Your SlideShare is downloading. ×
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

La Promesa I - Capítulo Primero: Salta "La Linda" ( http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final )

1,283

Published on

La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma... …

La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

La Promesa:

“La Piedra Filosofal:
Una receta mágica para curar el alma malherida”

Las palabras tienen efectos,
los efectos son los afectos,
los afectos son los sentimientos…

Y a veces,
las palabras y los sentimientos,
son lo único que nos queda,
son lo único que tenemos…

El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

"Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada

1 Comment
1 Like
Statistics
Notes
  • La Promesa: El Milagro del Amor y de la Vida misma...

    La Promesa: Primera, Segunda, Tercera, Cuarta Parte, y Epílogo. (La Versión final de 1.316 páginas, para imprimir y enviar al Premio de Literatura Planeta, de las letras...)
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final

    La Promesa:

    “La Piedra Filosofal:
    Una receta mágica para curar el alma malherida”

    Las palabras tienen efectos,
    los efectos son los afectos,
    los afectos son los sentimientos…

    Y a veces,
    las palabras y los sentimientos,
    son lo único que nos queda,
    son lo único que tenemos…

    El viaje de mi vida, mi paso por la vida:
    Estas humildes letras, relatan una odisea épica, de coraje, valor, heroísmo, amor, solidaridad, y ética…
    Una historia de la lucha, entre el bien y el mal, entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros…

    'Del Misterio del amor y el desamor, la tragedia y la comedia, la desesperanza y la esperanza, la sabiduría y la Felicidad”

    Mis letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribo en poesía, y sin embargo, hago lo más difícil en literatura: ¡Escribo permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...

    Porque esta, la diáspora que escribo y cuento, en este mi libro, la diáspora de todas mis generaciones, y de todos mis antepasados, y de todos mis ancestros, de todo lo que me ha llegado por mi propia historia, es también la diáspora, no solo del pueblo judío, y del pueblo Romaní o gitano...

    Es también la diáspora de toda la humanidad, de la humanidad entera, y desde la noche de los tiempos, y desde el origen mismo del hombre, en las sabanas africanas...

    Y esta mi historia que cuento, es universal, y tan universal, como todas las historias, mitos y leyendas que contaron los sumerios, los fenicios, los hindúes, los chinos, los indígenas australianos, los griegos, los latinos, y entre muchas otras culturas, que han existido desde la noche de los tiempos, y en todo el mundo entero...

    Tan vieja como las historias, los mitos, y las leyendas, las que contaron entre muchos otros, Gilgamesh de Sumeria, con el antiguo verso del niño aprendiz de escriba, Homero, con la Ilíada de Troya, Virgilio, con Eneas en la Eneida, Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del Vellocino de oro...

    Esta mi historia, es solo y sencillamente, y nada más, que la misma historia de la supervivencia, de la supervivencia de toda la especie humana...

    Un hombre solo frente al mundo, como David frente a Goliat, como Eneas en la Eneida, como todos los héroes de la antigüedad histórica, me enfrenté a lo imposible, pero fue real que lo conseguí, que me hice un viaje de 14.000 Km. por medio mundo, cruzando todo un océano, y sin más recursos, que mi propia inteligencia, y sin siquiera un peso, un dólar, o un euro en el bolsillo…

    Esta documentación es historia, historia para toda mi descendencia, porque cuando yo ya no esté aquí, cuando todos ellos, los que me siguen, mis hijos, cuando todos los que también les seguirán, mis nietos, cuando todas estas generaciones se hallan ya ido, quedará, sin embargo, de mi presencia, la huella, la huella de todas estas letras, y de todos estos documentos, la huella de esta mi odisea…

    Porque el libro no lo escribí para los que se fueron, lo escribí para los que se quedaron...

    Lo escribí para los que se quedaron sin un padre, como mis tres hijos...

    Lo escribí no para los que se fueron, los que se fueron al Cielo...

    Que yo también me fui, me fui al Cielo como todos ellos, pero volví...

    Lo escribí para los que se quedaron, lo que se quedaron aquí, aquí y acá, en la Tierra...

    Y así y por ello espero también, que estas humildes letras, os hayan puesto a todos vosotros, a todos y cada uno de quienes me leéis, y me escucháis, os hayan puesto un límite, un límite al insoportable dolor de existir, a la más absoluta levedad del ser...

    Por eso estas mis letras, estas mis muy humildes letras, estas letras que escribo como 'poeta del amor', trascienden mas allá de mi propia vida, y son ya no solo 'la huella' de mi paso por la vida, estas humildes letras, llenas de la sabiduría del amor, decía, trascienden mas allá de mi propia vida, porque llegan a cada uno y todos de vosotros, quienes las leéis, y las escucháis, mis semejantes, y así mi huella se hace perenne, y he burlado a mi propia muerte, en vuestro recuerdo de ellas, en la huella, que estas mis humildes letras, han dejado en todos, y en cada uno, de todos vosotros...

    Y estas letras, estas humildes letras, que son mi paso por la vida, me han hecho libre, tan absolutamente libre, que me han permitido crearme mi propio mundo, y llenarme la vida de ilusión, en un reino de libertad y de amor...

    Porque esta historia que cuento, esta odisea épica de valor y heroísmo, esta mi historia, que cuento con estas mis muy humildes letras, es una historia de la lucha entre el bien y el mal, de la lucha entre el desamor y el amor, entre la desesperanza y la esperanza, entre el hastío y la pasión, entre la cobardía y la valentía, entre el egoísmo y el heroísmo, entre el Diablo y Dios, entre la muerte y la vida, entre el Tánatos y el Eros...

