1GRMANIA, 17 ANYSIMATGES, EPÍSTOLES I POEMESIMATGES: ANTONIO GILEPÍSTOLES: EVARISTO GONZÁLEZPOEMES: PEDRO PUERMAEDICIÓ: MA...
2
3ÍNDEXPRÒLEG.................................................................................................................
4
5PRÒLEGAmics/gues,Grmania va començar a fer les seves primeres passes pel Mas den Barbeta (Sitges-Olesa de Bonesvalls). Cr...
6
7Años 1996 – 1998Gr5: Sitges – CanetLas primeras imágenes …Años 1998 – 1999Gr2: La Jonquera – AiguafredaAños 1999 – 2000Gr...
8Años 2000 – 2002Gr7: Fredes – Grau RoigAños 2002 – 2003Gr171: El Caro – PinòsPrimeros escritos …Hermandad del Santo Sacri...
9apoteosis de la Santa Montaña y honraron a esta Hermandad con placas, chapas, cerámica, velas y demásaccesorios santifica...
10Años 2004 – 2005Gr3: St. Joan de les Abadesses - Vallbona de les MongesPrimera etapa, de Sant Joan de lesAbadesses a Vid...
11caminos con alambre o cómo poner puertas al campo Marcas. Sudor. Cansancio. El coll. Otro coll.Sentarse. Seguir y...EL B...
12altitud. Un promontorio que nos hizo parecer que Cataluña giraba en torno nuestro. “Fer pais” tambiénpuede ser sudarlo y...
13a esa montaña del Moncayo llamada por Pepe “nuestro himalaya particular de juguete y gaseosa”; otros,los que pretenden p...
14El grupo GRMANIA ya se consolida incluso en los foros eclesiásticos. Una muestra evidente es eltestimonio impreso que el...
15La niebla fue un factor que se confabuló con el buen ritmo y pronto se observó cómo casi se batíanrécords de km por hora...
16pizza o fuet de Casa Tarradellas, de Gurb (por cierto, anuncio con masía incluida grabado en una casa deun pueblo cercan...
17de la puntualidad, Ana, hubo una inconsciente permisividad general. Incluso un nuevo GRmano, Fidel,marcó la diferencia y...
18Parada para el desayuno, lugar soleado donde comenzó a circular por determinados mentideros el rumorde que faltaba una b...
19pérdida de vergüenza de los hombres en piropear a Jaume. Los nuevos tiempos políticos nos conducen aesto.El paso fue cor...
20Mi “ite missa est” de esta epístola debe acabar con un ruego que Paco Troya me ha hecho: ponerle unapenitencia pública a...
21A medida que aclaraba el día se veía que la etapa se presentaba fría. Un efecto colateral fueron lospertrechos con que h...
22habilidades atléticas quedaron de manifiesto y nadie tuvo que tomarse el posible chapuzón con la filosofíade nuestro rec...
23Sexta etapa, de Monistrol de Calders al Pont de Vilomara.Por las tierras del Bages, con el permiso del siberiano.GRmanos...
24sitúan como grupo puntero en las TIC. Gracias al excelente trabajo de María, Fede y Gil, nuestra webofrece a la galaxia ...
25chinas, presas para embalsar el agua de las rieras, fábricas quemadas, restos de edificios en ruinas.También, por supues...
26Séptima etapa: de Manresa a CampsUn recorrido “casi” llano, corto pero muy “estirado”GRmanos y GRmanas,, ¿Para qué sirve...
27un GPS autóctono, un abuelo, y tampoco atinó demasiado. Al final, antes de girar sobre nuestros pasos,en el Mas de Sant ...
28donde se nos trató como nos merecemos. Así le demostrábamos a Alfredo que nuestra imagencorporativa se consolidaba homen...
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Grmania17anys
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Grmania17anys

1,307

Published on

Escritos y fotografías producidos a lo largo de los 17 años del grupo senderista GRMANIA: epístolas de Evaristo González, poesías de Pedro Puerma y fotos de Antonio Gil. Edición de María Morales.

Published in: Health & Medicine
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,307
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Grmania17anys"

  1. 1. 1GRMANIA, 17 ANYSIMATGES, EPÍSTOLES I POEMESIMATGES: ANTONIO GILEPÍSTOLES: EVARISTO GONZÁLEZPOEMES: PEDRO PUERMAEDICIÓ: MARIA MORALES
  2. 2. 2
  3. 3. 3ÍNDEXPRÒLEG.............................................................................................................................................................................5AÑOS 1996 – 1998...........................................................................................................................................................7Gr5: Sitges – CanetAÑOS 1998 – 1999...........................................................................................................................................................7Gr2: La Jonquera – AiguafredaAÑOS 1999 – 2000...........................................................................................................................................................7Gr4: Puigcerdà - MontserratAÑOS 2000 – 2002...........................................................................................................................................................8Gr7: Fredes – Grau RoigAÑOS 2002 – 2003...........................................................................................................................................................8Gr171: El Caro – PinòsAÑOS 2003 – 2004...........................................................................................................................................................9Gr5: Sitges – CanetAÑOS 2004 – 2005.........................................................................................................................................................10Gr3: St. Joan de les Abadesses - Vallbona de les MongesAÑOS 2006 – 2007.........................................................................................................................................................46Gr92: Port de la Selva - GarrafAÑOS 2007 – 2009.........................................................................................................................................................92Gr1: Empúries – Pont de MuntanyanaAÑOS 2009 – 2010.......................................................................................................................................................153Gr83: Mataró – CanigóAÑOS 2010 – 2011.......................................................................................................................................................171Meridià verd: Setcases – El MasnouAÑOS 2011 – 2013.......................................................................................................................................................190Camí de St. Jaume: Cap de Creus – LleidaVERSOS DE GRMANIA.........................................................................................................................................217A BOTE PRONTO...............................................................................................................................................217BICIMANIA.........................................................................................................................................................222COSAS Y LUGARES ............................................................................................................................................223COSAS Y LUGARES ............................................................................................................................................224GRMANIA 10 AÑOS...........................................................................................................................................230LETRILLAS .........................................................................................................................................................232PASCUAS.............................................................................................................................................................235PEQUEÑOS HOMENAJES..................................................................................................................................238YO ME MI CONMIGO ........................................................................................................................................251
  4. 4. 4
  5. 5. 5PRÒLEGAmics/gues,Grmania va començar a fer les seves primeres passes pel Mas den Barbeta (Sitges-Olesa de Bonesvalls). Crec que cap de nosaltres, no haguera pogut imaginar queaixò duraria disset anys: I que arribés, pel que sembla, tan consolidada al 2.013 iallò que és més important, amb tantes ganes de continuar descobrint nous camins.De vegades, mhan preguntat: com hem arribat fins aquí? No ho sé. Crec que laresposta adequada la tenim cadascú de nosaltres. Personalment, magrada dir quenosaltres des del principi hem estat una colla que ha esdevingut “gran”, bo i sabentconservar les esències del petit grup, és a dir, el companyerisme, la intimitatpersonal, lacollida, lamistat, etc.Un altre punt a resaltar, seria el model de gestió de la colla: predisposició acol·laborar-hi per part de tothom, responsabilitat, eficàcia, transparència total,absència de protagonisme, i model assembleari per la presa de decisions queafecten al funcionament del grup. Podríem definir GRMANIA com una sinèrgia,on voluntàriament tothom suma.Finalment, crec que a la descoberta del país, hauríem dafegir el coneixement de lespersones que shan anat integrant a la colla, que a la bellesa dels paisatges, la bellesade la sensiblitat dels seus membres i a la quantitat de quilòmetres caminats, laquantitat democions acumulades.Grmania, per molt anys !!!J. Hervás
  6. 6. 6
  7. 7. 7Años 1996 – 1998Gr5: Sitges – CanetLas primeras imágenes …Años 1998 – 1999Gr2: La Jonquera – AiguafredaAños 1999 – 2000Gr4: Puigcerdà - Montserrat
  8. 8. 8Años 2000 – 2002Gr7: Fredes – Grau RoigAños 2002 – 2003Gr171: El Caro – PinòsPrimeros escritos …Hermandad del Santo SacrificioCuaresma 2003 Epístola cuaresmalYa nos hemos enterado de las andanzas de unseleccionado grupo de Hermanos que aprovechan laCuaresma y el recogimiento propio de la época para lapráctica del “ora et camina” por esos monasterios delSeñor. Si bien alguno quedó penitente aferrado al deSant Cugat, cual primera caída en tierra del calvarioque le esperaba, otros castigaron sus bien alimentadascarnes en pos de la bendición de La Moreneta.Sin embargo, el Espíritu Santo ha propagado la(suponemos falsa) noticia de que ciertos Hermanos se abandonaron a los placeres que el diablo les tendióy gozaron con cigarros, bebidas energéticas pecaminosas y otros líquidos dopantes; incluso hubolujuriosos pensamientos encarnados en una maría magdalena que Lucifer colocó para encandilar sus bajosinstintos. Sufrieron alucinaciones y espejismos provocados por el recuerdo de paradas de autobuses ymarquesinas diversas. A pesar de momentos de debilidad, pronto enfilaron la ascensión final hacia la
