El triunfo del neoliberalismo

  • 358 views
Uploaded on

Trabajo de Investigacion en Vilex.

Trabajo de Investigacion en Vilex.

More in: Education
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
358
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
5
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. (c) Copyright 2012, vLex. Todos los Derechos Reservados.Copia exclusivamente para uso personal. Se prohibe su distribuci—n o reproducci—n.El "triunfo" del neoliberalismo mexicanoProceso23 de Octubre de 2011Autor: Carlos Acosta C—rdovaId. vLex: VLEX-333993549http://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549ResumenLibro cl‡sico y paradigm‡tico, escrito hace 30 a–os, MŽxico: La disputa porla naci—nya dibujaba con nitidez la debacle econ—mica que el neoliberalismo le impuso al pa’s yal mundo. Sus autores -Rolando Cordera y Carlos Tello Mac’as- elaboraron un nuevopr—logo para la edici—n que circula actualmente de ese libro y en conversaci—n conProceso demuelen, uno a uno, los mitos del neoliberalismo y de ese bienestarprometido por los adoradores del libre mercado, enemigos de la regulaci—n estatal.TextoÊRepudiamos el neoliberalismo", fue una de las consignas m‡s notorias y repetidas enla hist—rica jornada del s‡bado 15 que emprendieron cientos de miles de indignadosen todo el mundo con protestas callejeras en m‡s de 950 ciudades de 82 pa’ses entodos los continentes.Ha sido la respuesta m‡s contundente y unificada a escala global ante los efectossociales de un modelo econ—mico que desde mediados de los setenta ha privilegiadoal mercado sobre las capacidades de los Estados nacionales; que ha sido permisivocon los sistemas financieros, ha prohijado la codicia y la avaricia empresarial y hasometido a las poblaciones al deterioro de sus condiciones de vida.Pudieron haber marchado menos de 500 personas en MŽxico, mil en Londres, 3 mil enNueva York, 50 mil en Chile o 200 mil en Roma... Lo significativo es que quienesoptaron por salir a la calle son presa de los mismos males, sobre todo a ra’z de la m‡sVersi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 1/610 de May 19:09
  • 2. El "triunfo" del neoliberalismo mexicanohttp://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549reciente crisis econ—mica mundial:Perdieron su trabajo o nunca han tenido uno; se quedaron sin casa por no poder pagarlas hipotecas; no pueden estudiar porque las colegiaturas son car’simas o el sistemapœblico es discriminatorio o est‡ saturado; no tienen acceso a los servicios pœblicos desalud porque perdieron el empleo o su salario no les permite acceder a m’nimos debienestar...En todos los casos la queja fue un‡nime: por quŽ la poblaci—n tiene que pagar por losexcesos de los pol’ticos, los banqueros y los empresarios que causaron la crisisreciente, cuyas secuelas se han traducido en hist—ricas tasas de desempleo, como enEspa–a (m‡s de 22% o casi 5 millones de personas sin trabajo) o Estados Unidos (m‡sde 9%, el equivalente de 15 millones de desempleados), por citar algunos.Problemas como Žstos, que se derivan de una compleja concurrencia de factoresideol—gicos, pol’ticos y econ—micos, fueron previstos en un libro ya cl‡sico deeconom’a: MŽxico: la disputa por la naci—n (Siglo XXI), que escribieron en 1981Rolando Cordera Campos y Carlos Tello Mac’as y que ahora circula en una segundaedici—n."Hoy podemos decir, sin ninguna duda, que el proyecto neoliberal del que habl‡bamosen La disputa triunf—", dice a Proceso Carlos Tello, quien fue secretario deProgramaci—n y Presupuesto y director general del Banco de MŽxico en el gobierno deJosŽ L—pez Portillo.Cordera y Tello explicaban entonces que el modelo neoliberal concibe la econom’acomo un sistema que se autorregu-la, contrario a las tesis keynesianas sobre lanecesidad de la intervenci—n del Estado como conductor y regulador de la actividadecon—mica, con el pleno empleo como objetivo central.Y para poder "restablecer las condiciones funcionales de autorregulaci—n de laeconom’a", el modelo