Your SlideShare is downloading. ×
1 esbozo antropologico-para_la_historia_de_nuestro_pais
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

1 esbozo antropologico-para_la_historia_de_nuestro_pais

468
views

Published on


0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
468
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
3
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. 1- Texto propuesto en el Aula de HISTORIA, Egresados de Conectar Igualdad, por Gómez, Mario Héctor Esbozo antropológico preliminar de la historia del poblamiento de la provincia de Buenos Aires (y de la región pampeana en general)El estudio de la población de la provincia de Buenos Aires incluye legítimamente a los gruposautóctonos 1 prehispánicos y etnográficos2. Interesa por haber sido los primeros pobladoresy factor interviniente y, a veces decisivo, en la dinámica del poblamiento hispánico eindependiente, es decir en la extensión, efectividad y modalidad del dominio de la sociedadmetropolitana colonial y luego de la nacional. El panorama que se intenta realizar procurapresentar un marco de referencia general en el que se integran las entidades aborígenes alpasado provincial. Por razones de espacio se omiten los datos históricos menudos, aunqueobviamente ellos son la base de la postulación. En este esbozo el enfoque es antropológico, o sea que se pone el acento en locultural, entendido como la totalidad del patrimonio material y normativo, incluidas laorganización social y económica. Un intento tan amplio que abarca lapso tan prolongado ytipos culturales tan distintos no está exento de limitaciones y dificultades. Operando comohay que hacerlo en terreno prehistórico e histórico los rasgos significantes no pueden serseleccionados únicamente en términos de las fuentes documentales, sino que hay querecurrir a lo que se puede manejar tanto a partir de éstas como de las arqueológicas.Periodificación:Sociedades prehistóricas: Son las indígenas anteriores a la llegada de los españoles; laclasificación se efectúa en términos de industria.Sociedades históricas: que arrancan con el descubrimiento y la colonización.Periodificación de los tiempos prehistóricos:La clasificación sólo es posible por el momento a partir de las manufacturas. Aceptado quela periodificación deba hacerse en base a las realizaciones técnicas, por ser prácticamentelas únicas que permiten establecer diferencias, las mayores innovaciones usadas paraestablecer los estadios 3 son la aparición de las puntas de proyectil líticas4 bifaciales5, lapiedra pulida y la cerámica. El desarrollo industrial de la región pampeana se articula en tresestadios:Estadio lítico inferior:Hay artefactos líticos hallados de diversas clases con retoque preferentemente marginal ymonofacial y algunos bifaces toscos. Sin puntas líticas bifaciales, sin piedra pulida nicerámica, no documentado en el norte de Buenos Aires.Estadio lítico superior:Se caracteriza por la presencia de puntas líticas de proyectil bifaciales. Carece de piedrapulida y de cerámica. En el norte de la provincia aún no se ha constatado.1 Que se ha originado o ha nacido en el mismo país o lugar en que se encuentra: la importación de nuevas especies puso en peligro la floraautóctona.2 Se refiere a las razas o pueblos actuales3 Etapa o fase de un proceso, desarrollo o transformación: la economía atraviesa un estadio crítico.4 De la piedra o relativo a ella: esculturas líticas.5 Talladas en dos caras o ambas faces. 1
  • 2. Estadio ceramolítico:Los yacimientos correspondientes presentan como atributos básicos para el diagnóstico lacerámica y artefactos líticos pulidos y puntas de proyectil triangulares o pedunculadas6 conretoque diferencial. Localmente los artefactos líticos o la cerámica pueden ser muy escasos,así por ejemplo mientras en el centro y sur de la provincia la cerámica escasea, en el norte aveces hasta pueden faltar las puntas líticas bifaciales porque se confeccionaron con hueso omadera; pero aún en éstos casos cuando los contextos son suficientemente representativosexiste la piedra pulida.Se puede suponer que inicialmente las culturas arqueológicas bonaerenses tuvieroneconomía de recolección y caza inferior y luego accedieron a la categoría de cazadoressuperiores. Al postularse el llamado "tandiliense"7 se le asignó este tipo de economía, lo quesurgió más que de los datos disponibles a partir de los hechos arqueológicos de losyacimientos respectivos, de la teoría que sustenta el sistema de periodificación entoncesaplicado. Por el momento no hay juicio definitivo al respecto. [...] Exceptuando a los cultivadores que ocuparon una superficie reducida en el norte, alparecer con enclaves aislados, la economía [...] se basó en la caza, localmente pesca, y larecolección. Los asentamientos fueron paraderos y campamentos al aire libre, temporarios,de extensión reducida. Las viviendas precarias. Los enterramientos directos, aunque en elnorte los hay en urnas. Los rasgos culturales documentados arqueológicamente permiteninferir que, salvo para los cultivadores del área platense, las instituciones básicas fueron lafamilia y la banda. Los respectivos territorios de caza excedieron seguramente los límitesprovinciales. La densidad de población fue baja. Estas características, que como se puedeapreciar son muy generales, se encuentran limitadas por las fuentes