Blogs: Escribir en la Red                                                   Versión Borrador




                    Blogs...
Blogs: Escribir en la Red                                                             Versión Borrador


Qué es un blog


...
Blogs: Escribir en la Red                                                                Versión Borrador


Blogs, foros, ...
Blogs: Escribir en la Red                                                                Versión Borrador


Blogs y página...
Blogs: Escribir en la Red                                                          Versión Borrador


Blogs y periodismo

...
Blogs: Escribir en la Red                                                      Versión Borrador


Blogs y libros


    En ...
Blogs: Escribir en la Red                                                   Versión Borrador


Un poco de historia y cifra...
Blogs: Escribir en la Red                                                   Versión Borrador


Para qué sirve


    ¿Qué f...
Blogs: Escribir en la Red                                                    Versión Borrador


El futuro de los blogs


 ...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Blogs: Escribir en la red

252

Published on

Benedetti, F. y Robles, E. Blogs: Escribir en la red. Introducción. Versión Borrador.

Published in: Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
252
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Blogs: Escribir en la red

  1. 1. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Blogs: Escribir en la Red Introducción Imagine por un momento… Imagine por un momento que, de repente, se halla usted enfrente de un ordenador, conectado a Internet, viendo su página web. No es una página cualquiera: está estructurada de forma temporal, como un cuaderno de bitácora, esos libros en los que los capitanes de barco escriben los sucesos más relevantes del día; las anotaciones se suceden una detrás de otra, con hora y fecha, y tratan temas variados; junto a cada anotación, ve un enlace a través del cual puede leer los comentarios que cada lector de su bitácora ha añadido después de la lectura. Su cuaderno virtual adquiere popularidad y es leído cada mes por miles de personas; se ha convertido en unos meses en lo que usted deseó: una columna periodística independiente, o un libro, o un conjunto de anotaciones sobre su vida personal, o un curriculum vitae dinámico… Imagine todo esto, y el potencial que encierra. Pues bien, no ha estado soñando, sino que ha recreado en su mente algo que ya existe, y que ha nacido junto a Internet, pero que sólo ahora está adquiriendo un desarrollo y una fama sin precedentes: el blog. Esta palabra ligeramente cacofónica, que no es otra cosa sino una abreviatura de la voz inglesa weblog, es hoy en día sinónimo de una nueva forma de publicar en la Red: dinámica, en tiempo real, viva. Los blogs son heraldos de la libertad de expresión, una tecnología amada y al mismo tiempo temida por el periodismo tradicional, cada vez más difundida en grandes empresas, escuelas e instituciones públicas. Howard Dean1, candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, ha sido el primero en utilizar esta forma de comunicación en una campaña electoral, y muchos otros han seguido su ejemplo. Los blogs de escritores, periodistas y personalidades públicas de los Estados Unidos son ya un hito de la Era de la Información. En España este fenómeno todavía no ha cuajado lo suficiente, debido al tradicional intervalo tecnológico con respecto a nuestros vecinos del otro lado del Atlántico. Este libro, primero de su tipo escrito en español, se propone, con toda la inmodestia posible, introducir el lector no experimentado en el mundo del blogging, ayudándole a crear, configurar, mantener y promover su primer blog, en beneficio suyo y de la comunidad. En la medida de lo posible, se evitará un lenguaje técnico o difícilmente comprensible: el blog nace con una vocación demócrata, y la esperanza subyacente a esta idea es que cada persona, independientemente de sus conocimientos de informática, pueda plasmar rápida y fácilmente sus pensamientos en la Red. 1 http://www.blogforamerica.com/ Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 1