    Y así he vencido, paradójicamente, he triunfado, he dejado de estar y de ser derrotado, derrotado por la muerte, derrotado por el Tánatos, derrotado por lo aciago del destino...

    Y he triunfado con todos, con todos y cada uno de todos vosotros, con todos aquellos en quienes deje una huella, y todos aquellos, los que dejasteis también una huella en mi, en mi ser y en mi alma, en mi paso por la vida...

    Y cuando me haya ido, cuando haya terminado ya para siempre, este viaje, este mi viaje por la vida, mi paso por la vida, no me recordéis, los que me amasteis, no me recordéis ni por mis triunfos, ni por mis éxitos, ni por mi dinero, ni por mis posesiones, si las tuve, no me recordéis por nada material...

    Solo me recordéis, y por nada más, por lo que os quise y os amé, y por lo que fui querido y amado...

    Y este es mi epitafio, esta es toda la herencia que os dejo, a todos vosotros, mis semejantes, no tengo nada más que dejaros, que solo estas mis muy humildes letras, que escribí, como poeta del amor...

    Y si alguna vez os encontráis, como yo me encuentro a veces, y en muchos de mis días, de este mi tiempo presente, os encontráis como yo, sin ni siquiera tener ni para comer, recordar lo que decía Jesús y la Biblia: 'No solo de pan vive el hombre...'

    Y así, yo también vivo, estoy vivo por y de mis letras, de estas mis muy humildes letras...

    Y de esta manera termino, tan solo como empecé, sin musa, ni compañía ninguna, escribiendo de nuevo con mi agenda electrónica, desde 'el banco de la soledad', con estas humildes letras, que son toda la compañía, la que me ha querido brindar, mi propia y muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Porque tal y como el héroe Eneas, en la Eneida de Virgilio, o en la Odisea de Homero, o en la Ilíada de Troya, o en Jasón y los Argonautas, en la búsqueda del vellocino de oro, así tal y también como todos ellos, estoy en este mi paso por la vida, en esta mi odisea por la vida, en este mi viaje épico, estoy intentando, y en pleno siglo XXI, el retorno, intentando el retorno y desde lo imposible, el retorno y desde lo real, para volver a ver a mis tres y muy amados hijos, buscando mi vellocino de oro, en una lucha titánica y épica, contra los hados adversos, y el destino aciago, y contra todas las mareas, y los vendavales, y las tormentas, y las tempestades, y los huracanes, que me trajo este mi navegar, por el inmenso y desconocido océano de la vida, en un heroísmo tal, tal y como también hicieron, y antes que yo mismo, cada uno, y todos los héroes, de la antigüedad...

    Porque Salta entera, toda y entera, esta bendita tierra, esta bendita y adorada tierra mía, esta maldita...

    Esta bellísima tierra, este Edén de la naturaleza, este bellísimo paraíso terrenal, esta maldito, pero maldito no por su tierra, pero si por muchas de sus gentes, no todas, pero si por muchas de sus gentes...

    Porque son muchos de los salteños, y muchas de las salteñas, adoradores del Demonio, adoradores del demonio sino y también, porque estén endemoniados y endemoniadas, que los hay y muchos, porque aquí están las mayores y más profundas sectas satánicas del mundo entero, y porque Salta, casi toda entera, es el mayor y más profundo portal del Demonio, en todo el mundo entero...

    Decía, y además, porque muchos de aquellos y aquellas, que no están endemoniados, sacan sin embargo, y de lo más profundo de su corazón, una maldad tan sumamente refinada, y cubierta y maquillada, con la máscara y los ritos excelsos, y muy salteños por excelencia, de 'las buenas costumbres', y 'la buena educación': !Tanto! !Tanto ya que ni siquiera las presencias permanentes del Señor Y la Virgen del Milagro pueden traer algo de santidad a esta tierra!, no maldita por sí misma: !pero si maldita por el Demonio y sus adoradores!...

    Pero aun así, y a pesar de todo ello, aun así, en esta mi bella tierra, en esta mi bellísima tierra, en este Paraíso Perdido del Mundo, en este Paraíso Terrenal, en este Edén del Cielo, existen también, muchas almas, muchas bellísimas almas, almas tan Vírgenes e Inmaculadas, que portan al mismo Dios vivo, portan la presencia del Dios vivo en su seno, que portan al Espíritu Santo, tal y como yo mismo, como yo mismo y también, estoy, y siempre, en su permanente y perenne presencia...

    Y por eso La Luz del Cielo, a quien habitualmente llamamos Dios, por eso La Luz del Cielo, me llevo lejos, tan lejos, al otro lado del Océano, al otro lado del Mundo...

    Muy lejos de esta, de esta y mi muy amada tierra mía, Salta 'La Linda'...

    Y hacen ya casi 29 años de ello...

    Y casi 29 años después de salir, perseguido como un perro, casi 29 años después, también, La Luz del Cielo, también me volvió a traer...

    Y me trajo de nuevo, ya curtido como el cuero, y templado como el mismo acero, me trajo de nuevo, como su antorcha humeante y llameante, así y como la zarza que ardía, y con la llama del Cielo, ante el mismísimo Moisés...

    Y llegue con olor en mi alma, con olor y ya no solo a incienso, el olor de la Tierra Madre y de la Pachamama, llegue y además, con olor a azucenas y jazmines, el olor del Cielo...

    ¡Llegue y como un Místico del Siglo XXI! ¡Y con todas y cada una de las letras!

