Monografía

113 views
44 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
113
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Monografía

  1. 1. La independencia en los estados de América latina:Primera junta de gobierno, reconquista e independencia de Chile(1810-1818).Hace muy poco en los países de América latina se vivieron distintas fiestas celebrando los200 años de independencia. Pero son muchos los historiadores quienes cuestionan si lospaíses de América latina se independizan en los primeros años del siglo XIX, o más bienfue un proceso histórico el cual se plasma una real independencia luego de la liberaciónde los ejércitos españoles durante el proceso de reconquista.En este estudio revisaremos como sucediendo esta reconquista, centrándonos en el casode Chile graficando que es lo que mueve a el ejército libertador el querer independizarsede forma definitiva de España, a pesar de que estas nacientes república juramentaronfidelidad al reino de España.Las colonias hispanoamericanas, siempre se mantuvieron fiel al reino península, inclusocuando el rey Fernando VII fue expulsado por José Bonaparte, tras la invasiónNapoleónica en España. Esta crisis en el reino español se acentúa aun más cuando setrata de apoderarse del trono José Bonaparte, tal como lo dice Francisco Manrique en unode sus manuscritos:“Al tratar de apoderarse José Bonaparte del trono de España, toda la América españolase negó a reconocerlo por su rey. Reunidos en Cádiz las cortes, rehusaron otorgar a lascolonias los fueros y preminencias que concedían a las provincias de la península. Lasgrandes esperanzas de los americanos se vieron frustrados y estalló la revolución”(Manriques, Francisco; Paso de Los Andes por San Martín en 1817).Esta crisis que sacudió al Imperio Español originódos movimientos revolucionarios queperseguían objetivos distintos. Por un lado se pretende instalar una monarquíaconstitucional de marcado carácter liberal. En materia económica se adopta una posicióncolonialista, la que al ser aplicada impulsó a las elites del nuevo mundo a moverse desdela fidelidad al reino haciala revolución de independencia(Lira, Crístian Guerrero, 2002,Santiago, La contrarrevolución de la Independencia en Chile, pág. 23).
  2. 2. En las colonias hispanoamericanas se comienzan a formar juntas de gobierno en nombredel rey Fernando VII, imitando a las medidas tomadas en la península española, debido alvacio de poder y crisis de la monarquía. Si bien estas juntas fueron fiel desde uncomienzo al reino, luego desestiman el Consejo de Regencia(http://ssccperubirf.galeon.com,06 de Diciembre de 2012).En este sentido Francisco Manriques nos permite dilucidar lafidelidad al reino al referirse a la junta de Buenos Aires:“Buenos Aires era en el sur de la América meridional el centro de las elites, habianespulsado al virrey y proclamado su independencia. Las autoridades españolas sinfuerzas que oponer ni auxilios a que recurrir, fueron depuestas sin efusio de sangre el 10de julio de 1810. Formandose en seguida una junta de naturales, la cual gobernaba lajoven república, según ellos la llamaban, en nombre Fernando VII”(Manriques, Francisco;Paso de Los Andes por San Martín en 1817).Sin embargo el hecho que los penínsulares fomentaran un monopolio comercial, al buscarque las colonias hispanoamericanas pudiecen negociar directamente con España, paraasí poder recaudar mayor cantidad de dinero para sustentar la guerra contra Francia,hace que poco a poco las elites americanas comienzen a alejarze de la fidelidad del reinoespañol, ya que los insertan indirectamente en una guerra que es completamente ajenosa ellos.Por este motivo las elites pasan de una discusión política, en el sentido de comoadministrar la república, a otra mas bien centrada en el ambito económico, ya que nobastaba con un comercio centrado en el monopolio peninsular, ahora buscaban laapertura de los mercados en un comercio libre, para poder negociar con las nacientesrepúblicas americanas, quedando claro el profundo desisnteres por la administracióneconómica existente (Lira, Crístian Guerrero, 