  9. 9. 9apoteosis de la Santa Montaña y honraron a esta Hermandad con placas, chapas, cerámica, velas y demásaccesorios santificadores que les colgaron al llegar.Por otra parte, la carne es débil y este Hermano de Dios es Cristo observa cómo se prepara connocturnidad y alevosía una pagana peregrinación a honrar a un santo que murió en una parrilla, pero veque esta hornada de modernos peregrinos van a deleitarse con lo que se dora encima de ese objeto delmártir, con pringosos colesteroles cocinados en honor a San Lorenzo. Chacinas, preparados paracarnívoros, tocinos y grasas variadas, innumerables levantamientos de porrones honrando al dios Baco,condumios abundantes y hasta licores digestivos varios. Pido al Señor en mis oraciones que, ¡Por Dios!,no rematen la faena con descensos alegres de la montaña, propensos a carantoñas, tocamientos,arrumacos y magreamientos diversos, so pena de penitencias y castigos severos, en forma de confusioneskilométricas en próximos GRs.Y recuerde la Hermandad del Santo Sacrificio que, mientras la digresión, la gula y la incitación a la lujuriase apoderan hasta de la persona más fría, olvidando los sacrificios y kilos perdidos en otras expediciones,otros condiscípulos reposan porque al día siguiente se levantarán “a la del alba sería” para vivir otro santosacrifico, castigar sus escuálidas carnes, dejar el hábito habitual y vestirse de corto, y mirar muchas veces alcielo implorando muchas ayudas del Altísimo por las calles de Barcelona. Se identificarán con Dios en elritual previo, quemarán adrenalina, se exaltará su ánimo, sufrirán la soledad, se desesperarán y buscaráncon ansia el punto 42,195.Y, para acabar, este Hermano os comunica que el Nuncio y uno de los ayudantes de Su Santidad intentanhaceros olvidar el mal carácter y la cara de Nazareno del último chófer que hemos desgastado, y busca sindescanso (¡¡Habemus Papa: ya lo han encontrado!!) de otro Papamóvil en forma de autocar para el 22 demarzo a las 6 horas. Desconocemos cómo será el citado carruaje ni cuánto nos durará. Ante la oferta de lanueva empresa de si queríamos que la conductora fuera la modelo de INTIMÍSSIMA (con suindumentaria original), estos tonsurados han decidido declinar el santo ofrecimiento, para evitarempujones, navajazos, peleas y quién sabe Dios qué más por acceder a las primeras filas, pues laconcupiscencia varonil perturbaría el auténtico espíritu de la Santa Cuaresma.Sólo por llegar leyendo hasta aquí, este Hermano os dispensará la correspondiente Bula con cargo al botedel GR para hacer lo que os plazca.Firmado: El bulero de los bulosEvaristoGacetilla sobre el lema de GRMANIA:Noviembre 2003Después de la votación masiva a las frases para el lema del grupo, la más votada fue: CONDITIOVOCAT OPTIMES (cinco votos). Con estos resultados se espera que la abstención no signifique dejarde aceptar a la mayoría. Los ganadores tampoco podrán hacer alianzas para gobernar nada, ni pactospostelectorales.Años 2003 – 2004Gr5: Sitges – Canet
  10. 10. 10Años 2004 – 2005Gr3: St. Joan de les Abadesses - Vallbona de les MongesPrimera etapa, de Sant Joan de lesAbadesses a VidràUna etapa exigente para excursionistas conbuen talanteInauguramos el nuevo cursoexcursionista en blanco y rojo, comoauténticos GRmanos y Grmanas.Nuestros colores favoritos se suman a lasalida de los armarios del nuevo diseñotextil. Poco a poco aparecieron loscolores pret-a-porter, que fueronsudados como mínimo en proporcióndirecta a las jarras consumidas al final.El principio fue un encuentro a las seisde la mañana con mucho ji, ji, ji, ja, ja ja,como corresponde a la ocasión. Adestacar una miembra del grupo que, por los nervios o las prisas, se dejó las botas y la bota en casa. Otraapareció al final, cuando la nueva tecnología informática desplegada por nuestro jefe detectó su ausencia.Uno de sus ayudantes de campo pudo pasar lista usando este instrumento móvil de última generación: noera una PALM, un iPOD, una PDA o cualquier otra invención electrónica oriental. Se trataba de unaescueta hoja de libreta de comerciante, escrita por ambas caras. Sólo faltaba el lápiz chupado en la oreja.Por lo demás, las pilas parecían estar cargadas en paraísos perdidos que quizá los encontramos enTerrassa, Almería, Granada, Jaén (el sur del norte), Cantabria (donde hay GR por pisar), el Machu Pichu(un buen lugar para “dejar olvidada” la camiseta oficial del GR en el cuerpo de un indio), Mongolia (aúntenemos pendiente la Ruta de la Seda), el Camino de Santiago (en coche, a pie, en bici o con elpensamiento), Irlanda (donde la reflexión y el precio ayudan a dejar de fumar), la Ruta de la Plata (¡y quéruta!), Las Palmas (en un hotel de cuatro estrellas donde un sujeto del GR llamaba al recepcionista“gorrión”), Polonia (con o sin Wojtila), Tarragona, Berlín (¿quién tiene el cargador olvidado de la máquinade fotos?)GRMANIA se dirige al norte, a la Cataluña profunda de Guifrè el Pilós, cerca de donde tambiénanduvieron Serrallonga y el Comte Arnau, zonas inéditas que ya nos recibieron con aires de sospecha.Parece ser que flotaba en el ambiente cierta desconfianza ante nuestras capacidades y hazañas. El iniciodel GR 3, en el pueblo de las abadesas - pero desde el primer momento de despiste con gente dentro delprimer bar abierto del pueblo - despertó dudas y suspicacias entre algunos de sus habitantes. En estostiempos tan motorizados, ciertos individuos, incrédulos ellos, ponían el honor y la honra de GRMANIAen duda y se cuestionaban cuando el actual conductor (por cierto, ¿cuántos llevamos ya?) les asegurabaque nos dirigíamos a Vidrà caminando. Las dudas parece que llegaron pronto a Vallfogona del Ripollès.Un acreditado representante de la tercera o cuarta edad tampoco se creía que fuéramos capaces de llegar aVidrà. Tal reto apenas impresionó a quienes sí que quedamos gratamente sorprendidos el paisaje. Labelleza en estado puro, gratis. Se comentó mantener en secreto este recorrido, para preservarlo de voracesturistas.Sant Joan, Vallfogona, coll de Milanys, castell de Milanys, coll d’Obiols, coll de Ferreria, puntos altosdesde los que apreciamos el puzzle visual que componen tantas cimas tan conocidas y sufridas. El encajede todas las piezas desde otra perspectiva nos hizo repasar conocimientos previos y nos vanaglorió detanto saber acumulado por tanto andar y sudar.La evaluación inicial y la final fue superada con buenanota. Incluso todos y todas pudimos hacer visualmente el recorrido de la Matagalls-Montserrat, pero conlos pies y el culo en el coll de Milanys. Las mentes más sabias colocan esta etapa entre las de mayorbelleza de las ocho temporadas de GRMANIA. Y estas mentes no suelen equivocarse.Pronunciadas subidas. Hayas. Bajadas. Subidas. Boñigas. Vacas. Boñigas. Vacas. Especies cuaternariascomo l’orella de l’ós”. Un zorro (de los de cuatro patas en esta ocasión). Pastores eléctricos. Cierres de
  11. 11. 11caminos con alambre o cómo poner puertas al campo Marcas. Sudor. Cansancio. El coll. Otro coll.Sentarse. Seguir y...EL BAR.Quizá sea la primera vez en la historia del excursionismo contemporáneo que se celebre tamaño botellóncolectivo y multitudinario después de 21 km de GR. En Vidrà no estaba prohibido y la Xibeca recordóviejos tiempos en que aún no habíamos hecho méritos para dar el salto a la Estrella Dorada. Los entrantesdel almuerzo colectivo, como siempre, compartidos y abundantes. Pero donde GRMANIA se consolidaes en los postres. El Gremio de Fabricantes de Chocolate debería comprobar si existe alguna marca onueva delicatessen que no se haya catado aquí. Parece ser ya una especialidad de la casa que, si continúaasí, podría pasar a ocupar un espacio en el logotipo del grupo, cuando haya que rediseñarlo.Ambiente distendido, camaradería, viejos y nuevos temas, cada vez más en torno a la salud, todo juntoconforma la nueva definición del grupo que, en uno de sus tantos momentos de gloria y de lucidez,nuestro estimado Rafael lanzó a los aires del Ripollès desde el coll de Ferreria: “excursionistasjuguetones”.Un GR con buena gente y con mejor talante.Terrassa, septiembre de 2004Segunda etapa, de Vidrà a Els MuntsEl placer de caminar con voluptuosidadGRmanos y Grmanas: Este aspirante aescriba de GRMANIA quiere iniciar estaextensa epístola pidiendo disculpas,saludando y aclarando, todo en estrictoorden. Disculpas en público a los GRmanosCarlos y Antonio Gil por haberlos dejados“tirados” en el punto habitual de encuentromatinal. Un hecho no atribuible al posiblenerviosismo postadolescente y momentáneode este GRmano, por ser conducido al puntode salida en el coche de una GRmana conbotas y bota. Procuraré que no vuelva aocurrir tal afrenta. En segundo lugar, saludosa la nueva GRmana Adela y felicitación por su introducción en GRMANIA con una primera pruebainiciática, que en nuestra logia andarina implicó una pared casi vertical al final de la etapa. Y unaaclaración inicial para entender las líneas posteriores.El Grmano Jaume me instruyó con sus sabios y doctos consejos ya de vuelta en Terrassa, aleccionándomede que moderara el lenguaje descriptivo de varios hechos que sucedieron a lo largo del recorrido,acontecimientos provocados quizá por las hormonas otoñales de algunos miembros y miembras, pordesmesurada imaginación ante aspectos de la naturaleza, identificables quizá con contenidos relacionadoscon el sexto mandamiento o vaya usted a saber porqué: voluptuosidad, concupiscencia, la imaginación alpoder. He seguido sus consejos y me encuentro ante el ordenador con una mesa repleta de obras de ayudapara no caer en vulgarismos y chabacanerías impropias de quien tanta educación recibió del anteriorRégimen: el diccionario de la Real Academia Española, otro de sinónimos y antónimos, el diccionario deuso de María Moliner, el de Manuel Seco y, muy lejos de mi vista, el diccionario cheli de FranciscoUmbral o cualquier obra del ya fallecido Camilo José Cela.Conducidos por un veloz chófer, ya jubilado y dueño de la empresa, propenso a mirar para todos loslados menos para la carretera, llegamos al Coll de Vidrà. El grupo de zancadeadores y zancadeadorasdejaron atrás al Comte Guifrè del Ripollès y se adantraron en tierras de Mossen Cinto Verdaguer, esemaestro del lenguaje nacido en tierras de esta comarca osonenca, en Folgueroles. En realidad, todo elcamino fue una disculpa para subir hasta topónimos con la terminación “Munt(s)”: montañas.Abandonamos el GR para ascender al primer objetivo, el monasterio de Bellmunt, a 1246 metros de
  12. 12. 12altitud. Un promontorio que nos hizo parecer que Cataluña giraba en torno nuestro. “Fer pais” tambiénpuede ser sudarlo y verlo desde arriba, dejando los problemas más humanos allá abajo. El Puig Cubill(1492 m), el Puigsacalm(1515), el Coll de Bracons (1130), puntos ante nuestros ojos explicados en unmural “obsequi de la lleva del 69”. La panorámica era extraordinaria, con picos que nos rodeaban portodos los lados. La niebla propia de la comarca fue nuestra mejor aliada. Permaneció ausente, aunque noasí los típicos olores animales osonencs.Visto el paisaje, los estómagos pidieron auxilio. Y en esas estábamos cuando en un grupo lateral ya seasomaron los ardores hormonales, las feromonas causantes de cierta indisciplina en el lenguaje y en lasposturas. Los hechos de autos partieron de una explicación técnica de Paco Troya sobre unos músculossituados en la parte de atrás de las piernas. Si el funcionamiento es correcto, has de llegar con las manos alsuelo arqueando la espalda hacia delante y sin doblar las piernas. La superioridad femenina fue evidente:Ana y María lo hicieron bien. Ante varias demostraciones que ratificaron la atrofia del músculo masculinoy viendo por atrás la postura femenina que la situación provocaba, nuestro sabio Rafael interpretó estocon un sofisma de fabricación propia: “esta postura es el estado natural de las mujeres” (favorecedor de laprocreación). Su apreciación anatómica inmediatamente fue calificada de machismo y de respuestas muyprimarias a tal superioridad para doblarse. Incluso un GRmano llamó al jefe de la tribu para que formara alos hombres a un lado y a las mujeres a otro, doblados y en perfecto estado de revista. Al final la cosaquedó en anécdota pero parece ser que Rafael consiguió lo que se proponía: calentar el ambiente. Y doyfe con esta crónica que lo consiguió.A partir de aquí, en la bajada de Bellmunt ya se oían improperios