CALIDAD DE VIDA EN EL            ADULTO MAYORANA LUISA GONZÁLEZ-CELIS RANGEL
INSTITUTO DE GERIATRÍAINTRODUCCIÓN                                                    sólo está enfocada a evaluar este as...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORsin embargo, existe evidencia de la participación de diversas     Andrews y Withey (1974), por s...
INSTITUTO DE GERIATRÍAYasuko et al. (2005) señalan que la satisfacción y la           Schwartzmann (2003) definió la calid...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORAsí, el concepto de calidad de vida ha estado vinculado a        ciudades industrializadas, el m...
INSTITUTO DE GERIATRÍAEn estas investigaciones destacan problemas derivados de         valores, experiencias, creencias, e...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORcon los que en ese momento cuente el individuo (Velasco          Existen tres formas de concebir...
INSTITUTO DE GERIATRÍAapoyos sociales, trabajo productivo y el mantenimiento de no sólo como la pertenencia a algún grupo ...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORtiene una relación positiva con el bienestar y negativa           problema para ellos, pues un a...
INSTITUTO DE GERIATRÍAOtra variable débilmente correlacionada con autoeficacia        (2005) acerca de que la espiritualid...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORResumiendo, el concepto calidad de vida es una categoría          condiciones para propiciar los...
INSTITUTO DE GERIATRÍAREFERENCIAS                                                              de Licenciado en Psicología...
CALIDAD EN EL ADULTO MAYORKalish, R., 1996. La vejez: perspectiva sobre el desarrollo humano.     Celis R., A.L., y Sánche...
INSTITUTO DE GERIATRÍA378
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

34

558

Published on

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
558
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "34"

  1. 1. CALIDAD DE VIDA EN EL ADULTO MAYORANA LUISA GONZÁLEZ-CELIS RANGEL
  2. 2. INSTITUTO DE GERIATRÍAINTRODUCCIÓN sólo está enfocada a evaluar este aspecto, sino que también se incluyen los factores sociales, económicos y personales.Hoy en día se reconoce en la mayoría de los países delmundo que la esperanza de vida al nacer ha incrementado; Por otro lado, no todas las personas viven la vejez de laasí, para el caso de México, mientras en 1930 era de 34 misma manera, pues su funcionamiento durante ésta seaños, para 2005 aumentó a más de 70 años (INEGI, encuentra relacionado con las acciones y omisiones que2005). Y, según datos del Consejo Nacional de Población cada persona realiza durante el transcurso de su vida; es(CONAPO), la esperanza de vida de la población mexicana decir, “la vejez se construye desde la juventud”. Así, a pesaren 2009 fue de 75.3 años; con 77.6 en las mujeres y de que el proceso de envejecimiento es normal, natural e72.9 en los varones, por lo que la estructura en la pirámide inevitable, puede tener distintos resultados, generalmentepoblacional se ha visto modificada. reflejo de los cuidados o descuidos tenidos a lo largo de la vida.De acuerdo con las proyecciones de población (CONAPO,2004), en 2004 había cerca de 7.9 millones de adultos El garantizar una vida de calidad a las personas mayoresde más de 60 años, que representaban 7.5% del total de es un nuevo reto que seguirá cobrando importancia en ella población. Para 2010 habría 9.9 millones (8.9%), 15 contexto de la cooperación internacional y en las agendasmillones en 2020 (12.5%) poco más de 22 millones en nacionales en la mayoría de los países durante las próximas2030 (17.5%) y se espera que para 2050 aumente a 36.5 décadas. En el plano individual, las personas que yamillones (28%). De ahí que se estime para ese año que cumplieron 50 años podrían llegar a cumplir 100; por ende,poco más de una de cada cuatro personas serán adultos es urgente reflexionar sobre la calidad de vida que se quierede más de 60 años, representando para ese grupo etario el tener en la vejez y tomar medidas encaminadas a protegermayor crecimiento demográfico. la salud y bienestar en el futuro.Sin embargo, el que la esperanza de vida haya aumentado Sin embargo, estas medidas tendrán que tomarse a partir delno necesariamente indica que la calidad con la que se vivan conocimiento que se derive del estudio de dicho fenómeno.los años en la última etapa de la vida haya mejorado. De Por ello, la Psicología promete hacer aportaciones valiosasahí que sea necesario buscar estrategias que contribuyan al estudio del comportamiento de los ancianos y de sua la mejora de la calidad de vida de las personas mayores entorno, para contribuir con intervenciones dirigidas a(González-Celis, 2002). mejorar la calidad de vida de los ancianos.El hecho de que la población anciana vaya en aumento deriva La calidad de vida aparece como objeto de estudio de laen la necesidad de que se desarrollen planes de acción para Psicología por ser un componente central del bienestar, quela atención adecuada y necesaria en el ámbito de la salud, está muy relacionado con otros aspectos del funcionamientoen lo social y en lo económico. Que por un lado se garantice humano de naturaleza eminentemente psicológica. De ahíuna atención médica y psicológica de calidad, una sociedad que sea necesario conocer primeramente una definición:que no los segregue y estigmatice, sino al contrario, que ¿qué se entiende por calidad de vida?, ¿cómo se halos dignifique. Y, al mismo tiempo, que el Estado asuma su operacionalizado dicho constructo?, es decir, ¿cuáles son lasresponsabilidad en la creación de políticas reales, dirigidas dimensiones que abarcan a la calidad de vida?; ¿cómo esa garantizar un ingreso económico decoroso que permita a evaluada la calidad de vida en la vejez?; y ¿cuál es el impactoesta población llevar una vida digna y de calidad. de algunas variables psicológicas en la calidad de vida de las personas mayores? Planteamientos que son complejos yBajo este contexto y debido a las características y cambios que se abordan a continuación.asociados al proceso de envejecer, es importante conocerla calidad de vida con la que se vive esta etapa. Este DEFINICIÓN DE CALIDAD DE VIDAconocimiento es de interés principal en el área de la salud,ya que ésta es la más importante en la percepción de Históricamente, la calidad de vida estaba vinculada abienestar en los ancianos; sin embargo, la calidad de vida no factores económicos y sociales (Campbelly et al., 1976);366
