Quinoa

4,050 views

Published on

Published in: Health & Medicine
2 Comments
3 Likes
Statistics
Notes
  • Muy buena presentancion, si se pudiera guardar como archivo se le agradeceria mucho
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • COMPARTIR COMPARTIR
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total views
4,050
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
2
Likes
3
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Quinoa

  1. 1. QUINOA
  2. 2. Chenopodium quinoa La quinua, qu í noa o kinwa (Chenopodium qu í noa) es un pseudocereal perteneciente a la subfamilia Chenopodioideae de las amarant á ceas. Es un cultivo que se produce en los Andes de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y del Per ú adem á s de los Estados Unidos, siendo Bolivia el primer productor mundial seguido del Per ú y los Estados Unidos. Se le denomina pseudocereal porque no pertenece a la familia de las gram í neas en que est á n los cereales "tradicionales", pero debido a su alto contenido de almid ó n su uso es el de un cereal. Desde hace milenios, este pseudocereal fue utilizado tambi é n para usos cosm é ticos en la zona del altiplano peruano boliviano. Crece desde el nivel del mar en el Per ú , hasta los 4000 msnm en los Andes, aunque su altura m á s com ú n es a partir de los 2500 msnm. La quinua fue cultivada en los Andes bolivianos, peruanos y ecuatorianos desde hace unos 5000 a ñ os. Al igual que la papa, fue uno de los principales alimentos de los pueblos andinos preincaicos e incaicos. En yacimiento arqueol ó gico ubicado en Zipaquir á , Colombia en un sitio excavado por M. Cardale (1981). T Van der Hammen identific ó restos de Chenopodiaceae cultivada en una é poca anterior al a ñ o 150 a. C. En Funza, Colombia F. Bernal (1990) encontr ó restos de esta familia de planta. Por lo anterior se puede afirmar que su cultivo se extendi ó por la cordillera de los andes siendo uno de los cultivos prehisp á nicos de mayor importancia para la cultura Chibcha, mas con la llegada de los conquistadores espa ñ oles al altiplano cundiboyacense fue abandonada, casi por completo, esto por el af á n de los conquistadores de acabar con las ceremonias de la religi ó n Chibcha que inclu í an ofrendas a sus dioses y santuarios con alimentos apreciados por el pueblo (Rodr í guez, 1990).
  3. 4. La quinua es una planta alimenticia de desarrollo anual, dicotiled ó nea que usualmente alcanza una altura de 1 a 3 m. Las hojas son anchas y polimorfas (diferentes formas en la misma planta), El tallo central comprende hojas lobuladas y quebradizas. El tallo puede tener o no ramas, dependiendo de la variedad o densidad del sembrado. Las flores son peque ñ as y carecen de p é talos. Son hermafroditas y generalmente se autofertilizan. El fruto es seco y mide aproximadamente 2 mm de di á metro (de 250 a 500 semillas/g), circundando al c á liz, el cual es del mismo color que el de la planta. Nombre com ú n Aymar á : tupapa supha, jopa, jupha, juira, ä ra, qallapi, vocal, linqui ñ ique Chibcha: suba, pasca Mapudungun: dawe, sawe, chichiconwa Quechua: ayara, kiuna, kitaqa ñ iwa, kuchikinwa, kiwicha*, achita, qa ñ iwa, qa ñ awa. Tambi é n se le llama "arroz andino".
  4. 6. La quinua es una planta de desarrollo anual, de hojas anchas, dicotiled ó nea y usualmente alcanza una altura de 1 a 2 m. El tallo central comprende hojas lobuladas y quebradizas. El tallo puede tener o no ramas, dependiendo de la variedad y/o densidad del sembrado. La ra í z principal normalmente mide de 20 a 25 cms. de longitud, formando una densa trama de rad í culas, las cuales penetran en la tierra tan profundamente como la altura de la planta. Las pan í culas o panojas crecen generalmente en la punta de la planta y algunas veces debajo del tallo. Las flores son peque ñ as y carecen de p é talos. Generalmente son bisexuales y se autofertilizan. El fruto es seco y mide aproximadamente 2 mm. de di á metro (de 250 a 500 semillas por grano), circundando al c á liz, el cual es del mismo color que el de la planta. La semilla es usualmente lisa y de color blanco, rosado, naranja como tambi é n rojo, marr ó n y negro), el peso del embri ó n constituye el 60% del peso de la semilla, formando una especie de anillo alrededor del endospermo que se desprende cuando la semilla es cocida.
