ORIGINAL

Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de
Guillain-Barré en adultos ingresados en instituciones
del sist...
Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré

Figura 1. Frecuencia relativa de casos egresados con el ...
R. Domínguez-Moreno, et al

Tabla I. Frecuencia relativa de casos egresados con el diagnóstico de síndrome de Guillain-Bar...
Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré

en la comparación de variables cuantitativas continuas d...
R. Domínguez-Moreno, et al

Tabla II. Mortalidad y características del síndrome de Guillain-Barré en varias partes del mun...
Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré

relación con infecciones respiratorias y digestivas
que ...
R. Domínguez-Moreno, et al

20.	 Isaza-Jaramillo SP, Pérez-Salazar AB, Uribe CS. Descripción
de los casos de síndrome de G...
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en adultos ingresados en instituciones del sistema sanitario mexicano

562

Published on

Mortality associated with a diagnosis of Guillain-Barré syndrome in adults of Mexican health institutions
Introduction. Guillain-Barré syndrome (GBS) is a neurological emergency representing the main cause of flaccid paralysis
around the world, affecting all age groups. Little is known about the essential epidemiology of GBS in most Latin American
countries.
Aim. To determine the mortality associated with the diagnosis of GBS in hospital discharges during 2010 in hospitals of
the Ministry of Health, Mexico.
Patients and methods. We analyzed the database of hospital discharges of institutions pertaining to the Ministry of
Health. Study cases were identified by the code G61.0 of the International Classification of Diseases, 10th revision (ICD-10).
We excluded records of patients younger than 18 years and patients without complete demographic information.
Results. During the year 2010 there were 2,634,339 discharges from hospitals of the Ministry of Health. We identified a
total of 467 hospitalizations due to GBS in adults (median age: 41 years; 62.1% male) from 121 health institutions of the
32 Republic States. The highest frequency of GBS hospitalizations occurred during summer and fall. The median hospital
stay was 8 days. The hospital mortality rate was 10.5%. The probability of death was directly associated with age, without
a particular trend regarding gender, hospital care or state.
Conclusions. In 2010 GBS hospital mortality in this part of the Mexican health system was higher than that reported in
contemporary studies. A seasonal association was observed regarding the frequency of hospitalizations for GBS.
Key words. Climate. Epidemiology. Guillain-Barré syndrome. Mortality. Mexico.

Rogelio Domínguez-Moreno, Paulina Tolosa-Tort, Anais Patiño-Tamez, Alejandra Quintero-Bauman,
Deisy K. Collado-Frías, María G. Miranda-Rodríguez, Obet J. Canela-Calderón, Pablo Hurtado-Valadez,
Raúl de Gante-Castro, Karoll M. Ortiz-Guillén, Bruno Estañol-Vidal, Horacio Sentíes-Madrid,
Guillermo García-Ramos, Carlos Cantú-Brito, José Luis Ruiz-Sandoval, Erwin Chiquete

Published in: Health & Medicine, Education
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
562
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Transcript of "Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en adultos ingresados en instituciones del sistema sanitario mexicano"

  1. 1. ORIGINAL Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en adultos ingresados en instituciones del sistema sanitario mexicano Rogelio Domínguez-Moreno, Paulina Tolosa-Tort, Anais Patiño-Tamez, Alejandra Quintero-Bauman, Deisy K. Collado-Frías, María G. Miranda-Rodríguez, Obet J. Canela-Calderón, Pablo Hurtado-Valadez, Raúl de Gante-Castro, Karoll M. Ortiz-Guillén, Bruno Estañol-Vidal, Horacio Sentíes-Madrid, Guillermo García-Ramos, Carlos Cantú-Brito, José Luis Ruiz-Sandoval, Erwin Chiquete Departamento de Neurología y Psiquiatría; Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de la Nutrición Salvador Zubirán; México DF (R. Domínguez-Moreno, P. TolosaTort, B. Estañol-Vidal, G. GarcíaRamos, C. Cantú-Brito, E. Chiquete). Facultad de