  3. 3. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORsin embargo, existe evidencia de la participación de diversas Andrews y Withey (1974), por su parte, insisten en que nodisciplinas de las ciencias naturales, sociales, de la salud sólo se trata de un reflejo directo de las condiciones reales yy del comportamiento humano que han contribuido al objetivas, sino de la evaluación hecha por el individuo.estudio de la calidad de vida. De ahí que cuando se pretendedar una definición de calidad de vida, se observan múltiples Por tanto, la calidad de vida se define como un constructoacercamientos y se encuentra una indefinición del término, complejo, multifactorial, en donde se acepta que hay unael cual se asocia, por un lado, con nivel de vida o estilo de dualidad subjetiva-objetiva; la primera hace referenciavida, y por otro, con bienestar y salud, satisfacción e incluso al concepto de bienestar o satisfacción con la vida y lacon felicidad. segunda está relacionada con aspectos del funcionamiento social, físico y psíquico, siendo la interacción entre ambas loAsí, para la calidad de vida existe una falta de consenso que determina la calidad de vida.sobre la definición del concepto y la mayoría de los autorescoinciden en que no existe un enfoque único que pueda El concepto de calidad de vida hace referencia a un procesodefinir y explicarlo totalmente (Cardonayet al., 2006). dinámico que ha sufrido profundas modificaciones en lasAlgunas de las definiciones que se han sugerido son: tres últimas décadas, evolucionando desde una concepción sociológica hasta la actual perspectiva psicosocial, en la quePara Velarde-Jurado y Ávila-Figueroa (2002), la calidad de se incluyen los aspectos tanto objetivos como subjetivosvida es un estado de bienestar que recibe la influencia de del bienestar o de la satisfacción personal con la vida, siendofactores como empleo, vivienda, acceso a servicios públicos, estos últimos los que adquieren mayor relevancia (Nieto etcomunicaciones, urbanización, criminalidad, contaminación al., 1998).del ambiente y otros que conforman el entorno social y queinfluyen sobre el desarrollo humano de una comunidad. Dicha evaluación puede hacerse en dos formas: es externa cuando un juez ajeno y experto mide con criterios externosGiusti (1991) define la calidad de vida como un estado qué es lo que la gente posee y reflejaría su calidad de vida;de bienestar físico, social, emocional, espiritual, intelectual para ello se utilizan indicadores objetivos; se realiza un juicioy ocupacional que le permite al individuo satisfacer del individuo o población, en términos de su nivel económico,apropiadamente sus necesidades individuales y colectivas escolaridad, estado de salud, vivienda o alimentación. La(Giusti, 1991). otra evaluación la realiza el propio individuo; se emplea la percepción del bienestar subjetivo, incorporando lasPor otro lado, a partir de la propuesta de la Organización de valoraciones de los individuos sobre el proceso, condicioneslas Naciones Unidas que plantea la salud, la alimentación, e importancia que tienen para ellos mismos en su vida.la educación, el trabajo, la vivienda, la seguridad social, elvestido, el ocio y los derechos humanos como los principales Así, la dimensión objetiva, básicamente, hace referencia acomponentes de la calidad de vida, Levi y Anderson indicadores que son evaluados por otras personas o terceros(1980) delimitan el concepto y señalan: “entendemos una (evaluación externa), con relación, por una parte, a lamedida compuesta de bienestar físico, mental y social, tal y funcionalidad física, psicológica y social, y por otra parte acomo la percibe cada individuo y cada grupo, y de felicidad, las oportunidades y acceso a los recursos que la personasatisfacción y recompensa” (p. 7). Por tanto, es indudable tiene.que el concepto calidad de vida va unido a una evaluacióndel bienestar de los individuos y del ambiente en que viven Por otra parte, desde una dimensión subjetiva lo fundamentallas personas. es la percepción propia, lo que la persona valora de su vida en relación con sus diferentes dominios y dimensiones,De tal suerte, la valoración que cada sujeto hace de su así como de la vida en general evaluada globalmente. Elcalidad de vida se basa en gran medida en un proceso bienestar desde esta perspectiva subjetiva se ha definidocognitivo de comparación, cuyos criterios se relacionan como satisfacción por la vida y felicidad, conceptualizándosecon el propio nivel de aspiraciones, expectativas, grupos también como la valoración global de la calidad de vida quede referencia, valores personales, actitudes y necesidades. la persona realiza en función de criterios propios. 367
  4. 4. INSTITUTO DE GERIATRÍAYasuko et al. (2005) señalan que la satisfacción y la Schwartzmann (2003) definió la calidad de vida como un“felicidad” son indicadores de bienestar subjetivo y que éste complejo compuesto por diversos dominios y dimensiones.está constituido por tres componentes relacionados entre sí: La calidad de vida la define como un juicio subjetivo delafecto positivo, ausencia de afecto negativo y satisfacción grado en que se ha alcanzado la felicidad, la satisfacción, ode la vida como un todo. La felicidad como apreciación como un sentimiento de bienestar personal, pero tambiénglobal de la vida involucra una estimación afectiva y un este juicio subjetivo se ha considerado estrechamentemenor juicio cognitivo y consiste en la preponderancia del relacionado con indicadores objetivos biológicos,afecto positivo sobre el negativo, al evaluarse afectivamente psicológicos, comportamentales y sociales.la situación. La satisfacción con la vida, por su parte, esbásicamente una evaluación cognitiva de la calidad de las Una de las propuestas más comprensivas sobre el conceptoexperiencias propias. calidad de vida es la que presenta Katschnig (2000), quien la refiere como un término que debiera estar relacionadoPor lo que, como menciona Fernández-Ballesteros con el bienestar psicológico, la función social y emocional,(1998), el concepto de calidad de vida debe incluir tanto el estado de salud, la funcionalidad, la satisfacción vital,las condiciones subjetivas relacionadas con la evaluación el apoyo social y el nivel de vida en el que se utilizano apreciación del sujeto, como las objetivas, es decir, las indicadores normativos objetivos y subjetivos de lascondiciones materiales evaluadas independientemente del funciones física, social y emocional de los individuos.sujeto. De tal forma que para estudiar la calidad de vida Sin embargo, se requiere de una definición en la que sese debe considerar tanto la apreciación subjetiva que el incorporen de una manera integral a la salud física de lasujeto hace de su vida como la medición de sus condiciones persona, el estado psicológico, el nivel de independencia, lasobjetivas. relaciones sociales, las creencias personales y sus relaciones con los hechos importantes del medio ambiente.Así, el concepto de calidad de vida, como lo señalanSánchez-Sosa y González-Celis (2006), abarca tres De ahí que parece apropiada la propuesta que realiza ladimensiones globales: a) aquello que la persona es capaz Organización Mundial de la Salud (OMS), que la ha definidode hacer, el estado funcional; b) el acceso a los recursos y de manera incluyente: “La calidad de vida es la percepciónlas oportunidades; y c) la sensación de bienestar. Las dos de los individuos de su posición en la vida en el contexto deprimeras dimensiones se designan como calidad de vida su cultura y sistema de valores en la cual ellos viven y enobjetiva mientras que la última se considera como calidad relación a sus metas, expectativas, estándares e intereses”de vida subjetiva. (Harper y Power, 1998, p. 551), definición en la que se contempla la percepción subjetiva y el papel objetivo oEn las definiciones anteriores se conceptualiza calidad de factores contextuales de los individuos.vida haciendo referencia al bienestar como consecuencia dela satisfacción en los diferentes ámbitos de la vida como el La calidad de vida se conceptualiza de acuerdo con uneconómico, el social y el personal; asimismo, integran a un sistema de valores, estándares o perspectivas que varían deelemento importante para definir la calidad de vida, como persona a persona, de grupo a grupo y de lugar a lugar; así,lo es la percepción o valoración que el individuo realiza de la calidad de vida consiste en la sensación de bienestar quela experiencia de su propia vida, aspecto que es también puede ser experimentada por las personas y que representaconsiderado en las siguientes definiciones. la suma de sensaciones subjetivas y personales del “sentirse bien”.Por su parte, Vinaccia y Orozco (2005) consideran que lacalidad de vida puede traducirse en términos de nivel de Ahora bien, ¿qué es lo que determina que una personabienestar subjetivo, por un lado, y, por otro, en términos de tenga una vida de calidad, sentimientos de satisfacción yindicadores objetivos. El primer aspecto recoge lo que se bienestar, en determinadas áreas de la vida y cuáles sondenomina “felicidad”, sentimiento de satisfacción y estado éstas? Las que mejor predicen que las personas disfruten dede ánimo positivo; el segundo alude a la noción de “estado una buena calidad de vida.de bienestar”.368
