La industria alimentaria que España necesita

  • 724 views
Uploaded on

FIAB prsenta un Decálogo con las diez medidas que considera necesarias para consolidar el sector de la alimentación como un motor para la recuperación económica y del empleo. …

FIAB prsenta un Decálogo con las diez medidas que considera necesarias para consolidar el sector de la alimentación como un motor para la recuperación económica y del empleo.
Propuesta de medidas al nuevo Gobierno que salta el 20 de noviembre. 14 de noviembre de 2011.

More in: News & Politics
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
724
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
11
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. La industriaalimentariaque Españanecesita 2011
  • 2. ResumenEjecutivo
  • 3. RESUMEN EJECUTIVOEspaña se encuentra en una profunda encrucijada, atenazada por la crisis internacional, unaeconomía nacional que debe afrontar importantes reformas y una compleja situación política.Nuestro país se juega mucho en estos momentos, y la industria española de alimentación ybebidas está determinada a jugar su papel dentro de la sociedad civil para contribuir a la salidade la actual situación.La primera industria nacional no solo quiere contribuir con sus propuestas sino que entiendeque todas ellas nos deben llevar a posicionarla en los términos económicos, políticos y socialesque le corresponden, como corresponde al primer sector industrial español.Las propuestas que se detallan en el documentoresponden a una doble lógica: las medidas de entorno macroeconómico que son condiciónnecesaria para la reactivación, y las específicas del sector que van a impulsar nuestrocrecimiento.1. MEDIDAS ECONÓMICAS DE CARÁCTER GENERALEn primer lugar, se entiende que hay una serie de necesidades de reforma en el ámbitoeconómico que trascienden al sector alimentario pero que, por el contrario, son requisitosprevios para su impulso: sin cambios en la política macroeconómica del país no hay desarrollode la industria.Entre estos requisitos previos se incluyen:  Reforma del mercado laboral para salir de la actual dualidad, simplificar el modelo, adaptar las condiciones laborales a la situación económica y reducir el absentismo;  La reactivación de la demanda interna y en especial del consumo privado, evitando en todo caso el incremento impositivo, la limitación de la comunicación comercial y la restricción de ventas.  Reforma del sistema educativo en sus distintos niveles; la educación, la investigación y la tecnología debe ser la palanca para que España se convierta en una economía avanzada en la que las ideas se conviertan en empresas, y los inventos en productos; hay que primar junto a la igualdad de oportunidades la búsqueda de la excelencia, así como un acceso más eficiente y selectivo a los estudios universitarios, y la potenciación de la formación profesional. 4
  • 4.  Sistema energético: el actual sistema energético ha apostado por un modelo de energías limpias apoyado fuertemente en subvenciones, a la vez que ha descartado la opción nuclear. Nuestra industria paga la energía a precios muchos más altos que sus competidores, restándonos competitividad en Europa, por lo que se hace necesario un nuevo mix que invierta en investigación de nuevas energías (sin enfrentar calorías para el consumo alimentario con calorías que producir energía), y que produzca con seguridad pero a la precios razonables, a la vez que incide en el uso racional tanto desde los inversores como en el cambio de pautas del comportamiento social.  La circulación del crédito y la recomposición del sistema financiero nacional. La crisis financiera sigue afectando a nuestro sistema financiero que no acaba de sanearse, limitando fuertemente el acceso de empresas sanas y de familias al crédito. En España y especialmente en las pymes, el crédito es esencial para la financiación de las empresas, y sin inversión no hay futuro. Por su lado, difícilmente puede animarse al consumo si las familias no tienen crédito. España necesita recomponer su sistema financiero para reactivar el económico.  