Your SlideShare is downloading. ×
REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA  UDE - Nº 3
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA UDE - Nº 3

163

Published on

REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA UDE - Nº 3 …

REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA UDE - Nº 3

Año III | Número 3 |2012 REVISTA ARBITRADA



COMITÉ EDITORIAL NACIONAL

Dr. Claudio Rama Vitale Dra. Silvia Facal Santiago Dr. Manuel Díaz Molina
Cr. Raúl Correa

SECRETARÍA EDITORIAL

Dra. Silvia Facal Santiago
Dr. Manuel Díaz Molina

COMITÉ EDITORIAL INTERNACIONAL

Dr. Edelvino Razzolini Filho (Universidade Federal do Paraná, Brasil) Dr. Hermilo Jasso (Lee University, Estados Unidos)
Lic. María Teresa Villacé Molinero (Universidad Rey Juan Carlos, España)
Dr. Enrique Costa Lieste (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Argentina) Dr. Marcos Cobra (Fundación Getúlio Vargas, Brasil)
Mag. Juan Antonio Briano Ormaechea (EOI, Escuela de Negocios Madrid, España) Dra. Silvia Dutrénit (Instituto Mora, México)
Dr. Joaquín Eguren (Universidad Pontificia Comillas de Madrid, España)
Lic. Christian del Carril (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Argentina)
Mag. Carlos Augusto Candêo Fontanini (Pontifícia Universidade Católica do Paraná, Brasil)

COMITÉ CONSULTIVO ESPECIAL PARA ESTE NÚMERO

Dr. Carlos Bezos Daleske (ValueCreation y Universidad Autónoma de Madrid) Mag. Patrícia Piana Presas (FAE Centro Universitário Franciscano, Brasil)
Mag. Leonardo Moreno Núñez (Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza y Universidad Alberto
Hurtado, Chile)
Dra. Fernanda Arias Núñez (Universidad Argentina de la Empresa) Mag. Sérgio Cristóvão Zarpellon (Faculdade Guarapuava, Brasil)

AUTORIDADES DE LA UNIVERSIDAD DE LA EMPRESA

Sr. Jorge Abuchalja (Presidente) Cr. Roberto Brezzo (Rector)
Sr. Guillermo Jasidakis (Director General)

Facultad de Ciencias Empresariales - Universidad de la Empresa: Dirección: Soriano 959, Montevideo - Uruguay :: Tel.: (598) 2900 24 42 (int. 119) :: Fax: (598) 2900 24 42 (int. 144) :: e-mail: revistaude@gmail.com :: web: www.ude.edu.uy

Institución Editora: Universidad de la Empresa
Diseño: Lic. Dis. María Pérez
Correctora español: Lic. Lucía Caumont
Correctora portugués: Lic. Graciela Chadicov

