Your SlideShare is downloading. ×
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
La navidad, el mejor regalo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La navidad, el mejor regalo

2,842

Published on

1 Comment
2 Likes
Statistics
Notes
No Downloads
Views
Total Views
2,842
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
43
Comments
1
Likes
2
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. La Navidad,el mejor regaloLaNavidad,elmejorregaloVive el milagro de la NavidadDesde que el canto de los ángeles anunció hace 2.000años la venida al mundo de una tierna criaturita, laNavidad ha llegado a simbolizar muy variados anhelos.Es una buena ocasión para renovar sueños y estrecharlos lazos del amor, para dar y perdonar, para demostrarsolidaridad y compartir gratos momentos.También puede degenerar en una época de febril actividad yestrés si caemos en la vorágine de las compras, las comilonasy los festejos. Este libro puede contribuir a cambiar todo eso.La Navidad, el mejor regalo contiene más de 100 citasliterarias, poemas, anécdotas y meditaciones que reflejan elprofundo sentido de esta fecha y te ayudarán a disfrutarlaintensamente junto a tus seres queridos, una experienciaque luego pervivirá en tu memoria todo el año.A-SP-BA-DV-013-Hhttp://es.auroraproduction.com
  • 2. regaloLa Navidad,el mejor regalo
  • 3. Selección: Abi MayTraducción y adaptación: Felipe Mathews y Gabriel García ValdiviesoDiseño: Doug Calder y Giselle LeFavreISBN de la edición original: 978–3–03730–352–8ISBN de la versión en castellano: 978–3–03730–353–507 08 09 10 11 12  06 05 04 03 02 01© Aurora Production AG, Suiza, 2007.Derechos reservados.Impreso en Taiwán por Chanyi Printing Co., Ltd.En internet: http://es.auroraproduction.comLa Navidad, el mejor regaloii
  • 4. Índice312223138 4554 60NavidadLa Navidad es...AlegríaAlegríanavideñaesenciade la NavidadEl amor, esenciaDarDarMomentosMomentosde quietudmilagrosOcho milagrosde la NatividadNavidad eternaeternaNavidadContinua NavidadLa Navidad, el mejor regalo iii
  • 5. AgradecimientosEsta es una colección de pensamientos y reflexiones sobre la Navidad. Ademásde pasajes de la Biblia y escritos de diversas personas, incluye mensajesde Jesús. Las palabras que se le atribuyen y que no van seguidas de unareferencia bíblica (p. ej. Juan 3:16) se recibieron directamente de Él en respuestaa oraciones. Al igual que en todas las épocas, hoy en día Él habla a quienesse detienen a prestarle atención. La Suya es una voz tranquila y serena queescuchamos en nuestro interior y que nos orienta y nos reafirma que Dios nosama.Los redactores desean expresar su agradecimiento a todos los que colaboraronen este libro, muchos de ellos integrantes de La Familia Internacional. Suspoemas y artículos se editaron primeramente en la revista Conéctate, publicaciónpara el crecimiento personal que goza de amplia difusión a escala internacional.(Puede consultarse en www.conectate.org.)Salvo que se indique otra cosa, todos los versículos de la Biblia provienen de laversión Reina-Valera, © Sociedades Bíblicas Unidas, 1995. Todos los derechosreservados.La Navidad, el mejor regaloiv
  • 6. IntroducciónLa venida de Cristo a la Tierra fue un regalo que nuestro Padre celestial le hizoal mundo, pero también a cada uno de nosotros, un obsequio que no cesa desatisfacer, de fascinar y de multiplicarse.Para los privilegiados que vieron la estrella, el coro de ángeles y al Niño en elpesebre, aquella fue una experiencia espiritual inesperada y sobrecogedora.Para los pocos que reconocieron al Mesías en aquel bebito, fue un sueño hechorealidad. Para ellos y para los millones de personas que desde entonces hancreído, la puerta que lleva a la vida eterna quedó abierta.Te invitamos a participar de ese milagro, esa promesa y ese gozo inefable.¡Ojalá que en estas fiestas las estimulantes lecturas de la presente obrallenen tu vida y tu hogar de destellos del espíritu de la verdadera Navidad!La Navidad, el mejor regalo
  • 7. Que la luz que Dios envió al mundo ilumine tu corazón.Que el espíritu de la Navidad te traiga paz.Que la dicha de la Navidad te infunda esperanzas.Que la fraternidad que se respira en estas fechas te haga sentir amor.Y cuando haya pasado la temporada navideña, que todo el año conserves suespíritu y su alegría.La Navidad solo se festeja una vez al año; pero el regalo de amor que nos hizoDios es para siempre.Nos visitó desde lo alto la Aurora, paradar luz a los que habitan en tinieblas y ensombra de muerte, para encaminar nuestrospies por camino de paz. Lucas 1:78,79La Navidad, el mejor regalo
  • 8. NavidadLa Navidad es...En Navidad el amor es rey,¡y no hay prodigio que elamor no pueda hacer!Anónimo
  • 9. Lo que hace tanentrañable la Navidadno son los regalos,los adornos ni lasfestividades, sinolo que ofrecemos decorazón a Jesús y alprójimo. Alex PetersonLa Navidad es una ocasión de vivir momentosinolvidables, que perdurarán años en nuestroafecto. Shannon RichardsLa Navidad es una época de regocijo. Es una fechapara reflexionar con gratitud en todo lo que nosdeparó de positivo el año que está acabando. Es unbuen momento para agradecer el amor que nos haenviado el Cielo. María FontaineLa Navidad, el mejor regalo
  • 10. En la Nochebuena celebramos el momento en que el granCreador del universo envió al mundo Su más preciado regalo,una criaturita indefensa y débil que trajo un mensaje de amor,esperanza y salvación para todos los pueblos. Michael RoyLa Navidad es una época del año en que Dios consigue que elmundo le preste más atención que de costumbre. Revivimos elmilagro del pesebre, el nacimiento de Jesús en Belén. Rohit KumarEn última instancia, la Navidades una celebración del amorque Dios abriga por cada uno denosotros. Casey Parker¿Por qué no me organizas este añouna fiesta de cumpleaños? ¡CántameCumpleaños feliz, prepárame un ricopastel, ponme velitas y dime cuántome quieres! Al fin y al cabo, ¡enNavidad se celebra Mi cumpleaños!JesúsLa Navidad, el mejor regalo
  • 11. Pastores y pastoras,abierto está el edén.¿No oís voces sonoras?Jesús nació en Belén.La luz del cielo baja,el Cristo nació ya,y en un nido de pajacual pajarillo está.El niño está friolento.¡Oh noble buey,arropa con tu alientoal Niño Rey!Los cantos y los vuelosinvaden la extensión,y están de fiesta cielosy tierra... y corazón.Resuenan voces purasque cantan en tropel:¡Hosanna en las alturasal Justo de Israel!¡Pastores, en bandadavenid, venid,a ver la anunciadaFlor de David! Amado Nervo (1870–1919)NochebuenaLa Navidad, el mejor regalo
