La mugrienta habitación de un albañil borracho y sucio,que apestaba a alcohol y mugre, y que fue un "hotel de   lujo", des...
Estoy a punto, nuevamente, de volver a la calle, a dormiren el suelo, y ser un mendigo...     He perdido a la mitad de mis...
Y ahora, que veo además, que no podré volver nuncamás a España, para que mi hijo pudiera volver a verme...     ¿Qué me que...
Por la sola declaración de mi ex mujer, la madre deDaniel, denunciándome por insultos, que nunca dijeademás...    Me metie...
Francisco Antonio Cerón GarcíaDNI de España número 27.478.316-DSin domicilio fijo en la Ciudad de Salta4.400 Salta (Repúbl...
Posdata:     Los libros, que le escribí a mi niño, por el amor de unpadre, se pueden leer por entero, online en Internet, ...
La España que deje, cuando emigré a Latinoamérica, a        buscar un pedazo de pan y un trabajo: Mi niño Daniel y yo, en ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

¿Qué me queda ya en la vida?: ¡Sólo matarme…! ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

972

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Y como no quiero, ni aún vencido

Published in: Education
1 Comment
0 Likes
Statistics
Notes
  • Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

    ¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

    Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

    Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

    ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

    Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

    ¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

    Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

    Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

    Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

    Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

    Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

    Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

    Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

    ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

    Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

    Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

    Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

    Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

    Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

    Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

    Y como no quiero, ni aún vencido
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
972
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
1
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

¿Qué me queda ya en la vida?: ¡Sólo matarme…! ( El enlace online para leer "La Promesa I" es: http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

  1. 1. La mugrienta habitación de un albañil borracho y sucio,que apestaba a alcohol y mugre, y que fue un "hotel de lujo", después de haber dormido en el suelo de la Terminal de Autobuses...La experiencia fue tan terrible, y tan dramática, que hasta ahora, no he podido escribirla, ni contarla... "¿Qué me queda ya en la vida?: ¡Sólo matarme…!"
  2. 2. Estoy a punto, nuevamente, de volver a la calle, a dormiren el suelo, y ser un mendigo... He perdido a la mitad de mis alumnos, y con losrestantes, no llego a pagar el comedor, ni la habitación... Y con la edad que tengo, y sin amigos, no encuentro otrotrabajo... Y sin trabajo, queda la mendicidad... Y mis títulos universitarios de Licenciado, están anuladosen Argentina, por una ley que me impide la apertura de legajodocente y cobrar, por ser mayor de 45 años... De la experiencia, que nunca escribí, la de dormir en elsuelo, y ser un mendigo, me quedó este recuerdo posterior,de la foto que adjunto al principio... Es la mugrienta habitación de un albañil, borracho ysucio, que apestaba a alcohol y mugre, y que fue un "hotel delujo"... Esta mugrienta habitación, fue un "hotel de lujo",después de haber dormido en el suelo de la Terminal deAutobuses... La experiencia fue tan terrible, y tan dramática, quehasta ahora, no he podido escribirla, ni contarla...
  3. 3. Y ahora, que veo además, que no podré volver nuncamás a España, para que mi hijo pudiera volver a verme... ¿Qué me queda para y por vivir?... No podré volver a España, así me regalaran el pasaje deida y vuelta, por la locura de mi ex mujer y la prevaricación dela justicia española... En la escena que describí, de cómo echaron de la puertadel Colegio de Daniel, a su hermano Rubén, no conté que... http://www.slideshare.net/fcerong/daniel-con-sus-hermanos-mayores-cuando-eran-felices No conté que la madre de Daniel, decía gritando, y comouna verdadera loca, una verdadera posesa... La madre de Daniel, decía que yo la había intentadomatar, y que tenía una orden de alejamiento, de ella y deDaniel, junto con mis hijos... La madre de Daniel decía, que la orden de alejamiento,también incluía a mis hijos mayores... Y la paradoja, y el absurdo es: ¡Que estoy a 14.000 Kmdesde el 2009! Pero ya la justicia prevaricó, cuando por la soladeclaración de ella...
  4. 4. Por la sola declaración de mi ex mujer, la madre deDaniel, denunciándome por insultos, que nunca dijeademás... Me metieron en la cárcel... Me metieron en la cárcel en el proceso de divorcio, y sinhaberle tocado uno solo de sus cabellos... Y si la justicia prevaricó entonces así: ¿Qué me podría ahora esperar de ella y de mi ex mujer? ¿Que se diera un cabezazo contra la pared? ¿Y me acusara a mí de ello si alguna vez pudiera volverpara ver a mi hijo? Por eso también emigré, para no dormir noche sí, nocheno, en la cárcel... Porque, las leyes que se hicieron en la última década enEspaña, me dejaron completamente indefenso, y hasta el díade hoy... Por eso, ¿Qué me queda ya en la vida?: ¡Sólo matarme!
  5. 5. Francisco Antonio Cerón GarcíaDNI de España número 27.478.316-DSin domicilio fijo en la Ciudad de Salta4.400 Salta (República Argentina)fcerong@gmail.comCelular +54 9 387 5845950
  6. 6. Posdata: Los libros, que le escribí a mi niño, por el amor de unpadre, se pueden leer por entero, online en Internet, y gratis,en los enlaces:De “La Promesa I”: http://tiny.cc/9qeosDe “La Promesa II”: http://tiny.cc/ttcf5 Los libros son la promesa cumplida, que le hice aldespedirme de él en España, y con sólo seis años reciéncumplidos (ahora va a cumplir los diez), decía son la promesacumplida de escribirle, ya que no pude prometerle, volver aEspaña para criarle, por mi divorcio, ni tampoco pudeprometerle, volver a visitarle, por mi ruina…
  7. 7. La España que deje, cuando emigré a Latinoamérica, a buscar un pedazo de pan y un trabajo: Mi niño Daniel y yo, en la contraportada de mi primer libro: "La Promesa I"…

×