Viernes 3, de marzo de 2006          Mesa Redonda:  Mañana del adolescente                                                ...
década de los ochenta los problemas más im-                 recreativos van a ser en principio personas sa-portantes relac...
DROGAS, ¿CÓMO    AFRONTAR EL PROBLEMA?Las encuestas a población escolar estiman que            en el consumo podría tener ...
Tabla 1. Caracteristicas farmacologicas de las drogas ilegales mas frecuentes                               Heroína       ...
Tabla 1. Caracteristicas clínicas de las drogas ilegales mas frecuentes (I)                             Heroína           ...
Tabla 1. Caracteristicas clínicas de las drogas ilegales mas frecuentes (II)                             Metanfetamina (Sp...
DROGAS, ¿CÓMO   AFRONTAR EL PROBLEMA?el contenido es MDMA en distintas concentra-                cación son de tipo psiqui...
estudios longitudinales sugieren que, en la           o compulsivos). Así, considerando las drogas y    mayoría de los ado...
DROGAS, ¿CÓMO    AFRONTAR EL PROBLEMA?a la heroína se derivó a dispositivos específicos         da del consumo de drogas e...
Pero además de los mensajes destinados a                Tanto la prevención como el tratamiento de mu-evitar el consumo es...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Drogas ¿cómo afrontar el problema?

912

Published on

I Curso de Primavera de la Asociación Madrileña de Pediatría de Atención Primaria (AMPap). Drogas ¿cómo afrontar el problema?

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
912
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
14
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Drogas ¿cómo afrontar el problema?

  1. 1. Viernes 3, de marzo de 2006 Mesa Redonda: Mañana del adolescente Drogas, ¿cómo afrontar el problema?Moderadora: Fernando Caudevilla GalligoMª Inés Hidalgo VicarioPediatra. CS Barrio del Pilar. Madrid Medico de familia. Grupo de intervencion en drogas de la sociedad española de medicina familiarI Sexualidad del adolescente y comunitaria (semfyc) Carlos de la Cruz Martín-Romo Sexólogo. Profesor del Instituto caudevilla@gmail.com de Sexología. Universidad de Alcalá de Henares. RESUMENI Problemas éticos y legales en la atención de ladolescente Carmen Martínez González Los patrones de consumo de drogas han experimentado impor- Pediatra. CS San Blas. Parla. tantes cambios en los últimos veinte años. Relativamente supe- rada la crisis de la heroína, irrumpe con fuerza el uso recreativoI Vacunas en el adolescente de drogas como actividad ligada al tiempo de ocio por parte de M.ª Ángeles Sesmero Lillo jóvenes y adolescentes. Hasta ahora se ha prestado escasa aten- Pediatra. CS Santa Hortensia ción a este fenómeno por parte de los profesionales de Atención Primaria (AP). Sin embargo, son varios los motivos por los que elI Drogas: tipos, cómo afrontar pediatra de AP debe implicarse en el abordaje del consumo de el problema drogas. En primer lugar, muchos adolescentes inician sus consu- Fernando Caudevilla Gálligo mos (alcohol, tabaco y cannabis) en la edad de atención pediá- Medico de familia. Grupo de trica. Por otra parte el consumo de drogas puede implicar ries- intervencion en drogas de la sociedad española de medicina gos importantes para la salud, sobre todo cuando coincide en familiar y comunitaria (semfyc) una etapa de maduración física y psicológica. Finalmente el impacto social y mediático de las cuestiones relacionadas con las drogas es enorme, lo que genera una importante (y general- Textos disponibles en: mente innecesaria) alarma social en los padres. www.aepap.org/ampap Mucho es lo que el pediatra de AP puede hacer en aspectos pre- ¿Cómo citar este artículo? ventivos, diagnósticos y terapéuticos. Pero para ello es necesario un aprendizaje específico en una materia novedosa, cuya pre-?????????????????????????????????? sencia en los programas de formación pregrado y postgrado es?????????????????????????????????? insuficiente en la actualidad.????????????????????????????????????????????????? A lo largo de los últimos veinte años los patrones de consumo de drogas han experimentado cambios muy importantes. Durante la 33
