Your SlideShare is downloading. ×
Modelo de proceso analogo
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Modelo de proceso analogo

219
views

Published on

este libro sirve para crear modelos de procesos analogos y biene bien explicado cual es la metodologia a seguir para cual espacio habitable

este libro sirve para crear modelos de procesos analogos y biene bien explicado cual es la metodologia a seguir para cual espacio habitable

Published in: Design

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
219
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
10
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. proceso de creación del objeto arquitectónico UNAM FA pcoa un enfoque didáctico antonio turati villarán / mario pérez rosas julio 2010
  • 2. CONTENIDO INTRODUCCIÓN 1 MODELO 2 PROCESO 3 ANTECEDENTES 3 ESTRUCTURA DEL MODELO 4 1 a fase. INVESTIGACIÓN 5 2 a fase. PROYECTO 9 PRODUCTOS DE APRENDIZAJE TRABAJO FIN DE CURSO ETAPA BÁSICA CONCLUSIÓN 18 48
  • 3. INTRODUCCIÓN Este trabajo, que representa el cúmulo de experiencias adquiridas en nuestra larga actividad académica impartiendo los cursos de Investigación y Proyecto del Taller de Arquitectura, tiene la intensión de convertirse en una herramienta didáctica de apoyo, enfocada a la enseñanza y aprendizaje del complejo proceso que da origen al objeto arquitectónico. Es precisamente a través de nuestra labor académica, vinculación estrecha con los alumnos a través de experiencias pedagógicas en el aula y su posterior análisis reflexivo extra clase, la que nos ha planteado la necesidad de contar con un método, no algorítmico ni lineal, que muestre y precise una secuencia lógica de eventos, los cuales puedan manejarse simultáneamente, ser refutados, modificados y transformados a conveniencia. Adicionando a lo anterior, nuestra experiencia en el campo profesional, nos induce y permite, determinar, sistematizar y organizar una estructura, compuesta de dos fases con sus contenidos, sustancia que da origen a un modelo que representa el proceso de creación del objeto arquitectónico, fundado por nosotros ya hace muchos años y que hemos venido transformando sus contenidos en correspondencia a la situación contextual, académica, social y cultural del momento histórico que vivimos. El modelo del proceso que presentamos, es una actualización del modelo original, representa en forma virtual una realidad, la nuestra, que trata de enfocar con claridad el procedimiento que se lleva a cabo durante la creación y producción de una obra arquitectónica, o dicho en términos llanos, “que hacemos cuando hacemos arquitectura”. El proceso inicia en el instante mismo que aparece una demanda, expresada arquitectónicamente, como un problema de habitabilidad. A partir de este suceso, se cumple con el axioma “no hay Investigación sin problema”, y así deviene la 1a fase del proceso, Investigación. Su finalidad principal es transformar esa realidad investigada en un programa, síntesis de datos o requerimientos arquitectónicos. La solución con que se pretende dar respuesta a los requerimientos del programa, dictada en un lenguaje arquitectónico, se constituye y da origen a la 2ª fase del proceso, Proyecto. Ambas fases conforman y constituyen la estructura del “Proceso de creación del objeto arquitectónico”. 1
  • 4. PROCESO DE CREACIÓN, MATERIALIZACIÓN Y HABITACIÓN DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO UN ENFOQUE DIDÁTICO DEL PROCESO DE CREACIÓN DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO junio 2010 ANTONIO TURATI VILLARÁN / MARIO PÉREZ ROSAS PROCESO DE CREACIÓN, MATERIALIZACIÓN Y HABITACIÓN DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO PROCESO DE CREACIÓN DEL OB JETO ARQ UI T E CT Ó NIC O M AT E R I A L I Z A C I Ó N HABITACIÓN 1ª fase. INVESTIGACIÓN Ó 2ª fase. PROYECTO CONSTRUCCIÓN HABITAR Procedimiento reflexivo para conocer, entender y explicar la demanda de habitabilidad planteada. Se constituye por el problema y programa. El problema como origen de la demanda y el programa que sintetiza los requerimientos del objeto arquitectónico. Está Constituida por el proyecto inicial y proyecto ejecutivo. El proyecto inicial o anteproyecto que constituye la transformación de la información del problema y el programa en lenguaje arquitectónico, como antecedente del proyecto ejecutivo. Transformación de lo abstracto a concreto. Se interpretan y cumplen los contenidos del proyecto ejecutivo en el objeto arquitectónico. La materialización evalúa la razón fundamental del proyecto arquitectónico: ser factible de construir. El objeto arquitectónico construido