  5. 5. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORAsí, el concepto de calidad de vida ha estado vinculado a ciudades industrializadas, el modelo biomédico ha resultadootros, como los de satisfacción, bienestar y felicidad, en insuficiente para explicar claramente el desarrollo de estasdonde las condiciones objetivas de la vida se proyectan nuevas enfermedades (por ejemplo, cáncer, diabetes,a través de las aspiraciones, expectativas, experiencias, obesidad, enfermedades cardiovasculares, hipertensiónmotivos, sentimientos y valores del hombre. Es decir, de arterial, entre otras), que en definitiva se vinculan con hábitosfactores personales, valorativos y emocionales, a través de poco saludables que favorecen su aparición, volcandolas apreciaciones del bienestar subjetivo, proceso por el cual la atención a la necesidad de adaptación y realización dese perciben, estiman y valoran los factores objetivos de la cambios en los estilos de vida de las personas que padecenvida. enfermedades crónicas, dando gran importancia a la calidad de vida.Es por ello que la Psicología tiene un papel decisivoen la definición de las dimensiones que permitan la La calidad de vida relacionada con la salud se ha medidooperacionalización del constructo de calidad de vida, por a través de la función física, del estado psicológico, de lalo que a continuación se describen cuáles son algunas de función e interacciones sociales y de los síntomas físicos.las dimensiones que integran a la calidad de vida, con el Esta medición se ha llevado a cabo mediante cincopropósito de evaluarla. dominios principales: mortalidad, morbilidad, incapacidad, incomodidad e insatisfacción (Sánchez-Sosa y González-EVALUACIÓN DE CALIDAD DE VIDA Celis, 2006).La calidad de vida en general ha sido operacionalizada en Las dimensiones de incapacidad, incomodidad etérminos de los distintos aspectos que constituyen la vida insatisfacción son reconocidas como componentes de lapara una persona: salud, alimentación, vestido, vivienda, calidad de vida relacionada con la salud. La incapacidad setrabajo, seguridad social, educación, recreación y derechos mide por la habilidad de realizar actividades cotidianas dehumanos (Levi y Anderson, 1980). la vida diaria, y, en su caso, de actividades ocupacionales, así como por el impacto que el grado de habilidad oAsimismo, pueden identificarse tres perspectivas para deterioro físico produce en el desempeño. La incomodidadenmarcar los aspectos centrales de la calidad de vida: a) la se caracteriza por la presencia de dolor y la presencia decalidad de vida en general, b) la calidad de vida relacionada fatiga desde la percepción del individuo. Finalmente, laa la salud, y c) la calidad de vida específica para cada insatisfacción se mide por el grado de logros alcanzados deenfermedad (Sánchez-Sosa y González-Celis, 2006). acuerdo con las expectativas propuestas por el individuo según el papel que desempeña dentro del funcionamientoLa calidad de vida en general consiste en la valoración social, el bienestar general y la vida.que el sujeto hace de su propia vida en relación a lasatisfacción de los diversos componentes que la integran. La calidad de vida relacionada a la salud incluye aspectos queLas investigaciones en esta área se centran en la búsqueda contribuyen a que el sujeto perciba un grado de bienestare identificación de los aspectos más relevantes que o malestar con su vida y su salud, por lo que se requierencontribuyen a una mejor evaluación de la calidad de vida de medidas que reflejen lo que les ocurre a las personas conlos individuos. padecimientos específicos, en escenarios particulares donde se desarrolla su vida, por ejemplo, el ambiente hospitalario,Parece ser que una de las áreas más importantes de acuerdo las relaciones del paciente con el equipo de salud y quecon la literatura de investigación es la salud, ya que es el afectan su proceso de salud-enfermedad y su calidad decomponente predominante y aglutinante de otros factores vida. Las investigaciones enfocadas a evaluar la calidad dede la calidad de vida. vida relacionada con una enfermedad específica incluyen aspectos emocionales de los pacientes derivados del mismoPor otro lado, debido al cambio en la prevalencia de las proceso de enfermedad y de los efectos secundarios de losenfermedades infecciosas a los trastornos de carácter tratamientos a los que son sometidos.crónico, en su mayoría ligados al estilo de vida propio de 369
  6. 6. INSTITUTO DE GERIATRÍAEn estas investigaciones destacan problemas derivados de valores, experiencias, creencias, expectativas y percepcionesla adherencia terapéutica, las relaciones interpersonales (Vinacciay et al., 2006).con la familia, con el equipo médico, en el trabajo y enla vida social; problemas vinculados con la autoimagen, Tanto la vitalidad, como el dolor y la discapacidad, estánautoestima, adaptación ante la enfermedad, recuperación influidos por las experiencias y expectativas de una persona.de la salud, rehabilitación, incapacidad y deterioro, o con la En este sentido, la calidad de vida no debe ser evaluadaproximidad de la propia muerte. por el equipo de salud, ni extrapolarse de un paciente a otro, ya que las expectativas de salud, el soporte social, laDe ahí que los instrumentos de calidad de vida relacionados autoestima y la habilidad para competir con limitaciones ya la salud también incluyan dominios de la vida y reactivos discapacidad pueden afectar la calidad de vida, de tal formapara evaluar calidad de vida en general o satisfacción en que dos personas con el mismo estado de salud tienenla vida; sin embargo, el énfasis de éstos es básicamente diferente percepción personal de su salud.sobre los síntomas, mejoría, funcionamiento y habilidades(Velarde-Jurado y Ávila-Figueroa, 2002). Se han observado diferentes interpretaciones entre el paciente, la familia y el equipo de salud, así comoPara Patrick y Erickson (1993), la calidad de vida asociada discrepancias en su evaluación; en este contexto, es ela la salud ha sido definida como el valor asignado a la paciente quien debe emitir el juicio perceptivo de calidad deduración de la vida modificado por la deficiencia, el estado vida (Velarde-Jurado y Ávila-Figueroa, 2002).funcional, la percepción de la salud y la oportunidad socialdebido a una enfermedad, accidente, tratamiento o política La calidad de vida es hoy en día una cuestión de máximadeterminada, relacionada principalmente con la propia importancia, sobre todo cuando se habla de enfermosenfermedad o con los efectos del tratamiento. En este crónicos para los cuales sólo existen medidas terapéuticassentido, las personas con alguna enfermedad requieren