Trabajo de edi sobre tráfico de especies

5,734 views
5,525 views

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
5,734
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
40
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Trabajo de edi sobre tráfico de especies

  1. 1. Prólogo Seguramente, cuando contemplamos cualquier objeto realizado con restos opartes de seres vivos, no somos conscientes de cuál es su valor real. Ciertamente, suvaloración no es fácil ya que todos ellos, además de su colorido, originalidad y belleza,comparten un valor añadido tan valioso como proceder de un organismo vivo, cualidadque sólo es apreciada en su justa. En la actualidad la extinción de especies animales no está relacionada con laescasez de alimentos. El hombre es su principal enemigo con acciones violentasdirectas, como el comercio ilegal de especies salvajes y la caza, o indirectas como laintroducción de especies exóticas que compiten por los recursos con animales nativosy principalmente la destrucción de los hábitats naturales. . Algunos países poseen leyes que protegen, generalmente en un gradoínfimo, a diversos animales, pero los controles ideados hasta el presente soninsuficientes, a la hora de detener el creciente deterioro de la biodiversidad. Ante la pasividad de los gobiernos las industrias relacionadas con la cazaindiscriminada y el tráfico de animales va en aumento. Al existir grupos inescrupulosos que se dedican a la caza furtiva e ilegal deejemplares protegidos por la ley, ponen en peligro su existencia y afectan el equilibriode todo el ecosistema, amenazando el crecimiento natural de todos los integrantes dela sociedad, los de hoy y los de mañana. 1
  2. 2. El comercio de vida silvestre no es un simple problema que preocupe a unoscuantos fanáticos que defienden a los animales, sino que es un problema ambiental,que involucra el futuro de la supervivencia de la vida en la Tierra. Federico Albrecht, 2011 Avellaneda, Santa Fe 2
  3. 3. Introducción Especies amenazadas: especies de plantas y animales en peligro dedesaparición en un futuro inmediato. Según la Unión Internacional para laConservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), se consideran sietecategorías de estado de conservación de las especies, que hoy constituyen un patróninternacional: (Ex) extinguida, (E) en peligro, (V) vulnerable, (R) rara, (I) indeterminada,(K) insuficientemente conocida y (NA) no amenazada.La extinción es en realidad un proceso normal en el curso de la evolución. A lo largode todo el tiempo geológico, el número de especies que se han extinguido es mayorque el de las que existen en la actualidad. Su lenta desaparición fue consecuencia decambios climáticos y de la incapacidad para adaptarse a situaciones como lacompetitividad y depredación; de hecho, antes de que el ser humano interviniera entodos los ecosistemas, la tasa de extinción natural de los mamíferos era de la pérdidade una especie cada dos siglos. El ser humano ha multiplicado la tasa de extinción pormil, desde el siglo XVII, se sabe que se han extinguido al menos 60 especies demamíferos y que este proceso se ha acelerado debido al impacto sobre losecosistemas naturales de la explosión demográfica y de los avances tecnológicos. Hoyen día, los cambios que sufre el medio ambiente son más rápidos que la capacidad dela mayoría de las especies para adaptarse a ellos mediante selección natural Segúndatos actualizados en 1996, de la ‘lista roja’ de la UICN, una cuarta parte de las 3
  4. 4. especies de los mamíferos del mundo está amenazada de desaparición si no cambianlas causas de esta extinción. A nivel mundial, los datos que se barajan sobre especies amenazadas son:más de 26.000 especies de plantas y más de 2.700 vertebrados. A principios de 1997,en Ginebra tuvo lugar la convención de los estados miembros (unos 53 países) sobrela conservación de las especies migratorias, donde se acordó incluir unas 40 especiesa la lista internacional que registra los animales migratorios que necesitan unaprotección inmediata. Entre los animales que requieren una protección urgente y quetienen mayor riesgo de desaparición están los gorilas de África central, la grulla deSiberia, los gansos enanos, los halcones, los porrones pardos, el águila imperial, entreotros1. En el mundo actual la extinción de especies animales no está tandirectamente relacionada con la escasez de alimentos o la contaminación, como conacciones violentas directas (la caza no reglamentada y el comercio ilegal de especiessalvajes) o indirectas (la introducción de especies exóticas, en determinadosambientes, que compiten por uno o más recursos con individuos nativos o yaadaptados al lugar). Según los conservacionistas, la depredación de la fauna ha crecidovertiginosamente y se estima actualmente que una especie desaparece cada 15minutos. Para la naturaleza, lo peor que le puede suceder, es la extinción de lasespecies, ya que con eso se pone en peligro el equilibrio necesario en todoecosistema. En esta cadena natural, cada especie necesita de la otra para sobrevivir.La acelerada destrucción del hábitat es pretexto de un desarrollo sin parámetros de1 Cites (Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres) 4
  5. 5. sustentabilidad, condena a la extinción a una biodiversidad en cuyas potencialidadesse basa la vida del futuro. Y aunque esta actitud represente a simple vista una posturaantropocéntrica, el hombre en su afán de búsqueda de nuevas alternativas, no puedeapartarse de esa visión, pues de lo contrario la misma existencia no tendría razón deser. Introduciendo estos conceptos a la filosofía de la comunicación, consideramos devital importancia contribuir a la protección de los recursos naturales, difundiendo laspotencialidades de la riqueza faunística. 5
  6. 6. Historia del tráficoLa costumbre de mantener animales silvestres como mascotas viene desde el tiempode la colonización de Brasil. Cuando los portugueses incorporaron la práctica de losindios nativos, que mantenían monos y aves tropicales como sus animales deestimación, además de utilizar las plumas coloridas de las aves brasileñas para servirde adorno para sombreros y vestimentas. Durante los treinta primeros años tras el descubrimiento del nuevo mundo,las grandes embarcaciones portuguesas que dejaban Brasil solían llevar en susbodegas aproximadamente tres mil pieles de Jaguar (Panthera onca) y 600 papagayos(Amazona sp.). Esas “mercaderías”, al ser desembarcadas en Europa, estarían deinmediato adornando vestidos y palacios en el viejo mundo. Usar sombrerosornamentados con plumas coloridas de aves tropicales era considerado de muy buengusto, y casi siempre era un lujo reservado solamente a las clases más adineradas.Aquella mirada extranjera de codicia se perpetúa hasta hoy, pero despierta más queuna mera curiosidad, ella traduce la certidumbre de que en el nuevo mundo seencuentra la mayor reserva de biodiversidad del planeta, y que en ella estáncontenidas muchas respuestas que todavía no han llegado al conocimiento humano.Según datos del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente - PNUMA(Perfil del PNUMA-1992), aproximadamente cien especies desaparecen todos los días 6