    Llegue a traer y a desparramar, un poco, un poco de su Luz, de la Luz del Cielo, un poquito de ella, en medio de tanta oscuridad...

    Porque yo que creí, que ya había terminado de escribir, este mi libro, esta mi vida, este mi paso por la vida, esta mi huella por la vida, esta mi odisea...

    Sin embargo, este libro que yo creía ya concluido, no pude enviarlo todavía a concursar, al Premio Planeta de las letras...

    Y no pude, por no tener, ni siquiera, ni los cien pesos, o los veinte euros, o los treinta dólares, que cuestan la impresión y en blanco y negro, porque en color son cinco mil pesos, o mil euros, o seis mil dólares, de los dos ejemplares del libro, necesarios para enviarlos a concursar a Barcelona, en España...

    Y así, esperando a poder juntar el dinero, paso el tiempo, y se paso y se termino el verano, y se paso también y se termino el invierno, y llego el tiempo de la primavera, el tiempo del Milagro de Salta, del Milagro de la renovación anual, del Pacto de Fidelidad, entre el Pueblo de Salta y entre nuestros Santos Patronos, para que nos protejan de los terribles terremotos, que ya destruyeron a nuestra antepasada, la muy noble ciudad de Esteco...

    Pero con el tiempo del Milagro, también llego y ocurrió, otro Milagro...

    El Milagro del amor...


    Cuando tomé tu mano...


    Cuando tomé tu mano
    en ese momento pasó...
    y me preguntaba
    ¿como y cuando sucedió?
    cuando tomé tu mano...

    Cuando tomé tu mano
    sentí
    sentí como toda mi vida y mi energía
    toda mi energía
    ya se había ido
    y antes de tomarte tu mano
    ya se había ido
    ya se había ido y toda
    toda contigo...

    Cuando tomé tu mano
    porque tenías frío
    que yo creía
    que yo creía del cuerpo
    pero era un frío del alma
    de tu alma toda
    helada de pavor
    y turbada
    tan turbada
    turbada por el amor
    el amor que ni te atrevías
    ni te atrevías
    en tus más lejanos sueños
    a confesarme...

    Cuando tomé tu mano
    apretaste
    apretaste mi mano
    con tanta fuerza
    que yo no supe
    yo no supe ni pude saber
    que estaba pasando...

    Pero yo
    yo entonces
    cuando tomé tu mano
    me quedé helado
    tan helado
    como así lo estaba
    así lo estaba
    tu alma toda

    Y el frío de tu alma
    se pasó todo
    y de golpe
    ¡tan de golpe!
    ¡todo a la mía!...

    Y entonces me quedé
    me quedé tan turbado
    ¡tanto!
    como tú misma
    como tú misma ya lo estabas...

    Cuando tomé tu mano
    y tomé tu otra mano
    tan helada también
    entonces supe
    entonces empecé a saber
    que eso que nos pasaba
    eso que nos pasaba a los dos
    se llamaba
    se llamaba el amor...

    Y entonces
    recién entonces
    y por primera vez
    entonces te miré
    y miré tu alma...

    Y vi tu alma
    tan llena
    tan llena de gozo
    tan desbordante
    que se desbordó
    se desbordo a la mía
    a la mía toda
    toda y entera
    mi alma mía...

    Y empezamos a temblar
    a temblar los dos
    los dos juntos
    no ya del frío
    sino
    de la turbación
    del gozo
    y del amor
    cuando tomé tu mano...

    Francisco Antonio Cerón García
    fcerong@gmail.com

    La Versión final, impresa y enviada al Premio de Literatura Planeta, de las letras...
    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final


    Tags:
    Piedra, Filosofal, receta, magica, curar, alma, malherida, palabras, efectos, afectos, sentimientos, viaje, vida, paso, odisea, epica, coraje, valor, heroismo, amor, solidaridad, etica, Misterio, amor, desamor, tragedia, comedia, desesperanza, esperanza, sabiduría, Felicidad, Humildes, humilde, letra, letras, historia, lucha, bien, mal, hastio, pasion, cobardia, valentia, egoismo, Satanas, Lucifer, Diablo, Dios, muerte, vida, Tanatos, Eros.

    ----------------------------------------------------------------------
    Comentarios de Lectores de La Promesa
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un viejo profesor universitario de literatura:

    Francisco

    Al leerte me he dado cuenta, que tus letras son de una belleza inconmensurable, y aunque lo pareciera, no escribes en poesía, y sin embargo, haces lo más difícil en literatura: ¡Escribes permanentemente y todo el tiempo en prosa poética!...
    También al leer tu libro, me he dado cuenta de que has sufrido, no ya mucho, sino muchísimo, demasiado para lo que pueda y puede sufrir nadie...
    Pero lo que más me ha sorprendido es que, sin embargo, y a pesar de todo, y de tanto sufrimiento, eres un hombre feliz, demasiado feliz...
    ----------------------------------------------------------------------
    Comentario de un Presidente de una Gran Multinacional:

    Francisco

    He leído algunas partes del libro: ¡Y tengo que decirte que me has tocado el alma!
    Y sobre todo tu dolor por tus hijos me ha dado en el centro del corazón... No me puedo imaginar en una situación similar con mis hijos...
    ¡Aquí va mi solidaridad! Se que tu espíritu lo recibirá con afecto...
    También quiero decirte, que tenia viejas y sangrantes heridas en el alma, que la sola lectura de tu libro me ha curado...
    ¡Recibe un muy fuerte abrazo!...
    ----------------------------------------------------------------------

    Excelentísima Señora Cristina Fernández de Kirchner
    Presidenta de la República Argentina

    Yo soy un ex-combatiente de las Malvinas, con una épica y heroica historia en dicha guerra, nunca reconocida, sabida ni contada, y que relato en mi libro, en el capítulo titulado ’El día de la Memoria: El 24 de Marzo...’

