Your SlideShare is downloading. ×
11. 11a y 11b superacion de debilidades (superar conflictos)
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

11. 11a y 11b superacion de debilidades (superar conflictos)

5,373
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
5,373
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
24
Actions
Shares
0
Downloads
29
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. CONECTATE PRESENTA: SUPERACION DE DEBILIDADES
  • 2.
    • Identificar debilidades a fin de superarlas.
    • Todo el mundo libra batallas.
    • Tres pasos para vencer.
    Objetivos:
  • 3. Sección 1: LOS VAIVENES DE LA VIDA
  • 4. Salmo 144:15 Bienaventurado el pueblo que tiene esto; bienaventurado el pueblo cuyo Dios es el Señor. Sé alegre
  • 5. ¿Qué pasaría si un soldado dijera: «Me enrolé en el ejército. ¿Por qué habría de combatir?» Si ese es precisamente el motivo por el que alguien se enrola: para combatir . Y nosotros estamos en una guerra espiritual en la que el Diablo nos va a presentar batalla. Las pruebas son inevitables
  • 6. 1 Timoteo 6:12 — Pelea la buena batalla de la fe , echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos.
  • 7. Un viejo axioma militar que data de la Primera Guerra Mundial dice: «El enemigo no abre fuego hasta que sales de la trinchera». 2 Timoteo 2:3 - Tú, pues, sufre penalidades como buen soldado de Jesucristo .
  • 8. Diversos tipos de problemas (1) Problemas de orden físico (2) Las debilidades de la naturaleza humana (3) Los ataques espirituales
  • 9. (1) Problemas de orden físico Filipenses 4:12 Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad.
  • 10. (2) Las debilidades de la naturaleza humana Romanos 7:18–19 — Y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien; porque el querer el bien está en mí, pero no el hacerlo. Porque no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero, eso hago.
  • 11. ( 3) Los ataques espirituales 1 Corintios 15:57 — Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. El arma preferida del enemigo es el desaliento.
  • 12. No hay ninguna prueba que no podamos soportar Si alguna vez te sientes tentado a sentirte abandonado y solo, y piensas que eres el único que está pasando por tantas dificultades, y que a causa de tus errores son peores que las que pasa el resto de la humanidad, recuerda que muchas otras personas se han sentido igual alguna vez. Y han salido adelante.
  • 13. El Señor no te va a dificultar las cosas más de lo que eres capaz de sobrellevar, y siempre te dará una salida. 1 Corintios 10:13 — No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir, sino que dará también juntamente con la tentación la salida, para que podáis soportar.
  • 14. Pruebas de fuego: ¿Cómo reaccionamos? A veces el Señor permite que nos sucedan ciertas cosas que no entendemos para ponernos a prueba. Nos hace pasar por los fuegos purificadores que suponen esas pruebas. Si a raíz de nuestras tribulaciones aprendemos y maduramos, en lugar de amargarnos nos volvemos mejores.
  • 15. 1 Pedro 4:12 — Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese. 1 Pedro 1:7 — Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro que es perecedero, aunque se pruebe con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo.
  • 16. «Gracias a Dios por esta silla de ruedas» El Dr. Hubert Davidson había ido a visitar a la famosa poetisa Myra Brooks, autora de la obra titulada «El toque del Maestro». Cuando ya se marchaba, Myra dio una palmadita en el brazo de su silla de ruedas, al tiempo que exclamaba: «¡Y gracias a Dios por esto!"»
  • 17. Qué llamativo, que se mostrara agradecida por una silla de ruedas! Pero la verdad es que su talento había permanecido oculto en la época anterior a la silla de ruedas. En vez de dejar paso a la amargura, ella escogió un camino mejor, y un maravilloso ministerio abrió nuevas sendas de bendiciones para ella. Sus poemas han sido una bendición para el mundo entero.      
  • 18. Salmo 55:22 — Echa sobre el Señor tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo. Hebreos 13:5 — Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque Él dijo: «No te desampararé, ni te dejaré». Una relación más estrecha con Jesús
  • 19. En términos generales podríamos decir que la solución es «permanecer estrechamente ligado al Señor». Y eso es cierto, pero nos parece que resultaría útil ser un poco más específicos. Sean cuales sean tus dificultades, si sigues estos pasos con oración, tienes garantizada la victoria. Tres pasos para vencer
  • 20. Resumen: Paso 1. Identifica el problema Paso 2. Encuentra la solución Paso 3. Sigue adelante Tres pasos para vencer
  • 21. Sección 2: «TRES PASOS PARA VENCER» Primer Paso: IDENTIFICAR EL PROBLEMA
  • 22. a) PREGÚNTALE AL SEÑOR ACERCA DE TU PROBLEMA        Una de las primeras cosas que debemos hacer es preguntarle al Señor cuál es el origen del problema, si hemos cometido algún error nosotros y qué enseñanzas quiere Él que le saquemos al asunto . Salmo 143:10 - Enséñame a hacer Tu voluntad, porque Tú eres mi Dios; Tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud.