  2. 2. década de los ochenta los problemas más im- recreativos van a ser en principio personas sa-portantes relacionados con las drogas fueron nas y con buena integración social. El consumolos provocados por la heroína. Las circunstan- de estas sustancias va a ser característico (aun-cias relacionadas con el uso de esta sustancia que no exclusivo) de los segmentos de pobla-(alto potencial de adicción, deficientes condicio- ción que hacen del tiempo de ocio una de susnes higiénicas, uso intensivo por vía parenteral, señas de identidad: los jóvenes y adolescentes.adulteración, mitificación de la sustancia...) deri-varon en una asociación con marginalidad y EPIDEMIOLOGÍAdelincuencia. Esta relación se complicó todavíamás con la emergencia de patología infecciosa Con excepción de la heroína, las prevalencias(tuberculosis, hepatitis y sobre todo la pandemia de consumo de todas las demás drogas ilega-del VIH-SIDA). La conjunción de todos estos fac- les han experimentado incrementos notablestores llevó a una crisis sanitaria y social sin pre- en el periodo 1994-2004 dentro del grupo decedentes cuyas consecuencias aún se sufren. población escolar1:NUEVAS PAUTAS DE CONSUMO I El cannabis (hachís y marihuana) es la droga ilegal más consumida. En 2004 el 20,3% deEn el momento actual la problemática derivada los jóvenes de 14 años lo había probadodel uso de heroína es aún prevalente en ciertas alguna vez en su vida (5,9% en 1994) y unopoblaciones marginales. Pero el fenómeno más de cada cuatro escolares entre 14 y 18 añosllamativo es la aparición de nuevos patrones de han tomado estas sustancias durante el últi-consumo claramente diferenciados de este mo mes.fenómeno. El uso de otras drogas diferentes a laheroína ha experimentado un crecimiento I La cocaína muestra también una tendenciaexponencial durante las dos últimas décadas. claramente creciente tanto en su uso oca-Algunos ejemplos de este cambio pueden sional (8,5% en 2004 frente a 2,4% en 1994)encontrarse en la expansión y normalización como en el último mes.social del consumo de derivados del cannabis ola popularización de la 3,4-metilendioximetan- I La tendencia es similar en otras drogas es-fetamina (MDMA, éxtasis) asociada a la cultura tudiadas en la Encuesta Escolar (éxtasis,de la música de baile. El redescubrimiento de anfetaminas, alucinógenos y tranquilizan-sustancias utilizadas desde hace décadas como tes sin prescipción médica), si bien el cre-la metanfetamina (speed) o la dietilamida de cimiento es, en general, mucho más mar-ácido lisérgico (LSD) coexiste con nuevas sus- cado en el uso ocasional que en el habi-tancias sintéticas (ketamina, gamma-hidroxi- tual.butirato (GHB), 2C-B…) o alucinógenos de ori-gen vegetal (Psilocybes spp, Amanita muscaria, I No existen datos epidemiológicos acercaSalvia divinorum…). Una nota distintiva de del uso de “nuevas sustancias” como laestos nuevos patrones de consumo es su vincu- ketamina, el GHB o los nuevos alucinóge-lación estrecha a espacios lúdicos. Frente a la nos de síntesis. Sin embargo, los estudiosheroína, alrededor de cuyo uso se estructura la de campo, informes de organismos oficia-vida del adicto, el uso recreativo de drogas se les, datos de incautaciones policiales yconfigura como un elemento más del tiempo ONGs que trabajan en espacios recreativosde ocio. Si los opiáceos se asocian con exclusión sugieren que, al menos en ciertos entornossocial y enfermedad, la mayoría de los usuarios su uso también está creciendo. 34
  3. 3. DROGAS, ¿CÓMO AFRONTAR EL PROBLEMA?Las encuestas a población escolar estiman que en el consumo podría tener repercusiones im-la edad media al inicio en el consumo se sitúa portantes aunque no hay datos objetivos queentre los 15 y 16 años 1. Al valorar este dato indiquen que esto sea así.hay que considerar que el rango de las edadesde los participantes en la Encuesta Escolar se LAS SUSTANCIASsitúa entre los 14 y los 18 años. Otros estudiosepidemiológicos con rangos de edades más Las Tablas I y II resumen las principales caracte-amplios2,3 muestran una edad de inicio más rísticas clínicas y farmacológicas de las drogascerca de los 20 que de los 15 años. ilegales más utilizadas. Una clasificación de las drogas según sus efectos sobre el sistema ner-Suele decirse que los jóvenes y adolescentes se vioso central distingue entre drogas estimulan-inician en el consumo de drogas a edades cada tes (cafeína, cocaína, metanfetamina…), depre-vez más tempranas. Pero el análisis de los da- soras (alcohol, benzodiacepinas…) y alteradorastos objetivos no apoya esta idea. Al