Your SlideShare is downloading. ×
Un Viaje Por Alaska 10 2008
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Introducing the official SlideShare app

Stunning, full-screen experience for iPhone and Android

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

Un Viaje Por Alaska 10 2008

1,304
views

Published on

Se trata de un viaje familiar a esta bella región plena de paisajes, de montañas, de naturaleza.

Se trata de un viaje familiar a esta bella región plena de paisajes, de montañas, de naturaleza.

Published in: Travel

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
1,304
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
17
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. UN VIAJE POR ALASKA Enrique Posada Octubre de 2008
  • 2. Alaska es considerado como un refugio natural rico en la denominada “Wildernes” o sea la naturaleza en estado primigenio, no alterado por la acción del hombre.
  • 3.  
  • 4.  
  • 5. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA Alaska es un estado de los Estados Unidos 1959, situado en el extremo noroeste del continente americano, con capital en Juneau. Se halla rodeado por los océanos Ártico y Pacífico, comparte frontera con Canadá, y está separado de Rusia por el estrecho de Bering. Alaska recibe el nombre del vocablo aleutiano alyeska o alaxsxaq, que significa "tierra grande", o, más literalmente, "el objeto contra el que la acción del mar es dirigida”
  • 6. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA El descubrimiento de grandes yacimientos petrolíferos ha permitido un enorme crecimiento económico en Alaska durante las últimas décadas, pese al aislamiento geográfico y a las duras condiciones de vida. El mayor hito de su desarrollo ha sido la construcción, a partir de 1974, del Trans Alaskan Pipeline, un oleoducto de 1.269 km que une la Bahía de Prudhoe con el puerto de Valdez. Pero el petróleo también ha sido el origen de problemas como el accidente ocurrido en 1989 cuando el superpetrolero Exxon Valdez encalló en las aguas de Alaska y provocó una marea negra que ha sido calificada como uno los mayores desastres ecológicos de la historia. En Alaska existe una importante población indígena con 22 lenguas habladas por el 5,2% de la población, que en total es de 627.000 habitantes. Ocupa un área de 1.717.854 km2 siendo el estado más extenso de Estados Unidos y el menos densamente poblado con 0,42 hab./km2
  • 7. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA La primera historia documentada empieza con el navegante danés al servicio de la Armada Rusa, Vitus Bering, que alcanzó Alaska a bordo del San Pedro en el transcurso de la Segunda expedición a Kamchatcka. El primer europeo que alcanzó las costas de la región fue el ruso Aleksei Chirikov, que navegaba en la expedición de Bering al mando del San Pablo, cuando llegó en 15 de julio de 1741 al lugar en el que hoy se encuentra la ciudad de Sitka. La Compañía rusa de América pronto empezó la colonización de la costa y en los años 1790 ya había asentamientos en la región. La principal actividad en la zona era la caza de nutrias, aunque la colonia no fue nunca rentable debido al elevado coste de los navíos necesarios para ello. Aunque en principio el contacto con los nativos fue cordial, pronto se produjeron encuentros violentos, que unidos a las enfermedades transmitidas por los europeos, exterminaron a cuatro quintas partes de la población nativa.
  • 8. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA Los españoles reclamaron derechos (bula Inter Caetera) sobre la costa oeste de Norteamérica, que incluía Alaska. El rey Carlos III de España organizó varias expediciones a la región para intentar colonizarla. Las expediciones de Bruno de Heceta y Alejandro Malaspina han dejado algunos topónimos en la región, como el Glaciar Malaspina o la ciudad de Valdez. También los británicos siguiendo el ejemplo de la corona española, enviaron exploraciones a la zona, como las de James Cook o George Vancouver. Zonas exploradas por españoles en Alaska