  • 23. 2 Timoteo 3:16–17 — Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra. Salmo 119:105 — Lámpara es a mis pies Tu palabra, y lumbrera a mi camino. b) LEE LA PALABRA
  • 24. c) RECONOCE LA GUERRA ESPIRITUAL “ Tu formidable enemigo ya fue vencido” A veces los problemas que se nos presentan no son causados por otras personas ni por nuestros pecados, sino que forman parte de la lucha espiritual que se libra en el plano invisible a los ojos del hombre.
  • 25. Isaías 59:19b — Vendrá el enemigo como río, mas el Espíritu del Señor levantará bandera contra él. Lucas 10:19 — He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Por eso el Señor nos promete:
  • 26. También nos advierte: Efesios 4:27 - Ni deis lugar al Diablo. 1 Pedro 5:8-9a - Sed sobrios, y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual resistid firmes en la fe.
  • 27. Mantente alerta a las maquinaciones del Diablo ¿Qué son, entonces, las «maquinaciones del Diablo»? ¿Por qué medios intenta contrariarnos, detenernos, obstaculizar nuestro avance, etc.? A continuación algunas de sus artimañas más comunes: - Se empeña en valerse de nuestras debilidades, falencias o vicios .
  • 28. - Generalmente, el Diablo nos ataca por medio de nuestros pensamientos : Ésa es la puerta por donde se cuela. Pero gracias a Dios, puedes cerrársela por medio de las Escrituras, como hizo Jesús.  - Intenta apartarnos de los demás : Esta es una estratagema típica del Diablo: acusa a los hijos de Dios y nos exagera lo que hacen los demás.
  • 29. Generalmente, parte de lo que nos dice nuestro adversario espiritual es cierto , porque no podría conseguir que nos creyéramos sus mentiras si no las entremezcla con algo de verdad que nos lleve a creer que sus falsedades también son verdad. Así que hay que estar en guardia . Santiago 4:7 - Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirá de vosotros.
  • 30. I Juan 4:4 — Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. Filipenses 2:10 — Para que en el nombre de Jesús se doble toda rodilla. Mayor es el que está en vosotros
  • 31. d) ASUME LA RESPONSABILIDAD QUE TE QUEPA Algunas personas son propicias a culpar a los demás de sus problemas. «¿Por qué a mí, Señor? Yo no lo hice. Me lo hicieron a mí. Yo no tuve la culpa. Es culpa de fulano, es culpa de Mengana. Ellos son los responsables. Ellos son los que me llevaron a hacerlo».
  • 32. ¿Cómo vas a crecer espiritualmente o aprender algo que el Señor quiera enseñarte si culpas farisaicamente a los demás de todas tus desdichas y no asumes la responsabilidad que te cabe por tus propias dificultades? Para la mayoría de las personas, pasarle la pelota al vecino y tratar de culpar a los demás es casi una reacción automática, un mecanismo de defensa propia.
  • 33. Mateo 7:3-5 - (3) ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo ? (4) ¿O cómo dirás a tu hermano: Déjame sacar la paja de tu ojo, y he aquí la viga en el ojo tuyo? (5) ¡Hipócrita! saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja del ojo de tu hermano .
  • 34. Proverbios 11:14 — Donde no hay dirección sabia, caerá el pueblo; mas en la multitud de consejeros hay seguridad. Proverbios 19:20 — Escucha el consejo, y recibe la corrección, para que seas sabio en tu vejez. e) PIDE CONSEJOS PIADOSOS. PIDE A OTROS QUE OREN CONTIGO.
  • 35. Proverbios 17:17 — En todo tiempo ama el amigo, y es como un hermano en tiempo de angustia. Proverbios 27:9 — El ungüento y el perfume alegran el corazón, y el cordial consejo del amigo, al hombre.
  • 36. Sección 2: «TRES PASOS PARA VENCER» Segundo paso: BUSCA LA SOLUCIÓN
  • 37. Salmo 34:4 — Busqué al Señor, y Él me oyó, y me libró de todos mis temores. Salmo 50:15 — Invócame en el día de la angustia; te libraré, y tú me honrarás. a) ORA Y PÍDELE AYUDA AL SEÑOR
  • 38. b) CONFIESA TUS PECADOS AL SEÑOR, Y DE SER NECESARIO, A LOS DEMÁS Nunca podrás corregir el problema o encontrarle la solución si te niegas a reconocer su existencia e insistes en que está todo bien. Eso no resuelve el problema para nada.. Nunca obtendrás la victoria sobre ese problema mientras no te niegues a encararlo y confesarlo .