Medicina; Universidad Autónoma de Baja California; Mexicali, Baja California (A. PatiñoTamez, A. Quintero-Bauman, P. Hurtado-Valadez). Facultad de Medicina; Universidad Juárez Autónoma de Tabasco; Villahermosa, Tabasco (D.K. Collado-Frías, M.G. Miranda-Rodríguez, K.M. OrtizGuillén). Escuela Superior de Medicina; Instituto Politécnico Nacional; México DF (O.J. CanelaCalderón). Facultad de Medicina; Universidad Autónoma de Yucatán; Mérida, Yucatán (R. de GanteCastro). Servicio de Neurología; Hospital Civil de Guadalajara Fray Antonio Alcalde; Guadalajara, Jalisco, México (J.L. Ruiz-Sandoval). Correspondencia: Dr. Erwin Chiquete. Departamento de Neurología y Psiquiatría. Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de la Nutrición Salvador Zubirán. Vasco de Quiroga, 15. CP 14000. México DF, México. E-mail: erwinchiquete@hotmail.com Agradecimientos: Al Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS) y a la Secretaría de Salud, México, por su excelente trabajo para este análisis, así como a la Academia Mexicana de Ciencias, por el apoyo a la formación científica de los médicos en ciernes. Aceptado tras revisión externa: 04.09.13. Cómo citar este artículo: Domínguez-Moreno R, TolosaTort P, Patiño-Tamez A, QuinteroBauman A, Collado-Frías DK, Miranda-Rodríguez MG, et al. Mortalidad asociada al diagnóstico  4 Introducción. El síndrome de Guillain-Barré (SGB) es una urgencia neurológica que constituye la principal causa de parálisis flácida en el mundo, y que afecta a todos los grupos etarios. Se desconocen notablemente las características epidemiológicas esenciales del SGB en la mayor parte de los países de América Latina. Objetivo. Determinar la mortalidad asociada con el diagnóstico de SGB en altas hospitalarias efectuadas durante el año 2010 en instituciones de la Secretaría de Salud, México. Pacientes y métodos. Se analizó la base de datos de altas hospitalarias de instituciones que pertenecen a la Secretaría de Salud. Se identificaron los casos de SGB mediante el código G61.0 de la Clasificación Internacional de Enfermedades, 10.ª revi­ sión (CIE-10). Se excluyeron los registros de pacientes menores de 18 años y los casos sin información demográfica completa. Resultados. Durante el año 2010 se registraron 2.634.339 altas de hospitales que pertenecen a la Secretaría de Salud. Se identificó un total de 467 hospitalizaciones por SGB en adultos (mediana de edad: 41 años; 62,1% hombres) de 121 instituciones sanitarias de los 32 estados federados de México. Durante el verano y otoño se registró la mayor frecuencia de hospitalizaciones por SGB. La mediana de la estancia hospitalaria fue de 8 días y la tasa de mortalidad hospitalaria, del 10,5%. La probabilidad de muerte se asoció directamente con la edad, sin una tendencia particular respecto al sexo, hospital de atención o entidad federativa. Conclusiones. En 2010, la mortalidad hospitalaria por SGB en esta parte del sistema sanitario mexicano fue más alta de la que se informa en estudios contemporáneos. Se observó una asociación estacional con la frecuencia de hospitalizaciones por SGB. Palabras clave. Clima. Epidemiología. Mortalidad. México. Síndrome de Guillain-Barré. Introducción El síndrome de Guillain-Barré (SGB) es una polirra­ diculoneuropatía inflamatoria aguda que se caracteriza por una paresia rápidamente progresiva, simétrica y arrefléxica, precedida en dos tercios de los casos por una infección respiratoria o gastrointestinal [1]. Es la principal causa de parálisis fláci­ da en el mundo y afecta a todos los grupos etarios. La tasa de incidencia es de 0,89-1,89/100.000 personas por año, y la de mortalidad se aproxima a las 0,16/100.000 personas por año [2,3]. El SGB constituye una emergencia neurológica y una proporción importante de pacientes requerirá ventilación mecánica y el internamiento en una unidad de cuidados intensivos [4]. A pesar del tratamiento, en torno al 20% de los pacientes permanece con discapacidad grave y apro­ imadamente un 5% fallece [1-5]. x Los estudios epidemiológicos han sugerido la existencia de variaciones estacionales y geográficas en la incidencia del síndrome sin poder establecer patrones