arqueológicasdisponibles.Periodificación de los tiempos históricos:Para los tiempos históricos existen tres entidades socioculturales: 1º indígenas; 2ºmetropolitana colonial y 3º nacional. Las sociedades indígenas coexisten con lametropolitana colonial y con la nacional. La sociedad nacional sucede a la metropolitanacolonial.1º) Sociedades indígenas:La información que sobre ella se posee es muy dispar. Para los primeros tiempos históricospobre y aún vaga, para los últimos muy abundante aunque despareja. La mayoría de lasfuentes documentales no se caracteriza por su objetividad. Provienen del blanco en guerracontra el indio. Los "pampas"8, colocados en una situación ambivalente de rechazo yatracción, resistieron durante cierto tiempo la presión, hasta que ya algo hispanizados searaucanizaron. La fuentes de común presentan al indígena en actitud agresiva y a losespañoles e independientes en la defensiva, admitiendo que para defenderse tuvieronfrecuentemente que atacar. En el fondo esto no es totalmente exacto puesto que laintervención blanca fue marcada indefectiblemente por el sentido de dominio y deconquista, cuando no de exterminio; la agresión indígena que evidentemente existió forma6 La punta de flecha hecha en piedra, por ejemplo, posee una prolongación para ser atada al palo propulsor.7 José María Araya afirma que existió una cultura paleolítica primitiva, con una economía de subsistencia basada en la caza, con un armaesencial: las boleadoras, aunque no descarta que puedan haber utilizado también "armas con puntas de madera o hueso, hecho apuntalado por elhallazgo de carbones vegetales, restos de hogueras, cuyo fin sería el uso del fuego para endurecer maderas previamente aguzad as". El nombradoautor describe algunos yacimientos, a los que remonta unos 9.000 años a.C., tales como "las cavernas Ojo de Agua, Las Hachas, Gruta de Oro yMargarita -las dos primeras ubicadas en las proximidades de Balcarce y las restantes en el sistema de las Sierras de la Tinta, partido d e BenitoJuárez- se encontraron huellas de actividad humana, tales como carbones vegetales, huesos partidos y una multitud de artefactos de piedra, dondelas materias primas más utilizadas fueron cuarcitas de distintas clases, calcedonia y arenisca, destacando instrumentos descr iptos como cuchillos,perforadoras, raspadores y raederas.8 Los het son conocidos como "pampas antiguos" y pocos vestigios han quedado de su cultura: como casi la totalidad de los pámpi dos erancazadores-recolectores con trashumancia estacional, de elevadas tallas y dolicocéfalos. Se subdividían en tres grandes parcialidades: taluhet,didiuhet y chechehet. Su principal alimento era el guanaco y el ñandú, que cazaban utilizando arcos, flechas y boleadoras. Ta mbién recolectabanraíces y semillas y preparaban bebidas alcohólicas. Vivían en toldos hechos de pieles y su vestido era el quillango, confeccionado con piel deguanaco. Calzaban mocasines de cuero y solían pintarse el rostro según la ocasión. 2
  • 3. parte, despojando a los documentos de su tendencia etnocéntrica 9, de una respuestadefensiva y protectora de su territorio y su sociedad frente a los invasores. Entre las motivaciones de la acción blanca entran según el caso, enlazadas de modocomplejo, la extensión del dominio real o independiente, la propagación de la fe, la accióncivilizadora, la necesidad de mano de obra, la apropiación del ganado cimarrón10, la defensade la ley, la autoridad y la moral, la incorporación de nuevas tierras a la civilización... Las sociedades indígenas durante el contacto con las metropolitana colonial oindependiente, sufrieron un proceso de transculturación11. Se originan cambios producto dela interacción y de la adaptación a las nuevas condiciones imperantes. La transculturaciónindígena se ha estudiado en pampas generalmente a través de indicadores tales como elcaballo y el hierro. Dicho proceso afectó a la totalidad cultural y no sólo a algunas de suspartes materiales.Las sociedades indígenas bonaerenses se dividen en:a) Autóctonas originales,b) Hispanizadas,c) Hispano-araucanizadas.La documentación, salvo para la última época es muy difícil de manejar y ha dado lugar amuy diversas interpretaciones, ésta no es oportunidad de discutirla sino de presentar lasistematización que juzgamos más adecuada a los fines perseguidos en el presente trabajo.La caracterización es sumaria.Sociedades indígenas autóctonas originalesEl actual territorio bonaerense en la época de los primeros contactos con los españoles serepartió entre los Chaná y afines, los Guaraníes, los Pampas, los Querandíes, y losGuénaken. Los Chaná y afines ocuparon parte del noroeste de la provincia de Buenos Aires apartir del río Luján sobre el borde derecho del Paraná y las islas adyacentes. Se asentabansobre albardones12 y elevaciones naturales a orillas de los ríos y zonas anegadizas.Practicaban la pesca y también la caza de nutrias, venados y avestruces, y tal vez guanacos,y la recolección. Poseían canoas monóxilas13. Algunos grupos de fuera del territorioprovincial poseyeron cultivo. Vestían manto de piel y más raramente prendas de algodónposiblemente producto del intercambio. Usaron el arco, flechas con punta de hueso,madera y piedra, carcaj14 de cuero, ondas, bolas, macanas 15, punzones de hueso, morteros ycerámica. Eran dolicocéfalos16 de estatura elevada. Tenían