analizar las de la mente o psicodélicas (LSD, ketamina…). Al-edades medias de inicio al consumo en las en- gunas sustancias pueden producir efectos mix-cuestas editadas por el Plan Nacional sobre tos: el éxtasis (3,4-metilendioximetanfetamina oDrogas entre 1994 y 2004 no se observa esta MDMA) produce una estimulación suave contendencia (Figura 1). Este hecho es importan- ligeros tintes psicodélicos.te, ya que cuanto más precoz es el primer con-tacto con una droga, mayores son las probabi- Las drogas pueden presentarse de formas dis-lidades de que esa sustancia u otras causen tintas. De la planta del cannabis suele extraer-problemas. Un descenso en la edad de inicio se la resina (hachís, costo, chocolate…) o utili- Figura 1. Edades de inicio en el consumo de drogas en población escolar1 35
  4. 4. Tabla 1. Caracteristicas farmacologicas de las drogas ilegales mas frecuentes Heroína Cannabis Cocaína MDMA (éxtasis)Vía de administración Inyectada Fumada Intranasal Oral Fumada Raramente oral Inyectada, Fumada Raramente intranasal Raramente oral Raramente oral o transmucosaMecanismo de acción Interacción con Interacción con Estimulación de la Inhibición receptores del sistema receptores del sistema liberación e inhibición de la recaptación opioide cannabinoide de la recaptación de serotonina endógeno de dopamina y noradrenalinaDosis habitual 5-60 mg 30-100mg 50-500 mg 60-120 mgComienzo de efectos 1-3 min 1-3 minutos 5-10 min 1 horaDuración efectos 4-5 horas 3-6 horas 1 hora 3-5 horasDetección en orina Sí Sí Sí Sí Metanfetamina Ketamina GHB LSD (speed)Vía de administración Intranasal Intranasal Oral Sublingual Raramente oral Raramente o intravenosa intramuscularMecanismo de acción Liberación de dopamina Antagonista Interacción con los Agonista y antagonista y noradrenalina de receptores NMDA receptores GABA de receptores 5HT2Dosis habitual 5-20 mg 30-75 mg 1-2 gr. 50-150 µgrComienzo de efectos 1-5 minutos 5-15 minutos 10-20 minutos 20-60 minutosDuración efectos 4-6 horas 45-60 minutos 1-3 horas 6-14 horasDetección en orina Sí No No NoMDMA: 3,4-metilendioximetanfetamina, GHB: Gamma hidroxibutirato, LSD: Dietilamida de ácido lisérgico, NMDA:N-metil-D-aspartato,GABA: Gamma aminobutíricozar las unidades florales trituradas (marihua- nistración intranasal. Aunque es creenciana, maría…). Otras sustancias como la cocaína, popular que las pastillas (pastis, pirulas, tostis,la ketamina o la metanfetamina (speed) suelen mimosines…) pueden contener distintas dro-presentarse en forma de polvo para su admi- gas de síntesis, la realidad es que casi siempre 36
  5. 5. Tabla 1. Caracteristicas clínicas de las drogas ilegales mas frecuentes (I) Heroína Cannabis Cocaína MDMA (éxtasis) Efectos deseados Sensación de tranquilidad Euforia, relajación Euforia. Empatía. Incremento de la energía vital Modificación de los patrones Estimulación Incremento de la energía Supresión del hambre habituales de pensamiento Disminución del cansancio y sueño. y sensualidad y las preocupaciones Incremento en la percepción Energía Bienestar Estado placentero cercano al sueño auditiva, visual y autopercepción, Confianza y seguridad Incremento del apetito en uno mismo. Incremento en la percepción de la música. Hiperestesia táctil Efectos adversos Analgesia Taquicardia Ansiedad, agresividad Náuseas, Mareo, Nistagmo Náuseas Ansiedad Palpitaciones Trismos, bruxismo Vómitos Mareo Taquicardia, hipertensión Xerostomía37 Dificultad para la micción Hipotensión ortostática Convulsiones Taquicardia, hipertensión Miosis Pensamientos obsesivos Alteraciones inmunológicas Estreñimiento Distimia Espasmos biliares Efectostóxicos Depresión respiratoria con apnea Psicosis tóxica aguda autolimitada Psicosis paranoide Hipertermia Reacción anafiláctica Accidentes cardio Hepatotoxicidad Intoxicación por adulteraciones y cerebrovasculares Hiponatremia Edema agudo de pulmón Arritmias Accidentes cerebrovasculares DROGAS, ¿CÓMO Rabdomiolisis Trastornos psiquiátricos Efectos a largo plazo Fuerte asociación con infecciones: Alteraciones en la memoria a corto Psicosis paranoide Posible neurotoxicidad (alteraciones VIH,VHB,VHC,Tuberculosis… plazo durante periodos Hepatotoxicidad en memoria y estado de ánimo) (en relación con condiciones de uso frecuente Nefrotoxicidad de administración, no con la propia Necrosis del tabique nasal sustancia) AFRONTAR EL PROBLEMA?
