Your SlideShare is downloading. ×
Brucelosischile1999cotrina MSD Finca Productiva Salud Del Hato
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

Brucelosischile1999cotrina MSD Finca Productiva Salud Del Hato

690
views

Published on

MSD Finca Productiva Salud Del Hato

MSD Finca Productiva Salud Del Hato


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
690
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. REUNIÓN DE CONSULTA DEEXPERTOS DE LA OPS/OMS SOBRE VACUNAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN EN LOS PROGRAMAS DE CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS
  • 2. Versión en español de los documentos en inglés Empresa de Intérpretes Asociados Santiago, Chile Edición final Dr. Narey Cotrina Lic. Rosane Hansen R. Lópes Sra. Maria da Penha M. Silva 2
  • 3. CONTENIDO1. ANTECEDENTES...................................................................... 52. CEREMONIA DE APERTURA .................................................... 73. AGENDA ................................................................................. 84. PANELES .............................................................................. 11 PRIMER PANEL, informe del relator .................................. 18 SEGUNDO PANEL, informe del relator ............................... 27 TERCER PANEL, informe del relator .................................. 46 CUARTO PANEL, informe del relator ................................. 62 QUINTO PANEL, informe del relator.................................. 70 SEXTO PANEL, informe del relator .................................... 86 SÉPTIMO PANEL, informe del relator ................................ 98 OCTAVO PANELL, informe del relator.............................. 120 NOVENO PANEL, informe del relator ............................... 1295. CONCLUSIONES ................................................................. 1306. CLAUSURA.......................................................................... 1327. LISTA DE PARTICIPANTES ................................................. 133 3
  • 4. 4
  • 5. Original: Inglés REUNIÓN DE CONSULTA DE EXPERTOS DE LA OPS/OMS SOBRE VACUNAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN EN LOS PROGRAMAS DE CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS Santiago, Chile, 16 al 18 de noviembre de 1999 INFORME FINAL1. ANTECEDENTES La brucelosis animal es importante, no solo por ser una zoonosis de amplia distribuciónmundial, sino también por sus implicaciones e impacto directo en la producción pecuaria y constituiruna barrera - hoy real mas que potencial - al comercio e intercambio nacional e internacional deanimales y productos de origen animal. Su impacto sobre la salud pública está asociado por una parte a determinados grupospoblacionales como consecuencia de actividades laborales asociadas con el manejo ymanipulación de animales y por otra como enfermedad de transmisión alimentaria por el consumode leche, quesos frescos y otros derivados lácteos fundamentalmente de origen caprino. Ejemplode lo primero se da en Argentina, país en donde de los casos atendidos en el período 1987-1994 el85% se habrían infectados por razones laborales y 13% por consumo de productos infectados. Porotra parte, en México, el promedio de casos nuevos anuales durante el período 1990-1997ascendió a 5.363 y de aquellos en que fue posible determinar la fuente de infección, hasta 94.3%adquirió la infección como consecuencia del consumo de alimentos contaminados, especialmentequeso y leche. Situación similar se presenta en Perú, donde de los 6.186 casos registrados en eltrienio 1994-1996 la gran mayoría adquirió la infección por consumo de queso de cabra. Con respecto a su importancia económica, estudios realizados a fines de los años 70señalan que las pérdidas monetarias anuales ocasionadas por la brucelosis representaban en 11países de América aproximadamente 230 millones de dólares. Asimismo, análisis de inversión deprogramas de erradicación, según el país o territorio que se trate arrojaron una relación costo-beneficio que oscilaba entre 1:1.5-1:140. Estas consideraciones y el hecho de ser una enfermedadprevenible y erradicable, contribuyó a la decisión tomada por varios países, algunos hace más dedos décadas, de implementar programas para su control, los cuales han tenido, en ciertos casos,éxitos considerables que han culminado con la eliminación de la enfermedad en una ó masespecies susceptibles. 5
  • 6. En 1995, la IX Reunión Interamericana de Salud Animal a Nivel Ministerial (RIMSA), tomóconocimiento de las conclusiones y recomendaciones del Grupo de Trabajo sobre la Prevención,Control y Erradicación de la Brucelosis en América Latina y el Caribe reunido por la OrganizaciónPanamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS), y resolvió instar a losGobiernos de la Región a que mantengan la decisión política y los recursos requeridos parafortalecer las acciones de prevención y lucha contra la enfermedad. La vacunación contra la brucelosis en algunas especies domésticas de interés económico,sea en forma selectiva o masiva, ha jugado un papel destacado, aunada a otras medidas deintervención. Además, con relación a ello, en los últimos años, particularmente en la décadapresente, nuevos inmunógenos han sido desarrollados, algunos de los cuales, así como otrasvacunas "tradicionales", están siendo actualmente utilizadas en varios países de las Américas y enotras regiones del mundo. La importancia del tema dio lugar a que la Organización Mundial de la Salud (OMS), con laparticipación de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO)y la Oficina Internacional de Epizootias (OIE), llevaron a cabo en Ginebra, Suiza (11-12 dediciembre de 1997), una reunión sobre "Desarrollo y mejoramiento de nuevas vacunas contra laBrucelosis" (WHO/EMC/ZDI/98.14). Sus objetivos estuvieron fundamentalmente orientados afortalecer el desarrollo de investigaciones sobre nuevas vacunas contra la brucelosis humana yanimal y a definir estrategias para la cooperación internacional compartiendo, en la medida de loposible con la industria, recursos y experiencia. Lo anterior, sumado a que existe en la región de las Américas un creciente y marcadointerés - tanto del sector oficial como del privado - por conocer y analizar las ventajas y limitacionesque presentan los inmunógenos actualmente disponibles contra la brucelosis en animales cuandoson enfrentados a distintos escenarios epidemiológicos y productivos, llevó a la OrganizaciónPanamericana de la Salud (OPS) a convocar a una "Reunión de Consulta de Expertos sobreVacunas y Estrategias de Vacunación contra la Brucelosis". Objetivo general de la consulta Elaborar recomendaciones que sirvan a los países como base para el establecimiento desus políticas nacionales sobre el empleo de vacunas contra la brucelosis como herramienta de losprogramas de control y erradicación de la enfermedad en animales. Objetivos específicos Intercambiar información y analizar la situación de la brucelosis, particularmente de: - la situación epidemiológica de la enfermedad en la Región y países de la misma; - vacunas: producción actual, disponibilidad, control de calidad y registros; - estrategias de vacunación, y - necesidades de investigación aplicada y operacionales. 6
  • 7. 2. CEREMONIA DE APERTURA El Dr. José Germán Rodríguez Torres, Director del Centro Panamericano de Fiebre Aftosa(PANAFTOSA) presentó a las autoridades de la Mesa Directiva, Dra. Ana Cristina Nogueira,Representante de la OPS/OMS en Chile, Dr. Primo Arámbulo, Coordinador de HPV/OPS/OMS, Dr.Eduardo Correa, Director de Sanidad Pecuaria del SAG y Dra. Patricia Lopetegui, Coordinadora delPrograma de Brucelosis del SAG. Seguidamente, Dr. Rodríguez cedió la palabra al Dr. Eduardo Correa, quien relató hechosmuy concretos que dieron a comprender la prioridad de la lucha contra la brucelosis en el reservoriobovino en Chile, y a nombre del SAG dedicó un saludo y cordial bienvenida a los invitados yobservadores. A continuación, Dra. Ana Cristina Nogueira dirigió a nombre de la OPS/OMS, las palabras inaugurales y en su expresión introdujo conceptos relacionados a la meta de la erradicación de esta enfermedad en el nuevo milenio, no sólo como imperativo a las exigencias zoosanitarias internas o externas, sino también por su importante papel limitante de la producción y productividad que puede y debe ser eliminado. Destacó que la reunión marcará un hito al final de este siglo y abrirá el camino para alcanzar la ansiada meta de erradicar la brucelosis. Destacó que los debates servirán a la OrganizaciónPanamericana de la Salud y a sus cuerpos directivos para que se elaboren guías yrecomendaciones que se puedan tornar en políticas de salud. Finalmente agradeció a lasautoridades chilenas todo el esfuerzo por hacer grata la estadia de los participantes del evento. 7
  • 8. 3. AGENDAMartes, 16 Noviembre08:30-09:00 Palabras de bienvenida Inauguración: Dra. Ana Cristina Nogueira, PWR Chile09:00-09:30 Primer Panel Moderador: Dr. P. Arámbulo Relator: Dra. A. Encinosa Panorama general de la brucelosis humana y animal en América y otras regiones. Drs. José G. Rodríguez y O. Cosivi09:30-10:30 Segundo Panel Moderador: Dr. P. Arámbulo Relator: Dra. A. Encinosa Programas de brucelosis: situación epidemiológica y estrategias para la prevención y el control/erradicación en países de América del Sur. 2.1. Chile, Dra. P. Lopetegui 2.2. Venezuela, Dr. J. González 2.3. Uruguay, Dr. A. Garín10:30-10:45 Café10:45-12:30 Tercer panel Moderador: Dr. P. Arámbulo Relator: Dr. W. Monroy Programas de brucelosis: situación epidemiológica y estrategias para la prevención y el control/erradicación en países de América del Norte y Caribe. 2.4. Canadá, Dr. K. Nielsen 2.5. Cuba, Dra. A. Encinosa 2.6. Estados Unidos, Drs. V. Ragan y C. Barton 2.7. Jamaica, Dr. J. Alexander 2.8. México, Dr. E. Luna Martínez12:30-14:00 Receso 8
  • 9. 14:00-15:45 Cuarto Panel Moderador: Dr. J.G. Rodríguez Relator: Dr. A. Pecker Vacunas disponibles para el control de la brucelosis en animales. Información general. Ventajas y desventajas: eficacia, eficiencia y costo-efectividad. 3.1. B. abortus C19. Dr. S. Olsen 3.2. B. melitensis Rev1. Dr. J. Blasco 3.3. B. abortus RB51. Dr. G. Schurig 3.4. B. suis S2. Dr. J. Blasco15:45-16:00 Café16:00-17:00 Quinto panel Moderador: Dr. P. Arámbulo Relator: Dr. E. Luna Control de calidad de vacunas contra la brucelosis en animales. Bases técnicas. 4.1. Drs. S. Campbell y Garín-BastujiMiercóles, 17 Noviembre08:30-10:30 Sexto Panel Moderador: Dr. J.G. Rodríguez Relator: Dr. J. González Requisitos para el registro y vacunas aprobadas/registradas contra la brucelosis animal. 5.1. Argentina, Dr. A. Pecker 5.2. Chile, Dra. P. Lopetegui 5.3. Colombia, Dr. W. Monroy G. 5.4. Cuba, Dra. A. Encinosa 5.5. Estados Unidos, Dra. V. Ragan 5.6. México, Dr. Luna10:30-10:45 Café11:00-12:45 Séptimo Panel Moderador: Dr. N. Cotrina Relator: Dr.A. Garín Vacunas contra la brucelosis y esquemas de vacunación en diferentes condiciones epidemiológicas y sistemas de producción. 6.1. En pequeños rumiantes: Drs. J. Blasco y A.M. Navarro 6.2. En bovinos: Dr. C. Barton12:45-14:00 Receso 9
  • 10. 14:00-15:45 Octavo Panel Moderador: Dr. N. Cotrina Relator: Dr. M. Vargas Terán Grupo 1. Políticas sobre aplicación de vacunas para el control/erradicación de la brucelosis bovina en algunos países de América del Sur. 7.1. Colombia, Dr. W. Monroy G. 7.2. Venezuela, Dr. J. González 7.3. Brasil, Dr. F. Poester 7.4. Argentina, Dr. A. Pecker15:45-16:00 Café16:00-17:45 Grupo 2. Políticas sobre aplicación de vacunas para el control/erradicación de la brucelosis en países con programas avanzados. 7.5. Uruguay, Dr. A. Garín 7.6. Chile, Dra. P. Lopetegui 7.7. Cuba, Dra. A. Encinosa 7.8. Estados Unidos, Dra. V. RaganJueves, 18 Noviembre08:30-10:30 Noveno Panel Moderador: Dr. P. Arámbulo Relator: Dr. F. Poester Necesidades de investigación sobre vacunas y esquemas de vacunación para los programas de control/erradicación de la brucelosis. 8.1. Dr. K. Nielsen 8.2. Dr. C. Barton 8.3. Dr. G. Schurig 8.4. Dr. S. Olsen10:30-10:45 Café10:45-12:30 Reuniones de grupo para elaborar las recomendaciones12:30-14:00 Receso14:00-16:00 Presentación de las recomendaciones Grupo 1. Estrategias de vacunación. Grupo 2. Necesidades de investigación sobre vacunas.16:00-17:00 Recomendaciones y ceremonia de clausura 10
  • 11. 4. PANELES PRIMER PANEL PANORAMA GENERAL DE LA BRUCELOSIS ANIMAL Y HUMANA EN LAS AMÉRICAS José Germán Rodríguez Torres, Director Centro Panamericano de Fiebre Aftosa Caixa Postal 589, 20001-970 Rio de Janeiro, RJ, Brasil En mayo de 1998, el Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA) cumpliendoinstrucciones de los cuerpos directivos de la Organización Panamericana de la Salud y el Directorde la OPS/OMS, inició las actividades de cooperación técnica a los países de las Américas, enmateria de las zoonosis. Entre sus prioridades principales ha estado la actualización de información sobre losprogramas de vigilancia, control epidemiológico y de certificación de predios, zonas y países libresde la brucelosis animal y el impacto en las personas. Otra prioridad ha sido la preparación de éstaConsulta de Expertos sobre Vacunas y Estrategias en el uso de vacunas, para llegar aconclusiones sobre las ventajas y limitaciones de los inmunógenos disponibles para uso en losdistintos escenarios productivo-epidemiológicos en las Américas. La información epidemiológica sobre la situación de los programas en el periodo de 1994-1998 que se presenta se basa en los resultados de una encuesta realizada por los funcionarios delprograma de Salud Pública Veterinaria de la OPS junto a sus contrapartes nacionales, en 24 paísesseleccionados para tal finalidad. A la fecha, solo se encuentran concluidos y procesados los datos de 20 países, por lo tantovéase como un informe preliminar que comprende, las disposiciones legales que dan el carácterobligatorio de la declaración de la enfermedad animal, condición esencial para el ejercicio de lavigilancia epidemiológica. Se hace referencia a la cobertura territorial de los mecanismos sensoriales para hacer lavigilancia y la consistencia del registro de bovinos seropositivos en las dependencias centrales delos servicios veterinarios. En cuanto al control epidemiológico, se dirigió el interés a conocer las disposiciones decarácter obligatorio para los focos y el grado de cumplimiento en las condiciones actuales. 11
  • 12. Con relación al programa para certificar predios, zonas y países libres, se conoció que lapoblación en condiciones de indemnes o libres llegan a representar alrededor del 35% del total debovinos de las Américas, notándose los mayores progresos en las subregiones del Norte y delCaribe y en zonas con cuencas lecheras en países de la subregión de Centroamérica. En el Cono Sur de América del Sur, la prioridad en estos años se polarizó hacia laeliminación de la fiebre aftosa y por lo tanto no existe una expresión mayor en los resultados deesta categoría. La vacunación antibrucélica en el bovino ha sido una práctica de los ganaderos comoalternativa de reducir el efecto antiabortivo y también una herramienta utilizada en el controlepidemiológico. Al momento de colectar los datos de la encuesta, 10 países respondieron usar vacunascepa 19 solamente, cinco usan cepa 19 y RB51, y en un país usan RB51 exclusivamente. Dospaíses prohiben el uso de cualquier tipo de vacuna y en total 4 no vacunan sus poblaciones. Ningúnpaís notificó haber usado la vacuna 45/20. En ganado porcino, 6 de 20 países respondieron estar desarrollando programas paracertificar piaras libres en explotaciones intensivas, pero ningún país señaló el uso de vacuna S2. Ajuzgar por los resultados de los cultivos y tipificación de las cepas que se informan, parece ser quela frecuencia de personas afectadas por Brucella suis es mas amplia que lo esperado y merece unaatención mayor. La situación de Brucella melitensis en caprinos y a veces en ovinos criados juntos sereconoce en cinco países, de las subregiones de América del Norte y América del Sur. En estas especies se carece de una política dirigida a eliminar el problema y solo dospaíses desarrollan programas. Tampoco se tienen conformados mecanismos sensores devigilancia que permitan conocer la situación. Es coincidente que los tres países con el mayornúmero de casos en humanos corresponden a aquellos que tienen B. melitensis en el reservorioanimal. De los países que padecen Brucelosis caprina, sólo dos hacen uso de la vacunas REV1,siendo el inmunógeno de producción nacional. 12
  • 13. BRUCELOSIS HUMANA Y ANIMAL Ottorino Cosivi Riesgos de Salud Pública Relacionados con Animales y Alimentos Departamento de Vigilancia y Respuesta Contra Enfermedades Transmisibles Organización Mundial de la Salud (OMS), Génova, Suiza1. INTRODUCCIÓN La brucelosis es una zoonosis de importancia tanto para la salud pública como la economíade gran parte de los países en desarrollo. La ocurrencia de la enfermedad en el hombre dependeen gran medida de los reservorios animales. En muchos países industrializados, la enfermedad hasido controlada o eliminada, lo que ha repercutido en una disminución de los casos en humanos.Sin embargo, la brucelosis humana y animal está aumentando especialmente en las áreas endesarrollo de la Región Mediterránea, Medio Oriente, Asia Occidental y Central, y partes de África. La brucelosis en ovejas y cabras, causada por Brucella melitensis, es responsable de lamayor incidencia de la infección en humanos. Su brote reciente como patógeno bovino en predioslecheros intensivos es motivo de gran preocupación. Se ha informado también un problema similardonde Brucella suis se ha establecido en el ganado vacuno. Aunque la brucelosis humana es una enfermedad de notificación obligatoria en muchospaíses, las cifras oficiales no reflejan fielmente la cantidad de personas infectadas cada año y laverdadera incidencia ha sido estimada entre 10-25 veces más de la indicada por las cifrasnotificadas. A menudo los casos quedan sin reconocerse debido a diagnósticos imprecisos, y sontratados entonces como otras enfermedades: “fiebre de origen desconocido” o “enfermedad tipoinfluenza”.2. BRUCELOSIS EN PAÍSES AFRICANOS DEL SAHARA MERIDIONAL La información sobre la brucelosis humana y animal en los países Africanos del SaharaMeridional es escasa. Varios países han notificado la brucelosis bovina a la Oficina Internacional deEpizootias (OIE), Paris, 1998; sin embargo, Mozambique, Sudáfrica y Swazilandia sólo hannotificado infecciones de B. melitensis en ovejas y cabras. Se ha encontrado que la brucelosishumana es relativamente común en pacientes con síntomas tipo flujo en estudios realizados enKenya y Uganda. Este último país ha informado que al solicitarse chequeos múltiples en pacientescon malestar general o dolor a las articulaciones y/o cefaleas constantes, se encontró que lamalaria era la responsable en gran medida (73%), comparado con la sífilis (4,3%) y brucelosis(13,3%). 13
  • 14. 3. BRUCELOSIS EN PAÍSES MEDITERRÁNEOS Y DEL MEDIO ORIENTE La brucelosis, particularmente Brucella melitensis, ha sido notificada por la mayoría de lospaíses Mediterráneos y del Medio Oriente e identificada como la principal enfermedad zoonótica deimportancia al nivel de salud pública en estas regiones. No obstante, su prevención y controlimponen varios problemas a las autoridades nacionales, particularmente a los serviciosveterinarios. La brucelosis, conjuntamente con otras enfermedades zoonóticas, aparece en la “lista B” dela clasificación OIE. Varias enfermedades “lista A”, sin embargo, aún están presentes en variospaíses de esta región y, por lo tanto, no se han asignado recursos suficientes para su control. Enaquellos países Mediterráneos y del Medio Oriente donde se han aplicado programas, variosproblemas técnicos aún representan un reto enorme para los servicios veterinarios, tal como elcontrol del movimiento e identificación de animales, cobertura de vacunaciones y brote de B.melitensis como patógeno del ganado vacuno. B. melitensis es todavía endémica en los pequeñosrumiantes en algunas áreas y regiones del Sur de Europa donde B. abortus ha sido eliminada oestá al borde de la eliminación. Sólo Chipre ha sido capaz de eliminar exitosamente la brucelosis enovejas y cabras. La brucelosis humana figura como la zoonosis de primera prioridad entre los EstadosMiembros de la Región Mediterránea Oriental. En los países Mediterráneos y del Medio Oriente, laincidencia anual de brucelosis en personas varía desde menos de 1 a 78 casos por cada 100.000;sin embargo, desde las áreas endémicas confinadas, donde no se aplican medidas de controlanimal, se han notificado más de 550 casos. Hasta 77 casos por cada 100.000 personas han sidonotificados por ciertas comunidades de países del sur de Europa donde las medidas de controlanimal son obligatorias. Los casos notificados subestiman grandemente la envergadura delproblema. A partir de un estudio reciente en una población humana seleccionada al azar en ArabiaSaudita, se ha encontrado una evidencia serológica de exposición a Brucella cercana al 20%, conmás del 2% de estos casos contrayendo la enfermedad en forma activa. Cifras similares puedenesperarse de la mayoría de los países en los cuales la enfermedad es endémica en la poblaciónanimal. Debe esperarse también una mayor seroprevalencia de brucelosis en los grupos expuestosdebido a sus actividades laborales.4. BRUCELOSIS EN PAÍSES ASIÁTICOS SELECCIONADOS 4.1. Mongolia La brucelosis fue con toda probabilidad el resultado de las políticas de colectivizaciónpuestas en práctica en Mongolia a comienzos de los 40, cuando pequeños rebaños privados fueronincorporados para formar grandes rebaños colectivos. En 1965, la OMS comenzó un programa deasistencia a Mongolia incluyendo la investigación epidemiológica para determinar su ocurrencia enhumanos y animales. Se aplicó entonces una estrategia de “diagnóstico y sacrificio” durante unperíodo de tres años con resultados muy decepcionantes. Durante este período de tiempo, elanálisis extensivo demostró que la prevalencia de la brucelosis en la población animal fue 14
  • 15. relativamente baja; sin embargo, el 87% de los rebaños de ganado vacuno y el 80% de los rebañosde ovejas y cabras fueron infectados. Como consecuencia de la falla del programa de diagnóstico y sacrificio, se adoptó unaestrategia de control basada en la inmunización de los animales. El nuevo programa (1975-1978)incluyó el establecimiento de una producción local de vacunas y un amplio programa de vacunaciónde la totalidad de la población animal durante un período de 10 años. La tasa de incidencia decasos notificados de brucelosis humana disminuyó de 4,8:100.000 en 1974 a casi cero en eltranscurso de los 80. Desde 1990 en adelante, la mayor parte del ganado (95%) ha vuelto a manos privadas.Esto, conjuntamente con la reducción del financiamiento estatal para actividades de salud animal,privatización de los servicios veterinarios, insuficiente regulación y legislación respecto de la saludanimal, etc., han llevado a un aumento de la ocurrencia de brucelosis en el ganado y personas. Existen datos de prevalencia de exámenes serológicos sistemáticos de animales desde1966 a 1998; sin embargo, no se han determinado tasas de prevalencia en ganado lanar y vacuno(a nivel nacional o provincial) desde hace años. En general, las tasas de prevalencia animalvariaron considerablemente entre provincias y también variaron considerablemente año tras año sinque fuese evidente alguna tendencia en particular. La incidencia de brucelosis humana diagnosticada ha aumentado en años recientes: desdecasi cero casos notificados en 1990 (0,04:100.000) a 1.308 casos (0,5:100.000) en 1998. Aunquelos datos provenientes de la observación continua parecen indicar que el problema es limitado, losestudios de poblaciones en riesgo muestran una prevalencia muy alta a los anticuerpos de Brucella.De 43.758 personas chequeadas entre 1990 y 1998, 11.227 (25,7%) indicaron positivo para losanticuerpos; de aquellos positivos, 4.347 (38,7%) tuvieron síntomas clínicos (enfermedad activa). Aunque pueden existir una estrategia nacional y procedimientos normalizados para elcontrol de la brucelosis animal, se aplican varias estrategias en áreas y especies animalesdiferentes. En resumen, se aplican todos los enfoques recomendados internacionalmente para elcontrol y eliminación de la brucelosis sin un plan de conjunto. 4.2. China En 1949 comenzó un programa de control nacional de la brucelosis y actualmente laenfermedad está bien controlada o ha desaparecido de la mayor parte de China. La vacunación conla cepa 2 (S2) de B. suis tuvo un papel fundamental en esto, aunque la cepa M5 de B. melitensis seusó para la vacunación del ganado lanar (ovejas y cabras) en algunas áreas. El programa decontrol tomó la forma de una campaña de cuatro fases. La primera fase duró entre 1964 y 1970. La inmunización usando la vacuna S2 se aplicó enla mayoría de las áreas infectadas. Durante la segunda fase, desde 1971 a 1980, la vacunación S2se extendió a otras áreas infectadas. La política de control principal fue la vacunación intensiva, y 15
  • 16. los animales vacunados no fueron chequeados serológicamente. Ya en 1977 la vacunación habíacubierto casi todas las áreas infectadas con brucelosis, llevando a una disminución drástica en laprevalencia de la brucelosis animal. Durante la tercera fase, desde 1981 a 1990, la vacuna S2 se usó en ovejas, cabras, cerdos,ganado vacuno y yaks en la mayoría de las áreas infectadas de China, llevando a una declinaciónadicional de la prevalencia. En algunas áreas infectadas con brucelosis con baja prevalencia, lavacunación se aplicó sólo al ganado joven para que se pudiera poner en práctica el diagnóstico ysacrificio. La cuarta y actual fase comenzó en 1991 y ya en 1992 la brucelosis estaba bien controladaen el 76% de las áreas infectadas. El uso de la vacunación S2 se ha discontinuado ahora en lamayoría de las áreas que dependen de una política de diagnóstico y sacrificio y cuarentena. La vacuna S2 ha controlado exitosamente la brucelosis en algunas áreas que antiguamenteestaban fuertemente infectadas. Por ejemplo, en Mongolia Interior antes de 1970, hasta el 25% delganado vacuno era seropositivo, pero en 1990 esta cifra había disminuido al 0,84%. En la provinciade Shan Dong la prevalencia de la infección en ovejas y cabras disminuyó desde un 35% en 1960 a0,09% en 1990. En la provincia de Guang Dong la tasa de seropositivos en cerdos disminuyó desdeun 4,58% en 1986, antes de la introducción de la vacunación S2, a 0,4% en 1991. La vacuna hasido efectiva también en yaks donde la prevalencia de la infección disminuyó desde un 40% en1983, antes de la introducción de la vacuna, a la ausencia de casos detectados en 1990. En 1980 se desarrolló en China una vacuna de a partir de la cepa M111 rugosa de B.melitensis para usarse como vacuna de germen vivo. La cepa M111 se obtuvo de una cepa B.melitensis lisa vía selección de colonias no aglutinantes. Posee las propiedades de cultivo ybioquímicas del biotipo 1 de B. melitensis, pero es rugosa. Su virulencia es ligeramente inferior aaquella de la cepa S2 de B. suis. Los conejos, ovejas, cabras y ganado vacuno inoculados con lacepa M111 no produjeron anticuerpos contra el antígeno de Brucella lisa detectables en las pruebasde Rosa Bengala, fijación del complemento o aglutinación estándar. Sí estimuló, no obstante,anticuerpos para transformar cepas de Brucella a cepas rugosas. Al compararse con las vacunasS2, S19 y B. abortus 45/20, la M111 fue incapaz de estimular anticuerpos para aislar la Brucelladespués de la inoculación, hasta por 330 días en ovejas, y 138 días en cabras. La cepa M111 fue capaz de producir una inmunidad efectiva contra el desafío con la cepaM28 de B. melitensis virulenta en conejillos de Indias, ovejas y cabras. La vacuna podía aplicarsevía inyección parenteral u oralmente. La eficacia protectora fue del 84% en ovejas y 78% en cabras.En los ensayos prácticos, la vacuna demostró ser segura para ovejas y cabras y fue efectiva en laestimulación de inmunidad contra B. melitensis de tipo natural. En el Norte de China, fue efectiva enreducir las tasas de aborto desde casi un 50% a cero dentro de un período de 2 años. Al nointerferir con la serología convencional, la cepa M111 se ha usado en conjunto con el diagnóstico ysacrificio para el control de la brucelosis. 16
  • 17. 5. ACTIVIDADES SELECCIONADAS DE LA OMS RELACIONADAS CON LA BRUCELOSIS La OMS ha estado involucrada en trabajos relacionados con la brucelosis desde suestablecimiento y está desarrollando actualmente un buen número de actividades para fortalecerlos programas de vigilancia y control nacionales y regionales. En colaboración con la FAO, Roma,Italia, OIE, Paris, Francia, la OMS está promocionando la puesta en práctica de un programa decontrol regional en países del Medio Oriente basado en la vacunación masiva. El Programa deControl de Zoonosis Mediterráneas (MZCP) de la OMS reconoce la brucelosis como la principalenfermedad zoonótica y ha estado coordinando varias actividades, incluyendo grupos de estudioenfocados en la vigilancia y administración de programas de control y capacitación para trabajo delaboratorio. La OMS y el Programa de Desarrollo de las Naciones Unidas (PNUD) están asistiendoconjuntamente a la Autoridad Palestina para desarrollar y aplicar un programa para el control de labrucelosis humana y animal en el Margen Occidental y Franja de Gaza. 17
  • 18. Informe del Relator Dra. A. Encinosa Al iniciar el panel el Dr. Arámbulo comunicó que no se haría la presentación del Dr. Cosivi, yconvidó al Dr. Benkirane para que en su lugar ofreciera información sobre la situación mundial de labrucelosis. Las presentaciones de informe de los países y los comentarios en la discusión de lostemas destacan la necesidad de resolver las limitaciones que existen en la información de labrucelosis en un significativo número de países, insistiéndose que se debería lograr la participaciónactiva de los productores, haciendo énfasis en involucrar al pequeño productor para avanzar en larecuperación de focos. En este sentido, se hicieron comentarios de la necesidad de organizarprogramas de comunicación social dirigidos a estos actores sociales. Hubo comunicación de opiniones con respecto a la necesidad de que se propicien mayoresvínculos de relaciones entre los sectores de salud y agricultura en las actividades de vigilancia ycontrol de la brucelosis. 18
  • 19. SEGUNDO PANEL 2.1. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Patricia Lopetegui Encargada del Proyecto de Erradicación de Brucelosis Departamento de Protección Pecuaria, Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) Avenida Bulnes 140, Piso 7, Santiago, Chile Los esfuerzos para controlar sistemáticamente la brucelosis bovina en el país comienzan elaño 1974, con la elaboración del “Proyecto de Salud Animal de la República de Chile”, donde seplanteó completar la erradicación de la fiebre aftosa, e iniciar paralelamente el control de brucelosisbovina. Las acciones se iniciaron el año 1975 en la Zona Centro - Sur del país que consideraba dela IV a X regiones y donde se encuentra el 92.32% de la masa bovina nacional. El año 1981 seunieron a esta medida, las acciones desarrolladas en el marco del Proyecto Certificación de PrediosLibres de Brucelosis, Tuberculosis y Leucosis, para posteriormente iniciar las acciones deerradicación de la enfermedad desde las regiones XII y XI en 1991 y entre la X a IV región en 1996.1. SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA POR REGIONES La XII región no registra predios positivos y está en vías de efectuar un muestreoestadístico que demuestre su condición de libre. En el caso de la XI región, en el muestreo de 13.183 animales realizado el primer semestredel presente año hubo un 1.1 de positivas. El último estudio de prevalencia entre la IV y X regiones se realizó el año 1991. El cuadromuestra los resultados a nivel masa. Resultado del estudio de prevalencia de brucelosis bovina a nivel de masa IV a X región, Chile, 1991 Regiones IV V VI VII VII IX X R.M. Total 3,3 0,6 1,5 0,6 1,4 1,6 3,3 4,3 2,4 19
  • 20. La prevalencia entre la IV y X región del país fue de 2.4 %. En la X región, donde seencuentra el 39 % de la masa bovina del país ésta alcanzó al 3.3 %. El estudio mostró laprevalencia más alta (4.3 %) en la Región Metropolitana, aquí se ubica el 4% de la población bovinadel país . En el año 1996 se inició para estas regiones el proyecto de erradicación. A la fecha se haninstaurado los sistemas de vigilancia y está comenzando el saneamiento predial, motivo por el cualcreemos que no ha habido una variación significativa de prevalencia con relación a la encontrada elaño 1991.2. ESTRATEGIAS PARA LA ERRADICACIÓN Debido al gran volumen de actividades que implica el trabajar en un proyecto de este tipo ydado que los servicios estatales no disponen de más personal para destinar a este efecto, laerradicación de brucelosis Bovina en Chile se caracteriza por una participación activa del sectorprivado, tanto ganaderos como veterinarios e industrias relacionadas. Se ha entregado la mayorcantidad de acciones posibles al sector privado utilizando para ello un sistema de acreditación El SAG interviene en todas las líneas de acción pero con distinta intensidad en cada una deellas. Se preocupa especialmente de los lugares infectados para iniciar en ellos el saneamiento, elque puede ser ejecutado por un acreditado bajo supervisión SAG. Se encarga además de acreditar,supervisar laboratorios y profesionales acreditados, realizar diagnóstico, recopilar y analizar lainformación que genera el Proyecto y modificar estrategias de acuerdo a los resultados del análisis,además de la divulgación legislación y administración general del proyecto. Desde el punto de vista de financiamiento, el ganadero cubre los costos de la eliminaciónde animales reactores positivos ya que no existe indemnización estatal, así mismo paga lavacunación y los exámenes exigidos para la comercialización de los animales.3. LÍNEAS DE ACCIÓN DEL PROYECTO ERRADICACIÓN DE BRUCELOSIS BOVINA ♦ Vigilancia. Su objetivo es detectar de la manera más rápida posible los focos deinfección de brucelosis, para ello se realizan acciones en: ferias, mataderos, plantas lecheras,centros de acopio y predios adyacentes. ♦ Vigilancia en planta lechera y centros de acopio. Desde el año 1996 se realiza laprueba del anillo en leche a todos los rebaños que entregan el producto a plantas lecheras opertenecen a centros de acopio (entre la V y X región) esta acción ha permitido detectar losrebaños lecheros que están infectados. ♦ Vigilancia en ferias. En septiembre de 1998 se dictó la resolución exenta n° 3114 dondese estableció que antes de cualquier acto de comercialización, los bovinos aptos para lareproducción debían contar con un diagnóstico de brucelosis bovina. Esta medida tiene por objetoubicar los rebaños donde existe enfermedad y además impedir que los animales infectados al servendidos ingresen a otros rebaños y diseminen la brucelosis. 20
  • 21. El diagnóstico puede efectuarse en el predio de origen, y los animales vendránacompañados de un certificado que tiene vigencia máxima de 15 días. Otra posibilidad es queprovengan de un predio certificado libre y en ese caso vendrán con un certificado que garantice esacondición. La última posibilidad y la más usada es que el diagnóstico sea realizado directamente enla feria. Para este efecto todas las ferias de ganado, deben disponer de una sala que cumpla unmínimo de condiciones para la realización del diagnóstico de Rosa de Bengala y contar con losservicios de un equipo médico veterinario acreditado que se haga cargo del procedimiento deindividualización de los animales, su muestreo, diagnóstico y entrega de resultado, antes delremate. ♦ Acciones de saneamiento de rebaños infectados: Su objetivo es sanear los predios que tienen animales brucelósicos. Para este efecto sedescribe un conjunto de acciones que se inician con un muestreo de la masa susceptible,diagnóstico con prueba Rosa de Bengala (Laboratorio Acreditado o SAG) y confirmación confijación de complemento (Laboratorio SAG). Si el predio es positivo, se vacunan las hembrasadultas. Siempre se elabora un plan de manejo predial en el cual se compromete al ganadero arealizar la eliminación de los reactores positivos y los chequeos posteriores, hasta que no aparezcaningún animal con resultados positivos en dos muestreos sucesivos. Como la vigilancia se estállevando a cabo desde hace dos años, ya existe un panorama bastante aproximado del volumen depredios infectados por región. El siguiente paso es abordar su saneamiento. ♦ Acciones preventivas y de control de diseminación de la enfermedad: Se refieren fundamentalmente a las acciones que permiten lograr que la masa bovinasusceptible esté protegida contra la brucelosis, esto se logra mediante la inmunización de ternerascon cepa RB51. Esta actividad se ha entregado a veterinarios acreditados y el SAG solo aplicavacuna en áreas donde no existe atención de médicos veterinarios acreditados. Se suman a loanterior las acciones de carácter preventivo que se ejecutan, como impedir la venta de animales dereproducción de los predios infectados, y realizar cuarentenas en ese mismo tipo de predios. ♦ Otras Líneas de acción: Existe otro grupo de líneas de acción que se refieren a mantención y actualización detécnicas diagnósticas, el perfeccionamiento permanente de quienes trabajan en el Proyecto, ladivulgación, legislación y la mantención de un sistema de información con los datos que se generana través de las distintas líneas de acción y que son la base del análisis epidemiológico. 21
