• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Las estrategias de empleo (general y para trabajadores de edad avanzada). Los documentos que el gobierno socialista deja a su sucesor.
 

Las estrategias de empleo (general y para trabajadores de edad avanzada). Los documentos que el gobierno socialista deja a su sucesor.

on

  • 823 views

 

Statistics

Views

Total Views
823
Views on SlideShare
823
Embed Views
0

Actions

Likes
0
Downloads
1
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Adobe PDF

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Las estrategias de empleo (general y para trabajadores de edad avanzada). Los documentos que el gobierno socialista deja a su sucesor. Las estrategias de empleo (general y para trabajadores de edad avanzada). Los documentos que el gobierno socialista deja a su sucesor. Document Transcript

    • Las Estrategias de Empleo (general y para trabajadores de edad avanzada). Losdocumentos que el gobierno socialista deja a su sucesor.Eduardo Rojo Torrecilla.Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UniversidadAutónoma de Barcelona.27 de diciembre de 2011.Texto publicado en el blog del autor. http://eduardorojoblog.blogspot.com/1. ¿Qué ocurrirá con los documentos en materia de empleo aprobados por el gobiernosocialista en la última fase de su mandato? ¿Serán tomados en consideración por elnuevo gobierno del Partido Popular, aunque sólo sea como punto de referencia para unmejor conocimiento de la realidad laboral sobre la que este ha de operar, o seránguardados en un cajón de alguna oficina (o en algún fichero informático) del nuevoMinisterio de Empleo y Seguridad Social (bueno, de nuevo sólo tiene el nombre, yhabrá que esperar para saber si tras el cambio de nombre hay algo más, aunque mi buenamigo Joaquín Aparicio, Catedrático de Derecho del Trabajo de la Universidad deCastilla-La Mancha ya ha lanzado una dura crítica contra el cambio nominal).Como uno sólo sabe, o intenta saber, de aquello a lo que se dedica y estudia, no puedoponerme en la piel de la nueva Ministra Fátima Báñez ni del resto del gobierno, y porello el propósito de esta entrada del blog es más académico, ya que voy a examinar loscontenidos más relevantes de dos documentos marco aprobados por el gobiernosocialista para el período 2012-2014, la Estrategia General de Empleo y la más concretaestrategia para las personas de edad avanzada, entendiendo por tales a las personas de55 años y más (como ahí estoy presente, supongo que la voy a estudiar con “cariño”).2. La Estrategia Española de Empleo 2012-2014 (EEE) fue aprobada por el Consejo deMinistros del 28 de octubre y publicada en el Boletín Oficial del Estado del 19 denoviembre, es decir un día antes de las elecciones generales. Está estructurada en ochograndes bloques: el primero, ubica la EEE en el marco normativo, es decir dóndeencuentra su razón de ser; el segundo, de alcance más teórico, analiza la situación y lastendencias del mercado de trabajo en las que deberían actuar, si el documento se aplica,las propuestas contenidas en la EEE; la relación de la propuesta española con laEstrategia Europa 2020, que ha merecido especial atención por mi parte en variasentradas del blog, es objeto de atención detallada en el apartado tercero; a continuación,los dos bloques siguientes prestan muy detallada atención a cómo han actuado losservicios públicos de empleo en el marco de la norma reguladora de su actuación, la Ley56/2003 de 16 de diciembre, de Empleo (recordemos que modificada ampliamente porel Real Decreto-ley 3/2011 de 18 de febrero) y qué políticas activas de empleo se hanpuesto en marcha, o más exactamente los “ámbitos” de tales políticas, que según eldocumento pueden concentrarse en nueve grandes campos de actuación como son laorientación profesional, formación y recualificación, oportunidades de empleo yfomento de la contratación, oportunidades de empleo y formación, fomento de laigualdad de oportunidades en el empleo, oportunidades para colectivos con especialesdificultades, autoempleo y creación de empresas, promoción del desarrollo y laactividad económica territorial, y fomento de la movilidad. Los últimos tres grandes 1
    • bloques del documento son los que se refieren propiamente al futuro del empleo enEspaña, marcando los objetivos de la EEE para su período de aplicación, su periódicoseguimiento y evaluación y, último pero muy importante, la dotación presupuestariapara llevar a cabo todas las acciones y medidas propuestas (24.468.045,27 euros – elgrueso de esa cantidad, casi diez millones y medio de euros para “oportunidades deempleo y fomento de la contratación -, previéndose la vinculación entre financiación ycumplimiento de objetivos, “así como corresponsabilidad en la ejecución de lasacciones y medidas incluidas en la misma, en especial en las cofinanciadas por el FondoSocial Europeo y los Servicios Públicos de Empleo autonómicos”).Dado que la EEE encuentra su origen en el Acuerdo Social y Económico y en el RDL3/2011 me refiero a algunos de los contenidos de ambos textos de interés para miexplicación.3. El ASE, suscrito el 2 de febrero de este año que está a punto de concluir, dedica suprimera