Origen del nombreLa palabra hebrea es nabí (de aquí su plural Neviím). Tanto elorigen preciso de la palabra como su sentid...
Origen históricoEl uso de la palabra "profeta" es muy antigua en la Biblia. Ya sereputa profeta a Abraham en el Génesis (2...
Algunos son arribistas e intentan sacar ventaja aproximándose alos poderosos (1Reyes 22 y Jeremías 28); otros son funciona...
Texto profético en el Davidka Mortar Memorial de Jerusalén,sobre la calle Nevi´im ("De los Profetas"): "Porque Yo defender...
interpretación. La dificultad del análisis de los símbolos  para traducirlos en conceptos inteligibles supone un escollo  ...
La influencia que los profetas han tenido en el desarrollo    religioso de Israel y el judaísmo fue crucial. Su importanci...
del Proto-Isaías: la santidad de Dios (Is 5, 19-24); los pecados deJerusalén y de Judá (Is 2, 6-4, 1; 13, 8-24); los Asiri...
rebelión); la restauración teocrática (Ez 36, 16-32); elmesianismo con la figura del "príncipe". El libro de Ezequiel en e...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

Libros Proféticos

3,091 views
2,984 views

Published on

0 Comments
2 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
3,091
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
67
Comments
0
Likes
2
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Libros Proféticos