  • 22. 2.2. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Jaime González Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria (SASA) Dirección de Sanidad Animal, Ministerio de Agricultura y Cría Torre Este, Piso 12, Parque Central, Caracas 1050, D.F., Venezuela El programa de brucelosis animal en Venezuela esta respaldado por la resolución vigenteque data del 1968 la misma rige la campaña de Control y Erradicación, esta dirigida especialmentea la ganadería lechera y contempla como puntos importantes: la vacunación de becerras de tres aocho meses de edad con cepa 19, la eliminación de reactores así como la supervisión a nivel demataderos, control de movilización, vigilancia epidemiológica y educación sanitaria. Actualmente se utilizan dos (2) vacunas antibrucélica en el país, su forma de aplicación ladesarrollaremos en el tema correspondiente a “políticas sobre aplicación de vacunas”. La eliminación de animales reactores positivos se rige por la prueba serológica deaglutinación rápida en placa, bajo los parámetros internacionales para su interpretación, losanimales reaccionantes, son identificados con una “B” tatuada al fuego en región masetéricaizquierda y su único destino será matadero en lapso de tiempo no mayor de 15 días. Se presentaninconvenientes debido a las interferencias de anticuerpos vacunales con nuestras pruebas dediagnósticos convencionales, en el país existen doce (12) laboratorios regionales de diagnósticoque conforman nuestra red oficial, siendo las pruebas oficiales complementarias que realizan el 2,mercapto etanol y la prueba lenta en tubo. Las pruebas diagnósticas de rutina son realizadas por veterinarios del sector oficial yprivado (ejercicio libre), estos deben ser preparados mediante cursos teóricos – prácticos paraejercer esta función y son acreditados ante el SASA de su jurisdicción para ser supervisadosdurante la realización de las pruebas. 22
  • 23. La guía de movilización de animales juega un papel valioso ya que es la herramienta básicapara ejercer la obligación en el cumplimiento de los programas sanitarios; El SASA autoriza lamovilización por intermedio de la emisión del “aval sanitario” que no es mas que una planilla dondese encuentra el status sanitario de un determinado predio, dicho aval contempla las exigenciassanitarias que debe cumplir un productor para realizar movilizaciones de animales, dentro de lascuales se encuentra enmarcado todo lo referente al programa de brucelosis, básicamente debecumplir la vigencia de las pruebas serológicas y la vacunación de animales susceptibles. Estamos fortaleciendo la vigilancia epidemiológica a nivel de las salas de matanza parareforzar la información entre los médicos veterinarios que laboran como inspectores sanitariosadscritos al Ministerio de Sanidad y nuestro organismo a fin contar con la información oportunasobre los animales positivos (cacheteados) que se están sacrificando. Actualmente se encuentra en consulta de organismos nacionales e internacionales el anteproyecto sobre la nueva resolución de brucelosis animal, esperando tener el documento definitivo afinales del presente año, como puntos mas relevantes podemos mencionar, el cambio a la pruebade la tarjeta como prueba oficial, participación activa del médico veterinario en ejercicio libre,creación de los centros de procesamientos de muestras y la incorporación de la nueva vacunaantibrucélica RB51. 23
  • 24. 2.3. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Dr. Alfredo Garín Jefe del Programa de Control de la Brucelosis y la Tuberculosis División de Sanidad Animal, Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca Constituyente 1476, Piso 2, CP 11200, Montevideo, Uruguay El primer diagnóstico de brucelosis en Uruguay fue en 1926. A partir de 1928 es dedeclaración obligatoria. Desde 1964 es legalmente obligatoria la lucha contra la enfermedad en todo el país yexisten disposiciones sobre elaboración, importación, comercialización y uso de la vacuna, pruebasserológicas y su interpretación. Se establece un programa de control basado en un esquema de vacunación, identificaciónmediante señal y tatuaje por los veterinarios privados registrados y supervisados por el ServicioOficial. La cobertura de vacunación superó siempre el 80%.La estrategia fue alcanzar el 100% deterneras vacunadas eliminando previa serología (prueba de Huddlesson) a los positivos. Lashembras pasadas de la edad de vacunar se identificaban y su destino era la faena. En 1963 se estableció el Plan de Leche Calificada que exigía el exámen de los rodeos coneliminación de los positivos para la habilitación de los establecimientos. Para mantener lahabilitación se debe realizar una refrendación sanitaria anual. Los rodeos incorporados al Planobtenían un sobreprecio del 15%. Desde hace 26 años existe en el país un sistema de declaración anual de existenciasganaderas y control de movimientos que sirve como sostén para las tareas sanitarias. En 1984 se cambian las pruebas serológicas, pasando a ser las únicas autorizadas: Rosade Bengala (prueba tamiz) y 2 Mercaptoetanol, Rivanol o Fijación de Complemento comoconfirmatorias. El mismo decreto reglamenta la identificación de los positivos y su faena enfrigoríficos con inspección veterinaria oficial. También autoriza al funcionamiento de laboratorios privados habilitados por el ServicioOficial y dirigidos por un veterinario, los que realizarán RB. La realización de las PC es privativa dellaboratorio oficial. 24
  • 25. En 1989 comienza el Programa de Declaración de Predios Libres de Brucelosis yTuberculosis Bovina, voluntario y dirigido al sector lechero. El esquema incluía poseer tresrefrendaciones sanitarias anuales consecutivas previas y dos rondas de serología con intervalo de6 a 12 meses entre ambas. La estrategia del Programa mantiene la vacunación, la vigilancia y laeliminación. Declarado libre el sector lechero se integraría al área de ganadería de carne. A dosaños de iniciado habían ingresado 300 establecimientos. La baja aceptación del programa se debea su naturaleza voluntaria y a la falta de incentivo financiero. En cuanto a resultados serológicos, entre 1987-1991, de 110.112 sueros procesadosfueron positivos a las pruebas confirmatorias 146 animales (0.13%). Este volumen es compuestopor las extracciones para habilitación de establecimientos lecheros, comercialización reproductores,exportaciónes, declaración de predios libres de brucelosis, diagnóstico, etc. e incluye ganado decarne y lechero por lo que solo puede considerarse como indicativo de la situación de la poblacióntotal. Una revisión de la información del período 1990-1992 sobre establecimientos lecheroschequeados para su habilitación indica un 0.12% de sueros positivos en un total de 30.371 suerosprovenientes de 1.741 rodeos. Dada la baja prevalencia de la brucelosis en el país y considerando que continuarvacunando no mejoraría dicha situación, se inician los procedimientos de erradicación y pasa a serobligatoria la denuncia de abortos. En 1996 se suspende la vacunación manteniendo el sistema de prueba-sacrificio y seadecuan las edades de los animales a someter a la serología. Ahora se hará a hembras sinvacunar mayores de un año y a hembras vacunadas mayores de 24. Se mantiene la extracción amachos de toda edad. En 1998 se reglamenta el Programa de Erradicación de Brucelosis y Tuberculosis, con laaprobación expresa de las agremiaciones de productores rurales, de la Sociedad de MedicinaVeterinaria del Uruguay y de la Academia Nacional de Veterinaria. El objetivo del mismo es lograr elreconocimiento de la condición de país libre de brucelosis y tuberculosis según las condicionesestablecidas en el capítulo 3.2.1. y 3.2.3 del Código Zoosanitario Internacional de la OIE. El Programa es coercitivo para los productores lecheros ya que establece que no podráproducir leche con destino comercial quien no cumpla con sus procedimientos. Se entiende como rodeo al conjunto de bovinos que se encuentren bajo un mismo sistemaproductivo dentro de un predio. De la caracterización epidemiológica resultaron tres tipos derodeos: lechero, carne y mixto, y se diseña un esquema para cada uno. Los lecheros deben hacer cuatro pruebas del anillo en leche (PAL) en un año. Si cualquierade ellas fuera positiva se deberá hacer dos rondas de serología a todo el ganado elegible del rodeocon un intervalo de 6 a 12 meses. Si en una de ellas hubiera positivos, se deberá continuar hasta 25
  • 26. que den negativas dos rondas consecutivas. Es posible comenzar los procedimientos directamentecon serología. En rodeos de carne se procesará una muestra del total de animales elegibles y de resultaruno positivo pasa a dos rondas de serología En rodeos mixtos se procede según a la naturaleza de cada uno si el manejo de ambos esindependiente. Todos los animales positivos van a faena donde se toman muestras que se procesan en ellaboratorio. El programa, según los procedimientos realizados y sus resultados clasifica los rodeos en: a) preliminarmente libre: el que haya realizado hasta tres PAL negativos consecutivos; b) libre: el que tenga cuatro PAL negativos consecutivos; c) oficialmente libre: el que cumpla dos rondas de serología negativas en todos los animales elegibles, una vez cumplidos tres años de haber dejado de vacunar; d) sospechoso: el positivo a una PAL, y e) infectado: el que haya tenido resultados positivos a las complementarias y no haya terminado el saneamiento. Para la vigilancia epidemiológica de los rodeos declarados libres se utilizará PAL en igualrégimen al mencionado, perdiendo la condición de tales los que den positivos. Actualmente setrabaja en un muestreo en ganado de carne. Las funciones a cumplir por cada uno de los actores están puntualmente aclaradas en elDecreto. Un programa informático permitirá optimizar el manejo de los datos del Programa deErradicación. Se entiende que los avances que permitieron llegar a la erradicación han sido debidosfundamentalmente al éxito de la vacunación. 26
  • 27. Informe del Relator: Dra. A. Encinosa En el panel, los informes presentados indican marcadas diferencias en el avance de lalucha contra la brucelosis en los tres países. Uruguay redujo, luego de 33 años de vacunaciónsistemática de las terneras con vacuna B19, la prevalencia a nivel insignificante y en 1998, con laaprobación de los gremios de productores, la Sociedad de Medicina Veterinaria y la AcademiaNacional de Veterinaria, reglamentó el programa que tiene por objetivo lograr el reconocimientointernacional de país libre. En Chile, se mostró un buen ejemplo de las actividades de vigilancia en plantas lácteas ycentros de acopio para detectar la infección en rebaños lecheros. La vigilancia en las ferias decomercialización de ganado como acto de descubrir rebaños infectados e impedir que estos seanvendidos a otros productores y evitar que diseminen la brucelosis. En Venezuela, se intenta estandarizar los métodos indirectos del diagnóstico de tamíz y sepretende retirar la prueba de Huddleson que comunmente realiza el ejercicio libre de la profesión,pero necesia instrumentarse procedimientos para la referencia nacional. Se dio a conocer que undocumento de reglamento de programa esta siendo circulado para su revisión. 27
  • 28. TERCER PANEL 2.4. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Klaus Nielsen Animal Disease Research Institute (ADRI) 3851 Fallowfield Road, Nepean, Ontario K2H 8P9 Ontario, Canadá Canadá fue declarada libre de brucelosis bovina en 1985. No se han identificado casos debrucelosis bovina desde que una variante atípica de la biovariedad 5 de Brucella abortus fue aisladade una vaca de carne en 1989. La vigilancia serológica sobre la brucelosis en el ganado de abasto y matanza, ganado deexportación y ganado para ingreso a unidades de inseminación artificial ha sido continua): Número de chequeos Año Serología Leche 1996 500.000 Todos los rebaños de leche (trimestralmente) 1997 388.000 Todos los rebaños de leche 1998 225.000 Todos los rebaños de leche Chequeo de ganado de abasto y 1999 matanza discontinuado. Continúa el chequeo del ganado de exportación y de inseminación artificial. La vigilancia sobre B. abortus tiene lugar mediante el chequeo serológico de 15.000vacunos seleccionados al azar a través del estudio nacional realizado cada tres años. La vacunación ha sido desalentada durante una cantidad de años. Se ha recomendadodiscontinuar de la vacunación de animales de exportación. Brucella melitensis y B. suis no han sido aisladas de animales domésticos en Canadá. La búsqueda de B. suis tiene lugar mediante el chequeo serológico de 15.000 cerdosseleccionados al azar en un estudio nacional realizado cada tres años. La brucelosis ocurre en el bisonte Norteamericano en el área del Wood Buffalo NationalPark (WBNP) y en ciertos mamíferos acuáticos, incluyendo algunas especies de focas. En el caso 28
  • 29. del bisonte, los sueros son clasificados usando la prueba de aglutinación de placa de antígenoamortiguado y la confirmación se hace con un ensayo de polarización fluorescente o inmunoensayoenzimático competitivo. Los animales domésticos en el área adyacente al WBNP aún sonchequeados por brucelosis regularmente. Debido a la naturaleza de las muestras recolectadas de los mamíferos acuáticos, elchequeo serológico se hace con inmunoensayos enzimáticos competitivos. 29
  • 30. 2. 5. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Dra. Adela Encinosa Liñero, Vice-Directora General Instituto de Medicina Veterinaria, Ministerio de la Agricultura Calle 12, 355, Vedado, La Habana, Cuba El programa de la brucelosis bovina en Cuba comenzó en la década de los 60, después derealizarse un estudio sobre la prevalencia nacional y conocerse que esta superaba el 3% de lapoblación con amplia distribución focal en el país. Como primera acción, fue necesario la creación y organización de una red de laboratorios yde la referencia nacional, para permitir llevar a cabo las pruebas de base, complementarias ymicrobiológicas, y la producción nacional de los medios diagnósticos necesarios según losrequerimientos internacionales. En las fincas bajo programa se desarrollan las siguiente acciones sanitarias: Control del parto en corraletas de maternidad. Investigación 15 días post-parto Pruebas serológicas a todo el rebaño Sacrificio de reactores positivos Desinfección de las instalaciones Separación de flujos afectados no afectados libres El objetivo principal de lucha contra la enfermedad es erradicar la infección brucelosa de laganadería del país y evitar que las personas puedan contraer esta zoonosis tanto por el contactodirecto como a través de productos animales. Para lograr este objetivo se desarrollan estrategias para prevenir la introducción de labrucelosis en rebaños sanos, se ejerce el control epidemiológico hasta recuperar los rebañosinfectados y completar el trabajo llevándolos hacia la condición de libre. Mediante convenio con el Ministerio de la Salud se marcan reuniones de trabajotrimestrales para intercambiar informaciones sobre la situación en las especies domésticas y en laspersonas. 30
  • 31. Los grupos ocupacionales expuestos a riesgo son chequeados clínica y serologicamentepor el personal médico y de laboratorio del Ministerio de la Salud y los epidemiólogos realizan losestudios correspondientes. En el programa de control los rebaños son categorizados a partir del segundo resultadoserológico en, afectadas, no afectadas y y libres. En los afectados de ser posible se reunificanhatos, con el propósito de sanearlos. En el pasado se crearon fincas de segrego transitorio paraanimales positivos, en zonas con prevalencia alta de la enfermedad. Cada categoría sigue un esquema en cuanto a investigaciones serológicas, separacióninmediata de enfermos, atención a las paridas, saneamiento ambiental y destino de la producción.Los cambios de una categoría a otra se otorgan luego de cumplir los requisitos indicados. Cadaunidad epizoootiológica bajo programa tiene un expediente conformado por reseñas y documentosde las investigaciones y movimiento de la población animal, en fin de todas las actividades en lafinca. A nivel de las direcciones municipales, provinciales y nacional los epizootiólogos evaluan elprograma a través de un grupo de indicadores específicos. En el transcurso del programa se han ensayado y evaluado diferentes pruebas diagnósticasquedando finalmente las siguientes: Prueba de base: Seroaglutinación lenta en tubo, Rosa de Bengala y prueba de anillo en leche. Pruebas complementarias: Reacción de fijación de complemento, inactivación por el 2 Mercaptoetanol y ELISA. Los métodos clínicos y epizootiológicos aplicados en el diagnóstico son uniforme en el paísy los Laboratorios provinciales están capacitados para realizar estudios microbiológicos deaislamiento y clasificación de las Brucellas. Existe el Centro Nacional de Epizootiología y en el seencuentra el Laboratorio de Referencia Nacional para la Brucelosis que se ocupa de dictar lasnormas, formar y evaluar el personal que trabaja en el diagnóstico serológico y bacteriológico ypreparar los antígenos y conservar las cepas. El programa es financiado por el Estado y los productores privados y de empresas estatalesreciben de forma gratuita por las intervenciones sanitarias necesarias. En caso de eliminación físicade animales brucelosos, la empresa cárnica paga un valor menor que el del sano, y el ganado sesacrifica en matanza sanitaria independiente de la matanza para consumo normal. Las carnes deanimales brucelosos son destinadas a industria y los huesos, ganglios y vísceras procesadosmediante tankaje. 31
  • 32. A partir de la década de los años 70 comenzó la recogida de frutos del programa enrebaños lecheros en los sistemas productivos, intensivos, artesanales, familiares y semi intensivos.A finales de los 70 y comienzo de la década de los 80, se produjo un estancamiento del programapor no poder aplicar las metodologías en los rebaños de crías extensivas. Esto resultaba de que el paquete de medidas recuperativas que estabamos usando en laganadería lechera no era aplicable a otros sistemas de producción no intensivos como el de lashembras de cria para carne. Es en esta etapa, se decidió incorporar en las estrategias el uso devacuna antibrucélicas, tratando de buscar la solución mas pertinente para las condiciones deexplotación y manejo. En el porcino, el programa se sustentó en los siguientes principios: - Investigación serológica a toda la masa. - Sacrificio de toda la piara afectada. - Saneamiento y cuarentena de las instalaciones. - Repoblación con animales libres. Con éste esquema, todas las piaras en sistemas intensivos obtuvieron la condición delibres de brucelosis, y en la actualidad solo en algunas provincias se mantiene la brucelosis porcinaen los sistemas de crías familiar para autoabastecimiento Las especies y biotipos del género Brucella identificados han sido; B. abortus, biotipo 1 y 4en bovinos. En equinos y caninos el biotipo 1 y B. suis, biotipo 1 en bovinos, porcinos y humanos.Brucella melitensis, ovis y canis nunca han sido comprobadas en los muestreos de vigilancia paraconocer el agente actuante. 32
  • 33. 2.6. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Valerie E. Ragan, DVM National Brucellosis Epidemiologist, USDA/APHIS Veterinary Services 4700 River Road (Unit 43), Riverdale, Maryland 20737 USA1. BREVE INTRODUCCIÓN El Programa Nacional de Erradicación de la Brucelosis se inició en 1954. Este haexperimentado constantemente cambios y mejoramientos a medida que se ha adquirido mayorexperiencia y en la medida que el nivel de infección se ha reducido. 1940 Adopción de la vacuna cepa 19 como parte oficial del programa de la brucelosis. 1947 Adopción de los primeros métodos y reglas uniformes (UMR) para la erradicación de la enfermedad a nivel de rebaño, estatal y nacional. Las reglas han sido revisadas periódicamente según lo requerido. 1990 Inicio del plan de terminación acelerada, enfatizando el despoblamiento o vacunación de adultos. 1996 Vacuna RB51 licenciada condicionalmente, reemplazando gradualmente a la vacuna cepa 19. 1997 Desarrollo y aplicación del plan de acción de emergencia contra la brucelosis. Enfatiza el despoblamiento de rebaños afectados recientemente descubiertos, vigilancia mejorada, excelente epidemiología y manejo de todos los rebaños afectados recientemente descubiertos, y respuesta rápida cuando se descubre un rebaño afectado.2. FACTORES EPIDEMIOLÓGICOS CRÍTICOS EN LA PREVENCIÓN DE LA BRUCELOSIS Y ESTRATEGIAS DE ERRADICACIÓN La investigación epidemiológica minuciosa de todos los rebaños afectados recientementedescubiertos constituye un paso crítico en la erradicación de la brucelosis. Hay tres preguntasclaves que deben responderse: ¿De dónde provino la enfermedad? ¿Qué factores del manejo de rebaños han permitido que ella se propague a este rebaño? ¿Hacia dónde se fue desde aquí? Definir la fuente más probable de infección Frecuentemente llevará al descubrimiento de un rebaño(s) infectado adicional. Elmovimiento del ganado es el método más común de propagación de la brucelosis. 33
  • 34. Propagación dentro del rebaño y persistencia de la infección La epidemiología y manejo del rebaño índice deberá evaluarse para detener la transmisiónintrarebaño. Manejo de la parición. Importante en la definición de dónde está ocurriendo la exposición. Elriesgo de la propagación intrarebaño aumenta debido a: a) Ausencia de temporada de parición, permite que la enfermedad se propague durante todo el año. b) Parición en corrales de parición, especialmente con escasa higiene, tal como la omisión de eliminar las placentas, y hacinamiento. Chequeos incompletos del rebaño • Frecuencia inadecuada de los chequeos a) Aumente la frecuencia de chequeos ante una evidencia de propagación sostenida, abortos, alta incidencia de la enfermedad y ausencia de un buen historial de vacunación. b) Puede necesitar priorizar los rebaños para las pruebas. Chequee las vacas más cercanas a la parición y/o expuestas a las reaccionantes primero, ya que potencialmente provocarán el mayor daño en breve. • Omisión de chequear rebaños adyacentes La brucelosis es una enfermedad comunitaria. Un rebaño adyacente infectado puedepotencialmente reinfectar al rebaño de interés. • Adición continua de animales susceptibles Los animales sanos pueden infectarse al exponerse a bajos niveles de Brucella. Se recomienda no agregar animales, o aumentar las vacunaciones de adultos. • Manejo de vaquillas Las vaquillas a menudo propagan la infección o retienen la infección. Frecuentementedarán resultados negativo hasta cerca del momento de la parición o aborto. Las vaquillasvacunadas durante el período de terneras (VT) pueden no ser chequeadas hasta un tiemposignificativamente posterior a aquel necesario si no hubiesen sido vacunadas. Al momento en queestos animales son finalmente chequeados y se comprueba que están infectados, a menudo yahabrán parido o abortado, y habrán propagado la infección. La retención de vaquillas fuera de losrebaños infectados debe ser fuertemente desalentada. Si son retenidas, deberán aislarse hasta queresulten negativos después del pasto. • Consideraciones especiales de los rebaños lecheros a) Mayor exposición debido a la densidad. Existe entonces la necesidad de vacunar frecuentemente al rebaño completo. b) A menudo hay la capacidad de chequear con mayor frecuencia que en los rebaños de carne. 34
  • 35. c) Las vacas a punto de parir deben chequearse con mayor frecuencia que las vacas en lactación. Es necesario sacar a las reaccionantes antes de la parición para minimizar la exposición. d) La limpieza y desinfección de los corrales de parición es un aspecto crítico.3. ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN3.1. VACUNACIÓN DE TERNERAS (VT) En los Estados Unidos, la vacunación de terneras puede hacerse legalmente a los 4-12meses de edad. Se recomienda que la vacunación de terneras se use sólo en rebaños de altoriesgo, o cuando el manejo de un rebaño individual indique que sería beneficioso. Si se va a usar lavacunación de terneras en un rebaño, deberá emplearse la vacuna RB51 en forma rutinaria.3.2. VACUNACIÓN DE ADULTOS (VA) 3.2.1. Antecedentes Durante la década de los 70, emergieron varios factores que indicaron la necesidad devacunar ejemplares adultos: a) Grandes predios lecheros concentrados e inestables. b) Grandes rebaños de carne existentes en áreas de pastoreo donde los programas de chequeo regular resultaban imposibles de realizar. c) Rebaños donde los métodos de chequeo y sacrificio no eran adecuados para liberarlos de la enfermedad. En 1975, se realizaron estudios en varias grandes lecherías para evaluar la factibilidad de lavacunación de adultos con S19. Estos estudios demostraron que la VA podía ser una herramientapráctica y útil en los rebaños infectados. Actualmente se usa RB51 para la VA en los Estados Unidos. 3.2.2. Rebaños a considerar para la vacunación de adultos a) Rebaños que no pueden despoblarse. b) Rebaños con una dificultad particular para liberarse de la enfermedad, aquellos con un alto porcentaje del rebaño infectado, o rebaños que no pueden reunirse con la frecuencia suficiente para el chequeo. c) Rebaños crónicamente infectados. d) Rebaños gravemente infectados con abortos y rápida propagación. e) Rebaños en riesgo de estar expuestos, tal como los rebaños vecinos. f) Rebaños donde los animales reaccionantes no pueden ser extraídos. 35
  • 36. 3.3.3. Procedimientos de vacunación de adultos a) Chequee el rebaño y extraiga todos los reaccionantes. b) Animales a ser vacunados: - todas las vacas por sobre la edad VT; vuelva a vacunar los animales VT siendo adultos. - no vacune a los toros. c) Dosis y Administración de Vacuna RB51 para el ganado adulto: 1-4 mil millones de organismos administrados subcutáneamente. 3.3.4. Lo que puede esperarse después de la vacunación de adultos. Dependerá de la situación de la enfermedad en el rebaño. a) Rebaño Gravemente Infectado: Los abortos pueden continuar hasta por 90 días post VA, sin embargo, generalmente hay una marcada disminución después de 45-60 días. b) Rebaño Infectado Crónicamente: Caracterizado por un bajo nivel de infección dentro del rebaño, lenta propagación dentro del rebaño, y escasas manifestaciones clínicas. - Escaso cambio visible en la imagen clínica post VA. - La VA ha probado ser tan efectiva en este tipo de rebaño como en el rebaño gravemente infectado. Animales Expuestos al Momento de la Vacunación de Adultos: - La máxima resistencia a la brucelosis se obtiene en un período de entre dos a cuatro semanas. - No altera el curso de la enfermedad en animales que han sido expuestos al momento de, o justo antes de, la vacunación. Estos animales generalmente se convertirán en reaccionantes de todos modos. c) Abortos Post Vacunación Debido a RB51: - Los abortos debido a RB51 pueden ocurrir de manera ocasional, pero son poco frecuentes. - Las ventajas de la VA en un rebaño infectado contrapesan lejos el riesgo de aborto debido a la VA. 3.3.5. Revacunación Han habido unas pocas instancias donde parecen haber ocurrido fallas de la vacuna. Envarios de estos casos se ha revacunado con buenos resultados. 36
  • 37. 2.6. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Claude E. Barton, DVM Consultoría Experta en Vacunas y Estrategias de Vacunación para Programas de Control y Erradicación de la Brucelosis Santiago, Chile1. INTRODUCCIÓN La industria ganadera en los Estados Unidos es muy diversa. Está, en su mayor parte,dividida en rebaños de carne y leche característicos, con escasa representación de rebaños dedoble finalidad. Estos varían ostensiblemente en tamaño, desde aquellos relativamente pequeños(1-30 animales), hasta los bastante grandes (5.000-30.000 animales). Hay aproximadamente 1,2millones de rebaños de ganado vacuno en el país. La brucelosis en el ganado vacuno se convirtió en una enfermedad seria a comienzos delsiglo 20. Los esfuerzos por controlar la enfermedad comenzaron en 1934, consistiendoprincipalmente de la participación de rebaños individuales en medidas de control dentro de variosestados. Un programa de erradicación nacional cooperativo comenzó en 1954 con el firmepropósito de erradicar la brucelosis del ganado vacuno en los Estados Unidos. Aproximadamente el25% de los rebaños de ganado vacuno y el 11% de los reproductores estaban infectados al iniciodel programa de erradicación. Actualmente, hay sólo cinco rebaños conocidos de ganado vacunoafectados por brucelosis en los Estados Unidos.2. FACTORES EPIDEMIOLÓGICOS A través de los años de esfuerzo de erradicación cooperativa nacional en los EstadosUnidos, la situación epidemiológica ha sido bastante dinámica; cambiando a medida que la presióncontra la enfermedad fue aplicada con varias iniciativas de programas y estrategias. A continuaciónse enumeran algunos de los factores más importantes que modelaron la situación epidemiológicaen el programa de erradicación estadounidense. a) Alta prevalencia de la infección por B.abortus en el ganado vacuno y rebaños de ganado vacuno a través del país. En 1957, el tercer año del programa de erradicación cooperativa, se descubrieron aproximadamente 124.000 rebaños de ganado afectados. b) Población bovina grande y diversa, sumado al tamaño y concentración cada vez más creciente de rebaños de carne y leche. c) Falta de una vacuna efectiva al comienzo. 37
  • 38. d) Inestabilidad en muchos rebaños debido a la adición de ganado a partir de fuentes desconocidas y con una condición patológica cuestionable. e) Cronicidad de la enfermedad, caracterizada por períodos de incubación largos y variables. f) Uso inapropiado de la vacuna de cepa 19. g) Incapacidad de los esfuerzos del programa por vacunar consistentemente durante el período de terneras a un alto porcentaje de las hembras de vientre de reemplazo. Año tras año, sólo casi un 50% de las vaquillas para reproducción era oficialmente vacunadas durante el período de terneras. h) Enmascaramiento de la infección con cepas de campo con la vacunación con cepa 19. Este fue el resultado de tolerancias en la titulación de anticuerpos permitidas en las vacunaciones de terneras, y del hecho que no fueron chequeadas en forma rutinaria sino hasta los 20-24 meses de edad. i) Dispersión comunitaria de la enfermedad, especialmente entre rebaños con contacto cerca contra cerca con rebaños afectados. En el punto culminante del programa de erradicación estadounidense, el 15-20% de los rebaños adyacentes a rebaños afectados conocidos fueron también afectados. j) Regulaciones y normas inadecuadas durante los años tempranos del programa para tratar con rebaños y comunidades afectadas. k) Regulaciones inadecuadas para controlar el movimiento del ganado. l) Inapropiada Identificación y vigilancia de os animales. m) Resistencia de ciertos elementos en la industria ganadera a los programas de erradicación de la brucelosis. n) Inexperiencia del personal de campo y falta de capacitación epidemiológica en brucelosis. o) Subestimación del tamaño de la tarea requerida para erradicar totalmente la brucelosis del ganado vacuno.3. ESTRATEGIAS 1) Vacunación. Esto incluye la vacunación de terneras y la vacunación de la totalidad derebaño para aumentar el nivel de resistencia en la población bovina de la nación. 2) Capacitación. Para ofrecer un alto nivel de capacitación al personal de campo en laepidemiología aplicada de la enfermedad y en normas y procedimientos de programas. 3) Desarrollo de regulaciones y normas adecuadas para tratar con los varios elementos deun programa integral. 4) Vigilancia. Una buena vigilancia incluye varios métodos y constituye uno de loselementos más importantes en un programa de erradicación efectivo. Los siguientes constituyenalgunos de los más valiosos métodos de vigilancia: - Chequeo de primer punto de concentración. Esto involucra el chequeo de todas las hembras en edad de reproducción elegible en el primer punto en la cadena de comercialización e incluye el chequeo en mercados ganaderos y mataderos. 38
  • 39. - Prueba del anillo en leche. Este es un método de vigilancia muy efectivo para lecherías. - Chequeo de área. Esto involucra la prueba serológica de todo el ganado dentro de un área circunscrita. Este método generalmente se usa para áreas grandes, como condados o estados completos. - Chequeo comunitario. Esto involucra la colecta de muestras sanguíneas de todos los rebaños vecinos a una distancia específica del rebaño afectado. - Chequeo al cambiar la propiedad. Esto involucra la colecta de muestras sanguíneas del ganado elegible que cambia de propiedad fuera de los canales de comercialización formal, como las ventas mediante acuerdo privado entre rancheros. - Rastreo epidemiológico. Esto involucra el seguimiento y colecta de muestras sanguíneas de los rebaños a partir de los cuales se compró ganado infectado, y animales que fueron vendidos a partir de un rebaño afectado. También incluye rebaños o animales que tuvieron contacto con rebaños afectados conocidos. - Chequeo pre-movimiento. Esto involucra la colecta de muestras sanguíneas del ganado elegible previo a su movimiento entre áreas geopolíticas, como entre estados por ejemplo. - Chequeo para establecer el diagnóstico. Prueba serológica de animales gestantes que han abortado, o que experimentan dificultades en la reproducción. 5) Manejo de rebaños infectados. Esta estrategia aborda el manejo intrarebaño de labrucelosis en el rebaño afectado. Trata con factores como la vacunación, pruebas serológicas,cuarentenas y restricciones de movimiento, segregación de diferentes clases de animales dentrodel rebaño y prácticas administrativas generales. 6) La educación e información pública de la brucelosis es esencial para obtener el apoyode la industria ganadera para el programa. Pocos programas de erradicación pueden tener éxito sinel apoyo de la industria. 39
  • 40. 2.7. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y EL CONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS F.C.M. Alexander, MS. MRCVS 8 Orange Grove (PO Box 1040), Kingston 8, Jamaica, West Indies Jamaica se ubica a 18° N y 77° O en el Mar Caribe y yace a 150 km al sur de Cuba y 180km al oeste de La Española. Tiene 235 km de largo con una anchura que varía entre 35 a 82 km. La isla se divide en 14 distritos, dos de los cuales, Kingston y St. Andrew sonconvenientemente tratados como uno solo, el cual incluye la ciudad capital, Kingston. La población bovina estimada de 250.000 cabezas está repartida como una mezcla entrepequeñas operaciones tipo domésticas con pocos animales y entidades comerciales de tamañointermedio representadas por empresas productoras de leche, carne y doble finalidad. La División Veterinaria del Ministerio de Agricultura creció en tamaño durante los 60 paradisponer de un funcionario veterinario en la mayoría de los distritos y especialidades en elLaboratorio Veterinario. Los funcionarios veterinarios normalmente se dedicaban a la investigaciónde enfermedades y organizaban medidas de control de enfermedades y trabajo clínico, si había eltiempo suficiente. Sólo existían unos pocos facultativos privados, algunos vinculadoscontractualmente con los rebaños mayores. La brucelosis probablemente fue introducida a través de importaciones a comienzos delsiglo veinte y hubo “abortos contagiosos” notificados especialmente en las estaciones ganaderas depropiedad del gobierno. El control dependía del aislamiento de los animales que abortaban,limitando el entremezclado de rebaños y habilitando áreas de cría separadas para el ganado joven. El chequeo serológico de brucelosis comenzó en 1940. Aparentemente existían altas tasasde reaccionantes seropositivos en rebaños localizados. A partir de 1946, se emprendieron campañas de vacunación de terneras con cepa 19,especialmente en los predios estatales y aquellos pertenecientes a granjeros que solicitaban lomismo de la División Veterinaria. Las terneras fueron vacunadas entre los cuatro y ocho meses deedad. 40