  6. 6. Tabla 1. Caracteristicas clínicas de las drogas ilegales mas frecuentes (II) Metanfetamina (Speed) Ketamina GHB LSD Efectos deseados Euforia. Sensación de ingravidez. Desinhibición y euforia Ilusiones y alucinaciones. Estimulación Distorsiones sensoriales leves. Incremento de la sensualidad Alteraciones en percepción Disminución del cansancio y sueño. Estado disociativo de tiempo y espacio. Energía Alteración en conciencia y pensamiento Efectos adversos Distonías mandibulares. Diarrea. Nauseas y vómitos Cefalea “Mal viaje”: cuadro de alucinaciones Anorexia. Cefalea Somnolencia intensas y terroríficas. Ansiedad Amnesia parcial Hipotonía Apatía, depresión. muscular38 Taquicardia, hipertensión Efectos tóxicos Psicosis paranoide Coma acompañado de estado Coma, en ocasiones con depresión Psicosis aguda Accidentes cardio disociativo profundo respiratoria y cerebrovasculares Trastornos psiquiátricos Efectos a largo plazo Psicosis paranoide Problemas de memoria No descritos Trastorno persistente de la percep- Hepatotoxicidad y concentración ción por alucinógenos (flashbacks o Nefrotoxicidad Deterioro de habilidades lingüísticas reviviscencias). Posible neurotoxicidad (alteraciones Trastorno persistente motoras). de la percepción por alucinógenos (flashbacks o reviviscencias).
  7. 7. DROGAS, ¿CÓMO AFRONTAR EL PROBLEMA?el contenido es MDMA en distintas concentra- cación son de tipo psiquiátrico (cannabis,ciones4. Esta última sustancia se encuentra LSD...): ansiedad, angustia, despersonaliza-disponible, cada vez de forma más frecuente ción, desrealización, alucinaciones...con es-en forma de cristales (cristal). caso o nulo riesgo orgánico. La intoxicación por estimulantes suele cursar con síntomasRIESGOS ASOCIADOS AL CONSUMO y signos de sobreestimulación (taquicardia,DE DROGAS hipertensión, convulsiones...). Los depresores como los opiáceos o el GHB producen unaLos riesgos y problemas asociados al consumo disminución del nivel de conciencia quede drogas son de muy diversa índole e impor- puede llevar al coma y muerte por depresióntancia. Para valorarlos es siempre fundamental respiratoria.considerar tres factores distintos: la sustanciao sustancias (considerando su farmacología, I Toxicidad orgánica: Las drogas puedenvía de administración, frecuencia de consu- producir efectos tóxicos sobre distintosmo...), el individuo que la consume (sexo, edad, órganos (hígado, riñón, sistema cardiovas-patología orgánica o psiquiátrica previa...) y el cular, cerebro…) dependiendo de la dosismarco en el que se realiza el consumo. De utilizada, frecuencia de uso, vía de admi-forma general podemos distinguir entre: nistración, susceptibilidad individual y la propia toxicología de la sustancia. AunqueI Efectos adversos: Ciertas pautas de consu- los casos de toxicidad grave son poco fre- mo de algunas sustancias (estimulantes, cuente pueden revestir mayor importancia MDMA...) conllevan la aparición de sínto- en el adolescente, cuyo organismo no se mas inespecíficos de tipo psicológico ha terminado de desarrollar por completo. durante los días siguientes al consumo: cansancio, irritabilidad, anorexia, somno- I Problemas psiquiátricos: Se ha comunica- lencia, insomnio, cambios en el estado de do una mayor incidencia de trastornos ánimo, distimia...5 En el consumo ocasional depresivos, trastornos de ansiedad y psico- estos síntomas suelen ser autolimitados y sis en usuarios de drogas como el canna- probablemente pasarán desapercibidos. bis, éxtasis y alucinógenos6-8. Pero el origen Pero estas alteraciones pueden manifes- de las enfermedades psiquiátricas es casi tarse de forma clínicamente significativa siempre multifactorial, por lo