  7. 7. de todo el planeta, y el comercio ilegal de animales silvestres surge como una de lasprincipales causas de esa tragedia. En menos de 500 años, países como Brasil ha perdido aproximadamente un94% de su cobertura de selva, uno de los principales ecosistemas del País. Son cadavez más constantes las incursiones en las selvas tropicales en búsqueda de animalespara fomentar el tráfico nacional e internacional, y mantener animales silvestres encautiverio, no solamente los ricos, que exhiben sus colecciones particulares deanimales silvestres como trofeos para su vanagloria, sino también los miserables, quese adentran en las selvas en búsqueda de esos animales que, vendidos, ayudarán adisminuir su hambre, así como los científicos extranjeros que buscan en la fauna yflora una posibilidad de que sus laboratorios tengan alta rentabilidad con la fabricaciónde nuevos medicamentos. 7
  8. 8. Los números del tráficoEl trafico de la flora y la fauna se ha convertido en uno de los “negocios” máslucrativos y figura en el mundo en tercer lugar tras el trafica de drogas y armas. El defauna mueve alrededor de 10000 millones de dólares anuales y la flora estasuperando los 7000 millones, a estas cifras habría que sumarle el tráfico clandestino.Más de 26 billones de pesetas anuales de beneficio; unas 700 especies a punto deextinguirse; 230.000 primates, 1,13 millones de aves vivas, casi 4 millones de reptilesvivos, 350 millones de peces tropicales, 1,1 millones de plantas…, comerciados en unsolo año; estas cifras son solamente el botón de muestra de la estadística demoledoraque resulta del comercio internacional de especies protegidas, una de las causas másimportantes de pérdida de biodiversidad en el mundo. Mientras los traficantesprosiguen su actividad, un acuerdo internacional, el Convenio de Washington o CITES,intenta frenar el tráfico mortal de especies de fauna y flora mundiales. En un estudio realizado por el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) yTRAFFIC, organización dependiente de la anterior que se encarga del seguimiento delcomercio internacional de especies, se pone de manifiesto la importancia de la UniónEuropea (UE) en el contexto de este comercio. Datos del período 1988-1991 indicanque la UE es el primer importador mundial de pieles de reptil, importando casi 4millones de pieles; el segundo gran importador de primates, después de EstadosUnidos, con 46.000 ejemplares; el primer importador mundial de loros, cacatúas y 8
  9. 9. similares, contabilizando casi 1 millón de ejemplares (el 39% del comercio mundial); elprimer importador de boas y pitones vivas; el segundo mayor importador mundial defélidos vivos y el primer importador y exportador de especies de plantas. Hay un primer dato que sería suficiente para justificar cualquier esfuerzo decooperación internacional dirigido a luchar contra el tráfico de animales y plantas: unas700 especies se encuentran en la actualidad en peligro de extinción comoconsecuencia directa de la captura en sus medios naturales y la posteriorcomercialización. Pero además, unas 2.300 especies animales y 24.000 plantas estánamenazadas por esta misma razón. Así, el tráfico con especies de fauna y flora seconvierte en una de las causas más importantes de pérdida de biodiversidad en elplaneta. Efectivamente, según datos del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF),cada año pueden comprarse y venderse en todo el mundo muchos animales vivos queson apartados de sus hábitats naturales para terminar sus vidas cautivos de un medioque les es hostil. Estas contundentes cifras no hacen sino traducirse finalmente en dinero, enmiles de millones de monedas de beneficios para las personas que se lucran de latragedia de miles de seres vivos distintos. En efecto, al analizar las principales razonespor las que se sigue manteniendo un negocio que está produciendo tanto daño a laspoblaciones silvestres de multitud de especies, nos encontramos con que este tráficoproduce divisiones a unas cuantas personas que, además, han observado que se tratade una actividad ilegal poco arriesgada y no tan perseguida como lo puede estar elnarcotráfico o el tráfico de armas, pero que es equiparable a éstos en rentabilidad.Impunidad y rentabilidad representan un claro incentivo para muchos traficantes, loque está provocando que el problema aumente a pesar de los cada vez mayores 9
  10. 10. controles internacionales. En más de una ocasión se ha observado que los canales dedistribución y las personas implicadas en asuntos de tráfico de especies son losmismos, probándose así que se trata de un complejo y grave problema de especialesconsecuencias para la naturaleza. Algunas especies y productos derivados de la naturaleza se encuentran entrelos más cotizados económicamente. La singularidad o rareza zoológica y botánica esdirectamente proporcional a su cotización en el mercado y así, cuanto más rara es unaespecie, más valiosa es y, como un círculo vicioso, más se la persigue, disminuyendohasta límites mínimos o incluso extinguiéndose. 10
  11. 11. Tipos de tráficoEn la zona Neártica, el tráfico de la fauna silvestre posee características peculiarescon relación a las especies traficadas y al destino que tienen al llegar a los mercadosinternacionales. Esas modalidades pueden dividirse en tres objetivos diferentes:animales para coleccionadores particulares y zoológicos; animales para finescientíficos y animales para comercialización internacional en tiendas de mascotas. Animales para colecciones particulares y zoológicos. Es tal vez el más cruelde los tipos de tráfico de la vida salvaje, dado que tiene como prioridad las especiesmás amenazadas de extinción. Mientras más raro sea el animal, más grande es suvalor de mercado. Animales para fines científicos: En este grupo se encuentran las especiesque suministran la química base para la investigación y producción de medicamentos.Es un grupo que, debido a la intensa incursión de investigadores ilegales en búsquedade nuevas especies, aumenta cada día. Animales para tiendas de mascotas -Es la modalidad que más incentiva eltráfico de animales silvestres. Debido a la gran demanda, muchas especies de lafauna neártica están incluidas en esa categoría. Los precios practicados dependen dela especie y de la cantidad encargada. 11
  12. 12. Trafico de Aves en Santa Fe El uso de aves silvestres es una actividad milenaria. Por ejemplo, de la críade aves en cautividad se obtienen alimentos tales como carne, huevos y otrosderivados. Además, se las ha criado con fines estéticos, por su plumaje y su canto. EnAmérica del Sur por ejemplo el pato real (Cairina moschata) dio lugar al pato criollo, degran importancia económica y cultural. Sin embargo el uso de aves implica en lamayor parte de los casos no la cría en cautiverio, sino la extracción de la naturaleza.Ejemplos de aprovechamiento de aves silvestres para la alimentación, ornamentaciónu otros, han sido bien documentados. Un problema, se plantea cuando la presión deextracción ejercida sobre las poblaciones de aves silvestres supera a su capacidad dereproducción. Muchas veces esto, sumado a la destrucción de sus hábitats, amenazaa las especies involucradas en el aprovechamiento. Santa Fe posee una gran variedad de ambientes y en consecuencia una grandiversidad de especies de aves adaptas a ellos, de distintas formas y tamaños, dediferentes colores y cantos. Se han registrado al momento más de 400 especies (de laPeña, 2007). Algunas aves son más abundantes que otras por sus característicasbiológicas (generalistas de hábitat y dieta), lo que se traduce en una mayor distribucióny ocupación de hábitats. Otras son escasas o raras y tienen, por lo general,distribución restringida y densidades bajas, de origen natural o producido pormodificaciones del ambiente por parte del hombre o por la caza desmedida. 12
