Una vida más feliz
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Una vida más feliz

  • 1,200 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
No Downloads

Views

Total Views
1,200
On Slideshare
1,200
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
26
Comments
0
Likes
2

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. UNA VIDAMÁS FELIZtourtemáticodela
  • 2. Selección y ordenación de los versículos: Keith PhillipsVersión en castellano: David Bolick y Jorge SoláDiseño: M-A MignotISBN: 978-3-03730-675-8© Aurora Production AG, Suiza, 2012Derechos reservados.Impreso en Malasia por JP PrintersprefacioUna vida más feliz tiene por objetoexponer ordenadamente las creenciasque constituyen la base del cristianismo,lo que está escrito en la Biblia, a finde que cada cual tenga claro cuál esla esperanza que hay en nosotros(1 Pedro 3:15) y cómo debe conducirse(1 Timoteo 3:15).Esta obra ayudará al principiante afamiliarizarse con las Escrituras. Al mismotiempo, le servirá al más veterano para ampliarsu conocimiento de la Palabra de Dios, hallara diario fuerzas y orientación, y prepararsemejor para dar a conocer su fe. Igualmenteresultará muy práctica para pastores,consejeros, padres, maestros y mentores quedeseen impartir instrucción y asesoramiento.«Si ustedes se mantienen fieles a Mi palabra—dijo Jesús a algunos de Sus primerosseguidores—, serán de veras Mis discípulos;conocerán la verdad, y la verdad los harálibres» (Juan 8:31,32). ¡Esa promesa estambién para nosotros!¡Esperamos que este libro te proporcioneagradables ratos de estudio!AgradecimientosEl recopilador agradece enormemente la ayuda y el apoyo querecibió durante la preparación de esta obra, y en particular la valiosacolaboración de Carl y Reuben, con su meticuloso detallismo.Otros títulos de la colecciónFundamentosVida cristianaLa hora de la prueba
  • 3. índiceÁnimo..................................................................................................................... 1Aprecio............................................................................................................... 7Avaricia.............................................................................................................12Benignidad..................................................................................................... 16Bondad y cortesía................................................................................. 19Celos y envidia......................................................................................... 26Chismes.............................................................................................................35Compararse con los demás.........................................................40Conciencia.................................................................................................... 46Crítica...............................................................................................................53Decisiones.....................................................................................................60Dudas e incredulidad..........................................................................65Egoísmo........................................................................................................... 78Empatía.............................................................................................................88Felicidad y alegría............................................................................... 94Fracasos y desilusiones.............................................................. 102Ira y mal genio........................................................................................ 106Malas costumbres y vicios......................................................... 110Optimismo/pesimismo.........................................................................116Pereza.............................................................................................................126Preocupación...........................................................................................130Remordimiento y condenación...............................................134Resentimiento o rencor................................................................139Sabiduría...................................................................................................... 144Soledad.........................................................................................................153Temor al fracaso................................................................................158Tolerancia................................................................................................. 164Tranquilidad.............................................................................................171explicaciónComo es habitual en muchas obras de consulta, y con el ánimo defacilitar el estudio, los versículos no se reproducen siempre en sutotalidad.La omisión de una o varias palabras se indica por medio de puntossuspensivos entre corchetes […].También se han empleado corchetes [ ]:1) Para indicar a quién o a qué se refiere un pasaje. Por ejemplo, el versículoTito 2:14, que dice: «Él quiso morir para rescatarnos de todo lo malo y parapurificarnos de nuestros pecados», aparece de la siguiente manera: «[Jesús]quiso morir para rescatarnos de todo lo malo…»2) Para añadir explicaciones que faciliten la comprensión de ciertos pasajes.Pongamos por ejemplo Efesios 2:8: «Por la bondad de Dios [misericordiainmerecida] han recibido ustedes la salvación por medio de la fe. No es estoalgo que ustedes mismos hayan conseguido, sino que es un don de Dios».3) Cuando se ha cambiado el tiempo de un verbo para facilitar la lectura odar mayor fluidez al texto, como en Hebreos 1:1, en que se sustituyó «habiendohablado» por «habló»: «Dios [habló] en otro tiempo a los padres por losprofetas».4) Cuando en sustitución de un pasaje de la Escritura que es muy largo ypresenta todo un relato se ha puesto simplemente un resumen del mismo queexpone claramente la idea.5) Cuando se ha agregado una palabra que no se menciona explícitamenteen un versículo, pero está implícita.En muchas secciones figuran al final, entre paréntesis y con la indicación«V. también», remisiones a versículos de importancia secundaria sobre el temaen cuestión. Cuando esas remisiones están relacionados con un versículo enparticular, las referencias aparecen en el último renglón de dicho versículo.DE CIERTOS ASPECTOS TÉCNICOS
  • 4. 1ÁNIMO1. Efectos positivos de infundir ánimoProverbios 12:25 La ansiedad en el corazón del hombre lo deprime, perola buena palabra lo alegra.Proverbios 15:23 La palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!Proverbios 16:24 Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma ymedicina para los huesos.Proverbios 27:9 El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordialconsejo del amigo, al hombre.2 Crónicas 15:8 Cuando oyó [el rey] Asa las palabras y la profecía delprofeta Azarías hijo de Obed, cobró ánimo.1 Juan 1:4 Les escribimos estas cosas para que nuestro gozo seacompleto. (V. también Juan 15:11.)2. El simple hecho de hacer compañía a una persona puedeinfundirle ánimoEclesiastés 4:9,10 Mejor son dos que uno, pues reciben mejor paga porsu trabajo. 10Porque si caen, el uno levantará a sucompañero; pero ¡ay del que está solo! Cuando caigano habrá otro que lo levante.Proverbios 18:24 Hay amigos más fieles que un hermano.Proverbios 17:17 En todo tiempo ama el amigo, y el hermano nace paratiempo de angustia.3. Brindemos palabras de consuelo, cariño y aprecio a los quese sientan desanimadosJob 4:4 [Elifaz le dice a Job:] Al que tropezaba, tus palabras lolevantaban, y las rodillas débiles fortalecías.Isaías 35:3,4 Fortalezcan a los débiles, den valor a los cansados,4 digan a los tímidos: «¡Ánimo, no tengan miedo!»1 Tesalonicenses 4:18 Anímense, pues, unos a otros con estas palabras.(V. también 1 Tesalonicenses 5:11.)Hebreos 3:13 Anímense unos a otros cada día, […] para que ningunode ustedes sea engañado por el pecado y su corazónse vuelva rebelde.4. Perdonemos y alentemos a los que han cometido errores2 Corintios 2:7,8 Lo que ahora deben hacer es perdonarlo y ayudarlo, nosea que tanta tristeza lo lleve a la desesperación. 8Poreso les ruego que nuevamente le demuestren el amorque le tienen.FuentesSe han consultado las siguientes versiones de la Biblia:• Reina-Valera, revisión de 1909.• Reina-Valera 1960™, © Sociedades Bíblicas enAmérica Latina, 1960. Derechos renovados 1988,Sociedades Bíblicas Unidas.• Reina-Valera 95®, © Sociedades Bíblicas Unidas,1995.• Dios Habla Hoy®- Tercera edición, © SociedadesBíblicas Unidas 1966, 1970, 1979, 1983, 1996.• Traducción en lenguaje actual™, © SociedadesBíblicas Unidas, 2002, 2004.• Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy, © TheLockman Foundation, 2005.
  • 5. 2 3Lamentaciones El Señor no rechaza para siempre, 32antes bien,3:31,32 si aflige, también se compadecerá según Su granmisericordia.Gálatas 6:1 Si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedesque son espirituales, restáurenlo en un espíritu demansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tútambién seas tentado.5. Ayudemos a los que están agobiados de problemasRomanos 15:1,2 Los que somos fuertes debemos sobrellevar lasflaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotrosmismos. 2Cada uno de nosotros agrade a su prójimo enlo que es bueno para su edificación.Gálatas 6:2 Ayúdense entre sí a soportar las cargas, y de esamanera cumplirán la ley de Cristo.1 Tesalonicenses 5:14 Les encargamos […] que animen a los que estándesanimados, que ayuden a los débiles y que tenganpaciencia con todos.6. El hecho de que Dios muchas veces nos haya ayudado asobreponernos al desaliento nos motiva a animar a los demás2 Corintios 1:4–7 [Dios] nos consuela en todos nuestros sufrimientos,para que nosotros podamos consolar también a losque sufren, dándoles el mismo consuelo que Él nos hadado a nosotros. 5Porque así como los sufrimientos deCristo se desbordan sobre nosotros y nosotros sufrimoscon Él, así también por medio de Cristo se desbordanuestro consuelo. 6Pues si nosotros sufrimos, es paraque ustedes tengan consuelo y salvación; y si Diosnos consuela, también es para que ustedes tenganconsuelo y puedan soportar con fortaleza los mismossufrimientos que nosotros padecemos. 7Tenemosuna esperanza firme en cuanto a ustedes, porque nosconsta que, así como tienen parte en los sufrimientos,también tienen parte en el consuelo.7. ¡Hablemos de Dios, de lo que ha hecho por nosotros y de loque puede hacer por los demás!2 Crónicas 32:6–8,21 [Cuando un rey malvado sitió a Jerusalén, Ezequías, reyde Judá, alentó al pueblo a confiar en el Señor:] Pusotambién oficiales militares sobre el pueblo, los reunió asu lado en la plaza a la puerta de la ciudad y les hablódándoles ánimo: 7«Sean fuertes y valientes; no temanni se acobarden a causa del rey de Asiria, ni a causade toda la multitud que está con él, porque el que estácon nosotros es más poderoso que el que está con él.8 Con él está solo un brazo de carne, pero con nosotrosestá el Señor nuestro Dios para ayudarnos y pelearnuestras batallas». Y el pueblo confió en las palabrasde Ezequías, rey de Judá. 21El Señor envió un ángelque destruyó a todo guerrero valiente, comandante ycapitán en el campamento del rey de Asiria. Así regresóavergonzado a su propia tierra.Salmo 66:16 ¡Vengan todos ustedes, los que tienen temor de Dios!¡Escuchen, que voy a contarles lo que ha hecho por mí!Salmo 78:2–7 Voy a hablar por medio de refranes; diré cosas quehan estado en secreto desde tiempos antiguos. 3Loque hemos oído y sabemos y nuestros padres noscontaron, 4 no lo ocultaremos a nuestros hijos. Con lasgeneraciones futuras alabaremos al Señor y hablaremosde Su poder y maravillas. 5Dios estableció una leypara Jacob; puso una norma de conducta en Israel,y ordenó a nuestros antepasados que la enseñarana sus descendientes, 6para que la conocieran lasgeneraciones futuras, los hijos que habían de nacer, yque ellos, a su vez, la enseñaran a sus hijos; 7para quetuvieran confianza en Dios y no olvidaran lo que Él habíahecho; para que obedecieran Sus mandamientos.(V. también Salmo 145:1,4,7,11.)Salmo 34:2 En el Señor se gloriará mi alma; lo oirán los humildes yse regocijarán.Salmo 69:30,32 Alabaré con cantos el nombre de Dios; lo alabaré congratitud. 32Al ver esto, se alegrarán los afligidos y seanimará el corazón de los que buscan a Dios.Salmo 119:74 Los que te temen me verán, y se alegrarán, porque enTu palabra he esperado.Isaías 63:7 Yo quiero hablar del amor del Señor, cantar Susalabanzas por todo lo que Él ha hecho por nosotros, porSu inmensa bondad con la familia de Israel, por lo queha hecho en Su bondad y en Su gran amor.ánimo ánimo
  • 6. 4 51 Pedro 3:15 Honren a Cristo como Señor en sus corazones. Esténsiempre preparados a responder a todo el que les pidarazón de la esperanza que ustedes tienen.8. Al pensar de manera optimista, nos infundimos ánimo anosotros mismos(V. Optimismo/Pesimismo, apartados 5 y 11, páginas 118 y 121.)9. La oración en grupo y la fraternidad pueden ser una fuentede ánimoSalmo 133:1 ¡Vean qué bueno y agradable es que los hermanos vivanunidos!Hechos 4:23,24, [Luego de sufrir intensa persecución, los apóstoles29–31,33 Pedro y Juan hicieron una valiente oración juntamentecon los demás discípulos:] En cuanto Pedro y Juanfueron puestos en libertad, se reunieron con los otrosapóstoles […]. 24Luego de escucharlos, todos juntosoraron: 29«Señor, mira cómo nos han amenazado.Ayúdanos a no tener miedo de hablar de Ti ante nadie.30Ayúdanos a sanar a los enfermos, y a hacer milagrosy señales maravillosas. Así harás que la gente vea elpoder de Jesús, a quien Tú llamaste a Tu servicio».31 Cuando terminaron de orar, el lugar donde estabanreunidos tembló, y todos quedaron llenos del EspírituSanto. A partir de ese momento, todos hablaban acercade Jesús sin ningún temor. 33Llenos de gran poder, losapóstoles enseñaban que Jesús había resucitado. Dioslos bendecía mucho.Romanos 1:11,12 Deseo verlos y prestarles alguna ayuda espiritual,para que estén más firmes; 12es decir, para que nosanimemos unos a otros con esta fe que ustedes y yotenemos.Colosenses 2:2 [El apóstol Pablo quiso que los colosenses supierancuánto había combatido espiritualmente por ellos.]Espero que con esto sean alentados sus corazones, yunidos en amor.10. El Señor y Su Palabra son nuestra principal fuente deánimoIsaías 41:13 Yo, el Señor tu Dios, te he tomado de la mano; Yo te hedicho: «No tengas miedo, Yo te ayudo».Mateo 14:27 Jesús les habló, diciéndoles: «¡Calma! ¡Soy Yo: notengan miedo!»Salmo 31:24 Esfuércense, y aliéntese su corazón, todos ustedes queesperan en el Señor.Salmo 46:1 Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro prontoauxilio en las tribulaciones.Salmo 145:14 El Señor sostiene a todos los que caen, y levanta atodos los oprimidos.Juan 6:63 El Espíritu es el que da vida; la carne para nadaaprovecha; las palabras que Yo les he hablado sonespíritu y son vida.Lucas 24:32 Decían el uno al otro: «¿No ardía nuestro corazón ennosotros, mientras nos hablaba en el camino, y cuandonos abría las Escrituras?»Colosenses 3:16 Que la palabra de Cristo habite en abundanciaen ustedes, con toda sabiduría enseñándose yamonestándose unos a otros con salmos, himnos ycanciones espirituales, cantando a Dios con acción degracias en sus corazones.1 Tesalonicenses [El saber que Jesús va a regresar constituye una gran4:16–18 fuente de aliento:] El Señor mismo descenderá delcielo con voz de mando, con voz de arcángel y con latrompeta de Dios, y los muertos en Cristo se levantaránprimero. 17Entonces nosotros, los que estemos vivos yque permanezcamos, seremos arrebatados juntamentecon ellos en las nubes al encuentro del Señor en elaire, y así estaremos con el Señor siempre. 18Por tanto,confórtense unos a otros con estas palabras.11. Al animar a los demás, nosotros mismos cobramos ánimo1 Samuel 30:1–19 [El reducido ejército de David había perdido su ciudaden un ataque enemigo. Las tropas quedaron tandesalentadas que hablaban de matarlo a pedradas.Entonces David oró y «se fortaleció en el Señor suDios». Luego comunicó a sus hombres que Dios lehabía prometido que lograrían rescatar a sus familias.Los soldados cobraron ánimo y lo acompañaron a labatalla. Se logró una magnífica victoria, y lo recuperarontodo. Cuando David infundió ánimo a sus hombres, elSeñor lo animó a él y los condujo a todos a la victoria.]ánimo ánimo
  • 7. 7 6Isaías 58:10 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará enla oscuridad, tus sombras se convertirán en luz demediodía.Proverbios 11:25 El alma generosa será prosperada: el que sacie a otros,también él será saciado.Lucas 6:38 Den a otros, y Dios les dará a ustedes. Les dará en subolsa una medida buena, apretada, sacudida y repleta.Con la misma medida con que ustedes den a otros,Dios les devolverá a ustedes. (V. también Hechos 20:35.)2 Corintios 9:6 El que siembra escasamente, también segaráescasamente; y el que siembra generosamente,generosamente también segará.12. La capacidad de infundir ánimo es un don de Dios, que Él nosda si se lo pedimosIsaías 50:4 El Señor me ha instruido para que yo consuele a loscansados con palabras de aliento. Todas las mañanasme hace estar atento para que escuche dócilmente.1 Pedro 4:11 Si alguno habla, hable conforme a las palabras deDios; si alguno ministra, ministre conforme al poderque Dios da, para que en todo sea Dios glorificado porJesucristo, a quien pertenecen la gloria y el imperio porlos siglos de los siglos. Amén.1 Corintios 14:3,12,31 [A veces el Señor se vale del don de profecía parainfundir ánimo a Sus hijos.] El que comunica mensajesproféticos, lo hace para edificación de la comunidad,y la anima y consuela. 12Ya que ustedes ambicionanposeer dones espirituales, procuren tener enabundancia aquellos que ayudan a la edificación de laiglesia. 31Todos, cada uno en su turno correspondiente,podrán comunicar mensajes proféticos, para que todosaprendan y se animen.APRECIO1. En la Biblia, el Señor con frecuencia reconoce el mérito delas personas, alaba sus buenas cualidades o las elogia porhaber tomado decisiones acertadasJob 1:8 El Señor dijo […]: «¿Te has fijado en Mi siervo Job? Porqueno hay ninguno como él sobre la tierra; es un hombreintachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal».Hechos 13:22 Dios […] les dio por rey a David, de quien dijo: «Heencontrado que David, hijo de Jesé, es un hombre queme agrada y que está dispuesto a hacer todo lo que Yoquiero».Juan 1:47 Cuando Jesús vio que Natanael se acercaba, dijo: «Aquíviene un verdadero israelita, un hombre realmentesincero».Lucas 7:9 [En referencia a la fe del centurión cuyo sirviente Jesúscuró:] Al escuchar las palabras del capitán, Jesús seadmiró y le dijo a la gente que lo seguía: «En todo Israelno he encontrado a nadie que confíe tanto en Mí comoeste capitán romano».Mateo 15:22–28 [Jesús alabó a una mujer de Canaán que no seescandalizó al oírlo:] Una mujer cananea que había salidode aquella región clamaba, diciéndole: «¡Señor, Hijo deDavid, ten misericordia de mí! Mi hija es gravementeatormentada por un demonio». 23Pero Jesús no lerespondió palabra. Entonces acercándose Sus discípulos,le rogaron, diciendo: «Despídela, pues da voces trasnosotros». 24Él respondiendo, dijo: «No soy enviado sino alas ovejas perdidas de la casa de Israel». 25Entonces ellavino y se postró ante Él, diciendo: «¡Señor, socórreme!»26 Respondiendo Él, dijo: «No está bien tomar el pan delos hijos, y echarlo a los perrillos». 27 Y ella dijo: «Sí, Señor;pero aun los perrillos comen de las migajas que caen dela mesa de sus amos». 28 Entonces respondiendo Jesús,dijo: «Oh mujer, grande es tu fe; hágase contigo comoquieres». Y su hija fue sanada desde aquella hora.2. El Señor, asimismo, nos elogia cuando aprovechamosnuestras habilidades con el fin de ayudar al prójimo ypropagar el reino de DiosMateo 25:21 [Jesús dice en la parábola de los talentos:] Su señor ledijo: «Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel,sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor».ánimo
  • 8. 8 9aprecio aprecioLucas 12:37 [Jesús manifestó:] Dichosos los criados a quienes suamo, al llegar, encuentre despiertos. Les aseguro que elamo mismo los hará sentarse a la mesa y se dispondráa servirles la comida.Hebreos 6:10 Dios no es injusto como para olvidarse de la obra deustedes y del amor que han mostrado hacia Su nombre,habiendo servido, y sirviendo aún, a los santos. (V. también Apocalipsis, capítulos 2 y 3. En ellos se ejemplificamuy bien que el Señor siempre elogia nuestras buenas cualidades,aunque nos reprenda por los errores que hemos cometido.)3. El Señor quiere que manifestemos aprecioProverbios 31:30 La mujer que teme al Señor, esa será alabada.Cantares 6:9 Única y perfecta es la paloma mía, la única de su madre,la escogida de quien la dio a luz. Las jóvenes la vieron yla llamaron «bienaventurada»; la alabaron las reinas y lasconcubinas.1 Samuel 15:6 [El rey Saúl se mostró agradecido con las tribus deextranjeros que trataron bien a sus ancestros.] Dijoa los quenitas: «¡Apártense! ¡Salgan de en medio delos amalecitas, para que no los destruya a ustedesjunto con ellos; pues ustedes se portaron bien con losisraelitas cuando venían de Egipto!» Los quenitas seapartaron de los amalecitas.1 Samuel 25:32,33 David dijo a Abigail: «Bendito sea el Señor, Dios deIsrael, que te envió hoy a encontrarme, 33bendito sea turazonamiento, y bendita seas tú, que me has impedidoderramar sangre hoy y vengarme por mi propia mano».2 Samuel 10:2 David dijo: «Seré bondadoso con Hanún, hijo de Nahas,tal como su padre fue bondadoso conmigo». EntoncesDavid envió algunos de sus siervos para consolarlo porla muerte de su padre.1 Reyes 2:7 En cuanto a los hijos de Barzilai, el de Galaad, trátaloscon bondad y hazlos participar de tu mesa, pues ellosme protegieron cuando yo huía de tu hermano Absalón.Romanos 13:7 Páguenle a cada uno lo que deban pagarle, ya sea que setrate de impuestos, contribuciones, respeto o estimación.Filipenses 4:8 [Toda persona tiene sus buenas cualidades; es cuestiónde reconocerlas:] Hermanos, todo lo que es verdadero,todo lo digno, todo lo justo, todo lo puro, todo loamable, todo lo honorable, si hay alguna virtud o algoque merece elogio, en esto mediten.4. Muestras de aprecio tomadas de las epístolas de PabloRomanos 1:8 Por medio de Jesucristo doy gracias a mi Dios por cadauno de ustedes, porque en todas partes se habla de sufe.Romanos 16:1,2 Tengo muchas cosas buenas que decir acerca de Febe.Ella es una cristiana muy activa en la iglesia de PuertoCencreas. 2Ella ha entregado su vida al servicio delSeñor Jesucristo. Recíbanla bien, como debe recibirsea todos los que pertenecen a la gran familia de Dios,y ayúdenla en todo lo que necesite, porque ella haayudado a muchos, y a mí también.1 Corintios 16:15–18 [El apóstol Pablo hace mención de la familia deEstéfanas y de algunos compañeros de este que sededicaban con diligencia a la labor misionera.]2 Corintios 8:1–5 [Pablo elogia a la iglesia de Macedonia por su extremagenerosidad.] (V. también Filipenses 4:14–16.)2 Corintios 8:16–23 [Pablo elogia a Tito y a su acompañante, que atendierona las necesidades materiales de la iglesia.]Colosenses 1:3,4 Siempre que oramos por ustedes, damos gracias aDios, el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 4pueshemos sabido que confían mucho en Cristo y aman atodos los que forman parte del pueblo de Dios.1 Tesalonicenses 1:3,7 [Pablo escribe a los hermanos de Tesalónica:]Continuamente recordamos qué activa ha sido su fe,qué servicial su amor, y qué fuerte en los sufrimientossu esperanza en nuestro Señor Jesucristo, delante denuestro Dios y Padre. 7De esta manera llegaron a serun ejemplo para todos los creyentes en las regiones deMacedonia y Acaya. (V. todo el capítulo 1.)2 Tesalonicenses 1:3,4 Siempre tenemos que dar gracias a Dios por ustedes,hermanos, como es justo, porque su fe aumentagrandemente, y el amor de cada uno de ustedes hacialos demás abunda más y más. 4Por lo cual nosotrosmismos hablamos con orgullo de ustedes entre lasiglesias de Dios, por su perseverancia y fe en medio detodas las persecuciones y aflicciones que soportan.5. Otros pasajes de la Biblia en que se ven muestras de aprecioGénesis 41:39–41 [El faraón reconoció la valía de José, que interpretó sussueños y le dio buenos consejos:] Faraón dijo a José:«Puesto que Dios te ha hecho saber todo esto, no haynadie tan prudente ni tan sabio como tú. 40Tú estarás
  • 9. 10 11sobre mi casa, y todo mi pueblo obedecerá tus órdenes.Solamente en el trono yo seré mayor que tú». 41Faraóndijo también a José: «Mira, te he puesto sobre toda latierra de Egipto». (V. también Génesis 41:1–43.)Éxodo 2:15–20 [Reuel, sacerdote de Madián, reprendió a sus hijaspor no haber sido agradecidas con Moisés, que lashabía ayudado a sacar agua del pozo:] Moisés huyóde la presencia de Faraón y se fue a vivir a la tierra deMadián, y allí se sentó junto a un pozo. 16Y el sacerdotede Madián tenía siete hijas, las cuales fueron a sacaragua y llenaron las pilas para dar de beber al rebañode su padre. 17Entonces vinieron unos pastores y lasecharon de allí, pero Moisés se levantó y las defendió,y dio de beber a su rebaño. 18Cuando ellas volvieron aReuel, su padre, este les preguntó: «¿Por qué han vueltotan pronto hoy?» 19«Un egipcio nos ha librado de manode los pastores —respondieron ellas—; y además, nossacó agua y dio de beber al rebaño». 20Y Reuel dijoa sus hijas: «¿Y dónde está? ¿Por qué han dejado alhombre? Invítenlo a que coma algo».Rut 3:10 [Booz le agradeció a Rut sus muestras de devoción:]Bendita seas del Señor, hija mía. Has hecho tu últimabondad mejor que la primera, al no ir en pos de losjóvenes, ya sean pobres o ricos. (V. todo el capítulo 3.)Nehemías 7:2 Al frente de Jerusalén puse a mi hermano Hananí y aHananías, el comandante de la ciudadela, que era unhombre digno de confianza y más temeroso de Dios quemuchas personas.Ester 6:11 [El rey Asuero quiso manifestarle a Mardoqueo suagradecimiento por haber denunciado el complot paramatarlo, por lo que dispuso que recorriera la ciudadataviado con el vestido real:] Así se hará al hombre queel rey desea honrar. (V. también Ester 6:1–11.)1 Reyes 13:6,7 [El rey Jeroboam de Judá se mostró agradecido conun profeta joven que, después que el rey se arrepintió,rogó para que la mano de este se curara:] El reyrespondió al hombre de Dios: «Te ruego que supliquesal Señor tu Dios, y ores por mí, para que mi mano mesea restaurada». El hombre de Dios suplicó al Señor yla mano del rey le fue restaurada, y quedó como antes.7 Entonces el rey dijo al hombre de Dios: «Ven conmigoa casa y refréscate, y te daré una recompensa».2 Reyes 5:15 [Luego de que Naamán se curó de la lepra, se mostróagradecido con el profeta Eliseo y le ofreció unarecompensa:] Volvió al varón de Dios, él y toda sucompañía, y se puso delante de él, y dijo: «He aquíahora conozco que no hay Dios en toda la tierra, sinoen Israel. Te ruego que recibas algún presente de tusiervo».(V. también 2 Reyes 5:1–19.)6. Jamás debemos dejar de alabar al Señor, valorando todo loque hace por nosotrosDeuteronomio 8:10,11 [Exhortación de Moisés:] Cuando hayas comido y tehayas saciado, bendecirás al Señor tu Dios por la buenatierra que Él te ha dado. 11Cuídate de no olvidar al Señortu Dios dejando de guardar Sus mandamientos, Susordenanzas y Sus estatutos que yo te ordeno hoy.Salmo 103:2 Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno deSus beneficios. (V. también Salmo 105:5.)Salmo 107:8 Den gracias al Señor por Su misericordia y por Susmaravillas para con los hijos de los hombres.Salmo 116:12–14 ¿Cómo podré pagar al Señor todo el bien que me hahecho? 13¡Levantaré la copa de la salvación e invocaréSu nombre! 14Cumpliré mis promesas al Señor enpresencia de todo Su pueblo.Lucas 1:46–48 María dijo: «Engrandece mi alma al Señor; 47y mi espírituse alegró en Dios mi Salvador, 48porque ha mirado a labajeza de Su criada; porque he aquí, desde ahora medirán bienaventurada todas las generaciones». (V. tambiénlos versículos 49–55.)Lucas 17:15–19 [Jesús sanó a diez leprosos, pero solo uno se loagradeció:] Uno de ellos, viendo que había sido sanado,volvió, glorificando a Dios a gran voz, 16y se postrórostro en tierra a Sus pies, dándole gracias; y este erasamaritano. 17Respondiendo Jesús, dijo: «¿No son diezlos que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sinoeste extranjero?» 19Y le dijo: «Levántate, vete; tu fe te hasalvado».Hebreos 13:15 Ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificiode alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan Sunombre.aprecio aprecio
  • 10. 1312AVARICIA1. Si bien lo que se busca con la avaricia es satisfacción,indefectiblemente provoca mayor infelicidadProverbios 15:27 Alborota su casa el codicioso.Proverbios 27:20 La muerte, el sepulcro y la codicia del hombre jamásquedan satisfechos. (V. también Eclesiastés 4:8.)Eclesiastés 5:10 El que ama el dinero no se saciará de dinero; y el queama el mucho tener no sacará fruto.Eclesiastés 5:12 Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, comapoco; pero al rico no le deja dormir la abundancia.1 Timoteo 6:9,10 Los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo,y en muchas codicias locas y dañosas, que hundena los hombres en perdición y muerte. 10Porque elamor del dinero es la raíz de todos los males: el cualcodiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fuerontraspasados de muchos dolores.2. El afán de adquirir riquezas es una actitud muy pococristiana y conduce a mayor impiedadSalmo 73:12 ¡Miren a estos malvados! Con toda tranquilidadaumentan sus riquezas.Proverbios 28:22 Se apresura a ser rico el avaro, y no sabe que le ha devenir pobreza.Jeremías 5:27,28 Como jaula llena de pájaros, así están sus casasllenas de engaño; así se hicieron grandes y ricos. 28Seengordaron y se pusieron lustrosos, y sobrepasaronlos hechos del malo; no juzgaron la causa, la causa delhuérfano; con todo, se hicieron prósperos, y la causa delos pobres no juzgaron.Oseas 12:7 [Descripción de un hombre materialista y avaro:]Mercader que tiene en su mano peso falso, amador deopresión.3. La avaricia deriva en pobreza y ruina espiritualesMarcos 8:36,37 ¿De qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo,si pierde su alma? 37¿O qué recompensa dará elhombre por su alma?Lucas 12:16–21 [Jesús] también les refirió una parábola, diciendo: «Laheredad de un hombre rico había producido mucho. 17 Yél pensaba dentro de sí, diciendo: “¿Qué haré, porqueno tengo dónde guardar mis frutos?” 18Y dijo: “Estoharé: derribaré mis graneros, y los edificaré mayores,avariciay allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; 19y diréa mi alma: ‘Alma, muchos bienes tienes guardadospara muchos años; repósate, come, bebe, regocíjate’”.20 Pero Dios le dijo: “Necio, esta noche vienen a pedirtetu alma; y lo que has provisto, ¿de quién será?” 21Así esel que hace para sí tesoro, y no es rico para con Dios».Proverbios 11:24 Hay quienes retienen más de lo justo, pero vienen apobreza.Eclesiastés 5:13 Una cosa realmente lamentable he visto en este mundo:que el amontonar riquezas va en perjuicio de su dueño.Habacuc 2:9,10 ¡Ay del que obtiene ganancias ilícitas para su casa,para poner en alto su nido, para librarse de la mano dela calamidad! 10Has tramado cosa vergonzosa para tucasa, destruyendo a muchos pueblos, pecando contra timismo.Lucas 1:53 [Dios] da cosas buenas a los hambrientos, pero despidea los ricos con las manos vacías.Lucas 16:25 [Refiriéndose a un rico codicioso que no había tenido encuenta a los pobres:] Abraham le dijo: «Hijo, acuérdatede que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro, males;pero ahora este es consolado aquí, y tú atormentado».Santiago 5:3 El dinero que han estado juntando en estos últimostiempos se oxidará, y ese óxido será el testigo que losacusará en el juicio final, y que los destruirá como unfuego.Apocalipsis 3:17 Dices que eres rico, que te ha ido muy bien y que nonecesitas de nada. Pero no te das cuenta de que eresun desdichado, un miserable, y que estás pobre, ciego ydesnudo.4. La avaricia es vanaJob 20:15 Devoró riquezas, pero las vomitará; de su vientre lassacará Dios.Salmo 39:6 Ciertamente como una sombra es el hombre;ciertamente en vano se afana; amontona riquezas, y nosabe quién las recogerá.Proverbios 10:2 Los tesoros de maldad no serán de provecho.Proverbios 21:6 Las riquezas que se obtienen por medio de mentirasson ilusión pasajera de los que buscan la muerte.Proverbios 23:4,5 No te esfuerces por hacerte rico; deja de preocupartepor eso. 5Si te fijas bien, verás que no hay riquezas;
  • 11. 14 15avariciade pronto se van volando, como águilas, como si leshubieran salido alas. (V. también Juan 6:27.)Hageo 1:6 Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen,pero no se sienten satisfechos; beben, pero se quedancon sed; se abrigan, pero no entran en calor; y el quetrabaja a jornal, echa su salario en saco roto. (V. tambiénEclesiastés 5:14.)Apocalipsis 18:14,17 Los frutos codiciados por tu alma se apartaron de ti, ytodas las cosas exquisitas y espléndidas te han faltado,y nunca más las hallarás. 17Porque en una sola hora hansido consumidas tantas riquezas.5. En la obra de Dios no hay cabida para la avaricia, y menosentre los dirigentes1 Samuel 8:3 [Al igual que los hijos de Elí, los dos hijos de Samuel lodecepcionaron por completo.] No anduvieron los hijospor los caminos de su padre, sino que se dejaron llevarpor la avaricia, dejándose sobornar y pervirtiendo elderecho.1 Timoteo 3:3 [El apóstol Pablo describió cómo debe ser una personaque ocupe un cargo en la iglesia:] No dado al vino, nopendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas,sino amable, apacible, no avaro.1 Timoteo 6:5 Toman la piedad como fuente de ganancia; apártate delos tales. (V. los versículos 3–6.)Tito 1:7 Es necesario que el obispo [supervisor] seairreprochable, como administrador de Dios; nosoberbio, no iracundo, no dado al vino, no amigo decontiendas, no codicioso de ganancias deshonestas.(V. también 1 Timoteo 3:8.)1 Pedro 5:2 Cuiden de las ovejas de Dios que han sido puestas a sucargo; háganlo de buena voluntad, como Dios quiere,y no forzadamente ni por ambición de dinero, sino debuena gana.2 Pedro 2:3 [El apóstol Pedro describió con estas palabras a losfalsos profetas y los que buscan ganancia en la religión:]En su ambición de dinero, los explotarán a ustedes confalsas enseñanzas.6. La felicidad se alcanza por la vía del contentamiento, no dela avariciaSalmo 37:16 Mejor es lo poco del justo, que las riquezas de muchospecadores.Proverbios 16:8 Vale más lo poco ganado honradamente, que lo muchoganado en forma injusta. (V. también 17:1; Eclesiastés 4:6.)Proverbios 30:8,9 Aleja de mí la falsedad y la mentira, y no me hagas riconi pobre; dame solo el pan necesario, 9porque si mesobra, podría renegar de Ti y decir que no te conozco; ysi me falta, podría robar y ofender así Tu divino nombre.Filipenses 4:11,12 He aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. 12 Sébien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que estener de todo. He aprendido a vivir en toda clase decircunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, oque pase hambre; ya sea que tenga de todo o que notenga nada.1 Timoteo 6:6–8 Gran ganancia es la piedad acompañada decontentamiento; 7porque nada hemos traído a estemundo, y sin duda nada podremos sacar. 8Así que,teniendo sustento y abrigo, estemos contentos conesto.Hebreos 13:5 Sea el carácter de ustedes sin avaricia, contentos con loque tienen, porque Él mismo ha dicho: «Nunca te dejaréni te desampararé».7. ¡Opta por la generosidad!(V. Egoísmo, apartados 9–13, página 83.)avaricia
  • 12. 1716BENIGNIDAD1. Tanto en el Antiguo como en el Nuevo Testamento el Señor sedistingue por Su benignidadSalmo 18:35 Tu benignidad me ha engrandecido. (V. también2 Samuel 22:36.)Isaías 40:11 Como pastor apacentará Su rebaño. En Su brazo llevarálos corderos, junto a Su pecho los llevará; y pastorearácon ternura a las recién paridas.Isaías 42:3 No acabará de romper la caña quebrada ni apagará lamecha que arde débilmente. Verdaderamente traerá lajusticia.Isaías 53:7 [Jesús dio la vida por nosotros, cual cordero que seofrece en sacrificio:] Angustiado Él, y afligido, no abrióSu boca; como cordero fue llevado al matadero; y comooveja delante de Sus trasquiladores, enmudeció, y noabrió Su boca.Mateo 11:29 Tomen Mi yugo sobre ustedes y aprendan de Mí, que Yosoy manso y humilde de corazón, y hallarán descansopara sus almas.Lucas 13:34 ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina asus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!Romanos 2:4 ¿Tienes en poco las riquezas de Su bondad y toleranciay paciencia, ignorando que la bondad de Dios te guía alarrepentimiento?2 Corintios 10:1 Yo, Pablo, les ruego a ustedes, por la ternura y labondad de Cristo.Santiago 5:11 El Señor es muy misericordioso y compasivo.2. La benignidad es uno de los frutos del Espíritu SantoGálatas 5:22,23 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,benignidad, bondad, fe, 23mansedumbre, templanza;contra tales cosas no hay ley.Santiago 3:17,18 La sabiduría que es de lo alto es primeramentepura, después pacífica, amable, benigna, llena demisericordia y de buenos frutos, sin incertidumbre nihipocresía. 18Y el fruto de justicia se siembra en pazpara aquellos que hacen la paz.3. Contrariamente a los conceptos mundanos actuales, labenignidad es una cualidad, no una debilidadProverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, el quedomina su espíritu que el conquistador de una ciudad.benignidadEclesiastés 7:8 Mejor es la paciencia de espíritu que la arrogancia deespíritu.Isaías 30:15 Quédense tranquilos y estarán a salvo. En la tranquilidady la confianza estará su fuerza.Filemón 1:8,9 Aunque tengo mucha libertad en Cristo para mandarte loque conviene, 9prefiero rogártelo apelando a tu amor.Santiago 1:19,20 Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto para oír,tardo para hablar, tardo para airarse; 20porque la ira delhombre no obra la justicia de Dios.4. Todo cristiano que se precie debe tener una actitud afable ybenevolenteRomanos 12:10 Ámense como hermanos los unos a los otros, dándosepreferencia y respetándose mutuamente.Filipenses 4:5 La bondad de ustedes sea conocida de todos loshombres.2 Timoteo 2:24,25 Un siervo del Señor no debe andar en peleas; alcontrario, debe ser bueno con todos. Debe ser apto paraenseñar; debe tener paciencia 25y corregir con corazónhumilde a los rebeldes, esperando que Dios haga que sevuelvan a Él y conozcan la verdad.Colosenses 3:12 Como escogidos de Dios, santos y amados, revístansede tierna compasión, bondad, humildad, mansedumbre ypaciencia.Tito 3:2,3 [Nuestra benignidad es prueba de que el poder deDios nos ha transformado.] Que no hablen mal denadie ni discutan. Que sean amables con todos ymuestren humildad en su trato con los demás. 3Antes,nosotros mismos éramos ignorantes y desobedientes, yandábamos perdidos. Hacíamos todo lo malo que se nosocurría para divertirnos. Fuimos esclavos de esos malosdeseos. Éramos malvados y envidiosos. Todo el mundonos odiaba, y nosotros también odiábamos a los demás.1 Tesalonicenses 2:7,8 [El apóstol Pablo fue un pastor benevolente.] Aunquemuy bien hubiéramos podido hacerles sentir el peso denuestra autoridad como apóstoles de Cristo, nos hicimoscomo niños entre ustedes. Como una madre que cría ycuida a sus propios hijos, 8así también les tenemos austedes tanto cariño que hubiéramos deseado darles,no solo el evangelio de Dios, sino hasta nuestras propiasvidas. ¡Tanto hemos llegado a quererlos!
  • 13. 19 18 benignidad1 Pedro 3:8,9 Todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unosa otros. Pónganse de acuerdo en todo, para quepermanezcan unidos. Sean buenos y humildes. 9Sialguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo,y si alguien los insulta, no contesten con otro insulto.Al contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios quebendiga a esas personas.BONDAD Y CORTESÍA1. La bondad de Dios para con Sus hijos es firme, ilimitada eincondicionalSalmo 89:33 No quitaré de él Mi misericordia, ni falsearé Mi verdad.Salmo 117:2 Grande es Su misericordia para con nosotros, y lafidelidad del Señor es eterna. ¡Aleluya!Isaías 54:10 «Aunque las montañas cambien de lugar y los cerros sevengan abajo, Mi amor por ti no cambiará ni se vendráabajo Mi alianza de paz». Lo dice el Señor, que secompadece de ti.Joel 2:13 [El Señor está dispuesto a perdonar y apiadarse, a nocastigarnos aunque lo tengamos bien merecido:] [Dios]misericordioso es y clemente, tardo para la ira y grandeen misericordia, y se duele del castigo.Oseas 2:19 [El Señor dijo a Su pueblo:] Te desposaré conmigopara siempre; te desposaré conmigo en justicia, juicio,benignidad y misericordia.Efesios 2:7 Hizo esto para mostrar en el futuro la bondad y el granamor con que nos amó por medio de Jesucristo.2. Dios nos trata bien y espera que tratemos bien a los demásProverbios 3:27 No niegues el bien a quien se le debe, cuando esté en tumano el hacerlo.Zacarías 7:9 Esto es lo que Yo ordeno: Sean ustedes rectos en susjuicios, y bondadosos y compasivos unos con otros.Romanos 12:13 Compartan lo que tengan con los pobres de la iglesia.Reciban en sus hogares a los que vengan de otrasciudades y países.Efesios 4:32 Sean buenos y compasivos los unos con los otros, yperdónense, así como Dios los perdonó a ustedes pormedio de Cristo.Gálatas 6:10 Según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, ymayormente a los de la familia de la fe.Hebreos 13:2 No se olviden de mostrar hospitalidad, porque por ellaalgunos, sin saberlo, hospedaron ángeles.1 Pedro 3:8,9 Todos ustedes deben vivir en armonía y amarse unosa otros. Pónganse de acuerdo en todo, para quepermanezcan unidos. Sean buenos y humildes. 9Sialguien les hace algo malo, no hagan ustedes lo mismo,y si alguien los insulta, no contesten con otro insulto.
  • 14. 20 21bondad y cortesíaAl contrario, lo que deben hacer es pedirle a Dios quebendiga a esas personas.3. Nuestras palabras pueden herir profundamenteProverbios 11:9 El hipócrita con la boca daña a su prójimo.Proverbios 12:18 Hay quien habla sin tino como golpes de espada, perola lengua de los sabios sana.Proverbios 26:18,19 Como un loco que lanza mortales flechas de fuego,19 así es quien engaña a su amigo y luego dice que todoera un juego.4. La virtud de hablar palabras amablesProverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el quela ama comerá de sus frutos.Proverbios 31:26 [Características de la mujer virtuosa:] Abre su boca consabiduría, y la ley de clemencia está en su lengua.Proverbios 16:24 Panal de miel son los dichos suaves; suavidad al alma ymedicina a los huesos.Proverbios 25:15 La paciencia calma el enojo; las palabras suavesrompen la resistencia.5. Debemos ser amables y bondadosos con toda persona, seaquien seaDeuteronomio [Atender a los desconocidos que tengan necesidad10:17–19 es propio de la caridad cristiana.] El Señor su Dios esel Dios de dioses y el Señor de señores; Él es el Diossoberano, poderoso y terrible, que no hace distincionesni se deja comprar con regalos; 18que hace justicia alhuérfano y a la viuda, y que ama y da alimento y vestidoal extranjero que vive entre ustedes. 19Ustedes, pues,amen al extranjero, porque también ustedes fueronextranjeros en Egipto. (V. también Levítico 19:34.)Lucas 6:30–34 [El bondadoso no espera recibir nada a cambio.] Acualquiera que te pida algo, dáselo, y al que te quitelo que es tuyo, no se lo reclames. 31Hagan ustedescon los demás como quieren que los demás hagancon ustedes. 32Si ustedes aman solamente a quieneslos aman a ustedes, ¿qué hacen de extraordinario?Hasta los pecadores se portan así. 33Y si hacen biensolamente a quienes les hacen bien a ustedes, ¿quétiene eso de extraordinario? También los pecadoresbondad y cortesíase portan así. 34 Y si dan prestado solo a aquellosde quienes piensan recibir algo, ¿qué hacen deextraordinario? También los pecadores se prestan unosa otros, esperando recibir unos de otros.Lucas 10:36,37 [Los judíos odiaban a los habitantes de Samaria. Sinembargo, el buen samaritano fue compasivo y atendió aun judío herido con el que se encontró estando de viaje.La parábola ejemplifica claramente que hay que tratarbien a toda persona, sin reparar en su raza o religión.Luego de señalar que debemos amar al prójimo comoa nosotros mismos, Jesús pregunta:] 36«A ver, dime. Delos tres hombres que pasaron por el camino, ¿cuál fueel prójimo del que maltrataron los ladrones?» 37«El quese preocupó por él y lo cuidó», contestó el maestro dela Ley. Jesús entonces le dijo: «Anda y haz tú lo mismo».6. Seamos amables con los que se nos oponenGénesis 50:20,21 [José perdonó a sus hermanos y fue bondadoso conellos en época de hambre, a pesar de que estuvieron apunto de matarlo y lo vendieron como esclavo. El relatocompleto se encuentra en los capítulos 37 y 41–45 delGénesis.] «Ustedes pensaron hacerme mal, pero Dioscambió ese mal en bien para hacer lo que hoy vemos:para salvar la vida de mucha gente. 21Así que no tenganmiedo. Yo les daré de comer a ustedes y a sus hijos».Así José los tranquilizó, pues les habló con muchocariño.Éxodo 23:4 Si encuentras extraviado el buey de tu enemigo osu asno, ciertamente se lo devolverás. (V. tambiénDeuteronomio 22:1.)Proverbios 25:21,22 [Seamos amables con nuestros enemigos. Dejemosque sea el Señor quien les dé su merecido castigo en elmomento que Él juzgue más conveniente.] Si tu enemigotiene hambre, dale de comer pan, y si tiene sed, dale abeber agua; 22porque así amontonarás brasas sobre sucabeza, y el Señor te recompensará.Lucas 6:35 Ustedes deben amar a sus enemigos, y hacer bien,y dar prestado sin esperar nada a cambio. Así serágrande su recompensa, y ustedes serán hijos delDios altísimo, que es también bondadoso con losdesagradecidos y los malos. (V. también Mateo 5:43–48.)