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
163
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 2. 2 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 3. ISSN 1688-6631 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA REVISTA ARBITRADA Año III | Número 3 | 2012 COMITÉ EDITORIAL NACIONAL Dr. Claudio Rama Vitale Dra. Silvia Facal Santiago Dr. Manuel Díaz Molina Cr. Raúl Correa SECRETARÍA EDITORIAL Dra. Silvia Facal Santiago Dr. Manuel Díaz Molina COMITÉ EDITORIAL INTERNACIONAL Dr. Edelvino Razzolini Filho (Universidade Federal do Paraná, Brasil) Dr. Hermilo Jasso (Lee University, Estados Unidos) Lic. María Teresa Villacé Molinero (Universidad Rey Juan Carlos, España) Dr. Enrique Costa Lieste (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Argentina) Dr. Marcos Cobra (Fundación Getúlio Vargas, Brasil) Mag. Juan Antonio Briano Ormaechea (EOI, Escuela de Negocios Madrid, España) Dra. Silvia Dutrénit (Instituto Mora, México) Dr. Joaquín Eguren (Universidad Pontificia Comillas de Madrid, España) Lic. Christian del Carril (Universidad de Ciencias Empresariales y Sociales, Argentina) Mag. Carlos Augusto Candêo Fontanini (Pontifícia Universidade Católica do Paraná, Brasil) COMITÉ CONSULTIVO ESPECIAL PARA ESTE NÚMERO Dr. Carlos Bezos Daleske (ValueCreation y Universidad Autónoma de Madrid) Mag. Patrícia Piana Presas (FAE Centro Universitário Franciscano, Brasil) Mag. Leonardo Moreno Núñez (Fundación Nacional para la Superación de la Pobreza y Universidad Alberto Hurtado, Chile) Dra. Fernanda Arias Núñez (Universidad Argentina de la Empresa) Mag. Sérgio Cristóvão Zarpellon (Faculdade Guarapuava, Brasil) AUTORIDADES DE LA UNIVERSIDAD DE LA EMPRESA Sr. Jorge Abuchalja (Presidente) Cr. Roberto Brezzo (Rector) Sr. Guillermo Jasidakis (Director General) Facultad de Ciencias Empresariales - Universidad de la Empresa: Dirección: Soriano 959, Montevideo - Uruguay :: Tel.: (598) 2900 24 42 (int. 119) :: Fax: (598) 2900 24 42 (int. 144) :: e-mail: revistaude@gmail.com :: web: www.ude.edu.uy Institución Editora: Universidad de la Empresa Diseño: Lic. Dis. María Pérez Correctora español: Lic. Lucía Caumont Correctora portugués: Lic. Graciela Chadicov Impresión: Imprenta XXXXXX - Dep. Legal: XXX.XXX / 2010 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 3
  • 4. 4 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 5. CONTENIDO TRABAJOS ORIGINALES DE INVESTIGACIÓN La actitud de las entidades de crédito españolas hacia sus empleados, desde una óptica de Responsabilidad Social Empresarial 11 Antoni Seguí Alcaraz Mejoras de jubilación en la negociación colectiva: el caso del País Vasco 25 Lorna García Barneche La mirada extranjera y el potencial uruguayo: ¿nacimiento o despertar? 41 Florencia Zuasnabar ARTÍCULOS 5 Origens e transformações das grandes empresas brasileiras de implementos rodoviários Armando Dalla Costa y Elson Rodrigo de Souza-Santos 61 La utilización de las informaciones del servicio de atención al consumidor en las estrategias de Marketing Barbara Regina Lopes Costa, Dennys Robson Girardi, Diego Gilberto Ferber Piñeyrua, María Camila Bedin y Thiago Nunes Bazoli 75 TRABAJOS PREMIADOS Los convenios para evitar la doble imposición internacional. Renuncia a la competencia tributaria y perjuicio a la inversión externa directa - el caso uruguayo. 91 RESEÑAS Estilos de toma de decisiones del ejecutivo experimentado 113 Paradigmas emergentes, competencias profesionales y nuevos modelos universitarios en América Latina 117 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 6. 6 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 7. PRESENTACIÓN DE ESTE NÚMERO Con sumo agrado presentamos el número 3 de la Revista Iberoamericana de Ciencias Empresariales y Economía de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de la Empresa, revista arbitrada, que contiene tres trabajos originales de investigación, dos artículos sobre temas de relevancia en el campo de las Ciencias Empresariales, un trabajo premiado en un congreso internacional y dos reseñas sobre libros recientemente publicados. La Revista Iberoamericana de Ciencias Empresariales y Economía viene generando desde hace ya tres años, un espacio académico para difundir conocimiento científico sobre las Ciencias Empresariales y la Economía producido tanto dentro como fuera de nuestro país. Secretaría Editorial 7 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 8. 8 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 9. TRABAJOS ORIGINALES DE INVESTIGACIÓN 9 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 10. 10 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 11. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Antoni Seguí Alcaraz * Antoni.Segui@uve.es, antonisegui@coev.com RESUMEN Es cada vez mayor el convencimiento de que la repercusión de las actividades de una entidad de crédito en los derechos humanos de sus empleados y de las comunidades locales sobrepasa el ámbito de los derechos laborales. El objetivo es evaluar si las entidades de crédito con mayor sensibilidad hacia la Responsabilidad Social Empresarial (RSE) implementan prácticas de valores compartidos con sus empleados. El trabajo de campo se realizó a través de una encuesta contestada por 57 entidades de crédito españolas. En comparación con otros tipos de entidades, los bancos presentan una valoración de los empleados significativamente mayor. Así, estos tienen un mayor compromiso organizacional. De este modo, incrementa el sentimiento interno que aumenta el deseo de los empleados de permanecer en la entidad de crédito. Clasificación JEL: G21, G38, J28, M14. Palabras clave: responsabilidad social, entidades de crédito, satisfacción trabajo. ABSTRACT It’s growing conviction that the impact of the activities of a credit institution on the human rights of its employees and local communities extends beyond the scope of labor rights. The objective is to assess whether credit institutions which are more sensitive to Corporate Social Responsibility (CSR) implement practices of shared values with their employees. The field work was conducted using a questionnaire answered by 57 Spanish institutions. * Profesor Asociado del Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia (España). Profesor Asociado en el Departamento de Administración de Empresas y Marketing de la Universidad Jaume I de Castellón (España). Es Licenciado en Ciencias Empresariales por la Facultad de Ciencias Económicas y Empresarial Valenciana y Doctor en Economía (2010) por el Departamento de Economía Aplicada de la Universidad de Valencia. Es miembro de la Comisión de Marketing y Calidad del Colegio de Economistas de Valencia y ADEK (Asociación de Antiguos Stagaires de la Comisión Europea). REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 11
  • 12. Antoni Seguí Alcaraz Compared with other types of entities, banks tend to place a much higher value on their employees. So they have a greater organizational commitment, thus increasing the desire of employees to remain in the credit institution. JEL Classification: G21, G38, J28, M14. Keywords: social responsibility, credit institutions, job satisfaction. 1. INTRODUCCIÓN Los recursos humanos son un factor clave en las empresas de servicios, como es el caso de las entidades de crédito, ya que el comportamiento de sus empleados forma parte del servicio. Por otro lado, los gastos de personal representan la parte más significativa de los gastos totales. Una de las dimensiones de la RSE está estrechamente vinculada a los derechos humanos, sobre todo por lo que respecta a las actividades internacionales y las cadenas de suministro mundiales. Esto se reconoce en instrumentos internacionales, como la Declaración tripartita de la Organización Internacional del Trabajo, sobre los principios y derechos fundamentales en el trabajo (OIT, 2001) y las Directrices de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE, 2003). 12 Es cada vez mayor el convencimiento de que la repercusión de las actividades de una entidad de crédito en los derechos humanos de sus empleados y de las comunidades locales sobrepasa el ámbito de los derechos laborales. Así sucede, por ejemplo, en las situaciones de inseguridad en las que las entidades de crédito trabajan con fuerzas de seguridad públicas con un historial de violación de los derechos humanos. Por añadidura, como las cuestiones sobre RSE son múltiples y afectan prácticamente a todas las actividades empresariales, debe consultarse ampliamente a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas, como se ve en el proyecto de Directiva de la Comisión Europea, por la que se establece un marco general relativo a la información y la consulta de los trabajadores en la Unión Europea (Comisión Europea, 2002). Además, debe ampliarse el diálogo a las cuestiones sociales y medioambientales de las entidades de crédito y los instrumentos para mejorarlas mediante, por ejemplo, la sensibilización de la dirección y los trabajadores, programas de formación, programas de orientación de las empresas en los ámbitos social y medioambiental y sistemas de gestión estratégica en esta línea. Nuestro objetivo es evaluar si las entidades de crédito con mayor sensibilidad hacia la RSE implementan prácticas de valores compartidos con sus empleados. Posteriormente, se expone la metodología de la investigación, el análisis, la discusión de los resultados obtenidos y las conclusiones. 2. LA RESPONSABILIDAD SOCIAL DE LA EMPRESA Y LOS RECURSOS HUMANOS La confederación danesa de empresarios ha adoptado una serie de directrices en materia de derechos humanos, que instan a las entidades de crédito a asumir el mismo nivel de responsabilidad social en sus países de acogida que en su país de origen (Danish Ministry of Science, Technology and Innovation, 2003). FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 13. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL El Gobierno británico, en cooperación con los Estados Unidos, creó un grupo de trabajo en el que participaban algunas de las principales empresas de los sectores: petrolífero, gasístico y minero, así como ONG de derechos humanos. Su labor culminó con la aprobación, en diciembre de 2000, de una serie de principios voluntarios sobre la seguridad y los derechos humanos para los trabajadores. Además, la asunción de la responsabilidad social requiere un compromiso por parte de la dirección de la entidad de crédito, pero también una visión innovadora y, por consiguiente, nuevas cualificaciones y una mayor participación del personal y sus representantes en un diálogo bilateral, que permita estructurar las reacciones y los ajustes. El diálogo social con los representantes de los trabajadores es el principal mecanismo para definir la relación entre una entidad de crédito y sus empleados. Por lo tanto, desempeña un papel fundamental en el marco más amplio de la adopción de prácticas socialmente responsables. Algunas entidades de crédito reconocen también el vínculo existente entre los resultados conseguidos en lo que respecta al medio ambiente y el aumento de la calidad de los empleos (Foladori, 2002). La adopción de tecnologías limpias puede propiciar la mejora de dichos resultados. De por sí, estas tecnologías están normalmente asociadas a empleos relacionados con la tecnología de punta y son más gratificantes para los trabajadores. Por tanto, su adopción puede mejorar simultáneamente los logros de la entidad de crédito en lo tocante a la protección del medio ambiente y la satisfacción laboral de los trabajadores, aumentando al mismo tiempo la rentabilidad. 2.1. La relación entre los empleados, su satisfacción en el trabajo y la orientación al cliente El enfoque tradicional en la interacción empleado de servicio-cliente (entidad de crédito) consiste en que el éxito está determinado por la satisfacción de los empleados, su motivación o sus habilidades (Solomon et. al., 1985). Para que un empleado tenga un buen compromiso organizacional tiene que estar altamente motivado. De esta manera, el sentimiento de logro que proviene del desempeño exitoso de una actividad/tarea está relacionado como un motivador intrínseco. Por otro lado, la compensación que se recibe como intercambio al desempeño de la actividad es considerado un motivador extrínseco (Thakor y Joshi, 2005). En este sentido, un empleado estará motivado a realizar un esfuerzo adicional si cree que experimentará un sentimiento de logro de la actividad. Con el objetivo de desarrollar esta creencia, los empleados tienen que percibir la tarea que desempeñan como una actividad importante, en el sistema de valores de la entidad de crédito (Thakor y Joshi, 2005). En esta misma línea, se ha comprobado que si el personal de servicios posee la predisposición a satisfacer las necesidades de los clientes, aquellos que tengan niveles altos de CO darán un excelente desempeño y, como consecuencia, altos niveles de satisfacción en el trabajo (Saxe y Weitz, 1982). En la actualidad, muchas entidades de crédito han invertido un considerable número de recursos en programas para medir e incrementar la satisfacción de los empleados. La importancia de la satisfacción en el trabajo radica en que es muy difícil que un empleado de servicios que se encuentre infeliz o desmotivado entregue un servicio excepcional que satisfaga a los clientes (Hallowell et al., 1996; Malhorta y Mukherjee, 2003 y 2004; Rogers et al., 1994; Wilson y Frimpong, 2004). Por lo que se argumenta que el aumento de la satisfacción de los empleados conduce a un aumento de la satisfacción del cliente (Bettencourt y Brown, 1997; Hartline y Ferrell, 1996; Homburg y Stock, 2004). Los sentimientos de satisfacción en el trabajo están frecuentemente asociados con comportamientos que reflejan sensibilidad interpersonal y amabilidad. Por ejemplo, escuchar a los demás, mostrar preocupación por las necesidades y sentimientos de los otros, tacto, control emocional y aceptación REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 13
  • 14. Antoni Seguí Alcaraz de crítica. Estos son los tipos de comportamiento que uno esperaría encontrar en empleados orientados a los clientes (Ingram y Simons, 1995). De esta manera, los empleados que entiendan y respondan a las necesidades y los deseos de los clientes podrán aumentar el nivel de satisfacción que los clientes experimentan en la entidad de crédito. Este mayor grado de satisfacción conducirá a mayores compras repetitivas y a una comunicación positiva boca a boca entre los clientes. Como consecuencia, llevará a la empresa a obtener una mayor cuota de mercado y unos mayores beneficios (Rogers, et al., 1994). En este sentido, Caruana y Calleya (1998) y Schlesinger y Heskett (1991) afirman que las entidades de crédito que cuentan con empleados satisfechos crean círculos de éxito. Al mismo tiempo, estos autores argumentan que los ciclos de fracaso, producto de la insatisfacción de los empleados, provocan rotaciones y el deterioro de la calidad en el servicio de la organización y, como consecuencia, una disminución en el desempeño de las entidades de crédito. Adicionalmente, Rust et. al. (1999) relacionan la satisfacción de los empleados y de los clientes, argumentando que los empleados con ciertas características (por ejemplo, la orientación al cliente) desarrollan relaciones personales con los clientes. Estas relaciones son la base de un ciclo de reforzamiento de interacciones positivas entre los empleados y los clientes. De esta forma, los empleados que perciben (fuertes) relaciones con los clientes proveen un mejor servicio. Los clientes que reciben este mejor servicio expresan menos quejas y, por consecuencia, crean menos problemas a los empleados. Los empleados en respuesta reaccionan favorablemente a los contactos con los clientes y estas reacciones resultan en ofrecer un mejor servicio que, una vez más, conduce a mayores niveles de satisfacción de los clientes. 14 Autores como Rosenblunth y Peters (1992) motivan a las organizaciones a romper el paradigma de que los empleados son un simple input en la organización y comienzan a considerarlos sus clientes internos. Inclusive, han ido un paso adelante argumentando que las necesidades de los clientes deben de ir en segundo lugar a las necesidades de los empleados, debido a que las necesidades de los clientes sólo serán satisfechas después de que las necesidades de los empleados estén satisfechas. Por otro lado, Rust et. al. (1999) indican que existen muchas similitudes entre los clientes y los empleados en el proceso de la satisfacción. Las necesidades y los deseos de los clientes están satisfechos cuando ellos perciben que los bienes y servicios que reciben tienen un valor que cumple o excede a sus expectativas. De manera similar, las necesidades y los deseos de los empleados estarán satisfechas cuando ellos perciban que los premios de la organización (por ejemplo, pagos, promociones, reconocimiento y crecimiento personal) cumplen o exceden sus expectativas. Estos autores concluyen que la alta satisfacción está relacionada con la retención de los clientes y los empleados. Por ello, planteamos la siguiente hipótesis: La RSE exige un trato equitativo y respetuoso a los empleados. Por ello, esperamos que las entidades de crédito con mayor sensibilidad hacia la RSE implementen prácticas de valores compartidos con sus empleados. Después de haber revisado la base bibliográfica que avala nuestro trabajo de investigación, pasamos a comentar cómo se realizó el trabajo de campo. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 15. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL 3. METODOLOGÍA EMPLEADA PARA REALIZAR EL TRABAJO DE CAMPO Tanto en los estudios realizados en Francia sobre los informes publicados por las empresas del CAC 40 (Igalens, 2007), como en los estudios Cultura, Políticas y Prácticas de Responsabilidad de las Empresas del IBEX 35 realizados en España, la conclusión más general es que el objetivo principal de las empresas no es tanto de transparencia y de rendición de cuentas, sino el realizar una adecuada presentación de las entidades de crédito. En muchos casos esto resulta insuficiente para poder evaluar sus políticas y prácticas de RSE, ya que existe una estrategia de divulgación parcial de la información (anécdotas, ciertos proyectos y actividades filantrópicas), con objetivos de ocultación de los datos más contradictorios. Así, no permiten la realización de evaluaciones/comparaciones precisas de las políticas y resultados de la gestión, especialmente en los ámbitos más críticos de la RSE, como los valores de justicia y solidaridad que constituyen el verdadero pilar del modelo social europeo y de la estrategia de la Unión Europea de desarrollo sostenible, así como los que afectan a la igualdad de oportunidades o a la equidad. De forma adicional, nos encontramos con una falta de información de las entidades de crédito sobre la externalización de sus actividades. Además, para que los informes de buen gobierno y las memorias sociales sean instrumentos válidos para la observación y control de los resultados obtenidos por las entidades de crédito, es necesario que las memorias estén verificadas (auditadas). Por los motivos anteriormente comentados, hemos elegido la encuesta a las entidades de crédito como fuente de obtención de información. De esta forma, el trabajo de campo se ha basado en recabar las opiniones de las diferentes entidades de crédito a través del envío de un cuestionario por correo electrónico. La encuesta Para seleccionar el universo de análisis, centrado en las entidades españolas de crédito más grandes, se utilizó el criterio de pasivo, de aquellas entidades que dispongan más de 700 millones de euros de recursos de clientes1 a 31 de diciembre de 2006. Se han utilizado los datos procedentes de los balances de la Confederación de Cajas de Ahorro (CECA), Unión Nacional de las Cooperativas de Crédito (UNACC) y de la Asociación Española de Banca (AEB), considerando al mismo tiempo la estructura y evolución de las entidades bajo supervisión del Banco de España en 2006. Al aplicar este criterio, nos encontramos con un universo formado por un total de 107 entidades de crédito españolas. Estas son de tres tipos: - 39 bancos. - 44 cajas de ahorro. - 24 cooperativas de Crédito. La encuesta se realizó en el período 2 de julio a 27 de septiembre de 2007. 1 Suma de los epíg. 1.3, 1.4, 2.2, 2.3, 3.2, 3.3, 4.4, 4.5, 4.6, 12.1 del Pasivo del Balance Público. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 15
  • 16. Antoni Seguí Alcaraz Desarrollamos una encuesta analítica para procurar demostrar hipótesis sobre las relaciones entre las variables, con el objeto de comprender y explicar un fenómeno social concreto. En este apartado se exponen no sólo los aspectos técnicos -cuyas consultas teóricas guiaron la elaboración y codificación del cuestionario- sino también la colaboración de numerosos especialistas: AEB, CECA, bancos, cajas de ahorro, sindicatos mayoritarios de banca (CCOO, UGT) y profesores universitarios, así como las pruebas piloto del cuestionario que hicimos antes de empezar la encuesta propiamente dicha. Pruebas piloto Para comprobar la aplicabilidad del cuestionario y la pertinencia de las preguntas se realizaron tres tipos de pretest repartidos de la siguiente manera: 1. Se realizó envío a los dos grupos (comités) de representantes sindicales (CCOO, UGT) más importantes en el sector bancario a nivel nacional. 2. Se realizo envío a los representantes empresariales de las asociaciones de entidades de crédito más significativas: AEB y CECA. 3. Se realizó envío a directivos y responsables de la materia de BANCAJA, la CAM y Banesto. 16 Después de cada una de estas pruebas, se hicieron las modificaciones pertinentes, a fin de conseguir la versión definitiva del cuestionario aplicado. Cabe destacar que el envío se hizo por correo electrónico, ya que este canal nos pareció satisfactorio para alcanzar nuestros objetivos. La contestación de la encuesta se realizó a través de un cuestionario online. Elección de la muestra Se eligió la técnica de muestreo probabilística para otorgar una fiabilidad estadística a los resultados del trabajo de campo. La sustitución en la fórmula por los valores correspondientes proporcionó el número de 84 cuestionarios para que la muestra fuese estadísticamente significativa. Tras el envío se obtuvo una respuesta de 57 cuestionarios, logrando así una tasa de respuesta del 68%, con un error muestral final del 8,82%, para un nivel de confianza del 95%. Tabla 1. Descripción de la muestra en función tamaño Tamaño Volumen de recursos de clientes (millones de euros) Denominación Número de entidades 1 Más de 50.000 Muy grandes 7 2 Entre 20.000 y 49.999 Grandes 6 3 Entre 10.000 y 19.999 Medianas 10 4 Entre 5.000 y 9.999 Pequeñas 12 5 Menos de 5.000 Muy pequeñas 22 Fuente: Elaboración propia. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 17. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Metodología estadística Se han realizado diversos tipos de análisis estadísticos para llevar a la práctica una valoración de las preguntas del cuestionario. Primero realizamos un análisis descriptivo previo. En esta etapa inicial se recogen las medidas de posición y de dispersión, que son representativas de la muestra objeto de estudio. Así se calcula la media y el coeficiente de variación de los indicadores. Con ello se trata de observar el nivel medio de las distintas variables analizadas incluidas en el cuestionario y su grado de representatividad, logrando comparar de forma descriptiva el grado de disparidad o, por el contrario, homogeneidad de aquellas variables a escala muestral. Como segundo paso aplicaremos el análisis de la varianza (ANOVA), ya que se trata de un método estadístico, para determinar si una variable de responsabilidad social determinada toma valores medios, iguales o distintos en los grupos que forma otra variable (Uriel, 1995). Por ello es importante saber cómo deben ser las escalas de medida de cada una de las variables. Además, el factor o variable independiente debe ser una variable nominal (Hatcher, L. y Stepanski, E.J., 1994). Como tercer paso aplicaremos el análisis de regresión, ya que es una técnica tremendamente flexible y adaptable para analizar cualquier relación de dependencia (Hair, 1995). Para aplicarla correctamente, consideramos los siguientes aspectos: 1. La adecuación al problema que se pretende resolver. 2. El establecimiento de una relación estadística. 3. La selección de las variables dependientes e independientes. Sabemos que la regresión lineal puede aplicarse básicamente a dos tipos de estudios: los de carácter predictivo y los de carácter explicativo. Ambos campos no son necesariamente excluyentes y un análisis de regresión lineal puede ser aplicado a problemas que pretendan los dos tipos de objetivos. Otro aspecto muy importante que hemos considerado es la selección de las variables dependientes e independientes. Dado que la regresión es una técnica de dependencia, hay que especificar qué variables son de un tipo y cuáles son de otro, basándonos en un análisis conceptual de la cuestión que abordamos. Además, somos conscientes de las tres condiciones que deben cumplir las variables dependientes e independientes: linealidad, homogeneidad de varianzas (homoscedasticidad) y normalidad (Hair et al., 1999). REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 17
  • 18. Antoni Seguí Alcaraz Tabla 2. Ficha técnica de la investigación Ámbito geográfico: España. Universo: Entidades de crédito que tienen unos recursos de clientes superiores a 700 millones de euros. Son 107 entidades (cajas de ahorro, bancos y cooperativas de crédito). Diseño de la muestra: Estratificación por tamaño de la entidad, en función del tipo (caja de ahorros, cooperativa de crédito, banco). Zona de actuación: Todo el territorio español. Grado de confianza deseado: 95% Cuestionarios enviados: 84 para obtener un error muestral del 5%. Tamaño de la muestra real: 57 cuestionarios recibidos. Error de muestreo: 8,82 % para un intervalo de confianza de 1,96 (95%) siendo p=q=0,5. Tipo de encuesta: Encuesta realizada mediante un cuestionario estructurado y codificado. Trabajo de campo: El propio investigador. Análisis estadístico: Descriptivo. Regresión. Análisis de la varianza. Fecha de realización: 2 de julio - 27 de septiembre de 2007. Fuente: Elaboración propia. 18 Posteriormente, se realizo el envió del cuestionario a los Responsables de Responsabilidad Social Empresarial de las diferentes entidades de crédito. 4. RESULTADOS DE LA ENCUESTA A LAS ENTIDADES DE CRÉDITO En el presente apartado pasamos a exponer y comentar los resultados obtenidos en el contraste de la hipótesis formulada en el primer apartado de la segunda sección de este artículo. La RSE exige un trato equitativo y respetuoso a los empleados. Por ello, esperamos que las entidades de crédito con mayor sensibilidad hacia la RSE implementen prácticas de valores compartidos con sus empleados. En un principio, llevaremos a cabo un análisis descriptivo sobre las actuaciones en materia de RSE que se realizan hacia los empleados y la forma de llevarlas a la práctica. Tabla 3: Actuaciones hacia empleados Valoración % de entidades Nunca La entidad de crédito tiene valores compartidos con sus empleados. 1,8% 0% 7% 24,6% 66,7% 0% 7% 15,8 % 10,5% 66,7% Se informa a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas en materia de responsabilidad social de la empresa. Fuente: Elaboración propia. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE Casi Normal- Casi nunca mente siempre Siempre
  • 19. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL El 91,3% de las entidades de crédito analizadas considera que sus valores son compartidos en gran medida por sus empleados. En el mismo sentido, el 77,2% de las entidades de crédito informa a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas en materia de RSE. De este hecho se deduce el interés de estas entidades por inculcar la importancia de la RSE a los empleados. Para ver cómo se comporta la valoración de la importancia de los empleados para la entidad financiera con referencia al tipo y tamaño de entidad, llevaremos a la práctica un análisis de regresión. Tabla 4: Regresión de la valoración de los empleados en función de tamaño y tipo de entidad Coeficientes no estandarizados B Modelo Constante Coeficientes estandarizados Beta Sig. 8,543 4,423 t ,000 Tamaño entidad: del 1 al 5 ,133 ,147 ,969 ,338 Dummy_coop_cred ,273 ,079 ,466 ,643 1,073 ,395 2,501 ,016 Dummy-bancos R2 corregida: 0,114 (sign.: 0,040). Fuente: Elaboración propia. Tal y como se desprende de la regresión, los bancos presentan una valoración de los empleados significativamente mayor que las cajas de ahorro. En cambio, las cooperativas de crédito no muestran diferencias significativas con respecto a las cajas de ahorro. Por ello es de esperar un mayor C.O. por parte de los bancos, como el sentimiento interno que aumenta el deseo de los empleados a permanecer en la entidad de crédito (teniendo la oportunidad de cambiarse de organización), lo que resulta en que estos sean más propensos a comportarse de acuerdo con normas internas en lugar de relaciones desempeño-recompensa (Chonko, 1986). Para ver las actuaciones que se llevan a la práctica hacia los empleados, realizaremos un análisis descriptivo. Tabla 5: Actuaciones que se llevan a cabo con los empleados Tipología % de entidades Actividades culturales. 82,1 % Actividades deportivas. 76,8 % Desarrollo de buenos hábitos alimentarios. 28,6 % Viajes de ocio y de relación social entre los empleados. 58,9 % Fuente: Elaboración propia. En cuanto a las actuaciones llevadas a cabo con los empleados, un elevado porcentaje de entidades de crédito (casi un 80%) realiza actividades de tipo cultural y deportivo. Sin embargo, no son tan habituales otros tipos de actuaciones con respecto a los empleados, como el desarrollo de buenos hábitos alimenticios, los viajes de ocio y de relación social y las campañas de concienciación respecto al medio ambiente. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 19
  • 20. Antoni Seguí Alcaraz Por otra parte, para analizar las prácticas que se realizan con los empleados, hemos desarrollado un análisis de la varianza. Tabla 6: Análisis de la varianza para prácticas respecto a los empleados Contabilidad, auditoria social y ética: la Accountability (AA) 1000. Variables. Media Sí Media No F Sig. Valores compartidos con sus empleados. 5 4,40 5,709** ,021 Se informa a los Representantes de los trabajadores. 5 4,17 7,046** ,011 F Sig. Global Reporting initiative (GRI) Variable. Media Sí Media No Valores compartidos con sus empleados. 4,66 4,24 3,517* ,066 Se informa a los representantes de los trabajadores. 4,74 3,47 28,034*** ,000 F Sig. Sistema de gestión medioambiental (ISO 14001) Variable. Media Sí Media No Valores compartidos con sus empleados. 4,55 4,50 0,58 ,811 Se informa a los representantes de los trabajadores. 4,65 4,00 6,42 ,014 (Siendo 1 nunca y 5 siempre). * Significativo al 10%, ** 5% y *** 1%. 20 Fuente: Elaboración propia. Las entidades de crédito que disponen de los estándares (AA) 1000 y Global Reporting Initiative (GRI) presentan valoraciones significativamente superiores en cuanto a valores compartidos con sus empleados e información a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas en materia de RSE. Por ende, en estas entidades existe un mayor compromiso organizacional, de tal forma que se va a actuar más de acuerdo con el interés de la entidad de crédito. De hecho, existe evidencia de que las entidades de crédito seleccionan a su personal buscando la congruencia entre los valores empresariales y los del futuro empleado (Norris, 2004), lo que permitiría interpretar el resultado obtenido como coherente con estos hallazgos. 5. CONCLUSIONES De la información analizada sobre los programas de acciones desarrollados por las entidades de crédito españolas en el marco de la RSE cabe concluir que esta es un movimiento en expansión en el ámbito financiero español, con un enorme potencial debido a su papel de intermediación financiera y de concesión de créditos. Muchas entidades de crédito españolas ya han empezado a comunicar sus políticas, prácticas y resultados relativos a su RSE a través de sus memorias de responsabilidad social, así como también han comenzado a dar algunos pasos en la gestión de riesgos con criterios medioambientales. Como se está demostrando ya en otros países (Inglaterra, Francia), la obligatoriedad de este tipo de memorias o de informar y ser transparentes con los inversores sobre los filtros sociales y medioambientales aplicados en la selección de carteras, préstamos o inversores favorecerá la aplicación de este tipo de criterios. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 21. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL Por otra parte, los bancos presentan una valoración de los empleados significativamente mayor, en comparación con otros tipos de entidades. Así, tienen un mayor compromiso organizacional, lo cual incrementa el sentimiento interno que aumenta el deseo de los empleados de permanecer en la entidad de crédito. Las entidades de crédito que disponen de los estándares (AA) 1000 y GRI presentan valoraciones superiores en cuanto a valores compartidos con sus empleados e información a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas en materia de RSE. La transparencia es uno de los requisitos inexcusables para el correcto funcionamiento de cualquier mercado. En el financiero, en particular, los inversores, a la hora de adoptar sus decisiones de inversión y para poder hacerlo con la máxima eficiencia, deben disponer de información precisa y completa sobre las entidades y los mercados existentes. De ahí, el empeño de las autoridades reguladoras por fomentar la transparencia. Este criterio está llamado a ser vital ante las recientes crisis financieras y la pérdida de confianza en el sistema bancario en los países más desarrollados. Nos encontramos con sensibilidad hacia los empleados, es decir, hay una sustancial preocupación por el capital intelectual, que hemos estructurado en dos partes: visión de la entidad hacia la aportación de valor y establecimiento de un sistema de indicadores, de forma tal que los usuarios de la información puedan llegar a conocer el grado de cumplimiento de los objetivos marcados. La preocupación por la RSE se hace cada vez más patente, no sólo por la necesidad de las propias entidades de gestionar adecuadamente sus riesgos de reputación, éticos, sociales y medioambientales, sino también por la presión de reguladores e instituciones gubernamentales, inversores, clientes y sociedad en general, que exigen cada vez más transparencia e involucración de las entidades de crédito en la sociedad y el desarrollo sostenible. Las entidades de crédito reconocen que el concepto de RSE impacta en su operativa y tiene consecuencias positivas en la mejora de la entidad. Como tal, necesitan desarrollar estrategias que tengan en consideración todos aquellos aspectos sociales que surgen de su actividad de negocios. Además, las prácticas de RSE en las entidades de crédito van a contribuir al desarrollo del resto de sectores empresariales. ÍNDICE DE FUENTES SECUNDARIAS Bibliografía BETTENCOURT, L.Y BROWN, S. (1997): “Contact employees: relationships among workplace fairness, job satisfaction and prosocial service behaviors”. En: Journal of Retailing, v. 73, primavera, pp. 39-61. CARUANA, A., AND CALLEYA, P.: (1998): “The effects of internal marketing on organisational commitment among retail bank managers”. En: International Journal of Bank Marketing, 16(3), pp. 108-116. CHONKO, L.B. (1986): “Organizational Commitment in the Sales Force”. En: Journal of Personal Selling and Sales Management, Vol. 6, noviembre, pp. 19-27. COMISIÓN EUROPEA (2002): Comunicación: La responsabilidad social de las empresas: una contribución empresarial al desarrollo sostenible. DANISH MINISTRY OF SCIENCE, TECHNOLOGY AND INNOVATION (2003): Analyzing Intellectual Capital Statements. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 21
  • 22. Antoni Seguí Alcaraz FOLADORI GUILLERMO (2002): “Avances y límites de la sustentabilidad social”. En: Economía, Sociedad y Territorio. Volumen III, número 12, pp. 621-637. HAIR, J.F. (1995): Multivariate data analysis with readings. s/e: Prentice Hall International. HAIR, J. JR., ANDERSON, R., TATHAM, R. Y BLACK, W. (1999): Análisis Multivariante, s/e: Prentice Hall. HALLOWELL, R., SCHLESINGER, L.A., AND ZORNITSKY, J. (1996): “Internal service quality and job satisfaction: Linkages and implications for management”. En: Human Resource Planning, 19(2), pp. 20-31. HARTLINE, M.D. Y FERRELL, O.C. (1996): “The management of customer-contact service employees: an empirical investigation”. En: Journal of Marketing, vol 60, octubre, pp. 52-70. HATCHER, L., STEPANSKI, E.J., (1994): A step-by-step approach to using the SAS system for univariate and multivariate statistics. SAS Inst. Inc., Cary, NC. HOMBURG, C./STOCK, R. M. (2004): “The Link Between Salespeople’s Job Satisfaction and Customer Satisfaction in a Business-to-Business Context: A Dyadic Analysis”. En: Journal of the Academy of Marketing Science, Vol. 32, No. 2, pp. 144-158. IGALENS, JACQUES ET AL. (2007): L´analyse du discours de la responsabilité social de l´entreprise a travers les rapports annuals de développement durable d´entreprises francaises du CAC 40. Tolouse: IAE. INGRAM P. AND SIMONS T. (1995): “Institutional and resource dependence determinants of responsiveness to work-family issues”. En: Academy of Management Journal. Vol. 38. 22 MALHOTRA N. AND MUKHERJEE A. (2003): “Analysing the commitment-service quality relationship: a comparative study of retail banking call centres and branches”. En: Journal of Marketing Management, 2003 Volumen 19, Edición 9, pp. 941 – 971. MALHORTA N. AND MUKHERJEE A. (2004): “The relative influence of organisational commitment and job satisfaction on service quality of customer-contact employees in banking call centres”. En: Journal of Services Marketing 18:3, pp. 162-174. NORRIS, F. (2004): “3 years after Enron, resistance to new rules grows”. En: The New York Times, diciembre 17, p. C1. ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL DE TRABAJO (OIT) (2001): Reducir el déficit de trabajo decente: un desafío global. Memoria del Director General a la 89ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo. Ginebra. ORGANIZACIÓN PARA LA COOPERACIÓN Y EL DESARROLLO ECONÓMICO (OCDE) (2003): Líneas directrices de la OCDE para empresas multinacionales. ROSENBLUNTH H. AND PETERS D. (1992): The Customer Comes Second: and Other Secrets of Exceptional Service. New York: William Morrow and Co. ROGERS, JERRY D., CLOW, KENNETH E., AND KASH, TOBY J. (1994): “Increasing Job Satisfaction of Service Personnel”. En: Journal of Services Marketing 8(1), pp. 14-26. RUST, R. T., INMAN J. J., JIA J., AND ZAHORIK J. (1999): “What you don’t know about customer-perceived quality: The role of customer expectation distributions”. En: Marketing Science 18(1), pp. 77-92. SAXE, R. AND WEITZ, B.A. (1982): “The SOCO Scale: A Measure of the Customer Orientation-Selling Orientation of Salespeople“. En: Journal of Marketing Research, 19, pp. 343-351. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 23. LA ACTITUD DE LAS ENTIDADES DE CRÉDITO ESPAÑOLAS HACIA SUS EMPLEADOS, DESDE UNA ÓPTICA DE RESPONSABILIDAD SOCIAL EMPRESARIAL SCHLESINGER, L. A., AND HESKETT, JAMES L. (1991): “The Service-Driven Service Company”. En: Harvard Business Review (setiembre/octubre 1991): pp. 71-81. SOLOMON, K. H., KINCAID D. C. AND BEZDEK J. C. (1985): Drop size distributions for irrigation spray nozzles. En: Transactions of the ASAE 28(6), pp. 1966-1974. THAKOR M.V. ET JOSHI A.W. (2005): “Motivating salesperson customer orientation: insights from the job characteristics model”. En: Journal of Business Research, Vol. 58, Edición 5, (mayo), pp. 584-592. URIEL, E. (1995): Análisis de datos. Series temporales y análisis multivariante. s/c: Ed AC. WILSON, A., AND FRIMPONG, J. (2004): “A Reconceptualisation of the Satisfaction-Service Performance Thesis”. En: Journal of Services Marketing, (18:6), pp. 471-481. YOUSEF DARWISH A. (2000): “Organizational commitment: a mediator of the relationships of leadership behavior with job satisfaction and performance in a non-western country”. En: Journal of Managerial Psychology. Volumen: 15. Edición: 1, pp. 6-24. ANEXOS A1. CUESTIONARIO EMPLEADO Esta encuesta pretende conocer la opinión de la entidad sobre las prácticas que realiza en materia de Responsabilidad Social de la Empresa (RSE). La información obtenida será utilizada con la máxima confidencialidad y se ofrecerá sólo de forma agregada. ¡Gracias por su colaboración! 1. ¿Su entidad financiera tiene principios corporativos compartidos con sus empleados? Completamente desacuerdo. Más bien en desacuerdo. Neutral. Más bien de acuerdo. Completamente de acuerdo. 2. Se informa a los representantes de los trabajadores sobre las políticas, programas y medidas en materia de responsabilidad social de la empresa. Nunca Casi nunca Normalmente Casi siempre Siempre 3. ¿Cómo estimula la entidad financiera los valores y principios de responsabilidad social entre sus empleados? Formación. Comunicados internos. Reuniones de equipos. Ninguna de las anteriores. Otro; por favor especificar. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 23
  • 24. 24 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 25. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO Lorna García Barneche * lgarcia@ude.edu.uy RESUMEN Los acuerdos por mejoras voluntarias de las jubilaciones mediante la concreción de un ahorro de carácter finalista son posibles mediante el acuerdo de los agentes sociales que participan en la negociación colectiva y por el cual los trabajadores están dispuestos a cambiar renta presente por renta futura. Palabras clave: Negociación colectiva, mejoras voluntarias. ABSTRACT 25 The agreements on voluntary improvements by forging retirement savings are possible by agreement of the social agents involved in collective bargaining by which workers are willing to trade present for future rental income. Keywords: Collective bargaining, voluntary improvements. 1. INTRODUCCIÓN La constatación del envejecimiento de la población, particularmente en sociedades desarrolladas, pone de manifiesto desequilibrios que acechan al estado de bienestar y a la distribución de la renta para asegurar el nivel de vida y prosperidad de los individuos, en particular durante la etapa vital que comienza al finalizar la vida laboral. Ello conlleva una reflexión de los agentes sociales ante un debate permanente sobre los sistemas redistributivos y otras formas de ahorro para la jubilación, cuando el sistema público y universal, la Seguridad Social, tiene mermada su capacidad de sustituir al cien por * Coordinadora académica del Área de Recursos Humanos de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de la Empresa (UDE), Uruguay. Profesora en el Doctorado Integral en Administración y MBA en la misma universidad. Doctora en Economía y Dirección de Empresas por la Universidad de Deusto, España. Magíster en Dirección y Gestión de Sistemas de Seguridad Social, Magíster en Gestión de PYMES y Economía Social y Licenciada en Relaciones Laborales. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 26. Lorna García Barneche cien rentas de actividad por renta de jubilación. El escenario que se acaba de describir es el mismo que presenta el País Vasco (CAPV) que con poco más de dos millones de habitantes es una de las sociedades más envejecidas del entorno europeo. Las circunstancias económicas y demográficas condicionan a las sociedades y sus gobiernos para reformular sus sistemas de protección social, en particular los que atienden la contingencia de la vejez (jubilaciones), que se concretan en una combinación de regímenes públicos y privados que coexisten. Esa combinación se manifiesta en las diferentes realidades nacionales de la Unión Europea en tres niveles de cobertura de la jubilación: un primer nivel de carácter público, que opera bajo la modalidad de reparto a cargo de la Seguridad Social, un segundo nivel complementario de ahorro para la jubilación vinculado al empleo (sistema empleo u ocupacional), en el cual la negociación colectiva es un elemento fundamental, y un tercer nivel, también complementario, donde el esfuerzo del ahorro depende del individuo. En esta investigación, de carácter exploratorio, el enfoque se centra en las acciones de los agentes sociales para arribar a un segundo nivel de cobertura de la jubilación, de carácter voluntario, y responde la pregunta ¿cómo es la negociación colectiva en materia de previsión social complementaria del sistema empleo en el País Vasco? Para ello, se parte del contexto en el que las negociaciones colectivas se desarrollan, desde un punto de vista económico y socio-jurídico, analizando el papel que juegan los sujetos negociadores. También se analizan las normas y procedimientos establecidos para la consecución de los acuerdos. Luego, se examina la estructura de la negociación colectiva y se presenta el análisis de todos los convenios vigentes, respecto de las cláusulas referidas a complementos de pensiones de jubilación, según ámbito funcional, territorial y temporal. 26 Metodología El ámbito geográfico de la investigación es la Comunidad Autónoma del País Vasco (CAPV) en cada uno de los tres territorios históricos que lo componen: Araba, Bizkaia y Gipuzkoa. PAÍS VASCO El universo de estudio lo constituyen los 965 convenios colectivos estatutarios de aplicación en la CAPV, negociados al amparo de la legislación laboral aplicable contenida en el Estatuto de los Trabajadores (ET), que establece la obligación legal de registro y publicación oficial acorde al art. 90.3 ET. El ámbito temporal de aplicación es el comprendido entre los años 2004 y 2007 y se recogen todos los convenios según período de vigencia y respectiva publicación en el Boletín Oficial1, de los cuales se FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 27. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO extrajeron y analizaron las cláusulas sobre complementos de pensiones de jubilación. En la tabla que sigue se exponen cada uno de los factores que han sido estudiados a fin de conocer el alcance de la negociación colectiva en materia de previsión social complementaria. Objeto Factor Indicadores Acuerdos registrados Sujetos legitimados Cláusulas complemento jubilación Cantidad convenios que las incluyen Ámbito de aplicación territorial, temporal y funcional EPSV, Planes de pensiones, Otros Obligaciones estipuladas Sujetos obligados, Aportaciones: fuentes y periodicidad Normas aplicables Convenios colectivos estatutarios Agentes sociales: sindicatos y empresarios, Participación Pautas de la negociación Instrumento de exteriorización elegido Negociación colectiva Cantidad, Ámbito de aplicación: territorial, temporal y funcional Estatales, Vascas Los datos y las informaciones que han sido procesadas y analizadas en esta investigación fueron obtenidos de las fuentes que se detallan a continuación: Fuentes primarias Fuentes secundarias - 29 entrevistas exploratorias no estructuradas a informantes calificados en: - Gobierno Vasco, que es quien ejerce las competencias en materia de previsión social complementaria a través del Departamento de Justicia, Empleo y Seguridad Social. - Consejo de Relaciones Laborales Vasco, por ser la Institución encargada de fomentar la negociación colectiva mediante el encuentro y diálogo permanente entre empresarios y sindicatos, a la vez de ser órgano consultivo del Gobierno y Parlamento Vasco en materia socio-laboral. - Asociaciones empresariales y sindicatos, por ser los agentes sociales implicados en el proceso de la negociación colectiva y en la exteriorización de los compromisos por pensiones. - Base de datos de convenios colectivos del País Vasco, del Consejo de Relaciones Laborales Vasco. - Convenios colectivos estatutarios de aplicación en la CAPV: 965 acuerdos, de los cuales 178 son de Araba, 307 de Bizkaia, 134 de Gipuzkoa, 33 interterritoriales y 313 del Estado. Textos obtenidos a través de los respectivos boletines oficiales donde fueron publicados. - Base de datos World Labour News, International Labour Organization. Esta base ofrece información relevante de prensa y documentos sobre la negociación colectiva a nivel internacional, de la que se extrajo la referida a la CAPV y al Estado español. 1 Esta no es la única vía de negociación de acuerdos en materia de complementos de pensiones de jubilación, ya que también se puede plasmar en acuerdos extraestatutarios para los cuales no existe obligación de registro y publicación. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 27
