La Promesa II

17,982 views
17,751 views

Published on

Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y

Published in: Education, Spiritual
2 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • definitivamentente muestras sinceridad sobre tu persona en tus escritos,sin embargo veo que hay algunas contradicciones de tu parte, por un lado dices que escribiste el libro para tus hijos, para cuando ya no estes en este mundo ellos puedan seguir escuchandote, eso es entendible y honorable, por otra parte veo una ansiedad por ganar algun premio de literarura y hasta te arriesgas en desear nada menos que un premio novel, recuerda que recien empezaste a escribir, el camino a lograr un premio es ser reconocido internacionalmente, que tus escrituras hayan sido traducidas a varias lenguas. Supongo que te quitarias parte de los acosos de la ansiedad si solo te conformarias con la idea original. la de ser voz viva para tus hijos mas alla de tu tiempoo fisico en este mundo.
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • Heme aquí, casi dos años después de haber escrito el primer libro, escribiendo también el segundo libro…

    ¿Y que pasó entremedio y mientras tanto?

    Que no pude, no pude cumplir la promesa que no le hice a mi hijo, la promesa de volver a verle…

    Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con total y absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca…

    ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nunca jamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos a reír juntos!

    Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo este tiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, como para poder llegar a concluirlo así…

    ¿Y que me quedó entonces? ¿Qué me quedó por hacer?

    Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir…

    Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nunca podré vivir con él, para contarle lo que pasó…

    Porque así y ahora, y como el no sabe lo que le escribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuando sea grande, y cuando yo ya no esté, presente en este mundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por sí mismo, porqué se quedó sin un padre…

    Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, ya vencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejó de hacer, para volver a verle…

    Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron mi primer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que me quedé también, sin casa y sin trabajo, en España…

    Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrar y repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niño también, se quedó en España, se quedó y sin un padre…

    Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”, yo mismo, yo soy el primer “indignado”…

    ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puerta del Sol en Madrid?

    Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclamé y escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo!

    Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y por ser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude y como todos ellos, como todos los “indignados”, acampar en el kilómetro cero de España, acampar en la Puerta del Sol…

    Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por no tener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo me quedaron, y como única protesta, estas letras, estas humildes letras, que escribí y como un padre “indignado”, que escribí en mi primer libro “La Promesa”… ( http://tiny.cc/9qeos )

    Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizo escritor…

    Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, para continuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un “indignado”…

    Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia, ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad, entonces si que estaré derrotado…

    Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido, por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta del Sol en Madrid, en España, y como todo el resto de mis “indignados” compatriotas, por eso, me “manifiesto” y con estas mis letras…
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
17,982
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
624
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
2
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La Promesa II