  • 15. 22 237. La amabilidad y la cortesía son prueba de amorRomanos 13:10 El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimientode la Ley es el amor.1 Corintios 13:4 El amor es sufrido, es benigno.Colosenses 3:13,14 Sopórtense unos a otros, y perdónense si alguno tieneuna queja contra otro. Así como el Señor los perdonó,perdonen también ustedes. 14Sobre todo revístanse deamor, que es el lazo de la perfecta unión.1 Pedro 4:8 Sobre todo, sean fervientes en su amor los unos por losotros, pues el amor cubre multitud de pecados.8. La bondad y la cortesía consisten en ser considerados conlos sentimientos, debilidades y limitaciones de los demásHechos 20:35 En todo les mostré que así, trabajando, deben ayudara los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús,que dijo: «Más bienaventurado es dar que recibir».Romanos 14:13 No debemos criticarnos unos a otros. Al contrario,propónganse ustedes no hacer nada que sea causa deque su hermano tropiece, o que ponga en peligro su fe.Romanos 14:21 Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en quetu hermano tropiece, o se ofenda o sea debilitado.(V. también 1 Corintios 8:13.)Romanos 15:1,2 Los que somos fuertes debemos soportar las flaquezasde los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo para subien, para edificación.9. Con frecuencia, ser amable y cortés significa anteponer demanera altruista las necesidades ajenas a las propiasIsaías 58:6,7 El ayuno que a Mí me agrada consiste en esto: en querompas las cadenas de la injusticia y desates los nudosque aprietan el yugo; en que dejes libres a los oprimidosy acabes, en fin, con toda tiranía; 7en que compartas tupan con el hambriento y recibas en tu casa al pobre sintecho; en que vistas al que no tiene ropa y no dejes desocorrer a tus semejantes.Romanos 12:10 Ámense como hermanos los unos a los otros, dándosepreferencia y respetándose mutuamente.1 Corintios 12:25,26 Que no haya desunión en el cuerpo, sino que cadamiembro del cuerpo se preocupe por los otros. 26Siun miembro del cuerpo sufre, todos los demás sufrentambién; y si un miembro recibe atención especial,todos los demás comparten su alegría.Filipenses 2:4 Ninguno busque únicamente su propio bien, sinotambién el bien de los otros.10. La amabilidad y la cortesía deben distinguir a un cristianoJuan 13:35 Si se aman los unos a los otros, todo el mundo se darácuenta de que son discípulos Míos.2 Corintios 6:4,6 En todo damos muestras de que somos siervos deDios, soportando con mucha paciencia. 6También lodemostramos por nuestra pureza de vida, por nuestroconocimiento de la verdad, por nuestra tolerancia ybondad, por la presencia del Espíritu Santo en nosotros,por nuestro amor sincero.2 Pedro 1:5–8 Deben esforzarse en añadir a su fe la buena conducta; ala buena conducta, el entendimiento; 6al entendimiento,el dominio propio; al dominio propio, la paciencia; ala paciencia, la devoción; 7a la devoción, el afectofraternal; y al afecto fraternal, el amor. 8Si ustedesposeen estas cosas y las desarrollan, ni su vida seráinútil ni habrán conocido en vano a nuestro SeñorJesucristo.11. El Señor ve cada gesto de amabilidad y compasión quetenemos, y nos lo recompensará, tanto en esta vida como en lavenideraProverbios 15:3 Los ojos del Señor están en todo lugar, mirando a losmalos y a los buenos.Proverbios 19:17 Al Señor presta el que da al pobre, y el bien que hahecho, se lo volverá a pagar.Isaías 58:10 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará enla oscuridad, tus sombras se convertirán en luz demediodía.Hebreos 6:10 Dios es justo, y no olvidará lo que ustedes han hecho yel amor que le han mostrado al ayudar a los del pueblosanto, como aún lo están haciendo.bondad y cortesía bondad y cortesía
  • 16. 24 2512. Muchas veces en la Biblia pequeñas muestras de bondadcondujeron a grandes bendicionesGénesis 18:1–5 [Abraham tuvo la hospitalidad de invitar a tres forasterosque estaban de paso. Luego se enteró de que uno deellos era nada menos que el Señor, acompañado de dosángeles. En aquella visita el Señor le dijo a Abraham queél y su esposa —ambos eran ancianos, y su mujer eraestéril— tendrían un hijo que a la larga llegaría a ser elpadre de «una nación grande y fuerte».]Génesis 19:1–29 [Lot tuvo la amabilidad de advertir a dos extranjeros queno se quedaran en las peligrosas calles de Sodoma;seguidamente los invitó a su casa. Los extranjeros eranen realidad ángeles, que salvaron a Lot y a sus dos hijasde la inminente destrucción de la ciudad.]Éxodo 2:16–21 [Moisés fue amable con las siete hijas de Jetro queencontró junto a un pozo. A consecuencia de ello, loacogieron en su casa durante los cuarenta años queestuvo fuera de Egipto en calidad de fugitivo. Además,Jetro le dio por esposa a Séfora, una de sus hijas.]Josué 2:1–14; 6:16–25 [La ramera Rahab escondió a dos espías hebreos quehabían llegado a la ciudad de Jericó. Cuando másadelante se destruyó la ciudad, Rahab y su familiafueron los únicos sobrevivientes.]Ester 2:7; 10:3 [Mardoqueo] había criado […] a Ester, hija de su tío,porque era huérfana. La joven era de hermosa figura yde buen parecer. Cuando su padre y su madre murieron,Mardoqueo la adoptó como hija suya. [Tras años debuena preparación por parte de su tío, Ester fue elegidareina por Asuero, rey de Persia. A la postre salvó la vidade Mardoqueo y de su pueblo, a los que se pretendíaasesinar por medio de una conspiración. Por último, elrey colmó de honores a Mardoqueo:] 10:3Mardoqueo,el judío, fue el segundo del rey Asuero, grande entrelos judíos y estimado por la multitud de sus hermanos,porque procuró el bienestar de su pueblo y la paz paratodo su linaje.2 Samuel 17:27–29; Barzilai [y otros] 28trajeron a David y al pueblo que1 Reyes 2:7 estaba con él, camas, tazas, vasijas de barro, trigo,cebada, harina, grano tostado, habas, lentejas,garbanzos tostados, 29miel, manteca, ovejas, y quesosde vaca, para que comiesen; porque decían: «El puebloestá hambriento y cansado y sediento en el desierto».1 Reyes 2:7[En fecha posterior, David mandó a su hijoSalomón que cuidara bien a los hijos de su amigo, queles había proporcionado alimentos cuando estabanen el desierto:] A los hijos de Barzilai galaadita harásmisericordia, que sean de los convidados a tu mesa;porque ellos vinieron de esta manera a mí, cuando ibahuyendo de Absalón tu hermano.1 Reyes 17:8–24 [Una viuda pobre entrega obedientemente a Elías lopoco de comida que le queda. Luego Dios obra unmilagro y provee para ella toda la harina y el aceite quenecesita durante una época de hambre. Por si fuerapoco, Elías resucita al hijo de la mujer, que había muertode insolación.]Hechos 28:2,7,8 [Publio, gobernador de Malta, recibió con gentileza alapóstol Pablo. Más tarde, cuando enfermó el padre dePublio, Pablo rogó por él, y se curó.]bondad y cortesía bondad y cortesía
  • 17. 2726celos y envidiamás. Pero cada uno de ellos recibió también el salariode un día completo. 11Cuando ya tenían el dinero, esostrabajadores comenzaron a hablar mal del dueño dela viña 12y le dijeron: «Los que llegaron a las cinco dela tarde solo trabajaron una hora. Usted les pagó aellos igual que a nosotros, que trabajamos todo el díaaguantando el calor. Eso no es justo». 13Pero el dueño lecontestó a uno de ellos: «¡Mira, amigo! Yo no he hechonada malo contra ti. Recuerda que los dos acordamosque tú trabajarías por el salario de un día completo.14 Toma el dinero que te ganaste y vete. […] 15 Yo puedohacer con mi dinero lo que me parezca. ¿Por qué te daenvidia que yo sea bueno con los demás?»3. Los celos y la envidia son consecuencia de nuestranaturaleza pecaminosa, y debemos procurar superarlosmediante el poder del amoroso Espíritu de DiosJeremías 17:9 Nada hay tan engañoso y perverso como el corazónhumano. (V. también Mateo 15:19.)Mateo 20:20–28 Se acercó a Jesús la madre de los hijos de Zebedeo consus hijos, y postrándose ante Él, le pidió algo. 21Jesúsle preguntó: «¿Qué deseas?» Ella le dijo: «Ordena queen Tu reino estos dos hijos míos se sienten uno a Tuderecha y el otro a Tu izquierda». 22Pero Jesús dijo: «Nosaben lo que piden. ¿Pueden beber la copa que Yo voya beber?» Ellos respondieron: «Podemos». 23Él les dijo:«Mi copa ciertamente beberán, pero el sentarse a Miderecha y a Mi izquierda no es Mío el concederlo, sinoque es para quienes ha sido preparado por Mi Padre».24Al oír esto, los otros diez se indignaron contra los doshermanos. 25Pero Jesús, llamándolos junto a Él, dijo:«Ustedes saben que los gobernantes de los gentilesse enseñorean de ellos, y que los grandes ejercenautoridad sobre ellos. 26No ha de ser así entre ustedes,sino que el que entre ustedes quiera llegar a ser grande,será su servidor, 27y el que entre ustedes quiera ser elprimero, será su siervo; 28así como el Hijo del Hombreno vino para ser servido, sino para servir y para dar Suvida en rescate por muchos».CELOS Y ENVIDIA1. Los celos y la envidia están muy ligados al orgullo, lavanidad y el egoísmoEclesiastés 4:4 He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia deobras despierta la envidia del hombre contra su prójimo.[…] Esto es vanidad y aflicción de espíritu.Gálatas 5:26 No nos hagamos vanagloriosos, irritándonos unos aotros, envidiándonos unos a otros.1 Timoteo 6:4 Está envanecido, nada sabe, y delira acerca decuestiones y contiendas de palabras, de las cualesnacen envidias, pleitos, blasfemias, malas sospechas.2. Los celos y la envidia son una expresión de disconformidado disgustoGénesis 37:4 Al darse cuenta [los] hermanos [de José] de que supadre lo quería más que a todos ellos, llegaron a odiarloy ni siquiera lo saludaban.Números 16:3 [El rebelde Coré y sus seguidores envidiaron el puestode dirigente de Moisés y formularon acusaciones falsascontra él:] Todos ellos se reunieron, se enfrentaron conMoisés y Aarón, y les dijeron: «¡Basta ya de privilegios!Todo el pueblo ha sido consagrado por Dios, y el Señorestá con todos nosotros. ¿Por qué se levantan ustedescomo autoridad suprema sobre el pueblo del Señor?»(V. Salmo 106:16–18.)1 Samuel 18:7–9 Las mujeres cantaban mientras tocaban, y decían:«Saúl ha matado a sus miles, y David a sus diez miles».8Entonces Saúl se enfureció, pues este dicho ledesagradó, y dijo: «Han atribuido a David diez miles,pero a mí me han atribuido miles. ¿Y qué más le faltasino el reino?» 9De aquel día en adelante Saúl miró aDavid con recelo. (V. también los versículos 27,28; 20:30,31.)Mateo 20:8–15 [El dueño de una viña contrató a jornaleros a diversashoras del día.] Cuando se hizo de noche, el dueño le dijoal jefe de los trabajadores: «Llama a cada uno y págales,comenzando por los últimos que vinieron, y terminandopor los que vinieron primero». 9Entonces se acercaronlos trabajadores que llegaron a las cinco de la tarde yrecibieron el salario de un día completo. 10Después,cuando pasaron los que habían llegado primero, muyde mañana, pensaron que a ellos les pagarían mucho
  • 18. 28 29celos y envidiagracia a los humildes». 7Por tanto, sométanse a Dios.Resistan, pues, al diablo y huirá de ustedes.4. Los celos y la envidia son trampas del Diablo que solo danmal frutoProverbios 6:34,35 Los celos enfurecen al hombre, y no perdonará en eldía de la venganza. 35No aceptará ningún rescate, ni sedará por satisfecho aunque le des muchos presentes.Proverbios 14:30 La mente tranquila es vida para el cuerpo, pero laenvidia corroe hasta los huesos.Proverbios 27:4 Cruel es la ira e impetuoso el furor, pero ¿quién podrásostenerse delante de la envidia?Cantares 8:6 Fuerte es como la muerte el amor; duros como el Seollos celos; sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama.5. No envidiemos a los malosSalmo 37:1 No te impacientes a causa de los malignos, ni tengasenvidia de los que hacen iniquidad. (V. también elversículo 7.)Salmo 73:3,12,14, Tuve envidia al ver cómo prosperan los orgullosos16–18,21,22 y malvados. 12¡Miren a estos malvados! Con todatranquilidad aumentan sus riquezas. 14Pues a todashoras recibo golpes, y soy castigado todas lasmañanas. 16Traté de comprender esto, pero me fuemuy difícil. 17Solo cuando entré en el santuario de Dioscomprendí a dónde van ellos a parar: 18Los has puestoen lugar resbaladizo y los empujas a la ruina. 21Yoestuve lleno de amargura y en mi corazón sentía dolor,22porque era un necio que no entendía; ¡era ante ti igualque una bestia! (V. también Job 21:7–30.)Proverbios 3:31 No envidies al hombre injusto, ni escojas ninguno de suscaminos.Proverbios 23:17 No envidie tu corazón a los pecadores, antes vivesiempre en el temor del Señor.Proverbios 24:1 No tengas envidia de los malvados ni ambiciones estaren su compañía.6. Los celos y la envidia estimulan a obrar malGénesis 16:5,6 Sarai le dijo a Abram: «¡Tú tienes la culpa de que Agarme desprecie! Yo misma te la di por mujer, y ahoraque va a tener un hijo se cree más que yo. Que elcelos y envidia1 Corintios 3:3 Todavía son carnales. Pues habiendo celos ydiscusiones entre ustedes, ¿no son carnales y andancomo hombres del mundo?Gálatas 5:14–16 Toda la Ley se resume en este solo mandato: «Ama a tuprójimo como a ti mismo». 15Tengan cuidado, porque siustedes se muerden y se comen unos a otros, llegarána destruirse entre ustedes mismos. 16Por lo tanto, digo:Vivan según el Espíritu, y no busquen satisfacer suspropios malos deseos.Gálatas 5:19–23 Manifiestas son las obras de la carne, que son: […]20enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas,disensiones, […] 21envidias, homicidios […] y cosassemejantes a estas. 22Mas el fruto del Espíritu esamor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe,23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hayley.Gálatas 5:24–26 Los que son de Cristo han crucificado la carne consus pasiones y deseos. 25Si vivimos por el Espíritu,andemos también por el Espíritu. 26No nos hagamosvanagloriosos, irritándonos unos a otros, envidiándonosunos a otros.Tito 3:3–5 Antes también nosotros éramos insensatos y rebeldes;andábamos perdidos y éramos esclavos de todaclase de deseos y placeres. Vivíamos en maldad yenvidia, odiados y odiándonos unos a otros. 4PeroDios nuestro Salvador mostró Su bondad y Su amorpor la humanidad, 5y, sin que nosotros hubiéramoshecho nada bueno, por pura misericordia nos salvólavándonos y regenerándonos, y dándonos nueva vidapor el Espíritu Santo.Santiago 3:15–17 No es esta la sabiduría que desciende de lo alto,sino que es terrenal, animal, diabólica, 16pues dondehay celos y rivalidad, allí hay perturbación y todaobra perversa. 17 Pero la sabiduría que es de lo altoes primeramente pura, después pacífica, amable,benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, sinincertidumbre ni hipocresía.Santiago 4:6,7 [Al Diablo le encanta aprovecharse de nuestra envidia yorgullo. Por eso debemos combatirlos con la Palabra deDios y la oración.] «Dios resiste a los soberbios pero da
  • 19. 30 317. Pasajes de la Biblia en que se relatan rivalidades entrehermanos provocadas por la envidiaGénesis 4:3–5,8 Al transcurrir el tiempo, Caín trajo al Señor una ofrendadel fruto de la tierra. 4También Abel, por su parte, trajode los primogénitos de sus ovejas y de la grasa de losmismos. El Señor miró con agrado a Abel y su ofrenda,5pero no miró con agrado a Caín y su ofrenda. Caín seenojó mucho y su semblante se demudó. 8Caín dijo asu hermano Abel: «Vayamos al campo». Y aconteció quecuando estaban en el campo, Caín se levantó contra suhermano Abel y lo mató.Génesis 37:44,45 [Los hermanos de José tuvieron celos de él y planearonmatarlo. Sin embargo, luego cambiaron de opinión,lo vendieron como esclavo y mintieron a su padre,diciéndole que lo había matado una fiera. Años mástarde, en Egipto, todos se reconciliaron y fueronperdonados.]Números 12:1,2,9, María y Aarón empezaron a hablar mal de Moisés,10,15 porque este se había casado con una mujer etíope.2 Además dijeron: «El Señor no ha hablado solamentecon Moisés; también ha hablado con nosotros». Y elSeñor lo oyó. 9El Señor se enojó mucho con ellos.[…] 10 María se puso leprosa, con la piel toda blanca.Cuando Aarón se volvió para mirar a María […] vioque estaba leprosa. 15María fue echada fuera delcampamento durante siete días [hasta que el Señor tuvomisericordia de ella y la curó].Lucas 15:25–30 [Cuando el padre recibió en su casa al hijo pródigocon una fiesta:] El hijo mayor estaba trabajando en elcampo. Cuando regresó, se acercó a la casa y oyó lamúsica y el baile. 26Llamó a uno de los sirvientes y lepreguntó: «¿Qué pasa?» 27El sirviente le dijo: «Es que tuhermano ha vuelto sano y salvo, y tu papá mandó matarel ternero más gordo para hacer una fiesta». 28Entoncesel hermano mayor se enojó mucho y no quiso entrar.Su padre tuvo que salir a rogarle que entrara. 29Peroél, muy enojado, le dijo: «He trabajado para ti desdehace muchos años, y nunca te he desobedecido. Peroa mí jamás me has dado siquiera un cabrito para quehaga una fiesta con mis amigos. 30¡Y ahora que vuelveSeñor diga quién tiene la culpa, si tú o yo». 6Y Abramle contestó: «Mira, tu esclava está en tus manos; hazcon ella lo que mejor te parezca». Entonces Saraicomenzó a maltratarla tanto, que Agar huyó. (V. tambiénGénesis 21:9,10.)1 Samuel 18:6–9 [Saúl tuvo envidia de David e intentó varias vecesmatarlo.]Ester 5:11,13,14 Amán les contó la gloria de sus riquezas, la multitudde sus hijos, y todas las ocasiones en que el rey lohabía engrandecido, y cómo lo había exaltado sobrelos príncipes y siervos del rey. 13«Sin embargo, nadade esto me satisface mientras vea al judío Mardoqueosentado a la puerta del rey». 14Su mujer Zeres y todossus amigos le dijeron: «Haz que se prepare una horcade 50 codos de alto, y por la mañana pide al rey queahorquen a Mardoqueo en ella […]». Y el consejo agradóa Amán, y mandó preparar la horca.Daniel 6:3–5 Daniel sobresalía entre los funcionarios y sátrapasporque había en él un espíritu extraordinario, de modoque el rey pensó ponerlo sobre todo el reino. 4Entonceslos funcionarios y sátrapas buscaron un motivo paraacusar a Daniel con respecto a los asuntos del reino.Pero no pudieron encontrar ningún motivo de acusaciónni evidencia alguna de corrupción, por cuanto él era fiel,y ninguna negligencia ni corrupción podía hallarse en él.5Entonces estos hombres dijeron: «No encontraremosningún motivo de acusación contra este Daniel a menosque encontremos algo contra él en relación con la ley desu Dios». [Entonces procedieron a conspirar en contrade él.]Marcos 11:18 Al oír [Su predicación], los jefes de los sacerdotes y losmaestros de la Ley comenzaron a buscar la manera dematar a Jesús, porque le tenían miedo, pues toda lagente estaba admirada de Su enseñanza.Hechos 13:44,45 Al sábado siguiente, casi toda la gente de la ciudad sereunió en la sinagoga para oír el mensaje de Dios queiban a dar Pablo y Bernabé. 45Pero cuando los judíosvieron reunida a tanta gente, tuvieron envidia. Entoncescomenzaron a decir que Pablo estaba equivocado entodo lo que decía, y también lo insultaron.celos y envidia celos y envidia
  • 20. 32 332 Timoteo 2:3 Toma tu parte en los sufrimientos como un buensoldado de Cristo Jesús.2 Timoteo 4:18 El Señor me librará de toda obra mala, y me preservarápara Su reino celestial: al cual sea gloria por los siglosde los siglos. Amén.1 Pedro 5:10 Después de que hayan sufrido un poco de tiempo, elDios de toda gracia, que los llamó a Su gloria eterna enCristo, Él mismo los perfeccionará, afirmará, fortalecerá,y establecerá.10. Con frecuencia, la persecución religiosa es provocada porla envidiaMarcos 15:9–11 [Impulsados por la envidia, los fariseos incitaron a lagente a pedir la muerte de Jesús:] Pilato les contestó:«¿Quieren ustedes que les ponga en libertad al Rey delos judíos?» 10 Porque se daba cuenta de que los jefesde los sacerdotes lo habían entregado por envidia.11 Pero los jefes de los sacerdotes alborotaron a lagente, para que pidieran que les dejara libre a Barrabás[que era un asesino].Hechos 13:44,45 El sábado de la semana siguiente, casi toda la ciudadse reunió para oír el mensaje del Señor. 45Pero cuandolos judíos vieron tanta gente, se llenaron de celos ycomenzaron a contradecir a Pablo y a insultarlo.Hechos 14:1,2 En Iconio, Pablo y Bernabé entraron juntos en lasinagoga de los judíos, y hablaron de tal modo quemuchos creyeron, tanto judíos como no judíos. 2Perolos judíos que no creían suscitaron la mala voluntad delos no judíos contra los hermanos.Hechos 17:5 [Luego de ver el éxito que tenía el apóstol Pablo con lagente, judíos envidiosos provocaron un alboroto entrelos griegos de Tesalónica con el objeto de hacer dañoa Pablo y a los hermanos de esa ciudad:] Los judíosque no creían, teniendo celos, tomaron consigo aalgunos ociosos, hombres malos, y juntando una turba,alborotaron la ciudad; y asaltando la casa de Jasón,procuraban sacarlos al pueblo.ese hijo tuyo, después de malgastar todo tu dinero conprostitutas, matas para él el ternero más gordo!»8. El remedio para los celos y la envidia es pedir a Dios que nosdé una dosis mayor de Su amor y nos haga más semejantes aJesúsRomanos 13:11–14 Ahora la salvación está más cerca de nosotros quecuando creímos. 12La noche está muy avanzada, yel día está cerca. Por tanto, desechemos las obrasde las tinieblas y vistámonos con las armas de la luz.13 Andemos decentemente, como de día, no en orgíasy borracheras, no en promiscuidad sexual y lujurias, noen pleitos y envidias. 14Antes bien, vístanse del SeñorJesucristo, y no piensen en proveer para las lujurias dela carne.1 Corintios 13:4 El amor es paciente, es bondadoso. El amor no tieneenvidia; el amor no es jactancioso, no es arrogante.1 Pedro 2:1,2 Despójense de toda clase de maldad, todo engaño,hipocresía y envidia, y toda clase de chismes. 2Comoniños recién nacidos, busquen con ansia la lecheespiritual pura, para que por medio de ella crezcan ytengan salvación.9. Versículos para invocar cuando se combaten los celosSalmo 61:2 Clamaré a Ti cuando mi corazón desmaye. Llévame a laroca que es más alta que yo.Salmo 103:14 Él conoce nuestra condición; se acuerda de que somospolvo.1 Corintios 10:13 Ustedes no han pasado por ninguna tentación queotros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, puesÉl no va a permitir que sufran más tentaciones de lasque pueden soportar. Además, cuando vengan lastentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas,y así podrán resistir.2 Corintios 1:10 Él nos libró y nos libra y esperamos que aún nos librará.2 Corintios 9:7 Cada uno dé como propuso en su corazón: no contristeza, ni por necesidad, porque Dios ama al dadoralegre.Gálatas 6:9 No nos cansemos, pues, de hacer bien; porque a sutiempo segaremos, si no desmayamos.celos y envidia celos y envidia
  • 21. 35 34CHISMES1. La Biblia manda no contar chismesLevítico 19:16 No andarás chismeando entre tu pueblo.Salmo 15:1,3 Señor, ¿quién puede residir en Tu santuario?, ¿quiénpuede habitar en Tu santo monte? 3El que no habla malde nadie; el que no hace daño a su amigo ni ofende a suvecino.Efesios 4:31 Sea quitada de ustedes toda amargura, enojo, ira,gritos, insultos, así como toda malicia.Tito 3:2 [Recuerda a los otros] que no hablen mal de nadie,que sean pacíficos y bondadosos, y que se muestrenhumildes de corazón en su trato con todos.Santiago 4:11 Hermanos, no hablen mal los unos de los otros.1 Pedro 2:1 Despójense de toda clase de maldad, todo engaño,hipocresía y envidia, y toda clase de chismes.1 Pedro 3:10 El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene sulengua de mal, y sus labios no hablen engaño.2. Efectos negativos y destructivos de los chismes1 Samuel 24:9 [Algunos hombres del rey Saúl difundieron rumores deque David quería matarlo.] Dijo David a Saúl: «¿Por quéoyes las palabras de los que dicen: “Mira que Davidprocura tu mal”?»Salmo 41:7 Todos los que me odian murmuran a una contra mí;traman hacerme daño.Proverbios 11:9 El hipócrita con la boca daña a su prójimo.Proverbios 16:27 El hombre perverso cava en busca del mal, y en suslabios hay como llama de fuego. (V. también Santiago 3:5,6.)Proverbios 18:8 Los chismes son como golosinas, pero calan hasta lomás profundo.Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego, y donde no hay chismoso,cesa la contienda.Jeremías 9:4 [Personas difamadoras habían dividido tanto al pueblode Israel que nadie confiaba en nadie.] Hay quedesconfiar hasta del amigo; ni siquiera en el hermano sepuede confiar, pues los hermanos se engañan entre sí ylos amigos se calumnian unos a otros.Ezequiel 22:9 [Los chismes contribuyeron a la caída de Israel, y elSeñor envió a Sus profetas a denunciar ese hecho.] Porcausa de sus mentiras, algunos de tus habitantes sonlos culpables de que otros mueran.11. Dios se siente celoso cuando ponemos nuestros interesesmateriales, nuestro amor por una persona o incluso nuestroservicio a Él por delante del amor que le debemos a ÉlÉxodo 20:3,5,6 No tengas otros dioses aparte de Mí. 5No te inclinesdelante de ellos ni les rindas culto, porque Yo soy elSeñor tu Dios, Dios celoso que castiga la maldad de lospadres que me odian, en sus hijos, nietos y bisnietos;6 pero que trato con amor por mil generaciones a losque me aman y cumplen Mis mandamientos.Éxodo 34:14 No adoren a ningún otro dios, porque el Señor esceloso. Su nombre es Dios celoso. (V. también Éxodo 20:5.)Deuteronomio 4:24 El Señor tu Dios es fuego consumidor, un Dios celoso.(V. también Deuteronomio 5:9; 6:14,15.)Zacarías 8:2 Esto es lo que Yo, el Señor todopoderoso, digo: «Sientopor Sion grandes celos, celos furiosos». (V. también 1:14.)Mateo 10:37 El que ama a padre o madre más que a Mí, no es dignode Mí; y el que ama a hijo o hija más que a Mí, no esdigno de Mí.1 Juan 2:15 No amen al mundo ni las cosas que están en el mundo.Si alguien ama al mundo, el amor del Padre no está enél.Apocalipsis 2:1–5 [Habla Jesús:] Escribe al ángel de la iglesia en Éfeso: […]2 «Yo conozco tus obras, tu fatiga y tu perseverancia,y que no puedes soportar a los malos, y has sometidoa prueba a los que se dicen ser apóstoles y no lo son,y los has hallado mentirosos. 3Tienes perseverancia,y has sufrido por Mi nombre y no has desmayado.4 Pero tengo esto contra ti: que has dejado tu primeramor. 5 Recuerda, por tanto, de dónde has caído yarrepiéntete, y haz las obras que hiciste al principio. Sino, vendré a ti y quitaré tu candelabro de su lugar, si note arrepientes». (V. también Compararse con los demás, página 40.)celos y envidia
  • 22. 36 37chismes6. El Señor no bendice el chismorreoSalmo 101:5 Al que solapadamente infama a su prójimo, Yo [el Señor]lo destruiré; no sufriré al de ojos altaneros y de corazónvanidoso.Isaías 29:20,21 El violento tendrá su fin, el insolente será acabado, yserán cortados todos los que se desvelan para hacer elmal; 21los que hacen que una persona sea acusada poruna palabra, y tienden lazos al que juzga en la puerta, ydefraudan al justo con vanos argumentos.Salmo 50:20,21 Te sientas y hablas contra tu hermano; al hijo de tupropia madre calumnias. 21Estas cosas has hecho, y Yohe guardado silencio; pensaste que Yo era tal como tú;pero te reprenderé, y delante de tus ojos expondré tusdelitos.7. Pidamos al Señor madurez espiritual para no caer enhabladurías y evitar a los chismososProverbios 11:13 El chismoso todo lo cuenta; la persona digna deconfianza guarda el secreto.Proverbios 20:19 El que anda en chismes descubre el secreto; no teentremetas, pues, con el suelto de lengua.Efesios 4:22,23 [El comadreo es una propensión mundana quepodemos evitar andando conforme al Espíritu de Dios.]Deben ustedes renunciar a su antigua manera de viviry despojarse de lo que antes eran, ya que todo esose ha corrompido, a causa de los deseos engañosos.23Deben renovarse espiritualmente en su manera dejuzgar.1 Timoteo 6:3,5 Si alguno […] no se conforma a lassanas palabras de nuestro Señor Jesucristo […],5 apártate de [él]. (V. también Efesios 5:11.)8. Para entender la diferencia entre informar sobre ungrave incidente y contar chismes hace falta cierta madurez;conviene Hacerse las siguientes preguntas:Juan 8:7 [¿Soy yo igual de culpable?] El que de ustedes esté sinpecado, sea el primero en tirarle una piedra.Filipenses 2:3 [¿Intento, quizá, ensalzarme rebajando a los demás?] Nohagan nada por orgullo o solo por pelear. Al contrario,chismesSantiago 3:5,6 La lengua es un miembro pequeño, y se gloría degrandes cosas. He aquí, ¡un pequeño fuego cuángrande bosque enciende! 6Y la lengua es un fuego,un mundo de maldad. Así la lengua está puesta entrenuestros miembros, la cual contamina todo el cuerpo,e inflama la rueda de la creación, y es inflamada delinfierno.Santiago 3:10 De una misma boca proceden bendición y maldición.Hermanos míos, esto no debe ser así.3. Los chismes socavan y matan la amistadProverbios 16:28 El hombre perverso levanta contienda, y el chismosoaparta a los mejores amigos.Proverbios 17:9 Quien pasa por alto la ofensa, crea lazos de amor; quieninsiste en ella, aleja al amigo.4. Los chismes minan nuestras defensas espiritualesProverbios 15:4 La lengua amable es un árbol de vida; la lenguaperversa hace daño al espíritu.Mateo 15:18,19 Lo que sale de la boca, del corazón sale; y estocontamina al hombre. 19Porque del corazón salen losmalos pensamientos, […] falsos testimonios. (V. tambiénRomanos 1:29.)2 Corintios 12:20 Temo que quizá cuando yo vaya, halle que no son loque deseo, y yo sea hallado por ustedes que no soylo que desean. Que quizá haya pleitos, celos, enojos,rivalidades, difamaciones, chismes, arrogancia,desórdenes.2 Timoteo 2:16,17 Evita profanas y vanas palabrerías, porque conduciránmás y más a la impiedad. 17Y su palabra carcomerácomo gangrena.5. Los chismosos deberán dar cuenta a DiosMateo 12:36,37 Toda palabra vana que hablen los hombres, daráncuenta de ella en el día del juicio. 37Porque por tuspalabras serás justificado, y por tus palabras seráscondenado.Jeremías 17:10 Yo, el Señor, escudriño el corazón, pruebo lospensamientos, para dar a cada uno según sus caminos,según el fruto de sus obras. (V. también Jeremías 32:19;Salmo 62:12; Romanos 2:6.)
  • 23. 38 3910. De la ociosidad al chisme solo hay un paso, así que convieneque nos ocupemos en los asuntos del Señor y tengamos unaactitud positivaProverbios 14:23 De todo esfuerzo se saca provecho; del mucho hablar,solo miseria.2 Tesalonicenses 3:11 Oímos que algunos entre ustedes andandesordenadamente, sin trabajar, pero andanmetiéndose en todo. (V. también 1 Pedro 4:15.)1 Timoteo 5:13 Aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa;y no solamente ociosas, sino también chismosas yentrometidas, hablando lo que no debieran.Efesios 4:29 No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala,sino solo la que sea buena para edificación, según lanecesidad del momento, para que imparta gracia a losque escuchan.Filipenses 4:8 Hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo digno,todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lohonorable, si hay alguna virtud o algo que mereceelogio, en esto mediten.hagan todo con humildad y vean a los demás comomejores a ustedes mismos.Colosenses 3:13,14 [¿Soy comprensivo y perdono?] Sopórtense unos aotros, y perdónense si alguno tiene una queja contraotro. Así como el Señor los perdonó, perdonen tambiénustedes. 14Sobre todo revístanse de amor, que es ellazo de la perfecta unión. (V. también Efesios 4:32.)1 Pedro 3:9 [¿No estaré abrigando un deseo de venganza?] Nodevuelvan mal por mal ni insulto por insulto. Al contrario,devuelvan bendición.9. Tengamos presente que el Señor ve y comprende la situaciónmejor que nosotros, y que conviene esperar y confiar en queÉl se encargará de todoJob 34:21 Sus ojos están sobre los caminos del hombre, y vetodos sus pasos.Proverbios 5:21 El Señor está pendiente de la conducta del hombre; nopierde de vista ninguno de sus pasos.Proverbios 15:3 En todo lugar están los ojos del Señor, observando a losmalos y a los buenos.Romanos 2:2 Sabemos que el juicio de Dios justamente cae sobre losque practican tales cosas.Romanos 14:10,12 Tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también,¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todoscompareceremos ante el tribunal de Cristo. 12Demanera que cada uno de nosotros dará a Dios cuentade sí.1 Corintios 4:5 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora estáen la oscuridad y dé a conocer las intenciones delcorazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanzaque merezca.Hebreos 4:13 Nada de lo que Dios ha creado puede esconderse deÉl; todo está claramente expuesto ante aquel a quientenemos que rendir cuentas.1 Pedro 4:19 Los que padecen según la voluntad de Dios,encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.chismeschismes
  • 24. 4140compararse con los demásnada que sea causa de que su hermano tropiece, o queponga en peligro su fe.Gálatas 6:4 Cada uno debe examinar su propia conducta. Si esbuena, podrá sentirse satisfecho de sus acciones, perono debe compararse con los demás.1 Corintios 4:7 [Las comparaciones fomentan una actitud decompetencia y de orgullo.] No hay nada que los haga austedes más importantes que otros. Todo lo que tienen,lo han recibido de Dios. Y si todo se lo deben a Él,¿por qué presumen, como si ustedes solos lo hubieranconseguido?1 Corintios 13:4 El que ama tiene paciencia en todo, y siempre esamable. El que ama no es envidioso, ni se cree más quenadie. No es orgulloso.3. Establecer comparaciones denota inmadurez espiritualRomanos 8:5 Los que son de la carne piensan en las cosas de lacarne; pero los que son del Espíritu, en las cosas delEspíritu.1 Corintios 3:1–8 Yo, hermanos, no pude hablarles como a espirituales,sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2Les di abeber leche, no alimento sólido, porque todavía no podíanrecibirlo. En verdad, ni aun ahora pueden, 3porquetodavía son carnales. Pues habiendo celos y discusionesentre ustedes, ¿no son carnales y andan como hombresdel mundo? 4Porque cuando uno dice: «Yo soy de Pablo»,y otro: «Yo soy de Apolos», ¿no son como hombres delmundo? 5¿Qué es, pues, Apolos? ¿Y qué es Pablo?Servidores mediante los cuales ustedes han creído,según el Señor dio oportunidad a cada uno. 6 Yo planté,Apolos regó, pero Dios ha dado el crecimiento. 7Así queni el que planta ni el que riega es algo, sino Dios, que dael crecimiento. 8Ahora bien, el que planta y el que riegason una misma cosa, pero cada uno recibirá su propiarecompensa conforme a su propio trabajo.1 Corintios 4:5,6 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora estáen la oscuridad y dé a conocer las intenciones delcorazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanzaque merezca. 6Hermanos, les hablo de estas cosas porsu propio bien y poniendo como ejemplo a Apolo y a míCOMPARARSE CON LOS DEMÁS1. Compararnos con los demás de manera desfavorable esmotivo de descontento, desaliento y envidia1 Samuel 18:8,9 Se enojó Saúl en gran manera, y le desagradó estedicho, y dijo: «A David dieron diez miles, y a mí miles; nole falta más que el reino». 9Y desde aquel día Saúl nomiró con buenos ojos a David.Romanos 9:20,21 [Compararnos negativamente puede generarnos uncomplejo de inferioridad y llevarnos a quejarnos:] Tú,hombre, ¿quién eres para pedirle cuentas a Dios?¿Acaso la olla de barro le dirá al que la hizo: «Por quéme hiciste así»? 21El alfarero tiene el derecho de hacerlo que quiera con el barro, y del mismo barro puedehacer una olla para uso especial y otra para uso común. (V. también Celos y envidia, apartados 1–5, página 26.)2. Compararnos favorablemente con los demás puede derivaren una actitud de orgullo y superioridad (aunque puedetambién ser alentador si se hace con el humilde propósito dedar gracias por lo que se tiene)Lucas 18:9–14 Dijo también Jesús esta parábola a unos que confiabanen sí mismos como justos, y despreciaban a los demás:10 «Dos hombres subieron al templo a orar; uno era fariseoy el otro recaudador de impuestos. 11El fariseo puesto enpie, oraba para sí de esta manera: “Dios, te doy graciasporque no soy como los demás hombres: estafadores,injustos, adúlteros; ni aun como este recaudador deimpuestos. 12Yo ayuno dos veces por semana; doyel diezmo de todo lo que gano”. 13Pero el recaudadorde impuestos, de pie y a cierta distancia, no quería nisiquiera alzar los ojos al cielo, sino que se golpeaba elpecho, diciendo: “Dios, ten piedad de mí, pecador”. 14Lesdigo que este descendió a su casa justificado pero aquelno; porque todo el que se engrandece será humillado,pero el que se humilla será engrandecido».Romanos 12:3 Que ninguno piense de sí mismo más de lo quedebe pensar. Antes bien, cada uno piense de sí conmoderación, según los dones que Dios le haya dadojunto con la fe.Romanos 14:13 [Considerarnos superiores puede llevar a los demás aconsiderarse inferiores.] No debemos criticarnos unosa otros. Al contrario, propónganse ustedes no hacer
  • 25. 42 43recostado al lado de Él […]. 21Cuando Pedro lo vio, dijo aJesús: «Señor, ¿y qué de este?» 22Jesús le dijo: «Si quieroque él quede hasta que Yo vuelva, ¿qué a ti? Sígueme tú».5. La envidia es propia de la naturaleza humana; sin embargo, elSeñor puede ayudarnos a superarla(V. Celos y envidia, apartado 3, página 27.)6. El mejor antídoto contra la envidia es estar agradecidospor lo que somos y por todo lo que tenemos, y confiar en elamor y la imparcialidad del SeñorRomanos 7:25 Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro.1 Corintios 12:4–7, [Recordemos que todos tenemos una misión singular11,12,14–18 en la vida, que todos somos igual de importantes ymiembros necesarios del cuerpo de Cristo, es decir, Suiglesia.] Hay diversidad de dones, pero el Espíritu es elmismo. 5Hay diversidad de ministerios, pero el Señores el mismo. 6Y hay diversidad de operaciones, peroes el mismo Dios el que hace todas las cosas en todos.7Pero a cada uno se le da la manifestación del Espíritupara el bien común. 11Todas estas cosas las hace uno yel mismo Espíritu, distribuyendo individualmente a cadauno según Su voluntad. 12Porque así como el cuerpoes uno, y tiene muchos miembros, pero, todos losmiembros del cuerpo, aunque son muchos, constituyenun solo cuerpo, así también es Cristo. 14El cuerpo noes un solo miembro, sino muchos. 15Si el pie dijera:«Porque no soy mano, no soy parte del cuerpo», no poreso deja de ser parte del cuerpo. 16Y si el oído dijera:«Porque no soy ojo, no soy parte del cuerpo», no poreso deja de ser parte del cuerpo. 17Si todo el cuerpofuera ojo, ¿qué sería del oído? Si todo fuera oído, ¿quésería del olfato? 18Ahora bien, Dios ha colocado a cadauno de los miembros en el cuerpo según le agradó.1 Corintios 15:9,10 [Pese a nuestros defectos, estemos agradecidos porcómo Dios nos hizo. El apóstol Pablo dio buen ejemplode ello.] Yo soy el más insignificante de los apóstoles,que no soy digno de ser llamado apóstol, pues perseguía la iglesia de Dios. 10Pero por la gracia de Dios soylo que soy, y Su gracia para conmigo no resultó vana.compararse con los demásmismo. Lo digo para que por nuestro ejemplo aprendanustedes a no ir más allá de lo que está escrito, y paraque nadie se hinche de orgullo, favoreciendo a uno enperjuicio de otro. (V. también 2 Corintios 5:12.)2 Corintios 10:12 No nos atrevemos a contarnos [catalogarnos anosotros mismos] ni a compararnos con algunos quese alaban a sí mismos. Pero ellos, midiéndose a símismos y comparándose consigo mismos, carecen deentendimiento.4. En varias oportunidades, los discípulos de Jesús cayeron enel error de establecer comparaciones entre síMateo 18:1–4 Los discípulos le preguntaron a Jesús: «¿Quién es elmás importante en el reino de Dios?» 2Jesús llamó aun niño, lo puso en medio de ellos, 3y les dijo: «Lesaseguro que para entrar en el reino de Dios, ustedestienen que cambiar su manera de vivir y ser comoniños. 4Porque en el reino de Dios, las personas másimportantes son humildes como este niño».Mateo 20:20,21, [Jesús hizo ver a Sus discípulos que su afán de ser24–28 más importantes que los demás era producto de sumentalidad mundana:] Se acercó a Jesús la madre de loshijos de Zebedeo con sus hijos, y postrándose ante Él,le pidió algo. 21Jesús le preguntó: «¿Qué deseas?» Ellale dijo: «Ordena que en Tu reino estos dos hijos míos sesienten uno a Tu derecha y el otro a Tu izquierda». 24 Al oíresto, los otros diez se indignaron contra los dos hermanos.25 Jesús, llamándolos junto a Él, dijo: «Ustedes saben quelos gobernantes de los gentiles se enseñorean de ellos, yque los grandes ejercen autoridad sobre ellos. 26No ha deser así entre ustedes, sino que el que entre ustedes quierallegar a ser grande, será su servidor, 27 y el que entreustedes quiera ser el primero, será su siervo; 28 así como elHijo del Hombre no vino para ser servido, sino para serviry para dar Su vida en rescate por muchos».Lucas 9:46–48 Comenzó una discusión entre ellos, sobre quién deellos sería el mayor. 47Entonces Jesús, sabiendo lo quepensaban en sus corazones, […] 48les dijo: «El que esmás pequeño entre todos ustedes, ese es grande».Juan 21:20–22 Volviéndose Pedro, vio que les seguía el discípulo aquien amaba Jesús, el mismo que en la cena se habíacompararse con los demás
  • 26. 44 45despreciado y desechado de los hombres, varón dedolores y experimentado en aflicción; y como uno dequien los hombres esconden el rostro, fue despreciado,y no lo estimamos. 4Ciertamente Él llevó nuestrasenfermedades, y cargó con nuestros dolores. Contodo, nosotros lo tuvimos por azotado, por herido deDios y afligido. 6El Señor hizo que cayera sobre Él lainiquidad de todos nosotros. 7Fue oprimido y afligido,pero no abrió Su boca. Como cordero que es llevadoal matadero, y como oveja que ante sus trasquiladorespermanece muda, Él no abrió Su boca. 8Por opresión yjuicio fue quitado; y en cuanto a Su generación, ¿quiéntuvo en cuenta que Él fuera cortado de la tierra de losvivientes por la transgresión de Mi pueblo, a quiencorrespondía la herida? 9Se dispuso con los impíos Susepultura, pero con el rico fue en Su muerte, aunqueno había hecho violencia, ni había engaño en Su boca.10Pero quiso el Señor quebrantarlo, sometiéndoloa padecimiento. Cuando Él se entregue a Sí mismocomo ofrenda de expiación, verá a Su descendencia,prolongará Sus días, y la voluntad del Señor en Sumano prosperará. (V. todo el capítulo 53 del libro de Isaías.)Hebreos 4:15 Nuestro Sumo Sacerdote puede compadecerse denuestra debilidad, porque Él también estuvo sometidoa las mismas pruebas que nosotros; solo que Él jamáspecó.Hebreos 12:2–4 Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de Él procedenuestra fe y Él es quien la perfecciona. Jesús soportóla cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte,porque sabía que después del sufrimiento tendría gozoy alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios. 3 Porlo tanto, mediten en el ejemplo de Jesús, que sufriótanta contradicción de parte de los pecadores; por eso,no se cansen ni se desanimen. 4Pues ustedes aún nohan tenido que llegar hasta la muerte en su lucha contrael pecado. (V. también Hebreos 3:1.)1 Pedro 2:21,23 Cristo sufrió por ustedes, dándoles un ejemplo para quesigan Sus pasos. 23Cuando lo insultaban, no contestabacon insultos; cuando lo hacían sufrir, no amenazaba,sino que se encomendaba a Dios, que juzga conrectitud.Antes bien he trabajado mucho más que todos ellos,aunque no yo, sino la gracia de Dios en mí.Filipenses 4:11,12 He aprendido a estar satisfecho con lo que tengo. 12 Sébien lo que es vivir en la pobreza, y también lo que estener de todo. He aprendido a vivir en toda clase decircunstancias, ya sea que tenga mucho para comer, oque pase hambre; ya sea que tenga de todo o que notenga nada.1 Timoteo 1:12 Doy gracias a aquel que me ha dado fuerzas, a CristoJesús nuestro Señor, porque me ha considerado fiel yme ha puesto a Su servicio.1 Timoteo 6:6 Gran ganancia es la piedad acompañada decontentamiento. (V. también el versículo 8.)Hebreos 13:5 Sea el carácter de ustedes sin avaricia, contentos con loque tienen, porque Él mismo ha dicho: «Nunca te dejaréni te desampararé».Apocalipsis 5:9,10 [Tenemos sobrados motivos para estar agradecidos.]Cantaban un nuevo cántico, diciendo: «Digno eres detomar el libro, y de abrir sus sellos; porque Tú fuisteinmolado, y nos has redimido para Dios con Tu sangre,de todo linaje y lengua y pueblo y nación; 10y noshas hecho para nuestro Dios reyes y sacerdotes, yreinaremos sobre la tierra».7. Lo importante es que procuremos agradar a JesúsJuan 5:44 [Jesús dijo:] ¿Cómo pueden creer ustedes, si recibengloria los unos de los otros y no buscan la gloria queviene del Dios único?Romanos 14:12 Cada uno de nosotros dará a Dios cuenta de sí.1 Corintios 4:5 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora está enla oscuridad y dé a conocer las intenciones del corazón.Entonces Dios dará a cada uno la alabanza que merezca.2 Corintios 10:17,18 «Si alguien quiere sentirse importante por algo, quesea por creer en el Señor». 18La persona que mereceaplausos no es la que habla bien de sí misma, sinoaquella de quien el Señor habla bien.8. Si vamos a compararnos con alguien, comparémonos con JesúsIsaías 53:2–4,6–10 No tiene aspecto hermoso ni majestad para que lomiremos, ni apariencia para que lo deseemos. 3Fuecompararse con los demás compararse con los demás
  • 27. 4746Salmo 73:21 Se llenó de amargura mi alma, y en mi corazón sentíapunzadas.Isaías 59:12 Nuestras rebeliones se han multiplicado delante de Ti,y nuestros pecados han atestiguado contra nosotros;porque con nosotros están nuestras iniquidades, yconocemos bien nuestros pecados.Romanos 1:18,19 [Dios mueve a contrición a todos los hombres cuandoobran mal.] Dios muestra Su ira castigando desde elcielo a toda la gente mala e injusta, que con su injusticiamantiene prisionera la verdad. 19Lo que de Dios sepuede conocer, ellos lo conocen muy bien, porque Élmismo se lo ha mostrado.4. Si no hacemos caso de la voz de la conciencia, a la larga nosvolvemos sordos a ellaJeremías 6:15 ¿Se han avergonzado de haber hecho abominación?Ciertamente no se han avergonzado, ni aun saben tenervergüenza.Romanos 1:21 Habiendo conocido a Dios, no lo glorificaron como aDios, ni le dieron gracias. Al contrario, se envanecieronen sus razonamientos y su necio corazón fueentenebrecido.Efesios 4:17–19 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor:que ustedes ya no anden así como andan tambiénlos gentiles, en la vanidad de su mente. 18Ellos tienenentenebrecido su entendimiento, están excluidos dela vida de Dios por causa de la ignorancia que hay enellos, por la dureza de su corazón. 19Habiendo llegadoa ser insensibles, se entregaron a la sensualidad paracometer con avidez toda clase de impurezas.2 Tesalonicenses Los que se pierden […] no recibieron el amor de la2:10–12 verdad para ser salvos. 11Por esto Dios les enviará unpoder engañoso, para que crean en la mentira, 12a finde que sean juzgados todos los que no creyeron en laverdad sino que se complacieron en la iniquidad.1 Timoteo 4:2 Con hipocresía hablarán mentira, teniendo cauterizadala conciencia.Tito 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, pero para loscorrompidos e incrédulos nada es puro, pues hasta sumente y su conciencia están corrompidas.CONCIENCIA1. La conciencia es una voz interior con la que Dios orienta alas personasProverbios 20:27 El espíritu que Dios ha dado al hombre es luz quealumbra lo más profundo de su ser. (V. también Job 32:8.)Isaías 30:21 Tus oídos oirán detrás de ti estas palabras: «Este es elcamino, anden en él», ya sea que vayan a la derecha o ala izquierda.Juan 1:9 [El Espíritu de Jesús toca el corazón de toda persona:]Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre,venía a este mundo. (V. también Juan 14:6.)Romanos 2:14,15 [Aun quienes no han aceptado a Jesús como suSalvador tienen conciencia del bien y del mal. Es algoque el Señor ha dado a todas las personas.] Cuandolos que no son judíos ni tienen la Ley hacen pornaturaleza lo que la Ley manda, ellos mismos son supropia ley, 15 pues muestran por su conducta que llevanla Ley escrita en el corazón. Su propia conciencia locomprueba, y sus propios pensamientos los acusarán olos defenderán.2. Cada uno opta por hacer o no hacer caso de lo que le dictasu concienciaJob 27:6 Mientras viva, no me reprochará mi corazón.Hechos 24:16 Procuro tener siempre una conciencia sin ofensa anteDios y ante los hombres.2 Corintios 1:12 Nuestra satisfacción es esta: el testimonio de nuestraconciencia que en la santidad y en la sinceridadque viene de Dios, no en sabiduría carnal sino en lagracia de Dios, nos hemos conducido en el mundo yespecialmente hacia ustedes.1 Timoteo 3:9 Deben apegarse a la verdad revelada en la cualcreemos, y vivir con conciencia limpia.3. Cuando pecamos, sentimos remordimientos de concienciaJob 15:20,21,24 Todos sus días el impío se retuerce de dolor. 21Ruidosde espanto hay en sus oídos. 24La ansiedad y laangustia lo aterran, lo dominan.Salmo 40:12 [El rey David dijo:] Mis iniquidades me han alcanzado, yno puedo ver; son más numerosas que los cabellos demi cabeza, y el corazón me falla.conciencia
  • 28. 48 492 Samuel 24:10 David se sintió culpable por haber hecho el censo dela población, y confesó al Señor: «He cometido ungrave pecado al hacer esto. Pero te ruego, Señor, queperdones ahora el pecado de este siervo Tuyo, pues mehe portado como un necio».Esdras 9:6 [Esdras, sacerdote y escriba, confesó:] Dios mío, Diosmío, me siento tan avergonzado y confundido que no sécómo dirigirme a Ti. Nuestras faltas han sobrepasado ellímite, y nuestras culpas llegan hasta el cielo.Mateo 26:75 Pedro se acordó de que Jesús le había dicho: «Antesque cante el gallo, me negarás tres veces». Y salióPedro de allí, y lloró amargamente. (V. también Marcos 14:72y Lucas 22:61,62.)Mateo 27:3–5 Judas [Iscariote], el que había traicionado a Jesús, alver que lo habían condenado, tuvo remordimientos ydevolvió las treinta monedas de plata a los jefes delos sacerdotes y a los ancianos, 4 diciéndoles: «Hepecado entregando a la muerte a un hombre inocente».Pero ellos le contestaron: «¿Y eso qué nos importa anosotros? ¡Eso es cosa tuya!» 5Entonces Judas arrojólas monedas en el templo, y fue y se ahorcó.Juan 8:7,9 [Los escribas y fariseos que acusaron de adulterio auna mujer y estuvieron a punto de matarla a pedradas:][Jesús] les dijo: «El que […] esté sin pecado sea elprimero en arrojar la piedra contra ella». 9Ellos, al oíresto, acusados por su conciencia, salían uno a uno,comenzando desde los más viejos hasta los postreros;y quedó solo Jesús, y la mujer que estaba en medio.Hechos 2:37,38 [La muchedumbre a la que el apóstol Pedro hablóy dio testimonio de Jesús:] Al oír esto, conmovidosprofundamente, dijeron a Pedro y a los demásapóstoles: «Hermanos, ¿qué haremos?» 38EntoncesPedro les dijo: «Arrepiéntanse y sean bautizados cadauno de ustedes en el nombre de Jesucristo para perdónde sus pecados, y recibirán el don del Espíritu Santo».Hechos 9:5 [Saulo de Tarso, que persiguió a los cristianos y despuésse convirtió en el apóstol Pablo:] Él dijo: «¿Quién eres,Señor?» Y le dijo: «Yo soy Jesús, a quien tú persigues;dura cosa te es dar coces contra el aguijón». [Es decir,le remordía la conciencia]. (V. también Hechos 26:14.)conciencia conciencia2 Tesalonicenses 2:7 [En los postreros días, el Espíritu Santo dejará de punzarconciencias y de contener la anarquía y la rebeldía delos hombres; entonces se desatará un infierno en laTierra:] Ya está en acción el misterio de la iniquidad [elespíritu del Anticristo]; solo que hay quien al presentelo detiene [el Espíritu Santo], hasta que él a su vez seaquitado de en medio.5. Ejemplos bíblicos de remordimientoGénesis 3:6–11 [Tras comer del fruto prohibido, a Adán y Eva lesremordía la conciencia:] Cortó uno de los frutos yse lo comió. Luego le dio a su esposo, y él tambiéncomió. 7En ese momento se les abrieron los ojos, ylos dos se dieron cuenta de que estaban desnudos.Entonces cosieron hojas de higuera y se cubrieroncon ellas. 8El hombre y su mujer escucharon que Diosel Señor andaba por el jardín a la hora en que soplael viento de la tarde, y corrieron a esconderse de Élentre los árboles del jardín. 9Pero Dios el Señor llamóal hombre y le preguntó: «¿Dónde estás?» 10El hombrecontestó: «Escuché que andabas por el jardín y tuvemiedo, porque estoy desnudo; por eso me escondí».11 Entonces Dios le preguntó: «¿Y quién te ha dicho queestás desnudo? ¿Acaso has comido del fruto del árboldel que te dije que no comieras?»Génesis 42:21 [Los hermanos de José] decían el uno al otro:«Verdaderamente hemos pecado contra nuestrohermano, pues vimos la angustia de su alma cuandonos rogaba y no lo escuchamos; por eso ha venidosobre nosotros esta angustia».Éxodo 9:27 El faraón mandó llamar a Moisés y Aarón, y les dijo:«Reconozco que he pecado. La culpa es mía y de mipueblo, y no del Señor».1 Samuel 24:5,6 [Al rey David le pesó haber cortado el manto de Saúl ensecreto:] Aconteció después de esto que la concienciade David le remordía, porque había cortado la orilladel manto de Saúl. 6Y dijo a sus hombres: «El Señorme guarde de hacer tal cosa contra mi rey, el ungidodel Señor, de extender contra él mi mano, porque es elungido del Señor».
