La creación de empleo, mejora de su calidad, y evitación del crecimiento deldesempleo, en el centro del debate político, e...
2. Recuerdo en primer lugar, como antecedente histórico, que el empleo merecióespecial atención en la Cumbre del G-20 en P...
personales de la situación actual de crisis y que cada vez deberían merecer mayoratención en los estudios de la situación ...
inversión en bienes públicos y el buen funcionamiento de los mercados sonfundamentales para el carácter socialmente sosten...
En el primero, la agrupación Global Unions se manifiesta muy crítica con las políticaspuestas en marcha a escala mundial p...
podría comprometer la recuperación. Los planes de consolidación que tienen estospaíses para 2011 implican, en promedio, un...
mejorada la coherencia política para avanzar en una globalización más justa, incluyendolas políticas macroeconómicas y las...
los países instauren unos sistemas de protección social adecuados de forma que loshogares gocen de una seguridad suficient...
insertan las políticas públicas llama por naturaleza a la coherencia”, ya que la crisis “harecordado esta evidencia al sub...
7. Como conclusión, que no es nada nueva y que defiendo desde hace bastante tiempo,y que ahora reafirmo, cada vez es más c...
Upcoming SlideShare
Loading in …5
×

La creación de empleo, mejora de su calidad, y evitación del crecimiento del desempleo, en el centro del debate político, económico y social.

516 views
445 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
516
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
3
Actions
Shares
0
Downloads
7
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

La creación de empleo, mejora de su calidad, y evitación del crecimiento del desempleo, en el centro del debate político, económico y social.

  1. 1. La creación de empleo, mejora de su calidad, y evitación del crecimiento deldesempleo, en el centro del debate político, económico y social.Eduardo Rojo Torrecilla.Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la UniversidadAutónoma de Barcelona.25 de septiembre de 2011.Texto publicado en el blog del autor. http://eduardorojoblog.blogspot.com/1. La próxima semana se celebra la reunión de los Ministros de Trabajo y Empleo delG20, concretamente los días 26 y 27 en el marco de la presidencia francesa. La reuniónprecede a la de los Jefes de Estado y de Gobierno que tendrá lugar los días 3 y 4 denoviembre en Cannes. La semana que hoy acaba ha visto la celebración de las reunionesanuales del Banco Mundial y del Fondo Monetario Internacional en Washington. Aambas reuniones el sindicalismo internacional ha presentado documentos de trabajo conpropuestas para la creación de empleo y la prevención de un nuevo incremento deldesempleo, recordando a los dirigentes políticos que en su reunión de noviembre de2010 en Seúl se comprometieron a “situar el empleo en el epicentro de la recuperación,proveer protección social y un trabajo digno, y asegurar un crecimiento acelerado en lospaíses de baja renta”.La situación del empleo en España y las propuestas para salir de la difícil situaciónactual también serán objeto de especial atención en la Conferencia Política del PSOEque se celebrará el próximo fin de semana, ya que en el documento marco se dedicaespecial atención al empleo, y lo ha sido muy recientemente en el documento depropuestas que Caritas Española ha dirigido a todos los grupos políticos ante laspróximas elecciones generales. En la reunión socialista sin duda también será objeto deatención el último informe anual de la OCDE sobre el empleo, hecho público amediados de septiembre, en el que se afirma, como consideración de carácter general,que la moderada recuperación económica observada desde la recesión de 2008-2009“aún no ha logrado aliviar la presión existente sobre el mercado laboral, aumentando laspreocupaciones sobre la posible persistencia de altas tasas de desempleo durante granparte del próximo año”, y que para España en particular sería necesario crear 2,2millones de nuevos puestos de trabajo “para devolver la tasa de empleo a su nivelanterior a la crisis”, valorando las reformas emprendidas desde junio de 2010 ysugiriendo que es necesario “seguir avanzando en fortalecer el cumplimiento de lascondiciones de elegibilidad de beneficiarios a prestaciones de desempleo tanto como enla promoción del retorno más eficaz de desempleados al mercado de trabajo”.Es un buen momento, por consiguiente, para prestar atención a qué están haciendo lasorganizaciones internacionales. Nunca será suficiente el tiempo dedicado al estudio delempleo y a las propuestas para su creación y la evitación de su destrucción, ya queafecta a la gran mayoría de las personas del planeta. Realizo mi estudio a partir de losdocumentos oficiales y de las declaraciones públicas efectuadas con ocasión de lapresentación de los mismos. 1