  1. 1. 02/03/2013 23:59:47 horas - Versión 29 Obra literaria escrita para concursar al Premio Planeta de las letras...La Promesa II “La guerra del bien y del mal” http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-2 1
  2. 2. IntroducciónLas palabras tienen efectos,los efectos son los afectos,los afectos son los sentimientos…Y a veces,las palabras y los sentimientos,son lo único que nos queda,son lo único que tenemos… 2
  3. 3. Francisco Antonio Cerón García fcerong@gmail.com El viaje de mi vida, mi paso por la vida:Estas humildes letras relatan, con pinceladas de templado lirismo, la gracia y el ritmo del mundo de los hombres, y sus mitos, legendarios y mágicos, recreando una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética… Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…"Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad” 3
  4. 4. 4
  5. 5. Prólogo 5
  6. 6. El 4 de agosto de 2011 14:59, Rolando Mazzaglia <comendatorerolo@hotmail.com> escribió: Estuve leyendo los primeros capítulos de "La PromesaII". Esta vez sí que me encontré, con una verdadera obraliteraria y excepcional… Las descripciones de los personajes y de lassituaciones, son tan perfectas, que dan la sensación deestarlos viviendo personalmente… Las críticas, constructivas por cierto, que realicé a "LaPromesa I", no son de aplicación en este caso… Ahora solo resta que te felicite, porque estos últimosescritos sí ameritan, un verdadero Premio Literario… Si el resto del libro continúa con este nivel, será unaobra literaria para la posteridad, y para el recuerdo dequienes la leímos, o para el regocijo de quien la leyera… Si es de tu buen criterio, me gustaría que estemensaje, forme parte de los comentarios preliminares deesta Obra. Alguna vez te dije, y como consejo de amigo: "hablamenos y escribe más"… El consejo sigue vigente, y ahora más que nunca, yaque descubrí en ti, una "pluma de excelso valor"… 6
  7. 7. Esto que escribo no es para adularte, no soy aduladorde nadie, solo es para reflejar la verdad de lo que pienso. Bien sabes que no soy un crítico literario profesional,pero de los muchísimos libros que leí en mi vida, lainmensa mayoría de ellos, son de un gran valor, y meparece que "La Promesa II", promete estar entre los másgrandes… Tu amigo del alma, Rolando. 7
  8. 8. La Promesa I, que es un libro ilustrado, fue presentadatanto al Premio Alfaguara del año pasado, como al PremioPlaneta del presente año, no quedando finalista en ningunode ellos… Se puede leer online gratis, en el enlace:http://www.slideshare.net/fcerong/indice-8484153 La Promesa II, este mismo libro, que tiene usted ensus manos, no ha sido presentada todavía a ningúnconcurso literario, aunque pensaba enviarla a concursar, alPremio Planeta Casa de América, claro, eso a menos queno llegara antes, a algún acuerdo con un editor… Sinceramente, para mí: ¡Hubiera sido toda unasorpresa que La Promesa I ganara el Premio Planeta!... Al final, yo sólo, un hombre sólo, estoy haciendo de mipropio editor, haciéndola llegar directamente a los lectorespor internet, gratis y online... Y si en el conjunto de mi obra llego ya a las cien millecturas... Por dinero y por fama: ¡Ya he asumido mi pobrezasolemne!... Por ver a mi hijo pequeño: ¡También he asumido, quesomos seres limitados, demasiado limitados!... Si lee el capítulo adjunto, "Los contubernios literarios",comprenderá que tan claro tengo, todo esto que le digo... Porque, sinceramente, me niego a escribir literatura"comercial", aunque gane casi todos los premios literarioshoy en día... 8
  9. 9. Para mí, sólo tiene el valor, la huella perdurable yperenne, del legado que intento dejar, un legado de"buena" literatura, no ya y a mis tres hijos, sino y además atodos, y cada uno de mis lectores... Pero lo importante para mí es, no importa el éxitoeditorial, lo importante es que todos y cada uno de mislectores, haya disfrutado de su lectura... Y con eso, sólo con eso, me considero ya pagado,muy bien pagado... Porque como decía Vicente Aleixandre: "Para todosescribo, pero para quienes me leen sobretodo"… Y por ejemplo ahora, con los Retwitts (RT), que mehan hecho mis lectores, en Twitter, he podido llegar a otrosdoscientos mil lectores nuevos... 9
  10. 10. Y así me llegan continuamente, reconocimientos a miobra, como los siguientes: "He leído con mucha atención parte de su poemario"La Promesa", y he quedado encantado con la calidad yprofundidad de su pensamiento, y de su elegante, diáfana,ágil, y hermosa forma, de expresarse a través de lasletras... Su aportación sobre la pieza literaria, "El Milagro delamor...", me ha dejado verdaderamente muy emocionado… Me ha gustado mucho también, la forma bella como serefiere a la ciudad donde seguramente radica, la ciudad deSalta, en la Argentina. He visitado algunas páginas de suciudad y me emociona imaginarme ir de vacaciones en eseparadisiaco lugar… Vi su publicación online, en SlideShare y me hepasado gratos momentos disfrutando de la lectura, porqueen muchos aspectos refleja el alma de un hombre, que hasentido y vivido, luchas épicas, como usted mismo lascalifica, y de alguna manera, me veo reflejado en alguna desus vivencias… En otro orden de ideas, quisiera saber si podría ustedinformarme, en qué lugar puedo comprar, si es que existe,la versión en papel (describe usted los avatares para lograruna impresión), o en todo caso, si pudiera usted facilitarmela versión en formato electrónico, con el exclusivo objetivode imprimirla, y poder leerla, sin estar al frente de unacomputadora… 10
  11. 11. Quien pudiera decir que un experto en economía,fuera capaz de generar, tal magnitud de arte literario… Le felicito grandemente, por su contribución excelsa, alas letras latinoamericanas, y por el valor real de su obra,considero que es usted, un poeta universal… Le anticipo mil gracias, y mi sincero reconocimiento asu obra… Saludos desde Tepic, Nayarit, México.” 11
  12. 12. La Carta, de una anónima, desconocida e ignota,lectora: "¡Hola Francisco! ¿Cómo estás? ¿Me recuerdas?... Por un momento el universo conspiró para cruzarnos... Recordé la frase de una maestra de la vida, que decíaque debíamos decir y creer, y crear, que el universoconspira a favor nuestro... Y así fue... Nos encontramos, hace ya tiempo, en la parada delcolectivo que iba a la UNSa (Universidad Nacional de Saltaen Argentina), yo me iba con mucha prisa a trabajar, yllegaba tarde, y dejaste anotado en mi boleto del colectivo,tus datos... Quiero decir que fue hermoso haberte conocido,porque el regalo que me diste esa mañana, el enlace deInternet de tu libro, fue maravilloso también, y en esemismo día termine de leerlo... Me provocaste risas, llantos, tristezas, alegrías, ymuchísima emoción; grandes experiencias, y realidadesextrañas a mí, que me sirven de mucho... También quiero decirte, que hablas tan hermoso delamor, que cualquier mujer, desearía ser tu musa... Provocaste muchas cosas en mí, con todas tus ya,viejas palabras, y que hoy, tiempo después, deben ser aúnmejores... 12
  13. 13. Espero que algún día, volvamos a coincidir en eseautobús, y tener el placer de verte nuevamente... Y poder juntarnos a hablar, y hacer arte a saborear lavida, a pesar de todo lo que pueda ocurrirnos... Daniel, y tus dos hijos más grandes, deben amartemucho, y deben ser muy afortunados de haberte tenido conellos, y tal vez en algún momento volverán a tenerte... Te dejo un cordial y muy afectuoso saludo..." 13
  14. 14. Otra lectora me dice también: "Tiene una profundidad que sobrecoge, un dominio delidioma que deslumbra, y un ensimismamiento que teatrapa… Gracias, haces de la lectura un placerincomparable…" Y otra lectora me dice también: "¡Bellísima prosa poética! ¡Realmente conmovedor, con una dulzura, y un amor,de una tal hermosura, que muy pocos pueden llegar aplasmar!... ¡Leyéndole, la muerte pierde su validez!... ¡Gracias por colmar al mundo, con tan maravillosavisión!... ¡Que los Dioses lo bendigan, y le den una muy largavida colmada de bendiciones!..." 14
  15. 15. 15
  16. 16. Índice Páginas 16 a 20Introducción:Páginas 2 a 3Prólogo:Páginas 5 a 14Primera Parte:El mundo natural…Páginas 22 a 197 16
  17. 17. Capítulo Primero:El Primer “Indignado”...Páginas 24 a 30Capítulo Segundo:La Pasión: ¡Mi gozo en un pozo!...Páginas 32 a 41Capítulo Tercero:Los “contubernios” literarios…Páginas 43 a 64Capítulo Cuarto:Los “contubernios” académicos…Páginas 66 a 74Capítulo Quinto:“La Apología del Plagio”...Páginas 76 a 86Capítulo Sexto:“Por primera vez en mi vida entera, he dejado de creer enel amor”...Páginas 88 a 96Capítulo Séptimo:“El Duelo”...Páginas 98 a 101Capítulo Octavo:La pastillita...Páginas 103 a 109Capítulo Noveno:El aburrimiento... 17
  18. 18. Páginas 111 a 116 18
  19. 19. Capítulo Décimo:Porque escribo: “No te des por vencido, ni aún vencido”...Páginas 118 a 130Capítulo Décimo Primero:¿Cuál es, y porqué, la buena literatura?: “La derrota comovictoria”…Páginas 132 a 144Capítulo Décimo Segundo:La musa...Páginas 146 a 156Capítulo Décimo Tercero:“La musa y la suegra”…Páginas 158 a 178Capítulo Décimo Cuarto:“El tapado”…Páginas 180 a 186Capítulo Décimo Quinto:“El Paso de las Carretas y el Curu-Curu”…Páginas 188 a 191Capítulo Décimo Sexto:“El domador de las fieras”…Páginas 193 a 197 19
  20. 20. Segunda Parte:El mundo sobrenatural…Páginas 199 a 357Capítulo Décimo Séptimo:“El Ángel del Señor”…Páginas 201 a 208Capítulo Décimo Octavo:“El perro de la cadena”…Páginas 210 a 218Capítulo Décimo Noveno:“El Gualicho”…Páginas 220 a 223Capítulo Vigésimo:“El maleficio”…Páginas 225 a 239Capítulo Vigésimo Primero:“La magia y la Salamanca”…Páginas 241 a 259Capítulo Vigésimo Segundo:“La mulánima”…Páginas 261 a 267Capítulo Vigésimo Tercero:“La patita de conejo”… 20
  21. 21. Páginas 269 a 296 21
  22. 22. Capítulo Vigésimo Cuarto:“La Pachamama”…Páginas 298 a 305Capítulo Vigésimo Quinto:“El viborón”…Páginas 307 a 311Capítulo Vigésimo Sexto:“El custodio del tesoro”…Páginas 313 a 318Capítulo Vigésimo Séptimo:“La pasajera del taxi”…Páginas 320 a 327Capítulo Vigésimo Octavo:El triunfo del bien sobre el mal...Páginas 329 a 338Capítulo Vigésimo Noveno, y epílogo:La relación entre los suicidios, de Rosario de la Frontera, yMetán, con Harry Potter...Páginas 340 a 357Tercera Parte:Apéndice:Páginas 359 a 391Apéndice:Entrevista al autor. 22
  23. 23. Páginas 331 a 390 23
  24. 24. 24
  25. 25. Primera ParteEl mundo natural… 25
  26. 26. 26
  27. 27. Capítulo Primero:El Primer “Indignado”... 27
  28. 28. Los “indignados” acampados de día y de noche, manifestándose en la Puerta del Sol de Madrid, el centro neurálgico de toda España... Heme aquí, casi dos años después de haber escrito elprimer libro, escribiendo también el segundo libro… ¿Y qué pasó entremedio y mientras tanto? Que no pude, no pude cumplir la promesa que no lehice a mi hijo, la promesa de volver a verle… Y a lo peor, que ya sé, a ciencia cierta, y casi con totaly absoluta certeza, que no podré cumplirla nunca… 28
  29. 29. Los “indignados” acampados de día y de noche, manifestándose en la Puerta del Sol de Madrid, el centro neurálgico de toda España... ¡Nunca jamás volveré a ver a mi hijo pequeño! ¡Nuncajamás podré volver a criarlo! ¡Nunca jamás volveremos areír juntos! Y lo sé, por todo lo que ha pasado en todo estetiempo, el suficiente tiempo, y los suficientes hechos, comoque la madre del niño, Mercedes, y su nueva pareja,Manolo, no sólo no me dejan ya, hablar con el niño, sino yademás: ¡Que hasta quieren quitarle mi apellido!… ¿Y qué me quedó entonces? ¿Qué me quedó porhacer? Sólo lo que ya hice anteriormente, escribir… 29
