Acceso al empleo e igualdad de oportunidades.
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Like this? Share it with your network

Share

Acceso al empleo e igualdad de oportunidades.

  • 1,151 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
1,151
On Slideshare
1,151
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
15
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Acceso al empleo e igualdad de oportunidades.Eduardo Rojo Torrecilla1.I. Introducción.Hace ya dos años y medio redacté, con este mismo título, un documento de trabajo parael alumnado del curso. Dado que la dirección me pidió que lo revisara y actualizara parala segunda edición del curso me ha parecido útil e interesante para todas las personasparticipantes mantener aquello que sigue siendo válido del primer texto e incorporar elestudio de las políticas de empleo en el ámbito internacional, de la Unión Europea y deEspaña que se han llevado a cabo en este período de tiempo tan marcado por la crisiseconómica y social, crisis ya conocida y sufrida en agosto de 2009 pero que en elmomento que redacto el nuevo documento ha alcanzado cotas preocupantes por elelevado número de trabajadores en situación de desempleo y de personas que se sitúanen la frontera, siempre inestable, de la exclusión social.Además, si hay algo por lo que deba caracterizarse, desgraciadamente, este período quemedia entra la primera y la segunda edición del texto, es por el aumento de lasdesigualdades sociales (1.400 millones de personas viven con menos de 1,25 dólaresUSA según el Banco Mundial), que amenaza con poner en cuestión la cohesión socialconseguida mediante la creación, fortalecimiento y desarrollo del Estado del Bienestar.Traigo a colación algunas citas de autoridad, intelectual y política, para refrendar estartesis: para politólogo Michael Wierviorka, en la actualidad ―No hablamos únicamentedel paro o de la exclusión, como es el caso desde los años 80; hablamos crecientementede las desigualdades sociales y su ahondamiento. Y más, ampliamente, observamoshasta qué punto la cuestión social, disimulada y escondida en el debate, merece situarseen el corazón de la vida pública‖2. Por su parte, el Comisario europeo responsable deEmpleo Lazlo Andor ha puesto de relieve que ―La crisis de los últimos años hanincrementado sin duda el sentimiento de que la igualdad se ha incrementado, y loshechos confirman esta percepción. Europa es menos igual durante los últimos 30 años, ylas disparidades de riqueza han subido hasta límites no vistos desde la segunda guerramundial. Una de las amenazas con las que se encuentra ahora Europa es justamente quelas desigualdades son muy grandes, y (en el debate económico) se ha de tomar enconsideración no sólo la eficiencia económica, sino también la social‖3, o dicho en1 Catedrático de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad Autónoma de Barcelona.eduardo.rojo@uab.cat Fecha de finalización: 10 de enero de 2012.2 “Europa, más allá de la crisis”. Vanguardia Dossier, “El declive de Occidente”. Número 42, enero-marzo 2012, págs. 36 a 42.3 "Evaluating flexicurity in the economic, employment and social crisis" High-level Conference onFlexicurity. Brussels 14 November 2011http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=SPEECH/11/751&format=HTML&aged=0&language=EN&guiLanguage=fr 1
  • 2. términos más contundentes ―quienes están en la parte más alta del mercado de trabajo seestán llevando una parte cada vez mayor del pastel‖4. Por su parte, la Comisión Europeaha publicado recientemente un informe sobre la evolución del empleo y la situaciónsocial en Europa, en el que destaca que la crisis económica ―ha provocado el incrementode las desigualdades de renta en Europa y la desaparición de empleos de salariosmedios, en especial en la industria manufacturera y en la construcción. Además, más deun 8 % de los trabajadores europeos están expuestos al riesgo de pobreza, es decir sonlos ―trabajadores pobres‖5.Reitero algo que dije en su momento y que sigue siendo plenamente válido: mi artículoaportará poco al conocimiento de la temática del empleo y la igualdad de oportunidadessi no se consultan por el alumnado las referencias de los documentos consultados(publicados en diferentes idiomas). En un curso on-line las herramientas electrónicasadquieren una importancia de primera magnitud, y de ahí que haya incorporado todasesas referencias, o como mínimo las que he considerado más relevantes, para facilitar elestudio de las personas matriculadas, así como también para azuzar su interés por todaslas cuestiones que afectan al mundo del empleo en general, y al de los colectivosdesfavorecidos en particular.II. La igualdad y la discriminación en el empleo.A) Partamos de unas consideraciones previas, de especial interés para el estudio de laspolíticas de empleo dirigidas a colectivos desfavorecidos: es necesario garantizar laigualdad de oportunidades para todos, conocer si existen discriminaciones en el mundolaboral (ya adelanto que la respuesta es afirmativa, aunque en ocasiones la fronterajurídica entre discriminación y diferencia de trato puede ser jurídicamente borrosa), ydeterminar si hay que tomar medidas, y de qué tipo, para corregirlas y tener a sudesaparición.En este sentido debemos referirnos a la Decisión no 771/2006/CE del ParlamentoEuropeo y del Consejo, de 17 de mayo de 20066, que estableció 2007 como el añoeuropeo de la igualdad de oportunidades para todos. La norma tenía por finalidad fijaruna serie de objetivos para conseguirlo y plantear la adopción de las medidas másadecuadas para ello, sin olvidar que cualquier medida que se adoptara debería tomar enconsideración la dimensión de género, o por decirlo con las mismas palabras de laDecisión, ―las distintas maneras en que hombres y mujeres experimentan ladiscriminación sobre la base del origen racial o étnico, religión o convicciones,discapacidad, edad u orientación sexual‖. Los objetivos perseguidos por la normacomunitaria eran los siguientes: concienciar sobre el derecho a la igualdad y a no sufrirdiscriminación, así como sobre la problemática de la discriminación múltiple; estimularel debate sobre cómo aumentar la participación en la sociedad de los grupos víctimas de4 "Europe 2020 as a framework for reducing inequalities and building sustainable welfare states in theEU". Conference on Inequalities in Europe and the Future of the Welfare State Brussels, 6 December2011.http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=SPEECH/11/856&format=HTML&aged=0&language=EN&guiLanguage=en5 http://ec.europa.eu/social/main.jsp?langId=fr&catId=89&newsId=1137&furtherNews=yes6 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2006:146:0001:0007:ES:PDF 2
  • 3. discriminación, y una participación equilibrada de hombres y mujeres; facilitar ycelebrar la diversidad y la igualdad; promover una sociedad más cohesionada. Lapartida presupuestaria asignada era de 15 millones de euros para los años 2006 y 2007.En la Comunicación de la Comisión Europea de 19 de junio de 2009 7, en la que seefectúa balance del año europeo, se plantea que hay que aprovechar su ímpetu en laépoca actual de crisis, manifestando que ―frente al aumento del desempleo y del riesgode pobreza y de exclusión en estos momentos de recesión económica, la UE y losEstados miembros deben cumplir y reforzar su compromiso a favor de la igualdad y dela lucha contra la discriminación. La Historia ha demostrado que el miedo y lasdificultades se han utilizado para exacerbar la persecución de los grupos minoritarios yla violación de derechos fundamentales‖. La Comisión ha multiplicado sus actividadesde sensibilización para poder garantizar el acceso a una información precisa, y deseatransmitir un claro mensaje ―de que la discriminación y los estereotipos soninaceptables, además de perjudiciales para la recuperación económica‖.B) Existe discriminación en el acceso al empleo, y en las condiciones laborales, en losEstados miembros de la UE. Así lo demuestra el eurobarómetro presentado en julio de2008 sobre las percepciones, experiencias y actitudes de la ciudadanía europea sobreesta cuestión8.El documento toma como punto de referencia para la encuesta las dos Directivas del año2000 sobre prohibición de discriminación9, entre otros ámbitos, en el acceso al empleopor diferentes motivos, entre ellos el racial o étnico10. Recuérdese que las seis formasde discriminación prohibidas por la UE son las basadas en el sexo, el origen étnico o laraza, la religión o creencias, la edad, la discapacidad y la orientación sexual.Un apartado del eurobarómetro se dedica a la valoración de los encuestados sobre laigualdad de oportunidades en el trabajo. Se considera que la igualdad de oportunidadesen el trabajo dista de ser una realidad, considerándose que la ―apariencia‖ (forma devestir, presentación del candidato) es el factor más importante (aunque repárese en queno es propiamente una causa de discriminación), ya que es citada en el 50 % de lasrespuestas. La edad se sitúa en segundo lugar (45 %, pudiendo entenderse que se refieremayoritariamente a la difícil situación en el mercado laboral de las personas de edadavanzada), el color de la piel o el origen étnico (42 %, y puede relacionarse con laimportancia que adquiere en la actualidad el debate sobre los ―currículos ocultos‖ parano prejuzgar de entrada la selección), y la discapacidad (41 %).Relacionados con la apariencia del candidato, se encuentran a mi parecer los factores deposible discriminación no jurídicos referidos a su apariencia física general (38 %) y lamanera de hablar y su acento (34 %), y guarda relación indirecta con esta y también con7 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2009:0269:FIN:ES:PDF8 http://ec.europa.eu/public_opinion/archives/ebs/ebs_296_en.pdf9 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2000:303:0016:0022:ES:PDF10 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=OJ:L:2000:180:0022:0026:ES:PDF 3
  • 4. el origen étnico o el color de la piel el nombre del candidato (14 %) y su dirección (13%). Puede también añadirse en este aspecto global el hecho de que el candidato seafumador o no, ya que el 18 % considera que la respuesta positiva puede significar untrato de disfavor hacia el candidato. Por ello, los autores del informe quieren destacarque ―en el ejercicio de numerosas funciones, la apariencia profesional reviste unaimportancia idéntica a la de las competencias y cualificaciones‖, importancia que sevalora especialmente, y creo que no podría ser de otra forma, por quienes deben tomardecisiones de contratación (por ejemplo, la apariencia, forma de vestir o presentación,es considerar como muy importante por el 63 % de los directivos encargados de lastareas de selección).Tienen menor importancia, al menos según esta encuesta, las convicciones o creenciasreligiosas (26 %, si bien creo que el porcentaje podría ser mayor si dichas creenciasafectaran a la organización del trabajo y a las relaciones con los clientes o usuarios), elsexo (22 %) y la orientación sexual (21 %). Es agradable observar que un 5 % de laspersonas encuestadas cree que no hay ninguna causa de discriminación en la vidalaboral.C) Si hemos constatado que los ciudadanos europeos creen que hay discriminación en elmundo laboral, no parece extraño que un elevado porcentaje considere necesario laadopción por los poderes públicos de medidas para promover la igualdad en cadaámbito concreto, que van desde el 83 % en el caso de las diferencias por discapacidadhasta un 66 % por la orientación sexual. Obsérvese además que la petición de medidasde promoción de la igualdad es pedida en un 80 % de los encuestados cuando se trata dela edad, de un 77 % en el sexo, del 72 % cuando se trata del origen étnico o la raza, ydel 70 % por la religión o creencias. Dentro de los elevados porcentajes a los que meacabo de referir, hay un ligero predominio de la intervención correctora de las personascon orientación política de centro o de izquierda, que en el caso de las diferencias pormotivos étnicos va desde el 75 % de quienes se orientan políticamente a la izquierdahasta el 67 % de los escorados a la derecha.D) El interés del barómetro de 2008 con relación a la problemática de la discriminaciónpor motivos étnicos o de raza radica en que hay una pregunta específica sobre lacuestión, solicitando el parecer sobre la vigilancia de la composición del personal en lasempresas y sobre la de los procedimientos de selección, para conseguir en ambos casosque las minorías étnicas tengan igualdad de oportunidades con respecto al resto depersonas. También hay una opinión mayoritaria de apoyo a ambas medidas, si bien lasegunda aparece bastante por delante de la primera (71 y 57 %, respectivamente).III. La política de empleo en el ámbito internacional. Qué medidas se proponenpor la Organización Internacional del Trabajo (OIT) para facilitar el acceso alempleo, en especial de los colectivos más desfavorecidos.1. Informe anual sobre el trabajo en el mundo 201111.11http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/@dgreports/@dcomm/@publ/documents/publication/wcms_166405.pdf 4
  • 5. 1. Es conocida la preocupación de la OIT por el desempleo juvenil, preocupacióntambién compartida por los responsables de las organizaciones sindicales yempresariales internacionales, que en una declaración conjunta presentada a la reunióndel G20 que tuvo lugar en noviembre de 2011 en la ciudad francesa de Cannes y en laque pidieron que hagan de la situación del empleo juvenil su prioridad dada la situaciónalarmante del empleo de los jóvenes y que requiere de ―medidas urgentes de parte de losGobiernos y de los interlocutores sociales para proporcionar empleos reales, incluidoslos aprendizajes y prácticas profesionales relacionados con las oportunidades deformación que proporcionen cualificaciones, perfeccionen las competencias yconocimientos relacionados con el trabajo y mejoren la empleabilidad‖.La OIT ha manifestado su preocupación por la situación global (negativa) del empleo enel mundo, y lo ha hecho en su Informe anual sobre el trabajo en el mundo 2011,presentado el 31 de octubre. La lectura de este documento es altamente recomendablepara conocer la gravedad de la situación social que se está viviendo en muchos países ya qué grupos afecta con mayor virulencia (jóvenes, trabajadores con baja cualificación,inmigrantes, mujeres).Junto al Informe, es recomendable la lectura del documento presentado el 28 de octubrea la 312ª reunión del Consejo de Administración de la OIT, y cuyo título da debidacuenta de la situación: ―¿Un empeoramiento de la situación. Evolución reciente yperspectivas actuales del empleo y la dimensión social de la globalización‖12.Igualmente, es de mucho interés el reciente informe del grupo de expertos sobre cómoponer en marcha un nivel mínimo de protección social en todos los países, en el que sedestaca que en 2011 el 75 % de la población mundial no dispone de dicha protección.La preocupación por la situación social es claramente compartida por el mundo sindicalinternacional, que en su declaración a la reunión del G20 en Cannes13 afirmó que ―ladesaceleración del crecimiento y el aumento del desempleo, combinado con la crecientedesigualdad en los ingresos, en la mayoría del G20 durante la década que precedió a lacrisis, amenazan la recuperación, debilitan el crecimiento a largo plazo e incrementan elriesgo de una explosión social de gran magnitud así como de la inestabilidad política‖,exigiendo como medida totalmente necesaria el cambio de tendencia de la crecientedesigualdad de ingresos ―mediante la consolidación de los salarios mínimos, ya sea através de la legislación o de convenios colectivos así como una fiscalidad progresiva‖.La OIT, en la misma línea, constata que la desigualdad de ingresos ha aumentadodurante los últimos veinte años y que las políticas sociales redistributivas (el debatesobre la puesta en marcha de un nivel mínimo de protección social en todos los paísesadquiere ahora especial importancia) solamente han podido compensar de forma parciallas diferencias, manifestando con total claridad, y lanzando un mensaje directo deatención a los responsables políticos, que ―unas grandes desigualdades de ingresosprovocan efectos negativos que ponen en peligro la cohesión social y los resultadoseconómicos‖.2. En el documento de trabajo presentado a la reunión del Consejo de Administración seponen claramente de manifiesto las dudas existentes sobre la difícil situación de la12 http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_norm/---relconf/documents/meetingdocument/wcms_166510.pdf13 http://www.ituc-csi.org/IMG/pdf/No_37_-_G20_-_Statement_ES.pdf 5