paliativas. En la investigación y en la práctica clínica es cadaevaluaciones con relación a la mejoría o al deterioro de su vez más frecuente encontrar trabajos que buscan definir yestado funcional y de su calidad de vida. Su evaluación debe evaluar la calidad de vida de los pacientes. Concepto quellevarse a cabo en sus dos dimensiones: una evaluación servirá tanto para valorar las condiciones derivadas de unaobjetiva del funcionamiento y una percepción subjetiva enfermedad o tratamiento como para tener presente ladel individuo; estas mediciones pueden usarse para planear consideración que el enfermo hace de su situación vital,programas de tratamiento a corto, mediano y largo plazo, y especialmente las consecuencias en su bienestar físico,para evaluar a diversos grupos con diferentes padecimientos emocional y social.y con distintos instrumentos (López-Carmona y Rodríguez-Moctezuma, 2006). CALIDAD DE VIDA EN LA VEJEZDesde el punto de vista subjetivo, la calidad de vida Es a partir de este tipo de planteamientos que los estudiosrelacionada con la salud es la valoración que realiza sobre la calidad de vida surgen para conocer y dar mejoruna persona, de acuerdo con sus propios criterios, del atención a las necesidades de la persona –en este casoestado físico, emocional y social en que se encuentra específicamente del adulto mayor–, ya que por los cambiosen un momento dado (Vinaccia y Orozco, 2005). La físicos, psicológicos y sociales asociados al proceso delvaloración se realiza sobre un amplio conjunto de factores envejecimiento constituyen una población particularmentecircunstanciales de la propia persona, que pueden agruparse vulnerable que requiere de estrategias de atención que lesen tres categorías: físicobiológicas (sintomatología general, garanticen una calidad de vida digna.discapacidad funcional, sueño), emocionales (sentimientosde tristeza, miedo, inseguridad, frustración) y sociales Pero ello no es tarea fácil, ya que el envejecer es un proceso(situación ocupacional, relaciones familiares y sociales, que despliega una secuencia compleja de cambios yrecreación). Tal valoración es un proceso individual influido pérdidas que exigen una adaptación en lo intelectual, socialy moderado por otras personas, pero indiscutiblemente y afectivo-emocional, que dependerá de las circunstanciaspersonal; la realiza el individuo de acuerdo con sus propios biológicas, sociales y psicológicas, así como de los recursos370
  7. 7. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORcon los que en ese momento cuente el individuo (Velasco Existen tres formas de concebir el envejecimiento: normal,y Sinibaldi, 2001). Así, para mantener un buen nivel de patológico y exitoso. Se entiende que es un envejecimientobienestar, la persona necesita reestructurar su vida en torno normal cuando se presentan en el individuo una serie dea sus capacidades y limitaciones, organizar su jerarquía pérdidas o deterioros, lentos, continuos, graduales, caside metas y cambiar sus estrategias para llegar a ellas, imperceptibles e irreversibles en los tres niveles –biológico,aceptando que la vejez es una etapa más de la vida con psicológico y social–, que lo llevan incluso hasta la muerte.características propias; y aprendiendo a disfrutar de ella y a En el envejecimiento patológico, esta serie de cambios sevivirla con dignidad. presentan de manera abrupta, rápida y acelerada en uno o más niveles simultáneamente. Sin embargo, una terceraSe puede entender la vejez –etapa final del proceso de forma de concebir a la vejez, es cuando no sólo se presentanenvejecimiento– como el conjunto de cambios biológicos, pérdidas o deterioros, sino al mismo tiempo se observanpsicológicos y sociales, normal e inherente a todo individuo, una serie de ganancias, y se promueve que las personasque deja huella a nivel físico y en el comportamiento de cada mayores aprendan a minimizar las pérdidas y maximizar lasuno, reflejado en el estilo de vida y en su interacción con el ganancias.medio, y que repercute en el sistema social y económico dela sociedad, irreversible y constante, que se inicia desde el Esta forma de concebir a la vejez se conoce comonacimiento mismo. envejecimiento exitoso, saludable o en plenitud (Baltes y Baltes, 1993). Para lograr una vejez exitosa estosPor su parte, Lazarus (1998, 2000) menciona que a autores proponen seguir el modelo SOC que consiste enmedida que las personas envejecen, aumenta la probabilidad la selección-optimización-compensación de funciones y/ode importantes pérdidas funcionales. Así, el adulto mayor actividades, que bien vale la pena mencionar que puedecon alguna enfermedad, especialmente si es crónica, teme aplicarse para cualquier edad y para cualquier función ula pérdida de su buen funcionamiento mental y físico, objetivo; sin embargo, para el caso de personas de la tercerala presencia de dolores crónicos y penosos, así como edad, en virtud de la serie de pérdidas y deterioros que selas condiciones progresivas de degeneración, haciendo dan conforme envejecen, para llegar a una vejez exitosa, sereferencia a que el deterioro físico y mental pudiese sugiere seguir dicho modelo, que consiste en seleccionaragudizarse a causa de la depresión e impotencia, y a los de todas las funciones y/o actividades que aún conservantemores por la pérdida del control. y/o realizan, aquellas que al llevarlas a cabo les producen satisfacción y bienestar. Una vez que se hayan seleccionadoLas condiciones desfavorables antes mencionadas hacen las actividades a realizar, optimizar los esfuerzos paradifícil y complicada la vida de los ancianos, originando en ponerlas en práctica; y en caso de que no cuenten conalgunos de ellos sentimientos de aislamiento e inutilidad; todos los recursos o estén deteriorados por el paso delademás, la “fragilidad” física que aumenta en este periodo tiempo, compensar o sustituirlos por paliativos, como elde la vida hace que las personas de la tercera edad muchas uso de lentes de aumento para una mejor visión, o bastón oveces tengan que suspender sus labores, provocando andaderas para caminar, o aparatos auditivos para mejorarque se sientan inútiles, disminuyendo sus contextos de la audición; o el uso de una agenda o cuaderno de notasparticipación, lo que reduce sus redes de apoyo social y para anotar lo que pudiera olvidarse o simplemente comoemocional, posibilitando así la psicopatología de la depresión un recordatorio.en esta población (González-Celis, 2009b). Esta depresiónes en gran medida propiciada también por la segregación Así, González-Celis y Sánchez-Sosa (2003) mencionany discriminación de la que son objeto las personas de la que en la vejez no sólo se dan pérdidas y deterioros, sinotercera edad, debido a la óptica de cultura occidental en la también se despliegan nuevos aprendizajes y se obtienenque la valoración social se basa en la apariencia, capacidad ganancias. Esta nueva forma de concebir a la vejez se lefísica, competencia y productividad, cualidades que conoce como una vejez exitosa y se presenta cuando laspresentan relación inversa al paso de los años, generando personas mayores se mantienen física y mentalmenteasí restricciones que disminuyen las posibilidades de activas, además de contar con hábitos alimentariosmejoramiento de su calidad de vida. adecuados, ejercicio, una vida activa, interacciones y 371