  • 41. Los chequeos serológicos posteriores revelaron una disminución notable en las tasas dereaccionantes. Esta menor incidencia probó la factibilidad de la erradicación. La infección selimitaba a unos cuantos rebaños, con una incidencia total del 1% según se desprende de un estudiorealizado en 1973. No obstante, a fines de los 60, dos grandes rebaños de leche en el distrito de St. Catherinefueron identificados con altas tasas de prevalencia. Se otorgó permiso para la vacunación de vacasnegativas adultas, apropiadamente marcadas con una “V” en sus pezuñas. Se usaron dosiscompletas de vacuna S-19. La eliminación por etapas de los reaccionantes previo a la parición, lavacunación de terneras con S-19 y el rechequeo repetido, pronto revelaron un estado negativo enun período de tiempo notablemente corto. Un rebaño de ganado Jamaica Hope fue posteriormentecomprado por el gobierno y el otro fue renovado con un rebaño Holstein-Fricsian negativoimportado desde los Estados Unidos. Animado por la exitosa contención de un brote de encefalitis equina oriental en los distritosorientales de St. Thomas y Portland, la División Veterinaria promovió un Programa de Erradicaciónde la Tuberculosis Bovina y Brucelosis. En 1973, se desarrolló un Programa de Salud Animal de tres años con patrocinioPNUD/OPS para programas de erradicación nacional de las dos enfermedades. Los Drs. Ludlow Barnes y Donald Luchsinger llegaron y desarrollaron métodos y reglasuniformes. Después de su período de servicio, fueron posteriormente reemplazados por los Drs.Primo Arámbulo III y Norberto Moran. Originalmente la idea consistía en comenzar en el extremooccidental de la isla y chequearla en forma de barrido hasta el otro extremo. Los pocos veterinariosprivados fueron invitados a chequear los grandes rebaños, mientras que los funcionariosveterinarios distritales llevarían a cabo el chequeo de predios de puerta en puerta. Muy pronto sepudo apreciar que esto llevaría a retrasos excesivos en el chequeo de todos los distritos. Se acordóentonces el chequeo simultáneo de las áreas distritales. El 2 de mayo de 1974, el Ministerio de Agricultura declaró a toda Jamaica un área deerradicación. Ambiciosamente, el 31 de diciembre de 1981 fue fijado como la fecha de terminación. Se suministró la apropiada identificación del ganado y hojas de resultados de la prueba y seidentificó el sistema de registro desarrollado por distrito con los rebaños reaccionantes. Se entregaron avisos de cuarentena oficial en el caso de rebaños con reaccionantes. Lasreaccionantes tenían que ser marcadas y seguidas hasta el sacrificio. Se requería al menos unchequeo negativo, cuatro meses después de la eliminación de la última reaccionante, para levantarla cuarentena, con la recomendación de un chequeo de seguimiento a los seis meses. Se introdujo el chequeo de brucelosis en las reses de matanza, con las recolecciones desangre a cargo de Inspectores de Salud Pública en mataderos y se desarrolló la averiguación delorigen del rebaño. Esto se aplicaba también a la inspección del animal entero muerto y análisis delos ganglios linfáticos por tuberculosis bovina. 41
  • 42. Se iniciaron las pruebas de anillo en muestras industriales de leche PAL para seleccionarproveedores individuales para las plantas lecheras y procesadoras. Los chequeos serológicos de laboratorio desarrollados y usados incluyeron la prueba detarjeta brucella para la clasificación inicial estándar, seguido de la seroaglutinación y pruebas enplaca y estándar en tubo.También se usaron las pruebas de Rivanol y 2-Mercaptoetanol. Lossueros positivos se enviaron posteriormente al NVSL - Ames - Iowa para la confirmación usando laprueba de fijación del complemento. Se usó una prueba ELISA proporcionada por CIDA encolaboración con la Agencia Internacional de Energía Atómica en las etapas posteriores delprograma para identificar reaccionantes de un rebaño vacunado en edad adulta, en el distrito de St.Ann. También se recibió asistencia del Dr. Paul Nicoletti, Universidad de Florida, para resolvereste problema. Se descubrió que el Laboratorio Veterinario estaba usando concentraciones deantígeno excesivas en su celo por descubrir todos los posibles reaccionantes. Durante el programa de erradicación se discontinuó la vacunación de terneras. Un rebañode leche en St. Catherine fue identificado con alta prevalencia y las hembras negativas fueronvacunadas en 1975 usando dosis completa de vacuna B-19. El rebaño fue juzgado negativo en1979. Dos otros rebaños de leche fueron vacunados en 1977 y 1978. Se usó un dosis menor devacuna en 1978 (1,0 ml en vez de 5,0 ml). En St. Ann, un rebaño de carne fue inoculado convacuna 45/20 y posteriormente revacunado con dosis reducidas (1,0 ml) de vacuna B-19. Resultados de la prueba de brucelosis Se realizaron 621.040 chequeos serológicos durante un período de 20 años (1974-1994),incluyendo aproximadamente 21.803 predios. La tasa de reaccionantes seropositivos indicó 0,3% (1.931 animales en 214 prediosinfectados). Chequeos de reses de matanza - 557.415 con 282 reaccionantes confirmados, incidenciade 0,05% de 256 predios infectados a partir de un 60% de cobertura de 1,4 millones de resesfaenadas durante el período de 20 años. De 8.649 muestras para pruebas de anillo, 11 rebaños fueron confirmados positivos, unaincidencia de 0,12%. Todos los distritos completaron el chequeo zonal y fueron declarados Libres Modificados deBrucelosis entre 1976 y 1985. Ningún animal reaccionante positivo ha sido notificado desde 1994 El chequeo continúa anualmente en rebaños de leche para satisfacer el reglamento decomercialización de la leche. Los animales de exhibición, las ventas entre predios y las sospechasde aborto también son chequeados. 42
  • 43. El Director de Servicios Veterinarios ha recomendado un protocolo de post erradicaciónpara un monitoreo y vigilancia sostenidos. En el caso de la brucelosis, esto incluye: 1) Chequeos en el predio de rebaños con antecedentes reaccionantes. Cualquier rebañoreaccionante positivo será sometido a la cuarentena oficial, sacrificio de reaccionantes y protocolode rechequeo. 2) Pruebas del anillo en rebaños de leche registrados con posterior averiguación del origende cualquier rebaño sospechoso. 3) Abortos y nacimientos prematuros son sujetos a las investigaciones microbiológicas debrucella. 4) Pruebas de ganado de matanza - 65.000 reses sacrificadas anualmente - un númeroapropiado de muestras tomadas con averiguación de origen de reaccionantes si fuese necesario. Se considera que Jamaica está actualmente libre de tuberculosis bovina y brucelosis. Estacondición no podría haberse logrado sin la cooperación notable de los granjeros que, por ley,obtenían sólo el valor de matanza en compensación por su ganado reaccionante, y quienescooperaron también plenamente con los procedimientos de chequeo. La División Veterinaria se siente orgullosa de este logro y extiende su gratitud a su personaly al Gobierno de Jamaica, como también a las instituciones PNUD/OPS, cuyo interés, dedicación, yapoyo financiero y tecnológico ayudaron a convertirlo en realidad. 43
  • 44. 2.8. PROGRAMAS DE BRUCELOSIS: SITUACIÓN EPIDEMIOLÓGICA Y ESTRATEGIAS PARA LA PREVENCIÓN Y ELCONTROL/ERRADICACIÓN EN PAÍSES DE LAS AMÉRICAS Eduardo Luna Martínez Subdirector de Diagnóstico, Dirección General de Salud Animal, SAGAR Av. México No. 190, Col. El Carmen Coyoacán, México, D.F., México En México se han identificado cinco de las seis especies de Brucella registradas, noobstante, la distribución en las especies domésticas obedece a los patrones clásicos de afectación. Dadas las concentraciones de pequeños rumiantes en el país (8 millones de ovinos y 10millones de caprinos), cuyos sistemas de crianza son en un alto porcentaje bajo condiciones detrashumancia y baja tecnificación, es Brucella melitensis el agente que causa grandes problemas ala ganadería, incluso se han identificado algunos hatos de bovinos lecheros afectados por estaespecie; asimismo se registran anualmente un promedio de 6,000 casos de humanos afectados, delos que el 93 % se confirman por laboratorio o por antecedentes epidemiológicos afectados por B.melitensis. Del mismo modo se ha identificado que la B. abortus afecta al ganado bovino yeventualmente a personal ocupacionalmente expuesto. Por otro lado considerando la diversidadecológica del país, se desarrollan diferentes tipos de explotación ganadera, con las consecuentesformas de organización para la producción igualmente diferentes, que son determinantes de riesgopara brucelosis, así la ganadería bovina se caracteriza en el norte del país por altos índices deagostadero en ganado de engorda y alta tecnificación en ganado lechero. En las costas se explotaal ganado de engorda a libre pastoreo con altas densidades poblacionales y ordeño estacional (unalto porcentaje de la leche que se obtiene es bajo estas condiciones), en el centro del país, existenexplotaciones lecheras con mediana tecnificación, y algunas engordas de becerros. Estos tipos deactividad ocupan áreas geográficas y con desarrollo tecnológico que resultan en formas diferentesde manipulación de la producción y la comercialización de animales y productos, determinando elcomportamiento, también regional, de la brucelosis. En los últimos cuatro años se registra una población bovina muestreada de tres millones decabezas por año, con porcentajes de seropositividad del 2.5 % en 1994 a 0.64 % en 1998. Estocorresponde a un promedio de 66.000 hatos muestreados anualmente de los que resultan positivosen promedio 1.600 (2.45 %). Para el 25 de octubre de 1999 se han muestreado 1.734.009 bovinosen 38.810 predios de los que han resultado infectados 1.381 (3.55 %). En lo que respecta apoblación caprina, las actividades de control se encaminan a la vacunación masiva estratégica enzonas de riesgo, por lo que el muestreo serológico no es significativo: 96.571 animales en 2.001rebaños con porcentajes de positividad de 17.44 % en hato. 44
  • 45. En lo que respecta a vacunación se han vacunado alrededor de 1.500.000 bovinos y2.000.000 de pequeños rumiantes (en su mayoría caprinos) en los últimos tres años, intensificandolas acciones en zonas que han sido caracterizadas previamente como de alto riesgo. La Campaña Nacional contra la Brucelosis de los Animales está legalmente sustentada enuna Norma Oficial Mexicana específica de observancia obligatoria en todo el territorio, y en la LeyFederal de Salud Animal, en las que se establecen las estrategias y los procedimientos generalesde la campaña, mismas que son aplicables a nivel de municipio, estado o región. Las estrategias de la campaña son la caracterización en zonas de riesgo, muestreoserológico para constatación de hatos en control y libres, y vacunación masiva; dependiendo delgrado de avance en estas actividades se logra el reconocimiento de zonas en control, enerradicación y libres. Es evidente que, dependiendo del grado de tecnificación de las explotacionesse intensifican las actividades de control, y de manera general se puede decir que las explotacionestecnificadas tienen un mejor control de la enfermedad, mientras que las unidades pecuarias desubsistencia o traspatio tienen escaso control zoosanitario. La Campaña Nacional para sudesarrollo depende de la actividad de cerca de 1.200 Médicos Veterinarios en ejercicio libre de suprofesión que son aprobados por la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural,mediante la presentación de un examen, lo que los faculta para realizar pruebas serológicas y dirigiractividades de vacunación, y los obliga a participar en actividades de vigilancia. Estos médicos sonsupervisados por personal oficial federal en cada una de las entidades federativas. Cabe mencionarque las actividades de control y erradicación de brucelosis se realizan casi siempre en conjunto conactividades de diagnóstico de tuberculosis bovina (aplicación de tuberculina para constatación dehatos). A la fecha sólo dos estados, de 33 divisiones federativas cumplen con los requisitosestablecidos para ser reconocidos en fase de erradicación. 45
  • 46. Informe del Relator: Dr. W. Monroy El tercer panel sirvió de marco para presentar las experiencias de los países de lasAméricas que se encuentran en situación más avanzada en sus objetivos de erradicar la brucelosisbovina, o que ya han alcanzado la meta, como es el caso de Canadá y virtualmente Jamaica.Ambos países usaron la cepa B19. En las exposiciones de Canadá y Cuba se insistió que el programa de hatos lecheros libresse puede lograr sin uso de vacunas, siempre que la prevalencia en la zona sea baja. Por otra parte,en la exposición de la Dra Ragan, se propuso para las situaciones donde no se puedan eliminarreactores y los animales tienen que permanecer en el rebaño, el uso masivo de la vacuna RB51. La información brindada por México resaltó la importancia económica y sanitarias que labrucelosis bovina reviste en su país. Hay estudios de que en un hato de 500 vacas la perdida anualalcanza valores de 140 mil US. A nivel nacional se estiman pérdidas lácteas en más de 6 millones600 mil USD. El expositor también informó que en la exportación, México por diferentes razonesvinculadas a la brucelosis, pierde unos 5 millones de dolares anuales. 46
  • 47. CUARTO PANEL 3.1 VACUNAS DISPONIBLES PARA EL CONTROL DE BRUCELOSIS EN ANIMALES Steven Olsen, DVM, Ph. D. Unidad de Investigación de Enfermedades Zoonóticas Centro Nacional de Enfermedades Animales, Servicio de Investigación Agrícola Departamento de Agricultura de los Estados Unidos PO Box 70, Ames IA 50010Brucella abortus cepa RB51 La cepa RB51 de B. abortus fue aislada mediante fases repetidas de cepa 2308 de B.abortus sobre medios conteniendo ripamficina y penicilina. Ya que RB51 no expresa nada, ocantidades mínimas, de la cadena lateral O del lipopolisacárido, el ganado vacunado con esta cepapermanece seronegativo ante las pruebas de diagnósticos convencionales de brucelosis. La administración de la cepa RB51 al ganado adulto que recibió la vacuna de cepa 19 en elperíodo de terneras, no produjo respuestas anamnésticas posibles de detectarse en pruebas 10serológicas antibrucélicas. La vacunación de terneras (4-10 meses de edad) con 1 x 10 UFC(Unidades Formadoras de Colonias) de cepa RB51 induce una inmunidad contra el desafío conBrucella experimental que es similar a la inducida por la vacuna de cepa 19. Sin embargo, alcontrario de la vacunación con cepa 19, los animales infectados con cepas de campo pueden serdetectados serológicamente en todo momento después de la vacunación con RB51. La cepa RB51 es eliminada de los tejidos linfáticos con mayor rapidez que la cepa 19 y, alcontrario de la cepa 19, no está asociada con una linfocitopenia significativa. La vacunación del 9ganado adulto con una dosis reducida de cepa RB51 (1 x 10 UFC) induce una alta proteccióncontra el desafío con Brucella experimental en la gestación subsiguiente. 9 Aunque en estudios de campo la dosis de 1 x 10 UFC ha demostrado ser segura para losanimales en gestación, se han registrado abortos después de la administración inadvertida de ladosis completa para el período de ternera durante la gestación. La cepa 19 fue reconocida en 1940 como la vacuna antibrucélica oficial para el ganado enlos Estados Unidos. Con su aprobación como vacuna oficial en 1996, la cepa RB51 se convirtió enla primera nueva vacuna antibrucélica para el ganado en los Estados Unidos en más de 50 años. 47
  • 48. Un poco tiempo después de su reconocimiento como vacuna oficial, la cepa RB51reemplazó a la cepa 19 en todos los estados que permiten la vacunación antibrucélica. Lainvestigación continua en los Estados Unidos está caracterizando la duración de inmunidad en elganado y evaluando su uso en la fauna salvaje infectada con B. abortus. Actualmente, la cepaRB51 está siendo usada, o considerada para usarse, en numerosos países. La cepa RB51 ha demostrado proteger contra B. suis en cerdos y estudios en ratones hansugerido que puede inducir inmunidad contra B. melitensis. Sin embargo, un estudio en ovejasinformó que la vacunación con cepa RB51 no protege a los carneros contra B. ovis.Brucella abortus cepa 19 La vacuna de cepa 19 fue derivada de un aislamiento de B. abortus en 1923 que fue dejadainadvertidamente a temperatura ambiente durante un año. La cepa derivó su nombre del hecho deser el decimonoveno cultivo de una serie aislada por el Dr. John Buck. Se encontró que la cepa 19era menos virulenta que las cepas de campo de B. abortus, sensible a la penicilina (5 U/ml),sensible al azul de tionina (1:500.000) y estable in vivo. La inoculación del ganado con cepa 19induce una protección significativa contra abortos o infecciones causadas por cepas virulentas deB. abortus y entrega inmunidad casi de por vida contra la brucelosis. Los experimentos de campousando cepa 19 se iniciaron en 1936, la cual fue adoptada como una vacuna antibrucélica oficialpara los Estados Unidos en 1940. Aunque la cepa 19 es efectiva en entregar protección duradera contra la brucelosis, tienevarias propiedades desventajosas. Una desventaja importante radica en que la vacunación delganado con cepa 19 induce respuestas serológicas que no pueden diferenciarse fácilmente de lasrespuestas inducidas por las cepas de campo de B. abortus. Luego, las respuestas inmunológicas ala cepa 19 pueden menoscabar la identificación precisa de animales individuales infectados concepas de campo. Aunque la vacunación de terneras entre los 4 y 12 meses de edad reduce laincidencia, las respuestas inmunológicas pueden persistir hasta la edad adulta en un pequeñoporcentaje de terneras de vacuna. Una segunda desventaja son las observaciones que indican quela cepa 19, aunque menos virulenta que las cepas de campo, puede inducir la artritis en lasvacunaciones de terneras, la que se estima persiste hasta la edad adulta en 2 de cada 100.000vacunaciones. La exposición accidental de personas a la cepa 19 puede inducir síntomas clínicosde brucelosis. Aunque la disminución de la dosis de cepa 19 hará disminuir la incidencia de abortoen el ganado gestante, los problemas de diagnóstico asociados con los títulos inducidos por lavacuna ha menoscabado el uso de la cepa 19 como una vacuna para ejemplares adultos. No obstante las varias propiedades desventajosas, la cepa 19 ha sido aplicadaexitosamente en los programas de brucelosis a nivel internacional. Se ha estimado que aunque lavacunación con cepa 19 no brinda una protección absoluta, el 65-70% de los animales vacunadosestán completamente protegidos, y en rebaños en los cuales la mayor parte de los novillos yterneras están vacunados, la infección animal se reduce en un 80% y la infección del rebaño en un20%. 48
  • 49. Brucella abortus cepa 45/20 La cepa 45/20 fue identificada en la década de los 20 por McEwen como la vigésimapasada de la cepa 45 de B. abortus en conejillos de Indias. Aunque esta vigésima pasada fue unacepa rugosa y confirió un grado mayor de resistencia en conejillos de Indias que la primera pasada,al inyectarse en ganado gestante, revertió a una cepa lisa e indujo el aborto, infección y respuestasserológicas incapaces de distinguirse de aquellas causadas por cepas de campo. Debido a sureversión a una forma virulenta in vivo, el uso de la cepa 45/20 en ganado ha sido como unavacuna inactivada. Generalmente, la cepa 45/20 se administra en 2 dosis con un intervalo de 6semanas entre vacunaciones. La vacunación con cepa 45/20 generalmente se asocia con títulos transitorios de bajamagnitud en pruebas de diagnósticos de brucelosis; en particular, las pruebas antiglobulina deCoombs y de fijación del complemento. Sin embargo, el ganado vacunado con cepa 19 comoterneras y reforzado como adultos con cepa 45/20 tiende a tener títulos de mayor magnitud que sonmás persistentes. Aunque la vacunación con cepa 45/20 ha demostrado ser eficaz en el ganado, lamayoría de los estudios que comparan la eficacia de las cepas 19 y 45/20 en el ganado hanconcluido que la cepa 19 es superior en cuanto a la protección contra la infección o aborto causadopor cepas virulentas de B. abortus. Sin embargo, la cepa 45/20 puede ser útil para aumentar enforma segura la inmunidad en el ganado adulto.Brucella melitensis cepa rev. 1 Una cepa atenuada lisa de Brucella melitensis, designada cepa Rev. 1, fue aislada en 1957.Se encontró a la cepa estable in vivo y capaz de inducir protección al largo plazo (2-3 años) encabras y ovejas contra la infección experimental con B. melitensis. La cepa Rev. 1 probó sersuperior a la cepa 19 como vacuna contra B. melitensis y ha sido usada exitosamente en diferentespaíses. Actualmente, Rev. 1 es la vacuna predilecta en la protección de cabras, ovejas o ganadocontra B. melitensis. Sin embargo, la cepa Rev. 1 tiene desventajas similares a aquellas previamente anotadaspara la cepa 19 de B. abortus. La Rev. 1 estimula respuestas inmunológicas de larga duraciónincapaces de diferenciarse en las pruebas serológicas de las respuestas causadas por las cepas decampo. La cepa Rev. 1 es también infecciosa para las personas. Cuando Rev. 1 se administra aovejas y cabras, puede causar una alta incidencia de abortos en animales preñados, puede persistirdurante un largo período de tiempo después de la vacunación, y puede ser excretada en la leche.Estudios recientes han demostrado también diferencias significativas de inmunogenicidad yvirulencia entre vacunas disponibles comercialmente y la cepa Rev. 1 Elberg original.Brucella suis cepa 2 La vacuna B. suis cepa 2 atenuada fue desarrollada en China mediante la transferencia enserie sobre medios de cultivo por años. En 1986, se informó que la vacuna de cepa 2 había sidoampliamente usada desde 1971 en China como vacuna oral en el ganado, cerdos, ovejas y cabras. 49
  • 50. Se indicó que la cepa 2 era estable in vivo, y aunque con una virulencia similar a la cepa 19, noindujo abortos en ovejas y cabras en gestación al administrarse como vacuna oral. Sin embargo, laadministración vía subcutánea a ovejas y cabras sí indujo el aborto. Se informó que la vacuna oralera eficaz bajo condiciones de campo contra B. abortus en ganado, B. suis en cerdos, y B.melitensis en ovejas y cabras. En las ovejas, se notificó que la duración de la inmunidad contra B.melitensis persistió durante 4 a 5 años. Aunque un estudio informó la protección de ovejas y cabrasvacunadas oralmente contra el desafío con B. melitensis, un estudio más amplio encontró que lavacunación conjuntival individual o de refuerzo de ovejas con cepa 2 no las protegió contra eldesafío con B. melitensis. Otros informaron también que la vacuna de cepa 2 no protegió a loscarneros contra el desafío con B. ovis. Al igual que otras vacunas de Brucella vivas, la vacuna viva B. suis cepa 2 tiene variosefectos indeseados. Como otras cepas de Brucella que expresan la cadena lateral O, la vacuna decepa 2 induce respuestas inmunológicas que son detectadas por las pruebas serológicas debrucelosis. Se ha informado que estas respuestas desaparecen entre 9 meses a un año despuésde la vacunación. Aunque la caracterización de la virulencia de B. suis en personas no ha sidoinformada, probablemente la cepa implicará un riesgo de salud; particularmente si es administradaoralmente en el agua potable.OTRAS VACUNAS Aunque se ha evaluado un buen número de preparaciones, la literatura disponible sugiereque, en general, las vacunas compuestas de adyuvantes y membranas, proteínas de membranasexternas, u otros componentes celulares de Brucella no son eficaces. Se encontró que una cepa rugosa de B. melitensis (VTRM1) aislada sobre ripamficina ypenicilina conteniendo medios de una manera similar a la cepa RB51 de B. abortus, sólo brindabaprotección parcial en cabras contra el desafío experimental con B. melitensis. Sin embargo, lascabras vacunadas con Rev. 1 estaban protegidas. En años recientes, se ha diseñado una cantidad potencial de vacunas antibrucélicasusando la tecnología de la biología molecular. En nuestro laboratorio, los mutantes de cepa 19carentes de genes para la superoxido dismutasa la proteína BCSP31kd fueron similares a la cepa19 en su eliminación en los tejidos linfáticos, respuestas serológicas y patología linfática. Todos losmutantes tuvieron protección similar contra el desafío experimental con B. abortus cepa 2308 alcompararse con vacunaciones con cepa 19. Una mutante de B. abortus carente del gen HtrA (A con requerimiento de alta temperatura)fue atenuado en ratones BALB/c, pero indujo abortos en cabras en gestación a un ritmo similar a lacepa 2308 de B. abortus madre. Se han informado otras mutantes atenuadas con mutacionesdefinidas en la presentación del antígeno O, los cuales pueden ser candidatos potenciales avacunas. 50
  • 51. 3.2. VENTAJAS E INCONVENIENTES DE LA VACUNA B. melitensis Rev 1 PARA LA PROFILAXIS DE LA BRUCELOSIS OVINA Y CAPRINA J.M. Blasco Unidad de Sanidad Animal Servicio de Investigación Agraria (SIA), Diputación General de Aragón (DGA) Ap 727. 50080 Zaragoza, EspañaINTRODUCCIÓN La vacuna ideal para la profilaxis de la brucelosis en los rumiantes debería poseer una seriede características, entre las que destacaría por encima de cualquier otra la capacidad para induciruna inmunidad sólida y duradera. Esta cualidad no ha sido poseída por ninguna de las vacunasinactivadas clásicas (45/20, 53H38, etc), mientras que es una propiedad característica de lasbuenas vacunas vivas (Plommet 1984, 1990). Si bien es cierto que cada vez están siendo mejorconocidos y caracterizados los antígenos de Brucella que intervienen en la protección y que seestán desarrollando adyuvantes de nueva generación (Dubray 1997), hasta el momento presenteno se ha desarrollado ninguna vacuna inactivada o subcelular que posea una eficacia igual osuperior a la de las vacunas clásicas Rev 1 y B19. Por lo tanto, hasta que no sea desarrollada yvalorada suficientemente una vacuna subcelular que presente, al menos, una eficacia igual a la delas vacunas vivas clásicas, tan sólo el uso de estas últimas debería ser considerado para laprofilaxis colectiva de la brucelosis de los rumiantes. Además de ser un producto vivo, la vacuna ideal debería reunir otra serie de condicionestales como: i) eficacia protectora adecuada frente a las diferentes especies de Brucella involucradasen el ciclo epidemiológico, ii) inocuidad y ausencia de efectos secundarios con la posibilidad de serusada en todas las especies animales, sexos y condiciones fisiológicas, iii) facilidad de aplicación(idealmente en una sola administración), iv) homogeneidad, estabilidad, bajo coste y facilidad depreparación, y v) su compatibilidad con la aplicación de programas de erradicación mediantediagnóstico y sacrificio. Esta vacuna ideal todavía no ha sido encontrada pero disponemos de la vacuna Rev 1, quea nuestro juicio es la única herramienta bien conocida para la profilaxis colectiva de la brucelosisovina y caprina. 51
  • 52. VACUNA B. melitensis rev 1 La vacunación de las cabras y borregas de reposición entre los tres y seis meses de edadcon vacuna viva B. melitensis Rev 1 es una técnica de reconocida eficacia para la profilaxis de lainfección por B. melitensis en ganado ovino y caprino (Alton y Elberg 1967; Elberg 1981). Además,esta vacuna puede ser utilizada también en ovejas y cabras adultas para controlar de laenfermedad en aquellos países con prevalencia elevada y escasos recursos (Blasco 1995, 1997). Como contrapartida, la vacuna Rev 1 presenta algunos inconvenientes y aspectoscontrovertidos, algunos de los cuales han servido de base para generar la actual tendenciainternacional que recomienda su abandono en favor de la prohibición de la vacunación o del uso deotras vacunas de nueva generación, cuyas ventajas potenciales resultan evidentes pero cuyaeficacia para la profilaxis colectiva de la brucelosis ovina y caprina es desconocida en la práctica.Sin embargo, mucha de la controversia generada en la vacunación con Rev 1 podría ser explicaday, tomando las precauciones técnicas adecuadas, muchos de los inconvenientes atribuidos a estavacuna podrían minimizarse. Los aspectos más controvertidos de esta vacuna serán discutidos acontinuación: a) Inocuidad. Los efectos secundarios El modelo utilizado y la calidad de las condiciones experimentales usadas para evaluar lainocuidad (seguridad) de las vacunas, es de importancia crucial para poder extraer conclusionesválidas. Para estudios de inocuidad, el uso de vacunas bien estandarizadas (de acuerdo connormas internacionales) y a dosis precisas, la realización de un seguimiento temporal suficiente (3-4 meses con intervalos semanales de muestreo) desde el punto de vista clínico (inducción defiebre, abortos, lesiones genitales, etc) y bacteriológico (excreción vaginal, excreción en leche, etc),usando medios de cultivo estandarizados y controlados, son imprescindibles para poder obtenerresultados consistentes y fiables. Desafortunadamente, no todas las referencias bibliográficasrelativas a ensayos de vacunación contra la brucelosis se sustentan en este tipo de experimentosrealizados en condiciones bien controladas, hecho que ha conducido a generar demasiadascontroversias y malentendidos. Un ejemplo claro lo constituye la inducción de abortos por lasdenominadas "dosis reducidas" de vacuna Rev 1, cuando se utilizan en animales gestantes.Numerosas publicaciones basadas en pruebas de campo, y realizadas con condicionesexperimentales muy poco precisas, han perpetuado históricamente el error de que la vacuna Rev 1, 4 6administrada subcutáneamente en dosis reducidas (10 a 10 UFC), es inocua en ovejas y cabrasen cualquier estado de gestación (Blasco 1995, 1997). Sin embargo, cuando la vacuna usada, lascondiciones experimentales y el subsiguiente seguimiento temporal se controlan con precisión, seha demostrado con suficiente claridad la gran capacidad de esta vacuna, incluso administrada adosis bajas, para inducir abortos en ovejas y cabras vacunadas durante la gestación (Blasco 1995,1997). Los efectos secundarios principales de la vacuna Rev 1 son el riesgo de transmisiónaccidental a la especie humana durante su manipulación (Blasco y Díaz 1993) y la inducción deabortos y excreción en leche cuando se vacunan animales gestantes (Alton y Elberg 1967; Elberg 52
  • 53. 1981; Blasco 1997). Desafortunadamente, hoy continúa siendo aceptado por muchos que la vacunaRev 1, utilizada a dosis reducidas por vía subcutánea, es inocua en ovejas y cabras vacunadas 4 7durante la gestación. De acuerdo esta suposición, las dosis reducidas de Rev 1 (10 a 10 ),aplicadas por vía subcutánea, se siguen empleando para la realización de campañas devacunación en masa en varios países, sobre la hipótesis de su inocuidad y de la suposición queuna reducción de la dosis de vacuna inoculada no afecta a la inmunidad conferida. Sin embargo,ambas hipótesis son falsas puesto que la vacunación indiscriminada de ovejas gestantes con dosis 4 7 9reducidas (10 a 10 ) y, por supuesto, con dosis estándar (10 ) de Rev 1, puede provocar una grancantidad de abortos en campañas de vacunación masiva (Blasco 1995; Blasco 1997). Tanto enexperimentos de campo como en condiciones controladas ha quedado demostrado que estavacuna, independientemente de la vía de administración y dosis utilizada, es capaz de colonizar elútero de las ovejas y cabras gestantes, siendo excretada por la vagina y provocando unaconsiderable proporción de abortos, cuya presentación parece depender de los siguientes factores(para una revisión ver Blasco 1997): - Período de gestación. Cuando los animales se vacunan en el segundo o tercer mes degestación se provoca un porcentaje de abortos significativamente superior al producido cuando losanimales se vacunan en el último mes de gestación. El mayor número de abortos inducidos por lavacuna se produce entre las 4 y 8 semanas tras la vacunación, lo cual explica el menor porcentajede abortos obtenido en los animales vacunados durante el último mes de gestación. - Vía de administración. Independientemente del periodo de gestación en que seencuentren los animales, el porcentaje de abortos inducidos por Rev 1 es significativamente menorcuando las ovejas se vacunan por vía conjuntival (restricción mayoritaria del inoculo vacunal en losganglios regionales - parotídeo, submaxilar y retrofaríngeo -) que cuando se vacunan por víasubcutánea (rápido paso de la cepa vacunal a la circulación sanguínea y amplia diseminaciónorgánica con colonización inmediata de la placenta). - Vacuna utilizada. Las propiedades biológicas de las vacunas S19 y Rev 1 pueden serevaluadas muy eficientemente en un modelo murino (Bosseray et al 1984; Bosseray 1991), hoy endía aceptado internacionalmente para el control de calidad de estas vacunas (OIE, 1996). Cuandola vacuna Rev 1 producida por diferentes laboratorios europeos se evaluó en dicho modelo, seevidenciaron grandes diferencias de virulencia residual y de inmunogenicidad, especialmentecuando se comparaban con relación a la cepa de referencia internacional (Bosseray 1991). Existenevidencias claras de que estas diferencias de virulencia e inmunogenicidad en el modelo murinoson extrapolables al ganado ovino y caprino en el campo (vacunas con una virulencia residualreducida en el modelo murino no inducían abortos en ovejas gestantes) y ponen en evidencia lafalta de homogeneidad de las vacunas Rev 1 producidas por los diferentes laboratorios en todo elmundo. Esto podría explicar también las discrepancias en cuanto a inocuidad obtenidas en losdiferentes ensayos de campo llevados a cabo en distintos países, y en particular, en lo queconcierne a la inocuidad de las dosis reducidas. 53
  • 54. b) La importancia de la estandarización de las vacunas La gran mayoría de experimentos publicados tanto en experiencias de campo como encondiciones controladas demuestran que la vacuna Rev 1 posee una eficacia protectora excelentetanto frente a B. melitensis (Alton y Elberg 1967; Elberg 1981; Verger 1995) como B. ovis (Blasco1990). Sin embargo, existen citas en las que se reportan fallos de protección de la vacuna Rev 1.Resulta evidente que para comparar los resultados de laboratorios distintos es indispensable quehayan sido realizados en condiciones similares y estrictamente controladas, lo cual es muy difícil deencontrar en la literatura. Uno de los aspectos esenciales a discutir reside en la extendida creenciade que la vacuna Rev 1 es un producto invariable de país a país y de laboratorio a laboratorio,ignorándose que pueden existir grandes variaciones en su actividad biológica en función de lasdiferentes condiciones usadas en su producción y conservación (Bosseray et al 1984; Bosseray1991). Por ello, la estandarización y determinación de la adecuada actividad biológica de lasvacunas S19 y Rev 1 de acuerdo a las normas internacionales (OIE 1996 ; ver punto 5 de laAgenda de esta reunión), constituye uno de los pilares esenciales y olvidados con demasiadafrecuencia, tanto para la realización de experimentos de protección adecuados metodológicamentecomo para la ejecución correcta de cualquier campaña de profilaxis vacunal en un determinadopaís. c) Las interferencias diagnósticas: las pruebas diagnósticas, la vacunación con dosis reducidas y el método de vacunación conjuntival La vacuna Rev 1, administrada por el método clásico (vía subcutánea a dosis completas de 91-2 x 10 ) produce una infección generalizada (multiplicación activa en los órganos linfoides yganglios linfáticos) en los animales vacunados, originando una intensa y duradera respuestaserológica frente a los antígenos de superficie (principalmente el lipopolisacárido -LPS- y supolisacárido -O/PS-[Díaz et al 1968]), que interfiere con los programas de diagnóstico ulteriorbasados en pruebas serológicas que utilizan LPS u O/PS como antígeno (Fensterbank et al 1982;MacMillan 1990). Si bien este inconveniente es importante en aquellas situaciones epidemiológicaso económicas en las que un programa de erradicación por diagnóstico y sacrificio puede seraplicado, es absolutamente irrelevante en situaciones epidemiológicas o socioeconómicasdesfavorables. Es por ello sorprendente que muchos países en esta situación, y por tantoincapaces de ejecutar un programa de erradicación mediante diagnóstico y sacrificio, basen elabandono de la vacunación con Rev 1 en el potencial inconveniente de las interferenciasserológicas. Este inconveniente, causa principal de una creciente tendencia internacional en contra de lavacuna Rev 1, debe ser contemplado como muy relativo ya que existen diferentes posibilidadestécnicas para minimizar la respuesta serológica inducida y hacer compatibles la vacunación conRev 1 con la erradicación mediante diagnóstico y sacrificio. Una de las vías para la interpretacióncorrecta de los resultados serológicos tras la vacunación reside en la utilización de pruebasdiagnósticas capaces de diferenciar los anticuerpos vacunales de aquellos originados por lainfección. Si bien este aspecto no esta ni mucho menos resuelto, el uso de pruebas de diagnósticossensibles a la afinidad de los anticuerpos, como son la precipitación en gel (doble difusión e 54