eróticos, chistes, chascarrilloscuarteleros e insinuaciones de tamaños, conquistas y éxitos varios. Al salir de una curva descendente unode los grupos finales observó un rápido agrupamiento femenino en torno a un objeto que había en elsuelo. El género hombre que por allí circulaba se acercó a comprobar tal objeto de adoraciónmultitudinaria y cuál no sería la sorpresa que el centro de atención era una seta. Quizá la única delcontorno, encontrada por un potente grupo femenino y con un curioso nombre: “Phallus Impudicus”(consultado el libro “Guia dels bolets dels Països Catalans” de Ramon Pascual, la llama familiarmente“Ou del diable”). La describe sin valor culinario alguno, pero no menciona otras virtudes que laimaginación produce cuando las feromonas están a flor de piel, o debido a enseñanzas de Lorena Berdúnen el televisivo “Dos Rombos”. Vimos que “un falo impúdico” era el centro de interés femenino:jolgorio, jerigonza, regocijo, admiración y quién sabe qué mas. Incluso un miembro masculino del grupo(que no diremos su nombre) se fotografió con el boletus a modo de otro “miembro” más entre laspiernas. Lástima que se le movió el artificial y en la foto salió totalmente flácido. Entre las posturasnaturales y los falos impúdicos, el calor y la desinhibición global, el camino se afrontó de otra manera. Y,por contraste, algunos quisimos creer que también habrá “phallus pudicus”. Porque si no, ¿qué hacemosalgunos aquí? Después en el autocar, en la zona delantera, comenzó un simulacro de concurso“Pasapalabra” con vulgarismos andaluces en torno a tal miembro: zupo, bergajo, cipote, chichorra y otrosque Jaume me imagino que aconsejaría no mencionar.La alegría de la retaguardia era ignorada por las primeras filas. A lo largo del recorrido todo fue fijarse enlos bosques de los bordes. Ocres, morados. marrones, amarillos, el otoño nos ofreció la mejor pintura sinestar en museo alguno: al natural. Que si se estudiaban los árboles, que si restos de animales marinosincrustados en las piedras, que si frutillas de colores, mucha observación que al final también consiguióotro resultado: ¡otro phallus impudicus! El caso es que ninguna seta más, de ninguna clase, y dos falosantes de llegar a mitad de camino.Una parada de reagrupamiento, al lado de una riera, nos mostró lo que es la uniformidad, la marcialidad yla disciplina que Pepe se ve impotente de conseguir aquí (ni falta que hace). Un grupo de “escoltes” osimilares desfilaron ante nuestros ojos con tal arte que suscitó algunos aplausos cual desfile de las FuerzasArmadas del ministro José Bono. De forma automática, hubo un movimiento de fuerzas contrarias y,mientras los marciales se adentraban en el bosque, los descamisados de Pepe se ponían en marcha en grandesorden pero con alegría y buen rollo. No sabían ellos y ellas cuál sería el regalo final.Sant Quirze de Besora, profundos olores de animales, cuadras, granjas, más olores hasta enfilar despuésde la última fábrica animal de perfumes un camino que ascendía cercano a una riera. Dudas, movimientosde mapas, consultas de diversos técnicos, necesidad de comprar entre todos un GPS con los fondosreservados por Pepe y, al fondo, muy al fondo, Els Munts . En un alto, como corresponde a la palabra,final de etapa, objetivo previo a las jarras de cerveza. Había que llegar. En marcha. Agua. Marcha. Ritmo yel camino que se empina(con perdón, Jaume). Estiramiento del pelotón. Dos grupos: unos, los que seentrenan por su cuenta en gimnasios y plazas varias, sufren menos si también probaron la épica ascensión
  13. 13. 13a esa montaña del Moncayo llamada por Pepe “nuestro himalaya particular de juguete y gaseosa”; otros,los que pretenden progresar poco a poco y conseguir el objetivo con paciencia y sin presumir de irsobrados.Ascensión sin parar. Una casa a la derecha.Ramón López se la mira con ojos“golosines”. Sigue subiendo. Empieza adescolgarse el personal. El pelotón se estira.Manel se agarra a un árbol pero él sigue contesón. Esto no se acaba nunca. “¡Mira quedecir que la etapa era casi llana!”. Caminoancho que se estrecha. Sube. No para desubir. ¡Qué horror lo que se ve! Piedra lisa enfuerte subida. Resbalones. No hay casi árbolesdonde sostenerse. Un trago de agua. Esto nose acaba. Sigue. Al fondo, falso llano.Seguimos. Una hilera de hierba envuelta en unlargo plástico blanco. Los de las feromonasmás embravecidas y aún con fuerzas haciendobromas sobre si era un gran condón (otra vezperdón, Jaume). Sigue subiendo (el camino, se entiende). Una senda que ya parece el final. Arriba. Esto nose acaba. Parones, pasos cortos, respirar hondo, cambio de color en la cara, sudor y más sudor. ¡Y decirque esto es llano! Arriba, la roca de Els Munts. Pero para llegar al final hay que girar a la derecha. Sigue elcamino. ¿Dónde y cuándo acaba? Al final, al fondo el cielo y el descanso. Hemos llegado. La camisetachorreando, la boca seca, los niveles de glucosa bajo mínimos pero el paisaje que se ve, lo máximo, algogrande en todas direcciones. Por orden y de forma circular: Puigsacalm, Gullieries, La Plana de Vic,Montserrat, Pedraforca, el Catllaras, el Cadí, Santa Maria de Montgrony, el Puigmal, el Taga, Bruguera, elMontseny. Todo y más desde Els Munts: 1086 metros y el mundo al fondo, en panorámica y abajo.Una vez en el bar de Sant Quirze de Besora, mesas repletas de bebidas y productos no de régimen. Unexquisito dulce de membrillo de Tessa, novedad gastronómica. Como siempre, donde se pone Manel es lazona más visitada. Siempre repleta aunque él casi no probara bocado debido a los efectos colaterales en sucuerpo de la última subida. Pero tuvo fuerzas aún para explicarnos un curioso método para quitarinmediatamente el hipo, en especial el femenino. Como tal método no aparece en los manuales oficialesque tengo encima de la mesa, no procede contarlo aquí.Para acabar, sólo desear que todos y todas podáis suscribir la frase que Ramón Alcaraz pronunció al finalde la comida a modo de resumen. “Hoy he estado en mi salsa”.Terrassa, 24 de octubre de 2004Tercera etapa, de Els Munts a Sant Bartomeu del GrauLos efectos colaterales de pasear un GPS entre la nieblaGRmanos y Grmanas, La salida de esta etapa pasará a la historia por la aglomeración de gentío antes dela hora prevista y sin que aún hubiera llegado el microbús. No eran jubilados que acudían raudos y velocespara ser los primeros en subir al autocar y situarse en el asiento acostumbrado. Esta vez la tercera edad ono le tocaba madrugar o venían más tarde. Éramos los GRmanos y Grmanas quienes nos adelantábamosal horario previsto. La razón, sin duda, es la coletilla que el jefe nos dejó caer en el último recordatorio,como quien no quiere la cosa. Una postdata en mayúsculas: “PD: SIGUEM MOLT MOLTPUNTUALS PER RESPECTE ALS QUE HO SÓN” impactó y todos cumplimos la orden, y máscuando repite dos veces la palabra clave. Recordar la ausencia de miembros históricos y miembrashistóricas y saludar a las nuevas personas que nos acompañaron: dos jóvenes con Cesc, la compañera deTesa y también remarcar que hoy se hizo realidad la visita de una persona que hacía tiempo que figurabaen la lista de espera de la consulta viajera de GRMANIA, Rosa Gil, experta en escaladas, cumbres, rutaslejanas y en el tratamiento de temas más profundos del paisaje humano.
  14. 14. 14El grupo GRMANIA ya se consolida incluso en los foros eclesiásticos. Una muestra evidente es eltestimonio impreso que el GRmano Jaume aportó, una publicación eclesiástica del nuevo Obispado deTerrassa en la que se nos cita como quintacolumnistas que conducen las mesnadas a Montserrat. Por otraparte, este gacetillero recibió la llamada del máximo organizador de la Romería invitándonos a ir aMontserrat el próximo lunes 13 de diciembre a efectuar una valoración de la expedición con los abadesdel citado centro religioso de Cataluña. También aprovechó para confiarnos la organización de la próximaromería 2005, si hay GRmanos y Grmanas que quieren colaborar.Pero la proyección de GRMANIA va más allá de la religión. Hoy toca hacer memoria histórica y recordarque fuimos unos adelantados a los tiempos políticos actuales. Ahora que tanto se habla de unosgobernantes que fueron de excursión política (y se supone que también gastronómica) a hacerse una fotoa Miravet y a anunciar el llamado “espítiru de Miravet”, deben saber que antes que ellos GRMANIA yaestuvo allí. En una etapa de lluvia las huestes de Pepe subieron a la fortificación, admiraron los meandrosdel Ebro en lontananza y, antes que el tripartito, nuestro particular GRpartito ya funcionaba con unauténtico espíritu de grupo, sin necesidad de Estatut propio de funcionamiento.Y no todo queda aquí. No hace mucho anduvimos por caminos cercanos a donde vivieron nuestrosancestros. Hemos pisoteado las tierras de nuestro nuevo abuelo Pau. El amigo “Pierolapithecuscatalaunicus” vivió al lado del GR 5, en una zona de Els Hostalets de Pierola que, cuando pasóGRMANIA, estaba desmontada por la construcción de un centro de basuras (al que se oponía lapoblación) y por estas excavaciones. Nuestros pasos, por tanto, también hacen y tocan la historia.Ponemos los pies en el suelo y, en esta ocasión, el destino inicial eran Els Munts.La niebla fue nuestra compañera en Osona, capaz de mojarnos por fuera, convertirnos en sombrasandantes, adornar el paisaje con esa bruma fantasmagórica que también tiene su belleza. Sin embargo, elalivio a tanta penumbra llegó cuando el conductor paró el autocar al lado de Els Munts, encarado a laprofundidad de la perspectiva de unpaisaje espectacular. Hasta el chófer seasombró y tal cara puso que aún quedómás perplejo cuando Manel le cortó lassensaciones con la frase: “¡Mira, gorrión,a dónde te traemos para que veas estepaisaje y encima te sale gratis!”. Mientraslos atuendos y demás parafernalia eracolocada como corresponde entreexcursionistas avezados, hubo quienes setrasladaron al punto final de la etapaanterior. Se desconoce si para añorar lasubida última, para presumir de lossudores allí derramados o sólo para verel paisaje ya conquistado, de forma másdescansada que en la anterior ocasión.Lo que sí causó extrañeza fue que en unlugar alto bautizado precisamente con el nombre de Els Munts, nada más bajar del autobús, hubiera unremo de una barca. Hay quien se le abrieron los ojos como platos, quizá soñando con esa embarcaciónnueva que espera como oro en paño, mientras Pedro, de tierra adentro, viendo el objeto como un vulgarpalo de agua, interpretó tal esotérico símbolo como que “es que aquí no dan un palo al agua”.A esta altura, entre los pertrechos de Pepe no podía faltar su ininterrumpido trasteo con el GPS. Botones,coordenadas, menús, flechas, grados, kilómetros, pueblos, direcciones, fueron los conceptos másimportantes de la programación del día. Todo giró en torno al nuevo tótem: retrasos, estiramientos delgrupo, concentración en torno al aparato, movimiento de la máquina en todas direcciones, interpretaciónde su pantalla, memorización de todos los datos para ofrecerlos como una exclusiva catalano-mundial enwww.grmania.com. El caso es que Pepe lucha para comprender la máquina con progresivo espíritude victoria. Pronto nos citará en su colegio a una sesión presencial, impartida con tecnología muy visual,incluida la ya imprescindible presentación en Power Point , para hacernos amena su explicación de lasinterioridades del GPS del grupo. La idea de su intervención académica es evitar, como dijo Jordi, “salircon la cabeza caliente y los pies fríos”. Por eso se ha preparado concienzudamente en esta etapa.
