los Alcores: una experiencia de trabajo”, P@K-EN-REDES RevistaDigital del Centro del Profesorado de Alcalá de Guadaíra, v.1 nº 8, 2010.
  • 49. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]52puede hacer más efectivo el proceso de cambio didáctico abordado mediante el estímuloy el enriquecimiento mutuos.Uno de estos grupos de actuación centró su trabajo en el estudio de la Geografíalocal. El objetivo era diseñar fórmulas para abordar de una forma más coherente eltrabajo por competencias y paliar, en la medida de lo posible, uno de los problemas quecon mayor frecuencia aparece entre las quejas del profesorado de EducaciónSecundaria: la débil preparación del alumnado de 1º de ESO en determinados aspectosque el profesorado de Secundaria considera imprescindibles, mientras aparecensobradamente preparados en otros considerados menos necesarios. 40En la primerareunión de contacto entre grupos de profesores que impartían Geografía en EducaciónSecundaria y maestros que impartían Conocimiento del Medio en Educación Primaria,se acordó intercambiar materiales adecuados ya elaborados y probados por diferentesprofesores del grupo con buenos resultados y, a partir de su análisis, desarrollar untrabajo conjunto para elaborar diferentes actividades de aula, materiales y diseños devisitas didácticas aplicables a Geografía y Conocimiento del Medio. En sucesivasreuniones conjuntas abordamos diversas líneas de trabajo (competencias básicas,criterios de evaluación, atención a la diversidad y materiales), teniendo siempre encuenta la necesaria coherencia y la coordinación entre el trabajo en ambos niveles.Para hacer efectivo el trabajo las reuniones se preparaban remitiendopreviamente el asesor un material (artículos, fichas, cuestionario) y el orden del díapreciso, generalmente redactado en forma de preguntas a contestar o tareas a realizar.De esta forma se adelantaba el trabajo a realizar y se centraba la tarea que se esperaballevar a cabo en la reunión. Pese a todo el debate terminaba más de una vez por romperlos esquemas planteados e imponer su propia dinámica. En otros casos la reunión selimitaba a decidir la actividad o el material considerado más adecuado, diseñar suscaracterísticas generales y distribuir entre el grupo la responsabilidad de elaborar cadauno de los elementos necesarios. La labor del asesor coordinando centros, visitandodepartamentos y ciclos, transportando materiales y sirviendo de elemento de contactoentre profesores, ha permitido mantener el impulso del proyecto. Buen número deprofesores han mantenido el contacto mediante correo electrónico. Ha sido un mediomuy útil para difundir documentos, compartir material elaborado, comunicarconvocatorias y fijar reuniones.El proceso más enriquecedor del proyecto ha sido el diálogo entre profesores dediferentes centros y el intercambio de pareceres sobre el trabajo con el currículum. Enesta línea se apreció la necesidad de abordar la elaboración de un diseño curricular máscoherente de las asignaturas y realizar una distribución temporal de los contenidos máshomogénea entre los diferentes niveles y cursos. Pero no se concretó en un diseñoespecífico. Únicamente en un caso se elaboró una lista de conceptos y de vocabularioespecífico a trabajar en Primaria y Secundaria, y se establecieron niveles de concreciónen el trabajo con pirámides de población, climogramas, mapas topográficos y temáticosy otros materiales habituales en Geografía, evitando con ello repeticiones o lagunas enla formación del alumnado.La atención a la diversidad era una línea prioritaria en el plan de trabajo delproyecto del Centro del Profesorado. En las reuniones con el profesorado de losdiferentes niveles se planteó el diseño de actividades con diferentes grados de dificultad,40GARCÍA HOZ, V. y PËREZ JUSTE, R.: La investigación del profesor en el aula, Madrid, 1984 yCOHEN, L. Y MAN ION, L.: Métodos de investigación educativa, Madrid, 1990.
  • 50. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]53respetando el ritmo de aprendizaje del alumnado. El contacto entre profesorado deEducación Secundaria y Educación Primaria ha permitido establecer algunos principiosgenerales, acordar niveles de conocimiento y diseñar algunos materiales graduados endificultad y actividades de refuerzo para aquellos alumnos que se han retrasado conrespecto al nivel medio del grupo, especialmente en el primer ciclo de ESO.Las actividades de refuerzo pueden incluirse en dos momentos del proceso dedesarrollo de la unidad didáctica, como introducción preparatoria o como refuerzo delas actividades ordinarias. Como principio general en el refuerzo se acordó recomendarla realización de actividades cuya mecánica no presentase problemas para el alumnado,con objeto de centrar la atención sobre los conceptos y facilitar así su adquisición ydominio. Se propuso la realización de actividades centradas en los contenidos mínimos,básicos, que por su carácter elemental deban constituir la esencia del aprendizaje. Parautilizarlas como elemento introductorio de la unidad debemos incluir aspectos básicosque deben dominarse antes de abordar los contenidos o elementos estudiados de modoque sirvan de punto de partida para el aprendizaje de nuevos contenidos. También se haelaborado algunos materiales de ampliación para aquellos alumnos que están porencima de la media y que por su capacidad de razonamiento y conocimientos necesitanatención personalizada para desarrollar sus capacidades, utilizando para ello materialescomplementarios.Pero los intentos dirigidos a precisar y aproximar los criterios de evaluaciónutilizados en los diferentes centros y niveles educativos, no han tenido resultadospositivos. Si bien los diseños generales, extraídos de la legislación, podían aproximarsey se llegó a establecer criterios de evaluación comunes, resultaba difícil llegar aacuerdos concretos a la hora de precisarlos y descomponerlos en aspectos concretos aevaluar y graduar su nivel de valoración.Otra propuesta de trabajo que tuvo escaso resultado fue la incorporación de lastareas complejas a la programación de clase como actividades ordinarias y frecuentes,dentro de una secuencia didáctica organizada para desarrollar el trabajo porcompetencias. Se han diseñado algunas tareas complejas que han formado parte de lasvisitas y de las actividades generales, pero siguen viéndose como actividadesexcepcionales, a desarrollar como actividades finales de una unidad amplia, oactividades generales para llevar a cabo en fechas señaladas, fin de trimestre u otras decarácter excepcional.Diseño de actividades didácticasDada la dificultad de diseñar unidades didácticas desde la raíz optamos porenriquecer las unidades didácticas que cada profesor estaba trabajando. Se propusoestudiar la posibilidad de efectuar cambios para mejorarlas, orientando la reflexión delprofesorado para que pudiese potenciar en sus alumnos la competencia de conocimientoe interacción con el medio físico. Como punto de partida propusimos unas pautas deanálisis para establecer si en el libro de texto aparecían reflejados el trabajo de lasdistintas dimensiones que integran esta competencia, si los contenidos se aplicaban ensituaciones funcionales y contextualizadas, si se integraban contenidos de otras áreas ysi se atendía la diversidad del alumnado. A partir de esta reflexión se propuso adaptarlas unidades didácticas propuestas para que cumpliesen todas las premisas analizadas.
  • 51. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]54En líneas generales las actividades asociadas a la competencia de interacción conel medio físico aparecen asociadas, en la mayoría de los casos, a verbos comocomprender y explicar, vinculados al conocimiento conceptual. En muy pocos diseñosaparecen actividades relacionadas con habilidades como medir, observar, recoger einterpretar datos, vinculadas al aprendizaje de los procedimientos relacionados con elconocimiento científico. Las unidades consistían en un conjunto de conceptos enlazadosentre los que afloraban algunas actividades que permitían aprender algunosprocedimientos, pero generalmente se presentaban separadas, como aplicación final dela unidad, o como actividad experimental, pero la mayoría de ellas no se realizaban porfalta de tiempo.El primer avance concreto detectado (y el más valorado por el profesoradoparticipante), ha sido el intercambio de materiales, fichas de actividades de aula,materiales de información sobre el paisaje local, gráficos y esquemas de trabajoelaborados y utilizados por diferentes profesores en su aula que les habían dadoresultados interesantes. A partir del análisis de estos materiales se planteó al grupo laposibilidad de abordar de forma conjunta la elaboración de algunos documentosespecíficos, como cuadernillos de visita, gráficos o mapas, y plantillas de pautas detrabajo, con indicaciones precisas para mejorar el trabajo con gráficos y mapas, lainterpretación de los datos numéricos ofrecidos por instrumentos de medida, pautas parala realización de visitas y criterios básicos para la valoración y evaluación de lasactividades realizadas por los alumnos.Este trabajo permitió al grupo iniciar la reflexión sobre los métodos de trabajocon las actividades de clase y los criterios de evaluación de actividades. El intercambiode modelos fue dando paso al debate sobre las pautas básicas de las actividades y elanálisis detallado de los criterios de evaluación. La necesidad de plasmar por escrito lasreflexiones e instrucciones detalladas para que cualquier profesor ajeno al grupo pudieseaplicar la actividad de forma satisfactoria, obligo a realizar un esfuerzo por precisar lasideas generales que circulaban en el grupo y se expresaban frecuentemente de formavaga hasta que se plasmaban por escrito.Materiales didácticosUno de los apartados mas valorados por el profesorado participante ha sido laposibilidad de conocer y compartir el material existente elaborado por algunosprofesores y la propia elaboración conjunta de material didáctico aplicable al aula o paralas visitas programadas. Para Educación Primaria se diseñaron tareas de clase, esquemasconceptuales, glosarios de vocabulario específico y diseños de visitas y paseosdidácticos por la zona. Para Educación Secundaria (2º y 3º ESO) se diseñaronactividades para analizar el paisaje rural local y algunos de sus componentes: estudio delas características climáticas y elaboración de un climograma, análisis del medio naturalidentificando especies y modelos paisajísticos, estudios del paisaje agrícolaidentificando los cultivos y sus características y la preparación de una exposición paraexplicar a sus compañeros alguna característica destacada del paisaje.La mayor parte del profesorado participante en la experiencia coincidía en lanecesidad de contar con mapas adecuados como material básico, por lo que planteamoscomo actividad inicial de trabajo en común del grupo la elaboración de mapasadaptados a diferentes niveles. Se tomó como base las hojas 13-40 (Carmona) y 13-41(Utrera) del viejo mapa militar editadas por el Servicio Geográfico del Ejército
  • 52. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]55existentes en el Centro del Profesorado, y las hojas 985 (Alcalá de Guadaíra) y 1003(Utrera) del Instituto Geográfico Nacional. Las primeras, pese a tener más de 30 años,siguen siendo útiles para el estudio de los rasgos físicos, aunque la estructura urbana delas localidades representadas ha cambiado profundamente. Las hojas del InstitutoGeográfico Nacional se encuentran actualizadas. Ambas series, de escala 1:50.000, sonequivalentes en el espacio representado.A partir de las hojas se elaboraron los mapas de trabajo específicos para diversasactividades y niveles. En Educación Secundaria los profesores utilizaron con susalumnos directamente las hojas del Mapa Topográfico Nacional. Para los niveles deEducación Primaria el mapa se simplificó trazando mapas con las líneas básicas paramarcar los desniveles más importantes, símbolos convenciones, elementosesquematizados y colores para marcar las diferentes partes. En algunos mapas de trabajose completó la información con datos de la vegetación, la organización de la agriculturay los cultivos a partir de las hojas del Mapa Agrario y el Mapa de Usos del Suelo.Resultó de gran utilidad un corte topográfico de los Alcores sobre papelmilimetrado elaborado por el alumnado de 3º de ESO como actividad de clase.Trasladando las curvas de nivel del mapa para reconstruir el relieve, se habíarepresentado el desnivel del escarpe en diversos cortes, que permitían visualizar lapendiente y situar los principales accidentes geográficos de la comarca. Este material declase elaborado por los alumnos ha sido reproducido y difundido a otros centros y hasido utilizado como material de clase o de trabajo para otras actividades. La elaboraciónde la ficha de pautas de confección del corte topográfico fue encomendada a los propiosalumnos que los habían construido, como un conjunto de instrucciones dirigidas acompañeros.El clima ha sido un aspecto trabajado por varios grupos. Disponemos de losdatos recogidos por el Instituto Nacional de Meteorología, basados en las observacionesdel aeropuerto de San Pablo (Sevilla) y lo aportados por un grupo de profesores quedurante algunos años ha llevado a cabo una experiencia de recogida de datos medianteuna pequeña estación meteorológica instalada en el centro. El deterioro de los aparatosmedidores les había impedido continuar con la actividad, pero pusieron los datosrecopilados a disposición del grupo. Ahora se plantean volver a retomar lasobservaciones con sus alumnos y solicitar al centro la compra de una nueva estación.Con los datos disponibles se han realizado climogramas, actividades de cálculo yejercicios de representación gráfica en diversos formatos. Uno de los profesores planteóla posibilidad de realizar un ejercicio sobre las nubes, una especie de “safarifotográfico” de nubes siguiendo el modelo ofrecido por varios programasmeteorológicos de televisión. Tras unos primeros resultados interesantes durante elinvierno, la pasión por la fotografía entre el alumnado fue decayendo. Con todo logróreunir un número interesante de fotos que expuso en el centro con su correspondientecartela explicativa.Además el grupo abordó la elaboración de varios cuadernos de trabajo paravisitas didácticas. Se han diseñado como oferta abierta para poder ser usados con laflexibilidad que cada docente crea más oportuna según el alumnado y el tiempodisponible. Los cuadernos de visita están divididos en varios focos de interés con fichasde actividades independientes específicas de cada punto. De este modo el profesorpuede diseñar su propia ruta, destacar aquellos puntos que le resulten de mayor interés ydejar otros. Finalmente se logró reunir un conjunto interesante de fichas de actividades
  • 53. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]56graduadas por niveles, con diferentes ejercicios, documentos de apoyo, mapas yfotografías.Diseño de visitas didácticas por el escarpe de Los AlcoresDesde un primer momento el grupo de profesores planteó como actividad centraldel proyecto el diseño y realización de una visita escolar. Todos consideraban unatécnica de observación y estudio clave en Geografía que permite tomar contacto directocon la realidad estudiada. Ninguna otra técnica o actividad de aula nos permite conocerla realidad geográfica tal y como la captamos en directo, en contacto con el medio. Laobservación atenta dirigida por un cuestionario, un cuadernillo de actividades u otroinstrumento de observación similar, nos hace plantearnos preguntas y descubrirrelaciones entre elementos del medio que permiten construir un conocimiento básico yordenado que responda a tales cuestiones.41La comarca ofrece una rica diversidad de elementos geográficos y varios puntosde observación en alto. Los Alcores constituyen una alineación de colinas de ciertaaltura que oscilan entre las cotas 120 a 250 m sobre el nivel del mar. El escarpe surdiscurre con un trazado sensiblemente rectilíneo con una ladera que desciendebruscamente sobre la vega del río Guadaira. la vía verde, restos del trazado de unaantigua línea de ferrocarril desmantelada, trascurre al pie del escarpe por los términosmunicipales de Carmona, El Viso del Alcor y Mairena del Alcor y sube a la parte altadel alcor junto a la dehesa y el yacimiento arqueológico de Gandul. Esta disposiciónofrece interesantes puntos de vista altos que permiten contemplar un amplio y variadopaisaje. En el diseño de las visitas aprovechamos las posibilidades didácticas de lasvistas desde los puntos altos de los alcores y el papel central de la vía verde como ejedirector.La visita, por sus características, requiere una técnica de trabajo específica. Paraobtener el adecuado rendimiento educativo de la visita ésta debe ser guiada y en elladebemos utilizar en plenitud todos los recursos trabajados en clase. Resulta de graneficacia la realización de ejercicios antes de la visita para fijar el motivo de interés ysuministrar información necesaria para una mejor compresión del paisaje que se visita,de modo que el alumno acuda con un bagaje de conocimientos suficientes paraaprovechar el recorrido. En este sentido debemos ofrecer a nuestros alumnos datosbásicos, claves de interpretación y técnicas de análisis y tratamiento de la informaciónpara que puedan resolver las actividades y elaborar su propio conocimiento. Larealización de actividades y ejercicios durante la visita permite explotar el potencialeducativo de la experiencia de contacto con el paisaje. En el modelo de actividaddiseñado se consideró más adecuado reducir al mínimo las explicaciones durante lavisita para centrar el trabajo en elementos concretos mediante actividades deobservación y análisis del paisaje, en las que se buscan soluciones a los problemas einterrogantes planteados. La idea general es que el conjunto de actividades contribuya aconstruir un entramado propio de datos, descripciones y explicaciones que constituye,en definitiva, el conocimiento adquirido.Los cinco circuitos diseñados (Río Guadaíra, Gandul, Mairena, El Viso y ElJudío) se definieron en función del paisaje local, aprovechando la diversidad de paisajes41HERNÁNDEZ CARDONA, Xavier: Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia,Barcelona, 2002.
  • 54. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]57existentes en la comarca y usando la vía verde que la atraviesa como eje director de lasrutas. Aunque se elaboró un diseño general cada centro modificó el proyecto básico enfunción de sus necesidades y niveles. Cada profesor adaptó posteriormente este modelogeneral a sus necesidades y planteamientos didácticos, diseñando su propia visita.Por ejemplo la visita diseñada para Mairena del Alcor comenzaba al pie delCastillo de Luna, un lugar alto con un desnivel de unos 80 m que permite la visión deuna amplia llanura en más de 50 km. Desde este punto se puede efectuar un estudiogeneral del paisaje agrario y los diferentes cultivos: cereal, girasol, olivar, leguminosasetc., que se estudian de forma más detallada al descender a la campiña. La ruta discurrepor la vía verde en dirección Oeste e incluye diversas pausas en lugares que permitenanalizar las zonas de cultivo situadas a ambos lados del camino, las instalacionesindustriales, los usos residenciales y las zonas deterioradas. El regreso a la localidadpuede efectuarse por la cuesta llamada del Chorrillo, próxima a la población (rutarecomendada para alumnos de Educación Primaria) o por el camino de Gandul (lo quesupone unos 6 km más) y permite analizar la dehesa de Gandul. En ambos casos elregreso a la localidad se produce por el polígono industrial, lo que permite analizar lasactividades de procesamiento de los productos agrícolas que han caracterizado lahistoria económica de la localidad, y la actual diversidad de las actividades industriales.Varios profesores de uno de los centros de Educación Primaria organizaron unagynkana o prueba de obstáculos con el material elaborado. Con ayuda de un mapa basede la zona por la que discurriría la visita los diferentes grupos debían efectuar unrecorrido siguiendo una serie de pistas. Para ello se les suministraba un cuadernillo deactividades, con textos de apoyo, esquemas y gráficos. Entre las actividades a realizardebían localizar determinados puntos característicos, describir el paisaje observado,resolver cuestiones sobre vegetación, realizar fotografías de determinados elementos delpaisaje, analizar las características de algunas plantas y situar en el plano algunosaccidentes geográficos.Uno de los profesores propuso a sus alumnos la redacción de una carta dirigida asu ayuntamiento. Se pedía a los grupos que explicasen al alcalde la actividad realizada,resumiesen las conclusiones obtenidas (especialmente sobre el estado de la vía verde),la riqueza ecológica de la misma y finalmente propusiesen las medidas queconsiderasen necesarias para conservar su estado y mejorar su aspecto. Entre estasmedidas los grupos destacaron efectuar un mantenimiento del firme reponiendo alberoen lugares dañados por el tráfico rodado, plantar más árboles formando pequeñosbosquecillos como puntos de sombra, efectuar una limpieza periódica de basuras ycolocar papeleras en algunos puntos.42El estudio de las características edáficas del terreno de los Alcores fue abordadopor un profesor dentro del apartado dedicado a Geología en ESO. Analizó lascaracterísticas de las rocas predominantes en la comarca, calcarenita y marga. Lacapacidad de retención hídrica de la primera y el carácter impermeable de la segundacombinadas dan a los Alcores una excepcional capacidad de retención hídrica en capafreática y explican la multitud de manantiales, fuentes y pozos aprovechados por elhombres desde la antigüedad.42PALACIOS, A. Y RODRIGO, F. : “Didáctica de la geografía para la sustentabilidad “, Revista deTeoría y Didáctica de las Ciencias Sociales, nº 11, 2006.
  • 55. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]58La Dehesa de Gandul. Un foco de especial atracciónVarios grupos han coincidido en su interés por el estudio de la Dehesa deGandul, un espacio natural de formación abierta típica del clima mediterráneo, queofrece un rico y variado paisaje ecológico. La vegetación natural, compuesta porencinas, alcornoques, pinos, acebuches y arbustos mediterráneos (lentiscos, romeros,retamas, palmitos, espárragos, tomillos), se ha visto modificada por la acción delhombre, que ha incorporado plantaciones de pinos y eucaliptos para explotaciónforestal. La dehesa comprende varias formaciones vegetales integradas: el acebuchalsilvestre ocupa la base de la Mesa de Gandul y parte de la ladera del escarpe; el palmitardel Cerro del Toruño se extiende bajo la Mesa de Gandul y el estrato arbóreo típico delbosque mediterráneo, representado en la dehesa por el alcornoque, la encina y el pinopiñonero. El eucaliptal de la zona militar fue plantado en el s. XX para explotaciónmaderera y actualmente proporciona un bosquecillo acogedor y un amplio espaciosombreado. La zona con suelos de menor entidad, en las que aflora una calcarenita deespecial consistencia, como la zona de la necrópolis, está ocupada por una vegetaciónrala, de hierbas y florecillas de escaso porte.El estudio de este espacio natural ha sido abordado por varios centros de lacomarca. Dos centros de Educación Primaria y uno de Educación Secundaria hanrealizado visitas de estudio en la dehesa de Gandul, usando como material de trabajo loscuadernos didácticos de Gandul (elaborados por un equipo de profesores de diversoscentros de la zona y publicados por el Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra)43y fichasde trabajo sobre plantas elaboradas ex-profeso por el grupo. Se prestó una especialatención al palmito (chamaerops humilis), un pequeño arbusto que podemos encontraren toda la región mediterránea occidental que se desarrolla normalmente en zonas secasy soleadas, de suelos calizos y arenosos y constituye el arbusto más característico deGandul.Varios profesores de Educación Primaria han realizado un herbolario con plantasde la comarca recogidas por sus alumnos, como instrumento para el estudio del mundovegetal y el aprendizaje de técnicas de análisis y estudio en el área de Conocimiento delMedio. Uno de los centros ha decidido organizar un huerto escolar, con ayuda de laescuela taller de jardinería local. De momento sólo han preparado el terreno y plantadoalgunas especies vegetales, pero se ha reunido material y documentación de otroscentros educativos de la comarca con huertos escolares y proyectos de ecoescuelas, quepuede servir de orientación para poner en marcha el proyecto.Un profesor abordó el estudio de las características de las plantas de la comarcacon sus alumnos de Biología de Bachillerato como actividad de aplicación práctica delos conocimientos adquiridos en los temas dedicados al mundo vegetal. Tras estudiar lascaracterísticas se organizó una salida al campo para obtener muestras de plantas a lolargo de la ruta diseñada por varios profesores de biología, vecinos de la comarca, queconocían perfectamente las zonas de mayor diversidad ecológica. Posteriormente en ellaboratorio el alumnado efectuó la clasificación con guías de clasificación de plantas,por caracteres, hasta identificar la especie o al menos la familia. Finalmente organizóuna exposición en los pasillos del centro con las plantas expuestas en cartulina contarjetas identificativas que recogían sus características más significativas y un pequeño43NAVARRO DOMÍNGUEZ, José Manuel: “Cuadernos didácticos para el estudio del yacimientoarqueológico de Gandul (Sevilla)”, La Arqueología de la Ciencia a la Docencia, Hespérides, Lucena,2010.
  • 56. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]59mapa de la comarca en el que se localizaba su lugar de procedencia. El material de laactividad fue aprovechado para realizar una exposición en varios colegios de EducaciónPrimaria próximos al instituto. Cinco alumnos de Bachillerato aceptaron la propuesta deexplicar a los alumnos de tercer ciclo de Educación Primaria la actividad realizada y lasprincipales características de las plantas expuestas y responder a las preguntas de loschavales.La formación escalonada: alumnos tutoresQuizás la actividad más compleja de las abordadas por el grupo de profesoressea la actividad de formación en cascada mediante alumnos de un nivel superior queactúan como monitores de alumnos de niveles inferiores. En el transcurso del proyectose propuso al grupo abordar una actividad de formación en cascada y un grupo deprofesores de Educación Secundaria decidieron preparar una visita guiada por un grupode alumnos de 3º de ESO para alumnos de 1º de ESO. Los alumnos que actuarían comomonitores debían saber bien los conceptos, conocer los métodos de análisis y reflexiónpropuestos en los ejercicios y además dominar algunas estrategias básicas para explicarla tarea a sus tutorandos y supervisar la actuación del grupo.En este diseño se vio la importancia de evitar el modelo de discurso tradicionalutilizado en las visitas didácticas en el que el profesor constituye la única fuente deinformación, al estilo de la guía turística o la explicación magistral, más apropiados parapersonas mayores con adecuada capacidad de atención y concentración. No se podíacontar con los alumnos de 3º de ESO para reemplazar al profesor como suministradorde datos. El objetivo no se centraba sólo en el aprendizaje de información conceptualsino en el manejo de destrezas intelectuales, en la realización de cálculos, la redacciónde textos, la lectura comprensiva o la localización de información para resolver lasactividades plantadas en las fichas de visita. Desde este planteamiento se considerópreferible exponer pocos datos precisos y en distintos puntos a lo largo del recorrido dela visita como apoyo a las actividades de observación, análisis o aplicación deconocimientos propuestas en los cuadernillos y centrar el trabajo de formación de losalumnos monitores en el dominio de los conceptos básicos y los procedimientosnecesarios para resolver las actividades.La visita realizada con los alumnos de la clase de 3º de ESO formaba parte deplan de actividades de la unidad dedicada al mundo rural, que se había ampliado paraincluir un apartado dedicado al estudio de la degradación del medio natural. Elprofesorado propuso a sus alumnos realizar una segunda visita con compañeros de 1ºESO y actuar como monitores. Aunque en un principio hubo reticencias finalmente elgrupo decidió aceptar el reto. Durante la visita se les dieron a los futuros monitoresindicaciones sobre las actividades a realizar y las posibles dudas que podían surgir yorientaciones sobre el trabajo con los grupos de alumnos de 1º de ESO. La informaciónteórica que precisaban los alumnos de 1º de ESO para resolver las actividadespropuestas en los cuadernillos había sido ya trabajada en clase con sus profesores o erasuministrada en las fichas del cuadernillo de trabajo. El papel de los alumnos tutores selimitaba a orientar a su grupo a la hora de realizar las actividades y resolver las dudasque surgiesen. La mayoría de las dudas detectadas fueron dudas de vocabulario,debiendo los alumnos monitores explicar algunos términos desconocidos, o demetodología, aclarando entonces las pautas básicas de los procedimientos de trabajoplanteados en las actividades propuestas.
  • 57. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]60El mismo modelo fue aplicado por un centro de Educación Primaria conalumnos de 4º y 6º para realizar una visita a Gandul. El yacimiento de Gandul seencuentra en los términos municipales de Alcalá de Guadaíra y Mairena del Alcor.Combina un rico yacimiento arqueológico que abarca desde el Neolítico hasta elpresente (con una interesante necrópolis dolménica) y una dehesa relativamente bienconservada. El material de trabajo fue elaborado a partir del cuaderno de trabajodedicado a Gandul.44Por problemas de organización el centro decidió realizar una únicavisita, por lo que el profesorado trabajó con los alumnos de 6º las actividades delcuadernillo en clase, insistiendo en el aprendizaje del vocabulario específico y de losprocedimientos exigidos para resolver los ejercicios (resolución de problemas, técnicasde identificación de plantas, mediciones, orientación). Como estímulo para los alumnosde 6º se les sumaría a su nota la obtenida por el grupo de compañeros de 4º en el queactuaban como monitores.La valoración de la actividad realizada por los alumnos que ejercieron comomonitores, tanto de ESO como de Educación Primaria, recogió algunas impresionesinteresantes. Algunos señalaron la dificultad de la tarea, indicando que les obligaba asaberse las cosas mejor pues debían explicarla a otros alumnos más pequeños (usaban eltermino niño aunque la diferencia de edad entre ellos y sus “alumnos tutorizados” era deapenas un par de años). Pero la mayoría coincidían en señalar que una vez asimiladoslos procedimientos de trabajo, los ejercicios y los conceptos básicos, les resultaba fácilexplicarlos. Los chavales de 1º de ESO indicaron que les había resultado de gran ayudacontar con las explicaciones de los mayores durante la visita y sus orientaciones pararealizar los ejercicios. El profesorado, en líneas generales, se mostró satisfecho con laexperiencia, aportó diversas orientaciones para mejorar el diseño de la actividad ycorregir algunos problemas de organización surgidos en el transcurso de las visitas yplanteó la posibilidad de repetirla con otras unidades didácticas y hacerla extensiva aotros cursos. Dificultades de organización y problemas de horario han impedido hasta elmomento repetirla, pero se ha planteado la posibilidad de realizar una experienciasimilar como actividad de fin de trimestre.Unas conclusiones provisionalesDe las diversas encuestas y valoraciones de las actividades realizadas, tanto porel profesorado participante como por el alumnado, se deduce un alto grado desatisfacción si nos atenemos a los objetivos más realistas planteados. Cuando se inicióel trabajo todos éramos conscientes de que resultaba un tanto utópico el objetivo inicialde establecer de forma conjunta un diseño general, una programación global queabarcase todos los niveles educativos. Pero desde la primera reunión la idea sirvió almenos para marcar el rumbo. Todos coincidíamos en que como meta era ilusionante ydeseable. Pero, siendo realistas, ninguno apostaba por que nos aproximaríamos al gradode coordinación necesario para conseguirlo. Aunque partíamos de principios comunes ytodos coincidíamos en la necesidad de adaptar el diseño marcado en los decretos, eraprecisamente esta adaptación a la realidad de cada centro (el modo de llevar la actividadal aula, definir el nivel de contenidos, los modelos de actividades, la forma y los44NAVARRO DOMÍNGUEZ, José Manuel: “Cuadernos didácticos para el estudio del yacimientoarqueológico de Gandul (Sevilla)”, La Arqueología de la Ciencia a la Docencia, Hespérides, Lucena,2010.
  • 58. El paisaje y el patrimonio locales como recurso didáctico de la Geografía en unaexperiencia internivelar[Seleccionar fecha]61criterios para evaluar el grado de consecución de los objetivos por el alumnado), lo quesuponía el mayor obstáculo. 45El mayor avance se ha apreciado en la mejora del proceso de trabajo delprofesorado participante, especialmente por lo que respecta a sus hábitos de trabajo enequipo y su capacidad para reflexionar sobre su propia actividad para mejorarla. En estesentido uno de los mayores logros de la experiencia, a juicio de todos los participantes,ha sido la elaboración de modelos de actividades y la recopilación de un banco de datosy materiales sobre estudiar la Geografía local puesto a disposición del profesorado delos centros educativos de la comarca. El resultado fue un conjunto de actividades más omenos dispersas con un nexo común: la explotación de las posibilidades que ofrece elpaisaje local como recurso didáctico para las clases de Geografía y Conocimiento delMedio en todos los niveles educativos. La cooperación entre profesores de diferentescentros y niveles ha sido especialmente bien valorada por todos los participantes. Dehecho en bastantes de las encuestas se planteaba la posibilidad de repetir la experienciae incluso de dotarla de cierta estabilidad con reuniones periódicas, visitas conjuntasentre diferentes centros y otras actividades realizadas en común.Han sido muy bien valorados los documentos de carácter organizativo, conpautas prácticas para diseñar visitas y puntos a tener en cuenta, como avisar a lasautoridades municipales (que en algunos caos apoyaron decididamente estas actividadessuministrando agua, apoyo técnico, vehículos de Protección Civil) o comunicar elitinerario a las policía municipal y al puesto local de Guardia Civil (que modificaronligeramente sus rutas de vigilancia para pasar por la vía verde coincidiendo con eldesarrollo de la actividad para atender cualquier incidencia).Por el contrario el profesorado se ha mostrado reacio a admitir injerenciasexternas en el diseño de su programación, pero aceptaba encantado sugerencias,materiales y elementos que podía integrar en su planificación del tema, recursos querealmente les suponía un ahorro de tiempo y esfuerzo al encontrar ya elaborado materialque podía usar.Respecto a los resultados alcanzados por el alumnado el profesorado consideraque el plazo de aplicación ha sido breve como para obtener datos suficientes oresultados definitivos y alcanzar una evaluación adecuada de su influencia en el procesode aprendizaje del alumnado. Por ello las impresiones recogidas deben ser consideradasprovisionales en espera de que, con la aplicación de las actividades en próximos años,podamos reunir un conjunto de evaluaciones que nos permitan establecer un balancemás completo. De todas formas las impresiones reunidas en las evaluaciones parcialesefectuadas por el profesorado y las encuestas realizadas al profesorado y al alumnadoque voluntariamente ha querido participar en el proceso de evaluación, nos permitenofrecer una valoración de la influencia que estas actividades han supuesto en el procesode aprendizaje del alumnado.El profesorado ha valorado muy positivamente el proyecto por lo que respecta alos resultados obtenidos por su alumnado. Como era esperable los aspectos en los quecada profesor consiguió mejores resultados estaba en función de los objetivos45MERCHÁN, F. Javier: “La práctica de la enseñanza de las Ciencias Sociales como objeto deinvestigación de la Didáctica: importancia y dificultades metodológicas. Bases para una teoría de laacción en el aula”, en ÁVILA RUIZ, Rosa M.ª (Coord.): Metodología de investigación en Didáctica delas Ciencias Sociales, Institución Fernando El Católico, Zaragoza, 2010.
  • 59. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]62planteados y la atención prestada a cada uno en el diseño de la actividad. En líneasgenerales se aprecia un nivel adecuado de consolidación de los conceptos básicosmanejados, la definición de los términos y el aprendizaje de conceptos complejos quepudieron ser ejemplificados en el ámbito local. Especialmente interesante ha sido elavance detectado en el aprendizaje de procedimientos intelectuales, como el análisis detextos, el diseño de exposiciones, la búsqueda de información, la elaboración de textos ydocumentos.La enseñanza de la Geografía debe proyectarse como un recurso para elconocimiento del lugar. Un aspecto realmente destacable cuando se constata el escasoconocimiento que tiene el alumnado de buena parte del término municipal de sulocalidad, incluso de las zonas inmediatas al casco urbano. La mayoría sólo conocía elárea circundante a su barrio de residencia y les era completamente desconocida buenaparte del extrarradio de la localidad. Apenas algunos habían realizado alguna excursióncon sus padres a zonas rurales cercanas y únicamente aquellos que en verano o fines desemana se desplazaban a alguna huerta, parcela rural o chalet, tenían ciertoconocimiento de la zona en que se ubicaba. En este sentido el trabajo con el paisajelocal puede contribuir a que los estudiantes se vinculen al espacio donde viven,conozcan mejor su entorno, se preocupen por su conservación y mejora. Ello puedecontribuir a fomentar una conciencia de la propia identidad colectiva de la comunidaden la que se inserta y consolidar los conocimientos, las estructuras de pensamiento y laconciencia social de unos alumnos que el día de mañana serán ciudadanos de plenoderecho.La Geografía puede explotar los recursos que ofrece el medio local en el que seinserta el alumnado. Hay muchos elementos en el paisaje local capaces de despertar elinterés del alumnado y no resulta difícil vincular los grandes apartados estudiados enclase de Geografía con las referencias más cercanas del paisaje de su localidad.Usémoslos como elemento de motivación, como punto de enganche para iniciar eltrabajo, para animar a los alumnos a estudiar el entorno geográfico que les rodea. 4646MERCHÁN, F. Javier: “La práctica de la enseñanza de las Ciencias Sociales como objeto deinvestigación de la Didáctica: importancia y dificultades metodológicas. Bases para una teoría de laacción en el aula”, en ÁVILA RUIZ, Rosa M.ª (Coord.): Metodología de investigación en Didáctica delas Ciencias Sociales, Institución Fernando El Católico, Zaragoza, 2010.
  • 60. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 63 a 7263INTEGRACIÓN DE NUEVAS TECNOLOGÍAS EN LA DIDÁCTICA DE LAGEOGRAFÍA. EVOLUCIÓN DE UNA EXPERIENCIA EN LOCALIDADESRURALESJosé Manuel Navarro DomínguezAsesor del CEP de Alcalá de GuadaíraEn el Sistema Educativo Andaluz hemos asistido en las últimas décadas agrandes cambios desde la legislación cuyo objetivo era mejorar el sistema a golpe dedecreto o ley, o decreto-ley, que de todo hemos tenido. Pero cambiar el modelo detrabajo resulta realmente complejo. En todos los modelos teóricos de análisispedagógico relacionados con el cambio educativo la introducción de mejoras aparecerecogida como un proceso lento, acumulativo, en el que es imprescindible laparticipación activa del docente.47El papel que cabe a la legislación educativa esúnicamente director, orientador del sentido del cambio. El protagonismo corresponde alos agentes educativos. Basta comprobar la escasa eficacia que ha tenido cuando se la haquerido revestir de un milagroso ropaje transformador de la realidad didáctica per se.4847GARCÍA HOZ, V. y PËREZ JUSTE, R.: La investigación del profesor en el aula, Madrid, 1984,COHEN, L. Y MAN ION, L.: Métodos de investigación educativa, Madrid, 1990, ZABALA, Antoni: Lapráctica educativa. Cómo enseñar, Graó, Barcelona, 1999, PÉREZ JUSTE, R. (Coord.): La calidad de laeducación, Madrid, 2000, BISQUERRA ALZINA B.: Metodología de la investigación educativa,Madrid, 2005 y VV.AA.: Investigación para el diagnóstico y evaluación en los centros docentes, CIDE,Madrid, 2007.48PALACIOS ESTREMERA. Teresa y David: “La indagación y la didáctica de la Geografía en lasEnseñanzas Medias”, Anales de Geografía de la Universidad Complutense nº 8, Madrid, 1988 y CRESPOVOLVER AL ÍNDICE
  • 61. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]64Toda la investigación educativa sobre procesos de cambio demuestra que lasmejoras en los sistemas docentes, especialmente las metodológicas, si se pretendeneficaces y duraderas, deben partir de la experiencia directa de la actividad didácticadiaria y abordarse pausadamente, reflexionando sobre la práctica y orientando la mejoracon el apoyo de modelos pedagógicos contrastados. La verdadera innovación educativaha partido de pequeños cambios en la actividad docente orientados por una normativaclara y una reflexión teórica que contrasta los éxitos logrados por los pequeños cambiosy aconseja el camino a seguir en el proceso de incorporación de nuevas mejoras.49Lainnovación eficaz ha progresado como evolución de la clase tradicional no comooposición a ella, sino como lógico desarrollo de la misma, partiendo de la reflexiónsobre los problemas surgidos en la práctica de clase, para conseguir un aprendizaje máseficaz.50En momentos en que con la incorporación de las TIC (tecnologías de lainformación y la comunicación) a nuestras aulas de forma intensa todo en el discursoeducativo se ha teñido de un tono innovador, bueno sería no olvidar que el profesorado,buena parte del profesorado al menos, lleva décadas aplicando innovación didáctica ensu práctica diaria de aula.51La asociación Hespérides acumula en sus actas un ricobagaje de experiencias de innovación docente decantado a lo largo de los años. La largaserie de ponencias y comunicaciones presentadas en los congresos temáticos y en loscursos metodológico-didácticos, son una excelente prueba de la inquietud que mueve abuena parte del profesorado de ciencias sociales en Andalucía. El profesoradoparticipante ha tenido la oportunidad de dar a conocer su experiencia y exponerla a lacrítica de sus colegas. Esta documentación constituye una fuente constante de ideas paraconocer experiencias innovadoras de eficacia contrastada y aplicables en el aula.Muchos centros del profesorado y departamentos didácticos de centros educativos hanutilizado esta documentación como material en sus actividades formativas y sonnumerosos los profesores que analizan las experiencias recogidas en las actas y lasadaptan a las peculiares circunstancias de sus centros.Fiel a este espíritu, esta comunicación resume la evolución de una experiencia deaula de la asignatura de Geografía de 3º de ESO centrada en la realización deexposiciones con imágenes sobre aspectos geográficos. El diseño de esta actividad,desarrollada durante más de una década en varios centros educativos, ha idoevolucionando en el transcurso de los años, adaptándose a las características de losdiferentes centros en los que se ha aplicado y a las posibilidades ofrecidas por lasnuevas tecnologías que progresivamente se han ido incorporando a nuestros centros.REDONDO, Jesús, RODRÍGUEZ SANTILLANA, Juan Carlos: “La innovación didáctica en laenseñanza de la Geografía en España”, Boletín de la Asociación de Geógrafos Españoles, nº. 8, 1989.49HERNÁNDEZ CARDONA, Xavier: Didáctica de las Ciencias Sociales, Geografía e Historia,Barcelona 2002 y McMILLAN, J.H. Y SCHUMACHER, S.: Investigación educativa: una introducciónconceptual, Madrid, 2005.50NAVARRO DOMÍNGUEZ, José Manuel: “La práctica de la investigación histórica como vía parainiciar el trabajo en competencias en ciencias sociales”, Iber: Didáctica de las ciencias sociales,geografía e historia, nº 56, 2008.51TREPAT, C. y COMES.P.: El tiempo y el espacio en la didáctica de Ciencias sociales, Barcelona, 1998y PAGÉS, J., ESTEPA, J. y TRAVÉ, G. (Eds.): Modelos, contenidos y experiencias en la formación delprofesorado de Ciencias Sociales, Universidad de Huelva, Huelva, 2000.
  • 62. Integración renuevas tecnológicas en la didáctica de la geografía. Evolución de unaexperiencia en locales rurales[Seleccionar fecha]65Los conceptos en GeografíaLos conceptos son las piezas básicas del trabajo en ciencias sociales. Toda laconstrucción intelectual, la clasificación de los elementos y el proceso de análisis sebasan en el manejo de conceptos precisos y el establecimiento de relaciones entre ellos.Por ello el estudio de conceptos supone un puntal esencial de la enseñanza de lasciencias sociales. La construcción de su definición debe constituir una técnica de trabajoacadémico básico en su didáctica. Ello es especialmente cierto en el campo de laGeografía, disciplina en la que se combina la clasificación y descripción de losprincipales fenómenos, tanto físicos como debidos a la acción humana, que se localizanen la superficie terrestre, su análisis y la construcción de una explicación coherente paralos mismos. El punto de partida de este estudio es una correcta caracterización de losdiferentes elementos que constituyen el objeto de estudio y una adecuada utilización detérminos precisos.Buena muestra de todo ello es la atención que se presta a los conceptos en losexámenes de la Prueba de Acceso a la Universidad. La mayoría de las pruebas deGeografía diseñadas por las diferentes universidades a lo largo de varias décadasresponden a un modelo semejante: un primer bloque basado en la definición deconceptos geográficos, un segundo bloque centrado en las técnicas de trabajogeográfico constituido por comentarios y análisis de mapas o documentos gráficos oescritos y un tercer bloque en el que el alumno debe elaborar una composición más omenos compleja sobre un tema geográfico propuesto. 52El primero bloque, la definición de conceptos geográficos, normalmentevalorado con 3 puntos, constituye el eje de nuestra atención. En las cuestionesplanteadas se pide al alumno que defina cuatro, cinco o seis términos utilizadosfrecuentemente en Geografía. Se le pide que explique de modo conciso el significadogeográfico de conceptos que se consideran fundamentales, que ha debido trabajar enclase y constituyen uno de los pilares del conocimiento geográfico. Además el dominiode estos conceptos básicos resulta esencial para abordar las otras cuestiones incluidas enla prueba. Para responder adecuadamente a las preguntas cortas el alumno debecomprender el significado de los conceptos empleados en la pregunta y emplearcorrectamente los términos en la respuesta. Lo mismo cabe decir del tema general. Elalumno que pretenda abordar la redacción de un tema necesita dominar los conceptosbásicos referentes a dicho tema. Debe demostrar que no sólo conocen los conceptos,sino que los sabe utilizar para explicar un fenómeno geográfico.Dada la importancia de los conceptos en la construcción del conocimientogeográfico no resulta extraño que se insista en su estudio desde la EducaciónSecundaria. En esta línea nos propusimos potenciar el trabajo de construcción dedefiniciones de conceptos geográficos en 3º de ESO.La construcción de conceptos geográficosConstruir definiciones y explicaciones de conceptos requiere aprender el procesometodológico de elaboración de definiciones. Estudiamos las características esencialesque debía tener una definición precisa y un conjunto pautas para construirla, como52NAVARRO DOMINGUEZ, J. Manuel: “Proyecto de coordinación docente interdisciplinar en elámbito de las Ciencias Sociales”, VI Jornadas sobre Acceso a la Universidad, Sevilla, 1999.
  • 63. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]66caracterizar elementos, precisar la categoría a la que pertenece el concepto, describir suscaracterísticas esenciales más definitorias, establecer las diferencias que la separan delas restantes, explicar su origen, su función, etc. 53En la documentación suministrada por las ponencias de universitaria deGeografía se suele incluir unas orientaciones didácticas entre las que se encuentra unalista de conceptos que abarca, en líneas generales, unos 200 términos que se consideranbásicos en la materia. Una lista muy similar a la que podemos encontrar en las últimaspáginas de los manuales de Geografía de 2º de Bachillerato. Estos glosarios nossirvieron de modelo para elaborar la lista de conceptos a estudiar.Muchos de estos conceptos son abstractos y requieren un considerable esfuerzopara aprehender su contenido y dominar su utilización de forma adecuada. Para ayudara concretar los conceptos estudiados resulta un excelente recurso la utilización deejemplos cotidianos, especialmente los ejemplos extraídos de la realidad local, próximaal alumno. Pero no basta, como señala alguna de las indicaciones recogidas en lasorientaciones didácticas, con que el alumno sea capaz de resumir la definición en cincolíneas. No es suficiente si la definición se limita a ser un texto fijo, memorizado sincomprender y expuesto simplemente como un dato preciso. Si no se es capaz de usarloadecuadamente para explicar hechos geográficos, de expresarlo con sus propias palabrasy de relacionarlo con otros conceptos, el término no ha sido comprendido ni el alumnoes capaz de integrarlo en el conjunto de conocimientos que conforman su estructuramental.La actividadPartiendo de esta reflexión la experiencia analizada en esta comunicación presentaun ejemplo de actividad centrada en el trabajo con las definiciones de conceptosgeográficos mediante ejemplos locales en 3º de ESO. Se trataba de localizar y comentarimágenes locales que pudiesen ejemplificar términos geográficos estudiados en clase.La actividad se desarrolló como aplicación de conocimientos y repaso general a fines dela segunda evaluación, tras estudiar en clase la totalidad de los contenidos geográficos.Organizamos varios grupos en la clase, distribuyendo los diferentes temas estudiados.Con la bibliografía básica y ayudados por el profesor, los grupos debían seleccionarimágenes que fuesen ejemplos concretos de los diferentes términos geográficos yredactar un texto que incluyese la definición del término, una descripción del elementolocal seleccionado y los argumentos que justificaban su elección. No se pretendía queredactasen un texto con la definición pues se limitaban a copiarlo del libro e intentarmemorizarlo.La idea era esbozar un esquema general, aprender unas ideas básicas para podercomentar las imágenes sin ayuda de textos, explicar los conceptos y describir lasimágenes manejando el vocabulario técnico que estaban aprendiendo en el tema. Losmejores resultados se obtenían cuando los alumnos redactaban una argumentaciónaportada entre todo el grupo, cuando se explicaban unos a otros los conceptos, cuandodebatían a favor y en contra de seleccionar un ejemplo u otro de la localidad parailustrar un determinado término de la lista que debían completar. El proceso decomentario de imágenes obligó a los alumnos aprender pautas de trabajo intelectual53NAVARRO DOMINGUEZ, J. Manuel: “Una experiencia de investigación en el aula: una formadistinta de enseñar Historia”, La Historia a debate, Santiago de Compostela, 1992.
  • 64. Integración renuevas tecnológicas en la didáctica de la geografía. Evolución de unaexperiencia en locales rurales[Seleccionar fecha]67para diseñar la presentación, resumir y analizar datos contrastando información,redactar pequeños textos, elaborar breves guiones de explicación y desarrollar unaexposición oral de forma ordenada, clara y precisa.Murales con material fotográfico localLa experiencia comenzó en el IES María Inmaculada de Mairena del Alcor en1997, en un intento por acercar el estudio de la Geografía de 3º de ESO a los alumnosejemplificando los distintos conceptos estudiados en clase mediante elementos de supaisaje próximo, de la propia localidad. Una compañera había realizado en añosanteriores murales con fotografías extraídas de revistas locales, boletines dehermandades, revistas de feria, boletines de turismo y algunos folletos publicitarios deempresas locales. La actividad se basó en algunos de estos murales, conservados en eldepartamento, y en otros similares elaborados durante el curso. Estudiamos el paisajerural, las diferentes actividades agrícolas e industriales, los servicios públicos yprivados, los sistemas de transporte, etc., incluyendo entre las actividades de clase elcomentario de estas fotografías expuestas en el aula en murales de cartulina.La clave de la actividad estaba en la redacción de un comentario, un texto quedefiniese el concepto geográfico ejemplificado con la imagen y que debía ser expuestoante los compañeros. El objetivo era llegar a una caracterización precisa del conceptogeográfico para analizar la adecuación de la fotografía al concepto que describía. Elpropio proceso de selección de las imágenes, el debate y los argumentos aportados porlos alumnos para justificar la elección de una u otra imagen, constituían la base delproceso de aprendizaje pues les obligaba a definir, a precisar los conceptos, a apreciarsu reflejo en la realidad próxima, en su mundo local tangible, en su experiencia mascercana. Todo ello contribuyó además a mejorar su capacidad de redacción yelaboración de definiciones, de trabajar con conceptos teóricos y de expresar ideascomplejas.Pero a nadie escapa lo limitado de la experiencia. Muchos de los textos redactadosreproducían las definiciones copiadas de libros de texto y enciclopedias y apenaspresentaban algunos textos añadidos con argumentos. Por otra parte faltaban imágenesadecuadas para ilustrar determinados conceptos y aspectos de los temas estudiados, queeran suplidas con imaginación con dibujos, o imágenes correspondientes a otraslocalidades. En el fondo era sólo un modelo de resumen y exposición de informaciónque avanzaba únicamente en centrar el foco en el ámbito local. Pero en algunos casosera apreciable cierta mejora en la comprensión de los conceptos y en la expresiónpresentando un discurso más complejo y mejor estructurado.El diverso mundo local en el instituto Ostipo de EstepaEn 1998 fui destinado al IES Ostipo de Estepa. El centro acogía a alumnos de laslocalidades rurales de la comarca de Estepa: Marinaleda, El Rubio Matarredonda,Herrera, Casariche, Lora de Estepa, Badolatosa, Gilena y Pedrera. La mayoría de ellascontaban entonces con centros de Educación Primaria, pero no con centros deEducación Secundaria, por lo que los alumnos debían venir a Estepa. Con estadiversidad el diseño de la actividad se abrió a un nuevo campo: el estudio de lasdiferentes localidades y su exposición ante los compañeros procedentes de las restantes.
  • 65. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]68Cuando presenté en 3º ESO la propuesta de la actividad, a los alumnos aceptaronrápidamente. Como era previsible los propios alumnos decidieron agruparse porlocalidades. De esta forma fue relativamente fácil planificar un estudio de los diferentesconceptos en cada localidad y establecer comparaciones entre las definiciones y losejemplos ofrecidos por cada grupo. Entre las descripciones presentadas de los pueblos lamás sorprendente fue la de Marinaleda. Es conocida la experiencia de obra socialcolectiva emprendida por el ayuntamiento de ideología comunista, cultivando tierras deforma colectiva, organizando servicios públicos y movilizando al vecindario paracontribuir a esta labor. El grupo de alumnas que la presentaron se sentían orgullosas dela labor social realizada en su pueblo, del cambio que había experimentado en pocosaños y de la participación de sus padres en la construcción del centro sanitario y otrosedificios públicos.La exposición con diapositivasLa disponibilidad de cierto presupuesto en el departamento y la ayuda del centrodel Profesorado de Osuna-Écija y del colectivo de profesores CENIMA (dedicado a lapromoción de la introducción de medios audiovisuales en la actividad didáctica), nospermitió incorporar un nuevo elemento tecnológico: la diapositiva. Con esta técnica deexposición dimos un paso más en la complejidad de la tarea del grupo, avanzando en eltrabajo de la capacidad de expresión oral en público.Una vez estudiados los temas los alumnos se agruparon por localidades paraelaborar una presentación con diapositivas de los elementos de su localidad queejemplificasen conceptos geográficos analizados en clase. Al finalizar el estudio de cadatema establecíamos la lista de los términos geográficos básicos, a modo de repaso final,que era inmediatamente recogida por cada grupo como lista de posibles imágenes acaptar. Dedicamos una sesión a explicar unas pautas sencillas para organizar lapresentación, organizar la lista de conceptos, seleccionar las imágenes, elaborar loscomentarios y preparar la exposición oral. Pero realmente resultaron mucho máseficaces los comentarios, sugerencias y correcciones hechas a los grupos directamentemientras estaban trabajando, conforme iban realizando las tareas.El límite de imágenes lo marcaba el presupuesto. Disponíamos de un carrete de 36diapositivas por grupo y con 5 grupos ya nos pulíamos el presupuesto. El tamaño delcarrete y el reducido presupuesto disponible limitaba claramente las posibilidades deactuación, obligando a efectuar una selección de 36 imágenes. De hecho cada gruposeleccionaba unas 30 más o menos, pues las primeras las empleaban para hacer una fotode grupo y alguna que otra las dedicaban a “inmortalizar” amigos, una fiesta o su lugarde reunión y ocio. De todas formas el número permitía realizar un trabajo amplio yseleccionar para la exposición las más adecuadas. Por otra parte el tiempo disponible,una media hora de exposición, hacía aconsejable mantener el número de imágenes entre20 y 25. Con dichas imágenes el grupo debía diseñar una exposición completa querecogiese los principales conceptos estudiados y exponerla a sus compañeros,explicando dichos conceptos. Para evitar repeticiones y garantizar que la mayoría, si nola totalidad, de los conceptos estudiados se exponían, se distribuyeron entre los gruposlos conceptos más complejos de una forma equilibrada.Nos atrevimos incluso a diseñar los títulos y cartelas para las exposiciones. Lascámaras compactas que tenían la mayor parte de los alumnos, con lente fija, nopermitían enfocar a distancias cortas, lo que hacía muy difícil fotografiar
  • 66. Integración renuevas tecnológicas en la didáctica de la geografía. Evolución de unaexperiencia en locales rurales[Seleccionar fecha]69adecuadamente objetos del tamaño de folios con títulos y esquemas. Lo único que seobtenía era una imagen totalmente desenfocada en la que se adivinaban algunosmanchurrones de tinta. Pese a mis advertencias más de uno y de dos lo intentaron. Lasúnicas fórmulas eficaces para obtener títulos fueron fotografiar grandes títulos rotuladosen cartulinas, usar textos fotocopiados a tamaño muy reducido sobre acetato parainsertarlos en marcos vacíos de diapositiva, o fotografiar los títulos de todos los gruposrotulados en folios con la cámara reflex del profesor, que disponía de un objetivo capazde enfocar a corta distancia.Pero la clave de la actividad era llegar a una caracterización precisa del concepto,explicar adecuadamente las imágenes usando los términos geográficos estudiados en eltema y con ello conseguir un aprendizaje adecuado de los conceptos. Cada grupo debíaexplicar las imágenes escogidas, identificar el término que estaban explicando,clasificarlo en su correspondiente categoría y explicar sus características. Los restantesalumnos podían intervenir si no estaban de acuerdo con la clasificación realizada o conel comentario de la imagen. Resultó inevitable que en los comentarios apareciesencríticas más o menos veladas a las otras localidades, comentando las cualidades de taleso cuales instalaciones deportivas o de ocio. Con un par de indicaciones del profesorrápidamente se orientaron a preguntar dudas sobre el comentario de las imágenes, amatizar una explicación, pedir aclaraciones sobre lo expuesto o señalar errores en lautilización de conceptos y términos geográficos.A lo largo del curso realizamos dos exposiciones: la primera centrada en lostemas de geografía económica (actividades agropecuarias, industria, transporte,servicios y turismo) y la segunda dedicada a trabajar aspectos sobre poblamiento ymarco administrativo (marco rural, urbanismo, estructura política municipal y serviciospúblicos). Esto nos permitió analizar el progreso del alumnado en el dominio de latécnica y valorar la mejora en su aprendizaje. El balance final resultó positivo. Aunqueno se alcanzaron todos los objetivos marcados, se pudo apreciar como buena parte delalumnado participante había mejorado su capacidad para trabajar con las definiciones,redactaba de una forma más clara y ordenada y manejaba con mayor precisión losconceptos geográficos. Algunos aprendieron a diseñar una presentación sobre un temao, al menos, a plantear una exposición sencilla de una forma ordenada. Ademásapreciamos que los alumnos mejoraban también sus habilidades para la expresión oralante los compañeros. Para muchos era la primera vez que realizaban una exposición decierta complejidad en público y supuso toda una experiencia, especialmente para losmás tímidos y retraídos.La fotografía digitalEl traslado en el año 2000 al IES San Albino de Paradas volvió a suponer unnuevo reto. Por un lado quedó suprimida la diversidad de localidades de procedencia delalumnado existente en el centro anterior. Por otro la evolución tecnológica producida enesos años permitió incorporar dos nuevos cambios que enriquecieron notablemente laactividad didáctica. Varios alumnos contaban con una cámara digital (bueno, realmentesus padres) y se ofrecieron a trabajar con ellas, lo que nos permitió reducir el gasto de laactividad, cuyo principal cargo eran la compra de carretes de película y su revelado.Aunque resolvía la principal limitación de la cámara con película de diapositivas(el número de imágenes por el coste del revelado), pronto advertimos que esto no
  • 67. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]70suponía realmente una gran ventaja. La exposición debía adaptarse al marco temporalde la hora de clase, lo que exigía exponer un número reducido de imágenes, que semantuvo aproximadamente en unas 20. Pero si mejoró considerablemente la calidad delas imágenes expuestas. La posibilidad de repetir la toma de la fotografía sin mayorcoste, para seleccionar posteriormente la más adecuada, hizo que las exposicionesganasen en claridad y precisión.La proyección de las imágenes digitales la realizamos directamente desde lacámara mediante un cable conectado al monitor de televisión del aparato de uno de losequipos audiovisuales portátiles del centro, instalado sobre un carrito que permitíadesplazarlo al aula. El problema era el reducido tamaño de la pantalla del monitor,mucho más pequeño que el haz de luz del proyector de diapositivas, lo que obligaba aagrupar al alumnado en un lado de la clase, exactamente lo mismo que hacíamos cuandose usaba el video. Durante dos cursos académicos simultaneamos ambos formatos deproyección.El segundo año usamos la técnica de exposición con imágenes en otrasasignaturas. Los alumnos que el año anterior habían realizado en 3º de ESOexposiciones de diapositivas no encontraron mayores dificultades en elaborar unapresentación con imágenes de algunos temas en la asignatura de Ética en 4º de ESO. Enla organización de los grupos hubo de intervenir el profesor para garantizar que en todosellos hubiese al menos un alumno que conociese el método de trabajo y pudieseenseñarlo a los compañeros que no lo habían trabajado el año anterior.Algunos grupos elaboraron presentaciones de cierta complejidad. La inventivadel alumnado resulta sorprende cuando se les ofrece la mínima posibilidad de mostrarla.Aun conservo curiosas diapositivas de alumnos ejemplificando las distintas religionesdisfrazados como participantes en la misma (budistas, judíos ortodoxos, musulmanes)para ilustrar la explicación de los puntos esenciales; asumiendo roles en escenas paraexplicar conceptos complejos como la justicia o la responsabilidad cívica yreproduciendo anuncios para analizar valores e identidades sexuales en la publicidad.En las presentaciones se apreciaba un mayor dominio de las técnicas de exposición oralen clase. Alumnos que el año anterior se habían mostrado tímidos y nerviosos ahoraintervenían con soltura y decisión. Para algunos era ya su cuarta o quinta exposición yhablar ante sus compañeros se había convertido en una práctica, si no habitual, al menosordinaria.La presentación digitalFinalmente en el curso 2002-2003 la actividad adoptó la forma que tiene hasta elmomento: la realización de presentaciones con la aplicación Powerpoint del paqueteMicrosoft Office 97 y su proyección mediante un video-proyector. La realización deuna presentación informática no resultaba una gran novedad. Conocíamos experienciasrealizadas por compañeros en otros centros y que llevábamos algunos añoscontemplando en cursos del CEP, congresos y jornadas. Pero no pudimos explotar estaposibilidad en clase hasta la adquisición por el centro de un aparato video-proyector. Elelevado coste del aparato hacía imposible su generalización en las aulas y se adquirió unúnico equipo compuesto por video-proyector y un ordenador fijo instalado en la mesadel profesor. Los compañeros del departamento de ciencias habían propuesto suadquisición y contaban con presentaciones didácticas proporcionadas por la editorial eintegradas como material docente en algunas de sus programaciones. Por ello el aparato
  • 68. Integración renuevas tecnológicas en la didáctica de la geografía. Evolución de unaexperiencia en locales rurales[Seleccionar fecha]71fue instalado en el laboratorio de ciencias. Nos vimos obligados a planificar laelaboración de las exposiciones dentro del horario de disponibilidad del aula deinformática y las sesiones de exposición y comentario dentro del cuadrante de uso dellaboratorio. Algunos compañeros de ciencias incluso habían elaborado algunaspresentaciones sencillas y pudieron enseñarnos los rudimentos básicos para comenzar atrabajar con el programa y orientar el diseño de nuestros primeros trabajos.Para entonces un buen número de chavales tenían cámara digital y disponíamos desuficientes cámaras para que cada grupo pudiese contar al menos con una. Con ellosuprimimos definitivamente las diapositivas como sistema de obtención de imágenes.Pero el modelo de la actividad continuó siendo el mismo. Algunas exposiciones no sediferenciaban apenas de las de años anteriores, limitándose los alumnos a insertar lasimágenes, incluir un pequeño texto a modo de título y ofrecer una sucesión de imágenesque eran explicadas de forma convencional. Pero algunos grupos introdujeronmodificaciones aprovechando las posibilidades gráficas del programa, diseñando letrascon caracteres especiales, incluyendo animaciones y jugando con varias imágenessimultáneas o encadenadas. La proyección permitió incluir textos directamente en laexposición y hubo que frenar la pretensión de los chavales de colocar el texto completode la explicación en la imagen, lo que llevaba a presentaciones farragosas. Sólo sepermitió insertar los títulos de las categorías geográficas, los términos, la localizaciónde la imagen y algún pequeño esquema de las ideas a exponer.Algunas reflexiones sobre el uso de nuevas tecnologías en la didáctica de laGeografíaEn este recorrido por el desarrollo de una actividad, que en sí misma es modesta,hemos podido ejemplificar el proceso de incorporación de diferentes tecnologías que alo largo de las últimas décadas han ido poniéndose al servicio de la mejora de laactividad educativa. El continuado análisis de la experiencia diaria de clase ha sido elmotor básico de la innovación didáctica, sirviendo de guía para la introducción demejoras en el proceso docente.El objetivo de la actividad era facilitar al alumnado el trabajo con conceptosgeográficos básicos, usando ejemplos de su entorno inmediato para sustentar laconstrucción de una definición y ayudar en el aprendizaje de un sistema de clasificaciónde términos, elementos todos ellos considerados pilares básicos del estudio de laGeografía. El engarce de la actividad, su relación con el conjunto de actividades quecomponen las unidades didácticas dentro de la programación, no ha cambiado de formaconsiderable a lo largo del proceso. El único cambio apreciable ha sido la adaptación alas particularidades de cada tecnología para optimizar su aprovechamiento didáctico.Para el desarrollo de la actividad fue necesario aprender pautas metodológicas deconstrucción de definiciones, una tarea académica elemental, útil para cualquierasignatura, no sólo las ligadas al campo de las humanidades. El proceso de comentariode imágenes obligó a los alumnos aprender pautas de trabajo intelectual para diseñar lapresentación, resumir y analizar datos contrastando información, redactar pequeñostextos, elaborar breves guiones de explicación y desarrollar una exposición oral deforma ordenada, clara y precisa. El trabajo en pequeños grupos permitió potenciar elaprendizaje de técnicas de colaboración, habilidades necesarias para llevar a cabo untrabajo en común, la distribución de las diferentes tareas y aprender a cooperar cada
  • 69. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]72componente desde una función específica para la consecución de un objetivo común.Esto nos permite trabajar aspectos procedimentales y actitudinales, potenciando elaprendizaje práctico de metodologías de análisis y la adopción de una actitud críticasobre la elaboración de información propia del método científico.Todo ello está en la línea recomendada por todo el corpus pedagógico quesustenta la reforma de la LOGSE y ahora de la LOE: la construcción del propioconocimiento por el alumno integrando las explicaciones del profesor con lainformación que trabaje en los ejercicios de clase y las actividades de análisis, buscandosoluciones a los problemas e interrogantes planteados y construyendo un entramadopropio de datos, descripciones y explicaciones que constituye, en definitiva, elconocimiento adquirido.La incorporación de ordenadores portátiles y pizarras digitales al aula y laconexión permanente a internet (aunque con una ancho de banda y una potencia tanbajos que resulta prácticamente imposible la conexión simultánea de muchos equipos),ofrecen unas posibilidades que sólo estamos comenzando a explorar. Las nuevasposibilidades de trabajo, especialmente vinculadas a la oferta de información ofrecidapor internet, la explotación de herramientas como mapas interactivos y atlas, una ampliabase de datos de fotografías y vídeos que ilustran accidentes geográficos, datosactualizados e imágenes sobre problemas geográficos actuales disponibles en prensadigital o los datos estadísticos actualizados en bases de datos de organismos oficiales,son sólo algunos ejemplos del material que puede incorporarse al trabajo de clase.Respecto a herramientas de trabajo y exposición de la información buena parte denuestro alumnado está familiarizado con las posibilidades que ofrecen los blogs, webs yplataformas como formas de exponer información, aunque quizás menos con la creaciónde documentos de forma compartida mediante elementos de acceso múltiple y otrasposibilidades que la tecnología digital ofrece.54Pero no debemos dejarnos deslumbrar por las nuevas tecnologías pensando quevan a suponer una panacea en el trabajo docente ni propiciar por sí mismas lamotivación al aprendizaje. Se trata simplemente de herramientas docentes que puedenayudar al proceso educativo, aunque de posibilidades muy superiores a todas las otrasusadas hasta ahora en la docencia. Las nuevas tecnologías nos brindan innumerablesrecursos y posibilidades para favorecer el proceso de formación, pero no podemosolvidar que el conocimiento, las habilidades, las competencias básicas no viajan por lasredes, las adquieren los alumnos con su trabajo.54PALOMO, Rafael y otros: Las TIC como agentes de innovación educativa, Consejería de Educación,Junta de Andalucía, Sevilla, 2005, BARTOLOMÉ, Antonio: Nuevas tecnologías en el aula, Grao,Barcelona, 2010 y TREPAT, C.A. y RIVERP, P.: Didáctica de la historia y multimedia expositiva, Grao,Barcelona, 2011.