    Siendo funcionario oficial y de muy alto rango, en aquella guerra, denuncié a dos altos generales superiores míos, ante el estado mayor conjunto, y el resto de la historia la cuento en mi libro...

    Espero que el libro le pueda servir para reivindicar la justicia y el reconocimiento que se merecen, todos los ex-combatientes de las Malvinas, y que en general se les niega reiterada y sistemáticamente por parte de todos los estamentos de la sociedad argentina...

    Muy reconocido por su gran hacer político, y porque está haciendo historia para nuestro amado país, le saluda muy cordialmente,

    Francisco Antonio Cerón García
    Las Orquídeas 178
    Villa Las Rosas
    4.400 Salta (Argentina)
    República Argentina

    fcerong@gmail.com
    Mi número de móvil (llamando desde el resto del mundo) 0054 9387 5845950
    Mi número de celular (llamando desde Argentina) 0387 155845950
    ----------------------------------------------------------------------
    Amor Ψ Amores (Una gran aristócrata española...)

    ¡Que belleza lo que pude leer en esas páginas!...
    ¡Sus hijos se sentirán muy orgullosos!...
    Cuando lean esta historia, de sus propias vidas, y quien fue, y es su padre....
    Nunca existe una lucha vencida, sin amor y comunicación... Ambas espadas las tienes en tus manos.... Así que el resto, el tiempo, dictara el veredicto final....
    ¡Bello, bellísimo libro!...





    Francisco Antonio Cerón García

    Querida amiga desconocida:

    ¡Me has hecho llorar, me has hecho llorar y a lágrima viva con tus palabras!...






    Amor Ψ Amores

    Prosigue adelante, eres un sembrador de experiencias vividas y las debes compartir... Para incentivar a otros, que el amor, no es solo rosas... Hay espinas en su andar, y también hay que llorar... Pues muchos, solo piensan en rosas, pero no en el dolor, y es muy necesario el proceso del deber, y también las responsabilidades del quehacer...





    Francisco Antonio Cerón García

    Por eso mismo escribí mi libro, como mi herencia a mis tres hijos...
    Y tardé 28 años y 6 meses en pensarlo, y lo escribí en menos de 4 meses...
    No son sólo las vivencias de una persona, que ha vivido una vida demasiado intensa, mi propia persona, y mi propia vida, sino y además, es una muy profunda, profundísima reflexión sobre la vida misma, y su sentido, el que habitualmente se nos escapa, a casi todos...

    Y en este mundo hedonista, y de sólo búsqueda del placer, hasta el paroxismo, el dolor y la muerte están forcluídos, excluidos de nuestras vidas, con la ayuda del dinero, de la ciencia y de la tecnología, pero ni siquiera los tanatorios pueden desterrar a la muerte, ni al sufrimiento, ni al dolor...

    Y el dolor, tanto del cuerpo, como y peor, del alma, es un muy viejo conocido mío, tanto, que ya casi no me hacen daño, aunque no por ello soy masoquista, ni lo busco: ¡Para nada!...

    Mi libro es una oda al amor, una elegía al amor, una profunda e intensa apología del amor...

    Y como un Místico del Siglo XXI, y con toda y cada una de las letras, mi libro, mi libro habla también de la experiencia del amor Divino, tal y como la vivieron y experimentaron también, tanto San Juan de la Cruz, como Santa Teresa de Jesús, pero en lugar de hacerlo con un lenguaje de hombres del Medioevo, mi libro lo hace con un lenguaje moderno del Siglo XXI...

    Me califican de Quevedo, Antonio Machado, Gustavo Adolfo Bécquer y Pablo Neruda, todos juntos y a la vez, por la belleza de mi literatura y mis poesías (hay muchísimas desparramadas en todo el libro)...