que en la en consumidores habituales (o suscepti- mayoría de los casos el consumo de dro- bles a este tipo de efectos) en forma de gas no puede considerarse como el único disminución del rendimiento escolar, alte- factor etiológico. Pese al aumento expo- raciones en la vida familiar... nencial del uso de sustancias, en las últi- mas décadas no se han comunicado incre-I Intoxicación aguda: La farmacología de cada mentos en la incidencia o prevalencia de una de las sustancias define las característi- ninguna enfermedad mental. La edad en la cas del cuadro de intoxicación aguda así co- que se manifiestan la mayoría de los tras- mo su gravedad. El manejo del paciente tornos psiquiátricos coincide con aquella intoxicado puede complicarse por el poli- en la que comienzan los primeros consu- consumo de distintas sustancias en una mos, por lo que establecer una relación misma ocasión y el desconocimiento sobre causal resulta complicado. En algunos el contenido real de lo que se ha consumido. casos el consumo de drogas puede tradu- En algunos casos los síntomas de la intoxi- cir un intento de automedicación. Los 39
  8. 8. estudios longitudinales sugieren que, en la o compulsivos). Así, considerando las drogas y mayoría de los adolescentes consumidores los patrones de consumo habituales entre los de drogas con diagnósticos psiquiátricos, adolescentes y jóvenes, el diagnóstico de drogo- los síntomas de patología mental preceden dependencia atendiendo a criterios DSM-IV es en el tiempo al consumo de sustancias. infrecuente. En su lugar, el “abuso de sustancias” Así, aunque algunas drogas (estimulantes, puede ser mucho más sencillo de detectar y pre- MDMA, cannabis, alucinógenos) pueden valente en el paciente adolescente. El diagnósti- desencadenar un trastorno latente en per- co de abuso se establece en base a las conse- sonas predispuestas, este riesgo no parece cuencias negativas del consumo, independiente- extrapolable a la población general. mente de la existencia de tolerancia, abstinencia o patrón de consumo.Trastornos de memoria: Entre las distintas alte-raciones neuropsicológicas asociadas al consu- ALCOHOL Y TABACOmo de drogas los trastornos en la memoria sonlos más frecuentemente mencionados. Este El enorme impacto social y mediático que ro-riesgo debe ser valorado con especial interés ya dea a las drogas ilegales nos hace olvidar queque la adolescencia y juventud son etapas de las drogas normalizadas son las que producenformación académica que, en algunos casos mayor número de problemas en nuestra socie-puede verse afectada por el uso de sustancias. dad desde un punto de vista sanitario. El alco-Existe cierta evidencia de que el uso crónico de hol y el tabaco son sustancias con un altocannabis puede repercutir sobre la capacidad potencial de adicción, que se asocian a pato-de aprendizaje y memoria a corto plazo9. Estas logía grave, crónica e invalidante. El abuso dealteraciones no parecen indicar un efecto neu- alcohol y tabaco genera enormes costes sani-rotóxico crónico sino que se relacionan con la tarios directos e indirectos, mayores al delexposición aguda y son reversibles con la abs- resto de las drogas ilegales juntas. En España,tinencia10. La MDMA es otra sustancia que se la mortalidad atribuida directamente al tabacoha asociado a trastornos de memoria. Aunque y al alcohol es de 55.000 y 12.000 personas alno existe evidencia de efectos neurotóxicos año. La edad de inicio para el consumo de es-permanentes con el uso ocasional de dosis tas drogas es la más baja de todas: 13,2 añoshabituales, es probable que los consumidores para el tabaco y 13,7 años en el caso del alco-crónicos de grandes dosis puedan estar