  13. 13. El aprovechamiento de aves silvestres puede tener distintos niveles. Cuandono existe comercio, usualmente la extracción de individuos de la naturaleza es baja,pero sin embargo puede cobrar mucha importancia con la existencia de un comercio agran escala. En general, se asume que el comercio de fauna silvestre es uno de losnegocios más importantes a nivel mundial. Gran parte de este comercio es ilegal, porejemplo, a comienzos de 1997, INTERPOL dio a conocer que este tráfico alcanzó elsegundo lugar en el mercado negro mundial, situado entre el narcotráfico y las armas,con ventas que producen más de 20.000 millones de dólares al año. La provincia deSanta Fe no escapa a esto. Las especies traficadas se encuentran categorizadas endiferentes estados de conservación. Las hay en peligro crítico, en peligro, amenazada,vulnerable, no amenazada, insuficientemente conocida, e incluso perjudiciales parasistemas productivos (se las considera plagas). El atractivo, y en muchos casos laescasez de las aves en los medios naturales, no es ignorado por los traficantes defauna, quienes las persiguen ya que mientras más rara y bella es el ave, máscodiciada resulta en el mercado, agravando de manera considerable la situación desus poblaciones naturales. Aunque es destacable que la caza excesiva de avessilvestres no es el único problema que afecta sus poblaciones, la reducción yfragmentación del hábitat, la contaminación y la introducción de especies exóticastambién llevan a la disminución y retroceso poblacional de las mismas. Durante el período 2004 a 2008 se realizó una serie de observaciones sobrela extracción o comercialización de aves silvestres en la ciudad de Santo Tomé (depto.La Capital, prov. de Santa Fe). Mediante la observación directa y entrevistas aacopiadores, se elaboró un listado de las especies de aves que más se comercializanen dicha ciudad o se acopian allí. 13
  14. 14. De 45 especies que son usualmente capturadas y comercializadas comomascotas, el 15,5 % se encuentran en alguna categoría de amenaza para Argentina.Entre ellas se destacan el cardenal amarillo y el capuchino corona gris que sontraficadas desde las provincias de Corrientes y Entre Ríos. Particularmente el cardenalamarillo es la especie más susceptible por encontrarse en globalmente categorizadacomo En Peligro (BirdLife, 2008). Las especies observadas son cazadas con lossiguientes métodos: Tramperas: especie de jaula cuadrada y pequeña, en la que unade sus caras se abre a modo de hoja, sostenida por un palo bifurcado. En su interiorcontiene alimento o agua lo que atrae al ave, cuando se para sobre el palo éste cae yel ave que-da encerrada dentro de la trampa. Pega–pega: goma pegajosa que secoloca sobre alambrados o varillas de metal. Al pararse sobre este pegamento, el avequeda atrapada. Permite cazar aves con mayor facilidad, pero suele capturar aves nodeseadas y daña mucho el plumaje. Zaranda: es el método más selectivo. Es uncuadro de madera con tela de arpillera o tela metálica sostenido por uno de sus ladospor un palito que en su otro extremo se encuentra atado a una soga manipulada por elcazador. Por debajo se coloca alimento, agua o cualquier elemento que atraiga al ave.Cuando éste se posa debajo de la trampa el cazador jala de la soga y la trampa caesobre el ave. Para más efectividad en estos métodos se utilizan llamadores y/oseñuelos. Los primeros son aves enjauladas, que con su canto llaman a las otras avesde su especie. En el segundo caso se trata de animales disecados o imitaciones enplástico, madera, etc., que atraen a las aves por su color. Extracción de pichones desus nidos: se da en el caso del chopí, loros, entre otros, que deben ser criados desdepequeños para adaptarse a la vida en cautividad. 14
  15. 15. La cadena de comercio se compone principal-mente de tres partes. Loscazadores, son básica-mente personas de bajos recursos y sin trabajo estable. Seencargan de cazar aves y venderlas por muy poco dinero a acopiadores. La cazacomercial de especies con valor de mascotas les abre una opción productiva. Elacopiador, que se encarga de comprar aves a cazadores de zonas rurales a muy bajocosto. Estos son quienes más se benefician económicamente por el producto. Viajan adiferentes partes del país y desarrollan varias técnicas para el tráfico sin serdetectados por los controles carreteros. Por último el comprador, que es el últimoeslabón de la cadena de comercio. Son mayoritariamente personas de clase media yalta, las cuales generalmente no poseen conocimiento de la gravedad ambiental quesignifica el comercio de fauna silvestre. Crían las aves por su color y su canto. Lareglamentación en Santa Fe es muy clara con respecto a la caza y comercialización defauna silvestre, dejando cada año en claro las especies que se pueden cazar y bajoqué condiciones se puedan comercializar. El artículo 2 de la Ley Nº 4830 de la provincia de Santa Fe, define al acto decaza como “todo arte o medio de buscar, perseguir, acosar o matar los animales defauna silvestre, así como la colección de ciertos productos derivados de aquellos, talescomo: plumas, huevos, nidos, etc.” . En esta misma ley el artículo 9 expresa quequeda prohibida la caza de pájaros no declarados plaga por leyes u otrasdisposiciones nacionales y provinciales, salvo aquellas que sean utilizados con finescientíficos, técnicos, educativos o culturales, previa autorización de la DirecciónGeneral de Recursos Naturales. El decreto Nº 4148 en el Capitulo 3, articulo 10, defineque tienen carácter comercial los actos de caza de animales de la fauna silvestre, queen virtud de las especies sobre las que se efectúan, las artes utilizadas o la cantidad 15
  16. 16. de especies capturadas, tienen por objeto obtener beneficios de la comercialización delos productos y subproductos así logrados”. Por lo tanto, se encuentra prohibido porley la caza de toda fauna silvestre menos aquellas que por resoluciones se encuentrenpermitidas por ser utilizadas en caza deportiva o por ser consideradas ― plaga.Regularmente se permite la caza de las siguientes aves: paloma torcaza (Zenaidaauriculata), cotorra (Myiopsitta monacha), negrucho (Molothrus bonariensis), congo(Chrysomus ruficapillus); menos en los departamentos La Capital, Rosario y SanLorenzo. Es destacable que la caza y comercio de aves se encuentre motivado porproblemas de índole socioeconómicos, por lo tanto es necesario concientizar y crearun marco legal en este comercio para desarrollar una actividad productiva, rentable ysustentable, en el que todos sean beneficiados. Aquí vemos que el comercio ilegal deaves no solo es una violación a las leyes, sino que también es un problema ambiental,donde las especies en peligro, y por lo tanto las más amenazadas, son las másperseguidas. Algunas soluciones a este problema podrían ser: a) incentivar el mascotismoen otras aves. b) aplicar las leyes existentes; c) las aves decomisadas deberían sertratadas de modo adecuado para su posible liberación; d) proporcionar alternativassustentables y viables alas personas de bajos recursos que viven de este negocio;crear un programa de educación ambiental para concienciar a la población sobre losriesgos ambientales que trae aparejado el comercio de fauna silvestre; e) denunciar alos acopiadores de aves silvestres. 16