  • 29. 50 51deja de comerlas, y también da gracias a Dios. 7Ningunode nosotros vive para sí mismo ni muere para sí mismo.Romanos 14:22,23 La fe que tú tienes, tenla conforme a tu propiaconvicción delante de Dios. 23Todo lo que no procedede fe, es pecado.Romanos 7:22,23 En el hombre interior me deleito con la ley de Dios, 23 peroveo otra ley en los miembros de mi cuerpo que haceguerra contra la ley de mi mente, y me hace prisionero dela ley del pecado que está en mis miembros.1 Timoteo 1:19 …manteniendo la fe y buena conciencia. Pordesecharla, algunos naufragaron en cuanto a la fe.8. Mantener nuestra conciencia limpia ante Dios nos da mayorconvicción y nos permite sobreponernos a las circunstanciasy no hacer caso del qué diránProverbios 28:1 Huye el impío sin que nadie lo persiga; mas el justo estáconfiado como un león.Hechos 4:19,20 [Los apóstoles Pedro y Juan obedecían la voz de suconciencia.] Pedro y Juan les respondieron: «Dígannos,entonces: ¿debemos obedecerlos a ustedes antes quea Dios? 20¡Nosotros no podemos dejar de hablar detodo lo que hemos visto y oído!» (V. también Hechos 5:29.)Hechos 23:1 Pablo, mirando fijamente al Concilio, dijo: «Hermanos,hasta este día yo he vivido delante de Dios con unaconciencia perfectamente limpia».Romanos 9:1 Verdad digo en Cristo, no miento, y mi conciencia me datestimonio en el Espíritu Santo.Romanos 14:22 ¡Dichoso aquel que usa de su libertad sin cargos deconciencia!1 Timoteo 1:5 El propósito de este mandamiento es el amor nacido decorazón limpio, de buena conciencia y fe no fingida.Hebreos 13:18 Oren por nosotros, pues confiamos en que tenemosuna buena conciencia, deseando conducirnoshonradamente en todo.9. Aunque nuestra conciencia nos permita hacer algo, debemostener en cuenta la fe de los demásRomanos 14:14–20 Yo sé, y estoy convencido en el Señor Jesús, de quenada es inmundo en sí mismo; pero para el que estimaque algo es inmundo, para él lo es. 15Porque si porcausa de la comida tu hermano se entristece, ya no6. La salvación por gracia nos limpia la conciencia deremordimientos por nuestros pecados anterioresRomanos 8:1 Ninguna condenación hay para los que están en CristoJesús, los que no andan conforme a la carne, masconforme al Espíritu.Hebreos 9:14 Por medio del Espíritu eterno, Cristo se ofreció a Símismo a Dios como sacrificio sin mancha, y Su sangrelimpia nuestra conciencia de las obras que llevan a lamuerte, para que podamos servir al Dios viviente.Hebreos 10:22 Acerquémonos a Dios con corazón sincero y con una fecompletamente segura, limpios nuestros corazones demala conciencia y lavados nuestros cuerpos con aguapura.1 Juan 3:19–21 De esta manera sabremos que somos de la verdad, ypodremos sentirnos seguros delante de Dios; 20puessi nuestro corazón nos acusa de algo, Dios es másgrande que nuestro corazón, y lo sabe todo. 21Queridoshermanos, si nuestro corazón no nos acusa, tenemosconfianza delante de Dios. (V. también Remordimiento y condenación, apartados 3 y 4,página 136.)7. Obrar en contra de la propia conciencia contraviene la fe yes pecadoRomanos 14:1–7 Reciban bien al que es débil en la fe, y no entren endiscusiones con él. 2Por ejemplo, hay quienes piensanque pueden comer de todo, mientras otros, que sondébiles en la fe, comen solamente verduras. 3Pues bien,el que come de todo no debe menospreciar al que nocome ciertas cosas; y el que no come ciertas cosasno debe criticar al que come de todo, pues Dios lo haaceptado. 4¿Quién eres tú para criticar al servidor deotro? Si queda bien o queda mal, es asunto de su propioamo. Pero quedará bien, porque el Señor tiene poderpara hacerlo quedar bien. 5Otro caso: Hay quienesdan más importancia a un día que a otro, y hay quienescreen que todos los días son iguales. Cada uno debeestar convencido de lo que cree. 6El que guarda ciertodía, para honrar al Señor lo guarda. Y el que come detodo, para honrar al Señor lo come, y da gracias a Dios;y el que no come ciertas cosas, para honrar al Señorconciencia conciencia
  • 30. 53 52CRÍTICA1. El efecto de nuestras palabras puede ser constructivo onegativoProverbios 10:11 Fuente de vida es la boca del justo, pero la boca de losimpíos encubre violencia.Proverbios 11:9 Con la boca el impío destruye a su prójimo.Proverbios 12:18 Hay quien habla sin tino como golpes de espada, perola lengua de los sabios sana.Proverbios 15:4 La lengua apacible es árbol de vida; mas la perversidadde ella es quebrantamiento de espíritu.Proverbios 18:21 La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el quela ama comerá de sus frutos.Jeremías 1:9,10 [Aunque el mensaje iconoclasta de Jeremías fue muyduro, y en él fustigó la desobediencia del reino de Judá,su finalidad era arrancar lo malo para poder sembrarlo bueno en su lugar.] El Señor extendió la mano, metocó los labios y me dijo: 10«Yo pongo Mis palabrasen tus labios. Hoy te doy plena autoridad sobre reinosy naciones, para arrancar y derribar, para destruir ydemoler, y también para construir y plantar».2. Cuando sintamos el impulso de criticar a los demás,pensemos primero en nuestras propias faltasSalmo 130:3 Señor, Señor, si tuvieras en cuenta la maldad, ¿quiénpodría mantenerse en pie?Mateo 7:1–5 No juzguen para que no sean juzgados. 2Porque con eljuicio con que ustedes juzguen, serán juzgados; y con lamedida con que midan, se les medirá. 3¿Por qué mirasla mota que está en el ojo de tu hermano, y no te dascuenta de la viga que está en tu propio ojo? 4¿O cómopuedes decir a tu hermano: «Déjame sacarte la mota delojo», cuando la viga está en tu ojo? 5¡Hipócrita! Sacaprimero la viga de tu ojo, y entonces verás con claridadpara sacar la mota del ojo de tu hermano.Juan 8:7 [Cuando le presentaron a Jesús una mujer acusadade adulterio a la que querían matar a pedradas:] Jesússe levantó y les dijo: «Si alguno de ustedes nunca hapecado, tire la primera piedra».Romanos 2:1,3 [Ojo con tener un doble criterio.] Eres inexcusable, ohhombre, quienquiera que seas tú que juzgas; pues enlo que juzgas a otro, te condenas a ti mismo; porqueandas conforme al amor. No destruyas con tu comida aaquel por quien Cristo murió. 16Por tanto, no permitanque se hable mal de lo que para ustedes es bueno.17 Porque el reino de Dios no es comida ni bebida, sinojusticia y paz y gozo en el Espíritu Santo. 18Porque elque de esta manera sirve a Cristo, es aceptable a Diosy aprobado por los hombres. 19Así que procuremos loque contribuye a la paz y a la edificación mutua. 20Nodestruyas la obra de Dios por causa de la comida. Enrealidad, todas las cosas son limpias, pero son malaspara el hombre que escandaliza a otro al comer.1 Corintios 8:9–13 Tengan cuidado, no sea que esta libertad de ustedesde alguna manera se convierta en piedra de tropiezopara el débil. 10Porque si alguien te ve a ti, que tienesconocimiento, sentado a la mesa en un templo deídolos, ¿no será estimulada su conciencia, si él esdébil, a comer lo sacrificado a los ídolos? 11Por tuconocimiento se perderá el que es débil, el hermano porquien Cristo murió. 12Y así, al pecar contra los hermanosy herir su conciencia cuando esta es débil, pecan contraCristo. 13 Por tanto, si la comida hace que mi hermanocaiga en pecado, no comeré carne jamás, para no hacerpecar a mi hermano. (V. también 1 Corintios 10:28–32.)10. Es importante que un cristiano se conduzca bien para tenerla conciencia limpiaRomanos 13:5 [Conviene obedecer las leyes.] Es preciso sometersea las autoridades, no solo para evitar el castigo, sinocomo un deber de conciencia.2 Corintios 4:2 Hemos rechazado proceder a escondidas, como sisintiéramos vergüenza; y no actuamos con astuciani falseamos el mensaje de Dios. Al contrario,decimos solamente la verdad, y de esta manera nosrecomendamos a la conciencia de todos delante de Dios.Hebreos 13:18 Oren por nosotros, que estamos seguros de tener laconciencia tranquila, ya que queremos portarnos bienen todo.1 Pedro 3:16 Pórtense de tal modo que tengan tranquila suconciencia, para que los que hablan mal de su buenaconducta como creyentes en Cristo, se avergüencen desus propias palabras.conciencia
  • 31. 54 554. Las críticas fomentan contiendas, desunión y discordiaProverbios 6:16,19 El Señor aborrece por completo 19el testigo falso ymentiroso, y el que provoca peleas entre hermanos.(V. también el versículo 14.)Proverbios 16:28 El hombre perverso levanta contienda, y el chismosoaparta los mejores amigos.Proverbios 22:10 Despedido el insolente, se va la discordia y se acabanlos pleitos y las ofensas.5. Una actitud crítica conduce con frecuencia a errores dejuicio1 Samuel 16:7 Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira laapariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.(V. también Isaías 55:8,9.)Isaías 11:3,4 [Profecía sobre Jesús:] Se deleitará en el temor delSeñor, y no juzgará por lo que vean Sus ojos, nisentenciará por lo que oigan Sus oídos; 4sino quejuzgará al pobre con justicia, y fallará con equidad porlos afligidos de la tierra. Herirá la tierra con la vara de Suboca, y con el soplo de Sus labios matará al impío.Juan 7:24 No juzguen ustedes por las apariencias. Cuandojuzguen, háganlo con rectitud.Juan 8:15,16 [El propio Jesús juzgaba únicamente con la ayuda ycomprensión de Dios.] Ustedes juzgan como todos losdemás, pero Yo no juzgo a nadie. 16Si lo hiciera, juzgaríade acuerdo a la verdad, porque no juzgo Yo solo. MiPadre, quien me envió, juzga conmigo.Romanos 14:4 [Ojo con adoptar una actitud crítica hacia los demás. Esposible que no estemos al tanto de algunos detalles.]¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro? Para supropio amo está en pie o cae. En pie se mantendrá,porque poderoso es el Señor para sostenerlo en pie.6. El que es dado a criticar pierde amistades y encima pierde elfavor de DiosProverbios 17:9 El que cubre la falta busca amistad; mas el que ladivulga, aparta al amigo.Isaías 29:20,21 El violento tendrá su fin, el insolente será acabado, yserán cortados todos los que se desvelan para hacer elmal; 21los que hacen que una persona sea acusada portú que juzgas haces lo mismo. 3¿Y piensas esto, ohhombre, tú que juzgas a los que tal hacen, y haces lomismo, que tú escaparás del juicio de Dios?Romanos 14:10 Tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también,¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todoscompareceremos ante el tribunal de Cristo.Gálatas 6:1 Si alguien es sorprendido en alguna falta, ustedesque son espirituales, restáurenlo en un espíritu demansedumbre, mirándote a ti mismo, no sea que tútambién seas tentado.3. Una actitud criticona tiene su raíz en el fariseísmo y elsentimiento de superioridadMateo 23:24,28 ¡Ustedes, guías ciegos, cuelan el mosquito, pero setragan el camello! 28Por fuera aparentan ser gentehonrada, pero por dentro están llenos de hipocresía yde maldad.Lucas 13:13–15 [Los fariseos, orgullosos de su espiritualidad y cegadospor sus pretensiones de superioridad moral, criticabana Jesús por hacer el bien.] [Jesús] puso las manos sobreella, y al momento la mujer se enderezó y comenzó aalabar a Dios. 14Pero el jefe de la sinagoga se enojó,porque Jesús la había sanado en sábado, y dijo a lagente: «Hay seis días para trabajar; vengan en esos díasa ser sanados, y no en sábado». 15El Señor le contestó:«Hipócritas, ¿no desata cualquiera de ustedes su bueyo su burro en sábado, para llevarlo a tomar agua?»Santiago 4:11,12 Hermanos, no hablen mal los unos de los otros. El quehabla mal de un hermano o juzga a su hermano, hablamal de la Ley y juzga a la Ley. Pero si tú juzgas a la Ley,no eres cumplidor de la Ley, sino juez de ella. 12Solohay un Legislador y Juez, que es poderoso para salvary para destruir. Pero tú, ¿quién eres que juzgas a tuprójimo?3 Juan 1:9,10 Yo escribí una carta a la iglesia, pero Diótrefes noacepta mi autoridad, pues le gusta mandar. 10Por eso,cuando yo vaya a visitarlos, le llamaré la atención,porque anda hablando mal de nosotros. Y no solo eso,sino que tampoco recibe a los seguidores de Cristo quellegan de otras partes. Y si alguien quiere recibirlos ensu casa, se lo prohíbe y lo echa de la iglesia.crítica crítica
  • 32. 56 57el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tuspalabras. 6No dejes que tu boca te haga pecar.Hechos 19:36 Puesto que estos hechos son innegables, debenguardar calma y no hacer nada precipitadamente.Santiago 1:19,20 Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto paraoír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20porque la iradel hombre no obra la justicia de Dios.10. Dios bendice a los que no adoptan una actitud crítica onegativaSalmo 15:1,3 Señor, ¿quién puede residir en Tu santuario?, ¿quiénpuede habitar en Tu santo monte? 3El que no habla malde nadie; el que no hace daño a su amigo ni ofende a suvecino.Salmo 34:12–14 ¿Quieres vivir mucho tiempo? ¿Quieres gozar de la vida?13Pues refrena tu lengua de hablar mal, y nunca diganmentiras tus labios. 14Aléjate de la maldad, y haz lobueno; busca la paz, y síguela.1 Corintios 4:5 No juzguen ustedes nada antes de tiempo; esperen aque el Señor venga y saque a la luz lo que ahora estáen la oscuridad y dé a conocer las intenciones delcorazón. Entonces Dios dará a cada uno la alabanzaque merezca.11. Jesús no vino a criticar, sino a salvarJuan 3:17 No envió Dios a Su Hijo al mundo para condenar almundo, sino para que el mundo sea salvo por Él.Juan 8:10,11 [Jesús no condenó a la adúltera:] EnderezándoseJesús, y no viendo a nadie sino a la mujer, le dijo:«Mujer, ¿dónde están los que te acusaban? ¿Ningunote condenó?» 11Ella dijo: «Ninguno, Señor». EntoncesJesús le dijo: «Ni Yo te condeno; vete, y no pequesmás».Marcos 9:38–40 [Jesús alienta a Sus discípulos a ser más tolerantes ycriticar menos:] Juan le dijo: «Maestro, hemos visto auno que expulsaba demonios en Tu nombre, y tratamosde impedírselo, porque no es de los nuestros». 39Jesúscontestó: «No se lo prohíban, porque nadie que hagaun milagro en Mi nombre podrá luego hablar mal de Mí.40 El que no está contra nosotros, está a nuestro favor».una palabra, y tienden lazos al que juzga en la puerta, ydefraudan al justo con vanos argumentos.1 Timoteo 6:4,5 [El apóstol Pablo exhorta a los hermanos a no tenertrato con personas aficionadas a criticar.] Estáenvanecido, nada sabe, y delira acerca de cuestiones ycontiendas de palabras, de las cuales nacen envidias,pleitos, blasfemias, malas sospechas 5[…]; apártate delos tales.Santiago 2:13 [Al criticar sin piedad nos cortamos el acceso a lamisericordia de Dios.] Juicio sin misericordia se harácon aquel que no haga misericordia; y la misericordiatriunfa sobre el juicio. (V. también Mateo 6:14,15; Lucas 6:37.)7. Debemos orar por los demás en vez de criticarlosRomanos 15:30 Yo les ruego, hermanos míos, por nuestro SeñorJesucristo y por el amor que nos da el Espíritu Santo,que oren mucho a Dios por mí.Efesios 6:18 No dejen ustedes de orar: rueguen y pidan a Diossiempre, guiados por el Espíritu. Manténganse alerta,sin desanimarse, y oren por todo el pueblo santo.1 Tesalonicenses 1:2 Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes, y losrecordamos en nuestras oraciones.Santiago 5:16 Confiésense sus pecados unos a otros, y oren unospor otros para que sean sanados [tanto espiritual comofísicamente]. La oración eficaz del justo puede lograrmucho.8. Antes de criticar a alguien, pongámonos en su lugarMateo 7:12 Hagan ustedes con los demás como quieran que losdemás hagan con ustedes; porque en eso se resumenla Ley y los Profetas.Romanos 14:13 No debemos criticarnos unos a otros. Al contrario,propónganse ustedes no hacer nada que sea causa deque su hermano tropiece, o que ponga en peligro su fe.9. Quien tiene tendencia a criticar debe aprender a refrenarsu lenguaProverbios 10:19 En las muchas palabras no falta pecado; mas el querefrena sus labios es prudente.Eclesiastés 5:2,6 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresurea proferir palabra delante de Dios; porque Dios está encrítica crítica
  • 33. 58 59Deuteronomio 1:16 Di órdenes a sus jueces y les dije: «Oigan los pleitosentre sus hermanos, y juzguen justamente entre unhombre y su hermano, o el extranjero que está con él».1 Reyes 3:9 [Oración de Salomón:] Concede, pues, a Tu siervoun corazón que entienda para juzgar a Tu pueblo ydiscernir entre lo bueno y lo malo, pues ¿quién podrágobernar a este pueblo Tuyo tan grande?2 Crónicas 19:6 Dijo a los jueces: «Fíjense bien en lo que hacen, porqueno van a juzgar en nombre de los hombres, sino delSeñor, que estará con ustedes cuando den el fallo».1 Corintios 6:2,3 [Siendo que en la otra vida juzgaremos a los ángeles,¿no deberíamos ser ya capaces de hacer, con muchaoración, evaluaciones y críticas constructivas?] ¿Acasono saben ustedes que el pueblo santo ha de juzgar almundo? Y si ustedes han de juzgar al mundo, ¿cómono son capaces de juzgar estos asuntos tan pequeños?3¿No saben que incluso a los ángeles habremos dejuzgarlos nosotros? ¡Pues con mayor razón los asuntosde esta vida!Lucas 9:54,55 [A Jesús no le agradó que Sus discípulos, llevadospor un celo excesivo, propusieran castigar a unossamaritanos que no habían querido recibirlo:] Susdiscípulos Jacobo y Juan, dijeron: «Señor, ¿quieresque mandemos que descienda fuego del cielo y losconsuma?» 55Pero Él, volviéndose, los reprendió, y dijo:«Ustedes no saben de qué espíritu son».12. Una actitud criticona se remedia aprendiendo a obrar conamor1 Corintios 16:14 Todas sus cosas sean hechas con amor.Filipenses 1:9 Esto pido en oración: que el amor de ustedes abundeaún más y más en conocimiento verdadero y en tododiscernimiento.1 Pedro 3:8 Vivan todos ustedes en armonía, unidos en un mismosentir y amándose como hermanos. Sean bondadosos yhumildes.1 Pedro 4:8 Sobre todo, sean fervientes en su amor los unos por losotros, pues el amor cubre multitud de pecados.13. Las críticas constructivas se asemejan a los juiciosprudentes en que pueden servir para hacer valer losprincipios de la Palabra de DiosÉxodo 18:21,22 [Los jueces de la antigüedad tenían la misión de juzgaren justicia y evaluar constructivamente los asuntosque se les presentaban.] Escoge entre el pueblohombres capaces, que tengan temor de Dios y quesean sinceros, hombres que no busquen gananciasmal habidas, y a unos dales autoridad sobre gruposde mil personas, a otros sobre grupos de cien, a otrossobre grupos de cincuenta y a otros sobre gruposde diez. 22Ellos dictarán sentencia entre el pueblo entodo momento; los problemas grandes te los traerán ati, y los problemas pequeños los atenderán ellos. Asíte quitarás ese peso de encima, y ellos te ayudarán allevarlo.Levítico 19:15 No cometerás injusticia en los juicios, ni favoreciendo alpobre ni complaciendo al grande: con justicia juzgarás atu prójimo.crítica crítica
  • 34. 6160Hebreos 11:24–26 Por la fe Moisés, hecho ya grande, rehusó llamarsehijo de la hija del faraón, 25prefiriendo ser maltratadocon el pueblo de Dios, antes que gozar de los deleitestemporales del pecado, 26teniendo por mayoresriquezas el oprobio de Cristo que los tesoros delos egipcios, porque tenía puesta la mirada en larecompensa.4. Una mentalidad terrenal constituye un obstáculo paratomar decisiones inspiradas por el Espíritu de DiosProverbios 3:5,7 Confía en el Señor con todo tu corazón, y no te apoyesen tu propio entendimiento. 7No seas sabio a tuspropios ojos.Proverbios 14:12 Hay camino que al hombre le parece derecho; pero sufin es camino de muerte.Isaías 55:8,9 «Mis pensamientos no son los pensamientos deustedes, ni sus caminos son Mis caminos —declara elSeñor—. 9Porque como los cielos son más altos que latierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos,y Mis pensamientos más que sus pensamientos».Romanos 8:6–9 La mente puesta en la carne es muerte, pero la mentepuesta en el Espíritu es vida y paz. 7La mente puestaen la carne es enemiga de Dios, porque no se sujetaa la ley de Dios, pues ni siquiera puede hacerlo, 8ylos que están en la carne no pueden agradar a Dios.9Sin embargo, ustedes no están en la carne sino enel Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dios habita enustedes.Gálatas 6:8 El que siembra para su carne, de la carne segarácorrupción; mas el que siembra para el Espíritu, delEspíritu segará vida eterna.5. Con frecuencia el Señor crea situaciones que nos obligan atomar una decisión, para ver cómo vamos a reaccionarÉxodo 32:26 Se paró Moisés a la puerta del campamento, y dijo: «Elque esté por el Señor, venga a mí».Deuteronomio 30:19 [Habla Moisés:] Les he dado a elegir entre la viday la muerte, y entre la bendición y la maldición.Escojan, pues, la vida, para que vivan ustedes y susdescendientes.Josué 24:15 Escojan hoy a quién han de servir.DECISIONES1. Al tomar una decisión, lo que debe buscar un cristiano es lavoluntad de DiosSalmo 25:4,5,9 Señor, muéstrame Tus caminos; guíame por Tussenderos; 5guíame, encamíname en Tu verdad, pues Túeres mi Dios y Salvador. ¡En Ti confío a todas horas! 9[ElSeñor] guía por su camino a los humildes; ¡los instruyeen la justicia! (V. también Salmo 86:11.)Salmo 27:11 Señor, enséñame Tu camino, y guíame por senda llana.Salmo 143:10 Enséñame a hacer Tu voluntad, porque Tú eres mi Dios;Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.2. El Señor siempre quiere lo mejor para nosotrosSalmo 25:12 ¿Quién es el hombre que teme al Señor? Él le instruiráen el camino que debe escoger.Salmo 32:8 Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debesandar; sobre ti fijaré Mis ojos.Salmo 37:4 Ama al Señor con ternura, y Él cumplirá tus deseos másprofundos.Salmo 84:11 El Señor nada bueno niega a los que andan enintegridad.Proverbios 10:22 La bendición del Señor es la que enriquece, y Él noañade tristeza con ella.Jeremías 29:11 «Yo sé los planes que tengo para ustedes —declara elSeñor—, planes de bienestar y no de calamidad, paradarles un futuro y una esperanza».Lucas 12:32 ¡No tengan miedo, Mi pequeño grupo de discípulos!Dios, el Padre de ustedes, quiere darles Su reino.Romanos 8:28 Sabemos que Dios dispone todas las cosas para elbien de quienes lo aman, a los cuales Él ha llamado deacuerdo con Su propósito.3. Las decisiones sensatas se toman en base a consideracionesy metas espirituales; no deben fundamentarse simplemente enlas circunstancias ni en intereses y deseos personales2 Corintios 4:18 No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve,ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las queno se ven son eternas.Colosenses 3:2 Pongan la mira en las cosas de arriba, no en las de latierra.decisiones
  • 35. 62 637. Las decisiones acertadas se basan en la Palabra de DiosSalmo 119:105 Lámpara es a mis pies Tu palabra, y lumbrera a micamino.Salmo 119:24 Tus testimonios son mis deleites, y mis consejeros.Salmo 119:133 Ordena mis pasos con Tu palabra.Números 22:18 No puedo traspasar la palabra de […] mi Dios, parahacer cosa chica ni grande.Mateo 7:24,25 Cualquiera, pues, que me oye estas palabras, y lashace, le compararé a un hombre prudente, que edificósu casa sobre la roca. 25Descendió lluvia, y vinieronríos, y soplaron vientos, y golpearon contra aquellacasa; y no cayó, porque estaba fundada sobre la roca.Romanos 2:18 Conoces Su voluntad, y la Ley te enseña a escoger lomejor.2 Timoteo 3:16 Toda Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar,para reprender, para corregir, para instruir en justicia.8. Tomarás decisiones más prudentes y atinadas si te asesorascon personas que amen a DiosProverbios 11:14 Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas enla multitud de consejeros hay seguridad.Proverbios 12:15 El necio cree que todo lo que hace está bien, pero elsabio atiende los consejos.Proverbios 15:22 Los pensamientos son frustrados donde no hay consejo;mas en la multitud de consejeros se afirman.Proverbios 20:18 Los pensamientos con el consejo se ordenan; y condirección sabia se hace la guerra.Proverbios 6:22,23 [Las enseñanzas de tus padres] te guiarán cuandocamines, te guardarán cuando duermas y hablaráncontigo cuando despiertes. 23Porque el mandamientoes lámpara, la enseñanza es luz, y camino de vida sonlas reprensiones que te instruyen.9. Ante todo, que el amor sea lo que motive nuestrasdecisionesRomanos 13:9,10 Cualquier otro mandamiento, en esta sentencia seresume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. 10Elamor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento dela Ley es el amor.1 Corintios 16:14 Todo lo que hagan, háganlo con amor.1 Reyes 18:21 Elías se acercó a todo el pueblo y dijo: «¿Hasta cuándovacilarán entre dos opiniones? Si el Señor es Dios,síganlo; y si Baal, síganlo a él».Proverbios 17:3 El oro y la plata, el fuego los prueba; los pensamientoslos prueba el Señor.Jeremías 12:3 Has probado mi corazón para contigo.1 Tesalonicenses 2:4 No tratamos de agradar a la gente, sino a Dios, queexamina nuestros corazones.Hebreos 11:17,18 Por fe, Abraham, cuando Dios lo puso a prueba,tomó a Isaac para ofrecerlo en sacrificio. Estabadispuesto a ofrecer a su único hijo, a pesar de queDios le había prometido: 18«Por medio de Isaac tendrásdescendientes».6. Es fundamental que le pidamos orientación al Señor,confiados en que Él nos la daráJob 5:8 Ciertamente yo buscaría a Dios, y encomendaría a Él micausa.Salmo 34:5 Los que miraron a Él fueron alumbrados, y sus rostrosno fueron avergonzados.Salmo 37:5 Pon tu vida en las manos del Señor; confía en Él, y Élvendrá en tu ayuda.Proverbios 3:6 Ten presente al Señor en todo lo que hagas, y Él tellevará por el camino recto.Proverbios 16:3 Pon tus actos en las manos del Señor y tus planes serealizarán.Isaías 30:21 Tus oídos oirán detrás de ti estas palabras: «Este es elcamino, anden en él», ya sea que vayan a la derecha o ala izquierda.Juan 16:13 Cuando Él, el Espíritu de verdad venga, los guiará a todala verdad, porque no hablará por Su propia cuenta, sinoque hablará todo lo que oiga, y les hará saber lo quehabrá de venir.Colosenses 1:9 Siempre le pedimos a Dios que puedan conocer Suvoluntad y que tengan toda la sabiduría y la inteligenciaque da el Espíritu Santo.Santiago 1:5 Si alguno de ustedes no tiene sabiduría, pídasela a Dios.Él se la da a todos en abundancia sin echárselo en cara.decisiones decisiones
  • 36. 65 64DUDAS E INCREDULIDAD1. El Diablo nos induce a dudar de la Palabra de Dios ypretende hacernos creer en la suyaGénesis 3:1–6 La serpiente era más astuta que todos los animalessalvajes que Dios el Señor había creado, y le preguntóa la mujer: «¿Así que Dios les ha dicho que no comandel fruto de ningún árbol del jardín?» 2Y la mujer lecontestó: «Podemos comer del fruto de cualquier árbol,3menos del árbol que está en medio del jardín. Diosnos ha dicho que no debemos comer ni tocar el fruto deese árbol, porque si lo hacemos, moriremos». 4Pero laserpiente le dijo a la mujer: «No es cierto. No morirán.5Dios sabe muy bien que cuando ustedes coman delfruto de ese árbol podrán saber lo que es bueno y loque es malo, y que entonces serán como Dios». 6Lamujer vio que el fruto del árbol era hermoso, y le dieronganas de comerlo y de llegar a tener entendimiento. Asíque cortó uno de los frutos y se lo comió. Luego le dio asu esposo, y él también comió.2 Corintios 11:3 Temo que, así como la serpiente con su astucia engañóa Eva, las mentes de ustedes sean desviadas de lasencillez y pureza de la devoción a Cristo.2 Corintios 2:11 No seamos engañados de Satanás: pues no ignoramossus maquinaciones. (V. también Romanos 6:16.)Juan 8:44 El [diablo] fue un asesino desde el principio, y no se hamantenido en la verdad porque no hay verdad en él.Cuando habla mentira, habla de su propia naturaleza,porque es mentiroso y el padre de la mentira. (V. tambiénHechos 13:10; Apocalipsis 12:9.)1 Juan 4:1 [Midamos por el patrón de la Palabra de Dios lasopiniones que suscitan dudas en nosotros.] Amados,no crean a todo espíritu, sino prueben los espíritus paraver si son de Dios, porque muchos falsos profetas hansalido al mundo.2. Todos nos vemos acosados por dudas, pero debemosaprender a resistirlas1 Corintios 10:13 Ustedes no han pasado por ninguna tentación queotros no hayan tenido. Y pueden confiar en Dios, puesÉl no va a permitir que sufran más tentaciones de lasque pueden soportar. Además, cuando vengan las10. Dios siempre nos bendice cuando tomamos decisionesaltruistas1 Reyes 3:5,9–14 En Gabaón el Señor se apareció a Salomón de nocheen sueños, y Dios le dijo: «Pide lo que quieras que Yote dé». 9[Salomón respondió:] «Da, pues, a Tu siervo uncorazón con entendimiento para juzgar a Tu pueblo ypara discernir entre el bien y el mal. Pues ¿quién serácapaz de juzgar a este pueblo Tuyo tan grande?» 10Fuedel agrado a los ojos del Señor que Salomón pidieraesto. 11Y Dios le dijo: «Porque has pedido esto y no haspedido para ti larga vida, ni has pedido para ti riquezas,ni has pedido la vida de tus enemigos, sino que haspedido para ti inteligencia para administrar justicia, 12hehecho, pues, conforme a tus palabras. Te he dado uncorazón sabio y entendido, de modo que no ha habidoninguno como tú antes de ti, ni se levantará ningunocomo tú después de ti. 13También te he dado lo queno has pedido, tanto riquezas como gloria, de modoque no habrá entre los reyes ninguno como tú en todostus días. 14Y si andas en Mis caminos, guardando Misestatutos y Mis mandamientos como tu padre Davidanduvo, entonces prolongaré tus días».11. Independientemente de las decisiones que tomemos, Dios seencargará de que se cumpla Su propósitoProverbios 19:21 El hombre hace muchos planes, pero solo se realiza elpropósito divino.Jeremías 10:23 Señor, yo sé que el hombre no es dueño de su vida, queno tiene dominio sobre su destino.decisiones
  • 37. 66 67Lucas 12:29,30 [Preocupación excesiva por las necesidades materiales:]No busquen qué han de comer, ni qué han de beber, yno estén preocupados. 30Porque los pueblos del mundobuscan ansiosamente todas estas cosas; pero el Padrede ustedes sabe que necesitan estas cosas.Juan 5:44 [Preocuparse más por agradar a las personas que aDios:] ¿Cómo pueden creer ustedes, si reciben glorialos unos de los otros y no buscan la gloria que viene delDios único?Hebreos 10:35,36 [Impaciencia:] No desechen su confianza, la cual tienegran recompensa. 36Porque ustedes tienen necesidadde paciencia, para que cuando hayan hecho la voluntadde Dios, obtengan la promesa. (V. también Salmo 31:22.)Salmo 78:11,19,20 [Olvidar las muchas maravillas que ha hecho el Señor:]Se olvidaron de Sus obras, y de Sus maravillas que leshabía mostrado. 19Y hablaron contra Dios, diciendo:«¿Podrá poner mesa en el desierto? 20He aquí ha heridola peña [por medio de Moisés], y brotaron aguas, ytorrentes inundaron la tierra; ¿podrá dar también pan?¿Dispondrá carne para Su pueblo?»5. Las dudas se manifiestan en forma de quejas y comunicanuna visión negativa de las cosasNúmeros 13:31–33; [Los hombres de Israel que volvieron de su misión14:1,2 exploratoria con un informe negativo, exagerado ycargado de dudas con relación a la tierra que Diosles había prometido indujeron al pueblo a quejarse deMoisés.] Los varones que subieron con él dijeron: «Nopodremos subir contra aquel pueblo, porque es másfuerte que nosotros». 32Y hablaron mal entre los hijos deIsrael de la tierra que habían reconocido, diciendo: «Latierra por donde pasamos para reconocerla, es tierraque traga a sus moradores; y todo el pueblo que vimosen medio de ella son hombres de grande estatura.33 También vimos allí gigantes, hijos de Anac, raza de losgigantes, y éramos nosotros, a nuestro parecer, comolangostas; y así les parecíamos a ellos». 14:1Entoncestoda la congregación gritó, y dio voces; y el pueblolloró aquella noche. 2Y se quejaron contra Moisés ycontra Aarón todos los hijos de Israel; y les dijo toda latentaciones, Dios mismo les mostrará cómo vencerlas,y así podrán resistir.Santiago 1:12–15 Bienaventurado el hombre que soporta la tentación,porque cuando haya resistido la prueba, recibirá lacorona de vida que Dios ha prometido a los que loaman. 13Cuando alguno es tentado no diga que estentado de parte de Dios, porque Dios no puede sertentado por el mal ni Él tienta a nadie; 14sino que cadauno es tentado, cuando de su propia pasión es atraídoy seducido. 15 Entonces la pasión, después que haconcebido, da a luz el pecado; y el pecado, siendoconsumado, da a luz la muerte.3. Las mentiras del Diablo y las dudas que tengan otraspersonas no alteran la verdad de DiosNúmeros 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombrepara que se arrepienta. ¿Acaso dice y no hace? ¿Acasopromete y no cumple?Isaías 55:11 La palabra que sale de Mis labios no vuelve a Mí sinproducir efecto, sino que hace lo que Yo quiero ycumple la orden que le doy.Malaquías 3:6 Yo, el Señor, no cambio.Mateo 24:35 El cielo y la tierra pasarán, mas Mis palabras nopasarán.Romanos 3:3 ¿Pues qué si algunos de ellos han sido incrédulos? ¿Laincredulidad de ellos habrá hecho vana la verdad deDios?2 Timoteo 2:13 Aunque no seamos fieles, Cristo permanece fiel porqueÉl jamás rompe Su promesa.4. Causas frecuentes de dudas o falta de feMalaquías 3:14 [Cansancio del ánimo:] Ustedes han dicho: «En vano esservir a Dios. ¿Qué provecho hay en que guardemosSus ordenanzas?»Mateo 14:30,31 [Prestar demasiada atención a las circunstancias:] Alver [el apóstol Pedro] el fuerte viento, tuvo miedo; ycomenzando a hundirse, dio voces, diciendo: «¡Señor,sálvame!» 31Al momento Jesús, extendiendo la mano,asió de él, y le dijo: «¡Hombre de poca fe! ¿Por quédudaste?»dudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 38. 68 69viento y echada de una parte a otra. 7No piense, pues,quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.7. Cuando no aceptamos la verdad, solo nos quedan dudas yengañosMateo 13:15 El corazón de este pueblo se ha engrosado, y con losoídos oyen pesadamente, y han cerrado sus ojos; paraque no vean con los ojos, y oigan con los oídos, y con elcorazón entiendan, y se conviertan, y Yo los sane.2 Corintios 4:3,4 Si nuestro evangelio está aún encubierto, entre losque se pierden está encubierto; 4esto es, entre losincrédulos, a quienes el dios de este mundo les cegó elentendimiento, para que no les resplandezca la luz delevangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen deDios.Lucas 8:12 Los de junto al camino son los que oyen [la Palabra deDios], y luego viene el diablo y quita de su corazón lapalabra, para que no crean y se salven.1 Timoteo 1:18,19 Este mandamiento, hijo Timoteo, te encargo, paraque, conforme a las profecías que se hicieron antesen cuanto a ti, milites por ellas la buena milicia,19 manteniendo la fe y buena conciencia. Pordesecharla, algunos naufragaron en cuanto a la fe.2 Timoteo 4:3,4 [Cuidémonos de rechazar la verdad y de buscarenseñanzas que se acomoden a nuestro gusto.] Va allegar el tiempo en que la gente no soportará la sanaenseñanza; más bien, según sus propios caprichos, sebuscarán un montón de maestros que solo les enseñenlo que ellos quieran oír. 4Darán la espalda a la verdad yharán caso a toda clase de cuentos.2 Tesalonicenses Dios les enviará un poder engañoso, para que crean en2:11,12 la mentira, 12a fin de que sean juzgados todos los queno creyeron en la verdad sino que se complacieron en lainiquidad.1 Pedro 2:7,8 Para ustedes, que creen, esa piedra es de muchovalor; pero para los que no creen se cumple lo quedice la Escritura: «La piedra que los constructoresdespreciaron, se ha convertido en la piedra principal».8 Y también esto otro: «Una roca, una piedra con la cualtropezarán». Pues ellos tropiezan al no hacer caso delmensaje: ese es su merecido.multitud: «¡Ojalá muriéramos en la tierra de Egipto; o eneste desierto ojalá muriéramos!»Salmo 106:24,25 Aborrecieron [los hombres de Israel] la tierra deseable;no creyeron en [la] palabra [de Dios], 25sino quemurmuraron en sus tiendas, y no escucharon la voz delSeñor. (V. también Números 14:36; Deuteronomio 1:28.)Efesios 4:29 No salga de la boca de ustedes ninguna palabra mala,sino solo la que sea buena para edificación, según lanecesidad del momento, para que imparta gracia a losque escuchan.6. Otros efectos de las dudasHebreos 11:6 [Decepcionan y desagradan a Dios:] Sin fe es imposibleagradar a Dios, porque es necesario que el que seacerca a Dios crea que Él existe y que recompensa a losque lo buscan.Isaías 7:9 [Pueden significar nuestra ruina:] Si ustedes no […]creen, de cierto no permanecerán.Mateo 13:58 [Limitan lo que Dios puede hacer por nosotros:] No hizoallí muchas maravillas, a causa de la incredulidad deellos.Marcos 4:40 [Dan pie a temores:] Les dijo: «¿Por qué estánatemorizados? ¿Cómo no tienen fe?»Marcos 11:22,23 [Constituyen un impedimento para que el Señor obrepor conducto nuestro:] Jesús respondió: «Tengan fe enDios». 23En verdad les digo que cualquiera que diga aeste monte: «Quítate y arrójate al mar», y no dude en sucorazón, sino crea que lo que dice va a suceder, le seráconcedido.Hebreos 3:18,19 [Nos privan de la paz y el reposo del Señor:] ¿A quiénesjuró que no entrarían en Su reposo, sino a aquellos quedesobedecieron? 19Y vemos que no pudieron entrar acausa de su incredulidad.Hebreos 4:2 [Hacen que la Palabra pierda su efecto milagroso ennuestra vida:] A nosotros se nos ha anunciado la buenanueva como a ellos; pero no les aprovechó el oír lapalabra, por no ir acompañada de fe en los que laoyeron. (V. también Deuteronomio 32:20.)Santiago 1:6,7 [Hacen que el Señor no responda a nuestras oraciones:]Pida con fe, no dudando nada; porque el que duda essemejante a la onda del mar, que es arrastrada por eldudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 39. 70 71que proteja su cabeza, y que la palabra de Dios sea laespada que les da el Espíritu Santo.10. No nos es posible comprender los caminos de Dios connuestra mente humana; debemos aceptarlos por feProverbios 3:5 Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propiainteligencia.Isaías 55:8,9 «Mis pensamientos no son los pensamientos deustedes, ni sus caminos son Mis caminos —declara elSeñor—. 9Porque como los cielos son más altos que latierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos,y Mis pensamientos más que sus pensamientos».Mateo 16:16,17 [El apóstol Pedro creyó que Jesús era el Hijo deDios. Ese convencimiento se lo comunicó el Espíritude Dios; no llegó a él por medio de razonamientos.]Respondiendo Simón Pedro, dijo: «Tú eres el Cristo, elHijo del Dios viviente». 17Entonces le respondió Jesús:«Bienaventurado eres, Simón, hijo de Jonás, porque note lo reveló carne ni sangre, sino Mi Padre que está enlos cielos».Juan 3:3,4,7,9,10,12 [Ni siquiera el docto rabino Nicodemo comprendíalas verdades espirituales que enseñaba Jesús hastaque dejó de analizar las cosas con su mente.] Jesúsle contestó: «En verdad te digo que el que no nace denuevo no puede ver el reino de Dios». 4Nicodemo ledijo: «¿Cómo puede un hombre nacer siendo ya viejo?¿Acaso puede entrar por segunda vez en el vientrede su madre y nacer?» 7[Jesús puntualizó:] «No teasombres de que te haya dicho: “Tienen que nacer denuevo”». 9Nicodemo le preguntó: «¿Cómo puede seresto?» 10 Jesús le respondió: «Tú eres maestro de Israel,¿y no entiendes estas cosas? 12Si les he hablado de lascosas terrenales, y no creen, ¿cómo creerán si les hablode las celestiales?»Romanos 8:7–9 La mente puesta en la carne es enemiga de Dios,porque no se sujeta a la ley de Dios, pues ni siquierapuede hacerlo, 8y los que están en la carne no puedenagradar a Dios. 9Sin embargo, ustedes no están en lacarne sino en el Espíritu, si en verdad el Espíritu de Dioshabita en ustedes. Pero si alguien no tiene el Espíritu deCristo, el tal no es de Él.8. Es el Señor quien disipa nuestras dudas en respuesta anuestras oraciones y anhelosSalmo 51:10–13 [David rezó:] Oh Dios, ¡pon en mí un corazón limpio!,¡dame un espíritu nuevo y fiel! 11No me apartes de Tupresencia ni me quites Tu santo Espíritu. 12Hazme sentirde nuevo el gozo de Tu salvación; sostenme con Tuespíritu generoso, 13para que yo enseñe a los rebeldesTus caminos y los pecadores se vuelvan a Ti.Salmo 138:8 El Señor cumplirá Su propósito en mí; eterna, oh Señor,es Tu misericordia; no abandones las obras de Tusmanos.Marcos 9:23,24, Dijo Jesús: «Todas las cosas son posibles para el que28,29 cree». 24Al instante el padre del muchacho gritó ydijo: «Creo; ayúdame en mi incredulidad». [Despuésque Jesús reprendió al espíritu inmundo y curó almuchacho:] 28Sus discípulos le preguntaban en privado:«¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?» 29Jesúsles dijo: «Esta clase con nada puede salir, sino conoración».Lucas 17:5 Dijeron los apóstoles al Señor: «Auméntanos la fe».Hebreos 12:2 Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de Él procedenuestra fe y Él es quien la perfecciona.9. Resistamos al Diablo y sometamos al Señor nuestrospensamientosIsaías 55:7 Que el malvado deje su camino, que el perverso dejesus ideas; vuélvanse al Señor, y Él tendrá compasiónde ustedes; vuélvanse a nuestro Dios, que es generosopara perdonar.2 Corintios 10:4,5 Las armas de nuestra contienda no son carnales, sinopoderosas en Dios para la destrucción de fortalezas;5destruyendo especulaciones y todo razonamientoaltivo que se levanta contra el conocimiento de Dios,y poniendo todo pensamiento en cautiverio a laobediencia de Cristo.Efesios 4:27 No le den oportunidad al diablo.Efesios 6:13,16,17 Tomen toda la armadura que Dios les ha dado, para quepuedan resistir en el día malo y, después de habersepreparado bien, mantenerse firmes. 16Sobre todo,que su fe sea el escudo que los libre de las flechasencendidas del maligno. 17Que la salvación sea el cascodudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 40. 72 739Le hizo muchas preguntas, pero Jesús no respondiónada.Juan 4:48 Jesús le contestó: «Ustedes solo creen en Dios si venseñales y milagros».Juan 20:29 Jesús le dijo: «Porque me has visto, Tomás, creíste;bienaventurados los que no vieron, y creyeron».1 Corintios 1:22,23 Los judíos quieren ver milagros para creer en elmensaje que les anunciamos, y los griegos quieren oírun mensaje que suene razonable e inteligente. 23Sinembargo, nosotros les anunciamos que Jesús es elMesías, ¡y que murió en la cruz! Para la mayoría de losjudíos, esto es un insulto; y para los que no son judíos,es una tontería.12. La Palabra de Dios es el mejor antídoto contra las dudasRomanos 10:17 La fe nace al oír el mensaje, y el mensaje viene de lapalabra de Cristo.Juan 20:30,31 Jesús hizo muchas otras señales milagrosas delantede Sus discípulos, las cuales no están escritas en estelibro. 31Pero estas se han escrito para que ustedescrean que Jesús es el Mesías, el Hijo de Dios, y paraque creyendo tengan vida por medio de Él.Romanos 15:4 Las cosas que antes fueron escritas, para nuestraenseñanza fueron escritas; para que por la paciencia,y por la consolación de las Escrituras, tengamosesperanza.1 Timoteo 4:6 [Nutramos la fe y matemos de hambre las dudas.] Siesto enseñas a los hermanos, serás buen ministro deJesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de labuena doctrina que has seguido.Hebreos 4:12 La palabra de Dios tiene vida y poder. Es más cortanteque cualquier espada de dos filos, y penetra hastalo más profundo del alma y del espíritu, hasta lo másíntimo de la persona; y somete a juicio los pensamientosy las intenciones del corazón.2 Pedro 1:16,19 La enseñanza que les dimos sobre el poder y el regresode nuestro Señor Jesucristo, no consistía en cuentosinventados ingeniosamente, pues con nuestros propiosojos vimos al Señor en Su grandeza. 19Esto hace másseguro el mensaje de los profetas, el cual con todarazón toman ustedes en cuenta. Pues ese mensaje es1 Corintios 2:11–16 [Únicamente Dios puede revelarnos Sus verdadesespirituales.] Entre los hombres, ¿quién conoce lospensamientos de un hombre, sino el espíritu delhombre que está en él? Asimismo, nadie conoce lospensamientos de Dios, sino el Espíritu de Dios. 12Ynosotros hemos recibido, no el espíritu del mundo, sinoel Espíritu que viene de Dios, para que conozcamoslo que Dios nos ha dado gratuitamente, 13de lo cualtambién hablamos, no con palabras enseñadas porsabiduría humana, sino con las enseñadas por elEspíritu, combinando pensamientos espirituales conpalabras espirituales. 