ex- hol1, en relación con una elevada toleranciapuestos a este riesgo 5. social. Aunque popularmente suele conside- rarse al cannabis como la puerta de entrada alDependencia: Los cambios neuroadaptativos que uso de otras drogas lo cierto es que son elproduce el consumo crónico de algunas drogas alcohol y el tabaco las primeras sustancias psi-(alcohol, benzodiacepinas, opiáceos…) facilitan la coactivas en ser utilizadas, en ocasiones a eda-aparición de dependencia física ante consumos des muy precoces. Retrasar la edad de iniciocontinuados durante largo tiempo. Muchas de del consumo al alcohol y tabaco parece unlas sustancias no producen un síndrome de abs- objetivo preventivo de primera magnitud.tinencia (cannabis, alucinógenos…) o producentolerancia de una forma tan rápida que hacen EL PAPEL DEL PEDIATRA DE ATENCIÓNcasi imposible su administración cotidiana PRIMARIA(MDMA, alucinógenos…). Los consumos episódi-cos (experimentales u ocasionales) son mucho Por motivos más políticos que sanitarios, el tra-más frecuentes que los sistemáticos (habituales tamiento de la patología derivada de la adicción 40
  9. 9. DROGAS, ¿CÓMO AFRONTAR EL PROBLEMA?a la heroína se derivó a dispositivos específicos da del consumo de drogas en jóvenes y ado-fuera de la Red de Atención Primaria (AP). Así, la lescentes, dudas y cuestiones planteadas tan-mayoría de los profesionales de AP han perma- to por los jóvenes como por sus padres, de-necido al margen del diagnóstico, tratamiento, manda de analíticas por parte de estos paraprevención y seguimiento de los problemas saber si sus hijos “se drogan”, aspectos pre-derivados del consumo de cualquier droga. En ventivos...algunos casos por prejuicio y en otros por faltade formación el “drogadicto” ha sido considera- PREVENCIÓNdo como un paciente incómodo y de difícilabordaje. De acuerdo al modelo clásico tomado de las enfermedades infeccionas, se considera “pre-Pero como ya se ha señalado la emergencia de vención primaria” el conjunto de medidas desti-nuevos patrones de consumo constituye un nadas a evitar el que las personas entren enfenómeno diferenciado. Aunque muchos con- contacto con las drogas. Si tomamos comosumos van a comenzar superada la edad de indicador las prevalencias de consumo de dro-atención pediátrica, las prevalencias de consu- gas (tanto en población escolar como en pobla-mo ocasional de tabaco, alcohol y cannabis en ción general) la eficacia y eficiencia de lasjóvenes de 14 años (Tabla III) son llamativas y estrategias de prevención primaria utilizadasdeben hacer reflexionar sobre el importante hasta el momento a nivel de grandes poblacio-papel que el pediatra de AP puede desempeñar. nes parece escasa. Sería deseable una reflexiónLos profesionales de AP se encuentran en una en profundidad sobre los objetivos y estrategiassituación óptima desde la cual afrontar este de prevención, y un enfoque más centrado enfenómeno: el abordaje integral basado en una criterios de tipo sanitario y no de índole moral.visión biopsicosocial, la accesibilidad del siste- Los ámbitos más idóneos para las intervencio-ma, el contacto con la unidad familiar, la posi- nes de prevención primaria son la familia y labilidad de trabajo interdisciplinar y de una escuela, aunque el pediatra de AP puede reali-atención continuada son características del zar una labor importante de apoyo. Los progra-sistema que facilitan su eficiencia en este sen- mas de prevención sobre drogas deben ser rea-tido. listas, objetivos y ajustados a la evidencia cien- tífica disponible, huyendo siempre de enfoquesEs evidente que el abuso de cualquier droga alarmistas y exagerados. Tan contraproducentepuede tener consecuencias