  17. 17. La caza furtiva y el tráfico de fauna Caza Comercial La persecución despiadada de la fauna por distintas técnicas de caza hapuesto en jaque numerosas especies y comprometido su subsistencia, especialmenteal combinarse con los factores mencionados anteriormente sobre la transformación deambientes naturales. Pero si debe elegirse un tipo de caza especialmente perniciosa por losvolúmenes que mueve y el afán de lucro que origina, la caza comercial aparece comola más grave. Ya desde los lejanos tiempos de la conquista, muchas especies fueronconsideradas un importante recurso peletero o plumífero y desde entonces sometidasa una constante expoliación del recurso. Así se destacan los casos de la vicuña y ellobo fino, hoy en una lenta recuperación, y la Chinchilla, de estatus actual incierto,como los más conspicuos. Las ballenas fueron perseguidas por buques de todas las naciones desde elsiglo XVIII hasta comienzos de la década de 1960 en que la Argentina decideabandonar su estación terrestre de Grytviken en las Georgia del sur y con ella laactividad ballenera. Los motivos principales de captura comercial pueden agruparse en: pilíferosy/o plumíferos, mascotas o animales cautivos con fines ornamentales o de simple 17
  18. 18. curiosidad y, en menor medida como recursos proteicos. Así se destacan en el primergrupo, los gatos manchados, zorro, vicuña, entre otros. En el segundo grupo, loros,flamencos, cisnes, tucanes. Finalmente sabemos de la comercialización efectiva decarne de vizcacha y mulita, incluso en supermercados urbanos, también puededetectarse otras especies en ámbitos rurales. En todos los casos existe una cadena de comercialización con eslabonesdefinidos que tienen su origen en pobladores de muy escasos recursos, queencuentran en la captura de animales silvestres su único medio de subsidencia. En losesteros del Ibera y en los chaqueños, se dedican a la captura de yacarés, curiyúes,lobitos de río. En las islas del Paraná y en las lagunas pampeanas aparece el“nutriero” dedicado a la captura del coipo o nutria, y desapareció el “garcero” dedicadoa capturar garzas. Todos estos primeros eslabones llevan el común denominador de lamiseria y están sometidos a los caprichos del mercado que, a veces no paga nada porun cuero o una piel que demandó esfuerzo o sacrificio, o bien lo abona pero con unmínimo valor, y los restantes eslabones se quedan con la “parte del león”. Por elloresulta efectiva la creciente fiscalización por parte de algunas autoridades nacionales yprovinciales, tendientes a un control más efectivo de los “barraqueras”, curtiembres,acopiadores en general y comercios minoristas para atacar la cuestión donde semueven los mayores intereses. No obstante queda mucho por hacer. Todavía subsisten, a pesar del esfuerzode numerosas entidades conservacionistas y a veces de las mismas autoridades delas ferias de pájaros de nueva Pompeya en Capital Federal. 18
  19. 19. Caza Deportiva Existe en numerosos países. Más allá del disenso que tengamos con lapráctica, debemos reconocer que con un buen conocimiento básico de las poblacionesde animales silvestres, pueden establecerse cupos ciertos de captura, que noimpliquen alteraciones sustanciales a este recurso. Pero lo cierto es que por varias razones, esto no ocurre en Argentina, y enconsecuencia nadie puede corroborar si cada cazador, incluso el más respetuoso delas normas y leyes, está colaborando o no en el descubrimiento o el despoblamientode alguna región o provincia al capturar una determinada especie. La falta de recursos para el control camionero, o de los cotos de cazaregistrados, se suma como otra cuestión preocupante ya que crea la sensación dedescontrol total al que empuñando un arma recorre los campos del país. Accionesligadas a la actividad cinegética como el fomento a la introducción de especiesexóticas y la presión continua que ejercen algunas entidades para impedir campañasde control o eliminación de las existentes, se suman para agrandar la brecha quesepara, en el país, a los cazadores de los conservacionistas, a diferencia de lo queocurre en otros países. En plena década del 80, publicaciones especializadas ycazadores directivos de prestigiosas entidades cinegéticas, promovían la captura deespecies en peligro de extinción, como en aquellos viejos tiempos en que la faunaparecía inagotable y la conservación innecesaria. 19
  20. 20. Caza de Plagas La acusación de “plagas” que todavía pesa sobre muchas especies hamotivado persecuciones sin fundamento técnico que las justifiquen, y están originadasprincipalmente por la presión de intereses sectoriales que no contemplaban losinconvenientes ecológicos directos o indirectos que esas campañas de control oeliminación traían aparejadas. Así se persiguió sin tregua a los zorros en general,acusándolos de plaga de la ganadería, aunque solo una especie (zorro colorado)puede resultar problemática para la ganadería ovina. El puma figura aún en algunasprovincias en los listados oficiales de especies plagas, aunque falten estudios queevalúen su verdadero impacto ganadero. Tanto unos como otros son diezmados contrampas-cepo, perseguidos con perros “leoneros” o más comúnmente con cebosenvenenados con estricnina u otros fuertes venenos que originan focos letales, dondemueren muchas otras especies útiles de hábitos carroñeros. Caza por Subsistencia Ya se ha hecho referencia indirectamente a este tipo de caza muchas vecesligada y confundida con la caza comercial, especialmente en su eslabón inicial. Aquíse la considera como una forma directa de obtener un recurso proteicocomplementario de una magra dieta, o a veces incluso, como un recurso único.Todavía practican este tipo de caza las últimas comunidades indígenas del país, y la 20
  21. 21. población criolla de las zonas más alejadas e inhóspitas. Si bien, en ocasiones, laacción puntual puede llevar a la disminución o incluso la extinción local de algunasespecies, la misma debe entenderse como una alteración indirecta provocada por lacivilización que ha impedido sus desplazamientos nómades o ha alterado losambientes naturales mediante la explotación agropecuaria y forestal, lo que harestado a las especies numerosos refugios naturales. Por lo general, dado que esas especies constituyen parte de su sustento,estas comunidades hacen de ellas un uso cuidadoso, más digno de estudio yadmiración, que de fiscalización y prohibición. En la fauna se destacan como losgrupos más usados como medio de subsistencia: el lagarto overo, las perdices, lospatos, las pavas de monte, las palomas, los chanchos de monte, los venados, elconejo de los palos, el carpincho, la liebre criolla, los cuises, tatúes, etc. 21
  22. 22. Organización que combate el tráfico de fauna Para combatir este problema, representantes de 80 países firmaron en 1973la Convención de Comercio Internacional sobre Especies de Fauna Salvaje y Flora enPeligro de Extinción (CITES Actualmente, 160 países han suscrito dicho convenio - CITES). CITESEspaña lo hizo en 1986 - y se encarga de prohibir el comercio internacional deespecies amenazadas y reglamentar y vigilar el comercio de las que puedan estarlo.La regulación se realiza por medio de Apéndices o listados de las plantas y animales,siguiendo criterios científicos. Los Apéndices incluyen en la actualidad unas 5.000especies de animales y 30.000 de plantas. Además, el certificado acuñado por CITESes el único que demuestra que un ejemplar puede ser vendido legalmente al habersido criado en cautividad. Desde la firma del CITES, el tráfico de especies amenazadas constituye undelito: En la Unión Europea (UE) supone desde 1997 penas de cárcel de hasta seisaños. Sin embargo, las bajas multas para los infractores y la vulnerabilidad de losresponsables de control aduanero facilitan que las redes de contrabando sigancreciendo. El tráfico ilegal de fauna es el traslado de un punto proveedor a otro puntocomprador de especies cuya comercialización está prohibida o regulada severamente. 22
