Ponencia diálogo interreligioso

  • 917 views
Uploaded on

 

  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
917
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
6
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. “ABORDANDO EL DIÁLOGO INTERRELIGIOSO”Ponencia de Elizabeth Lheure.Para empezar, quería contar les la historia de un ateo, un judío, un católico, unprotestante, un hindú, y un musulmán que se encontraban para contar-sechistes religiosos, la condición tácita era que cada uno contará chistes de supropia tradición....Esto es dialogo interreligioso?SI!Esto también es dialogo interreligioso, porque el sentido del humor es, en estecaso, una herramienta, un camino para trabajar por el dialogo interreligioso; esasombroso, pero el hecho de reír JUNTOS (y NO réir-se “del otro”) puedeindudablemente facilitar la creación de unos lazos de fraternidad entre losparticipantes.1Aquí mi idea no es de convencer les de la necesidad o no, de la oportunidad ono, del diálogo interreligioso; quienes mejor que vosotros valoran laconvivencia y la urgencia del dialogo? Esta claro que vivimos en un mundodonde existen cada vez más intercambios (mercantiles - pero también depersonas y de ideas); quienes mejor que vosotros aquí reunidos saben que losfenómenos migratorios ya no son excepcionales? Que nos guste o no, hoy día, elextranjero ya no es extraño pero en muchos casos, sigue siendo ajeno.Vivimos tiempos de diversidad y esperemos que sean igualmente tiempos depluralismo; tiempos de diversidad y de pluralismo religiosos.Pluralismo religioso significa que las distintas tradiciones religiosas de un país(su diversidad religiosa) pueden ejercer libremente el derecho a expresar y apracticar sus creencias o convicciones, y que pueden hacerlo en una situaciónde igualdad, donde es posible el respeto y el reconocimiento de las minorías. Elpluralismo religioso implica la libertad y el reconocimiento de las minorías, enun plano de igualdad y está íntimamente ligado a la promoción y defensa de laLibertad Religiosa. Esta promoción y defensa de la libertad religiosa esta arraigada en diferentestextos y documentos internacionales, tales como: - El Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948)2, - Ampliado por el Artículo 18 del Pacto de los Derechos Civiles y Políticos de las Naciones Unidas (1976)3,1 Se ha publicado un libro titulado “La Sonrisa Divina” que recopila algunos de estos chistes; “La SonrisaDivina” con viñetas de José Luis Martín, ICARIA Editorial, 2009.2 “Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento de conciencia y de religión; este derechoincluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o sucreencia individualmente y colectivamente, tanto en público como en privado, por medio de la docencia,la práctica, el culto y la observancia.”
  • 2. - Y reafirmado en la Resolución 48/128 de la Asamblea General de las Naciones Unidas sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia Religiosa (1993)4. - También, la Convención Europea de Derechos Humanos (1950)5 , - la Declaración sobre la Eliminación de Todas las Formas de Intolerancia y Discriminación Basadas en la Religión o en la Creencia (1981) 6 - Y los artículos 2 y 3 de la Carta Europea de Salvaguarda de los DDHH en la Ciudad (2000). 7En España, el artículo 16 de la Constitución “garantiza la libertad ideológica,religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, ensus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden públicoprotegido por la Ley”, afirma que “ Nadie podrá ser obligado a declarar sobresu ideología, religión o creencias” que “Ninguna confesión tendrá carácterestatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas de la3 “1.Cualquier persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; estederecho le incluye la libertad de tener o adoptar la religión o creencias de su elección, individualmente ocolectivamente, tanto en público como en privado, por medio del culto, la celebración, los ritos, lasprácticas y la docencia.2.Nadie será objeto de medidas coactivas que puedan disminuir su libertad de tener o adoptar la religión olas creencias de su elección.3.La libertad de manifestar la propia religión o las propias creencias estará sujeta únicamente a laslimitaciones prescritas por la ley que sean necesarias para proteger la seguridad, el orden, la salud o lamoral públicas, o los derechos y libertades fundamentales de los demás.4.Los estados que toman parte de este Pacto se comprometen a respectar la libertad de los padres y, si esnecesario, de los tutores legales, a fin de garantizar que