Your SlideShare is downloading. ×
La Contemplacion Creativa - Aplicación de los Yoga Sutras de Patanjali a la vida práctica
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×

Saving this for later?

Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime - even offline.

Text the download link to your phone

Standard text messaging rates apply

La Contemplacion Creativa - Aplicación de los Yoga Sutras de Patanjali a la vida práctica

6,107
views

Published on

Se expone la técnica de la contemplación creativa, de clara aplicación a la vida práctica. Esta exposición se basa en los antiguos textos de los Yoga Sutras de Patanjali, los cuales son explicados por …

Se expone la técnica de la contemplación creativa, de clara aplicación a la vida práctica. Esta exposición se basa en los antiguos textos de los Yoga Sutras de Patanjali, los cuales son explicados por el autor con base en su experiencia de muchos años practicando técnicas de contemplación y meditación.

Published in: Spiritual

2 Comments
11 Likes
Statistics
Notes
  • Apreciado José

    Gracias por el comentario.
    En verdad me interesa lo de la maestría, dentro de un año, ya que ahora estoy haciendo una de crítica del cine. Muchas gracias por la invitación y sugerencia.

    Enrique Posada
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
  • interesante presentación. os dejo esta información acerca del máster de escritura creativa de la universidad de sevilla, por si os interesa: http://www.master.us.es/escrituracreativa/
       Reply 
    Are you sure you want to  Yes  No
    Your message goes here
No Downloads
Views
Total Views
6,107
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
8
Actions
Shares
0
Downloads
252
Comments
2
Likes
11
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide
  • <number>
  • Transcript

    • 1.  
    • 2. La Contemplación Creativa Aplicación de los Aforismos de Patanjali a la vida Por Enrique Posada Restrepo Mayo de 2009
    • 3. símbolo del yoga en chino ¿QUIÉN ES PATANJALI? ¿QUÉ SON LOS YOGA SUTRA?
    • 4. ¿Quién es Patanjali y qué son los Yoga Sutra? Los Yoga Sûtra o Aforismos del Yoga, de Patanjali, se consideran como los textos fundamentales del Yoga. Se atribuyen tradicionalmente al sabio Patanjali, de quien lo poco que se conoce es legendario y está lleno de contradicciones. Se considera que lo textos conocidos con este nombre datan entre el Siglo II antes de Cristo y el Siglo VI después de Cristo. Pero no se conoce claramente la identidad de su autor ni la fecha de su composición. Se piensa que el autor primero de los Yoga Sutra podría ser Patanjali, el filólogo hindú del Siglo II A.C. Da la impresión de que la obra es en realidad un texto que se ha trabajado durante varios siglos, inclusive en forma oral, hasta que se publicó su primer comentario; por ello, Patanjali pudo haber sido, más que un único autor, una escuela o el líder de una escuela de las ideas del Yoga. En sus orígenes todo pudo haber empezado con técnicas de origen mágico o tradicional, asociadas con el trance, que luego se contextualizaron coherentemente con las tradiciones y filosofías de la India védica.
    • 5. ¿Quién es Patanjali y qué son los Yoga Sutra? Los Yoga Sutra han sido objeto de numerosos comentarios, en los cuales se trata de explicar el sentido oscuro de muchos de los aforismos y de dar coherencia al conjunto. Los primeros conocidos son del Siglo V, hechos por Vyasa; vienen luego, en el Siglo IX los de Vâchaspati Mishra. Posteriormente aparecen muchos más. Como necesariamente ocurre con cualquier comentario, están hechos por autores de distintas escuelas y es natural que se añadan ideas que otro comentarista puede considerar como ajenas a la obra original. De todas formas es generalizada la autoridad que se asigna y el respeto que se da a los aforismos de Patanjali dentro de las enseñanzas del Yoga. La práctica del yoga es un camino de búsqueda de sabiduría que trata de despertar en la persona su auténtica naturaleza, destruyendo distintas aflicciones e ignorancias. Se busca que la persona logre recuperar su origen como ser esencial, capaz de funcionar en estados de conciencia superiores, en los cuales desaparece la dualidad entre los objetos y el sujeto. Esta unión es el yoga.
    • 6. Mi visión de los Yoga Sutra Los caminos del yoga se basan especialmente en técnicas mentales de tipo concentración, meditación y contemplación. En los textos de Patanjali se trabajan detalladamente estas herramientas. Lo que presento a continuación es una investigación personal sobre estos textos y sobre el sentido que pueden tener para una persona dedicada a la vida normal. Para elaborar mi trabajo, me he basado en el texto PATANJALI´S YOGA SUTRAS, with the commentary of Vyasa and the gloss of Vachaspati Misra, translated by Rama Prasada. Se trata de un texto en inglés publicado por Munshiram Manoharlal Publishers Pvt. Ltd., en su cuarta edición 1988, New Delhi, India. He trabajado las técnicas del Yoga de la mente desde que tenía algo más de 20 años. Siempre me sentí inquieto por los textos antiguos relacionados con la meditación y decidí emprender la aventura de leer a Patanjali desde mi propia visión, aprovechando que pude conseguir un buen texto en inglés como es de Rama Prasada.
    • 7. Mi visión de los Yoga Sutra Estos escritos que comparto con ustedes salen de la lectura calmada de los textos para practicar, profundizar y tomar nota. Fue así como empecé a encontrar una coherencia nueva, una visión interesante, que se fue refinando a medida que avanzaba y escribía. Luego decidí que iba a compartir mi aprendizaje con otras personas y de ahí resulta esta presentación y el libro que la origina y que escribí “La contemplación creativa”. Este libro está disponible y se puede conseguir. Si le interesa escriba a [email_address] Tiene un costo de 10 dólares (col $ 22.000) más gastos de envío.
    • 8. ESTRUCTURA DEL LIBRO VERSIÓN DEL AFORISMO EN ESPAÑOL VERSIÓN CON SENTIDO MÁS LIBRE VISIÓN PERSONAL EXPERIENCIA PROPIA REFLEXIÓN TEXTO POÉTICO EJERCICIO PRÁCTICO
    • 9. Estructura de este trabajo • Se hace una versión en español lo más cercana posible de los aforismos, tal como vienen en el texto de Prasada, que están en inglés, pero vienen acompañados de los textos en sánscrito y las palabras en ese idioma. • Se hace una segunda versión con un sentido más libre, en un lenguaje más cercano a la forma como se habla en nuestro medio. Las versiones que hice al español en ambos casos son enteramente personales, aunque seguramente están influenciadas por mis conocimientos y experiencias previas de meditación. • Se presenta un comentario, en el cual trato de explicar mi visión personal del aforismo para que el lector tenga más claridad que oriente hacia el sentido práctico del aforismo. • Se incluye un texto poético o literario propio, como reflexión sobre el aforismo, con el ánimo de provocar evocaciones. • Se termina con un ejercicio práctico.
    • 10. La Transformación ¿Cuál es el mensaje de la piel que se va volviendo gestos? ¿Qué misteriosa e inflexible conexión mueve los músculos y evoca conceptos? ¿Hasta qué punto se ensimisman mis ojos y se mueven los velos que cubren la piel de mi mente con mil pensamientos?
    • 11. CAPÍTULO PRIMERO El yoga de la meditación recurrente Símbolo de OM, mantra por excelencia
    • 12. MEDITACION RECURRENTE SAMADHI (Estado de Conciencia Pura)
    • 13. EQUILIBRIO MENTE - CUERPO OBSERVACION OBJETOS, PENSAMIENTOS Y CREENCIAS PUNTOS DE VISTA
    • 14. EL YOGA ES EL CONTROL DE LAS FORMAS MENTALES MENTE INERCIAL MENTE ACTIVA MENTE DESPIERTA
    • 15. “ El conocerse a sí mismo como autor de ideas y creencias y el adquirir la capacidad para manejarlas, permite pacificar y unificar la vida.”
    • 16. FORMAS ¿Qué fueron primero, los pensamientos o mi cuerpo? ¿Quién puso orden al desorden y forma a los incierto? ¿Dónde estaba yo cuando todo comenzó, y cuando ocurrió la primera observación, quién era ese observador y con qué ojos me observó?
    • 17. Aforismo 1 Ahora un texto revisado del yoga Es el momento de revisar el significado textual de la totalidad de nuestra vida
    • 18. Visión personal del aforismo 1 La sabiduría ancestral nos ha sido comunicada desde siempre, en una cadena interminable de la cual hacen parte nuestros padres, los abuelos, los maestros, los libros, las tradiciones, los buenos amigos y la religión. Pero llega un momento de apropiarnos de la vida y de revisar el significado que tiene para nosotros. Este significado es propio, como las huellas digitales y encontrarlo merece toda nuestra atención. El texto está escondido en espera de que estemos dispuestos a leerlo y se hace evidente cuando lo describimos. Ahora significa el comienzo de algo. En este caso, ese algo es el yoga, la contemplación trascendente que toca todos los planos de la vida. El yoga se presenta como un texto revisado. Para el hombre práctico la lectura de los textos personales de la vida arranca con un momento de decisión (el ahora) y se va convirtiendo en un conjunto de acciones de revisión recurrentes y trascendentes que abarcan los distintos planos (el texto revisado del Yoga).
    • 19. El texto de la vida Hoy puedo encontrar el propósito de la enorme sabiduría que subyace la razón de las células y del tejido ancestral el fin soñado por las fuerzas increíbles, por las madres de todo lo que nace. Hoy puedo leer el texto de la vida de significados eternos y escondidos que esperan al vidente que los quiera evidenciar, que esperan este momento supremo, origen del viaje que llega a su destino.
    • 20. Ejercicio 1 Revisión de los planos de la vida Algunos de los planos del cuerpo son el dolor, el miedo, los recuerdos, la agresividad, el placer, los sentidos. Algunos de los planos de la mente son el de la divagación, el olvido, la distracción, la concentración, la ensoñación y los aspectos emocionales. Algunos de los planos trascendentes son el de la imaginación, la intuición, la creatividad y la atención amorosa, cariñosa y apreciativa. Observa con tranquilidad la forma en que funcionas como ser humano y examina el enorme abanico de posibilidades La contemplación de cómo manejamos estos planos en la vida personal nos ayuda a tomar acciones y a encontrar alternativas. Para contemplar, lo mejor es hacerlo en forma recurrente, con la atención enfocada en un objeto por momentos y luego en otro objeto. La contemplación de revisión consiste en retornar al objeto central una y otra vez. Esta es la forma de contemplación que permite leer los textos escondidos en la realidad. Una forma de aprendizaje y de enseñanza se desarrolla cuando se hace un trabajo escrito, verbal, gráfico, descriptivo, artístico o creativo sobre el texto descubierto. Esto beneficia al mundo.
    • 21. Aforismo 2 El yoga es el control de las formas mentales El conocerse a sí mismo como autor de ideas y creencias y el adquirir la capacidad para manejarlas, permite pacificar y unificar la vida.
    • 22. Visión personal del aforismo 2 Las formas mentales tienen que ver con tres calidades de la mente: la mente despierta, en estado de alerta, iluminada; la mente activa y la mente inercial. Patanjali señala que el yoga es el control de estos estados. Estas formas mentales se reflejan en pensamientos e ideas, de creencias que tienen una influencia determinante sobre la realidad que vivimos las personas. Las ideas se manifiestan como realidades imponentes que condicionan el vivir. Si uno asume el control creativo de las ideas y de las creencias personales, se descubre la unidad subyacente en el aparente desorden mental y se simplifica y se pacifica la vida. Debido a la gran movilidad de los estados mentales, el control trabaja mejor si se hace en armonía con esa naturaleza variable y juguetona. La movilidad es la clave del control, lo cual es tan sorprendente que se nos escapa.
    • 23. Las formas de la mente Esa amiga mía, la mente llena de potencia, con sus tres estados aparentes y su esencia que, insistente, se refleja cuando pienso, se revela cuando duermo, se despierta cuando trasciendo. Esa mi amiga descontrolada en mil formas, imponente, se deja llevar y humildemente se deja manejar, cuando entiendo los procesos y recurrente llamo a la puerta que sustenta la unidad de la vida y de la muerte.
    • 24. Ejercicio 2 La localización y el control de los tres estados mentales El elemento unificador de los tres estados mentales aparece en la transición entre los estados, como un punto de unión y de origen. Si uno observa estos estados de transición se logra una conciencia creciente sobre el funcionamiento mental, conciencia que se refleja en una actividad personal más coherente, ordenada y feliz. Hay dos momentos muy apropiados para observar estas transiciones: Al empezar a dormir y al despertarse. En la mañana, al comenzar el día, saliendo del sueño, podemos hacer una, dos o tres afirmaciones para experimentar la vida que vale la pena vivir. Es una siembra de creencias para evolucionar, para crecer, para servir, para amar, para ser feliz. En la noche, cuando termina la jornada y estamos en la cama a punto de dormir, podemos agradecer el día que hemos vivido y sentir la satisfacción de estar vivo y alerta. Es bueno aprovechar las ocasiones que se presentan en la vida para hacer tres celebraciones en cada actividad: al iniciarla, al caer en cuenta de que estamos activos y al terminarla. Así nos conoceremos como autores de nuestras ideas y creencias y lograremos cada vez más la capacidad para manejarlas, con lo cual habrá paz y felicidad en nuestras vidas.
    • 25. Aforismo 3 Entonces el que ve, permanece en su naturaleza propia Así se logra que veamos y sintamos las cosas en completa armonía con la naturaleza de nuestro propio ser
    • 26. Visión personal del aforismo 3 La naturaleza propia del ser es un estado de libertad perfecta. Experimentar la libertad y reconocerla en nosotros mismos se logra al explorar ampliamente los objetos que nos rodean, los cuales se pueden conocer en formas variadas y relativas que dependen del observador. La naturaleza del ser se oscurece cuando se identifica con la de los objetos, pudiéndose perder el sentido de la libertad creativa. Por eso los distintos tiranos de la historia imponen sistemas rígidos sobre las personas, haciendo que se esclavicen de ideas y de símbolos. Las personas podemos recuperar la libertad mediante el ejercicio de movimientos de nuestros puntos de vista con relación a los objetos. Esto nos permite apreciar la movilidad de nuestro ser y reconocernos como observadores creativos, autores últimos de cada posición variable que asumimos.
    • 27. La naturaleza verdadera del ser que observa Esa nube que cubre las cosas es la misma nube oscura que nubla mis ojos la he puesto allí con mis ideas fijas y ciegas y la disipo cuando juego con ellas. Esa nube obsesiva y atrayente me atrapa cuando la veo iluminada y se convierte en temores que amenazan cuando creo el miedo en mi mirada. Esa nube engañosa, tan variable es el reflejo de mi ser creativo que se muestra en cada cosa aunque la vea oscura o luminosa En un juego de luces se ilumina, y en un juego de luces se oscurece. En un juego de luces se crea y se disipa, en un juego que creo con mi mente.
    • 28. Ejercicio 3 Cambios de punto de vista Examina al menos un asunto cada día desde tres puntos de vista: el punto de vista del niño, el punto de vista del adulto y el punto de vista del anciano. Examina cada problema que te agobie desde tres puntos de vista: el del hombre, el de la mujer y el de tus hijos. Inventa cada día tres nuevos puntos de vista para mirar algún objeto. Observa cada que puedas, desde tres puntos de vista distintos, a los tuyos y aprécialos con respeto y admiración. No olvides mirar algunas cosas desde el punto de vista de Dios, el autor último de todas las posibilidades que existen.
    • 29. Aforismo 4 En lo demás, el ser se confunde con las modificaciones. Por fuera de este estado, estamos sujetos al influjo de las variaciones.
    • 30. Visión personal del aforismo 4 Podemos suponer que la mente es como un imán que queda energizado por el atractivo de las variaciones. Esto ocurre bajo la acción del estado de libertad perfecta, no obstante que tenga como consecuencia la identificación con los objetos y con sus variaciones. Precisamente esa capacidad para moverse posibilita adoptar puntos de vista identificados con los objetos. Es importante darse cuenta que todos estos movimientos se originan en el ser, el cual tiene el poder de jugar con las variaciones para que se desprenda regularmente de ellas sin quedar atrapado. Esto implica el desarrollo de habilidades de recurrencia, de vaivén, de manejo de puntos de vista. El regreso regular al estado de libertad perfecta da la fortaleza al individuo para moverse con facilidad.
    • 31. El poder de las cosas La naturaleza es inmensamente atractiva, puesta allí para ser observada y disfrutada para que seamos agua y aire, pájaro y fiera, insecto efímero y constelación eterna. El fuego nos atrae y nos atemoriza mientras que el agua nos permite volar y nos ahoga en abundancia cuando derrota al aire, y la tierra generosa nos permite vivir y acoge nuestros cuerpos cansados, hechos polvo. Los otros que hay parecidos a mi, son también tan distintos, me aman, me alaban y me contradicen, a veces los quiero como yo a veces los anhelo por distintos. Me impresiona el poder enorme de las cosas y mi poder para abarcarlas en mi mente, y aunque me abrume la inmensidad del mundo, no pierdo la esperanza de recorrerlo todo, al menos todo lo que pueda.
    • 32. Ejercicio 4 Identificación deliberada con los objetos externos. Selecciona algún objeto que sea interesante para ti. Préstale atención cariñosa durante algún tiempo. Ahora olvídate de ti mismo y con ayuda de la imaginación, haz de cuenta que te conviertes en ese objeto. Experimenta la realidad tal como se experimentaría por parte de ese objeto. Si tu atención se pierde, delicadamente, sin hacer esfuerzo, regresa al punto de vista del objeto y experiméntalo de nuevo. Haz esto varias veces, en forma recurrente, durante varios minutos. Haz este ejercicio con distintos objetos: una dos o tres veces por día. Toma unos pocos minutos, permite recuperar y fortalecer la libertad del ser personal.
    • 33. Aforismo 5 Las modificaciones son de cinco tipos, algunas placenteras, otras dolorosas. Al identificarse con las variaciones, que son de cinco tipos, se generan experiencias tanto agradables como desagradables.
    • 34. Visión personal del aforismo 5 Es importante el intento de poner cierto orden en el inmenso conjunto de las variaciones que existen, lo cual se simboliza por su clasificación en cinco tipos. Este es uno de los poderes de la mente para lograr recorrer el mundo con comodidad. El contar las cosas y sus modificaciones da una sensación de dominio, de tarea que queda completa. Muy buena parte de la búsqueda del conocimiento humano se ha basado en las definiciones y en las clasificaciones por tipos y en el desarrollo de métodos para contabilizar y medir las cosas. Por otra parte, es importante reconocer ciclos de avance y retroceso en los procesos humanos, instancias de agrado y desagrado, optimismo y pesimismo, dolor y placer. Lo doloroso, si bien da lugar a la aflicción, se puede convertir en la fuerza para el crecimiento en el camino hacia la maestría de la acción. Se abren en esta forma espacios para la tolerancia con uno mismo y con los demás.
    • 35. La rueda de la vida Es curioso que la rueda sea un invento reciente en el vasto horizonte de los humanos, quizás ello tiene que ver con la complejidad del eje, que se mueve estando quieto, que mueve a otros sin moverse. Es posible que los caminos tortuosos llenos de imposibles irregularidades hayan desanimado a cualquier inventor de la rueda al oír los comentarios de los caminantes describiendo sus tropiezos incesantes Pero quizás un mal camino fue acicate para inventar la rueda, cuando algún curioso caminante se imaginó caminos llanos, caminos por todo el universo para unir a los humanos en un único verso.
    • 36. Ejercicio 5 Revisión de los caminos de la vida y de las ruedas que inventamos. Con alguna frecuencia, elabora una lista de tus proyectos personales, en marcha y terminados. Organízalos por categorías. Examina el nivel de satisfacción que te han generado. Atrévete a contarlos y a hablar de ellos con satisfacción humilde. Examina las herramientas de trabajo que has utilizado y que estás utilizando. Imagínate que puedes aprender a trabajar mejor. Ponte a trabajar de mejor forma para construir un mundo más abierto, más amable y más feliz.
    • 37. Aforismo 6 Los cinco tipos son: conocimiento real, conocimiento irreal, imaginación, sueño profundo y memoria. Nos podemos asociar con estados de conocimiento reales e irreales, con la imaginación, con el sueño y con los recuerdos.
    • 38. Visión personal del aforismo 6 Esta lista es una clave para desprenderse de la necesidad de recibir definiciones completas y terminadas, para hacerse preguntas que valgan la pena y para atreverse a definir de forma creativa, más allá de la definición normal que se reciba o se conozca . ¿Qué es lo real para mí? ¿Qué es irreal para mí? ¿Qué imágenes vienen a la mente cuando oigo algo nuevo o cuando no sé de un tema? ¿Cuáles son mis sueños, reales, sueños que me vienen al dormir, o sueños imaginados, con relación al objeto nombrado? ¿De qué me acuerdo, qué hay en mi memoria, de qué no me quiero acordar?
    • 39. Preguntas y respuestas Uno puede preguntarse y uno puede contestar, uno puede escuchar en silencio o interrumpir impetuoso, con orgullo. Uno puede definir o aceptar definiciones, uno puede inventar o usar inventos, crear o ser criatura. Uno puede imponer o sugerir o dejar que todo fluya quizás con algo de pena, quizás sin querer . Esto se puede ensayar e imaginar, más allá del conocimiento real o irreal más allá del recuerdo doloroso de algún pasado lejano o cercano
    • 40. Ejercicio 6 Preguntas y definiciones creativas Hazte una pregunta cada día, o al menos cada mes, que no sepas responder. Escucha tu respuesta, quizás sorprendente y no la rechaces. Obsérvala con cariño. Pregúntale a alguien con interés. Observa su respuesta y considérala valiosa. Busca en algún libro una respuesta. Busca en tus memorias una respuesta. Imagínate una respuesta. Elabora un proyecto personal para llegar al conocimiento real de algo. Puedes estudiar, unirte a un grupo, hacer ensayos y experimentar.
    • 41. Aforismo 7 Pertenecen al conocimiento real la percepción, el conocimiento verbal y la deducción. Podemos conocer la realidad observándola con los sentidos, oyendo las explicaciones de los que saben y deduciendo con sentido lógico
    • 42. Visión personal del aforismo 7 Esta declaración señala tres formas de conocer, tres claves para acercarse a la verdad, para tener mayor certeza: Por un lado, debemos observar con cuidado, con los ojos y la mente abierta, sin prejuicios. Este es el dominio de la percepción directa propia, libre e inquieta. Por otra parte, debemos comentar con otros sus observaciones y oír las interpretaciones que los demás tienen de la realidad. Las palabras de todos deben ser honestas, coherentes, apropiadas, acogedoras, para que nadie sienta miedo de hablar, para que no haya engaños. Observando lo que los demás interpretan se llega a otra forma de observar la realidad. Oyéndome a mí mismo interpretar mejoro mi interpretación. Esta es una de las virtudes creativas de la palabra como fuente de conocimiento real. Desde un tercer punto de vista, vamos conformando una visión, una interpretación, una lógica de la vida, que nos ayuda a vivir con calidad. Deducimos las razones de la existencia poco a poco. Podemos compartir nuestras visiones y enriquecerlas.
    • 43. Tu sorprendente y distinta forma de ver la vida Esa lógica aplastante y sincera que tú tienes me sorprende cuando la observo, con cuidado, con cariño, sin afanes. Esos tejidos que vas tejiendo y esas ideas que vas diciendo son tan distintas a las mías, y sin embargo me parecen tan honestas y tan ciertas. Esas respuestas que lanzas, atrayendo mis preguntas me van llevando de tu mano a esos lugares que ha atrapado tu conciencia. Esas formas que has labrado en los caminos de tu vida, se escuchan encantadoras cuando compartes con alguien como yo, hacedor de preguntas. Así, entre pregunta y respuesta nos vamos completando quizás hoy tú eres el de las historias, quizás mañana yo pueda aprender de ti, cuando me escuches.
    • 44. Ejercicio 7 Escucha lo que otros dicen y aprende de ellos. Examina con cierta frecuencia, por ejemplo una vez a la semana, lo que otros dicen sobre ciertos temas, como si fuera verdad. Sin renunciar a las ideas y percepciones propias, escucha a otro. Has un resumen de sus ideas y aprende de ellas. Cuando estés con otra persona, hazle algunas preguntas que demuestren tu interés y tu deseo de aprender. Siente el placer de abrir tu mente al otro. Desde otro punto de vista, cuando estés con algún ser, animado o inanimado, obsérvalo y hazle preguntas. Observa. Encuentra puntos en común y disfruta de ellos. Encuentra puntos de divergencia y enriquécete con ellos.
    • 45. Aforismo 8 El conocimiento irreal ocurre cuando uno se enfoca en la forma irreal y aparente de las cosas. Adquirimos una visión irreal de los objetos cuando les asignamos formas que no son las suyas propias.
    • 46. Visión personal del aforismo 8 El conocedor es ante todo alguien que designa formas para ser atribuidas a los objetos. Estas formas las asignamos mediante etiquetas e ideas, las cuales modifican nuestra percepción del objeto. Se puede llegar así a un conocimiento muy irreal de los objetos y de las personas. La percepción real se logra en la medida en que se renuncie a los juicios e ideas que distorsionan la forma. Esto se logra desarrollando en la vida una práctica de la observación silenciosa, cariñosa y honesta. El proceso para desarrollar esta capacidad de observar las cosas tal como en verdad son, en su naturaleza simple y verdadera, consiste en la práctica de la observación recurrente aplicada a un objeto. Vamos examinando las distintas etiquetas y juicios y las vamos dejando de lado. En esa forma el objeto empieza a brillar con luz propia. Esta visión brillante se pierde y se gana, pero el observador se transforma con el proceso.
    • 47. El creador de objetos irreales Hoy me desperté alegre y el mundo se vio pleno en contraste con el mundo de ayer, que estaba enfermo. Ayer me dijiste cosas bellas y entretenidas y te vi sabio, en cambio hoy estoy desconcertado y lejos de tu lado. Ayer la comida era sabrosa, de condimentos increíbles y nutricia hoy es todavía más perfecta, la has hecho tú, sabe de maravilla. Quizás ya olvidé los duros y los dulces momentos del pasado, pero es posible que perduren en las frases y en los nombres que he nombrado. Hoy es de día pero el sol está oculto y veo en todo las sombras de la noche, de esa noche que vendrá hoy tarde para brillar con el sol de tus derroches.