  • 70. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 73 a 8073LA CRIANZA TRADICIONAL Y CONTEMPORANEADEL CERDO IBERICO DE LAS DEHESAS DE LA SIERRADE HUELVACarlos Parejo Delgado. Geógrafo.1. IntroducciónLa investigación que hemos realizado es una propuesta de análisis de lossistemas de crianza tradicional y contemporánea del cerdo ibérico de las dehesas de laSierra de Huelva destinadas a los estudiantes de 3º de Enseñanza General Obligatoria delos Institutos de Secundaria andaluces. Nuestro objetivo es potenciar el conocimiento yla interacción del mundo físico y del mundo natural humanizado facilitando a losestudiantes la adquisición de procedimientos de localización, observación einterpretación del paisaje real-en este caso la dehesa-donde se inserta dicha actividad.Hemos estructurado el análisis en tres fases:La primera fase ha sido la búsqueda y selección de la información: textos clarossobre los distintos aspectos de la crianza del cerdo tradicional, el paisaje de la dehesadonde se desarrolla y los cambios introducidos después de la Revolución Industrial.La segunda fase pretende la interpretación de dichos textos y de las fotografías eimágenes seleccionadas sobre los aspectos tratados considerando las ventajas einconvenientes de los dos sistemas de crianza, la relevancia de los oficios artesanalesencargados de dicha tarea y las novedades que han supuesto la planificación científica,VOLVER AL ÍNDICE
  • 71. C. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]74ingeniería genética y control sanitario de las enfermedades del ganado porcino en dichaactividad.Finalmente, proponemos a través de cuestionarios didácticos, el estudio de laarquitectura vinculada a dicha actividad serrana, a partir de la contemplación deimágenes, obtenidas de la observación natural mediante la fotografía o seleccionadaspor los estudiantes de Internet. Los estudiantes analizaran la tipología de los edificiosdestinados a la crianza, materiales de construcción, distribución del espacio yfuncionalidad de los lugares –bebederos, comedores, paraderos- y la capacidad deadaptación del cerdo a los nuevos edificios construidos para el desarrollo de la crianza.Una investigación que permitirá a los estudiantes el desarrollo de competenciascomo la de procesar y transmitir información y la de argumentar de forma lógica ycoherente las explicaciones de los fenómenos estudiados.2. Orígenes de la crianza del cerdo ibéricoLa presencia del cerdo es inmemorial en Sierra Morena. A su llegada a España,los romanos ya se encontraron con que los turdetanos tenían una floreciente industria desalazones de carne de cerdo, cuya fama se divulgó rápidamente por el Imperio.En la Edad Media hay las primeras noticias directas de la bondad de los cerdosde Jabugo, que los Reyes se hacían bajar para servirlos en sus mesas, durante suscacerías de jabalíes en el Coto de Doñana. Este cerdo medieval, por su sistema deengorde y régimen de vida, producía una carne de gran calidad, magra y sabrosa.Entonces tenía una configuración racial muy próxima al jabalí, con el que se cruzaba deforma usual durante sus largas estancias al aire libre, y pastaba todo lo que cayera en susmanos.Esta situación se mantuvo hasta finales del siglo diecinueve en la Sierra deHuelva. Y ello, en tanto que la cabaña del cerdo ibérico estaba muy repartida entre laspequeñas explotaciones de los vecinos, a diferencia de otras cabañas ganaderas, congrandes rebaños, como las ovejas, cabras o vacas.No había cortijo en Sierra Morena en la que, independientemente del oficio yrango social de sus habitantes, no se criara un par de cerdos todos los años. Y es que seaprovechaba su capacidad para vivir casi de desperdicios y sobras de las casas durantela mayor parte del año, antes de entrar en la montanera y engordar rápidamente para susacrificio. Por ello, el cerdo era, fundamentalmente, la reserva natural de carne de todaslas familias serranas.Cuestionario didáctico nº 1.1º.Antecedentes de la crianza del cerdo en la Sierra de Huelva2º.Ventajas e inconvenientes de la crianza tradicional del cerdo3. La cría familiar del cerdo ibéricoEsta cría familiar del cerdo ibérico conservó la pureza de la raza, aunquetambién tuvo sus inconvenientes. En este sentido, de las dos camadas o lechigadas quetienen los cerdos al año, la única que se aprovechaba en esa misma temporada era la quenacía mucho antes de la montanera. Por el contrario, la que llegaba fuera de este periodotenía grandes dificultades para mantenerse, comiendo en las rastrojeras. Su aspecto era
  • 72. Crianza tradicional y contemporánea del cerdo ibérico de las dehesas de la sierra deHuelva[Seleccionar fecha]75tan desolador y raquítico (hasta que el segundo año entraban en la montanera), querecibían la denominación de malandares.No obstante, en la Sierra de Huelva se idearon recursos específicos para sualimentación, trasmitidos de generación en generación. Se les proporcionaban productosde huerta como las guineas, o guineos, que era una variedad de calabaza basta y grande,altramuces (cuyo amargor se rebajaba en los endulzaderos ribereños), y aceitunas secaso morros.La excelente cría del cerdo ibérico en la dehesa, ya adulto, siempre ha dependidode dos riquezas de ésta: Su aire fresco, sano y fino; y la abundancia de bellota -producida escalonadamente por encinas, alcornoques y quejigos-, pastos y bulbos de losterrenos desarbolado. Sin embargo, es la adaptación proverbial del cerdo ibérico a estemedio, lo que más ha influido en la pervivencia del paisaje secular de la dehesa en laSierra de Huelva.El cerdo ha sentido especial predilección por la bellota dulce, que rastreafácilmente, gracias a su fino olfato. Esto hace que busque primero la bellota más dulce,de la encina, y luego opte por otras más amargas, como las de alcornoques, quejigos ycoscojas, hasta completar sus dos o tres meses de estancia en el campo. Además, comoel jabalí, es un experimentado comedor de este fruto, aprendiendo pronto a mondarlacon los dientes, sin ingerir la cáscara.Sin embargo, no todo han sido ventajas. El cerdo tiene fama de ser un ganadoindócil y de mal gobierno, cuya cría al aire no es nada fácil. El porquerizo o pitarreroque lo cuidaba había de prestar especial atención a que no comiera mucho los primerosdías, sino que fuera engordando poco a poco. Así mismo, había de varearle las bellotasmás aptas en cada momento. Primero, las sanmigueleñas del alcornoque, las quefructifican más temprano. Después las de las encinas, las más codiciadas por el guarropor su dulzura. Y, finalmente, las tardías o palomeras del alcornoque.Cuestionario didáctico nº 2.1. Describe los rasgos esenciales del paisaje de dehesa en la Sierra de Huelva2. Tipos de bellotas empleadas en la alimentación del cerdo.3. Tareas del porquerizo.4. La cría industrial del cerdo ibéricoNo será hasta finales del siglo diecinueve cuando se produzca la transición de lacría familiar a la cría industrial del cerdo ibérico. En esta época crece en importancia lacría del cerdo ibérico en cabañas más o menos numerosas. Esta se realiza mediante elarrendamiento de la dehesa por parte de los propietarios a los ganaderos, tras éstosaforarlas previamente en agosto o septiembre, para evaluar la cabida de la cargaganadera. Los ganaderos no solían disponer de cabaña estable todo el año, sino quecompraban los cerdos “listos para su engorde” en las Ferias de ganado de la zona, y losvendían, una vez alimentados en la montanera.También existían algunos propietarios de grandes piaras, a las que alimentabanel resto del año (fuera de la montanera) bicheando, y comiendo en barbechos y rastrojosde cereal y legumbres, dentro de la dehesa.
  • 73. C. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]76Durante la primera mitad del siglo veinte se vivirá una primera etapa deflorecimiento de la industria chacinera en la Sierra. Quedó truncada en el periodo 1960-1985, por el efecto devastador de la peste porcina africana. Una enfermedad, tancompleja como el Sida, que diezmó la cabaña, reduciéndola en España desde más de unmillón a menos de seis mil ejemplares de raza ibérica pura.No será hasta el año 1990 cuando, tras la progresiva superación de los efectos dela peste porcina, comience a fomentarse de nuevo la cría del cerdo ibérico “de bellota”,como producto de mayor calidad, y destinado, ante todo, a la producción de jamón, queya alcanza más de millón y medio de ejemplares.Los productores se han organizado a través de las “Denominaciones de Origen”,como ya habían hecho antes los bodegueros, con los que guardarán una estrecharelación en el nacimiento de nuevas y potentes empresas dedicadas al proceso integralde cría del cerdo ibérico, su transformación en jamón y embutidos y sucomercialización.Cuestionario nº 3.1º.Define según los textos los conceptos montanera, piara, peste porcina,cabaña, Feria de ganado y Denominaciones de origen.2º.¿Qué sistemas de crianza del cerdo ibérico se introducen en el siglo XIX?¿Cuán es el destino final de la producción del cerdo ibérico?¿En que ha cambiado la cría del cerdo ibérico?La cría contemporánea combina la pureza de la raza, con la alimentación mixta,y la incorporación de modernas técnicas de planificación científica para gestionar el usode la dehesa por las piaras de cerdos en montanera, de ingeniería genética y de controlsanitario de las cabañas, e incluso una nueva arquitectura para la estancia del cerdoibérico al aire libre.Y ello, en tanto que el cerdo ibérico sigue siendo el animal más eficiente en elaprovechamiento de la bellota de la montanera, ya que necesita cuatro arrobas de bellotaen su acabado, mientras que uno cruzado al setenta y cinco por ciento demanda seisarrobas, y uno cruzado al cincuenta por ciento, unas ocho, y da un producto de mayorcalidad y sabor y, por tanto, con mayor precio y una demanda propia en el mercadocomo producto gourmet o de buen comer.Desde que el cerdo ibérico nace, gracias a los avances de la ingeniería genética,actualmente se vigila detalladamente la pureza de su raza, e incluso se les hace un DNIanimal, definiendo la estirpe de los padres con una marca en la oreja derecha si es deraza pura, y en la izquierda si es cruzado. Además, y para evitar los fraudes, hoy día sedispone de técnicas de radiometría espectral y de visión artificial que permiten detectarla pureza del cerdo ibérico con modelos informáticos de redes neuronales.En la moderna cría, los lechones con 3 o 4 meses de vida y unos 25 kilos depeso, inician una metódica y planificada dieta de alimentación, para aproximarse e los100 kilos cuando entran a la dehesa, para la montanera. En aquellas explotaciones queposeían rastrojos de cereales, era habitual antiguamente su aprovechamiento por loscerdos desde Junio hasta Septiembre e implicaba el consumo de espigas, semillas,bulbos, granos y larvas. Hoy día sigue siendo la fórmula más económica, pero no la másfiable por el cambio climático y los caprichos de la naturaleza.
  • 74. Crianza tradicional y contemporánea del cerdo ibérico de las dehesas de la sierra deHuelva[Seleccionar fecha]77Por eso, cada vez más, se tiene al confinamiento de los cerdos en cercados dondese les suministra una cantidad unos 2 kilos de piensos equilibrados diarios. Así pues, laalimentación de los lechones se completa con piensos (de trigo, maíz, cebada y otroscomponentes), para que el animal se estire, y adquiera un esqueleto poderoso, capaz desoportar su musculatura de animal adulto, y pueda recorrer incansablemente la dehesaen su periodo de engorde final. Cuando alcanza las siete u ocho arrobas, el lechón seconvierte en primal. Entonces puede seguir alimentándose de pienso, o criarse enpequeñas cercas, a base de hierbas con complemento de piensos.Cuestionario nº 4.1. Enumera las técnicas modernas de explotación de la crianza del cerdoibérico.2. Explica por qué todos los cerdos no toman la misma cantidad de bellota en lamontanera.3.¿Dónde se sitúa la marca del cerdo?. ¿Qué técnicas ayudan a comprobar lapureza del cerdo ibérico?4.¿Por qué el aprovechamiento de los rastrojos de cereales en la alimentacióndel cerdo no es una fórmula fiable?Durante sus últimos meses de vida, el cerdo, ya adulto, entra en la dehesa, dondees rigurosamente controlado por los técnicos, en lo relativo a su estado sanitario yrégimen de alimentación. Hay equipos de veterinarios que les hacen análisis periódicospara prevenir el fatídico brote de enfermedades. Y dietitas que evalúan si el cerdo hacomido y ha hecho ejercicio suficiente cada día.La dehesa ha cambiado imperceptiblemente su fisonomía tradicional. Su uso noqueda al arbitrio de la experiencia secular del pitarrero. Hoy día se analizacientíficamente cómo alimentar al cerdo en la dehesa. Se conoce que para nutrirloadecuadamente no deben entrar más de 20 cerdos por cada 10 hectáreas de encinar. Yno deben estar más de 90 días. Además, teniendo en cuenta sus preferenciasalimenticias, se le lleva siempre en busca de la bellota más avanzada de las zonas másdistantes; dejando las más cercanas para el final que es cuando el animal tiene losmovimientos más torpes.Cuestionario nº 5.1. ¿Qué aportan los piensos en la alimentación del lechal? Diferencia entrelechón y primal.2. ¿Qué cambios se han introducido en la fisonomía tradicional de la dehesa?5. La arquitectura rural de la crianza del cerdo ibéricoLa arquitectura rural donde se alberga y vive el cerdo ibérico en la dehesa esmuy diferente a la tradicional. Las cerdas preñadas y paridas tenían antiguamente unasdependencias propias en la dehesa. Eran las corraladas. Estaban construidas con tapialde tierra, o de piedras sobrepuestas; el suelo era de tierra, y la cubierta se hacía conenramada tupida con paja, juncos o hierbas.
  • 75. C. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]78Eran dependencias de forma rectangular alargada formadas por hileras decubículos, llamados chiqueros o cochitriles, destinados a alojar a cada cerda parida consu correspondiente camada. Cada cubículo disponía de una puerta de comunicación conun corredor central para entrada y salida de las cerdas. Como dependenciascomplementarias, contaban con un patio o ahijadero, en el que se reunían las cerdas alregresar del pastoreo hasta aposentarlas en sus respectivos chiqueros. Tambiéndisponían de una zona cubierta, llamada dobladera, que se utilizaba para reunir lascamadas al destetarlas, e igualmente para albergar a las cerdas muy avanzadas de preñezen espera del parto.Estas edificaciones tenían sus inconvenientes. Principalmente dos, la de ser fijas,y tener poca altura y pocos respiraderos, ya que se creía que así se conseguíaproporcionar mejor temperatura para la crianza de los lechones. Sin embargo, eranfocos propicios para el brote de enfermedades por sus limitadas condiciones deaireación y limpieza. Hoy día, las cerdas antes mencionadas tienen sus modernasviviendas, como todo humano. Las corraladas tienen ahora paredes y suelos de ladrillo,cubiertas de bóveda de mampostería o techos de tejas. Al propio tiempo, se ha elevadola altura de las edificaciones y se han instalado ventanas; las puertas se han agrandado yson más funcionales; y en bastantes casos se han hecho pequeños parques exteriorescomunicados con cada cubículo, a los que pueden acceder los lechones. Y todo ello, enbusca de una mejor higiene y manejo.Además, hay viviendas propias destinadas a acoger las cerdas de vientre paraque realicen el parto y a cobijar la camada de lechones durante la lactancia. Son defabricación metálica, de chapa ondulada, con forma alargada y cubierta con inclinaciónmuy pronunciada por ambos costados. La anchura a nivel del suelo, junto con lainclinación de ambos costados, favorece el resguardo de los lechones recién nacidos yprotege bastante a la camada contra los aplastamientos. En la parte superior del ladotrasero dispone de una compuerta que cierra un hueco por el que se controla fácilmentea las crías lactantes, además de facilitar la ventilación.
  • 76. Crianza tradicional y contemporánea del cerdo ibérico de las dehesas de la sierra deHuelva[Seleccionar fecha]79Cuestionario nº 6.1. Señala el material de construcción y las dependencias de las corraladas.Ventajas e inconvenientes de las corraladas tradicionales y modernas.2. ¿Qué rasgos definen las viviendas para las cerdas de vientre?3. Tipos de conducciones de agua a las que tiene acceso el cerdo ibérico.Asimismo, el cerdo moderno tiene unas condiciones de acceso al agua potable,que envidiarían los antiguos manchados de Jabugo. Se han extendido las redes deconducción de agua, fabricadas con material plástico de fácil instalación por las fincas,a las que aportan numerosos puntos de beber, más abundantes que los antiguosbebederos. Hay bebederos provistos de boya para regular el nivel de agua constante, quehacen posible que los animales puedan abrevar donde mejor convenga. Y se ha pensado,sobre todo, en las cerdas lactantes, que necesitan el doble del precioso líquido, unos 30litros diarios, para que sus crías se desarrollen fuertes y sanas. Con estas nuevas redesde agua, los animales disponen también de un mayor número de charcas donde pueden“barrearse”. Y es que los baños de barro que ahora ofertan los SPA como novedad, hansido de uso secular por los marranos.Y para que no falta casi nada en estas modernas explotaciones, se les ha puestotambién una red de comedores, o mejor dicho, de comederos, denominados comederos-tolva, para los más jovencitos, los lechones. Son instalaciones metálicas, individuales,desplazables, compuestas por una tolva central que termina en dos comederos,comunicados con sendos departamentos laterales cubiertos, dotados con compuertas debarrotes que permiten el acceso de las crías al propio tiempo que impiden el de lasmadres. Como en las viviendas, se instalan allí donde convenga. Así, los lechones nohan de luchar competitivamente por el pienso que antes se repartía a mano.El empleo de las cabañas de cría y los dispositivos para el suministro de agua yde pienso, ha ido sustituyendo a las antiguas zahúrdas y corralas. Primero porque sondesplazables y seriadas. Y, segundo, porque se evitan los problemas del microbismo delos locales permanentes, además de reducir tiempos para la limpieza y para laacomodación de las cerdas con motivo de la salida al pastoreo. Asimismo, hace posiblerealizar las parideras de invierno o verano en los parajes o cercados de las fincas que seconsideren más adecuados.Y parecen que las cerdas han aceptado de buen grado estas promocioneshumanas. Siguen manifestando sus atávicos instintos qué cuando se preparaban paraparir al cobijo de los árboles o arbustos, o al abrigo de las paredes de los cercados, acuyo efecto arrastran al interior de la cabaña trozos de palos y leña, ramajos y piedras,para preparar el nido. Ello hace que sólo cuatro o cinco de cada cien cerdas sigan
  • 77. C. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]80prefiriendo parir en abrigos naturales, en parajes arbolados con densidad de arbustosaún disponiendo de cabañas vacías; Pero cuando tales cerdas son conducidas con suscamadas recién nacidas a una cabaña, la aceptan con gran naturalidad y la utilizan sinproblemas durante la lactancia.Cuestionario didáctico nº 7.1. Describe un comedero-tolva.2. Ventajas de las cabañas de cría frente a las antiguas zahúrdas y corralas.3. ¿Por qué las cerdas prefieren los paraderos naturales?. Diferencias entre eljamón inglés y el ibérico?5. ConclusiónPara concluir, digamos que estos cerdos, siguen dando unos jamones con unafinura y sabor en el paladar muy superior a los cerdos ingleses y americanos, que no sonmás que carne disuelta en pienso y sal. De ahí que, superados los problemas del pasado,se abra un futuro esperanzador, para su exportación de los distintos lugares de Mundo,cuyas religiones no prohíben su ingestión (es decir, quedan excluidos los países dondelas creencias judaicas, islámicas e hinduistas lo consideran pecaminoso).
  • 78. JORNADA DE PERFECCIONAMIENTO(La Axarquía. Málaga, 2011)VOLVER AL ÍNDICE
  • 79. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 83 a 10083LA AXARQUÍA. LA VID UNA CONSTANTE HISTÓRICAConferencia inauguralJ. Gámez LozanoVOLVER AL ÍNDICE
  • 80. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]84Axarquía o Ajarquía es una comarca al oeste de la provincia de MálagaINTRODUCCIÓNEste término es la castellanización de un nombre árabe sharp oriente- sharquillaoriental. Aunque algunos autores como José Garijo sostienen que es anterior a losárabes y que ellos adaptaron un término ya existente.55Geográficamente en la épocamusulmana sólo se consideraban de esta zona los pueblos de: Olía, Totalán, Moclinejo,Benaque, Macharaviaya, Almáchar, El Borje, Cútar y Benamargosa. Según loatestiguan las ordenanzas de Málaga de 1611. Hoy se agrupan en esta comarca todos losdemás pueblos del extremo oriental de Málaga constituida por 31 municipios y algunosenclaves.1. Unidades estructuralesLa Comarca de la Axarquía, queda enmarcada en la Andalucía Mediterránea, ysituada en el extremo oriental de la provincia de Málaga y es conocida en sentidoamplio como Axarquía y Montes de Málaga. El mundo de los Montes de Málaga y de laAxarquía es fisiográficamente como una elevada montaña que se precipita sobre el mar.Ahí radica, precisamente la violencia de sus contrastes. De las altas cumbres de más de2000 m se desciende en un tramo de tan solo unos kilómetros hasta el mar .Resulta de55GARIJO RUÍZ, J. : Estampas del vino de Málaga y de la Axarquía. Málaga 1985 p 33
  • 81. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]85ello unos desniveles tan acusados que la erosión ha actuado con exarcerbada violenciahasta configurar un relieve extremadamente compartimentado.Todo está dominado por la montaña, a excepción de los pequeños espacios queconstituyen llanuras en las desembocaduras de los ríos. Desde el punto de vistafisiográfico son fácilmente reconocibles cuatro conjuntos orográficos de morfologíabien diferenciada. De norte a sur son:- Una barrera montañosa al norte que se extiende de forma casi continua desde lasierra Chimenea hasta El Boquete de Zafarraya y desde aquí hasta el mar al este deMaro.- Una depresión longitudinal este-oeste enmarcada por la anterior barreramontañosa al norte y por el Bético al sur. En la depresión Colmenar- Periana.- Al sur de dicha depresión se extiende la accidentada orografía de las unidadesBéticas, con la que se corresponde la mayor parte de la Axarquía y montes de Málaga.- Las llanuras aluviales costeras.En resumen, nos encontramos con un medio físico que ofrece unas cualidadesverdaderamente tiránicas para el asentamiento humano; por un lado por la topología ensí que no favorece dicho asentamiento, por otro lado porque la climatología, si bien noes un gran obstáculo, impone sus condiciones a los cultivos y tiene sus repercusionessobre las pendientes.
  • 82. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]862. El viñedo en tiempo de los moriscos.Al contrario de lo que ha ocurrido en otros espacios naturales adversos para suaprovechamiento agrícola, la Comarca de la Axarquía y Montes de Málaga fueronobjeto de una temprana colonización.56Aunque hay noticias de antigua ocupación de la zona, hay que esperar a la épocamusulmana para que tener noticias de los primeros asentamientos. Mas es en el periodonazarí cuando podamos contar con abundantes noticias contenidas en los autores árabescoincidiendo con un periodo de florecimiento de la economía agrícola de la zona.El interés por el viñedo aumentó en el transcurso de los años, buscando unarentabilidad mayor a un trabajo agrícola en una superficie que se adaptabaperfectamente a dichas labores. Las ventajas por decantarse hacia la vid son evidentedada la productividad y las condiciones del terrazgo. Además el decisivo apoyo de losmonarcas tras 1492 en el sentido de restringir la importación de vinos y fomentar elconsumo del producto en la tierra de Málaga, contribuiría decisivamente a la puesta enexplotación de cientos de hectáreas; junto a los higos y la almendra las pasas era elproducto más reputado de la tierra de Málaga.Existían dos tipos de pasas, según exponen los tratados de agricultura de la época:la de sol y la de lejía. El procedimiento requería una especialización del campesinado yun conocimiento preciso de la técnica.La pasa de sol siempre se compraba en arrobas, mientras que la de lejía se vendíaen cargas cuyo peso debía ser de siete arrobas.Afirma Bravo Caro que durante 1561 de las 124 escrituras en que aparecen vecinosde la Taha de Comares, el 72% aproximadamente correspondía a contratos decompraventa de pasas, lo cual muestra la importancia de la misma en el marco de la56JUSTCIA SEGOVIA, A. La Axarquía malagueña y la costa oriental. Málaga 1988 p 119
  • 83. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]87economía rural. De los documentos de estas características los más numerosos son losrelativos a Almáchar y El Borge.57El asentamiento cristiano no parece que introdujera en esta zona importantescambios con respecto a la propiedad de la tierra y desde luego mucho menos en cuantoa la asociación y sistemas de cultivos.Todo parece indicar que la producción del campo continuó sin grandesmodificaciones. No en vano la corona mostró desde un principio un interés claro pormantener las actividades comerciales tradicionales lo que se plasmó en una serie demedidas fiscales favoreciendo el comercio y permitiendo la roturación para majuelo.Tras la expulsión de los moriscos se inician las tareas de repoblación que tienencomo uno de los objetivos prioritarios la reactivación de la economía agraria.Se ordena a los nuevos pobladores cultivar las tierras conforme a las costumbres delpaís, no se podía arrancar ni cortar ningún árbol, se obligaba a cultivar la tierra so penade perderla; y se autorizaban las roturaciones de tierras baldías.58Los trabajos realizados hasta el momento parecen indicar aquí un éxito superior alde otros lugares del reino. Muchos autores señalan el fracaso repoblador en el reino deGranada pero esto no parece ser el caso de la Axarquía, a juzgar por el hecho de que en1587 la repoblación había cubierto más del 50% de la población existente a fines de lacenturia anterior.3. Apogeo de la actividad vitícola.Muchos autores confirman la importancia de la economía vitícola malagueñadurante los siglos XVII y XVIII. Durante dichos siglos las cepas ocupaban solo laszonas montañosas debido a una pragmática de Carlos II por lo que se ordenaba que lasviñas se plantaran exclusivamente en terrenos inaccesibles al arado.59Razones estas, para que muchos municipios de la Axarquía, siguiera su tendenciacontinuista del monocultivo.Dice García de la Leña, en este mismo sentido: “Los más de los montes y tierrasincultas se han poblado de ellas, no habiendo los naturales y aún comerciantesextranjeros avecinados aquí, dexado pedazo de tierra por más montañosa y áspera quesea, que no la hayan llenado de cepas”60Tal aprovechamiento del espacio en un medio tan adverso fue posible por laexistencia de una alta densidad de población y por tanto una abundante mano de obra.Durante el siglo XIX, a consecuencia del desarrollo comercial, este cultivoexperimentó un fuerte incremento en las zonas que no se había establecidoanteriormente llegando a colonizar en menos de un siglo 70.000 ha más. En grannúmero de municipios estas colonizaciones se producían basándose en roturaciones y en57BRAVO CARO, J.: Felipe II y la repoblación del reino de Granada. La Taha de Comares.Granada1995. p13458JUSTICIA SEGOVIA, A.: La Axarquia malagueña y la costa oriental. Málaga 1988 p 83-8559JIMÉNEZ BLANCO ,J.F.: La producción agraria en Andalucía Oriental: 1874-1914. Madrid 1984, p56960GARCÍA DE LA LEÑA, C .: Conversaciones históricas malagueñas o materiales de noticias seguraspara formar la historia civil, natural y eclesiástica de la M.I ciudad de Málaga. Málaga 1789, p 48
  • 84. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]88una área topográfica como la Axarquía, esto significaba la ocupación de las zonas másdifíciles, con peores suelos. Justicia Segovia y Ruiz Sinoga señalan que la relaciónexistente entre topografía accidentada y cultivo de la vid debió ser intensa.4. La llegada de la filoxera.La expansión del viñedo sufrió un serio revés a partir de 1878 año en que lafiloxera invadió los campos de Málaga tema ya muy conocido y estudiado porrenombrados especialistas.61Sabido, es que la filoxera llegó a España por Málaga que era por donde menos seesperaba ya que el invadido viñedo francés podía producir el contagio a través de losPirineos. Conocido es también que el primer lagar invadido fue “La indiana” en eltérmino de Moclinejo, pago del arroyo Granadilla a unos 20 Km. de Málaga por lacarretera de Vélez-MálagaEntrada por la Indiana, la filoxera se propagó de inmediato a las fincas lindantespor el norte y por el sur y en agosto de 1878 se calculaban en 200.000 el número decepas atacadas.Pellejero Martínez afirma que en apenas seis años después que se declara demanera oficial la presencia del insecto, la plaga había destruido 28.552 ha de viñedos.Esto supuso la completa desaparición del cultivo en catorce municipios.62Las salidas a este problema fueron: la emigración y la repoblación.En el año 1884 la filoxera no había logrado entrar ni en la Depresión de Antequerani en la Serranía de Ronda. Tampoco había invadido los viñedos de Coín y Cartama,pueblos de la Hoya y de Estepona y Manilva, municipios costeros muy occidentales.Probablemente muchos de estos lugares serán destinos a los que emigraríantemporalmente muchos, dado que conocían el oficio y no estaban muy apartados de sulugar de origen. Otros emigraron a tierras más lejanas.61Véase: LACOMBA, J. A.: “Málaga 1878: la irrupción de la filoxera”, Jábega nº 5 Málaga 1974. 6-7FOSTER, A.: “La región de la pasa malagueña” Revista de estudios geográficos. Nº XI Madrid 1950.,p 107 s s. COYA, E.: Memoria sobre la invasión de la Filoxera Vastatrix en la provincia de Málaga.Sevilla1878. AGUADOS SANTOS, J.: “Málaga en el siglo XIX, comercio eindustrialización”Gibralfaro nº 26 Málaga 1984 p 33-6762,PELLEJERO MARTINEZ, C.:La filoxera en Málaga, una crisis del capitalismo agrario andaluz.Málaga1990. p 49-51
  • 85. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]89Dice Coya que “Los habitantes de dichas poblaciones, afectadas por la filoxera sedirigen en gran número hacia las regiones menos invadidas en busca de jornales o biense acogen a la capital para ganar el sustento ocupándose en las diversas obras o paraimplorar la caridad del público”. 635. El difícil camino de la repoblación.En los años siguientes a 1878 la filoxera culminó su acción destruyendo las pocassepas que quedaban, asi que para estos municipios que habían vivido siempre de la vid,la solución, como hemos dicho era la repoblación. Pero la repoblación fue lenta ydifícil.El motivo del retraso en la repoblación de la Axarquía fue la escasez de recursosmonetarios con los que hacer frente a los elevados costes de la operación.Según Lacomba fueron pocos los que pudieron hacer frente al alto costo de larepoblación. Desde 1880 se pusieron en práctica estos débiles intentos. Utilizaron videsamericanas en particular la Riparia que dio admirables resultados en los terrenos llanos,siendo inútil en los montañosos. Estos terrenos eran aptos para las viñas europeas, perono para la americana. Las variedades de vid utilizadas fueron la moscatel y Pero Ximén,sirviendo de porta injerto la Riparia .
  • 86. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]906. La recuperación del viñedo.Hacia 1950 la situación del viñedo era regresiva en muchos municipios de laAxarquía con respecto a 1898. En muchos pueblos malagueños la vid es sustituida porel olivar y el almendro. De esta forma los medios pizarrosos, hasta entonces vitícolaspasan a ofrecer ese aspecto deslavazado de arboricultura irregular y descuidada una vezdesaparecido el elemento ensamblador que era la vid.La recuperación de la superficie vitícola tuvo lugar en los municipios másseptentrionales de la Anarquía y montes de Málaga, es decir en aquellos municipios quecon una estructura más minifundista no pueden llevar a cabo una reconversión decultivos como el olivo más costoso en su plantación y que requiere un mayor númerode años hasta dar frutos. A ello hay que añadir la carencia de suelos cerealísticos.Como expresa Justicia Segovia, la vid quedo confinada en los municipios másapartados del Bético y en una especie de arco que rodea la Vega de Vélez MálagaAsí pues a pesar de la grave crisis filoxérica que azota a la provincia de Málaga engeneral y a la Axarquía en particular el viñedo seguía siendo el medio de vida másimportante algunos municipios, como fue el caso de Almáchar, EL Borge, Cómpeta…La uva-pasa que desempeña un papel accesorio en toda la provincia, viejaespecialización de la región de Vélez, se impone como la única producción importante.A partir de 1960 la apertura de nuevas fronteras y la regeneración industrial delpaís, provocan una fuerte emigración y el consiguiente abandono de los campos.Pero todavía en la década de 1980 cuando la decadencia de este tipo de agriculturaes un hecho consumado, la vid sigue estando presente.7. La comercializaciónLa deficiencia en la comercialización es un problema congénito en la agricultura delas pequeñas explotaciones. Limitado por la modesta envergadura de su explotación elcampesino de esta zona de Andalucía ha vendido siempre mal.64La mayoría de los autores consultados llegan a la misma conclusión. En todos ellosencontramos el problema del “préstamo comprometido” así como la conclusión de quelos verdaderos beneficiados de la producción son los comerciantes. Este problema lo havenido arrastrando el viñedo desde sus orígenes, paliado, en parte, en la actualidad porel nacimiento de las cooperativas.Ya en tiempo de los moriscos, Cabrillana Ciézar nos dice que el comercio de laspasas debía ser altamente rentable para los mercaderes malagueños. La economía dedichos moriscos estuvo sometida a los préstamos de los comerciantes malagueños.65En un trabajo realizado por Cristóbal García Montoso sobre unos artículos delperiódico Imparcial, escritos por Francisco De Asís Pacheco, se habla también entreotros, del problema de la comercialización en 1879 “la carencia de instituciones decrédito no dejaba al agricultor otra alternativa que la de acudir a un tenedor de frutos63COYA,E.: Memoria sobre la invasión de la filoxera….p 4664MIGNÓN, CH.: Campos y campesinos de la Andalucía mediterránea. Madrid 1982 p 27065CABRILLANA CIÉZAR, N.: Moriscos y cristianos en Junquera. Málaga 1994 p 62-63
  • 87. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]91que les adelantaba algunos recursos obligándoles a que le lleven su cosecha ypagándosela como quiere después de hacerle satisfacer por intereses del préstamo unacantidad enorme, por derechos de asiento y corretajes mucho más…”66En el siglo XIX, los productos agrícolas que salen de Málaga hacia otros lugaresson principalmente la vid y el olivo, sus frutos y derivados a los que hay que añadirotros como limones, almendras...Ya hemos comentado el apogeo del viñedo y la importancia de la economía vitícolamalagueña hasta bien entrado el siglo XIX. Sin embargo, del esplendor del comercio delos productos de la vid, los agricultores sólo percibieron un lejano eco y sus economíasen ningún momento dejaron de desenvolverse en unos márgenes exiguos. Dicen JusticiaSegovia y Ruiz Sinoga que la prueba de que estos campesinos se movían siempre dentrode unos estrechos márgenes de beneficios la encontramos en la frecuencia con quetenían que recurrir a los préstamos hipotecarios y a los préstamos con cargo a la cosechaque les eran concedidos por los comerciantes de pasas y vino. Ello asegura el control dela producción y de los precios por parte de los comerciantes.Así pues, aún en los años de auge del comercio de las pasas, el campesino viñeroestaba sometido a una profunda dependencia. Apenas conocía el movimiento mercantildel puerto de Málaga, tampoco sabía en realidad a qué precio se vendían sus frutos yaunque obtenían beneficios nada tenían que ver con los obtenidos por la burguesíamercantil.8. Los trabajos8.1 Faenas del campo: trabajos de invierno y de verano.El cultivo tradicional de la vid sufre aquí una doble limitación: un trabajodesmesurado y un mal reparto estacional de las tareas.Como afirma Mignon el rasgo fundamental de esta agricultura tradicional es elplano técnico, el de exigir un enorme esfuerzo. Sus necesidades son las de unaagricultura de “azada”. En efecto, las labores que se realizan y las herramientas que seemplean son propias de procedimientos arcaicos que se vienen perpetuando desde losinicios del municipio. Se adapta a las pendientes y necesita abundancia de mano deobra.Por otra parte, las tareas agrícolas se reparten muy desigualmente, según lasestaciones y hacen alternar los periodos punta, sobrecargados, con las épocas vacías.Los periodos punta concentran lo esencial del trabajo en dos o tres series de operacionesestacionales.67Dos estaciones acaparan el trabajo en nuestro municipio y su entorno. Las deinvierno y las de verano. Aunque la vid es un cultivo muy exigente y a estos trabajosfuertes hay que unir otros más llevaderos pero no menos importantes, si se quiereconseguir el máximo rendimiento.En invierno y primavera, la poda, la sarmienta y la cava, eran las labores esencialesdel cultivo vitícola.66GARCÍA MONTORO, C.: “La economía agraria de Málaga en 1879” El imparcial . Córdoba 2009 p 867MIGNÓN : Campos y campesinos….p 259 , 261
  • 88. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]92
  • 89. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]93La recolección, es decir, la vendimia, constituye el momento crucial del calendarioagrícola y que cualesquiera que sean los cultivos moviliza a gran parte de la mano deobra disponible y más aún en las operaciones que no admiten demora, esto ocurre con lavendimia.Las uvas maduran en los meses de julio y agosto. Son días de gran luminosidad yprácticamente secos. La falta de lluvia en dichos meses es de suma importancia, ya quelas precipitaciones interrumpirían la recolección y sobre todo perjudicarían la calidaddel producto.Es la escasez de humedad lo que hace que las uvas tengan mucho azúcar y que nose arruguen demasiado al secarse.El proceso de la vendimia ha evolucionado, antes era lenta y difícil. Era una laborrealizada fundamentalmente por los hombres, ellos eran los encargados de acarrear lasuvas hasta los paseros con “fruteros”.
  • 90. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]94Las uvas se colocaban en forma de cono y constituían lo que en el lenguaje de losvendimiadores eran “colmos”. Cada colmo podía pesar unos 30 Kg. y se transportabansobre la cabeza, era un ejercicio de equilibrio y fuerza, más aún si se tienen en cuentalas pronunciadas pendientes y los caminos o veredas por los que habían de transitar.Cuando se llegaba a los paseros había que colocar los racimos con mucho cuidado,los buenos en el centro de los paseros y los más inferiores hacia los bordes, hacia la“orilla”. En esta tarea podían ayudar otros miembros de la familia, sobre todo lasmujeres, aunque en esta época la vendimia, incluso el colocar las uvas sobre los paseros,“tender”, era tarea casi exclusiva de los hombres.El pasero está dividido en dos partes longitudinales llamadas “patas”, se empiezapor abajo y cuando se llega al cabecero, se empieza la otra, colocándose los racimosunos sobre otros con el palillo hacia arriba. Un pasero tenía cabida para unas 30 ó 35arrobas de pasas.
  • 91. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]95Hacia la década de los 60 empezó a abandonarse la práctica de la vendimia concolmos a la cabeza, ésta fue sustituida por el acarreo con burros y otros animales decarga. Sobre un armazón llamado “pedreras” se colocaban las cajas llenas de uvas. Elcuidado de la uva ya no era tan necesario, dado que la forma de envasado también habíacambiado a la hora de comercializarlas como veremos después. El factor tiempoempezó a ser más importante, había que terminar pronto la faena y esta forma devendimia ayudaba a realizar la faena de forma más rápida y con menos esfuerzo. En laactualidad se emplean vehículos rodados. . La uva cortada se acarrea hasta los múltiplescarriles que se han abierto.688.2. Las pasasTras dos o tres semanas de exposición al sol los racimos iban perdiendo su color ytextura de uva para transformarse en pasa, y para que esto fuera uniforme había que darla vuelta a los racimos y entresacar aquellos que ya se habían secado. Van perdiendo suparte líquida y conservan su pulpa con toda su azúcar. Esto hace de ellas un fruto desabor agradable y que admite un periodo largo de conservación.Una vez que las pasas estaban en el lagar empezaba la preparación para serenvasadas, cortar (picar), seleccionar, hasta que por fin eran envasadas y llevadas a losalmacenes. Hoy se pueden seleccionar y envasar en la Cooperativa o en los mismosalmacenes.68GÁMEZ LOZANO, J.: Almáchar, pasado y presente de una comunidad rural de la Anarquía. Málaga2004 p 163-178
  • 92. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]969. El lagar.Dispersos, blancos y pequeños, destacan los lagares entre los viñedos. Han tenidoun papel importantísimo en la vida social y económica de la Axarquía.La difusión del hábitat de este viñedo de la Axarquía contribuye a darle un aspectode profunda humanización. El pueblo es el foco, casi exclusivo de residencia de losviticultores y las estadísticas no se equivocan cuando lo definen como un hábitatagrupado. Pero estos pueblos no se destacan apenas en el paisaje, por eso, más que deestos pueblos, la impresión de intensa humanización proviene del sembrado de casitasaisladas dispersas sistemáticamente en medio del viñedo.Este tipo de vivienda poco tiene que ver con el cortijo andaluz, ni con los lagaresdescritos por Caro Baroja 69. Aquí, nunca se les han llamado cortijos, como ocurre enotras comarcas.69CARO BAROJA, J.: Los pueblos de España. Tomo II Madrid 1989 p 296-297
  • 93. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]97Lagar se llama no sólo al sitio específico en donde se pisa la uva, sino a todo elinmueble que constituye el cortijo de la viña. Esta palabra, el cortijo, es usual en laAndalucía de más allá de los Montes de Málaga y de la AxarquíaHay también grandes diferencias entre los lagares de los Montes y estos queestamos estudiando. Los de los montes estuvieron dedicados a la producción de vino.Los de la Axarquía, tienen como principal misión transformar la uva en pasas.La totalidad de estos lagares son pequeños y no se desarrollan en altura, mientrasque la mayoría de los mostrados por Muñoz Martín, en los Montes de Málaga, los másfrecuentes, eran de dos plantas y algunos de tres.70La estructura del lagar de la Axarquía está en función de su utilidad, en función delterreno y del cultivo. Es una vivienda temporal.Durante el invierno, los hombres que realizan las faenas del campo: podar, cavar,binar... apenas si hacen uso del lagar, incluso la comida, muchas veces, se realiza en elcampo. Sólo sirve de refugio en caso de lluvia o mal tiempo, en general. En esta épocael abandono del lagar es casi total en cuanto a orden y limpieza. Los útiles de trabajos seamontonan de cualquier forma.Durante los meses que dura la vendimia y la faena de las pasas las familias setrasladan y viven en ella hasta que se realiza el trabajo.Hasta la década de los sesenta, muchas familias permanecían en los camposlargas temporadas e incluso todo el año.En resumen, el lagar es una casa rural que tiene una doble función. Por una parteservía de vivienda en los meses de verano (en otros tiempos también en invierno) y porotra la de ser lugar de trabajo para realizar las faenas que conlleva la transformación dela uva en pasas. Pero hay un predominio de la función económica sobre la funciónresidencial.De todos los espacios que rodean al lagar el más significativo e importante, el queaún no ha perdido su vigencia, es el pasero. Es, podríamos decir, la seña de identidad dela Axarquía. Aquí no se llaman paseros, por metonimia se denominan toldos, siendoéste el lienzo que los cubre cuando es necesario.70MUÑOZ MARTÍN, M.: “Los Montes de Málaga”, Jábega. Nº 37 Málaga 1982 p 35
  • 94. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]98Cada propietario posee un número determinado de estos paseros, en la zona desolana, cerca del lagar. El número de ellos depende de la extensión de los viñedos queposea el dueño del lagar. Una gran toldería delante del lagar, es señal de riqueza, debuena finca. En ellos está puesta la esperanza del viñero, la esperanza y la preocupaciónporque si se malogra el pasero, todo el esfuerzo de un año será inútil.Como dice Mignón “cada casita tiene una batería de secaderos rematados por bajosfrontones triangulares blanqueados con cal. Adosados a la pendiente mejor soleada.Aquellos miden, por su número, la importancia de la explotación”71CONCLUSIÓNEsta sociedad rural está caracterizada por unas estructuras de propiedad basada enel minifundio con el predominio de tenencia directa de la tierra. Estos factores físicos,económicos, humanos, han ido configurando también la vivienda rural, el lagar. Se haadaptado a las pendientes y por supuesto a las necesidades económicas, dando lugar auna tipología de lagares con una fábrica de gran espesor y superficies enjalbegadas. Esuna arquitectura sencilla donde predomina la función económica frente a la residencial.En este paisaje plagado de barrancos y pronunciadas pendientes, compuestasprincipalmente de pizarra, el viñedo crece y se adapta perfectamente. En esta sociedadha imperado el monocultivo de la vid a lo largo de su historia. Este medio de vida sufrefrecuentes fluctuaciones en la producción y en los precios del producto.En la actualidad el trazado de vías de comunicación, “carriles”, que siguen lamayoría de las veces el trazado de caminos anteriores están haciendo posible lautilización de vehículos para el traslado a las tierras de labor; Por otra parte el trabajoagrícola ya no se realiza como en épocas pasadas; en la actualidad pocas parcelas selabran en profundidad y se ha generalizado el uso de herbicidas para la destrucción dehierbas.71MIGNON . Campos y campesinos….p49
  • 95. La Axarquía. La vid una constante histórica[Seleccionar fecha]99Podemos decir que esta forma de producir que fue el modo de vida hasta los años60 ha ido poco a poco decayendo y, actualmente, como dice Naredo, “estos cultivosaparecen como reliquias del pasado que escapan al proceso de mecanización y almoderno desarrollo de la agricultura”. Y que su supervivencia, según Mignon, esgracias a fuentes de ingresos exteriores sobre las cuales reposa todo desde ahora.Poco a poco el viñedo ha ido pasando de actividad principal a tener cada vez másun carácter secundario dentro de la economía de la Axarquía.No obstante la mayoría de las explotaciones se trabajan a tiempo parcial y por otraparte basta una mirada al paisaje para darnos cuenta del avance del erial que se extiendepor donde años atrás florecía el viñedo, base de la economía de estos municipios. Dondeantes había lagares habitados todo el año, hoy muchas casas encaladas y reestructuradasse insertan ya en otro contexto de ocio y turismo. No obstante, todavía se divisanpaseros arreglados en torno al viejo lagar. Es la señal evidente de que algunos viñeros seagarran y luchan por sobrevivir.En definitiva ante esta crisis de la agricultura de ladera y de la economía naturalagraria, las ayudas estatales tiene un alto valor así como los ingresos que aportan losjóvenes que realizan trabajos en el exterior.Como afirma Ruiz Sinoga existe una forma mixta, último estadio de la vidatradicional.Estamos ante un espacio donde se conjugan lo tradicional de una economía demontaña con la ayuda de las aportaciones externas.Decíamos al principio que la Axarquía es una comarca variada y nos encontramoscon el despoblamiento de las laderas vitícolas y un litoral que en las últimas décadas hatenido un crecimiento espectacular frente a un secano que se despuebla y envejece unregadío un franco crecimiento económico y demográfico pero esto es tema de otraconferencia.BIBLIOGRAFÍAAGUADO SANTOS, J.: “Málaga en el siglo XIX, comercio e industrialización”.BRAVO CARO, J: Felipe II y la repoblación del reino de Granada. La Taha de Comares.Granada 1995,CABRILLANA CIÉZAR, N: Moriscos y cristianos en Junquera, Málaga 1994.COYA, E. de; Memoria sobre la invasión de la Filoxera Vastatrix en la provincia deMálaga. Sevilla 1878.FOSTER, A : “La región de la pasa malagueña “. Revista de Estudios Geográficos, n º XI.Madrid 1950.GARCÍA DE LA LEÑA, C.: Conversaciones históricas malagueñas. Málaga, 1789.GARCIA MONTORO, C: “ La economía agraria de Málaga en 1879”. De Francisco de AsísPacheco en El Imparcial. Córdoba 2009.GAMEZ LOZANO, J.: Almáchar, pasado y presente de una comunidad rural de laAxarquía. Málaga 2004.
  • 96. J. Gámez Lozano[Seleccionar fecha]100GÓMEZ MORENO, Mª. L.: La montaña malagueña: Estudio ambiental y evolución de supaisaje. Málaga, 1989.JIMENEZ BLANCO, J.F.: La producción agraria en Andalucía Oriental: 1874-1914.Madrid 1984.JUSTICIA SEGOVIA, A, y RUIZ SINOGA J. D.: Especialización agrícola ydesarticulación del espacio. La viticultura en Málaga durante el s. XIX. Málaga, 1987.JUSTICIA SEGOVIA, A.: La Axarquía malagueña y la costa oriental. Málaga, 1988.LACOMBA AVELLÁN, J.A.: “Málaga 1878: La irrupción de la filoxera”, Jábega nº 5.Málaga, 1974.LÓPEZ de COCA CASTAÑER, J.E.: La tierra de Málaga a finales del siglo XV. Málaga,1977.MIGNON, CH.: Campos y campesinos de la Andalucía mediterránea. Madrid, 1982.MUÑOZ MARTÍN, M.: “Los Montes de Málaga”, Jábega nº37. Málaga, 1982, pág. 3 – 79.PANCORBO, M.: Consideraciones sobre la producción y el comercio de las pasas en laprovincia de Málaga. Málaga, 1901.PELLEJERO MARTÍNEZ, C.: La filoxera en Málaga, una crisis del capitalismo agrarioandaluz. Málaga, 1990.
  • 97. CONGRESO DE GUARROMÁN(Guarromán, Jaén 2012)ComunicacionesVOLVER AL ÍNDICE
  • 98. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 103 a 115103LA JUNTA PROVISIONAL REVOLUCIONARIA DE 1868EN EL CONCEJO DE ILLORAJosé Antonio Jiménez LópezI.- INTRODUCCIONLa revolución de 1868 es un acontecimiento histórico que hace referencia “a laapertura de una importante crisis en la sociedad española del siglo XIX y que seextiende a lo largo de seis años”72. Para los contemporáneos ofrecía unos rasgosespeciales que permitían designarla como la “Gloriosa”, pues no solo condujo aldestronamiento del reinado de Isabel II, sino que además simbolizó la gestación de lanueva identidad del liberalismo democrático. En la historiografía posterior también se leha concedido una especial relevancia, bien porque se la hayan asociado a la revolucióneuropea de 1848 por algunos de los rasgos comunes que ofrece, o bien por caracterizarlacomo un pronunciamiento militar, desencadenado por la burguesía, pero que ademástuvo un componente social de primera magnitud, pues el pueblo le prestó su adhesiónincondicional, lo que la convierte en un pronunciamiento distinto a los anteriores. Ahorala burguesía deseaba acabar con los obstáculos que impedían la modernización delsistema capitalista y las clases proletarias la transformación de la estructura de lapropiedad.72TUÑON DE LARA, M. (1971) “El problema del poder en el Sexenio”. En Estudios sobre el siglo XIX.Madrid, pg. 83.VOLVER AL ÍNDICE
  • 99. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]104Hasta los años setenta se desconocían la heterogeneidad de factores y/oconfluencia de intereses que provocaron el estallido de la crisis de 1868. Con motivo delcentenario de la “Gloriosa” se publicaron una serie de trabajos en revistas especializadas(“Atlántida”, “Cuadernos para el Diálogo” y “Revista de Occidente”) que pusieron demanifiesto su verdadera dimensión. Los estudios de J. L. Comellas73sobre las causas dela revolución, de J. M. Jover74sobre los resultados, o de N. Sánchez Albornoz75sobre eltrasfondo económico, se constituyen en consulta obligada para entender y/o profundizaren los hechos que provocaron la caída de la monarquía isabelina. Sin embargo, laRevolución de 1868 sigue aún ofreciendo nuevos datos que dan lugar a interpretacionescontrovertidas, según se otorgue un mayor énfasis en los factores económicos, políticoso de contenido social.La Revolución de 1868 ha de incluirse en un nuevo ciclo revolucionario europeoque propicia en España un cambio de mentalidad en una nueva generación (provista deun dinamismo especial y con espíritu europeísta y democrático) en la que se fundenideas de libertad y de progreso, consagrándose con ella el prototipo de político civil,jurista y especializado, frente al temperamental y militarizado predominante en elperiodo isabelino.II.- LA DESCOMPOSICION DEL MODERANTISMO Y LA CONFORMACIONDE LA COALICION REVOLUCIONARIAAl fallecer el duque do Valencia, se le encargó a González Bravo la formación delnuevo Gabinete, del que quedaron excluidos Arrazola y Sánchez Ocaña76y cuyaactuación estuvo determinada por el prestigio de Narváez. Tan débil era la posición delnuevo Gabinete, por la propia descomposición del moderantismo, que no tardó enapercibirse que necesitaba el apoyo de algún elemento militar, por lo que propuso a laReina el ascenso a Capitanes Generales a los Tenientes Generales marqueses deNovaliches y de la Habana. También prescindido de las Cortes, cuyas tareas se dieronpor terminadas el 19 de Mayo. Era evidente que en España no gobernaba un partidosino una fracción obcecada, de la que se separaban los líderes más significativos delmoderantismo.La Nación entera miraba al nuevo Ministerio como un verdadero peligro para latranquilidad del reino, a lo que se unía el estado de división y antagonismo interno quesubsistía en el seno del mismo Gabinete. Falto de ideas fue incapaz de encontrarsolución al sinnúmero de problemas que se le presentaban. Además la adversacoyuntura económica y la precariedad de la Hacienda obstaculizaban aún más cualquierconato de intervención. La emisión de un empréstito forzoso, y la decisión de aplicarrebajas en los sueldos de todos los funcionarios públicos, a excepción de los militares,deterioró todavía más la situación.Por otra parte, la muerte de ODonnell había desnaturalizado y semiextinguido a laUnión Liberal, pues además de propiciar un cambio radical en su organización, tambiénconllevó el abandono político de algunos de sus miembros. Ninguno de los que73COMELLAS, J. L. (1968) “Génesis de la revolución de 1868”. En Atlántida. Madrid, nº 36.74JOVER, J. M. (1976) “1868, balance de una época”. En Política, diplomacia y humanismo popular enla España del siglo XIX. Madrid: Edicusa.75SÁNCHEZ ALBORNOZ, N. (1967) Crisis de subsistencia en la España del siglo XIX. Rosario(Argentina).76TAXONERA.L. (1941) González Bravo y su tiempo. Barcelona.
  • 100. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]105quedaron reunían condiciones personales capaces de reemplazarle y conservar la tandeseada cohesión de partido, pero aún así, la indiscreta conducta seguida por elGobierno contra ciertos sectores del moderantismo, le otorgó cierta consistencia, ya quese le unirían distinguidos militares y hombres civiles del mismo partido77. En cuanto alos demás grupos políticos, el partido progresista se hallaba comprometido y aúnfraccionado desde su abstención parlamentaria y no había podido encontrar expansiónnatural de hacer alianza con la Unión Liberal78; y el demócrata integrado por unanutrida intelectualidad (muchos de ellos provenientes del krausismo que defendían elabsoluto respeto a la dignidad e intangibilidad del individuo) y unas clases popularesrepresentadas por hombres nuevos (partidarios de la soberanía popular, elreconocimiento de los derechos del individuo y del sufragio universal) que ya no siguena los intelectuales, y que se constituyen en instrumentos de acción que aspiran cambiarla situación con el poder de su palabra.A pesar de esta situación, la unidad de las fuerzas de oposición al régimen se ibaconsiguiendo con laboriosidad, según lo acordado en el Pacto de Ostende (agosto de1866). Ya en julio de 1868 era público que los partidos de la Unión Liberal, progresistay demócrata se acercaban en guisa de coalición política contra el Gobierno79. Así puedecorroborarse por el articulo "La última palabra", publicado en La Nueva Iberia, en suedición del 3 de Julio, donde se decía: "adelante podemos ir todos; y para ello ycoincidir en puntos capitales de política, no es necesario que la Unión Liberal abdique.La ley del progreso es predicar la unión de las fuerzas y elementos afines. Unidospodemos ir todos".González Bravo, decidió resistir la conspiración de Generales, con más arroganciaque fortuna, pues estaba convencido que confabulaban con el duque de Montpensier80.Aplicó leyes represivas contra Serrano, Dulce, Zavala, Córdova, Serrano Bedoya,Brigadier Leticia, Echagüe, Caballero de Rodas, etc., enviándolos a la prisión de SanFrancisco, y al duque se le obligó a salir de la Península, enviándole la fragata "Villa deMadrid" para trasladarlo a Lisboa. De inmediato el teniente Nicolás Soto y Rodríguez,se presentó al duque de la Torre para ofrecerle los elementos de acción con que contabael partido progresista. Sin embargo, el Gobierno no dio tiempo a que se concluyeseacuerdo alguno, pues ordenó la dispersión de los presos por distintas partes de laPenínsula. La oposición conspiradora utilizará hábilmente estas actuaciones enbeneficio propio. Además, la difusión de papeles clandestinos y artículos en La Iberiadonde expondrán su propia versión de los acontecimientos, resultaron ser distor-sionantes para aquellos sectores de la población que aún apoyaban al débil régimenisabelino.En esta situación, serán otros más Generales moderados y/o unionistas los que semostraran decididos al levantamiento militar, pues consideraban que los nombramientosde Novaliches y de la Habana, perjudicaban y postergaban a otros más antiguos quehabían tenido mando en la guerra de África. En una reunión celebrada en casa deAugusto Ulloa se decidió el plan a seguir; sólo una reducida fracción siguió los manejos77Folleto Unión Liberal. Madrid. 1867. En Biblioteca Nacional78SEVILLA, A.(1958) “Los partidos políticos hasta 1868”.En Rev. Gen. Derecho, XIV, 682 ss.79LA FUENTE. V. (1933) Historia de las sociedades secretas. Barcelona.80VILARRASA, E, H. y GATELL, J. J. (1874) Historia de la revolución de septiembre. Barcelona, pág.289 y ss.
  • 101. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]106de Corte con el propósito de tomar el poder, y el propio General Prim que no aceptabala candidatura del duque para ocupar el trono, pues entendía que, al ser hijo de LuisFelipe, podría granjearles la enemistad de Napoleón III. Para superar todas estasdiscrepancias se constituyó en Madrid un Comité secreto de progresistas y unionistas81para actuar como órgano de enlace entre Prim, que se encontraba en Londres, y algunosgenerales unionistas, confinados en el archipiélago canario. Se excluyó de él a losdemócratas, pues proponían un fuerte levantamiento popular que sirviese de apoyo ymantuvieran el protagonismo de los militares. Sin embargo, la coalición de los trespartidos, que parecía imposible de alcanzar, se concluyó aceptando los tres sincondiciones el programa democrático formulado en Ostende, cuya base era: "Abajotodo lo existente, monarquía, dinastía, constitución, todo, absolutamente todo"82.III.- EL PRONUNCIAMIENTO MILITAR Y EL TRIUNFO DE LA GLORIOSALa revolución tenía que comenzar con un pronunciamiento naval en Cádiz, al quedebía seguir la tradicional declaración de los Generales. Prevenido Prim, de que losunionistas querían ser los protagonistas, llegó a Gibraltar y consiguió que el AlmiranteTopete se pronunciara en la madrugada del 18 de Septiembre de 1868, bajo el lema de“¡Viva la España con honra!”. El ministro de Estado, Roncali, participó a la Reina portelégrafo -tarde del 18 de Septiembre- la noticia y la necesidad de abandonar el país yrefugiarse en Francia. Al mismo tiempo el Presidente del Gobierno indicó a Isabel II laconveniencia de ser reemplazado por un Gabinete militar. Por Real Decreto del día 19se nombró nuevo Presidente del Consejo de Ministros, con la cartera de Guerra, alCapitán General Marqués de la Habana83.El proceso revolucionario posterior va a tener dos frentes complementarios: elprimero es puramente militar que se decide en Alcolea (27 de septiembre), aunquealguno de sus dirigentes mostraran también claras pretensiones políticas; el segundofrente es civil y está ligado al comportamiento de la población en las Juntasrevolucionarias clandestinas (surgidas en muchos núcleos de población) al apoyoprestado al triunfo de la Gloriosa, e incluso a hacer frente a las incursiones del ejércitoisabelino (al menos hasta el 28 de septiembre, pues tras la batalla de Alcolea, se perdiótoda esperanza en la monarquía isabelina).Los militares pronunciados manifestarán un espíritu regeneracionista, enreferencia a los propósitos de Ostende, lo que suscitaron una simpatía generalizada.Prim nombró una Junta revolucionaria para controlar la ciudad de Cádiz; a la par seformó otra en Sevilla en cuyo manifiesto se dieron a conocer los principiosfundamentales del programa revolucionario: sufragio universal, libertad de imprenta,abolición de la pena de muerte, abolición de las quintas, supresión de los derechos depuertas y consumo, derecho de elección a Cortes Constituyentes, etc. El alzamiento deCádiz se va a difundirse con rapidez por gran parte de la geografía española, con elapoyo de los militares y la población civil. En todo el Sur y Este de España, las nuevas81ÁLVAREZ, A. (1929) Carta de Conspiradores. Madrid, 189 y ss.82PAÚL Y ÁNGULO, J, (1869) Memoria íntima de un pronunciamiento. Madrid, 75 y ss.83MARQUÉS DE MIRAFLORES, (1964) Memorias del reinado de Isabel II. Madrid: B.A.E., 440 y ss.
  • 102. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]107autoridades dejaron vía libre a la constitución de Juntas revolucionarias a fin de hacersecon el poder, defender la localidad y de mantener el orden público84.En el caso granadino la articulación política del movimiento septembrino ofreceuna doble perspectiva: la actividad partidista de unionistas, progresistas y la clandestinaorganización democrático-popular; y el compromiso de las fuerzas sociales queparticiparon en el proceso revolucionario (latifundistas, burguesía agraria y urbana,pequeños propietarios y proletariado rural y urbano) que lo hicieron unidas por unamisma bandera y unas mismas consignas, pero que representaban niveles de problemasy motivaciones muy diferenciadas. En efecto, la revolución septembrina ha deinterpretarse como el apoyo último a un proceso revolucionario liderado por laburguesía, con la intención de acceder al poder local mediante golpe de estado pero que,la vinculación del pueblo llano hizo que adquiriera tintes revolucionarios.El final del reinado de Isabel II, triste epilogo de un periodo que terminó con lasublevación de la escuadra en Cádiz y con un alzamiento nacional, nadie tuvopendencia para evitarlo, ni nadie tuvo valor para resistirlo; todos temieron ser vencidosy es así como surgieron tantas deslealtades85.IV.- LAS JUNTAS REVOLUCIONARIAS PROVISIONALESIV.1.- CONSIDERACIONES PREVIASEl nuevo Gobierno Provisional estuvo integrado por destacados dirigentes delmilitarismo (Serrano, Prim, Topete, etc.) y de los grupos políticos disidentes. Uno desus objetivos priori-tarios era tratar de controlar y, posteriormente suprimir, las Juntasrevolucionarias que habían surgido en los días del alzamiento. Salvo las de Cádiz,Sevilla, Madrid, Zaragoza y Barcelona que actuaron ya con anterioridad al triunfomilitar en Alcolea, la mayor parte de ellas se constituirían el mismo día o posteriores aél (Reus, Gerona, Tolosa, Toledo, Guadalajara, Granada, Montilla, Loja, Illora yalgunas más), cuando ya el éxito del alzamiento era irreversible. En todo caso todasellas tenían un carácter de provisionalidad, pues debería ser el pueblo quien, medianteelecciones, las confirmara definitivamente.Su aparición es de gran importancia, por la labor que podrían desempeñar en elproceso revolucionario. Las esperanzas populares se habían centrado en sus tareas, perotras sus actuaciones y la constatación manifiesta de sus programas (se fueronimponiendo una serie de reivindicaciones sobre libertades y derechos ciudadanos deorientación democrática en clara limitación a los objetivos de los coaligados), estasJuntas reflejaron ser más una reacción propia de una situación revolucionaria y unaencrucijada de odios y ambiciones populares86.Solían estar integradas por miembros distinguidos de los partidos coaligados o porciudadanos de reconocida ideología liberal que pretendían representar al pueblo en su84ANDRES GALLEGO, J. (1979) “Las juntas revolucionarias de 1868: una interpretación”. En Boletínde la Real Academia de la Historia. Madrid, nº 176, pg. 45.85LARA, M.M. (18699 El cronista de la revolución española del 1868. Barcelona, pág. 35 ss.86EIRAS, A. (1961) “Nacimiento y crisis de la democracia en España: la revolución de 1868”. EnCuadernos hispanoamericanos, nº 231, pg. 594-627.
  • 103. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]108conjunto, sin distinción social, ideológica o económica87. Aunque su actividad fue muyintensa, sin embargo, hemos de distinguir dos momentos:a) La de aquellas que se constituyeron en una etapa anterior al levantamiento, fueclandestina y ocupó el lugar de la oposición activa. Su misión consistía en consolidar ylevantar los ánimos de la población para manifestarse contra la monarquía, al mismotiempo que canalizan las iniciativas de los partidos tendentes a mantener la purezadoctrinal revolucionaria. Por ello publicaron manifiestos y periódicos clandestinos quealcanzaron gran difusión entre la población, evitando así el aislamiento informativo enque muchos se encontraban sumidos.Ya en los días en que se decide el triunfo militar de Alcolea, la actividad de estasJuntas va a ser muy compleja y arriesgada. En principio, sólo se dedican a difundirnoticias bastante exactas sobre los acontecimientos militares y contrarrestar así lapropaganda triunfalista del gobierno de Isabel II (reducía los hechos a una simpleaventura de los militares); también dictaron normas de comportamiento de la población,animándola al apoyo incondicional para evitar movimientos de rebeldía a los que lasituación predisponía. Las Juntas, pues, actuarían simultáneamente como freno y mediodivulgador de los principios revolucionarios; en ningún caso como causantes del "caos"o del desorden social consiguiente.b) La gran mayoría de las Juntas se constituyeron y actuaron después de triunfar larevolución. Su actividad se une a la de las anteriores, que ahora salen de laclandestinidad, y persiguen objetivos comunes como: el mantenimiento del ordenpúblico (castigarán severamente el robo en sus diversas formas y establecerán unaestrecha vigilancia sobre edificios y bienes públicos y privados; crearán columnasanimadas y dispondrán de una fuerza capaz de garantizar los ideales revolucionarios delpueblo, vigilando y defendiendo los núcleos de población de los ataques del gobierno ode aquellos partidarios de la monarquía isabelina, como sucede en Madrid, Toledo ySevilla); el garantizar el programa político de la revolución (separación de cultos,sufragio universal, libertad de imprenta, de reunión, asociación y enseñanza); elpreparar las elecciones que darían confirmación definitiva a sus actividades; y elreorganizar la vida ciudadana mediante la creación de servicios de vigilancia,suministros para la población y seguridad del normal desenvolvimiento de lasactividades comerciales y económicas (liberal de industria y comercio, supresión de lacontribución de puertas y consumos sustituyéndola por una única, directa e individualencaminada a suprimir las trabas de la circulación comercial y estimular el desarrollo delas fuerzas productivas).Ni qué decir tiene que los decretos de las Juntas que mejor acogieron el pueblofueron aquellos que abolían los impopulares impuestos de consumos. Sin embargo, enninguno de ellos se hace mención alguna a la redistribución de tierras comunales, muydebatida hasta entonces en los ámbitos rurales. Como en Illora, la referencia estásolapada. Se decía. "... podéis contar que mirará con predilección por la clase proletaria87Este es el caso de la Junta revolucionaria granadina que estaba constituida por el Brigadier (CapitánGeneral interino) Buenaventura Carbó como presidente, el Gobernador de la Provincia interino SalvadorLópez Guijarro como vicepresidente, y como vocales Ricardo Martínez, Juan de Dios Rodríguez de laEscalera, Francisco Loizaga, Nicolás Aravaca, Juan Almendros, Juan Olalla, Luis Dávila, Ángel Bezo,Francisco de Paula Villalobos, Joaquín María Villavicencio, Trinidad García del Real, Manuel Yuste,Juan José Caña, Diego Vázquez, Antonio Zayas, León Teruel, Sr. Marqués del Salar y José Valverde yCazorla (B.U.G. Manifiesto de de la Junta de Granada, 1868).
  • 104. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]109que tan digna es de la consideración de toda autoridad, y velará decidida yconstantemente para atender en cuanto le sea posible a vuestras primeras necesidades".IV.2.- PRINCIPALES OBSTÁCULOS EN SU ACTUACIÓNSi su misión inicial fue hacerse con el poder (apartaron de los cargos públicos alas personas que lo estaban desempeñando por el régimen anterior), encauzar el apoyopopular y adoptar medidas de tipo policial para mantener el orden y la paz en lalocalidad. A lo largo del proceso de implantación se fueron imponiendo otra serie deintervenciones referidas a las libertades y derechos ciudadanos de adscripciónpuramente democrática. Los objetivos revolucionarios pronto se vieron muy limitadosen su aplicación, pues los protagonistas ya no solo querían derrocar a la reina, sino queademás buscaban introducir reformas tendentes a modernizar el sistema liberal conprincipios como el reconocimiento de la Soberanía Nacional, la supresión del sufragiocensitario y el respeto a los derechos ciudadanos. Y todo ello porque:a) Existieron diferencias de intereses políticos en el seno de la coalición. Enefecto, la revolución de 1868 fue el resultado de una colaboración de fuerzas políticascomplementarias que, dejando a un lado sus diferencias ideológicas, buscaron una totalefectividad revolucionaria. Esta actitud se mantuvo inicialmente al constituirse lamayoría de las Juntas, donde quedaron representados tanto unionistas, comoprogresistas y demócratas. “Su doctrina básica –afirma Bozal- era el alejamiento de laactividad partidista…; pretendían representar al pueblo en su conjunto sin distingos nimatices”88. Por ello, sus planteamientos programáticos mostraban una ambigüedadesencial y una cierta indefinición; se constituían en exposiciones de imprecisasgeneralizaciones y/o en declaraciones oportunistas donde se silenciaban cuestionesimportantes (forma de gobierno, descentralización política, la crisis social, la relaciónde los poderes revolucionarios, etc.). Al paso del tiempo, se generaron enfrentamientosy fisuras entre sus integrantes que acabaron por desviarse del programa inicial,adquiriendo otras connotaciones más radicales de ideología democrática, gracias a losapoyos recibidos del progresismo colaboracionista, que marcaron un retroceso en lasexpectativas revolucionarias.b) El liberalismo español estaba carente de autenticidad y muy interesado enmantener un condicionamiento socioeconómico contrario al funcionamiento real delsistema representativo89. Por eso, en las proclamas revolucionarias subsistían grandesdiferencias programáticas respecto a la descentralización política o las transformacionessociales; sólo se ponía énfasis en la abolición de consumos, de quintas, control deprecios en productos de primera necesidad o en el fomento de obras públicas(intervencionismo propio de épocas de crisis).Así pues, el liberalismo triunfante en 1868 no conllevaría una revolución políticay social profunda, sino que sólo fue un golpe de estado, llevado a cabo por unos“políticos que habían tenido que recurrir a formulaciones y actitudes, en aparienciarevolucionarias, para conseguir el apoyo popular y evitar un nuevo fracaso. Nopretendían más que la obtención del poder y la realización de pequeñas medidas de88BOZAL, V. (1968) Juntas revolucionarias. Manifiestos y proclamas. Madrid: Edicusa, pág. 3.89JOVER, J. M. (1981) La era isabelina y el sexenio democrático (1834-1874). Madrid: Espasa Calpe,pg. 645-647.