  2. 2. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Qué es un blog La leyenda afirma que la palabra “blog” fue creada por Peter Merholz2 en 1999, eliminando el segmento “we” de la palabra “weblog”, a modo de prócope. Ésta, a su vez, nació unos años antes, en 1997, de la mano de John Barger3. Ambas hacen referencia a una nueva modalidad de publicación en Red, basada fundamentalmente en la simplicidad para actualizar una página web y darle cierto sentido temporal. Los intentos para definir de forma satisfactoria los blogs han sido múltiples, algunos más conseguidos que otros. Una definición clásica salió del teclado de Dave Winer4, uno de los gurúes de los weblogs: “Los weblogs son páginas actualizadas a menudo que apuntan a otros artículos cualesquiera en la web - a menudo con comentarios – y a artículos en el propio blog. Un weblog es una especie de viaje continuo, con un guía humano que vas conociendo. Hay muchos guías para elegir, cada uno desarrolla una audiencia, y hay también camaradería y política entre las personas que mantienen weblogs; se enlazan unos a otros, en todo tipo de estructuras, gráficos, bucles, etcétera…” De esta pequeña imagen podemos extraer algunos puntos. Ante todo, los blogs son páginas personales, y como tales son creadas y mantenidas por una única persona (y de forma menos habitual, por un grupo de autores). La fuerte subjetividad que deriva de este hecho no es algo negativo, pues convierte la lectura de opiniones en algo ameno. Son muchas las metáforas que se pueden emplear para visualizar el concepto de blog. Por ejemplo, el ya mencionado cuaderno de bitácora de un barco, en el que el capitán escribe los sucesos más relevantes. O la columna de opinión de un periódico, en la que un autor más o menos destacado relata sus vivencias, ideas, posturas, quejas (en inglés, rants), desvaríos (ramblings) o cualquier otro producto de su intelecto. El segundo punto de interés es la “actualización”. Tal término, propio del vocabulario informático, se refiere a la dinámica del blog: el blog, como un cuaderno de bitácora, se actualiza a menudo (y esto lo diferencia de otras formas de publicación, como veremos más adelante). Normalmente los blogs suelen ampliar su contenido con un criterio temporal inverso, esto es, las anotaciones más recientes, aparecen las primeras en la página. Las complejas redes sociales que se desarrollan alrededor de los blogs son posiblemente otro rasgo distintivo del fenómeno. El blog se basa, sobretodo, en los enlaces de hipertexto, pilar esencial de la World Wide Web y de Internet tal y como lo conocen millones de personas. El enlace no hace más que llevar al navegante de la Red de un sitio a otro. La simplicidad del invento es pasmosa, pero la riqueza de relaciones que puede surgir de ella no tiene par. Los blogs enlazan, y mucho: se enlazan entre ellos, se comentan, se critican, establecen vínculos duraderos o efímeros, y en general contribuyen a cierta redundancia de la información. Los blogs están cambiando el rostro de la WWW, contribuyendo a aumentar las fuentes de contenido y noticias, al mismo tiempo que establecen un modelo participativo y dinámico que ningún otro medio, hasta ahora, ha forjado con éxito igual. 2 http://www.peterme.com/ 3 http://www.robotwisdom.com/ 4 http://www.scripting.com/ Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 2
  3. 3. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Blogs, foros, grupos de noticias y listas de correo Un blog no es un foro, ni tampoco un grupo de noticias. En la WWW abundan los foros: son lo más parecido que hay en Internet a los tablones de anuncios. En los foros, un pequeño grupo de administradores (los así llamados “moderadores”) se encargan de permitir la publicación de mensajes y que estos sigan la temática indicada. Cada participante puede publicar lo que desee, siempre y cuando esté conforme con las reglas del foro. Ahora bien, el foro, a pesar de ser dinámico y rebosante de palabras escritas, no es un blog. No es personal, pues cualquiera puede escribir en él o replicar. Llevando algunas metáforas cotidianas a colación, el foro es comparable a un pub en el que varias personas se reúnen de forma periódica para charlar sobre un pequeño número de temas. Normalmente, en tal contexto, las revelaciones personales – ingrediente común de los blogs - suelen estar fuera de lugar. Los conceptos que subyacen a los foros son anticuados, y aún siendo muy válidos para muchas cosas en Internet, no son precisamente algo innovador. Mientras que en los blogs cada persona dispone de un espacio privado para hablar y ser escuchado, en los foros tal espacio es compartido, los recursos son limitados y la confusión se incrementa sobremanera. Hay quien