  2. 2. 2. Recuerdo en primer lugar, como antecedente histórico, que el empleo merecióespecial atención en la Cumbre del G-20 en Pittsburgh, celebrada los días 24 y 25 deseptiembre de 2009, en especial a partir de aportación realizada por la OIT con sudocumento “Proteger a las personas y promover el empleo: de las respuestas ante lacrisis a la recuperación y el crecimiento sostenible”, que era la síntesis de un estudiorealizado por la OIT, en cumplimiento del acuerdo adoptado en la cumbre del añoanterior en Londres para conocer las medidas de empleo y protección social adoptadaspor numerosos países, en concreto 54, de todas las regiones y grupos de ingresos delmundo, informe que llevaba por título “Proteger a las personas y promover el empleo.Un estudio de las respuestas de los países ante la crisis económica mundial en la esferade las políticas de empleo y de protección social”.El Director General recordaba además que los líderes de este selecto grupo reconocieronen Londres la “urgente necesidad de centrarse en el empleo y la protección social comomedio esencial para contener los efectos negativos de la crisis sobre las personas másvulnerables del mundo”. En síntesis, la OIT, en sintonía con documentos anteriores dela organización y en especial con el Pacto Mundial para el Empleo, creía que era elmomento de poner en marcha nuevos modelos de desarrollo sostenible, y que estapropuesta exigía “establecer un vínculo estrecho entre la inversión, el crecimiento y laproductividad, por un lado, y el empleo, el mercado de trabajo y las políticas sociales,por otro”.Como idea central de la aportación de la OIT, recogida en el documento que presentó elDirector General, me quedo con una que tiene un contenido fuertemente social(obviamente influenciada por la situación económica de aquel momento), que siguesiendo plenamente válida hoy, y que todos los países deberían tomar en consideraciónpara evitar fuertes estallidos de conflictividad social: hay que tener en cuenta ladimensión humana de la crisis, porque esta ha generado un fuerte sentimiento deinjusticia entre millones de personas, que consideran que “están pagando el precio dedecisiones y acciones sobre las que no tenía ningún control y de las que se beneficiaronotras personas”. De ahí que la OIT pusiera el acento en la distribución justa de loscostos de la recuperación y del esfuerzo necesario para superar la crisis, considerandoque ambos “son ingredientes esenciales de una respuesta socialmente sostenible”, dadoque las políticas practicas en años anteriores al inicio de la crisis habían aumentado lasdisparidades en materia de ingresos “hasta límites inaceptables”, habían excluido amuchas personas de la protección social básica, y negado a muchas más el acceso a untrabajo productivo y decente. En suma, la OIT apostaba por un nuevo modelo decrecimiento sostenible que corrigiera los crecientes desequilibrios existentes en elámbito mundial, y que guardaban relación “con los desequilibrios internos entre losmercados financieros y la economía real, entre las inversiones financieras y productivas,entre la productividad y los salarios, y entre la iniciativas y la regulación pública”.Hay una reflexión importante del Informe que conviene destacar, cual es que lasestadísticas sobre el empleo y el desempleo no reflejan plenamente la magnitud delproblema del empleo, ya que además del importante número de personas desempleadasnos encontramos “con un aumento importante del número de trabajadoresdesalentados”, y de ahí que si se tomara en consideración el importante número depersonas en edad de trabajar, disponibles para hacerlo pero que no buscan trabajo porestar desalentadas por la situación económica y social, “la tasa de desempleo aumentaríade forma significativa”. Igualmente, el informe alertaba de los costes sociales y 2