    http://www.slideshare.net/fcerong/la-promesa-version-final
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
1,283
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
1
Likes
1
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. Salta “La Linda”… Heme aquí, en un rincón perdido del tercer mundo,"Salta La Linda" la llaman, pero bien podía haberse llamado"Salta La Horrible", pues aunque sus paisajes y naturalezason bellísimos, sin embargo: ¡No he podido encontrar esamisma belleza en sus gentes!
  • 2. Capítulo Primero ¿Qué es lo que hago yo aquí? ¿Y cuál es elsentido de mi destino? El puente entre dos mundos...
  • 3. Salta “La Linda”… Heme aquí, en un rincón perdido del tercer mundo,"Salta La Linda" la llaman, pero bien podía haberse llamado"Salta La Horrible", pues aunque sus paisajes y naturalezason bellísimos, sin embargo: ¡No he podido encontrar esamisma belleza en sus gentes!
  • 4. Ilustre Cabildo en la Plaza Principal de Salta “LaLinda”...
  • 5. Salta “La Linda”, vista nocturna...
  • 6. Alrededores de Salta “La Linda”…
  • 7. Los bravos y valientes Gauchos Salteños, cabalgandoen el centro de Salta “La Linda”, ataviados de blanco y con el vistosísimo poncho salteño de color rojo sangre, portando la bandera patria, por la que muchos dieron la vida en la guerra de independencia de España. Están en la esquina de las Calles Caseros y Alberdi,entrando a la misma Plaza Central de Salta: La Plaza 9 de Julio…
  • 8. Gauchos Salteños, cabalgando en el centro de Salta, y ataviados con el vistosísimo poncho característico de Salta, de color rojo sangre, como el color de la sangre delas corridas de los toros en España, simbolizando la sangre derramada en la guerra de independencia de España, y la muerte del General y Héroe Salteño (que era también descendiente de españoles como muchos otros), Don Martín Miguel de Güemes. Don Martín Miguel de Güemes, fue el creador de la guerra de guerrillas contra el ejército colonial español, y murió desangrado en dicha guerra, en la Quebrada de laHorqueta, en Salta, rodeado y custodiado por sus valientes Gauchos….
  • 9. Procesión de la Virgen y el Señor del Milagro, de intercesión, para que no nos destruyan los terremotos, de todas y las muy terribles maldades, que se cometen, ytodos los días, en esta mi muy amada tierra mía, “Salta La Linda”… ¡No en vano dicen los historiadores que Dios destruyocon grandes terremotos a su antepasada Esteco! Dicenque fue como castigo por su maldad tan intensa y refinada,y a veces pienso que si Salta corriera la misma suerte queEsteco, pasaría como en Sodoma y Gomorra, que no seperdería casi nada, pues habría que salvar a muy pocosjustos, y bien es posible que yo tampoco, fuera uno deellos...
  • 10. El humilde y tradicional oficio de “lustrabotas”, todavíaexistente en Salta, mientras que está ya perdido, y para siempre en el resto del mundo…
  • 11. Salta “La Linda”. Me he preguntado y le he preguntado a Dios, todoslos días desde que regrese, y después de más de un cuartode siglo de ausencia: ¿Que es lo que hago yo aquí? ¿Ycuál es el sentido de mi destino? En la página siguiente, vista de la Catedral, desde la Recova.
  • 12. Salta “La Linda”
  • 13. La Recova de la Plaza 9 de Julio en Salta. Aparentemente me vine del primer mundo por la ruinaeconómica causada por la crisis económica mundial, yporque también y a la vez, como me dijo un viejo y sabiocorrentino: "Cuando la miseria entra por la puerta el amorsale por la ventana", cosa que fue mi segundo divorcio…
  • 14. Muy Ilustre Cabildo de la Ciudad de Salta. Pero digo que esas son las causas aparentes, haberemigrado por la ruina y la hambruna en España,habiéndome quedado sin futuro ninguno, tal y como lesucedió también a media docena de las generaciones demis antepasados, entre otros a mis padres, abuelos,bisabuelos, tatarabuelos, pero y más aun, y aunque se meacaban todos los nombres de las generaciones, todavíaquedan más generaciones enteras de antepasados deapellido García por debajo en el tiempo, que emigrarondesde España buscando un futuro, y a ganarse la vida en"Salta la Linda", y se que se perdieron allá por el siglo XVIIIy el siglo XIX en Santa Fe de Argentina y en Cuba…
  • 15. Galería y soportales del Cabildo de Salta…
  • 16. Bellísima Catedral de la Ciudad de Salta. Y a mí me ha tocado hacer este mismo viaje tresveces ya: la primera vez y como recién nacido en los brazos demis padres, la segunda vez ya en mi juventud cuandoemigre a España para no ser desaparecido en la Argentina,y la tercera vez que vuelvo a emigrar es ya en mi madurez,después de haber vivido la primera mitad de mi vida y uncuarto de Siglo en Salta, y la segunda mitad de mi vida ytambién otro cuarto de Siglo en España.
  • 17. Vaqueros, en los alrededores de Salta… ¡Qué experiencia la de ser emigrante tres veces enuna misma y una única vida cuando normalmente noalcanza una sola y entera vida para emigrar una sola vez!,¡y haber llegado a conocer tan intensa y profundamente enuna misma y sola vida los dos mundos tan distintos queson la Europa de partida y la Latinoamérica de llegada! ¡ElTercer y el Primer mundo y ambos a la vez!
