Cancer infantil

348 views

Published on

0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total views
348
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
4
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Cancer infantil

  1. 1. Todas y cada una de las células de nuestro cuerpo están rigurosamente controladas en loque se refiere al crecimiento, la interacción con otras células e, incluso, su ciclo vital. Elcáncer ocurre cuando un tipo de células ha perdido estos mecanismos normales de control ycrece de una forma que el cuerpo no puede controlar.Los distintos tipos de cáncer tienen signos, síntomas, tratamientos y pronósticos diferentes,en función del tipo de células afectadas y del grado de crecimiento celular incontrolado.Sobre el cáncerTodos los tipos de cáncer, incluyendo los que se dan en la infancia, tienen un procesopatológico común: las células cancerosas crecen de forma descontrolada, adquierentamaños y morfologías anómalos, ignoran sus límites habituales en el interior del cuerpo,destruyen células vecinas y, al final, se acaban extendiendo a otros órganos y tejidos (lo quese conoce como metástasis).Conforme las células cancerosas van creciendo, consumen cada vez más nutrientes delcuerpo. El cáncer consume la energía del niño que lo padece, destruye órganos y/o huesos ydebilita las defensas del organismo contra otras enfermedades.En EE.UU., el cáncer solo afecta a 14 de cada 100.000 niños cada año. Considerando todoslos grupos de edad, los cánceres más frecuentes en la infancia son la leucemia, el linfoma yel cáncer cerebral. A partir de los diez años, también hay una mayor incidencia deosteosarcoma (cáncer de huesos).Cada tipo de cáncer afecta a distintas partes del cuerpo, y sus tratamientos y tasas decuración también son diferentes.Por lo general, los factores que desencadenan el cáncer en los niños no suelen coincidir conlos que lo desencadenan en los adultos, como el hábito de fumar o la exposición a toxinasmedioambientales. En contadas ocasiones, los niños que padecen determinadas afeccionesde origen genético, como el síndrome de Down, tienen un riesgo incrementado dedesarrollar cáncer. Asimismo, los niños que se han sometido a quimioterapia o radioterapia
  2. 2. a raíz de un cáncer previo también tienen un riesgo incrementado de presentar otro cánceren el futuro.De todos modos, en la mayoría de los casos, los cánceres infantiles se desarrollan a raíz demutaciones (o cambios) no heredadas en los genes de unas células que todavía están enproceso de crecimiento. Puesto que estos errores ocurren al azar o de forma impredecible,no hay ninguna forma eficaz de prevenirlos.Es posible que un pediatra detecte algunos de los primeros síntomas del cáncer en larevisión médica periódica de un paciente. De todos modos, algunos de estos síntomas(como fiebre, ganglios linfáticos inflamados, infecciones frecuentes, anemia o moretones)también son propios de infecciones a otras afecciones que son mucho más frecuentes que elcáncer. Por este motivo, es lógico que tanto los pediatras como los padres sospechen otrasenfermedades propias de la infancia cuando aparecen los primeros síntomas de cáncer.Una vez diagnosticado el cáncer, es importante que los padres busquen ayuda para su hijoen un centro médico especializado en oncología pediátrica (tratamiento de cáncer infantil).

×