compara los “hilos” de comentarios de los blogs con lo que ocurre en los foros, pero esta comparación carece de atractivo, al establecer una gris equivalencia entre todos los tipos de relaciones sociales virtuales. Además, foros y listas de correo no suelen estar abiertos al público, sino que precisan la obtención de una membresía. Así pues, mientras que en un blog el contenido es libre y los comentarios también, en foros y listas de correo esto no sucede, configurando un entorno más bien cerrado y privado, poco abierto al exterior. En este sentido, los blogs heredan el esquema participativo de los wikis. Wiki wiki, en hawaiano, significa “super-rápido”: de ahí que se empleara esta expresión a mediados de los noventa para referirse a páginas cuyo contenido pudiera crearse de forma colaborativa, rápida y sencilla, sin tener que darse de alta en ningún servicio, ni tener que identificarse aparatosamente. 5 Cada anotación de un blog es de por sí un pequeño foro, en el que la persona que la ha escrito es a la vez autor y administrador. El autor del blog tiene poder para plantear a sus visitantes la temática que prefiera con el tono más acorde a sus creencias y personalidad. Los blogs, interconectados entre sí, constituyen un foro fragmentado a su máximo nivel, por toda la extensión de Internet. Gracias a los blogs, la WWW se convierte en un foro amplísimo y único, un gran océano de opiniones en el que caben aglomeraciones espontáneas, escisiones y todo lo que cabría esperar de una sociedad cambiante virtual. En el apartado gráfico y de presentación de la información, los foros muestran una clara inferioridad, al ser muy limitadas las opciones de personalización y formateo de cada anotación escrita. Bajando escalones, los grupos de noticias no son más que texto puro, sin apenas formato, y lo mismo ocurre con las listas de correo, venerables hitos de Internet que cuentan ya con más de veinte años de antigüedad. Como ya hemos señalado, los foros, grupos de noticias y listas de correo, a pesar de mantener cierta vigencia en la Red, se han quedado obsoletos. El blog se impone como nuevo modelo participativo, y se ha apropiado de antiguas formas de comunicación virtual para refundirlas en algo nuevo. 5 El ejemplo más notable de wiki es la WikiPedia ( http://es.wikipedia.org/), una enciclopedia wiki Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 3
  4. 4. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Blogs y páginas personales estáticas Toda página web que se publique en la WWW y que no pertenezca a ninguna empresa ni corporación, se considera personal. Las páginas personales abundan todavía muchísimo en Internet, y suponen un peso importante en el número total de contenidos publicados. Millones de personas se instruyen cada año para aprender a “hacer páginas web”, como si de un oficio artesanal se tratara. Y en efecto, la publicación web al viejo estilo, el de las páginas personales, que empezó a mediados de los años 90, sigue todavía en la cresta de la ola. Cada día se publican miles de nuevas páginas personales, aparatosamente diseñadas en HTML, y cuyo contenido puede ser todo lo variado que se pueda imaginar. La página personal ha sido hasta hace unos años todo lo máximo que un internauta podía concebir acerca de su presencia en la World Wide Web. Pero la página personal adolece de varios defectos cuando la comparamos con los blogs. Efectivamente, un blog es también una página personal, pero se diferencia de lo que por tradición se ha venido llamando “página personal” por una serie de motivos. La página personal es estática6: esto significa que su contenido se deja a veces sin actualizar durante meses, incluso años, y a menudo se abandona en los servidores que ofrecen espacio libre. Esta imagen de las webs de páginas personales como grandes “cementerios” de contenido no deja de ser algo exagerada y romántica, pero se acerca bastante a la verdad. Teniendo en cuenta que para actualizar una web estática hace falta editarla, guardarla y “subirla” en un servidor, la pérdida de tiempo y el esfuerzo asociado, rara vez merece la pena. Los blogs se basan en algún tipo de tecnología web dinámica, que permite ahorrar todos los pasos anteriores y dar un salto a lo largo de todo el proceso: el autor sólo tiene que escribir, dar formato al texto, y pulsar un botón: el blog se actualiza automáticamente, y se encarga él mismo de modificar el código HTML estático. Los blogs surgieron precisamente para aumentar la