  30. 30. Los “hambrientos” y “desheredados” buscando comidaen un contenedor de basura, la más patética imagen, de larealidad actual de la otrora España ya ida y acabada, la del lujo y del glamour... Escribir, para contarle a mi niño, lo que ya nuncapodré vivir con él, para contarle lo que pasó… Porque así y ahora, y como él no sabe lo que leescribo, ni lo que le escribí, así y ahora también, y cuandosea grande, y cuando yo ya no esté, presente en estemundo, mi niño, mi adorado niño, podrá saber, y por símismo, porqué se quedó sin un padre… Y también podrá saber, todo lo que hizo su padre, yavencido y derrotado por la vida, todo lo que hizo y no dejóde hacer, para volver a verle… 30
  31. 31. Los “indignados” manifestándose en Madrid, el centro neurálgico de toda España... Recordarán, los que ya me leyeron, los que leyeron miprimer libro, que me arruiné, que me divorcié, y que mequedé también, sin casa y sin trabajo, en España… Y así, mi niño, al emigrar yo para sobrevivir, al emigrary repatriarme a mi otra tierra, Latinoamérica, mi niñotambién, se quedó en España, se quedó y sin un padre… Y por eso, de todos ellos, de todos los “indignados”,yo mismo, yo soy el primer “indignado”… ¿Porque qué reclaman los “indignados” de la Puertadel Sol en Madrid? 31
  32. 32. Los ciudadanos “indignados” manifestándose en los murales de toda España, pidiendo pan y trabajo... Reclaman lo mismo que yo, lo mismo que yo reclaméy escribí, hace ya casi dos años: ¡Reclaman pan y trabajo! Y por eso, por no tener pan y trabajo, por eso, y porser un solo hombre, un hombre solo, no pude, no pude ycomo todos ellos, como todos los “indignados”, acampar enel kilómetro cero de España, acampar en la Puerta delSol… Y así, para expresar mi protesta, mi protesta por notener también pan y trabajo, por estar tan desnudo, sólo mequedaron, y como única protesta, estas letras, estashumildes letras, que escribí y como un padre “indignado”,que escribí en mi primer libro “La Promesa”…(http://tiny.cc/9qeos) 32
  33. 33. Mi “indignación” literaria... Y eso me hizo, y sin saberlo ni yo mismo, me hizoescritor… Y por eso ahora, ahora también sigo escribiendo, paracontinuar con mi protesta, para no dejar de ser nunca un“indignado”… Porque si me resigno, si me resigno ante la injusticia,ante todas las injusticias, entonces sí, entonces de verdad,entonces sí que estaré derrotado… Y como no quiero, ni aún vencido, darme por vencido,por eso, y como no puedo manifestarme en la Puerta delSol en Madrid, en España, y como todo el resto de mis“indignados” compatriotas, por eso, me “manifiesto” y conestas mis letras… 33
  34. 34. 34
  35. 35. Capítulo Segundo:La Pasión: ¡Mi gozo en un pozo!... 35
  36. 36. La Pasión... 36
  37. 37. ¡Ay!¡Padre mío!¡Aparta de míeste cáliz tan amargoque deshaceno ya mi frágily débil cuerposino y mi alma toda!...¡Ay!¡Padre mío!¿Qué pecado cometípara verme sufrir así?¿Qué pecado cometimostodos los mortalespara vivir asícondenadosen medio de tanto dolorangustiadesolaciónenfermedadtempestadeshuracanesterremotoshambrey muerte?... 37
  38. 38. ¿Qué pecado cometimostodos los mortalesPadre mío?Que los niños inocentesse mueren de hambre…Que la crueldadcampa libreen este mundodemoníaco y malditomaldito de tanta perfidiaentre unos y otrosy donde la maldades casi como condiciónde la existencia humana…¿Qué pecado cometimostodos los mortalesPadre míoque un inocentetu propio hijo,Jesús,fue sacrificadoen la misma cruz?...¿Qué pecado cometióPadre míootro inocentemi pequeño Danielmi pequeño hijopara que de su corazón de niñoy el amor de su padrele fuera arrancadoy desde sus mismas entrañas?... 38
  39. 39. ¿Qué pecado cometimos todosPadre mío?Que la injusticiaes de este mundoama, dueña, reina, y señora…¿Qué pecado cometimos todosPadre mío?Que la vida mismasolo es y casi nada másel transcurso del dolorde la agoníadel existirde la pasióndel desamor…¿Qué pecado cometimostodos los mortalesPadre mío?¡Que tan abandonados estamosen este mundotan cruel y salvaje!…Por eso Padre míopor mi pasióny por el mundoque no puedo soñar…Y como tampocopuedo escribir lo que sueño…Por eso escriboPadre mío:¡Para soñartodo lo que no vivo!… 39
  40. 40. Aunque mi amigo de toda la vida, Sergio, me ofrecióvivir en su casa mientras me hiciera falta, y estuviera sintrabajo, cuando él se fue a vivir a Bolivia, hace ya un año, ypor un trabajo, sin embargo, su hermana Kelly, la nuevapropietaria de la casa, no opina igual, y quiere que mevaya, y me ha dado un ultimátum para que la abandoneipso facto, o sea en el acto... No sé por dónde terminaré, porque sin trabajo, laperspectiva más halagüeña es bajo un puente, y “lamendicidad no es un camino, del que se pueda regresar almundo de los vivos fácilmente...” ¡Y ahora tengo a mi gozo en un pozo! Tengo el alma tan extraviada, en tal estado de Shock,que olvidé retirar mi disco duro de la computadora delCiber-Locutorio este mediodía, y no he perdido ya lafortuna que cuesta para mí, imposible de recuperar, no yahe perdido el original de mi libro, he perdido la únicaherramienta de la que disponía para escribir libros... Literalmente, se me está deshaciendo, no ya el alma,sino y mi cuerpo... Por eso llevo ya una semana completamentedeshidratado, de la diarrea permanente que tengo,mañana, mediodía, tarde, noche, madrugada, y que comono puedo digerir… No puedo digerir en mi alma, el estar condenado, ypor Ley Nacional, por ser mayor de 45 años, estar excluidode la docencia, y condenado... 40
  41. 41. Condenado, y en todo lo que me quede de vivir, a lamás absoluta pobreza, a la más literal hambruna, a la másindigna mendicidad... 41
  42. 42. Tal y como hace ya casi dos años vivo, y desde queme repatrié, a mi propia y muy noble, y muy amada tierramía, "Salta La Linda"... Y aunque otras dos veces me arruiné en mi vida, yllegué también a pasar hambre, era más joven, y habíaamigos que me ayudaron... Ahora por ley, por Ley Nacional, se ha decretado quesoy "anciano" para trabajar, pero muy "joven" para serjubilado... Y así repito la misma experiencia de España, endonde me quedé también en tierra de nadie, por mi ruina,por mi divorcio, y por mi edad... Creí, que en mi propia tierra podía ser distinto, y teneruna esperanza para llegar a vivir... ¡Qué inconsciente y que iluso que fui!... Y ahora me pregunto, si hubiera sido mejor quedarmeen España, también en la miseria, y que mi hijo pequeñono me olvidara... Que en cambio, haber venido a América, y que él nome vea en mi miseria, aunque me haya olvidado... Usted: ¿Que hubiera hecho en mi lugar?... 42
  43. 43. Porque me vine a Latinoamérica y abandoné a mis hijos a su suerte… Luis Eced (vía Facebook Móvil) 20/12/2010 Ciertamente, después de un año allá por las Américasy de tus vivencias deberías regresar a España, dondeestán tus hijos y donde quieras que no un trabajador puedesubsistir aunque sea vendiendo, libros, seguros o lo quesea camarero, cocinero, etc., en Madrid, Barcelona oValencia, pero no creo que te falte un plato, un techo ysobre todo ver a tus hijos cada quince días. Más vale dar un paso atrás que ayude a coger impulsopara el futuro. Llevas un año de lamentaciones de soledad,de "peticiones". La suerte de tu libro está echada, Desde mihumilde opinión es el momento de analizar, reflexionar ydecidir, lo mejor y más acertado para todos (tus hijos y parati, como familia) eso nunca podrán quitárselo... Francisco Antonio Cerón García Un amigo empresario me acaba de escribir ahora mismolo siguiente: "Para tu consuelo aquí estamos cada vez peor,bajándonos los sueldos y echando gente de todos lostrabajos..." 43
  44. 44. ¡Claro que volvería y que quiero volver a ver a mis hijos!Pero al contrario yo creo lo que si sería un paso atrás, seríavolver para ser un mendigo, como ya está así mediaEspaña entera... Por mi dignidad y la de mis propios hijos, la mayorque lección de vida que les puedo dar es precisamenteno perderla... Aquí, aunque hay días en que he llegado a pasarverdadera hambre, al menos todavía tengo un techo, cosade la que carezco en España por mi divorcio... Luis Eced (vía Facebook Móvil) Siento no compartir tu punto de vista, los hijosnecesitan a su padre, pero no virtualmente sinofísicamente, apoyarles en sus fracasos, compartir susalegrías, conocerlos, educarlos y enseñarles a luchar, a noser orgullosos y a trabajar duro. España está en crisis, pero para trabajar de lo que seano lo está y menos en las grandes capitales. ¿O es que sete caen los anillos, la dignidad o tu honradez por coger unaescoba, poner cajas, o ir puerta a puerta para vender lo quesea? Déjate de dignidad y se más responsable y regresa,trabaja de lo que sea y estate donde te necesitan tus hijos,Allí solo eres una foto, un recuerdo y sobre todo: ¿te creesque no se enteran de tus "penurias"? 44
  45. 45. Francisco Antonio Cerón García Mi muy estimado amigo Luis: No, no se me caen los anillos, ni se me cayeronnunca, y todos esos trabajos humildes pero honrados yalos hice cuando emigre desde Latinoamérica a España,pero había la posibilidad de construir un futuro, ahora encambio en España, muy tristemente, lo único que sepuede esperar es más miseria... Precisamente he vuelto a emigrar, y como ya hicierontodos mis antepasados, para que mis hijos tengan un futuroen América, pues en España no lo tendrán... Sí, es cierto que se enteran de mis "penurias", comomuy bien dices, pero yo soy la quinta generación deemigrantes de la que haya memoria escrita, que pasaronpor tales "penurias", propias del "derecho de piso", o de "laquintada"... Todas estas penurias pasarán y las cosas mejorarán,y yo tendré un futuro y mis hijos también... Valoro enormemente tu punto de vista, porque yomismo me lo planteé durante los tres meses en que tardeen preparar mi viaje y venirme, y durante todo este año.Pero precisamente todo esto fue lo que me llevo a escribirun libro de mil trescientas dieciséis páginas: "La Promesa",que me gustaría que lo leyeras, esta online en:http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final 45
  46. 46. 46
  47. 47. Capítulo Tercero:Los “contubernios” de los Premios Literarios… 47
  48. 48. La esperanza que perdí en el futuro de España, y por lo que me vine a la Argentina... Pero tal vez, y muy paradójicamente, si quieren ahora, podrían darme un empleo, y de escritor, con mi libro "La Promesa", haciéndome ganar el Premio Alfaguara o el PremioPlaneta, que escribí sobre mi tragedia, inventándome y una esperanza... 48
  49. 49. Creí también, que con la literatura podía ser distinto, ytener una esperanza para llegar a vivir... ¡Qué inconsciente y que iluso que fui!... A continuación, el artículo de otro escritor a propósitode la mecánica de los premios literarios, y el manifiesto queyo mismo escribí, cuando perdí el Premio Alfaguara 2.010. Y ahora tengo ya la certeza, de que perderé tambiénel Premio Planeta 2.011, adonde envié nuevamente el libroa competir… 49
  50. 50. El escritor, Juan Gabriel Vásquez, ganador del Premio Alfaguara de Novela 2.010 La mecánica de los premios literarios http://www.semana.com/cultura/mecanica-premios- literarios/154110-3.aspx Con su novela ‘El ruido de las cosas al caer’, elbogotano Juan Gabriel Vásquez obtuvo la semana pasadael Premio Alfaguara de Novela, segundo colombiano quegana este premio. La primera fue Laura Restrepo, en 2004,con ‘Delirio’. Juan Gabriel Vásquez acaba de ganar el PremioAlfaguara de Novela y hace poco Antonio Ungar ganó elHerralde. Pero entre tantos premios literarios, ¿cómo sabersi un premio vale la pena? ¿Cómo funcionan los premiosen el mundo de las letras en español? 50
