• Share
  • Email
  • Embed
  • Like
  • Save
  • Private Content
Libros Poeticos
 

Libros Poeticos

on

  • 31,671 views

 

Statistics

Views

Total Views
31,671
Views on SlideShare
31,659
Embed Views
12

Actions

Likes
2
Downloads
343
Comments
0

3 Embeds 12

http://falconeris5.blogspot.com 10
http://icclahoradelmilagro1.blogspot.com 1
http://losmejoresenlinea.blogspot.com 1

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft Word

Usage Rights

© All Rights Reserved

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

    Libros Poeticos Libros Poeticos Document Transcript

    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS COMENTARIO EXEGETICO Y EXPLICATIVO DE LA BIBLIA TOMO I: EL ANTIGUO TESTAMENTO POR Roberto Jamieson A. R. Fausset David Brown [PAG. 12] PREFACIO A LOS LIBROS POETICOS ——————————————— La poesía hebrea es única en su clase; en esencia, la más sublime; en forma, marcada por una sencillez y facilidad que fluyen de su sublimidad. ‚El Espíritu del Señor habló por el poeta hebreo, y su palabra ha sido en mi lengua‛ (2 Samuel 23:2). Aun la música se colocaba bajo la dirección de hombres espiritualmente dotados; y uno de los músicos principales, Hemán, se llama ‚el vidente del rey en las palabras de Dios‛ (1 Crónicas 25:1, 5). Se dice que el rey David inventó instrumentos de música (Amós 6:5). No hay en la poesía hebrea el ritmo artístico de la forma que aparece en la poesía clásica de Grecia y Roma, pero compensa ampliamente por esto su graciosa y fresca naturalidad. Aparecen ejemplares antiguos de la poesía hebrea, por ejemplo, la parodia de Lamec de la profecía de Enoc, o, como creen algunos, una lamentación por un homicidio cometido en aquellos días desordenados, en defensa propia. (Génesis 4:23; comp. Judas 14; Exodo 32:18; Números 21:14, 15, 17, 18, 27; 23:7, 8, 18; 24:3, 15). El elemento poético aparece mucho más en el Antiguo Testamento que en el Nuevo. Los libros poéticos son exclusivamente los del Antiguo Testamento; y en el Antiguo Testamento mismo, las porciones que son las más fundamentales (por ejemplo, el Pentateuco de Moisés, el legislador, en su cuerpo principal), son las que tienen en sí menos del elemento poético. Elías, padre de los profetas, está exento del arte poético. Los profetas siguientes no eran estrictamente poetas, excepto cuando el estado extático en la inspiración los elevaba a modos poéticos del pensamiento y la expresión. El profeta era más bien maestro inspirado que poeta. Es cuando el escritor actúa como representante de las experiencias personales de los hijos de Dios, cuando la poesía halla su esfera propia.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS El uso de la poesía en las Escrituras fué particularmente para suplir la falta no provista por la ley, es decir, de formas devocionales para expresar en privado, y en el culto público, los sentimientos de los israelitas piadosos. Las escuelas de los profetas alentaban y difundían un espíritu religioso entre el pueblo; y los hallamos usando instrumentos líricos para acompañar sus actos de profetizar (1 Samuel 10:5). David, sin embargo, fué quien especialmente llevó las efusiones líricas de devoción a una perfección que no habían alcanzado antes. Otro propósito al que la Salmodia, por las producciones inspiradas de David, servía, era hacer salir de entre las formas típicas de los servicios legales su escencia y espíritus ocultos, adaptándolos a las variadas exigencias espirituales de la vida individual y congregacional. La Naturaleza también en ellas se muestra hablando de la gloria y bondad del Dios invisible, aunque siempre presente. Se proveía al israelita un manual de devoción, por medio del cual podía entrar en el verdadero espíritu de los servicios del santuario, y así sentir la necesidad de aquel Mesías venidero, de quien testifica especialmente el Libro de los Salmos. Nosotros también, en nuestra dispensación cristiana, necesitamos su ayuda en nuestras devociones. Obligados como estamos, a pesar de nuestros privilegios superiores en muchos sentidos, a caminar por fe más bien que por vista en un grado mayor que ellos, hallamos en los Salmos, con sus expresiones que hacen real la sentida proximidad de Dios, el mejor repertorio de donde