2002, Santiago, La contrarrevolución de laIndependencia en Chile, pág. 30).Para España la situación era practicamente insostenible, la apertura de los comercioslatinoamericanos era inminente. Para Moreno,“la libertad de comercio era de unaconveniencia evidente, puesto que su adopción traería aparejados grandes beneficiostales como un descenso en los precios de los bienes importados, el fomento de laagricultura y de la ganadería y el crecimiento de los ingresos fiscales” (Lira, CrístianGuerrero, 2002, Santiago, La contrarrevolución de la Independencia en Chile, pág. 29).Para los peninsulares estas medidas americanas eran concideradas como rebeliones, porende el debate en las cortes tenian que ver en como volver a restaurar la fidelidad con la
  3. 3. monarquía. Se comiezan a discutir dos medidas antagonicas, por un lado encontramosaquellas que buscaban medidas conciliadoras con las colonias americanas, y por otrolado estan los que derechamente hablaban de una envestida militar.Ya con las retirasa de las furzas napoleonicas y el derrocamiento de José Bonapartevuelve al poder de Fernando VII como Rey de España en Diciembre de 1813. Desde estemomento se comienza a vivir un periodo de absolutismo, el cual derogó la constitución deCadiz y persiguió a los liberales, los mismo que los ayudaron a retomar el poder luego desu derrocamiento, por otro lado busca reconquistar las colonias americanas.Mientras tanto en Chile se encuentra como jefe del gobierno don Jose Miguel Carrera,quien muchas veces era odiado por sus locas ambiciones. Este poseia dos hermanos;Juan Jose Carrera y Don Luis Carrera, quienes fueron los que le ayudaron a ascender alpoder. Su espirutu antirreligioso y sus ideas voltarianas eran mas recibido por la mayoria,y arrorisava a los mas devotos1.Disgustaba que en los campamentos que el dirigia nunca se realizaban misas, ni setributaba a Dios ningun culto. Alamaba a su vez el querer despojar a la iglesia catolica desus riquezas, para comprar armas, pagarle a los soldados y transforar los conventos encuartes2(1,2Anubategui, Miguel Luis; Amunategui, Gregorio Víctor, La reconquista española,Biblioteca de la universidad de Chile, 1842, pág 36-37).Esta prepotencia de tres hermanos, que hacían sentir fuertemente su poder, tanto en losnegocios del estado, como en las relaciones de la vida privada, contrariando de frente lascreencias religiosas, a su vez de los hábitos de la pacífica y arreglada sociedad chilena deentonces, había sido un nuevo motivo de celos, de desconfianzas y de odios contribuyo acrear una fuerte oposición alos Carreras (Anubategui, Miguel Luis; Amunategui, GregorioVíctor, La reconquista española, Biblioteca de la universidad de Chile, 1842, pág 37).Los carreras si bien eran tipos odiados, a su vez eran muy temidos, nadie sentia sercapaz de derrocarlos del poder. Para esto muchos pensaban que era necesario ofreceralgun puesto en el extranjero para que así pudiecen dejar vacante el poder.Cuando las fuerzas realistas buscan restaurar el prodominio de la monarquía en Chile, seven enfrentadas a las tropas de Carrera, quien colocado a la cabeza del ejercito defendiola primera arremetida de los realistas desde Chillan al Maule. Posterior a esto las fuerzasrealistas se atrincheran an Chillan, lo que debilito poco a poco a las fuerzas de patritas.Por otro lado el gobierno comienza a resibir influencias contrarias a Carrera, viendo estala oportunidad de quitarle el mando de las tropas, lo que llevo a este a dejar el poder,entregando un ejercito fomdo por el mismo. Una vez camino a Santiago desde
  4. 4. Concepción José miguel fue apresado por los realistas y llevado a Chillan para serencerrado en un calabozo.Bajo este panorama debia existir un nuevo personaje quien asumiera el cargo de jefedurante la guerra, para enfrentar la arremetida de los realistas. Es aquí cuando aparece lapersona de Bernardo O´Higgins, quie era conocido en el ejercito chileno como el masbravo de los bravo (Anubategui, Miguel Luis; Amunategui, Gregorio Víctor, La reconquistaespañola, Biblioteca de la universidad de Chile, 1842, pág 41).

×