  • 9. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA En 1799, Nikolay Petrovich Rezanov compró los derechos de explotación de las pieles al zar Pablo I de Rusia y creó la Compañía ruso-estadounidense. La sobreexplotación del territorio llevó a un enfrentamiento entre los colonos y los nativos, cuyo acontecimiento más destacado es la Batalla de Sitka de 1804. En 1867, el Secretario de Estado estadounidense William H. Seward llevó a cabo la compra de Alaska a Rusia por 7,2 millones de dólares. La falta de efectivo de Rusia y el deseo de que Alaska no cayera en manos británicas impulsaron a Rusia a vender el territorio a los Estados Unidos tras el fracaso en la Guerra de Crimea. Aunque la compra recibió duras críticas en el momento de producirse, finalmente se vio como un negocio ventajoso gracias al descubrimiento de oro en Yukón. Cheque usado en la compra de Alaska
  • 10. GENERALIDADES SOBRE EL ESTADO DE ALASKA En los 1890s, los territorios de Alaska y Yukón sufrieron una explotación de sus minas debido a la fiebre del oro, conocida como fiebre del oro de Klondike, nombre del principal yacimiento, y continuaron siendo explotadas aún cuando las reservas auríferas disminuyeron. En los primeros tiempos de dominación estadounidense, el ejército, la marina y el servicio de aduanas se hicieron cargo del control de la región, pero la llegada de colonos obligó a cambiar el sistema de administración. En 1884 se nombró un Gobernador y en 1912, se declaró a Alaska como Territorio de los Estados Unidos, con un congreso y gobierno propio, y con su capital en Juneau en detrimento de Sitka, que había sido la capital de la Alaska rusa. Durante la Segunda Guerra Mundial, Alaska fue escenario de la Batalla de las Islas Aleutianas entre las tropas aliadas y Japón, y durante el conflicto se mejoraron las infraestructuras para facilitar la defensa del territorio. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial y el comienzo de la Guerra Fría se aceptó la entrada de Alaska en la Unión
  • 11.  
  • 12. El saludo del Oso Desde su caja de cristal, este imponente oso nos saluda en la llegada. Sentimos prudente respeto por este ser majestuoso que aunque atrapado sin vida, despierta imágenes atávicas de los días ancestrales en que podría aparecer a la vuelta del camino, para sellar nuestro destino con sus abrazos mortales.
  • 13. El sol de media noche se acaba de ocultar
  • 14. En nuestro camino hacia el glaciar Matanuska las montañas aparecen por todas partes con la nieve todavía prevalente, aunque estamos en verano.
  • 15. Al fondo el glaciar Matanuska es una enorme mancha blanca
  • 16. Caminar por los senderos naturales La naturaleza salvaje, impenetrable, se deja conocer tranquilamente con la ayuda de la gente amable que ha trazado, gentilmente, senderos y caminos respetuosos que bordean sin hacer daño las maravillas del paisaje. Así los viajeros ciudadanos pueden sentir en tales viajes, una cierta cercanía a los misterios, de la variopinta naturaleza, sin estar acosados por los miedos escondidos detrás de la belleza.
  • 17.  
  • 18.  
  • 19.  
  • 20. Glaciares y placas de hielo Para que un glaciar pueda desarrollarse, la cantidad de nieve que cae deberá ser mayor a la cantidad de nieve que se derrite cada año. Por ello los glaciares se encuentran en lugares donde cae gran cantidad de nieve y donde hace tanto frío a lo largo del año, que parte de la nieve no se derrite. Climas fríos donde se encuentran glaciares son las regiones polares de la Tierra, y lugares elevados en todas las latitudes. Los glaciares continentales, cubren gran cantidad de tierra en las regiones polares de la Tierra. Los más grandes se encuentran en la Antártida. En la región Ártica , una lámina de hielo cubre toda Groenlandia y hay grandes lámina de hielo en Alaska y en Islandia. Durante la era helada más reciente (hace aproximadamente 15 mil años) un gran glaciar continental cubrió la mayor parte de Norteamérica. Ya hace mucho desapareció, pero dejó un registro en las rocas, sedimentos y forma de la tierra por donde pasó.
  • 21. Glaciares y placas de hielo La nieve que cae sobre un glaciar se va hundiendo bajo más y más nieve y eventualmente cambia de forma debido a la presión proveniente de las capas superiores y se convierte en hielo macizo. A lo largo del tiempo, los cristales de hielo compactan a los pequeños bolsillos de aire entre ellos y el glaciar toma coloraciones azuladas. Se generan potentes fuerzas. Con el tiempo, los glaciares desplazan rocas de la superficie, moviendo peñascos, grava, y arena en colinas llamadas morrenas, y arrojando hielo al océano como masivas placas de hielo. Bajo la presión de su propio peso, el hielo glaciar se mueve pendiente abajo con el paso del tiempo. Los glaciares también se desplazan mediante el desplazamiento de su base, en un proceso llamado deslizamiento básico. La presión hace que parte del hielo se derrita y se genere una superficie resbalosa por la que el hielo que se encuentra en la parte superior se desliza.