Racionalización del gasto público y de las Administraciones. El modelo autonómico ha conllevado la proximidad de la Administración al ciudadano, pero su deriva en los últimos años ha desembocado en un gasto público de difícil reconducción, la proliferación de instituciones a nivel autonómico duplicando los servicios prestados desde la Administración central, y sobre todo, una fuente de ineficacia en la gestión que merma la unidad de mercado y crea barreras para el desarrollo y competitividad de la actividad de las empresas. Todos estos defectos deben corregirse para hacer más efectiva la prestación de servicios al ciudadano, reconducir el gasto público y abrir nuevas posibilidades a nuestra economía.Pero si bien es verdad que sin estas medidas de carácter macroeconómico no es posible que laindustria alimentaria dé de sí todo su potencial, otras medidas deben completarse con unaserie de cambios que afecten a nuestro modelo agroalimentario y que deben acompañar ycompletar a las anteriores. 5
  • 5. 2. POR UN MODELO AGROALIMENTARIO COMPETITIVO2.1 UNA EFECTIVA ADMINISTRACIÓN TUTELANTELa primera industria nacional necesita una Administración propia de tutela efectiva yeficiente, que abarque todas sus necesidades. Independientemente de donde se adscriba, laindustria alimentaria necesita una Secretaría de Estado que ordene bajo su estructura:  el aprovisionamiento de materias primas  las normas técnicas y política alimentaria (nutrición y estilos de vida saludables)  política industrial alimentaria (fomento de la competitividad y la innovación)  relaciones de la cadena agroalimentaria.  promoción internacional y cultura alimentaria.Pero, igualmente importante es velar por los intereses de la industria alimentaria en otrosámbitos de las políticas activas, de manera que nuestros intereses se incardinen correctamenteen las políticas horizontales, tanto a nivel comunitario como especialmente nacional.Proponemos en consecuencia crear una figura específica en la estructura ministerial o inclusoen Presidencia del Gobierno, que gestione una Comisión Interministerial permanente dePolítica Agroalimentaria; de estructura mínima pero de alto rango que tiene como objetivoarmonizar, coordinar, trabar consensos con todos los Departamentos ministeriales que incidenen nuestro sectores y apoya la política dictada desde el Ministerio del ramo.2.2 UNAS RELACIONES EQUILIBRADAS EN LA CADENA AGROALIMENTARIALa falta de vertebración y equilibrio en la cadena lastran nuestro modelo agroalimentario y, enespecial, la financiación del suministrador, la seguridad jurídica del tráfico mercantil, lainnovación, la competencia y el propio bienestar del consumidor.Las actuales iniciativas en marcha a nivel comunitario deben desembocar en un marcoregulatorio que:  regule las prácticas abusivas y desleales,  establezca medios de control y aplicación a nivel nacional, a través de una autoridad reguladora, 6
  • 6.  legitime definitivamente a las Asociaciones para la defensa de los intereses de las empresas y establezca un procedimiento confidencial de denuncias que active la actuación de oficio de la Administración,  revise la aplicación de las normas de competencia en el sector agroalimentario.España debe liderar este cambio empezando desde nuestro marco normativo, que requeriráuna profunda revisión, en especial con ocasión de la trasposición de la nueva Directiva delucha contra la morosidad, que deberá hacerse efectiva a principio de 2013.2.3 INTERNACIONALIZACIÓNLos espectaculares datos de nuestra exportación alimentaria confirman nuestra vocación ycompetitividad exterior. El crecimiento de las necesidades de alimentación en el mundo, y enespecial del potencial de consumo en los países en desarrollo, nos llevan a plantear lanecesidad de reforzar nuestra inversión en internacionalización y en especial, la adopción deun Plan Director a medio plazo que conjugue bajo una estrategia común los esfuerzospúblicos nacional y autonómico- y privados- asociaciones y empresas en todas la áreas deacción:  Promoción comercial  Inversiones  Imagen  Cooperación empresarial  Formación  Servicios  InnovaciónEste Plan Director debe establecer objetivos concretos a corto y medio plazo, aunaresfuerzos y recursos, y repartir las actividades entre los diferentes agentes de la maneramás racional y efectiva posible.  Su aplicación práctica debe tener un objetivo tangible que evaluamos en sobrepasar con nuestras exportaciones un tercio de la producción total nacional.Junto al Plan Director, nuestro sector necesita: 7