  1. 1. Origen del nombreLa palabra hebrea es nabí (de aquí su plural Neviím). Tanto elorigen preciso de la palabra como su sentido exacto se nosescapan. Se han propuesto tres teorías para explicarlos: "Extático", de la raíz hebrea "hervir" (el "calor" de la revelación convierte al profeta en un hombre "ardiente"); "Mensajero", de la raíz hebrea "hablar" (Yahveh nos "habla" por boca del profeta); y "Llamado", de la raíz acadia nabu, "llamar" (el profeta ha sido llamado o designado por Dios para transmitir Su palabra).La tercera de ellas es la que goza de la mayor aceptación entrelos estudiosos, aunque nadie pueda demostrar la verdad deesta hipótesis.La versión griega de los LXX nunca traduce nabu en el sentido de"éxtasis" o "extático". La traduce como profetes, es decir, "elque habla en lugar de otro", "el representante de un tercero","el vocero". Es común el error de creer que la partículagriega pro ("delante") se refiere aquí a "el que anticipa", "el quedice las cosas con antelación" (en otras palabras, "el que ve elfuturo"). La acepción correcta de "profeta", por tanto, según losLXX; no es "el vidente" sino "el portavoz", "el mensajero".Por el contrario, la Biblia hebrea se refiere a los nevi´im conotros tres términos que sí tienen una relación más cercana conel concepto popular de "profecía": roé ("el vidente"), jozé ("elque ve", "el que tiene vista") y jolém ("el soñador", "el que tieneun sueño").
  2. 2. Origen históricoEl uso de la palabra "profeta" es muy antigua en la Biblia. Ya sereputa profeta a Abraham en el Génesis (20:7), pero ese términoha sido introducido allí en fecha muy posterior a la composicióndel libro.También Moisés ha sido considerado así, pero es más bien unconductor y un legislador, un enviado de Dios y un libertadorantes que un profeta. El único libro que lo llama de esta maneraes el Deuteronomio (18:15).En los últimos tiempos de los jueces aparecen en Canaán ciertasorganizaciones o grupos llamados "Hijos de los Profetas", que separecen (al menos superficialmente) a los profetas cananeos. Esa estos hombres a los que los hebreos comienzan adenominar nabí, aunque los otros anteriormente apuntados“visionarios”, “soñadores”, “videntes” se siguen utilizando máso menos indistintamente. Es importante destacar que nabí nosolo se aplica a los que predican en nombre de Yahveh sinotambién a todos los supuestos profetas paganos.La oferta de profetas era variada: desde los verdaderos profetasbíblicos que escribieron libros hasta los 450profetas fenicios que la reina Jezabel llevó a Israel (1R. 18),pasando por los profetas cortesanos y los del tiempode Yehu (2R. 10:19).Tanto Judá como Israel tenían plétoras de profetas quepredicaban por doquier, y Zacarías nos dice que siguieronproliferando hasta desaparecer a fines del siglo IV a. C.
  3. 3. Algunos son arribistas e intentan sacar ventaja aproximándose alos poderosos (1Reyes 22 y Jeremías 28); otros son funcionariosde carrera dispuestos a defender sus prebendas, y la Biblia losllama "profetas profesionales". Los anteriormente mencionados"Hijos de los Profetas" representan un grupo intermedio entreestos últimos y los verdaderos profetas de Yahvéh.Parece ser que los Hijos de los Profetas aparecen en tiempos delos Jueces (1S. 10:10 y 19:20), para hacerse muy numerosos en laépoca de Elías y Eliseo. Aparentan ser hombres probos yfervorosos, que se agrupan alrededor de los templos judíos paraalertar a los fieles acerca de los peligros del paganismo. Nosabemos si alguno de los profetas autores de los libros salió deuno de estos grupos, pero es incuestionable que almenos Samuel, Elías y particularmente Eliseo tuvieron estrechasrelaciónNaturaleza de la profecía
  4. 4. Texto profético en el Davidka Mortar Memorial de Jerusalén,sobre la calle Nevi´im ("De los Profetas"): "Porque Yo defenderéesta ciudad para salvarla" (Is. 37:35).La profecía es un proceso sumamente complejo que puederesultar muy difícil de entender para el hombre moderno. Es porello que los teólogos han elaborado un listado de suscaracterísticas más importantes para definir y aclararexactamente cómo es y cómo opera.Los rasgos distintivos de la profecía son cinco: 1.Ningún profeta ha visto la realidad completa. En efecto, cada uno de ellos sólo dispone de una visión fragmentaria e insuficiente del plan divino. Esta verdadera "ley" de la revelación profética determina que a menudo ni siquiera el mismo profeta sepa lo que está diciendo, qué le ha sido mostrado ni de qué está hablando. Esta fatal ignorancia del propio profeta sobre la materia que está tratando, sin embargo, no invalida en lo más mínimo la verdad y la realidad de su profecía. La parcialidad de la visión genera esperanza en comprender el resto, y misterio como ingrediente inexorable de la fe. Respecto del futuro, muchas veces se les muestra el porvenir de Israel, pero no son capaces de decir si ese futuro llegará en un mes, un año o un siglo. 2.El lenguaje profético es simbólico. La profecía es mostrada y transmitida mediante símbolos o imágenes (símbolos visuales o imágenes simbólicas), que exigen una trabajosa