modifica su entorno. El objeto arquitectónico, espacio humanizado donde habita el ser humano (biofisicosocial, psicológico y espiritual) de acuerdo con su forma de vida. Experimenta y evalúa la arquitectura para comprobar su razón fundamental de existir, su esencia: condición de habitabilidad PROCESO DE CREACIÓN DEL OBJETO ARQUITECTÓNICO 1ª fase. INVESTIGACIÓN 2ª fase. PROYECTO PROBLEMA PROGRAMA PROYECTO INICIAL PROYECTO EJECUTIVO Todo acto de conocimiento inicia con un problema, que desencadena el aprendizaje. Es la síntesis de la necesidad de habitabilidad detectada o demandada que justifica el objeto arquitectónico a proyectar. Enuncia sus aspectos esenciales. Síntesis de los requerimientos derivados de la comprensión del problema. Se constituye de: Transforma la información del problema y programa en lenguaje arquitectónico. Se constituye de: Representa la solución constructiva del proyecto. Se constituye de: Análisis cuantitativo y cualitativo de un análogo. Análisis del terreno y entorno: Levantamiento topográfico: Poligonal, niveles y área. Planos arquitectónicos detallados: Planos Llave (funciona como el índice de los planos); Constructivos (Trazo; Albañilería, herrería, carpintería...); Detalles; Acabados; Jardinería y áreas exteriores. Mecánica de suelos: Capacidad de carga del terreno; Recomendaciones y procedimientos constructivos. Diseño estructural: Cimentación y estructura; detalles y normatividad. Instalaciones: Hidraulica y sanitaria; Electrica y diseño de iluminación; Gas, Aire acondicionado; Telefonía y comunicación,...) Programación y presupuestos: Presupuestos de partidas; Programa de obra; Programa económico y financiero. Memorias descriptivas: Arquitectónicas; Estructurales; Instalaciones...) ¿Qué es? Definir el objeto arquitectónico como origen de la demanda: identificar género arquitectónico y enunciar sus características esenciales. ¿Para quién es? Identificación y caracterización del habitador: datos generales; actividades y espacios requeridos. ¿Dónde es? Ubicación. Localización. Terreno: forma y dimensiones; topografía; colindancias; orientación y clima. Entorno: físico y cultural. Registro fotográfico. ¿Con qué recursos? Económicos (implica al habitador), tecnológicos, materiales y humanos, de acuerdo con modos y medios de producción del lugar, cultura y tiempo al que pertenecen. Cuantitativo. Propuestas de solución en planta y corte amueblados, para sustentar dimensiones (área y altura). Cualitativo. Organización y diseño del mobiliario y su relación con elementos de la arquitectura; tolerancias ambientales; relación con el exterior; expresión interna y externa Cuadro de síntesis de requerimientos espaciales: Cuantitativos: Identificar y jerarquizar componentes; actividad; número de habitadores; dimensiones productos del análisis (área y altura). Cualitativos: sintesis del análisis; adición de cualidades, Diagrama de relaciones funcionales y de flujo: La finalidad es reflexionar sobre las relaciones ideales de funcionamiento y flujos entre los diferentes componentes espaciales. Indicar tipo de relación (con y sin puerta; visual); flujo de habitadores y objetos. Forma y dimensión. Topografía, elemento vegetal, colindancias, calle, banqueta). Comparación de superficies. Del terreno, construida y área libre por reglamento. Orientación y soleamiento. Clima. Temperatura, precipitación pluvial, viento. Vialidad y accesibilidad. Tránsito vehicular y peatonal, posibilidades de acceso. Percepción visual. Determinar y valorar vistas hacia y desde el terreno. Servicios. Agua, drenaje... Aspectos particulares. Seguridad, contaminación, vandalismo... Reglamentos. Recomendación a proyecto de los puntos analizados. Intenciones de proyecto: Ideas significativas relacionadas con la expresión estética de la forma, espacio y lógica funcional, que orientan el desarrollo del concepto , fundamento del partido. Partido arquitectónico: Sintesis gráfica que expresa, forma, espacio y emplazamiento, en planta y corte, de las partes y el todo en el terreno, sugiriendo los elementos de la arquitectura y la organización del mobiliario. Se selecciona la mejor opción. Desarrollo del partido: Se revisa la correspondencia del partido seleccionado con los datos y requerimientos de la Investigación, análisis del terreno e intenciones de proyecto y emplazamiento. Ajuste dimensional de componentes espaciales. Exploración bi y tridimensional considerando el entorno; lógica funcional, constructiva, estructural e instalaciones, organización del mobiliario. Se expresa en: plantas arquitectónicas, cortes, fachadas, perpectivas y maqueta.
