Your SlideShare is downloading. ×
El cine como manifestación de la unidad
El cine como manifestación de la unidad
El cine como manifestación de la unidad
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Thanks for flagging this SlideShare!

Oops! An error has occurred.

×
Saving this for later? Get the SlideShare app to save on your phone or tablet. Read anywhere, anytime – even offline.
Text the download link to your phone
Standard text messaging rates apply

El cine como manifestación de la unidad

437

Published on

Una vision creativa del cine, como un espacio para acercarse a la esencia de las cosas, al ser

Una vision creativa del cine, como un espacio para acercarse a la esencia de las cosas, al ser

Published in: Entertainment & Humor, Travel
0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
437
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
0
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

Report content
Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
No notes for slide

Transcript

  • 1. El cine como acercamiento a la unidad Maurice Merleau-PontyAl leer sobre Merleau-Ponty me llamó la atención su argumentofenomenológico reflejado en la siguiente declaración, citada por Stam “Laspelículas están especialmente capacitadas para manifestar la unión de la mentey el cuerpo, la mente y el mundo y la expresión del uno en el otro... El filósofo yel cineasta comparten una cierta forma de ser, una cierta visión del mundopropia de una generación”Realmente llamativo, el cine tiene la capacidad para unir estos tres: La mente, elmundo de las ideas y de las creencias, un espacio sutil, el menos físico de lostres; el cuerpo, el espacio de la experiencia física personal, bastante físico eíntimo; el mundo, el espacio universal, extra corporal, donde sucede lo que yorealmente no domino, algo más grande que mi mente y que mi cuerpo. El cinelos puede unir. Pero además de ello, el cine puede manifestar la expresión deluno en el otro.La expresión del uno en el otro: la mente y su expresión en el universo físico; lamente y su expresión en el cuerpo, y así las demás combinaciones. Los tres quese unen y se expresan entre sí y todo contenido potencialmente en la magia delcine. ¡Qué poder, qué grande!La coherencia al alcance de la mano. Expresar con el cuerpo lo que se piensa;vivir según lo que se piensa y según lo que se dice. El filósofo, el amante de lasabiduría, fácilmente manifestado en el cine.Para disfrutar de esta visión, hay una condición, al menos como lo planteaMerleau-Ponty: la conjunción ocurre cuando se es filósofo y cineasta. He ahí uninteresante desafío: amar el cine, sentir el cine; acercarse apreciativamente alcine y, como espectador, identificarse con el cine esencialmente, penetrando en
  • 2. los ricos espacios de la película; como se diría coloquialmente, empelicularse.Ser cineasta. Reconocer dentro de esos espacios una sabiduría y enamorarse dela sabiduría así expresada; explorar con amor. Ser filósofo.Entonces la puerta se abre y se despierta la mayor de las conciencias humanaspara el que así se atreve: la conciencia de unidad, la cercanía dichosa y totalentre la mente, el cuerpo y el universo.Dice Paul Ricoeur “El mundo de la ficción es un laboratorio de formas en el queensayamos configuraciones posibles de la acción para comprobar su coherenciay su verosimilitud”. El cine es quizás el mundo más vívido de los mundos de laficción, el mejor de los laboratorios, en el cual se puede vivir una realidad comotanteo y error, como si fuera verdad. Para aprender, para aproximarse a lacoherencia personal. Sin sentirse culpable.El cine es una novedad cuyo potencial es insospechado, como señala José LuisBarrios “… el cine. La invención de este lenguaje, no sólo para la historia delarte, sino para la cultura en su totalidad, significó un cambio en el paradigmanarrativo de la humanidad. El cine introduce el tiempo objetivo como condiciónde construcción del sentido en la textualidad. Tiene un enorme poder deconvocatoria y funciona como un mediador social incuestionable en el mundoactual. En un sentido más preciso, el cine cambió el modo de construir la tramaen la cultura: introdujo, el poder del como si fuera verdad en el arte y con ellointrodujo un sentido de la vivencia estética inédito en la historia”.Pero la vivencia estética, el poder de ensayo, la cercanía a la unidad, lacoherencia estarían solo al alcance del que ha descubierto el método deacercamiento, del que es capaz de experimentar las conciencias unidas decineasta y de filósofo. Sujeto, el espectador; objeto, la vivencia espectacular,unitaria del cine, el disfrute del poder de cómo si fuera verdad. Método, elacercamiento apreciativo al fenómeno del cine. En la unidad de esos tres residela capacidad y el poder transformador.Para experimentar la unidad, para llegar a la tierra prometida, se debe jugar conpuntos de vista. De alguna manera hay que olvidarse de sí mismo y del poderde la razón, para adentrarse en el mundo mágico, dejando que el cuerpo sellene de cine, que la mente se llene de cine, dejando que el universo quedescribe y narra el cine, sea percibido como vivencia real, sea sentido con elcuerpo y con la mente. Una buena metáfora de estos viajes insospechados seencuentra en el Imaginarium del Dr Parnassus, de Terry Gilliam (2009)Mirando desde esta perspectiva, con una visión respetuosa y creativa, se abrennuevos senderos para el espectador, el cineasta, el estudioso y el crítico.
  • 3. ReferenciasRobert Stam, “La Fenomenología del Realismo”Paul Ricoeur, “Narratividad, fenomenología y hermenéutica” enhttp://es.scribd.com/doc/14157660/Paul-Ricoeur-Narratividad-Fenomenologia-y-Hermeneutica-José Luis Barrios, “El asco y el morbo: una fenomenología del tiempo”, en la revista Fractal;http://www.fractal.com.mx/F16barri.htmlPreparado por Enrique Posadaposadaj@une.net.co

×