sacar un lenguaje divinamente sancionado con el cual expresar nuestras oraciones y acciones de gracias a Dios, y nuestras aspiraciones por una santa comunión con nuestros hermanos santos. Acerca de la objeción presentada contra el espíritu de venganza que se respira en algunos Salmos, la respuesta es, que hay que hacer una amplia distinción entre el espíritu vengativo personal y el deseo de que el honor de Dios sea vindicado. La venganza personal, no sólo en otras partes de las Escrituras, sino también en los Salmos, en la teoría y en la práctica, es condenada (Exodo 23:4, 5; Levítico 19:8; Job 31:29, 30; Salmo 7:4, 5, 8, 11, 12; Proverbios 25:21, 22), lo que corresponde con la práctica de David en el caso de su enemigo implacable (1 Samuel 24:5, 6; 26:8–10). De la otra parte, el pueblo de Dios siempre ha deseado que, cualquier cosa que dañe la causa de Dios, como por ejemplo la prosperidad de los enemigos de Dios y de su iglesia, sea destruida (Salmo 10:12; 30:27; 40:16; 79:6, 10). Es bueno que nosotros también, en nuestra dispensación de amor, reavivemos la memoria por medio de estos Salmos de nuestras laxas opiniones en cuanto [PAG. 13] to al odio de Dios por el pecado; y de la necesidad que hay de que nosotros comprendamos bien la mente de Dios sobre tales puntos, al mismo tiempo que busquemos la conversión de todos los hombres a Dios (comp. 1 Samuel 16:1; Salmo 139:21; Isaías 66:24; Apocalipsis 14:10). Algunos Salmos se componen de veintidós oraciones paralelas, o estrofas de versos, las que empiezan con palabras cuya letra inicial corresponde con las letras hebreas (veintidós) en su orden (Salmos 37 y 119). También Las Lamentaciones. Este arreglo era ideado como una ayuda a la memoria, y se halla únicamente en tales composiciones
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS que tratan, no un tema distinto y progresivo, sino una serie de reflexiones piadosas, caso en que el orden preciso era de menos importancia. El Salmista, al adoptarlo, no lo sigue servilmente; mas, como en el Salmo 25, se desvía, para así hacer que la forma, cuando es necesario, se amolde al sentido. De estos poemas hay doce en toda la Biblia hebrea (Salmos 25, 34, 37, 111, 112, 119, 145; Proverbios 31:10–31; Lamentaciones 1, 2, 3, 4). La gran excelencia del principio hebreo de versificación, es decir, el paralelismo, o ‚ritmo de pensamiento‛ (Ewald), es que, mientras que la poesía de todos los demás idiomas, cuya versificación depende de la regular repetición de ciertos sonidos, sufre considerablemente en la traducción, la poesía hebrea, cuyo ritmo depende de la correspondencia paralela de pensamientos similares, casi no pierde nada al ser traducida—habiéndolo provisto así el Espíritu Santo prescientemente para su final traducción a todas las lenguas, sin la pérdida del sentido. Así en nuestra versión castellana, Job y Salmos, aunque son traducciones, son eminentemente poéticas. Así también se da una clave al sentido de muchos pasajes, porque el sentido de la palabra en una cláusula se presenta más cabalmente en la palabra correspondiente en la siguiente cláusula paralela. En la puntuación Masorética del hebreo, el arreglo métrico se señala por los distintos acentos. Concuerda con la divina inspiración de la poesía bíblica, que el pensamiento sea más prominente que la forma, el meollo de la nuez más que la cáscara. Hay un ritmo verbal superior al de la prosa; pero como está perdida la verdadera pronunciación hebrea, se reconoce sólo imperfectamente el ritmo. La particularidad de la edad poética hebrea es que era siempre histórica y verdadera, no mítica, como las edades poéticas de todas las demás naciones. Otra vez, su poesía se distingue de la prosa por el uso de términos decididamente poéticos. El lamento de David por Jonatán proporciona una muestra hermosa de otro carácter distintivo hallado en la poesía hebrea, la estrofa: siendo señaladas las tres estrofas por la repetición tres veces de la endecha cantada por todo el cuerpo de cantores, que representan a Israel; la segunda, por niñas; la tercera, por un coro de varones jóvenes (2 Samuel 1:17–27). La poesía lírica, que es el estilo predominante en la Biblia, y es especialmente concisa y sentenciosa, parece haber venido de una clase más antigua parecida al Libro de Proverbios que es más moderno (comp. Génesis 4:23, 24). La mente oriental tiene tendencia a incorporar el pensamiento con aforismos, máximas y proverbios. ‚La poesía de los orientales es una ristra de perlas. Cada palabra tiene vida. Cada proposición es la sabiduría condensada. Cada sentencia es sorprendente y epigramática.