  • 5. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PR O C ESO ANTECEDENTES 3 La actividad académica que venimos desarrollando en la Facultad de Arquitectura de la UNAM., nos ha llevado a plantearnos las siguientes preguntas: ¿Cómo entendemos el proceso de creación? ¿Qué importancia tiene en el proceso de enseñanza y aprendizaje, de los cursos correspondientes a los Talleres de Investigación / Proyecto? Con la intención de dar respuesta a las preguntas formuladas, con los años hemos propuesto un modelo que ha permitido visualizar las fases del proceso, el cual se ha ido modificando y actualizando como resultado de su puesta en práctica como marco teórico metodológico de referencia, para organizar el contenido de los cursos, y las dudas que han surgido al ejercer la autocrítica. Este acontecer ha dejado en claro que todo nuestro trabajo académico, está en constante evolución y trasformación, siendo cada vez más rigurosos en la búsqueda de certezas provisionales que den solidez a nuestra actividad académica. 3
  • 6. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O ESTRUCTURA DEL MODELO 4 Entendemos el proceso, conjunto de las fases de un fenómeno en evolución, como una secuencia metodológica que permite la explicación racional, y en consecuencia puede ser aprendido cognitivamente (1 cognitivo es transformar la información en conocimiento significativo). Se trata de ordenar a través del modelo los aspectos que intervienen en el proceso de creación del objeto arquitectónico, para entenderlos, explicarlos y aplicarlos en el desarrollo de investigaciones y proyectos. La propuesta que hacemos no debe entenderse como un proceso rígido y lineal, sino que es flexible, de manera que pueden abordarse los aspectos que intervienen en simultaneidad; mucho menos debe entenderse como una formula o algoritmo, que al cumplirse las fases, en automático, se obtendrá una buena solución al problema planteado; esto no así ya que los métodos educan el pensamiento pero no lo sustituyen; por lo tanto el modelo, se convierte en una herramienta didáctica que utilizamos para orientar nuestra actividad académica. Es importante hacer notar que la decisión de fragmentar el todo, conlleva un riesgo que asumimos, en beneficio de facilitar el enfoque didáctico de las partes, sin perder de vista la totalidad. El alumno entiende dónde inicia y a dónde se pretende llegar. Muestra el camino pero no la forma de caminar. El docente de los talleres de investigación y proyecto, está obligado a determinar con toda claridad las fases del proceso para poder ubicar, orientar y evaluar las respuestas de los alumnos al problema planteado. ESTRUCTURA DEL MODELO Se proponen dos fases que se relacionan de manera natural en el proceso de creación del objeto arquitectónico: 1ª fase. INVESTIGACIÓN. Constituida por el problema y programa. El problema como origen de la demanda y el programa que sintetiza los requerimientos del objeto arquitectónico. 2ª fase. PROYECTO. Constituida por el proyecto inicial y proyecto ejecutivo. El proyecto inicial o anteproyecto es la transformación de los datos del problema y el programa en lenguaje arquitectónico, como antecedente del proyecto ejecutivo.
  • 7. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 1ª fase. INVESTIGACIÓN 5 El proceso inicia en la fase de investigación con la finalidad de reunir información significativa acerca del problema y la determinación del programa. Todo acto de conocimiento inicia con un problema. El problema desencadena el aprendizaje y las estrategias para resolverlo, contando con la información requerida. Entendemos el problema como el origen de la demanda, la necesidad de habitabilidad concreta que marca el inicio del proceso. El programa lo entendemos como la síntesis de la manera en que el proyectista entiende el problema traduciéndolo en requerimientos espaciales concretos. PROBLEMA Síntesis de la necesidad de habitabilidad detectada o demandada, que justifica el objeto arquitectónico a proyectar, enunciando sus aspectos esenciales. Partimos de la idea de que conocer es preguntarse como estrategia para obtener información, de tal manera que proponemos una serie de preguntas que puedan conducirnos al conocimiento del problema. ¿Qué es? Definir el objeto arquitectónico como origen de la demanda. Lo anterior implica identificar el género arquitectónico al que pertenece; describir en términos generales el problema, enunciando sus características esenciales. ¿Para quién es? Identificación y caracterización del habitador. Actividades y espacios requeridos. Se considera el origen del listado de componentes espaciales en correspondencia con las actividades producto de la forma de vida del habitador. La caracterización del habitador implica conocer sus datos generales: sexo, edad, ocupación y deseos de lo que requiere como habitador del espacio. ¿Dónde es? Lugar. Localización del terreno; levantamiento topográfico; orientación y clima; registro fotográfico. Pensamos que la arquitectura debe pertenecer al lugar, por lo cual es fundamental conocer dónde se va insertar el objeto arquitectónico, considerando el entorno físico y cultural, incluyendo los datos del terreno, a nivel de poligonal y registro fotográfico. ¿Con qué recursos? Económicos (implica al habitador), tecnológicos, materiales y humanos, de acuerdo con modos y medios de producción del objeto arquitectónico, en un tiempo histórico, lugar geográfico y cultura a la que pertenecen. Toda edificación está sujeta a los cuatro factores anteriores que condicionan el nivel de respuesta arquitectónica. Lo económico afecta forma, dimensiones, materiales y acabados; La tecnología implica procedimiento y métodos constructivos (sistema estructural); disponibilidad de materiales en el lugar; lo humano significa disponibilidad de mano de obra calificada.