  3. 3. personales de la situación actual de crisis y que cada vez deberían merecer mayoratención en los estudios de la situación social de cada país, no cuantificable únicamentepor el hipotético crecimiento económico, citando “la pérdida de competenciasprofesionales y de confianza, el aumento de los costos de atención médica y el aumentode la delincuencia”.Dado que la recuperación del empleo se produce con bastante retraso sobre larecuperación económica (una media de cuatro a cinco años), la OIT alertaba sobre lanecesidad de adoptar y mantener medidas que permitieran estimular un crecimiento másintensivo del empleo, y también “metodologías más perfeccionadas para evaluar elcontenido de empleo en las distintas opciones en materia de inversión”. De ahí que sepropusiera el mantenimiento de las medidas fiscales expansionistas para generar empleoe impulsar la demanda agregada, e incluso podrían mejorarse “hasta que la demanda delsector privado sea lo suficientemente importante como para sostener el crecimiento y elempleo”. No menos importante era la constatación de la necesidad de un esfuerzo paramejorar (y en algunos países simplemente crear) los mecanismos de cobertura socialante situaciones de desempleo, la valoración positiva de aquello que habían hecho lospaíses en los últimos meses, y la llamada a seguir trabajando para alcanzar “un acuerdoglobal sobre la necesidad de que todos los países desarrollen una protección socialbásica universal sobre una base fiscal sólida”, acuerdo que debería ser “un objetivocentral de las políticas de desarrollo, tal como se propone en el Pacto Mundial para elEmpleo”. Es importante destacar la constatación del Informe de que la extensión delseguro de desempleo durante los períodos de recesión “constituye un estabilizadorautomático que ha demostrado su eficacia en la crisis actual”.3. Me detengo ahora en las reuniones del BM y del FMI.A) Con ocasión de la apertura de las reuniones anuales del BM y del FMI, el presidentedel primero, Robert B. Zoellick, dirigió el 22 de septiembre unas palabras a los mediosde comunicación en las que destacó que los dos temas clave de la reunión son el géneroy el empleo, manifestando que “aunque las oscilaciones de los mercados financierosocuparán los titulares de los medios que ustedes representan, son esos temasestructurales los que pueden sentar las bases de un crecimiento sostenible”. Destacó quese puede lograr un cambio enorme en la vida económica y social si se da a las mujeresacceso al crédito y a la propiedad, se eliminan los obstáculos al trabajo y al empleo, seinvierte en salud, agua, educación, y se potencia la voz de las mujeres.Respecto al futuro informe sobre el empleo resaltó que el anterior informe del BM sobreesta cuestión se llevó a cabo hace ya 16 años, en un momento en que el tema principalera el de los efectos de la globalización en el empleo, mientras que hoy “vivimos en unaeconomía multipolar muy diferente”, y alertó sobre los problemas con que seencuentran los países en desarrollo, afirmando que “una crisis gestada en el mundodesarrollado puede tornarse en una crisis para los países en desarrollo. Europa, Japón yEstados Unidos deben hacer frente a sus grandes problemas económicos antes de que seconviertan en problemas más graves para el resto del mundo. No hacerlo sería unproceder irresponsable”.Justamente sobre la realidad actual de la globalización y cómo conseguir que seasocialmente sostenible, la OIT y la Organización Mundial del Comercio han presentadorecientemente una publicación en la que ponen de manifiesto que la protección social, la 3
  4. 4. inversión en bienes públicos y el buen funcionamiento de los mercados sonfundamentales para el carácter socialmente sostenible de aquella. Según se explica en lanota oficial de síntesis de la publicación, “se reafirma el papel positivo que puededesempeñar la liberalización del comercio mejorando la eficacia y en consecuencia elcrecimiento. Recalca la importante función que cumplen los gobiernos invirtiendo enbienes públicos y fortaleciendo el funcionamiento de los mercados, aspectos clave paraque la globalización estimule el crecimiento. Se pone de relieve la importanciafundamental de la protección social, así como la necesidad de ajustar los sistemas deprotección social a las condiciones locales”.B) En el comunicado final (24 de septiembre) de la Vigésima Cuarta