‛ (Kitto, Biblical Cyclopedia.) Somos llevados a la misma conclusión por ser usado el término Mascal, ‚proverbio‛ o ‚similitud‛ para designar la poesía en general. ‚La poesía hebrea, en su origen, era una pintura al ojo, una parábola o enseñanza por medio de semejanzas descubiertas por la mente popular, expresada en la lengua popular, y adoptada y pulida por el poeta nacional.‛ Salomón, bajo la inspiración, incorporaría en sus Proverbios tales de los dichos sabios preexistentes cuales fueran sancionados por el Espíritu de Dios. El título hebreo para los Salmos, Tehilim, quiere decir himnos, alabanzas gozosas (a veces acompañados por danzas. Exodo 15; Jueces 5), que no responde exactamente al título de Septuaginta, Salmo, u odas líricas, o cánticos acompañados por algún instrumento. El título Tehilim, ‚himnos‛, fué adoptado probablemente por causa del uso hecho de los Salmos en el servicio divino, aunque sólo una parte puede llamarse estrictamente cánticos de alabanza, siendo otros endechas, y muchísimos son oraciones (de suerte que en el Salmo 72:20, David intitula todas sus composiciones anteriores ‚las oraciones de David‛). Sesenta y cinco llevan el título odas líricas (Mizmorim), mientras que uno se llama Tehilah, o Himno. Como el título Salmos se usa en la Septuaginta y en el Nuevo Testamento, como también en la versión Peshitta, es probable que Salmos (Mizmorim) u odas líricas fuera el viejo título antes de Tehilim. La poesía épica, como tiene su esfera propia en una edad mítica, heroica, no tiene lugar entre los hebreos de la edad del Antiguo Testamento. Porque en sus épocas más tempranas, la patriarcal, reinaban no la fábula, como en Grecia, Roma, Egipto y todas las naciones paganas, sino la verdad y la realidad histórica; hasta tal punto, que el elemento poético que es producto de la imaginación, se halla menos en aquellas épocas tempranas que en las edades posteriores. El [PAG. 14] Pentateuco es casi todo prosa histórica. En la edad subsiguiente, no inspirada, en el libro de Tobit tenemos algún acercamiento al Epos. El Drama, en el sentido moderno completo, tampoco se halla en la literatura hebrea. Esto se debe no a una falta de cultura intelectual, como está demostrado ampliamente por la sublime excelencia de su poesía lírica y didáctica, sino al carácter serio del pueblo y a la solemnidad de los temas de su literatura. El elemento dramático aparece en Job, más que en cualquier otro libro de la Biblia; hay dramatis personae, un plan, y la solución del plan en el discurso preparado por Eliú, el cuarto amigo, y efectuada dicha solución por la intervención de Jehová mismo. Pero en sentido estricto no
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS es un drama, sino más bien un debate inspirado sobre un problema difícil del gobierno de Jehová ejemplificado en el caso de Job, con relato histórico, prólogo y epílogo. El Cantar de Cantares también tiene mucho de lo dramático. Véase mis Introducciones a Job y el Cantar de Cantares. El estilo de muchos Salmos es muy dramático, apareciendo a menudo transiciones de una persona a otra, sin introducción, y especialmente cuando se habla indirectamente de Dios, se hace un cambio para dirigirse a Dios; así en el Salmo 32:1, 2, David hace una introducción general, ‚Bienaventurado aquel cuyas iniquidades son perdonadas,‛ etc.; entonces en los vers. 3–7 pasa a dirigirse directamente a Dios; luego en el v. 8, sin prefacio se introduce a Dios hablando directamente en respuesta a la oración anterior; entonces en el v. 10, otra vez el autor vuelve a hablar indirectamente de Dios, y al final se dirige a los justos. Estos cambios repentinos de persona no nos sorprenden, mas nos dan un sentido más claro de su trato habitual con Dios, de lo que podrían hacer las afirmaciones cualesquiera. Compárese también en el Salmo 132:8–10, la oración, ‚Levántate, oh Jehová, a tu