  • 8. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 1ª fase. INVESTIGACIÓN PROGRAMA Entendemos el programa como la síntesis de los requerimientos derivados de la comprensión del problema, que permiten identificar y jerarquizar los componentes espaciales del objeto arquitectónico, de acuerdo con las actividades a desarrollar. Siendo el antecedente inmediato al proyecto, se requiere del análisis de las características cuantitativas y cualitativas de los componentes espaciales, que permitirán sustentar el cuadro de síntesis. Análisis cuantitativo y cualitativo de componentes espaciales: Lo cuantitativo consiste en generar propuestas de solución en planta y corte, que permita obtener las dimensiones aproximadas del área y altura requerida, en función de la actividad, mobiliario (programa de elementos), circulaciones. Complementando el análisis con información bibliográfica de plantas y cortes amuebladas. Lo cualitativo se refiere a la expresión de la forma y el espacio en el tratamiento de los elementos de la arquitectura, valorando la atmosfera espacial en la que intervienen: condiciones de iluminación y ventilación, relación interior exterior, tolerancias ambientales provocando diferentes sensaciones, diseño del mobiliario, especificación de materiales colores y texturas, etcétera. El análisis se realiza a partir de fotografías de análogos. El análisis cuantitativo y cualitativo está sujeto a la experiencia del proyectista la cual permitirá sintetizarlo o sustituirlo con base en conocimiento que tenga del problema. Cuadro de síntesis de requerimientos espaciales: A partir del análisis cuantitativo y cualitativo del conjunto de componentes espaciales, es posible sintetizar la información en un cuadro que incluya: Identificación y jerarquización de componentes; actividad; número de habitadores; dimensiones (área y altura); observaciones cualitativas que incluyan lo esencial de la atmosfera de cada espacio, dándole valor a la cualidad expresiva. Resumen de áreas cubiertas y descubiertas. Diagrama de relaciones funcionales y de flujo: La finalidad del diagrama es reflexionar sobre las relaciones optimas o ideales de funcionamiento y de flujos entre los diferentes componentes espaciales que permiten al investigador analizar la lógica funcional del objeto arquitectónico, considerando en paralelo secuencias espaciales y recorridos, así como el flujo de los habitadores, la entrada y salida de objetos, desperdicios, vehículos, etcétera, que será necesario considerar en el proyecto.
  • 9. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 1ª fase. INVESTIGACIÓN Es importante mencionar que la organización gráfica del diagrama, no está exenta de una intención compositiva que refleje orden y claridad en la lectura de las formas geométricas, que representan jerárquicamente cada uno de los componentes espaciales agrupados por afinidad de actividades. Cabe mencionar que no debe considerarse como proyecto, sino por el contrario un referente analítico para la generación del proyecto. Las relaciones pueden ser con puerta, sin puerta y visual; las jerarquías deberán expresarse con diferente grosor de línea, incluyendo dentro de la envolvente geométrica del componente la clave y el nombre del espacio. En cuanto a figuras geométricas se recomienda el cuadrado y el rectángulo por facilidad de organización compositiva. Deberá evitarse el cruce de líneas de relación. Se incluye un ejemplo para su análisis. Notas aclaratorias El programa no debe entenderse como un marco rígido, estrictamente lineal, e infalible; ya que durante la fase de proyecto se visualizan aspectos que optimizan o modifican el planteamiento original; de tal manera que solamente al final del proceso se tendrá el programa definitivo que corresponda con el proyecto, con la posibilidad de aplicación futura y retroalimentación del proceso. Es un error considerar al programa exclusivamente como un ente aislado del proyecto, ya que además de enunciar por escrito el conjunto de requerimientos que el proyecto y la obra deben cumplir, forma parte del proceso de imaginación y visualización del proyecto, constituyéndose de hecho en el origen y sustento del proceso de creación. El planteamiento que hacemos de la fase de investigación, es esencialmente didáctico, y tiene como objetivo, desarrollar en alumnos y docentes, la capacidad de observación, análisis y sentido crítico de la realidad observada; que permita obtener información significativa, para entender con claridad y determinar el problema y el programa, y de esta manera abordar el proyecto aceptando el reto del papel en blanco, pero no con la mente en blanco. Los maestros que desestiman la investigación, están orientando al alumno a seguir un proceso sin conocer a fondo el problema, es decir con el papel y la mente en blanco, sin plena consciencia del proceso de aprendizaje, y carente de un método de trabajo que aplicará en futuras experiencias.