  • 39. Salmo 97:10a — Los que amáis al Señor, aborreced el mal. Proverbios 28:13 — El que encubre sus pecados no prosperará; mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia..
  • 40. Cuando estés resuelto a deshacerte de un problema espiritual y clames al Señor con todo el corazón para que te libre de él, Él hará Su parte y cumplirá Sus promesas: c) ABORDA EL ASUNTO CON ACTITUD RESOLUTA. NO TE DES POR VENCIDO
  • 41. Ezequiel 36:26 — Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros. 2 Corintios 2:14 — Mas a Dios gracias, el cual nos lleva siempre en triunfo en Cristo Jesús, y por medio de nosotros manifiesta en todo lugar el olor de Su conocimiento. No necesariamente se libra uno de esas cosas de la noche a la mañana. En muchos casos, toma tiempo .
  • 42. No dejes de poner empeño El hecho de haber orado para que el Señor te ayude a superar determinado problema no significa que automáticamente vas a superarlo . Puede que te caigas y te levantes algunas veces antes de que puedas transitar un trecho largo sin tropiezos.
  • 43. «Vé a la hormiga» «Vé a la hormiga... mira sus caminos y sé sabio» (Prov 6:6).        Un rey solía contar a sus amigos una anécdota de su juventud: «Cierta vez, huyendo de mis enemigos, tuve que refugiarme en un edificio en ruinas, donde pasé muchas horas sentado a solas. Quería desviar la mente de mi desesperada situación,
  • 44. así que fijé la vista en una hormiga que ascendía por una elevada pared transportando un grano de maíz más grande que ella. Conté cuántas veces tuvo que reiniciar su tarea antes de llegar a la meta. ¡El grano se le cayó al suelo sesenta y nueve veces, pero el insecto perseveró y en el septuagésimo intento logró su propósito! Contemplar aquello en aquel momento me llenó de valor. Nunca olvidé su enseñanza»      
  • 45. Si tus pensamientos no son conformes a la Palabra, o te causan descontento y amargura, te producen insatisfacción e infelicidad o te llevan a tener una actitud criticona para con los demás, no provienen del Señor y debes reprender al Enemigo en el nombre de Jesús cuando Él te tiente con esos pensamientos negativos. d) SÉ POSITIVO
  • 46. Filipenses 4:8 — Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad . Isaías 26:3 — Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado
  • 47. e) ALABA AL SEÑOR. MANTÉN UNA ACTITUD OPTIMISTA Una de las cosas más importantes que alguien puede aprender en la vida es a contentarse cualquiera sea su situación, ya sea de abundancia o escasez. El Señor quiere que pensamos en lo positivo y que procuremos no dar lugar a pensamientos negativos con los que el Diablo trata de angustiarnos. Piensa en todas tus bendiciones.
  • 48. Cuando Jonás finalmente clamó: «La salvación es del Señor», el pez que lo había tragado no lo pudo soportar y lo vomitó. Jonás 2:9-10- «Mas yo con voz de alabanza te ofreceré sacrificios; Pagaré lo que prometí. La salvación es del Señor». Y mandó el Señor al pez, y vomitó a Jonás en tierra.
  • 49. Salmo 150:6 — Todo lo que respira alabe al Señor. Aleluya. Salmo 71:8 — Sea llena mi boca de Tu alabanza, de Tu gloria todo el día. Salmo 34:1 — Bendeciré al Señor en todo tiempo; Su alabanza estará de continuo en mi boca.
  • 50. Tarea Filipenses 4:8
  • 51. CONECTATE PRESENTA: SUPERACION DE DEBILIDADES
  • 52. TRES PASOS PARA VENCER (2ª parte)
  • 53.
    • Conservar la victoria .
    • Comprender los principios de Romanos 8:28.
    • Ayudarnos a cultivar el hábito de pasar tiempo a solas con el Señor todos los días.