  23. 23. Generalmente, los países proveedores son los "en vías de desarrollo", dichode otro modo son los países empobrecidos de todo el mundo, los anteriormentellamados del Tercer Mundo. Los compradores son algunos zoológicos inescrupulosos, productores deespectáculos artísticos con animales, coleccionistas particulares, los fanáticos delmascotismo y el ornato y la industria peletera. CITES (Convención sobre el Comercio Internacional de EspeciesAmenazadas de Fauna y Flora Silvestres) tiene como fin la coordinación de losesfuerzos para regular el comercio de especies no domésticas. Clasifica a los animales en tres Apéndices: Apéndice 1 - Comercio Prohibido.Apéndice 2 - Comercio Restringido. Apéndice 3 - Especia protegida en un país. Argentina cuenta con 45 especies de fauna autóctona en el Apéndice 1 y 206en el Apéndice 2. Los traficantes de fauna saben poco de ecología pero mucho de economíapor sus pingues e irregulares negocios. El cazador de un animal prohibido puede llevara su casa $ 50 por un ejemplar que el traficante colocará en el mercado por $ 1500.Como se ve, un excelente negocio que no tiene para nada en cuenta la protección denuestra rica fauna. La WWF (World Wildlife Fund) (Fondo Mundial para la Naturaleza) genera enforma constante críticas a los gobiernos que no reprimen el comercio ilegal. El Libro Rojo (UICN) determinó que en nuestro país hay un 268 demamíferos amenazados, 17% de aves y 11% de reptiles. Estos libros comenzaron a publicarse en 1980. 23
  24. 24. La Dirección de Flora y Fauna Silvestre Nacional también preparó una lista anivel local que se encuentra en la resolución 144/83. La preocupación es mucha y a todo nivel pero mientras no se modifique laacción humana y se tome conciencia que la preservación de la diversidad biológica yel desarrollo equitativo y sustentable de los recursos es lo que podrá salvar a esteplaneta amenazado, la situación no cambiará. A la realidad se la explica con palabras, a los problemas se los afronta conconocimiento. Aportar todo tipo de información a los que harán del tema medioambientaluna necesidad de vida, una actitud válida para vivir y dejar vivir es hoy una obligación. El tema no es fácil. Son diversos los factores de fuerte impacto que seinterrelacionan en el tráfico de especies. El ecológico, porque la exportación ilegal y ladeclarada son una carga difícil de soportar para cualquier ecosistema. El económico, porque el tráfico de fauna es el tercer y más rentable negocioen el mundo, después del tráfico de armas y el de drogas. El social, a raíz de la prolongada crisis, la captura de animales silvestres seconvierte en un importante ingreso en franjas pauperizadas de la población. Basta recorrer pajarerías o ferias de pájaros de Buenos Aires para descubrirque se trafica de manera obvia, falsificando documentos oficiales de las aves. Las especies tanto animales como vegetales que se comercializan ennuestro país en forma legal o ilegal se agrupan en cinco categorías: 1. ANIMALES VIVOS: para abastecer el mercado de mascotas o coleccionistas (flamencos - loros - pájaros pequeños - monos - tortugas - peces - arañas - escorpiones - ofidios - etc.). 24
  25. 25. 2. CUEROS Y PIELES: para hacer prendas y objetos de vestir (felinos - boas - lagartos - yacarés - pecarí - etc.). 3. MADERAS: para hacer muebles (algarrobo - lapacho - incienso - petitibí - roble - alerce - quebracho - araucaria - etc.). 4. PLANTAS ORNAMENTALES: para adorno del hogar o para abastecimiento de coleccionistas (orquídeas - helechos - cactus - etc.). 5. SOUVENIRES Y CURIOSIDADES: para colecciones y obsequios (caracoles - corales - restos fósiles - meteoritos - animales embalsamados - insectos disecados - etc.). Ante el hecho consumado sólo queda: • Informar y educar sabiendo que la Argentina se convirtió entre 1976 y 1989 en el primer país exportador de América y el cuarto a nivel mundial de especies legales e ilegales. • Saber la magnitud del problema, su importancia ambiental es no convertirnos en cómplices involuntarios. • Evitar la compra de mascotas no permitidas ayudará a desalentar a los fabricantes. • Para ello es necesario saber cuales son las permitidas y cuales las prohibidas. PERMITIDAS: peces criados en acuario - axalotes - hámsteres - perros -gatos - palomas: torcazas, cenicienta y doméstica - conejos. PROHIBIDAS: PROHIBIDAS a pesar de ello se encuentran fácilmente en venta en ferias depájaros, veterinarias inescrupulosas y "bicherías" lo que lleva a pensar que en el país 25
  26. 26. falta el control estricto que debiera ejercerse según normas nacionales einternacionales. Tortugas terrestres y acuáticas - boas - culebras - yacarés - jilgueros - mixtos- cabecitas negras - dominó o paraguayito - petitero - pecho colorado - rey del bosque- reina mora - siete colores - cardenal copete rojo, amarillo y azul - brasita de fuego -urraca - soldadito o cardenalito de la sierra - tucanes pecho rojo, pico manchado,caracastaña grande y amarillo - papagayos - águilas - halcones - lechuzas - monos caíy aullador - iguanas - gatos monteses - zorros, entre otras muchas especiesautóctonas. Es deber indelegable del Estado la conservación de las especies, lapreservación de la biodiversidad desalentando el tráfico ilegal como única defensa delequilibrio ecológico. Es deber de cada uno de nosotros informarnos, estar alerta yexigir que se cumpla la legislación vigente y donde no la hubiere crearla a partir de laacción participativa. 26
  27. 27. Conclusión En consideración final, el tráfico o comercio ilegal de fauna silvestre es unaactividad clandestina que se lleva a cabo en el ámbito nacional e internacional. Elprincipal motor de este comercio es la demanda del mercado. Es decir, de todasaquellas personas que compran animales silvestres. Esto está llevando alagotamiento de las poblaciones silvestres y es una forma de dispersión deenfermedades infectocontagiosas pudiendo diseminarlas entre animales silvestres,domésticos y seres humanos (Zoonosis), generando una amenaza sanitaria para elmedio ambiente. Es fundamental solo mantener animales domésticos en nuestroshogares. A pesar de haber sido el ser humano quien domesticó animales haciéndolosdependientes de sus cuidados, es muy frecuente ver muchos representantesmaltratados o abandonados, sufriendo hambre, sed, frío, maltratos y accidentes detránsito. Esta diversidad favorece la existencia de intrincadas redes tróficas con altogrado de organización y complejidad que les ha permitido, hasta el momento,amortiguar eficazmente las alteraciones naturales y humanas. El pequeño tamaño y ligero peso de estos animales facilita enormemente sucomercio, ya que pueden ser transportados en cantidades masivas pasandofácilmente inadvertidos. 27
  28. 28. Estamos obligados a hacernos eco de esta problemática y a colaborar enproyectos de educación ambiental dirigidos a los distintos sectores de nuestrasociedad. Hay que concienciar a la gente de que los recursos son renovables siemprey cuando se utilicen con prudencia y sin malgastarlos. No se debe malgastaregoístamente aquello que la naturaleza nos ofrece. Todos podemos contribuir para disminuir el tráfico de fauna silvestre ycomentar este problema en la escuela para que los docentes puedan abordarlo en elaula. 28