parte a los acuerdos tripartitos, entre los que se encuentra el suscrito sobrepolíticas activas de empleo y otras materias de índole laboral (expedientes de regulaciónde empleo, fondo de capitalización). Las partes firmantes consideran urgente “abordaruna reforma de las políticas activas de empleo que permita preparar a las personas paramejorar su empleabilidad, dar mejor respuesta a las necesidades de personal de lasempresas y situar a los servicios de empleo como los mejores instrumentos para lagestión del capital humano en el nuevo modelo económico más equilibrado y másproductivo”. A tal efecto, además de las medidas de carácter coyuntural, recogidasnormativamente en el RDL 1/2011, las partes asumen la necesidad de reformar enprofundidad la LE y diseñar unas nuevas políticas activas de empleo a medio y largoplazo. Las seis propuestas concretas que se recogen en el ASE son las siguientes:A) “Desarrollar un modelo de atención personalizada a las personas en situación dedesempleo basado en un itinerario individual y personalizado de empleo. El citadoitinerario se materializará en un Acuerdo Personal de Empleo (APE), por el cual, lapersona beneficiaria del itinerario se comprometerá a su participación activa en lasacciones para la mejora de su empleabilidad y de búsqueda activa de empleo o puesta enmarcha de una iniciativa empresarial, y el Servicio Público de Empleo a la asignación yseguimiento de dichas acciones. Los itinerarios individuales y personalizadosasegurarán la igualdad de derechos en el acceso al servicio público, y se aplicarán concarácter prioritario a las personas desempleadas con el objetivo de su universalizaciónpara toda la población activa a partir de 2013”.La concreción de esta medida se realiza en el nuevo título I bis de la LE que regula elRDL 3/2011, y en su disposición transitoria segunda.B) “Fortalecer los Servicios Públicos de Empleo (SPE) en el marco delSistemaNacional de Empleo. Las partes consideran que se han de continuar los esfuerzos para elmejor aprovechamiento y refuerzo de los recursos humanos y medios técnicos de estosServicios, de acuerdo con las disponibilidades financieras, y con el horizonte deaproximarnos a los estándares europeos. Asimismo, se procederá al afianzamiento delos órganos del Sistema Nacional de Empleo, así como de los instrumentos de que sesirve dicho Sistema para reforzar su coordinación. Se adoptarán medidas para mejorar laplanificación, gestión y evaluación de las políticas de empleo de cara a asegurar sueficacia y eficiencia”. 2
    • La concreción de esta medida se realiza en la disposición adicional cuarta del RDL1/2011, y en diversas modificaciones de artículos de la LE que efectúa el RDL 3/2011.C) “Establecer un catálogo de servicios básicos a la ciudadanía, común para todos losServicios Públicos de Empleo, en el que predomine un enfoque integral de los serviciosy se determinen los destinados a las personas, tanto desempleadas como ocupadas, y alas empresas. Su concreción para cada colectivo y territorio se establecerá por cadaServicio Público de Empleo”.La concreción de esta medida se efectúa en el nuevo título I bis de la LE incorporadopor el RDL 3/2011.D) “Elaborar una Estrategia Española de Empleo, coordinada por el Gobierno, quedefina las actuaciones a adoptar con carácter plurianual por los Servicios Públicos deEmpleo para responder a las necesidades estructurales de nuestro mercado de trabajo ycontribuir a la recuperación del empleo, en conexión con los ejes de la EstrategiaEuropea 2020 y el Plan Nacional de Reformas. Determinará los colectivos de atenciónpreferente, los objetivos cuantitativos a alcanzar para el conjunto del Estado y suespecificación en cada Comunidad Autónoma, junto a los recursos que se destinaránpara su realización. Se establecerá un sistema de seguimiento y evaluación de laEstrategia. La Estrategia garantizará la igualdad de acceso, la cohesión social y lacomplementariedad entre la unidad de mercado y la diversidad territorial”.La concreción de esta medida se efectúa básicamente en el nuevo artículo 4 bis de laLE, complementado por el artículo 4 ter.E) “Transformar en profundidad los actuales programas de políticas activas de empleo yredefinir su contenido y desarrollo para que sean más útiles para las personasdesempleadas. Las normas estatales deberán identificar las distintas medidas y fijar loscontenidos comunes de las acciones en materia de orientación profesional, promocióndel empleo, formación para el empleo y promoción del autoempleo y de la actividadeconómica, correspondiendo a las Comunidades Autónomas su ejecución ajustada a lasnecesidades específicas de su territorio, favoreciendo la autonomía y responsabilidad ensu gestión, sin perjuicio de las actuaciones de ámbito estatal que le corresponda alServicio Público de Empleo Estatal.Partiendo de los avances alcanzados en el marco de los IV Acuerdos de FormaciónProfesional, se revisará el funcionamiento del subsistema de formación profesional parael empleo a fin de que la oferta permita una mayor respuesta a las necesidades deempleabilidad de los trabajadores, a las necesidades de las empresas y al desarrollosocio-económico de cada territorio y sector. Para ello, se iniciarán las negociaciones deun nuevo Acuerdo en esta materia”.La concreción de esta medida se efectúa a través de las amplias modificacionesoperadas por el RDL en los artículos 23 a 26 de la LE.F) “Impulsar una mayor relación de las políticas activas de empleo y el sistema deprotección por desempleo para reducir el tiempo en que una persona está desempleada.Considerando que el actual sistema de protección es una herramienta imprescindiblepara la transición a niveles más altos de empleo, las partes coinciden en la necesidad de 3