    • 48. Ejercicio 8 El colorido de las cosas y sus nombres. Para desarrollar el hábito de observar las cosas tal como son, un buen ejercicio es de asignarles diversas etiquetas y juicios. Luego podemos tomar distancia, quitarles la etiqueta o el juicio elegido y cambiarlo por otro. Repitiendo este juego, con paciencia y persistencia, de pronto, aparece el objeto con una forma más verdadera. Cuando ello ocurra, celebra y agradece que tus ojos estén despiertos para mirar más allá de las apariencias.
    • 49. Aforismo 9 La imaginación genera en secuencia expresiones verbales y conocimiento, y carece de bases objetivas. La imaginación, aunque sin bases realmente objetivas, da origen a expresiones verbales y a conocimiento.
    • 50. Visión personal del aforismo 9 Se está describiendo un proceso recurrente y evolutivo, que presenta muchas posibilidades, algunas de triunfos, otras de puntos muertos. En ese proceso se transforma la idea en realidad objetiva. Imaginar, expresar, vivir. A veces la imaginación carece de fuerza o se refiere a miedos y circunstancias tormentosas. A veces expresa la visión de un mundo mejor. A veces las expresiones verbales son confusas, incompletas, llenas de dudas y temores, agresivas o dolorosas. A veces son claras, honestas, coherentes, apreciativas. A veces la práctica resultante asusta, a veces anima. Todo es resultado de los procesos creativos desatados por las imágenes mentales. El observador imagina, habla, actúa y aprende y conoce. Simplemente debe observar el proceso y aprender a manejar su atención para no perder el objetivo o para encontrarlo.
    • 51. Imágenes que se hacen realidad Oscilantes, poderosas y difusas, débiles, recurrentes, luminosas, del pasado o del presente, dirigidas a las cosas o enfocadas en la gente aparecen en la mente mil imágenes variables, atrayentes o miedosas que sorprenden con su ritmo incansable e incesante. La atención no puede atarlas si se mueve sin parar como loca juguetona, pero cuando se atreve a expresarlas y se detiene a observar dejando que las palabras las unan en frases plenas coherentes y completas va sembrando las semillas de una cosecha nueva.
    • 52. Ejercicio 9 El poder de la visión. Cuando tengas un momento para ti mismo, piensa en una realidad que desees alcanzar. Tráela a tu mente con imágenes. Si tu atención se distrae, no te preocupes. Vuélvela traer, sin hacer esfuerzo, con el poder natural de tu capacidad para observar. Haz esto repetidamente, varias veces. Luego expresa la realidad, como una verdad, sin dudas, en una frase coherente, que tenga sujeto, verbo y complemento. No dejes de aprovechar las oportunidades que seguramente van a aparecer para que la realidad se desarrolle en tu vida. Imagina que las vas a aprovechar. Este ejercicio hace parte de un ciclo recurrente de sabiduría si te enfocas en objetos de conocimiento y de servicio, más que en objetos materiales.
    • 53. Aforismo 10 El dormir es una modificación de la mente cuyo componente objetivo es la causa de la no existencia. Durante el sueño profundo, la mente entra en contacto con la nada existencial.
    • 54. Visión personal del aforismo 10 Es siempre sorprendente y desconocido el mundo del dormir, donde morimos a la realidad consciente normal y entramos a una zona difusa, misteriosa, donde nos abandonamos desprevenidos e inocentes. Allí perdemos nuestras defensas, renunciamos a discutir, a pensar, a observar, dejamos de sentir dolores y sensaciones, es una no existencia. Sin embargo, es tan necesario y reparador dormir. Es tan importante descansar de la actividad, abandonarse a la nada. Dejar la existencia para entrar en contacto con el origen de lo que no existe. Descansar de lo que existe para nosotros y entrar en contacto la carencia de impulsos. El cuerpo y la mente gozan de la posibilidad de dejarse ir, del reposo, de la no exigencia, de la no crítica. Se nos propone aceptar los ciclos y la nada, el descanso, la muerte diaria del sueño, entenderlos como un bello diseño y aplicar este diseño a la vida, entendiendo la sabiduría de la no existencia como principio que equilibra y que genera descanso.
    • 55. Dormir Ha terminado el día y cierro los ojos, apago los oídos, dejo que mi tacto ya no sienta y que mis papilas dejen de gustar mientras mi olfato cesa de explorar. Renuncio a mi orgullosa potencia personal y me abandono al ciclo protector del universo. Ya no manejo al mundo ni gasto dinero; no soy el director de la orquesta ni hago cálculos complejos de ingeniero. Dejo de planear el devenir y de pensar. Quizás todo va a estar bien pero veremos qué hacer si las cosas se ponen mal. Duermo confiado y tranquilo, ya despertaré para seguir viviendo en este ciclo de todos los días, regalo inmenso que no siempre aprecio y en el contacto con el mundo quieto recibo fuerzas para estar despierto.
    • 56. Ejercicio 10 El poder del sueño. Revisa con alguna regularidad lo que sucede cuando despiertas. Si te sientes descansado y animado, siente agradecimiento y ten un buen pensamiento para el día que viene. Si te sientes cansado y sin ánimos, revisa tus costumbres y tus hábitos y haz algún cambio luego de esta revisión. Ponte como objetivo dormir bien. Antes de dejar que el sueño te inunde, agradece el día y sus momentos de vida y acepta que ahora vienen el descanso y el sueño, un regalo reparador del creador del universo y un bello diseño que vale la pena disfrutar.
    • 57. Aforismo 11 La memoria consiste en la permanencia en la mente de las impresiones de los objetos. Al recordar, los objetos parecen como si fueran reales, pero en realidad lo que se experimenta es la impresión que han dejado en la mente.
    • 58. Visión personal del aforismo 11 Estamos dotados con la maravillosa capacidad de mantener en la mente las impresiones de los objetos que se experimentan. Esta capacidad es prácticamente infinita, sea que se manifieste en forma consciente o inconsciente. La memoria ha sido de enorme utilización en la cultura, en la tradición, en la vida de las personas. El pasado de las personas, de las culturas y de los pueblos se mantiene vivo a través de la historia, de las crónicas, de los cuentos, de la tradición, de los mitos. Además, la civilización ha desarrollado la historia, la escritura y las representaciones como herramientas poderosas para extender las impresiones de las mentes más allá de la vida presente. Las impresiones quedan grabadas en la mente y adquieren dimensiones reales. Sin embargo, no tienen vida real, se trata de impresiones. Por ello están sujetas a la posibilidades de interpretación y de manejo, de manera que no tienen porqué esclavizar a las personas o a la sociedad. Es importante caer en la cuenta que cuando uno se identifica de forma rígida con el pasado, se oscurece la mente y se perturba.
    • 59. Recordar Vienen a mi mente los días de mi niñez, la cara de mi madre y los ojos de mi padre. Las casas de mi pueblo, sus montañas y sus empinadas calles y las memorias de los llantos y alegrías todavía vivos cuando recuerdo. Ahora contemplo los días de mis hijos, me veo mirándolos y ellos guardan el recuerdo de mis ojos y veo la cara de su amante madre, la novia bella de mis años mozos, que ha sido parte de sus llantos y alegrías y será parte también de sus recuerdos. Ahora que he viajado por las sendas de la vida voy dotado de experiencias que son ricas y completas cuando las aprecio buenas, o cuando las veo agobiantes, se llenan de sombras negras los días preciosos de sol o las noches de luna llena En el sol que brilla constante, más allá de los devaneos de la historia, en la luna, que se oculta y siempre vuelve, más allá de impresiones y recuerdos, se revela el misterio de la mente que solidifica la memoria o la disuelve
    • 60. Ejercicio 11 Juegos de perspectiva temporal Localiza algún tema del pasado que te esté perturbando en la vida. Míralo alternativamente desde por lo menos 10 puntos vista, algunos relacionados con el futuro, el pasado y el presente. Entre mirada y mirada, contempla un objeto diferente con atención tranquila. Cuando termines, expresa agradecimiento por la vida y por las experiencias y las perspectivas que tienes y que adornan tu existencia.
    • 61. Aforismo 12 Las modificaciones de la mente se controlan mediante la práctica y su abandono. Podemos aprender a controlar las variaciones de la mente mediante juegos de atención, basados en la práctica y en su cesación.
    • 62. Visión personal del aforismo 12 El aspecto cíclico de la vida es innegable y se manifiesta en la existencia de deseos y resistencias con relación a cada aspecto u objeto que experimentamos. El dominio consciente de estos opuestos se puede desarrollar mediante la observación. La atención es la herramienta que tenemos para observar. Igualmente la atención, como todo fenómeno experimental, está sujeta a ciclos de atracción y de repulsión. Ponemos atención en algo y en forma natural, la atención se pierde y se desvía hacia otro objeto. Estos ciclos se pueden manejar conscientemente mediante juegos de atención. En ellos, la mente, la acción, la vida, se enfocan alternativamente en la resistencia y en deseo, en la atracción y en la repulsión, en la acción y en la no acción, en el objeto y en los demás objetos, en el interior de algo y en sus fronteras, en la importancia y en la no importancia. De esta forma se desarrollan hábitos de flexibilidad mental y se adquiere la habilidad para elegir entre distintas alternativas, sin estar atormentado u obsesionado por las consecuencias o atractivos de la acción. Estos juegos confieren habilidad para experimentar la variedad de la vida sin dejarse atrapar por los objetos.
    • 63. La naturaleza cíclica de la vida No hay que temer a la naturaleza cíclica de las cosas, a la rueda que da vueltas y vueltas avanzando sin parar, con un eje que apenas si se mueve y unos radios que se alejan del centro, pegados a él. El giro se va desenrollando entre líneas rectas y curvas y los giros se pierden, mientras que queda el avance. Seguramente los inventores de la rueda sufrieron escarnios y pocos entendieron que girando se avanza. No hay que temer a la inacción que sale de la acción, ya que es el eje que mueve las cosas al aquietarlas, pero es muy importante agitarse y moverse y girar, para que tenga sentido aquietarse antes de avanzar.
    • 64. Ejercicio 12 Juegos de la rueda Enfoca algún tema que te preocupe como si fuera una rueda. Imagina que esa rueda va por un camino y que avanza en una cierta dirección. Ahora pon tu atención en el eje que mueve los eventos asociados con el tema. Una vez que has localizado un eje, dale un nombre y obsérvalo realmente como si fuera el origen central de los eventos. Luego, cambia de punto de vista y observa el eje central. ¿Todavía se mantiene o lo quieres cambiar? Haz varios cambios de punto de vista hasta que localices un eje que consideres realmente como el origen de los movimientos. Ahora enfócate en las acciones relacionadas con el tema que te preocupa. Selecciona al menos tres acciones. Imagínate que son los radios de esa rueda. Imagínate que la rueda se mueve y se mueve y que las acciones van formando una huella sobre el camino. Trata de identificar el tipo de huellas que van dejando. Luego, observa al creador de todos estos caminos, de todos estos ejes, de todas estas ruedas, de todos estos juegos, de todos estos temas. Aprende y observa. Observa y aprende. Aprende y observa. Observa y aprende. Gira. Quédate quieto. Gira. Quédate quieto.....
    • 65. Aforismo 13 La práctica es el esfuerzo dirigido a mantener la atención estable sobre un objeto. Mediante la práctica se desarrolla la habilidad para enfocar la atención en los objetos que seleccionamos, durante el tiempo que sea necesario.
    • 66. Visión personal del aforismo 13 La atención permite el logro de resultados. La atención está sujeta a flujos de atracción y de resistencia y los logros se pueden diluir como resultado de estos flujos variables. La práctica deliberada permite enfocar la atención de forma consciente, lográndose que fluya de manera estable. Cuando esto ocurre, se obtiene el conocimiento creciente de los objetos. La persona crea incesantemente interacciones con los objetos, incluyendo aquellos objetos que rodean al objeto de la atención y a la gran cantidad de circunstancias, recuerdos, distracciones, miedos, dolores, atracciones que emanan de ellos. Estas interacciones causan una perturbación del flujo de la atención y el objeto principal se difumina y se empequeñece. El valor de la práctica consiste en que el esfuerzo deliberado conduce seguramente a que la calidad de la atención mejore continuamente, hasta que el flujo de atención ocurra sin esfuerzo. A medida que se practica, se tiene mayor claridad y mayor facilidad para mantener el enfoque.
    • 67. Más arriba, más arriba Las montañas revelan los secretos de la práctica constante se van escalando paso a paso, vamos aprendiendo a caminar, caminando, caminando. Las montañas forman cadenas interminables que se atraviesan en mis destinos señalando límites que puedo cruzar descubriendo, descubriendo Las montañas rompen la plana monotonía de la vida convocan mis esfuerzos de viajero invitándome a subir hasta el final continuando, continuando. Las montañas son un regalo para mi vista de caminante que va apreciando, poco a poco paisajes que surgen aquí y allá, contemplando, contemplando.
    • 68. Ejercicio 13 Caminatas de montaña Imagínate la solución de un problema o de una situación que quieras trabajar, resolver o mejorar, como la subida a una montaña. Para ello, puedes en realidad acercarte a una montaña de verdad y dedicarle un cierto tiempo, por ejemplo una hora, a subir por ella. Mientras subes, atrévete intuitivamente a relacionar los detalles que aparecen en el camino, con distintos aspectos de la situación que deseas trabajar. A medida que caminas, enfoca tu atención con mayor claridad en la relación existente entre el paisaje y esos temas. Si te distraes, vuelve a enfocarte en esa relación. Descubre, contempla, relaciona, aprende, continúa. Cuando llegues a la parte alta de la montaña, contempla el paisaje con emoción, con alegría de vivir. Luego recopila durante unos minutos lo que aprendiste en la subida. Al bajar, contempla de nuevo los detalles del paisaje con curiosidad, sin afanes, con la visión animada y renovada del que ha sido capaz de subir. Si no tienes una montaña cerca, súbela en tu mente o reemplaza la caminada de montaña por la de un sendero, por un bosque o por cualquier camino. A la hora de la verdad, todo tiene subidas y bajadas: subir puede asociarse con ir y bajar puede tomarse como regresar.
    • 69. Aforismo 14 La práctica adquiere raíces firmes, cuando nos enfocamos en ella con suficiente tiempo, sin interrupciones y con devoción. Mediante la dedicación constante y cariñosa, se logra la maestría.
    • 70. Visión personal del aforismo 14 La atención tiene dos atributos que le dan fortaleza. Uno de ellos es que sea cariñosa. Otro, que sea insistente y permanente en el tiempo, hasta lograr el resultado deseado. El cariño, la devoción, el aprecio, el enamoramiento, son actitudes abiertas y confiadas en que la tarea va a tener éxito, ya que se buscan objetivos que se consideran atractivos, que se consideran buenos y saludables, que se creen correctos y adecuados. Pero somos cariñosos y devotos también porque queremos, porque sentimos que tenemos belleza y fortaleza interior y capacidad para actuar. La insistencia proviene de esa energía interior, que se sustenta a la vez en la corrección y conveniencia de la meta perseguida. Pero es también metodológica, insistimos en algo porque sentimos que es la forma de llegar a la meta. El enfoque continuo permite ir corrigiendo el rumbo y alineándose con la meta, la cual a la vez se perfecciona con la atención insistente y amorosa.
    • 71. El árbol de raíces fuertes Una semillita humilde cayó una vez en mis terrenos; la cogí y la sembré con la cariñosa confianza en un futuro mejor para ella y para mí. La rescaté de una muerte casi segura pues son muchas las semillas y pocos los sembradores que aprecian sus poderes escondidos. No fue fácil protegerla de mi olvido, de la falta de agua y de los vientos y de las pisadas de tanta gente que transita sin mirar por los caminos. Pero animado por su verde presencia que crecía en el jardín de mis ensueños, la contemplé con ilusión creciente y se convirtió en un árbol encantado Ahora contemplo las semillas que produce con sus ramas extendidas y fecundas y siento que la vida del sembrador, que es persistente, está llena de frutos.
    • 72. Ejercicio 14 El juego de la devoción Selecciona un área que tienes descuidada en tu vida y que consideras que es importante. Alternativamente selecciona a una persona que has descuidado y que merece tu atención. O quizás un proyecto que has abandonado y que vale la pena retomar. Imagina que lo que has escogido, es la semilla de un árbol muy hermoso en peligro de extinción y que posees la técnica para sembrarla, para que se convierta en un árbol nuevo, majestuoso y fértil, capaz de evolucionar y de llegar a ser una fuente de inspiración para muchos. Imagina que recoges la semilla, la siembras y la cuidas después de brotar. Aplica esta imagen al objeto, persona o tema seleccionado. Escoge un tiempo y una acción para la siembra. Anótalos para que no se te olviden. Siente y piensa que puedes hacerlo. Hazlo. Imagina que eres una persona capaz de mantener la atención en lo que has escogido, hasta que recupere el lugar que se merece en tu vida. Escoge varias acciones concretas que pueden asimilarse al cuidado de la semilla sembrada y de la planta que nace. Anótalas. Siente y piensa que puedes hacerlas. Hazlas.
    • 73. Aforismo 15 El desapego es la conciencia de dominio que tiene aquel que está libre de la sed causada por lo que se percibe y por lo que está escrito. Cuando escogemos conscientemente el renunciar a algo, se adquiere maestría sobre las impresiones que vienen de los objetos que percibimos y sobre las impresiones descritas y narradas por otros.
    • 74. Visión personal del aforismo 15 La atracción que los objetos ejercen sobre las personas es muy grande. Llega a causar sed, es decir, una necesidad apremiante de contacto, de posesión, de ser influenciado. La escritura y las narraciones permiten que las impresiones que las personas reciben sean transmitidas a través del tiempo. Es así como se va conformando una red de influencias escritas y orales de enorme poder, la cual se establece en la mente como un sistema de creencias que influencian el comportamiento humano más allá de la conciencia despierta de las personas. Dentro de las capacidades humanas una muy importante es la de la renuncia, la de la “no práctica” consciente. Por este camino se llega a la maestría sobre las percepciones y a la maestría sobre lo que está escrito. Lo que sucede es que el observador puede situarse en un punto de vista distinto, que le permite apreciar al objeto en si mismo, sin ser afectado por las impresiones mismas del objeto. Para hacer esto, el observador puede tomar distancia, sin dejarse llevar de la importancia suya o de la importancia del objeto, observando al objeto más allá de sus atributos, de las calificaciones, de los usos que tiene, de las opiniones que despierta.
    • 75. Tomar distancia Las impresiones vienen y van las atracciones me apabullan con su afán y entre tanta llamada de atención puedo olvidarme de quién soy yo. Yo soy el que escojo y al final soy el que decido si voy allá o si me quedo y tomo distancia para acercarme con más ganancia.
    • 76. Ejercicio 15 El juego de la elección Consigue un trompo de juguete, de esos que cuando tiramos, nos señala posibilidades. Utilízalo como pretexto para aprender a tomar distancia cuando estés al frente de una decisión o de una elección. Da un nombre a cada cara del trompo. Por ejemplo: cambio la decisión; abandono la decisión; yo decido y elijo; yo no decido, otro decide por mí; ya se tomó la decisión, no vale la pena decidir, elijo varias posibilidades. Ahora usa el trompo como pretexto para jugar con elecciones y con decisiones. A medida que vas jugando, observa el juego y toma distancia. Observa cómo crece tu capacidad para conocer el objeto de tu elección y para sentirlo de una forma más integral.
    • 77. Aforismo 16 El desapego alcanza un nivel superior, cuando pierden importancia los atributos de las cosas, debido a que se tiene mayor conciencia de los aspectos esenciales. Cuando apreciamos los aspectos esenciales del objeto, en vez de enfocarnos solo en lo accidental, gozamos de un mayor equilibrio en el proceso de observación y estamos menos afectados por los objetos.
    • 78. Visión personal del aforismo 16 El aspecto esencial de los objetos tiene que ver con su aspecto creativo, con su energía y naturaleza primigenia, con su pureza intrínseca. Los accidentes tienen que ver con las cualidades o atributos, con los juicios que las personas utilizamos para describir los objetos, para distinguirlos, para hablar de ellos. Lo esencial tiene una naturaleza que facilita la unidad de las percepciones, de forma que las personas pueden ponerse de acuerdo sobre algo cuando se enfocan en estos aspectos. En cambio lo accidental va a depender de las circunstancias, de las creencias propias del observador y se constituye en una visión más individual, que enamora a la persona de su propia capacidad para identificar y señalar atributos. Por eso puede ser complejo ponerse de acuerdo sobre los atributos y sobre los accidentes. La persona que entiende esto, toma la decisión de enfocarse no solamente en los atributos aparentes, por atractivos y ciertos que parezcan. Completa su visión con la mirada profunda que se enfoca en la esencia de las cosas y disfruta así de una visión integral, equilibrada y armoniosa.
    • 79. Los dos conocimientos Por accidente llegué a la zona profunda de las cosas cuando un amigo me dijo que un túnel es apenas apariencia y que la luz penetra para ser vista, para ayudar a ver la esencia Por la esencia llegué a ver los atributos de las cosas cuando mil amigos, mis padres, mis tíos y mis primos me nombraron los nombres y me señalaron las luces y las sombras.
    • 80. Ejercicio 16 La luz al final del túnel Cuando estemos ante una situación compleja, podemos hacer el siguiente ejercicio. Por una parte, señalar los aspectos aparentes, accidentales que nos atrapan, sean importantes o no. Por otra parte señalar una lista de aspectos esenciales, profundos, sea que de momento les demos importancia o no. Para cada aspecto accidental, nombremos y observemos un aspecto más esencial de la lista. Para este último, encontremos algo todavía más esencial, hasta llegar al fondo de las cosas. Al contemplar los aspectos esenciales que están detrás del accidente, podremos ver la luz al final del túnel, y seguirla, hasta la salida, si este es nuestro deseo. Al contemplar los aspectos accidentales y los atributos que se desprenden de la esencia, podemos penetrar en la cueva, con mayor confianza, sin miedos, a buscar los tesoros, iluminados por las luces de esa esencia. Al final se puede apreciar que se trata de un problema de enfoque: en la luz o en la oscuridad; en el tesoro escondido o en el miedo; en la palabra mágica o en la roca impenetrable.
    • 81. Aforismo 17 El tránsito hacia el conocimiento viene acompañado de la curiosidad y del amor por la sabiduría, por el interés propio, por la meditación y por el encantamiento que genera el objeto. Hay varias formas de aproximarse a la naturaleza esencial de los objetos. En este viaje uno se ayuda con el razonamiento inspirado en el deseo de encontrar la verdad, en el deseo de encontrarse a sí mismo, en las prácticas de meditación que permiten el contacto con la esencia pura y en encantamiento y enamoramiento que se siente en la búsqueda.
    • 82. Visión personal del aforismo 17 Estamos dotados los seres humanos de un poderoso conjunto de herramientas para llegar al aspecto profundo de las cosas. Nos hacemos preguntas cuyas respuestas desconocemos. Razonamos y contestamos, en una búsqueda intelectual y filosófica, pero también intuitiva, que se nutre de lo que otros ya han hallado y que enriquecemos con nuestros propios hallazgos. Nos motiva nuestro interés, nos mueve nuestra pequeñez, porque aspiramos a crecer y a descubrir la grandeza oculta de nuestro ser. Estos sentimientos egoístas y autocentrados, se van volviendo comunitarios cuando compartimos con los demás y universales cuando entramos por las sendas del desapego. La recurrencia oscilante del proceso de búsqueda nos enseña la importancia de la atención como mecanismo para enfocarse y llegar al fondo de las cosas. Aprendemos a meditar para fijar la atención en la esencia de las cosas. Generamos emociones, amores, ilusiones, encantos y producimos las sustancias cerebrales que vuelven placentera la búsqueda. Así creamos ciclos cada vez más completos de felicidad y armonía .
    • 83. Esta sensación de riqueza Cuando contemplo la obra de tu creación, creador, me asombran tus caminos tan variados caminante, y la forma sorprendente como pueden combinarse, hacedor para llegar a puntos improbables y potentes. Cuando contemplo en mí tus obras, creador, me inundo de riquezas y de amor, caminante, y transito tus caminos, voy errante hacedor, hasta llegar a sentirte y a encontrarte. Esta sensación de riqueza que me has dado, creador, es un regalo que aprecio y tu ternura, caminante, de padre y madre y de amigo acompañante hacedor, me inunda de emociones disfrutando cada instante.
    • 84. Ejercicio 17 La música celestial y los cuatro caminos del conocimiento profundo La música es una de las creaciones más elevadas de los seres humanos. Tengo la sensación de que el lenguaje musical es el más divino de todos los lenguajes. Aún si no lo fuera, es exquisito y poderoso y contiene claves para los cuatro caminos del conocimiento profundo que están descritos en el aforismo 17. En un lugar cómodo escuchamos música suave y agradable durante 20 minutos. Nos recostamos y cerramos lo ojos, dejando que las cosas que nos abruman desaparezcan por un momento. Imaginamos que el cuerpo y la mente son vasijas transparentes. Susurramos la música, con vibraciones suaves y resonantes que se transmitan por el cuerpo y por la mente, como si fueran cantos maternales. La música y los cantos van penetrando y encantando, su poder curativo se conecta con la esencia. Cuando termine la música, descubre la filosofía profunda, razona el razonamiento último, encuentra la motivación verdadera, disfruta de la felicidad del instante.
    • 85. Aforismo 18 Mediante el enfoque repetido y constante sobre la quietud inherente en las cosas, se llega a otro estado, en el cual solo existen los vestigios de las potencias mentales. Jugando en forma recurrente, continua y constante con la atención, haciendo que esta oscile entre un objeto y la cesación de su existencia, se desarrolla un estado de la conciencia en el cual las potencias mentales están muy aquietadas, en el cual aparecen sus aspectos residuales, escondidos y latentes.
    • 86. Visión personal del aforismo 18 - 1 La noción de la cesación de la existencia del objeto no necesariamente consiste en la negación de la existencia o en un esfuerzo para alejar al objeto de la atención. Es más bien el reconocer que hay otros objetos y el colocar la atención sobre ellos, saliéndose del límite del objeto inicial. Estos juegos se pueden hacer en distintas combinaciones: • Se parte de un objeto dado y se permite que la atención oscile entre este objeto y otros objetos. Cada vez que la atención sale del objeto, se tiene la noción de la cesación de su existencia. En este caso se logra la liberación de la atención cuando el objeto la tenga atrapada, llegándose a un estado de mayor sabiduría y conocimiento sobre el objeto. • No se parte de ningún objeto en especial. Se deja que la atención se enfoque en algo que se ha elegido, como por ejemplo un sonido, una parte del cuerpo, una imagen mental, una idea, una persona. Si la atención se pierde y se desliza hacia otros objetos, delicadamente se la hace regresar al punto focal, en caso de que nos demos cuenta. Este proceso se repite durante cierto tiempo. En este caso se adquiere maestría sobre las potencias, ya que se tiene contacto con sus zonas primordiales, residuales y latentes.