Reunión delComité Monetario y Financiero Internacional, y con el título “Acción colectiva para larecuperación mundial”, se constata la necesidad de actuar rápidamente para hacer frentea peligros que hoy acechan a la economía mundial, entre los que se citan “los riesgos entorno a la deuda soberana, la fragilidad del sistema financiero, el debilitamiento delcrecimiento económico y el alto nivel de desempleo”. Se expone que las circunstanciasde cada país son diferentes, pero que las economías y sistemas financieros estánestrechamente interrelacionados y por tanto “actuaremos de manera colectiva pararestablecer la confianza y la estabilidad financiera, y para revitalizar el crecimientomundial”. Se pide, entre otras medidas, a las economías avanzadas que emprendanreformas estructurales “para estimular la creación de empleo y fortalecer el potencial decrecimiento de sus economías a medio plazo”, y para todos los países, incluyendo laseconomías de mercado emergentes y en desarrollo, que las prioridades de las políticasmacroeconómicas sean “promover un crecimiento inclusivo y crear puestos de trabajo”.Para el sindicalismo internacional, tal como expuso la presidenta de la ConfederaciónSindical Internacional, Sara Burrow, con ocasión de un debate organizado por la BBC elpasado día 23, el verdadero problema de la economía mundial es la escasez de empleos,ya que “necesitamos que exista demanda, y para eso se necesita gente”. La directoragerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, manifestó, con ocasiónde este comentario, que para generar empleo las empresas deben tener confianza eninvertir, y para ello necesitan financiamiento, y por tal motivo “es tan importante sanearlos balances de los bancos”.C) En el Comunicado del Comité Ministerial Conjunto de las Juntas de Gobernadoresdel BM y del FMI para la Transferencia de Recursos Reales a los Países en Desarrollo,hecho público ayer se afirma que “El empleo es fundamental para que el crecimiento setransforme en una reducción duradera de la pobreza y en oportunidades económicas deamplia base”, y de ahí que se reitere el empeño en la creación de empleo,“especialmente al respaldar la expansión de un sector privado pujante”. El Comitévalora positivamente “la colaboración del Grupo del Banco Mundial (GBM) con losGobiernos de los países miembros y otros asociados, como el G-20, la OrganizaciónInternacional del Trabajo y el Fondo Monetario Internacional (FMI), para llevaradelante un planteamiento integral respecto de la creación de empleo para mujeres yhombres”.3. El sindicalismo internacional ha elaborado dos importantes documentos, el primerodirigido a las reuniones del BM y del FMI, y el segundo a la de los Ministros de Trabajoy Empleo del G20. 4
  5. 5. En el primero, la agrupación Global Unions se manifiesta muy crítica con las políticaspuestas en marcha a escala mundial para enfrentarse a la crisis en los dos últimos años,y en especial con las políticas de austeridad aplicadas con la intención de reducir losdéficits, argumentando que “han contribuido a una nueva recesión económica y podríanocasionar varios millones de parados más, haciendo que resulte todavía menos probablealcanzar los objetivos de reducir los déficits”. Se pide a las Instituciones FinancierasInternacionales y al G20 que sitúen la creación de empleo como elemento prioritario ensus programas, procediendo de inmediato a “implementar programas destinados aestimular el empleo mediante inversión en infraestructuras y cuestiones relacionadascon el clima, así como en servicios públicos”.El documento critica con dureza las propuestas del FMI sobre políticas laborales, “quecon frecuencia se basan en análisis plagados de errores”, y le pide que trabaje de formaconjunta con la OIT para el desarrollo de la iniciativa lanzada en septiembre de 2010 enOslo por ambas organizaciones sobre un crecimiento basado en el empleo.Se pide a todos los países que presten especial atención a los desequilibrios internoscada vez más importantes, tales como una desigualdad importante y la disminución dela participación del trabajo en los ingresos, “que contribuyeron a la crisis mundial”.Nuevamente se insiste en la importancia del fortalecimiento del derecho a lanegociación colectiva ante los persistentes ataques que está sufriendo en muchos países,y se pide al FMI que demuestre su apoyo a