14Pero el hombre natural noacepta las cosas del Espíritu de Dios, porque para élson necedad; y no las puede entender, porque soncosas que se disciernen espiritualmente. 15En cambio,el que es espiritual juzga todas las cosas; pero él noes juzgado por nadie. 16 Porque ¿quién ha conocido lamente del Señor, para que lo instruya? Pero nosotrostenemos la mente de Cristo.Efesios 4:17,18 Esto digo, pues, y afirmo juntamente con el Señor:que ustedes ya no anden así como andan tambiénlos gentiles, en la vanidad de su mente. 18Ellos tienenentenebrecido su entendimiento, están excluidos dela vida de Dios por causa de la ignorancia que hay enellos, por la dureza de su corazón.11. Solo los de fe débil y vacilante piden milagros y señalesMateo 16:1 Algunos de los fariseos y de los saduceos se acercarona Jesús para ponerle una trampa y le dijeron:«Queremos que hagas un milagro que pruebe que Dioste ha enviado». (V. también 1 Corintios 1:22.)Mateo 16:4 La generación mala y adúltera demanda señal.Lucas 16:31 [El rico que se encontraba en el infierno rogó a Abrahamque le permitiera a Lázaro regresar para advertir a sushermanos. Pero…] Abraham le dijo: «Si no quieren hacercaso a Moisés y a los Profetas [la Palabra de Dios],tampoco creerán aunque algún muerto resucite».Lucas 23:8,9 Cuando Herodes vio a Jesús, se puso muy contento,porque hacía tiempo que quería conocerlo. Había oídohablar mucho de Él y esperaba verlo hacer un milagro.dudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 41. 74 75dicho todo lo que yo he hecho. ¿No será este el Cristo?»30Y salieron de la ciudad y fueron adonde Él estaba. 39Yde aquella ciudad, muchos de los samaritanos creyeronen Él por la palabra de la mujer que daba testimonio,diciendo: «Él me dijo todo lo que yo he hecho».Juan 17:20 No ruego solamente por estos [los apóstoles], sinotambién por los que han de creer en Mí por la palabrade ellos.15. A veces lo único que podemos hacer es aguantar firmes yconfiar en que Dios sabe lo que haceSalmo 31:24 Esfuércense, y aliéntese su corazón, todos ustedes queesperan en el Señor.1 Corintios 16:13 Manténganse despiertos y firmes en la fe. Tenganmucho valor y firmeza.Colosenses 1:23 Deben permanecer firmemente basados en la fe, sinapartarse de la esperanza que tienen por el mensaje delevangelio que oyeron.Colosenses 2:6,7 De la manera que recibieron a Cristo Jesús el Señor, asíanden en Él; 7firmemente arraigados y edificados enÉl y confirmados en su fe, tal como fueron instruidos,rebosando de gratitud.Hebreos 10:23 Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestraesperanza, porque fiel es el que prometió.Hebreos 11:27 Por la fe [Moisés] […] se sostuvo como viendo alInvisible.16. Algunos de los personajes más sobresalientes de laBiblia se vieron asaltados por dudas, pero lucharon hastasuperarlas y nos dieron un ejemplo a seguirGénesis 15:7,8 [Al principio Abraham dudó de la promesa de Dios deque heredaría la tierra de Canaán. Aun así, obedeció yllegó a ser el padre de los creyentes.] [Dios] le dijo: «Yosoy el Señor; Yo te saqué de Ur de los caldeos paradarte esta tierra como herencia». 8«Pero, Señor y Dios,¿cómo podré estar seguro de que voy a heredar estatierra?», contestó Abram. (V. también Gálatas 3:6–9.)Génesis 18:12–14; [Sara, esposa de Abraham, puso en duda el increíbleHebreos 11:11 anuncio divino de que tendría un hijo a pesar de quehacía ya años que no estaba en edad fértil. No obstante,luego creyó y dio a luz a Isaac.] Sara se rió para suscomo una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hastaque el día amanezca y la estrella de la mañana salgapara alumbrarles el corazón.13. Una actitud positiva, con los ojos fijos en el Señor y en Subondad, constituye uno de los mejores remedios contra lasdudasSalmo 27:13 Hubiera yo desmayado, si no hubiera creído que habíade ver la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.Salmo 94:19 En medio de las preocupaciones que se agolpan en mimente, Tú me das consuelo y alegría.Salmo 119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu Ley, y no hay paraellos tropiezo.Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyopensamiento en Ti persevera; porque en Ti ha confiado.Filipenses 4:8 Hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, entodo lo que merece respeto, en todo lo que es justoy bueno; piensen en todo lo que se reconoce comouna virtud, y en todo lo que es agradable y merece seralabado.14. Los testimonios alentadores estimulan nuestra fe2 Reyes 5:1–4 [Naamán creyó al escuchar a una sirvienta hebrea.]Naamán, capitán del ejército del rey de Aram, eraun gran hombre delante de su señor y tenido en altaestima, porque por medio de él el Señor había dadola victoria a Aram. También el hombre era un guerrerovaliente, pero leproso. 2Los arameos, que habían salidoen bandas, habían tomado cautiva a una muchacha muyjoven de la tierra de Israel, y ella estaba al servicio dela mujer de Naamán. 3Y ella dijo a su señora: «¡Ah, simi señor estuviera con el profeta que está en Samaria!Él entonces lo curaría de su lepra». 4Entonces Naamánfue y habló a su señor el rey diciéndole: «Esto y estoha dicho la muchacha que es de la tierra de Israel».[Posteriormente Naamán fue a ver a Eliseo, hizo casode sus instrucciones, se curó de la lepra y además sevolvió creyente. Si quieres conocer los pormenores delo que ocurrió, lee el resto del capítulo.]Juan 4:28–30,39 [La samaritana] dejó su cántaro, fue a la ciudad y dijo alos hombres: 29«Vengan, vean a un hombre que me hadudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 42. 76 77que Pedro pusiera en duda las palabras proféticas queÉl acababa de decir:] Jesús comenzó a explicar a Susdiscípulos que Él tendría que ir a Jerusalén, y que losancianos, los jefes de los sacerdotes y los maestrosde la Ley lo harían sufrir mucho. Les dijo que lo iban amatar, pero que al tercer día resucitaría. 22EntoncesPedro lo llevó aparte y comenzó a reprenderlo, diciendo:«¡Dios no lo quiera, Señor! ¡Esto no te puede pasar!»23Pero Jesús se volvió y le dijo a Pedro: «¡Apártatede Mí, Satanás, pues eres un tropiezo para Mí! Tú noves las cosas como las ve Dios, sino como las ven loshombres».Juan 20:27,28 [El apóstol Tomás, pese a su escepticismo inicial, luegose convenció de que Jesús había resucitado.] Dijo[Jesús] a Tomás: «Pon aquí tu dedo, y mira Mis manos;y acerca tu mano, y métela en Mi costado; y no seasincrédulo, sino creyente». 28Entonces Tomás respondióy le dijo: «¡Señor mío, y Dios mío!» (V. también Mateo 28:17.)17. Se nos pide que andemos por feMateo 9:29 Que se haga conforme a la fe que ustedes tienen.Romanos 1:17 El evangelio nos muestra de qué manera Dios nos hacejustos: es por fe, de principio a fin. Así lo dicen lasEscrituras: «El justo por la fe vivirá».Romanos 5:1 Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Diospor medio de nuestro Señor Jesucristo.2 Corintios 4:18 No nos fijamos en lo que se ve, sino en lo que no se ve,ya que las cosas que se ven son pasajeras, pero las queno se ven son eternas.2 Corintios 5:7 Por fe andamos, no por vista.1 Juan 5:4 Todo aquello que es nacido de Dios vence al mundo; yesta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.adentros, diciendo: «¿Tendré placer después de haberenvejecido, siendo también viejo mi señor?» 13Y elSeñor dijo a Abraham: «¿Por qué se rió Sara, diciendo:“¿Concebiré en verdad siendo yo tan vieja”? 14¿Hayalgo demasiado difícil para el Señor? Volveré a ti altiempo señalado, por este tiempo el año próximo, y Saratendrá un hijo». Hebreos 11:11Por la fe Sara misma recibiófuerza para concebir, aun pasada ya la edad propicia,pues consideró fiel a Aquel que lo había prometido.Éxodo 3:11,12 Moisés dijo a Dios: «¿Quién soy yo para ir a Faraón, ysacar a los israelitas de Egipto?» 12«Ciertamente Yoestaré contigo —le respondió el Señor—, y la señal parati de que soy Yo el que te ha enviado será esta: cuandohayas sacado al pueblo de Egipto ustedes adorarán aDios en este monte».Éxodo 4:10–12 [Moisés todavía se sentía inseguro de su capacidad paradirigir al pueblo. Sin embargo, se dispuso a hacerlo, yel Señor lo bendijo.] «¡Ay, Señor! —respondió Moisés—.Yo no tengo facilidad de palabra, y esto no es solo deayer ni de ahora que estás hablando con este siervoTuyo, sino de tiempo atrás. Siempre que hablo, se metraba la lengua». 11Pero el Señor le contestó: «¿Y quiénle ha dado la boca al hombre? ¿Quién sino Yo lo hacemudo, sordo, ciego, o que pueda ver? 12Así que, anda,que Yo estaré contigo cuando hables, y te enseñaré loque debes decir». [Moisés todavía vacilaba, como selee en los versículos 13–16, por lo que Dios dejó que suhermano Aarón le hiciera de portavoz.]Salmo 31:22 [El rey David tuvo momentos de duda y desesperación,pero el Señor siempre lo sacó adelante:] En mi inquietudllegué a pensar que me habías echado de Tu presencia;pero cuando te pedí ayuda, Tú escuchaste mis gritos.Mateo 11:2,3 [El mismo Juan que había bautizado a Jesús y que enun principio había reconocido Su naturaleza divina tuvomás adelante sus dudas de que Jesús fuera el Mesías.]Al oír Juan, en la cárcel, los hechos de Cristo, le enviódos de sus discípulos, 3para preguntarle: «¿Eres Túaquel que había de venir, o esperaremos a otro?»Mateo 16:21–23 [El apóstol Pedro reprendió erróneamente a Jesús yquiso darle consejos. Sin embargo, a Jesús no le agradódudas e incredulidad dudas e incredulidad
  • 43. 79782. El egoísta se empobrece a fuerza de acapararProverbios 11:24 Hay quienes retienen más de lo que es justo, perovienen a pobreza.Proverbios 15:27 El que se da a la codicia arruina su propia casa.Proverbios 28:27 El que da al pobre no tendrá pobreza, pero el que apartade él sus ojos tendrá muchas maldiciones.Eclesiastés 5:13 Una cosa realmente lamentable he visto en este mundo:que el amontonar riquezas va en perjuicio de su dueño.Hageo 1:6,9,10 Ustedes siembran mucho, pero cosechan poco; comen,pero no se sienten satisfechos; beben, pero se quedancon sed; se abrigan, pero no entran en calor; y el quetrabaja a jornal, echa su salario en saco roto. 9Ustedesbuscan mucho, pero encuentran poco; y lo que guardanen su casa, Yo me lo llevo de un soplo. ¿Por qué? Puesporque Mi casa está en ruinas, mientras que ustedessolo se preocupan de sus propias casas. Yo, el Señor,lo afirmo. 10Por eso no cae para ustedes la lluvia, ni latierra les da sus productos.Marcos 10:21,22 Jesús lo miró con cariño, y le contestó: «Una cosa tefalta: anda, vende todo lo que tienes y dáselo a lospobres. Así tendrás riqueza en el cielo. Luego ven ysígueme». 22El hombre se afligió al oír esto; y se fuetriste, porque era muy rico.Lucas 12:15 Miró entonces [Jesús] a los que estaban allí y les dijo: «¡Novivan siempre deseando tener más y más! No por serdueños de muchas cosas se vive una vida larga y feliz».2 Corintios 9:6 El que siembra escasamente, también segaráescasamente.Gálatas 6:7 No crean ustedes que pueden engañar a Dios. Cadauno cosechará lo que haya sembrado. (V. también Génesis31:5–9,41,42, donde se relata que Dios le dio a Jacob su merecidopor conducto de Labán, su egoísta suegro.)Santiago 5:1–5 Escúchenme ustedes, los ricos: Lloren y griten de dolorpor todo lo que muy pronto van a sufrir. 2Sus riquezasse pudrirán, y la polilla les comerá la ropa. 3El dinero quehan estado juntando en estos últimos tiempos se oxidará,y ese óxido será el testigo que los acusará en el juiciofinal, y que los destruirá como un fuego. 4Ustedes noles han pagado el sueldo a sus trabajadores, y el Señortodopoderoso ha oído las protestas de ellos. Ese dineroEGOÍSMO1. El egoísmo es falta de amor y de consideración con lasnecesidades ajenasProverbios 24:11,12 Salva a los condenados a muerte; libra del peligro a losque están por morir. 12Pues aunque afirmes que no losabías, el que juzga los motivos habrá de darse cuenta;bien lo sabrá el que te vigila, el que paga a cada unosegún sus acciones.Ezequiel 34:8,10 [Dios reprende a los pastores egoístas que prestan másatención a sus propios intereses que a los ajenos:] Mispastores no han buscado Mis ovejas, sino que los pastoresse han apacentado a sí mismos y no han apacentadoMi rebaño. 10Así dice el Señor Dios: «Yo estoy contra lospastores y demandaré Mi rebaño de su mano y haré quedejen de apacentar el rebaño. Así los pastores ya no seapacentarán más a sí mismos, sino que Yo libraré Misovejas de su boca, y no serán más alimento para ellos».Mateo 25:42–45 «Tuve hambre, y ustedes no me dieron de comer;tuve sed, y no me dieron de beber; 43anduve comoforastero, y no me dieron alojamiento; sin ropa, y no mela dieron; estuve enfermo, y en la cárcel, y no vinierona visitarme». 44Entonces ellos le preguntarán: «Señor,¿cuándo te vimos con hambre o con sed, o comoforastero, o falto de ropa, o enfermo, o en la cárcel, y note ayudamos?» 45El Rey les contestará: «Les aseguroque todo lo que no hicieron por una de estas personasmás humildes, tampoco por Mí lo hicieron».Filipenses 2:21 [El egoísmo perjudica la obra del Señor:] Todos buscanlo suyo propio, no lo que es de Cristo Jesús.2 Timoteo 3:1,2 Debes saber que en los tiempos últimos vendrán díasdifíciles. 2Los hombres serán egoístas, amantes deldinero. (V. también Mateo 24:12.)Santiago 2:15,16 Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecendel sustento diario, 16y uno de ustedes les dice: «Vayanen paz, caliéntense y sáciense», pero no les dan lonecesario para su cuerpo, ¿de qué sirve?Santiago 4:17 El pecado, pues, está en aquel que sabe hacer lobueno, y no lo hace.1 Juan 3:17 El que tiene bienes de este mundo y ve a su hermanotener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómomora el amor de Dios en él?egoísmo
  • 44. 80 81Lucas 15:12,13 [El hijo pródigo] le dijo a su padre: «Padre, dame laparte de la herencia que me toca». Entonces el padrerepartió los bienes entre ellos. 13Pocos días después elhijo menor vendió su parte de la propiedad, y con esedinero se fue lejos, a otro país, donde todo lo derrochóllevando una vida desenfrenada.5. Tampoco reporta satisfacción duraderaJob 27:8 ¿Cuál es la esperanza del malvado, por mucho que hayarobado, cuando Dios le quite la vida?Salmo 106:15 Él les dio lo que pidieron; mas envió flaqueza en sus almas.Proverbios 27:20 Los ojos del hombre nunca están satisfechos.Eclesiastés 1:8 Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombrepuede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oídode oír.Eclesiastés 2:10,11 [Después de haberse permitido excesos, Salomónseñaló:] No negué a mis ojos ninguna cosa quedesearan, ni privé a mi corazón de placer alguno,porque mi corazón se gozaba de todo lo que hacía. Estafue la recompensa de todas mis fatigas. 11Miré luegotodas las obras de mis manos y el trabajo que me tomépara hacerlas; y he aquí, todo es vanidad y aflicción deespíritu, y sin provecho debajo del sol.6. La vida cristiana es abnegada, todo lo contrario del egoísmoLucas 9:23 A todos les decía: «Si alguien quiere seguirme, niéguesea sí mismo, tome su cruz cada día y sígame». (V. Tito 2:12.)Lucas 14:26,27 Si alguno viene a Mí y no me ama más que a su padre,a su madre, a su esposa, a sus hijos, a sus hermanos ya sus hermanas, y aun más que a sí mismo, no puedeser Mi discípulo. 27Y el que no toma su propia cruz y mesigue, no puede ser Mi discípulo.Juan 12:24,25 Les aseguro que si el grano de trigo al caer en tierrano muere, queda él solo; pero si muere, da abundantecosecha. 25El que ama su vida, la perderá; pero el quedesprecia su vida en este mundo, la conservará para lavida eterna.Hechos 20:24 Para mí, sin embargo, mi propia vida no cuenta, contal de que yo pueda correr con gozo hasta el fin de lacarrera y cumplir el encargo que el Señor Jesús me diode anunciar la buena noticia del amor de Dios.que no han pagado también los acusará delante de Dios.5Ustedes los ricos han vivido con mucho lujo, y se handado la gran vida en esta tierra. Tanto han engordadoque parecen toros y vacas listos para el matadero.3. El egoísmo es causa de guerras, grandes sufrimientos ymuchos otros males del mundoJeremías 5:26–28 En Mi pueblo se encuentran impíos que vigilan comocazadores al acecho; ponen trampa, atrapan hombres.27Como una jaula llena de pájaros, así están suscasas llenas de engaño; por eso se engrandecieron yse enriquecieron. 28Han engordado y se han puestolustrosos. También sobrepasan en obras de maldad;no defienden la causa, la causa del huérfano, para queprospere, ni defienden los derechos del pobre.Oseas 12:7 Es mercader que tiene en su mano peso falso, amadorde opresión.Miqueas 6:12 Los ricos de la ciudad están llenos de violencia, sushabitantes hablan mentiras y su lengua es engañosa ensu boca.1 Timoteo 6:9,10 Los que quieren enriquecerse, caen en tentación y lazo,y en muchas codicias locas y dañosas, que hundena los hombres en perdición y muerte. 10Porque elamor del dinero es la raíz de todos los males: el cualcodiciando algunos, se descaminaron de la fe, y fuerontraspasados de muchos dolores.Santiago 4:1,2 ¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes?¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y sumaldad! 2Son tan envidiosos que quisieran tenerlo todo,y cuando no lo pueden conseguir, son capaces hasta depelear, matar y promover la guerra.4. Buscar exclusivamente la realización de nuestros deseosno da sino mal frutoProverbios 14:14 De sus caminos se hastía el necio de corazón.Isaías 65:2 Todo el día extendí Mis manos para atraer a un pueblorebelde que iba por caminos perversos siguiendo suspropios caprichos.Jeremías 7:24 No escucharon ni inclinaron su oído, antes caminaronen sus propios consejos, en la dureza de su corazónmalvado. Fueron hacia atrás y no hacia adelante.egoísmo egoísmo
  • 45. 82 832 Corintios 4:5 No nos predicamos a nosotros mismos, sino aJesucristo como Señor; nosotros nos declaramossimplemente servidores de ustedes por amor a Jesús.1 Tesalonicenses Nuestra exhortación no procede de error ni de impureza2:3–6 ni es con engaño, 4sino que así como hemos sidoaprobados por Dios para que se nos confiara elevangelio, así hablamos, no como agradando a loshombres, sino a Dios que examina nuestros corazones.5Porque como saben, nunca fuimos a ustedescon palabras lisonjeras, ni con pretexto para sacarprovecho. Dios es testigo. 6Tampoco buscamos gloriade los hombres, ni de ustedes ni de otros, aunque comoapóstoles de Cristo hubiéramos podido imponer nuestraautoridad.9. Dios siempre bendice la generosidadDeuteronomio 15:10 Con generosidad le darás [al pobre], y no te doleráel corazón cuando le des, ya que el Señor tu Dios tebendecirá por esto en todo tu trabajo y en todo lo queemprendas.Proverbios 11:24–26 Hay quienes reparten y les es añadido más, y hay quienesretienen más de lo justo y acaban en la miseria. 25El almagenerosa será prosperada: el que sacie a otros, tambiénél será saciado. 26Al que acapara el grano, el pueblo lomaldice, pero bendición cubre la cabeza del que lo vende.Proverbios 14:21 El que tiene misericordia de los pobres es bienaventurado.Isaías 58:10,11 Si te das a ti mismo en servicio del hambriento, si ayudasal afligido en su necesidad, tu luz brillará en la oscuridad,tus sombras se convertirán en luz de mediodía. 11Yo teguiaré continuamente, te daré comida abundante en eldesierto, daré fuerza a tu cuerpo y serás como un jardínbien regado, como un manantial al que no le falta el agua.Mateo 6:3,4 Cuando tú haces limosna, no sepa tu izquierda lo quehace tu derecha, 4para que sea tu limosna en secreto; y tuPadre que ve en lo secreto, Él te recompensará en público.Lucas 6:38 Den, y les será dado; medida buena, apretada, remeciday rebosante, vaciarán en sus regazos. Porque con lamedida con que midan, se les volverá a medir.Hechos 20:35 En todo les mostré que así, trabajando, deben ayudara los débiles, y recordar las palabras del Señor Jesús,que dijo: «Más bienaventurado es dar que recibir».Apocalipsis 12:11 Menospreciaron sus vidas hasta la muerte.2 Corintios 5:14,15 El amor de Cristo se ha apoderado de nosotros. 15YCristo murió por todos, para que los que viven ya novivan para sí mismos, sino para Él, que murió y resucitópor ellos.Gálatas 5:24 Los que son de Cristo han crucificado la carne con suspasiones y deseos.7. Si damos prioridad al Señor y a los demás, Él por lo generalnos concede lo que deseamosSalmo 34:9,10 Honren al Señor, los consagrados a Él, pues nada faltaráa los que lo honran. 10Los ricos se vuelven pobres, ysufren hambre, pero a los que buscan al Señor nuncales faltará ningún bien.Salmo 37:4 Ama al Señor con ternura, y Él cumplirá tus deseos másprofundos. (V. Salmo 21:2; 145:19.)Salmo 84:11 Nada bueno niega a los que andan en integridad.Mateo 6:33 Busquen primero Su reino y Su justicia, y todas estascosas les serán añadidas.1 Timoteo 6:17 Adviérteles a los ricos de este mundo que no seanorgullosos ni confíen en sus riquezas, porque es muyfácil perder todo lo que se tiene. Al contrario, diles queconfíen en Dios, pues Él es bueno y nos da todo lo quenecesitamos para que lo disfrutemos.8. No debemos buscar fama ni gloria, sino agradar a Dios,servir a los demás y acercarlos al SeñorProverbios 25:27 Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la propiagloria es gloria.Juan 5:44 ¡Cómo van a creerme, si les gusta que sea la gente laque hable bien de ustedes, y no el Dios único!Juan 7:18 El que habla de sí mismo, su propia gloria busca.1 Corintios 5:6 La jactancia de ustedes no es buena. ¿No saben que unpoco de levadura fermenta toda la masa?1 Corintios 6:20 Han sido comprados por un precio. Por tanto, glorifiquen aDios en su cuerpo y en su espíritu, los cuales son de Dios.1 Corintios 10:31,33 Lo mismo si comen, que si beben, que si hacencualquier otra cosa, háganlo todo para la gloria de Dios.33Yo, por mi parte, procuro agradar a todos en todo, sinbuscar mi propio bien sino el de los demás, para quealcancen la salvación.egoísmo egoísmo
  • 46. 84 85Lucas 17:10 Cuando ya hayan cumplido todo lo que Dios les manda,deberán decir: «Somos servidores inútiles, porque nohemos hecho más que cumplir con nuestra obligación». (V. también 2 Corintios 5:15; Filipenses 3:8; Hebreos 11:24–26.)13. La verdadera dadivosidad cristiana consiste en darsacrificadamente y no considerar nada propioMateo 5:42 Al que te pida, dale; y al que quiera tomar de ti prestado,no se lo rehúses.Lucas 3:11 Respondiendo, les dijo: «El que tiene dos túnicas, dé alque no tiene; y el que tiene qué comer, haga lo mismo».Lucas 6:30 A todo el que te pida, dale, y al que te quite lo que estuyo, no se lo reclames.Hechos 2:44,45 Todos los que habían creído estaban juntos, y tenían encomún todas las cosas; 45y vendían sus propiedades ysus bienes, y lo repartían a todos según la necesidad decada uno.Hechos 4:32 La multitud de los que habían creído era de un corazóny un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de loque poseía, sino que tenían todas las cosas en común.14. Personajes de la Biblia que se distinguieron por sugenerosidad y altruismoGénesis 13:9 [Cuando surgió una disputa entre sus pastores y los desu sobrino Lot, Abraham obró sabiamente y propusorepartirse la tierra, ofreciéndole a Lot que eligiera lomejor para sí:] ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo teruego que te apartes de mí. Si vas a la mano izquierda,yo iré a la derecha; y si a la mano derecha, yo iré a laizquierda.Génesis 50:21 [José hizo gala de una bondad extraordinaria con sushermanos, que años antes lo habían vendido comoesclavo a mercaderes que lo llevaron a Egipto:] No tenganmiedo. Yo les daré de comer a ustedes y a sus hijos. AsíJosé los tranquilizó, pues les habló con mucho cariño.1 Samuel 18:4 [Jonatán, hijo del rey Saúl, se hace amigo de David yle da sus posesiones:] Se quitó Jonatán el manto quellevaba y se lo dio a David, así como otras ropas suyas,su espada, su arco y su cinturón.1 Reyes 17:8–16 [Una pobre viuda de Sarepta comparte con Elías el pocoalimento que le queda, y el Señor la bendice durante10. El altruismo es uno de los pilares del cristianismoJuan 15:12,13 Esto es lo que les mando: que se amen unos a otros, asícomo Yo los amo a ustedes. 13Nadie muestra más amorque quien da la vida por sus amigos.Romanos 15:2,3 Todos debemos apoyar a los demás, y buscar su bien.[…] 3Porque ni aun Cristo pensaba solo en lo que leagradaba a Él.1 Corintios 10:24 Ninguno busque su propio bien, sino el del otro.1 Corintios 13:5 [El amor] no busca lo suyo.2 Corintios 9:7 Cada uno debe dar según crea que deba hacerlo. Notenemos que dar con tristeza ni por obligación. ¡Diosama al que da con alegría!Gálatas 6:2 Cuando tengan dificultades, ayúdense unos a otros. Esaes la manera de obedecer la ley de Cristo.Gálatas 6:10 Según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, yespecialmente a los de la familia de la fe.Filipenses 2:4 No mirando cada uno a lo suyo propio, sino cada cualtambién a lo de los otros.Santiago 2:8 Si en verdad ustedes cumplen la ley real conforme a laEscritura: «Amarás a tu prójimo como a ti mismo», bienhacen.11. Jesús dio ejemplo de altruismoMarcos 10:45 El Hijo del Hombre tampoco vino para ser servido, maspara servir, y dar Su vida en rescate por muchos.(V. también Isaías 53:12; 1 Timoteo 2:6.)2 Corintios 8:9 Ustedes saben que nuestro Señor Jesucristo era rico,pero tanto los amó a ustedes que vino al mundo y sehizo pobre, para que con Su pobreza ustedes llegaran aser ricos.1 Juan 3:16 Conocemos lo que es el amor porque Jesucristo dio Suvida por nosotros; así también, nosotros debemos dar lavida por nuestros hermanos12. En la obra del Señor la entrega y la abnegación van de lamanoMateo 26:39 Yendo un poco adelante, se postró sobre Su rostro,orando y diciendo: «Padre Mío, si es posible, pase de Míesta copa; pero no sea como Yo quiero, sino como Tú».Jeremías 42:6 Nos guste o nos disguste Su respuesta, obedeceremosal Señor nuestro Dios, […] para que así nos vaya bien.egoísmo egoísmo
  • 47. 86 87con un frasco de alabastro de perfume muy costosode nardo puro; y rompió el frasco y lo derramó sobre lacabeza de Jesús. 4Pero algunos estaban indignadosy se decían unos a otros: «¿Para qué se ha hecho estedesperdicio de perfume? 5Porque este perfume podíahaberse vendido por más de 300 denarios, y el dinerodado a los pobres». Y la reprendían. 6Pero Jesús dijo:«Déjenla; ¿por qué la molestan? Buena obra ha hechopara Mí. 7 Porque a los pobres siempre los tendrán conustedes; y cuando quieran les podrán hacer bien; peroa Mí no siempre me tendrán. 8Ella ha hecho lo queha podido; se ha anticipado a ungir Mi cuerpo para lasepultura. 9Y en verdad les digo, que dondequiera queel evangelio se predique en el mundo entero, también sehablará de lo que esta ha hecho, para memoria suya».Lucas 10:29–37 [El buen samaritano obró bondadosa ydesinteresadamente con un extraño:] [Un experto en laley de Moisés,] queriendo justificarse a sí mismo, dijo aJesús: «¿Y quién es mi prójimo?» 30Respondiendo Jesús,dijo: «Un hombre que descendía de Jerusalén a Jericócayó en manos de ladrones, los cuales lo despojaron,lo hirieron y se fueron dejándolo medio muerto.31 Aconteció que descendió un sacerdote por aquelcamino, y al verlo pasó de largo. 32Asimismo un levita,llegando cerca de aquel lugar, al verlo pasó de largo.33 Pero un samaritano que iba de camino, vino cerca deél y, al verlo, fue movido a misericordia. 34 Acercándose,vendó sus heridas echándoles aceite y vino, lo puso ensu cabalgadura, lo llevó al mesón y cuidó de él. 35Otrodía, al partir, sacó dos denarios, los dio al mesonero yle dijo: “Cuídamelo, y todo lo que gastes de más yo te lopagaré cuando regrese”. 36 ¿Quién, pues, de estos tres teparece que fue el prójimo del que cayó en manos de losladrones?» 37 Él dijo: «El que usó de misericordia con él».Entonces Jesús le dijo: «Ve y haz tú lo mismo».Romanos 16:4 [El apóstol Pablo dice lo siguiente de Priscila y Aquila:]Expusieron su vida por mí; a los cuales no solo yo doygracias, sino también todas las iglesias de los gentiles.Filipenses 2:30 [Epafrodito:] Por trabajar para Cristo casi se muere:arriesgó su propia vida para darme la ayuda queustedes no podían darme personalmente.una época de sequía:] Vino después a [Elías] la palabradel Señor, diciendo: 9«Levántate, ve a Sarepta […] yquédate allí; porque Yo he mandado a una viuda deallí que te sustente». 10Él se levantó y fue a Sarepta.Cuando llegó a la entrada de la ciudad, allí estaba unaviuda recogiendo leña, entonces la llamó y le dijo: «Teruego que me consigas un poco de agua en un vasopara que yo beba». 11Cuando ella iba a conseguirla,la llamó y le dijo: «Te ruego que me traigas también unbocado de pan en tu mano». 12Pero ella respondió:«Vive el Señor tu Dios, que no tengo pan, solo tengoun puñado de harina en la tinaja y un poco de aceite enla vasija y estoy recogiendo unos trozos de leña paraentrar y prepararlo para mí y para mi hijo, para quecomamos y muramos». 13Entonces Elías le dijo: «Notemas; ve, haz como has dicho, pero primero hazmeuna pequeña torta de eso y tráemela; después haráspara ti y para tu hijo. 14Porque así dice el Señor, Dios deIsrael: “No se acabará la harina en la tinaja ni se agotaráel aceite en la vasija, hasta el día en que el Señor mandelluvia sobre la superficie de la tierra”». 15Entonces ellafue e hizo conforme a la palabra de Elías, y ella, él y lacasa de ella comieron por muchos días. 16La harina dela tinaja no se acabó ni se agotó el aceite de la vasija,conforme a la palabra que el Señor había hablado pormedio de Elías.Marcos 12:41–44 [Una viuda pobre ofrendó a Dios generosamente y decorazón todo lo que poseía:] Jesús estaba en el templo,y se sentó frente a las cajas de las ofrendas. Allí veíacómo la gente echaba dinero en ellas. Mucha genterica echaba grandes cantidades de dinero. 42En esollegó una viuda pobre, y echó en una de las cajas dosmoneditas de poquísimo valor. 43Entonces Jesús dijo aSus discípulos: «Les aseguro que esta viuda pobre diomás que todos los ricos. 44Porque todos ellos dieron delo que les sobraba, pero ella, que es tan pobre, dio todolo que tenía para vivir».Marcos 14:3–9 [Es de notar el gesto de la mujer que ungió a Jesús conun óleo muy costoso:] Estando Él en Betania, sentadoa la mesa en casa de Simón el leproso, vino una mujeregoísmo egoísmo
  • 48. 8988propios intereses, sino más bien los intereses de losdemás.Hebreos 13:3 Preocúpense por los hermanos que están en la cárcely por los que han sido maltratados. Piensen cómo sesentirían ustedes si estuvieran en la misma situación.1 Pedro 3:8 Vivan todos ustedes en armonía, unidos en un mismosentir y amándose como hermanos. Sean bondadosos yhumildes.2. No basta con sentir lástima. ¡La compasión debe movernos aactuar!Lucas 10:33,34 Un samaritano que iba de camino, vino cerca [delhombre que había sido víctima de un asalto y estabaabandonado a la vera del camino] y, al verlo, fue movidoa misericordia. 34Acercándose, vendó sus heridasechándoles aceite y vino, lo puso en su cabalgadura, lollevó al mesón y cuidó de él. (V. también los versículos 30–37.)Santiago 2:15–17 Si un hermano o una hermana no tienen ropa y carecendel sustento diario, 16y uno de ustedes les dice: «Vayanen paz, caliéntense y sáciense», pero no les dan lonecesario para su cuerpo, ¿de qué sirve? 17Así tambiénla fe por sí misma, si no tiene obras, está muerta.1 Juan 3:16–18 En esto hemos conocido el amor, en que [Jesús] pusoSu vida por nosotros; también nosotros debemosponer nuestras vidas por los hermanos. 17Pero el quetiene bienes de este mundo y ve a su hermano tenernecesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo morael amor de Dios en él? 18Hijitos míos, no amemos depalabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.3. El Señor castiga a los que obran sin amor ni compasiónMateo 18:23,24,27, Sucede con el reino de los cielos como con un rey que28,32–34 quiso hacer cuentas con sus funcionarios. 24Estabacomenzando a hacerlas cuando le presentaron auno que le debía muchos millones. 27Y el rey tuvocompasión de él; así que le perdonó la deuda y lopuso en libertad. 28Pero al salir, aquel funcionario seencontró con un compañero suyo que le debía unapequeña cantidad. Lo agarró del cuello y comenzó aestrangularlo, diciéndole: «¡Págame lo que me debes!»32Entonces el rey lo mandó llamar, y le dijo: «¡Malvado!EMPATÍA1. Debemos ponernos en el lugar de los demásJob 2:11,13 [Al darse cuenta de que Job sufría lo indecible deresultas de la calamidad que le había sobrevenido, susamigos fueron considerados y lo acompañaron durantevarios días sin entablar conversación.] Job tenía tresamigos […]. Al enterarse estos de todas las desgraciasque le habían sucedido a Job, decidieron ir a consolarloy acompañarlo en su dolor. 13Se sentaron en el suelocon él, y durante siete días y siete noches estuvieron allí,sin decir una sola palabra, pues veían que el dolor deJob era muy grande.Jonás 4:10,11 [El Señor castigó al profeta Jonás por su falta deempatía con el pueblo de Nínive. Dios lo habíaenviado a dicha ciudad para profetizar su destruccióninmediata, pero cambió de parecer cuando los ninivitasabandonaron su impiedad después de escuchar laprofecía de Jonás. Este le reclamó entonces a Dios quehubiera tenido misericordia de la ciudad cuando él habíapredicho su destrucción.] El Señor le dijo: […] 11«¿Y nohe de apiadarme Yo de Nínive, la gran ciudad, en la quehay más de 120.000 personas que no saben distinguirentre su derecha y su izquierda, y también muchosanimales?»Mateo 7:12 Hagan ustedes con los demás como quieran que losdemás hagan con ustedes; porque en eso se resumen laLey y los Profetas. (V. también Lucas 6:31.)Mateo 22:39 Amarás a tu prójimo como a ti mismo.Romanos 12:15 Si alguno está alegre, alégrense con él; si alguno estátriste, acompáñenlo en su tristeza.1 Corintios 12:25,26 Que cada miembro del cuerpo [de creyentes] sepreocupe por los otros. 26Si un miembro del cuerposufre, todos los demás sufren también; y si un miembrorecibe atención especial, todos los demás comparten sualegría. (V. también los versículos 20–27.)Filipenses 2:2–4 Hagan completo mi gozo, siendo del mismo sentir,conservando el mismo amor, unidos en espíritu,dedicados a un mismo propósito. 3No hagan nada poregoísmo o por vanagloria, sino que con actitud humildecada uno de ustedes considere al otro como másimportante que a sí mismo, 4no buscando cada uno susempatía
  • 49. 90 912 Reyes 5:1–14 [Una joven sirvienta se compadeció de Naamán, generaldel ejército sirio aquejado de lepra, y lo animó a ir aSamaria y buscar al profeta Eliseo para que lo sanara.]5. Dios se apiada de nosotros; es compasivo y conoce nuestraslimitaciones y necesidadesSalmo 103:13,14 El Señor es, con los que lo honran, tan tierno como unpadre con sus hijos; 14pues Él sabe de qué estamoshechos: sabe bien que somos polvo.Salmo 139:1–4 Señor, Tú me has examinado y me conoces; 2Túconoces todas mis acciones; aun de lejos te das cuentade lo que pienso. 3Sabes todas mis andanzas, ¡sabestodo lo que hago! 4Aún no tengo la palabra en la lengua,y Tú, Señor, ya la conoces.Isaías 49:15,16 ¿Se olvidará la mujer de lo que dio a luz, para dejar decompadecerse del hijo de su vientre? ¡Aunque ella loolvide, Yo nunca me olvidaré de ti! 16He aquí que en laspalmas de las manos te tengo esculpida; delante de Míestán siempre tus muros.Isaías 63:9 En todas sus angustias Él estuvo afligido, y el ángel deSu presencia los salvó. En Su amor y en Su compasiónlos redimió, los levantó y los sostuvo todos los días deantaño.Mateo 6:32 El Padre celestial sabe que ustedes necesitan todasestas cosas.Hebreos 4:15 No tenemos un sumo sacerdote que no puedacompadecerse de nuestras debilidades, sino uno quefue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sinpecado.6. El Señor incluso se compadece de los malvados ydescarriados que acuden a ÉlSalmo 107:17–20,43 Enfermos y afligidos por sus propias maldades ypecados, 18no soportaban ningún alimento; ¡ya estabana las puertas de la muerte! 19Pero en su angustiaclamaron al Señor, y Él los salvó de la aflicción; 20envióSu palabra, y los sanó; ¡los libró del sepulcro! 43El quees inteligente, debe tener esto en cuenta y comprenderel amor del Señor.Jeremías 31:20 [Dios se mostró misericordioso con la tribu de Efraín,que se había apartado del Señor y estaba cautiva enYo te perdoné toda aquella deuda porque me lo rogaste.33Pues tú también debiste tener compasión de tucompañero, del mismo modo que yo tuve compasiónde ti». 34Y tanto se enojó el rey, que ordenó castigarlohasta que pagara todo lo que debía.Mateo 25:41–45 [En el Día del Juicio,] el Rey dirá a los que estén a Suizquierda: «Apártense de Mí, los que merecieron lacondenación; váyanse al fuego eterno preparado parael diablo y sus ángeles. 42Pues tuve hambre, y ustedesno me dieron de comer; tuve sed, y no me dieronde beber; 43anduve como forastero, y no me dieronalojamiento; sin ropa, y no me la dieron; estuve enfermo,y en la cárcel, y no vinieron a visitarme». 44Entoncesellos le preguntarán: «Señor, ¿cuándo te vimos conhambre o con sed, o como forastero, o falto de ropa, oenfermo, o en la cárcel, y no te ayudamos?» 45El Rey lescontestará: «Les aseguro que todo lo que no hicieronpor una de estas personas más humildes, tampoco porMí lo hicieron».4. Ejemplos de compasiónÉxodo 2:5,6 [Dios puso en la hija del faraón el deseo de adoptar aMoisés como hijo suyo:] La hija de Faraón descendióa lavarse al río, y paseándose sus doncellas por laribera del río, vio ella la arquilla en el carrizal, y envióuna criada suya a que la tomase. 6Y cuando la abrió,vio al niño; y he aquí que el niño lloraba. Y teniendocompasión de él, dijo: «De los niños de los hebreos eseste». (V. también los versículos 7–10.)2 Crónicas 28:15 [Después de derrotar al ejército de Acaz, malvado reyde Judá, los israelitas se compungieron al escuchar laspalabras del profeta del Señor y tuvieron compasiónde los que habían tomado cautivos:] Se levantaron losvarones nombrados, y tomaron a los cautivos, y deldespojo vistieron a los que de ellos estaban desnudos;los vistieron, los calzaron, y les dieron de comer y debeber, los ungieron, y condujeron en asnos a todoslos débiles, y los llevaron hasta Jericó, ciudad de laspalmeras, cerca de sus hermanos; y ellos volvieron aSamaria.empatía empatía
  • 50. 92 93Babilonia:] «¿No es Efraín Mi hijo amado? ¿No es unniño encantador? Pues siempre que hablo contra él, lorecuerdo aún más. Por eso Mis entrañas se conmuevenpor él, ciertamente tendré de él misericordia», declara elSeñor.Mateo 18:11–13 El Hijo del Hombre ha venido a salvar lo que se habíaperdido. 12¿Qué les parece? Si un hombre tiene cienovejas y una de ellas se ha descarriado, ¿no deja lasnoventa y nueve en los montes, y va en busca de ladescarriada? 13Y si sucede que la halla, en verdad lesdigo que se regocija más por esta que por las noventa ynueve que no se han descarriado.Mateo 23:37 ¡Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, yapedreas a los que son enviados a ti! ¡Cuántas vecesquise juntar tus hijos, como la gallina junta sus pollosdebajo de las alas, y no quisiste!Lucas 15:20 [El hijo pródigo] se levantó y fue a su padre. Cuandoaún estaba lejos, lo vio su padre y fue movido amisericordia, y corrió y se echó sobre su cuello y lobesó. (V. también los versículos 11–32.)Lucas 19:41,42 Cuando llegó cerca de la ciudad, al verla, lloró sobreella, 42diciendo: «¡Oh, si también tú conocieses, a lomenos en este tu día, lo que es para tu paz! Mas ahoraestá encubierto de tus ojos».7. Con Su ejemplo de amor, Jesús nos enseña a identificarnoscon los demásIsaías 53:4 Ciertamente llevó Él nuestras enfermedades y sufriónuestros dolores, ¡pero nosotros lo tuvimos porazotado, como herido y afligido por Dios!Mateo 9:36 Al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porqueestaban desamparadas y dispersas como ovejas que notienen pastor.Mateo 8:16,17 Al atardecer, le trajeron muchos endemoniados; yexpulsó a los espíritus con Su palabra, y sanó a todoslos que estaban enfermos, 17para que se cumplieralo que fue dicho por medio del profeta Isaías cuandodijo; «Él tomó nuestras flaquezas y llevó nuestrasenfermedades».Mateo 14:14 Al bajar Jesús de la barca, vio la multitud; sintiócompasión de ellos y sanó a los enfermos que llevaban.Marcos 1:41 [Jesús sana a un leproso:] Jesús tuvo compasión de él;lo tocó con la mano y dijo: «Quiero. ¡Queda limpio!»Marcos 8:2 Tengo compasión de la multitud, porque ya hace tresdías que están conmigo, y no tienen qué comer.Juan 11:33–35 [Marta y María rogaron a Jesús que resucitara asu hermano Lázaro.] Jesús, al ver llorar a Maríay a los judíos que habían llegado con ella, seconmovió profundamente y se estremeció, 34y lespreguntó: «¿Dónde lo sepultaron?» Le dijeron: «Vena verlo, Señor». 35Y Jesús lloró. [Luego Jesús rezó,y Lázaro, que llevaba cuatro días muerto, resucitómilagrosamente.]2 Corintios 8:9 Conocen la gracia de nuestro Señor Jesucristo, quesiendo rico, sin embargo por amor a ustedes se hizopobre, para que por medio de Su pobreza ustedesllegaran a ser ricos.empatía empatía
  • 51. 9594Salmo 118:24 Este es el día que el Señor ha hecho; regocijémonos yalegrémonos en él.Salmo 119:111 Por heredad he tomado Tus testimonios para siempre,porque son el gozo de mi corazón.Salmo 119:162 Me regocijo en Tu palabra, como quien halla un granbotín.Salmo 146:5 Feliz quien recibe ayuda del Dios de Jacob, quien ponesu esperanza en el Señor su Dios.Jeremías 15:16 Cuando me hablabas, yo devoraba Tus palabras; ellaseran la dicha y la alegría de mi corazón, porque yo tepertenezco, Señor y Dios todopoderoso.Hechos 2:28 Me hiciste conocer los caminos de la vida; me llenarásde gozo con Tu presencia.3. La auténtica dicha es fruto de la obediencia al SeñorSalmo 40:8 Me deleito en hacer Tu voluntad, Dios mío; Tu ley estádentro de mi corazón.Salmo 45:7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad; por tanto,te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más quea tus compañeros.Salmo 92:4 Tú, oh Señor, me has alegrado con Tus obras, cantarécon gozo ante las obras de Tus manos.Salmo 97:11 Luz está sembrada para el justo, y alegría para losrectos de corazón.Salmo 128:1,2 Feliz tú, que honras al Señor y le eres obediente.2 Comerás del fruto de tu trabajo, serás feliz y te irá bien.Mateo 25:21 [Jesús explica en una parábola:] Su señor le dijo: «Bien,buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre muchote pondré; entra en el gozo de tu señor».Lucas 11:28 Dichosos los que oyen la palabra de Dios y la guardan.Juan 13:17 Si saben esto, serán felices si lo practican.Juan 15:10,11 Si guardan Mis mandamientos, permanecerán en Miamor, así como Yo he guardado los mandamientos deMi Padre y permanezco en Su amor. 11Estas cosas leshe hablado, para que Mi gozo esté en ustedes, y sugozo sea perfecto.Hechos 2:46 [Ser discípulo del Señor es motivo de dicha.]Perseverando [los integrantes de la Iglesia primitiva]unánimes cada día en el templo, y partiendo el panen las casas, comían juntos con alegría y sencillez decorazón.FELICIDAD Y ALEGRÍA1. La felicidad verdadera es un regalo de DiosSalmo 4:7 Tú has puesto en mi corazón más alegría que enquienes tienen trigo y vino en abundancia.Eclesiastés 2:26 Al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia ygozo.Eclesiastés 8:15 Me declaro en favor de la alegría. Y lo mejor que puedehacer el hombre en este mundo es comer, beber ydivertirse, porque eso es lo único que le queda desu trabajo en los días de vida que Dios le da en estemundo.Hechos 13:52 Los discípulos estaban llenos de gozo y del EspírituSanto.Romanos 14:17 El reino de Dios no es comida ni bebida, sino justicia ypaz y gozo por el Espíritu Santo.Romanos 15:13 El Dios de la esperanza los llene de todo gozo y paz enel creer, para que abunden en esperanza por el poderdel Espíritu Santo.Gálatas 5:22 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,benignidad, bondad, fe.2. Es consecuencia de una relación estrecha con el Señor ycon Su Palabra1 Crónicas 16:27 ¡Hay gran esplendor en Su presencia! ¡Hay poder yalegría en Su santuario!Salmo 16:8,9,11 Al Señor he puesto continuamente delante de mí;porque está a mi diestra, permaneceré firme. 9Portanto, mi corazón se alegra y mi alma se regocija;también mi carne morará segura. 11Me darás a conocerla senda de la vida; en Tu presencia hay plenitud degozo; en Tu diestra hay deleites para siempre.Salmo 19:8 Los preceptos del Señor [la Palabra de Dios] son justos,porque traen alegría al corazón.Salmo 43:4 Entraré al altar de Dios, al Dios de mi alegría y de migozo; y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío.Salmo 89:15,16 Oh Señor, feliz el pueblo que sabe alabarte con alegríay camina alumbrado por Tu luz, 16que en Tu nombre sealegra todo el tiempo y se entusiasma por Tu rectitud.Salmo 104:34 Séale agradable mi meditación; yo me alegraré en elSeñor.felicidad y alegría