  • 7.  ordenar y potenciar la trilogía alimentación-gastronomía-turismo.  liderar la reforma comunitaria de los Reglamentos de promoción agroalimentaria prevista para fin de 2012.  Ordenar la promoción agroalimentaria interior y reconducirla a objetivos de promoción de estilos de vida saludable, información al consumidor y relación con el turismo.2.4 SOSTENIBILIDADNos encontramos en una fase de transición: de un enfoque parcial de la protecciónmedioambiental a un nuevo modelo de política industrial sostenible orientado desdeBruselas, que se basa en el análisis del ciclo de vida y en la próxima adopción de estándaresreconocidos y aplicados uniformemente a nivel comunitario.En este tránsito, el principal objetivo debe ser:  Configurar una posición propia española para influir en Bruselas.  Evitar la proliferación de iniciativas particulares (en especial CO2) a nivel autonómico, sin base técnica ni científica que compartimentan los mercados.  Clarificar la información al consumidor evitando confusiones para que contribuya a la mejora ambiental.En cuanto a la problemática específica de los residuos, es imprescindible que los actualesSistemas de Gestión (SIG) Ecoembes y Ecovidrio puedan seguir funcionando a plenorendimiento, sin interferencias de posibles SDDR que sólo crearían molestias y costesinnecesarios para el consumidor, graves daños a los sectores alimentarios y de bebidas, yninguna mejora medioambiental. Al mismo tiempo, deben revisarse las disposiciones sobre losSIG de forma que se cumpla la legislación horizontal en materia de sociedades y no seapliquen interferencias administrativas en la composición y funcionamiento de estassociedades anónimas.Por último, y en el apartado de políticas de fomento, los Planes regionales de Desarrollo Ruraldeben potenciar sus medidas de apoyo a la adaptación medioambiental de las empresas, enespecial acciones colectivas que unan a varias empresas en un objetivo de mejora común. 8
  • 8. 2.5 SEGURIDAD ALIMENTARIALa reciente crisis de E. Colli en Alemania ha puesto de manifiesto los graves daños que puedeinfligir a la economía una decisión inopinada de los responsables políticos de la salud pública.Tampoco la recientemente aprobada Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición cubre estasdeficiencias, a pesar de haber sido una petición de la industria, y por ello se hace necesaria larevisión del Reglamento UE 16/2011 de medidas de desarrollo de gestión de redes de alertaen alimentos y piensos a través de la RASFF que gestiona la DG SANCO de la ComisiónEuropea.Esta revisión ineludible y en la que España debe jugar un papel esencial tiene que implicar:  mayor responsabilidad y poderes de gestión por parte de la Comisión, para evitar errores y precipitaciones de las autoridades nacionales;  detallar un procedimiento común para la gestión de las redes de alerta por parte de las autoridades nacionales, que asegure al máximo nivel de seguridad y protección del consumidor, pero también los derechos de los operadores de manera efectiva;  acotar debidamente la aplicación del principio de precaución;  asegurar que la trazabilidad es un instrumento de identificación y gestión de las alertas alimentarias, pero también de asignación de responsabilidades de autoridades y operadores, que debe permitir la acción legal para el resarcimiento de daños por mala o indebida gestión.2.6 ALIMENTACIÓN Y SALUDUna relación clave para nuestra industria, lo primero que debe revertirse es esa banalización,demonización y cortoplacismo que suelen rodearle, tanto desde el ámbito administrativo comoen la opinión pública. La alimentación influye sobre la salud, pero no sólo negativamente, y esjusto y necesario que los poderes públicos resalten también los valores positivos de unacorrecta alimentación, nuestra estrecha relación con la cultura, la sociedad, y en suma deldesarrollo socioeconómico de nuestro país.Hay pues que renovar el compromiso público-privado que en su día articulamos con laEstrategia NAOS sobre la base de acciones multisectoriales y multidisciplinarias, descartandomedidas prohibicionistas o restrictivas basadas en el concepto de alimentos buenos y malos,que incluyan: 9