    • 87. Visión personal del aforismo 18 - 2 • Se pone la atención sobre aspectos diversos de los objetos o del universo que los rodea, jugando con sus formas y sus atributos. Esto se hace durante algún tiempo con uno o con varios objetos. En este caso se tiene mayor conciencia de la riqueza de formas y del potencial que hay latente y escondido en cada forma y objeto. Este tipo de prácticas reciben el nombre de meditación. Al mantener esta práctica recurrente y oscilante por algún tiempo entre el objeto y el no objeto, se abre la puerta a un nuevo estado en el cual las potencias quedan en forma residual, experimentando la sensación de atestiguamiento silencioso y callado del objeto, sin juicios.
    • 88. El descanso que se esconde en la nada de las cosas Es la nada de las cosas un aspecto refrescante que me alivia de la existencia que no cesa, de esa carga enorme, sin fin, sin atenuantes. Es bueno que los objetos tengan límites, que no sean eternos ni continuos, que se acaben, que empiecen y terminen. Es bueno que los ciclos se rompan y que cese el vicio de girar si estoy cansado y que pueda empezar, de nuevo, y que me aleje. Es bueno que haya mil objetos y millones de conceptos que se mezclen, que se agiten y que mueran para dar vida, sustento y sentido al universo.
    • 89. Ejercicio 18 Juego para no hacer nada Por lo menos cuatro veces al día, durante varios minutos, dedícate a no hacer nada. Hazlo como un ejercicio con la intención de llegar a la fuente del todo y de la nada. Pero no hagas nada en especial. Deja que tu intencionalidad se encargue de los detalles prácticos.
    • 90. Aforismo 19 Hay seres que tienen su existencia objetiva en este estado, sea porque se mantienen en el ser puro o porque han trascendido la existencia. Más allá de la existencia material que conocemos y experimentamos hay otras posibilidades de existencia objetiva. Mantener el ser puro como conciencia permanente es una de ellas. Trascender la existencia es otra.
    • 91. Visión personal del aforismo 19 La práctica de los estados de conciencia silenciosa permite intuir que hay otros estados de existencia objetiva, además de los estados de conciencia despierta, de soñar, de dormir, de influencia material y mental que conocemos. En estos estados viven unos seres que para nosotros pueden tener una naturaleza idealizada debido a que no tenemos un conocimiento pleno y objetivo de esos planos de existencia. Patanjali los señala como reales. Estos son modelos para imaginar, para intuir, para crear hechos nuevos y atractivos en nuestras vidas, para observar como posibilidad de evolución y de existencia. Son modelos que dan sentido a la existencia y trascendencia a la vida. Además son reales, están a nuestro alcance.
    • 92. Los santos prácticos La santidad práctica se puede alcanzar dejándose llevar por la pureza de las intenciones como luz que ilumina el camino lleno de oscuras sombras y de distracciones. En la luz mueren las dudas pero renacen en las sombras y en las oscilaciones ya que se trata de un viaje por la zona de los vientos y de las distracciones. Los santos prácticos avanzan y se enfocan en las sentidas posibilidades piensan que se trata de una jornada por un campo de estrellas como un peregrinaje. En el camino se encuentran se animan y comparten sus antorchas disipan el cansancio y se olvidan de las penas contando sus historias.
    • 93. Ejercicio 19 La luz que guía en los caminos oscuros Hay seres que vivieron la vida como trascendencia y que con toda probabilidad disfrutaron de la conciencia pura como un hecho muy permanente en sus vidas. Muchos de ellos dejaron honda huella en las personas que los conocieron, muchos escribieron sobre sus experiencias, con la intención de dar amor sin límites y posibilitar el que otros conocieran el sabor de una existencia trascendente y espiritual. Ellos pueden ser una luz en los caminos oscuros, ellos pueden ayudar a aclarar las penumbras y las sombras. Por lo menos una vez a la semana lee una historia que te ilumine. Déjala que penetre. Siéntela como si fuera verdad para ti. No la rechaces. Aprende.
    • 94. Aforismo 20 Para los otros seres, el estado de trascendencia se puede alcanzar por medio de la fe, de la energía, de la memoria, de la meditación y del discernimiento. Los seres en general pueden desarrollar los estados del ser puro y de la trascendencia cuando se enfocan en ellos con fe y con intención pura; cuando se dedican con esfuerzos metódicos y energía a la tarea; cuando reflexionan en las enseñanzas de la vida y de la historia propia y de los otros; cuando practican la meditación y cuando buscan honestamente la sabiduría en sus juicios y discernimientos.
    • 95. Visión personal del aforismo 20 La meditación es una práctica que tiene la virtud de desatar las otras prácticas de una manera muy efectiva y por ello es muy poderosa. La intencionalidad desata y mantiene la energía creadora y resulta de una mínima fe, de una confianza en el orden escondido y sabio que existe en el universo y en todas las cosas. Se estimula con el conocimiento y la sabiduría que aparecen y que se comparten. La energía se emplea cuando se es metódico en las tareas, sin dejarse vencer por el cansancio o por el desánimo. Resulta de la pureza de las intenciones, de la confianza, del sentido de responsabilidad y aprecio, del amor que se tiene por la vida y por los demás. La capacidad para recordar lo que vale la pena, para aprender, para reflexionar en lo que los demás han alcanzado, para no repetir los errores, resulta de contar con una mente clara, no agobiada por el pasado en sí mismo, ni por el dolor, ni por las angustias, ni por la agresividad. Esta capacidad se desarrolla con la práctica de la meditación recurrente sobre el pasado.
    • 96. Para todos los seres está abierto el camino El camino de todas las posibilidades es un regalo divino para todos, los que estamos allá o vivimos acá la puerta estará abierta y la suerte echada cuando surja la decisión como intención pura Es cuestión de tener fe para mover las montañas de la acción, y la energía vendrá de allá o de acá se abrirán las puertas, se definirán las suertes y se volverán riquezas las promesas de la duda Ya más de uno ha pasado por allí y ha dejado señales y memorias, en los registros del tiempo inmemorial esculpidos en obras de arte, en poemas, en cantos que calmarán los temores y tornarán dulce la mirada Los maestros de la meditación enseñan al que escucha con humildad, y por los espacios de la mente inquieta se colará una inocencia como de niño que disfruta con la conciencia abierta a presencias futuras Los sabios destilan la sabiduría en gotas preciosas para que la bebamos cual elíxir concentrado y con este embrujo como compañero brindaremos celebrando cada triunfo y cada paso
    • 97. Ejercicio 20 Los seis caminos Escoge seis caminos para resolver algunas de las situaciones de la vida: Ten una intención noble, pura, ojalá de servicio, relacionada con el tema. Siente confianza en tus capacidades. Haz altos en el camino para renovar tu energía. Anímate con el ejemplo de otros que han pasado con éxito por circunstancias semejantes. Haz una meditación enfocada en el tema, observándolo desde distintos puntos de vista. Celebra con sabiduría y humildad y aprende de cada paso que des. Combina los seis caminos en uno solo.
    • 98. Aforismo 21 La proximidad del resultado es proporcional a la energía de la intención. Las personas se aproximan a los objetos con distintos niveles de energía. Es más próximo el resultado en la medida en que haya mayor intensidad y mayor agudeza en la energía utilizada.
    • 99. Visión personal del aforismo 21 -1 La energía tiene que ver con distintos aspectos de la búsqueda: el potencial o reserva de energía; la velocidad de la aproximación; la intensidad de los movimientos y de las vibraciones de los elementos involucrados; la posición relativa entre el sujeto y el objeto; la capacidad para enfocar los esfuerzos y para evitar que se disipen en otras direcciones; el magnetismo, la atracción o el rechazo que genera el objeto para el sujeto; las energías de otros sujetos o de otros objetos, asociados con la relación que se está definiendo entre sujeto y objeto. La intensidad y la agudeza de la energía es, por lo tanto, un asunto extenso y rico en matices. Se proponen al menos dos aspectos: la intensidad en cuanto a lograr superar un potencial o umbral crítico; el enfoque, en cuanto a centrar la atención en el objeto de manera eficiente y eficaz, evitando que la atención se disipe en otras intenciones y objetos. Se plantea una sabiduría del manejo de la energía.
    • 100. Visión personal del aforismo 21 -2 Considero que este proceso es de tipo recurrente e implica un aprendizaje. La fatiga o pérdida de la atención es parte natural de este proceso. Esto se resuelve mediante la recuperación de la intencionalidad con juegos de atención: volver a poner la atención en el objeto. Igualmente se deben eliminar las interferencias y asperezas entre sujeto y objeto con base en un manejo correcto de creencias: mantener la fe y la confianza, avivar el encantamiento con el objeto mediante ejemplos, historias, enseñanzas, cánticos y celebraciones. La mayor fuente de la energía es la que se genera cuando el sujeto tiene contacto con su conciencia pura y trascendente, mediante prácticas de meditación.
    • 101. Las flores de mi jardín Las flores de mi jardín hacen placentero el regreso a casa, cuando se agota la jornada se van perdiendo las ganas y camino más despacio. Estas flores de mil colores y de formas sorprendentes, se ven frescas y lozanas nunca pierden el deseo de vivir ni se quejan de cansancio Las flores de mi jardín me despiden de mañana cuando animado me marcho y me hacen sentir anhelos de conquistar el espacio.
    • 102. Ejercicio 21 Recobrando la energía El sol es el mejor ejemplo físico que tenemos de la enorme energía universal que mantiene vibrante al universo. Por eso vale la pena sentirse como si uno fuera el sol, para sentirse pleno de energía. Con los ojos cerrados, acuéstate en un lugar soleado y mira al sol, sin abrir los ojos, por unos cuantos segundos, sintiendo cómo su luz y su calor inundan el cuerpo entero. Luego, sentado o acostado, imagínate que eres el sol y que posees su enorme energía, casi infinita y misteriosa, que hace que la tierra y que todos tus proyectos terrenales y materiales, sean posibles, que hace que las flores de tu jardín brillen, siempre frescas y lozanas, sin cansancio y sin temores.
    • 103. Aforismo 22 La intensidad de la energía tiene grados: ligera, mediana, fuerte. La energía tiene tres niveles, suave, mediano e intenso.
    • 104. Visión personal del aforismo 22 Parece algo muy simple, pero es importante darse cuenta de la existencia de los niveles de energía. Esto permite visualizar el concepto de energía crítica o cuántica, que posibilita el curso de una acción cuando se quiere cambiar de estado. No solamente se entiende la energía como un continuo de valores que aumentan o disminuyen. Hay que visualizarla como un valor dado que posibilita el cambio. Un valor definido y acotado que genera acción efectiva. El aforismo señala tres valores, para indicar intervalos discretos, más que un continuo infinito de valores. Para captar el nivel de energía que debe aplicarse, el sujeto debe sentir al objeto y vibrar con él, poniéndose a tono con las frecuencia naturales del objeto. Así será más efectiva la acción. Para sentir el objeto, el sujeto o persona lo debe contemplar con atención cariñosa, notando diversos detalles. Luego, la persona se olvida de sí misma y se convierte en el objeto, sintiendo lo que este siente.
    • 105. Las frecuencias escondidas Este universo es un nido de vibraciones pulsantes y como yo también vibro incesante, se me antoja que hay mensajes que se cruzan entre nosotros: mensajes vivos e inquietantes que apenas si capto, pero que son importantes. Este universo es como esta naciente poesía, rica en frases aún no dichas, que yo pudiera decir si lograra una mágica sintonía de sonidos de palabras bellas y precisas para despertar los ecos que en tu mente vibran.
    • 106. Ejercicio 22 Las palabras que abren la cueva encantada Hay mil formas de decir algo. Cada forma suena distinto, vibra distinto, abre distintas puertas, penetra distinto en las mentes y convoca distintas energías. Obviamente no podemos escoger siempre las palabras, pues somos personas prácticas que vamos por el mundo expresando lo que sentimos, lo que pensamos, sin prestar mayor atención a la calidad de nuestras palabras. Esto no quiere decir que no podamos, con alguna frecuencia, vibrar más claramente con lo que decimos, para decirlo mejor, para expresarnos de forma más efectiva, más cariñosa, más sentida. Esto sería muy bueno para mejorar la calidad de nuestras comunicaciones. Cuando quieras hacer esto, toma una hoja de papel. Pon en el centro el tema sobre el cual te quieres expresar. Luego pon a su alrededor al menos diez formas de decirlo, tratando en cada caso de sentir lo que la persona que te va a escuchar estará sintiendo cuando te escuche. Es muy posible que se abra una cueva encantada llena de tesoros cuando digas lo que tienes que decir.
    • 107. Aforismo 23 Otra posibilidad, es sentir la presencia total de Dios. Nos podemos enfocar totalmente en los aspectos espirituales, sintiendo en todo la presencia de Dios.
    • 108. Visión personal del aforismo 23-1 Dios es incomprensible y para muchos no existe como un ser real, sino más bien como una idea primitiva. Este aforismo es una invitación para aproximarse al ideal de lo que puede ser: sabiduría, bondad, misericordia, conocimiento, compasión, amistad, creatividad, capacidad, potencial, energía, inmensidad, a través del sentir. Es entonces una invitación válida para creyentes y no creyentes en Dios. Hay muchas miradas que se pueden posar sobre la realidad y sobre los seres que nos rodean, reales o imaginarios, vivos y no vivos, presentes, pasados o futuros. Una de esas miradas, es la mirada divina. La mirada que se tiene cuando el observador es justo, amoroso, poderoso, creativo, compasivo, en el máximo potencial que tienen estas categorías. Cuando el observador se sitúa en este punto de vista, se está aproximando a Dios desde el sentir. Esta es una de las posibilidades de sentir la presencia total de Dios. Esta mirada, que es muy integral y equilibrada, estimula los aspectos creativos y evolutivos de la persona y ayuda a fortalecer la coherencia personal y comunitaria.
    • 109. Visión personal del aforismo 23-2 Otro aspecto adicional de lo anterior es que trasciende los límites establecidos por los sistemas de creencias de las personas y de los grupos humanos. En efecto, desde el punto de vista divino no hay necesidad de un conjunto de creencias para interpretar la realidad. La realidad es, no se interpreta. Por este camino de sentir la presencia de Dios, los seres humanos se pueden librar de la esclavitud de las ideologías, que son una fuente importante de la enemistad y de la guerra entre las personas y los grupos humanos. La imagen de Dios es un poderoso referente de las máximas capacidades del ser humano. Dios representa todas las posibilidades. Sentir a Dios es una ruta efectiva para alcanzar la trascendencia.
    • 110. Sentir tu presencia ¿Qué debo escribir, para que seas Tú el que escribas por mi mano? ¿Cómo debo mirar, para que seas Tú el que se asome por mis ojos? ¿Cómo debo tocar, para que seas Tú el que pose su piel en el mundo? ¿Cómo debo pensar, para que seas Tú el que se maraville ante la realidad? ¿Cómo debo amar, para que seas Tú el amante generoso que siente con mi cuerpo y con todo mi ser? Mueve mis dedos con tu energía creativa, con tu sabiduría generosa; abre mis ojos e ilumina las cosas con tu luz deslumbrante; estimula mi piel con tu suavidad cariñosa que se extiende sin límites a todo lo creado. Abre mi mente, para que no juzgue y no destruya con mis ideas; pon en mí la palabra que crea, que cuida y que acompaña; dame el silencio que escucha y la voz que canta y que alienta. Inunda con tu amor mis sentimientos; haz que mi cuerpo vibre con mi mente y con mi alma; une mis potencias para que no engañe, para que dé confianza; haz de mí un amigo eterno.
    • 111. Ejercicio 23 Un momento para sentir a Dios Saca diariamente unos minutos para sentir a Dios. Ojalá lo puedas hacer dos veces al día, con agradecimiento, humildad, confianza y apertura mental.
    • 112. Aforismo 24 Dios es un ser especial, el cual no sufre aflicciones ni está afectado por la acción ni por el deseo. Cuando uno asume la mirada divina, no se ve afectado por las dificultades ni obsesionado por los afanes ni por los deseos.
    • 113. Visión personal del aforismo 24 El mundo real de los seres humanos está muy afectado por las circunstancias de la vida, innumerables eventos e interacciones que se escapan a nuestro control, causando tristeza y alegría, dolor y placer, atrayendo o repeliendo nuestra atención e impulsando nuestros afanes o causando miedos y preocupaciones. Si estamos atrapados por las circunstancias de la vida, nuestra atención pierde poder creativo y nos convertimos en criaturas que se defienden de la vida. La imagen de Dios, el que no es afectado por las circunstancias, es un poderoso referente para darnos cuenta de que en realidad no necesariamente estamos dominados por las circunstancias y que hay espacios para crear las realidades que conducen a la felicidad y a un mundo mejor. En efecto, si se asume el punto de vista del potencial creativo, aumentan las posibilidades de libertad y de equilibrio personal y comunitario.
    • 114. La otra mirada Cuando me olvide de la fuerza que me has dado y me sienta destruido y derrotado hazme mirar hacia otro lado y recordar que siempre estás conmigo. Cuando me encuentre triste y abatido incapaz de dar consuelo, abandonado hazme mirar hacia otro lado para volver con ilusiones al camino. Cuando me vuelva insensible a las personas y me pierda en afanes despreciables, hazme mirar hacia otro lado para gustar la esencia de las cosas.
    • 115. Ejercicio 24 El punto de vista de un experto Es posible que a veces nos encontremos en dificultades para encontrar una salida ante circunstancias que nos agobian. Quizás es el momento de consultar a un experto. Un experto es una persona que ya ha transitado los caminos que nos asustan y que sabe cómo salir del atolladero. Además, es alguien que disfruta de ayudar a otros, especialmente si es escuchado. Es importante que cuando tal persona especial hable y nos oriente, sintamos su sabiduría como algo real, como algo aplicable, como algo que se puede ensayar. Luego de sentirlo, ensayemos cómo salen las cosas. A medida que salgamos y aprendamos, ayudemos a otros, volviéndonos expertos. Es Dios el que habla por nosotros.
    • 116. Aforismo 25 En Dios, está la semilla última de todo el conocimiento. Cuando asumimos la mirada divina, tenemos la posibilidad de aproximarnos a la fuente de todo el conocimiento.
    • 117. Visión personal del aforismo 25 Las personas tienen dentro de sí un ansia enorme de conocimiento. Es una semilla interior que se debería ir desarrollando más y más, hasta convertirse en árbol que da frutos. Frutos para un mundo mejor. Sin embargo, pareciera ser que la ignorancia se va apoderando del las personas, hasta que la semilla apenas si brota. Nos imaginamos a Dios como el creador que todo lo sabe, para el cual todo está claro e iluminado. Esta es una imagen que corresponde a la semilla divina plantada dentro de nosotros. Podemos dar alimento a nuestra semilla, la podemos regar si nos aproximamos a la imagen poderosa de sabiduría y conocimiento divino que late calladamente dentro de nosotros. Se trata de una creencia poderosa: puedo conocer, puedo aprender, tengo la capacidad para compenetrarme con el mundo, para aprender a mirarlo como lo mira Dios, o al menos, en forma ligeramente parecida. Basta con cultivar la semilla interna. El límite es amplio y generoso, la jornada es entretenida y variada, la recompensa es agradable y vale la pena. Mirar como mira Dios. Conocer como conoce Dios. Llegar a la esencia de las cosas.
    • 118. El conocimiento profundo Ayer te conocí y, como me pareciste atrayente, sentí deseos de conocerte más y más. Ayer estuviste por ahí y, como apenas si me di cuenta, no estoy seguro de que tenga tiempo para ti. Ayer te vi y, como no me sentí cómodo en tu presencia, poco me interesa conocerte. Ayer pasaste muy rápido y, puesto que no me miraste, sentí poco interés de compartir contigo y conocerte. Ayer te miré, y como devolviste mi mirada, desafiante, tuve miedo de conocerte y preguntarte. Hoy tengo una mirada profunda y, como ella todo lo penetra, siento que puedo conocerte sin límites. Hoy contemplo mis miradas, y como veo mis límites, algo me dice que puedo ver el más allá desde el más acá y el más acá desde el más allá: es cuestión de situarse bien.
    • 119. Ejercicio 25 Los límites del conocimiento Es frecuente que existan en nuestra mente conjuntos de creencias que nos limitan en todo lo relacionado con el conocimiento. Por ejemplo: un estudiante cree que debe llegar a una clase sin haber leído la lección previamente, pues el orden de las cosas pone la ignorancia como espacio vacío para llenar la taza del conocimiento. O quizás un maestro cree que no tiene espacio para atender con amplitud las preguntas de sus alumnos, pues si saca tiempo para responderlas, no lo tendrá para enseñar nuevos conceptos. O quizás un estudiante ve a su maestro como su enemigo o al contrario. Cuando estés enfrentado a un desafío de conocimiento, examina tus creencias alrededor del tema y de las circunstancias que lo rodean. Ve cuáles te impulsan en la dirección correcta y cuáles te abren las puertas de la sabiduría. Ahora imagínate que sientes lo que siente Dios y que tienes su poder para limpiar tu mente de limitaciones. Adéntrate con este poder por un mundo nuevo, fresco y creativo. No te limites. No te castigues.
    • 120. Aforismo 26 Dios es el maestro eterno, no sujeto a los rigores del tiempo. Cuando uno asume la mirada divina, tiene la posibilidad de aproximarse al conocimiento primordial.
    • 121. Visión personal del aforismo 26 - 1 El conocimiento que poseemos los seres humanos se ha ido modificando y estructurando con el tiempo y sentimos que cada vez nos acercamos más y más a principios generales potentes, universales y eternos. Pero ni siquiera esta época moderna, enriquecida con el poder de la ciencia y de la investigación, ha llegado al fondo último de las cosas. De alguna manera sentimos que hay leyes universales, principios de unificación, conocimiento que sería capaz de permanecer en el tiempo. Conocimiento divino que espera a ser descubierto. En nuestra imagen idealizada, estas poderosas leyes residen en la mente divina que las ha creado, o simplemente están ahí, flotando en la nada espacial, para ser descubiertas por la observación de la cosas o de nosotros mismos.
    • 122. Visión personal del aforismo 26 - 2 Pienso que la mirada divina sobre estas cosas eternas, consiste, en buena parte en sentir que existen, que vale la pena encontrarlas, que vale la pena la unificación de las leyes en todos los sentidos y que este entendimiento será liberador y benéfico para el hombre y para el mundo. Existen otros elementos por descubrir y por mirar, ya que las miradas actuales del hombre son incompletas, fraccionadas y por ello, no son tan satisfactorias como pudieran serlo. La mirada divina, eterna, quizá no se deja llevar por las apariencias y por las distinciones, tal vez no esté tan dividida en departamentos dirigidos por egos potentes, seguramente será más compasiva y más unificadora, más amistosa y menos pendiente de las publicaciones exclusivas en lenguaje cifrado. Tal vez explique más las cosas con ejemplos y no solamente con ecuaciones o con fórmulas. Es algo que vamos descubriendo a medida que miramos con atención. Podría ser esto, o lo contrario, o nada parecido.
    • 123. Romance del maestro eterno Enseñaba en los caminos conversando con la gente compartiendo sus destinos amistosa y dulcemente Parábolas repetía hilando historia con historias a todos atraían sus palabras poderosas. Con imágenes sencillas despertaba la intuición así sembraba semillas este eterno sembrador Contestaba las preguntas con paciencia y agudeza y dejaba huellas profundas y las mentes más abiertas. ¿Qué hará que surjan las flores en cada siembra y que broten frutos de mil sabores en las mentes de los hombres?
    • 124. Ejercicio 26 Más allá de los límites del tiempo En la niñez tenemos proyectos que sobrepasan los límites del tiempo. Sentimos que nuestros sueños son eternos. A medida que pasa el tiempo nos vamos volviendo realistas y existe el riesgo de que, poco a poco, abandonemos tales proyectos eternos. Imaginemos una siembra que trascienda los límites del tiempo. Una empresa que dure cien años y más. Un poema que vayan a leer nuestros biznietos. Una persona que podemos ayudar a salir adelante para que cree algo valioso y completo. Una amistad para siempre. Renovemos nuestros sueños aunque estemos algo viejos.
    • 125. Aforismo 27 A Él nos referimos con palabras sagradas. Cuando nos se referimos a Dios, estamos penetrando el reino de lo sagrado. Su nombre mismo es sagrado.
    • 126. Visión personal del aforismo 27 Este aforismo es muy práctico. Se refiere a la poderosa imagen que podemos despertar en nuestras mentes al sentir la presencia de Dios como algo real para nosotros, cuya mención en sí misma se hace de manera delicada y amorosa. Estas poderosas señales se despiertan junto con los estados de trascendencia, cuando son sagrados los sentimientos, las palabras y los gestos que las acompañan. Con frecuencia lo sagrado se ha distorsionado y se ha convertido en un instrumento de secreto, de manipulación, de respeto temeroso, vedado a los no iniciados. Es más bien, algo delicado, tierno, inocente, sencillo, abierto, armónico, amoroso y encantador. Algo abierto a todos los que quieran dejarse llevar.
    • 127. El poder de la etiqueta Se sabe desde tiempos muy antiguos que podemos destruir o construir con las palabras. Aún recuerdo los apodos ignorantes y brutales con que inconcientes amigos sentenciaron a muchos niños por narizones, orejones o gorditos. También recuerdo las palabras elogiosas que crearon decisiones personales y valiosas en mis oídos abiertos e infantiles, cuando mis padres declararon, sin dudar, que era un niño inteligente capaz de servir, hábil, generoso y elocuente. En el principio era el Verbo, es decir la palabra de Dios, la palabra creadora que declaró bueno al mundo, merecedor de ser y de crecer y de multiplicarse. Hoy somos nosotros con nuestro verbo, que si es sagrado, es, crece, se multiplica y etiqueta como debe ser, como es.
    • 128. Ejercicio 27 Entretenimiento para acercarse a Dios Haz una lista de atributos ideales y nombra a un ser que idealmente los posea. Saborea el nombre con tu mente y con tu lengua, respíralo. Siente que se trata de un nombre sagrado, que se pronuncia con amor, que se puede cantar, que se puede alabar, que se puede agradecer. Ahora cierra los ojos y deja que tu atención se pose delicadamente en ese ser y en el nombre que le has dado. Haz esto durante unos minutos.