  • 6. economía mundial y muy en especial en las economía desarrolladas y con un (negativo)destacado papel de varias economías de países europeos, afirmándose que lainestabilidad y la fragilidad financiera de las mismas ―están contribuyendo de maneraimportante a la desaceleración de la recuperación y aumentan el riesgo de una segundarecesión‖, y manifestando la preocupación porque parece que volvemos a un nivel detensión financiera como el que se registro hace tres años, provocando todo ello ―gravesconsecuencias para los trabajadores y las empresas productivas‖.Las consecuencias de la crisis sobre la creación/destrucción de empleo son claras yevidentes: los informes elaborados por la OIT plantean la necesidad de un crecimientoanual del 1,3 % como mínimo en los países del G20, que suponen alrededor del 63 %del empleo total en el mundo, para volver al nivel anterior a la crisis en… 2015. Ahorabien, la OIT se muestra muy pesimista al respecto ante los datos disponibles para elperíodo 2008-2010 y con las previsiones venideras. Según tales datos, en ese período secrearon 19 millones de empleos menos de los que hubieran sido necesarios para volver ala etapa pre-crisis, y ante la posibilidad de un débil crecimiento hasta finales de 2012,que el documento cifra en un 0,8 %, ―el déficit de empleos en los países del G20aumentaría en aproximadamente 20 millones hasta alcanzar un total de alrededor de 40millones‖.3. El Informe 2011 tiene un subtítulo que demuestra claramente qué mensaje se quieretransmitir y aquello que no se ha hecho hasta el presente, ―los mercados al servicio delempleo‖, destacando la tesis de la importancia de las acciones que se emprendan en lospróximos meses si se desea evitar, a escala internacional, ―una recaída del empleo y, porlo tanto, un marcado empeoramiento del descontento social‖. Un descontento que cadavez se percibe, y se manifiesta, con mayor nitidez en muchos países, y los datosestadísticos (además de la realidad social cotidiana) no dejan lugar a dudas: en el 58 porciento de los 119 países en los que pudo realizarse estimaciones sobre la situaciónsocial, ha aumentado el porcentaje de personas ―que afirman que sus condiciones devida han empeorado‖, con un creciente descontento basado fundamentalmente, según elInforme, tanto en la evolución del empleo como (y muy importante a mi parecer) ―en lapercepción de que el peso de la crisis no se está compartiendo de forma equitativa‖. Secritica con dureza que el empleo haya quedado relegado frente a la importanciaotorgada por la mayor parte de Estados a los objetivos financieros y se haya convertido,olvidando que afecta a la vida de las personas, a ―un tema de segunda instancia‖.Sorprende mucho que en una situación de dificultades sociales como la que estamosviviendo en muchos países la mayor parte de ellos ―cuentan, actualmente, con planes deconsolidación fiscal‖, mientras que sólo una economía avanzada, Estados Unidos, ―haanunciado un plan nacional generador de empleos‖.La OIT, en coherencia con el subtítulo del documento, pide poner los mercados alservicio del empleo. Para ello (¿quieren tomar nota algunos responsables políticos delos llamados países desarrollados?) pide en primer lugar replantear el uso de lasmedidas de moderación salarial porque no ha generado, en la pasada década, ―unamayor inversión real‖, y porque tal moderación ―ha contribuido a exacerbar losdesequilibrios globales, lo cual, aunado a las ineficiencias del sistema financiero, diopaso a la crisis y la sigue perpetuando‖, y pide reforzar el vínculo entre salarios yproductividad por medio de políticas basadas en el diálogo social (un buen ejemplo enCataluña lo tenemos en el Acuerdo Interprofesional suscrito el pasado 3 de noviembre)y con atención a las características propias de cada país. Desde la perspectiva 6
  • 7. económica, se pide también reforzar la inversión real mediante una reforma financieraque facilite la obtención del crédito por parte de las pequeñas empresas, destacando (eldatos es especialmente significativo) que en la UE una quinta parte de estas empresasmanifiestan que el principal problema que afrontan es ―la falta de acceso adecuado alfinanciamiento‖.La crítica a los recortes realizados en los programas públicos de apoyo al empleo y deprotección social frente al desempleo, puestos en marcha en 2008 y 2009 y conpaulatina desaparición después, es clara por parte de la OIT, que toma en consideraciónla importancia de reducir la deuda pública y el déficit de cada Estado pero al mismotiempo critica que no se hayan evaluado suficientemente los efectos positivos que estosprogramas tienen, tanto directos como indirectos. Pone como ejemplo que los recortesen los programas de apoyo a la renta pueden generar ciertamente reducción de costos acorto plazo, ―pero también podría dar paso a un aumento de la pobreza y a unadisminución del consumo, lo que tendría efectos a largo plazo sobre el potencial decrecimiento y el bienestar de los individuos‖.La doctrina de la OIT es la misma que viene defendiendo desde hace bastante tiempo yno sólo desde el inicio de la crisis, por lo que baste ahora aquí repetir una tesis recogidaen el Informe: ―Los programas que favorecen el empleo y que son diseñadosmeticulosamente impulsan la demanda, al mismo tiempo que promueven un regresomás rápido a las condiciones del mercado del trabajo que existían antes de la crisis.Brindar apoyo en las primeras etapas de la crisis es positivo ya que reduce el riesgo dela exclusión del mercado del trabajo y genera ganancias en la productividad. Los efectospositivos que puede tener un servicio más activo de puesta en relación de la demanda yla oferta de trabajo, compensa cualquier efecto negativo que resulte de la exclusión delsector privado‖.Por fin, y en sintonía con la declaración de los Ministros de Trabajo y de Empleo delG2o tras su reunión de los días 26 y 27 de septiembre en París, se pide que la temáticadel empleo vuelva a ser la prioridad en las agendas tanto nacionales comointernacionales, y se recuerda que desde la propia OIT ya se propusieron en 2009 unamplio número de medidas recogidas en el Pacto Mundial por el empleo que guardanrelación con programas de protección social, regulaciones de salarios mínimos ymedidas de política de empleo, y todo ello ―en el marco de un diálogo socialproductivo‖.2. La igualdad en el trabajo. Un objetivo que sigue pendiente de cumplirse14.Analizo el Informe presentado por el Director General de la OIT, con arreglo alseguimiento de la Declaración relativa a los principios y derechos fundamentales en eltrabajo, a la 100ª reunión de la Conferencia Internacional del Trabajo celebrada enGinebra del 1 al 17 de junio de 2011.Se trata de un documento de muy interesante lectura, ya que te permite tener una visiónglobal de aquello que está ocurriendo a escala mundial en materia de igualdad (o másexactamente de no igualdad y discriminación) en los ámbitos del empleo y la ocupación,14 http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/---ed_norm/---relconf/documents/meetingdocument/wcms_154780.pdf 7
  • 8. en el marco de una situación de crisis económica y social que ha tenido, y sigueteniendo, amplias repercusiones sobre las personas trabajadoras.El texto, cuya finalidad según puede leerse en el resumen de la obra es ―proporcionaruna visión dinámica de las tendencias de los últimos cuatro años y presentar algunasobservaciones, conclusiones y recomendaciones para la acción futura de la OIT y de susmandantes‖, pone de manifiesto los aspectos positivos que pueden destacarse en elbalance, como son una mayor número de normas e iniciativas legales para corregir lassituaciones de desigualdad, junto con un crecimiento de la conciencia social sobre laimportancia de luchar contra todo tipo de discriminación; pero por otra, destaca tambiénaquello que queda por hacer, que es mucho, y alerta sobre la falta de voluntad políticaen ocasiones para avanzar, así como también sobre las consecuencias de la recesióneconómica que está agravando las discriminaciones estructurales existentes, destacandoen el ámbito de mi explicación las del acceso a los puestos de trabajo y el aumento detrabajadores que son vulnerables a la pobreza (―working poors‖).Es muy positivo a mi entender que los dos Convenios más importantes en la materia deque se ocupa el Informe, el relativo a la igualdad de remuneración (número 100) y elque trata sobre la discriminación (empleo y ocupación, número 111), hayan sidoratificados por 168 y 169 Estados miembros respectivamente, sobre un total de 183Estados que forman parte del foro social mundial internacional, dado estadístico que losconvierte en ―el quinto y cuarto convenios más ratificados de la OIT‖.2. Además, la situación económica ha tenido lógicamente impacto sobre la situación enel mercado de trabajo, de tal forma, que haya o no discriminación directa o indirectadesde la perspectiva jurídica, hay colectivos especialmente afectados, como son laspersonas que tienen empleos temporales o de duración determinada, aquellos quedisponen de un bajo nivel de cualificación, las personas de mayor edad y los migrantes,con una mención expresa en el documento a ―quienes buscan su primer empleo,incluidos los graduados universitarios‖.Sobre los jóvenes, y en concreto sobre las discriminaciones que pueden producirse porrazón de edad, conviene evitar no la existencia de prácticas contrarias a derecho, sinotambién la creación de estereotipos sobre las dificultades para contratar a jóvenes por sufalta de experiencia en algunos casos y de cualificación en otros, alertándose sobre laimportancia, y coincido plenamente con el parecer del Informe, de poner en marchamedidas de promoción y fomento del empleo para el colectivo juvenil, con unaadecuada selección en atención a las diversas necesidades existentes, de tal manera queserá importante evitar que las medidas que se adopten ―sean involuntariamentediscriminatorias, tanto en el caso de los que proceden de los niveles educativossuperiores como en el de los que no poseen ninguna cualificación‖.Con respecto a las mujeres, las diferencias existentes en los distintos países no permitenllegar a una conclusión general sobre cómo está impactando la crisis en términos dereducción de su volumen de empleo, aunque se alerta sobre el crecimiento del empleoinformal en algunos países y de la pérdida de empleo en otros. Queda mucho por hacer,en cualquier caso, en el terreno de la discriminación por razón de género en el mercadode trabajo, no sólo en el acceso al empleo sino también en las condiciones laborales ylas medidas de protección social. Hace bien en recordar el Informe que sigue existiendouna brecha salarial (las mujeres perciben entre un 70 y 90 % del salario de los hombres)a pesar del incremento educativo femenino, ya que hay un número importante de 8
  • 9. trabajadoras que tienen empleos de bajos ingresos y, consiguientemente, de bajossalarios que contribuyen a esa brecha salarial, diferencia que se explica en términosglobales en gran parte ―por la segregación ocupacional y sectorial‖. También, y aunquesean formalmente de aplicación a todas las personas con independencia de su sexo ogénero, es obvio que medidas que potencien los servicios de guardería, unaorganización flexible de los horarios de trabajo, e incluso fórmulas de actividad laboralfuera del centro de trabajo (como el teletrabajo), ayudan en general a corregirsituaciones reales, aunque en ocasiones sin intervención jurídica, de discriminación paralas personas trabajadores que tienen responsabilidades familiares, y muy en especialpara las trabajadoras.3. El Informe pasa revista a los aspectos positivos antes citados y pone de manifiestoque se constatan avances importantes en materia de protección contra la discriminaciónpor motivos de discapacidad y edad, y también el reforzamiento de las medidas deprotección por razón de raza o sexo, constatando de contrario el tímido avanceexperimentando en el último cuatrienio sobre otros motivos de discriminación, entre losque se cita de forma expresa a ―la ascendencia nacional, el origen social y las opinionespolíticas‖.Me interesa destacar especialmente las referencias a la normativa de los Estados de laUnión Europea y la constatación de la progresiva armonización existentes en todos ellosen los campos de las definiciones de las discriminaciones y de la carga de la prueba alas Directivas comunitarias. Igualmente, la creación de oficinas del defensor del pueblo,el incremento de las inspecciones de trabajo y de instancias administrativas y judicialesespecializadas en este ámbito, y mecanismos legales de protección adecuada contra todotipo de discriminación y de reparación de los daños ocasionados. Pero, si nos vamosahora a los aspectos negativos, el documento constata algo que los juristas conocemosperfectamente por nuestra experiencia profesional (y que en mi caso siempre trato deexplicar en todos los foros académicos y profesionales en los que desarrollo miactividad): no basta con tener buenas leyes y sistemas jurídicos (aunque sea un pasoprevio obligado, y muy importante), sino que ―es preciso lograr que estos sistemasfuncionen efectivamente‖.Piénsese, por ejemplo, en la carencia de recursos económicos y humanos para aplicareficazmente las normas, o en algo menos perceptible directamente pero que adquiereuna especial importancia en situaciones de crisis económica y social como la queestamos viviendo desde 2008, cual es que estas políticas quedan relegadas en muchasocasiones ante la necesidad de proceder a ajustes económicos y a la creación de empleosin importar en qué condiciones y de qué calidad. Igualmente, y es digno de serdestacado, el documento alerta sobre los déficits en materia estadística, algo que impidetener un buen conocimiento de todo aquello que se está haciendo y de cómo se estáncorrigiendo, o no, las prácticas discriminatorias, poniendo de manifiesto (e insisto enque se trata de documento internacional y que, por consiguiente, la lectura propia de lasituación de cada Estado puede variar) que ―uno de los grandes obstáculos en materia decapacidad es que los gobiernos no dedican suficientes recursos humanos, técnicos yfinancieros a mejorar la recopilación de datos en el plano nacional‖.4. Una buena síntesis de las diferentes medidas y políticas adoptadas para luchar contralos diferentes supuestos de discriminación puede leerse en el amplio resumen del 9
  • 10. Informe, en el que además de los ámbitos de actuación ya citados se encuentras otros,como los relativos a la discriminación por acoso sexual, o raza y origen étnico.Igualmente, la lucha por la igualdad de derechos de los trabajadores migrantes, y laadopción de medidas de ámbito internacional, europeo o estatal para avanzar en esecamino, es destacada en el Informe, que alerta sobre una situación que se da ennumerosos países y que consiste en que las condiciones de trabajo de los migrantes sonabusivas con relación a las de los trabajadores autóctonos, enfatizando que ello seproduce ―tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo‖, yhaciéndose una urgente llamada de atención, que es al mismo tiempo una muy buenareflexión, a evitar que las situaciones de crisis de empleo repercutan negativamentesobre las políticas de igualdad dirigidas a este colectivo, ya que tales políticas no dejande ser en definitiva de interés para todos. Más exactamente, el Informe pide lucharcontra todo tipo de medidas populistas que atizan el racismo y la xenofobia, y apostarpor políticas coherentes de integración en el ámbito laboral, ya que ―con el aumento dela inseguridad económica de la población en general, las minorías y los trabajadoresextranjeros o nacidos en el extranjero corren el riesgo de convertirse en chivosexpiatorios‖.Por otra parte, el informe destaca la importancia de respetar los principios de igualdadde trato y no discriminación en el ámbito laboral, subrayando la importancia de laintegración de dicha población, recordando que contribuyen al crecimiento y desarrollode los países de acogida (se valora la participación laboral de personas trabajadores dediferentes países en un mundo globalizado y en donde las empresas necesitan adaptarse―a unos entornos cada vez más dinámicos), y manifestando su preocupación por laaparición de ciertas tendencias (según un estudio elaborado por el Instituto británico deRelaciones Raciales) en donde la integración se vincula menos a factores vinculados almundo del trabajo (participación, ingresos, desigualdades, …) y más a ―indicadoresnuevos y menos definidos, relacionados con los valores y la identidad‖.También se detiene el documento en las medidas que hay que adoptar para evitardiscriminaciones por razón de religión, opiniones políticas, origen social, VIH/SIDA(destacando en este caso que como muchas de las personas a las que les afecta estántrabajando, ―el lugar de trabajo sigue siendo un ámbito clave para luchar contra lapandemia y sus efectos‖), y orientación sexual (en donde se recuerda la importancia dela Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea como primer instrumentointernacional de derechos humanos que prohíbe por completo la discriminación por estemotivo). De forma más innovadora con respecto a informes anteriores se hacereferencia a posibles discriminaciones por ―estilo de vida‖ entre las que se citan eltabaquismo y la obesidad, afirmándose que en algunos países se han constatadodiscriminaciones por tales motivos, si bien el Informe matiza que ello sólo se da en unnúmero limitado de países industrializados (añado yo ahora que el Informe se refiere apaíses desarrollados en los que pueden darse esos estilos de vida), y de ahí que sólo seapunte la tendencia y se remita a un seguimiento e investigación del fenómeno quedebería llevar a ―arrojar luz sobre los patrones que comiencen a perfilarse‖, y queservirán de esa forma para ―definir la orientación y las intervenciones de los gobiernos ylos interlocutores sociales‖.No menos importante, en fin, el Informe presta especial atención a las actuacionesdiscriminatorias en materia de empleo y ocupación que sufren las personas con 10
  • 11. discapacidad (derivadas en muchas ocasiones de las diferencias injustificadas de tratoen el ámbito educativo), valorándose de forma muy positiva la aprobación en 2008 de laConvención de las Naciones Unidas sobre los derechos de las personas condiscapacidad, y destacando lo mucho que queda por hacer para lograr la igualdad, yaque de los 650 millones de personas que sufren alguna discapacidad más de 470 estánen edad de trabajar.5. Por último, como propuestas prácticas de actuación para el inmediato futuro elinforme propone establecer cuatro ámbitos prioritarios: promoción de la ratificación yaplicación de los Convenios antes citados; desarrollar e intercambiar conocimientossobre cómo puede acabarse con la discriminación en el ámbito laboral; desarrollar lacapacidad de la propia OIT para participar más activamente en el cumplimiento delderecho a la no discriminación; en fin, fortalecer alianzas internacionales con losprincipales actores en materia de igualdad.3. La reunión de París (26 y 27 de septiembre de 2011) de los Ministros de Trabajoy Empleo del G20. Documentos de trabajo y conclusiones.1. La OIT y la OCDE presentaron cuatro documentos de indudable interés sobre elimpacto de la crisis y la necesidad de adoptar medidas urgentes en diferentes ámbitos deactuación. En un discurso conjunto15 del Director general de la OIT, Juan Somavia, ydel Secretario General de la OECD, Ángel Gurría, con ocasión de la inauguración de lareunión, ambos responsables pusieron de manifiesto que los documentos presentadostenían como finalidad disponer de herramientas adecuadas para analizar el desarrollo delos mercados de trabajo, examinar las respuestas adoptadas frente a la crisis, y ayudar alos gobiernos a compartir información sobre buenas prácticas y políticas en el mercadode trabajo, con la colaboración de las organizaciones sociales.A) Un primer documento16 llama a la promoción de políticas coherentes para alcanzar eltrabajo decente y para promover el pleno empleo productivo, poniendo el acento en unamayor cooperación entre las diferentes organizaciones internacionales y en unacooperación reforzada entre los Estados, dada la cada vez mayor interdependencia de laeconomía global. Del documento me interesa destacar en especial la preocupaciónmanifestada por las dos organizaciones sobre el creciente incremento de lasdesigualdades en el ámbito salarial y la disminución de la participación de los salariosen la renta nacional, algo que a su parecer corre el riesgo, si es que no lo ha hecho ya, deprovocar importantes desajustes internos y externos, y que ―amenaza la cohesiónsocial‖.Cabe recordar aquí que la preocupación por el trabajo decente no es de ahora sino quedata de hace ya más de una década, con la presentación de la Memoria del DirectorGeneral de la OIT a la 87ª reunión anual celebrada en junio de 1999. En dicha Memoriase defendía que el trabajo decente era el punto de convergencia de los cuatro objetivos15 http://www.ilo.org/global/about-the-ilo/press-and-media-centre/statements-and-speeches/WCMS_163854/lang--en/index.htm16http://www.ilo.org/public/libdoc/jobcrisis/download/g20_2011/policy_note_promoting_policy_coherence_web.pdf 11