  • 105. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]110reforma política y económica90. Resulta difícil delimitar con claridad el contenidotransaccional del programa revolucionario de 1868 y las cesiones ideológicas de cadauno de los partidos integrantes; lo cierto es que las diferencias no van a aparecer en sucomienzo sino que, la posterior presión popular (ávida de dar contenido a larevolución), será la que provocará divergencias y enfrentamientos que conducirán a ladescomposición de la coalición revolucionaria.c) La inicial coalición revolucionaria llegó a romperse definitivamente. En uncontexto de rivalidades ideológicas y tensiones políticas, la actitud inicial decolaboración en las Juntas empezó a replantearse, sobre todo al socaire de la futuraconvocatoria a Cortes Constituyentes por sufragio universal, de las peticiones popularesque planteaban reformas del régimen de propiedad, nuevas relaciones laborales, subidade salarios y reducción de los precios del pan, o de la organización de las miliciasurbanas. Sin embargo, esta colaboración/diversificación, se puso de manifiesto con larenovación que, a mediados de octubre, se llevaron a cabo en ellas mediante procesoelectoral, pues supuso un cambio en la representación de las fuerzas políticas, ya que losdemócratas resultaron ser mayoritarios, a costa del retraimiento del unionismo y de lapresencia minoritaria del progresismo. “La quiebra de la unidad que proclamó elpronunciamiento -afirma Durán Pastor- se inicia con el planteamiento electoral para laconsolidación de las juntas…: pero con ello se configuraron unos organismos queacusaron enseguida la falta de la homogeneidad tan proclamada el día del alzamiento”91.En esta situación, las posibilidades de funcionamiento fueron muy reducidas, todavez que para llevar a cabo el programa de la septembrina era necesario la colaboracióndel progresismo. Al paso de los días, las Juntas se fueron convirtiendo en instrumentodel partido demócrata, al margen de cualquier planteamiento reformista o de su propiafuncionalidad que, además, quedaría muy reducida por las presiones del GobiernoProvisional que se orientaban a su disolución. El Decreto del 21 de octubre, pone fin asu actividad revolucionaria. Muchas de ellas van a desaparecer y otras sobrevivirán(Barcelona y Cádiz), pues la ideología dominante en ellas era ahora mucho más radicalque la que predominaba entre los elementos militares que las habían propiciado(algunos demócratas pensaron en su continuidad y tratarán de invalidarlo o se amotinanabiertamente ante la situación). Ante el uso de la fuerza por parte del Gobierno y elmiedo a una incontrolada revolución social les llevarán a hacer dejación de susaspiraciones y mantener asegurada la propiedad y el orden social92, quedando en últimotérmino adscritas como instituciones a la administración municipal.Se cerraba así un período de concentración y colaboración apartidista, en torno aun programa ambiguo, para dar paso a una etapa de orientación democrática yprogramática, en donde quedaba legitimada la organización y promoción de lasdiferentes tendencias políticas con la vista puesta en las prometidas elecciones a CortesConstituyentes, y así afrontar un reformismo político de democracia tutelada93.90FONTANA, J. (1978) “Reflexiones sobre las causas de la revolución de 1868”. En Cambio económicoy actitudes políticas en la España del siglo XIX. Barcelona: Ariel, pág. 126.91DURAN, M. (1980) Repercusiones de la Revolución de 1868 en Mallorca. Palma de Mallorca, pg. 185.92JUTGLAR, A. (1968) “Fenomenología social de la Revolución”. En Revista de Occidente. Madrid, nº67, pg. 116-145.93ARIAS, E. (1990) “Expectativas y limitaciones de la democracia en la Sevilla del Sexenio (1868-1874)”. En Espacio, Tiempo y Forma. Serie V, Historia Contemporánea, T. 3, págs. 66-67.
  • 106. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]111V.- LA JUNTA REVOLUCIONARIA PROVISIONAL DE ILLORAV.1.- ACTA DE CONSTITUCIÓN DE LA JUNTAA primeras horas de la mañana del día 29 se observaba cierta agitación entre elvecindario local, ante las noticias que llegaban de que la capital se había pronunciado afavor del alzamiento de Cádiz. La concurrencia en la plaza del Ayuntamiento se fuehaciendo cada vez más numerosa. Muchos de ellos aclamando a los dirigentes de larevolución. Unánimemente terminaron por pedir la constitución de una Junta localrevolucionaria para que secundara la pretensión de los pronunciados y controlase lanueva situación política y el orden social en todo el Concejo. Adentrados en el salón dela Casa Consistorial de forma pacífica y por propia iniciativa el Comité local del partidoprogresista que coordinó la reunión, se comenzó a designar los dignos patricios que lacompondrían. En su mayor parte la integraron los miembros de dicho Comitéprogresista. Al grito unánime de "viva la libertad", "viva la Soberanía Nacional", "abajotodo lo existente" se constituyó en Junta, siendo apoyada por una inmensa mayoría delas personas allí congregadas. Su primera actuación fue prepararse para hacer frente, sifuera necesario, a los guardias rurales o a las autoridades locales existentes del régimenanterior. No generándose choque alguno, se procedió al nombramiento y constitución dedicha Junta Revolucionaria, como así se hace notar en el Acta que extiende y hacellegar a la Junta provisional del Gobierno de Granada para su reconocimiento. Dice así:"En la villa de Illora siendo las once de la mañana del día veintinueve deseptiembre de mil ochocientos sesenta y ocho, reunidos los individuos que componían elantiguo comité y componen el partido progresista que al margen se expresan y quefirman a continuación los que saben. Se dio cuenta por el presidente de aquel de que lacapital de la provincia se había pronunciado en contra del Gobierno establecido comose verificó al grito unánime de "viva la libertad", "viva la Soberanía Nacional", "abajotodo lo existente", y en su vista se han constituido en junta provisional de Gobierno poraclamación de todo el partido progresista y del pueblo que lo presenciaba, siendonombrados Presidente D. José Soriano Ureña; Vicepresidente D.Francisco RuizVillegas y D. José Ibáñez Ruiz; vocales D. Antonio José Ruiz, D. Pablo Ibáñez Vega, D.Tomás Ruiz Villegas, D. Juan Antonio Arévalo. D. Santiago Muñoz Pertínez, D. AndrésSoriano Ureña, D. Juan Pérez Villegas, D. Natalio Ruiz Villegas, D. José CondeHerrero, D. Antonio Lafuente Maclas, tomando posesión acto seguido cada uno dedichos Sres. de sus respectivos cargos, Y para que así conste se extiende la presente enla expresada villa y dicho día, mes y año de que yo el Secrio. Certifico"94. Acontinuación aparecen las rúbricas de cada uno de los componentes de este Comitéprogresista revolucionario.Se advierte una situación de normalidad, una actitud de plena audacia y unejercicio de poder compartido sin complejos, al socaire de que, al día siguiente, la Juntaprovisional del Gobierno en Granada la aprobará y se proclamará oficialmente en lalocalidad con el solemne reconocimiento de repique general de campanas y repetidassalvas que atrajo a una multitud de vecinos, que unánimemente proliferaron vivas a laSoberanía nacional y a la libertad.La Junta revolucionaria de Illora desarrollará sus actividades tan sólo durante 27días. Los revolucionarios ilurquenses seguirán una línea moderada, un tanto ecléctica eindefinida, que les va a permitir controlar posibles rebeldías y/o poner los medios paraque esto no se produzca; reemplazar al anterior Ayuntamiento isabelino y deponer a los94A.M.I. Actas. Septiembre-Diciembre 1868.
  • 107. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]112funcionarios contrarios al levantamiento; asegurar los servicios públicos (escuelas einformación a través del mozo de voz pública); e impartir las líneas de actuación que haseguirse el nuevo Ayuntamiento en lo referente a economía de gastos y actuacionesurbanísticas, o a través del éste crear nuevos funcionarios y modificar el régimen depago de multas y su destino final (en vez de realizarlo en papel del Estado, hacerlo enmetálico y su inversión orientarla a la financiación de obras públicas municipales). Sinembargo, se mostraría reticente a la hora de aplicar algunas de las leyes promulgadaspor el Gobierno Provisional de Madrid, en concreto la referida a la obligación deestablecer un impuesto personal que sustituyese al de consumos, aún vigente, porconsiderarlo “sumamente vejatorio a los contribuyentes” o “impracticable en suejecución”.El día 25 de octubre se volvería a reunir con el único objetivo de proceder a sudisolución, como así lo disponía el Decreto del Gobierno Provisional de Madrid de 21de octubre. No consta referencia alguna en la documentación consistorial sobre actos dedesobediencia a dicho Decreto, como por el contrario sucedió con otras Juntas como lasde Cádiz, Málaga y Sevilla entre otras. Sin embargo, pese a su disolución losrevolucionarios locales no abandonarán sus cargos del poder municipal.V.2.- EL NUEVO AYUNTAMIENTOV.2.1.- Su constituciónDesde los primeros momentos la Junta desempeñó una actividad hegemónicasobre el Ayuntamiento isabelino, hasta el punto que trascurridas sólo 24 horas elAlcalde y toda su corporación municipal se vio obligada a abandonar el cargo. Así, a lasonce de la mañana de dicho día 29 de septiembre el Presidente de la Junta procedería aconstituir el nuevo Ayuntamiento (sus integrantes salieron casi en su totalidad del senodel referido Comité Local Progresista). En cuanto a la extracción social de susintegrantes, y examinando las anteriores actas del Ayuntamiento en que se designabanjurados para revisar los presupuestos municipales y repartidores de consumos, hemos dedestacar que 9 de sus miembros formaban parte también (como vocales) de la Juntarevolucionaria y que 4 de ellos poseían una situación económica acomodada, puespertenecían a la burguesía agraria (Antonio José Ruiz Villegas, Tomás Ruiz Villegas yFrancisco Ruiz Villegas) o eran dueños de pequeños comercios (Pablo Ibáñez Vega) yeran considerados “mayores contribuyentes” de la localidad. El resto de la Corporaciónla componía una parte de la sociedad pequeño-burguesa (pequeños propietarios orentistas agrícolas) de baja contribución o de exención total. Así pues, el carácterrevolucionario que el progresismo local otorgaría a dicha institución fue de condiciónmedio-burguesa, ya que la entonces denominada “clase pobre” estaba ausente en ocuparcargos directivos.Esta nuevo Ayuntamiento conformado supondría la primera aventurademocrática novedosa. Su acción legal quedó reflejada en el Acta de constitución quesería sometida a la aprobación de la Junta Provincial del Gobierno Provisional de laCapital. Dice así:"En la villa de Illora a treinta de septiembre de dicho año, reunidos los Sres. queal margen se expresan y que componen esta Junta provisional del Gobierno, se diocuenta por el Sr. Presidente de que el Ayuntamiento que existía ha resignado el mando;y que por ello esta Junta se hallaba en el caso de nombrar nuevo Municipio y despuésde conferenciar con detenimiento acordó nombrar Alcalde 1° a D. Antonio José RuizVillegas; Teniente 1°, D. Pablo Ibáñez Vega; idem Segundo, 1). Tomás Ruiz Villegas;
  • 108. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]113Regidores, D- Juan Antonio Arévalo López, D. Santiago Muñoz Pertíñez, D. AntonioLafuente Macías, D. Andrés Soriano Navarro, D. Juan Pérez Villegas, D. AntonioTorres Rosales, D. Nicolás Villegas Jiménez; Síndicos, D. Natalio Ruiz Villegas y D.José Conde Herrero, que se dé cuenta a la Junta Superior de Gobierno de la Provinciade estos nombramiento para su debida aprobación y obtenida que sea, póngaseles enposesión de sus respectivos cargos. Esto acordaron y firman, de que yo el Secrio.Certifico" (23). Siguen las firmas del Secretario (Juan de Dios Ibáñez), de algunosmiembros de la Junta revolucionaria (José Soriano, Pablo Ibáñez, Andrés Soriano,Francisco Ruiz, José Antonio Arévalo) y de uno de los vecinos asistentes al acto(Francisco Extremera).La confirmación de su aceptación y nombramiento será comunicada al nuevoAyuntamiento con fecha 3 de octubre, según escrito del Vicepresidente de la JuntaProvincial, Luís Favila. Su pervivencia durará hasta el día 21 de diciembre pues, tras unproceso electoral llevado a cabo en los días 18, 19 y 20, serían elegidos por sufragiouniversal los concejales que habían de constituir el nuevo Consistorio democrático. Aúnpermaneciendo aquel en funciones, no volvería a celebrar sesión hasta el día 1 de Enerode 1869 en que se produjo el relevo por la toma de posesión de sus cargos del nuevoAyuntamiento popular.V.2.2.- El Manifiesto localEl mismo día en que se constituyó dirigió con denuedo un manifiesto que exponíaun pretensioso programa de compromisos adquiridos, reformas y servicios, centradosprincipalmente en la moralidad, justicia, orden, economía y mejoras materiales paraatender con urgencia las primeras necesidades de la población. Decía así:"El Ayuntamiento provisional de esta villa a sus Convecinos: La Junta deGobierno de la Provincia acaba de ratificar los nombramientos que para formar esteAyuntamiento había hecho el partido liberal de este Pueblo y por consiguiente alrecibir tan señalada honra, no puedo por menos de dirigiros la voz para que sepáis loque de él podéis esperar y está dispuesto a cumplir.Encargados de representar vuestros intereses justo es que os signifique ladecidida voluntad que alienta nuestro patrimonio, para hacer en beneficio de la dignaPoblación que representamos, cuanto esté de nuestra parte a fin de conducirla aldisfrute de las nuevas instituciones que desde hoy rigen a la Nación que producirán unbien estar saludable del que ha muchos años ha carecido, a causa de las pervertidasinstituciones que han regido a España por la codicia y mala fe de sus gobernantes.Conciudadanos; Vuestro Ayuntamiento no duda un instante le ayudaréis condecidida y franca cooperación, como honrados que sois, a que este Pueblo sirva demodelo en el respecto a la propiedad y a la autoridad, para que unidos todos en unosólo, cuidemos no se cometan desmanes contra las personas e intereses de losparticulares, puesto que la verdadera libertad está basada en e) principio Santo y justo,de no querer para otro lo que no queráis para vosotros mismos. Por tanto esteAyuntamiento está decidido a reprimir enérgicamente los abusos que se cometan, seacualesquiera la persona que a ellos diere lugar. Desde luego cuenta que no tendrá quereprimirlos porque, confiado en vuestra honradez y sano juicio, no daréis lugar a quese diga habéis abusado de la Santa Libertad que la Ley os concede.
  • 109. J. A. Jiménez López[Seleccionar fecha]114También podéis contar que mirará con predilección por la clase proletaria quetan digna es de la consideración de toda la autoridad, y velará decidida yconstantemente para atender en cuanto le sea posible a vuestras primeras necesidades.Moralidad, justicia, orden, economía y mejoras materiales positivas es nuestrabandera y por ello esta será en nuestra administración y el objeto constante de nuestrosdesvelos.La publicidad en todos nuestros actos es otra parle de nuestro programa, paraque aquellos sean juzgados públicamente por vuestra ilustración en la que confiarnos,para que loa apreciéis con imparcialidad y buena fe, haciendo abstracción de rencillasparticulares que todas deberán ceder en bien del interés general.Pueblo de Illora, ¡Viva la Soberanía Nacional ¡Viva la libertad!. Antonio Ruiz,Pablo Ibáñez, Tomás Ruiz, Antonio Lafuente Macias, Nicolás Villegas, Antonio Torres,Natalio Ruiz, Juan Pérez, Santiago Muñoz, Andrés Soriano y José Conde" (23).Este manifiesto manuscrito en un pliego de papel blanco fue distribuido ycolocado en los lugares más concurridos de Illora y anejos del Concejo, siendoconocido por todo el vecindario y aceptado con entera satisfacción, como así secorrobora por los "enterados" que los alcaldes pedáneos enviaron a la alcaldía de Illoracon fecha de 3 de Octubre.V.2.3.- Ideología y programaLa propagación y defensa de los principios ideológicos revolucionarios, así comode los programas concretos de actuación inmediata, es tarea de la Junta local. Por ello,en el manifiesto dirigido a los convecinos, el Ayuntamiento provisional comunica lafirmeza y el decidido empeño en hacer guardar los principios básicos revolucionarios(propiedad, autoridad, orden público, moralidad, justicia, mejora de la actividadeconómica,..) sin ningún tipo de limitación; principios que aparecen recogidosposteriormente en la Constitución de 1869.En el plano ideológico podemos apreciar su carácter democrático, ya que estandoconstituido en su casi totalidad por destacados militantes del progresismo local, enningún momento se hace notar actuaciones tendenciosas a la lealtad del propio partido,sino antes bien proclamarán un liberalismo político y económico apasionado de ampliabase popular. Por ello invocará continuamente a la cooperación activa de los diversosgrupos políticos y a la unidad de todos los convecinos.Al contrario de lo que sucede en la mayoría de las Juntas revolucionarias y de lascorporaciones municipales, las dos de Illora no manifestará sentimiento algunoanticlerical, ni como expresión de una uniformidad política, ni como procedimiento paraproporcionar trabajo a quienes no lo tenían. Por ello, ni las posesiones de la Iglesiaparroquial, ni los propios clérigos sufrían menoscabo alguno por el poder establecido, apesar del programa ostentoso de secularizaciones, demolición de conventos y expulsiónde religiosos que algunas juntas provisionales ponen en ejecución.De otra parte, si contrastamos los contenidos programáticos de este manifiesto conlos del Comité progresista local advertiremos claras divergencias que, en determinadosmomentos debieron reflejarse en amagos de conflicto entre el propio Ayuntamiento y laorganización interna del partido, pero que en ningún caso hemos encontrado en lasActas Capitulares referencia alguna a enfrentamiento o tensiones sociales entre losdiferentes grupos sociales de la localidad.
  • 110. La Junta Provisional Revolucionaria de 1868 en el Concejo de Illora[Seleccionar fecha]115Hemos de destacar el empeño, al ser preocupación obsesiva de todos losmiembros del Consistorio local, por el mantenimiento del orden y la tranquilidad social,y el respeto tanto de las personas como de las propiedades. Por ello exaltarán la lealtad,la cordura y el acreditado patriotismo del vecindario. Ciertamente que muchos de estosprincipios proclamados fueron meras abstracciones de un programa revolucionario sinla suficiente concreción, lo cual dificultó en gran medida el ser llevados a la práctica yhacerlos obligatorios; no obstante es conveniente prestarles atención, pues fue el másclaro exponente del proceder liberal y de las confiadas aspiraciones del pueblo de Illoraen la revolución de 1868.
  • 111. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 117 a 135117LAS RELACIONES COMERCIALES A FINALES DE LAEDAD MEDIA ENTRE EL REINO DE JAÉN Y LACIUDAD DE JEREZ DE LA FRONTERA: EL CASO DE LAESCLAVITUDJosé A. Mingorance RuizA. INTRODUCCIÓNHablar de las relaciones comerciales entre las regiones del Alto Guadalquivir ydel Bajo Guadalquivir en el ámbito del espacio andaluz no es sino incidir en unaconstante permanente y determinante en la historia de los pueblos que han habitadodicha área.Desde la antigüedad el valle del Guadalquivir viene constituyendo la columnavertebral sobre las que se han articulado las relaciones humanas en el contexto de laregión andaluza. La presencia de una llanura que se extiende entre Sierra Morena y losSistemas Béticos, la navegabilidad del río que lo surca y su apertura sin ningúnobstáculo físico hacia la fachada atlántica, han predeterminado un flujo de relacionescomerciales de variada índole.En el estudio que nos ocupa no pretendemos sino confirmar esta constante parael caso particularizado del comercio de esclavos desde el núcleo de Jerez hacia el reinode Jaén en el periodo bajomedieval.VOLVER AL ÍNDICE
  • 112. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]118Fueron los romanos los que crearon una tupida red de calzadas en la Bética sinapenas parangón en el resto del territorio romanizado de Hispania. La vía Augustaconstituía el eje fundamental que unía importantes urbes como Gades, Híspalis, Astigi,Córduba, Iliturgi, Cástulo, etc., buscando los pasos naturales de Sierra Morena.Durante la Edad Media se conservó bastante bien este eje vertebrador,sobreviviendo a la decadencia y el abandono en que habían caído muchas de lasantiguas vías romanas. E incluso, cuando el reino de Castilla en su afán reconquistadordecide bajo los reinados de Fernando III y Alfonso X buscar una vía de penetraciónhacia las fértiles tierras del valle del Guadalquivir, sólo tiene que seguir esta rutatradicional. Las sucesivas conquistas de los reinos de Jaén y Córdoba en tiempos del reyFernando el Santo y el de Sevilla en los de su hijo Alfonso X el Sabio, constituyen hitosirreversibles en el avance cristiano95.Pareja a esta ocupación política y militar se produce una colonizacióneconómica. El gran aporte castellano a la tradicional simbiosis agrícola-comercial quehabía sido la base de las ocupaciones prioritarias durante la ocupación musulmana, fuela cría de ganado. Bastante relacionado este aspecto, como ya se sabe con el vacíopoblacional que se produce tras la expulsión de la población indígena musulmana delos principales núcleos urbanos conquistados. Independientemente del señorío que seejerciese sobre las tierras ocupadas (Órdenes militares, nobleza o monarquía), hubo unaconcitación de intereses en fomentar la actividad pecuaria.Al eje agrícola-comercial de las campiñas del valle del Guadalquivir se sumanahora una serie de ejes subsidiarios que atraviesan los pasos naturales de Sierra Morena.95MÍNGUEZ, José María; La Reconquista. Ed. Cambio 16, Madrid, 1989, pág.,180: “El agravamiento delas tensiones internas en Al-Ándalus fue rápidamente aprovechado por los castellano-leoneses. A finalesde 1232 cae la plaza fuerte de Trujillo que los musulmanes seguían teniendo como enclave avanzado enExtremadura. Y en enero de 1233 Fernando III pone sitio a Úbeda, una ciudad clave para las posicionesconquistadas en el territorio jienense –Quesada, Toya, Cazorla-, para el dominio de la propia ciudad deJaén y para la conquista de la Andalucía oriental. La ciudad capituló en julio del mismo año”.Fuente: Atlasde la Historiadel territoriode Andalucía,Sevilla, 2009,pág. 158.
  • 113. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]119Una serie de cañadas fueron abriéndose paso, buscando los pastos de invierno, y en lasciudades del valle comenzaron a proliferar entre el siglo XIII y el XV las ferias comocitas obligadas para las transacciones comerciales: Sevilla (1254), Córdoba (1284),Écija (1274). Jerez (1286), Marchena (1394), El Puerto de Sta. Mª (1285), Cádiz (1284),Baeza (1320), Arjona (1394), etc. Las ferias adquieren sentido cuando se trata deacceder a productos que no se pueden producir en el marco cercano de la localidad(mercados locales). Cualquier ciudad que tuviese cierta importancia le interesabadisponer de este tipo de mercados ocasionales.Cuando en el siglo XV se inauguran las rutas atlánticas, primero por losportugueses en su búsqueda de un camino bordeando África hacia la India, y luego loscastellanos creando una alternativa hacia Occidente, el antiguo eje bético se revaloriza,cobrando nueva vida, rejuveneciéndose con la llegada de nuevos productos, inéditos yexóticos.Fuente: Atlas de la Historia del territorio de Andalucía, Sevilla, 2009, pág. 127.Un nuevo tipo de ganado afluye ahora a Sevilla y a sus antepuertos de la bahíade Cádiz. Se trata de ganado humano. Fuerza motriz y objeto de lujo destinado aprestigiar las élites instaladas en los concejos de las ciudades del valle del Guadalquivir.El camino estaba trazado (por los romanos), los árabes habían consolidado elpapel nuclear y dinamizador de las urbes que jalonaban el río, y los castellanosincapaces de ver más allá de sus limitadas fronteras mesetarias, se lanzan de repente auna aventura –nada menos que trasatlántica- que trasciende más allá de los límitescontinentales.En este sentido Jerez era el último bastión de la perduración del espíritucastellano de reconquista. Más allá de Jerez ya se podían otear los puertos en los que serespiraba otro espíritu más marítimo, más de aventura, más comerciante.
  • 114. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]120En el otro extremo del valle, las ciudades jiennenses simbolizaban también unescenario de transición entre el carácter castizo y mesetario de Castilla y el más abiertode los reinos andaluces.En definitiva, se trata de los dos extremos de un eje comercial antiguo,continuamente renovado.B. LA ESCLAVITUD EN JEREZ DE LA FRONTERALa esclavitud ha existido siempre. O casi desde siempre, pues se piensa que esen el Neolítico donde se dieron sus primeras manifestaciones, y dado que “Los primerosdocumentos legales conocidos hacen referencia a la venta de esclavos. La primeramención escrita de la esclavitud aparece en el Ur-Nammu, (...) y en el de Hammurabilos hombres se dividen en libres, dependientes y esclavos, (...)”96, se constituye como unfenómeno casi universal en las sociedades organizadas.Hablar de la esclavitud no parece tema apasionante ni de nuestros días. Losesclavos nos resultan algo muy distante, algo que corresponde a épocas muy pretéritas.Tendría razón de ser si habláramos de esclavos en el mundo egipcio, o en el mundoromano o en los Estados sureños de los Estados Unidos. Pero nosotros pretendemoshacerlo sobre la esclavitud en la ciudad de Jerez de la Frontera en los momentos finalesde la Edad Media y los albores de la modernidad. Ahí es nada la distancia temporal quenos separa, aun cuando “¡cuántos vestigios de aquellos remotos tiempos perduran aúnen la actualidad! (...) aún pueden encontrarse, (...), hábitos de comportamiento,actitudes mentales o ritmos reguladores del vivir diario que apenas difieren de los queinformaban a las gentes de la Edad Media”97.Ítem más, defendemos que la esclavitud sigue existiendo en nuestros días, quizáno con las mismas características desde el punto de vista legal (pues jurídicamenteningún Estado admite tal situación), pero sí en la práctica (p. ej., ¿qué son si no, esosmiles de mujeres obligadas a prostituirse en sus países de origen para el turismo sexual,o procedentes de la inmigración clandestina en la Europa desarrollada?). A lo anteriorhay que añadir que los lugares de procedencia de tales individuos siguen siendoprácticamente los mismos que antaño. El llamado Tercer Mundo (África, Sudamérica,gran parte de Asia, ...) sigue siendo la zona fundamental de abastecimiento de mano deobra barata y sin derechos.Pensamos que una ciudad con el potencial demográfico y económico como elque Jerez tenía y ejercía en este ámbito socioeconómico, necesariamente tuvo que verseaceptada por la onda expansiva del comercio esclavista sevillano. Entre el centroneurálgico del comercio americano y sus puertos auxiliares, Jerez jugó un papelpreponderante y llegó a desempeñar, por un efecto de derivación, una influencia notoriasobre las comarcas limítrofes98.96FONTANA, J., Introducción al estudio de la Historia, Crítica, Barcelona, 1999, pág. 176.97VALDEÓN BARUQUE, J., Vida cotidiana en la Edad Media, Cuadernos de Historia 16, nº 193, pág.4.98GARCÍA-BAQUERO GONZÁLEZ, A., Andalucía y la Carrera de Indias, BCA, Sevilla 1986, pág.52: “Jurídicamente estaba establecido (y probablemente fue uno de los pocos puntos que se cumplieron arajatabla) que del tonelaje total que debían de transportar las flotas, un tercio se reservase para losdenominados “frutos de tierra” y que dicho tercio quedase a su vez, vinculado en exclusividad a los
  • 115. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]121Esto que era evidente en el genérico ámbito de lo económico, necesitábamosconstatarlo en el campo concreto del comercio de esclavos. Y las fuentes que hemosconsultado nos lo han puesto de manifiesto.La documentación notarial no sólo es numerosa y rica en sus distintasmanifestaciones, sino también rigurosa. Es ya proverbial la fiabilidad de los textosnotariales.La impronta de los esclavos la encontramos tanto en documentos de tipoeconómico (ventas, inventarios, deudas, finiquitos, ...), como en textos que tienen unaclara vinculación religiosa (testamentos, codicilos, ...) o en otros en los que predominael contenido social (ahorrías, dotes, contratos de aprendizaje, ...). Hemos comprendidoque no había que despreciar ninguna tipología documental. Y hemos también aprendidoque en el rincón más insignificante podría encontrarse información válida.Nos encontramos, sin embargo, con que la información que conseguimos de lasfuentes no es tan completa como desearíamos. El historiador, que debe someter susconclusiones a un riguroso examen crítico, se encuentra con la ausencia de testimoniosgenerados por los propios protagonistas. En este caso los propios esclavos. A menudo,la Historia se ha ido generando de esta forma perversa y parcial: la de negar la voz a losperdedores.B.1. ConceptoHay investigadores que identifican los términos siervo, cautivo y esclavo.Nosotros creemos que, en efecto, en muchos casos se dio una total asimilación de talesvocablos (sobre todo, en el léxico popular), pero no eran totalmente equivalentes. Porejemplo, un cautivo es, en principio, alguien que ha sido capturado con el objetivo depercibir un rescate a cambio de su liberación. Por tanto, si se abona dicho importe,recupera su libertad, es en caso de impago de tal cantidad, cuando se convertiría enesclavo de sus captores. El término siervo99sí que opinamos es perfectamenteasimilable a esclavo, pues en la esclavitud romana, tal era la palabra que designaba alos integrantes del contingente esclavo.Como sabemos, el término esclavo se utiliza para referirse a aquella persona queha perdido su libertad, que, jurídicamente, no es libre, sino que está sometida a lavoluntad de otro (amo o dueño), que puede hacer con el esclavo casi cuanto se le antoje.Esto se traduce en que el amo “controlaba su trabajo y su vida social yreproductora”100. La definición que del término esclavitud realizó la Convención deGinebra de 25 de septiembre de 1926, como aquel “estado o condición del individuosobre el que se ejerce el derecho de propiedad o alguno de sus atributos”101. El esclavo,pues, no tiene consideración de ser humano, sino de objeto, cosa o mercancía.cosecheros de la región, concretamente a los de Sevilla, Jerez, Cádiz, Sanlúcar de Barrameda y Puertode Santa María”.99El Diccionario de la Real Academia define siervo, como: “1. Esclavo de un señor. 2. Nombre que unapersona se da a sí misma respecto de otra para mostrarle obsequio y rendimiento”. La segundadefinición representaría la vinculación social y jurídica de una persona (teóricamente libre, ynormalmente un campesino) con otra persona (un señor), típica del feudalismo. Por tanto, la diferenciaentre esclavo y siervo vendría por la condición jurídicamente libre del segundo y por el hecho de no poderser vendido de manera separada de las tierras que cultivaban (siervos de la gleba).100PHILLIPS JR., W. D., Historia de la esclavitud en España, Playor, Madrid, 1990, pág. 10.101GÓMEZ DE VALENZUELA, M., “Esclavos moros en Aragón (siglos XI-XVI)”, en Argensola:Revista de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Alto Aragoneses, nº 102, 1989, pág. 115.
  • 116. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]122¿Resultaba imprescindible la colaboración de los esclavos para elfuncionamiento del sistema económico? Dicho de otro modo, ¿era la sociedad jerezanadel XV-XVI una sociedad esclavista o una sociedad con esclavos?Creemos que de ningún modo era lo primero. El régimen señorial se estabaagotando a la vez que se estaban ensayando formas de capitalismo comercial, que en elcaso concreto de España no llegaron a cuajar.Más bien debemos pensar que la esclavitud era una forma soterrada o disimuladade servidumbre que había atravesado casi inapreciablemente las edades oscuras delMedioevo, y que el capitalismo comercial portugués volvió a poner en activo comoforma de beneficio, cuando todavía las exploraciones atlánticas no habían alcanzado susmetas (las Indias de las especias) o como complemento lucrativo posterior (a partir de1498).Fue en su vertiente doméstica donde adquirió su mayor preponderancia, peromás bien como una muestra de prestigio social. Posiblemente, la tenencia de esclavosera un lujo, que incluso podía llevar, en su mantenimiento continuado, a la ruina. Suadquisición, en una sociedad todavía imbuida por una mentalidad medieval, tenía quever más con el fasto aristocrático y la apariencia necesarios para mantener el prestigiodel estatus social, que con nociones como rendimiento o beneficio, más vinculados alcapitalismo.B.2. Fuentes y metodologíaLas fuentes documentales han constituido el cimiento de todo el edificio quepretendíamos construir, pues la riqueza documental del archivo de Jerez esextraordinaria.Hemos realizado un examen exhaustivo de los protocolos notariales,documentos que contienen una información riquísima y que constituyen una fuenteinagotable de noticias para todo tipo de investigaciones102. Se entiende pordocumentación notarial aquella que emana de la actividad de los notarios, en aquellaépoca conocidos como escribanos públicos, cargo realmente apetecible103. Llegaban a102BONO, J., Los Archivos Notariales, Sevilla, 1985. MORELL PEGUERO, B., Contribuciónetnográfica del Archivo de Protocolos (1500-1550), Universidad de Sevilla, 1981: “(...) los protocolosconstituyen fuentes indispensables para llegar a conocer la sociedad y cultura del pasado (...)”, pág. 19.MORENO TRUJILLO, M. A., “Comercio de esclavos: compraventa y manumisión de moriscos durantela guerra de 1568”, en Actas IV Simposio Internacional de Mudejarismo: Economía. Teruel, 1987, pp.615-623. Sobre la importancia de la utilización de los fondos de los Protocolos Notariales, afirma (pág.615) “... la abundancia, prolijidad y espontaneidad que recogemos en esta documentación es básica yfundamental para suplir numerosas lagunas para nuestra Historia, ya que dicha documentación no tieneque servir intereses oficialistas, sino sólo privados, descendiendo a detalles difícilmente hallados enotras fuentes de información”.103ROJAS VACA, M. D., “Notariado público y documento notarial en Jerez de la Ftra. en el tránsito a lamodernidad”, en El notariado andaluz en el tránsito de la Edad Media a la Moderna I Jornadas sobre elNotariado en Andalucía, Sevilla, 1995, páginas 293 a 338. En él señala que el nombramiento se hacíapor: a) óbito del titular –reuniéndose los cinco restantes y eligiendo a uno de los doce escribanos de Jerez-, b) renuncia del titular a favor de alguien por ocupaciones del renunciante –en teoría, debía ser unacesión gratis, en la práctica favoreció la venta de oficios-, c) privación del oficio por delito (como leocurrió a Bartolomé de Maya en 1491, por enfrentamiento con los RR.CC.).
  • 117. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]123constituirse en personas muy importantes dentro de la ciudad, acumulando un notablepoder económico en sus manos104.Somos conscientes de que esta fuente documental es una fuente incompleta. Yello en razón de, al menos, dos motivos: en primer lugar, la propia lógica de suutilización (pues no siempre se acude al notario, sino sólo cuando hay necesidad de ello:compraventa, arrendamiento, manumisión, etc., del esclavo), y, en segundo, el hecho deque no se haya conservado de manera completa el archivo de protocolos notarialescorrespondiente a dichos años.Hasta 1511, el número de escribanías públicas existentes en Jerez fue de seis,elevándose dicho número, a partir de entonces, hasta las diez105. Cada uno de estosescribanos concluía cada año un protocolo notarial (en ocasiones, aquellos que reuníanun número mayor de contratos, tenían necesidad de utilizar un segundo tomo en un soloaño, quizá porque tuviera mayor prestigio y, de alguna manera, se llevara la mayor partedel negocio)106.En segundo lugar, hemos analizado las actas capitulares, es decir, losdocumentos redactados por el escribano público del cabildo y que correspondenfielmente a los temas tratados en las sesiones del regimiento de la ciudad. De ellas,hemos anotado las noticias referidas a los esclavos, contemplando diversas actuacionesy normativa referente a dicho colectivo.B.3. Objetivo y cronologíaEl objetivo que nos hemos marcado es realizar un estudio pormenorizado detodo ese contingente de población marginada, pero que constituía un elemento muydestacable dentro de aquella sociedad, pues a su importancia social (como elemento deostentación de sus amos) hay que añadir su importancia económica (al constituir manode obra barata que realizaba multitud de tareas en todos los sectores productivos,aunque, fundamentalmente, en el sector terciario -a través del servicio doméstico-).De esta forma, al conocer mejor el número y condiciones de vida de tal estratosocial, tendremos una visión más ajustada de aquella sociedad jerezana de fines de laEdad Media y comienzos de la Moderna.104Ibídem, “Notariado ...”. op cit., pág. 299, ya a la hora de señalar los requisitos que había de cumplir elaspirante al cargo se reconoce que había de ser “hidalgo rrico e abonado e de buena conçiençia e fama”,aparte de saber leer y escribir. El Concejo reguló en 1484 el arancel de los honorarios de los notarios, quehabría de figurar en una tabla en la escribanía.105GUTIÉRREZ, B.: Historia y Anales de la muy noble y muy leal ciudad de Xerez de la Ftra., Jerez,1887. En el libro 1º (páginas, 59 a 64), afirma que hubo seis oficios que se crearon en 1320; los cuatrosiguientes (hasta diez) se fundaron en 1511. Treinta años después (1541) pasaron a ser 13; en 1557, eran15; en 1561, 16, y en 1588, el total ascendía a 22. A ello, hay que añadirle los 12 escribanos de Xerez(dos por collación).106La definición que nos ofrece el Diccionario Espasa es “ordenada serie de escrituras matrices y otrosdocumentos que un notario o escribano autoriza y custodia con ciertas formalidades”. DiccionarioEspasa-Calpe, Madrid, 1985. BONO, J., Los Archivos ..., op. cit., pág. 11, nos ofrece la siguiente:“registros de los documentos autorizados por los notarios, es decir, de las colecciones ordenadas de laprimera redacción o matriz de tales documentos”.
  • 118. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]124Nuestro ámbito cronológico va desde que se conserva documentación en nuestroarchivo (que, para los protocolos notariales, comienza en 1392 y con presenciadocumentada de esclavos desde 1424) hasta 1550. Ello nos da aproximadamente unhorizonte temporal de unos setenta años, que, en realidad, son menos, pues de sobra sonconocidas las condiciones en que se hallan muchos de los legajos existentes en losfondos de los archivos: años en que no se conservan documentos, protocolos en muymal estado de conservación o que han perdido parte de sus folios, etc.,B.4. ResultadosB.4.1. NúmeroDe entrada, hemos de reconocer la enorme dificultad que supone el intento deofrecer un número (siquiera aproximado) de la cantidad de esclavos que existía enJerez, dado que no se ha conservado ningún tipo de registro de entrada y/o salida deesclavos, no existen padrones de bienes, ni se ha conservado la totalidad de losrotocolos notariales. Dicha dificultad ya ha sido señalada por otros investigadores delfenómeno107.Año 1424 1448 1470 1471 1483 1484 1489 1490 1491 1492 1501 1502 1504 1505 1506Número 1 1 14 4 6 20 4 97 28 18 5 2 2 2 17Año 1507 1508 1509 1510 1511 1512 1513 1514 1515 1516 1517 1518 1519 1520 1521Número 18 24 16 19 19 11 15 18 32 78 59 51 60 47 70Año 1522 1523 1524 1525 1526 1527 1528 1529 1530 1531 1532 1533 1534 1535 1536Número 85 47 61 79 93 64 113 105 116 115 103 133 157 185 178Año 1537 1538 1539 1540 1541 1542 1543 1544 1545 1546 1547 1548 1549 1550 TotalNúmero 132 111 173 107 95 159 136 155 154 203 150 162 191 183 4504Cuadro estadístico nº 1: Número de esclavos en Jerez (1424-1550).¿Qué evolución se observa en el número de esclavos con el paso del tiempo?Creemos que se puede afirmar, de acuerdo con la tendencia de la tabla, que dichonúmero va creciendo con el paso de los años, oscilando bastante al principio (en el sigloXV) y con una clara tendencia al aumento en el XVI (aunque con matizaciones).B.4.2. SexoHemos obtenido un cierto predominio del sexo masculino respecto al femenino(un total de 2.395 hombres, frente a 2.109 mujeres). La mayoría de los años estudiadosposeen predominio de los varones, pero también hay otros en que las mujeres sonmayoritarias (v. g., 1506, 1508, 1526, 1534, 1536, 1542, 1548, 1549), y otros en queexiste una práctica igualdad entre ambos sexos (caso de 1516, 1537 ó 1546).107FRANCO SILVA, A., La esclavitud en Sevilla (ver Bibliografía), pág. 131.
  • 119. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]125B.4.3. Procedencianegro moro berberisco morisco indio canario portugués turco sin totalcabo guineo sin totaltotal 28 314 1140 1482 238 154 80 58 31 19 7 2435 4504Cuadro estadístico nº 2: Procedencia de los esclavos. Los orígenes hallados han sido:cabo (El Cabo de Aguer en el África portuguesa); guineo (del África subsahariana:Senegal, Gambia, golfo de Guinea, etc.); moro (los que aparecen con tal denominación,procedentes tanto de la España aún bajo dominio islámico, como del tráfico comercialde la zona del Magreb); berberisco (de la región de Berbería, en el Norte de África);morisco (es decir, musulmán teóricamente convertido al cristianismo y viviendo enterritorio cristiano); indio (procedente de las Indias controladas por la monarquíahispánica); canario (de las islas homónimas, sobre todo de La Gomera y Tenerife);portugués (originario no del país vecino sino de las Indias controladas por los lusos, esdecir, la zona de Indonesia); turco (raramente aparecen y deben ser fruto del comerciocatalán o valenciano).Observamos en dichos orígenes de los esclavos una evolución clara a lo largodel período estudiado. Son en principio moros los constituyentes fundamentales de talsituación social, y son progresivamente desplazados por los negros (especialmenteabundantes en el siglo XVI). La presencia de otros colectivos de esclavos (indios,canarios, orientales) es casi testimonial y, en todo caso, va disminuyendo según avanzael s. XVI, como en otros lugares donde se ha analizado el fenómeno de la esclavitud108.B.4.4. Edad0-4 5-9 10-14 15-19 20-24 25-29 30-34 35-39 40-44 45-49 50-54 55-59 60 y + sin totaltotal 241 171 284 355 501 331 338 137 169 51 80 11 57 1778 4504Cuadro estadístico nº 3: Edades de los esclavos. En él recogemos (en cohortes de cincoen cinco años) las edades de los esclavos registrados en el período analizado.La cohorte con mayor representación corresponde al quinquenio 20-24 años,seguido por los que poseen entre 15 y 19, entre 30 y 34, y 25 a 29, lo que concuerda conlo hallado para Sevilla: las edades de 20, 25 y 30 “definen con toda precisión laauténtica preferencia de los compradores hacia una población adulta ni excesivamentejoven, ni por supuesto, vieja. Eran las edades más aptas para el trabajo y mássolicitadas en el mercado”109. ¿Por qué esta preferencia por los jóvenes? Parece claroque la respuesta viene dada por encontrarse en la fase más productiva de su vida laboraly/o reproductiva (esclavas). Al tiempo, había otras consideraciones a tener en cuenta,por ejemplo, en caso de revender la pieza, si era joven, está claro que se obtenían unosingresos sustanciosos. Pero además habría que pensar en las mayores facilidades paraconseguir el desarraigo de sus culturas de origen para los más jóvenes y, por108VAQUER BENASSAR, O., “Una inmigración forzada: esclavos en Mallorca (1448-1499)”, Boletínde la Asociación de Demografía Histórica, XI, 1, 1983, pp. 65-81.109FRANCO SILVA, A., “La intervención de Portugal en el comercio de esclavos de Andalucía a finesdel Medievo”, Actas del III Coloquio de Historia Medieval Andaluza, Jaén, 1984, pág. 342. Ídem, Laesclavitud en Sevilla ..., op. cit., pág. 156.
  • 120. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]126consiguiente, una mayor posibilidad de adaptación al nuevo entorno sociocultural enque era introducido.B.4.5. Colorblanco negro loro membrillo mulato prieto bazo moreno albarazado sin totaltotal 905 1501 646 46 21 45 4 8 1 1327 4504Cuadro estadístico nº 4: Color de los esclavos.La conclusión es clara: neto predominio de los esclavos negros, que superanampliamente a los blancos. Ello ha llevado a algunos investigadores a asimilaresclavitud a negritud. ¿Qué ventajas ofrecían los negros? Una mayor resistencia, notenían lazos de parentesco ni comunidad, lo que permitía una mayor movilidad y suempleo en minas y oficios ciudadanos.B.4.6. Actividades laboralesEstán de acuerdo los investigadores en que la actividad fundamental desarrolladapor la esclavitud es el servicio doméstico. Esto supondría la realización de tareas demuy diverso tipo, tanto para los hombres como para las mujeres. Ellas se dedicarían alabores en la cocina, a coser, hilar, bordar, limpieza en general, cuidado de los niños dela casa, doncella110, ama de llaves, etc., mientras que ellos actuarían de cocineros,sirvientes, recaderos, labores de ayuda en las cuadras, compañeros de juegos de losniños, ir a las fuentes públicas por agua, etc.B.4.7. Dueñosprimario secundario terciario cargos Iglesia inclasificables51 268 514 315 156 937Cuadro estadístico nº 5: Actividades de los amos de esclavos en Jerez.Destacan sobremanera los inclasificables (y dentro de dicho grupo, los esclavospertenecientes a viudas111: 620 de un total de 2249, o sea, un 27,56%). Siguen enimportancia las personas del sector terciario poseedoras de esclavos; los que hemosdenominado cargos; los artesanos; los eclesiásticos y, en último lugar, los quepertenecían al sector primario. Si incluyéramos cargos y eclesiásticos en el terciario, nosresultaría un total de 1.048 amos de esclavos, o sea, un 46,59%, casi la mitad. Endefinitiva, nos encontramos ante todo el espectro de la sociedad de la época, cuestión yaexpuesta por otros autores y para otros lugares112.110CORTÉS LÓPEZ, J. L., La esclavitud en España en la época de Carlos I, enhttp://www.alyamiah.com/cema, pág. 4, añade que las esclavas podían actuar de acompañantes para“evitar que damas y señoritas anduviesen solas por las calles”.111Pongamos como ejemplo el siguiente: AHMJF, APN, 1521, oficio 7, Luis de Llanos, fº 550rv, 23 demayo; testamento de Elvira Bernal Dávila, viuda del veinticuatro Juan de Herrera, de San Marcos, ahorraa su esclava Ana, blanca de 60 años por servicios, así como a sus hijos Andrés y Luisa, también blancos,mandando, además a Andrés un asno y una burra.112FRANCO SILVA, A., La esclavitud en Sevilla ..., op. cit., pág. 275: “La lectura de las actasnotariales, (...), descubre un hecho cierto y es la extensión social de la propiedad de esclavos. (...) sonnumerosas las personas pertenecientes a diferentes grupos sociales que están implicadas en el negocioesclavista”.
  • 121. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]127B.4.8. PrecioEl precio medio que nos resulta para todo el período se eleva a una cantidadaproximada de 11.800 maravedíes (A. FRANCO obtiene unos 10.000 maravedís paralos esclavos sevillanos, y unos 12.000 para la esclavas)113.¿Cómo evoluciona el precio de los esclavos a los largo de ese dilatado períodode tiempo? Hemos observado un crecimiento en dicha cotización de los sujetos, desdelos 8.600 maravedíes de 1424 a los más de 24.000 de 1550.B.4.9. Normativa municipal.Claramente discriminatoria hacia el colectivo, contemplaba una serie derestricciones tales como:-Sus reuniones y fiestas, prohibiendo hacerlas en número superior a diezesclavos. Las penas que se establecen para quienes contravengan la norma son: “sopena (...) que por la primera bes (...) dies días en la cárçel (...) y por la terçera bes quele den sinquenta/asotes y treynta días de pena de cársel (...)//”114.-Prevención acerca de sus fiestas y prohibición absoluta de portar cualquiertipo de armas: “Que los esclavos moriscos non traygan armas/(...) que ningún esclauonon trayga armas/(...) //”115.-Asimismo se les prohíbe andar de noche por la ciudad y sus arrabales:“Sepan todos que esta noble çibdat (...) es ynformada que munchos esclauos e esclauas(...) andan de noche por çibdat e por sus arrabales (...) para yr a hurtar e rrobar casase otros munchos daños (...)”116.-Recompensar a quienes consigan encontrar y recuperar a esclavos huidos,estableciendo cantidades diferentes en función del tiempo transcurrido desde la fuga yla distancia a cubrir desde Jerez para capturarlos: “Manda esta çibdad que por cada/esclabo o esclaba que se fuere e fallare e fallán-/ dosele primero día que se fue le seandados a las/ perçonas que los ffallaren tres rreales de fallasgo/ E si de vn día enadelante (...)/ que le sean dados (...) çinco rreales/”117.-Prohibición a mesoneros y taberneros de darles de comer o beber, bajopena de perder la concesión del establecimiento durante dos años: “Manda el magníficoseñor Pedro Suares de Castilla corregidor (...) que (...) ningunas nin algunas presonastaverneros (...) non sean hosados de dar de comer e ueber (...) a ningunos esclavos ninesclavas (...) so pena (...)”.-Responsabilizarles de los hurtos y robos, así como de una cierta tendencia alas riñas y pendencias (tanto entre ellos, como con personas libres): “(...) commo estaçibdat y los señores que en ella biuen [tienen] esclauos e porque los tauerneros lesvenden vino y se enborra[chan] y por el beuer del vino furtan a sus amos (...)”118.113FRANCO SILVA, A., La esclavitud en Sevilla ..., op. cit., pág. 107.114AHMJF, AC, 1464, 3/XI, fº 118r, y AHMJF, AHR, cajón nº 1, 15, Ordenanzas de 1474, fº ilegible,año 1464. FRANCO SILVA, A., La esclavitud en Sevilla ..., op. cit., pág. 216.115AHMJF, AC, 1541, fº 164v 165r, 17/III.116AHMJF, AC, 1464, fº 118r, 3/XI.117AHMJF, AHR, cajón 1, nº 15, Ord. Mun., 1495, fº 192r.118AHMJF, AC, 1505, fº 601v. AHMJF, APN, 1534, oficio 2, Alonso Sarmiento, fº 526rv.
  • 122. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]128-Acusarles de connivencia con los piratas turcos y berberiscos. En 1531 elalcalde mayor sostiene: “que a él le an dicho commo la noche pasada tomaron morosde çierta jente en la villa del Puerto de Santa María (...)”. El Concejo “(...) mandó atodos los esclauos y esclauas (...) que se vayan desta çibdat a otras partes (...) e lo quepeor es e más dañoso es que se cree e se tiene por çierto que los tales esclauos (...) danaviso a los moros de allende para que vengan a hazer tomas e cavalgadas en estaçibdat (...)”119.-La residencia de los esclavos y libertos es objeto de atención en el sentido decontrolar el domicilio de ambos grupos con el objetivo de evitar los robos. De estaforma, los esclavos habían de morar con sus amos, y los libertos con algún vecino120.C. EL COMERCIO DE ESCLAVOS ENTRE EL REINO DE JAÉN Y JEREZEn nuestro estudio hemos analizado el tráfico de esclavos, es decir, quienescompran y quienes venden esclavos en la ciudad de Jerez en ese período de tránsitoentre los tiempos medievales y los modernos. Sobre ambos grupos investigamos dosaspectos que nos parecían fundamentales: su profesión o actividad y su procedenciageográfica.En el siguiente cuadro ofrecemos la procedencia de los vendedores de esclavosen nuestra ciudad.Zona Nº vendedoresCorona de Castilla 221Corona de Aragón 2Extranjeros 34Sin identificar 1Total general 258Cuadro estadístico nº 6: Procedencia de los vendedores de esclavos en Jerez.Hemos hallado un total de 258 vendedores, de ellos 221 proceden de la Coronade Castilla, de los cuales 204 provienen de las actuales provincias de Andalucía,repartiéndose de la manera siguiente:-Reino de Sevilla.Huelva: 7.Cádiz: 135.Sevilla: 42-Reino de Córdoba.Córdoba: 7-Reino de Granada119AHMJF, AC, 1531, fº 209v, 9/VI, “Lo de los moros”; fº 212rv, carta de El Puerto. 16/VI, fº 215rvmisiva de Cádiz. Pregón, fº216v.120AHMJF, AC, 1530, fº 250v, 6/VII.
  • 123. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]129.Almería: 1.Málaga: 7.Granada: 3-Reino de Jaén.Jaén: 2Así pues tenemos una representación mínima de compradores procedentes delantiguo reino de Jaén. En concreto los dos casos son los siguientes.El primero es la venta que realiza don Martín de Córdova y de Vergara, condede Alcaudete y señor de Montemayor, vecino de Alcaudete, estante en Jerez, alalmojarife gaditano Hernando de Molina (en realidad la adquiere Hernán Gutierres,almojarife, vecino de Jerez, en nombre de Hernando), vecino de Cádiz. Se trata de unaesclava blanca, de nombre Ynés, de 20 años, “señalada en la barba y ençima de la cejaderecha”, sana y buena, que es vendida en un total de 32.000 maravedíes (cantidadrealmente elevada, para lo que es el precio medio de una esclava)121. Pocos folios másadelante, el comprador –intermediario- otorga poder a Pedro Días de Baeça, vecino deSevilla, para que la venda de nuevo122.El segundo lo protagoniza el licenciado Fernando Manuel, vecino de Úbeda,estante, quien vende al escribano público de Jerez, Rodrigo de Cuenca, un esclavoblanco, de nombre Juan (el más extendido entre los esclavos), de 16 años, de “buencuerpo herrado en la cara en el vn carrillo con vna s y en la otra vn clavo” (estasmarcas eran tan frecuentes entre el colectivo esclavo que ha llevado a muchosinvestigadores a deducir que el origen del término esclavo es precisamente ese, la fusiónde la ese y el clavo), en 21.750 maravedíes. El amo no vende directamente, sino que lohace a través de un factor o representante, que, en este caso, es Lope Sanches, mercader,también vecino de Úbeda123.¿Y qué ocurre con la compra de esclavos? ¿Encontramos una mayor presenciade naturales del reino de Jaén adquiriendo esclavos en la ciudad de Jerez?Hemos recogido el origen geográfico de un total de 1.154 compradores deesclavos en la ciudad. Esta cantidad se reparte de la siguiente manera.-Corona de Castilla: 1.144-Corona de Aragón: 2-Extranjeros (un portugués procedente de Tetuán): 1-Sin especificar dicho dato: 7Compradores procedentes de Andalucía hemos hallado un total de 1.139, o sea,casi todos los que documentamos de la Corona castellana. Y de ellos, la inmensamayoría (979), obviamente, son jerezanos, pues parece lógico que en un estudio sobre laesclavitud en Jerez, la mayoría de compradores sean de dicha ciudad. Por tanto, los 160de diferencia entre 1.139 y 979 son los compradores del resto de Andalucía, excluyendolos jerezanos. Esos 160 traficantes de esclavos se reparten de la manera que sigue.121AHMJF, APN, 1539, oficio 2, Alonso Sarmiento, fº 489rv 21 de junio.122AHMJF, APN, 1539, oficio 2, Alonso Sarmiento, fº 551v, 9 de julio.123AHMJF, APN, 1550, oficio 8, Gómez Arias Patiño, fº 168rv, 8 de marzo.
  • 124. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]130-Reino de Sevilla*Resto de Cádiz: 67.*Huelva: 1.*Sevilla: 60-Reino de Córdoba*Córdoba: 14.-Reino de Granada*Granada: 5.*Málaga: 5.-Reino de Jaén : *Jaén: 8.Por tanto, nos hallamos con un total de ocho compradores de esclavos en Jerezque proceden de dicho reino, y, en concreto de las localidades siguientes: Alcaudete(uno); Baeza (dos); Cazorla (uno); Torredonjimeno (uno), y Úbeda (tres).Los contratos que realizan tales compradores los recogemos a continuación, enorden cronológico. El primero de ellos se remonta a 1490124, cuando BartoloméMartín de la Parra, vecino en la collación de San Mateo, vende al trapero (mercader depaños) Diego de Alcaras, vecino de Úbeda, una esclava blanca canaria, de siete u ochoaños, en 5.800 maravedíes. Ese mismo año se registra asimismo la venta que realizaFrançisco Garçía de la Carpintería, asimismo vecino en dicha collación, a (está elnombre en blanco en el contrato), vecino de Úbeda, una esclava lora, de diez años, en7.700 maravedíes.El siguiente registro corresponde a 1491125: el vendedor es ahora Diego de Frías,vecino de Sanlúcar de Barrameda, estante en Jerez, y el comprador se llama JuanRodrigues, trapero, vecino de Baeza. Se trata de otra esclava canaria, de diez años, denombre Guardahaya, que es vendida en 7.250 maravedíes.Diez años más tarde, Andrés Rodrigues de Ynnigo, vecino de Rota, estante enJerez, vende a Grauiel de Úbeda, vecino de Úbeda, un esclavo blanco, de veinte años,“ferrado con dos fierros en la cara”, en 11.000 maravedíes126.Hemos de esperar hasta 1515127para encontrar un nuevo comprador del reino deJaén. Se trata del mercader Rodrigo de Baeza, vecino de Baeza y estante en la ciudad,quien adquiere a Juan Moreno, vecino de Trujillo, estante, un esclavo moreno “deallende”, llamado Amar, de 18 años, en 16.100 maravedíes.Al año siguiente128hallamos un total de tres transacciones de esclavosprotagonizadas por naturales del susodicho reino. El primero cronológicamente es laventa que realiza el zahonero Miguel Lopes, vecino en la collación de San Miguel, aFrançisco Ferrandes de Laxtoda, vecino de Cazorla, presente, de una esclava negra, de124AHMJF, APN, 1490, Bartolomé de Maya, fº 187r (esclava canaria) y 65v (esclava lora).125AHMJF, APN, 1491, oficio 2, Juan de Ortega Gaitán, fº 187r.126AHMJF, APN, 1501, oficio 1, Juan Román, fº 376v.127AHMJF, APN, 1515, oficio 9, Juan Ambrán, fº 61rv.128AHMJF, APN, 1516, oficio 5, Antón García del Pecho, fº ileg 14 de febrero; oficio 8, Lucas Martínez,fº 840rv 27 de septiembre, y oficio 7, Luis de Llanos, fº 823r 1 de octubre.
  • 125. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]131nombre Catalina (el más usado entre las esclavas), bozal129, de 18 años, en 8.000martavedíes. En septiembre se produce la compra de la esclava negra Beatris, de 16años, por parte del trapero de Alcaudete, Benito de Córdova, al mercader jerezanoRodrigo de Antequera, vecino en la parroquia de S. Dionisio. El último corresponde a laventa de un esclavo negro bozal, de nombre Gonçalo, de 30 años, que realiza elmercader lisboeta Bartolomé Fernandes, estante, a Benito de Córdova (ya mencionado),en 7.704 maravedíes.El último registro de compraventa de esclavos realizada por naturales del SantoReino corresponde a 1529130. Juan Beato, vecino en la collación de San Miguel, vendióhace un año a Miguel de Ortega, vecino de Torredonjimeno, un esclavo negro, Antón,de 15 ó 16 años. Resulta que el esclavo ha fallecido y para evitar el posible pleito que lepuede interponer el adquiriente, el vendedor le compensa con 1.500 maravedíes(desconocemos el montante de la venta).Esta situación derivaba de que, legalmente, las compraventas imponían una seriede condiciones para que resultasen válidas. Entre éstas figuraba que el vendedordeclarase todos los defectos, tachas, enfermedades, etc., que aquejasen al esclavo. “Elvendedor carecía del beneficio de caveat emptor, es decir, estaba obligado a declararlos defectos y problemas del esclavo”131. Normalmente, en caso de no padecer ningunaenfermedad ni tacha, se decía de manera expresa en el contrato132.En el momento en que el vendedor declara el defecto o tacha del esclavo, deja deser responsable ante cualquier posible reclamación que pueda interponerle el compradorcon posterioridad por tal motivo. En caso de no hacerlo así, el vendedor se podía sentirestafado y recurrir el contrato correspondiente, pidiendo la devolución de lo pagado porel esclavo133.En definitiva, los compradores procedentes del reino de Jaén también poseen unrelevante papel, correspondiendo la mayoría a Baeza y Úbeda, ciudades con las queJerez mantiene un comercio destacable (no sólo en materia esclavista, sino también deotros productos, v. g., el textil134, existiendo casos de mercaderes procedentes de dichoslugares, que residen de manera frecuente en Jerez).129Se consideran bozales aquellos que han nacido en sus lugares de origen y, por tanto, desconocen lalengua, cultura y costumbres de sus amos (en este caso, el castellano, el cristianismo, ...).130AHMJF, APN, 1529, oficio 7, Luis de Llanos, fº 543rv 10 de julio.131FUENTE, A. de la, “La esclavitud y la ley: nuevas líneas de investigación”, Debate y Perspectivas, nº4, (2004), pp. 199-206, pág. 201.132AHMJF, APN, 1509, oficio 2, Sebastián Gaitán, fº 287rv, martes 1 de mayo: Fernando Franco, vecinode Málaga, estante, vende –en 1509- al clérigo presbítero Alonso de Vicos, vecino de Jerez, un esclavoloro, del cabo de Aguer, de 23 a 24 años, en 7.000 maravedís, y declara: “(...) vos aseguro que non esborracho nin endemoniado nin huydor nin tiene ninguna tacha (...)”.133AHMJF, APN, 1534, oficio 4, Juan Rodríguez, fº 413v (la venta) y fº 428rv (la devolución): Hernandode Padilla Dávila, de San Lucas, vende a Juan Martín Beato, de San Miguel, una esclava, lora, berberisca,ladina, María, de 24 años, en 16.500 maravedís. Como dicha esclava huye del poder del adquiriente, éstela devuelve al vendedor, recibiendo a cambio el importe desembolsado por la esclava. Para Valencia,MARZAL sostiene que el plazo de reclamación a partir del contrato de compraventa era de dos meses,establecido por los fueros: La esclavitud en Valencia durante la Baja Edad Media (1375-1425),Universidad de Valencia, 2006, pág. 951. La obligación de declarar los vicios y enfermedades no existíasi el contrato de venta era realizado al modo corsario.134AHJMF, APN, 1520, oficio 9, Juan Ambrán, fº 799v: Françisco Garrido, trapero, vecino Baeza,estante, debe a Pedro Sánchez Pardo, mercader de Jerez, 32.480 maravedís por compra de paños. Ídem,1540, oficio 5, Rodrigo de Rus, fº 138r: Cristóval Rodrigues Franco, de la collación de San Miguel “çerca
  • 126. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]132D. CONCLUSIONESTras esta aproximación al mundo de la esclavitud y las relaciones que en estecampo mantuvieron los naturales del reino de Jaén con la ciudad de Jerez, creemos estaren condiciones de afirmar lo siguiente.En primer lugar, hemos de resaltar el papel del Valle del Guadalquivir como ejevertebrador del espacio andaluz, en su doble condición de espacio físico y económico.En segundo, la perduración de dicho eje a través de la Historia, desde lostiempos romanos hasta la actualidad, en un doble sentido: hacia el centro peninsular yhacia el Oeste (las rutas atlánticas).El papel nuclear de Sevilla en ese eje está manifiestamente claro; se trata de lagran metrópoli castellana, más aún en el Quinientos. También habría que añadir laimportancia de otros núcleos subsidiarios, como Jerez, dada la enorme fertilidad de sualfoz.La existencia de un intercambio entre el reino de Jaén y la ciudad de Jerez, conun activo comercio entre los textiles jiennenses y los productos agropecuarios de lacampiña jerezana.La especial vitalidad de estos dos extremos del Valle del Guadalquivir se plasmaen su actividad económica, no sólo en el intercambio de productos autóctonos, sino,asimismo, en el de esclavos.E. BIBLIOGRAFÍABONO, J., Los Archivos Notariales, Sevilla, 1985.CORTÉS LÓPEZ, J. L., La esclavitud en España en la época de Carlos I, enhttp://www.alyamiah.com/cema.FONTANA, J., Introducción al estudio de la Historia, Crítica, Barcelona, 1999.FRANCO SILVA, A., La esclavitud en Sevilla y su tierra a fines de la Edad Media, Diput.Prov. Sevilla, Sevilla, 1979. “La intervención de Portugal en el comercio de esclavos deAndalucía a fines del Medievo”, Actas del III Coloquio de Historia Medieval Andaluza,Jaén, 1984.FUENTE, A. de la, “La esclavitud y la ley: nuevas líneas de investigación”, Debate yPerspectivas, nº 4, (2004), pp. 199-206.GARCÍA-BAQUERO GONZÁLEZ, A., Andalucía y la Carrera de Indias, BCA, Sevilla 1986.del monesterio de la Madre de Dios”, debe a Sancho Garçía, mercader de Úbeda, y (en su nombre) a suhijo Françisco de Caçorla, trapero residente en Jerez, 1.827 maravedís por resto de compra de paño deseda y frisa; o al fº 191rv, Alonso Gonçales Vivas, de la misma collación, debe a los susodichos 2.500maravedís por 3,75 varas de velarte a 20 reales la vara. También el comercio de pescado aparece endichas relaciones con las ciudades jiennenses: en 1534, oficio 5, Rodrigo de Rus, fº 9v: Alonso de Torres,vecino de Úbeda, otorga poder al arriero jerezano Fernando de Çalamea, para que “podáys llevar e llevéysocho cargas de pescadas las seys menores e las dos mayores que yo enbío a la dicha çibdad de Úbedadonde soy vezino para el proveymiento della (...)”.
  • 127. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]133GÓMEZ DE VALENZUELA, M., “Esclavos moros en Aragón (siglos XI-XVI)”, enArgensola: Revista de Ciencias Sociales del Instituto de Estudios Alto Aragoneses, nº102, 1989.GUTIÉRREZ, B.: Historia y Anales de la muy noble y muy leal ciudad de Xerez de la Ftra.,Jerez, 1887.MARZAL PALACIOS, F. J., La esclavitud en Valencia durante la Baja Edad Media (1375-1425), Universidad de Valencia, 2006.MÍNGUEZ, J. M.; La Reconquista. Ed. Cambio 16, Madrid, 1989.MORELL PEGUERO, B., Contribución etnográfica del Archivo de Protocolos (1500-1550),Universidad de Sevilla, 1981.MORENO TRUJILLO, M. A., “Comercio de esclavos: compraventa y manumisión demoriscos durante la guerra de 1568”, en Actas IV Simposio Internacional deMudejarismo: Economía. Teruel, 1987, pp. 615-623.PHILLIPS JR., W. D., Historia de la esclavitud en España, Playor, Madrid, 1990.ROJAS VACA, M. D.: “Notariado público y documento notarial en Jerez de la Ftra. en eltránsito a la modernidad”, en El notariado andaluz en el tránsito de la Edad Media a laModerna I Jornadas sobre el Notariado en Andalucía, Sevilla, 1995, pp. 293 a 338.VALDEÓN BARUQUE, J., Vida cotidiana en la Edad Media, Cuadernos de Historia 16, nº193.VAQUER BENASSAR, O., “Una inmigración forzada: esclavos en Mallorca (1448-1499)”,Boletín de la Asociación de Demografía Histórica, XI, 1, 1983.F. APÉNDICE DOCUMENTALDocumento nº 1. Compra de un esclavo por parte de un vecino de Baeza. AHMJF,APN, 1491, oficio 2, Juan de Ortega Gaytán, fº 187r, miércoles 28 de septiembre.“Otorga que vende Diego de Frías vezino de Santlúcar de Barrameda a JuanRodrigues trapero vezino/de la çibdad de Baeça que está presente vna esclaua canariade hedad de hasta/dies años poco más o menos que ha nonbre Guardahaya por preçiode syete/mill y dosyentos y çinquenta maravedíes que otorgó que rreçibió en vna pieçade paño e/en maravedíes de que se otorgó por contento y pagado a toda su voluntad erre-/nunçió (…)/etç so pena (…)/vendida (…) Testigos Antón Martines/Camachoescriuano del Rey e Rodrigo de Xeres e Juan Navarrete escriuano//”.
  • 128. J. A. MIngorance Ruiz[Seleccionar fecha]134Documento nº 2. Venta de un esclavo por parte de un vecino de Úbeda. AHMJF,APN, 1550, oficio 8, Gómez Patiño, fº 168r a 169v, 8 de marzo.Lope Sanches, mercader, vecino de Úbeda, estante en Jerez, actuando en nombredel licenciado Fernando Manuel, vecino de Úbeda, por poder (cuyo traslado aparece enel documento), vende al escribano público Rodrigo de Cuenca, un esclavo blanco, denombre Juan, de 16 años “de buen cuerpo herrado en la cara en el vn carrillo/vna s yen la otra vn clavo y vos lo aseguro (…) por de buena guerra y que/non es borracho ninladrón nin huydor nin enfermo de gota coral nin padeçe otra ta-/cha nin defeto alguno(…)”, en 58 ducados libres de alcabala.ResumenEl estudio de las relaciones comerciales entre los diferentes reinos de Andalucíaconstituye un motivo de análisis en la caracterización de la sociedad y la economía delos tiempos bajomedievales. La introducción en ese comercio de mercancía humanasupone un elemento esclarecedor en el conocimiento del comportamiento de lassociedades que las realizaron. La importancia económica de las localidades de todo elValle del Guadalquivir, desde su cabecera a su desembocadura, se pone de manifiestoen el intercambio de seres humanos que son tratados como una mercancía más.Palabras clavesEsclavitud, comercio, Valle del Guadalquivir, ferias.AbstractThe society and economy in the late Medieval Ages can be understood by doinga historical analysis of the commercial relations among the various Andalusiankingdoms. The introduction of human goods into trade is an enlightening element in theknowledge of the behaviour of those societies. The economic importance of the cities
  • 129. Las relaciones comerciales a finales de la Edad Media entre el reino de Jaén y la ciudadde Jerez de la Frontera: el caso de la esclavitud[Seleccionar fecha]135and villages all along the Guadalquivir Valley, from its beginning to the river mouth inSanlúcar, is demonstrated in the exchange of human beings, who are treated as goods.Key wordsSlavery, trade, Guadalquivir Valley, fairs.