políticas de reducción del desempleo y deapoyo a los colectivos más vulnerables “ayudando a los países a situarse en la vía de uncrecimiento centrado en la creación de empleo y a poner en marcha un mecanismo definanciación sostenible para el establecimiento de un piso de protección social.4. Me detengo ahora brevemente, volviendo hacia atrás en el tiempo, en la reunióncelebrada en Oslo el 13 de septiembre de 2010 sobre los desafíos del empleo elcrecimiento y la cohesión social, a la que me he referido en el párrafo anterior. Eldocumento conjunto del FMI y la OIT destacaba que dos años después del inicio de lacrisis el desempleo se mantenía en niveles muy elevados en muchas economíasavanzadas y que había pocas esperanzas de una rápida reducción, y que al mismotiempo la crisis había provocado un crecimiento del empleo informal en los países endesarrollo y un incremento de las personas y familias que estaban por debajo de losniveles de pobreza. Se ponía de manifiesto que la crisis económica y financiera actualera la más importante vivida desde la de los años 30 del siglo XX y que amenazaba condejar tras de sí un legado de un incremento importante del desempleo y del subempleo,así como también de la inseguridad en el trabajo. Sobre este último punto, la OITinsistía en la importancia de poner de manifiesto que es necesario un trabajo decente ycon participación de las personas trabajadoras y su organizaciones en las decisiones queles afecten, ya que las presiones de la globalización han incrementado la vulnerabilidadde los trabajadores “a través de una mayor intensidad del trabajo, la introducción decontratos más flexibles, la disminución de la protección social y la reducción del poderde negociación y la voz de los trabajadores”.¿Cuál es uno de los principales mensajes, a mi parecer, que lanzaba el FMI en eldocumento de trabajo? Que la recuperación de la demanda agregada era la mejor curacontra el desempleo y que como estrategia general “las economías más avanzadas nodeberían adoptar políticas fiscales más restrictivas antes de 2011, porque hacerlo antes 5
  6. 6. podría comprometer la recuperación. Los planes de consolidación que tienen estospaíses para 2011 implican, en promedio, un cambio del saldo estructural de 1¼ puntosporcentuales del PIB. No obstante, sin duda la situación fiscal varía de un país a otro, locual hace necesario adaptar esta estrategia general en función del espacio fiscaldisponible”.La OIT presentaba un panorama sombrío de la situación del empleo a escala mundial.En la nota oficial de síntesis del documento se recogían algunos datos que era del todopunto necesario tener presente para conocer la gravedad de la crisis: “a pesar de losnotables avances logrados en los últimos años, aproximadamente 1.200 millones demujeres y hombres, es decir, un 40% de la fuerza de trabajo mundial, aún no ganabanun salario suficiente para poder superar junto con sus familias el umbral de pobreza deUS$2 diarios en 2008”. Al analizar los desafíos de política creados por el desempleo amás largo plazo, la OIT estimaba que “en los próximos 10 años se necesitarán más de440 millones de nuevos empleos para absorber a quienes se incorporen al mercado detrabajo, y aún más para revertir el desempleo causado por la crisis”.Desde estas constataciones, ambas organizaciones internacionales pretendían generar unamplio debate sobre cómo podían ponerse en marcha medidas a escala internacional quepermitieran generar suficientes empleos decentes para satisfacer las necesidades de lapoblación, con un documento claramente dividido en dos partes y cada una de ellasasignada a una organización. En efecto, el FMI redactó la parte dedicada a cómo reducirel coste humano de las recesiones, mientras que la OIT, en línea con sus documentossobre el Pacto Mundial Para el Empleo, se encargó de proponer modelos dirigidos a uncrecimiento sostenido y sostenible, así como al crecimiento del empleo. Estas son las 10preguntas y cuestiones para debate que se recogieron en el documento:A) ¿Cuál ha sido el impacto de la gran recesión de 2007-09 sobre los mercados detrabajo? ¿Cuáles son las perspectivas para el empleo en 2011? ¿Cómo se diferencian lasperspectivas entre los países avanzados y los restantes? B) ¿Qué políticas handemostrado ser más eficaces para reducir el coste humano del impacto de la recesión enlos mercados