  • 12. La Navidad nos presenta diversospapeles que podemos desempeñar:2 Puedes ser María: Asume debuena gana el rol que Dios te asigne,sea cual sea.2 Puedes ser José: Confía en lo quete dice Dios, aunque no lo entiendas,y esfuérzate al máximo por cumplirSus designios.2 Puedes ser un pastor:Emociónate con la noticia delnacimiento y dásela a conocer acuantas personas puedas.2 Puedes ser un rey mago: Adora aJesús y hazle valiosos regalos.2 Puedes ser una estrella: Irradia laluz de Dios y señala el camino quelleva a Jesús.2 Puedes ser un ángel: Proclamaa viva voz las Buenas Nuevas.María FontaineLa Navidad, el mejor regalo
  • 13. En Repintar el ángel, WilfredPeterson cuenta la restauraciónde una estatuilla de un ángel quellevaba de la mano a un niño.Había quedado olvidada en unestante de un establecimiento decompraventa de antigüedades,hasta que un cliente quecurioseaba en la tienda laencontró, toda cubierta de hollíny polvo, y de pronto se le ocurrióuna idea inspirada: rescatarla,restaurarla y colocarla en unlugar destacado entre sus adornosnavideños.En el taller del sótano de sucasa, bañó al ángel y al niñocon esmalte blanco brillante.Seguidamente pintó de purpurinadorada las alas del ángel y elcabello del niño. Cada pinceladaobraba maravillas. La vieja y suciaestatuilla se transformó en unafigura flamante y reluciente, unobjeto de singular belleza.«¿No es eso lo que nos pasa enNavidad? —se dijo el hombremientras pintaba—. Llegamos alfinal del año sucios y deslucidos.La Navidad entonces nos repintacon los colores del amor, la alegríay la paz».La restauraciónYo nací en Navidad. Tú en estasfechas puedes renacer. JesúsLa Navidad, el mejor regalo
  • 14. La Navidad cobra unvalor muy singular cuandoreflexionamos en lo que hizoDios por el mundo, y más aúncuando le permitimos que obrepersonalmente en nosotros. Atodos nos viene bien que nosrepinten de cuando en cuando.Nos hace falta rearmarnosde amor y de paz y tenerla certeza de que Dios haperdonado nuestras faltas ypecados. ¿Qué mejor momentopara ello que la Navidad?Chloe WestPocas cosas hay que no pasen de moda en un mundo que es capazde cambiar radicalmente de la noche a la mañana. Hay algo, sinembargo, que nunca quedará desfasado: la necesidad de amar yde ser amado. Esa es la esencia de la Navidad. JesúsLa Navidad, el mejor regalo
  • 15. El sentido de la Navidad¿Por qué será que la gran fiesta de la cristiandad,en que celebramos el día en que Dios, poramor, envió a Jesús para alegrarnos la vida yaliviarnos la carga, es para muchos una de lasépocas más ajetreadas del año? ¿Será porque nosolvidamos del verdadero sentido de la Navidad?A veces se nos escapa entre los adornos, lasluces, los regalos y el jolgorio. Al arrinconar elverdadero motivo de la fiesta, se nos escurreentre los dedos la felicidad que la acompaña.Los preparativos muchas veces opacan la razónde ser de la Navidad, que es expresarle a Diosnuestro agradecimiento y aprecio por el granregalo que hizo a la humanidad.La mejor forma de celebrarla es hacerle regalosa Jesús, obsequios en prenda de nuestro amor ygratitud. Es una época en que podemos haceruna pausa para recordar a los que con frecuenciasufren el olvido. Podemos tender una mano alos necesitados.De esa manera no solo hacemos feliz a Dios,sino que hallamos profunda satisfacción.Alex PetersonLa Navidad, el mejor regalo10
  • 16. Padre celestial, nuevamentellega ese día de gozo que coronaun año más con paz y buenavoluntad.Ayúdanos a revivir comocorresponde el nacimiento deJesús y a participar del cantode los ángeles, la alegría de lospastores y la adoración de losmagos.Cierra las puertas del odio yabre de par en par las del amorpor todo el mundo.Que cada regalo transmitabondad y dulzura; y cada saludonavideño, buenos deseos.Líbranos del mal mediantela bendición que Cristo traeconsigo, y enséñanos a seralegres y puros de corazón.Que en la mañana de Navidadamanezcamos felices de serTus hijos; y que en la noche nosentreguemos al sueño llenosde gratitud, perdonando yperdonados, por amor a Jesús.Amén.Henry van Dyke (1852–1933)Oración navideñaLa Navidad, el mejor regalo 11
  • 17. ¿A dónde vais, zagales?—A Beléna ver maravillasque son para ver.—Decidnos, zagales,¿cómo lo sabéis?—En los aireslo cantan los ángeles,con voces sonoras.¡Oíd, atended!Sor Juana Inés de la Cruz (1651–1695)AlegríaAlegríanavideña
  • 18. Mi alma vibra de gozo cuando resuena en Nochebuenaese coro divino, armonioso.«Nació Cristo», los ángeles cantan. Sus voces trascienden; el mundo enciendencon alegría santa.Paul Gerhardt (1607–1676)Creyendo en [Jesús] aunque ahorano lo veáis, os alegráis con gozoinefable y glorioso. 1 Pedro 1:8Estas cosas os hehablado para queMi gozo esté envosotros, y vuestrogozo sea completo.Jesús (Juan 15:11)La Navidad, el mejor regalo 13
  • 19. Ofréceme alegríaTodo el mundo sabe que eldinero no hace la felicidad. Sinembargo, ¡qué rápido se olvidaeso durante las fiestas! Es muyfácil dejarse arrastrar por lafiebre de adquirir juguetespara los niños, ropa a la últimamoda y novedosos aparatos,y descuidar los gratosmomentos que podrías pasarcon tus familiares y amistades,ofreciéndoles el mejor de losregalos: amor. JesúsNo puedo siquiera empezar a describir la alegría que siento cuando te veorebosante de gozo y felicidad. ¡Verte feliz me hace feliz! Me gusta muchoque te detengas a mirar a tu alrededor y adquieras conciencia de la grancantidad de bendiciones que te he prodigado. Comprendo que a veces noestés de humor para dar gracias por todo lo bueno que tienes, pero eso esni más ni menos lo que quiero que hagas por Mí esta Navidad. JesúsLa Navidad, el mejor regalo14
  • 20. La luz del mundoLa luz tiene un lugar muy importanteen la Navidad: la estrella, elresplandor de los ángeles, laslucecitas navideñas... Y sobre todo, Yo:«¡Luz soy del mundo!» Jesús (Juan 9:5)Esta noche, en la Tierra oscura,prendamos mil luces navideñas.Que miles y miles reluzcany todo el cielo se encienda.Una noche de cielo estrellado,en un establo humilde y frío,María dio a luz a un hijo amado,bello y compasivo.Vino a traernos luz y amory paz a los de buena voluntad.Que esparzan las velas su resplandor.¡Cantemos con júbilo en Navidad!Villancico tradicional de SueciaLa Navidad, el mejor regalo 15
  • 21. El árbol de NavidadContemplando un arbolito deNavidad, me dije: «Es bonito.Pero ¿qué significa para mí?»El árbol de hoja perennesimboliza a Jesús, que viveinconmoviblemente en micorazón. No muere en elinvierno de mis dificultades,sino que siempre me acompaña.La estrella en la copa del árboles semejante a aquel luceroinolvidable que alumbró elcamino hacia el humildeestablo —primer hogar demi Salvador— hace más dedos mil años. Me recuerda,asimismo, que mire siemprehacia arriba, que en todomomento hay una estrellaemisora de esperanza, aun enmis noches más oscuras.La Navidad, el mejor regalo16