consistentes en todas las poblaciones [2-4]. La mayoría de estos estudios provienen de los Estados Unidos y Europa [6-11], lo que evidencia la falta de información sobre otras regiones del mundo. En México, son pocos los estudios epidemiológicos sobre el SGB, por lo que desconocemos en gran medida las particularidades de la población mexicana. Es necesario, por lo tanto, explorar el contexto epidemiológico del SGB en América Latina para poder estimar la carga sanitaria que representa para el sistema de salud. El objetivo de este estudio es determinar la mortalidad asociada con el diagnóstico de SGB, en los datos administrativos sobre altas hospitalarias de instituciones pertenecientes a la Secretaria de Salud en México. www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10
  2. 2. Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré Figura 1. Frecuencia relativa de casos egresados con el diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en hospitales pertenecientes a la Secretaría de Salud, México, durante el año 2010 (n = 467): a) Frecuencia de diagnósticos de acuerdo con el mes del año; b) Frecuencia de diagnósticos de acuerdo con el trimestre del año; c) Frecuencia de diagnósticos de acuerdo con el cuatrimestre del año; d) Frecuencia de diagnósticos de acuerdo con la estación del año. a © 2014 Revista de Neurología b c de síndrome de Guillain-Barré en adultos ingresados en instituciones del sistema sanitario mexicano. Rev Neurol 2014; 58: 4-10. d Pacientes y métodos En este estudio descriptivo se consultó la base de datos de altas hospitalarias efectuadas durante el año 2010 en las instituciones pertenecientes a la Secretaría de Salud, México (excluidos IMSS, ISSSTE, PEMEX, SEDENA y Seguro Popular), provista por el Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS) [12]. Se extrajo y se analizó la información del período correspondiente a las altas hospitalarias efectuadas en el año 2010. Se consideró la fecha de ingreso para el análisis de la frecuencia relativa de casos de SGB según los períodos y estaciones del año. En casos en los que el ingreso fuera en la última parte del año 2009 (cuyo egreso ocurriera durante 2010), se consideró la fecha exacta del ingreso al hospital para el análisis temporal de ocurrencia del SGB (es decir, meses, estaciones del año). Se identificaron los registros del SGB mediante códigos de la Clasificación Internacional de Enfermedades, 10.ª revisión (código G61.0). Sólo el diagnóstico final al alta fue considerado y seleccio- www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10 nado para el presente estudio. Se excluyeron los casos asociados al código G61.0 correspondientes a pacientes menores de 18 años, así como los casos sin información de ingreso, alta o demográficos (edad, sexo, lugar de residencia) completos. Se clasificó la información por entidad federativa, en la búsqueda de estados de ‘alta frecuencia’ del diagnóstico de SGB, con un corte arbitrario del 3%. Los datos demográficos se presentan como frecuencias relativas simples. Como la edad y la duración de la estancia hospitalaria no presentaron una distribución normal, las medidas de tendencia central se presentan aquí como medianas con el rango intercuartílico (RIC): percentiles 25 y 75. La prueba de chi al cuadrado de Pearson (o la prueba exacta de Fisher, cuando correspondiera) se usó para comparar las frecuencias de variables nominales cualitativas entre dos grupos o para evaluar la homogeneidad en la distribución de dichas variables en tres o más grupos. La prueba t de Student se usó en la comparación de variables cuantitativas continuas de distribución normal y la prueba U de Mann-Whitney, 5