    • 129. Aforismo 28 Repetimos las palabras para entender su significado La repetición es una oportunidad para sentir y para entender el significado profundo de las palabras sagradas.
    • 130. Visión personal del aforismo 28 Tenemos la capacidad para repetir y ensayar, para aprender y para llegar a verdades más profundas. En la repetición la humanidad ha encontrado el poder para avanzar en la experimentación y en el conocimiento. A veces criticamos o se nos critica cuando no se acierta de una vez, cuando nos equivocamos. Puede suceder que se siembre en nuestra mente y en nuestro cuerpo el miedo a la crítica y el temor a actuar, con lo cual se apaga la luz divina que brilla en nuestro interior. El mensaje de este aforismo nos anima a ensayar para entender, a repetir, hasta comprender, hasta ver las bellezas ocultas que el afán no deja apreciar. Con la ayuda de la atención podemos enfocarnos en algo, trayéndolo a la mente y al cuerpo, hasta que se llegue al sentir profundo de la cosa observada, a la identificación con ella. Esto se logra con la ayuda de la repetición. Si lo aplicamos a lo más sagrado el efecto es abrumador y encantador. Nos inunda la belleza escondida y nos hacemos bellos con ella.
    • 131. Como te repites, puedo percibirte Cuando te vi por primera vez, no te conocí. Pasé muy rápido y fuiste apenas una vaga impresión. Cuando volví a ese lugar donde estabas, estaba cansado de tanto correr y me quedé dormido. Cuando te vi en los sueños aquel día, no te conocí. Pasaron rápido y fuiste apenas ligera ilusión. Cuando desperté y miré al lugar donde estabas, no te vi, Señor, estaba ocupado y absorto en lo mío. Cuando me hablaron algunos de ti, no te conocí. Pensé que eran palabras vacías de gente sin razón. Cuando dejé de pensar y oí que me llamabas, no te presté atención y más bien me cubrí los oídos. Pero te repites en forma continua, hasta que al fin, te vislumbramos en las cosas bellas con el corazón. Entonces tu nombre sagrado que todo lo abarca se revela y dulce penetra en el gusto de lo percibido.
    • 132. Ejercicio 28 La relación entre las palabras y su significado Las palabras tienen significados que transcienden las primeras impresiones. Mediante la observación, la conversación, la repetición, el gusto, el canto y el enamoramiento uno puede penetrar más allá de la superficie y comprender el significado de las cosas. Selecciona un objeto que te interese, cuyo significado quieras penetrar. Obsérvalo más de una vez, dándole la vuelta. Incluye en tu observación el convertirte en él, observándote a ti mismo. Conversa con otras personas sobre el objeto, aprendiendo con atención de los demás. Repite tu contacto con el objeto, permitiendo que se atraviese en tu vida. Incluye en esos contactos la repetición delicada, sin obsesiones, del nombre del objeto. Imagina que te gusta el objeto y lo que significa, que su nombre es musical. Compón un canto y cántalo en tu mente, para ti mismo. Hazte amigo del objeto, enamórate. Toma a Dios como uno de los objetos que vale la pena conocer. Déjalo que se repita.
    • 133. Aforismo 29 En esta forma logramos el entendimiento de nosotros mismos y nos liberamos de los obstáculos Al enfocarnos en el encuentro repetido con lo sagrado, llegamos al conocimiento profundo de nosotros mismos y desaparecen las dificultades
    • 134. Visión personal del aforismo 29 El darse cuenta de la verdadera naturaleza espiritual que está en nosotros mismos, nos permite mirar las cosas desde un punto de vista muy aventajado para que las dificultades de la vida no nos derroten y no nos abrumen. Al buscar repetidamente el nombre sagrado que se esconde en todas las cosas, adquirimos una visión muy privilegiada, agradecida y hermosa. En esa forma nos sentimos igualmente privilegiados, llenos de gracia y de belleza. La verdad de la belleza ilumina el desorden aparente y nos hace ver y sentir la presencia divina.
    • 135. La bendición Empecé a ver tu nombre grabado en todas las cosas y se volvieron benditas. Empecer a oír tu nombre en el susurro del viento y se me aclaró el oído. Empecé a gustar los sabores con el gusto de lo eterno y se me endulzó la vida. Empecé a sentir los aromas esenciales de lo bello y se me embriagó el tiempo. Empecé a tocar suavemente con tus manos amorosas y se me alivió mi cuerpo. Empecé a bendecir dejando que me inundara tu voz y se me alegró el camino.
    • 136. Ejercicio 29 La importancia de agradecer Cuando contemplamos la inmensa magnitud del universo y la multitud de seres de la tierra, nos sentimos agradecidos de estar vivos y de tener la capacidad para sentir y para pensar en esas cosas tan inmensas. Cuando te sientas desanimado, en una encerrona, anímate, saca fuerzas y bendice como lo ha hecho el Creador al crear toda la inmensa multitud de seres y de cosas. Bendice al que te ama y al que te hiere. Agradece tres veces y más, agradece todo lo que puedas. Va a salir adelante tu naturaleza fuerte.
    • 137. Aforismo 30 Los obstáculos que nos distraen son la enfermedad, la pereza, la indecisión, el desinterés, la inconsistencia, el apego por lo sensual y lo material, el desenfoque, la falta de concentración y la inestabilidad. Si dejamos que la atención quede atrapada por los obstáculos, se nos pierde la visión divina. La enfermedad, la pereza, la indecisión, el desinterés, la inconsistencia, el apego por lo sensual y lo material, el desenfoque, la falta de concentración y la inestabilidad son los obstáculos que tienden a distraernos.
    • 138. Visión personal del aforismo 30 La atención es la energía creadora que nos permite enfocarnos en lo sagrado; Bendecir, agradecer, repetir el nombre de Dios, imaginar, intuir, crear, apreciar y descubrir. Se oponen los obstáculos mencionados: la enfermedad, la pereza, la indecisión, el desinterés, la inconsistencia, el apego por lo sensual y por lo material, el desenfoque, la falta de concentración y la inestabilidad. Ello ocurre porque distraen la atención y la atrapan. Es bueno conocer los mecanismos que permiten la evolución y el crecimiento y reconocer los obstáculos para darnos cuenta en qué medida avanzamos y si vamos en la senda que nos conviene. Los obstáculos deben hacerse menos notorios a medida que transitamos por un camino que deja brillar nuestra naturaleza verdadera. Para cada obstáculo que nos distrae, hay una bendición que nos orienta; para cada caída hay una mano que se nos ofrece y una ocasión para agradecer; para cada pérdida de atención hay una oportunidad de redescubrir la estrella que ilumina la vía y de seguirla con más fuerza.
    • 139. La escalera de Jacob Avanzaba hasta que el cansancio me venció y al abrir los ojos en lo más profundo del sueño, vi una escalera larga, que se elevaba hacia el cielo. Me sentí atraído por la interminable longitud de sus peldaños y empecé a subirla con cuidado para no caer hasta que me dijeron que era más sensato retroceder. Me hablaron el cansancio, el dolor, la tristeza y la pereza y me señalaron que no valía la pena subir para cansarse; que era mejor esperar una mejor oportunidad para elevarse. Intentaba seguir y contemplaba allá arriba las estrellas, pero me habló la razón y me dijo que era vana ilusión dejarse arrastrar por esas luces que engañan al corazón. Vi a mi lado unas fuerzas insistentes, convincentes, atrayentes que cada escalón me alargaban, hasta que al fin me sentí indeciso y desconcentrado. Paré entonces. En esas me desperté del sueño y continué avanzando y al despertar a lo más profundo de mi ser despierto veo que sigo dormido cuando renuncio a la escalera de mi sueños.
    • 140. Ejercicio 30 Los obstáculos como escaleras y peldaños -1 Cuando hay una intención que nos impulsa en una dirección, no faltan los obstáculos que dificultan la tarea. ¿Qué significan esas voces que nos dicen que no vale la pena crear una nueva realidad? Somos nosotros mismos hablando. Reconozcamos en cada obstáculo una oportunidad para aprender, para escucharnos, para ser sinceros con nosotros mismos. La enfermedad es la voz de nuestro cuerpo que nos informa que necesita atención de alta calidad. Démosle un masaje diario. La pereza es la voz de nuestra mente que está cansada porque no le dejamos espacios de silencio. Hagamos meditación dos veces al día. La indecisión es la voz de nuestra creatividad, fatigada por nuestras contradicciones. Terminemos los proyectos empezados. El desinterés es la voz de nuestra imaginación, cansada de verse apagada por la racionalidad absorbente y por el materialismo. Dediquemos espacios semanalmente a la cultura y al arte.
    • 141. Ejercicio 30 Los obstáculos como escaleras y peldaños -2 La inconsistencia es la voz de nuestra intuición, deseosa de aportar respuestas a las grandes preguntas todavía no contestadas, respuestas que la darían mayor coherencia a nuestra vida. Dediquemos un par de veces al día un momento a preguntarnos y contestarnos ¿Quién soy yo? o ¿Para qué estoy vivo? El apego por lo sensual y lo material, es la voz de nuestro espíritu, deseoso de proclamar la belleza de todo lo que nos rodea y su sentido profundo y trascendente. Sintámonos como objetos bellos, como niños, como el cielo. El desenfoque, la falta de concentración y la inestabilidad son las voces de nuestra atención, que desea tener espacios para contemplar la realidad sin juicios, como testigo silencioso. Demos una caminada diaria observando sin ningún propósito especial, simplemente apreciando lo que nos rodea.
    • 142. Aforismo 31 Acompañan a esas distracciones el dolor, el desespero, el temblor, el suspiro y la respiración desordenada. Las distracciones van acompañadas de diversas manifestaciones físicas, como el dolor, la ansiedad y el desespero, el temblor y la debilidad, los suspiros y otras formas de respiración irregular
    • 143. Visión personal del aforismo 31 - 1 El cuerpo es el compañero de la mente y del alma, formando una unidad integral. En las manifestaciones del cuerpo encontramos claves para comprender en qué medida va evolucionando el conjunto que es nuestra persona. Creo que el cuerpo es un gran aliado en el camino hacia el entendimiento de nosotros mismos y que sus señales son muy sabias y amistosas. El dolor nos muestra que hay temas no resueltos con agentes externos, con uno mismo o con la naturaleza. Es un llamado a la atención al cuerpo, a los demás y al ambiente que nos rodea. El desespero tiene que ver con los deseos insatisfechos, con las promesas que no se cumplen, con las expectativas que hemos creado y que no satisfacemos, con los miedos no resueltos. Es un llamado a la coherencia entre lo que pensamos, lo que decimos y lo que hacemos. Es un llamado a vivir el presente con mayor intensidad y a no dejarse atrapar por el pasado.
    • 144. Visión personal del aforismo 31 - 2 El temblor tiene que ver con la rabia, con la ira, con la agresividad, con el ataque y la defensa. Es un llamado a la paz interior, al perdón, a la aceptación del otro, a la práctica de la meditación, a la oración, al descanso. El suspiro y la respiración agitada e irregular tienen que ver con los recuerdos del pasado, con el exceso de actividad, con el desorden en la actividad, con someter el cuerpo a ambientes agresivos o a circunstancias climáticas dañinas. De una manera continua podemos aprender sobre el cuerpo y sus señales, para evolucionar integralmente.
    • 145. Mi amigo sabio Tengo un amigo permanente que me soporta siempre en las noches y en los días. Un amigo que no duerme compañero de por vida. Tiene una voz callada que me habla sugerente avisando con buen tiempo a mi mente inteligente cuando juego con el fuego. Respirando, respirando se alimenta de mis alientos funcionando, funcionando permite que mis talentos se vayan despertando. Es un amigo tan sabio como la sabiduría misma. El más experto y perfecto cariñoso sin medida: Este cuerpo que yo tengo.
    • 146. Ejercicio 31 Las señales de mi cuerpo Examina cada día las señales de tu cuerpo, en un diálogo permanente que es conveniente para ti. Siguiendo las claves de este aforismo, podríamos: • Hacer un recorrido por el cuerpo al terminar el día, revisando los dolores y señales de cansancio. • Observar la mirada que uno tiene, en un espejo, y reconocer señales de desespero y de inquietud. • Observar si hay temblores en las manos, si la respiración es agitada y nerviosa, si la cabeza se siente agobiada y presionada. • Luego de estas observaciones, uno puede dejar que expresen su mensaje, respondiendo intuitivamente la pregunta: ¿Qué me dice el cuerpo con estas señales? Para ello, haz un juego de atención sobre esta pregunta durante unos minutos, en forma de meditación.
    • 147. Aforismo 32 Para evitar las distracciones debemos habituarnos a la búsqueda de la verdad esencial. Cuando nos enfocamos en la búsqueda de lo esencial, los accidentes pierden importancia y la mente se centra.
    • 148. Visión personal del aforismo 32 - 1 Los objetos tienen aspectos centrales y aspectos accidentales. Podemos desarrollar hábitos de enfoque y aprender a observar las cosas como son, sin dejarse distraer por los juicios y por las etiquetas, por las opiniones y por los aspectos reactivos. No creo que se esté proponiendo un estado permanente de funcionamiento, sino más bien una práctica de enfoque que va transformando sutilmente la conciencia y las ideas, de manera que adquiramos sabiduría para observar y para interactuar con la realidad. Tampoco creo que se trate de una búsqueda de tipo ideológico, la de la verdad única y suprema, sino más bien de una búsqueda respetuosa de la verdad más profunda y esencial que existe en los objetos y que no alcanzamos a apreciar por causa de las distracciones y de las tendencias a centrarse en las reacciones que el objeto causa en nosotros y no en el objeto tal como es.
    • 149. Visión personal del aforismo 32 - 2 Para centrarse en la verdad del objeto, podríamos sentir la realidad del objeto, sintiéndonos como el objeto mismo, es decir, enfocándose en su esencia. En ese juego mental de imaginarse que somos el objeto, van apareciendo las opiniones y los accidentes, los sentimos importantes y reales y a medida que penetramos en el objeto, los vemos como accidentales, como juicios y va surgiendo la verdad del objeto. Este proceso es aplicable a la búsqueda en general, incluyendo la búsqueda de nosotros mismos como objeto a ser descubierto.
    • 150. Casi, casi no te encuentro Escondido entre mis opiniones casi, casi no te encuentro pero algo me decía, con amores ven y busca muy adentro. Escondido entre mis razones, casi, casi no te entiendo pero me atrajiste con canciones y me embrujaste el pensamiento. Agobiado por mis dolores, casi, casi no te atiendo pero me pintaste de tus colores y me iluminé de contento. Encerrado en mis temores, casi, casi que te pierdo pero aquietaste mis temblores con paciencia y hoy te aprecio.
    • 151. Ejercicio 32 Espacios para el otro Con frecuencia se nos aparece el otro, para mostrarnos su esencia. Como estamos distraídos en nuestras propias perturbaciones, no lo vemos, no lo apreciamos, no descubrimos la verdad esencial que lo ilumina. Con alguna frecuencia, toma un objeto, persona, idea o situación que se aparece regularmente en tu vida y hazte la pregunta: ¿Qué puedo aprender de ese insistente objeto, qué me está diciendo esa realidad que se atraviesa en mi existencia? Medita unos minutos en esta pregunta y aprende con cariño.
    • 152. Aforismo 33 La mente se vuelve pura cuando se cultivan hábitos de amistad hacia las actitudes de contento y felicidad, de compasión hacia las experiencias de miseria, de aceptación hacia la virtud y de indiferencia hacia el vicio. Para purificar la mente podemos cultivar nuestro hábitos y practicar la amistad, la compasión y la aceptación hacia los demás, sin detenerse en sus vicios.
    • 153. Visión personal del aforismo 33 En las relaciones humanas encontramos las mejores oportunidades para ser santos o para ser demonios, ya que las personas con las que nos relacionamos muestran un amplio rango de comportamientos que nos iluminan y nos asustan. Los hábitos que decidimos establecer, van formando unas posibilidades de purificación o de desorden. Son escogencias que podemos activar o desechar. El camino de la amistad, de la aceptación del otro, de la compasión por el que sufre y el de no enfocarse en la negatividad y en los vicios de las personas, se señala como una de las formas eficaces para purificar la mente y para liberarla de los obstáculos ya mencionados.
    • 154. La iluminación del mundo El mundo está a la espera de la luz de mi amistad para que yo lo acoja en sus tristezas, me regocije en sus virtudes y riquezas y lo acepte como es, sin enfocarme en criticar. El mundo está a la espera de almas puras que lo alumbren con destellos de compasión, que sonrían con el gozo del inocente y del cantor y que animen al que se atrasa, con palabras de ternura
    • 155. Ejercicio 33 Ejercicio de la amistad para siempre Cultiva la amistad para siempre reuniéndote con un grupo de personas con la idea de descubrir y compartir los secretos de la amistad, de practicar la compasión, la aceptación del otro y la admiración por el otro, en un ambiente de semilla que se cuida para que brote y crezca para siempre.
    • 156. Aforismo 34 Otra opción para purificar la mente es el manejo deliberado de la respiración. Otra forma para purificar la mente es aprender a manejar la respiración hasta tranquilizarla.
    • 157. Visión personal del aforismo 34 La respiración es una función muy importante, relacionada enteramente con las demás funciones del cuerpo. En la observación de la respiración hay mucha información y sabiduría. El manejo de la respiración para lograr la tranquilidad se logra de manera simple mediante la observación de la misma. Se va pacificando y regularizando. El ritmo respiratorio es un ritmo natural, pacífico, sabio, lleno de confianza, continuo, eficaz, que da y recibe, que no se detiene, vivificante. El manejo de la respiración es importante en el canto, en el discurso, en el ejercicio. Siempre ha sido considerado por muchas personas como medio de desarrollo personal y espiritual. El espíritu sopla.
    • 158. Respirando Tan cerca de mí está el ritmo que anima al universo, ese doble paso de aire que se desliza fiel y discreto en las profundidades de mi cuerpo en las profundidades de lo eterno. Tan cerca de mí, continuamente, sin apenas dejarse oír pasa el aire que entra, que purifica, rico, sutil. Alivia, sanador, las fatigas del cansancio, y remueve, incesante, los desechos de mis años. Respirando, ahí vienes, ahí vas, ahí vienes, sin cesar te repites, inocente, sin protestas, sin hablar. Te observo, me distraigo, te observo, me distraigo, me pierdo, te observo, soy silencio.
    • 159. Ejercicio 34 Meditación sobre la respiración Para descansar y para purificar la mente puedes hacer lo siguiente: Siéntate en un lugar cómodo y seguro. Cierra los ojos. Deja que pase un par de minutos sin hacer nada especial. Ahora, pon atención en la respiración, sin hacer fuerza, sin tratar de cambiarla. Simplemente obsérvala. Quédate en esa actitud durante 5 a 10 minutos. Si te distraes, y te das cuenta, vuelve a poner la atención en la respiración. Al terminar el período de tiempo que has elegido, deja de poner atención a la respiración. Al cabo de 1 o 2 minutos, abre los ojos lentamente.
    • 160. Aforismo 35 Otra opción para purificar la mente es enfocarse en los aspectos refinados de los sentidos. Otra forma para purificar la mente es la refinación de las capacidades sensoriales.
    • 161. Visión personal del aforismo 35 - 1 La capacidad de percepción de los seres humanos es maravillosa. Estamos dotados de órganos de alta sensibilidad, pero apenas usamos una parte de sus potenciales. Podemos desarrollar la percepción prestando atención a cada uno de los órganos sensoriales y jugando con la observación de los objetos desde distintos puntos de vista. Entre los aspectos a considerar están los siguientes: • Jugar con los rangos de percepción con la idea de ampliarlos. Es natural que en los extremos de los fenómenos se de lugar a zonas de transición especializadas, cuya exploración de mayor conciencia mental. • Trabajar en forma lenta y tranquila la percepción, para captar aspectos que no se aprecian con el afán y cuya presencia da lugar a enriquecer la conciencia de las cosas y de la belleza que nos rodea. Comer saboreando, más que atragantarse; mirar con detenimiento, viendo detalles, formas, colores y matices, en vez de mirar con indiferencia; tocar con amor, calma, gusto, sutileza, en vez de evitar el contacto a base de dar golpes o alejarse; oír con atención y cariño, dejándose encantar por los sonidos de las cosas y de las personas, en vez de gritar y voltear la cara con menosprecio; sentir los olores y distinguirlos, en vez de rechazarlos o ignorarlos.
    • 162. Visión personal del aforismo 35 - 2 • Detectar las zonas finas y variadas de los sentidos. Enfocarse en los órganos como tales, hacerse amigo de la piel, de los ojos, de los oídos, de la nariz, de la lengua, prestar atención conciente a los órganos. • Cuidar los órganos sensoriales, protegiéndolos de los extremos, dándoles masajes, hablándoles, limpiándolos, usándolos para el servicio, para el aprecio, para la cultura, para el arte, para la amistad. • Explorando los aspectos imaginativos, intuitivos y creativos de los sentidos. Ver las cosas ocultas y misteriosas; oír las voces internas; gustar de la vida; tocar al otro con nuestra compasión y escucha; sentir la esencia de las cosas. La práctica de la percepción en forma refinada despierta las potencias superiores de los sentidos y abre las posibilidades de una conciencia más cósmica y universal. El mundo se ve lleno de brillo, formas y colores. Lo vemos con mirada de artista.
    • 163. Conciencia Cósmica Te observo sin afanes, enriquecidas de colores esas tus líneas variadas que recorro cuidadoso mientras mis manos se deslizan por tu cuerpo, apenas sin tocarlo. Te gusto explorando tu universo de sabores descubriendo en cada intento un alimento dulce y muy gustoso mientras escucho suavemente la música que entonas y tu canto. Me adentro en ti, embriagado de aromas y de olores en esas profundidades insondables de tu mundo bello y misterioso, mientras mi mente se deja arrullar al amor de tus cuidados.
    • 164. Ejercicio 35 Meditación con los sentidos Desarrolla tu conciencia cósmica saboreando cada bocado en forma deliciosa hasta descubrir el sabor escondido en cada cosa. Desarrolla tu conciencia esencial paseando por un jardín, seleccionando cada flor, aspirando sus olores hasta convertirlos en esencias y en amores. Desarrolla tu oído universal, quedándote quieto y reposado en una noche estrellada, oyendo los sonidos del espacio sideral. Desarrolla la conciencia amorosa de tu ser, tocando sin tocar, recorriendo sutilmente los contornos hasta que te maravillen los alcances de tu piel. Desarrolla los ojos del alma, observando las luces y las sombras, el brillo, las pulsaciones y las formas, hasta que veas a Dios en cada cosa.
    • 165. Aforismo 36 Otra opción para purificar la mente es entrar en un estado de agradable lucidez. Otra forma para purificar la mente es la refinación de los estados de felicidad mental.
    • 166. Visión personal del aforismo 36 -1 La capacidad de percepción de los seres humanos se extiende más allá de los órganos físicos sensoriales. Podemos percibir estados mentales, podemos enfocarnos en ideas y en creencias. Podemos ser felices y lúcidos por elección, como resultado de un estado consciente del ser. Soy feliz, estoy lúcido, me siento bien conmigo mismo, con la esencia de lo que soy. Así como podemos saborear con fruición los alimentos y gustar de los aromas y de los sonidos, podemos saborear los estados mentales, enfocándose en creencias vivificantes, que estimulen la generación de sustancias cerebrales que posibilitan el desarrollo de la conciencia cósmica y superior.
    • 167. Visión personal del aforismo 36 -2 La mente se puede enfocar en estados mentales de sabiduría, de felicidad, de lucidez, de bondad. En esta forma el dolor, el miedo, la agresividad y los obstáculos de alejan y se facilita la purificación de la mente. No se trata de un engaño, se trata de descubrir y atraer la naturaleza verdadera de la mente, de elegir la conciencia pura y lúcida como una práctica posible, generosa, agradable y conveniente. El engaño es más bien enfocarse en la negatividad, en el dolor, en la rabia, en el pasado, en la crítica. Podemos elegir y aún si la mente se siente atraída hacia los estados agresivos y dolorosos, la podemos enfocar de nuevo, usando el poder de la voluntad y la capacidad de jugar con la atención, es decir, nuestra capacidad de manejar las creencias, los pensamientos y las ondas mentales.
    • 168. Lucidez Mental Yo soy yo, fuente y razón poderosa de este que está vivo hoy, contemplando toda cosa en presente y sin temores. Yo estoy aquí, embriagado con amores de la esencia de vivir asombrado con los goces que pululan por ahí. Soy feliz de ser yo, como estoy en este estado de amor despierto, atento en paz, sin dolor.
    • 169. Ejercicio 36 Meditación con las creencias Desarrolla tu conciencia de ser que imagina, trayendo a tu mente variaciones amplias y novedosas para los objetos o las ideas que desees trabajar, hasta descubrir que no hay límites. Desarrolla tu conciencia de ser intuitivo, respondiendo una pregunta con respuestas variadas y atrevidas, hasta darte cuenta que la racionalidad es un buen punto de vista, pero no el único posible o valioso. Desarrolla tu capacidad de crear, definiendo un deseo que tengas con frases poderosas, en presente, en primera persona, hasta que sepas cuál es la esencia de tu deseo. Desarrolla tu capacidad de experimentar estados mentales, sintiendo distintos estados con tu cuerpo y tu mente, hasta que los sientas reales. Elige el estado y experiméntalo por el gusto de experimentarlo, aunque no tengas razones objetivas para ello. Enfócate en el logro de la lucidez mental.
    • 170. Aforismo 37 Otra opción para purificar la mente es entrar en un estado de desapego. Otra forma para purificar la mente es encontrar un equilibrio entre el deseo y la resistencia.
    • 171. Visión personal del aforismo 37 El deseo y la resistencia vienen en pareja. Podemos aprender a mantener un equilibrio mediante juegos de atención. El estado del desprendimiento significa tener la flexibilidad suficiente para manejar la atención, sin estar dominado por el deseo o por la resistencia. Esto se logra entrenando la atención para considerar ambas opciones en forma suave y recurrente, hasta llegar a un conocimiento más real, situado más allá de la reacción que origina el objeto sobre el sujeto. Este entrenamiento facilita la purificación de la mente.