  29. 29. ApéndiceEL PRINCIPAL NEGOCIO DESPUÉS DE DROGAS Y ARMASCrece el tráfico de animales exóticosUtilizadas como originales mascotas domésticas, muchas especies argentinasforman parte de una gigantesca red de comercio ilegal. Sólo en nuestro paísmueve por año más de 150 millones de pesos y, según Interpol, constituye latercera actividad ilícita en importancia, luego del narcotráfico y la venta dearmas. Todo sirve: tortugas, loros, arañas, monos, pájaros, reptiles y felinos.Algunos están en extinción, aunque se los puede adquirir en ferias domingueras.Sobre una de ellas, en el sur del conurbano bonaerense, hay una denuncia de laFundación Vida Silvestre.Por Ximena Pascutti | 13.12.2006ORIGEN. La mayor parte de los "bichos" capturados y en peligro proviene de la zona norte del país. | Foto:CedocEn la Feria de Villa Domínico, en el partido de Avellaneda, cientos de animales en venta miran elmundo a través de las rejas. Como si fuera una cárcel en miniatura, donde los reos portan plumas,colmillos o escamas.Allí despliega su circo furtivo, cada domingo, Guillermo Fabián Tarello, un comerciante de 41 años quedesafía a inspectores, ecosistemas milenarios y efectivos de la Policía Bonaerense II que se reúnen apocos metros de su puesto.Una denuncia presentada por la Fundación Vida Silvestre Argentina, a la que tuvo accesoexclusivo PERFIL, indica que Tarello estaría vendiendo ejemplares de especies silvestres, muchasde ellas en peligro de extinción, cuya comercialización está prohibida en la Argentina.“El motivo de la presente es poner en su conocimiento la oferta ilegal de anfibios y reptiles porparte de varios puestos de la Feria de Pájaros de Villa Domínico”, señala la denuncia presentadaante la Dirección de Fauna de la Nación y la Dirección de Contralor y Uso de los Recursos Naturales yPesqueros del gobierno bonaerense. Y detalla: “En particular, el del señor Tarello, quien ofertaba en losdomingos pasados ranas trepadoras de origen brasileño (Phyllomedusa) y una considerablecantidad de saurios chaqueños (entre ellos, Teius teyou). A pocas cuadras de su puesto tiene su 29
  30. 30. depósito, donde suele ofertar otros animales, como lagartos overos y colorados (Tupinambis) yboas ampalaguas y arco iris, en su enorme mayoría de origen santiagueño”, precisa.En ese stand de la feria, PERFIL pudo comprobar que también se ofrecía, por 35 a 60 pesos, granvariedad de tarántulas, entre ellas las chaqueñas. “La comercialización de esas arañas, quepertenecen a la familia Migalomorphidae o Migalomorfas, está prohibida”, explica Marcelo Silva Croome,jefe del Área de Fiscalización de la Dirección de Fauna de la Nación. “Algunas provincias sólo danpermisos de captura con fines científicos, nunca para comerciar”. Pero la actividad ilícita no se limita a lasferias de zona sur.Mono se vende. Aunque no hay cifras oficiales, se estima que en la Argentina el comercio ilegal defauna silvestre mueve unos 50 millones de dólares anuales, según indica el libro La situaciónambiental argentina 2005, publicado en mayo por la Fundación Vida Silvestre Argentina. Un grannegociado que en el país acorrala a varias especies amenazadas como la boa ampalagua, latortuga terrestre chaqueña, el cardenal amarillo y la vicuña. En igual situación están el tatú carreta,el yaguareté y el venado de las pampas, entre otros.En el podio. INTERPOL ubica esta variante del tráfico, el de animales, en el tercer puesto a nivelmundial, detrás del narcotráfico y la venta ilegal de armas.“Los animales son buscados vivos o muertos para venderlos como mascotas exóticas, trofeo ocomo subproductos, como sucede con los carpinchos, por su carne y su cuero”, resume laveterinaria Claudia Nigro, presidenta de la Red Argentina Contra el Tráfico de Especies Silvestres. Laexperta asegura que en el país, lo que más se trafica son aves, aunque hay un flujo ilegal constante dereptiles y mamíferos.El 28 de noviembre, guardafaunas y personal de la Secretaría de Medio Ambiente de Rosarioincautaron en el fondo de un supermercado de esa ciudad dos monos carayá, dos loros, uncardenal y tres jilgueros. En otro operativo hallaron unos 380 pájaros autóctonos que iban a servendidos en el mercado negro. Ese mismo día, pero en La Pampa, la Justicia condenó a dos años deprisión condicional e inhabilitación de cuatro años para ejercer cargos públicos a Felipe Valdéz, unfuncionario provincial que se había apropiado indebidamente de dos llamas nacidas en una granjaexperimental del Estado. “Me gustaría tener dos de esos animalitos”, dicen que pronunció Valdéz.También fue condenada a un año de prisión excarcelable y dos años para ejercer funciones públicas a laveterinaria que le entregó los animales.“Raptados de su ambiente natural, donde cumplen una función biológica, estos animales seestresan y se enferman”, indica Nigro. “A los monos bebés les matan a las madres y a los machosadultos que los protegen. Las crías son las que tienen más interés comercial”, aclara. En las ciudades,estos animales silvestres padecen enfermedades que a veces son difíciles de diagnosticar. “Losprimates pueden transmitir tuberculosis y salmonelosis, y los loros, psitacosis”, alerta la médicaveterinaria. Aunque algunos miran para otro lado.A mediados de noviembre, un aviso clasificado publicado en el sitio www.segundamano.com.ar ofrecía unmono aullador rojo a 75 pesos: “Se alimenta de vegetales y carnes magras (...) toma yogur (de vainilla).Muy cariñoso. Responde al nombre de Marito”, decía el anuncio.Alerta animal. El universo de la demanda es infinito, impredecible. “Mientras haya compradores, va ahaber tráfico”, asegura Verónica Díaz, coordinadora del Grupo Fauna Silvestre Contra el Tráfico de AvesArgentinas. En Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y Rosario conviven las viejas costumbres conmodas fugaces: están los de siempre, que buscan tortugas terrestres y loros habladores comomascotas, y los excéntricos que quieren pumas, guacamayos, tarántulas y boas autóctonas, oincluso un cóndor andino. 30
  31. 31. “Por eso, las formas de ocultamiento suelen ser un problema grave”, indica el comandante principal MarioIsmael Fernández, jefe de la División Protección Ambiental de Gendarmería Nacional. “No es fácil llevarun ave o un reptil escondido. Los meten en valijas de doble fondo, bolsas, medias, cajas de video...hasta los drogan. Hace unos años, en una intervención, rescatamos un mono que era llevado en unaviandera”, recuerda.Otras veces, las especies son víctimas de la caza deportiva o de la caza furtiva con la finalidad deusar su carne, su cuero o su cornamenta. También se las mata con fines decorativos. “Hace dosaños, con Vida Silvestre, detectamos a un taxidermista suizo que cazaba ilegalmente en un parquenacional”, recuerda Hernán Ibáñez, inspector de la Dirección de Fauna. “Se estaba llevando unas 230aves para embalsamar, entre ellas un Maca Tobiano, una especie que está en peligro. Ni en el museo deCiencias Naturales tienen un ejemplar montado”.Prohibidos. La caza, tenencia y venta de aves autóctonas como jilgueros, siete colores y reinasmorasestá prohibida. Lo mismo pasa con los monos carayá, los yacarés overos y las tortugas terrestres, entreotros animales muy demandados. Su captura y comercialización está penada por la ley nacional 22.421sobre conservación de fauna silvestre. Las sanciones van de los seis meses a los dos años de prisión.Por eso, en la Argentina está permitida la importación de algunos tipos de loros, tortugasnorteamericanas, iguanas verdes y otros