de trabajo? ¿Estímulos fiscales y monetarios, programas de reducción deltiempo de trabajo, regulación de prestaciones de protección por desempleo,subvenciones a la creación de empleo, otros? C) ¿Puede la política monetaria y fiscalseguir apoyando la demanda agregada, y así también el empleo, a corto plazo, porejemplo durante el período 2010-12? ¿Es necesaria la coordinación de políticasmonetarias y fiscales para reforzar su eficacia? D) ¿Pueden continuar a corto plazo laspolíticas adoptadas para reducir el coste la crisis sobre los mercados de trabajo, porejemplo programas de trabajo de reducción de jornada o la regulación de la protecciónpor desempleo, o tienen que ser modificadas o retiradas progresivamente? E) ¿Quépolíticas, como por ejemplo las subvenciones para la creación de empleo, puedenacelerar la recuperación de los empleos a corto plazo? F) ¿Qué combinación de políticases necesaria en la transición de la recuperación a un crecimiento global fuerte,sostenible y equilibrado? ¿Qué instrumentos podrían ayudar a asegurar el desarrolloequilibrado de salarios y productividad para apoyar el crecimiento sostenible? G) ¿Quépolíticas de formación y desarrollo de las pequeñas empresas son las mejores paraaumentar el crecimiento de la productividad y los resultados económicos globales? H)¿Qué políticas de protección social y mercados de trabajo inclusivos son necesarias paraun desarrollo global más equilibrado? I) ¿Cómo puede ser reforzada la importancia de lanegociación colectiva, la consulta tripartita y el diálogo social? J) ¿Cómo puede ser 6
  7. 7. mejorada la coherencia política para avanzar en una globalización más justa, incluyendolas políticas macroeconómicas y las políticas de economía social y de empleo?Como puede comprobarse, son preguntas de las que buena parte de su contenido no hasido aún respondido satisfactoriamente un año después de celebrada la reunión.5. La presidencia francesa del G20 para 2011 ha fijado cuatro prioridades de contenidosocial durante su mandato, que deberían ser objeto de debate, y concreción, en lareunión ministerial de la próxima semana, en el bien entendido que desde el mes defebrero se han celebrado numerosas reuniones en las que se han abordado talesprioridades.A) En síntesis, se trata de favorecer el empleo de los jóvenes y de los colectivosvulnerables (hemos tenido una muy interesante discusión sobre este concepto en el XCongreso Europeo de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social celebrado estasemana en Sevilla); mantener o instrumentar mecanismos de protección social quegarantice el acceso de todos los ciudadanos a los servicios sociales esenciales(educación y formación profesional, salud y servicios de empleo), y transferenciassociales a personas que no dispongan de medios de subsistencia (es muy interesante eldebate sobre la renta de solidaridad activa en Francia); lograr el respeto de los derechosociales y laborales, promoviendo el trabajo decente y velando para que se respete sucumplimiento en todo los países y que, al mismo tiempo, no se invoque el cumplimientode las normas internacionales de trabajo con fines comerciales proteccionistas;favorecer una mejor coordinación entre las diferentes organizaciones internacionales, detal manera que la dimensión social sea tomada en consideración por todas ellas en susrespectivas políticas.El cumplimiento, y el logro, de tales objetivos, fue objeto de un interesante debate conocasión del seminario de expertos a cargo de las políticas de empleo que tuvo lugar enParís el 7 de abril, casi un año después de la reunión de los Ministros de Trabajo yEmpleo celebrada en Washington el 21 de abril y en la que se adoptaron estasrecomendaciones:a) “Intensificar la generación de empleo para garantizar una recuperación sostenible ycrecimiento en el futuro. Ahora que algunos países entran en una fase de recuperacióneconómica, recomendamos que se preste una atención sostenida a la generación deempleos y la preservación de éstos, mediante una aplicación dinámica de las políticasvigentes y el planteamiento de medidas adicionales en aras del empleo. Para los paísescon altas cotas de desempleo, sectores informales y altas tasas de pobreza,recomendamos insistir sobre todo en la generación de empleo para los hogares pobres ylos grupos vulnerables, aprovechando las enseñanzas derivadas de las recientesinnovaciones programáticas.b) Fortalecer los sistemas de protección social y promover unas políticas de mercado detrabajo inclusivas y activas. Recomendamos que, donde sea necesario, se fortalezcan lossistemas de protección social y las políticas de mercado de trabajo activas porquemuchas personas, entre ellas las más desfavorecidas, seguirán desempleadas inclusoantes de que cuaje la recuperación y porque otras necesitarán ayuda para adaptarse a loscambios estructurales que experimenten nuestras economías. Recomendamos que todos 7