  • 12. estratégicos de la OIT, la promoción de los derechos fundamentales en el trabajo, elempleo, la protección social y el díalogo social, y que debía ―orientar las decisiones dela Organización y definir su cometido internacional en los próximos años‖.B) El segundo texto17 aborda la protección social y los niveles mínimos que deberíanexistir en cada Estado. El informe efectúa una valoración positiva de las medidasadoptadas en este ámbito durante la primera fase de la crisis, poniendo de manifiestoque tales medidas se adoptaron para estabilizar, por una parte, la demanda agregada, ypor otra para contribuir a la finalidad perseguida de un crecimiento fuerte, sostenible yequilibrado, y que un nivel mínimo de protección sigue siendo necesario para conseguirmantener tales objetivos. El documento se remite, en cuanto a los contenidos concretosde esa protección, al informe presentado a la reunión por la Presidenta del grupoconsultivo sobre protección social, Michael Bachellet. El informe sostiene que la puestaen práctica de diferentes niveles de protección social a escala nacional (en razón de lascondiciones de cada Estado) ―es una alternativa política factible en todas lassociedades‖, y efectúa un llamamiento a los países del G20 para que adopten este temacomo una prioridad política.C) La situación de los jóvenes y su (buena) incorporación al mercado de trabajo estápresente en un tercer documento18, en el que se manifiesta una seria preocupación porcómo están accediendo buena parte de los jóvenes al mercado laboral en empleostemporales o informales, con un escaso nivel de protección social y extraordinariamentevulnerables a las fluctuaciones de la demanda laboral. La preocupación se amplía por elimportante número de jóvenes que desean acceder al mundo laboral y no encuentranempleos disponibles, y también por la situación de todos aquellos que han abandonadoel ámbito educativo pero que tampoco se han incorporado al ámbito laboral.El documento pone el acento en una serie de medidas que, no por ser ya conocidas yaplicadas (o que se han intentado aplicar) en distintos países, dejan de ser importantes.Con carácter general, el crecimiento de la demanda agregada para animar a losempleadores a crear más oportunidades de empleo para los jóvenes; con carácter másespecífico, la mejora de las transiciones del mundo educativo al laboral, con adquisiciónde unos conocimientos y habilidades básicas que les han de ser de utilidad en elmercado laboral; programas de información, orientación y asistencia al empleo (oautoempleo).Tampoco se olvida el documento (aquí la influencia de la OCDE es clarísima a miparecer) de destacar la menor protección jurídica de que gozan los jóvenes en elmercado de trabajo frente a los mayores o las personas con estabilidad en el empleo, yrecuerda, sin entrar en mayores análisis sobre la bondad de dichas medidas, que algunospaíses del G20 están valorando ―la conveniencia de introducir reformas que tiendan areducir tales diferencias o incluso eliminarlas enteramente‖.17http://www.ilo.org/public/libdoc/jobcrisis/download/g20_2011/revised_policy_note_social_protection_web.pdf18 http://www.ilo.org/public/libdoc/jobcrisis/download/g20_2011/policy_note_youth_start_web.pdf 12
  • 13. D) Por último, fue presentado un documento marco sobre las perspectivas de empleo acorto plazo y los principales retos con los que se van a enfrentar los países del G20 enmateria de empleo en el inmediato futuro19. Se trata de un informe crítico con lasituación actual y que anuncia una situación aún más difícil en los próximos años si nose adoptan medidas adecuadas para crear empleo (como mínimo para recuperar losniveles anteriores a la crisis de 2008), en el que se manifiesta una gran preocupación porel elevado número de personas en situación de desempleo, cerca de 200 millones, unascifras ―cerca del punto máximo registrado durante el momento más crítico de la GranRecesión‖.El informe conjunto de la OIT y la OCDE dice que el empleo debería crecer a una tasaanual de al menos 1,3 por ciento para llegar al 2015 con una tasa de empleo igual a laque existía antes de la crisis. Una tasa de crecimiento de tal grado permitiría crear unos21 millones de empleos adicionales por año, recuperar los puestos de trabajo que se hanperdido desde 2008 y absorber el incremento de la población en edad laboral. Sinembargo, el informe advierte que ―el empleo puede terminar creciendo a una tasa justopor debajo de 1 por ciento (0,8) hasta finales 2012. Ello haría que existiera un hueco deunos 40 millones de puestos de trabajo en el G20 el año próximo, y un hueco muchomayor en el 2015‖.3. Las conclusiones se inspiran lógicamente en las cuatro prioridades de contenidosocial planteadas por la presidencia francesa durante su mandato del G20: favorecer elempleo de los jóvenes y de los colectivos vulnerables; mantener o instrumentarmecanismos de protección social que garantice el acceso de todos los ciudadanos a losservicios sociales esenciales (educación y formación profesional, salud y servicios deempleo), y transferencias sociales a personas que no dispongan de medios desubsistencia; lograr el respeto de los derecho sociales y laborales, promoviendo eltrabajo decente y velando para que se respete su cumplimiento en todo los países y que,al mismo tiempo, no se invoque el cumplimiento de las normas internacionales detrabajo con fines comerciales proteccionistas; favorecer una mejor coordinación entrelas diferentes organizaciones internacionales, de tal manera que la dimensión social seatomada en consideración por todas ellas en sus respectivas políticas.A) Con respecto a los jóvenes y los colectivos vulnerables, el G20 afirma que unaprioridad esencial es asegurar la transición entre los períodos educativos/de aprendizajey el acceso al mundo del trabajo, y pide reformas estructurales asociadas a políticasactivas de mercado de trabajo y a instituciones de trabajo eficaces ―que inciten aincrementan el empleo formal y de calidad‖. Quizás lo más significativo sea lapropuesta de poner en marcha un grupo de trabajo (―task force‖) compuesta porrepresentantes de los países que forman el G20 y que tendría como primera prioridadtratar el empleo de los jóvenes con el objetivo de ―intercambiar experiencias recíprocas,buenas prácticas y respuestas políticas a los desafíos que los países del G20 tienen antesí en materia de empleo‖. Igualmente, se pide vincular estrechamente las políticaseconómicas de protección de las personas desempleadas con las medidas que lespermitan un rápido acceso al empleo.19 http://www.ilo.org/public/libdoc/jobcrisis/download/g20_2011/policy_note_youth_start_web.pdf 13
  • 14. B) En el ámbito de la protección social se resalta la importancia de disponer de unossistemas eficaces de protección que permitan, como la experiencia empírica ya hademostrado, contribuir a reforzar la resistencia frente a los vaivenes económicos,amortiguar el impacto de las crisis y favorecer un reequilibrio del crecimiento a largoplazo. Por consiguiente, las conclusiones recomiendan el desarrollo de niveles deprotección social a definir por cada Estado que permitan un crecimiento fuerte,sostenible y equilibrado y que promueva la cohesión social. La protección debe incluirel acceso a la sanidad, garantía de rentas para las personas de edad y las discapacitadas,prestaciones familiares por hijos a cargo, y prestaciones económicas para personasdesempleadas y para aquellas carentes de recursos, unidas a programas públicos deayuda al retorno al empleo.A tal efecto, los Ministros de Trabajo y Empleo del G20 demandan a las organizacionesinternacionales una mejor coordinación de sus acciones para ayudar a los Estados adesarrollar sus niveles de protección social, así como también que se refuerce lacooperación y el intercambio de conocimientos en los distintos ámbitos territoriales. Lafinanciación de las políticas de protección social pasa por una acción decidida de lospoderes públicos en tal sentido, pero al mismo tiempo los Ministros llaman tambiéntanto a los donantes privados como a las organizaciones no gubernamentales acontribuir a la puesta en marcha de la protección.C) La promoción de la aplicación efectiva de los derechos sociales y laborales esasumida como compromiso por el G20, llamando a una coordinación estrecha con lapolítica de la OIT y con las organizaciones empresariales y sindicales para que ello seaposible, y tomando como punto de referencia el Pacto Mundial para el Empleo adoptadopor la OIT en 2009. No hay aquí novedades a destacar, ya que no creo que seaespecialmente novedoso recomendar a los Jefes de Estado y de Gobierno del G20 quegaranticen el pleno respeto de los principios y derechos fundamentales en el trabajo talcomo están enunciados por la OIT desde 1998, como tampoco lo es la constatación dela importancia de disponer de dispositivos nacionales eficaces para asegurar el respetode las normas internacionales del trabajo, en concreto de ―sistemas eficaces deadministración y de inspección de trabajo‖.D) Por último, los Ministros constatan que reforzar la coherencia de las políticaseconómicas y sociales es esencial para tomar en consideración la dimensión social de lamundialización, y que tal coherencia, tanto a escala internacional como de cada Estado,es fundamental para alcanzar los objetivos marcados ―en materia de empleo, protecciónsocial y derechos laborales‖. De ahí que el documento llame a la plena aplicación de laDeclaración de la OIT de 2008 sobre la justicia social para una globalización equitativa,insistiendo en que ninguna ventaja comparativa puede estar basada en la violación dederechos fundamentales y que no puede invocarse el cumplimiento de las normasinternacionales de trabajo con fines comerciales proteccionistas. Por fin, la mayorcoordinación entre las organizaciones internacionales que trabajan en los ámbitoseconómicos y sociales se considera de primera importancia para discutir conjuntamentede todas las cuestiones que afectan al mundo del trabajo.4. Como siempre, habrá que esperar a ver y saber cómo se concretan estasrecomendaciones. Y a diferencia de etapas históricas anteriores, ahora el tiempoapremia, y millones de personas necesitan medidas de urgencia y que tengan proyección 14
  • 15. de futuro para mejorar sus condiciones de vida y de trabajo y no verse afectados por elriesgo de exclusión social. Especialmente en el ámbito de la UE, la polarización en elmercado de trabajo y el incremento de las desigualdades económicas entre quienes estánen los niveles más altos y aquellos que se encuentran en las escalas inferiores amenazaseriamente la cohesión social, y los estudios realizados por la Fundación Europea parala mejora de las condiciones de vida y de trabajo nos alertan sobre el incremento de estadesigualdad y su impacto social en los colectivos más vulnerables. A la política deempleo europea me refiero a continuación.IV. La política de empleo en el ámbito de la Unión Europea.1. Las orientaciones de política de empleo para el período 2011-2014.En la propuesta de Reglamento del Parlamento Europeo y del Consejo relativo a unprograma de la UE para el cambio y la innovación sociales, presentada el 6 de octubrede 201120, y más concretamente en su exposición de motivos se recogen de forma muyconcreta algunos de los más importantes problemas a los que debe enfrentarse la UE (yque por consiguiente afectan a su modelo social), que recojo a continuación. ― -- elevadas tasas de desempleo, especialmente entre las personas menos cualificadas,los jóvenes, los trabajadores de más edad, los inmigrantes y las personas condiscapacidad;– un mercado de trabajo cada vez más fragmentado, en el que están surgiendo pautas detrabajo más flexibles y otros desafíos que inciden en la seguridad del empleo y en lascondiciones de trabajo;– una mano de obra menguante y una creciente presión sobre los sistemas de protecciónsocial a consecuencia del cambio demográfico;– la dificultad de conciliar el trabajo y las responsabilidades familiares, y conseguir unequilibrio sostenible entre actividad laboral y vida privada, lo que merma el desarrollopersonal y familiar;– un número inaceptablemente elevado de personas que viven por debajo del umbral dela pobreza y en situación de exclusión social.Frente a estos problemas deben actuar las políticas de empleo de la UE, cuyas líneasbásicas se encuentran en las orientaciones aprobadas por el Consejo el 21 de octubre21 yque paso a explicar a continuación.A) Directriz número 7. Aumentar la participación en el mercado laboral y reducir eldesempleo estructural.En el texto presentado por la Comisión, que finalmente se ha convertido en definitivo,se disponía lo siguiente: ―La meta principal de la UE, en la que se basarán los Estadosmiembros para fijar sus objetivos nacionales, es procurar llegar para 2020 a un índice de20 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2011:0609:FIN:ES:PDF21 http://register.consilium.europa.eu/pdf/es/10/st14/st14338.es10.pdf 15
  • 16. ocupación del 75 % de los hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 20 ylos 64 años, incrementando la participación de los jóvenes, los trabajadores de mayoredad y los trabajadores con bajas cualificaciones e integrando mejor a los inmigrantesen situación regular‖. Por su parte, la enmienda, primero, de la Comisión de Empleo yAsuntos Sociales del PE, y después del Pleno, disponía que ―Los Estados miembrosfijarán sus objetivos nacionales en el aumento del índice de ocupación de los hombres ymujeres hasta alcanzar el 75 % en 2020, en particular incrementando la participación delos jóvenes, los trabajadores de mayor edad y las personas con discapacidad eintegrando mejor a los inmigrantes en situación regular. Además, los Estados miembrosfijarán sus objetivos nacionales de tal forma que el porcentaje de los hombres y mujeresentre 20 y 24 años de edad en formación o empleados alcance el 90 %‖. Por su parte, elComité de Empleo se alineó con la tesis de la Comisión y en su informe presentado alConsejo EPSCO de 8 de junio expuso que no creía necesario fijar objetivos vinculantesde empleo a escala comunitaria para los colectivos referenciados, pues ―la tasa deactividad de cada uno de estos grupos y las necesidades correspondientes de actuacióndifieren en gran medida según cada Estado miembro‖, si bien animaba a los Estadosmiembros a definir y establecer sus propios objetivos nacionales al respecto (a títulosólo de ejemplo, entre los criterios recogidos en el anexo II del informe, se incluían losposibles indicadores de objetivos nacionales relativos a los trabajadores migranteslegales, indicándose que podrían ser la tasa de empleo de nacionales de terceros países,o la tasa de empleo de las personas nacidas fuera de la UE con edades comprendidasentre 20 y 64 años).Obsérvese, dicho sea incidentalmente, la referencia concreta a la cobertura de losinmigrantes ―en situación regular‖, referencia que se repite en la directriz número 10dedicada a la promoción de la inclusión social y la lucha contra la pobreza. No creo quese trate de una referencia casual, sino que constata el deseo de los poderes de la UE depotenciar la situación de regularidad de las personas inmigrantes con el pleno ejerciciode sus derechos, dejando sólo, o al menos así me lo parece, la protección básica enmateria de protección social para quienes se encuentren en territorio europeo ensituación irregular.Con respecto a la población femenina, y a la política de la UE en materia de igualdadentre mujeres y hombres, hemos de hacer referencia a la nueva estrategia 2010- 2015,presentada por la Comisión el 21 de septiembre de 201022. Los cinco ejes sobre los queasienta esta nueva estrategia son:a) Adopción de medidas que faciliten la incorporación de un mayor número de mujeresal mercado de trabajo. De esta manera, se contribuye también a intentar alcanzar elobjetivo marcado en la Estrategia Europa 2020 de lograr una tasa de empleo del 75 %de empleo para hombres y mujeres de 20 a 64 años.Tras recordar con satisfacción que de los 12,5 millones de empleo creados en la UEdurante el período comprendido entre los años 2000 y 2009 9,8 millones han sidoocupados por mujeres, la Comisión constata que todavía queda mucho por hacer paramejorar las tasas de empleo de grupos especialmente desfavorecidos en el mercado detrabajo como son las mujeres de edad avanzadas, madres solteras, personas condiscapacidad, inmigrantes y mujeres pertenecientes a minorías étnicas. Se trata de seguir22 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2010:0491:FIN:FR:PDF 16