  • 10. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 1ª fase. INVESTIGACIÓN Vale aclarar que en el campo profesional la experiencia proyectiva del arquitecto le permite reducir la secuencia de programación que se propone. Las demandas se le presentan al arquitecto no como “temas”, sino como problemas concretos de habitabilidad, que son abordados de manera pragmática simplificando el proceso de investigación. La situación real es que el alumno normalmente carece de experiencia, y en consecuencia, reducir el proceso a un mero listado de locales, traerá como resultado –ciertamente preocupantela falta de comprensión del problema y los aspectos que lo estructuran. Es posible afirmar que profesionales que no han sido formados en el rigor de la observación y análisis, no tendrán la capacidad para identificar con claridad la estructura de los problemas que tendrá que plantear y resolver; ya que por tradición se procede en el ámbito académico, rehuyendo el esfuerzo analítico y creativo que el proceso de investigación conlleva: no hay investigación sin creatividad, como no hay proyecto sin el rigor del análisis. Sostenemos con total convicción que el alumno no se forma participando mecánicamente en el desarrollo de trabajos de investigación, sino capacitándose en la determinación y comprensión de la estructura de los problemas y su sistemática transformación a programas arquitectónicos.
  • 11. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO 9 Constituida por el proyecto inicial y proyecto ejecutivo. El proyecto inicial o anteproyecto es la transformación de la información del problema y el programa en lenguaje arquitectónico, como antecedente del proyecto ejecutivo. “Muchos jóvenes arquitectos comienzan hoy un proyecto sin una concepción básica; se apoyan únicamente en elementos formales externos, en lugar de conocer a fondo la estructura interna, el espíritu y la idea. ¿Dónde quedan la poética y la creación? ¿Se ha olvidado la esencia de la forma? Parece, pues, necesario revisar algunos principios y formularlos de nuevo. (Hay que tener fuerzas para empezar siempre de nuevo.)”. Franco Fonatti PROYECTO INICIAL El proyecto inicial se constituye de los siguientes aspectos: Análisis del terreno y su entorno, intenciones de proyecto, partido arquitectónico y optimización del partido. Análisis del terreno y su entorno El primer contacto con la realidad lo da el terreno donde se ubicará el objeto arquitectónico. Esta condición exige el conocimiento de su naturaleza para desprender los aspectos más significativos que condicionan el proyecto, en la medida de las necesidades que el programa plantea. El programa representa de manera abstracta el conjunto de requerimientos de habitabilidad derivados del problema que demanda el objeto arquitectónico. El terreno y su entorno representa lo concreto, la realidad física, donde se insertará el objeto arquitectónico. Considerando la imagen representativa del aspecto socio, económico y cultural del lugar. El proyecto resulta ser el producto de la fusión entre lo concreto del terreno
  • 12. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO y lo abstracto del programa. Con base en la reflexión anterior, se considera como aspecto fundamental en el proceso de proyecto realizar previamente a la generación de la forma y del espacio, el análisis del terreno de manera ordenada que permita determinar recomendaciones a proyecto, derivadas de los aspectos que se consideran esenciales para desarrollar el análisis: Forma y dimensiones. Configuración topográfica, presencia de elemento vegetal y colindancias (calle, banqueta y edificaciones, indicando niveles y alturas). Comparación de superficies. Del terreno, construida y área libre por reglamento. La comparación, entre estas superficies, tiene como objetivo fundamentar la decisión, de la propuesta, en cuanto al número de niveles. Orientación y soleamiento. Ejes cardinales (norte, sur, oriente y poniente), recorrido aparente del sol e incidencia sobre el terreno (solsticio de verano y de invierno; equinoccios de primavera y otoño), sombras proyectadas de colindancias y elemento vegetal. Clima. Condiciones meteorológicas del lugar (temperatura, precipitación pluvial, viento, humedad). Vialidad y accesibilidad. Tránsito vehicular y peatonal, posibilidades de acceso. Percepción visual. Determinación y valoración de vistas hacia y desde el terreno; anexar fotografías comentadas, indicando en la planta del terreno y contexto inmediato la posición de las tomas fotográficas. Servicios. Agua, drenaje, luz, teléfono. Aspectos particulares a considerar. Seguridad, vandalismo, contaminación ambiental. Reglamentos. El propósito del análisis de los aspectos enunciados, permite determinar recomendaciones a proyecto. Representar en un modelo tridimensional de trabajo en taller, las características del terreno, incluyendo colindancias, para explorar las propuestas volumétricas del proyecto, experimentando con materiales, colores y texturas.
