ISSN: 0185-3716                                  D E L F O N D O D E C U LT U R A E C O N Ó M I C A   SEPTIEMBRE   2012Los...
501                                                                                                         ED I TO R I A ...
P O ES Í A              Está por aparecer Urdimbre, en que Aurelio Asiáin hermana algunos poemas ya publicados con otros q...
La estructura de las revoluciones    científicas hizo de Thomas S. Kuhn uno    de los principales filósofos de la ciencia.  ...
DOSSIERPARADIGMAKUHNSEPTIEMBRE DE 2012                          a    5
PARADIGMA KUHN               ¿Cuál es la importancia del principal libro de Thomas S. Kuhn? En este largo y         minuci...
PARADIGMA KUHN                                                                                                    50 AÑOS ...
PARADIGMA KUHN                                                                                                     50 AÑOS...
PARADIGMA KUHN                                                                                                      50 AÑO...
PARADIGMA KUHN                                                                                   50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA ...
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
PARADIGMA KHUN
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

PARADIGMA KHUN

3,484

Published on

ESTRUCTURA
Las palabras estructura y revolución ocupan, con justa
razón, un lugar preponderante en el título del libro.
Kuhn no sólo pensó que existen las revoluciones
científicas, sino que éstas tienen una determinada
estructura. La expuso con gran cuidado, asignándole
un nombre útil a cada nodo que la compone. Kuhn
tenía talento para los aforismos y los nombres que
eligió han adquirido un estatus poco usual y, aunque
en algún momento parecieron abstrusos, ahora forman
parte del lenguaje coloquial. El orden es el siguiente:
1] ciencia normal (secciones ii a iv; Kuhn las
llamó así y no capítulos porque concebía La estructura
más como un ensayo que como un libro en sí); 2]
solución de rompecabezas (iv); 3] paradigma (v), una
palabra poco común en ese momento y que ahora se
ha vuelto banal (¡y qué decir de cambio de paradigma!);
4] anomalía (vi); 5] crisis (vii-viii), y 6] revolución
(ix), que establece un nuevo paradigma.
Ésa es la estructura de las revoluciones científicas:
una ciencia normal con un paradigma, dedicada
a resolver rompecabezas, seguida de graves anomalías
que llevan a una crisis y, por último, la resolución
de la crisis mediante un nuevo paradigma.

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
3,484
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
60
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

PARADIGMA KHUN

  1. 1. ISSN: 0185-3716 D E L F O N D O D E C U LT U R A E C O N Ó M I C A SEPTIEMBRE 2012Los grandes libros sonescasos. La estructura delas revoluciones científicases uno de ellos. Léalo y locomprobará PARADIGMA—IAN HACKI N G KUHN 501Además RESEÑASDE TRES LIBROSSOBRE MEDICINA,DROGAS E HISTORIA
  2. 2. 501 ED I TO R I A L D E L F O N D O D E C U LT U R A E C O N Ó M I C A C uando se cuente la historia de la palabra Joaquín Díez-Canedo Flores paradigma el nombre de Thomas S. Kuhn D I R E C TO R G E N E R A L D E L F C E aparecerá íntimamente asociado a una de sus Tomás Granados Salinas acepciones. En la segunda mitad de 1962 salió D I R E C TO R D E L A G AC E TA de las prensas un librito en el que ese vocablo Alejandro Cruz Atienza era protagonista, aunque, a decir de los críticos, J E F E D E R E DAC C I Ó N se le empleaba con cierta ligereza —hubo quien contó más de veinte usos diferentes—. Ricardo Nudelman, Martí Soler, Gerardo Jaramillo, Alejandro Valles Con el correr de los años, las ideas planteadas Santo Tomás, Nina Álvarez-Icaza, por Kuhn en La estructura de las revoluciones Juan Carlos Rodríguez, Alejandra Vázquez científicas se refinaron hasta convertirse en cimiento de un nuevo modo C O N S E J O E D I TO R I A L de entender cómo han funcionado algunas ciencias a lo largo de los siglos. Impresora y Encuadernadora Así, paradigma consiguió un sitio peculiar tanto en la especializada Progreso, sa de cv jerga de los filósofos, historiadores y sociólogos de la ciencia, como en el IMPRESIÓN habla popular, al punto de que, trivializada, hoy es posible encontrarla en León Muñoz Santini contextos que nada tienen que ver con la investigación científica. ARTE Y DISEÑO El medio siglo de La estructura, como el propio Kuhn solía llamar a Juana Laura Condado Rosas, María Antonia su libro, es ocasión propicia para revisar la obra y su impacto. Por ello Segura Chávez, Ernesto Ramírez Morales arrancamos con el texto que el filósofo Ian Hacking preparó para la V E R S I Ó N PA R A I N T E R N E T edición conmemorativa que acaba de publicar The University of Chicago Suscríbase en Press; minucioso y crítico, es a la vez una valoración de los aportes de www.fondodeculturaeconomica.com/editorial/ este libro y una sintética crónica de los cambios ocurridos en las ciencias laGaceta/ naturales entre la fecha de publicación de La estructura y el día de hoy; lagaceta@fondodeculturaeconomica.com como posibles lecturas complementarias, a lo largo de ese texto hemos www.facebook.com/LaGacetadelFCE introducido fichas de libros de nuestro fondo editorial en que Kuhn es muy relevante. Continuamos con un relato casi íntimo sobre las La Gaceta del Fondo de Cultura Económica es una publicación mensual editada por el Fondo peripecias —cabría calificarla de comedia de enredos— de la versión al de Cultura Económica, con domicilio español de esta obra, una de las cumbres de nuestro catálogo y que, no en Carretera Picacho-Ajusco 227, obstante, estuvo a punto de no entrar en él por una variedad de razones. Bosques del Pedregal, 14738, Tlalpan, Distrito Federal, México. Y cerramos la porción kuhniana retomando fragmentos de dos libros de nuestro fondo editorial, así como enumerando otros en los que figura Editor responsable: Tomás Granados Salinas. de manera sobresaliente el de Kuhn, ese físico convertido en filósofo Certificado de Licitud de Título 8635 y de Licitud de Contenido 6080, expedidos por la Comisión —él diría que historiador— de la ciencia. Calificadora de Publicaciones y Revistas Ilustra- Tres entusiastas reseñas rematan este número paradigmático. Pérez das el 15 de junio de 1995. Tamayo anticipa la llegada de la nueva colección de ensayos de Francisco La Gaceta del Fondo de Cultura Económica es un nombre registrado en el Instituto Nacional González Crussí, el patólogo mexicano afincado en Estados Unidos que del Derecho de Autor, con el número 04-2001- ha aplicado su mirada a la historia de la medicina; nos enorgullece haber 112210102100, el 22 de noviembre de 2001. Re- publicado esta obra, escrita originalmente en español tras largas décadas gistro Postal, Publicación Periódica: pp09-0206. en que el inglés había sido la lengua literaria del autor. Por su parte, Distribuida por el propio Fedro Carlos Guillén bate palmas a propósito de la estimulante historia Fondo de Cultura Económica. cultural de la cafeína y Rodrigo Johnson se emociona al releer El camino ISSN: 0185-3716 a Eleusis, ese iconoclasta estudio sobre los hongos alucinógenos en la Grecia antigua, cuya nueva edición está por llegar al mercado. W P O R TA DA Y F OTÓ G R A F Í A S León Muñoz Santini SUMARIO LO QUE HAY ES LA LUZ Aurelio Asiáin 0 3 50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA Ian Hacking 0 6     CÓMO (CASI) PERDER UN CLÁSICO Rafael vargas 1 3 KUHN Y LA INVESTIGACIÓN MÉDICA Ruy Pérez Tamayo  1 4   UN LIBRO SACUDIDOR Ana Rosa Pérez Ransanz  1 5 ORTODOXIA ENVEJECIDA Ruy Pérez Tamayo 1 7 CAFÉ CON AROMA Fedro Carlos Guillén  1 9   UN LIBRO PARA RECONOCERSE Rodrigo Johnson Celorio 2 1 NOVEDADES DE SEPTIEMBRE  2 2 CAPITEL  2 22 a SEPTIEMBRE DE 2012