  • 17. adoptando medidas que interesan a todas las personas, pero que sin duda beneficianespecialmente a las mujeres, que faciliten la conciliación de la vida familiar tales comola puesta en marcha de servicios de acogida (tanto para menores como para personasdependientes de edad avanzada) que sean de buena calidad y con un coste que permitael acceso a los mismos.Por otra parte, la Comisión se detiene de forma específica en la población femeninainmigrante para resaltar que su participación en el mercado laboral es escasa durante lostres primeros años de estancia en el país de acogida, y de ahí que se propongafacilitarles ayuda en el primer período de estancia y hacer un seguimiento,informándoles de sus derechos y facilitándoles el acceso a la educación y a la sanidad.En el bien entendido, que la Comisión destaca que el objetivo de promover la igualdadentre hombres y mujeres debe estar presente en todas las iniciativas relativas a laspolíticas de inmigración y a la integración de los inmigrantes.b) Dictar medidas específicas que aumenten el número de altas ejecutivas en puestos detoma de decisión económica, medida que se comprende fácilmente cuando se conoceque las mujeres son sólo el 10 % de los miembros de los Consejos de Administración desociedades que cotizan en bolsa, y no superan el 3 % del porcentaje de las que ocupancargos de dirección. Se plantea también seguir la progresión hacia el objetivo marcadoel año 2005 de conseguir que sean mujeres el 25 % de las personas que ocupen cargosde responsabilidad en el ámbito de la investigación (19 % en 2009), constatando que esedesequilibrio entre hombres y mujeres ―representa un importante obstáculo al objetoeuropeo de una mejora de la competitividad y de una mejor explotación del potencial deinnovación‖.c) Promover el empresariado femenino y el autoempleo. Se trata de incrementar elnúmero de mujeres emprendedoras en la UE (un 33 % del total según datos de 2008), ypara ello la Comisión confía en la aplicación de la nueva directiva sobre el trabajoautónomo y la puesta en marcha de la iniciativa ―Juventud en movimiento‖.d) Establecer anualmente una jornada europea de la igualdad de remuneración. Segúndatos de Eurostat, las mujeres ingresan de media casi un 18 % menos que los hombresen la UE, si bien las diferencias entre los distintos Estados son importantes, yendo del30,9 % en Estonia al 4,9 % en Italia. Además, se buscará potenciar la participación de lamujer en el mercado de trabajo en ámbitos de actividad ―no tradicionales‖, con citaexpresa de las profesiones verdes e innovadoras, y se premiará a las empresas quepotencien esas políticas de igualdad.e) Colaborar con todos los Estados miembros en la lucha contra la violencia a la mujer,erradicando especialmente la mutilación genital femenina en Europa y fuera de Europa,y asegurar que la legislación europea en materia de asilo tome en consideración lascuestiones de igualdad, de tal manera que se incorporen a los programas financiados porel fondo europeo para los refugiados. La Comisión destaca que la UE puede influir en lapuesta en marcha de políticas de igualdad y de emancipación de las mujeres en el restodel mundo gracias a su política exterior, colaborando estrechamente con todas lasorganizaciones internacionalesB) Directriz número 8. Conseguir una población activa cualificada que responda a lasnecesidades del mercado laboral, promover la calidad del trabajo y el aprendizajepermanente. 17
  • 18. Se mantienen las grandes líneas de las Directrices anteriores, con una llamada específicaa garantizar que todos los adultos puedan conseguir ―un nivel superior de cualificación‖y que las políticas de inmigración e integración sean adaptadas para atenderdebidamente al importante número de personas extracomunitarias que se encuentran enterritorio europeo y que ya están o quieren incorporarse al mercado de trabajo. Laformación permanente se configura como uno de los retos de futuro de la políticaeuropea, para cuya financiación se apunta la conveniencia de que exista unaparticipación de los propios ciudadanos junto a la de los gobiernos y de los empresarios,y para los jóvenes que quieren acceder al empleo por primera vez se propone arbitrarmecanismos adecuados que les permitan acceder directamente al ámbito laboral por lavía de una relación contractual o bien mediante actividades formativas de carácterpráctico pero sin vínculo jurídico contractual.Las nuevas necesidades del mercado laboral pasan por conseguir que la movilidad delpersonal se desarrolle de forma voluntaria en atención a las posibilidades que la mejorade los conocimientos y habilidades profesionales permita, y así se manifiesta undocumento del Comité de Empleo de 7 de octubre de 2010, ―Sacar provecho de lastransiciones‖, que fue conocido y debatido en el Consejo EPSCO de 21 de octubre, y endonde se plantea que cualquier análisis de las transiciones ha de hacerse, no en uncambio de puesto de trabajo sino en los cambios que van a, o pueden producirse, a lolargo de toda la vida, de tal manera que el marco normativo garantizara ―que sereincorporaran fácilmente al mercado laboral después de períodos dedicados al cuidadode familiares dependientes o al estudio, pasando del desempleo al empleo, de laenseñanza y formación al empleo, o cambiando de trabajo a lo largo de toda la vida‖.Para que las transiciones puedan ser provechosas para todas las personas, el Comitéidentifica varias condiciones que deben cumplirse: transparencia del mercado laboral yposibilidades de acceso a la formación para todos; oportunidades de formación paratodos; organización flexible del trabajo y conciliación de la vida familiar y laboral;derechos sociales garantizados y adecuados durante los períodos de transición (es decir,cobertura de protección social adecuada en períodos de interrupción o suspensión de laactividad laboral); servicios de mediación y orientación laboral accesibles (es decir,conocimiento de los puestos de trabajo vacantes en toda la UE); en fin, ―evolución delos trabajadores hacia trabajos dignos y de calidad, como principio importante paralograr una activación real‖.C) Directriz número 9. Mejorar los resultados de los sistemas educativos y de formaciónen todos los niveles e incrementar la participación en la enseñanza superior.El objetivo comunitario es el ya fijado en la Estrategia Europea 2020, es decir reducir elíndice de abandono escolar a un 10 % y el aumento al menos hasta el 40 % de laspersonas con edades comprendidas entre 30 y 34 años que finalicen la enseñanzasuperior o equivalente durante la próxima década.Para el período 2010-2014 se siguen manteniendo los grandes ejes del período anterior,desde el objetivo marco que ha de inspirar toda la política comunitaria en el ámbitoeducativo, cual es el de garantizar el acceso universal a una educación y formación decalidad y mejorar los resultados educativos de la población, permitiéndole adquirir, yasea por vía formal o informal, las competencias fundamentales para triunfar, así se dice,en una economía basada en el conocimiento, ―especialmente en términos de inserciónlaboral, de formación complementaria o cualificaciones en tecnologías de información y 18
  • 19. comunicación‖. Nuevamente se insiste en la necesidad de estrechar los lazos entre elmundo educativo y el laboral, y de adoptar las medidas más adecuadas para prevenir elfracaso escolar.Con respecto a los jóvenes cabe hacer mención especial de la iniciativa ―Juventud enmovimiento‖23 puesta en marcha a partir de la aprobación de la Estrategia Europa 2020.En efecto, la Comisión Europea presentó el 15 de septiembre una importanteComunicación en la que fija los grandes objetivos de la política de juventud para elpróximo decenio, en desarrollo de una de las iniciativas apuntadas como emblemáticasen la Estrategia Europa 2020, la dedicada a impulsar el potencial de los jóvenes ―paralograr un crecimiento inteligente, sostenible e integrador en la Unión Europea‖,refiriéndose a la población comprendida entre 15 y 30 años de edad, aproximadamenteel 20 % de la población europea según datos de Eurostat de 2009.Las actuaciones de la UE para el próximo decenio, según se describe en laComunicación, se concentrarán en cuatro líneas de actuación: la potenciación delaprendizaje permanente para desarrollar competencias claves y mejorar los resultados,teniendo en consideración las necesidades del mercado laboral; la adopción de medidasque incremente el porcentaje de jóvenes que participan en la enseñanza superior oequivalente, por la importancia del conocimiento en la sociedad del siglo XXI y pararesponder a los retos que plantean otros países desarrollados; el reforzamiento de laspolíticas de movilidad en el seno de la UE para conseguir que todos los jóvenes puedanrealizar actividades educativas regladas y formativas laborales en otros Estados; último,pero no menos importante, la adopción de medidas tendentes a la reducción deldesempleo juvenil, cerca del 21 %, de tal manera que se reduzca el número de jóvenesque no participan ni en actividades educativas ni tampoco en laborales, y potenciandoigualmente la puesta en práctica de proyectos emprendedores.La propuesta de la Comisión completa otras ya efectuadas con anterioridad y lasreordena y amplia para abordar los retos del próximo decenio, partiendo de la premisaprevia de que son necesarios niveles de inversión ―mejor orientados, sostenidos yreforzados en educación y formación para lograr una alta calidad en la educación yformación, el aprendizaje permanente y el desarrollo de las capacidades‖.En el último bloque del documento la Comisión apunta la necesidad de adoptar medidaspara crear empleo y reducir el desempleo juvenil, medidas que pasan no sólo porincentivos para facilitar su contratación por cuenta ajena o su establecimiento por cuentapropia, sino también por algo más (aparentemente) sencillo como es el cumplimiento dela normativa laboral y de protección social, y por el establecimiento de redes deseguridad adecuadas que combinen la protección económica con la activaciónprofesional. Hay que adoptar medidas para dar respuesta a una difícil situación de buenaparte de la juventud europea afectada por alguno de los problemas que se enumeran entodos los documentos comunitarios: una salida prematura del ámbito educativo sicualificación: falta de competencias apropiadas y de experiencia profesional; empleosprecarios seguidos por períodos de desempleo; posibilidades limitadas de formación;programas de políticas activas de mercado de trabajo insuficientes o inapropiados.23 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2010:0477:FIN:ES:PDF 19
  • 20. Es decir, se deben adoptar medidas por parte de los Estados miembros para facilitar elacceso de los jóvenes a su primer empleo y el inicio de su carrera profesional, velandoespecialmente por evitar políticas contractuales que contribuyan a la segmentación delmercado laboral; ayudar decididamente a los jóvenes que están fuera tanto del ámbitoeducativo como del laboral (se calcula que son un 15 % de los jóvenes europeos),dándole una prioridad absoluta en las acciones a emprender; proporcionar redes deseguridad que permitan una cobertura económica, con especial atención a los jóvenesmás vulnerables o desfavorecidos, vinculadas a una intervención activa por su parte enactividades formativas o de búsqueda de empleo, afirmándose con claridad en eldocumento que ―las prestaciones se concedan sólo si el joven en cuestión busca trabajoactivamente o si sigue estudiando o formándose‖; apoyo a los jóvenes que deseen poneren marcha proyectos emprendedores, con políticas adecuadas de información,orientación y asesoramiento, así como el soporte del instrumento europeo demicrofinanciación Progress.En la reciente Comunicación de la Comisión Europea de 20 de diciembre de 2011 sobre―Iniciativa para el empleo de los jóvenes‖24, y también en otros documentos dedicados ala juventud, se formulan propuestas en esta misma a los Estados miembros: garantizarque todos los jóvenes que finalicen sus estudios obligatorios puedan trabajar, seguirestudiando o participar en medidas de activación ―en un plazo de cuatro meses‖;vincular muy estrechamente los derechos a prestaciones y las medidas de activación; unaumento importante de la oferta de aprendizaje en la UE, como vía para permitir a losjóvenes adquirir una mejor cualificación profesional y poder insertarse con vocación deestabilidad en el mercado de trabajo, subrayando que ―una progresión del 10 % desdeahora a final de 2012 supondría un total de 370.000 nuevos contratos de aprendizaje‖;en fin, una propuesta muy polémica a mi parecer, y mucho más en el debate actual enEspaña sobre la reforma laboral, cuál es la creación de un ―contrato único indefinido‖cuyo contenido se define de la siguiente manera en la Comunicación: ―con un periodode prueba suficientemente largo y un aumento gradual de los derechos de protección,acceso a formación, aprendizaje permanente y orientación profesional para todos losempleados. Introducir unos ingresos mínimos específicos para jóvenes, así como costesno salariales con discriminación positiva, a fin de que los contratos fijos para jóvenessean más atractivos y aborden la segmentación del mercado laboral, de conformidad conlos principios comunes de flexiguridad‖.D) Directriz número 10. Promover la inclusión social y luchar contra la pobreza.El objetivo a conseguir es la reducción de un 25 % del número de ciudadanos europeosque viven por debajo de los umbrales nacionales de pobreza. De conseguirlo, saldríande la pobreza más de 20 millones de personas. Para definir dicha situación se tomaránen consideración los criterios aprobados por el Comité de Empleo de 8 de junio de2010, que define a la población en situación de riesgo de pobreza o de exclusión comoel número de personas que se encuentran en tal situación de de acuerdo con los tresindicadores siguientes:a) Riesgo de pobreza (personas que vivan con menos del 60% de la renta nacionalmedia).24 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2011:0933:FIN:EN:PDF 20
  • 21. b) Privación material (personas que sufren al menos 4 de las 9 situaciones de privación).c) Personas que viven en hogares de desempleados (población que se define en relacióna una intensidad de trabajo igual a cero o muy baja a lo largo de un año completo a finde reflejar de manera apropiada una perspectiva dinámica de la pobreza vinculada asituaciones de exclusión prolongada del mercado laboral.También se acordó que los Estados miembros serán libres de establecer sus objetivosnacionales sobre la base de los indicadores más adecuados, ―teniendo en cuenta susrespectivas circunstancias y prioridades nacionales‖, y que en este proceso tomarán enconsideración el hecho de que sus objetivos nacionales respectivos ―deberían contribuira la consecución del objetivo a escala de la UE‖. Cabe destacar que la propuesta dereforma del Fondo Social Europeo, a la que me he referido con anterioridad, considerael fomento de la inclusión social y la lucha contra la pobreza uno de los cuatro ejestemáticos de futuro (junto con los de fomento de empleo y movilidad laboral, inversiónen educación, competencias profesionales y aprendizaje permanente, y mejora de lacapacidad institucional y de la eficacia de la administración pública), proponiendodestinar ―como mínimo‖ el 20 % de la dotación económica presupuestada.2. La difícil situación del empleo en Europa y las dificultades para cumplir con losobjetivos de la Estrategia Europa 2020.1. La Comisión Europea presentó el 23 de noviembre de 2011 un conjunto de medidaspara abordar la grave crisis económica en que se encuentran buena parte de los países dela Unión Europea. El documento marco de referencia es el Estudio Prospectivo Anualsobre el Crecimiento de 2012 (EPAC), al que se acompañan varios documentos anexos,dos de los cuales deseo ahora comentar. Se trata del informe sobre cómo avanzan losobjetivos marcados en la Estrategia Europa 202025 y del proyecto de informe conjuntosobre el empleo26.2. ¿Se van cumpliendo los objetivos marcados en la Estrategia Europa 202027 en losámbitos del empleo y la protección social? Recordemos en primer lugar cuáles son:A) El 75 % de la población de entre 20 y 64 años debería estar empleada. Alcanzar esteporcentaje implica incrementar en 6 puntos la tasa de empleo de cerca del 69 %existente en el momento de aprobación de la Estrategia.B) El porcentaje de abandono escolar debería ser inferior al 10 % y al menos el 40 % dela generación más joven debería tener estudios superiores completos. Alcanzar esteobjetivo significaría reducir en 5 puntos la tasa de abandono e incrementar en 9 el depersonas entre 30 y 34 años que finaliza la enseñanza superior. En el análisis de laproblemática educativa-laboral de la población europea, cabe también destacar el datode que cerca del 50 % del alumnado alcanza un nivel de cualificaciones medias ―pero amenudo no adaptadas a las necesidades del mercado laboral‖.25 http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/president/news/documents/pdf/annex_1_en.pdf26 http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/president/news/documents/pdf/annex_3_en.pdf27 http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/president/news/documents/pdf/20100303_1_es.pdf 21
  • 22. C) El riesgo de pobreza debe amenazar a 20 millones de personas menos. O dicho enotros términos, la reducción debe aparejar que un 25 % menos de los europeos de losque estaban en 2010 se encuentren, en 2020, en dicha situación.Pues bien, el documento de la Comisión es pesimista al respecto, en cuanto que sólo seha avanzado en materia de educación desde la aprobación de la Estrategia. La tasa defracaso escolar era del 14,1 % en 2010 (14,4 % en 2009) y de seguir en la misma líneasólo llegaría al 10,5 % en 2020. En cambio, en el acceso a la educación superior elporcentaje ha pasado del 32,3 % en 2009 al 33,6 % en 2010, dato que lleva a creer a laComisión que puede alcanzarse el objetivo previsto del 40 % para las personas entre 30y 34 años.En materia de tasa de empleo el documento constata con preocupación que no se haproducido ningún avance durante este año y que muy probablemente se esté un poco porencima del 68,6 % de 2010 pero bastante por detrás del 70’3 % que había antes delinicio de la crisis. Por consiguiente, siendo estando pendiente de cumplir, y quedamenos tiempos, el incremento de 17,6 millones de personas en el mercado de trabajo, ysi se cumplen todos los objetivos marcados en los planes nacionales de reformas todavíafaltaría entre 1 y 1,3 puntos para alcanzar el objetivo del 75 %. Otro dato importante, ypreocupante, a tomar en consideración, es el incremento del desempleo de largaduración, que supone ya el 40 % del total frente al ―sólo‖ 30 % de hace dos años,habiéndose incrementado el número de personas en hogares con ―muy débil intensidadde trabajo‖ en 12 de los 15 estados miembros para los que hay cifras disponibles.Con respecto a los jóvenes, y al analizar el desarrollo de la iniciativa marco sobre losmismos incluida en la Estrategia (―Juventud en movimiento‖) el documento alertasobre la gravedad de los datos de desempleo (más del 20 %) y plantea la adopción denuevas medidas para permitir su acceso al mercado de trabajo, incrementar lasposibilidades de formación y potenciar su movilidad, sin olvidar efectuar algunareferencia a la polémica figura del ―contrato único‖ de duración indeterminada con elque, siempre según la Comisión, se podría reducir la segmentación del mercado detrabajo, aún cuando creo que sería mucho más efectiva otra de las propuestas como es laactivación de los jóvenes en un período máximo de cuatro meses desde la finalizaciónde sus estudios. Los datos más recientes, y que ponen sobre la mesa la urgentenecesidad de prestar atención al empleo, subempleo y desempleo juvenil, indican que en2010 uno de cada seis jóvenes de 18 a 24 no se encontraba ni en el ámbito educativo nien el mercado laboral, con un incremento de 2,6 puntos desde 2008, y con diferenciasporcentuales muy importantes entre los Estados de la UE (desde menos del 7 % en losPaíses bajos hasta más del 25 % en Bulgaria).Por fin, en el ámbito de lucha contra la pobreza, las previsiones más optimistas, con losdatos disponibles, sitúan su reducción en 12 millones de personas, o incluso un 25 %más si avanzan las estrategias de protección de menores y de lucha contra el desempleode larga duración, pero aún en tal supuesto el documento calcula que llegaríamos a 2020con un 25 % (cinco millones de personas) menos sobre el objetivo marcado deconseguir que, como mínimo, 20 millones salgan de la situación de pobreza.3. El Proyecto de informe conjunto sobre el empleo 2012 tampoco es una miradaprecisamente optimista a la situación del empleo en la UE. Al igual que los informesanuales anteriores, el documento se basa en la aplicación de las Directivas comunitarias 22