reptiles que son criados legalmente. “Para que una personacompre un cardenal amarillo en una pajarería o en un pet shop tal vez murieron nueve pájaros en elcamino”, aclara Silva Croome, de la Dirección de Fauna.Claudio Bertonatti, uno de los directores de la Fundación Vida Silvestre, aconseja: “Antes decomprar una mascota, debemos averiguar si es legal y si podemos cuidarla bien”. Y advierte:“Muchos creen que detrás del tráfico de fauna sólo hay un traficante, pero hay muchos más: funcionariospúblicos, transportistas y, sobre todo, compradores”.L a mayoría de las especies amenazadas por el tráfico y la caza furtiva habita en el Gran ChacoAmericano, una región ecológica de más de un millón de kilómetros cuadrados repartidos entre Argentina(61%), Paraguay (25%), Bolivia (14%) y Brasil (0,1%). Es una de las zonas más biodiversas del planeta, yel área boscosa más grande del continente después del Amazonas. En nuestro país, la región abarca lasprovincias de Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Salta, Jujuy, parte de Corrientes, Tucumán, SantaFe, Córdoba, Mendoza y La Rioja. De allí bajan, como lluvia, las rutas silenciosas del tráfico de animales.Según la Dirección de Fauna de la Nación, se estima que cerca del 80 por ciento de esosejemplares, extraídos violentamente de su hábitat, muere antes de llegar a las “bocas deexpendio”. A los que se salvan no les va mejor. 31
  32. 32. UN MEGA OPERATIVO EN PROVINCIA DE BUENOS AIRES, SANTA FE Y SANTIAGO DEL ESTEROTráfico de especies: rescataron a tresmil animales en 3 provinciasSon aves, reptiles y monos que ahora están en un bioparque para su recuperación.Por: Mariana IglesiasDe repente, en un solo día, el bioparque Temaiken de Escobar tiene 2.000 nuevos animales: maras, monos, zorrinos,flamencos, hurones, loros habladores, cardenales, boyeros. Y el zoológico municipal de Bahía Blanca sumó unos 500.La noticia parece buena, pero no, no lo es. El arribo de estos nuevos visitantes es producto de varios allanamientos entres provincias en el que se secuestraron más de 3.000 ejemplares de distintas especies que iban a sercomercializados ilegalmente.El mega operativo -dispuesto por el juzgado Federal Nº 3 de Morón, y llevado a cabo por la Dirección de Fauna de laSecretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación y la División Operaciones del Departamento DelitosAmbientales de la Policía Federal- se hizo en Bahía Blanca e Ituzaingó (Buenos Aires), Rafaela (Santa Fe), y La Banda(Santiago del Estero). En total se secuestraron más de 3.000 ejemplares de aves, tres especies de monos (mariquita,carayá y tití pincel), más de 30 flamencos y hurones. La mayoría estaba en Ituzaingó. En Santiago del Estero sesecuestraron gran cantidad de pájaros, tortugas de agua y tierra. En Bahía Blanca, en una casa del barrio Estomba, seencontraron 600 cardenales amarillos, una verdadera rareza que está en grave peligro de extinción, y que por esemotivo puede llegar a pagarse hasta mil euros un ejemplar en Europa. En Santa Fe se descubrieron personas queadulteraban documentación: guías de tránsito necesarias para la identificación de animales.Desde Temaiken, explicaron a Clarín que el viernes llegaron casi 2.000 animales en tres camiones desde las distintasprovincias. Todos fueron al hospital veterinario de Fundación Temaiken en Escobar. "Recibimos estos animales parasu cuidado y rehabilitación en el marco de un convenio marco con la Secretaría de Ambiente de la Nación y por contarcon un hospital modelo. Algunas de las especies están en grave peligro de extinción, como el cardenal amarillo.También hay maras, monos, zorrinos, flamencos, hurones, loros habladores, cardenales, boyeros. Además, llegaroncongelados un tigrecito y cabezas de aves como tucanes. Estos animales están siendo atendidos por un equipointerdisciplinario de 15 profesionales (veterinarios, biólogos y cuidadores) a cargo de Eduardo Francisco. Junto conFauna se va a ir evaluando cuáles están en condiciones de ser reintroducidos en su ambiente natural y cuáles no. Todoesto una vez que el juez dé la orden".Escéptico, Claudio Bertonatti, de Fundación Vida Silvestre, no cree que finalmente pase algo: "En Argentina prima unagran impunidad. Los jueces no tienen compromiso ambiental". Cuenta que la organización ya hizo más de 3.000denuncias hasta por contrabando en los últimos 30 años, y que casi no hay ni una condena. "Nuestro país siempre fueexportador de recursos naturales, pero en los 70 aumentó su intensidad a causa de la mayor demanda del mercado.En los 80 la situación era dramática. Incluso en el 89, según un informe del Fondo Mundial para la Naturaleza,Argentina estaba entre los peores cuatro países del mundo, junto a España, Tailandia y Singapur". Entre lo que más seexporta hay pecaríes, carpinchos, boas, yacarés y ñandúes (para los cueros), vicuñas y felinos (por las pieles), loros,guacamayos y cotorras (como mascotas), orquídeas y cactus (plantas ornamentales) y maderas como el Palo Santo,que fundamentalmente viaja a China, donde se usa para pisos. "Los principales destinos son Asia, Estados Unidos yEspaña, Italia y Francia. La mercadería sale tanto por barco como por avión. En realidad sale de cualquier manera. Y siocurre es porque las fuerzas de seguridad del país son complacientes o hay funcionarios que directamente participande estos delitos", afirma Bertonatti. Los compradores son coleccionistas, gente excéntrica a la que le da placer saberque en su casa tienen ejemplares exóticos o en peligro de extinción. 32
  33. 33. SANTA FESábado, 02 de enero de 2010 Crece el tráfico de animalesSanta Fe es uno de los territorios de paso hacia losprincipales centros de ventas como Buenos Aires yCórdoba. Cómo detener esa práctica ilegal.Argentina es uno de los países generadores de mercados de especies silvestres, además de constituirsecomo lugar de tránsito y tráfico. Es por esto que un proyecto de investigación de la Facultad de CienciasVeterinarias de la Universidad Nacional de Rosario estudia el uso y aprovechamiento de la fauna silvestreen comunidades rurales y su implicancia en el tráfico ilegal a nivel nacional. Las tortugas, iguanas, boas,pumas, zorros y vizcachas son algunas de las especies más traficadas.El tráfico de fauna implica toda actividad ilícita vinculada al comercio de especies silvestres o sus partes.Incluye tanto a las especies vivas como muertas y sus partes, por ejemplo pieles y plumas, entre otras.Enrique Richard, director del proyecto aseguró que “es un mercado que se posiciona tercero a nivelmundial después del mercado de las armas y las drogas”, y asegura que “Argentina es un país tanto detránsito del tráfico de especies, como generador de mercados internos y externos para especies silvestresa servir de mascotas”.El estudio apunta a generar un aporte de información acerca de las economías en el entorno ecológico,las diferentes modalidades de utilización de los recursos, los contextos históricos socioculturales yeconómicos y las motivaciones para la colecta de especies silvestres cuyo destino es el tráfico ilegal. “Seespera dilucidar el circuito completo de tráfico de especies, desde el colector primario al consumidor final.Y que esta información sustentada en la investigación habilite el diseño de políticas de manejo del medioy de educación ambiental que se adapten a la problemática social-económica y ecológica regional y notanto a los objetivos idealistas que en general mueven estas políticas”, explica Richard.Con ese fin, se analizaron comunidades rurales secundarias de la ecorregión del Chaco occidental de laprovincia de Santiago del Estero, y se tomó como ejemplo el área que corresponde a la localidad deLoreto, un lugar indicado por los propios traficantes como fuente de la mercadería que comercian.La investigación se llevó a cabo mediante visitas a los colectores primarios y la convivencia con ellos.Luego, acercándose a los colectores secundarios como curiosos en sus actividades comerciales intentaobtenerse de allí la información acerca de qué hacen y de qué manera. “Es un trabajo de ingeniería socialmuy complejo –agregó el director, porque implica ganarse la confianza, y tratándose de actividades ilícitases difícil”.Edición Online | 07-01-2010 | 14:20 33