  • 22. Los adornos simbolizan losepisodios felices que me handeleitado y han sazonado mivida. Debiera dedicar mástiempo a agradecerle a Dioslos bienes y favores que meconcede, e incluso los sucesostristes y los momentos difícilesque me han hecho crecer comopersona. La vida no sería vidasin el contraste entre la alegríay la tristeza, el bien y el mal.¿Y las luces de colores? Me recuerdan lo queDios hace para iluminar mi camino por la vida.«Lámpara es a mis pies Tu palabra, y lumbreraa mi camino» (Salmo 119:105). No tengomotivos para sentirme sola jamás.Por último, los paquetitos al pie del árbolsimbolizan los regalos que yo le hago a Jesús. Alfin y al cabo, es Su cumpleaños. Cada vez queentrego de corazón algo a los demás, le hagoun obsequio a Cristo. He ahí la esencia de laNavidad. Amanda WhiteLos regalos de más trascendenciason los que nacen del amor: tiempo,amistad, compañía, generosidad, perdón,comprensión... Chloe WestLa Navidad, el mejor regalo 17
  • 23. Den gracias al Señor por Su misericordia ypor Sus maravillas para con los hijos de loshombres. Salmo 107:8 (LBLA)Me encanta oír las alabanzas que me dedicaspor esa noche en que vine al mundo. Trajeconmigo el don perenne del amor. Gracias a Misacrificio, puedes vivir para siempre. Me llenode alegría al oír tus alabanzas por las diversasfacetas de ese primer regalo de Navidad quehice al mundo. Y esa misma dicha te invadirátambién a ti. JesúsOfréceme alabanzas18 La Navidad, el mejor regalo
  • 24. Los ángeles que entonaron alabanzas lanoche en que nací siguen haciéndolo hoyen día. A veces el ruido y el ajetreo de lavida ahogan sus voces; pero si escuchascon detenimiento, las oirás. Acompáñalosentonando alabanzas a Mi Padre. Jesús.Alábame por las bendiciones que dibujaron en tu rostro unasonrisa, que te hicieron reír o te levantaron el ánimo.Alábame por los niñitos —los tuyos, si tienes, y si no, losajenos— y por la naturalidad y sencillez que aportan al mundo.Alábame por Mi creación, por la belleza que he puesto a tualrededor, tanto en la naturaleza como en el corazón de quieneste aman. La alabanza te reconforta el espíritu y renueva tusensación de bienestar.Alábame por Mi luz y Mi verdad, que en la Pascua resplandecencon fulgor en medio de un mundo cada vez más oscuro ydesolado.¡Alábame por todo!JesúsLa Navidad, el mejor regalo 19
  • 25. La luz de laNavidadConmoverse conel auténticoespíritu de laNavidad esrecibir un besode Dios.Casey ParkerQue Dios te conceda la luz de la Navidad, que es la fe; su calidez, que es el amor; su resplandor, que es la pureza; su integridad, que es la justicia; la creencia en ella, que es la verdad; y el todo de la Navidad, que es Cristo. Wilda EnglishLa Navidad, el mejor regalo20
  • 26. Oración navideña de gratitudAmado Jesús:Gracias por abandonar la corte celestial para nacer en la Tierra,vivir y morir entre nosotros y así transformar el mundo, y mi vida.Aunque viniste al mundo encarnado en un pequeñín, Tu amor, Tuternura y Tu paz no tardaron en extenderse por todo el orbe. Tuamor entra a raudales en todo corazón que te acoja.Gracias por lo que significa la Navidad. Así tenga o no familia yamigos, pase por buenos o por malos momentos, siempre contarécontigo. Siempre tendré Tu amor, un amor que ha superadola prueba del tiempo, un amor que me salvó y que ha salvado amuchos como yo.Jesús, luceros y ángeles recibieron con alegría Tu nacimiento.Igualmente, yo te recibo en mi corazón con alabanza y gratitud.Alex PetersonLa Navidad, el mejor regalo 21
  • 27. Bajó el amor en Navidad,primoroso y sobrehumano.Nació el amor en Navidad.Ángeles y estrellas loanunciaron.Christina Georgina Rossetti(1830–1894)esenciade la NavidadEl amor, esencia
  • 28. La Navidad es una buenaoportunidad de renovar lazos deamor. Es una época maravillosa enque los seres queridos se manifiestanaprecio, una ocasión ideal de emplearese amor para tender puentes deentendimiento, aceptación y perdón.Shelley LandonSiempre, al llegar esta temporada, hepensado en la Navidad como en unaagradable época de cariño, de perdóny de caridad; el único día, en el largoalmanaque del año, en que hombres ymujeres parecen ponerse de acuerdopara abrir sus corazones libremente yconsiderar a quienes están debajo deellos como verdaderos compañerosde viaje en el camino de la tumba yno criaturas de otra raza con destinodiferente. Charles Dickens (1812–1870)La Navidad se disfruta más cuando nose centra en los adornos, los regalos ylas fiestas, sino en el amor. La esenciade la Navidad es el amor. Implica pasarbuenos momentos con nuestra familia yamistades. Es para apreciar y celebrar elamor que sienten unos por otros. JesúsLa Navidad, el mejor regalo 23
  • 29. La Navidad es una buenaocasión para ver el mundodesde el prisma del amor.Es un momento propiciopara recordar que el mundose compone de seres comonosotros y descubrir surica vida interior. Todostienen sus problemas, igualque nosotros, sean quienessean y procedan de dondeprocedan. María FontainePara nosotros todos los días son Navidad, puesJesús nos prodiga Sus bondades a diario. Sinembargo, la conmemoración del Nacimiento destacasobre los demás días, ya que en esa fecha Su amor semanifiesta en mayores proporciones. Lo percibimosen el cariño de nuestros seres queridos, de nuestrosconocidos y aun de desconocidos. El cumpleañosde Cristo está imbuido de algo que predispone a lagente en favor de la paz y el amor y suscita gestos debuena voluntad. Saca a relucir lo mejor de cada uno,pues Jesús se hace manifiesto y Él es lo mejor de lomejor. David Brandt Berg (1919–1994)La Navidad, el mejor regalo24
  • 30. Compromisosde NavidadEsta Navidad me propongo... poner fin a una disputa abandonar mi suspicacia buscar a un amigo olvidado escribir una carta de amor hacer partícipes a otros de algo valioso responder con buenos modos infundir ánimo a alguien escuchar pedir perdón si me he equivocado ser paciente y comprensivo reconsiderar lo que exijo a los demás pensar primero en el prójimo manifestar aprecio mostrarme amable reírme un poco más expresar gratitud recibir a un extraño alegrar a un niño AnónimoLa Navidad, el mejor regalo 25