  • 130. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 137 a 148137LA DESBANDADA DE MÁLAGA Y EL CASO MAROTOAntonio Ramírez NavarroIES Alhambra. GRANADASe cumplen 75 años de la caída de Málaga y de la desbandada, uno de losepisodios más dramáticos de la Guerra Civil. Miles de fugitivos abandonaronprecipitadamente la capital malagueña huyendo de la feroz represión franquista, la másdura tras la que se produjo en Badajoz, aunque generó menos protestas internacionalesporque Franco había ordenado que ningún corresponsal de prensa entrara en la ciudadtomada.135La pérdida de Málaga fue un mazazo para el bando republicano del quenunca llegó a recuperarse. Al mismo tiempo puso de manifiesto las divisiones entre lasfuerzas del Frente Popular. Anarquistas y comunistas se culparon mutuamente de latragedia. Los comunistas iniciaron, con la ayuda del sector prietista del PSOE, laoperación de acoso y derribo del presidente del Gobierno, Francisco Largo Caballero.En Almería, punto de destino de la desbandada, el anarquista Francisco Marotoprotagonizó un acto de insubordinación por el que fue condenado a muerte, lo queahondó las heridas entre libertarios de un lado y comunistas y socialistas de otro.Los franquistas lanzaron una ofensiva desde distintas localidades cercanas comoEstepona, Antequera o Zafarraya. Las milicias anarquistas de Málaga, que se habíannegado a la militarización, presentaron una débil resistencia que fue rápidamenteaplastada. Cuando ya era demasiado tarde, dos batallones integrados por comunistas135PRESTON, P., Franco, caudillo de España, Barcelona, 1998, p 274.VOLVER AL ÍNDICE
  • 131. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]138partieron desde Almería en ayuda de Málaga pero todo fue inútil.136La ciudad fuetomada con relativa facilidad por las fuerzas del coronel Borbón y del general italianoMario Roatta. La presencia de los cruceros Canarias y Almirante Cervera, situadosfrente a Motril y Salobreña hizo pensar a los responsables republicanos de Málaga quelos franquistas preparaban un desembarco para cercenar toda posibilidad de escapehacia Almería, lo que terminó de hundir la ya escasa moral de resistencia ante elatacante.137Sin embargo, según Hugh Thomas, la intención de los nacionalistas no eracortar la carretera de Almería, ya que eso les hubiese enfrentado a una resistenciadesesperada de los republicanos.138Dejando vía libre a la desbandada, se logró que laresistencia malagueña cayera como un castillo de naipes. Los fugitivos no encontraronprecisamente un puente de plata. Fueron hostigados por tierra, mar y aire a pesar de quemuchos de los que huían eran ancianos, mujeres y niños.Málaga no contaba con fortificaciones suficientes ni con un ejército organizadoque pudiera hacer frente a las tropas de Queipo y Roatta. El entusiasmo revolucionariodel que hacían gala las milicias se mostró claramente incapaz de impedir la derrota.El anarquista catalán García Oliver, muy crítico con sus compañerosmalagueños, busca explicaciones antropológicas, no exentas de tópicos, para justificarel triunfo de los sublevados en Andalucía Occidental y la caída de Málaga. "Loscompañeros más significados del Comité Regional de Andalucía estaban imbuidos de lamanera de ser de los andaluces. Para ellos todo era sencillo, no más complicado quecantar una copla a la novia o a la Macarena. De las luchas sociales y revolucionariasalcanzaban hasta la huelga general: una huerga generá era como haser asín, ychasqueaban los dedos. Así de fácil. Pero no lograban entender que para hacer frente aun ejército sublevado, que ambicionaba vencer a toda costa, eran menester grupos dechoque preparados para los asaltos a los depósitos de armamento, lo que requería unaorganización y una disciplina. Y armamento previo".139Un ejemplo de este espíritu miliciano lo dio el coronel Romero Bassart,comandante militar de Málaga entre septiembre y noviembre de 1936, africanista ysimpatizante de la CNT.140Según recogió Azaña, fue el autor de la famosa frase "Yo nohago fortificaciones. Yo siembro la revolución. Si entran los facciosos, la revolución selos tragará".141Unos días antes de que, en contra del pronóstico de Romero, los facciosos setragaran la revolución, el escritor Athur Koestler llegó a Málaga. La describe como "unaciudad que se moría de hambre, en un estado casi caótico y prácticamente indefensa". Elayudante del comandante militar le dijo que en caso de producirse una ofensivafranquista la ciudad caería en tres días.142No menos desoladora había sido la impresiónque se había llevado Gerald Brenan de su visita al frente de Antequera unos mesesantes: "Las líneas enemigas se divisaban en la llanura, a varias millas de distancia, perolos milicianos no enviaban patrullas de reconocimiento. Tampoco habían cavadotrincheras ni, peor aún, se habían molestado en volar los puentes de la estrecha carreterade montaña. Era obvio que unos cuantos tanques y un batallón de infantería podían136LONDON, A., Se levantaron antes del alba. Memorias de un combatiente de las BrigadasInternacionales en la Guerra Civil, Barcelona, 2006, p 146.137RUIZ MANJÓN, O., La Segunda República y la Guerra, Madrid, 1990, p 439.138THOMAS, H., La Guerra Civil española, Madrid, 1979, tomo 3, p 192.139GARCÍA OLIVER, J., El eco de los pasos, Barcelona, 2008, p 534.140ZARAGOZA, C., Ejército Popular y militares de la República (1936-1939), Barcelona, 1983, p 300.141AZAÑA, M., La velada en Benicarló, Madrid, 1981, p 56.142KOESTLER, A., Memorias, Barcelona, 2011, p 813.
  • 132. La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto”[Seleccionar fecha]139presentarse en la periferia de Málaga cuando quisieran. Los milicianos parecíanaburridos y no presentaban el menor signo de entusiasmo o de espíritu combativo".143Málaga tardó menos de los tres días profetizados por el ayudante militar en caer.El 7 de febrero a las ocho y cuarto de la mañana, cuando las tropas franquistas seencontraba a unos cuantos kilómetros de la ciudad, el comisario general Bolívar, eldelegado anarquista Margalef, el delegado comunista Lara y el estado mayor delcoronel Villalba acordaron evacuar Málaga y trasladar el cuartel general a Nerja, quecontaba con estación telegráfica. A las cinco de la tarde, los responsables abandonabanla ciudad, adelantándose a miles de civiles que buscaban desesperadamente medios parahuir.144Villalba, militar profesional que se había negado a sumarse a la sublevación enBarbastro, tuvo que afrontar un consejo de guerra por el abandono de Málaga. Borkenaues muy crítico con su actuación. "Amigos que lo conocían bien lo describían comooficial completo, diciendo que odiaba secretamente el espíritu de la milicia. Un hombrecomo éste era evidentemente el menos indicado para la tarea de sostener Málaga. Lainterpretaba como algo puramente militar, mientras que carecía en realidad de mediosmilitares a su disposición, contando sólo con las fuerzas de un movimiento popular".145En su precipitada huida, Villalba olvidó el brazo incorrupto de Santa Tesesa, quehabía sido robado del convento carmelita de Ronda. La reliquia se convirtió en botín deguerra de Franco. El obispo de Málaga le dio permiso para quedársela y aunque lasmonjas de Ronda le escribieron para que la devolviera, siquiera temporalmente, elgeneralísimo se negó y a través de su primo Pacón les envió una cantidad en metálicopara compensarlas.146Acogido a la protección de la santa de Ávila, Franco reforzó laconcepción que tenía de sí mismo como cruzado dispuesto a salvar España de las hordasmarxistas y ateas.Villalba no pudo establecer el cuartel general en Nerja y se fue más lejos. Elocho de febrero, el mismo día en que los franquistas tomaban Málaga, mantenía desdeMotril una conversación con su superior, el general Asensio:"Asensio: Tú no has debido salir vivo de Málaga, sino que debiste quedarte allícomo te ordenó el ministro.Villalba: Tú no sabes lo que pasa en Málaga ¿Que yo vuelva a Málaga? Ja, ja, ja.¿Quieres que me entregue a Franco?-Lo que tienes que hacer es volver a Málaga, de donde no has debido salir.-¡Claro y que me coja Queipo!"147Al final, Villalba aceptó a regañadientes volver a Málaga aunque quejándose deque se trataba de "una faena". Asensio le contestó que en el ejército no había "faenas"sino órdenes que cumplir. A pesar de su promesa, Villalba no pasó de Vélez deBenaudalla, localidad que al igual que Motril caería rápidamente en manos franquistas.143BRENAN, G., Memoria personal 1920/1975, Madrid, 1976, p 446.144NADAL, A., Guerra civil en Málaga, Málaga, 2005, p 377.145BORKENAU, F. El reñidero español, Barcelona, 2010, p 230.
  • 133. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]140"Ni un fusil ni una peseta más para Málaga"La caída de Málaga abrió una importante crisis en la cúpula militar del Ejércitorepublicano. Los comunistas ya tenían en su punto de mira al subsecretario de Guerra,el general Asensio, que se había negado a ingresar en las filas del PCE. Asensio contabacon el apoyo incondicional de Largo Caballero, lo que tampoco contribuía a despertar elentusiasmo entre las filas comunistas. Antes de la toma de Málaga por los franquistas,Asensio ya había sido tachado de traidor e incompetente pero la pérdida de la ciudadpara el bando republicano hizo que se redoblaran los ataques -incluso llegaron aacusarlo de divertirse en un cabaré de Valencia mientras Málaga estaba a punto de caer-y finalmente Largo lo destituyó. El presidente del Gobierno consideraba sin embargoque el desastre había que achacarlo a la incompetencia de las autoridades locales y a larelajación de sus fuerzas políticas, entre las que el PCE contaba con un poder notable.148Evidentemente la versión de los comunistas es muy diferente. En su libro dememorias Dolores Ibárruri cuenta que a finales de enero el diputado del PCE ycomisario Cayetano Bolívar fue a Valencia para denunciar ante el Gobierno laangustiosa situación del frente de Málaga. Faltaban armas y municiones y losanarquistas se negaban a abandonar sus milicias para ingresar en el Ejército Popular."Ni un fusil ni una peseta más para Málaga -respondió Largo Caballero a las demandasde Bolívar".149No parece muy probable que Largo pronunciara esa frase literalmentepuesto que el propio Bolívar la atribuyó posteriormente a un funcionario. Pero lo ciertoes que el Gobierno no ocultaba su irritación por el hecho de que Málaga funcionara enla práctica casi como un cantón en el que, anarquistas y comunistas, las dos fueraspolíticas más relevantes, no lograban ponerse de acuerdo.Según Pasionaria, el general Asensio sostenía que, con las armas enviadas, habíamás que suficiente para garantizar la defensa de Málaga. Si en cuanto a efectivosterrestres los nacionalistas contaban con ventaja, con la diferencia añadida de que unasmilicias ineficaces e indisciplinadas se veían enfrentadas a un ejército profesional ymejor equipado, la actuación de la marina y de la aviación franquistas, trecebombarderos, treinta cazas y seis aviones de reconocimiento,150desequilibraroncompletamente la balanza del lado de los nacionales.Los comunistas consideraron que había habido negligencia del Gobierno y delgeneral Asensio, que no entendieron la importancia de impedir la entrada de losfranquistas en Málaga a cualquier precio. Según el relato de Pasionaria, en el momentoen el que la ciudad estaba cayendo en manos de las tropas italianas del general Roatta,"a instancia de los ministros anarquistas, y a pesar de las protestas de los ministroscomunistas", el Gobierno pasó cuatro horas discutiendo "si convenía o no destruir lasbotellas de vidrio vacías, con objeto de dar impulso a una cooperativa vidrierasindicalista de la cual era director el anarquista Peiró".151Al menos, una lecciónquedaba clara para los comunistas y para una parte importante del bando republicano."La pérdida de Málaga, dolorosa derrota de la República, mostraba de nuevo en sutrágica realidad los terribles daños que a la resistencia popular ocasionaba la ausencia deun Ejército regular, y la existencia de múltiples cantones independientes que, en146PRESTON, P., op cit, p 276.147NADAL, A., op cit, p 432.148FUENTES, J. F., Largo Caballero, el Lenin español, Madrid, 2005, pp 300-301.149IBÁRRURI, D., PASIONARIA, El único camino, Madrid, 1992, p 495.150CARDONA, G., Historia militar de una guerra civil, Barcelona, 2006, p 123.151IBÁRRURI, D., op cit, p 496.
  • 134. La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto”[Seleccionar fecha]141dispersión de objetivos y de intereses, debilitaban de manera suicida al camporepublicano".152La entrada de los franquistas en Málaga supuso un recrudecimiento de lashostilidades entre la CNT y el PCE, que se acusaron mutuamente del fracaso. Loscomunistas censuraron a los anarquistas haber jugado a la revolución multiplicando loscomités y con ellos la indisciplina mientras que los libertarios argumentaron que fue elproselitismo del PCE lo que sembró la división en el Frente Popular malagueño.A la hora de buscar culpables, incluso algún periódico republicano culpó almiedo de la población. "La población de Málaga se ha matado a sí misma por temor alfascismo".153Desde posiciones ideológicas muy diferentes, el cónsul norteamericano enMálaga, Edward Norton, veía con escepticismo que acabaran las diferencias en el bandorepublicano. "La lección de Málaga ha llevado a un terrible clamor pidiendo la unidadde mando. Pero entre los rojos no hay unión ni posibilidad de una acción concertada yeficazmente dirigida".154Como consecuencia fatal de esa desunión, Málaga se enfrentaba a una represiónsalvaje que ya había sido anunciada por el general Queipo como medida punitiva contratodas las plazas fuertes del anarquismo. También había sido especialmente dura laactuación de los comités revolucionarios contra los derechistas durante los primerosmeses de la guerra. El anarquista malagueño Santana Calero, que encontró refugio enAlmería, se desesperaba ante lo que consideraba pasividad de las autoridadesalmerienses frente a la quinta columna y explicaba que en Málaga cada bombardeo de laaviación franquista iba seguido de "la eliminación rápida de quienes en nuestraretaguardia gozan con los crímenes facciosos". Su propuesta era clara: "Por cada muertonuestro, cien de ellos. Por cada edificio nuestro arrasado, cien de ellos. Y por cadahermano antifascista que fusilan en la retaguardia facciosa, cien de ellos que estén entrenosotros. (...) A la barbarie hay que responder, con cerebro, testículos y convirilidad".155No es fácil cuantificar el número de víctimas que se produjeron tras la entrada delos franquistas ni el de los caídos como consecuencia de la represión republicana. SegúnAntony Beevor, distintos testimonios hablaron de 7.000 víctimas de la represiónfranquista aunque la cifra definitiva podría alcanzar el triple. El cónsul británico señalóque durante el periodo rojo fueron asesinadas mil personas en la ciudad mientras quesolo durante la semana que siguió a la toma de la ciudad, fueron ejecutadas 3.500personas.156Para el conjunto de la provincia malagueña, el trabajo coordinado porSantos Juliá habla de 7.000 víctimas de la represión franquista frente a 2.600 de larepresión republicana.157Presa del pánico, la población optó por la huida con los escasos medios de quedisponía. Más de cien mil personas dejaron sus casas y pertenencias en lo que seconsidera uno de los principales éxodos de la guerra civil. Los fugitivos tuvieron quepadecer la implacable persecución de los franquistas que, según el historiador AntonioNadal, causó de 3.000 a 5.000 bajas. El tímido intento de defensa aérea de los huidos152Ibídem, p 498.153ABELLA, R., La vida cotidiana durante la Guerra Civil. La España republicana, Barcelona, 1976, p219.154NORTON, E., Muerte en Málaga, Málaga, 2004, p 416.155Emancipación, 1-2-1938.156BEEVOR, A., La guerra civil española, Barcelona, 2005, p 137.157JULIÁ, S. (coord.), Víctimas de la guerra civil, Madrid, 2006, p 411.
  • 135. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]142fue el último combate de la escuadrilla aérea de André Malraux, que para entonces yahabía perdido la mayoría de sus aparatos.El objetivo era obstaculizar la persecución del ejército hispano-italiano, que ibapisando los talones de los fugitivos en su avance hacia Motril. Malraux dejó estadescripción aérea de la huida: "Poco antes de Málaga, el éxodo de ciento cincuenta milhombres, a lo largo de la carretera que costea el mar, y después, hacia atrás, los crucerosfascistas que subían hacia Almería en una mañana maravillosa y un largo hervidero dehumo; por último, la primera de las columnas motorizadas italoespañolas; vista desdelos aviones, parecía que debía alcanzar el éxodo en algunas horas".158El médico canadiense Norman Bethune vivió en persona la desbandada a la quecalificó de "la más grande, la más horrible evacuación que hayan visto nuestrostiempos".159De ideología comunista, Bethune estaba poniendo en marcha una de lasinnovaciones médicas de la guerra civil española, las transfusiones de sangre en elfrente. Durante el conflicto, se instalaron quirófanos en los frentes de combate con loque se intentaba evitar a los heridos los viajes agónicos hasta los hospitales máscercanos. Para desarrollar esa cirugía de campaña empezaron a ser imprescindibles losbancos de sangre.160Bethune propuso la idea a las autoridades republicanas, organizó alos donantes, ideó métodos para almacenar la sangre y creó las unidades móviles detransfusión.161Bethune llegó a Almería el 10 de febrero a las cinco de la mañana con unafurgoneta cargada con sangre humana preparada para transfusiones.162La enorme riadahumana había salido de Málaga tres días antes e intentaba salvar los doscientoskilómetros que separan ambas ciudades. Bethune, al salir de Almería con dirección aMotril, se encontró con una columna de tres mil milicianos con destino al frente pero,según el relato de Roderick Stewart, no consiguió que se detuvieran para ayudar a losciviles. A pesar de que sabía que las tropas italianas pisaban los talones de los fugitivos,el médico canadiense siguió avanzando hasta llegar a unos veinte kilómetros deMotril.163Durante tres días con sus noches, con la ambulancia de su servicio detransfusión de sangre, estuvo llevando a grupos de treinta a cuarenta personas desde lazona cercana al nuevo frente hasta el hospital del Socorro Rojo Internacional enAlmería. En su primer desplazamiento, aseguró haber contado cinco mil niños menoresde diez años. Según su descripción, los fugitivos "caminan tambaleándose, tropezando,abriéndose los pies en los pedernales del camino polvoriento, mientras que los fascistaslos bombardean sin piedad desde los aviones y los cañonean desde el mar".164El alcaldede Mijas, el socialista Manuel Cortés, formó parte del aluvión humano y relató a RonaldFraser uno de los ataques sufridos: "Los barcos de guerra se acercaban tanto queveíamos a los marineros en la cubierta, y también vimos el nombre del barco másgrande, que era el Canarias, y empezaron a girar los cañones y a apuntar y ¡pum!Empezaron a zumbar cañonazos. Aquello fue una matanza, la gente caía al suelo por158MALRAUX, A., La esperanza, Madrid, 1995, p 480.159MAJADA, J., Norman Bethune. La huella solidaria, Almería, 2008, pp 24-26.160GREEN, N., "Transfusiones", en USANDIZADA, A., Ve y cuenta lo que pasó en España. Mujeresextranjeras en la Guerra Civil: una antología, Barcelona, 2000, p 134.161PRESTON, P., "Dos médicos y una causa: Len Crome y Reginald Saxton en las BrigadasInternacionales", Ayer nº 56, Madrid, 2004, pp 37-66.162BETHUNE, N., El crimen del camino Málaga-Almería, 1937, edición facsímil de la Diputación deMálaga, 2007.163STEWART, R. y STEWART, S., Phoenix. The life of Norman Bethune, Canadá, 2011.164BETHUNE, N., op cit, p 24.
  • 136. La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto”[Seleccionar fecha]143todas partes, muertos o heridos, todo el mundo corriendo y yo con ellos".165Másdramática aún es la descripción que hizo el escritor y periodista ruso Ilya Ehrenburgpara el periódico Izvestia, reproducida por el ABC republicano: "Sobre los niñosmuertos de terror, volaban los aeroplanos alemanes. Los aviadores del valiente generalFaupel demostraron una valentía milagrosa: barrían a los niños. Estaban limpiando aEspaña del pueblo español. De los niños pueden salir marxistas y esto es molesto ypeligroso. Yo he visto a una persona de allí, la mujer del camino. No pudo hablar. Nopodía entender que a sus dos niñas las habían matado en el camino de Motril. Yo hevisto sus ojos y sé lo que han hecho los facciosos de Málaga. La ensangrentada Málagaroja ha sido eficaz: por fin ha despertado el país".166El Socorro Rojo Internacional se encargó de atender a los refugiados. Paracoordinar la operación, fueros designados el agente de la Internacional Vittorio Vidali -el famoso comandante Carlos del Quinto Regimiento- y la dirigente comunista MatildeLanda.167Algunos fugitivos que intentaron adueñarse por la fuerza de vehículos deasistencia cayeron también víctimas de los milicianos armados que acompañaban a losmiembros del Socorro Rojo, como queda de manifiesto en la insólita confesión hechapor el secretario general de Almería, José Morante, ante el Primer Congreso Popular dela Solidaridad. "Había hombres que no respetaban a los niños ni a las mujeres. Queríanadueñarse a toda costa de los vehículos para salir cuanto antes de la zona dantesca deterror y de muerte. Y hubo que eliminarlos de la única forma que se podía, dejándolestendidos en la carretera abrazados a su miedo y a su egoísmo".168Semejante aluvión generó no pocos problemas a los que tuvo que enfrentarse elgobernador socialista Gabriel Morón, entre ellos el del orden público, motivado por laimportante presencia de hombres armados entre la oleada de refugiados. Morón, encomunicación con el jefe del estado mayor, se mostraba dispuesto a atajar el problema."Aunque no tengo fuerzas suficientes estoy dispuesto a meter en cintura a esta gentuzaque viene llena de miedo a sembrar el pavor en el pueblo pacífico. (…) Lo de Málagano tiene nombre; ya sabrá, abandonaron la población a las cinco de la tarde del domingoy las fuerzas enemigas no entraron hasta las doce del día siguiente".169Tampoco fuemuy buena la experiencia del secretario de la Juventud Socialista Unificada, AntonioCarrasco. "Cuando llegaron los malagueños, alojamos a muchos en la sede de nuestrocomité provincial, en el Paseo. Muchos no podían andar. Luego nos dimos cuenta deque nos habían desvalijado".170Los ayudantes de Norman Bethune describen una Almería inconsciente delaluvión humano que se le viene encima y en la que no se ha hecho, en gran parte porquela ciudad no contaba con los recursos suficientes, provisión de comida ni de cobijo paralos huidos que llegan por la carretera de Málaga. Los ayudantes se entrevistaron con elgobernador y describieron a un Morón desbordado por los acontecimientos que les dijoque no tenía alimentos ni mantas para enviar a los refugiados.171165FRASER, R., Escondido, Valencia, 1986, p 159.166ABC, 5-3-1937. Citado en RAMOS HITA, J. A., Guerra Civil en Málaga 1936-1937. Revisiónhistórica, Málaga, 2003, p 385.167GINARD I FÉRON, D., Matilde Landa, de la Institución Libre de Enseñanza a las cárcelesfranquistas, Barcelona, 2005, p 55.168Intervención de José Morante ante el Primer Congreso Popular de la Solidaridad. 26-3-1938. ArchivoHistórico Provincial de Almería, Gobierno Civil, legajo sin número.169ESPARZA, J. J., El Terror rojo en España, Barcelona, 2007, p 262.170Entrevista inédita de Rafael Quirosa-Cheyrouze a Antonio Carrasco.171STEWART, R., MAJADA, J., Bethune en España, Madrid, 2009, p 73
  • 137. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]144Hacia Almería se dirigió también una comisión gubernamental formada porVicente Uribe, del PCE, Julio Just, de Izquierda Republicana y Juan García Oliver, de laFAI. Su misión era esclarecer las responsabilidades de las autoridades políticas ymilitares en la caída de Málaga. En sus memorias, escritas años después en México,García Oliver cuenta que fueron recibidos por "un furioso bombardeo de parte de unosbuques de guerra alemanes. Hitler nos enviaba sus saludos".172Sin embargo, elbombardeo de la escuadra alemana se produjo el 31 de mayo, dos meses y mediodespués de la visita indagatoria de los ministros. García Oliver lo confunde con elbombardeo aéreo del 12 de febrero.173Los franquistas arrojaron bombas sobre lamuchedumbre de refugiados concentrada en el puerto y en la avenida de la República,actual Paseo de Almería, provocando unos cincuenta muertos,174niños entre ellos, ynumerosos heridos. Bethune describió el ataque en su libro El crimen de la carreteraMálaga- Almería.Los ministros se entrevistaron con distintos responsables malagueños pero nopudieron averiguar gran cosa y se limitaron a elaborar unos informes siguiendo criteriosde partido. Just habló de deficiencias de los mandos militares Villalba y Asensio. Uribefue más lejos y apuntó sospechas de traición. Por su parte, García Oliver se limitó aexplicar que "mal podía hablarse de deficiencias y traiciones de los mandos militares si,en realidad no existía frente establecido en Málaga, donde una fuerza desorganizada ymal armada de unos quince mil hombres tenía que cubrir un frente de doscientoskilómetros contra cincuenta mil combatientes enemigos con apoyo de aviones, artilleríay tanques italianos".175Más duro fue García Oliver a la hora de enjuiciar elcomportamiento del responsable del Comité Regional de la CNT, Rafael Peña, queacabó expulsado.Aunque se hizo esperar, finalmente se produjo la reacción militar del bandorepublicano. Los miembros de la XII Brigada Internacional, mandada por Luigi Longo,Gallo, contribuyeron a restablecer la línea del frente y a levantar la moral de unapoblación aterrorizada que pensaba que, deshecha la resistencia en la costa de Granada,los franquistas podrían continuar triunfalmente hasta Almería. Los brigadistas instalaronsu estado mayor en Aguadulce y el 18 de febrero partieron hacia el frente de Granada.176"Tranquilícense los rojos"Los italianos consideraron la toma de Málaga como una victoria propia, lo quegeneró más de un problema con el cuartel general de Franco. Frente a la prudenteestrategia del caudillo, el duce y su jefe de estado mayor, Alberto Pariani, diseñaron unplan para que las tropas italianas barrieran Almería y se dirigieran después haciaValencia a través de Murcia y Alicante. Sin embargo el general Roatta se vio obligado afrenar el entusiasmo de Mussolini y le hizo ver que las operaciones de Franco en el172GARCÍA OLIVER, J., op cit, p 536.173RAMÍREZ NAVARRO, A. "Almería no existe. El bombardeo alemán de 1937 y el fracaso de launidad proletaria". Hespérides, nº 14, abril 2012, pp 33-37.174"Resumen de los bombardeos sufridos por la ciudad de Almería y daños y víctimas producidos".Archivo Municipal de Almería.175Ibídem.176LONGO, L., Las Brigadas Internacionales, México, 1969, p 170.
  • 138. La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto”[Seleccionar fecha]145centro peninsular podían ser más decisivas que ese improbable avance hastaValencia.177También el propio Queipo de Llano era partidario de continuar hasta Almería,aunque sus diferencias con Franco le obligaran finalmente a detener la ofensiva. Con supeculiar estilo radiofónico, él mismo lanzó a las ondas un presunto mensajetranquilizador para la población almeriense. "En vista de que el gobierno marxista temeque yo siga la ofensiva en dirección a Almería, yo le aseguro que puede estar tranquilo.No pienso atacar Almería. Hablo perfectamente. No teman, insisto en que por ahora, nopienso atacar Almería. Tranquilícense los rojos".178Al parecer, la rivalidad con Franco,celoso del poder que Queipo estaba acumulando en el sur, habría influido en que elconquistador de Málaga se limitase a intentar establecer la línea del frente desdeÓrgiva hasta la carretera de Motril a Almería pasando por Albuñol. Ese objetivotampoco pudo ser cumplido porque la columna que avanzó hasta Motril fue desplazadahacia Jaén para participar en nuevas operaciones militares.179El nuevo frente, entreMotril y Calahonda, apenas se movería hasta el final de la guerra.Para serenar a la ciudadanía ante un posible avance franquista sobre Almería,Morón publicó un bando en el que aseguraba que la situación había sido controlada porel Ejército republicano en Motril. "A estas horas contamos ya con fuerzas y con mediospara cortar en seco el avance del enemigo que sólo ha sido posible debido a la falta deserenidad de los ciudadanos. ¡Pase lo que pase de momento tengan todos la evidencia deque aquí ha terminado toda vacilación!"180Morón ordenó que los huidos entregaran las armas a los agentes de la autoridadpero para conseguirlo tuvo que recurrir a la ayuda de la marinería del Jaime I, delcrucero Cervantes y de las Brigadas Internacionales. El 12 de febrero publicó otrobando en el que daba dos horas para que fuesen entregadas todas las armas largas deindividuos que no las estuviesen utilizando en el frente. El bando contaba con las firmasde apoyo de todas las organizaciones políticas incluidas las de José Sánchez Rovira dela CNT y José Pérez Burgos de la FAI.181El gobernador intentó aprovechar la ocasiónpara que el ministro de Gobernación, el también socialista Galarza, tomara las medidasoportunas que llevaran a una recuperación real del poder por parte del Gobierno, frentea la actuación indisciplinada de las milicias anarquistas. Galarza ignoró la propuesta yMorón presentó la dimisión, que no le fue aceptada.182Si graves fueron los problemas de orden público, no lo fueron menos los quegeneró la demanda de alimentos. La situación de desabastecimiento de Almería ante laavalancha humana llegó a ser de tal magnitud que el Gobierno pidió a los valencianosque renunciaran a comer pan durante tres días para poder enviarlo a los refugiadosmalagueños.183Según los datos presentados por José Morante ante el Primer Congreso de laSolidaridad, celebrado en marzo de 1938 por el Socorro Rojo Internacional, más de177PRESTON, P., op cit, p 275.178NADAL, A., op cit, Málaga 2005, p 380.179Carta de Queipo de Llano al coronel Faldella. Citado en QUEVEDO y QUEIPO DE LLANO, A.,Queipo de Llano. Gloria e infortunio de un general, Barcelona, 2001, pp 414-416.180Adelante, 11-2-1937.181Adelante, 12-2-1937.182MORÓN, G. Política de ayer y política de mañana. Los socialistas ante el problema español, México,1942, p 77.183BORKENAU, F., op cit, p 240.
  • 139. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]14660.000 huidos de Málaga pasaron por Almería. Es decir, el número de refugiadossuperó al de habitantes de la ciudad, situado en torno a los 50.000 durante la guerra.Unos 200 vehículos y unos 25 trenes fueron empleados para redistribuir a la poblaciónmalagueña por distintas localidades de la costa mediterránea. Con cierto triunfalismocon el que parecía querer olvidar que estaba hablando de una auténtica tragedia para laRepública, Morante señalaba que "en ocho días la ciudad había recobrado su aspectohabitual. Tan sólo quedaban en nuestra ciudad y diseminados por la provincia, unosocho o diez mil malagueños, que, por su propia voluntad, no quisieron marchar a lospuntos a donde el Gobierno les había destinado".184La toma de Málaga por los franquistas tuvo incluso consecuencias en laformación de los consejos locales en Almería. Según un informe del PCE lareorganización estuvo estrechamente vinculada a los problemas que se produjeron conlas organizaciones anarquistas tras el desastre militar. En ese momento había numerososrepresentantes anarquistas en los ayuntamientos que, en algunos casos, "actuaban encontra de los intereses de los pueblos respectivos, protegían a elementos de la quintacolumna, hacían requisas ilegales, se incautaban de establecimientos y pequeñasempresas, erigiéndose en cantones independientes y desorganizando en fin unaretaguardia muy próxima a un importante frente de guerra".185Morón, de acuerdo con elFrente Popular, y siempre según la versión de los comunistas, destituyó a numerososalcaldes y concejales de la CNT y de la FAI "por evidentes inmoralidades cometidas".Pero el enfrentamiento entre comunistas y anarquistas llegó a su puntoculminante con el caso Maroto. El líder anarquista granadino Francisco Maroto sehabía opuesto al intento del coronel Salafranca de recomponer los restos de las unidadesde Almería y Guadix y encuadrarlos en brigadas mixtas.186Maroto abandonó el sectorde Guadix sin la previa autorización de sus jefes militares, aunque según Amoróscontaba con el permiso del jefe del subsector de Guadix, coronel Arellano,187y seplantó en Almería. El comité regional de la CNT organizó el 18 de febrero un mitin enel teatro Cervantes en el que los anarquistas, entre otras cosas, acordaron la destituciónde Morón "por su nefasta actuación frente a los refugiados de Málaga y organizacionesobreras, y por fomentar el enfrentamiento entre milicianos y demás fuerzasantifascistas".188Según el diario anarquista Emancipación, Maroto intervino con undiscurso "recio y claro" en el que puso de manifiesto la cobardía de los militaresresponsables de la caída de Málaga. Después y acompañado únicamente por su escoltapersonal, fue al palacio episcopal, donde se había instalado el gobierno civil, a llevar lasconclusiones del acto y se enzarzó en una discusión con Morón.189Según la versión delhistoriador anarquista Peirats, el "taimado moscovita" Morón acusó a Maroto decomplicidad con el enemigo basándose en las presuntas incursiones que el líderlibertario habría realizado por terreno enemigo, incluida la ciudad de Granada.190Morón, lejos de ser destituido, dio orden a la guardia de asalto para quedetuviera al jefe miliciano por considerar que le había faltado al respeto y le habíaamenazado. Benito Vizcaíno, dirigente socialista que había sido el hombre fuerte delComité Central Antifascista y ejercía en ese momento de secretario del gobernador civil184Intervención de José Morante ante el Primer Congreso Popular de la Solidaridad. doc cit.185AHPCE. Tesis, manuscritos y memorias, 44/2.186RUIZ MANJÓN, O., op cit, p 453.187AMORÓS, M., Maroto el héroe. Una biografía del anarquismo andaluz, Barcelona, 2011, p 137.188Informe del Comité Regional de la CNT, 1-3-1937, citado en AMORÓS, M., op cit, p 128.189Emancipación, 16-11-1937.190PEIRATS, J., Los Anarquistas en la Guerra Civil Española, Madrid, 1976, pp 214-215.
  • 140. La desbandada de Málaga y el “Caso Maroto”[Seleccionar fecha]147estuvo presente durante la discusión. Asegura que Maroto, al que denomina "fieracargada de pistolas", tomó con sus milicianos la plaza de la catedral. La situaciónadquirió tal gravedad que Vizcaíno fue a pedir ayuda a los marineros del Jaime I paraque detuvieran a los anarquistas.191El informe de los comunistas sobre el caso Marotose asemeja al relato de Vizcaíno pero carga aún más las tintas contra el líder anarquista,al que acusa de "ocupar militarmente Almería" y de emplazar ametralladoras en lasinmediaciones de las sedes del Gobierno Civil, el Partido Comunista y el FrentePopular. El informe incluso reproduce "poco más o menos", el discurso de Maroto en elteatro Cervantes: "Vertemos nuestra sangre en el frente y, mientras tanto, unos tales ycuales disfrutan de los cargos en la retaguardia y desplazan a los verdaderosrevolucionarios de los sitios en los que los puso el pueblo. Ahora mismo voy alGobierno Civil a decirle en la cara al gobernador que es un hijo de p..."192Broué y Témine afirman que la detención de Maroto fue como acercar el fuego ala pólvora.193Tras ser conducido al Jaime I, el dirigente anarquista fue llevado a uncalabozo del cuartel de ametralladoras. A pesar del encierro, no perdía el tiempo yseguía planeando la destitución de Morón. "Aquí en Almería estamos haciendo loposible por tirar al gobernador, que es un canalla, a la calle, y que este puesto lo ocupeMargalef, el cual ya sabe todo, pues aquí pasamos largo rato él y otros compañeros de laLocal mirando cómo organizamos esto, pues esta plaza está perdida por falta de genteque sepa lo que lleva entre manos".194El líder anarquista no consiguió su objetivo.Morón siguió ocupando el puesto de gobernador y solo sería sustituido en julio de 1937,tras ser ascendido a director general de Seguridad, por el comunista Vicente Talens.195La plaza "perdida" fue territorio leal hasta el final de la guerra mientras que JoséMargalef contaba en su currículum con el reciente abandono de Málaga. Aunquecomunistas y anarquistas se culparon mutuamente, la precipitada evacuación fue una delas pocas cosas en las que estuvieron de acuerdo y así lo dejaron por escrito susrepresentantes Bolívar, Lara y Margalef.Durante los meses que Maroto pasó encarcelado Emancipación convirtió lapetición de libertad en uno de sus temas recurrentes. Los anarquistas recuerdan quefacciosos y quintacolumnistas campan a sus anchas en el bando republicano mientras sepretende condenar a un verdadero héroe antifascista, al Durruti andaluz. A medida quese acerca la fecha del juicio, Emancipación redobla su campaña y dedica infinidad deartículos a elogiar la figura de Maroto, entre los que no se ocultan veladas amenazassobre las repercusiones que tendría para el Frente Popular una hipotética condena dellíder anarquista.El Tribunal Supremo decidió que el sumario pasase de la jurisdicción militar a laordinaria y el Tribunal Popular Especial de Almería, competente en delitos de sedición,que era de lo que se acusaba a Maroto, dictó su libertad provisional el primero demayo.196Pero unos meses después, en octubre, el caso volvió a la justicia militar yMaroto dio de nuevo con sus huesos en la cárcel. En esta ocasión fue encerrado enÚbeda a la espera de que se produjera el juicio.191Entrevista inédita de Rafael Quirosa-Cheyrouze a Benito Vizcaíno Vita, 1989.192AHPCE. Tesis, manuscritos y memorias, 44/2.193BROUE, P. y TEMINE, E., La Révolution et la guerre dEspagne, París, 1961, p 40.194Carta de Maroto al Comité Nacional de la CNT, 20-3-1937. AMORÓS, M., op cit, p 141.195RAMÍREZ NAVARRO, A., La fuerza de los débiles. Vida prisiones y muerte de Vicente Talens Inglá(1892-1940), Almería, 2012, pp 69-71.196AMORÓS, M., op cit, pp 180-181.
  • 141. A. Ramírez Navarro[Seleccionar fecha]148Maroto fue juzgado por el Tribunal Permanente del Ejército de Andalucía ycondenado a muerte. La noticia causó tal impacto que incluso Diario de Almería,órgano oficial de los comunistas, pidió el indulto para el líder anarquista de acuerdo conla decisión del Frente Popular en la provincia. "No le vemos, teniendo en cuenta susluchas de otros tiempos, causa para que se confirme la pena".197Aunque con ciertatibieza, -no se discute la actuación que ha motivado la condena sino que se presentacomo atenuante la lucha que con sus anarquistas desarrolló Maroto al comienzo de laguerra- el órgano comunista pide la revisión del caso. El periódico debió de resultar tanpoco convincente en su petición que tres días después se vio obligado a asegurar: "ElPartido Comunista propuso al Frente Popular la petición de indulto y revisión delproceso Maroto, que el Frente popular aprobó".198Finalmente el juicio fue anulado yMaroto salió en libertad en mayo de 1938 pero el caso puso de manifiesto que la unidadde criterio entre todas las fuerzas del Frente Popular, tanto en la retaguardia como en losfrentes, estaba lejos de lograrse.Gabriel Morón consiguió exiliarse en México y acabó ingresando en el PCE.Maroto compartió destino con el sucesor comunista de Morón, Vicente Talens, quehabía sido anarquista en su juventud, aunque no es probable que llegaran a conocerse.Ambos fueron detenidos en Alicante y encarcelados después en el Reformatorio deAdultos. Ambos fueron salvajemente torturados y fusilados en el verano de 1940 apesar de que llegaron al paredón casi moribundos. Los franquistas no hicierondemasiados distingos entre la ideología de uno y otro.197Diario de Almería, 13-1-1938.198Diario de Almería, 16-1-1938.
  • 142. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 149 a 166149NOTAS GEOGRÁFICO-HISTÓRICAS DE GUARROMÁNManuel de Sancha BlancoSevillaINTRODUCCIÓNLa celebración del XXI Congreso de Profesores-investigadores de Geografía eHistoria, cuyo tema es El Reino de Jaén, me ha permitido realizar la presentecomunicación con la finalidad de contribuir a un mejor conocimiento de Guarromán, enparticular, y de la provincia giennense, en general. Debo destacar que ha sido unasatisfacción investigar sobre Guarromán, una localidad para mí poco conocida, a pesarde haber trabajado tantos años con mis alumnos la repoblación de Sierra Morena, yencontrarse en la autovía Madrid-Sevilla, paso obligado para la mayoría de losandaluces cuando nos trasladamos a tierras peninsulares allende Despeñaperros oregresamos desde ellas a nuestro solar. Para conseguir la finalidad que me he propuesto,he consultado fuentes documentales, bibliográficas, Anuarios y Reseñas estadísticas,tanto del Instituto Nacional de Estadística como del Instituto de Estadística deAndalucía, publicaciones en línea y he recabado información de la Consejería deAgricultura y Pesca de la Junta de Andalucía y del propio Ayuntamiento de Guarromán.VOLVER AL ÍNDICE
  • 143. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]150En el norte de la provincia de Jaén, en las estribaciones meridionales del sectororiental o alcudiano de Sierra Morena, antesala de Andalucía cuando se viene desde laMeseta, se halla situada la villa de Guaromán, una de la Nuevas Poblaciones creadasbajo la dirección del ilustrado Intendente de Andalucía Pablo de Olavide durante elreinado de Carlos III. Sus tierras están surcadas por ríos tributarios del Guadalquivir,entre los que se encuentran el Rumblar y el Guadiel y, por tanto, pertenecen a la cuencadel gran río andaluz. Gran parte de su término municipal, que se acerca al centenar dekilómetros cuadrados, es una altiplanicie formada por materiales sedimentariossalpicados de isleos graníticos-cercado por todos los lados de hermosos y eminentescerros, parafraseando a Miñano, 1826: T. IV: 51-, y su vegetación más característica esel bosque perennifolio formado por encinas (quercus ílex) y otras especies derepoblación, acompañadas de arbustos leñosos. De clima mediterráneo continentalizado,sus precipitaciones son más bien escasas y sus temperaturas muestran una acusadaoscilación anual, por lo que es frecuente que las absolutas ronden los 40º en verano yhaya heladas en invierno El emplazamiento de la población, en el interfluvio Guadiel-Rumblar, viene marcado por las siguientes coordenadas: 38º 11‟ N y 3º 41‟ O. Y por sustierras pasaron los cartagineses, los romanos, produciéndose enfrentamientos entreellos, pues no muy lejos se dio la batalla de Baecula; los visigodos y los árabes, dejandorestos arqueológicos muy interesantes.1. CREACIÓN DE GUARROMÁNDurante la Edad Media, era habitual que las tierras conquistadas a losmusulmanes fueran repobladas, a fin de afianzar su dominio, pues es de comúnconocimiento que si importante fue la reconquista, mucho mayor lo fue la repoblación.Pero mientras las vegas y zonas ricas y fértiles acogían una población numerosa, lasásperas zonas serranas quedaban, prácticamente, abandonadas. Este fue el motivo por elBaeza solicita al rey Enrique IV crear una población de 50 vecinos donde se celebró lacélebre batalla de las Navas de Tolosa, a fin de que diera seguridad a esos lugares(Batalla-Martínez, 1996:1) Esta vieja idea de repoblar las zonas despobladas en laheterogénea geografía de España vuelve a tomar auge en el siglo XVII, tras la epidemiade peste de 1599-1603, que había ocasionado medio millón de muertos (Palacio Atard,1989: 14), si bien cabe recordar que ya en el reinado de Carlos V también se dio estefenómeno y fruto de él fue la creación de Benamejí (MORÁN, 1985: 22).En el siglo XVIII nuevamente surge el tema de la repoblación interior en España,algo no insólito, pues se estaba llevando a cabo en otros países europeos debido a lasdoctrinas poblacionistas de la época y también porque para que un país estuviera en elranking de las grandes potencias, debía de contar con una población abundante, que leposibilitara tener un gran ejército. Será durante el reinado de Carlos III cuando seefectúe la repoblación de Sierra Morena y otras áreas de Andalucía, dentro de lasreformas que se llevaron a cabo, que hoy denominaríamos política de desarrollo.(Palacio Atard, 1989: 15). Su finalidad era incrementar la riqueza del país en todos lossectores, base imprescindible del estado poderoso, sin excluir un mayor bienestar paraun número importante de ciudadanos y hasta una mayor seguridad para el tránsito porlos caminos de las tierras hasta entonces deshabitadas –acabar con el bandolerismo nocon medios represivos, en palabras de Caro Baroja (cfr. ibídem)-, que contribuiría a
  • 144. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]151fomentar el comercio, para lo cual era una vía de relevante importancia la carretera realde Andalucía (Madoz, 1847, T.IX: 57), cordón umbilical de la Corte con el puertogaditano, centro receptor de las riquezas de Indias desde 1717. Se trataba, pues, de crearuna sociedad campesina ideal, no trabada por un legado histórico, sino concebida a laluz de la razón. La situación era difícil y mucho más cuando se trataba de modificar unasituación tan arraigada como la del campo andaluz.Para Palacio Atard, la empresa presentaba una triple originalidad: originalidad altratarse de tierras vírgenes hasta entonces de cultivos; originalidad de las gentes traídaspara poblarlas, al ser extrañas al país y a sus costumbres, y originalidad de las leyeselaboradas para el caso, según un nuevo Fuero de Población, que establecerán unrégimen jurídico especial en la demarcación de las colonias (p. 15).El 2 de abril de 1767, coincidente con la expulsión de los jesuitas, se firmó elcontrato con el aventurero bávaro Johan Kaspar de Thurriegel, mediante el cual éste secomprometía a introducir 6.000 agricultores y artesanos de oficios útiles de procedenciaalemana, flamenca, suiza e italiana. De ellos 1.000 habrán de ser de edadescomprendidas entre cuarenta y sesenta y cinco años; 3.000, de dieciséis a cuarenta;1.000 de siete a dieciséis y otros 1.000, de hasta siete años. Por su trabajo Thurriegelrecibiría una compensación de 326 reales por cada uno de extranjeros que trajese(Tyrakoswski, 1985: 91). Anteriormente, ya desde tiempos de Felipe III, se habíaintentado la traída de extranjeros que vinieran a subsanar las pérdidas sufridas en lapoblación española por diversas causas (ibidem: 95-96), pero no se llevará acabo hastael reinado de Carlos III. Según el autor últimamente citado, era práctica común despuésde la Guerra de Sucesión de Austria (1740-48) que campesinos de Baviera, Lotaringia,Alsacia, Suabia y Suiza emigraran a Pomerania, Rusia e, incluso, a América (p. 96).Una vez firmado el contrato con el gobierno, Thurriegel, hombre de grandes dotespersuasorias, pero con un sentido ético más que reprochable, elaboró folletos escritos enfrancés y alemán a fin de atraerse a los posibles emigrantes y, posteriormente, llegó a unacuerdo con la casa de comercio Thibal de Montpellier para el traslado de los colonos aEspaña (Tyrakowski, 1985: 96-102).El gobierno se preocupó de regular con minuciosidad todo lo relativo alasentamiento de los colonos y a la creación de las Nuevas Poblaciones. En efecto, laReal Cédula de su Magestad y señores de su Consejo de 5 de julio de 1767 recoge elFuero de la Nuevas Poblaciones de Sierra Morena, un proyecto ilustrado elaborado porCampomanes y encomendado a Olavide. Contemplaba la extensión de tierras que habíaque entregar a cada colono, el número de casas de cada localidad, la distancia entreellas, etc. He aquí algunas de las 79 disposiciones de la Real Cédula:V. El primer cuidado del Superintendente de dichas poblaciones debe estar en elegir lossitios en que se han de establecer y en que sean sanos, bien ventilados, sin aguasestadizas que ocasionen intemperies
  • 145. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]152VI. Cada Población podrá ser de quince, veinte o treinta casas a lo más, dándoles laextensión conveniente.VIII. A cada poblador se le dará en lo que llaman navas, o campos, cincuenta fanegasde tierras de labor, por dotación y repartimiento suyo.IX. En los collados y laderas, se les repartirá, además, algún terreno para plantío deárboles y viñas, y les quedará libertad en los valles y montes para aprovechar lospastos con sus vacas, ovejas y puercos, y lo mismo la leña para usos necesarios.XIII. La distancia de un pueblo a otro debía ser de componente como cuarto o mediocuarto de legua, poco más o menos.XIV. Cada tres o cuatro Poblaciones, o cinco si la situación lo pide, formarán unaFeligresía o Concejo.XVIII. La elección de Párroco por ahora ha de ser del idioma de los nuevosPobladores.XXVIII. Podrá el Superintendente promover casamientos de los nuevos Pobladores conespañoles (…) para incorporarles más fácilmente en el cuerpo de la naciónXXXII. Cuidará mucho el Superintendente (…) de que las Nuevas Poblaciones esténsobre los Caminos Reales o inmediatas a ellos (…) por la utilidad de que esténacompañadas y sirvan de abrigo contra malhechores o salteadores públicos.XLI. Se deberá también distribuir a cada familia dos vacas, cinco ovejas, cinco cabras,cinco gallinas, un gallo y una puerca de parir.XLII. Se le surtirá de grano y legumbres en el primer año, para su subsistencia ysementera.LVI. Aunque por éstas se conceden seis años de exención de tributos, a los extranjerosque se introducen en estos reinos, S.M. amplía este término al de diez años.Por lo que acabo de exponer, se puede decir que la Real Cédula no deja nada sinregular y tenía un fuerte contenido socioeconómico, cuyo objetivo fundamental era,además de fomentar la riqueza de una zona con grandes posibilidades y poblar unastierras, prácticamente, desiertas, conseguir la formación de una relativamenteimportante clase media rural y, al mismo tiempo, evitar una organización desordenadaen la ocupación del territorio que se iba a colonizar, o sea, se trataba de un proyectoconcebido a la luz de la Razón. A su vez, se pretendía que sirviera de modelo, y así loexpresa Olavide en el informe que envía al ministro Múzquiz en diciembre de 1775,poco antes de cesar en el mandato: yo me había figurado dar en las Colonias un modelode aplicación a todos los pueblos de España y en especial a los de Andalucía (PalacioAtard, 1989: 16). No obstante, hay que señalar que, pese a lo regulado que estaba todopara que fuera un auténtico paradigma de colonización, la distancia entre las localidadesno se cumplió, al superarse dos y, a veces, tres kilómetros, y tampoco que todasestuvieran en el Camino Real (Tyrakowski, 1985: 81).La colonia de Guarromán se creó en el Camino Real, en el lugar que ocupaba laantigua Venta de Guarromán. Olavide le dio el nombre de Muzquita, en honor deMiguel Múzquiz, a la sazón Secretario de Estado y Despacho Universal de Hacienda, sibien poco después recibirá la denominación de Real Población del Sitio de Guarromán.
  • 146. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]153El nombre es de origen árabe y significa río del granado (Asín Palacios, 1944: 111).En un principio, conforme a lo contemplado en el Fuero su feligresía contaba con tresaldeas: Arellano, Martín Malo y Los Ríos, y el número de casas se ajustaba a loordenado. Por su parte, Tyrakowski afirma que las poblaciones en la zona deGuarromán y Carboneros forman una densa red de asentamientos, cuyas mallas tienenla forma de un hexágono alargado (p. 81). Fue entonces cuando se construyeron susactuales edificios más singulares: la iglesia de la Concepción, con su esbelta espadaña,de estilo neoclásico, y el Pósito de Labradores.En sus primeros años, los colonos de origen germánico dominaban en lapoblación de Guarromán. Su casco urbano estaba habitado por 35 familias, de las que23 eran españolas y entre éstas se hallaban los funcionarios. La población dispersa ensus cuatro departamentos (equivalentes a los actuales polígonos) proporcionaba unporcentaje alto de extranjeros (en conjunto el 64 %). Precisamente en el departamento1º tenía su explotación Jacobo Reling y en el 3º, Nicolás Jelsh, alentadores de la defensade lo germánico en la localidad (Coronas Tejada, 1985: 117). Actualmente, segúninformación facilita por el Ayuntamiento aún existen guarromanenes con apellido dealemán, tales como Ahufinger, Basmer, Teclesmayer, etc.Según Coronas Tejada (1985: 126), que investigó en los archivos parroquiales, en1779 la población de Guarromán ascendía a 715 individuos y su distribución, según elorigen, aparece en la tabla siguiente:Tabla 1. Distribución de la población en 1779, según el origenOrigen Familias IndividuosFrecuencia % Frecuencia %Español 68 42,5 299 41,80Extranjero 92 57,5 416 58,20Total 160 100 715 100Fuente: Coronas Tejada. Elaboración propia.Poco después de su fundación fueron llegando españoles y el panoramapoblacional comenzó a cambiar, la proporción de extranjeros disminuía y hasta segeneró fuertes tensiones entre los dos grupos de colonos. Entre los de origen germánicose desarrolló una actitud de resistencia a la hispanización, y sus líderes fueron los yacitaos Reling y Jelsh. En 1780, según la investigación de Coronas Tejada (1985: 126),había 387 habitantes de procedencia extranjera, de los cuales 174 (44,96 %) necesitabanun cura para el cumplimiento pascual, muestra inequívoca de que, habiendo transcurrido13 años desde su llegada y pese a ser católicos, aún no se había producido su totalintegración con los españoles.Los informes de 1778, 1780 y 1781 hablan de prosperidad en las Colonias, si bienunos años después González Carvajal, sucesor de Olavide al frente de la Intendencia,
  • 147. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]154pide la supresión del Fuero, y el Fiscal de la Cancillería de Granada propone que seuniformen las Colonias en su administración con el resto de las provincias (CamachoRodríguez, 1985: 161). No se puede olvidar que estamos en la crisis del AntiguoRégimen y hay voces que piden, entre otras cosas, igualdad jurídica para todas laslocalidades.Tras la invasión francesa, José Bonaparte nombra Justicias y organizaAyuntamientos en las Colonias y, especialmente, nombra Jefes de Armas en LaCarolina y La Carlota. Después de producirse la batalla de Arapiles (22 de julio de1812), que supuso el declive total del gobierno intruso, las Cortes de Cádiz acuerdanombrar un Subdelegado para las Nuevas Poblaciones, dándole instrucciones para queorganizara Ayuntamientos en ellas. El Reino de Jaén, surgido en el siglo XIII yconformado por los Reyes Católicos, tras las conquista de Granada, se convierte enprovincia con 9 partidos judiciales, para el establecimiento de los Juzgados de PrimeraInstancia. Guarromán, que entonces -1813- contaba con 136 vecinos, quedaba en lademarcación del Partido Judicial de La Carolina (López Cordero, 2003: 311)Las colonias piden respeto al Fuero y se oponen a la formación de Ayuntamientosconstitucionales (Ibidem). El problema quedará resuelto cuando regrese Fernando VII,pues, tras abolir todo lo aprobado en Cádiz, decide nombrar un Intendente y con ello sevuelve a la situación primitiva.2. ORÍGENES DEL MUNICIPIO DE GUARROMÁNComo ha quedado expuesto, con la decisión del monarca, durante el sexenioabsolutista las Colonias estuvieron bajo la autoridad del Intendente, conforme a locontemplado en el Fuero de 1767. Pero con el triunfo del pronunciamiento de Riego,hay propuestas de cambio en este tema. En efecto, en la sesión de 11 de julio de 1820 delas primeras Cortes del Trienio, se lee la Memoria sobre el estado de los negociosconcernientes a la Secretaría del Despacho de la Gobernación de la Península, y en ella,entre otras cosas, se expone la división conveniente del territorio español que se mandahacer en el artículo 11 de la Constitución. De momento, no se decide nada, se tendráque esperar a la sesión de las Cortes de 14 de enero de 1822 para que se apruebedefinitivamente el Decreto de la división provincial, promulgado el día 27 del mismomes (López Cordero, 1985: 55-56), y con ella las colonias pasarían al fuero común. Ladivisión provincial contemplada era bastante similar a la actual, y en el Decreto seordena restaurar las Diputaciones, a las que se les confía estudiar y proponer la divisiónde sus respectivas provincias en partidos judiciales (Martínez Díez, 2003: 8). El deseode una nueva división político-administrativa se truncará cuando regrese de nuevo elabsolutismo, pues el 1 de octubre de 1823, apenas recuperada la plenitud de su poder,Fernando VII suscribía el Decreto que declaraba nulo y de ningún valor todos los actosdel Gobierno llamado constitucional (cfr. López Cordero, 2003: 67).Nuevamente habrá que esperar la llegada del gobierno formado tras la muerte deFernando VII para que se resolviera definitivamente el tema de la división provincial deEspaña. Efectivamente, siendo ministro de Fomento el motrileño Javier de Burgos,
  • 148. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]155antiguo afrancesado, por Decreto de 30 de noviembre de 1833 quedaba dividido elEstado en 49 provincias. En su artículo 2 se dice:La Andalucía, que comprende los reinos de Córdoba, Granada, Jaén y Sevilla, se divideen las ocho provincias siguientes: Córdoba, Jaén, Granada, Almería, Sevilla, Cádiz yHuelva. (Gaceta de Madrid de 3-XII-1833)Por tanto, el Decreto antedicho es el acta de nacimiento de la división provincialespañola. Nace, pues, la provincia de Jaén, contando con un territorio poco diferente enextensión al del antiguo Reino. Unos meses después, por el Decreto de 21 de abril de1834, quedaban establecidos los Partidos Judiciales en que subdividen las provincias,Guarromán pertenece al de La Carolina y cuenta ya con cuatro aldeas: Arellano, Líneade Baños, Los Ríos y Martín-Malo. De esta manera las Nuevas Poblacionesdesaparecen definitivamente como provincia –algunos historiadores la mencionan comola quinta provincia de Andalucía en el Antiguo Régimen-, aunque el Decreto desupresión tarde todavía un par de años. En efecto, a petición del Estamento deProcuradores, se promulga el Real Decreto de 5 de marzo de 1835, nivelando estaslocalidades con las demás de la monarquía (Camacho, 1985: 163). Su artículo 1º diceasí:Queda abolido el fuero de población mandado observar por Real Cédula de 5 de juliode 1767 y suprimidas en su consecuencia la Intendencia de Almuradiel, laSubdelegación de La Carlota, así como todos los demás empleos y Juzgadosestablecidos en aquella y posteriores disposiciones para la administración y régimenespecial de dichas colonias (cfr. López Cordero, 2003: 79).Como apunta Chamocho, tanto más urgente y necesaria que la división provincial delterritorio era la organización de los municipios y sus términos y, tras algunos intentosfallidos, se abordará definitivamente por el Real Decreto de 23 de julio de 1835. Setuvieron que solucionar algunos problemas, tales como los suscitados por los lugares dela Intendencia de las Nuevas Poblaciones, a fin de adaptar su régimen especial al comúndel resto de los ayuntamientos (p. 35). Y así nació el Ayuntamiento de Guarromán.3. LA POBLACIÓN DE GUARROMÁNAntes de desarrollar el contenido de este apartado, quiero señalar que en España elmodelo demográfico antiguo perdurará hasta bien entrado el siglo XX, cuando unimportante número de países de nuestro entorno europeo estaban desde hacía bastantetiempo en la etapa de la transición demográfica. El aumento demográfico que hubo en elsiglo XVIII no continuó al mismo ritmo en XIX debido, entre otras causas, a lasepidemias de 1833-35, 1853-56, 1865 y 1885, a las periódicas crisis de subsistencia,como las de 1847, 1856-57, 1868, 1882 y 1887, y a los sucesos bélicos, destacando laGuerra de la Independencia. Como consecuencia, tanto la tasa de natalidad como la demortalidad presentaban unos valores altos y el crecimiento era más bien bajo.Como ya quedó expuesto en la tabla 1, en 1779, unos años después de su creación,la población de Guarromán estaba formada por 160 familias con 715 individuos(Coronas Tejada, 1985: 126). Posteriormente el número de habitantes descendió, pues,según Chamocho, en 1787 era 594 (2003: 321), equivalente al 0,35 % de la que se leasigna al entonces Reino de Jaén en el censo de Floridablanca. Desconozco la causa deldescenso, cifrado en un 16,92 %, cando lo más lógico es que aumentase. También hay
  • 149. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]156que indicar que posteriormente la población sigue disminuyendo, puesto que, según elautor últimamente citado (p. 311), en 1813 el número de vecinos era 136 y, por tanto,respecto a 1779 se había producido un descenso del 25 %. Sospecho que la Guerra de laIndependencia fuera un factor importante para que la población no creciera y presentaradichos valores, aparte de que aún no tenemos datos estadísticos muy fiables y las cifrasque se pueden utilizar no sean totalmente exactas. En los últimos años del reinado deFernando VII hay una notable recuperación demográfica, pues los desastres de la guerrase van superando y los vecinos son ya 209, que comprenden 787 almas (Ibídem: 313),una población muy similar a la registrada en un primer momento. Sin embargo, Miñano(1826, T. IV: 51) dice que hay 222 vecinos y 948 habitantes. En las décadas siguientesel comportamiento de la población es irregular, pues en 1836, recién formado elmunicipio, son 736 los habitantes y cuatro años después, 694. En este año-1840- lapoblación total de la provincia es de 235.312 habitantes (López Cordero, 1992: 26) y,por tanto, los guarromanenses son ahora el 0,29 % del total provincial. Será en los añoscuarenta cuando se produzca un aumento demográfico considerable, al alcanzarse en1851 una cifra de 826 habitantes (Chamocho, 2003: 325), lo que representa un aumentodel 19,02 % respecto a 1840.A partir de 1857, la información que voy a utilizar es mucho más fiable, pues es lafacilitada por el Instituto Nacional de Estadística, y como es bien conocido en 1857 serealiza el primer censo oficial en España. En este último año, la población alcanza lacifra de 1.507 habitantes y cuatro años después, 1.629. Por consiguiente, respecto a1851, la población ha experimentado un crecimiento del 97,21 %, superior al registradoen el partido judicial de La Carolina, que fue del 77,83 % (López Cordero, 1992: 27-28). Este aumento tan espectacular se debe más que al movimiento natural a lainmigración, puesto que las minas de galena argentífera de la zona se están explotando aun buen ritmo al amparo de la Ley de Minas de 1849, y van llegando trabajadoresprocedentes de las limítrofes provincias de Granada (mangurrinos) y Almería (tarantos).La sociedad isabelina sigue siendo claramente campesina, aunque probablemente, comoafirma Palacio Atard para España en general, surgen con carácter local algunos brotesde la sociedad industrial (cfr. López Cordero, 1992: 27).La población sigue creciendo a un ritmo bastante elevado, debido al número deinmigrantes llegados recientemente. En 1877 son ya 2.494 los habitantes y no es difícilsuponer que esa sea la causa de que la población de hecho, que, como sabemos, es lapresente cuando se realiza el censo, sea 3.698 y la de derecho notablemente inferior. Ycuando finaliza el siglo -1900- 3,281, cuando la provincia de Jaén cuenta con 474.490habitantes y Andalucía con 3.544.769. Entre 1840 y 1900 la población provincial haaumentado en un 101,64 %, mientras que la de Guarromán casi se ha cuadruplicado,precisamente el incremento ha sido del 372,76 %. Por otra parte, en el último año de loscitados la población guarromanense representa el 0,69 de la provincial.En el primer periodo intercensal del siglo pasado la población experimenta uncrecimiento muy cuantioso, cifrado en el 19,84 %, pues los guarromnenses son ya3.932, alcanzándose la cifra más alta de toda su historia. Dicho crecimiento fue muysuperior al registrado en la provincia, que fue del 10,54 % y al de Andalucía, que lo fuedel 7,89 %. En la siguiente década la población comienza a descender, y el mismofenómeno también se da, aunque menos acentuado, en el conjunto provincial. Creo quelas causas hay que hallarlas en la crisis socioeconómica producida por la subida de losprecios como consecuencia de la Gran Guerra y en la epidemia de gripe de 1918. Como
  • 150. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]157resultado, la población de Guarromán retrocede a los valores que poseía en 1900 -3.281-y la de la provincia a 520.570. Sin embargo, la andaluza crece en un 11,31 %,situándose en 4.257.139 habitantes.En los años veinte hay un estimable crecimiento poblacional -11,49 %-, pues en1930 son 3.658 los guarromanenses. En el mismo periodo intercensal la población de laprovincia crece mucho más, es decir, un 29,54 %, pero la de Andalucía solo un 8,69 %.Sin embargo, en la década siguiente la población nuevamente desciende, el censo de1940 registra 3.276 habitantes, un 10,44 % menos, mientras que la provincial y laandaluza aumentan, a pesar de la sangría humana que supuso, entre otras nefastasconsecuencias, la Guerra Civil.La economía de Guarromán comienza a deteriorarse como consecuencia de lacrisis de la minería del plomo, pues cada vez hay que profundizar más al agotarse lascapas más superficiales y los rendimiento son más bajos, pues el mineral es de menorcalidad, además de otras causas, como la de sustituir el plomo en las tuberías por otrosmateriales. Esto motiva que se vaya abandonando alguna que otra mina. Aún todavía lapoblación no lo acusa, pues en los años cuarenta y cincuenta estamos en el boom de lanatalidad y esto se traduce en incrementos poblacionales importantes. En efecto, en1960 se alcanzan los 3.837 habitantes, un 17,12 % más que en 1940, mientras que enese mismo periodo la población de la provincia disminuye en un 1,82 %, a pesar dehaber experimentado un incremento considerable en los años cincuenta, y por ello loshabitantes de Guarromán son el 0,80 % de los de la provincia; sin embargo, la andaluzaaumenta en un 13 %. Asimismo quiero señalar que en 1950, según la Reseña Estadísticade la Provincia, correspondiente a 1956, cuando cuenta con 3.626 habitantes, elmunicipio está formado por siete entidades de población.Al igual que en otras muchas comarcas andaluzas y también del resto de España.Los años sesenta marcan el auge de emigración, tanto interior como exterior. En laprovincia de Jaén con una agricultura tradicional, que comienza a mecanizarse y aperder puestos de trabajo, una minería en franco declive y a pesar del Plan Jaén, sonmuchos los giennenses que se ven obligados a emigrar, bien a otras zonas de España,bien al extranjero. En cuanto a la emigración interior, la mayoría se traslada aBarcelona, y se dice que a mediados de los sesenta en la factoría barcelonesa de SEAT,el 60 % de los trabajadores era oriundo de la provincia de Jaén. Entre los quemarchaban al extranjero, la mayoría tenía como destino Alemania, si bien fueronmuchos los que elegían Gran Bretaña y Bélgica.Guarromán no queda al margen del fenómeno migratorio, lo cual provoca que en1965 su tasa de natalidad se situara en el 14,78 %, unos cinco puntos por debajo de laespañola, y, como consecuencia, su población cayera un 18,79 % entre 1960 y 1970,bastante más que en la provincia, que lo fue en un 10,54 %, frente a la andaluza queexperimentó un ligero crecimiento, cifrado en el 0.85 %. En la década siguiente losflujos migratorios continúan y destacan los desplazamientos dentro de nuestrasfronteras; precisamente, en 1975 de los 9.136 giennenses que emigran a otro lugar deEspaña, el 26,69 % se va a Barcelona y el 16,65 %, a Madrid. Es digno de resaltar queotro 11,37 % también cambió de residencia, pero dentro de la provincia. Para elextranjero la salida fue de 628, de los cuales 622 (90,04 %) tuvieron como destinoSuiza. La población sigue descendiendo, pero a un ritmo más suave. La crisiseconómica que se inicia en 1973 con la escalada en el precio del petróleo es el principal
  • 151. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]158motivo para que la salida se desacelere en los años siguientes y, además, son muchos losemigrantes que por el mismo motivo retornan. La pérdida de población se mantienetanto en Guarromán como en la provincia, pero no en el conjunto andaluz, y hay quesubrayar que en Andalucía, la única provincia que perdió población entre 1950 y 1991fue la de Jaén, más de 143.000, exactamente un 18,38 %. Por tanto, de verdaderasangría humana puede considerarse el fenómeno migratorio en las tierras giennenses.A partir de 1991 y hasta 2011 la población de la provincia aumenta muytímidamente, sólo un 5,17 %, pero la andaluza a un ritmo más acelerado, un 21,42 %,gracias a los inmigrantes. En los últimos años del siglo pasado, concretamente en 1995,10.803 giennenses emigran, de los cuales el 37,95 % se desplaza a otras localidades dela provincia, el 18,98 % a otras provincias andaluzas y la mayoría, el 43, 07 %, al restode España (IEA, 1997: 151). En los primeros del presente el saldo migratorio ha sidopositivo, esencialmente en Andalucía. Un ejemplo: en 2004, en la región hubo 210.668emigrantes frente a 224.577 inmigrantes y en la provincia de Jaén los valores estuvieronbastante igualados, pues emigraron 13.758 e inmigraron 13.008 (IEA, 2006: 97). Lapoblación de Guarromán presenta en 2011 unas cifras similares a 1991, si bien hay queresaltar que entre esta fecha y 2001 desciende en un 5,29 %, pero en el periodointercensal siguiente aumenta en un 4,78 %. En el último año de la serie losguarromanenses son 2.869, o sea, el 0,60 % de los habitantes de la provincia, 9/10menos que en 1900 y, por tanto, su participación en el conjunto provincial es menor.Tras este ligero análisis de la evolución de la población de Guarromán, he demanifestar que últimamente se ha producido el equilibrio entre población y recursos,produciéndose un pequeño crecimiento poblacional y, probablemente, de aquí enadelante el número de habitantes irá aumentando. Finalizo este apartado exponiendo enla tabla 2 la evolución de la población de Guarromán, la provincia de Jaén y Andalucíaen los últimos ciento once años, tomando como base la de 1900, que le doy el valor 100.Tabla 2. Evolución de la población en valores índices (1900-2011)Año Guarromán Provincia de Jaén Andalucía1900 100 100 1001910 119,84 110,54 107,891920 100 109,71 120,101930 111,49 142,12 130,531940 99,84 160,35 148,221950 110,51 164,65 159,311960 116,94 157,42 167,591970 94,97 140,83 169,011981 95,43 134,84 181,791991 88,11 134,38 195,722001 83,45 135,69 207,562011 87,44 141,33 231,50Fuente: Anuarios Estadísticos. Elaboración propia.