  • 13. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO Intenciones de proyecto “Cuando un arquitecto recibe el encargo de proyectar un edificio, su primera y comprometedora (sic) será, o debería ser, la de preguntarse: ¿cuál es el carácter, el significado, la calidad esencial de este edificio? ¿Qué hechos o relaciones humanas se expresan en él? ¿Qué valor puede asumir en el contexto natural y cultural en el que se sitúa?” Enrico Tedeschi. Podemos entender las intenciones de proyecto como la síntesis de la capacidad creativa del proyectista, que se derivan de la interpretación del programa y la habilidad de traducirlo a formas y espacios, considerando lo concreto de la realidad del terreno. Es entrar en la parte subjetiva donde no hay certidumbres ni método. Son reflexiones que se traducen en ideas relacionadas con la expresión estética de la forma y el espacio, y la lógica funcional, que se validan durante el proceso proyectivo, expresadas de manera verbal y/o gráfica o fotográfica, complementándose con análogos, la experiencia proyectiva y cultura arquitectónica. Es importante subrayar que de la nada, no surge nada, por tal motivo es fundamental entender el valor de las ideas que en ocasiones y en otras latitudes, como es el caso de la escuela de arquitectura de Tucumán, en Argentina, donde se les refiere como ideas fuerza que se constituyen en el soporte del proyecto. Es importante incrementar el bagaje cultural arquitectónico y de otras disciplinas relacionadas con el arte, la literatura, etcétera, para enriquecer la capacidad creativa y la educación visual y plástica del proyectista. Se recomienda aproximarse a las obras arquitectónicas, a través del análisis de la expresión externa e interna, de las formas, espacios y lo que estos significan , para inferir las intenciones que la obra refleja, y de ser posible acercarse a la opinión del autor en relación con las ideas que dieron sustento a su obra. Esta capacidad de análisis debe enfatizarse dentro del proceso de enseñanza y aprendizaje del taller de proyecto para desarrollar la capacidad creativa de los alumnos, preparándolos para vencer los temores recurrentes al inicio del proyecto, a enfrentar el reto del papel en blanco, pero no con la mente en blanco. Se intenta dejar volar la imaginación y declarar las intenciones que jugarán un papel importante en la determinación de aquello que queremos lograr en el proyecto.
  • 14. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO Las intenciones, no son un marco rígido e inamovible, ya que se van consolidando, adecuando, modificando, o dando lugar a nuevas ideas, que surgen en paralelo a la generación del proyecto. El cúmulo de intenciones da origen al concepto del proyecto, que concreta la idea o ideas rectoras que sirven de guía para generar el partido y desarrollar el proyecto inicial. Para ejemplificar lo anterior, se incluye un texto relativo al proyecto: AMERICAN UNIVERSITY OF CAIRO Arq. Ricardo Legorreta Las viviendas estudiantiles diseñadas para la universidad conceptualmente surgen de la idea de una pequeña villa. El programa está dividido en cinco áreas: espacios comunes, ala de mujeres, ala de hombres, departamentos para facultades y administración, los cuales se componen por unidades estandarizadas alrededor de patios. Tomado de la exposición de la obra del autor en San Ildefonso. Partido arquitectónico. Constituye el inicio formal del proyecto que no está sujeto a horario y lugar determinado, ya que las primeras ideas pueden surgir desde el contacto inicial con el problema y formulación del programa, sin embargo se van enriqueciendo a medida que se comprende el problema, se determina el programa y se reflexiona sobre las intenciones y el estudio de análogos que representan diferentes maneras de resolver el problema por otros autores. Es el momento de creación en el que intervienen todos los aspectos vinculados con el problema, programa, análisis del terreno y las condiciones socio cultural y económico de la sociedad a la que pertenece el arquitecto y el demandante del objeto arquitectónico. Representa la síntesis graficada de la forma y espacio a través de esquemas compositivos (croquis conceptuales) o conceptos verbales que darán sentido a la idea rectora del proyecto. El partido debe aproximarse a la forma geométrica y dimensiones de los componentes espaciales, en planta y corte, con especial atención en los componentes característicos del objeto arquitectónico, en correspondencia con la forma, proporción y condiciones del terreno, para definir su emplazamiento1. El proyectista durante el proceso de creación del partido, elabora varias propuestas de emplazamiento graficadas, que son valoradas para tomar partido por la mejor propuesta, que responda a las recomendaciones a proyecto derivadas del análisis del terreno, confirmando, modificando o generando nuevas intenciones de proyecto.