  • 55. inmunodifusión radial) con hapteno nativo, podrían contribuir de forma importante a minimizar elproblema de las interferencias serológicas postvacunales en ganado ovino (Marín et al 1999) ycaprino (Díaz-Aparicio et al 1994). 4 6 Por otra parte, ha sido descrito que la reducción de la dosis inoculada (de 5 x 10 a 5 x 10Rev 1) disminuye la duración e intensidad de la respuesta serológica sin repercutir negativamenteen el grado de protección conferido. Sin embargo, la reducción de la dosis de Rev 1 no ha dado elresultado apetecido, puesto que si bien la intensidad de la respuesta serológica postvacunaldisminuye (aunque no anula completamente el problema), también lo hace el grado de protecciónconferido y, posiblemente, también lo haga la duración efectiva de la inmunidad. De hecho, ha sido 6demostrado que dosis reducidas hasta aproximadamente 10 Rev 1 (bien en dosis única o inclusodespués de una revacunación), no confieren un adecuado nivel de protección frente B. melitensisen ganado ovino (Fensterbank et al 1982). Por otra parte, es conocido que estas dosis reducidas 6hasta aproximadamente 10 Rev 1 no son totalmente inocuas y pueden provocar abortos en cabrasgestantes y, además, no inducen protección adecuada frente a dosis moderadas de B. melitensisen ganado caprino (Alton 1970). En consecuencia, la vacunación con dosis reducidas de Rev 1 noposee ningún soporte riguroso que avale su utilidad, por lo que su práctica debería ser totalmenteerradicada de los programas de profilaxis colectiva de la brucelosis ovina y caprina y tan sólo lasdosis estándar deberían ser recomendadas para la vacunación de los pequeños rumiantes tanto enanimales jóvenes como en adultos. Una de las técnicas más adecuadas para hacer compatible un programa de vacunacióncon Rev 1 con la erradicación mediante diagnóstico y sacrificio reside en la utilización de lavacunación conjuntival y del sentido común para evaluar la respuesta serológica inducida tras la 9misma. El procedimiento de vacunación conjuntival con Rev 1 (una sola dosis de 1 x 10 UFC en unvolumen de 30-50 µl) confiere a las borregas y cabras de reposición una protección muy elevada (ysimilar a la conferida por la vacunación subcutánea estándar) frente a B. melitensis (Fensterbank etal 1982), induciendo una respuesta serológica de poca intensidad y corta duración (Fensterbank etal 1982; Marín et al 1999), haciendo de este método la herramienta de profilaxis ideal, ya que estotalmente compatible con un programa de erradicación por diagnóstico y sacrificio (Verger 1995).Sin embargo, cuando la vacunación con Rev 1 se realiza en animales adultos, la respuestaserológica es mas intensa y prolongada que en el caso de la vacunación de los animales dereposición, requiriéndose pruebas de diagnósticos específicos para interpretarla correctamente(Marín et al 1999). En la aplicación práctica de la vacunación conjuntival existe un grave problema a nivelinternacional que es la gran escasez de vacunas preparadas comercialmente para esta finalidad.Esto obliga en muchos casos a realizar operaciones de "bricolage" a partir de las vacunaspreparadas para uso subcutáneo, lo que conduce a frecuentes errores y a la realización incorrectade la vacunación. Las vacunas preparadas para uso conjuntival deberían contener una cantidadprecisa de solvente y suministrarse con un dispensador sencillo y eficaz para que la dosis estándarde vacuna estuviese contenida en un volumen pequeño (25-30 microlitros) de producto dispensado.Idealmente, el solvente de la vacuna debería estar coloreado (por ejemplo, con Azul de Evans ya 55
  • 56. que este colorante no afecta a la viabilidad de la cepa vacunal a concentraciones tan altas como 1mg/ml) para facilitar la aplicación de la vacuna en el campo. d) Las cuestiones sin resolver y pendientes de experimentación en la vacuna rev 1 - e.1. La duración de la protección. Una de las hipótesis más extendidas concerniente aluso de la vacuna Rev 1 es la aceptación de que induce una inmunidad que dura toda la vida delanimal. En experimentos con varias deficiencias metodológicas se estableció que la duración de lainmunidad conferida por la vacunación clásica (dosis completas por vía subcutánea) con Rev 1 erasuperior a los 3 años en ovino y a los 4 en caprino (Alton 1990). Sin embargo, la experienciapráctica demuestra que la vacunación subcutánea con rev 1 no protege de por vida a las cabras nia las ovejas en zonas endémicas con fuerte presión de infección. Con respecto a la vacunaciónconjuntival con rev 1, conocemos que la protección conferida en ovino es efectiva durante al menosdos gestaciones sucesivas, aunque la inmunidad parece disminuir con el tiempo (Verger et al,1995). En consecuencia, experimentos adicionales deberían ser llevados a cabo para determinarcon precisión la duración de la inmunidad conferida por la vacuna Rev 1 y el interés y eficacia de lasrevacunaciones en función de las diferentes situaciones epidemiológicas. Mientras tanto, elaceptado dogma de la eficacia protectora de por vida de esta vacuna debería ser contemplado conbastante desconfianza, particularmente en aquellas zonas con elevada prevalencia de laenfermedad. - e.2. La inocuidad. La vacuna Rev 1 no produce infecciones mamarias ni excreción enleche tras la vacunación subcutánea o conjuntival del ganado ovino lactante (Blasco 1997). Por otraparte se ha discutido mucho acerca de la inocuidad e interés de la vacunación de los machosovinos con Rev 1. Tan sólo se ha descrito la existencia de un caso de epididimitis con aislamientode rev 1 en un animal entre varios miles de carneros vacunados (Lantier y Fensterbank 1985).Nosotros no hemos observado alteraciones testiculares inducidas por la vacuna ni hemosconseguido aislarla del semen de varios machos ovinos, tanto jóvenes como adultos, vacunadoscon Rev 1 (Blasco 1990). Una de las ventajas del uso de la vacuna Rev 1 en machos ovinos, y quela hacen una práctica muy recomendable, es que, además de garantizarles una protecciónadecuada frente a B. melitensis, quedan perfectamente inmunizados frente a B. ovis, una especieque, pese a no transmitirse al hombre, causa importantes pérdidas económicas en ganado ovino(Blasco 1990). Con respecto al ganado caprino, experimentos adicionales sobre inocuidad de la vacunarev 1 deberían ser realizados tanto en cabras lactantes como en machos cabríos (particularmenteen los adultos), en los que actualmente es muy poco conocida. 56
  • 57. 3.3 VACUNA B. abortus RB51 Gerhardt Schurig, DVM, Ph.D. Colegio Regional de Medicina Veterinaria Virginia Maryland Virginia Tech, Blacksburg, VA, 24061, USA Brucella es una bacteria Gram negativa y puede presentarse sobre cultivo con unamorfología de colonia lisa o rugosa, algunas con un fenotipo mucoide. Es posible para las coloniaslisas hacerse espontáneamente rugosas y algunas Brucellas rugosas pueden revertir a lamorfología lisa. Acoplada a la morfología rugosa versus lisa está la composición de la moléculalipopolisacárido (LPS) de Brucella; los organismos lisos tienen moléculas LPS conteniendo unacadena “O” de polisacáridos mientras que los organismos rugosos carecen de esta cadena en sumolécula LPS. La cadena-O tiene una función preponderante en el diagnóstico serológico debrucelosis ya que es capaz de inducir respuestas inmunológicas (anticuerpos) en la mayoría de losanimales expuestos a organismos de Brucella lisa y todas las pruebas de diagnósticos serológicosse basan en la detección de anticuerpos para la cadena-O. La prevención de la infección y, por ello, de la enfermedad, puede lograrse con vacunas.Como regla general, la inducción de una respuesta inmune protectora duradera y efectiva contra losparásitos intracelulares facultativos generalmente requiere del uso de vacunas vivas atenuadas quefavorecen los mecanismos inmunes mediados por célula (MIMC). Los MIMC constituyen uncomponente crucial de la respuesta inmune protectora a la infección con Brucella spp. Losanticuerpos contra la cadena-O pueden participar en la protección dependiendo de la especieanimal involucrada. En el ganado, los anticuerpos para la cadena-O parecen no participar o tienenuna función mínima en la protección contra la infección. Los MIMC son cruciales. La vacuna B. abortus cepa RB51 es un mutante natural obtenido en el laboratorio a partirde B. abortus cepa lisa 2308. La cepa RB51 está exenta de la cadena-O y su característica rugosaes extremadamente estable. Esto ha quedado demostrado después de múltiples pasadas in vitro ein vivo. Después de la aplicación de millones de dosis de RB51 en los Estados Unidos y AméricaLatina, no se ha informado de reversión alguna de la vacuna de cepa RB51. Estudios recientesindican que la cepa RB51 tiene mutaciones en más de uno de los genes involucrados en el montajede la cadena RB51. La extensión y naturaleza de las mutaciones explican la estabilidad de la cepaRB51. Se encontró que el gen wboA (antes denominado gen rfbU) fue interrumpido por unelemento IS711, el cual es aparentemente una mutación estable. La interrupción de este gendetiene la síntesis de la cadena-O. Debido a su falta de cadena-O, la RB51 no induce anticuerposanticadena-O. Esta es una ventaja importante sobre la cepa 19. La vacunación con cepa RB51 nointerfiere con las pruebas serológicas usadas en el diagnóstico de brucelosis, independientementede la frecuencia de las vacunaciones o edad del animal o tamaño de la dosis. Luego, la 57
  • 58. revacunación con la cepa RB51 es posible y segura. La cepa RB51 está altamente atenuada, comolo indican los estudios desarrollados en ratones, conejillos de Indias, cabras, cerdos, ovejas yganado, donde es eliminada en un período de tiempo relativamente corto y no presenta o presentacaracterísticas abortivas fuertemente reducidas. Los estudios de protección en el ganado bajocondiciones experimentales indicaron claramente que una vacunación con cepa RB51 durante elperíodo de terneras protege a los animales contra el aborto e infección tan eficientemente como lacepa 19 y sin seroconversión. Los ensayos de vacunación efectuados bajo condiciones de campoen áreas de alta y baja prevalencia de brucelosis indicaron que la inmunidad inducida por la cepaRB51 es más fuerte que la inmunidad inducida por la cepa 19, protegiendo el 100% de los animalesvacunados. Los animales jamás se seroconvirtieron después de la vacunación con RB51. El 9ganado adulto vacunado con 1-3 x 10 organismos de cepa RB51 antes de la reproducción estuvosólidamente protegido contra la infección y el aborto. El modelo en ratones indica que la inmunidadprotectora inducida por la cepa RB51 es sólo MCIM. La cepa RB51 ha sido aprobada para usarse como la vacuna oficial en los Estados Unidosreemplazando el uso de la cepa 19, y su uso ha sido aplicado en varios países latinoamericanos,incluyendo Méjico, Chile, Venezuela, Colombia, Costa Rica y Paraguay. La vacuna fue aprobada enlos Estados Unidos después de exhaustivos análisis experimentales, científicos y de costo-beneficio. Estos análisis indicaron que el reemplazo de la cepa 19 con RB51 impedirá la ocurrenciade la mayoría de los falsopositivos a las pruebas de brucella en el ganado. Incluso si la vacunaRB51 es un 40% más cara que la cepa 19, “los ahorros netos en personal de campo y laboratorioalcanzarán un estimado de US$6,6 millones al año antes que se logre la erradicación de labrucelosis, y un estimado de US$3,2 millones anuales de allí en adelante. Los productoresafectados ganarán ya que no tendrán que dedicar tiempo y recursos a actividades de manejo derebaños necesarias ante los resultados falsopositivos de las pruebas, y debido al chequeo deBrucella más confiable”. No hay información publicada que demuestre una desventaja obvia de lacepa RB51 en comparación con la cepa 19. El trabajo reciente con varias especies animales ha confirmado también excelentescualidades protectoras en cerdos contra la infección con B. suis bajo condiciones de campo. Eltrabajo actual con cabras indica que la RB51 puede proteger contra la infección con B. melitensis,pero los resultados relacionados con la eficiencia son contradictorios. Un estudio realizado conovejas sugiere que la RB51 no induce inmunidad protectora contra la infección con B. ovis. Todas las especies animales (ganado vacuno, cerdos, cabras, ovejas, bisontes, alces,ratones, conejillos de Indias, lemmings y perros) chequeadas hasta ahora han permanecidoserológicamente negativos después de la vacunación con RB51 en todas las pruebas serológicasde brucelosis convencionales. Hasta el momento, más de 10 millones de cabezas de ganado han 10sido vacunadas con la dosis recomendada de 1-3,4 x 10 organismos sin efectos nocivos. Elganado gestante puede ser vacunado con la cepa RB51, pero pueden esperarse unos pocosabortos inducidos por la vacuna. Los estudios actuales indican que la cepa 19 induce una mayorfrecuencia de abortos. Finalmente, la infección de personas con la cepa RB51 es extremadamenterara, sugiriendo que la RB51 no es patógena para la mayoría de los seres humanos. 58
  • 59. En resumen, la vacuna B. abortus RB51 ha probado ser una vacuna efectiva yprobablemente más efectiva que la cepa 19 bajo condiciones de campo. Está altamente atenuada,es estable y jamás seroconvierte a los animales, evitando así las innecesarias confusionesdiagnósticas y disminuyendo el costo de los programas de erradicación. Los animales vacunadoscomo terneras o como adultos obtienen una protección sólida contra la infección y abortos. Ya quela vacunación con RB51 no seroconvierte, la revacunación de animales para aumentar suinmunidad individual y la inmunidad del rebaño puede llevarse a cabo en forma segura. 59
  • 60. 3.4. VACUNA Brucella suis S2 EN LA PROFILAXIS DE LA BRUCELOSIS OVINA J.M. Blasco Unidad de Sanidad Animal Servicio de Investigación Agraria (SIA), Diputación General de Aragón (DGA) Ap 727. 50080 Zaragoza, España La vacuna S2 es una cepa viva en fase lisa (S) obtenida a final de los años 50 en China poratenuación natural en pases repetidos en medio de cultivo de una cepa virulenta de B. suis aisladade ganado porcino (Xin 1986). Pese a inducir una respuesta serológica que interfiere con laspruebas de diagnóstico serológico, esta cepa vacunal ha sido propuesta y usada masivamente enChina como idónea para la vacunación oral (en el agua de bebida) de todas las especies animalesy considerada como muy eficaz (Xin 1986) frente a todas especies de Brucella. Teniendo presentesestos espectaculares resultados de campo pero la inexistencia de datos obtenidos en condicionescontroladas, el comité FAO/OMS de Expertos en brucelosis sugirió con buen criterio que antes derecomendarla en los países en vías de desarrollo, debería ser evaluada en condiciones biencontroladas por expertos. En consecuencia, un grupo internacional de trabajo financiado por laOMS se estableció hace algunos años para evaluar esta vacuna en condiciones controladas, tantoen modelos animales como en condiciones estrictamente controladas en ganado ovino, utilizando lavacuna Rev 1 como control de referencia. En los estudios preliminares realizados en ratones, se determinó que, al igual que lasvacunas Rev 1 y S19, la vacuna S2 inducía inmunidad a corto plazo frente a B. abortus, B.melitensis y B. ovis, aunque se requerían dosis vacunales mucho más altas que las necesarias enel caso de Rev 1 y S19. Además, estos experimentos demostraron que la inmunidad conferida porla vacuna S2 decrecía significativamente con el tiempo (Bosseray y Plommet 1990; Jiménez deBagués et al 1993). En experiencias de campo llevadas a cabo en Libia, y con la dificultad que conlleva elcontrol de las condiciones experimentales en este tipo de ensayos, se concluyó que era una vacunaque confería un nivel de protección razonable (53%) frente a la infección por B. melitensis enganado ovino (Mustafa y Abusowa 1993). Sin embargo, cuando esta vacuna se evaluó encondiciones experimentales estrictamente controladas se demostró claramente su escasa eficaciaprotectora, que siempre resultó significativamente inferior a la conferida por la vacuna de referenciaRev 1 tanto frente a B. melitensis (Verger et al 1995) como B. ovis (Blasco et al 1993). 60
  • 61. Resulta por tanto evidente la gran contradicción entre estos resultados obtenidos encondiciones controladas y los resultados reportados por los investigadores de China, queconsideran unánimemente que tras mas de 30 años de trabajos de campo y de laboratorio, lavacuna S2 se ha mostrado como muy efectiva para la profilaxis de la brucelosis tanto en ovino ycaprino como en otras especies (Xin 1986; Kairong 1997). Todo este largo proceso seguido con la vacuna S2 constituye un claro ejemplo de laimportancia del modelo de evaluación y del rigor en la realización de los experimentos que sepublican para extraer conclusiones válidas. Teniendo presentes las referencias bibliográficasbasadas en resultados obtenidos en el campo, que siguen siendo considerados en la actualidadcomo muy buenos por los investigadores chinos (Kairong 1997), la vacuna S2 aparece como uninstrumento adecuado para la profilaxis de la brucelosis ovina y caprina. Sin embargo, cuando setienen en consideración los resultados obtenidos en experimentos llevados a cabo en condicionesestrictamente controladas en ganado ovino (Verger et al 1995; Blasco et al 1993), quedasuficientemente probado que la vacuna S2 no debería ser recomendada como alternativa a lavacuna Rev 1 para la profilaxis de la brucelosis en ganado ovino y caprino. 61
  • 62. Informe del Relator: Dr. A. Pecker Los temas presentados y el debate alrededor de estos permiten señalar que la vacuna cepa19, es una buena vacuna y viene prestando utilidad durante muchos años en los programas decontrol epidemiológico. Su limitación radica en la inducción de anticuerpos serológicos para losprogramas que además de la vacunación realizan pruebas serológicas . En la vacunación de pequeños rumiantes en edad adulta se debe considerar cuando se usela la dosis completa de la vacuna Rev 1, los períodos en que se reduce la posibilidad de provocar elaborto en gestantes vacunadas. Este efecto posvacunal tarda dos meses en producirse. Se insistió en el uso de la vía conjuntival para inoculación y no usar mas la dosis reducida. Sobre la RB 51 nuevamente se calificó como una vacuna estable, efectiva, poco patógena,y que ofrece una protección similar a la Cepa 19, con la ventaja de no producir reaccionesserológicas. Con la finalidad de evitar abortos se recomienda que se aplique la primera vacunaciónentre los cuatro y doces meses de edad, y revacunar entre doce y deceseis meses de edad. Por las discrepancias sobre los estudios realizados en China y Europa, el expositorconsideró que no resulta muy beneficioso dedicar otros estudios sobre la vacuna B.suis S2 parauso en ovinos, ya que no se presentan ventajas a las ya comprobadas en los estudio esxistentes. 62
  • 63. QUINTO PANEL 4.1. CONTROL DE CALIDAD DE VACUNAS ANTIBRUCÉLICAS PARA ANIMALES. TÉCNICAS BÁSICAS Y MEDIDAS REGULATORIAS Sophia G. Campbell, M.S., Microbióloga USDA/APHIS/VS Centro para Productos Biológicos Veterinarios Laboratorio/Citología, Sección Esterilidad, P.O. Box 844, Ames, IA 50010, USA Actualmente hay dos fabricantes biológicos en los Estados Unidos con licencia parapreparar vacunas de germen vivo de B. abortus cepa 19 y uno con licencia para preparar vacunasde germen vivo de B. abortus cepa RB-51. A continuación se enumeran las técnicas y medidas defiscalización básicas en las pruebas de protocolo usados en el análisis de Vacunas de Germen Vivode B. abortus cepa RB-51 en el Centro para Productos Biológicos Veterinarios - Laboratorio (CPBV-L).1. PREPARACIÓN DE REACTIVOS/PROCEDIMIENTOS DE CONTROL1.1. Controles Negativos y Positivos: Incube placas de triptosa y agar papa sin inocular (1 c/u) ytubos de caldo de dextrosa Andrades y tioglicolato sin inocular (1 c/u) con placas y tubos de ensayocomo controles negativos. Diluya el cultivo de referencia de B. abortus cepa RB-51 (control positivo)y llévelo a placa al igual que en la prueba para los frascos de vacuna.1.2. Almacene las placas de triptosa y agar papa a temperatura de refrigerador (4°C). Permitaque las placas de triptosa y agar papa sequen invirtiendo e inclinando ligeramente el fondo de laplaca sobre la tapa bajo un gabinete de bioseguridad antes de usar. Al momento del uso, todas lasplacas de agar no deberán tener más de 30 días de edad.2. COMPORTAMIENTO DE LA PRUEBA2.1. PRUEBA DE PUREZA, POTENCIA Y DISOCIACIÓN 2.1.1. Retire 2 frascos de la vacuna que va a ser examinados y 1 frasco de la muestra decontrol de referencia de B. abortus del refrigerador o almacenamiento en frío y permítales alcanzarla temperatura ambiente. 2.1.2. Desinfecte las tapas con alcohol etílico al 70% y aplique llama a la parte superior delfrasco con un mechero de Bunsen. Rehidrate el primero frasco de vacuna con la cantidadapropiada de diluyente o agua estéril acompañante. Permita que el contenido del frasco sereconstituya durante al menos 5 minutos. Agite el frasco mediante inversión hasta mezclarcompletamente. 63
  • 64. 2.1.3. Use una jeringa con aguja para extraer 5 ml de muestra del frasco. 2.1.3.1. Deposite 0,2 ml de vacuna dentro de cada uno de los tubos de caldo de dextrosaAndrades y tioglicolato (prueba de pureza) y 2 gotas de vacuna sobre una placa de papa agar yraye la placa por colonias aisladas (prueba de disociación). Coloque el resto de los 5 ml en unfrasco o tubo plástico estéril. Nota: Deshágase de la jeringa con restos del contenido en un Contenedor Sharpee. 2.1.3.2. Prepare la siguiente serie de diluciones para la vacuna rehidratada en frascos de -2 -4 -6 -7dilución conteniendo solución salina de peptona al 1% (marque los frascos 10 , 10 , 10 , y 10 ).Retire 1 ml con una pipeta del frasco o tubo plástico estéril de la Sección 2.1.3.1 y prepare lasiguiente serie de diluciones: Frasco Producto (ml) Peptona 1% (ml) Factor de dilución -2 1 1 99 1:100 (10 ) -4 2 1 de 1:100 99 1:10.000 (10 ) -6 3 1 de 1:10.000 99 1:1.000.000 (10 ) -7 4 1 de 1:1.000.000 90 1:10.000.000 (10 ) -7 2.1.3.3. Deposite 0,1 ml de la vacuna del frasco de solución salina de peptona al 1% 10sobre la superficie de cada una de 5 placas de triptosa agar usando una pipeta. Marque las 5placas con la vacuna, la ampolla, y el número de placa para cada serie de vacuna y ampolla decontrol de referencia. 2.1.3.4. Use un asa estéril para distribuir parejamente el inóculo sobre la superficie agartriptosa. 2.1.4. Repita las Secciones 2.1.2 a 2.1.3.4 con la segunda ampolla de vacuna y la muestrade control de referencia. 2.1.5. Invierta todas las placas e incube todas las placas y tubos a 35-37°C durante 96horas. 2.1.5.1. Después de la incubación, inunde las placas con agar papa con colorante cristalvioleta durante 20 segundos. Elimine el colorante de las placas mediante pipeteo. Deshágase delcolorante en un frasco que contenga desinfectante. Observe las placas con un contador decolonias. 2.1.5.2. Después de la incubación, cuente las colonias sobre las 5 placas y luego promedielas unidades formadoras de colonia (UFC) para las 5 placas y multiplique por un factor de 0,2, loque dará billones (B) de UFC por dosis (UFC/D) por ampolla. Determine las UFC/D medias pornúmero de ampollas testeadas. 64
  • 65. 3. INTERPRETACIÓN DE LOS RESULTADOS DE LA PRUEBA3.1. PRUEBAS DE PUREZA 3.1.1. Una serie se considera satisfactoria (SAT) en cuanto a pureza cuando, al observarsemacroscópicamente, no exhibe ningún crecimiento anormal o cambio de color del indicador en elcaldo de dextrosa Andrades y ninguna característica de crecimiento anormal en el caldo detioglicolato, al compararse con los tubos de control de referencia. 3.1.2. Si se observa macroscópicamente un crecimiento anormal en cualquiera de lostubos, la serie o subserie puede ser examinada nuevamente (RT) usando 4 nuevos frascos devacuna, siempre que si el rechequeo no se lleva a cabo, la serie o subserie es insatisfactoria(INSAT) en cuanto a pureza. Se preparan soluciones de colorante GRAM a partir de cualquiercrecimiento anormal para su examen microscópico.3.2. PRUEBAS DE POTENCIA 3.2.1. Una serie es considerada satisfactoria en cuanto a potencia cuando el conteopromedio de las ampollas no es inferior a 10 B UFC/D ni superior a 34 B UFC/D de organismosvivos de B. abortus RB-51. 3.2.2. Si en la prueba inicial las UFC/D están sobre el margen (10 a 34 B UFC/D), la serie osubserie puede ser rechequeada usando 4 nuevos frascos de vacuna, siempre que si el rechequeono se lleva a cabo, la serie o subserie es insatisfactoria. Si en el rechequeo del conteo promedio delas 4 ampollas de vacuna está sobre el margen requerido, deberá chequear la serie o subseriecada 3 semanas hasta que el conteo promedio disminuya por debajo de 34 B UFC/D. 3.2.3. Si en la prueba inicial las UFC/D están por debajo de 10 B UFC/D, la serie o subseriese rechequear con 4 nuevas ampollas de vacuna. Si las UFC/D de las ampollas rechequeadasestán entre 10 y 34 B UFC/D, la serie es satisfactoria. Si las UFC/D del rechequeo están por debajode 10 B UFC/D, la serie es insatisfactoria.3.3. PRUEBA DE DISOCIACIÓN 3.3.1. Una serie de vacuna es considerada satisfactoria en cuanto a disociación cuando lascolonias sobre la placa de papa agar forman matices de rojo y morado. 3.3.2. Una serie de vacuna es considerada insatisfactoria en cuanto a disociación si hay>15% de colonias lisas sobre una placa de agar papa. Las colonias lisas no absorben la solucióncolorante y permanecen blancas. 65
  • 66. 4.2. CONTROL DE CALIDAD DE VACUNAS ANTIBRUCÉLICAS PARA ANIMALES. TÉCNICAS BÁSICAS Y MEDIDAS REGULATORIAS B. Garín-Bastuji, DVM, Ph.D. Laboratorio de Referencia OIE/Centro de Colaboración FAO para la Brucelosis Agence Française de Sécurité Sanitaire des Aliments (AFSSA) BP 67, F-94703 Maisons-Alfort Cedex, France Brucella abortus cepa 19 (S19) y Brucella melitensis cepa Rev. 1 (Rev. 1) han sidoreconocidas mundialmente como las vacunas de referencia para proteger al ganado bovino uovejas y cabras contra la infección con B. abortus o B. melitensis, respectivamente [2, 7, 10, 11,13]. Sin embargo, estas cepas se han usado con resultados fluctuantes que van desde un nivel deprotección excelente a uno deficiente, dependiendo esencialmente de la calidad del productoinoculado en los animales. Mientras que la conservación en la cadena de frío durante la distribuciónde estas vacunas vivas atenuadas es necesaria para asegurar su viabilidad, la garantía de buenacalidad de la vacuna comparada con la cepa original es esencial para asegurar la seguridad ypotencia de la vacuna [14, 15]. Durante los últimos 20 años se ha trabajado intensamente,especialmente en INRA (Francia) y SIA (España) [2-6, 9, 12], para establecer el procedimientoóptimo de control de calidad de las vacunas antibrucélicas, y un procedimiento acabado estándarfue publicado recientemente en detalle [10]. Hoy es un requisito para las vacunas usadas dentro delmarco de los programas de control respaldados por la FAO, OIE u OMS realizar un control almenos una vez en un laboratorio independiente reconocido internacionalmente y en conformidadcon el procedimiento resumido aquí.1. PROCEDIMIENTOS GENERALES Los controles comunes a los lotes de semillas y lotes finales son: i) ausencia decontaminantes biológicos, ii) identidad de la cepa vacunal, y iii) control de la fase de disociación.Cada semilla-lote se somete también a controles de i) virulencia residual y ii) inmunogenicidad (enratones). Cada lote final se somete además a un control de enumeración y a un control de etiquetae indicaciones de uso. Luego, puede decidirse un control, no importa cuando, especialmente si sesospecha de una falla de vacunación en el campo. Con la vacuna liofilizada, las pruebas de controldeberán efectuarse en la vacuna reconstituida en la forma en la cual será usada. Se recomiendantambién los chequeos durante el proceso realizados por el mismo productor para verificar laidentidad y asegurar la pureza y ausencia de disociación durante la preparación de lotes desemillas, cosechas individuales, volúmenes finales y lotes finales (de llenado). 66
  • 67. 2. MANEJO DE SEMILLAS Las vacunas deberán producirse usando el sistema semilla-lote a partir de las semillas 1originales S19 y Rev. 1 , tomando en cuenta las recomendaciones clásicas [1, 10, 13].3. CONTROLES • Etiqueta e indicaciones de uso Cada frasco o ampolla de vacuna (lote final) deberá etiquetarse (misma etiqueta sobre elmaterial de envasado). Las indicaciones de uso deberán recomendar el empleo de la vacuna segúnlo establecido por las regulaciones nacionales (incluyendo la ruta de inoculación, dosis, especieanimal, edad de los animales vacunados, peligro de las substancias biológicas para el medioambiente y salud humana). Como las cepas S19 y Rev. 1 son patógenas para las personas, deberáincluirse una advertencia en la etiqueta. En [1, 7, 10] se detallan las medidas de seguridadespecíficas. • Ausencia de microorganismos extraños Las semillas y vacunas deberán revisarse primero por contaminación bacteriana y fúngicacomo se establece en [7, 8, 10]. • Identidad La semilla y vacuna S19 deberán amoldarse a un cultivo puro de B. abortus biovariedad 1CO2-independiente que es también sensible a la bencilpenicilina (3 µg [5 IU]/ml) e i-eritritol (1 g/l).Rev. 1 deberá amoldarse a las características de B. melitensis biovariedad 1, excepto que deberácrecer más lentamente. Adicionalmente, deberá ser insensible a la estreptomicina (2,5 µg/ml), peroinhibida por la bencilpenicilina (3 µg [5 IU]/ml), tionina (20 µg/ml) o fucsina básica (20 µg/ml) [1, 13,14, 15]. • Determinación de fase de disociación Las cepas vacunales no deberán sufrir variaciones en la morfología colonial, las quegeneralmente se asocian con pérdidas de inmunogenicidad. Entonces es esencial prestar atencióna la morfología colonial usando el examen con luz reflejada oblicuamente (método de Henry) antesy después de teñir con cristal violeta (teñido de White & Wilson, para asegurar (i) que el cultivo desemillas original y los lotes primarios o secundarios, y luego, (ii) los lotes finales, estén en fase S. Almenos un 99% y 95% de las células deberán estar en fase S en los lotes de semillas y lotes finales,respectivamente.1 Obtenibles respectivamente de USDA/NSVL, Ames Iowa (USA) y Farmacopea Europea, Estrasburgo o AFSSA, Maisons-Alfort (Francia). 67
  • 68. • Enumeración de bacterias vivas Se enumeran las unidades formadoras de colonia (UFC) por unidad volumétrica de vacunainoculando cada una de al menos cinco placas de un medio de agar apropiado con dilucionesadecuadas de la vacuna [1, 7, 10]. La vacuna preparada a partir de un stock de semilla satisfactorioserá estable en cuanto a sus características si se cumplen los requisitos de control del proceso ylotes, y no muestra tendencia a revertir hacia la virulencia. Sin embargo, la vacuna liofilizadamuestra una pérdida gradual de conteo viable, pero deberá retener su potencia durante la vida dealmacenamiento recomendada (1 año). No obstante, para una buena potencia de vacuna, no serecomienda que el conteo viable inmediatamente postliofilización esté muy por encima del requeri-miento máximo. • Virulencia residual en ratones (tiempo de persistencia o tiempo de recuperación del 50%) [3-6, 10] Cada uno de 32 ratones hembras CD1, de 5-6 semanas de edad, se inyectan 8subcutáneamente con la cepa vacunal (10 ), luego sacrificados mediante dislocación cervical engrupos de ocho seleccionados al azar 3, 6, 9 y 12 semanas después. Luego los bazos sonextraídos y homogeneizados individualmente en PBS para enumeración, con una prueba similarusando cepa de referencia S19 o Rev. 1 llevándose a cabo en forma paralela. El tiempo de persis-tencia del 50% se calcula usando la prueba de transformación probit de Bonet-Maury o el protocolosimplificado recomendado en [12]. No debe variar significativamente de aquel de la cepa dereferencia (generalmente 7,0 ± 1,3 semanas y 7,9 ± 1,2 semanas para S19 y Rev. 1,respectivamente). Una buena vacuna deberá mantener la virulencia suficiente para ser eficiente. • Inmunogenicidad en ratones [3-6, 10] Cuatro de seis grupos de ratones hembras CD1, de 5-7 semanas de edad, seleccionados al 5azar, son inyectados subcutáneamente con una suspensión de la cepa vacunal (10 UFC). El sextogrupo servirá como el grupo de control sin vacunar. Todos los ratones son desafiados 30 días 5después, intraperitonealmente con B. abortus cepa 544 (CO2-dependiente, 2 x 10 UFC). Los ratones son sacrificados 15 días después y cada bazo homogeneizado y diluido enPBS para enumeración. Las cepas vacunales pueden sobrevivir en ratones por más de 45 días yperturbar la enumeración de la cepa de desafío. Luego, al medio se le agrega i-eritritol obencilpenicilina para inhibir el crecimiento de S19 o Rev. 1, respectivamente. El número de Brucellapor bazo (X) se transforma luego en Y = log (X/log X). Se calculan a continuación la desviaciónmedia y estándar, que constituyen la respuesta de cada grupo de seis ratones. Las condiciones delexperimento de control son satisfactorias si la respuesta media de los ratones sin vacunar es ≥4,5;la respuesta con la vacuna de referencia es <2,5; y la desviación estándar calculada en cada lotede seis ratones es <0,8. La vacuna examinada es satisfactoria si la respuesta de los ratonesinoculados con esta vacuna calculada de los cuatro grupos de ratones es <2,5 o no difiereestadísticamente (test T) de la cepa de referencia corres-pondiente [10, 12]. Si estos dos últimaspruebas se han realizado con buenos resultados sobre un lote representativo de la vacuna, no 68
  • 69. deberán repetirse rutinariamente en los otros lotes de vacuna preparados a partir el mismo lote desemillas y con el mismo proceso de fabricación.4. CONCLUSIÓN La calidad de las vacunas antibrucélicas -cuya seguridad es una condición de la eficienciade los programas de control contra la brucelosis animal- deberá ser evaluada lógicamente medianteestudios de las especies beneficiarias. Tales estudios, necesarios cuando se va a comercializar unproducto nuevo, son largos, caros e impracticables para el control rutinario de las vacunas. Noobstante, se requiere de controles para garantizar una eficacia regular de los productos usados enel campo. Los métodos de control de laboratorio descritos aquí permiten garantizar que lascaracterísticas de las vacunas comercializadas se amoldan a la cepa original cuya eficacia einocuidad están aceptadas durante un largo período de tiempo. Sin embargo, estos controles sonbastante agobiantes, caros y largos, y requieren de personal bien ejercitado y equipos adaptadospara efectuarse en buenas condiciones de seguridad y calidad. Las cepas de referencia, comoasimismo la cepa de desafío 544 deberán mantenerse también en el laboratorio de control, sinninguna modificación en sus características. 69
  • 70. Informe del Relator: Dr. E. Luna En este panel se consideró importante establecer los procedimientos de evaluación dela calidad de las vacunas basados en el Manual de Standrs de OIE, que entre otras modificacionesincluye, el uso del modelo murino de INRA, en substitución al modelo antiguo que usa Cuyes(guinea pigs). A fin de garantizar la identidad vacunal. Las semillas de vacunas deben constatarse con cierta frecuencia frente a cepas dereferencia. 70