    • articular un sistema que mejore la coordinación entre los diferentes ámbitos deresponsabilidades en las políticas de empleo”.No hay una concreción estricta de esta medida en el RDL 3/2011, si bien cabeconsiderarla incluida en la nueva letra j) del artículo 13 de la LE.4. El RDL 3/2011 encuentra su origen en el ASE. Más exactamente, su punto dereferencia es la parte 1, III, que incluye el “Acuerdo sobre Políticas Activas de Empleoy otras materias de índole laboral”.El capítulo I lleva por título “normas generales de la política de empleo” y procede auna amplia modificación de la LE (poco tiempo antes ya modificada, no se olvide, porla Ley 35/2010 de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercadode trabajo). La reforma de la LE también se opera en el capítulo II, dedicado al“fortalecimiento de los Servicios Públicos de Empleo en el marco del Sistema Nacionalde Empleo”. Más profunda e intensa es la reforma de la LE introducida en el capítuloIII, ya que incorpora un nuevo título I bis, en el que se regula el “establecimiento de uncatálogo de servicios básicos a la ciudadanía y desarrollo de un modelo de atenciónpersonalizada”. Con una terminología que pretende ser impactante, y que ciertamenteencuentra su origen en el ASE, el capítulo IV sigue modificando la LE y procede, almenos terminológicamente hablando, a la “transformación de las políticas activas deempleo y redefinición su contenido y desarrollo”.De especial relevancia son los dos nuevos preceptos incorporados a la LE por estecapítulo I. El artículo 4 bis trata sobre la EEE, inspirada en la Estrategia Europea deEmpleo, y el artículo 4 ter versa sobre el Plan anual de política de empleo.Destaco de la primera, que tendrá carácter plurianual y que deberá elaborarse antes del31 de octubre, la inclusión de las orientaciones (obsérvese bien que no se utiliza eltérmino “Directrices”) y objetivos a alcanzar en materia de política de empleo tanto parael conjunto del Estado como para cada Comunidad Autónoma, concretándoseanualmente tales objetivos en el Plan de política de empleo. Tanto la EEE como el Planserán aprobados por el Gobierno; en el primero, la propuesta correrá a cargo del MTIN(ahora MESS) y su elaboración se hará en coordinación con las CC AA y con laparticipación de los agentes sociales más representativos, potenciándose la vertienteinstitucional, algo que parece muy positivo, en cuanto que el proyecto de EEE deberáser informado por la Conferencia Sectorial de Empleo y Asuntos Laborales, y deberátambién ser sometido a consulta e informe del Consejo General del Sistema Nacional deEmpleo. Respecto al Plan anual de política de empleo, la participación autonómicaadquiere también relevancia, dado que su elaboración se hará, teniendo enconsideración las previsiones formuladas por las CC AA y el Servicio Público deEmpleo Estatal,, en el marco de la Conferencia Sectorial, y además será informado porel Consejo General del SNE.En definitiva, se refuerza la vertiente de concertación institucional de las políticas deempleo, con una aceptación y reconocimiento del papel relevante que han de jugar lasCC AA y los agentes sociales en la elaboración de la EEE y del Plan anual, previsionesque no aparecían en los primeros borradores del RDL, reforzamiento que se concretajurídicamente también en la nueva redacción del artículo 7, en el que se atribuye a la 4
    • Conferencia Sectorial un rol de colaboración, coordinación y cooperación entre laAdministración estatal y las autonómicas en materia de política de empleo “yespecialmente en lo relacionado con la Estrategia Española de Empleo y el Plan Anualde Política de Empleo”, y al Consejo general del SNE, órgano consultivo departicipación institucional, una nueva función prevista de manera expresa en la LE, y noen sólo en texto reglamentario, que será “la de consulta e informe de la EstrategiaEspañola de Empleo y del Plan Anual de Políticas de Empleo”.Por otra parte, la potenciación institucional del SNE (en el que, recuerdo, tienenpresencia la Administración estatal, las CC AA, y los agentes sociales másrepresentativos) se pone de manifiesto en las modificaciones incorporadas en el artículo9, regulador de sus funciones, y que mejoran los textos de los primeros borradores de lanorma, en cuanto que se incluye no sólo las de aplicar, sino también la de concretar, laEEE a través del Plan anual, así como también la realización del seguimiento del Fondode políticas de empleo que se crea en la disposición final primera.El capítulo II lleva por título, indicativo claramente de aquello que se pretende realizar,“fortalecimiento de los