  15. 15. 15La niebla fue un factor que se confabuló con el buen ritmo y pronto se observó cómo casi se batíanrécords de km por hora andada. Parada obligatoria para el primer tentempié al abrigo, en un bello lugarllamado Santa Llúcia. En el porche de entrada a la iglesia hubo lucha contra los elementos, búsqueda sinGPS del sitio más resguardado de la niebla y colocación de las posaderas en el mejor lugar posible.Mientras el retrasado GPS aparecía, el panorama debajo del tejado era un conjunto de cuerpos en variadasy decentes posturas: sentados en un banco de piedra, cuerpos por los suelos, de pie, en recónditosrincones. Pero la niebla hacía de las suyas y pronto se descubrió que la iglesia adyacente a la masía estabaabierta. Una vez el GPS ya estaba de cuerpo presente, los acólitos de Pepe fueron entrando en el recintosagrado. Creyentes, agnósticos, ateos, todos los perfiles ideológicos fueron desfilando por el interior delcentro de culto. Hubo hasta quienes recordaron sus tiempos jóvenes y subieron al coro. Pero este ataquede fe, cierto en muchos GRmanos y Grmanas, era para otros una búsqueda de calor.La casa de Santa Llúcia, según le informó a este escribiente un muchacho que salió, era un centro deacogida de menores de edad con familias con problemas.Desde aquí a Sant Martí Xic, el camino fue un original paseo entre la niebla, con cierto encanto de paisajemisterioso. Vegetación de media montaña, tierras de cultivo, el olor porcino propio de la industria animalde la comarca, la magia de las tierras aradas que esperan la siembra de la futura vida, todo en un paisaje demontículos que demuestran que la Plana de Vic no es tan plana como dice su nombre.Sant Martí Xic, a 845 metros, encimade impresionantes riscos queacreditan un paisaje tan espectacularque se propuso repetir la etapa enmejor tiempo, esta ermita estádecorada con una escultura exterioren homenaje a las personas quecaminan por allí (o sea, tambiénnosotros) y con un maravillosopoema del añorado poeta de Roda deTer Miquel Martí I Pol. Cerca, otrasletras de Jacint Verdaguer, el mossende Folgueroles. Fotos con la ermitaal fondo, fotos en grupos, en parejas,subida al Castell de Voltregà ytambién fotos arriba, en medio de labandera catalana en un 20 N,aniversario de la muerte de Moya.Allá en la cima, en un momento de recogimiento ante aniversario tan “sentido”, alguien dio fe de unaconversación histórica dicha “off de record” entre los falangistas, allá por los años 30/40 del siglo pasado.Estos camisas azules insinuaron, sin que el más que general los oyera, que se podía reconocer la banderacatalana como representante del Estado español. Aducían estos secuaces de Primo de Rivera que laespañola es una reproducción de la catalana con menos barras y, en su sentido práctico de la política,decían que así se acabaría con los problemas que les creaban Cataluña y otras zonas peninsulares. PeroMoya no los oyó. Sus cabezas se libraron de un tajo seguro.Bajamos por un paisaje imponente, de cortados majestuosos que nos descubrieron una cara desconocidade Osona. Llegamos a una hípica, donde hubo reagrupamiento de la tropa, con insinuaciones e insidiasrespecto al nuevo juguete electrónico y a su portador. Que si hay que ponerle un horario de uso, que sillevarlo apagado, que si confiscarlo, que si guardarlo bajo llave, sin valorar que el estiramiento del grupo sedebía a la profundización en sus conocimientos del GPS para preparar mejor el Power Point y nocalentarnos la cabeza con tanta teoría. En la espera, rodeados por caballos, un perro con una gran heridavino a vernos, sin sospechar que nuestra experta veterinaria hoy no estaba. Pero sí que fue una agradablesorpresa, y muy aplaudida, el detalle de la hípica de poner los colores del GR impresos en un mosaico y enun lugar bien visible de una pared del complejo caballar.El camino nos va descubriendo el encanto de árboles casi desnudos, con el suelo acolchado por unaesponjosa capa de hojas casi secas. Suaves y continuas subidas que nos conducen a la última ermita de laetapa, Santa Perpètua de Voltregà. Desde arriba, con la niebla casi recogida hasta su probable despliegueal día siguiente, observamos el típico paisaje osonenc, propio de manuales de escuela y de anuncio de
  16. 16. 16pizza o fuet de Casa Tarradellas, de Gurb (por cierto, anuncio con masía incluida grabado en una casa deun pueblo cercano, Cantonigrós). La llegada a Sant Bartomeu de Grau fue el final de una de las etapasmejor marcadas, con la novedad de señales del GR3 que forman parte de los indicadores de tráfico. Sinembargo, todo quedó en “porca miseria” cuando vimos que en el único bar abierto de tal pueblo nosabían apreciar con quiénes estaban hablando y no mostraron demasiado interés en abrirnos sus grifos decerveza.Ni Sant Bartomeu, ni Gurb, hubo que buscar un abrevadero en Vic. Allí, el trasiego de bebidas fue laantesala de los abundantes chocolates, del anuncio de la Navidad con productos típicos de las fechas ycon el trasiego abrumador de la lotería. Por momentos aquello se convirtió en una timba de juego.Mientras Manel luchaba por vender las participaciones de su número oficial, otros se le adelantaban ypretendían esquilmar los bolsillos con números variados, no fuera que se acabara el dinero en metálico. Elsaqueo adquirió tales proporciones que algunos tuvieron que pedir prestado, otros querían ir a buscaralguna oficina bancaria y hasta se las vieron y se las desearon con reservar la cantidad para pagar elautocar. Mientras, Manel hacía publicidad de su compra y, para los incrédulos, decía que había ido a rezara Montserrat, Lourdes y Fátima; que le había pasado los décimos por la chepa de un jorobado en lamisma administración. Todo fueron excusas para que nuestros vendedores ambulantes vaciaran lascarteras de quienes confiamos en que nos toque y organizar un viaje conjunto de dos meses para hacer elGR de Canadá que va de punta a punta.En el capítulo de novedades, destacar la propuesta de aumentar el patrimonio con la compra de doswalki-talkis de cobertura cercana a los 5 km. Así en cada etapa cada aparato lo llevarían respectivamentelas personas de cabeza y las que cierran filas. Serviría para evitar pérdidas y que nadie tenga que gastar susaldo del móvil en el rescate de personas extraviadas.También los mentideros andarines ya están proponiendo y trabajando en futuras expediciones. Citando alsocorrido Paul Eluard con su frase “Hay otros mundos, pero están en éste” (cita a la que acudimos lospedantes), se pretende por lo menos acercarnos a los paisajes más próximos. De hecho el jefe ydiplomado en el Departamento de Albergues, Paco García, ya perdió una etapa del GR para husmear yvalorar el albergue de Berga y tenerlo en cartera para empresas posteriores. Otras GRmanas como Ana yCati, se desplazarán como enviadas especiales de GRMANIA a un albergue de una zona de Cuencadurante el puente del Pilar. Estudiarán el terreno para una prevista salida a ver el nacimiento de los ríosCuervo, Tajo y Segura, y la ciudad encantada de Cuenca, las Torcas, etc. Para completar los proyectos, yase contempla la posibilidad de proponer una salida para abril a Àger. Si somos cerca de 40 podríamosincluso “bloquear” el albergue de la población, en palabras de Pepe. Quien quiera hacer parapente estiloMarta Ferrusola es opcional, el objetivo es iniciar el GR 1 y hacer el recorrido por la impresionantegarganta de Mont-Rebei.En fin, desear la solución de quienes tienen problemas en las rodillas(con 3 en 1, voltarén o sucedáneosgenéricos), espaldas, mareos, bajadas de glucosa y otros achaques circunstanciales. Nos toque o no el62799 u otros números, lo importante es seguir y continuar con esa buena salud física y sobre todomental que puede aportar GRMANIA a todos y a todas.Terrassa, 21 de noviembre de 2004Cuarta etapa, de Sant Bartomeu deGrau a LEstanyLas andanzas en una pista americana, entregascones y baños involuntariosGRmanos y GRmanas, la del albasería cuando, a la hora en punto y enel lugar de autos, no había nadie. Losprimeros que asomaron por elkilómetro cero quedaron tandesconcertados que dudaron si lamedia hora más tarde habíaprovocado cierta relajación horaria.Claro que, como no venía la amante
  17. 17. 17de la puntualidad, Ana, hubo una inconsciente permisividad general. Incluso un nuevo GRmano, Fidel,marcó la diferencia y puso a prueba la permisividad del grupo. Pero no llegó a alterar la comprensióngeneral ante casos provocados por Morfeo.Y, hablando de ausencias, echamos en falta a aquellas personas que alegaron y justificaron el no ocupar subien ganada plaza en GRMANIA. Destacar quienes tuvieron que ir de notario como Manel (ése sí que esun buen “gorrión”, Manel); otros a ensayos de teatro como Ramón Alcaraz que, por cierto, tuvieron quehacerlo “en la antigua Funeraria”, y para justificar su ausencia lo hizo en estos términos: “Lo siento, perosí se ha encontrado lugar de ensayo. ¡ La antigua "morgue" funeraria de Terrassa ! Será un teatro hinchadode almas”; hubo quien, como “aceitunera altiva”,(Cati). justificó la ausencia de su bota con que tenía querecoger estos frutos en un lugar tan olivarero como las inmediaciones de Terrassa; Adela, de cena; Belén,quiere y no puede; Ramón López, ¿?; Francesc, algún motivo tendría; pero, mención especial esacordarnos también de quienes, por practicar el estar en forma y hacerlo con mucha ilusión, se hallanpostrados por impedimentos corporales, es uno de los tributos que hay que pagar por tanto caminar:Charo y Rosa con resfriados, Ana con su rodilla y Paco Ortega, con mucha ilusión por venir pero tambiéncon su rodilla indispuesta. De parte de todos y de todas GRmanos y GRmanas, deseamos que seproduzcan prontas recuperaciones y el 15 de enero nos encontremos en el punto de salida habitual, conmás puntualidad que la practicada hoy por los tardíos asistentes (casi todos).Antes de montarnos en el autocar todas las miradas se centraron en las manos de nuestro jefe cuando, desus bolsillos, empezó a efectuar tal despliegue tecnológico que hubo quien ya pensó en una futura maletadigital adosada a la mochila: dos walki talkis y el GPS, (todo del patrimonio de GRMANIA) , además desu teléfono móvil y el formato excell de su hoja de inscripción con quienes iban a la etapa, con textotambién digital (entiéndase: escrito a dedo). Los Walkis fueron el nuevo juguete, tan impactante que yadisponemos de nuevos sonidos por el bosque: pitidos varios al principio y al final, nuevo diccionario contérminos tales como: “me copias, me recibes, afirmativo, alfa-omega llamando a eco-charly, zorro deldesierto llamando a ave rapaz”, y demás palabrería variada. Se solicita que cada GRmano y GRmana vayapensando en un ALIAS original para cuando le toque el turno de prácticas de walkis. Y que, a ser posible,sea creativo en sus estructuras verbales para la mensajería instantánea por ondas. Total, que entre móvilessonando, GPS orientando, walkis pitando, la etapa pintaba con muy buenan y segura orientación. Pero notodo fueron flores y violas.La comarca de Osona se despidió de nuestras botas de buenos pisahormigas con la acostumbrada nieblaque, a medida que subíamos y llegábamos al punto de salida, se iba aclarando. El Lluçanés, poco después,nos sorprendería con una pista americana que ya la querría Bush para entrenamiento de sus Marines. Lasalida del sol fue el primer espectáculo visual. Sant Bartomeu de Grau nos recibió con un gran desplieguede antenas parabólicas en los balcones. No es que sea un pueblo altamente desarrollado en las famosasTIC, y menos después de que el señor Puigneró cerrara sus bien subvencionadas fábricas textiles. Las“paelleras” miran todas a La Meca o sitios similares. Por algo será. Sin embargo, tales adelantos noshicieron pensar que quizá la próxima compra que nuestro jefe haga sea una antena parabólica plegable,extensible cuando se quiera. Hubo quien, ironizando y llevando su imaginación al máximo, pensaba en lamáxima autoridad con dicha antena en forma de peineta cogiendo mejor la onda de su GPS, futuribleportátil, móvil, walki talki y demás parafernalia que puedan inventar los chinos para ésta o próximasNavidades.La etapa se inició con impactantes vistas del Pirineo nevado al fondo. El Puigmal y demás picos quenuestra memoria identifica se elevaban cual atalayas invernales. Más cerca, además del perfume animal deestas zonas, masías típicas de postal con animales, campos con el tallo del nuevo trigo despuntando en lastierras sembradas no hace mucho, el verde que quiere anular el marrón del terruño, caminos helados yresbaladizos y señales de GR que apenas se identifican. Menos mal que los primeros kilómetros tuvieronel auxilio de la tecnología punta. Los walkis no paraban, cada poco identificación de posiciones, avisos,bromas y ciertas envidias por parte de quienes los veían pero no los tocaban. Hasta hubo quien hizopropuestas sospechosas y se imaginó qué pasaría si estos aparatos vibraran también. El lascivo individuose dejó llevar por otros pensamientos, inapropiados para la ocasión. También Pedro nos deleitó con subuena memoria histórica y nos trasladó a las parejas de la Benemérita Guardia Civil cuando en Andalucíahacían ostentación de los primeros transmisores a distancia. Les llamaban “ el mancontro”, pues aquellospicoletos presumían de estar todo el día comunicándose así en andaluz nativo: “m’ ancontro en tal lugar,¿tú dónde t’ ancontras, cambio?”.
