Javier del angel OrtizRamon de jesus torres BertrandJesus Stefan Martinez rodriguezViernes, 24 de Febrero de 2012
La Mesita de la AbuelaUna señora que había vivido toda la vida con sumarido quedo viuda cuando estaba próxima a cumplir80 ...
manos le temblaban continuamente. Su hijo y su nuerano le tenían la mas mínima paciencia, y todo momentola regaña y la hac...
Desde entonces la abuela volvió a tener su lugar en lamesa y fue tratada por su hijo y su nuera con el respetoque se merec...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Ejercicio

288 views

Published on

ejercicio

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
288
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Ejercicio

  1. 1. Javier del angel OrtizRamon de jesus torres BertrandJesus Stefan Martinez rodriguezViernes, 24 de Febrero de 2012
  2. 2. La Mesita de la AbuelaUna señora que había vivido toda la vida con sumarido quedo viuda cuando estaba próxima a cumplir80 años. Sus hijos que desde hacia tiempo se habíanindependizado y tenían cada uno su propia familia, sereunieron para decidir qué hacer. Todos estaban deacuerdo en que no podían dejarla sola, pero ningunoquería llevarla a vivir en su casa. La idea de llevarla aun lugar de ancianos también fue descartada, puestodos alegaron no contar con el dinero suficiente parapagar la mensualidad, ya estaban a punto de pelearsecuando intervino la nieta preferida de la señora, unaencantadora niñita de 4 años, hija del menor de loshijos dijo que ella quería que la abuelita se fuera a vivira su casa. Ninguno se atrevió a decir que no, la niña erala adoración de toda la familia además la abuela estabapresente cuando la pequeña hizo su ofrecimiento.De modo que los padres de la niña no tuvieron másremedio que llevarse a vivir a la abuela con ellos.Desde la muerte de su esposa el ánimo de la señorahabía decaído mucho y su salud había empezado adeteriorarse rápidamente. No veía ni oía bien y lasJavier del angel OrtizRamon de jesus torres BertrandJesus Stefan Martinez rodriguezViernes, 24 de Febrero de 2012
  3. 3. manos le temblaban continuamente. Su hijo y su nuerano le tenían la mas mínima paciencia, y todo momentola regaña y la hacían sentir torpe e inútil. Confrecuencia le gritaban y a veces lo tomaban de loshombros y la sacudían, reprochándole sus achaques.La falta de consideración por la señora llego a su puntomáximo cuando decidieron instalar una mesita en unrincón y el comedor, para no tener que verlatemblequeando y dejando caer gotas de sopa o granosde arroz sobre el mantel.Un día, al legar del trabajo, el padre encontró a su hijatratando de construir algo con sus bloques de maderajuguete. Cuando le pregunto qué estaba haciendo, laniña le contesto inocentemente: -Estoy construyendouna mesita para que tú y mama coman cuando esténviejos.Al oír a su hija hablar así, al hombre se les encogió elcorazón y corrió a contarle a su esposa con lágrimas enlos ojos lo que la niña acaba de decir.Javier del angel OrtizRamon de jesus torres BertrandJesus Stefan Martinez rodriguezViernes, 24 de Febrero de 2012
  4. 4. Desde entonces la abuela volvió a tener su lugar en lamesa y fue tratada por su hijo y su nuera con el respetoque se merecía. Cetis 109Javier del angel OrtizRamon de jesus torres BertrandJesus Stefan Martinez rodriguezViernes, 24 de Febrero de 2012

×