servicios públicos de empleo en el marco del sistema nacionalde empleo”. Además de las referencias ya realizadas al fortalecimiento de lascompetencias de la Conferencia Sectorial y del Consejo General del SNE, hay que decirque la modificación del artículo 6 de la LE, que regula los fines de las políticas deempleo, consiste en incluir esa expresa referencia al fortalecimiento, como actuaciónconjunta con el favorecimiento de “la colaboración público- privada en laintermediación laboral y el desarrollo de las políticas activas de empleo”, plasmada enla regulación de las agencias de colocación por el RD 1796/2010 de 30 de diciembre yque fue objeto de atención detallada en entradas anteriores del blog.a) La reforma incorpora un nuevo precepto (artículo 7 bis) regulador de losinstrumentos de coordinación del SNE, si bien parece que no de forma exclusiva ya queel primer inciso del precepto dispone que dicha coordinación se llevará a cabo“principalmente” a través de la EEE, del Plan anual de PE y del sistema de informaciónde los servicios públicos de empleo (SISPE). Con respecto a este último, se trata de unsistema de información común e instrumento técnico de integración de información delas políticas de empleo que lleven a cabo los SPE en todo el territorio estatal, y del quecabe destacar su referencia expresa a que deberá garantizar que las funciones deintermediación laboral se lleven a cabo de forma adecuada y “sin barreras territoriales”.b) En coherencia con las importantes modificaciones introducidas por el RDL en elnuevo título de la LE, una de las nuevas funciones del SNE es la determinar y teneractualizado un “catálogo de servicios a la ciudadanía” que prestarán los SPE y quegarantizará en todo el territorio estatal “el acceso, en condiciones de igualdad, a unservicio público y gratuito de empleo”.c) El RDL reformula, en unos caso, y amplía, en otros, las competencias del SPEE.Asume, en coherencia con los cambios introducidos en otros preceptos de la LE, la tareade elaborar el proyecto de la EEE y del Plan anual de PE, la coordinación de lasactuaciones conjuntas de los SPE en el desarrollo del SISPE, y la potenciación delobservatorio de las ocupaciones del SPEE, en coordinación con los que en su caso creenlas CC AA (es decir, no será el SPEE el que “coordine” los distintos observatoriosexistentes, sino que todos ellos “se coordinarán” a los efectos oportunos). 5
    • d) Hay una mayor sensibilidad y aceptación de la realidad autonómica y de la asunciónde competencias por parte de las autonomías en materia de PE (aunque esa posibilidadviene dada por el marco constitucional, estatutario, y por la jurisprudencia del TribunalConstitucional) que en normas anteriores. La concreción de esa manifestación seobserva con nitidez y claridad en la modificación del artículo 17, que regula los SPEautonómicos, con la mención expresa a su participación en la elaboración de laEstrategia y del plan anual de PE, y a la posibilidad de las que también se les dota,recogida igualmente en el texto definitivo de la norma y que no aparecía en los primerosborradores del texto, de elaborar sus propios planes de política de empleo, que deberánestar enmarcados, y parece que ello es del todo coherente y no cuestiona en modoalguno la libertad de actuación autonómica, “de acuerdo con los objetivos del PlanAnual de las Políticas de Empleo y en coherencia con las orientaciones (insisto, no setrata de directrices de obligado cumplimiento sino de observaciones) y objetivos de laEstrategia Española de Empleo”.5. Una vez situado el marco normativo y de concertación social del que trae su razón deser la EEE conviene recordar los seis grandes objetivos de política de empleo fijados enla EEE, que a mi parecer pueden ser tenidos perfectamente en consideración tambiénpor el nuevo gobierno y que toman en consideración la estructura territorial española yel traspaso de competencias en materia de políticas activas de empleo, de tal manera quecon la EEE se pretende, según las propias palabras del documento, establecer “objetivoscomunes y reglas coherentes entre el nivel legislativo y el nivel de ejecución de lapolítica de empleo”.A) La elevación de la tasa de participación en el mercado de trabajo hasta acercarse,aunque sin alcanzarlo, al objetivo de la Estrategia Europea (tasa de empleo del 75 %para la población de 20 a 64 años en 2020, y del 70 % para la población femenina),proponiéndose el objetivo para España del 74 y 68,5 %, respectivamente. Recuérdeseahora que las cuatro directrices en materia de empleo de la Estrategia Europa 2020 sonel aumento de las tasas de participación en el mercado laboral, la mejora de lacualificación profesional, el incremento de la calidad y la mejora del sistema educativo,la promoción de la inclusión social y la lucha contra la pobreza.B) Reducción de la temporalidad y segmentación del mercado de trabajo. El debate es siesa reducción se realiza por la vía de la mejora de las condiciones laborales del personaltemporal o por la de reducción de derechos del personal estable, cuestión obviamenteque no es de menor importancia.C) Potenciar el trabajo a tiempo parcial (¿se recuperarán algunos borradores de cambioslegales que circularon el mes de agosto y que otorgaban una mayor flexibilidad a laarticulación de las horas complementarias?) y la flexibilidad interna en la empresa(flexibilidad que puede ser pactada o unilateral por decisión empresarial, y ahí está unode los debates más importantes del futuro cambio normativo si llega a producirse);D) Mejora y adecuación de las competencias profesionales a las necesidades delmercado (habrá que definir cuáles son esas necesidades en razón de los intereses delconjunto de la ciudadanía y no sólo de un reducido número de intereses).E) Promoción de una rápida y adecuada reinserción de las personas en el mercado detrabajo. No habrá desacuerdo político sobre la importancia de los servicios y atención 6