  • 23. sobre empleo y su aplicación por los respectivos Estados miembros tal como aparecenen los planes naciones de reformas.El proyecto analiza en primer lugar cuáles son los rasgos más relevantes del mercado detrabajo europeo, y muestra su preocupación por el leve crecimiento del empleoexperimentado en los últimos meses, que además no se distribuye de manerahomogénea en los Estados miembros como ponen de manifiesto los datos facilitadospor Eurostat, de tal manera que el incremento de 1,5 millones de empleo hasta mediadosde 2011 es una cantidad muy pequeña para contrarrestar los 6 millones perdidos desdeel inicio de la crisis. El colectivo masculino ha sido el más afectado, con un impactoespecial para los trabajadores poco cualificados, y jóvenes, en la industriamanufacturera y en la construcción. La crisis ha afectado menos a la población de edadavanzada, y el empleo femenino se está viendo ahora más afectado por el impacto de lacrisis también en sectores (enseñanza, sanidad, servicios públicos en general) donde supresencia cuantitativa es importante. Sobre el desempleo juvenil, las cifras sonsemejantes a las citadas en el documento anterior, si bien lo más preocupante es elincremento de la tasa de desempleo en más de cinco puntos en sólo tres años (del 15,5% de 2008 al 20,9 % en 2010), acompañado de un incremento de la tasa de inactividaddesde el 55,6 al 56,9 % en el mismo período (el incremento de la participación en elámbito educativo probablemente tiene mucho que ver con estas cifras).Con respecto al incremento del número de personas desempleadas en el período 2007-2010, casi el 75 % se debe sólo a cuatro países: España, Reino Unido, Italia y Francia.El desempleo de larga duración supone ya el 43 % del total en el segundo trimestre deeste año, algo que pone de manifiesto, tal como constata el documento, que la salida dela situación de desempleo y el tránsito hacia el retorno al empleo ―es cada vez máslento‖. Además, el incremento de personas desempleadas lleva a una mayorcompetencia por los puestos de trabajo disponibles, y de ahí que salgan perjudicados lostrabajadores menos cualificados, ya que los puestos de trabajos son ocupados poraquellos que tienen mejor cualificación, con independencia de la relación mayor omenor que pueda existir entre aquella y el puesto de trabajo ocupado. Todo ello lleva auna mayor polarización o diferenciación en el mercado de trabajo por la pérdida depresencia de trabajadores de mediana cualificación, y medianos salarios, en los sectoresmanufactureros y de la construcción, acompañado por una disminución importante deingresos de las personas que trabajan involuntariamente a tiempo parcial. No se olvida,no obstante, el documento, de constatar la existencia de desajustes entre puestos detrabajo que se crean y personal cualificado para ocuparlos, alertando sobre la necesidadde una rápida readaptación del personal desempleado para que pueda ser empleado enlos empleos de nueva creación en nuevos sectores o subsectores y que requieren derenovados conocimientos, destrezas y habilidades.El documento alerta sobre el deterioro de la calidad del empleo, dado que el incrementoreferenciado con anterioridad se ha producido en gran medida por el aumento decontratos de duración determinada y por los de jornada a tiempo parcial, combinado conuna disminución de los empleos a tiempo completo (recuérdese en este punto, dicho seaincidentalmente, el dato de la Encuesta de Población activa española del tercertrimestre, en el que un 54 % de las personas que prestan servicios a tiempo parcialmanifiestan que no lo hacen de forma voluntaria). Se pone de manifiesto lapreocupación por el incremento de las personas en riesgo de pobreza (entre las que se 23
  • 24. incluye a los trabajadores pobres por no alcanzar su salario el mínimo necesario parapermitirles salir de esa situación).El proyecto de Informe apunta cuáles son las medidas a adoptar en el próximo futuro,partiendo de la base de que las previstas para el año en curso siguen siendo validas (encoherencia con las orientaciones de política de empleo para todo el período 2011-2014),pero que es necesario ―desplegar un esfuerzo adicional en algunas áreas‖. De tal manerase pide la adopción de medidas que permitan acelerar la capacidad de creación deempleo en la UE, y nuevamente se insiste en la adopción de políticas de flexiseguridad,control de la actividad irregular, promoción de la movilidad geográfica y funcional,mejor funcionamiento de los servicios públicos de empleo y más estrecha relación conlos operadores privados. Como aportación que deseo destacar, y que creo que va en unabuena línea de reforzar la protección social, se encuentra la propuesta de disponer deuna protección adecuada para los trabajadores con contratos de duración determinada yparta aquellos que prestan sus servicios por cuenta propia, dado que ello ―puedeminimizar la precariedad y hacer la actividad más atractiva‖.Hay una atención especial, nuevamente, a los jóvenes, proponiendo avanzar de formadecidida en las medidas apuntadas en la iniciativa marco ―Juventud en movimiento‖,para reducir sustancialmente el número de jóvenes que no pueden acceder al mercadode trabajo y también el de quienes se encuentran fuera del ámbito educativo. Destaca lapetición de una más estrecha implicación y actuación conjunta entre las institucioneseducativas y laborales, agentes sociales y mundo empresarial, con particular atención alos ámbitos territoriales regionales y locales, y una mejor utilización de los fondosestructurales de la UE para crear empleo y reducir desempleo juvenil.La pérdida de capital humano y de calificación profesional son dos grandes problemasque plantea el incremento del desempleo de larga duración en la UE. El documento dela Comisión insiste en la importancia de potenciar itinerarios de inserciónindividualizados que permitan la readaptación y reincorporación al mercado laboral, yuna más estrecha relación entre todos los operadores, públicos y privados, que actúanen el mercado de trabajo. No menos relevante es garantizar una protección socialadecuada para quienes están fuera del ámbito laboral y agotan las prestacionesvinculadas a su anterior presencia en el mercado de trabajo, con lo que el debate sobrelas rentas mínimas, vinculadas a procesos de activación que faciliten la reincorporaciónde personas desempleadas al mundo laboral si se encuentran en condiciones de hacerlo,sigue vigente en toda Europa, y España no es desde luego una excepción como lodemuestran los debates existentes en varias Comunidades Autónoma sobre el mejor usoposible de las rentas mínimas de inserción (que con ese u otro nombre distinto existenen todas ellas y que deban adaptarse a una población sensiblemente superior a lasprevisiones iniciales, como consecuencia de la crisis).Último, pero no menos importante, la referencia a la adecuación entre conocimientosteóricos y prácticos y los puestos de trabajo que pueden ser ocupados, con un renovadoénfasis por parte de la Comisión (no es la primera, ni a buen seguro que será última vez)en el incremento de titulados en ámbitos científicos, el desarrollo de habilidadesempresariales y un uso lo más eficiente posible de los recursos destinados al ámbitoeducativo.V. La política de empleo en el ámbito estatal español. 24
  • 25. 1. La Estrategia de empleo general y la dedicada a los trabajadores de edadavanzada. Los documentos que el gobierno socialista deja a su sucesor.1. ¿Qué ocurrirá con los documentos en materia de empleo aprobados por el gobiernosocialista en la última fase de su mandato? ¿Serán tomados en consideración por elnuevo gobierno del Partido Popular, aunque sólo sea como punto de referencia para unmejor conocimiento de la realidad laboral sobre la que este ha de operar, o seránguardados en un cajón de alguna oficina (o en algún fichero informático) del nuevoMinisterio de Empleo y Seguridad SocialComo uno sólo sabe, o intenta saber, de aquello a lo que se dedica y estudia, no puedoponerme en la piel de la nueva Ministra Fátima Báñez ni del resto del gobierno, y porello el propósito de mi comentario es más académico, ya que voy a examinar loscontenidos más relevantes de dos documentos marco aprobados por el gobiernosocialista para el período 2012-2014, la Estrategia General de Empleo28 y la másconcreta estrategia para las personas de edad avanzada, entendiendo por tales a laspersonas de 55 años y más (como ahí estoy presente, supongo que la voy a estudiar con―cariño‖)29.Pero antes, sugiero también la lectura detallada del reciente informe de la C.S. deCCOO sobre el balance de la economía española en la última década y las propuestas defuturo30, del que sólo destaco en mi texto cuatro puntos que deben merecer especialatención: el progresivo agotamiento de las prestaciones contributivas por desempleo; ladestrucción de empleo a tiempo completo y el crecimiento, aunque limitado, del detiempo parcial; la importante caída de empleo en el sector de la construcción que lleva aque la cifra actual de personas ocupadas (1.370.000) sea similar a la de 1998, algo que ajuicio de los autores del estudio ―da cuenta de la paralización del mercado inmobiliarioy del recorte de la inversión pública en infraestructura‖; gran parte del incremento deldesempleo desde el inicio de la crisis (56 % del total) afecta a personas cuyo nivel deestudios es de enseñanza obligatoria o inferior.2. La Estrategia Española de Empleo 2012-2014 (EEE) fue aprobada por el Consejo deMinistros del 28 de octubre y publicada en el Boletín Oficial del Estado del 19 denoviembre, es decir un día antes de las elecciones generales. Está estructurada en ochograndes bloques: el primero, ubica la EEE en el marco normativo, es decir dóndeencuentra su razón de ser; el segundo, de alcance más teórico, analiza la situación y lastendencias del mercado de trabajo en las que deberían actuar, si el documento se aplica,las propuestas contenidas en la EEE; la relación de la propuesta española con laEstrategia Europa 2020, es objeto de atención detallada en el apartado tercero; acontinuación, los dos bloques siguientes prestan muy detallada atención a cómo hanactuado los servicios públicos de empleo en el marco de la norma reguladora de suactuación, la Ley 56/2003 de 16 de diciembre, de Empleo (recordemos que modificadaampliamente por el Real Decreto-ley 3/2011 de 18 de febrero) y qué políticas activas deempleo se han puesto en marcha, o más exactamente los ―ámbitos‖ de tales políticas,28 http://www.boe.es/boe/dias/2011/11/19/pdfs/BOE-A-2011-18146.pdf29 http://www.boe.es/boe/dias/2011/11/24/pdfs/BOE-A-2011-18500.pdf30 http://www.ccoo.es/comunes/temp/recursos/1/1115304.pdf 25
  • 26. que según el documento pueden concentrarse en nueve grandes campos de actuacióncomo son la orientación profesional, formación y recualificación, oportunidades deempleo y fomento de la contratación, oportunidades de empleo y formación, fomento dela igualdad de oportunidades en el empleo, oportunidades para colectivos con especialesdificultades, autoempleo y creación de empresas, promoción del desarrollo y laactividad económica territorial, y fomento de la movilidad. Los últimos tres grandesbloques del documento son los que se refieren propiamente al futuro del empleo enEspaña, marcando los objetivos de la EEE para su período de aplicación, su periódicoseguimiento y evaluación y, último pero muy importante, la dotación presupuestariapara llevar a cabo todas las acciones y medidas propuestas (24.468.045,27 euros – elgrueso de esa cantidad, casi diez millones y medio de euros para ―oportunidades deempleo y fomento de la contratación -, previéndose la vinculación entre financiación ycumplimiento de objetivos, ―así como corresponsabilidad en la ejecución de lasacciones y medidas incluidas en la misma, en especial en las cofinanciadas por el FondoSocial Europeo y los Servicios Públicos de Empleo autonómicos‖).Conviene explicar los seis grandes objetivos de política de empleo fijados en la EEE,que a mi parecer pueden ser tenidos perfectamente en consideración también por elnuevo gobierno y que toman en consideración la estructura territorial española y eltraspaso de competencias en materia de políticas activas de empleo, de tal manera quecon la EEE se pretende, según las propias palabras del documento, establecer ―objetivoscomunes y reglas coherentes entre el nivel legislativo y el nivel de ejecución de lapolítica de empleo‖.A) La elevación de la tasa de participación en el mercado de trabajo hasta acercarse,aunque sin alcanzarlo, al objetivo de la Estrategia Europea (tasa de empleo del 75 %para la población de 20 a 64 años en 2020, y del 70 % para la población femenina),proponiéndose el objetivo para España del 74 y 68,5 %, respectivamente. Recuérdeseahora que las cuatro directrices en materia de empleo de la Estrategia Europa 2020 sonel aumento de las tasas de participación en el mercado laboral, la mejora de lacualificación profesional, el incremento de la calidad y la mejora del sistema educativo,la promoción de la inclusión social y la lucha contra la pobreza.B) Reducción de la temporalidad y segmentación del mercado de trabajo. El debate es siesa reducción se realiza por la vía de la mejora de las condiciones laborales del personaltemporal o por la de reducción de derechos del personal estable, cuestión obviamenteque no es de menor importancia.C) Potenciar el trabajo a tiempo parcial (¿se recuperarán algunos borradores de cambioslegales que circularon el mes de agosto y que otorgaban una mayor flexibilidad a laarticulación de las horas complementarias?) y la flexibilidad interna en la empresa(flexibilidad que puede ser pactada o unilateral por decisión empresarial, y ahí está unode los debates más importantes del futuro cambio normativo si llega a producirse);D) Mejora y adecuación de las competencias profesionales a las necesidades delmercado (habrá que definir cuáles son esas necesidades en razón de los intereses delconjunto de la ciudadanía y no sólo de un reducido número de intereses). 26
  • 27. E) Promoción de una rápida y adecuada reinserción de las personas en el mercado detrabajo. No habrá desacuerdo político sobre la importancia de los servicios y atenciónpersonalizada en materia de empleo, y la puesta en marcha de políticas formativas queeleven el nivel de cualificación profesional de aquel importante colectivo de personasdesempleadas que así lo necesitan, con un objetivo político de primera importancia cuales conseguir la universalización de la atención personalizada y especializada a laspersonas desempleadas en 2013.F) En fin, la promoción de la igualdad de género en el mundo laboral (no falla el marcojurídico, aunque siempre se puede avanzar por la senda de las medidas de acciónpositiva debidamente seleccionadas para que obtengan resultados positivos).Para seguir cómo evolucionan los objetivos estratégicos marcados en la EEE se diseñanuna serie de indicadores para determinar cómo y de qué forma se avanza en su logro(tasas de empleo de diferentes colectivos, tasas de desempleo, número decontrataciones, número de personas trabajando a tiempo parcial, tasas de abandonoescolar y de población con estudios superiores, etc.)3. Destaco a continuación algunos de los contenidos de la EEE que deben merecer a miparecer una especial atención.A) La EEE pretende ser, de acuerdo a lo previsto en el RDL 3/2011 el fiel reflejo detodas las políticas de empleo que se desarrollan en el territorio español, ya sea en elámbito público o privado y potenciando la complementariedad entre ambos, de talmanera que según sus redactores ello la diferenciaría claramente de ―un mero conjuntode medidas o programas, que es la fórmula que se había utilizado hasta este momentopara articular la normativa de empleo española‖. La EEE opta por apartarse del modelode gestión de la política de empleo ―basado en subvenciones‖ para redefinirlo como ―unmodelo de servicios a la ciudadanía‖, y por actualizar de forma obligada y necesaria elmarco normativo vigente de programas en materia de políticas activas de empleo, ―paraadecuarlo a sus destinatarios y a los distintos territorios en que operan‖. En el enfoqueterritorial deberá prestarse especial atención a la dimensión local por considerarlo ―unmarco idóneo para la detección y aprovechamiento de nuevas posibilidades productivasno explotadas todavía‖, y de ahí que según la EEE resulte imprescindible ―impulsar ygestionar en él actuaciones que tengan por objeto la creación de empleo y la actividadempresarial‖.B) Del análisis efectuado de la situación y las tendencias del mercado de trabajo, cabedestacar el impacto de la crisis desde mediados de 2007, que se concreta en una caídade la población ocupada de más de dos millones de personas hasta mediados de 2011, yen un crecimiento de más de tres millones de personas desempleadas al habersemantenido el crecimiento de la población activa – con un aumento destacado deldesempleo de larga duración -, y todo ello acompañado de un importante incremento delnúmero de personas perceptoras de prestaciones por desempleo (de 1,4 millones en2007 a 2,8 millones en 2011). En cuanto a las tendencias a tener cuenta para elaborar laspolíticas de empleo en el inmediato futuro, hay que partir del proceso de envejecimientode la población; cambios sectoriales y ocupaciones que requerirán ―importantesprocesos de recualificación y recolocación de la población en el mercado de trabajo‖;tendencias mayores requerimientos de cualificación y, en relación directa, más 27