    • 172. El centro brillante En el centro del vagaroso sistema planetario poblado de Martes guerreros, de Mercurios viajeros de Vénuses atrayentes y amorosas, de Saturnos austeros, severos y vigilantes, de Júpiteres sabios y maestros, de Lunas maternales y oscilantes, de asteroides y cometas mitológicos y errantes, en el centro de tantos opuestos y de tantas diferencias está el padre Sol, origen y explicación, brillante en sí mismo de día o de noche.
    • 173. Ejercicio 37 Consideraciones para el equilibrio - 1 El sistema planetario nos permite entender algunos conceptos muy relacionados con el equilibrio personal y grupal y por ello es útil tenerlo como analogía para resolver situaciones. Busca el sol brillante que está en el centro de las situaciones. De él proviene la energía y la fuerza que sostiene el movimiento y que da la vida. Busca el centro. Hay por lo menos tres giros en las situaciones. El movimiento de translación, que se convierte en un giro alrededor del centro, que da lugar a las estaciones, a los cambios anuales. El movimiento de rotación, el giro alrededor de la situación misma, que da lugar al día y a la noche, a la luz y a la oscuridad, a las variaciones de las luces y las sombras. El movimiento de precesión, que es el giro del eje de rotación, que da lugar a las inclinaciones y a los cambios del día y los cambios de situación según el punto de vista donde uno está situado. Muchos de estos movimientos son regulares y se repiten, pero no dejan de sorprender. Busca la serenidad en medio del movimiento, cuya clave es la quietud del centro, origen de ese movimiento.
    • 174. Ejercicio 37 Consideraciones para el equilibrio – 2 Hay diversidad de cuerpos que participan en el movimiento y se atraen los unos a los otros, perturbando los giros y escondiendo el efecto del centro. Hay cuerpos que giran alrededor del centro, hay los que giran alrededor de otros y los que se alejan casi infinitamente del centro en un giro muy descentrado. Los cuerpos son muy distintos y simbolizan las variables calidades de las situaciones. Sé creativo y reconoce que son infinitas las posibilidades de tamaños, formas, colores, velocidades, propiedades. No te agobies porque la reserva es inagotable y siempre puedes recurrir a ella y comenzar de nuevo.
    • 175. Aforismo 38 Otra opción para purificar la mente es el conocimiento y la meditación sobre los estados de dormir y de soñar. La exploración de los estados del sueño y dormir es otra de las posibilidades que tenemos para purificar la mente.
    • 176. Visión personal del aforismo 38 - 1 Estos dos estados son muy desconocidos para nosotros, llenos de misterio, de variaciones. Explorarlos significa ir a la raíz del árbol de la vida, ya que la actividad se nutre del descanso y la mente consciente también descansa. Se trata de investigaciones y exploraciones cuyas metodologías no están bien definidas y que pueden arrojar resultados muy variables en términos objetivos. Por ello lo que Patanjali propone es dedicar, con cierta regularidad, espacios de atención personales a lo que sucede en dichos estados, para tomar acciones que contribuyan a la evolución y al crecimiento personal. Es decir, reconocer en ellos claves y pistas intuitivas para los estados conscientes y para la purificación mental.
    • 177. Visión personal del aforismo 38 - 2 Patanjali está sugiriendo que el poner atención consciente sobre los estados de dormir y de soñar, ilumina la mente, aún si lo que se observa es variable, difuso, confuso, sorprendente, difícil de recordar o poco racional. La observación honesta de la totalidad de los estados de la persona, incluyendo los que no se dominan con la conciencia despierta, da una visión más integral y equilibrada del ser personal. Somos una totalidad y cuando nuestra atención recorre la totalidad, somos como jardineros que riegan y embellecen todas las plantas, que cuidan y abonan el suelo, que limpian, que recogen los desechos y que los reciclan a la tierra sin dañarla.
    • 178. Los canales de limpieza Si producimos sin cuidado, nos inundan la basura y los desechos, y se nos salen por los poros los sudores del proceso. Si con ignorante inconsciencia fabricamos sólo objetos, nos volvemos desechables y engordamos en exceso Si llenamos con basuras nuestros patios traseros y dejamos arrumados y tirados los desechos, se llenan de olores malos, que tapamos y escondemos para evitar que los otros nos acusen de imperfectos. Si más bien creamos canales de orden y limpieza y producimos con cariño, con cuidado y con ternura, nos sentimos más amplios, rodeados de paz y de belleza damos amor y servicios, con pocos desechos y poca basura. El dormir y el soñar pueden ser sucios patios traseros, basureros de planes, de anhelos, o de frustraciones, cuevas oscuras de pesadillas, miedos y temores, o remansos de paz donde se descansa y nos calma el sueño.
    • 179. Ejercicio 38 Meditación para la limpieza - 1 Tenemos la fortuna de contar con el agua. El agua nos permite el aseo diario. Removemos el cansancio, los sudores, la mugre, los residuos que se pegan a nuestro cuerpo y nos sentimos despiertos, animados, aligerados cuando estamos limpios y recién bañados. Igualmente nos debemos bañar y lavar el alma y la mente, usando el agua limpia que remueve la suciedad que naturalmente se acumula con la actividad. El agua que lava estas suciedades se aplica, como en el caso del cuerpo, mediante baños y rituales de limpieza. Propongo las siguientes acciones: • Iniciar el día con la intención de crecer espiritualmente, con energía renovada. Para ello, bendecir y agradecer es lo mejor. • Evitar cargar resentimientos y odios. Para ello, perdonar es lo mejor.
    • 180. Ejercicio 38 Meditación para la limpieza - 2 • Liberarse de culpas, de miedos y de temores. Para ello, lo mejor es observarlos, y sentirlos y expresar palabras que creen una nueva realidad, más armónica con nuestro ser interior. • Celebrar las cosas buenas que pasan, con alegría y agradecimiento. Celebrar y bendecir la comida, la vida, la familia, la amistad, el trabajo, la naturaleza, el clima, todo lo que nos rodea. • Hacer meditación todos los días, en la mañana y en la tarde, para que la mente esté alerta y sabia. Estas acciones las vamos a ver reflejadas en nuestros sueños y en nuestro dormir. Van a ser reparadores y placenteros. Si ocurre lo contrario, podemos interpretar que debemos ser más cuidadosos en la limpieza de nuestra alma, de nuestra mente y de nuestro cuerpo.
    • 181. Aforismo 39 Otra opción para purificar la mente es la meditación sobre aquello que queramos. La práctica de la meditación es otra de las posibilidades que tenemos para purificar la mente. Podemos meditar en lo que nos guste.
    • 182. Visión personal del aforismo 39 – 1 Es muy importante este aforismo, puesto que abre el campo de la meditación a todas las posibilidades que la persona desee. De acuerdo a lo que hemos estado viendo, meditar significa poner la atención sobre un objeto. Cuando la atención, que naturalmente se desvía, se va hacia otro asunto, la volvemos a colocar, suavemente, sin esfuerzo, sobre el objeto escogido. En esta forma recurrente, uno permanece un cierto tiempo. La persona puede, entonces, jugar con objetos en varios planos. Uno de ellos es el de la intencionalidad, es decir, seleccionar objetos para conocer, para lograr algo, para adquirir cercanía y amistad, para sentir, para profundizar, para aliviar. Otro plano es el de la exploración recurrente, en la cual se puede cambiar el objeto en forma deliberada, para verlo como parte de un universo del cual hacen parte otros objetos.
    • 183. Visión personal del aforismo 39 - 2 Otro plano es el del cambio, donde se puede enfocar el objeto en su forma cambiante, sea temporal, espacial o en orden de importancia. Otra forma es la observación de la esencia del objeto y la de sus formas accidentales, en la cual la atención se pasea por la totalidad de un objeto. Otro plano es el de meditar sobre los procesos de aproximación al objeto, es decir, sobre la relación sujeto-objeto-método. Este aforismo da una importancia grande a la búsqueda personal, a la independencia del sujeto, a la presencia de la espiritualidad y de la trascendencia en todos los objetos afines al sujeto, los cuales se dignifican y se convierten en objetos sagrados, con la práctica de la meditación.
    • 184. El universo sagrado Te escogí, para mirarte, para contemplarte, para sentirte simplemente porque estabas ahí, ahí no más, existiendo junto a mi existencia. Compañero mío, pequeña cosita o enorme presencia, ínfimo detalle que nada completa o esencia infinita que todo lo explica.
    • 185. Ejercicio 39 La enorme variedad de los objetos Este enorme universo se abre ante nuestros ojos para encantarnos con su variedad de formas y de objetos. Deberíamos admirar y apreciar la riqueza que nos rodea. Da una caminada por un jardín y examina en detalle todas las flores que encuentres. Dale un nombre a cada una de ellas, sea un nombre que conozcas o un nombre que vas a inventar y que te agrade. Alza tu mirada al cielo en una noche estrellada. Cierra los ojos por un minuto. Luego ábrelos y contempla las estrellas. Cuéntalas una por una, dale un nombre a cada una de ellas, sea un nombre que tú conozcas o un nombre que vas a inventar y que te agrade. Mira tu cara en el espejo y observa cada uno de tus gestos. Dale un nombre a cada uno y al sentimiento interior que lo acompaña. Vete a una montaña y observa los detalles del paisaje. Dale un nombre a cada uno. Haz una meditación sobre algún objeto que te guste. Medita y ensaya.
    • 186. Aforismo 40 El que así ha purificado la mente, tiene el poder de abarcar desde lo más pequeño hasta lo más grande. El poder que se logra mediante estas prácticas de purificación mental es muy universal e integral, va desde lo infinitamente pequeño hasta lo infinitamente grande.
    • 187. Visión personal del aforismo 40 - 1 Se refiere a la capacidad de la mente purificada y equilibrada, para conocer, observar, apreciar, servir, vivir, sentir y percibir, la inmensidad del espacio creado, que abarca desde lo más pequeño hasta lo más grande. Cuando la mente tiene en cuenta la totalidad, tiene una visión equilibrada, amorosa, sabia y serena. Es una visión que se aproxima a la visión divina y corresponde a nuestra naturaleza iluminada, regalo del Creador. Las prácticas descritas son las siguientes, en resumen: • Cultivar hábitos de amistad, compasión y aprecio. • Manejo deliberado de la respiración. • Refinación de los sentidos. • Refinar los estados mentales, entrando en estados de lucidez placentera.
    • 188. Visión personal del aforismo 40 - 2 • Buscar el equilibrio entre el deseo y la resistencia para no apegarse a los objetos. • Prestar atención a nuestros sueños y a la forma en que experimentamos el dormir. • Meditación Se trata de un conjunto de prácticas poderosas que están al alcance de cualquier persona. El resultado que se obtiene es el de una actitud equilibrada y sabia de persona integral, responsable, compasiva, amorosa, actitud que se aplica a la totalidad del universo y de sus seres.
    • 189. Visión integral Por olvidarme de mi gran tamaño pasé sobre ti y te pisoteé. Al no caer en cuenta de que soy pequeño me puse bajo tus pies y me pisoteaste. Ignorante de mi luminosidad te abrumé con mi luz y te dejé ciego. Al no darme cuenta de tu luminosidad te miré directamente a los rayos de tus ojos y me cegaste. Perdí de vista tu sencillez te inundé de palabras que no se entienden y nada logré. Al desconocer tu sabiduría inmensa permití que tus sabias palabras pasaran de largo y nada aprendí. Por dejar los ojos cerrados, me mantuve ciego, pero al darme cuenta y al abrir los ojos, poco a poco veo. Ahora, más atento, esos rayos de luz tan pequeños y lejanos, se han convertido en fuente luminosa que me deja verlos.
    • 190. Ejercicio 40 La conciencia de lo grande y lo pequeño Con alguna frecuencia, extiende tu mirada hacia lo más grande que puedas observar y hacia lo más pequeño. Cuando tu mirada llegue hasta un punto límite, abre los ojos de tu imaginación y síguela ampliando. Cuando se agote tu imaginación, intuye nuevos y más extensos límites y pasea tu mirada más allá de lo posible con tu creatividad y con tu capacidad de observar sin juicios. Este mismo ejercicio lo puedes hacer con tus oídos y los sonidos que escuchas. O con cualquiera de tus potencias.
    • 191. Aforismo 41 El que así ha purificado la mente, se vuelve como un cristal transparente con relación a las modificaciones, cuyo efecto desaparece. La mente adquiere el poder de transformar el pensamiento, el poder de adquirir la forma de cualquiera objeto, pudiendo ser el objeto, el sujeto o el acto de conocer. El poder que se logra mediante estas prácticas de purificación mental hace que las circunstancias y los obstáculos pierdan su influencia. La mente es capaz de manejar las creencias libremente y de sentir lo que siente cualquier objeto en su esencia. Se adquiere la capacidad de identificarse con los tres elementos del conocimiento: el sujeto, el objeto y el método.
    • 192. Visión personal del aforismo 41 La mente purificada se vuelve totalmente flexible para manejar ideas y creencias. Los aspectos reactivos: el miedo, el dolor, la agresividad, el efecto del pasado, pierden importancia ante el dominio establecido por la inteligencia creativa, capaz de jugar con puntos de vista y con creencias para asumir la esencia o sentir de cualquier objeto. Mediante la imaginación la mente adquiere el poder de identificarse, de convertirse en cualquier objeto que desee, sintiéndolo cercano. Mediante la intuición, la mente escoge procesos evolutivos de identificación, procesos válidos. Mediante la creatividad, la mente hace declaraciones que le permitan a la persona experimentar las realidades evolutivas que desea experimentar. Mediante la observación, se enamora de la realidad y la experimenta con amplitud, en sus tres aspectos: sujeto, objeto, método.
    • 193. Sujeto, objeto, método Soy el sujeto que te sujeta a mis ideas. Tú eres el objeto que me vuelve objetivo. Yo me invento métodos para verte y apreciarte. Soy un sujeto que resulta transformado cuando otros objetos se convierten en sujetos y metódicamente o sin saberlo, me convierten en objeto. Soy el método que resulta del proceso, cuando decido cambiar y aprender de los objetos convirtiendo en costumbre todo eso que yo aprendo.
    • 194. Ejercicio 41 Juegos de identificación Con alguna frecuencia enfréntate a una situación, experimentando los tres aspectos fundamentales que toda situación encierra. Sé el sujeto. Asume la responsabilidad. Crea las acciones. Observa. Actúa. Sé el objeto. Siente los resultados. Siente las acciones. Recibe los premios y los castigos. Aprende. Siente los límites que se imponen en la realidad que rodea la situación. Sé el método. Cambia de método. Experimenta. Ensaya.
    • 195. Aforismo 42 En tal estado, se llega a una transformación de los pensamientos en la cual las opciones que ofrecen las palabras, los significados y las ideas, se mezclan, volviéndose indistinguibles. En las prácticas de purificación mental se experimentan estados en los cuales se confunden el nombre del objeto, sus significados y los pensamientos del observador.
    • 196. Visión personal del aforismo 42 Existe una correspondencia mental entre los distintos aspectos del objeto, que se acentúa y se enriquece con las prácticas que se han señalado. Una aspecto tiene que ver con las palabras; otro, con los significados de las palabras y otro tercero con la idea que tiene el observador sobre el objeto. Buena parte del aprendizaje humano consiste en conocer cosas u objetos, nombrarlas, establecer categorías y grupos de objetos de acuerdo con el significado o importancia que se da a los objetos y adquirir conciencia, es decir, ideas, conocimiento, experiencias y pensamientos sobre los objetos. Este proceso de conocimiento incluye el mezclar los tres aspectos en uno solo. Se experimenta un estado mental de no identificación que es valioso y que revela recurrentemente nuevos niveles en los aspectos del objeto, enriqueciendo el conocimiento. Otra forma de expresar esto, es que se experimentan estados cuya apariencia es confusa, ya que se pierden las categorías y distinciones, quedando la mente, por un momento, sin poder de discriminación. Esto hace parte de una recurrencia entre distinguir (alejarse) y no distinguir (confundirse).
    • 197. Lo que pienso, lo que entiendo, lo que digo Pasan por mi mente los deseos de experiencia en un desfile que juzgo y que contengo, dejando que circulen los que vencen a mis miedos. Pasan por mi mente enjambres de ideas y de pensamientos en un vuelo constante que sorprende a mi intelecto, con sus colores variados y matices ricos y diversos. Es bueno que cese a veces el desfile distintivo convirtiéndose en tranquila marcha hacia la nada dando descanso a la mente que inconsciente se relaja. Así las cosas que diga a los que escuchen y a mí mismo, cuando intentando entenderme rompa mi silencio, serán palabras que expresen, confiado, mis propuestas y deseos.
    • 198. Ejercicio 42 Cantos en lenguas Este ejercicio se lo aprendí a Carlos Adrián Londoño, quien lo llama “la melodía interior”. Expresa el sentido juguetón de la mente simbolizado por palabras sin sentido aparente, sin significado aceptado por la costumbre social, pero que nacen del ser interior. Uno canta una melodía usando palabras y sonidos que salgan en forma espontánea, de manera que cese la discriminación consciente entre lo que uno piensa, lo que entiende y lo que dice. Canta en lenguas para sanarte, para relajarte, para sentirte bien.
    • 199. Aforismo 43 En tal estado, se llega también a una transformación no verbal de los pensamientos, de naturaleza distintiva, en la cual la mente brilla al unísono con el objeto, confundiéndose con él, como si perdiera su naturaleza independiente y la memoria de los demás objetos. En las prácticas de purificación mental se experimentan estados en los cuales hay una identificación completa de la mente y de los pensamientos con el objeto, de tal manera que no interfieren los recuerdos de los demás objetos ni los procesos mentales normales.
    • 200. Visión personal del aforismo 43 Normalmente la mente está muy activa, pendiente de la gran cantidad de procesos de análisis, observación, aceptación, juicios, rechazos y recuerdos. Todos estos procesos hacen que el objeto no pueda ser observado tal como es, ya que la mente utiliza todo tipo de filtros, especialmente las creencias y juicios que resuenan al aparecer el objeto. Sin embargo, existe la posibilidad de que el observador llegue a un estado muy alto de identificación con el objeto observado, a través de las prácticas de purificación mental que se han descrito. En este estado la mente se enfoca poderosamente y se logra una percepción pura del objeto. Este estado es muy práctico en las relaciones entre sujeto y objeto, en la búsqueda del conocimiento creativo, aún si se disfruta solo momentáneamente, aún si no se tiene una completa conciencia de que está ocurriendo. El observador adquiere una gran riqueza cuando se logra la observación apreciativa y centrada que implica este estado. Es un estado creativo pues implica una transformación del sujeto, que se vuelve consciente del universo que lo rodea.
    • 201. El renunciante Cargado de memorias, de temores y de miedos infantiles, llego hasta ti, mensaje creado para mí, y en un momento de lucidez te contemplo, hasta que al fin ceso de resistir y fluyo con tus enseñanzas increíbles.
    • 202. Ejercicio 43 Poesía inspirada Deberíamos dejar que los objetos nos inunden con su gracia. Un atardecer, la mirada de un niño, la mano del que me da su mano, los ojos del que me mira y la voz del que me habla; un árbol, la sonrisa o la tristeza de la persona que pasa a nuestro lado, el río, el cielo, las flores, todos son objetos que iluminan la jornada. Es bueno que nos demos cuenta de su existencia. Nada para ello como la poesía inspirada por el objeto. Escribe con frecuencia poema, cantándole a la naturaleza, a la vida, a las personas, a sus vidas, alegrías y tristezas. Déjate atraer, olvida tus miedos, las burlas de los demás, la tensión reinante. Escribe sin límites, quizá tu verso sea humilde y sencillo, pero con seguridad sentirás la magia del objeto y tu mente gozará liberada.
    • 203. Aforismo 44 Con la práctica recurrente de estos estados, cada vez más refinados, se logra una descripción amplia de los objetos, que llega hasta sus aspectos más sutiles. En las prácticas de purificación mental se experimentan estados de meditación refinada que permiten un conocimiento amplio de los objetos, llegando hasta sus niveles más esenciales.
    • 204. Visión personal del aforismo 44 - 1 Los objetos tienen aspectos muy amplios, casi infinitos, interminables. El observador tiene ciertos objetivos en sus búsquedas, objetivos que pueden ser cambiantes a medida que se desarrolla la búsqueda. Es decir, la búsqueda es extensa, casi interminable. Este aforismo sugiere la gran capacidad que tienen los estados de búsqueda recurrente para llegar al fondo, a lo sutil, a lo más esencial, con lo cual la búsqueda adquiere mayor sentido. Sugiere también que los objetos tienen aspectos sutiles y ocultos, que se escapan a las miradas del observador, pero que aparecen cuando se da la recurrencia entre el estado de identificación con el objeto y los demás aspectos, más confusos o más independientes del objeto. Sugiere también que la práctica recurrente da lugar a la refinación y al logro del objetivo. Es importante captar que en la identificación con los objetos aparece la clave para descubrir los aspectos ocultos, esenciales y sutiles.
    • 205. Visión personal del aforismo 44 - 2 Se advierte una secuencia: Práctica recurrente de la identificación con un objeto Refinación del conocimiento y perfeccionamiento de la práctica recurrente Observación de los aspectos sutiles, ocultos y esenciales del objeto Transformación del sujeto y refinación de sus métodos
    • 206. Refinamiento Llegaste a mí cansada y doliente, con deseos de hablar y muy triste. Fue bueno escucharte paciente así pude verte y sentirte. Luego viniste alegre y sonriente con deseos de bailar y compartir. Fue bueno acogerte y mi mente danzó con tu alegría de vivir.
    • 207. Ejercicio 44 La búsqueda - 1 En una hoja en blanco, coloca en el centro un tema o proyecto que te interesa, representado por un título encerrado en una figura cualquiera y examínalo desde cuatro puntos de vista, así: En la esquina derecha superior de la hoja, señala cuatro objetivos o metas o deseos que tienes en relación con el tema. Enciérralos en una línea. En la esquina inferior derecha, coloca cuatro valores, creencias o ideas que te apoyan en tus logros con relación al tema. Enciérralos en una línea. En la esquina inferior izquierda, coloca cuatro recursos, bienes o fortalezas que tienes para facilitar tus logros con relación al tema. Enciérralos en una línea. En la esquina superior izquierda, coloca cuatro acciones concretas que puedes realizar para alcanzar tus logros con relación al tema. Enciérralos en una línea.
    • 208. Ejercicio 44 La búsqueda - 2 Ahora relájate, observa tu hoja, en forma recurrente, el centro, la esquina superior derecha, la esquina inferior derecha, la esquina inferior izquierda, la esquina superior izquierda, Vuelve a hacer esto varias veces, hasta que te genere cierto estado de distracción y somnolencia. Luego de esto, vuelve a la hoja y completa tu trabajo, añadiendo al menos un aspecto adicional en cada esquina. Repite la mirada recurrente varias veces, hasta que veas aspectos ocultos y sutiles que no habías visto antes.
    • 209. Aforismo 45 La sutileza se extiende hasta el ser mismo. En las prácticas de purificación mental se experimentan estados de meditación que permiten el contacto con la intimidad del ser de las cosas, donde la materia más sutil fluye hacia lo no físico.
    • 210. Visión personal del aforismo 45 – 2 Otro aspecto a considerar es el de las causas que dan origen a los fenómenos. Existen causas que se observan de inmediato. Al observar con mayor detalle, aparecen causas más profundas y este proceso puede continuar hasta llegar a las causas más fundamentales, a las fuentes, al origen. La observación detallada implica un proceso recurrente, que oscila entre la cosa con sus etiquetas y apariencias, la cosa tal como es, el origen de la cosa, los límites de la cosa y la esencia de la cosa. Las prácticas de meditación permiten la exploración del origen de la cosa, de sus fenómenos, de sus causas y efectos.
    • 211. Visión personal del aforismo 45 - 1 La creación de las cosas se inicia con las intenciones, donde aparecen las cosas en su estado potencial indefinido, ricas en posibilidades para ser desarrollados por el sujeto creador. A partir de la intención, que es de naturaleza muy sutil y que tiene aspectos que no son materiales, se va tejiendo la materia, hasta que las cosas se observan como objetos evidentes, masivos, inerciales cuya naturaleza intencional queda oculta. Por medio de las prácticas de meditación recurrentes ya descritas, es posible aproximarse al aspecto intencional original escondido en cada cosa. Por otra parte, la materia está compuesta de partículas elementales muy sutiles, cuya naturaleza es cada vez menos material y más energética, a medida que se llega al fundamento mismo. De alguna manera esta secuencia de lo masivo a lo sutil e indefinido, nos indica que hay una gran cantidad de información escondida en la naturaleza básica de las cosas. Las prácticas de meditación permiten la exploración de los aspectos menos materiales de las cosas.
    • 212. Las flores Cuando armé ese ramillete de flores preciosas para declararte mi amor encendido y eterno, estaba convencido de que las flores eran para eso: Para ser mensajeras de amor con palabras silenciosas. Cuando visitamos el jardín tomados de las manos e inspirados nos dijimos poemas de colores atrapado por el embrujo y el aroma de las flores, pensé que habían nacido para los enamorados. Cuando me entregué al estudio profundo de las cosas y penetré en el mundo de la vida y del origen vi que las semillas eran el fin y la causa de las rosas. Cuando medité y me adentré en terreno virgen vi una red sin fin de causas e influencias poderosas, estaban las flores conmigo y con todo lo que existe.
    • 213. Ejercicio 45 La causa más profunda En una hoja en blanco, coloca en el centro una situación que te inquiete y cuyas causas u orígenes desees investigar para resolverla. Anota cuatro posibles causas que se te ocurran en cada una de las cuatro esquinas de la hoja. Ilustra cada causa con un dibujo. Luego vuelve a mirar la situación que está en el centro de la hoja. Mira luego los cuatro dibujos que hiciste. Dibuja ahora, en los espacios intermedios, cuatro causas más verdaderas y luego de dibujarlas, escribe una frase que represente cada dibujo. Observa todo tu trabajo. Cierra los ojos. Pon atención a la situación por un par de minutos con los ojos cerrados. Abre los ojos. Ahora decide cuál es la causa más profunda que has encontrado y elabora un plan de acción práctico para resolver la situación.
    • 214. Aforismo 46 Las meditaciones anteriores son seminales. Estas prácticas de purificación mental se basan en la observación de los objetos que existen y sus sutilezas. La mente conoce así las semillas que contienen los objetos.