  51. 51. Sábado 26 Marzo 2011 La palabra premio funciona. Genera un titularnoticioso, y el premiado resplandece en un aura de gloriainstantánea. Y entre todos, el resplandor de los premiosliterarios es el más insoportablemente glamuroso de todos.No importa cuántos haya en el mundo (solo en Francia secalculan 1.500), no importa qué tipo de premio sea: ganarun premio parece un hecho excepcional y por eso esnoticia. Pero la profusión de premios ha generado una granconfusión entre los lectores. Cada vez es más necesariomirar con cuidado cómo funciona la escogencia delganador. En Gran Bretaña, por ejemplo, los premiosliterarios más prestigiosos son el Booker y el Costa Award.Ambos son otorgados por fundaciones culturales que noforman parte de la industria editorial. Son otorgados anovelas publicadas durante el año precedente al premio. Eljurado está conformado por críticos y académicos delmundo de la literatura que suelen premiar buenas novelas.No otorgan sumas de dinero extravagantes, porque bastauno de estos premios para que se disparen las ventas de lanovela. Así funciona también el Goncourt. Y el día que seanuncia, Francia se paraliza. Luego, el autor celebramientras su editor –más feliz todavía– ordena a la imprentareimpresiones a toda prisa. ¿Cuánto recibe el ganador delGoncourt? La honorable suma de 50 euros, cifra que hapermanecido inmune a la inflación desde que nació elpremio, en 1903. 51
  52. 52. En Estados Unidos también hay, entre muchos, dospremios literarios destacables, y ambos funcionan igual.Tanto el Premio Pulitzer de Novela como el National BookAward son otorgados por fundaciones. Los dos entregan10.000 dólares. Aquí no: En el mundo hispanoparlante las cosas son muydistintas. Los premios más sonados son de las editoriales.Cosa aparte son el Cervantes y el Príncipe de Asturias, quesí son otorgados por fundaciones, pero premian la carrerade un escritor, no un libro. Los premios más conocidos en Iberoamérica son elPlaneta, el Alfaguara y el Herralde, de la editorialAnagrama, que este año recayó sobre un colombiano:Antonio Ungar. Y a ellos ha venido a sumarse el premio deEditorial Norma. Todos son dados por casas editoriales, ycasi todos, excepto el Anagrama, entregan sumas dedinero descomunales –para el mundo de la literatura–. Sonpremios a manuscritos y no a novelas publicadas. Porqueson estrategias de marketing para vender sus libros. Eso estodo. Estas exorbitantes cifras de dinero (el Planeta, entrega600.000 euros,), elevadísimas para el negocio editorial, sonun anticipo por las ventas. 52
  53. 53. Contar el porqué: Un escritor recibe en promedio entre el 8 y el 12 porciento del precio de venta de un libro. El resto se reparte enla larga cadena de la industria. Pero a los autores se lessuele pagar un anticipo, basado en las proyecciones deventas potenciales que hace el editor. Muchas veces eleditor se equivoca y las ventas no cubren el anticipo yadado, que no se devuelve. Obviamente, los autoresconsagrados reciben anticipos fuertes y sus agentesnegocian los porcentajes de ventas. Es la sencilla ley deoferta y demanda. Si los 650.000 euros del Planeta, los 175.000 dólaresdel Alfaguara o los 100.000 dólares del Norma sonanticipos, la presión para que se vendan estos libros esenorme. Por eso son premios comerciales. 53
  54. 54. Lo bueno y lo malo: Esto no quiere decir que esos premios sean malos.Pero es bueno recordar la mecánica para saber a quéatenerse. Es, por supuesto, un terreno espinoso. Elexorbitante Premio Planeta, que puede llegar a venderentre 150.000 y 400.000 ejemplares de la obra premiada,lleva a cabo una multimillonaria y cuidadosa campaña demarketing: hasta los reyes de España y el presidente degobierno (preferiblemente si es del Partido Popular) acudena la cena de gala de premiación. El premio ha sidootorgado tanto a autores literarios como a comerciales, y,comprensiblemente, prefieren a estos últimos. Laseditoriales están atentas para saber qué se vende mejor.Pueden dar un golpe y ‘robarle’ un autor a una casa de lacompetencia. Pueden dar el premio a un autor que yavende muy bien. O a una novela cuya temática esté demoda. Planeta es una casa muy española y su premio nocirculaba bien en América Latina. Por eso crearon hacecuatro años el Premio Iberoamericano Planeta-Casa deAmérica, dirigido a este mercado. No es el mismo, y tieneuna remuneración menor, pero nada despreciable, de200.000 dólares. Así, Planeta ha segmentado los mercadosmientras capitaliza el poder de su marca. También hacreado pequeños premios para mercados locales, como elPlaneta de Periodismo en Colombia. En España entregacada año 16. 54
  55. 55. El Alfaguara, en cambio, nació con una vocaciónlatinoamericana, en una época de expansión de Prisa haciaAmérica Latina. De 13 entregados, diez han sido paralatinoamericanos. Y suelen premiar a sus propios autores,porque si ya han apostado por ellos editorialmente, elpremio los valoriza. La connotación de este premio en elmundo cultural es que suele darse a autores de másprestigio literario que el Planeta, pero esto no ha sidogarantía de éxito de ventas. Lo mismo pasa con elglamuroso Anagrama, que solo otorga 8.000 euros, pero loentrega una editorial vista como una exquisita boutique dellibro. Es sabido que en España el Premio Planeta es el quemás vende, porque es más antiguo (se fundó en 1952) yestá más enraizado en el imaginario de la población.Curiosamente, la colombiana Laura Restrepo ha sido unode los premios Alfaguara más vendidos, y han acertadocon autores como el peruano Santiago Roncagliolo, pero laverdad es que no siempre han dado en el clavo de lasventas. Pero Vásquez sí puede ir por el mismo camino delperuano. 55
  56. 56. A dedo: Todo esto lleva a una pregunta: ¿pueden estospremios provenir de concursos legítimos? Claro que no. Sibien los manuscritos son enviados con seudónimo y sesupone que deberían ser todos leídos por el jurado, y quegana el mejor, esto no es cierto. Para empezar, esimposible que un jurado se lea los 500 manuscritos que sepresentan, y se supone que hay un jurado ‘negro’ que hacecribas iniciales. Pero es obvio que la dirección editorial dela empresa señala, elige, investiga qué buenos escritoresestán a punto de terminar una novela, habla con losagentes literarios (que tienen un enorme poder) y con losautores, y claro, los invita a presentarse al premio. Dehecho, a los escritores consagrados les ofrecen el premio.Porque casi ningún autor de renombre, que sabe cuántovenden sus libros, va a correr el riesgo de presentarse a unpremio y perder. ¿Para qué someterse a eso? Y es que eltamaño de los egos es un asunto complicado en el mundode la literatura. Los miembros de los jurados sí leen a loscuatro o cinco finalistas, pero el editor, casi sin excepción,tiene la última palabra. Precisamente por eso, premios como el Tusquets,más reciente, se han promocionado como premios‘verdaderos’, y el mismo Alfaguara, cuando lo ganó elcompletamente desconocido escritor mexicano XavierVelasco, recalcó que esa era la prueba de que su premiono se daba a dedo. Pero tampoco es cierto. Tomás EloyMartínez o Manuel Vicent, ambos ganadores en el pasado,fueron ‘cordialmente invitados’ a presentarse. 56
  57. 57. Y es que hay de todo un poco. Cuando a Planeta se laha tachado de dar premios demasiado flojos, sorprende alaño siguiente premiando a un autor de peso. ErnestoSábato y Miguel Delibes denunciaron que el Planeta leshabía sido ofrecido a ambos en 1994, y lo rechazaron. Otrocaso más reciente es la demanda por fraude ante untribunal argentino de Gustavo Nielsen, un escritorparticipante, en 2005, cuando el Planeta local fue dado aRicardo Piglia. Y, cosa insólita, ganó la demanda. Pero esto no implica que los premios sean malos.Todo editor siempre anhela el equilibrio entre la calidad ylas ventas. No es fácil. Y en medio de esa tensión, lascasas hacen sus apuestas. El que Alfaguara haya premiado a un autor joven, deenvergadura, como Juan Gabriel Vásquez es una buenanoticia para la literatura colombiana. Y Colombia debeesperar la publicación de la novela con genuina curiosidadlectora, porque a pesar de que Vásquez generaanimadversión en el mundillo literario local por su carácterun tanto altivo, es un escritor de una rara inteligencia, quecombina su férrea vocación con una inquebrantabledisciplina de lector, y es dueño de un ya probado talentopoderoso. 57
  58. 58. Manifiesto contra el “Contubernio” del Premio Alfaguara del Grupo Prisa ¿o Risa?: “El Circo de Los Leones”… “La justicia es un bien escaso y que no alcanza paratodos”… Son las 04:30 horas de la madrugada de Argentina, yme he caído, literalmente, de la cama, por las ideas que nome dejan de rondar por mi cabeza, y desde el día de ayer,cuando perdí el Premio Alfaguara… Sé que por estas letras seré seguramente acusado dedespecho, cuando no y también de envidia, y de malperdedor, despecho y envidia por haber perdido el PremioLiterario de la Editorial Alfaguara… 58
  59. 59. Pero no me importa, no me importa en absoluto,porque yo no escribo para “venderme” por un Premio, nipor ningún dinero, ni siquiera por la fama, la fama deningún Premio Literario, como el Premio Alfaguara, o elPremio Planeta… Yo escribo y para denunciar la injusticia, y creo que elresultado del Ganador del Premio Alfaguara 2.011, fue deuna injusticia atroz, y peor aún, de una indignidadlacerante, no ya y para con mi persona, sino y para todos ycada uno de los 607 escritores “noveles”, que participamosen el concurso y con nuestras obras “inéditas”… Porque el Jurado del Premio Alfaguara (y la EditorialAlfaguara del Grupo Prisa), cometió un “contubernio”, uncontubernio porque hizo ganar, hizo ganar y a un escritorde la misma Editorial Alfaguara, a un escritor y yaconsagrado: ¿Qué sentido tienen el Premio Literario Alfaguara (ysu homólogo el Premio Literario Planeta), cuando hacenganar, y en lugar de a escritores “noveles”, para lograr y suconsagración, hacen ganar y a escritores ya consagrados? Yo no estoy escribiendo ni afirmando, en lo absoluto,que la obra ganadora fuera un mal libro, ni que su autorfuera un mal escritor… Lo que yo sí me pregunto es: 59
  60. 60. ¿Cuál fue el “contubernio” que lo hizo ganar? Porque saben, los procedimientos de los concursosliterarios, son muy “oscuros”, y los contubernios siempre serodean de “oscurantismo”, en unos ritos iniciáticos casisecretos y masónicos, que siempre se prestan a que losPremios se compren, y se vendan… Porque claro, la transparencia y la claridad, estáreñida, muy reñida, con la justicia, y en cambio es “amiga”,y también “prima hermana”, de la injusticia… Porque de lo que estoy hablando, estoy hablando ydel “Poder de Las Ideas”… Porque yo solo soy, solo soy un hombre solo, frente alas Editoriales “Elefantiásicas”, como David frente a Goliat,y sin más recursos que mi propia inteligencia, y sin nisiquiera un peso, un dólar, o un euro, en el bolsillo… Y yo ahora, más indefenso y desarmado que nunca yen toda mi vida entera, sólo tengo, sólo tengo y como únicaarma “El Poder de Las Ideas”, el poder de estas muyhumildes letras, para cambiar, no y ya el destino de lahumanidad entera, sino y sencillamente, mi propiodestino… 60
  61. 61. Mi obra “La Promesa”, la regalo, y desde hace casimedio año ya, y a través de su lectura gratis en Internet,en: http://tiny.cc/9qeos Y si quieren leerla, ustedes podrán tener la certeza, ypor sí mismos, de por qué no merecía ganar… O al menos, eso es lo que yo mismo pienso y opino demi libro: ¡Tengo la más absoluta certeza de que nunca podréganar un Premio Literario porque sólo son y unasmemorias!... Pero sí me pregunto: ¿Es que entre las 606 obras restantes, aparte de lamía propia y de la del ganador, que participaron en elconcurso literario del Premio Alfaguara, no habría nisiquiera una sola, una sola obra literaria inédita, y de unescritor novel y como yo mismo, de suficiente calidadliteraria, y que no mereciera ganar?... La verdad en que cuando pienso en cómo escribí milibro… 61