  • 15. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO Cuando se parte de un concepto verbal como “La casa mirador”, al intentar graficar la idea, lo cual puede ser en planta, en perspectiva o en corte, donde aparecen los elementos esenciales de la forma, se concreta el partido arquitectónico. Lo anterior intenta denotar la vinculación entre concepto, intenciones y partido arquitectónico. Una vez seleccionado el partido, se procede a estudiar con más detalle los aspectos siguientes: correspondencia con el programa; determinar con mayor precisión la forma y proporción de cada componente en planta, corte y maqueta, incluyendo los elementos de la arquitectura; lógica del sistema estructural; valorar el significado de la expresión estética interior y exterior. Roger H. Clark y Michael Pause en su libro “Arquitectura: Temas de composición”, hacen referencia al “Parti” como la idea predominante del edificio que abarca las características más sobresalientes del mismo. El diagrama del parti recoge el mínimo esencial del diseño, sin el cual no existiría el esquema, pero a partir del cual puede ser engendrada la forma. Vladimir Kaspé en su libro “Arquitectura como un todo”, habla del partido como la espina dorsal de la arquitectura, el pivote del diseño arquitectónico, lo esencial de su gestación, que lleva implícita una voluntad de forma en la que se ha tomado partido. Refiere las características del partido como “franqueza, claridad y sencillez”; o integridad, proporción y claridad” como los tres elementos principales del arte en general, según Santo Tomás. Para Kaspé el partido es el resultado de un encuentro feliz entre el arquitecto y las circunstancias, sin limitarse al aspecto formal; considerando simultáneamente aspectos de funcionalidad, economía, constructibilidad, sentido social, relación con el ambiente, etcétera. 1). EMPLAZAMIENTO. Se concibe como la acción proyectiva que forma parte del desarrollo del partido, para determinar la posición del objeto arquitectónico y del conjunto de componentes espaciales en el terreno, como consecuencia del análisis, considerando: forma y dimensiones, topografía, elemento vegetal existente y colindancias; orientación y soleamiento; accesibilidad; vistas desde y hacia el terreno; restricciones por reglamento. Se analizan diferentes opciones de ubicación dentro de la envolvente del terreno, considerando la superficie y volumen aproximados que ocuparía el objeto arquitectónico y la superficie no cubierta, considerando intenciones de agrupación o dispersión de componentes dentro del terreno, en correspondencia con la voluntad de forma propuesta por el proyectista. Las opciones analizadas, se acompañan de una descripción sintetizada valorando ventajas y desventajas. Indicar en el corte esquemático el número de niveles posibles del objeto arquitectónico en respuesta a la comparación entre la superficie total cubierta y la superficie del terreno, considerando intenciones de proyecto.
  • 16. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO Desarrollo y optimización del partido El partido adoptado es sometido nuevamente a revisión crítica, valorando el resultado forma – espacio en correspondencia con el programa arquitectónico, análisis del terreno, intenciones de proyecto y emplazamiento. Se estudian y ajustan las dimensiones de los componentes espaciales, en plantas, cortes y apuntes perspectivos, a través de la geometrización y exploración volumétrica del partido; incluyendo elementos de la arquitectura y lógica funcional, constructiva, estructural y de instalaciones, arreglos espaciales (mobiliario y equipo); estudio de fachadas, considerando la expresión externa e interna y su relación con el entorno. Alcance del proyecto inicial: Planta de conjunto, incluyendo la poligonal del terreno, topografía y orientación; banquetas y calles indicando vialidades (peatonales y vehiculares), postes de alumbrado, elemento vegetal existente, escala gráfica y letreros. Plantas arquitectónicas amuebladas, sin cotas y ejes constructivos. Indicar niveles y ejes de corte. Incluir escalas humanas y elemento vegetal. Cortes amueblados incluyendo escalas humanas y elemento vegetal; indicar niveles. Fachadas que expresen con claridad la volumetría, indicando puertas, ventanas y canceles; sombras proyectadas incluyendo escalas humanas y elemento vegetal. Apuntes perspectivos y maqueta volumétrica y de detalle según sea el caso. Una vez generado el proyecto inicial, se contrastan y actualizan el cuadro de síntesis y el diagrama de relaciones. Desde el aspecto didáctico, el alumno debe hacer una reflexión crítica y autocrítica de todo el proceso del proyecto inicial, así como de su actuación, con el fin de evaluar en qué medida se dio cumplimiento al problema, programa y proyecto inicial, con la finalidad de dar sentido a dos aspectos fundamentales: enseñanza, derivada del planteamiento del ejercicio, material didáctico, asesoría personal y exposiciones grupales por parte de los docentes; así como del esfuerzo realizado por el alumno para su aprendizaje.