los hijos reciban la educación religiosa y moralque esté más de acuerdo con sus propias convicciones.”4 “La Asamblea General pide a los Estados que aseguren que sus sistemas constitucionales y legalesofrezcan garantías totales de libertad de pensamiento, de conciencia, de religión y de creencia, y quedispongan de los recursos necesarios allí donde haya intolerancia y discriminación por razones de religióno creencias.Reconoce que la legislación no es suficiente para poder evitar las violaciones de los DDHH, incluso elderecho a la libertad de religión y de creencia.Por consiguiente, pide a los Estados a tomar las medidas apropiadas para combatir el odio, la intoleranciai los actos de violencia, incluso los motivados por el extremismo religioso, y para motivar lacomprensión, la tolerancia y el respeto en las cuestiones relacionadas con la libertad de religión y decreencia. Pide a los estados que aseguren que, en el curso de sus obligaciones oficiales, los miembros de losorganismos de la ley, los educadores y otros funcionarios públicos respeten las diferentes religiones ycreencias y no menosprecien a las personas que profesan otras religiones o creencias.”5 En su articulo 9 titulado “Libertad de pensamiento, de conciencia y de religión”, ver:http://www.echr.coe.int/NR/rdonlyres/1101E77A-C8E1-493F-809D-800CBD20E595/0/ESP_CONV.pdf6 Esta declaración contiene 8 artículos, tres de los cuales (1,5,6) definen derechos específicos. A pesar deque los Derechos Humanos son derechos individuales, la Declaración de 1981 identifica, igualmentealgunos derechos relacionados con estados, instituciones religiosas, grupos de personas, etc.http://www1.umn.edu/humanrts/instree/spanish/sd4deidrb.html7 Carta Europea de Salvaguardia de los DDHH en la Ciudad:http://www.idhc.org/esp/documents/CartaEuropea.pdf
  • 3. sociedad española” y especifica que “mantendrán las consiguientes relacionesde cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones.”8.De la misma forma que el pluralismo religioso está íntimamente ligado a lapromoción y defensa de la Libertad Religiosa, el dialogo interreligioso es enrealidad una experiencia de la libertad: mi libertad de hablar y la libertad delotro también a ser escuchado. Mi libertad de existir y de practicar mi creencia,pero también la libertad del otro a hacer lo mismo.Ahora es verdad que no se pueden ocultar los “grandes temores” que frenan eldiálogo interreligioso: - Más allá del miedo al desconocido, existe esta realidad : la fe, la religión, las creencias son partes integrantes de la INTIMIDAD, hablar de dialogo interreligioso es hablar de exponerse, despojarse, desnudarse delante un – todavía- desconocido. - Otro freno al dialogo es el “rechaso de la igualdad”. Lógicamente, cuando se afirma la superioridad única de una tradición religiosa se considera, ya de antemano, las demás religiones como imperfectas e inferiores. Es imposible reconciliar la pretensión de la superioridad única d’una tradición en particular con la actitud abierta que se requiere para el verdadero diálogo interreligioso. En tal diálogo, el participante esta convencido que nada tiene que aprender del otro, porque su verdad es una verdad única e incuestionable. Más que ante un diálogo, estaríamos entonces ante un monólogo. Por fin, hace falta recalcar de el síndrome del “Choque de las Civilizaciones”9 y la dialéctica de la confrontación, nos hacen percibir las diferencias como fuente de conflicto y en particular, el Islam como un potencial enemigo.10 Existe y es indiscutible que puede existir el “peligro” de enfrentamientos. Pero hay que apostar por el diálogo y por la posibilidad de una coexistencia pacífica de las religiones. Tenemos que salir de la paranoia del choque de civilización a pesar de su posible instrumentalización por parte de los políticos. Todas las religiones conllevan su porción de ambigüedad: ofrecen valores humanistas y pacificas pero según su interpretación o su aplicación pueden producir violencia:; en este sentido, el fanatismo religioso es una perversión de la religión. Debemos admitir que nos encontramos frente a una paradoja:Por una parte8 JJ Tamayo habla de “confesionalidad indirecta en la Constitución”.9 Samuel Huntington: “El Choque de Civilizaciones y la Reconfiguración del Orden Mundial”: EditorialPaidós, año 1998 (reimpresión 2004)10 Ver el articulo titulado “El choque de ignorancias”, en el País del 6 de octubre del 2001http://av.celarg.org.ve/Enlamira/articulos/choquedeignoracias.htm de Edward W. Said (ensayistapalestino, profesor de literatura comparada en la Universidad de Columbia.)