  62. 62. Casi sin medios ningunos, con las muy viejas yvetustas computadoras, de los Ciber Locutorios másbaratos del Tercer Mundo, porque muchas veces no tenía,ni tengo, el medio dólar, o el cuarto de euro, o los dospesos, que cuesta una hora de ordenador o computadoraen ellos… Con mi vieja agenda electrónica, media rota yatambién, con el Word sin eñes y sin acentos, y con eldiccionario en idioma inglés, que me volvía luego loco, paracorregir la ortografía en castellano, porque todas lascomputadoras se iban al diccionario en inglés, y por eso séque todavía tendré y me quedarán en mi libro: ¡Muchísimos errores ortográficos!... No digamos entonces: ¡De los días en que me quedé sin comer, por no tenerdinero! ¡Por no tener ni siquiera los cinco pesos, o el euro,o el dólar y medio que valía un menú!... Pero y a pesar de lo imposible que fue, y de la mucha,¡muchísima hambre que pasé!, lo escribí, escribí a mi libro: ¡En una lucha épica y heroica, contra todos losvientos, las mareas, las tempestades, y los Tsunamis queme trajo la vida!... 62
  63. 63. Por eso el gran Psicoanalista Jacques Lacan teníarazón: “Lo imposible es lo único real que existe"... Y ahora, en que estoy también y escribiendo estasmuy ácidas letras, ahora también es imposible que vaya atener eco, y menos con mi lengua viperina, y como unhumilde aprendiz de Quevedo y Góngora… Y ahora también se caen las lágrimas, y de pensarque como y cuando escribí mi libro, que estoy tan pobre,que ni siquiera tengo unas pocas hojas de unas cuartillasde papel en blanco, para escribir, pues lo estoy haciendo ysobre unas fotocopias, de los ejercicios de las clasesparticulares, que doy a mis alumnos a domicilio… Y ahora también, y abundando más en lo personal, herecibido cientos de alabanzas y maravillosas críticas por milibro (http://www.slideshare.net/fcerong/los-comentarios-de-mis-lectores-me-llegan-a-lo-mas-hondo-de-mi-corazon) Y ahora también, estoy recibiendo cientos demensajes y de Tweets (http://twitter.com/FranciscoCeronG), con las críticas, con las broncas, y los enfados de muchosde mis más de cuarenta mil lectores, por no haber ganadocon mi obra inédita, y como un escritor novel… 63
  64. 64. Y por eso, y en homenaje y honra, a todos mislectores, escribo ahora denunciando el “Circo de LosLeones del Premio Literario de la Editorial Alfaguara”…(http://www.slideshare.net/fcerong/el-circo-de-los-leones) Porque y como me escribió ayer un escritor amigo: “Francisco, la justicia es un bien escaso, y no alcanzapara todos, por lo que seguramente te llegará tarde, quizásdespués de la muerte, como le pasó al más grande detodos, de la historia de la literatura universal, Miguel deCervantes Saavedra”… Y sinceramente, ya escribí en el día de ayer enFacebook, en Twitter, y en la misma página Web de latransmisión del otorgamiento y fallo del Premio Alfaguara, yque la Editorial Alfaguara ya se ha encargado de borrar ybien (ahora da error en enlace o link de los comentarios…),que si perdía, como así y efectivamente ha sido, y tambiénpara otros 606 escritores noveles y como yo, escribí que almenos me quedarían mis letras, y “El Poder de mis Ideas”,y también me quedaría el lugar de lo moral y ético… Porque ese es el lugar que ha perdido el PremioAlfaguara, el Grupo Prisa (o ¿Risa?), el Jurado del PremioAlfaguara, y el escritor ganador, ya consagradoanteriormente, y vuelto a consagrar nuevamente… 64
  65. 65. Ese lugar lo han perdido, y con todo su dinero, contodo su poder, y con toda la fama que les rodea: ¡Han perdido el lugar de lo moral y lo ético! ¡El lugar de todas las letras!... Y tal vez a mis 606 compañeros y compañeras, les démiedo denunciarlo, por el enorme poder del Grupo EditorialPrisa, con marcas como Aguilar, Santillana, Taurus, y otras,además de Periódicos como el País, radios como la Ser,Televisiones, y un pulpo mediático en toda España yLatinoamérica… Tal vez les dé miedo denunciarlo, por miedo a ser“castigados”, “y de por vida”, y así que nunca puedan llegara ver publicados ninguna de sus obras… Pero a mí no me da miedo ninguno, y no me damiedo, porque no ambiciono, ni ambicionaré, y como yaescribí en mi libro: ¡No ambiciono absolutamente nada!.. Y el lugar de un escritor, no es un lugar cómodo, unlugar de seguridad, un lugar de fama, ni muchísimo menosun lugar y de riqueza… 65
  66. 66. El lugar de un escritor, es el lugar de la denuncia… ¡Ypor eso yo denuncio!... Y denuncio, y si es necesario también, ¡denuncio y alprecio de mi vida!... Porque mi libro ya me costó, y como también escribo yen el mismo, y no las escribo a todas, ya me costó varias ygraves, amenazas de muerte… Y en cuanto a mi changuito, a mi chiquillo, a miadorado niño Daniel, al cual le escribí, y le dediqué mi libro,ya me he dado cuenta cabal, y no tengo ahora la másmínima duda, y sí la absoluta certeza, viendo la “justicia”del Premio Alfaguara y del Grupo Prisa (o ¿Risa?), decíatengo la más absoluta certeza, de que nunca más, nuncajamás, volveré a ver a mi changuito… Pero al menos, repito, si es verdad que perdí en eldinero y en la fama, pero me quedaron mis letras, mi ética ymi moral, tal y como me lo dijeron y me lo reconocieron mispropios hijos, y en el día de la Navidad pasada…(http://www.slideshare.net/fcerong/sipnosis-de-la-promesa-porque-lo-merecia) 66
  67. 67. Y por eso dediqué también mi libro a todo el PuebloJaponés, a su inmensa tragedia… (http://www.slideshare.net/fcerong/dedico-mi-libro-y-como-un-homenaje-de-honor-honra-y-esplendor-por-su-civismo-su-coraje-y-sus-heroes-a-todo-el-pueblo-japones-httpwwwslidesharenetfceronglapromesaversionfinal) Y me solidaricé y fui empático con ella, y desde la míapropia, porque mi libro hace una catarsis, sublimando mipropia tragedia, y terminando en la esperanza y el amor, yeso no lo paga, no lo pagará nunca, ni la fama, ni el poder,ni el dinero… Porque lo que me decepciona, no es el haber perdidoel Premio Alfaguara, ni el dinero, ni la fama, lo que medecepciona es el haber perdido toda la esperanza en lajusticia, en la justicia de todos los Premios Literarios, y ensus máximos exponentes, que son el Premio Alfaguara y elPremio Planeta… Pero me aplicaré nuevamente las palabras del granescritor y poeta argentino Alma Fuerte: “No te des por vencido ni aún vencido”… 67
  68. 68. Y por eso voy a enviar ahora a mi libro “La Promesa”,a competir al Premio Planeta, pero claro, eso cuandopueda reunir los 200 euros, o los 300 U$D (dólares), o los1.000 $ (pesos argentinos), que vale el envío a España delcorreo, de los 15 Kg. (son casi mil quinientas páginas) delos dos originales de mi libro… Y así, a pesar de todos los “contubernios” literarios, delos “Elefantes” Editoriales, yo no estoy aún, ni lo estarénunca, así y este pasando hambre, yo no estoy aúnvencido, ni muchísimo menos derrotado… Y ni todas las Editoriales, ni todas ellas juntas, podránrobarme de lo que carecen casi todas ellas, no podránrobarme nunca de lo que carecen, y así yo esté y pasandohambre: ¡No podrán robarme mi dignidad!… 68
  69. 69. 69
  70. 70. Capítulo Cuarto:Los “contubernios” académicos… 70
  71. 71. La Universidad Nacional de Salta (UNSa) A continuación, el manifiesto que escribí, y conargumentos similares al del capítulo anterior, y cuandoperdí, más de un centenar de oposiciones, en laUniversidad Nacional de Salta (UNSa). Y ahora tengo también ya la certeza, de que perderétodas las oposiciones que continúe realizando, y que nuncapodré tener trabajo como docente, porque me declararondesiertas aquellas, donde ya era ganador, porque no teníaa ningún “amigo”, en los tribunales de la oposición… 71
  72. 72. “La justicia es un bien escaso y que no alcanzapara todos”… Son las 04:00 horas de la madrugada, y me hecaído, literalmente, de la cama, por las ideas que nome dejan de rondar por mi cabeza, y desde el día deayer, cuando una muy importante autoridadacadémica, de la Universidad Nacional de Salta(UNSa), me ha dicho que no me dan trabajo, por loque escribí en mi libro, "La Promesa", sobre Salta y laUNSa... Sé que por estas letras seré seguramenteacusado de despecho, cuando no y también deenvidia, y de mal perdedor, por llevar ya casi dos añosopositando, y como docente en la UNSa, y no haberllegado todavía a ganar ninguna oposición… Pero no me importa, no me importa en absoluto,porque yo no escribo para “venderme” por ningúnpuesto docente, ni por ningún dinero, ni por unPremio, ni por siquiera por la fama, la fama de ningúnPremio Literario, como el Premio Alfaguara, o elPremio Planeta, adonde también he sido un perdedormás… Yo escribo y para denunciar la injusticia, y creoque la estadística terrible, de que sólo el 5%, sólo 5alumnos de cada 100 que ingresan, con el deseo y laexpectativa de llegar a ser profesionales, y terminaregresando de la UNSa, y con un título profesional bajoel brazo, sólo un 5% llegan a lograrlo… 72
  73. 73. Creo que eso es de una injusticia atroz, y peoraún, de una indignidad lacerante, no ya y para con losestudiantes universitarios y sus legítimas expectativas,sino y para con todos y cada uno de los salteños ysalteñas, que participan con su esfuerzo, muchísimasveces muy humilde, en la construcción de unasociedad mejor para Salta, para que los que nossiguen tengan futuro, un futuro próspero y mejor… Y la educación juega un papel primordial yfundamental en ello, y por eso clama al Cielo, que elfracaso estudiantil en la UNSa sea de un grado tangravísimo… Porque casi todos los docentes de la UNSa, y ensu gran mayoría, y con muy honrosas excepciones,cometen y todos los días “asesinatos académicos”,comenten “contubernios”, contubernios porque solohacen ganar, en casi todas las oposiciones, aprofesores de su misma “tribu académica”, y casitodos los docentes practican la endogamia másabsoluta, nucleándose en “tribus salvajes”, propias delpaleolítico, y su actividad y su pensamiento, estáenfrascado, y de forma cotidiana, en sus más feroces“guerras tribales”, entre unos y otros… Y así no ya los opositores a los nuevos cargosdocentes, y como yo mismo, que no pertenecen aninguna “tribu”, ven anuladas todas sus expectativas,sino y lo que es muchísimo peor, en esta guerrafratricida entre hermanos “académicos”, los másperjudicados, son como siempre en la vida, los másinocentes: ¡Los estudiantes!… 73
  74. 74. ¿Qué sentido tienen las oposiciones, cuandohacen ganar, y en lugar de a profesores “noveles”,para lograr una renovación académica, hacen ganar ya profesores ya integrados en el sistema, ya muyintegrados en las “tribus académicas”? Yo no estoy escribiendo ni afirmando, en loabsoluto, que mis competidores ganadores fueranmalos profesores, ni que sus exposiciones fueran deun mal nivel académico, ni siquiera que no merecierantambién ganar… Lo que yo sí me pregunto es: ¿Cuál fue el “contubernio” que rige para con losganadores? Porque un dicho muy español dice:“Hecha la ley, hecha la trampa”… Porque saben, los procedimientos de lasconcursos académicos, son muy “oscuros”, y los“contubernios” y la “endogamia” académica, siemprese rodean de “oscurantismo”, en unos ritos iniciáticoscasi secretos y masónicos, que siempre se prestan aque las oposiciones se compren, y se vendan, no endinero, pero sí en tráfico y tránsito de influenciasacadémicas, al final y en una sola frase: ¡La lucha másferoz por el poder!… Porque claro, la transparencia y la claridad, estáreñida, muy reñida, con la justicia, y en cambio es“amiga”, y también “prima hermana”, de la injusticia… Porque de lo que estoy hablando, estoy hablandoy del “Poder de Las Ideas”… 74