    Objetivos:
  • 54. Sección 1: «3 pasos para vencer». Tercer paso 3: SIGUE ADELANTE
  • 55. SIGUE ADELANTE a) RECONOCE LO QUE TIENES QUE APRENDER Y MADURA b) MANTÉN LOS OJOS PUESTOS EN JESÚS, NO EN TI MISMO. c) CONFÍA EN QUE EL SEÑOR SABE QUÉ ES LO MEJOR d) Olvídate de ti mismo y ayuda a los demás. e) AGUARDA PACIENTEMENTE EN EL SEÑOR
  • 56. a) RECONOCE LO QUE TIENES QUE APRENDER Y MADURA La vida es un proceso de aprendizaje constante. Aceptar a Jesús como salvador es apenas el comienzo de convertirnos en lo que Dios quiere que seamos. El proceso de aprendizaje es algo maravilloso. ¡Nadie es perfecto! ¿En qué consiste la vida? En no ser perfectos, sino en aprender y madurar.
  • 57. Quizás una de las mejores formas de entender esto es echar un vistazo a la ilustración que hizo Jesús en Juan 15 . El pámpano que es podado es el que lleva fruto.
  • 58. Juan 15:1-7 - (1) Yo soy la vid verdadera, y Mi Padre es el labrador. (2) Todo pámpano que en Mí no lleva fruto, lo quitará; y todo aquel que lleva fruto, lo limpiará, para que lleve más fruto. (3) Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado. (4) Permaneced en Mí, y Yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en Mí.
  • 59. (5) Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en Mí, y Yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de Mí nada podéis hacer. (6) El que en Mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden. (7) Si permanecéis en Mí, y Mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho.
  • 60. Aprende lo que te toque y sigue adelante Es un poco peligroso concentrarse demasiado en los propios errores y defectos. Muchos cristianos se pasan largas horas tratando de perfeccionarse. Algunos se pasan la vida leyendo la Palabra, rezando y yendo a la iglesia con el solo objeto de perfeccionarse y aprender cosas únicamente para su propio beneficio. Lo que han hecho es enrolarse en un curso de superación personal.
  • 61. No queremos pasarnos toda la vida resolviendo nuestros propios problemas, pecados, falencias y debilidades . Reconoce lo que tengas que aprender y sigue adelante . Es preferible invertir la mayor parte de nuestras energías en ayudar a los demás.
  • 62. b) MANTÉN LOS OJOS PUESTOS EN JESÚS, NO EN TI MISMO. Hebreos 12:1-3 - Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante , puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe ,
  • 63. Pedro caminó sobre el agua y casi se hunde al dejar de mirar al Señor        Mateo 14:28-32 - Entonces le respondió Pedro, y dijo: «Señor, si eres Tú, manda que yo vaya a Ti sobre las aguas». Y Él dijo: «Ven». Y descendiendo Pedro de la barca, andaba sobre las aguas para ir a Jesús. Pero al ver el fuerte viento, tuvo miedo; y comenzando a hundirse, dio voces, diciendo:
  • 64. «¡Señor, sálvame!» Al momento Jesús, extendiendo la mano, asió de él, y le dijo: «¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?» Y cuando ellos subieron en la barca, se calmó el viento.
  • 65. c) CONFÍA EN QUE EL SEÑOR SABE QUÉ ES LO MEJOR Romanos 8:28 - Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a Su propósito son llamados.
  • 66. Algo que puede ayudarte a aprender a ejercitar tus músculos espirituales es tomar conciencia de que todo lo que sucede en nuestra vida tiene un propósito . El Señor tiene algún motivo y siempre debemos procurar descubrir cuál es.
  • 67. Si aprendes a verle el lado bueno a todo lo que te sucede , tu vida se enriquece, las enseñanzas que le saques se hacen más profundas, alcanzas una mayor paz interior y percibes con facilidad la mano del Señor en los acontecimientos que te afectan.
  • 68. La multa por estacionar mal ¿Alguna vez ha vuelto adonde tenía estacionado su auto y se ha encontrado con que le han puesto una multa? Es una experiencia que no provoca ninguna satisfacción. Durante años tuve la costumbre de estacionar mi automóvil en una calle lateral cerca de mi casa, en Chicago. Ni yo ni otros que estacionaban por allí habían sido multados jamás, ya que no existía ninguna prohibición de hacerlo.
  • 69. Una mañana, cuando me marchaba, encontré que había sido multado. Pagué los tres dólares de multa. Durante un tiempo tuve dificultad para hacer entrar aquella multa en la categoría de «todas las cosas que ayudan a bien» para los hijos de Dios. Hasta que transcurridos unos días vi la mano de Dios en aquel incidente.
  • 70. Durante una tormenta con mucho viento un roble gigantesco cayó justo en el lugar donde durante años había estacionado mi automóvil. Si hubiese estado en el lugar de costumbre habría sido aplastado. Humildemente, le di gracias a Dios de que nada que se considere casual puede suceder a Sus hijos, a los que «conforme a Su propósito son llamados».