  • 152. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]1594. RASGOS ECONÓMICOS DE GUARROMÁNVaya por delante que no pretendo hacer un exhaustivo análisis de la economía deGuarromán, solo quiero plasmar en las líneas que siguen las ideas que sobre el tema hepodido recabar en la investigación realizada.Como ya quedó expuesto, uno de los objetivos que se pretendieron en la creaciónde las Nuevas Poblaciones de Sierra Morena fue formar una clase media rural, para locual se dotó de todo lo necesario, pero hay que manifestar que estaba prohibido lacreación de Escuelas de Gramática y Facultades Mayores (art. LXXV), sólo estabapermitido que hubiera una Escuela de Primeras Letras en cada concejo (art. LXXIV). Esdecir, se pretendía que todos fueran labradores y artesanos. Para ello a cada colono seentregaban 50 fanegas de tierra de labor, dos vacas, cinco ovejas, cinco cabras, cincogallinas, un gallo y una cerda; otro terreno para poder plantar árboles y elaprovechamiento de la leña de los montes y del pasto para el ganado; además, y en elprimer año, granos y legumbres para el sustento de su familia y para la sementera.Igualmente, se le aportaban los aperos de labranza necesarios. Para evitar queposteriormente pudieran formarse minifundios, las suertes no podían dividirse ni entreherederos porque siempre han de andar indivisas en una sola persona (art. LXI).También quedaba prohibido que un colono, mediante compra, donación o herencia,pudiera poseer más de un lote de tierras, para lo cual si alguno moría sin herederos laexplotación se devolverá a la Corona para un nuevo reparto. Es decir, se quería evitarque se formaran grandes propietarios y agricultores minifundistas. Por otra parte, a loscolonos artesanos se les proveerá de los instrumentos necesarios, para que puedan serempleados con utilidad de los establecimientos (art. XXXVIII) e, incluso, del materialde hierro y madera que fuese necesario. Es sumamente difícil dudar de que se trataba deun proyecto que perseguía potenciar la economía y el bienestar de la sociedad.Por lo expuesto en las líneas que anteceden, es obvio que, desde que se crearan lasNuevas Colonias, al igual que en las demás poblaciones, el sector agrario era elprincipal pilar de la economía de Guarromán. Miñano (1826, T. IV: 51) nos dice queproducía cereales, aceitunas y bellotas y que poseía una fábrica de jabón y un molinoharinero. Por aquellos años se estaban explotando por parte de la Real Haciendanumerosas minas de plomo, cobre y galena en el distrito de Linares, destacando la deArrayanes, situada a media legua de la población (López Cordero, 1992: 122).Probablemente, algunas de las minas se encontraban en el término de Guarromán y consu explotación la economía de la localidad se diversificaba y mejoraba.Unos dos décadas después, Madoz (1847, T. IX: 57) nos ofrece una informaciónmás abundante. Entre otras cosas dice que el terreno es arenoso y poco productivo; unaparte destinada a la siembra de cereales, cuya vega con frutales es fértil, otra plantadade olivos y cepas, en la que antes había un buen plantío de encinas, de donde se deduceque ha habido cambio en el uso del suelo, y produce cereales, frutas, vino y aceite,siendo este último el más abundante. El número de industrias ha aumentado, puescuenta con dos molinos harineros, dos molinos aceitero y una fábrica de jabón y susexportaciones son esencialmente aceite para Madrid. Por tanto, su economía vaprogresando y a la provincia hasta acuden jornaleros de la Almería en época derecolección de cereales y aceitunas (López Cordero, 1992: 33). Este mismo autor (p.
  • 153. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]16082) afirma que en la época isabelina, el distrito del Partido Judicial de La Carolina, en elque se encuentra Guarromán, ocupa el 8º lugar por su riqueza agrícola y pecuaria, y en1864 había sembrada 32.251 fanegas de trigo, el 5,30 % del provincial, y habíaplantados 1.061.008 olivos y 293.632 cepas, el 13.91 % y el 1,27 %, respectivamente dela provincia. Es decir, en su riqueza agrícola destacaba el trigo y el olivo.La minería sigue avanzando, el número de explotaciones aumentaconsiderablemente al socaire de la ley de 11 de abril de 1849 y, posteriormente, por laLey de Bases de 29 de diciembre de 1868, promulgada tres meses después de laGloriosa, siendo ministro de Fomento Ruiz Zorrilla. Las explotaciones se vanmodernizando poco a poco y por primera vez se emplean bombas de desagüe, pero, enhonor a la verdad, hay que resaltar que casi todo el mineral se exporta tal cual esextraído y esto motiva que haya poca industria de transformación.Ya en el siglo XX, como la mayor parte de la provincia, Guarromán vivefundamentalmente de la agricultura, y, conforme a lo manifestado en páginas anteriores,la explotación minera es cada vez menos rentable, pues hay que profundizar mucho paraencontrar el mineral y la producción disminuye. Además, en la etapa de la autarquía setrata de un sector intervenido, con unos precios no de mercado, sino marcados por elGobierno, dependiendo, por tanto, la actividad minera de la política gubernamental. Y atodo ello se unía la irregularidad en el suministro de energía eléctrica y de materialesno nacionales, que originaba una baja producción y elevados costes (SánchezDomínguez, 2001: 277). Por otra parte, el campo comienza a modernizarse mediante sumecanización, pero como contrapartida acelera el desempleo. En 1951, según AriasQuintana, la agricultura giennense se caracterizaba por grandes extensiones demonocultivo de olivo, que exigía una mano de obra desigualmente distribuida a lo largodel año, y una fuerte concentración de la propiedad. Y, como consecuencia, el paroascendía al 50 % del sector (Ibidem: 280). Por otra parte, la provincia de Jaén ocupabaen 1949 el puesto 49 de las provincias españolas en renta per cápita y su índice deanalfabetismo alcanzaba el 29, 41 %, el más elevado de Andalucía y mayor que el dobledel correspondiente a la media española (14,24 %) (Ibidem: 282)El gran problema de la provincia, el paro agrícola, provoca un fuerte movimientoemigratorio y, como consecuencia, la provincia de Jaén, junto a la de Badajoz yCáceres, es la provincia española que más población pierde entre 1955 y 1975, segúnInforme del Banco de Bilbao; sin embargo, peor es la situación en la industria. Y si latasa de paro de la provincia disminuye a partir de 1955 es debido al descenso de lapoblación activa, consecuencia de la emigración (Ibidem: 292 y 299) y no a la creaciónde puestos de trabajo.En cuanto a la situación económica de Guarromán, según la Reseña Estadística de1956, su sector agrario se caracterizaba por las dehesas de encinas en la sierra, el olivaren sus estribaciones y los cereales en la campiña: una agricultura totalmente tradicional,y en su sector industrial destacaban las fábricas de aceite, aunque se observa undescenso de ellas, pues en 1950 había ocho y en 1955, cinco (INE, 1956: 284).
  • 154. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]161Ante la situación socioeconómica existente en la provincia, en 1953 entra en vigorel “Plan Jaén”, un plan de obras, colonización, industrialización y electrificación de laprovincia de Jaén, con unas inversiones de 3.958.446.021 pts. en un periodo de 15 años(INE, 1967: 303). Para Sánchez Domínguez, teniendo en cuenta el planteamientoinicial, el análisis de la estructura productiva de la economía giennense y de ladestrucción sectorial del empleo, permite calificar el resultado del Plan Jaén de fracaso(2001: 297) Sirvan como ejemplo de lo que acabo de decir que cuando se inicia el Planla provincia de Jaén ocupaba la posición 44 entre las españolas en renta per cápita, en1967 estaba en el puesto 48 y en 1975, había descendido al 49, y, además, el Planpreveía la puesta en regadíos de 50.077 ha, si bien en 1975 solo había finalizado lasobras en el 39,50 % de la superficie proyectada. A finales de 1970, tan solo lasactuaciones en electrificación e investigación de aguas subterráneas estaban finalizadas(Ibidem: 291, 299 y 301).Aunque no he podido encontrar información sobre cómo afectó el Plan Jaén aGuarromán, me consta que sí hubo actuaciones en Linares y localidades limítrofes y,por tanto, directa o indirectamente pudo hacerse alguna inversión. Por otra parte, elsector minero quedó al margen, por lo cual los problemas que padecía desde años atrásse fueron agudizando y ello motivó que el cierre de las minas fuese algo irreversible. Aprincipios de los años setenta cerraron las últimas minas del distrito y su actividad eraya historia.Desde los años finiseculares se aprecian signos de recuperación económica enGuarromán, los cultivos de regadío tienen cada vez más presencia, incluso los hay bajoplásticos, y, como consecuencia, la producción agrícola es mucho más diversificada,ofreciendo unos rendimientos más elevados. Según la Consejería de Agricultura yPesca, en 2010 el espacio cultivado en el municipio ocupaba una extensión de 3.084 ha.,aproximadamente el 32 % del término municipal, de las cuales el 93, 90 % se dedicabaa cultivos leñosos y el resto, 6,10 %, a herbáceos. De entre los primeros destacaban losde secano, el 71,37 %, dedicados en casi su totalidad al olivo, 99,85 %, y una situaciónsimilar se daba en los de regadío, pues el 99,88 % era de olivo. En los cultivosherbáceos, los de secano ocupaban el 71,81 % del terreno y estaban dedicados en sutotalidad a cereales; a saber, avena (48,15 %), cebada (34,82%) y trigo (9,63 %). Losherbáceos de regadío, algunos en invernaderos, con una extensión 53 ha. (28,19 %)estaban muy diversificados y entre ellos sobresalían los de espárrago (37,74 %). Lo queacabo de exponer puede observarse detalladamente en la tabla 3.
  • 155. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]162Tabla 3. Cultivos en Guarromán en 2010. Extensión en Has.Especies Cultivos leñosos Cultivos herbáceosSecano Regadío Secano RegadíoCiruela 1Almendra 1Vid 2Olivo 2.064 828Trigo 13 3Cebada 47Avena 65Girasol 8Alfalfa 2Espárrago 20Lechuga 1Sandía 1Calabaza/calabacín 1Pepino 1Pepinillo 3Berenjena 5Tomate 5Alcachofa 1Coliflor 1Ajo 3Cebolleta 1Judía verde 2Haba verde 3Total 2.067 829 135 53Fuente: Consejería de Agricultura y Pesca. Junta de Andalucía. Elaboración propiaEl sector secundario tiene una menor presencia en la economía local, si bien en laactualidad existen dos polígono industriales: El Guadiel y Los Llanos. El primero es elmás extenso de la provincia y en él están instaladas unas 60 empresas dedicadasmayoritariamente a distribución o logística; otras tienen como actividad la fabricaciónde carrocerías para camiones. El de Los Llanos tiene como finalidad fomentar y acoger
  • 156. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]163empresas de emprendedores del municipio, y se dedican principalmente a actividades demetalurgia, mecánica, carpintería, etc. En relación con su producción olivarera, lalocalidad cuenta actualmente con tres fábricas o molinos de aceite. Dos son de capitalprivado y la otra es una cooperativa formada por guarromanenses.El sector servicios también tiene una participación no desdeñable en la economíalocal. Debido a su situación en la autovía A-4 –la antigua carretera nacional dividía elcasco urbano-, Guarroman cuenta con varios hoteles, hostales, restaurantes y estacionesde servicio, que le aportan unos buenos ingresos, además de puestos de trabajo.Mención especial merece la labor que se está llevando a cabo para el fomento delturismo sostenible en toda la comarca en lo relacionado con las antiguas minas. Paraello en 1995 se creó ADNOR (Asociación para el Desarrollo de la Comarca Norte deJaén), cuyo objetivo es el desarrollo socioeconómico en la comarca con la iniciativa“Paisajes Mineros”. Actualmente hay 60 inmuebles del Patrimonio Minero Industrialdel antiguo distrito minero Linares-La Carolina protegidos gracias a la Resolución de 16de octubre de 2006 de la Dirección General de Bienes Culturales de la Junta deAndalucía, que incoó expediente para su inscripción en el Catálogo General delPatrimonio Histórico Andaluz. Entre ellos se encuentran los pertenecientes a lasantiguas minas de Guarromán: San Simón, San Pascual, San Arturo, Pozo Chimenea ySan Blas.La San Pascual, con los pozos San Andrés y San Eugenio, era la mina másrepresentativa de la localidad, se halla situada en la dehesa boyal y conserva el únicoejemplo de Casa de Máquinas de Bombeo de tipo Bull existente en Europa. Estecomplejo de arqueología minero-industrial está dentro de Iniciativa de TurismoSostenible “Paisajes Mineros”, que cuenta con la financiación de la Consejería deTurismo, Comercio y Deporte de la Junta de Andalucía: una buena iniciativa parapotenciar los recursos económicos de la comarca en general y de Guarromán enparticular.CONCLUSIONESFinalizado el trabajo que pretendía realizar, presento las conclusiones siguientes:-Guarromán es una localidad del Norte de la provincia Jaén creada en 1767 bajo ladirección de Pablo de Olavide, dentro del proyecto ilustrado de la Repoblación deSierra Morena..-En 1835, una vez constituida la división provincial de 1833, se constituyó comoMunicipio regido por el fuero común.
  • 157. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]164-Su población, que originariamente era alemana, fue aumentando hasta alcanzar la cifrade 3.932 en 1910 para después descender. Actualmente, alcanza los 2.869 habitantes.-Su economía se ha basado en la agricultura y la minería. En la actualidad, desaparecidala actividad minera, la agricultura se ha modernizado con la introducción de regadíosbajo plásticos, cuenta con dos polígonos industriales y el sector servicios es tambiénimportante por encontrarse en la Autovía A-4.-Participa en el proyecto de Turismo Sostenible de “Paisajes Mineros” de la comarcaLinares-La Carolina, aprobado por Resolución de la Dirección General de BienesCulturales de la Junta de Andalucía de 16 de octubre de 2006.BIBLIOGRAFÍAASÍN PALACIOS, M. (1944). Contribución a la toponimia árabe en España. Madrid:Instituto Benito Arias Montano.AVILÉS FERNÁNDEZ, M. y SENA MEDINA, G. (editores). Las Nuevas Poblacionesen Sierra Morena y Andalucía. Córdoba: Serv. Public. Universidad.CAMACHO RODRÍGUEZ, J.A. (1985). Situación de las colonias de Sierra Morenacuando cesa su fuero de población. En AVILÉS FERNÁNDEZ, M. y SENA MEDINA,G. (editores). Las Nuevas Poblaciones en Sierra Morena y Andalucía. Córdoba: Serv.Public. Universidad, 161-169.CANO GARCÍA, G. (dir. y coord.) (1987). Geografía de Andalucía. Sevilla: Tartessos.CHAMOCHO CANTUDO, M.A. (2003). Jaén, de Reino a Provincia. La gestación dela provincia y su territorio en el siglo XIX. Jaén: Instituto de Estudios Giennenses.CONSEJERÍA DE AGRICULTURA Y PESCA. JUNTA DE ANDALUCÍA (2011).Resumen de cultivos de la provincia de Jaén. 2010. Sevilla.CORONAS TEJADA, L. (1985). Los colonos de las Nuevas Poblaciones de sierraMorena, según documentación eclesiástica de 1779 y 1780. En AVILÉS FERNÁNDEZ,M. y SENA MEDINA, G. (editores). Las Nuevas Poblaciones en Sierra Morena yAndalucía. Córdoba: Serv. Public. Universidad, 115-131.GACETA DE MADRID nº 54 de 3 de diciembre de 1833.INSTITUTO ESTADÍSTICO DE ANDALUCÍA (1991). ). Anuario Estadístico deAndalucía 1990. Sevilla.ID. (1997). Anuario Estadístico de Andalucía 1997. Sevilla.ID. (2006). Anuario Estadístico de Andalucía 2006. Sevilla.INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (1956). Reseña Estadística de laprovincia de Jaén. Madrid.ID. (1967). Reseña Estadística de la provincia de Jaén. Madrid.ID. (1975). Anuario Estadístico de España. 1975. Madrid.
  • 158. Notas geográfico-históricas de Guarromán[Seleccionar fecha]165ID. (1976). Anuario Estadístico de España. 1976. Madrid.ID. (1979). Reseña Estadística provincial de Jaén. Madrid.ID. (2010). Anuario Estadístico de España. 2010. Madrid.ID. (2011). Anuario Estadístico de España. 2011. Madrid.LÓPEZ CORDERO, J.A. (1992). El Jaén isabelino: Economía y Sociedad (1843-1868).Granada: Universidad de Granada/Universidad de Jaén.ID. (2003). Prólogo. En CHAMOCHO CANTUDO, M.A. Jaén de reino a Provincia.La gestación de la Provincia y su territorio en el siglo XIX. Jaén: Instituto de EstudiosGiennenses, 17-25.MARTÍNEZ DÍEZ, G. (2003). Presentación. En CHAMOCHO CANTUDO, M.A. Jaénde reino a Provincia. La gestación de la Provincia y su territorio en el siglo XIX. Jaén:Instituto de Estudios Giennenses, 8-9.MORÁN MARTÍNEZ, R. (1985). Un precedente de Nuevas Poblaciones en el sigloXVI: El caso de Benamejí. En AVILÉS FERNÁNDEZ y SENA MEDINA, G.(editores) Las Nuevas Poblaciones de Carlos III en Sierra Morena y Andalucía.Córdoba: Servic. Public. Universidad, 19-72.REAL CÉDULA de Su Magestad y Señores de su Consejo, que contiene la instruccióny fuero de población, que se debe observar en las que se formen de nuevo en laSierramorena con extranjeros Católicos de 5 de julio de 1767.SÁNCHEZ-BATALLA MARTÍNEZ, C. (1996). La colonización de Sierra Morena: Unlogro del equipo ilustrado de Carlos III, Actas I Congreso “La Ilustración y Jaén”.Jaén: Universidad de Jaén/ Real Sociedad Económica de Amigos del País.SÁNCHEZ DOMÍNGUEZ, Mª A. (2001). Fundamentos teóricos y efectos económicosdel Plan Jaén de 1953, Boletín del Instituto de Estudios Giennenses, 179, 269-305.TYRAKOWSKI, R. (1985). Principios del ordenamiento espacial al colonizar la SierraMorena entre 1767 y 1835. Un análisis geográfico. En AVILÉS FERNÁNDEZ y SENAMEDINA, G. (editores) Las Nuevas Poblaciones de Carlos III en Sierra Morena yAndalucía. Córdoba: Servic. Public. Universidad, 75-90.VÁZQUEZ LESMES, R. (1985). El transporte de los colonos y el pleito de la casaThibal con Thurriegel. En AVILÉS FERNÁNDEZ y SENA MEDINA, G. (editores)Las Nuevas Poblaciones de Carlos III en Sierra Morena y Andalucía. Córdoba: Servic.Public. Universidad, 91-113.
  • 159. M. de Sancha Blanco[Seleccionar fecha]166ExtractoGuarromán, situado en el Norte de la provincia de Jaén, tiene su origen en laRepoblación de Sierra Morena, proyecto ilustrado dirigido por Pablo de Olavide en1767, durante el reinado de Carlos III, con la finalidad de fomentar la riqueza, mejorarla situación de un buen número de ciudadanos y posibilitar una mayor seguridad en elcamino real de Madrid a Cádiz. Su población, originariamente alemana, se dedicabafundamentalmente a la agricultura, donde destacaba el cultivo del olivo. Avanzado elsiglo XIX la actividad minera tuvo bastante importancia, lo que motivó la llegada deinmigrantes procedentes de las provincias de Granada y Almería, aumentando lapoblación, que en 1910 llegó a alcanzar 3.932 habitantes. A mediados del siglo XX, eldeclive de la minería y el comienzo de la mecanización del campo provocaron unafuerte emigración, que hizo descender la población. En los últimos años la economíaestá dando muestra de recuperación, al modernizarse la agricultura con la introducciónde cultivos bajo plásticos y contar con dos polígonos industriales, amén del sectorservicios al estar situada en la Autovía A-4. Su población está aumentando, logrando lacifra de 2.869 habitantes. Actualmente, desaparecida la actividad minera, junto conotras localidades de la comarca Linares-la Carolina, participa en el proyecto de TurismoSostenible de “Paisajes Mineros”, aprobado por la Dirección General de BienesCulturales de la Junta de Andalucía, mediante Resolución de 16 de octubre de 2006.
  • 160. XXIV CURSO DE PERFECCIONAMIENTO“EL CONSTITUCIONALISMO DECIMONÓNICO”(Los Vélez. Almería, 2012)VOLVER AL ÍNDICE
  • 161. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 169 a 179169LAS CORTES DE CÁDIZ EN LA ESCULTURAMONUMENTAL ANDALUZA MONUMENTOS A DAOÍZEN SEVILLA, A LAS CORTES EN CÁDIZ Y ALGENERAL COPÓNS EN TARIFAAlberto Germán Franco Romero, escultorMaría Josefa Parejo Delgado, historiadora1. IntroducciónLas ideas revolucionarias francesas fueron extendidas por Europa por losejércitos de Napoleón, quien desde 1799 había tomado el poder en Francia, iniciandouna expansión militar por el continente. España fue también invadida por los ejércitosnapoleónicos. En 1807 el Tratado de Fontainebleau permitió que sus tropas pasasen porEspaña para atacar Portugal, aliada de Inglaterra. El 18 de marzo de 1808 estalla unmotín en Aranjuez, donde se encontraban los reyes, que atendiendo a los consejos deGodoy y ante el temor de que la presencia francesa terminase en una invasión del país,se retiraban hacia el sur. El motín consiguió su objetivo la abdicación de Carlos IV ensu hijo Fernando, alrededor del cual se habían unido los que deseaban acabar conGodoy. Carlos IV comunicó a Napoleón los acontecimientos y el emperador losconvoca en Bayona, donde sin mayor oposición abdicaron ambos en Napoleón.Mientras sucedían los hechos en Bayona en España se inicia un alzamientopopular contra la invasión francesa (Dos de Mayo). En Galicia, Andalucía, Castilla lapoblación reclamo la defensa contra la invasión francesa y surgieron las Juntas deArmamento y Defensa. Pronto se organizaron Juntas en el ámbito provincial queVOLVER AL ÍNDICE
  • 162. A.G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]170forzaron la reunión de una Junta Central que coordinase la acción frente a los franceses.Desde el punto de vista bélico, los restos del ejército español eran incapaces deoponerse al avance de las fuerzas francesas. La guerrilla y los sitios fueron las formasde impedir el dominio francés sobre el territorio español.La invasión francesa y la quiebra del modelo social, político y económico delAntiguo Régimen obligaron a la toma de postura por parte de las diferentes corrientesideológicas -afrancesados, el frente patriótico, los ilustrados y los liberales-frente a lapresencia francesa y a la nueva monarquía napoleónica. Desde el comienzo de la guerra,en el verano de 1808 las Juntas locales y provinciales que dirigían la resistenciaenviaron representantes para formar una Junta Central Suprema que coordinara lasacciones bélicas y dirigiera el país. La Junta se reunió en Aranjuez el 25 de septiembre,aprovechando la retirada momentánea de los franceses de Madrid tras la derrota deBailén. Ante el avance francés la Junta huye a Sevilla y de allí en 1810 a Cádiz, la únicaciudad que ayudada por los ingleses resistía el asedio francés.La Junta Central decidió convocar unas Cortes en las que los representantes de lanación decidieran sobre su organización y su destino. En enero de 1810 se disolvió, trasla convocatoria de las Cortes, manteniendo en tanto éstas se reunían, una regencia. Elproceso de elección de diputados a Cortes y su reunión en Cádiz fueron difíciles. Elambiente liberal de la ciudad influyó en que gran parte de los elegidos tuvieran simpatíapor estas ideas. Las Cortes se abrieron en septiembre y el sector liberal consiguió elprimer triunfo al forzar la formación de una cámara única y aprobar el principio de lasoberanía nacional.La Constitución promulgada el 19 de marzo de 1812 es el texto legal de lasCortes que mejor define su espíritu liberal. El texto plasma también el compromisoentre liberales y absolutistas. La Constitución contiene en sus artículos una declaraciónde derechos del ciudadano (libertad de imprenta, libertad civil, derecho a la propiedad).La nación e define como el conjunto de los ciudadanos de ambos hemisferios, es decirson iguales los territorios peninsulares y las colonias americanas. La estructura delestado se corresponde con el de una monarquía limitada basada en la separación depoderes. El poder del rey está controlado por las Cortes. La administración de justicia escompetencia exclusiva de los tribunales con códigos únicos en materia civil, criminal ycomercial y garantías de los procesos. Se crea un ejército nacional, se implanta unaenseñanza primaria pública y obligatoria y se establecen los principios de una sociedadmoderna, con derechos y garantías para sus ciudadanos.Además del texto constitucional, las Cortes de Cádiz aprobaron una serie deleyes y decretos destinados a eliminar el Antiguo Régimen y a imponer el Liberalismo.Así, se suprimen los señoríos, los gremios, la Inquisición y se decretan la libertad decomercio y de industria, la reformar agraria y las desamortizaciones. El 22 de agosto de1813 se decreta levantar monumentos en lugares relevantes del nuevo urbanismo paraconservar memoria perpetua del valor de los habitantes y su heroica defensa o en sudefecto acuñar una medalla de honor como testimonio de gratitud a la nación. Sinembargo, no será hasta cien años más tarde cuando por suscripción popular o con unapequeña aportación económica del Estado se generalicen los monumentos paraconmemorar las efemérides de los hechos de 1808
  • 163. Las Cortes de Cádiz en la escultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz enSevilla, a las cortes en Cádiz y al general Copóns en Tarifa[Seleccionar fecha]171Los objetivos de esta propuesta didáctica son:-Aproximar a los estudiantes al fenómeno escultórico encarnado en la esculturamonumental entorno a las conmemoraciones del centenario y bicentenario de las Cortesde Cádiz y Guerra de la Independencia.-Conocer el lenguaje artístico específico de la creación plástica para sensibilizara los estudiantes en el fenómeno de la escultura monumental andaluza.-Estudiar los procesos de elaboración de una obra pública desde que se concibeen la mente del artista hasta su materialización.-Ambientar la época histórica de las Cortes de Cádiz a partir la esculturamonumental: iconografía empleada, temas decorativos etc.-Concienciar a los estudiantes, docentes y público en general de la necesidad depreservar el patrimonio monumental de las zonas al aire libre, entendiendo que las obrasallí situadas son responsabilidad de todos y cada uno de los ciudadanos sumantenimiento y disfrute.La metodología empleada seguirá los siguientes pasos: contemplación ydescripción formal de las obras seleccionadas por su trascendencia al ser realizada paracelebrar el centenario y bicentenario y su mensaje iconográfico; comprensión delproceso técnico de la realización de la obra a través de una presentación power point,realización y cumplimentación de los cuestionarios didácticos elaborados por losprofesores por parte de los estudiantes, análisis del entorno de las esculturas, de labiografía sus autores y de las claves de comprensión de la época histórica y obra.En los cuestionarios didácticos hay dos tipos de preguntas unas de caráctergeneral aplicables a todos los monumentos y otras específicas de cada uno. En lasgenerales se motiva a los estudiantes a fijarse en el movimiento de las figuras, su masa,estructura, la incidencia de la luz, la proporción de las figuras y las sensaciones –agradoo rechazo-que provocan en el espectador.1992. Monumento a Daoíz en SevillaEl conjunto se sitúa en el centro de la Plaza de la Gavidia con la figura de Daoízorientada al antiguo edificio de Capitanía General que en 1889 era parte integrante de laPlaza de Alfonso XII. Esta plaza tiene su origen en el vacío generado por el convento deSan Hermenegildo que tras la desamortización pasó en 1843 a manos del estamentomilitar. En 1854 el Ayuntamiento encarga a Balbino Marrón un proyecto de creación deuna plaza pública que posibilite la conexión con el Barrio de San Vicente. El proyectose realizaría en 1862 por José de la Coba quien contempló la inclusión de unmonumento en el centro. En 1885 el Ayuntamiento propone la erección del monumentoa Daoíz, solicitando al Rey su aprobación para que la realización de dicho trabajocorriera a cargo de la Fundición de Bronce de Artillería de Sevilla. El resultado fue lacreación de una obra que aúna la retórica del monumento conmemorativo y la inserciónen el centro geométrico de un espacio urbano configurado a partir de los planteamientosracionales de orden y medidas heredados de la Ilustración. Las transformaciones199PAREJO DELGADO M. J. Patrimonio cultural de Andalucía. Padilla Libros, 2009. REYERO C. Laescultura conmemorativa en España. La edad de oro del monumento público 1620-1920. Madrid,Cuadernos de Arte, Cátedra, 1999.
  • 164. A.G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]172posteriores han contribuido que se haya perdido su significado global como símbolo delos valores militares en relación con el pasado glorioso de una ciudad, cuna depersonajes históricos.Daoíz aparece bajo una apariencia arrogante y decidida, adelantando ligeramentela pierna derecha, empuñando el sable con una mano y arrugando la orden recibida conla otra, en una actitud resolutiva que se refuerza con el gesto vigoroso de unos rasgosfísicos perfectamente trazados en el rostro. El escultor Antonio Susillo consigue de estaforma la personificación de un héroe nacional que representa la glorificación de la luchapor la independencia, al tiempo que supone un símbolo de exaltación pública de losvalores patrióticos y militares. Se trata de una obra más personal y menos normativa coninfluencia de un realismo naturalista de factura ligera que denota el dominio técnico deun artista que sabe dota al bronce de la vitalidad necesaria para expresar el sentimientoy la fuerza del personaje.El mensaje se completa con las escenas de los relieves. En ellos el tema de lamuerte hace acto de presencia de forma explícita, a través de la agitación de la batallaen uno y el fin de la vida del militar en el otro. Ambos presentan un marcado carácterpictórico resolviéndose el primero con una composición agitada que potencia la fuga enprofundidad y en el que destacan fuertes escorzos como el del primer plano que,saliéndose de los límites del marco describe con crudeza los efectos devastadores de laguerra. El otro relieve presenta una forma más tranquilizadora de la muerte, primando laidea de ejemplaridad y glorificación del héroe, cuya expresión serena y reposadacontrasta vivamente con el gesto doliente y desesperado de la mujer de primer término.Los relieves se insertan en un pedestal de mármol rojo, diseñado por elarquitecto municipal Francisco Aurelio Álvarez, que sigue el gusto neoclásico de líneassimples marcando una estructura cúbica esencial sobre la que se eleva la escultura. A sualrededor se alza una verja, inspirada en motivos militares en la que pares deescobillones cruzados, coronas de laurel y cabos atados sirven para enlazar una serie dedieciséis cañones en los que se hicieron labrar los nombres de los personajes vinculadosa la obra.200CUESTIONARIO DIDÁCTICONivel: ENSEÑANZA SECUNDARIA Y BACHILLERATO1. ¿A quién representa? ¿Qué rasgos de su carácter destaca su autor? ¿En quéhecho histórico participó y como se trata dicho momento en uno de los relieves?Explica la importancia de Daoíz en la Guerra de la Independencia y Sevilla. ¿Quécostumbre se mantiene en Sevilla todos los años el Dos de Mayo?2. ¿Qué recursos técnicos emplea el escultor para potenciar la fuga enprofundidad del relieve de la batalla? ¿Qué otros monumentos conoces de Susillo?200ESPIAU M, El monumento público en Sevilla. Biblioteca de temas sevillanos, 1993, p.139-142;GARCIA CUATAS M. “Las efemérides de 1808 en sus monumentos” 1820-1910. Historia y Política através de la Escultura pública. Zaragoza, Instituto Fernando el Católico, 2003, p.203-222; ARMILLAS JA La guerra de la independencia y los Sitios. Zaragoza, Caja de Ahorros La Inmaculada, 1998;ALVAREZ CRUZ J M. “Temas militares en la obra de Antonio Susillo ”Milicia y Sociedad en la BajaAndalucía (XVIII-XIX). VIII Jornadas Nacionales de Historia Militar” Sevilla, 1999, p.976-992.
  • 165. Las Cortes de Cádiz en la escultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz enSevilla, a las cortes en Cádiz y al general Copóns en Tarifa[Seleccionar fecha]1733. Redacta una pequeña biografía de Antonio Susillo.4. ¿Por qué en la actualidad el monumento ha perdido parte de su significadoglobal? ¿Qué edificios existían cuando el monumento fue concebido y cuáles se hantrasladado o fueron destruidos?5. ¿Por qué se representa la muerte de forma tranquilizadora? Enumera loselementos decorativos que se han empleado para decorar la verja.Monumento a Daoíz. SevillaRelieves. Daoíz.3. Monumento a las Cortes, Constitución y sitio de Cádiz (1912-1929).Está situado en la plaza de España de Cádiz. La idea de su erección se remontaal 27 de marzo de 1812 cuando el municipio gaditano solicita su construcción alCongreso Nacional en petición aprobada en Cortes al día siguiente. Transcurrido unsiglo, la Comisión Provincial de Monumentos y la Real Academia Hispano-Americanade Cádiz pidieron al gobierno el cumplimiento de lo dispuesto. Con este fin se convocóen Madrid un concurso de proyectos en 1911 exigiendo que en la convocatoria de surealización se incluya un arquitecto y un escultor. El premio fue concedido al arquitectoModesto López Otero y al escultor Aniceto Marinas. Las obras fueron paralizadasvarías veces por motivos económicos y finalizaron en 1929. El emplazamiento delmonumento está lleno de simbolismo, un lugar abierto al mar que permitiera que elsímbolo de la libertad fuera visto desde el mar por los barcos que llegaban al puerto de
  • 166. A.G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]174Cádiz. Su planta tiene forma de hemiciclo como la utilizada en las Cortes. Se trata deuna composición simétrica a base de un rectángulo en su eje central y dos brazoselípticos abiertos al mar.Su alzado consta de dos cuerpos: la central y el hemiciclo. La parte inferior delmismo está constituido por escaños laterales y en su centro, el sitial presidencial sobreuna tribuna. El respaldo del sillón vacío está decorado con tres flores de lis en relievealudiendo a la ausencia del monarca y en los escalones de la tribuna sobre el que este seeleva aparece con letras de bronce la palabra “Arguelles”, diputado a Cortes y granorador. Tras el sillón, un bloque prismático constituye el basamento de una esculturaexenta, figura principal. La parte frontal de este basamento tiene tallado en relieve, elescudo de las Cortes y sobre el mismo en bronce la palabra Constitución.La escultura que preside el monumento es una matrona en mármol, vestida conlarga túnica que para algún autor simboliza España pero cuyos atributos hacenreferencia a la Constitución. La figura femenina lleva la ley escrita en la mano derecha yla espada en la izquierda, emblema de la ley escrita. Los pliegues de la túnica se recogenen el pecho con un prendedor en que la figura el escudo de la nación española. Lleva elcabello recogido y cubierto por un casco rematado por una pequeña figurita semejante ala que aparece en la parte superior del monumento que simboliza el poder y la justicia.Los elementos descritos- sitial, escudo, figura de la Constitución y el pilar que se alzatras ellas, forman el eje a partir del cual se articula el monumento. A ambos lados serepiten las mismas composiciones: grupos escultóricos flanqueando la figura principal,altorrelieves en los brazos curvos del hemiciclo y figuras ecuestres exentas en losextremos.El grupo escultórico de la izquierda representa la ciudadanía es decir personajesde distintas clases sociales que marchan a la guerra. Una figura femenina con el cabellosuelto guía en actitud impetuosa un caballo a que sujeta por las riendas. Sobre éste, vaerguido jinete vestido con casaca. A ambos lados, un cortejo a pie formado por unsoldado tocando un tambor, un abanderado llevando una bandera que ondea airosa trasel caballo y una mujer con un niño en brazos que despide al marido que marcha a laguerra. Bajo el grupo, en la parte posterior del monumento, en una cartela con letras debronce aparecen las medidas legislativas más importantes, adoptada en las Cortes:derechos de ciudadanía, abolición del Santo Oficio, libertad de imprenta.El grupo escultórico situado en el lado derecho es una alegoría de la Agricultura.Dos potentes bueyes tiran de un carro triunfal presidido por una figura femeninacoronada de espigas, con el cuerno de la abundancia lleno de frutos. Se trata de unarepresentación de la diosa latina Ceres, que enseñó a los hombres a cultivar la tierra. Asu lado camina una mujer mientras que otra, sentada sobre uno de los bueyes amamantaa su hijo, como símbolo de la fecundidad de la tierra. En primer plano, avanza uncampesino llevando sobre su hombro aperos de labranza. La reforma de la agriculturafue de gran trascendencia en Cádiz donde se aprueba la supresión del régimen señorial yse establece la libertad de arrendamientos. Estas medidas legislativas se plasman en lacartela que bajo el grupo figura en la parte posterior del monumento: abolición de losseñoríos.La parte cóncava de los brazos del hemiciclo presentan altorrelieves de temahistórico. El de la izquierda, la Junta de Defensa de Cádiz en el momento de contestar elultimátum que en nombre del mariscal Soult le dieron los generales afrancesadosObregón, José Justo Salcedo y Miguel de Hermosilla solicitando la rendición de laciudad al rey José Bonaparte. Este relieve se inspira en el cuadro del pintor gaditano
  • 167. Las Cortes de Cádiz en la escultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz enSevilla, a las cortes en Cádiz y al general Copóns en Tarifa[Seleccionar fecha]175Ramón Rodríguez Barcaza titulado La Junta de Cádiz en 1810, conservado en el Museode Cádiz. El cuadro representa la escena que tuvo lugar ante la fachada delAyuntamiento gaditano en que la Junta de Defensa responde al oficio de los franceses.Tras deliberar la Junta, escribe en papel de fumar “La ciudad de Cádiz fiel a losprincipios que ha jurado no reconoce otro rey que Fernando VII”. Esta decisión va a darlugar al Sitio de Cádiz”. En el relieve del monumento se sitúan, en el centro Venegascon el brazo en alto y junto a él, los demás miembros de la Junta, Isturiz, Muñiz, Lobo,Bustamante, Aguirre y Garzón de Salazar. Este último aparece sentado escribiendo larespuesta a los franceses que en letras de bronce figura en una cartela situada a laderecha del relieve.El altorrelieve de la derecha representa la Jura de la Constitución por losdiputados, acto que tuvo lugar el 19 de marzo de 1812 en la Iglesia de San Felipe Neri.El personaje central, ante el Crucifijo es el secretario de las Cortes que, tras la lectura dela fórmula del juramento se dirige a los diputados invitándoles a jurar sobre los SantosEvangelios, mientras que el presidente de la Cámara, Vicente Pascual, diputado porTeruel, preside la ceremonia. El clérigo de la derecha sería Muñoz Torrero que defendióla soberanía nacional, escrita en letras de bronce en la cartela de la izquierda del relieve.Está influenciado por el cuadro de Casado del Alisal sobre El Juramento de losDiputados de las Cortes de Cádiz.Monumento a las Cortes de Cádiz. Detalle frontal.Los extremos de los brazos del hemiciclo están ocupados por dos esculturasecuestres en bronce alegorías de la Paz y la Guerra. La del lado derecho, la Paz, estárepresentada por una figura femenina velada con túnica. En su mano derecha alzadalleva una cruz con hojas de laurel mientras que con la izquierda sujeta las riendas delcaballo en actitud de reposo. La figura de la izquierda es un personaje masculino concoraza y casco alado, llevando en la mano derecha una Victoria alada. Por suindumentaria podría identificarse con Marte, el dios de la guerra, a la que correspondela postura del caballo a galope con el cuello y las patas delanteras alzadas. Bajo la figurase aprecia un cañón que contribuye a su carácter belicista.Los elementos plásticos figurados en la parte posterior del monumento aluden alpapel desempeñado por Cádiz y América en las Cortes y la Constitución de 1812. Lafigura principal es una escultura exenta de Hércules con la clava y la piel de león
  • 168. A.G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]176flanqueado por dos leones y columnas (escudo de Cádiz). A la derecha de Hércules, unaltorrelieve simboliza América por medio de un grupo de personajes Colón ofreciendosus presentes a la reina Isabel la Católica por mediación de los indios que trajo consigo.El otro grupo escultórico situado a la izquierda de Hércules simboliza la ciudad deCádiz por medio de un grupo de diputados vestidos a la usanza de la época. 201Detalles del monumento a las Cortes. Agricultura y América.En el lado convexo de los brazos del hemiciclo se distribuyen varias cartelas conlos nombres de los diputados. En alzado, el cuerpo central del monumento estáconstituido por un pilar de 32 metros de altura con cuatro pilastras jónicas adosadas.Remata en un cubo de entablamento con la leyenda 1812 en la parte anterior y Cádiz enla posterior, talladas en bronce. Sobre el entablamento, cuatro figuras alegóricassostienen el código de la Constitución, representado como un libro abierto. En el ladofrontal, la figura de la derecha es una mujer vestida con túnica cuyos pliegues se ciñenal cuerpo marcando su anatomía. Su cabello se recoge por una cinta con rizossimétricamente dispuestos sobre la frente. En su mano derecha lleva una cadena rotacomo símbolo de la abolición de la esclavitud. Junto a la mujer, hay una figuramasculina desnuda en postura de reposo con la pierna izquierda flexionada y su atributouna antorcha en la mano derecha. La antorcha es el símbolo de la purificación por elfuego, es el emblema de la verdad. El ángulo izquierdo del pilar está ocupado por unafigura velada con larga túnica y brazos descubiertos de recta musculatura que sostieneuna espada de doble filo y una balanza. En las figuras alegóricas, la espada es el atributode la Justicia. La cuarta figura situada en el remate del monumento es una mujer decabello suelto, ondulante, vestida con túnica que cae dejando ver el seno izquierdo. Conuna mano toca la espada que lleva la figura de la Justicia mientras que en la otrasostiene un pergamino símbolo de la ley escrita. La ley humana está vinculada a lajusticia lo que explica el gesto de esta figura al tocar con su mano, la espada.201BAZÁN DE LA HUERTA M. La escultura monumental en La Habana Cáceres, Universidad deExtremadura, 1994 p. 144-147; CANO NAVAS M L. “Estudio iconográfico del monumento a las Cortes,Constitución y Sitio de Cádiz”. Cuadernos de Arte e Iconografía Tomo II, 1989, p. 268-275.
  • 169. Las Cortes de Cádiz en la escultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz enSevilla, a las cortes en Cádiz y al general Copóns en Tarifa[Seleccionar fecha]177Detalles del Monumento a las Cortes. Ciudadanía y HérculesCUESTIONARIO DIDÁCTICONivel: BACHILLERATO1. ¿Qué edificio te recuerda la estructura del monumento? ¿Qué elementosforman el eje a partir del cual se articula el monumento?2. Explica el significado de las flores de lis, trono vacío, la matrona de largatúnica, Hércules, el grupo de diputados vestidos de la época, Un grupo de indios queofrecen presentes a la reina Isabel, las figuras ecuestres en bronce de los lados y loscampesinos con los bueyes.3. ¿Por qué motivos se tardó tanto en acabar el monumento? ¿Cómo serepresenta la ciudadanía, la constitución, la justicia, la ley escrita y la verdad?4. ¿Qué elementos emplea el escultor para representar la abolición de laesclavitud y la verdad?5. Cuando contemples el monumento por detrás observarás que hay escrito losnombres de muchos diputados que fueron famosos por proponer leyes. Haz una lista delos mismos señalando las reformas que propusieron.4. Monumento escultórico al general Copóns en Tarifa (Cádiz) 2012.El monumento escultórico a la figura del General Copóns que al mando de las tropasespañolas e inglesas que defendían Tarifa, consiguió proteger el asedio de una maneraheroica está ubicado en la Puerta del Retiro, en la plaza o rellano generado por laconfluencia de las calles Calzadilla de Téllez, General Copóns y Asedio e
  • 170. A.G. Franco Romero y M. J. Parejo Delgado[Seleccionar fecha]178Independencia. Un espacio clave en la ordenación de espacio urbano de Tarifa. Eldiseño del pedestal es un elemento más del entorno en armonía con éste. El pedestal debase cuadrangular con una altura de dos metros sostiene una escultura en bronce de 2,80metros. El pedestal está realizado en un tabicado de ladrillo que sirve de encofradopuesto que el interior está relleno de hormigón con varias rizadas de acero que emergendesde la zapata de reparto de hormigón que sustenta todo el conjunto. Esta estructuraestá formada por placas de 20 mm. de granito abujardado (textura picada) en tono grismedio con unas sencillas molduras y un plinto en su parte inferior. El granito tratadocon bujarda sugiere fortaleza ancestral.El hecho de usar estas proporciones obedece a un criterio de equilibriocompositivo para lograr la integración de la escultura en el paisaje urbano. Por todoello, el pedestal debe tener menor altura que la escultura. La pieza de bronce debe a suvez ser tratada con un criterio monumental aplicándole desproporciones intencionadassegún las cuales los elementos que quedan más altos, conforme se van elevando hay quealargarlos en una proporción no superior al 8% pero que de este modo la anamorfosiscorrija el efecto óptico que hace que los objetos que se alejan de nosotros se veanprogresivamente más pequeños. De esta forma, el monumento da siempre sensación deproporción natural y equilibrio compositivo teniendo en cuenta los desniveles generadosentre la calle Calzadilla de Téllez y las otras tres confluyentes de tal modo que siaccedemos a la plaza desde Asedio o Copóns jamás dará la impresión de pequeñez ydesde Calzadilla al ver la escultura desde una posición dominante no resulte ridícula.El monumento se ha levantado por acuerdo de unanimidad de la ComisiónMunicipal del Bicentenario del Sitio de Tarifa. El proyecto aceptado para el monumentofue el del escultor Alberto Germán Franco que presentó un boceto de 40 cm realizadoen plastilina que representa al general Copóns según el presidente de la Comisión JuanAntonio Patrón Sandoval, ataviado a la usanza militar de la época con uniforme demariscal de campo que reproduce al detalle la casaca, el fajín, el sombrero, lasbotonaduras, los bordados de los entorchados, el sable y otros detalles. En la Memoriadel proyecto se indica que la escultura se realizará en barro sobre estructura metálica yuna vez terminada y vaciada será fundida en bronce. La figura tendrá una altura entre2,8 y 3 metros. La obra representa al General Copóns en el momento en que ha leído lacarta de intimidación recibida del General Leval, jefe de las tropas francesas que endiciembre de 1811 asediaron Tarifa. Copóns sostiene en sus manos la carta que leconmina a rendir la plaza de Tarifa. El escultor se detiene en el momento de reflexiónen el que el mariscal emplaza a las tropas napoleónicas a la brecha cercana del Retiropara seguir hablando de la capitulación. Dicho momento ha sido finalmente resuelto porel escultor gracias al contraposto que le permite apoyar el cuerpo sobre la piernaizquierda y dejar la derecha en vanguardia. Capta de esta forma el momento en que elgeneral alejando de sí la carta, aprehende la empuñadura del sable con decisión.Con gesto altivo y una mirada llena de estupefacción y enojo, el general centrasu atención en el horizonte, extramuros, donde se hallan las tropas enemigas. Se trata deun retrato historicista y fiel a la persona de Copóns inspirado en dos retratos del generaluno inédito y otro tomado de un conocido grabado familiar que ha servido para recrearsus facciones. La expresión del momento da a la figura una palpitante vitalidad. Elmilitar viste uniforme de mariscal de campo de la época; indumentaria que respeta deforma escrupulosa los bordados de los entorchados, las botonaduras, la casaca, el fajín,el sable y el sombrero evitando cualquier tipo de anacronismo simbólico o formal.
  • 171. Las Cortes de Cádiz en la escultura monumental andaluza: monumentos a Daoíz enSevilla, a las cortes en Cádiz y al general Copóns en Tarifa[Seleccionar fecha]179Monumento al General Copóns. Tarifa 2012.Es una escultura monumental de gran simbolismo pues el contraposto naturalrepresenta la humildad de un pueblo y su corta guarnición que simplemente pretendehacerse fuerte en sus convicciones y de cuyas raíces históricas brota su propiaidiosincrasia y compromiso para con sus ancestros y su propio devenir histórico. Deestas virtudes emerge una mirada casi lacerante, un sentimiento de indignación al versesubestimado por el vilipendio de la carta del general francés. Es una figura gallardaentre humilde y heroica pero nunca arrogante. El escultor ha tratado de lograr queCopóns sea una persona correcta y respetuosa con el adversario pero nunca próxima a loabyecto conforme a la disciplina castrense de la época. Ha intentado traducir laheroicidad de una ciudad que con murallas medievales desafió a la artilleríanapoleónica. El proyecto hoy feliz realidad ha intentado recoger los sentimientos de unpueblo honrando su historia y llevando sus sensaciones al bronce. Una escultura endisposición vertical para no entorpecer la correcta ordenación del tráfico y con unaaltura similar a la de la muralla de entonces.202CUESTIONARIO DIDÁCTICONivel: ENSEÑANZA SECUNDARIA Y BACHILLERATO1. ¿Por qué motivos se ha levantado en Tarifa un monumento al GeneralCopóns? ¿Dónde está ubicado y qué motivos se han argumentado para situarlo en dichoespacio?2. ¿Qué recursos ha empleado el escultor para que el monumento esté integradoen dicho espacio y se contemple de forma proporcionada y no ridícula?3. ¿Qué momento ha escogido el escultor para representar al militar y como haresuelto la composición?4. ¿Qué motivos podríamos utilizar para justificar que se trata de un retratohistoricista?5. ¿Qué valores de Copóns pretende el escultor transmitir a las generacionesjóvenes?202FRANCO ROMERO A. Memoria al monumento escultórico a la figura del general Copóns que almando de las tropas españolas e inglesas que defendían Tarifa, consiguió proteger del asedio de unamanera heroica Tarifa, octubre, 2011.
  • 172. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 181 a 194181LAS OPERACIONES DE SUMINISTRO A CÁDIZ EN 1810José Manuel Navarro Domínguez. Doctor en HistoriaAl hilo del bicentenario han proliferado en los medios toda clase de afirmaciones más omenos fundadas acerca de la contribución de la resistencia gaditana al triunfo en laGuerra de la Independencia, llegándose en algún caso a sentenciar que la guerra se ganóporque Cádiz no se rindió. Sin llegar a estos extremos que restan valor a tantos otrospuntos de resistencia y combate activo como plagaron el territorio español, sí resultanecesario recordar que Cádiz fue el núcleo de preservación de la soberanía nacionalresidente en la Regencia y las Cortes, lo que permitió mantener la continuidad de lalegitimidad política, promulgar la Constitución de 1812 e iniciar la liquidación delAntiguo Régimen. Curiosamente la única gran batalla de sitio perdida por las tropas deNapoleón en España no ha sido mitificada como las de Gerona o Zaragoza, que alsucumbir ante las fuerzas francesas, recibieron entrelazados la palma del martirio y loslaureles de la gloria.Con más de 175.000 habitantes, muchos de ellos refugiados, Cádiz superaba lapoblación que en ese momento tenían Madrid o Barcelona. La “tacita de plata”, seenfrentó a un gran problema de abastecimiento durante los treinta meses que duró elasedio napoleónico, uno de los más largos de la Edad Contemporánea, junto al sufridopor Leningrado en la II Guerra Mundial.203203MORENO ALONSO, M.: La verdadera historia del asedio napoleónico de Cádiz, 1810-1812, Silex,Madrid, 2011.VOLVER AL ÍNDICE
  • 173. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]182Afortunadamente para la Ciudad el sitio no supuso una interrupción de lasrelaciones comerciales con el exterior. La flota combinada anglo–española ofreció lagarantía necesaria para la protección del principal sistema de abastecimiento de Cádiz,la vía marítima, una vez que la ruta terrestre estuvo cortada por el cerco francés. Eldominio naval inglés sobre las aguas del Estrecho desde la batalla de Trafalgar permitióla libre circulación de las naves que suponían un nexo de comunicación vital para laCiudad. De particular intensidad fue el tráfico con la orilla opuesta, la costanorteafricana, mercado abastecedor de productos agropecuarios de Cádiz desde finalesdel siglo XVIII.En este trabajo analizamos varias operaciones comerciales llevadas a cabo porJuan de la Piedra, cónsul español en Tánger, por cuenta de la Junta Superior deGobierno de Cádiz durante los años 1809 y 1810. El objetivo de tales operaciones eraobtener importantes cantidades de productos agrarios en los puertos del norte de África,destinados al abastecimiento de la Ciudad y del ejército acantonado en ella.Operaciones de la envergadura de estas nos permiten atisbar la importancia delcomercio marroquí para el abastecimiento de la ciudad de Cádiz durante el sitio francés.1. El comercio con Marruecos a fines del siglo XVIIILas relaciones comerciales españolas con el Norte de África se vieronimpulsadas en el último tercio del siglo XVIII con el establecimiento de diversostratados comerciales con los gobernantes de Túnez, Trípoli y Marruecos y con elImperio Otomano, bajo cuya teórica jurisdicción se encontraban estos territorios. Entreellos podemos destacar el convenio de amistad y comercio entre España y Marruecos,firmado en 1780, por el que se abrieron al comercio los puertos de Larache, Tetuán yTánger; el acuerdo de 1785, por el que el sultán marroquí autorizaba la extracción de300.000 f. de trigo y 150.000 f. de cebada; los tratados de paz firmados en 1784 con elImperio Otomano y el Bey de Trípoli; el de 1786 suscrito con el Bey de Túnez o eltratado de 1791 firmado con el sultán marroquí Muley Yazid.204En líneas generales estos tratados establecían bases de paz, garantizaban elacceso sin costes de comerciantes y buques españoles a los puertos y regulaban unastarifas aduaneras básicas para la actividad comercial. Todo el comercio norteafricanocon España quedó canalizado a través de los cónsules españoles en los puertosnorteafricanos, quienes concedían a los comerciantes un pasaporte autorizando lanavegación a los puertos españoles abiertos a este tráfico (Cádiz, Tarifa, Málaga,Alicante y Barcelona). Las monedas corrientes, tanto españolas como norteafricanas,debían ser aceptadas en las transacciones comerciales, no pudiendo imponerse el tratoen una moneda determinada. Los españoles tenían derecho a comerciar con toda clasede productos, incluso el vino y el aguardiente, tradicionalmente prohibidos por el Corán,pagando los derechos aduaneros correspondientes (el 3%), aunque en el caso de Túnezsólo podían venderlos a cristianos.205204RODRIGUEZ CASADO, V.: Política marroquí de Carlos III, Madrid, CSIC, 1946.205NAVARRO DOMÍNGUEZ, José Manuel: “Relaciones diplomáticas españolas con el Norte de Áfricaa fines del s. XVIII”, V Jornadas de Historia Militar, El Mediterráneo: hechos de relevancia histórico-militar y sus repercusiones en España, Cátedra General Castaños, Sevilla, 1997, pp.757-769 y “Políticacomercial y relaciones diplomáticas españolas con el norte de África a fines del XVIII”, Economíamarítima : actas de los XIII Encuentros de Historia y Arqueología: San Fernando, 1998, pp. 167-176.
  • 174. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]183El profundo cambio experimentado por la política exterior española comoconsecuencia de la Revolución Francesa y la subida de Muley Solimán (Solimán II) altrono del reino alauita en 1792, llevaron a la Corona española a abordar una nueva seriede tratados con Marruecos. El plenipotenciario español, Manuel González Salmón,reanudó las negociaciones con Mohamed Ben Otamán, consejero del sultán, con objetode establecer bases de aprovisionamiento en los puertos de Tánger, Darbeyda y Larachepara el abastecimiento de la escuadra y el ejército españoles. En 1794 Muley Solimánconfirmó el tratado firmado por su padre reconociendo la soberanía española sobreCeuta y ofreciendo ciertas garantías comerciales en sus puertos. Finalmente en marzo de1799 se firmó en Meknez el Tratado de Paz, Amistad, Navegación, Comercio y Pesca,que garantizaba la soberanía española sobre Ceuta, establecía las condiciones de accesode buques españoles a los puertos marroquíes, ofrecía garantías de apoyo en elconflicto contra Inglaterra y permitía a los agentes españoles la exportación dealimentos y ganado a la península. Al amparo de estos tratados los comerciantes de lacosta sur de España ampliaron sus relaciones con Marruecos y a principios del sigloXIX puertos como Tánger o Larache tenían ya una sólida posición como plazas desuministro de cereal y ganado para el sur de España.206En este ambiente encontramos inmerso al cónsul español en Tánger Juan de laPiedra, denominado en la documentación musulmana “Piedra el español”,207quienrealizó diversas operaciones comerciales por cuenta de los Cinco Gremios Mayores deMadrid. Este grupo mercantil, industrial y financiero creado en 1763, invirtió endiversas operaciones con la Real Hacienda como el arriendo de tercias y alcabalas, laconcesión de créditos, el asiento del abastecimiento del Ejército o la fundación decompañías comerciales privilegiadas.208Tras efectuar varias operaciones con ciertoéxito, el grupo obtuvo en 1796 el monopolio del comercio español con los puertosabiertos de Marruecos (Darbeyda, Mazagón y Larache).209Entre 1795 y 1798 Juan dela Piedra remitió a la Península desde Darbeida y Larache importantes cargas de arroz,trigo, cebada, garbanzos y legumbres. Continuó gestionando diversas operacionescomerciales desde Tánger y al estallar la Guerra de la Independencia la Junta Superiorde Gobierno de Cádiz recurrió a sus servicios para contratar diversas cargas de cereal yganado destinadas al surtido de la Ciudad, la Armada y el Ejército.210Centraremosnuestra atención en dos operaciones que Juan de la Piedra efectuó por cuenta de dichajunta. La primera, encomendada en 1809, tenía como objetivo la compra de unos 2.000bueyes y 200 mulas y la segunda, encargada en 1810, la compra de 20.000 f. de cebada.206MARTIN-CORRALES, Eloy: “Relaciones de España con Marruecos a través del Puerto deMogador/Essaouira (s.XVIII)”, Cuadernos del Archivo Central de Ceuta, nº 13, Ceuta, 2004.207A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 3, 7 enero 1810.208CAPELLA, Miguel y MATILLA TASCÓN, Antonio: Los Cinco Gremios Mayores de Madrid.Estudio crítico-histórico, Cámara de Comercio e Industria de Madrid, Madrid, 1957 y PINTORODRÍGUEZ, Jorge: “Los Cinco Gremios Mayores de Madrid y el comercio colonial en el siglo XVIII”,Revista de Indias, vol. 51, Nº 192, 1991, pp. 293-326.209Por real cedula de 18 de noviembre de 1796 se le concedió el privilegio por 8 años y fue ampliado porotros 10 años en 1800.210BALLESTER SALGUERO, J.R.: “Aportaciones sobre el comercio hispano-marroquí en torno a1800”, VI Congreso de Profesores-Investigadores, Hespérides, Baena, 1988, pp. 209-220.
  • 175. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]1842. FuentesLa documentación que nos ha servido de base para este estudio se conserva en ellegajo 630 del Archivo Municipal de Carmona. Se trata de tres informes contables quedetallan las operaciones comerciales realizadas por Juan de la Piedra en Marruecos. Elprimero, titulado Asiento por las compras y gastos del ganado vacuno y mular decuenta de la Real Hacienda: Real Consulado de Tánger, año de 1809, es el diario deoperaciones, un conjunto de folios de apretada letra donde día por día están anotadosminuciosamente los gastos ocasionados en la operación desarrollada entre agosto de1809 y mayo de 1810, con un resumen al final que arroja un total de algo más de740.000 reales. El segundo es un pequeño informe sin título que resume la informaciónde la operación anterior para el que pudo servir de borrador o documento aclaratorio.Finalmente el tercero es el Asiento para la compra de cebada por Don FranciscoAldayturriaga comisionado en Larache de cuenta de la Real Hacienda. Se trata de uncuadernillo de 10 folios que recoge minuciosamente los gastos ocasionados en lasoperaciones comerciales realizadas durante el año 1810. Estos documentos fueronanalizados por José Ramón Ballester Salguero211. En este trabajo efectuamos un estudiomás intenso de la documentación, explotando la información que contiene y ofreciendoun estudio contable más completo. Por otra parte, en el legajo 264 del mismo archivoencontramos una pequeña colección de cartas escritas en árabe con su correspondientetraducción al castellano referentes a estas operaciones, que abarcan un amplio periodoentre finales del s. XVIII y las primeras décadas del s. XIX. Esta documentaciónpermite completar la información suministrada por los balances contables.En una ficha descriptiva de la documentación conservada en el archivo(posiblemente un borrador del inventario o una nota de catalogación), se apunta laposibilidad de que se trate de documentación abandonada por la Junta de Sevilla tras sureunión en Carmona. Pero tal extremo resulta imposible pues si bien la Junta Supremade Sevilla se reunió en la ciudad de Carmona, tal hecho tuvo lugar con anterioridad a labatalla de Bailén y la documentación abarca hasta 1810 y hacer referencia a la Junta deCádiz no a la sevillana. Cabe más bien pensar que José de la Piedra tuviese algunavinculación con la Ciudad, pero desconocemos cual pudiera ser esta vinculación. Nohemos encontrado su nombre en los padrones y registros vecinales de esta época.Únicamente aparece registrado un José de la Piedra en 1812, como arrendatario de unasuerte de propios de 8 f.212pero ignoramos si era su familiar.3. La operación del ganadoLa primera de las operaciones encomendadas a Juan de la Piedra por la JuntaSuperior de Gobierno de Cádiz fue la adquisición de una importante partida de ganado.El 30 de septiembre de 1809 recibió de manos de los comisionados de la Junta un totalde 50.000 pesos fuertes para la compra de bueyes y mulas. Esta pequeña fortuna le fueremitida en 16 cajones transportados por una fragata de la Armada española. De esta211BALLESTER SALGUERO, J.R.: “Aportaciones sobre el comercio hispano-marroquí en torno a1800”, VI Congreso de Profesores-Investigadores, Hespérides, Baena, 1988, pp. 209-220.212A.M.C., leg. 1447, 1812.
  • 176. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]185importante suma empleó 550.000 reales entre octubre y diciembre en la compra de2.005 bueyes y 209 mulas, que fueron expedidas rápidamente a España.213Para reunir el elevado número de animales exigido Piedra destinó comisionadosa diferentes poblaciones para conseguir los animales con cierta rapidez, sin correr elriesgo de agotar los mercados. El Agente De Brito actuó en Meqnez, Juda Liudharan yFrancisco Aldayturriaga fueron comisionados a Larache, varios factores y tratantes deganado compraron animales en mercados tan alejados como Safi, en el Sur, Aremor,Aien, Darveida, Fedala o Ras Daura en el interior. Jorge Colazo remitió algunosanimales desde varias localidades e incluso el cónsul Salmón remitió algunos desdeTetuán. Los animales procedían de prácticamente toda la costa atlántica marroquí y dealgunas ciudades del interior. La mayor parte de los animales comprados procedían demercados de grandes ciudades. Por ejemplo de las 209 mulas compradas, 99 fueronadquiridas en Meqnez y 46 en Fez y buena parte de los bueyes procedían de los grandesmercados urbanos.Este despliegue dio los resultados apetecidos y la cantidad de animales requeridafue reunida con relativa rapidez. Pero pese a las precauciones adoptadas por Juan de laPiedra, la envergadura de la operación de compra afectó al mercado presionando losprecios del ganado al alza. El precio medio de los 457 bueyes adquiridos en octubre fuede 195 r.; la compra de noviembre se elevó a 892 animales y su precio medio alcanzólos 225‟8 r., posiblemente debido a la propia presión de la operación de compra sobreunos mercados en los que comenzaba a escasear el ganado. La apertura de nuevas áreasy posiblemente la llegada de tratantes desde otras comarcas más alejadas atraídos por laoperación de compra, permitió en diciembre el descenso del precio medio. Así los 656bueyes adquiridos en diciembre se compraron a 203 r. por cabeza. Lo mismo ocurriócon las mulas. Las 35 mulas adquiridas en octubre se pagaron a 877 r. de media, las 48adquiridas en noviembre a 972 r., las 45 de diciembre a 1.027 r. de media y las 81compradas en enero las pagó a 1.009 r. por cabeza.Los mercados de Meqnez y Fez resultaron ser los más caros. El precio medio delas mulas provenientes de estas ciudades superaba los 1.000 r., mientras las mulascompradas en Larache, Tánger y Tetuán apenas superan los 900 r. por cabeza. Por suparte los animales provenientes de pueblos pequeños o alejados de Tánger, apenasalcanzaban los 700 r. de media. Probablemente en las áreas rurales y las pequeñasciudades el ganado fuese más abundante y tuviese un menor precio, mientas en losmercados de las grandes ciudades el precio de venta tendría de cubrir el beneficio de lostratantes que surtían el mercado desde las áreas rurales. Desconocemos elprocedimiento de compra de los tratantes en el mercado de origen pero los factores yagentes remitían a Tánger los animales por lotes, intentando compaginar la reducción decostes de mantenimiento de los animales una vez adquiridos y el gasto que suponíaremitirlos.El interés que la operación tenía para la Junta Superior de Cádiz estribabaprincipalmente en la diferencia entre el precio de los animales en España y Marruecos,especialmente por lo que respecta al vacuno. En la compra de los 2.005 bueyes seinvirtió un total de 424.335 r., lo que nos da un precio medio de 211 r. por animal, unacifra que no alcanza ni la mitad del precio medio de los bueyes en el valle delGuadalquivir en la misma época. Incluso si sumamos el conjunto de los gastos de laoperación registrados en la documentación contable (corretaje, alimentación del ganado,213Corregimos las cifras ofrecidas por Ballester Salguero.