  75. 75. Porque yo solo soy, solo soy un hombre solo, unmuy humilde profesor, frente a las Universidades“Elefantiásicas”, como la misma UNSa, como Davidfrente a Goliat, y sin más recursos que mi propiainteligencia… Y yo ahora, más indefenso y desarmado quenunca y en toda mi vida entera, sólo tengo, sólo tengoy como única arma “El Poder de Las Ideas”, el poderde estas muy humildes letras, para cambiar, no y ya eldestino de la humanidad entera, sino y sencillamente,el propio destino del pueblo salteño… Por eso y a pesar de lo imposible que me parece,y de la mucha, ¡muchísima hambre que pueda llegar apasar por estas mis muy humildes letras!, las escribo,¡y no dejaré de escribirlas nunca! ¡En una lucha épica y heroica, contra todos losvientos, las mareas, las tempestades, y los Tsunamisde todas las injusticias que clamen al Cielo!... Por eso el gran Psicoanalista Jacques Lacantenía razón: “Lo imposible es lo único real que existe",y tal vez sea imposible que estas mis letras cambien lacultura y los valores de los docentes universitarios,pero no dejo, ni dejaré de intentarlo... Y ahora, en que estoy también y escribiendoestas muy ácidas letras, ahora también es imposibleque vaya a tener eco, y menos con mi lengua viperina,y como un humilde aprendiz de Quevedo y Góngora… 75
  76. 76. Y ahora también se caen las lágrimas, y depensar en muchísimos estudiantes universitarios tanpobres, que ni siquiera tienen ni unas pocas hojas deunas cuartillas de papel en blanco, a veces ni siquieraun cuaderno, para escribir sus apuntes… Y por eso, y en homenaje y honra, a todos esoshumildes alumnos, normalmente del interior másrecóndito de Salta, sin voz y sin voto, que les ayude acambiar para mejor su propio destino, por eso escriboahora, denunciando: “El Circo de Los Leones delmayor índice de fracaso estudiantil de toda Argentina,y el “Contubernio” de las tribus académicas de laUNSa”… (http://www.slideshare.net/fcerong/el-circo-de-los-leones) Y sinceramente, haber perdido ya más de uncentenar de oposiciones en casi dos años, como así yefectivamente ha sido, y también para otrosprofesores noveles, y como yo mismo, al menos mequedan mis letras, y “El Poder de mis Ideas”, ytambién me queda el lugar de lo moral y ético, y alfinal, el lugar del saber… Porque ese es el lugar que han perdido casitodos los docentes de la UNSa… Ese lugar lo han perdido, y con todo su poder, ycon todas la “influencias” que les rodean: ¡Han perdido el lugar del Saber! 76
  77. 77. Y tal vez a mis compañeros y compañerasprofesores, opositores y perdedores como yo, les démiedo denunciarlo, por el enorme poder de las “tribus”académicas de la UNSa… Tal vez les dé miedo denunciarlo, por miedo a ser“castigados”, “y de por vida”, y así que nunca puedanllegar a ganar ninguna de sus oposiciones… Pero a mí no me da miedo ninguno, y no me damiedo, porque no ambiciono, ni ambicionaréabsolutamente nada, nada que esté reñido contra losvalores, la moral, la ética, y el lugar del saber… Y el lugar de un escritor, no es un lugar cómodo,un lugar de seguridad, un lugar de fama, ni muchísimomenos un lugar y de riqueza… El lugar de un escritor, es el lugar de ladenuncia… ¡Y por eso yo denuncio!... Y denuncio, y si es necesario también, ¡denuncioy al precio de mi destierro universitario!... Porque al menos, repito, si es verdad que perdíhasta ahora todas las oposiciones, y seguramente lasseguiré perdiendo toda la vida, y más con estas letras,pero quedan, siempre me quedarán, mi ética y mimoral… Pero me aplicaré nuevamente las palabras delgran escritor y poeta argentino Alma Fuerte: “No te des por vencido ni aún vencido”… 77
  78. 78. Y así, a pesar de todos los “contubernios”académicos, de los “Elefantes” Universitarios, yo noestoy aún, ni lo estaré nunca, así y este pasandohambre, yo no estoy aún vencido, ni muchísimomenos derrotado… Y ni todos los docentes universitarios, ni todosellos juntos, podrán robarme de lo que carecen casitodas ellos, no podrán robarme nunca de lo quecarecen, y así yo esté y pasando hambre: ¡No podrán robarme mi dignidad!… 78
  79. 79. 79
  80. 80. Capítulo Cuarto:“La Apología del Plagio”... 80
  81. 81. El Gobernador de Salta, el Dr. Don Juan Manuel Urtubey, y su Ministra de Educación, la Ministra Adriana López Figueroa, realizando la apología del plagio de las “Efemérides de Salta”… A continuación, el manifiesto que escribí, y conargumentos similares al del capítulo anterior, cuando ElGobernador de Salta, el Dr. Don Juan Manuel Urtubey, y suMinistra de Educación, la Ministra Adriana López Figueroa,realizaron la apología del plagio de la historia de Salta y desus efemérides… 81
  82. 82. “La justicia es un bien escaso y que no alcanzapara todos”… Son las 05:00 horas de la madrugada, y me hecaído, literalmente, de la cama, por las ideas que nome dejan de rondar por mi cabeza, y desde el pasadodía 14 de abril por la mañana, en que el Gobernadorde Salta, el Dr. Don Juan Manuel Urtubey, encabezóel acto de presentación del libro “Efemérides de Salta”,en el lujoso Hall del Hotel Salta, sito en Caseros 460,acompañado por la Ministra de Educación delGobierno de Salta, Adriana López Figueroa, elIntendente de Salta, Miguel Isa, y la supuesta autoradel libro, María Eugenia Carante. La autora plagiadora, María Eugenia Carante,extrajo todas sus páginas, textual y literalmente, dellibro del periodista y escritor Eduardo Ceballos, y sinningún reparo tampoco, imitó todo su estilo, y hasta eltítulo del mismo... Sé que por estas letras seré seguramenteacusado de despecho, cuando no y también deenvidia, y de mal perdedor, por llevar ya casi dos añosen conflicto, con el Gobierno de Salta… Porque además, el Gobierno de Salta, presionóal antiguo Sr. Rector, de la Universidad Católica deSalta (UCASAL), para anular mi incorporación, y comodocente, en dicha casa de altos estudios… 82
  83. 83. Curso de Postgrado en Economía Global, yRelaciones Internacionales redactado a petición de laUCASAL: http://www.slideshare.net/fcerong/curso-de-postgrado-en-economia-global-y-relaciones-internacionales-3336612 Plan de Desarrollo y Lineamientos Estratégicos,redactado a petición del Gobierno de la Provincia deSalta (Argentina), para la década 2008-2018: http://www.slideshare.net/fcerong/plan-de-desarrollo-y-lineamientos-estrategicos-provincia-de-salta-argentina-decada-2008-2018-1474764 Pero no me importa, no me importa en absoluto,porque yo no escribo para “venderme” por un Premio,ni por ningún dinero, ni siquiera por la fama, la famade ningún Premio Literario, como el Premio Alfaguara,o el Premio Planeta, adonde también he sido unperdedor más… Yo escribo y para denunciar la injusticia, y creoque un Sr. Gobernador de Salta, el Dr. Don JuanManuel Urtubey, que una señora Ministra deEducación de un Gobierno de Salta, la MinistraAdriana López Figueroa, y que un Intendente de laCiudad de Salta, Miguel Isa, han avaladopúblicamente, y con su presencia, un delito, como esel de plagio, que es una estafa... Todos ellos, todas las máximas autoridades deSalta citadas, están promoviendo, y participando, noya y por omisión, sino y muchísimo peor, con su 83
  84. 84. presencia activa, en la comisión flagrante de un delito,y lo están haciendo además y públicamente... 84
  85. 85. En tal caso la ley establece, que, cuando unciudadano es pillado de forma flagrante, en lacomisión de un delito, debe de ir directamente a lacárcel: ¿Es que todas nuestras autoridades son losnuevos dioses del Olimpo y no son ciudadanos comotodos los demás, y sujetos también a las mismas leyesque todos?... ¿No tendrían no sólo que renunciar a suspuestos, sino y además que deberían de ir a la cárcely como todo el resto de los ciudadanos en ese mismocaso?... Que además, luego de hecho público tal delito,ninguno de ellos, haya dado disculpas públicas, es lamayor ratificación, de la apología activa, del aberranteplagio y delito cometido... Espero que el Gobierno de la Nación, de laRepública Argentina de Buenos Aires, en la personade su Presidenta, Cristina Fernández de Kirchner ,tome cartas en el asunto, y realice directamente unaintervención pública en el Gobierno de Salta,defenestrando a este Mandatario inmoral, elGobernador Dr. Urtubey, y a todos sus acólitos yplebeyos, que han participado en la comisión de lapública fechoría… 85
  86. 86. Porque además creo que este acto tan inmoral,es de una injusticia atroz, y peor aún, de unaindignidad lacerante, no ya y para con el autorplagiado, Eduardo Ceballos, y sus legítimasexpectativas de resarcimiento, moral, judicial, ypecuniario, sino y para con todos y cada uno de lossalteños y salteñas, que participan con su esfuerzo,muchísimas veces muy humilde, en la construcción deuna sociedad mejor para Salta, y para que los que nossiguen tengan futuro, un futuro próspero y mejor… Y la memoria histórica, a través de susefemérides, juega un papel primordial y fundamentalen ello, y por eso clama al Cielo, que el plagio, laestafa, y el delito cometido, lo sea flagrantemente, yen un grado tan gravísimo… 86
  87. 87. El Sr. Gobernador, Dr. Juan Manuel Urtubey, y elPremio Nobel de Literatura, el escritor peruano, Mario Vargas Llosa. ¿Y qué sentido tiene además, que el Sr.Gobernador Dr. Juan Manuel Urtubey, reciba en laspresentes circunstancias al Premio Nobel de literatura,Mario Vargas Llosa, conocido por sus graves críticasmorales y éticas hacia la injusticia? Lo que yo sí me pregunto es: ¿Cuál fue el “contubernio” que rige para connuestro Sr. Gobernador? Porque un dicho muyespañol dice: “Hecha la ley, hecha la trampa”… 87
  88. 88. Porque saben, los procedimientos del poder, sonmuy “oscuros”, y los “contubernios” siempre se rodeande “oscurantismo”, en unos ritos iniciáticos casisecretos y masónicos, que siempre se prestan a queel poder se compre, y se venda, en dinero, en tráfico ytránsito de influencias, al final y en una sola frase: ¡La lucha más feroz por el poder!… Porque claro, la transparencia y la claridad, estáreñida, muy reñida, con la justicia, y en cambio es“amiga”, y también “prima hermana”, de la injusticia… Porque de lo que estoy hablando, estoy hablandoy del “Poder de Las Ideas”… Porque yo solo soy, solo soy un hombre solo, unmuy humilde profesor, frente al poder de lasautoridades del Gobierno de Salta, y como Davidfrente a Goliat, y sin más recursos que mi propiainteligencia… Y yo ahora, más indefenso y desarmado quenunca y en toda mi vida entera, sólo tengo, sólo tengoy como única arma “El Poder de Las Ideas”, el poderde estas muy humildes letras, para cambiar, no y ya eldestino de la humanidad entera, sino y sencillamente,el propio destino del pueblo salteño… Por eso y a pesar de lo imposible que me parece,y de la mucha, ¡muchísima hambre que pueda llegar apasar por estas mis muy humildes letras!, las escribo,¡y no dejaré de escribirlas nunca! 88
