• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Unama Ana Fla  1106
 

Unama Ana Fla 1106

on

  • 503 views

 

Statistics

Views

Total Views
503
Views on SlideShare
497
Embed Views
6

Actions

Likes
0
Downloads
0
Comments
0

1 Embed 6

http://escuelaparapadresymadres.com 6

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Unama Ana Fla  1106 Unama Ana Fla 1106 Presentation Transcript

    • Erick Bernardo. Desayuno en Mc'donals Esta historia es bonita y verdadera.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Soy madre de 3 ni√Īos (de 14, 12 y 3 a√Īos) y acabo de terminar mi educaci√≥n superior. La √ļltima asignatura que tuve fue Sociolog√≠a. La profesora estaba absolutamente llena de las cualidades que yo considero que todo ser humano deber√≠a tener.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Su √ļltimo proyecto se llam√≥ "Sonr√≠e". Les pidi√≥ a todos los estudiantes que salieran a sonre√≠rle a tres personas y documentaran sus reacciones. Yo soy una persona muy amable por naturaleza y siempre sonr√≠o y saludo a todo el mundo, por lo tanto pens√© que ser√≠a algo facil√≠simo.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Nos acababan de asignar ese proyecto, cuando mi esposo, mi hijo menor y yo fuimos a McDonald's una fr√≠a ma√Īana de marzo. Era nuestra forma de compartir tiempo con nuestro hijo. Y est√°bamos en la fila esperando a ser atendidos, cuando repentinamente todo el mundo a nuestro alrededor comenz√≥ a hacerse a un lado, incluso mi esposo.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Yo no me mov√≠. . . un p√°nico aterrador se apoder√≥ de m√≠ cuando me volv√≠ para ver por qu√© se hab√≠an retirado ellos. Al volverme ol√≠ el m√°s horrible hedor de cuerpo humano y all√≠ parados detr√°s de m√≠ hab√≠a dos pobres vagabundos. Al mirar al se√Īor m√°s peque√Īo y cercano a mi, √©l estaba "sonriendo".
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Sus preciosos ojos azules como el cielo, estaban llenos de luz de Dios y buscaban aceptaci√≥n. El dijo: "Buen d√≠a" mientras contaba unas monedas que hab√≠a estado apretando en su mano. El segundo hombre jugaba con sus manos, parado detr√°s de su amigo. Me di cuenta que el segundo era retrasado mental y el se√Īor de los ojos azules era su salvaci√≥n. Contuve las l√°grimas parada al lado de ellos.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. La cajera les pregunt√≥ qu√© deseaban. El respondi√≥ "Solamente caf√© se√Īorita" pues era todo lo que pod√≠an permitirse. (Si quer√≠an sentarse en el restaurante para calentarse un poco, ten√≠an que consumir algo. El s√≥lo quer√≠a calentarse).
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. En ese momento sent√≠ realmente una compulsi√≥n tan grande, que casi abrazo al hombrecito de ojos azules y justo me di cuenta que todos los ojos del restaurante estaban fijos en mi, siguiendo y juzgando cada uno de mis movimientos.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. . Sonre√≠ y le ped√≠ a la cajera que me diera dos desayunos m√°s en una bandeja aparte. Me dirig√≠ a la mesa m√°s lejana que ellos hab√≠an escogido para sentarse. Coloqu√© la bandeja en la mesa y puse mi mano sobre la mano helada del caballero de los ojos azules. El me mir√≥ y con l√°grimas en los ojos dijo "Gracias".
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Me inclin√© y acarici√© su mano y le dije "Yo no he hecho esto por usted. Dios est√° aqu√≠ actuando a trav√©s de m√≠ para darle a usted esperanza."
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Comenc√© a llorar mientras caminaba a sentarme con mi esposo y mi hijo. Cuando me sent√©, mi esposo me sonri√≥ y me dijo "Por eso Dios te entreg√≥ a m√≠ cari√Īo, para darme esperanza."
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. ." Nos cogimos de las manos y en ese momento supe que, solamente por la Gracia de Dios que nos ha sido dada, nosotros podemos dar. Nosotros no solemos asistir a la iglesia, pero somos muy creyentes. Ese d√≠a me fue mostrada la Luz pura del dulce amor de Dios.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Volv√≠ a la universidad con esta historia y era el √ļltimo d√≠a de clases. Entregu√© "mi proyecto" y la profesora lo ley√≥. Me mir√≥ y pregunt√≥ ¬ŅPuedo compartir esto? Asent√≠ mientras toda la clase le prestaba atenci√≥n.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Comenz√≥ a leer y fue cuando supe que como seres humanos y siendo parte de Dios, compartimos esta necesidad de sanar a la gente y de ser sanados. A m√≠ manera hab√≠a emocionado a la gente en Mc Donald's, a mi esposo, a mi hijo, a la profesora y a cada uno que estuvo en el sal√≥n en la √ļltima clase que tuve como estudiante.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Me gradu√© con una de las lecciones m√°s grandes que jam√°s aprender√©: ACEPTACI√ďN INCONDICIONAL. Mucho amor y compasi√≥n es enviado a todos y cada uno que lea esto y que aprenda a AMAR A LA GENTE Y USAR LAS COSAS - Y NO AMAR A LAS COSAS Y USAR A LA GENTE.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Un √Āngel ha sido enviado para cuidarte. Un √Āngel escribi√≥: Mucha gente entrar√° y saldr√° de tu vida, pero s√≥lo verdaderos amigos dejar√°n huellas en tu coraz√≥n. Para tratarte a ti mismo, usa tu cabeza. Para tratar a otros, usa tu coraz√≥n.
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. * Dios le da comida a todas las aves, pero no se la pone en sus nidos. *
    • Erick Bernardo.
    • Erick Bernardo. Si esta historia te ha 'tocado' de alguna forma, por favor comp√°rtela.