    • personalizada en materia de empleo, y la puesta en marcha de políticas formativas queeleven el nivel de cualificación profesional de aquel importante colectivo de personasdesempleadas que así lo necesitan, con un objetivo político de primera importancia cuales conseguir la universalización de la atención personalizada y especializada a laspersonas desempleadas en 2013.F) En fin, la promoción de la igualdad de género en el mundo laboral (no falla el marcojurídico, aunque siempre se puede avanzar por la senda de las medidas de acciónpositiva debidamente seleccionadas para que obtengan resultados positivos).Para seguir cómo evolucionan los objetivos estratégicos marcados en la EEE se diseñanuna serie de indicadores para determinar cómo y de qué forma se avanza en su logro(tasas de empleo de diferentes colectivos, tasas de desempleo, número decontrataciones, número de personas trabajando a tiempo parcial, tasas de abandonoescolar y de población con estudios superiores, etc.)6. Destaco a continuación algunos de los contenidos de la EEE que deben merecer a miparecer una especial atención.A) La EEE pretende ser, de acuerdo a lo previsto en el RDL 3/2011 el fiel reflejo detodas las políticas de empleo que se desarrollan en el territorio español, ya sea en elámbito público o privado y potenciando la complementariedad entre ambos, de talmanera que según sus redactores ello la diferenciaría claramente de “un mero conjuntode medidas o programas, que es la fórmula que se había utilizado hasta este momentopara articular la normativa de empleo española”. La EEE opta por apartarse del modelode gestión de la política de empleo “basado en subvenciones” para redefinirlo como “unmodelo de servicios a la ciudadanía”, y por actualizar de forma obligada y necesaria elmarco normativo vigente de programas en materia de políticas activas de empleo, “paraadecuarlo a sus destinatarios y a los distintos territorios en que operan”. En el enfoqueterritorial deberá prestarse especial atención a la dimensión local por considerarlo “unmarco idóneo para la detección y aprovechamiento de nuevas posibilidades productivasno explotadas todavía”, y de ahí que según la EEE resulte imprescindible “impulsar ygestionar en él actuaciones que tengan por objeto la creación de empleo y la actividadempresarial”.B) Del análisis efectuado de la situación y las tendencias del mercado de trabajo, cabedestacar el impacto de la crisis desde mediados de 2007, que se concreta en una caída dela población ocupada de más de dos millones de personas hasta mediados de 2011, y enun crecimiento de más de tres millones de personas desempleadas al haberse mantenidoel crecimiento de la población activa – con un aumento destacado del desempleo delarga duración -, y todo ello acompañado de un importante incremento del número depersonas perceptoras de prestaciones por desempleo (de 1,4 millones en 2007 a 2,8millones en 2011). En cuanto a las tendencias a tener cuenta para elaborar las políticasde empleo en el inmediato futuro, hay que partir del proceso de envejecimiento de lapoblación; cambios sectoriales y ocupaciones que requerirán “importantes procesos derecualificación y recolocación de la población en el mercado de trabajo”; tendenciasmayores requerimientos de cualificación y, en relación directa, más dificultades para elacceso o permanencia en el mercado de trabajo de quienes tengan menores niveles deformación y con especiales dificultades para colectivos desfavorecidos; desequilibrios 7
    • internos por razón de las actividades y especialización territoriales; persistencia dedesajustes por razón de género; y, salvo que haya unas políticas de formación muyadecuadas y proactivas, “la coexistencia de elevadas tasas de paro con escasez de manode obra cualificada en algunos sectores u ocupaciones emergentes, con elevados índicesde innovación, para los cuales el mercado no habrá generado aún las competenciasprofesionales necesarias”.C) La EEE se detiene con especial atención en los llamados colectivos desfavorecidos,conceptuando como tales los así catalogados en la LE tras la reforma operada por elRDL 3/2011, aquellos que tienen especiales dificultades para integrarse en el mercadolaboral, con referencia expresa a los jóvenes, y dentro de este amplísimo colectivo aquienes tienen déficit de formación, las mujeres, las personas desempleadas de largaduración (más de doce meses inscritos como demandantes de empleo), quienes