  8. 8. los países instauren unos sistemas de protección social adecuados de forma que loshogares gocen de una seguridad suficiente para aprovechar las oportunidadeseconómicas.c) Velar por que el empleo y el alivio de la pobreza sean elementos medulares de lasestrategias económicas en los ámbitos nacional y global. Recomendamos que nuestrosLíderes privilegien el empleo y el alivio de la pobreza cuando sienten los cimientos deun crecimiento robusto, sostenido y equilibrado que resulte beneficioso para todos.Mejorar la calidad de los empleos para nuestra gente. Recomendamos una atenciónrenovada a las políticas y a las instituciones atinentes al mercado de trabajo para quemejore la calidad de los empleos y se respeten más los derechos fundamentales en eltrabajo. Recalcamos la importancia del diálogo social.d) Preparar a nuestra fuerza de trabajo para los desafíos y las oportunidades que nosdepare el futuro. La educación, el aprendizaje a lo largo de la vida, la formación en elempleo y las estrategias para el desarrollo de las calificaciones deberían ser unaprioridad y estar vinculados a las estrategias de crecimiento. Con una anticipación másoportuna y mediante el ajuste de las calificaciones a los empleos se podría ayudar a lafuerza de trabajo a beneficiarse de la reestructuración posterior a la crisis y de lasnuevas oportunidades que entonces se presenten”.En esta línea hay que situar más recientemente la propuesta de la Comisión Europeacontenida en una Comunicación de 20 de septiembre sobre la modernización de lossistemas de enseñanza superior en Europa como vía para fomentar el crecimiento y losempleos, un ámbito en el que queda mucho por hacer ya que en el horizonte de 2020marcado por la Estrategia Europa un 35 % de los empleos de la UE requerirán decualificaciones de alto nivel, “mientras que en la actualidad sólo un 26 % de la mano deobra posee un título de enseñanza superior”. Entre las medidas propuestas por laComisión cabe destacar la puesta en marcha de un marco de calidad para las prácticas(“stages”) en el ámbito europeo, con el objeto de “ayudar a los estudiantes y a losdiplomados a adquirir los conocimientos prácticos necesarios para el mundo del trabajoy para disponer de una oferta de actividades prácticas más amplia y de mayor calidad”.B) En la reunión de París fueron objeto de un interesante debate las dificultades de losjóvenes en el mercado de trabajo, la sub-utilización del capital humano comoconsecuencia del desempleo de larga duración y la marginación de los gruposvulnerables ( se hace referencia a jóvenes, mujeres, trabajadores poco cualificados, deedad avanzada, los asalariados con contrato precario o en empleo informal, y a todosestos colectivos se les pueden añadir situaciones especificas por razón de la zonageográfica de residencia, la situación familiar o discriminación), y la coherencia entrelas políticas del mercado de trabajo y las restantes (con incidencia sobre el empleo).De la síntesis de los debates efectuada por la presidencia me quedo con la idea de que lacalidad del empleo constituye un déficit estructural de primera importancia en laactualidad, ante el crecimiento de la economía informal por la crisis, afirmándose conrotundidad que “un apoyo estructural reforzado a las empresas formales es másnecesario aún que antes de la crisis”, y que una protección social reforzada es unanecesidad de primer orden ante la necesaria flexibilidad del mercado de trabajo.También es digna de mención la constatación de que la realidad no separa las cuestioneseconómicas y financieras de las cuestiones sociales, y que “el marco en el que se 8