  • 28. dificultades para el acceso o permanencia en el mercado de trabajo de quienes tenganmenores niveles de formación y con especiales dificultades para colectivosdesfavorecidos; desequilibrios internos por razón de las actividades y especializaciónterritoriales; persistencia de desajustes por razón de género; y, salvo que haya unaspolíticas de formación muy adecuadas y proactivas, ―la coexistencia de elevadas tasasde paro con escasez de mano de obra cualificada en algunos sectores u ocupacionesemergentes, con elevados índices de innovación, para los cuales el mercado no habrágenerado aún las competencias profesionales necesarias‖.C) La EEE se detiene con especial atención en los llamados colectivos desfavorecidos,conceptuando como tales los así catalogados en la Ley de Empleo tras la reformaoperada por el RDL 3/2011, aquellos que tienen especiales dificultades para integrarseen el mercado laboral, con referencia expresa a los jóvenes, y dentro de este amplísimocolectivo a quienes tienen déficit de formación, las mujeres, las personas desempleadasde larga duración (más de doce meses inscritos como demandantes de empleo), quienestienen más de 45 años (parece que esta sea una edad maldita para permanecer en elmundo laboral, por las dificultades existentes para la reincorporación cuando se pierdeel empleo), quienes están afectados por alguna discapacidad, aquellos que se encuentranen situación de exclusión social (siempre me he preguntado cómo puede definirse quées un ―excluido social‖), con una mención expresa al impulso de su contratación através de las empresas de inserción, y la población inmigrante, en el bien entendido queen este último supuesto la referencia es obligada al respecto a ley de extranjería, es decirla hipotética protección se centrará en quienes se encuentren en situación de residenciay de trabajo regular en España. La EEE concreta algo más los colectivos a los que sedirige, poniendo el acento en todos los afectados por la crisis y que tengan bajacualificación (es decir, no sólo los procedentes del sector de la construcción), así comotambién a quienes estén aún en el mercado de trabajo pero corran el riesgo de perder suempleo, ―bien por baja cualificación o por necesidades de recualificación en otras áreasprofesionales‖.D) En fin, destaca la especial importancia que la EEE dedica a las políticas de empleodirigidas las personas con discapacidad, y me remito para un mejor estudio de sucontenido a la entrada que dediqué de forma específica a la Estrategia Española deDiscapacidad. Una referencia concreta a las cuantías económicas de las ayudas debemerecer nuestra atención: en el marco competencial coordinado entre la AdministraciónGeneral del Estado y las CC AA las acciones y medidas deberán tener unos contenidoscomunes para todo el Estado, y la financiación estatal aplicable ―no podrá superar lascuantías establecidas para estas medidas‖, pudiendo las CC AA complementar esascuantías ―en el ejercicio de sus competencias y con cargo a fondos propios‖. Seincluyen aquí las medidas dirigidas a facilitar la inserción laboral en el mercadoordinario de trabajo, las medidas estatales para facilitar la inserción en el mercado detrabajo protegido a través de los centros especiales de empleo como subvenciones a lacontratación o bonificación en las cuotas empresariales a la Seguridad Social, y lasmedidas para potenciar el emprendimiento de las personas con discapacidad medianteayudas para el autoempleo y la incorporación a empresas de la economía social.4. Yo soy ―trabajador de más edad‖, terminología con la que se define a las personastrabajadoras de 55 años y más. Bueno, exactamente yo soy trabajador en sentidomaterial y no formal, ya que la relación de empleo del empleado público en régimen 28
  • 29. funcionarial se rige por la Ley 7/2007 de 12 de abril, del Estatuto Básico del EmpleadoPúblico, pero me permitirán que ahora no me detenga en estas cuestiones jurídicas y meconsidere trabajador a todos los efectos. Lo que sí es cierto es que la EEE + 55 sólo seaplica a las personas acogidas a la regulación laboral y durante el mismo período que laEEE ―para todos los demás trabajadores‖, es decir de 2012 a 2014.El texto aprobado por el Consejo de Ministros el 28 de octubre encuentra su origen en elAcuerdo Social y Económico, cuyo punto central de referencia para abordar la situaciónde las personas de edad avanzada en el mercado de trabajo era su mantenimiento en elempleo y la reducción, o supresión, de los incentivos para abandonarlo prematuramente(bajas voluntarias incentivadas, prejubilaciones, …). Por su parte, el RDL 3/2011concedió un plazo de seis meses desde su entrada en vigor para la elaboración de laEstrategia, siendo los objetivos los ya apuntados en el ASE, es decir ―favorecer elmantenimiento en el mercado de trabajo de dichas personas y promover lareincorporación al mismo de aquellas que pierden su empleo en los últimos años de vidalaboral‖.El documento repasa en primer lugar cuál es la situación de estos trabajadores en elmercado de trabajo en España y cuáles son las perspectivas de futuro, tratándose de uncolectivo que significa el 12 % de la población ocupada y el 8 % de las personas ensituación de desempleo. Las tasas de empleo son semejantes a las del conjunto de laEuropa de los 27, pero inferior en cinco puntos a la media de la Unión Europea a 15, esdecir excluidos los países de la Europa central y del este que entraron a partir del 1 demayo de 2004. Un dato relevante a tener en cuenta es el crecimiento de la poblaciónfemenina experimentado desde el inicio de la crisis, situación que probablemente tengamucho que ver con el incremento del desempleo masculino, y otro no menos destacadoes que el nivel de cualificación profesional es globalmente más bajo que el de la mediade la población trabajadora, y que al igual que en el conjunto de esa población la tasa deempleo de las personas con nivel educativo superior es mucho más elevada, casi eldoble, que la media de las personas de dicha edad (63,4 y 36,5 %, respectivamente).A continuación, la Estrategia pasa revista a cómo se contempla la situación laboral delas personas de edad en los países de la UE, que en términos generales, y siguiendo lasDirectrices de la UE en materia de empleo, se concreta en cómo elevar sus tasas deempleo y en el aumento de la edad media de salida del mercado laboral, cifradaactualmente en los 61,4 años. Se pasa revista a las distintas estrategias puestas enmarcha en diversos países, desde aquellas centradas en la consecución del plenoempleo, y que por consiguiente centran sus medidas laborales en garantizar lapermanencia de los trabajadores de edad, hasta las que ponen más su atención en lasmedidas de protección social, o bien un punto intermedio. Parece que las tendenciasmás reciente en Europa apuntan, según el documento ahora objeto de comentario, a laadopción de medidas (formativas, de prevención, sobre condiciones de trabajo) quepotencien la participación en el mercado laboral, o lo que es lo mismo. la mejora de suscondiciones de trabajo y de sus niveles de cualificación y competencias, y la disuasiónde la jubilación anticipada.El texto repasa posteriormente las medidas normativas (en su gran mayoría legales,aunque en el ámbito convencional también hay aportaciones interesantes) que estánvigentes y son de aplicación para el colectivo, recordando que durante buena parte de la 29
  • 30. llamada época de expansión económica la permanencia de los trabajadores de edad nofue el objetivo prioritario, sino que lo fue mucho más la entrada de los jóvenes. Lasmedidas se agrupan en tres grandes categorías: en primer lugar, aquellas que tienen porfinalidad favorecer la permanencia de los trabajadores en el mercado laboral, y sirvacomo ejemplo la jubilación gradual y flexible o las bonificaciones en la cotizacionesempresariales en la Seguridad Social por trabajadores de 59 años o más con contratoindefinido; en segundo término, las que favorecen su reincorporación al mercado laboralcuando pierden el empleo, como los talleres de empleo dirigidos de forma prioritaria amayores de 45 años o las bonificaciones en las cotizaciones empresariales a laSeguridad Social por la contratación indefinida de mayores de 45 años desempleados delarga duración; en fin, las medidas que guardan relación con la edad y las condicionesde acceso a la jubilación, tales como la jubilación anticipada, las cláusulas de convenioscolectivos o los convenios especiales con la Seguridad Social.Los objetivos generales de la Estrategia son cuatro, para cuyo desarrollo se prevéndiversas líneas de actuación, en el bien entendido que debe destacarse la manifestaciónde que las necesidades de empleo que tenga el colectivo de edad avanzada han desituarse en el terreno normativo ―en idéntico nivel de importancia que permitan elacceso al empleo o, en su caso, el mantenimiento en el mismo‖. La elevación de la tasade empleo y la reducción de la de desempleo (primer objetivo) pasa por conseguir laprolongación de la vida laboral del colectivo, con su indudable impacto tanto entérminos de tasas de empleo como en el de la protección social (segundo objetivo),siendo necesario para ello mejorar las condiciones de empleo (tercer objetivo, en el queincluyo también la formación permanente desde etapas laborales más tempranas) ypromoviendo la reincorporación de quienes están fuera del mismo pero sin dejar de ladouna adecuada cobertura de desempleo cuando se encuentren en tal situación y continúenestando disponibles para trabajar (cuarto objetivo).Desde este planteamiento general, se proponen actuaciones en materia de jubilaciónparcial y contrato de relevo, los incentivos generales para el mantenimiento del empleo(básicamente se trata de debatir sobre la eficacia de las bonificaciones en las cuotasempresariales a la Seguridad Social como mecanismo más o menos útil para elmantenimiento de su empleo), el mantenimiento en el empleo de los trabajadoresautónomos (con apoyo en los ámbitos de protección social y financiero), la revisión delas cláusulas de los convenios colectivos sobre jubilación forzosa (proponiéndose unacuidada valoración por parte de los agentes sociales de ―la legalidad, acierto yoportunidad de mantener este tipo de cláusulas en los convenios colectivos‖), laformación a lo largo de toda la vida laboral y no solamente como medida curativacuando se acerca la edad de abandono del mercado laboral o cuando se comprueba laobsolescencia de los conocimientos adquiridos, y en fin aquello que el documentocalifica, y estoy de acuerdo con su planteamiento, ―sensibilización social de los valorespositivos del trabajo de los trabajadores y trabajadores de más edad‖.Con respecto a la mejora de las condiciones de trabajo, la estrategia apuesta pormedidas de flexibilidad interna que eviten el recurso, ahora casi obligado, a la jubilaciónparcial, sugiriendo que se estudie con detenimiento la posibilidad de reconocer underecho de los trabajadores de edad a la reducción de jornada con reducciónproporcional de salario (al igual que ya existe para el cuidado de los hijos menores deocho años o para familiares dependientes); igualmente, se enfatiza la necesidad de llevar 30
  • 31. a cabo una evaluación periódica de los riesgos para la seguridad y salud en el trabajo,tanto los de carácter físico como los psíquicos (en atención a las duras condicionesactuales en este último ámbito en muchos centros de trabajo), apuntándose laconveniencia de potenciar la movilidad funcionar por razones de seguridad y saludlaboral y la adaptación de los puestos de trabajo como vías que eviten la salida delmercado laboral.Respecto a la reincorporación al trabajo de quienes estén fuera del mercado laboralinvoluntariamente, se apunta la conveniencia de fomentar la orientación profesional yactivación para el empleo, sugiriéndose una medida que sin duda sería polémica deponerse en práctica, cuál es la adaptación de la normativa sobre trabajos temporales decolaboración social con las prestaciones por desempleo, de tal manera que dichostrabajos (en bastante desuso en el momento presente) ―se dirijan preferentemente abeneficiarios de esas prestaciones que hayan estado desempleados durante más de unaño y que sean mayores de 55 años‖. También las políticas de formación para mejorar lacualificación de este colectivo se presentan como apropiadas, a los efectos de conseguirla validación de los conocimientos tanto formales como informales que se posean, y conpropuestas concretas de mejorar el nivel formativo de las trabajadoras de edad ―encualificaciones relacionadas con servicios de restauración, personales, protección yvendedores‖.Desde la perspectiva de incentivar esta reincorporación, se apunta una propuestainteresante aunque con un coste económico que haría necesaria un detallado estudiopara valorar su eficacia, en el bien entendido que sí se conjuntarían las políticas activasy pasivas de empleo: es el supuesto de completar por parte del SPEE la cotización a laSeguridad Social durante un período mínimo de dos años, hasta el 125 % de la basemínima, cuando el trabajador percibiera un salario inferior a la cuantía de la prestaciónpor desempleo. El documento lanza también otra propuesta para desincentivar lapermanencia en el desempleo, cual es la de complementar el salario hasta el 125 % de laprestación contributiva por desempleo cuando el desempleado ―acepte un empleo demenor remuneración durante el período de cobro de la prestación contributiva‖. No sedescarta tampoco , aunque sin concretar, la posibilidad de adoptar medidas especialespara este colectivo que se inspiran en los planes de apoyo para sectores específicosadoptados en los últimos años (textil, calzado, juguete, etc…).El documento no olvida plantear medidas de apoyo para facilitar la puesta en marcha deproyectos de economía social, ya sea como trabajadores autónomos o en supuestos deincorporación a empresas de ese tenor (sirva como ejemplo el incremento de la cuantíamáxima que puede capitalizarse de la prestación por desempleo). No se descarta elestablecimiento de un marco normativo que vincule la protección por desempleo através de la renta activa de inserción con la disponibilidad para el trabajo, la supresiónde las cláusulas de no competencia e incompatibilidad para el trabajo, ahora muyfrecuentes en caso de jubilaciones ―voluntarias‖ por expedientes de regulación deempleo, y medidas especiales por medio de la utilización del Fondo Europeo deAdaptación a la Globalización.2. La Estrategia española de discapacidad. 31
  • 32. 1. El Consejo de Ministros del 14 de octubre de 2010 aprobó la Estrategia Españolasobre discapacidad 2012-202031. El objeto de mi comentario es efectuar un brevecomentario de la Estrategia en todo aquello que se refiere al empleo de las personas condiscapacidad. Su estudio más detallado ha de hacerse en estrecha relación con laEstrategia Española de Empleo, aprobada dos semanas más tarde por el Consejo deMinistros, que dedica una parte de su contenido a las medidas de política de empleopara las personas con discapacidad.Una primera, y obligada, referencia previa, es la Ley 26/2011 de 1 de agosto, deadaptación de la normativa española a la Convención de la ONU sobre los derechos delas personas con discapacidad. En el ámbito del empleo la ley toma en consideración laEstrategia global española de acción para el empleo de las personas con discapacidad,aprobada por el Consejo de Ministros el 26 de septiembre de 2008, en concreto suobjetivo 4 de promover una mayor contratación de personas con discapacidad en elmercado de trabajo ordinario, y a tal efecto la disposición final primera llama algobierno a promover, en el plazo de un año desde la entrada en vigor de la norma laadopción de las medidas necesarias para ―a) asegurar el cumplimiento de la cuota dereserva del dos por ciento de los puestos de trabajo para personas con discapacidad enlas empresas de más de 50 trabajadores mediante contratación directa; b) Establecercondiciones en los contratos de trabajo del sector público relacionadas con el porcentajede empleo de las personas con discapacidad en la ejecución de los mismos; c) Evaluarlas medidas existentes y estudiar medidas alternativas que conduzcan al aumento de lacontratación en el empleo ordinario, al objeto de configurar un conjunto de medidas máseficientes‖.La norma también encuentra muchos puntos de concordancia con la Estrategia europeasobre discapacidad para la presente década, presentada por la Comisión el 15 denoviembre de 201032, en la que se propone como objetivo general ―un compromisorenovado para una Europa sin barreras‖, y que en el marco de las competenciasrespectivas de la UE y de los Estados miembros ha de proporcionar ―un marco deacción a escala europea y nacional‖ para analizar las distintas situaciones de laspersonas con discapacidad, poniendo en marcha un proceso que tiene por finalidad―capacitar a las personas con discapacidad, de manera que puedan participar plenamenteen la sociedad, en unas condiciones de igualdad con el resto de la población‖. Porconsiguiente, desde el plano jurídico la Estrategia identifica qué acciones puedenllevarse a cabo por la UE como complemento de las puestas en marcha por los Estados,y concreta como debe aplicarse la Convención de la ONU sobre los derechos de laspersonas con discapacidad en el marco de la política europea. A tal efecto, cabe recordarque el artículo 33 del citado texto dispone que Los Estados Partes, de conformidad consu sistema organizativo, ―designarán uno o más organismos gubernamentalesencargados de las cuestiones relativas a la aplicación de la presente Convención yconsiderarán detenidamente la posibilidad de establecer o designar un mecanismo decoordinación para facilitar la adopción de medidas al respecto en diferentes sectores y a31http://www.observatoriodeladiscapacidad.es/sites/default/files/Estrategia%20Espa%C3%B1ola%20Discapacidad%202012-2020%2014-10-11%20definitivo.pdf32 http://eur-lex.europa.eu/LexUriServ/LexUriServ.do?uri=COM:2010:0636:FIN:ES:PDF 32
