La MusaUn hombre, de lospies a la cabeza...
Sí, es verdad:    "No llores porque ya se terminó. Sonríe, porquesucedió..."    (Gabriel García Márquez)    Sí, ya se term...
Me mintió, cuando dijo, que quería formar unafamilia...      Me mintió, cuando dijo que quería por padre para sushijos, al...
Su hermana, de la que los angelitos, a los que ellaquitó la misma vida, claman ante el mismo Cielo, porjusticia divina... ...
Y yo, ahora escribo, muy dolorosamente, estas crudasletras, crudas como la misma carne, con el dedo casiamputado...    Por...
Y peor aún, en medio de la escena, apareció unaamiga, una compañera de trabajo de mi musa, que dijo,que yo era como el hom...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Un hombre, de los pies a la cabeza... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

1,373 views

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y

Published in: Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

    ¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

    Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

    Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

    ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

    Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

    ¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

    Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

    Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

    Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

    Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

    Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

    Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

    Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

    ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

    Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

    Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

    Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

    Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

    Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

    Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

    Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y como todo el resto de mis “indignados” compatriotas, por eso, me “manifiesto” y con estas mis letras…
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,373
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Un hombre, de los pies a la cabeza... ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1. La MusaUn hombre, de lospies a la cabeza...
  2. 2. Sí, es verdad: "No llores porque ya se terminó. Sonríe, porquesucedió..." (Gabriel García Márquez) Sí, ya se terminó... La musa de mi segundo libro, La Promesa II, quecompite al Premio Planeta Casa de América, ya fue... Lo más triste, no es que se haya quedadoembarazada de tres meses, esperando un hijo, mi cuartaalma hija mujer, que me esperaba en el Cielo... Lo más triste, es que su propio tío, el anciano que meha dado cobijo, para que no durmiera en la intemperie... Meha dicho, que su sobrina... El anciano me ha dicho, con la sabiduría del hombredel campo: "Que ella me fingió el cariño..." Ella, que me dijo que quería ser mi musa... Ella, que me dijo que lo intentaría... Ella, a quien yo creí, que me amaba de verdad... Ella, a quien yo creí y a pies juntillas... Ella, me mintió... Me mintió, cuando dijo que quería, al "poeta delamor..."
  3. 3. Me mintió, cuando dijo, que quería formar unafamilia... Me mintió, cuando dijo que quería por padre para sushijos, al "gran escritor..." Porque ella, ella solo se quería a sí misma, y a nadiemás... A nadie más, que no fueran las sanguijuelas, de supropia familia, más cercana... Así, cuando su hermana, que en el primer día que laconocí en persona, le dijo: "Si este tipo abusa de mipersona: ¿Me vas a defender?..." Y su hermana, a los cuatro meses de convivencia, dijoque yo había abusado de ella, como pasajera de la moto,que yo mismo conducía... Y lo dijo por dos veces más... Y como dice el dicho, bien español, a la tercera va lavencida... A la tercera vez, su hermana logró convencer a mimusa, de que yo era... Su hermana logró convencer, a quien yo creía que erami musa... Que yo era el mismo Diablo... Su hermana, de los que los angelitos...
  4. 4. Su hermana, de la que los angelitos, a los que ellaquitó la misma vida, claman ante el mismo Cielo, porjusticia divina... Su hermana me acusó a mí... Su misma hermana, siendo y verdaderamente peorque el mismo Diablo, me acusó a mí, de ello, de ser unasesino... Y de que iba a coger el cuchillo... Su hermana me acusó, de que iba a coger el cuchillode carnicero, para matarlas a las dos... Y lo único que hice, cuando me dijeron: ¡Vete!... Lo único que hice, fue lastimarme yo mismo, por eldescuido, al cortar la carne, que tenía entre las manos... Lo único que hice, ante mi estupefacción, fue cortarmemi propio dedo índice, hasta el mismo hueso... Porque, verdaderamente, ganas no me faltaron... Ganas no me faltaron, de cortarle el cuello a suhermana, que como una sanguijuela, le chupaba la vida, noya la de mi mujer, mi musa, sino... Porque su hermana le chupaba la sangre, de la vida,del nuevo ser, que se incubaba en el seno de mi musa... Dejándole sin padre...
  5. 5. Y yo, ahora escribo, muy dolorosamente, estas crudasletras, crudas como la misma carne, con el dedo casiamputado... Porque aún ha sido peor... Ha sido aún peor, amputarme el amor, que hice nacerpor esta mujer, a quien creí mi musa, a quien creí un serindefenso e inocente... Y ha sido aún peor, repetir la misma experiencia deEspaña, del abandono forzoso de mi tercer hijo, porqueahora, me han hecho abandonar... Me han hecho abandonar, la tercera familia que formé,y como siempre en toda mi vida, con gran amor, yjugándome por construir el amor... Y querían que me fuera, ambas mujeres, querían queme fuera, como un perro apaleado echando sangre deldedo cortado, de la falange suelta... Más les dije, que yo había llegado a sus vidas, comoun señor, y como un caballero, y como un hombre, y queme iría como tal de sus vidas... Porque yo, yo no tenía nada de lo que avergonzarme,y ellas, sí que tenían mucho de lo que avergonzarse... Ellas que eran muy beatas... Ellas, que iban a misa diaria, y comulgaban con lossantos, terminaron cagando a los diablos... Los diablos que habitaban en su propia alma...
  6. 6. Y peor aún, en medio de la escena, apareció unaamiga, una compañera de trabajo de mi musa, que dijo,que yo era como el hombre que la violó... Que yo era como el hombre que la violó de jovencita,y que yo era como el marido que casi la mandó a la tumba,de las palizas que le dio... Esa amiga, le dijo a mi musa, que me echara sin mástrámite, porque yo era el hombre, el mal hombre, del cualella tenía que vengarse también... Y así, las tres mujeres, como lobas en celo,guardando la camada, se ensañaron con mi persona,sedientas de sangre y de locura... Sedientas del odio feroz, porque yo fuera un hombre,un hombre de los pies a la cabeza... La imagen anterior, es la portada del capítulosegundo: "La Musa...", de mi libro, "La Promesa II", que sepuede leer entero, gratis y online, en elenlace: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-2

×