  89. 89. ¡En una lucha épica y heroica, contra todos losvientos, las mareas, las tempestades, y los Tsunamisde todas las injusticias que clamen al Cielo!... Por eso el gran Psicoanalista Jacques Lacantenía razón: “Lo imposible es lo único real que existe",y tal vez sea imposible que estas mis letras cambien lacultura y los valores de los políticos salteños, pero nodejo, ni dejaré de intentarlo... Y ahora, en que estoy también y escribiendoestas muy ácidas letras, ahora también es imposibleque vaya a tener eco, y menos con mi lengua viperina,y como un humilde aprendiz de Quevedo y Góngora… Y ahora también se caen las lágrimas, y depensar en muchísimos salteños tan pobres,muchísimos niños y niñas, que se mueren, yliteralmente, de hambre… Y por eso, y en homenaje y honra, a todos esoshumildes salteños, normalmente del interior másrecóndito de Salta, sin voz y sin voto, que les ayude acambiar para mejor, su propio destino, por eso escriboahora, denunciando el “Circo de Los Leones del mayoríndice de pobreza de Salta en toda Argentina, y el“Contubernio” de las autoridades que nos gobiernan… (http://www.slideshare.net/fcerong/el-circo-de-los-leones) 89
  90. 90. Y sinceramente, si llegásemos a haber perdidoesta causa de justicia, como así y efectivamentepudiera ser, y también para el autor plagiado, y paratodo el pueblo salteño, al menos me quedan misletras, y “El Poder de mis Ideas”, y también me quedael lugar de lo moral y ético, y al final, el lugar delsaber… Porque ese es el lugar que han perdido las másaltas autoridades del Gobierno de Salta, con elGobernador a la cabeza, el Dr. Don Juan ManuelUrtubey… Ese lugar lo han perdido, y con todo su poder, ycon todas la “influencias” que les rodean: ¡Han perdido el lugar de lo ético, lo moral, y alfinal, el lugar de la justicia, violentando el imperio de laley! Y tal vez a mis conciudadanos, les dé miedodenunciarlo, por el enorme poder del Gobierno y el Sr.Gobernador… Tal vez les dé miedo denunciarlo, por miedo a ser“castigados”, “y de por vida”, y tal vez hasta con “lamisma vida”… Pero a mí no me da miedo ninguno, y no me damiedo, porque no ambiciono, ni ambicionaréabsolutamente nada, nada que esté reñido contra losvalores, la moral, la ética, y el lugar del saber… 90
  91. 91. Y el lugar de un escritor, no es un lugar cómodo,un lugar de seguridad, un lugar de fama, ni muchísimomenos un lugar y de riqueza… 91
  92. 92. El lugar de un escritor, es el lugar de ladenuncia… ¡Y por eso yo denuncio!... Y denuncio, y si es necesario también, ¡denuncioy al precio de mi vida!... Porque al menos, repito, si es verdad que perdíhasta ahora todas las luchas por la justicia, yseguramente las seguiré perdiendo toda la vida, y máscon estas letras, pero quedan, siempre me quedarán,mi ética y mi moral… Pero me aplicaré nuevamente las palabras delgran escritor y poeta argentino Alma Fuerte: “No te des por vencido ni aún vencido”… Y así, a pesar de todos los “contubernios”políticos, de todos los gobernantes, yo no estoy aún,ni lo estaré nunca, así y este pasando hambre, yo noestoy aún vencido, ni muchísimo menos derrotado… Y ni todos los políticos, ni todos ellos juntos,podrán robarme de lo que carecen casi todas ellos, nopodrán robarme nunca de lo que carecen, y así yoesté y pasando hambre: ¡No podrán robarme mi dignidad, ni la del pueblosalteño!… 92
  93. 93. 93
  94. 94. Capítulo Sexto:“Por primera vez en mi vida entera, he dejado de creer en el amor”... 94
  95. 95. El desamor... 95
  96. 96. Juli Lostal Acuña (vía Facebook Móvil) ¿Porque no tenés esperanza ni amor? Francisco Antonio Cerón García Si lees bien mi libro "La Promesa” le escribí a mi hijode 6 años que está en España, veras que en realidad estodo lo contrario, pero al llegar la Navidad, se acentuóenormemente la separación forzosa que sufrí de mis treshijos, por las circunstancias del destino y la vida, y mevoltearon el alma entera, y me llené de tanta tristeza, deuna tristeza tan profunda, que pensé en cuantos habrían, ycomo yo mismo, que pasarían todas las fiestas muy solos,tal y como yo mismo también las pasé... 96
  97. 97. Hoy día, después de haber sabido esta semana, ycuando estaba incorporado como docente en unestablecimiento de educación superior, y con un buensueldo, he sabido que no podía serlo, en ningúnestablecimiento del País, por la Ley Nacional que excluyeautomáticamente de la Educación, a todos los mayores de45 años... Ahora, además de ver que mi destino y mi futuro,están predestinados, al hambre, la miseria, y lamendicidad... Ahora he descubierto también, que mi hijo pequeño, alque escribí un libro de casi mil quinientas páginas, por elamor de un padre... Ahora he descubierto también, que me ha dejado dequerer, y ya no existo para él... Le he llamado hoy día, y de primeras me llamó"Manolo", el nombre de la pareja de su madre, y su nuevopapá, ya casi dos años... Luego y a continuación me dijo, que estaba viendosus dibujos, que por favor se los dejara ver... Así lo hice y terminé la llamada, despidiéndome deél... Ayer escribí, que escribía para vestir mi extremadesnudez, no ya de todo lo material, auto, casa, trabajo,sino y peor, mi desnudez de amigos y de familia... 97
  98. 98. Pero siempre tenía la esperanza, de que a 14.000 Km.de distancia, cruzando un inmenso océano, tenía a un hijopequeño, que me quería y me necesitaba... 98
  99. 99. Y ahora tengo la absoluta certeza, cuando llama padrea otro hombre, la pareja de su madre, cuando prefiere versus dibujos, antes que hablar conmigo... Ahora tengo la absoluta certeza de que ya me olvidó,y ya no me quiere… Y así, si me faltaba algo más, para completar ya miextrema y abisal desnudez, ahora me he quedado sin mihijo, sin su amor... Y así, no me queda nada conque sujetarme a la vida,nada no ya de lo material, sino y de lo humano... 99
  100. 100. Los niños de la calle, abandonados a sí mismos, y presa del hambre, las drogas, las violaciones, lossecuestros, y muertes, para arrancarles los órganos vitales para trasplantes… Y cuando algunas de vosotras, mis lectoras, me decísque Dios existe, que Dios lo puede todo, que la oración lopuede todo... Sólo me acuerdo y pienso que, si verdaderamenteDios estuviera en la Tierra, en esta tierra maldita por elDemonio y la maldad, pienso que no se morirían dehambre todos los niños, los niños que se mueren todos losdías... 100
  101. 101. Y así, cuando me intentan consolar con un recursoimperativo a la Fe, sólo termino pensando que: ¡Qué fácil es hablar con la "panza" llena a loshambrientos!... ¡Con qué facilidad se remueve la espina en la heridacuando es ajena!... Yo creo que no hay ninguna respuesta al dolor, ¡nisiquiera Divina!... Y que, cuando con "grandilocuencia", hablamos ennombre de Dios, con la ceguera de saberlo todo de Él, ypeor aún, del pobre desgraciado, que está sufriendodelante nuestro... Yo creo que los desgraciados, ¡los verdaderamentedesgraciados somos nosotros!... Y no somos sólo desgraciados, porque en nuestrasoberbia, creemos que podemos calmar el dolor del otro, ysomos tan estúpidos, que ni siquiera nos damos cuentaque, si ni podemos calmar el propio nuestro, nuestro propiodolor: ¿Cómo podríamos consolar a otro ajeno que es tandesgraciado y tan poca cosa como nosotros mismos?... Por eso yo, yo no quiero el consuelo para mis penas,no quiero el consuelo ni del mismo Cielo... Y Él, el ser de luz, Dios, él lo sabe y con tan absolutacerteza, y como yo mismo... 101
  102. 102. Y yo sólo quería el consuelo de mis penas, por unahumilde y simple mortal, pero Virgen María, hubo solouna... Y así me he quedado en la Tierra, en tierra de nadie... Y no ya tan solo, como me predijo la anciana y sabiamujer: "Francisco, todos los grandes se quedan solos,todos los grandes poetas, ¡y usted es de los másgrandes!”... No ya tan solo como estoy, sin familia, sin amigos, sinmusa ninguna... Sino y peor, desnudo, tanto o más desnudo quecuando venimos a este mundo, y cuando nos vamos deél... Y ya, ni siquiera mis letras, con las que intentovestirme, lo único que me quedó para vestirme, me puedenllegar a dar el más mínimo consuelo... Y así, en mi absoluta desnudez, sólo me siento, ycomo el poema que escribí: "Ahora soy..." http://www.slideshare.net/fcerong/ahora-soy Y ya ni siquiera mis propias letras de esperanza, comolas que escribí a la inmensa tragedia del pueblo japonés, niellas, pueden llegar a darme consuelo alguno... http://www.slideshare.net/fcerong/dedico-mi-libro-y-como-un-homenaje-de-honor-honra-y-esplendor-por-su-civismo-su-coraje-y-sus-heroes-a-todo-el-pueblo-japones-httpwwwslidesharenetfceronglapromesaversionfinal 102
  103. 103. Y por primera vez en mi vida estoy, no ya derrotado yvencido, sino y peor aún, por primera vez en mi vida entera,he dejado de creer en el amor... http://www.slideshare.net/fcerong/porque-escribo-no-te-des-por-vencido-ni-aun-vencido 103
  104. 104. 104
  105. 105. Capítulo Séptimo: “El Duelo”... 105
  106. 106. El duelo… El duelo, la ausencia, la falta, la frustración, ladecepción, el desengaño, implican, según el diccionario dela Real Academia Española, del latín dŏlus, dolor, lástima,aflicción o sentimiento… Todas las anteriores, y otras muchas más palabras,implican lo más difícil para el ser humano: ¡La asunción dela pérdida!... Porque la vida, toda y entera, y casi continuamente,es una perenne, y permanente pérdida… 106
  107. 107. Porque, y mientras, y hasta que usted no pierda lavida, no dejará de perder, y en todo lo demás… Pero lo peor de la pérdida, es que muchas veces noes visible, y por ello no es compartible, como por ejemploen las pérdidas más visibles, como los duelos, donde hayun rito, una fatiga, un trabajo, que establece su “visibilidad”,y que la facilita… ¿Y qué sucede cuando la pérdida no es visible? Duelo, también viene del latín duellum, guerra,combate… Combate o pelea entre dos, a consecuencia de unreto o desafío, el desafío a uno mismo, de lo que constituyela frustración, la falta, y la pérdida... Se suele terminar entonces, en lo que se llamafrustración, rencor, dolor eterno, y muchas cosas más,sumamente destructivas… Porque la “visibilidad” de una pena, el hacer visible eldolor de la misma a los demás, siempre ayuda, ayuda adejar de pelear, y con uno mismo… Un dicho muy español, dice que “penas con pan, sonmenos penas”… “Las penas compartidas son menos dolorosas”… 107
  108. 108. Y no sólo compartidas con los demás, sino y también,compartidas, y con uno mismo… Porque no hay nada más destructivo, que noreconocer, ni las propias penas… Es lo que les pasa a algunos, cuando no hanterminado el duelo, ni lo terminarán nunca… El duelo por un ser querido, un ser que les amó, perodel que no supieron desprenderse, y eso les mató el alma,les mató toda la vida, que se fue, y con el difunto, o ladifunta… Así he conocido a personas, que están muertas envida, porque algo se les murió, no ya y una persona, sino ycualquier otra cosa, y por la cual siguen todavía, y deduelo… Y si usted es una de esas personas… ¡Cuánto lo siento porque no se haya dado cuentatodavía, de cómo se murió usted también!... 108
  109. 109. 109
  110. 110. Capítulo Octavo: La pastillita... 110
  111. 111. Y Usted: ¿Se hubiera tomado la “pastillita”?... 111
  112. 112. Bueno, hoy día mi cabeza se levantó más despejada... No sé si por la diarrea continua de dos semanas, queya se acabó por fin... O por la "pastillita" que merecomendaron, y que no tomé... He comprendido, por fin, y después de resistirme ycon todas mis fuerzas a ello, he comprendido por fin, queya he perdido, y para siempre, a mí muy amado hijopequeño, Daniel... Y es una realidad que tengo que aceptar, porque yano tiene solución ninguna... Los niños olvidan pronto, y peor, que yo le dije, y talvez me equivoqué y grandemente, que ese hombre queestaba ahora en casa, ese hombre que era la nueva parejade su madre, ese hombre que le estaba educando, y lequería como si fuera el niño Jesús... Le dije que ese hombre era ahora su padre... Que padre no es quien engendra, sino y quieneduca... Y el niño me dijo, que entonces tenía tres padres,contando también el del Cielo... Yo no me di cuenta, en ese momento en que se lodije, hace ya seis meses, ni tampoco me di cuenta, cuandole dije anteriormente en el Aeropuerto, y después deprometerle escribirle un libro: "Que intentara ser feliz sin un papá, que su papá teníaque intentar ser feliz sin tres hijos..." ¡Qué paradoja la del amor verdadero! 112