  • 33. diferentes niveles‖, y que también de conformidad con sus sistemas jurídicos yadministrativos, ―mantendrán, reforzarán, designarán o establecerán, a nivel nacional,un marco, que constará de uno o varios mecanismos independientes, para promover,proteger y supervisar la aplicación de la presente Convención‖.La tesis central de la Estrategia europea, en el ámbito del empleo, es posibilitar quemuchas personas con discapacidad obtengan ingresos por actividades laborales en elmercado de trabajo ―abierto‖, y al mismo tiempo incrementar la tasa de empleo que sesitúa alrededor del 50 %. No hay propuestas concretas de nuevas medidas por parte dela UE sino solo un mejor desarrollo de todas las posibilidades existentes y que permitenapoyar y completar las políticas nacionales, con mención expresa a la intervención delFondo Social Europeo y a la promoción del uso del Reglamento (CE) nº 800/2008 de laComisión, general de exención de categorías, ―que permite conceder ayudas estatalessin notificación previa a la Comisión‖. En el mismo plano de intervencióncomplementaria, la Comisión anuncia que intensificará su apoyo a las iniciativasvoluntarias que promueven la gestión de la diversidad en el lugar de trabajo (―cartas dela diversidad‖). Ahora bien, para mejorar las perspectivas de empleo un requisito previoen la mayor parte de ocasiones es la mejora del nivel educativo y ahí hay mucho todavíapor hacer con las personas con discapacidad como se constata en la nueva Estrategia,con especial atención en el ámbito de la enseñanza post-obligatoria y permanente,constatándose que en el grupo comprendido entre los 16 y 19 años ―la tasa de personascon limitaciones importantes que no prosiguen sus estudios se sitúa en el 37 %, frente aun 25 % de las personas con ciertas limitaciones y un 17 % de las personas sinlimitación alguna‖. La mejora de la educación posibilita la mejora del acceso al empleoy también la mejora del acceso a los sistemas de protección social, sistemas que han detomar en consideración las necesidades concretas de las personas con discapacidad,limitándose la Estrategia en este punto a prever el apoyo a los Estados miembros en lasmedidas que adopten al respecto, ―a través de los intercambios de información sobrepolíticas y del aprendizaje mutuo‖.Una vez que el Estado español ha adaptado su normativa interna a la internacional, se haconsiderado que ha llegado el momento para la aprobación de la estrategia española,que según sus redactores ―profundiza en el proceso aplicativo de la citada Convención‖.La estrategia sigue, pues, el modelo de la Convención que contempla un cambio radicalen la percepción de la discapacidad y que ―consagra definitivamente… el paso delmodelo médico asistencial al modelo de derechos humanos3. La nueva Estrategia española se inspira en las normas internacionales y europeasdictadas en materia de discapacidad, con una referencia novedosa al Informe mundialsobre la discapacidad de la Organización Mundial de la Salud y del Banco Mundialelaborado en 2011, en el que se propone para cada país ―adoptar una estrategia y unplan de acción nacionales sobre discapacidad‖, que deberá implicar a todo el espectro desectores y partes interesadas. En la introducción se destaca además el esfuerzo delgobierno español por mejorar la aplicación del principio de igualdad de oportunidades ygarantizar el acceso, y mantenimiento, al empleo de las personas con discapacidad,incluso en época de crisis, con aportación de datos que demuestran el incremento delnúmero de contratos efectuados a personas con discapacidad desde el inicio de la crisisen 2008, en el bien entendido que si bien los porcentajes de aumento son relevantes elnúmero total de contrataciones es aún muy reducido. 33
  • 34. A) La primera parte de la estrategia se dedica al diagnóstico de la situación, a unarecopilación y ordenación de los datos estadísticos disponibles sobre la situación de laspersonas con discapacidad en España. Gran parte de los datos provienen de la Encuestade Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD), realizadapor el Instituto Nacional de Estadística en 2008, con actualización de los datos deempleo según los registros de la Encuesta de Población Activa y de los ServiciosPúblicos de Empleo. La cifra global es de 3.84799 personas que declaran tener algúntipo de discapacidad, un 8,5 % de la población, con mayor presencia femenina (enespecial a partir de los 45 años), con un 20 % de hogares en los que vive alguna dedichas personas. Si también se contabiliza a las personas que residen en centros(públicos o privados), un total de 290.530, la cifra final ascendía en 2008 a 4.077.977personas. Los principales grupos de discapacidad son los de movilidad (2,5 millones, el6 % de la población), vida doméstica (2 millones, el 4,9 %) y autocuidado (1,8 millones,4,3 %). Datos más recientes del Instituto Nacional de Estadística sobre las personas condiscapacidad en el mercado de trabajo ponen de manifiesto que 1.171.900 personasentre 16 y 64 años tienen certificado de discapacidad (3,8 % del total de la población enedad laboral), que la tasa de actividad es del 36,2 % (frente al 75,9 % de las personas sindiscapacidad) y que la tasa de desempleo era del 23,3 % en 201033.B) La segunda recoge los principios inspiradores de la estrategia, que lógicamente sebasan en la Convención de la ONU, la leyes estatales 26/2011 de 1 de agosto, ya citada,y la más lejana en el tiempo Ley 51/2003 de 2 de diciembre, de igualdad deoportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas condiscapacidad. Recuérdese que esta última ley definió como persona discapacitada a todaaquella a la que se le reconozca un grado de minusvalía igual o superior al 33 %, y quees precisamente ese porcentaje, como mínimo o en cuantía superior, el que se toma enconsideración para generar el derecho a los beneficios establecidos en las medidas defomento del empleo para el mercado ordinario de trabajo a favor de los discapacitados,así como para que estas personas puedan ser contratadas en prácticas o en formación ental mercado.Desde la perspectiva de la política de empleo me interesa destacar el principio de nodiscriminación, igualdad de trato ante la ley e igualdad de oportunidades, con inclusiónexpresa (y ello tiene especial importancia en el ámbito de las medidas de fomento deempleo) de la posible adopción de medidas de acción positiva ―orientadas a evitar ocompensar las desventajas de una persona con discapacidad para participar plenamenteen la vida política, económica, laboral, cultural o social‖. Igualmente, el detransversalidad de las políticas en materia de discapacidad, que por consiguiente debeninteresar no sólo a esas personas sino que también deben coadyuvar ―a la consecuciónde objetivos de carácter general y estratégico de toda la población y de todas laspolíticas‖. Por fin, el de economía de la discapacidad, entendiendo por tal el efectopositivo que las políticas de atención a la discapacidad tienen sobre los serviciossociales y los dispositivos de apoyo, ―cuyo valor estimado supera los 30 mil millones deeuros según la UE‖ y que también impacta de forma positiva sobre el crecimiento delempleo en las nuevas profesiones y actividades relacionadas con la atención y33 http://www.ine.es/prensa/np690.pdf 34
  • 35. promoción de esas personas, muchas de las cuales, añado yo ahora, se han desarrolladodurante mucho tiempo en el seno del hogar familiar.5. El marco de actuación de la Estrategia española ha de tomar como punto dereferencia ineludible la Estrategia Europea 2020 y su concreción y desarrollo en Españapor el Programa nacional de reforma aprobado a finales de abril de este año, y enconcreto los tres objetivos que afectan directa o indirectamente a la política de empleo;es decir, el aumento de la tasa de población ocupada hasta el 75 % en 2020, la reducciónde la tasa de abandono escolar prematuro al 10 % y el incremento hasta el 40 % de laproporción de personas entre 30 y 34 años con estudios superiores, y la reducción en un25 % (alrededor de 20 millones de personas) de la población con riesgo de pobreza oexclusión. Con la adopción de medidas concretas dirigidas a las personas condiscapacidad se pretende tanto coadyuvar a cumplir los objetivos marcados a escalaespañola en general, en desarrollo de los objetivos europeos, como ―afianzar losderechos ciudadanos de las personas con discapacidad‖.En especial, destacan las referencias al primer objetivo, el incremento de la tasa deempleo en la UE hasta 75 % (74 % en España) de las personas con edadescomprendidas entre los 20 y 64 años, criticándose en la estrategia española que no hayareferencias a las personas con discapacidad, en cuanto que este colectivo es uno de losque posee ―mayor potencial para mejorar este indicador, por número y por su posiciónrelativa frente al resto de la población activa en cuanto a este indicador se refiere‖.A) La Estrategia aporta, para cada uno de estos tres objetivos, los datos estadísticos deEspaña, con diferenciación entre personas con y sin discapacidad, el dato actual de laUE-27, el objetivo de la Estrategia Europea 2020 y el objetivo fijado en el PlanNacional de Reformas, para demostrar como un avance de la presencia en el empleo yen la educación, y una reducción en el número de personas con discapacidad ensituación de exclusión social, tienen un impacto muy positivo sobre la mejora de losdatos globales españoles. A título de ejemplo significativo, repárese en que la tasa deempleo en España (20-64 años) de la población sin discapacidad es de un 70,4 %, quese reduce drásticamente hasta el 28,8 % para quienes padecen alguna discapacidad (ymucho más para las mujeres, 23,92 % que para los hombres 34,23 %), de tal maneraque el incremento de la tasa de empleo de las personas con discapacidad repercutiríapositivamente tanto en el empleo global como en la reducción del montante económicode las prestaciones contributivas y asistenciales (especialmente estas últimas) queperciben aquellas personas.B) En el ámbito de la educación, o más exactamente el abandono escolar prematuro(perdonas entre 18 y 24 años que no han completado la educación secundaria superior),mientras que la tasa global en España es del 31,9 % y para la UE ―sólo‖ del 14,9 % (elobjetivo 2020 de la UE es el 10 %, y el de España el 15 %), la tasa de abandono de lapoblación con discapacidad en nuestro país alcanza el 53,8 % (en este caso con menordiferencia entre hombres y mujeres que en las tasas de empleo – 55,48 % los hombres y51,31 % las mujeres).Las diferencias sí son importantes entre la población de 30 a 34 años que tiene estudiosde educación superior, un 39,8 % en España, que es ligeramente superior (40,4 %) parapersonas sin discapacidad, y mucho más bajo (19,3 %) para quienes sí la sufren (con 35
  • 36. una presencia muy baja masculina, 15,48 %, frente a una femenina que la supera ennueve puntos, 24,49 %). Recuérdese que el total de la UE es 31,1 % y que el objetivomarcado para 2020 es alcanzar el 40 % (44 % para España). En el documento seanalizan y concretan cómo puede impactar una reducción del abandono escolar y unamejora de la actividad en estudios superiores para mejorar los objetivos globales.C) Por fin, en el ámbito de la pobreza, las personas que están por debajo del umbral sonel 19,6 % en España (mucho más elevado, el 30,5 % para las personas condiscapacidad—28,63 % los hombres y 31,74 % las mujeres --), mientras que el total dela UE es del 16,5 % y el objetivo marcado para 202 es el del 14,9 %. La reducción de latasa de pobreza al 22,9 %, unas 265.000 personas, permitiría reducir la tasa de pobrezaglobal en España en más de 6 decimas según los autores de la Estrategia.6. El documento marca un objetivo estratégico y unos objetivos principales que han dealcanzarse. El principal, como ya he indicado con anterioridad, es el de coadyuvar alcumplimiento de la estrategia europea y del plan nacional de reformas, mientras que losprincipales tienen como razón de ser contribuir a lograr el principal: accesibilidad,conocimiento, participación, igualdad (con inclusión de medidas de acción positiva) yno discriminación. Por consiguiente se pretende que las personas con discapacidadpuedan disfrutar de sus derechos y que tanto la sociedad en su conjunto como talespersonas ―puedan beneficiarse plenamente de la aportación de estos en la economía,generando oportunidades y afianzando derechos‖.Por fin, la estrategia concreta los ámbitos de actuación y las medidas estratégicas, asícomo el plan de acción divididos en dos fases (2012- 2015, y 2016-2020 en la que seajustarán los objetivos a alcanzar una vez se haya procedido a la evaluación de laprimera etapa y de sus logros). Las medidas a adoptar deben serlo tanto por el Estadocomo por las Comunidades Autónomas en el ámbito de sus competencias, de tal maneraque deberán ser coordinadas y consensuadas entre todas las administraciones.En el ámbito del empleo, tras constatar el impacto positivo de la estrategia globalaprobada en 2008, con el incremento del número de contratos efectuados a las personascon discapacidad (51.577 contratos en 2009, 61.128 en 2010, y 42.178 hasta el mes deagosto de este año) se proponen cuatro medidas estratégicas, siendo especialmentedestacable la propuesta, a incorporar en la Estrategia española de Empleo, de garantizarunos mínimos comunes para todas las Comunidades Autónomas respecto a las medidasa aplicar y las cuantías de las ayudas y subvenciones; igualmente, se propone ―Impulsarel desarrollo de empleabilidad de un número creciente de personas con discapacidadpara garantizar el cumplimiento del objetivo general de empleo del Programa Nacionalde Reformas de España 2011‖, ―promover las actuaciones precisas para fomentar ydesarrollar la Nueva economía de la Discapacidad‖, y ―Promover actuacionesespecíficamente dirigidas a impulsar la incorporación de las mujeres con discapacidadal mercado laboral, en igualdad de oportunidades‖. 36
  • 37. VI. ¿Cuáles son los colectivos que tienen más dificultades para acceder al mercadolaboral? 34A) Esta pregunta debe merecer mi análisis y reflexión, para que no nos olvidemos de lasdiferencias que se dan en la práctica en más de una ocasión entre los marcos jurídicos deteórica igualdad de oportunidades y las condiciones en que se desenvuelven lasrelaciones de trabajo para muchas personas que trabajan o que buscan activamentetrabajo.Ciertamente, los colectivos que solemos llamar desfavorecidos o que tienen difícilacceso al mercado de trabajo necesitan de medidas de apoyo y protección, y a ello sedirige entre otras la importante Ley 44/2007 de 13 de diciembre, por la que se regulanlas empresas de inserción . Ahora bien, creo que sería importante reflexionar sobre lasdiferencias entre las personas en situación de riesgo o exclusión social y el conjuntomás general de colectivos desfavorecidos, y también que nos planteemos como lanormativa de fomento de empleo está ampliando cada vez más el radio o campo deacción de las personas trabajadoras ―no favorecidas‖, y como cada vez es más reducidoel colectivo incluido en el grupo de personas ―favorecidas‖, es decir los trabajadoresvarones de 31 a 45 años, no discapacitados y de nacionalidad de un Estado miembro delEspacio Económico Europeo. Dejo aquí planteada la reflexión de la necesidad de unapolítica de empleo que seleccione de forma más adecuada las personas que tienenrealmente dificultades de acceso al mundo laboral y que deben ser sujetos necesitadosde especial protección.En los colectivos desfavorecidos incluimos, como regla general a jóvenes, mujeres,desempleados de larga duración (aquellos que llevan como mínimo doce meses inscritoscomo demandantes de empleo en las Oficinas de los Servicios Públicos de Empleo),mayores de 45 años, personas discapacitadas y, en especial en los últimos años dadoque anteriormente no eran tomados en consideración, inmigrantes, con mayor o menorénfasis según las diferentes normas en la situación administrativa y laboral en que seencuentren. Algunos documentos concretan más el perfil de alguno de estos colectivos,como se comprueba en un Informe aprobado por el Congreso de los Diputados endiciembre de 1997 , en el que se incluían como personas que sufren mayor riesgo desituarse en la exclusión social (obsérvese bien que no se trata sólo de personas conproblemas laborales, sino también que pueden tenerlos de otra índole) a ―parados delarga duración, trabajadores sin cualificación, jóvenes hasta 25 años que no hanencontrado aún su primer empleo, madres solteras sin empleo, titulares de familiasmonoparentales, ancianos, emigrantes, minusválidos, minorías étnicas y refugiados‖.Ahora bien, desde ámbitos bien conocedores de la problemática femenina se han hechoobservaciones fundadas y críticas, y me parece obligado recogerlas aquí, sobre lainclusión genérica del colectivo femenino en el grupo de los más desfavorecidos; deesta forma se manifestaba la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad deOportunidades del Parlamento Europeo el año 2000, al afirmar que la problemática queafecta a la mitad de la población es específica, y que por ello ―no puede asimilarse aotros grupos de personas desfavorecidas, ya que constituye una categoría única que34 De especial interés para el análisis de las políticas de empleo es el estudio de la profesora de laUniversidad Pablo Olavide Mª J. Gómez-Millán Herencia, Colectivos destinatarios de las políticasselectivas de empleo. Ed. Laborum, Sevilla, 2011. 37
