LECTURA (9 posibilidades)



1-    Lectura del libro del Génesis

Dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejan...
3-     Lectura del Cantar de los Cantares.


¡Ya escucho la voz de mi amado!
Miren cómo viene saltando por los montes,
Cor...
4-   Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios


Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y...
5-     Lectura de la primera carta del Apóstol San Juan.

Queridos míos, amémonos unos a otros,
porque el amor viene de Di...
7-    Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses

Si puedo pedirles algo en nombre de Cristo, si pueden oi...
9-   Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses

Estén siempre alegres en el Señor; se lo repito,
estén al...
EVANGELIO (5 posibilidades)


1-   Proclamación del Santo Evangelio según San Juan.

Como el Padre me amó, así también los...
3-     Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan

Se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús...
4-    Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo

No bastará con decirme: ¡Señor!, ¡Señor!,
para entrar en el R...
ORACIONES DE LOS FIELES:


A CADA INTENCION RESPONDEMOS: Escúchanos, Señor



• Por el Pueblo de Dios, que es la Iglesia, ...
Yo, .................................................................
te recibo a ti, .......................................
Yo, .................................................................
te recibo a tí, .......................................
Matrimonio, lecturas y oraciones
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Matrimonio, lecturas y oraciones

2,018

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
2,018
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
12
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Matrimonio, lecturas y oraciones