  3. 3. R. Domínguez-Moreno, et al Tabla I. Frecuencia relativa de casos egresados con el diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en hospitales pertenecientes a la Secretaría de Salud, según la entidad federativa (entre paréntesis, porcentaje). Sexo Defunciones Total (n = 467) Masculino (n = 290) No (n = 418) Sí (n = 49) Aguascalientes 5 (1,7) 3 (1,7) 8 (1,9) 0 8 (1,7) Baja California 7 (2,4) 3 (1,7) 9 (2,2) 1 (2,0) 10 (2,1) Baja California Sur 2 (0,7) 2 (0,7) 3 (0,7) 1 (2,0) 4 (0,9) Campeche 2 (0,7) 1 (0,6) 3 (0,7) 0 3 (0,6) Coahuila 2 (0,7) 1 (0,6) 3 (0,7) 0 3 (0,6) Colima 1 (0,3) 1 (0,6) 2 (0,5) 0 2 (0,4) Chiapas 12 (4,1) 12 (6,8) 22 (5,3) 2 (4,1) 24 (5,1) Chihuahua 10 (3,4) 3 (1,7) 11 (2,6) 2 (4,1) 13 (2,8) Distrito Federal 50 (17,2) 24 (13,6) 72 (17,2) 2 (4,1) 74 (15,8) Durango 4 (1,4) 0 4 (1,0) 0 4 (0,9) Guanajuato 13 (4,5) 15 (8,5) 25 (6,0) 3 (6,1) 28 (6,0) Guerrero 3 (1,0) 5 (2,8) 6 (1,4) 2 (4,1) 8 (1,7) Hidalgo 6 (2,1) 5 (2,8) 11 (2,6) 0 11 (2,4) Jalisco 39 (13,4) 25 (14,1) 49 (11,4) 15 (30,6) 64 (13,7) Estado de México 7 (2,4) 10 (5,6) 14 (3,3) 3 (6,1) 17 (3,6) Michoacán 14 (4,7) 7 (4,0) 18 (4,3) 3 (6,1) 21 (4,5) Morelos 5 (1,7) 0 4 (1,0) 1 (2,0) 5 (1,1) Nayarit 3 (1,0) 2 (1,1) 4 (1,0) 1 (2,0) 5 (1,1) Nuevo León 2 (0,7) 2 (0,7) 4 (1,0) 0 4 (0,9) Oaxaca 12 (4,1) 5 (2,8) 16 (3,8) 1 (2,0) 17 (3,6) Puebla 12 (4,1) 6 (3,4) 15 (3,6) 3 (6,1) 18 (3,9) Querétaro 5 (1,7) 5 (2,8) 10 (2,4) 0 10 (2,1) Quintana Roo 1 (0,3) 1 (0,6) 2 (0,5) 0 2 (0,4) San Luis Potosí 11 (3,8) 8 (4,5) 16 (3,8) 3 (6,1) 19 (4,1) Sinaloa 10 (3,4) 5 (2,8) 14 (3,3) 1 (2,0) 15 (3,2) Sonora 21 (7,2) 6 (3,4) 25 (6,0) 2 (4,1) 27 (5,8) Tabasco 1 (0,3) 5 (2,8) 5 (1,2) 1 (2,0) 6 (1,3) Tamaulipas 4 (1,4) 1 (0,6) 5 (1,2) 0 5 (1,1) Tlaxcala 4 (1,4) 1 (0,6) 5 (1,2) 0 5 (1,1) Veracruz 14 (4,7) 8 (4,5) 20 (4,8) 2 (4,1) 22 (4,7) Yucatán 2 (0,7) 1 (0,6) 3 (0,7) 0 3 (0,6) Zacatecas 6 Femenino (n = 177) 6 (2,1) 4 (2,3) 10 (2,4) 0 10 (2,1) www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10
  4. 4. Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en la comparación de variables cuantitativas continuas de distribución no paramétrica, ambas para dos grupos independientes. Se provee la frecuencia cruda de mortalidad hospitalaria. Sin embargo, la estancia hospitalaria y la mortalidad se estandarizó además a una evaluación de 30 días; esto es, los pacientes que permanecieron hospitalizados más de 30 días y que fallecieron en el hospital después de este límite fueron considerados como vivos hasta los 30 días. De este modo, se comunica la tasa de mortalidad hospitalaria estandarizada a 30 días, en particular para análisis de sobrevida. Se construyeron gráficas actuariales con el método de Kaplan-Meier para evaluar la probabilidad de sobrevida durante la hospitalización, de acuerdo con la edad y el sexo. Todos los valores de p para las comparaciones se calcularon a dos colas y se consideraron como significativos cuando p < 0,05. Se usó el programa estadístico SPSS v. 20.0 para todos los cálculos. Figura 2. Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré en hospitales pertenecientes a la Secretaría de Salud, México, durante el año 2010 (n = 467): a) Mortalidad de acuerdo con el grupo de edad; b) Curva de Kaplan-Meier sobre la supervivencia acumulada en relación con el sexo para una estancia hospitalaria estandarizada a 30 días; c) Curva de Kaplan-Meier sobre la supervivencia acumulada en relación con la edad para una estancia hospitalaria estandarizada a 30 días. a b c Resultados Durante el año 2010, se registraron 2.634.339 altas provenientes de 121 instituciones de salud que pertenecen a la Secretaría de Salud, de las 32 entidades federativas de México. Se identificó un total de 467 altas hospitalarias asociadas al diagnóstico de SGB en adultos (mediana: 41 años; RIC = 30-57 años): 62,1% hombres (mediana: 41 años; RIC = 31-58,25 años) y 37,9% mujeres (mediana: 40 años; RIC = 2956,5 años). El Distrito Federal y Jalisco fueron las entidades federativas que registraron más altas por SGB en el año 2010 (Tabla I). En un análisis temporalizado del total de casos, durante el verano y el otoño, y en particular en los meses de marzo, agosto, septiembre y octubre, se registró la mayor frecuencia de casos de SGB (Fig. 1). La mediana de la estancia hospitalaria fue de 8 días (RIC = 4-13 días). La tasa de mortalidad hospitalaria durante el año 2010 fue del 10,5% (n = 49). La probabilidad de muerte se asoció directamente a la edad, sin una tendencia particular respecto al sexo (Fig. 2). En correspondencia, la edad de los pacientes que fallecieron fue significativamente mayor