  8. 8. INSTITUTO DE GERIATRÍAapoyos sociales, trabajo productivo y el mantenimiento de no sólo como la pertenencia a algún grupo o asociación defunciones mentales. tipo religioso, sino como la creencia de algo que repercute en la vida diaria y el sentido de trascendencia.En este sentido, la labor del psicólogo está encaminada aayudar en el proceso de adaptación por medio del fomento Aunque no se encontró una asociación significativa entre lasde independencia del anciano, integración con su medio, puntuaciones en el dominio de espiritualidad y la asistenciacreación de una imagen positiva de la vejez, y el permitir a un grupo religioso, sí se observó que las personas queque la persona mayor se sienta útil, promoviendo así un asistían a un grupo obtuvieron calificaciones más altasenvejecimiento sano y funcional, con una mejor calidad en el dominio de espiritualidad que aquellas que no; estode vida. De ahí la importancia de conocer cuáles son las puede reflejar que la pertenencia a un grupo contribuye avariables que promueven un envejecimiento exitoso con aumentar el nivel de espiritualidad, lo cual repercutiría en lael propósito de mejorar la calidad de vida de las personas calidad de vida de las personas.mayores. En cuanto a la relación entre calidad de vida y jubilación,IMPACTO DE VARIABLES ASOCIADAS A LA se halló que los ancianos que se encontraban laborandoCALIDAD DE VIDA EN LA VEJEZ obtuvieron mejor puntuación de calidad de vida, que aquellos que eran jubilados, lo que indica que este proceso deberá serGonzález-Celis y su equipo de colaboradores en la Facultad contemplado como un cambio importante a afrontar, dondede Estudios Superiores Iztacala, de la Universidad Nacional la psicología puede proporcionar herramientas para prepararAutónoma de México, se han dado a la tarea de evaluar a las personas ante este acontecimiento, pues el retiro exigeel impacto de algunas variables asociadas a la calidad de como condiciones especiales dicha anticipación, así comovida de los ancianos mexicanos en escenarios diferentes: en la planeación del futuro, tanto en el sentido económico,dos centros de salud de instituciones del sector salud, y en como en lo referente a la salud, nuevas actividades, planes ycentros recreativos-culturales para ancianos. desarrollo de nuevas relaciones personales.En el primer estudio se analizó la asociación de las variables La jubilación es uno de los cambios más grandes por losjubilación (Mercado, 2005), espiritualidad (García, 2006), que pasa un adulto mayor, pues generalmente conducebienestar subjetivo y actitud ante su propio envejecimiento a una pérdida de estatus, reducción de redes de apoyo y(Barrón, 2006) con la calidad de vida. En el segundo disminución o pérdida de los ingresos, lo que implica unaestudio las variables asociadas a la calidad de vida fueron: redefinición en las relaciones con todas las personas que leenfermedad (Padilla, 2006; González-Célis y Padilla, 2006), rodean, así como también en la manera enfrentar lo que lessoledad (Vera, 2006), tipo de actividades que realizan espera, repercutiendo en todos los niveles de la vida de lalos adultos mayores (Acuña, 2006), comportamientos persona.saludables (Rodríguez y Pérez, 2006), bienestar subjetivo(Vera, 2006; Acuña, 2006) y autoeficacia (Acuña, 2006; Ejemplo de ello es la ruptura o pérdida de las redes de apoyo,Rodríguez y Pérez, 2006; Vera, 2006). Mientras que en el hecho alarmante, ya que éstas son de vital importancia paratercer estudio las variables relacionadas con la calidad de todo ser humano, más aún para los adultos mayores, puesvida fueron espiritualidad y soledad (Flores, 2007; García, son éstas las que los ayudan a salir adelante, a no sentirse2007; González-Celis y Lázaro, 2007). solos o deprimidos y a mejorar la percepción que tengan de sí mismos (Kalish, 1996). La principal red de apoyo esAl analizar los resultados del primer estudio, la espiritualidad la familia, por ser el primer contacto del ser humano con laresaltó como elemento importante en el funcionamiento de sociedad (Bazo, 1990).la calidad de vida, concordando así con Viamonte (1993)sobre la inclusión de dicho aspecto como uno de los Por otra parte, se encontró una correlación positiva entrecinco para mantener un equilibrio dentro del bienestar del bienestar subjetivo y calidad de vida, así como entre nivelindividuo, posiblemente como estrategia de afrontamiento de escolaridad y calidad de vida, hecho que es de esperar,utilizada por los adultos mayores. La espiritualidad se retoma pues en otros estudios se ha visto que la formación escolar372
  9. 9. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORtiene una relación positiva con el bienestar y negativa problema para ellos, pues un alto porcentaje de la muestracon la depresión y se asocia con mejores resultados en sufría de alguna afección, reflejando así lo dicho por Burke yel afrontamiento (Adams et al., 1998; Clark et al. 1992; Walsh (1998) de que la incidencia de problemas de saludJohansson et al. 2001; Pelechano y DeMiguel, 1994; suele aumentar con la edad, lo cual a su vez afecta su estadoPikler y Winterowd, 2003). Lo primero se fundamenta de salud general, su capacidad funcional, su sentimiento desi se considera que la calidad de vida es un constructo autoeficacia y su calidad de vida.definido como la percepción que las personas tienen acercade su vida, lo que implica una evaluación subjetiva de su Asimismo se ratifica que las enfermedades de mayorbienestar; mientras que lo segundo se argumenta sobre la prevalencia en este grupo de edad son las crónico-base de que, a mayor nivel escolar, es probable que se cuente degenerativas (Bazo, García et al., 1999), las cuales secon un número más elevado de recursos (conocimientos, encuentran íntimamente relacionadas con los estilos dehabilidades y destrezas), con lo que las personas mayores vida que se han llevado a lo largo de la vida, por lo que espuedan afrontar la vejez de una manera más adecuada. importante prestar atención a intervenciones de prevención en grupos de edades más jóvenes.Otro hallazgo relevante fue que el grupo de ancianoscon una actitud positiva hacia su propio envejecimiento En cuanto a las preocupaciones, la situación familiar es unase correlacionó positivamente con su calidad de de las principales. Esto es de esperarse, ya que la familiavida, distinguiéndose que la actitud negativa hacia es un recurso de apoyo básico en la vejez, debido a queel envejecimiento dependió de factores psicológico- con la prolongación de la vida se crean nuevos papelesemocionales, más que del deterioro biológico o corporal. entre los miembros en la estructura familiar; en este caso, elLo que lleva a afirmar que uno de los principales problemas anciano participa y se relaciona con los distintos integrantesque enfrentan los adultos mayores es el referente al estigma de la familia estableciendo nuevos papeles y diferentessocial, el cual adjudica al viejo el rechazo de la sociedad por necesidades en cada etapa. Además, la familia es unadejar de ser productivo, que afecta a la percepción de sí importante red de apoyo social en la vejez; por ejemplo,mismo como algo negativo; asimismo, la actitud que los cuando el cuidado de los nietos está a cargo de los abuelos,adultos mayores tienen respecto a su propio envejecimiento éstos esperan ser retribuidos con afecto, apoyo moral yes resultado de su estilo de vida y su historia personal ayuda financiera o en especie (González-Celis, 2003).