  • 52. 96 973 Juan 1:4 [El apóstol Juan escribe:] No tengo yo mayor gozo queeste, el oír que mis hijos andan en la verdad.6. Al apreciar las bendiciones que nos da Dios, nuestra alegríase desborda con canciones y alabanzasSalmo 65:13 Dan voces de júbilo, y aun cantan.Salmo 95:2 Entremos a Su presencia con gratitud, y cantemoshimnos en Su honor.Salmo 100:1,2,4 Aclamen con júbilo al Señor, toda la tierra. 2Sirvanal Señor con alegría; vengan ante Él con cánticos dejúbilo. 4Entren por Sus puertas con acción de gracias, ya Sus atrios con alabanza. Denle gracias, bendigan Sunombre.Salmo 144:15 ¡Feliz el pueblo que tiene todo esto! ¡Feliz el pueblo cuyoDios es el Señor!Isaías 51:3 Se hallará en ella alegría y gozo, alabanzas y cánticos.Jeremías 33:11 Voz de gozo y voz de alegría, la voz del novio y la voz dela novia, la voz de los que dicen: «Den gracias al Señorde los ejércitos, porque el Señor es bueno, porque parasiempre es Su misericordia»; y de los que traen ofrendade acción de gracias a la casa del Señor.Lucas 10:20 Alégrense […] de que sus nombres estén escritos en ellibro del cielo.1 Timoteo 6:6 Gran ganancia es la piedad acompañada decontentamiento.7. El Señor quiere que seamos felicesDeuteronomio 12:18 Te alegrarás en presencia del Señor tu Dios de toda laobra de tus manos.Nehemías 8:10 La alegría del Señor es la fortaleza de ustedes.Juan 16:24 Hasta ahora ustedes no han pedido nada en Mi nombre.Háganlo, y Dios les dará lo que pidan; así seráncompletamente felices.Filipenses 4:4 ¡Vivan con alegría su vida cristiana! Lo he dicho y lorepito: ¡Vivan con alegría su vida cristiana!8. A nuestros padecimientos y tristezas siguen mayorestriunfos y alegrías más intensasJob 5:17 Feliz el hombre a quien Dios reprende; no rechaces lareprensión del Todopoderoso.1 Juan 5:3 Este es el amor de Dios, que guardemos Susmandamientos; y Sus mandamientos no son penosos.4. La felicidad y la alegría son manifestaciones de fe yconfianza en el SeñorSalmo 5:11 Alégrense todos los que en Ti confían; den voces dejúbilo para siempre, porque Tú los defiendes; en Ti seregocijen los que aman Tu nombre.Salmo 13:5 Yo en Tu misericordia he confiado; mi corazón sealegrará en Tu salvación.Salmo 28:7 El Señor es mi poderoso protector; en Él confiéplenamente, y Él me ayudó. Mi corazón está alegre;cantaré y daré gracias al Señor. (V. también Salmo 33:21.)Proverbios 16:20 ¡Feliz aquel que confía en el Señor!Hechos 16:34 [Al darse cuenta de que por un milagro se habían rotolas cadenas de Pablo y Silas, el carcelero se volviócreyente:] Los llevó después a su casa y les dio decomer, y él y su familia estaban muy contentos porhaber creído en Dios.1 Pedro 1:8 Ustedes, aunque nunca han visto a Jesucristo, lo amany creen en Él, y tienen una alegría tan grande y hermosaque no puede describirse con palabras.5. La felicidad y la alegría se encuentran interesándose porlos demás y deseando que sean felicesProverbios 14:21 Es feliz el que se apiada de los pobres.Juan 3:29 En una boda, el que tiene a la novia es el novio; y elamigo del novio, que está allí y lo escucha, se llena dealegría al oírlo hablar.Romanos 12:15 Gócense con los que se gozan y lloren con los quelloran.1 Corintios 12:26 Si un miembro padece, todos los miembros se duelencon él, y si un miembro recibe honra, todos losmiembros con él se gozan.Filipenses 2:2 [El apóstol Pablo escribe:] Hagan completo mi gozo,siendo del mismo sentir, conservando el mismo amor,unidos en espíritu, dedicados a un mismo propósito.1 Tesalonicenses ¿Quién es nuestra esperanza o gozo o corona de gloria?2:19,20 ¿No lo son ustedes en la presencia de nuestro SeñorJesús en Su venida? 20Pues ustedes son nuestra gloriay nuestro gozo. (V. también 2 Corintios 1:14.)felicidad y alegría felicidad y alegría
  • 53. 98 99Hebreos 12:11 Ninguna disciplina al presente parece ser causa degozo, sino de tristeza; pero después da fruto apaciblede justicia a los que en ella han sido ejercitados.9. En las dificultades y sufrimientos el Señor puede darnosfelicidad espiritual interiorIsaías 29:19 Los afligidos aumentarán también su alegría en el Señor,y los necesitados de la humanidad se regocijarán en elSanto de Israel.Isaías 61:3 [El Señor me ha enviado] a dar a los afligidos de Sionuna corona en vez de ceniza, perfume de alegría en vezde llanto, cantos de alabanza en vez de desesperación.Los llamarán «robles victoriosos», plantados por elSeñor para mostrar Su gloria.Habacuc 3:17,18 Aunque la higuera no eche brotes, ni haya fruto en lasviñas; aunque falte el producto del olivo, y los camposno produzcan alimento; aunque falten las ovejas delredil, y no haya vacas en los establos, 18con todo yome alegraré en el Señor, me regocijaré en el Dios de misalvación.Romanos 5:1,2 Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Diospor medio de nuestro Señor Jesucristo: 2por el cualtambién tenemos entrada por la fe a esta gracia en lacual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanzade la gloria de Dios.2 Corintios 6:4,10 Nos recomendamos en todo como ministros de Dios.10Como entristecidos, mas siempre gozosos; comopobres, mas enriqueciendo a muchos; como noteniendo nada, mas poseyéndolo todo.2 Corintios 7:4 [El apóstol Pablo escribe:] Lleno estoy de consolación;sobreabundo de gozo en todas nuestras tribulaciones.Colosenses 1:10,11 Así podrán portarse como deben hacerlo los que sondel Señor. […] 11Pedimos que Él, con Su glorioso poder,los haga fuertes; así podrán ustedes soportarlo todocon mucha fortaleza y paciencia, y con alegría.Filipenses 4:11,12 He aprendido a contentarme, cualquiera que seami situación. 12Sé vivir humildemente, y sé tenerabundancia; en todo y por todo estoy enseñado, asípara estar saciado como para tener hambre, así paratener abundancia como para padecer necesidad.Job 42:10,12 [Job, que había sido considerado el hombre más rico detodo el Oriente, lo perdió todo. Sin embargo, al cabo deun tiempo] Dios le devolvió su prosperidad anterior, yaun le dio dos veces más de lo que antes tenía. 12Diosbendijo a Job en sus últimos años más abundantementeque en los anteriores.Salmo 30:5 Un momento será Su ira, pero Su favor dura toda lavida. Por la noche durará el lloro, y a la mañana vendrála alegría.Salmo 126:5,6 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.6Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.Mateo 5:4 Dichosos los que sufren, porque serán consolados.Juan 16:20–22 [Jesús dijo a Sus discípulos:] En verdad les digo, quellorarán y se lamentarán, pero el mundo se alegrará;ustedes estarán tristes, pero su tristeza se convertiráen alegría. 21Cuando la mujer está para dar a luz, tieneaflicción, porque ha llegado su hora; pero cuando daa luz al niño, ya no se acuerda de la angustia, por laalegría de que un niño haya nacido en el mundo. 22Portanto, ahora ustedes tienen también aflicción; pero Yolos veré otra vez, y su corazón se alegrará, y nadie lesquitará su gozo.Juan 16:33 Les digo todo esto para que encuentren paz en su uniónconmigo. En el mundo, ustedes habrán de sufrir; perotengan valor: Yo he vencido al mundo.Hebreos 10:34 [El apóstol Pablo explica que las pérdidas no suponenuna gran contrariedad para el pueblo de Dios, ya queeste espera con ilusión los galardones que recibirá en elCielo.] Ustedes tuvieron compasión de los que estabanen la cárcel, y hasta con alegría se dejaron quitar lo queposeían, sabiendo que en el cielo tienen algo que esmucho mejor y que permanece para siempre.Hebreos 12:2 [Jesús soportó el sufrimiento porque tenía puestoslos ojos en el galardón que recibiría en el Cielo y elfeliz reencuentro con Su Padre.] Jesús, el autor yconsumador de la fe, […] por el gozo puesto delante deÉl sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentóa la diestra del trono de Dios.felicidad y alegría felicidad y alegría
  • 54. 100 101Salmo 69:30,32 Alabaré con cantos el nombre de Dios; lo alabaré congratitud. 32Al ver esto, se alegrarán los afligidos y seanimará el corazón de los que buscan a Dios.Salmo 107:1,2 Den gracias al Señor, porque Él es bueno; porque parasiempre es Su misericordia. 2Díganlo los redimidos delSeñor, a quienes ha redimido de la mano del adversario.Proverbios 15:13,15 El corazón alegre hermosea el rostro; mas por el dolordel corazón el espíritu se abate. 15Todos los días delafligido son difíciles; mas el de corazón contento tieneun banquete continuo.Nehemías 12:43 Se regocijaron, porque Dios los había recreado congrande contentamiento; se alegraron también lasmujeres y los niños; y el alborozo de Jerusalén fue oídodesde lejos.Salmo 51:12,13 [El rey David rezó:] Vuélveme el gozo de Tu salvación, yespíritu noble me sustente. 13Entonces enseñaré a lostransgresores Tus caminos, y los pecadores seconvertirán a Ti.Isaías 61:10 [Nuestra felicidad es un atavío que los demás admiran.]¡Cómo me alegro en el Señor! Me lleno de gozo enmi Dios, porque me ha brindado Su salvación, ¡me hacubierto de victoria! Soy como un novio que se pone sucorona o una novia que se adorna con sus joyas.Hechos 3:8–10 [Por medio de los apóstoles Pedro y Juan, el Señorsanó a un cojo en una de las entradas del Templo. Esemilagro y la gozosa reacción del cojo atrajeron a unamultitud y resultaron en la salvación de más de cincomil personas.] El paralítico se puso en pie de un saltoy comenzó a andar; luego entró con ellos en el templo,por su propio pie, brincando y alabando a Dios. 9Todoslos que lo vieron andar y alabar a Dios, 10se llenaronde asombro y de temor por lo que había pasado, yaque conocían al hombre y sabían que era el mismo quese sentaba a pedir limosna en el templo, en la puertallamada la Hermosa.Santiago 5:13 ¿Está alguno alegre? Cante salmos.Santiago 1:2,3 Tengan por sumo gozo, hermanos míos, cuando sehallen en diversas pruebas, 3sabiendo que la prueba desu fe produce paciencia.Santiago 5:11 [El Señor considera felices aun esos momentos en queaguantamos como podemos con una sonrisa nacidade la fe.] Nosotros consideramos felices a los quesoportan con fortaleza el sufrimiento. Ustedes han oídocómo soportó Job sus sufrimientos, y saben de quémodo lo trató al fin el Señor, porque el Señor es muymisericordioso y compasivo. (V. también Santiago 1:12.)1 Pedro 3:14 Aun si por actuar con rectitud han de sufrir, ¡dichososustedes!1 Pedro 4:12–14 Amados, no se sorprendan del fuego de prueba queen medio de ustedes ha venido para probarlos, comosi alguna cosa extraña les estuviera aconteciendo.13Antes bien, en la medida en que comparten lospadecimientos de Cristo, regocíjense, para que tambiénen la revelación de Su gloria se regocijen con granalegría. 14Si ustedes son insultados por el nombre deCristo, dichosos son, pues el Espíritu de gloria y deDios reposa sobre ustedes. Ciertamente, por ellos Él esblasfemado, pero por ustedes es glorificado.Hechos 5:40,41 Ellos aceptaron [el] consejo [de Gamaliel], y despuésde llamar a los apóstoles, los azotaron y les ordenaronque no hablaran más en el nombre de Jesús y lossoltaron. 41Los apóstoles, pues, salieron de la presenciadel Concilio, regocijándose de que hubieran sidoconsiderados dignos de sufrir afrenta por Su nombre.(V. también 1 Tesalonicenses 1:6.)10. Con nuestro espíritu gozoso pregonamos lo bueno que esel Señor con nosotrosSalmo 40:2,3 Me salvó de la fosa mortal, me libró de hundirme en elpantano. Afirmó mis pies sobre una roca; dio firmeza amis pisadas. 3Hizo brotar de mis labios un nuevo canto,un canto de alabanza a nuestro Dios. Muchos, al veresto, se sintieron conmovidos y pusieron su confianzaen el Señor.Salmo 40:16 Que todos los que te buscan se llenen de alegría; quecuantos desean Tu salvación digan siempre: «¡El Señores grande!»felicidad y alegría felicidad y alegría
  • 55. 103102paciencia, para que cuando hayan hecho la voluntad deDios, obtengan la promesa.Romanos 8:28 Sabemos que para los que aman a Dios, todas lascosas cooperan para bien, esto es, para los que sonllamados conforme a Su propósito.3. Las contrariedades y desilusiones pueden ser consecuenciade intentar hacer algo por nuestras propias fuerzasSalmo 20:7,8 Algunos confían en carros y otros en caballos,pero nosotros en el nombre del Señor nuestro Diosconfiaremos. 8Ellos se doblegaron y cayeron, peronosotros nos hemos levantado y nos mantenemos enpie.Salmo 44:6 No confiaré en mi arco, ni mi espada me salvará.Salmo 127:1 Si el Señor no construye la casa, de nada sirve quetrabajen los constructores.Jeremías 17:5 El Señor dice: «Maldito aquel que aparta de Mí sucorazón, que pone su confianza en los hombres y enellos busca apoyo».Zacarías 4:6 «No por el poder ni por la fuerza, sino por Mi Espíritu»,dice el Señor de los ejércitos. (V. también Salmo 118:8.)Juan 15:5 Yo soy la vid, y ustedes son las ramas. El quepermanece unido a Mí, y Yo unido a él, da mucho fruto;pues sin Mí no pueden ustedes hacer nada. (V. tambiénJuan 9:33.)4. A veces las decepciones son consecuencia de haberintentado realizar una tarea que sobrepasa nuestrosconocimientos y experiencia o para la que no estamos dotadosSalmo 131:1 Señor, mi corazón no es soberbio, ni mis ojos altivos; noando tras las grandezas, ni en cosas demasiado difícilespara mí.Proverbios 15:22 [Una forma de evitar decepciones es pedir consejoantes de emprender una tarea.] Los pensamientos sonfrustrados donde no hay consejo; mas en la multitud deconsejeros se afirman.Jeremías 45:5 ¿Tú buscas para ti grandezas? No busques.Lucas 14:28–30 ¿Quién de ustedes, deseando edificar una torre, no sesienta primero y calcula el costo, para ver si tiene losuficiente para terminarla? 29No sea que cuando hayaechado los cimientos y no pueda terminar, todos losFRACASOS Y DESILUSIONES1. A veces el Señor permite que nuestros planes fracasenporque no ha llegado el momento de que se materialicen oporque no se ajustan a Su voluntadNúmeros 22:18 Yo no podría hacer nada, ni grande ni pequeño, quefuera contra las órdenes del Señor mi Dios.Proverbios 21:30 [Si el Señor no quiere que algo se lleve a cabo, pormuy buenas que sean nuestras ideas y planes, no severán coronados por el éxito.] No vale sabiduría, nientendimiento, ni consejo, ante el Señor.Eclesiastés 3:1 En este mundo todo tiene su hora; hay un momentopara todo cuanto ocurre.2 Corintios 13:8 Nada podemos hacer contra la verdad, sino solo a favorde la verdad.Santiago 4:13–15 Escúchenme, ustedes, los que dicen así: «Hoy omañana iremos a la ciudad; allí nos quedaremos todo unaño, y haremos buenos negocios y ganaremos muchodinero». 14¿Cómo pueden hablar así, si ni siquierasaben lo que les va a suceder mañana? Su vida escomo la niebla: aparece por un poco de tiempo, y luegodesaparece. 15Más bien deberían decir: «Si Dios quiere,viviremos y haremos esto o aquello».Salmo 37:4,5 Ama al Señor con ternura, y Él cumplirá tus deseos másprofundos. 5Pon tu vida en las manos del Señor; confíaen Él, y Él vendrá en tu ayuda.2. Los fracasos y las situaciones sombrías no deben hacernosperder la feSalmo 119:165 Los que aman Tu enseñanza gozan de mucha paz, ynada los hace caer.Isaías 26:3 Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porqueen Ti confía.Romanos 8:25 Si esperamos lo que no vemos, con paciencia loaguardamos.Filipenses 4:6,7 No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle aDios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. 7 AsíDios les dará Su paz, esa paz que la gente de estemundo no alcanza a comprender, pero que protege elcorazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.Hebreos 10:35,36 No desechen su confianza, la cual tiene granrecompensa. 36Porque ustedes tienen necesidad defracasos y desilusiones
  • 56. 104 105pensar que cosa alguna procede de nosotros, sino quenuestra suficiencia es de Dios.Mateo 26:39 [También Jesús se sometió a la voluntad de Dios.] PadreMío, si es posible, pase de Mí esta copa; pero no seacomo Yo quiero, sino como Tú.Juan 5:30 No puedo Yo de Mí mismo hacer nada: como oigo,juzgo: y Mi juicio es justo; porque no busco Mi voluntad,mas la voluntad del que me envió, del Padre.7. Los fracasos y las derrotas nos enseñan mucho y nosfortalecenProverbios 24:16 Siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse.Salmo 37:23,24 El Señor dirige los pasos del hombre y lo pone en elcamino que a Él le agrada; 24aun cuando caiga, noquedará caído, porque el Señor lo tiene de la mano.Isaías 40:30,31 Hasta los jóvenes pueden cansarse y fatigarse, hastalos más fuertes llegan a caer, 31pero los que confían enel Señor tendrán siempre nuevas fuerzas.Salmo 119:71 Me hizo bien haber sido humillado, pues así aprendí.que lo vean comiencen a burlarse de él, 30diciendo:«Este hombre comenzó a edificar y no pudo terminar».Romanos 12:16 Tengan el mismo sentir unos con otros. No sean altivosen su pensar, sino condescendiendo con los humildes.No sean sabios en su propia opinión. (V. tambiénProverbios 27:8.)5. Sea cual sea la causa de nuestra decepción, oremos paraser más pacientes, tener más confianza y apoyarnos más enel SeñorSalmo 55:22 Deja tus preocupaciones al Señor, y Él te mantendráfirme; nunca dejará que caiga el hombre que loobedece.Salmo 145:18,19 El Señor está cerca de los que lo invocan, de los quelo invocan con sinceridad. 19Él cumple los deseos delos que lo honran; cuando le piden ayuda, los oye y lossalva.Lucas 8:15 Dan fruto con perseverancia.Romanos 5:3–5 Nos gloriamos de los sufrimientos; porque sabemosque el sufrimiento nos da firmeza para soportar, 4yesta firmeza nos permite salir aprobados, y el saliraprobados nos llena de esperanza. 5Y esta esperanzano nos defrauda.Gálatas 6:9 No nos cansemos de hacer el bien porque, si seguimoshaciéndolo, Dios nos premiará a Su debido tiempo.2 Pedro 1:5,6 Deben esforzarse en añadir a su fe la buena conducta; ala buena conducta, el entendimiento; 6al entendimiento,el dominio propio; al dominio propio, la paciencia; a lapaciencia, la devoción.6. Permitamos que el Señor obre por medio de nosotros, a Sumanera y en el momento que Él juzgue más indicadoIsaías 30:15 El Señor, el Dios Santo de Israel, dice: «Vuelvan,quédense tranquilos y estarán a salvo. En la tranquilidady la confianza estará su fuerza».Mateo 6:10 Venga Tu reino. Sea hecha Tu voluntad, como en elcielo, así también en la tierra.Mateo 19:26 Jesús los miró y les dijo: «Para la gente eso es imposiblede conseguir; pero para Dios todo es posible».2 Corintios 3:4,5 Esta confianza tenemos hacia Dios por medio de Cristo.5No que seamos suficientes en nosotros mismos parafracasos y desilusiones fracasos y desilusiones
  • 57. 107106Moisés: 8 «Toma la vara y reúne a la congregación, túy tu hermano Aarón, y hablen a la peña a la vista deellos, para que la peña dé su agua». 10y Moisés y Aarónreunieron al pueblo ante la peña. Y él les dijo: «Oigan,ahora, rebeldes. ¿Sacaremos agua de esta peñapara ustedes?» 11 Entonces Moisés levantó su mano ygolpeó la peña dos veces con su vara, y brotó agua enabundancia, y bebió el pueblo y sus animales. 12Y elSeñor dijo a Moisés y a Aarón: «Porque ustedes no mecreyeron a fin de tratarme como santo ante los ojos delos israelitas, por tanto no conducirán a este pueblo a latierra que les he dado». Salmo 106:32También hicieron que Élse enojara en las aguas de Meriba, y le fue mal a Moiséspor culpa de ellos, 33puesto que fueron rebeldes contraSu Espíritu, y él habló precipitadamente con sus labios.Proverbios 29:11 El necio da rienda suelta a su ira, pero el sabio la reprime.Proverbios 14:17 El que fácilmente se enoja comete locuras.Proverbios 14:29 Ser paciente es muestra de mucha inteligencia; serimpaciente es muestra de gran estupidez.Proverbios 19:11 La prudencia consiste en refrenar el enojo, y la honra, enpasar por alto la ofensa.Proverbios 29:22 El que es violento e impulsivo, provoca peleas y cometemuchos errores.Eclesiastés 5:2,6 No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresurea proferir palabra delante de Dios; porque Dios está enel cielo, y tú sobre la tierra: por tanto, sean pocas tuspalabras. 6No sueltes tu boca para hacer pecar a tu carne.6. También conviene ayudar a los demás a reprimir su mal genioProverbios 15:1 La respuesta amable calma el enojo; la respuestaviolenta lo excita más. (V. también Proverbios 29:8.)Proverbios 15:18 El que tarde se enoja, apaciguará la rencilla.Génesis 13:7–9 [Abraham actúa juiciosamente y pone paz entre suspastores y los de su sobrino Lot.] Hubo contiendaentre los pastores del ganado de Abram y los pastoresdel ganado de Lot. (El cananeo y el ferezeo habitabanentonces en la tierra.) 8Entonces Abram dijo a Lot:«No haya ahora altercado entre nosotros dos ni entremis pastores y los tuyos, porque somos hermanos.9 ¿No está toda la tierra delante de ti? Yo te ruego queIRA Y MAL GENIO1. La Palabra de Dios nos advierte claramente que no debemosdejarnos llevar por la ira o el enojoSantiago 1:19,20 Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto paraoír, tardo para hablar, tardo para airarse; 20porque la iradel hombre no obra la justicia de Dios.Salmo 37:8 Deja la ira, y desecha el enojo; no te excites en maneraalguna a hacer lo malo.Eclesiastés 7:9 No te dejes llevar por el enojo, porque el enojo es propiode gente necia.2. La ira abre una brecha en nuestro muro de defensa espiritualProverbios 16:32 Mejor es el que tarda en airarse que el fuerte, el quedomina su espíritu que el conquistador de una ciudad.(V. también Proverbios 14:29.)Proverbios 25:28 Como ciudad derribada y sin muro, es el hombre cuyoespíritu no tiene rienda.3. Con frecuencia la ira nace del orgullo y el egoísmoProverbios 21:24 Soberbio y presuntuoso escarnecedor es el nombre delque obra con orgullosa saña.Santiago 4:1 ¿Saben por qué hay guerras y pleitos entre ustedes?¡Pues porque no saben dominar su egoísmo y su maldad!4. Si damos lugar a la ira, seremos nosotros mismos los quepaguemos las consecuenciasProverbios 19:19 El que mucho se enoja, recibe su merecido.Proverbios 25:8 No entres apresuradamente en pleito, no sea que nosepas qué hacer al fin, después que tu prójimo te hayaavergonzado.Mateo 5:22 Yo les digo que todo aquel que esté enojado con suhermano será culpable ante la corte.Romanos 12:19 Queridos hermanos, no tomen venganza ustedesmismos, sino dejen que Dios sea quien castigue; porquela Escritura dice: «“A Mí me corresponde hacer justicia;Yo pagaré”, dice el Señor».5. El hombre prudente reprime su mal genio, porque sabe quepuede conducir a errores y causar mayores perjuiciosNúmeros 20:7,8, [Moisés se deja llevar por la ira y ello lo lleva a perder10–12; la bendición de Dios, el privilegio de entrar a la cabezaSalmo 106:32,33 del pueblo a la Tierra Prometida:] El Señor habló aira y mal genio
  • 58. 108 109treinta de ellos y tomando sus despojos, dio las mudasde ropa a los que habían declarado la adivinanza. Yardiendo en ira, subió a la casa de su padre. 15:14Losfilisteos salieron a su encuentro gritando. Y el Espíritudel Señor vino sobre él con poder, y las sogas queestaban en sus brazos fueron como lino quemado confuego y las ataduras cayeron de sus manos. 15Y hallóuna quijada de asno fresca aún, y extendiendo su mano,la tomó y mató a 1.000 hombres con ella. 16:28Sansóninvocó al Señor y dijo: «Señor Dios, te ruego que teacuerdes de mí, y te suplico que me des fuerzas soloesta vez, oh Dios, para vengarme ahora de los filisteospor mis dos ojos». 29Sansón palpó las dos columnas delmedio sobre las que el edificio descansaba y se apoyócontra ellas, con su mano derecha sobre una y con sumano izquierda sobre la otra. 30Y dijo Sansón: «¡Muerayo con los filisteos!» Y se inclinó con todas sus fuerzas yel edificio se derrumbó sobre los príncipes y sobre todoel pueblo que estaba en él. Así que los que mató al morirfueron más que los que había matado durante su vida.Marcos 3:5 [Con frecuencia Jesús sintió dentro de Sí la ira deDios, como por ejemplo cuando Sus hipócritasadversarios religiosos se quedaron observando paraver si quebrantaba las leyes de Moisés sanando en díade reposo a un hombre que tenía la mano atrofiada:]Mirándolos con enojo, entristecido por la dureza de suscorazones, dijo al hombre: «Extiende tu mano». Él laextendió, y la mano le fue restaurada sana. (V. también losversículos 1–4.)Juan 2:14–16 [El mejor ejemplo de la ira de Jesús lo hallamos en elepisodio en que se encontró con unos que robaban yexplotaban a los pobres en nombre de Dios:] [Jesús]encontró en el templo a los vendedores de novillos,ovejas y palomas, y a los que estaban sentados en lospuestos donde se le cambiaba el dinero a la gente.15 Al verlo, Jesús tomó unas cuerdas, se hizo un látigoy los echó a todos del templo, junto con sus ovejasy sus novillos. A los que cambiaban dinero les arrojólas monedas al suelo y les volcó las mesas. 16A losvendedores de palomas les dijo: «¡Saquen esto de aquí!¡No hagan un mercado de la casa de Mi Padre!»te apartes de mí. Si vas a la mano izquierda, yo iré a laderecha; y si a la mano derecha, yo iré a la izquierda».1 Samuel 25:32,33 [Abigail actúa prudentemente al aplacar la ira de David,futuro rey de Israel, que quería matar al marido de ella:]32David dijo a Abigail: «Bendito sea el Señor, Dios deIsrael, que te envió hoy a encontrarme, 33bendito sea turazonamiento, y bendita seas tú, que me has impedidoderramar sangre hoy y vengarme por mi propia mano».7. Debemos desechar la ira y orar para que el Señor nos dé ensu lugar amor, paciencia, mansedumbre y voluntad de perdonar1 Corintios 13:5 [El amor] no es grosero ni egoísta. No se enoja porcualquier cosa. No se pasa la vida recordando lo maloque otros le han hecho.Efesios 4:31,32 Dejen de estar tristes y enojados. No griten ni insultena los demás. Dejen de hacer el mal. 32Por el contrario,sean buenos y compasivos los unos con los otros, yperdónense, así como Dios los perdonó a ustedes pormedio de Cristo.Colosenses 3:8, Desechen […]: ira, enojo, malicia, insultos, lenguaje12–15 ofensivo de su boca. 12Ustedes como escogidos de Dios,santos y amados, revístanse de tierna compasión, bondad,humildad, mansedumbre y paciencia; 13 soportándoseunos a otros y perdonándose unos a otros, si alguien tienequeja contra otro. Como Cristo los perdonó, así tambiénháganlo ustedes. 14 Sobre todas estas cosas, vístansede amor, que es el vínculo de la unidad. 15Que la paz deCristo reine en sus corazones, a la cual en verdad fueronllamados en un solo cuerpo; y sean agradecidos.Efesios 4:26 No se ponga el sol sobre su enojo. (V. también Santiago 3:17,18.)8. Aunque debemos evitar la ira humana, hay momentos en que espreciso denunciar el mal, las conductas nocivas y la injusticia;en tales casos, primero debemos asegurarnos de que laindignación o ira que sentimos es justa y está inspirada por DiosEfesios 4:26 Si se enojan, no permitan que eso los haga pecar.Jueces 14:19; 15:14, [En varias oportunidades el Señor ungió a Sansón de15; 16:28–30 modo que se enojara, y esa ira sirvió para derrotar a losenemigos de Su pueblo.] El Espíritu del Señor vino sobreél con gran poder, y descendió a Ascalón y mató aira y mal genio ira y mal genio
  • 59. 111110que es su dueño, y estaremos preparados para hacertoda clase de bien.1 Pedro 1:22 Puesto que en obediencia a la verdad ustedeshan purificado sus almas para un amor sincero dehermanos, ámense unos a otros entrañablemente, decorazón puro.3. El Señor puede ayudarnos a cambiar y a superar cualquiercosa; lo único que pide es nuestra dócil cooperación1 Samuel 10:6,9 [Cuando el rey Saúl era joven, Dios lo transformómediante el poder del Espíritu Santo. El profeta Samuelle aseguró:] «El Espíritu del Señor vendrá sobre ti congran poder, profetizarás con ellos y serás cambiadoen otro hombre». 9Cuando Saúl volvió la espalda paradejar a Samuel, Dios le cambió el corazón, y todasaquellas señales le acontecieron aquel mismo día.Salmo 138:8 ¡El Señor llevará a feliz término su acción en mi favor!Señor, Tu amor es eterno; ¡no dejes incompleto lo quehas emprendido!Jeremías 18:3–6 Bajé y encontré al alfarero trabajando el barro en eltorno. 4Cuando el objeto que estaba haciendo le salíamal, volvía a hacer otro con el mismo barro, hasta quequedaba como él quería. 5Entonces el Señor me dijo:6 «¿Acaso no puedo hacer Yo con ustedes, israelitas, lomismo que este alfarero hace con el barro? Ustedes sonen Mis manos como el barro en las manos del alfarero».Jeremías 32:27 Yo soy el Señor, el Dios de toda carne, ¿habrá algoimposible para Mí?Ezequiel 36:26,27 Les daré un corazón nuevo y pondré un espíritu nuevodentro de ustedes; quitaré de su carne el corazónde piedra y les daré un corazón de carne. 27Pondrédentro de ustedes Mi espíritu y haré que anden enMis estatutos, y que cumplan cuidadosamente Misordenanzas.Marcos 10:27 Para los hombres es imposible; mas para Dios, no;porque todas las cosas son posibles para Dios.Juan 8:36 Si el Hijo los hace libres, ustedes serán verdaderamentelibres.1 Juan 4:4 Hijos míos, ustedes son de Dios y han vencido […],porque mayor es Aquel que está en ustedes que el queestá en el mundo.MALAS COSTUMBRES Y VICIOS1. Causas frecuentes de malas costumbresSalmo 55:19 [Sentirse cómodo en determinada situación:] Nocambian, ni temen a Dios.Eclesiastés 8:11 [No cortar un defecto de raíz:] Porque la sentenciacontra una mala obra no se ejecuta enseguida, elcorazón de los hijos de los hombres está en ellosentregado enteramente a hacer el mal.Jeremías 22:21 [Pensar: «Siempre he sido así».] Este fue tu caminodesde tu juventud.Lucas 5:39 [Por naturaleza el ser humano se resiste a cambiar:]Nadie que haya bebido del añejo querrá luego el nuevo,porque dice: «El añejo es mejor».Santiago 1:14,15 [Ceder reiteradamente a las tentaciones nos inducea adquirir hábitos perniciosos.] Cada uno es tentado,cuando de su propia pasión es atraído y seducido.15 Entonces la pasión, después que ha concebido, da aluz el pecado; y el pecado, siendo consumado, da a luzla muerte. (V. también Romanos 6:12; 7:23.)2. Para madurar espiritualmente es necesario esforzarse porsustituir las malas costumbres por otras buenasSalmo 19:13 [El rey David rezó para que sus pecados no seconvirtieran en costumbres arraigadas:] Guardatambién a Tu siervo de pecados de soberbia; que no seenseñoreen de mí. (V. también Salmo 119:133.)1 Corintios 5:6,7 La jactancia de ustedes no es buena. ¿No saben que unpoco de levadura fermenta toda la masa? 7Limpien lalevadura vieja para que sean masa nueva.Efesios 4:22–24 [Hace falta renovarse espiritualmente:] Deben ustedesrenunciar a su antigua manera de vivir y despojarse delo que antes eran, ya que todo eso se ha corrompido,a causa de los deseos engañosos. 23Deben renovarseespiritualmente en su manera de juzgar, 24y revestirsede la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios y quese distingue por una vida recta y pura, basada en laverdad. (V. también Colosenses 3:7,8.)2 Timoteo 2:21 Si dejamos de hacer lo malo y nos olvidamos de lasfalsas enseñanzas, seremos como esos objetos útilesy muy especiales. Toda nuestra vida le será útil a Dios,malas costumbres y vicios
  • 60. 112 1131 Pedro 5:8,9 Sean de espíritu sobrio, estén alerta. Su adversario, eldiablo, anda al acecho como león rugiente, buscando aquien devorar. 9Pero resístanlo firmes en la fe.7. Debemos pedirle a Dios una actitud de superación conrespecto a nuestros malos hábitosFilipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.Romanos 4:20,21 Respecto a la promesa de Dios, Abraham no titubeócon incredulidad, sino que se fortaleció en fe, dandogloria a Dios, 21estando plenamente convencido de quelo que Dios había prometido, poderoso era tambiénpara cumplirlo.2 Corintios 3:18 [Pensemos constantemente en Jesús y en la nuevacriatura en que nos está convirtiendo:] Nosotros todos,mirando a cara descubierta como en un espejo la gloriadel Señor, somos transformados de gloria en gloria en lamisma semejanza, como por el Espíritu del Señor.2 Corintios 5:17 Si alguno está en Cristo, nueva criatura es: las cosasviejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.8. Cuando estamos intentando mejorar en algún aspectoes especialmente importante que le pidamos al Señor quenos avise cada vez que volvemos a caer en nuestras malascostumbres, para que aprendamos a rectificar nuestraconductaSalmo 32:8,9 Yo te haré saber y te enseñaré el camino en que debesandar; te aconsejaré con Mis ojos puestos en ti. 9Noseas como el caballo o como el mulo, que no tienenentendimiento; cuyos arreos incluyen brida y freno parasujetarlos, porque si no, no se acercan a ti.Salmo 143:8,10 Por la mañana hazme saber de Tu amor, porque en Tihe puesto mi confianza. Hazme saber cuál debe ser miconducta, porque a Ti dirijo mis anhelos. 10Enséñamea hacer Tu voluntad, porque Tú eres mi Dios. ¡Que Tubuen espíritu me lleve por un camino recto!Isaías 30:21 Tus oídos oirán detrás de ti estas palabras: «Este es elcamino, anden en él», ya sea que vayan a la derecha o ala izquierda.Isaías 42:16 Guiaré a los ciegos por camino que no sabían, les haréandar por sendas que no habían conocido; delante de4. Debemos evitar los vicios y malos hábitos no solo pornuestro propio bien, sino también por el de los demás, comouna manifestación de nuestro amor por ellosRomanos 14:21 Bueno es no comer carne, ni beber vino, ni nada en quetu hermano tropiece, o se ofenda o sea debilitado.Gálatas 5:13,14 Hermanos, Dios los llamó a ustedes a ser libres. Perono usen esa libertad como pretexto para hacer lo malo.Al contrario, ayúdense unos a otros por amor. 14Porquetoda la ley de Dios se resume en un solo mandamiento:«Ama a los demás como te amas a ti mismo».1 Juan 2:10 El que ama a su hermano, está en luz, y no hay tropiezoen él.5. Por el bien de la obra de Dios debemos combatir los maloshábitosHebreos 12:1 Nosotros también, teniendo en derredor nuestro tangrande nube de testigos, despojémonos de todo peso ydel pecado que nos asedia, y corramos con paciencia lacarrera que tenemos por delante.Filipenses 3:13,14 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo quequeda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamientode Dios en Cristo Jesús.6. Algunos vicios graves tienen causas espirituales2 Corintios 2:11 No seamos engañados de Satanás: pues no ignoramossus maquinaciones.2 Corintios 11:3 Temo que, así como la serpiente con su astucia engañóa Eva, las mentes de ustedes sean desviadas de lasencillez y pureza de la devoción a Cristo.Efesios 6:10–12 Hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en Su poderirresistible. 11Protéjanse con toda la armadura que Diosles ha dado, para que puedan estar firmes contra losengaños del diablo. 12Porque no estamos luchandocontra poderes humanos, sino contra malignasfuerzas espirituales del cielo, las cuales tienen mando,autoridad y dominio sobre el mundo de tinieblas quenos rodea.malas costumbres y vicios malas costumbres y vicios
  • 61. 114 11511. Con esfuerzo y con la ayuda del Señor adquiriremosbuenas costumbres con más facilidadJob 17:9 [Apoyarnos en el Señor nos fortalece:] El justo semantendrá en su camino, y el de manos limpias sefortalecerá más y más.Salmo 84:7 Irán sus fuerzas en aumento, y en Sion verán al Diossupremo.Proverbios 4:18 La senda de los justos es como la luz de la aurora, queva en aumento hasta que el día es perfecto.Juan 8:31,32 [El vivir inmersos en la Palabra de Dios nos ayudaa dejar atrás lo que una vez fuimos:] Jesús les dijoa los judíos que habían creído en Él: «Si ustedes semantienen fieles a Mi palabra, serán de veras Misdiscípulos; 32conocerán la verdad, y la verdad los harálibres».Gálatas 6:9 [No desistamos:] No nos cansemos, pues, dehacer bien; porque a su tiempo segaremos, si nodesmayamos. (V. también Hebreos 6:15; 10:35,36.)1 Timoteo 4:15 Medita estas cosas; ocúpate en ellas; para que tuaprovechamiento sea manifiesto a todos.ellos cambiaré las tinieblas en luz, y lo escabroso enllanura. Estas cosas les haré, y no los desampararé.Juan 16:13 Cuando venga el Espíritu de la verdad, Él los guiará atoda verdad.9. Necesitamos que los demás rueguen por nosotros y nosayuden a mantenernos en el buen camino, a fin de evitar caeren vicios y malas costumbresEclesiastés 4:9,10 Más valen dos que uno, pues mayor provecho obtienende su trabajo. 10Y si uno de ellos cae, el otro lo levanta.¡Pero ay del que cae estando solo, pues no habrá quienlo levante!Mateo 18:19,20 Si dos de ustedes se ponen de acuerdo sobre cualquiercosa que pidan aquí en la tierra, les será hecho por MiPadre que está en los cielos. 20Porque donde están doso tres reunidos en Mi nombre, allí estoy Yo en medio deellos.Hebreos 3:13 Exhórtense los unos a los otros cada día, mientrastodavía se dice: «Hoy»; no sea que alguno de ustedessea endurecido por el engaño del pecado.Hebreos 10:24,25 Consideremos cómo estimularnos unos a otrosal amor y a las buenas obras, 25no dejando decongregarnos, como algunos tienen por costumbre,sino exhortándonos unos a otros, y mucho más al verque el día se acerca.Santiago 5:16 Confiésense sus pecados unos a otros, y oren unos porotros para que sean sanados. La oración eficaz del justopuede lograr mucho.10. Habiendo resuelto cambiar, tengamos una actitud vigilantey rechacemos la tentación de recaer en malos hábitosGálatas 5:1 Cristo nos dio libertad para que seamos libres. Por lotanto, manténganse ustedes firmes en esa libertad y nose sometan otra vez al yugo de la esclavitud. (V. también1 Corintios 16:13.)Efesios 4:27 No le den oportunidad al diablo.1 Tesalonicenses 5:17 Oren en todo momento.Santiago 4:7 Obedezcan a Dios. Háganle frente al diablo, y él huirá deustedes.malas costumbres y vicios malas costumbres y vicios
  • 62. 117116Efesios 4:22–24 Deben ustedes renunciar a su antigua manera de viviry despojarse de lo que antes eran, ya que todo esose ha corrompido, a causa de los deseos engañosos.23Deben renovarse espiritualmente en su manera dejuzgar, 24y revestirse de la nueva naturaleza, creada aimagen de Dios y que se distingue por una vida recta ypura, basada en la verdad.Tito 3:5 Nos salvó, no por obras de justicia que nosotroshubiéramos hecho, sino por Su misericordia, por ellavamiento de la regeneración y por la renovación en elEspíritu Santo.Hebreos 10:22 Acerquémonos con corazón sincero, en plenacertidumbre de fe, purificados los corazones de malaconciencia, y lavados los cuerpos con agua pura.3. Pidamos al Señor que nos ayude a reconocer lospensamientos negativos a fin de resistirlos1 Tesalonicenses 5:21 Examínenlo todo cuidadosamente, retengan lo bueno.Mateo 7:16–20 [¿Cuál es el fruto de tales pensamientos?] Por sus frutoslos conocerán. ¿Acaso se recogen uvas de los espinoso higos de los cardos? 17 Así, todo árbol bueno da frutosbuenos; pero el árbol malo da frutos malos. 18Un árbolbueno no puede producir frutos malos, ni un árbol maloproducir frutos buenos. 19Todo árbol que no da buenfruto es cortado y echado al fuego. 20Así que, por susfrutos los conocerán.2 Corintios 2:11 Así Satanás no se aprovechará de nosotros, puesconocemos muy bien sus malas intenciones.Hebreos 3:12,13 Tengan cuidado, hermanos, no sea que en alguno deustedes haya un corazón malo de incredulidad, paraapartarse del Dios vivo. 13Antes, exhórtense los unosa los otros cada día, mientras todavía se dice: «Hoy»,no sea que alguno de ustedes sea endurecido por elengaño del pecado.Hebreos 4:12 [Midamos nuestros pensamientos por el patrón de laPalabra de Dios.] La palabra de Dios tiene vida y poder.Es más cortante que cualquier espada de dos filos, ypenetra hasta lo más profundo del alma y del espíritu,hasta lo más íntimo de la persona; y somete a juicio lospensamientos y las intenciones del corazón. (V. tambiénHechos 17:11.)OPTIMISMO/PESIMISMO1. Nada bueno se consigue dando lugar a pensamientosnegativosProverbios 23:7 [Nuestros pensamientos modelan nuestra personalidad.]Como piensa dentro de sí, así es él.Proverbios 15:13 [Los pensamientos tristes y negativos debilitan elespíritu.] Por el dolor del corazón el espíritu se abate.Lucas 6:45 [Los que albergan en su interior un cúmulo depensamientos negativos generalmente los difundenexpresándolos de viva voz.] El buen hombre del buentesoro de su corazón saca bien; y el mal hombre delmal tesoro de su corazón saca mal; porque de laabundancia del corazón habla su boca.1 Corintios 13:5 [Si obramos con amor, no pensaremos mal de losdemás.] [El amor] no es grosero ni egoísta. No se enojapor cualquier cosa. No se pasa la vida recordando lomalo que otros le han hecho.Hebreos 12:15 [Albergar pensamientos negativos hacia los demáspuede dar lugar a malentendidos, desavenencias yrencores.] Cuídense de que nadie deje de alcanzarla gracia de Dios; de que ninguna raíz de amargura,brotando, cause dificultades y por ella muchos seancontaminados.2. Debemos pedir al Señor que nos lave el corazón y nosrenueve el entendimiento a fin de que solo tengamospensamientos buenos y positivos, inspirados por ÉlSalmo 51:2,7,10 Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mipecado. 7Purifícame con hisopo, y seré limpio; lávame,y seré más blanco que la nieve. 10Crea en mí, oh Dios,un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro demí.Romanos 12:2 No vivan ya según los criterios del tiempo presente;al contrario, cambien su manera de pensar para queasí cambie su manera de vivir y lleguen a conocer lavoluntad de Dios, es decir, lo que es bueno, lo que esgrato, lo que es perfecto.1 Corintios 6:11 Fueron santificados, […] fueron justificados en elnombre del Señor Jesucristo y en el Espíritu de nuestroDios.optimismo/pesimismo
  • 63. 118 119carnales, sino poderosas en Dios para la destrucciónde fortalezas; 5destruyendo especulaciones ytodo razonamiento altivo que se levanta contra elconocimiento de Dios, y poniendo todo pensamiento encautiverio a la obediencia de Cristo.Efesios 6:10,11,16,17 Hermanos, busquen su fuerza en el Señor, en Su poderirresistible. 11Protéjanse con toda la armadura queDios les ha dado, para que puedan estar firmes contralos engaños del diablo. 16Sobre todo, que su fe seael escudo que los libre de las flechas encendidas delmaligno. 17Que la salvación sea el casco que proteja sucabeza, y que la palabra de Dios sea la espada que lesda el Espíritu Santo.1 Timoteo 6:12 Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vidaeterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendohecho la buena profesión delante de muchos testigos.Santiago 4:7 Obedezcan a Dios. Háganle frente al diablo, y él huirá deustedes.7. Que la Palabra de Dios abunde en tu mente y tu corazónJosué 1:8 Repite siempre lo que dice el libro de la ley de Dios, ymedita en él de día y de noche, para que hagas siemprelo que este ordena. Así todo lo que hagas te saldrá bien.Salmo 1:2 Pone su amor en la ley del Señor y en ella medita nochey día.Salmo 37:31 La ley de su Dios está en su corazón; por tanto suspasos no vacilarán.Salmo 119:11 En mi corazón he guardado Tus dichos, para no pecarcontra Ti.Salmo 119:148 Antes de anochecer, mis ojos ya están velando parameditar en Tu promesa.Salmo 119:162 Me regocijo en Tu palabra, como quien halla un granbotín.1 Timoteo 4:13–16 Entretanto que llego, ocúpate en la lectura de lasEscrituras, la exhortación y la enseñanza. 14Nodescuides el don espiritual que está en ti, que te fueconferido por medio de la profecía con la imposiciónde manos del presbiterio. 15Reflexiona sobre estascosas; dedícate a ellas, para que tu aprovechamientosea evidente a todos. 16Ten cuidado de ti mismo yde la enseñanza. Persevera en estas cosas, porque1 Juan 4:1 Amados, no crean a todo espíritu, sino prueben losespíritus para ver si son de Dios.4. Resistamos los pensamientos negativos desde el primerindicioSalmo 119:59 Consideré mis caminos, y volví mis pies a Tustestimonios.Salmo 119:113 Los pensamientos vanos aborrezco; mas amo Tu ley.Proverbios 4:23 Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porquede él mana la vida.Efesios 4:27 No le den oportunidad al diablo.5. Centremos nuestros pensamientos en lo positivo1 Samuel 30:6 David estaba muy angustiado […]. Pero David sefortaleció en el Señor su Dios.Salmo 27:13 Hubiera yo desmayado, si no hubiera creído que habíade ver la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.Salmo 94:19 Cuando mis inquietudes se multiplican dentro de mí, Tusconsuelos deleitan mi alma.Proverbios 16:20 El que confía en el Señor es bienaventurado. (V. tambiénSalmo 146:5.)Isaías 26:3 Al de firme propósito guardarás en perfecta paz, porqueen Ti confía.Efesios 4:32 [Tengamos presente lo mucho que valoramos que nosamen y nos comprendan. Así evitaremos criticar alos demás.] Sean buenos y compasivos los unos conlos otros, y perdónense, así como Dios los perdonó austedes por medio de Cristo.Filipenses 4:8 Hermanos, piensen en todo lo que es verdadero, entodo lo que merece respeto, en todo lo que es justoy bueno; piensen en todo lo que se reconoce comouna virtud, y en todo lo que es agradable y merece seralabado.1 Pedro 1:8 Ustedes, aunque nunca han visto a Jesucristo, lo amany creen en Él, y tienen una alegría tan grande y hermosaque no puede describirse con palabras.6. Opongamos una firme resistencia al Diablo y suspensamientos negativos2 Corintios 10:3–5 Aunque andamos en la carne, no luchamos según lacarne. 4Porque las armas de nuestra contienda no sonoptimismo/pesimismo optimismo/pesimismo