  5. 8. Per ú y Bolivia tienen la mayor diversidad en variedades, siendo Bolivia el principal foco de diversidad con m á s de 3.000 muestras de ecotipos. El altiplano boliviano es el principal cultivador mundial de quinua. El cultivo de quinua es muy importante para los agricultores de este pa í s; principalmente para las m á s de 70.000 unidades campesinas y peque ñ os agricultores, de Potos í y Oruro. La superficie cultivada en Bolivia asciende a las 55.000 ha, produciendo m á s de 26.500 t al a ñ o. El segundo pa í s productor es el Per ú , con un á rea sembrada de 30.000 ha, el 80 por ciento de las cuales se encuentran en Puno. En Ecuador unas 1700 ha se dedican a la producci ó n de quinua y en Colombia, unas 700 ha, casi todas al sur de Nari ñ o. En las zonas de cultivo de estos tres pa í ses, es m á s com ú n encontrar la quinua sembrada en asociaci ó n con ma í z, frijol y haba o como cercado alrededor de sementeras de papa. La quinua es un alimento rico ya que posee los 10 amino á cidos esenciales para el humano, esto hace que la quinua sea un alimento muy completo y de f á cil digesti ó n. Tradicionalmente los granos de quinua se tuestan y con ellos se produce harina. Tambi é n pueden ser cocidos, a ñ adidos a las sopas, usados como cereales, pastas e incluso se le fermenta para obtener cerveza o chicha, bebida tradicional de los Andes. Cuando se cuece toma un sabor similar a la nuez. La harina de quinua es producida y comercializada en el Per ú , Bolivia y Colombia (aunque en menor cantidad), sustituyendo muchas veces a la harina de trigo, enriquecido as í sus derivados de panes, tortas y galletas, en la actualidad (a ñ o 2007) se est á desarrollando su cultivo y consumo en el noroeste de Argentina y el norte de Chile.
  6. 10. Recientemente un equipo de del investigadores del King ’ s College Londres han descubierto en la qu í noa una potencial ayuda para contrarrestar las consecuencias de la enfermedad cel í aca. Tiene la ventaja que colaborar con el regeneramiento del intestino en las personas celiacas que siguen dieta sin gluten y lo consumen de forma peri ó dica. Es abundante en sustancias nutritivas como amino á cidos esenciales isoleuicina, leucina, lisina, metonina, triftofano y valina; y minerales f ó sforo, potasio, magnesio, calcio, entre otros. El consumo de qu í noa acelera el proceso de recuperaci ó n de las funciones intestinales, de forma mucho m á s r á pida y eficaz que con la simple dieta sin gluten. Por el momento, los especialistas est á n enfocados en determinar c ó mo y en qu é medida la qu í noa es beneficiosa para los cel í acos; adem á s de saber a ciencia cierta c ó mo su ingesta mejora las funciones intestinales y de qu é modo se la puede aprovechar para luchar contra la enfermedad. La qu í noa adem á s tiene muy bajo contenido de prolaminas, sustancia toxica para los celiacos y abundante en trigo, avena, cebada, centeno, espelta, kamut y derivados. De igual modo los especialistas no descartan la posibilidad de analizar otros granos andinos como la qu í noa.
  7. 12. La proporci ó n de prote í nas, m á s alta que en ning ú n cereal, y el hecho de que no requiera plaguicidas ni fertilizantes, han convertido a la quinoa en un alimento muy apreciado entre los seguidores de la alimentaci ó n natural, especialmente los vegetarianos. En Espa ñ a, la quinoa es un tesoro que se encuentra en exclusiva en herbolarios, diet é ticas y tiendas ecol ó gicas. Lo m á s destacable de la quinoa, en comparaci ó n con los cereales tradicionales, es la elevada cantidad de prote í nas (un 13% del peso, casi el doble que el arroz) con unas proporciones de amino á cidos esenciales que favorecen su asimilaci ó n. Los hidratos de carbono representan el 69% del peso de la quinoa y proporcionan 374 calor í as por cada 100 g. Por tanto, es una fuente ó ptima de energ í a que se libera en el organismo lentamente porque va acompa ñ ada de una buena dosis de fibra dietética (6 g de cada 100). Esta fibra, por su parte, favorece la circulación intestinal, regula los niveles de colesterol, desarrolla la flora bacteriana positiva y previene el cáncer de colon. Además es rica en minerales esenciales, sobre todo hierro: una ración de 60 g aporta el 46% de las necesidades diarias del hombre y el 31% de las de la mujer (aunque su asimilación depende en parte de la presencia de otros nutrientes en la dieta), magnesio (el 36%), fósforo (31%), manganeso (27%), cinc (13%), cobre (12%) y potasio (11%). Esta fórmula, superior a la del arroz, la avena o el trigo, hace de la quinoa un alimento excepcional para la mineralización del organismo y especialmente beneficioso para los sistemas músculo-esquelético, nervioso e inmunitario. Sus vitaminas refuerzan los efectos positivos, pues el ácido fólico (60 g cubren el 15% de las necesidades diarias), la vitamina B2 (el 13%) y la B3 (el 9%) son imprescindibles tanto para la salud del sistema nervioso como para estimular las defensas frente a la enfermedad. Además no contiene gluten y se digiere bien.
  8. 16. ESENCIA FLORAL DE QUINOA . (Chenopodium quinoa). Apertura del coraz ó n, compasi ó n. Favorece una profunda y sincera apertura del coraz ó n, desarrollando la aceptaci ó n de s í y la compasi ó n hac í a los dem á s. Equilibra los polos energ é ticos (Chakra ra í z y chakra coronal) armonizando el centro card í aco.

×