(Pinquart y Sörensen, 2001). Por otra parte, dado que las puntuaciones de autoeficaciaLos resultados encontrados en el segundo estudio dos presentan una distribución de porcentajes similar a las defueron tales a pesar de que poco más de la mitad de la calidad de vida, es probable que la autoeficacia se consideremuestra se ubicó dentro de categorías de calidad de vida como una variable predictora que contribuye a regular laaceptables (56%), dado que los integrantes del grupo presencia de algunos factores y comportamientos queestudiado asistían regularmente a uno de los cuatro centros influyen en la percepción de las personas (González-recreativos y culturales en la Ciudad de México, de ahí los Celis, 2009a). Por ello es que se analizaron otros factorespuntajes moderados y altos en el nivel de calidad de vida; relacionados con la autoeficacia, encontrando que la soledadsin embargo, es importante considerar que 27% y 17% mantiene una relación negativa débil con ésta. Esto indicade ellos se autopercibe con una calidad de vida regular o que, a mayor soledad, menor será la autoeficacia percibida,pobre, respectivamente, lo que debe seguir siendo motivo por lo que se puede afirmar que el fomentar relaciones quede interés para las diferentes disciplinas de la salud, ya que ayuden a disminuir el sentimiento de soledad, mejorará launa considerable proporción manifiesta una percepción de percepción de autoeficacia de las personas, la cual se definecalidad de vida pobre. como “las creencias en las propias capacidades para organizar y ejecutar los cursos de acción requeridos para manejarEn el estudio se comprueba lo documentado por Rivera- situaciones futuras” (Bandura, 1999, p. 21), diferenciandoLedesma (2003) en el sentido de que la variable de salud entre expectativas de eficacia (capacidad para llevar a caboes la de mayor peso en la percepción de bienestar de los una conducta) y expectativas de resultado (estimación deancianos, y que los déficits de salud constituyen el primer que cierta conducta produzca cierto resultado). 373
  10. 10. INSTITUTO DE GERIATRÍAOtra variable débilmente correlacionada con autoeficacia (2005) acerca de que la espiritualidad no es necesariamentefue el bienestar subjetivo, siendo el factor más altamente religiosa.correlacionado con ésta la actitud hacia su propioenvejecimiento, por lo que se puede afirmar que la evaluación A menudo se observa una resignación a la “voluntad divina”,que la persona realiza de su situación es importante en la lo que justifica las difíciles experiencias del envejecimiento.percepción de sus capacidades y límites. Ello coincide con Treviño-Siller et al. (2006) en el sentido de que los sentimientos de soledad continúan siendo un factorFinalmente, respecto a la correlación de autoeficacia recurrente con el que se vive el proceso del envejecimiento,y algunas actividades, se pudo observar que las más lo que pudiera explicar la gran importancia de la religión yrelevantes fueron leer y resolver juegos, ya que ambas el determinismo divino como una especie de justificaciónactividades inciden positivamente en la percepción total de la manera como se vive esta etapa de la vida. Se ha dede autoeficacia, mientras que otras lo harán de manera considerar también que el recurrir a grupos sociales permitemuy particular en cada dominio de ésta, lo que resulta sentir la pertenencia a un grupo y disminuir así algunosimportante conocer qué actividades realizan los adultos de los sentimientos de soledad, ya que el soporte socialmayores (Acosta y González-Celis, 2009), para alentarlas religioso suele ser un elemento presente en la vida espiritualy así mejorar la autoeficacia en cada uno de sus dominios. y religiosa de las personas, así como el soporte social familiar constituye por sí mismo un recurso externo determinanteEn el tercer estudio, la proporción de personas con un nivel para el adulto mayor (Rivera-Ledesma, 2007).de calidad de vida moderada fue un poco más de la mitad;sin embargo, al analizar cada uno de los dominios de calidad La calidad de vida se asocia con algunos factores delde vida, se observó que los puntajes no fueron muy altos, funcionamiento humano que son eminentementesiendo el más bajo el correspondiente a salud física, como es psicológicos, tales como la salud psicológica o mental de losde esperarse para este grupo de personas mayores, ya que individuos o de la familia, la actitud que tienen los adultosel deterioro biológico en esta etapa de la vida es inminente mayores con respecto a su propio envejecimiento, así como(Sanchéz Sosa y González-Celis, 2002). la valoración de su capacidad y valía, ya que es conforme constatan que en su proceso de vida han satisfechoPor otra parte, en esta investigación se confirma que ciertas necesidades, y cumplido metas o propósitos máslos sentimientos de soledad y el bienestar espiritual se placenteramente, que van afrontando su propia vejezrelacionan de manera directa con la calidad de vida de los (Rivera-Ledesma et al., 2007).adultos mayores. Se observó que la soledad –definida como“fenómeno multidimensional, psicológico y potencialmente Asimismo, se puede afirmar que de acuerdo con la formaestresante, resultado de carencias afectivas, reales o en que las personas mayores satisfagan sus necesidadespercibidas que tiene un impacto diferencial sobre el físicas, psicológicas, de independencia, espirituales, socialesfuncionamiento y salud física y psicológica del sujeto” y de su medio ambiente, más agradable les resultará el vivir(Montero-López Lena, 1998, p.11)– es una variable que diariamente.afecta de manera negativa la calidad de vida de las personas,en todos los dominios de ésta, ya que la soledad no sólo CONCLUSIONEStiene como consecuencia una sensación desagradable,sino que en algunas dimensiones puede ser más grave, por Los resultados encontrados permiten concluir que lasejemplo, en la salud tanto física como mental. dimensiones que conforman la “calidad de vida” se configuran de una manera específica y particular, dependiendo de lasA su vez, la espiritualidad y la calidad de vida tienen una necesidades de la persona; es decir, entre mejor satisfaga elcorrelación que se mueve hacia la misma dirección, individuo sus necesidades personales, mejor será su procesoobservándose también que una buena calidad de vida de envejecimiento; y si las personas gozan de una buenaaumentará la satisfacción existencial, ello en correspondencia calidad de vida, otros aspectos psicológicos tendrán mása lo reportado por Rivera-Ledesma y Montero-López Lena probabilidades de funcionar mejor.374