  • 28. Lorna García Barneche 2. FACTORES INCLUIDOS EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA En la negociación se suceden una serie de comportamientos que llamamos estratégicos. Valiéndonos de la perspectiva de la teoría microeconómica -y más allá del enfoque individualista tradicional- los comportamientos estratégicos refieren a situaciones en las cuales los individuos, que son los agentes económicos, tienen que moverse en un entorno en el que, además de sus intereses propios, tendrán que considerar los de los otros agentes e interactuar bajo ciertas reglas que todos reconocen por consenso. El supuesto de partida en los modelos microeconómicos establece que los individuos que interactúan entre sí mantienen un nivel mínimo de cooperación, tan necesario para la vida en sociedad. Sin embargo, algunas veces no es la mejor e incluso puede perderse en el momento clave de la toma de decisiones. Los procesos que acompañan la toma de decisiones forman parte de la teoría de juegos (desarrollada por Von Neumann y Morgenstern en 1944) y de la teoría de la elección racional, que distingue dos tipos de situaciones a la que los sujetos se enfrentan: las situaciones paramétricas y las situaciones estratégicas. En las primeras, el sujeto tomará sus decisiones en base al conocimiento previo y probabilidades de acaecimiento de todos los eventos que pueden influir en su decisión, por lo cual sus decisiones se hacen en un entorno de certidumbre. Por el contrario, en las situaciones estratégicas los agentes asumen un alto grado de riesgo e incertidumbre en sus decisiones, porque no pueden anticipar las acciones de los otros individuos ni el resultado final de cada una de sus decisiones una vez realizadas (Sánchez-Cuenca, 2004). 28 La interacción estratégica, por lo tanto, es consecuencia de las acciones de varios agentes y depende de las expectativas de cada uno de ellos en relación a lo que los otros vayan a hacer, de tal forma que cada agente crea un escenario posible que le permita indagar cómo su jugada presente afectará las acciones futuras de los otros, así como también las suyas propias. Esto es lo que ocurre durante las negociaciones colectivas y en ese entorno los sindicatos y las organizaciones empresariales actúan racionalmente (en términos de lo expuesto precedentemente), cuando al elegir entre las alternativas disponibles lo hacen en función de su orden de preferencias, con el objetivo de alcanzar lo mejor. Esa decisión o elección está caracterizada por los siguientes elementos: un conjunto de estados del mundo (eventos), exhaustivos y exclusivos (S), un conjunto de acciones (A), un conjunto de consecuencias -habiendo una consecuencia para cada par de acciones y estados del mundo (A x S)- y una ordenación de preferencias sobre las consecuencias (P). A partir del orden de preferencias que se establezca, el agente hará su elección maximizando su función de utilidad, que no es otra cosa que el bienestar que espera obtener como resultado de una determinada acción y no de otra. El valor numérico máximo de prelación que le asigne a dicha función expresará la opción más preferida (Sánchez - Cuenca, 2004). Como el agente está actuando en un ambiente de incertidumbre acerca de la probabilidad de que acaezcan determinadas situaciones o hechos (los estados del mundo de Savage), le asaltarán dudas sobre cuales serán las consecuencias de sus acciones, por lo que además de sus preferencias tendrá que considerar y valorar sus presunciones respecto a las probabilidades de que suceda un estado del mundo u otro (SánchezCuenca, 2004). La idea de la utilidad esperada de una acción se puede representar como la sumatoria de todas las probabilidades: UE (A) = Σp(S) U [C(S, A)], Σp =1 Donde: A = acción; UE(A) = utilidad esperada de una acción; p = probabilidad de que suceda el estado del mundo; C(S, A) = consecuencia C de llevar a cabo la acción A dado el estado del mundo S. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 29. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO En las negociaciones entre sindicatos y empresarios se tratan, entre otras, las condiciones de trabajo, seguridad laboral, etc., y también los planes de previsión complementaria de jubilación. Todas estas cuestiones pueden expresarse en términos del valor que cada parte le asigne, así como en una cuantía monetaria, fruto de las preferencias y utilidades esperadas por cada uno de los agentes que participan, en la que también influyen otros dos factores que han de tenerse en cuenta: el riesgo y el transcurrir del tiempo (Sánchez - Cuenca, 2004). La actitud de los agentes hacia el riesgo, la propensión o aversión este, se expresa en la intensidad de las preferencias del agente, en términos del riesgo que estuviera dispuesto a asumir para alcanzar el mejor resultado, entre la mejor y peor consecuencia. Por otro lado, las preferencias temporales de los actores de las negociaciones están relacionadas con su factor de descuento, que es el valor monetario presente de un valor monetario obtenido mañana. El factor de descuento mide la paciencia relativa del agente respecto del intercambio entre renta presente y renta futura. Cuanto mayor sea el factor de descuento2 o mayor paciencia, más valorará los pagos futuros respecto de los presentes, aunque en la mayoría de los casos, los agentes prefieren sustituir renta futura por renta presente. El factor de descuento se representa como: δ = 1 / 1+ r en que δ= 1 Donde δ es el factor descuento y r es el interés o tasa de descuento. En la negociación colectiva se combinan aspectos de cooperación y conflicto, donde los agentes se enfrentan a decisiones que comprometen el plano de lo colectivo y lo individual, entre aquello que es bueno para todos y lo que es bueno para cada uno. En general, prevalece el interés de alcanzar un acuerdo a pesar de la existencia de intereses contrapuestos sobre los términos del reparto, incluso cuando el resultado logrado sea ineficiente porque el acuerdo se haya alcanzado con retraso costoso o finalmente no se produzca. Cuando no existe ninguna tensión entre lo colectivo y lo individual, el mejor resultado se produce con la cooperación mutua. Desde un punto de vista socio-jurídico, los aportes de la teoría microeconómica se reflejan en un modelo de relaciones laborales que tiene como eje la negociación colectiva, en el cual el derecho de información, consulta y/o participación de los representantes de los trabajadores en las decisiones con relevancia sociolaboral de las empresas es uno de los pilares fundamentales. La trascendencia de los procesos de negociación implica que los protagonistas del sistema de relaciones laborales ejerciten un mutuo reconocimiento, a fin de alcanzar mínimos de acuerdo que les permitan fijar el carácter y el valor de las obligaciones a contraer, junto con la posibilidad de establecer el nivel de protección complementaria que deseen otorgarse, incorporando cláusulas relativas a ella a través del procedimiento establecido para la negociación de convenios colectivos (Fernández López, Ma., 2005). 2 El factor de descuento δ varía entre 0 y 1. Si la tasa de descuento aumenta, el factor de descuento disminuye y estará en valores más cercanos al 0, lo que significa que el agente descuenta mucho el futuro, es impaciente y su incertidumbre final es muy alta. Al contrario, cuando la tasa de descuento cae, aumenta el factor de descuento y tiende al valor 1, lo que significa mayor paciencia. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 29
  • 30. Lorna García Barneche 3. ACUERDOS POR MEJORAS VOLUNTARIAS Cuando a nivel de empresa se alcanza un acuerdo para mejorar la acción protectora del sistema público, este se denomina con la expresión legal mejoras voluntarias, que se definen como aquellas obligaciones legales o contractuales de la empresa con sus trabajadores, derivadas de la propia voluntad del empresario o fruto del contrato de trabajo o de la negociación colectiva, que tengan por objeto mejorar la protección otorgada por el Sistema (público) de Seguridad Social (Aguilera et al, 2005). En la previsión social complementaria, el ámbito subjetivo -sujetos protegidos- y el ámbito objetivo contingencias protegidas- coinciden con los establecidos para el régimen público y obligatorio de Seguridad Social y su función es la de mejorar la acción protectora mínima o básica pública. Las prestaciones complementarias son voluntarias y asumidas libremente por los sujetos para lograr el nivel de protección que deseen otorgarse a sí mismos (Aguilera et al, 2005). En ellas confluyen las regulaciones de los diversos instrumentos de previsión complementaria, del contrato de trabajo y el derecho de la Seguridad Social. Las notas que caracterizan y definen las mejoras voluntarias son la complementariedad y la voluntariedad. Por ello, su otorgamiento no tiene, en general, por causa jurídica, la prestación de servicios, que es título identificativo del salario (Fernández Prol, 2005), sino que persigue, al igual que las prestaciones de la Seguridad Social, la cobertura de una necesidad. 30 Sin embargo, la polémica respecto del carácter salarial (identificándolas como salario diferido) o extrasalarial de las aportaciones a los planes de previsión de pensiones que realizan los empresarios a favor de sus trabajadores, plantea, por un lado, que dichas aportaciones derivan en un beneficio particular para cada trabajador-beneficiario, que es susceptible de valoración económica y significa una mayor protección frente a determinadas contingencias. Incluso las aportaciones son imputables individualmente y es posible materializar el objeto cedido por el empresario al trabajador con ocasión del pago de las aportaciones al sistema de previsión escogido, lo que supone la obtención de un bien por parte del empleado, por lo que la calificación como salario en especie no carecería de sentido. Pero, por otro lado, la finalidad asistencial perseguida aconseja su calificación como extrasalarial. Es así que los Tribunales del Estado español niegan el carácter salarial de las aportaciones empresariales a los planes de previsión y optan por considerarlas mejoras voluntarias, fundamentado en el hecho de que las dotaciones empresariales solo revierten al trabajador de modo indirecto y previa realización de circunstancias específicas (Fernández Prol, 2005). La desconexión de esos beneficios respecto de los servicios prestados evidencia la ruptura con el principio de causalidad a que toda remuneración debe obedecer. Estos beneficios coexisten con lo que podrían interpretarse como nuevas formas retributivas encaminadas a fortalecer la vinculación de los trabajadores con la empresa 3 (Martín Jiménez, 2002). Por lo tanto, las mejoras voluntarias de compromisos por pensiones pueden derivar tanto de un contrato de trabajo como del convenio colectivo, mediante una mejora directa de prestaciones, a iniciativa del empresario que asume a su exclusivo cargo la financiación, o también con aportaciones económicas a cargo de los trabajadores. Estas mejoras voluntarias por compromisos de pensiones deben ser externalizadas de la empresa, a través de los instrumentos privados previstos en el ordenamiento jurídico español: Planes y Fondos de pensiones, Mutualidades de previsión social, Pólizas de Seguros y Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV) en el País Vasco. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 31. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO 4. NEGOCIACIÓN EN MATERIA PREVISIONAL EN EL ESTADO ESPAÑOL En el Estado español se pueden identificar varias fuentes de promoción de la previsión social complementaria por vía del acuerdo colectivo. Una de las primeras fue la Ley 8/1987 del 8 de junio, de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones, que aludía tangencialmente a la negociación colectiva como fuente de la obligación empresarial de constituir un Plan de pensiones para sus trabajadores. Sin embargo, la preocupación de los agentes sociales al respecto se plasmó en 1995 con el Pacto de Toledo (aprobado por el Congreso de Diputados del Estado español el 6 de abril de 1995), en el que se abogaba por potenciar los sistemas complementarios de la Seguridad Social en el marco de la negociación colectiva. En las recomendaciones se instaba a abordar la ordenación de la previsión social complementaria, potenciándola como elemento de consolidación del modelo de protección social contenido en el artículo 41 de la Constitución del Estado español y proponía mejorar los incentivos fiscales dirigidos a la promoción de estos sistemas, teniendo en cuenta que estos mecanismos constituyen una fuente de ahorro a largo plazo. Como consecuencia de ello, la Subcomisión Parlamentaria de Estudio de los Sistemas Privados de Previsión Social (con actividad entre los años 1996 y 1997) entendió que los sistemas de previsión social complementaria tenían que tener un fin social, con un conjunto de coberturas adecuado y financiados en base al ahorro derivado del trabajo con un carácter de ahorro finalista. Por su fin social tendrían que tener un tratamiento preferente en el marco normativo, con una discriminación fiscal positiva que establezca límites a las aportaciones y a las deducciones. Los convenios colectivos recogerían los compromisos de aportaciones a la previsión social complementaria para que surtiera efectos socialmente válidos (Gobierno Vasco, 2006). Años más tarde, en la Declaración Conjunta de Comisiones Obrera (CCOO), Unión General de Trabajadores (UGT), CEOE y Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa (CEPYME), del 25 de octubre de 2000, los agentes sociales suscribieron dos declaraciones de interés. Una referida a la Previsión Social Complementaria, en la que se entendía que esta debía ser objeto de tratamiento en el marco del diálogo social, y la otra en la que se manifestaba que los planes de pensiones, especialmente los de promoción conjunta, eran un instrumento adecuado para el desarrollo de la previsión complementaria en el seno de las empresas, asumiendo la necesidad de mejorar el marco regulador de ese instrumento, en el entendido de que era el eje central de cualquier acuerdo posterior en esa materia. Al año siguiente, en el acuerdo del 9 de abril de 2001, se plasmó el criterio compartido de mejorar la interacción entre los planes de pensiones de empleo y la negociación colectiva (Bravo, 2003) , lo que se concretó con la Ley 24/2001 del 27 de diciembre, de Medidas fiscales, Administrativas y del Orden Social, más el RD Leg 1/2002 del 29 de noviembre, Texto Refundido de la Ley de Regulación de Planes y Fondos de Pensiones, con los que se terminó de instaurar un modelo favorecedor de la negociación colectiva (Monereo Pérez, 2004), para potenciar los planes del sistema empleo y permitir la incorporación directa de los trabajadores al plan de previsión sin necesidad de solicitud de adhesión individual previa. 3 A pesar de los conceptos jurídicos expuestos, los empresarios consideran las aportaciones a un plan de previsión como salario diferido, pues las incluyen como parte de las políticas salariales y de recursos humanos. También los sindicatos emplean el término salario diferido. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 31
  • 32. Lorna García Barneche La legislación por sí sola no garantiza la generalización del acceso a la previsión social complementaria por la vía de la negociación colectiva si no hay una activa participación de los agentes sociales. En el año 2003, la Comisión no permanente del Congreso de los Diputados del Estado español defendía el criterio de facilitar la extensión e incorporación en planes de pensiones de empleo al mayor número de trabajadores, para permitir una amplia cobertura de los sistemas de previsión complementarios sobre el conjunto de la población activa, incluyendo en ellos al sector público. Una vez más, la negociación colectiva es la vía estratégica de extensión de la previsión empresarial, de manera compatible con las circunstancias particulares de cada empresa, teniendo en cuenta las características del tejido empresarial, compuesto en gran medida por pequeñas y medianas empresas y empresarios individuales (Monereo Pérez, 2004). La Comisión instaba a profundizar las políticas que permitieran avanzar hacia un sistema complementario de asistencia y prestaciones de carácter voluntario y financiado totalmente por aportaciones privadas independientes y no sustitutivas de las contribuciones obligatorias al sistema público de Seguridad Social. Complementariamente, la Declaración de 2004 del Diálogo Social entre el Gobierno del Estado español y los Representantes Sociales reconoce la conveniencia de desarrollar un sistema complementario de protección social como instrumento de prevención y ahorro a largo plazo. De esta forma, los sistemas complementarios de protección social del sistema empleo son instrumentos laborales de protección social en coordinación con las relaciones laborales y la negociación colectiva, lo cual otorgaría libertad y autonomía a los trabajadores y empresarios para pactar acuerdos que se adapten a sus necesidades con flexibilidad. 32 5. REGULACIÓN DE LA NEGOCIACIÓN DE PREVISIÓN SOCIAL COMPLEMENTARIA EN EL PAÍS VASCO En consonancia con lo anterior, las reglas a seguir en la negociación son las que se establecen a través del Estatuto de Autonomía de la Comunidad Autónoma de País Vasco, que dispone que le corresponde a la Comunidad Autónoma “la ejecución de la legislación del Estado en materia de legislación laboral, asumiendo las facultades y competencias que en este terreno ostenta el estado respecto de las relaciones laborales” (art. 12). Por lo tanto, la norma a la que se hace referencia es el Estatuto de los Trabajadores (ET) que contiene el modelo legal de negociación colectiva del estado español, siendo de aplicación en País Vasco. Según la disposición legal contenida en el ET, los sujetos negociadores (los agentes o actores de las relaciones laborales) son los representantes de los trabajadores y de los empresarios que se ceñirán al procedimiento general establecido por el ET para la negociación de los convenios colectivos. Para negociar convenios colectivos de eficacia general tienen que confluir en los sujetos negociadores dos atributos: la capacidad negociadora y la legitimación convencional. Durante el proceso negociador, los agentes tienen que ostentar un determinado grado de representatividad, tanto de los trabajadores como de los empresarios que integran la correspondiente unidad de negociación, con la finalidad de que los acuerdos alcanzados sean erga omnes, es decir, vinculen a todos los trabajadores y empresarios comprendidos en el ámbito de aplicación del convenio e incluso a aquellos que no participaron directamente en las negociaciones que dieron lugar a la aprobación del acuerdo. En las negociaciones de convenios colectivos de empresa es el empleador o su representante el legitimado para hacerlo, mientras que la representación de los trabajadores la puede ejercer el comité de empresa, los delegados del personal o las representaciones sindicales, si las hubiere. La legitimación para negociar convenios colectivos estatutarios supra empresariales la tienen, en forma exclusiva, los sindicatos de trabajadores y las asociaciones empresariales. El Estatuto de los Trabajadores establece tres tipos de legitimación que han de cumplir los agentes negociadores: la legitimación inicial, que FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 33. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO habilita para negociar, la legitimación plena o ampliada, que capacita para constituir la comisión negociadora, y la legitimación decisoria, que es exigida para dar validez a los acuerdos. Los contenidos de la negociación colectiva están establecidos en el art. 85.1 del Estatuto de los Trabajadores, que permite de forma amplia que los acuerdos abarquen “materias de índole económica, laboral, sindical y, en general, cuantas otras afecten a las condiciones de empleo y al ámbito de relaciones de los trabajadores y sus organizaciones representativas con el empresario y las asociaciones empresariales”. Esto permite que dentro de las materias de posible contratación colectiva se hallen las de las mejoras complementarias de las prestaciones de la Seguridad Social (Biurrun, G., 2003). También el artículo 39.2 de la Ley General de Seguridad Social del Estado español abre la posibilidad de negociación colectiva cuando “establezca mejoras voluntarias”. La inclusión de la previsión social complementaria como parte del objeto del convenio colectivo hace que los acuerdos sobre esa materia sean parte de una fuente normativa que es vinculante para las partes. Las políticas de moderación salarial de las empresas hacen que los sindicatos reclamen otro tipo de contrapartidas y, a su vez, los empresarios utilicen esa oferta de mejoras de la Seguridad Social como un mecanismo que mitigue las peticiones en otros aspectos de las relaciones laborales, beneficiándose de las exenciones fiscales sobre las aportaciones realizadas a instrumentos de previsión social complementaria (Fernández J. & Fernández, R., 2005). Así la negociación colectiva refleja los acuerdos en los que las mejoras voluntarias se canalizan a través de diferentes vías: los empresarios asumen determinados compromisos de mejoras en materia de previsión social complementaria, con o sin aporte de parte de los trabajadores; se constituyen planes de empleo conforme a la legislación estatal española en materia de Planes y Fondos de pensiones; se constituyen planes de previsión del sistema empleo, conforme a la legislación de la Comunidad Autónoma del País Vasco, y se crean o se adhiere a Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV). Ilustración 1 Fuente: Elaboración Propia. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 33
  • 34. Lorna García Barneche 6. COMPROMISOS POR PENSIONES DE JUBILACIÓN PACTADOS EN LOS CONVENIOS COLECTIVOS DEL PAÍS VASCO Para medir el alcance de las preferencias de los agentes en materia de complementos de jubilación y el grado de penetración de las mejoras voluntarias pactadas en la negociación colectiva se procedió a analizar los convenios colectivos estatutarios vigentes4. El total de convenios colectivos con aplicación en la Comunidad Autónoma del País Vasco (tabla 1) son 965, de los cuales el 77% corresponden al ámbito funcional de empresa y un 23% al de sector. Lo pactado en esos acuerdos afecta a 569.889 trabajadores, lo cual representa el 59% de la población ocupada del País Vasco. Tabla 1. Convenios colectivos vigentes aplicables a la CAPV Empresa Conv. Sector Trab. Conv. Total Trab. Conv. Trab. Araba 22.969 20 43.022 178 65.991 Bizkaia 258 34.960 49 185.773 307 220.733 Gipuzkoa 90 12.577 44 128.893 134 141.470 Interterritorial 25 7.005 8 24.116 33 31.121 Total CAPV 531 77.511 121 381.804 652 459.315 Estatal 34 158 214 32.605 99 77.969 313 110.574 Total 745 110.116 220 459.773 965 569.889 Fuente: Consejo de Relaciones Laborales5 del País Vasco. Del total de convenios estatutarios aplicables en el país, el 20% (192 acuerdos) incluye, dentro de su contenido, cláusulas referidas a la exteriorización de los compromisos por pensiones y un 12% (117 acuerdos), si se consideran solamente los registrados y vigentes para los tres territorios históricos (excluidos los de ámbito estatal), como se observa en la tabla 2, que presenta los convenios colectivos vigentes en cuyos textos se han detectado cláusulas referidas a complementos de jubilación. De ese 20% de convenios vigentes con incidencia en CAPV que tienen cláusulas sobre jubilación complementaria, el 88% (170 convenios) corresponden al ámbito funcional de empresa y un 12% (23 acuerdos), al de sector (tabla 2). En el ámbito funcional de sector están incluidos el 71% de los trabajadores que tienen pactada seguridad social complementaria, dentro de los cuales destacan los trabajadores de Gipuzkoa, territorio que aglutina al 86% de ellos (88.508). El número más alto de trabajadores afectados por convenios de empresa se constata en el ámbito estatal con incidencia en CAPV con 14.784 personas, seguido por Bizkaia y Araba. 4 Convenios estatutarios negociados y registrados más los que fueron negociados en años anteriores y tienen vigencia plurianual, más todos aquellos en los que opera la ultra-actividad que les confiere la norma o tienen acordadas cláusulas de prórroga. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 35. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO Tabla 2. Convenios colectivos vigentes con cláusulas complementos jubilación Empresa Conv. Sector Trab. Conv. Total Trab. Conv. Trab. Araba 23 8.907 0 0 23 8.907 Bizkaia 39 8.942 1 1.010 40 9.952 Gipuzkoa 27 5.603 16 88.508 43 94.111 Interterritorial 10 3.074 1 1.500 11 4.574 CAPV 100 26.526 18 91.018 117 117.574 Estatal 70 14.784 5 11.986 75 26.770 170 41.310 23 103.004 192 144.314 Total Fuente: Elaboración propia. Considerando únicamente los 117 convenios para los territorios vascos (tabla 2) que tienen cláusulas referidas a complementos jubilatorios (12% del total de convenios estatutarios), el 85% (100 convenios) son pactos alcanzados a nivel de empresa que afectan a 26.526 trabajadores, de los que Araba y Bizkaia aportan cada una el 33% y Gipuzkoa, el 21%. Los convenios de ámbito sectorial significan el 15% y de los 18 pactos registrados, 16 corresponden al territorio gipuzkoano con el 97% de los trabajadores afectados (88.508). Las observaciones muestran que en la estructura de la negociación colectiva predomina, a nivel general, la negociación a nivel empresa, lo cual indica que es en ese nivel funcional donde los agentes de la negociación colectiva discuten y acuerdan las condiciones de la previsión social complementaria. De los 192 acuerdos con cláusulas referidas a complementos jubilatorios, un 11% de ellos tiene vigencia anual, mientras que los convenios con vigencia para dos y tres años de duración representa, cada uno, el 28%, seguido de los de cuatro años con el 26%. En la CAPV, en el ámbito funcional de empresa, el 30% de los acuerdos tienen pactada una duración de dos años, los de tres años, el 26% y para cuatro años, un 22%. A nivel sectorial, el 50% de los convenios tienen una duración de dos años y el 39%, de tres años. Incluyendo los convenios de ámbito estatal con incidencia en CAPV, los valores son bastante próximos: en los convenios de empresa, 32% los de dos años, los de tres y cuatro años, cada uno un 28%, mientras que a nivel de sector los de duración bianual representan el 44%, un 30% los de tres años y un 17% los de cuatro años de vigencia. 5 El Consejo de Relaciones Laborales del País Vasco es la institución que tiene como objetivo fomentar la negociación colectiva e impulsar una adecuada estructura de los convenios de ámbito territorial de la CAPV, así como promover la mediación y el arbitraje en los conflictos de trabajo y desarrollar cauces de encuentro y diálogo permanente entre empresarios y sindicatos. Es también un órgano consultivo del Gobierno y Parlamento Vasco en materia socio-laboral. Fue creado por Ley 9/981. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 35
  • 36. Lorna García Barneche Ilustración 2 Fuente: Elaboración Propia. 36 El análisis del texto de los convenios colectivos estatutarios revela la variedad de denominaciones con las que se identifican las cláusulas referidas a complementos de jubilación (ver tabla 4). La incorporación de dichas cláusulas no sigue un criterio común adoptado por los agentes sociales legitimados en la negociación colectiva, en relación al título dado esta ni a la posición de ubicación dentro del articulado del convenio. Un primer grupo de denominaciones son las que se alinean con el concepto de previsión social complementaria. En ese grupo, los títulos asignados a las cláusulas tienen una referencia clara al contenido: pensiones complementarias, sistema complementario de pensiones, aportación al sistema complementario de pensiones o referencias directas a las EPSV o Planes de Pensiones a los que están adheridos. Por otro lado, están las denominaciones caracterizadas por su vinculación a conceptos que pertenecen al ámbito de la administración de recursos humanos y que procuran el bienestar del empleado dentro de la organización, como por ejemplo la atención del empleado, atenciones sociales, beneficios socio asistenciales, etc., aunque con esa denominación luego se trate la previsión social complementaria. Un tercer grupo está formado por aquellas denominaciones que refieren a disposiciones de carácter general, adicional o final y anexos de los convenios analizados, las que, en principio, no sugieren, por sí mismas, el tema de previsión social complementaria. Estas se localizan siempre al final de los textos de los convenios colectivos analizados. En algún caso, la cláusula deja constancia de decisiones acordadas, como la de pactar específicamente en materia de complementos de pensiones o de adherir en dicha materia a lo regulado en otro convenio colectivo sectorial que les alcanza. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 37. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO Tabla 4. Diferentes denominaciones de las cláusulas complementos de jubilación Grupo I Sistema complementario de pensiones EPSV Plan de pensiones Prestaciones complementarias de la Seguridad Social Sistema complementario de pensiones y otras mejoras asistenciales Plan de pensiones del sistema empleo Grupo II Complementos Atenciones sociales Fondo de mejoras sociales Beneficios sociales Programa de acción social y atención al empleado Beneficios extrasalariales Beneficios socio asistenciales Ventajas sociales Grupo III Legislación complementaria EPSV Disposiciones generales Disposiciones finales Disposiciones adicionalesaportaciones Anexo del convenio. Acuerdo económico Pacto acordado por la empresa Adhesión al convenio colectivo xx Prestaciones sociales complementarias Aportaciones EPSV Fuente: Elaboración propia en base al texto de los convenios. En cuanto a la extensión de las disposiciones y su contenido, la situación es variada, desde una simple mención al compromiso adquirido hasta un desarrollo pormenorizado del funcionamiento del plan de previsión o plan de pensiones según corresponda (un reglamento), acordado por las partes negociadoras. En el 98% de los casos analizados el contenido refiere a situaciones preexistentes en materia de compromisos por pensiones. El restante 2% recoge la voluntad de las partes para la creación de un plan de previsión o plan de pensiones (para el ámbito estatal con incidencia en CAPV). La cuestión principal contenida en las cláusulas sobre complementos de jubilación es la regulación de las aportaciones a los sistemas de previsión complementarios, en los que las partes acuerdan los montos o porcentajes que destinarán en forma anual o mensual para su financiación y cuyo plazo de duración es el mismo de vigencia del convenio. Estas aportaciones afectan únicamente a los trabajadores con contrato indefinido, reservando un período de carencia de uno a dos años para aquellos que no reúnen esa condición. En el análisis realizado se ha observado que se establecen diferentes formas en cuanto a las aportaciones. Por un lado, aportaciones que están a cargo únicamente de los empresarios, aunque a veces dejan abierta la posibilidad de que se complementen las aportaciones empresariales con aportes voluntarios por parte de los trabajadores. En otros casos se establecen aportaciones de empresarios y trabajadores, que pueden tener una cuantía común para cada una de las partes o establecer porcentajes o cantidades diferenciadas para cada una de ellas, fijándose un porcentaje mayor para la parte empresarial. Como base de la aportación, es normal que los agentes negociadores hayan definido un porcentaje que se aplica sobre las remuneraciones, que para la empresa varía entre el 0,5% y el 6% (es el caso de una entidad financiera) aplicado sobre los salarios a pagar y entre un 0,5% al 4% sobre los sueldos devengados por los trabajadores, aunque las cifras más frecuentes están en el rango de 1 a 2%, mientras que guarismos superiores al 3% se detectan en pocos casos. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 37
  • 38. Lorna García Barneche 7. CONCLUSIONES Los resultados obtenidos con la presente investigación muestran que una porción considerable de la población activa del País Vasco ha sido capaz de arbitrar de manera eficiente sus preferencias respecto de la renta, permutando las ganancias presentes por una renta futura. Esto se ha concretado a través de la interacción estratégica de los agentes negociadores. Los sindicatos obtienen en la negociación colectiva la incorporación de cláusulas de rubros extrasalariales que transfieren la percepción de ingresos salariales presentes hacia el final de la vida laboral, lo que representa un alto factor de descuento, ya que manifiesta una significativa valoración de pagos futuros. De esta forma, procuran complementar las pensiones de jubilación que se generarán del sistema público con las rentas provenientes de la acumulación de sus ahorros voluntarios, canalizados en los planes previsionales de las Entidades de Previsión Social Voluntaria (EPSV). Por su lado, las asociaciones de empresarios incorporan en sus estrategias empresariales formas de remuneraciones diferidas como parte de sus políticas de gestión de recursos humanos, que plasman en acuerdos de largo plazo, a la vez que se benefician de exenciones impositivas. Hay que señalar que los convenios colectivos vigentes que introducen las mejoras voluntarias de seguridad social abarcan un segmento de la población activa del País Vasco, por lo cual se estima una moderada propensión al riesgo de los trabajadores al momento de considerar aspectos futuros de su jubilación. 38 En el País Vasco existe un adecuado marco normativo en materia de relaciones laborales que es la expresión jurídica para la inclusión de las mejoras de jubilación como parte del objeto del convenio colectivo, lo que hace que los acuerdos sobre ese asunto sean parte de una fuente normativa que es vinculante para las partes. ÍNDICE DE FUENTES SEGUNDARIAS Bibliografía Aguilera et al (2005): Protección social complementaria. España: Ed. Tecnos. Bravo Fernández., C. (2003): “Modelo de desarrollo de la previsión social complementaria en España”. En: Cuadernos de Derecho Judicial XIV, Madrid: Ed. Consejo General del Poder Judicial. Biurrun Mancisidor, G. (2003): Pensión de jubilación y negociación colectiva. Revista de Relaciones Laborales No. Especial, Bilbao: Ed. Universidad del País Vasco. Estatuto de los trabajadores: Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo Fernández Domínguez, J. & Fernández, R. (2005): “El creciente espacio de la Seguridad Social complementaria”. En: Rev. Técnico Laboral, Vol.27, No. 104. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 39. MEJORAS DE JUBILACIÓN EN LA NEGOCIACIÓN COLECTIVA: EL CASO DEL PAÍS VASCO Fernández López, Ma. F. (2005) : Mercado de Trabajo y Relaciones Laborales. Gaceta sindical. Reflexión y Debate. Ed. Confederación sindical de comisiones obreras. Fernández Prol, Fca. (2005): El salario en especie. Ed. Tirant Lo Blanch, Valencia. Gobierno Vasco (2006): Diagnóstico y Plan de Previsión Social complementaria en Euskadi. Departamento de Justicia, Empleo y Seguridad Social. Kaiero Uria, A. (2004): Organizaciones sindicales y empresariales, negociación colectiva y marco vasco de relaciones laborales. Bilbao: Ed. Fundación Manu Robels-Arangiz Institua. Martín Jiménez (2002): El salario en especie. Pamplona: Ed. Aranzadi SA. Monereo Pérez, J. & Fernández Bernat, J. (2004): Las especificaciones de los Planes de pensiones del sistema de empleo. Un estudio técnico de la experiencia negociadora. Ed. Comares, SL., España. Sánchez-Cuenca, I. (2004): “Teoría de juegos”. En: Cuadernos Metodológicos No. 34, Madrid: CIS. 39 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 40. 40 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 41. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? Florencia Zuasnabar * florencia@zuasnabar.com RESUMEN Uruguay se encuentra en un proceso de apertura al mundo, a nuevos mercados y potenciales inversores interesados en volver redituable la riqueza que reside en estas tierras. En medio de este panorama y de la tendencia mundial de regresar a las raíces naturales, tiene lugar el traslado de un cierto tipo de habitantes del norte hacia el sur. Hace ya diez años que europeos y norteamericanos desembarcan en nuestras tierras con tiempo de estadía indefinido. Vienen buscando lo que sus sociedades ya no tienen, se sorprenden y disfrutan de detalles de nuestro país que nosotros apenas notamos. Tienen la mirada entrenada para descubrir potencial y desarrollarlo, vienen con nuevas ideas y aires de cambio. ABSTRACT Uruguay is opening up to new markets and potential investors interested in profiting from its resources. Encouraged by a promising economical background and a worldwide trend to go back to basics, new waves of northern citizens are arriving in Uruguay. For the past 10 years, Europeans and North Americans are coming to our land without return tickets. They are looking for something they feel missing in their homelands, become surprised by small details Uruguayans are barely aware of. These particular immigrants have trained eyes to discover potential businesses and set them up. They come with a new perspective, a broader outlook on investing and living and bring about winds of change. 1. INTRODUCCIÓN Las historias de habitantes del norte, de las grandes urbes y sociedades desarrolladas que, teniéndolo todo, buscan refugio en las patrias del sur, han dejado de ser excepcionales. Este tipo de traslado resulta cada vez más frecuente, aunque no por eso menos extravagante. El incremento numérico del fenómeno y su consecuente mayor notoriedad indica que es momento de agudizar los sentidos para analizar lo que viene aconteciendo. * Licenciada en Com unicación Social por la Universidad Católica del Uruguay, Dámaso Antonio Larrañaga. Énfasis en Comunicación Organizacional. Memoria de Grado: “Uruguay al Mundo 1999-2009: un estudio sobre inmigrantes europeos y norteamericanos en Uruguay”. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 41