chamanes 17. Hablaron una lenguadistinta al resto de los indígenas bonaerenses, aunque del mismo origen. Los guaraníes habitaban parte de la zona deltaica y aislados enclaves en la costabonaerense. En los lugares de ocupación su densidad era más alta que la de sus vecinos.Practicaban el cultivo, principalmente de maíz y zapallo. Su economía se complementa conla pesca, la caza y la recolección. Las viviendas permanentes se agrupaban en aldeas a vecesdefendida por empalizadas. Hacían cerámica, empleando grandes urnas para enterrar a susmuertos. Vestían sumariamente, las mujeres con prendas de algodón. De baja estatura;braquicéfalos18. Se adornaban con plumas y botones labiales. Pintura corporal. Practicabanla esclavitud y la antropofagia ritual de los prisioneros. Navegaban en grandes canoas.9 Ideología y actitud que defiende la cultura y la raza propia como superiores a las demás.10 Ganado domesticado que se escapa y vuelve a la vida salvaje.11 Recepción por parte de un grupo de formas culturales de otro, adoptándolas en mayor o menor medida.12 amer. Loma o pequeña elevación situada en terrenos bajos y anegadizos: se han formado albardones en aquella zona inundada.13 Barco que está hecho de un solo tronco.14 Caja o saco en forma de tubo que se cuelga del hombro o la cadera para llevar las flechas.15 Arma parecida al machete que usaban los indios americanos.16 Forma ovalada del cráneo.17 Hechicero que se supone con poder para entrar en contacto con los espíritus y los dioses, adivinar, y curar enfermos.18 Forma redonda del cráneo. 3
  • 4. Empleaban arcos, flechas con punta de madera, macanas y hachas de piedra pulida.Organización tribal, cacicazgo, chamanismo. Los "Pampas" se extendían por la mayor parte del actual territorio provincial, salvo losextremos norte y sur. Eran de elevada estatura. Nómadas. Cazadores-recolectores. Seabrigaban en paravientos y toldos. Empleaban arco, flechas y boleadoras. Se cubrían conmanto de piel. Fabricaban cestería y cerámica. Acampaban en partes altas a orillas de losríos y lagunas. Organizados en bandas con autoridad central laxa19. Los Querandíes habitaron el norte de la provincia. Se ha discutido su filiaciónemparentándoselos de preferencia con los pampas. Eran cazadores pescadores nómadas deelevada estatura. Vivían en paravientos. Usaron manto de piel, arco, flechas, bolas,cerámica. Fabricaban harina de pescado. Los Guénaken ocuparon el sur de la provincia de Buenos Aires. El límite con lospampas no fue muy definido, frecuentemente penetraban hasta las sierras del surbonaerense, eran altos y corpulentos, tasa media 1,70 metros; dolicoides. Practicaban ladeformación cefálica. Pintura corporal. Habitaban toldos de cuero. Eran nómadas. Cazabanpreferentemente guanacos y avestruces, recolectando cenizas y raíces. Se cubrían conmanto de piel, eventualmente prendas tejidas producto del intercambio con Chile. Usabanarco, flechas con punta de piedra, carcaj de cuero, bolas, honda y lazo. Fabricaban cerámica. En síntesis en la provincia de Buenos Aires existieron sociedades indígenasdiferenciadas. De la breve enumeración que antecede se desprende que desde el punto devista de lo esencial de su subsistencia se dividieron en: a) cultivadores; b) pescadorescazadores recolectores y c) cazadores recolectores. Los primeros eran sedentarios conaldeas y organización tribal; los últimos nómadas con campamentos y organización enbandas. La presencia de los cultivadores es la más reciente y ocuparon muy poca extensiónterritorial; estaban en expansión. Excluida la subsistencia y los patrones de asentamiento la tecnología permite unaclara diferenciación: entre los cazadores recolectores de la mayor parte de la provincia, laprincipal materia prima utilizada fue la lítica; el resto, limitado al norte de Buenos Aires,poseyó una industria lítica pobre y empleó como materia prima el hueso o la madera. Todosfabricaban cerámica, aunque con características diferenciales. La influencia de lascondiciones ecológicas se hizo sentir particularmente en la subsistencia y la ergología20. En el territorio bonaerense se dan respecto del cambio cultural dos situaciones: en elextremo norte contactan culturas de rango diferente, en tanto que en el resto del territorioexiste una marcada uniformidad. La irrupción española altera el panorama acentuando elcarácter de área crítica del norte de la provincia. El clímax del contacto cultural en el restodel territorio se posterga por dos siglos.Sociedades indígenas hispanizadas.El panorama cultural resultante de la presencia española desdibuja hasta cierto punto lasentidades culturales autóctonas preexistentes especialmente a partir de Garay21. Losrepartimientos y reducciones no respetaron totalmente la división cultural nativa. Seintrodujeron en el territorio provincial a indígenas extraños al mismo (por ejemplo losQuilmes22) Reducciones 23 y encomiendas 24 no dieron el resultado esperado. Los españoles no19 Floja, falta de fuerza.20 La palabra “ergología” derivada etimológicamente de los vocablos griegos “ergon” (acción, obra, trabajo empresa) y “logos” (palabra, discurso,razón) estudia científicamente el trabajo en sí, en cuanto a sus presupuestos, condiciones, organización, relaciones, desarrollo, rendimiento yvaloración.21 La segunda fundación de Buenos Aires por Garay fue en el año 1580.22 Tribu de origen Quichua, ocupaba el territorio de la antigua provincia Inca, en la zona de los Valles Calchaquíes (Tucumán), nombre derivadodel cacique rebelde Calchaquí. Estos indios se alzaron contra los conquistadores españoles, episodio conocido como "guerras calchaquíes". Luegode diversos enfrentamientos, el gobernador de Tucumán, Mercado y Villacorta invade el valle, reduciendo a los pueblos alzados que, diezmadospor el hambre y el aislamiento, son desarraigados de sus cerros y trasladados a un escenario geográfico totalmente opuesto al que estabanacostumbrados, la provincia de Buenos Aires.23 Pueblo de indígenas convertidos al cristianismo: mediante las reducciones se sometió a la población india a las costumbres de loscolonizadores españoles. 4