  18. 18. 18Parada para el desayuno, lugar soleado donde comenzó a circular por determinados mentideros el rumorde que faltaba una bota. Tanta tecnología punta y poco detalle práctico. Este escribiente, ante tanardorosos deseos insatisfechos, ha propuesto a la máxima autoridad que se brinda para adquirir una botacomunitaria, con cargo al erario público de GRMANIA. Será otro objeto para el patrimonio colectivo,siempre que nadie se oponga. Todo viene porque el hábito creado por Cati ha arraigado tanto que ya hayquien lo echa en falta. Para que esta GRmana no tenga que asumir esta obligación y pagarla de su pecuniopropio, se propone que en cada etapa se encargue una persona diferente de traerla llena. Así, en vez dehacer catas a ciegas, daremos tragos en público. Y se sugiere que cada sumiller catador valore la calidaddel vino de quien lo ha traído, que lo clasifique afinando sus papilas gustativas, haciendo sus pinitos enidentificar de qué denominación de origen puede ser, qué añada, etc. Recuerdo que con esto se pondrá aprueba el gusto vinícola de quien lo trae, pero sobre todo su capacidad adquisitiva para sorprender concalidad y qué producto le ofrece a la compañía. Si nadie se opone, yo seré el primero que iniciaré la rondael 15 de enero. Es otra idea más para compartir en grupo.El suelo helado dio paso al barro y tanto uso de las nuevas tecnologías provocó lo que se esperaba: elrápido desgaste de las baterías. Tanta novedad para tan poca carga. Quizá haya que adquirir un cargadorde manivela o de pedales, un nuevo equipo móvil para alimento de tanta maquinaria. Las señales casi noexistían y, con tantas subidas, bajadas, giros, cruce de rieras, paso de vallados, hubo que recurrir a las dosherramientas tradicionales que menos fallan: los papeles y las voces. Menos mal que las fotocopias eranbien interpretadas. Un comité de sabios le asignó a Ginés hasta una suficiente puntuación por saberleerlas, interpretarlas, explicarlas y recordarlas. Ahora, para después de Navidad, le falta traer la redacciónfinal y la presentación en Power Point. El excelente lo va ganando, a pesar de sus posteriores chapuzonesy bautizos casi invernales. Y, sin walkis, los silbidos, las voces, las esperas, marcas, flechas en el suelo, osea, la simbología tradicional fue nuestro mejor auxilio ante fáciles pérdidas. Porque hubo momentosdifíciles: sin señales, las expertas y expertos en la búsqueda de fredolics desorientados, momentos dequerer seguir el rastro en el camino: sólo se identificaban marcas de neumáticos, huellas de pezuñas,mucho excremento, más barro y poca huella podológica humana. Retrasos, reagrupamientos,reencuentros, renovación de fuerzas y retorno al trabajo andarín.El camino poco a poco fue adquiriendo un cariz de campo de maniobras militares. A menudo seestrechaba y se cubría de tantas zarzas que era difícil sortearlas todas, ¡y cuidado con las orejas!. Desgarrode la camisa de Jordi, un siete en el pantalón de Jaume, tirones de las fibras de la indumentaria, mochilasllenas de hojas, barro hasta la rodilla, subidas tan embarradas que era más fácil bajar por la inercia que darun paso hacia arriba. Pero los GRmanos y GRmanas adoptaron las medidas adecuadas y sortearon tantosobstáculos que ya sólo les quedaba por despejar una incógnita: ¿quién era “el brau Gascón”? estaba muybien publicitado por todo el recorrido , anuncios del toro susodicho, no se sabe si para que se prepararanlas vacas ante sus dotes sementales o para prevención de riesgos laborales a posibles caminantes. El casoes que todo eran pasos estrechos, alambradas de tales dimensiones que el amigo Gascón, como no se leveía, ya hacía dudar tanto de su existencia como pasa con Bin Laden.El paisaje de media montaña descubría los efectos de la despoblación y tantas masías, con tantas historiasy vivencias en su interior, estaban ya olvidadas y casi caídas. También las había aún con vida, como laúltima de Sant Bartomeu de Grau: animales de pico y de pluma, casas con las proporciones de los dibujosde Pilarín Bayés, masovers abajo y el amo arriba, otras casas reconstruyéndose, pero todas juntas, nadaque ver con la mansión de Mas Castell.¿Quién sería su propietario/a y a qué se dedicaría?.La pista americana nos iba preparando para afrontar gestas posteriores, y sin aparecer aún nuestroincógnito Gascón. Nos tensaba los músculos sorteando obstáculos, pasando pequeñas rieras, con o sinagua, sin saber que nuestro Gascón particular e imaginario vendría pronto. Y vino en forma de rierahonda, con agua y con dificultades. Equipos de husmeadores y olfateadores adiestrados efectuaronprospecciones por la zona para descubrir posibles pasos alternativos. Nada, no había otra solución quepasar por encima de unas ramas. “Alea jacta est”. Los primeros fueron pasando como equilibristas con unpie casi en el agua. Mientras los de un lado temblaban, los del otro observaban la maestría de cómo ponerlos pies. Claro que un selecto grupo se atrevió a enseñar sus extremidades inferiores, descalzarse yafrontar las heladas aguas como si fuera un tratamiento antivarices. Rosa Gil y Tesa consiguieron el reto ycausaron admiración. El sector masculino se veía como sexo ya más débil de lo que el actual mercado loconsidera. Tamaña proeza y atrevimiento femenino debía tener su respuesta. Menos mal que un hombrecomo Jaume se atrevió a dejar el pabellón muy alto. Tanto que no sólo enfervorizó a la masa sino que seoyeron procaces y atrevidos piropos a sus esbeltas piernas. Un logro más de la igualdad de sexos y de
  19. 19. 19pérdida de vergüenza de los hombres en piropear a Jaume. Los nuevos tiempos políticos nos conducen aesto.El paso fue correcto hasta que lopeor se produjo. Quien habíaconseguido buena clasificaciónen dominio e interpretación dela lectura, no pudo superar laprueba de paso y cayó al agua.Ginés sufrió un remojón integraly todos nos imaginamos en supiel, pues nos pudo haberpasado a cualquiera. Menos malque, debido a la asignatura de laque es experto, supo tomarse elchapuzón con mucha “filosofía”.Fede cerró el grupo con ciertolavado de pies incluido.Inmediatamente se puso enmarcha la máquina solidaria parasecar a los mojados. Los centrosde recursos mochileros sacaronde todo para socorrer a los pasados por el tren de lavado. Y también fue motivo de cierta observación delas intimidades de los afectados. En pleno mes de diciembre el espectáculo era digno de un cabaret.Despelote, calzoncillos al aire, redondeces, protuberancias imaginadas a lo lejos y abultamientos varios,todo porque por allí aparecieron unos kalvin klein limpios de color beige (por aquello de que disimulanmejor la raya de en medio), modelo “huevos colgando”, según palabras de Carlos, su propietario. Lamoda invernal debido a las circunstancias solucionó el problema y dio paso a otras tendencias del pret-a-porter de la temporada, en especial el lucimiento de piernas de Ginés con unas mallas de Fede.Y mientras, pasos y más pasos estrechos y difíciles, llenos de alambre espinosa, superados “dejando pelosen la gatera”, según Pedro. Pero Gascón no aparecía, aunque se oían en lontananza mugidos de ávidasvacas que querían gozar de sus atributos y habilidades. Lo que sí se veían eran los efectos del paso deunos animales que, según Antonio Gil, se pueden llamar técnicamente jabalines y jabalises, pero que se lesconocen por el nombre vulgar de “biiiiichooosssss”. Y acebo, mucho acebo masculino y femenino.Tentadoras plantas protegidas por la ley, alguna rota por desalmados, que le facilitaron la faena a quienantes había lucido sus piernas y es docto en temas eclesiásticos, teatrales y de contador de cuentos. Tuvola osadía de desafiar a los posibles guardas y presentarse en el bar con su trofeo navideño. No era Gascón,sino una decorativa rama de acebo con sus bolas rojas.La retrasada llegada al hostal Grau de L’Estany se hizo saltándose todos los pronósticos. El GPS ya casihabía enloquecido y no le salían las cuentas, aunque nos advirtió que sólo habíamos hecho 25km y 700metros. Y eso va a misa, en palabras de su administrador. Cuando el grueso del pelotón llegó, los tresmiembros de cabeza ya había reservado y preparado el abrevadero, y ya se estaban abriendo los grifos delos barriles de cerveza. Amabilidad total del dueño del bar-restaurante que, desde el primer momento sebrindó a mojar las secas gargantas. Una vez acomodados todos, se notó aún más la ausencia delencargado de traer la tabla de embutidos ibéricos, Manel. Esperamos que con los restos de esos patanegras y cinco jotas que le regalan por Navidad nos pueda agasajar en la próxima etapa y recupere así elprestigio perdido en ésta.No obstante, también nos consolamos con ese experto en acebo, Jaume. Nos trajo un chorizo ibérico deun pueblo de Salamanca llamado Vitigudino que parecía “teta de novicia”. No fue comparable con eldetalle de Pepe, una bolsa con añejos restos procedentes de la última expedición a Bruguera. Destacartambién las prácticas degustativas que le ayudamos a llevar a cabo a Tesa. Nos sorprendió con un paté dequeso de cosecha propia, fruto de los aprendizajes que hace en su cursillo de cocina. La animamos todosa que progrese más adecuadamente y se destaque aún más con alguna otra delicatesen tipo “bocatto dicardinale” para la próxima etapa. Si hemos de ponerle nota, tendrá más de un DESTACA. Después, a lospostres, apareció nuestro inefable Ambrosio acompañado de la Preysler y los ferreros rocher se juntaroncon tantos y tan buenos chocolates que no hubo posibilidad de degustarlos todos.
  20. 20. 20Mi “ite missa est” de esta epístola debe acabar con un ruego que Paco Troya me ha hecho: ponerle unapenitencia pública a Jaume por su pecado venial al coger acebo. Como su formación eclesiástica y sussaberes superan a los míos, me veo imposibilitado en adivinar cuál es el recto proceder canónico en estoscasos. Dejo a la divinidad y a su conciencia que obren en consecuencia porque “amigo Sancho, con laiglesia hemos topado” (y nunca mejor dicho en el 400 aniversario de El Quijote). Yo, más terrenal, lesugeriría que, “para desfacer el entuerto”, podría traer alguna otra vez más chorizo de Salamanca.Esperemos que, antes de desearnos buena salud el día 23 de diciembre, ese pelao que cada diciembre noscastiga los oídos con eso de que cada Navidad tus sueños juegan a la lotería nos ayude en el 62799. Y sino lo hace, nos conformaremos con la suerte de seguir saliendo a caminar, de esperar que se recuperen laspersonas del grupo con problemas y de seguir disfrutando en grata compañía. Y esto ya es una buena ysegura lotería.Terrassa, 19 de diciembre de 2004Quinta etapa, de L’Estany a Monistrol de CaldersEl arte de romper el hielo y magrear la botaGRmanos y GRmanas, después deNavidades, pasados los Reyes y enmedio de las rebajas, las mismas caraspero con otro aspecto se presentaronal lugar de concentración yexpendeduría de excursiones parasegundas, terceras y cuartas edades.Como siempre, pronto se rompió elhielo inicial: saludos, ¡qué bien estás!,¡te han sentado bien las Navidades!¡No has cambiado nada con el año!,etc. Las rebajas y los Reyes eraevidente su comprobación: nocolgaban las etiquetas de algunasprendas pero estaba claro queestrenos había y mejoras significativasen las fachadas corporales. Sobre los efectos de los yantares navideños en los cuerpos, aquí podemosaplicarnos, sin que nadie se sienta ofendido, aquella definición que hicieron del poeta latino Horacio porel aspecto tan orondo que ofrecía: “Lucio y rubicundo como un lechón de la piara de Epicuro”.Los Reyes parece ser que no le trajeron a nuestro coordinador general ninguna de esas máquinas móvilesde control del personal ya citadas en otras ocasiones. Ayudado por Carmen, se presentó en el momentode pasar lista con un novedoso recurso para contar a sus acólitos: nos tenía apuntados a todos en un papelque luego levantó las sospechas de Jordi: por un lado había deletreado nuestros nombres pero por elotro... era un comprobante conforme había sacado dinero de un cajero automático. Se desconoce si erauna encubierta ostentación de que manejaba bancos, o que aún tenía fondos al principio de la cuesta deenero o que había acudido a última hora al cajero de enfrente para no quedar en evidencia.Las expectativas de asistencia eran muchas pero la realidad fue distinta. La comisión de Notables ruega asus Excelentes Señorías que, cuando prevean que no podrán acudir a la cita sabatina de GRMANIA, loavisen con antelación. Esta vez hubo alguna persona de fuera del grupo que no pudo venir a disfrutar denuestras habilidades andarinas por no saber si había o no bajas. Además, al parecer dos observadores de lacompetencia, o sea, ejecutivos de un centro excursionista terrassense quieren venir, de la mano de RamónLópez, a comprobar esas cualidades que se comentan por la ciudad sobre nuestras virtudes, rectitud en elpaso, marcialidad, informalidad, buen talante, instrumental tecnológico y desorden ordenado. Por esointeresa que, si hay bajas, nuestro máximo jefe lo sepa cuanto antes. Como novedad, esta vez hubo querecurrir a un matrimonio de la tercera edad como estrellas invitadas para hacer más bulto dentro. Comose enteren los grupos de pensionistas, que habitualmente esperan en el punto de salida, que se puedehacer esto, alguna vez podremos tener conatos de conflicto, que se podrán resolver cuando se enterenque con nosotros no volverán con ningún jamón, garrafa de aceite o manta de regalo.