    • 215. Visión personal del aforismo 46 Existe una semilla en cada objeto, una finalidad, una siembra, un efecto poderoso, una intencionalidad. Las prácticas de meditación descritas permiten indagar sobre estas siembras interiores y sobre la relación que el sujeto tiene con el aspecto seminal de cada cosa. Se puede decir que cada objeto aguarda para ser explorado y que contiene una semilla para el explorador, semilla que lo hace evolucionar y crecer, que le permite descubrir posibilidades insospechadas y preciosas. No se trata de algo material ni de algo fijo o único. Dada su naturaleza inmaterial, la semilla tiene propiedades que son definidas en la búsqueda misma y que pueden variar, a medida que se trabaja en forma recurrente, ya que el buscador es transformado por el proceso, encontrando también él, su naturaleza seminal.
    • 216. La naturaleza seminal Ahí estás, viva y misteriosa semilla delicada de la vida que se extiende y se transforma escondida en el fruto delicioso de los seres para ser liberada por los que encuentran en ellos cosa buena.
    • 217. Ejercicio 46 Meditación seminal Toma un objeto simple, que no tenga, en apariencia, mayor relación contigo. Obsérvalo con cuidado, con tu vista, con tu mente, con tu imaginación. Mantén tu atención recurrente en él durante dos o tres minutos. Observa un objeto importante, que tenga relación contigo. Obsérvalo con cuidado, con tu vista, con tu mente, con tu imaginación. Mantén tu atención recurrente en él durante dos o tres minutos. Vuelve al objeto simple de nuevo y repite la meditación descrita. Luego haz lo mismo con el objeto importante. Repite este proceso hasta que encuentres una enseñanza, una relación importante para ti. Esa es una semilla que puedes cultivar.
    • 218. Aforismo 47 El flujo regular e inocente de tales meditaciones produce iluminación interior en la persona. Estas prácticas de purificación mental, realizadas de forma regular, abierta, desprevenida, dan lugar a que la persona que las hace se llene de luz interior.
    • 219. Visión personal del aforismo 47 Existe una naturaleza luminosa en las personas, una luz interior, una sabiduría, que se puede descubrir con las prácticas de meditación recurrente que han sido descritas en los aforismos anteriores. Para que la práctica produzca los mejores resultados es bueno que se haga regularmente y de forma inocente, sin que haya una obsesión por los resultados, sin que se generen fanatismos ni perturbaciones en el proceso. La práctica regular es importante, ya que se trata de procesos recurrentes y educativos, de procesos de siembra, que implican el cuidado de la semilla para que dé frutos. Por tratarse de una búsqueda luminosa, la luz debe aparecer a medida que se avanza. Es decir, el proceso debe ser cada vez más interesante, más aplicable a la vida, más generador de frutos y de felicidad, más iluminador de los demás seres que nos rodean.
    • 220. La luz interior Nos reunimos a conversar de cosas bellas y la luz que nos anima se volvió viva y brillante. Compartimos esa nueva luz con los amigos y el mundo se iluminó por un instante. Abrimos sin temor el corazón y nos amamos en un momento eterno, iluminado y sorprendente. Compartimos ese nuevo amor con los amigos y se llenó de dulces ilusiones el ambiente.
    • 221. Ejercicio 47 Lecturas iluminadas Muchos seres nos ayudan con sus escritos en nuestra jornada hacia la evolución personal y espiritual. Lee semanalmente un poema, un escrito, una frase inspirada y déjate llevar por su mensaje. Para estimular tu aprendizaje, haz una meditación de dos o tres minutos sobre lo que has leído. Ten la imagen de que estás estimulando tu luz interior con la luz de esta lectura iluminada.
    • 222. Aforismo 48 Se logra así llegar al conocimiento esencial. Como resultado la persona tiene acceso a un conocimiento profundo y verdadero de los objetos.
    • 223. Visión personal del aforismo 48 Las prácticas de conocimiento recurrente permiten aproximarse a la naturaleza esencial de los objetos, en forma cada vez más clara e iluminadora. El proceso tiene una finalidad, tiene un propósito, logra resultados. Estos procesos son individuales y colectivos. Se aplican al conocimiento personal, humano, social y grupal, de la naturaleza y de los objetos, tanto de los naturales como de los inventados por el hombre. La combinación de los métodos científicos y objetivos con los métodos de exploración recurrente basados en la meditación que se describen en los aforismos anteriores es efectiva, creativa y enriquecedora. Si se complementan los métodos actuales educativos, investigativos y científicos con los métodos expuestos por Patanjali, se generan mayores posibilidades de crear un mundo más equilibrado, armónico, humano y más sabiamente manejado.
    • 224. Diálogos Tú que sabes tantas cosas y que has dominado el mundo con tu ciencia arrolladora que todo lo puede, ven y deja que tu mente, más allá de razonar, observe en un momento callado, quieto, sereno, profundo. Tú que sabes tantas cosas y que has entendido el mundo con tu vida interior constante que todo lo siente, ven y deja que tus manos, activas, se hagan presentes en un proyecto vivo, alegre, que inspire, fecundo. Unamos todos cuerpos y mentes para mejorar el planeta, con la ciencia objetiva que avanza segura y confiada, con el espíritu inquieto que explora el todo y la nada, con la mirada puesta en un futuro que valga la pena.
    • 225. Ejercicio 48 Combinación de métodos La mayor parte de las personas estamos involucrados en actividades muy objetivas, relacionadas con el mundo exterior, con objetos externos y con recursos materiales. Puede ocurrir que tanta actividad nos absorba y que no dejemos espacios para buscar un conocimiento más esencial. Se pueden dedicar espacios entre actividad y actividad para llevar a cabo prácticas de exploración mental recurrente como las que propone Patanjali y como las que se han propuesto en los ejercicios. Dado que la mente es muy poderosa, no se requiere dedicar tiempos muy extensos a estas prácticas y en muchos casos, se pueden utilizar como parte de la actividad diaria. Propongo que en cada lugar de trabajo, se cuente con un pequeño espacio para la meditación, donde las personas puedan hacer pausas creativas de exploración mental. Sería ideal contar con un pequeño jardín o sendero, en el cual las personas puedan contemplar la naturaleza siquiera una vez al día en una de esas pausas. También contar con espacios para la música y el arte.
    • 226. Aforismo 49 Este conocimiento esencial difiere del basado en la memoria o en la deducción. Se refiere a algo muy particular. Como resultado la persona tiene acceso a un conocimiento muy especial, distinto del que se logra con base en los testimonios y el análisis.
    • 227. Visión personal del aforismo 49 Existe la posibilidad de que la persona que busca el conocimiento logre llegar a lo que se podría denominar el conocimiento creativo, de naturaleza única, especial, novedosa, conocimiento que le habla a la persona sobre una verdad esencial para ella. Verdad que cuando aparece, es sorprendente por su particularidad, por su singularidad, por su novedad, por su aplicabilidad al camino personal. El sujeto puede describir para otros sus hallazgos, con los cual se convierte en testigo que comparte. Los demás van a ser impulsados por el testigo, pero no pueden conocer totalmente lo que este ha conocido, pues lo reciben por testimonio. Para conocerlo, lo deben experimentar directamente, existiendo matices propios que son la razón de la particularidad. Otras personas, observando los efectos del conocimiento sobre otros, pueden inferir y deducir sobre el tipo de conocimiento desarrollado. Pero igualmente, para conocerlo, lo deben experimentar. La particularidad va en los matices propios de la interacción objeto-sujeto- método.
    • 228. Los colores del universo Miré el universo con calma, con la calma de los observadores de antaño, y vi las huellas de Dios en las estrellas reflejadas. Cuando volví a mirar, estaba lloviendo y las gotas de agua a mis ojos sorprendieron con las huellas del sol en las aguas derramadas. Cuando quise mirar al sol brillante sus rayos directos a mis ojos castigaron y vi las señas de Lucifer, del cielo desterrado. Cuando le conté todo a un caminante de palabras y mente lógica y buena memoria el vio las señas de un señor algo loco y desenfocado. Cuando, según las costumbres de mi oficio, miré con ojos de astrónomo que calcula las matemáticas del cielo vi las huellas mías, de aquel que propone teorías nuevas y desconocidas.
    • 229. Ejercicio 49 Conocimiento creativo Atrévete a observar un fenómeno con ojos novedosos y propone una explicación que no ha sido expuesta antes. Hazlo simplemente por el placer de crear. Anota la esencia de tu explicación y obsérvala con atención durante dos o tres minutos. Disfruta de tu descubrimiento. Es tuyo, es particular. Haz con él lo que prefieras, en armonía con tu sentido de integridad.
    • 230. Aforismo 50 Este conocimiento da lugar a un desarrollo creciente de las potencias de la mente. Este proceso desarrolla cada vez más la capacidad de la mente para conocer.
    • 231. Visión personal del aforismo 50 - 1 Las creencias que se van estableciendo en la mente a medida que se desarrolla un conocimiento, pueden dar lugar a que se establezcan paradigmas que atentan contra el desarrollo mismo del conocimiento. Para expandir el conocimiento hay que salir de las esferas creadas. Es importante vencer los círculos viciosos y establecer mecanismos de mejora continua y de retroalimentación. La combinación de los dos modos de conocimiento, el basado en la ciencia experimental, en la observación de los objetos y en la lógica y el basado en las técnicas recurrentes que se han descrito en los aforismos, posibilita mejor la retroalimentación, porque intervienen mecanismos humanos, fuerzas de conciencia, de interiorización, de espiritualidad, que refinan, que cuestionan y que dan mayor sentido a los hallazgos de la mente analítica y científica.
    • 232. Visión personal del aforismo 50 - 2 Las potencias de la mente tienen aspectos físicos, relacionados con los surcos y conexiones neuronales. Pienso que las técnicas de retrospección recurrente refrescan y agilizan las conexiones y los caminos nerviosos. Por una parte, tienden a generar tranquilidad mental y descanso; por otra parte alivian las huellas y los traumas del pasado. Ello redunda en una mente más clara y más abierta a los procesos científicos y lógicos y más capaz de proponer las nuevas teorías que rompan los dogmas existentes. La mente que se conoce a sí misma - por haber prestado atención a sus flujos de pensamientos en forma recurrente y alternada, sin esfuerzos, con alguna regularidad no obsesiva y en forma inocente - es una mente más hábil y capaz.
    • 233. El crecimiento exponencial Todo empieza ligeramente sin que se note, con naturaleza sencilla e inocente. Pero cada conexión es una semilla que brota y crece, formando una red de creciente maravilla. Es una inteligencia que gira despierta que observa entendida creando caminos mejores en cada vuelta
    • 234. Ejercicio 50 El punto en la mitad de la jornada Al llegar al ejercicio 50 recuerdo mis sentimientos al llegar a los 50 años de mi vida. Decidí que me faltaba lo mejor de mi viaje por la vida. Cuando hacemos un viaje, hay un punto de no retorno, probablemente cuando llegamos a la mitad de la jornada. Comenzamos a estar más cerca de la llegada que de la salida y eso nos da nuevas energías para continuar. Bueno, amigo lector, es hora de que inventes un ejercicio tú mismo, que estimule esa capacidad de nuestro cerebro para inventarse continuamente, para estar cada vez más activo, a pesar de los años, o para decirlo mejor, aprovechando los años y la experiencia de vivir. Cuando lo hayas hecho, lo puedes compartir con otros o conmigo. Este es el ejercicio 50.
    • 235. Aforismo 51 Cuando se trascienden todas las potencias, se llega a un conocimiento no seminal, puro y original. Se llega finalmente a una sabiduría pura y autoreferente, que no viene de otras fuentes.
    • 236. Visión personal del aforismo 51 Este es un punto en el cual se adquiere la calidad de testigo silencioso de la totalidad.
    • 237. Ejercicio 51 Repaso recurrente Lee sin afanes los 51 aforismos del primer capítulo, siempre que puedas. Para ello, selecciona uno y contémplalo con atención por dos o tres minutos hasta que tengas la impresión de que has descubierto algo interesante. Luego haz lo mismo con el aforismo anterior. Luego hazlo con el aforismo siguiente.
    • 238. CAPÍTULO SEGUNDO La práctica del yoga S ímbolo del estado de estar despierto en el mundo material
    • 239. Instrumentos prácticos Yoga Evolución YOGA DE ACCIÓN
    • 240. CONCIENCIA PERSONAL MÉTODO SUJETO OBSERVACIÓN
    • 241. El amor por la vida fluye potente por sí mismo, para todos, aún para los sabios.
      • Instinto de supervivencia
      • Miedo a la muerte
      • Códigos genéticos
      • La solidaridad
      • La reproducción
      • La maternidad
      • La paternidad
      Flujo evidente y poderoso del AMOR
    • 242. “ El amor por la vida es un impulso que fluye potente en todos nosotros, ignorantes o sabios .”
    • 243. La práctica del yoga (1) Este capítulo de refiere a los instrumentos prácticos que ofrece el yoga para el logro de la evolución de las personas. Inicialmente se da una definición general sobre lo que es el yoga de la acción, para entrar a considerar los obstáculos o aflicciones que dificultan la práctica. Luego se señala cómo el yoga los aquieta y se muestran los variados resultados que se obtienen como efecto de las distintas aflicciones, para visualizar más claramente la dirección que toma la vida con el yoga. Se trabajan luego las relaciones entre sujeto, método y objeto, centrado este análisis en el tema del conocimiento. Se señala que el desarrollo del conocimiento, el logro de la unión entre el sujeto y el objeto y de la liberación total ocurren en forma gradual, con etapas que se pueden distinguir y que se van completando, para las cuales el yoga ofrece una estrategia muy clara, compuesta de ocho herramientas.
    • 244. La práctica del yoga (2) Se señalan y de definen en forma general estas ocho herramientas: La prudencia en el comportamiento (abstinencia), la observación de costumbres y rutinas, el desarrollo de posturas físicas, las rutinas respiratorias, la abstracción o decisión de alejarse de situaciones presentes, la concentración u observación detallada, la meditación u observación recurrente y el contacto con los objetos hasta llegar la conciencia pura o contemplación o trance. Se procede a explicar las primeras cinco herramientas y para cada una se señalan los beneficios que se obtienen al llevarlas a la práctica. Se explica como se logra con esto el preparar a la persona para las últimas tres herramientas, que se basan en la concentración y forman un conjunto coherente. Este capítulo es muy importante para la persona práctica y está pleno de enseñanzas cuyos resultados se aprecian rápidamente. Explica los mecanismos de funcionamiento de la conciencia personal.
    • 245. Aforismo 1 del capítulo 2 La acción que purifica, el estudio y el colocar a Dios como la razón para actuar, constituyen el yoga de la acción. Cuando la acción va en la dirección de la pureza, cuando es metódica y se enfoca en Dios, es decir, cuando tiene una motivación superior, se puede considerar como una acción que conduce al yoga, a la unidad.
    • 246. Visión personal del aforismo 1 del capítulo 2 La acción efectiva se basa en tener la más alta de las motivaciones, en realizar actos con un alto sentido de la calidad y de la pureza y en utilizar procesos metódicos y de estudio. Estos procesos son autorreferentes, es decir, se apoyan mutuamente. Por ello, la intención es muy importante, ya que dirige la atención hacia el logro de los objetivos. La intención es la del servicio y la del amor, ya que se coloca a Dios como la razón de las actuaciones. La purificación es el resultado de la acción, ya que como resultado del estudio, se hace cada vez mejor, más enfocada, más efectiva, más evolutiva. El estudio se basa en la observación recurrente de los fenómenos.
    • 247. Ejercicio 52 La madre divina Podemos mirar a Dios como un padre amoroso, que nos ha creado y que nos observa con ilusión. No dejemos de observarlo como la madre divina que nos ha tenido en sus entrañas durante nuestra gestación, quien ha sentido nuestros primeros movimientos con cariñosa anticipación, quien nos ha enseñado a caminar, a hablar, a comer, con infinita paciencia, dando estímulo a todo lo que hacemos, porque sabe que así aprendemos y crecemos. Dedica unos instantes de silencio y de meditación a mirar a la madre divina que te ha creado. Inspírate en la madre carnal, en tu maestra de tantas cosas. Cuando olvides el camino hacia la pureza, regresa a esas dos fuentes maternales.
    • 248. Aforismo 2 Estas prácticas se hacen para alcanzar el estado de conciencia pura y para que se disminuyan las aflicciones. El propósito de las prácticas anteriores es traer a la vida un estado de tranquilidad, de claridad mental, de paz interior, de sabiduría, de observación. Tiene también el propósito de atenuar los sufrimientos y las aflicciones. Es decir, buscan el desarrollo de estados de felicidad.
    • 249. Visión personal del aforismo 2 de capítulo 2 Las aflicciones son realidades prácticas de la vida, que influyen negativamente sobre las personas, en el sentido de que pueden contribuir a que se pierda el rumbo. Perder el rumbo es dejar de tener motivaciones de servicio y amor en los actos, dejar de mejorar, de estudiar y de ser metódicos, dejar de actuar con pureza en las intenciones. Los estados de conciencia pura, en cambio, influyen positivamente y ayudan a que no se pierda el rumbo, atenuando el efecto de las aflicciones, que se convierten en oportunidades para avanzar en el camino. La sabiduría que se obtiene cuando la mente está tranquila, en actitud de observación, sintiendo la realidad e integrándola a la vida, con responsabilidad, compasión y apertura, permite mirar las aflicciones desde nuevos puntos de vista más equilibrados, con lo cual se atenúan sus efectos y eventualmente desaparecen sus causas.
    • 250. Las prácticas que encantan En medio de su tristeza objetiva, agobiante y destructiva reía y cantaba y con su alegría subjetiva, desbordante y constructiva atraía y encantaba. En medio de su ocupaciones necesarias, obsesivas, permanentes calladamente meditaba y en esos pequeños momentos de silencio, tranquilos, inocentes descansaba y se elevaba. En medio de la guerra, abundante y razonada proponía y conversaba y con su incansable voz, dialogante y de tolerancias inundada con amor pacificaba. En medio del dolor inesperado, sorpresivo, injusto, lacerante atendía y observaba y con sus manos cuidadosas, con palabras amorosas y mirada penetrante se curaba y te sanaba.
    • 251. Ejercicio 53 Prácticas de sanación Cuando te sientas agobiado por la tristeza, el dolor, la agresividad y la rabia, es una señal de que debes convertirte en sanador de los que sufren todavía más, para que adquieras perspectiva y fortaleza. Podrás así enfocarte bien y encontrar espacios para que se despierte tu creatividad. No dudes en comprometerte con acciones de servicio, para construir un mundo mejor. Hazte una pregunta intuitiva: ¿Cómo puedo sanar, cómo puedo servir, cómo puedo pacificar? Cuando oigas la respuesta, hazle caso. Anota tu pregunta en el centro de una hoja de papel y tus respuestas alrededor.
    • 252. Aforismo 3 Las aflicciones son la ignorancia, el egoísmo, el apego, la aversión y el miedo a la muerte. Los estados que causan aflicción y dolor son la ignorancia y la falta de comprensión, el egoísmo y la superficialidad en los valores, el apego, los diversos miedos, agresividades y rechazos, incluyendo el miedo a la muerte.
    • 253. Visión personal del aforismo 3 Se describen acá los estados reactivos, es decir, aquellos en los cuales la persona está atrapada por las influencias externas y actúa como persona que responde a impulsos. Un paso importante para resolver situaciones es hacer una lista de los elementos conflictivos, para categorizarlos, para adquirir un sentido de las proporciones, para dar prioridades, para reconocer direcciones convenientes en la acción, para plantearse objetivos, para asumir nuevos puntos de vista. Es de esperar que las prácticas acá descritas disminuyan el efecto de las aflicciones en la vida de las personas, que en consecuencia se vuelven más sabias, más generosas, más compasivas, más equilibradas, más libres, más pacíficas y más fuertes.
    • 254. Contrastes Un ser lleno de riquezas se aflige por el miedo de perderlas y habla de ello con un sabio pobre que está lleno de dudas en la casa de un amigo médico enfermo que se muere de dolor. Conversan en una biblioteca plena de libros no leídos comentando cada cual sus graves aflicciones y preguntas y como todos creen que debe existir algún tipo de respuesta discuten y conversan animados, como tantas veces, citando su experiencia pero nadie escucha bien lo que el otro dice por falta de atención y de paciencia.
    • 255. Ejercicio 54 Listado de aflicciones Observa algunos de los temas que te limitan y que dificultan tu evolución personal. Anota cinco miedos, cinco agresividades, cinco dolores, cinco obsesiones y apegos. Para cada uno de ellos, observa una posible causa. Anota todo eso en una hoja de papel. Ahora anota para cada una de las causas una forma de eliminarla. Haz luego un dibujo que comprenda o simbolice todo lo anterior. Siente la dualidad que existe entre los problemas, las causas y las soluciones. Siente que eres el creador de toda esa dualidad y de toda esa realidad. Siente que puedes actuar en consecuencia. Declara. Actúa.
    • 256. Aforismo 4 La ignorancia es la base de las demás aflicciones y puede estar oculta, aparecer tenuemente o en forma oscilante o manifestarse continua y abiertamente. La ignorancia y la falta de comprensión y conciencia son el origen de las otras aflicciones. A veces están dormidas, latentes. A veces aparecen sutiles u oscilantes, otras veces aparecen completamente operativas y dominantes.
    • 257. Visión personal del aforismo 4 -1 Es muy interesante visualizar la conciencia de las cosas y del universo como un estado oscilante y cambiante, que genera los estados reactivos que nos afligen. Como consecuencia de lo anterior, uno puede elevar su estado de conciencia y evolucionar hacia el conocimiento, para acabar, en su raíz, con las aflicciones, seleccionando puntos de vista más iluminados, más sabios y más conscientes. Pero se trata de un proceso recurrente que implica descubrimientos para encontrar los elementos escondidos, oscilantes y tenues. Las aflicciones pueden entonces tener orígenes muy escondidos, cambiantes, sutiles y obvios, o resultantes de una mezcla compleja. Dado lo anterior, los problemas tienden a manifestarse recurrentemente, en tanto esté viva la causa, sea que esta se observe o que cambie o que se oculte. De ahí la importancia de saber observar, del estudio, de la introspección interior, de la meditación como herramienta para entrenar la atención y volverla más abierta y sabia. Una vez localizada la causa profunda, se puede resolver una situación que aflija, de forma que puede ser muy efectiva y automática. Es el resultado de poner la atención sobre la causa.
    • 258. Visión personal del aforismo 4 -2 Es importante también el uso combinado de las herramientas disponibles, ya que ante las variadas formas en que se manifiesta la ignorancia, es sabio el trabajo en los distintos niveles en que existe la conciencia. Por ejemplo, una persona muy evolucionada en su desarrollo, practicante de técnicas de meditación avanzadas, puede a pesar de ello, sufrir los efectos de aflicciones ocultas que le hacen experimentar estados de rabia, de dolor o de agresividad y que deberían haber desaparecido, pero que en realidad están latentes. De ahí la importancia de la flexibilidad mental y de aprender de los demás, sin menospreciar las distintas formas de trabajo que los hombres han desarrollado para resolver sus ignorancias y aflicciones. Pienso que Patanjali no desconocería los avances de la medicina, de la psiquiatría, de la sicología y de las ciencias modernas, como aportes reales al camino del yoga que expone en estos aforismos.
    • 259. Ejercicio 55 Listado de ignorancias Esta claro que podemos aprender, como se aprecia en el sistema educativo. Un paso importante para lograrlo es ser consciente de las debilidades del conocimiento. En una hoja de papel, en blanco, escribamos en el centro el título Listado de ignorancias y sin ser demasiado críticos de nosotros mismos, hagamos una lista de zonas oscuras, que pensamos que deberíamos aclarar, sobre las cuales poco sabemos, nada sabemos, sabemos a veces y a veces no sabemos. Apuntemos las palabras claves en la hoja, alrededor del centro, y apliquemos esa lista a nuestro universo personal (la familia, la salud, las relaciones, la mente, el cuerpo). Para cada zona listada anotemos al lado una opción de conocimiento y de manejo de atención y pongámosla en práctica en la medida de lo posible.
    • 260. Aforismo 5 La ignorancia consiste en confundir lo perecedero, lo impuro, lo doloroso y lo accidental, con lo eterno, con lo puro, con lo placentero y con lo esencial. La ignorancia da origen a errores en la percepción, de tal forma que se crea confusión sobre la verdadera naturaleza de los objetos, confundiendo lo perecedero con lo eterno, lo impuro con lo puro, lo que trae dolor con lo que produce felicidad y lo accidental con lo esencial.
    • 261. Visión personal del aforismo 5 – 1 Los errores de conocimiento se traducen en problemas de percepción, que a su vez tiene que ver con problemas de perspectiva, problemas de enfoque, problemas de tiempo de respuesta, problemas de punto de vista y problemas de ceguera. Estos problemas se resuelven con las técnicas recurrentes de manejo de la atención que se han venido describiendo. La falta de perspectiva nace de tomar puntos de vista fijos y de la incapacidad para apreciar otros objetos al lado del objeto observado. Se desarrolla tomando distancia y acercándose a los objetos, incluyendo el llegar a confundirse con los objetos y poder observarlos sin estar apegado a ellos. El enfoque se desarrolla observando los bordes de los objetos, sus límites, su centro, viéndolos como cercanos y como lejanos, como grandes y pequeños.
    • 262. Visión personal del aforismo 5 – 2 El tiempo de respuesta se afina sintiendo la realidad del objeto como la propia realidad, contemplando la historia de las cosas, escuchando con paciencia, jugando con el tiempo, examinando la verdadera importancia, renunciando a los juicios sobre los objetos, meditando sobre ellos. Los problemas de inflexibilidad se resuelven jugando con puntos de vista para aproximarse a los objetos, incluyendo en los juegos el punto de vista divino, el del creador y el de la criatura. Los problemas de ceguera se resuelven iluminando los objetos y abriendo los ojos por medio del aprecio, del encantamiento y del enamoramiento, con la ayuda de los que ven con claridad, trabajando con los demás como parte de un grupo de personas que se aman de verdad y que se escuchan para aprender y enseñar.
    • 263. Ejercicio 56 El manejo del dolor El manejo del dolor es uno de los desafíos más importantes en nuestras vidas. Muchas personas han dedicado su inteligencia y su tiempo a descubrir formas para resolver esta situación. En general estas personas comparten lo que saben y está a nuestro alcance si prestamos atención. El dolor es un llamado de atención, es una señal que nos indica que debemos emprender acciones de mejora en nuestras vidas. Cuando sientas que el dolor llama a la puerta de tu atención, puedes hacer el siguiente ejercicio. En una hoja en blanco, con colores, haz un dibujo en el centro que simbolice tu dolor y colócale un nombre. Luego, alrededor de ese centro, anota al menos cinco causas que pueden estar originándolo y cinco formas que se te ocurren para manejarlo. Para cada causa y para cada forma anota al lado una acción real que puedes emprender. Averigua, luego, con tus amigos, en la Internet o en algún libro, otras cinco formas y causas y anota también acciones de respuesta. Practica y observa cómo evoluciona el dolor con tus prácticas. Dependiendo de la naturaleza del dolor, no dejes de consultar a un experto (médico, psicólogo, sacerdote, consejero), con la intención de sanar la causa real del dolor por todos los medios disponibles.