  3. 3. P O ES Í A Está por aparecer Urdimbre, en que Aurelio Asiáin hermana algunos poemas ya publicados con otros que aún no habían sido reunidos en un libro. Éste que reproducimos aquí es casi la excepción de la regla que parece dar unidad al volumen, compuesto por poemas cortísimos, casi parpadeos en los que se redefine el mundo, pero comparte con todos el goce por la naturaleza y su caudal de metáforas a la espera de ser descubiertas Lo que hay es la luz AURELIO ASIÁIN lo que hay es la luz. Lo demás es silencio. Lo que hay es tu voz. Allí plantar un árbol. Cultivar una piedra. Y comernos un higo. Lo que hay es un higo. Lo hemos dado a luz. Míralo: es ya una piedra. Ya le crece el silencio. Musgo sombra de árbol. Ramas hojas tu voz. Como el viento tu voz. Con dos sílabas: higo. Un fruto que da un árbol. Que lo planta en la luz. Escúchalo en silencio. Te convido a ser piedra. Sé en mi jardín mi piedra. Sé lo que eres: voz. Sé tu voz en silencio. Sé también ese higo. Tú ya me has dado a luz. Yo te daré a ti un árbol. Una palabra: árbol. Y debajo una piedra. Una sílaba: luz. Para otra: tu voz. Pruébala: sabe a higo. Cómela así, en silencio. Y mira así, en silencio. Oye el rumor del árbol. Piensa el sabor del higo. Mira el musgo en la piedra. Devuélvete a tu voz. Ponlo todo a tu luz. Hay luz en el silencio. Hay tu voz y hay un árbol. Y una piedra es un higo. WSEPTIEMBRE DE 2012 a 3
  4. 4. La estructura de las revoluciones científicas hizo de Thomas S. Kuhn uno de los principales filósofos de la ciencia. Libro iluminador y aún vital, le rendimos homenaje aquí con un extenso ensayo sobre el cimbronazo que generaron sus ideas, así como con un relato de cómo el libro llegó a nuestra lengua; concluimos con dos fragmentos en los que se revisan sus aportes y algunas de las polémicas que ha generado4 a SEPTIEMBRE DE 2012
  5. 5. DOSSIERPARADIGMAKUHNSEPTIEMBRE DE 2012 a 5
  6. 6. PARADIGMA KUHN ¿Cuál es la importancia del principal libro de Thomas S. Kuhn? En este largo y minucioso ensayo, el filósofo de la ciencia canadiense revisa algunas de las más notables aportaciones de La estructura de las revoluciones científicas, tanto en el plano histórico y sociológico como en el lingüístico e incluso el de la cultura popular. Sirva este gancho para que el lector se dirija luego al libro cuyo medio centenario estamos celebrando ENSAYO 50 años de La estructura IAN HACKING L os grandes libros son escasos. xix— ejemplifica con exactitud el tema central de se: “Si se considerase como algo más que un acervo El de Kuhn es uno de ellos. La estructura.2 de anécdotas o como algo más que mera cronolo- Léalo y lo comprobará. Justamente por ser un gran libro, La estructura gía, la historia podría provocar una transformación Haga a un lado este ensa- permite las más variadas lecturas y un sinnúmero decisiva en la imagen de la ciencia que ahora nos yo. Regrese a él si desea saber de usos; el presente ensayo es sólo uno de ellos. El li- domina”.7 Thomas Kuhn se dispuso a cambiar nues- más sobre el surgimiento del bro propició incontables páginas sobre la vida y obra tro entendimiento de las ciencias, es decir, de las libro hace medio siglo, sobre de Kuhn. Una breve pero excelente introducción a actividades que como especie, para bien o para mal, su impacto y sobre las discu- la obra de Thomas Samuel Kuhn (1922-1994) —con nos han permitido dominar el planeta, y lo logró. siones que generaron sus tesis. un enfoque distinto al que tendré aquí— se encuen- Regrese si le interesa conocer tra disponible en línea en la Stanford Encyclopedia of 1962 una opinión informada acerca de la situación actual Philosophy;3 la entrevista que sostuvo con Aristides Este año se conmemora el quincuagésimo aniver- de la obra. Baltas, Kostas Gavroglu y Vassiliki Kindi4 presenta sario de La estructura. Han transcurrido ya muchos Con estos comentarios presentamos el libro, no las cavilaciones finales de Kuhn en torno a su vida años desde 1962. Desde entonces las ciencias han a Kuhn ni a su obra. Él casi siempre se refería a su y obra; el texto que más admiraba sobre su propia cambiado de manera radical. Entonces la ciencia texto como La estructura y en conversaciones sim- labor era Reconstructing Scientific Revolutions,5 de reina era la física. Kuhn se había formado como físi- plemente como “el libro”; en este texto yo segui- Paul Hoyningen-Huene. Una lista de la obra publica- co. Poca gente sabía mucha física, pero todo mundo ré su ejemplo. Por otra parte, La tensión esencial da de Kuhn está disponible en The Road since Struc- sabía que ahí estaba la verdadera acción. La Guerra es una magnífica colección de artículos filosóficos ture, de James Conant y John Haugeland.6 Fría estaba en curso y todos sabían de “la bomba”; en —y no históricos— que Kuhn publicó antes o poco Algo que no se escucha con frecuencia es que, las escuelas de los Estados Unidos los niños tenían después de aparecer La estructura1 y funciona como como todos los grandes libros, éste es producto de que practicar cómo refugiarse debajo de sus pupi- una serie de comentarios y extensiones, por lo que la pasión y del deseo vehemente por hacer las cosas tres; una vez al año como mínimo en todas las pobla- resulta una excelente lectura complementaria. bien. Eso queda claro desde la modesta primera fra- ciones se hacía sonar una sirena contra bombardeos Ya que éste es un ensayo sobre La estructura, aéreos, a lo que todos los habitantes debían respon- no discutiremos nada más allá de La tensión esen- der refugiándose, y aquellos que ostensiblemente no cial. Sin embargo, debemos tomar en cuenta que 2 Kuhn, Black Body and the Quantum Discontinuity, 1984-1912, Nueva lo hicieran serían arrestados por protestar contra al charlar Kuhn decía a menudo que La teoría del York, Oxford University Press, 1978. [Hay traducción al castellano: La las armas nucleares, cosa que le ocurrió a muchos. cuerpo negro y la discontinuidad cuántica, 1894- teoría del cuerpo negro y la discontinuidad cuántica, 1894-1912, Madrid, En septiembre de 1962, cuando Bob Dylan cantó por Alianza, 1987, traducción de Miguel Paredes Larrucea.] 1912 —un estudio de la primera revolución cuánti- 3 Alexander Bird, “Thomas Kuhn” en Stanford Encyclopedia of Philoso- primera vez “A Hard Rain’s A-Gonna Fall”, todos ca, emprendida por Max Planck a finales del siglo phy, plato.stanford.edu/archives/fall2009/entries/thomas-kuhn. pensaron que en realidad se refería a un bombardeo 4 Kuhn, “A Discussion with Thomas S. Kuhn” (1993), entrevista con Aristides Baltas, Kostas Gavroglu y Vassiliki Kindi, en The Road since Structure: Philosophical Essays 1970-1993, with an Autobiographical Inter- 1 Thomas S. Kuhn, The Essential Tension. Selected Studies in Scientific view, Chicago, The University of Chicago Press, 2000, pp. 253-324. 7 Kuhn, The Structure of Scientific Revolutions, 4a ed., Chicago, The Uni- Tradition and Change, Chicago, The University of Chicago Press, 1977. 5 Paul Hoyningen-Huene, Reconstructing Scientific Revolutions. Tho- versity of Chicago Press, 2012. [Hay traducción al castellano: La estruc- [Hay traducción al castellano: La tensión esencial, México, fce, 1982, tra- mas S. Kuhn’s Philosophy of Science, Chicago, The University of Chicago tura de las revoluciones científicas, México, fce, 2006, traducción e intro- ducción de Roberto Helier; las referencias en el texto corresponden a esta Press, 1993. ducción de Carlos Solís; las referencias en el texto corresponden a esta edición.] 6 Conant y Haugeland, eds., Road since Structure (véase la nota 4). edición.]6 a SEPTIEMBRE DE 2012
  7. 7. PARADIGMA KUHN 50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA nuclear. La crisis de los misiles en Cuba durante oc- las secciones: inconmensurabilidad. Ésta se refiere a pernicana.13 La idea de revolución científica ya gozaba tubre de 1962 es lo más cerca que ha estado el mun- la noción de que, en el transcurso de una revolución entonces de amplia difusión; después de la segunda do, después de 1945, de una guerra nuclear. La física y el subsiguiente cambio de paradigma, las nuevas Guerra Mundial vieron la luz muchos escritos sobre la y sus amenazas estaban en la mente de todos. aseveraciones e ideas no se pueden comparar rigu- revolución científica del siglo xvii: Francis Bacon era La Guerra Fría terminó hace tiempo y la física dejó rosamente con las anteriores. Incluso si recurren al su profeta, Galileo un faro y Newton el sol. de estar en el centro de la acción. Otro acontecimien- mismo vocabulario, su significado ya no es el mismo. Un primer asunto digno de atención —difícil de to de 1962 fue el otorgamiento del premio Nobel a Esta situación condujo a la idea de que no se escogía notar durante una lectura rápida de La estructura— Francis Crick y James Watson por la biología mole- una nueva teoría para remplazar una más antigua, es que Kuhn no se refería a la revolución científica; cular del adn, y a John Kendrew por la biología mo- dado que aquélla era más acertada que ésta, sino por ésta había sido un evento completamente distinto a lecular de la hemoglobina. Ésos fueron presagios del un cambio en la visión