  • 4. -las religiones han sido directa o indirectamente manipuladas e utilizadas como factores que han contribuido a las guerras.Pero por otra parte, - en todos los tiempos, el espíritu religioso ha sido también uno de los factores más importantes para mantener y establecer la paz entre los hombres.La “Regla de Oro” de las religiones definida como la “Ética de la Reciprocidad”por Hans Küng11 es la moral común que une las grandes religiones y queconstituye el gran patrimonio de la humanidad. “No hagas a nadie lo que noquieres que te hagan.” - En la felicidad y en el sufrimiento deberemos abstenernos de infligir a los demás aquello que no nos gustaría que nos infligieran. Mahavira: Yogashastra, 2, 20 (Jainismo) - No hieras a los otros con aquello que te hace sufrir a ti. Buda. Sutta Pitaka, Udanavagga 5, 18 (Budismo) - Lo que no quieras que te hiciesen, tú no lo hagas a los demás. Confucio: Analecta 15, 23 (Confucionismo) - No hagas a los otros aquello que, si te hicieran a ti, te causaría pena. Mahabharata 5, 15,17 (Hinduismo) - La buena naturaleza es aquella que se reprime para no hacer al otro aquello que no sería bueno para ella. Dadistan-i-Denik 49, 5 (Zoroastrismo) - Lo que para ti es detestable, no lo hagas tú a tu prójimo. Esta es toda la ley. El resto son comentarios. Hillel: Talmud bab, Shabbat 31ª (Judaísmo) - No deseéis para los demás, aquello que no deseáis para vosotros mismos. Baha’u’llah: Kitab-i-Aqdas, 148 (Bahá’í) - Verdaderamente, Dios ordena la justicia y hacer el bien. Corán 16:92. Ninguno de vosotros es un creyente sino hasta que desea para su hermano lo que desea para él mismo. Sunnah. [Islam) El diálogo interreligioso plantea a las tradiciones religiosas no solamente la difícil cuestión de la igualdad y el cultivo de la tolerancia, pero además plantea otros retos: El diálogo interreligioso es, en sí mismo, un valor y un reto puesto que de él depende la credibilidad de los creyentes de las tradiciones religiosas ante un mundo indiferente. Conduce a reconocer en el otro el derecho a definirse a sí mismo, a fin de que cada persona sea comprendida tal como ella misma se comprende. Conduce a repensar la relación que existe entre lo que es específico de un mensaje y su valor universal, abierto a todos los seres humanos. Obliga a las tradiciones religiosas a salir de su marco confesional, lo cual puede ser la mayor oportunidad para abrirse a los demás. Ofrece la oportunidad de llevar el “hecho religioso, las mismas tradiciones y las espiritualidades” a la esfera pública de una manera positiva.11 "No habrá paz entre los pueblos de este mundo si no hay paz entre las religiones del mundo". HansKüng
  • 5. Plantea la necesidad de dar una respuesta conjunta frente a los retos más importantes que hoy deben ser compartidos por toda la humanidad. Obliga a las tradiciones religiosas a realizar un proceso de revisión y redescubrimiento de las convicciones y creencias que se profesan, imprescindible para la gestación de una nueva creatividad que las aproxime al diálogo con el mundo actual. Sitúa a los creyentes ante la alternativa de ser solidarios o solitarios en el seno de la sociedad, por encima de las divergencias doctrinales y prácticas religiosas. Suscita la necesidad de un dialogo INTRA-religioso, para que las comunidades reconozcan la diversidad no solamente en las otras religiones pero también a dentro de cada tradición.Asimismo, el dialogo interreligioso comporta algunos riesgos: la tentación deun sincretismo superficial o d’un consumo religioso «a la carta». Lo quetenemos claro es que estamos hablando de diálogo entre creyentes detradiciones religiosas distintas pero creyentes convencidos, no estamos hablandode la situación en la cual una persona esta “buscando” su camino … En estediálogo interreligioso, nadie viene vender nada a nadie … porque ya cada unotiene SU creencias. Puede haber también una “fascinación del bonismo”,reduciendo el diálogo a un intercambio de cortesía, dejando de afrontar lascuestiones que nos separan, lo que nos impide valorar de las peculiaridades yde las diferencias. Otros pueden preferir la comodidad de dialogarexclusivamente entre personas de tradiciones distintas, pero de estilos ytendencias parecidas, en este caso no hay confrontación ni avance; no se puedelimitar el dialogo interreligioso a determinadas minorías, es necesario que seaasumido por las mayorías de todas las tradiciones, el dialogo tiene que ser elmás inclusivo posible, solamente se AUTO_excluyen los que no quierenparticipar.Igualmente es necesario hacer hincapié en el hecho que no se puede valorar eldialogo interreligioso por una eficacia inmediata, porque el diálogo es un valor“religioso” en si mismo y la paciencia es una muestra de amor y facilita elacercamiento. El Dialogo interreligioso nos ayuda a descubrir, tratar de corregir y superar: Los conflictos, comportamientos no éticos ni morales por parte de las religiones institucionalizadas, son una gran fuente de descrédito de las religiones ante un mundo indiferente. Los prejuicios conscientes e inconscientes que conducen a percibir al otro como a alguien lejano y distinto. El analfabetismo de la sociedad civil respecto a la información y experiencia religiosa, generada por la gran secularización y laicismo de la sociedad.Por fin no podemos ocultar la creciente influencia de los medios decomunicación que se hace eco, básicamente, de los integrismos religiosos,caricaturizando la diversidad con frecuencia. Otra cuestión, dificultad y ”gran