  • 71. SEXTO PANEL 5.1. REQUISITOS PARA EL REGISTRO Y VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Alberto Pecker Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación Paseo Colón, 367, Piso 5, 1640 Martínez, Buenos Aires, ArgentinaREGISTRO Las firmas interesadas en la elaboración y comercialización de vacunas antibrucélicas,deberán ser gestionadas ante la dirección de agroquímicos, productos farmacológicos yveterinarios, completando la solicitud respectiva, donde se hará constar con carácter deDeclaración Jurada: a) Nombre ó denominación de la persona física ó jurídica recurrente y su domicilio legal. b) Nombre y apellido del director ó asesor técnico, con indicación expresa del título profesional universitario que posee: Médico Veterinario, médico ó bioquímico que acrediten especialización en la materia, reconocido ó revalidado por la Universidad Nacional, y el número de matrícula profesional correspondiente. c) Ubicación del ó de los establecimientos dedicados a tales actividades. d) Copia de planos ó croquis de las dependencias que posee el establecimiento y que serán destinadas a la producción de antígenos brucélicos y vacunas antibrucélicas, así como también la descripción de los elementos y aparatos utilizados en la elaboración, envase, conservación y controles de los productos de referencia. Así mismo deberá gestionar ante la dirección de agroquímicos, productos farmacológicosy veterinarios, la inscripción de las vacunas antibrucélicas, completando con carácter deDeclaración Jurada el formulario correspondiente, al que deberá agregarse toda la informaciónexigida por el ente oficial, incluyendo proyectos de rótulos, estuches y prospectos. Dichos productos utilizados en la prevención de la brucelosis animal, producidos en el paísó importados, serán sometidos a controles, los que están determinados por la reglamentaciónvigente bajo la denominación de: a) Control de autorización para la obtención del certificado de uso y comercialización. b) Control de serie, que se efectuará en todas las partidas posteriormente elaboradas de los productos que hayan aprobado el control de autorización a que se refiere el inciso anterior. 71
  • 72. Vacunas antibrucélicas Las vacunas antibrucélicas bovinas deberán ser elaboradas con la cepa 19 de Brucellaabortus en fase S (lisa), que la dirección de laboratorios y control técnico proveerá a las firmaselaboradoras cada sesenta (60) días y que estas solicitarán. Las vacunas deberán producirse conla cepa 19 entregada dentro de los sesenta (60) días y se presentarán liofilizadas. Se envasarán alvacío en frascos de vidrio neutro e incoloro. Los envases de diluyentes que acompañan a lasvacunas liofilizadas deberán contener como un mínimo de 5% más del volumen total de la dosis aque están destinados. Las dosis de vacuna antibrucélica bovina serán de 2 ml (dos mililitros), inyectándose porvía subcutánea en hembras de tres a ocho meses de edad, contemplando los recaudos pertinentesa la aplicación, esterilización, conservación y manejo de una cepa de virulencia atenuada; talesrecomendaciones deberán constar en los rótulos, estuches y prospectos. Control de autorización Se efectuará una vez aprobada la solicitud de inscripción. Para este control no podránpresentarse series inferiores a 20.000 (veinte mil) dosis. Las vacunas antibrucélicas bovinas deberán dar cumplimiento a las siguientesespecificaciones y controles: a) Vacío. En los envases de vacunas liofilizadas se deberá presentar el vacío suficientecomo para que se produzca el pasaje de todo el diluyente sin ejercer presión positiva. Cada seriede vacuna presentada deberá ser controlada por el laboratorio correspondiente mediante undetector de vacío aplicado a la totalidad de las unidades producidas. Los frascos que muestrenfallas deberán ser previamente eliminados por el laboratorio y se presentarán a control sólo los queresulten con vacío. Luego la dirección de laboratorios y control técnico procederá a realizar elmismo control señalado, con el detector de vacío, sobre una muestra aleatoria de 300 frascos porserie independientemente de su tamaño. No se admitirá ningún frasco sin vacío. b) Disolución. La pastilla de liofilizado se reconstituirá con el volumen total del diluyente, yen el término de dos minutos de agitación, la suspensión deberá ser homogénea y no presentargrumos visibles. c) pH. Estará comprendido entre 6,4 y 6,8. d) Pureza: La vacuna deberá estar libre de contaminación. 9 9 e) Gérmenes viables: La vacuna deberá contener entre 15 x 10 (como mínimo) y 30 x 10(como máximo) células viables de brucella abortus cepa 19, por dosis de 2 ml, en la fecha de 9control de aprobación, y no menos de 10 x 10 células viables en la fecha del vencimiento. f) Disociación: La vacuna deberá presentar las colonias en fase S (lisa). Podrá admitirse hasta un 5% de colonias no lisas. g) Cepa: Deberá mantener las características de la cepa 19 de Brucella abortus. h) Inocuidad: Se determina por inoculación subcutánea en cobayos, los cuales no deberánpresentar alteraciones en su estado general. Se sacrificarán entre las tres y seis semanas. Alpracticarse la necropsia no se deberán presentar lesiones en órganos linfoides y/o sistema 72
  • 73. ganglionar. Este control se realiza cuando el Servicio Nacional de Sanidad y CalidadAgroalimentaria (SENASA) lo considere necesario. i) De acuerdo a los estudios realizados se indica la siguiente formulación para el vehículoestabilizador utilizado en el proceso de liofilización: peptona de caseína: 25 g; sacarosa: 50 g;glutamato de sodio: 10 g; Leche descremada en polvo reconstituida a su volumen: 150 ml y aguadestilada: c.s.p. 1000 ml. La presente no implica la no incorporación de otra fórmula que portrabajos de investigación válidos, resulte de superior calidad ó mejorador del producto. j) Eficacia: Se determinará por prueba de inmunidad, las que serán diseñadas ysupervisadas por el SENASA cuando así lo exija el mismo. k) En el estuche y prospecto deberá figurar la siguiente leyenda: “importante: Productoinfeccioso. Esterilizar ó hervir jeringas y agujas después de ser utilizadas en la vacunación. En casode exposición accidental consultar al médico (inyección, ingestión, vía conjuntival, lesiones en lapiel)”. l) En caso de que la serie presente alteraciones en los parámetros de control de calidadde manera desuniforme, esto es en parte de las unidades de una serie, la dirección de laboratoriosy control técnico analizará los parámetros afectados, porcentajes de unidades afectadas y otrascondiciones pertinentes que involucren a la partida, para determinar si la misma se encuentra ensituación de riesgo en cuanto a la calidad exigida para su período de uso. En función de estaestimación podrá: decomisar totalmente o parcialmente la serie, y reducir su período de uso. La dirección de laboratorios y control técnico realizará monitoreos de control de vacunasantibrucélicas cuando lo crea conveniente, a efectos de constatar el cumplimiento de lareglamentación vigente, utilizando para ello muestras originales que se encuentren en la direcciónde laboratorios y control técnico, en los laboratorios productores o en bocas de expendio. Control de serie La vacuna deberá cumplimentar las especificaciones indicadas en los incisos a, b, c, d, e, f,i, del punto anterior, establecidos para el control de autorización. Control de autorización Las plantas elaboradoras deberán comunicar por escrito a la dirección de laboratorios ycontrol técnico las fechas y horarios en que se iniciarán las distintas etapas del proceso deelaboración, a efectos que la misma realice los controles que estime corresponder. Lacomunicación de que se trata deberá ser recibida con una antelación no menor a dos días hábiles,de la fecha y horario fijado por el elaborador. 73
  • 74. Controles de serie Deberán ser controladas todas las series de vacunas antibrucélicas, en forma previa a sucomercialización y, además, serán controladas a los 45 (cuarenta y cinco), 120 (ciento veinte) y 300(trescientos)/330 (trescientos treinta) días. Las muestras correspondientes serán obtenidas cuandola totalidad de la serie haya sido envasada, rotulada, estampillada y presentada en las condicionesen que ha de ponerse a la venta, con estuches y prospectos correspondientes. Se procederá a laextracción de 11 (once) frascos, por muestreo aleatorio representativos del lote. Se conformarán 3(tres) paquetes (muestras): 1 (un) paquete de cinco frascos y 2 (dos) paquetes de tres frascos cadauno, que serán precintados por medio de sellos – lacres que eviten cambios ó sustituciones. Deestas 3 (tres) muestras, la primera [5 frascos], considerada original, se empleará para análisis enprimera instancia; la segunda, considerada duplicado, se reservará para la dirección de laboratoriosy control técnico para una eventual pericia de control; y la tercera, triplicado, quedará en poder delinteresado para que se analice conjuntamente con el duplicado en la pericia de control, ó paracontraverificación (Ley N° 18.224). La comunicación para el retiro de muestras debe realizarse porescrito con antelación de 5 días hábiles a contar del día establecido para su extracción. Cuando una serie apruebe los controles establecidos en la presente reglamentaciónrecién será aceptada y la dirección de laboratorios y control técnico le extenderá el respectivocertificado de uso y comercialización. En caso contrario la serie será rechazada y decomisada,comunicando este resultado a la firma elaboradora, que podrá solicitar, dentro de los 5 días hábilesde recibida la misma, por una vez y por cada serie, la repetición de los controles, los que se llevarána cabo según lo indicado en la norma, pudiendo presenciarlos un técnico de la firma elaboradora.Asimismo si no se solicitara el recontrol en el plazo previsto en este Artículo, la serie serádecomisada, acción ésta que se efectuará sobre la totalidad de los frascos que contienen elproducto, realizándose su destrucción total mediante autoclavado y en presencia de un técnico dela dirección de laboratorios y control técnico. Cuadro de vacunas aprobadas, 1992-1999 Año Nº de dosis 1992 5.860.324 1993 5.141.176 1994 7.654.900 1995 6.292.375 1996 7.446.925 1997 7.413.305 1998 8.037.745 1999* 5.105.230 Desde enero a julio inclusive. Fuente: Laboratorio de Sanidad Animal, SENASA. 74
  • 75. 5.2. REQUISITOS PARA EL REGISTRO Y VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Patricia Lopetegui Encargada del Proyecto de Erradicación de Brucelosis Departamento de Protección Pecuaria Servicio Agrícola y Ganadero, Ministerio de Agricultura Avenida Bulnes 140, Piso 7, Santiago, Chile El Servicio Agrícola y Ganadero (SAG) es la autoridad responsable de la inspección ycontrol sanitario de los productos farmacéuticos de uso exclusivamente veterinario. Para hacerefectiva esta disposición, emanada de la Ley Orgánica del Servicio, existe el “Reglamento deProductos Farmacéuticos de Uso Exclusivamente Veterinario” donde se establece la normativa dela cual se derivan los requisitos para las vacunas contra la brucelosis. Las vacunas contra la brucelosis bovina, que están autorizadas oficialmente en Chile sonlas vacunas cepa 19 y cepa RB-51. También existe comercialización, pero en muy bajo número, dela cepa 45/20, la cual nunca ha sido recomendada por el SAG en sus programas. Para el caso de la cepa 19, existe el Decreto 168, vigente desde el año 1970 en el cual seprohibe la distribución, venta y aplicación de esta vacuna, sin la autorización expresa del SAG. La normativa vigente establece los siguientes requisitos para la vacuna Brucella abortuselaborada con cepa 19: Recuento viable para dosis completa (10.000 a 45.000 millones de bacterias de brucella por dosis en dos ml. de diluyente). Recuento viable para dosis reducida entre 3.000 y 10.000 millones de bacterias. El nivel de disociación no deberá sobrepasar el 5% de las colonias. Humedad no superior a 3%. PH entre 6.4 y 6.8. Esta vacuna se utilizó en el país hasta el año 1997, dado que en esa oportunidad el SAGinició la importación de vacuna RB51 en su reemplazo, aprovechando la situación circunstancial deque nuestros proveedores habituales ya no disponían del producto. 75
  • 76. Requisitos para el registro de vacunas contra brucelosis: Para registrar un producto farmacológico de uso exclusivamente veterinario, que es el casode las vacunas contra la brucelosis, el interesado debe presentar una solicitud, adjuntando entreotros, los siguientes antecedentes: Fórmula, Proyecto de etiqueta o rótulo. Folleto con información técnica en triplicado que incluya los antecedentes clínicos y farmacológicos. Precauciones de uso, almacenamiento y período de resguardo del producto. Período de eficacia avalado por estudios de estabilidad. Estándares de las cepas. Registro de marca comercial si lo tuviere. Certificado de libre venta expedido por la autoridad competente del país de origen. Poder o licencia legalizada del mandante extranjero. Convenio de fabricación o distribución suscrito por el solicitante con un laboratorio de producción nacional o extranjero cuando proceda. En el caso de una vacuna nueva además de lo señalado se solicita: - Monografía clínica - Antecedentes sobre manufactura y control de calidad. - Estudios selectivos en animales Una vez recibidos los antecedentes, el SAG dispondrá de la inscripción en el Registro, si deellos se deduce fehacientemente que el producto cumple con las siguientes condiciones: Ser eficaz para los fines que está destinado. Cumplir con las exigencias sanitarias específicas dispuestas por el SAG . No interferira con las acciones sanitarias del SAG. No provocar daño al ambiente, a la salud humana, animal o vegetal. El artículo 16 del título II del reglamento establece además que si fuere necesario aplicarcon urgencia un producto no registrado, el SAG podrá aprobar mediante resolución fundada suinternación, elaboración, expendio y uso bajo las condiciones que indique. En el caso de la vacuna RB51, dado que no tiene licencia definitiva en su país de origen,fue imposible efectuar su registro, y basándonos en el artículo 16 mencionado anteriormente, sedictó la Resolución Exenta N° 76 del Departamento de Protección Pecuaria, que autoriza laimportación y comercialización del producto por un plazo de dos años. 76
  • 77. La Resolución establece un procedimiento de control del producto que considera desde laimportación hasta que la vacuna es aplicada, quedando la información a disposición del SAG parallevar a cabo el rastreo de cada dosis aplicada. Control de serie de las vacunas contra la brucelosis Todos los productos biológicos importados o nacionales antes de su distribución y expendioson sometidos a control de serie por parte del SAG. Para ello los interesados deben declarar alSAG las series correspondientes, entregando información sobre: Identificación del producto. Identificación de la serie. Cantidad de unidades por fuente farmacéutica y dosis que la componen. Protocolo de análisis efectuado por el laboratorio de control de calidad del interesado. Fecha de elaboración y vencimiento. N° de registro. Este control de serie se realiza en la Unidad de Control de Productos Biológicos delSubdepartamento de Laboratorios y Estación Cuarentenaria Pecuaria En esta Unidad se efectúa el control de la vacuna RB 51 considerando las condiciones deesterilidad y pureza, la potencia mediante recuentos, las características físico químicas como PH yHumedad. También se revisa el envase, su hermetismo y rotulación. Una vez efectuados los análisis correspondientes el SAG notifica al interesado medianteuna resolución que indica la aprobación o rechazo de la vacuna. 77
  • 78. 5.3. REQUISITOS PARA EL REGISTRO DE VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES William Eduardo Monroy Guevara Médico Veterinario, Instituto Colombiano Agropecuario Calle 37 nº 8-43, Piso 4 y 5, Bogotá, Colombia La División de Insumos Pecuarios de la Subgerencia de Prevención y Control del InstitutoColombiano Agropecuario (ICA), es la dependencia responsable de otorgar o negar laaprobación/registro de productos biológicos, en este caso la vacuna para la prevención de labrucelosis bovina, a los laboratorios productores que lo soliciten. Previo al registro de productos biológicos, debe procederse a: - Registro de productores directos o por contrato. - Registro de plantas semielaboradoras, empacadoras o envasadoras. - Registro de los importadores. - Registro de los laboratorios para el control de calidad. Para el registro de biológicos el procedimiento establecido se contempla en la ResoluciónNo. 1056 de 1996 “por la cual se dictan disposiciones sobre el control técnico de los insumospecuarios”, (documento anexo) requisitos que se pueden resumir así: • Para la comercialización de insumos pecuarios en el país, se requiere que hayan sidoregistrados previamente en el Instituto Colombiano Agropecuario ICA. • Para la obtención del registro el interesado deberá presentar solicitud que incluya:nombre o razón social del solicitante, dirección de la oficina, planta de producción, bodega odepósito, nombre con el cual se comercializará el biológico, composición garantizada completa enunidades del sistema métrico decimal , aclaración de si se trata de una vacuna bacterina, suero,toxoide ó similares; indicación específica o propósito del producto, vía de administración y animalespara los cuales se indica, dosis en mililitros; descripción completa de las características de losempaques envases, tipo de cierre y sellado y contenido neto; descripción completa del método deelaboración del producto; descripción del método de análisis que el productor requiera; adjuntar laspruebas de estabilidad realizadas al producto terminado; proyecto de rotulado completo; solicitud deregistro firmada por el representante legal de la empresa; documentos de orden técnico tales comométodos de elaboración, análisis cualitativo y cuantitativo firmados por los directores técnico ycientífico de la firma o el asesor técnico de la misma. 78
  • 79. Si el producto a registrarse no es elaborado por el solicitante pero manufacturado en elpaís, deberá adjuntarse contrato de elaboración y de control de calidad con firmas de losrepresentantes legales, celebrado con un laboratorio o planta de producción o laboratorio de controlregistrado en el ICA; para productos no elaborados en el país se deberá anexar a la solicitud,certificado de libre venta en el país de origen, expedido por la autoridad gubernamentalcompetente, con anterioridad máxima de 6 meses a la solicitud del registro o justificación oficial queexplique la razón por la cual no se ha registrado, el certificado deberá consignar la fórmula delproducto y estar registrada por el Consulado Colombiano correspondiente , junto con unacertificación oficial y que la planta o el laboratorio productor cumple con buenas prácticas demanufactura o normas técnicas de fabricación. Para el registro de productos biológicos de los que no se tenga experiencia o conocimientode su uso y eficacia o para el caso de nuevas indicaciones o regímenes de dosificación el ICApodrá exigir como requisito previo, la realización de pruebas de eficacia en el país bajo susupervisión o la de un ente acreditado. El ICA podrá solicitar al interesado patrones internacionales de las cepas u otros elementosutilizados para la fabricación del biológico. No se dará concepto favorable, hasta tanto se cumplanlas siguientes etapas: • Envío de la solicitud de registro acompañada de literatura científica y trabajos técnicosque sustenten la indicación, dosis, uso en las especies animales indicadas, estudios de toxicidad,acciones farmacológicas, efectos sobre el ambiente y otros parámetros que a juicio del técnicoayuden a sustentar la calidad del producto. • Muestras del producto terminado cuando sean requeridas; recibo de pago expedido porel ICA. Toda información y documentos de carácter técnico deberán presentarse en español,excepto los artículos científicos o similares que se adjunten como sustento. Otros requisitos son exigidos con respecto al rotulado y a la información técnica. Una vezanalizada la solicitud y realizado el estudio técnico, si se encuentra que el producto no tieneobjeción de carácter legal o técnico el ICA expedirá el registro del producto en papel de seguridad,el cual tendrá vigencia indefinida pero podrá ser suspendida temporalmente o cancelada según elcaso. 79
  • 80. 5.4. REQUISITOS PARA EL REGISTRO NACIONAL Y VACUNAS APROBADAS/ REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Adela Encinosa Liñero, Vice-Directora General Instituto de Medicina Veterinaria, Ministerio de la Agricultura Calle 12, 355, Vedado, La Habana, Cuba El Registro General de Medicamentos de Uso Veterinario en Cuba establece comorequisito para autorizar el uso de productos biológicos en la prevención de enfermedades, que elmismo posea un expediente, el cual se somete a la evaluación de la Comisión y en el expedientehan de constar las siguientes informaciones y resultados: - Información administrativa. - Composición. - Método de elaboración del biológico. - Controles sobre el biológico terminado. - Control de calidad y pureza. - Control de inocuidad. - Control de eficacia inmunológico y potencia. - Dosificación, vías y formas de administración. - Tiempo necesario para conferir inmunidad y duración de la misma. - Efectos colaterales. En Cuba, actualmente sólo se encuentra registrada la ‘‘Vacuna Brucella abortus cepa buck19‘‘, que se produce por la empresa de medicamentos Veterinarios "LABIOFAM" y de cada loteproducido se exige que haya cumplido los siguientes indicadores de calidad: - Especificaciones organolépticas. - Humedad: menor al 3%. - Pureza: Por aislamiento y cultivo aerobios. - Por coloración de Gram. - Estado de disociación: menor al 5%. - Recuento de viables: 40-120 UFC/dosis. - Dosis: 2.1/3 ml. - Control de antigenicidad en cobayos: menor de 10 000 UI. 5 - Reactogenicidad: tenor esplénico menor de 5.10 UFC/9. - Identidad: Corresponde con Brucella abortus. 80
  • 81. Además, se realiza una prueba de potencia cada vez que se utilice un nuevo lote de cepapara comprobar antigenicidad e inmunogenicidad. Esta prueba se realiza en cobayos según elManual de Standards for Diagnostics Test and Vaccine, OIE, 92 y la Bristish Pharmacopeia, 93. La aprobación en el registro, necesitó la presentación de experimentos para evaluar latoxicidad aguda en bovinos jóvenes, así como una prueba de campo destinada a conocer larespuesta de anticuerpos en animales vacunados. El laboratorio de Control Estatal de Medicamentos Veterinarios monitorea la cadena de frío,con vistas a mantener una vigilancia del inmunógeno durante la conservación fuera del laboratoriode producción, retirándose aquellos frascos que no cumplan las normas de conservación yalmacenaje. 81
  • 82. 5.5 REQUISITOS PARA EL REGISTRO Y VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Valerie E. Ragan, DVM Epidemióloga del Programa Nacional de Erradicación de la brucelosis USDA, APHIS, Servicios Veterinarios Riverdale, Maryland, USA El administrador adjunto de servicios veterinarios (SV) tiene la responsabilidad y autoridadbajo la ley de virus-sueros-toxinas (LVST) respecto a todas las actividades en el Programa deProductos Biológicos Veterinarios. La LVST determina que es ilícito enviar productos biológicos“inútiles, contaminados, peligrosos o perjudiciales” en los Estados Unidos. Estas responsabilidadesy competencias son redelegadas a los Directores del Centro para Productos Biológicos Veterinarios(CPBV). Estos son los Directores de Concesión de Licencias y Desarrollo de Políticas (CLDP),inspección y cumplimiento (IC) y laboratorio (L). Los directores CLDP del CPBV emiten, suspendeno revocan licencias de establecimiento, licencias de productos, y permisos para la importación yventa. El término usado en los Estados Unidos para el registro de un producto es "concesión delicencia". Para que un producto sea registrado, debe demostrar ser puro, seguro, potente y eficaz.Una licencia de producto se emite a una firma para permitirle comercializar el producto. Puedenemitirse cuatro tipos de licencias: licencia regular, licencia para fabricación posterior, licencia deexportación, y licencia condicional, la cual lleva una fecha de terminación. RB51 obtuvo una licencia condicional el 23 de febrero de 1996. Los requisitos para laconcesión de una licencia condicional se encuentran en el Código de Disposiciones Federales(CDF), sección 9, parte 102.6. Esto permite la emisión de una licencia condicional bajoprocedimientos acelerados para enfrentar una condición de emergencia, mercado limitado,situación local, u otra circunstancia especial. La licencia se emite sólo cuando se ha asegurado lapureza y seguridad, y hay una expectativa razonable de eficacia. Los términos de la licencia condicional original emitida para RB51 son los siguientes: 1) Esta licencia expirará dentro de un período de 2 años a contar de la fecha de emisión. 82
  • 83. 2) La reemisión de esta licencia será considerada en conformidad con 9 CFR 102.6. Eltitular de la licencia deberá demostrar un avance aceptable respecto de la terminación de estudiosprácticos de eficacia y potencia en animales huéspedes en conformidad con los protocolosaceptables registrados en el Servicio de Inspección de Salud Animal y Vegetal previo a sureemisión. (La licencia fue posteriormente renovada). 3) Para usarse sólo por o bajo la supervisión de un veterinario. 4) La distribución en cada Estado estará limitada a los destinatarios autorizadosdesignados por funcionarios estatales apropiados - bajo las condiciones adicionales que estasautoridades puedan requerir. 5) La siguiente leyenda deberá aparecer en todas las etiquetas: “La licencia de esteproducto es condicional. Los estudios de eficacia y potencia están en desarrollo”. 6) No se usarán nombres comerciales en asociación con este producto y toda la publicidadestará restringida durante el período de licencia condicional. Todos los materiales promocionalesserán presentados al centro para productos biológicos veterinarios para su revisión antes de lapublicación y/o circulación. Una vez emitida la licencia condicional, se envió una carta a cada veterinario estatal ofuncionario jefe de salud animal de cada Estado como solicitud oficial para permitir lacomercialización de la vacuna en el Estado. Se requirió la aprobación escrita previo a la entrega delproducto a los usuarios en el Estado. Se solicitó además una indicación de los destinatariosaprobados y condiciones adicionales. Para obtener la licencia plena, un producto fabricado con RB51 necesitaría desempeñarseestadísticamente en forma equivalente o mejor que la cepa 19 en ensayos de eficacia. El productonecesitaría desempeñarse tan bien como los datos experimentales presentados por el CentroNacional de Enfermedades Animales (CNEA) para RB51. Actualmente, las únicas vacunas antibrucélicas aprobadas para usarse en los EstadosUnidos son la RB51 y cepa 19. Aunque la vacuna cepa 19 está aprobada y posee una licenciaplena, se usa escasamente, y su uso es desalentado por los títulos que ella induce en algunosanimales. 83
  • 84. 5.6. REQUISITOS PARA EL REGISTRO Y VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Eduardo Luna Martínez Subdirector de Diagnóstico, Dirección General de Salud Animal, SAGAR Av. México No. 190, Col. El Carmen Coyoacán, México, D.F., México En México existen antecedentes de utilización de la cepa 19 de B. abortus desde 1946, sinembargo no se reconoció su uso hasta mediados de los años sesenta, estableciéndose comoobligatoria la vacunación con la dosis “completa” en 1971. Posteriormente con los trabajos devalidación de la dosis “reducida” en la cuenca lechera de Tizayuca, en el estado de Hidalgo en elcentro del país (donde participó directamente el Dr. Nicoletti), se incluyó la vacunación oficial yposible revacunación de animales adultos con esta dosis. Actualmente la vacunación es un procedimiento obligatorio en todo el territorio nacional.Las vacunas autorizadas para su uso en bovinos son: aún la cepa 19 y la cepa RB51 de B. abortusen dos dosis; y la cepa Rev 1 de B. melitensis para pequeños rumiantes. Tres laboratorioscomercializan vacuna contra brucelosis en el país: Laboratorio A: Es un laboratorio paraestatal queproduce biológico para el apoyo de las campañas zoosanitarias oficiales, por mencionar es el únicoproductor de antígenos para diagnóstico veterinario de brucelosis y de vacuna Rev-1, también estáfacultado para producir cepa 19 y tiene un convenio para la co-producción de cepa RB51.Laboratorio B: Laboratorio privado de capital nacional que produce diferentes tipos de biológicos yfármacos veterinarios; produce vacuna RB51 en covenio. Laboratorio C: Laboratorio de capitaltransnacional que comercializa vacuna RB51 de importación de los Estados Unidos por lo que sólocomercializa la dosis para becerras. Las dosis a utilizarse,según de los animales objeto de vacunación son: Concentración Celular Dosis completa Dosis reducida o modificada 10 8 9Brucella abortus cepa 19 2-8 X 10 ufc 3 X 10 a 3 X 10 ufc(bovinos) para hembras de 3 a 6 meses para hembras mayores de 6 meses 10 9Brucella abortus cepa RB51 1-3 X 10 ufc 1-3 X 10 ufc(bovinos) para hembras de 4 a 11 meses para hembras mayores de 11 meses 9 4Brucella melitensis cepa rev-1 1-3 X 10 ufc 5 – 10 X 10 ufc(caprinos y ovinos) para hembras de 3 a 4 meses para hembras mayores de 4 meses 84
  • 85. Cabe mencionar que con la introducción de la cepa RB51, el uso de la cepa 19 hadisminuido hasta un nivel en el que ya no es comercialmente atractiva para los laboratoriosproductores. De hecho ya no se produce en el país, no obstante que no ha sido prohibido su uso. Para el registro de vacunas de producción nacional realizar el trámite de registrocumpliendo especificaciones de etiquetado y procedimiento administrativo, con documentacióncientífica que avale su uso tal y como se solicita su registro, así como cumplir con los requisitos delaboratorio de constatación especificados en una Norma Oficial Mexicana, de observancia generalobligatoria. Una vez que el laboratorio productor establece su identidad legal para operar en el país,realiza la solicitud de registro del biológico anexando el protocolo de producción respectivo, y elpago de derechos fiscales para la realización del trámite; justificando el uso del producto mediantedocumentación científica nacional o internacional que demuestre la inocuidad y efectividad delproducto a registrar. Posteriormente se cumplen los requisitos normados por lote de producto, demanera general: ausencia de contaminación, identidad de la cepa vacunal y determinación de latasa de disociación. Los lotes de semilla además, deberán someterse a los controles de virulenciaresidual e inmunogenicidad. Este control se realiza al menos cuatro meses antes de la fabricacióndel primer lote final, el control del lote final se hace por lo menos un mes antes de sucomercialización. Específicamente se hacen las siguientes pruebas: pureza, viabilidad, disociación, en la quese permite hasta un máximo de 5 % de colonias indeseables en el caso de las cepas lisas, pruebade vacío, prueba de concentración de iones hidrógeno (pH 6.5 a 6.8), prueba de humedad (máx.4%). Para la vacuna RB51 se hacen las pruebas de viabilidad, prueba de rugosidad o de estabilidad“in vitro” (estableciendo 100 % de rugosidad en las placas de crecimiento teñidas por el método deWhite-Wilson); prueba de cuenta viable, prueba de estabilidad “in vivo” y atenuación (menos de 100 10ufc en bazo de ratón inouculado con 3 X 10 sacrificado a las cinco semanas); y prueba depotencia y serología. Una vez que los lotes han cumplido con los requisitos de prueba se autorizan al mercadodejando un lote de retención para constataciones posteriores en caso de anomalías en campo.Desde que se publicó la Norma Oficial Mexicana , se ha mejorado el control de calidad interno delos laboratorios productores, de 1996 a 1999, se ha diminuido el rechazo de lotes en un 6 %,teniendo un porcentaje de lotes no satisfactorios de 14 %. 85
  • 86. Informe del Relator: Dr. J. González Fue ampliamente debatida la necesidad que tanto el laboratorio oficial por el control decalidad de la vacuna RB51 en los Estados Unidos como el productor de esta vacuna establezcanun criterio definitivo con respecto al porciento de reversión de la cepa rugosa RB51. Los países queproduzcan inmunógenos deben estar respaldados por Laboratorios de Referencia Regional oInternacional. 86
  • 87. 5.7 REQUISITOS PARA EL REGISTRO NACIONAL Y VACUNAS APROBADAS/REGISTRADAS CONTRA LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Sophia G. Campbell USDA/APHIS/VS Centro para Productos Biológicos Veterinarios Laboratorio/Citología, Sección Esterilidad P.O. Box 844, Ames, IA 50010, USA La Ley de Virus-Sueros-Toxinas (LVST) estipula que es ilícito enviar productos biológicos“inútiles, contaminados, peligrosos o perjudiciales” en los Estados Unidos. El Código deDisposiciones Federales, Sección 9 (9 CFR), Parte 102.2, que se deriva de la LVST, determina que,“Toda persona que prepare productos biológicos sujetos a la Ley de Virus-Sueros-Toxinas deberátener una Licencia de Establecimiento de Productos Biológicos Veterinarios Estadounidense novencida, no suspendida y no revocada y al menos una licencia de producto biológico veterinarioestadounidense emitida por el administrador para preparar un producto biológico; y un solicitanteque pida una licencia de establecimiento deberá solicitar también al menos una licencia deproducto. Una licencia de establecimiento no será emitida sin una licencia autorizando laproducción de un producto biológico en el establecimiento. “ “Concesión de licencia” es el término usado en los Estados Unidos y es equivalente altérmino “registro” usado por otros países. Los tipos de productos a los cuales el Centro paraProductos Biológicos Veterinarios (CPBV) concede licencia en los Estados Unidos constituyenproductos bacterianos vivos e inactivos, productos virales vivos e inactivos, kits de diagnóstico yreactivos, extractos alergénicos, anticuerpos e inmunomoduladores. Se emite una licencia deproducto a un fabricante para permitirle comercializar el producto. Hay varios tipos de licenciasemitidas por el CPBV, los cuales incluyen una licencia de producto regular, licencia de fabricaciónposterior, licencia sólo para exportación y licencia de producto condicional. Se emitió una licencia condicional para la fabricación de la vacuna B. abortus cepa RB-51.Los requisitos para este tipo de licencia se encuentran en la sección 9 del Código de DisposicionesFederales, Parte 102.6. Una licencia condicional se define en 9 CFR 102.6 como aquella emitidapor la APHIS como una Licencia de Producto Biológico Veterinario Estadounidense para unproducto biológico veterinario bajo procedimientos acelerados que aseguran la pureza, seguridad yuna razonable expectativa de eficacia, para enfrentar una condición de emergencia, mercadolimitado, situación local u otra circunstancia similar. APHIS puede requerir que los establecimientosa los cuales se les ha emitido una licencia de producto condicional lleven a cabo estudiosadicionales sobre el producto o desarrollen datos adicionales para respaldar la validez del ensayode potencia propuesto para el producto, o ambos. Cada licencia de producto condicional estipula 87