que la de los sobrevivientes (mediana de 50 años frente a 40 años, respectivamente; p = 0,02). El punto de corte de la edad que mejor discriminó un mayor riesgo de muerte fue el de 40 años (Fig. 2c). Lo notable es que la estancia hospitalaria no fue significativamente diferente entre los casos de muerte y aquellos que sobrevivieron (mediana de 9 días frente a 7 días, respectivamente; p = 0,08). www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10 Figura 3. a) Estados de la República que contribuyeron con más del 3% de los casos de síndrome de Guillain-Barré comunicados durante el año 2010. El resto de los estados son aquí considerados como de baja frecuencia: b) Mortalidad hospitalaria asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré, durante el año 2010, por entidad federativa. a b 7
  5. 5. R. Domínguez-Moreno, et al Tabla II. Mortalidad y características del síndrome de Guillain-Barré en varias partes del mundo a través del tiempo. País Año n Sexo H/M (%) Edad (años) Mortalidad (%) Estancia (días) Predominio estacional Estados Unidos 2000-2004 4.954 55/45 48,4 2,5 7 NC Países Bajos 1986-2008 527 56/44 NC 2,8 NC NC Israel 1999-2005 40 50/50 49 NC 15 NC México 1996-2002 78 64/36 6 NC NC Verano Colombia 2001-2005 46 46/54 39,4 4,3 9,5 a NC Brasil 1994-2007 149 56/44 NC 5,3 24 No Lyu et al [21] Taiwán 1980-1995 167 65/35 35,3 3 22,8 Primavera Aladro-Benito et al [22] Canarias 1983-1998 73 67/33 NC 8,2 NC Invierno Rees et al [23] Inglaterra 1993-1994 79 44/56 47,7 8,0 b 50 NC Winer et al [24] Inglaterra 1983-1984 100 63/37 NC 13,0 b NC NC Alshekhlee et al [19] Van den Berg et al [28] Kushnir et al [25] Nachamkin et al [26] Isaza-Jaramillo et al [20] Dourado et al [27] H: hombre; M. mujer; NC: no comunicado. a Estancia en pacientes no complicados; b A 12 meses. Los estados de Baja California Sur, Guerrero y Jalisco informaron la mayor frecuencia de casos de mortalidad. Además, se observó una tendencia a una mayor frecuencia (> 3%) de altas asociadas con el diagnóstico de SGB en estados ubicados en el territorio del eje neovolcánico, así como parte de la Sierra Madre Occidental y en menor medida la región de la Sierra Madre Oriental (Fig. 3). La mortalidad, sin embargo, no mostró una tendencia regional clara. Discusión Se ha informado que la mortalidad por SGB es del 3-13% [13-15]; sin embargo, ésta ha ido disminuyendo desde el uso generalizado de la inmunoterapia con recambio plasmático o inmunoglobulina humana hiperinmune, a partir de la década de 1990, lo que, aunado a los avances de los cuidados críticos, se ha conseguido disminuir dicha mortalidad a menos del 5% en fechas recientes [16-27] (Tabla II). Al analizar las tasas de mortalidad actuales, se considera que el 10,5% encontrado en este análisis es alto. Esto es consecuencia, con probabilidad, de la mayor frecuencia de comorbilidades presentes a mayor edad, como lo informado recientemente por Van den Berg et al, donde el 73% de los pacientes 8 que falleció tuvo antecedente de enfermedad pulmonar o cardíaca [28]. No se encontró asociación de la mortalidad respecto al sexo aunque sí con la edad; así, 40 años o más es el punto de corte que mejor discriminó un mayor riesgo de muerte, lo que concuerda con lo encontrado en otros estudios, donde la edad superior a 40-50 años se asocia con una mayor mortalidad [29]. Con respecto a la frecuencia estacional, hasta ahora no se ha podido definir un patrón que sea consistente en todas las poblaciones [30-40]. Algunos estudios han informado de que no hay diferencias significativas, mientras que otros han encontrado variaciones anuales importantes. En Noruega, Curaçao, Libia, Irán, Cerdeña e Inglaterra predominan los casos en los meses fríos, mientras que en Brasil ocurre en primavera y verano y durante el otoño en Suecia. Incluso en la población mexicana algunos estudios monocéntricos han encontrado variaciones en las incidencias estacionales. Por ejemplo, Zúñiga et al [38] hallaron que la mayoría de los casos (37%) de un hospital de referencia de la Ciudad de México se presentaron en invierno, mientras que Carrillo et al [39] documentaron en un hospital de Villahermosa, Tabasco, un mayor número de casos en primavera y otoño (36% y 32% respectivamente). Como sugieren Hughes et al, estas discrepancias en la estacionalidad del SGB podrían tener www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10