    • 264. Aforismo 6 El egoísmo es la apariencia de identificación entre naturaleza del poder subjetivo de la consciencia y el poder instrumental de la percepción. El egoísmo crea una confusión en la percepción, de modo que se confunde la realidad externa con la idea que uno tiene de esa realidad.
    • 265. Visión personal del aforismo 6 Hay una íntima conexión entre las ideas, la conciencia y la realidad objetiva externa. El sujeto va construyendo la realidad mediante interpretaciones de la realidad. El egoísmo surge cuando la persona es invadida por la idea de que su interpretación es la realidad, hasta el punto de que no se contemplan nuevas opciones. La conciencia es interna y subjetiva; los objetos son externos. Son realidades distintas. Sin embargo están sujetas a un principio de unidad, que el sujeto va experimentando a medida que se acerca, conoce e interpreta. Este es un proceso evolutivo. Cuando el sujeto reclama la completitud de su interpretación y cesa en su crecimiento, se produce una apariencia de identidad entre estas dos realidades, una falsa unidad entre sujeto y objeto. El sujeto tiende entonces a imponer a otros su interpretación como la única posible y se ve a sí mismo como la fuente de toda autoridad. Esta visión egoísta se aplica a distintas zonas de la realidad y de la vivencia personal. Se modera mediante el juego con puntos de vista, la observación amorosa de la realidad y de sus muchas formas y el trabajo comunitario. Este último es muy importante, pues aporta una gran diversidad de interpretaciones.
    • 266. Ejercicio 57 Las preguntas que no tienen respuesta clara Hazte preguntas que no tengan respuesta clara, para recuperar el sentido de las proporciones de la vida. Haz las preguntas a otros. Observa todas las respuestas y pondera sobre la gran diversidad de interpretaciones que tú y otros tienen. Cuando sientas el impulso de considerar que una de tus respuestas es la única posible, maravíllate con tu capacidad irrepetible y luego recupera la compostura y la humildad.
    • 267. Aforismo 7 El apego es la atracción secuencial hacia el placer. El apego va llevando a la persona, de forma convincente, hacia el placer.
    • 268. Visión personal del aforismo 7 Las personas buscamos la felicidad como un objetivo importante. Nos sentimos atraídos por las cosas que nos dan la sensación de placer y bienestar. Queda el recuerdo en la memoria y la nostalgia por volver a experimentar lo que interpretamos como agradable y placentero. Se genera una secuencia de eventos entre la experimentación, el recuerdo y la atracción, un bucle o ciclo de retroalimentación, una conjunción de señales que condicionan a la persona. Existe el riesgo de que la interpretación placentera de la experiencia con objetos externos conduzca hacia la negación de la realidad interior y que se busque en ellos la causa de la felicidad. Existe el riesgo de perder la libertad de acción, quedando atrapada la persona por objetos, por fijaciones mentales y por recuerdos placenteros. Por otra parte, si se entiende el poder de las secuencias placenteras, contamos con la posibilidad de interpretar la experiencia total de forma adecuada y agradable, viendo en todo objeto belleza, bondad, estética, armonía y posibilidades de felicidad, para que no sintamos que el pasado nos domina y para que no nos embruje el llamado convincente de unos cuantos objetos como fuentes únicas de placer.
    • 269. Ejercicio 58 Juegos de supervivencia Aprende a manejar la soledad con la meditación. Aprende a manejar la impotencia con la creatividad. Aprende a manejar la indiferencia con la participación. Aprende a manejar los recuerdos obsesivos con cambios en tus puntos de vista. Aprende a manejar la pobreza con la generosidad. No dejes de pasar el día sin practicar alguna de estas cinco rutinas.
    • 270. Aforismo 8 La aversión es la repulsión secuencial hacia el dolor. La aversión va alejando a la persona del dolor, de una forma convincente.
    • 271. Visión personal del aforismo 8 Las personas huimos del dolor en forma natural. Tal como sucede con el apego, en la aversión se construye un ciclo recurrente en el cual interviene la memoria, que nos recuerda las sensaciones dolorosas que causan ciertos objetos y circunstancias, de manera que tendemos a rechazarlos. Estas aversiones pueden alcanzar niveles irracionales, que surgen de experiencias penosas sufridas en el pasado, ligadas a situaciones y objetos concretos. El miedo se combina con el dolor y se pueden desarrollar traumas que hacen la vida compleja para la persona y para los que la rodean. En el caso de las aversiones, fácilmente se bloquea la percepción y la atención puede quedar atrapada en el objeto, llegándose, como en el caso del apego, a perder el contacto con la realidad interior trascendente, quedando atrapada la persona por objetos, por fijaciones mentales y por recuerdos dolorosos. Por otra parte, si se entiende el poder de las secuencias dolorosas, contamos con mecanismos que nos protegen y que nos guían, para que con mayor facilidad y claridad mental podamos elegir estados de felicidad y comportamientos que generen mayor calidad de vida.
    • 272. Ejercicio 59 Formas nuevas Selecciona temas en los cuales eres muy exitoso. Pueden estar relacionados con la familia, la salud, la prosperidad, el trabajo, el estudio, por ejemplo. Observa lo que atrae y lo que rechazas en el tema. Anota. Vuelve a observar, la parte masculina y la femenina del tema. Anota. Observa tus respuestas. Ahora haz una lista de posibilidades para manejar la situación. Por ejemplo: cambios de velocidad de respuesta; en la magnitud de la respuesta; moderación o aumento del interés y de la motivación; posibilidad de que otros participen. Atrévete a introducir nuevas prácticas en tu vida para que logres el éxito en tus relaciones con esos objetos. Escucha al maestro interior que facilita las cosas.
    • 273. Aforismo 9 El amor por la vida fluye potente por sí mismo, para todos, aún para los sabios. El amor por la vida es un impulso que fluye potente en todos nosotros, ignorantes o sabios.
    • 274. Visión personal del aforismo 9 El instinto de supervivencia, el miedo a la muerte, los códigos genéticos, la solidaridad entre los seres en tiempos de crisis, la reproducción, la maternidad, la paternidad, son algunas de las manifestaciones de este flujo evidente y poderoso. Estas fuerzas están ahí para nuestro propio beneficio y guía, como indicadores de lo que debemos hacer: querer la tierra y no abusar de sus recursos; ser solidarios con los que sufren y tienen necesidades no satisfechas, proteger la vida y no matar; cuidar a los niños y a los seres pequeños que están aprendiendo a vivir; organizarnos socialmente para facilitar la vida y la evolución equilibrada de todos los seres; proteger a las madres y apoyar a los padres para que puedan dar atención a sus hijos; enseñar lo que se va aprendiendo para mantener vivo el conocimiento; tener reverencia por Dios, el creador de estos impulsos naturales.
    • 275. Ejercicio 60 Hombres eternos No vivas aislado de los grandes sueños de la humanidad. Comprométete con la vida. Haz parte de grupos humanos que trabajan por un mundo mejor. Sé solidario. Proyecta tus acciones a cien años, a mil años, para siempre. Hazlo sin imponer tus ideas a otros, con naturalidad, sin amargura, dejándote llevar por la potente fuerza del amor por la vida que todos llevamos por dentro.
    • 276. Aforismo 10 Las distintas aflicciones, que siempre están presentes en forma potencial, se ven aquietadas por la cesación de la actividad. Aunque las aflicciones son inherentes, se pueden manejar estableciendo pausas en la actividad.
    • 277. Visión personal del aforismo 10 Las aflicciones corresponden a la zona reactiva de la conciencia. En esta zona, la persona reacciona a los estímulos exteriores. Es la zona de los miedos, los dolores, la defensa y el ataque y los recuerdos y el pasado. Estos son estados que siempre estarán presentes, ya que tienen utilidad para los seres humanos. Pero la vida vivida bajo el dominio constante de estos estados se vuelve compleja, dolorosa, miedosa, rígida, violenta, obsesiva. Bajo la acción de la inteligencia creativa, la persona puede situarse en la zona creativa, aquietando la reactividad y jugando con otros puntos de vista. La observación atenta es la base de la creatividad y se apoya en la cesación de toda actividad y juicio. La observación crea unas pausas en la acción, que permiten la liberación de la persona de los estados reactivos. Simplemente observando se generan los estados creativos. Como la atención se disipa, puede quedar fijada de nuevo en la reactividad. Por ello es importante que la inteligencia la enfoque de nuevo en la observación, mediante el empleo de la recurrencia. Estamos hablando de ciclos de pausa y actividad.
    • 278. Mi abuela Recuerdo a mi abuela Elvira. Llegaba a nuestra casa con cierta frecuencia, pues repartía su tiempo en las casas de sus hijos. Traía paz y tranquilidad a los hogares, con su activa y serena presencia que aliviaba las duras tareas de las madres, sus hijas y sus nueras. Cocinaba platos especiales que traían novedad y se cuidaba de dar un cariño a cada nieto, en forma equilibrada. Escuchaba a cada uno y había una total confianza y un sentimiento de que cada problema se podía resolver. No se quejaba de nada, estaba por encima del bien y del mal. No daba sermones ni regañaba. Simplemente observaba inteligente y amorosa. Ahora caigo en cuenta de que me enseñó a observar sin juicios, calladamente, sin importar que tomara años en madurar en mí esta semilla.
    • 279. Ejercicio 61 El servicio Encuentra espacios en tu vida para el servicio desinteresado. En estos espacios te pones en el lugar de otros y aquietas tus ansias de dominio, de supervivencia y de placer. Revisa tu actividad incansable y dominante y encuentra posibilidades para compartir sin afanes, con otros, para escuchar, para acompañar.
    • 280. Aforismo 11 Mediante la meditación, se aquietan las modificaciones de las aflicciones. Las aflicciones, siempre en potencia, dan lugar a modificaciones, las cuales se pueden gobernar con ayuda de la meditación.
    • 281. Visión personal del aforismo 11 Las aflicciones aparecen en la vida continuamente, puesto que no pierden su estado potencial y puesto que cumplen una función necesaria. Son diversas sus modificaciones y variaciones. La práctica de la meditación recurrente da equilibrio a estas manifestaciones para que cumplan su función reguladora y para que no se conviertan en fijaciones mentales que limiten a la persona. Es importante considerar que la meditación tiene un significativo impacto indirecto, en cuanto abre la mente a opciones de vida que permiten sanar los traumas que acumula el individuo en sus diversas transiciones de su ciclo vital. Es decir, son muchas las modificaciones que resultan de las aflicciones y es importante la apertura mental para practicar y ensayar distintos caminos que resuelvan las situaciones conflictivas. Puede que la meditación por sí misma no esté en capacidad de resolver situaciones de todo tipo, pero las técnicas de recurrencia metal generan opciones y la inteligencia creativa las aprovecha. Esto explica la abundancia de maestros y de técnicas para mejorar y para crecer.
    • 282. Las modificaciones Hubo una vez una mujer que se dedicó a nombrar y a numerar las estrellas para un prestigioso observatorio astronómico. Con ella, se fue formando un grupo de voluntarias que se pasaron toda una vida contando estrellas, sin poder agotar las posibilidades, pues siempre había nuevas para observar, para contar y para nombrar. Yo me maravillo de la variedad infinita de formas que se esconde en cada ser, en cada estrella, en cada grano de polvo. Me maravillo también de la capacidad de los seres humanos para llegar al detalle más exquisito de cada forma. Tanta música y no se han agotado las melodías, tantos trazos y no se ha agotado el arte de la pintura; tantos colores y todavía hay combinaciones no ensayadas; tantos pensamientos y todavía no se agota el mundo de las ideas. Tanta enseñanza y tanto maestro y apenas si empezamos a aprender apreciar la idea del otro.
    • 283. Ejercicio 62 El agradecimiento Mientras escribía este libro, solía pensar en las personas que han influido en mí con sus enseñanzas, a quienes debo tanto. La verdad es que eran muchas, cada una distinta e importante. En una hoja en blanco, haz una lista de enseñanzas importantes para ti y al frente de cada una escribe el nombre de una de las personas que te las enseñaron. Cuando termines, celebra la vida y bendice agradecido a tus maestros.
    • 284. Aforismo 12 El vehículo de las acciones tiene su origen en las aflicciones y esto se experimenta en formas tanto evidentes como ocultas. La acción está relacionada con las aflicciones y esta relación puede ser clara o puede no aparecer claramente.
    • 285. Visión personal del aforismo 12 - 1 Las acciones tienden a aparecer como respuesta a los obstáculos, a las aflicciones, a las dificultades. Es decir, la reactividad hace parte de nuestra existencia activa. Esto puede ser evidente o se puede manifestar de tal manera que no nos demos cuenta. Lo que sucede es que cuando reaccionamos antes las aflicciones, tendemos a hacer declaraciones, a asumir posiciones, a establecer creencias. Con ello creamos realidades que se manifiestan en la vida, aunque luego olvidemos los eventos y las circunstancias asociadas y las formas en que reaccionamos a ellas. De alguna manera vamos tejiendo la vida como reacción al dolor, al miedo, a la agresividad, a las experiencias del pasado. Si caemos en la cuenta de esto, podemos emprender acciones para establecer la creatividad como modo de obrar, es decir, somos conscientes de la gran actuación que puede surgir de la gran aflicción y tomamos la decisión de reaccionar creativamente, sin dejarnos condicionar por las pequeñas y cotidianas aflicciones. La gran aflicción es que actuamos por reacción, que estamos condicionados; la gran actuación es elegir esta misma aflicción como origen y vehículo de la acción creativa: Nos podemos liberar.
    • 286. Visión personal del aforismo 12 – 2 Esta realización es recurrente y progresiva, hace parte de un camino cíclico de sabiduría. Se desata con el manejo recurrente de la atención, cuando se posa sobre las acciones que hacemos. Poniendo la atención en esta forma, descubrimos los orígenes ocultos y evidentes de la acción y damos origen a la acción creativa que libera de los condicionamientos y de las aflicciones. Estas acciones creativas permiten experimentar el efecto de las aflicciones, sin crear nuevas ataduras y sin agotar a la persona.
    • 287. Ejercicio 63 La ceremonia de lanzamiento Renueva tu vida mediante proyectos frescos que convoquen tu energía interior. Cuando te decidas a realizar un proyecto, haz una ceremonia de lanzamiento, un bautizo. Escoge un nombre que te guste, úncelo con el aceite de tu entusiasmo cariñoso y báñalo con el agua fresca de tu deseo inocente. Preséntalo a tus amigos y a los que te rodean con orgullo, como un hijo amado en quien pones tus complacencias.
    • 288. Aforismo 13 En la medida en que se mantengan las conexiones entre las aflicciones y las acciones, ellas generan, consecuentemente, estados de vida, experiencias y espacios temporales. Tal como sucede con un árbol que da frutos si tiene raíces, las aflicciones actúan como raíces de las acciones, van a madurar y se van a experimentar en la vida como estados, experiencias y duraciones.
    • 289. Visión personal del aforismo 13 Las aflicciones son como raíces de un árbol cuyo fruto maduro se recoge en la vida en distintas formas: lo que se asume como ser, lo que se experimenta y lo que permanece o cambia. El efecto de estas raíces va depender de la interpretación y del control que se haga de estas interpretaciones. Existe la posibilidad de dar sentidos creativos a la experiencia, al tiempo, a los estados de vida, sintiendo la experiencia como algo para vivir y para sentir, sin dejarse atrapar por la resistencia o por el deseo. Eventualmente puede cesar el efecto dominante de la aflicción, cuando se reconoce que existe una fuente raíz interior más potente todavía, la fuente del ser interior, fuente unificadora y creadora de toda realidad. Fuente que ha creado la aflicción y la acción de respuesta. Esta fuente crea espacios para sentir, para atestiguar, para observar y para interpretar los eventos adecuadamente.
    • 290. Ejercicio 64 El árbol de la vida Dibuja con alguna frecuencia un árbol como símbolo de tu vida. Es una imagen poderosa que te enseña sobre las raíces que te nutren, el suelo donde te apoyas y que te da la vida, el tronco que te sostiene, las ramas que te extienden hacia el mundo exterior, las hojas que te permiten recibir y transformar energía en vida y en inteligencia, las flores que te embellecen y te hacen atractivo y los frutos que das para ser semilla y alimento. Dibuja formas y símbolos en tu árbol. Compártelo con tus hijos, con tu pareja, con gente cercana.
    • 291. Aforismo 14 Aparecen como frutos el placer o el dolor, en función de la virtud o del vicio. La persona tiene el poder de experimentar el efecto de las aflicciones en forma dolorosa o placentera, según enfoque su vida en forma viciosa o virtuosa.
    • 292. Visión personal del aforismo 14 El dolor y el placer son interpretaciones de la realidad. El enfoque puede tener dos naturalezas, la virtuosa o la viciosa. Se pueden establecer ciclos viciosos de interpretación o ciclos virtuosos. En los primeros, la persona se ve cada vez más sujeta a las respuestas reactivas, cayendo en sistemas de creencias que ven pesadillas, dolor, miedo, angustia, temor, agresividad, negatividad en la realidad y en los objetos. En los círculos virtuosos el enfoque se hace sobre las posibilidades creativas evidentes u ocultas en toda realidad u objeto, generándose sistemas de creencias liberadoras y positivas. Ambas interpretaciones son factibles y aparecen a la vista del observador. Surge acá la consideración de la naturaleza del obstáculo, como realidad subjetiva u objetiva. El enfoque virtuoso ubica el obstáculo como un peldaño que ayuda en el camino hacia la meta, hacia la montaña. El enfoque vicioso pone el obstáculo como una trampa que da origen a desconcierto, dolor e incertidumbre, que debe ser vencido mediante la lucha. El que se sitúa como testigo, más allá de la virtud o del vicio, probablemente advierte que el obstáculo es su propia creación y por ello, objeto de su dominio.
    • 293. Ejercicio 65 El círculo virtuoso Esta idea la aprendí de Juan Manuel Santos. Su idea es romper los círculos viciosos mediante los círculos virtuosos. Es decir, establecer retroalimentaciones que estimulen el espíritu de servicio y de construcción, en vez de enfocarse en el desánimo y la destrucción. Localiza un área de tu vida que está asociada con el dolor, el miedo, el odio, la rutina. Intenta localizar el ciclo de causas y efectos que contribuye a mantenerte atrapado en tales situaciones. Haz un diagrama de flechas y bloques que identifique los elementos. Ahora intenta enfocar la situación desde el punto de vista de la virtud, entendida como la capacidad de enamorarse de los proyectos de vida escondidos en el área viciosa. Intenta plantear un nuevo ciclo de causas y efectos que contribuya a liberarte y a mantenerte creativo. Haz un diagrama de flechas y bloques que identifique los elementos de esta nueva situación. Luego observa ambas situaciones e identifícate como el creador de ambos ciclos de posibilidades. Toma decisiones y atrévete.
    • 294. Aforismo 15 El dolor aparece por el temor al cambio, por la ansiedad, por los condicionamientos del pasado y por el avivamiento de las contradicciones. En verdad, todo se convierte en dolor para el que así discrimina. Los que interpretan las situaciones como peligrosas por el cambio que generan, como creadoras de sufrimiento y de ansiedad, como eventos que los hacen desacomodarse y cambiar sus hábitos y que razonan encontrando contradicciones y amenazas, experimentan el dolor ante los objetos.
    • 295. Visión personal del aforismo 15 En este aforismo aparece claramente definida la experiencia de la reactividad como una experiencia dolorosa. Refleja el hecho humano habitual, que ha venido generando durante eras el dolor, la falta de solidaridad, la injusticia, la guerra y el miedo. Es el camino que se nos enseña con frecuencia como el camino inteligente, el camino de la discriminación defensiva que encuentra enemistad y separación con relación a los objetos. Es la percepción de los objetos que conduce a la conclusión de que la vida es dura, de que es una lucha interminable, a la conclusión de que existen la guerra santa y la guerra justa, las fronteras y las separaciones entre las personas y las zonas de paso restringidas entre las regiones. En los dos siguiente aforismos se sugieren opciones nuevas y creativas para el manejo de la relación con los objetos. Por ello los quiero plantear en seguida como una unidad, antes de enfocarlos desde el punto de vista vivencial y práctico.
    • 296. Aforismo 16 El dolor que no ha aparecido es dolor que se puede evitar Existe la posibilidad de evitar y prevenir el sufrimiento.
    • 297. Visión personal del aforismo 16 En este aforismo aparece en potencia el acto creativo, el acto que evita y previene el sufrimiento. Se declara que el sufrimiento no es inevitable.
    • 298. Aforismo 17 La conjunción entre el sujeto que conoce y el objeto que se conoce, es la causa del dolor que se puede evitar. En los movimientos relativos entre el sujeto y el objeto está la clave para evitar el dolor.
    • 299. Visión personal del aforismo 17 - 1 Se habla de conjunción entre el conocedor y lo conocido. El término conjunción se refiere a un movimiento recurrente de acercamiento y separación que pasa por la unidad completa entre el objeto y el sujeto. Distingo en este movimiento seis etapas que hacen parte de un proceso recurrente que se puede hacer cuantas veces se desee, hasta tener una visión del objeto que no dé lugar al sufrimiento inevitable.
    • 300. Visión personal del aforismo 17 – 2 Las seis etapas que distingo son: • Localización del objeto. • Observación desprevenida e interesada que permita familiarizarse con él y sus zonas y límites de existencia. • Acercamiento al objeto hasta llegar a identificarse con él y a sentirlo como lo imaginamos o lo percibimos, con todas nuestras limitaciones o con toda nuestra creatividad. • Reconocimiento del objeto como una entidad neutra que no tiene por qué dar lugar a discriminaciones ni juicios, las cuales realmente se originan en mí y no en el objeto. Esto se hace apreciando el objeto por su nombre. Con ello el objeto aparece como una entidad separada. • Reconocimiento de nuestro poder para interpretar y para crear interpretaciones, lo mismo que para cambiar nuestra posición si deseamos eliminar juicios o condicionamientos. • Elección de una idea o creencia que nos convenga para experimentar realidades provechosas con relación al objeto.
    • 301. El intérprete La Torre de Babel es un mito que señala cómo se confunden los hombres que quieren emprender grandes proyectos cuando hablan lenguajes distintos. Se refiere igualmente a la confusión que se genera en nuestra mente con las etiquetas e interpretaciones que generan dolor, miedo, condicionamientos, agresividad. Los intérpretes nacen a partir de la Torre de Babel. Son personas muy observadoras, de visión amplia, capaces de entrar en los recovecos de un lenguaje extraño para traducirlo al lenguaje maternal y dar así comodidad a las relaciones humanas y factibilidad a los proyectos. Necesitamos un intérprete interno para evitar el dolor, alguien que sepa que lo extraño no es en verdad tan complejo y tan amenazante y que esté en capacidad de dar luces de conocimiento e interpretación. Este intérprete interno actúa con cariño, con responsabilidad, sin hacernos sentir mal, sin mezclar la interpretación con críticas o comentarios que disipen la atención. Es la fuente de sabiduría que todos llevamos por dentro. La debemos convocar cuando aparezca el dolor como señal de la confusión de interpretaciones ante los objetos que nos rodean.
    • 302. Ejercicio 66 La traducción (1) Es conveniente que todas las personas conozcamos algún idioma extranjero, no tanto por necesidad o por conveniencia de trabajo o porque sea bueno para los negocios. Este ejercicio es importante como ensayo para mover el punto de vista, para enriquecer y ampliar la interpretación. Selecciona un idioma que quieras usar para ampliar tu puntos de vista. Consigue un diccionario que relacione tu idioma con el nuevo. Ahora encuentra un escrito en el nuevo idioma, sobre un tema que te atraiga, pero que no sea de tu campo profesional. Cada día lee el escrito durante 15 minutos, con el diccionario en la mano. Cada palabra nueva que encuentres, búscala en el diccionario. Anota su significado con sus distintas acepciones, en un cuaderno personal, en el cual has ordenado las hojas por las letras del alfabeto. Continúa con esto hasta que puedas entender razonablemente el significado del primer párrafo.
    • 303. Ejercicio 66 La traducción (2) En el segundo día, vuelve a empezar con el mismo párrafo. Probablemente va a suceder que tienes que buscar la mayor parte de las palabras que ya habías buscado en el primer día, pero esta vez las buscas en tu cuaderno personal, avanzando así rápidamente. Pasa entonces al segundo párrafo en la misma forma que trabajaste el primero. En el tercer día, empieza de nuevo con el primer párrafo y sigue con el segundo. Probablemente va a suceder que tienes que buscar algunas de las palabras que ya habías buscado. Consúltalas en tu cuaderno personal. Pasa entonces al tercer párrafo en la misma forma que trabajaste anteriormente. En el cuarto día, vas a notar que ya conoces bien el primer párrafo, así que continúa el proceso con el segundo y con el tercero. En esta forma recurrente, empleando lo que podríamos llamar la regla de tres, tres pasos por cada cosa, vas a enriquecer tu lenguaje materno, tu lenguaje extranjero, tu capacidad de interpretación y tus puntos de vista. Descubre la analogía escondida en este ejercicio, para que puedas distinguir lo que es percibido de lo que se percibe; para que el mapa te ayude a conocer el territorio que vas a visitar, en vez de confundirte.
    • 304. Aforismo 18 Lo que se puede conocer tiene que ver con la iluminación, con la actividad o con la inercia; se compone de los elementos y de las potencias sensoriales, mentales y activas; al conocer se buscan la liberación y la experiencia. El proceso de conocimiento se refiere a tres aspectos en los objetos: sus aspectos luminoso, energético e inercial. Intervienen en este proceso la mente, el cuerpo y los objetos mismos. Con el conocimiento uno se acerca a los objetos, se identifica con ellos, los experimenta y también se libera de ellos.