del mundo (x). El libro finali- los que él aludía cuando postuló su estructura.14 In- cambio: hoy la biotecnología es la ciencia que manda. za con la desconcertante idea de que en la ciencia el cluso poco antes de publicar La estructura propuso Kuhn tomó como modelos a la física y a su historia. progreso no avanza en línea recta hacia la verdad; que una “segunda revolución científica” había te- Después de leer La estructura usted deberá decidir en realidad, se aleja de concepciones e interacciones nido lugar en los primeros años del siglo xix, en la hasta qué punto lo que dijo sobre esa ciencia sigue vi- con el mundo que resultan menos adecuadas (xiii). que áreas completamente nuevas recibieron un tra- gente en el abarrotado mundo biotecnológico de hoy. Consideremos cada idea por separado. tamiento matemático.15 El calor, la luz, la Agregue a eso las ciencias de la información y lo que Sin duda, la estructura en sí parece dema- electricidad y el magnetismo adquirieron las computadoras han aportado a la práctica científi- siado precisa. La historia —reclamarían paradigmas y de repente un gran núme- ca. Ni siquiera la experimentación es hoy lo que solía los historiadores— no funciona así. Pero ro de fenómenos sin clasificar comenzó a ser, pues ha sufrido cambios y, hasta cierto punto, ha fue justamente el instinto de Kuhn como adquirir sentido, lo que coincidió —y fue sido remplazada por la simulación por computadora. físico lo que le permitió encontrar una es- de la mano— con aquello que llamamos la Y no es un secreto que la informática transformó las tructura simple, reveladora y versátil. Es revolución industrial. Podría decirse que comunicaciones. En 1962 los resultados científicos se una imagen de la ciencia que el público en ése fue el inicio del mundo tecnocientífico difundían en reuniones y seminarios, en borradores general podía entender. Y tenía el mérito, en el que vivimos hoy. Sin embargo, esta difundidos por anticipado y posteriormente en artí- hasta cierto punto, de poder ser sometida segunda revolución no siguió la estruc- culos de revistas especializadas; hoy un archivo digi- a prueba: los historiadores de la ciencia tura de La estructura más que la primera tal es la vía principal para la publicación de resultados. podían corroborar si los cambios trascen- revolución. No obstante, hay otra diferencia considerable en- dentales en sus áreas de estudio en ver- LA ESTRUC TURA Un segundo asunto digno de atención tre los años 2012 y 1962 que afecta al núcleo mismo dad se ajustaban a la estructura de Kuhn. DE LAS es el que la generación anterior a Kuhn, la del libro: la física de partículas. En 1962 competían Desafortunadamente también sufrió los REVOLUCIONES misma que escribió profusamente acerca la teoría del estado estacionario y la teoría de la gran abusos de la ola de intelectuales escépti- CIENTÍFICAS de la revolución científica del siglo xvii, explosión, dos descripciones del universo y su origen cos que incluso ponían en tela de juicio el creció en un mundo de revolución radical completamente distintas la una de la otra. Después concepto mismo de “verdad”. Ésa no era la THOMAS S. para la física. La teoría de la relatividad de del descubrimiento casi accidental, en 1965, de la ra- intención de Kuhn: él amaba los hechos y KUHN Einstein, primero la especial (1905) y lue- diación de fondo, sólo quedó la gran explosión junto siempre estaba en busca de la verdad. go la general (1916), fue un acontecimiento con todas sus interrogantes, considerada ya ciencia Breviarios más sacudidor de lo que podemos imagi- normal. Para 1962 la física de altas energías se veía REVOLUCIÓN Traducción nar. Al principio la relatividad tuvo mucha como una interminable colección de partículas; el Siempre que pensamos en revoluciones de Carlos Solís más repercusión en las humanidades y las modelo estándar trajo orden donde sólo había caos; tendemos a asociarlas con la política: la 3ª ed., 2006, 360 pp. artes que consecuencias comprobables en incluso si no tenemos idea de cómo hacerlo encajar Revolución de los Estados Unidos, la Re- 978 968 16 7599 8 la física. Y aunque sir Arthur Eddington con la gravedad, sus predicciones son increíblemen- volución francesa, la Revolución rusa; $90 emprendió aquella famosa expedición para te exactas. Aunque es poco probable que estalle otra todo se viene abajo y se inicia un nuevo probar las predicciones astronómicas de revolución en los fundamentos de la física, sin duda orden. Es posible que Immanuel Kant la teoría, no fue sino hasta mucho tiempo abundarán las sorpresas. haya sido el primer pensador en extender esta no- después que la relatividad se volvió parte integral de Es por todo esto que La estructura podría ser —no ción a las ciencias; él mismo fue testigo de dos re- numerosas ramas de la física. aseguro que lo sea— de mayor relevancia para el pa- voluciones de carácter intelectual y, aunque no las Vino luego la revolución cuántica, también en dos sado de las ciencias de lo que podría ser para las cien- menciona en la primera edición de su obra maestra, etapas, primero cuando, hacia 1900, Max Planck in- cias tal como se practican hoy. Crítica de la razón pura —otro gran libro, ¡pero de trodujo los cuantos y luego, en 1926-1927, cuando se Pero, ¿este libro es de historia o de filosofía? En lectura no tan apasionante como La estructura!—, logró una teoría cuántica completa, con todo y el prin- 1968 Kuhn comenzó una clase diciendo: “Me presen- en el prefacio a la segunda edición (1787) menciona, cipio de incertidumbre de Heisenberg. Juntas, la rela- to ante ustedes como historiador de la ciencia. […] en una prosa poco menos que florida, dos eventos tividad y la física cuántica no sólo derrocaron a la anti- soy miembro de la Asociación Norteamericana de revolucionarios.10 El primero corresponde a la tran- gua ciencia, sino también a la metafísica básica. Kant Historia, no de la de filosofía.”8 Sin embargo, a me- sición en la práctica de las matemáticas por la cual había mostrado que el tiempo absoluto newtoniano dida que reorganizaba su pasado también dejaba ver las técnicas de uso común en Babilonia y Egipto se y el principio de causalidad uniforme son principios que ante todo sus intereses siempre habían sido filo- transformaron en Grecia en demostraciones basa- a priori del pensamiento, dos condiciones necesarias sóficos9 y, aunque La estructura tuvo un efecto pro- das en ciertos postulados; y el segundo fue el surgi- para que los seres humanos comprendan el mundo en fundo e inmediato en la comunidad de historiadores miento del método experimental y el laboratorio, que habitan. La física demostró que estaba equivoca- de la ciencia, es posible que sus repercusiones más una serie de cambios que, según él, se inició con Ga- do: causa y efecto no eran más que una apariencia y el duraderas residan en la filosofía de la ciencia, e in- lileo. En dos largos párrafos, Kant repite la palabra indeterminismo constituía parte fundamental de la cluso en la cultura pública. Ésa es la perspectiva del revolución en numerosas ocasiones. realidad; la revolución era el orden del día científico. presente ensayo. Aunque consideremos a Kant como uno de los aca- El filósofo de la ciencia más importante antes de démicos más puros de la historia, sus tiempos fueron Kuhn fue Karl Popper (1902-1994) —con esto quie- ESTRUCTURA turbulentos: se sabía que en toda Europa algo grande ro decir el más leído y, hasta cierto punto, en el que Las palabras estructura y revolución ocupan, con jus- se había puesto en marcha, y efectivamente, la Revo- los científicos creían más—.16 Popper había llegado a ta razón, un lugar preponderante en el título del li- lución francesa estaba a sólo dos años de comenzar. la edad adulta durante la segunda revolución cuánti- bro. Kuhn no sólo pensó que existen las revoluciones Fue Kant quien estableció la idea de una revolución ca, la cual le enseñó que la ciencia avanza, para usar científicas, sino que éstas tienen una determinada científica.11 Como filósofo me parece gracioso, y sin el título de uno de sus libros, mediante conjeturas y estructura. La expuso con gran cuidado, asignándo- duda excusable, que el honesto Kant confiese en una refutaciones. Para Popper ésa era una metodología le un nombre útil a cada nodo que la compone. Kuhn nota a pie de página que no está en posición de aten- moralista que se pone de manifiesto en la historia de tenía talento para los aforismos y los nombres que der las minucias históricas.12 la