  • 42. Florencia Zuasnabar La tarea se vuelve más urgente aún al considerar que Uruguay forma parte de los países preferidos por estos extranjeros. Son europeos y norteamericanos que a fines de la década de los 90’ comenzaron a emigrar hacia el sur buscando un cambio de vida. El análisis de un fenómeno de este tipo implica un nuevo enfoque teórico, ya que la mayor parte de la literatura sobre migraciones está orientada al estudio de las causas económicas que impulsan a personas desfavorecidas, habitantes de países en desarrollo, a trasladarse hacia países del primer mundo, que tienen gran demanda de mano de obra barata y poco calificada. Sin embargo, estos extranjeros no padecen necesidades económicas, incluso gozan de un buen pasar, ni tampoco vienen huyendo de conflictos bélicos o persecuciones ideológicas. Para dar una perspectiva clara y acertada sobre el asunto es necesario abarcar distintas ópticas: por un lado, la de los inmigrantes, para conocer su perfil y las motivaciones que los llevaron a embarcarse en un proyecto de este tipo; por otro, la del país de origen de esos migrantes, porque al concretarse la emigración hacia una sociedad en desarrollo se genera un conocimiento o reconocimiento del país receptor, que probablemente antes era escaso o simplemente inexistente. Finalmente, y como aspecto fundamental del estudio, este tipo de migración debe analizarse desde la perspectiva del país de acogida con el objetivo de conocer el impacto económico, social, cultural y comunicacional que genera la llegada de estos inmigrantes. 42 La información expuesta a continuación fue recabada en el marco de la realización de una Memoria de Grado. El diseño metodológico estuvo basado en un enfoque mixto, que supone la combinación de metodología cuantitativa con metodología cualitativa. El empleo de este enfoque enriqueció el estudio al incorporar propiedades de las dos grandes ramas mencionadas: análisis de datos estadísticos genéricos sumados a un análisis en profundidad de casos específicos. Dentro del enfoque cuantitativo se realizó un análisis de las fuentes secundarias estadísticas, entre las que se destacan: las estadísticas publicadas por la Dirección Nacional de Migración, las estadísticas sobre Inversión Extranjera Directa publicadas por el Banco Central del Uruguay (BCU), las estadísticas de Consulados de los países analizados y las estadísticas de la Encuesta Continua de Hogares del año 2008, publicada por el Instituto Nacional de Estadística. Dentro del enfoque cualitativo se utilizó la entrevista en profundidad y la observación participante, aplicadas a las personas que conforman el objeto de estudio de la investigación: europeos y norteamericanos radicados en Uruguay, en el período 1999-2009. Para el diseño muestral se utilizó la estrategia del muestreo teórico y, siguiendo este criterio, la muestra fue definida a través de la técnica denominada bola de nieve (Thompson, 1988). Como criterio técnico para corroborar que la muestra fuera significativa se utilizó el punto de saturación. Ambas técnicas cualitativas fueron aplicadas en el período de marzo a noviembre de 2010, durante el cual se entrevistó y observó el contexto de un total de 25 inmigrantes europeos y norteamericanos. 2. VIENEN BAJANDO El primer dato lógico y necesario para confirmar la relevancia del fenómeno en cuestión tiene que ver con el número de europeos y norteamericanos que han tramitado su residencia en Uruguay. Las estadísticas relativas al período 1999-2009 alientan a seguir profundizando en la investigación y brindan una fotografía del proceso de gestación de este fenómeno. En el gráfico 1.1 es posible visualizar la evolución tanto de los europeos como de los norteamericanos. En ambos casos, la tendencia (representada con línea punteada) es creciente con algunos picos, como el ocurrido en 2003 con los norteamericanos y en 2008 con los europeos. Solo entre los años FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 43. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? 2000 y 2002 se observa una caída en el número total de inmigrantes, explicada probablemente por la inestabilidad social y económica que vivió el país y la región durante esa época, pero que comienza a revertirse hacia el 2003, para mejorar definitivamente en los años siguientes. En lo que refiere a la totalidad del fenómeno inmigratorio, el año más destacado es el 2008, ya que todos los valores aumentaron considerablemente. El total de residencias concedidas aumentó un 196%, pasando de 1344 a 3981 inmigrantes que eligen Uruguay como país de residencia. Se disparó también la cantidad de europeos de 405 a 678, la de norteamericanos de 188 a 309 y hubo un aumento notable en algunas nacionalidades de ambos continentes. Los alemanes crecieron un 185%, los españoles, un 162%, pasando de 45 a 118. La cifra de canadienses y mexicanos se elevó considerablemente respecto a la tendencia que se venía registrando en años anteriores; los primeros aumentaron un 42%, mientras que los segundos lo hicieron en un 24%, valor que se mantuvo constante durante 2009. También en 2008 hubo un aumento de la cantidad de inmigrantes provenientes del resto de Europa, lo cual significa que a nuestro país llegan nuevos inmigrantes, que si bien forman parte del objeto de estudio aquí analizado, llaman aún más la atención porque no corresponden al grupo de los clásicos europeos, con los cuales ya compartimos una tradición migratoria en ambas direcciones. Este particular sector de inmigrantes ha venido creciendo en forma sostenida, hasta llegar a conformar, en 2007, el 18% del total de europeos que ese año se registró en nuestro país. Gráfico 1 Evolución de la inmigración de europeos y norteamericanos. Período 1999-2009. 43 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la Dirección Nacional de Migración. Con respecto a la relevancia de la inmigración norte-sur en Uruguay, las cifras de la Dirección Nacional de Migración comprueban que europeos y norteamericanos sumados conforman la segunda categoría a nivel regional (la primera es el Mercosur) de extranjeros que se radican en nuestro país. En 2007, por ejemplo, este grupo aportó el 44% del total, mientras que en años de menor impacto la cifra estuvo en torno al 30 y al 35%, valor que sigue siendo considerable si tenemos en cuenta el gran espacio que a menudo ocupan los países del Mercosur. El crecimiento que reflejan las estadísticas aquí presentadas ha sido tal que, de acuerdo con datos de la Dirección de Asuntos Consulares de la Cancillería del Uruguay, en 2009, y por primera vez en 44 años, el saldo migratorio fue positivo. Esto significa que Uruguay pasó de ser un país expulsor a uno receptor, tanto de uruguayos retornantes como de extranjeros de diferentes orígenes que lo eligen como país de residencia. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 44. Florencia Zuasnabar 3. CONSTRUYENDO UN PERFIL Las opiniones de los entrevistados brindan un panorama sobre ciertas similitudes propias del grupo de inmigrantes analizado. Así, por ejemplo, todos los europeos y norteamericanos entrevistados que hoy se encuentran radicados en Uruguay, cuentan con antecedentes migratorios por haber vivido antes en otros países, ya sea dentro de su propio continente o en otro, aunque declaran no tener vínculos con los inmigrantes que llegaron a nuestro país en el siglo XIX. Se trata, pues, de individuos que ya han experimentado el abandono de su país de origen y la consiguiente adaptación al país de destino escogido. Son también individuos predispuestos al traslado y en todos los casos lo han hecho buscando nuevas experiencias, ya sea laborales o simplemente personales, pero nunca vinculadas estrictamente con una necesidad económica. En su gran mayoría actúan movidos por un espíritu aventurero que se vislumbra en el hecho de estar dispuestos a abandonar el confort que proporciona un ambiente conocido para lanzarse a un rumbo desconocido que los lleva a países que, por lo general, como es el caso de Uruguay, son percibidos como más exóticos que los suyos. También suele destacar el elevado nivel de formación educativa que poseen, terciaria en la mayoría de los casos. 44 En cuanto a la estructura de edad, cuyas cifras fueron extraídas de la Encuesta Continua de Hogares (ECH) del año 2008, llama la atención el elevado porcentaje de menores a cinco años. Claramente, esta cifra indica que hay un gran número de personas que emigran hacia Uruguay en familia; afirmación que, además, es respaldada por el alto porcentaje de inmigrantes de 25 a 34 años (12%), siendo esta la franja etaria en edad reproductiva o con hijos aún menores. El grupo de edad que sigue en porcentaje a los menores a cinco años es el de los de 65 o más años, con el 18% del total, aspecto que confirma la relevancia de la migración gris dentro de este fenómeno. Las franjas etarias de menor presencia son la de 15 a 24 años, con un 8% del total, y la de 55 a 64 años, con 6% del total. La información contenida en la ECH 2008, que reúne 208 casos de europeos y norteamericanos radicados en nuestro país entre 1998 y 2008, también arrojó información respecto a la situación ocupacional de los inmigrantes. La primera afirmación posible es que los inactivos superan porcentualmente a los ocupados, con una diferencia de 34% a favor de los primeros. Asimismo, dentro de esta última categoría hay mayor cantidad de hombres que mujeres, posiblemente debido a que en general los hombres ya vienen con contratos de trabajo o proyectos de inversión previos. Y las mujeres, a quienes les cuesta conseguir trabajo en nuestro país, realizan, al menos durante los primeros años, los quehaceres del hogar o se encargan del cuidado de los hijos, ya que, además, su condición económica se los permite. En lo que respecta al índice de desocupados, éste alcanza solamente el 2% del total, repartido de forma igualitaria entre hombres y mujeres. Esta última cifra posiblemente esté asociada al caso de aquellas parejas más jóvenes, que con espíritu aventurero vienen a nuestro país en busca de una experiencia diferente y debido a la falta de oportunidades laborales terminan regresando a sus países de origen o emigrando hacia otros destinos. El desglose de cada una de las categorías de ocupación permite hacer un análisis más profundo y entender mejor el comportamiento del fenómeno. Así, dentro de la categoría de inactivos, el grupo más numeroso es el de los jubilados con un 36%, seguido por quienes realizan quehaceres del hogar, que registran un 21% del total. Con porcentajes menores figuran los estudiantes, los rentistas y los pensionistas. Dentro del segmento de los ocupados, la categoría mayoritaria es la de los asalariados privados, que representa el 43% del total y, teniendo en cuenta el perfil de este tipo de inmigrante, podemos llegar a pensar que se trata justamente de individuos, en su mayoría hombres, que trabajan en empresas multinacionales, ya sea que vienen con contratos previos o consiguen el trabajo desde FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 45. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? aquí. La segunda categoría es la de las personas con cuenta propia con local o inversión y también está compuesta mayormente por hombres. En definitiva, la tendencia indica que se trata de personas que se desempeñan como empleados en el ámbito privado o como inversionistas que llevan a cabo sus propios proyectos. De hecho, la categoría de patrón constituye el 13% del total de los ocupados. Además, categorías como asalariado público o miembro del hogar no remunerado presentan porcentajes bastante bajos dentro del total. Conocer las zonas del país que los inmigrantes eligen para vivir es otro de los datos útiles para la elaboración de su perfil. Aunque Uruguay es un país muy homogéneo, si se indaga en las características de cada departamento es posible estimar los intereses de estos extranjeros, en materia de servicios, actividad cultural, paisaje e incluso ritmo de vida. En el año 2009, el 66% del total de europeos y norteamericanos radicados en Uruguay se localizó en Montevideo (ver mapa 1). Canelones, por su parte, logró reunir al 10% del total de ese año, Maldonado un 12%, más un 2% de Punta del Este, y Colonia un 3%, al igual que Río Negro. Treinta y Tres fue el único departamento que permaneció en blanco. Mapa 1. Residencias concedidas por lugar de residencia según cantidad de inmigrantes. Año 2009. 45 Fuente: Elaboración propia a partir de los datos de la Dirección Nacional de Migración. La capital y las zonas aledañas, que han demostrado ser las preferidas, reúnen gran parte de los servicios del país y también de la oferta cultural, gastronómica y demás actividades ociosas. El interés por los servicios y por estar próximos a la ciudad con mayor actividad del país puede deberse a múltiples factores. Una primera afirmación sugiere que como muchos vienen en familia, necesitan estar próximos a los centros educativos, tanto primarios como secundarios y terciarios, por lo que probablemente prefieran quedarse en la zona de mayor oferta, sobre todo cuando entre ellos existe la posibilidad de escoger instituciones privadas para tal fin. Por otro lado, hay que considerar que muchos de estos extranjeros realizan negocios en Uruguay y la macrocefalia de Montevideo les exige estar próximos a la principal zona financiera del país. Otra ciudad que es vista como ventajosa en este sentido es Colonia, porque permite combinar perfectamente la tranquilidad y el contacto con la naturaleza con la proximidad a una de las ciudades más importantes de la región, como lo es Buenos Aires. Cabe destacar, entonces, que en la mayoría de los casos la paz y tranquilidad que buscan estos inmigrantes en nuestras tierras no debe entenderse como deseo de aislarse sino que, por el contrario, se trata de gente sumamente conectada con el mundo. Son ciudadanos del mundo y no reniegan de ello, simplemente están buscando aire más puro para respirar y un lugar más tranquilo donde vivir. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 46. Florencia Zuasnabar 4. EL MARCO DE LA NUEVA INMIGRACIÓN Construir un escenario causal para entender los motivos que llevan a un grupo determinado de personas a abandonar su país de origen y radicarse en otro es una de las principales tareas a la hora de aproximarse a un fenómeno migratorio. El reciente traslado norte-sur está asociado con diversos componentes coyunturales que conforman un caldo de cultivo favorable para la aparición de este suceso. Las incomodidades del norte como causa de expulsión, la tendencia global de regresar a lo natural como causa ecléctica y las condiciones de Uruguay que, por el contexto mundial, hoy son más valoradas, era todo lo que se necesitaba para que cierto grupo de personas, que comparten los rasgos ya mencionados, comenzaran un flujo inmigratorio que los haría trasladarse del norte al sur. - Las cotidianas incomodidades del norte 46 Más que conocida es la simple ecuación que dictamina: a mayor tamaño y desarrollo de una ciudad, más frenético será el ritmo de vida en ella. Nueva York es conocida como la ciudad que nunca duerme; París como el destino turístico más popular del mundo; Madrid es la tercera ciudad más poblada de la Unión Europea y Berlín, una de las ciudades más desarrolladas e innovadoras del mundo. Un día cualquiera en el seno de estas ciudades seguramente sea similar a un día en la vida de un uruguayo tipo: levantarse en la mañana para ir a trabajar y volver al final de la tarde a su casa para tener un tiempo de distensión antes de comenzar nuevamente con la rutina. La diferencia está en el ritmo con el que se hacen las cosas, en las horas de tránsito, en el nivel de bullicio que reina en la ciudad, en la sensación de seguridad, en la presión social, entre otros aspectos a los que, más tarde o más temprano, cualquiera termina acostumbrándose. El problema ocurre cuando estas cotidianidades comienzan a resultar incómodas. Los habitantes de estas grandes y desarrolladas ciudades empiezan a sentirse asfixiados, la altura de los edificios les impide ver el cielo de su propia ciudad, encontrar un lugar en el que la vista pueda perderse en el horizonte es cada vez más difícil, si no imposible y ni hablar del tiempo para las relaciones interpersonales. Por eso, cada vez son más los que buscan volver a las raíces sanas y naturales de la vida. Escapar del ritmo desenfrenado parece ser la consigna para la mayoría de los que integran este grupo de inmigrantes tan particular. La falta de espacio, el ritmo de vida frenético, el creciente desarrollo de los centros urbanos y las consecuencias que estos aspectos generan -dentro de las cuales la polución se alista como una de las principales- parecen ser condiciones muy difíciles de medir. Sin embargo, existen ciertos indicadores, proporcionados por el Banco Mundial, que permiten volver más tangible esta sensación, como por ejemplo la cantidad de automóviles por cada 1.000 personas, la densidad de población, el nivel de partículas suspendidas respirables y el PIB per cápita. Sólo para que el lector tenga un claro ejemplo de la interpretación de estos datos diremos que a través de una regla de tres simple es posible llegar a la siguiente conclusión: Alemania, que tiene un total de 623 autos por cada 1.000 habitantes, y una densidad de 230 habitantes por km², tiene aproximadamente 143 automóviles por km², mientras que, con el mismo razonamiento, obtenemos para Uruguay una cifra aproximada de 3 automóviles por km². Más allá de que la cifra para Uruguay es relativamente baja, el problema radica en lo elevada que la cifra es, fundamentalmente, para los países de Europa, que están atravesando una crisis de espacio cada vez más fuerte. La falta de espacio tiene consecuencias de todo tipo, aunque probablemente la más tangible sea el ritmo desenfrenado, esa sensación lógica de agobio de muchas personas viviendo e interactuando en espacios reducidos, compartiendo los mismos recursos, respirando el mismo aire. Otro de los grandes problemas que tiene hoy el norte -del cual el consumismo es su principal contribuyente- es la contaminación. Cuando un extranjero que llega a Uruguay dice estar asombrado FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 47. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? por la inmensidad y el color celeste del cielo no se trata de una mera ilusión óptica. Del Índice de Partículas Suspendidas Respirables, elaborado por el Banco Mundial, se extrae la conclusión de que Uruguay tiene 12 veces más partículas respirables por metro cúbico que Francia, por ejemplo, y la relación se mantiene muy similar con el resto de los países que figuran en la lista. Los datos se vuelven más alarmantes si mencionamos las cifras proporcionadas por este instituto acerca de las emisiones de CO2 de cada país. Estados Unidos (EEUU), por citar un claro referente del tema, emitió en 2006 19 toneladas métricas per cápita, mientras que Uruguay emitió 2,07, cifra que, sin lugar a duda, se refleja también en la cantidad de partículas respirables. El consumo excesivo y su poder para transformar la personalidad y el modo de vida es otra de las problemática que aqueja a los países del norte, especialmente a Estados Unidos. De acuerdo con un informe realizado por The World Watch Institute (Instituto de Observación Mundial) sobre la situación del consumo actual, “el 12 por ciento de la población mundial, que vive en América del Norte y Europa Occidental, representa el 60 por ciento del gasto de consumo privado del mundo” (The World Watch Institute, 2004). Esta situación, extendida durante años, ha generado un cúmulo de personas insatisfechas con el rumbo que han adquirido sus sociedades. Así es que se pueden descubrir testimonios como éste: “uno se pregunta a dónde va, ¿qué le muestro a mis hijos sobre la vida? ¿Qué les debo enseñar? ¿Que sigan en este sistema para ser los mejores alumnos de universidades exclusivas para luego trabajar para comprarse el Mercedes?” (Blanco, 2008:22). - De regreso a lo natural: una tendencia global Otro de los factores influyentes en la inmigración norte-sur está relacionado con la tendencia -que se impone a nivel global- de regresar a lo natural, impulsada por la situación comentada anteriormente. Se trata de un movimiento que se manifiesta en diferentes áreas, desde la salud, hasta la moda, pasando por el turismo, la gastronomía y el cuidado de los recursos naturales. Este cambio de mentalidad evidentemente está asociado a los graves problemas de contaminación ambiental que sufre el mundo entero y por eso sus primeros exponentes fueron los habitantes del norte, que, cansados del ritmo de vida acelerado y de la producción en serie que supone el consumo, iniciaron un regreso hacia las raíces naturales. Uno de los movimientos dentro de esta corriente es el denominado Slow Food (Comida Lenta) que nació en Italia de la mano de Carlo Petrini. El objetivo de este movimiento es “contrarrestar la fast food [comida rápida] y la fast life [vida rápida], impedir la desaparición de las tradiciones gastronómicas locales y combatir la falta de interés general por la nutrición, por los orígenes y los sabores” (Slow Food, 2010). El eco-turismo es otro de los movimientos inscriptos dentro de esta tendencia y ha crecido mucho en los últimos años. La agrupación denominada The International Ecotourism Society (Sociedad Internacional de Ecoturismo) lo define como un tipo de viaje responsable, hacia áreas naturales que protegen el medio ambiente y el bienestar de los habitantes locales (The International Ecoturism Society, 2010). Es precisamente lo opuesto al turismo invasivo y al turismo de masas que funciona en muchas zonas del mundo y pone en riesgo las condiciones naturales del lugar que se visita. Estos y muchos otros movimientos naturalistas, que no fueron mencionados aquí, vieron la luz por primera vez a principios de la década de 1990. Época en la que, evidentemente, los excesos del hombre llegaron a un punto crítico que motivó una reflexión al respecto. No es casualidad que aproximadamente diez años después comenzara a apreciarse el particular flujo de inmigrantes nortesur. Sin duda, es cada vez más la gente que escoge el contacto con lo natural como forma de vida y Uruguay Natural parece adaptarse muy bien a este concepto. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 47
  • 48. Florencia Zuasnabar - Las ventajas de Uruguay Uruguay reúne una serie de características que lo distinguen del resto de los países de la región y lo transforman en un país favorable para vivir. A continuación se describen algunos de los factores de atracción que impulsan a los inmigrantes a elegirlo como país de destino. Además de su naturalidad, sus grandes extensiones de tierra despoblada, el clima templado, el nivel educativo de sus habitantes y su ubicación estratégica en la región, Uruguay reúne otros atributos que lo hacen favorable a la hora de elegirlo como lugar para establecerse y que están vinculados con la excelente posición que el país ocupa en distintos índices mundiales. En el Índice de Percepción de Corrupción de 2009, realizado por la organización Transparency International (Transparencia Internacional) para medir el nivel de percepción de corrupción en el sector público de 180 países, Uruguay ocupó el puesto 25, con un puntaje de 6.7, siendo 10 el puntaje de excelencia. Junto a Chile, es percibido como el país con menos corrupción de toda Sudamérica. Brasil, compartiendo el lugar con Colombia, aparece recién en el puesto 75, con un puntaje de 3.7. La situación es aún más grave para Argentina, que se encuentra en el puesto 106, con apenas 2.9 de puntaje. Bastante más abajo están Bolivia, Ecuador y Paraguay. 48 El Índice de Paz Global (GPI, por sus siglas en inglés) es realizado anualmente por el Instituto para la Economía y la Paz y comprende 149 países. Algunos de los indicadores que se tienen en cuenta para elaborar este índice son: percepción de criminalidad en la sociedad, número de homicidios por cada 100.000 personas, nivel de delitos violentos, posibilidad de actos terroristas, grado de sofisticación militar, relaciones con los países vecinos y número de conflictos internos y externos luchados, entre otros tantos. En el año 2010, Uruguay ocupó la posición número 24 del ranking, siendo, nuevamente, el país mejor posicionado de Sudamérica, por encima de países como Francia, Reino Unido y Estados Unidos. Lo más destacable de la posición de Uruguay es que, junto con Chile en la posición número 28, se encuentra dentro de los 30 países considerados como muy pacíficos. Bastante más abajo en la lista se encuentran Argentina, en el puesto 71, Paraguay, en el puesto 77, Bolivia en el puesto 81, Brasil, en el puesto 83 y Venezuela, en el puesto 122, considerado de los países menos pacíficos. Otro índice que sitúa a Uruguay en muy buen nivel es el de Democracia, elaborado por The Economist Intelligence Unit (Unidad de Inteligencia de The Economist). Las categorías que se tienen en cuenta son: proceso electoral y pluralismo, funcionamiento del gobierno, participación política, cultura política y libertades civiles. Según los resultados del año 2006, Uruguay se encuentra en el puesto 27 del ranking y está dentro de la lista de países con democracia plena. Nuevamente, es el único país de Sudamérica en esa privilegiada posición. Lo sigue Chile, en el puesto número 30, pero ya dentro de la categoría de países con democracias defectuosas. En la misma categoría, pero en el puesto 42, se encuentra Brasil y en el puesto 54, Argentina. En el Índice de Desarrollo Humano del año 2007, Uruguay ocupa el puesto 50 de un total de 182 países y está clasificado dentro del grupo de países de alto desarrollo. En este caso lo anteceden Chile, que figura en el puesto 44, y Argentina, que se localiza en el 49. De todos modos, sigue estando dentro de las mejores posiciones de los países sudamericanos. 5. URUGUAY DESDE LA ÓPTICA DE UN INMIGRANTE La doble presencia del inmigrante, que es de allá pero también de aquí, hace que su visión del país presente ciertas particularidades. Es una mirada desde adentro, pero también es una mirada extranjera FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 49. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? que le permite mantener distancia y esgrimir juicios bastante más desprovistos de subjetivismo que los elaborados por las miradas locales. Las opiniones que se proporcionan a continuación son fruto del contacto directo con inmigrantes europeos y norteamericanos radicados en nuestro país. En el cuadro 1 aparecen ilustradas las palabras más mencionadas por los entrevistados cuando se les preguntó acerca de los tres principales atributos de la vida en Uruguay. El tamaño de la tipografía aplicada a cada palabra representa la cantidad de menciones que obtuvo el término y el criterio es: a mayor tamaño, mayor cantidad de menciones. Tranquilo fue el atributo más mencionado y reúne otras expresiones como pacífico y calmo, referidas todas al ritmo de vida sereno, tanto de la gente como de la oferta de actividades cotidianas. También está vinculado al tamaño del país, a escala humana, y a la escasa cantidad de habitantes, que hace que en las ciudades no haya tanto tránsito, tanto ruido ni tanta polución. El atributo que le sigue es natural, con un sentido literal y otro metafórico. Además de la cantidad de verde que se cuela por diferentes rincones de las ciudades y el cielo celeste y luminoso, visible desde cualquier lado, Uruguay es un país que aún se conserva bastante protegido de los excesos del consumismo y es también en ese sentido que los del norte lo consideran natural, ya que les permite conectarse con las raíces de las cosas, con valores que en sus países de origen ya han desaparecido, por ejemplo, la vida en familia. El término seguro, que aparece en tercer lugar, se refiere a la sensación de libertad que sienten los inmigrantes tanto cuando caminan por la calle como dentro de sus casas o al realizar diferentes actividades de la vida cotidiana. La mayoría de los entrevistados considera que Uruguay es mucho más seguro que otros países, aunque todos reconocen tener que acatar ciertas reglas básicas al momento de desempeñarse en sociedad. Así es que la gran mayoría, sobre todo los que viven en Montevideo, toma precauciones como tener rejas en su casa, trancar las puertas del auto o no caminar de noche por zonas peligrosas. Muchos comentaron que de un tiempo a esta parte han sentido un incremento de la inseguridad en lo que a delincuencia se refiere. Finalmente, la expresión seguro también incluye la sensación de estabilidad política. Los inmigrantes entrevistados se sienten seguros porque entienden que viven en un país pacífico en términos de conflictos políticos o sociales, tanto internos como internacionales, al que consideran muy diplomático. Cuadro 1 Atributos de la vida en Uruguay Fuente: Elaboración propia a partir de datos extraídos de las entrevistas en profundidad. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 49
  • 50. Florencia Zuasnabar El adjetivo europeo debe entenderse como similar a sus países de origen. El 100% de los entrevistados aseguró haberse integrado fácilmente a la sociedad uruguaya por ser ésta muy poco exótica para ellos. Uruguay es fácil fue la frase más repetida. Finalmente, y como no podía faltar en esta lista, los inmigrantes del norte valoran el buen clima de nuestro país. Por buen clima debe entenderse uno suave, con estaciones bien delimitadas, pero sin catástrofes de ningún tipo, que permite, durante todo el año, realizar actividades al aire libre. El cuadro 2, por su parte, indica las expresiones más mencionadas por los entrevistados cuando se indagó acerca de las desventajas de la vida en Uruguay. Sorprendentemente, la condición más mencionada tiene que ver con el costo de vida, que desde hace unos años viene aumentando notoriamente. Uruguay es caro o Uruguay se ha vuelto muy caro fueron las frases más escuchadas. Quienes más han sentido este incremento son los inmigrantes asalariados. Sin embargo, los jubilados también reconocen que el dinero ya nos les rinde como antes, pese a que la relación aún sigue siendo favorable. Las enormes dificultades administrativas que muchos de los inmigrantes han tenido que atravesar, ya sea para tramitar su residencia o para abrir una empresa en el país, se recuerdan con fastidio y los hace afirmar que Uruguay es un país un tanto desorganizado al que le falta recorrer un largo camino en el proceso de modernización. Cuadro 2 Desventajas de Uruguay 50 Fuente: Elaboración propia a partir de datos extraídos de las entrevistas en profundidad. La tercera desventaja más mencionada estuvo vinculada con el turismo y la falta de infraestructura de servicios. Muchos extranjeros se instalan en un lugar y desde allí comienzan a recorrer distintos puntos del país. El problema es que cuando van más allá de las zonas típicamente turísticas se encuentran con lugares muy atractivos pero que no cuentan con alojamiento, transporte o un lugar donde poder almorzar, y los lugares que sí disponen de algunos de estos servicios suelen ser demasiado improvisados y de baja calidad. La cuarta desventaja mencionada está estrechamente vinculada con la anterior, ya que sigue la línea de la falta de oferta para los momentos de ocio. Muchos entrevistados dijeron sentirse insatisfechos por la poca oferta cultural presente en sus lugares de residencia. Quienes viven en Punta del Este aseguran que la oferta desciende bruscamente al finalizar la temporada alta y quienes viven en FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 51. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? Montevideo reconocen la calidad de los espectáculos culturales nacionales, aunque les gustaría que la oferta fuera más diversa y frecuente. Un problema que está estrechamente vinculado a este es el de la escasa difusión con la que cuentan las actividades culturales en nuestro país, aspecto que implica que el consumidor deba ir en busca de la oferta, en lugar de que la oferta llegue directamente al consumidor. Finalmente, la última desventaja mencionada tiene que ver con la apariencia de las ciudades en lo que respecta a la limpieza y el cuidado de espacios públicos. Algunos entrevistados mencionaron lo descuidadas que están muchas fachadas de edificios o casas antiguas, otros la falta de higiene que transmiten los contenedores desbordados de basura y algunos simplemente hicieron referencia al aspecto un tanto descuidado de algunos espacios públicos. En lo que respecta a la calidad de vida y apuntando a medir el impacto de la experiencia uruguaya en este aspecto, lo primero que conviene decir es que el 100% de los entrevistados manifestó tener una mejor calidad de vida en nuestras tierras. Sin embargo, todos dividieron su respuesta en dos grandes módulos: por un lado colocaron lo relativo al ritmo y modo de vida y por otro, lo netamente económico. La calidad de vida se asocia con aspectos de la vida cotidiana, con posibilidades a las que no pueden acceder en sus países de origen o incluso con valores que creían desaparecidos y que aquí han reivindicado, como el contacto con la familia o el tiempo para uno mismo. El ritmo de vida más tranquilo, el menor grado de estrés y también la menor cantidad de tránsito cotidiano, les permite, entre otras cosas, disminuir considerablemente el tiempo del trayecto entre sus hogares y el trabajo. Asimismo, la estructura de la sociedad uruguaya y la personalidad de su gente les permiten alcanzar un mayor grado de reconocimiento interpersonal, con lo cual pueden generar relaciones humanas más estrechas y frecuentes. Consideran que es una sociedad en la que todavía permanece y se cultiva la confianza en los demás, aspecto que en el norte ya ha desaparecido. Finalmente, en Uruguay encuentran espacio y un mayor contacto con la naturaleza en un estado prácticamente puro, con mejores condiciones ambientales que las de sus países de origen y con aire limpio para respirar. Todas estas pequeñas cosas son entendidas como un lujo al que ya no pueden acceder en sus países de origen. Asombrosamente, no asocian calidad de vida con bienestar material, sino con, por ejemplo, poder tener una casa con espacio para un jardín, respirar aire puro o sentirse reconocidos en su círculo social. En lo que refiere al aspecto económico, los entrevistados reconocen que Uruguay no les permite acceder a una mejor calidad de vida que la que ya tenían en sus países de origen. Esta situación varía un poco entre los jubilados y los económicamente activos, ya que los primeros reconocen que con su mensualidad, pese a lo caro que está Uruguay, aún pueden acceder a mayores beneficios que en sus países de origen. Sin embargo, quienes dependen de un salario para subsistir afirman que no tienen un nivel de vida mayor al que tenían antes, ya que si bien algunas cosas son menos costosas, tienen que asumir gastos que antes los cubría el Estado, como es el caso de Francia en materia de salud y educación. Otro caso es el de muchos alemanes que vienen a trabajar como profesores en el Colegio Alemán y sus salarios no les permiten alcanzar el mismo nivel de vida que tenían en su país estando en el mismo puesto. En conclusión, dentro del fenómeno estudiado el concepto de calidad de vida se enfrenta a una gran dicotomía: Uruguay brinda la posibilidad de acceder a una forma de vida que en el norte ya no es posible, pero la reducida oferta laboral y el elevado costo de vida del país hacen que sea un lujo que no todos pueden darse o incluso que muchos se dan solo por un tiempo, hasta que regresan nuevamente a los mercados donde sus trabajos son más rentables. En este punto se reafirma aún más el perfil socioeconómico que tienen los inmigrantes del norte que deciden radicarse en Uruguay. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 51
  • 52. Florencia Zuasnabar Debido a estos aspectos, la gran mayoría de los entrevistados no están seguros de que Uruguay sea su destino final. Solo unos pocos jubilados pudieron asegurarlo, mientras que el resto, si bien se encuentra sumamente atraído por la vida en este país, asegura querer vivir experiencias en otros destinos antes de decidirlo. Incluso, los más jóvenes entienden su experiencia en Uruguay como parte de un aprendizaje de distintas culturas y destinos, pero saben que en algún momento deberán regresar a su país o prosperar en otros. 6. ¿VIVIENDO E INVIRTIENDO? Indagar sobre los efectos económicos de la presencia de europeos y norteamericanos es un capítulo infaltable en el abordaje del fenómeno. En la mayoría de los casos, la presencia de estos inmigrantes en Uruguay se asocia con grandes proyectos de inversión que estimulan el crecimiento y desarrollo del potencial del país. Sin embargo, también se registran casos de inversiones a menor escala, que se comportan de un modo diferente al resto de las inversiones. Lamentablemente, no se han elaborado estudios que profundicen en la relación entre inmigración e inversión y, específicamente, entre la radicación de europeos y norteamericanos en Uruguay y su propensión a invertir en el país o viceversa. Es por eso que este aspecto ha sido abordado a partir de la información arrojada por los propios inmigrantes entrevistados y a través de la búsqueda de una posible interrelación entre las estadísticas sobre migración y el índice de Inversión Extranjera Directa (IED), elaborado anualmente por el Banco Central del Uruguay. 52 Cuando se le preguntó a los inmigrantes entrevistados acerca de la condición de Uruguay como país para realizar inversiones las respuestas demostraron opiniones encontradas y bastante dispares entre sí. Algunos no dudaron en contestar que Uruguay es un muy buen lugar para realizar inversiones, mientras que otros, más analíticos, se detuvieron en algunas condiciones políticas y económicas que los hicieron dudar al momento de la respuesta. Tal como se observa en el cuadro 3, los entrevistados mencionaron más características en contra de Uruguay como país para realizar inversiones que a favor. El panorama general indica cierta desinformación acerca de las reales condiciones legales de Uruguay en lo que a inversión extranjera refiere. Ningún entrevistado mostró tener un conocimiento profundo de la legislación en este sentido, pero muchos afirmaron que al tratarse de un país tan desorganizado, en ocasiones, las leyes no funcionan realmente. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 53. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? Cuadro 3 Características mencionadas por los entrevistados acerca de la condición de Uruguay como país para realizar inversiones. A favor En contra Uruguay es el país del futuro: hay recursos naturales y País muy chico. espacio. Leyes favorables. Mercado muy chico. Tratamiento igualitario a inversores locales y extranjeros. Leyes laborales muy proteccionistas. Buen nivel educativo de los habitantes. Consejos de salarios que aumentan artificialmente los salarios. Hay oportunidades pero en rubros específicos. Sindicatos muy fuertes. Mucha burocracia. Dificultades para conseguir créditos bancarios. Muy dependiente de la situación de los países de la región. Muy difícil para pequeñas inversiones: al extranjero le faltan lazos para tener la información necesaria. Nada en el mercado es lo que parece: las leyes no funcionan realmente. Fuente: Elaboración propia a partir de datos extraídos de las entrevistas en profundidad. Las mayores dificultades están vinculadas con pequeñas y medianas inversiones enfocadas en el sector terciario. En primer lugar, porque el mercado uruguayo es muy pequeño y existe el miedo a fracasar por falta de demanda. En segundo lugar, porque el extranjero no cuenta con los lazos suficientes para obtener la información necesaria para moverse en un mercado que no está completamente estructurado y por lo tanto se torna confuso. Otra de las grandes trabas para inversiones de este tipo tiene que ver con las dificultades que imponen los bancos locales a la hora de brindar créditos. En la vereda de enfrente están los más optimistas que ven a Uruguay como el país del futuro, debido a que es una reserva de gran parte de los recursos que hoy escasean en el mundo: agua, aire puro, espacio. Claro que para invertir en estas áreas es necesario contar con grandes sumas de capital, lo cual reduce la posibilidad a un sector minoritario de extranjeros. El buen nivel educativo de los uruguayos es otra de las características valoradas, ya que supone que la inversión que se realice contará con una mano de obra sumamente calificada. Finalmente, gran parte de los que ven potencial para invertir en Uruguay considera que depende mucho del rubro en el que se inserte el negocio. En este sentido, los negocios vinculados con el agro fueron el ejemplo más mencionado. Al trasladar la indagatoria al plano cuantitativo -tal como se adelantaba en líneas anteriores- la única posibilidad cierta hasta el momento es observar el comportamiento del monto de Inversión Extranjera Directa (IED) registrado en nuestro país durante los últimos 10 años e intentar trazar posibles asociaciones con el fenómeno inmigratorio aquí analizado. Sorprendentemente, el año 2008 fue un año clave para el incremento de los valores de la IED y también para el flujo inmigratorio, que manifestó un crecimiento sin precedentes. Aunque no exista una forma de confirmar una relación de este tipo, lo que sí queda claro es que se trata de variables REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 53
  • 54. Florencia Zuasnabar que en los hechos pueden llegar a estar íntimamente asociadas. Por ejemplo, las inversiones extranjeras vuelven más conocido a nuestro país, mejoran su visibilidad y además de estimular mano de obra local, atraen mano de obra extranjera, sobre todo personal calificado para ocupar altos mandos, que evidentemente debe trasladarse al país junto con su familia. Con todos los aspectos cotidianos que supone realizar una inversión, es muy probable que muchos inversores que iniciaron proyectos en Uruguay se hayan radicado luego en estas tierras o que, por el contrario, muchos radicados hayan decidido invertir o instalar una filial de su negocio en nuestro país. En los últimos años, la IED ha crecido de forma significativa. De acuerdo con un estudio sobre las Tendencias recientes de la Inversión Extranjera Directa en Uruguay, realizado por el Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Sociales, “es recién a partir de la recuperación económica iniciada luego de la crisis de 2002 que el país asiste a un proceso de ingreso de IED de magnitudes nunca antes registradas” (Bittencourt, et al, 2009: 38). Entre 2007 y 2008, los flujos de entrada de IED representaron U$S 1.594 millones promedio anuales, lo que representa el 5,5% del PIB. De hecho, si se consideran los flujos de IED en porcentaje del PIB, se observa que Uruguay, a partir de 2004, recibe más IED, en términos relativos, que sus países vecinos. De acuerdo con estudio ya citado, la IED promedio anual en el 2007-2008 fue 11 veces mayor a la de los años 1990-1994. Claramente, nos encontramos frente a un fenómeno de tendencia creciente, pero aún es necesario indagar un poco más en sus características intrínsecas. 54 Conocer el origen del capital que conforma la IED es un aspecto fundamental en el marco de esta investigación. En este sentido, el cuadro 4 proporciona un panorama claro del peso que han tenido los países de Europa y Norteamérica en el total del fenómeno. En la primera mitad del cuadro se proporcionan los datos en millones de dólares, mientras que en la segunda mitad se puede apreciar el peso porcentual de cada uno. Como el período analizado en el cuadro comienza a partir del año 2001, para tener una idea de lo que sucedía antes volveremos a recurrir a los hallazgos del estudio ya citado, que informa que durante la década del noventa el país recibió la mitad de la IED desde países de la Unión Europea, alrededor de un cuarto de los países del Mercosur y casi un 18% de los EEUU. La situación actual presenta algunas variantes: la más notoria es la caída del peso relativo de las inversiones provenientes de EEUU, que disminuyeron a un 3,9% en 2004-2006. Las inversiones provenientes de Europa, por su parte, se mantuvieron firmes e incluso incrementaron su presencia; el caso más destacado es el de 2002, cuando llegaron a representar el 58% del total, frente a una importante caída de la IED proveniente del NAFTA, que ese año representó solamente un 7%. Si bien en el año 2006 el capital europeo manifestó un marcado descenso, las cifras continuaron siendo elevadas y para el año siguiente volvieron a crecer significativamente, representando el 25% del total. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 55. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? Cuadro 4 IED de países europeos y norteamericanos durante el período 2001-2008. Millones de USD 2001 2002 2003 2004 2005 2006 2007 2008 296,8 193,7 416,4 332,4 847,4 1.493,5 1.329,5 1.809,4 EUROPA 37,5 113,2 97,2 84,5 268,8 111,1 327,6 376,4 Alemania -1,2 1,1 1,3 14,0 0,8 5,0 16,2 4,3 Bélgica 0,0 Dinamarca 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 1,0 46,0 -2,3 0,0 0,0 0,0 0,0 2,4 0,0 -0,6 España -6,1 40,0 -0,1 38,3 202,9 81,5 153,5 232,2 Francia -0,7 32,5 43,8 12,1 9,8 6,9 25,3 17,2 Holanda 19,8 29,4 8,3 0,2 29,4 -18,0 10,1 14,4 Luxemburgo 22,6 8,9 1,5 2,6 0,8 0,0 2,9 4,2 Inglaterra 2,4 4,1 38,3 20,2 21,7 32,9 66,3 82,1 Italia 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 3,0 0,0 3,9 Suecia 0,0 0,0 -1,1 -3,4 0,6 0,9 2,0 0,3 Suiza 0,9 -2,8 5,2 0,4 2,8 -4,4 5,2 20,7 NAFTA 76,7 13,9 -2,8 1,6 35,4 66,7 46,0 170,6 Estados Unidos 76,7 13,9 -2,8 1,6 35,4 66,7 42,5 143,5 Canadá 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 3,5 2,8 México 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 0,0 24,2 TOTAL    Porcentaje 2001 TOTAL 2002 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100% 100%                  2003 2004 2005 2006 2007 2008 EUROPA 13% 58% 23% 25% 32% 7% 25% 21% Alemania 0% 1% 0% 4% 0% 0% 1% 0% Bélgica 0% 0% 0% 0% 0% 0% 3% 0% Dinamarca 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% España -2% 21% 0% 12% 24% 5% 12% 13% Francia 0% 17% 11% 4% 1% 0% 2% 1% Holanda 7% 15% 2% 0% 3% -1% 1% 1% Luxemburgo 8% 5% 0% 1% 0% 0% 0% 0% Inglaterra 1% 2% 9% 6% 3% 2% 5% 5% Italia 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% Suecia 0% 0% 0% -1% 0% 0% 0% 0% Suiza 0% -1% 1% 0% 0% 0% 0% 1% NAFTA 26% 7% -1% 0% 4% 4% 3% 10% Estados Unidos 26% 7% -1% 0% 4% 4% 3% 8% Canadá 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% México 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 1% Fuente: Elaboración propia a partir de los datos del Banco Central del Uruguay. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 55
