Your SlideShare is downloading. ×
Nunca Es Demasiado Tarde Para Emprender Tu Propio Negocio
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Nunca Es Demasiado Tarde Para Emprender Tu Propio Negocio

184
views

Published on

La revolución tecnológica trajo consigo cambios en cuanto a la idea de que uno debe de ser joven, muy joven, para tener éxito. O triunfas antes de los 30, o deberás aceptar que estás destinado a tener …

La revolución tecnológica trajo consigo cambios en cuanto a la idea de que uno debe de ser joven, muy joven, para tener éxito. O triunfas antes de los 30, o deberás aceptar que estás destinado a tener una vida modesta de logros modestos.

Published in: Business

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
184
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Nunca Es Demasiado Tarde Para Emprender Tu Propio Negocio La revolución tecnológica trajo consigo cambios en cuanto a la idea de que uno debe de ser joven, muy joven, para tener éxito. O triunfas antes de los 30, o deberás aceptar que estás destinado a tener una vida modesta de logros modestos. El argumento es sencillo: las personas más jóvenes tienden a pensar diferente, a pensar fuera de la caja y a desafiar el status quo, así que es más fácil para ellos proponer ideas revolucionarias. En segundo lugar, las personas más jóvenes tienen más energía y resistencia, por lo que es más fácil para ellos lograr altos niveles de rendimiento, ya sea intelectual o físicamente. Basándonos en este argumento, tenemos multitud de ejemplos famosos: Steve Jobs tenía 21 años y Steve Wozniak tenía 26 años cuando fundaron Apple. A los cuatro años, Apple salió a bolsa e ambos se hicieron millonarios (junto con otros 300 empleados e inversores …). Bill Gates y Paul Allen tenían 21 y 23, respectivamente, cuando fundaron Microsoft y comenzaron a desarrollar software para fabricantes de hardware como MITS e IBM. Larry Page y Sergey Brin tenían 23 años cuando empezaron a trabajar en el proyecto de investigación que más tarde se convertiría en Google. A los 30 años ya eran millonarios. Mark Zuckerberg tenía 20 años cuando lanzó Facebook desde su dormitorio en Harvard, convirtiéndose en millonario a los 28 años.
  • 2. Estas son prácticamente todas las evidencias que necesitamos para concluir que, o bien logras el éxito mientras eres joven, o nunca lo lograrás. ¿O sí? Yo no estaba muy convencido, así que empecé a leer más sobre el tema. Estas son algunas de las historias que he encontrado: Asa Griggs Candler, nació en 1851 en Georgia, EE.UU. Era dueño de una farmacia, y si bien su negocio iba bien, no era rico ni mucho menos. A los 37 años se encontró con un medicamento que se vendía por cinco centavos el vaso, y que supuestamente servía de ayuda con algunas enfermedades. Compró la fórmula por $ 500, y decidió que iba a venderlo como bebida suave en las tiendas, restaurantes y máquinas expendedoras. El nombre de la bebida? Coca-Cola. Harland Sanders perdió a su padre a una edad temprana, y como su madre tuvo que trabajar, ésta le asignó el trabajo de cocinar para toda su familia. A lo largo de los años tuvo varios trabajos, incluyendo vendedor y chófer, pero él siempre mantuvo su pasión por la cocina. A los 40 años abrió una estación de servicio, y allí también servía comida para los clientes. El negocio no funcionaba muy bien, y a los 65 años se vio obligado a cerrar sus puertas. Tomó $ 105 de su primer cheque del seguro social y decidió utilizarlo para poner en marcha una franquicia, ofreciendo sus recetas especiales. La franquicia fue llamada Kentucky Fried Chicken, o KFC. En la actualidad KFC sirve a más de 12 millones de clientes cada día … Albert Raymond “Ray” Kroc nació en 1902, y hasta los 50 años tuvo multitud de empleos. Desde DJ en la radio y vendedor de vasos de papel hasta músico de jazz. El último fue vendedor de máquinas de batidos. Fue entonces cuando empezó a viajar y a conocer el negocio de los restaurantes. En uno de esos viajes descubrió un restaurante propiedad de dos hermanos que tenían un concepto muy interesante: servir a los clientes lo más rápido posible con una línea de producción cuidadosamente diseñada. Ray se convirtió en socio y transformó el restaurante en una franquicia. Como habrás adivinado, se llamaba McDonald. Hay muchos ejemplos en casi todas las áreas: Harrison Ford no tuvo mucho éxito como actor desde el principio, por lo que se decidió a trabajar como carpintero para mantener a su familia. Fue contratado para construir algunos muebles para el director George Lucas, y
  • 3. así fue como consiguió su primer gran papel, como Han Solo en Star Wars, a la edad de 35 años. Willian Shockley tenía 38 años cuando participó en la invención del transistor, uno de los mayores inventos de nuestro tiempo. Gandhi tenía 61 cuando comenzaron las protestas a nivel nacional en la India contra el gobierno británico. Grandma Moses comenzó su carrera como pintora a los 70 años después de haber abandonado su profesión de bordadora a causa de la artritis. Conclusión En otras palabras, nunca es demasiado tarde para ir tras tus sueños, tener éxito y para cambiar el mundo. ¿Cuál es tu excusa ahora? Por tu éxito, Fernando Amaro Suscríbete A Nuestro Boletín Y Obtén Un Reporte Gratuito! → http://fernando-amaro.com/newsletter