ciencia. Primero formulamos conjeturas audaces, eligió han adquirido un estatus poco usual y, aunque El primer libro de Kuhn relacionado con la ciencia tan comprobables como nos sea posible, que inevita- en algún momento parecieron abstrusos, ahora for- y su historia no es La estructura sino La revolución co- blemente terminarán pareciéndonos incompletas; man parte del lenguaje coloquial. El orden es el si- tras ser refutadas, debe formularse una nueva con- guiente: 1] ciencia normal (secciones ii a iv; Kuhn las llamó así y no capítulos porque concebía La estructu- 10 Immanuel Kant, The Critique of Pure Reason, 2a ed., B ix-xiv. En ra más como un ensayo que como un libro en sí); 2] reimpresiones y traducciones modernas ambas ediciones conforman 13 Kuhn, The Copernican Revolution. Planetary Astronomy in the Devel- solución de rompecabezas (iv); 3] paradigma (v), una un único volumen y el material nuevo de la segunda edición, titulado B , opment of Western Thought, Cambridge, Harvard University Press, 1957. palabra poco común en ese momento y que ahora se conserva la paginación alemana original. La traducción al inglés por ex- [Hay traducción al castellano: La revolución copernicana. La astronomía celencia es de Norman Kemp Smith (Londres, Macmillan, 1929) y la más planetaria en el desarrollo del pensamiento occidental, Barcelona, Ariel, ha vuelto banal (¡y qué decir de cambio de paradig- reciente es de Paul Guyer y Allen Wood (Cambridge, Cambridge Univer- 1978, traducción de Domènec Bergada.] ma!); 4] anomalía (vi); 5] crisis (vii-viii), y 6] revolu- sity Press, 2003). [Hay traducción al castellano: Crítica de la razón pura, 14 Hoy algunos escépticos se cuestionan si en realidad la podemos con- ción (ix), que establece un nuevo paradigma. México, uam-unam-fce, 2009, pp. 15-18.] siderar un “evento”. Entre otras cosas Kuhn ofrece una fascinante pre- 11 Kant estaba adelantado a su década, incluso con respecto a la revo- sentación de sus ideas iconoclastas en torno a la revolución científica: “La Ésa es la estructura de las revoluciones científi- lución (intelectual). El distinguido historiador de la ciencia I. B. Cohen tradición matemática y la tradición experimental en el desarrollo de la fí- cas: una ciencia normal con un paradigma, dedicada escribió lo que parece ser un análisis exhaustivo de la idea de revolución sica” (1975), en La tensión esencial, pp. 56-85. a resolver rompecabezas, seguida de graves anoma- en la ciencia y cita al extraordinario y menospreciado científico-acadé- 15 Kuhn, “La función de la medición en la física moderna” (1961), en La mico Georg Christoph Lichtenberg (1742-1799) en su comparación de la tensión esencial, pp. 202-244. lías que llevan a una crisis y, por último, la resolución frecuencia con la que “se pronuncia y escribe en Europa la palabra revolu- 16 Popper fue un vienés que se estableció en Londres. Otros fi lósofos de la crisis mediante un nuevo paradigma. Otra pa- ción de 1781 a 1789 y de 1789 a 1797”. La aventurada conjetura de Lichten- del mundo de habla germana que después de escapar del dominio nazi lle- labra famosa no figura en los títulos de ninguna de berg dio como resultado una relación de uno por cada millón (I. B. Cohen, garon a los Estados Unidos tuvieron un profundo impacto en la fi losofía Revolution in Science, Cambridge, Belknap Press of Harvard University de ese país. Aunque muchos fi lósofos de la ciencia despreciaban el acer- Press, 1985, p. 585, n. 4). Yo me arriesgaría con esa misma cifra en una camiento simplista de Popper, para los científicos activos sí tenía sentido. comparación del uso de la palabra paradigma entre 1962 y el año del quin- Margaret Masterman dio en 1966 un ejemplo preciso: “Verdaderos cien- cuagésimo aniversario del libro; sí, un millón de veces durante este año tíficos hoy leen cada vez más a Kuhn en lugar de Popper”; “The Nature of 8 Kuhn, “Las relaciones entre la historia y la fi losofía de la ciencia”, en por cada vez en 1962. Además, fue el mismo Lichtenberg quien, casual- a Paradigm”, en Criticism and the Growth of Knowledge, Imre Lakatos y La tensión esencial, p. 27. mente, hace ya tiempo difundió el uso del vocablo. Alan Musgrave, eds., Cambridge, Cambridge University Press, 1970, pp. 9 Kuhn, “A Discussion with Thomas S. Kuhn”. 12 Kant, Crítica, B xiii, p. 17. 59-90.SEPTIEMBRE DE 2012 a 7
  8. 8. PARADIGMA KUHN 50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA jetura que se ajuste a los hechos. Las hipótesis sólo 3] la articulación de la teoría. Para ahondar un poco: connotación completamente distinta de aquella pueden considerarse “científicas” cuando son falsa- 1. La teoría no describe ciertas cantidades y fenó- que tuvo para el autor en 1962. La segunda, según bles. Antes de las grandes revoluciones del cambio menos a fondo y sólo da una idea cualitativa de lo que las propias palabras de Kuhn en su epílogo, es que de siglo esta visión purista de la ciencia habría sido cabe esperar; la medición y otros procedimientos de- “El paradigma como ejemplo compartido es el ele- inconcebible. terminan los hechos con más precisión. mento central de lo que ahora considero el aspecto El énfasis de Kuhn en las revoluciones podría con- 2. Las observaciones no concuerdan con la teoría. más novedoso y menos comprendido de este libro” siderarse la etapa posterior a las refutaciones de Pop- ¿Qué está mal? ¿Hay que ajustar la teoría o probar (p. 321). En esa misma página sugirió la palabra per; su propio recuento de la relación entre ambas que los datos recabados eran incorrectos? ejemplar como posible sustituto de paradigma. En posturas es “Logic of Discovery or Psychology of Re- 3. Aunque la teoría puede tener bases matemáticas otro ensayo que preparó poco antes de redactar el search” [La lógica del descubrimiento o la psicología sólidas, aún no es posible comprender sus consecuen- epílogo admitió que había “perdido el control sobre de la investigación].17 Ambos tomaron la física como cias. Kuhn acertadamente nombró articulación al pro- esa palabra”,19 y tiempo después dejó de usarla por prototipo para las ciencias y formularon sus ideas a ceso de extraer, a menudo mediante análisis matemá- completo. Sin embargo, espero que nosotros, los partir de la relatividad y la mecánica cuántica. Hoy tico, aquello que está implícito en la teoría. lectores de La estructura cincuenta años después las ciencias son distintas. En 2009 se celebró el ses- Si bien un gran número de científicos concuerda de su primera edición, le podamos devolver con ale- quicentenario de El origen de las especies con bombo en que su propio trabajo confirma la regla de Kuhn, gría la importancia que merece ahora que las aguas y platillo; con tantos libros, exposiciones y festivales ésta aún no parece del todo correcta. Una de las razo- se han aquietado. relacionados con ese cumpleaños, sospecho que cual- nes para que Kuhn trabajara de esta forma es que él, Tan pronto como el libro vio la luz, los lectores se quier persona habría dicho que el descubrimiento al igual que Popper y muchos otros de sus predeceso- quejaron de que Kuhn usaba la palabra de muchas y científico más revolucionario de todos los tiempos ha- res, consideraba que la tarea principal de muy variadas formas. En un ensayo muy bía sido El origen de las especies. Por eso es tan sorpren- la ciencia es de carácter teórico; estimaba citado pero poco leído, Margaret Master- dente que La estructura no mencione la revolución de la teoría y, si bien apreciaba la experimen- man enlista veintiún maneras distintas Darwin ni una sola vez. En las páginas 297 y 298 la tación, le asignaba a ésta una importancia en las que el autor usa la palabra para- selección natural es la protagonista, pero sólo como secundaria. A partir de la década de 1980, digma.20 Ésta y otras críticas similares lo analogía del desarrollo científico. Hoy que las ciencias con historiadores, sociólogos y filósofos inspiraron a hacer las aclaraciones que biológicas remplazaron a la física como la ciencia pre- ocupados formalmente en las ciencias ex- hoy podemos encontrar en el ensayo “Algo dominante, debemos considerar hasta qué punto la re- perimentales, se dio un cambio sustancial más sobre los paradigmas”. Su distinción volución darwiniana se ajusta al modelo de Kuhn. en el énfasis. Según Peter Galison, existen incluía dos usos básicos de la palabra, uno Una observación final. El uso actual de la palabra tres tradiciones en la investigación que, “global” y otro “local”. Acerca del uso