  • 5. pudieron casi disponer de mano de obra permanente que no fuera la propia hasta laposterior introducción de esclavos negros. Paulatinamente se fue generando una culturamixta en la que jugó papel importante el prestigio de la cultura española y su primacíatécnica. Las culturas indígenas resultaron básicamente receptoras y aquella dadora. Factoresintervinientes fueron entre otros el intercambio general de productos, la introducción denuevas especies animales, la adopción del caballo, del hierro y una relativa evangelización.La baja densidad de los indígenas pampeanos fue una constante. La defensa principal de losindígenas fue su nomadismo, la falta de atractivos que para los españoles tenía la ocupacióndel territorio bonaerense, y la baja densidad de la población española; la acción se limitódurante cierto tiempo a estabilizar una frontera segura. No hubo serios intentos deocupación permanente en la mayor parte del territorio provincial hasta el vuelco de laactividad colonial hacia la ganadería debido a la coyuntura internacional.Sociedades indígenas hispano-araucanizadasLa araucanización histórica al este de la cordillera se debió iniciar en la segunda parte delsiglo XVII por lo menos. Ya a principios del siguiente los araucanos ecuestres25 estándocumentados en la pampa. Para estudiar la araucanización es necesario presentar aunque más no seasumariamente a la cultura araucana transculturada en Chile. Los araucanos26 recibieron delos españoles nuevos cereales y plantas, el uso de caballos y de bueyes así como el hierro.Consecuentemente con la presión española varió la organización tribal inicial. Esos cambiosse enfatizaron por el estado de beligerancia continua a que estuvieron sometidos. Lajefatura siguió siendo del mismo tipo, nunca hubo un gobierno centralizado, pero se produjoun acrecentamiento de la autoridad y frecuentes alianzas entre caciques. La ocupaciónprincipal del hombre fue la guerra, la de la mujer el cultivo. Los araucanos del norte fueronabsorbidos en el seno de la sociedad metropolitana colonial chilena o emigraron al sur delrío Bío Bío. Los de esta última región comenzaron a migrar hacia el este de la cordilleraingresando al territorio neuquino y finalmente a la Pampa. Las causas de las migracionesfueron políticas, sociales y económicas. Las vicisitudes de la lucha en Chile influyeron en laintensidad de las migraciones hacia la Argentina. Los araucanos que ingresan al territorioargentino ya están influenciados por la cultura española. Como eran sedentarios y poseíanuna densidad relativamente alta desarrollaron en el estrecho territorio chileno en el quechocaron con los españoles tácticas militares acordes con la nueva situación. Al aparecer enlas pampas en posesión del caballo y de las nuevas tácticas guerreras, resultaron primeroaliados naturales de los pampas a la sazón mermados por el choque con los españoles y enabierta hostilidad con ellos, y luego merced a su supremacía bélica los dominadores.Impusieron su lengua y en parte sus costumbres, incluso algo de cultivo y cría, pero a su vezse adaptaron al nuevo medio en que vivieron entre malones, pactos y rebeliones,asumiendo la responsabilidad de la resistencia a la penetración blanca.24 Institución de la América colonial mediante la cual se concedía a un colonizador un grupo de indios para que trabajaran para él a cambio de suprotección y evangelización.25 Se refiere a los araucanos o mapuches que adoptaron el caballo como medio de transporte y de guerra.26 A la llegada del europeo, la cultura mapuche extendía su influencia entre el río Aconcagua por el norte y la Isla Chiloé por el sur. Si bien elmapudungun era hablado por los distintos pueblos que habitaban esta faja de tierra, existían elementos diferenciadores dentro de su cultura en losaspectos políticos, económicos y sociales. La sociedad mapuche de aquellos tiempos vivía esencialmente de la caza, recolección y horticultura.Agrupados parcialmente en territorios determinados, la organización base de su sociedad lo constituyó el Lof, que comprendía la familia extensaemparentada consanguíneamente con otras familias de un mismo sector. El Rewe (altar religioso) era el centro de esta comunidad social y ritual.La relación mapuche - hispanocriolla en los primeros cien años estará marcada por la violencia. sin embargo, la guerra abrió paso a una fluidarelación intercultural entre ambos pueblos, la que -fruto de la incapacidad militar española por doblegar la resistencia mapuche- generó en elterreno político (con el pacto de Quilin) las condiciones necesarias para regular lo que en los hechos se estaba