  9. 9. insertan las políticas públicas llama por naturaleza a la coherencia”, ya que la crisis “harecordado esta evidencia al subrayar los riesgos y la fragilidad de un proceso decrecimiento desequilibrado”.Con respecto a los jóvenes, estoy de acuerdo con la tesis de la diversidad entre elcolectivo juvenil (por razón de edad, cualificación profesional, situación familiar, etc.) yque las medidas que se adopten deben tratar de dar repuestas tanto a situaciones dejóvenes activos sin cualificación como de aquellos que tengan una buena titulación, ytambién de los que están al margen del trabajo y de los sistemas de formación.6. El sindicalismo internacional ha presentado un trabajado documento a la reunión deesta semana, en el que pide a los Ministros que hagan llegar un claro mensaje a los Jefesde Estado y de Gobierno, cual es el de que las economías se enfrentan a lo que escalificado de “crisis humana”, que vendría generada por una débil recuperación, por uncrecimiento sin empleo y un aumento del desempleo, por una disminución de laparticipación de los salarios y una creciente desigualdad social, y en conjunto “por unaspolíticas económicas que están agravando esta crisis”. En la misma línea que eldocumento presentado a la reunión del BM y del FMI, pero ahora con mayor énfasis sicabe al tratarse de los responsables políticos laborales, se pide a los Ministros que seaseguren de que las políticas estructurales sean reformadas “para mejorar la calidad delempleo y revertir las desigualdades entre ingresos”, que se refuercen las institucionesdel mercado de trabajo y que se reconozcan los efectos positivos del fortalecimiento dela negociación colectiva “en lo que se refiere a lograr una mayor demanda y un mayorcrecimiento”.El documento va en la misma línea que algunas prioridades de la presidencia francesaen los ámbitos de protección de los jóvenes, de garantías de unos niveles mínimos deprotección social para toda la ciudadanía, el fortalecimiento de las capacitaciones ycualificaciones profesionales de los trabajadores, una garantía de respeto y observaciónde los derechos laborales por parte de las organizaciones internacionales en suspolíticas, y la búsqueda de fuentes alternativas (tasa sobre transacciones financieras,eurobonos) que permitan disponer de fondos “para el empleo, servicios públicos decalidad y otras prioridades sociales”. Los sindicatos piden que se establezcan objetivosde empleo e indicadores para ser utilizados en el proceso de evaluación mutua del G20(aquí la OIT ha de jugar un papel de primera importancia), “y reforzar la coherenciaentre los Ministros de Trabajo y los Ministros de Finanzas del G20”.Más concretamente, en el ámbito del empleo de jóvenes merece destacarse la propuestade un pacto por el empleo juvenil inspirado en el pacto para el empleo aprobado por laOIT en 2009, y que en los ámbitos nacionales debería instrumentarse mediante eldiálogo social (aún cuando el documento sindical no lo diga, parece convenientedestacar la importancia de la intervención marco del legislador) debiendo incluirgarantías de combinación de empleo y educación, programas de prácticas, medidas depolíticas activas de empleo y una red de seguridad social. En cuanto a la coordinaciónde las políticas públicas ello permitiría revertir una visión frecuente de las políticas demercado de trabajo como costosas y limitadoras del crecimiento, poniéndolas, tal comopide el documento francés antes referenciado, al mismo nivel que otros instrumentos depolítica económica como la investigación e innovación, fiscalidad y competencia, y deesta manera “destacar su contribución al crecimiento potencial”. 9
  10. 10. 7. Como conclusión, que no es nada nueva y que defiendo desde hace bastante tiempo,y que ahora reafirmo, cada vez es más clara la necesidad de establecer una estrecharelación entre crecimiento económico y mejora del empleo, y caso de que ello no seproduzca los costes “colaterales” (mayor gasto en protección social, mayorconflictividad social, incremento del número de personas en situación o riesgo deexclusión social) pueden llegar a ser muy importantes en algunos países. Solo por evitaresos costes, y más allá de las propuestas de cada organización política o Estado, es másque conveniente llegar a acuerdos en el ámbito internacional para reordenar la actividadeconómica y sentar las bases para un nuevo ciclo de creación de empleo de calidad, ymientras ello se produce cubrir las necesidades de la población necesitada mediante unapolítica adecuada de protección social. 10

×