  • 177. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]186trabajadores, regalos, etc.), el precio medio del buey embarcado en Tánger se eleva a266 r., una cifra muy inferior a la que tenía el ganado en Andalucía.Desde mediados del siglo XVIII el precio del ganado vacuno, que constituía elprincipal medio de labranza, no había dejado de subir en Andalucía occidental alcompás de la expansión agrícola experimentada en la región. Si a mediados de siglo sepodían comprar en Jerez un buey por unos 500 r.,214a fines de siglo la yunta de bueyeso vacas de tiro podía costar 1.600 r.215y un buey costaba en la Campiña sevillana unos750 r. El estallido de la Guerra de la Independencia, con el consiguiente trastorno de loscircuitos comerciales, y la creciente demanda del Ejército tanto de carne como deanimales de tiro, no hicieron más que incrementar los precios del ganado. Si en 1808 enla comarca de Los Alcores, próxima a Sevilla, el buey se vendía a 800 r. de media,216unaño después se vendía a 1.000 r. y superó los 1.200 r. durante la ocupación francesa.Por tanto el precio del ganado vacuno marroquí resultaba realmente interesante.217El ganado mular, por el contrario, se obtuvo a un precio muy similar al registrado enEspaña. Los 982 r. pagados por cabeza se aproximan a la cifra media que podemosencontrar para ésa época en los mercados de la Campiña sevillana.218Si le sumamos losrestantes gastos alcanzamos la cifra de 1.025 r. por animal embarcado, a lo que hay queañadir el coste del transporte. Por lo tanto la operación de compra de mulas no vinomotivada por la diferencia de precio, sino por la necesidad que de este animal tenía elEjército español para su tren de tiro y la dificultad para obtener los animales en elmercado nacional.Para mantener al ganado en espera de ser embarcado, Juan de la Piedra alquilóunos corrales, contrató a tres boyeros marroquíes para que sacasen a pastar a los bueyesal campo y a varios peones para que cuidasen de las mulas en el establo y lesproporcionasen cebada. Pero estaba interesado en expedir el ganado a España con lamáxima rapidez con objeto de reducir el coste de su alimentación y estabulado. En elsiguiente cuadro podemos apreciar la rapidez de la operación. El ganado fue compradoentre agosto y diciembre de 1809 y fue embarcado conforme fue llegando a Tánger, tanpronto como arribaban los barcos a puerto. Únicamente sufrió retraso el último envío demulas, previsto para febrero de 1810 y retrasado hasta mayo, probablemente debido alinicio de las operaciones de asedio a Cádiz por el Ejército francés.214GONZÁLEZ BELTRÁN, J.M.: “Una aproximación a las tendencias de los precios a fines delAntiguo Régimen, XVII Encuentros de Historia y Arqueología, S. Fernando, 2002, p.270.215A.P.C., inventarios 1779-1818. 1.200 r. que cuesta una yunta de vacas de tiroVéase ÁLVAREZ SANTALÓ, L.C. y GARCÍA-BAQUERO, A.: “El utillaje agrícola en la tierra deSevilla 1700-1833”, Archivo Hispalense, nº 193-4, Sevilla, 1981, p. 246.216A.P.C., lib. 684, f. 216 y ss., 1808, y lib. 642, f. 318 y ss., 1808.217NAVARRO DOMÍNGUEZ, J.M.: “Los Alcores durante la Guerra de la Independencia”, V Jornadasde Historia sobre la provincia de Sevilla, Sevilla, 2008, pp. 69-107.218NAVARRO DOMÍNGUEZ, José Manuel: “Carmona en vísperas de la Guerra de la Independencia”,CAREL, nº 6, 2008, pp. 2673-2716.
  • 178. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]187Compra y embarque de los animalesBueyes Mulascompra embarque compra embarqueAgosto 457 296 35 0Noviembre 892 1010 48 55Diciembre 656 579 45 35Enero 0 55 81 75Mayo 0 0 35Total 2005 1940 209 200El apartado principal de los pagos registrados es el referido a la compra delganado. Los bueyes suponen el 56 % y las mulas el 27% del total del dinero empleadoen las respectivas operaciones. El pago de los salarios y la manutención de los distintostrabajadores empleados en el manejo del ganado (pastores, herreros, vaqueros,guardianes) suponen el 2‟5 % del gasto; la alimentación del ganado (cebada para lasmulas, pasto e hierba para los bueyes), los arreos y el arriendo de cuadras apenas suponeel 1‟7 %; el corretaje de los animales supone el 0‟7 %; y las dietas de los comisionadosespañoles encargados de la compra o del transporte del dinero, capitanes y patronos debuques, representa el 2 %. Frente a estas cifras el 9 % del gasto total que supone elimporte de los regalos y gratificaciones entregados al Bajá representa una cantidadrealmente considerable.4. La operación de la cebadaLa cebada era un producto relativamente escaso en la Baja Andalucía. Laconcentración de tropas en Cádiz, entre ellas algunas unidades de caballería, hizonecesario aumentar el surtido de cebada. La Junta Superior de Gobierno de Cádizencomendó en el otoño de 1809 al cónsul Juan de la Piedra la compra de cebada enMarruecos por cuenta de la Real Hacienda.Juan de la Piedra, a su vez, comisionó para este negocio a Francisco deAldayturriaga, desplazado en noviembre de 1809 a Larache para la compra de la cebadanecesaria. Mientras tanto el cónsul iniciaba las negociaciones con el administrador enTánger, el Jachs Mohamed el Zocary, para conseguir la autorización para extraerla delpaís. El 7 de enero de 1810 consiguió dicha autorización para 20.000 quintalesmarroquíes de cebada, equivalentes a 20.000 fanegas. Pese a la equivalencia de ambasmedidas, en la autorización se especificaba que la cebada debía medirse por peso no porcapacidad.219Para esta operación Piedra recibió de los diputados de Hacienda de la JuntaSuperior de Gobierno de Cádiz un total de 32.000 pesos fuertes (640.000 r.), en tresentregas, efectuadas entre el 27 de marzo y el 3 de diciembre de 1810. En marzo lefueron entregados 6 cajones con 20.000 pesos fuertes, traídos desde Cádiz en un falucho219A.M.C., leg. 264, 1810, carta nº 8, 7 enero 1810. La fanega castellana es una medida de capacidad (elvolumen de un cajón de madera de una fanega de cabida), mientras el quintal marroquí es una medida depeso.
  • 179. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]188de la Armada. En junio se registró la entrada de 5.000 más, trasportados por un patrónde apellido italiano y en diciembre le llegó el último envío, por un total de 7.000 pesos.Aunque en la detallada contabilidad relativa a la operación conservada nofiguran ni la cantidad de cebada adquirida ni su precio,220podemos conocer de formabastante aproximada la cantidad comprada pues disponemos de precios de la cebada enMarruecos para esta época. Precisamente se hallan anotados en la documentacióncontable relativa a la compra de ganado, en la que figura la cebada adquirida paraalimentar a las mulas mientras se encontraban estabuladas en espera del embarque.El precio medio de la fanega de cebada en Marruecos durante el otoño de 1809 yla primera mitad de 1810 fue de 31 r., con una ligera oscilación en función de latemporada agrícola. Es un precio relativamente más bajo que el registrado en algunascomarcas andaluzas. La fanega de cebada costaba a fines del s. XVIII por términomedio entre 24 r. y 29 r., dependiendo de los años, en la comarca de Jerez221y 45 r. enlos años anteriores a la Guerra de la Independencia en la Campiña sevillana.222Según se recoge en la documentación, entre el verano y el otoño de 1809 lafanega se mantuvo en torno a los 31 r., subió en invierno a 36 r. y descendió a 24 r. enabril, coincidiendo con la siega de la primera cosecha de cebada.223Este precio semantuvo durante toda la primavera de 1810. Ya a fines de junio el precio subió a 26 r. ycontinuó ascendiendo durante el verano hasta alcanzar los 30 r. en agosto. Estaoscilación del precio siguiendo el ciclo agrícola, fue aprovechada por Juan de la Piedrapara planificar la operación, efectuando el grueso de la compra cuando el mercadoestaba surtido de cebada y el precio era más bajo. El 62 % del capital recibido le llegóen marzo, poco antes del inicio de la temporada de siega de la cebada, el mes de abril.Esto le permitió efectuar la compra durante abril y mayo pagando en metálico yobteniendo precios interesantes. Las restantes remesas de dinero le llegaron en junio (15%) y diciembre (21 %).La evolución del precio de la paja seguía un ciclo diferente. Durante el final delverano y el otoño, una vez finalizadas las faenas agrícolas de cosecha del cereal y trilla,alcanzó su precio más bajo: 4‟5 r., debido a la abundancia de paja almacenada enalmiares. Conforme estas reservas de paja se fueron consumiendo durante el invierno elprecio subió, alcanzando los 6 r. en febrero y los 7 r. en la primavera.224Considerando el precio medio de la cebada las 20.000 fanegas autorizadasimportarían un total de 620.000 r. Esto supone el 96‟8 % de la cantidad inicial de640.000 r. presupuestados para la operación. La contabilidad conservada en el archivono registra el total de la operación, recogiendo únicamente los gastos relativos a unperíodo de unos ocho meses, desde febrero a diciembre de 1810. De los 18.000 r.220BALLESTER SALGUERO, J.R.: “Aportaciones sobre el comercio hispano-marroquí en torno a1800”, VI Congreso de Profesores-Investigadores, Hespérides, Baena, 1988, pp. 209-220.221GONZÁLEZ BELTRÁN, J.M.: “Una aproximación a las tendencias de los precios a fines delAntiguo Régimen, XVII Encuentros de Historia y Arqueología, S. Fernando, 2002, p. 262.222NAVARRO DOMÍNGUEZ, J.M.: “Los Alcores durante la Guerra de la Independencia”, V Jornadasde Historia sobre la provincia de Sevilla, Sevilla, 2008, pp. 69-107.223Recordemos que en Marruecos, con un clima más cálido y una primavera más temprana, la cebadamadura un poco antes que en Andalucía y Castilla, donde no está lista para la siega hasta el mes de mayo.224Desconocemos la medida de la carga que se utiliza en la documentación por lo que no podemosefectuar una comparación con los precios en España.
  • 180. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]189restantes sólo aparecen consignados en la contabilidad conservada 14.168 r., por lo quedesconocemos el destino dado a los 3.832 r. restantes, algo menos del 6% del total.5. El dineroLa moneda usada en las transacciones era la española de plata. La extracción demoneda de territorio español estaba fuertemente regulada y sólo con concesión realpodía efectuarse. La propia real cedula de privilegio de los Cinco Gremios recogía estaautorización para extraer moneda de plata destinada a las operaciones comerciales. Enel caso del suministro de Cádiz la actuación se realizaba por cuenta de la propia JuntaSuperior de Gobierno por lo que la autorización para extraer plata estaba implícita yjustificada por la urgencia.225La relación de metales preciosos reflejado en los balances mensuales deexistencia de moneda recogidos en la contabilidad deja bien a las claras que la monedade tráfico preferente era la de plata. No solo era la más abundante en el total de monedaque recibió Juan de la Piedra, sino que en sus operaciones el agente español reservócuanto pudo la moneda de oro de que disponía. Según se desprende de la contabilidadconservada, mientras en agosto de 1809 la relación de valor oro-plata del dinero enpoder del comisionado era de 4 a 1 a favor de la plata, la proporción se fue reduciendoconforme fue efectuando pagos con moneda de plata, hasta igualar las existencias deambos metales a fines de diciembre de 1809 y alcanzar una relación de 3 a 1 a favor deloro en marzo y abril de 1810.Piezas en poder de Juan de la PiedraMoneda agosto noviembre diciembre enero febrero marzo abrilPlata fuerte 620.840 320.190 130.480 37.160 28.900 17.300 15.600Oro de España 154.800 100.800 96.800 64.800 61.920 56.240 42.960Pesetas de casa 6.680 190 185 1.180 1.310 260 220Onza marroquí 1.000La moneda metálica básica de las operaciones era el peso fuerte de plata,equivalente a 8 reales fuertes o 20 r. de vellón, la unidad base de cuenta. Constituye el89 % del metálico que le fue entregado a Juan de la Piedra. En la documentacióncontable las cifras aparecen reflejadas en pesos fuertes con su equivalente en reales ymaravedíes reflejado en la columna final de cada página. La moneda corriente marroquíen ese momento era la onza marroquí, con un cambio de 13‟5 onzas por peso fuerte, loque supone un cambio de 1 r. por 0‟67 onzas marroquíes o, lo que es lo mismo, 1‟48reales por onza marroquí. Para cambiar la moneda y obtener onzas marroquíes Piedrarecurría a cambistas judíos, como Salomón Abbudharan, residente en Tetuán. Envió envarias ocasiones a un arriero marroquí de confianza, el moro Siaria, con cantidadesimportantes de dinero, que llegaban hasta los 1.200 pesos, para convertirlos en oro enonzas con una comisión de 55 r. Cuando el comisionado Francisco Aldayturriaga sedirigió desde Tánger a Larache a comprar ganado llevaba tres mulas cargadas con225Real cedula de S.M. de 20 de marzo de 1800 por la qual se amplia a diez años el privilegio exclusivoque por tiempo de ocho se concedió a los Cinco Gremios mayores de Madrid. Madrid, en la ImprentaReal, 1796. “Concedo a los Gremios permiso para la extracción de plata, limitado al preciso importe deregalos, principal coste de las compras, derechos y gastos de granos y demás efectos de Marruecos”.
  • 181. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]19060.000 r. para la operación de compra y contaba sólo con la escolta de un soldado y unmulero marroquí. La reducida escolta de tan importantes cargamentos dice mucho de ladiscreción del transporte y las condiciones de seguridad en el reino marroquí.El numerario llegaba a Juan de la Piedra en grandes remesas transportadas porbarcos de la Armada española, como la fragata La Magdalena, que desembarcó enTánger, en agosto de 1809, 17 cajones conteniendo un total de 50.000 pesos fuertes (loque equivale a un millón de reales) a cargo del contador Antonio Alonso y bajo fuerteescolta de un destacamento de soldados. Para la operación de compra de cebada se leremitieron tres entregas de plata por valor de 20.000, 5.000 y 7.000 pesos fuertes. Laprimera entrega, efectuada el 27 de marzo de 1810, consistió en 6 cajones transportadospor Andrés Ramos, alférez de fragata y comandante del falucho El Terror, por orden delcomisionado de Hacienda de la Junta Superior de Gobierno de Cádiz. La segunda, porimporte de 5.000 pesos fuertes, la trajo de Cádiz el patrón Agustín Pérez el 2 de junio de1810, en talegas sueltas y remitidas por los diputados de Hacienda de la Junta Superiorde Gobierno. La tercera, de 7.000 pesos fuertes, la trajo el patrón Domingo Fernándezen 3 cajones el 3 de diciembre de 1810.La conducción de este dinero supone diversos gastos, como la construcción yflete de los cajones de transporte, la operación de desembarco, la escolta de soldados ymarineros, la comisión del comandante del buque (una media del 1‟8 % del importetransportado) o la comisión de los taules o supervisores de la aduana de Tánger. Paraevitar mayores gastos en Marruecos Juan de la Piedra movilizó buena parte del capitalmediante diversos depósitos en manos de intermediarios, banqueros y comerciantes. Elmás importante de ellos era el banquero o agente de cambio Jorge Colazo, quiengestionó el 34 % del capital movilizado en estas operaciones, cargando los gastos sobrediversas letras, que llegaron a alcanzar un importe total de 70.000 r. en enero de 1810.Los comisionados en Larache y Fez le siguen en volumen de capital en depósito, con un24 % del total en el caso del primero y 8 % en el del segundo. La casa inglesa Simpson& Fournier gestionó una letra de 8.000 r, (el 3% del capital); el administrador deaduanas Lamarty algo menos del 3 % del total y los moros Barodi y Chileli manejaronaproximadamente el 6 % del capital movilizado.6. TransportistasLa mayor parte del tráfico de animales y cereal se realizó con místicos, un tipode buque pequeño, dedicado a la navegación de cabotaje, de 2 ó 3 palos con velaslatinas y foque. Si llevaba tres palos solía cargar una vela cangreja en mesana parafacilitar el gobierno del buque. Su velamen latino y sus especiales condicionesmarineras les hacía muy versátiles e ideales para efectuar operaciones rápidas detransporte en el Estrecho, donde son frecuentes los cambios bruscos de viento. Estosbuques unían una considerable capacidad de carga a una gran maniobrabilidad,pudiendo adaptarse a vientos de través e incluso a vientos contrarios. La Armadaespañola empleó este tipo de buque también como guardacostas, montando hasta unadocena de cañones de escaso calibre.226Los místicos cargaban una media de 44 bueyes,llegando algunos a embarcar hasta 50 animales. En algunas anotaciones aparecen cargasextraordinarias de 90 bueyes, aunque parece ser un error de anotación, refiriéndoseprobablemente al cargamento de dos buques.226MANERA, Enrique y otros: El buque en la Armada Española, Madrid, 1999.
  • 182. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]191Pero su reducido tamaño les hacía vulnerables al oleaje intenso y al vientofuerte, un problema bastante frecuente en el Estrecho. En varias ocasiones se recoge enla documentación el gasto ocasionados por la permanencia en puerto de algunos deestos barcos por no poder zarpar debido al mal estado de la mar o a soplar intensoviento de levante. Se anotan retrasos, gastos de alimentación de marinería y soldados,operaciones de descarga de los animales ya embarcados o la pérdida de algunosanimales, muertos o heridos gravemente, por haber permanecido embarcados en puertodurante el temporal, en algunos casos hasta 30 horas, esperando que amainase el vientopara zarpar.Juan de la Piedra negoció el embarque de los animales con varios patronosespañoles, como José Martín, Camacho, Cazalla, Antonio Canova, Díaz, Villalta deTarifa (especialmente activo en diciembre de 1809 y enero de 1810) y un patrón deAyamonte del que desconocemos el nombre. También negoció con un patrón portugués,Francisco de O, aunque fletaba sus viajes en Cádiz y Tarifa como los patronosespañoles. Consultaba frecuentemente con la Junta de Cádiz asuntos graves sobre lacompra, lo que le obligaba a mantener una correspondencia periódica con España. Estatarea la encomendaba a Camacho, patrón del falucho correo que hacía periódicamente eltrayecto entre Tarifa, Cádiz y Tánger llevando cartas y mercancías.Entre 1809 y enero de 1810 los buques de carga se dirigieron al puerto de Tarifa,el más próximo a la costa marroquí. Pero los últimos buques, que realizaron el trasladode ganado a fines de enero, se dirigieron a la Isla de León y Cádiz. La llegada de losfranceses a la vista de Sevilla el 29 de enero, posiblemente obligó a este cambio. Eltransporte se interrumpió hasta mayo de 1810, cuando se embarcaron las últimas 35mulas del lote de la operación. Este último cargamento ya no fue embarcado en unmístico, el buque de carga habitual, sino en una goleta, la Andarina, de Blas de la Peña,y llevó los animales directamente a Cádiz.7. El variado universo humano de TángerEl variado universo de contactos de Juan de la Piedra es una buena muestra delcarácter cosmopolita de un puerto como Tánger, como punto clave en el comercioatlántico. Junto a los agentes españoles aparecen mencionados en la contabilidad elcomerciante de Tarifa Juan Izquierdo, un banquero o agente de cambio como Colazo,posiblemente de origen italiano; ciudadanos franceses como el agente de aduanasLamarty; casas comerciales inglesas como Simpson & Fournier; patronos de barcos ycorredores intermediarios portugueses (como el boticario que actúa como comisionadoen Fez), intérpretes hebreos, cambistas y comerciantes judíos (como SalomónAbudhazar de Tetuán), arrieros guardias y empleados marroquíes. En la documentacióncontable, junto a productos españoles y marroquíes, encontramos pilones de azúcar deLisboa, te verde y perla de Gibraltar, pañuelos de seda, telas damasquinadas y deterciopelo y diversos productos llegados del Mediterráneo oriental.La actividad de compra supuso una importante inyección monetaria para laeconomía local al movilizar a una gran cantidad de personas en las diversas tareasvinculadas con el negocio. En la contabilidad encontramos a numerosos tratantes,intermediarios y corredores implicados en el movimiento de capital, el trato de losbueyes y la compra de la cebada. El principal corredor del ganado fue el hebreoAbraham Cuscus, quien negoció la compra de 1.801 bueyes, percibiendo media onza
  • 183. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]192por cada uno en derechos de corretaje, lo que representa 1.334 r. Otros corredoresimportantes fueron el alcaide Abdala Lojomeri, que intervino en la compra de un buennúmero de mulas, y Ben Gileli, quien medió en la compra de 47 bueyes. Un tal frayPedro aparece transportando 100 onzas de oro (32.000 r.) en octubre de 1809 de partedel tratante Juan Izquierdo de Tarifa. Aparecen anotados los pagos efectuados anumerosos empleados como los marroquíes Buchita, Chilasi, Mohamed Teharqui,empleados como muleros, vaqueros y encargados de los animales; los marroquíes quetransportaban en sus barcas pasaje y mercancías desde los barcos anclados en la bahía ytierra firme; carpinteros que repararon cajones de carga; las mujeres hebreas que cosíansacos para la cebada a blanquillo la unidad; los arrieros y correos como Mulei Ibrahim,que viajaba frecuentemente entre Larache y Tánger llevando misivas y cartas, quepermitían a Juan de la Piedra mantener el contacto con los tratantes; los intérpretes yguías, imprescindibles en Marruecos cuando los tratantes eran españoles. Como es elcaso Francisco Aldayturriaga, delegado remitido a Larache para negociar la compra deganado. Partió de Tánger con 3 mulas cargadas con 60.000 r. en moneda de plata,acompañado de un mulero, un soldado de escolta y el interprete hebreo Judá Ben Atar.El intérprete percibió un sueldo de 14 r. 28 m. semanales pagado de un modo bastantepeculiar. Al inicio del viaje se le entregó una ayuda de costas para cubrir sus gastos y elresto se le entregó familia en Tánger como ayuda o socorro de subsistencia, a razón de14 r. 28 m. cada semana.2278. Regalos y gratificacionesNada se movía en Marruecos sin pagar gratificaciones y sobornos a infinidad deautoridades, intérpretes, agentes, guardas, porteros y aduaneros. La “mordida” era unaarraigada costumbre en el país según atestiguan, entre otros documentos, las propiasreales cédulas de concesión del privilegio a los Cinco Gremios,228el viajerocontemporáneo Ali Bey229y numerosos estudios recientes.230En la contabilidadaparecen cuidadosamente anotadas numerosas compras de pañuelos de seda, cajas demadera tallada, botes de te perla y verde de Gibraltar y Lisboa y otros objetos con la227MARTÍN CORRALES, Eloy: "Comercio en la frontera. Judíos magrebíes intermediarios en losintercambios mercantiles hispano-norteafricanos (ss.XVI-XVIII)", en: GARCIA ARENAL, M.(coor.):Judíos en tierras del Islam II. Entre el Islam y Occidente. Los judíos magrebíes en la Edad Moderna,Madrid, Casa de Velázquez, 2003, pp. 253-281.228Real Cedula de S.M. de 18 de noviembre de 1796 por la qual se concede a los cinco gremios mayoresde Madrid privilegio exclusivo por tiempo de ocho años para transportar a estos reynos de los Puertosde Marruecos, los granos y demas frutos que produce aquel país, Madrid, Imprenta Real, 1796. “Serauno de los cuidados de los Gremios procurar ganar el afecto de los Magnates Marroquies por medio delas expresiones y regalos de uso en aquel pais...". Real cedula de S.M. de 20 de marzo de 1800 por laqual se amplía diez años el privilegio exclusivo que por tiempo de ocho se concedió a los Cinco Gremiosmayores de Madrid. Madrid, en la Imprenta Real, 1796. “Concedo a los Gremios permiso para laextracción de plata, limitado al preciso importe de regalos, principal coste de las compras, derechos ygastos de granos y demás efectos de Marruecos”.229Eloy MARTÍN CORRALES: Ali Bei i la política espanyola davant la Mediterrània musulmana", AliBei un pelegrí català per terres de lIslam, Barcelona, 1996, pp. 61-76.230MARTIN CORRALES Eloy: “El comercio de la seda entre España y el Mediterráneo musulmán(siglos XVI-XVIII)”, España y Portugal en las rutas de la seda, Barcelona, 1996.
  • 184. Las operaciones de suministro a Cádiz en 1810[Seleccionar fecha]193mención expresa de ser regalos para entregar a determinados personajes. En el importetotal de la operación de compra de cebada, el apartado de regalos y gratificacionessupone el 6% del total de la operación (el 29 % de los gastos si descontamos el importede la cebada) y en la operación de compra de ganado este apartado se elevan hasta el 10% del gasto total. Con todo, los agentes marroquíes consideraban el importe de dichosregalos una nimiedad comparada con el ahorro conseguido por el cónsul al agilizar lostrámites.231El mayor favorecido por estas gratificaciones y regalos, con gran diferencia, fueel gobernador de la provincia, el bajá Mohamed Ben Abd el Selam el Selegui. Residíaen Tetuán y eran un alto cargo en la política marroquí, llegando a ascender a consejeroprivado y primer ministro del sultán Sidi Solimán. Según se detalla en la minuciosacontabilidad, recibió gran cantidad de regalos como dulces, té, terciopelo, cajas demadera labrada, pilones de azúcar, pañuelos de seda (comprados a 25 r. cada uno yregalados por docenas) y otros presentes. También recibió importantes cantidades enefectivo (64.000 reales en tres meses). Una suma mucho mayor que la recibida por susfamiliares y sirvientes. Por el contrario no se registra en la contabilidad el pago dederechos o tasas, tal y como recogen los tratados comerciales suscritos entre España y elsultán marroquí, pero, de alguna manera, podemos considerar que estos regalos vienencompensar tales cantidades y convertirse en su equivalente.232Recibieron también gratificaciones diversos familiares del Bajá, soldados,supervisores, agentes de aduanas y ayudantes del cadí. En general son pequeñascantidades, que compraban autorizaciones, gratificaban un servicio y permitían a estosempleados completar sus ingresos ordinarios. Los porteros de la ciudad y un familiardel Bajá, posiblemente un encargado de la guardia de la ciudad, recibieron su regalopara que dejasen pasar a dos patrones de barcos españoles que arribaron a Larache yllegaron a Tánger por tierra; el capitán o gobernador del puerto lo recibió por permitirdesembarcar a marineros de barcos españoles.9. Otras operacionesJuan de la Piedra continuó realizando operaciones comerciales por cuenta de losCinco Gremios de Madrid desde los puertos del Norte de África durante toda la Guerrade la Independencia, obteniendo importantes beneficios.233El balance de sus negocioscon el sultán marroquí, efectuado en 1814, se saldaba con una importante suma a favordel comerciante español. Pero cobrarla era otra historia. El administrador del sultán,Mohamed Ben Abd el Selam el Selegui, daba largas como única respuesta a lasreclamaciones de Piedra de saldar la deuda, presentando una excusa tras otra pararetrasar el pago.234Piedra, viendo imposible cobrar la deuda, intentó negociar una231A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 8, 30 noviembre 1815, “Respecto al derecho de los quatro milBueyes a precio de 35 p. cada uno, si se juntase con todo lo que nos has regalado, no compondria ni eldiezmo del diezmo de la suma que importaria aquello”.232BALLESTER SALGUERO, J.R.: “Aportaciones sobre el comercio hispano-marroquí en torno a1800”, VI Congreso de Profesores-Investigadores, Hespérides, Baena, 1988, pp. 209-220.233A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 8, 30 noviembre 1815, “...pues desde que viniestes a estos felicesdominios has sacado de ellos lo que Dios sabe”.234A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 5, 22 marzo 1814.“... pues lo que te conbiene es tener paciencia ydisponer tus coasas al presente hasta que te hayas pagado de lo que alcanzas contra S.M. y cuando estose haya verificado yo solicitare otra cosa para ti”.
  • 185. J. M. Navarro Domínguez[Seleccionar fecha]194compensación. Solicitó la excepción del pago de los derechos de exportación dedeterminados productos por un importe equivalente a la cantidad que le adeudaba elsultán.235Finalmente en abril de 1814 Juan de la Piedra obtuvo del administradorautorización para sacar de Marruecos 4.000 bueyes sin pagar los correspondientesderechos de extracción.236La cuenta importaba 140.000 pesos, cantidad de la que serebajaron 117.571 pesos, por lo que Piedra pagó únicamente 22.482 pesos.237Elembarque se vio retrasado por las negociaciones seguidas con el administrador delpuerto de Tánger, Mohamed Ben Abi Bequer el Amarty, para que autorizase elembarque de los animales. De todas formas las cuentas no se cerraron a plenasatisfacción de Juan de la Piedra, quién se vio obligado a reclamar varias deudasatrasadas. Sidi Mohamed rechazó tales deudas238y exigió a Piedra una certificaciónexpedida por los administradores del puerto de Tánger para verificar la veracidad desus afirmaciones.23910. ConclusiónEstas operaciones son una buena muestra de la importancia que tuvo el controlnaval del Estrecho por la flota inglesa para la supervivencia de Cádiz. Al impedir elcierre del puerto y permitir que continuase el flujo comercial, la Ciudad pudo continuarsu vida, obtener los suministros necesarios para la gran población que encerraba dentrode sus murallas y permitió al Ejército español reorganizarse y preparar el contragolpe.Aunque no fue el único punto de suministro, Marruecos jugó un papel clave en elabastecimiento de Cádiz durante el sitio, reforzando las relaciones establecidas a raíz dela firma de los tratados comerciales con el sultán alauita.235A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 5, 22 marzo 1814. “... el rebajar del consavido derecho no hallomedio alguno a pesar de haber puesto de mi parte toda la actividad mas de lo que puedes imaginarte”.236A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 6, 7 abril 1814. Se le conceden dos autorizaciones, la primera por1.000 bueyes y la segunda por 3.000.237A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 7, 19 abril 1814. Podemos estimar aproximadamente unos 700 r. porbuey.238A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 8, 30 noviembre 1815, “juro por Dios que no me acuerdo de quepor nuestra parte se te deba ni siquiera una sola onza”.239A.M.C., leg. 264, exp. 2, carta nº 8, 30 noviembre 1815.
  • 186. MISCELÁNEA
  • 187. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 197 a 220197UNA VISIÓN DE LA GUERRA CIVIL A TRAVÉS DELÁLBUM DE JOSÉ ROMÁN: "VISTO Y VIVIDO.CUADROS DEL MADRID ROJO"Andrés Bolufer Vicioso1. El autor.José Lino Román Corzánego (Algeciras, 1871- Madrid, 1957) cultivó variasfacetas plásticas, entre ellas la escultura y el dibujo, sobresaliendo en este último campoen la ilustración. La literatura tampoco escapó a sus intereses, siendo sobre todo ensayosy novelas sus géneros preferidos. Hasta la llegada de la edad madura actuó comonovillero, de ahí que no resulte extraño encontrar en sus otras facetas artísticasreferencias gráficas o literarias sobre este mundo tan variopinto y colorista240.El arte lo compartió con su profesión de Pericial de Aduanas241, que le llevó arecorrer en su trashumancia profesional buena parte de la geografía peninsular,recalando en su ciudad natal tan sólo en dos ocasiones, entre 1909-1916 y 1919-1920.240En la caricatura se pueden encontrar el díptico Fiesta de pueblo formado por dos ilustraciones en lasque se hace referencia a la entrada festiva y salida no tan festiva de un novillero en las fiestas de unaaldea. El díptico original estaba fechado en 1900, pero la versión que ha llegado hasta nosotros lo está en1938, igual sucede con la escena titulada La capea. En literatura El libro de los toros editado en Málagaen 1925 y en escultura diversas pequeñas piezas y 7 Pases taurinos, firmados en los años a 1940.241Ingresó en el Cuerpo Pericial de la Dirección General de Aduanas del Ministerio de Hacienda en 1894con el empleo de Interventor y se jubilaría en 1937 como Jefe de Administración, aunque sería admitidosin sanción por un año más, por necesidades del servicio entre 1940 y 1941.VOLVER AL ÍNDICE
  • 188. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]198A su labor artística privada, añadió su colaboración en cuantas actividadespúblicas se organizaban en su ciudad, esto se tradujo en homenajes tanto de lasinstituciones privadas como públicas, de entre ellos habría que señalar dos muysignificativos, la concesión de su nombre a la calle en la que nació, llamada desde 1913de José Román en lugar de la denominación tradicional de Jesús y la concesión deltítulo de Hijo Predilecto en 1921242.Sus destinos profesionales están ligados a su evolución plástica, de entre ellossin duda San Pedro de Pinatar en Murcia (1897-1903), Algeciras (1909-1916/1919-1920), Granada (1920-1923), Málaga (1923-1928) y Madrid (1928-1937 /1940-41)fueron los más destacados.Desde Pinatar pudo haberse catapultado hacia la prensa gráfica madrileñagracias a su oportuno retrato del político gaditano Emilio Castelar, fallecido en la villadel Mar Menor en 1899243, pero el encuentro con Madrid quedaría para más adelante.El regreso a Algeciras en 1909 aparece como un estallido creativo, entre otrasactividades iniciaría sus publicaciones literarias e intervendría en la decoración degrandes espacios, como la transformación del Teatro de Variedades para Salón de bailesen 1912 o la portada de la Feria de 1913 con el motivo clásico de las Cariátides244.242Los Aytos. de Algeciras le recompensaron por su labor desinteresada con varios galardones: en 1913se le concedió el nombre de José Román a la calle de su infancia, la calle Jesús; en 1921 se le concedió elTítulo de Hijo Predilecto, en 1950 se le nombró Miembro de Honor de la Comisión de la Feria delCentenario y en 1952 se colocó una placa sobre el solar que ocupara la casa en la que vino al mundo. delas dos primeras concesiones sólo hay constancia de ello por los diplomas otorgados y la rotulación de laque le producía su reconocimiento local la expresa de la siguiente manera: "He retrasado la misiva.Perdona. - su interlocutor es el periodista local Donato Millán- El caso es que no sé si sabrás que elAyuntamiento me dedicó una placa en el lugar donde vine al mundo esquina del Calvario. Y el día 17,este domingo pasado, se congregó el pueblo para el acto del homenaje. Discursos, aplausos, vino dehonores, abrazos, recuerdos... Es el cuarto homenaje que me dedica la ciudad: la calle, hijo predilecto,miembro de Honor del Centenario, la placa del nacimiento, ... ¿qué más da?, yo seguiré trabajando hastadonde pueda ". Donato (Donato Millán). Alrededor del Hombre. La Calle José Román. Aduanas nos.151-152. Madrid, Agosto-Septiembre 1966. Entre las entidades culturales, la más significativa de ellas, ElCasino le hizo Socio de Honor en 1921.243Sobre este particular se expresa de la siguiente manera: “...Castelar moría en Pinatar, donde yo eraadministrador de la Aduana y un servidor, a los pies de la cama, besé su mano, aún caliente. Allí estabaDon Miguel Moya, ya conocido mío. Todos los señores bajaron al comedor del suntuoso recinto y quedésólo frente al cadáver, con un guarda de campo en la entrada. / Me acomodé en una silla baja, aparté unasmacetas que rodeaban al glorioso muerto, colocado por de pronto en el suelo, entre flores y tracé el dibujoque mostré seguidamente al concurso - de los allí presentes - y que luego se propagó por España porqueen aquel lugar no había fotógrafo y hube de reproducir veintitrés veces el apunte, para toda la prensanacional y extranjera. / Cuando apresuradamente llegaron los equipos de Madrid ya era tarde. El tribunoestaba descompuesto y no quedaba para la historia más referencia que la mía. / Don Miguel Moya, traslarga y elogiosas frases, luego en la sobremesa, me propuso la plaza de dibujante de "El Liberal". Poraquel entonces, Don Miguel Moya, era como el Patriarca del periodismo. Se editaban cinco "liberales" entoda España. Madrid, Sevilla, Valencia, Barcelona y Bilbao y pertenecer a la redacción central, era algocomo el generalato del periodismo. El despacho del magnate sólo tenía parangón con el de un altodignatario en mandos públicos. / El porvenir estaba hecho. Mi carrera, con un destino en Madrid, podíaser, como una ayuda de lo que esperaba en el selecto periódico. Rápidamente sería popular en toda laPenínsula. /.../ no he sido aventurero. Sólo fuí valiente con los toros, que respondían dándome volteretas...". Román Corzánego, J.L. El humor en el Arte. Madrid, 1955. Inédito.244Entre las obras conmemorativas merecen mención el Arco Triunfal con el que el Ayto. recibió a lastropas que regresaban de la Guerra de África, la Decoración del Teatro de Variedades para salón de bailesen 1912, que daría origen a la publicación Muñecos y Caretones (Algeciras, 1913) y la Portada de la Feria
  • 189. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]199Granada está sin duda en su definición como escultor. A la Exposición Regionalcelebrada en dicha ciudad en 1920 llevaría 27 bustos, obteniendo con uno de ellos, ElMestizo, Medalla de Oro. Málaga lo vería como escultor e ilustrador, reconociéndoselesus dotes en la exposición celebrada por la Academia de Bellas Artes de San Telmo en1927245. A la par que ésto sucedía, llegaron también las renuncias, la primera de ellas, ladel toreo lo fue en 1913, ahora la de la literatura publicada llegaba en 1925246.Madrid, desde 1928 será su último destino profesional, y en ella recalará hastasus últimos días, culminando su carrera profesional en 1941 como Jefe Superior deAdministración del Servicio. En esta época tuvo un reconocimiento singular, elMinisterio de Hacienda, de la recién nacida Segunda República, le nombró vocal en laComisión de Valoración de Objetos Artísticos, distinción y cargo que a pesar de losavatares políticos del país mantendría hasta el final.Los años treinta no fueron buenos para la Paz, y menos aún en su último tramo.El país y Madrid, particularmente, fueron testigos de la cruel realidad. En estosmomentos, 1938, toma el lápiz y éste no hace otra cosa que seguir a la vista, naciéndolela serie de ilustraciones Visto y vivido. Cuadros del Madrid Rojo, retrato colectivo deun drama en el que fue espectador y reportero.Tras su jubilación en 1941, se le abrió un período creativo que sólo culminaríacon el tiempo de la despedida física, en 1957. A este período correspondefundamentalmente su actividad como escultor, tanto profano como religioso, enconcreto su imaginería la llevaría a cabo entre 1944 y 1955247, es decir en una edad muyavanzada; también comienza el tiempo de la recopilación y así inicia esa gran obra nopublicada formada por unos originales álbumes familiares y sus novelas de últimotiempo, desgraciadamente inéditas.2. Los hechos:2.1. La Guerra en Madrid.El gobierno surgido de las elecciones de Febrero de 1936, constató la división deEspaña en dos bloques. Ninguno de los dos pertenecía a una ideal vía media, ninguno deellos estaba dispuesto a dejarse arrastrar por el otro, por eso ambos veían cómo sebarruntaba la tragedia en el horizonte. La conspiración no tardó en plasmarse a pesar deReal de 1913 con el motivo de las Cariátides, pero con unas cariátides peculiares, bifrontes. La literaturaserie, no ya sólo la del columnista habitual de la prensa local, la comenzó con De la España ignorada.,publicada en Algeciras en 1911.245Sobre su participación en esta exposición la Real Academia de Bellas Artes publicaría Juicios críticossobre las obras de escultura, dibujo y caricaturas, presentadas en dicho certamen por José Román,Málaga. 1927.246El toreo de aficionados lo abandonó en 1913 con la corrida benéfica en el aniversario del incendio delTeatro de Variedades. La información sobre su vida torera se encuentra tanto en El Libro de los toros,como en el álbum Los Toros, firmado en Madrid en 1956 y aún inédito. Sus últimas publicaciones lasllevó a cabo en Málaga en 1925: Visiones del Porvenir, El Libro de los Toros, El Motor de Explosióny Granada...Granada.247Sobre su obra escultórica llevó a cabo una compilación en tres álbunes bajo el título de Esculturas,sólo subsiste el tercero de ellos, sin fechar e inédito.
  • 190. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]200que el gobierno quisiera atajar a los presumibles generales confabulados enviándolos adestinos periféricos248.Los asesinatos del Teniente Castillo, de la Guardia de Asalto y del diputadoCalvo Sotelo, encresparon la tensa situación que estallaría primero en el ProtectoradoMarroquí el 17 de julio y luego se extendería sobre el País desde el día 18. Unos y otroscreían que la situación no se prolongaría más allá del verano, desgraciadamente no fueasí y España se desangró tanto en los frentes como en las retaguardias hasta el 1 deAbril de 1939, y más allá de esta fecha en la posguerra.Madrid y Barcelona junto a los grandes centros industriales y las zonascontroladas por los frentepopulistas rechazaron a los sublevados, esta resistencia deeminente carácter popular, desorganizada en un principio pero eficaz, está sin duda en laclave de la frustración de los objetivos perseguidos por los conspiradores y por tanto enla conversión del golpe en Guerra Civil. La sublevación al no triunfar se convirtió enuna guerra de aniquilación física e intelectual, pues no estaba sólo en juego laeliminación de un gobierno, también se jugaba la demolición ideológica del adversario,por lo que no fue viable ninguna vía de compromiso.La reacción popular, allí donde triunfó, fue contraria a los salvadores de lapatria. La revolución social que pretendía abortar de raíz no sólo no lo fue, sino que a lapostre la potenciaron en lugar de sepultarla. La reactivaron sin quererlo y convirtieron ala Segunda República superviviente en un estado agónico en lucha contra su adversarionatural, los facciosos, y contra las fuerzas internas que pujaban por sobreponerse alestado democrático, impidiéndole una coordinación necesaria y eficaz, restándole unasfuerzas imprescindibles en su lucha por la supervivencia política, militar e ideológica,en ese intermedio trágico de nuestra historia que tuvo lugar entre el verano de 1936 y elinvierno de 1939.A los ojos de sublevados no existía una crisis de estado, simplemente éste noexistía. Había una revolución en marcha y ésta no era la de ellos, porque entre otrascosas lo que se quería y quienes estaban a su frente no eran representantes de nada queellos valoraran.Estabilizados los frentes hacia el 21 de Julio, la marcha hacia Madrid y sudefensa iba a concentrar ahora todos los esfuerzos. Dos gritos se harían famosos: el Nopasarán de Pasionaria y el Pasaremos de los sublevados, ambos representativos de ladeterminación de los contrincantes.Superados los obstáculos de aislamiento para los pronunciados entre ElProtectorado, El Estrecho y el Valle del Guadalquivir con la Submeseta Norte, a Francoy Mola les urgía la toma de Madrid tanto para finalizar el conflicto como para248La Guerra Civil y sus connotaciones internacionales no son el fundamento de esta publicación, elconflicto sólo es el soporte en el que Román va a desarrollar su actividad plástica, por lo que remitimos allector a cualquiera de las monografías y biografías sobre sus personajes. Valgan como ejemplo:Abellá, R. La vida cotidiana durante la guerra civil. 2 vols. Barcelona, 1973 y 1975. / AA. VV. Asícomenzó la tragedi -122. / AA.VV. Hambre en Madrid. Abastecimiento, mercado negro y picaresca durante la guerra civil. Historia 16.-18. / La Guerra Civil: 50 años despuéde la. Francisco Franco: un siglo de España. 2 vols. Madrid, 1973. / Fusi, j.P. Franco: Autoritarismo ypoder personal. Madrid, 1985./ Preston, P. Franco. "Caudillo de España". Barcelona, 1994./ Tuñón deLara, M. y García-(1923-1939). Historia de España. Tomo IX. Labor. Barcelona, 1982....
  • 191. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]201capitalizar el mando único, algo a lo que los aliados italogermanos y portugueses lesconminaban. En el camino hacia Madrid, Toledo iba a despejar este panorama; elAlcázar de la ciudad se encontraba sitiado y Franco decidió liberarlo, esta victoria leayudó a conseguir el mando único, resuelto a su favor el 28 de Setiembre, pero esteretraso en el camino hacia la capital también sirvió para organizar la defensa de ésta,pues aunque había superado con éxito la sublevación interna de los primeros días y lamarcha de Mola, detenida en el arco de la sierra madrileña, había empezado a sufrir losprimeros bombardeos a fines de Agosto.En ella, a la par que se aglutinaron todas las fuerzas políticas y sindicales delFrente Popular, se dio marcha a la creación del Ejército Popular formado por lasdesorganizadas milicias del primer momento y los mandos profesionales de las antiguasfuerzas, a las que se les impusieron delegados políticos, a semejanza del comunistaQuinto Regimiento, de este modo se pudieron formar 6 brigadas mixtas cuyo objetivosería la defensa de la Zona Centro.Tras las caídas de Toledo y Oviedo, Franco firma el 19 de Octubre las últimasinstrucciones para el ataque a Madrid. El gobierno ante el avance casi irresistible de lossublevados se traslada el 7 de Noviembre a Valencia. Madrid quedaba sujeta a la Juntade Defensa, al mano del general José Miaja Menant, ésta se transformó a finales de mesen la Junta Delegada de Defensa, organizando la resistencia contra las fuerzas atacantes;tras la estabilización del frente dejaría sus poderes al Ayuntamiento en 1937. El ejércitodel Centro entre tanto pasaba de manos de Asensio Torrado a Riquelme. Setrasformaban el ejército, el gobierno de la ciudad y la sociedad.Se hacía necesario organizar tanto la defensa como los abastecimientos y elalojamiento del nutrido número de refugiados que huían hacia la capital, por lo que entoda la zona republicana y especialmente en Madrid desde el 21 de Julio comenzaronlos Comités Sindicales a responsabilizarse de los servicios públicos. Los medios decomunicación, tuvieron direcciones afectas a la nueva situación, de los periódicos de laderecha sólo ABC saldría de nuevo, pero con director y redactores simpatizantes a laRepública. Las empresas empezaron a funcionar con órganos de autogestión,... Larevolución sindical estaba en marcha. El 23 de Agosto se formó el Tribunal Especial deMadrid que entendía sobre todo aquello relacionado con la rebelión y la seguridad delEstado.Desde el 22 de Julio al 20 de Agosto se había ido formando el cerco sobreMadrid entorno a las sierras de Navacerrada, Somosierra y Guadarrama. SóloGuadalajara, parte de la provincia de Toledo y Cuenca la seguían uniendo al resto de laEspaña republicana. La tenaz resistencia del nuevo ejército republicano, auxiliado porlas Brigadas Internacionales y los refuerzos soviéticos, provocaron la paralización delavance triunfal hacia la capital e hicieron de la guerra una lucha de trincheras yposiciones que desgastaría al hasta ahora invicto ejército sublevado, pronto éstos vieroncomo necesaria la renuncia a la toma de Madrid tras el frenazo sufrido en la CiudadUniversitaria desde el día 7 de Noviembre, siendo éste algo más que patente desde el 22del mismo mes. La guerra pudo haber tomado un giro decisivo, pero amboscontendientes estaban agotados. Las futuras ofensivas -republicana sobre el valle delJarama, italiana en Guadalajara, y nuevamente republicanas en Brunete y La Granja,éstas últimas en 1937-, mostraron la imposibilidad de un triunfo definitivo de cualquierade los contrincantes, al menos en este frente. Serían otros escenarios los que decidiríanla guerra.
  • 192. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]202Las batallas de Teruel y del Ebro en 1938, planteadas en un principio por laRepública como válvulas de escape ante la previsible presión franquista sobre Madriduna vez desaparecida la Zona Cantábrica republicana, provocaron tras su derrota,primero la caída de Cataluña y ya sin resistencia la de Madrid el 27 de Marzo de1939249, el resto de la agónica Republica caería por simple goteo hasta el 1 de Abril. Esedía en el muelle alicantino se representó la última puesta en escena de la tragedia oficial.La Guerra se había decidido a lo largo de 1938 en el frente y la diplomacia larespaldó en el pacto de Munich, dejando inerme a la República incluso en este purocampo de las formas.2.2. La familia Román durante la guerra.La familia vivía al comienzo del conflicto en la calle Hilarión Eslava, nº 28, enel barrio de Argüelles, casi a las afueras de Madrid, junto a la cárcel modelo.El levantamiento del cerco de Oviedo determinó a Franco, ya Jefe de lossublevados, a definirse por la toma de Madrid. La presión y el avance continuadollevaron el frente a principios de Noviembre hasta las puertas de la casa de los Román,allí el padre, nuestro artista, pudo ver con sus prismáticos como la aviación de losfacciosos atacaba la capital; uno de estos aviadores era un amigo de la familia, GarcíaMorato. Desde el balcón del frente de batalla en que se había convertido la casa,también pudo ver cómo salieron los presos políticos evacuados de la cárcel yposteriormente pasados por las armas en Paracuellos del Jarama. En este tiempo se lesharía común escuchar cómo se daba el pasaporte250en las tapias cercanas a lospartidarios del Movimiento Nacional.Se vivía en vilo. La constante zozobra les llevó a hacer la vida en la escalera porser la parte más segura de la casa. Al estabilizarse el frente fueron evacuados al número123 de la calle de Alcalá donde convivieron con otra familia hasta finales de 1938. Laguerra aunque les quedaba cerca, ya no estaba a un tiro de piedra. Nuestro artista, yaasentado en su nuevo domicilio, pudo conseguir un salvoconducto para recuperar sus249La Segunda República había dejado de existir en la práctica desde Febrero de 1939. Sólo existía unestado nominal, ya que sus principales instituciones habían dejado de funcionar en ese mismo mes. LasCortes se reunieron por última vez en Figueras el día 6, el Presidente había partido hacia el exilio, al igualque poco más tarde el Presidente del Gobierno y el General en Jefe. El Presidente dimitió en el exilio enfavor de Martínez Barrio, pero éste ya no regresaría, ..., sólo los que resistían lo hacían en espera deenlazar el conflicto español con la más que previsible Segunda Guerra Mundial, pero ya era demasiadotarde.Ante el vacío de poder, en Madrid se formó una Junta de Defensa Nacional, encabezada por el coronelSegismundo Casado y el profesor de lógica, el socialista, Julián Besteiro. La junta era contraria a Negríny a la preponderancia del Partido Comunista, y se proponía iniciar conversaciones con Franco, con quienal parecer había un punto en común: "Salvar a España del comunismo". Los primeros días del mes deMarzo vieron entorno a Madrid un remedo de Guerra Civil. Los comunistas, encabezados por elcomandante Luis Barceló, fueron derrotados, pero ya la suerte estaba echada. El avance sobre el territoriodel estado nominal, se hizo imparable desde el 26 de Marzo, Madrid cayó sin resistencia como frutomaduro, al día siguiente. La reciente ley franquista de Responsabilidades políticas de Febrero de 1939,comenzó a aplicarse con todo su rigor retroactivo para aquellos delitos cometidos desde Octubre de 1934.Ver nota 9.250La historia de la represión fue común a ambos bandos: dar el pasaporte era la ejecución sumaria, porfusilamiento, común a unos y otros. En la Zona Nacional se haría común la expresión darles la reformaagraria.
  • 193. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]203pertenencias de la casa que habían dejado en pleno frente, iba a ella con unos amigos yuna carretilla para recuperar sus posesiones, sin duda lo que veía en el camino leinfluiría en sus futuras composiciones.La familia a pesar de la evidente crisis de carestía y dificultad de movimientos,tuvo la suerte de contar con una moderada buena posición debido a que en su senotenían al padre en la Dirección General del Cuerpo Pericial de la Dirección General deAduanas, aunque fuera jubilado en Mayo de 1937; al hijo, el afamado dr. Manzanete251y a un fiscal de los Tribunales Populares, el yerno, Manuel Torres casado con la hija,Florentina; sólo el hijo Julio, en edad militar, tuvo que vivir oculto durante este trágicotiempo.La guerra desde la finalización de la batalla de Brunete en Julio de 1937, sehabía relajado en el frente de la Zona Centro, donde la suerte de ésta era más queindeciso; la tensión se desviaría ahora hacia el frente de Aragón, donde se decidió elcurso del conflicto. Madrid ya sólo se sobresaltaría en la agonía del conflicto, en Marzode 1939. Durante este período de relativa tranquilidad hay que situar la composición deesta serie de ilustraciones.A finales de 1938, alquila la familia una casa en el número 38 de la calle Ayala.La tranquilidad que le supuso esta nueva situación, ya no compartían casa con ningunafamilia y los hijos se habían independizado, le permitió realizar esta serie, muchas deellas iniciadas en el refugio de la mantequería de su amigo Mariano252.La guerra tocaba a su fin. Manuel Torres, el yerno, pudo escapar hacia Francia, através de la embajada panameña, allí se reunió con su esposa, ambos pudieron regresary sin depuración afortunadamente para el exfiscal de los tribunales populares, el restode la familia había quedado a salvo. Finalizado el conflicto, se pudieron enterar de lasdesgracias ocurridas en el Pueblo durante los primeros días del LevantamientoMilitar253. Entre los fusilados durante los primeros días del conflicto se encontraron, elfarmacéutico Adolfo Utor y su sobrino y periodista Miguel Puyol Román, colaboradorasiduo de la prensa local, fundador de varios diarios de corta vida y último director del251El hijo, José Román Manzanete era conocido como doctor Manzanete. Fue un relevante científico, queocuparía distintos cargos en la administración sanitaria y docente, desarrolló el Hemocultivo Manzanete ymétodos para el análisis de aguas potables, detección precoz de la salmonelosis y fabricación de vacunasy sueros, también fue escritor y conferenciante, miembro de la Real Academia de Medicina y Miembro deHonor de la Sociedad Médica de Hospitales de Lisboa. Fundó la Escuela de Trabajo de InvestigaciónBacteriológica y sería distinguido con la Cruz del Mérito Sanitario. San Pedro del Pinatar, su tierra natalle hizo Hijo Predilecto y le dedicó una de sus calles. EXMO. AYTO. SAN PEDRO DEL PINATAR.Expediente para la Concesión del Título de Hijo Predileto a favor de D. José Román Manzanete. 1960-1966. San Pedro del Pinatar, 29/4/1966.252Gázquez, J.M. La época dorada de la prensa algecireña. El Noticiero, el diario de este siglo. El Faro deAlgeciras. pg. 11. Algeciras, 19 de Junio de 1997.253La guerra en Algeciras por su situación fue breve, no pasó del 19 de Julio; aunque el hito principal parala consolidación de la posición de los sublevados y el desarrollo de la Guerra tuvo lugar el 5 de Agostocon el paso del "Convoy de la Victoria" de las tropas del Protectorado, culminándose así el trasvase detropas iniciado desde principios del conflicto con el "Puente aéreo" ideado por el general AlfredoKindelán. El último acto prácticamente de la Guerra en la ciudad lo llevó a cabo el 7 de Agosto elacorazado Jaime I, cuando la bombardeó. Esporádicamente la aviación haría incursiones sobre ella parainmovilizar el ferrocarril o el puerto. Ver en Delgado Gómez, Cr. Algeciras. Pasado y Presente de laciudad de la bella bahía.La historia de la represión está por hacer, pero parece ser que no se prolongaría más allá de estas fechas.
  • 194. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]204Noticiero (1922-1936), periódico decano de la prensa en la plaza, cercano a las posturassocialistas a los que apoyó en 1936, costándole esta postura la vida. Fueron eliminadosen el tumulto de acusaciones e índices de sospechosos para las nuevas autoridades; otrosobrino, el famoso cartelista y pintor, hermano del anterior, afecto al Partido Comunista,Ramón Puyol Román, pudo huir de la capital antes de la llegada de los vencedores.La Guerra, como en muchos otros casos se cebó en la familia, desgajada y rotaen los dos frentes fratricidas.3. La vida de Madrid reflejada en los cuadros de Román.3.1. Los cuadros.La serie está compuesta por 18 escenas firmadas y fechadas en 1938 en Madrid.Son dibujos sobre papel definidos a plumilla coloreados a la acuarela. Las dimensionesson de 47 x 40 cm. aunque en su visualización actual gran parte de ellos presentan unade 30 x 22 cm., impidiéndose con ello la lectura de los subtítulos que poseen en la parteinferior, en la parte superior poseen el título. En el reverso existe un comentario alusivoa la escena, contribuyendo con esta descripción a potenciar su carácter narrativo.La serie la expuso primero en Algeciras en 1939 y luego en Madrid, aunque enesta ocasión sólo llevaría algunos de ellos al XXV Salón de los humoristas, celebradoen 1940.Los cuadros tienen una disposición determinada y definida por su agrupación enun álbum254, siendo éste el orden en el que se los presentamos, pero desde 1994 hanvuelto a tomar el formato de cuadro, figurando así en la exposición que sobre la obragráfica de Román organizó la Galería Ramón Puyol de la Fundación Municipal deCultura José Luis Cano dependiente del Excmo. Ayto. de Algeciras, en ésta del 11 alLa agrupación de estos cuadros comienza con la siguiente nota:Dos palabras: “Estos dibujos fueron hechos ocultamente en Madrid, durante laguerra, bajo el temor diario de un registro, de una sospecha, inspirados en el ambientetrágico de la urbe. Sin embargo, no hay en ellos tramas de sangre, detalles de horror,que tanto abundaban, y más bien está cultivada la nota de una ironía honda, delverdadero "humeur", pues el drama se desprende fácil de los motivos del interior de losasuntos, envueltos en sus líneas. Del recato peligroso de su confección, acaso me jugabala vida, de lo oculto del trabajo, pasaron a la mayor publicidad. Se expusieron enAlgeciras, el General Martín Moreno inauguró el acto, miles de criaturas seamontonaron días y días en el comentario de sus trazos, y luego en Madrid, varios deellos figuraron en la exposición del Círculo de Bellas Artes."255254Salvo los cuadros La Cola de las tres naranjas y "Lolilla " La Pingo... que se conservaron desde unprincipio como cuadros, el resto de ellos, desde 1940, formó parte del álbum titulado Visto y Vivido.Cuadros del Madrid Rojo.255Esta nota figura en la contraportada del álbum como aclaración y explicación del porqué de suejecución. El álbum original está formado por 18 hojas de cartulina negra de 43 x 33 cm , en el anversofigura la escena y en el reverso el comentario, para facilitar su reproducción y comprensión, en este casose pone a los pies de la ilustración.
  • 195. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]205El orden es el siguiente:Fig. 1.Título: Tipo sospechoso.Subtítulo: Un señor con sombrero..., un señor con sombrero...Comentario: "Y tan sospechoso... El que suscribe no abandonó el sombrero, deparecida forma que usé siempre, y mientras duró la guerra crucé las calles de Madridcomo ahora mismo... Se me quedaban mirando... ¿No me dará Vd. una cría? me dijeronuna vez. Y otra, una desvergonzada me atajó en la calle y me lo pidió. Déme Vd. elsombrero... Yo me sonreí y seguí adelante. Era en verdad casi el único que se paseabapor la capital, todo el mundo iba descubierto, o con la boina, y claro es, forzosamenteme tenía que distinguir como persona sospechosa, la señal es clara."Fig. 2.Título: ¡Era su coche!Subtítulo: ¡Nuestro coche!
  • 196. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]206Comentario: "Como la propiedad era ficticia, que cualquiera se apoderaba de loajeno sin delincuencia, porque era del pueblo, se daba el caso frecuente de los cochesque eran vistos por sus legítimos dueños, sin posible reclamación. En mi propia casa,uno de mis hijos, que a costa de largos sacrificios tenía para su obligación un pequeñocarruaje, se lo requisaron; se lo robaron, y lo vio un día ocupado por furcias, por gentesociosas, por desalmados... armadas... Expresó su protesta, que tuvo que reprimir porqueél no tenía más que la razón, y los ladrones en cambio tenían sendas pistolas."Fig.3.Título: Perejil a pesetaSubtítulo: Déme Vd. dos ramitos.Comentario: "Una cola de perejil... Una cola de cualquier cosa... En elmomento que alguien ponía en el suelo una fruslería, el primero que pasaba hacía alto, yle seguían unos y otros aunque fuera materia deleznable, el perejil, que lo regalaban enlo mercados, unas cabezas de ajos, un manojo de hierba que no las comían ni las cabras,unas frutas podridas...Todo era útil para llevar a casa, todo era bueno para callar,engañar más bien, el clamor del estómago."
  • 197. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]207Fig. 4.Título: Viva nuestra madre.Subtítulo: La filantrópica agrupación "Mujeres libres" organiza un festival enhonor de Dolores.Comentario: "Las manifestaciones callejeras estaban a la orden del día.Cualquier pretexto era bueno para que las compañeras se echaran a la vía pública contrapos y estandartes, las gentes de orden se quitaban de en medio porque obligaban aengrosar las filas a las curiosas y transeúntes, y así de esa guisa recorrerían unas cuantascalles, hasta que se cansaban de proferir insultos a todo bicho viviente; a los que seasomaban a los balcones, a los que se quedaban mirando. Curioso y enaltecedorespectáculo donde la Dolores era el ídolo y símbolo de la feminidad entendida a suestilo. Y al de las camaradas".Fig. 5.Título: Antes.Subtítulo: Don Perpetuo de la Derecha y familia de paseo en tiempos normales.
  • 198. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]208Comentario: "Como era frecuente la subversión de los valores, como los ountosy las gafas se alzaban con sólo cogerlos, he ahí a Don Perpetuo de las Derechas, cuandosalía en tiempos normales de su casa con la familia, saludando con respetuoso cariñopor el vecindario, caminando en paz y gracia".Fig. 6.Título: Después.Subtítulo: En pleno comunismo. ¡Pero sin los porteros...!Comentario: "Pero vinieron "los malos" y se apoderaron de lo que tenía DonPerpetuo, y no le quitaron la vida por milagro; y la familia hechos una piña de angustia,contempla asombrada el paso fastuoso de los porteros de su antigua casa ataviados conlas prendas que fueron suyas. El pretendiente de la niña ha desaparecido. Sabe Dios quehabrá sido del pobre."Fig. 7.Título: Arte Popular.Subtítulo: Un grupo de milicianos.
  • 199. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]209Comentario: "Los milicianos se retrataban en grupos con sus familias deocasión, con sus esposas de temporada legalmente unidos en un ensayo autorizado porla ley que dictaba un camarada cualquiera, que medio supiera leer unos simplesconsejos de libertinaje adaptados al caso. El espectáculo era grotesco, sin reparo nimiramientos, en pleno goce de libertad de los instintos, en pleno disfrute de la más sanademocracia".Fig. 8.Título: Como hermanos.Subtítulo: Uno de los cuidados del régimen ha sido la distribución de alimentos,llevada a cabo de una manera equitativa y fraterna.Comentario: "La abundancia de comidas selectas en poder de los milicianos, loscamiones y los colores cargados, junto a los desvalidos de la suerte, frente a las colastrágicas, era un espectáculo vulgar, la diaria visión. La niña en su afán inocente, quiereabalanzares al jamón, sin miramientos, aguijoneada por el hambre. La madre se echa lasmanos a la cabeza, como si soñara...; - ¡Sta. María Virgen! ¡ un jamón, un jamón deverdad...!".
  • 200. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]210Fig. 9.Título: La hora del parte.Comentario: "La familia, los allegados más íntimos, la servidumbre... todos enel más augusto silencio, cercados del peligro, escuchan la radio, esperaban la horaansiada "del parte". El abuelo, retirado militar, explica a un compañero sobre un mapala marcha triunfal de los ejércitos. El padre, encanecido de sufrimiento espera con lamano en la mejilla la noticia del día; la madre clama al cielo para que "esto" termine; elhijo miliciano, cierra la cortina; la criada avanza con paso tácito para no hacer ruido, ytodos al final, en su confiada ilusión esperan que las tropas, como un río desbordado,irrumpan los campos rebeldes. Cuando estos modestos dibujos, hechos en la sombra,fueron expuestos en Algeciras, el gral. Martín Moreno que inauguró el acto examinabaun trabajo, y yo le decía: "¡Esta pobre gente espera el parte, esperan como un hilo devida la palabra que les firme el gral. Martín Moreno!El gral. se reía, y era verdad. De esas habitaciones, salía, como una onda deoptimismo, que llenaba la vida mártir."
  • 201. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]211Fig. 10.Título: Luego de bien hervido.Comentario: "El caso de un rebusco en la basura era diario; señores queremovían la inmundicia para atrapar un hueso, una fruta prohibida, lo vimos cien vecesdesde nuestra casa que daba a un mercado. Un doctor conocido, del montón de estiércolde un centro oficial sacó dos gallinas muertas; las envolvió en un papel y pronunció lafrase que sirvió para motivo y lema del dibujo.- Se hierven y están buenas..."Fig. 11.Título: Yte misa est.Comentario: "Como en las catacumbas bajo el suelo de la Roma pagana, loscristianos en las más ocultas habitaciones celebraban en el sagrado de la Fe, el santosacrificio. Acudían los vecinos solícitos llenos de unción, el miliciano camuflado era un
  • 202. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]212sacerdote; el acólito un señor venerable. Y yo mismo que allá en el remanso de lossiglos, les amenazaba el tormento a los sectarios de la Buena Nueva, aquí también,muchos de ellos, cientos de ellos, fueron al sacrificio por el hecho simple de pedir aDios por los muertos y perdón por los verdugos. Y así, de este modo simple, cuanto mássimple más hondo, se revivía la incruenta ceremonia, que tenía muchas veces un epílogoirreparable".Fig. 12.Título: La bolsa de los cambios.Subtítulo: ¡Doy el peine por garbanzos!... -¡Las colillas por un chusco...!Comentario: "El mercado del cambio era interesante, todo se cambalacheaba ytodo servía, menos el dinero. Zapatos de completo desecho se trasformaban engarbanzos, el jabón en pan, un chaleco por cebollas. Era una muchedumbre que llenabauna olla, donde hervía el hambre, la fatalidad y el bochorno. Yo he visto un caballeroamigo mío ofreciendo un liviano pañuelo tan pobre, que me sonrojó el contemplarlo.Sabe Dios porqué lo cambiaría el desgraciado amigo".
  • 203. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]213Fig. 13.Título: Cuida del árbol como lo que es; fuente de vida y de salud, gala y orgullode la naturaleza...Comentario: "increíble y diaria escena la tala de árboles, tan amigos del hombrecivilizado. Magníficas avenidas sombreadas de corpulentos ejemplares,, que costómuchísimos años verlos crecer, y a cuyo grato amparo cruzábamos en los días deardiente sol, se convirtieron en desagradables, agreste lugares para cruzarlos a lacarrera. Y se ensañaron con los más céntricos, con los acogedores y más útiles...-¡Hermano salvaje, cuida del árbol... y destrózalo!".Fig. 14.Título: Facilidad en los transportes.
  • 204. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]214Subtítulo: Subiremos al otro coche.Comentario: "Los medios de comunicación estaban reservados a los mejores,los más fuertes y decididos, puesto que había que tomar los coches al asalto, comofuera, sin consideraciones a nada ni nadie, por la ley del más fuerte, y en este plan,lógico es que se quedaran en tierra los prudentes, los débiles, para dar paso a la turba delos valientes, que muchos quedaban en el suelo arrastrados por los tranvías, heridos porlos postes que pasaban al paso; y esto era más de explicar, pues las milicias se metían lacartera de los billetes bajo el brazo y decían: - ¡El que quiera, que dé algo ... y el quequiera ...!".Fig. 15.Título: Persevera en el intento de conservación de las obras de arte, tesoroemocional que nos legaron las generaciones.Comentario: "Las iglesias fueron saqueadas para servir de almacenes, degarajes, de cuarteles de la horda. Los sillares, los retablos, las imágenes erandestrozadas a golpes de hacha para leña, y por placer de destrozar lo que fue objeto deveneración. En la puerta de la Concepción hicieron astillas ante mis ojos una talla, quepor las trazas me parecía de mérito, pero ¿quién detenía el brazo armado de unenergúmeno, que creía realizar con aquel acto de vandalismo una obra digna de lacausa? Había que seguir adelante, indiferente en apariencia para no caer en sospechas, yque sirviera el propio hacha para castigar al osado que se oponía a la tarea salvaje."
  • 205. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]215Fig. 16.Título: La cola de las tres naranjas.Comentario: "Una cola, una de tantas colas que se formaban a cada paso. Véasela cantidad de naranjas a distribuir, no alcanzan a casi nadie. Sin embargo, la fila, comouna serpiente del hambre, espera resignada por si acaso. Y en ella disimuladamente sealbergan, junto a la mujerzuela desvergonzada, la pudibunda muchacha, y el caballerolleno de dignidad y de paciencia, con su bolsita colgada del brazo, en la esperanza dealcanzar algo con que mitigar la necesidad apremiante. Y mientras, en los pisos linderoslas nuevas inquilinas tienden sus trapos y se asoman desgreñadas tras las persianashechas polvo, y la portería es un campo de sport, y los perros escardan en las basuras,como hace el caballero que también busca algo, a lo mejor un hueso, un mendrugotirado por allí por un miliciano harto. En las colas se condensaba todo el drama íntimo ysangrante de la tragedia de Madrid".Fig. 17.Título:"Se acabó el carbón".
  • 206. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]216Comentario: "Cuando escaseó el carbón, se echó mano de cuanto podíasustituirle y quemaron primero los bancos de los paseos, y los muebles bellos de lascasas donde se instalaron, y poco les importaba su valor. Y las personas humildes, loscaballeros distinguidos iban con leños a la espalda como Cristo con la Cruz, y nuevosCirineos les ayudaban sus familiares; y al fondo, indiferentes a tanta tragedia vivida, detanta miseria palpitante, los milicianos en franca intimidad, llenaban los cines y así sepreparaban para los matrimonios eventuales y a plazos".Fig. 18.Título: La boda del miliciano.Subtítulo: "Lolilla la pingo" hace un ensayo de casamiento por tres meses.Comentario: "Esto sí que era diario, a todas horas. Lolilla o Juanilla, cualquierfurcia indómita, celebraba su matrimonio con la mayor naturalidad ante un miliciano, enun cuartel, en un bar, y se echaba a la calle "con su esposo", que era un patán o unchulo, y los seguían gentes de alcurnia, y los transeúntes se quedaban mirandohaciéndose la señal de la cruz ante el desfile, ella con un traje de seda que se lo pisabade largo, un enorme manojo de flores de trapo, representantes de su virginidad, de trapotambién, y el cortejo, la madrina, con cara de borracha, y un gabán de pieles -robado,desde luego- y las amigas, la corte de amos, en albornoces; y al final los perros, cualotro matrimonio, como los otros al fin, que eran perros también y rabiosos."La serie termina con la siguiente coletilla: "En todos estos cuadros, hay ungrupo, una persona, algo al margen, que representa la razón, el sentido común, aquí elque protesta desaforado, es un perro."