  • 31. Regálame perdónRegálame perdón. Perdona a alguien que te hayaofendido, ya sea adrede o sin intención. Tanto si laherida fue profunda como si apenas te dejó un rasguño,la Navidad es una buena fecha para reconciliarse. Ya menudo hay que empezar haciendo el esfuerzo deperdonar a alguien, aunque te parezca que esa personadebería pedirte perdón a ti. ¿Alguien dijo o hizo algoque te hirió? Perdona. ¿Albergas resentimiento haciaalguien? Perdona. JesúsCuando estéisorando, perdonad,si tenéis algocontra alguien,para que tambiénvuestro Padre queestá en los cielos osperdone a vosotrosvuestras ofensas.Jesús (Marcos 11:25)La Navidad, el mejor regalo26
  • 32. El regresoUn muchacho que se había fugado de su casa regresaba una nochebuenaen ferrocarril. Había escrito a sus padres para avisarles de su retorno, perono sabía a ciencia cierta si sería bien recibido. Como la línea férrea pasabajunto a su casa, pidió a su padre que atase a modo de señal un trapo rojoen el corpulento olmo que se alzaba en la parte posterior de la propiedad.Cuando faltaban pocos kilómetros para llegar, el joven expresó suansiedad a un señor mayor que viajaba a su lado. Éste le garantizó quesería tan bien recibido como otro chico que se fue una vez de su casa,y seguidamente procedió a relatarle la parábola de Jesús sobre el hijopródigo (Lucas 15:11–32).Efectivamente, cuando el tren alcanzó la casa solariega, la señal roja delpadre estaba desplegada. Pero en vez de haber una sola banderola roja,decenas de ellas ondeaban al viento, suspendidas de todas las ramasposibles, para anunciarle a aquel joven que en Navidad todo se perdona.Versión de Keith PhillipsLa Navidad, el mejor regalo 27
  • 33. En Navidad un carillónoí tocando una canciónque repetía con alegría:«Paz al de buena voluntad».Me dije en mi consternación:«No hay paz aquí en la Tierra, no.El odio es tanto que ahoga el canto:Paz al de buena voluntad».El repicar cobró amplitud:«Dios no es sordo, ni ha muerto aún.El bien, no el mal, ha de triunfar.Paz al de buena voluntad».Henry Wadsworth Longfellow (1807–1882)Paz en la Tierra¡Gloria a Dios en las alturas yen la Tierra paz, buena voluntadpara con los hombres! Lucas 2:14Esta Navidadcomprométete aprodigar buenavoluntad, alegría yamor a tantas personascomo puedas. Así,promoviendo Mi buenavoluntad, que es elamor, contribuirás aestablecer la paz en laTierra. Jesús La Navidad, el mejor regalo28
  • 34. La luz del amorLo que celebramos en Navidad es la entradade Cristo en la historia del hombre. Algo tanfundamental como para partir la historia de lahumanidad en dos mitades. Antes de la esperanzacristiana, y tras el paso de Cristo por la Tierra.Un paso de 33 años que nos dejó para siempre elmandamiento del Amor: «Amad a los demás como auno mismo, amad a vuestros enemigos». La historiauniversal no se entiende si no es por el mandamientodel Amor. Eulogio LópezLa Navidad renuevael ánimo y lasesperanzas. Suestrella luce enmedio de las tinieblaspregonando la promesadel infalible amor deDios. David Brandt Berg¿Por qué cantaron los ángeles? ¿Por quéestaban los Cielos jubilosos? Porque enaquella noche extraordinaria nació Jesús, sehizo la luz en un mundo en tinieblas y llególa salvación. Actualmente los Cielos siguenalborozados, porque el mensaje del Salvadorpervive. Se alegran al ver los actos de amorque realizamos por nuestros semejantes. EstaNavidad podemos ser nuevamente fuente deregocijo para los ángeles amándonos los unosa los otros. María FontaineLa Navidad, el mejor regalo 29
  • 35. Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que no sabe de horas ni de tiempo.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que se entrega y nada espera a cambio.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que se complace en dar una y otra vez.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que es manso, sincero y benigno.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, en cuyo océano se disuelven las faltas.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que ríe con los que ríen y llora con los que lloran.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, que es inagotable y siempre encuentra tiempo para los demás.Ayúdame, Señor, a reflejar Tu amor, a ofrendar mi vida para que otros vivan.María FontaineOración para reflejar amorLa Navidad, el mejor regalo30
  • 36. Dar no es solo un actode amor; es la propiaesencia del amor. JesúsDarDar
  • 37. El mejor regalo de Navidadno es el que más dinerocuesta, sino el que comunicamás amor. Henry van DykeLo más importante de laNavidad no son los regalosque se hacen, sino el amor quese expresa. Amanda WhiteLo que hace tan entrañablela Navidad no son los regalosque recibes, sino los queentregas. JesúsEsta Navidad alivia un pocola soledad que aflige al mundohaciendo compañía a unapersona que esté sola.María FontaineDedicar un rato a orar por cada uno de tus seresqueridos en algún momento del día de Navidadpodría ser uno de los mejores regalos que leshagas a ellos y a Mí. JesúsOrad unos por otros. Santiago 5:16Obsequios del corazónLa Navidad, el mejor regalo32
  • 38. Navidad es sinónimo de dadivosidad. Y en eseaspecto Jesús constituye el modelo perfecto. Unapersona que siguió bien Sus pasos fue la madreTeresa. Con la labor que realizó entre los pobresde Calcuta dio ejemplo de amor abnegado ydespertó la admiración de millones de personas.«Veo a Jesús en cada ser humano —declaró—.Me digo: “Este es Jesús hambriento; tengo quedarle de comer. Este es Jesús enfermo; tengo quelavarlo y cuidarlo”. Presto este servicio porqueamo a Jesús».Dar de corazón puede conmover tanto al dadorcomo al receptor. Esmérate por entregarte másal prójimo, y la Navidad en su máxima expresiónserá para ti una fuente de alegría y felicidad. JesúsEn cuanto lo hicisteis a unode estos Mis hermanos máspequeños, a Mí lo hicisteis.Jesús (Mateo 25:40)La Navidad, el mejor regalo 33
  • 39. Si bien en Navidad secelebra la buena voluntadde Dios para con loshombres, también deseoque sea una temporada debuena voluntad entre loshombres. Haz una pausapara preguntarme quépuedes hacer por algúnser humano. Correspondea la buena voluntad deMi Padre demostrandotú también tu buenavoluntad. JesúsDe gracia recibisteis,dad de gracia.Jesús (Mateo 10:8)Época de darLa Navidad es época de dar. Fue cuando Mi Padreme entregó a Mí, Su Hijo unigénito, por amoral mundo. Fue cuando vine a la Tierra y ofrendéMi vida para dar vida eterna a todos los que laaceptaran. Es asimismo la época en que las personasintercambian regalos para conmemorar las dádivasque Mi Padre y Yo les brindamos. En esta Navidadte pido que me ofrezcas generosidad, haciendo por tuprójimo tanto como harías por Mí. JesúsLa Navidad, el mejor regalo34