  • 17. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O 2ª fase. PROYECTO PROYECTO EJECUTIVO. Constituye la información necesaria para la materialización del objeto arquitectónico; lo entendemos como la optimización del proyecto inicial, lo cual implica los ajustes necesarios, abriendo la posibilidad de retroalimentación. Se enuncia a manera de síntesis los aspectos a considerar en el desarrollo constructivo del objeto arquitectónico: Levantamiento topográfico: Poligonal, niveles y área. Planos arquitectónicos detallados: Planos Llave (funciona como el índice de los planos); Constructivos (Trazo; Albañilería, herrería, carpintería...); Detalles; Catálogo de especificaciones y de acabados; Jardinería y áreas exteriores. Mecánica de suelos: Capacidad de carga del terreno; Recomendaciones y procedimientos constructivos. Diseño estructural: Cimentación y estructura; detalles y normatividad. Instalaciones: Hidraulica y sanitaria; Electrica y diseño de iluminación; Gas, Aire acondicionado; Telefonía y comunicación,...) Programación y presupuestos: Presupuestos de partidas; Programa de obra; Programa económico y financiero. Memorias descriptivas: Arquitectónicas; Estructurales; Instalaciones...) Referencias bibliográficas: Clark, H., Roger / Pause Michael. “Arquitectura: Temas de Composición”. Editorial Gustavo Gili, S.A., Barcelona 1983. Fonatti Franco. “Principios elementales de la forma en arquitectura”. Editorial Gustavo Gili, S.A., Barcelona, 1988. Kaspe, Vladimir. “Arquitectura como un todo. Aspectos teórico-prácticos”. Editorial Diana, México, 1986.
  • 18. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O PRODUCTOS DE APRENDIZAJE TRABAJO FIN DE CURSO ETAPA BÁSICA 18 Para demostrar la aplicación del modelo “Proceso de creación del objeto arquitectónico”, presentamos a continuación un trabajo, seleccionado por su calidad, capacidad de respuesta al planteamiento del ejercicio final del segundo semestre (curso 2010) donde se identifican los aspectos enunciados y por la confiabilidad en nuestras asesorías personalizadas y grupales. Es un caso de estudio basado en la realidad, donde se demuestra la validez pedagógica del modelo, como un instrumento didáctico que permite adquirir conocimientos, al alumno, a través de su aplicación. El ejemplo, del que hemos estado hablamos, es el trabajo de las alumnas Luz del Carmen Palencia Arreola y Guadalupe Osorio Nolasco, quienes confiaron en nosotros su formación profesional, durante los dos semestres (2010 -1 y 2) de la etapa básica del plan de estudios 99.
  • 19. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O PRODUCTOS DE APRENDIZAJE A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 20. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 21. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 22. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 23. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 24. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 25. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 26. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 27. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 28. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 29. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 30. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 31. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 32. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 33. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 34. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 35. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 36. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 37. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 38. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 39. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 40. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 41. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 42. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 43. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 44. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 45. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 46. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 47. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 48. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O
  • 49. P R O C E S O D E C R E A C I Ó N D E L O B J E T O A R Q U I T E C T Ó N I C O PRO C E S O CONCLUSIÓN 48 Cada uno posee gestos de lo que ha vivido y lo que ha leído. Fíjese si no en usted. Arturo Pérez Reverte Una vez aplicado el modelo propuesto, Proceso de creación del objeto arquitectónico, en el Taller de arquitectura I, Investigación / Proyecto, se obtuvieron unos resultados que nos permitieron llegar a las siguientes conclusiones. La investigación es consustancial al proyecto. Podemos decir que el proyecto inicia precisamente con la investigación: antes de iniciar un proyecto arquitectónico, es necesario saber con precisión, el problema y su programa, aspectos que sustentan y fundamentan la viabilidad del propio proyecto. El modelo es un marco teórico, práctico y metodológico de utilidad comprobada en el proceso de la enseñanza aprendizaje del proyecto arquitectónico, desde la etapa básica al seminario de tesis; sujeto desde luego a ciertos ajustes de acuerdo con la experiencia académica del alumno. No es un algoritmo. Es un sistema basado en un orden, de carácter flexible, que permite la interrelación entre sus partes y el todo. Hemos observado, durante nuestra larga experiencia como docentes, la falta de integración efectiva de conocimientos que deberían aportar, al converger en el proyecto, las asignaturas que forman el Taller de arquitectura: nos referimos a la expresión gráfica, estructura, construcción, instalaciones. Ante tal situación, nuestra labor docente con alumnos de primero y segundo semestre, se complica, razón por la cual, además de las asignaturas propias (Investigación / Proyecto), abordamos representación, estructura y construcción. Los alumnos, al aplicar el modelo propuesto, adquieren una disciplina y conocimientos, construidos a través de la interpretación de la información recabada durante el proceso, que les van a permitir enfrentar la hoja en blanco con menos incertidumbre, considerando que su mente no está en blanco. Estos alumnos, difícilmente olvidaran está disciplina y conocimientos adquiridos en la etapa básica, indispensables durante su actividad académica y profesional. Contrariamente vemos trabajos de alumnos de últimos semestres, que no fueron educados con rigor analítico y sintético, que muestran deficiencias en lo relativo al dimensionamiento y organización del mobiliario, circulaciones, coordinación de ejes, etc., en una composición espacial.