tienenmás de 45 años (parece que esta sea una edad maldita para permanecer en el mundolaboral, por las dificultades existentes para la reincorporación cuando se pierde elempleo), quienes están afectados por alguna discapacidad, aquellos que se encuentranen situación de exclusión social (siempre me he preguntado cómo puede definirse quées un “excluido social”), con una mención expresa al impulso de su contratación através de las empresas de inserción, y la población inmigrante, en el bien entendido queen este último supuesto la referencia es obligada al respecto a ley de extranjería, es decirla hipotética protección se centrará en quienes se encuentren en situación de residenciay de trabajo regular en España. La EEE concreta algo más los colectivos a los que sedirige, poniendo el acento en todos los afectados por la crisis y que tengan bajacualificación (es decir, no sólo los procedentes del sector de la construcción), así comotambién a quienes estén aún en el mercado de trabajo pero corran el riesgo de perder suempleo, “bien por baja cualificación o por necesidades de recualificación en otras áreasprofesionales”.Con respecto a la población joven, principalmente afectada por la crisis creoconveniente recordar la Resolución del pasado 6 de octubre, del SPEE, que aprobó laconvocatoria de concesión de subvenciones para la ejecución, con cargo al ejerciciopresupuestario de 2011, de un programa de ámbito estatal “de cualificación y mejora dela empleabilidad de jóvenes menores de 30 años”. La convocatoria se justifica por ladifícil situación en materia de empleo que atraviesa España y que afecta en particular alos jóvenes, y con especial virulencia a aquellos que carecen o tienen baja cualificaciónprofesional, y tiene por finalidad, según puede leerse en su introducción “impulsarnuevos programas de cualificación y formación que favorezcan la transición hacia unmodelo de economía sostenible, generando aquellas competencias profesionalesnecesarias que precisan los nuevos empleos en sectores con potencial crecimiento y enaquellas otras ramas de actividad que están mostrando una tendencia positiva en laevolución del empleo”. Se entiende por jóvenes con baja cualificación aquellos que noestén en posesión de un carnet profesional, certificado de profesionalidad de nivel 2 o 3,título de formación profesional o de una titulación universitaria. La norma se dirige afacilitar la realización de acciones formativas no laborales (acciones de formaciónprofesional para el empleo y prácticas profesionales no laborales en las empresas)dirigidas a jóvenes menores de 30 años. Si bien la norma no establece ningunaexclusión expresa dentro de este colectivo, sí que manifiesta con claridad que talesacciones deberán prestar especial atención a los jóvenes “que se hallen en situación dedesempleo y a los de baja cualificación”. Se pretende que los jóvenes adquieran unascompetencias de interés especial para sectores con potencial de crecimiento económico, 8
    • así como la adquisición de certificados de profesionales en determinadas ocupacionesque también tienen proyección de futuro.D) En fin, destaca la especial importancia que la EEE dedica a las políticas de empleodirigidas las personas con discapacidad, y me remito para un mejor estudio de sucontenido a la entrada que dediqué de forma específica a la Estrategia Española deDiscapacidad. Una referencia concreta a las cuantías económicas de las ayudas debemerecer nuestra atención: en el marco competencial coordinado entre la AdministraciónGeneral del Estado y las CC AA las acciones y medidas deberán tener unos contenidoscomunes para todo el Estado, y la financiación estatal aplicable “no podrá superar lascuantías establecidas para estas medidas”, pudiendo las CC AA complementar esascuantías “en el ejercicio de sus competencias y con cargo a fondos propios”. Seincluyen aquí las medidas dirigidas a facilitar la inserción laboral en el mercadoordinario de trabajo, las medidas estatales para facilitar la inserción en el mercado detrabajo protegido a través de los centros especiales de empleo como subvenciones a lacontratación o bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, y lasmedidas para potenciar el emprendimiento de las personas con discapacidad medianteayudas para el autoempleo y la incorporación a empresas de la economía social.6. Yo soy “trabajador de más edad”, terminología con la que se define a las personastrabajadoras de 55 años y más. Bueno, exactamente yo soy trabajador en sentidomaterial y no formal, ya que la relación de empleo del empleado público en régimenfuncionarial se rige por la Ley 7/2007 de 12 de abril, del Estatuto Básico del EmpleadoPúblico, pero me permitirán que ahora no me detenga en estas cuestiones jurídicas y meconsidere trabajador a todos los efectos. Lo que sí es cierto es que la EEE + 55 sólo seaplica a las personas acogidas a la regulación laboral y durante el mismo período que laEEE “para todos los demás trabajadores”, es decir de 2012 a 2014.El texto aprobado por el Consejo de Ministros el 28 de octubre, y publicado en el BOEdel 14 de noviembre, encuentra su origen en el ASE, cuyo punto central de referenciapara abordar