  • 40. El regalo más preciado: tiempoUn joven abogado que gozabade éxito profesional dijo: «Elmejor regalo que me han hechoen la vida fue en una Navidad.Mi padre me entregó una cajitaque contenía la siguiente nota:“Hijo, este año te obsequiaré365 horas. Todos los díasdespués de cenar te dedicaréuna hora. Hablaremos de lo quetú quieras, iremos a donde túquieras y jugaremos a lo que túquieras. Será tu hora”.»Mi padre no sólo cumplió esapromesa, sino que la renovótodos los años. Fue el regalo másvalioso que me han hecho jamás.Yo soy el fruto del tiempo quepasó conmigo».De la revista «Moody Monthly»La Navidad, el mejor regalo 35
  • 41. Aprende de Dios, que sabe dar como se debe: Suobsequio no tuvo por intención demostrarnos lopoderoso ni lo rico que es, ni el buen gusto que tiene.Lo único que nos demostró con él fue que nos amabamás que a nadie y que estaba dispuesto a ir al extremoque fuese para hacernos felices. María FontaineSi no sabes qué dar en Navidad a «las personas que lotienen todo», escógeme a Mí de regalo. Obséquialesamor, gentileza, perdón o misericordia, cualquier cosaque les haga sentir el amor de Dios. Jesús¿Cuáles son losregalos más valiososque puedes hacer atus seres queridos enNavidad? Palabrasy actos cariñosos,compasión, perdón,aprecio, comprensión ytolerancia.María FontaineSi quieres hacer unobsequio estupendo aalguien, regálale tutiempo y tu atención.María FontaineBuenos regalosLa Navidad, el mejor regalo36
  • 42. Mi oración por ti esta NavidadHola. Te escribo con mucho cariño.No tengo medios para regalarte todo lo que necesitas y mereces. Poreso esta Navidad te ofrezco una oración. Pido a Dios que te concedalos dones más sublimes que Él tiene para ti.En primer lugar, ruego que tengas felicidad. La Biblia la llama gozo.Mi plegaria es que tengas un gozo que perdure aun cuando lascircunstancias no sean las ideales.Seguidamente, pido que halles paz interior, la grata certeza de que tuvida está en manos de Dios y que Él no permitirá que te ocurra nadaque no puedas solucionar con Su ayuda.Rezo además para que arraigue en ti la fe, una fe firme basada enmagníficas realidades: Dios, Su amor y las promesas que te ha hecho.Por último —aunque no por ello menos importante—, ruego quepuedas disfrutar de amor. De un gran amor, un amor copioso,paciente, dotado de sabiduría; un amor tierno, ameno, apasionante,pleno de sentido, perdurable, firme, alentador… es decir, del amor deDios en sus mil y una manifestaciones. Chloe WestLa Navidad, el mejor regalo 37
  • 43. ¿Cuál es la mejormanera de celebrarla Navidad? Pasarlacon Jesús.María FontaineMomentosMomentosde quietud
  • 44. ¿Por qué no hacer un alto y disfrutar —realmente disfrutar— dela esencia de la Navidad? Reduzcamos nuestras listas dequehaceres. Disfrutemos de la belleza. La Navidad entrañamuchas cosas maravillosas y muchos aspectos encantadores.Sería lamentable perdérnoslo todo por andar envolviendo estoy aquello, corriendo a conseguir un último detalle, cocinandotal y cual plato y enfrascándonos en cantidad de preparativospara el festín. Es decir, por abarrotar la Navidad de tantas cosasinnecesarias.Permíteme pasar unos minutos con Jesús. Él es el alma mismade la Navidad. Virginia Brandt Berg (1886–1968)¿Podrías dedicarme unos instantes ahora mismo, enmemoria de Mi nacimiento? Quiero expresarte cuánto tequiero. ¿Podrías hacer una pausa para agradecerme el amorque albergo por ti y meditar sobre cómo puedes difundirmás amor por tu rincón del mundo? JesúsNoche de paz, noche de amor.Ved qué bello resplandorluce en el rostro del Niño Jesús.Desde el pesebre nos vierte Su luz,astro de eterno fulgor.Josef Mohr (1792–1848)La Navidad, el mejor regalo 39La Navidad, el mejor regalo 39
  • 45. El cumpleaños del esposoUna pareja de recién casadosse toma un fin de semana paracelebrar el cumpleaños delmarido. Llevan meses esperandoilusionados esta escapada. Laesposa quiere que salga todoperfecto.Ni bien terminan de instalarse ensu cómodo bungalow, ella parterumbo a la ciudad. Pasa horasrecorriendo tiendas en busca delas comidas y bebidas predilectasde su marido y de cachivachescon los que decorar la cabaña alentero gusto de él. No escatimaen gastos. También busca portodas partes el regalo adecuadopara él. Al final encuentra algobonito; no está segura de que sealo más indicado, pero espera quea él le agrade.El día pasa volando, y cuando ellaregresa a la casita vacacional, elsol ya se pone en el horizonte. Élse le acerca con ternura, pero setopa con un abrazo apresurado.Es que ella tiene que correr a lacocina para continuar con lospreparativos.Él se sienta y se queda mirándolamientras ella va de la cocinaal comedor, revuelve la olla,enciende una vela, pica unasLa Navidad, el mejor regalo40
  • 46. cuantas verduras y pone músicaambiental. Por fin, cuando todoestá listo, se retira al dormitoriopara acicalarse.Al salir espera encontrarse conmuestras de aprecio por todolo que se ha esforzado; pero verodar una lágrima por la mejillade su amado, quien habríapreferido pasar todo ese tiempocon ella.La Navidad es el cumpleaños deJesús. ¿Qué será lo que Él másdesea de nosotros? ¿Nuestroservicio? ¿O nuestro amor?Shannon RichardsEn estas fechas tanentrañables, cuando a todosles gusta reunirse con susseres queridos, familiares yamigos, Yo quiero reunirmecontigo. Podemos sentarnosa conversar. O leer algojuntos y hacer una pausacada tanto para reflexionarsobre ello. Podemosdecirnos las cosas que nosgustan y que valoramos eluno del otro. Con detallesasí puedes manifestarmeque me amas y que no tehas olvidado de quién es elhomenajeado. JesúsLa Navidad, el mejor regalo 41
  • 47. Un regalo que se renuevaTengo para ti un regalo único. No está en venta enninguna tienda, pues no se compra ni se vende, sino quese da gratuitamente. Nunca se aja, se descompone ni sedesgasta, y nunca te quedará chico. Nadie puede despojartede él. Te durará para siempre. Puedes llevártelo contigodondequiera que vayas y disfrutar de él en cualquiermomento. Aunque permanece inalterable, jamás dejará desorprenderte y fascinarte. Puedes compartirlo todo lo quequieras, que siempre habrá bastante para todos. Es más,cuanto más lo compartas, más tendrás.Te regalo la promesa de Mi presencia. Quiero estarmás cerca de ti y tener contigo una relación más estrechaque ningún amigo o amante terrenal. Tengo mucho queofrecerte, más que suficiente para llenar cada uno de tusdías desde ahora y para siempre.Comenzaré por darte una dosis extra de Mi amor: amorverdadero, infalible, incondicional. Mi amor es el másLa Navidad, el mejor regalo42