comodidad de todo el proceso. Las páginas personales tradicionales, vistas desde una perspectiva pragmática, están perdiendo sentido conforme pasa el tiempo. Desde luego la información que no precisa ser actualizada puede ser editada por la “vieja escuela” estática, y modificada muy de vez en cuando si hiciera falta. Puesto que hablamos, sin embargo, de páginas que necesitan ser cambiadas varias veces al día y con rapidez, no recurrir a la tecnología que se nos brinda con los blogs es el equivalente informático de la expresión “matar moscas a cañonazos”. A veces, los autores de blogs compatibilizan su blog con una página personal estática con contenidos tales como una biografía abreviada, un curriculum vitae, fotos, y otros extras. Cuando se empieza a utilizar un blog, el atractivo de las páginas personales estáticas decae hacia un rol accesorio, y allí se queda. Ahora los internautas experimentados se hacen conocer a través de sus blogs; y si el internauta tiene pretensiones gráficas, el blog le permite dar rienda suelta a su creatividad, gracias al sistema de plantillas (que veremos con detenimiento más adelante). 6 Por “web estática” nos referimos a la web que no se ha generado a partir de una base de datos. Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 4
  5. 5. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Blogs y periodismo La relación entre blogs y periodismo tradicional ha sido siempre un poco espinosa, aunque a menudo sin motivo aparente. La principal polémica que el periodismo de papel parece haber generado acerca de los blogs, es la pretensión que estos tendrían de convertirse en un medio de información, codo a codo con las fuentes de noticias oficiales y sin tener la misma competencia que el periodismo profesional. Resumiendo, el núcleo del ataque estriba en el carácter amateur de los blogs. Sin embargo, la batalla es más aparente que real. Muchos periódicos están basando ahora sus páginas webs en los blogs, y muchos periodistas se acercan con progresivo interés a este nuevo medio7. Autores de blogs de cierto renombre, han sido contratados por periódicos, como Kevin Drum, autor de Calpundit8, que ahora publica desde la web de Washington Monthly9 - y sin haber cambiado prácticamente de registro. A menudo, los blogs han sido las webs personales más visitadas durante momentos de crisis internacional. Por ejemplo, el blog Where is Raed?10, escrito bajo seudónimo por el Blogger iraquí Salam Pax, se convirtió durante la guerra de Irak en un referente electrónico, con noticias de primera mano, como si de un reportaje de guerra en tiempo real se tratara. El éxito ha sido tal que Salam Pax ha publicado incluso un libro recogiendo todas sus anotaciones. Por otro lado, ni todos los blogs se dedican a hacer información, ni todos crean noticias. La mayoría de veces, los blogs llevan a cabo un efectivo “filtrado” de información. En pocas palabras, el conjunto mundial de blogs actúa como un enorme filtro en el que las noticias emitidas por los grandes medios son recogidas, difundidas, comentadas, enriquecidas e incluso, a veces, distorsionadas. Los blogs, independientemente de su calidad, ofrecen puntos de vista alternativos, animan al internauta a participar en los debates, y a generar opinión. No todo son rosas: el periodismo tradicional acusa los blogs de ser parciales, de informar mal por no estar obligados a documentarse sobre la noticia, y a elegir un rango de temáticas muy restringido. Estos puntos son correctos y en parte verdaderos, pero yerran el tiro: debe considerarse el blog personal – ya no el colectivo, que es algo aparte – como una columna de opinión, subjetiva, parcial, interesada en algunos temas muy concretos (según los gustos de quien escribe), y sobretodo libre. En último análisis, es el autor del blog quien decide qué noticia comentar, y cómo hacerlo. El juicio sobre su validez descansa sobre los lectores, que tienen el poder de comentar, criticando o alabando, según sea el caso, lo escrito. Y esta retroalimentación no se da en prácticamente ningún medio tradicional (si exceptuamos las típicas cartas al director). Como herramienta de información y comentario de la misma, el blog es inestimable, y hace que la WWW sea un lugar virtual más democrático y menos dado al pensamiento único. Cada persona que tenga un blog puede hacer oír su voz a decenas de miles de otros navegantes de Internet, y darles la oportunidad de expresar a su vez una postura. 7 Enlaces sobre blogs y periodismo, en http://mccd.udc.es/orihuela/webdeblogs/periodismo.htm 8 http://www.calpundit.com 9 http://www.washingtonmonthly.com 10 http://dear_raed.blogspot.com/ Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 5