  • 64. 120 12110. Pensemos en las muchas maravillas que ha hecho el Señorpor nosotrosSalmo 40:5 Señor y Dios mío, muchas son las maravillas que Tú hashecho y las consideraciones que nos tienes. ¡Nada escomparable a Ti! Quisiera anunciarlas, hablar de ellas,pero son más de las que puedo contar.Salmo 68:19 ¡Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que díatras día lleva nuestras cargas!Salmo 103:2 Bendice, alma mía, al Señor, y no olvides ninguno deSus beneficios.Salmo 126:3 Grandes cosas ha hecho el Señor con nosotros;estamos alegres.Proverbios 10:22 La bendición del Señor es la que enriquece, y Él noañade tristeza con ella.Lucas 1:46,47,49 Engrandece mi alma al Señor; 47y mi espíritu se alegróen Dios mi Salvador, 49porque me ha hecho grandescosas el Poderoso; y santo es Su nombre.Efesios 5:20 Denle siempre gracias por todo a Dios el Padre, en elnombre de nuestro Señor Jesucristo.11. Adoptemos una actitud optimista ante las dificultades de lavida, viendo la mano del Señor en todo lo que Él nos envíeSalmo 119:71 Bueno me es haber sido humillado, para que aprendaTus estatutos.Habacuc 3:17,18 Aunque la higuera no eche brotes, ni haya fruto en lasviñas; aunque falte el producto del olivo, y los camposno produzcan alimento; aunque falten las ovejas delredil, y no haya vacas en los establos, 18con todo yome alegraré en el Señor, me regocijaré en el Dios de misalvación.Romanos 8:28 Sabemos que Dios dispone todas las cosas para elbien de quienes lo aman, a los cuales Él ha llamado deacuerdo con Su propósito.1 Tesalonicenses 5:18 Den gracias en todo, porque esta es la voluntad de Diospara ustedes en Cristo Jesús. (V. también Filipenses 4:4.)Santiago 1:2–4 Tengan por sumo gozo, hermanos míos, cuando sehallen en diversas pruebas, 3sabiendo que la pruebade su fe produce paciencia, 4y que la paciencia tengasu perfecto resultado, para que sean perfectos ycompletos, sin que nada les falte.haciéndolo asegurarás la salvación tanto para ti mismocomo para los que te escuchan.8. Meditemos en JesúsMateo 22:37 Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, y de todatu alma, y de toda tu mente.Salmo 63:5,6 Quedaré muy satisfecho, como el que disfruta de unbanquete delicioso, y mis labios te alabarán con alegría.6 Por las noches, ya acostado, te recuerdo y pienso enTi.Salmo 104:34 Quiera el Señor agradarse de mis pensamientos, puessolo en Él encuentro mi alegría.Hebreos 12:2,3 Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de Él procedenuestra fe y Él es quien la perfecciona. Jesús soportóla cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte,porque sabía que después del sufrimiento tendría gozoy alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios. 3 Porlo tanto, mediten en el ejemplo de Jesús, que sufriótanta contradicción de parte de los pecadores; por eso,no se cansen ni se desanimen.9. Dios no solo conoce nuestros pensamientos, sino que puedeimbuirnos de una mentalidad optimista1 Crónicas 28:9 [El rey David puntualizó:] En cuanto a ti, Salomón,hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele detodo corazón y con ánimo dispuesto; porque el Señorescudriña todos los corazones, y entiende todo intentode los pensamientos. Si lo buscas, Él te dejará que loencuentres; pero si lo abandonas, Él te rechazará parasiempre.Salmo 94:19 En medio de las preocupaciones que se agolpan en mimente, Tú me das consuelo y alegría.Jeremías 29:11 «Yo sé los planes que tengo para ustedes —declara elSeñor—, planes de bienestar y no de calamidad, paradarles un futuro y una esperanza».Salmo 139:17 ¡Cuán preciosos también son para mí, oh Dios, Tuspensamientos! ¡Cuán inmensa es la suma de ellos!optimismo/pesimismo optimismo/pesimismo
  • 65. 122 123sangre. 21Al verlos pasar, ella pensó: «Si pudiera tocarel manto de Jesús, con solo eso quedaría sana».Entonces se acercó a Jesús por detrás y tocó Su manto.22Jesús se dio vuelta, vio a la mujer y le dijo: «Ya no tepreocupes, tu confianza en Dios te ha sanado». Y desdeese momento la mujer quedó sana.Marcos 10:47–52 [Invocar a Jesús.] Al oír que era Jesús de Nazaret, elciego comenzó a gritar: «¡Jesús, Hijo de David, tencompasión de mí!» 48Muchos lo reprendían para quese callara, pero él gritaba más todavía: «¡Hijo de David,ten compasión de mí!» 49Entonces Jesús se detuvo, ydijo: «Llámenlo». Llamaron al ciego, diciéndole: «Ánimo,levántate; te está llamando». 50El ciego arrojó su capa,y dando un salto se acercó a Jesús, 51que le preguntó:«¿Qué quieres que haga por ti?» El ciego le contestó:«Maestro, quiero recobrar la vista». 52Jesús le dijo:«Puedes irte; por tu fe has sido sanado». En aquelmismo instante el ciego recobró la vista, y siguió aJesús por el camino.Lucas 5:4–7 [Jesús] dijo a Simón: «Sal a la parte más profunda yechen sus redes para pescar». 5Simón le contestó:«Maestro, hemos estado trabajando toda la noche y nohemos pescado nada, pero porque Tú lo pides, echarélas redes». 6Cuando lo hicieron, encerraron una grancantidad de peces, de modo que sus redes se rompían.7 Entonces hicieron señas a sus compañeros queestaban en la otra barca para que vinieran a ayudarlos.Y vinieron y llenaron ambas barcas, de tal manera quese hundían.Lucas 17:14 Jesús los vio y les dijo: «Vayan al templo, para quelos sacerdotes los examinen y vean si ustedes estántotalmente sanos». Y mientras los diez hombres iban altemplo, quedaron sanos.Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.14. Mantengamos una actitud optimista, ayudando a los demása resolver sus problemas en vez de pensar en los nuestrosProverbios 27:17 El hierro se afila con hierro, y el hombre con otrohombre.Romanos 15:1 Los que somos fuertes debemos soportar las flaquezasde los débiles, y no agradarnos a nosotros mismos.1 Pedro 4:12,13 Amados, no se sorprendan del fuego de prueba que enmedio de ustedes ha venido para probarlos, como sialguna cosa extraña les estuviera aconteciendo. 13Antesbien, en la medida en que comparten los padecimientosde Cristo, regocíjense, para que también en larevelación de Su gloria se regocijen con gran alegría.(V. también 1 Pedro 1:6.)12. Las palabras optimistas llevan buen fruto en todos, tantoen los que las dicen como en quienes las escuchanSalmo 35:28 Mi lengua hablará de Tu justicia y de Tu alabanza todo eldía.Salmo 66:16 ¡Vengan todos ustedes, los que tienen temor de Dios!¡Escuchen, que voy a contarles lo que ha hecho por mí!Salmo 100:4 Entren por Sus puertas con acción de gracias, y aSus atrios con alabanza. Denle gracias, bendigan Sunombre.Salmo 145:4 Generación a generación celebrará Tus obras, yanunciará Tus poderosos hechos.13. Obrar con optimismo equivale a una declaración denuestra fe; complace a Dios y además obra milagrosJosué 3:15–17 [El pueblo de Israel comenzó a cruzar el Jordán porfe, cuando las aguas todavía no se habían separado:]Cuando los que llevaban el arca entraron en el Jordány los pies de los sacerdotes que llevaban el arcase mojaron en la orilla del agua (porque el Jordánse desborda por todas sus riberas todos los díasde la cosecha), 16las aguas que venían de arriba sedetuvieron y se elevaron en un montón, a una grandistancia en Adam, la ciudad que está al lado deSaretán. Las aguas que descendían hacia el mar deArabá, el Mar Salado, fueron cortadas completamente.Así el pueblo pasó hasta estar frente a Jericó. 17Lossacerdotes que llevaban el arca del pacto del Señorestuvieron en tierra seca en medio del Jordán mientrasque todo Israel cruzaba sobre tierra seca, hasta quetodo el pueblo acabó de pasar el Jordán.Mateo 9:20–22 [Acudir a Jesús con fe.] En el camino, pasaron pordonde estaba una mujer que desde hacía doce añostenía una enfermedad que le hacía perder muchaoptimismo/pesimismo optimismo/pesimismo
  • 66. 124 1251 Corintios 15:58 Mis queridos hermanos, sigan firmes y constantes,trabajando siempre más y más en la obra del Señor;porque ustedes saben que no es en vano el trabajo quehacen en unión con el Señor.Gálatas 4:18 Bueno es mostrar celo en lo bueno siempre.Gálatas 6:2 Lleven los unos las cargas de los otros, y cumplan así laley de Cristo.15. Cultivemos una actitud optimista hacia los demásRomanos 12:10 Sean afectuosos unos con otros con amor fraternal; conhonra, dándose preferencia unos a otros.1 Corintios 2:2 Estando entre ustedes, no quise saber de otra cosasino de Jesucristo y, más estrictamente, de Jesucristocrucificado.Efesios 4:32 Sean buenos y compasivos los unos con los otros, yperdónense, así como Dios los perdonó a ustedes pormedio de Cristo.Colosenses 3:12 Ustedes como escogidos de Dios, santos y amados,revístanse de tierna compasión, bondad, humildad,mansedumbre y paciencia.1 Pedro 4:8 Haya sobre todo mucho amor entre ustedes, porque elamor perdona muchos pecados.16. La compañía de personas optimistas es agradableSalmo 34:2 En el Señor se gloriará mi alma; lo oirán los humildes yse regocijarán.Salmo 119:74 Los que te temen, me verán, y se alegrarán; porque enTu palabra he esperado.Proverbios 22:11 El que ama la limpieza de corazón, por la gracia de suslabios su amigo será el rey.17. Una actitud positiva y llena de fe conduce a más bendicionesy por tanto más motivos para ser optimistaProverbios 11:25 El que es generoso, prospera; el que da, también recibe.Isaías 58:10,11 Si te das a ti mismo en servicio al hambriento, siayudas al afligido en su necesidad, tu luz brillará enla oscuridad, tus sombras se convertirán en luz demediodía. 11Yo te guiaré continuamente, te daré comidaabundante en el desierto, daré fuerza a tu cuerpo yserás como un jardín bien regado, como un manantial alque no le falta el agua.Mateo 25:29 Al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que notiene, aun lo que tiene le será quitado.Lucas 6:38 Den, y les será dado; medida buena, apretada, remeciday rebosante, vaciarán en sus regazos. Porque con lamedida con que midan, se les volverá a medir.Gálatas 6:7 Todo lo que el hombre siembre, eso también segará.18. Exhortaciones y oraciones para combatir los pensamientosnegativosIsaías 55:7 Abandone el impío su camino, y el hombre malvadosus pensamientos, y vuélvase al Señor, que tendráde él compasión, al Dios nuestro, que será amplio enperdonar.Salmo 19:14 Sean gratas las palabras de mi boca y la meditación demi corazón delante de Ti, oh Señor, roca mía y Redentormío.Salmo 139:23,24 Oh Dios, examíname, reconoce mi corazón; ponme aprueba, reconoce mis pensamientos; 24mira si voy porel camino del mal, y guíame por el camino eterno.Proverbios 16:3 Encomienda tus obras al Señor, y tus propósitos seafianzarán.optimismo/pesimismo optimismo/pesimismo
  • 67. 127126usted me entregó cinco talentos; mire, he ganado otroscinco talentos». 21Su señor le dijo: «Bien, siervo bueno yfiel […]». 22Llegando también el de los dos talentos, dijo:«Señor, usted me entregó dos talentos; mire, he ganadootros dos talentos». 23Su señor le dijo: «Bien, siervobueno y fiel […]». 24Pero llegando también el que habíarecibido un talento, dijo: «Señor, yo sabía que usted esun hombre duro, que siega donde no sembró y recogedonde no ha esparcido [semilla], 25y tuve miedo, y fui yescondí su talento en la tierra; mire, aquí tiene lo que essuyo». 26Pero su señor le dijo: «Siervo malo y perezoso,sabías que siego donde no sembré, y que recojo dondeno esparcí. 27Debías entonces haber puesto mi dineroen el banco, y al llegar yo hubiera recibido mi dinero conintereses. 28Por tanto, quítenle el talento y dénselo alque tiene los diez talentos».Santiago 2:17,18,20 [Sobre los que alegan que no necesitan demostrar su fecon hechos:] La fe por sí misma, si no tiene obras, estámuerta. 18Pero alguien dirá: «Tú tienes fe y yo tengoobras. Muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostrarémi fe por mis obras». 20¿Estás dispuesto a admitir, ohhombre vano, que la fe sin obras es estéril?3. Con frecuencia el perezoso no hace caso de los buenosconsejos que le danProverbios 26:16 En su propia opinión el perezoso es más sabio que sieteque sepan aconsejar.4. La pereza muchas veces está ligada a las palabras ociosasProverbios 14:23 En todo trabajo hay ganancia, pero el vano hablarconduce solo a la pobreza.Hechos 17:21 Todos los atenienses y los extranjeros de visita allí, nopasaban el tiempo en otra cosa sino en decir o en oíralgo nuevo.1 Timoteo 5:13 Aprenden a ser ociosas, andando de casa en casa;y no solamente ociosas, sino también chismosas yentrometidas, hablando lo que no debieran.5. La pereza es un despilfarroProverbios 12:27 El indolente no asa su presa, pero la posesión máspreciosa del hombre es la diligencia.PEREZA1. El perezoso opta por lo que le parece más cómodo, perosiempre paga las consecuenciasProverbios 6:9–11 ¡Basta ya de dormir, perezoso! ¡Basta ya de estaracostado! 10Mientras tú sueñas y cabeceas, y te cruzasde brazos para dormir mejor, 11la pobreza vendrá y teatacará como un vagabundo armado.Proverbios 10:4 La mano negligente hace pobre.Proverbios 12:24 El que trabaja, dominará; el perezoso será dominado.Proverbios 13:4 El perezoso desea y nada alcanza, mas los diligentesserán prosperados.Proverbios 15:19 El camino del perezoso es como seto de espinos; masla vereda de los rectos, como una calzada.Proverbios 19:15 La pereza hace caer en profundo sueño, y el almaociosa sufrirá hambre.Proverbios 20:13 No ames el sueño, no sea que te empobrezcas.Proverbios 21:25 De deseos se muere el perezoso, porque sus manos noquieren trabajar.Proverbios 23:21 Los perezosos se visten de harapos.Proverbios 24:30–32 Pasé junto al campo del hombre perezoso, junto ala viña del hombre falto de entendimiento; 31y vi quepor toda ella habían crecido los espinos, ortigashabían cubierto la tierra y la cerca de piedra ya estabaderribada. 32Miré, y lo medité en mi corazón; lo vi, yaprendí la lección.Eclesiastés 10:18 Por negligencia se hunde el techo, y por pereza tienegoteras la casa.2. El perezoso pone muchas excusas para no hacer lo que debeProverbios 22:13 Para no trabajar, el perezoso pretexta que en la calle hayun león que lo quiere matar.Proverbios 20:4 El perezoso no ara a causa del invierno; pedirá, pues, enla siega, y no hallará.Mateo 25:14,15, El reino de los cielos es como un hombre que al19–28 emprender un viaje, llamó a sus siervos y lesencomendó sus bienes. 15Y a uno le dio cinco talentos[108 kilos de plata], a otro dos y a otro uno, a cada unoconforme a su capacidad. 19Después de mucho tiempovino el señor de aquellos siervos, y arregló cuentascon ellos. 20Y llegando el que había recibido los cincotalentos, trajo otros cinco talentos, diciendo: «Señor,pereza
  • 68. 128 129Filipenses 3:13,14 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo quequeda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamientode Dios en Cristo Jesús.1 Corintios 7:29 Esto […] digo, hermanos: que el tiempo es corto.8. Para superar la pereza y el letargo, pidámosle a Dios quenos vuelva diligentes y ataquemos el problemaEclesiastés 9:10 Todo lo que te venga a mano para hacer, hazlo segúntus fuerzas. (V. también Colosenses 3:23.)Romanos 12:11 En lo que requiere diligencia, no perezosos; fervientesen espíritu, sirviendo al Señor.1 Corintios 9:27 Vivo con mucha disciplina y trato de dominarme a mímismo.1 Corintios 15:10 Por la gracia de Dios soy lo que soy: y Su gracia no hasido en vano para conmigo; antes he trabajado más quetodos ellos: pero no yo, sino la gracia de Dios que fueconmigo.Efesios 5:16,18 Aprovechando bien el tiempo, porque los días sonmalos. 18No se embriaguen con vino, en lo cual haydisolución, sino sean llenos del Espíritu.Hebreos 6:12 No sean perezosos, sino imitadores de los que mediantela fe y la paciencia heredan las promesas.2 Timoteo 1:6 Te aconsejo que avives el fuego del don de Dios queestá en ti por la imposición de mis manos.Proverbios 18:9 El que es negligente en su trabajo es hermano delhombre destructor.Lucas 15:13,14 [El lamentable caso del hijo pródigo:] No muchosdías después, juntándolo todo, el hijo menor se fuelejos a una provincia apartada, y allí desperdició susbienes viviendo perdidamente. 14Cuando todo lo hubomalgastado, vino una gran hambre en aquella provinciay comenzó él a pasar necesidad. (La parábola completa seencuentra en los versículos 11–32.)6. La gente pierde su confianza en el perezoso y evita sucompañíaProverbios 10:26 Como el vinagre a los dientes, y como el humo a losojos, así es el perezoso a los que lo envían.2 Tesalonicenses Aun cuando estábamos con ustedes les ordenábamos3:10–12 esto: Si alguien no quiere trabajar, que tampococoma. 11Porque oímos que algunos entre ustedesandan desordenadamente, sin trabajar, pero andanmetiéndose en todo. 12A tales personas les ordenamosy exhortamos en el Señor Jesucristo, que trabajandotranquilamente, coman su propio pan.7. Para vencer la pereza debemos fijarnos objetivos y tenerpresente para qué va a servir nuestro esfuerzoProverbios 6:6–8 Ve a la hormiga, oh perezoso, mira sus caminos, y sésabio; 7la cual no teniendo capitán, ni gobernador, niseñor, 8prepara en el verano su comida, y recoge en eltiempo de la siega su mantenimiento.Proverbios 10:5 El que recoge en el verano es hombre entendido; el queduerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.Proverbios 31:27 [La mujer virtuosa] vigila la marcha de su casa, y nocome el pan de la ociosidad.Juan 4:34 Jesús les dijo: «Mi comida es que haga la voluntad delque me envió, y que acabe Su obra».Juan 9:4 Me es necesario hacer las obras del que me envió,mientras dura el día; la noche viene, cuando nadiepuede trabajar.1 Corintios 9:24 ¿No saben que los que corren en el estadio, todos enverdad corren, pero solo uno obtiene el premio? Corrande tal modo que ganen.pereza pereza
  • 69. 131130la fuerza del viento, tuvo miedo. Allí mismo empezó ahundirse, y gritó: «¡Señor, sálvame!» 31Entonces Jesúsextendió Su brazo, agarró a Pedro y le dijo: «Pedro, túconfías muy poco en Mí. ¿Por qué dudaste?»Lucas 21:34 Estén alerta, no sea que sus corazones se carguen con […]las preocupaciones de la vida, y aquel día [el de la segundavenida de Cristo] venga súbitamente sobre ustedes.2. La preocupación y el temor pueden conducirnos a grandesmales, que nos ahorraríamos si procediéramos con fe yconfianzaNúmeros 13:28–33 [El diablo se vale de nuestras preocupaciones y temorespara abultar nuestros problemas. Diez de los doceespías que envió Moisés a la Tierra Prometida parahacer un reconocimiento del terreno se preocuparon alver los adversarios a los que tendrían que hacer frente.Al volver de su misión al cabo de 40 días informaron quehabía gigantes. Caleb, sin embargo, procuró manifestarfe. Entonces los otros exageraron la situación, diciendoque todos los habitantes eran gigantes. Eso hizo quelos hebreos sintieran miedo y no se atrevieran a tomarposesión de la Tierra Prometida.]Números 14:1–4,34 La inquietud es contagiosa. Los hebreos que oyeron eldesalentador informe de los diez espías se llenaron demiedo y empezaron a quejarse, dando por hecho queserían derrotados. Cundió el pánico, y hubo una rebelión.A consecuencia de eso, Dios castigó a los israelitas a vivircuarenta años en el desierto.] (V. también Deuteronomio 1:27.)Job 3:25,26 Todo lo que yo temía, lo que más miedo me causaba,ha caído sobre mí. 26No tengo descanso ni sosiego; noencuentro paz, sino inquietud. (V. también Proverbios 10:24.)Isaías 28:16 [Si confiamos en el Señor, no actuaremos conprecipitación.] El que crea, no se apresure. (V. tambiénProverbios 19:2.)Mateo 25:24,25 [La preocupación y el temor llevaron a un hombre aenterrar el dinero que le habían encomendado en vezde invertirlo:] Llegando también el que había recibido untalento, dijo: «Señor, yo sabía que usted es un hombreduro, que siega donde no sembró y recoge donde noha esparcido, 25y tuve miedo, y fui y escondí su talentoen la tierra; mire, aquí tiene lo que es suyo». [La parábolacompleta se encuentra en los versículos 14–29 de ese capítulo.]PREOCUPACIÓN1. La preocupación es falta de fe y confianza, por prestardemasiada atención a las circunstancias en vez de poner losojos en el SeñorSalmo 127:2 [Relajémonos; no ganamos nada preocupándonos.]Es en vano que se levanten de madrugada, que seacuesten tarde, que coman el pan de afanosa labor,pues Él da a Su amado aun mientras duerme.Mateo 6:25–30 [A nosotros, que servimos a Jesús, Él nos enseña a noafanarnos por el futuro ni preocuparnos de si Él será capazde proveer para nuestras necesidades cotidianas.] Nose preocupen por su vida, qué comerán o qué beberán;ni por su cuerpo, qué vestirán. ¿No es la vida más que elalimento y el cuerpo más que la ropa? 26 Miren las aves delcielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros,y sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No sonustedes de mucho más valor que ellas? 27¿Quién deustedes, por ansioso que esté, puede añadir una hora alcurso de su vida? 28Y por la ropa, ¿por qué se preocupan?Observen cómo crecen los lirios del campo; no trabajan,ni hilan. 29Pero les digo que ni Salomón en toda su gloriase vistió como uno de ellos. 30Y si Dios así viste la hierbadel campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿nohará Él mucho más por ustedes, hombres de poca fe?Mateo 8:24–26 [Jesús puede infundirnos paz en medio de las tormentasde la vida.] Se desató sobre el lago una tormenta tanfuerte que las olas cubrían la barca. Pero Jesús se habíadormido. 25Entonces Sus discípulos fueron a despertarlo,diciéndole: «¡Señor, sálvanos! ¡Nos estamos hundiendo!»26Él les contestó: «¿Por qué tanto miedo? ¡Qué poca fetienen ustedes!» Dicho esto, se levantó y dio una orden alviento y al mar, y todo quedó completamente tranquilo.Mateo 14:25–31 [Pongamos los ojos en el Señor, no en lascircunstancias.] Todavía estaba oscuro cuando Jesús seacercó a la barca. Iba caminando sobre el agua. 26 Losdiscípulos lo vieron, pero no lo reconocieron. Llenosde miedo, gritaron: «¡Un fantasma! ¡Un fantasma!» 27Enseguida Jesús les dijo: «¡Cálmense! ¡Soy Yo! ¡No tenganmiedo!» 28Entonces Pedro le respondió: «Señor, sirealmente eres Tú, ordena que yo camine también sobreel agua y vaya hasta donde Tú estás». 29Y Jesús le dijo:«¡Ven!» De inmediato Pedro bajó de la barca. Caminósobre el agua y fue hacia Jesús. 30Pero cuando sintiópreocupación
  • 70. 132 133Proverbios 3:1,2 Hijo mío, no te olvides de Mi ley, y tu corazón guardeMis mandamientos; 2porque largura de días y años devida y paz te aumentarán.Isaías 26:3 Tú guardarás en completa paz a aquel cuyopensamiento en Ti persevera, porque en Ti ha confiado.Isaías 48:18 ¡Oh, si hubieras atendido a Mis mandamientos! Fueraentonces tu paz como un río, y tu justicia como lasondas del mar.Filipenses 4:6,7 Por nada estén afanosos; antes bien, en todo, medianteoración y súplica con acción de gracias, sean dadas aconocer sus peticiones delante de Dios. 7Y la paz deDios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará suscorazones y sus mentes en Cristo Jesús.6. No tenemos nada de que preocuparnos ni nada que temer,porque Dios está con nosotros y Él es infalibleDeuteronomio 1:29,30 No teman ni les tengan miedo. 30El Señor su Dios, queva delante de ustedes, Él peleará por ustedes.Deuteronomio 20:3,4 Escuchen, israelitas, hoy van a luchar contra susenemigos. No se desanimen ni tengan miedo; notiemblen ni se asusten, 4porque el Señor su Dios estácon ustedes; Él luchará contra los enemigos de ustedesy les dará la victoria.Deuteronomio 31:6 Sean firmes y valientes, no teman ni se aterroricen anteellos, porque el Señor tu Dios es el que va contigo; no tedejará ni te desamparará.Salmo 23:4 Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temerémal alguno; porque Tú estarás conmigo: Tu vara y Tucayado me infundirán aliento.Zacarías 8:13 Los salvaré para que sean bendición. No teman, massean fuertes sus manos.Marcos 5:36 No temas, cree solamente.Juan 14:1 [Jesús dijo:] No se preocupen. Confíen en Dios y confíentambién en Mí.Juan 14:27 La paz les dejo, Mi paz les doy; no se la doy a ustedescomo el mundo la da. No se turbe su corazón ni tengamiedo.1 Juan 5:4,5 Todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y estaes la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.5 ¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree queJesús es el Hijo de Dios?3. Comparar nuestra suerte con la de los impíos puedesuscitar preocupaciones innecesariasSalmo 37:1 No te irrites a causa de los malhechores; no tengasenvidia de los que practican la iniquidad.Salmo 37:7,35,36 Confía callado en el Señor y espera en Él con paciencia;no te irrites a causa del que prospera en su camino, porel hombre que lleva a cabo sus intrigas. 35He visto alimpío, violento, extenderse como frondoso árbol en supropio suelo. 36Luego pasó, y ya no estaba; lo busqué,pero no se pudo encontrar.Proverbios 24:19 No te enojes por causa de los malvados ni sientasenvidia de los perversos.Isaías 8:12,13 [No permitamos que se nos contagie el temor de otros.Debemos temer y obedecer al Señor.] No se asusten nitengan miedo por todo lo que a ellos les da miedo. 13AlSeñor todopoderoso es a quien hay que tener por santo;a Él es a quien hay que temer; hay que tener miedo enSu presencia.4. El Señor dice que echemos sobre Él nuestras cargas ypreocupacionesSalmo 55:22 Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; Élnunca permitirá que el justo sea sacudido.Mateo 11:28–30 Vengan a Mí, todos los que están cansados y cargados,y Yo los haré descansar. 29Tomen Mi yugo sobreustedes y aprendan de Mí, que Yo soy manso y humildede corazón, y hallaran descanso para sus almas.30 Porque Mi yugo es fácil y Mi carga ligera.1 Pedro 5:7 Pongan sus preocupaciones en las manos de Dios,pues Él tiene cuidado de ustedes.5. Cuando meditamos sobre el Señor y Su Palabra, se disipannuestras preocupacionesSalmo 112:7,8 No tiene miedo de malas noticias; su corazón está firme,confiado en el Señor. 8Su corazón está firme; no tienemiedo.Salmo 119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu ley; y no hay paraellos tropiezo.Proverbios 1:33 El que me escuche vivirá confiadamente, estarátranquilo, sin temor del mal.preocupación preocupación
  • 71. 1351342. Debemos limpiar nuestra conciencia confesando nuestrospecados2 Samuel 24:10 Después que David contó el pueblo [lo cual Dios lehabía dicho que no hiciera], le pesó en su corazón. YDavid dijo al Señor: «He pecado en gran manera porlo que he hecho. Pero ahora, oh Señor, te ruego quequites la iniquidad de Tu siervo, porque he obrado muyneciamente».Job 34:31,32 De seguro conviene decirle a Dios: «Ya he llevado elcastigo; no volveré a ofender. 32Enséñame Tú lo que yono veo; y si hice mal, no lo haré más».Salmo 32:3–5 Mientras no confesé mi pecado, mi cuerpo ibadecayendo por mi gemir de todo el día, 4pues de día yde noche Tu mano pesaba sobre mí. Como flor marchitapor el calor del verano, así me sentía decaer. 5Pero teconfesé sin reservas mi pecado y mi maldad; decidíconfesarte mis pecados, y Tú, Señor, los perdonaste.Salmo 34:18 Cercano está el Señor a los quebrantados de corazón, ysalva a los abatidos [los arrepentidos] de espíritu.(V. también Salmo 51:17.)Salmo 38:4,6,9,18 Mis maldades me tienen abrumado; son una carga queno puedo soportar. 6Todo el día ando triste, cabizbajo ydeprimido. 9Señor, Tú conoces todos mis deseos, ¡missuspiros no son un secreto para Ti! 18¡Voy a confesarmis pecados, pues me llenan de inquietud!Salmo 51:3,10 Reconozco mis rebeliones; y mi pecado está siempredelante de mí. 10Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio;y renueva un espíritu recto dentro de mí.Salmo 73:21–23 Se llenó de amargura mi alma y en mi corazón sentíapunzadas. 22Tan torpe era yo, que no entendía; ¡eracomo una bestia delante de Ti! 23Con todo, yo siempreestuve contigo; me tomaste de la mano derecha.Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará, pero el quelos confiesa y los abandona hallará misericordia.Isaías 55:6,7 Busquen al Señor mientras puedan encontrarlo,llámenlo mientras está cerca. 7Que el malvado deje sucamino, que el perverso deje sus ideas; vuélvanse alSeñor, y Él tendrá compasión de ustedes; vuélvanse anuestro Dios, que es generoso para perdonar.REMORDIMIENTO Y CONDENACIÓN1. El diablo procura que nos sintamos culpables a fin deque nos desanimemos y nos demos por vencidos; el Señor,en cambio, nos punza la conciencia para llevarnos aarrepentirnos, cambiar de conducta y seguir adelanteGénesis 4:6,7 [Caín se enojó muchísimo con su hermano Abel. ElSeñor lo animó a arrepentirse para ser aceptado, y leadvirtió que el pecado lo estaba acechando:] El Señorle dijo: «¿Por qué te enojas y pones tan mala cara? 7Sihicieras lo bueno, podrías levantar la cara; pero comono lo haces, el pecado está esperando el momento dedominarte. Sin embargo, tú puedes dominarlo a él».Salmo 130:3,4 Señor, si Tú tuvieras en cuenta las iniquidades, ¿quién,oh Señor, podría permanecer? 4Pero en Ti hay perdón,para que seas temido.Ezequiel 18:21–23 «Si el impío se aparta de todos los pecados que hacometido, guarda todos Mis estatutos y practica elderecho y la justicia, ciertamente vivirá, no morirá.22 Ninguna de las transgresiones que ha cometido leserán recordadas; por la justicia que ha practicado,vivirá. 23¿Acaso me complazco Yo en la muerte delimpío —declara el Señor Dios—, y no en que se apartede sus caminos y viva?» (V. también Ezequiel 33:10,11.)1 Corintios 11:31,32 Si, pues, nos examináramos a nosotros mismos,no seríamos juzgados; 32pero siendo juzgados,somos castigados por el Señor para que no seamoscondenados con el mundo.2 Corintios 7:10 La tristeza que es conforme a la voluntad de Diosproduce un arrepentimiento que conduce a lasalvación, sin dejar pesar; pero la tristeza del mundoproduce muerte.Apocalipsis 12:10 Oí una gran voz en el cielo, que decía: «Ahora havenido la salvación, el poder, y el reino de nuestroDios, y la autoridad de Su Cristo; porque ha sidolanzado fuera el acusador de nuestros hermanos [eldiablo], el que los acusaba delante de nuestro Dios díay noche».remordimiento y condenación
  • 72. 136 137Jeremías 31:34 Yo les perdonaré su maldad y no me acordaré másde sus pecados. Yo, el Señor, lo afirmo. (V. tambiénHebreos 8:12; 10:17.)Romanos 8:1 Ninguna condenación hay para los que están en CristoJesús, los que no andan conforme a la carne, masconforme al espíritu. (V. también Romanos 5:1.)1 Juan 3:19–21 En esto sabremos que somos de la verdad, yaseguraremos nuestros corazones delante de Él 20encualquier cosa en que nuestro corazón nos condene.Porque Dios es mayor que nuestro corazón y Él sabetodas las cosas. 21Amados, si nuestro corazón no noscondena, confianza tenemos delante de Dios.5. No debemos condenarnos a nosotros mismos aunque nosparezca que los demás no han olvidado ni perdonado lo quehicimosIsaías 50:9 El Señor es quien me ayuda; ¿quién podrá condenarme?Romanos 8:33,34 ¿Quién acusará a los escogidos de Dios? Dios es el quejustifica. 34¿Quién es el que condenará? Cristo es el quemurió; más aún, el que también resucitó, el que ademásestá a la diestra de Dios, el que también intercede pornosotros.Romanos 14:4 ¿Quién eres tú para juzgar al criado de otro? Para supropio amo está en pie o cae. En pie se mantendrá,porque poderoso es el Señor para sostenerlo en pie.6. El remordimiento persistente no da buen fruto. Debemosreconocer nuestros pecados, aceptar el perdón de Dios yluego seguir honrándolo y glorificándolo con nuestra vidaSalmo 51:12,13 Hazme sentir de nuevo el gozo de Tu salvación;sostenme con Tu espíritu generoso, 13para que yoenseñe a los rebeldes Tus caminos y los pecadores sevuelvan a Ti.Juan 8:11 [Jesús dice a la adúltera:] Ni Yo te condeno; vete, y nopeques más.2 Corintios 2:7,8 [Debemos perdonar a los demás a fin de que no losacose el remordimiento.] Ustedes más bien debieranperdonarlo y consolarlo, no sea que en alguna maneraeste sea abrumado por tanta tristeza. 8Por lo cual lesruego que reafirmen su amor hacia él.Jeremías 3:12,13 «Soy misericordioso —declara el Señor—; no guardarérencor para siempre. 13Solo reconoce tu iniquidad,pues contra el Señor tu Dios te has rebelado».Jeremías 4:14 Lava de la malicia tu corazón, oh Jerusalén, para queseas salva. ¿Hasta cuándo dejarás estar en medio de tilos pensamientos de iniquidad? (V. también Jeremías 18:8.)2 Corintios 7:11 Miren, ¡qué solicitud ha producido esto en ustedes,esta tristeza piadosa, qué vindicación de ustedesmismos, qué indignación, qué temor, qué gran afecto,qué celo, qué castigo del mal! En todo han demostradoser inocentes en el asunto. (V. los versículos 8–11 del mismocapítulo; 2 Crónicas 7:14.)3. Aceptemos por fe que la sangre de Jesucristo nos limpia detodo pecadoJuan 3:17,18 No envió Dios a Su Hijo al mundo para condenar almundo, sino para que el mundo sea salvo por Él. 18Elque en Él cree, no es condenado.Juan 5:24 El que oye Mi palabra y cree al que me envió, tiene vidaeterna y no viene a condenación, sino que ha pasadode muerte a vida.1 Juan 1:7,9 La sangre de Jesucristo, Su Hijo, nos limpia de todopecado. 9Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel yjusto para perdonar nuestros pecados y limpiarnos detoda maldad.4. Una vez que hemos confesado nuestros pecados y noshemos arrepentido, Dios no se acuerda de ellos, y nosotrostampoco debemos hacerloSalmo 103:9–13 No nos reprende en todo tiempo ni Su rencor eseterno; 10no nos ha dado el pago que merecennuestras maldades y pecados; 11tan inmenso es Suamor por los que lo honran como inmenso es el cielosobre la tierra. 12Nuestros pecados ha alejado denosotros, como ha alejado el oriente del occidente. 13El Señor es, con los que lo honran, tan tierno como unpadre con sus hijos.Isaías 44:22 He disipado como una densa nube tus transgresiones,y como espesa niebla tus pecados. Vuélvete a Mí,porque Yo te he redimido.remordimiento y condenación remordimiento y condenación
  • 73. 139 138RESENTIMIENTO O RENCOR1. La Palabra de Dios nos advierte contra los peligros delresentimiento y la amarguraProverbios 18:19 [Cuando guardamos rencor a alguien, levantamos unmuro difícil de derribar que nos aísla de los demás.] Elhermano ofendido es más tenaz que una ciudad fuerte,y las contiendas de los hermanos son como cerrojos dealcázar.Hechos 8:22,23 Arrepiéntete, pues, de esta tu maldad, y ruega a Dios, siquizás te será perdonado el pensamiento de tu corazón;23porque en hiel de amargura y en prisión de maldadveo que estás.Hebreos 12:15 Cuídense de que nadie deje de alcanzar la gracia deDios; de que ninguna raíz de amargura, brotando, causedificultades y por ella muchos sean contaminados.(V. también Deuteronomio 29:18.)Santiago 3:14 Si tienen celos amargos y ambición personal en sucorazón, no sean arrogantes y mientan así contra laverdad.2. En vez de guardar rencor, seamos amorosos, amables yperdonadoresLevítico 19:18 No te vengarás, ni guardarás rencor a los hijos de tupueblo, sino que amarás a tu prójimo como a ti mismo.Proverbios 17:9 [Con amor se puede superar el resentimiento. Sinembargo, tengamos cuidado para no reabrir viejasheridas en los demás. Lo mejor es perdonar y olvidar.]Quien pasa por alto la ofensa, crea lazos de amor; quieninsiste en ella, aleja al amigo. (V. también Proverbios 10:12.)Mateo 6:14,15 Si ustedes perdonan a otros el mal que les han hecho,su Padre que está en el cielo los perdonará también austedes; 15pero si no perdonan a otros, tampoco suPadre les perdonará a ustedes sus pecados.Mateo 18:23–35 [En la parábola de los dos deudores, Jesús dejóclaro que, si nos negamos a perdonar sinceramentea nuestros hermanos sabiendo que Él ha tenidomisericordia de nosotros y nos ha perdonado nuestrospecados, pagaremos las consecuencias.]Romanos 2:1–6 [Si ni siquiera juzgamos a los demás, no seremostan propensos a resentirnos contra ellos.] No tienesdisculpa, tú que juzgas a otros, no importa quiénFilipenses 3:13,14 Olvidando ciertamente lo que queda atrás, yextendiéndome a lo que está delante, 14prosigo a lameta, al premio del supremo llamamiento de Dios enCristo Jesús.Hebreos 12:11–13 Al presente ninguna disciplina parece ser causa degozo, sino de tristeza. Sin embargo, a los que han sidoejercitados por medio de ella, después les da frutoapacible de justicia. 12Por tanto, fortalezcan las manosdébiles y las rodillas que flaquean, 13y hagan sendasderechas para sus pies, para que la pierna coja no sedescoyunte, sino que se sane.remordimiento y condenación
  • 74. 140 141resentimiento o rencorMateo 12:34 De lo que abunda en el corazón, habla la boca.(V. también Mateo 15:11,18,19.)Romanos 3:14 Su boca está llena de maldición y de amargura.4. El Señor y Su amor pueden librarnos del pecado del rencor;Veamos tres casos:Génesis 45:4–8,15 [Si alguna vez alguien tuvo motivos para estar resentido,esa persona sería José. Sus hermanos lo despreciaron,lo vendieron despiadadamente como esclavo ymintieron a su padre diciéndole que lo había matadoun animal. Pasó un tiempo en la cárcel porque fueacusado injustamente de violación; y permaneció enella dos años más de la cuenta porque el jefe de loscoperos olvidó su promesa de procurar su libertad.Pese a todo, José se reconcilió con sus hermanos:]José dijo a sus hermanos: […] «Yo soy su hermano José,a quien ustedes vendieron a Egipto. 5Ahora pues, no seentristezcan ni les pese el haberme vendido aquí. Puespara preservar vidas me envió Dios delante de ustedes.6Porque en estos dos años ha habido hambre en latierra y todavía quedan otros cinco años en los cualesno habrá ni siembra ni siega. 7Dios me envió delante deustedes para preservarles un remanente en la tierra, ypara guardarlos con vida mediante una gran liberación.8Ahora pues, no fueron ustedes los que me enviaronaquí, sino Dios. Él me ha puesto por padre de Faraón yseñor de toda su casa y gobernador sobre toda la tierrade Egipto». 15Y besó a todos sus hermanos, y llorósobre ellos.1 Samuel 1:1–20, [Ana, futura madre de Samuel, era provocada cada2:21 año por Penina, segunda esposa de su marido Elcana.Penina tenía hijos y hacía que Ana se sintiera mal por notenerlos. Luego de años de humillación y menosprecio,Ana se resintió, y no comía bien. Después que rogó contoda el alma y confesó abiertamente su pena tanto alSeñor como al sacerdote Elí, obtuvo una gran liberacióndel resentimiento, y nunca más volvió a estar triste. Mástarde Dios la bendijo, dándole no solo a Samuel, sinotambién tres hijos y dos hijas más.]Isaías 38:10–17 [El rey Ezequías se resintió cuando sufrió unaenfermedad que estuvo a punto de costarle la vida. Enresentimiento o rencorseas. Al juzgar a otros te condenas a ti mismo, pueshaces precisamente lo mismo que hacen ellos. 2Perosabemos que Dios juzga conforme a la verdad cuandocondena a los que así se portan. 3En cuanto a ti, quejuzgas a otros y haces lo mismo que ellos, no creasque vas a escapar de la condenación de Dios. 4Túdesprecias la inagotable bondad, tolerancia y pacienciade Dios, sin darte cuenta de que es precisamente Subondad la que te está llevando a convertirte a Él. 5Perotú, como eres terco y no has querido volverte a Dios,estás amontonando castigo sobre ti mismo para el díadel castigo, cuando Dios se manifestará para dictar Sujusta sentencia 6y pagar a cada uno conforme a lo quehaya hecho.Efesios 4:31,32 Sea quitada de ustedes toda amargura, enojo, ira,gritos, insultos, así como toda malicia. 32Sean másbien amables unos con otros, misericordiosos,perdonándose unos a otros, así como también Dios losperdonó en Cristo.1 Pedro 4:8 [Aunque alguien nos haya perjudicado o tratado mal,el amor de Dios nos capacita para perdonarlo.] Sobretodo, sean fervientes en su amor los unos por los otros,pues el amor cubre multitud de pecados.3. A la larga el resentimiento brota de nuestra boca en formade quejasJob 6:2,3 [Job se queja a sus amigos:] ¡Oh, si pudiera pesarsemi sufrimiento, y ponerse en la balanza junto con micalamidad! 3Porque pesarían ahora más que la arena delos mares; por eso mis palabras han sido precipitadas.(V. también Job 7:11.)Job 10:1 [Job añadió:] Hastiado estoy de mi vida: daré riendasuelta a mi queja, hablaré en la amargura de mi alma.(V. también Job 16:6–16.)Job 23:1–4 [Job se preciaba de ser bueno; ello lo llevó a resentirsecontra Dios, pues se creía más justo que Él.] RespondióJob y dijo: 2«Hoy también hablaré con amargura,porque es más grave mi llaga que mi gemido. 3¡Quiénme diera el saber dónde hallar a Dios! Yo iría hasta Sumorada, 4expondría mi causa delante de Él y llenaría miboca de argumentos».
  • 75. 142 143aferrarnos al pasado, y en particular a nuestras quejasy rencores.] Transfórmense mediante la renovación desu mente, para que verifiquen cuál es la voluntad deDios: lo que es bueno y aceptable y perfecto. (V. tambiénEfesios 4:23.)Efesios 4:26,27 No se ponga el sol sobre su enojo, 27ni den oportunidadal diablo.Filipenses 3:13,14 [El resentimiento puede ser consecuencia de haberguardado enojo contra alguien o por algo que sucedió.El Señor, sin embargo, nos exhorta a olvidar el pasado.]Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo quequeda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamientode Dios en Cristo Jesús.Colosenses 3:13 Sean tolerantes los unos con los otros, y si alguientiene alguna queja contra otro, perdónense, así como elSeñor los ha perdonado a ustedes.sus peores momentos, pensó que el Señor se lo iba allevar. Sin embargo, suplicó a Dios con lágrimas, y a lalarga Él lo curó y lo sacó adelante victorioso.] Yo dije:«A la mitad de mis días he de entrar por las puertas delSeol (región de los muertos); se me priva del resto demis años». 11Dije: «No veré más al Señor, al Señor en latierra de los vivientes. No veré más hombre alguno entrelos habitantes del mundo. 12Como tienda de pastor, mimorada es arrancada y alejada de mí; como un tejedorenrollé mi vida. Del telar, Él me cortó; del día a la nocheacabas conmigo. 13Sosegué mi alma hasta la mañana.Como león, Él rompe todos mis huesos; del día a lanoche, acabas conmigo. 14Como una golondrina, comouna grulla, así me quejo, gimo como una paloma. Misojos miran ansiosamente a las alturas. Oh Señor, estoyoprimido, sé Tú mi ayudador. 15¿Qué diré? Pues Él meha hablado y Él mismo lo ha hecho. Andaré errantetodos mis años a causa de la amargura de mi alma.16 Oh Señor, por estas cosas viven los hombres, y entodas ellas está la vida de mi espíritu. Restabléceme lasalud y haz que viva. 17Por causa de mi bienestar tuvegran amargura. Eres Tú quien ha guardado mi alma delabismo de la nada, porque echaste tras Tus espaldastodos mis pecados».5. El rencor nace de la ira y de no querer perdonar; lossiguientes versículos presentan formas de evitarloMateo 5:23,24 Si traes tu ofrenda al altar y allí te acuerdas de quetu hermano tiene algo contra ti, 24deja allí tu ofrendadelante del altar y ve, reconcíliate primero con tuhermano, y entonces vuelve y presenta tu ofrenda.Marcos 11:25 Cuando oren, perdonen todo lo malo que otra personales haya hecho. Así, Dios, su Padre que está en el cielo,les perdonará a ustedes todos sus pecados.Romanos 8:28 [Es importante recordar que no hay mal que por bienno venga, incluso en el caso de experiencias amargas.]Sabemos que para los que aman a Dios, todas lascosas cooperan para bien, esto es, para los que sonllamados conforme a Su propósito.Romanos 12:2 [La Palabra de Dios dice que debemos renovar nuestramanera de pensar, lo cual significa que no debemosresentimiento o rencorresentimiento o rencor