local revolución trasciende la idea de Kuhn. Esto no cons- aunque paralelas, son en gran medida in- escribió: “Fue, desde luego, el sentido de tituye una crítica en su contra o en contra del públi- dependientes la una de la otra, a saber: KUHN Y EL ‘paradigma’ como ejemplo normal lo que, co en general; es, más bien, una invitación a leerlo de teórica, experimental e instrumental.18 CAMBIO en un principio, me hizo decidirme por tal forma atenta, a enfocarnos en lo que en verdad dice. Pese a que cada una es importante para CIENTÍFICO término.” No obstante, afirma que los lec- Hoy revolución es sobre todo un halago: cada nuevo las otras, todas poseen autonomía: cada ANA ROSA tores usaron el término en su sentido glo- modelo de refrigerador, cada estreno cinematográfi- una tiene vida propia. En el postulado de PÉREZ bal más de lo que él esperaba, y continúa: co se anuncia como revolucionario; para nosotros es Kuhn los grandes descubrimientos, expe- RANSANZ “Veo poco probable recuperar ‘paradig- difícil pensar que antes rara vez se usaba la palabra. rimentales o instrumentales, simplemen- ma’ para su uso original, el único propio En los medios de Estados Unidos —que a menudo se te se perdieron. Así, es posible que la cien- filosofía desde el punto de vista filosófico.”21 Tal olvidan de su propia revolución—, más que un elogio cia normal esté plagada de innovaciones, 1ª ed., 1999, 274 pp. vez así fue en 1974, pero en el quincuagési- la palabra revolución solía expresar desprecio porque aunque no son teóricas. Ahora bien, lo que 968 16 4189 2 mo aniversario podemos recuperar el uso revolucionario significaba comunista. Lamento la re- el público en general ansía son tecnología $114 original de 1962. Más adelante retomaré ciente degradación de la palabra, asociada hoy a todo y soluciones: las innovaciones por las que los sentidos global y local, pero antes haré tipo de exageraciones, lo que sin duda añade dificul- admira a la ciencia no son teóricas en lo una recapitulación. tad a la comprensión del texto de Kuhn. absoluto. Es por esa razón que las observaciones de Hoy paradigma y su compañero cambio de paradig- Kuhn de alguna forma parecen equivocadas. ma lamentablemente están en todos lados. Cuando CIENCIA NORMAL Y SOLUCIÓN DE Para tener una idea de lo que, según la concepción Kuhn usó el término, pocas personas se habían topa- ROMPECABEZAS (SECCIONES II-IV) de ciencia normal de Kuhn, es absolutamente cier- do con él; al poco tiempo se convirtió en moda. The Las ideas de Kuhn en verdad eran impactantes: mos- to y de lo que es debatible, consideraremos lo que New Yorker, siempre alerta de las últimas tendencias tró que la ciencia normal simplemente se ocupa de los periodistas de ciencia que se ocupan de la física y dispuesto a burlarse de ellas, se mofó del término en algunos rompecabezas pendientes de armar en de- de altas energías reportan con más atención: la bús- un cartón: durante un coctel en Manhattan, una exu- terminado campo del conocimiento. La solución queda de la partícula de Higgs. Este tipo de investi- berante joven con pantalones acampanados le dice a de rompecabezas nos hace pensar en crucigramas, gación exige una gran cantidad de dinero y talento, un aspirante a hipster: “Vaya, señor Gerston, usted es acertijos o sudoku, formas entretenidas de man- recursos cuyo destino es confirmar aquello que la la primera persona a la que escucho usar la palabra tenernos ocupados en momentos de ocio. Pero, ¿la física de hoy enseña: hay una partícula que juega un paradigma en la vida real.”22 Hoy es difícil escapar de ciencia normal funciona así? papel esencial en la existencia misma de la materia. esa maldita palabra, por lo que ya en 1970 Kuhn escri- La idea conmocionó a numerosos científicos que Incontables rompecabezas, que van de las matemáti- bió que se le había salido por completo de control. leyeron el libro, y sin embargo tuvieron que admitir cas a la ingeniería, deben solucionarse en el camino. Ahora vayamos un poco hacia atrás. El vocablo que así es mucho de su trabajo diario; en realidad, la En cierto sentido, no se anticipa ningún aporte teó- griego paradeigma jugó un papel importante en la investigación normal no busca producir verdaderas rico ni un nuevo fenómeno, un punto en el que Kuhn innovaciones. Una sola frase de la sección iv (p. 105) tenía razón. Aunque la ciencia normal no aspira a la resume la doctrina de Kuhn: “Tal vez el rasgo más innovación, ésta puede surgir de teorías anteriores; 19 Kuhn, “Reflections on My Critics”, en Criticism and the Growth of sorprendente de los problemas de la investigación de hecho, existe la esperanza de que cuando se den Knowledge, p. 272. Reimpreso con el mismo título en Road since Structu- normal con los que nos hemos topado hasta ahora las condiciones adecuadas para el descubrimiento de re, p. 168. sea en cuán escasa medida pretenden producir nove- la partícula también surgirá una nueva generación 20 Margaret Masterman, “Nature of a Paradigm”. La redacción de este ensayo fi nalizó en 1966 y su destino era la conferencia de Lakatos (véase dades importantes, sean conceptuales o fenoméni- para la física de altas energías. la nota 16). Masterman enlistó veintiún sentidos para la palabra paradig- cas.” Si buscas en cualquier revista de investigación La caracterización de Kuhn de la ciencia normal ma, mientras que el mismo Kuhn curiosamente reconoce veintidós (“Algo —escribió Kuhn—, encontrarás que aluden a tres cla- como solución de rompecabezas podría indicar que más sobre paradigmas” [1974], en La tensión esencial, pp. 317-118). Su artí- culo “Reflections on My Critics” (véase la nota 19), recurre a un tropo que ses de problemas: 1] la determinación de hechos rele- la consideraba de importancia secundaria, pero no usó por décadas. Según él, existen dos Kuhns: Kuhn1 y Kuhn2. El prime- vantes, 2] el hacer coincidir los hechos con la teoría y fue así. Por el contrario, él consideraba la actividad ro era él mismo; sin embargo, en ocasiones sentía la necesidad de postu- científica como algo de suma importancia y afirma- lar a un personaje imaginario que hubiera escrito otro texto titulado La estructura y que dijera cosas distintas a las que decía él. Kuhn veía a un ba que ésta, en gran parte, es ciencia normal. solo crítico en Lakatos y Musgrave: Masterman, quien habló de su tra- bajo, es decir, el de Kuhn1. Masterman era una pensadora feroz, severa 17 Kuhn, “Logic of Discovery or Psychology of Research” (1965), en PARADIGMA (SECCIÓN V) e iconoclasta que se consideraba a sí misma de orientación científica, no Criticism and the Growth of Knowledge, pp. 231-278. En julio de 1965 Laka- fi losófica, formada en “las ciencias de la computación” y no en las cien- tos organizó una conferencia en Londres cuyo propósito era enfrentar a Este aspecto requiere de atención especial por dos cias físicas (“Nature of a Paradigm”, p. 60). Kuhn ponía especial atención La estructura y a la escuela de Popper, misma que en ese periodo incluía razones. La primera es que, él solo, Kuhn cambió el en Dudley Shapere, otro crítico de fuerza equiparable (“The Structure of al propio Lakatos y a Paul Feyerabend. Poco después se publicaron tres significado de la palabra paradigma, al grado de que Scientific Revolutions”, en Philosophical Review 73 [1964], pp. 383-394). volúmenes con artículos que hoy nadie recuerda; por otro lado, el “cuarto En mi opinión, Masterman y Shapere hicieron bien al enfocarse en los as- volumen”, Criticism and the Growth of Knowledge, se convirtió en un clá- para un lector contemporáneo la palabra tiene una pectos oscuros del concepto de paradigma; la obsesión por la inconmen- sico por derecho propio. Lakatos pensaba que las actas de la conferencia surabilidad pertenece a críticos posteriores. no debían reflejar lo ahí sucedido, sino que debían redactarse a la luz de 21 Kuhn, “Algo más sobre los paradigmas”, p. 331, n. 16. los hechos. Ésa fue una de las razones del retraso de cinco años en su pu- 22 Lee Rafferty, The New Yorker, 9 de diciembre de 1974. Durante algu- blicación; otra fue que Lakatos hizo incontables revisiones a sus ideas. El 18 Peter Galison, How Experiments End, Chicago, The University of nos años Kuhn conservó esta viñeta sobre su chimenea. La revista publicó ensayo aquí citado refleja lo que en verdad dijo Kuhn en 1965. Chicago Press, 1987. parodias de cambio de paradigma en 1995, en 2001 y aun en 2009.8 a SEPTIEMBRE DE 2012
