Conflictos por agua
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Conflictos por agua

on

  • 3,123 views

Trabajo sobre los conflictos por agua

Trabajo sobre los conflictos por agua

Statistics

Views

Total Views
3,123
Views on SlideShare
3,119
Embed Views
4

Actions

Likes
0
Downloads
52
Comments
0

1 Embed 4

http://www.slideshare.net 4

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Conflictos por agua Conflictos por agua Presentation Transcript

  • Ir al Mapa
  • Conflictos del agua en el mundo Haced clic en el nombre de lo que queráis ver Senegal Palestina Cuenca del Mekong El Nilo Mar de Aral Salir
  • Senegal: Los días 10 y 11 de julio de 2002 tuvo lugar en Dakar (Senegal) la Asamblea General constitutiva de la Red Africana de Organismos de Cuenca (RAOC). Reunió a delegados de las administraciones encargadas de la gestión del agua y de los organismos de cuenca de la región. La Asamblea General designó a la Organización para el Aprovechamiento del Río Senegal (OMVS) como responsable de la Secretaría Técnica Permanente por un período de 4 años renovables. Los delegados reunidos en Dakar hicieron un llamado a todos los Ministerios encargados del agua y a todos los organismos de cuenca existentes o en curso de creación de África para que se adhieran a esta nueva Red continental, dentro de un espíritu de apertura y reforzada cooperación a escala de la región. Expresaron su interés en la elaboración coordinada de un programa de apoyo a la creación y fortalecimiento de organismos de cuenca en Africa, basado en los principios de gestión integrada de los recursos hídricos, organizada a escala de cuencas hidrográficas de los ríos y acuíferos del continente, sean nacionales o transfronterizos, con la participación de todas las categorías de usuarios del agua. Declaración de Dakar
  • DECLARACIÓN DE DAKAR Los delegados recordaron que la imporancia del agua dulce, y que es indispensable su buen anejo para la mejora de la higiene y el desarrollo socioeconómico sostenible de la humanidad. La Red Mediterránea de Organismos de cuenca fue creada en Madrid el 3 de noviembre de 2002 dentro del marco previsto en el Artículo 11 de los estatutos de la Red Internacional de Organismos de Cuenca. Su objetivo principal es promover las iniciativas mediterráneas que favorezcan la organización de la Gestión Integrada de los Recursos Hídricos a nivel de las cuencas hidrográficas de los ríos, lagos o acuíferos nacionales o transfronterizos, que permitan conciliar crecimiento económico, justicia social, rotección del medio ambiente y de los recursos hídricos y participación de la sociedad civil. Esta Red Regional tiene por objeto: desarrollar relaciones permanentes entre los organismos encargados de una gestión integrada de este tipo en el Mediterráneo, y favorecer entre ellos el intercambio de experiencias y conocimientos; facilitar la elaboración de herramientas adaptadas de gestión institucional y financiera; de conocimiento y de seguimiento global de los recursos hídricos; de organización de los bancos de datos; de preparación concertada de planes maestros y de programas de acción a medio y largo plazo; desarrollar la información y la formación de los representantes elegidos locales, de los representantes de los usuarios, de los diferentes actores de la gestión del agua y de los dirigentes y del personal de los organismos de cuenca; estimular la educación de la población en torno a estos problemas; promover estos principios de gestión por cuenca en programas de cooperación internacional; evaluar las acciones iniciadas por organismos miembros y dar a conocer los resultados. La secretaría de esta nueva Red Regional será a cargo de la Confederación idrográfica del Júcar en Valencia. Volver
