Personalidades fotos histrionismo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Personalidades fotos histrionismo

on

  • 425 views

 

Statistics

Views

Total Views
425
Views on SlideShare
425
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
5
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Personalidades fotos histrionismo Personalidades fotos histrionismo Presentation Transcript

  • Podríamos definir la personalidad como un conjunto de rasgos que contribuyen a la conformación mental del sujeto dándole su propia fisonomía. La personalidad es como una especie de masa moldeable que intenta equilibrarse con las distintas situaciones de la vida para llegar a una adaptación sujeto-entorno.
  •  Son un conjunto de perturbaciones o anormalidades que se dan  en las dimensiones emocionales, afectivas, motivacionales y  de relación social de los individuos. Se caracterizan por patrones de percepción, reacción y relación que son relativamente fijos, inflexibles y socialmente desadaptados, incluyendo una variedad de una o más identidades o personalidades en un individuo, cada una con su propio patrón de percibir y actuar en el entorno que de encuentran
  • Los diferentes trastornos de personalidad que constata la clasificación americana sobre enfermedades mentales son los siguientes: Obsesivo-Compulsivo Por dependencia Paranoide Pasivo-agresivo Narcisista Antisocial Límite Esquizoide y esquizotípico Por evitación Histriónico
  • Un Trastorno de personalidad es un modo patológico de ser y comportarse que: Es omnipresente: se pone de manifiesto en la mayor parte de las situaciones y contextos, y abarca un amplio rango de comportamientos, sentimientos y experiencias. No es producto de una situación o acontecimiento vital concreto, sino que abarca la mayor parte del ciclo vital del individuo. Es inflexible, rígido. Dificulta la adquisición de nuevas habilidades y comportamientos, especialmente en el ámbito de las relaciones sociales: perjudica el desarrollo del individuo. Hace al individuo frágil y vulnerable antes situaciones nuevas que requieren cambios. No se ajusta a lo que cabría esperar para ese individuo, teniendo en cuenta su contecto sociocultural. Produce malestar y sufrimiento al individuo, o a quienes le rodean: provoca interferencias en diversos ámbitos (social, familiar, laboral, etc.)
  • El malestar es más bien consecuencia de la no aceptación por parte de los demás del modo de ser del individuo más que una característica intrínseca del trastorno: en general suelen ser egosintónicos (de acuerdo con el Yo). Por lo antedicho, la conciencia de enfermedad o anomalía es escasa o inexistente En cambio una personalidad sana responde a las siguientes características: Adaptativa. Flexible. Funcionamiento autónomo y competente en diferentes áreas de la vida. Habilidad para establecer relaciones interpersonales satisfactorias. Capacidad para conseguir metas propias, con el consiguiente sentimiento de satisfacción subjetiva.
  • Trastorno de personalidad obsesivo-compulsivo Se consideran controladores y responsables tanto de ellos mismos como de los demás. Es como si creyeran que todo depende de ellos y por tanto deben alcanzar y mantener el nivel óptimo de perfeccionismo. El resto de mortales aparecen ante sus ojos como "ineptos" y "despreocupados". Para sobrevivir necesitan orden y perfección. Para ellos es catastrófico perder el control o no llevar a cabo los "deberes" que a menudo se autoimponen. Cualquier fracaso puede llevarlos a la depresión. Son individuos demasiado exigentes con un alto nivel de ansiedad que se frustran habitualmente. Trastornos de la personalidad por dependencia Se sienten desvalidos, desprotegidos necesitando continuamente el apoyo de los demás. Son los otros, los fuertes los que les proporcionan los recursos necesarios para alcanzar la felicidad. Sin ellos, no son nadie. Son tremendamente débiles y con una autoestima muy baja. Este tipo de personas pueden funcionar perfectamente mientras cuenten con el apoyo y cuidado de la persona "fuerte". Si ésta les falla, se hunden. Su principal temor es el rechazo o el abandono.
  • Trastornos de la personalidad pasivo-agresiva Su estado levita entre la pasividad y sumisión para mantener sus relaciones con el entorno y la agresividad que explosiona frente a la pérdida de autonomía que sienten en su interior. La ambivalencia les marca: necesidad de apego y miedo al abuso fluctuando entre una conducta pasiva y una conducta agresiva como aquel globo que finalmente se hincha y explota. Trastorno paranoide de la personalidad El sujeto paranoide es desconfiado por naturaleza. Siempre atento esperando pillar con las manos en la masa a aquél que le traicione. Ve fantasmas donde no los hay. Todo el mundo es una gran conspiración contra sí mismo. Es cauteloso, sus interpretaciones siempre son complicadas y falsas. Teme ser secretamente manipulado o controlado. La ansiedad continua que sufren provocada por sus "manías" les hace a menudo solicitar terapia.