  6. 6. Mortalidad asociada al diagnóstico de síndrome de Guillain-Barré relación con infecciones respiratorias y digestivas que anteceden en dos tercios de los casos, las cuales tienden a presentarse en estaciones opuestas entre sí y varían de acuerdo con las condiciones geográficas, climatológicas y de sanidad [40-43]. Este estudio presenta ciertas limitaciones. En primer lugar, es importante destacar que la muestra estudiada sólo es sobre datos administrativos de altas hospitalarias de instituciones pertenecientes a la Secretaría de Salud (excluidas las instituciones de seguridad social, como IMSS, ISSSTE y PEMEX), por lo que estos resultados pueden orientar sobre la epidemiología del SGB en México, pero no son los representativos de toda la población mexicana. Además, los resultados de las entidades federativas podrían no corresponder a incidencias reales en dichas poblaciones, ya que algunos casos pudieron haberse atendido en otras instituciones no evaluadas aquí, o bien fuera de su estado. Dado que los datos analizados aquí son los informados por las respectivas instituciones sanitarias, no fue posible confirmar el diagnóstico de SGB basado en los criterios normativos actuales [6,32]; pero, a pesar de ello, un análisis como el presente es fundamental para informar sobre lo que el sistema sanitario de una nación enfrenta o cree enfrentar respecto a un diagnóstico específico. La mortalidad que aquí se informa no necesariamente refleja la capacidad de las instituciones para resolver estos problemas de salud, debido a la tendencia en la concentración de casos en ciudades grandes con mayor infraestructura hospitalaria. Por último, es menester tener en cuenta que no fue posible determinar la causa de muerte principal en estos pacientes, sólo si ésta se asoció con el registro de ingreso y egreso hospitalario por SGB. El presente análisis está realizado sobre bases de datos institucionales, por lo que estos resultados deben considerarse exploratorios, pero como referencia importante para futuros trabajos de investigación multicéntricos donde se pueda evaluar un mayor número de variables para el mejor conocimiento del SGB en nuestro país. A pesar de estas limitaciones, este estudio analiza el mayor número de casos de SGB a la fecha, lo que aporta datos sólidos para el diseño de análisis futuros En conclusión, la mortalidad hospitalaria por diagnóstico de SGB durante el año 2010 en el sector público mexicano fue alta, en comparación con estudios publicados recientemente. Esta mortalidad se asoció con una edad ≥ 40 años, pero no con el sexo, la estación del año o a la entidad federativa donde fueron atendidos los casos. La mayoría de casos se presentó en verano y otoño. Los resultados de este análisis invitan a futuros estudios para iden- www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10 tificar las determinantes asociadas así como tendencias temporales en hospitalización y mortalidad a corto plazo del SGB en México. Bibliografía 1. Hughes RAC, Swan AV, Raphaël JC, Annane D, Van Koningsveld R, Van Doorn PA. Immunotherapy for GuillainBarré syndrome: a systematic review. Brain 2007; 130: 2245-57. 2. Chroni E, Papapetropoulos S, Gioldasis G, Ellul J, Diamadopoulos N, Papapetropoulos T. Guillain-Barré syndrome in Greece: seasonality and other clinico-epidemiological features. Eur J Neurol 2004; 11: 383-8. 3. Van Koningsveld R, Van Doorn PA, Schmitz PI, Ang CW, Van der Meche FG. Mild forms of Guillain-Barré syndrome in an epidemiologic survey in The Netherlands. Neurology 2000; 54: 620-5. 4. Prevots DR, Sutter RW. Assessment of Guillain-Barré syndrome mortality and morbidity in the United States: implications for acute flaccid paralysis surveillance. J Infect Dis 1997; 175 (Suppl 1): S151-5. 5. McCrogan A, Maddle GC, Seaman HE, De Vries CS. The epidemiology of Guillain-Barré syndrome worldwide: a systematic literature review. Neuroepidemiology 2009; 32: 150-63. 