reposo; tú y el arca de tu fortaleza. Tus sacerdotes se vistan de justicia, y regocíjense tus santos. Por amor de David tu siervo no vuelvas de tu ungido el rostro,‛ con la respuesta directa de Jehová, que sigue en casi las mismas palabras de la oración, ‚En verdad juró Jehová a David‛, etc. ‚Este es mi reposo para siempre. Asimismo vestiré a sus sacerdotes de salud, y sus santos darán voces de júbilo‛. Así también en el Salmo 2, se introducen varios personajes, obrando y hablando dramáticamente: las naciones confederadas, Jehová, el Mesías y el salmista. Un rasgo frecuente es la sucesión alternada de partes, adaptándose los varios Salmos a la recitación alternada por dos semi coros en la alabanza del templo, seguidos por el coro completo entre las partes y al final. Así es en el Salmo 107:15, 21, 31. De Burgh, en su valioso comentario sobre los Salmos, dice: ‚Nuestro servicio de catedral ejemplifica la forma de cantar de los Salmos, excepto que el semi coro canta alternativamente un verso entero, en vez de alternar, como de antiguo, en el medio verso; mientras que el coro completo es la ‘gloria’ al final de cada Salmo.‛ En conclusión, además de su especial punto de excelencia, su divina inspiración, la poesía hebrea se caracteriza por ser esencialmente nacional, pero eminentemente católica o universal, hablando al corazón y a la sensibilidad de la humanidad entera. Simple y espontánea, se distingue por una frescura natural que es el resultado de su genuina veracidad. El poeta hebreo no buscaba su ‚ego‛, o su propia fama, como todos los poetas paganos, mas era inspirado por el Espíritu de Dios para llenar una necesidad urgente que sus propias aspiraciones y las de su nación hacia Dios, hacían al mismo tiempo una necesidad y un deleite. Véase 2 Samuel 23:1, 2: ‚Dijo David < el suave en cánticos de Israel: El Espíritu de Jehová ha hablado por mí,‛ etc. Ewald con razón observa, que varias odas de la más elevada excelencia poética, no están incluidas en el libro de los Salmos (por ejemplo, los cánticos de Moisés, Exodo 15 y 32; de Débora, Jueces 5; de Anna, 1 Samuel 2:1–10; de Ezechías, Isaías 38:9–20; de Habacuc, Habacuc 3; y aun la endecha de David por Saúl y Jonathán, 2 Samuel 1:17, 18). La selección de los Salmos, reunidos en un libro, fué hecha no tanto con referencia a la hermosura de las piezas, como por su adaptación para el culto público. Sin embargo, un Espíritu dirigente ordenó la selección y el arreglo del contenido del libro, pues un tono y tema penetrantes aparecen al través de todo: Cristo en su propia vida interior como el Dios hombre, en sus relaciones pasadas, presentes y futuras con la iglesia y con el mundo. Isaac Taylor llama a los Salmos, ‚La liturgia de la vida espiritual‛; y Lutero, ‚Una Biblia en miniatura.‛ El principio del orden en que se nos presentan los Salmos, aunque no siempre manifiesto, en algunos casos es claro, y demuestra que el arreglo es sin duda la obra del Espíritu, y no meramente la del compilador. Así el Salmo 22 claramente presenta las agonías morales del Mesías; el Salmo 23, su descanso tranquilo en el Paraíso después de su muerte en la cruz; y el Salmo 24, su ascensión gloriosa al cielo.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS EL LIBRO DE JOB INTRODUCCION JOB, UNA PERSONA REAL.—Hay quienes suponen que el libro de Job es una alegoría, no una narración verídica, a causa del carácter artificial de muchas de sus declaraciones. Por ejemplo, se mencionan muchas veces los números sagrados, tres y siete. Job tuvo siete mill ovejas, siete hijos, tanto antes como despues de sus pruebas; sus tres amigos se sientan con él siete días y siete noches; tanto antes como después de sus pruebas, tuvo tres hijas. Así como también el número y la forma de los discursos de los varios oradores parecen artificiales. El nombre de Job, también, se deriva de una palabra árabe que significa arrepentimiento. Pero Ezequiel 14:14 (cf. vers. 16, 20) habla de ‚Job‛ en conexión con ‚Noé‛ y ‚Daniel,‛ como personas reales. Santiago 5:11 también se refiere a Job como ejemplo de ‚paciencia,‛ lo que no hubiera sido probable de ser Job solamente una persona ficticia. También los nombres de personas y lugares se especifican con una particularidad que