  • 88. una fecha de terminación. Durante el período de vigencia de la licencia condicional, el CPBV esperaque el titular de la licencia avance satisfactoriamente en busca de completar los requisitos paraobtener la licencia de producto regular o satisfacer plenamente los requisitos para obtener unalicencia de producto regular. La vacuna B. abortus cepa RB-51 es un producto bacteriano vivo. Los requerimientos deconcesión de licencia para un producto bacteriano vivo son los siguientes: 1) La semilla original para el producto que está siendo fabricado será probada por elfabricante biológico y CPBV-L. Una semilla maestra es un organismo a un nivel de pasadaespecífica, que ha sido seleccionado y almacenado permanentemente por el fabricante biológico ydel cual se derivan todas las otras pasadas de semilla dentro de niveles permitidos. 2) El fabricante biológico deberá presentar a CPBV un Esquema de Producción (EP). ElEP es un protocolo detallado de los métodos de fabricación a seguirse en la preparación de unproducto biológico y puede ocasionalmente ser aludido como Esquema. Deberá incluir también laspruebas que deberán efectuarse sobre las series de producto, instrucciones de uso y tamaños dedosis aprobadas para su comercialización. 3) La serie de eficacia se hace de acuerdo con los niveles de antígeno mínimos en elEP. El estudio de eficacia se realiza usando la serie de eficacia. Este producto experimental se usapara vacunar animales por las rutas a ser especificadas en el EP. Los animales son desafiados y seobservan las manifestaciones clínicas de la enfermedad. El estudio de eficacia determina una dosisprotectora mínima (DPM) aceptable para la vacuna. En el caso de vacunas bacterianas vivas, estase basa en unidades formadoras de colonia (UFC). La eficacia de la Vacuna B. abortus cepa RB-51se comparará con la eficacia de las vacunas de cepa 19 que cuentan actualmente con licencia. Serealiza un estudio de retropasada para asegurar que la bacteria no revierte a virulencia en elhuésped. Adicionalmente, se investigan los efectos del contagio y la seguridad de una dosis 10x.Previo a la concesión de la licencia, el producto se somete a un test práctico de inocuidad en unagran cantidad de animales. Los requisitos de la puesta a prueba para un producto bacteriano vivose especifican en 9 CFR 113.64 e incluyen pruebas de pureza, seguridad, identidad y potencia. 4) Las series, previo a la concesión de licencia, son preparadas y examinada en elCPBV. Generalmente se hacen tres series de producto en al menos un tercio del tamaño de unaserie normal. Estas tres series son examinadas en conformidad con la Sección V del EP. Comoregla general, tres series consecutivas deben pasar todas las pruebas requeridas en el esquema.Estas series generalmente se usan en tres ubicaciones geográficas y los animales son controladosen cuanto a reacciones adversas para el estudio práctico de inocuidad mencionado arriba. Estasseries, y generalmente más series del mismo producto, son examinadas al final del proceso pararespaldar la fecha de expiración en el EP. 88
  • 89. 5) El etiquetado para el producto deberá ser aprobado por el CPBV. Los requerimientos deetiquetado están cubiertos en 9 CFR 112. La información que aparece en el etiquetado deberá serrespaldada por datos y no puede ser falsa ni engañosa. 9 CFR 102.6 (a) establece que “la preparación del producto puede estar limitada a unperíodo de tiempo predeterminado, el cual será establecido all momento de la emisión yespecificado en la licencia. Previo a la terminación de la licencia, el titular puede solicitar sureemisión. Tales solicitudes deben ser fundamentadas con datos e información obtenida desde quela licencia fue emitida. Después de considerar todos los datos e información disponible, elAdministrador deberá reemitir la Licencia de Producto Biológico Veterinario Estadounidense opermitirle terminar.” 89
  • 90. SEPTIMO PANEL 6.1. ESTRATEGIAS DE VACUNACION FRENTE A LA BRUCELOSIS OVINA Y CAPRINA J.M. Blasco Unidad de Sanidad Animal Servicio de Investigación Agraria (SIA), Diputación General de Aragón (DGA) Ap 727. 50080 Zaragoza, EspañaINTRODUCCIÓN La brucelosis ovina y caprina (infección por B. melitensis) es una importante enfermedadque, además de afectar a la especie humana (zoonosis), produce cuantiosas pérdidas económicasen la industria animal. Al no existir ningún procedimiento totalmente efectivo para prevenir elcontagio humano, la única posibilidad de evitarlo pasa obligatoriamente por la erradicación de laenfermedad en los animales. Hasta ahora, el único procedimiento conocido para lograrlo consisteen la detección de los animales infectados a través de pruebas de diagnóstico adecuadas y suinmediata eliminación mediante sacrificio. Sin embargo, la aplicación de este programa deerradicación conocido como "test & slaughter" (diagnóstico y sacrificio), no siempre es posible, bienporque la prevalencia en las especies afectadas es demasiado elevada, bien porque lascondiciones socioeconómicas de los países afectados no lo permiten por su complejidad y elevadocosto, o bien por las dos cosas a la vez, que suele ser lo más frecuente. Por lo tanto, la aplicaciónde un programa de profilaxis vacunal en ovino y caprino resulta imprescindible para controlar ladifusión de la enfermedad en la inmensa mayoría de los países afectados. Vacunas disponibles La vacuna viva B. melitensis rev 1 (para detalles ver punto 3.2 de la Agenda) ha tenido ytiene todavía una importancia crucial en el control de la brucelosis ovina y caprina en muchospaíses. Sin embargo, esta vacuna basa su buena capacidad inmunógena en su relativamenteelevada persistencia en los animales vacunados, que lleva aparejada la inducción de una respuestaserológica de gran intensidad y elevada duración frente a los antígenos usados en las pruebasserológicas, con la subsiguiente interferencia en el diagnóstico (Blasco 1997). Además, cuandoesta vacuna se utiliza indiscriminadamente en ovejas y cabras gestantes provoca un importanteporcentaje de abortos (Blasco 1997). Pese a que existen estrategias para minimizar estosproblemas (Blasco 1997), la inducción de abortos y esta interferencia serológica están siendoesgrimidos por una parte de la comunidad científica como inconvenientes insalvables de la vacunaRev 1, considerándola incompatible con los programas de erradicación de la enfermedad. Ello halogrado crear una importante corriente internacional para aconsejar su abandono, en favor de otrasnuevas vacunas, que presentan ventajas potenciales pero cuyas características de inocuidad, deinmunidad y, sobre todo, de eficacia colectiva a medio y largo plazo, no son suficientemente 90
  • 91. conocidas en pequeños rumiantes. A nuestro juicio, hasta que todos estos aspectos seanconvenientemente clarificados en las nuevas vacunas, la vacuna Rev 1 debe continuar siendo lavacuna de referencia para la profilaxis de la infección por B. melitensis en ganado ovino y caprino. Estrategias de control de la brucelosis en ganado ovino y caprino Como requisito imprescindible para abordar con garantía cualquier programa de control dela brucelosis ovina y caprina en un determinado país, su Administración de Sanidad Animal deberíadisponer de medios financieros, materiales y humanos en cantidad y calidad suficiente. Además,cualquier programa que se ejecutase debería ser diseñado con continuidad en el tiempo, ya queuna campaña de control debe abordarse teniendo presentes unos plazos mínimos de 10 a 20 añospara obtener resultados. Finalmente, como requisito previo antes de iniciar cualquier tipo deactuación, la situación epidemiológica real debería conocerse perfectamente a través de unainvestigación epidemiológica sobre una muestra representativa en las diferentes especies animalesafectadas. Las condiciones de explotación y los hábitos de manejo deberían conocerse ycontrolarse con precisión, en particular la identificación individual y los movimientos de ganado,factores capitales para el éxito de cualquier programa de erradicación de la enfermedad. Existe una cierta tendencia a considerar que los programas de control (fundamentalmentelos programas de tipo diagnóstico y sacrificio), aplicados con éxito para la erradicación de labrucelosis bovina en los países denominados desarrollados, son perfectamente aplicables tambiénpara el ganado ovino y caprino y, además, en cualquier situación epidemiológica y socieconómica.No solamente esto no es cierto en los países en vías de desarrollo, sino que los programas dediagnóstico y sacrificio están fracasado en varios países de la Unión Europea que presentanprevalencias elevadas de brucelosis ovina y caprina. De hecho, no existe ningún antecedentehistórico de países que habiendo padecido una prevalencia importante de esta enfermedad, hayanlogrado erradicarla. Mientras que en países con una prevalencia baja y un elevado nivelsocioeconómico, la vacunación podría incluso desaconsejarse, el uso de vacunas resultaimprescindible en países con prevalencias moderadas o altas, independientemente de su desarrollosocioeconómico. En consecuencia, los dos programas de profilaxis vacunal aplicables a lospequeños rumiantes son: - Programa combinado de vacunación y de diagnóstico serológico La utilización de programas de vacunación compatibles con la erradicación por diagnósticoy sacrificio es la estrategia más económica y eficiente para el control de la brucelosis en aquellospaíses con prevalencias moderadas y capaces de poner en marcha un sistema de identificaciónindividual de la totalidad del censo ovino y caprino y de controlar sus movimientos. Este programa,llevado actualmente a cabo en los países de la Unión Europea afectados por la enfermedad, sebasa en la vacunación con Rev 1 de los animales de reposición entre los 3 y 6 meses de edad y enel diagnóstico serológico ulterior en animales adultos (mayores de 18 meses), repetido en eltiempo, mediante la combinación de determinadas pruebas serológicas y procediendo al sacrificioinmediato de los animales seropositivos, cuyo valor es indemnizado por la Administración. Esteprograma combinado podría recomendarse en regiones con prevalencia moderada y con 91
  • 92. condiciones epidemiológicas, técnicas y financieras muy favorables. Es evidente que este programacombinado precisa la identificación individual de todos los efectivos ganaderos y haceimprescindible el control riguroso de todos los movimientos pecuarios. La Administración que loejecute debe poseer una exquisita organización técnica y administrativa, suficiente personal técnico(motivado y perfectamente entrenado), una infraestructura laboratorial importante y una grancantidad de dinero ya que su coste económico es muy considerable. Además, la colaboraciónestrecha del sector productor es de capital importancia para obtener buen resultado. En nuestraopinión, este programa es inaplicable en los países en vías de desarrollo. - Interrupción del proceso de transmisión mediante vacunación masiva y sistemática En aquellos países en los que la prevalencia sea elevada, los sistemas de producción seanmayoritariamente extensivos y los recursos financieros disponibles tan limitados que no exista ni tansiquiera la posibilidad de identificar individualmente a los animales ni de controlar los movimientospecuarios, la puesta en marcha de un programa de vacunación sobre la totalidad de los efectivoses la única estrategia de actuación posible para detener el progreso de la infección y mantenerla aunos niveles de prevalencia razonables a lo largo del tiempo. La vacunación sistemática,indiscriminada y repetida en el tiempo de la totalidad de los animales susceptibles en la zona deactuación con la vacuna Rev 1 administrada por vía conjuntival (Blasco 1997; para detalles técnicosver item 4.2 de la Agenda), si bien no logra erradicar la enfermedad, conduce a una disminuciónmuy importante de la brucelosis al cabo de los años. En nuestra experiencia, es el único programaeficaz para ser aplicado durante muchos años en pequeños rumiantes en países con elevadaprevalencia colectiva, baja tecnificación y organización del sector ganadero y con escasez derecursos técnicos y financieros en Sanidad Animal. En definitiva, esta es la única estrategia posibleen la gran mayoría de los países en vías de desarrollo para disminuir la prevalencia con el tiempohasta alcanzar niveles compatibles con la instauración a largo plazo de un programa deerradicación definitiva, siempre y cuando las condiciones socioeconómicas del país hayanevolucionado paralelamente y lo permitan. En consecuencia, la prácticamente única base de este programa reside en la vacunaciónde la totalidad de los ovinos y caprinos presentes con una vacuna Rev 1 de buena calidad (Blasco1997) y con la continuidad necesaria para garantizar el nivel inmunitario de la población a lo largodel tiempo. La administración que lo ejecute debe poseer un mínimo de infraestructura (un registrode los rebaños existentes y personal suficiente y entrenado correctamente) y de una fuenteadecuada de vacuna rev 1 (que debe ser contrastada de acuerdo con las normas internacionalesde control de calidad (ver item 5). El coste económico de este programa no es muy elevado y estáal alcance de cualquier país por muy deficiente que sea su organización administrativa y susituación socioeconómica. 92
  • 93. SEPTIMO PANEL 6.1. SITUACIÓN EPIDEMIOLOGICA Y ESTRATEGIAS DE PREVENCIÓN Y CONTROL DE LA Brucelosis melitensis EN EL PERU Ana María Navarro Vela Directora del Programa Nacional de Control y Zoonosis Dirección General de Salud de las Personas, Ministerio de Salud Av. Salaverry s/n, Jesús María, Lima, Perú La brucelosis en el Perú es una zoonosis que tiene importancia por su repercusión en lasalud humana, especialmente en el grupo económicamente activo y por el impacto en la economíadel país, debido a los altos costos que representa el tratamiento de los enfermos. Constituyéndosecomo principal fuente de infección para la persona, el consumo de queso fresco elaborado conleche sin pasteurizar proveniente de cabras infectadas, procedentes de ganaderos de bajosrecursos económicos y de trashumantes que necesitan trasladarse para buscar alimentación de suganado. El problema de brucelosis humana en el Perú está circunscrito a los Departamentos deLima, Ica y la Provincia Constitucional del Callao, donde se registran el 95% de los casosnotificados en el País y en donde continua la costumbre ancestral de consumir queso fresco decabra. La mayor incidencia de esta zoonosis se registra en los meses de setiembre a febrero. A raíz de la epidemia en 1967 donde se registraron 2,456 casos humanos, se implementóun programa de control intersectorial entre los Ministerios de Salud y de Agricultura, con el apoyotécnico de la OPS, orientado principalmente a la vacunación gratuita del ganado caprino, el que seinició en Octubre de 1969; sin embargo con la corriente privatizadora de las actividades de sanidadanimal y considerando el grave compromiso de la salud pública por esta enfermedad, el Ministeriode Salud por delegación del Ministerio de Agricultura, ha continuado desde 1971 las actividades decontrol en forma gratuita en los Departamentos de Lima, Ica y Callao. Con el mantenimiento de lascampañas de vacunación desciende la incidencia de brucelosis humana de la tasa de 11.00 x100,000 hab. en el año 1970 a 1.73 x 100,000 hab. en 1983 representando aproximadamente 300casos anuales. Se lograron inmunizar en este período de tiempo 721,329 cabras con un promedio 9de 48,000 anual, utilizando la vacuna Rev 1 en concentraciones 1 x 10 para cabras jóvenes (de 3 a 56 meses) y 1 x 10 para cabras adultas (mayores de 6 meses) incluyendo machos, identificando alas cabras jóvenes vacunadas con una perforación en la oreja derecha y al animal adulto con unaperforación en la oreja izquierda. Durante los años 1996 y 1997 se importa vacunas Rev 1 deEspaña a través de la Organización Panamericana de la Salud para reforzar la producción nacionaly las coberturas de vacunación que venían disminuyendo progresivamente. En los dos últimos años1997-1998 se han inmunizado en total 149,360 cabras, 79,150 en 1997 y 70,210 en 1998 en losDepartamentos de Lima e ICA y Provincia Constitucional del Callao donde existe una población 93
  • 94. caprina estimada de 301,500 animales, de los que se programa vacunar anualmente el 25% deesta población caprina considerando que se vacuna una sola vez por tener una vida útil de 4 años,consiguiéndose óptimas coberturas de vacunación. Actualmente la producción nacional debiológicos permite garantizar esta actividad en los siguientes años. Durante el desarrollo del Programa de Control, entre los años 1969 y 1971 se determinócon la prueba aglutinación en placa una tasa de infección de 6.16 % entre 12,877 cabrasmuestreadas antes de la vacunación, con los índices más elevados en las provincias de Ica, Piscodel Dpto. de ICA; las provincias de Chancay, Canta del Dpto. de Lima y la Provincia Constitucionaldel Callao. En 1975 utilizando el mismo método de diagnóstico se realiza nueva encuestaserológica en 2,688 muestras de caprinos del área programática (Lima, Callao, ICA) y se encuentrauna prevalencia del 4.53 % en donde en Ica disminuye significativamente y en el resto del áreaprogramática en forma discreta. En 1997 de 5,625 muestras de caprinos en Lima, Callao e Ica seencuentra una prevalencia del 5.7% con la prueba Rosa de Bengala, sin reaccionantes en Ica yCallao. En 1998 igualmente antes de iniciar la vacunación se realiza otra encuesta encontrándoseuna prevalencia de 4.0 % de 3,893 muestras investigadas, con el mayor índice en Lima y sinreaccionantes en Callao utilizando la prueba Rosa de Bengala. La mayor dificultad en el programacontinua siendo la eliminación de los reactores positivos por cuanto la idiosincracia de la mayoríade los criadores no permite la indemnización monetaria, estando en estudio la alternativa deindemnización con animales de raza mejorada a cargo del Ministerio de Agricultura. Actualmente seestá reforzando el control intersectorial entre Salud y Agricultura – Servicio Nacional de SanidadAnimal (SENASA), lo cual permitirá ampliar las áreas de atención hacia las rutas de ingreso delganado a Lima e Ica, y en aquellos departamentos donde se demuestre serológicamente lapresencia de brucelosis caprina. Con la disminución de las coberturas de vacunación se presentó un incremento en laincidencia de brucelosis humana en los años 1996-1997 con un promedio de 2,800 casos anuales,descendiendo la misma en 1998 a 1,801 casos (7.26 x100,000 hab.), con el 95% de los casosregistrados en Lima y Callao; sin embargo también se ha demostrado la presencia de falsospositivos en el diagnóstico por la utilización de antígenos comerciales no normalizadoscontribuyendo de esta forma a un aparente incremento en la incidencia de brucelosis humana en elPaís, por lo que con el Instituto Nacional de Salud se viene capacitando y controlando la calidad delos antígenos utilizados en los servicios de salud para un mejor diagnóstico humano. Siendo de prioridad el control de la brucelosis humana en el País en líneas generales seviene reforzando la coordinación intersectorial Salud-Agricultura (SENASA) , como una estrategiade atención de esta zoonosis y la sensibilización del cabrero sobre los riesgos de producción dequesos procedentes de animales no inmunizados. 94
  • 95. 6.2. VACUNAS ANTIBRUCÉLICAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN EN DIFERENTES CONDICIONES EPIDEMIOLÓGICAS Y DISTINTOS SISTEMAS DE PRODUCCIÓN Claude E. Barton, DVM Consultoría Experta en Vacunas y Estrategias de Vacunación para Programas de Control y Erradicación de la Brucelosis, Santiago, ChileVACUNAS ANTIBRUCÉLICAS Las primeras vacunas para el ganado consistieron en cepas de campo virulentas de B.abortus. Estas frecuentemente causaban la enfermedad misma y fueron discontinuadas muytempranamente. La vacuna B. abortus 45/20 es una forma rugosa térmicamente inactivada de B.abortus cepa 45, y se combina con un adyuvante. Debido a que requiere de dos inyecciones,produce desagradables reacciones en el sitio de la inyección, y no se compara favorablemente conla vacuna de cepa 19 en términos de resistencia; nunca tuvo aceptación en los Estados Unidos. Lavacuna H38 es una fase colonial lisa inactivada con formalina de B. melitensis cepa H38. Bajo unesquema de dosis individual tampoco se comparó favorablemente con la cepa 19 y jamás fueaceptada para usarse en los Estados Unidos. B. abortus cepa 19 fue descubierta en 1923 e investigada extensivamente durante 18 años.En 1941 obtuvo la licencia respectiva y ha sido empleada ampliamente en el ganado desdeentonces. La cepa 19 es una cepa de baja virulencia y difiere biológicamente en forma significativade las cepas de campo más virulentas. Es fuertemente antigénica, aunque baja en virulencia. La vacuna de cepa 19 está hecha de células vivas que deben permanecer vivas para que lavacuna sea efectiva. Ha sido producida en forma líquida y liofilizada. Para el uso general, la formalíquida ha sido discontinuada ya que la vida útil del producto liofilizado es mucho mayor y esafectado en menor medida por las variaciones de temperatura y condiciones de almacenamiento.La vacuna es reconstituida en solución salina fisiológica amortiguada, la cual carece de nutrientes.Luego, la vacuna es un producto altamente perecible y debe manipularse cuidadosamente paramantener su viabilidad y potencia. Los investigadores han demostrado que la cepa 19 tiene un 65-75% de efectividad en laprotección contra la mayoría de los niveles de exposición. También, los investigadores handemostrado que la resistencia debida a la vacunación con cepa 19 dura al menos cinco años yprobablemente toda la vida. La cepa vacunal puede producir abortos al administrarse a animalesgestantes. Sin embargo, las tasas de aborto son bastante bajas cuando se administra la dosis bajarecomendada para adultos. La cepa 19 puede también localizarse y persistir por largos períodos detiempo en la glándula mamaria y tejidos linfoides. 95
  • 96. La cepa 19, siendo una cepa de baja virulencia de B. abortus, Biovariedad 1, produce unarespuesta inmunológica (anticuerpos) virtualmente idéntica a aquella resultante de la infección concepa de campo. Cuando el ganado es vacunado en el período de terneras, a la edad correcta,virtualmente todas perderán el título de anticuerpos resultante dentro de un corto tiempo, general-mente al año de edad. Sin embargo, los animales vacunados con la dosis de terneras a una edadposterior a la recomendada tienden a tener títulos que persisten mucho más. Ya que estosanticuerpos son idénticos a aquellos de la infección con cepa de campo, confunden losdiagnósticos serológicos de brucelosis. Los animales vacunados en los rebaños afectados puedetener un título de anticuerpos considerado como producto de la vacunación, cuando de hecho,pueden en realidad estar infectados con la cepa de campo. Así, la vacunación estaráenmascarando la infección real con Brucella. Además, las terneras vacunadas con cepa 19generalmente no son sometidas a exámenes de sangre sino hasta los 18-24 meses de edad, sinembargo en los rebaños afectados pueden estar infectadas, pero sin detectarse. Incluso puedendejarse atrás y reinfectar al rebaño en un período posterior. La cepa 19 se ha usado para inmunizar terneras entre 4-12 meses de edad. Incluso en lasterneras puede producir títulos serológicos vacunales persistentes e infección con cepa 19permanente en un bajo porcentaje de las vacunaciones. Antes de 1981, la dosis para terneras en 9los Estados Unidos representaba un mínimo de 25 x 10 organismos. Actualmente, no hay un límitemáximo en la cantidad de organismos por dosis. Ya que casi el 50% de las células muere durantela liofilización, se agregaron muchas células adicionales para asegurar que la dosis reconstituidacontuviese el número mínimo de organismos requerido. Había muchas células muertas en cadadosis que liberaban endotoxinas que producían reacciones, enfermedad, y ocasionalmente lamuerte de terneras jóvenes. Por ello, y por el problema de los títulos persistentes, la dosis para 10terneras se redujo a 0,3-1 x 10 en 1981. Esta reducción de la dosis eliminó la mayoría de losproblemas mencionados. No obstante, el problema de los títulos persistentes se mantuvo a un nivelreducido. En 1977, la cepa 19 fue aprobada para la vacunación de rebaños afectados completos. 9Inicialmente se administró en una dosis de 3 x 10 organismos. Esto se redujo posteriormente a 90,3-1 x 10 sin ninguna disminución notable de eficiencia. La vacunación de rebaños completos concepa 19 fue muy efectiva para controlar el aborto y limitar el contagio en rebaños afectados, demodo que pudieran liberarse de la brucelosis dentro de un corto período de tiempo. Sin embargo,los problemas con la infección y títulos de la cepa 19 persistieron a un bajo nivel. Durante 55 añosninguna vacuna fue superior a la cepa 19 para usarse contra la brucelosis en el ganado. Noobstante, es un patógeno humano. La vacuna de RB51 fue desarrollada en 1982 y se derivó de B. abortus cepa 2308, la cepade desafío virulenta mantenida por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos. La RB51fue desarrollada haciendo crecer cepa 2308 en pasadas en serie en medios conteniendorifampicina. Esto resultó en la pérdida de las cadenas lateral-O altamente antigénicas sobre la capaexterna de la pared celular. Las cadenas de lateral-O contienen la fracción antigénica que estimulala producción de anticuerpos de brucella que son detectados con pruebas serológicas estándar 96
  • 97. usados en el diagnóstico de brucelosis. Así, no hay títulos persistentes después de la vacunacióncon RB51 para confundir el protocolo del diagnóstico serológico. La eficacia de RB51 como vacuna contra la brucelosis en el ganado ha sido demostradacomo equivalente a aquella de la cepa 19, pero sin los títulos persistentes. Las pruebas deseguridad se completaron en 1995, y RB51 obtuvo su licencia de uso a comienzos de 1996. En losEstados Unidos, RB51 ha reemplazado a la cepa 19. De hecho, la cepa 19 ya no está siendoproducida para el uso general en el ganado. En los Estados Unidos, la RB51 es administrada a las terneras subcutáneamente a una 10 9dosis de 1-3,4 x 10 organismos a los 4-12 meses de edad. En adultos la dosis es de 0,3-1 x 10 . 9Sin embargo, La dosis adulta usada en Méjico es de 1-4 x 10 . Ninguna de las dos vacunas, RB51 ycepa 19, se recomiendan para usarse en toros.ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN DE BRUCELLA 1) Vacunación de terneras tradicional a los 4-12 meses de edad, con una edad óptimade 6 meses. 2) La vacunación del rebaño completo se usa en rebaños afectados y rebaños bajo altoriesgo. Involucra la vacunación de todos los animales elegibles en el rebaño. Esta técnica es muyvaliosa para aumentar rápidamente la resistencia de todo el rebaño y reducir o detener los abortos. 3) La revacunación puede usarse en rebaños altamente afectados o altamenteconcentrados donde la infección persiste y continua el contagio. Los investigadores handemostrado un efecto reforzador debido a la revacunación con RB51. En las granjas lecheras porejemplo, las vaquillas pueden vacunarse a los seis meses de edad, revacunarse casi a los 15meses, y nuevamente al momento en que ingresan al rebaño lechero. Los animales vacunadoscomprados deberán revacunarse al momento de agregarse al rebaño afectado. Los animalesnegativos en la totalidad del rebaño adulto pueden revacunarse a intervalos de 1-2 años si lainfección o alto riesgo persisten. 4) Vacunación del rebaño completo de toda un área donde, por algún motivo, losprocedimientos de erradicación deben postergarse. Las principales ventajas serían el aumento dela resistencia de toda la población y la reducción de abortos al reducirse la exposición potencial y elcontagio. 97
  • 98. Informe del Relator: Dr.A. Garin El panel señaló que al decidir el servicio ofical el uso de vacunas, debe considerar lainfraestructura necesaria para satisfacer las exigencias necesarias en la instrumentación de normase instructivos del uso, monitoreo, registro de información y capacidad para controlar lotes devacunas producidas o importadas, y en la cadena de frio. Tambien debe consideradar las diferentes situaciones epidemiológicas, sistemasproductivos y prevalencia del territorio donde se indicarán los esquemas de vacunación. Esprimordial establecer en caso de que no exista, el mecanismo mas viable para identificar losanimales a ser vacunados. 98
  • 99. OCTAVO PANELGRUPO 1. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LABRUCELOSIS BOVINA EN ALGUNOS PAÍSES DE AMÉRICA DEL SUR. 7.1. POLÍTICAS DE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS DE LOS ANIMALES William Eduardo Monroy Guevara Médico Veterinario del Instituto Colombiano Agropecuario Calle 37 nº 8-43, Piso 4 y 5, Bogotá, Colombia En Colombia el “Proyecto de Prevención y Control de la Brucelosis Bovina”, tiene comoobjetivo disminuir sistemáticamente el grado de presentación de la enfermedad hasta lograrcondiciones para su erradicación. Considerando que es la Brucella abortus biotipo 1, la cepa identificada en el país comoresponsable de la presentación de problemas en el campo, el proyecto contempla el control de labrucelosis en la especie bovina y secundariamente en otras especies. Durante cerca de 30 años se utilizó la vacuna cepa 19 como único biológico aceptadooficialmente para la prevención de la brucelosis bovina. Sin embargo, a raíz de los trabajos deinvestigación realizados en varios países incluido Colombia la nueva cepa RB51, ha sido registradade manera oficial y es el biológico que aparece como alternativa más reciente para la prevención dela enfermedad. Por ello la Resolución No. 00286 expedida por el ICA el 16 de febrero de 1999,considera como una de las estrategias de prevención, la vacunación obligatoria en todo el territorionacional de las hembras bovinas entre los 4 y los 9 meses de edad con vacunas registradas ante elICA (cepa 19 ó RB51). Además, prohibe la vacunación de hembras mayores de 9 meses de edad con cepa 19 yacepta la revacunación estratégica con la cepa RB51 en áreas donde la enfermedad se presentaen mayor grado, al igual que la vacunación de machos y contempla la posibilidad de variar losplanes de vacunación, la edad reglamentaria y el tipo de vacuna a utilizar, según los avancestécnicos. 99
  • 100. 7.2. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN ANIMALES. VENEZUELA, 1999 Jaime Gonzalez Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuario (SASA) Ministerio de Agricultura y Cría Torre Norte, Centro Simon Bolivar, Caracas, Venezuela Nuestra legislación no priva la utilización de una nueva vacuna antibrucelica, por esto norepresentó para el país una traba legal la incorporación al programa de brucelosis el biológicoRB51, sin embargo se hizo necesario hacer una revisión técnica con la finalidad elaborar normaspara reglamentar el uso de este biológico en el programa vigente de control y erradicación de labrucelosis animal. En nuestro país se aplican dos vacunas antibrucelicas bajo los parámetros que acontinuación se describen. Vacuna cepa 19 Articulo 35º de la resolución para la campaña de control y erradicación de la brucelosis, Se establece la vacunación obligatoria con vacuna cepa 19 y por una sola vez de todas lasterneras comprendidas entre las edades de tres (3) y ocho (8) meses. Vacuna RB51 Este biológico fue registrado en Venezuela en noviembre de 1998 desde entonces seestablecieron por parte de sector oficial del SASA las normas para su aplicación: 1) Deben vacunarse todas las becerras con edades comprendidas entre (3) y ocho (8) meses, siendo la optima edad cinco (5) meses. 2) Revacunación entre los diez (10) y quince (15) meses, siendo la edad optima doce (12) meses. 3) Podrán vacunarse hembras bovinas adultas exceptuando: - Animales que previo examen serológico se encuentre en la categoría de sospechosos o positivos. - Vacas preñadas. 100
  • 101. 4) No se vacunaran machos. 5) La revacunación anual de vacas quedara condicionada a la situación epidemiológica dela enfermedad en el área del predio, esta condición será analizada por la oficina de epidemiologíadel SASA. de cada entidad federal. El rebaño bovino nacional para 1998 se estima en 13.5000.000 de cabezas, de acuerdo asu composición etárea 2.700.000 (20%) becerros(as). Examinar todo el rebaño sujeto a prueba no es tarea fácil a corto plazo; no obstante resultafactible y mas importante epidemiológicamente alcanzar una buena cobertura de vacunación. Las hembras, representan 1.350.000 cabezas anualmente, todas en la edad de vacunaciónAntibrucélica.ANÁLISIS DE LA COBERTURA DE VACUNACIÓN ANTIBRUCÉLICA Cobertura reportada: promedio de la ultima década 200.000 becerras/año (14,8%),verificando alta fuga de información. Cobertura real: la venta promedio de vacuna cepa 19 en los diez últimos años incluido1998, promedia 500.000 dosis / año (37,03%). Cobertura ideal: un buen programa de vacuna antibrucélica cubriría no menos del 80%, ennuestro caso 1.080.000 becerras. Lograr esta meta es un proyecto que tardaría aproximadamenteseis años. En los primeros dos años, vacunar el (60 %) aproximadamente 800.000 becerras o lorepresentado por el incremento anual en el número de animales. En cada uno de los añosadicionales lograr el (80%) lo que equivale aproximadamente a 1.200.000 becerras. Al finalizar elsexto año la cobertura seria el (100%). En los últimos años se ha producido un descenso en la cobertura de vacunación,principalmente ocasionado por la falta del biológico en el comercio, por lo tanto para lograr un plande vacunación ideal debemos contar con un biológico de alta calidad y que cubra la demandanacional con la finalidad de proteger el rebaño de sustitución. 101
  • 102. 7.3. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Fernando P. Poester Chefe Divisão de Fiscalização/Defesa Sanitária Departamento de Produção Animal, Secretaria da Agricultura e do Abastecimento Av. Borges de Medeiros, 1501, Porto Alegre, RS, Brasil La brucelosis o aborto contagioso, causada en los vacunos por la Brucella abortus, seencuentra muy diseminada en Brasil. Es la responsable de grandes pérdidas económicas, interfiereen los programas de reproducción y en la disminución de la producción lechera. Además se letransmite al hombre. Desde el primer aislamiento del agente causal a fines del siglo pasado, se realizaronmuchos intentos en el sentido de obtener vacunas para controlar esta enfermedad, pero todospresentaron resultados limitados. A partir de la década de los 30, una muestra de Brucella abortus, aislada en los EstadosUnidos de América, de reducida virulencia, denominada cepa 19, se mostró altamente efectiva enel control de la brucelosis clínica de los vacunos, cuando se utilizaba como vacuna viva. Las principales características de la cepa 19 son bastante conocidas gracias a lasinnumerables investigaciones realizadas y también por la experiencia adquirida después de muchosaños de aplicación en terreno como vacuna. Entre ellas se destacan: 1) una patogenicidad baja yestable, asociada a la relativa alta inmunogenicidad para vacunos; 2) incapacidad de propagarse deanimal a animal; 3) los animales adultos cuando son vacunados con B19 tienden a persistir contítulos serológicos; 4) la vacuna B19 no debe ser aplicada en hembras en los últimos meses degestación, ya que podrán sufrir aborto; 5) los machos no deben ser vacunados. De la cepa 19 se obtuvieron especialmente las características de baja patogenicidad eincapacidad de propagación y éstas han sido mantenidas mediante una cuidadosa selección desemillas y por la preservación en su forma liofilizada. Brasil es una República Federativa, constituida por 26 estados más el Distrito Federal. Losestados conforman cinco regiones: Norte, Nordeste, Centro Oeste, Sudeste y Sur, clasificadas deeste modo por sus características topográficas, demográficas y económicas. 102
  • 103. La extensión territorial del país es de 8,5 millones de km², donde viven aproximadamente180 millones de habitantes. El rebaño vacuno está constituido por 155 millones de cabezas. Segúnel Boletín de Defensa Sanitaria Animal de la Secretaría de Defensa Agropecuaria del Ministerio deAgricultura y de Abastecimiento (MAA), en su edición 1998 (v.27, n. 1-4, p.41-51, 1994), labrucelosis ocurre en Brasil de manera endémica en todo el territorio nacional y puede serdiagnosticada en cualquier rebaño, sin considerar la forma de crianza ni la explotación económica. El programa de control de la brucelosis animal en Brasil está reglamentado por el DecretoN° 23 de 20/01/76, que homologa las normas para la profilaxis de la brucelosis animal. La región sur de Brasil es la que presenta el menor índice de brucelosis. Ello se debe a quelos estados que componen dicha región desarrollan programas consistentes en control,especialmente el estado de Rio Grande do Sul (12 millones de vacunos). Este estado promulgó demodo pionero en el país, en 1964, la Ley 4890, que declaraba obligatorio el control de la brucelosisbovina. Al año siguiente, se inició la vacunación obligatoria con la vacuna B19. En 1986, un estudioserológico reveló un índice bajo el 0,5% en este estado. De este modo, por fuerza de ley, el único inmunógeno oficialmente permitido por elorganismo competente del MAA de Brasil para registro y uso en el control de la brucelosis bovinaes la vacuna B19 de Brucella abortus. Como no hay constatación en el país de casos clínicos debrucelosis caprina por B.melitensis, no existe registro ni la práctica de la vacunación en estaespecie animal con la vacuna Rev.1. A pesar de haberse constatado la presencia de B.ovis en losestados del sur, no se permite ninguna vacuna en esta especie animal. El programa de control y combate de la brucelosis bovina en Brasil está centrado en lossiguientes puntos: - vacunación sistemática de terneras de tres a ocho meses de edad, para obtener rebaños resistentes a la enfermedad. - diagnóstico a nivel de rebaño, que abarque a todos los animales posibles, con el objeto de identificar a los animales reaccionantes positivos. - eliminación voluntaria de los animales comprobadamente positivos, considerando la inexistencia de recursos públicos específicos para indemnizaciones. El Decreto Federal 23/76 que regula la profilaxis de la brucelosis Animal en Brasil, en suCapítulo III, recomienda textualmente en sus Artículos 10 y 11: Art. 10. La inmunización de los vacunos contra la brucelosis se llevará a efecto mediante lavacunación de hembras, solamente una vez, con vacuna viva, elaborada con la cepa 19 deB.abortus, controlada por el organismo oficial competente. Art. 11. La aplicación de la vacuna B19 se efectuará bajo la responsabilidad de un médicoveterinario, y deberán cumplirse los siguientes criterios: 103