  9. 9. PARADIGMA KUHN 50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA teoría de la argumentación de Aristóteles, en espe- Berkeley, sostuvo varias conversaciones Además, sus descubrimientos no son cial en su Retórica. El libro se ocupa de la argumen- con Stanley Carvell, un pensador suma- sólo cualquier cosa digna de atención tación práctica entre dos partes, un orador y una mente original muy inmerso en el traba- sino que 1] “carecían hasta tal punto de audiencia, quienes comparten un gran número de jo de Wittgenstein. Ambos reconocieron precedentes, que eran capaces de atraer ideas que no necesitan hacerse explícitas. El ances- la importancia de compartir sus ideas y a un grupo duradero de partidarios ale- tro de la palabra paradigma en las traducciones del dificultades intelectuales,25 entre las que jándolos de los modos rivales de actividad texto al inglés es example, aunque Aristóteles en rea- sin duda paradigma resultó un desafío científica”, y además 2] no son definitivos, lidad quería decir algo más cercano a exemplar, el importante.26 por lo que al “grupo de profesionales de la ejemplo mejor y más instructivo. Para él había dos Durante ese mismo tiempo, algunos ciencia así definido [le quedan] todo tipo tipos básicos de argumento, uno esencialmente de- filósofos británicos inventaron una “ar- de problemas por resolver”. Kuhn conclu- ductivo, aunque con numerosas premisas tácitas, y gumentación basada en casos” —así lla- yó: “En adelante me referiré con el término LA TENSIÓN el otro fundamentalmente analógico. mada hacia 1957—, que por suerte duró paradigmas a los logros que compartan es- ESENCIAL En el último tipo hay algo en disputa. He aquí uno poco; provocó mucha discusión por el he- tas dos características” (p. 71, las cursivas Estudios selectos de los ejemplos de Aristóteles que muchos lectores cho de parecer una argumentación nueva son mías). sobre la tradición y el podrán adaptar fácilmente de las ciudades-Estado y general en contra de varios tipos de es- Los ejemplos reconocidos de lo que cambio en el ámbito de ese entonces a las naciones-Estado de hoy. ¿Debe cepticismo filosófico. He aquí una parodia constituye la práctica científica, incluidas de la ciencia Atenas hacer la guerra en contra de su vecino Tebas? justa de la idea: usted no puede afirmar leyes, teorías, aplicaciones, experimen- No: fue malvado por parte de Tebas hacer la guerra que carecemos de libre albedrío porque, tos e instrumentaciones, proporcionan THOMAS S. a su vecino Fócida. Cualquier ateniense habría esta- por ejemplo, aprendimos a usar la expre- los modelos que conforman una tradición KUHN do de acuerdo; eso es un paradigma: la situación en sión “libre albedrío” a partir de ejemplos coherente y representan los compromisos disputa es completamente análoga, así que sería algo que en sí constituyen paradigmas; así, que de inicio dan forma a una comunidad sección de obras malvado de nuestra parte ir a la guerra en contra de ya que aprendimos a usar la expresión a científica. En este tenor, las frases recién de ciencia Tebas.23 En términos generales, algo está en disputa. través de estos paradigmas, que sí existen, citadas condensan la idea central de La es- y tecnología Alguien da un ejemplo atractivo con el que la mayo- el libre albedrío también existe.27 Cuando tructura. Los paradigmas constituyen una Traducción ría estará de acuerdo: un paradigma. La implicación Kuhn estaba escribiendo La estructura, la parte esencial de la ciencia normal y ésta, de Roberto Helier es que aquello en disputa “simplemente es así”. palabra paradigma flotaba en el ambiente al ser practicada por una comunidad cien- En las traducciones latinas de Aristóteles, para- especializado.28 tífica, permanece mientras tenga cosas 1ª ed., fce-Conacyt, deigma se convirtió en exemplum y el término al- La palabra estaba ahí para quien qui- por hacer, es decir, mientras haya proble- 1993, 380 pp. canzó cierta independencia dentro de las teorías siera tomarla y Kuhn la tomó. mas abiertos que generen investigación 84 375 0232 2 medievales y renacentistas de argumentación. Sin El lector conocerá ese término al ini- con métodos (leyes, instrumentos, etcéte- $128 embargo, aunque la palabra paradigma persiste en ciar la sección ii, “El camino hacia la cien- ra) que la tradición reconozca. Hasta aquí las lenguas europeas modernas, ésta se alejó de la cia normal”. La ciencia normal se basa en no hay problemas. A la ciencia normal la retórica; su uso solía ser limitado, en situaciones que descubrimientos científicos reconocidos por alguna caracteriza un paradigma, que legitima los rompe- imitaban o seguían un modelo predeterminado. Por comunidad científica. En “Algo más sobre los para- cabezas y los problemas en que trabaja la comuni- ejemplo, cuando en la escuela los niños aprendían digmas”, de 1974, Kuhn volvió a insistir en que para- dad. Todo va bien hasta que los métodos legitimados latín, se les enseñaba a conjugar el verbo amar —yo digma entró al libro de la mano de comunidad cien- por el paradigma no pueden hacer frente a un cúmu- amo, tú amas, él/ella/eso ama— como amo, amas, tífica.29 Los descubrimientos servían como ejemplo lo de anomalías; surge entonces una crisis y persiste amat, etcétera. Ése era el paradigma, el modelo a de lo que había que hacer, del tipo de preguntas que hasta que un nuevo descubrimiento guía la investi- imitar con verbos similares. Si bien el uso más co- debían formularse, de aplicaciones exitosas y de “ob- gación por otro camino, lo que constituye un nuevo mún de la palabra paradigma era de carácter grama- servaciones y experimentos ejemplares”.30 paradigma. Eso es un cambio de paradigma (en in- tical, como metáfora siempre estuvo disponible. No Los ejemplos de la página 64 pertenecen a una di- glés se ha preferido la expresión paradigm shift, más ocurrió así en inglés, lengua en la que dicha metáfora mensión de héroes, como Newton y otros grandes; atractiva, que la usada más a menudo por Kuhn en el nunca pudo despegar, en contraste con el alemán, en empero, los eventos que fueron interesando cada vez libro: paradigm change). la que su uso fue más común. Durante la década de más a Kuhn pertenecían a ámbitos más acotados, Conforme uno avanza en la lectura, este concep- 1930, miembros del Círculo de Viena —ese influyen- eventos propios de pequeñas comunidades científi- to tan claro se vuelve progresivamente borroso, pero te colectivo filosófico— como Moritz Schlick u Otto cas. Existen enormes comunidades científicas, por hay una razón para ello. Es posible encontrar ana- Neurath no tuvieron problema en usar el vocablo ejemplo de genetistas o de físicos de estado sólido, logías naturales y semejanzas dentro de cualquier alemán en sus escritos filosóficos.24 Y aunque es pro- y dentro de esos grupos existen otros aún más re- conjunto de cosas; un paradigma no es sólo un des- bable que Kuhn no estuviera enterado, la filosofía ducidos, de manera que, al final, el análisis debería cubrimiento sino también una forma en particular del Círculo de Viena y de otros emigrantes de habla poderse aplicar sólo a “comunidades de quizá cien de moldear las prácticas futuras que se basan en él. germana en los Estados Unidos era la misma filoso- miembros, y a veces significativamente menos”.31 Como Masterman sugirió —posiblemente antes que fía de la ciencia con la que él, en sus propias palabras, Cada uno de estos grupos persigue metas específicas nadie y después de enlistar los veintiún usos distin- se había “formado intelectualmente” (p. 68). y cuenta con sus propios procedimientos. tos de paradigma en La estructura—, tenemos que re- Tiempo después, durante la década en que La es- visar el concepto mismo de analogía.32 Tras un des- tructura maduraba, algunos filósofos analíticos in- cubrimiento, ¿de qué forma puede perpetuar una gleses estimularon el uso de la palabra, en parte 25 Kuhn expresa su gratitud hacia Cavell en La estructura, p. 55; algu- comunidad sus formas particulares de avanzar? En porque durante los años treinta el profundamente nos recuerdos de sus conversaciones están en Stanley Cavell, Little Did I “Algo más sobre los paradigmas” Kuhn respondió, Know: Excerpts from Memory, Stanford, Stanford University Press, 2010. vienés Ludwig Wittgenstein la había utilizado pro- 26 Cavell, Little Did I Know, p. 354. como siempre, de forma novedosa: ¿para qué sirven fusamente en su cátedra de la Universidad de Cam- 27 Quiero aclarar que, si bien algunos le atribuyen la idea de este argu- los problemas al final de cada capítulo en los libros bridge, donde sus clases eran objeto de discusiones mento a Wittgenstein, a él le hubiera parecido repulsiva, un paradigma de de texto científicos? “¿Qué es lo que aprenden los es- mala fi losofía. obsesivas por parte de los que caían bajo su hechizo. 