  • El Mar de Aral es un mar interior. Se encuentra entre Kazajstán al norte y Karakalpakia al sur. Des de los años 60 la superficie del Mar de Aral se ha reducido debido a trasvases de los ríos que lo alimentan. Principalmente el Amu Darya y el Syr Darya para regar cultivos. Además esta muy contaminado como resultado de pruebas de armas, industrias y el abocamiento de residuos de fertilizantes durante la época soviética. La Unión Soviética decidió en 1918 trasvasar gran parte del agua del Amu Darya y el Syr Darya para poder desarrollar cultivos de regadío al desierto de Asia central, especialmente algodón, actualmente Uzbekistàn es uno de los principales exportadores de algodón del mundo. Los canales comenzaron a construirse en los años 30. La calidad de la construcción era mínima y la mayoría del agua se evaporaba o se filtraba. Antes del 1960 se desviaban entre 20 y 50 km cúbicos de agua. Así la mayor parte de subministro de Agua del Mar de Aral se havia desviado y, a los años 60, el mar empezó a decrecer. Entre el 61 y el 70 el nivel de agua disminuía a un ritmo mediano de 20 cm al año. En los años 70 el ritmo se triplico. Y en los años 80 aumentaba una a unos 80 o 90 cm al año. Y, todo y esto, el agua utilizada en el regadío se duplico entre 1960 y 1980 así como la producción de algodón. Para los soviéticos la desaparición del lago no era nada raro. La URSS consideraba que el Mar de Aral era un “error de la naturaleza” y para ellos su desaparición era inevitable. Seguent Continuar
  • La superficie del Mar se ha reducido en un 60% y su volumen se ha reducido en un 80%. La salinidad del mar ha aumentado desde los 10 g/l hasta los 45 g/l. En 1987 la disminución de las aguas acabo dividiendo el lago en dos pero se construyo un canal artificial para conectarlos. Actualmente se están planteando proyectos para salvar el mar de Aral Norte como construir presas para preservar un flujo constante de agua dulce o construir una presa para separar las dos mitades del mar para poder elevar el nivel del Mar de Aral del Norte y así reducir su salinidad. Por razones económicas el Mar de Aral del Sud esta abandonado. Está dejando enormes llanuras de sal que producen tormentas de arena y que hacen los inviernos más fríos y los veranos más calidos. Uno de los intentos es plantar vegetación en el antiguo hondo del mar. En las partes más profundas del mar las aguas bajas tienen una salinidad mayor que las superficiales. Esto forma dos tipos de agua que no se mezclan. Por esto solo la parte superficial del mar se calienta más en verano y se evapora más rápidamente. En 15 años podría desaparecer la parte occidental del Mar de Aral Sur. Los ecosistemas del Mar de Aral y de los deltas de los ríos que confluyen con él están prácticamente destruidos, sobretodo por la gran salinidad. Además, la tierra de alrededor esta muy contaminada y las personas que viven ahí sufren restricciones en el agua dulce. La contracción del mar ha dejado extensas llanuras cubiertas de sal y productos tóxicos, que son arrastrados por el viento hacia las zonas habitadas. La población cercana al mar presenta bastantes canceres y enfermedades pulmonares. En 1948 se construyo un laboratorio soviético secreto de armas biológicas en una isla situada al medio del Mar de Aral. Allí se habían probado y tirado armas biológicas. Volver
  • La población palestina es la mitad de la de Israel, sin embargo, consume apenas entre un 10% y un 15% del agua. En Cisjordania, los colonos israelíes consumen un promedio de 620 metros cúbicos por persona al año y los palestinos, menos de 100 metros cúbicos. La escasez de agua en los Territorios Palestinos Ocupados, una importante barrera para el desarrollo agrícola y los medios de sustento, causa también una percepción de injusticia, ya que las actuales normas de utilización del agua los mantienen en un acceso desigual a los acuíferos compartidos. La distribución desigual del agua de los acuíferos compartidos con Israel forma parte del problema. Con un rápido crecimiento demográfico, la disminución de la disponibilidad del agua impone limitaciones cada vez mayores a la agricultura y el uso humano.   El uso de agua de palestina es siete y media veces más alto . En Cisjordania, los colonos israelíes utilizan mucha más agua por persona que los palestinos y más que los israelíes en Israel : consumen casi nueve veces más agua por persona que los palestinos. Desde cualquier punto de vista, las disparidades son amplias. Los palestinos no tienen derechos sobre las aguas del río Jordán. Esto significa que las capas freáticas suplen casi todas las necesidades de agua en los Territorios Palestinos Ocupados. Las normas que regulan la extracción de estas capas influye considerablemente sobre el acceso al agua. Seguir