  11. 11. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORResumiendo, el concepto calidad de vida es una categoría condiciones para propiciar los objetivos de intervencionesque se puede desglosar en niveles de particularidad hasta biomédicas o psicoterapéuticas (Vergara-Lope y González-llegar a su expresión singular en el individuo. Esto es posible Celis, 2009).porque la calidad de vida no se mide, sino se valora o estimaa partir de la actividad humana, su contexto histórico, La aparición y el desarrollo del constructo calidad de vidasus resultados y su percepción individual previamente para estudiar e intervenir en la enfermedad, la salud yinformada, ya que en su ausencia o con información el bienestar, es una muestra de integración y progresodistorsionada el individuo puede hacer, desear o disfrutar de las ciencias del comportamiento –y en particular deactividades que pueden arruinar su salud o la de los demás la psicología– que se debe aprovechar trabajando en sucomo ocurre en el caso de las adicciones, el sedentarismo y fundamentación teórica y metodológica, en sus conceptosconductas disfuncionales como la automedicación. y terminología, en la construcción de instrumentos y en la búsqueda de su aplicabilidad y eficacia (González-Celis etLa importancia de las investigaciones acerca de la calidad al., 2009).de vida en función de las condiciones de existencia ysu evolución radica en que se puede valorar el efecto del El gran reto para los países en desarrollo, como el casotiempo y la intensidad en que han estado actuando los de México, es alcanzar una mejor calidad de vida para losestilos de vida o condiciones específicas de intervenciones individuos; no sólo se trata de aumentar los años a la vidamédicas, psicológicas, educativas o de cualquier otra índole de una persona, sino de mejorarla y aumentar el bienestarsobre la salud del individuo, sean favorables o desfavorables. de la gente.Los estudios sobre calidad de vida permiten ponderar sobre Por último, resulta claro preguntarse: ¿qué medidas puedenalgunas causas del proceso de salud y enfermedad, al estudiar ponerse en práctica para asegurar una buena calidad de vidala calidad de vida cotidiana de las personas se obtiene durante la vejez? Lograr un buen grado de bienestar para losinformación pertinente que coadyuva a intervenir sobre el adultos mayores requiere de programas de intervención queriesgo y el grado de vulnerabilidad ante las enfermedades, optimicen los recursos de los ancianos.a partir de criterios técnicos, de la cultura específica y delgrado de equilibrio de la personalidad del individuo. Se tiene documentado que, conforme envejecen, las personas cuentan con menos recursos, materiales,Otra aportación importante de las investigaciones en biológicos, sociales y psicológicos. Sin embargo, el efectocalidad de vida es que posibilitan la documentación de de la pérdida de los recursos sobre el bienestar subjetivo enlos efectos de la enfermedad a lo largo de su evolución; la personas ancianas muestra que el bienestar no declina con laimagen social e individual que se tiene de la misma y su edad. La gente mayor reorganiza su escala de aspiraciones,tratamiento; los efectos del tratamiento en los estados esto es, reubica las pérdidas, para mantener sus niveles dede ánimo y las expectativas del enfermo; los efectos del bienestar (Baltes, 1998; Baltes, 1997).ingreso hospitalario, de las relaciones médico-paciente, lascaracterísticas del apoyo familiar, el análisis de los proyectos Por tanto, debe buscarse fomentar en el anciano unade vida y las formas en que se percibe todo este complejo valoración positiva sobre sus capacidades (González-Celis,proceso. 2009c) y ofrecerle las oportunidades necesarias para que desarrolle sus potencialidades, tome sus decisiones yLos estudios de calidad de vida permiten buscar información pueda seguir considerándose a sí mismo como una personacon metodología y técnicas adecuadas acerca de cómo se independiente. Es decir, que se sienta capaz de realizarestán estructurando las condiciones de vida en la sociedad, exitosamente un comportamiento que le resulte pleno deen las instituciones, en la familia y en el individuo, así bienestar y contribuya a su satisfacción vital y a su calidadcomo las consecuencias que puedan producir en la salud de vida.y el bienestar de las personas. Por tanto, permiten estimarla calidad de vida que se está gestando y orientar dichas 375
  12. 12. INSTITUTO DE GERIATRÍAREFERENCIAS de Licenciado en Psicología. México: Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM.Acosta Quiroz, C.O. y González-Celis, R.A.L., 2009. Actividades García, G.E., 2006. Espiritualidad y calidad de vida en adultos de la vida diaria en adultos mayores: la experiencia de dos grupos mayores. Tesis para obtener el título de Licenciado en Psicología. focales. Revista Psicología y Salud, 19 (2), pp. 289-293. México: Facultad de Estudios Superiores Iztacala, UNAM.Acuña, M.R., 2006. Asociación entre autoeficacia, tipo de García, R.M., 2007. La calidad de vida, los sentimientos de actividades que realizan las personas adultas mayores y su soledad y la ansiedad a la muerte en adultos mayores que asisten bienestar subjetivo. Reporte de investigación para obtener el a una clínica de salud. Tesis para obtener el título de Licenciado título de Licenciado en Psicología. México: Facultad de Estudios en Psicología. México: Facultad de Estudios Superiores Iztacala, Superiores Iztacala, UNAM. UNAM.Adams, S.H., Kaufman, L., Ostrove, J.M., Stewart, A.J., y Wink, Giusti, L., 1991. Calidad de vida, estrés y bienestar. San Juan, P., 1998. Psychological predictors of good health in three Puerto Rico: Editorial Psicoeducativa. longitudinal samples of educated midlife women. Health González-Celis R., A.L., 2002. Efectos de intervención de un Psychology, 17 (5), pp. 412-420. programa de promoción a la salud sobre la calidad de vida enAndrews, F.M. y Withey, S.B., 1974. Developing measures on ancianos. Tesis de doctorado. México: Facultad de Psicología, perceived life quality. Social Indicators Research, 1 (1), pp. UNAM. 1-30. González-Celis R., A.L., 2003. Los adultos mayores: un retoBaltes, M.M., 1998. The psychology of the oldest-old: the fourth para la familia. En: L.L. Eguiluz, coord. Dinámica de la familia. age. Current Opinion in Psychiatry, 11 (4), pp. 411-415. México: Editorial Pax, pp. 127-139.Baltes, P.B., 1997. Strategies for psychological intervention in old González-Celis R., A.L., 2009a. Autoeficacia para realizar age. Gerontologist, 13, pp. 4-6. actividades cotidianas (AeRAC) en ancianos mexicanos. En:Baltes, P.B. y Baltes, M.M., eds., 1993. Successful aging. R.A.L. González-Celis, coord. Evaluación en Psicogerontología. Perspectives from the behavioral sciences. Nueva York: México: Editorial Manual Moderno, cap. 4, pp. 47-74. Cambridge University Press. González-Celis R., A.L., 2009b. Composición factorial delBandura, A., 1999. Autoeficacia: Cómo afrontamos los cambios inventario de depresión de Beck en ancianos mexicanos. Journal de la sociedad actual. Bilbao: Desclée de Brouwer. of Behavior, Health & Social Issues, 1 (1), pp. 15-28.Barrón, Y., 2006. Calidad de vida y actitud hacia el envejecimiento González-Celis R., A.L., coord., 2009c. Evaluación en en adultos mayores. Reporte de investigación para obtener el Psicogerontología. México: Editorial Manual Moderno. título de Licenciado en Psicología. México: Facultad de Estudios González-Celis R., A.L., y Lázaro, L.G., 2007. Espiritualidad y Superiores Iztacala, UNAM. sentimientos de soledad sobre la calidad de vida en adultosBazo, M.T., 1990. La sociedad anciana. Madrid: Siglo XXI, caps. mayores. Revista Psicología y Ciencia Social, 9 (1), pp. 44-55. 4, 5 y 6. González-Celis R., A.L., y Padilla, A., 2006. Calidad de vida yBazo, M., García, S., Maiztegui, O. y Martínez, P., 1999. estrategias de afrontamiento ante problemas y enfermedades Envejecimiento y sociedad: una perspectiva internacional. en ancianos de la ciudad de México. Universitas Psychological, Madrid: Médica Panamericana. 