  1. 1. LECTURA (9 posibilidades) 1- Lectura del libro del Génesis Dijo Dios: «Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo, sobre los animales del campo, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo.» Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios lo creó. Varón y mujer los creó. Dios los bendijo, diciéndoles: «Sean fecundos y multiplíquense. Llenen la tierra y sométanla. Tengan autoridad sobre los peces del mar, sobre las aves del cielo y sobre todo ser viviente que se mueve sobre la tierra.» Palabra de Dios 2- Lectura del libro del Génesis Dijo Dios: «No es bueno que el hombre esté solo. Le daré, pues, un ser semejante a él para que lo ayude.» Entonces Yavé hizo caer en un profundo sueño al hombre y éste se durmió. Le sacó una de sus costillas y rellenó el hueco con carne. De la costilla que Yavé había sacado al hombre, formó una mujer y la llevó ante el hombre. Entonces el hombre exclamó: «¡Esta sí es hueso de mis huesos y carne de mi carne!. Esta será llamada mujer porque del varón ha sido tomada.» Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y pasan a ser una sola carne. Palabra de Dios
  2. 2. 3- Lectura del Cantar de los Cantares. ¡Ya escucho la voz de mi amado! Miren cómo viene saltando por los montes, Corriendo por las colinas. Ahora se detiene detrás de nuestra cerca, y se pone a mirar por las ventanas, a espiar por las rejas. Mi amado empieza a hablar, y me dice: Levántate, compañera mía, hermosa mía, y ven por acá, paloma mía. Acaba de pasar el invierno, y las lluvias ya han cesado y se han ido. Han aparecido las flores en la tierra, ha llegado el tiempo de las canciones, se oye el arrullo de la tórtola en nuestra tierra. Las higueras echan sus brotes y las viñas nuevas exhalan su olor. Levántate, amada mía, hermosa mía, y ven. Paloma mía, que te escondes en las grietas de las rocas, en la hendidura de las quebradas muéstrame tu rostro, déjame oír tu voz, porque tu voz es dulce y tu rostro encantador. Mi amado es para mí, y yo para mi amado; Y me dice: Guárdame en tu corazón como un sello en tu brazo, porque es fuerte el amor como la muerte, es cruel la pasión como el abismo; es centella de fuego, llamarada divina. Las aguas torrenciales no podrán apagar el amor Ni anegarlo los ríos. Palabra de Dios.
  3. 3. 4- Lectura de la primera carta del apóstol san Pablo a los Corintios Aunque hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si me falta el amor, sería como bronce que resuena o campana que retiñe. Aunque tuviera el don de profecía y descubriera todos los misterios, -el saber más elevado-, aunque tuviera tanta fe como para trasladar montes, si me falta el amor nada soy. Aunque repartiera todo lo que poseo e incluso sacrificara mi cuerpo, pero para recibir alabanzas y sin tener el amor, de nada me sirve. El amor es paciente y muestra comprensión. El amor no tiene celos, no aparenta ni se infla. No actúa con bajeza ni busca su propio interés, no se deja llevar por la ira y olvida lo malo. No se alegra de lo injusto, sino que se goza en la verdad. Perdura a pesar de todo, lo cree todo, lo espera todo y lo soporta todo. El amor nunca pasará. Las profecías perderán su razón de ser, callarán las lenguas y ya no servirá el saber más elevado. Porque este saber queda muy imperfecto, y nuestras profecías también son algo muy limitado; y cuando llegue lo perfecto, lo que es limitado desaparecerá. Cuando era niño, hablaba como niño, pensaba y razonaba como niño. Pero cuando me hice hombre, dejé de lado las cosas de niño. Así también en el momento presente vemos las cosas como en un mal espejo y hay que adivinarlas, pero entonces las veremos cara a cara. Ahora conozco en parte, pero entonces conoceré como soy conocido. Ahora, pues, son válidas la fe, la esperanza y el amor; las tres, pero la mayor de estas tres es el amor. PALABRA DE DIOS
  4. 4. 5- Lectura de la primera carta del Apóstol San Juan. Queridos míos, amémonos unos a otros, porque el amor viene de Dios. Todo el que ama ha nacido de Dios y conoce a Dios. El que no ama no ha conocido a Dios, pues Dios es amor. Miren cómo se manifestó el amor de Dios entre nosotros: Dios envió a su Hijo único a este mundo para que tengamos vida por medio de él. En esto está el amor; no es que nosotros hayamos amado a Dios, sino que él nos amó primero y envió a su Hijo como víctima por nuestros pecados. Queridos, si Dios nos amó de esta manera, también nosotros debemos amarnos mutuamente. A Dios no lo ha visto nadie jamás, pero si nos amamos unos a otros, Dios está entre nosotros y su amor da todos sus frutos entre nosotros. Palabra de Dios 6- Lectura de la primera carta del Apóstol San Juan. Sabemos que permanecemos en Dios y él en nosotros porque nos ha comunicado su Espíritu. Por nuestra parte, hemos conocido el amor que Dios nos tiene, y hemos creído en él. Dios es amor: el que permanece en el amor, permanece en Dios y Dios en él. Cuando el amor alcanza en nosotros su perfección, miramos con confianza al futuro, porque ya somos en este mundo como es El. En el amor no hay temor. El amor perfecto echa fuera el temor, Quien teme, no conoce el amor perfecto. Amemos, pues, ya que él nos amó primero. Si uno dice «Yo amo a Dios» y odia a su hermano, es un mentiroso. Si no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios, a quien no ve. Pues este es el mandamiento que recibimos de él: el que ama a Dios, ame también a su hermano. Palabra de Dios
  5. 5. 7- Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Filipenses Si puedo pedirles algo en nombre de Cristo, si pueden oir la voz del amor. Si recibieron el Espíritu y son capaces de compasión y ternura; entonces denme esta alegría: Tengan un mismo amor, un mismo espíritu, un único sentir y no hagan nada por rivalidad o vanagloria. Que cada uno tenga la humildad de estimar a los otros como superiores a si mismo. No busque nadie sus propios intereses, sino más bien preocúpese cada uno por los demás. Tengan unos con otros las mismos sentimientos de Cristo Jesús. Palabra de Dios 8- Lectura de la Carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses Pónganse, pues, el vestido que conviene a los elegidos de Dios, sus santos muy queridos: la compasión tierna, la bondad, la humildad, la mansedumbre, la paciencia. Sopórtense y perdónense unos a otros si uno tiene motivo de queja contra otro. Como el Señor los perdonó, a su vez hagan ustedes lo mismo. Por encima de esta vestidura pondrán como cinturón el amor, para que el conjunto sea perfecto. Así la paz de Cristo reinará en sus corazones, pues para esto fueron llamados y reunidos. Finalmente, sean agradecidos. Que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Tengan sabiduría, para que se puedan aconsejar unos a otros y se afirmen mutuamente con salmos, himnos y alabanzas espontáneas. Que la gracia ponga en sus corazones un cántico a Dios, y todo lo que puedan decir o hacer, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. PALABRA DE DIOS