no se espera en una alegoría. En cuanto a la duplicación de sus posesiones después de su restauración, sin duda se da el número redondo en vez del número preciso, por cuanto éste se aproxima a aquél: cosa que se hace muchas veces en libros indubitablemente historicos. En cuanto al número y forma pre‐determinados de los discursos, parece probable que los argumentos fuesen substancialmente los mismos que aparecen en el libro, pero que les fuese dada la forma poética estudiada por Job mismo, guiado por el Espiritu Santo. El siguió viviendo ciento cuarenta años después de sus pruebas, y nada hubiera sido más natural que él, en su oportunidad, amoldara en una forma perfecta los argumentos que se usaron en tan notable debate, para la ilustración de los creyentes de todas las edades. Probablemente, también, el debate [PAG. 388] mismo comprendió varias sesiones; y se arreglaría por convenio previo el número de discursos asignados a cada uno, y se le concedería el intervalo de un día o más para la preparación cuidadosa del discurso por turnos. En cuanto al nombre Job—arrepentimiento (concedido que la derivación sea exacta)—era costumbre en tiempos antiguos poner nombres a personas por las circunstancias habidas en un período avanzado de la vida, y esto no es argumento alguno en contra de la realidad de la persona. DONDE VIVIO JOB.—Hus, según Gesenio, significa suelo arenoso fino, y estaba en el norte de la Arabia Desértica, entre Palestina y el Eufrates, llamada por Ptolomeo (Geografía 19) Ausitai o Asistai. En Génesis 10:23; 22:21; 36:28; 1 Crónicas 1:17, 42 Huz, es el nombre de un hombre; en Jeremías 25:20; Lamentaciones 4:21; y Job 1:1, es un país. Uz, en Génesis 22:20, 21, se dice ser hijo de Nachor, hermano de Abraham, distinto del nieto de Sem del mismo nombre (Génesis 10:23). La probabilidad es que el país tomara su nombre del segundo, pues éste fué el hijo de Aram, de quien toman su nombre los arameos, los cuales habitaban la Mesopotamia, entre los ríos Eufrates y Tigris. Cf. cuanto a la región de los hijos de Sem en Génesis 10:30: ‚monte a la parte del oriente‛, lo que corresponde a ‚los orientales‛ (Job 1:3). Rawlinson, en su desciframiento de las inscripciones asirias, dice que: ‚Uz es el nombre prevaleciente del país que estaba en la desembocadura del Eufrates.‛ Es probable que Elifaz el temanita y los sabeos viviesen en dicha región; y sabemos que los caldeos habitaban allí, y no cerca de Idumea, país que algunos identifican con Uz. El ‚gran viento del lado del desierto‛ (1:19) concuerda con la idea de que era la Arabia Desértica. Job era tenido (1:3) por el ‚varón grande más que todos los orientales‛; pero Idumea está no al este, sino al sur de Palestina: por tanto en lenguaje bíblico la frase no se puede aplicar a Idumea, sino que probablemente se refiere a la parte norte de la Arabia Desértica, entre Palestina, Idumea y el Eufrates. Así que los árabes todavía enseñan en el Houran un lugar llamado Uz como la residencia de Job. LA ERA CUANDO VIVIO JOB.—Eusebio la fija dos eras anteriores a Moisés, o sea, a eso del tiempo de Isaac: mil ochocientos años antes de Cristo, y seiscientos años después del diluvio. En apoyo de esto son las siguientes consideraciones: 1. La longevidad de Job de 200 años concuerda con la era patriarcal. 2. No alude sino a la forma más primitiva de idolatría, a saber, el culto al sol, luna, y las huestes celestiales (llamadas Saba, de donde surge el título de Señor de Sabaoth en oposición al sabeísmo) (31:26–28). 3. El número de toros y machos de cabrío sacrificados es de siete, como en el caso de Balaam. Esto no lo hubiera permitido Dios después de dada la ley mosaica, aun cuando de gracia se acomodaba a las costumbres existentes antes de la ley. 4. El lenguaje de Job es el hebreo, entremezclado ocasionalmente con expresiones siríacas y arábigas, lo que sugiere una época cuando todas las tribus semíticas hablaban una lengua común, antes de la división de los distintos dialectos, hebraico, siríaco, y arábigo. 5. Habla de la forma más antigua de escritura, a saber, la escultura. Se estima la riqueza de uno en términos del ganado. El término hebreo vertido una moneda debería traducirse más bien un cordero. 6. No hay alusión alguna al éxodo de Egipto ni a los milagros acompañantes; ni a la destrucción de Sodoma y Gomorra (Patrick, sin embargo, cree que la hay), aunque ha