  • 104. a) vacunar solamente terneras entre tres y ocho meses de edad, y no permitir la vacunaciónde machos. b) marcar las hembras vacunadas, con fuego, en el lado izquierdo de la cara, con una Vacompañada del número final del año de vacunación, según modelo. Quedan excluidas de estamarcación aquellas hembras destinadas a Registro Genealógico, en caso de estar debidamenteidentificadas. c) emitir un certificado de vacunación, en tres (3) ejemplares, destinando el primero alpropietario, el segundo al servicio veterinario oficial y el tercero al emisor. Cada estado brasileño, como se ha mencionado anteriormente y como en el caso de RioGrando do Sul, tiene su propia legislación, la cual difiere ligeramente de las normas sugeridas por elMAA. Entre ellas está, por ejemplo, la identificación de las hembras vacunadas. En este estado,dicha identificación se realiza con la marca O, a fuego, en la mejilla izquierda del animal. 104
  • 105. 7.4. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Alberto Pecker Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) Paseo Colón, 367, Piso 5, 1640 Martínez, Buenos Aires, Argentina1. PLAN NACIONAL DE CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS Y TUBERCULOSIS BOVINA El Plan Nacional de Control y Erradicación cuenta con los siguientes objetivos, niveles deejecución (estructura ejecutora), esquema de implementación y acciones operativas.1.1. OBJETIVOS GENERALES a) Controlar y erradicar la brucelosis y la tuberculosis bovina en todo el país. b) Evitar el riesgo de transmisión a la población humana. c) Mejorar las posibilidades de comercialización en el mercado nacional e internacional. d) Aumentar la producción de carne y leche por eliminación de las pérdidas.1.2. ESTRUCTURA EJECUTORA 1.2.1. Nivel central SENASA Cumplirá con acciones de normatización, fiscalización, auditoría, capacitación, vigilanciaepidemiológica y policía sanitaria en el Plan Nacional de Control y Erradicación de la Brucelosis yTuberculosis Bovina. El Laboratorio Central controlará y aprobará las vacunas y reactivos diagnósticos que seutilizarán en el Plan, pudiendo autorizar el uso de otros inmunógenos y técnicas diagnosticas queoportunamente se aprueben. 105
  • 106. Comisión nacional Esta Comisión Nacional tiene la responsabilidad de delinear las políticas sanitarias a nivelnacional para el control y erradicación de la brucelosis y tuberculosis. 1.2.2. Nivel regional COPROSAS Las Comisiones Provinciales de Sanidad Animal son responsables de coordinar lasactividades zonales para saneamiento y erradicación de las enfermedades. 1.2.3. Nivel local Unidad ejecutora local Es el ente sanitario local conformado sin fines de lucro que será responsable de lacoordinación técnico-administrativa del Plan, centralizando la información que surja de losprocedimientos de saneamiento. En aquellos partidos o departamentos en los cuales el ente sanitario por distintos motivosno intervenga en este Plan, el SENASA será el responsable de ejecutarlo o bien delegar lasacciones en las Instituciones que este designe. Productores Los productores serán responsables de realizar las tareas y acciones sanitariasreglamentadas en la presente resolución. Veterinarios acreditados SENASA acreditará a todo veterinario privado que cumpla con los cursos de nivelaciónestablecidos a tal fin, reservándose la facultad de suspensión de la misma acreditación. El Veterinario Acreditado será el corresponsable sanitario en los establecimientos a sucargo. Laboratorio de red Son todos aquellos Laboratorios habilitados por SENASA para emitir resultadosdiagnósticos con validez oficial conforme a lo establecido en las Resoluciones correspondientes. Organismos de capacitación: Universidades - INTA –OPS/ OMS -INPPAZ Se encargarán conjuntamente con el SENASA, COPROSAS y/o Colegios Veterinarios de laorganización y el dictado de los Cursos de Acreditación para los profesionales en ambasenfermedades, así como tareas de investigación y extensión. 106
  • 107. Colegios y/o Consejos de Veterinarios Mantendrán los padrones de Veterinarios matriculados actualizados.1.3. ESQUEMA DE IMPLEMENTACIÓN a) El SENASA define las pautas básicas del plan nacional. b) Las Unidades Ejecutoras Locales, de acuerdo a las pautas básicas establecidas por el SENASA, elaborarán el plan local. c) Las COPROSAS aprueban a nivel provincial presentado por las UEL. d) La comisión nacional de brucelosis y tuberculosis aprueba el plan elevado por las COPROSAS.1.4. ACCIONES OPERATIVAS a) Vacunación obligatoria del 100 % de las terneras entre 3 y 8 meses de edad con vacuna cepa 19. b) El médico veterinario acreditado será el corresponsable sanitario con el productor de todas las acciones técnico sanitarias que se desarrollen en el establecimiento. c) Se examinarán para el diagnóstico de brucelosis a todos los machos enteros de más de seis meses de edad y toda hembra bovina con más 18 meses de edad. d) Se examinarán para el diagnóstico de tuberculosis a todos los bovinos machos enteros mayores de seis 6 meses y hembras mayores de 6 meses de edad. e) Identificación de los bovinos mediante un método eficaz que garantice su seguimiento y auditoría. f) Las pruebas serológicas que involucren tareas de saneamiento y certificación deberán ser realizadas por laboratorios de Red. g) El diagnóstico de tuberculosis será efectuado por la prueba de intradermo reacción en el pliegue ano-caudal interno. h) Eliminar los reactores positivos a brucelosis y tuberculosis con único destino a faena. i) La certificación de establecimiento libre de brucelosis o tuberculosis será extendida por el SENASA.1.5. CATEGORIZACIÓN DE ESTABLECIMIENTOS Se considerará establecimiento de saneamiento a todo aquel que luego de haberseinscripto y designado un Veterinario Acreditado, haya realizado un sangrado inicial y/ó unatuberculinización en las categorías que corresponda, y segregado los animales reaccionantes. Se define como establecimiento saneado en brucelosis el que alcanza dos sangradosnegativos consecutivos con 60 a 120 días de intervalo. 107
  • 108. Se considerará establecimiento oficialmente libre a todo aquel que haya obtenido tres (3)serologías negativas para brucelosis y/o dos pruebas tuberculínicas negativas consecutivas elestablecimiento libre será chequeado anualmente. El SENASA realizará las auditorías y monitoreos que considere necesarios a fin degarantizar el cumplimiento de los procedimientos establecidos. Cuadro de situación comparativa de parámetros a partir de la aprobación de la Resolución 115/99, el 1 de marzo de 1999 Parámetros Antes del 01/03/99 Después del 01/03/99 Vet. acred. brucelosis 3575 4950 Vet. acred. tuberculosis 2526 3781 Estº. libres brucelosis 162 778 Estº. libres tuberculosis 168 501 Planes aprobados - 58 Laborat. de red de bruc. 72 280 Fuente: DNSA - SENASA. 108
  • 109. GRUPO 2. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LABRUCELOSIS EN PAÍSES CON PROGRAMAS AVANZADOS.7.5. POLÍTICAS DE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN ANIMALES EN EL URUGUAY Alfredo Garín Jefe del Programa de Control de la Brucelosis y la Tuberculosis División de Sanidad Animal, Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca Constituyente 1476, Piso 2, CP 11200, Montevideo, Uruguay En 1964 se reglamenta la ley que hace obligatoria la vacunación contra la brucelosis bovinade todas las terneras de entre 3 y 6 meses con cepa 19. Se establece el Programa de Controlbasado en un esquema de vacunación, identificación y tatuaje a cargo de veterinarios privadoshabilitados, supervisados por el Servicio Oficial. Se adopta una política de vacunación masiva, coercitiva, controlada por el Servicio Oficial ycon la fundamental participación del sector privado (veterinarios, laboratorios productores devacuna y productores). La vacuna se producía con semilla de cepa 19 (origen USDA) suministrada por elLaboratorio Oficial a los laboratorios privados. Todas las series de vacuna líquida producidas secontrolaban en cuanto a contaje de células viables, pureza, disociación y ph por el Servicio Oficialpara aprobarlas previo a su venta. Los laboratorios nacionales cubrieron históricamente conamplitud la demanda del programa de control . El total de animales a vacunar anualmente nunca superó 1:500.000 terneras anuales y lacobertura de vacunación fue siempre superior al 80%. Obligaciones establecidas por la ley para el profesional actuante Los veterinarios para actuar en el programa deben registrarse en la División de SanidadAnimal, quien les otorgará un número y una característica. Al vacunar debían tatuar en la orejaderecha de cada ternera su característica y los números indicadores del mes y el año. Ademásrealizarán una muesca en V en la oreja izquierda. Quedaban exceptuados los animales con tatuajes 109
  • 110. de registros genealógicos que los individualizaran. El técnico debía certificar su actuación en unformulario provisto por el Servicio Oficial donde constaran los datos del establecimiento, el número de terneras vacunadas, lamarca a fuego y su nombre, número de registro y característica. Prohibiciones Se prohibía comercializar hacienda no vacunada. Los establecimientos productores deleche que no demostraran haber realizado las vacunaciones no podían destinar al consumohumano leche o subproductos. Difusión En la ley se incluía la creación de Comisiones Honorarias Regionales para colaborar con elServicio. Oficial sanitarias, estimular las acciones de control y prevención y relacionarse con losproductores difundiendo las directivas del Programa. La autoridad sanitaria es legalmente obligadaa realizar educación sanitaria así como llevar estadísticas de la vacunación, incidencia de esta en elprocreo, etc. y darlas a conocer. Seguimiento El programa se controló a nivel de campo y a nivel documental. 1. Control de campo: a) comercialización: al ingreso de los locales de venta. b) en exposición: al ingreso de las mismas. c) en tránsito: inspección de los transportes. De ubicarse ganado sin vacunar en cualquiera de estos casos los animales debían volver al establecimiento de origen donde se realizaba una inspección de todas las hembras, se exigía la vacunación de las de 3-6 meses y se marcaba a fuego con V en la quijada derecha a las mayores de 6 meses que no habían recibido el biológico. d) en establecimiento: inspecciones. 2. Control documental: a) Control de ventas: los laboratorios productores de vacuna debían enviar al Servicio Oficial listados mensuales de venta de vacunas a los veterinarios habilitados. Solo podían vender vacuna a veterinarios registrados. b) Control de uso: basados en los citados listados se establecía que cantidad de animales podía vacunar cada técnico. c) Control de certificaciones: cruzando los datos entre el total certificado por cada serie y el total comprado se calculaba el estado de cuenta de cada veterinario. 110
  • 111. Cada serie tenía tres meses de vigencia, se controlaba su vencimiento. El número de terneras vacunadas según certificación se comparaba con las existencias encada establecimiento declarada anualmente ante DICOSE. En caso de que la certificación nocubriera el total, se intima a vacunar el resto. En 1963 se creó por ley el Plan de Leche Calificada que disponía el pago de un sobrepreciodel 15% en la leche remitida a planta. Para participar del mismo se debían habilitar losestablecimientos y luego anualmente hacer una refrendación sanitaria que incluía la vacunacióncon cepa 19. Suspensión de la vacunación En 1996 en vistas del alto control de la brucelosis bovina a nivel nacional, lo que haceposible su erradicación y evaluando que continuar vacunando no mejoraría en nada dicha situación,esta se suspende por decreto .Se mantiene la obligatoriedad de la denuncia y de la ocurrencia deabortos. La vacunación queda restringida a los planes de control predial en circunstanciasautorizadas por el Servicio Oficial. Cumplidos casi tres años, no se ha tenido que autorizar la vacunación en ningún predio. En este momento se realiza un cambio de estrategia, pasándose del control a laerradicación. Evolución de la prevalencia en relación con la vacunación En 1973 a diez años de comenzado el Programa de Control se realizó un muestreonacional en el que resultó un 1,2% de positivos a serología en ganado de carne y un 0.50% enganado lechero. Desde 1979 los diagnósticos serológicos positivos se han ubicado en valores inferiores al1% y actualmente están por debajo de 0%. En relación con los aislamientos de Brucella, luego de casi tres décadas sin evidenciarlos,como consecuencia de la mayor presión debida al inicio de las acciones de erradicación seconstataron por parte del laboratorio oficial tres en el último año. Evaluación Se concluye que basado en un muy buen Programa de Control mediante el uso de vacunacon cepa 19, el Uruguay ha podido encarar el Programa de Erradicación, luego de bajarradicalmente la prevalencia. Analizada la duración de la etapa de control se estima que ella pudohaber tenido menor duración con los mismos resultados. Se valora la cobertura nacional, lacontinuidad en el tiempo de las acciones tomadas y el seguimiento realizado oficialmente comorecomendables a todo país que desee encarar iguales objetivos. 111
  • 112. 7.6. POLÍTICAS SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL/ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN LOS ANIMALES Dra. Patricia Lopetegui Servicio Agrícola y Ganadero (SAG), Avenida Bulnes 140, Piso 7, Santiago, Chile La campaña de vacunación con vacuna Brucella abortus cepa 19 se inició en 1975, y suprimer objetivo fue llegar a una cobertura del 90% de las terneras existentes entre la IV y Xregiones. Posteriormente se dirigió la vacunación hacia los predios de riesgo en los cuales se debíaaplicar cepa 19 al 100% de las terneras presentes en ellos. De este modo se redujo el volumen devacunación a una meta de 278.830 terneras anuales. Este producto, se manejó bajo el control del SAG, no permitiéndose su adquisición,distribución ni aplicación por parte de ganaderos o veterinarios privados. El abastecimiento del producto se realizaba a través de representantes de laboratoriosproductores extranjeros, quienes efectuaban la importación y presentaban el producto para que sele hiciese Control de Serie. Una vez que la partida había pasado estas pruebas, era entregada alSAG para su distribución. En las Oficinas Sectoriales se efectuaban programaciones de actividades de vacunación yel personal SAG visitaba los diferentes predios, aplicando la vacuna a terneras entre 4 a 8 mesesde edad. Cada animal vacunado era marcado con un crotal de acero numerado, específico paraeste efecto. El ganadero debía cancelar la aplicación el crotal y la vacuna utilizada. El año 1996 se realizó una prueba de campo con la vacuna RB 51 para medir la protecciónque brinda la vacuna en animales adultos frente al desafío natural de la enfermedad, comparándolaa vacunación con cepa 19. Para este efecto se eligieron 4 predios ubicados en la X región del país, con lascaracterísticas: Población menor a 300 animales, presencia de enfermedad aguda determinada por serología mayor a 10% Presencia de abortos. Aislamiento bacteriológico de B. abortus. Escasa o nula vacunación con cepa 19 en terneras. 112
  • 113. De los 686 animales (hembras de 18 meses y más) que abarcó el estudio, 144 resultaronserologicamente positivos al chequeo anterior a la vacunación y quedaron dentro de los predios conel fin de constituir el grupo de desafío. De los 542 animales que resultaron negativos, 276 se 9 9vacunaron con RB51 (dosis de 1-2 x 10 ) y 266 con cepa 19 (dosis 0,5 - 1 x 10 ) Se tomó muestras al momento de la vacunación, y posteriormente a los 30, 90, 180, 270 y360 días. Se empleó como diagnóstico la prueba de Rosa de Bengala y la de Fijación deComplemento.Tasas de seroprevalencia a Rosa de Bengala y fijación del complementosegún grupo y rebaño Días postvacunación Grupo Rebaño 30 90 180 270 360 RB F.C. RB F.C. RB F.C. RB F.C. RB F.C. 1 18.8 21.9 15.6 15.6 11.1 11.1 29.6 14.8 11.5 7.7 2 13.6 4.5 9.1 4.5 4.8 4.8 22.2 22.2 15.8 15.8 RB-51 3 4.7 7.1 4.8 8.3 4.8 1.2 4.1 1.4 1.6 1.6 4 7.8 0.8 0.8 15.1 10 6.7 10.3 3.4 2.8 1.8 Total 11.2* 8.6* 7.6* 10.9* 7.7* 6.0* 16.6 10.5 7.9* 6.7 1 58.1 54.8 20.7 10.3 16.7 20.8 37 18.5 18.5 7.4 2 76 68 32 20 20 16 33.3 16.7 16.7 16.7 C 19 3 2.2 3.3 14.6 21.3 14.8 5.7 13.2 6.6 7.7 6.2 4 83.3 45.2 32 27.2 43.8 26.4 12.8 3.4 20.5 2.7 Total 54.9* 42.8* 24.8* 19.7* 23.8* 17.2* 24.1 11.3 15.9* 8.3*= p<0.05Fuente: Erradicación de brucelosis bovina. Provincias de Valdivia, Osorno y Llanquihue. X Región. Este trabajo se presentó en el X Congreso de Medicina Veterinaria realizado en la ciudadde Valdivia en abril de 1998, y sus conclusiones son: Durante el ensayo, el grupo vacunado con cepa 19 presentó tasas de seroprevalenciassuperiores al grupo vacunado con cepa RB-51, con diferencias significativas (p<0.05) a los 30, 90 y180 días post vacunación, tanto con la prueba Rosa de Bengala como con Fijación delComplemento y a los 360 con la prueba Rosa de Bengala. 113
  • 114. La tasa de incidencia total de los grupos vacunados con cepa 19 y cepa RB-51 fueronsimilares, lo que sugiere un nivel de protección equivalente. En el grupo vacunado con cepa RB-51 se pudo efectuar una detección más tempranade los animales infectados. En 66 bovinos del grupo vacunado con cepa RB-51, clasificados como no infectados, seevidenciaron respuestas serológicas transitorias, lo que podría estar asociado a una respuestainespecífica o una respuesta frente al desafío de la cepa de campo. Bajo las condiciones del ensayo, se destaca la importancia de utilizar una seriecontinuada de pruebas serológicas para clasificar animales como infectados, también se debencombinar pruebas de alta sensibilidad con otras de alta especificidad. A mediados de 1997 se autorizó el uso de Vacuna Brucella abortus cepa RB51 en el país.En un comienzo, la comercialización y aplicación estuvo en manos del SAG. El 20 de abril de 1998 se emitió la Resolución Exenta N° 76 del Departamento deProtección Pecuaria del SAG, en la cual se autoriza al laboratorio representante de Colorado Serumen Chile, para que importe y comercialice la vacuna. Esta normativa establece un sistema decontrol de distribución, venta y aplicación, señalando que las Farmacias Veterinarias son las únicasautorizadas para expender este producto, y que solo puede ser adquirido por los MédicosVeterinarios Acreditados. Estas Farmacias además deben cumplir ciertas formalidades manteniendo un control destock del producto, donde se registre: - Los ingresos de vacuna, señalando cantidad, N° de factura, presentación del producto, N° de serie y fecha de vencimiento - Los egresos de vacuna, consignando la cantidad, N° de factura con que se efectuó la venta, N° de serie, fecha de vencimiento, y los datos del Médico Veterinario Acreditado que la adquirió. - Calcular el saldo luego de ingresos y egresos. La Resolución también indica que la aplicación de este producto se debe realizar según lodescrito en el Manual Oficial de Uso de la Vacuna RB51. en el cual se tratan los siguientes temas: • Descripción de la Vacuna cepa RB 51. Inmunidad Conferida por la Vacuna. Presentación de la Vacuna. 114
  • 115. • Procedimiento de Vacunación Oficial con cepa RB 51. Edad de Vacunación. Objetivo de la Vacunación Oficial con cepa RB 51. Vacunación de Hembras Bovinas con cepa RB 51. Aplicación de la Vacuna. Precauciones en el uso de la cepa RB 51. • Adquisición y conservación de vacuna RB 51. • Certificación de vacunación con cepa RB 51. Estrategia de uso de la vacuna RB 51 En términos generales, la aplicación de RB51 en Chile tiene por objeto establecer unainmunidad de masa en un rebaño bovino. La pauta a emplear considera la vacunación de todas las hembras bovinas desde los 5meses de edad y la revacunación de las hembras previo al encaste. También se considera lainmunización de las hembras que por algún motivo se ingresan al rebaño. En Chile solo se utiliza la dosis completa de vacuna, dado que la evidencia científica indicaque todas las hembras bovinas no gestantes, pueden ser vacunadas con dosis completa sin riesgo.En el caso de las hembras bovinas gestantes, se vacunan cuando las circunstanciasepidemiológicas del rebaño así lo aconsejan, como por ejemplo cuando hay rebaños con infecciónactiva por B. abortus o rebaños expuestos a un alto riesgo de infección. En todo caso para vacunar en esas circunstancias, se estipula que el Veterinario Acreditadodebe comunicar este hecho anticipadamente al Médico Veterinario del SAG más cercano.Además el propietario del rebaño deberá ser informado del riesgo de abortos por cepa RB 51, ydeberá quedar constancia por escrito de su conformidad con la decisión. Cuando se trata de rebaños no infectados y con un nivel bajo de exposición a la infecciónpor B. abortus, se vacunará en ese momento todas las hembras bovinas no gestantes del rebaño,para posteriormente, a medida que van pariendo, completar la cobertura de vacunación a las quequedaron sin inmunizar. La vacunación de hembras bovinas con cepa RB 51, debe ser informada en el formulario "Certificado de Vacunación de Brucelosis Bovina". Este talonario de certificados es en triplicado(original y dos copias), de las cuales la original queda en poder del ganadero, la primera copia espara el SAG y la tercera permanece en el talonario en poder del M.V.A. La copia correspondiente al SAG, se entregará en la oficina del Servicio de su jurisdicciónmensualmente. 115
  • 116. 7.7. POLÍTICA SOBRE APLICACIÓN DE VACUNAS PARA EL CONTROL Y ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS EN ANIMALES Adela Encinosa Liñero Instituto de Medicina Veterinaria, Ministerio de la Agricultura La Habana, Cuba El programa de control/erradicación de la brucelosis bovina en sus inicios no incluía lavacunación sistemática de las terneras con vacunas antibrucélicas. Durante 1967 a 1980 en todo elpaís no se inmunizaron mas de 40,000 terneras, cifra que indica el poco uso de esta herramienta. En realidad existía rechazo al empleo de vacunas por temor a las complicaciones en eldiagnóstico por los títulos serológicos residuales. Con el objetivo de reforzar la resistencia enrebaños de cría intensiva, donde las condiciones de tenencia y manejo hacían impráctico el métodoradical, en 1982 se inició la vacunación de las terneras con cepa 19, buscando una transformaciónfavorable del estado epizoótico de estos rebaños. Anterior a esta fecha, en una empresa de la provincia de Pinar del Río se aplicó la vacunaBrucella abortus cepa 19 y para ello se otorgó una autorización especial. Vacunas preparadas a partir de cepas rugosa como la 45/20 no fue empleada en elprograma, mas en el próprio año 1982, se comenzó experimentalmente a introducir la vacuna noaglutinogena de Brucella abortus cepa 82, elaborada en la antigua Unión Soviética. Cuatro provincias y el Municipio de Isla de la Juventud hicieron un uso controlado pero enun período de 5-6 años se observó algunos resultados contradictorios, pues no todos los rebañospudieron ser recuperados de la infección y algunos animales no infectados dieron respuestas a laspruebas serológicas. El hecho de vacunar no implicó que otras medidas antiendémicas fueranaplicadas en los focos, por lo que fue impracticable cuantificar el impacto exclusivo de la vacuna enlos casos en que se le atribuyó beneficios. En 1982, la Comisión recomendó la vacuna Brucella abortus cepa 19, inicialmente se indicóen las hembras de 3-8 meses de unidades afectados, pero en corto tiempo se decidió experimentarla vacuna en adultas siguiendo lo recomendado por Nicoletti (1976). El esquema de la dosis reducida tenía la desventaja de no poder aplicarse a las gestantes,lo que limitaba lograr desde el inicio la homogeneidad en la resistencia del hato, quedandoexpuesto 24- 30%. Esto permite que continuase la oferta del germen al momento del parto. Nuevos ensayos controlados se realizaron en las vaquerías de producción artesanal y enfincas de ganado de cría extensiva, en ambos casos, los grados de incidencia eran diferentes,tratando de evaluar el impacto de la vacunación en el grupo gestante al aplicar la vacuna a dosis areducida (5 x 10 UFC). 116
  • 117. Se demostró en vacas de más de 7 meses de gestación, que la proporción de abortosprovocados no eran estadísticamente significativos a los provocados por las cepas de campo. Elestudio del comportamiento de los títulos un año después de la vacunación comprobó que estosdeclinaban mucho antes de finalizar el año posvacunación. Con estos resultados se extendió progresivamente la vacunación a todos los hatosafectados aplicando dosis reducida para adultos por una vez y manteniendo la dosis normal a losjóvenes. La investigación serológica se inicia al año posvacunación. Entre los años 1990-1994 hubo déficit de vacunas impidiendo la continuidad de lasvacunaciones, situación estabilizada a finales de 1994 cuando se comenzó a producir una vacunacepa 19 nacional. Actualmente, 95% de la población de ganado bovino del país, se encuentra certificadooficialmente en la categoría de libre de brucelosis bovina, y el resto en condición no libre dependerádel mantenimiento por un periodo mayor la vacunación antiendémica hasta conseguir el efectogeneral. Como resultado de la experiencia cubana en el uso de vacunas nos permitimos lasrecomendaciones siguientes. 1) Los países que empleen vacunas antibrucélicas en sus programas deberían contar conun buen respaldo de Laboratorios de Control de Biológicos de uso Veterinario y de la Referencia deldiagnóstico nacional o en su defecto del apoyo internacional. 2) La vacunación debe ser reservada para las zonas donde se constate por el serviciooficial alta prevalencia de la brucelosis que pueden ser de acuerdo a los parámetros que señala elComité de Expertos de la OMS, o en zonas donde no se pueda obtener los cambios esperados através de las pruebas, sacrificio, manejo epidemiológico. 3) La vacunación deberá enmarcarse en un inicio y termino. El final puede considerarse porel tiempo en que se producirá el reemplazo total de las poblaciones comprometidas o conviventesdurante el periodo focal. 4) Siempre que sea posible, la Comisión del programa Nacional deberá elegir una vacuna aemplear y no mas de una en las zonas donde la vacunación podrá ser usada, prohibir el uso dondela Comisión considera innecesaria la practica de la vacunación. 5) Los países o zonas que empleen vacunas dedicaran programas tendientes a capacitar asus recursos humanos, sobre las características de las vacunas, métodos de conservación y de lapropia técnica de vacunación, sobre los accidentes posibles en los vacunadores y las medidas atomar en estos casos, de igual forma se ha de preparar medios de comunicación y divulgaciónoficial para los ganaderos y personal de las zonas donde se practica la vacunación. 117
  • 118. 7.8. POLITICA EXISTENTE PARA LA APLICACION DE VACUNAS EN EL CONTROL/ERRADICACION DE LA BRUCELOSIS ANIMAL Valerie E. Ragan, DVM Epidemióloga del Programa Nacional de Erradicación de la Brucelosis, USDA, APHIS, Servicios Veterinarios, Riverdale, Maryland, USA En 1994, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, Servicio de Inspecciónde Salud Animal y Vegetal (USDA, APHIS), emitió una declaración de política respecto de lasrecomendaciones para la vacunación de terneras contra la brucelosis. Las recomendaciones fueronlas siguientes: 1) Incentivar la vacunación de terneras en rebaños y áreas con alto riesgo deexposición a la infección. 2) Incentivar a los Estados a rescindir las leyes y regulaciones que impongan lavacunación, como aquellos que requieren la vacunación para la importación o venta. 3) Educar a propietarios de rebaños y veterinarios respecto de la vacunación para quesus decisiones sobre su uso reflejen las ventajas, desventajas e idoneidad en el rebaño bajoconsideración. 4) Desalentar la vacunación de terneras rutinaria en Estados y áreas clasificadascomo libres de brucelosis. 5) Eliminar el financiamiento federal para la compra y aplicación de vacunaantibrucélica, excepción hecha en el caso de rebaños infectados o designados como de alto riesgo. 6) Subrayar la importancia de la vacunación de terneras apropiada en lo que respectaa edad, dosis, identificación y notificación. Desde que la vacuna RB51 recibió una licencia condicional en Febrero de 1996, se harecomendado encarecidamente su uso en lugar de la vacuna de cepa 19, la cual se ha utilizadohistóricamente en el programa estadounidense de erradicación de la brucelosis. La cepa 19 tiene elproblema de causar títulos residuales, lo que ha producido dilemas diagnósticos. La RB51 noinduce títulos sobre la batería normal de pruebas serológicas usados para la brucelosis. Hoy laRB51 se usa ampliamente en los Estados Unidos como vacuna de terneras, y se empleaocasionalmente como vacuna de adultos en rebaños de alto riesgo o infectados. La vacuna RB51 también se utiliza ocasionalmente en los Estados Unidos en lavacunación de rebaños completos, lo que incluye la vacunación de terneras y hembras adultas. Lavacunación del rebaño completo se usa en rebaños afectados que no son despoblados (métodopreferido de manejo de rebaños afectados recientemente descubiertos) y en algunos rebaños bajoalto riesgo de infección. Estos últimos son rebaños con posible exposición a los animales afectadoscon brucella e incluyen los rebaños adyacentes o comunitarios. La intención de vacunar estos 118
  • 119. rebaños radica en aumentar la inmunidad de todas las hembras elegibles para controlar el contagioentre rebaños y minimizar la posibilidad de transmisión más allá del rebaño índice. La vacuna se aprueba para usarse como sigue: Administración: La vacuna sólo puede ser administrada por un veterinario acreditado o porun funcionario de salud animal Estatal o Federal. Edad: Las terneras deben vacunarse entre los 4 y 12 meses de edad, al igual que con lavacuna de B. abortus cepa 19. No se recomienda la vacunación de toros en este momento. Sólo losanimales en rebaños afectados con brucelosis, rebaños de alto riesgo o áreas de alto riesgopueden vacunarse sobre los 12 meses de edad, y se considerarán vacunaciones de adultos. Lavacunación del ganado sobre los 12 meses de edad puede realizarse sólo con la autorización de unfuncionario de salud animal Estatal o Federal. Dosis: La dosis de vacunación de terneras estándar es de diez a 34 billones de organismosen un volumen de 2 ml, administrada subcutáneamente. Si se usa en animales adultos, la dosis esde 1 billón de organismos administrada subcutáneamente en un volumen de 2 ml. Identificación: Las terneras son identificadas colocando un crotal de vacunación deterneras metálico oficial de color naranja estándar en la oreja derecha al momento de lavacunación. Además, deberá colocarse una vacunación oficial en la oreja derecha conteniendo elescudo de vacunación oficial (un escudo con una “V” encerrada en él) precedido de una “R” yseguido del último dígito del año en el cual se efectuó la vacunación. Este procedimiento de tatuajedifiere del procedimiento usado para la cepa 19 por dos motivos. Primero, la vacuna RB51 noproduce una respuesta de título sobre las pruebas de diagnóstico estándar; luego, el trimestre delaño en el cual el animal fue vacunado, requerido en el tatuaje para la cepa 19, ya no tiene tantaimportancia. Segundo, es importante ser capaz de distinguir entre los dos tipos de animalesvacunados; por lo tanto, el uso de una “R” en vez del trimestre del año identificará al animal comouna vacuna RB51. Certificación: El tipo de vacunación administrada deberá registrarse en el certificado devacunación. Notificación: Deben completarse registros de vacunación y enviarse a los funcionarios desalud animal Estatal apropiados, al igual que con la vacunación con cepa 19, de acuerdo con lasnormas de acreditación veterinaria. Además, para hacer la vacunación oficial, las terneras deberán recibir la dosis de vacunaapropiada, vacunarse a la edad apropiada e identificarse apropiadamente. Distribución: La distribución en cada Estado está restringida a los destinatariosdesignados por las autoridades de salud animal Estatal apropiadas bajo las condiciones adicionalesque ellas pudiesen imponer. No será suministrada por Servicios Veterinarios, excepto para usarseen rebaños afectados con brucelosis o rebaños de alto riesgo. 119
  • 120. Informe del Relator: Dr. M. Vargas Terán Se señaló la conveniencia de referir el concepto de prevalencia a estudios poblacionales entiempo y lugar determinado y no al porcentaje de reactores observados en resultados serológicos.También se destacó que deben hacerse esfuerzos para mejorar el control y estadisticas deanimales vacunados, dosis vendidas y aplicadas. Se advirtió que en la etapa de erradicación esconveniente la eliminación de los animales positivos y en la etapa de control si no es factible laeliminación se podría emplear la vacunación con el propósito de reducir las posibilidades detrasmisión. Las políticas sobre la aplicación de las diferentes vacunas para el controlepidemiologico fueron las siguientes: RB51 debe ser empleada en hembras por primera vez entrelos 4 y 8 meses de vida y la revacunación entre 12 y 16 meses de vida. 120
  • 121. NOVENO PANEL 8.1. NECESIDADES DE INVESTIGACIÓN EN EL DESARROLLO DE VACUNAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACIÓN PARA LOS PROGRAMAS DE CONTROL/ERRADICACIÓN DE LA BRUCELOSIS Klaus Nielsen Animal Disease Research Institute (ADRI) 3851 Fallowfield Road, Nepean, Ontario K2H 8P9 Ontario, Canadá Las dos vacunas comúnmente usadas para el ganado, Brucella abortus S19 y RB51 tienenciertas desventajas. Ninguna es 100% efectiva en la protección contra la brucelosis. Ambasparecen ser patógenas para el hombre, y en ciertos casos, producen la infección persistente en elganado. La S19 es patógena también para otras especies. La vacunación con S19 interfiere con laspruebas serológicas comúnmente usados, aunque las pruebas más nuevas han ayudado a superaren gran medida este problema. La RB51, aunque no interfiere con las pruebas serológicas, nopuede detectarse con facilidad excepto mediante el aislamiento bacteriano. La vacuna de S19 esbastante barata mientras que la RB51 es más costosa. La vacuna de Rev. 1 para B. melitensis tiene problemas similares a la B. abortus S19. La B. suis S2 mató vacunas bacterianas y los fragmentos celulares no parecen ser tanefectivos o no han sido suficientemente probados. Las necesidades de investigación incluyen: 1) Desarrollo de una vacuna barata, universal, diseñada contra todas las brucellas lisasque, no obstante brindar protección, no sea patógena para otras especies (que pueda ser usada enotras especies, incluyendo el hombre). Deberán investigarse otros sistemas de entrega. 2) Validación e implementación de pruebas serológicas multiespecies que discriminen elanticuerpo producido por S19 del anticuerpo debido a la infección con brucellas patógenas. 3) Desarrollo, validación e implementación de una prueba serológica multiespecies para ladetección de anticuerpo para RB51. 121