  • 207. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]2173.2. Las motivaciones.La vida durante la guerra sobrecoge por las dificultades y peripecias pero sinquererlo obliga a reproducir vivamente cada uno de los esquemas ideológicos dequienes sufren el conflicto. Román, como cualquier otro que tuvo la guerra comovivencia no pudo sustraerse a la contemplación de los Desastres (hambre, crisis desubsistencias, lucha ideológica, persecución religiosa,...). Sin duda su pensamientocorresponde al de un hombre de derechas, pero no al de un activista, es de losapellidados De orden, algo que explica de la siguiente manera refiriéndose a lasenseñanzas paternas:"Nuestro padre256seguía la política de don Rafael de Muro257, que ignoramos enqué consistía. Era conservador, de los llamados personas de orden, y de ese ambientearrancará nuestro carácter también, de rancia solera democrática, pero de orden,conservadora. Programa político-social un poco confuso, pero no sabemos expresarlomejor. "258Las escenas reflejan tanto su visión de los hechos como su particularinterpretación, de ahí que existan varias claves para seguir su desarrollo:La lucha por la supervivencia, patente en todas sus formas en este compendiosobre la vida en la retaguardia, se comparte al menos con otras líneas como lapropiciada por el conflicto ideológico, propio de la lucha de clases, en este casoreferido a una mentalidad de derechas; junto a ella pero con connotaciones peculiaresfigura la agresión a la religión tradicional, aliada del trono caído y sus gobiernos yahora de los sublevados, de ahí que este hecho fuera visto como otra forma de lucharcontra la quinta columna de los facciosos. El anticlericalismo combativo, fue una delas claves de la tensión vivida en el país entre derechas e izquierdas desde bastantetiempo más atrás a que estallaran los brotes iconoclastas durante el período republicano.El desarrollo del conflicto, tan sólo está representado por un cuadro, tal vez poraquello que dice en el preámbulo a la serie: "fueron hechos ocultamente en Madrid /.../bajo el temor diario a un registro, de una sospecha /.../ acaso me jugaba la vida".256El padre, José Román del Valle, era natural de Tarifa y se dedicaba al comercio textil., gozando debuena posición económica y social, lo que le llevaría, por ejemplo, en 1891 a figurar en la lista demayores contribuyentes del municipio que se hizo para elegir a los compromisarios que deberían votarpara la elecciones al Senado de ese año, en 1892 a dirigir el Diario Apolítico REDENCIÓN, o en 1897 afigurar como Alcalde de Barrio en el que residía la familia, en el de San Isidro, uno de los cuatro que poraquel entonces formaban Algeciras. Fue también concejal del Ayto. al menos entre 1899 y 1903, por elPartido Conservador, formando parte de las comisiones de Ornato y Policía rural entre otras..Ver respectivamente en: Punto único de la Sesión del 1 de Enero de 1891. Algeciras, 1891. EXCMO.AYTO. ALGECIRAS. Libro de Actas Municipales. 1891. / AA VV. Los fondos documentales del I.B.Actas Municipales. Acuerdo 12. 7/7/1897. Algeciras, 1897./ EXCMO. AYTO. ALGECIRAS. Libro deActas Municipales de 1899, en el que es nombrado el 1/01/1899 y 1904 en el que deja de serlo el01/01/1904.257Rafael de Muro y Joaristi o Joaritzi fue Alcalde de Algeciras en varios períodos por el partidoconservador: 1891-93, 1895 y 1897. Ver en DELGADO GÓMEZ, Cr. Feria Real. pg. 273. Algeciras,1989.258ROMÁN, J. El libro de los Toros. pg. 36. Málaga, 1925
  • 208. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]218La agrupación podría quedar por tanto de la siguiente manera:La lucha por la supervivencia, agruparía a los cuadros:Perejil a peseta, Luego de bien hervido, La bolsa de los cambios, La cola de lastres naranjas, y Se acabó el carbón, que hacen referencia a las dificultades ypeculiaridades del abastecimiento, a la carestía en definitiva y a las ingeniosas manerasde procurárselo. Son tal vez los más dramáticos, aquellos en los que la ironía pasa a unplano lejano ante lo sobrecogedor de su visualización, aunque con el tiempo como losdemás sólo fueran una amarga anécdota.Facilidad en los transportes, es una muestra de las dificultades ocasionadas enlos medios de transporte, paralelo en su reflexión a ¡Era su coche!, pero en este caso losmatices empleados (transporte público frente a transporte privado) le diferencian de laanterior.La lucha de clases queda patente en:Tipo sospechoso, tiene un carácter biográfico bastante acusado porque hacereferencia a las distinciones de clases, los hombres de derechas se tocaban con unsombrero y éso era como un estigma, al que con todo no piensa renunciar.¡Era su coche!, es un grito contra la usurpación de la propiedad privada, en estecaso haría referencia a un caso que le ocurrió a su hijo, el doctor Manzanete. Manifiestatambién la tensión entre razón y fuerza.Viva nuestra madre, responde a una crítica sobre el libertinaje que se le atribuíaa Pasionaria, monstruo rojo de la derecha.Antes y Después, forman un curioso díptico muestra de la mudanza a queobligan los cambios de la ocasión, tanto de la propiedad como de las costumbres.Arte popular, es una libre interpretación de la "nueva familia" surgida a lasombra del conflicto, alejada de los cánones tradicionales y por tanto en el ojo de quienla interpreta; debería formar por su similitud temática un díptico con La boda delmiliciano, curioso retrato de una peculiar unión marital surgida al compás de lafragilidad de la vida en ese tiempo tan difícil para la felicidad.Como hermanos, aunque por su contenido podría estar vinculada con la luchapor la supervivencia, tiene una interpretación partidaria, como ocurre en los casosanteriores.Cuida del árbol, es un alegato por la naturaleza, que pasa a un primer planosobre la crisis de subsistencias.El Anticlericalismo se refleja en: Yte misa est y en Persevera en el intento deconservación de las obras de arte, tesoro emocional que nos legaron las generaciones,ambos no admiten otra interpretación que la del mártir en el sentido clásico de lapalabra, del testigo que sufre las dificultades para su desenvolvimiento espiritual ante lafuria anticlerical, ya que Iglesia y Derecha eran sinónimos, máxime cuando la Iglesia dela España Nacional había santificado el conflicto como Cruzada; a esto se añade elatentado sufrido por los espacios religiosos, ya no tanto como tales sino como alberguesdel arte. Por su contenido estos cuadros podrían hacer referencias a hechos anteriores a1938.
  • 209. Una visión de la guerra civil a través del álbum de don José Román “Visto y vivido.Cuadros del Madrid rojo”[Seleccionar fecha]219Por último el Desarrollo del conflicto sólo se rastrea en La hora del parte, enella se refleja la marcha triunfante de los sublevados en los últimos meses de 1938 y suseguimiento por la quinta columna en la capital.Esta colección de escenas de la vida cotidiana durante la Guerra, viene a ser unparalelo a Goya y sus grabados de los Desastres, salvando las distancias, pues aunquetienen en común la vivencia de las penalidades, tiene serias diferencias por sucontenido. El partidismo de Goya es contra el drama mismo con independencia de susprotagonistas, mientras en Román la interpretación de la tragedia se hace desde unaideología determinada.Entre las claves para seguir su interpretación habría que reflejar dos notaspresentes en buena parte de la obra: la ironía y la llamada a la sensatez ante cualquierdescripción, porque hay que entender toda la serie como una protesta ante los Desastresocasionados por la guerra, aunque el expresar su matiz ideológico le resultaimprescindible, no se puede obviar el carácter biográfico de la serie.Cabría hacer una objeción a los cuadros del Madrid Rojo ante el planteamientode lo que significan y diferencian a la Caricatura del Dibujo en la obra de Román259.Evidentemente, en sí mismas no son escenas humorísticas y en ellas no hay tampocouna deformación de la realidad: observa y capta en el papel lo que ve; sin embargo, a lahora de confeccionar su catálogo260las sitúa dentro de los dibujos de humor, cuandopudieran situarse mejor bajo otro tipo de denominación. La razón pudiera buscarse másen la forma de su ejecución que en el hecho mismo de su visión de la realidad. Sonretratos colectivos y más que Caricaturas, término excesivamente genérico y por tantopoco apropiado en este caso, habría que hablar de Ilustraciones pues no cabe duda deque no trasforma ninguna realidad, sea ésta objetiva o subjetiva y porque en ellasaunque exista una ingenua o cruda ironía, según los casos, el sentido de las escenas nopretende borrar los desastres de lo sucedido; sólo el tiempo, que todo lo suaviza, puedelograr una mueca para el recuerdo y éste sí puede conseguir cierta caricatura del pasado,en el sentido de paliar el sufrimiento de la tragedia (¿Te acuerdas de...?), o como exponeel profesor Valeriano Bozal:"...La sociedad cambia rápidamente y las imágenes han de conservar testimoniode lo que desaparece -no porque sea ejemplar, sino porque desaparece y si no haytestimonio gráfico no podrá recordarse- y de lo que surge como nuevo, en lacertidumbre de que también desaparecerá. /... / Lo grotesco saca a la luz eso quepermanece oculto y reprimido y gracias a la risa podemos aguantar su patetismo. La risalo ilumina para nosotros a la vez que disuelve su enfatismo en el alboroto de lacarcajada. La risa no es un juego alegre, pero se convierte en un juguete alegre..."261Nadie está libre de tener su protesta y expresarla, sea cual sea su forma demanifestarla y sentirla, independientemente de su capacidad para llevarla a cabo; eneste caso se ha utilizado la ilustración, tal vez porque la ironía diluye la tragedia de loque no tardando mucho se convertiría en pasado.259El dibujo, normalmente a lápiz y sin colorear, carece de notas humorísticas, el verismo es su esencia; lacaricatura por el contrario está dominada por el humor y la ironía.260Hacia 1956 confecciona su catálogo: Índice, una obra recopilatoria de sus actividades plásticas, en laque incluye los cuadros del Madrid Rojo dentro de los humorísticos.261-11/15. Madrid, 1989.
  • 210. A. Bolufer Vicioso[Seleccionar fecha]220Lejano el tiempo del conflicto, se estrenó en plena Transición, Las bicicletas sonpara el verano (1978), de Fernando Fernán Gómez. La familia fue a verla, salvo nuestroprotagonista que hacía tiempo había emigrado de esta vida. En un momento de la puestaen escena se presentó un cuadro en el que se daba el paseo. Tras ellos se escucharonrisas. No pudieron por menos que revivir, a vote pronto, la tragedia. La risa les parecióalgo demasiado absurdo y, a la vez, desgraciado para algo tan trágico. No pudieronsoportarlo y abandonaron la representación.*****Las reproducciones de las ilustraciones sobre los originales corresponden a:Joaquín R. Delgado: Portada y nos. 1 al 15.J. Ramón Sogorb Castro: nos. al 18.
  • 211. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 221 a 230221FERNANDO BLANCO WHITE Y LA ENSEÑANZA DELINGLÉS EN EL PRIMIGENIO INSTITUTO SEVILLANOCarmen Castro RodríguezIES SAN PABLO. SevillaAntonio Rafael Ríos SantosA. C. de las Reales Academias de Doctores de España, y de la Historia.1. Antecedentes inmediatosEn septiembre de 1845, la Ley Pidal creó en España los Institutos ProvincialesUniversitarios: germen de lo que hoy son “Institutos de Educación Secundaria”.En 1846, el dramaturgo Antonio Gil de Zárate, entonces Director General deInstrucción Pública, publicó una convocatoria de Cátedras, donde aparecía una delengua inglesa en Sevilla. Se ha dicho más de una vez algo erróneo: que la primeracátedra de Lengua Inglesa en la Universidad de Sevilla la obtuvo Fernando Blanco, elúnico hermano de José María Blanco y Crespo: ambos conocidos como Blanco White.Fernando, que nació en 1786, era once años menor.No hemos visto aún documentación de respuesta a su solicitud para enseñaringlés, pero juzgamos que lograría hacerlo como interino; sobre todo porque Lista, buenamigo de la familia, ejercía como Decano interino de la Facultad de Filosofía, creada en1845. Lista actuó como Jefe del Instituto anexo, hasta su muerte en 1847.VOLVER AL ÍNDICE
  • 212. C. Castro Rodríguez y A. R. Ríos Santos[Seleccionar fecha]222Ese Instituto estuvo, durante una época, en el recinto universitario, la antiguaCasa Profesa de los jesuitas que Olavide destinó para la Universidad, en la calle queluego tuvo este nombre (antes, „Compañía‟, por la ignaciana; hoy, Laraña, por el Rectorasí apellidado). Pasó luego a un antiguo convento franciscano, San Pedro de Alcántara;entre la calle de ese santo, (hoy, llamada Cervantes) y la que aún se llama Amor de Dios(por un hospital, ya desaparecido). Hoy se llama Instituto “San Isidoro”No hemos hallado indicio de que Fernando Blanco hiciera algo por participaren aquella primera oposición para la cátedra de Inglés. Había solicitado dar clases deesa materia en la Universidad sevillana, y hay documentación sobre sus clases comoprofesor de Matemáticas. Conocería bien el idioma inglés: por sus raíces familiares; porsu contacto con irlandeses del negocio paterno; por su estancia en Inglaterra, más de dosaños, (tras seis cautivo en Francia, con más tiempo del que hubiera querido parapracticar idiomas); por su uso no infrecuente del inglés en su correspondencia con elhermano, etc. Pero, aunque Doctor en Filosofía desde 1838, no tenía el título deRegente de Cátedra, exigido en esas convocatorias de oposiciones.2. El primer catedrático de inglés en SevillaLa primera oposición la ganó el sacerdote gaditano Fernando de la Puente. Fuenombrado catedrático en febrero de 1847, pero renunció unos meses más tarde, porotras tareas en la misma universidad. Luego pasó a ser Auditor de la Rota Española,Obispo de Salamanca; Arzobispo de Burgos; Cardenal; y, por recomendación del propiopapa Pío IX ante la demanda de Isabel II, preceptor del futuro Alfonso XII.3. Larga espera hasta nueva convocatoriaAnte aquella renuncia, se convocó oposición a la cátedra vacante. Elexpediente está en el Archivo General de la Administración, en Alcalá de Henares. Latinta, tras más de siglo y medio, se ha ido borrando, y las fotocopias recibidas hacen aúnmás dificultosa su lectura. Vamos a resumir la amplia documentación que la burocraciacentralista fue acumulando sobre el caso:Empieza por una carta del Rector de la Universidad sevillana, el 13 deseptiembre de 1847. Comunica al Director General de Instrucción Pública cómo tresdías antes, Don Fernando de la Puente, había cesado “en el cargo de Catedrático deLengua Inglesa”. Cincuenta y un días después, se pasa la comunicación al negociado depresupuestos; y ya el 13 de enero del año siguiente, Zárate escribe que “si S. M. lotuviese a bien, podía convocarse el concurso de oposición”.El primer documento adjuntaba anuncio que llamaba a “oposición para lacátedra de lengua inglesa, vacante en el Instituto agregado a la Universidad de Sevilla”.Parece que no sale hasta el 5 de febrero.4. Lentos trámites hasta formarse el tribunalEl anuncio pedía 21 años y título de Regente para ser admitido a la oposiciónen la asignatura, y ponía como plazo el 1 de abril. Se enviaba a los rectores, a la Gazetay al correspondiente Boletín del Ministerio. Fernando pide que valga su título de Doctory Bravo Murillo comunica que “S. M. se ha servido acceder”. Una carta de Fernando alRector pide la lista de grados y oficios que desempeñó; en el expediente de la oposición,
  • 213. Fernando Blanco White y la enseñanza del Inglés en un instituto sevillano[Seleccionar fecha]223el Secretario de la Universidad certifica que fue “Bachiller en Filosofía por aclamacióncon sólo 15 años; y Licenciado, dos años más tarde. Luego pasó a Derecho, donde sólofue “Bachiller a Claustro Pleno” con 18 años, pues, por la guerra de la Independencia yotros problemas, no pudo acabar Leyes; y hasta 1838 no obtuvo el grado de Doctor enFilosofía. Constan, además, tres años de Matemáticas con Lista; dos de Humanidades“con su hermano Don José María”, el más conocido de los Blanco White; tres más deMatemáticas mientras estuvo “prisionero [de guerra] en Francia”. Y [tras un curiososalto de 21 años], Botánica, Química Aplicada y Griego. Se certifican después susactividades en la Sociedad Económica de Amigos del País; en la Real AcademiaSevillana de Buenas Letras; en la Academia de Ciencias Físicas y Matemáticas; y en la“Sociedad de Emulación y Fomento”. Sigue lo que se llamaría hoy su hoja de serviciosen la Universidad: “Ha servido la cátedra de Matemáticas” [un curso en la de Primero,sustituyendo además, tres, a Lista en la de Matemáticas Sublimes]. Termina diciendo:“Desempeña actualmente la cátedra de lengua inglesa”.Veinte días tras concluir el plazo para admitir opositores, Zárate comunica alRector de Sevilla que “eleve a la mayor brevedad posible la correspondiente propuestade […] tribunal”. El 4 de mayo, se envía una lista con cinco nombres de jueces y dos desuplentes. Zárate le comunica al Rector que proceda a hacer los nombramientos quepropuso; y añade: “dispondrá lo necesario para que se verifiquen cuanto antes losejercicios de la oposición”. El Rector, el 17, envía los siete nombramientos. Ya a 26 deoctubre, escribe: “A pesar de las excusas dadas por los señores Hezeta y Merry, ofíciesea dichos señores y a los otros tres que han aceptado el cargo” para constituir el tribunal,el 30, a la una de la tarde, en la cámara rectoral.6. Primeras actuaciones de los jueces censoresFormaban el tribunal cinco residentes en Sevilla relacionados con la lenguainglesa por motivos familiares y comerciales: D. José de Hezeta, D. Pedro de la Puente,D. Rafael Merry, D. Juan Murphy y D. Manuel Williams, que actuó de Secretario.Conviene hacer notar que de Hezeta, y de otro De la Puente, se conservan cartas aFernando, de algunos años antes. Hay otra de Murphy, sin fecha, sobre tema en el queparece intervino José Mª Blanco.Los jueces eran antiguos conocidos de Fernando (queda probado respecto atres); serían benévolos con los ejercicios, aunque éstos puedan ser calificados hoy comomediocres, en cuanto queda de ellos: Pensamos que ese bajo nivel se justifica por laenfermedad, que pudieron percibir en las pruebas más directamente. En el acta deconstitución del tribunal se dice que “acordaron los jueces los doce puntos generalesrelativos a la asignatura”. De entre éstos se sortearía uno ante el candidato, para eldiscurso, cuya redacción y lectura constituiría su Primer Ejercicio; se realizaría éste elsábado 4 de noviembre (se sobreentiende que sólo la lectura, que era lo que afectaba alpleno del tribunal, con sorteo y redacción el día 3); y se anunciaría como de costumbre.Las doce cuestiones acordadas aparecen, como “Puntos para el primer ejercicio a laCátedra de Inglés”, firmados por los jueces.7. Inicios del primer ejercicioEl 3 de noviembre y a la hora fijada, empieza el primer ejercicio: Presentes enel rectorado el Rector, el Juez Secretario, y nuestro candidato, se sortean para éste lasdoce papeletas. La fuente de donde se tomaron aquellos doce puntos era conocida del
  • 214. C. Castro Rodríguez y A. R. Ríos Santos[Seleccionar fecha]224opositor: todos, salvo uno, están incluidos, y por ese orden, entre unos apuntes suyos demás de doscientas paginas, en inglés, conservados en Princeton. Saca la proposiciónoctava, que era “Objeto y modo de enseñar una lengua extranjera, aplicado al inglés”.El opositor “se retiró a una parte aislada […] por espacio de veinticuatrohoras”; y se le facilitó “recado de escribir, libros, y demás necesario” para que redactarasu discurso sobre el tema. Tuvo ocasión de utilizar, entre lo que pediría, sus apuntesantes mencionados: en Princeton se conserva con la anotación, en inglés, y no suya, de“incomplete”: Son sólo cuatro páginas, frente a la media de diez que tienen las otrasveintitrés proposiciones que había desarrollado.8. Comienzos del acto del DiscursoAl día siguiente, se reúne el tribunal a la hora prevista para la parte oral delprimer ejercicio: Casi cinco horas tras el plazo para acabar el examen el día anterior.Sería así, sin duda, para que el opositar se hubiera repuesto tras entregar al Presidente sutrabajo previsto. “Al toque de campanilla”, (aún se usa ésta; por ejemplo, e defensas detesis doctorales), “entró en la Cámara el Candidato, y el Sr. Presidente devolvió […] eldiscurso que había entregado [aquél], y habiéndolo abierto [la costumbre viene siendoaún, en oposiciones, que lo entregado se guarde, hasta su lectura, en un sobre quegarantice la no manipulación durante el intervalo], lo leyó el opositor en voz bastanteinteligible […] tres cuartos de hora”. Hay que tener en cuenta que estaba íntegramenteen inglés. El tema preparado fue. “Objeto y modo de enseñar una lengüa estrangeraaplicado al ingles” [sic]. Nos proponemos aquí hacer un breve resumen-comentario deideas que, en torno a ese tema, expone el opositor. Haremos algunas citas traducidasliteralmente, pero sintetizamos, por la verbosidad de la época, y lo relativamenteimprovisado del ejercicio. Reiteramos que es difícil leer ese texto; no tanto por elapresuramiento en su redacción, o el estado del manuscrito, sino, principalmente, segúnjuzgamos, por la mala salud del opositor; aunque es claro que la mala calidad de lacopia adquirida acentúa el problema de su interpretación.El redactor fue numerando cada folio doble que empezaba; eso “facilita” hoy,reordenar lo desordenado al ser fotocopiados; pero escribió por ambas caras, lo que,generalmente, complica la lectura actual, en pésimas fotocopias de folio simple.8. Anómala primera parte de esa disertaciónEl opositor comienza su lectura diciendo: “Hay privilegiados talentos quehacen mucho de cualquier cosa”. Él considera que su caso es distinto, y que sólo tieneveinticuatro horas. Aduce que, en la vida usual, de aquéllas, hay “apenas seis de trabajoproductivo”. (Para entonces ya ha escrito tres páginas). Añade que el actual plan deestudios ha limitado demasiado el tiempo para preparar esta tarea. (Van ya cuatropáginas; puede ser un astuto artificio de Fernando: haber preparado una introducciónque valía para cualquiera de los puntos que pudieran tocarle en suerte).Luego, se dirige a los jueces, a los que llama “Gentlemen”. Aludiendo a que nodebe pensar que excite en ellos “una expectativa de una obra de gran mérito”. Tambiénse refiere al Rector, que preside, al que, algo adulador, llama “worthy and benevolent”.Aún antes de entrar en su tema, lamenta que no se le hubiera permitido tener unescribiente para dictarle [como se le dejó al hermano en su oposición a Magistral de la
  • 215. Fernando Blanco White y la enseñanza del Inglés en un instituto sevillano[Seleccionar fecha]225Capilla Real: nada menos que Lista. como amanuense]. Aunque reconoce que elayudante “podría ser sospechoso de ser […] más que un mero copista”.Por fin, alude, algo vagamente, a que, en una lengua viva no basta ser escritor.“Ninguno de mis alumnos, pienso, aspirará a serlo, […] y es difícil para un extranjero”.Indica la gran experiencia que hay que tener para la enseñanza de lenguas. Y, trascasi un 25 % del espacio (y, consecuentemente, del tiempo) de su discurso, reitera eltema de éste y expone sobre él dos puntos principales: La traducción del lenguajeextranjero al propio, y viceversa; para ambos casos, en lo oral y en lo escrito. Se refierea la dificultad de hallar, en cada caso, la palabra adecuada (habla sólo de morfología; yno, por ejemplo, de las estructuras sintácticas peculiares de cada lengua). Alude, en looral, a “una mayor dificultad, la de pronunciar”.9. Se acentúa la impresión de que hay problemaTras divagar algo sobre eso, y llegado ya a la tercera parte de su disertación,concreta casos como el de que “el alumno, al imitar el sonido […], tome uno por otro”.Indica que “muy frecuentemente, [el alumno] debe [de] haber quedado desconcertado alcomienzo”. Señala la “dificultad de la ortografía […] en inglés”, idioma con “másvariedad de sonidos que cualquier otro, aunque su alfabeto es el mismo, con pocasexcepciones. De ahí que la misma letra deba permanecer para muchos sonidosdiferentes, de manera que se representan unos veinte con sólo las cinco vocales”.(Exagera al afirmar lo de „a todas las lenguas‟; lo relaciona sólo con la española; conabstracción de alfabetos no latinos; aunque es cierta su conclusión).Tras comentar la dificultad en reglas para distinguir diferentes transcripcionesde sonidos, pondera la necesidad de practicar el idioma para distinguir bien éstos; y laconveniencia de llegar a pensar en la lengua extranjera, al practicarla. Llegado con esteestilo a la mitad de su discurso, su letra presenta, aún más dificultades que al principio.Puede juzgarse patológico si se compara con otros escritos conocidos de Fernando.10. Final del Discurso, confesando dolenciaParece que el opositor se esforzó por seguir. Cita, sin duda como homenaje, laidea del Dr. Lista, al que llama “maestro y amigo”, “sobre el estudio de una lengua vivapara enseñar […] Literatura”. Habla luego de la peculiar “dificultad de aprender esaparte del lenguaje que consiste en expresar nuestros pensamientos en la lenguaextranjera”, y también, (al menos lo parece, en la especial poca legibilidad de esepárrafo) sobre las ventajas derivadas de conocer una lengua extraña. Alude, porejemplo, a algo muy propio de su familia: establecer negocios con diferentes países. Yse refiere al carácter literario y científico del idioma. Compara, con la belleza quetransmite una elegante traducción, la aún mayor que produce el original. Y,(prescindimos de resumir párrafos totalmente ininteligibles), dice que la atención delque aprende la lengua extranjera “debe ser dirigida a la adquisición de cierta facilidaden hablar sin buscar la perfección en pronunciar con la exactitud propia [propriety] deese lenguaje”. Habla después de otros niveles, como el de lectura; y del lenguajeliterario y científico: dice que ahí no basta un “conocimiento superficial”. Ve comonecesario un tutor para los que aprendan ese idioma; por ejemplo, para captar mejor labelleza de un pasaje literario no basta una hermosa traducción. La belleza de aquél“deriva de lenguaje, estilo, e imágenes o pensamientos”. Y señala que un “prontohábito” hace que las locuciones sean “familiares” para los nativos, tema que extiende a
  • 216. C. Castro Rodríguez y A. R. Ríos Santos[Seleccionar fecha]226los extranjeros, y que, según él, permite hasta “entender muchas frases o palabras queno somos capaces de entender en nuestra propia lengua”. Siguen párrafos que parecenmás deslavazados: son prácticamente ilegibles: el cansancio del redactor aumentaba amedida que pasaban las horas de encierro.Tras alusiones al caso de un tutor ignorante (“los alumnos podrán juzgar por símismos, pese a la ignorancia de éstos en el lenguaje”), pasa a citar ejemplos cultos demodelos literarios: Se refiere a Milton en su Paraíso perdido, tema que el opositorconocería bien, pues era el de La Inocencia perdida, por el que, la Academia de LetrasHumanas había premiado poemas de sus amigos Reinoso y Lista; y la obra del primerode éstos fue objeto de un difundido debate, entre su propio hermano José María Blancoy el poeta Quintana. Cita luego al célebre lexicógrafo Dr. Johnson, y su conocidoDiccionario; y, cómo no, a Shakespeare, aunque reconoce de este autor que “éste es unode mayor dificultad, e incluso desconcertante para muchos ingleses”.Ataca luego, con connotaciones sociológicas en las que no hay tiempo deentrar, el lenguaje vulgar; e indica, en contraposición, el entorno [profile] literario, “nosolamente ansioso por leer poetas y oradores ingleses, y por la traducción”.Hace alusiones apenas legibles a la rima. Y (llamamos especialmente laatención sobre ese final), termina pidiendo al tribunal, literalmente: “Suplico,caballeros, que me excusen por detenerme aquí, pues mis facultades mentales empiezana flaquear”. No parece una simple excusa retórica.11. El segundo ejercicioLos jueces “conferenciaron entre ellos” sobre la aptitud del candidato;“presentaron el escrito de las [25] lecciones en que habían dividido la materia”; yseñalaron día y hora para continuar. El Secretario del tribunal certifica que “se hanfijado edictos […] indicando el día y hora en que ha de celebrarse el segundo ejercicio”.Fernando se enteraría entonces del temario para su siguiente examen; aunque para elresto, bastaba dominar cualquier buen manual de gramática inglesa de entonces. En unade las cartas conservada en Princeton consta que Fernando había revisado, hacía casi unaño, tres de ellos, para informar sobre eso al Rector.El acta siguiente, del lunes 6 de noviembre de 1848, expone cómo el Rector yel Secretario del tribunal sortean ante Fernando las lecciones para el segundo ejercicio:De entre las veinticinco que preparó el Tribunal: “presente el opositor, se sacaron [deuna urna ad hoc] tres de aquellas”. Fueron: La 25ª: “De la versificación inglesa ycualidades que constituyen la lengua inglesa ordenada para la poesía”; la 6ª: “De losartículos definido e indefinido y de su uso”; y la 18ª: “Uso y propiedad de los signos defuturo shall y will”. Eligió la primera, se retiró para prepararse durante las tres horasprevistas, en una parte aislada del edificio universitario; le facilitaron los libros quepidió y lo necesario entonces para escribir. En relación con ese acto, se conserva enPrinceton un “Plan y apuntes para la lección pronunciada” con la misma fecha.El acta siguiente indica que, a la una, se reunieron en la ya citada cámararectoral el Rector y los cinco jueces. “Al toque de la campanilla entró el candidato yhabló durante una hora sobre la lección elegida [,] del mismo modo que lo hubierahecho con sus discípulos”. Los jueces le objetaron lo que creyeron precedente ycontestó como juzgó adecuado. “Pasado el término de la ley se retiró el candidato y losjueces presentaron el adjunto interrogatorio para el tercer ejercicio”: (consta en elexpediente, en cuatro folios). Fijaron éste para el miércoles 8 a la una de la tarde.
  • 217. Fernando Blanco White y la enseñanza del Inglés en un instituto sevillano[Seleccionar fecha]22712. El tercer ejercicioA la hora anunciada se reunieron de nuevo el Rector y los cinco jueces deltribunal; entró el candidato tras el ritual toque de campanilla; “sacó a la suerte ycontestó durante una hora” a las siguientes: 20ª: “¿Es racional la falta de género en losadjetivos ingleses? Sus inconvenientes”; 14ª: “Cuál es el artículo indeterminado y suaplicación”; 50ª: “Propiedad de las partículas inglesas en unión con los nombres, yprincipalmente con los verbos”; 49ª: “Preposiciones y su construcción”; 7ª: “Cuáles sonlos sonidos de la i, de la o y de la u, y sus reglas”; y 16ª. “Qué es genitivo de posesión,su uso, y casos en que se aplica”. El acta añade: “Seguidamente, [el candidato] hizo porespacio de treinta minutos la versión recíproca de varios trozos en castellano e inglésque le fueron presentados”. No tenemos aún pista de cuáles fueron.13. Prosiguen los lentos trámitesEl acta dice al final que, retirado el candidato, “los Jueces se constituyeron ensesión secreta y […] acordaron hacer la propuesta”. Firmaron al día siguiente que“después de oír los ejercicios que ha hecho D. Fernando Blanco […], teniendo ademáspresentes las distinguidas cualidades literarias que le adornan, le declaran porunanimidad digno de obtener la cátedra”. El Rector envía el expediente a BravoMurillo, escribiendo: “El Dr. D. Fernando Blanco es digno por su loable conducta moraly por sus excelentes cualidades, de obtener la cátedra que solicita”.El 14 de enero de 1849, la sección correspondiente de dicho Consejo, “entiendeque el consejo debe proponer la aprobación por S. M. de los ejercicios de D. FernandoBlanco White y su nombramiento como Catedrático”.En un libro publicado en 2002, El Instituto Provincial y Universitario deSevilla, su autora, la Profesora Yanes confunde el anterior escrito como un supuestonombramiento, que, según las normas, era por la Reina, Isabel II, entonces con apenasdieciséis años (declarada mayor de edad por intereses políticos). Pero Fernando nuncafue nombrado: no sobrevivió a la lentitud de la burocracia. Dicha autora escribió:“Parece ser que el profesor Blanco apenas desempeñó como propietario dicha cátedra[…] pues en el expediente aparece nombrado por el tribunal […] con fecha 14 de enerode 1849. Un mes más tarde fallecía […]”. Comentamos tal cita: No desempeñó nunca lacátedra como tal propietario, pues murió antes de ser nombrado. La autora confundiría aconsejeros que figuran al margen en el comienzo del escrito, y siguen proponiendo elnombramiento regio, con el tribunal que lo hizo casi dos meses antes. Y Fernando nomurió “un mes más tarde” [“en febrero”], sino aún en enero. Juzgamos que esos fallosse deben a una rápida lectura del documento.Tras la cita de lo que fue sólo propuesta de los consejeros, los hechos seagolpan:14. Rápido y triste finalNo nos consta si Fernando supo, aunque fuese de modo extraoficial, la noticiade cómo progresaba la propuesta elevada a Madrid; pero parece normal que se enterara;y, también, que, a partir del escrito del Tribunal que lo proponía, se le considerase yacomo catedrático; así sucederá, en su inminente partida de defunción.
  • 218. C. Castro Rodríguez y A. R. Ríos Santos[Seleccionar fecha]228Parece que los trastornos físicos que había sufrido durante la oposición seagudizaron, porque desde el día de Navidad de 1848 dejó de escribir en su Diario: veníaredactándolo desde hacía cuarenta y cinco años, con sólo tres lagunas. Además, laúltima carta que archivó está fechada ese mismo día. El viernes 19 de enero de 1849,tan solo cinco días tras ser propuesto para nombramiento regio por los consejeros deInstrucción Pública, Fernando Blanco otorga testamento. Lo hemos hallado, en nuevefolios, en el Archivo de Protocolos de Sevilla. Consta allí que está “enfermo en cama”,y aunque el escribano anotó que “lo firmará si se lo permite el estado de suenfermedad”, jamás lo hizo en los trece días que le quedaron de vida. Fallece el sábado27 de enero. El lunes 29 se celebró su funeral en su Parroquia de El Sagrario, de laCatedral sevillana, como consta en la partida de que hemos obtenido copia gracias algenealogista Sr. Zurita, a quien reiteramos aquí nuestro agradecimiento por estas y otraseficaces y desinteresadas ayudas.La sepultura sería como indicaba su testamento: amortajado con su antiguouniforme de capitán, y “como hermano de la Santa Caridad”, (con todo el prestigio queesto último indica en Sevilla). Tuvo lugar en el hoy desaparecido cementerio del Pradode San Sebastián, del que hoy sólo queda un memorial junto a la iglesia de ese nombre.Al día siguiente habla sobre él el periódico La Unión. No hemos hallado ese ejemplar,pero, como tantos documentos, consta en la Universidad de Princeton (“Blanco Whitefamily Collection”), amplísimo archivo de documentos relativos a los Blanco. Tres díastras ese recordatorio necrológico, Fernando hubiera cumplido sesenta y tres años.15. Más muertes: la burocrática, y las de familiares.Precisamente el mismo día de la muerte de Fernando Blanco, se anotaba en suexpediente: “Conforme el negociado con el informe del Consejo, S. M. resolverá”. Pero,como veremos, eso no sucedió nunca. La cátedra será declarada vacante, y habrá de serconvocada de nuevo, por tercera vez en no mucho más de tres años.El rector de Sevilla informó a Madrid de la muerte de Fernando, y de quedesempeñaba la cátedra, como interino, D. Lucas Eduardo Beck, del que luegohablaremos como tercer catedrático de Inglés del Instituto entonces anexo. Se lepropuso por indicación de Fernando; pista de que éste llegó a tener conciencia de sugravedad, y vio que no podría desempeñar su cátedra, al menos por bastante tiempo.El 1 de Febrero se escribió: “propóngase a S. M. a Don Fernando BancoWhite”. Pero debajo, a la izquierda, y sin fecha, se añadió luego: “No se ejecutó porhaber fallecido el interesado en 27 de enero”. Fue su segunda muerte: la burocraciaconstata la primera, tras la lentitud que impidió su nombramiento como catedrático.Juana María, la querida esposa, murió en 1856; y el único hijo que les quedó,de cuatro, en 1860, con sólo 37 años; aunque ya casado y con descendencia; y trasarreglado, mediante amigos comunes, el antiguo pleito familiar con el último socio delos Blanco, Lucas Beck; el padrino de bautismo de ese hijo de Fernando.Lucas Eduardo, hijo de aquél socio [y de Polly, la novia que el padre de JoséMaría Blanco quiso para éste], no sólo sucedió a Fernando, [su padrino de bautismo], enlas clases de inglés, sino que obtendría el título de catedrático que el anterior no logrópor lo temprano de su muerte y lo tardío de la burocracia centralista.El Rector insiste sobre ese profesor, al que había propuesto como interino. Enel nuevo curso, habiendo siete alumnos de inglés, lo había vuelto a nombrar como
  • 219. Fernando Blanco White y la enseñanza del Inglés en un instituto sevillano[Seleccionar fecha]229sustituto de la cátedra. Al final le pedía a Zárate: “Ruego a V. S. que, si se sirve aprobareste nombramiento, tenga a bien de [sic] señalar la gratificación”. La reacción deMadrid fue autorizarlo, además disponía iniciar un nuevo expediente de oposición.16. Otros catedráticos, hasta la sede actualDejamos ahí, por ahora, nuestro trabajo de investigación, pero haremos unareferencia a Beck como siguiente catedrático; y al que le sucedió. Completaremos así elcuarteto de los de inglés en ese instituto, hasta que pasó a la sede que, con breveinterrupción al ser remodelado, ocupa aún.La Profesora Yanes, tras citar la interinidad del aludido Beck, dice de éste,respecto a aquella cátedra de inglés: “…la obtenía en propiedad, previa oposición, enseptiembre de 1850. Dos años más tarde se veía obligado a abandonarla al quedarsuprimida dicha cátedra por el Plan de Estudios de 1852. El Profesor Bec[k] pasaba,entonces, a la Escuela Industrial de Sevilla, pero, en 1861, al reencontrarse dichosestudios con los de segunda enseñanza, ya no ocuparía dicha cátedra”.En 1860, Antonio Martín Villa, entonces Rector, dice de Beck: “… habíaingresado […] en la comunidad dE religiosos Filipinos” [sic, por „filipenses‟, como sellama en Sevilla a los sacerdotes oratorianos de San Felipe Neri;] “y […] se encontrabaen Inglaterra […] por asuntos de familia”.La Profesora Yanes añade: “… El profesor D. Gaspar Quintín Elías, quetambién poseía una Cátedra de Inglés en la Escuela Industrial, comenzó a desempeñarinterinamente la del Instituto [se entiende que en 1861, cuando, tras nueve años tras susupresión, se restablece dicha cátedra], adquiriéndola en propiedad por Real Orden de 4de agosto de 1862, y permaneciendo en ella hasta 1872”.En el año últimamente citado llevaba ya diez años en sede propia.17. ConclusionesAun centrando nuestro trabajo en la oposición de Fernando Blanco White a lacátedra de inglés del primigenio Instituto de Sevilla, hemos podido ampliar, hasta laautonomía de éste en cuanto edificio, los comienzos de la historia de dicha cátedra: lade los cuatro catedráticos de esa asignatura hasta que ese Instituto pasó al lugar que hoyocupa con el nombre de Instituto “San Isidoro”.Señalamos las vicisitudes que fueron dificultando, o incluso interrumpiendo, elarraigo de esa materia: pronta dimisión del primer catedrático; muerte del segundo antesde tomar posesión; supresión de la cátedra en el tercer caso; larga interinidad, en elcuarto. Y, desde la creación de dicha cátedra, hasta muy avanzada la docencia en elladel que llegaría a ser cuarto poseedor, una larga etapa de excesiva dependencia de laUniversidad: estuvo dentro de ésta durante algo más de tres lustros; e incluimos en eseperiodo algo aún peor: los nueve años en los que estuvo suprimida.Sobre el enorme material acerca de los Blanco White en la citada colección dePrinceton y en tantos otros archivos, hemos de insistir en que debe crearse unaFundación, relativa no sólo a José María sino también a Fernando. Esta fundación,aparte de recopilar obras sobre ellos, entre otras tareas, debería recuperar taldocumentación, para Sevilla, al menos en copia.Para terminar, daremos más indicios de la escasa importancia que se reconocíaa la enseñanza del inglés, en los tardíos comienzos de su enseñanza oficial:
  • 220. C. Castro Rodríguez y A. R. Ríos Santos[Seleccionar fecha]230Primera señal: retribución discriminada: frente a la de otras asignaturas (de8.000 a 10.000 reales anuales), las llamadas “de lenguas vivas” quedaban, según la ley,en “los sueldos que se les señale en cada establecimiento”. Sobre esto hacía constarFernando Blanco en su testamento: “se me están debiendo algunas mesadas del sueldode seis mil reales que disfruto por la cátedra de inglés que desempeño”. No sabía que, alno ser nombrado, por muerte, no dejaría de ser interino: a su viuda le pudo suceder loque se determinó después para el sustituto: que cobrara “la mitad”.Segunda señal de que se consideraba el Inglés como asignatura secundaria: suhorario. Alternando los dos cursos, incluso sábados, consta, para el curso 1862-63, queera a las 14,30; y en los tres siguientes… al menos cuatro horas más tarde.Tercer indicio de menosprecio: Frente a los títulos académicos exigidos paraotras oposiciones, en esta sólo se pedía el de Regente de 2ª clase en la materia. Refuerzala escasa consideración de esa cátedra el que su antecesor renunciara a ella al tomarposesión de su “plaza de Regente agregado de la Facultad de Teología”. La burocraciano cambió los requisitos en la tercera oposición, pese a lo que argumentó, y consiguió,Fernando: su ahijado Lucas Eduardo Beck, de conocida aptitud en inglés, y Licenciadoen Jurisprudencia, hubo de hacer el examen de Regente que figura en su expediente deSevilla. Y el que pasó a esa cátedra al ser restablecida parece que la convalidó por laque tenía en la Escuela Industrial de Sevilla, de menor nivel.Sirvan estas anécdotas como cierre de lo que hemos ido evocando sobreaquella Sevilla tan peculiar, con esperanza de que otros amplíen ese aspecto de la vidade nuestra gente.BIBLIOGRAFÍA BÁSICA ESTRICTAMENTE SOBRE EL TEMAPrincipales archivos investigados, con resultado positivo:- Blanco White Family Collection, Princeton University, U. S. A.- Archivo Parroquial de El Sagrario. Sevilla.- Archivo Histórico de la Universidad de Sevilla.- Archivo General de la Administración, en Alcalá de Henares.- Archivo de la Real Sociedad de Amigos del País de Sevilla.- Archivo de la Real Academia Sevillana de Buenas Letras.B) Libros matizados, en el texto:CASTRO RODRÍGUEZ, Carmen, y Ríos Santos, Antonio Rafael. Para una Vida deFernando Blanco White (Sevilla, 1786-1849), y entorno. Sevilla, 2012, aún inédito, 247folios.YANES CABRERA, Cristina, El Instituto Provincial y Universitario de Sevilla (1845-1868): génesis del primer centro sevillano de Educación Secundaria Obligatoria.Sevilla, Ayuntamiento de Sevilla, Delegación de Educación, 2002- Los Primeros Profesores del Instituto Provincial de Sevilla. Historia de unaExperiencia Docente, Sevilla, Diputación Provincial de Sevilla, 2004.
  • 221. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 231 a 244231LA FUENTE DE MERCURIO DE LA PLAZA DE SANFRANCISCO DE SEVILLAAndrés Fernández Grande1. Introducción:El 13 de Octubre de 1977, se inauguró, en la plaza de San Francisco de Sevillala nueva fuente de Mercurio, que volvía a su lugar de origen, después de un largoperíodo “exiliada”. Al acto asistió el presidente de México, que se encontraba de visitaoficial en Sevilla, por los festejos de la Hispanidad. La fuente original renacentista,con el Mercurio que la presidía, estuvo allí en la plaza desde el S. XVI, y había sidotestigo de los principales hechos que acontecieron en la ciudad, como los Autos de fede la Inquisición, las corridas de toros, fiestas, reales, o procesiones religiosas (imagen1)..1. Plaza de S. Francisco Procesión del Corpus. Pedro Tortolero 1738.VOLVER AL ÍNDICE
  • 222. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]232La fuente no ha sido sólo un elemento de exorno urbano a lo largo de los siglos,también sirvió de acopio de agua para todas las personas que circulaban por allí, y quese ganaban la vida en múltiples oficios. Al estar siempre en una plaza con tantosfestejos, ha sufrido daños, y ha sido restaurada, junto con la figura de Mercurio.Debemos reconocer que existe un interés personal sobre este tema, ya que en laúltima restauración, al Mercurio le faltaba la espada, y mi padre, anticuario y artesanode armas antiguas, elaboró de forma altruista, la que porta ahora la estatua.El desarrollo de la presente investigación, se centra, por lo tanto, en la historia dela fuente y su estatua mitológica, analizando en primer lugar, los cambios funcionalesde la plaza de San Francisco, y su importancia histórica como lugar de máximacentralidad, y posteriormente, la cronología de los hechos históricos referidos a laevolución artística de la fuente.2. La plaza de San Francisco: de mercado a plaza mayor..La plaza de San Francisco de Sevilla, debe su nombre a que a finales del S. XIII,se ubicó allí el primitivo convento de los franciscanos, que ocupó unas casas que el reyAlfonso X le otorgó a esta comunidad; en frente del convento, en la parte oriental de laplaza, se situaron los tribunales de la Audiencia de Grados, y en el lado meridional sehabía levantado el palacio de la Señoría de Génova, recinto de los comerciantesgenoveses donado por el mismo rey ,para construir una lonja, sobre una antiguamezquita abandonada.Delante de esta palacio genovés, se construyó, un pilar con agua financiado conlos Fondos de Propios, para abastecer, principalmente, al convento de franciscanos, peroque usaban también las pescaderías, los aguadores, y a los numerosos artesanos de losdistintos gremios de las calles más próximas. La fuente es dotada de “18 pajas de agua”que llegaban desde el Alcázar, y que, a su vez, provenían de los Caños de Carmona, (elacueducto romano que abastecía de agua a Sevilla, procedente de la fuente delArzobispo, en Alcalá de Guadaira), y la repartía a otras zonas de la ciudad262.La plaza de San Francisco, era hasta mediados del S. XV, una zona comercialsecundaria dependiente de la que había en la plaza del Salvador. En esta collación seextendían las calles de Cordonería, Cuchillería, Plateros o Cerrajería, y una parte delbarrio de los Francos. Mientras que en la plaza de San Francisco sólo había puestos defruta, pan, ganado menor, y, principalmente, pescado; las pescaderías reales selevantaron allí en 1435, en unas lonjas que utilizaban el pilar de agua para el lavado263el lavado de las mercancías. Sin embargo, ante las incomodidades y malos olores queoriginaban las pescaderías, el Concejo de Sevilla pidió autorización a los ReyesCatólicos para derribarlas , y en 1493 fueron llevadas a las Atarazanas , junto al río,liberándose así la plaza de San Francisco, de un importante espacio urbano, donde seconstruirá después, el nuevo Ayuntamiento. En esta solicitud a los reyes, se decía quela plaza “quedaría más grande y más noblecida, que era la mayor y más principal262ALBARDONEDO FREIRE, A.: El Urbanismo de Sevilla durante el reinado de Felipe II. Sevilla,Guadalquivir ediciones 2002. pág. 216.263COLLANTES DE TERÁN S A. “Los mercados de abasto en Sevilla. Permanencias yTransformaciones (s. XV y XVI). En Actas del Coloquio “Toléde et l`exansion urbaine en Espagne(1450-1650)”. Madrid, Casa de Velázquez, 1991, pág. 62.
  • 223. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]233plaza que esa dicha ciudad tenía”264. Este documento es la primera noticia que seconoce sobre la preeminencia de la plaza de S. Francisco, como plaza de mayorconsideración de la ciudad. El cronista de la época Luis de Peraza, señalaba en 1535,que en la plaza de San Francisco: “Antiguamente se vendía en esta plaza pan, y carne ypescado y hortaliza, pero viendo que era más decente estar desocupada la más realplaza que havía en Sevilla, mandárosla estar toda vacía como agora está”265.Con los nuevos planteamientos urbanísticos renacentistas, las ciudades europeasdesarrollaron cambios, tanto en los edificios, como en el trazado de las calles, yaplicaron algunas actuaciones de aperturas en los espacios de los cerrados entramadosurbanos medievales. En el caso de Sevilla, fue el impacto económico de la revolucióncomercial americana, lo que va a posibilitar un creciente interés en adecuar la imagen dela ciudad a su importancia mundial, y ello se plasma en que se van tomar algunasmedidas en el abigarrado trazado de origen musulmán.Así Peraza, haciéndose eco de estos nuevos aires, relataba que en Sevilla habíaya más de 80 plazas, de tamaño reducido y que eran excesivas: “otras plazas algo máspequeñas hay muchas en demasía, que poco hace al caso haberlas de contar, porque nohay caballero en Sevilla que no tenga una placeta frente a su casa, ni iglesia que notenga una”.El problema era que sólo se acometían actuaciones muy selectivas, queafectaban poco a la morfología urbana. Estas aperturas, sólo se realizaban promovidaspor los estamentos privilegiados, y solo afectarían a los espacios cercanos a los grandesmonumentos y a las calles donde vivía esta élite social. La ciudad se representaba,entonces, como “un conjunto formado por islas majestuosas, de monumentos, a las quesirve de separación y enmarque, un apretado caserío” 266. Es la Sevilla de los grandescontrastes sociales, donde se levantaban palacios y crecían los corrales y los arrabalesextramuros , la ciudad reflejada en las novelas picarescas del Siglo de Oro.La plaza de San Francisco, va conformando un cambio, abandonando este tipode actividades comerciales de segundo orden, para emerger, paulatinamente, comocentro cívico de la ciudad. Las funciones económicas de mercado, fuerondesapareciendo, y en su lugar se instalaron las administrativas y de representación.Estos cambios funcionales y morfológicos de la plaza, se van acentuar a lo largo delsiglo. XVI, al levantarse allí los nuevos edificios representativos del poder y la Justicia:el nuevo edificio municipal en la fachada occidental de la plaza, la Real Audiencia enel lado oriental, que sustituía a la Audiencia de Grados, y en el frontal norte, seconstruyó la Cárcel Real. Todas estas puntuales y dispares intervenciones en el espaciode la plaza de S. Francisco, o en sus inmediaciones, contribuyeron a dotarla de unapeculiar imagen clásica, el centro cívico de la que decía ser la “Nueva Roma”, y que seconfiguró según el nuevo estilo renacentista267.264ALVÁREZ L., COLLANTES DE TERÁN A., ZOIDO F.: “Plazas, Plaza Mayor y espacios desociabilidad en la Sevilla intramuros”. En “Plazas” et sociabilité en Europe et Amerique Latine.Publications de la Casa de Velázquez, Paris. 1982, pág. 90.265DE PERAZA L .: Historia de Sevilla. Sevilla, Edición de Francisco Morales Padrón. 1979. pág. 106-107.266MARCHENA HIDALGO, R.: “Fuentes para el estudio de la casa sevillana en la edad Moderna”.Actas del Tercer Congreso Nacional de Historia de la Construcción, Sevilla, 2000, pág. 634.267MORALES, A.: “Comodidad y plaza pública según Vitruvio. Tres ejemplos sevillanos“. Espacio,Tiempo y Forma, Serie Vil, Hª del Arte, t. 6, (1993), pág. 204.
  • 224. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]234Reconocida como la Plaza Mayor de Sevilla, en ella van a celebrarse losprincipales actos de la ciudad, tanto solemnes como festivos, como las corridas de toros,en que se colocaban vallas. (Imagen 2).2. Plaza de San Francisco, 17293. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco.Al transformarse este espacio en el centro cívico de la ciudad, el modesto pilarde agua, que servía para abastecer al antiguo convento franciscano, quedaba ya bastanteobsoleto, al no estar acorde con la nueva imagen que proyectaba la plaza. Con laampliación y construcción del nuevo convento, y las nuevas orientaciones estéticas queuna ciudad de tanto prestigio, demandaba, el Cabildo municipal decide construir unafuente de morfología y carácter renacentista. A partir del siglo XV se irán instalandomás fuentes o pilares de agua en otras plazas sevillanas (Alfalfa, Feria, Caño Quebrado,Alameda), pero la de de San Francisco tenía que reflejar la importancia del lugar dondese ubicaba.LA FUENTE RENACENTISTA 1578-1717:Por ello se le encargada la fuente a un autor de prestigio. El maestro mayor delCabildo, Juan Sánchez, llama al arquitecto Asensio de Maeda, que formaba equipo conel escultor Diego de Pesquera y el fundidor Bartolomé Morel. Estos artistas estánavalados por diversos trabajos que acababan de terminar en Sevilla., como unas fuentesen la Alameda de Hércules268. Además el tándem formado por Pesquera y Morel,habían terminado en 1577, el Mercurio, de aire praxiteliano, para la fuente de la galeríade los Grutescos de los Reales Alcázares. Por otra parte, en el caso de Morel, ya antes,en 1568, había realizado la fundición en bronce de la estatua de la Fe que corona laGiralda, sin la colaboración, al parecer, de Pesquera269.268CRUZ ISIDORO, F.: Aproximación a la obra del arquitecto Asensio de Maeda. Archivo Hispalense,nº 235, Sevilla, pág. 58.269Se piensa, en general, que Morel funde el “Giraldillo”, utilizando un modelo de Juan BautistaVázquez, que se basa, a su vez, en un dibujo del pintor Luis de Vargas, y otras fuentes citan a su
  • 225. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]235En casi todos los países, la influencia de las tendencias artísticas delRenacimiento italiano y el Humanismo, conforman un estilo y una forma nueva depensar, que en Sevilla dejarán su impronta en muchas obras, por la llegada de artistase intelectuales de toda Europa .En el terreno de las obras urbanas y el exorno de plazas,como la de San Francisco o la nueva de la Alameda de Hércules, se notó ese afán por larecuperación de “cultura clásica” en el mecenazgo del Asistente de Sevilla, donFrancisco Zapata ,conde de Barajas270.En ese contexto, la nueva fuente renacentista, de 1578 ,se aproximó a latipología clásica de las fuentes exentas renacentistas, de influencia italianizante, basadaen una pila, con dos platos ,con un fuste central rematado por una escultura mitológica,una figura que ,en este caso, representaba al dios Mercurio, protector del comercio. Peroel modelo de la plaza de San Francisco es una rara variante de la iconografía tradicionaldel dios, pues se trata de un “Mercurio Argífontes” (imagen 3),que nos remite alepisodio en que el dios adormece al gigante Argos, con su flauta, para matarlo y liberara su prisionera. El relato clásico, es interpretado como una alegoría moral sobre lospeligros que suponen los placeres terrenales para el dominio de la razón. Por eso, esteMercurio es representado con coraza, yelmo, caduceo y una espada que empuña consu mano derecha. Este sería el aspecto de Mercurio, que verían los ciudadanos, desde elS. XVI.3. Mercurio Argifontes S.XVIIIEl significado artístico de la pieza mitológica, incluso se la puede llegar a vercomo un baluarte moral, ya que “la intención simbólica era, que este Mercurioarmado, destinado al centro administrativo y judicial de la ciudad, sirviera deadvertencia a todos aquellos que se alejaran de la justicia.”.La fuente se ubicó en la parte más meridional de la plaza, para que permitieradejar libre el máximo espacio posible para los espectáculos y festejos que se sucedíana menudo .Al situarse ahí la fuente, se transformó visualmente el espacio de la plaza,estableciéndose una nueva referencia óptica con las fachadas del nuevo Ayuntamiento,a la izquierda, y con los demás edificios al fondo. El Cabildo municipal, para darlecompañero Diego Pesquera como autor del boceto, a pesar de que en esa época ,este se encontraba aúnen Granada.270MÉNDEZ RODRÍGUEZ, L.: Velázquez y la Cultura Sevillana. Universidad de Sevilla. FundaciónFocus-Abengoa. Sevilla. pág. 331.
  • 226. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]236ese papel primordial, la dota del mayor caudal de la ciudad, superando a las fuentes quese encontraban en otras plazas sevillanas .La inauguración de la fuente se hizo coincidircon las fiestas que se celebraron en la plaza de San Francisco, con motivo delnacimiento del príncipe. Felipe, hijo de Felipe II, y futuro Felipe III. La noticia esrecogida por un anónimo cronista de la ciudad en el siguiente texto relativo a lacelebración del nacimiento del príncipe: “Luego se ordeno que se hiciesen fiestas yregocijos en esta dicha ciudad, y se dieron priesa a hazer los caños para que viniese elagua a una pila nueba ochabada, que se avia acabado en la Plaza de San Francisco,para el día dé la Magdalena, que era el primer dia que avia de aver fiestas en la plaza,y se avian hecho muchos andamies, especialmente el andamio para todo el Regimiento”271.A pesar de que la ciudad tenía un intenso comercio en el puerto situado en elArenal, este no contaba con la infraestructura necesaria en este sentido, pues losmarineros tenían que acudir a la fuente de la plaza de San Francisco, para abastecerse272El reconocimiento de Sevilla crece, y es recogido por dibujantes y grabadores,dado el interés que despierta una de las ciudades más populosas de Europa en esemomento. A destacar el atlas topográfico, en seis tomos, de los alemanes Braun yHogenberg ,“Civitates orbis Terrarum”, donde aparecerán diversas vistas .(Imagen 4).4. Vista General de Sevilla.A.Brambilla,1585.El grabado de Ambrosius Brambilla, editado en el tomo IV del Civitates OrbisTerrarum, es de la escuela italiana, fechado en 1585, y nos muestra una vista deSevilla, desde Triana en perspectiva caballera, propia de la época. Este grabado, esconsiderado la primera vista general de Sevilla, e influyó mucho en otros grabados ypinturas posteriores. En él aparecen todos los edificios importantes, con su reseña, ycon tal detallismo que llegan a verse las fuentes de las plazas de San Francisco, yAlameda de Hércules. Los dibujantes penetran en el tejido urbano, y la plaza de SanFrancisco es, ahora, también objeto de pinturas y grabados, donde sitúan la fuente comoreferencia o a modo de adorno. Hay imágenes donde aparece, acompañando a las271ANÓNIMO: Memorias eclesiásticas y seculares de la Muy Noble y Muy Leal Ciudad de Sevilla.Copiadas en Sevilla. Biblioteca Capitular y Colombina de Sevilla. Año de 1698. Manuscrito 84-7-19.272En El Arenal de Sevilla de LOPE DE VEGA, verso 385-390, se menciona como uno de los marinerostenía que ir desde el puerto a la plaza de San Francisco, para acarrear agua para la galera.
  • 227. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]237distintas celebraciones, y actos que se sucedían en la plaza, como en los Autos de Fe, olas procesiones del Corpus (Imagen1). Otras veces son, meramente, estampas turísticaspara enseñar los hitos monumentales de Sevilla. Así, el dibujante francés LouisMeunier, nos ofrece una visión de la plaza de San Francisco, donde destacan lagrandiosidad del espacio rectangular y los edificios que la contienen273. Esta imagenidealizada, ya era común en las “vedutes” italianas, y se conseguía con la aplicación deuna perspectiva falsa y un punto de fuga lejano y artificial (Imagen 5). La técnica, debuscar el impacto y la vistosidad, era bastante usual en este tipo de estampasmonumentales, pues su intención era comercial.5. Plaza de San Francisco. Grabado de Louis Meunier 1668.Pero la gran concurrencia de personas que tenía la plaza, por las celebracionesy el vandalismo, hicieron que la fuente apareciera rota con frecuencia. Otras veces seestropeaban las cañerías y no salía agua, pero cuando funcionaba bien, tenía elinconveniente de que el agua que rebosaba iba a la plaza, donde se unía a las corrientesque traían los restos de las letrinas de la Cárcel Real.La figura de Mercurio, también sufrió daños a lo largo de esos años, por losmismos motivos anteriores, perdiendo algún brazo o la espada misma. Definitivamente,en 1712, la fuente fue destrozada durante el motín que hubo en la ciudad protagonizapor los vecinos, en señal de protesta por la inoperancia municipal en el mantenimientode los Caños de Carmona, que al tener varios arcos dañados, provocaba eldesabastecimiento de agua en gran parte de Sevilla. Así lo refiere el cronista JustinoMatute: “mucho incomodó a Sevilla la falta de agua de los Caños de Carmona, queduró más de 15 días desde el 22 de Junio, a causa de haberse roto 13 arcos de suacueducto frente al monasterio de S. Benito...“Impaciente la gente por creer que laobra duraba más de lo que debía, derribó una noche la fuente de la plaza de S.Francisco, en cuya caída se rompió la taza, y el pilón” 274.273SERRERA, J.M. y OLIVER A.: Iconografía de Sevilla 1650-1790. Edit. El Viso, Madrid, 1989, pág.66.274MATUTE Y GAVIRIA J.: Anales Eclesiásticos y Seculares de la MN y ML Ciudad de Sevilla. Lib.XIX. Sevilla, Ediciones Guadalquivir, 1997. 2ª edición tomo I, pag .96.
  • 228. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]238LA FUENTE BARROCA 1717-1850:Para sustituir la fuente dañada, se encargó la obra al maestro burgalés Juan deIglesias. Este realiza una nueva fuente con un pilar octogonal, con cuatro carátulasarrojando agua y encima otra figura de Mercurio en bronce, sobre un pedestal en formade capitel que se adaptaba al modelo anterior. Ascendió su costo a 2000 ducados, quepagó la ciudad275.Este cambio se hace más oportuno a raíz de un incendio en la iglesia delconvento franciscano, en 1717, por lo que se realiza una reforma de la plaza,acometiéndose la ampliación del acerado perimetral de la manzana, integrando así a lafuente restaurada, y con unos cánones compositivos distintos276.La fuente, para su mejor conservación fue dotada de los servicios de un alguacil,que la vigilara, y de mayor caudal. Para algunos festejos especiales, como lascelebraciones reales, se la cubría con adornados y envolturas de plata, que cedían elgremio de plateros, como se hizo en 1746, al proclamarse rey Fernando VI, en que se lepuso un sobrepuesto de plata labrada (Imagen 6), con cuatro mascarones que vertían porla boca vino blanco y tinto, al mismo tiempo que se leían poesías castellanas.6. Fuente de Mercurio1746.P.TortoleroDurante el S. XIX el Convento de San Francisco sufrió una ocupación militar,dos incendios y la exclaustración debida a la desamortización de Mendizábal, con loque estaba casi en ruinas. Una vez derribado el convento en 1840, se reforma el edificioconsistorial con una fachada, la principal, que se abre hacia la Plaza Nueva. La plaza deSan Francisco pierde, por lo tanto, algo de su importancia institucional. En el primertercio del S. XIX, con la entrada en el gobierno municipal del Asistente Arjona, la plaza275ALBARDONERO FREIRE A., o. c., pag. 219. Ahora se acepta que el Mercurio actual es una copiadieciochesca del original, y no el de Pesquera y Morel, como se venía defendiendo antes.276VIOQUE CUBERO, A.; VERA, I. M. y LÓPEZ N.: Apuntes sobre el origen y evoluciónmorfológica de las plazas del Casco Histórico de Sevilla. Área de Infraestructura y Equipamiento Urbanodel Ayuntamiento de Sevilla .1987, pag. 131.
  • 229. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]239de San Francisco fue reformada, añadiéndose los soportales. La Cárcel Real es cerrada ytrasladada en 1835 al barrio del Pópulo. La ciudad estrena los nuevos jardines delpaseo de Cristina y de las Delicias, frente al palacio de San Telmo, y paralelos al río.En 1850, la figura del Mercurio fue trasladada a una alberca a estos nuevos jardines, yencima de la fuente de la plaza de San Francisco, se pone una figura de un pato (“LaPila del Pato”), otra de las fuentes populares e “itinerantes”, de Sevilla. La naturalezade estos cambios, tan frecuentes en esta ciudad, no siempre es fácil de entender, por losciudadanos, pero en general, suelen deberse, a motivos relacionados con los gustosestéticos de cada época277.LA FUENTE DE MERCURIO DE LA PLAZA DE SAN FRANCISCODE SEVILLAHemos querido centrarnos en destacar la visión que han dejado los viajeros que alo largo del S. XIX, después de la guerra de la Independencia, vinieron a Andalucía.En suS libros, pinturas y dibujos, forman un verdadero corpus etnográfico y literario,que irá condicionando para siempre la imagen literaria romántica de estatierra. Théophile Gautier, Washington Irving, Richard Ford, y muchos otros, sonfundamentales es este sentido. Pero además de los escritores, serán los pintores ydibujantes, quienes reflejarán de forma más rápida, l a evolución de la ciudad en susestampas urbanas costumbristas.De la amplia colección de estampas, cuadros, y primeras fotografías, queexisten, citaremos algunos ejemplos sobre la imagen de la fuente de Mercurio, en esteperíodo. Así el francés Nicolás Chapuy, con sus litografías de bastante realismo, sobretodo en el tratamiento de los edificios, debido a que, además de litógrafo, era arquitecto.En esta imagen con vista hacia el norte de la plaza de San Francisco, nos presenta uncontraste social entre los paseantes nobles y burgueses, y las mujeres que laboran en lafuente; aparece a fachada plateresca del Ayuntamiento ,aún con la logia o galeríaabierta que tenía entonces (Imagen 7).7. Plaza de S. Francisco. Nicolás Chapuy.1830.277FERNÁNDEZ MONTES, M.: Actas del Congreso “El agua: mitos y realidades”. C.S.I.C.Madrid.2004. pág. 157. “Así en el S. XVIII y XIX, los aspectos mas teatrales de la fuente barroca soneliminados en favor de un diseño mas ponderado, con una fuerte reducción del protagonismo de la propiaagua en favor del diseño”.
  • 230. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]240De las vistas de la plaza de San Francisco hacia el sur, con la fuente al fondo, yla Giralda cerrando la imagen, podemos destacar este grabado de George Vivian,considerado como el más hábil dibujante inglés que viaja por España en el S. XIX. Laplaza aparece ya con los soportales que había añadido Arjona, hacia1830, pero el autornos presenta un mundo lleno del pintoresquismo andaluz, con personajes como losgitanos y bandoleros con sus mulos y armados de trabucos (Imagen 8).8. Plaza de S. Francisco. George Vivian.1838.Otra visión, es la del francés T. Macquoid, corresponsal para España en la 3ªguerra carlista, y dibujante en L´Univers Ilustré de París. En este grabado se, mantieneuna visión exótica en los personajes, aunque hay realismo en las fachadas delAyuntamiento, donde se aprecian las puertas que cerraban el arquillo, que comunicabacon la Plaza Nueva, y permanece el balcón fundido que será desmontado después. Seobserva que el Ayuntamiento aún no tiene el piso superior. Sin embargo, Macquoidhace un engaño histórico, ya que el Mercurio, y la fuente, ya no estaban ahí desde 1850.Seguramente se había basado en un dibujo anterior (Imagen 9).9. Fuente de Mercurio T. Macquoid. 1872
  • 231. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]241El fotógrafo francés, J .Laurent realizó una serie de colecciones de fotos endiversos viajes por España. La foto que se ve de la plaza de S. Francisco presenta unaimagen de 1870, cuando la fuente se trasladó al centro de la plaza, con la figura delpato, que ya había sustituido al Mercurio” (Imagen 10).10. Plaza de S. Francisco. Fotografía de J.Laurent.1870En la fotografía de Rafael Señán, realizada hacia 1925, ya no aparece la fuente,situada en el centro de la plaza, pues en 1885 la habían llevado a la Alameda deHércules, quedando la plaza sin ninguna fuente. Como se ve, el motivo del traslado esobvio, al obstaculizar el tránsito de los coches de caballos.(Imagen 11). Tampoco se haconstruido aún el Banco de España al fondo, ya que empezará a construirse algodespués, de cara a Exposición Iberoamericana de 1929.11. Plaza de S. Francisco. Fotografía de R. Señán, 1925.