  6. 6. 9- Lectura de la carta del Apóstol San Pablo a los Colosenses Estén siempre alegres en el Señor; se lo repito, estén alegres y den a todos muestras de un espíritu muy abierto. El Señor está cerca. No se inquieten por nada; antes bien, en toda ocasión presenten sus peticiones a Dios y junten la acción de gracias a la súplica. Y la paz de Dios, que es mayor de lo que se puede imaginar, les guardará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús. Por lo demás, hermanos, fíjense en todo lo que encuentren de verdadero, noble, justo, limpio; en todo lo que es fraternal y hermoso; en todos los valores morales que merecen alabanza. Pongan en práctica todo lo que han aprendido, recibido y oído, y el Dios de la paz estará con ustedes. Palabra de Dios
  7. 7. EVANGELIO (5 posibilidades) 1- Proclamación del Santo Evangelio según San Juan. Como el Padre me amó, así también los he amado yo: permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho todas estas cosas para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea completa. Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado. PALABRA DEL SEÑOR 2- Lectura del Santo Evangelio según san Juan Mi Padre es glorificado cuando ustedes producen abundantes frutos: entonces pasan a ser discípulos míos. Como el Padre me amó, así también los he amado yo: permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor. Les he dicho todas estas cosas para que mi alegría esté en ustedes y su alegría sea completa. Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los he amado. No hay amor más grande que dar la vida por sus amigos, y son ustedes mis amigos, si cumplen lo que les mando. Ya no les llamo servidores, porque un servidor no sabe lo que hace su patrón. Los llamo amigos, porque les he dado a conocer todo lo que aprendí de mi Padre. Ustedes no me eligieron a mí; he sido yo quien los eligió a ustedes y los preparé para que vayan y den fruto, y ese fruto permanezca. Así es como el Padre les concederá todo lo que le pidan en mi Nombre. Amense los unos a los otros: esto es lo que les mando. PALABRA DE DIOS
  8. 8. 3- Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan Se celebraba una boda en Caná de Galilea, y la madre de Jesús estaba allí. También fue invitado Jesús a la boda con sus discípulos. Sucedió que se terminó el vino preparado para la boda, y se quedaron sin vino. Entonces la madre de Jesús le dijo: «No tienen vino.» Jesús le respondió: «Mujer, ¿qué tenemos que ver nosotros? Aún no ha llegado mi hora.» Pero su madre dijo a los sirvientes: «Hagan lo que él les diga.» Había allí seis recipientes de piedra, de los que usan los judíos para sus purificaciones, de unos cien litros de capacidad cada uno. Jesús dijo: «Llenen de agua esos recipientes.» Y los llenaron hasta el borde. «Saquen ahora, les dijo, y llévenle al mayordomo.» Y ellos se lo llevaron. Después de probar el agua convertida en vino, el mayordomo llamó al novio, pues no sabía de dónde provenía, a pesar de que lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua. Y le dijo: «Todo el mundo sirve al principio el vino mejor, y cuando ya todos han bebido bastante, les dan el de menos calidad; pero tú has dejado el mejor vino para el final.» Esta señal milagrosa fue la primera, y Jesús la hizo en Caná de Galilea. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en él. Palabra del Señor
  9. 9. 4- Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Mateo No bastará con decirme: ¡Señor!, ¡Señor!, para entrar en el Reino de los Cielos; más bien entrará el que hace la voluntad de mi Padre del Cielo. Si uno escucha estas palabras mías y las pone en práctica, dirán de él: aquí tienen al hombre sabio y prudente, que edificó su casa sobre roca. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y se arrojaron contra aquella casa, pero la casa no se derrumbó, porque tenía los cimientos sobre roca. Pero el que oye estas palabras, y no las pone en práctica es como el que construyó su casa sobre arena. Cayó la lluvia, se desbordaron los ríos, soplaron los vientos y se arrojaron contra esa casa: la casa se derrumbó y todo fue un gran desastre.» Palabra del Señor 5- Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según San Juan «Yo soy la vid verdadera y mi Padre es el viñador. Toda rama que no da fruto en mí, la corta. Y toda rama que da fruto, la limpia para que dé más fruto. Ustedes ya están limpios gracias a la palabra que les he anunciado, permanezcan en mí como yo en ustedes. Una rama no puede producir fruto por sí misma si no permanece unida a la vid; tampoco ustedes pueden producir fruto si no permanecen en mí. Yo soy la vid y ustedes las ramas. El que permanece en mí y yo en él, ése da mucho fruto, pero sin mí, no pueden hacer nada. El que no permanece en mí lo tiran y se seca; como a las ramas, que las amontonan, se echan al fuego y se queman. Mientras ustedes permanezcan en mí y mis palabras permanezcan en ustedes, pidan lo que quieran y lo conseguirán. Mi Padre es glorificado cuando ustedes producen abundantes frutos Como el Padre me amó, así también los he amado yo: permanezcan en mi amor. Si cumplen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, como yo he cumplido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor Palabra del Señor
  10. 10. ORACIONES DE LOS FIELES: A CADA INTENCION RESPONDEMOS: Escúchanos, Señor • Por el Pueblo de Dios, que es la Iglesia, para que ofrezca a los hombres una verdadera imagen del amor de Jesús. Oremos: Escúchanos, Señor • Por nuestros hermanos ................................ y......................... para que sean felices en su vida matrimonial. Oremos: Escúchanos, Señor • Para que sean mutuamente tolerantes y comprensivos. Oremos: Escúchanos, Señor • Para que sean generosos en la comunicación de la vida y eduquen cristianamente a sus hijos. Oremos: Escúchanos, Señor • Para que den verdadero testimonio cristiano en su vida diaria. Oremos: Escúchanos, Señor • Por todos nosotros, para que seamos fieles en nuestra misión como Hijos de Dios. Oremos: Escúchanos, Señor
  11. 11. Yo, ................................................................. te recibo a ti, .................................................., como esposa y prometo serte fiel tanto en la prosperidad, como en la adversidad,; en la salud, como en la enfermedad; amándote y respetándote durante toda mi vida. ................................................... recibe este anillo como signo de mi amor y mi fidelidad. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
  12. 12. Yo, ................................................................. te recibo a tí, .................................................., como esposo y prometo serte fiel tanto en la prosperidad, como en la adversidad,; en la salud, como en la enfermedad; amándote y respetándote durante toda mi vida. ................................................... recibe este anillo como signo de mi amor y mi fidelidad. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

×