  • 56. Florencia Zuasnabar En lo que refiere a la estructura sectorial de la IED, es decir a los sectores de la economía en los que el capital extranjero está más interesado, el estudio de la Facultad de Ciencias Sociales sostiene que “se ha profundizado la tendencia identificada en los años noventa de direccionamiento de la IED a los sectores primarios y a los sectores industriales intensivos en recursos naturales” (2009:16). La inversión en tierras en el sector primario es un segmento que ha crecido mucho debido a los bajos precios y a las buenas perspectivas para algunos rubros agrícolas. De acuerdo con el BCU, la IED en tierras proveniente de Europa está relacionada con la forestación. En lo que refiere a la inversión inmobiliaria es importante destacar el incremento que han tenido los metros cuadrados construidos en Punta del Este, que pasaron de 69.101 en 2003 a 175.149 en 2005, de acuerdo con datos del BCU. En lo que a legislación se refiere, llama la atención que todo este boom en materia de IED se ha dado sin que exista, en nuestro país, una política específica que lo promueva. Hasta ahora, y tal como comentábamos en apartados anteriores, el modus operandi ha consistido simplemente en brindar un trato no discriminatorio con el capital nacional. Sin embargo, y de acuerdo con las conclusiones arrojadas por el estudio citado, la orientación excesiva de la IED hacia unos pocos sectores de la economía hace necesaria la creación de una política específica “que genere incentivos para su direccionamiento a determinadas actividades estratégicas” (Bittencourt, et al, 2009:42). 56 Para finalizar este apartado se hará un paneo por los efectos de la IED generados hasta el momento. En primer lugar, y de acuerdo con estudio que hemos analizado, es importante destacar que la “IED ha contribuido a incrementar el acervo de capital físico de la economía uruguaya, históricamente caracterizada por bajos niveles de inversión” (Bittencourt, et al, 2009:38). Asimismo, la magnitud de la presencia de empresas transnacionales en nuestro país implica que controlarán una parte significativa del ahorro generado localmente, por lo cual “cobra particular relevancia la política de reinversión de utilidades que apliquen estas empresas en los próximos años, lo que tendrá un impacto significativo en las futuras tasas de crecimiento de la economía nacional” (2009:38 y 39). La creciente importancia de las empresas de origen extranjero genera un claro impacto en la estructura productiva del país y también en su inserción exportadora presente y futura. A modo de conclusión diremos que lo reciente del fenómeno, sumado a la escasa difusión de las estadísticas, lo convierte en un suceso poco conocido, que durante estos años ha pasado prácticamente desapercibido, a no ser por aquellos que han vivido de cerca experiencias con estos nuevos inmigrantes. Sin embargo, los acontecimientos ya han comenzado a generar efectos en distintas esferas de nuestra sociedad, indicando que es hora de tomar cartas en el asunto. Canalizar todo este impulso extranjero hacia los objetivos nacionales podría llegar a contribuir al crecimiento y desarrollo del país. ÍNDICE DE FUENTES SECUNDARIAS Bibliografía BLANCO, Ángeles (2008): “Colonia se ha transformado en el hogar ideal para extranjeros de todo el mundo. Babel del Sacramento”. En: Galería, nº 384, Montevideo 27 de marzo, pp. 20-24. BANCO CENTRAL DEL URUGUAY (2005): “Inversión Extranjera Directa en Uruguay”, en <http:// www.bcu.gub.uy/autoriza/pepmpf/sectorexterno/informe_idx.pdf> (23/10/10) FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 57. LA MIRADA EXTRANJERA Y EL POTENCIAL URUGUAYO: ¿NACIMIENTO O DESPERTAR? BITTENCOURT, G; et al. (2009): “Tendencias Recientes de la Inversión Extranjera Directa en Uruguay”, Departamento de Economía, Facultad de Ciencias Sociales, Universidad de la República, en <http:// www.bcu.gub.uy/autoriza/peiees/jor/2009/iees03j3421009.pdf> (23/10/10) BLANCO, C. (2000): Las migraciones contemporáneas. Madrid: Alianza. DIRECCIÓN NACIONAL DE MIGRACIÓN (2009): Anuarios 1999-2009, en <http://www.dnm.minterior.gub.uy/ estadisticas.php> (2/02/2010) FACAL, S. (2003): Refugiados judíos alemanes en Uruguay, 1933-1941. Tesis doctoral en historia. Santiago de Compostela: Universidad de Santiago de Compostela. EL BANCO MUNDIAL (2006): “Partículas suspendidas respirables (PM10), nivel del país (microgramos por metro cúbico)”, en <http://datos.bancomundial.org/indicador/EN.ATM.PM10.MC.M3?display=default> (20/ 10/2010) EL BANCO MUNDIAL (2007): “Automóviles (por cada 1.000 habitantes)”, en <http://data.worldbank.org/ indicator/IS.VEH.NVEH.P3?display=default> (20/10/2010) INSTITUTE FOR ECONOMICS AND PEACE (2010): “2010 Methodology, results and findings. Global Peace Index”, en Vision of Humanity <http://www.visionofhumanity.org/wp-content/uploads/PDF/2010/ 2010%20GPI%20Results%20Report.pdf> (18/10/2010) INSTITUTO NACIONAL DE ESTADÍSTICA (2008): Encuesta Continua de Hogares, en <http://www.ine.gub.uy/ microdatos/microdatosnew2008.asp> (13/07/2010) PSETIZKI, Verónica (2010): “Uruguay, un país para emigrar”, en BBC Mundo <http://www.bbc.co.uk/mundo/ america_latina/2010/09/100901_uruguay_inmigrantes_llegada_pea.shtml> (2/09/2010) 57 SLOW FOOD (2010): “Slow Food” en <http://www.slowfood.com/about_us/esp/welcome_esp.lasso> (24/ 11/2010) THE ECONOMIST INTELLIGENCE UNIT (2007): “The Economist Intelligence Unit´s Index of Democracy” <http://www.economist.com/media/pdf/democracy_index_2007_v3.pdf> (18/10/2010) THE INTERNATIONAL ECOTURISM SOCIETY (2010): “Our Mission”, en <http://www.ecotourism.org/site/ c.orLQKXPCLmF/b.4835251/k.FF11/Our_Mission__The_International_Ecotourism_Society.htm> (15/10/ 2010) THE WORLD WATCH INSTITUTE (2004): “The State of Consumption Today” en <http://www.worldwatch.org/ node/810> (3/12/2010) THOMPSON, P. (1988): La voz del pasado. Historia oral. Valencia: Edicions Alfons el Magnámim. TRANSPARENCY INTERNATIONAL (2009): Informe Anual <http://www.transparency.org/publications/publications/annual_reports/ti_ar2009> (19/10/2010) VISION OF HUMANITY (2010): “Global peace index 2010”, en <http://www.visionofhumanity.org/gpi-data/#/ 2010/conf/> (18/10/201 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 58. 58 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 59. ARTÍCULOS 59 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 60. 60 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 61. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS Armando Dalla Costa * ajdcosta@ufpr.br Elson Rodrigo de Souza-Santos ** elson129@gmail.com RESUMO A produção de caminhões no Brasil é dominada por empresas multinacionais de capital estrangeiro, mas de forma peculiar o mercado de implementos rodoviários é quase totalmente dominado por empresas nacionais construídas ao longo dos últimos 50 anos. Muitas delas competitivas internacionalmente, estão em expansão e com vocação para serem multinacionais. Assim, surge a pergunta: por que não nasceram montadoras de caminhões nacionais, mas sim empresas de implementos? Além disso quais são as características das quatro grandes empresas do setor que dominam cerca de 75% do mercado: Randon; Guerra; Facchini; e Noma. Procurar uma resposta a estas questões é o objetivo deste texto. Palavras-chave: implementos rodoviários; empresa familiar; crescimento. ABSTRACT Truck production in Brazil is dominated by multinational companies with foreign capital, but the peculiar situation of road equipment market is almost totally dominated by national companies built over past 50 years. Many internationally competitive, expansion and destined to be multinationals. Thus arise the question of why truck manufacturers have not been born nationals, but companies’ implements. Furthermore what ate the characteristics of the four big companies that dominate the industry about 75% of the market: Randon; Guerra; Facchini; and Noma. Key-works: road equipment; family enterprise, expansion. * Doutor pela Université de Paris III (Sorbonne Nouvelle) e Pós-Doutor pela Université de Picardie Jules Verne, Amiens. Professor no Departamento de Economia e no Programa de Pós-Graduação em Desenvolvimento Econômico da Universidade Federal do Paraná. Coordenador do Núcleo de Pesquisa em Economia Empresarial (www.empresas.ufpr.br). ** Mestrando do Programa de Pós-Graduação em Desenvolvimento Econômico pela Universidade Federal do Paraná, membro do Núcleo de Pesquisa em Economia Empresarial - NUPEM. Bolsista do CNPq. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 61
  • 62. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos 1. INTRODUÇÃO A construção da indústria automobilística brasileira, mais especificamente relacionada aos caminhões, tem início de fato em meados da década de 1950, quando Juscelino Kubitschek (JK), como parte da sua plataforma de governo e planos modernização do país, passa a dar prioridade ao transporte rodoviário e à indústria automobilística como peça fundamental do processo de industrialização e integração nacional. Entretanto o processo de construção da indústria automobilística nacional teve como característica privilegiar a vinda de grandes montadoras mundiais a fim de fazer a instalação unidades fabris e manter alto grau de nacionalização dos seus produtos. Assim sendo, a maioria do mercado passou a ser dominado por empresas montadoras de origem estrangeira, tanto que em uma rápida leitura do livro “Indústria Automobilística Brasileira 50 Anos” editado pela ANFAVEA1 (2006) fica evidente o domínio quase completo de empresas estrangeiras. No mercado de caminhões é fácil citar nomes como Scania e Volvo (Suécia), Mercedes e VW-MAN (Alemanha), Iveco-Fiat (Itália), Ford (Estados Unidos). Durante o processo de evolução as empresas nacionais como a estadual Fábrica Nacional de Motores (FNM) foi privatizada na década de 1960 e adquirida pela italiana Alpha Romeu, mais tarde adquirida pela Iveco-Fiat. Outro exemplo era a Engesa que faliu no começo da década de 1990 devido a ingerências administrativas e desmonte da indústria de defesa brasileira, onde obtinha seus maiores ganhos especialmente no ramo de veículos militares. A única sobrevivente relevante foi a Agrale ativa em nichos específicos do mercado de caminhões, abrangendo a linha leve e semi-pesada, mas com uma porcentagem ínfima em relação ao mercado de caminhões como um tudo. 62 Dentro do segmento de caminhões as empresas brasileiras cresceram e se tornaram competitivas em mercados adjacentes ao das montadoras de caminhões, onde viram a oportundidade de preencher nichos não atendidos pelas multinacionais. Assim sendo, forma-se um ambiente propício para a criação de grandes empresas no setor de implementos rodoviários, cujos equipamentos servem para complementar e dar melhor adaptabilidade aos modelos de caminhões oferecidos pelas montadoras. Entre as empresas do segmento de implementos rodoviários as quatro que se destacam (Randon, Guerra, Noma e Facchini) detêm cerca de 75% do mercado e nasceram e cresceram de forma adjacente ao crescimento das atividades das montadoras de caminhões estrangeiros desde os anos 1950/1960. A pesar de deter histórias diferentes se tornaram firmas competitivas e capazes de se aventurar em novos mercados no exterior e em segmentos como autopeças, máquinas e equipamentos. Desse cenário emerge a questão de como essas empresas conseguiram se firmar em uma indústria tão competitiva, mas que não se arriscaram em produzir caminhões, diferente da história de países como os Estados Unidos e a China. O trabalho está organizado em quatro seções em que o foco é a comparação e comportamento das quatro principais empresas de implementos rodoviários brasileiros. A primeira apresenta a base teórica que dá suporte à discussão na visão micro de por que as firmas cresceram e qual era a situação de proteção do mercado. A segunda apresenta o que é o mercado de implementos rodoviários e qual o seu cenário de desenvolvimento ao longo das décadas. A terceira é uma visão histórica de quem são as quatro grandes empresas do setor. Por fim é feita uma análise comparativa das empresas. 1 Associação Nacional dos Fabricantes de Veículos Automotores que reúne os fabricantes de veículos automotores, incluindo carros, caminhões, tratores entre outros que detêm unidades fabris em território brasileiro. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 63. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS 2. NOÇÕES SOBRE CRESCIMENTO DA FIRMA E POLÍTICA INDUSTRIAL A criação das grandes firmas brasileiras de implementos rodoviários estudadas nesse trabalho tem uma relação íntima com a política industrial praticada no Brasil até a década de 1980, denominada genericamente de modelo de susbstituição de importações (ISI), onde o protecionismo e incentivo estadual eram vistos como benéfícos para o estabelecimento de uma estrutura industrial. De acordo com Katz (2005, p. 421 - 424) o modelo de ISI pressupõe genericamente a atuação articulada de três agentes: (i) o Estado como um motor do crescimento econômico, provedor de “bens públicos” e realizador de investimentos que a iniciativa privada não tinha interesse em fazê-lo, tais como infraestrutura; (ii) a proteção do mercado interno e o incentivo ao crescimento das empresas nacionais; e (iii) a partir dos anos 1950 a atração de investimentos estrangeiros a fim de implantar unidades fabris para a produção de bens industriais sofisticados e de elevado investimento. Além do mais, especialmente ao longo do governo militar como observa Macarini (2007), o pensamento da Escola Superior de Guerra (ESG) defendia a “construção do poder nacional brasileiro” que trazia consigo a necessidade do incentivo a construção da grande empresa privada nacional conjugada com a mais forte atuação estadual afim de criar uma estrutura estável. José Flávio Pécora, secretáriogeral do Ministério da Fazenda, observava a respeito: “Parece-nos importante que haja grupos privados brasileiros, grandes, que levariam o sistema a uma situação de equilíbrio mais desejável”. O ISI suscita discussões sobre os efeitos frente ao desenvolvimento das empresas, especialmente quando se discute o que aconteceu com as empresas dos “tigres asiáticos2” e América Latina. Os primeiros adotaram uma política industrial voltada para o exterior e visando a exportação para alavancar a industrialização denominada de export-led e, da América Latina, um modelo de industrialização voltado para dentro baseado no ISI. Autores como Lall (2005) e Pack (2005) defendem que o modelo adotado pelos tigres asiáticos forçava as empresas a desenvolverem tecnologia e buscarem inovações para se manterem competitivas afim de conquistar mercado externo, mas que não ocorria na América Latina na medida em que as empresas eram protegidas da competição e, assim, poderiam ser ineficientes. Entretanto, autores como Katz (2005) e Cimoli et al. (2003) contra-argumentam que as empresas latino-americanas desenvolviam inovaçãoes e tecnologia, verificada no crescimento da produtividade, sofisticação dos produtos e busca por mercados externos extrapolados na década de 1970, mas que começaram a entrar em dificuldades com a crise dos anos 1980. Na década de 1990, o modelo de ISI começa a ser desmontado e ocorre a onda de privatizações, reformas visando a redução do tamanho do Estado e abertura dos mercados que provocaram a reestruturação econômica dos países da América Latina. A pesar desse movimento para um mercado mais competitivo, muitas grandes empresas brasileiras sobreviveram e buscaram fazer frente a competição estrangeira, inclusive em busca da internacionalização de seus negócios passando a ser genuinas empresas multinaiconais brasileiras. Como exemplo podem ser citados a Votorantim, Odebrecht, Gerdau, EMBRAER, Petrobras, BR Foods (fusão entre Sadia e Perdigão), JBS-Friboi, Vale. 2 Normalmente a expressão se refere aos países: Hong Kong; Coreia do Sul; Singapura; Taiwan. Em que pese que a Coréia do Sul costuma ser vista como o grande exemplo de sucesso no processo de industrialização. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 63
  • 64. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos Ao analisar profundamente a empresa podemos citar o trabalho de Nelson e Winter (1982) denominado “An Evolutionary Theory of Economic Chance” uma das obras seminais para a criação do pensamento evolucionário. De um lado, a obra resgata o pensamento schumpeteriano da inovação como motor do crescimento econômico e chave para o sucesso de um agente frente à concorrência. De outro, utiliza elementos da biologia para explicar a dinâmica de concorrência e por que determinados agentes têm sucesso em relação a outros. No aspecto empresarial isso quer dizer que as firmas mais adaptadas tendem a superar as menos adaptadas, conquistando maiores fatias de participação no mercado e novos mercados, gerlamente recaindo sobre as firmas que mais inovam e detêm vantagens genéticas sobre as demais dado o ambiente em que estão inseridas. Recentemente, Teece (2005, p 149) defende que a empresa apresenta dois aspectos no seu desenvolvimento. Um é como alavancar os ativos existentes para negócios novos e/ou afins. O outro, como apreender, combinar e recombinar os ativos para estabelecer novos negócios e voltar-se para novos mercados. A palavra “ativos” invocada por Teece (2005, p. 156 -157) refere-se as vantagens da empresa ligadas a sua característica singular. Por exemplo, as capacidades tecnológicas próprias da companhia e a sua localização. Ambos importantes para explicar o sucesso competitivo de cada companhia frente as demais do mesmo setor. Em linha semelhante Malerba (2005) argumenta que a trajetória de evolução de uma indústria depende do ambiente em que ela está inserida, pois influencia na seleção das empresas mais aptas e que tipos de produtos e serviços serão mais demandados pelo mercado. 3. EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS 64 A definição do que é a indústria de implementos rodoviários utilizada nesse trabalho é emprestada da Randon (2008), líder do setor, que a define como as empresas que fornecem acessórios e complementos aos caminhões dando-lhe uma função no transporte de cargas, que abrange os produtos veículos rebocados, nomeadamente, reboques, semi-reboques e superestruturas e acessórios, como caçambas e carrocerias sobre chassi, eixos auxiliares e quinta-roda. Em outras palavras, quer dizer que todos os caminhões fabricados no país necessitam de algum implemento. A origem das empresas de implementos rodoviários no Brasil é mais antiga do que a existência da indústria de caminhões, mas ganhou impulso com a opção pelo sistema rodiário e vinda das grandes montadoras estrangeiras a partir da década de 1950. A maioria dos embriões das empresas médias/ grandes do setor tinham origem em pequenas oficinas, frequentemente familiares, especializadas em manter os caminhões da época em operação através de consertos improvisados e, mais tarde, da produção de implementos para melhorar a adequabilidade dos caminhões comercializados no Brasil. Por isso que quando a ANFIR3 (2009) conta a história das empresas fundadoras acaba contando a história de pequenas oficinas que deram origem a firmas industriais a partir da década de 1950. Das milhares de pequenas oficinas que surgiram algumas começaram a se destacar e eliminar os concorrentes dentro da região que atuavam, paulatinamente cominhando para serem empresas nacionais em busca de atender o crescente mercado advindo do aumento da venda de caminhões e maior integração nacional. Beneficiadas pelo incetivo proposital do Estado ao fortalecimento das 3 Associação Nacional dos Fabricantes de Implementos Rodoviários. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 65. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS pequenas empresas do país dando suporte ao modelo de industrialização com base no ISI observado por Katz (2005, p. 421 - 422). Adicionalmente, como observa Studart (2005, p. 112 - 113), o financiamento dessas empresas se deu basicamente através do auto-financiamento devido à possibilidade de imposição de mark-up dado num ambiente propício em virtude do crescimento econômico e da inflação elevada. A pesar de ser um mercado jovem e em expansão algumas firmas passaram a se destacar. Em parte, seguindo a linha de Teece (2005), explicada pela sua composição de ativos que lhe proporcionava vantagens competitivas, especialmente a localização e capacidade de oferecer produtos desejados pelos clientes. A localização das oficinas de sucesso quase sempre se dava onde ocorria um grande fluxo de caminhões, normalmente oriundo de alguma atividade econômica que exigia o tranporte rodoviário. Por exemplo, Caxias do Sul-RS com grande atividade madeireira e, posteriormente, pelo metal-mecânico. Outro exemplo é a região de Maringá-PR grande produtora de café e, mais tarde, de grãos. Mesmo hoje centenas de pequenas e médias oficinas sobrevivem em regiões do Brasil de grande fluxo de caminhões, a pesar da concorrência das grandes empresas. A capacidade de oferecer produtos adequados aos clientes estava ligada a uma indústria em formação e em busca de um padrão adequado ao Brasil. Poucas oficinas tinham a capacidade e sensibilidade de compreender essas necessidades do mercado, mas as que entenderam começaram a crescer e desenvolver produtos cada vez mais adequados. Dessa forma, como observa Malerba (2005), ajudou a moldar essa indústria de implementos em certa direção e criar padrões realmente brasileiros. Estes padrões, após a abertura da economia, permitiram uma grande competitividade sobre países em desenvolvimento com características de transporte semelhantes à brasileira e, indiretamente, se proteger naturalmente da importação de bens estrangeiros. Em paralero, relembrando Katz (2005), as empresas do setor desenvolveram tecnologias próprias e inéditas a nível mundial para se manterem competitivas no mercado interno. Um dos exemplos pioneiros foi a Randon criar um sistema de suspensão de semi-reboques para rodar em estradas mal conservadas no fim da década de 1960 ou, na década de 2000, a introdução dos bitrens para aumentar a capacidade de transporte de cargas dos cavalos-mecânicos. No Brasil, segundo a randon (2009), cerca de 60% do transporte de cargas é efetuado por via rodoviária e, a pesar de cair proporcionalmente, continua aumentando em volume devido ao crescimento econômico. Para se ter uma ideia do tamanho do mercado, em dezembro de 2007, a frota nacional de veículos habilitados ao transporte de carga era de 1,67 milhão, dos quais 329,4 mil eram de reboques e semi-reboques. A produção anual de reboques e semi-reboques, os itens mais importantes dessa indústria gira em torno de 30 mil unidades Na medida em que o setor ganhava importância e as empresas cresciam, surgiu a necessidade da criação de uma entidade que congregasse as companhias e lutasse pelos interesses do setor. Assim, as grandes companhias do setor começaram a conversar a fim de criar uma entidade em comum, semelhante a ANFAVEA (Associação Nacional de Fabricante de Veículos Automotores), culminando com a fundação da ANFIR (Associação Nacional dos Fabricantes de Implementos Rodoviários) em 1980 com sede em Caxias do Sul - RS, em 1982 transferida para São Paulo (Anfir, 2009, p. 15 - 16). Atualmente a Anfir congrega 152 associados e 1.775 afiliados, abrangendo micro, pequenas, médias e grandes empresas ligadas ao segmento de transporte de cargas. A estrutura de mercado do setor é altamente concetrada em quatro empresas que detêm cerca de 75% do mercado, a saber: Randon; Guerra; Facchini; e Noma (ver Figura 1). As duas primeiras da cidade de Caxias do Sul - RS, a Facchini de São Paulo e Noma de Maringá - Pr. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 65
  • 66. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos Figura 1 - Implementos Rodoviários: concentração de mercado (dados de 2006) Fonte: Anfir (2009). Os outros 25% do mercado são ocupados principalmente por empresas médias e grandes, que têm potencial para galgarem maior participação no mercado e reduzirem o atual quadro de contrato no mercado. Como exemplos podem ser citadas três companhias: Pastre; Schiffer; e Rossetti. - Pastre (2010): localizada na região metropolitana de Curitiba - PR, fundada em 1974 pela família Pastre, originada de uma oficina especializada em caminhões. Possui um plano de expansão que consiste em dobrar o seu tamanho entre 2008 e 2012. 66 - Schiffer (2010): originária da região de Ponta Grossa - PR, fundada em 1938 pelos irmãos Schiffer a fim de atender a demanda por equipamento para a indústria madeireira, e que na década de 1960 passa a atuar no ramo de implementos rodoviários. - Rossetti (2010): fundada pelos irmãos Rossetti em 1997, originários da cisão da tradicional empresa de implementos rodoviários Iderol criada na década de 1960. A sede está localizada em Betim - MG. A concentração de mercado em apenas quatro grandes companhias é o foco na sequência do trabalho, com o objetivo de aprofundar como essas firmas estabeleceram a sua estratégia de consolidação frente ao mercado e como se expandiram. Simultaneamente, considerando a relação delas com as montadoras internacionais instaladas no Brasil e, frequentemente, buscando se associar e não competir no segmento de caminhões. 4. HISTÓRIA DAS “QUATRO GRANDES” A história das quatro grandes se refere às empresas que detêm mais de 75% do mercado de implementos rodoviários brasileiros: Randon; Guerra; Facchini; e Noma. Nesse item o objetivo é investigar três fases dessas empresas que consiste na origem, desenvolvimento e situação atual. O que constitui um resgate histórico de quem são essas empresas e a forma de dar suporte a análise feita na próxima seção. 4.1. Origens As quatro grandes apresentam como características recorrentes: (i) nasceram em regiões que demandavam crescentes serviços de transporte devido ao crescimento das atividades econômicas; FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 67. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS (ii) apresentam uma forte correlação com famílias de imigrantes; (iii) oriundas quase sempre de pequenas oficinas e de um negócio tradicional de família. As gaúchas Randon e Guerra nasceram na região de Caxias do Sul, uma região colonizada por italianos. Nas décadas de 1940/1950 tinha como principal atividade a extração de madeira e caminhava paulatinamente para ser um pólo da indústria metal-mecânica que é hoje. Além do mais é uma região cercada por serras, com estradas toscas convivendo com grande tráfego de caminhões. Assim, criava um ambiente propício para que pequenas oficinas ofereceram serviços de consertos e produção de peças de reposição, haja visto que a maioria dos componentes dos caminhões eram importados. A Randon foi fundada pelos irmãos Raul Anselmo e Hercílio Randon em 1952, oficializando a oficina que mantinham informalmente desde o fim da década de 1940, quando especialmente Hercílio se dedicava ao conserto de motores a combustão e equipamentos agrícolas. A família Randon de ascendência italiana, fixada no Rio Grande do Sul no fim do século XIX, era humilde, mas vivia com certa dignidade. O pai dos irmãos, Abramo, se dedicou a consertos mecânicos em geral e manteve sua oficina na qual Raul e Hercílio deram os primeiros passos no mundo da mecânica (MDIC, 2009). Inicialmente, o principal produto da oficina era um sistema de freios, considerado excelente e melhor que os sistemas de freios originais dos caminhões da época. Para o fim da década de 1950, a Randon passou a produzir implementos rodoviários e os primeiros semi-reboques, foi uma das pioneiras do setor. A Guerra S/A foi fundada por Ângelo Francisco Guerra, descendente de italianos, no começo da década de 1970, mas a origem remonta a sua antecedente Guerra & Irmãos, fundada em 1948, inicialmente dedicada a produção de carroções de tração animal (Guerra, 2010). A produção de carroças é uma atividade relativamente simples e artesanal, dominada pela família Guerra há gerações e muito demandada pelos colonos da região. Porém o desenvolvimento do transporte rodoviário impulsionou a produção dos primeiros implementos rodoviários em 1950, consistindo em carrocerias para transporte de madeira, em 1952, na instalação de terceiro eixo e, em 1960, o primeiro semireboque (Guerra, 2010). A Facchini nasceu em 1950 na cidade de Votuporanga, interior de São Paulo, região povoada por imigrantes italianos e cuja principal atividade econômica era a moveleira. Inicialmente, a Facchini consistia numa pequena marcenaria voltada para o conserto de charretes, chefiada por Euclides Facchini, neto de imigrantes italianos e pai de Rubens, Euclides Junior e mais cinco filhos, que se dedicavam a fabricar carrocerias para caminhões. A demanda por transporte de móveis levou a família a investir na produção de carrocerias de madeira para caminhões, muito modestas. Só aumentou a produção quando Rubens, autodenominado o “mais cara-de-pau da família”, conheceu o tamanho e produção das fábricas de caminhões de São Paulo, sobretudo da General Motors (Sindlab, 2006). Quando retornou conseguiu convencer a família que as carrocerias para caminhões eram um ótimo negócio, mas a expansão se deu ao fabricar implementos para caminhões leves e semi-pesados, especialmente carrocerias de madeira e, mais tarde, furgões (ou baús fechados) de aço e alumínio. A Noma do Brasil S. A. foi fundada em 1967, chamada pelo nome fantasia de “Brasmacânica”, estava localizada na Rua Guarani, em Maringá - PR (Noma, 2010). O negócio inicial da companhia era venda de peças, consertos, reformas e fabricação de terceiro-eixo para caminhões. Na época, a região norte do Paraná começava a ser domesticada e se transformar numa das maiores produtoras de grãos do Brasil, onde quase todo o transporte da produção era realizado por caminhões. A primeira diferença da Noma para as demais é que foi fundada pelo descendente do japonês, João Noma, nascido em Tupã, interior paulista. A família tinha imigrado do Japão, em Okayama, para o Brasil na década de 1920. A segunda é que a mecânica não era bem o negócio da família, tanto que Ryoishi REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 67
  • 68. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos Noma era caminhoneiro e transportava com um caminhão FNM café da região para o Porto de Paranaguá. Na verdade foi João quem, aos 16 anos, convenceu o pai a ajudá-lo a comprar tornomecânico e máquina de solda e abrir uma oficina para caminhões na década de 1960 (Gazeta Mercantil, 2009). 4.2. Desenvolvimento O crescimento das “quatro grandes” acompanha o ganho de importância da indústria automobilística e aumento da produção de caminhões. Assim, na medida em que as montadoras internacionais desembarcam no Brasil, tal como Mercedes-Benz, Scania, Ford, General Motors, Dodge, Fiat-Iveco, as fabricantes de implementos deslocam o seu foco de negócio cada vez mais para a produção de implementos e outros produtos complementares. Ao mesmo tempo em que as estradas melhoram e a demanda por transporte rodoviário cresce, vai dando margem à introdução de novos produtos como terceiros-eixos e semi-reboques. Equipamentos que não despertam o interesse das montadoras e que precisam ser muito específicos para operar dentro das condições brasileiras, muito mais duras que as europeias e norte-americanas, como também, a forma de pensar o transporte é diferente. Entre as características em comum pode-se destacar: (i) inicialmente concentrar o seu foco de produtos para a maior demanda da região, quase sempre relacionada à atividade econômica predominante. (ii) A associação com as montadoras de caminhões é bem vista como forma de alavancar a expansão, inclusive no cenário internacional e (iii) a busca pelo aprimoramento dos produtos é constante. Outra característica que pode ser considerada é a criação de serviços financeiros, principalmente consórcios, para facilitar a venda de seus produtos e driblar a falta de crédito na economia brasileira. 68 A Randon é um caso particular dessas quatro empresas. Na década de 1950, a companhia se consolida como líder no setor de implementos rodoviários, a sua fama de produtos robustos e de qualideade se espalha pelo país, as vendas crescem e trazem a oportunidade de uma estratégia agressiva de expansão. Foi sintetizada na inauguração de filiais da Randon em Porto Alegre em 1960, seguida por uma série de pontos de revenda e assistência técnica espalhadas por todo o país (RANDON, 2009). Em destaque temos a filial de São Paulo, inaugurada em 1965, que poucos anos depois se transformou na primeira planta industrial do grupo fora do Rio Grande do Sul objetivando atender o mercado mais pulsante do país que era a região sudeste, especialmente São Paulo. Ao mesmo tempo, o número de funcionários passou de poucas dezenas na década de 1950 para 300 em 1963 e 615 em 1969. Na década de 1970, a Randon aprofunda a sua reestruturação administrativa em busca de viabilizar a expansão não apenas no mercado de implementos rodoviários, mas principalmente no ramo de veículos especiais. Por isso a abertura de capital e entrada na bolsa de valores foi uma das opções dos irmãos, seguida da inauguração de uma nova fábrica em Caxias do Sul. Como complemento a esta estratégia vieram: a aquisição da principal concorrente denominada “Mecânica Rodoviária” também de Caxias do Sul; a primeira grande exportação com destino a África; a criação da divisão de veículos a qual objetivava construir caminhões voltados para construção civil, mineração e transporte de peças industriais de grandes proporções, utilizando respectivamente tecnologia sueca e francesa (Randon, 2009). O problema é que a crise dos anos 1980 levou a companhia a se frustrar com os investimentos e se ver em extrema dificuldade, sendo obrigada a pedir concordata no período entre 1982 - 1984, em que ocorre uma reestruturação radical de sua concepção de negócio (Randon, 2009). Primeiramente, a companhia passa a focar no seu tradicional ramo de atividade, os implementos rodoviários, afim de superar a crise. Logo depois, reorganiza a divisão de veículos especiais passando a dar foco em caminhões voltados para a mineração e construção civil, passando a ser líder do segmento. Após a FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 69. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS década de 1980 a companhia passa a ver com bons olhos a diversificação rumo ao mercado de autopeças, utilizando o seu know-how adquirido durante anos e que fizeram a fama da Randon, mas associada a multinacionais como forma de reduzir riscos, eliminar possíveis concorrentes e manter alto nível de competitividade. Assim, a Randon desponta nos anos 1990 como um conglomerado de empresas que produzem equipamentos relacionados aos caminhões. A Guerra & Irmãos tem uma história de expansão tão agressiva quanto a Randon, que a transformou na sua principal rival. Como resultado, em 1962 altera a sua razão social para Guerra & Marchett e, em 1964, muda novamente para Mecânica Rodoviária S/A. Entretanto, a expansão e reestruturação criaram problemas que levaram Ângelo Francisco Guerra, o fundador, a vender sua participação acionária na companhia e, em 1970, criar uma nova companhia de implementos denominada Guerra S/A. Localizada na cidade de Caxias do Sul, no Bairro Ciro, iniciou as atividades fabris de fato em abril de 1971 com um modesto quadro de 20 funcionários e parque fabril com 7 mil m² construídos e 20 mil no total. Em 1972, a Guerra inaugura uma unidade montadora em São Paulo, em um prédio alugado, localizado na Rua Tenente Amaro Felicíssimo da Silveira, número 100, no Parque Novo Mundo, capital. Em 1980, a filial São Paulo foi transferida para instalações próprias, na cidade de Guarulhos, contando com uma estrutura de 17,3 mil m² e uma área construída de 2,3 mil m², seguida da Unidade número II com área total de 38.000 m2. Em 1982, diante de uma mudança na forma de comercialização e de uma necessidade de maior abrangência do mercado, a empresa mudou sua política de distribuição, começando a organizar uma rede de distribuidores em todo o território nacional. No fim dos anos 1980, quando a marca se consolidava, a Guerra foi convidada pela montadora de caminhões Scania, líder no segmento de cavalos-mecânicos, a desenvolver uma marca específica de carretas para os seus caminhões. Assim nasce em 1989 a marca CHARGE, exclusiva para as concessionárias e caminhões Scania. Também foi importante que acompanhou a Scania na sua busca por novos mercados nos países do conesul nos anos 1990 e criação de sua rede de distribuição no MERCOSUL (Guerra, 2010). A Facchini tinha como público alvo implemento para caminhões leves, semi-pesados e pesados, especialmente o seu conceituado furgão de aço e alumínio. Inicialmente foram feitos para atender a demanda local dos fabricantes de móveis de Votuporanga. Porém os empresários e caminhoneiros da região tinham grandes reticências em adotar o novo implemento, mas a estratégia adotada pela empresa segundo Rubens Facchini foi “decidimos dar furgões de brinde para convencê-los” (SindLab, 2006). Enquanto Euclides Facchini esteve à frente da empresa não ocorreram grandes saltos, apenas a companhia se consolidou. Porém quando Euclides se aposentou em 1996, seus filhos, Rubens e Euclides Jr., passaram a ser agressivos na busca de novos nichos e na expansão da firma. A Noma dá um grande salto no começo da década de 1970, quando passa a ocupar um novo parque fabril de 5 mil m². Assim, a companhia conseguiu ampliar a produção para a média de 35 truks ao mês e montar basculantes sobre chassis. O passo seguinte foi a inauguração de uma nova unidade fabril já em 1975, na cidade vizinha de Sarandi, contanto com uma área de 95.846 m² e com área construída de 11.375 m². O objetivo da nova unidade fabril era produzir semi-reboques, em especial as graneleiras e basculantes muito utilizadas no transporte de grãos e insumos para a produção agrícola como adubo e calcário, além de tanques para transporte de combustível. Em 1988, a Noma do Brasil S. A. incorporou a concorrente mais próxima, a Truck Maringá, que além de fabricar terceiro-eixo e basculantes sobre chassis detinha a marca de semi-reboques “Kume”. Em 1989, a convite da Scania do Brasil, a Noma inícia a comercialização de seus produtos no mercado internacional ao exportar 32 semi-reboques para o Chile (Noma, 2010). Nesse negócio a Noma foi habilidosa em aproveitar a intenção da Scania em conquistar o mercado latino-americano, dominado por caminhões usados REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 69
  • 70. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos provenientes especialmente dos EUA. Anos mais tarde isso impulsionou a Noma a criar uma rede de representantes nos países do MERCOSUL, Bolívia, Chile e Equador. 4.3. Quadro atual Na década de 2000, as quatro companhias despontavam com as características em comum de: (i) empresas que se mantinham sob o controle das mesmas famílias que as fundaram, mas administradas de forma moderna e em busca de serem competitivas no mercado; (ii) o investimento em pesquisa e desenvolvimento para sustentar a sua competitividade no mercado nacional e internacional; (iii) a associação com as companhias de caminhões nacionais passa a ser comum e uma forma de abrir novos mercados; e (iv) mais recentemente, o início de uma expansão mais agressiva sobre o mercado de auto-peças e no cenário internacional. A Randon vem se consolidando como uma das grandes empresas privadas brasileiras, em fase de expansão como atesta o ex-presidente Raul Anselmo Randon no Relatório da Administração 2008, ao dizer que “nosso plano plurianual de expansão anunciado em 2005 com visão até 2009, está contemplado em suas metas básicas de expansão, geração de empregos, geração de impostos ao lado da manutenção e ampliação da liderança Randon, antecipadamente materializados” (Randon, 2009b). O controle acionário do Grupo é exercido pela Dramd Administração e Participações Ltda que é uma holding familiar, mas não é negligenciada a importância de investidores nacionais e internacionais. 70 Segundo o atual presidente do Grupo Randon, David Abramo Randon, o objetivo é chegar a 2015 entre as cinco líderes globais do setor de implementos rodoviários. Em 2009, o Grupo registrou uma receita bruta total de R$  3,7  bilhões.  As companhias do grupo trabalham integradas, divididas em três setores. O primeiro de implementos e veículos, composto pela Randon (a controladora do grupo e que fabrica implementos), Randon Implementos para Transporte, Randon Argentina e Randon Veículos. O segundo de autopeças e componentes, formado por Master, Jost, Fras-le, Suspensy e Casterch. Por fim o de serviços financeiros ou sistemas de aquisição formado pela Randon Consórcios (Randon, 2009b). Entretanto a Randon não entrou no segmento de caminhões convencionais, isto é, os que rodam no trânsito urbano e rodoviário, mas sim prefere não competir com as multinacionais que atuam no setor. Existem duas explicações complementares para esse fato. A primeira é que a pesar de ter um nome forte, teria que enfrentar a capacidade de marketing e a história de companhias com mais de 50 anos de Brasil, mesmo sendo multinacionais, que firmaram o seu nome no segmento de transporte nacional contando com uma capacidade de mobilização de recursos enorme. O segundo é que o investimento para desenvolver o projeto de uma linha de caminhões, colocar em produção, criar a rede de assistência técnica e de revenda é complexo e exige maiores recursos do que a de veículos especiais e implementos. A Guerra S/A conta com quatro unidades produtivas: Caxias do Sul, Farroupilha, Guarulhos e Argentina. Produz cerca de mil unidades mensais de reboques e semi-reboques, 460 kits 3º eixo, além de peças de reposição para a manutenção de produtos, conta com mais de 1.600 funcionários (Guerra, 2010b). O que chama a atenção na composição do parque fabril da Guerra é a unidade na argentina recentemente inaugurada, mas fundada como forma de ocupar o mercado argentino de semi-reboques, especialmente considerando a posição argentina de grande produtor agrícola e que transporta a maioria de sua produção via rodoviária. A Guerra conta com mais de 10 mil clientes ativos e cerca de 90 mil produtos em operação no mercado brasileiro. A rede de assistência técnica em território brasileiro consiste em 57 pontos de serviços autorizados, 42 casas de distribuição e 80 concessionárias. No mercado externo atua em 16 países, especialmente na América Latina, onde detém a única unidade fabril no exterior localizada na Argentina (Guerra, 2010b). Em 2007 o faturamento da empresa atingiu FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 71. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS R$ 468 milhões (U$ 45 milhões em exportações) e crescimento de 54% sobre o ano anterior (142% em exportações). O lucro líquido chegou a R$ 6,7 milhões (já descontado prejuízo de R$ 11,1 milhões apurado em 2006) (Intelog, 2008). Entretanto, no segundo semestre de 2008, a Guerra foi vendida para o grupo francês Axxon Group, financiado pelo banco de desenvolvimento alemão DEG, depois de mais de oito meses de negociações (Intelog, 2008). O grupo francês Axxon Group não é uma grande empresa de implementos rodoviários ou de transporte, mas sim um grupo que procura investimentos em empresas médias (faturamento anual entre R$ 20 milhões e R$ 200 milhões) dos mais diversos setores. O que não espanta, pois não existem mega empresas montadoras de implementos rodoviários como existem no segmento de caminhões e nem mesmo as grandes montadoras de caminhões ou de autopeças têm interesse em se dedicar a fabricação de implementos rodoviários. É uma característica de mercado. A Facchini passou a oferecer implementos para caminhões pesados e bater de frente com a líder do mercado, a Randon. A organização da companhia é altamente verticalizada, a empresa construiu, em 2008, uma fábrica exclusivamente dedicada à produção de peças, onde são feitos os eixos usados nos veículos que funcionam com semi-reboques e é essa unidade que está sendo preparada para se transformar em fornecedora das montadoras. Quando isso acontecer, a Facchini, que hoje atende apenas aos transportadores de carga, passará a fornecer também para a indústria automobilística (Sindlab, 2006). A organização administrativa da Facchini conta com os irmãos Rubens, presidente, e Euclides Jr., diretor comercial, mas as decisões são tomadas em conjunto e alinhadas com a estratégia de manter a atividade como negócio familiar, sustentado sempre em capital próprio e com tecnologia de primeiro mundo (Sindlab, 2006). A empresa atua em duas áreas básicas - carrocerias sobre chassis e semireboque. Os investimentos nessa empresa são feitos de acordo com a necessidade - “no fio da navalha”, como define Euclides. Segundo seus cálculos, nos dois últimos anos foram gastos R$ 30 milhões em expansão e compra de equipamentos. Mas nada foi destinado à publicidade. A Facchini possui atualmente o certificado ISO 9001. Produz a linha completa de implementos rodoviários para caminhões leves, médios e pesados, possui seis fábricas, 30 distribuidores exclusivos, 10 distribuidores no exterior e a produção média de 3 mil produtos por mês (Facchini, 2010). A estratégia atual da Facchini é muito semelhante a da Randon, isto é, ampliar as suas ações do mercado de implementos para o setor de autopeças a fim de se proteger das variações de mercado. A Noma produz implementos utilizando um moderno conceito de linha de montagem, auxiliada por gabaritos específicos, máquinas de corte computadorizadas e robôs industriais. O gerenciamento de toda organização é feito através de um software de gerenciamento contínuo, SAP, uma estrutura que consolida a Noma do Brasil S.A. como um dos maiores e melhores fabricantes de semi-reboques da América do Sul (Noma, 2010). Além do mais detém uma ampla gama de implementos rodoviários, mas a exemplo da Guerra S/A enfatiza que o seu negócio são os implementos rodoviários e não indica pretensões de expandir as atividades para outros ramos correlatos como autopeças. 5. LIÇÕES E EVIDÊNCIAS DAS “QUATRO GRANDES” Diferente de países como Estados Unidos e China, de dimensões continentais e demandantes do transporte rodoviário, o Brasil não criou condições para que montadoras de caminhões nascessem para atender o mercado interno oriundas de empresas que atuavam no setor como oficinas. A resposta pode estar no modelo de desenvolvimento no setor implementado no Brasil que deixou as principais empresas nacionais relegadas a produção de implementos rodoviários. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 71