  • 48. pleno y sublime que existe; la felicidad que te comunica noes de este mundo. No se trata de la felicidad efímera quea veces encuentras en otras cosas, sino de una satisfacciónprofunda y permanente, con todas sus tonalidades ymatices: alegría, tranquilidad, contentamiento, paz,estabilidad, seguridad, optimismo, deleite…Además, siempre estaré a tu lado, a un paso de ti, paradisfrutar contigo de los momentos lindos y ayudartecuando las cosas se tornen difíciles. Nunca me aburrode tu compañía. Tengo respuestas para todos tusinterrogantes y soluciones para todos tus problemas.Puedes hablarme en cualquier momento y en cualquiersitio: Yo entonces te susurraré al corazón o al pensamientoexactamente lo que necesites.Extiende la mano y acepta este singular regalo. ¡Es tuyo!Jesús[El Señor] dijo: «Mi presenciate acompañará y te darédescanso». Éxodo 33:14La Navidad, el mejor regalo 43
  • 49. Palabras del alma Amado Jesús:Eres Dios y eres hombre, Rey de reyes y siervo de todos. Dejasteatrás Tu trono de inmortalidad para revestirte de humanidad.Te hiciste uno de nosotros para salvarnos. Me invade un gozoinexpresable cuando pienso que viniste callada y humildemente anuestro mundo y lo alteraste para siempre. ¿Quién iba a imaginar latransformación que se obraría por medio de un recién nacido hijode padres comunes y corrientes, envuelto en trapos y acostado en unpesebre?En los buenos momentos y en los malos, aunque no tenga a nadiemás, siempre puedo contar contigo. Siempre tendré Tu amor, amorque ha superado la prueba del tiempo, amor que me salvó y que hasalvado a muchos como yo. Gracias por acceder a experimentartanto las alegrías como los sufrimientos de la vida terrenal. Graciaspor soportar las lágrimas, el dolor, la frustración, el agotamiento,la soledad y la muerte a fin de poder decir sinceramente que noscomprendes. Nunca ha habido amor más perfecto que el Tuyo.Casey ParkerLa Navidad, el mejor regalo44
  • 50. Ronan KeaneTodo bebé es un milagro de Dios. Se escucha el primer llanto, ylos padres y todos los presentes celebran con júbilo el prodigio queacaban de presenciar. El nacimiento de Jesús entrañó todo eso, peroademás estuvo signado por al menos ocho milagros más.milagrosOcho milagrosde la Natividad
  • 51. Primer milagro:Anunciación angélicaA diferencia de otros nacimientos, el de Cristo se anuncióantes que Él fuera concebido. «Al sexto mes, el ángelGabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galileallamada Nazaret, a una virgen desposada con un varónque se llamaba José, de la casa de David; y el nombrede la virgen era María. Entrando el ángel a donde ellaestaba, dijo: “¡Salve, muy favorecida! El Señor es contigo;bendita tú entre las mujeres. María, no temas, porque hashallado gracia delante de Dios. Concebirás en tu vientrey darás a luz un Hijo, y llamarás Su nombre Jesús”»(Lucas 1:26–28,30,31).1La Navidad, el mejor regalo46
  • 52. Huelga decir que el hecho de queMaría —Su madre— fuera virgen en elmomento de Su concepción constituyeuno de los milagros más conocidos ydestacados. La Biblia lo expresa conclaridad:«Entonces María preguntó al ángel:“¿Cómo será esto?, pues no conozcovarón”. Respondiendo el ángel, le dijo:“El Espíritu Santo vendrá sobre ti y elpoder del Altísimo te cubrirá con susombra; por lo cual también el SantoSer que va a nacer será llamado Hijo deDios”» (Lucas 1:34,35).Aquel acontecimiento había sidopredicho 700 años antes por el profetaIsaías: «El Señor mismo os daráseñal: La virgen concebirá y dará aluz un Hijo, y le pondrá por nombreEmanuel» [que en hebreo quiere decirDios con nosotros] (Isaías 7:14). En todosentido, Jesús es el Hijo de Dios.Segundo milagro: Concepción milagrosa2La Navidad, el mejor regalo 47
  • 53. Tercer milagro: Otra concepción milagrosaGabriel también anuncióa María que su primaElisabet —mujer estérilya pasada de la edad deconcebir— también daría aluz a un niño, el cual haríaque «muchos de los hijosde Israel se [convirtieran]al Señor, su Dios». El hijode Elisabet fue Juan elBautista. Todo sucediótextualmente tal como loanunció el ángel Gabriel(Lucas 1:5–25, 57–66).3 La Navidad, el mejor regalo48
  • 54. ¿Y qué hay de José, el prometido deMaría? ¿Qué pensó él cuando descubrióque María, al regresar de su visita aElisabet, tenía tres meses de embarazo?Muy probablemente tuvo reaccionesencontradas. «José, su marido, comoera justo y no quería infamarla, quisodejarla secretamente» (Mateo 1:19).Procuró librarla de una temiblehumillación y hasta de una posiblecondena a muerte, ya que así secastigaba el adulterio según la ley judía(Deuteronomio 22:13,14,21). Al mismotiempo, es fácil imaginarse el dolorque debió de sentir al pensar que suprometida llevaba en su vientre el hijode otro hombre.En ese momento Dios enviótambién un ángel a José, no solo paratranquilizarlo y reconfortarlo, sino paraaclararle la situación. «Un ángel delSeñor se le apareció en sueños y le dijo:“José, hijo de David, no temas recibir aMaría tu mujer, porque lo que en ellaes engendrado, del Espíritu Santo es.Dará a luz un Hijo, y le pondrás pornombre Jesús [que en hebreo quieredecir Salvador], porque Él salvará aSu pueblo de sus pecados”. Cuandodespertó José del sueño, hizo como elángel del Señor le había mandado yrecibió a su mujer» (Mateo 1:20,21,24).Cuarto milagro: Confirmación angélica4La Navidad, el mejor regalo 49
  • 55. Quinto milagro: Lugar de nacimientoNacer en Belén también constituyó uncumplimiento milagroso de una profecía delAntiguo Testamento, puesto que sus padres vivíanen Nazaret, a varios días de viaje. «Tú, BelénEfrata, tan pequeña entre las familias de Judá,de ti ha de salir el que será Señor en Israel; susorígenes se remontan al inicio de los tiempos, a losdías de la eternidad» (Miqueas 5:2).El emperador romano César Augusto habíadecretado que se llevara a cabo un censo en todoel Imperio. La tradición hebrea exigía que paratodo empadronamiento cada hombre regresaraa la ciudad que considerara su hogar ancestral.En el caso de José —descendiente directo del reyDavid—, ello implicaba retornar a Belén con suesposa embarazada, quien dio a luz poco despuésde llegar.5La Navidad, el mejor regalo50
  • 56. Sexto milagro: Aparición de ángelesUn ángel visitó a unos pastores que apacentaban sus ovejas en los cerros querodean a Belén y les dijo: «“No temáis, porque yo os doy nuevas de gran gozo,que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, unSalvador, que es Cristo el Señor. Esto os servirá de señal: hallaréis al Niñoenvuelto en pañales, acostado en un pesebre”. Repentinamente apareció conel ángel una multitud de las huestes celestiales, que alababan a Dios y decían:“¡Gloria a Dios en las alturas y en la Tierra paz, buena voluntad para con loshombres!”» (Lucas 2:10–14).Los pastores se dirigieron a Belén, dondeencontraron al Mesías exactamente donde el ángelles había dicho. «Al verlo, dieron a conocer lo que seles había dicho acerca del Niño» (Lucas 2:17).6La Navidad, el mejor regalo 51