neoliberal hac’a propuestas de pol’tica econ—mica como Žstas,segœn los autores:"Reducir al m’nimo posible la participaci—n del Estado en la econom’a, as’ como sufunci—n reguladora; descansar en los instrumentos de pol’tica monetaria (tasa deinterŽs, control del circulante, etcŽtera) m‡s que en los de la pol’tica fiscal (gastopœblico, impuestos, etcŽtera) para movilizar y asignar los recursos existentes ycanalizar el excedente econ—mico."TambiŽn: "Privilegiar la estabilidad monetaria por encima de cualquier objetivo,incluso el crecimiento econ—mico y los asociados con el bienestar de las clasespopulares, y finalmente, liberar las trabas proteccionistas al intercambio demercanc’as y capitales entre las naciones".Dec’an asimismo que dicho modelo conceb’a a la clase obrera "como un factor deproducci—n que s—lo comport‡ndose como tal puede propiciar el equilibrio en elVersi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 2/610 de May 19:09
  • 3. El "triunfo" del neoliberalismo mexicanohttp://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549mercado y una retribuci—n proporcional al esfuerzo empe–ado en la producci—n."De aqu’ la insistencia en circunscribir la organizaci—n sindical a las relaciones internasde la empresa, despojando a los sindicatos de toda injerencia en la pol’tica y laeconom’a nacionales."Los autores sosten’an que estas ideas "han ido ganando terreno y han sidoinstrumentadas, sobre todo a partir de 1973, tanto en los pa’ses ricos miembros de laOCDE (los programas, por ejemplo, de Ray-mond Barre, en Francia; de Margaret That-cher y Keith Joseph, en Gran Breta–a, y de James Carter y Paul Volcker, en EstadosUnidos) como en los del Tercer Mundo, (donde) el caso m‡s notorio es Chile despuŽsdel golpe de Estado de Pinochet en 1973".En el libro se encargan de detallar, en caso de que MŽxico adoptara el modeloneoliberal, c—mo se concebir’an y manejar’an las variables macroecon—micas(inflaci—n, salarios, tipo de cambio, empleo, tasas de interŽs y dem‡s) y c—mo seaplicar’an las pol’ticas pœblicas en materia industrial, agr’cola y comercial, entre otras.El libro result— premonitorio de lo que pasar’a despuŽs en el pa’s, pues fue escritoentre 1980 y 1981, cuando en MŽxico se viv’a un fuerte intervencionismo estatal -lasideas neoliberales eran embrionarias-que hizo posible que la econom’a nacionalcreciera a tasas superiores a 8%.De hecho, esos dos fueron los œltimos a–os de crecimiento econ—mico notable en elpa’s. En 1980 la econom’a creci— 9.2%, y 8.8% en 1981. Ya no se ver’an m‡s, en lossiguientes 30 a–os, esas tasas de crecimiento.En 1982 se le desbarat— la econom’a al presidente L—pez Portillo. Los r’os de petr—leoque corr’an por el pa’s -a finales del sexenio anterior se hab’an descubierto enormesyacimientos en la sonda de Campeche- llevaron al gobierno a gastar m‡s de lacuenta, a sobreendeudarse espectacularmente -hered— de Echeverr’a una deudaexterna de 20 mil millones de d—lares y la dej— en 80 mil millones- y su sexeniotermin— en un verdadero caos.Todo se trastoc—: la inflaci—n termin— rondando el 100%, el dŽficit pœblico en cerca de20%; el pago de intereses representaba la mitad del valor de las exportaciones; laeconom’a nacional, de venir creciendo a tasas cercanas al 10%, se desplom— -0.6%; lainversi—n pœblica -que en los a–os previos hab’a permitido mœltiples y magnas obrasde infraestructura- cay— 16%.Adem‡s, dicen Tello y Cordera en el nuevo pr—logo de La disputa, "el tipo de cambiose devalu— como en cascada (de 26 pesos por d—lar al final de 1981 a 150 pesos alfinal de 1982; 477% en un a–o) y se dio una fuga de capitales que no parec’a tenerm‡s fin que el agotamiento de las reservas internacionales de MŽxico."El mito de las reformasVersi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 3/610 de May 19:09