  • 72. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos Primeiramente, a política industrial para a indústria automobilística brasileira foi atrair as multinacionais a fim de que produzam os seus produtos no Brasil com elevado grau de nacionalização. Esta política fazia parte da ISI como observa Katz (2005), além do mais nos anos 1950/1960 era difícil uma empresa nacional grande e capaz o suficiente para produzir caminhões. A única que produzia caminhões era a estadual FNM devido a uma necessidade urgente do Brasil, mas no fim da década de 1960 foi privatizada. As empresas privadas nacionais começaram os primeiros movimentos rumo a produção de veículos na década de 1970. Um caso interessante é da Randon que vai se aproveitar do cenário favorável da década de 1970 e investir no desenvolvimento e produção de veículos especiais, em que passou a ser líder do mercado e mesmo com a abertura da década de 1990 ainda é. Inclusive, expandiu as atividades para a produção de retro-escavadeiras e veículos para a exploração madeireira, em ambos os casos enfrenta a concorrência de grandes companhias internacionais como Volvo, Case e Caterpillar. Então, quais motivos que a levaram a não entrar na produção de caminhões comuns? Uma das respostas pode estar ligada à dura competição com as multinacionais que envolve força da marca, capacidade de desenvolvimento de novos produtos e assesso a novas tecnologias. Portanto, acaba sendo mais fácil buscar se estabelecer em segmentos especiais nos quais é possível ser competitivo e se associar as companhias para impulsionar a venda de implementos rodoviários. 72 Entre as “quatro grandes” tanto a Randon como a Facchini iniciam o movimento rumo a produção de autopeças também associada às multinacionais produtoras de caminhões e de autopeças. O motivo é que ao longo dos anos essas empresas adquiriram capacidades técnicas e de inovação muito úteis para produzir equipamentos adequados as necessidades brasileiras e muito atraentes para a venda em mercados com características semelhantes, especialmente África e América Latina, pois são pensados para operações em situações extremas muito diferentes das encontradas nos Estados unidos e Europa. Outro aspecto favorável na associação entre as “quatro grandes” e as montadoras de caminhões é a facilidade de entrar em novos mercados. Por exemplo, quando a Scania começou a comercializar seus caminhões em outros países da América Latina e competir com caminhões usados importados, especialmente dos Estados Unidos, levou consigo produtos da Guerra e Noma, constituindo uma forma de dar um diferencial aos seus produtos e uma maior atratividade. Atualmente, das quatro grandes, apenas a Guerra S/A pertence a um grupo de investidores estrangeiros que não é uma grande empresa de implementos, mas um banco que busca comprar companhias médias que tenham boa rentabilidade. Assim, não espanta que logo a Guerra seja vendida para outro grupo ou volte às mãos da familia Guerra. Em compensação a Randon caminha para ser uma verdadeira multinacional brasileira e uma das cinco maiores companhias do mundo no mercado de implementos e, a Facchini, segue relativamente a mesma estratégia de diversificação e busca de novos mercados de forma discreta, mas eficiente. Além do mais companhias médias e grandes do setor passam a se destacar e podem no futuro próximo transformar-se em conglomerados, com destaque para a Pastre e a Rossetti. 6. CONSIDERAÇÕES FINAIS O Brasil é um dos maiores mercados e produtores de caminhões do mundo, mas diferente de outros países como a China e os Estados Unidos. Falhou em criar condições para que as empresas nacionais do setor se transformassem em grandes produtores de caminhões ou produtoras de componentes importantes dos veículos tais como motores, caixa de câmbio e diferenciais. Assim, as grandes FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 73. ORIGENS E TRANSFORMAÇÕES DAS GRANDES EMPRESAS BRASILEIRAS DE IMPLEMENTOS RODOVIÁRIOS empresas do setor hoje são na verdade as produtoras de implementos rodoviários. Aparentemente inicia-se um movimento de tentativa de produção de componentes mais sofisticadados por parte dessas companhias, em especial a Randon e a Facchini. A Randon alçaou a posição dentre as cinco maiores do mundo com produtos cada vez mais diversificados e sofisticados, mas sem sinais que pretenda produzir caminhões. Foi um movimento em parte acompanhado pela Facchini que busca se tornar uma produtora de autopeças. Porém ambas estão longe de produzir um motor a diesel ou linha de caminhões próprias, por exemplo, capazes de competir de igual para igual no mercado. Outra característica a destacar é o movimento comum entre as “quatro grandes” da internacionalização e a procura de novos mercados no exterior associados frequentemente as multinacionais produtoras de caminhões. Neste caso, como aconteceu com outras empresas brasileiras após a virada do milênio, é interessante acompanhar o papel do BNDES tanto no crescimento do conglomerado interno como no financiamento de sua expansão no mercado internacional. Por fim, como afirmam os autores da teoria evolucionária, acabam sobrando no mercado as firmas mais bem preparadas e adaptadas. O desafio atual para três das grandes que restaram é atingir um tamanho tal que evitem ser compradas. Para tanto, podem associar-se entre si ou adquirir concorrentes no mercado interno e externo, seguindo estratégia semelhante à adotada por outras firmas brasileiras internacionalizadas como a Vale, a JBS-Friboi e a Gerdau, para citar apenas três exemplos paradigmáticos. ÍNDICE DE FONTES 73 Bibliografia ANFAVEA. (2006): Indústria Automobilistica Brasileira – 50 anos. São Paulo: Anfavea. ANFIR. (2009): Série e Estudos: implementos rodoviários – 2008: um ano para não se esquecer. Ano V, Ed. 5 – maio. ANFIR. CIMOLI, M. et. al (2003): “Institutional requirements for market-led development in Latin America”. En: Munich Personal RePEc Archive – MPRA, Paper n. 2756, novembro. Disponível em: < http://mpra.ub.unimuenchen.de/2756/ > Acesso em: 30 out. 2009 FACCHINI. (2010): Nossa Empresa. Disponível em: < http://www.facchini.com.br/ > Acesso em: 30 mar. 2010. GAZETA MERCANTIL. (2009): De oficina mecânica a quarto maior produtor. Publicado em: 18 jun. 2009. GUERRA. (2010): Guerra S/A > Histórico. Disponível em: < http://www.guerra.com.br/sobre-a-guerra/historico > Acesso em: 29 mar. 2010. GUERRA. (2010b): Guerra S/A > Dados. Disponível em: < http://www.guerra.com.br/sobre-a-guerra/dados > Acesso em: 30 mar. 2010. INTELOG. (2008): Guerra Consolida Venda de Controle Acionário. Publicada em 26 ago. 2008. Disponível em: < http://www.newslog.com.br/site/ default.asp?TroncoID=907492&SecaoID=508074&SubsecaoID=818291&Template=../artigosnoticias/ user_exibir.asp&ID=466070&Titulo=Guerra%20consolida%20venda%20do%20controle%20acion%E1rio > Acesso em: 30 mar. 2010. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 74. Armando Dalla Costa | Elson Rodrigo de Souza-Santos KATZ, J. (2005): “A Dinâmica do Aprendizado Tecnológico no Período de Substituição das Importações e as Recentes Mudanças Estruturais no Setor Industrial da Argentina, do Brasil e do México”. Em: NELSON, R.; KIM, L. (Orgs.): Tecnologia, Aprendizado e Inovação: as experiências das economias de industrialização recente. Campinas: Editora Unicamp, p. 413 - 448. LALL, S. (2005): “A Mudança tecnológica e a Industrialização nas Economias de Industrialização Recente da Ásia: conquistas e desafios”. Em: KIM, L.; NELSON, R. R. (Orgs.). Tecnologia, Aprendizado e Inovação: as experiências das economias de industrialização recente. Campinas: Editora Unicamp, p. 25 - 99. MACARINI, J. P. (2007): A Política Bancária do Regime Militar: o projeto do conglomerado (1967 – 1973). Textos para Discussão IE/UNICAMP, nº 124, janeiro. MALERBA, F. (2005): “Innovation and the Evolution of Industries”. Working Paper publicado pelo CESPRI Centro di Ricerca sui Processi di Innovazione e Internazionalizzazione, n. 172, july 2005. Disponível em: <http://hdl.handle.net/10.1007/s00191-005-0005-1> Acesso em: 02 jun. 2009. MDIC (2009). Raul Anselmo Randon. Disponível em: <http://www.medalha.desenvolvimento.gov.br/docs/ Dr_raul_Randon.pdf> Acesso em: 02 jun. 2009. NELSON, R. R.; WINTER, S. G. (1982): An Evolutionary Theory of Economic Chance. Cambridge: Harvard University Press. NOMA. (2010): Noma > Institucional. Disponível em: <http://www.noma.com.br/index.php?link=empresa > acesso em: 30 mar. 2010. 74 PACK, H. (2005). A Pesquisa e o Desenvolvimento no Processo de Desenvolvimento Industrial. In: KIM, L.; NELSON, R. R. (Orgs.). Tecnologia, Aprendizado e Inovação: as experiências das economias de industrialização recente. Campinas: Editora Unicamp, p. 101 – 134. PASTRE. (2010): Pastre > Empresa. Disponível em: < http://www.pastre.com.br/empresa.htm > Acesso em: 02 abr. 2010. RANDON. (2008): A Companhia: Mercado de semi-reboques e vagões ferroviários. Disponível em: < http:/ /www.randon.com.br/pt/ri > Acesso em: 30 mar. 2010. RANDON. (2009): Memorial Randon. Disponível em: <http://www.memorialrandon.com.br/home/ memorial_randon.asp > Acesso em: 02 jun. 2009. Randon. (2009b): Relatório Anual 2008. Disponível em: < <http://www.mzweb.com.br/randon/web/arquivos/ RANDON_Rel_Anual_2008_20090305_port.pdf> Acesso em: 30 mar. 2009. ROSSETTI. (2010): Rossetti > História. Disponível em: < http://www.rossetti.com.br/index2.html> Acesso em: 02 abr. 2010. SCHIFFER. (2010): Schiffer > Empresa. Disponível empresa_apresentacao.php > Acesso em: 02. Abr. 2010. em: <http://www.schiffer.com.br/ SINDLAB. (2006): Facchini Prepara-se Para Entrar no Competitivo Ramo de Autopeças. Publicado em: 26 set. 2006. Disponível em: <http://www.sindlab.org/noticia02.asp?noticia=7231 > Acesso em: 30 mar. 2010. STUDART, R. (1995): Investment Finance in Economic Development. Londres e Nova York: Routledge. TEECE, D. (2005): “As Aptidões das Empresas e o Desenvolvimento Econômico: implicações para as economias de industrialização recente”. Em: KIM, L.; NELSON, R. R. (Orgs.). Tecnologia, Aprendizado e Inovação: as experiências das economias de industrialização recente. Campinas: Editora Unicamp, p. 147 – 178). FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 75. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING Barbara Regina Lopes Costa 1 María Camila Bedin 4 babhy@terra.com.br maria.bedin@centropaulasouza.sp.gov.br Dennys Robson Girardi 2 Thiago Nunes Bazoli dennys.girardi@fae.edu tbazoli@sercomtel.com.br 5 Diego Gilberto Ferber Piñeyrua 3 dferber15@hotmail.com RESUMEN Este artículo se propone analizar las estrategias de marketing que son desarrolladas con las informaciones del Servicio de Atención al Cliente (SAC) por empresas del sector de alimentos. Para atender al objetivo, al principio fue necesario conocer tanto la evolución del concepto de marketing como la del Servicio de Atención al Cliente, a partir de una revisión bibliográfica. Posteriormente, se analizaron las opiniones y la experiencia de seis expertos en el referido Servicio, lo que permitió verificar cómo las informaciones de los SACs ayudan en las estrategias de marketing. El resultado de este estudio descriptivo permite concluir que los SACs son excelentes instrumentos con potencial de auxiliar la gestión de las estrategias. Palabras Claves: Servicio de Atención al Cliente - SAC, Estrategias de Marketing, Comunicación Integrada. 1 Barbara Regina Lopes Costa es Licenciada en Comunicación Social por la Universidade Sant Cecília - UNISANTA, Magíster en Administración por la Universidade de São Caetano do Sul - USCS, doctoranda de la Universidad de la Empresa - UDE y profesora de la Faculdade Network y de la Facultad de Fatec Americana. 2 Dennys Robson Girardi es Licenciado en Filosofía por la FAE Centro Universitário, Magíster en Tecnología de la Salud por la Pontifícia Universidade Católica do Paraná, Magíster en Educación por Universidad de Jaén (España) y profesor de la FAE Centro Universitário (Brasil). 3 Diego Gilberto Ferber Pineyrua es Licenciado en Administración por la Universidade Federal de Santa Catarina. Magíster en Agronegocios por la Universidade Federal de Mato Grosso do Sul. Doctorando em Administración por la Universidad de la Empresa - UDE y profesor Asistente de la Universidade Federal de Mato Grosso do Sul. 4 MarÍa Camila Bedin es Licenciada en Letras-Portugués por la Pontifícia Universidade Católica de Campinas - Puc-Campinas y en Letras-Español por la Faculdade de Americana - FAM, Magíster en Letras por la Universidade Presbiteriana Mackenzie. Diploma Superior de Español por la Universidad de Salamanca - España. Profesora en la Fatecs de Americana e de Jundiai. 5 Thiago Nunes Basoli es Licenciado en Administración por la Universidade Norte do Paraná - UNOPAR. Doctorando en Administración (Universidad de la Empresa - UDE/Uruguay). Magíster en Organizaciones y Desarrollo por la FAE -Centro Universitario Franciscano do Paraná-. Profesor de Gestión del Tercer Sector y Administración en el Instituto de Ensino Superior de Londrina - INESUL y de la Universidade Norte do Paraná - UNOPAR. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 75
  • 76. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli ABSTRACT This article aims to analyze the marketing strategies that are developed using information from the Customer Service for food companies. To meet the goal, at first it was necessary to understand the evolution of the marketing concept and the Customer Service as well, through a literature review. After that the opinions and experience of six Customer Service specialists were analyzed and it allowed verifying how the information from the Customer Service helps in the marketing strategies. This descriptive study concludes that the Customer Service is an excellent tool with potential to support the management strategies. Keyworlds: Customer Service, Marketing Strategies, Integrated Communication. 1. INTRODUCCIÓN Las empresas están desarrollando modelos de canales de comunicación que busquen entender el comportamiento del consumidor en situaciones de insatisfacción. Entender las causas de la insatisfacción, que no son claramente dichas por el cliente, pueden mejorar la identificación de nuevas necesidades y la creación de estrategias competitivas para las empresas. 76 El Servicio de Atención al Cliente es un canal de comunicación que brinda a las empresas una retroalimentación de sus actividades. Eso permite que sus acciones sean optimizadas, lo que trae beneficios tanto a la empresa como al consumidor. Sin embargo, es común que veamos al SAC como un instrumento empresarial para amenizar los reclamos de los clientes, controlándolos para que no sean llevados a la prensa y a las instancias del Código de Defensa del Consumidor. Walker (1991) observa que los reclamos registrados por los clientes son una oportunidad empresarial, ya que permiten identificar las fallas, corregir posibles problemas, recuperar la credibilidad con el cliente e incentivar su fidelidad. Poseedor de diversas nomenclaturas y siglas -Central de Atención al Cliente, Relación con el Consumidor, 0800 etc.- el Servicio de Atención al Cliente en una empresa puede ser un canal de doble mano, ya que además de administrar elogios, también recibe críticas, dudas, solicitudes, reclamos y sugerencias, ya sea a través de contacto directo, carta, teléfono, e-mail, internet u otras formas de comunicación de las que disponga la empresa. Hirschman (Queiroz, 2003) nos muestra las tres formas de manifestación de una insatisfacción: voz, salida y propaganda negativa boca a boca. Esas características son determinadas por el modelo de competitividad de la industria. En un modelo de monopolio, los clientes preferirían reclamar (voz), mientras que en el caso de industrias de ambiente competitivo la preferencia sería por cambiar de producto (salida). En los dos casos, el medio de comunicación utilizado por el cliente es la propaganda negativa boca a boca. La principal herramienta de marketing de un SAC es el teléfono que, en combinación con tecnologías modernas de comunicación, se transformó en un diferencial competitivo del servicio del SAC: los contactos realizados entre cliente y empresa abastecen de información al sistema de inteligencia de marketing, haciendo posible que se utilice como herramienta estratégica para la planificación de las acciones de marketing, actuando de común acuerdo con las exigencias del mercado (Prabhaker et al., 1997). FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 77. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING El servicio de SAC de una empresa busca una integración de la comunicación con el mercado, atendiendo determinadas necesidades que revelan el carácter multidisciplinario del acto comunicativo. O sea, la empresa buscará la competencia comunicativa con su SAC (Galindo, 2009). Saber si sus clientes están satisfechos o insatisfechos y conocer los motivos de tal estado, permite que las empresas desarrollen canales de comunicación para monitorear la satisfacción del consumidor como forma de evaluar la empresa y controlar sus esfuerzos con estrategias más eficientes. Por esa razón se pregunta: ¿qué estrategias de marketing se pueden desarrollar utilizando las informaciones del SAC? Conforme al estudio de Giacomini Filho (2008), había una tendencia irreversible de que las personas reclamaran directamente sobre los productos a las empresas y cuyo acceso ha sido facilitado por el SAC. Después de ajustes y adaptaciones, las empresas percibieron que el SAC tenía una función mucho más amplia que amenizar reclamos; las empresas dedicadas al marketing constataron en el SAC es una gran herramienta para la gestión empresarial. Este trabajo se propone, entonces, analizar las estrategias de marketing que son desarrolladas a partir de la información del Servicio de Atención al Cliente (SAC) por empresas del sector alimenticio. 2. REVISIÓN DE LA LITERATURA 2.1. El Nuevo Marketing con los Cambios Sociales La evolución del marketing está intrínsecamente conectada al desarrollo del comportamiento de la civilización. Como la sociedad, el marketing viene pasando por transformaciones cada vez más rápidas, modificando sus conceptos, valores, creencias y superando paradigmas (Guimarães et al., 2005). Al discurrir sobre la historia del marketing, Costa et al. (2010) han visto que, inicialmente, la producción era para la propia subsistencia, pero posteriormente pasó a la producción planeada. Es a partir de esa etapa que los agentes sociales, productores y consumidores comienzan a asumir papeles distintos en la sociedad. Algunos empresarios notan la importancia de producir y atender a las necesidades y caprichos de sus consumidores, adaptando las actividades de la empresa y el concepto de administración integrada de marketing para satisfacer las expectativas del mercado. Tomando como referencia a Rocha et al. (1999), el final de los años ‘70 fue marcado por el movimiento consumerista. Para algunos autores, ese movimiento social fue, efectivamente, el resultado del fracaso del marketing en atender a las expectativas y necesidades de los consumidores. Para Talaya (2008), el consumismo es una consecuencia del proceso occidental que se produce cuando se entra en una etapa avanzada de desarrollo económico y cultural, lo cual ocasiona un desequilibrio entre productores y consumidores. En los ‘80, Stanton (1980) constató el surgimiento de esta práctica, a la que denominó responsabilidad social. Según él, las condiciones socioeconómicas de los años ‘70 causaron esa evolución del concepto de marketing. Las presiones provenientes de expectativas no atendidas de los consumidores, la preocupación por el deterioro del medio ambiente y las fuerzas político-legales pasaron a influir en los planes de marketing. Para Barksdale y Darrden (Stanton, 1980) el movimiento consumerista, que se REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 77
  • 78. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli dio a finales de la década del ‘60, es síntoma claro de que hubo fallos en la implantación del concepto de marketing. Sin embargo, recién en el siglo XX se pone en foco la responsabilidad social. La década de los ‘90 ha sido marcada por divulgaciones realizadas por organizaciones no gubernamentales (ONGs) y por los medios de comunicación sobre el uso de mano de obra esclava e infantil por parte de grandes empresas. Según Klein (2009), los años 1995 y 1996 recibieron el nombre de los años de las fábricas explotadoras, debido a las agresiones laborales en el proceso de producción de las grifas más populares, que utilizan excelentes estrategias del compuesto de marketing: precio, producto, distribución y comunicación. Para Ashley (2005), los consumidores actúan según sus propios valores, practican el consumismo y exigen responsabilidad social, definiendo de esa manera nuevas concepciones al mercado. A la luz de ese nuevo perfil social, algunas empresas han abierto un canal directo de comunicación con sus clientes, lo que demuestra cierta preocupación en conocer, atender y dialogar con ellos. En el 2007, la American Marketing Association (AMA) actualizó su concepción sobre marketing para definirlo de forma más amplia, involucrando los conceptos de valor, relacionamiento y beneficio, además de expandir los agentes que forman parte de acciones empresariales (Costa, 2010). En este sentido, marketing es una “función organizacional y una serie de procesos para la creación, comunicación, entrega de valor a los clientes y para la gerencia de relacionamientos entre ellos de forma a beneficiar la organización y sus stakeholders” (Costa, 2010). 78 En comparación, la definición anterior de marketing, adoptada en 1985, sostiene que “es el proceso de planificación y ejecución de conceptos, fijación de precios, promoción y distribución de los bienes, de las ideas y servicios para crear cambios que satisfagan los objetivos de los individuos y de las empresas” (Costa, 2010). Por lo tanto, es a través de una visión dirigida al consumidor que las actividades actuales de marketing proporcionan competitividad a las organizaciones, mientras que el producto y las ventas son sólo parte del proceso que pretende conquistar y mantener a los clientes. Una de las estrategias de acción del marketing establece que las relaciones entre las organizaciones y el mercado son por medio del compuesto de marketing, las 4 p: producto, precio, plaza y promoción, para satisfacer a los consumidores. Las acciones del compuesto de marketing proyectadas y ejecutadas correctamente son procedimientos que estimulan la conciencia, el interés y la demanda del mercado. Sin embargo, capturar las respuestas creadas por tales estímulos de marketing requiere una herramienta diferente. Y el SAC, viendo sus bases tecnológicas, es una forma adecuada para conducir una acción de marketing (Prabhaker et al., 1997). Para Minciotti et al., “los canales de comunicación, fijando la voz del cliente dentro de la organización, son un importante instrumento estratégico, que se hacen cada vez más imprescindibles delante de la creciente agresividad de los mercados” (1999:10). 2.2. El SAC - Servicio de Atención al Cliente Desde la creación de los primeros SACs, hay registro de las actividades realizadas por el sector; según la Society of Consumers Affairs Professionals in Business (SOCAP) (Zülzke, 1997), las funciones FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 79. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING del SAC no eran relaciones públicas ni publicidad ni sólo atenciones de reclamos, sino algo completamente diferente. Según Giacomini Filho (2008), en el inicio de los ’90, en Brasil, las personas estaban perdiendo el miedo a reclamar: cuando encontraban algún problema con los productos, recurrían directamente a la empresa. Percibiendo que esa era una tendencia irreversible, muchas empresas comenzaron a facilitar ese acceso a partir del desarrollo de los SACs. En 1992, la Asociación Brasileña de los Anunciantes (ABA)6 instauró el comité de SAC. El primer material publicado por el comité -el manual Cómo implementar el SAC en la empresa- alertaba a las compañías que no bastaba atender al mercado por pura satisfacción de marketing o por prevención de la Ley del Consumidor, sino que sería necesario oír y analizar las quejas de los consumidores, pues ellas son el verdadero termómetro del mercado. Corroborando con la SOCAP, Zülzke explica que el SAC “no es servicio social, no es investigación de mercado, no es publicidad, no es relaciones públicas, no es asistencia técnica, ¡no es tele ventas! Sin embargo, al mismo tiempo, resulta algo de todo eso” (1997:90) y lo describe como “canales de comunicación y facilitadores del diálogo con clientes, consumidores e instituciones dirigidas a la política de consumo” (1997: 90) Pyloridis et al.(2003) observan que las empresas comenzaron a divulgar los medios de contacto como el SAC principalmente en los envases y rótulos, tal vez porque están insertos en el producto y son elemento de contacto directo con el consumidor. En las actuales relaciones de consumo, el SAC representa un salto cualitativo tanto de las empresas, que presentan un posicionamiento más moderno y competitivo, como del consumidor, que se hizo más exigente (Ferreira, 1996). Además de eso, representa un componente indisociable del marketing apoyado en la conquista y mantenimiento de clientes. Saber oír a los consumidores es un medio que las empresas tienen para identificar la verdadera demanda del mercado. Zülzke (1997) propone detectar los números e impactos de los cambios internos adoptados en función de la demanda de los consumidores u observar la prioridad con que los asuntos de los consumidores son tratados en las organizaciones. Todo eso para identificar evidencias del compromiso de las empresas y para que se adapten a las nuevas exigencias del mercado. El mercado ha notado, recientemente, que el SAC tiene funciones mucho más amplias que amenizar reclamos. Para Prabhaker et al. (1997) y Minciotti et al. (1999), el SAC no tiene un carácter meramente informativo, sino que puede ser usado para varias finalidades, tales como la relación con los clientes, como una importante herramienta de ventas, soporte de campañas promocionales, investigación de mercado y administración del negocio como un todo. Aunque el compuesto de marketing posea diversas 6 Fundada en 1959, la ABA -Asociación Brasileña de Anunciantes- es una entidad sin fines de lucro que reúne a las 300 mayores empresas anunciantes brasileñas. La ABA es afiliada a la World Federation of Advertisers (WFA), entidad que congrega asociaciones de anunciantes de 46 países. El Comité de Atención al Cliente se inició en 1992. Entre sus realizaciones está el cambio de experiencias entre los miembros, presentaciones de casos de las empresas y de proveedores que pretenden enriquecer el conocimiento de los integrantes, además de cursos de perfeccionamiento en la gestión del SAC (PASSO, 2002). REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 79
  • 80. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli herramientas de actuación en el mercado, las investigaciones revelan que el producto es mayoritariamente beneficiado por las informaciones del SAC (A&A, 2004, Pyloridis et al., 2003; Isnard, 1997). Pyloridis et al (2003) aseguran que eso sucede porque el producto es el elemento más tangible, para el consumidor, en el compuesto de marketing. Entonces, algunos empresarios pasaron a usar el SAC para mejorar su imagen delante del público y ganar la fidelización del cliente. Para Ferreira (1996), el SAC tradicionalmente corre por cuenta del marketing, debido a la tarea de orientar o prestar servicio de comunicación en la atención. Coincidiendo con esta visión, Prabhaker et al. (1997) exponen que el SAC es una herramienta tecnológica de marketing y que ofrece a los consumidores una alternativa para manifestaciones, lo que posibilita la comunicación en los dos sentidos, además de la rapidez y de la facilidad de respuesta. En la práctica, los resultados de las investigaciones realizadas en 1998 con 20 SACs de empresas asociadas a la ABA por Pyloridis et al. (2003) y cinco años después, en 2003, con 38 SACs del sector alimenticios por la A&A Comunicación y Marketing7 (2004), confirman que la localización del SAC en el organigrama de las empresas está, predominantemente, en sectores que tienen implicación directa con el mercado y los consumidores, siendo Marketing y Comercial los más citados, seguidos por Calidad y Desarrollo de Productos. Sin embargo, la A&A (2004) observa que la mayoría de las empresas consultadas no utilizan las informaciones del SAC en el proceso de toma de decisiones. Minciotti et al. observan que “a pesar de que muchas empresas posean tal tipo de servicio, son pocas las que hacen uso estratégico del mismo” (1999:4). Muchas empresas aún no consiguen visualizar el potencial del SAC en la formulación e implementación de estrategias. Isnard (1997) expone que sólo disponer del SAC no es suficiente, sino que es imprescindible la circulación de las informaciones obtenidas por el SAC a las otras áreas de la empresa, para que ellas las absorban y utilicen como sustento o justificación de sus actividades. 80 El SAC auxilia a las empresas en la comunicación con sus públicos, pero también acompaña los cambios sociales en la prevención de conflictos y en la mejora de sus productos. Por eso, en las gestiones empresariales en las que el cliente es el objetivo principal y total de la empresa, el SAC es uno de los canales más importantes en la creación y mantenimiento de esa relación. 3. METODOLOGÍA DE ESTUDIO El objetivo de este artículo es analizar las estrategias de marketing que se desarrollan a partir de la información del Servicio de Atención al Cliente por empresas del sector alimenticio. La metodología de investigación ha sido exploratoria, tanto en los fines, fundamentándose en el análisis de la literatura, en los estudios de la experiencia, a través de entrevistas con personas conectadas al área o importantes conocedoras de ella, como en el análisis de ejemplos que han estimulado la 7 La A&A Comunicación y Marketing Ltda. fue creada en 1996 para ofrecer soluciones de comunicación entre las empresas y los públicos o stakeholders (accionistas, operarios, proveedores, representantes y/o distribuidores, vecindad, clientes, etc.). Prestó servicios en el área de comunicación y marketing para los SACs de la Unilever Bestfoods y de la Reckitt Benckiser. Para entender mejor la diferencia de comportamiento entre consumidores, realizó una investigación en 2002 comparando el perfil de usuarios y no-usuarios de los SACs. En 2003, realizó un relevamiento en el mercado, titulado “SAC, un patrimonio negligenciado”, en un intento de verificar si las empresas valoran el SAC propio (Costa, 2005). FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 81. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING comprensión, cotejando, así, variables cualitativas de carácter nominal. Conforme la metodología presentada, uno de los procedimientos previstos para proporcionar mayor comprensión acerca de las estrategias de marketing que son desarrolladas con las informaciones del SAC es la investigación de campo, a fin de estudiar experiencias y analizar ejemplos. Para conducir esta investigación, fueron seleccionados seis profesionales que, debido a su trayectoria profesional, se hicieron especialistas en SAC. Los entrevistados poseen diferentes actuaciones, por lo que proporcionan una visión amplia y desde diferentes puntos de vista del problema de estudio. Ellos son: Dra. María José de la Costa Oliveira, especialista académica; Claudia Atas, consultora de empresas e investigadora; Alípio del Amaral Ferreira, consultor de empresa y autor; Patricia S. Rozenbojm, proveedora de servicios para SAC; Fernanda Serricchio, gestora del SAC de la Nutrimental/ PR8 y Alexandra Pereira, gestora del SAC de la Bunge Alimentos/SC9. Los datos fueron recogidos en el segundo semestre de 2009. Las informaciones del SAC benefician a todos los sectores de una empresa. Por razones operacionales, la investigación de este estudio estará centrada en las estrategias desarrolladas por las empresas alimenticias. La opción por el sector alimenticio se debe a los siguientes motivos: según el análisis de la literatura, las empresas alimenticias están entre las primeras en implementar el Servicio de Atención al Cliente. Debido a este pionerismo se presupone mayor experiencia en conectar con las informaciones recibidas por el sector y, además, porque los SACs necesitan tener una relación intensa con los consumidores. De esa forma, el estudio podrá convertirse en fuente de información, análisis y estímulo para las empresas que aún no reconocen la importancia del SAC como componente de la gestión empresarial, así como para las instituciones que aún no utilizan las informaciones del SAC como un agente participativo en la creación, desarrollo, evaluación y mantenimiento de sus estrategias. 4. HIPÓTESIS A CONTRASTAR Las hipótesis que se evidenciarán a partir del estudio empírico son: H1: Las empresas no utilizan con frecuencia la información recibida por el SAC. H2: Las empresas consultan constantemente su SAC para la definición de estrategias. H3: El SAC es una fuente rica de información para los encargados de desarrollar estrategias de marketing. Por lo tanto, los consumidores revelan sus expectativas en el producto al entablar contacto con ese servicio. 8 La Nutrimental fue fundada en 1968. Está dividida en seis unidades de negocios, a saber: Minorista: cereales en barra, matinales y cookies, bebidas en polvo y listas para beber, harinas infantiles, sopas, productos naturales, dietéticos y funcionales. Merienda Escolar: suministra alimentos nutricionalmente enriquecidos para programas asistenciales de Gobiernos Provinciales, Ayuntamientos, escuelas y órganos públicos. Food Service: atiende el sector de transformadores de alimentos. Food Ingredients: suministra insumos para industrias de alimentos. Prestación de Servicios: procesamiento de alimentos, mezclas y envase aséptico. Exportación: desarrolla nuevos proveedores en el ámbito internacional (Silva, 2001). 9 La Bunge & Co. fue fundada en la ciudad de Ámsterdam, Holanda, en 1818. Además de Brasil, donde actúa desde 1905, está presente en más de 400 localidades de 30 países, en cuatro continentes y mueve casi 100 millones de toneladas de granos al año. Es la mayor procesadora mundial de oleaginosas. Es líder mundial en la venta de óleos vegetales para consumidores (Centro de Memoria Bunge, 2005). REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 81
  • 82. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli 5. ANÁLISIS DE LOS RESULTADOS Y CONSTATACIÓN DE LAS HIPÓTESIS A lo largo del tiempo, el mercado empresarial y el consumidor han sufrido cambios veloces. Los relatos históricos, expuestos en este estudio, destacan la evolución de la visión empresarial dirigida por las imposiciones de la sociedad en la búsqueda de sus derechos. Esa nueva visión se hace presente entro de las empresas y posibilita nuevas relaciones de consumo. El sector organizacional ha practicado acciones de marketing no sólo para conquistar clientes, sino principalmente para mantenerlos. En ese sentido, la articulación correcta del compuesto de marketing -las 4- p ha sido esencial para satisfacer las necesidades y antojos de un mercado más informado y exigente, como se presenta en el ramo de productos alimenticios. El SAC cumple un papel fundamental en la relación empresa - consumidor, ya que no siempre este último se muestra satisfecho con la manera en que ocurre la oferta de marketing. Para un mejor aprovechamiento del SAC en la estructura organizacional, o sea, de forma estratégica, es necesaria una concientización de todas las áreas de la empresa. La manifestación de los consumidores es una oportunidad que las empresas están desperdiciando (H1) y, de ser bien utilizada, redundaría en beneficios para todas las áreas. Según Ferreira (1996), para que el SAC pase a tener una actuación estratégica (H1) dentro de las empresas es indispensable que todas las áreas tengan acceso a las informaciones del SAC y que reconozcan la importancia de esas informaciones. 82 Cuanto mejor y más rápido sea el uso de la información del SAC por el marketing, menos costo la empresa tendrá. Cuanto más rápido el SAC pase las informaciones al marketing, menos esfuerzo y costo tendrá el marketing para trabajar con sus estrategias y con la imagen de la empresa (Ferreira, 1996). No obstante, raramente vemos esa interacción en el mercado (H1). Se trata de una simbiosis que debería ser bien explicada incluso a los profesionales que trabajan en el SAC y en el marketing. Pereira (2009) destaca algunas acciones importantes que el marketing ya ha realizado con las informaciones del SAC de la Bunge Alimentos. Uno de los ejemplos es el caso de la mayonesa Delicia. Como su sabor es un poco diferenciado de la mayoría de las mayonesas tradicionales que están en el mercado, a menudo el SAC recibe llamadas de consumidores que al experimentar la marca notan esa diferencia. “Explicamos que esa mayonesa tiene un sabor diferenciado: entonces, los consumidores vuelven a experimentar el producto y después vuelven a llamar elogiando el sabor. ¡Es bastante común que suceda eso!” (Pereira, 2009). Esa información se envió al sector de marketing, que aprovechó la opinión de los consumidores y creó un posicionamiento diferenciado para el producto, replanteó el envase (H2) y realzó la frase ¡El Nuevo Sabor de la Mayonesa! para mostrar al consumidor que el producto realmente es diferenciado. Todos los especialistas están de acuerdo con que las informaciones del SAC benefician la gestión del compuesto de marketing (H3). Serricchio afirma que el SAC es una herramienta esencial para el marketing por ser el principal canal de comunicación entre el consumidor y el proveedor y tener como función alimentar a la empresa de informaciones (H3). Pereira (2009) entiende que la inversión en el SAC, además de proporcionar una mejoría en la imagen de la empresa, brinda sostenibilidad para las estrategias de marketing. Rozenbojm sugiere que el reclamo sea visto a partir de una óptica diferente, o sea, que la empresa debe absorber la reclamación como estímulo para innovar. Ella menciona que algunas empresas ya comenzaron a invertir en el entrenamiento de sus coordinadores, gerentes y directores a fin de que aprendan a traducir las manifestaciones de los consumidores y hagan más subsidios para nortear sus FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 83. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING decisiones (H3). Oliveira cree que el SAC puede prestar un verdadero servicio de asesoría a las otras áreas de la empresa. Enalteciendo la importancia de las informaciones del SAC en la gestión empresarial, Atas expone que hay empresas que usan el SAC como fuente para percibir el mundo real y, a partir de esas informaciones, alimentan proyectos en el momento de generación de ideas (H3). Ferreira (1996) observa que, al entrar en contacto con la empresa, el consumidor manifiesta una posición que, frecuentemente, interesará al marketing (H3). De esa manera, pedir o ampliar informaciones de uso del producto, reclamar sobre el no-cumplimiento del plazo de entrega, elogiar o criticar la propaganda transmitida y denunciar la práctica de precios abusivos por un punto de venta son actitudes muy comunes del usuario del SAC. Por lo tanto, casi todos, si no todos los datos que entran en el SAC, interesan al marketing. Y la situación inversa también es verdadera: todo lo que el marketing hace interesa directamente al SAC. Esa interrelación está muy clara en los casos en que el productor consigue mejorar el producto (H3). Esa mejora reducirá el número de reclamos (H3) y, por lo tanto, disminuirá el coste del SAC. Al mismo tiempo, eliminará el roce de la empresa con el mercado y el desgaste del SAC, pues la atención, por más diplomática que sea, no puede por sí resolver el problema traído por el consumidor. “Lo que está en juego en esa interacción entre el SAC y el marketing es una relación de coste.” (Ferreira, 1996). Serricchio (2009) afirma que “encima de sugerencias ya ocurrieron alteraciones en la empresa”. Algunos cambios ya fueron realizados sobre la base de manifestaciones de los consumidores. Por ejemplo, la barra de cereales light sabor maracuyá fue uno de los lanzamientos de la Nutrimental que ha sido influenciado por consumidores, a partir de las sugerencias registradas (H3) en el Centro de Atención al Consumidor (CAC) de la Nutrimental. Además de aprovechar la información para crear un posicionamiento diferenciado para el producto, Pereira (2009) sostiene que esa acción debe disminuir el volumen de llamadas en el SAC. Otro ejemplo es el caso de la inclusión del picote lateral en los envases (H3) de la Bunge, en concreto, la sugerencia del cambio de los envases de ketchup, mostaza y mayonesas. “Los consumidores conectan a la Bunge sugiriendo, por ejemplo, cambiar la apertura de los envases porque no tienen el picote lateral, lo que facilitaría ese movimiento. Presentamos esa sugerencia al departamento de marketing, que ya verificó esa posibilidad con el proveedor del envase y está haciendo un estudio para realizar ese cambio” (Pereira, 2009). Kotler et al. (2006) sostienen que muchas empresas ofrecen soporte técnico por teléfono, fax y email. La empresa, antes de designar un profesional para la reparación o el cambio, intenta resolver el problema con el cliente por teléfono, para que tanto la compañía como el cliente economicen tiempo y dinero. Así, las empresas, con el auxilio del SAC, consiguen acompañar los cambios sociales y, consecuentemente, corresponder a las necesidades de la sociedad. Por eso, en las empresas en que el cliente es el foco principal en el proceso de gestión, el SAC es uno de los sistemas gerenciales más importantes en el incremento del mercado. Es muy importante que las empresas se atengan a las nuevas relaciones de consumo, pues la sociedad de la información está acompañando atentamente la práctica de las empresas. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 83
  • 84. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli 6. CONCLUSIÓN Durante este estudio fueron abordados, de manera global, aspectos que rigen el objetivo específico de esta investigación, sin la pretensión de agotar el tema. El análisis cualitativo de los datos permite concluir que el SAC es un excelente instrumento empresarial, con potencial de alimentar todas las acciones de marketing. Los pocos ejemplos vistos como prueba de la utilización de las informaciones del SAC en el desarrollo de estrategias dejaron la impresión de que dicha utilización no representa una práctica constante, sino que se trata de casos aislados y prácticas esporádicas. Sin embargo, esos ejemplos pueden ser sólo un punto de partida y fuente de inspiración para que más empresas pasen a beneficiarse de las informaciones del SAC. Entre las propuestas de las hipótesis es evidente que las empresas, con frecuencia, no utilizan las manifestaciones recibidas por el SAC (H1). No obstante, el SAC es una fuente rica de información para los gestores de producto. Es evidente que los consumidores revelan sus expectativas en el producto al establecer el contacto con este servicio (H3). Este estudio puede asegurar que las informaciones del SAC benefician la gestión estratégica, apoyan las decisiones estratégicas de marketing y un banco de informaciones actualizado con datos valiosos. La hipótesis H2 no representa la realidad, pues los SACs no se consultan constantemente y, al contrario de lo que piensan muchas empresas, los actuales ejemplos demuestran que los consumidores presentan tipos diversos de manifestaciones a los SACs, como elogios, sugerencias, peticiones, críticas, opiniones y demandas. 84 Al final de este estudio quedan más inquietudes que respuestas. Los resultados confirman que el SAC es un instrumento excelente, que tiene el potencial de alimentar y de beneficiar la gestión de estrategias de marketing. A pesar de ello, las empresas no lo utilizan en su potencial real. Las informaciones del SAC siguen siendo subutilizadas. De esa constatación, surgen las primeras interrogantes: ¿será carencia de profesionales especializados en la gestión de los SACs? ¿Las empresas saben de la existencia de ese potencial estratégico? Es unánime la opinión de los especialistas en cuanto a que el SAC debe ubicarse en una posición estratégica en la estructura de las empresas, con poder de decisión. Los especialistas Claudia y Alípio, consultores de la empresa, advierten sobre dos riesgos: primero, colocar el SAC en un departamento definitivo puede dar lugar a la filtración o a la manipulación de los datos para el interés del área. Segundo, cuanto más grande el número intermedio entre el SAC y el destinatario final, más grande la posibilidad de pérdida de información. Todos los especialistas aseguran que la mayoría de las empresas no utiliza la información del SAC de forma estratégica. La investigación llevada a cabo a través de la A&A diagnostica que muy pocas empresas utilizan los datos del SAC en la toma de decisión. La trayectoria profesional de Patricia lleva a presumir que el uso estratégico de la información del SAC es una cuestión de tiempo. Así como había empresas que en el pasado temían oír las demandas de los consumidores y después comenzaron a implementar un SAC, las compañías que hoy invierten en la organización de las manifestaciones del SAC serán las que, en el futuro, utilizarán esos datos de forma estratégica. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 85. LA UTILIZACIÓN DE LAS INFORMACIONES DEL SERVICIO DE ATENCIÓN AL CONSUMIDOR EN LAS ESTRATEGIAS DE MARKETING ÍNDICE DE FUENTES PRIMARIAS Entrevistas Claudia Atas, consultora de empresas e investigadora, 2009. Dra. María José de la Costa Oliveira, especialista académica, 2009. Alípio del Amaral Ferreira, consultor de empresa y autor, 2009. Alexandra Pereira, gestora del SAC de la Bunge Alimentos/SC, 2009. Patricia S. Rozenbojm, proveedora de servicios para SAC, 2009. Fernanda Serricchio, gestora del SAC de la Nutrimental/PR, 2009. SECUNDARIAS Bibliografía ABA - ASSOCIAÇÃO BRASILEIRA DE ANUNCIANTES (1992): Comitê de Serviços de Atendimento ao Consumidor. “Como Implementar o SAC na empresa”, ABA, São Paulo. A&A COMUNICAÇÃO E MARKETING (2004): “Sac, o Patrimônio Negligenciado”. En: Relatório empresarial. Coordenadora: ATAS, Claudia. São Paulo. ASHLEY, P. A. (2005): Ética e Responsabilidade Social nos Negócios. São Paulo: Saraiva. ASOCIACIÓN AMERICANA DE MARKETING BUNGE, P. M. (2005): “Re: Centro de Memória Bunge”, patricia.mirabile@bunge.com [Histórico do Grupo Bunge] 05 de fevereiro, disponível em http://www.fundacaobunge.org.br/fundacao-bunge/ [Acesso em 25 de março de 2005] COSTA. B. R. L. (2010): Fundamentos de Marketing. Curitiba: Aymará. COSTA. B. R. L. (2010): Serviço de Atendimento ao Consumidor (SAC) e a Comunicação de Marketing. Dissertação de Mestrado. São Caetano do Sul: Departamento de Administração, Programa de Pós-Graduação e Pesquisa da Universidade Municipal de São Caetano do Sul - UNIMES. COSTA, B. R. L., Presas, P. P. y Presas, J. F. (2010): “Las informaciones del Servicio de Atención al Consumidor y la Gestión del Producto”. X Congreso de la Asociación Latinoamericana de Investigadores de la Comunicación. Colobia, Bogotá, Pontificia Universidad Javeria/ALAIC. FERREIRA, S. M. (1996): Comunicação Publicitária: ênfase ao seu papel na informação. 115f. Dissertação de Mestrado. São Bernardo do Campo: Departamento de Comunicação Social, Programa de Pós-Graduação do Instituto Metodista de Ensino Superior - UMESP. GALINDO, D. S. (2009): A comunicação integrada de marketing e o seu caráter multidisciplinar. En: KUNSCH, M. M. K. Comunicação Organizacional. São Paulo: Saraiva. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 85