  34. 34. EN LA TERMINAL DE ÓMNIBUSTráfico ilegal de tortugas y avesGendarmería Nacional detuvo a un santiagueño que llevaba 150 tortugas de tierra y 30aves autóctonas.Corresponsalía Esperanza“Lo que usted compra, la naturaleza lo paga” dijo el guardafauna esperancino Juan MartínMastropaolo, luego del procedimiento realizado por Gendarmería Nacional, cuando sesecuestraron 130 tortugas de tierra adulta y 30 aves autóctonas.El inusual procedimiento llevado a cabo ayer, alertó a los numerosos pasajeros que seencontraban en la Terminal de Ómnibus de Rafaela, cuando un hombre oriundo de Santiagodel Estero quedó detenido y confiscado su carga.El operativo se realizó a las 12.30 horas en la Terminal, cuando el sujeto interceptado sedisponía a viajar. Había partido desde Santiago del Estero y hecho un trasbordo en Rosario.Una llamada anónima alertó a personal de Gendarmería Nacional con base en Rafaela, querápidamente se hizo presente en el lugar, deteniendo al traficante, y secuestró 130 tortugas detierra adultas y 20 de tamaño menor. También fueron secuestradas 30 aves autóctonas comocardenales, reina moras y jilgueros.Estado “deplorable”Los animales fueron trasladados a la sede de Gendarmería en Rafaela donde Mastropaolo sehizo presente para evaluar las condiciones en las cuales se encontraban los animales.Al respecto el guardafauna esperancino explicó que, tras labrarse las actas correspondientes,se procedió a liberar a las aves en cercanías de la ciudad de Esperanza.“El estado de las tortugas era realmente deplorable, debido a la falta de alimentación y ladeshidratación” detalló, y contó que inmediatamente se les suministró agua y alimentos parasalvar sus vidas. Pese a ello, tres tortugas habían muerto de sed.Además, Mastropaolo indicó que las tortugas serán liberadas en un espacio de 7 mil hectáreasde monte en la zona fronteriza entre Santa Fe y Santiago del Estero.Hay que recordar que la tenencia de estos animales está prohibida en la provincia y en laArgentina, por las leyes Nacional Nº 22.421 y Provincial Nº 4.830.Publicado el 08/04/2011 34
  35. 35. Descubren tráfico deanimales en extinciónMás de 200 animales en peligro de extinción fueron rescatados por efectivos dela Gendarmería Nacional cuando eran transportados escondidos en el sectorde equipajes de un ómnibus en Santa Fe.Más de 200 animales en peligro de extinción fueron rescatados por efectivos de la Gendarmería Nacional cuando erantransportados escondidos en el sector de equipajes de un ómnibus, en la provincia de Santa Fe.Fuentes de la fuerza de seguridad informaron que durante el operativo fueron rescatadas 147 tortugas de tierra, 14lagartos colorados, 27 boas, 38 culebras, 14 corales y 1 tatu piche.Personal del Escuadrón de Seguridad Vial "Rafaela" frustró el contrabando de animales durante un operativo querealizó anoche en la ruta nacional 34, cerca de la localidad santafesina de Ceres.El ómnibus, que transportaba los animales desde la zona norte del país, se dirigía a una Terminal del conurbanobonaerense, dijeron las fuentes."Los animales fueron entregados a los guardaparques de la provincia para que los liberen en su hábitat natural",precisaron los informantes.Los animales fueron rescatados en cumplimiento de la Ley 22.421 que protege la fauna silvestre y combate la cazailegal, depredación, confección y venta clandestina de animales autóctonos en peligro de extinción.La normativa vigente prevé sanciones de dos meses hasta tres años de prisión a quien practique la caza de animalesde la fauna silvestre cuya captura o comercialización estén prohibidas o vedadas por la autoridad jurisdiccional deaplicación.Estas penas también alcanzan a aquellos que transporten, almacenen, compren, vendan, industrialicen o comercialicenpiezas, productos o subproductos provenientes de la caza furtiva o de la depredación.En los últimos meses, autoridades nacionales y provinciales realizaron operativos tendientes a rescatar especiesanimales que iban a ser vendidas en el mercado ilegal.Uno de los procedimientos se produjo hace un mes en Mendoza, donde la policía rural secuestró más de un centenarde aves que iban a ser llevadas a Chile y comercializadas en un valor superior a los 250.000 pesos.Entre las especies incautadas había un tucán, además de siete cuchillos, reina mora, zorzales negros y jilgueros, entreotros animales, como un quirquincho, y la piel de una vizcacha.Según la Fundación Vida Silvestre, unas 529 especies de animales están en peligro de extinción en Argentina, entreaves, mamíferos, reptiles, anfibios y peces.Entre otras especies amenazadas, la organización citó el ciervo o venado de las pampas, representativo de los campospampeanos y mesopotámicos, las cabras chaqueñas y el huemul de la Patagonia andina.También al ciervo de los pantanos, que frecuentaba los bañados y terrenos anegadizos en el Iberá y el Delta delParaná, con buenas poblaciones en el este de Formosa y algo menores en el Chaco y en Santa Fe.El yaguareté es otra de las especies en peligro, ya que sus últimas poblaciones subsisten en la selva misionera, en lasyungas del Noroeste y en el Chaco seco y de transición. 35
  36. 36. Bibliografía Chebez, Juan Carlos. Los Que Se Van. Editorial Albatros. BuenosAires, Argentina. Año 2008. Cuadernos de Biodiversidad. Centro Iberoamericano de laBiodiversidad. Número 17. Año 2005. Curtís, Helena. Introducción a la Biología 5º Edición. EditorialPanamericana. Buenos Aires, Argentina. Año 1998. Revista “Vida Silvestre”. Fundación de Vida Silvestre Argentina.Octubre-Diciembre 2009. Pág. 9 a 15. Revista de Conservación Biológica. Museo Provincial de CienciasNaturales “Florentino Ameghino” Número 12. Primer semestre del 2010. Richard Enrique y otros. Ambiental. Universidad Nacional de Rosario.Año 8. Número 9. Octubre 2010. Web. www.clarin.com.ar Web. www.cites.org Web. www.consumer.es Web. www.perfil.com Web. www.reconquistahoy.com.ar Web. www.diarioellitoral.com.ar 36
  37. 37. Fotografía 37
  38. 38. 38
  39. 39. ÍndicePrólogo……………………………………………………………..página 1Introducción………………………………………………………..página 3Historia del tráfico…………………………………………………página 6Los números del tráfico…………………………………………..página 8Tipos de tráfico…………………………………………………….página 11Tráfico de aves en Santa Fe……………………………………..página 12La caza furtiva y tráfico de fauna………………………………...página 17Caza comercial……………………………………………...……..página 17Caza deportiva……………………………………………………..página 19Caza de plagas…………………………………………………….página 20Caza de subsistencia…………………………………………..…página 20Organización que combate el tráfico de fauna…………………página 22Conclusión………………………………………………………….página 27Apéndice……………………………………………………………página 29Bibliografía…………………….……………………………………página 36Fotografía…………………………………………………………..página 37Índice………………………………………..……………………...página 39 39

×