  • 57. 7Unos sabios de Orienteobservaron un fenómenoinusual en el cielo, queinterpretaron como la señaldel nacimiento del «Rey de losjudíos», y salieron en Su buscapara adorarlo.En aquellos días los viajeseran lentos y dificultosos. Ajuzgar por otros pasajes de laEscritura, se cree que entrelos preparativos y el viaje les tomó cerca de dosaños llegar a Judea para entregar a Jesús susobsequios. «La estrella que habían visto en eloriente iba delante de ellos, hasta que, llegando,se detuvo sobre donde estaba el Niño. Y al verla estrella, se regocijaron con muy grande gozo.Al entrar en la casa, vieron al Niño con María,Su madre, y postrándose lo adoraron. Luego,abriendo sus tesoros, le ofrecieron presentes:oro, incienso y mirra» (Mateo 2:9–11).Séptimo milagro:Señal en los cielosLa Navidad, el mejor regalo52
  • 58. 8Octavo milagro:Con mucho, el mayor de todosAsí y todo, el milagro supremo de la Navidad nada tiene que ver con ángeles,ni con sabios de Oriente, ni con señales en el cielo. La mayor maravilla detodas fue que el unigénito Hijo de Dios se encarnara en un nene débil eindefenso con el fin de amarnos, comprendernos mejor, identificarse con losseres humanos y al final morir por nosotros. La vida eterna es el don queDios nos concede, y esa vida se encuentra en Jesús (1 Juan 5:11).Ninguno de nosotros puedellegar a comprender lomaravilloso que es Dios Padre.Hasta tal punto escapa denuestra comprensión que tuvoque crear un Ser capaz deenseñarnos Su amor, alguienque estuviera en nuestro mismoterreno, a quien pudiéramos ver,a quien alcanzáramos a percibircon los sentidos, que bajara aDios y lo pusiera a la alturade nuestro entendimiento, unHombre que fuera como Él, aquien llamó Su Hijo.David Brandt BergLa Navidad, el mejor regalo 53
  • 59. De tal manera amó Dios al mundo, que hadado a Su Hijo unigénito, para que todoaquel que en Él cree no se pierda, sino quetenga vida eterna. Juan 3:16Navidad eternaeterna
  • 60. Siempre podrás contar con Miamor. En cualquier lugar, en todomomento, de día y de noche.Mi amor descenderá al másprofundo abismo para salvarte, irá acualquier extremo para rescatarte.No se detiene ante nada. Se entregaincansablemente.Te concedo Mi amor, infinito y fiel.Mi amor te tranquilizará cuandoalgo te perturbe, te dará reposocuando te invada el cansancio,fuerzas cuando te sientas incapaz decontinuar.Mi amor aplacará tus temoresy te alentará cuando te asalte ladesesperación.Mi amor puede sanar tu cuerpodoliente y aliviar tus penas ysufrimientos.Mi regalo para tiMi amor calmará tu desasosiegoy desvanecerá la tensión, laspreocupaciones y el estrés.De regalo esta Navidad te ofrezcoMi amor.Siempre te lo he querido dar. ¿Loaceptas? JesúsLa Navidad, el mejor regalo 55
  • 61. La solución¿Recuerdas alguna ocasión durante tu infancia en quedeseaste algo muy vivamente y se te hizo interminablela espera; y cuando por fin lo conseguiste, aunque noera en absoluto como te lo imaginabas, resultó sermucho mejor aún? Pues eso mismo hizo nuestro Padrecelestial con la Navidad.Desde el principio de los tiempos, la humanidad habíaanhelado algo que hiciera su vida dichosa y plena deverdad. ¿Quién iba a decir que ello llegaría en la formade un chiquitín nacido en un establo? Sin embargo, asífue precisamente cómo ocurrió.Dios se fijó en cada corazón que había creado y encada alma que había de crear, y supo con exactitud quénecesitaba cada uno. Entonces tomó una parte de Sucorazón, creó con ella la solución perfecta y la envió almundo. Esa solución se llama Jesús. Keith PhillipsLa Navidad, el mejor regalo56
  • 62. Amor eternoDios entregó Su amor al mundo entero. No obstante, te amatanto que te concedió Su más valiosa posesión, lo que másamaba, a «Su Hijo Unigénito», para que tú llegaras a tener vidaeterna (Juan 3:16). Te ama con mayor intensidad y profundidadde lo que se puede expresar con palabras. No hay forma decomprender el amor de Dios; es demasiado grande, sobrepasatodo entendimiento (Efesios 3:19). No puedes hacer otra cosaque acogerlo y sentirlo en tu corazón. David Brandt BergAlgunas personas no logranentender cómo pudo Dios asumirforma humana. Pero así fue. A míno me resulta extraño, porque yo loveo nacer en algún corazón todoslos días. Hace ahí Su morada ytransforma la vida de esa persona.¡Eso es un milagro impresionante!Virginia Brandt BergMi nacimiento fue el mejor regaloque pudo hacerte Mi Padre: conello te dio la oportunidad deobtener vida eterna. JesúsLa Navidad, el mejor regalo 57
  • 63. Intercambio de regalosAunque soy Señor del universo, ansíoalgo más. Tengo a Mi disposiciónpalacios y riquezas incalculables.Parezco poseerlo todo; sin embargo,me haces falta tú. Quiero ser tuamor, tu amante, tu compañero. Tuconsentimiento significaría más paraMí que ningún otro regalo. Hagamosun intercambio: Yo te entrego Micorazón, y tú me das el tuyo. Jesús¿Qué puedo darle,pues pequeña soy?Quizás un cordero,si fuera yo pastor.Si fuese un rey mago,oro daría yo.Ya sé qué daré:le doy mi corazón.Christina Georgina RossettiAma al Señor tu Dios con todotu corazón, con toda tu almay con toda tu mente.Jesús (Mateo 22:37, DHH)La Navidad, el mejor regalo58
  • 64. El regalo navideñoque Dios te ofrece¿Ha nacido en ti el Niño Jesúsesta Navidad? Para llegar a poseerel amor, la dicha y la paz que Élbrinda, basta con que le abras lapuerta de tu corazón y lo invitesa pasar. Él dice: «Yo estoy a lapuerta y llamo; si alguno oye Mivoz y abre la puerta, entraré a él»(Apocalipsis 3:20). No tienes másque hacer esta sencilla oración:Jesús, te ruego que vengas a micorazón. Perdona mis pecadosy lléname de Tu amor, tal comoprometiste. Gracias por darme unavida nueva. Amén.Una vez que le hayas dadoentrada a tu vida, Jesús nunca teabandonará. Para siempre seráNavidad en tu corazón. Chloe WestJesús, el dulce, viene...Las noches huelen a romero...¡Oh, qué pureza tienela luna en el sendero!Palacios, catedrales,tienden la luz de sus cristalesinsomnes en la sombra dura y fría...Mas la celeste melodíasuena fuera...Celeste primaveraque la nieve, al pasar, blanda, deshace,y deja atrás eterna calma...¡Señor del cielo, naceesta vez en mi alma!Juan Ramón Jiménez (1881–1958)La Navidad, el mejor regalo 59
  • 65. Honraré la Navidaden mi corazón yprocuraré guardarlatodo el año.Charles DickensNavidadContinua Navidad