la situación de las personas de edad avanzada en el mercado de trabajo erasu mantenimiento en el empleo y la reducción, o supresión, de los incentivos paraabandonarlo prematuramente (bajas voluntarias incentivadas, prejubilaciones, …). Porsu parte, el RDL 3/2011 concedió un plazo de seis meses desde su entrada en vigor parala elaboración de la Estrategia, siendo los objetivos los ya apuntados en el ASE, es decir“favorecer el mantenimiento en el mercado de trabajo de dichas personas y promover lareincorporación al mismo de aquellas que pierden su empleo en los últimos años de vidalaboral”.El documento repasa en primer lugar cuál es la situación de estos trabajadores en elmercado de trabajo en España y cuáles son las perspectivas de futuro, tratándose de uncolectivo que significa el 12 % de la población ocupada y el 8 % de las personas ensituación de desempleo. Las tasas de empleo son semejantes a las del conjunto de laEuropa de los 27, pero inferior en cinco puntos a la media de la Unión Europea a 15, esdecir excluidos los países de la Europa central y del este que entraron a partir del 1 demayo de 2004. Un dato relevante a tener en cuenta es el crecimiento de la poblaciónfemenina experimentado desde el inicio de la crisis, situación que probablemente tengamucho que ver con el incremento del desempleo masculino, y otro no menos destacadoes que el nivel de cualificación profesional es globalmente más bajo que el de la mediade la población trabajadora, y que al igual que en el conjunto de esa población la tasa de 9
    • empleo de las personas con nivel educativo superior es mucho más elevada, casi eldoble, que la media de las personas de dicha edad (63,4 y 36,5 %, respectivamente).A continuación, la Estrategia pasa revista a cómo se contempla la situación laboral delas personas de edad en los países de la UE, que en términos generales, y siguiendo lasDirectrices de la UE en materia de empleo, se concreta en cómo elevar sus tasas deempleo y en el aumento de la edad media de salida del mercado laboral, cifradaactualmente en los 61,4 años. Se pasa revista a las distintas estrategias puestas enmarcha en diversos países, desde aquellas centradas en la consecución del plenoempleo, y que por consiguiente centran sus medidas laborales en garantizar lapermanencia de los trabajadores de edad, hasta las que ponen más su atención en lasmedidas de protección social, o bien un punto intermedio. Parece que las tendenciasmás reciente en Europa apuntan, según el documento ahora objeto de comentario, a laadopción de medidas (formativas, de prevención, sobre condiciones de trabajo) quepotencien la participación en el mercado laboral, o lo que es lo mismo. la mejora de suscondiciones de trabajo y de sus niveles de cualificación y competencias, y la disuasiónde la jubilación anticipada.El texto repasa posteriormente las medidas normativas (en su gran mayoría legales,aunque en el ámbito convencional también hay aportaciones interesantes) que estánvigentes y son de aplicación para el colectivo, recordando que durante buena parte de lallamada época de expansión económica la permanencia de los trabajadores de edad nofue el objetivo prioritario, sino que lo fue mucho más la entrada de los jóvenes. Lasmedidas se agrupan en tres grandes categorías: en primer lugar, aquellas que tienen porfinalidad favorecer la permanencia de los trabajadores en el mercado laboral, y sirvacomo ejemplo la jubilación gradual y flexible o las bonificaciones en la cotizacionesempresariales en la Seguridad Social por trabajadores de 59 años o más con contratoindefinido; en segundo término, las que favorecen su reincorporación al mercado laboralcuando pierden el empleo, como los talleres de empleo dirigidos de forma prioritaria amayores de 45 años o las bonificaciones en las cotizaciones empresariales a laSeguridad Social por la contratación indefinida de mayores de 45 años desempleados delarga duración; en fin, las medidas que guardan relación con la edad y las condicionesde acceso a la jubilación, tales como la jubilación anticipada, las cláusulas de convenioscolectivos o los convenios especiales con la Seguridad Social.Los objetivos generales de la Estrategia son cuatro, para cuyo desarrollo se prevéndiversas líneas de actuación, en el bien entendido que debe destacarse la manifestaciónde que las necesidades de empleo que tenga el colectivo de edad avanzada han desituarse en el terreno normativo “en idéntico nivel de importancia que permitan elacceso al empleo o, en su caso, el mantenimiento en el mismo”. La elevación de la tasade empleo y la reducción de la de desempleo (primer objetivo) pasa por conseguir laprolongación de la vida laboral del colectivo, con su indudable impacto tanto entérminos de tasas de empleo como en el de la protección social (segundo objetivo),siendo necesario para ello mejorar las condiciones de empleo (tercer objetivo, en el queincluyo también la formación permanente desde etapas laborales más tempranas) ypromoviendo la reincorporación de quienes están fuera del mismo pero sin dejar de ladouna adecuada cobertura de desempleo cuando se encuentren en tal situación y continúenestando disponibles para trabajar (cuarto objetivo). 10