28 La acreditada Encyclopedia of Philosophy (1967) le dedicó seis cuida- tudiantes al resolverlos?”33 Según él, gran parte de En Investigaciones filosóficas —otro gran libro, éste das e informativas páginas al argumento basado en casos: Keith S. Done- “Algo más sobre los paradigmas” atiende estas ines- publicado en 1953—, la palabra aparece varias veces; llan, “Paradigm-Case Argument”, The Encyclopedia of Philosophy, Paul peradas preguntas, ya que constituyen su solución Edwards, ed., Nueva York, Macmillan & The Free Press, 1967, pp. 6, 39-44. su primer mención (§20) se refiere a “un paradigma Hoy hemos perdido de vista el asunto; la versión actual de la Stanford En- principal al problema de la existencia de demasiadas en nuestra gramática”, aunque para Wittgenstein cyclopedia of Philosophy no lo menciona en ninguna de sus verdaderamen- analogías naturales como para permitir que un des- el concepto de gramática abarca más aspectos que te enciclopédicas páginas. cubrimiento defina una tradición. No olvidemos que 29 Ludwik Fleck (1896-1961) previó varios aspectos del análisis de para la mayoría. Más tarde la usó para referirse a los Kuhn y en 1935 publicó un análisis de la ciencia posiblemente aún más ra- Kuhn se refiere a los libros de texto de física y mate- “juegos del lenguaje”, originalmente una frase oscu- dical: Genesis and Development of a Scientific Fact, traducido al inglés por máticas de su juventud, no a los de biología. ra en alemán que él volvió de uso corriente. Fred Bradley y Thaddeus J. Trenn (Chicago, The University of Chicago Es necesario adquirir la “capacidad aprendida de Press, 1979; la traducción al inglés omitió el subtítulo en alemán: “Intro- No sé cuándo fue la primera vez que Kuhn leyó a ducción a la teoría del estilo de pensamiento y del colectivo de pensamien- ver semejanzas entre problemas al parecer ajenos”.34 Wittgenstein pero, primero en Harvard y luego en to” [Hay traducción al castellano: La génesis y el desarrollo de un hecho Sí, los libros de texto ofrecen incontables datos y téc- científico, Madrid, Alianza, 1986, traducción de Luis Meana]). El concepto nicas, pero ellos solos no convierten a nadie en cien- de comunidad científica de Kuhn encaja con la noción de Fleck de un “co- lectivo de pensamiento” que se caracteriza por un “estilo de pensamien- tífico. Lo que en verdad inspira son los problemas 23 Aristóteles, Analíticos primeros, Madrid, Gredos, 1988, libro 2, cap. to”, hoy considerado análogo de paradigma por numerosos lectores. Kuhn al final de los capítulos y no las leyes y teorías en sí. 24, pp. 289-290, 69a. La discusión más amplia en torno a los paradigmas reconoció que el ensayo de Fleck “anticipa muchas de mis propias ideas” Uno debe entender que es posible resolver ciertos aparece en Retórica, Madrid, Gredos, 1990. Por ejemplo, para leer una (La estructura, p. 48), y él mismo fue decisivo para lograr que se tradu- descripción véase el libro 1, cap. 2, pp. 180-182, 1356b; o para conocer otro jera el libro al inglés. En una etapa posterior de su vida Kuhn dijo que lo ejemplo militar véase el libro 2, cap. 20, pp. 404-406, 1393a-b. Simplifi- desalentaba el hecho de que Fleck hubiera escrito en términos de “pen- qué a Aristóteles al extremo en espera de hacer obvio lo antiguo de la idea. samientos” dentro de la mente de un individuo en lugar de pensamientos 24 Estoy en deuda con Stefano Gattei por esta información, Thomas colectivos (“Discussion with Thomas S. Kuhn”, p. 283). 32 Masterman, “Nature of a Paradigm”. Kuhn’s “Linguistic Turn” and the Legacy of Logical Positivism, Aldershot, 30 Kuhn, La tensión esencial, 307. 33 Kuhn, “Algo más sobre los paradigmas”, p. 325. Ashgate, 2008, p. 19, n. 65. 31 Kuhn, “Algo más sobre los paradigmas”, p. 320. 34 Ibid., p. 330.SEPTIEMBRE DE 2012 a 9
  10. 10. PARADIGMA KUHN 50 AÑOS DE LA ESTRUCTURA problemas, al parecer inconexos, con técnicas simi- normal sino que se repite a lo largo del texto. Habría tructura es el modelo correcto para entender cómo lares porque es al resolverlos que aprendemos a usar que reescribir esas partes a la luz de la retractación surgieron. las similitudes “correctas”. “El estudiante descubre del autor. El lector deberá decidir si ésa es la mejor una manera de ver su problema igual a otro que ya manera de proseguir o no: las segundas reflexiones, CAMBIOS EN LA VISIÓN DEL MUNDO (X) resolvió. Una vez vista esa igualdad o analogía, sólo como las segundas partes, no son necesariamente Casi nadie tiene problemas para aceptar que la vi- quedan por delante dificultades de operación.”35 mejores que las primeras. sión del mundo de un individuo o de una comuni- Antes de abordar su tema central de “los problemas dad puede cambiar con el tiempo. Tal vez tenga al final del libro”, en “Algo más sobre los paradigmas” ANOMALÍA (VI) alguna incomodidad con la aparatosa expresión Kuhn admitió que era demasiado generoso en el uso de El título completo de esa sección es “Las anomalías “visión del mundo”, proveniente del alemán Wel- la palabra paradigma, por lo que separó los y el surgimiento de los descubrimientos tanschauung. De ocurrir un cambio de paradigma, usos en dos categorías, una global y otra lo- científicos”. La sección vii tiene un título una revolución en las ideas, en el conocimiento o cal. La primera categoría se basa en la idea similar: “La crisis y el surgimiento de las en los proyectos de investigación, sin duda cambia- de comunidad científica, la segunda está in- teorías científicas”. Este tipo de extraños ría nuestra visión del mundo. Los precavidos dirán tegrada por diversos tipos de ejemplos. emparejamientos son esenciales para el que nuestra visión del mundo ha cambiado pero que En su artículo de 1974 Kuhn pudo de- concepto de ciencia de Kuhn. éste permanece inalterable. cir que la investigación en sociología de La meta de la ciencia normal no son los Kuhn quería decir algo más interesante: después las ciencias desarrollada durante la déca- descubrimientos sino el fortalecimiento de una revolución en una rama de la ciencia, los cien- da de 1960 nos brinda herramientas pre- del status quo: tiende a descubrir aquello tíficos que se ocupan en ella trabajarán en un mun- cisas para distinguir entre comunidades que espera descubrir. Los descubrimientos do distinto, si bien los más cautos considerarán esto científicas. No queda duda acerca de qué no se dan cuando las cosas salen bien, sino sólo como una metáfora. En un sentido literal, sólo es una comunidad científica; la verdade- cuando se salen del camino, una novedad existe un mundo, el mismo de ayer y de hoy. Tal vez T. S. KUHN Y ra pregunta es qué lleva a sus miembros a que niega lo esperado; en otras palabras, lo esperamos la llegada de un mundo mejor, pero, en LAS CIENCIAS trabajar juntos en una misma disciplina, y que parecería ser una anomalía. sentido estricto, y apoyado por los filósofos analíti- SOCIALES aunque no lo menciona, ésta es la pregun- Igual que en amoral o en ateo, la a ini- cos, ese mundo será siempre el mismo, aunque mejo- BARRY ta sociológica clave respecto de cualquier cial en anomalía significa “no”; el nom pro- rado. Durante la época de los navegantes europeos, BARNES grupo definido, sea pequeño o grande, sea viene del vocablo griego para “ley”. Las los exploradores llegaron a lugares que llamaron político, religioso o étnico, sea simple- anomalías son lo opuesto a las regularida- Nueva Francia, Nueva Inglaterra, Nueva Escocia, breviarios mente un equipo de futbol de adolescen- des en la ley o, en términos más generales, etcétera, que sin duda no eran las antiguas Francia, Traducción tes o de voluntarios que reparten comida lo opuesto a las expectativas. Como men- Inglaterra o Escocia. Nos referimos al viejo y nuevo de Roberto Helier a los ancianos. ¿Qué es lo que mantiene cionamos antes, Popper ya había hecho mundo en el sentido geográfico y en el cultural; sin 1ª ed., 1986, 246 pp. unido al grupo? ¿Qué podría ocasionar de la refutación el núcleo de su filosofía. embargo, cuando pensamos en el mundo entero, en 0 333 28937 4 que se dividiera, digamos, en sectas o que Kuhn se esforzó en afirmar que la llana todo, sólo hay uno. Es innegable que existen nume- $62 se disolviera por completo? Kuhn res- refutación es un