  • Trastorno narcisista de la personalidad Se consideran especiales, divas, superiores a todo ser humano. Esa condición les posibilita un trato diferenciado del resto de la humanidad. Si no lo obtienen, pueden castigar o bien sentirse terriblemente frustrados. Trastorno antisocial de la personalidad Este tipo de personas se consideran autónomas y con fuerza en sí mismas. Creen tener derecho para violar las normas y reglas impuestas. La personalidad antisocial "primero pega y luego pregunta". Pueden delinquir abiertamente o bien ser más sutiles y estafar mediante astutas manipulaciones. Su creencia es que el mundo es injusto y yo merezco tener aquello que tienen otros. Sus actos delictivos siempre están justificados por ellos. No hay normas, no hay distinción entre el bien y el mal.
  • Trastorno esquizoide y esquizotípico de la personalidad La palabra clave es el aislamiento y su estrategia mantenerse a distancia de los demás para preservar su soledad al máximo. El acercamiento de los demás lo viven como intrusión y ello representa una amenaza para su vida. Trastorno de personalidad por evitación Estas personas desean la cercanía con el entorno pero a la vez temen ser heridas. El temor al rechazo, al dolor les hace evitar toda relación y así no pueden llegar a sufrir. Evitan la evaluación, el riesgo porque el mayor temor que pueden sentir es la humillación. El paciente evitativo limita sus expectativas, se abstiene de compromisos porque en ellos existe el riesgo al fracaso.
  • Trastorno histriónico de la personalidad Se viven como encantadoras con cierto estilo y totalmente merecedoras de atención por parte de los demás. Necesitan cautivar como modo de funcionamiento, atraer, expresar emociones de forma abiertamente manifiesta. Son unos excelentes actores, pues su vida entera parece puro teatro.. Confabulan, manipulan siempre para conseguir que el resto se mantenga a sus pies. Bajo un aspecto jovial y seguro se esconde el temor a la indiferencia y rechazo
  • Trastorno límite de la personalidad Aquí se amontonan aquellos trastornos difíciles de encasillar, que están a caballo entre la neurosis y la psicosis. Podemos alertarnos ante un TPL cuando veamos por ejemplo: vivencias de relaciones intensas e inestables, conducta compulsiva, sentimientos de vacío o aburrimiento crónicos, impulsividad, ira intensa e incontrolable episódicamente, no tiene muy claro sus metas, sus prioridades, su escala de valores (confusión). Se define como una pauta duradera de percepción, relación y pensamiento tanto sobre el entorno como sobre sí mismo en la que existen problemas en diversas zonas, como por ejemplo en la relación interpersonal, en la imagen que tiene de sí mismo, en su estado anímico, etc..
  • En los trastornos de personalidad existen unos esquemas (pensamientos) inadecuados que paralizan la conducta positiva y son precisamente esos pensamientos los que hay que desbloquear en todos los trastornos de personalidad. Cada trastorno de los 10 vistos tiene sus propios esquemas y la terapia deberá centrarse en cada cual. De todos modos no hay que olvidarse de recoger toda la información histórica del sujeto porque para establecer un tratamiento adecuado el período evaluativo es de vital importancia. Los esquemas propios de cada trastorno de personalidad se relacionan en la siguiente tabla para una mayor apreciación. La individualidad de cada cual pondrá la pauta global de tratamiento pero en síntesis los esquemas por los que guiarnos en cada trastorno de personalidad son los siguientes:
  • Trastornos de personalidad Principales pensamientos Obsesivo-compulsivo Los detalles son cruciales Por dependencia Necesito de la gente para ser feliz Pasivo-agresiva La gente interfiere en mi libertad de acción Paranoide Hay que vigilar constantemente porque la traición puede venir de cualquier parte Narcisista Como soy especial debo tener reglas especiales Antisocial La gente es tonta yo tengo derecho a no respetar las normas Esquizoide y Esquizotípico Las relaciones son indeseables Por evitación No puedo soportar los sentimientos desagradables de rechazo y humillación Histriónico Soy tan bueno que no tienen derecho los demás a negarme lo que yo quiero Límite Siempre estaré solo.Soy malo, merezco el castigo.No soy capaz de controlarme.Tengo que protegerme de la gente porque me puede hacer daño.Si me conocieran realmente no estarían conmigo
  • Como estrategia clínica global con los sujetos con trastornos de personalidad hay que centrarse en el objetivo que lleva al tratamiento a este sujeto. Hay que lograr un acercamiento, una cooperación por parte del sujeto en proseguir el tratamiento de forma activa para lograr resultados. Normalmente ellos acudirán a terapia por depresión, porque otros lo han sugerido pero no claramente por su trastorno de personalidad.
  • Hay que tratar que los pacientes se den cuenta de lo negativo de sus pensamientos o creencias para poder abordarlas y sobre todo hay que ser coherentes. Un trastorno de personalidad requiere tiempo y a menudo nos podemos sentir frustrados por los resultados obtenidos.
  • PSICOLOGIA Jose Ignacio Alonso, Angel Alonso, Alonso Balmoni y Grupo GAPPA Editorial: Mc Graw Hill 1ra Edicion (Español) Madrid; España