  • 22.  
  • 23.  
  • 24. Río Matanuska , de aspecto gris, rico en sedimentos generados por el glaciar
  • 25. Glaciar Matanuska, foto de Nicole Gordon/UCAR
  • 26.  
  • 27.  
  • 28.  
  • 29.  
  • 30.  
  • 31.  
  • 32. EL PARQUE NACIONAL DENALI En este parque nacional está el famoso monte McKinley, también conocido como Denali por los "Atabascos" (nativos de origen esquimal), que es el pico más alto de los Estados Unidos con 6.194 msnm. A pesar de no ser uno de los más altos del mundo, el desnivel que hay que superar (unos 4.000 metros desde el campo base), junto a las bajas temperaturas, dada su cercanía al círculo polar ártico, hacen del Mckinley uno de los picos más complicados de ascender. En el parque está la cordillera de Alaska con otras importantes cumbres como el monte Hunter, el monte Foraker, o el monte Huntington.
  • 33.  
  • 34.  
  • 35.  
  • 36.  
  • 37.  
  • 38.  
  • 39.  
  • 40.  
  • 41.  
  • 42.  
  • 43.  
  • 44. Tomados de las manos Los lugares del mundo están para ser recorridos tomados de las manos. A veces estoy más arriba y te arrastro, a veces me llevas tú, a veces simplemente estamos ahí, tomados de las manos. Y el tiempo pasa más amable, y todo se siente más cercano, cuando estamos los dos tomados de las manos.
  • 45.  
  • 46.  
  • 47. Familia extendida Tengo una familia viajera, que se extiende por el mundo, llevada por el amor, sin que nada la detenga. Encontró el oriente lejano, en tierras de California, y se acerca hacia Alemania, pasando por Nueva York. Ha empezado en Envigado, este viaje aventurero, y surgiendo desde Colombia, en una sola nación se va enlazando el amor en una red infinita de energía creativa.
  • 48.  
  • 49.  
  • 50.  
  • 51.  
  • 52.  
  • 53.  
  • 54.  
  • 55.  
  • 56.  
  • 57.  
  • 58. La ventana Cuando abro las ventanas de mi casa el paisaje la penetra y se ilumina bellamente ni morada. Cuando abro atentamente mis ojos el paisaje me refresca y me lleno de energía renovada. Cuando reposo en esa silla sugestiva el descanso me penetra y me lleno de ilusiones y confianza. Cuando salgo y recorro los caminos el paisaje se me acerca y me da sabiduría apasionada.
  • 59.  
  • 60.  
  • 61.  
  • 62.  
  • 63.  
  • 64. Siempre verde Estos dos verdes testigos declaran sin ninguna duda que el sol es el mejor amigo de la preciosa natura
  • 65.  
  • 66.  
  • 67. Juegos de luces y sombras En un momento fugaz se han creado mil colores y el que quiera jugar los convierte en mil amores
  • 68.  
  • 69.  
  • 70.  
  • 71. Los viajeros Alegre comienza la jornada y los viajeros bien dispuestos miran con ojos confiados y curiosos llena de limpieza la mirada. El día y el clima están propicios, el camino es desconocido, están abiertos todos los sentidos para ver lo profundo y lo sencillo.
  • 72.  
  • 73.  
  • 74. Un alce espera tranquilo en medio de la pradera Los viajeros se emocionan Cuando logran distinguirlo
  • 75.  
  • 76. El gigante blanco Cuando se dio cuenta este orgulloso señor de que unos colombianos venían a visitarlo, se despojó de una nubes que lo estaban ocultando y los deslumbró con las luces de sus albas vestimentas. Y para que nunca olvidaran esta visita encantada, les comunicó su fuerza y los llenó de su belleza.
  • 77.  
  • 78.  
  • 79.  
  • 80.  
  • 81.  
  • 82.  
  • 83.  
  • 84.  
  • 85.  
  • 86.  
  • 87.  
  • 88.  
  • 89.  
  • 90.  
  • 91. Dos osos Dos osos grises se prestan juguetones a que los viajeros acerquen sus miradas, pero sin dejar que se acerquen sus olores, pues desconfían de los seres humanos con sobradas y probadas razones.
  • 92.  
  • 93.  
  • 94.  
  • 95. Montañas Están ahí para declarar que la eternidad existe Están ahí para que caiga en cuenta de mis ilimitaciones Están ahí para que trascienda el tiempo y el espacio Están ahí para que me atreva a ir más allá hacia la libertad.
  • 96.  
  • 97.  
  • 98.  
  • 99.  
  • 100.  
  • 101.  
  • 102.  
  • 103.  
  • 104.  
  • 105.  
  • 106. El paisaje está completo Una mujer bella y alegre que sonríe plenamente, un ramillete de flores del campo en una pradera de ensueño. El paisaje está completo y la creación tiene sentido los ríos fluyen sabiamente y la luz del sol brilla satisfecha.