  • 122. 4) Método de identificación de animales individuales a prueba de manipulacionesinexpertas. 5) Armonización internacional de procedimientos para erradicar la brucelosis. Estrategias de vacunación para el control/erradicación: Las estrategias de vacunación dependerán de la prevalencia de la brucelosis y el mejorenfoque es el clásico: en áreas de alta prevalencia, vacunar extensivamente (preferiblemente atodos los animales) y en áreas de baja prevalencia, discontinuar la vacunación. En ambos casos elcontrol del movimiento animal y la eliminación/segregación de los animales infectados constituyenmedidas de control necesarias. Los programas de vacunación pueden extenderse hacia áreas debaja prevalencia si no interfieren con los diagnósticos serológicos. Se deberá considerar una serie de factores para la erradicación exitosa de la brucelosis: Sistema de indemnización de propietarios de ganado infectado y eliminado. - Sistema de “recompensas” por erradicación de la brucelosis, por ejemplo, declarando elsitio libre de la enfermedad (colocando un letrero en el sitio). Incentivo mediante mayorremuneración por leche y animales de matanza. - Identificación de animales individuales para permitir rastreo y regulaciones relacionadascon el movimiento de animales y el requisito de investigarlos previo al movimiento. - Vacuna subsidiada, administración de vacunas y prueba serológica. - Estrategia de vigilancia serológica obligatoria. - Necesidad de comprometer a la industria ganadera para que aborde el problema demanera cooperativa. 122
  • 123. 8.2. NECESIDADES DE INVESTIGACION EN EL DESARROLLO DE VACUNAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACION PARA LOS PROGRAMAS DE CONTROL/ERRADICACION DE LA BRUCELOSIS Claude Barton, DVM Consultoría Experta en Vacunas y Estrategias de Vacunación para Programas de Control y Erradicación de la Brucelosis Santiago, Chile Las brucellas patógenas son parásitos intracelulares facultativos. Pueden vivir durantelargos períodos y proliferar al interior de macrófagos. En términos de resistencia contra la infecciónpor brucella, la respuesta inmune mediada por célula (IMC) es mucho más importante que larespuesta humoral. Aunque los altos niveles de anticuerpo son generados por la exposición aantígenos específicos, su efectividad es baja comparada con aquella de la respuesta IMC. A la fecha, las vacunas más efectivas se han hecho con cepas vivas avirulentas que imitanla infección real con cepas de campo, pero que exhiben una baja patogenicidad en términos derespuesta inmune. Las vacunas de brucella inactivadas no han alcanzado el nivel de resistenciaefectivo y duradero alcanzado con las cepas vivas atenuadas. Un notable investigador de brucellaha descrito las siguientes características para la vacuna antibrucélica ideal: 1) No debe inducir anticuerpos, los que interfieren con el diagnóstico serológico, incluso sise administrara repetidamente. 2) Debe ser altamente atenuada y segura para administrarse en animales de cualquieredad, y no debe causar abortos en animales gestantes. 3) Una dosis individual de vacuna debe inducir una inmunidad fuerte y duradera. 4) Debe inducir la protección múltiple contra B. abortus, B. melitensis y B. suis, las tresespecies más importantes de brucella, y debe ser efectiva en las diferentes especies animales. 5) Debe ser estable en términos de antigenicidad y virulencia. 6) Debe ser barata de producir y fácil de administrar. 123
  • 124. En términos generales, y con la vacuna ideal en mente, las actuales necesidades deinvestigación englobarían todos los factores requeridos para obtener tal vacuna. Incluso con lavacuna ideal, hay tanta variedad en las industrias ganaderas de las Américas y el mundo que lasestrategias de vacunación, para ser efectivas, deberán tomar en cuenta factores tales como lascaracterísticas de la industria, prácticas de cría de ganado y sanitarias, economía, y nivel devacunación que puede lograrse. Es importante determinar si el objetivo consiste simplemente encontrolar la brucelosis, ojalá a un bajo nivel, o erradicarla completamente de la población. Si elobjetivo es la erradicación, entonces alguna medida además de la vacunación deberá incluirse en elprograma. Es altamente improbable que pueda lograrse la erradicación total sólo con la vacunaciónusando las vacunas actualmente disponibles o que puedan hacerse disponibles en un futurocercano. En varias áreas actualmente disponibles, la vacuna B. abortus RB51 tiene lascaracterísticas de la vacuna ideal. Está altamente atenuada, no induce anticuerpos capaces dellevar a una confusión serológica y no es probable que produzca abortos en animales gestantes,aparte de ser estable y relativamente barata. No obstante, hay varias áreas donde debeintensificarse la investigación de vacunas básicas adicionales y los ensayos de campo. Algunas deellas se enumeran a continuación: 1) Expansión de la investigación y los ensayos de campo en la eficacia aplicada de RB51contra B. melitensis y B. suis en especies animales distintas al bovino, especialmente en pequeñosrumiantes y cerdos bajo condiciones de campo. 2) Expansión de la investigación en el uso de vacunas en especies silvestres que seansusceptibles a la infección con brucella, que puedan transmitir la enfermedad a los animalesdomésticos y que sean propensas al establecimiento de un reservorio de brucelosis en la faunasalvaje. 3) Investigación de medios en los cuales suspender las vacunas antibrucélicas y quepuedan aumentar su inmunogenicidad. 4) Investigación de vacunas orales y procedimientos a través de los cuales una vacunapueda ser administrada efectivamente en el alimento o agua. Tal vacuna sería muy útil en lavacunación de poblaciones silvestres errantes. 5) Investigación adicional de vacunas, similares a la RB51, contra B. melitensis y B. suis. 6) Investigación de una vacuna satisfactoria para humanos. 7) Investigación de inmunoestimulación y otros métodos para expandir la respuestainmune a las vacunas antibrucélicas. 124
  • 125. 8.3. NECESIDADES DE INVESTIGACIÓN: UNOS CUANTOS ENFOQUES Gerhardt Schurig, DVM, Ph.D. Colegio Regional de Medicina Veterinaria Virginia Maryland Virginia Tech, Blacksburg, VA, 24061, USA La inmunidad a la infección con Brucella requiere de un fuerte componente inmunemediado por célula (CIMC). Los antígenos específicos que confieren un fuerte CIMC protectorestán aún por definirse claramente. Se han identificado unos pocos antígenos específicos quepueden llevar a la inducción y protección CIMC, como la proteína Brucella L7/L12 y laSuperoxidodismutasa de Cobre-Cinc (SOD). En algunas especies animales, los anticuerpos para lacadena-O pueden tener una función importante en la protección, como se ha demostrado en elmodelo para ratones. En el ganado y cerdos, los anticuerpos parecen no tener importancia. Los macrófagos son las principales células de residencia para Brucella en animalesinfectados. La resistencia generalmente depende de la interacción correcta entre los linfocitos Tespecíficos para los antígenos bacterianos particulares y el macrófago. La activación de losmacrófagos mediante interferon-gomada (INF-g) llevará a la destrucción de la Brucella intracelular.Esto sugiere que las células T específicas para los antígenos de Brucella, particularmente aquellasresponsables de la producción de INF-g son de importancia crucial en la inmunidad antibrucélica.Esto incluiría a las células T ayudantes (Ta) y las células T citotóxicas (Tc). Hasta la fecha, sólo laBrucella viva atenuada es un potente inductor de tales poblaciones de células T específicas.Considerando estas observaciones, es muy probable que las proteínas de Brucella involucradas enla inmunidad protectora estimularán preferentemente al INF-g, produciendo células T que a su vezactivarán macrófagos, acentuando sus capacidades antibrucélicas. Luego, si pueden identificarseproteínas de Brucella con tales características, pueden ser buenas candidatas para la inducción derespuestas CIMC si se presentan al sistema inmune de una manera apropiada. Aunque hay unavariedad de ensayos que miden la inducción del CIMC, ningún ensayo ha demostrado ser unindicador inequívoco de la inmunidad protectora en Brucelosis. En términos generales, una vacuna antibrucélica deberá ser avirulenta, proteger cerca del100% de los animales vacunados durante un largo período de tiempo, ser capaz de inmunizarvarias especies de animales, permitir una fácil diferenciación entre los animales infectados yaquellos vacunados, y proteger contra varias especies de Brucella. El desarrollo de tal vacunademandará tiempo y dinero. La investigación futura deberá por ende concentrarse en la identificación de antígenos deBrucella protectores y sus genes correspondientes, sistemas de entrega o vectores adecuados ymejoramiento de las vacunas existentes. 125
  • 126. Los antígenos protectores pueden usarse en sistemas de clonación y expresión capaces depresentar estos antígenos al sistema inmune en forma apropiada. Un enfoque puede ser la entregade antígenos de Brucella usando vectores virales como el virus vaccinia o vectores bacterianosseleccionados de baja o ninguna patogenicidad. El uso de un antígeno de Brucella protector con unvector apropiado puede inducir una respuesta inmune no protectora. Los antígenos de Brucellaclonados y purificados o epitopes protectores sintéticos podrían usarse incorporados en adyuvantesapropiados no irritantes o usarse en combinación con citoquinas inmunoestimulatorias como lainterleuquina 12 (IL-12). Es más, los antígenos de Brucella protectores podrían expresarse ypurificarse como proteínas de fusión utilizando citoquinas inmunoestimulatorias, como la IL-12,como socios de fusión. La investigación reciente con otros patógenos indica que el uso deproteínas de fusión en las cuales un antígeno protector se expresa fusionado a una interleuquinaespecífica, como la IL-12 es capaz de promover respuestas CIMC protectoras. Puede ser posible desarrollar vacunas basadas en ADN para proteger contra la infeccióncon Brucella. Las vacunas de ADN pueden ser fuertes inductoras de respuesta CIMC. Las vacunasde ADN portando el gen que codifica a la proteína Brucella L7/L12 han exhibido estimulantesresultados protectores en ratones, pero los estudios no se han repetido. Las vacunas de ADNportando varios genes de Brucella distintos codificando antígenos protectores pueden ser efectivassi la respuesta inmune de los animales radica principalmente en el desarrollo de una respuestaCIMC para protección. El uso de adyuvantes genéticos en asociación con las vacunas de ADN uotro tipo de vacunas puede ayudar a desarrollar una respuesta protectora. Es muy probable que las vacunas basadas en estas tecnologías aumentensubstancialmente el costo por dosis, haciéndolas poco atractivas. El mejoramiento de las vacunasantibrucélicas existentes atenuadas es también una alternativa posible a seguir para lainvestigación futura. El desarrollo de mutantes más rugosos como vacunas probablemente noconducirá al mejoramiento de la protección más allá de los niveles ya alcanzados con la cepaRB51. Las vacunas de B. melitensis rugosa quizás jamás equiparen o sean más efectivas que lavacuna de Rev. 1 en la protección de cabras contra la infección con B. melitensis ya que sesospecha que las cabras pueden requerir anticuerpos para la cadena-O para protegerse totalmentecontra la infección. Hemos seguido el camino de sobre-expresar antígenos de Brucella protectoresen la vacuna de cepa RB51, haciendo la vacuna más inmunogénica y por lo tanto incluso másprotectora sin alterar sus características atenuadas. La RB51, debido a motivos aún no biencomprendidos, es extremadamente eficiente en estimular respuestas CIMC con alta producciónINF-g. Este también es el tipo de respuesta inmune que sería necesario para inducir inmunidadprotectora contra infecciones con la especie Mycobacterium. Luego, una vacuna de cepa RB51sobre-expresando los antígenos de Brucella protectores y al mismo tiempo capaz de expresarantígenos Micobacterianos puede convertirse en la vacuna ideal para proteger animales contra labrucelosis, tuberculosis y paratuberculosis simultáneamente. Se necesita más investigación en estaárea para confirmar dicha hipótesis. Las vacunas basadas en mejoramientos y mayor versatilidadde las vacunas existentes aun serían baratas de producir y no aumentarían significativamente elcosto de los programas de erradicación existentes. 126
  • 127. 8.4. NECESIDADES DE INVESTIGACION EN EL DESARROLLO DE VACUNAS Y ESTRATEGIAS DE VACUNACION PARA LOS PROGRAMAS DE CONTROL/ERRADICACION DE LA BRUCELOSIS Steven Olsen, DVM, Ph. D. Unidad de Investigación de Enfermedades Zoonóticas Centro Nacional de Enfermedades Animales, Servicio de Investigación Agrícola Departamento de Agricultura de los Estados Unidos, PO Box 70, Ames IA 50010VACUNAS Al revisar el estado actual del conocimiento sobre las vacunas antibrucélicas disponibles, yosugeriría que la vacuna “ideal” no ha sido aún identificada. Mi definición de una vacuna idealincluiría, entre otras cosas: estabilidad, capacidad de inducir inmunidad protectora perdurable,seguridad clínica en todos los animales incluyendo adultos gestantes, no interferencia con laidentificación de los animales infectados con cepas de campo de Brucella, no infecciosa para loshumanos y protección múltiple contra todas las cepas de Brucella. Adicionalmente, la vacunadeberá tener una larga vida de almacenamiento y retener su viabilidad al ser transportada yalmacenada bajo condiciones de campo. Actualmente, las vacunas B. abortus cepa 19, B. melitensis Rev. 1 y B. abortus RB51parecen tener la más difundida aceptación y uso bajo condiciones de campo. Todas parecen serestables y capaces de inducir protección duradera, pero los datos que caracterizan su duración deinmunidad parecen ser limitados. En áreas donde no se utilizan programas de brucelosis dediagnóstico y sacrificio, yo sugeriría que el conocer la duración de la inmunidad de estas vacunaspuede ser un factor crítico para asegurar que la mayoría de la población ganadera permanezcaprotegida contra las cepas virulentas de Brucella. Ya que las tres vacunas están compuestas debacterias vivas, todas ellas tienen la capacidad de inducir el aborto en animales gestantes. Aunquelas dosis de las tres vacunas que resultan relativamente seguras en animales gestantes parecenser reducidas, los datos que caracterizan la eficacia de estas dosis reducidas y el período de tiempodurante el cual la inmunidad protectora persiste son limitados. Hoy en día sería imprudente para laadministración evitar el uso de estas vacunas durante la gestación a menos que el riesgo causadopor las cepas de campo virulentas exceda el riesgo asociado con el uso de la cepa de vacuna. Debido a la fuerte homología entre las cepas de Brucella a nivel de ADN y la estabilidad delgenoma de Brucella, no es imposible que pueda eventualmente identificarse una sola vacuna capazde brindar protección contra B. abortus, B. ovis, B. melitensis y B. suis. La protección múltiplecontra otras cepas de Brucella ha sido demostrada con mayor facilidad para la vacuna de Rev. 1,sin embargo, se ha demostrado también que la vacuna de cepa RB51 es eficaz contra B. suis. Losestudios adicionales desarrollados particularmente con la cepa RB51 garantizarán la 127
  • 128. caracterización de la extensión y duración de la protección múltiple inducida después de lavacunación. Quizás haya poblaciones de ganado o fauna salvaje infectadas con Brucella en las cualeslos métodos de vacunación tradicional pueden no ser aplicables. Por ejemplo, en los EstadosUnidos, los bisontes y alces silvestres en el área vecina al Parque Nacional Yellowstone estáninfectados con brucelosis. El desarrollo de vacunas alternativas o métodos de entrega de vacunaalternativos, como las vacunas administradas oralmente, puede ser necesario para reducir laprevalencia de brucelosis en estas poblaciones. Esta es un área adicional en la cual hay unanecesidad de investigar. Las nuevas tecnologías, como las vacunas de ADN y las técnicas biológicas moleculares,ofrecen un gran potencial para el desarrollo de nuevas vacunas que se adapten mejor a midefinición de vacuna “ideal”. Aunque se está trabajando en esta área, los esfuerzos de investigaciónadicionales usando esta tecnología están ciertamente justificados.DIAGNÓSTICO Hay actualmente un buen número de pruebas serológicas de brucelosis disponibles. Sinembargo, debido a la predilección de Brucella por una localización intracelular y su tendencia a lalatencia, no existe una prueba serológica de brucelosis que tenga un 100% de especificidad en ladetección de individuos infectados con Brucella. Debe recordarse que las simples pruebas deaglutinación, como la prueba de la tarjeta, se han utilizado exitosamente en varios países paraerradicar la brucelosis. Luego, es probable que las pruebas serológicas actualmente disponiblesdeban ser suficientes para los programas de control de la brucelosis. Aunque los falsonegativosrevisten gran preocupación, a medida que los países avanzan hacia la erradicación de labrucelosis, las respuestas falsopositivas adquieren mayor importancia para los programas decontrol de la brucelosis. Previo a la introducción de la vacuna de RB51, las respuestas serológicasdebido a títulos de cepa 19 retenidos representaban un problema significativo para el personalfiscalizador en los Estados Unidos. La lista de especies bacterianas capaces de causar respuestaspositivas en las pruebas de control de brucelosis es larga, pero Yersenia enterocolitica O:9 pareceser la de mayor trascendencia. Se necesita de la investigación para desarrollar pruebas dediagnóstico convencionales capaces de asistir en la identificación de respuestas serológicasfalsopositivas causadas por infecciones con bacterias distintas a Brucella. 128
  • 129. Informe del Relator: Dr. F. Poester Se analizó la necesidad de seguir estudiando las vacunas que no induzcan anticuerpos,que sean altamente atenuadas y protejan frente al desafio de las cepas de campo, que seanestables y de bajo costo. Será necesario mejorar las vacunas disponibles en el sentido de aumentarel nivel de protección. Por otra parte, se ratificó la necesidad de mejorar la colaboraciónintersectorial de los servicios que se dedican a la brucelosis animal y humana. 129
  • 130. 5. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES El grupo que ha participado en la reunión de consulta sobre vacunas y estrategias devacunación para los programas de control o erradicación de la brucelosis animal, luego de tres diasde discutir los temas de la convocatoria, reconoce una vez mas la importancia que mantiene en elContinente de las Américas el problema de la brucelosis animal, por las pérdidas que ocasiona enla producción y productividad, así como por el impacto en la salud pública. Tambien reconoce que en la actualidad existe experiencia profesional y herramientas paracontrolar y erradicar la brucelosis en sus reservorios, como lo ha realizado Canadá y Jamaica y enun grado avanzado los programas de Chile, Cuba, Estados Unidos y Uruguay. Se considera que en las actuales condiciones se lograrían mayores exitos en losprogramas, de instarse no sólo la voluntad de los gobiernos sino de la comunidad, por influir en ladisposición de los recursos que determinan la intensidad de las acciones y de las estrategias. - En Programas de Control Epidemiológico y Certificación de Zonas y Países Libres - Al establecer el programa elegido, el servicio oficial deberá analizar la estructura conque cuenta para ejercer la vigilancia, como punto de partida que facilitará lograr el controlepidemiológico efectivo. Cuando no se implantan buenos mecanismos sensoriales de vigilancia, sedificulta alcanzar la reducción de la prevalencia, eliminar o prevenir la enfermedad. - Se deben dedicar estudios en la región, para conocer la influencia de los aspectossocioculturales en la presentación y la trasmisión de la brucelosis. - Se deben hacer esfuerzos para incrementar la participación del productor y en especialdel pequeño productor, a la lucha contra la brucelosis en cualquiera de las metas a lograr. Debenexistir programas permanentes de capacitación y comunicación social dirijidos a estos actoressociales. - De las vacunas - En la fase de control de la enfermedad se podrá optar por la vacunación del rebaño,como una herramienta mas entre las diversas medidas sanitarias. 130
  • 131. - Las vacunas, cepa 19 y RB51, son los inmunógenos actuales que los países de laregión pueden elegir en el control de la brucelosis en bovinos. En caprinos y ovinos, la vacuna cepaRev 1 de B. melitensis. - Las vacunas a ser utilizadas deben estar respaldadas por el control de calidad oficial,acorde a las recomendaciones armonizadas en el Manual de Standards de la Oficina Internacionalde Epizootias Las estrategias de vacunación en el país se pueden desarrollar eligiendo una o mas de unade los opciones ejemplarizadas seguidamente: A) Vacunación de reemplazos a edades tempranas Bovinos cepa 19 Dosis completa RB51 Dosis completa Caprinos/ovinos cepa REV1 Dosis completa B) Vacunación de rebaños completos Bovinos cepa 19 Dosis reducida RB51 Dosis reducida En pequeños rumiantes adultos, se debe revisar la utilidad de la dosis reducida de la cepa REV 1. C) Combinando los dos esquemas anteriores y empleando las pruebas serológicas y eliminando los reactores positivos. - El procedimiento de vacunación debe ser realizado sólo por o bajo la supervisión delServicio Oficial del País. - Se debería establecer la armonización de pruebas diagnósticas y analizar laconveniencia de disponer de un centro de referencia en brucelosis para la región. - Investigaciones 1) Que una institución, como OPS, debería formar un comité para definir los elementos deun protocolo estandar para vacunas o evaluación diagnóstica de brucelosis bovina con miras a unaintegracion con la OIE en el futuro. 131
  • 132. 2) Que se deberían efectuar estudios sobre la duracion de la inmunidad. En estudios de campo, se debe definir explicitamente las condiciones relevantes al sujetoen estudio, con criterios similares a los aplicados en materiales y métodos de estudioscontrolados.Tambien se deberia mantener muy buenos registros en las areas de donde podria serdeseable obtener animales para estudios en proximos años. 3) Que se efectuen estudios sobre los efectos de la vacunación de vacas preñadas con lavacuna RB51 usando dosis estandares, en particular, estudios sobre la potencial eliminación debacterias, los cuales deberian incluir estudios sobre transmisión horizontal. 4) Estudiar los efectos de la vacunación del ganado adulto en presencia o ausencia devacunacion cuando terneros. 5) Que se desarrollen pruebas diagnósticas que puedan determinar si ha ocurrido contactocon RB51. 6) Que se desarrollen métodos alternativos para aplicación de la vacuna. 7) Que se establezca un registro donde sean mantenidos los records de los casoshumanos de exposicion a brucelosis. 8) Que se implementen pruebas diagnósticas para diferenciar la contaminacion con cepa19 de la infección de campo y que se desarrollen pruebas diagnósticas que aumenten la capacidadde detectar infección. 9) Que se desarrollen nuevas vacunas que puedan inducir simultaneamente proteccióncontra brucellosis, tuberculosis y otros patógenos bovinos. 10)Que OPS facilite la implementación de nuevas tecnologías cuando estas estendisponibles. 6. PALABRAS DE CLAUSURA Las palabras de clausura de la reunión estuvieron a cargo del Dr. Primo Arámbulo, Coordinador del Programa de Salud Pública Veterinaria de la Organización Panamericana de la Salud. El Dr. Arambulo, se refirió a su complacencia en haber estado durante tres dias compartiendo con personas que tienen diferentes experiencias en el tema de labrucelosis, unos trabajan en la investigación, otros en instituciones del diagnóstico, y otrosgerencian los programas en los países. Reunir este grupo nos há dado la gran oportunidad derecoger experiencias y poder elaborar un material que le servirá de guía a los países al tomar susdecisiones. 132
  • 133. En nombre de la OPS/OMS, agradeció a todos por la cooperación al mejor desempeño dela reunión, la que se caracterizó por el calor de las discusiones, dedicó una mención especial alservicio de traducciones, para el cual pidió un aplauso, también a los funcionarios que dieron elexcelente apoyo secretarial, a la presencia de representantes de FAO, OIE, a los colegas Blasco,Bruno Garín y Benkirane, y en especial al SAG de Chile. Antes de concluir, deseó un buen retorno y expresó: "nos encontraremos futuramente paracompartir los éxitos de esta reunión, tengo el criterio de que há sido una buena misión y esa en lamisión de la OPS, propiciar que los países esten bien informados y puedan tomar buenasdecisiones. Muchas gracias"7. CONSULTORESF.C.M. Alexander - 8 Orange Grove (PO Box 1040), Kingston 8, Jamaica, West Indies. Tel. 876-931-2163.Claude Barton - 5105 Leath Drive, Nashville, Tennessee 37222 USA. Tel. (615) 833-0729, FAX(615) 833-0573.J.M. Blasco - Unidad de Sanidad Animal, Servicio de Investigación Agraria (SIA), DiputaciónGeneral de Aragón, Carretera de Montaña 177, Apartado 727, 50080 Zaragoza, España. Tel. 34-976-576-336, FAX 34-976-575-501, e-mail: jblasco@posta.unizar.esSophia Campbell - Biologics Control Division, Center for Veterinary Biologics USDA, Suite 104 510 thSouth 17 Street, Ames, Iowa 50010. Tel. (515) 663-7489; FAX (515) 232-7120Adela Encinosa - Subdirectora, Instituto de Medicina Veterinaria, Calle 12 entre 15y 17, Vedado, La Habana, Cuba, Tel: 537 306 615, Fax: 537 33 409Alfredo Garín - Jefe del Programa de Control de la Brucelosis y la Tuberculosis, Ministerio deGanadería Agricultura y Pesca, División de Sanidad Animal, Constituyente 1476, Piso 2, CP 11200,Montevideo, Uruguay, E-mail: garinvet@adinet.com.uyBruno Garin-Bastuji - Agence Francaise de Secutiy, Sanitaire des Aliments (AFSSA Alfort), UniteZoonoses Bacteriennes, Bacterial Zoonoses Unit, OIE/FAO Brucellosis Reference Laboratory, BP67 F-94703 Maisons-Alfort, Cedex, France, Tel.: 33 (0) 1 49 77 13 00, Fax: 33(0) 1 49 77 13 44 or33 1 43 68 97 62, E-mail: b.garin@alfort.afssa.frJaime González - Servicio Autónomo de Sanidad Agropecuaria – SASA Dirección de SanidadAnimal, Ministerio de Agricultura y Cría, Torre Este, Piso 12, Parque Central, Caracas 1050, D.F.,Venezuela, Tel: 582 508 0379, Fax: 582 500 376 / 5731 133
  • 134. Patricia Lopetegui - Servicio Agrícola y Ganadero - SAG, Avenida Bulnes 140 – Piso 7, Santiago,Chile, Tel: 562 688 6183, Fax: 562 6716 184 E-mail plopeteg@sag.minagri.gob.clEduardo Luna Martínez - Subdirector de Diagnóstico, Dirección General de Salud Animal,SAGAR, Av. México No. 190, Col. El Carmen Coyoacán, México, D.F., México, Tel: 011- 525- 554-0642, Fax: 011- 525- 659-3146William Monroy Guevara - Instituto Colombiano Agropecuario - ICA, Calle 37 No. 8-43, Pisos 4 y5, Santafé de Bogotá, Colombia, Tel: 571 232 4692, Fax: 571 285 435Ana Maria Navarro - Ministerio de Salud. Directora Nacional de control de Zoonosis. Av. SalaverryS/N - Jesús maria, Lima. PerúKlaus Nielsen - Animal Disease Research Institute (ADRI), 3851 Fallowfield Road, Nepean, OntarioK2H 8P9 Ontario, Canadá. Tel. (613) 228-6698 (Ext. 4804)Steve Olsen - USDA/ARS National Animal Disease Center (NADC), 2300 Dayton Road, Ames,Iowa 50010. Tel. (515) 663-7393, FAX (515) 239 -8458.Alberto Pecker G. - Director Nacional de Sanidad Animal, Servicio Nacional de Sanidad y CalidadAgroalimentaria – SENASA, Paseo Colón 367 – Piso 5, Martínez, Buenos Aires, Argentina, Tel:5411 4331 6041, Fax: 5411 435 4110.Fernando Poester - Centro de Pesquisas Veterinárias, Desidério Finamor, Estrada Municipal doConde, 6000, 92990 - 000 Eldorado do Sul, Porto Alegre, Brasil, Tel. Domicilio: 51 481 3460, Fax:51 481 3337Valerie Ragan - National Brucellosis Epidemiologist, USDA/APHIS Veterinary Services, 4700 RiverRoad (Unit 43), Riverdale, Maryland 20737 USA. Tel. (301) 734 -7708 FAX (301) 734-7964. Gerhard G. Schurig - Department of Biomedical Sciences and Pathobiology, Virginia-Maryland Regional College of Veterinary Medicine, Virginia Polytechnic Institute and StateUniversity, 1410 Prices Fork Road, Blacksburg, Virginia 24061-0342 USA. Tel. (540) 231-7172 ,FAX (540) 231-3426, E-mail: gschurig@vt.edu 134
  • 135. Representación del sector privadoMichael D. Piontkowski - Colorado Serum, Colorado Serum, 4950 York Street, (P.O. Box 16428),Denver, CO 80216, Tel.(303)295-7527, FAX (303)295-1923.ObservadoresOscar Eduardo Argento – Médico Veterinario, Instituto Sanidad Ganadera, Perú 1655, BuenosAires, Argentina CP. 1141, Argentina Tel: 43-07-81-96, Fax: 43-07-99-83 E-mail:oargento@isg.com.arPatricia Avalos - Servicio Agrícola y Ganadero, Jefe Laboratorio Pecuario, Médico Veterinario, Km.22 Ruta 68 - Lo Aguirre 60-10-405/60-10-445, Fax: 56 2 60-10-416Eduardo Bagnat – SENASA, Argentina, Médico Veterinario Sección Brucelosis, Paseo Colón 367,Buenos Aires, Argentina Tel: 54-11-4--778-1561, Fax: 54-11-4-792-4012Abdelali Benkirang – Foad and AGRICULTURE Organization of The United Nation, Animal Healthoffice. ( Baitevolophy), Via delle Tenne du Cancalla , Roma, Italia, CP. 00100 Tel: 39-06-570-52681Fax: 39-06-570-53500 E-mail: abdelali@benkiane.fao.orgChristian Mathieu Benson – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario Av. Bulnes Nª 140/casa: Ayquina 156 Las Condes, Santiago, ChileTomás Andrés Chacón Saravia – Servicio Agrícola y Ganadero Encargado Protección Pecuaria,Médico Veterinario, Av. Ogana Nª 1060, Coyhaique, Chile Tel:56 67 21-2180/ 56 67 21-2176, Fax: 56 67 2121-79 E-mail: tchacon@sag.minagri.gob.cl.Eduardo Correa Melo - Director, Departamento de Protección Pecuaria, Servicio Agrícola yGanadero - SAG , Avenida Bulnes 140 - Piso 7, Santiago, Chile,Tel: 582 688 6183, Fax: 562 6716 184Carlos Alberto Diez – Colegio de Veterinarios de la Provincia de Buenos Aires, Presidente, calle47 Nª 386, La Plata, Buenos Aires, CP. 1900, Argentina Tel: 54-221-423-26-85, Fax: 54-221-421-90-12 E-mail: cvpba@netwerk.com.arCecilia Laura D. Lorenzo - Colegio de Veterinrios de la Provncia de Buenos Aires, Argentina- Fac.Cs. Vet. U.N.L.P., Asesor Técnico - Profesor Inmunología calle 58 Nª 1721 4to. C., La Plata,Buenos Aires CP. 1900, Argentina Tel: 00-54-21-45—36-351, Fax: 00-54-21-4-53-63-51/ 21-4-25-79-80 E-mail: dilorea@fev.medvet.unid.edu.ar. 135
  • 136. Bruno Garin Bastuji – Office International des Epizooties, Veterinary Research Director AFSSA,OIE/FAO Reference Laboratory, Maisons , Alfort CP. 94703 Farncia Tel: 33-14-97-71-300, Fax: 33-14-97-71-344 E-mail: b.garin@alfort.afssa.fr.Claudia Pamela Gatica Miguras – Proyecto Fondo SAG. De control y Erradicación de Brucelosisen Centros de Acopio Lecheros, Coordinadora, Hacienda Rupanco, Osorno, Osorno, CP. 1462Osorno, Chile Tel: 09-444-05-44, Fax: 05-28-84-88 E-mail: claudia@mixmail.com.Henry Gonzalez Jenkins – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, Illanes 928,Rancagua,Chile Tel: 56 72 221109, Fax: 56 72 22-38-03 E-mail: hgonzale@.sag.minagri.gob.cl.Jaime José González Noria – Servicio Autónomo de Sanidad de Tubercolisis y Brucelosis, MédicoVeterinario, Piso 12 Parque Central, Caracas, Venezuela Tel: 02-50-90-496/50-90-233, Fax: 02-50-90-140/50-90-496.Oscar Victor González Rojas – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, Valdivia Nª 948,San Fernando, Colchagua, Chile Tel: 56 (72)-71-56-04, Fax: 56 (72)-22-38-03Cesar Eugenio Hidalgo Palacios – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, ProgramaBrucelosis, Bilbao 931 3er. Piso, Temuco, IX. Región, Chile Tel: 56 (45)-21-03-83, Fax: 56 (45)-21-34-20 E-mail: chidalgo@sag.minagri.gob.cl.Cecilia Jara Mayo - Servicio Agrícola y Ganadero, Encargada Unidad Patología, Laboratorio LoAguirre Médico Veterinario, Ruta 68 Km. 22, Lo Aguirre, Santiago, Chile Tel: 56 2 60-10-405 56 260-10-445 anexo 337-380.Carlos Hernan Jara Gibson - Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, 1 Norte 640,Talca, VII Regiòn, Chile Tel: 56 71 22-68-42, Fax: 56 71 22-68-42.Stephen Johnston - Chief Veterinary Officer, Animal Production and Health Division, Ministry ofAgriculture, Land and Marine Affairs, St. Clair Circle, Port-of-Spain, Trinidad and TobagoMoises Vargas-Téran - Animal Health Officer, FAO Regional Office for Latin America and theCaribbean, Via delle Terme di Caracalla, 00 100 Rome, Italy,Tel.: 39-6-5705 2681, Fax: 39-6-5705 3500Eduardo Vicente López – Schering Plough Animal Health/Veterinary, Technical Manager, Av. SanMartín 1750, (1602) Florida, Buenos Aires, Argentina, Tel: (5411) 4796-5111, Fax: (5411) 4796-5111, E-mail: eduardo.lopez@spcorp.com 136
  • 137. Jose Naranjo Yañez - Servicio Agrícola y Ganadero, Jefe Subdepartamento Vigilancia,Departamento Protección Pecuaria, Av. Bulnes 140, Santiago, Chile, Tel: (562) 68-86-183, Fax:(562) 67-16-184, E-mail: jnaranjo@sag.minagri.gob.clPaula Naranjo Farias – Servicio Agrícola y Ganadero, Región de Aysén, Médico Veterinario,Coordinadora Brucelosis, Av. Ogana 1060, Coyhaique, Aysen, Chile, Tel: 56 67 21-21-88, Fax: 21-21-79, E-mail: pnaranjo@sag.minagr.gob.clGerardo Otzen – Servicio Agrícola y Gandero, Médico Veterinario, Magallanes 324, Punta Arenas,Chile, Tel: (562-61) 22-36-19, Fax: (562-61) 22-96-96, E-mail: gotzan@sag.minagri.gob.clBenigna Pérez Ramos – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, Maelsema 674,Osorno, Chile, Tel: (564) 23-27-91, Fax: (564) 23-2016, E-mail: perezbe@entelchile.netçJuan Carlos Manetti – Servicio Nacional Agroalimentaria y Ganadería (SENASA), MédicoVeterinario, Sec. Brucelosis, Paseo Colon 367, Buenos Aires, Argentina, Tel: (5411) 47-92-4012.María Cristina Ramírez Matus – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, FranciscoBilbao 765, Paillaco, Valdivia, Chile, Tel: (563) 42-1504, Fax: (563) 42-1504, E-mail:cveter@telsur.clGabriel Reyes Carrasco – Servicio Agrícola y Gandero, Protección Pecuaria Los Angeles, MédicoVeterinario, Colo Colo 669, Los Angeles, Bio Bio, (Cod.Postal 326) Chile, Tel: 32-23-77, Fax: 32-2377, E-mail: saglang@chilesal.netMarta C. Rojas Figueroa – Servicio Agrícola y Ganadero, Región Metropolitana, MédicoVeterinario, Av. Portales 3396, Santiago, Chile, Tel: (562) 681-78-38, Fax: (562) 681-7751, E-mail:mrojas@sag.minagri.gob.clEdmund Rozenblad – Ministerio de Agricultura, Director General de Ganadería y Salud Animal,Abattoir Laan-Bechhuiten, Paramaribo, Suriname, Tel: (597) 40-3209, Fax: (597) 404407, E-mail:odve@cq.link.srCristian Carlos Sabelle Rossa – Servicio Agrícola y Ganadero, Jefe sección pecuaria IV Región,P.P. Muñoz 200, La Serena, Chile, Tel: (051) 21-24-46, Fax: (051) 22-48-36, E-mail:csabelle@sag.minagri.gob.clçGloria Schadebrodt Cortés – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario/ Laboratorio, Av.Ogana 1060, Coyhaique, XI Región, Chile, Tel: 56 67 21-21-83, Fax: 56 67 21-21-79, E-mail:qschadebc@miniagri.gob.clMaría Esther Saldias Molina – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario, Isidro Errazuriz2205, Santiago, Chile, Tel: (562) 738-2208, Fax: (562) 777-93147601-0416. 137
  • 138. Luis Samartino – Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Centro de CienciasVeterinarias, Médico Veterinario, C.C. 77, Morón, Buenos Aires, Argentina, Tel: (5411) 46-21-1289,Fax: (5411) 4621-1712, E-mail: lsanma@inta.gov.arFancisco Javier Vargas Ortíz – Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado, Facultad deVeterinaria, Profesor Asistente/Médico Veterinario, Urbanización Patarata II, Calle Ujano 197,Barquisimeto, Lara, 5001 Venezuela, Tel: (051) 54-02-35, Fax: (051) 45-50-52, E-mail:vargasfrancisco @hotmail.comMarco Antonio Zambrano González – Servicio Agrícola y Ganadero, Médico Veterinario Sectorial,Jose Miguel Camera 460, Villarica, Cautín, Chile, Tel: (09) 44-35-783, Fax: (09) 41-14-61, E-mail:mzambranog@xopimail.com SecretaríaPrimo Arámbulo III - Coordinador, Programa de Salud Pública Veterinaria (PAHO), 525 Twenty-Third Street, N.W., Washington, D.C. 20037-2895, Tel.: (202) 974-3190, Fax: (202) 974-3643, E-mail: arambulp@paho.orgNarey Cotrina - Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA), Avenida PresidenteKennedy 7778, 25040-000 São Bento, Duque de Caxias, Rio de Janeiro, Brasil, Tel.: (55) (21) 671-3128, Fax: (55) (21) 671-2387, E-mail: ncotrina@panaftosa.ops_oms.orgJosé G. Rodríguez Torres - Director, Centro Panamericano de Fiebre Aftosa (PANAFTOSA),Avenida Presidente Kennedy 7778, 25040-000 São Bento, Duque de Caxias, Rio de Janeiro, Brasil,Tel.: (55) (21) 671-3128/ 3129, Fax: (55) (21) 671-2387, E-mail: jgrodtor@panaftosa.ops_oms.org 138
  • 139. CENTRO PANAMERICANO DE FIEBRE AFTOSA (OPS/OMS) Caixa Postal 589, 20001-970, Rio de Janeiro, RJ, Brasil Marzo de 2000 139

×