dando: intercambio, negociaciones,comercio; situación que permitió a esta sociedad nutrirse de elementos culturales nuevos y ajenos que terminaron por acrecentarla y enriquecerlabajo un clima que, si bien no estuvo exento de conflictos, proporcionó los mecanismos para el entendimiento pacífico. De esta manera, animalesdomésticos (vacunos, equinos, porcinos y avícolas) desconocidos hasta entonces, fueron incorporados a la economía mapuche, los que -así comocon la introducción del trigo y otros cereales- terminaron por girar la actividad mantenida, para convertirse en un pueblo ganadero y agricultor.Cabe recordar que la pérdida de territorio y población de los primeros tiempos de la conquista, se vio rápidamente superada con la expansióniniciada hacia el oriente de los andes (Puelmapu) a partir del 1600, hegemonizando cultural y socialmente una basta zona comprendida entre losríos Cuarto (provincia de Córdoba) y Negro (provincia de Rio Negro y Chubut). Las agrupaciones que allí se conformaron con el correr deltiempo (Salineros, Ranqueles, Manzaneros) estarán estrechamente relacionados con sus similares del sector occidental (NagMapu), a través deltráfico y comercio de ganado, sal y utensilios de montar y vestir, así como por los pactos de colaboración militar acordados.(Nota: información extraída del sitio Enlace mapuche internacional http://www.mapuche-nation.org/espanol/indice.htm#here ) 5
  • 6. El proceso fue rápido. Para 1658 todavía los indígenas cordilleranos argentinoshablaban su lengua, aunque hay indicios de influencia araucana. En la segunda mitad delsiglo XVII en la pampa hay elementos de este último origen (adargas 27 y coseletes28). En laprimera década del siglo XVIII ya están presentes los araucanos en la reunión indígenahabida en las Pulgas, sobre el Río Quinto. En 1709 se los menciona en la provincia de BuenosAires, arriando ganado hacia el oeste. A mediados de este siglo todavía se habla el pampapero el araucano se ha generalizado, y finalmente a fines del siglo se ha impuestodefinitivamente. De los tres grupos principales del resultado de la araucanización: Pehuenches29,Ranqueles 30 y los de Salinas grandes 31, este último fue el que más pesó en la provincia deBuenos Aires, alcanzando su apogeo durante la dinastía de los cura con Calfucurá yNamuncurá. Predominó el tipo físico ándido: su economía se basaba en la caza, larecolección y las razzias. Preferían la carne de yegua. Poseyeron algo de cultivo y cría.Vestían mantas tejidas, luego usaron chiripá. Emplean el poncho. Vivían en toldos y a vecesen rústicas chozas. Sus armas eran lanza larga, bolas y honda; excepcionalmente, armas defuego. La alfarería se desarrolló poco. Poseían chamanismo. Con la expedición de Roca en1879 desaparecieron como entidad autónoma pampeana, fueron muertos, hechoprisioneros o expulsados del territorio. El conflicto cultural terminó con la destrucción de lasociedad indígena. En los Toldos quedó un grupo reducido, en la actualidad susdescendientes se han establecido principalmente en el norte de Patagonia (provincia deNeuquén)2º) Sociedad metropolitana colonialLa sociedad metropolitana colonial fue un trasplante, fruto de la expansión, de lacorrespondiente metrópoli imperial española de los siglos XV, XVI y XVII. Hubo unaadecuación y transformación del patrimonio sociocultural a expensas de factoresgeográficos, estratégicos, edáficos 32 y étnicos. En el caso rioplatense la amplitud de lasuperficie a ocupar, el tipo de relieve y los recursos naturales condicionaron elparcelamiento, la disposición aldeano-urbana, las comunicaciones, la baja densidadespañola y el corte hostil frente al indigenado. Una vez afianzado el dominio español armado sobre el Río de la Plata se articuló elpredominio económico por un lado y el cultural por el otro. Se produjo así la reducción de laextensión sometida a control indígena y se inició el proceso de transculturación. En unmomento posterior intervino una tercera entidad cultural de origen africano, representadapor los esclavos negros. En su primera etapa la sociedad metropolitana colonial americana tuvo el signo deuna cultura marcadamente militarista. Se condicionó en términos del objetivo máximo dearbitrar la dominación colonial sometiendo las sociedades autóctonas y plegándolas a susfines. Esto significó a veces el exterminio, otras transculturación33 y finalmente también27 Escudo de cuero, ovalado o de figura de corazón: protegerse con la adarga.28 Antigua coraza ligera.29 Un grupo de aborígenes denominados "montañeses" bajó desde la Cordillera de los Andes y se asentó en el sur de Mendoza, en el sudoeste deSan Luis, noroeste de La Pampa y la mitad occidental de Neuquén. El nombre con que se los conoció "Pehuenches", es de origen araucano, quesignifica pehuen: pino, piñón, che: gente, "gente de los piñones" o "gente de los pinares".30 Entre 1775-1790 un grupo de los pehuenches avanzó desde los faldeos andinos hasta el territorio que denominaron Mamül Mapu (mamül: leña,boscaje; mapu: tierra, territorio) ya que le encontraron cubierto por bosques de caldén, algarrobo y chañar, es así que se establecieron entre losríos Cuarto (Chocancharava) y Colorado, desde el Sur de los actuales territorios de San Luis, Córdoba, hasta el sur de la provincia de La Pampa.La denominación ranquel es la "castellanización" de su autodenominación: rankülche: rankül -caña-, che -hombre, gente- en mapudungun; esdecir "gente de las cañas".31 Los mapuches del lado Argentino en alianza con otras tribus formalizan la autonomía de su territorio a partir de 1835, fecha en que forman laConfederación de Salinas Grandes. Bajo la dirección del cacique Juan Calfucura (Calfu: azul, Cura: piedra. Calfucura: piedra azul.) se agruparonranqueles, salineros, pampas, manzaneros, tehuelches y arribanos. Esta confederación controló el mayor territorio bajo dominio indígena entiempos contemporáneos. Gracias al tratado de paz firmado entre el general Urquiza y el cacique Juan Calfucura la Confederaci ón de SalinasGrandes conservó su autonomía territorial durante más de cuarenta años.32 Del suelo o relativos a él, especialmente en lo que se refiere a las plantas.33 Se suele usar “aculturación” entendido como el proceso mediante el que una cultura receptora asimila e incorpora element os procedentes deotra cultura o de otro grupo con los que ha estado en contacto directo y continuo durante cierto tiempo (hábitos, costumbres, valores, tradiciones) 6
  • 7. deculturación34 con la pérdida total de identidad y supervivencia sólo a nivel folk.Corresponde en general al lapso que abarca los siglos XVI y XVII en que se efectuaronexpediciones militares, se abrieron caminos, se fundaron pueblos y ciudades y se legislósobre la distribución de la población. En una segunda etapa, afianzado el dominio se abrió paso la actividad mercantil,expresada en las pautas del monopolio comercial. Los asientos territoriales mássignificativos estuvieron allí donde existía una clase de mercaderes emparentados política ycomercialmente con los centros peninsulares del intercambio. El tránsito de la socio-culturamilitarista a la mercantil no ofrece sólo caracteres exclusivamente económicos o políticos,sino que fortalece la ideología del grupo gobernante que detentaba la propiedad y el podersobre la cosa pública y la conminó a defenderse entrado ya el siglo XIX. En la socio-cultura mercantil, monopolista, comenzó a diferenciarse una comunidadde tipo pre-urbano, cuyo desenvolvimiento y diseño se regía desde la metrópoli imperial, notanto por el poder de su legislación o por el ejercicio efectivo de la autoridad monárquica,contra las que conspiraban la distancia y el carácter de la ocupación territorial, sino másbien por la inclinación absolutista del grupo gobernante. Esta acción se ejerció desdecentros americanos más desarrollados como ser Lima. La formación de esta comunidad y el afianzamiento de la clase dominante coincidencon la expansión del poderío español. Cuando éste comienza a declinar, marcadamente amediados del siglo XVIII, las clases propietarias gobernantes de los centros americanoscontinúan enfervorizadas en el sentido de acrecentar mediante los frutos naturales laprosperidad de la monarquía y a la vez la suya propia en coincidencia de intereses. Estesigno ideológico abarcará casi completamente la vida intelectual de una parte de las éliteshasta después de la primera década del siglo XIX, en que la revolución torna irreversible elproceso tanto en dirección del paulatino empobrecimiento y decadencia de la coronaespañola, cuanto en relación con el avance de la ideología librecambista. La contraparte de la comunidad aldeano-urbana es una población rural, de pocadensidad, integrada por españoles pobres, mestizos e indígenas que sirven en las vaqueríasprimero y las haciendas después. El elemento afro-americano es esencialmente aldeano-urbano en razón de su precio. Esta población rural actúa como paragolpes contra el indígenadel “desierto”, grupos nómadas a la sazón en fase ecuestre, semitransculturados pero enfranca oposición a la ocupación blanca y que asolaban las líneas de frontera buscandoganado y cautivos. Hacia el siglo XVIII el río Salado continúa siendo el límite del "desierto". Comoconsecuencia del tratado de Utrecht 35 en 1713 se acrecienta la población africanaintroduciendo en los cuadros locales nuevos elementos culturales que originaránmodalidades particulares perceptibles hasta mediados del siglo XIX en los alrededores deBuenos Aires. Sin embargo el elemento negro no llegó a constituir un grupo étnico decisivo yno logró sobrevivir en el seno de la sociedad nacional actual36. Introduciendo el eje analítico de índole económica se puede separar dentro de lasocio-cultura rural un grupo de población blanca y mestiza de patrón campestre dedicada alcultivo y marginada de toda influencia sociopolítica en razón de la escasa importancia que lasociedad metropolitana colonial daba a las tareas de esa índole, de otro grupo mestizo, el34 Este término se aplica en las ocasiones en que ha habido una baja de cultura, cuando alguien o un grupo de personas han ido perdiendopaulatinamente el nivel de cultura que habían adquirido.35 El tratado establecía el monopolio del tráfico de esclavos a favor de Gran Bretaña por un plazo de treinta años.36 Esa declinación en general, desde la época hispana hasta principios del siglo presente, respondió a una suma de factores entre los que es posibledestacar como las más importantes a la terminación de la introducción masiva de negritud; alta tasa de mortalidad en ella, por razones de higiene,alimentación, etc.; la incidencia de las guerras de la Independencia, civiles y contra Brasil y Francisco Solano López; un