  • 71. “ No hay mal que por bien no venga” Un hombre de manos muy torpes que llevaba mucho tiempo sufriendo la falta de trabajo encontró por fin un empleo en una tienda de porcelanas. Llevaba apenas unos días trabajando cuando hizo trizas un gran jarrón.
  • 72. Fue rápidamente requerido en la oficia del gerente, donde éste le informó que se le haría un descuento semanal de su salario hasta que cubriera completamente el importe del jarrón que acababa de destrozar.        -¿Cuál era su precio? -preguntó el culpable.        -Trescientos dólares -respondió el gerente.        -¡Qué maravilla! -exclamó el primero-, estoy contentísimo. ¡Por fin he hallado un trabajo estable!
  • 73. d) Olvídate de ti mismo y ayuda a los demás. Emplea las enseñanzas para ayudar a OTROS El Señor nos deja pasar por experiencias difíciles para consolar y ayudar a los demás. La mejor forma de olvidarte de tus propios problemas es ayudar a alguien a resolver los suyos.
  • 74. Concéntrate en ayudar a los demás. Procura la felicidad ajena antes que la tuya. Pide al Señor que te ayude a amarlo a Él , lo cual a su vez te motivará a amar tanto a los demás que te olvidarás de ti mismo y vivirás por Jesús y los demás .
  • 75. 2 Corintios 1:4 - El cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación, por medio de la consolación con que nosotros somos consolados por Dios..
  • 76. e) AGUARDA PACIENTEMENTE EN EL SEÑOR Has orado pidiendo ayuda. Has seguido los pasos anteriores. Confías, crees, luchas y tratas de cambiar. Y sin embargo, todavía te ves asediado por la misma prueba. Puede que se trate de una debilidad que no logras superar.
  • 77. Quisieras dejar de fumar o dominar tu mal genio. O tal vez necesitas curarte de una dolencia de larga data. O quizás te hace falta otro empleo para hacer frente a tus compromisos económicos. Y aunque has hecho todo lo que te hemos sugerido, todavía no se te dan las cosas. ¿Qué pasa?
  • 78. Es indudable que no siempre recibimos respuestas inmediatas. Eso no significa necesariamente que estemos haciendo algo mal, sino que el Señor espera que tengamos paciencia . Cuando Él demora la respuesta a una plegaria, pone a prueba nuestra fe. La paciencia requiere fe, exige confiarle a Dios el resultado final.
  • 79. Salmo 40:1 - Pacientemente esperé al Señor, y se inclinó a mí, y oyó mi clamor.. Isaías 40:31 - Pero los que esperan al Señor tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.
  • 80. Siempre lo ha hecho Una mañana, cuando William Howells y Mark Twain salían de la iglesia, comenzó a llover con fuerza.        -¿Cree usted que parará? -preguntó Howells.        -Siempre lo ha hecho -respondió Twain.
  • 81. Sección 2: TIEMPO EN QUIETUD: REFUGIO DE LA TEMPESTAD
  • 82. Tiempo de quietud con Jesús Una de las mejores formas en que podemos llevar a la práctica estos tres pasos para superar nuestros problemas antes de que se presenten siquiera, es dedicar un poco de tiempo cada día para estar en presencia del Señor . Pasa tiempo todos los días rezando a solas, alabando al Señor y leyendo la Palabra. Pueden ser 10 minutos, 30 minutos, 60 minutos.
  • 83. El dador de fuerzas Este tipo de retiro y recogimiento espiritual te renovará y te dará las fuerzas para enfrentar lo que te toque en el camino. Hebreos 4:9-10 - Por tanto, queda un reposo para el pueblo de Dios. Porque el que ha entrado en su reposo, también ha reposado de sus obras, como Dios de las suyas.
  • 84. «Lo único que puedo hacer es estar tendido inmóvil» Hudson Taylor (misionero inglés en la China, 1832-1905) estaba tan endeble en los meses finales de su vida que le escribió a un íntimo amigo diciendo: «Estoy tan débil que no puedo trabajar; no puedo leer la Biblia; ni siquiera puedo orar. Lo único que puedo hacer es estar tendido inmóvil en los brazos de Dios, como un niñito, y confiar».
  • 85. Aquel portentoso evangelista, dotado de un gran poder espiritual, llegó a tal punto de sufrimiento físico y debilidad que todo lo que podía hacer era estar quieto y confiar. Y es eso lo que Dios espera de ti, Su hijo amado, cuando te sientes desmayar ante los fieros embates de la aflicción. No trates de ser fuerte. Simplemente, permanece quieto.
  • 86. TAREA Mateo 11:28-30