  • 18. Iglesia de “San Francisco”, y adonde fui a la escuela “San Francisco”, cuando era el Rector el Padre Honorato Pistoia... En realidad vuelvo porque nunca me pude adaptar alvalor único y absoluto del dinero del primer mundo.Siempre estuve allí a contracorriente, y ahora que creía queaquí en Salta iba a encontrar un remanso de paz y amor,descubro en cambio, y para mi entera sorpresa, unaabsoluta pérdida de todos los valores de integridad moralen la que fui educado, y la degradación es tan acusada yterrible, que ya no solo voy también a contracorriente ahoray también aquí, sino que ni siquiera puedo llegar areconocerme en mi propia tierra...
  • 19. La Recova de la Plaza 9 de Julio en Salta. En el fondo, todo esto me ocurre por la dicotomíaentre lo útil y lo inútil, que en mi caso y en el demuchísimos otros, me ha llevado del éxito al desempleo, yes tan real que es necesario un pedazo de pan, y un techopara uno y para la familia, pero sin embargo en esta crisisactual tan aguda hay un sentido que se nos escapa, y queestá provocando un enorme aumento de las tasas desuicidios, y de la sensación del fracaso más absoluto, y merefiero al sentido de lo útil y lo inútil…
  • 20. Plaza Mayor de Cachi en Salta... Vivimos en una sociedad globalizada y en una culturacapitalista globalizada, donde el único sentido que prima esel sentido de lo útil, útil en sentido económico, de poder, defama, de propiedad, de placer sexual, etcétera…
  • 21. Casa típica en Salta...
  • 22. ”Convento de San Bernardo” en Salta...
  • 23. Contemplando “Las Termas de Reyes”, en Jujuy… Pero la vida además tiene otro sentido que no esvisible a simple vista, y que surge desde lo más profundode cada ser, y es el sentido de lo inútil, que es el amor, lasolidaridad, la empatía, el arte, y hasta un rato muerto parano hacer nada, o como dirían los antiguos, un momento decontemplación...
  • 24. Contemplando el atardecer, en los “Valles Calchaquíes”…
  • 25. Jujuy, Purmamarca… Este sentido de lo útil está forcluído, borrado, muertoen nuestra sociedad actual, y cuando se presentancatástrofes como la crisis mundial que nos acontece, lo quesucede es que el que solo vivió por lo útil, y se queda sintrabajo y empresa, al sentirse tan inútil se siente totalmenteperdido, porque durante toda su vida hasta el momentopresente sólo vivió por y para lo útil, y ni siquiera sabía queexistía lo inútil...
  • 26. Casa en los Valles Calchaquíes. En cambio yo, aunque he tenido que vivir con lo útilpor la simple necesidad de la supervivencia y por tener quealimentar a dos familias y tres hijos, sin embargo he vividotambién por lo inútil, y aunque eso no me ha hechomillonario en dinero, poder, fama, etc., sí me ha hechomillonario en fortaleza interior, en la paz interior, en latemplanza de los antiguos…
  • 27. Viñedos en los Valles Calchaquíes de Salta… Y ahora ante esta crisis tan grave, y que tanto meafecta también en lo personal, y que me ha obligado aemigrar a otro continente para sobrevivir, dejando a misamados hijos y a mi amado país, y con una componenteextra que no contaba como un segundo divorcio, ante estacrisis he sacado fuerzas de flaqueza, y resurjo como Ícaro yel ave Fénix, desde mis propias cenizas, con un ánimorenovado, y pensando que aunque este día presente estánublado, sin embargo mañana saldrá el sol...
  • 28. Purmamarca en Jujuy... Y este sentido positivo del transcurso de la vida, queme ha llevado adquirirlo todo lo que llevo vivido, contrastacon el sentido terriblemente trágico de mi desconocidabisabuela, tatarabuela tuya Daniel, y que fue la primerageneración de mis antepasados en venir a Salta, en laArgentina, a ella le faltó darse cuenta que la tragedia de lavida, que es la vida para todos, hay que transformarla encomedia, y que este es el arte y el secreto de la felicidad…
  • 29. Galería tradicional española, del Mercado Artesanal de Salta… Y por eso te dije Daniel, cuando me iba de España yte dejaba para siempre, y antes de subirme al avión: “queintentaras ser feliz sin tu papá…”, y "que yo intentaríatambién a su vez ser feliz sin ti…”
  • 30. Plaza tradicional española de Salta…
  • 31. Típico balcón tradicional español, del Edificio del Arzobispado de Salta…
  • 32. Típica galería tradicional española de Salta…
  • 33. Jujuy, Cerro de los Siete Colores, en Purmamarca… Y sé que no dejo de intentarlo, y sé que tú tambiénDaniel, no dejas de intentarlo, pero la mayoría de la genteno llega nunca, ni siquiera, a intentarlo…
  • 34. Jujuy, Santa Catalina.
  • 35. Cultivo de pimiento en los Valles Calchaquíes de Salta…
  • 36. Subida a Cachi, en los Valles Calchaquíes de Salta. Pero cuando subí al avión, y este tomó carrera por lapista de despegue, y despegó finalmente, y mientras quetomaba la foto de la página siguiente, y apenas a unosmetros del suelo: ¡Las lágrimas me salían a raudales!... Porque mientrasque el avión tomaba altura sobre la autopista, hacia ydonde se quedaron mis tres y muy amados hijos, laAutopista del Mediterráneo, la Autopista de Murcia,Almería, Alicante, Albacete, Castellón y Valencia, yo noquería que el avión siguiera volando, no quería alejarme deesa autopista que me llevaba con ellos, pero tenía queseguir en este avión, a cumplir mi destino, y conformetomaba altura, alejándome cada vez más de ellos…
  • 37. Despegando desde Barajas, hacia mi destino inciertoen Latinoamérica, sobre la autovía que une Madrid con Murcia, y adonde dejé a mis tres y muy amados hijos.