  • 66. Valora cada díaAlgunos consideran ciertos días másimportantes que otros; pero en realidaddeberíamos valorarlos todos, ya que cada unode ellos es un regalo de Dios. Él no nos amamás ni menos en ciertos días. Asimismo,nosotros tampoco deberíamos designar ciertosdías para amarlo y agradarle. Todos los díasdebiéramos amarlo con igual intensidad.Si nos acordamos de dar gracias a Dios porel valioso don de la vida, cada día puede seruna especie de cumpleaños para nosotros. Ymanifestándoles a diario a los demás cuántolos apreciamos podemos hacer que cada díasea su cumpleaños. Todos los días pueden serNavidad si el espíritu navideño está presenteen nuestro corazón. Cualquier día puede serfiesta si con nuestros actos lo hacemos festivo.David Brandt BergLa Navidad, el mejor regalo 61
  • 67. Hay algo mejor que celebrar el díade Navidad, y es ser consecuente con loque se celebra en Navidad.¿Estás dispuesto a olvidar lo que hashecho por el prójimo y a recordar loque otros han hecho por ti?¿A no pensar en la deuda que tiene elmundo contigo y a reflexionar más biensobre lo que debes tú a la humanidad?¿A tener en cuenta las necesidades ypreferencias de los niños?¿A acordarte de los que estánentrados en años y se sienten débiles ysolos?¿A dejar de preocuparte por elconcepto que de ti puedan tener tusamigos y plantearte en cambio si losamas con la fuerza que debes?¿A cavar una tumba para tus malospensamientos y plantar un jardín desentimientos bondadosos que tengasiempre la verja abierta?¿Estás dispuesto a hacer cuantoacabo de enumerar, aunque solo seapor un día?En tal caso, celebrarás realmente laNavidad.¿Crees que el amor es la fuerza máspoderosa del mundo, mayor que el odioy que la muerte, y que el bendito Niñoque tiempo atrás nació en Belén es laencarnación y el resplandor del amoreterno?En tal caso, celebrarás realmente laNavidad.Henry van DykeVivir la NavidadLa Navidad, el mejor regalo62
  • 68. En Navidad se conmemora una fecha quealteró el rumbo de la Historia. Pero hastaque no altere el rumbo de tu vida, careceráde sentido para ti. JesúsLos actos de bondad que hacemos en Navidadson un excelente ensayo de la conducta quedebemos tener todo el año. María FontaineNo sólo en las Navidades,sino todos los días,la alegría que reparteste será retribuida.John Greenleaf Whittier (1807–1892)Ama a tu prójimocomo a ti mismo.Jesús (Mateo 22:39, DHH)La Navidad, el mejor regalo 63
  • 69. Comparte la alegríaEl mundo puede ser muy frío y oscuro, y aunque soy la luz del mundo, necesitoa alguien que la haga resplandecer. Necesito que alguien diga lo que quierodecir, haga lo que quiero hacer y sea lo que quiero ser para otras personas. Túpuedes transformar tu parte del mundo para bien. Puedes mejorar la vida dequienes te rodean. Puedes dar ejemplo de Mí, personificar Mi amor y desvelo; yhaciendo eso encontrarás una satisfacción enorme.Cuando veas personas que padecen enfermedades o son menos afortunadas quetú, recuerda que esta alegre celebración, la Navidad, es en honor a Mí. Que Micompasión te mueva a hacer lo que haría Yo por satisfacer sus necesidades. JesúsLa Navidad, el mejor regalo64
  • 70. For unto us a Child is born, Unto us a Son is given; And the gov-ernment will be upon His shoulder. And His name will be calledWonderful, Counselor, Mighty God, Everlasting Father, Prince ofPeace.—Isaiah 9:6Oración por la pazJesús, deseo conocerte personalmente. Quiero entenderla verdad, ver el mundo desde Tu perspectiva. Quieroconocer Tu voluntad y hacer lo posible por que se cumpla.Deseo dar la cara por la verdad y la justicia. Dame fuerzaspara ello. Indícame cómo puedo mejorar mi entorno.Enséñame a amar y a ayudar a mis semejantes como loharías Tú si estuvieras hoy en día en la Tierra. Eres elPríncipe de paz. Hazme saber cómo puedo promover lapaz. Amén. Shannon RichardsVivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará convosotros. 2 Corintios 13:11Un Niño nos ha nacido, Hijo nos ha sido dado, y elprincipado sobre Su hombro. Se llamará Su nombre«Admirable consejero», «Dios fuerte», «Padre eterno»,«Príncipe de paz». Isaías 9:6La Navidad, el mejor regalo 65
  • 71. Hoy y siempreLa Navidad es mucho más que un día ouna época del año: es la clave que revela elsentido de toda la existencia. JesúsJesús fue un regalo que hizo Dios al mundo.No solo lo puedes disfrutar en Navidad, sinotodos los días de tu vida y aun en el más allá,por la eternidad. Él satisfará toda necesidadque puedas llegar a tener. María FontaineLa Navidad pasa veloz.Llega… y en un soplo ya se va.Mas si Jesús mora en tu corazón,todo el año será Navidad.Navidad, oh Navidad,quédate en mi pensamiento.Señor, quiero vivir cada díacomo el de Tu nacimiento.Paul MichaelLa Navidad, el mejor regalo66
  • 72. Para el futuroLleva siempre Mi amor en tu corazón, ynunca te faltará compañía. Yo estaré contigo,y a través de ti haré sentir Mi amor a otraspersonas. JesúsDondequiera que estés, hagas lo que hagas,siempre puedes tenerme a tu lado. JesúsLlévame contigo a todas partes. Lleva Mipresencia contigo. Sigue amándome ypasando ratos conmigo: serán tu fuente defortaleza a lo largo de la vida. JesúsEspero con ansias la primera Navidad quepor fin podamos celebrar todos juntos en elCielo. Será un grandioso acontecimiento, querecordaremos por la eternidad. JesúsVoy, pues, apreparar lugarpara vosotros,para que dondeYo esté, vosotrostambién estéis.Jesús (Juan 14:2,3)La Navidad, el mejor regalo 67
  • 73. Alentadores mensajes queresponden a los grandesinterrogantes de la vida,con palabras del mejororientador de todos lostiempos: Jesucristo.Algunos títulos de lacolección están también eninglés, portugués, francés,japonés, croata, húngaro,holandés y afrikaans.Si deseas comunicartecon un representanteen tu país o encargarlospor e-mail, visítanos enes.auroraproduction.comDe Jesús,con cariño
  • 74. La Navidad,el mejor regaloLaNavidad,elmejorregaloVive el milagro de la NavidadDesde que el canto de los ángeles anunció hace 2.000años la venida al mundo de una tierna criaturita, laNavidad ha llegado a simbolizar muy variados anhelos.Es una buena ocasión para renovar sueños y estrecharlos lazos del amor, para dar y perdonar, para demostrarsolidaridad y compartir gratos momentos.También puede degenerar en una época de febril actividad yestrés si caemos en la vorágine de las compras, las comilonasy los festejos. Este libro puede contribuir a cambiar todo eso.La Navidad, el mejor regalo contiene más de 100 citasliterarias, poemas, anécdotas y meditaciones que reflejan elprofundo sentido de esta fecha y te ayudarán a disfrutarlaintensamente junto a tus seres queridos, una experienciaque luego pervivirá en tu memoria todo el año.A-SP-BA-DV-013-Hhttp://es.auroraproduction.com

×