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS de haber un diluvio (22:17); y estos eventos, que acontecieron en lugares cercanos de Job, hubieran sido ejemplos sorprendentes del argumento en favor de la interposición de Dios en la destrucción de los inicuos y en la vindicación de los justos, si Job y sus amigos hubiesen sabido de los mismos. No hay ninguna referencia no dudosa a la ley, ritual y sacerdocio judaicos. 7. La religión de Job es aquella que prevalecía entre los patriarcas previamente a la ley; los sacrificios administrados por la cabeza de la familia, sin sacerdocio oficial, templo, ni altar consagrado. EL AUTOR.—Todos los hechos que acabamos de considerar concuerdan con que Job mismo fuese el autor. El estilo del pensamiento, las figuras y los modos, son tales cuales esperaríamos en la obra de un emir árabe. Hay precisamente aquel grado de conocimiento de la tradición primitiva (véase 31:33, cuanto a Adam) que estaba divulgada universalmente en los días de Noé y Abraham, y que subsecuentemente fué incorporada en los primeros capitulos de Génesis, Job, en sus discursos, demuestra que él era mucho más competente para componer la obra que Eliú, a quien la atribuye Lightfoot. El estilo prohibe que se atribuya a Moisés, al que algunos atribuyen la composición, ‚mientras estaba entre los madianitas, como al año 1520 antes de Cristo.‛ Pero el hecho de que, sin ser libro judaico, aparece entre los escritos hebraicos, hace probable que llegase al conocimiento de Moisés durante los cuarenta años que pasó en partes de Arabia, principalmente cerca de Horeb; y que él, bajo la dirección divina, lo introdujo como escritura sagrada a los israelitas, a los que, en sus aflicciones, la paciencia y la restauración de Job serían una lección de especial utilidad. Que es escrito [PAG. 389] inspirado aparece en el hecho que Pablo (1 Corintios 3:19) cita Job 5:13, con la fórmula: ‚Está escrito‛. Nuestro Salvador también (Mateo 24:28), claramente se refiere a Job 29:30. Cf. también Santiago 4:10 y 1 Pedro 5:6 con Job 22:29; y Romanos 11:34, 35 con Job 15:8. Es probablemente el libro más antiguo del mundo. Está entre los ‚hagiógrafos‛ en la división triple de la Escritura en la Ley, los Profetas y los Hagiógrafos (‚Salmos‛, Lucas 24:44). EL PROPOSITO DEL LIBRO.—Es un debate público en forma poética sobre una cuestión importante tocante al gobierno divino; además, el prólogo y el epílogo, que están en prosa, arrojan el interés de la historia viviente sobre el debate, el que de otro modo no sería sino una contienda de razonamientos abstractos. A cada orador de los tres amigos se les asignan tres discursos. A Job, que no tiene a nadie que lo apoye, se le permite contestar a cada discurso de cada uno de los tres. Elifaz, el mayor de edad, abre el debate. Zofar, a su tercer turno, deja de responder, dándose así virtualmente por derrotado (capítulo 27): por tanto Job continúa dando sus tres discursos, los cuales se encuentran en los capítulos (26, 27, 28, 29, 30, 31. A Eliú le tocan cuatro discursos (capítulos 32–37). Jehová pronuncia tres discursos (capítulos 38–41). Así que a través de todo hay una división tripartita: el prólogo, el poema propio, y el epílogo. El poema, en tres: 1. la disputa entre dos y sus tres amigos; 2. el discurso de Eliú; 3. El discurso de Dios. Hay tres series en la controversia, y en el mismo orden. El epílogo también es triple; la justificación de Job; la reconciliación con sus amigos; la restauración. Los oradores también en sus discursos sucesivos avanzan regularmente de menor a mayor vehemencia. Con esta composición artificial, todo parece fácil y natural. La cuestión a resolverse, como está ejemplificada en Job, es ésta: ¿Por qué, en consonancia con la justicia de Dios, son atribulados los justos? La doctrina de la retribución después de la muerte es, sin duda, la más grande solución de la dificultad. Y a ésa se refiere Job claramente en el 14:14 y 19:25. A esto se objeta, que lo explícito del lenguaje tocante a la resurrección es inconsecuente con la obscuridad que había respecto del tema en los primeros libros