6. Hadden RDM, Cornblath DR, Hughes RAC, Zielasek J, Hartung HP, Toyka KV, et al. Electrophysiological classification of Guillain-Barré syndrome. Ann Neurol 1998; 44: 780-8. 7. McKhann GM, Cornblath DR, Griffin JW, Ho TW, Li CY, Jiang Z, et al. Acute motor axonal neuropathy: a frequent cause of acute flaccid paralysis in China. Ann Neurol 1993; 33: 333-42. 8. Ho TW, Mishu B, Li CY, Gao CY, Cornblath DR, Griffin JW, et al. Guillain-Barré syndrome in northern China: relationship to Campylobacter jejuni infection and antiglycolipid antibodies. Brain 1995; 118: 597-605. 9. Nagasawa K, Kuwabara S, Misawa S, Fujii K, Tanabe Y, Yuki N, et al. Electrophysiological subtypes and prognosis of childhood Guillain-Barré syndrome in Japan. Muscle Nerve 2006; 33: 766-70. 10. Ramos-Álvarez M, Bessudo L, Sabin AB. Paralytic syndromes associated with noninflammatory cytoplasmic or nuclear neuronopathy. Acute paralytic disease in Mexican children, neuropathologically distinguishable from Landry-GuillainBarré syndrome. JAMA 1969; 207: 1481-92. 11. Sejvar JJ, Baughman AL, Wise M, Morgan OW. Population incidence of Guillain-Barré syndrome: a systematic review and metaanalysis. Neuroepidemiology 2011; 36: 123-33. 12. Sistema Nacional de Información en Salud (SINAIS). Base de datos sobre altas hospitalarias 2010. URL: http://www. sinais.salud.gob.mx/basesdedatos/std_egresoshospitalarios. html. [21.07.2012]. 13. Walling AD, Gretchen D. Guillain Barré syndrome. Am Fam Physician 2013; 87: 191-7. 14. Zhong M, Fang-Cheng C. Current perspectives on Guillain-Barré syndrome. World J Pediatr 2007; 3: 187-94. 15. Dhar R, Stitt L, Hahn AF. The morbidity and outcome of patients with Guillain-Barré syndrome admitted to the intensive care unit. J Neurol Sci 2008; 264: 121-8. 16. Van der Meché F, Schmitz P, for the Dutch Guillain-Barré Study Group. A randomized trial comparing intravenous immune globulin and plasma exchange in Guillain-Barré syndrome. N Engl J Med 1992; 326: 1123-9. 17. Kieseier BC, Hartung HP. Therapeutic strategies in the Guillain-Barré syndrome. Semin Neurol 2003; 23: 159-67. 18. Pritchard J, Hughes RAC. Guillain-Barré syndrome. Lancet 2004; 363: 2186-8. 19. Alshekhlee A, Hussain Z, Sultan B, Katirji B. Guillain-Barré syndrome: incidence and mortality rates in US hospitals. Neurology 2008; 70: 1608-13. 9
  7. 7. R. Domínguez-Moreno, et al 20. Isaza-Jaramillo SP, Pérez-Salazar AB, Uribe CS. Descripción de los casos de síndrome de Guillain-Barré en el Hospital San Vicente de Paúl entre los años 2001 y 2005. Acta Neurol Colomb 2009; 25: 123-9. 21. Lyu RK, Tang LM, Cheng SY, Hsu WC, Chen ST. GuillainBarré syndrome in Taiwan: a clinical study of 167 patients. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1997; 63: 494-500. 22. Aladro-Benito Y, Conde-Sendín MA, Muñoz-Fernández C, Pérez-Correa S, Alemany-Rodríguez MJ, Fiuza-Pérez MD, et al. Síndrome de Guillain-Barré en el área norte de Gran Canaria e isla de Lanzarote. Rev Neurol 2002; 35: 705-10. 23. Rees JH, Thompson RD, Hughes RAC. Epidemiological study of Guillain-Barré syndrome in Southeast England. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1998; 64: 74-7. 24. Winer JB, Hughes RAC, Osmond C. A prospective study of acute idiopathic neuropathy. Clinical features and their prognostic value. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1988; 51: 605-12. 25. Kushnir M, Klein C, Pollak L, Rabey JM. Evolving pattern of Guillain-Barré syndrome in a community hospital in Israel. Acta Neurol Scand 2008; 117: 347-50. 26. Nachamkin I, Arzarte-Barbosa P, Ung H, Lobato C, GonzálezRivera A, Rodríguez P, et al. Patterns of Guillain-Barré syndrome in children: results from a Mexican population. Neurology 2007; 69: 1665-71. 27. Dourado ME, Félix RH, Da Silva WK, Queiroz JW, Jeronimo SM. Clinical characteristics of Guillain-Barré syndrome in a tropical country: a Brazilian experience. Acta Neurol Scand 2012; 125: 47-53. 28. Van den Berg B, Bunschoten C, Van Doorn PA, Jacobs BC. Mortality in Guillain-Barré syndrome. Neurology 2013; 80: 1650-4. 29. Rajabally YA, Uncini A. Outcome and its predictors in Guillain-Barré syndrome. J Neurol Neurosurg Psychiatry 2012; 83: 711-8. 