  5. 5. interpretación. La dificultad del análisis de los símbolos para traducirlos en conceptos inteligibles supone un escollo adicional que solo los hombres justos están en capacidad de sortear.3.El profeta sabe hacia dónde va la historia. Aunque no comprenda en detalle su propia profecía, el profeta siempre está en condiciones de predecir el curso general que seguirá la historia del judaísmo. Esta característica se verifica incluso en los profetas de los tiempos más primitivos.4.El profeta suele contradecir los deseos de la gente. Raras veces las profecías satisfacen el sentimiento general del pueblo, y por esta razón el ser profeta es un trabajo difícil y peligroso. Cuando el pueblo duerme en paz ellos tienen que anunciar la guerra; cuando hay calma predicen el castigo; cuando hay prosperidad prevén el hambre. Pero ante el hambre, el castigo y la guerra, el profeta siempre preconiza la futura salvación y la restauración religiosa y moral.5.El profeta se mezcla con el pueblo. Como miembro del pueblo y vocero de Dios para la gente, el profeta se diferencia de los sabios en el sentido de que no se limita a predicarin abstracto, sino que debe necesariamente intervenir en los asuntos de la vida diaria y trabajar sobre el plano de la realidad concreta. En este sentido, el profetismo supone un salto evolutivo con respecto al concepto de sabiduría. Enseñanza religiosa
  6. 6. La influencia que los profetas han tenido en el desarrollo religioso de Israel y el judaísmo fue crucial. Su importancia se evidencia al enumerar sus seis logros principales: 1.Definieron para el común de la gente los conceptos de unidad, trascendencia y santidad del judaísmo, y por lo tanto, de Dios. Los profetas son, entonces, quienes "espiritualizaron" el concepto de Dios a los ojos del judío llano. 2.Demostraron que el culto religioso no debía ser declamatorio y fatuo, sino emanado de una responsabilidad personal del Hombre hacia Yahvéh. 3.Establecieron, teniendo en cuenta el punto anterior, el sentido de la moral y el concepto mismo del pecado. 4.Hicieron tomar conciencia de la manera misteriosa en que Dios eligió a Israel de entre todos los pueblos de la Tierra para utilizarlo y castigarlo pero también para aliarse indisolublemente con él y para salvarlo en última instancia. 5.Esta alianza fue, en palabras de los profetas, la mejor y más elegante demostración de la bondad esencial de Dios. 6.Por último, en las prédicas de los profetas se repite una y otra vez la promesa mesiánica, la esperanza y confianza en la llegada del Cristo descendiente de David. Esta predicción trajo también la expectativa del reino de justicia y paz que Jesús establecería mucho más tarde.Tema 8. Isaías. Historia de la redacción del libro: divisióntripartita y unidad del libro. Primera Parte. (Cap. 1-39). Personay vida del profeta: el relato de su vocación (Is 6, 1-11). Mensaje
  7. 7. del Proto-Isaías: la santidad de Dios (Is 5, 19-24); los pecados deJerusalén y de Judá (Is 2, 6-4, 1; 13, 8-24); los Asirios comoinstrumento del castigo divino; el mesianismo real: el libro delEmmanuel (Is 7, 10-17; 9, 1-6 y 11, 1-5). Cumplimiento de estasprofecías en Jesucristo. Segunda parte o Déutero-Isaías (Is 40-55). Situación de Israel hacia el final del Destierro (ca. 550).Mensaje del Déutero-Isaías o "libro de la Consolación": el Señor,Creador y Redentor de su pueblo (Is 40, 12-26); la salvación y el"nuevo éxodo" (Is 43, 16-21; 51, 9-10); el monoteísmo teoréticoy la polémica contra los ídolos (Is 44, 9-20); universalidad de lasalvación; el "Siervo del Señor" y su cumplimiento enJesucristo. Tercera parte o Trito-Isaías (Is 56-66). Ambientehistórico y social que se refleja en esta parte del libro. Mensajedoctrinal: la conversión; la universalidad de la salvación; lanueva Jerusalén y su futuro glorioTema 12. Jeremías. Vocacióndel profeta (Jr. 1, 4-19) y etapas de su predicación: últimos reyesde Judá. Mensaje de Jeremías: a) la alianza como relaciónesponsal (Jr. 2, 1-13) y como relación de filiación (Jr. 3, 4-19);interioridad de la nueva alianza (Jr. 31, 31-34); b) exigencias derectitud en el culto (Jr. 7, 1-8, 3); c) salvación gratuita ("libro dela consolación": Jr. 30-33); d) las "confesiones" de Jeremías. Lapersona de Jeremías como figura de Cristo.Tema 13. Ezequiel. Vocación (Ez 1) y actividad profética deEzequiel. Géneros literarios presentes en el libro. Ezequiel y latradición sacerdotal. Doctrina del libro de Ezequiel: la santidad yla gloria de Dios (sentido de la fórmula Yo soy el Señor); laresponsabilidad individual (Ez 14, 12-33; 18); los pecados delpueblo y su raíz en la obstinación (sentido de la fórmula casa de
  8. 8. rebelión); la restauración teocrática (Ez 36, 16-32); elmesianismo con la figura del "príncipe". El libro de Ezequiel en elNuevo Testamento, especialmente en el Apocalipsis.So (Is 61, 1-3) a la luz del Tema 17. Malaquías. El género literariodel diálogo. Mensaje: la oblación pura (Mal 1, 11); rechazo delos matrimonios mixtos y de los divorcios (Mal 2, 10-16); el díadel Señor, precedido del precursor (2, 17-3, 5). El libro deMalaquías en el Nuevo Testamento. Unidad Didáctica 5: Los libros proféticos de la época helenística Tema 18. Daniel. Situación del libro en el canon hebreo y en elcristiano. El texto y la diversidad de lenguas (hebreo, arameo,griego). Los géneros literarios del libro: narraciones (cap. 1-6);visiones apocalípticas (cap. 7-12); narraciones haggádicas (caps.13-14). Fuentes, historicidad y datación del conjunto (ca. 165a.C.:). Mensaje: fidelidad en la prueba y salvación; el dominio –actual y definitivo– de Dios sobre la historia; la esperanzamesiánica, el "Hijo del hombre" (Dan 7, 9-14); la resurrección. Ellibro de Daniel en la tradición judía y en el Nuevo Testamento.Nuevo Testamento (Lc 4, 18-19).DECOLORES

×