  6. 6. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Blogs y libros En cierto modo, un blog es también un libro, una especie de cuaderno personal que se escribe día a día, despacio, anotación tras anotación (o, como prefieren decir los bloggers, post tras post). Después de un año de actividad, no es de extrañar que un blog activo cuente con casi cien mil palabras de contenido, o más. De ahí a la publicación en papel, sólo hay un paso, y algunos blogs destacados han pasado luego a la imprenta (el ya mencionado Salam Pax es el ejemplo más conocido). Los blogs, en calidad de publicaciones virtuales, pueden obtener incluso un ISSN11 (Número Internacional Normalizado de Publicaciones Seriadas), típico de revistas y publicaciones periódicas tradicionales. Por otro lado, el mero hecho de publicar en la Red con el propio nombre ya otorga derechos de autor: el material está públicamente disponible, pero eso no significa que una copia en papel de ese mismo material no resulte atractiva. Leer mucho contenido en una pantalla puede resultar pesado. Bruce Eckel12, autor de Think in Java, uno de los mejores libros de programación escritos hasta la fecha, primero publicó su libro en la web, y sólo luego vendió una versión en papel, después de la excelente acogida que tuvo la versión electrónica. Dan Gillmor13, columnista y blogger de Silicon Valley, está escribiendo un libro sobre periodismo proponiendo, cada mes, nuevos capítulos a sus lectores, para recibir consejos y feedback valioso. Escritores de ficción como William Gibson14 o Neil Gaiman15 (entre otros) tienen sus blogs personales. La queja frecuente de los escritores profesionales al abordar los blogs, sin embargo, consiste en el tiempo de trabajo que los blogs quitan a su carrera de novelistas (es el caso de Gibson, quien dejó su blog para seguir escribiendo su última novela). Si se toma en serio, un blog puede resultar muy absorbente y gratificante a la vez, pero no es esa la única ventaja que ofrece al escritor novel. El blog es posiblemente el taller literario más efectivo que exista: el autor va escribiendo piezas una detrás de otra, recibiendo comentarios y consejos sobre su estilo. Escribir en un blog mejora la escritura en todos los demás ámbitos de la vida. Puede ser un excelente vehículo para practicar idiomas, o un proyecto de libro cronológico. La perdida costumbre de escribir diarios personales o escribir cartas, ha sido rescatada del baúl de los recuerdos gracias al blogging. Por fin, después de mucho tiempo, las personas vuelven a escribir; ya no con papel y lápiz, en pequeñas libretas o agendas, sino en bitácoras electrónicas públicas, legibles las 24 horas desde todo el mundo, con las ventajas que otorgan el hipertexto, los comentarios, el contenido multimedia y el formato digital de la información (el papel tiene un coste bastante mayor que la electricidad empleada para iluminar una pantalla de ordenador). Y las personas también vuelven a leer – en este caso novelas electrónicas por entregas, como el inimitable diario de Mirta Bertotti, de Hernán Casciari16. 11 http://www.bne.es/esp/issn.htm 12 http://mindview.net/ 13 http://weblog.siliconvalley.com/column/dangillmor/ 14 http://www.williamgibsonbooks.com/blog/blog.asp 15 http://www.neilgaiman.com/journal/journal.asp 16 http://mujergorda.bitacoras.com/ Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 6
  7. 7. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Un poco de historia y cifras Los primeros blogs nacieron, como dijimos anteriormente, en el año 1998. La expansión por la web fue lenta, hasta que no fueron creados servicios de gran difusión, como Blogger.com o Pitas.com. Un conocido estudio de Perseus Research17 estimó en cuatro millones la cifra de blogs totales, de los cuales el 66% había sido abandonado o ya no se actualizaba. El 92,4% había sido creado por usuarios por debajo de los 30 años de edad, y el 56% pertenecía a mujeres. El crecimiento internacional ha sido muy rápido, y el número de blogs actual varía según las fuentes. BlogCensus.net estima que los blogs activos – es decir, actualizados a menudo – son casi un millón doscientos mil. De estos, sólo veinte mil se escriben en castellano. El BlogoMetro18 ofrece una cifra de unos diez mil. Comparados con