  21. 21. 21A medida que aclaraba el día se veía que la etapa se presentaba fría. Un efecto colateral fueron lospertrechos con que hubo que cubrir las extremidades, formándose una columna que parecía que eranparte de una expedición de asalto o de una manifestación violenta no autorizada: buffs, gorros, orejeras,guantes. Los ojos era casi lo único que se veía, porque tenían que ver, claro. Y la helada acumulada demuchas jornadas de anticiclón nos acompañó por estas tierras del lluçanés y del moianés, con las cumbresnevadas del Pirineo al fondo. No hubo necesidad de grampones pero sí de vista para no medir el cuerpoen su total longitud cuando estuviera tirado por los suelos. Como por ejemplo este escribiente, que tuvoque hacer un quiebro involuntario e irregular debido al hielo, salvado en el último momento e “inextremis” por el buen reflejo de ayuda del GRmano Gil, el cual evitó que el desvencijado chasis óseo deeste plumilla se desmontara en el camino, como si de un puzzle se tratara.A medida que nos abríamos paso por los helados caminos, la animación fue subiendo aunque latemperatura era baja. Para entrar aún más en calor y usar las extremidades superiores, se aprovechó unacharca helada para hacer ejercicios de tiro. Una incesante lluvia de piedras constató el grosor de la capa dehielo, hasta que los bíceps de Carlos acabaron con el encanto de conseguir lo difícil y lanzó un pesadopedrusco que descubrió el agua. Claro que hubo quien, tocado por los recuerdos del concierto de AñoNuevo en Viena, dirigido por Lorin Matzell, quiso trasladar la escenificación de los valses de Strauss porlos palacios vieneses a esta charca. Ramón López se imaginaba bailando “El Lago de los Cisnes” encimade esta superficie helada.La parada reponedora de fuerzas se aprovechó para presentar en sociedad la última adquisicióntecnológicamente más práctica: una bota de dos litros, llena de vino tinto del Penedès. A pesar de que aúnhay que perfeccionar su curación, la bota alegró el yantar y removió las lenguas y cerebros que aúnfuncionaban a bajo régimen por los fríos invernales. Este objeto, fabricado en Pamplona y de la marca“Las tres ZZZ”, hubo que importarlo de León. Situada en tierras al norte de la tan nombrada ciudadsalmantina donde se encuentran los añorados y polémicos legajos que todos pronto tendremos queaprender de memoria, se envió allí un comando para rastrear por las tiendas de cuero, pellejerías,guarnicionerías y similares, todas ellas dentro del famoso “Barrio Húmedo” leonés. Y qué mejor nombrepara buscar allí una bota, sitio muy visitado últimamente por famosos presidentes llevados de la mano deZapatero a que se familiaricen con la cultura de vino y de la recia tapa leonesa como aperitivo. Al final, yaes patrimonio de GRMANIA, aunque el comprador tuvo serios problemas para el cobro de los 39 eurosque costó, sin incluir vinos, tiempo, viajes y preocupaciones para su curación inacabada. Cuando presentóun papel a modo de factura, era tan informal su contenido que pronto se sopesó la posibilidad de formaruna comisión de investigación. Todo eran irregularidades: no llevaba desglosado el IVA, el nombre de latienda estaba al revés y no figuraba el NIF. Sin embargo, todo se solucionó cuando el empresario delgrupo atestiguó su validez porque él, con facturas de este tipo trabaja a menudo y dio fe de que cuelan enHacienda e incluso obtiene pingües desgravaciones fiscales con papelillos así.Pepe aprovechó la piel de cabra de la bota para dejar volar su imaginación. Qué mejor estructura caprinapara que, al acariciarla, nos vengan a la mente gratos recuerdos y podamos usar el verbo “magrear”, comosi fueran ejercicios corporales prácticos sugeridos por Lorena Berdún en el programa “Dos Rombos”.Pero también nos enseñó sus penúltimas adquisiciones del diccionario. Así, nos previno del peligro enque puede derivar el levantamiento continuado de la bota: podemos caer en una “Dipsomanía” (os ahorroconsultas, según el diccionario de la Real Academia: “tendencia irresistible al abuso de la bebida”). Estevocablo se une a otro enseñado en etapas anteriores, una vez que el Forum ya pasó: cómo se llaman loshabitantes de la ciudad mexicana de Monterrey, próxima sede del Forum: Monterreginos. ¡Qué culturacogemos en los GR!La amplitud de los caminos nos condujo hacia Moià (no confundir con la tierra de Moya, donde según lashabladurías populares “cada uno fuma lo que le sale de...), localidad que nos recibió con la música de lascampanas tocando a muerto. Impresionante toque con su cadencia funeraria. Callejeando llegamos hastala puerta de la iglesia, observamos el duelo y admiramos la estructura peatonal de la capital del moianés. Ala salida hubo que consultar los papeles y se produjo un conato de incidente multicultural que no llegó amayores. En un momento Manel le pidió a Jordi que mirara el mapa y para ello utilizó la expresión: “Miraesos papeles en regla”, sin darse cuenta que detrás de él venía un ciudadano de lejanos países africanos yque al momento se percató de tan preocupante frase. El rictus de espanto de su faz fue por momentostodo un poema, hasta que vio que Manel no era de “la pasma” ni tenía pinta de agente secreto de nadie.Como no podía faltar, de nuevo nos enfrentamos a los ya habituales cruces de rieras. En esta ocasión, alas dificultades propias del salto se unió el hielo y los resbalones propios del terreno barroso. Las
  22. 22. 22habilidades atléticas quedaron de manifiesto y nadie tuvo que tomarse el posible chapuzón con la filosofíade nuestro recordado Ginés. Los caminos eran auténticas pistas heladas en las curvas umbrías. Romper elhielo continuamente era nuestra labor, igual que admirar el encanto del agua sólida en las cascadas del ríoCalders, los tonos blanquecinos del río helado como si fuera espuma, la capa superior de las aguasestancadas que invitaban a su contemplación y fotografía. Y seguir tirando piedras sin llegar a agujerear loque el frío consigue en el agua. Es la naturaleza en invierno sin niebla y con los tibios rayos solares aúnbajos.La parte final de nuestros 25 km. 300 metros (Según el PePeeSe-PPS o GPS) de la etapa tuvo dosprotagonistas destacados. Por un lado, la veloz escapada que protagonizó Rafael en un quiebro que hizoen un momento inesperado. Los últimos seis km. demostró los resultados de su entrenamiento ytenacidad en la cinta del gimnasio. Imposible alcanzarlo por parte de cuatro “galgos” que salieron sólopara divisarlo en lontananza. No fueron capaces ni de eso. Y la protagonista femenina fue la primeramujer en llegar, Adela. ¡Cuánto nos agradecerá cuando haga el Camino de Santiago la preparación física aque la estamos sometiendo! Buen papel, por otra parte, por el resto del personal, como siempre. Pero enespecial Ana, que se atrevió a enfrentarse a una etapa aun sabiendo que su rodilla estaba mal y que deberíair con bastones. Y tener en cuenta también otras personas que ya venían “tocadas” por gripes varias comoCati o Ramón Alcaraz, que acudieron a la GRterapia como posible forma de curación que pronto habráque patentar. Aprovechamos para animar a quienes no vinieron a la etapa por problemas de salud orodillas, para que se reincorporen pronto: Paco Ortega, Rosa Gil y otras personas.Monistrol de Calders, pueblo de buenamanduca según certifican algunos(apuntad un sitio “afartapobres”:restaurante El Rubell, carrer de laVinya 6, teléfonos 938399003 y938399086), fue el final de la etapa y elprincipio de la reposición de fuerzas.El bar Cuell nos retrotrajo en eltiempo a aquellos garitos con estufa deleña en el centro, tarde de toros o defútbol con partida de tute o dominóincluida. Además de los preparadospersonales, las mesas se llenaron derestos navideños. Tanta comida hizoque nuestro jefe aconsejara “que nocomáis sin sentido”, y quién le hacíacaso ante tantas tentacionesgastronómicas. Los chocolates, como siempre, fueron el centro de atención y si no que se lo pregunten aCarmen, cómo disfrutaba. Los demás, pues lo mismo. Una iniciativa para el futuro que surgió de caminoal autocar. Como en un futuro lejano debería haber más toques de calidad en estas salidas, más aires decierto refinamiento burgués y acumulación de más fondos bancarios en las cuentas corrientes personales,Ramón Alcaraz sugirió que no estaría mal “acortar etapas y alargar sobremesas”, pero con la comida finalcomunitaria en un restaurante.La comida concluyó como siempre, con una timba monetaria de alto copete. Pero esta vez se invirtieronlos papeles y, antes de pagar se cobró. Antes de que la gorra de Pepe reivindicara la cuota habitual,Antonio Gil desplegó billetes y monedas y resarció con creces la inversión de cinco euros en la lotería queél vendió. Con lo cual hubo quienes la excursión les salió gratis, quines volvieron aún con superávit yotros incautos que no han encontrado aún la única papeleta premiada de toda la inversión navideña. Asíque la gorra cobradora pronto recogió los emolumentos previstos.En fin, entre magreos a la bota, romper hielos y admirar los paisajes helados con la nieve del Pirineo alfondo transcurrió la primera etapa de 2005. Un año que promete de momento salidas ya anunciadas porel Diplomado en Albergues, Paco García y por su ayudante de ventanilla que atiende la SubdirecciónGeneral de Salidas Vinculadas a Asuntos Eclesiásticos, Jaume Valls. Y habrá más etapas, y otras pruebasque quien las conozca las puede ir anunciando, al alcance de quien quiera venir. Y los proyectos yaanunciados para 2005, si nadie se opone o alega objeciones. Carpe DiemTerrassa, 16 de enero de 2005
  23. 23. 23Sexta etapa, de Monistrol de Calders al Pont de Vilomara.Por las tierras del Bages, con el permiso del siberiano.GRmanos y GRmanas, en honor a la verdad, no es exacta la parte final de la etapa, pues nuestroplanificador viario estimó procedente tomar un desvío y volver a andar por el GR 4 en la parte final, paraacabar en el Pont de Vilomara, en “Cal Curro”.Y, también en honor a la verdad, el inicio del viaje nunca hasta hoy se había visto alterado por esos“buitres” que pululan por nuestras ciudades y que persiguen presas automovilísticas. Parece ser que estaclase de fauna urbana de Sabadell, que conducen la grúa municipal, capturaron el coche de Àngels demadrugada y, como buenas aves de rapiña, no dejaron huella de sus fechorías. Inmediatamente dio cuentade los hechos a la unidad central, la cual provocó la inmediata movilización de una unidad especial quepartió rauda y veloz en auxilio de la GRmana Àngels. Roser, cual UVI móvil medicalizada, la socorrió yambas recuperaron el vehículo una vez resarcidos los disparatados honorarios fijados por dichas aves depresa. No se daban cuenta éstas de que alteraban de buena mañana eso que Don Isidoro Álvarezcomunica tan amablemente con antelación a los clientes de El Corte Inglés por su aniversario: “En estedía tan señalado para usted y los suyos, me es muy grato acompañarle en su alegría, expresándole mi máscordial y sincera felicitación” Pero, “a mal tiempo buena cara”, y Roser y Àngels no se amilanaron ycumplieron con el deber de GRMANIA: se reincorporaron al servicio en su unidad motorizada y suexpediente así lo recoge. No así el de otros, que pretenden hacer méritos para próximas convocatoriaselectorales y no consiguen convencer al los GRmanos y GRmanas debido a sus errores.Con un cuarto de hora de retraso, nuestro conductor, estrechamente vigilado por sus padres en la partetrasera del autocar, partió hacia Manresa. Hubo una primera parada para recoger a Pedro, en un servicioespecial sólo para distinguidos GRmanos que viven en urbanizaciones. Por la hora que era, las primerasfilas estaban preocupadas por el estado de Pedro y no paraban de mirar por si divisaban coches paradoscerca de donde debía esperarnos. Como la zona está plagada de especies