del Antiguo Testamento; pero se refuta con el hecho de que Job gozaba de la visión divina (38:1; 42:5), y por tanto, por la inspiración, predijo estas verdades. Luego, las revelaciones hechas fuera de Israel, por ser pocas, debieron ser tanto más explícitas; así la profecía de Balaam (Números 24:17) fué lo bastante clara para dirigir a los magos del Oriente por la estrella (Mateo 2); y en la era anterior a la ley escrita, era tanto más necesario que Dios no se dejase sin testimonio de la verdad. Con todo, Job evidentemente no entendió plenamente el siganificado expresado por el Espíritu en las propias palabras de él (cf. 1 Pedro 1:11, 12). La doctrina, si bien existía, no estaba claramente revelada, o al menos no entendida. Por lo tanto no se refiere primordialmente a esta solución. En verdad, aun hoy día nos falta algo adicional a esta solución. David, que firmemente creía en una futura retribución (Salmo 16:10; 17:15), sentía sin embargo que la dificultad no estaba del todo resuelta, y así lo expresa (Salmo 83). La solución no estaba en los discursos de Job ni en los de sus tres amigos. Debe estar, pues, en el de Eliú. Dios celebrará un juicio final, sin duda, para esclarecer todo lo que parezca oscuro en sus tratos actuales; pero él también ahora providencial y moralmente gobierna el mundo y todos los eventos de la vida humana. Aún los comparativamente justos no son sin pecado que necesita ser corregido. La justicia y el amor de Dios administran la corrección del todo merecida pero misericordiosa. La tribulación es, pues, a los piadosos misericordia y justicia en disfraz. Lo ve así el afligido creyente cuando se arrepiente. ‚Vía crucis, vía salutis”. Si bien afligidos, los piadosos son más felices aun ahora que los impíos, y cuando la aflicción logra su finalidad, es quitada por el Señor. En el Antiguo Testamento las consolaciones son más temporales y externas; en el Nuevo Testamento, más
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS espirituales; pero no exclusivamente ni en aquél ni en éste. ‚La prosperidad—dice Bacón—es la bendición del Antiguo Testamento; la adversidad es la del Nuevo Testamento, que es la señal del más especial favor de Dios. Pero aun en el Antiguo Testamento, si se escucha el arpa de David, se oyen tantos cánticos fúnebres como canciones de alegría; y la pluma del Espíritu Santo laboró más describiendo las tribulaciones de Job que las felicidades de Salomón. La prosperidad no está sin muchos temores y disgustos; y la adversidad no está sin consuelos y esperanzas‛. Esta explicación de Eliú está apoyada por los discursos de Dios, en los que se enseña que Dios tiene que ser justo (porque él es Dios), así como Eliú había demostrado cómo Dios puede ser justo, y no obstante los justos pueden ser atribulados. Concuerda en ello también Job, quien no hace réplica. Dios censura a los tres amigos, pero no a Eliú. El curso general de Job queda aprobado; se le ordena que interceda por sus amigos, y le es restaurado el doble de su prosperidad anterior. LA POESIA.—En todos los países la poesía es la forma de composición más [PAG. 390] primitiva que se retenga mejor en la memoria, y en el oriente especialmente fué costumbre conservar los sentimientos en una forma tersa, proverbial y poética (llamada maschal). La poesía hebrea no consiste en ritmo ni metro, sino en una forma única peculiar: 1. En un arreglo alfabético algo parecido a nuestro acróstico por ejemplo. Lamentaciones 1, 2. El mismo verso repetido a intervalos, como en los Salmos 42 y 107. 3. El ritmo de gradación: salmos de grados o graduales: 120–134, en los que la expresión del verso se resume y se termina en el que sigue (Salmo 121.) 