el millón de blogs de habla inglesa, enseguida podemos constatar que la proporción de blogs hispanos es muy baja. La comunidad hispana de blogs es todavía demasiado pequeña para que se hable de ella. El primer blog en español fue Bitácora Tremendo19, de Carlos Tirado. Inspirado por los blogs americanos, abrió el suyo en octubre de 1999, inicialmente seguido por unos cuantos más – que no llegaban a la media docena a principios del año 2000. El crecimiento siguió a través de servidores americanos o independientes hasta la creación del primer servicio de alojamiento de bitácoras en español: Blogalia.com. Este portal, administrado por Víctor R. Ruiz20, nació en enero del 2002, ampliando poco a poco el número de blogs con un modelo de comunidad pequeña y experimental. En otoño de 2002 nace Zonalibre.org, primer servidor en el que el alta de un blog podía solicitarse de forma transparente. En el verano de 2003 nace Blogia.com, posiblemente el servidor de blogs hispanos más popular, y que cuenta ahora con casi cinco mil bitácoras en español. Surgieron también, por otro lado, los primeros “portales” sobre el fenómeno “blog” y su estudio. El primero fue Bitácoras.net, creado por Eduardo Arcos21 a principios del siglo XXI, con noticias, un directorio de blogs y un agregador con los últimos blogs actualizados. En enero de 2003, y no sin cierta polémica, aparece Bitácoras.com, creación de José Luís Perdomo, con un propósito y unos contenidos similares a los de Bitácoras.net. Más allá del aspecto promocional, un fuerte deseo de investigar las bitácoras y sus posibilidades se materializa en mayo del 2003, con Blogosfera.org, un proyecto de libro y un blog dirigido por un grupo de importantes bloggers. Una iniciativa parecida se lanzó en febrero del 2004 de la mano de JL Perdomo, con Bitácoras.org, otro portal dedicado al estudio de los blogs. A este cuadro de gran expansión no podía faltarle el contrapunto crítico y la sátira: en junio del 2003, en el servidor americano Blogspot.com, hace acto de presencia un nuevo blog que se dedica a criticar otros blogs: De Post en Post22, del anónimo Borjamari. Como si hubiese sido el resultado del “espíritu del tiempo”, le sigue casi al mismo tiempo “La Risa de Smith”, blog de parodias nacido en Blogalia: los tonos de ambos blogs y los contenidos difieren, pero su presencia en la “blogosfera” hispana es signo de cierta madurez. 17 http://www.perseus.com/blogsurvey/thebloggingiceberg.html 18 http://blogometro.blogalia.com 19 http://tremendo.com/bitacora/ 20 http://rvr.blogalia.com 21 http://www.alt1040.com 22 http://borjamari.blogspot.com Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 7
  8. 8. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador Para qué sirve ¿Qué función puede tener una libreta, o un cuaderno? En un principio, las posibilidades son infinitas, siempre y cuando el medio se utilice con alguna idea más o menos clara y cierta constancia en la acción. Como ya hemos dicho, un blog es un sistema de publicación de contenidos en Internet. Un blog facilita la tarea de presentar información cronológica en la Red de Redes. Pues bien, siempre y cuando tengamos la intención de aportar datos de forma pública a millones de lectores, con abundantes actualizaciones y enlaces, el blog es lo más recomendable. Los usos que podemos darle a un weblog son muchos. Una lista incompleta de objetivos que puede tener es la siguiente: · Autobiografía · Opinión / libre pensamiento · Conocer gente · Encontrar trabajo · Periodismo digital · Investigar · Hacer divulgación científica · Escribir un libro · Practicar el arte de la escritura · Comentar, criticar productos Y un largo etcétera, que se solapa en parte con el propósito de las páginas web, o de cualquier publicación periódica. Es muy difícil conseguir, hoy en día, que algún periódico de fama nacional publique un artículo de opinión de un ciudadano cualquiera. O que una editorial recoja poesías y anotaciones de un poeta desconocido, sacando miles de ejemplares de papel de la imprenta. O que una revista científica acepte y publique un artículo interesante de un estudiante universitario de último curso. El mundo de las publicaciones de papel está atado a una serie de costes y limitaciones propios de una industria anticuada y lenta en asumir cambios. Es complejo, para una editorial, aceptar los riesgos relativos a la publicación de una novela de un autor desconocido. La promoción que debe hacerse siempre es costosa, así como la