diurnas y nocturnas procedentesde los países del Este, preocupaba que necesitados automovilistas lo confundieran con una rusa y esorepercutiera en su ritmo de caminar en el GR. Al parecer no fue así y ocupó su tiempo en un correctocalentamiento de las ancas.Quizá el hecho de hablar de esta fauna de carretera fue lo que motivó que nuestro chófer, a la vuelta, yasufriera una primera tentativa de cuestionario erótico-sexual por parte de Manel. No oían sus padres laspreguntas a las que tenía que responder su hijo: que si sabes cómo se hace una ola, que si está bien hacerel carrillo, que si las rusas y otras lindezas por el estilo. Su cara no mostraba descontento alguno y “elgorrión” debió quedar contento con esta primera evaluación inicial, quizá esperando el desarrollo de lapróxima unidad didáctica. Claro que habría que tener en consideración que, según manifiestan las altasautoridades eclesiásticas, en este puzzle de país que tenemos se peca mucho últimamente. Y con estoscomentarios tan pecaminosos de Manel no se resuelve la acusación vaticana.Antes de entrar en otros detalles de la etapa, este aprendiz de escribiente debe abrir el capítulo de FE DEERRATAS. Tal como dos muy cultas personas del grupo me manifestaron por escrito, en la anteriorepístola cometí un error garrafal, vaya, “metí la pata hasta el corvejón”, que dicen en Castilla. Me pasé delisto y se me vio cierto plumero republicano. Donde dije “Monterregino”, habitantes de Monterre debedecir “Reginomontano”. Fue un error de protocolo regio, pues cometí la torpeza de situar el monte antesque el rey y eso no lo permiten las autoridades monárquicas. La GRcultura de GRMMANIA no debequedar desatendida, y más cuando uno se mueve entre tanta gente docta, con muchos libros leídos y conalgunas dioptrías y vista cansada ganada.Enmendado el desliz, Monistrol de Calders nos recibió con la correspondiente capa de hielo en la riera ycon sus templos gastronómicos cerrados. Las mochilas iban llenas de ropa de abrigo y los cuerpos, concapas y más capas. La alarma mediática de la semana hizo que el frío real fuera más frío, mientras unos yotros discutían “si eran galgos o podencos”, o sea, si el frío era polar o siberiano. Total, después detriunfar el siberiano nos descubren que, según las estadísticas, una persona urbana normal pone su piel encontacto con el aire exterior una media de 14 minutos al día (se supone que Míster Dato, Pepe, ya losabría). Pero como en todos los sitios se hablaba del de Siberia, pues así se hizo notar y nos visitó. Quienpudo quedar en buen lugar fue María, qué mejor oportunidad como ésta para lucir su gorro traído detierras siberianas. Si no lo hizo debió ser porque el frío no era proporcional al gorro. Pero lo que sí hizo elfrío fue concedernos una tregua en esta etapa y engañarnos a amagar pero a no dar.Las noticias de inicio se centraron en articulaciones varias y en inventos innovadores. Mientras la rodillade Paco Ortega y de Ana se adaptan al medio, las GRtecnologías de GRMANIA derivadas del GPS nos
  24. 24. 24sitúan como grupo puntero en las TIC. Gracias al excelente trabajo de María, Fede y Gil, nuestra webofrece a la galaxia virtual las etapas de los GR en versión GPS. Otra idea más que ratifica la propuesta dedarnos a conocer para que otros sepan las coordenadas que hemos conseguido gracias al pateo decaminos. Por otra parte, saludamos desde aquí a una persona que se inicia en la escuela de Pepe. Chari,experta en submarinismo, cambió en esta ocasión las profundidades marinas por las superficies de losGR. Con lo que ya disponemos de dos unidades acuáticas especializadas en inmersiones profesionales:Chari y Ramón Alcaraz.De entre los temas relacionadoscon la GRterapia, cada etapa esuna fuente de ideas. Ana ya esexperta en posiciones deconducción que evitan lesionesen los tendones de las piernas.Ramón Alcaraz ofrece sesudaslecciones del láser aplicado a lacorrección de lesiones del ojo.Será porque ya nos debe “ver”bastante borrosos. Rosa Gil, depsicología sabe mucho más de loque parece. Paco Ortega, derodillas ni le cuentes. Manelconfirma la idea de adquirir unacamilla portátil para lisiados ytullidos. Ante la duda de saberquiénes serían los porteadores encaso de lesionados, proponedespeñarlos por un barranco y evitar molestas cargas. Y Jordi sugiere habilitar la parte de atrás delmicrobús como “rincón del minusválido”: bien acondicionado sería un reservado para quien sufralesiones y espere milagros.La etapa decían las fuentes más solventes de GRMANIA que era de bajada. Vista la experiencia, pocos secreen que pisemos etapas de ese tipo. Suaves subidas y bajadas, rieras y rierols que están abajo y queobligan a subir para ir a buscar el próximo curso de agua helada, que se sitúa después de una suave subida,lo que nos conduce a otra bajada que da lugar a una nueva ascensión. Total, etapa “llana”. Poco a poco laropa empezó a sobrar, las sendas desembocaban en caminos y estos nos descubrían el típico paisaje delBages: vegetación mediterránea donde la había, pues los incendios habían dejado un paisaje lastimoso enalgunas zonas. El paisaje mejor era la perspectiva más lejana: Montserrat, La Mola y sus montículos porun lado y todo el Pirineo nevado por el otro.En estas estábamos cuando el ronroneo estomacal provocó una parada gastronómica. La dispersióninicial derivó lentamente en una discreta reagrupación en torno a la bota. No paró de moverse, con unestimulante y continuado magreo. El vino negro de 11 grados del Penedès entraba bien y hasta provocóideas propias de gourmets sibaritas. Ramón Alcaraz propuso que quien se encargue de traerla llena, quecomunique con antelación el tipo de vino para escoger el bocadillo más adecuado: tipo de pan,ingredientes que combinen mejor, envoltorio y postre. Si seguimos así optaremos a alguna estrellaMichelín en versión excursionista. Carlos nos sorprenderá el próximo día con otro buen preparado. Eldepartamento de ingeniería de precisión ya piensa en someter la parte superior de la bota a una actuacióntécnica para que salga más vino del que ahora ofrece. Una broca, el potro y a ver qué ocurre, vaya.Después del desayuno el vino causó perturbaciones en el GPS cerebral. Las señales se empezaron a verpeor, hubo confusiones, hasta el expediente de candidatos a quitarle el poder a quien lo tiene quedómancillado por no acertar, Manel fue víctima de un “elegante trastabilleo”, o sea, inicio de caída. Losefectos de Baco también le pusieron voz a maniobras personales de cara a optar a los diplomas de final detemporada. Para evitar sobornos encubiertos, peloteo vario y críticas posteriores por la falta de paridad deestos nuevos tiempos, se propuso efectuar una votación democrática menos violenta que la de Iraq y quelos NOTABLES deduzcan, por la horquilla que se derive de los resultados, quiénes tendrán el papelito enjunio.El camino nos muestra la arqueología industrial en las cabañas para guardar aperos en las tierras, puentes,restos de molinos, colmenas para abejas, colonias textiles donde se trabajaba como hoy en las empresas
  25. 25. 25chinas, presas para embalsar el agua de las rieras, fábricas quemadas, restos de edificios en ruinas.También, por supuesto, notamos los efectos de la mala educación de quien cree que todo debe ser unbasurero. Las rieras siguen siendo nuestras compañeras. La de Calders nos mostró su cara más amable yurbana. Hoy casi no hubo que saltar pero sí que la acompañamos y disfrutamos de las filigranas del hielovertical y horizontal. El acceso a Navarcles fue un GR urbanizado: un largo pasadizo con barandillas, conlos patos en el agua y encima del hielo. Prohibido probar experiencias saltarinas con riesgo. Paseamos loscuerpos por el Pont Vell, construido el 25 de julio de 1796 en épocas en que se hacían los actuales GRpor necesidad. Ahora nosotros somos los recuperadores de aquella historia, vamos de traginers demochilas y condumios personales, con tecnología para dar y tomar.Y, amigo Sancho, con la tecnología seguimos topando. Ramón López ya ha creado escuela con su técnicade hacer negocios con el móvil mientras camina. Cada GR lo acaba con varios presupuestos hechos y lacartilla con un cero más a la derecha. Como hoy no vino, hubo quien aprovechó sus enseñanzas parahacer lo mismo pero de forma más altruista y pedagógica. Jaume Valls inició una nueva experiencia, ahoraque tan de moda está el e-learning: durante una parte del recorrido dio clases particulares de catalán por elmóvil. Claro que a ver quién no lo haría cuando quien te solicita ayuda extrema es la hija de nuestro jefe,para salir del entuerto que provocan los maestros con esa manía de mandarles deberes a sus pupilos parael fin de semana, en esta época tan audiovisual.En Navarcles se produjo elencuentro con lasrescatadoras de cochessecuestrados por grúasvallesanas. Una alegría porver cómo el espíritu deGRMANIA se sobreponea imponderables varios.Roser y la felicitada Àngelshoy han sido dos ejemplos.Desvío hacia el ya hechoGR4, dirección a SantBenet de Bages, sitioespiritual comprado porlos nuevos amos de casitodo, el mundoeconómico, donde CaixaManresa pretende haceruna entelequia cultural, conanuncio de Ferran Adriàde poner en marcha aquísu última deconstrucción con nitrógeno o cualquier otro invento de los de gran plato, poco contenido ymucho precio. La guía nos vio tan lozanos que se desvivió en atendernos, salió en nuestra busca y a laretaguardia nos facilitó su teléfono de contactos, entiéndase, de contacto para visitar Sant Benet. Apunten:938722290. “Recuperem la nostra història per a tothom”, se anuncian los secuaces de Adrià a la entradade la iglesia.Finalizamos nuestro recorrido encarándonos a territorio ya conquistado. Quién nos va a explicar algo delpuente sobre el Llobregat o a los del vértigo, el Pont de las Arneules. Sin embargo, descubrimos a uno denuestros mejores abrevaderos hasta hoy. Cal Curro parece que nos estaba esperando. Un sitio para teneren la agenda de GRMANIA: Cal Curro, Avda de la Constitució, 95. Pont de Vilomara. Teléfono938317279. Un trato ejemplar para gaznates deseosos de esos envases que nos obnubilaron la vista: ¡quéenormes jarras tan doradas!, y qué despliegue de comida compartida. La GRterapia de estos momentos.Al acabar en tan buen ambiente podemos recordar esa frase que Ginés le puso voz en otro momento delcamino: “Qué bien se está cuando se está bien”.Terrassa, 29 de enero de 2005