30. Van Koningsveld R, Rico R, Gerstenbluth I, Schmitz PI, Ang CW, Merkies IS, et al. Gastroenteritis-associated Guillain-Barré syndrome on the Caribbean island Curaçao. Neurology 2001; 56: 1467-72. 31. Radhakrishnan K, El-Mangoush MA, Rerryo SE. Descriptive 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. 43. epidemiology of selected neuromuscular disorders in Benghazi, Libya. Acta Neurol Scand 1987; 75: 95-100. Arami MA, Yazdchi M, Khandaghi R. Epidemiology and characteristics of Guillain-Barré syndrome in the northwest of Iran. Ann Saudi Med 2006; 26: 22-7. Winner SJ, Evans JG. Age specific incidence of Guillain-Barré syndrome in Oxfordshire. Q J Med 1990; 77: 1297-304. Congia S, Melis M, Carboni MA. Epidemiologic and clinical features of the Guillain-Barré syndrome in Sardinia in the 1961-1980 period. Acta Neurol 1989; 11: 15-20. Larson JP, Kvale G, Nyland H. Epidemiology of the GuillainBarré syndrome in the county of Hordaland, Western Norway. Acta Neurol Scand 1985; 71: 43-7. Rocha MS, Brucki SM, Carvalho AA, Lima UW. Epidemiologic features of Guillain-Barré syndrome in Sao Paulo, Brazil. Arq Neuropsiquiatr 2004; 62: 33-7. Jiang GX, Cheng Q, Link H, De Pedro-Cuesta J. Epidemiological features of Guillain-Barré syndrome in Sweden 1978-1993. J Neurol Neurosurg Psychiatry 1997; 62: 447-53. Zúñiga-González EA, Rodríguez de la Cruz A, MillánPadilla J. Subtipos electrofisiológicos del síndrome de Guillain-Barré en adultos mexicanos. Rev Med Inst Mex Seguro Soc 2007; 45: 463-8. Carrillo-Pérez DL, García-Ramos G, Ruano-Calderón LA, Sosa-Hernández JL, Méndez-Castillo JJ. Síndrome de GuillainBarré en un hospital de referencia en México. Rev Mex Neuroci 2012; 13: 15-21. Téllez-Zenteno JF, Jacinto-Tinajero JC, Ávila-Funes A, García-Ramos G, Negrete-Pulido O, Sentíes-Madrid H. Guillain-Barré syndrome. Experience in a third level hospital. Rev Invest Clin 2001; 53: 311-4. Lestayo-O’Farrill Z, Hernández-Cáceres JL. Análisis del comportamiento del síndrome de Guillain-Barré. Consensos y discrepancias. Rev Neurol 2008; 46: 230-7. Hughes RA, Rees JH. Clinical and epidemiologic features of Guillain-Barré syndrome. J Infect Dis 1997; 176: S92-8. López-Esteban P, Gallego I, Gil-Ferrer V. Criterios neurofisiológicos en el síndrome de Guillain-Barré infantil. Ocho años de experiencia. Rev Neurol 2013; 56: 275-82. Mortality associated with a diagnosis of Guillain-Barré syndrome in adults of Mexican health institutions Introduction. Guillain-Barré syndrome (GBS) is a neurological emergency representing the main cause of flaccid paralysis around the world, affecting all age groups. Little is known about the essential epidemiology of GBS in most Latin American countries. Aim. To determine the mortality associated with the diagnosis of GBS in hospital discharges during 2010 in hospitals of the Ministry of Health, Mexico. Patients and methods. We analyzed the database of hospital discharges of institutions pertaining to the Ministry of Health. Study cases were identified by the code G61.0 of the International Classification of Diseases, 10th revision (ICD-10). We excluded records of patients younger than 18 years and patients without complete demographic information. Results. During the year 2010 there were 2,634,339 discharges from hospitals of the Ministry of Health. We identified a total of 467 hospitalizations due to GBS in adults (median age: 41 years; 62.1% male) from 121 health institutions of the 32 Republic States. The highest frequency of GBS hospitalizations occurred during summer and fall. The median hospital stay was 8 days. The hospital mortality rate was 10.5%. The probability of death was directly associated with age, without a particular trend regarding gender, hospital care or state. Conclusions. In 2010 GBS hospital mortality in this part of the Mexican health system was higher than that reported in contemporary studies. A seasonal association was observed regarding the frequency of hospitalizations for GBS. Key words. Climate. Epidemiology. Guillain-Barré syndrome. Mortality. Mexico. 10 www.neurologia.com  Rev Neurol 2014; 58 (1): 4-10

×