  • 76. 145144Proverbios 3:21–23 Conserva siempre el buen juicio, hijo mío, y no pierdasde vista la discreción, 22pues serán para ti fuente devida y te adornarán como un collar. 23Podrás andarconfiado por el camino y jamás tropezarás.Proverbios 4:5,6 Adquiere sabiduría, adquiere inteligencia; no te olvidesni te apartes de las razones de mi boca; 6no la dejes, yella te guardará; ámala, y te conservará.Mateo 10:16 Yo los envío como ovejas en medio de lobos; por tanto,sean astutos como las serpientes e inocentes como laspalomas.Efesios 5:15 Cuiden mucho su comportamiento. No vivanneciamente, sino con sabiduría.4. La sabiduría tiene su origen en el temor [reverencia,respeto] al SeñorProverbios 9:10 El principio de la sabiduría es el temor del Señor, yel conocimiento del Santo es inteligencia. (V. tambiénSalmo 111:10.)Job 28:28 El temor del Señor es la sabiduría, y el apartarse delmal, la inteligencia.Proverbios 15:33 El temor del Señor es instrucción de sabiduría.5. La sabiduría que Dios nos da nos permite ver las cosas desdeSu óptica a fin de enjuiciarlas debidamenteJuan 7:24 No juzguen ustedes por las apariencias. Cuandojuzguen, háganlo con rectitud.1 Samuel 16:7 Dios no ve como el hombre ve, pues el hombre mira laapariencia exterior, pero el Señor mira el corazón.Proverbios 8:13–15 [La Sabiduría dice:] Honrar al Señor es odiar el mal. Yoodio el orgullo y la altanería, el mal camino y la mentira.14En mí están el plan y su realización, yo soy el buenjuicio y la fuerza. 15Gracias a mí reinan los reyes.Proverbios 24:23 También estos son dichos de los sabios: Haceracepción de personas en el juicio no es bueno.Isaías 55:8,9 «Mis pensamientos no son los pensamientos deustedes, ni sus caminos son Mis caminos —declara elSeñor—. 9 Porque como los cielos son más altos que latierra, así Mis caminos son más altos que sus caminos,y Mis pensamientos más que sus pensamientos».SABIDURÍA1. La sabiduría es un don inapreciable de DiosProverbios 16:16 Mejor es adquirir sabiduría que oro preciado; y adquiririnteligencia vale más que la plata.Job 28:12–19 ¿Dónde se halla la sabiduría? ¿Dónde se encuentrael lugar de la inteligencia? 13No conoce su valor elhombre, ni se halla en la tierra de los seres vivientes.14El abismo dice: «No está en mí», y dice el mar:«Tampoco está conmigo». 15No se dará a cambio deoro ni su precio será a peso de plata. 16No puede serpagada con oro de Ofir, con ónice precioso ni conzafiro. 17No se le pueden comparar el oro ni el diamante,ni se la cambiará por alhajas de oro fino. 18¿Y qué decirdel coral o de las perlas? ¡La sabiduría vale más que laspiedras preciosas! 19No se iguala con ella el topacio deEtiopía, ni puede pagarse con oro fino.Proverbios 3:13,14 Feliz el que halla sabiduría, el que obtiene inteligencia;14porque son más provechosas que la plata y rindenmayores beneficios que el oro. (V. también Proverbios 16:16.)Proverbios 8:11 Mejor es la sabiduría que las piedras preciosas; y todaslas cosas que se pueden desear, no son de compararcon ella.2. Es una de las virtudes más importantes que pueda haberProverbios 4:7 Lo principal es la sabiduría; adquiere sabiduría, y contodo lo que obtengas adquiere inteligencia.Eclesiastés 7:19 Da más fuerza la sabiduría al sabio, que diezgobernantes a una ciudad.Eclesiastés 9:16,18 Entonces dije yo: «Mejor es la sabiduría que la fortaleza.18Mejor es la sabiduría que las armas de guerra».Eclesiastés 7:12 La sabiduría tiene la ventaja de darle vida al sabio.Isaías 33:6 Reinarán en tus tiempos la sabiduría y la ciencia.3. La sabiduría o la falta de ella pueden determinar el éxito oel fracaso, el triunfo o la derrotaProverbios 2:10–12 Cuando la sabiduría penetre en tu corazón y elconocimiento sea grato a tu alma, 11la discreciónte guardará y te preservará la inteligencia, 12paralibrarte del mal camino, de los hombres que hablanperversamente.sabiduría
  • 77. 146 1472 Timoteo 3:15 Desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, lascuales te pueden hacer sabio para la salvación por la feque es en Cristo Jesús. (V. también los versículos 16 y 17, y2 Timoteo 2:15.)7. Pedir orientación al Señor es obrar con prudenciaIsaías 30:21 Si te desvías a la derecha o a la izquierda, oirás una vozdetrás de ti, que te dirá: «Por aquí es el camino, vayanpor aquí».Isaías 42:16 Conduciré a los ciegos por un camino que no conocen,por sendas que no conocen los guiaré; cambiarédelante de ellos las tinieblas en luz y lo escabroso enllanura. Estas cosas haré, y no las dejaré sin hacer.Isaías 48:17 Así dice el Señor, tu redentor, el Dios Santo de Israel:«Yo soy el Señor tu Dios; Yo te enseño lo que es para tubien, Yo te guío por el camino que debes seguir».Jeremías 33:3 Clama a Mí, y Yo te responderé y te revelaré cosasgrandes e inaccesibles, que tú no conoces.Oseas 6:3 Conozcamos, pues, esforcémonos por conocer alSeñor.8. También se adquiere sabiduría por medio de los consejos, lacorrección y la instrucciónProverbios 1:5 El que es sabio e inteligente, […] escucha, y adquiere asímás sabiduría y experiencia.Proverbios 9:8,9 Corrige al sabio y te ganarás su aprecio. 9Dale alsabio y se hará más sabio; enseña al hombre bueno yaumentará su saber.Proverbios 12:15 El camino del necio es derecho en su opinión; mas elque obedece al consejo es sabio.Proverbios 13:1 El hijo sabio acepta la corrección del padre; el insolenteno hace caso de reprensiones.Proverbios 13:10 Con los que reciben consejos está la sabiduría.Proverbios 13:20 Júntate con sabios y obtendrás sabiduría; júntate connecios y te echarás a perder.Proverbios 15:31 Aquel cuyo oído escucha las reprensiones de la vidamorará entre los sabios.Proverbios 19:20 Escucha el consejo, y recibe la corrección, para queseas sabio en tu vejez.Eclesiastés 7:5 Mejor es oír la reprensión del sabio que la canción delos necios.Juan 5:30 [Jesús dijo:] No puedo Yo hacer nada por Mí mismo;según oigo, así juzgo, y Mi juicio es justo, porque nobusco Mi voluntad, sino la voluntad del Padre, que meenvió.Juan 8:15,16 Ustedes juzgan según los criterios humanos. Yo nojuzgo a nadie; 16pero si juzgo, Mi juicio está de acuerdocon la verdad, porque no juzgo Yo solo, sino que elPadre que me envió juzga conmigo.6. La sabiduría que viene de lo alto consiste en aplicarcon acierto la Palabra de Dios, para lo cual es necesarioconocerla y comprenderla bienDeuteronomio 4:5,6 Yo les he enseñado estatutos y decretos tal como elSeñor mi Dios me ordenó, para que así los cumplan enmedio de la tierra en que van a entrar para poseerla.6 Así que guárdenlos y pónganlos por obra, porque estaserá su sabiduría y su inteligencia ante los ojos de lospueblos que al escuchar todos estos estatutos, dirán:«Ciertamente esta gran nación es un pueblo sabio einteligente».Salmo 19:7 El testimonio del Señor es seguro, que hace sabio alsencillo.Salmo 119:98–100 Me has hecho más sabio que mis enemigos con Tusmandamientos, porque siempre están conmigo. 99Másque todos mis enseñadores he entendido, porque Tustestimonios son mi meditación. 100Más que los viejos heentendido, porque he guardado Tus mandamientos.Salmo 119:104 De Tus preceptos he sacado entendimiento; por esoodio toda conducta falsa.Salmo 119:130 La exposición de Tus palabras imparte luz; daentendimiento a los sencillos.Salmo 119:169 Dame entendimiento conforme a Tu palabra.Mateo 7:24,25 Cualquiera que oye estas palabras Mías y las pone enpráctica, será semejante a un hombre sabio que edificósu casa sobre la roca; 25y cayó la lluvia, vinieron lostorrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa;pero no se cayó, porque había sido fundada sobre laroca.Colosenses 3:16 Que la palabra de Cristo habite en abundancia enustedes, con toda sabiduría.sabiduríasabiduría
  • 78. 148 14911. Aunque la sabiduría es un don de Dios, para obtenerladebemos buscarla con empeño y diligenciaSalmo 90:12 Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, quetraigamos al corazón sabiduría.Proverbios 2:1–6,9 Haz tuyas mis palabras, hijo mío; guarda en tu mentemis mandamientos. 2Presta oído a la sabiduría; entregatu mente a la inteligencia. 3Pide con todas tus fuerzasinteligencia y buen juicio; 4entrégate por completoa buscarlos, cual si buscaras plata o un tesoroescondido. 5Entonces sabrás lo que es honrar al Señor;¡descubrirás lo que es conocer a Dios! 6Pues el Señores quien da la sabiduría; la ciencia y el conocimientobrotan de Sus labios. 9Sabrás también lo que es recto yjusto, y estarás atento a todo lo bueno.Proverbios 5:1,2 Atiende a mi sabiduría, hijo mío; presta atención a miinteligencia. 2Así sabrás ser discreto y podrás hablarcon conocimiento.Proverbios 8:33,35 Atiendan a la instrucción; no rechacen la sabiduría.35 Porque hallar [sabiduría] es hallar la vida y ganarse labuena voluntad del Señor.Proverbios 18:15 Los sabios e inteligentes adquieren los conocimientosque buscan.12. El Señor da sabiduría a los que no se fían de su propiainteligencia1 Reyes 3:7–12 [Oración de Salomón cuando subió al trono:] «Ahora,Señor Dios mío, has hecho a Tu siervo rey en lugarde mi padre David, aunque soy un muchacho y no sécómo salir ni entrar. 8Tu siervo está en medio de Tupueblo al cual escogiste, un pueblo inmenso que no sepuede numerar ni contar por su multitud. 9 Da, pues, aTu siervo un corazón con entendimiento para juzgar aTu pueblo y para discernir entre el bien y el mal. Pues¿quién será capaz de juzgar a este pueblo Tuyo tangrande?» 10Fue del agrado a los ojos del Señor queSalomón pidiera esto. 11Y Dios le dijo: «Porque haspedido esto y no has pedido para ti larga vida, ni haspedido para ti riquezas, ni has pedido la vida de tusenemigos, sino que has pedido para ti inteligencia paraadministrar justicia, 12he hecho, pues, conforme a tuspalabras. Te he dado un corazón sabio y entendido, de9. La experiencia también enseñaDeuteronomio 32:7 Acuérdate de los días pasados; considera los años detodas las generaciones. Pregunta a tu padre, y él te lohará saber; a tus ancianos, y ellos te lo dirán.Job 32:7 Que hable la voz de la experiencia; que muestren losmuchos años su sabiduría.Job 12:12 Los ancianos tienen sabiduría; la edad les ha dadoentendimiento.10. La sabiduría es un don del Espíritu que podemos pedir a Dios1 Corintios 12:7,8 A cada uno le es dada manifestación del Espíritu paraprovecho. 8Porque a la verdad, a este es dada por elEspíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de cienciasegún el mismo Espíritu.Santiago 1:5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se lapida a Dios, quien da a todos abundantemente y sinreproche, y le será dada.Juan 14:26 El Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviaráen Mi nombre, Él les enseñará todas las cosas, y lesrecordará todo lo que les he dicho. (V. también Juan 16:13.)1 Corintios 2:9,10, Se dice en la Escritura: «Dios ha preparado para los que12,13 lo aman cosas que nadie ha visto ni oído, y ni siquierapensado». 10Estas son las cosas que Dios nos hahecho conocer por medio del Espíritu, pues el Espíritulo examina todo, hasta las cosas más profundas deDios. 12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu delmundo, sino el Espíritu que viene de Dios, para queentendamos las cosas que Dios en Su bondad nos hadado. 13 Hablamos de estas cosas con palabras que elEspíritu de Dios nos ha enseñado, y no con palabrasque hayamos aprendido por nuestra propia sabiduría.Así explicamos las cosas espirituales con términosespirituales.Efesios 1:17 Le pido al Dios de nuestro Señor Jesucristo, es decir, alPadre maravilloso, que les dé Su Espíritu para que seansabios y puedan entender cómo es Dios.1 Juan 2:20 Cristo, el Santo, los ha consagrado a ustedes con elEspíritu, y todos ustedes tienen conocimiento.Eclesiastés 2:26 Al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría y ciencia ygozo.sabiduríasabiduría
  • 79. 150 15114. La sabiduría y la obediencia a Dios van de la manoSalmo 111:10 Buen entendimiento tienen todos los que practican Susmandamientos.Salmo 119:34,35 Dame entendimiento, y guardaré Tu ley; y la observaréde todo corazón. 35Guíame por la senda de Tusmandamientos; porque en ella tengo mi voluntad.15. El sentido común que da Dios para los asuntos prácticos esparte de Su don de sabiduríaJob 32:8 Ciertamente espíritu hay en el hombre, y el soplo delOmnipotente le hace que entienda.Éxodo 31:1–6 El Señor habló además a Moisés diciendo: 2«Mira, hellamado por nombre a Bezalel, hijo de Uri, hijo de Hur,de la tribu de Judá. 3Y lo he llenado del Espíritu de Diosen sabiduría, en inteligencia, en conocimiento y en todaclase de arte, 4para elaborar diseños, para trabajar enoro, en plata y en bronce, 5y en el labrado de piedraspara engaste, y en el tallado de madera, a fin de quetrabaje en toda clase de labor. 6Mira, Yo mismo henombrado con él a Aholiab, hijo de Ahisamac, de la tribude Dan. En el corazón de todos los que son hábiles hepuesto habilidad a fin de que hagan todo lo que te hemandado». (V. también Éxodo 36:2.)16. Orar y proceder con cautela es actuar juiciosamenteEclesiastés 8:5 El corazón del sabio discierne cuándo y cómo cumplir[el mandamiento].Proverbios 14:29 Ser paciente es muestra de mucha inteligencia; serimpaciente es muestra de gran estupidez.Proverbios 19:11 La prudencia consiste en refrenar el enojo, y la honra, enpasar por alto la ofensa.Santiago 1:19,20 Recuerden esto, queridos hermanos: todos ustedesdeben estar listos para escuchar; en cambio deben serlentos para hablar y para enojarse. 20Porque el hombreenojado no hace lo que es justo ante Dios.17. En una conversación, el prudente a veces guarda silencio;jamás se apresura a responder, y está siempre orandoJob 13:5 ¡Si al menos guardaran ustedes silencio, podrían pasarpor personas sabias!modo que no ha habido ninguno como tú antes de ti, nise levantará ninguno como tú después de ti».Proverbios 3:5–7 Confía de todo corazón en el Señor y no en tu propiainteligencia. 6Ten presente al Señor en todo lo quehagas, y Él te llevará por el camino recto. 7No te creasdemasiado sabio; honra al Señor y apártate del mal.Proverbios 11:2 Con los humildes está la sabiduría.Lucas 10:21 Jesús se regocijó en el Espíritu, y dijo: «Yo te alabo, ohPadre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondisteestas cosas de los sabios y entendidos [del mundo], ylas has revelado a los niños [a los que no son eruditos].Sí, Padre, porque así te agradó».13. La sabiduría de este mundo contrasta con la de Dios1 Corintios 3:18,19 Que nadie se engañe: si alguno de ustedes se creesabio según la sabiduría de este mundo, vuélvase comoun ignorante, para así llegar a ser verdaderamentesabio. 19 Pues la sabiduría de este mundo es puratontería para Dios. En efecto, la Escritura dice: «Diosatrapa a los sabios en la propia astucia de ellos».Proverbios 26:12 ¿Has visto hombre sabio en su opinión? Más esperanzahay del necio que de él.Isaías 5:21 ¡Ay de los sabios en sus propios ojos, y de los que sonprudentes delante de sí mismos!Romanos 1:22 Profesando ser sabios, se hicieron necios.Santiago 3:13–17 Si entre ustedes hay alguno sabio y entendido, que lodemuestre con su buena conducta, con la humildadque su sabiduría le da. 14Pero si ustedes dejan que laenvidia les amargue el corazón, y hacen las cosas porrivalidad, entonces no tienen de qué enorgullecersey están faltando a la verdad. 15Porque esta sabiduríano es la que viene de Dios, sino que es sabiduría deeste mundo, de la mente humana y del diablo mismo.16Donde hay envidias y rivalidades, hay tambiéndesorden y toda clase de maldad; 17pero los que tienenla sabiduría que viene de Dios, llevan ante todo una vidapura; y además son pacíficos, bondadosos y dóciles.Son también compasivos, imparciales y sinceros, yhacen el bien.sabiduríasabiduría
  • 80. 153 152SOLEDAD1. Una vez que tenemos a Jesús en nuestro corazón, siemprepodemos contar con Su compañía y amorDeuteronomio 31:6 El Señor tu Dios es el que va contigo; no te dejará ni tedesamparará.Isaías 44:21 Israel, no me olvidaré de ti.Isaías 54:10 Los montes se moverán, y los collados temblarán; masno se apartará de ti Mi misericordia.Jeremías 31:3 [El Señor dice:] Con amor eterno te he amado; por tanto,te prolongué Mi misericordia.Mateo 28:20 Yo [Jesús] estaré siempre con ustedes hasta el fin delmundo.Romanos 8:38,39 Estoy seguro de que ni la muerte ni la vida, ni ángeles niprincipados ni potestades, ni lo presente ni lo por venir,39 ni lo alto ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creadanos podrá separar del amor de Dios, que es en CristoJesús, Señor nuestro.2 Timoteo 4:16,17 En mi primera defensa ninguno estuvo a mi lado, sinoque todos me desampararon; no les sea tomado encuenta. 17Pero el Señor estuvo a mi lado, y me diofuerzas.Hebreos 13:5 [El Señor promete:] No te desampararé, ni te dejaré.Isaías 66:13 [El Señor dice:] Como una madre consuela a su hijo, asílos consolaré Yo a ustedes.Juan 14:18 No los dejaré huérfanos; vendré a ustedes. (V. tambiénIsaías 51:12; Juan 14:16.)2 Tesalonicenses Que nuestro Señor Jesucristo mismo, y Dios nuestro2:16,17 Padre, que nos ha amado y nos ha dado consueloeterno y esperanza gracias a Su bondad, 17anime suscorazones y los mantenga a ustedes constantes enhacer y decir siempre lo bueno.2. Aunque nuestras amistades terrenales nos fallen, el Señornunca nos defraudaSalmo 27:10 Aunque mi padre y mi madre me abandonen, Tú, Señor,te harás cargo de mí.Salmo 142:4,5 Vuelvo la mirada a la derecha y nadie viene en mi ayuda.¡No hay nadie que me defienda! ¡No hay nadie que sepreocupe de mí! 5A Ti clamo, Señor, y te digo: «Tú eresmi refugio; Tú eres todo lo que tengo en esta vida».Job 15:2,3 ¿Debe responder un sabio con hueca sabiduría yllenarse de viento del este? 3¿Debe argumentar conrazones inútiles o con palabras sin provecho?Proverbios 10:32 Los labios del justo saben hablar lo que agrada; mas laboca de los impíos habla perversidades.Proverbios 17:27 El que retiene sus palabras tiene conocimiento, y el deespíritu sereno es hombre entendido.Santiago 3:13 Si alguno de ustedes es sabio y entendido, demuéstrelohaciendo el bien y portándose con humildad.18. Cuando nos dejamos guiar por la sabiduría del Señor, elfruto siempre es buenoProverbios 19:8 El que adquiere cordura ama su alma; el que guarda laprudencia hallará el bien.Proverbios 11:30 El fruto del justo es árbol de vida; y el que gana almases sabio.sabiduría
  • 81. 154 1554. El propio Jesús se sintió a veces solo y abandonadoIsaías 53:3,4,6,12 Fue despreciado y desechado de los hombres, varónde dolores y experimentado en aflicción; y como uno dequien los hombres esconden el rostro, fue despreciado,y no lo estimamos. 4Ciertamente Él llevó nuestrasenfermedades, y cargó con nuestros dolores. Con todo,nosotros lo tuvimos por azotado, por herido de Dios yafligido. 6El Señor hizo que cayera sobre Él la iniquidadde todos nosotros. 12Derramó Su alma hasta la muertey con los transgresores fue contado; llevó el pecado demuchos, e intercedió por los transgresores.Juan 16:32 [Jesús puntualiza:] Ya llega la hora, y es ahora mismo,cuando ustedes se dispersarán cada uno por su lado, yme dejarán solo.Mateo 26:56 [La noche en que Jesús se encontraba en el huerto deGetsemaní lo abandonaron Sus más fieles seguidores:]En ese momento, todos los discípulos abandonaron aJesús y huyeron.Mateo 27:46 [A fin de salvarnos, Jesús sufrió la soledad en sumáxima expresión; es decir, conoció lo que es estarseparado de Dios y pasar por la muerte:] A esahora, Jesús gritó con mucha fuerza : «¡Eli, Eli!, ¿lemásabactani?» Eso quiere decir: «¡Dios Mío, Dios Mío! ¿Porqué me has abandonado?» (V. el Salmo 22.)Hebreos 4:15,16 No tenemos un sumo sacerdote que no puedacompadecerse de nuestras debilidades, sino uno quefue tentado en todo según nuestra semejanza, pero sinpecado. 16Acerquémonos, pues, confiadamente al tronode la gracia, para alcanzar misericordia y hallar graciapara el oportuno socorro.5. Tomemos la iniciativa de ofrecer nuestra amistad a losdemás para animarlos y aliviar su soledadJob 2:11 Tres amigos de Job, […] al enterarse de todo este malque le había sobrevenido, llegaron cada uno de sutierra, habiendo acordado venir juntos a condolerse conél y a consolarlo.Job 6:14 Para el abatido, debe haber compasión de parte de suamigo.soledadIsaías 49:15,16 ¿Puede una mujer olvidar a su niño de pecho, sincompadecerse del hijo de sus entrañas? Aunque ellase olvidara, Yo no te olvidaré. 16En las palmas de Mismanos, te he grabado; tus muros están constantementedelante de Mí.3. A veces el Señor permite que nos sintamos solos para quenos acerquemos a ÉlSalmo 38:11,15 Mis amigos y mis compañeros se mantienen lejos de miplaga, y mis parientes se mantienen a distancia. 15En Tiespero, oh Señor; Tú responderás, Señor, Dios mío.Salmo 63:1,5-7 Dios, Dios mío eres Tú; de madrugada te buscaré; mialma tiene sed de Ti, mi carne te anhela, en tierra secay árida donde no hay aguas. 5Como de meollo y degrosura será saciada mi alma, y con labios de júbilote alabará mi boca, 6cuando me acuerde de Ti en milecho, cuando medite en Ti en las vigilias de la noche.7 Porque has sido mi socorro, y así en la sombra de Tusalas me regocijaré.Salmo 73:25,26,28 ¿A quién tengo yo en el cielo? ¡Solo a Ti! Estandocontigo nada quiero en la tierra. 26Todo mi ser seconsume, pero Dios es mi herencia eterna y el quesostiene mi corazón. 28 Yo me acercaré a Dios, puespara mí eso es lo mejor.Salmo 84:10 Mejor es un día en Tus atrios que mil fuera de ellos.Cantares 3:3,4 Me hallaron los guardas que rondan la ciudad, y les dije:«¿Han visto al que ama mi alma?» 4Apenas los habíapasado cuando hallé al que ama mi alma; lo agarré y noquise soltarlo.Isaías 26:9 Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto queme dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte.Mateo 22:37 Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todatu alma, y con toda tu mente.Filipenses 3:8 Ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdidapor la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, miSeñor. Por amor a Él lo he perdido todo y lo tengo porbasura, para ganar a Cristo.Colosenses 2:10 Ustedes han sido hechos completos en Él.Colosenses 3:2 Piensen en las cosas del cielo, no en las de la tierra.soledad
  • 82. 156 157Colosenses 3:14 Sobre todo revístanse de amor, que es el lazo de laperfecta unión.1 Pedro 3:8 Vivan todos ustedes en armonía, unidos en un mismosentir y amándose como hermanos. Sean bondadosos yhumildes. (V. también 1 Pedro 4:8.)1 Corintios 13:8 El amor nunca deja de ser.1 Samuel 23:16 [El trato con otros puede infundirnos ánimo.] Un día,Jonatán, el hijo de Saúl, fue a ver a David en Hores, y adarle ánimo fortaleciendo su confianza en Dios.Proverbios 18:24 El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo.Proverbios 27:10 Mejor es el vecino cerca que el hermano lejos.Lucas 6:31 Traten a los demás como les gustaría que los demás lostrataran a ustedes.1 Corintios 10:13 [En algún momento, todos nos sentimos solos.] Ustedesno han pasado por ninguna tentación que otros nohayan tenido.Filipenses 2:4 No mirando cada uno a lo suyo propio, sino cada cualtambién a lo de los otros.1 Tesalonicenses 3:12 Que el Señor los haga crecer y tener todavía más amorlos unos para con los otros y para con todos.6. Evangelizar es una forma de contrarrestar nuestra propiasoledadSalmo 126:5,6 Los que sembraron con lágrimas, con regocijo segarán.6Irá andando y llorando el que lleva la preciosa semilla;mas volverá a venir con regocijo, trayendo sus gavillas.Mateo 5:15,16 [No] se enciende una lámpara para ponerla bajo uncajón; antes bien, se la pone en alto para que alumbrea todos los que están en la casa. 16Del mismo modo,procuren ustedes que su luz brille delante de la gente,para que, viendo el bien que ustedes hacen, todosalaben a su Padre que está en el cielo.Lucas 14:23 Dijo el señor al siervo: «Ve por los caminos y por losvallados, y fuérzalos a entrar, para que se llene micasa».Romanos 10:14,15 ¿Cómo, pues, invocarán a Aquel en quien no hancreído? ¿Y cómo creerán en Aquel de quien no hanoído? ¿Y cómo oirán sin haber quien les predique?15¿Y cómo predicarán si no son enviados? Tal comoestá escrito: «¡Cuán hermosos son los pies de los queanuncian el evangelio del bien!»7. Manifestando verdadero amor se hace fácil ganar amigos2 Corintios 9:6 El que siembra escasamente, también segaráescasamente; y el que siembra generosamente,generosamente también segará.soledadsoledad
  • 83. 159158semilla de mostaza, le dirían a este cerro: “Quítate deaquí y vete a otro lugar”, y el cerro se quitaría. Nada lessería imposible».Filipenses 4:6,7 Por nada estén afanosos; antes bien, en todo, medianteoración y súplica con acción de gracias, sean dadas aconocer sus peticiones delante de Dios. 7Y la paz deDios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará suscorazones y sus mentes en Cristo Jesús.Santiago 1:6,7 Pida con fe, no dudando nada; porque el que duda essemejante a la onda del mar, que es arrastrada por elviento y echada de una parte a otra. 7No piense, pues,quien tal haga, que recibirá cosa alguna del Señor.2. Si confiamos en el Señor, no tenemos nada que temer, puestoque Jesús es infalibleNúmeros 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, ni hijo de hombrepara que se arrepienta. Él dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y nolo ejecutará?Job 42:2 Yo reconozco que todo lo puedes.Salmo 37:5 Encomienda al Señor tu camino, confía en Él, que Élactuará.Salmo 55:22 Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; Élnunca permitirá que el justo sea sacudido.Jeremías 32:27 Yo soy el Señor, el Dios de toda carne, ¿habrá algoimposible para Mí?Mateo 9:28 «¿Creen ustedes que puedo sanarlos?» Ellosrespondieron: «Sí lo creemos, Señor».Mateo 19:26 Mirándolos Jesús, les dijo: «Para los hombres esto esimposible; mas para Dios todo es posible».2 Corintios 1:20 Todas las promesas de Dios son en Él «Sí», y en Él«Amén», por medio de nosotros, para la gloria de Dios.Filipenses 4:13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.1 Pedro 5:7 Pongan sus preocupaciones en las manos de Dios,pues Él tiene cuidado de ustedes.3. Si intentamos hacerlo todo con nuestras fuerzas carnales,nuestros temores están bien fundados, puesto que estamosdestinados al fracaso1 Samuel 2:9 No por la fuerza ha de prevalecer el hombre.Salmo 33:16,17 Ningún rey se salva por su gran ejército, ni se salvan losvalientes por su mucha fuerza; 17los caballos no sirvenTEMOR AL FRACASO1. El temor al fracaso nace de una falta de fe, y él mismo es lasemilla del fracaso, ya que solo la fe triunfaNúmeros 14:1–3,26, [Diez de los doce espías que reconocieron la Tierra28,29,31,34 Prometida informaron temerosos que allí habitabangigantes y que era imposible conquistarla. Sus palabrassembraron el miedo entre la gente.] Los israelitascomenzaron a gritar, y aquella noche se la pasaronllorando. 2Todos ellos se pusieron a hablar mal deMoisés y de Aarón. Decían: «¡Ojalá hubiéramos muertoen Egipto, o aquí en el desierto! 3¿Para qué nos trajoel Señor a este país? ¿Para morir en la guerra, y quenuestras mujeres y nuestros hijos caigan en poder delenemigo?» 26El Señor se dirigió a Moisés y Aarón, yles dijo: 28«Ve a decirles de Mi parte: “Yo, el Señor, juropor Mi vida que voy a hacer que les suceda a ustedeslo mismo que les he oído decir. 29Todos los mayoresde veinte años que fueron registrados en el censo yque han hablado mal de Mí, morirán, y sus cadáveresquedarán tirados en este desierto. 31En cambio, a sushijos, de quienes ustedes decían que iban a caer enpoder de sus enemigos, los llevaré al país que ustedeshan despreciado, para que ellos lo disfruten. 34Ustedesestuvieron cuarenta días explorando el país; puestambién estarán cuarenta años pagando su castigo: unaño por cada día”». (V. todo el relato en Números 13:27–33;14:1–4,26–34.)Job 3:25 Todo lo que yo temía, lo que más miedo me causaba, hacaído sobre mí.Isaías 7:9 Si ustedes no […] creen, de cierto no permanecerán.Mateo 13:58 No hizo [Jesús] allí muchas maravillas, a causa de laincredulidad de ellos.Mateo 17:16,18–20 [El padre de un muchacho que sufría ataques dijo aJesús:] «Se lo traje a Tus discípulos, pero no han podidosanarlo». 18Entonces Jesús reprendió al demonio y lohizo salir del muchacho, que quedó sano desde aquelmomento. 19Después los discípulos hablaron apartecon Jesús, y le preguntaron: «¿Por qué no pudimosnosotros expulsar el demonio?» 20Jesús les dijo:«Porque ustedes tienen muy poca fe. Les aseguro quesi tuvieran fe, aunque solo fuera del tamaño de unatemor al fracaso
  • 84. 160 161qué me hiciste así»? 21¿O no tiene el alfarero derechosobre el barro?Números 11:21–23 Moisés respondió: «El pueblo que viene conmigo es deseiscientos mil hombres de a pie, ¿y dices que nos vasa dar a comer carne durante un mes entero? 22 ¿Dóndehay tantas ovejas y vacas que se puedan matar y quealcancen para todos? Aun si les diéramos todo elpescado del mar, no les alcanzaría». 23Pero el Señor lecontestó: «¿Crees que es tan pequeño Mi poder? Ahoravas a ver si se cumple o no lo que he dicho».1 Samuel 27:1 [Aunque Dios le había prometido el trono, David teníamiedo de fracasar.] David pensaba: «Tarde o temprano,Saúl me va a matar». (V. 1 Samuel 16:13.)Lucas 1:13,18–20 El ángel le dijo: «Zacarías, no temas; porque tu oraciónha sido oída, y tu mujer Elisabet te dará a luz un hijo,y llamarás su nombre Juan». 18Dijo Zacarías al ángel:«¿En qué conoceré esto? Porque yo soy viejo, y mimujer es de edad avanzada». 19Respondiendo el ángel,le dijo: «Yo soy Gabriel, que estoy delante de Dios; y hesido enviado a hablarte, y darte estas buenas nuevas.20Y ahora quedarás mudo y no podrás hablar, hastael día en que esto se haga, por cuanto no creíste Mispalabras, las cuales se cumplirán a su tiempo».6. Si creemos en la Palabra de Dios y la aplicamos, ¡tenemos eléxito asegurado, por más que suframos algunos reveses!Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la Ley,sino que de día y de noche meditarás en él, para queguardes y hagas conforme a todo lo que en él estáescrito; porque entonces harás prosperar tu camino, ytodo te saldrá bien.Deuteronomio 29:9 Cumplan los términos de esta alianza y pónganlos enpráctica, para que les vaya bien en todo lo que hagan.2 Crónicas 20:20 Confíen en el Señor su Dios, y estarán seguros. Confíenen Sus profetas y triunfarán.Salmo 1:2,3 ¡En la ley del Señor está su deleite, y en Su ley meditade día y de noche! 3Será como árbol plantado junto acorrientes de agua, que da su fruto a su tiempo y suhoja no se marchita; en todo lo que hace, prospera.Mateo 7:24,25 Cualquiera que oye estas palabras Mías y las pone enpráctica, será semejante a un hombre sabio que edificópara salvar a nadie; aunque son muy poderosos, nopueden salvar.Salmo 127:1 Si el Señor no construye la casa, de nada sirve quetrabajen los constructores.Jeremías 17:5 El Señor dice: «Maldito aquel que aparta de Mí sucorazón, que pone su confianza en los hombres y enellos busca apoyo».Juan 15:5 Yo soy la vid, y ustedes son las ramas. El quepermanece unido a Mí, y Yo unido a él, da mucho fruto;pues sin Mí no pueden ustedes hacer nada.1 Corintios 10:12 El que piensa estar firme, mire que no caiga.4. Cuando nos sentimos débiles e incapaces, Dios puede actuarmás eficazmente por medio de nosotrosIsaías 40:29 Él da fuerzas al cansado, y al débil le aumenta su vigor.2 Corintios 1:8,9 Fuimos abrumados sobremanera, más allá de nuestrasfuerzas, de modo que hasta perdimos la esperanza desalir con vida. 9De hecho, dentro de nosotros mismosya teníamos la sentencia de muerte, a fin de que noconfiáramos en nosotros mismos, sino en Dios queresucita a los muertos.2 Corintios 4:7 Tenemos este tesoro en vasos de barro, para que laextraordinaria grandeza del poder sea de Dios y no denosotros.2 Corintios 12:9,10 [El Señor] me ha dicho: «Bástate Mi gracia; porque Mipoder se perfecciona en la debilidad». Por tanto, debuena gana me gloriaré más bien en mis debilidades,para que repose sobre mí el poder de Cristo.10 […] Porque cuando soy débil, entonces soy fuerte.Hebreos 11:34 [Hombres que tuvieron una fe firme en Dios] apagarongrandes incendios. Escaparon de que los matarancon espada, recibieron fuerzas cuando más débilesestaban, y en la guerra fueron tan poderosos quevencieron a los ejércitos enemigos.5. No obstante, si tememos no ser capaces de lograr lo queDios nos pide, en realidad no solo dudamos de nosotros, sinodel Señor y de Su PalabraRomanos 9:20,21 ¿Quién eres tú, oh hombre, que le contestas a Dios?¿Dirá acaso el objeto modelado al que lo modela: «¿Portemor al fracasotemor al fracaso
  • 85. 162 1638. Si deseamos ante todo acatar la voluntad del Señor, Él nosayudará y nos hará prosperar2 Crónicas 16:9 Los ojos del Señor recorren toda la tierra para fortalecera aquellos cuyo corazón es completamente Suyo.2 Crónicas 31:21 En todo cuanto emprendió en el servicio de la casade Dios, de acuerdo con la Ley y los mandamientos,[Ezequías] buscó a su Dios, lo hizo de todo corazón, yfue prosperado.Salmo 37:23,24 Por el Señor son ordenados los pasos del hombre, yel Señor se deleita en su camino. 24Cuando caiga, noquedará derribado, porque el Señor sostiene su mano.Salmo 68:28 Tu Dios ha ordenado Tu fuerza; confirma, oh Dios, loque has obrado en nosotros.Salmo 94:17,18 Si el Señor no me hubiera ayudado, yo estaría ya en elsilencio de la muerte. 18Cuando alguna vez dije: «Mispies resbalan», Tu amor, Señor, vino en mi ayuda.Eclesiastés 8:12 Les irá bien a los que a Dios temen, los que temen anteSu presencia.2 Corintios 3:4,5 Tal confianza tenemos mediante Cristo para con Dios;5 no que seamos competentes por nosotros mismospara pensar algo como de nosotros mismos, sino quenuestra competencia proviene de Dios.Filipenses 1:6 Dios empezó el buen trabajo en ustedes, y estoyseguro de que lo irá perfeccionando hasta el día en queJesucristo vuelva.su casa sobre la roca; 25y cayó la lluvia, y vinieron lostorrentes, soplaron los vientos y azotaron aquella casa;pero no se cayó, porque había sido fundada sobre laroca.Santiago 1:25 El que mira atentamente en la perfecta ley, la de lalibertad, y persevera en ella, no siendo oidor olvidadizo,sino hacedor de la obra, este será bienaventurado en loque hace.7. No apartemos los ojos de Jesús y de Sus promesasSalmo 27:13 Hubiera yo desmayado, si no hubiera creído que habíade ver la bondad del Señor en la tierra de los vivientes.Mateo 14:25–31 [Mientras el apóstol Pedro tuvo los ojos puestos enJesús, pudo caminar sobre el mar:] A la cuarta vigiliade la noche, Jesús vino a ellos andando sobre elmar. 26Y los discípulos, al ver a Jesús andar sobreel mar, se turbaron, y decían: «¡Es un fantasma!» Yde miedo, se pusieron a gritar. 27Pero enseguidaJesús les dijo: «Tengan ánimo, soy Yo; no teman». 28 YPedro le respondió: «Señor, si eres Tú, mándame quevaya a Ti sobre las aguas». 29 «Ven», le dijo Jesús. Ydescendiendo Pedro de la barca, caminó sobre lasaguas, y fue hacia Jesús. 30Pero viendo la fuerza delviento tuvo miedo, y empezando a hundirse gritó:«¡Señor, sálvame!» 31Al instante Jesús, extendiendo lamano, lo sostuvo y le dijo: «Hombre de poca fe, ¿porqué dudaste?»Filipenses 3:13,14 Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado;pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo quequeda atrás, y extendiéndome a lo que está delante,14 prosigo a la meta, al premio del supremo llamamientode Dios en Cristo Jesús.2 Timoteo 1:12 No me avergüenzo. Porque yo sé en quién he creído, yestoy convencido de que Él es poderoso para guardarmi depósito hasta aquel día.Hebreos 12:2,3 Fijemos nuestra mirada en Jesús, pues de Él procedenuestra fe y Él es quien la perfecciona. Jesús soportóla cruz, sin hacer caso de lo vergonzoso de esa muerte,porque sabía que después del sufrimiento tendría gozoy alegría; y se sentó a la derecha del trono de Dios. 3Poreso, no se cansen ni se desanimen.temor al fracasotemor al fracaso
  • 86. 165164Apolos», ¿no son como hombres del mundo? 5¿Qué es,pues, Apolos? ¿Y qué es Pablo? Servidores mediantelos cuales ustedes han creído, según el Señor diooportunidad a cada uno.Filipenses 3:15 [En caso de diferencias de opinión, dejemos que elSeñor le hable a cada uno al corazón.] Todos los queya poseemos una fe madura, debemos pensar de estamanera. Si en alguna cosa ustedes piensan de otromodo, Dios les hará ver esto también.1 Tesalonicenses 5:15 No permitan que ninguno tome venganza del que lehace mal. Al contrario, deben esforzarse por hacer elbien entre ustedes mismos y con todos los demás.Hebreos 12:14 Busquen la paz con todos, y la santidad, sin la cualnadie verá al Señor.2. Ser tolerante es tener paciencia y perdonar las faltasajenasMateo 18:21,22 Se le acercó Pedro [a Jesús] y le dijo: «Señor, ¿cuántasveces perdonaré a mi hermano que peque contra mí?¿Hasta siete?» 22Jesús le dijo: «No te digo hasta siete,sino aun hasta setenta veces siete».Lucas 17:4 Aunque peque contra ti siete veces en un día, si sieteveces viene a decirte: «No lo volveré a hacer», debesperdonarlo.Romanos 15:5 [El conocimiento de que Dios tiene paciencia connosotros cuando cometemos errores y pecados nosayuda a ser comprensivos con los demás.] Que el Diosde la paciencia y del consuelo les conceda tener elmismo sentir los unos para con los otros conforme aCristo Jesús.1 Corintios 13:4,7 El amor es sufrido, es benigno. 7Todo lo sufre, todo locree, todo lo espera, todo lo soporta.2 Corintios 6:4,6 [Los buenos dirigentes son sumamente pacientes ytolerantes.] En todo damos muestras de que somossiervos de Dios, soportando con mucha paciencialos sufrimientos, las necesidades, las dificultades.6 También lo demostramos por nuestra pureza de vida,por nuestro conocimiento de la verdad, por nuestratolerancia y bondad, por la presencia del Espíritu Santoen nosotros, por nuestro amor sincero.TOLERANCIA1. Ser tolerante es manifestar amor y consideración a los quediscrepan de nuestras opinionesMateo 5:43–47 Han oído que se dijo: «Ama a tu prójimo y odia a tuenemigo». 44Pero Yo les digo: «Amen a sus enemigos,y oren por quienes los persiguen». 45Así ustedes seránhijos de su Padre que está en el cielo; pues Él haceque Su sol salga sobre malos y buenos, y manda lalluvia sobre justos e injustos. 46Porque si ustedes amansolamente a quienes los aman, ¿qué premio recibirán?Hasta los que cobran impuestos para Roma se portanasí. 47Y si saludan solamente a sus hermanos, ¿quéhacen de extraordinario? Hasta los paganos se portanasí.Romanos 12:18 Si es posible, en cuanto de ustedes dependa, estén enpaz con todos los hombres. (V. también Salmo 34:14.)Romanos 14:2–6 [Enseñanzas del apóstol Pablo con relación a latolerancia:] Uno cree que se ha de comer de todo; otro,que es débil, solo come legumbres. 3El que come detodo no menosprecie al que no come, y el que no comeno juzgue al que come, porque Dios lo ha recibido.4 ¿Tú quién eres, que juzgas al criado ajeno? Para supropio Señor está en pie, o cae; pero estará firme,porque poderoso es el Señor para hacerlo estar firme.5Uno hace diferencia entre día y día, mientras que otrojuzga iguales todos los días. Cada uno esté plenamenteconvencido de lo que piensa. 6El que distingue un díade otro, lo hace para el Señor; y el que no distingueel día, para el Señor no lo hace. El que come, para elSeñor come, porque da gracias a Dios; y el que nocome, para el Señor no come, y también da gracias aDios.1 Corintios 3:1–5 [La intolerancia con los que son distintos de nosotrosdenota inmadurez.] Yo, hermanos, no pude hablarlescomo a espirituales, sino como a carnales, como aniños en Cristo. 2Les di a beber leche, no alimentosólido, porque todavía no podían recibirlo. En verdad, niaun ahora pueden, 3porque todavía son carnales. Pueshabiendo celos y discusiones entre ustedes, ¿no soncarnales y andan como hombres del mundo? 4Porquecuando uno dice: «Yo soy de Pablo», y otro: «Yo soy detolerancia
  • 87. 166 167no le habrían prestado atención si hubiera asumidootra actitud.] Aunque soy libre, vivo como si fuera elesclavo de todos. Así ayudo al mayor número posiblede personas a creer en Cristo. 20Cuando estoy conlos judíos, vivo como judío para ayudarlos a creer enCristo. Por eso cumplo con la ley de Moisés, aunque enrealidad no estoy obligado a hacerlo. 21Y cuando estoycon los que no obedecen la ley de Moisés, vivo comouno de ellos, para ayudarlos a creer en Cristo. Esto nosignifica que no obedezca yo la ley de Dios. Al contrario,la obedezco, pues sigo la ley de Cristo. 22Cuando estoycon los que apenas empiezan a ser cristianos, mecomporto como uno de ellos para poder ayudarlos. Esdecir, me he hecho igual a todos, para que algunos sesalven.Efesios 4:3 Hagan todo lo posible por vivir en paz, para que nopierdan la unidad que el Espíritu les dio.Filipenses 1:15–18 [El apóstol Pablo manifestaba gran tolerancia haciaotros cristianos, entre ellos algunos que se le oponían:]Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia yrivalidad; pero otros lo hacen de buena voluntad. 16Losunos anuncian a Cristo por rivalidad, no sinceramente,pensando añadir aflicción a mis prisiones; 17pero losotros por amor, sabiendo que estoy puesto para ladefensa del evangelio. 18¿Qué, pues? Que no obstante,de todas maneras, o por pretexto o por verdad, Cristoes anunciado; y en esto me gozo y me gozaré siempre.Filipenses 4:8 [Fijarnos en las virtudes de los demás nos ayuda a sercomprensivos con sus defectos y faltas.] Hermanos,todo lo que es verdadero, todo lo digno, todo lo justo,todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable, sihay alguna virtud o algo que merece elogio, en estomediten.5. El Señor nos pide que seamos tolerantes, del mismo modoque nosotros agradecemos las muestras de tolerancia de losdemásLevítico 19:34 [La tolerancia nace de ponerse en el lugar del otro.] Elextranjero que resida con ustedes les será como unonacido entre ustedes, y lo amarás como a ti mismo,porque ustedes fueron extranjeros en la tierra de Egipto.Efesios 4:1,2 Les ruego que ustedes vivan de una manera digna dela vocación con que han sido llamados. 2Que vivancon toda humildad y mansedumbre, con paciencia,soportándose unos a otros en amor.Colosenses 3:12,13 Dios los ama mucho a ustedes, y los ha elegido paraque formen parte de Su pueblo. Por eso, vivan comose espera de ustedes: amen a los demás, sean buenos,humildes, amables y pacientes. 13Sean toleranteslos unos con los otros, y si alguien tiene alguna quejacontra otro, perdónense, así como el Señor los haperdonado a ustedes.3. Ser tolerante también significa mostrarse comprensivo conlos que son más débilesRomanos 15:1,2 Nosotros, los que somos fuertes, debemos sobrellevarlas flaquezas de los débiles y no agradarnos a nosotrosmismos. 2 Cada uno de nosotros agrade a su prójimo enlo que es bueno para su edificación.Gálatas 6:1 Hermanos, si ven que alguien ha caído en algúnpecado, ustedes que son espirituales deben ayudarlo acorregirse. Pero háganlo amablemente; y que cada cualtenga mucho cuidado, no suceda que él también seapuesto a prueba.1 Corintios 10:23,24 Se dice: «Uno es libre de hacer lo que quiera». Es cierto,pero no todo conviene. Sí, uno es libre de hacer lo quequiera, pero no todo edifica la comunidad. 24No hay quebuscar el bien de uno mismo, sino el bien de los demás.4. Hagamos hincapié en los puntos en que coincidimos, en loque tenemos en comúnLucas 9:49,50 [Jesús recalcaba lo positivo:] Juan respondió: «Maestro,vimos a uno echando fuera demonios en Tu nombre, ytratamos de impedírselo porque no anda con nosotros».50Pero Jesús le dijo: «No se lo impidan; porque el queno está contra ustedes, está con ustedes».Romanos 14:19 Sigamos lo que contribuye a la paz y a la mutuaedificación.1 Corintios 9:19–22 [El apóstol Pablo tenía gran capacidad de adaptación.Cuando hablaba, se ponía al nivel de la gente, en vezde esperar que esta se adaptara a él. Así lograbaconquistar a muchos para Cristo, a personas quetoleranciatolerancia