  113. 113. Para que él pudiera sobrevivir, para que él encontrarauna ilusión para sobrevivir, le alenté y fomenté su nuevailusión, y yo perdí sin embargo, la mía, mi esperanza deque mi hijo pequeño me quería y me necesitaba... Y así el me olvidó, y yo he estado y como alma enpena, como alma en pena hasta que pude comprenderlo... Hasta que pude comprender que él estaba haciendolo que yo le había pedido: ¡Intentar ser feliz olvidándome!... Y así, he podido, y por primera vez en todo estetiempo, que me ha parecido toda una eternidad, dormiranoche, y hacer descansar mi cuerpo, porque mi alma, mialma desvelada de tanto dolor, no podía conciliar elsueño... Y sí, si ya terminé el duelo por mi hijo pequeño, por suamor... Ahora me queda, me queda todavía, resolver mihambruna... Resolver mi desarraigo, mi falta de amigos, mi falta deingresos, mi falta de trabajo... No sé cómo lo haré, porque no sé casi nada ya, en lavida... Pero como Alma Fuerte, sabiéndome ya herido demuerte, y estando trémulo de pavor, me pensaré bravo yvaliente, y arremeteré en la embestida final, como el jabalíya malherido... 113
  114. 114. Al menos, si sigo pasando tantas faltas, en mi propia,y muy amada, y la muy noble tierra mía, "Salta La Linda", almenos, me quedará el consuelo, aunque fuera un "flaco"consuelo, que lo intenté... Que lo intenté, y como siempre hice en toda y mientera vida... Porque lo que no quiero, lo que no quiero y enabsoluto, es adormecer mi propia conciencia... ¿O usted siquiere usted adormecer la suya?... Y digo que no quiero, porque ayer, en el ensayohabitual del Coro Polifónico de la Universidad Nacional deSalta (UNSa), una compañera me dijo, y creo que con lamejor de las intenciones, "que fuera al Psiquiatra"... Claro, ¿cuándo vamos al Psiquiatra?: Cuandoestamos de duelo, o cuando hemos perdido la razón... ¿Y qué hace el Psiquiatra? Nos da una "pastillita"... Porque claro, en esta muy feroz sociedad deconsumo, donde el máximo imperativo es: ¡Goza! En esta sociedad de consumo, donde hemosforcluído, excluido de nuestras vidas, el dolor, la angustia,la enfermedad, y la muerte... Y lo hemos excluido, recluyéndolas en los hospitales,en los velatorios, y en los tanatorios... 114
  115. 115. Como si la muerte, se pudiera espantar, y cual brujosmodernos, con rituales mágicos médicos, y fuera denuestras casas... Pero, el problema es, que ni la muerte, ni el dolor, ni laangustia, desaparecen, ni por una "pastillita", ni porexpulsarlos a los hospitales, los velatorios, y lostanatorios... Porque, el dolor y la muerte, son los másconsustancial al ser humano... Anida dentro de nosotros, y junto con la vida misma,somos nosotros mismos... Y así, sigo soportando mi dolor, mi pavor, mi angustia,mis faltas, mi condición de mortal... Y lo sigo soportando, porque no hay "pastillita"ninguna para calmarlo, para suprimir la conciencia... Por eso no quise acudir al Psiquiatra: ¿Y usted quehubiera hecho en mi lugar? ¿Se habría abandonado en brazos de los cantos desirena, del moderno becerro de oro, de la sociedad deconsumo, que le promete la "felicidad eterna", haciéndolesuprimir su conciencia de persona, si se transforma, yacepta ser un "obediente" consumidor? Usted en mi lugar: ¿Se hubiera tomado la“pastillita”?... 115
  116. 116. Susana Oliver (vía Facebook Móvil) ¡Ja, ja, ja!... ¿Al psiquiatra? Que vaya ella Francis... Necesitas poner tu cabeza, tu bello y exquisito cerebroen algo más importante que en los ensayos de todos losloqueros... Tenés que trabajar en un proyecto que puedafavorecerte a vos, y a muchos que necesiten de tusexperiencias y suculentas anécdotas... ¡Estamos en contacto! 116
  117. 117. 117
  118. 118. Capítulo Noveno:El aburrimiento... 118
  119. 119. El entretenimiento… ¿Está usted aburrido?... ¿Y piensa además que tendría que borrar muchaspáginas de su vida? ¿Cuál es la "matita" que riega usted todos los díaspara tener su alma llena de vida? Me dice una lectora que esta aburrida... ¿Qué curioso no? Yo nunca tuve tiempo de aburrirme,en los 28 años que trabajé, en el primer mundo… Y es más, tal vez fuera por las excesivasresponsabilidades de haber llegado a Gerente General,pero no tenía tiempo ni de morirme: “El Circo de losLeones”... 119
  120. 120. Ahora, que he tenido por primera vez en mi vidaentera, un año y medio "sabático"... Ahora, a pesar de no tener trabajo, a pesar de todasmis faltas, tampoco encuentro tiempo para "aburrirme": “Elfamélico mendicante”… ¿Será porque escribo, escribo bellísimas poesías?:“Cuando tomé tu mano” “Tu mirada”... Para que la vida tenga un sentido, y no nosencontremos "aburridos", es necesario poder inventarseuna ilusión: “Un poema de amor”... Cada uno tendrá que buscar, encontrar, e inventarsela suya propia... Yo, ya que no puedo escribir lo que sueño... Escribo,para soñar lo que no vivo... Porque, lo que peor podemos hacer, es adormecernuestra conciencia... Y peor, adormecerla con una “pastillita”… Mi sentido de la vida: “Amor & Amores”… La belleza de mi lírica y mi narrativa: “Releyendo alamor y a Pablo Neruda”… Porque al final, el sentido de la vida, no lo da lo útil,sino y lo inútil... Que es el arte... 120
  121. 121. Y las viejecitas, cuando se les murió su hombre,riegan todos los días una matita, una plantita, a ver si lesdio una flor... 121
  122. 122. ¿Cuál es la "matita" que riega usted todos los días,para tener su alma llena de vida? Porque yo, yo solo riego mis letras, solo riego y conmis letras... Y con mis letras escribo y sueño, el mundo que nopuedo vivir: “He soñado”… Y con mis letras, sublimo y hago una catarsis, de laagonía del existir: “La Pasión”... Y con mis letras, visto mi desnudez, la de mi alma:“¿Por qué escribo?”... Y también con mis letras, visto la desnudez de missemejantes: “¡Dedico mi libro, y como un homenaje dehonor, honra y esplendor, por su civismo, su coraje, y sushéroes, a todo el pueblo japonés!”... Y el eco de mis lectores: “Los comentarios de mislectores me llegan a lo más hondo de mi corazón”… El eco de mis lectoras... Abriga mi corazón desnudo...Mi alma destemplada y helada: “Abrígame”... Y eso, lo que eres para mí: “Lo que eres para mí”... Lo que eres para mí, hace en mi alma amarga, comoel café solo, hace riquísimo café con leche: “Café conleche”… 122
  123. 123. Y también me dice una lectora, que borraría muchaspáginas de su vida... Y tal vez a veces, queramos borrar deltodo, toda nuestra vida entera... Tal vez queramos algunavez desaparecer del todo… A eso le llaman suicidio... Y todos tenemos muchas páginas, que poder borrarde nuestra vida... Pero en el mundo real, eso no se puedehacer... Solo se puede levantarse y volver a caminar, cuandouno se ha caído... No hay más que hacer... No hay más que hacer... O desaparecer: “La Carta dela lectura de mi libro de María Victoria, la madre de Maríade Fátima, que se fue al Cielo con sólo trece años”... Pero habrá que darle una oportunidad a la vida,porque cuando menos se espera uno, en el cuarto oscurode la vida: “Ahora soy”... El cuarto oscuro de la vida, se ilumina con un rayo deluz... Un rayo de luz inesperado... Pero eso no supo, no supo hacer, María de Fátima...Que con solo trece años, se fue al Cielo... Y eso es lo que no supo hacer tampoco mi hijo, mi hijomuy amado, Rubén Darío, como el poeta, que casi loconsigue, casi consiguió irse al otro mundo: “Ay de mihijo”… 123
  124. 124. ¿Cuál es la "matita" que riega usted todos los díaspara tener su alma llena de vida?: “Como copa de cristal bruñido”… “¡Porque es tan rico!”... “Pero existes”… 124
  125. 125. 125
  126. 126. Capítulo Décimo:Porque escribo: “No te des por vencido, ni aún vencido”... 126
  127. 127. Gabriel García Márquez Mi ignorancia en la literatura es tan grande y supina,que recién ahora, y dando clases de literatura a un alumno,estoy leyendo por primera vez a Gabriel García Márquez, ysu obra "Crónica de una Muerte Anunciada", y ahora reciéncomprendo cabalmente y a ciencia cierta, de porqué leotorgaron el Premio Nobel: ¡Para los ignorantes y como yomismo la recomiendo!... De verdad que, todavía me parece mentira, que yomismo haya sido capaz de escribir un libro, de más de miltrescientas páginas, “La Promesa”, y sin saber casi nada deliteratura, y sin haber leído a casi nadie, y me sorprendeenormemente y más aún, que en un decir, de casi 103.000palabras, 1.316 páginas, casi 1.300 fotos, y muchísimaspoesías, me hayan leído ya muchísimas personas enInternet, y que encima les guste todo lo que escribo... Porque mi libro no lo escribí para los que se fueron,los que se fueron al Cielo… 127
  128. 128. La inspiración… Que yo mismo, yo mismo también, me fui al Cielo,como todos ellos, pero volví… Mi libro lo escribí para los que se quedaron, los sequedaron, aquí y acá, en la Tierra… Lo escribí para curar el alma malherida, malherida detanto dolor, y con un mensaje de amor y esperanza, haciala tragedia y el dolor, de todos mis semejantes, y desde mipropia tragedia personal... ¡Y lo escribí para poner un límite y una contención alinmenso dolor de existir!... 128
  129. 129. Tal y como los comentarios de mis lectores, que mellegan a lo más profundo de mi corazón. Gabriel García Márquez dice que escribe, para quesus amigos le quieran más... Yo empecé escribiendo, para cumplir la palabraempeñada a un hijo... Y así escribí mi primer libro, “La Promesa”... Y ahora que ya cumplí para con mi hijo, que sigue ysin un padre, aunque ya tiene un libro escrito, para quecuando sea mayor, y yo ya no esté, se acuerde de cuantole quiero, y le quise, y de que nunca le olvidaré, ni leolvidé... Y ahora: ¿Por qué escribo?... Escribo por mi desnudez, no ya la de mi alma, como lade todos vosotros también, mis semejantes, sino ladesnudez de mi cuerpo, porque no tengo nada material a loque asirme, a lo que vestirme... Por no tener, no tengo no ya, casa, coche, auto,dinero, poder, trabajo... Por no tener no tengo ya, ni siquiera familia, niamigos... 129
  130. 130. ¡En esta mujer japonesa superviviente, la expresión más absoluta, de la desolación, del vacío, de la finitud, de la pequeñez, de la levedad del ser, del inmenso dolor de existir de todos los seres humanos! Y estoy tan desnudo, ¡tanto!, y como jamás lo estuve,en toda y mi entera vida... Y estoy en una lucha titánica y épica, luchando contralos hados adversos, y el destino aciago, y contra todas lasmareas, y los vendavales, y las tormentas, y lastempestades, y los huracanes, y los Tsunamis, que metrajo este mi navegar, por el inmenso y desconocidoocéano de la vida... 130
  131. 131. La luz que alumbra… Y así escribo, para vestirme, vestir mi desnudez, enmedio esta mi semejante tempestad, con las letras, estasletras pocas y vagas, estas letras de poeta del amor... Y esta es mi huella en la vida, esta es mi herencia,este es mi epitafio, porque no tengo nada más que dejaros,a todos vosotros, a todos mis semejantes, que sólo estasletras que escribí, y que todavía escribo, y como poeta delamor... Y si me recordáis alguna vez, cuando ya me haya ido,cuando ya haya terminado este mi viaje por la vida, mi pasopor la vida, no me recordéis, los que me amasteis, no merecordéis ni por mis triunfos, ni por mis éxitos, ni por misposesiones, si las tuve... ¡No me recordéis por nada materia!... 131

×