  • Cerca de 3/4 del acuífero se suplen de nuevo dentro de Cisjordania y fluyen desde ésta hacia la costa de Israel. Buena parte de esta agua no es utilizada por los palestinos. Los representantes israelíes del Comité Mixto de Recursos Hídricos regulan severamente la cantidad y profundidad de los pozos operados por los palestinos. Para los colonos israelíes se aplican reglas menos estrictas, lo que les permite cavar pozos más profundos. Con apenas el 13% de todos los pozos situados en Cisjordania, los colonos son responsables de cerca del 53% de la extracción de agua subterránea. El agua que no es utilizada en los Territorios Palestinos Ocupados fluye finalmente bajo el territorio israelí y es extraída por medio de pozos en la parte israelí (véase el mapa). Con las aguas de la cuenca costera se presentan problemas similares. Estas aguas escasamente llegan hasta la Franja de Gaza, debido a las altas tasas de extracción en la parte israelí. El resultado es el siguiente: las tasas de extracción de los acuífe-ros poco profundos ubicados en la Franja de Gaza sobrepasan mucho las tasas de recarga, lo que conlleva una salinización creciente de los recursos hídricos. La poca agua está limitando el desarrollo agricola en palestina. Si bien este sector representa una parte cada vez menor de la economía palestina pero es la unica forma de vida de algunas de las personas más pobres. Actualmente, el desarrollo del riego es bajo y menos de un tercio del área potencial está cubierta debido a la falta de agua. El bajo desarrollo de los recursos hídricos significa que muchos palestinos dependen de la liberación de agua por parte de compañías israelíes. Esta es una fuente de vulnerabilidad e incertidumbre ya que los suministros son frecuentemente interrumpidos durante los períodos de tensión. La construcción del muro ha tenido como consecuencia la pérdida de algunos pozos palestinos y el alejamiento de los agricultores de sus campos, en particular en zonas de secano altamente productivas alrededor de las provincias de Belén, Jenin, Nablus, Qalqilya, Ramala y Tulkarem. Las condiciones en los Territorios Palestinos Ocupados contrastan con los acuerdos de mayor cooperación que han surgido en otros lugares. Desde el acuerdo de paz de 1994, Israel y Jordania han colaborado en la construcción de instalaciones de almacenamiento de agua en el lago de Tiberíades, lo que ha mejorado la asignación de agua para los agricultores jordanos. La estructura institucional también ha contribuido al arbitraje de las disputas originadas por las variaciones anuales y estacionales del flujo de agua, a pesar de que esto no estaba contemplado inicialmente por el acuerdo. Volver
  • Consumidas por Egipto pero originadas en Etiopía, las aguas del Nilo Azul han sido durante mucho tiempo fuente de conflictos. Un nuevo plan podría eliminar al fin el espectro de una guerra por el río. Egipto tenía, y sigue teniendo, poderosas razones de estar agradecido: 86% del agua que fluye río abajo por el Nilo Azul para regar este árido país norteafricano procede de las llanuras aluviales de Etiopía. Sin embargo, el caudal del río que corre entre Egipto y Etiopía no siempre ha dado lugar a ese armonioso intercambio de dádivas, como es de prever entre un país ansioso de agua y otro que la suministra gratuitamente. En 1979, el entonces presidente de Egipto, Anuar el Sadat, hizo del destino del Nilo un tema urgente de la seguridad nacional. “El único asunto que puede llevar a Egipto nuevamente a una guerra es el agua”, afirmó. Las posibilidades de conflicto a causa del agua son innegables. Alrededor de 95% de la población egipcia se concentra en una franja fértil de tierra a lo largo de las orillas del Nilo, único abastecimiento importante de agua del país. En cambio, Etiopía, desesperadamente pobre y subdesarrollada, ha sufrido desde los años setenta sequías periódicas que han provocado la muerte de millones de personas. El Nilo Azul, que surge del lago Tana en el Macizo Etíope, ha sido considerado durante mucho tiempo como una posible fuente de riego, energía hidroeléctrica y crecimiento económico general en un país cuya población aumenta vertiginosamente. Etiopía sólo consume en la actualidad 2% del agua disponible. Un reparto más equitativo El régimen marxista del coronel Mengistu Hailé Mariam se hizo con el poder en Etiopía en los años setenta. Los expertos soviéticos invitados por el coronel empezaron a