progresivo aumento de lainmigración blanca europea y, finalmente la tendencia a blanquear a los hijos que manifestaron las mujeres de color al aceptar formar parejaestable o no, con hombres blancos y de esta manera lograr la equiparación social de los hijos permitiendo su acceso a sectores que estabanvedados a las personas de origen africano o indio, por ser provenientes de la esclavatura o las castas. A lo anterior hay que agregar la agravaciónde la situación laboral, alimentaria, sanitaria y social del negro, mulato o pardo que quedaba en condición de libre, acompañ ando de maneraparalela a la situación de la población aborigen, también en disminución y de relegación social, en una sociedad regida por el blanco. Perdía laprotección de la casa patronal y quedaba liberado a las inseguridades de la sociedad liberal, que si bien le daba una liberta d nominal, no lacompensaba con protección sanitaria, educacional ni le proporcionaba trabajo con una remuneración que le permitiera solventar las necesidadesmínimas del vivir cotidiano. 7
  • 8. “gauderio”, de patrón pastoril, constituido por una población semi-nómada en razón de ladesocupación estacional, dedicada a la caza del ganado cimarrón y al procesado inmediatosus productos, el cuero. Ocasionalmente integraban este grupo indígenas. Este segundogrupo considerado en su totalidad engendra una cultura mixta, la verdaderamente mestiza,entre la española del Río de la Plata, en la que se manifestaban a la vez caracteres españolese indios pero con predominio de los primeros. La población rural tuvo bloqueados en razónde la organización social y administrativa los canales de ascenso económico y social. Después de la revolución el primero de los grupos rurales citados se perpetuó en losarrendatarios rurales, subsidiarios de los propietarios de tierras, cada vez más restringidosen número, en tanto que segundo integró la hacienda, la estancia, cuando ésta sustituyó alas vaquerías. Se produce entonces un acelerado proceso de concentración de capital, tierray ganado. Esta integración a la estancia se efectúa como peón. Si se vincula al saladeroadquiere carácter semi-obrero. En ambos casos da origen al proletariado rural nativo. Estointroduce una modificación en el tipo de relaciones sociales preexistentes, la del saladero esel inicio del patrón industrial, ya que introduce relaciones interpersonales y empresariales,las producidas por la revolución industrial. Los hacendados que tomaron bajo su control a la mano de obra volante en lacampaña, con recursos como la legislación represiva en torno a "vagos y mal entretenidos",no encontraron mayor oposición en tanto estos no formaban parte de una comunidadreconocida. Instauraron el paternalismo autocrático propio de la estructura socio-cultural dela metrópoli y su actitud se canalizó en el periodo siguiente en un marcado localismo.3º) Sociedad nacionalSociedad nacional localistaPese a su indudable raigambre en la sociedad metropolitana colonial el establecimientojurídico de la sociedad nacional surge con los movimientos de 1810 a 1816 y con las guerrasde la Independencia. Este período esta marcado por la posesión de poder político y lacapacidad de decisión económica en términos de las tendencias de los emancipados. Enmayo de 1810 intervinieron decisivamente las minorías ilustradas partidarias dellibrecambio y de su filosofía sociopolítica; son partidarios de la ideología anglofrancesa. Larevolución tuvo cabida en los apéndices de la comunidad urbana, no necesariamenteporteña, puesto que ella abarca desde el punto de vista del análisis todo grupo de patrónaldeano-urbano tanto del litoral como de la región mediterránea. La comunidad rural noparticipó plenamente sino hasta que se llevaron a cabo las guerras de la Independencia y noes seguro que se sintieran inicialmente involucradas ideológicamente en ella hasta que lanueva sociedad las adoctrinó en sus principios y hasta que hubo asegurado jurídicamentealgunos de ellos como la "libertad de vientres" del año 1813 y en las actas de laIndependencia de 1816. Aquella población constituyó la base del reclutamiento de losejércitos de la sociedad que se organizaba jurídicamente y necesitaba preservarsemilitarmente. Las guerras de la independencia configuraron más bien el periodo de laafirmación militarista de la flamante sociedad nacional. Entre los pobladores de los límitesurbanos y rurales hubo algunos cuya respuesta a la situación emergente no los llevó a optarni por la rebelión ni por el acatamiento. Ante la evolución de la nueva situación creadacomienza un proceso de automarginación acentuando los caracteres indígenas de su culturamixta, ya sea emigrando a la toldería, conduciendo los malones o dedicándose a"matreriar". Respuesta bastante característica que habrá de prolongarse hasta muchodespués de consolidada la sociedad nacional. En los primeros años de la revolución se produjo una reorganización del espectro delas fuerzas sociales preexistentes abriéndose una brecha entre los adictos a la ideología delantiguo régimen imperial y los partidarios del libre-cambio. En la práctica la estructurasociocultural siguió siendo paternalista, autoritaria y esencialmente localista. Muchos de los 8