  • 232. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]242LA FUENTE ACTUALLa estatua de Mercurio permanecería en los jardines de Cristina, frente al palaciode San Telmo, hasta 1960(Imagen 12), en que fue de nuevo desmontada, para servir deadorno en una fuente de un palacete renacentista del barrio de Santa Cruz, conocidocomo “Casa de los Pinelo”.12. Mercurio en los jardines de CristinaEn 1974, el Ayuntamiento de Sevilla, decide reponer la fuente en la plaza deSan Francisco, en un proyecto de mejora del entorno de la plaza de San Francisco.Para ello acudió al arquitecto Rafael Manzano Martos278, que era director-conservadorde los Reales Alcázares de Sevilla. El modelo de fuente que presenta Manzano, demármol blanco, se asemejaba al tipo de fuente barroca del S. XVIII, aunque ahora sesustituye la taza octogonal anterior, por una redonda, y se le añaden unas gradas paraelevarla; el pilar que sostiene la figura barroca de Mercurio, es decorado con veneras, ycuatro mascarones de monstruos cuyas bocas hacen de surtidores.Una vez aprobado el proyecto por la corporación municipal, hacía faltarecuperar la estatua del Mercurio que iba a presidir de nuevo la fuente .Este habíasufrido algunos daños, en la urna que lo sostiene y estaba sin la espada. Para realizar laespada, Rafael Manzano propuso a mi padre, Manuel Fernández, para hacerla, ya quetenía experiencia en el trabajo de los metales, y conocimiento en armas antiguas279.278El arquitecto Rafael Manzano tiene una brillante y amplia carrera profesional relacionada con elmundo de las restauraciones. En el año 2010, recibió el premio Richard H. Driehaus de ArquitecturaClásica de la Universidad de Indiana, siendo el primer arquitecto español en recibirlo. Manzano, en esosaños, en que era director de los Reales Alcázares, animaba una tertulia cerca de la Catedral, dondecoincidían anticuarios, y algunos escritores.279Existen trabajos suyos en el Museo de Artes y Costumbre Populares de Sevilla. Resulta curioso queotro miembro de mi ,mi tío Claudio Fernández ,participó en la última restauración del Giraldillo deBartolomé Morel, por encargo del Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico (IAPH), en la isla de laCartuja ,recibiendo un homenaje posterior(ver diario ABC de Sevilla,23/10/2003).
  • 233. La fuente de Mercurio de la plaza de San Francisco de Sevilla[Seleccionar fecha]24313. Inauguración de la fuente en 1977. (ABC de Sevilla 14-X-1977)El encargo de la espada se realizó de forma rápida .Mirando grabados yfotos de la fuente, se hizo un molde de la pieza, que se fundió en bronce, en unafundición de la localidad de Camas , y después en el taller se le aplicó una “pátina” paraenvejecerla280. Posteriormente a la figura de Mercurio se le unió la espada, con unapequeña soldadura, en la mano derecha. Acabada la obra, se instaló la figura sobre elpilar, y finalmente, con la presencia de numeroso público, de la Corporación municipal,y del presidente de México, José López Portillo, se inauguró la fuente el 13 de Octubrede 1977281(Imagen 13)..Imagen 14. La fuente actual. (Foto del autor)La fuente de Mercurio había vuelto a su lugar de origen, en el S. XVI, en el ladomás meridional de la plaza, delante del Banco de España. (Imagen 14).280Mi hermano , estudiante entonces de la Escuela de Artes y Oficios, y el que suscribe, estudiante en laUniversidad, ayudábamos en el taller de mi padre y le dimos la pátina, de ácido y fuego, a la espada..281ABC de Sevilla 14-X-1977.
  • 234. A. Fernández Grande[Seleccionar fecha]244Sevilla volvía a recuperar un emblema monumental, como era su fuente deMercurio, y según se decía en la prensa de ese día “su restauración puede marcar elcomienzo para un despertar del letargo sevillano, y que el pueblo vuelva a tener lo quees suyo, lo que él ha creado”.
  • 235. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 245 a 253245ANTONIO CANO CORREA, UN ARTISTA ANDALUZDEL SIGLO XXPedro Giménez de Aragón SierraIES. LLANES. SevillaAntonio Cano Correa nació en Guájar-Fargüit, Granada, el 4 de febrero de 1909.Un año dramático el de su nacimiento, el año del desastre del Barranco del Lobo y laSemana Trágica de Barcelona, el año del fusilamiento del pedagogo Ferrer y del ¡Maurano! Y es que la vida de Antonio Cano ha estado inextricablemente marcada por laHistoria de España. Sus padres eran campesinos pobres y emigraron a Granada siendoAntonio un recién nacido. Tenía trece años cuando comenzó a trabajar en el granadinotaller del imaginero Navas Parejo, pero al año siguiente emigró a Barcelona en busca demejores oportunidades. Allí permaneció cuatro años, trabajando de jornalero y deobrero textil desde 1923 y estudiando cuando podía en la Escuela de Artes y Oficios,donde recibiría clases de Ángel Ferrant, el más vanguardista de los maestros escultoresde la España de la Dictadura de Primo de Rivera. En 1927 volvió a Granada, trabajandode nuevo con Navas Parejo y terminando sus estudios en la Escuela de Bellas Artes dela calle Marqués de Cuba. Comenzó entonces a relacionarse con la vanguardia españolaa través de García Lorca, que lo invitó a exponer en 1929 su Cabeza de muchacha,tallada en madera, en la Casa de los Tiros, junto a Picasso, Dalí, Miró, Vázquez Díaz,Solana, Gómez de la Serna y Ricardo Baroja. La beca del Ayuntamiento de Granadapara estudiar en la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, le permitió en1932 trasladarse al Madrid de la II República, en el que estrecharía lazos con laGeneración del 27. Le influyó especialmente la obra del primer Gargallo, tal como élmismo reconoce: “mi primera escultura destinada a la Exposición de Bellas Artes delaño 1935 era un desnudo de mujer portando un cántaro, quizás fuera con influencia deVOLVER AL ÍNDICE
  • 236. P. Giménez de Aragón Sierra[Seleccionar fecha]246Gargallo, ya que me sugestionó su grupo de bronce de campesinas, que tenía en elMuseo de Arte Moderno”282.En julio de 1936 se fue a Granada a pasar las vacaciones de verano, como todoslos años, pero esta vez fue diferente. El alzamiento militar rompió su trayectoria de unmazazo: “La guerra se lo llevó todo, la promesa de que fuera un personaje de novela, elcamarote de madera, que flota todavía en mi memoria, el recuerdo de aquel amigo queconocí en Granada y que, después de que aquel vendaval que nos arrastró a todos y nossumió en una oscuridad de años a toda una generación que yo llamo “generaciónperdida”, ya no tenía ganas de escribir. Yo también consideraba que no valía la penaser personaje de nada. Había pasado la hora que quería que mi vida se desarrollara enMadrid”283.El ejército de Franco tomó Granada en los primeros momentos del conflicto yreclutó a los jóvenes de la ciudad. Antonio tuvo la suerte de poder trabajar comodelineante en Topografía. En 1939, terminada la guerra, obtuvo su título de profesor deDibujo por la Escuela Superior de Bellas Artes de Valencia.Su primer monumento público se inauguró en 1945, el Alonso Cano de la PlazaArzobispal de Granada. Ese mismo año obtuvo Tercera Medalla en la ExposiciónNacional de Bellas Artes de Madrid, así como la cátedra de talla en la Escuela Superiorde Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría de Sevilla. La docencia fue para él un modoinevitable de ganarse la vida, dadas las dificultades económicas por las que entonces –yhoy- pasaban los artistas284.La Sevilla de la posguerra le pareció una ciudad terrible. Él mismo describeaquel ambiente lúgubre y clerical en su libro Memorias amarillas: “Sevilla sucia ytristona como siempre, la iglesia oscura y solitaria, todos mis compañeros, con nuestrodirector al frente, radiante, orgulloso del rebaño que le seguía, creyendo que por sumediación todos en bloque iríamos al cielo. El cura gordo con su cara blanca ybrillante se subió al púlpito y empezó su sermón brillante, brillantísimo, lleno delatinajos, de frases de condena y de iracundez en casi la última mitad de su peroratallegando al final, blandiendo la espada flamígera del castigo. Ninguno de los queestábamos allí se salvaba de las llamas del infierno, menos nuestro director, los demásestábamos irremisiblemente condenados (…) El único que parecía que nada de lo queallí se decía se dirigía a su persona era el director, con su cara de obispo donde suboca dibujaba una sonrisa beatífica”. Posteriormente, a Cano le fue sugerido que seautoexcluyese del grupo de beatos profesores de Bellas Artes, ya que no “encajaba”,como sigue contando en este capítulo de su libro titulado “Un sermón iracundo”285. El“director” de la cara de obispo es José Hernández Díaz, el prócer franquista quecontrolaba con rigor el mundo del arte sevillano, combatiendo todo movimiento de282Se refiere a Las aguadoras, 1925. CANO, A.: Breve autobiografía, en CARRIÓN, H.: Antonio Cano.Pinturas y breve biografía, Madrid, 1991, p. 73.283CANO, A: Memorias amarillas, Sevilla, 2001, pp. 12-13.284CARRIÓN, H.. o. c. “Se vio obligado a instalarse en Sevilla, hecho del que se ha arrepentido siempre,y dedicarse a la enseñanza, lo que ha sufrido descorazonadoramente. Yo le conocí en la Facultad deBellas Artes de Sevilla y, aunque es penoso, tengo que decir que su clase era un abandono; aprecié en élel dolor que produce el cumplir una obligación académica en aras al sueldo y la dedicación suprema a lacreación de la obra de arte”.285CANO, A.: o. c., pp. 181-183.
  • 237. Antonio Cano Correa, un artista andaluz del siglo XX[Seleccionar fecha]247vanguardia286. La relación de Cano con Hernández Díaz fue siempre tensa. Paraempezar, Cano se hizo amigo de Miguel Pérez Aguilera, el profesor que se atrevió adesafiar a Hernández Díaz imponiendo el desnudo en sus clases de dibujo del natural yenseñando a sus alumnos a escondidas catálogos de Picasso o Miró. En segundo lugar,cuando la esposa de Antonio Cano, Carmen Jiménez, profesora de escultura en primercurso de Bellas Artes, llevaba a sus hijos a la escuela (el caserón de Gonzalo Bilbao)para que jugaran en el patio mientras ella daba sus clases, Hernández Díaz le prohibióque estuvieran con sus propios hijos, que vivían allí mismo287. En tercer lugar, elClaustro propuso a Antonio Cano como nuevo Director de la escuela a principios de loscincuenta, cuando Hernández Díaz fue nombrado Vicerrector de la Hispalense, pero élse las ingenió para simultanear ambos cargos y otros cinco más relacionados con elmundo del arte288.Cano mantuvo durante unos años el estilo historicista que se exigía para losmonumentos públicos, como podemos ver en el Alfonso X el Sabio de la Capilla Real dela Catedral de Sevilla (1949) o en el San Isidro de la Dirección General de Colonizaciónde Madrid (1953). En este estilo se sitúan la Virgen con niño (1945) y la Maternidad(1950).Sin embargo, su estilo comenzó a modernizarse a partir de 1950. Laretrospectiva sobre Clará de la I Bienal Hispanoamericana le influyó considerablementey empezó a trabajar en aquella estética mediterraneísta de “formas redondeadas decontornos difuminados y un modelado de gran blandura y carnosidad”289. En este estilose inscriben su Segunda y Primera Medallas de la Nacional, Muchacha del Cántaro(1950) y San Martín (1954), así como Figura sentada (1955) y Muchacha que espera(1956).Los viajes a Madrid para las Nacionales le permitieron reencontrarse con ÁngelFerrant, que había creado un grupo de seguidores, el Grupo 47, de estilo primitivista,entre los que destacaba el joven José Luis Sánchez, Tercera Medalla en la Nacional del54. Estas relaciones van a influir en la evolución de Cano en la segunda mitad de loscincuenta, que va a acentuar el esquematismo de sus figuras mediterráneas acercándoseal postcubismo. “Convencido del valor de su arte y de que este es un continuo286José Hernández Díaz (1906-1998) se licenció en Filosofía y Letras en la Universidad de Sevilla, sedoctoró en Historia con Gómez Moreno en Madrid, y de regreso a Sevilla trabajó como auxiliar delDirector del Laboratorio de Arte, Francisco Murillo Herrera. En 1936 obtuvo la plaza de profesor defilosofía en el Instituto de Bachillerato Murillo. Gracias a sus libros Estudio de los edificios religiosos yobjetos de culto de la ciudad de Sevilla destruidos y saqueados por los marxistas (1936) y Estudio de losedificios religiosos y objetos de culto de la provincia de Sevilla destruidos y saqueados por los marxistas(1937), publicados ya bajo dominio franquista, se convirtió en el asesor artístico del Cardenal Segura, fueascendido a Director del Instituto en 1939 y, cuando en 1940 se decidió fundar una Escuela Superior deBellas Artes en Sevilla, se le consideró la persona idónea. Hernández Díaz detentó la Dirección de laEscuela desde 1941 hasta su jubilación en 1976, impartiendo en ella clases de Historia del Arte.287Se había apropiado del piso superior del edificio, destinado en el proyecto a equipamiento de laescuela, instalando allí su vivienda particular.288A la asesoría artística del Arzobispado y la Dirección de la Escuela sumó en 1950 la cátedra deHistoria del Arte de la Facultad de Filosofía y Letras, en 1951 el Vicerrectorado de la UniversidadHispalense y la Presidencia de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría, en 1955 ascendióa Rector, detentando también a partir de ese momento la Dirección del Laboratorio de Arte, a lo que hayque añadir su presencia en la Comisión Provincial de Monumentos Históricos y Artísticos.289CANO JIMÉNEZ, C: Antonio Cano: escultor y pintor granadino, Sevilla, 1985, p.210. Tesis doctoralinédita.
  • 238. P. Giménez de Aragón Sierra[Seleccionar fecha]248progresar para buscar el interior de las cosas y no su envoltura, don Antonio dejó a unlado el Barroco y lo convencional, en la cuna de la tradición, y emprendió pronto elcamino de las esencias. Y así se lanzó a su aventura artística y vital, con toda suenorme humanidad a cuestas, seguro de que se rumbo era el que le marcara aquellaestrella brillante que cegaba a los demás”290. En la Portada de la Facultad de Derechointrodujo figuras poco realistas, ligeramente esquematizadas o difuminadas, reduciendodetalles, e inspirándose directamente en el arte precolombino. Obras de esta etapa sonLa primavera (1959), figura femenina estilizada con aspecto arcaizante, hierático ygeométrico, Mascarilla de alabastro (1959), Mascarilla de madera (1960), eldesaparecido San José de la Universidad Laboral y Cabeza de mujer (1960).La década de los sesenta comenzó con el buen augurio de la beca Juan March,una inyección económica siempre necesaria para un artista. La Magdalena (1961)marcará un nuevo paso en su evolución. Se trata de un esbelto monolito donde lasformas femeninas apenas aparecen talladas en la superficie del bloque. Se encuadra estapequeña escultura en una tendencia expresionista muy similar a la de sus obraspictóricas.Ese mismo año, los arquitectos municipales Luis Gómez Estern, AurelianoGómez-Terreros y Alfonso del Toro proyectaron en el centro de la Plaza de Cuba unafuente con un pequeño jardín, en el cual querían colocar una escultura moderna acordecon la estética de los edificios de Luis Gutiérrez Soto (1955), Ricardo Abaurre, LuisDíaz del Río y Rafael de la Hoz (1961-63). Los jóvenes arquitectos seleccionaron aAntonio Cano para realizar la obra y le pidieron cinco bocetos, especificando quequerían algo moderno. El escultor, conociendo el conservadurismo del público sevillanoconsultó al concejal de urbanismo, Rodrigo Medina Benjumea, que le dijo literalmente:“Haga usted una cosa que produzca escándalo”. De los cinco bocetos realizados por elartista, los arquitectos eligieron el de Muchachas al sol, de estética organicista,directamente inspirado en los trabajos de Henry Moore. He explicado con detalle lasandanzas y desventuras de este monumento en otra parte291, por lo que aquí seré breve.Tan solo diré que el escándalo producido aquel verano por la prensa conservadora, porRomero Murube y, en la sombra, por el propio Hernández Díaz, pudo ser causa del finde la alcaldía de Mariano Pérez de Ayala, que se ausentó de la ciudad a finales deagosto y fue sustituido en su cargo por el Teniente-Alcalde José Romero López hastanoviembre, fecha en la que el Gobernador Civil nombró a José Hernández Díaz nuevoalcalde de Sevilla, que ordenó que se situaran las esculturas en un rincón poco visible delos jardines del Parque de María Luisa, donde permanecieron ocultas hasta que en 1972se les hizo justicia situándolas en la Glorieta de Alférez Provisionales.Tal fue la decepción producida por el caso de Muchachas al sol que Cano sepresentó a una plaza en la Escuela Superior de Bellas Artes de Madrid y la ganó. Sinembargo, las circunstancias familiares no aconsejaban tal cambio, de modo quefinalmente renunció a dicha plaza.De estilo orgánico y del mismo año son también Madre e hija, la Muchacha delpañuelo, Maternidad y Torso. También pertenecen a esta etapa los tondos de la Iglesiade los Maristas de Sanlúcar la Mayor (1967), en que aparecen las virtudes teologales.290SÁNCHEZ NUÑEZ, P.: Antonio Cano. Pinturas, catálogo, Dos Hermanas, 2004.291GIMÉNEZ DE ARAGÓN SIERRA, P.: Escultores sevillanos del siglo XX, Sevilla, Huelva, 2008, pp.207-214.
  • 239. Antonio Cano Correa, un artista andaluz del siglo XX[Seleccionar fecha]249Se encerró en su estudio para trabajar en el proyecto que presentaría al concursopara el Monumento a Elcano, que Hernández Díaz convocó para la Plaza de Cuba. Optópor un estilo más tradicional, acorde con el gusto del tribunal, con una escultura realistay unos relieves en los que combina las influencias mediterraneístas con un leveorganicismo. Por otra parte, hay en este proyecto un “concepto integrador e loselementos en el entorno ubicado, vuelve a mostrarse como arquitecto artista o artistaarquitecto”292. El fallo del jurado en su favor al año siguiente supuso una dedicacióncasi completa a la obra durante una década. La Columna del Monumento a Elcanoacabó con sus fuerzas, ya que un tambor tenía mayor diámetro que los demás y hubo decorregirlo “in situ” en 1973, bajo el sol sevillano, que tan poco le gustaba. Para colmo,el premio concedido en 1964, que estaba dotado con una buena cantidad de dinero deaquella época, se devaluó con el paso del tiempo por lo que al escultor, en palabras desu propia esposa, “le salió lo comido por lo servido”. Para colmo, a la inflación de losaños sesenta, fruto del desarrollismo, se sumó la crisis del 73, que afectó a Cano como atodos los españoles.Pero no abandonó su estilo orgánico, como podemos ver en Figura sentada en1967. Además, en estos años, Cano había continuado experimentando y elaboró en 1868Figuras abstractas de hierro con chapas y materiales de desechos, influidas por la obrade Julio González, pero también inspiradas en la tendencia al reciclaje de materialespropia del informalismo, del neodadaísmo y del arte povera. Son construccionescorpóreas con leve alusión antropomorfa que constituyen una nueva lanza rota en favordel arte moderno en la Sevilla todavía tradicionalista de finales de los sesenta. Delmismo estilo es la magnífica Cabeza de 1970293, también denominada Rostro deencuentros. Domingo Sánchez-Mesa relaciona esta obra con el estilo assemblage delPicasso de La copa de ajenjo, porque se trata de construir una escultura con materiales ypiezas preexistentes y misceláneas294.En 1971 realizó las estatuas de las Columnas de Hércules que hay en Marbella,entre Puerto Banús y Nueva Andalucía. En 1972 la Caja de Ahorros de Granada leorganizó una exposición retrospectiva que le satisfizo enormemente, puesto que suponíaun gran reconocimiento en su ciudad natal295. Ese mismo año hizo un gran relieve enpiedra para el panteón familiar de su amigo el arquitecto Antonio Delgado Roig. Setrata de un Ángel que realiza una ofrenda floral y está realizado en un estilo diferente,un estilo expresionista en el que las figuras alargadas se contorsionan de forma un tantoangustiosa y los rostros transmiten sensaciones anímicas profundas, espirituales.Su vida, como dijimos al principio, está inextricablemente ligada al devenirhistórico del país y, consciente o inconscientemente, en los años que van de la muertede Carrero Blanco en 1973 a la Proclamación de la Constitución de 1978 el artistarealizó su propia transición, de la escultura a la pintura. El artista se ha referido en sus292CANO JIMÉNEZ, A.: “Antonio Cano Correa, mi padre”, en Antonio Cano, Pinturas, cat. DosHermanas, 2004, p.12.293Erróneamente presentada en el catálogo de la exposición realizada en 1997/8 en la Sala de la Facultadde Bellas Artes de Granada como una obra de 1980, época en la que el artista había abandonado ya laescultura para dedicarse plenamente a la pintura.294SÁNCHEZ-MESA, D.: Épocas y estilos de 7 artistas contemporáneos granadinos, Granada, 1997,p.16.295Desgraciadamente, en Sevilla no se le hizo a tiempo y, desde 1978 él se negó a que se le hablarasiquiera del tema de la escultura, dedicado ya en cuerpo y alma a la pintura.
  • 240. P. Giménez de Aragón Sierra[Seleccionar fecha]250memorias a la finalización de la Columna de Juan Sebastián Elcano como momentoclave de su cambio radical: “Desde entonces volví a lo que siempre había sido mivocación primaria: la pintura. Desde entonces estoy pintando. Pinto lo que me da lagana. ¡Qué alivio tan grande siento delante del lienzo en blanco! Bajo techado, libredel sol y el frío, sin callos en las manos y recreándome en un mundo mío, un mundo queestoy creando a mi alrededor; figuras que son capaces de entenderme porque yo lascreé. Así llevo años, rellenando lienzos sin parar. Parece como si me fuese a faltartiempo para vivir lo que siempre soñé. Esta obra mía ahora no tiene pasado, es la obrade otro hombre”296. La dedicación a la pintura en un escultor no es extraña, ya que eldibujo es actividad constante del escultor, y no es difícil que se pase del lápiz al pincel ydel papel al lienzo. Ya en 1957 Antonio Cano había realizado varias Abstracciones conóleo sobre tablé. Pero ese ensayo quedó pronto olvidado. Las primeras incursiones en lapintura figurativa las realizó en Punta Umbría y Torremolinos, en los veraneos deprincipios de los setenta. A partir de 1973 la actividad pictórica fue ocupando cada vezmás tiempo del artista y a partir de 1978 ya no hubo actividad escultórica.Sin embargo, su dedicación a la pintura y el abandono de la escultura no fue unhecho drástico, sino un proceso transicional paulatino. De hecho, en estos años que vandel 73 al 78 siguió esculpiendo. En 1976 ganó el Premio de la Fundación RodríguezAcosta para la Medalla García Lorca. En 1977 realizó Maternidad, que sigue la línea desus obras de los años sesenta. Pero además, ese mismo año modeló una serie deesculturas en barro que siguen una línea expresionista bastante parecida a la de suspinturas, aunque incorpora en ellas elementos de sus etapas anteriores, como los rasgosprecolombinos o cierto carácter orgánico. Estas obras se exponen al público por primeravez en esta muestra organizada en honor de su centenario, ya que, en 1978, tras realizarsu última escultura en hierro Ave solitaria, el viejo artista decidió abandonar la esculturapara siempre. Al año siguiente se jubilaba de su puesto docente en la Facultad de BellasArtes.Comenzaba así, a los setenta años, una nueva etapa de su vida. En cualquier otrapersona, hablar de una nueva etapa con esa edad podría parecer patético, pero enAntonio Cano es una prueba de su personalidad dinámica y resuelta, de su energía, desu capacidad creativa, de su indisoluble matrimonio con el arte. Pintó desde entonces ensu taller de la calle Pedro Pérez Fernández, su lugar de clausura, su espacio deaislamiento particular, con su pequeño jardín interior. Un lugar donde reunirse a solascon su imaginación y crear, crear sin freno un nuevo universo, ahora pictórico.En 1979 ya había realizado un centenar de cuadros, como narró, entusiasmado,que no sorprendido, el crítico Manuel Ferrand: “figuras que pesan como marmóreosbajorrelieves y entonaciones sutiles, suaves, propias de un colorista consumado.Cabezas expresionistas, dramáticas, como carátulas acusadoras, extraídas del granguiñol de la vida, o telúricas, casi de piedras erosionadas por terral o levantes, casi deroca marina o casi de tronco hueco, que es desvelado símbolo de alquimia”297. Enrealidad, ya había comenzado a exponer sus lienzos en Granada. La primera colectivaen la que participó como pintor fue la de Pintores Granadinos para el VI CongresoNacional de Libreros, en 1978. Al año siguiente expuso en la Academia de Bellas Artesde Granada y en 1980 realizó su primera individual pictórica en la Sala de la Madraza,296Texto escrito por l autor en 1982, citado por SÁNCHEZ-MESA, D.: “El escultor y pintor AntonioCano Correa”, en OROZCO DÍAZ, M.: La pintura de Antonio Cano, Sevilla, 1993, pp. 12-13.297FERRAND, M.: Un pintor llamado Antonio Cano, ABC, Sevilla, 7-VII-1979.
  • 241. Antonio Cano Correa, un artista andaluz del siglo XX[Seleccionar fecha]251también en Granada, ciudad en la que participaría con sus pinturas en once exposicionesmás en los años venideros, dos de ellas individuales. Muestra de esta etapa son Retablo,(1977), dedicado al mundo onírico y trágico de García Lorca, Nacimiento de Venus,(1978) y Gente de circo, (1979). La influencia de la etapa azul de Picasso es evidente,pero la obra de Cano es aún más desgarradora.En Sevilla, en cambio, no expondría pintura hasta los años ochenta, década en laque el carácter expresionista se atenúa y, aunque deben algo a las de la década anteriorya que los colores son muy similares -colores oscuros, morados, marrones, azules,negros, grises-, son obras de una figuración diferente, más esquemática, másgeométrica, con volúmenes más planos. Muchas de las nuevas figuras recuerdan lasesculturas orgánicas de los años sesenta. Sus lienzos se dieron a conocer al público en lacolectiva del Homenaje a Murillo de la Facultad de Bellas Artes, en 1982, y en elHomenaje a Manuel Ferrand de 1986, también en la Facultad. Ese mismo año participóen el Homenaje a Balbontín de la Sala Álvaro y, por último, en una exposición dedibujos en el Colegio de Arquitectos, en 1987. Lienzos de esta década son Las tresgracias (1981), y Composición abstracta, (hacia 1981). El carácter seriado de estaúltima será una constante en su metodología de trabajo durante los años posteriores.Termina la década pintando cuadros inspirados ahora en la última etapa de Picasso,como Mujer en los toros y Dos mujeres (1989).Los años noventa son años de aislamiento en los que el artista no deja de pintar,pero no cara al público, sino para sí mismo, en una introspección cada vez mayor ycuriosamente cada vez más fructífera. Expone varias veces en Granada y sólo una enSevilla, en 1995, en una colectiva de la Academia de Bellas Artes. La ciudad se habíaolvidado de Antonio Cano, y él le había dado la espalda, disgustado con ella tras añosde desencuentros y malentendidos. La relación del artista con la ciudad es la de un viejomatrimonio mal avenido. No se entienden, pero no pueden separarse. Sin embargo, elanciano artista está ya más allá de la fama o el olvido y trabaja, a pesar de su edad, conrenovados bríos, con una alegría chocante, con un entusiasmo innovador que rompetodas las expectativas. Las obras de esta última etapa de su vida adquieren más color ymezclan sus tradicionales formas orgánicas femeninas (1990) con otros asuntosnovedosos, como el extraño bodegón de Recordando a Roma (1991), o las series deComposiciones de ese mismo año, realizadas a base de series de dibujos pegados allienzo reproduciendo en ellos variaciones de módulos que recuerdan los trabajos deBarbadillo en los años sesenta o las recientes composiciones realizadas por Gordillo ensu muestra en el Reina Sofía con dibujos de ayer y hoy. “El principio estético que siguees la simplicidad, la ausencia de adornos, la pura forma que toma vida del color. En élno hay retórica; la vida lo ha purificado de estas escorias y recoge necesariamente lascosas esenciales. La pintura es limpia y sincera, carece de las concesiones dictadas porla moda del momento y del necesario agradar a los otros. Habla, diseña, colorea,quiere ser él mismo, escudriñando en los espacios poéticos de la búsqueda formal yexpresiva”298.Su última obra, Las tres gracias (2002), quedó casi terminada en el taller cuandoenfermó y quedó incapacitado para seguir trabajando, y demuestra cómo un artista escapaz de crear belleza hasta que las fuerzas le abandonen e incluso más allá, porquenadie puede dudar que en la mente de ese hombre que acaba de cumplir cien años las298AMATO, P.: Cien dibujos de Antonio Cano, Sevilla, 1996, p. 9.
  • 242. P. Giménez de Aragón Sierra[Seleccionar fecha]252imágenes fluyen aún, produciendo formas y colores que la experiencia de un tremendosiglo de vida le ha producido.Allí la encontré en la primavera de 2008, cuando comencé a organizar laexposición conmemorativa del centenario de su nacimiento, que tuvo lugar entre el 5 demarzo y el 12 de abril de 2009 en la Casa de la Provincia de Sevilla. El artista no pudoasistir, porque las fuerzas se lo impedían. Falleció el 3 de julio de ese mismo año. Fueun honor contribuir a su conocimiento, que sigo creyendo necesario difundir.
  • 243. Antonio Cano Correa, un artista andaluz del siglo XX[Seleccionar fecha]253ANEXO GRÁFICOAutorretrato en la columna de ElcanoMuchachas al sol
  • 244. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 255 a 265255GONZALO JOSÉ DE OSORNO Y HERRERA (1666-1733):CANÓNIGO DE LA CATEDRAL DE SEVILLAFrancisco Javier Gutiérrez NúñezI. E. S. López de Arenas. MARCHENA (Sevilla)Introducción.La familia Osorno tuvo una gran importancia política, social y económica, a lolargo de los siglos XVII y XVIII, tanto en la localidad de Manzanilla, como en lospueblos de su comarca. Es muy conocida la relación de esta familia con la Hermandadde Ntra. Sra. del Valle, siendo un hecho crucial en ella, la entrega de las banderas de suRegimiento de Triana, que hizo el Coronel Manuel Félix de Osorno al término de laGuerra de Sucesión, a modo de ex voto y agradecimiento por su finalización.299Éstas han pertenecido como bienes de la Hermandad desde su donación y asíconsta en los inventarios de los años 1733, 1744, 1755 y 1775. Incluso a lo largo del299GUTIÉRREZ NÚÑEZ, F. J.; HERNÁNDEZ NAVARRO, F. J.: “Manuel Félix de Ossorno,Manzanilla y el Regimiento de Triana (1704-1715)”, en Real Feria de El Valle 2010 (Manzanilla, 2010),pp. 22-27. GUTIÉRREZ NÚÑEZ, F. J.; HERNÁNDEZ NAVARRO, F. J.: “El Coronel Manuel Félix deOsorno y el Regimiento de Triana durante la Guerra de Sucesión (1704-1715). Una aproximaciónhistórica”, en Actas de las I Jornadas de Historia de Triana. Edad Moderna, Ayuntamiento de Sevilla,Sevilla 2007, pp. 183-199.VOLVER AL ÍNDICE
  • 245. F. J. Gutiérrez Núñez[Seleccionar fecha]256siglo XVIII varios Hermanos Mayores pertenecieron a esta familia: Fernando de Osornoy Herrera, Francisco de Osorno y Catalá. 300La verdadera expansión de la devoción a Ntra. Sra. del Valle se produjo sobretodo a partir del año 1719, cuando Felipe V concedió merced a su Hermandad parapoder celebrar Real Feria de Pascua de Pentecostés. 301El ascenso social de esta familia no se entiende sin la “solidaridad” y el“sacrificio” que mostró Gonzalo José de Osorno y Herrera (Manzanilla 1666 – Sevilla1733), con su linaje. Ejerció de Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de Sevilla durante38 años. De la documentación consultada, calculamos que su patrimonio pudo pasar delargo del medio millón de reales de vellón, lo cual le permitió convertirse en una de laspiedras angulares de la prosperidad del linaje, a través de donaciones y préstamos a sushermanos, sobrinos y sobrinas.El 8 de octubre de 1733, estando ya enfermo y siendo vecino de la collación deSanta María (Sevilla) otorgó testamento, falleciendo a los pocos días; hecho quededucimos de la escritura notarial, ya que una copia del documento, fue entregada a susalbaceas el día 22 de octubre de ese año. 3021. De Manzanilla a Sevilla.El matrimonio de Fernando Cristóbal de Osorno y Herrera (natural deManzanilla, 1638) y Doña Fabiana Gabriela de Vera Maraver y Vayas (natural deEscacena, 1639), al menos tuvo 5 hijos:1. Manuel Félix de Osorno y Herrera. Primogénito del matrimonio, tuvo que naceren la década de los 60 (s. XVII) y falleció entre 1730 y 1733. Se casó en 1687con Francisca de Paula Estrada (Paterna del Campo). Tuvieron 2 hijas: FabianaGabriela (soltera) y Bernarda Teresa, que contrajo matrimonio con Álvaro deMedina. Por su carrera militar fue destinado a Valencia, donde contrajomatrimonio con Teresa Catalá y Montanet, con la cual tuvo 3 hijos: Fernando,Francisco y Tomasa Osorno Catalá.2. Bartolomé Agustín de Osorno y Herrera (Manzanilla). Se casó hacia el año 1698con su prima María Teresa de Osorno. Del matrimonio nacerían 6 hijos:Fernando, Ana, Josefa Felipa, Micaela y Nicolás José y Fabiana Gabriela (deéste último no tenemos noticia, quizás falleció joven).300En el Legajo 3892-B se encuentran los inventarios de 1737 y 1775, mientras en el legajo 3893 selocalizan los de los años 1744 y 1755. ARCHIVO GENERAL DEL ARZOBISPADO DE SEVILLA (A.G. A. S.). Fondo: Arzobispal. Sección II. Priorato de ermitas. Legajo 3892-B (signatura nueva: 05303).Papeles sueltos del Priorato de Ermitas. Ramo: localidad de Manzanilla. A. G. A. S. Fondo: Arzobispal.Sección II. Priorato de ermitas. Legajo 3893 (signatura nueva: 05287). Libro de cuentas de la Hermandaddel Valle (Manzanilla), años 1740 – 1781 (no aparecen los años 1757-1775).301HERNÁNDEZ GONZÁLEZ, Salvador; GUTIÉRREZ NÚÑEZ, Francisco Javier: “El PatrimonioArtístico de la Ermita de Nuestra Señora de El Valle en el siglo XVIII”, en Real Feria del Valle.Manzanilla 2011, del 16 al 18 de junio, pp. 28-33. En este artículo se extractan los inventarios del año1737, 1744 y 1755.302Este documento es la base principal del presente trabajo. ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DESEVILLA (AHPSe). Protocolos de Sevilla (PdS). Oficio 19. Año 1733. Legajo 13.112, fols. 1403-1410.Testamento de D. Gonzalo José Osorno y Herrera (Canónigo).
  • 246. Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733): canónigo de la Catedral de Sevilla[Seleccionar fecha]2573. Gonzalo José de Osorno y Herrera (Manzanilla, 1666). Canónigo de la SantaIglesia Catedral de Sevilla.4. Isabel Marcela de Osorno y Herrera. Monja profesa en el Convento de Madre deDios, de Sevilla.5. Francisco Antonio Osorno. Marchó con tan sólo 19 años a Tierra Firme en elaño 1695. De él no contamos con más noticias, ni de su regreso, ni de suestablecimiento en los reinos de las Indias. 303Gonzalo José se bautizaría el 11 de noviembre de 1666 en la iglesia parroquialde Manzanilla. La familia Osorno ya contaba con presencia y negocios en Sevilla, ibany venían a su localidad natal. Luis Bernardo de Osorno y Herrera que había sidoAlcalde Ordinario por el estado noble en el Cabildo de Manzanilla, al menos en el año1673 ya estaba afincado en Sevilla capital; posiblemente comerciando con vino y mostode la comarca del Condado de Huelva. 304Sin duda Luis Bernardo tuvo que acoger a su sobrino Gonzalo José en su casa ainicios de la década de los 90, posiblemente le permitió formarse y estudiar en la urbehispalense. Con menos de 20 años, ingresó como Canónigo de la Catedral de Sevilla,allá por el año 1695. Su expediente de limpieza de sangre se conserva en el ArchivoGeneral del Arzobispado de Sevilla. No lo tendría difícil al contar con varios familiarespor parte materna que ya habían llegado a ejercer cargos similares en la sedehispalense305.En el año 1699, su padre Fernando Cristóbal de Osorno y Herrera, otorgaríasu testamento, realizándose la partición de sus bienes, sólo entre Manuel Félix yBartolomé Agustín. De ello deducimos, que tanto Gonzalo José, como Isabela Marceladedicados a la carrera eclesiástica renunciaron a sus legítimas, y que Francisco Antoniotuvo que fallecer soltero en las Indias.En 1703 fue nombrado junto a su hermano Manuel Félix y otros parientes,albacea de su tío materno Gonzalo José de Estrada, también Canónigo de la Catedralde Sevilla (desde el año 1666). Ese mismo año ya solicitaba al Cabildo de Sevilla, serreconocido como “vecino domiciliario” al contar con casa abierta en la ciudad, por unperiodo superior a 10 años que era el requisito exigido para ello. 306303ARCHIVO GENERAL DE INDIAS (A. G. I.). Contratación, 5457, n. 92. Expediente de información ylicencia de pasajero a indias de Francisco Antonio Osorno, (para) cobro de diferentes efectos en TierraFirme, vecino de Sevilla, hijo de Fernando Osorno y de Fabiana Maraver, a Tierra Firme.304Luis Bernardo de Osorno y Herrera (nat. Manzanilla), se casó en la Iglesia de Santa Cruz, Sevilla,9.II.1667, con Micaela Jerónima Renier de Torres (bautizada en la igl. Magdalena, Sevilla, 3.II.1648).DÍAZ DE NORIEGA Y PUBUL, José: La blanca de la carne en Sevilla, Madrid, Tomo I-1975, Tomo II-1976, Tomo III- 1976, Tomo IV-1977, pág. 142.305SALAZAR y MIR, Adolfo: Los expedientes de limpieza de sangre de la Catedral de Sevilla. 3 vols.Hidalguía. Madrid, 1995-1998. T. 1 (1995), T. 2 (1996), T. 3 (1998), Tomo 1, pp. 221-222. ARCHIVOGENERAL DEL ARZOBISPADO DE SEVILLA. Fondo: Catedral. Limpiezas de Sangre. Leg. 26. Exp.G-35. Año 1695.306SALAZAR y MIR, Adolfo: Los expedientes de limpieza de sangre de la Catedral de Sevilla,Hidalguía. Madrid, T. 1 (1995), pp. 173-174. AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1703. Legajo 13.070. Fol. 292.Testamento de D. Gonzalo José de Estrada (Canónigo). Sevilla 16 de febrero de 1703. Su deseo eraenterrarse en el sitio de su tío D. Pedro de Estrada (también Canónigo), en el ante-altar de Ntra. Sra. delos Remedios. Dejaba por su heredero a su hermano D. Juan Antonio de Estrada y a su hermana DoñaFrancisca de Paula Estrada, vecina de Manzanilla mujer legítima de D. Manuel Félix de Osorno, (y si estafallece antes a sus dos hijas).
  • 247. F. J. Gutiérrez Núñez[Seleccionar fecha]258A los pocos años enfermó y el 5 de septiembre de 1709, otorgó un poder paratestar a favor de sus hermanos Manuel Félix y Bartolomé Agustín, en esos momentosya Coronel y Teniente Coronel del Regimiento de Triana al servicio de Felipe V, enplena Guerra de Sucesión española. Como sus albaceas nombró a su “sobrino” D. Pedrode Estrada y D. Domingo López del Águila, Racionero y Canónigo de la Catedral deSevilla, respectivamente. 307Su larga vida en Sevilla, sin duda le permitió hacer cierta fortuna y reunir unimportante hacienda y capital, siempre pendiente de las necesidades de sus hermanos,así como de sus sobrinas y sobrinas. Concentró sus propiedades en Manzanilla ycercanías, así en el año 1733, declaraba tener:a) Una casa grande junto a la Iglesia, “con diferentes materiales de rejas,cuartones y vigas de la tierra”.b) Una bodega en la Plazuela, “junto a la Iglesia”, que compró a su primo MartínOsorno: “con dos atarazanas de dos naves cada una con su danza de arcos poren medio llenas de toneles la una y la otra, le faltan algunos, y todos están decalidad con vino; diferentes tinajas y la viga, y una caldera de cocer arrope”.c) Una atarazana con tres sótanos, llamada “el granero”, con 3 naves y dos danzasde arcos, con 80 toneles de vino.d) Una bodega en la plaza de la villa, “con sus balcones que caen a ella”, con vigay tinajas.e) Un pedazo de viña majuelo con 33 mil cepas, y un pedazo de olivar con 1340estacas de olivos, todo al sitio que llaman “Ajaron”, término de Paterna delCampo.f) Un pedazo de viña al sitio del Valle, que llaman “Doña Catalina”, con unas 10cepas de viñas (Manzanilla).g) Un pedazo de viña al sitio del camino de Escacena, y otras 500 cepas al mismositio, adquirido a Francisco Valderas y a su yerno D. Juan Guerra (médico), todoen el término de Manzanilla.h) Un pedazo de olivar con 600 pies de olivo, que tiene su entrada por el callejónde Galván (Manzanilla).i) Ganado: 400 vacas, 31 bueyes, 26 yeguas y capones, una porción de ganado decerda.j) Vino en sus atarazanas, bienes muebles de casa, coche y mulas.2. La perpetuación del linaje.La familia Osorno ya en el siglo XVII tenía un status y un prestigio en lalocalidad de Manzanilla. Muestra de ello son sus símbolos externos, como contar conPanteón en la Capilla de la Dolorosa que veneraba la cofradía de la Soledad, queconstruyó ermita propia en el año 1708 (hoy Ayuntamiento), junto a la Casa-Palacio delos Osorno, que abarcaba toda la manzana de edificios. Esta Casa-Palacio se conserva307AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1709. Legajo 13.083. Fol. 51. Poder para testar, de D. Gonzalo JoséOsorno, a favor de D. Manuel Félix y D. Bartolomé Agustín Osorno.
  • 248. Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733): canónigo de la Catedral de Sevilla[Seleccionar fecha]259en la actualidad, cuenta con dos cuerpos con portada principal en la cual se conserva elblasón de los Osorno. 308En el siglo XVIII continuó manteniendo su ámbito de influencia en Manzanillay Escacena, donde tenía sus principales propiedades rústicas y urbanas, pero a lo largode esta centuria sus intereses fueron “creciendo” fuera de esta comarca onubense.Así fue apostando por consolidar importantes trayectorias militares para losvarones, como encontramos por la línea de Luis Bernardo de Osorno, y por diseñar unapolítica matrimonial muy interesante para las féminas del linaje, como encontramos porla línea de Fernando Cristóbal de Osorno.Todo ello le permitió salir de tradicional círculo de influencia y entroncar conlinajes sevillanos como los Osorio, Esquivel y Medina, vinculados al Cabildomunicipal sevillano. En todo ello jugó un papel clave, Gonzalo José, que ayudócontinuamente a sus otros dos hermanos, a sus hijos e hijas, a través del pago de susdotes. Los matrimonios fueron los siguientes:o Bernarda Teresa Osorno y Estrada (hija de Manuel Félix), con Álvaro Medina ySaavedra (Veintincuatro de Sevilla).o Ana Marcela Osorno y Osorno (hija de Bartolomé Agustín) con FranciscoEsquivel Medina y Barbao Josefa Felipa Osorno y Osorno (hija de Bartolomé Agustín), con José Osorio delos Ríos Martel (Alcalde Mayor de Sevilla).Además de las dotes que les daría a algunas de sus sobrinas, tuvo que mantenernegocios con los maridos de éstas, ejerciendo incluso a modo de “gran patriarca”, deprestamista y fiador de ellos en ciertos momentos. Es el ejemplo de la fianza que otorgóa favor de Francisco de Esquivel, que arrendó al Cabildo Catedral una heredad en lavilla del Quema, por 500 ducados de renta anual (29 de febrero y 3 de marzo de 1732).309Por tanto es normal que sus sobrinas fueran depositando en él su confianza,nombrándole su albacea, como muestra de gratitud por el respaldo socioeconómico queles habría ofrecido. Por ejemplo Ana Marcela Osorno y Osorno, lo nombraría su albaceaen el año 1732. 310Otras dos sobrinas que no contrajeron matrimonio, y de las que también estuvopendiente, fueron:308GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel; CARRASCO TERRIZA, Manuel Jesús: Catálogo Monumentalde la Provincia de Huelva, Diputación Provincial de Huelva, Obispado de Huelva y Universidad deHuelva, Huelva 1999, Pág. 346, 358, 363-364.309Algunas de las escrituras que hemos localizado sobre la gestión de su patrimonio económico son:AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1723. Fol. 1351. Administración. D. Gonzalo Osorno – D Pedro deGóngora. AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1706, Libro 1°, fol. 675.Traspaso de tienda. D. Gonzalo José deEstrada - D. Gonzalo José de Osorno. AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1732. Fol. 1777. Arrendamiento decortijo. D. Nicolás Ortiz de Escobar – D. Gonzalo Osorno. AHPSE. Protocolos de Sevilla. Oficio 19. Año1738. Leg. 13.117, fol. 583. Fianzas.310AHPSe. PdS. Oficio 19. Legajo 13.109. Año 1730. Fol. 255-257. Testamento de Dª Fabiana Manuelade Osorno Estrada. AHPSe. PdS. Oficio 19. Año 1732. Fol. 317-318. Poder para testar, de Dª AnaMarcela de Osorno y su marido D. Francisco Esquivel Medina y Barba.
  • 249. F. J. Gutiérrez Núñez[Seleccionar fecha]260o Fabiana Gabriela de Osorno Estrada, a punto de profesar como religiosa en elConvento de Ntra. Sra. de la Paz (Sevilla), otorgó testamento en el año 1730, yle designó como uno de sus albaceas, junto a sus otros hermanos, BartoloméAgustín y Manuel Félix (padre de Fabiana). De su testamento destaca el legadode 1.500 reales de vellón para ayuda al retablo del altar mayor de la Iglesiaparroquial de Manzanilla, o bien para el adorno de la misma. Gonzalo le donaríaen el año 1733 la cantidad de 2 mil ducados (22 mil reales), parte de los cuálesya se los había ido adelantando en pequeñas cantidades para su subsistencia.o Micaela Osorno y Osorno (hija de Bartolomé Agustín). En su testamentotambién le legaba 2 mil ducados para profesar como religiosa, cantidad que seaumentaría a 6 mil ducados si contraía matrimonio.De sus sobrinos tampoco se olvidaría:o A Fernando Cristóbal de Osorno (hijo de Bartolomé Agustín), le entregó 6 milducados (66 mil reales), para aumento de su caudal (testamento, 1733).o A su hermano Manuel Félix le entregó indefinidamente otros 6 mil ducados paraque lograra un hábito de la orden de San Juan, para su hijo menor FranciscoOsorno y Catalá (que llegaría a alcanzar el grado de Coronel de los RealesEjércitos).o Para Fernando Osorno y Catalá fundo un vínculo mayorazgo en su testamentode 1733, dotándolo con el citado pedazo de viña majuelo y olivar al sitio de“Ajaron”, término de Paterna del Campo. En caso de no contar Fernando consucesión, el vínculo pasaría a otras ramas, por este orden: de Francisco OsornoCatalá, Tomasa Osorno Catalá, Fernando Cristóbal Osorno y Osorno, AnaMarcela Osorno y Osorno (casada con Francisco Esquivel), Juan Osorio yOsorno (hijo de Josefa Felipa Osorno y Osorno), Micaela Osorno y Osorno,Bernarda Osorno y Estrada (casada con Álvaro de Medina), D. Pedro, D. Martín,D. Miguel y D. Fernando de Osorno (primos de Gonzalo). Al faltar el apellidoOsorno pasaría a sus familiares, “Veras”: Francisco de Vera, Isabel de Vera,Tomás de Vera. Y ante la falta de descendencia de Osornos y Veras, los bienesdel mayorazgo se agregarían a su capellanía de la misa del alba.o En su testamento (1733), nombraría como herederos a partes iguales al citadoFernando Osorno Catalá (hijo de Manuel Félix) y a Fernando Cristóbal (hijo deBartolomé Agustín). 3113. Su religiosidad: Manzanilla, su “patria”.Su deseo era enterrarse en un sitio a la entrada de la Puerta de Campanillas, de laSanta Iglesia Catedral de Sevilla. Sin duda en la elección, pesaba tal como lo expresa ensu testamento, toda una vida al servicio catedralicio, 38 años como Canónigo.Quería que se dijeran por su alma y la de sus padres 2 mil misas rezadas, 500 ensu parroquia del Sagrario, repartiendo el resto sus propios albaceas entre los conventosde su devoción particular, como eran los de San Pablo el Real, de clérigos menores y deSan Agustín (todos en Sevilla), y entre los conventos onubenses de Ntra. Sra. de311Sus albaceas serían: Bartolomé Agustín de Osorno (su hermano, vecino de Manzanilla), Francisco deEsquivel Medina y Barba, D. José Osorio de los Ríos y Martel, D. Álvaro de Medina y Saavedra, Pedrode Estrada (sobrino, Racionero de la Catedral de Sevilla).
  • 250. Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733): canónigo de la Catedral de Sevilla[Seleccionar fecha]261Morañina (Bollullos Par del Condado), y de los carmelitas calzados, de Escacena yVillalba.El recuerdo de su villa natal (Manzanilla), “su patria” como él mismo afirmaba,se dejaría ver en la fundación de una capellanía de misa de alba en la iglesiaparroquial, de una memoria de limosnas en favor de pobres vergonzantes y en lafinanciación de la mayor parte de la octavario de misas del Corpus Christi, por suespecial devoción al Santísimo Sacramento.La memoria de limosnas que tendría carácter perpetuo y anual, consistía enque entregar 24 raciones cada Pascua de Resurrección y Pascua de Navidad: 12 a pobresvergonzantes casados o viudos y 12 a viudas pobres (con preferencia a familiares de loscriados que fueron de sus padres y abuelos). Con el condicionante que los patronoslleven un libro de contabilidad apuntando a los beneficiarios, no pudiendo éstos volver aser designados hasta pasados 2 o 3 años. De su gestión quedaría constancia en los librosy protocolos de la Iglesia parroquial. 312La fundación se realizaría con 200 ducados, que serían invertidos en bienesraíces, de cuyos réditos se pagarían las limosnas. El llamamiento al patronazgo sería elsiguiente: en primer lugar su sobrino Fernando Cristóbal de Osorno, vecino deManzanilla (y descendientes), en segundo lugar Fernando Osorno y Catalá, vecino deValencia (y descendientes), en tercer lugar Francisco Osorno y Catalá, también vecinode Valencia (y descendientes) y en cuarto y último lugar el capellán de la capellanía dela misa de alba. El orden sucesorio sería con preferencia masculina sobre femenina, ymayor sobre menor. 313Por otro lado su devoción al Santísimo Sacramento también la dejó reflejadaen su testamento, declarando que ya en vida costeaba 6 de los 8 días del Octavario demisas que en honor del Corpus Christi, se decían en la Iglesia parroquial. Su deseo eraseguir financiándolas también a partir de su fallecimiento. Su Majestad Sacramentadoestaría de manifiesto durante esos días, y la misa mayor tendrá toda la solemnidad quepuede tener, con asistencia de los 7 capellanes que hay en la parroquia, y en su falta,asistirán otros sacerdotes. Además se comprarían 20 libras de cera para que ardieran enel altar durante los seis días.La financiación se realizaría con 1500 ducados de vellón, que serían invertidosigualmente en bienes raíces, de cuyos réditos se pagarían las limosnas. El llamamientoal patronazgo esta vez era algo distinto: Fernando de Osorno y Catalá, Francisco Osornoy Catalá, Fernando Cristóbal Osorno y el capellán de la misa de alba. De la gestión deesta financiación de misas, también debía de quedar registro en los libros y protocolosde la Iglesia parroquial. 314312Desgraciadamente la pérdida de documentación del archivo parroquial nos ha privado de estainteresante documentación.313En Pascua de Resurrección la ración será de 1 libra de Tocina, un cuarto de garbanzos, dos cuartos deensalada y otros dos cuartos de cebollas. En Pascua de Navidad, la ración sería de 1 libra de lechón, 3libras de pan blanco, una col, un cuartillo de garbanzos, dos cuartos de ensalada y otros dos de cebollas.314“Considerando que las buenas obras que se hacen en esta vida son meritorias para la eterna, ymostrar en parte la especial devoción que siempre he tenido a el alto y soberano misterio de el SantísimoSacramento por el tenor de esta presente cláusula fundo y doto 6 días de los 8 del Octavario de lacelebración de Corpus Christi en la Iglesia de Santa María de dicha villa de Manzanilla, mi patria paraque desde el día de mi fallecimiento en adelante para siempre como yo lo estoy costeando en vida (…)”.
  • 251. F. J. Gutiérrez Núñez[Seleccionar fecha]262Aunque en su testamento no se registra ninguna alusión a la Hermandad yVirgen del Valle, siendo un Osorno, no se iba a olvidar de la devoción hacia la patronade su “patria”.González Gómez y Carrasco Terriza (1999), recogen tras la consulta de unmanuscrito del Presbítero Pedro Ossorno y Escobar (1909), que la primitiva ermita de laVirgen fue reedificada y engrandecida en los primeros años del siglo XVIII, gracias a ladevoción de Gonzalo José y de su sobrino Fernando Cristóbal Osorno, “quiénescostearon su retablo y la dotaron de completo equipamiento litúrgico”. 315Lo cierto es que al menos a través del inventario de 1737, conocemos que le dejóvarios puestos de la feria, los cuáles fueron aumentados por su sobrino: “Ytem nuevecasillas de material que dejó el señor D. Gonzalo Osorno que habrá tiempo de tres acuatro años que murió y las dejó a la Virgen para que con su producto se hiciesen losreparos y obras de dicha Capilla las cuales las arrienda y administra en tiempo de laferia D. Fernando Osorno quién ha hecho cuatro casillas frente de las nueve para elmismo efecto”. 316Concluimos esta aproximación biográfica de Gonzalo José de Osorno y Herrera(1666-1733), recalcando la importancia de seguir profundizando en la investigación deotros miembros del linaje Osorno, porque no se trata de recopilar meras trayectoriasindividuales, sino queImagen 01.Firma de D. Gonzalo José Osorno y Herrera (1733)315GONZÁLEZ GÓMEZ, Juan Miguel; CARRASCO TERRIZA, Manuel Jesús: Catálogo Monumental(…), op. cit., Huelva 1999, Pág. 353 y Pág. 365, Notas 4 y 92. Citan como fuente OSSORNO YESCOBAR, Pedro: Apuntes Religiosos y Seculares para formar la historia de la villa de Manzanilla, ynoticias del muy antiguo e ilustre apellido del autor, por Don Pedro Ossorno y Escobar Presbítero. Año1909. Notas manuscritas en Archivo Part. Familia Osorno, Juan Luis Vallejo Osorno, Huelva.Parcialmente publicadas en la revista Real Feria del Valle. Manzanilla. Años 1990, 1993, 1994, 1995,Artes Gráficas Impresol, Bollullos.316ARCHIVO GENERAL DEL ARZOBISPADO DE SEVILLA (A. G. A. S.). Fondo: Arzobispal.Sección II. Priorato de ermitas. Legajo 3892-B (signatura nueva: 05303). Papeles sueltos del Priorato deErmitas. Ramo: localidad de Manzanilla. Documento 3: Visita hecha a las ermitas de la villa deManzanilla por D. Juan José Bernal. 23 de octubre de 1737. Fol. 17 r. – v.
  • 252. Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733): canónigo de la Catedral de Sevilla[Seleccionar fecha]263Imagen 02.Testamento de D. Gonzalo José Osorno y Herrera (1733).Fuente: ARCHIVO HISTÓRICO PROVINCIAL DE SEVILLA (AHPSe).Protocolos de Sevilla (PdS). Oficio 19. Año 1733. Legajo 13.112, fols. 1403-1410.
  • 253. F. J. Gutiérrez Núñez[Seleccionar fecha]264Imagen 03.-Antigua casa de la familia Osorno, Manzanilla (Huelva).
  • 254. Gonzalo José de Osorno y Herrera (1666-1733): canónigo de la Catedral de Sevilla[Seleccionar fecha]265Imagen 04.Detalle del escudo de la familia Osorno(Manzanilla, Huelva)
  • 255. ANUARIO DE HESPÉRIDES. INVESTIGACIONES CIENTÍFICAS E INNOVACIONESDIDÁCTICAS (Granada, 2013) Vol. 19-20 / Páginas 267 a 283267EL FONDO ANTIGUO DE LA BIBLIOTECA DE LAUNIVERSIDAD DE SEVILLA. LA BIBLIOTECA DELCONVENTO DE SAN AGUSTÍN DE SEVILLAMiguel Ángel Núñez BeltránEl fondo histórico de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla lo componen bibliotecasprocedentes de diversas entidades, instituciones o particulares. En concreto loconstituyen los fondos siguientes:- La librería del Colegio de la Universidad desde su fundación.- Las bibliotecas de los centros jesuíticos:o Casa Profesa.o Colegio de San Hermenegildo.o Noviciado de San Luis.o Colegio de la Concepción.- Bibliotecas de los conventos tras la desamortización:o Convento dominico de San Pablo.o Colegio dominico de Santo Tomás.o Monasterio de San Isidoro.o Monasterio de la Cartuja.VOLVER AL ÍNDICE
  • 256. M. A. Núñez Beltrán[Seleccionar fecha]268o Convento de San Francisco.o Convento de San Buenaventura.o Convento de San Diego.o Convento de San Pedro de Alcántara.o Convento de los Capuchinos.o Convento de S. Juan de Aznalfarache.o Clérigos Regulares Menores.o Convento de San Agustín.o Convento del Pópulo de agustinos descalzos.o Convento de la Trinidad.o Convento de la Merced.o Convento del Carmen.o Colegio de San Alberto.o Convento de los Remedios.o Colegio carmelita del Ángel.o Colegio agustino de San Acacio.- Legados y donaciones particulares:o Duque de Osuna.o Manuel Anderica Martínez.o Antonio de Ulloa.o Lorenzo Domínguez Pascual.o Juan José Bueno.o José María Valdenebro.o Joaquín Hazañas.o Collantes de Terán.o Gil de Araujo.o Pedro Sáinz de Andino.o Alejandro y Joaquín Guichot.o Regla Manjón.o Luis y Santiago Montoto.o Borrero.o Barras y Aragón.o Escuela Industrial Sevilla.o Fondos árabes.o Antonio Delgado.
  • 257. El fondo antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla. La Biblioteca del Conventode San Agustín de Sevilla[Seleccionar fecha]269El presente trabajo tiene como objeto el análisis de uno de ellos, el procedentebiblioteca del Convento Casa Grande de San Agustín de Sevilla. Antes, empero, deafrontar dicho estudio, consideramos oportuno una introducción sobre dicho convento.1. El Convento de San Agustín Casa Grande de Sevilla.La Orden de San Agustín adquiere un relevante papel en la historia de Sevilla.Por eso, en este apartado expondremos de manera concisa la historia de dicha ordenpara centrarnos en el convento de San Agustín317.1. 1. La presencia de los agustinos en Sevilla.La presencia de los agustinos en Sevilla se constata poco después de laReconquista de la ciudad por el rey Fernando III el 23 de noviembre de 1248. lascrónicas afirman que el primer convento masculino de la regla de San Agustín que seestableció en Sevilla fue el Convento de San Agustín o Casa Grande en 1249, aunqueestudios recientes posponen esta fecha. Posteriormente se llevan a cabo otrasfundaciones vinculadas a la religión agustiniana como el Convento de San Acacio afinales del siglo XVI, levantado fuera de la ciudad junto a la Cruz del Campo, con lafinalidad de dedicarlo a centro de estudios, después trasladado al centro de Sevilla, a lacalle de la Sierpe. Poco después, en 1624, se establece el tercer convento masculino dela regla de San Agustín, el de los Agustinos Recoletos de Nuestra Señora del Pópulo,erigido en el Arenal, junto a la Puerta de Triana y trasladado una década después alarrabal de la Cestería.En cuanto a los conventos femeninos fundados bajo la regla de San Agustín,como los masculinos, desde el tiempo de la Reconquista. El primero, el Convento deAgustinas de San Leandro se establece en torno a 1260, originariamente ubicadoextramuros de la ciudad, cerca de la Puerta de Córdoba, en la actualidad en la plaza deSan Ildefonso; en 1540 se erige el del Dulce Nombre para recoger “mujeresarrepentidas”, situado en la calle Baños de la Reina Mora; en 1571, el de NuestraSeñora de la Paz en la calle Bustos Tavera; y en 1591, el Convento de la Encarnación,emplazado antaño en la plaza de la Encarnación y actualmente en la plaza del Triunfo,frente a la Catedral. Sólo el primero y el último de los mencionados, el de San Leandroy el de la Encarnación, han persistido hasta hoy.La ley de desamortización y exclaustración dictada por Mendizábal en 1835 entiempo del reinado de Isabel II hizo que se suprimieran los tres conventos masculinos.Se abre desde entonces un paréntesis en la historia de los agustinos en Sevilla hasta queen 1971 la Orden decidió su restauración, primero en el Parque de las Naciones paratrasladarse en 1976 al colegio de la barriada de Santa Clara.317Uno de los estudios más actualizados sobre la orden de San Agustín en Sevilla es el siguiente:PASTOR TORRES, Á, “Los agustinos en Sevilla”. En Órdenes y Congregaciones Religiosas en Sevilla.Sevilla, Ateneo y Cajasol, 2010, pp. 186-241 (Con anterioridad, este mismo estudio se publicó en:PASTOR TORRES, Á, La muchacha de bronce de Sevilla. Artículos y escritos hispalenses. Sevilla,Turris fortissima, 2006, pp. 125-193). En este estudio puede consultarse una completa e interesantebibliografía.
  • 258. M. A. Núñez Beltrán[Seleccionar fecha]2701. 2. El Convento de San Agustín de Sevilla.La Reconquista llevaba implícita la instauración de la vida y las institucionesanteriores a la invasión musulmana en la Península Ibérica. De ahí que el rey FernandoIII determinase, junto a la conquista de las nuevas tierras, la implantación de la vidareligiosa cristiana. De inmediato, tras la reconquista de Sevilla, se posibilita lafundación de conventos y monasterios de las principales órdenes religiosas, entre ellaslas de la obediencia agustiniana. Diego Ortiz de Zúñiga318y otros cronistas señalan elaño 1249 como la fecha fundacional de este convento. Sin embargo, como se afirmóanteriormente, estudios posteriores apuntan que esto no sucedería hasta final de sigloXIII, hacia 1292319.La fundación se levantó cerca de la Puerta de Carmona, extramuros de la ciudad.Poco después cambia de lugar, pero en la misma zona, al nuevo solar donado por lafamilia Arias Yáñez. Más tarde, en 1347, los Ponce de León, duques de Arcos,sucedieron a los Yáñez de Carranza en el patronato y su cabeza, don Pedro Ponce deLeón erige su sepulcro familiar dentro de la iglesia, en una parte del altar mayor. Seconvirtieron, desde entonces, los Ponce de León en los patronos de la comunidadAgustina, edificando incluso junto a la huerta del convento una mansión, la “casa delduque”, residencia en Sevilla de los duques de Arcos, con comunicación directa alconvento.El Convento Casa Grande era el principal convento agustino de los treinta y seisque poseía la orden en la provincia hispalense, que se expandía por la zona occidentalde Andalucía hasta bien entrada Extremadura.A mediados del siglo XIV se introdujo en la comunidad la claustra, un estilo devida relajada, que perduró hasta final del siglo XV en que regresó a la observanciaregular. La relevancia del Convento de San Francisco Casa Grande se aprecia en lanumerosa nómina de frailes ilustres por su santidad, sabiduría, ciencia y arte.320Del edificio conventual únicamente se conserva, aunque deteriorado, elrefectorio321, pieza excelente de estilo gótico. Los testimonios que nos han dejado hacesuponer que el edificio que albergaba el Convento de San Agustín era de estilo góticocomplementado posteriormente con dependencias del Renacimiento y del Barroco.Teniendo en cuenta las noticias que nos han llegado hasta la actualidad, nos podemosformar una descripción bastante acertada del Convento Casa Grande. Se accedía, através de un compás con una portada renacentista de Hernán Ruiz II, a unas capillasexternas que precedían el claustro principal en el que se levantaban dos pisos mediantecolumnas con un jardín en el claro; este claustro estaba decorado con pinturas del sigloXVIII. En torno a él se distribuían tres capillas: la del Cristo atado a la columna, la318“Los conventos de San Benito, Santo Domingo, San Francisco, nuestra Señora de la Merced, laSantísima Trinidad, San Agustín tuvieron sin duda desde luego principio en las casas que a sus religiososse señalaron para alojamiento, habiendo hallado en la conquista en sus sagrados ministerios; con que esigual su antigüedad, cuyo asiento tuvo algunas mudanzas, que se referirán en sus lugares: justamentetodos tienen por autor a San Fernando” (ORTIZ DE ZÚÑIGA, Diego, Annales eclesiásticos y secularesde la muy noble y muy leal ciudad de Sevilla. Tomo I. Sevilla, Ediciones Guadalquivir, S. L., 1988, p. 59.319Véase: PASTOR TORRES, Á, o. c., pp. 190-191.320Ibdem, pp. 196-202. El autor menciona una pléyade frailes famosos procedentes de este convento.321El refectorio de este convento ha sido objeto de numerosos estudios. Baste citar el de MARTÍNEZAGUIRRE, J., “El Refectorio de San Agustín y la asimilación del gótico en Sevilla”. Archivo Hispalense75 (1992), pp. 109-129.
  • 259. El fondo antiguo de la Biblioteca de la Universidad de Sevilla. La Biblioteca del Conventode San Agustín de Sevilla[Seleccionar fecha]271capilla de los Vargas y la de la Correa. Además había otros dos claustros: el principal, elclaustro de los hermanos en el sector de los religiosos legos y el claustro chico. En laplanta baja se ubicaba el referido refectorio, algunas celdas muy amplias y la librería. Através de una escalera adosada al refectorio se accedía a la planta superior destinada alas celdas de los frailes.La iglesia ocupaba uno de los lados del claustro. Dotada de gran riqueza yamplitud, se accedía mediante un atrio con dos torres, la del reloj y la de las campanas.Es preciso destacar el altar mayor con un retablo de 1664 de Bernardo Simón de Pineda.Entre sus capillas has que mencionar la capilla del Santo Cristo de San Agustín, del ladodel Evangelio, y en el de la Epístola la capilla de San Nicolás de Tolentino. A los piesde la iglesia se encontraba un coro alto y un sotocoro con decoración de yesería.Además el Convento Casa grande estaba dotado de una huerta de amplia extensión.En la actualidad pervive del convento el susodicho refectorio, la escaleraprincipal en mal estado y parte de la iglesia entre edificaciones de vivendas, con entradapor la calle Luis Montoto.En su conjunto, el convento de San Agustín poseía un gran patrimonio artístico,pues al valor arquitectónico del edificio y de la iglesia reañaden excelentes piezaspictóricas y escultóricas322, obras de grandes artistas del Gótico, Renacimiento yBarroco. Cabe destacar el Santo Cristo de San Agustín por la devoción entre el pueblosevillano. Se trataba de una imagen gótica, de cabellera natural. Tras la desamortizaciónpasó a la iglesia de San Roque pero se perdió, quemada, en 1936.1. 3. La desamortización del Convento de San Agustín.El 30 de septiembre de 1835 se produce la exclaustración de los frailes delconvento y unos meses más tarde, el 8 de marzo de 1836, la desamortización mediantela cual el patrimonio del convento es expropiado. Todo en cumplimiento de lamencionada ley de Mendizábal. A partir de este momento el edificio pasó porocupaciones diversas: utilización del ejército, presidio carcelario, también se ubicaronalgunas oficinas de Hacienda; el claustro quedó relegado a mercado público; en unasección se construyeron viviendas,… Al final, empero, exceptuando la zona de lasviviendas, todo terminó en el abandono y acabó en un edificio en ruina. En los años 80fue adquirido por la gerencia de urbanismo y, desde entonces, han surgido diversasideas en cuanto a su utilización (en 1994 hubo un intento baldío de reconstruir elclaustro para dedicarlo a centro cultural).Tras la desamortización, la colección pictórica que poseía se almacenó “en laCatedral, en el Hospital, en los conventos de San Buenaventura y San Pablo o en lascasas particulares de los comisionados de la desamortización. Se hizo una selección322Pueden consultarse las fichas de la iconografía de este convento en ITURBE SÁIZ, A., “El conventode San Agustín de Sevilla y su patrimonio artístico”. Revista agustiniana, XXXV (1994), pp. 861-909;SÁNCHEZ PÉREZ, E.: “La orden de San Agustín en Sevilla y patrimonio pictórico de los conventos delPópulo y San Agustín”. En AA.VV, Iconografía agustiniana. Congreso Internacional de Historia de laOrden de San Agustín. Roma, 2001, pp. 369-395. En su conjunto formaba una extraordinaria coleccióncon pinturas de Herrera el Viejo, Murillo, Rubens, Ruiz Soriano, Sánchez Cotán, Valdés Leal, Vargas oZurbarán; y esculturas de Juan de Mesa, Martínez Montañés, Juan de Astorga o Pedro Delgado, entreotros.
  • 260. M. A. Núñez Beltrán[Seleccionar fecha]272para llevar al Museo de Bellas Artes, los demás se pusieron a subasta pública (…) Hoyse pueden contemplar muchas de estas obras de arte en museos españoles y extranj