estudiar la posibilidad de construir embalses en los afluentes del Nilo y utilizar sus aguas, provocando las amenazas de Egipto de que toda presa construida sería arrasada por la fuerza militar. Sin embargo, pasada la guerra fría, las aguas del Nilo siguieron provocando disputas diplomáticas. A comienzos de los años noventa, por ejemplo, hubo un serio conflicto entre Sudán y Egipto debido a los supuestos intentos del gobierno sudanés de derrocar al presidente egipcio, Hosni Mubarak. Sudán y Etiopía constituyeron una Organización Mixta para el Valle del Nilo Azul y se comprometieron a estudiar diversos proyectos importantes relacionados con infraestructuras, con o sin el visto bueno de Egipto. Una vez más, Mubarak amenazó con una intervención militar. Siguiente
  • Hasta ahora, Egipto y sus vecinos han firmado un sólo un tratado, el Acuerdo de 1959 sobre las Aguas del Nilo entre Sudán y Egipto, basado a su vez en un pacto de las potencias coloniales de la región en 1929. Etiopía ni siquiera aparecía mencionada. La idea de que las aguas del río deben distribuirse de manera más equitativa se abre camino día a día. Además de las terribles sequías y la tremenda pobreza de Etiopía, los estudios insisten en que la población del país registrará un incremento espectacular pasando, según los datos disponibles, de 61,4 millones en la actualidad a 186 millones en 2050. Como sólo 1,7% de las tierras cultivables están regadas (frente a 100% en Egipto), lo único previsible es un incremento exponencial de la demanda de agua. Es posible que una solución duradera no esté muy lejos. En julio del presente año, y tras cinco años de conversaciones preliminares, los diez Estados de la cuenca del Nilo —comprendidos Egipto, Sudán y Etiopía— anunciaron que habían conseguido del Banco Mundial los fondos necesarios para una serie de programas destinados a estudiar la mejor forma de repartir las aguas del río. La Iniciativa de la Cuenca del Nilo (NBI) ha dado origen a varios estudios de ese tipo, a los que seguirán préstamos por una cuantía mínima de 3.000 millones de dólares. Etiopía ha iniciado ya la construcción de una serie de presas pequeñas par aprovechar las aguas del Nilo Azul. Según los funcionarios que intervienen en esos proyectos, esas presas beneficiarán a las naciones que se encuentran aguas abajo, al proteger a Sudán de las inundaciones y reducir la acumulación de los sedimentos en la presa del lago Nasser en Egipto. Pero al egipcio Saeed no le convencen esos argumentos e insiste en que, de hecho, es más peligroso detener los sedimentos que dejarlos correr con el agua, pues, en el primer caso, el río podría tornarse más impetuoso y causar estragos en los tramos septentrionales del Nilo. Sin embargo, todas las partes admiten en la actualidad que es mejor dirimir las diferencias de opinión en la mesa de negociaciones que dejar el asunto en manos de los generales. La que se pensaba que iba a ser la causa de la próxima guerra en África tal vez se haya convertido en la última tabla de salvación para ese continente. Volver
  • El río Mekong nace en Tíbet, al pie del Himalaya, y recorre cerca de 4.900 kilómetros a través del propio Tíbet, China, Myanmar (Birmania), Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam, donde se mezcla con el mar de la China Meridional, formando antes uno de los mayores deltas del mundo. Su cuenca tiene la extensión de Francia y Alemania juntas, y se calcula que el 80% de la población que en ella vive depende de la pesca y la agricultura de ribera. El arroz que se produce en la cuenca del Mekong sería suficiente para alimentar anualmente a 300 millones de personas. En Vientiane vive una numerosa colonia de cooperantes, técnicos, administrativos y directivos de ONG… Muchos de ellos trabajan en la Mekong River Commision, una organización creada en 1995 por Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam que trata de regular la gestión del río y proponer modelos de desarrollo sostenible en la cuenca. El problema es que sólo la componen los países del bajo Mekong. Ni Birmania, ni China, que ocupa toda la cuenca alta, han querido integrarse, lo que impide programas eficaces de gestión y, sobre todo, deja fuera de control los planes del Gobierno chino para construir varias presas que alteran el caudal natural del río. Volver