  • 88. 168 169Romanos 16:17 [El apóstol Pablo nos recomienda que no tengamostrato con los que constantemente suscitan discordiaentre los hermanos.] Queridos hermanos, les ruego quese fijen en los que causan pleitos en la iglesia. Ellosestán en contra de todo lo que a ustedes se les haenseñado. Apártense de esa gente.2 Tesalonicenses 3:6, [Se debe proceder con amor fraternal.] Hermanos,14,15 les mandamos en el nombre de nuestro SeñorJesucristo, que se aparten de todo hermano que andedesordenadamente, y no según la doctrina que ustedesrecibieron de nosotros. 14Si alguien no obedece nuestraenseñanza en esta carta, señalen al tal y no se asociencon él, para que se avergüence. 15Sin embargo, nolo tengan por enemigo, sino amonéstenlo como a unhermano. (V. también 1 Corintios 5:11–13.)7. Con el diablo, tolerancia ceroMateo 4:9–11 [Al diablo hay que reprenderlo.] [Satanás] le dijo: «Todoesto te daré, si postrado me adoras». 10Entonces Jesúsle dijo: «Vete, Satanás, porque escrito está: “Al Señortu Dios adorarás y solo a Él servirás”». 11El diabloentonces lo dejó, y vinieron ángeles y lo servían.Efesios 4:27 No le den oportunidad al diablo.8. En nuestro trato con los demás debemos manifestar tantoamor, paciencia y tolerancia como tiene Dios con nosotros2 Crónicas 7:14 Si Mi pueblo, el pueblo que lleva Mi nombre, se humilla,ora, me busca y deja su mala conducta, Yo lo escucharédesde el cielo, perdonaré sus pecados y devolveré laprosperidad a su país.Salmo 86:15 Tú, Señor, eres Dios tierno y compasivo, paciente, todoamor y verdad.Salmo 103:8–10 Compasivo y clemente es el Señor, lento para la ira ygrande en misericordia. 9No luchará con nosotros parasiempre, ni para siempre guardará Su enojo. 10No nosha tratado según nuestros pecados, ni nos ha pagadoconforme a nuestras iniquidades.Isaías 48:9 Por amor de Mi nombre diferiré Mi ira, y para alabanzaMía la reprimiré para no destruirte.Hechos 17:30 [Dios nos exige más o menos según cuál sea nuestroconocimiento de lo que Él espera de nosotros.]Mateo 7:1–5 [Si somos intolerantes y nos consideramos superioresa los demás, es muy posible que nuestro pecado seapeor que el que ellos puedan haber cometido.] No seconviertan en jueces de los demás, y así Dios no losjuzgará a ustedes. 2Si son muy duros para juzgar aotras personas, Dios será igualmente duro con ustedes.Él los tratará como ustedes traten a los demás. 3¿Porqué te fijas en lo malo que hacen otros, y no te dascuenta de las muchas cosas malas que haces tú? Escomo si te fijaras que en el ojo del otro hay una basuritay no te dieras cuenta de que en tu ojo hay una rama.4 ¿Cómo te atreves a decirle a otro: «Déjame sacarte labasurita que tienes en el ojo», si tú tienes una rama en eltuyo? 5 ¡Hipócrita! Primero saca la rama que tienes en tuojo, y así podrás ver bien para sacar la basurita que estáen el ojo del otro.Mateo 7:12 Hagan ustedes con los demás como quieran que losdemás hagan con ustedes; porque en eso se resumenla Ley y los Profetas.Lucas 6:31–33 Traten a los demás como les gustaría que los demáslos trataran a ustedes. 32Si solo aman a la gente quelos ama, no hacen nada extraordinario. ¡Hasta lospecadores hacen eso! 33Y si solo tratan bien a la genteque los trata bien, tampoco hacen nada extraordinario.¡Hasta los pecadores hacen eso!6. La tolerancia no debe confundirse con pasividad ante lasconductas nocivasProverbios 22:10 [Llega un momento en que debemos deshacernosde los que ejercen una mala influencia.] Despedido elinsolente, se va la discordia y se acaban los pleitos y lasofensas.Mateo 18:15–17 [Pautas que dio Jesús sobre cómo proceder con loshermanos que obran mal:] Si tu hermano peca contrati, ve y repréndelo estando tú y él solos; si te oye, hasganado a tu hermano. 16Pero si no te oye, toma aúncontigo a uno o dos, para que en boca de dos o trestestigos conste toda palabra. 17Si no los oye a ellos,dilo a la iglesia; y si no oye a la iglesia, tenlo por gentil ypublicano.toleranciatolerancia
  • 89. 171 170TRANQUILIDAD1. Un temperamento apacible evidencia fortaleza de espírituEclesiastés 7:8 Mejor es el fin de un asunto que su comienzo; mejor esla paciencia de espíritu que la arrogancia de espíritu.Isaías 30:15 El Señor, el Dios Santo de Israel, dice: «Vuelvan,quédense tranquilos y estarán a salvo. En la tranquilidady la confianza estará su fuerza».Lucas 21:19 Con vuestra paciencia ganaréis vuestras almas.1 Pedro 3:4 [Que nuestro atavío sea] el interno, el del corazón, enel incorruptible adorno de un espíritu afable y apacible,que es de grande estima delante de Dios.2. Un espíritu manso y un carácter tranquilo son virtudes quese pueden adquirirSalmo 131:2 He calmado y acallado mi alma; como un niño destetadoen el regazo de su madre, como un niño destetado estámi alma dentro de mí.Isaías 7:4 Guarda, y repósate; no temas, ni se turbe tu corazón.Sofonías 2:3 Buscad [al Señor] todos los humildes de la tierra, losque pusisteis por obra Su juicio; buscad justicia, buscadmansedumbre.1 Tesalonicenses 4:11 Tengan por su ambición el llevar una vida tranquila.(V. también 1 Timoteo 2:1–3.)2 Tesalonicenses Hemos sabido que algunos de ustedes llevan una3:11,12 conducta indisciplinada, muy ocupados en no hacernada. 12A tales personas les mandamos y encargamos,por la autoridad del Señor Jesucristo, que trabajentranquilamente para ganarse la vida.Santiago 1:19 Mis amados hermanos, todo hombre sea pronto paraoír, tardo para hablar.3. El Señor bendice el que haya un ambiente de tranquilidadProverbios 17:1 Mejor es un bocado seco y con él tranquilidad, que unacasa llena de banquetes con discordia.Eclesiastés 4:6 Más vale un puño lleno con descanso, que ambospuños llenos con trabajo y aflicción de espíritu.Eclesiastés 9:17 Las palabras del sabio oídas en quietud son mejoresque los gritos del gobernante entre los necios.Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de estaignorancia, ahora manda a todos los hombres en todolugar, que se arrepientan.Romanos 2:4 Tú desprecias la inagotable bondad, toleranciay paciencia de Dios, sin darte cuenta de que esprecisamente Su bondad la que te está llevando aconvertirte a Él.Romanos 5:8 Dios muestra Su amor para con nosotros, en que siendoaún pecadores, Cristo murió por nosotros.2 Pedro 3:9 El Señor no se tarda en cumplir Su promesa, segúnalgunos entienden la tardanza, sino que es pacientepara con ustedes, no queriendo que nadie perezca, sinoque todos vengan al arrepentimiento.9. Ser tolerante y esforzarse por mantener la paz da lugar abendiciones y alegríaProverbios 12:20 En los consejos del hombre de paz [hay] alegría.Gálatas 5:22 El fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia,benignidad, bondad, fidelidad.Mateo 5:9 Bienaventurados los pacificadores, porque ellos seránllamados hijos de Dios.tolerancia
  • 90. 172 173Salmo 127:2 Es en vano que se levanten de madrugada, que seacuesten tarde, que coman el pan de afanosa labor,pues Él da a Su amado aun mientras duerme.Lucas 10:38–42 [María se quedó sentada escuchando a Jesús mientrasMarta se afanaba cada vez más, hasta el punto deque se quejó al Señor de su hermana.] Jesús siguióSu camino y llegó a una aldea, donde una mujerllamada Marta lo hospedó. 39Marta tenía una hermanallamada María, la cual se sentó a los pies de Jesús paraescuchar lo que Él decía. 40Pero Marta, que estabaatareada con sus muchos quehaceres, se acercó aJesús y le dijo: «Señor, ¿no te preocupa nada que mihermana me deje sola con todo el trabajo? Dile queme ayude». 41Pero Jesús le contestó: «Marta, Marta,estás preocupada y te inquietas por demasiadas cosas,42 pero solo una cosa es necesaria. María ha escogido lamejor parte, y nadie se la va a quitar».Lucas 12:25,26 ¿Quién de ustedes, por ansioso que esté, puede añadiruna hora al curso de su vida? 26Si ustedes, pues, nopueden hacer algo tan pequeño, ¿por qué se preocupanpor lo demás?6. El sosegarnos ante el Señor nos ayuda a prestar atención aSus palabras e instruccionesNúmeros 9:8 Moisés les respondió: «Esperen a que reciba yoinstrucciones del Señor en cuanto a ustedes».1 Samuel 3:7–10 Samuel no conocía al Señor todavía, pues Él aún no lehabía manifestado nada. 8Pero por tercera vez llamóel Señor a Samuel, y este se levantó y fue a decirlea Elí: «Aquí me tiene usted; ¿para qué me quería?»Elí, comprendiendo entonces que era el Señor quienllamaba al joven, 9dijo a este: «Ve a acostarte; y siel Señor te llama, respóndele: “Habla, que Tu siervoescucha”». Entonces Samuel se fue y se acostó en susitio. 10Después llegó el Señor, se detuvo y lo llamóigual que antes: «¡Samuel! ¡Samuel!» «Habla, que Tusiervo escucha», contestó Samuel.1 Samuel 9:27 Mientras descendían a las afueras de la ciudad, Samueldijo a Saúl: «Dile al criado que pase delante de nosotrosy siga, pero tú quédate para que yo te declare la palabrade Dios».4. Una actitud tranquila ante el Señor denota confianza enque Él obrará a favor nuestroÉxodo 14:13 Moisés les contestó: «No tengan miedo. Manténgansefirmes y fíjense en lo que el Señor va a hacer hoy parasalvarlos».Job 22:21 Vuelve ahora en amistad con Dios y tendrás paz; y laprosperidad vendrá a ti.Salmo 42:5 ¿Por qué te desesperas, alma mía, y por qué te turbasdentro de mí? Espera en Dios, pues he de alabarlo otravez por la salvación de Su presencia.Isaías 40:31 Los que esperan en el Señor renovarán sus fuerzas. Seremontarán con alas como las águilas, correrán y no secansarán, caminarán y no se fatigarán.Lamentaciones 3:26 Bueno es esperar en silencio la salvación del Señor.Hechos 19:36 No hay razón para este alboroto. Cálmense y piensenbien las cosas.Filipenses 4:6,7 No se preocupen por nada. Más bien, oren y pídanle aDios todo lo que necesiten, y sean agradecidos. 7 AsíDios les dará Su paz, esa paz que la gente de estemundo no alcanza a comprender, pero que protege elcorazón y el entendimiento de los que ya son de Cristo.Colosenses 3:15 Que la paz de Cristo reine en sus corazones.Hebreos 4:9–11 Queda un reposo para el pueblo de Dios. 10Porque elque ha entrado en Su reposo, también ha reposadode sus obras, como Dios de las Suyas. 11Procuremos,pues, entrar en aquel reposo.5. Inquietarnos y emplear las energías de la carne es inútil,aparte que no nos permite hacer las cosas como Dios quiereSalmo 37:7–9 [Podemos elegir entre esperar a que el Señor nosoriente, y preocuparnos y terminar en una situación queno es acorde con la voluntad de Dios.] Confía calladoen el Señor y espera en Él con paciencia; no te irritesa causa del que prospera en su camino, por el hombreque lleva a cabo sus intrigas. 8Deja la ira y abandonael furor; no te irrites, solo harías lo malo. 9Porque losmalhechores serán exterminados, pero los que esperanen el Señor poseerán la tierra.Salmo 39:6 Ciertamente como una sombra es el hombre;ciertamente en vano se afana.tranquilidadtranquilidad
  • 91. 175 174Ánimo1.Proverbios 12:25 (NBLH)Proverbios 15:23 (RVR 1909)Proverbios 16:24 (RVR 1909)Proverbios 27:9 (RVR 1960)2 Crónicas 15:8 (RVR 95)1 Juan 1:4 (NBLH)2.Eclesiastés 4:9,10 (RVR 95)Proverbios 18:24 (DHH)Proverbios 17:17 (NBLH)3.Job 4:4 (NBLH)Isaías 35:3,4 (DHH)1 Tesalonicenses 4:18 (DHH)Hebreos 3:13 (DHH)4.2 Corintios 2:7,8 (DHH)Lamentaciones 3:31,32 (NBLH)Gálatas 6:1 (NBLH)5.Romanos 15:1,2 (NBLH)Gálatas 6:2 (DHH)1 Tesalonicenses 5:14 (DHH)6.2 Corintios 1:4–7 (DHH)7.2 Crónicas 32:6–8,21 (NBLH)Salmo 66:16 (DHH)Salmo 78:2–7 (DHH)Salmo 34:2 (NBLH)Salmo 69:30,32 (DHH)Salmo 119:74 (RVR 1909)Isaías 63:7 (DHH)1 Pedro 3:15 (DHH)9.Salmo 133:1 (DHH)Hechos 4:23,24,29,31,33 (TLA)Romanos 1:11,12 (DHH)Colosenses 2:2 (NBLH)10.Isaías 41:13 (DHH)Mateo 14:27 (DHH)Salmo 31:24 (NBLH)Salmo 46:1 (RVR 1909)Salmo 145:14 (NBLH)Juan 6:63 (NBLH)Lucas 24:32 (RVR 1909)Colosenses 3:16 (NBLH)1 Tesalonicenses 4:16–18 (NBLH)11.Isaías 58:10 (DHH)Proverbios 11:25 (RVR 95)Lucas 6:38 (DHH)2 Corintios 9:6 (RVR 95)12.Isaías 50:4 (DHH)1 Pedro 4:11 (RVR 95)1 Corintios 14:3,12,31 (DHH)Aprecio1.Job 1:8 (NBLH)Hechos 13:22 (DHH)Juan 1:47 (TLA)Lucas 7:9 (TLA)Mateo 15:22–28 (RVR 1960)2.Mateo 25:21 (RVR 1909)Lucas 12:37 (DHH)Hebreos 6:10 (NBLH)3.Proverbios 31:30 (NBLH)Cantares 6:9 (RVR 95)1 Samuel 15:6 (DHH)versículoscitados en esta obra:A continuación se presenta una relación de los versículos que se reproducen eneste libro, con una indicación de la versión de la Biblia de la que se tomó cada uno.Las referencias aparecen exactamente en el mismo orden que en el libro, cada unadentro del capítulo y el apartado correspondiente.Siglas empleadas:RVR 1909: Reina-Valera, revisión de 1909.RVR 1960: Reina-Valera, revisión de 1960.RVR 95: Reina-Valera, revisión de 1995.DHH: Dios Habla Hoy.TLA: Traducción en lenguaje actual.NBLH: Nueva Biblia Latinoamericana de Hoy.1 Samuel 12:7 Aguardad, y discutiré con vosotros delante [del Señor]acerca de todos los hechos de salvación que [Él] hahecho con vosotros y con vuestros padres.Job 37:14 Detente, y considera las maravillas de Dios.Salmo 4:4 ¡Tiemblen y no pequen más! Ya acostados, y en silencio,examinen su propia conciencia.Salmo 25:9 [Dios] encaminará a los humildes por el juicio, yenseñará a los mansos su carrera.Salmo 46:10 Estén quietos, y sepan que Yo soy Dios.Habacuc 2:20 El Señor está en Su santo templo: ¡guarde silenciodelante de Él toda la tierra! (V. también Zacarías 2:13.)Santiago 1:21 Reciban ustedes con humildad la palabra implantada,que es poderosa para salvar sus almas.7. La certidumbre de que estamos esforzándonos al máximopor agradar al Señor y hacer Su voluntad nos da tranquilidadde espíritu y paz interior2 Crónicas 20:30 El reinado de Josafat siguió tranquilo, porque Dios leconcedió paz con los países vecinos.Salmo 37:37 Fíjate en el hombre honrado y sin tacha: el futuro de esehombre es la paz.Salmo 119:165 Mucha paz tienen los que aman Tu ley, y nada los hacetropezar.Proverbios 1:33 El que me escuche vivirá confiadamente, estarátranquilo, sin temor del mal.Isaías 32:17,18 La obra de la justicia será paz, y el servicio de la justicia,tranquilidad y confianza para siempre. 18Entonceshabitará Mi pueblo en albergue de paz, en mansionesseguras y en lugares de reposo.Romanos 5:1 Justificados pues por la fe, tenemos paz para con Diospor medio de nuestro Señor Jesucristo.tranquilidad
  • 92. 176 17710.Juan 13:35 (DHH)2 Corintios 6:4,6 (DHH)2 Pedro 1:5–8 (DHH)11.Proverbios 15:3 (RVR 1960)Proverbios 19:17 (RVR 1960)Isaías 58:10 (DHH)Hebreos 6:10 (DHH)12.Ester 2:7; 10:3 (RVR 95)2 Samuel 17:27–29; 1 Reyes 2:7(RVR 1960)Celos y envidia1.Eclesiastés 4:4 (RVR 1960)Gálatas 5:26 (RVR 1960)1 Timoteo 6:4 (RVR 95)2.Génesis 37:4 (DHH)Números 16:3 (DHH)1 Samuel 18:7–9 (NBLH)Mateo 20:8–15 (TLA)3.Jeremías 17:9 (DHH)Mateo 20:20–28 (NBLH)1 Corintios 3:3 (NBLH)Gálatas 5:14–16 (DHH)Gálatas 5:19–23 (RVR 1960)Gálatas 5:24–26 (RVR 1960)Tito 3:3–5 (DHH)Santiago 3:15–17 (RVR 95)Santiago 4:6,7 (NBLH)4.Proverbios 6:34,35 (NBLH)Proverbios 14:30 (DHH)Proverbios 27:4 (RVR 95)Cantares 8:6 (RVR 1960)5.Salmo 37:1 (RVR 1909)Salmo 73:3,12,14,16–18,21,22 (DHH)Proverbios 3:31 (RVR 95)Proverbios 23:17 (NBLH)Proverbios 24:1 (DHH)6.Génesis 16:5,6 (DHH)Ester 5:11,13,14 (NBLH)Daniel 6:3–5 (NBLH)Marcos 11:18 (DHH)Hechos 13:44,45 (TLA)7.Génesis 4:3–5,8 (NBLH)Números 12:1,2,9,10,15 (DHH)Lucas 15:25–30 (TLA)8.Romanos 13:11–14 (NBLH)1 Corintios 13:4 (NBLH)1 Pedro 2:1,2 (DHH)9.Salmo 61:2 (RVR 95)Salmo 103:14 (RVR 95)1 Corintios 10:13 (TLA)2 Corintios 1:10 (RVR 95)2 Corintios 9:7 (RVR 1960)Gálatas 6:9 (RVR 1960)2 Timoteo 2:3 (DHH)2 Timoteo 4:18 (RVR 1909)1 Pedro 5:10 (NBLH)10.Marcos 15:9–11 (DHH)Hechos 13:44,45 (DHH)Hechos 14:1,2 (DHH)Hechos 17:5 (RVR 1960)11.Éxodo 20:3,5,6 (DHH)Éxodo 34:14 (DHH)Deuteronomio 4:24 (NBLH)Zacarías 8:2 (DHH)Mateo 10:37 (RVR 1909)1 Juan 2:15 (NBLH)Apocalipsis 2:1–5 (NBLH)Chismes1.Levítico 19:16 (RVR 95)Salmo 15:1,3 (DHH)Efesios 4:31 (NBLH)Tito 3:2 (DHH)Santiago 4:11 (NBLH)1 Pedro 2:1 (DHH)1 Pedro 3:10 (RVR 1909)2.1 Samuel 24:9 (RVR 1909)Salmo 41:7 (NBLH)Proverbios 11:9 (RVR 1909)Proverbios 16:27 (RVR 1960)Proverbios 18:8 (DHH)Proverbios 26:20 (RVR 1909)Jeremías 9:4 (DHH)Ezequiel 22:9 (DHH)Santiago 3:5,6 (RVR 1909)Santiago 3:10 (RVR 1960)3.Proverbios 16:28 (RVR 1909)Proverbios 17:9 (DHH)4.Proverbios 15:4 (DHH)Mateo 15:18,19 (RVR 1909)2 Corintios 12:20 (NBLH)2 Timoteo 2:16,17 (RVR 95)5.Mateo 12:36,37 (NBLH)Jeremías 17:10 (NBLH)6.Salmo 101:5 (RVR 1960)Isaías 29:20,21 (NBLH)Salmo 50:20,21 (NBLH)7.Proverbios 11:13 (DHH)Proverbios 20:19 (RVR 95)Efesios 4:22,23 (DHH)1 Timoteo 6:3,5 (RVR 95)8.Juan 8:7 (NBLH)Filipenses 2:3 (TLA)Colosenses 3:13,14 (DHH)1 Pedro 3:9 (DHH)9.Job 34:21 (RVR 1909)Proverbios 5:21 (DHH)Proverbios 15:3 (NBLH)Romanos 2:2 (NBLH)Romanos 14:10,12 (RVR 95)1 Corintios 4:5 (DHH)Hebreos 4:13 (DHH)1 Pedro 4:19 (RVR 1960)10.Proverbios 14:23 (DHH)2 Tesalonicenses 3:11 (NBLH)1 Timoteo 5:13 (RVR 95)Efesios 4:29 (NBLH)Filipenses 4:8 (NBLH)Compararse con losdemás1.1 Samuel 18:8,9 (RVR 1960)Romanos 9:20,21 (DHH)2.Lucas 18:9–14 (NBLH)Romanos 12:3 (DHH)Romanos 14:13 (DHH)1 Samuel 25:32,33 (NBLH)2 Samuel 10:2 (NBLH)1 Reyes 2:7 (DHH)Romanos 13:7 (TLA)Filipenses 4:8 (NBLH)4.Romanos 1:8 (DHH)Romanos 16:1,2 (TLA)Colosenses 1:3,4 (TLA)1 Tesalonicenses 1:3,7 (DHH)2 Tesalonicenses 1:3,4 (NBLH)5.Génesis 41:39–41 (NBLH)Éxodo 2:15–20 (NBLH)Rut 3:10 (NBLH)Nehemías 7:2 (DHH)Ester 6:11 (RVR 95)1 Reyes 13:6,7 (NBLH)2 Reyes 5:15 (RVR 1960)6.Deuteronomio 8:10,11 (NBLH)Salmo 103:2 (NBLH)Salmo 107:8 (NBLH)Salmo 116:12–14 (DHH)Lucas 1:46–48 (RVR 1909)Lucas 17:15–19 (RVR 1960)Hebreos 13:15 (RVR 95)Avaricia1.Proverbios 15:27 (RVR 1909)Proverbios 27:20 (DHH)Eclesiastés 5:10 (RVR 1960)Eclesiastés 5:12 (RVR 95)1 Timoteo 6:9,10 (RVR 1909)2.Salmo 73:12 (DHH)Proverbios 28:22 (RVR 1960)Jeremías 5:27,28 (RVR 1960)Oseas 12:7 (RVR 1909)3.Marcos 8:36,37 (RVR 95)Lucas 12:16–21 (RVR 1960)Proverbios 11:24 (RVR 95)Eclesiastés 5:13 (DHH)Habacuc 2:9,10 (NBLH)Lucas 1:53 (TLA)Lucas 16:25 (RVR 95)Santiago 5:3 (TLA)Apocalipsis 3:17 (TLA)4.Job 20:15 (RVR 1960)Salmo 39:6 (RVR 1960)Proverbios 10:2 (RVR 1909)Proverbios 21:6 (DHH)Proverbios 23:4,5 (DHH)Hageo 1:6 (DHH)Apocalipsis 18:14,17 (RVR 95)5.1 Samuel 8:3 (RVR 95)1 Timoteo 3:3 (RVR 1960)1 Timoteo 6:5 (RVR 1960)Tito 1:7 (RVR 95)1 Pedro 5:2 (DHH)2 Pedro 2:3 (DHH)6.Salmo 37:16 (RVR 1909)Proverbios 16:8 (DHH)Proverbios 30:8,9 (DHH)Filipenses 4:11,12 (TLA)1 Timoteo 6:6–8 (RVR 1960)Hebreos 13:5 (NBLH)Benignidad1.Salmo 18:35 (RVR 95)Isaías 40:11 (RVR 95)Isaías 42:3 (DHH)Isaías 53:7 (RVR 1909)Mateo 11:29 (NBLH)Lucas 13:34 (RVR 95)Romanos 2:4 (NBLH)2 Corintios 10:1 (DHH)Santiago 5:11 (RVR 95)2.Gálatas 5:22,23 (RVR 1960)Santiago 3:17,18 (RVR 1960)3.Proverbios 16:32 (RVR 95)Eclesiastés 7:8 (NBLH)Isaías 30:15 (DHH)Filemón 1:8,9 (RVR 95)Santiago 1:19,20 (RVR 1960)4.Romanos 12:10 (DHH)Filipenses 4:5 (NBLH)2 Timoteo 2:24,25 (DHH)Colosenses 3:12 (NBLH)Tito 3:2,3 (TLA)1 Tesalonicenses 2:7,8 (DHH)1 Pedro 3:8,9 (TLA)Bondad y cortesía1.Salmo 89:33 (RVR 1909)Salmo 117:2 (NBLH)Isaías 54:10 (DHH)Joel 2:13 (RVR 95)Oseas 2:19 (RVR 95)Efesios 2:7 (TLA)2.Proverbios 3:27 (NBLH)Zacarías 7:9 (DHH)Romanos 12:13 (TLA)Efesios 4:32 (TLA)Gálatas 6:10 (RVR 95)Hebreos 13:2 (NBLH)1 Pedro 3:8,9 (TLA)3.Proverbios 11:9 (RVR 1909)Proverbios 12:18 (NBLH)Proverbios 26:18,19 (DHH)4.Proverbios 18:21 (RVR 1909)Proverbios 31:26 (RVR 1909)Proverbios 16:24 (RVR 1909)Proverbios 25:15 (DHH)5.Deuteronomio 10:17–19 (DHH)Lucas 6:30–34 (DHH)Lucas 10:36,37 (TLA)6.Génesis 50:20,21 (DHH)Éxodo 23:4 (NBLH)Proverbios 25:21,22 (NBLH)Lucas 6:35 (DHH)7.Romanos 13:10 (RVR 1960)1 Corintios 13:4 (RVR 1960)Colosenses 3:13,14 (DHH)1 Pedro 4:8 (NBLH)8.Hechos 20:35 (NBLH)Romanos 14:13 (DHH)Romanos 14:21 (RVR 1909)Romanos 15:1,2 (RVR 1960)9.Isaías 58:6,7 (DHH)Romanos 12:10 (DHH)1 Corintios 12:25,26 (DHH)Filipenses 2:4 (DHH)
  • 93. 178 179Juan 8:10,11 (RVR 1960)Marcos 9:38–40 (DHH)Lucas 9:54,55 (NBLH)12.1 Corintios 16:14 (NBLH)Filipenses 1:9 (NBLH)1 Pedro 3:8 (DHH)1 Pedro 4:8 (NBLH)13.Éxodo 18:21,22 (DHH)Levítico 19:15 (RVR 95)Deuteronomio 1:16 (NBLH)1 Reyes 3:9 (RVR 95)2 Crónicas 19:6 (DHH)1 Corintios 6:2,3 (DHH)Decisiones1.Salmo 25:4,5,9 (DHH)Salmo 27:11 (NBLH)Salmo 143:10 (RVR 1909)2.Salmo 25:12 (NBLH)Salmo 32:8 (RVR 1909)Salmo 37:4 (DHH)Salmo 84:11 (NBLH)Proverbios 10:22 (NBLH)Jeremías 29:11 (NBLH)Lucas 12:32 (TLA)Romanos 8:28 (DHH)3.2 Corintios 4:18 (DHH)Colosenses 3:2 (NBLH)Hebreos 11:24–26 (RVR 95)4.Proverbios 3:5,7 (NBLH)Proverbios 14:12 (RVR 1960)Isaías 55:8,9 (NBLH)Romanos 8:6–9 (NBLH)Gálatas 6:8 (RVR 1909)5.Éxodo 32:26 (NBLH)Deuteronomio 30:19 (DHH)Josué 24:15 (NBLH)1 Reyes 18:21 (NBLH)Proverbios 17:3 (DHH)Jeremías 12:3 (RVR 95)1 Tesalonicenses 2:4 (DHH)Hebreos 11:17,18 (DHH)6.Job 5:8 (RVR 1960)Salmo 34:5 (RVR 95)Salmo 37:5 (DHH)Proverbios 3:6 (DHH)Proverbios 16:3 (DHH)Isaías 30:21 (NBLH)Juan 16:13 (NBLH)Colosenses 1:9 (TLA)Santiago 1:5 (TLA)7.Salmo 119:105 (RVR 1909)Salmo 119:24 (RVR 1909)Salmo 119:133 (RVR 1909)Números 22:18 (RVR 1909)Mateo 7:24,25 (RVR 1960)Romanos 2:18 (DHH)2 Timoteo 3:16 (NBLH)8.Proverbios 11:14 (RVR 1960)Proverbios 12:15 (DHH)Proverbios 15:22 (RVR 1909)Proverbios 20:18 (RVR 1960)Proverbios 6:22,23 (RVR 95)9.Romanos 13:9,10 (RVR 1960)1 Corintios 16:14 (TLA)10.1 Reyes 3:5,9–14 (NBLH)11.Proverbios 19:21 (DHH)Jeremías 10:23 (DHH)Dudas e incredulidad1.Génesis 3:1–6 (DHH)2 Corintios 11:3 (NBLH)2 Corintios 2:11 (RVR 1909)Juan 8:44 (NBLH)1 Juan 4:1 (NBLH)2.1 Corintios 10:13 (TLA)Santiago 1:12–15 (RVR 95)3.Números 23:19 (RVR 95)Isaías 55:11 (DHH)Malaquías 3:6 (NBLH)Mateo 24:35 (RVR 1909)Romanos 3:3 (RVR 1909)2 Timoteo 2:13 (TLA)4.Malaquías 3:14 (NBLH)Mateo 14:30,31 (RVR 1960)Lucas 12:29,30 (NBLH)Juan 5:44 (DHH)Hebreos 10:35,36 (NBLH)Salmo 78:11,19,20 (RVR 1960)5.Números 13:31–33; 14:1,2(RVR 1960)Salmo 106:24,25 (NBLH)Efesios 4:29 (NBLH)6.Hebreos 11:6 (RVR 95)Isaías 7:9 (NBLH)Mateo 13:58 (RVR 1909)Marcos 4:40 (NBLH)Marcos 11:22,23 (NBLH)Hebreos 3:18,19 (RVR 95)Hebreos 4:2 (RVR 1960)Santiago 1:6,7 (RVR 95)7.Mateo 13:15 (RVR 1960)2 Corintios 4:3,4 (RVR 95)Lucas 8:12 (RVR 1960)1 Timoteo 1:18,19 (RVR 95)2 Timoteo 4:3,4 (DHH)2 Tesalonicenses 2:11,12 (NBLH)1 Pedro 2:7,8 (DHH)8.Salmo 51:10–13 (DHH)Salmo 138:8 (NBLH)Marcos 9:23,24,28,29 (NBLH)Lucas 17:5 (RVR 1909)Hebreos 12:2 (DHH)9.Isaías 55:7 (DHH)2 Corintios 10:4,5 (NBLH)Efesios 4:27 (DHH)Efesios 6:13,16,17 (DHH)10.Proverbios 3:5 (DHH)Isaías 55:8,9 (NBLH)Mateo 16:16,17 (RVR 1909)Juan 3:3,4,7,9,10,12 (NBLH)Romanos 8:7–9 (NBLH)1 Corintios 2:11–16 (NBLH)Efesios 4:17,18 (NBLH)11.Mateo 16:1 (TLA)Mateo 16:4 (RVR 1960)Lucas 16:31 (DHH)Lucas 23:8,9 (TLA)Gálatas 6:4 (TLA)1 Corintios 4:7 (TLA)1 Corintios 13:4 (TLA)3.Romanos 8:5 (RVR 1960)1 Corintios 3:1–8 (NBLH)1 Corintios 4:5,6 (DHH)2 Corintios 10:12 (NBLH)4.Mateo 18:1–4 (TLA)Mateo 20:20,21,24–28 (NBLH)Lucas 9:46–48 (NBLH)Juan 21:20–22 (RVR 95)6.Romanos 7:25 (RVR 1909)1 Corintios 12:4–7,11,12,14–18(NBLH)1 Corintios 15:9,10 (NBLH)Filipenses 4:11,12 (TLA)1 Timoteo 1:12 (DHH)1 Timoteo 6:6 (RVR 95)Hebreos 13:5 (NBLH)Apocalipsis 5:9,10 (RVR 1909)7.Juan 5:44 (DHH)Romanos 14:12 (RVR 1960)1 Corintios 4:5 (DHH)2 Corintios 10:17,18 (TLA)8.Isaías 53:2–4,6–10 (NBLH)Hebreos 4:15 (DHH)Hebreos 12:2–4 (DHH)1 Pedro 2:21,23 (DHH)Conciencia1.Proverbios 20:27 (DHH)Isaías 30:21 (NBLH)Juan 1:9 (RVR 1960)Romanos 2:14,15 (DHH)2.Job 27:6 (RVR 95)Hechos 24:16 (RVR 95)2 Corintios 1:12 (NBLH)1 Timoteo 3:9 (DHH)3.Job 15:20,21,24 (NBLH)Salmo 40:12 (NBLH)Salmo 73:21 (RVR 1960)Isaías 59:12 (RVR 95)Romanos 1:18,19 (DHH)4.Jeremías 6:15 (RVR 1960)Romanos 1:21 (RVR 95)Efesios 4:17–19 (NBLH)2 Tesalonicenses 2:10–12 (NBLH)1 Timoteo 4:2 (RVR 1909)Tito 1:15 (RVR 95)2 Tesalonicenses 2:7 (RVR 1960)5.Génesis 3:6–11 (DHH)Génesis 42:21 (RVR 95)Éxodo 9:27 (DHH)1 Samuel 24:5,6 (NBLH)2 Samuel 24:10 (DHH)Esdras 9:6 (DHH)Mateo 26:75 (DHH)Mateo 27:3–5 (DHH)Juan 8:7,9 (RVR 1960)Hechos 2:37,38 (NBLH)Hechos 9:5 (RVR 95)6.Romanos 8:1 (RVR 1909)Hebreos 9:14 (DHH)Hebreos 10:22 (DHH)1 Juan 3:19–21 (DHH)7.Romanos 14:1–7 (DHH)Romanos 14:22,23 (NBLH)Romanos 7:22,23 (NBLH)1 Timoteo 1:19 (RVR 95)8.Proverbios 28:1 (RVR 95)Hechos 4:19,20 (TLA)Hechos 23:1 (NBLH)Romanos 9:1 (RVR 95)Romanos 14:22 (DHH)1 Timoteo 1:5 (RVR 95)Hebreos 13:18 (NBLH)9.Romanos 14:14–20 (NBLH)1 Corintios 8:9–13 (NBLH)10.Romanos 13:5 (DHH)2 Corintios 4:2 (DHH)Hebreos 13:18 (DHH)1 Pedro 3:16 (DHH)Crítica1.Proverbios 10:11 (NBLH)Proverbios 11:9 (NBLH)Proverbios 12:18 (NBLH)Proverbios 15:4 (RVR 1960)Proverbios 18:21 (RVR 1909)Jeremías 1:9,10 (DHH)2.Salmo 130:3 (DHH)Mateo 7:1–5 (NBLH)Juan 8:7 (TLA)Romanos 2:1,3 (RVR 1960)Romanos 14:10 (RVR 1960)Gálatas 6:1 (NBLH)3.Mateo 23:24,28 (DHH)Lucas 13:13–15 (DHH)Santiago 4:11,12 (NBLH)3 Juan 1:9,10 (TLA)4.Proverbios 6:16,19 (DHH)Proverbios 16:28 (RVR 1909)Proverbios 22:10 (DHH)5.1 Samuel 16:7 (NBLH)Isaías 11:3,4 (NBLH)Juan 7:24 (DHH)Juan 8:15,16 (TLA)Romanos 14:4 (NBLH)6.Proverbios 17:9 (RVR 95)Isaías 29:20,21 (NBLH)1 Timoteo 6:4,5 (RVR 95)Santiago 2:13 (RVR 95)7.Romanos 15:30 (TLA)Efesios 6:18 (DHH)1 Tesalonicenses 1:2 (DHH)Santiago 5:16 (NBLH)8.Mateo 7:12 (DHH)Romanos 14:13 (DHH)9.Proverbios 10:19 (RVR 1960)Eclesiastés 5:2,6 (RVR 1960)Hechos 19:36 (NBLH)Santiago 1:19,20 (RVR 1960)10.Salmo 15:1,3 (DHH)Salmo 34:12–14 (DHH)1 Corintios 4:5 (DHH)11.Juan 3:17 (RVR 95)
  • 94. 180 181Jonás 4:10,11 (NBLH)Mateo 7:12 (DHH)Mateo 22:39 (RVR 1909)Romanos 12:15 (TLA)1 Corintios 12:25,26 (DHH)Filipenses 2:2–4 (NBLH)Hebreos 13:3 (TLA)1 Pedro 3:8 (DHH)2.Lucas 10:33,34 (RVR 95)Santiago 2:15–17 (NBLH)1 Juan 3:16–18 (RVR 1960)3.Mateo 18:23,24,27,28,32–34 (DHH)Mateo 25:41–45 (DHH)4.Éxodo 2:5,6 (RVR 1909)2 Crónicas 28:15 (RVR 1960)5.Salmo 103:13,14 (DHH)Salmo 139:1–4 (DHH)Isaías 49:15,16 (RVR 95)Isaías 63:9 (NBLH)Mateo 6:32 (NBLH)Hebreos 4:15 (RVR 1960)6.Salmo 107:17–20,43 (DHH)Jeremías 31:20 (NBLH)Mateo 18:11–13 (NBLH)Mateo 23:37 (RVR 1909)Lucas 15:20 (RVR 95)Lucas 19:41–42 (RVR 95)7.Isaías 53:4 (RVR 95)Mateo 9:36 (RVR 95)Mateo 8:16,17 (NBLH)Mateo 14:14 (DHH)Marcos 1:41 (DHH)Marcos 8:2 (RVR 1909)Juan 11:33–35 (DHH)2 Corintios 8:9 (NBLH)Felicidad y alegría1.Salmo 4:7 (DHH)Eclesiastés 2:26 (RVR 1909)Eclesiastés 8:15 (DHH)Hechos 13:52 (RVR 1909)Romanos 14:17 (RVR 1909)Romanos 15:13 (NBLH)Gálatas 5:22 (RVR 1960)2.1 Crónicas 16:27 (DHH)Salmo 16:8,9,11 (NBLH)Salmo 19:8 (DHH)Salmo 43:4 (RVR 1960)Salmo 89:15,16 (DHH)Salmo 104:34 (NBLH)Salmo 118:24 (NBLH)Salmo 119:111 (RVR 1909)Salmo 119:162 (NBLH)Salmo 146:5 (DHH)Jeremías 15:16 (DHH)Hechos 2:28 (RVR 95)3.Salmo 40:8 (NBLH)Salmo 45:7 (RVR 1960)Salmo 92:4 (NBLH)Salmo 97:11 (RVR 1909)Salmo 128:1,2 (DHH)Mateo 25:21 (RVR 1909)Lucas 11:28 (NBLH)Juan 13:17 (NBLH)Juan 15:10,11 (NBLH)Hechos 2:46 (RVR 1909)1 Juan 5:3 (RVR 1909)4.Salmo 5:11 (RVR 1960)Salmo 13:5 (RVR 95)Salmo 28:7 (DHH)Proverbios 16:20 (DHH)Hechos 16:34 (DHH)1 Pedro 1:8 (TLA)5.Proverbios 14:21 (NBLH)Juan 3:29 (DHH)Romanos 12:15 (NBLH)1 Corintios 12:26 (RVR 1960)Filipenses 2:2 (NBLH)1 Tesalonicenses 2:19,20 (NBLH)3 Juan 1:4 (RVR 1909)6.Salmo 65:13 (RVR 1909)Salmo 95:2 (DHH)Salmo 100:1,2,4 (NBLH)Salmo 144:15 (DHH)Isaías 51:3 (RVR 95)Jeremías 33:11 (NBLH)Lucas 10:20 (TLA)1 Timoteo 6:6 (RVR 1960)7.Deuteronomio 12:18 (NBLH)Nehemías 8:10 (NBLH)Juan 16:24 (TLA)Filipenses 4:4 (TLA)8.Job 5:17 (DHH)Job 42:10,12 (DHH)Salmo 30:5 (RVR 95)Salmo 126:5,6 (RVR 1909)Mateo 5:4 (DHH)Juan 16:20–22 (NBLH)Juan 16:33 (DHH)Hebreos 10:34 (DHH)Hebreos 12:2 (RVR 1960)Hebreos 12:11(RVR 1960)9.Isaías 29:19 (NBLH)Isaías 61:3 (DHH)Habacuc 3:17,18 (NBLH)Romanos 5:1,2 (RVR 1909)2 Corintios 6:4,10 (RVR 1960)2 Corintios 7:4 (RVR 1960)Colosenses 1:10,11 (DHH)Filipenses 4:11,12 (RVR 1960)Santiago 1:2,3 (NBLH)Santiago 5:11 (DHH)1 Pedro 3:14 (DHH)1 Pedro 4:12–14 (NBLH)Hechos 5:40,41 (NBLH)10.Salmo 40:2,3 (DHH)Salmo 40:16 (DHH)Salmo 69:30,32 (DHH)Salmo 107:1,2 (NBLH)Proverbios 15:13,15 (RVR 1960)Nehemías 12:43 (RVR 1960)Salmo 51:12,13 (RVR 95)Isaías 61:10 (DHH)Hechos 3:8–10 (DHH)Santiago 5:13 (RVR 1909)Fracasos y desilusiones1.Números 22:18 (DHH)Proverbios 21:30 (NBLH)Eclesiastés 3:1 (DHH)2 Corintios 13:8 (NBLH)Santiago 4:13–15 (TLA)Salmo 37:4,5 (DHH)Juan 4:48 (TLA)Juan 20:29 (RVR 95)1 Corintios 1:22,23 (TLA)12.Romanos 10:17 (DHH)Juan 20:30,31 (DHH)Romanos 15:4 (RVR 1909)1 Timoteo 4:6 (RVR 95)Hebreos 4:12 (DHH)2 Pedro 1:16,19 (DHH)13.Salmo 27:13 (NBLH)Salmo 94:19 (DHH)Salmo 119:165 (RVR 1960)Isaías 26:3 (RVR 1960)Filipenses 4:8 (TLA)14.2 Reyes 5:1–4 (NBLH)Juan 4:28–30,39 (NBLH)Juan 17:20 (RVR 1960)15.Salmo 31:24 (NBLH)1 Corintios 16:13 (DHH)Colosenses 1:23 (DHH)Colosenses 2:6,7 (NBLH)Hebreos 10:23 (RVR 1960)Hebreos 11:27 (RVR 1960)16.Génesis 15:7,8 (DHH)Génesis 18:12–14 (NBLH)Hebreos 11:11 (NBLH)Éxodo 3:11,12 (NBLH)Éxodo 4:10–12 (DHH)Salmo 31:22 (DHH)Mateo 11:2,3 (RVR 1960)Mateo 16:21–23 (DHH)Juan 20:27,28 (RVR 1960)17.Mateo 9:29 (DHH)Romanos 1:17 (DHH)Romanos 5:1 (RVR 1909)2 Corintios 4:18 (DHH)2 Corintios 5:7 (RVR 1909)1 Juan 5:4 (RVR 1909)Egoísmo1.Proverbios 24:11,12 (DHH)Ezequiel 34:8,10 (NBLH)Mateo 25:42–45 (DHH)Filipenses 2:21 (RVR 1909)2 Timoteo 3:1,2 (DHH)Santiago 2:15,16 (NBLH)Santiago 4:17 (RVR 1909)1 Juan 3:17 (RVR 1960)2.Proverbios 11:24 (RVR 1960)Proverbios 15:27 (DHH)Proverbios 28:27 (RVR 95)Eclesiastés 5:13 (DHH)Hageo 1:6,9,10 (DHH)Marcos 10:21,22 (DHH)Lucas 12:15 (TLA)2 Corintios 9:6 (RVR 1909)Gálatas 6:7 (TLA)Santiago 5:1–5 (TLA)3.Jeremías 5:26–28 (NBLH)Oseas 12:7 (RVR 1909)Miqueas 6:12 (NBLH)1 Timoteo 6:9,10 (RVR 1909)Santiago 4:1,2 (TLA)4.Proverbios 14:14 (RVR 95)Isaías 65:2 (DHH)Jeremías 7:24 (RVR 95)Lucas 15:12,13 (DHH)5.Job 27:8 (RVR 95)Salmo 106:15 (RVR 1909)Proverbios 27:20 (RVR 1909)Eclesiastés 1:8 (RVR 95)Eclesiastés 2:10,11 (RVR 95)6.Lucas 9:23 (NBLH)Lucas 14:26,27 (DHH)Juan 12:24,25 (DHH)Hechos 20:24 (DHH)Apocalipsis 12:11 (RVR 1960)2 Corintios 5:14,15 (DHH)Gálatas 5:24 (RVR 95)7.Salmo 34:9,10 (DHH)Salmo 37:4 (DHH)Salmo 84:11 (RVR 1909)Mateo 6:33 (NBLH)1 Timoteo 6:17 (TLA)8.Proverbios 25:27 (RVR 1909)Juan 5:44 (TLA)Juan 7:18 (RVR 1909)1 Corintios 5:6 (NBLH)1 Corintios 6:20 (NBLH)1 Corintios 10:31,33 (DHH)2 Corintios 4:5 (DHH)1 Tesalonicenses 2:3–6 (NBLH)9.Deuteronomio 15:10 (NBLH)Proverbios 11:24–26 (RVR 95)Proverbios 14:21 (RVR 1909)Isaías 58:10,11 (DHH)Mateo 6:3,4 (RVR 1909)Lucas 6:38 (NBLH)Hechos 20:35 (NBLH)10.Juan 15:12,13 (TLA)Romanos 15:2,3 (TLA)1 Corintios 10:24 (RVR 1909)1 Corintios 13:5 (RVR 1909)2 Corintios 9:7 (TLA)Gálatas 6:2 (TLA)Gálatas 6:10 (RVR 95)Filipenses 2:4 (RVR 1909)Santiago 2:8 (NBLH)11.Marcos 10:45 (RVR 1909)2 Corintios 8:9 (TLA)1 Juan 3:16 (DHH)12.Mateo 26:39 (RVR 95)Jeremías 42:6 (DHH)Lucas 17:10 (DHH)13.Mateo 5:42 (RVR 1960)Lucas 3:11 (RVR 1909)Lucas 6:30 (NBLH)Hechos 2:44,45 (RVR 1960)Hechos 4:32 (RVR 1960)14.Génesis 13:9 (RVR 95)Génesis 50:21 (DHH)1 Samuel 18:4 (RVR 95)1 Reyes 17:8–16 (NBLH)Marcos 12:41–44 (TLA)Marcos 14:3–9 (NBLH)Lucas 10:29–37 (RVR 95)Romanos 16:4 (RVR 1960)Filipenses 2:30 (TLA)Empatía1.Job 2:11,13 (DHH)
  • 95. 182 1832.Salmo 51:2,7,10 (RVR 1960)Romanos 12:2 (DHH)1 Corintios 6:11 (NBLH)Efesios 4:22–24 (DHH)Tito 3:5 (RVR 1960)Hebreos 10:22 (RVR 1960)3.1 Tesalonicenses 5:21 (NBLH)Mateo 7:16–20 (NBLH)2 Corintios 2:11 (DHH)Hebreos 3:12,13 (NBLH)Hebreos 4:12 (DHH)1 Juan 4:1 (NBLH)4.Salmo 119:59 (RVR 1960)Salmo 119:113 (RVR 1909)Proverbios 4:23 (RVR 1909)Efesios 4:27 (DHH)5.1 Samuel 30:6 (NBLH)Salmo 27:13 (NBLH)Salmo 94:19 (NBLH)Proverbios 16:20 (NBLH)Isaías 26:3 (NBLH)Efesios 4:32 (TLA)Filipenses 4:8 (TLA)1 Pedro 1:8 (TLA)6.2 Corintios 10:3–5 (NBLH)Efesios 6:10,11,16,17 (DHH)1 Timoteo 6:12 (RVR 1960)Santiago 4:7 (TLA)7.Josué 1:8 (DHH)Salmo 1:2 (DHH)Salmo 37:31 (RVR 1909)Salmo 119:11 (RVR 1909)Salmo 119:148 (DHH)Salmo 119:162 (NBLH)1 Timoteo 4:13–16 (NBLH)8.Mateo 22:37 (RVR 1909)Salmo 63:5,6 (DHH)Salmo 104:34 (DHH)Hebreos 12:2,3 (DHH)9.1 Crónicas 28:9 (NBLH)Salmo 94:19 (DHH)Jeremías 29:11 (NBLH)Salmo 139:17 (NBLH)10.Salmo 40:5 (DHH)Salmo 68:19 (DHH)Salmo 103:2 (NBLH)Salmo 126:3 (NBLH)Proverbios 10:22(NBLH)Lucas 1:46,47,49 (RVR 1909)Efesios 5:20 (TLA)11.Salmo 119:71 (RVR 1909)Habacuc 3:17,18 (NBLH)Romanos 8:28 (DHH)1 Tesalonicenses 5:18 (NBLH)Santiago 1:2–4 (NBLH)1 Pedro 4:12,13 (NBLH)12.Salmo 35:28 (RVR 1960)Salmo 66:16 (DHH)Salmo 100:4 (NBLH)Salmo 145:4 (RVR 1960)13.Josué 3:15–17 (NBLH)Mateo 9:20–22 (TLA)Marcos 10:47–52 (DHH)Lucas 5:4–7 (NBLH)Lucas 17:14 (TLA)Filipenses 4:13 (RVR 1909)14.Proverbios 27:17 (DHH)Romanos 15:1 (RVR 95)1 Corintios 15:58 (DHH)Gálatas 4:18 (RVR 1960)Gálatas 6:2 (NBLH)15.Romanos 12:10 (NBLH)1 Corintios 2:2 (DHH)Efesios 4:32 (TLA)Colosenses 3:12 (NBLH)1 Pedro 4:8 (DHH)16.Salmo 34:2 (NBLH)Salmo 119:74 (RVR 1909)Proverbios 22:11 (RVR 1909)17.Proverbios 11:25 (DHH)Isaías 58:10,11 (DHH)Mateo 25:29 (RVR 1960)Lucas 6:38 (NBLH)Gálatas 6:7 (RVR 95)18.Isaías 55:7 (NBLH)Salmo 19:14 (NBLH)Salmo 139:23,24 (DHH)Proverbios 16:3 (NBLH)Pereza1.Proverbios 6:9–11 (DHH)Proverbios 10:4 (RVR 1909)Proverbios 12:24 (DHH)Proverbios 13:4 (RVR 95)Proverbios 15:19 (RVR 1909)Proverbios 19:15 (NBLH)Proverbios 20:13 (NBLH)Proverbios 21:25 (DHH)Proverbios 23:21 (DHH)Proverbios 24:30–32 (RVR 95)Eclesiastés 10:18 (NBLH)2.Proverbios 22:13 (DHH)Proverbios 20:4 (RVR 1909)Mateo 25:14,15,19–28 (NBLH)Santiago 2:17,18,20 (NBLH)3.Proverbios 26:16 (RVR 1960)4.Proverbios 14:23 (NBLH)Hechos 17:21 (NBLH)1 Timoteo 5:13 (RVR 95)5.Proverbios 12:27 (NBLH)Proverbios 18:9 (RVR 95)Lucas 15:13,14 (RVR 95)6.Proverbios 10:26 (RVR 1909)2 Tesalonicenses 3:10–12 (NBLH)7.Proverbios 6:6–8 (RVR 1960)Proverbios 10:5 (RVR 1960)Proverbios 31:27 (NBLH)Juan 4:34 (RVR 1960)Juan 9:4 (RVR 95)1 Corintios 9:24 (NBLH)Filipenses 3:13,14 (RVR 1960)1 Corintios 7:29 (RVR 1909)8.Eclesiastés 9:10 (RVR 95)Romanos 12:11 (RVR 95)1 Corintios 9:27 (TLA)1 Corintios 15:10 (RVR 1909)2.Salmo 119:165 (DHH)Isaías 26:3 (NBLH)Romanos 8:25 (RVR 95)Filipenses 4:6,7 (TLA)Hebreos 10:35,36 (NBLH)Romanos 8:28 (NBLH)3.Salmo 20:7,8 (NBLH)Salmo 44:6 (RVR 1909)Salmo 127:1 (DHH)Jeremías 17:5 (DHH)Zacarías 4:6 (NBLH)Juan 15:5 (DHH)4.Salmo 131:1 (NBLH)Proverbios 15:22 (RVR 1909)Jeremías 45:5 (RVR 1909)Lucas 14:28–30 (NBLH)Romanos 12:16 (NBLH)5.Salmo 55:22 (DHH)Salmo 145:18,19 (DHH)Lucas 8:15 (RVR 1960)Romanos 5:3–5 (DHH)Gálatas 6:9 (TLA)2 Pedro 1:5,6 (DHH)6.Isaías 30:15 (DHH)Mateo 6:10 (RVR 1909)Mateo 19:26 (TLA)2 Corintios 3:4,5 (NBLH)Mateo 26:39 (RVR 95)Juan 5:30 (RVR 1909)7.Proverbios 24:16 (RVR 1960)Salmo 37:23,24 (DHH)Isaías 40:30,31 (DHH)Salmo 119:71 (DHH)Ira y mal genio1.Santiago 1:19–20 (RVR 95)Salmo 37:8 (RVR 1960)Eclesiastés 7:9 (DHH)2.Proverbios 16:32 (RVR 95)Proverbios 25:28 (RVR 1909)3.Proverbios 21:24 (RVR 1909)Santiago 4:1 (TLA)4.Proverbios 19:19 (DHH)Proverbios 25:8 (RVR 1960)Mateo 5:22 (NBLH)Romanos 12:19 (DHH)5.Números 20:7,8,10–12; (NBLH)Salmo 106:32,33 (NBLH)Proverbios 29:11 (NBLH)Proverbios 14:17 (RVR 95)Proverbios 14:29 (DHH)Proverbios 19:11 (DHH)Proverbios 29:22 (DHH)Eclesiastés 5:2,6 (RVR 1909)6.Proverbios 15:1 (DHH)Proverbios 15:18 (RVR 1909)Génesis 13:7–9 (RVR 95)1 Samuel 25:1–35 (NBLH)7.1 Corintios 13:5 (TLA)Efesios 4:31–32 (TLA)Colosenses 3:8,12–15 (NBLH)Efesios 4:26 (NBLH)8.Efesios 4:26 (TLA)Jueces 14:19; 15:14,15; 16:28–30(NBLH)Marcos 3:5 (RVR 95)Juan 2:14–16 16 (DHH)Malas costumbres y vicios1.Salmo 55:19 (RVR 1960)Eclesiastés 8:11 (NBLH)Jeremías 22:21 (RVR 1909)Lucas 5:39 (RVR 95)Santiago 1:14,15 (DHH)2.Salmo 19:13 (NBLH)1 Corintios 5:6,7 (NBLH)Efesios 4:22–24 (DHH)2 Timoteo 2:21 (TLA)1 Pedro 1:22 (NBLH)3.1 Samuel 10:6,9 (NBLH)Salmo 138:8 (DHH)Jeremías 18:3–6 (DHH)Jeremías 32:27 (NBLH)Ezequiel 36:26,27 (NBLH)Marcos 10:27 (RVR 1909)Juan 8:36 (DHH)1 Juan 4:4 (NBLH)4.Romanos 14:21 (RVR 1909)Gálatas 5:13,14 (TLA)1 Juan 2:10 (RVR 1909)5.Hebreos 12:1 (RVR 95)Filipenses 3:13,14 (RVR 1960)6.2 Corintios 2:11 (RVR 1909)2 Corintios 11:3 (NBLH)Efesios 6:10–12 (DHH)1 Pedro 5:8,9 (NBLH)7.Filipenses 4:13 (RVR 1909)Romanos 4:20,21 (NBLH)2 Corintios 3:18 (RVR 1909)2 Corintios 5:17 (RVR 1909)8.Salmo 32:8,9 (NBLH)Salmo 143:8,10 (DHH)Isaías 30:21 (NBLH)Isaías 42:16 (RVR 1960)Juan 16:13 (DHH)9.Eclesiastés 4:9,10 (DHH)Mateo 18:19,20 (NBLH)Hebreos 3:13 (NBLH)Hebreos 10:24,25 (NBLH)Santiago 5:16 (NBLH)10.Gálatas 5:1 (DHH)Efesios 4:27 (DHH)1 Tesalonicenses 5:17 (TLA)Santiago 4:7 (TLA)11.Job 17:9 (NBLH)Salmo 84:7 (DHH)Proverbios 4:18 (RVR 1909)Juan 8:31,32 (DHH)Gálatas 6:9 (RVR 95)1 Timoteo 4:15 (RVR 1909)Optimismo/pesimismo1.Proverbios 23:7 (NBLH)Proverbios 15:13 (RVR 1909)Lucas 6:45 (RVR 1909)1 Corintios 13:5 (TLA)Hebreos 12:15 (NBLH)
  • 96. 184 185Efesios 5:16,18 (NBLH)Hebreos 6:12 (NBLH)2 Timoteo 1:6 (RVR 1960)Preocupación1.Salmo 127:2 (NBLH)Mateo 6:25–30 (NBLH)Mateo 8:24–26 (DHH)Mateo 14:25–31 (TLA)Lucas 21:34 (NBLH)2.Job 3:25,26 (DHH)Isaías 28:16 (RVR 95)Mateo 25:24,25 (NBLH)3.Salmo 37:1 (NBLH)Salmo 37:7,35,36 (NBLH)Proverbios 24:19 (DHH)Isaías 8:12,13 (DHH)4.Salmo 55:22 (NBLH)Mateo 11:28–30 (NBLH)1 Pedro 5:7 (TLA)5.Salmo 112:7,8 (DHH)Salmo 119:165 (RVR 1909)Proverbios 1:33 (RVR 95)Proverbios 3:1,2 (RVR 1909)Isaías 26:3 (RVR 95)Isaías 48:18 (RVR 1960)Filipenses 4:6,7 (NBLH)6.Deuteronomio 1:29,30 (NBLH)Deuteronomio 20:3,4 (DHH)Deuteronomio 31:6 (NBLH)Salmo 23:4 (RVR 1909)Zacarías 8:13 (NBLH)Marcos 5:36 (RVR 1909)Juan 14:1 (TLA)Juan 14:27 (NBLH)1 Juan 5:4,5 (RVR 1960)Remordimientoy condenación1.Génesis 4:6,7 (DHH)Salmo 130:3,4 (NBLH)Ezequiel 18:21–23 (NBLH)1 Corintios 11:31,32 (RVR 95)2 Corintios 7:10 (NBLH)Apocalipsis 12:10 (RVR 1960)2.2 Samuel 24:10 (NBLH)Job 34:31,32 (RVR 95)Salmo 32:3–5 (DHH)Salmo 34:18 (NBLH)Salmo 38:4,6,9,18 (DHH)Salmo 51:3,10 (RVR 1909)Salmo 73:21–23 (RVR 95)Proverbios 28:13 (NBLH)Isaías 55:6,7 (DHH)Jeremías 3:12,13 (NBLH)Jeremías 4:14 (RVR 1909)2 Corintios 7:11 (NBLH)3.Juan 3:17,18 (RVR 1960)Juan 5:24 (NBLH)1 Juan 1:7,9 (RVR 95)4.Salmo 103:9–13 (DHH)Isaías 44:22 (NBLH)Jeremías 31:34 (DHH)Romanos 8:1 (RVR 1909)1 Juan 3:19–21 (NBLH)5.Isaías 50:9 (DHH)Romanos 8:33,34 (RVR 1909)Romanos 14:4 (NBLH)6.Salmo 51:12,13 (DHH)Juan 8:11 (RVR 1909)2 Corintios 2:7,8 (NBLH)Filipenses 3:13,14 (RVR 95)Hebreos 12:11–13 (NBLH)Resentimiento o rencor1.Proverbios 18:19 (RVR 1909)Hechos 8:22,23 (RVR 1909)Hebreos 12:15 (NBLH)Santiago 3:14 (NBLH)2.Levítico 19:18 (NBLH)Proverbios 17:9 (DHH)Mateo 6:14,15 (DHH)Mateo 18:23–35 (DHH)Romanos 2:1–6 (DHH)Efesios 4:31,32 (NBLH)1 Pedro 4:8 (NBLH)3.Job 6:2,3 (NBLH)Job 10:1 (NBLH)Job 23:1–4 (RVR 95)Mateo 12:34 (DHH)Romanos 3:14 (RVR 95)4.Génesis 45:4–8,15 (NBLH)1 Samuel 1:1–20, 2:21 (DHH)Isaías 38:10–17 (NBLH)5.Mateo 5:23,24 (RVR 95)Marcos 11:25 (TLA)Romanos 8:28 (NBLH)Romanos 12:2 (NBLH)Efesios 4:26,27 (NBLH)Filipenses 3:13,14 (RVR 1960)Colosenses 3:13 (TLA)Sabiduría1.Proverbios 16:16 (RVR 1909)Job 28:12–19 (RVR 95)Proverbios 3:13,14 (DHH)Proverbios 8:11 (RVR 1909)2.Proverbios 4:7 (NBLH)Eclesiastés 7:19 (DHH)Eclesiastés 9:16,18 (RVR 1909)Eclesiastés 7:12 (DHH)Isaías 33:6 (RVR 1909)3.Proverbios 2:10–12 (RVR 95)Proverbios 3:21–23 (DHH)Proverbios 4:5,6 (RVR 1909)Mateo 10:16 (NBLH)Efesios 5:15 (DHH)4.Proverbios 9:10 (NBLH)Job 28:28 (RVR 1909)Proverbios 15:33 (NBLH)5.Juan 7:24 (DHH)1 Samuel 16:7 (NBLH)Proverbios 8:13–15 (DHH)Proverbios 24:23 (RVR 1960)Isaías 55:8,9 (NBLH)Juan 5:30 (RVR 95)Juan 8:15,16 (DHH)6.Deuteronomio 4:5,6 (NBLH)Salmo 19:7 (NBLH)Salmo 119:98–100 (RVR 1960)Salmo 119:104 (DHH)Salmo 119:130 (NBLH)Salmo 119:169 (RVR 1909)Mateo 7:24,25 (NBLH)Colosenses 3:16 (NBLH)2 Timoteo 3:15 (RVR 95)7.Isaías 30:21 (DHH)Isaías 42:16 (NBLH)Isaías 48:17 (DHH)Jeremías 33:3 (NBLH)Oseas 6:3 (NBLH)8.Proverbios 1:5 (DHH)Proverbios 9:8,9 (DHH)Proverbios 12:15 (RVR 1909)Proverbios 13:1 (DHH)Proverbios 13:10 (NBLH)Proverbios 13:20 (DHH)Proverbios 15:31 (NBLH)Proverbios 19:20 (RVR 1909)Eclesiastés 7:5 (RVR 1909)9.Deuteronomio 32:7 (NBLH)Job 32:7 (DHH)Job 12:12 (DHH)10.1 Corintios 12:7,8 (RVR 1909)Santiago 1:5 (NBLH)Juan 14:26 (NBLH)1 Corintios 2:9,10,12,13 (DHH)Efesios 1:17 (TLA)1 Juan 2:20 (DHH)Eclesiastés 2:26 (RVR 1909)11.Salmo 90:12 (RVR 1909)Proverbios 2:1–6,9 (DHH)Proverbios 5:1,2 (DHH)Proverbios 8:33,35 (DHH)Proverbios 18:15 (DHH)12.1 Reyes 3:7–12 (NBLH)Proverbios 3:5–7 (DHH)Proverbios 11:2 (RVR 95)Lucas 10:21 (RVR 1960)13.1 Corintios 3:18,19 (DHH)Proverbios 26:12 (RVR 1909)Isaías 5:21 (RVR 1960)Romanos 1:22 (RVR 1960)Santiago 3:13–17 (DHH)14.Salmo 111:10 (RVR 95)Salmo 119:34,35 (RVR 1909)15.Job 32:8 (RVR 95)Éxodo 31:1–6 (NBLH)16.Eclesiastés 8:5 (RVR 95)Proverbios 14:29 (DHH)Proverbios 19:11 (DHH)Santiago 1:19,20 (DHH)17.Job 13:5 (DHH)Job 15:2,3 (NBLH)Proverbios 10:32 (RVR 1960)Proverbios 17:27 (NBLH)Santiago 3:13 (TLA)18.Proverbios 19:8 (NBLH)Proverbios 11:30 (RVR 1960)Soledad1.Deuteronomio 31:6 (NBLH)Isaías 44:21 (NBLH)Isaías 54:10 (RVR 1909)Jeremías 31:3 (RVR 1960)Mateo 28:20 (TLA)Romanos 8:38,39 (RVR 95)2 Timoteo 4:16,17 (RVR 1960)Hebreos 13:5 (RVR 1909)Isaías 66:13 (DHH)Juan 14:18 (NBLH)2 Tesalonicenses 2:16,17 (DHH)2.Salmo 27:10 (DHH)Salmo 142:4,5 (DHH)Isaías 49:15,16 (NBLH)3.Salmo 38:11,15 (NBLH)Salmo 63:1,5-7 (RVR 1960)Salmo 73:25,26,28 (DHH)Salmo 84:10 (RVR 1909)Cantares 3:3,4 (NBLH)Isaías 26:9 (RVR 95)Mateo 22:37 (RVR 95)Filipenses 3:8 (RVR 95)Colosenses 2:10 (NBLH)Colosenses 3:2 (DHH)4.Isaías 53:3,4,6,12 (NBLH)Juan 16:32 (DHH)Mateo 26:56 (TLA)Mateo 27:46 (TLA)Hebreos 4:15,16 (RVR 1960)5.Job 2:11 (RVR 95)Job 6:14 (NBLH)1 Samuel 23:16 (DHH)Proverbios 18:24 (RVR 1909)Proverbios 27:10 (RVR 1909)Lucas 6:31 (TLA)1 Corintios 10:13 (TLA)Filipenses 2:4 (RVR 1909)1 Tesalonicenses 3:12 (DHH)6.Salmo 126:5,6 (RVR 1909)Mateo 5:15,16 (DHH)Lucas 14:23 (RVR 1909)Romanos 10:14,15 (NBLH)7.2 Corintios 9:6 (RVR 95)Colosenses 3:14 (DHH)1 Pedro 3:8 (DHH)1 Corintios 13:8 (RVR 1960)Temor al fracaso1.Números 14:1–3,26,28,29,31,34(DHH)Job 3:25 (DHH)Isaías 7:9 (NBLH)Mateo 13:58 (RVR 1909)Mateo 17:16,18–20 (DHH)Filipenses 4:6,7 (NBLH)Santiago 1:6,7 (RVR 1960)2.Números 23:19 (RVR 1909)Job 42:2 (RVR 95)Salmo 37:5 (NBLH)Salmo 55:22 (NBLH)Jeremías 32:27 (NBLH)Mateo 9:28 (TLA)Mateo 19:26 (RVR 95)2 Corintios 1:20 (RVR 1960)Filipenses 4:13 (RVR 1909)1 Pedro 5:7 (TLA)3.1 Samuel 2:9 (NBLH)Salmo 33:16,17 (DHH)
  • 97. 186Salmo 127:1 (DHH)Jeremías 17:5 (DHH)Juan 15:5 (DHH)1 Corintios 10:12 (RVR 95)4.Isaías 40:29 (DHH)2 Corintios 1:8,9 (NBLH)2 Corintios 4:7 (NBLH)2 Corintios 12:9,10 (RVR 1960)Hebreos 11:34 (TLA)5.Romanos 9:20,21 (NBLH)Números 11:21–23 (DHH)1 Samuel 27:1 (DHH)Lucas 1:13,18–20 (RVR 1960)6.Josué 1:8 (RVR 1960)Deuteronomio 29:9 (DHH)2 Crónicas 20:20 (NBLH)Salmo 1:2,3 (NBLH)Mateo 7:24,25 (NBLH)Santiago 1:25 (RVR 95)7.Salmo 27:13 (NBLH)Mateo 14:25–31 (NBLH)Filipenses 3:13,14 (RVR 1960)2 Timoteo 1:12 (NBLH)Hebreos 12:2,3 (DHH)8.2 Crónicas 16:9 (NBLH)2 Crónicas 31:21 (RVR 1960)Salmo 37:23,24 (NBLH)Salmo 68:28 (RVR 1909)Salmo 94:17,18 (DHH)Eclesiastés 8:12 (RVR 95)2 Corintios 3:4,5 (RVR 1960)Filipenses 1:6 (TLA)Tolerancia1.Mateo 5:43–47 (DHH)Romanos 12:18 (NBLH)Romanos 14:2–6 (RVR 95)1 Corintios 3:1–5 (NBLH)Filipenses 3:15 (DHH)1 Tesalonicenses 5:15 (TLA)Hebreos 12:14 (NBLH)2.Mateo 18:21,22 (RVR 1960)Lucas 17:4 (DHH)Romanos 15:5 (NBLH)1 Corintios 13:4,7 (RVR 1960)2 Corintios 6:4,6 (DHH)Efesios 4:1,2 (NBLH)Colosenses 3:12,13 (TLA)3.Romanos 15:1,2 (NBLH)Gálatas 6:1 (DHH)1 Corintios 10:23,24 (DHH)4.Lucas 9:49,50 (NBLH)Romanos 14:19 (RVR 95)1 Corintios 9:19–22 (TLA)Efesios 4:3 (TLA)Filipenses 1:15–18 (RVR 95)Filipenses 4:8 (NBLH)5.Levítico 19:34 (NBLH)Mateo 7:1–5 (TLA)Mateo 7:12 (DHH)Lucas 6:31–33 (TLA)6.Proverbios 22:10 (DHH)Mateo 18:15–17 (RVR 95)Romanos 16:17 (TLA)2 Tesalonicenses 3:6,14,15 (NBLH)7.Mateo 4:9–11 (RVR 95)Efesios 4:27 (DHH)8.2 Crónicas 7:14 (DHH)Salmo 86:15 (DHH)Salmo 103:8–10 (NBLH)Isaías 48:9 (RVR 1960)Hechos 17:30 (RVR 95)Romanos 2:4 (DHH)Romanos 5:8 (RVR 1960)2 Pedro 3:9 (NBLH)9.Proverbios 12:20 (DHH)Gálatas 5:22 (NBLH)Mateo 5:9 (RVR 1909)Tranquilidad1.Eclesiastés 7:8 (NBLH)Isaías 30:15 (DHH)Lucas 21:19 (RVR 1960)1 Pedro 3:4 (RVR 95)2.Salmo 131:2 (NBLH)Isaías 7:4 (RVR 1960)Sofonías 2:3 (RVR 1960)1 Tesalonicenses 4:11 (NBLH)2 Tesalonicenses 3:11,12 (DHH)Santiago 1:19 (RVR 1960)3.Proverbios 17:1 (NBLH)Eclesiastés 4:6 (RVR 1909)Eclesiastés 9:17 (NBLH)4.Éxodo 14:13 (DHH)Job 22:21 (RVR 95)Salmo 42:5 (NBLH)Isaías 40:31 (NBLH)Lamentaciones 3:26 (NBLH)Hechos 19:36 (TLA)Filipenses 4:6,7 (TLA)Colosenses 3:15 (NBLH)Hebreos 4:9–11 (RVR 1960)5.Salmo 37:7–9 (NBLH)Salmo 39:6 (RVR 1960)Salmo 127:2 (NBLH)Lucas 10:38–42 (DHH)Lucas 12:25,26 (NBLH)6.Números 9:8 (DHH)1 Samuel 3:7–10 (DHH)1 Samuel 9:27 (NBLH)1 Samuel 12:7 (RVR 95)Job 37:14 (RVR 95)Salmo 4:4 (DHH)Salmo 25:9 (RVR 1909)Salmo 46:10 (NBLH)Habacuc 2:20 (DHH)Santiago 1:21 (NBLH)7.2 Crónicas 20:30 (DHH)Salmo 37:37 (DHH)Salmo 119:165 (NBLH)Proverbios 1:33 (RVR 95)Isaías 32:17,18 (NBLH)Romanos 5:1 (RVR 1909)