fenómeno que rara vez se rosos mundos: yo vivo en un mundo distinto al de las pondió estas preguntas en términos de da: tendemos a ver aquello que esperamos divas de la ópera o al de los mejores raperos. Desde paradigmas. ver, incluso si no está ahí. A menudo pasa luego, si comenzamos a hablar de mundos diferen- “¿Qué elementos compartidos explican el carácter mucho tiempo antes de que podamos ver las anoma- tes abrimos las puertas para que entren todo tipo de de la comunicación profesional, relativamente caren- lías como lo que son: algo que va en contra del orden confusiones: podríamos referirnos a cualquier cosa. te de problemas, y la unanimidad también relativa del establecido. En la sección x, “Las revoluciones como cambios juicio profesional? A esta pregunta La estructura de No todas las anomalías son tomadas en cuenta. de la visión del mundo”, Kuhn lucha contra esa me- las revoluciones científicas contesta: ‘un paradigma’ o En 1827 Robert Brown se dio cuenta, al observarlos táfora en lo que yo llamo “modalidad de prueba”, sin ‘un conjunto de paradigmas’.”36 Ése es el sentido glo- bajo el microscopio, que los granos de polen puestos afirmar tal o cual cosa, sino diciendo “podríamos bal de la palabra; lo constituyen además distintos ti- en algún líquido se agitaban constantemente. Éste afirmar” esto o aquello. Sin embargo, él ahonda en el pos de compromisos y prácticas, entre los que Kuhn fue sólo un descubrimiento aislado y sin sentido has- tema mucho más que yo en cualquiera de las metáfo- destaca las generalizaciones simbólicas, los modelos ta que se incorporó a la teoría del movimiento de las ras anteriores. y los ejemplos. La estructura sugiere lo anterior pero moléculas. Una vez comprendido, este movimiento 1] “…puede inducirnos a decir que, después de Co- profundizar del todo, por lo que uno querría hojear fue prueba contundente de la teoría molecular, pero pérnico, los astrónomos vivían en un mundo distin- todo el libro para ver cómo se desarrolla la idea. Uno antes no había sido más que una simple curiosidad. to” (p. 220); podría hacer énfasis en que, cuando un paradigma en- Lo mismo ha ocurrido con numerosos fenómenos 2] “…nos incita a decir que tras descubrir el oxí- tra en crisis, la comunidad misma se desarregla. En la que contradicen la teoría y que suelen dejarse de geno Lavoisier trabajaba en un mundo distinto” página 175 encontramos citas conmovedoras de Wol- lado. Siempre hay discrepancias entre la teoría y los (p. 223); fang Pauli, una de pocos meses antes de que surgiera datos, algunas de ellas realmente grandes. Recono- 3] “Cuando finalmente se consiguió [la revolución el álgebra de matrices de Heisenberg y otra de algunos cer algo como una anomalía importante que necesita química]… Los propios datos habían cambiado. Éste es meses después. En la primera, Pauli siente que la físi- explicación —más que una mera discrepancia que al el último de los sentidos en el que podemos estar dis- ca se cae a pedazos y desea haberse dedicado a otra ac- final encontrará solución— es en sí mismo un evento puestos a afirmar que, tras una revolución, los científi- tividad; a los pocos meses, el camino yace despejado. histórico complejo y no una simple refutación. cos trabajan en un mundo distinto” (p. 246). Mucha gente tuvo la misma sensación y en el culmen En la primera cita, Kuhn manifiesta su asombro de la crisis la comunidad parecía resquebrajarse por- CRISIS (VII-VIII) por la facilidad con que los astrónomos pueden obser- que el paradigma se veía amenazado. La crisis y los cambios en la teoría también van de la var fenómenos nuevos “al mirar los viejos objetos con Hay una duda radical enterrada en una nota a pie mano. Las anomalías se vuelven inextricables; nin- los viejos instrumentos” (p. 220). de página de “Algo más sobre los paradigmas”.37 En gún tipo de ajuste las hará caber dentro de la ciencia En la segunda, Kuhn se protege: “en ausencia de La estructura la ciencia normal arranca con un des- ya establecida. Sin embargo, Kuhn niega categórica- algún recurso a esa hipotética naturaleza fija que [La- cubrimiento que se constituye en paradigma; antes mente que en sí mismo tal idea conduzca al rechazo voisier] ‘vio de manera diferente’”, podríamos decir hubo un periodo de especulación preparadigma, por de la teoría existente: “La decisión de rechazar un pa- que “Lavoisier trabajaba en un mundo distinto” (p. ejemplo las tempranas discusiones acerca de fenó- radigma conlleva siempre simultáneamente la deci- 223). Es aquí cuando el molesto crítico (es decir yo) menos como el calor, el magnetismo o la electrici- sión de aceptar otro, y el juicio que lleva a tal decisión afirma que no necesitamos una “naturaleza fija”. Sin dad, antes de que la “segunda revolución científica” entraña la comparación de ambos paradigmas con la duda la naturaleza está en constante cambio: las co- trajera consigo una ola de paradigmas para estas naturaleza y entre sí” (p. 166). En la página 168 hay sas no son iguales ahora, mientras trabajo en mi jar- áreas. Los escritos de Francis Bacon sobre el calor una afirmación aún más contundente: “rechazar un dín, que como eran hace cinco minutos. En el ínterin incluían el sol y la descomposición del abono; era im- paradigma sin sustituirlo a la vez por otro es rechazar arranqué algunas hierbas. Pero no hay ninguna “hi- posible clasificar los temas o no había acuerdo sobre la propia ciencia”. pótesis” si digo que es el mismo mundo éste en que cuáles eran los problemas en los cuales se podía tra- Una crisis implica un periodo de investigación estoy haciendo jardinería y aquél en el que guilloti- bajar, pues no existía un paradigma. extraordinaria, distinta de la normal, con “la proli- naron a Lavoisier —¡y vaya que ha cambiado!—. Es- En la nota 4 de “Algo más sobre los paradigmas” feración de articulaciones competitivas, el deseo de pero que usted note cuán confusas se pueden tornar Kuhn se retractó por completo: consideró que la ensayar cualquier cosa, la expresión de descontento las cosas. consecuencia “más dañina” del uso de paradigma explícito, el recurso a la filosofía y al debate sobre En cuanto a la tercer cita, Kuhn explicó que no se había sido cuando se empleó para “distinguir un cuestiones fundamentales” (p. 185). De ese caldo de refería a que experimentos más sofisticados o pre- periodo previo de otro posterior en el desarrollo de cultivo emergen nuevas ideas, nuevos métodos y, fi- cisos pudieran producir mejores datos, aunque eso una ciencia determinada”. Sin duda hay diferencias nalmente, una nueva teoría. En la sección ix Kuhn no es del todo irrelevante. El asunto era la tesis de entre el estudio del calor en tiempos de Bacon y el habla de la necesidad de las revoluciones científicas y Dalton según la cual los elementos se combinan en mismo en tiempos de Joule, pero ahora Kuhn ase- trata de persuadirnos de que sin este patrón de ano- proporciones fijas para producir los compuestos y veraba que éstas no dependían de la presencia o au- malías, crisis y nuevos paradigmas nos quedaríamos no como simples mezclas. Por muchos años su tesis sencia de un paradigma: “Independientemente de lo atascados en el lodo; sencillamente nos quedaríamos no fue compatible con los mejores análisis químicos. que sean los paradigmas, son patrimonio de la comu- sin nuevas teorías. Para él lo novedoso es el sello per- Pero los conceptos habrían de cambiar: si una com- nidad científica, incluidas las escuelas del llamado sonal de la ciencia, ya que sin revoluciones ésta en- binación de sustancias no se efectuaba en propor- periodo preparadigma.”38 El papel de esas escuelas traría en decadencia. Posiblemente usted quiera me- ciones más o menos prestablecidas, en realidad éste en La estructura no se limita al inicio de la ciencia ditar si Kuhn está o no en lo correcto: ¿la mayoría de no era un proceso químico. Para hacer que las cosas los más grandes descubrimientos en la historia de la funcionaran, los químicos “tenían que meter en cin- ciencia surgieron de una revolución con la estructu- tura a la naturaleza” (p. 246). Lo anterior en verdad 35 Ibid., p. 329. ra de La estructura? Es posible que los verdaderos suena a cambiar el mundo por completo, aunque 36 Ibid., p. 321. 37 Ibid., pp. 318-319, n. 4. descubrimientos sean —en la jerga de los publicis- también es necesario afirmar que las sustancias con 38 Ibid. tas— “revolucionarios”, pero la pregunta es si La es- las que los químicos trabajaban son idénticas a las10 a SEPTIEMBRE DE 2012

×