5 (3), 501-509.Burke, M. y Walsh, M., 1998. Población adulta mayor. En: González-Celis R., A.L., y Sánchez-Sosa, J.J., 2003. Efectos de un Enfermería Gerontológica. Madrid: Masson, pp. 1-50. programa cognitivo-conductual para mejorar la calidad de vidaCampbell, A., Converse, P.E. y Rodgers, W.L., 1976. The quality en adultos mayores. Revista Mexicana de Psicología, 20 (1), of life. Nueva York: Russell Sage Foundation. pp. 143-158.Cardona, D., Estrada A. y Agudelo, H.B., 2006. Calidad de vida y González-Celis R., A.L., Trón, A.R. y Chávez, B.M., 2009. condiciones de salud de la población adulta mayor de Medellín. Evaluación de calidad de vida a través del WHOQOL en Biomédica, 26 (2), pp. 206-215. población anciana en México. México: Facultad de EstudiosClark, M.N., Janz, N.K., Becker, M.H., Schork, M.A., Wheeler, J., Superiores Iztacala, UNAM. Liang, J., et al., 1992. Impact of self-management education on Harper, A. y Power, M., 1998. Development of the World Health the funcional health status of older adults with heart disease. Organization WHOQOL-Brief quality of life assessment. Gerontologist, 32 (4), pp. 438-443. Psychological Medicine, 28, pp. 551-558.CONAPO (Consejo Nacional de la Población), 2004. La INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática), situación demográfica de México en el 2004. Consultado en: 2002. Estadísticas. Consultado en: http://www.inegi. gob. http://www.conapo.gob.mx/publicacicnes/2004 mx/CONAPO (Consejo Nacional de Población). La situación INEGI (Instituto Nacional de Estadística, Geografia e Informática), demográfica de México. Consultado en: http://www.conapo. 2005. Densidad de la población. Consultado en: http: // gob.mx cuentame.inegi.gob.mx/poblacion!densidad.aspFernández-Ballesteros, R., 1998. Calidad de vida: las condiciones Johansson, B., Grant, J.D., Plomin, R., Pederson, N.L., Ahem, F., diferenciales. La Psicología en España, 2 (1), pp. 57-65. Berg, S., et al., 2001. Health locus of control in late life: A studyFlores, G.V., 2007. Ansiedad ante la muerte y calidad de vida of genetic and environmental influences in twins aged 80 year en personas adultas mayores. Tesis para obtener el título and older. Health Psychology, 20 (1), pp. 33-40.376
  13. 13. CALIDAD EN EL ADULTO MAYORKalish, R., 1996. La vejez: perspectiva sobre el desarrollo humano. Celis R., A.L., y Sánchez-Sosa, J.J., 2007. Escala de ansiedad Madrid: Pirámide. ante el envejecimiento de Lasher y Faulkender: propiedadesKatschnig, H., 2000. Utilidad del concepto de calidad de vida psicométricas en adultos mayores mexicanos. Revista Salud en psiquiatría. En: H. Katschnig, H. Freman y N. Sartorius, eds. Mental, 30 (4), pp. 55-61. Calidad de vida en los trastornos mentales. Barcelona: Masson, Rodríguez, T. y Pérez, J.M., 2006. La calidad de vida en el adulto pp. 3-15. mayor, asociada a la autoeficacia y los comportamientosLazarus, R. S., 1998. Coping with aging: Individuality as a key saludables. Reporte de investigación para obtener el título to understanding. En: I.H Nordhus, G.R. VandenBos, S. Berg y de Licenciado en Psicología. México: Facultad de Estudios P. Fromholt, eds. Clinical Geropsychology. Washington, D.C.: Superiores Iztacala. México: UNAM. American Psychological Association, pp. 109-130. Sánchez-Sosa, J.J. y González-Celis R., A.L., 2002. La calidadLazarus, R.S., 2000. Estrés y emoción. Manejo e implicaciones en de vida en ancianos. En: L.E. Reynoso y I.N. Seligson, coords. nuestra salud. Bilbao: Desclée De Brouwer. Psicología y Salud. México: UNAM-Conacyt, pp. 191-218.Levi, L. y Anderson, L., 1980. Psychosocial stress: population, Sánchez-Sosa, J.J. y González-Celis R., A.L., 2006. Evaluación environment and quality of life. Nueva York: S. P. Books Division de la calidad de vida desde la perspectiva psicológica. En: of Spectrum Publications, Inc. V. E. Caballo, coord. Manual para la evaluación clínica de losLópez-Carmona, J.M. y Rodríguez-Moctezuma, R., 2006. trastornos psicológicos: trastornos de la edad adulta e informes Adaptación y validación del instrumento de calidad de vida psicológicos. Madrid: Editorial Pirámide, pp. 473-492. Diabetes 39 en pacientes mexicanos con diabetes mellitus tipo Schwartzmann, L., 2003. Calidad de vida relacionada con la 2. Salud Pública de México, 48, pp. 200-211. salud: aspectos conceptuales. Revista Ciencia y Enfermería, 9Mercado, M.R., 2005. Calidad de vida, jubilación ¿y ahora qué? (2), pp. 9-21. Reporte de investigación para obtener el título de Licenciado Treviño-Siller, S., Pelcastre-Villafuerte, B., y Márquez-Serrano, M., en Psicología. México: Facultad de Estudios Superiores Iztacala, 2006. Experiencias de envejecimiento en el México rural. Salud UNAM. Pública de México, 48 (1).Montero-López Lena, M., 1998. Soledad y depresión: Velarde-Jurado, E. y Ávila-Figueroa, C., 2002. Evaluación de la ¿Fenómenos equivalentes o diferentes? La Psicología Social en calidad de vida. Salud Pública de México, 44, pp. 349-361. México, AMEPSO, 7, pp. 62-67. Velasco, M.L. y Sinibaldi, J.F.J., 2001. Manejo del enfermo crónicoNieto, J., Abad, M. y Torres, A., 1998. Dimensiones psicosociales y su familia. México: Manual Moderno. mediadoras de la conducta de enfermedad y la calidad de vida Vera, S., 2006. ¿Los sentimientos de soledad en adultos mayores en población geriátrica. Anales de Psicología, 4, pp. 75-81. disminuyen su bienestar subjetivo así como los niveles dePadilla, A., 2006. ¿Cómo afrontan los adultos mayores los autoeficacia? Reporte de investigación para obtener el título problemas y enfermedades? Reporte de investigación para de Licenciado en Psicología. México: Facultad de Estudios obtener el título de Licenciado en Psicología. México: Facultad Superiores Iztacala, UNAM. de Estudios Superiores Iztacala, UNAM. Vergara-Lope, T.S. y González-Celis R., A.L., 2009. LaPatrick, D. y Erickson, P., 1993. Health policy, quality of life: psicoterapia cognitivo-conductual de grupo manualizada como health care evaluation and resource allocation. Nueva York: una alternativa de intervención con adultos mayores. Revista Oxford University Press. Intercontinental de Psicología y Educación, 11 (2), pp. 155-Pelechano, V. y DeMiguel, A., 1994. Habilidades interpersonales 190. y salud en la vejez. En: J. Buendía, comp. Envejecimiento y Viamonte, M., 1993. Al encuentro de la salud y longevidad. Psicología de la Salud. Madrid: Siglo XXI, pp, 107-149. México: Trillas, pp.163-179.Pikler, V., y Winterowd, C., 2003. Racial and body image Vinaccia, S. y Orozco, L., 2005. Aspectos psicosociales asociados differences in coping for women diagnosed with breast cancer. con la calidad de vida de personas con enfermedades crónicas. Health Psychology, 22 (6), pp. 632-637. Diversitas, 1 (2), pp. 125-137.Pinquart, M. y Sörensen, S., 2001. Gender differences in self- Vinaccia, S., Quiceno, M., Zapata, C., Gonzáles, A. y Villegas, J., concept and psychological well-being in old age: a meta- 2006. Calidad de vida relacionada con la salud y emociones analysis. The Journals of Gerontology Series B: Pshychological negativas en pacientes con diagnóstico de esclerosis múltiple. Sciences and Social Sciences, 56, pp. 195-213. Revista Argentina de Clínica Psicológica, 15, pp. 125-134.Rivera-Ledesma. A., 2003. Espiritualidad y salud mental en Yasuko, B., Romano, S., García, N. y Félix, M., 2005. Indicadores adultos mayores. Tesis de Maestría. México: Facultad de objetivos y subjetivos de la calidad de vida. Enseñanza e Psicología, UNAM. Investigación en Psicología, 10 (1), pp. 93-102.Rivera-Ledesma, A., 2007. Modelo de intervención racional emotivo para la promoción del ajuste psicológico en el adulto mayor en un contexto religioso. Tesis de doctorado. México: Facultad de Psicología, UNAM.Rivera-Ledesma, A. y Montero-López Lena, M., 2005. Espiritualidad y religiosidad en adultos mayores mexicanos. Salud Mental, 28 (6), pp. 51-58.Rivera-Ledesma, A., Montero-López Lena, M., González- 377
  14. 14. INSTITUTO DE GERIATRÍA378

×