impresión y la distribución del material. En el caso de las revistas científicas o de los periódicos, la posibilidad de publicación recae en el prestigio relativo de los autores, y en lo apetecible que resulte el tema a los editores. Existen editoriales electrónicas23 y todo tipo de periódicos digitales – el más conocido, en español, es posiblemente IBLNews24. Los blogs añaden aún más libertad a este nuevo panorama. Cualquier persona puede ser a la vez editor y autor de sus contenidos. Los costes para difundir su palabra escrita son mínimos; el coste total de un servidor web alquilado, un nombre de dominio y una conexión a Internet son muy inferiores a los que pueden resultar de la impresión, encuadernación, promoción y venta de un centenar de ejemplares de un libro cualquiera. La ventaja económica es más que evidente. 23 http://www.letralia.com/itin/editoriales/electronicas.htm 24 http://www.iblnews.com/ Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 8
  9. 9. Blogs: Escribir en la Red Versión Borrador El futuro de los blogs Por ahora los blogs contienen únicamente texto, y son accesibles, en la mayoría de los casos, sólo desde un ordenador personal o un PDA. Pero los tiempos cambian, la tecnología evoluciona rápidamente. Los medios al alcance de los bolsillos normales son mejores. Aunque el texto puro sea la mejor forma de distribuir un contenido por Internet, por su bajo precio, accesibilidad e inmediatez, existen otras alternativas. Por ejemplo los moblogs25- mobile blogs – que unen la portabilidad de los teléfonos móviles a la difusión de los blogs. Miles de bloggers toman fotos con su teléfono y las publican en tiempo real en Internet – por ejemplo durante eventos multitudinarios: algunos han querido ver en esta moda un peligroso preludio a 1984, el libro en el que George Orwell preconizaba una sociedad constantemente vigilada y sin privacidad. Por otro lado tenemos DeviantArt26, un portal para artistas de todo tipo – principalmente gráficos, en el que cada miembro tiene a su disposición un blog en el que presentar periódicamente sus creaciones, pudiendo estas ser comentadas por los demás usuarios. Con sus diferencias, ambos podrían considerarse sistemas de blog gráfico. Siguiendo con lo multimedia, en el MIT se ha creado el Vog27, o Videoblog, donde cada anotación es un vídeo en formato quicktime – para ello hace falta, obviamente, una cámara, un digitalizador de vídeo si la cámara no es digital, y mucho espacio en el servidor (con lo cual muy pocos pueden permitirse esta modalidad de blogging). Otra opción para mostrar vídeo en los blogs mediante streaming (una tecnología que permite descargar y visualizar el vídeo al mismo tiempo) es el uso de la tecnología Flash de Macromedia. Sin embargo, el vog presenta serias desventajas, pues carece de contenido semántico interpretable por el ordenador, es decir, no tiene texto alguno. Últimamente se está estudiando en abundancia la semántica de los vídeos, pero las aplicaciones tardarán probablemente mucho en llegar. En el futuro de los blogs no podía faltar lo auditivo. Grabar un sonido en el ordenador, comprimirlo, y presentarlo en un blog es sencillo y económico. Existen incluso sistemas automáticos, como AudBlog28, que permiten la publicación de audioblogs llamando por teléfono. Son blogs que se escuchan, ideales por lo tanto para cualquier público que tenga oídos – literalmente. En RadioBlogClub29, se ofrece una sencilla herramienta hecha en Flash para crear un pequeño audioblog o un jukebox de música favorita en unos minutos. Otra opción pasa por el empleo de síntesis de voz: nadie está utilizando todavía este sistema, pero las especificaciones técnicas para presentar texto con indicaciones auditivas existen ya desde hace años en la documentación de Hojas de Estilo en Cascada (CSS) del consorcio de estándares web W3C30. Todas estas formas de publicar información no-textual puede que representen el futuro de los blogs si los medios necesarios para su popularización – ordenadores potentes, conexiones de banda ancha, servidores baratos – llegaran próximamente. De momento, el “viejo” hipertexto es el rey de los blogs, y todo deja suponer que seguirá siéndolo durante mucho tiempo. 25 http://www.terra.es/tecnologia/articulo/html/tec10115.htm 26 http://www.deviantart.com 27 http://hypertext.rmit.edu.au/vog/ 28 http://www.audblog.com 29 http://www.radioblogclub.com 30 http://www.w3.org/TR/CSS2/aural.html Fabrizio F. Benedetti y Estefanía B. Robles 9

×