  • 86. Barbara Regina Lopes Costa | Dennys Robson Girardi | Diego Gilberto Ferber Piñeyrua | María Camila Bedin | Thiago Nunes Bazoli GUIMARÃES, M. C. y BRISOLA, M. V. (2005): O ECR como ferramenta contemporânea de Marketing: da era da produção à era do valor ao cliente [em linha]. Minas Gerais, Faculdades INESC. Disponible en: <http://www.inesc.br/download/O%20marketing%20e%20o%20ECR.pdf> [23 de marzo de 2005]. GIACOMINI FILHO, G. (2008): Consumidor versus propaganda. São Paulo: Summus. ISNARD, A. L. (1997): Serviços de Atendimento ao Consumidor: a relação entre posicionamento do SAC na empresa e a sua maior participação no processo decisório empresarial. Rio de Janeiro. Disponible en: <http://www.anpad.org.br/enanpad/1997/dwn/enanpad1997-mkt-12.pdf> [18 de junio de 2010]. KLEIN, N. (2009): Sem Logo: a tirania das marcas em um planeta vendido. Rio de Janeiro: Record. KOTLER, P. y KELLER, L. (2006): Administração de Marketing. São Paulo: Pearson Prentice Hall. MARKETING POWER. Definition of marketing. Disponible en: <http://www.marketingpower.com/AboutAMA/ Pages/DefinitionofMarketing.aspx?sq=definition> [4 de junio de 2009]. MINCIOTTI, S. A. y KIYOHARA, J. H. (1999): “Atenção ao Cliente: ‘Comitê de Clientes’ do Sé Supermercados”, [CD-ROM]. En: IV SEMEAD, São Paulo: FEA/USP. PRABHAKER, P. R., SHEEHAN, M. J. y COPPETT, J. I. (1997): The power of technology in business selling: call centers at the end of this article. Journal of Business & Industrial Marketing [Online]. Disponible en: <http://trial.epnet.com> [10 de junio de 2009]. PYLORIDIS, K. C. et al. (2003): “O SAC e a Comunicação Mercadológica”. En: Publicidade, Comunicação e Consumerismo: Estudos Coletivos 1997-2003 [CD-ROM] , edição 2003, São Paulo. 86 QUEIROZ, A. (2003):Percepção de Qualidade em Serviços de Atendimento ao Consumidor. In: PARENTE, J. y WOOD, T.Jr. Gestão Empresarial: estratégias de marketing. São Paulo: Atlas. ROCHA, Â. y CHRISTENSEN, C. (1999): Marketing: teoria e prática no Brasil. São Paulo: Atlas. STANTON, W. J. (1980): Fundamentos de marketing. São Paulo, Pioneira. TALAYA, A. E. (2008). Principios de Marketing. Madrid: ESIC Editorial. WALKER, D. (2001): O cliente em primeiro lugar: o atendimento e a satisfação do cliente como uma arma poderosa de fidelidade e vendas. São Paulo: Makron Books. ZÜLZKE, M. L. (1997): Abrindo a Empresa para o Consumidor. Rio de Janeiro: Qualimark. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 87. 87 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 88. 88 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 89. TRABAJOS PREMIADOS 89 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 90. 90 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 91. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. Cr. Gabriel Cáceres Gabriel Cáceres fue distinguido con el Premio Roberto Casas Alatriste al mejor trabajo nacional en la XXIX Conferencia Interamericana de Contabilidad, desarrollada en San Juan de Puerto Rico desde el 30 de agosto al 1º de septiembre de 2011, por el trabajo Los convenios para evitar la doble imposición internacional. Renuncia a la competencia tributaria y perjuicio a la inversión externa directa - El caso uruguayo. ÁREA TÉCNICA N°7: Comisión de Tributación y fiscalidad 7.2 Aspectos relevantes que inciden en la captación y desarrollo de inversiones productivas en áreas de integración económica. 91 RESUMEN El rol de los convenios para evitar la doble imposición se centra generalmente en, como su propio nombre lo dice, evitar la doble imposición, pero en el último tiempo ha ido adquiriendo otros roles, tales como evitar la elusión y evasión fiscal internacional, promover el flujo de capitales y de rentas entre los Estados contratantes y otorgar seguridad jurídica al inversor extranjero. No obstante, cada vez son más las voces que se alzan en contra de los argumentos antes mencionados, sosteniéndose, en consecuencia, que lo único que persiguen hoy en día es evitar la elusión y evasión fiscal internacional, promoviendo entre los Estados el intercambio de información en materia tributaria. Incluso, se ha llegado a demostrar que la inversión no ha aumentado entre aquellos Estados pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) que han celebrado este tipo de convenios, sino que, por el contrario, hay una tendencia al descenso de la inversión. A su vez, se sostiene que tampoco es el instrumento más idóneo para evitar la doble imposición, puesto que en la actualidad los Estados que buscan dicho fenómeno lo pueden hacer incluyendo disposiciones en su legislación interna, que serán más efectivas que recurrir a la firma de un tratado bilateral para evitar la doble imposición. En este contexto, la discusión de este tema se instala en el Uruguay, a raíz de que, en abril de 2009, la OCDE publicó un reporte sobre el progreso que han tenido los países considerados como centros financieros, con relación a la adopción de los estándares acordados internacionalmente en materia REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 92. de intercambio de información. En la lista de aquellos Estados que “no se han comprometido en la implementación de los estándares impositivos acordados internacionalmente” se incluyó a nuestro país. Como consecuencia de este hecho -y bajo amenazas de imponer sanciones- se obligó a los Estados incluidos en la citada lista a celebrar al menos una docena de acuerdos, adoptando el Artículo 26° del Modelo de Convenio para evitar la doble imposición del citado organismo (intercambio de información en materia tributaria), para ser excluido de la lista. Hasta ese entonces, solamente existían por parte de Uruguay dos tratados bilaterales para evitar la doble imposición: Alemania y Hungría. Sin embargo, entre sus disposiciones no se encontraban la cláusula de intercambio de información tributaria tal como era requerida. A partir de allí se han celebrado varios convenios más, de los que ya se encuentran en vigencia España y México. Todavía no ha entrado en vigencia Francia (en este caso se trata de un convenio de intercambio de información en materia tributaria). Tampoco han sido aprobados, aunque se conocen sus textos, Liechtenstein, Portugal y Suiza. Se han firmado, pero no se conocen sus textos, Luxemburgo, Malta y Alemania. Finalmente, se están negociando Bélgica, Finlandia, India y Corea del Sur, entre otros. 92 Como ya mencionamos, existen dos grupos de opiniones con respecto a este tema: por un lado, aquellos que defendieron la celebración de este tipo de acuerdos, aduciendo que era un incentivo para atraer más inversión externa para el país. Por otro lado, aquellos que entendían que Uruguay estaba cediendo su potestad tributaria como consecuencia de las presiones internacionales, pero que ello no redundaría en un aumento de la inversión extranjera, en especial sobre los países con los que se celebraron los tratados. De aquí nacen, entre otras, las siguientes interrogantes que pretendemos responder a lo largo del presente trabajo: la celebración de este tipo de convenios, que en líneas generales siguen al modelo de la OCDE, ¿es una renuncia a la competencia tributaria o a la potestad tributaria? ¿El camino que se comenzó a transitar con la celebración de los convenios implica que a futuro se incremente la inversión en nuestro país? ¿Es la estructura del modelo de la OCDE la más conveniente a seguir al momento de celebrar los convenios? En este contexto, es necesario ver temas tales como qué es la potestad tributaria y qué problemas se dan cuando los Estados buscan ejercerla, cuál ha sido la respuesta de las organizaciones a los problemas que se han ido planteando y qué concesiones se han ido haciendo entre sí. La potestad tributaria la fijan los diferentes Estados, atendiendo a cuestiones tales como los límites que se tienen para ejercer la soberanía, la vinculación que se espera exista entre los tributos y los contribuyentes y muchas veces la posibilidad de control que exista por parte de las Administraciones tributarias sobre los impuestos dispuestos por la legislación del país. No obstante, producto de las distintos principios que los Estados adoptan para ejercer efectivamente su potestad tributaria, nace la doble imposición internacional, cuya premisa es que los países menos desarrollados adopten el principio de la fuente, ya que como regla general son importadores de capital, en tanto que los países más industrializados son considerados exportadores de capital y por ello recurren al principio de la renta mundial para ejercer la potestad tributaria. Como consecuencia de la aplicación conjunta de ambos principios sobre una misma renta, en un mismo territorio, pero por dos Estados distintos, nace la doble imposición internacional. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 93. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. La forma de combatir el fenómeno de la doble imposición no es de ahora, sino que data de la liga de naciones en 1923. Desde ese entonces tiene sus orígenes el modelo de convenios elaborado por la OCDE, que básicamente defiende los intereses de los Estados con un mayor grado de desarrollo y se mantiene en líneas generales hasta ahora. En respuesta a ello, han surgido otros modelos de convenios que buscan defender de mejor manera los intereses de los países con un grado de desarrollo menor, como podría ser el Modelo de Convenio para evitar la doble imposición de las Naciones Unidas (ONU). Sin perjuicio de ello, existen autores que, al hacer referencia a este tipo de modelo, indican que es simplemente una versión corregida del modelo de la OCDE hasta el límite de lo aceptable por los países desarrollados. Sin embargo, el modelo de convenio de la OCDE es el que, en líneas generales, se sigue en las negociaciones entre los distintos Estados que buscan celebrar este tipo de acuerdos, ya sea porque lo impone un Estado desarrollado, si es una de las partes en la negociación, o porque es el modelo sobre el que existe mayor cantidad de trabajos de investigación y jurisprudencia, entre otras cuestiones. La propia estructura de los modelos de los convenios dispone en sus normas sustanciales (artículos 6° a 22°) cómo ha de ser el reparto de la potestad tributaria entre los Estados signatarios, definiéndose que, para algunas rentas, la potestad tributaria será exclusivamente del Estado de la residencia (rentas provenientes de los beneficios empresariales, regalías o cánones y las del transporte internacional, entre otras). Otras rentas serán de potestad exclusiva del Estado de la fuente (rentas obtenidas por un establecimiento permanente, servicios personales en relación dependencia, entre otras). Finalmente, existen aquellas rentas en que la potestad es compartida, pero donde se fija un límite al Estado de la fuente para poder gravar (rentas provenientes de dividendos e intereses, entre otras). Es en el reparto de la potestad y los métodos a los que se recurre para evitar la doble imposición donde se da generalmente la tendencia a favorecer al Estado de la residencia en detrimento del Estado de la fuente. Allí se da una de las mayores interrogantes que podemos formular para el caso de nuestro país: ¿estas concesiones aumentarán en un futuro la inversión extranjera directa? El Uruguay tiene como particularidad que, salvo algunas excepciones (Impuesto a la Renta de las Personas Físicas), se ha adoptado como elemento de sujeción tributaria el principio de la fuente. Como consecuencia, lo que se cede de potestad tributaria, en este sentido, son rentas que se configuran en territorio nacional, salvo algunos casos presentes en la legislación interna donde se gravan rentas de fuente extranjera. Asimismo, como regla general, se recurre al crédito fiscal como método para evitar la doble imposición, por lo que, en consecuencia, se pueden presentar situaciones en las que nuestro país exoneró en su legislación interna. Sin embargo, por aplicación de las disposiciones de los convenios celebrados para evitar la doble imposición, son rentas que terminan siendo gravados por el otro Estado contratante. Se discute si estas concesiones otorgadas son las que traerán como contrapartida mayores y mejores inversiones, como lo sostienen las autoridades de nuestro país al respecto. Los antecedentes de la materia no nos permiten concluir en forma contundente al respecto, sino plantear nuevamente una interrogante, ya que en el pasado no asistimos, por ejemplo, a un aumento de las inversiones alemanas en nuestro país, aun cuando para buena parte de la doctrina estábamos en presencia de un tratado muy favorable para los inversores de aquel país. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 93
  • 94. Sin embargo, bajo determinadas circunstancias, a través de la celebración de este tipo de acuerdo se puede llegar a otorgar condiciones mínimas de seguridad jurídica al inversor. Mínimas, porque surge, de un análisis de los distintos tratados celebrados por nuestro país, un envío a la normativa interna anti-abuso (España, México y Portugal), por lo que se puede llegar a dar una suerte de aplicación del convenio en aquellas situaciones que convenga, en la medida en que los Estados recurran a menudo a este tipo de normativa. Como hemos dicho, a partir de ahora surge la gran interrogante de cuál será el comportamiento que la inversión tendrá y si está seguirá arribando, aún cuando sea otro el escenario que se presente, al menos desde el punto de vista de las prerrogativas con las que el fisco cuenta en la actualidad y que van en aumento con la inclusión de la cláusula de intercambio de información en materia tributaria con algunos países y la flexibilización del secreto bancario en esta materia. 1. IMPORTANCIA DEL TEMA La importancia del presente tema para Uruguay se debe a que, en abril de 2009, la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) publicó un reporte sobre el progreso que han tenido los países considerados centros financieros con relación a la implementación de los estándares acordados internacionalmente en materia de intercambio de información. 94 El reporte en cuestión incluyó a nuestro país en la lista de aquellos que “no se han comprometido en la implementación de los estándares impositivos acordados internacionalmente”, lo que implicaría que no se está cumpliendo con: 1) el intercambio de información con petición previa cuando la información requerida es razonablemente relevante para lograr la administración y el cumplimiento de las leyes internas del país firmante que solicita la información; 2) que no existan restricciones en el intercambio por razón de secreto bancario o requisitos de la tributación doméstica del país al que se le solicita la información; 3) disponibilidad de la información y de mecanismos y facultades legales para obtenerla; 4) respeto a los derechos de los contribuyentes y 5) confidencialidad estricta respecto de la información intercambiada (Quiñones Cruz, 2010:148). Como consecuencia de este hecho se comenzó un proceso de celebración de convenios para evitar la doble imposición por parte de Uruguay, adoptando los estándares antes mencionados, es decir, incluyendo el Artículo 26° del Modelo de Convenio para evitar la doble imposición de la OCDE (MC OCDE), debiendo llegarse a la cantidad de 12 tratados, celebrados en dichas condiciones, para salir de la citada lista. Hasta abril de 2009 Uruguay tenía suscritos dos Convenios para evitar la doble imposición (CDI), que aún se encuentran vigentes: uno con Alemania (Ley N° 16.110) y otro con Hungría (Ley N° 16.366), pero no cuentan con la redacción actual del Artículo 26° del MC OCDE. A partir de allí comenzó un proceso de celebración en el que se concertaron convenios que cuentan con la redacción requerida del Artículo 26° del MC OCDE. Así, se firmaron tratados con México (Ley N° 18.645 vigente a partir del 29 de diciembre de 2010), con Francia (Ley N° 18.722, se trata de un convenio de intercambio de información exclusivamente1,2) y con España (Ley N° 18.730, vigente a partir del 24 de abril de 2011). Adicionalmente, se han celebrado tratados con Portugal (que cuenta con aprobación de una de las cámaras que integran el Poder Legislativo), con Suiza y Liechtenstein (se han firmado pero recién fueron puestos a consideración del parlamento), con Luxemburgo, con Alemania (se renegoció el FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 95. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. convenio vigente con este país) y con Malta, de los que se desconoce, al menos oficialmente, su texto. Asimismo, se encuentran negociando tratados, según trascendidos de prensa, con India, Malasia, Corea del Sur, Bélgica y Finlandia. Por todo lo antes expuesto, en nuestro país cobró trascendencia el contenido y alcance del tema de los convenios para evitar la doble imposición, en particular sobre si estos, aparte de ser una exigencia internacional, provocarían algún tipo de consecuencia sobre la legislación interna, y si las concesiones realizadas al momento de celebrarlos tendrían algún efecto positivo o negativo sobre el país. Con respecto a este tema, rápidamente se plantearon dos grupos de opiniones: por un lado, aquellos que defendieron la celebración de este tipo de acuerdos, aduciendo que era un incentivo para atraer más inversión externa para el país. Por otro lado, aquellos que entendían que Uruguay estaba cediendo su potestad tributaria como consecuencia de las presiones internacionales, pero que ello no redundaría en un aumento de la inversión extranjera, en especial sobre los países con los que se celebraron los CDI. Así, por ejemplo, en las jornadas tributarias de diciembre de 2009 organizadas por la Dirección General Impositiva, Blanco sostuvo3 que durante la negociación se llegó a “situaciones peores (para Uruguay) que el modelo de la OCDE”, en tanto que EIBE4 consideró que se “busca mejorar las condiciones de inversión en Uruguay” y que “la ampliación de la red de convenios es un proceso irreversible y sano para Uruguay”. En el intercambio, Blanco5 sostuvo que la inversión “depende de otros factores, para lo cual la firma de tratados (para evitar la doble imposición) no tiene una importancia decisiva”. Otros asumieron una posición intermedia. En este sentido, Sartori sostiene que “los convenios para evitar la doble imposición proporcionan un marco más adecuado para la protección y promoción de inversiones” (2010:21), sin perjuicio de argumentar que “el aspecto tributario es una variable más, si un potencial inversor tiene dudas sobre las garantías o la estabilidad de un país en vías de desarrollo o de un estado pequeño y vulnerable, el convenio actúa como red de seguridad, protegiendo al inversor de cambios drásticos o periódicos en la legislación local” SARTORI, 2010: 21). De esta manera, es pertinente realizar un estudio del tema centrándose en si la celebración de convenios que siguen los lineamientos actuales de la OCDE para evitar la doble imposición representa una renuncia a la competencia o potestad tributaria de un Estado (en este caso Uruguay). Esto implica un camino a transitar, que podría llevar a un aumento de la inversión extranjera directa, tan necesaria para nuestro país. 1 Como su nombre lo indica, no se trata de un convenio para evitar la doble imposición, sino que exclusivamente se trata de un convenio de intercambio de información. 2 A la fecha del presente trabajo no entró en vigencia. 3 Ver nota en http://www.elpais.com.uy/091210/pecono-459290/economia/polemica-por-tratados-para-evitar-doble-tributacion/; visitado 8/01/2011 4 Ver nota 1. 5 Ver nota 1. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 95
  • 96. 2. POTESTAD TRIBUTARIA Para entender el porqué de los convenios para evitar la doble imposición y por qué estos distribuyen la potestad tributaria de los Estados al momento de celebrar uno, debemos precisar en forma previa algunos conceptos, tales como qué es la potestad tributaria de un Estado, de dónde surge, qué criterios existen acerca de ésta, entre otras. Con relación a cómo surge la potestad tributaria de los Estados, uno de los primeros aspectos que tenemos que determinar es qué se entiende por soberanía. En este sentido, si enfocamos el concepto del lado de la ciencia política, es “estar por encima de todo y de todos” (Villegas, 2006: 287) y quien la puede ejercer está por encima de todos. En lo referente a la soberanía de un Estado para el ejercicio de sus competencias, adquiere particular importancia la exclusividad territorial, ya que, salvo que exista consentimiento de un Estado para que otro ejerza su competencia territorial en el primero, eso no está permitido. De esta manera, un Estado puede desplegar su soberanía en su territorio y sólo estará limitado cuando así lo establezca la Constitución, la Ley y aquellas obligaciones contraídas en el orden internacional (Gotlib & Vaquero: 2009). En este sentido, surge el siguiente problema: si bien las leyes son de aplicación en un Estado determinado, pueden producir sus efectos fuera de las fronteras, lo que trae como consecuencia, en este caso, el nacimiento de la doble imposición, cuestión que se analizará más adelante en el presente trabajo6 . 96 Sin perjuicio de lo anteriormente dicho, el ámbito espacial de aplicación de la ley tributaria no debe confundirse con su extensión 7 , es decir, aquellos hechos que la ley pretende regular, independientemente del lugar donde se den. Para vincular el hecho generador de un tributo con el Estado, en el Derecho Tributario se deben establecer criterios o momentos de vinculación del hecho generador o imponible, a los que Schindel define como “las pautas que se utilizan para ligar el elemento material del hecho generador con los límites de la Potestad Tributaria del Estado que la ejerce” (2005:798). Dicho ejercicio emerge de la soberanía fiscal, que, según el autor, “es la capacidad de una nación para implementar la política fiscal de su elección, libre de influencias externas.” (2005: 798) En el ámbito de los Impuestos a la Renta, son los criterios de domicilio o residencia y el de fuente, también conocidos como elementos de conexión (Xavier, 2005). Estos pueden clasificarse en subjetivos -si se reportan a las personas- y objetivos -si se reportan a las cosas y a los hechos-. Puede existir, 6 Ver Capítulo 2 del presente trabajo “Reseña histórica de los convenios para evitar la doble imposición”. 7 En nuestro país el ámbito de aplicación de las leyes tributarias está dado por el Artículo 9° del Código Tributario, en el que se establece que “las leyes tributarias rigen en todo el territorio nacional de la República” y aclara que “rigen en los casos de extraterritorialidad establecidos por actos internacionales, y cuando se trate de servicios prestados por el Estado fuera de los límites establecidos en el inciso anterior”. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 97. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. incluso, una combinación de ambos tipos de elementos, dando origen a distintas modalidades como la subsidiaria, alternativa y acumulativa. Ahora bien, para que un Estado ejerza su soberanía debe existir una jurisdicción y esta podrá ser ejercida sobre aquellas personas que habitan en el Estado en cuestión. A modo de ejemplo, en Uruguay este principio está contenido en el Artículo 3° del Código Civil (CCU), donde se establece que “las leyes obligan a todos los que habitan en el territorio de la República”. De esta forma, el Estado podrá gravar con tributos aquellas situaciones previstas por la ley en su jurisdicción, a través de la relación legal que existe entre el Estado y los contribuyentes. No obstante, para tener efecto legal deben existir los elementos de conexión antes mencionados, que pueden agruparse en el criterio de la fuente o territorialidad y el criterio de la nacionalidad, domicilio o residencia. En consecuencia, como regla general sólo quedan sujetos a la imposición de un Estado aquellos que estén sumidos a su potestad tributaria y dado que no existe un organismo superior al libre arbitrio de los Estados, son estos quienes determinan los tipos de relación de pertenencia o de sujeción (D´angelo, 2003). A la fecha, nuestro país aplica el criterio de la fuente en forma ambigua, puesto que para los residentes que obtengan rentas empresariales (IRAE) se aplica en forma casi pura, pero para los residentes que obtienen rentas puras de capital o de trabajo (comprendidas en el IRPF) aplica un criterio de la fuente ampliado o de renta mundial limitado. No obstante, cualquier situación que implique la generación de rentas de fuente uruguaya estará alcanzada por algún impuesto a la renta, sin importar la condición subjetiva de quien obtenga este rédito. En lo que refiere al principio de la residencia, nacionalidad o domicilio adquiere particular relevancia la definición que el país adopte de estos términos, ya que, como se sostiene, existe falta de homogeneidad en el ámbito internacional para la fijación de este criterio de vinculación (Gotlib & Vaquero, 2009). Aquí comienzan a aparecer los problemas de doble imposición, tanto se aplique el principio de la fuente -en menor medida- como el de la residencia -en mayor medida- y las causas de ello residen, como mencionamos anteriormente, en las distintas definiciones de fuente y residencia que cada Estado adopta en uso de su potestad tributaria. Esto trae como consecuencia la doble imposición, tanto de índole jurídica como económica e incluso, en algunos casos, pueden llegar a darse situaciones de doble no imposición. 3. FINALIDAD DE LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN Con relación a la finalidad o rol que cumplen los CDI, no existe unanimidad de posiciones, pero si podríamos identificar algunos puntos en los que, si bien no existe consenso, se centra el análisis de este tema. Como su nombre lo indica, los CDI buscan, entre otras cuestiones, evitar la doble imposición internacional, brindar certeza jurídica, posibilitar un mejor control por parte de las Administraciones tributarias de los flujos internacionales de renta, permitiendo así el intercambio de información entre estas, mejorar las relaciones políticas entre los Estados que celebran el tratado, motivar la inversión, ya sea por el propio tratado o si está inserto en una negociación más amplia que incluya, a modo de ejemplo, un tratado de libre comercio o de protección de inversiones, evitar los efectos nocivos que REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 97
  • 98. tiene la doble imposición sobre la economía e intercambios comerciales y, por último, prevenir la evasión y elusión fiscal. En cuanto a la función que cumplen los CDI, los autores mencionan que si bien es discutible que pueden ser útiles para prevenir o atenuar la doble imposición -como ya vimos, esto ha sido muy cuestionado y algunos llegan a afirmar que las medidas unilaterales que los Estados pueden implantar son más eficaces-, sí contribuyen a la lucha contra la evasión y/o elusión fiscal internacional con los mecanismos de intercambio de información. A su vez, autores mencionan que no hay evidencia empírica de que estos instrumentos estimulen los flujos de inversiones -tal como lo sostiene la mayoría de la doctrina que hemos venido citando- y esgrimen otros argumentos de orden práctico, como por ejemplo que, en ocasiones, pueden facilitar la evasión y la elusión a través de la planificación fiscal internacional, reconocida como la práctica del treaty-shopping o uso impropio de los tratados. Asimismo, suelen ser instrumentos de negociación lenta y costosa, que generalmente traen consigo problemas de aplicación e interpretación. Más aún, la renuncia de potestades fiscales que usualmente emergen de un CDI, en el caso de los países en desarrollo, suele implicar la transferencia de potencialidad recaudatoria a los países más desarrollados. En tanto, Figueroa (2010) es aún más crítico con respecto a todas las ventajas o fines que dicen tener los CDI, ya que hace hincapié en fomento de la inversión que estos instrumentos dicen tener. 98 Particularmente en referencia al MC OCDE, Figueroa sostiene que no se lo puede indicar como un medio eficaz impulsor de inversiones, lo cual, en teoría, permitiría financiar la expansión empresaria, aumentar la producción y mejorar la productividad, generar aumento de empleo, incrementar la tecnología de punta, crear condiciones económicas más atractivas, otorgar el carácter de socio del Estado desarrollado y consagrar la seguridad jurídica y estabilidad que requiere el mundo de los negocios. La crítica radica en que todos estos argumentos son endebles, ya que hay que destacar que la inversión directa en el mundo actual exige como condición determinante un clima propicio, donde el único factor ya no es la tributación a la renta, y que todas las razones esgrimidas y mencionadas anteriormente responden, en la actualidad, a otras cuestiones distintas a las fiscales, más bien de índole económico y comercial. En resumen, hemos visto que casi todos los autores citados le otorgan a los CDI el rol de evitar la doble imposición internacional, algunos en forma más categórica y otros cuestionando si esto es así, pero en última instancia subyace la idea de que, al menos en apariencia, sí evitan la doble imposición, pero no son el instrumento más apropiado para ello en la actualidad. Además, otro de los roles que se pretende que cumplan los CDI, aunque con diferentes posiciones o puntos de vista según lo veamos desde la óptica de los países desarrollados o países en vías de desarrollo, es fomentar la inversión externa directa fundamentalmente en el país de la fuente, que cede, para ello y ante el país de la residencia, parte de su competencia tributaria8. Este es uno de los aspectos más cuestionables e incluso se afirma que no hay comprobación empírica de tal hecho. Este punto, como vimos, es visto más como un anhelo de los países latinoamericanos que algo que se constate en la realidad. En rigor, las mayores o mejores inversiones podrán eventualmente llegar a través de la seguridad jurídica que los tratados proporcionen al inversor, dado que normalmente es más dificultoso modificar un tratado de este tipo que la propia legislación interna de los países. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 99. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. No obstante, se debe considerar que por la vía de la remisión que los CDI hacen al derecho interno de un Estado, dicha seguridad jurídica anhelada por un tratado puede no cumplirse y que, en la práctica, los procedimientos amistosos que traen consigo para solucionar algún tipo de conflicto que exista entre los Estados firmantes demoran cierto tiempo en concluirse, en ocasiones varios años, lo que hace que el fin perseguido desde este punto de vista no se cumpla. Otro hecho a destacar es que con la inclusión de algunas cláusulas se busca atacar el tema de la evasión fiscal y asegurarse, por parte de las Administraciones Tributarias, determinada información de los contribuyentes. De ahí que algunos autores sostengan que el principal rol que cumplen los CDI es atacar la evasión y elusión fiscal internacional, aunque también existen otros que lo ven como un instrumento de planificación fiscal, lo que puede hacer que lleguen a darse situaciones de uso inapropiado de los tratados. Como hemos visto, autores como Figueroa aseguran que no son los CDI los que llevan a aumentar las inversiones, sino otros factores, que muchas veces pasan por determinadas coyunturas económicas y comerciales, y que -agregamos nosotros- se concretan a través de las celebración de tratados de libre comercio y de protección de inversiones y, como corolario de estos, se celebran los CDI9. Por allí se podría justificar el aumento de la inversión, aunque más bien entendemos que en estos casos lo que se busca con la celebración de CDI es darle seguridad jurídica al inversor que se ve incentivado a realizarla, ya que su Estado de residencia y el otro Estado han celebrado tratados de libre comercio o protección de inversiones. 4. MODELOS DE CONVENIO 99 Existen distintos modelos para evitar la doble imposición. Los más difundidos a nivel mundial son el MC OCDE y el MC ONU. No obstante, existen otros que han sido aplicados en determinadas zonas geográficas, como el pacto andino, o que han sido creados por determinados países para utilizarlos cuando negocian la celebración de un tratado con otro Estado y toman al MC OCDE como base, como en el caso de Estados Unidos. 5. ESTRUCTURA DE LOS MODELOS DE CONVENIO PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN Y REPARTO DE LA POTESTAD TRIBUTARIA La estructura de los modelos de la OCDE y de la ONU son similares, por lo que, salvo que se haga mención a uno en especial, los comentarios vertidos serán enteramente aplicables a ambos. 8 En este sentido, García sostiene que “la mera existencia material de cualquier tratado significa una renuncia previa y unilateral a la soberanía dado que allí se establecen normas comunes de procedimiento con otro estado. De hecho, el mismo comienzo de una relación bilateral implica ab initio que las reglas unilateralmente fijadas en forma previa en el ejercicio de la potestad tributaria (y eventualmente de la soberanía) ceden ante una norma posterior” (García, 2010:13). 9 En el caso de Uruguay, el convenio celebrado con México para evitar la doble imposición surge como necesidad luego de la firma de un Tratado de Libre Comercio entre ambos Estados. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 100. Los modelos están integrados por artículos y comentarios. Los artículos son alrededor de 30 y en ellos se atribuye la potestad, la forma de tributación de las rentas y el patrimonio a los Estados contratantes. A su vez, en ellos se fijan los mecanismos para eliminar la doble imposición. Durante las negociaciones de los Estados contratantes, el contenido y la redacción de los artículos puede variar con respecto a lo que se dispone en los modelos de la OCDE o de la ONU, ya que estos se utilizan como guía. Los comentarios sólo aparecen en el modelo del convenio -no en los tratados celebrados entre los Estados- y su función es, en general, interpretar al convenio mismo. Cada artículo posee su propio comentario, en el que se explican los conceptos contenidos en él, la evolución que ha tenido, los motivos de los cambios introducidos, propuestas alternativas para que utilicen los países en sus negociaciones y demás. En aquellas situaciones donde no es posible arribar a una solución clara, se intenta al menos explicar la existencia de diferentes opiniones sobre la materia de los Estados firmantes y la falta de consenso sobre su interpretación, entre otras cuestiones más que integran los comentarios. Asimismo, existen reservas y observaciones por parte de algunos países miembros de la OCDE, dado que es sumamente dificultoso que se llegue a un consenso entre los que celebran un convenio o pertenecen a una de las organizaciones que lo formulan. 100 Las reservas se introducen cuando un país no está de acuerdo con la redacción de algún artículo en particular y las observaciones surgen cuando se está de acuerdo con el contenido del artículo, pero no se aceptan sus comentarios, puesto que tal vez no coincida la interpretación dada con la legislación interna de quien la formula. La presente situación adquiere mayor relevancia si se celebra un convenio con alguno de los Estados que hizo este tipo de observaciones. 6. PARTICULARIDADES DE LA LEGISLACIÓN TRIBUTARIA URUGUAYA Y SU COMPATIBILIZACIÓN CON LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN CELEBRADOS POR URUGUAY Tradicionalmente, en nuestro país se recurrió como elemento de sujeción tributaria al principio de la fuente, tanto en materia de imposición a la renta como de imposición al capital o patrimonio. Por lo tanto, eran susceptibles de ser gravadas de modo genérico, por los antedichos tipos de imposición, las actividades y/o bienes que se utilizaban y/o desarrollaban dentro de su territorio, con independencia del lugar donde se celebraban o concertaban los contratos o donde estaban las personas que los llevaban adelante. Este enfoque clásico se mantuvo prácticamente inalterado a lo largo del tiempo y existieron muy pocas filtraciones. No obstante, esta situación cambió para algunos impuestos a partir de la entrada en vigencia de las leyes N° 18.718 del 24 de diciembre de 2010 y N° 18.719 del 27 de diciembre de 2010. La imposición al capital está dada por el Impuesto al Patrimonio (IP)10 que grava al patrimonio fiscal, entendido como la diferencia de activos y pasivos valuados de acuerdo con criterios fiscales, todos ellos situados en territorio uruguayo. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 101. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. Como hemos mencionado en el presente trabajo, los modelos de convenio a los que mayoritariamente se recurre al momento de celebrar un tratado se basan en la dicotomía Estado de la fuente y Estado de la residencia. En función de la situación que se presente se deberá analizar, a la luz de las disposiciones del tratado, quién tiene potestad para gravar la renta o el capital. Ello surgirá, muchas veces, de las disposiciones que contenía el modelo en el que se basó el acuerdo y de las negociaciones que los Estados llevaron adelante. Otro factor que también influye es el Estado del que mayoritariamente surjan los flujos de renta y capital, puesto que no es lo mismo un tratado concertado entre dos Estados que tienen similar grado de desarrollo y dos Estados que no, lo que determina que los flujos antedichos sean fundamentalmente en un sentido. Hechas estas precisiones, es de esperar que sea Uruguay el que, a priori, reciba los flujos de renta y de capital de los Estados con los que celebró sus convenios, incluso los que se encuentran en vía de aprobación. Por lógica y de acuerdo con lo que ya hemos expresado, será el que deba ceder parte de su potestad tributaria en detrimento del Estado de la residencia. Como Estado de la fuente, Uruguay no sólo cederá aquellas excepciones que vimos en los apartados anteriores11 -excepciones al principio de la fuente, gravar rentas de acuerdo con su legislación interna que, en rigor técnico, no se generan en territorio uruguayo y son, por lo tanto, reconocidas como extensiones del principio de la fuente- sino que también cederá la potestad sobre determinadas rentas a las que, aún siendo exclusivamente de fuente uruguaya, los tratados dan potestad para gravar al Estado de la residencia. En particular, las rentas que nuestro país cederá en el ámbito de un CDI son las que siguen: beneficios empresariales que no sean obtenidos a través de un establecimiento permanente (EP) (Artículo 7° MC OCDE), rentas provenientes de empresas de navegación marítima o aérea (Artículo 8° MC OCDE), rentas provenientes de regalías o cánones (Artículo 12° MC OCDE) y ganancias de capital o patrimoniales (Artículo 13° MC OCDE). Con respecto a otras rentas, si bien en el ámbito del MC OCDE se otorga la posibilidad de gravar al Estado de la fuente, estamos en presencia de tributación compartida, como por ejemplo los dividendos (Artículo 10° MC OCDE) e intereses (Artículo 11° MC OCDE). A pesar de que existen disposiciones en el ámbito del los CDI que indican quién cede su potestad de gravar en beneficio del otro Estado, hay otras situaciones particulares de la legislación uruguaya que, vista la forma que los tratados escogen para eliminar la doble imposición, implican que rentas que, en rigor, deberían ser gravadas por nuestro país pasan a estar gravadas por el Estado de la residencia. Para ejemplificar un caso, supongamos un EP de una empresa mexicana instalada en nuestro país que decide llevar adelante un proyecto de inversión para ampliar su capacidad instalada. A tales 10 Título 14 del Texto Ordenado 1996 de la Dirección General de Impositiva (T.14). 11 7.1 para el IRAE, 7.2 para el IRPF y 7.3 IRNR. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 101