  • 9. integrantes de las huestes librecambistas o los acomodados al nuevo orden siguieron dehecho estableciendo un orden social vertical que desconfiaba de una ideología de fronterasabiertas. En definitiva, sin embargo, la nueva coyuntura produjo en ellos un reajuste, huboun cambio de miras desde una potencia imperial hegemónica, España, hacia otra, Inglaterra,con aspiraciones de predominio económico. Esto se hace patente en la actitud de loshacendados bonaerenses, como Rosas, que no intervinieron en el período independientesino hasta que la situación se consolida y es irreversible. Del desenvolvimiento de la organización post colonial surgen nuevas fuerzas queimitando los modelos de los nacionalismos europeos, apuntan a objetivos bastanteconcretos y tendenciosos para la época y las condiciones del ordenamiento políticoeconómico subyacente. Esta orientación corresponde otra vez a minorías ilustradas salidasde los cuadros de la clase propietaria, que propenden la creación de una estructura social deexpansión y de afirmación de identidad, en términos de un modelo internacional. Apunta ala formación de un ser nacional que en última instancia excluye prácticamente lascaracterísticas nativas, injertado sobre el sustrato cultural original a fin de convertirlo en un"ser universal" en contraposición con el "ser autóctono bárbaro" 37. Son aspiracionesenfocadas hacia la modernización del aparato estatal, la racionalización administrativa y lainiciativa privada de mejoramiento y progreso que llegan al poder político con Rivadavia yque lo pierden hasta la presidencia de Urquiza primero y luego de Mitre. Para esta concepción el cuadro étnico autóctono carece de importancia, quedadescolocado en un encuadre que combate por antinacional el sistema productor imperantey sus bases sociales, que suscribe la teoría del progreso sin fin y que procura introducir elmaquinismo y el industrialismo intentando romper el estado patriarcal autocrático-localistaheredado del régimen colonial.Sociedad nacional universalistaCon Urquiza y Mitre comienzan a consolidarse desde el poder político las tendenciasinternacionalistas, europeístas. Alcanzan su máximo esplendor con la generación del 80,coronando el largo proceso del cisma entre unitarios y federales que se debatió a lo largodel siglo XIX. Se reafirma el predominio económico político del litoral, especialmente deBuenos Aires sobre el interior. Adquiere status legal y viabilidad práctica la cosmovisiónuniversalista del ser nacional; se embarca incluso en empresas de carácter militar: unaexterna, la Triple Alianza, y otra interna, las expediciones contra el indio. Con aquéllatermina de ajustarse la imagen de identidad nacional por encima de los debates que suscitó.Con ésta se da forma a los límites del territorio en lo sustancial. Como resultado de ambosBuenos Aires abandona su voluntad de estado separatista definitivamente al redimensionarla concepción de la sociedad nacional en sus propios términos El panorama étnico queda precisado para siempre; se elimina al indigenado,eliminación juzgada necesaria para lograr la expansión económica agropecuaria bonaerensey desaparece de esta zona, que es clave del ordenamiento, el indio, que en otros estadosamericanos tiene aún vigencia plena. La política gubernamental de inmigración conformará los rasgos finales de lapoblación de base tanto en la campaña bonaerense, como en la ciudad capital y centrosurbanos principales, que ahora son dependientes. Los cuadros sociales ciudadanos seránalterados por un proletariado europeo no especializado al que mediante la educaciónpública, gratuita y obligatoria, el desarrollo económico y en razón de estarle dificultada laposesión de la tierra, en siglo XIX nucleará la producción fabril y conformará con susdescendientes el grueso de la clase media urbana. El patrón esencialmente pastoril del ámbito rural en virtud del aporte delcampesinado europeo agricultor devendrá paulatinamente agrícola-ganadero y por lacompetencia laboral, así como por la agilización de las comunicaciones que destruyen gran37 Idea reflejada en el slogan sarmientino “Civilización o barbarie”. 9
  • 10. parte de la herencia indígena de su cultura, el criollo y los herederos del mestizo colonial, seinsertarán en el patrón rural hasta las endomigraciones 38 de la década del 50 hacia loscentros fabriles urbanos. Endomigraciones enriquecidas por el mestizaje de paíseslimítrofes, especialmente boliviano y chileno, así como paraguayo que, valga la expresión,latinoamericanizan el suburbano capitalino y ciudades del interior como Bahía Blanca. La entrada en crisis de modelo nacional universalista preanunciada durante el lapsoque media entre las dos guerras mundiales, se hace patente luego de la segunda con elreajuste del espectro político económico mundial, como consecuencia del cual el país quedódescolocado y en crisis sucesivas. Se abre entonces la perspectiva de una reformulación delmodelo nacional, ahora en términos de lo que puede llamarse, si se concreta, la sociedadnacional regionalista, aludiendo a Latinoamérica con la que luego de un prolongado lapso sevuelve a unir el destino nacional.PD: Desde la redacción de este ensayo ha corrido mucha agua bajo el puente pero haquedado confirmada esta hipótesis al desarrollarse un sólido bloque económico, el Mercosury aparecer en escena nuevos lideres políticos latinoamericanos como Fidel Castro, Lula daSilva, Chavez, Correa, Evo Morales, etc.Antonio Gerónimo Austral38 Migraciones internas. 10