  • 4. El "triunfo" del neoliberalismo mexicanohttp://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549Graduado en administraci—n de empresas en la Universidad de Georgetown, maestroen econom’a por la de Columbia y doctor por la de Cambridge, Carlos Tello recuerdaque los gobiernos neoliberales en el pa’s pusieron en pr‡ctica tres grandes grupos dereformas:La reducci—n del tama–o del Estado y la limitaci—n de su papel en la econom’a; unabrutal apertura econ—mica -"pasamos, en un abrir y cerrar de ojos, de ser unaeconom’a muy cerrada a la econom’a m‡s abierta del mundo, literalmente"- y loscambios al sistema financiero con el consecuente desmantelamiento de la bancaestatal de desarrollo, salvo los casos de Nafin y Banobras, aunque tambiŽn seachicaron, en tanto que Bancomext se ha ido desvaneciendo.Y por lo que hace a la banca comercial, dice Tello, se abri— parcialmente al capitalprivado en marzo de 1983, apenas seis meses despuŽs de la nacionalizaci—n de losbancos. Y acab—, en los gobiernos de Zedillo y Fox, cediŽndose a la bancainternacional.Segœn ofreci— el gobierno, dice Tello, esas reformas se hicieron "con un dobleprop—sito: que la econom’a creciese a un ritmo m‡s acelerado, generando empleo yprosperidad; el segundo prop—sito fue mejorar las condiciones generales de existenciade la poblaci—n, no nada m‡s de bienestar".Pero "pas— el tiempo y hoy, despuŽs de 30 a–os de publicado el libro y casi 30 dehaber iniciado la reforma neoliberal, resulta que lo que se ha conseguido est‡ muylejos de lo que inicialmente se propusieron estas reformas."Si evaluamos por resultados, pues el crecimiento de estos œltimos 30 a–os ha sidofrancamente mediocre y las condiciones generales de existencia de la poblaci—n nohan mejorado. Ni con mucho."Es decir, si usamos por ejemplo el indicador PIB por persona, en estos 30 a–os,incluyendo el que est‡ en curso, no es mayor de 0.6% al a–o; o sea, para tener unaidea, en los 50 a–os previos, de 1932 a 1982, el crecimiento del producto por personafue de 3.5% al a–o". Casi seis veces mayor que en la era neoliberal.TambiŽn dice: "Hace 30 a–os hab’a como veintitantos millones de pobres. Hoy haym‡s de 50 millones. Y un alto porcentaje de esos 50 millones vive en condiciones muyfr‡giles, en pobreza extrema, segœn la informaci—n del Coneval".En suma, dice, "ni la econom’a creci— ni mejoraron las condiciones generales deexistencia".Reclama el economista: ahora el gobierno nos sale con que esto se debe "no a que lasprimeras tres reformas fuesen inadecuadas, sino a que fueron insuficientes. Y que poreso necesitamos -y ese ha sido el discurso de los œltimos 15 a–os-tres o cuatro nuevasreformas adicionales, para tener los resultados esperados".Versi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 4/610 de May 19:09
  • 5. El "triunfo" del neoliberalismo mexicanohttp://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549Son las tan llevadas y tra’das "reformas estructurales", entre las que se incluyen lalaboral, la energŽtica, la hacendaria y la de asociaciones pœblico-privadas,principalmente, que no han logrado concretarse porque -machaca el gobierno- en elCongreso se frenan."Eso es falso. Tampoco hace grandes propuestas el Ejecutivo. Las reformas que tantonecesitamos, que son como man-tra ya, no tienen una aceptaci—n general; muchosno estamos de acuerdo con ellas", acota Rolando Cordera, licenciado en econom’a porla UNAM y maestro por la Lon-don School of Economics, profesor emŽrito de aquellacasa de estudios y diputado a comienzos de los ochenta por el Partido SocialistaUnificado de MŽxico.Apunta: "El gobierno y los empresarios quieren una reforma laboral que en esenciasignifica abaratar el despido. Pero abaratas el despido y no tienes seguro dedesempleo y no tienes salud universal garantizada. ÀQuiŽn va a estar de acuerdo coneso?".Tello agrega, en un lenguaje m‡s llano: "Nos dicen que quieren flexibilizar el mercadolaboral, cuando tenemos uno de los m‡s flexibles del mundo. Lo que quieren es darleen la torre a los trabajadores porque se argumenta que las contrataciones de lostrabajadores son muy costosas para el empleador y las condiciones de despidotambiŽn son muy costosas y entonces hay que flexibilizar ambas... y