  26. 26. 26Séptima etapa: de Manresa a CampsUn recorrido “casi” llano, corto pero muy “estirado”GRmanos y GRmanas,, ¿Para qué sirve un sobre usado? Este objeto, de forma alargada y con una partetransparente, a pesar de su poco espacio útil, bien aprovechado se puede convertir en objeto de culto paralos seguidores del reciclaje, incluso de ayuntamientos como el de Terrassa, gran amante de la separaciónde basuras por los vecinos y de subida de tasas para agradecerles su trabajo. Nuestro jefe se presentó a lapuerta del autocar con un sobre timbrado por unas fincas llamadas “Lapiedra” y allí iban los nombres detanta gente elegida para el microbús. ¿Mala intención, a quién quería “pasar por la piedra”? La lista por unlado, pero por el otro, anotaciones casi cifradas: giros de la etapa, coordenadas para el GPS, datos y másdatos casi escritos en un lenguaje secreto. Con tanta preparación de la etapa la cosa prometía seguridad,rectitud y ausencia de pérdidas. El estudio previo era acertado pero los hechos posteriores, en una faseinicial, fueron por otros derroteros.Excepto un reducido grupo de GRmanos y GRmanas, nadie más sabe cómo echó humo el correoeléctrónico a lo largo de la semana. El encaje de bolillos consistía en cómo meter 35 personas en unmicrobús de 30 plazas. La valija diplomática de GRMANIA en forma de mensajes no paró: listas de avisopara confirmar y asegurar plazas, posibilidad de un autocar más grande (descartada), quién ha aseguradosu butaca, quién aún permanece en la indefinición, confirmaciones, ausencias. Los nervios, a flor de piel.Ya había previsto el plan B de los derechos adquiridos por la antigüedad para poner cierto orden concriterios iguales para todos: primero las personas más antiguas (propietarios definitivos), despuésinterinos/as (siguientes reincorporaciones) y por último sustitutos/as (últimas personas llegadas al grupo).No se sabe cuándo se convocarán oposiciones para ganar la plaza, si es que quedan libres.El jefe incluso presentó un sesudo estudio estadístico muy esperanzador para resolver el entuerto sinperder las amistades: nos movemos en “una masa” de 35 personas, con una incidencia de bajas del 17%por etapa. O sea, la solución está ahí, excepto que algún desaprensivo implore también a la ley de Murphipara casos sin legislar. Atrás queda aquella etapa en que, en la terraza de un bar de Sant Feliu de Codines,a la sombra de una jarra de cerveza y en torno a los embutidos de Manel, los catorce allí presentesveíamos un futuro difícil: ser o no ser, he ahí la cuestión que nos recordó Hamlet en aquella ocasión. Las28 personas de hoy son el doble que aquéllas. Por algo será.Recordar las bajas de históricos/as: hubo a quien la rodilla no le funcionaba bien y necesitaba una ITV yreposo; dos personas que se dejaron llevar por los placeres de la carne y dels calçots y se echaron enbrazos de Don Carnal, sin hacer caso a Doña Cuaresma; alguien de celebración merecida; y quien por elestrés de su nueva situación prefiere no madrugar y así recuperarse.Destacar una visita prometida desde hace tiempo y nunca cumplida hasta hoy. Hace tiempo que nuestrojefe le insistía a su director de trabajo y, a la vez, también director espiritual, Alfredo, para que viniera. Yen esta ocasión se presentó (en calidad de sustituto del sustituto) para levantar acta de la seriedad delgrupo, organización, grado de orientación y aproximación correcta al objetivo final. Quiso Pepedemostrarle con hechos el funcionamiento de GRMANIA, pero los principios fueron otros. Desorden,empezar al revés, ir en dirección contraria, los mapas por los suelos. Alfredo hasta llegó a poner en dudala imagen corporativa que transmite nuestra web. Claro que después comprobó que botas había, botatambién, y jarras de cerveza, que se lo pregunten a Cal Curro del Pont de Vilomara. Son loscontrasentidos de la vida: traen a Madrid embajadores olímpicos a practicar la nueva modalidad localmadrileña, el “salto de zanja”en cualquier calle; aquí cerca tenemos el juego del túnel con socavón exteriory, última hora, un edificio sometido a un tratamiento antiincendios en Madrid, no aguanta y va y sequema. Nosotros, rebelión a bordo pero todo por no hacer caso al jefe.El inicio de la etapa, con nocturnidad y alevosía, siempre lo recordaremos por el detalle que Paco Troyatuvo con todos nosotros: el regalo de un buff a cada uno. Protección de gargantas, uniformidad deatuendos y agradecimiento del detalle. Claro que siempre está el que rompe el encanto del momentodiciendo que hasta aquí hay que llegar debido a la crisis del textil, que si quieres promocionar tusproductos y nos usas como “modelos” gratis, que si ya le pasarás la factura a Pepe, que si es otramanufactura china más. Habladurías que no romperán la sorpresa del sincero regalo de Paco.Manresa nos recibió con la primera parada, en el Parc de l’Agulla. Arquitectura moderna al servicio delocio aprovechando las canalizaciones de agua que ya había en la zona desde la época medieval,aumentadas con la industrialización. Este parque fue el primer encuentro con los GRmanos y Grmanas.Empezamos al revés, rodeados por patos, agua, indicadores de paseos y nosotros perdidos. Acudimos a
  27. 27. 27un GPS autóctono, un abuelo, y tampoco atinó demasiado. Al final, antes de girar sobre nuestros pasos,en el Mas de Sant Iscle, ahí se produjo el conato subversivo. Alfredo, como GPS espiritual de Pepe, no seimaginaba tal afrenta que se le montó a su súbdito laboral. Y el caso es que hasta Jordi tuvo que reconoceren público que lo que más le fastidiaba era darle la razón a Pepe, pero esta vez lo tuvo que hacer. Eso lehonra.Volvimos al camino auténtico, con Montserrat al fondo y el Pirineo en lontananza pintadas sus cumbresde blanco. Los alrededores de Manresa nos descubrieron las viñas del vino Denominación de Origen delBages, los canales, los lagos de recreo, tantos huertos para cada vez más jubilados y prejubilados y unoscarteles que anunciaban un importante evento. Un toque de Grcultura o de pedantería de sabidillo, si melo permitís: para quien no lo sepa, ¿qué querían decir anunciando la Festa de l’Aixada, principio de lasposteriores Festes de la Llum? En 1683, el rey Carlos II otorgó a Manresa el privilegio de poder montaruna feria y así nació la Fira de l’Aixada. Cada año la capital del Bages retrocede en el tiempo y aún lo hacemás (hasta antes del siglo XIV) con las Festes de la Llum, celebraciones que conmemoran un hechomilagroso que tuvo lugar en la ciudad en el siglo XIV: la ciudad y el obispo de Vic tenían unas discusionesporque los del Bages querían construir una acequia y ésta tenía que pasar por tierras del obispado, cosaque el clero no quería (¡faltaría más!). Un 21 de febrero de 1345, un misterioso rayo de luz venido deMontserrat llegó hasta la iglesia del Carme de Manresa, cosa que provocó que el obispo cediera y sepudiera construir la acequia. ¿Sería una de las que cruzamos?Dejamos atrás Manresa,cruzamos nuestro segundoRubicón, el río Cardener (elprimero, el Llobregat), entradaen Sant Joan de Vilatorrada ypérdida posterior. Distribuciónde husmeadores de señalesblancas y rojas en la búsquedadel rumbo marcado por elGPS, camino correcto ycontinuamos por el camino“llano”. Tan llano que empezóa iniciar una “suave” subida.Tan suave que tuvimos quetensar los músculos para ganarel almuerzo. El punto final, a494 metros, el Coll de Baix(¿en qué pensaría quien le pusoeste nombre después detamaña subida?), nos ofreció un buen espectáculo visual. Enfrente, Montserrat, abajo a la derecha, el EixTransversal, a nuestros pies Sant Joan de Vilatorrada, al fondo Manresa, a la izquierda la C16 y, encima denuestras cabezas, un mástil con pedazos de una bandera estelada. En medio, devoradores de bocadillos,degustadores del vino de Carlos y probadores de otra especialidad de Tessa: caramelos de jengibre. Quizálos trajo para ver si nos hacía catar algo que no fueran derivados del chocolate.El camino nos fue mostrando la belleza del Bages, con tierras sembradas, algunas masías, la Cataluñaprofunda al alcance de las emociones. Pequeños caminos, muchos mojones orgánicos en medio para elpisotón del despistado/a, temerarios seguidores de la estirpe de Charlton Heston con rifles que cazabanjabalíes pero que te podían levantar la tapa de los sesos en un descuido, una casa de indianos (LaMassana), el llano en forma de pequeñas subidas y bajadas hasta llegar al complejo de Fals: de entrada uncobertizo con una gran barbacoa, torres, bajada a la riera, subida, la masía de Fals y el molí de Fals. Aquíhabía un gran aparcamiento, vacío de entrada pero lleno a la vuelta con el autocar. Claro, era unrestaurante donde la gente disfrutaba a la sombra de los monumentos de Fals. Está claro que paracontemplar el arte rural se ha de hacer con el apoyo de una buena manduca.Antes de llegar a Camps, una placa en homenaje a una persona que allí derramó su sangre. ¡Qué granmonumento, qué mensaje tan profundo, qué pensamientos a la altura del polvo del camino y sinrestaurante o letrero indicativo al lado ante frase tan lapidaria. Contrasentidos de la vida. La llegada aCamps, como su nombre indica, nos ofreció una buena vista del entorno agrícola, con alguna casa enventa, otras magníficas pero sin atisbos de bar. ¿Qué hacer? Pues encomendarnos a Cal Curro y volver a
  28. 28. 28donde se nos trató como nos merecemos. Así le demostrábamos a Alfredo que nuestra imagencorporativa se consolidaba homenajeando a la jarra de cerveza. Y de jarras hubo para dar y tomar, sevaciaban al momento, aquello parecía un bar de Baviera, con continuos trasiegos de vasos e incesantesvisitas a los lavabos para aliviar las vejigas. En el autocar se completaría la imitación alemana.Mientras esto ocurría, pocos se daban cuenta cómo en un extremo de la mesa había dos personas que seafanaban en la revisión de nuestra protección en casos de accidente. La unidad móvil medicalizada, almando de Fina y Rosa, comprobaban todos los detalles de la farmacia comunitaria. Eso se traduce encaminar y beber pero seguros. Mejor que no haya que usarla pero en buen estado y en buenas manos está.De vuelta al autocar, los de Baviera entraron en acción. Como si fueran escolares díscolos, se colocaronen la última fila del autocar y demostraron los efectos de las jarras: chistes, procacidades, ironías, cruces deconversaciones y risas sin parar con los ojos acuosos. Quizá sea para verificar esa frase que hace poco dijoun importante publicitario de este país: “El talento fluye con la risa” Si es verdad, en GRMANIA haymucho.Menos mal que antes, también en el microbús, hubo un toque de seriedad y Ana enseñó sus creacionestextiles sin pasar por China. Se desconoce si en la próxima etapa vendrá cargada con un hatillo lleno deproductos en venta para completar su economía, o hará como Paco Troya. O sea, una etapa con principioy final textil.Por lo demás, recordar que el Departamento de Albergues - Paco García- sigue recogiendo la paga y señalpara Àger (ya somos más de 25); que el 13 de marzo hay una cita con los Tres Monasterios y cuatroposibles finales que califican a los deseosos/as de andar: quienes tienen como objetivo volver a tomar elaperitivo en casa, los que pretenden volver a comer, quienes piensan merendar en su hogar y, por último,aquellos que con llegar a cenar se conforman; también el 26 y 27 de febrero Cal Jaume os espera y el 16de abril Vallbona de les Monges.Cierro esta epístola con sinceros deseos para que nuestro GRmano Antonio Gil haga el papel que semerece en la maratón de Valencia, el próximo domingo 20 de febrero.Terrassa, 13 de febrero de 2005Octava etapa, de Camps a SaloLa celebración de Sant Jordi por el Bagescon un GPS desorientadoGRmanos y GRmanas, transcurridosunos días de probar los primeros 50años, en tal fecha como hoy nuestroDecano del Colegio de Senderistas(copio el título original de PacoGarcía), comandante en jefe yCamarlengo mayor (copio delVaticano), nos ha sorprendidogratamente en el habitual punto deencuentro y salida con detalles muysignificativos propios de esta fecha,23 de abril. Pepe y sus ayudantes,Fina y Fede, quisieron elevar el espíritu cervantino del ya de por sí culto grupo y EL QUIJOTE fue elregalo escogido para presentes y ausentes, junto con la tradicional rosa, todo sin discriminación de sexos.Detalles tan acertados a primera hora de la mañana impresionaron al respetable, estimularon la lectura orelectura de tan magna obra e invitaron a afrontar los retos de GRMANIA con actitudes quijotescasmuchas veces, aunque también el sentido común de su inefable ayudante se deba imponer muy a menudo.Pero si de impresiones iniciales hablamos hubo más. Para empezar, la moda y el destape primaveral ya sepresentó en la pasarela de la avenida Ángel Sallent con el modelo bermudas largas, calcetín blanco alto yzapatilla de andarín de Manel. Alegó que servía también para mostrar sus extremidades inferiores ypropiciar la refrigeración de zonas intermedias. Sus justificaciones causaron efecto y, a medida quepasaban los kilómetros y el sol calentaba el ambiente, el sector “homo” no paró de enseñar susblanquecinas y peludas piernas. De momento el sector femenino no se sintió aludido y aguantó mejor los

×