  • 6. pregunta” es de saber si se incluyen o no en este dialogo interreligioso a los “nocreyentes”, podríamos en este caso hablar de un dialogo interconviccional.Para no quedar solamente con las dudas, las preguntas, las dudas, los retos, etc.hace falta subrayar que el diálogo interreligioso es un instrumente socialpotente y eficaz porque puede influir muy positivamente en la cohesión social.De hecho, algunas instituciones públicas lo favorecen porque constatan que esgenerador de: tolerancia y convivencia pacífica fomenta lazos comunitarios y fortalece la cohesión social mueve al compromiso y a la generosidadA pesar de que se constata temor por parte de algunas tradiciones religiosas, aque pueda haber “control” sobre ellas por parte de las instituciones públicas, sedebe aceptar que la religión no está confinada al dominio privado, sino quetiene un impacto en la colectividad y una dimensión pública y social. Espositivo y legítimo que las administraciones públicas, las instancias políticas yla sociedad se interesen por la diversidad religiosa y potencien el diálogointerreligioso. A pesar de que los estados no han de ser confesionales, esnecesario reinterpretar la manera cómo se ha de vivir hoy la laicidad y el hechoreligiosoEl dialogo interreligioso es también un instrumente en la mediación enconflictos a carácter religiosos o con componente religioso porque ayuda alacercamiento de los agentes enfrentados y es sin duda un instrumento potenteen la prevención de estos conflictos.Situación actual del dialogo interreligioso: - El diálogo interreligioso es una realidad en fase de desarrollo. - El grado de interés por él es muy variable y dentro de cada tradición, hay sectores que le son favorables (los más innovadores), pero los hay que son muy reticentes. También existe un tanto por ciento elevado de creyentes que no se han planteado el diálogo y no son conscientes de la oportunidad y el reto que éste significa. - Hay una crisis global de las tradiciones religiosas institucionalizadas. Tienen miedo a la pérdida de identidad. Desarrollan procesos defensivos y por ello decrece su vigor, su pensamiento, sus lazos comunitarios, su influencia social. No son generadoras de novedad, creadoras de futuro, fuentes de esperanza. - La extraordinaria variedad del diálogo interreligioso hace que justamente este diálogo sea cada vez más complejo. El mismo termino de “diálogo” puede tener matices distintos y de todas formas es evidente que el diálogo ya no esta en las instituciones si no que esta en la calle. El encuentro entre los creyentes de diferentes tradiciones religiosas tiene actualmente formas de las más diversas: puede ser simple visitas de cortesía con motivo de festividades religiosas; diálogos teológicos (le Café Théologique en la ciudad de Perpignan y
  • 7. ahora Paris); cantar juntos (Coros interreligiosos) y hasta orar en común, cada vez hay más gente que están atraídas por las plegarias interreligiosas.En grandes líneas podemos decir que existen cuatro niveles de diálogointerreligioso: el diálogo de la vivencia que se mantiene en el seno de laconvivencia diaria, el diálogo de la acción: se surge por defender una causacomún a favor de la paz y la justicia, el diálogo teológico que nace a raíz de lareflexión teológica entre expertos de distintas tradiciones, el diálogo de laplegaria que busca la oración, la meditación y el silencio compartido.Antes de acabar, me gustaría mencionar algunas virtudes necesarias paradesarrollar este peculiar diálogo que valora la diferencia: entre otras virtudespodemos citar: la escucha, el respecto, la empatía, la tolerancia, el amor, elaltruismo, la humildad ... y la paciencia, la paciencia! Por fin en grandes líneasindicar también que los agentes de dialogo interreligioso pueden ser líderes,expertos pero igualmente los creyentes de base.Dialogando, existe el posible peligro de herir o de ser herido, de dudar, deenfrentar… pero la alternativa, es decir hacer caso omiso, ignorar, silenciar, noscondena a perder unas grandes oportunidades de gozo a nivel individual y depaz y armonía a nivel socialEn conclusión, permútenme compartir el Edicto en roca XII del Rey Ashoka(sigle III AC): “Las creencias de los demás merecen siempre ser respetadas por un motivo opor otro. Al rendirles honor, se exalta la propia creencia y se rinde al mismotiempo un servicio a la creencia de los demás. Actuando de otro modo, se haceinjuria a la propia creencia y se causa menoscabo a la de los demás. Porque siun hombre ensalza su propia creencia y desacredita las demás por devoción a lasuya y porque quiere glorificarla, causa serio daño a su propia creencia.“En consecuencia, sólo la concordia es recomendable, pues mediante laconcordia pueden los hombre aprender y respetar la concepción de la creenciaaceptada por los demás”.Extracto de la película Gandhi en exactamente 2:48http://www.youtube.com/watch?v=IFy4r74_kb4&feature=related