  • 38. Volando, recién despegados de Madrid, sobre Castilla la Mancha, y tomando rápidamente altura, sobre losmolinos de viento modernos gigantes, esos palitos blancos, que sustituyeron a los del Quijote... Y le dije a Dios, y llorando a lágrima viva, le dije alSer de Luz: ¡Señor! Como a Job el de la Biblia, dos mujeres me diste, ydos familias me distes, y ahora dos mujeres me quitaste, ydos familias me quitaste…
  • 39. La última tierra española y europea, camino ya de las Islas Canarias, y a casi diez mil metros de altura. ¡No te pido! ¡No te pido Señor que me des a unatercera mujer y a una tercera familia! ¡Sólo te pido que mecuides y me críes a mi pequeño, a mi adorado y amadoDaniel, que se ha quedado sin padre!... En la página siguiente, la inmensa tristeza de mi almatoda, reflejada entera en mi tristísimo semblante, por haber dejado lo que más quería en el mundo, a mis dos hijos mayores, y a mi pequeño y adorado Daniel….
  • 40. La inmensa tristeza de mi alma toda, reflejada entera en mi tristísimo semblante…
  • 41. Ahora soy…...Ahora soyel alma en penacon tan grande dolorque ya no quieroel consueloni del mismo Cielo...Ahora soycadáver deambulantemuerto en vidacomo también ya se muriótoda la vida de mi alma...Y también se murieroncon ellatodas mis letras...
  • 42. Y no me quedanada que esperarnada que desearni siquiera al mismo Cieloni siquiera su consuelo...Y solo esperoa la muerteque raudame baje al abismode los infiernos...Y allíy por siempre penartoda la eternidad toda enteray que nunca haya en mi serla más mínima briznade esperanza y luz...Que eternamente vivay por siempremuertoen la oscuridad mas abyecta...Que nunca haya deseadohaber nacidoni haber gozadosolo la muertesolo y por siemprela muerte de mi alma...
  • 43. Por eso, y porque todos los antepasados tambiéntuvieron las mismas o parecidas, y muy tristísimasvivencias, cuando tuvieron que dejarse todo, todos susseres amados, y toda y su amada tierra, te voy a transcribira continuación, y literalmente, algunas de las memorias detu tatarabuela Mariana Pardo Lorca, que creía que venía aAmérica, a “hacer la América”, pero que sin embargo sevino a dejarse la vida en Salta llena de padecimientos, enla Argentina, y volvió a morir a España ya de viejecita. Su hijo Antonio García Pardo, que era Salteño, yhermano de tu bisabuelo también salteño, Juan GarcíaPardo, regresó a Salta después de la Guerra CivilEspañola, no ya por la hambruna generalizada en laEspaña de la posguerra, tal y como hicieron otros muchosespañoles, sino porque como fue Capitán de la República,que fueron los que perdieron la guerra, lo buscaban paramatarlo, y lo único que se le ocurrió fue escapar a su tierranatal Salta, en la Argentina.
  • 44. Antonio García Pardo, hijo de tu tatarabuela Mariana.
  • 45. Juan García Pardo, tu bisabuelo argentino (salteño).
  • 46. Tu abuelo paterno, Francisco Cerón Periago
  • 47. Posteriormente mi padre, tu abuelo paterno, FranciscoCerón Periago, tuvo que huir también de España, porquetambién lo buscaban para matarlo por ser “rojo yrepublicano peligroso”, ya que difundía en su pueblo natalde Alhama de Murcia, durante la Segunda Guerra Mundial,las victorias de los Aliados que fueron los que ganaron laguerra. Y fue mi padre quien me trajo en los brazos de reciénnacido, así que por todo ello me considero y soy tan“Argentino y Salteño como el que más”, pero a la veztambién me considero y soy tan “Español como el quemás”: ¡Soy el puente entre dos mundos! El primer mundo alque pertenecen España y Europa, y donde tú Daniel, y tushermanos Sergio David y Rubén Darío viven, y dondetambién vivieron nuestros antepasados, y Latinoaméricaque pertenece al tercer mundo, y donde ahora vivo yo denuevo, y donde vivieron también nuestros antepasados…
  • 48. Volando ya a diez mil metros de altura y más de 900 Km por hora, el gran transbordador rápido que une a laPenínsula Ibérica con las Canarias, aparece apenas comouna mota de polvo, ante la enorme inmensidad del Océano Atlántico …
  • 49. Ante la inmensidad del Océano Atlántico, dejando yaatrás a toda Europa y África, y volando a diez mil metros de altura y más de 900 Km por hora, en el oscurecer del atardecer del Viejo Mundo, y el oscurecer de toda mi vida entera…
  • 50. Ante la inmensidad del Océano Atlántico, dejando yaatrás a toda Europa y África, y volando a diez mil metros de altura y más de 900 Km por hora, en el oscurecer del atardecer del Viejo Mundo, y el oscurecer de toda mi vida entera…
  • 51. Ante la inmensidad del Océano Atlántico, volando adiez mil metros de altura y más de 900 Km por hora, y después de casi una docena de horas de vuelo, el amanecer de Latinoamérica en el Nuevo Mundo…
  • 52. Ante la inmensidad del Océano Atlántico, volando adiez mil metros de altura y más de 900 Km por hora, y después de casi una docena de horas de vuelo, el amanecer de Latinoamérica en el Nuevo Mundo…
  • 53. La inmensidad de las praderas y de las selvas de Latinoamérica, en el Nuevo Mundo…
  • 54. La inmensidad de las praderas y de las selvas de Latinoamérica, en el Nuevo Mundo…
  • 55. La inmensidad de las praderas y de las selvas de Latinoamérica, en el Nuevo Mundo… Preparándonos para aterrizar en Montevideo, la vistamaravillosa de la fertilidad de la Llanura Pampeana del Río de la Plata…
  • 56. Aeropuerto de Montevideo, en el Río de la Plata…
  • 57. Aeropuerto del AeroParque, en Buenos Aires, con elavión, un Boeing 737, que me llevó en mi anterior viaje a Salta “La Linda”…
  • 58. Aeropuerto del “AeroParque”, en Buenos Aires, con elavión, un Boeing 737, que me llevó en mi anterior viaje a Salta “La Linda”…