  • 107.  
  • 108.  
  • 109.  
  • 110.  
  • 111.  
  • 112.  
  • 113.  
  • 114.  
  • 115.  
  • 116.  
  • 117. Evolución Todo está allí, El origen divino celestial y estelar, Las montañas y el agua, Las verdes algas convertidas en vida, Y el animal, ahora hombre, que todo lo contempla, que sabiamente actúa, que pretende, que crea, que juega.
  • 118.  
  • 119.  
  • 120.  
  • 121.  
  • 122.  
  • 123. La Península de Kenai es una gran península que sobresale de la costa sur de Alaska en los Estados Unidos. El nombre de Kenai se deriva probablemente de Kenayskaya, el nombre en ruso para la Ensenada de Cook, que bordea la península hacia el oeste. La península se extiende aproximadamente 240 km hacia el suroeste de las Montañas Chugach, al sur de Anchorage. Está separada de la masa continental al oeste por la Ensenada de Cook y al este por el Estrecho del Príncipe William. Las Montañas de Kenai (cubiertas de glaciares, se extienden por la cordillera del sudeste de la península a lo largo de la costa del Golfo de Alaska. Gran parte de la cadena montañosa se encuentra dentro del Parque Nacional de los Fiordos de Kenai (Kenai Fjords National Park). La costa noroeste, que se extiende a lo largo del Ensenada de Cook, es más plana y pantanosa, salpicada de numerosos y pequeños lagos tales como el Lago Bear (Bear Lake). En la península se hallan varios de los mayores pueblos del sur de Alaska, entre los cuales están Seward, en la Costa del Golfo de Alaska, Soldotna y Kenai, a lo largo de la Ensenada de Cook.
  • 124.  
  • 125.  
  • 126. Carretera escénica entre Anchorage y Seward
  • 127.  
  • 128.  
  • 129.  
  • 130.  
  • 131.  
  • 132.  
  • 133.  
  • 134.  
  • 135.  
  • 136. Salimos en el barco Estrella del Noroeste para visitar al Kenai Fiords National Park durante todo el día, con la posibilidad de avistamientos de fauna marina como ballenas , nutrias, focas, leones marinos y orcas.
  • 137.  
  • 138.  
  • 139.  
  • 140. La unión de las aguas El agua fluye incesante cayendo desde muy arriba; en la magia de un instante se combinan muerte y vida. El agua que baja y sube une la tierra y el cielo bajando desde las nubes por las rocas y los suelos.
  • 141.  
  • 142.  
  • 143.  
  • 144.  
  • 145.  
  • 146.  
  • 147.  
  • 148.  
  • 149.  
  • 150.  
  • 151. Visita a pie por el camino del glaciar Exit, que es parte del Kenai Fjords National Park, en la entrada al famoso campo de hielo Harding
  • 152.  
  • 153.  
  • 154.  
  • 155.  
  • 156.  
  • 157.  
  • 158. La magia del vuelo digital internacional
  • 159.  
  • 160.  
  • 161.  
  • 162. El camino del salmón
  • 163.  
  • 164.  
  • 165. El camino del salmón Miles bajan hacia el mar para recorrer la vida y otros suben por el río hacia una muerte tranquila. Antes de morir renacen desovándose en millares en las aguas ancestrales y así vuelven a los mares. Unos suben, otros bajan, unos mueren, otros nacen, como se evapora el agua para que los mares viajen.
  • 166.  
  • 167. Un trocito de nieve Te quedaste allí solito en lo alto de unos montes para que yo te viera adornando el horizonte. Aunque el verano caliente te amenace con la muerte ya te quedaste por siempre en mi recuerdo y en mi mente.
  • 168. Río Ruso Al contemplarte tan limpio repleto de verdes y azules pienso en los ríos muertos repletos de podredumbre que cargados de sedimentos se llevan la tierra al mar en colores amarillentos que no van a retornar.
  • 169.  
  • 170.  
  • 171.  
  • 172.  
  • 173.  
  • 174.  
  • 175.  
  • 176.  
  • 177. Una capillita hermosa nos recuerda las tradiciones que hacen la vida preciosa si se cuidan con amores
  • 178.  
  • 179. El río Kenai entrando en la ensenada de Cook
  • 180.  
  • 181.  
  • 182. El café Musical Siempre será agradable disfrutar de la música bella que nos regale un cantante en cualquier lugar de la tierra. Se siente una sensación armoniosa y placentera cuando una dulce canción se escucha por vez primera. La emoción es aún mayor estando en lejanas tierras si nos sorprende el artista con alguna canción ya vieja.
  • 183.  
  • 184.  
  • 185. Ojo con el oso
  • 186.  
  • 187.  
  • 188.  
  • 189.  
  • 190.  
  • 191.  
  • 192.  
  • 193.  
  • 194.  
  • 195.  
  • 196.  
  • 197.  
  • 198.  
  • 199.  
  • 200.  
  • 201.  
  • 202.  
  • 203.  
  • 204.  
  • 205.  
  • 206.  
  • 207.  
  • 208.  
  • 209.  
  • 210.  
  • 211.