que puedahaber contratos de dos o tres d’as, que en realidad existen lamentablemente, pero losquieren formalizar con la nueva ley laboral".Otra reforma "que tanto necesitamos", ironiza Cordera, es la energŽtica, que no esotra cosa que abrir todav’a m‡s al sector privado todo, exploraci—n, explotaci—n..."Bueno, pues hay otra posici—n que piensa, yo entre ellas, que si le entramos en serioa Pemex y la convertimos en una verdadera empresa paraestatal y no una cosa rara -porque no sabemos si es empresa, organismo descentralizado o quŽ-, en unaverdadera empresa a la que no explote el fisco, sino que le cobre lo que cobran entodos lados, podemos tener una gran industria petrolera estatal".Y el caso de la generaci—n de electricidad, que tambiŽn es parte de la reformaenergŽtica, "es muy preocupante", dice Cordera, y agrega: "La capacidad degeneraci—n de la CFE no se utiliza en su totalidad para darle campo a la generaci—nprivada. ÁBueno! Esa s’ es una filantrop’a extra–a".Aun cuando en tŽrminos sociales el modelo neoliberal ha dado resultados desastrosos-m‡s desigualdad, m‡s pobreza, menos empleo, salarios m‡s bajos y menosoportunidades de todo tipo para la poblaci—n-, los autores coinciden en que en el pa’sfue acogido voluntariamente, sin presiones ni imposiciones de nadie, por todos losgobiernos posteriores al de L—pez Portillo...Exembajador en Cuba, Portugal y la URSS, Tello dice: "Desde 1983, los que nos hangobernado -De la Madrid, Salinas, Zedillo, Fox, Calder—n- han estado convencidos deese proyecto. Lo comparten; piensan que el vac’o que va a dejar el Estado, al dejar deVersi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 5/610 de May 19:09
  • 6. El "triunfo" del neoliberalismo mexicanohttp://vlex.com/vid/triunfo-neoliberalismo-mexicano-333993549hacer cosas, lo va a colmar el sector privado y lo va a hacer mejor. Est‡n convencidosde eso. No creo que nadie les haya impuesto eso. No han cambiado desde Miguel dela Madrid hasta Calder—n."La pol’tica ha sido la misma, claro, con sus detalles. Pero coinciden con lo quepiensan en otros pa’ses, desde hace m‡s de 30 a–os, por ejemplo con el presidenteReagan, los dos Bush, Thatcher, los de Francia, incluso con los del Partido Socialista deEspa–a, ya no digamos los del Partido Popular. Nadie se los impuso."Apunta Cordera: "Yo creo que hubo excesos de dogmatismo: se crey—, en vez depensarse, que el mercado, en sus mœltiples juegos y con una competencia mucho m‡sabierta, per se generar’a m‡s productividad, m‡s eficiencia y, consecuentemente,nuevas capacidades que dejar’an atr‡s las viejas instituciones. Eso no se dio. Y elEstado democr‡tico no produce tambiŽn, por Žl mismo, nuevas iniciativas pol’ticas decar‡cter transformador".Pero, concluye, lo m‡s grave -y es un tema destacado en el nuevo pr—logo de Ladisputa por la naci—n- es la nueva trayectoria, de mucho menor perfil y alcances queen el pasado, que se empez— a dibujar para el pa’s desde que se opt— por el modeloneoliberal."Lo dir’a tajantemente: ah’ est‡ la cuesti—n principal. Hay un gran divorcio en MŽxicoentre la econom’a transformada y la demograf’a transformada: no hay empate. Unaeconom’a transformada que no crece ni crea el empleo necesario y una demograf’aque se transform— en favor de los j—venes y j—venes adultos que, dir’a yo, en unasociedad moderna requieren de educaci—n, de empleo y de nuevas ofertas de salud,por el propio cambio biol—gico."Eso no lo est‡ proveyendo la econom’a que se transform—, porque no crece, y elEstado no lo puede proveer, porque es un Estado fiscalmente muy dŽbil. Ese divorcioest‡ organizando el presente de MŽxico y est‡ condicionando el futuro, como loestamos viendo en la cantidad de muchachos que no tienen acceso a la educaci—nmedia y media superior y que no encuentran buen trabajo, que se van al exterior oque se la pasan sobreviviendo o que de plano optan por la peor de las informalidades,que es la del crimen."Versi—n generada por el usuario Mar’a Cecilia De Anda Brizuela P‡gina 6/610 de May 19:09