negativas sobre el puede resultar la banalización del consumo dedesarrollo y la salud de los adolescentes. Pero drogas como los enfoques tremendistas, lo quetambién es cierto que los medios de comuni- lleva al desprestigio del emisor de los mensajescación ofrecen en demasiadas ocasiones una en beneficio de otros canales alternativos y noimagen deformada del fenómeno, presentan- controlados.do como habituales y cotidianos los casosmás extremos. Así, las cuestiones relaciona-das con las drogas van a ser causa de profun- Tabla 3. Prevalencias de consumoda preocupación para muchos padres. Por ocasional de alcohol, cannabis y tabacotodos estos motivos es imprescindible que el en población1pediatra de AP disponga de conocimientos, Alcohol 59,2%herramientas y habilidades suficientes para Tabaco 42,1%abordar multitud de situaciones que pueden Cannabis 20,3%presentarse en la consulta: patología deriva- 41
  10. 10. Pero además de los mensajes destinados a Tanto la prevención como el tratamiento de mu-evitar el consumo es necesario que aquellas chos de los problemas derivados del consumopersonas en mayor riesgo (los propios consu- de este tipo de sustancias pueden ser abordadosmidores) conozcan estrategias encaminadas desde AP de una forma eficaz. No se trata dea minimizar las consecuencias negativas para sustituir el papel de dispositivos como los Cen-la salud. La reducción de riesgos y daños tros de Atención a Drogodependientes o Saluddebe entenderse como una prevención espe- Mental, sino de complementarlo a través del en-cífica sobre colectivos concretos complemen- foque de AP. Pero para ello es necesario una ma-taria a la prevención primaria, no como yor formación e implicación tanto del Pediatraopuesta a ella. como del Médico de Familia y Enfermería en este interesante campo de trabajo. BIBLIOGRAFÍA RECOMENDADA1. Observatorio Español sobre Drogas. Encues- 6. Arseneault L, Cannon M, Poulton R, Murray ta estatal sobre uso de drogas en enseñan- R, Caspi A, Moffitt TE. Cannabis use in ado- zas secundarias 2004. DGPNSD. Ministerio lescence and risk for adult psychosis: longi- de Sanidad y Consumo. [Fecha de consulta: tudinal prospective study. BMJ. 2002; 325: 6 de febrero de 2006]. Disponible en http:// 1212-1213 www.pnsd.msc.es/Categoria2/observa/pdf/e scolar2004.pdf 7. Patton GC, Coffey C, Carlin JB, Degenhardt L, Lynskey M, Hall W. Cannabis use and mental2. Observatorio Español sobre Drogas. Encues- health in young people: cohort study. BMJ. ta domiciliaria sobre abuso de drogas en Es- 2002; 325:1195-1198 paña 2003. DGPNSD. Ministerio de Sanidad y Consumo. [Fecha de consulta: 6 de febre- 8. Lieb R, Schuetz CG, Pfister H, von Sydow K, ro de 2006]. Disponible en http://www.pnsd. Wittchen H. Mental disorders in ecstasy msc.es/Categoria2/observa/pdf/domicilia- users: a prospective-longitudinal investiga- ria2003.pdf tion. Drug Alcohol Depend. 2002; 68:195- 2073. Calafat A, Juan M, Becoña E, y cols. Salir de marcha y consumo de drogas. Madrid: Mi- 9. Grant I, Gonzalez R, Carey CL, Natarajan L, nisterio del Interior. DGPNSD; 2000. [Fecha Wolfson T. Non-acute (residual) neurocogni- de consulta: 6 de febrero de 2006]. Dispo- tive effects of cannabis use: a meta-analytic nible en http://www.pnsd.msc.es/Categoria2/ study. J Int Neuropsychol Soc. 2003; 9:679- publica/pdf/salir.pdf 6894. Sección de Drogas de Madrid. Memoria 2003. 10. Pope HG Jr, Gruber AJ, Hudson JI, Huestis Madrid: Instituto Nacional de Toxicología; MA, Yurgelun-Todd D. Neuropsychological 2003 performance in long-term cannabis users. Arch Gen Psychiatry. 2001; 58:909-915.5. Caudevilla Galligo F, Ortells i Ros E. Nuevas drogas. FMC. 2004; 11(Supl 3): S22-27 42

×