  • 38. corta transversalmente cualquier otra categoría o división social, sea cual sea sunaturaleza. Además, (las mujeres) pueden sufrir una doble discriminación si seencuentran dentro de estos grupos sociales más desfavorecidos‖. En este ámbito dereflexión cobra ahora importancia la Ley Orgánica 3/2007 de 22 de marzo, de igualdadentre mujeres y hombres , que tiene como objetivo principal, según dispone el artículo1, ―hacer efectivo el derecho de igualdad de trato y de oportunidades entre mujeres yhombres, en particular mediante la eliminación de la discriminación de la mujer, seacual fuere su circunstancia o condición, en cualesquiera de los ámbitos de la vida y,singularmente, en las esferas política, civil, laboral, económica, social y cultural para, enel desarrollo de los artículos 9.2 y 14 de la Constitución, alcanzar una sociedad másdemocrática, más justa y más solidaria‖.B) Doy ahora mi parecer, que coincide en buena medida con los criterios defendidos ennormas comunitarias y españolas, sobre qué colectivos debemos considerar como dedifícil acceso al mercado de trabajo y para los que debemos articular medidas de apoyoadecuadas como una manifestación clara y expresa de la solidaridad hacia las personasque menos tienen. Se trata de los perceptores de las rentas mínimas de inserciónestablecidas por las Comunidades Autónomas; quienes se encuentren en situación dedesempleo de larga duración; aquellos jóvenes que no hayan finalizado el proceso deescolarización obligatoria y que se encuentren en situación de desempleo; losinmigrantes que se encuentran, de forma involuntaria, en situación administrativairregular; personas extoxicómanas que se encuentren en proceso de rehabilitación einserción social; personas internas en centros penitenciarios que puedan acceder a unempleo en razón de su régimen penitenciario, así como también exreclusos que seencuentren en situación de desempleo de larga duración. Como puede comprobarse, nohay una referencia específica a las mujeres, en el bien entendido que las podemosencontrar dentro de todos los colectivos a los que me acabo de referir. Para todos estoscolectivos ha habido en los últimos años medidas específicas de incentivación de lacontratación indefinida o temporal. También nos podemos acercar al examen de estoscolectivos desde una perspectiva más cercana al terreno, es decir, cuáles son losatendidos por organizaciones sociales, y un reciente informe de Cruz Roja de Cataluña35indica que su actuación se dirige mayoritariamente a las personas inmigrantes, seguidasde las mujeres con especiales dificultades, personas reclusas o exreclusas, mayores de45 años, víctimas de violencia de género, desempleados de larga duración, jóvenes enriesgo de exclusión, etc.…VII. Ideas y propuestas de actuación para mejorar la igualdad de oportunidades yla inclusión social de los colectivos más desfavorecidos.A) Los cambios que se han producido en el mundo del trabajo durante los últimos añoshan sido muchos y cada vez más rápidos y acelerados. La sociedad cambia cada día apasos acelerados, y el mercado de trabajo debe enfrentarse a las nuevas realidades, y deahí que el conocimiento de la realidad es imprescindible para cambiar todo aquello quesea necesario en orden a lograr una sociedad más justa y solidaria.a) La política de empleo española ha de elaborarse de acuerdo con las Directricescomunitarias en materia económica y de empleo. Los ámbitos prioritarios de los Estadosmiembros de la UE, y por consiguiente de España, en materia de política de empleo35 http://www.slideshare.net/CreuRojaCatalunya/2n-estudi-observatori 38
  • 39. deben seguir siendo posibilitar el acceso, y posterior mantenimiento, de cada vez unmayor número de personas en el mercado de trabajo, combinando el incremento de laoferta de mano de obra con la modernización de los regímenes de protección social;mejorar la adaptabilidad tanto de los trabajadores como de las empresas; en fin, mejorarla enseñanza y las capacidades de las personas, mediante una importante inversión en elcapital humano. El desarrollo de estas propuestas debe llevar a que los Estadosmiembros fomenten el pleno empleo, la mejora de la calidad y la productividad en eltrabajo, y la cohesión económica, social y territorial36.b) Dado que la gestión de las políticas de empleo está transferida a las ComunidadesAutónomas, la política de empleo del gobierno español ha de hacerse en estrecharelación con las autonomías, con una participación activa de la Conferencia Sectorial deAsuntos laborales. Hay que sumar esfuerzos, y nunca restar, en la tarea de creación deempleo y de reducción del desempleo. También debe haber una implicación activa delas Administraciones Locales, ya que son las que conocen de primera mano la realidaddel empleo en su territorio. Y debe darse también una participación muy estrecha de losagentes sociales.c) La política laboral y de empleo ha de apostar por la implicación del personal en lamarcha de sus empresas, así como por una adecuada cualificación profesionalconstantemente adaptada a los cambios en los procesos y actividades productivas;ambas acciones se configuran como piezas básicas para avanzar en el camino delfortalecimiento de nuevos modelos organizativos empresariales que apuesten porpotenciar la calidad y la estabilidad y no la precariedad. La UE enfatiza que todos losEstados aborden el fracaso escolar desde las fases tempranas de la vida educativa, conprogramas que familiaricen a los jóvenes con el mundo laboral, y con la preparación―para una vida de aprendizaje permanente de modo que puedan adaptar suscualificaciones a lo largo de sus vidas laborales‖. En esta línea, probablemente haya queadoptar las medidas adecuadas para corregir una desigual situación educativa de lapoblación española, que concentra todavía un volumen importante de población conestudios primarios y una población universitaria con tasas más elevadas que en elpromedio de la UE, mientras que por el contrario, y según los datos de la Organizaciónpara la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) , disponemos de una poblaciónreducida en términos porcentuales que hayan cursado las enseñanzas medias y laformación profesional.d) Hemos de seguir apostando por potenciar la igualdad de acceso al mercado de trabajoy de condiciones reales de trabajo entre hombres y mujeres. La Comisión Europea semarca estos objetivos que comparto plenamente: la eliminación de las diferenciassalariales; el refuerzo de la perspectiva de igualdad en las políticas de empleo; lapotenciación de las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral; la adopción deun enfoque de las cuestiones relacionadas con los cambios demográficos que sirva paraapoyar la igualdad entre hombres y mujeres; aprovechar todas las posibilidadesofrecidas por los Fondos y la nueva política de cohesión; conseguir que se transfieran lomás rápidamente posible a los marcos jurídicos nacionales la Directiva refundidora de36 Sobre la cohesión social, vid Rodríguz Cabrero G (director) Servicios sociales y cohesión social. CES,Madrid, 2011. 39
  • 40. las normas sobre igualdad entre mujeres y hombres, y la Directiva de igualdad de tratoen el acceso a bienes y servicios y su suministro.e)) La inmigración sigue siendo un elemento destacado de diferenciación respecto denuestro marco de análisis de la realidad económica y social española con respecto a loque ocurría hace una década. Ante la difícil situación económica y social actual nuestroreto es garantizar la integración regular y ordenada de todos los inmigrantes en elmercado de trabajo y llevar a cabo una justa y adecuada política de integración.f) Se ha hecho hasta ahora mucho en el ámbito del empleo, pero aún resta más porhacer, para conseguir que quienes tienen más dificultades para acceder al empleo, yhacerlo además en condiciones dignas, puedan tener la oportunidad de incorporarse.Este es un reto de futuro y en el que se debe buscar el apoyo y complicidad de todas lasadministraciones públicas implicadas y de todos los agentes sociales, que tienen muchoque decir en este ámbito. Se trata de prestar atención a un mercado de trabajo cada vezmás diversificado y con instrumentos adecuados que permitan hacer frente a esadiversidad.B) Formulo a continuación algunas propuestas de actuación de carácter general quepuedan servir para el debate y discusión durante el curso. Debo decir que buena parte deellas se incorporaron al Plan General de Empleo de Cataluña 2006-200837 aprobado porel gobierno autonómico con el pleno consenso de los agentes sociales y de lasadministraciones locales, y del que tuve el honor de dirigir el comité científicoencargado de los trabajos de su elaboración y que se prolongaron durante más de nuevemeses. También debo decir que muchas de las ideas que se exponen a continuaciónbeben de la fuente del conocimiento derivado de reuniones y jornadas de estudio conpersonas especialmente conocedoras de la problemática de los colectivosdesfavorecidos, y por ello no puedo ni pretendo ponerle mi copyright a todo aquello quese expone a continuación.a) Es necesaria una intervención más activa del sector público en la lucha contra laexclusión social, tanto desde la vertiente de defensa general de la titularidad pública delos servicios como desde la de ampliación de la red de cobertura social, a fin de darrespuesta al cada vez mayor número de necesidades sociales insatisfechas de laspersonas más necesitadas. Es conveniente dedicar más recursos económicos a laspolíticas de protección social que engloban, en un sentido amplio, la enseñanza, lasanidad, la vivienda y la asistencia social, y velar porque la aparición de nuevosempleos vinculados a estos ámbitos contribuyan tanto a mejorar la calidad del trabajocomo a lograr una mejor distribución de los tiempos de vida y de trabajo para cadapersona. Destaco en especial la conveniencia de potenciar la prestación de servicios alas personas mayores dependientes y a los menores.Coincido con las propuestas defendidas en numerosos documentos comunitariosrespecto a que una adecuada estrategia europea para el empleo y para la lucha contra la37http://ctfc.es/donatreballrural/docs/DOCUMENTACIO/4.%20OCUPACI%C3%93/4.6%20Estrategia%20catalana%20ocupacio%202007-13.pdf 40
  • 41. exclusión social debe partir de la puesta en marcha de políticas activas que supongan unconocimiento directo de las posibilidades reales de crecimiento y empleo a escalaregional y local, que planteen una formación y orientación individual y personalizadacon el fin de ajustar la demanda laboral a la oferta, y que se oriente hacia la proximidadgeográfica y cultural a los grupos de personas a los que es difícil llegar. Lasadministraciones locales y regionales suelen ser las más ágiles para facilitar la creacióny desarrollo de empresas y también para la puesta en marcha de programas de desarrolloprofesional y personal para los colectivos más desfavorecidos en el acceso al mercadode trabajo.En la línea de potenciación de los nuevos yacimientos de empleo y de las políticas deigualdad, se aconseja prestar atención al empleo en el ámbito de los serviciosasistenciales, tanto por el incremento del número de personas de edad como por ladescarga que ello supondría sobre el cuidado no remunerado de las personasdependientes y que corresponde todavía hoy en gran medida a las mujeres. La creaciónde empleo pasa por la potenciación de las agencias de desarrollo regional, el desarrollode la economía social basado en experiencias de carácter local, y la creación de viverosde empresas locales, dando un mayor margen de maniobra y capacidad de gestión a lasCorporaciones Locales y reformando el sistema público de empleo para una correctaarticulación de las competencias asumidas desde el ámbito estatal hasta las regiones ylas entidades locales, municipios y provincias.b) El conocimiento adecuado de los fenómenos de la exclusión social y de los sujetosque se ven afectados por ella nos debe llevar a reiterar la importancia de evitar, siempreque ello fuere posible, su separación definitiva del mercado de trabajo, por laimportancia que el desempeño de una actividad socialmente útil tiene en su vidacotidiana, en sus estrategias de supervivencia y en sus expectativas de futuro. Paraorganizar un modelo adecuado de lucha contra la exclusión se requiere articularcorrectamente la intervención social y laboral para combinar tres estrategias: eldesarrollo de una oferta formativa amplia (asesoramiento, información, orientación,formación) adaptada a las necesidades de dichos colectivos; un proceso paralelo deintervención y acompañamiento social orientado al desbloqueo de problemas y desituaciones personales que pudieran hacer fracasar la inserción laboral; garantizar laposibilidad de acceso al mercado laboral de quienes estén percibiendo rentas deprotección social y que se encuentren capacitados para incorporarse al mismo, bien seanmediante formulas intermedias de inserción o mediante acceso directo, algo que encualquier caso requiere una opción explícita de los poderes públicos de incentivacióndel empleo para dichos colectivos.c) Las políticas de empleo y formación deben evidentemente tratar de mejorar lasituación de los colectivos que tienen más dificultades, pero no debemos olvidar quebuena parte de esa corrección pasa por el diseño, aplicación y ejecución de políticaseconómicas tendentes a superar las graves desigualdades existentes en el seno denuestras sociedades, y que las mismas requieren opciones políticas previas.Será cada vez más importante tener presente en las medidas que se adopten que eltránsito entre el mundo educativo y el laboral es cada vez menos claro y separado, nosólo para los jóvenes sino para toda la ciudadanía, porque cada vez se alternarán más lostiempos educativos y laborales, e incluso los estudios de prospectiva plantean lanecesidad de redefinir las relaciones laborales para organizar la vida laboral en estrecha 41
  • 42. relación con la vida educativa, dado que la misma continuará cada vez más tras lafinalización de la enseñanza obligatoria. Más y mejor empleos, en especial para los colectivos como los jóvenes, mujeres,desempleados de larga duración y otros colectivos que experimenten dificultades paraacceder al mercado de trabajo, no es en modo alguno incompatible con políticaseconómicas que aseguren el crecimiento y la competitividad, pues las políticaseconómicas y sociales deberían tender a beneficiar a la mayoría de la población. En losámbitos administrativos la participación de las autoridades locales y regionales en eldiseño y puesta en prácticas de las nuevas políticas sociales deviene del todo puntonecesario y conveniente. Se trata de conseguir un crecimiento sostenible, mejorar elpotencial de innovación y crecimiento, y lograr una sociedad más activa y con un mayorgrado de inclusión social. d) Las políticas de empleo deben tener por finalidad atraer a más personas almercado de trabajo, aumentar la ocupabilidad e impulsar el envejecimiento activo. Hayque adoptar medidas que tiendan a mejorar la situación de las mujeres, los jóvenes, losmayores de 45 años y los colectivos con dificultades especiales, facilitando y mejorandolas transiciones a lo largo de la vida de cada persona. Hay que adoptar medidas paraaproximar y equilibrar la oferta y la demanda de trabajo, y debe seguirse trabajando enmejorar la calidad de empleo. Y debemos ser conscientes que el mercado de trabajopide a los trabajadores actualizar permanentemente sus cualificaciones profesionales,sus capacidades y su polivalencia para adaptarse a los cambios; es decir, el mercado detrabajo requiere de una mayor proactividad para todos los trabajadores, entre los queobviamente incluyo a quienes tienen más dificultades por razones de cualificación,edad, sexo, nacionalidad o discapacidad. De ahí que uno de los objetivos de todapolítica de empleo en el momento actual deba ser minimizar el número de personas sincualificación, incrementar el número de trabajadores que realizan formación a lo largode su vida laboral, potenciar dicha formación en los sectores emergentes y conperspectivas de futuro, y ligar las medidas de política activa de empleo a los procesos decambio estructural y reestructuración empresarial. En los estudios realizados en el Plande Empleo de Cataluña, y en la perspectiva de los cambios en el mercado de trabajo enlos próximos diez años, se calculó que para encontrar un buen equilibrio entre losdiferentes niveles de estudios y las demandas previsibles del mercado de trabajo, sedebería tender hacia una distribución del 10 % de trabajadores con estudios primarios,un 55 % con estudios secundarios y un 35 % con estudios superiores. Hay que potenciar el espíritu emprendedor y adoptar medidas educativas ylaborales que vayan en esa dirección, con especial atención al colectivo femenino y a laspersonas que tienen voluntad, decisión e imaginación, pero que carecen de los recursosnecesarios para ello, así como una política de impulso de las sociedades cooperativas ylaborales mediante el acompañamiento en los primeros pasos de creación y puesta enmarcha. Hay que favorecer la igualdad de oportunidades mediante medidas que permitanla participación de los trabajadores inmigrantes en las políticas activas que combinanformación y trabajo, la potenciación de servicios especializados de inserciónsociolaboral para personas discapacitadas, la elaboración de programas dedicados acolectivos que trabajan en profesiones u ocupaciones en fase recesiva y que les permitacambiar de profesión, la tutorización de todos los jóvenes menores de 25 años que se 42
  • 43. encuentren en proceso de integración en el mercado de trabajo, y la adopción demedidas que incentiven la reducción de las diferencias salariales entre hombres ymujeres. Para lograr estos objetivos es necesario disponer de un servicio público deempleo moderno y desarrollado, que preste la debida atención personalizada y queestablezca los canales adecuados de relación y colaboración con todas las entidades queactúa en el ámbito de las políticas de información, orientación y asesoramiento laboral,estableciendo una colaboración más estrecha entre el sector público y el privado. e) En definitiva, y así concluyo, no es el trabajo en sí mismo el que hay quecuestionar, sino una ideología productivista que subordina todos los aspectos de laexistencia a la actividad productiva y que deja en la cuneta a muchas personas que sonconsideradas ―inservibles‖ e ―improductivas‖. El trabajo, entendido este concepto desdeuna acepción amplia que engloba diversas y variadas formas de empleo, sigue siendo unelemento esencial de socialización, mucho más cuando va acompañado de unaformación inicial sólida previa y de la posibilidad de acceder a la formación continua alo largo de toda la carrera. Los colectivos vulnerables tienen los mismos derechos quecualesquiera otros para lograr su incorporación de forma regular y estable al mercadolaboral, y los poderes públicos y la sociedad civil, además de los mismos colectivos,deben contribuir a ello. 43