    • Desde este planteamiento general, se proponen actuaciones en materia de jubilaciónparcial y contrato de relevo, los incentivos generales para el mantenimiento del empleo(básicamente se trata de debatir sobre la eficacia de las bonificaciones en las cuotasempresariales a la Seguridad Social como mecanismo más o menos útil para elmantenimiento de su empleo), el mantenimiento en el empleo de los trabajadoresautónomos (con apoyo en los ámbitos de protección social y financiero), la revisión delas cláusulas de los convenios colectivos sobre jubilación forzosa (proponiéndose unacuidada valoración por parte de los agentes sociales de “la legalidad, acierto yoportunidad de mantener este tipo de cláusulas en los convenios colectivos”), laformación a lo largo de toda la vida laboral y no solamente como medida curativacuando se acerca la edad de abandono del mercado laboral o cuando se comprueba laobsolescencia de los conocimientos adquiridos, y en fin aquello que el documentocalifica, y estoy de acuerdo con su planteamiento, “sensibilización social de los valorespositivos del trabajo de los trabajadores y trabajadores de más edad”.Con respecto a la mejora de las condiciones de trabajo, la estrategia apuesta pormedidas de flexibilidad interna que eviten el recurso, ahora casi obligado, a la jubilaciónparcial, sugiriendo que se estudie con detenimiento la posibilidad de reconocer underecho de los trabajadores de edad a la reducción de jornada con reducciónproporcional de salario (al igual que ya existe para el cuidado de los hijos menores deocho años o para familiares dependientes); igualmente, se enfatiza la necesidad de llevara cabo una evaluación periódica de los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo,tanto los de carácter físico como los psíquicos (en atención a las duras condicionesactuales en este último ámbito en muchos centros de trabajo), apuntándose laconveniencia de potenciar la movilidad funcionar por razones de seguridad y saludlaboral y la adaptación de los puestos de trabajo como vías que eviten la salida delmercado laboral.Respecto a la reincorporación al trabajo de quienes estén fuera del mercado laboralinvoluntariamente, se apunta la conveniencia de fomentar la orientación profesional yactivación para el empleo, sugiriéndose una medida que sin duda sería polémica deponerse en práctica, cuál es la adaptación de la normativa sobre trabajos temporales decolaboración social con las prestaciones por desempleo, de tal manera que dichostrabajos (en bastante desuso en el momento presente) “se dirijan preferentemente abeneficiarios de esas prestaciones que hayan estado desempleados durante más de unaño y que sean mayores de 55 años”. También las políticas de formación para mejorar lacualificación de este colectivo se presentan como apropiadas, a los efectos de conseguirla validación de los conocimientos tanto formales como informales que se posean, y conpropuestas concretas de mejorar el nivel formativo de las trabajadoras de edad “encualificaciones relacionadas con servicios de restauración, personales, protección yvendedores”.Desde la perspectiva de incentivar esta reincorporación, se apunta una propuestainteresante aunque con un coste económico que haría necesaria un detallado estudiopara valorar su eficacia, en el bien entendido que sí se conjuntarían las políticas activasy pasivas de empleo: es el supuesto de completar por parte del SPEE la cotización a laSeguridad Social durante un período mínimo de dos años, hasta el 125 % de la basemínima, cuando el trabajador percibiera un salario inferior a la cuantía de la prestaciónpor desempleo. El documento lanza también otra propuesta para desincentivar lapermanencia en el desempleo, cual es la de complementar el salario hasta el 125 % de la 11
    • prestación contributiva por desempleo cuando el desempleado “acepte un empleo demenor remuneración durante el período de cobro de la prestación contributiva”. No sedescarta tampoco , aunque sin concretar, la posibilidad de adoptar medidas especialespara este colectivo que se inspiran en los planes de apoyo para sectores específicosadoptados en los últimos años (textil, calzado, juguete, etc…).El documento no olvida plantear medidas de apoyo para facilitar la puesta en marcha deproyectos de economía social, ya sea como trabajadores autónomos o en supuestos deincorporación a empresas de ese tenor (sirva como ejemplo el incremento de la cuantíamáxima que puede capitalizarse de la prestación por desempleo). No se descarta elestablecimiento de un marco normativo que vincule la protección por desempleo através de la renta activa de inserción con la disponibilidad para el trabajo, la supresiónde las cláusulas de no competencia e incompatibilidad para el trabajo, ahora muyfrecuentes en caso de jubilaciones “voluntarias” por expedientes de regulación deempleo, y medidas especiales por medio de la utilización del Fondo Europeo deAdaptación a la Globalización.7. Concluyo. Buena lectura de la EEE y de la “Estrategia de edad”. Desconozco si seaplicarán, pero si sé que muchas medidas que se adopten por el nuevo gobiernoencontrarán puntos de referencia en las mismas. 12