  • 102. efectos, se ampara en las disposiciones de la Ley N° 16.90612 de Protección y Promoción de Inversiones, reglamentada por el Decreto N° 455/00713, que le da derecho a exonerar de impuesto a la renta y de impuesto al patrimonio hasta el 100% de la inversión realizada, dependiendo de los montos invertidos y de los objetivos que se plantean en el proyecto. En esta situación, las rentas obtenidas por el EP son de fuente uruguaya y, por aplicación de la ley interna uruguaya, quedarían exentas. Sin embargo, dado el CDI celebrado con México, cuyo método de eliminar la doble imposición es el crédito fiscal, la casa matriz en México va a tener que computar la renta de su EP y reconocer el pago que en teoría hubiese hecho en nuestro país, lo cual no sucedió, ya que se amparó en un régimen promocional. Uruguay resignó gravar rentas que, por aplicación del CDI con México, le correspondía gravar en el ámbito de su potestad tributaria, pero estas terminaron siendo gravadas por México, de modo tal que el sacrificio fiscal hecho por nuestro país terminó yendo para el otro Estado. Casos como este se podrán reiterar en aquellas situaciones en las que, por algún motivo, nuestro país haya hecho consideraciones en su legislación interna, dando una exención a la renta o al patrimonio o incluso excluyendo estas situaciones del hecho generador del tributo. Sin embargo, dado que el método generalmente elegido para eliminar la doble imposición es el crédito, ese sacrificio fiscal termina en manos del otro Estado. 102 En rigor, no se cede la potestad tributaria por disposiciones específicas del tratado ni en forma directa por parte del Estado de la fuente al Estado de la residencia, pero indirectamente se termina beneficiando a este último, lo cual, en definitiva, muestra los problemas de coordinación que existen entre las legislaciones internas y los CDI celebrados por los distintos Estados. Una posible solución sería establecer, en el ámbito del CDI, mecanismos para eliminar la doble imposición que reconozcan, en el Estado de la residencia, como si las rentas hubieran estado sujetas a gravamen en el Estado de la fuente, es decir, la aplicación de un mecanismo de tax sparing o crédito ficticio14, pero no como una medida unilateral para evitar la doble imposición, sino formando parte del tratado. De esta manera, el reparto de las potestades tributarias sería más equitativo. Existen otras situaciones que, a la luz de las disposiciones internas, no son admisibles, pues forman parte de la soberanía de un Estado. Sin embargo, se aceptan como parte de un tratado, muchas veces por presiones internacionales o poco poder en la negociación. Este es el caso del convenio de intercambio de información celebrado con Francia, cuyo Artículo 6° le permite, al Estado que así lo requiera, examinar documentos, entrevistar personas y asistir a una fiscalización en el otro Estado. 12 Ley N° 16.906 del 7 de enero de 1998. 13 Decreto N° 455/007 del 26 de noviembre de 2007, reglamentario del Artículo 11° de la Ley N° 16.906. 14 Según Dornelles, consiste en “el otorgamiento de un crédito tributario en el país de la residencia correspondiente al impuesto establecido por la legislación interna y que hubiera sido cobrado en el país de la fuente del enriquecimiento, si no hubiera mediado una reducción o eliminación de aquel en virtud de un programa de incentivos fiscales o por una disposición incluida en un acuerdo para eliminar la doble tributación” (citado por Sol Gil, Jesús en “La doble imposición internacional” en Derecho Tributario Global - Revista del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario, N° 1/2010, Ed. Abeledo Perrot, Bogotá, pág. 57. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 103. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. Cuestiones como las antedichas implican un cambio en la postura que tradicionalmente tuvo Uruguay al respecto, puesto que se concede la posibilidad de que un Estado extranjero actúe en territorio uruguayo, lo que es, a las claras, un acto donde se cede la soberanía para la resolución de cuestiones tributarias. A efectos de otorgar las máximas garantías, compartimos la idea (Albacete & Ermoglio, 2010) de que la intervención de funcionarios extranjeros en nuestro territorio debe hacerse con la anuencia y participación del Poder Judicial. Ninguna autoridad administrativa de otro Estado, en este caso Francia, podrá ejercer ningún tipo de potestad de imperio en nuestro país. Deberá ser un Juez quien habilite dichos procedimientos y deberá en todo momento bregar por garantizar la tutela de los derechos de los nacionales. 7. PARTICULARIDADES DE LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN CELEBRADOS POR URUGUAY A la fecha del presente trabajo, nuestro país tiene celebrados solamente cuatro CDI que se encuentran vigentes: dos que datan del siglo pasado, Alemania y Hungría, y dos que recientemente entraron en vigencia, Estados Unidos y México (Albacete & Ermoglio, 2010) y con el Reino de España15. Asimismo, se encuentra el tratado de intercambio de información en materia tributaria con Francia, que ya ha sido adoptado como ley por nuestro país, pero aún no entró en vigencia. En un tercer grupo de tratados se encuentra el CDI celebrado con Portugal, que tiene media sanción parlamentaria y está próximo a convertirse en ley. Un cuarto grupo está compuesto por tratados que se han firmado, sus textos se conocen y han ingresado a la órbita parlamentaria, pero aún no se han ratificado, como los CDI celebrados por Uruguay con Suiza y Liechtenstein. Finalmente, se encuentra otro grupo de tratados que, según trascendidos, ya han sido firmados por nuestro país o se encuentran con acuerdo técnico, pero se desconoce el tenor de sus textos. Por ejemplo, el tratado celebrado con Alemania (renegociación del convenio que ya se encuentra firmado), Luxemburgo, Malta y Finlandia. No obstante, es necesaria la cifra de 12 CDI celebrados para salir definitivamente de la lista de países que no cumplen con los estándares internacionales de intercambio de información. A tales efectos, se están negociando tratados con India, Malasia y Corea del Sur. Como es de esperar, ninguno de los CDI antes mencionados es una réplica del MC OCDE y/o MC ONU, sino que, por el contrario, todos tienen sus particularidades, muchas veces fruto de la negociación llevada adelante por los Estados. 15 Según comunicación del Ministerio de Relaciones Exteriores del Uruguay, el convenio para evitar la doble imposición celebrado con España entró en vigencia el 24 de abril de 2010. Ver dicha información en: http://www.dgi.gub.uy/wdgi/hgxpág001?6,4,40,O,S,0,PAG;CONC;40;16;D;14607;1;PAG REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 103
  • 104. 8. ASPECTOS A CONSIDERAR PARA EL FOMENTO DE INVERSIONES EN EL ÁMBITO DE LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN CELEBRADOS POR URUGUAY En el ámbito de los países que integran la OCDE, se ha estudiado si los CDI sirven o no para incrementar la inversión extranjera directa, llegándose a la conclusión de que no. Incluso, se ha llegado a afirmar que, por el contrario, la inversión ha decrecido en los últimos años (Blonigen & Davies, 2011), en particular por las disposiciones que tienen los convenios para evitar los abusos, como las cláusulas de beneficiario efectivo o de limitación de beneficios. Es de esperar que aquellas cláusulas que contengan disposiciones ventajosas en relación a las disposiciones internas de los países con los que el nuestro celebró CDI puedan, a priori, dar una ventaja comparativa a estos tratados frente a otros y a partir de allí esperar un flujo de inversiones positivo. No obstante, también las cláusulas anti-abuso, como por ejemplo el Artículo 22°, párrafo 1° del CDI entre México - Uruguay, y la cláusula de intercambio de información presente en todos los tratados que nuestro país ha venido celebrando en este último tiempo pueden, en principio, no ser favorables al incremento de la inversión extranjera directa que pudiera arribar a nuestro país como consecuencia de la celebración de este tipo de convenios. Por lo tanto, cabe cuestionarse si las concesiones que el Uruguay hace con respecto a los CDI que celebra tienen como objetivo el fomento de las inversiones, más allá de que puedan ser exigencias de la contraparte que negocia el CDI. 104 Estas cuestiones son las que, entendemos, han de tener que considerarse a efectos de analizar si los tratados bilaterales fiscales buscan aumentar la inversión extranjera o, por el contrario, son verdaderos instrumentos para combatir la elusión y evasión fiscal internacional. De esta manera, resulta discutible por qué Uruguay limita severamente su poder de imposición en la fuente, si es incierto el beneficio de obtener más y mejores inversiones. En este sentido, Baistrocchi (2008) plantea dos teorías diferentes, pero complementarias. La primera teoría se basa en que un país en vías de desarrollo, como Uruguay, correría el riesgo de beneficiar a los países con los que compite si no aceptara firmar sus convenios en base al MC OCDE. De esta manera, celebrar convenios sobre la base de tal modelo parecería ser la mejor opción disponible para un país como el nuestro, con el tan mentado fin de atraer mayores inversiones extranjeras. La segunda teoría se basa en los rasgos típicos que tienen los sistemas tributarios internacionales: primero, las externalidades, que explican que la dinámica de la red de convenios firmada entre países desarrollados y en vía de desarrollo es asimétrica. Estas se pueden ver a través de los costos de funcionamiento de un sistema jurídico, por lo cual cuanto mayor sea la red de convenios basada en el MC OCDE, menor será el costo de comunicar el contenido a sus usuarios. Esto permitiría el empleo de la jurisprudencia producida por países extranjeros para determinar el alcance de convenios basados en el modelo en cuestión. Un segundo rasgo típico es la expectativa de que su contenido prevalecerá sobre los otros estándares alternativos, tal como el MC ONU, lo que se puede entender por el respaldo de los países más desarrollados. Finalmente, un tercer rasgo típico es que si bien su calidad puede no ser la mejor, sus disposiciones centrales se conocen desde 1923 en ocasión del Reporte de la Liga de las Naciones. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 105. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. Ambas teorías explican cómo un convenio celebrados por Uruguay, por ejemplo con la India, siga en líneas generales al modelo MC OCDE y no a otro que podría defender en manera más consistente los intereses del país, cuando en rigor ninguno de los dos Estados forma parte del citado organismo16. Las presiones internacionales sobre Uruguay en el último lustro, producto de su inclusión en la lista de países no cooperantes en materia de intercambio de información fiscal, provoca que se celebren este tipo de convenios que siguen el MC OCDE, cuando bien se podrían presentar algunas variantes a dicho modelo, que resultasen más beneficiosas para nuestro país. 9. ANÁLISIS CRÍTICO DE LA SITUACIÓN URUGUAYA A esta altura del presente trabajo corresponde realizar un análisis crítico de la realidad uruguaya con relación a la celebración de los CDI. Como hemos visto, la celebración de convenios para evitar la doble imposición implica, para los Estados que lo celebran, una renuncia implícita a su potestad tributaria17 , puesto que se deja de gravar rentas o incluso patrimonios que, de acuerdo con su legislación interna, correspondería gravar. Esta renuncia debería traer como consecuencia inmediata un aumento de la inversión extranjera directa, lo cual se ha hecho saber por parte de las autoridades, puesto que se ha llegado a afirmar, por ejemplo, que “los acuerdos de doble tributación son también muy importantes para los negocios. La existencia de doble tributación lo primero que perjudica es a los negocios, tanto en lo que se refiere a las actividades comerciales propiamente dichas como en las radicación de inversiones recíprocas en nuestros países” (Lorenzo, 2011). Si se siguiera esta línea de argumentos, lo que probablemente debería haber sucedido, es un aumento en la inversión alemana en Uruguay, puesto que, como vimos, el convenio para evitar la doble imposición con Alemania data de principios de la década de los años noventa. Cabe señalar que las condiciones en las que se celebró el tratado con Alemania eran propicias para la inversión de dicho país en el nuestro, puesto que incluía disposiciones específicas al respecto, como por ejemplo, recurrir al matching credit para eliminar la doble imposición. Si se repasan los flujos de capitales que arribaron a nuestro país se observa que, durante los años ‘90, más de la mitad de la inversión extranjera provino de países de la Unión Europea, aunque no se destacó la inversión alemana, mientras que el resto de la inversión se repartió entre países de la región y los Estados Unidos18. 16 Cabe precisar que a la fecha del presente trabajo se estaba celebrando un CDI con la India, que, según trascendidos, seguía en líneas generales al MC OCDE. 17 Ver nota sobre lo que sostenía el autor argentino Fernando D. García. 18 Mencionado en: Tendencias Recientes de la Inversión Extranjera Directa en Uruguay. En: <http://www.fcs.edu.uy/archivos/ 2709.pdf>. Fecha de acceso: 03/01/2011. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 105
  • 106. Esta situación se mantuvo relativamente estable, aún con la celebración del Tratado de Libre Comercio celebrado con México, y con algunos vaivenes, producto de la crisis que nuestro país enfrentó a principio del nuevo siglo19. Todo esto hace pensar que la celebración de convenios para evitar la doble imposición no determinará en forma sustancial el aumento de las inversiones extranjeras en nuestro país, puesto que la fiscalidad de las inversiones no es el elemento relevante que un empresario considera a la hora de invertir, sino que es una cuestión más que se deberá atender como todas las restantes, tales como la calificación de la mano de obra, los servicios logísticos ofrecidos, entre otros. Por lo tanto, creemos que no se cuenta con el debido fundamento empírico para afirmar que la renuncia a la potestad tributaria que se ha realizado en el ámbito de los CDI firmados recientemente y/o a firmarse en el futuro implica la expectativa de que se recibirán nuevas inversiones. En cambio, sí creemos que la celebración de este tipo de tratados bilaterales permite al inversor contar con elementos mínimos de certeza jurídica, por parte de nuestro país, de cómo se ha de tratar su inversión desde el punto de vista fiscal. No obstante, también somos de la creencia que la inclusión de cláusulas anti-elusivas en un CDI que permitan remitirse al derecho interno, como lo son las que se han incluido en los convenios con México, España y Portugal, tampoco ayudan mucho al respecto. De ahí que decimos que otorgan elementos mínimos de certeza jurídica. 106 A partir de ahora se abre la gran interrogante de cuál será el comportamiento que la inversión tendrá y si está seguirá arribando, aún cuando sea otro el escenario que se comience a presentar, al menos desde el punto de vista de las prerrogativas que el fisco cuenta en la actualidad y que van en aumento con la inclusión de la cláusula de intercambio de información en materia tributaria con algunos países y la flexibilización del secreto bancario en esta materia20, entre otros. 10. CONCLUSIONES Nuestro país ha ingresado en el último tiempo en un proceso de celebración de convenios para evitar la doble imposición, producto de la inclusión en la lista de países no cooperantes en materia de intercambio de información tributaria, creada en abril de 2009 por la OCDE. De allí se comenzó a fundamentar que la celebración de este tipo de tratados era positiva para el país, puesto que permitiría -más allá de cumplir con los requerimientos internacionales- el aumento de la inversión extranjera directa, ya que se le daría a ésta mayores certezas jurídicas para llegar al Uruguay. 19 Para más información véase: BCU, Inversión extranjera directa en Uruguay. En <http://www.bcu.gub.uy/autoriza/pepmpf/ sectorexterno/informe_idx.pdf>. Fecha de acceso: 03/01/2011. 20 Citado en: Artículo 54° de la Ley N° 18.083 de 26 de diciembre de 2006 con la redacción dada por el Artículo 15° de la Ley N° 18.718 de 24 de diciembre de 2010. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 107. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. La celebración de convenios para evitar la doble imposición implica, para los Estados involucrados, una renuncia implícita a su potestad tributaria, puesto que se deja de gravar rentas o incluso patrimonios que, de acuerdo con su legislación interna, correspondería gravar. La contrapartida a todo ello sería un aumento en la inversión extranjera directa, según las autoridades de nuestro país. No obstante, buena parte de la doctrina ha indicado que no hay evidencia empírica de que estos instrumentos estimulen los flujos de inversiones, sosteniéndose, incluso, que en ocasiones pueden facilitar la evasión y la elusión a través de la planificación fiscal internacional, conocida como la práctica del treaty - shopping o uso impropio de los tratados. A su vez, se entiende que son instrumentos de negociación lenta y costosa, que generalmente traen consigo problemas de aplicación e interpretación. Más aún, la renuncia de potestades fiscales que usualmente emergen de un CDI, en el caso de los países en desarrollo -como lo es el Uruguay-, puede implicar la transferencia de potencialidad recaudatoria a los países más desarrollados. Por lo tanto, sus consecuencias positivas son vistas más como un anhelo de los países latinoamericanos que algo que se constate en la realidad. En rigor, podríamos sostener que las mayores o mejores inversiones podrán eventualmente llegar a través de la seguridad jurídica que este tipo de tratados bilaterales proporcionan al inversor, dado que normalmente es más dificultoso modificar uno de ellos que a la propia legislación interna de los países firmantes. Además, en la mayoría de los CDI que se celebran actualmente se siguen los lineamientos del MC OCDE, lo cual es positivo en caso de que sean firmados por dos países desarrollados, ya que la inversión o intercambio de capitales sería de similar magnitud. Por ende, en teoría no debería haber ninguna renuncia al hecho de gravar una renta o patrimonio, sino que, dadas las concesiones mutuas que los Estados se harán, no habría Estado perjudicado. No obstante, esto no se cumple si los Estados que lo celebran no tienen el mismo grado de desarrollo. Además, existen situaciones particulares de la legislación interna de los países, en este caso Uruguay, que, vista la forma en que los tratados eliminan la doble imposición, implicarían que rentas que en rigor deberían estar sujetas a gravamen por nuestro país, pero por disposiciones internas están exoneradas (caso Ley N° 16.906 Ley de Inversiones), pasan a estar gravadas por el Estado de la residencia. Por ende, el sacrificio fiscal realizado por nuestro país en la materia para mejorar condiciones laborales, infraestructura, ampliación de mercados, entre otros, terminando siendo recaudado por el otro Estado. Una posible solución sería establecer, en el ámbito del CDI, mecanismos para eliminar la doble imposición que reconozcan, en el Estado de la residencia, como si las rentas hubieran estado sujetas a gravamen en el Estado de la fuente, es decir, la aplicación de un mecanismo de tax sparing o crédito ficticio, pero no como una medida unilateral para evitar la doble imposición, sino formando parte del tratado, aún cuando este tipo de cláusulas no sean las contenidas en el MC OCDE. Por otro lado, es la legislación interna la que termina definiendo el ámbito subjetivo de aplicación, la forma en que se define la residencia de las personas jurídicas, instrumentos en los se canaliza la mayoría de la inversión extranjera directa. Definir la residencia fiscal de una persona jurídica exclusivamente como su lugar de constitución, tal como lo hace Uruguay, sin agregar ningún otro elemento alternativo de configuración, trae indudablemente un problema al momento de aplicar los REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 107
  • 108. CDI, puesto que no es el criterio que en primer lugar utilizan los tratados para definir dónde una persona jurídica es residente, en caso de aplicar las tie break rules. Si bien compartimos en principio que los CDI otorgan seguridad jurídica a la inversión extranjera, esta afirmación se desdibuja un poco si se incorporan, en las disposiciones de los tratados, remisiones a las cláusulas anti-abuso de la normativa interna de los países firmantes, lo cual puede dejar a libre arbitrio de cada uno de los Estados el cumplimiento o no del tratado. En consecuencia, se estarían violando elementales principios en materia de derecho contractual. De esta manera, entendemos que la renuncia a la potestad tributaria que se ha realizado en el ámbito de los CDI firmados recientemente y/o a firmar en el futuro por Uruguay no implica necesariamente aguardar por la llegada de nueva inversión extranjera, por los motivos que hemos analizado en el presente trabajo. En cambio, sí creemos que la celebración de este tipo de tratados bilaterales permite al inversor contar con elementos mínimos de certeza jurídica por parte de nuestro país sobre cómo se ha de tratar su inversión desde el punto de vista fiscal, puesto que la inclusión en un CDI de cláusulas antielusivas que permitan remitirse al derecho interno, como lo son las que se han incluido en los convenios con México, España y Portugal, tampoco ayuda mucho al respecto. De ahí que decimos que otorgan elementos mínimos de certeza jurídica. 108 A partir de ahora se abre la gran interrogante de cuál será el comportamiento que la inversión tendrá y si está seguirá arribando al Uruguay en los flujos actuales o podrá aumentar o disminuir, aún cuando sea otro el escenario que se comience a presentar, al menos desde el punto de vista de las prerrogativas con que el fisco cuenta en la actualidad, que continuamente van en aumento. Basta con mencionar, en este sentido, la inclusión de la cláusula de intercambio de información en materia tributaria con algunos países y la flexibilización del secreto bancario en esta materia. BIBLIOGRAFÍA ALBACETE, Juan Manuel y ERMOGLIO, Enrique (2010): “Convenios para evitar la doble imposición internacional. Aspectos específicos. Intercambio de información.”. En: Revista Tributaria, N° 219. BLONIGEN, Bruce A. y DAVIES, Ronald B. en: “Do bilateral tax treaties foreign direct investments?” en <http://www.nber.org/papers/w8834.pdf>, visitado por última vez: 22/05/2011. BAISTROCCHI, Eduardo (2008): Litigios en materia de precios de transferencia: Teoría y Práctica, Buenos Aires: Ed. LexisNexis. BCU, Inversión extranjera directa en Uruguay. En <http://www.bcu.gub.uy/autoriza/pepmpf/sectorexterno/ informe_idx.pdf>. Fecha de acceso: 03/01/2011. “Convenios para evitar la doble imposición: Otra herramienta para atraer más y mejores inversiones”. En: “Revista CADE: Profesionales y Empresas”, Tomo V - Mayo 2010. Derecho Tributario Global - Revista del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario, N° 1/2010, Ed. Abeledo Perrot, Bogotá 2010. D´ANGELO, Pablo (2003); “La doble imposición internacional de las rentas y los criterios de atribución de la potestad tributaria”. En: Revista Tributaria N° 176. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 109. LOS CONVENIOS PARA EVITAR LA DOBLE IMPOSICIÓN INTERNACIONAL. RENUNCIA A LA COMPETENCIA TRIBUTARIA Y PERJUICIO A LA INVERSIÓN EXTERNA DIRECTA - EL CASO URUGUAYO. FIGUEROA, Antonio H. (2010): “Doble tributación internacional, Reflexiones generales sobre principios jurisdiccionales, los modelos de tratados y la experiencia argentina” en Derecho Tributario Global - Revista del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario, N° 1/2010, Ed. Abeledo Perrot - Bogotá. GOTLIB, Gabriel y VAQUERO, Fernando M. (2009); Aspectos internacionales de la Tributación Argentina, 2 Edición, Buenos Aires: Ed. La Ley. INVERSIÓN EXTRANJERA DIRECTA EN URUGUAY Autor: BCU; en <http://www.bcu.gub.uy/autoriza/pepmpf/ sectorexterno/informe_idx.pdf>, visitado por última vez 03/01/2011. Ministerio de Relaciones Exteriores del Uruguay, el convenio para evitar la doble imposición celebrado con España entró en vigencia el 24 de abril de 2010. Ver dicha información en: http://www.dgi.gub.uy/wdgi/ hgxpág001?6,4,40,O,S,0,PAG;CONC;40;16;D;14607;1;PAG “Ministro de Economía de Uruguay, Ec. FERNANDO LORENZO”. En: La República Edición 12 de marzo de 2011. <http://www.larepublica.com.uy/economia/443946-se-firma-nuevo-convenio-de-doble-imposicion> Consultado 26/10/2011. QUIÑONES CRUZ, Natalia (2010): “La cruzada por la transparencia fiscal y la dudosa apuesta por los tratados con intercambio de información” en Derecho Tributario Global - Revista del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario N° 1/2010, Ed. Abeledo Perrot - Bogotá 2010; pág. 148. SARTORI, Eliana (2010): “Convenios para evitar la doble imposición: Otra herramienta para atraer más y mejores inversiones”. En: Revista CADE: Profesionales y Empresas, Tomo V. SCHINDEL, Ángel (2005): Los criterios de la fuente y de la residencia. En: Estudios de derecho tributario constitucional e internacional - Homenaje latinoamericano a Víctor Uckmar. Buenos Aires: Ed. Abaco. SOL GIL, Jesús (2010): “La doble imposición internacional”. En: Derecho Tributario Global - Revista del Instituto Latinoamericano de Derecho Tributario. N° 1/2010, Bogotá: Ed. Abeledo Perrot. “Tendencias Recientes de la Inversión Extranjera Directa en Uruguay”. En: <http://www.fcs.edu.uy/archivos/ 2709.pdf>, visitado por última vez 03/01/2011. VILLEGAS, Héctor B. (2002); Curso de finanzas, derecho tributario y tributario, 8 Edición, Buenos Aires: Ed. Astrea. XAVIER, Alberto (2005): Derecho tributario internacional, conceptos fundamentales, Buenos Aires: Ed. Abaco. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 109
  • 110. 110 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 111. RESEÑAS 111 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 112. 112 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 113. ESTILOS DE TOMA DE DECISIONES DEL EJECUTIVO EXPERIMENTADO Kennth Brousseau, Michael Dirver, Gary Hourihan y Rickard Larsson Harvard Business Review, 2006. La responsabilidad de un ejecutivo es, ante todo, tomar decisiones. Sin embargo, aunque los ejecutivos en todos los niveles deben desempeñar el papel de tomadores de decisiones, la forma en que abordan este proceso cambia a medida que escalan posiciones en la organización. En los niveles más bajos, el trabajo es sacar los productos al mercado o, en el caso de los servicios, reparar fallas en el momento. La capacidad de acción cobra un alto valor. En los niveles superiores, la responsabilidad involucra tomar decisiones sobre qué productos o servicios ofrecer y cómo desarrollarlos. Para remontar por la escalera corporativa y desempeñarse con eficiencia en nuevas funciones, los ejecutivos deben educarse en nuevas habilidades y comportamientos, es decir, deben cambiar la forma en que utilizan la información y la forma en que crean y evalúan alternativas. “Resulta que las personas no necesariamente lideran de la misma forma en que piensan; deciden de manera distinta frente a una multitud que frente al espejo” (Brousseau, Dirver, Hourihan y Larsson, 2006). Utilizando las dos dimensiones de uso de la información y foco, los autores crearon una matriz que identifica cuatro estilos de toma de decisiones: el decisivo (poca información, un curso de acción), el flexible (poca información, muchas alternativas), el jerárquico (mucha información, un curso de acción) y el integrador (mucha información, muchas alternativas). Durante la recolección de información para escribir este libro, los escritores analizaron los perfiles de decisión de más de 120.000 gerentes y ejecutivos. La conclusión fue que los estilos de tomar decisiones de los altos ejecutivos son el opuesto exacto de los estilos de los ejecutivos en niveles inferiores. El estilo decisivo, que combina el uso de mínima información con una única alternativa, predomina entre los supervisores de primer nivel, pero es casi inexistente entre los altos ejecutivos. El patrón se volvió aún más marcado al observar los estilos de los ejecutivos de más alto desempeño (usando el salario como variable representativa del éxito; un indicador imperfecto, pero las organizaciones sí tienden a pagar más a los mejores ejecutivos). REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 113
  • 114. CUATRO ESTILOS DE TOMA DE DECISIONES Fuente: Brousseau, Dirver, Hourihan y Larsson (2006). 114 Actualmente, algunos autores norteamericanos han encontrado -en su búsqueda de los factores que determinan el proceso de toma de decisiones- que los gerentes, por regla casi general, no realizan estrictamente todas las etapas del proceso administrativo. Mas ellos soportan la mayoría de sus decisiones persiguiendo el sendero de la heurística (el arte de inventar), la intuición (hoy definida como inteligencia intuitiva) y la creatividad y no siguiendo el sendero de la racionalidad y la calculabilidad. En otras palabras, toman decisiones que involucran múltiples cursos de acción y pueden evolucionar con el tiempo. Para ratificar esta idea, otros autores como Stanovich y West (2000)1 mencionan que hay dos métodos/ sistemas de tomar decisiones: el Sistema 1 refiere a nuestra lógica intuitiva, que suele ser rápida, automática y sin esfuerzo, implícita y emocional. El Sistema 2 refiere al razonamiento más lento, consciente, que requiere esfuerzo, es explícito y lógico. Cuanto más ocupada esté una persona, más tiene en su mente. Por lo tanto, a consecuencia de las limitaciones del tiempo a las que se enfrenta, es más probable que confíe en el Sistema 1 para tomar decisiones, lo cual conduce, la mayor parte del tiempo, a cometer errores costosos. En este sentido, este libro se pregunta: ¿podemos cambiar nuestra forma de tomar decisiones del Sistema 1 al Sistema 2? Una estrategia exitosa para adelantar hacia el Sistema 2 se basa en la sustitución de la intuición por los procesos formales de análisis, tal como construir modelos lineales o fórmulas que suman los pesos y las direcciones relevantes. El Sistema 2 consiste en tomar la perspectiva de una persona fuera de la organización: tratar de removerse mentalmente a sí mismo de la situación específica o considerar la clase de decisiones a la que el problema actual pertenece2. Los estudios han demostrado que este método sirve para reducir FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 115. ESTILOS DE TOMA DE DECISIONES DEL EJECUTIVO EXPERIMENTADO el exceso de confianza en uno mismo, de sobreestimación de nuestros conocimientos o de subestimación del tiempo que nos llevaría completar una tarea3, lo cual incrementa las probabilidades de éxito empresarial4 . Los tomadores de decisiones también pueden ser capaces de mejorar sus elecciones si consultan el punto de vista de un auténtico extraño con respecto a una determinada decisión. Otras investigaciones sobre el poder de avanzar hacia el Sistema 2 han demostrado que simplemente animar a las personas a considerar lo contrario de cualquier decisión que están a punto de tomar puede reducir los errores5. Los estudios sobre la toma de decisiones conjunta versus por separado también sugieren que las personas pueden pasar del Sistema 1 hacia el Sistema 2 cuando examinan y eligen entre múltiples opciones en forma simultánea, en vez de aceptar o rechazar las opciones por separado. Bazerman, Loewenstein y White (2006) también han demostrado que las personas muestran una menor fuerza de voluntad cuando evalúan opciones por separado y no conjuntamente. En suma, se puede arribar a la misma conclusión que Henry Mintzberg, quien asegura que el proceso administrativo de los gerentes creativos “en el mejor de los casos indica ciertos objetivos vagos que tienen los gerentes cuando trabajan” (Brousseau, Dirver, Hourihan y Larsson, 2006). En la vida real, los gerentes actúan por intuición, valoran el sentido de la oportunidad, disfrutan el arte de la imprecisión y toman decisiones con información incompleta. Tenemos que actuar rompiendo los esquemas tradicionales y añadir innovación y creatividad. El gerente creativo es quien logra ver lo que nadie ve, utilizando una óptica que parece ilógica y a quien tal vez titulen de medio loco. Hermilo Jasso 1 Stanovich, K. E., & West, R. F. (2000). Individual differences in reasoning: Implications for the rationality debate. Behavioral & Brain Sciences, 23, 645-665. 2 Kahneman, D., & Lovallo, D. (1993). Timid choices and bold forecasts: A cognitive perspective on risk and risk taking. Management Science, 39, 17-31. 3 Ídem. 4 Cooper, A. C., Woo, C. Y., & Dunkelberg, W. C. (1988). Entrepreneurs’ perceived chances for success. Journal of Business Venturing, 3(2), 97-109. 5 Larrick, R. P. (2004). Debiasing. In D. J. Koehler & N. Harvey (Eds.), Blackwell Handbook of Judgment and Decision Making. Oxford, England: Blackwell Publishers. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 115
  • 116. 116 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 117. PARADIGMAS EMERGENTES, COMPETENCIAS PROFESIONALES Y NUEVOS MODELOS UNIVERSITARIOS EN AMÉRICA LATINA Rama, Claudio Educación y Cultura, México, 2011. La Universidad, una invención del occidente medieval, ha llegado hasta nuestros días gracias a su adaptación a diversas situaciones ocurridas a lo largo de casi un milenio. El primer gran cambio se produce con la Primera Revolución Industrial, a través de tres grandes modelos que, en mayor o menor grado, nos acompañan hasta el día de hoy, a saber: el modelo francés, el modelo alemán y el modelo anglosajón. El modelo francés, también conocido como modelo napoleónico, tenía como finalidad fundamental formar a los profesionales que necesitaba el Estado para desarrollar sus diversas actividades. La Universidad se ponía, de este modo, al servicio del Estado y éste intervenía en aquella de forma abierta. Incluso se adoptó un modelo único de universidad pública, la Universidad Imperial, que se exportó a todos los territorios conquistados por Napoleón. En este modelo se enfatizaba la docencia sobre la investigación. En cambio, el modelo alemán o humboldtiano pone su énfasis en la investigación y presenta una clara relación con los estudios científicos del momento. Comparte con el modelo francés la idea de estatizar a las universidades, al contrario del modelo anglosajón. No obstante, este último comparte con los anteriores la necesidad de la investigación y la docencia al servicio de la ciencia y de las necesidades de profesionales especializados para afrontar los retos de la nueva sociedad industrial. En América Latina, el modelo universitario que se terminará implantando se asemeja notablemente al napoleónico y, con algunos cambios, ha llegado hasta nuestros días en algunas universidades. Actualmente, nos encontramos viviendo una nueva revolución industrial, la tercera, conocida comúnmente como Revolución Tecnológica, que comienza en el último tercio del siglo pasado. En tales circunstancias, la Universidad debe afrontar un nuevo reto: formar profesionales por competencias necesarias en esta era tecnológica. El problema es que no todas las universidades latinoamericanas han logrado acompasar estos cambios y se han mantenido ancladas en el modelo universitario napoleónico, dificultando con ello el logro de una mayor inserción de los países de la región en la nueva era tecnológica. La virtud del libro Paradigmas emergentes, competencias profesionales y nuevos modelos universitarios en América Latina, radica justamente en mostrar las diferentes perspectivas, concepciones, teorías y presupuestos de la educación superior entre fines del siglo XX y principios del siglo XXI en nuestra región, con un importante énfasis no solo en lo concerniente al conocimiento sino también en los modelos de desarrollo y en los mercados laborales actuales. Asimismo, ahonda en los diversos retos que deben afrontar las universidades latinoamericanas en la actualidad y propone una serie de cambios que estas deben poner en práctica. REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 117
  • 118. El autor subraya, en este nuevo contexto, la influencia de los avances tecnológicos en el proceso educativo, así como la importancia de impulsar programas de educación a distancia -como se viene realizando ya en otros contextos regionales- que permiten fortalecer las competencias informáticas de los educandos. Al mismo tiempo, estos nuevos recursos tecnológicos permiten, también, ampliar la cobertura de la enseñanza superior y aumentar la equidad en las sociedades latinoamericanas, superando, con ello, barreras geográficas, lingüísticas y culturales. Rama señala, además, la necesidad de realizar un nuevo enfoque curricular por competencias más flexible y al mismo tiempo modificar los programas de estudios para acompasar los cambios actuales de las nuevas sociedades tecnológicas. Para ello, propone incrementar la investigación en las universidades de América Latina, ya que en este mundo tecnológico la investigación va de la mano del desarrollo. A las universidades les corresponde un papel fundamental en la obtención y el desarrollo de conocimiento y capacidades para solucionar problemas prácticos con la ayuda, justamente, de la tecnología. Otro reto que tienen muchas de nuestras universidades es el ofrecimiento de carreras con una base más tecnológica. Sobre esto último el autor señala, por ejemplo, que en América Latina el 80% de los estudiantes son universitarios y únicamente el 20% tecnológicos, mientras que en Europa las cifras serían a la inversa, es decir, los europeos optan por carreras más relacionadas con las necesidades del momento. Inclusive, en el Viejo Mundo se ha producido un importante incremento de las denominadas Universidades Politécnicas en las que no solo se ofrecen carreras de grado, sino también importantes programas de postgrado, tanto de forma presencial como a distancia. De este modo, el viejo modelo napoleónico se ha vuelto obsoleto en las sociedades más desarrolladas, mientras que el modelo alemán y el anglosajón se fueron abriendo paso con importantes modificaciones en el sistema universitario de los países más desarrollados, en los cuales surgió la ya citada Revolución Tecnológica. 118 Otra de las necesidades del sistema universitario de América Latina, que el autor destaca, es la realización de postgrados altamente especializados. Según Rama, hasta hace poco tiempo las universidades latinoamericanas destinaban la mayor parte de sus recursos y esfuerzos a la formación profesional de grado, descuidando la de postgrados. No obstante, ese paradigma está cambiando, ya que “la formación especializada comienza a ser el requisito del ejercicio laboral como derivación de cambios en los conocimientos, niveles en donde se accede a la formación de las competencias superiores, y formas que asume la competencia en los mercados laborales” (Rama, 2011:178). En vista de ello, ha aumentado el ofrecimiento de diferentes programas de postgrados en la región. Para que todos estos cambios sean posibles en la universidad latinoamericana del nuevo milenio es necesario un estricto control de calidad, en el que destaca la evaluación externa en este sentido. Para ello, según pone de manifiesto el autor, la región ha instalado “agencias de evaluación y acreditación, orientadas a la acreditación voluntaria de programas e instituciones que miden la calidad en forma indirecta mediante procedimientos de guías y pares externos evaluadores” (Rama, 2011:76). En suma, este trabajo es una valiosa contribución al conocimiento y a la reflexión de la realidad universitaria latinoamericana actual, en un contexto en el que impera la tecnología y se hace necesario formar en virtud de las nuevas necesidades planteadas por esta sociedad tecnológica. Silvia Facal Santiago FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 119. 119 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 120. NORMAS PARA LA ADMISIÓN DE ORIGINALES a) Trabajos originales de investigación y artículos: · Los trabajos originales de investigación y los artículos deben ser de carácter científico o profesional, con 120 información actual y novedosa sobre conocimientos y herramientas concretas relacionada con la administración de empresas, los estudios de mercado, de recursos humanos y economía. · Deben ser inéditos y podrán estar escritos en español, portugués o inglés. · Los mismos pasarán por un cuidadoso proceso de arbitraje. · Serán escritos en MS Word versión 6.01 o superior. · Tendrán una extensión mínima de 10 páginas y una máxima de 20 a espacio simple, en ARIAL 12, papel DIN A4, con el margen superior e inferior de 2,5 respectivamente y el derecho e izquierdo de 3. · El título se escribirá en negrita con mayúsculas centrado en ARIAL 14. · A continuación y alineado a la derecha se escribirá el nombre del autor/res del artículo junto con su correo electrónico y mediante una llamada se agregarán los datos del mismo/s a pie de página con una extensión máxima de 5 líneas en ARIAL 10 (cargo, institución, estudios principales, especialización y publicaciones más relevantes). · Contendrán, inmediatamente después, un resumen en la lengua de origen y otro en inglés hasta de 10 líneas con tres palabras clave. · Los subtítulos se escribirán en ARIAL 12 en negrita alineados a la izquierda y en mayúscula. · No se subrayarán palabras dentro del texto. · Con relación al caso de inserción de imágenes, fotos, gráficos, cuadros…, todos ellos deberán contener un título en la parte superior y la fuente en la parte inferior. Se hace constar que si se trata de material que no pertenece al autor, la responsabilidad por el licenciamiento de los derechos de reproducción estará a cargo del autor/res del artículo. · Todos los trabajos serán tomados en cuenta por el Comité Editorial de la Revista y serán sometidos a la lectura por separado de expertos y éste se adjudica la potestad de publicar o no el artículo enviado. · Con relación a las citas: - Si son menores a las 40 palabras se colocan dentro del texto entre comillas. - Si superan las 40 palabras se separarán del texto con comillas y la primera línea se separa 5 espacios del lado izquierdo. - Las citas se tienen que identificar siempre antes o después de efectuada la misma en el estilo Harvard, es decir en el mismo texto se coloca el apellido del autor, la fecha de publicación del libro y la página en la cual expresa esta opinión. Ej. (Díaz, 1998: 35). - No se aceptan las notas al pie de página para indicar la referencia a la bibliografía salvo para proporcionar aclaraciones. · Con relación a las fuentes: - Obligatoriamente se deberá colocar al final del artículo un listado de las fuentes utilizadas en la elaboración del mismo en el cual se podrán primero las fuentes primarias utilizadas (entrevistas en profundidad, grupo de discusión, observación participante, etc.) y a continuación las secundarias (bibliografía, hemerográficas, filmografía, etc.). El estilo utilizado será también el Harvard. - Ejemplos de cómo citar la bibliografía: Libros impresos: Apellido/s, Nombre/s del autor/es (si no hay autor se pone el título y luego la fecha). Año de publicación. Título del libro en cursiva. Número de edición (excepto la primera). Lugar de edición: Nombre del editor. De forma optativa se puede agregar: Número de páginas (si se trata de obras de más de un volumen, se debe indicar el número de éstos sin mencionar las páginas) y se puede agregar el número de ISBN. Si falta algún dato se pone así: fecha s/f; editorial s/e. Ej. FROM, E. (2007): El arte de amar. Barcelona: Editorial Paidós, 197p. Si hay más libros de un mismo autor se puede omitir el nombre del mismo con guiones bajos y a continuación comenzar la cita en la fecha. FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 121. Capítulos de libros impresos: Autor (es) del capítulo. Año de publicación. Título del capítulo entre comillas. En: autor del libro, nombre del libro. O En su: subrayado y seguido de dos puntos, cuando el autor del capítulo es el mismo autor del libro. Número de edición (excepto la primera). Ej.: MARTÍ, J. (2001): “Etnicidad y nacionalismo en el siglo XXI”. En: REBOREDO, X. M. (coord.). Etnicidad y nacionalismo. Simposio Internacional de Antropología. Santiago de Compostela: Consello da Cultura Galega, pp. 159-172. Libros electrónicos: Apellido/s, Nombre/s del autor/es (si no hay autor se pone el título y luego la fecha). Año de publicación. Título del libro. Tipo de medio entre corchetes. Número de edición (excepto la primera). Lugar de edición: Nombre del editor. Fecha de consulta [requerido para documentos en línea entre corchetes]. Disponible en: Dirección de la página Web. Ej.: CONDE, J. L. (1998): Ecografía en atención primaria [en línea]. Madrid: Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias [fecha de consulta: 18 Octubre 2005]. Disponible en: http://www.uca.es/dept/psicologia/bvsss/csalud/memoria/pdf/tecnologia /ecografiaenap.pdf. Revistas impresas: Título de la revista. Fecha entre paréntesis. Lugar de publicación. Volumen. Número (anotar entre paréntesis). Ej.: Estudios Migratorios (2003): Santiago de Compostela: 1 (15). Artículos de revistas impresas: Autor (es) del artículo. Fecha entre paréntesis. Título del artículo entre comillas. En: Título de la revista (subrayado o en cursiva). Volumen. Número. Paginación. Ej.: FAZZIO, E. (1996): “Análisis y modelo descriptivo para la industria alimentaria. Gestión estratégica de exportación”. En: Prisma, Nº 7, pp. 23-34. Artículos de revistas electrónicas: Autor (es) del artículo, ya sea institución o persona. Fecha de realización. Título del artículo entre comillas. Título de la revista o serie electrónica en letra cursiva. Tipo de medio [entre corchetes]. Edición. Volumen. Número. Día, mes y año. Fecha de revisión. Fecha de consulta [requerida para documentos en línea, entre corchetes]. Ubicación dentro del documento original. Disponibilidad y acceso (requerida para documentos en línea). Ej.: CUERDA, J. L. (1997): “Para abrir los ojos”. El País digital [en línea]. 9 de mayo, nº 371. [fecha de consulta: 9 Octubre 2008]. Disponible en: <http: //www.elpais.es/p/199770509/cultura/tesis.htm.uno> Para el resto de las fuentes consultar: American Psycological Association (2002): Manual de estilo de publicaciones. (2º ed.). México: El Manual Moderno GONZÁLEZ BONORINO, A. y TORRES, S. (comp.) (2004): Manual de citas bibliográficas. (2º) ed. Buenos Aires: s/e. b) Reseñas: · Se tratará de reseñas inéditas relacionadas con publicaciones que versen sobre la temática de análisis de la revista ya sea en el número temático o en el general. · Las mismas no pasarán por el proceso de arbitraje. · Serán escritos en MS Word versión 6.01 o superior. · Tendrán una extensión máxima de 6 páginas a espacio simple, en ARIAL 12, papel DIN A4, con el margen superior e inferior de 2,5 respectivamente y el derecho e izquierdo de 3. · El título del libro reseñado se escribirá en negrita con mayúsculas en ARIAL 14 agregándose a continuación con un espacio el nombre del autor/res del libro reseñado, la ciudad de publicación, la editorial y el año: centrado. · No se subrayarán palabras dentro del texto. · Al final del texto y alineado a la derecha se escribirá el nombre del autor de la reseña. Lugar de envío de los artículos y reseñas: · Los artículos y las reseñas deberán ser enviados a la siguiente dirección: Universidad de la Empresa. Facultad de Ciencias Empresariales. Unidad de Investigación. Soriano 959. se deberá enviar junto con la copia en papel otra en un CD., o al siguiente correo electrónico: revistaude@gmail com y ccougett@ude.edu.uy REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA 121
  • 122. 122 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE
  • 123. 123 REVISTA IBEROAMERICANA DE CIENCIAS EMPRESARIALES Y ECONOMÍA
  • 124. 124 FACULTAD DE CIENCIAS EMPRESARIALES DE LA UDE

×