  • 9.  el análisis científico de la realidad de la obesidad y el sobrepeso en España, como primer paso para abordar los problemas;  políticas activas de formación e información al consumidor;  esfuerzos tangibles y medibles de todos los actores implicados, públicos y privados;  posicionamientos claros a nivel comunitario e internacional en contra de impuestos y gravámenes a determinados grupos de alimentos, restricciones innecesarias a la comunicación y alteraciones a la libre circulación de mercancías.2.7 POLÍTICA AGRARIA COMÚNBruselas decidirá en 2013 el nuevo marco legislativo de la Política Agraria Común. Losdebates entran en fase de presentación de propuestas legislativas, y todo apunta a unaestrategia más continuista que de auténtica reforma, con nuevos límites financieros.La industria es el primer cliente de agricultura, y sin agricultura fuerte no hay industriacompetitiva.España y la Unión necesitan una PAC que siga apoyando a los agricultores pero centrando lasreformas en un esfuerzo por impulsar la competitividad del modelo agroalimentariocomunitario, no sólo en beneficio propio, sino para poder beneficiarnos del incremento de lademanda mundial de alimentos que la FAO pronostica.Una Agencia de Seguridad Alimentaria y Nutrición fuerte e independiente con recursospropios originados en tasas por servicios y capaz de coordinar eficazmente a las CC.AA. esotra pieza esencial en esta política.De la misma forma es esencial que esta nueva política se haga desde una estrategia global ycoherente con otras políticas que puedan actuar tanto de freno como impulso salud pública yconsumidores, competencia, comercio internacional, ciencia e innovación y desde una visiónde cadena agroalimentaria, no sólo para el primer eslabón de la misma.En esta política que afecta plenamente y también regula al sector transformador, debenincluirse:  una revisión de nuestra política comercial y de normas técnicas que nos permita superar la actual pérdida de competitividad de los operadores comunitarios frente a los productos importados, que no deben cumplir con disposiciones en materia 10
  • 10. medioambiental, de bienestar animal, trazabilidad y otras en el mercado interior comunitario ni tampoco asumir sus costes -;  disposiciones para relanzar la investigación y la mejora agronómica, durante tanto tiempo ausente, como elemento clave para mejorar e incrementar nuestra producción agraria;  disposiciones en el segundo pilar (Desarrollo Rural) que superen el marco actual y, en plena coherencia con la Estrategia UE 2020, articulen un programa agroindustrial de apoyo a la innovación, la comercialización, la formación y el fortalecimiento de la estructura empresarial del sector.2.8 LA POLÍTICA DE APOYO A LA INDUSTRIARelacionado con el apartado anterior, el actual sistema de apoyo y fomento a la agroindustriase enmarca en el Plan Nacional de Desarrollo Rural y los 17 Programas regionales, uno porComunidad Autónoma.A pesar de haber supuesto un importante acicate para la mejora tecnológica y deequipamientos para nuestra industria en los últimos años, el modelo se agota y debemosreconsiderar sus ejes de actuación hacia:   la formación, y la incorporación de titulados universitarios en consonancia con las necesidades del sector;  el área comercial, tanto nacional como internacional;  la mejora medioambiental continua.2.9 LA INVESTIGACIÓN Y LA INNOVACIÓNLa industria española ya no puede competir sólo por precio y calidad, debemos asegurarnuestro futuro con la innovación. La plena incorporación de España en la economía delconocimiento pasa por superar la actual situación que define de manera preclara el informeEn el sector alimentario nuestra propuesta pasa por dos fases: 11
  • 11.  Primero, propiciar una profunda reflexión con todos los agentes implicados Administración central, autonómica, centros tecnológicos, empresas, asociaciones y universidades para diseñar un Plan Estratégico a medio plazo de apoyo al I+D+i agroalimentario nacional. Segundo, la creación de un fondo específico de apoyo al I+D+i que implique, bajo una misma estrategia: o Fondos comunitarios (PAC y Estrategia UE 2020), o Fondos nacionales, y o Fondos autonómicos, completados con la inversión privada de Centros Tecnológicos, la Plataforma Food for Life España, empresas y Asociaciones. 12
  • 12. Anexos
  • 13. ANEXO I: RADIOGRAFÍA DEL SECTOR DE ALIMENTACIÓN Y BEBIDAS 36
  • 14. 37
  • 15. 38
  • 16. 39
  • 17. Velázquez, 64 - 3º28001 MadridT 91 411 7211 F 91 411 7344fiab@fiab.eswww.fiab.esblog.fiab.es