  • 59. En mi anterior viaje, recién despegados de BuenosAires, y volando a Salta “La Linda” sobre el fértil y maravilloso “Río Paraná”…
  • 60. En mi anterior viaje a Salta “La Linda”, realizando lamaniobra de aproximación final a Salta, a más de 1.200metros de altura, para aterrizar en el Aeropuerto “MartínMiguel de Güemes”, volando a muy baja altura sobre el fértil y maravilloso “Valle de Lerma”, rodeados por las altísimas y muy peligrosas montañas de los Andes…
  • 61. En mi anterior viaje a Salta “La Linda”, realizando lamaniobra de aproximación final a Salta, a más de 1.200metros de altura, para aterrizar en el Aeropuerto “MartínMiguel de Güemes”, volando a muy baja altura sobre el fértil y maravilloso “Valle de Lerma”, rodeados por las altísimas y muy peligrosas montañas de los Andes…
  • 62. El recibimiento en el Aeropuerto “Martín Miguel de Güemes”, en mi anterior viaje, de mis “cumpas”, SergioSoto, Jorge Gómez, Jorge Villa, Kelly su mujer (y hermana de Sergio Soto), y sus tres hijos, en mi arribo a Salta “La Linda”…
  • 63. La despedida felíz y alegre, de mi familia más cercana y corta, Mercedes y Daniel, en mi anterior viaje denegocios a Latinoamérica, y cuando todavía no estaba arruinado y completamente solo…
  • 64. La despedida felíz y alegre de mi pequeño y adoradoDaniel, en mi anterior viaje de negocios a Latinoamérica, y cuando todavía no estaba arruinado y completamente solo…
  • 65. En la Estación de Autobuses de Murcia, con labellísima novia californiana de Sergio, cuando se fue para siempre a EEUU, luego de varios años seguidos de estudiar y haber terminado sus estudios en Europa… Revisando todas las fotos, los 5 DVD de fotos que uséy para escribir este libro, me di cuenta que habíadesaparecido algo de mi vida, la escena que no pude, ni hepodido volver a recordar, ni siquiera ni hasta el día de hoy,la escena de mi partida de al lado de mi familia, de al ladode mis tres hijos, de al lado de mi pequeño y adoradoDaniel… Y fue al ver las fotos de la despedida, y para siempre,de la novia estadounidense de mi hijo Sergio…
  • 66. En la Estación de Autobuses de Murcia, con labellísima novia californiana de Sergio, cuando se fue para siempre a EEUU, luego de varios años seguidos de estudiar y haber terminado sus estudios en Europa… Al ver estas fotos, me di cuenta, que yo había escritoque la despedida de Daniel fue en Madrid, en el Aeropuertode Barajas… Pero no fue así, la escena que relato es totalmentereal, hasta en el último de sus detalles, sólo que elescenario fue la Estación de Autobuses de Murcia…
  • 67. Sergio y su bellísima novia californiana, en la Estación de Autobuses de Murcia, muy enamorados y en el último día que se vieron, cuando se fue para siempre a EEUU, luego de varios años seguidos de estudiar y haber terminado sus estudios en Europa… Y me pregunté, me pregunté porqué no la habíarecordado, y porqué ni la recuerdo hasta ahora… Y fue tanto, tanto el dolor, y las lágrimas, las lágrimasde mi hijo pequeño Daniel, por serle su padre, arrancadode las entrañas, de las entrañas del alma…
  • 68. La despedida final, en el total y más absoluto de lossilencios, y cuando el dolor es tan grande, que ya no quedan palabras para decir, ni gestos para hacer…
  • 69. Sergio quedándose en la más absoluta soledad…
  • 70. Sergio quedándose en la más absoluta soledad…
  • 71. La última visión de su novia, ya borrosa, y seguramente el adiós fue y para siempre… Que así y como ahora se me caen las lágrimas pormis mejillas, y se me caen de nuevo a raudales, así comose le caían en ese momento a Daniel, y como se me caíana mí también… Y por eso, por tanto, ¡tanto dolor!, no pude recordarlo,ni menos escribirlo… Y ahora que va a hacer un año, y cuando he escrito yamás de mil páginas, ahora no puedo aún, recordar laescena, no puedo recordar nada que no sea el llanto de miniño…
  • 72. Sergio en su soledad, la soledad del amor perdido, yquedándose ya solo, solo con las palabras y los recuerdos…
  • 73. Un llanto de tanto dolor, que me partió el corazón,¡que me partió el corazón y para siempre!… Recuerdo sin embargo, que en la soledad del viaje aMadrid, en la más absoluta soledad de toda mi vida entera,la vida me pareció morir, morir toda ella… Y en ese momento me llamó Blanquita, paradespedirse de mí, despedirse sabiendo que la despedidade mi hijo pequeño, había sido y con diferencia, la másdura de toda mi vida entera… Y como escribí después, en el Capítulo Sexto de “Lasuerte afortunada del destino”, en la página 264, Blanca medijo que mi pequeño volvería a sonreír, que mis hijosvolverían a sonreír, y que la vida volvería a sonreír, y queyo volvería a sonreír…. Pero en este momento, en este momento en quederramo tantas lágrimas, tantas y como las derramé, comolas y que derramé, y cuando también las derramó Daniel… En este momento no sonrío, solo escribo, solo escriboy lloro… Porque en la vida hay un tiempo para todo…Hay untiempo para llorar, hay un tiempo para reír, hay un tiempopara vivir, y también, también hay un tiempo para morir… Por eso, porque no estoy muerto, ni Daniel estámuerto, ni mis dos hijos mayores, Sergio David y RubénDarío, no están muertos tampoco, por eso quiero creer enlas palabras de Blanca, en que la vida volverá a sonreír, enque mi Daniel volverá a sonreír, en que Sergio y Rubénvolverán a sonreír, en que yo mismo, yo mismo tambiénvolveré a sonreír…

×