    • 305. Visión personal del aforismo 18 – 1 Este aforismo se refiere a la naturaleza y a la dinámica del proceso del conocimiento. Como ya se ha advertido repetidamente, se trata de procesos recurrentes, con altos grados de retroalimentación. Los tres aspectos señalados se influyen mutuamente, se confunden y se separan y por ello el reconocerlos es un proceso de ensayo y error, altamente influenciado por las creencias de la persona que conoce, por las variaciones que experimenta el objeto, por los cambios de punto de vista del sujeto y por la luz e influencia de los objetos y sujetos adyacentes al proceso. En resumen, intervienen tres aspectos oscilantes asociados a los objetos: Luz, energía, masa (inercia); tres elementos que actúan desde el sujeto: Las creencias, los sentidos y la acción que éste hace (nivel de atención); y tres formas de aproximación al objeto de parte del sujeto: Identificación, separación, movimientos de conexión y acciones de observación.
    • 306. Visión personal del aforismo 18 – 2 Ante este cuadro de posibilidades y la multiplicidad de objetos y de sujetos, cuyos números y cuyas combinaciones son prácticamente infinitos, no debe extrañar el que haya muchas aproximaciones entre los sujetos y los objetos y por ello, distintas ideas, puntos de vista, versiones, modos y gran diversidad en todo sentido. Al mismo tiempo, es un gran logro de la inteligencia humana el que se hayan establecido ciencias, categorías y escalas de evaluación de las cosas, que dan un cierto nivel de orden, explicación y de certeza al mundo.
    • 307. Ejercicio 67 La apreciación Haz una visita a un museo local, con la intención de lograr un alto nivel de apreciación por los objetos y obras de arte allí expuestos. Haz una observación tranquila. Escoge unos cuantos objetos para que practiques este aforismo. Hazlo en la siguiente forma: Selecciona un objeto. Observa con cuidado hasta descubrir tres aspectos: la luz, la energía, la masa. Observa cómo se relacionan entre sí, como los ha tratado el artista. Observa lo escondido, lo evidente, lo que pudiera ser. Ahora observa los elementos que actúan desde tu punto de vista como sujeto observador: tus creencias e ideas sobre la obra, el juego de tus sentidos y la forma en que oscila tu nivel de atención. Finalmente aproxímate al objeto identificándote con él, sintiéndolo como si fueras lo que él es; sepárate luego del objeto, advierte la fuente creativa que ha hecho al artista, a la obra, a ti mismo, a tu observación. Comprométete con la vida a través de la apreciación de los objetos.
    • 308. Aforismo 19 Las cualidades de los objetos son lo general, lo particular, lo accidental y lo esencial. Es importante apreciar en los objetos cuatro niveles o estados de sus cualidades: Aspectos especializados o generalizados, aspectos accidentales o esenciales.
    • 309. Visión personal del aforismo 19 Se plantean acá cuatro visiones que el observador debe tener en cuenta en sus procesos de conocimiento. Estas cuatro iluminaciones permiten tener un conocimiento más completo. Desde el punto de vista de la constitución interna de los objetos, estas cualidades se arman tanto físicamente en cuanto al objeto como mentalmente por parte del observador. Las consideraciones particulares, detallistas y accidentales son importantes para atraer a los sentidos hacia los objetos. De lo contrario, se genera la rutina y el aburrimiento. No se logra el encantamiento. Las visiones generales y esenciales, son importantes para que las personas se pongan de acuerdo sobre los objetos y para apreciar las cosas en conjunto. De lo contrario no se logra comprender al mundo ni establecer leyes de comportamiento. El flujo recurrente de estas cuatro visiones genera una comprensión y un sentir global, integral y creciente del mundo.
    • 310. El ciego Tengo un amigo ciego. Yo me aproximo a él, tomo sus manos y lo saludo con mi estilo particular de apretar las manos y no le digo nada. Al principio no me reconocía, pero desde hace cierto tiempo, ya sabe quién soy y me saluda con cariño y seguridad con mi propio nombre. Yo le digo, ¿Cómo me ves? El contesta: Hombre Enrique, te veo muy bien. Lo que dice es tan real y lo hace sentirse a uno muy bien. Yo quedo con la impresión de que mi amigo ve más con sus ojos ciegos, de lo que yo puedo ver con mis ojos abiertos, porque es una persona muy cariñosa y detallista. Cada una de sus miradas amorosas de ciego me da una enseñanza sobre cómo debe uno mirar.
    • 311. Ejercicio 68 El tesoro escondido En cada objeto hay un tesoro escondido, que se puede descubrir con las cuatro miradas. Lo particular te pone en contacto, es lo que se relaciona contigo. Es lo que te interesa, lo que llama tu atención. Obsérvalo. Localízalo. Nótalo. Lo general te permite ver posibilidades de aplicación y de relación con otros objetos. Proponlo. Sugiérelo. Lo accidental te entretiene, te permite hablar del objeto. Descríbelo. Relátalo. Cuenta la historia. Lo esencial te permite ver las posibilidades y el potencial. Haz un proyecto con el objeto. Tráelo a tu vida. Siéntelo propio e importante. Cuídalo.
    • 312. Aforismo 20 El observador es realmente conciencia; pero aunque sea conciencia pura, conoce ideas por imitación. En la esencia del observador está la conciencia pura, diferente de los objetos. Sin embargo, el conocedor conoce a los objetos identificándose con ellos, formando así ideas por imitación.
    • 313. Visión personal del aforismo 20 Este aforismo se refiere al sujeto, y plantea su naturaleza esencial como conciencia pura, independiente de los objetos que se conocen. Esta conciencia pura está afectada por los objetos en cuanto a imitación, identificación, dando lugar a estructuras de ideas, es decir, a una mente, influenciada por los objetos. Se plantea implícitamente un proceso de identificación o imitación, en el cual el sujeto puede perder su conciencia de existencia como conciencia pura, llegándose a un punto de vista en el cual el sujeto puede pensar que depende del mundo para existir. El proceso contrario, de des-identificación, aviva la conciencia pura en el observador.
    • 314. ¡Oh hermosura que excedéis! ¡Oh hermosura que excedéis a todas las hermosuras! Sin herir dolor hacéis, y sin dolor deshacéis, el amor de las criaturas. Oh ñudo que así juntáis dos cosas tan desiguales, no sé por qué os desatáis, pues atado fuerza dais a tener por bien los males. Juntáis quien no tiene ser con el Ser que no se acaba; sin acabar acabáis, sin tener que amar amáis, engrandecéis nuestra nada. Santa Teresa de Jesús, poetisa española
    • 315. Ejercicio 69 La poesía mística Los místicos de las distintas culturas han descrito en sus poemas sus experiencias de totalidad interior. Son escritos muy hermosos que nos pueden ayudar en la búsqueda del conocimiento y de la evolución personal y grupal. Escoge un poema de un escritor místico. Léelo con cuidado, con gusto, sin afanes. Siente con tu cuerpo, con tu mente, con tu ser completo los aspectos que van a apareciendo. Regálate unos minutos.
    • 316. Aforismo 21 Para este propósito es que existe lo que se puede conocer. El propósito de lo que se puede percibir o conocer, es la percepción o conocimiento del observador.
    • 317. Visión personal del aforismo 21 El observador ejerce un acto creativo, de naturaleza existencial, sobre los objetos, en la medida en que les adjudica el carácter de objetos que se pueden conocer. En esta misma medida se vuelven objetos con propósito, objetos existentes, objetos interesantes. Por otra parte, muchos de los objetos han estado ahí como objetos potenciales de conocimiento, aguardando su descubrimiento por parte de nuevos observadores. Son objetos ya observados por el creador primero y por distintas generaciones de creadores. Los nuevos observadores son también objetos observados para enriquecer la observación. Desde otro punto de vista, hay una riqueza creciente de objetos creados por los nuevos observadores, cuya existencia aparece a partir de los nuevos actos creativos. Se me ocurre pensar que es una existencia sorprendente para el creador primero y para los creadores previos. En este sentido, se mantiene vibrante la primera creación.
    • 318. Ejercicio 70 Defínelo como nuevo Descubre la novedad oculta en las cosas conocidas, mediante nuevas definiciones. Proclámate creador y descubridor. Encuentra el tesoro escondido.
    • 319. Aforismo 22 Aunque pierde importancia para aquel que ha logrado sus objetivos, el objeto no desaparece, se vuelve importante para otros. Cuando alguien conoce un objeto, puede dejar de apreciarlo, como si ya no existiera. Ello no da lugar a que no exista realmente, ya que hay otros que pueden poner su atención en él.
    • 320. Visión personal del aforismo 22 Este aforismo muestra los siguientes aspectos prácticos: • El conocimiento es tarea de equipo. Un observador puede perder interés cuando cree que ya llegó al punto deseado. Otros observadores con su participación redefinen la búsqueda y amplían las posibilidades de conocimiento. • La existencia de los objetos tiene aspectos cíclicos para el conjunto de los observadores, en la medida en que aparece y cesa el interés de los observadores involucrados. Pero no desaparece. • Para que desaparezca la importancia de un objeto para un observador, para que este lo pueda destruir y hacerlo desaparecer de su foco de atención, es necesario que se cumpla el objetivo que se ha planteado en un principio cuando se estableció la relación.
    • 321. El primer amor Tenía quince años cuando te vi por primera y única vez. Eras tan linda y sonreías de forma atrayente y encantadora. Yo era muy tímido y nunca me acerqué ni te dije nada. Además, no te volví a ver. Pero permaneces en mis recuerdos como si fueras real, como si fueras mi primer amor. Se que si hoy te observo en mis recuerdos con más atento cuidado, si me acerco a ti y te digo que fuiste mi primer amor, va a cesar el encanto y dejarás de existir, disuelta en la realidad evidente. Por eso me quedaré callado y te seguiré mirando con completa timidez, para que sigas tan viva como siempre.
    • 322. Ejercicio 71 Compartiendo el interés por los objetos Comparte con otros tus descubrimientos, tus conocimientos y tus inquietudes. Ellos te ayudarán a contemplar otros puntos de vista sobre los objetos y tú les ayudarás en sus procesos también. Está bien la soledad, está bien el silencio. Pero también es bueno disfrutar de la amistad, de la conversación y del cariño de los demás. Puede que esto suene muy elemental, pero pienso que nos cae bien a todos y que no lo practicamos tanto como pudiera y debiera ser.
    • 323. Aforismo 23 La conjunción permite reconocer tanto la naturaleza que existe en el poder de poseer como en la capacidad de ser poseído Por medio de la unión íntima entre objeto y sujeto, se descubren y se reconocen las relaciones de poder y de posesión entre ambos.
    • 324. Visión personal del aforismo 23 La conjunción entre dos seres o entidades se puede interpretar como la presencia de uno de ellos dentro del otro. En este caso, el sujeto humano, que tiene poderes de imaginación, se identifica con el objeto, hasta volverse uno con él. Descubre así los significados de sus relaciones con el objeto, incluyendo sus ideas de pertenencia, el reconocer que es el creador del objeto y su dueño, a la vez que está sujeto a influencias y condicionamientos, que lo hacen ser esclavo de los objetos. Ese pleno conocimiento permite reconocer la separación entre sujeto y objeto, pues el ser humano se reconocer como creador potente, que es dueño y no solamente esclavo. La conjunción es por lo tanto, una experiencia que libera.
    • 325. El rechazo No me gustabas, por razones que nunca entendí. Blanca y jugosa, morada y picante, verde y olorosa cebolla, te rechacé hasta el punto de considerarte tormento insoportable. De pronto, así de fácil, me acerqué a ti, un día y dejé que juzgara el mejor de mis sentidos y me gustaste, hasta el punto de considerarte regalo invaluable que da gusto a la vida. Te descubrí y descubrí que con mis rechazos creo mis limitaciones. Aprendí que los puedo ir retirando como si fueran capas de una cebolla y que me los puedo ir comiendo para nutrirme, para gustar y para aprender de ellos. Objeto YO
    • 326. Ejercicio 72 Destruyendo tus miedos Utiliza la conjunción como una técnica para llegar al fondo de tus miedos. Hazlo de forma gradual, para que vayas descubriendo lo que significa para ti este mecanismo. Escoge un miedo, un temor, algo que rechaces. Ahora, con tu imaginación, muévete hacia él y confúndete con él y experimenta las distintas sensaciones y experiencias que te trae a la mente, al cuerpo y a la memoria. Observa el poder que se experimenta sabiendo que eres el dueño del miedo y contrasta esto con la sensación de sentirse poseído. Escoge ser el dueño y libérate. Identifícate con tu nueva libertad. Siéntela cercana y real. Objeto YO
    • 327. Aforismo 24 La ignorancia es la causa efectiva de la conjunción. La falta de conocimiento íntimo atrae al conocedor hacia el objeto y cuando este se da cuenta de su ignorancia, experimenta el deseo de aproximarse cercanamente.
    • 328. Aforismo 25 La remoción ocurre cuando cesa la conjunción y ha desaparecido la ignorancia, dando lugar a la libertad completa para el conocedor. Experimentada la unión entre objeto y sujeto, cesa la ignorancia y la persona se libera completamente del objeto.
    • 329. Visión personal de los aforismos 24 y 25 Lo desconocido ejerce una atracción, da origen a la curiosidad y provoca la aproximación del sujeto hacia el objeto. En estas aproximaciones es importante el papel que juega la atención, es decir, la observación de la persona. La persona observa por un cierto tiempo y su atención es atraída por distintos aspectos, quizás por detalles que no había visto antes. El interés se despierta y aparece el deseo de adentrarse en la nueva realidad, cuya máxima expresión es la conjunción, la unión entre sujeto y objeto. Si la persona evita el contacto y rechaza al objeto, es muy probable que este aparezca repetidamente, copando espacios de atención y dificultando el conocimiento de nuevos objetos. Si la persona, se acerca a la realidad y la experimente, cesa la ignorancia y cesa la causa de las ataduras entre el sujeto y el objeto. Es decir, se genera una liberación para la persona.
    • 330. El fracaso Tuvo una idea genial y se atrevió a proponerla y a sacarla adelante. No fue fácil, pues se trataba de algo complejo que tenía muchos aspectos conflictivos, pero con entusiasmo contagioso logró que fuera aprobada. Finalmente se hizo realidad. Pero las cosas no funcionaron como se esperaba y la idea se fue diluyendo y se convirtió en fracaso. Él no abandonó el proyecto y más allá de la tristeza, observó con atención curiosa y encontró los detalles ocultos que todo lo explicaban y que todo lo solucionaban. Se metió en ellos y a través de ellos llegó al fondo de las cosas y de si mismo. Encontró que hay ideas que requieren más maduración que otras y que siempre hay pioneros que se sacrifican y que abren caminos. Fue así como se liberó de las angustias de su pequeño fracaso y se animó todavía más a continuar construyendo y proponiendo ideas y proyectos.
    • 331. Ejercicio 73 La lista de nuevos proyectos Mantén una lista de nuevos proyectos para llevar a cabo. Pon al menos cinco proyectos en tu lista y renuévala con frecuencia, dejándote llevar por tu curiosidad, hacia áreas que te desafíen y te atraigan. Dale un título a cada proyecto y aproxímate a él en forma gradual y práctica para que se vuelva real y para que lo puedas disfrutar. No dejes las cosas empezadas porque probablemente vas a sentir frustraciones y cansancio. Con el poder intuitivo de tu mente y de tu cuerpo puedes saber lo que te conviene. Acércate al tema y siéntelo. Esa cercanía te indicará el camino para llegar al proyecto o te liberará de él, si no te conviene llevarlo a cabo.
    • 332. Aforismo 26 El instrumento para lograr la remoción es el conocimiento que discrimina tranquilamente. Cuando la persona se une al objeto, tiene la oportunidad de experimentar un rango amplio de posibilidades, si utiliza el poder del discernimiento o discriminación, es decir, la capacidad mental y corporal para examinar distintos puntos de vista, con tranquilidad, sin miedos. Con ello remueve sus ataduras hacia el objeto.
    • 333. Visión personal del aforismo 26 El conocimiento que discrimina tranquilamente es un ejercicio de observación poderoso, que consiste en aproximarse al objeto sin limitaciones, desde un amplio espectro de puntos de vista. Esto se hace mejor cuando se está en cercano contacto con el objeto, sintiéndolo con la mente y con el cuerpo como si fuera uno mismo. Las cosas se aclaran cuando se iluminan ampliamente y la luz en este caso es la capacidad que la persona tiene para experimentar la realidad sin limitaciones. Esta capacidad reside en el poder de la imaginación para confundirse con el objeto. Como se trata de un proceso mental y corporal, se puede experimentar en la intimidad de uno mismo, sin necesidad de la confrontación directa con el objeto real. Por ello se trata de una discriminación tranquila. La liberación de genera cuando es evidente que existen cualidades cambiantes, que son definidas por el observador y cualidades esenciales, que no generan miedo, pues son existencia inevitable.
    • 334. Ejercicio 74 El desarrollo del conocimiento tranquilo Escoge una pregunta que te interese. En una hoja de papel, coloca la pregunta en el centro y responde con una primera respuesta, uniéndola a la pregunta. Observa tu respuesta como si fuera verdadera y luego como si fuera falsa. Coloca otra respuesta y continúa con este proceso de elaboración de respuestas y de observación hasta llenar la hoja. Cuando termines, observa y admira el poder de tu conocimiento tranquilo.
    • 335. Aforismo 27 Este conocimiento se desarrolla y se completa por etapas, que son siete. El desarrollo del conocimiento, el logro de la unión con el objeto y de la liberación total ocurre en forma gradual, con etapas que se pueden distinguir y que se van completando. Es un proceso que se va desarrollando en siete etapas
    • 336. Visión personal del aforismo 27 La liberación es un proceso, más que un regalo que se recibe súbitamente. Es importante tener conciencia de la forma en que se va desenvolviendo y de la existencia de etapas que se van superando y completando. Esto da ánimo en la búsqueda y orientación, los logros de cada etapa que se completan, señalan el camino hacia la próxima jornada.
    • 337. Ejercicio 75 El conocimiento de uno mismo a través de las siete etapas En una hoja en blanco, haz un dibujo que simbolice tu jornada personal. Coloréalo como símbolo de lo variada y colorida que es la vida. Luego, coloca alrededor de este dibujo, siete dibujos, símbolos o frases que representen las siete etapas en tu vida, así: • Símbolos que han sido importantes en tu vida, desde pequeño. • Aspectos del universo exterior que te llaman la atención y que te sirven de ejemplo. • Valores e ideales que han ido creciendo contigo. • Relaciones que has establecido y que te han permitido crecer. • Técnicas que empleas para desarrollar tu espíritu. • El significado de lo divino en tu vida. • La fuente de todas las cosas y tu relación creativa con el universo. Examina el resultado de tu trabajo y la forma en que estás completando las distintas etapas y cómo interactúan entre sí. Este ejercicio es una recapitulación y ayuda a que uno se defina personalmente. Haz algún tipo de recapitulación siquiera una vez al año, como guía en tu jornada personal.
    • 338. Aforismo 28 El uso regular de los instrumentos del Yoga, permite la destrucción de las impurezas y da la luz de la sabiduría al conocimiento que discrimina. La persona cuenta con una serie de herramientas para avanzar en la senda del conocimiento que discrimina y que descubre. Estas herramientas dan claridad al proceso.
    • 339. Aforismo 29 La abstinencia, las prácticas y observaciones, la postura, la regulación de la respiración, la abstracción, la concentración, la meditación y el trance son los ocho instrumentos del Yoga. Estas ocho herramientas son la prudencia en el comportamiento (abstinencia), la observación de costumbres y rutinas, el desarrollo de posturas físicas, las rutinas respiratorias, la abstracción o decisión de alejarse de situaciones presentes, la concentración u observación detallada, la meditación u observación recurrente y el contacto con los objetos hasta llegar la conciencia pura o trance.
    • 340. Visión personal de los aforismos 28 y 29 El ser humano se distingue por su capacidad para trabajar con herramientas. A medida que evoluciona la humanidad, se aprecia que trabaja con herramientas más efectivas y más sofisticadas. Estas no solamente se aplican a la vida material, sino también a los distintos niveles de evolución corporal, mental y espiritual. El yoga ha hecho una poderosa recopilación de los instrumentos que tenemos a nuestro alcance par crecer como seres integrales. Es un sistema que ha sido ensayado con éxito desde tiempos antiguos y que goza de muchos seguidores en la actualidad. Patnajali es el maestro del Yoga y en este aforismo se hace una lista de herramientas, para que uno sepa que existan y que tienen efectos benéficos en las distintas etapas de la vida.
    • 341. Las herramientas y Salvador Salazar Salvador era una persona que viene a mi mente cuando hablo de herramientas. El sabía hacer de todo, por lo menos así pensaba yo en mi infancia, allá en el Barrio Belén, en el Medellín de los años 50, donde era nuestro vecino. Su esposa María Escobar era prima de mi mamá y en su casa pasé muchos de los mejores momentos de mi niñez. Salvador sabía arreglar relojes y trabajaba con una lupa que le permitía ver detalles misteriosos que nosotros los niños imaginábamos con admiración y con unas pinzas de maravilla para manipular los delicados mecanismos. Salvador sabía arreglar radios, radiolas y todos los electrodomésticos de la época y se encerraba en su taller armado de pinzas, probadores, soldador y de paciencia infinita, hasta descubrir la forma de arreglar las cosas. Salvador hacía unos pesebres de fábula, y él mismo tallaba las imágenes en madera y les hacía los vestidos, porque también sabía coser en la máquina Singer de su casa. Era el mago para hacer globos de papel, de 140 pliegos y más, y diseñaba mecanismos para sostenerlos en la punta y para encenderlos en el momento de elevarlos. En su casa conocí las primeras grabadoras y supe lo que era un micrófono y oí por primera vez mi voz grabada. Ahora me doy cuenta de que me enseñó el valor de las herramientas para resolver situaciones y con él aprendí que las herramientas son esenciales para el hombre, que la vida moderna está llena de maravillas y que con cariño, con medios, paciencia y constancia, todo se puede arreglar.
    • 342. Ejercicio 76 Herramientas e instrumentos. Elabora una lista de las cosas que sabes y que te pueden ayudar a resolver situaciones. Examina en qué medida las usas y en qué medida las tienes olvidadas en el desván de tu vida. Atrévete a usar tus herramientas y si encuentras que sirven, deja que los demás las conozcan y las usen. Te conviene vivir en un mundo mejor.
    • 343. Aforismo 30 La abstinencia se refiere a evitar hacer daños a otros seres, a ser veraz y abstenerse de robar, a ser prudente en la acción, a evitar la avaricia. Los seres humanos están en capacidad de elegir comportamientos honestos que no constituyan una amenaza para los demás seres, que se basen en la verdad, en la honradez, en la prudencia y en la generosidad.
    • 344. Aforismo 31 Estas prácticas constituyen un gran compromiso, de carácter universal y que no está limitado por el tiempo, ni por el lugar ni por las circunstancias. Cuando una persona se atreve verdaderamente a elegir estos comportamientos, está asumiendo un compromiso con todas las cosas, para toda la vida, en todas las circunstancias y en todos los lugares.
    • 345. Visión personal de los aforismos 30 y 31 La primera herramienta del Yoga es la del compromiso. La persona se atreve a hacer declaraciones universales, amplias, sin miedo, que la comprometan para toda la vida, pase lo que pase. Son declaraciones de confianza, de honestidad, de aceptación del otro, de sencillez y de generosidad. Permiten el respeto mutuo y ayudan a evitar los miedos, el dolor, la guerra, la angustia y la codicia. Contribuyen a la solidaridad y a la construcción de la amistad entre los seres, a la paz universal y al amor comunitario. Por ello contribuyen a una vida más armoniosa y equilibrada. Para hacer estas declaraciones la persona se pregunta: ¿Qué realidad quiero experimentar para mí y para los seres que me rodean? Luego pone esas realidades en forma de declaraciones y compromisos personales que van a sostener la realidad que se desea experimentar.
    • 346. El camino del compromiso Era yo un niño de 8 años cuando oí a Don Fabio Valencia en el colegio hablando del compromiso y de la mística. La palabra mística me sonaba misteriosa, pero adiviné que era algo que valía la pena por la forma en que él lo decía, con absoluto conocimiento, como si fuera verdad. Luego me enseñaron que uno puede tener responsabilidad alegre, como nos decían que decía Manuel José Sierra, el primer rector del colegio. Ahí capté el poder de las declaraciones y de los votos sinceros que se hacen por el bien de los demás y por un mundo mejor. Ya como ingeniero y profesor pude conocer a Don Fabio Valencia, en su trabajo como líder solidario y cooperativo y supe el porqué lo que él dijo en aquel sencillo discurso de colegio se quedó en mi mente: lo dijo con honestidad, por el bien de los otros, sin dudas ni limitaciones, sacado del interior de su ser comprometido y sincero. Esa es la esencia del liderazgo social. Hoy me doy cuenta de que fue uno de mis maestros de Yoga.
    • 347. Ejercicio 77 El gran voto. No tienes que ser un monje para hacer votos que te comprometan con la vida, con los demás, con tu desarrollo. Atrévete a emplear esta herramienta del Yoga, haciendo un compromiso que te alinee con la justicia, con la paz, con la honestidad, con la generosidad, con la amistad, con la transparencia. Hazlo en el callado espacio de tu ser interior, como si fuera real para ti. De vez en cuando, revisa tu voto y mejora. No te castigues, pero obsérvate con cariño y mejora con constancia.
    • 348. Aforismo 32 Las prácticas y observaciones del Yoga son la limpieza, el contento, las acciones de purificación, el estudio y el poner a Dios como motivación para todas las acciones. Los seres humanos pueden elegir prácticas sanas como la pureza, la limpieza, el contento personal, el estudio y la búsqueda del sentido espiritual y divino para sus acciones.
    • 349. Visión personal del aforismo 32 - 1 La segunda herramienta del Yoga se refiere a las acciones que se hacen para evolucionar y para descubrir el sentido de la existencia. • La continencia se refiere a evitar los comportamientos extremistas, a saber aceptar al otro, sin imponer las ideas, sabiendo escuchar. • La limpieza y la pureza se refieren a la honestidad, a la frescura de las intenciones, a la transparencia, a la honradez, a evitar la manipulación de los demás. También al aseo del cuerpo, lo mismo que a los hábitos que contribuyen a la salud y al bienestar familiar y colectivo. • El contento se refiere a la alegría con lo que se experimenta y a la aceptación con lo que se tiene. • Las acciones de purificación se refieren a las celebraciones que se hacen para expresar el compromiso con el bien colectivo, familiar e individual; a los actos para reparar los daños que se puedan haber hecho y a las acciones para convocar las intenciones de los demás hacia el progreso.
    • 350.