4. La característica principal de la poesía hebrea es el paralelismo, o sea, la correspondencia de la misma idea en las cláusulas paralelas. El más antiguo ejemplo de él está en la profecía de Enoc (Judas 14, 15) y en la parodia de ella por Lamec (Génesis 4:23). Ocurren tres clases de paralelismo: (1) El paralelismo por sinónimos, en el que el segundo verso repite la idea del primero, con aumento de fuerza o sin él (Salmo 22:27; Isaías 15:1); a veces con doble paralelismo (Isaías 1:15). (2.) El antitético, en el que la idea de la segunda cláusula es lo opuesto de la del primero (Proverbios 10:1). (3.) El sintético, en el que hay una correspondencia entre diferentes proposiciones, de sustantivo con sustantivo, verbo con verbo, frase con frase, el sentimiento, además, siendo no meramente repetido, ni puesto en contraste, sino reforzado con ideas accesorias (Job 3:3–9). También alternado (Isaías 51:19). ‚Asolamiento y quebrantamiento, hambre y espada‛, es decir, el asolamiento por el hambre, y el quebrantamiento por la espada. El introvertido, en el que la cuarta cláusula corresponde a la primera y la tercera a la segunda (Mateo 7:6). El paralelismo así ofrece a menudo una clave para la interpretación. Para información mayor, véase Lowth (Introducción a Isaías, y Discurso sobre la Poesía Hebrea) y Herder (El Espíritu de la Poesía Hebrea, traducido por Marsh). Las formas simples y menos artificiales predominan en Job: señal de su fecha primitiva. Nota del TRADUCTOR: Conviene notar que hay una gran variación en las versiones del Antiguo Testamento, especialmente en los libros poéticos. Tal es así que a veces en la traducción del Comentario es difícil hasta identificar el vocablo o frase comentado. Esto se debe a la oscuridad o ambigüedad del original en muchos casos. La poesía es en extremo figurativa; su lenguaje a menudo parabólico y enigmático. Parecería que algunos traductores trataran de interpretar las figuras más bien que dar la versión precisa de las mismas. Variaciones marcadas hay en la traducción de los tiempos gramaticales, que en el hebreo expresan la calidad de acción más bien que el tiempo. En esta obra no se trata de notar los puntos donde la Versión Inglesa difiere de la Española con respecto a los tiempos. Uno se admira de lo acertada que es la versión de De Valera en muchos casos de comparación. Las referencias marginales aquí dadas se refieren a las del texto hebreo llamado Masorético, las que no constarán acaso en la Versión Inglesa. Véanse las Notas sobre el texto de los doctores judíos bajo Job 13:15; 30:11; 30:22. CAPITULO 1 PARTE I PROLOGO O INTRODUCCION HISTORICA EN PROSA CAPITULOS I, II Vers. 1–5. LA SANTIDAD DE JOB, SU RIQUEZA, etc. 1. Hus—en el norte de la Arabia Desértica, hacia el Eufrates; fué en esta región, y no en la de Idumea, donde vivían los caldeos y sabeos que robaron a Job. Los árabes dividen su país en el norte, llamado sham, o sea, ‚la izquierda‛, y el sur, llamado Yemen, o ‚la derecha‛: porque ellos daban la cara hacia el este, así que el norte estaba a su izquierda y el sur a su derecha. La Arabia Desértica estaba en el este. la Arabia Pétrea en el oeste, y la Arabia Feliz en el sur. Job—El nombre viene de una palabra árabe que significa
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS volver, eso es, a Dios, arrepentirse, referente a su fin (Eichorn), o más bien de un vocablo hebreo que significa uno en quien se deja ver la enemistad, grandemente probada. (Gesenius). Muchas veces se daban nombres significativos a hebreos, sugeridos por eventos posteriores de la vida (cf. Isaías 8:18; Génesis 4:2. Abel: alimentador de ovejas). Así el emir de Hus por consentimiento común fué llamado Job, a causa de sus pruebas. La única otra persona así llamada era un hijo de Isacar (Génesis 46:13). perfecto—no de perfección absoluta, sin fallas (cf. 9:20; Eclesiastés 7:20), sino la integridad, la sinceridad, la compatibilidad en el todo, en todas las relaciones de la vida (Génesis 6:9; 17:1; Proverbios 10:9; Mateo 5:48). Fué el temor de Dios lo que le preservó de lo malo (Proverbios 8:13). 3. asnas—muy preciadas por la leche, y no como bestia de cabalgar (Jueces 5:10). No se mencionan casas ni tierras entre los bienes del emir, puesto que los nómadas viven en tiendas transportables, y principalmente del pastoreo, y el derecho a los campos no era un privilegio de los individuos. Las ‚quinientas yuntas de bueyes‛, sin embargo, dan a entender que Job labrara la tierra. También parece que poseía una casa en el pueblo, a este respecto difería de los demás patriarcas. Los camellos se llaman los barcos del desierto, de especial valor para las caravanas, por cuanto podían beber suficiente cantidad de agua que les bastaba para días, y pastaban de muy pocos abrojos y espinos. muchísimos criados—Cf. ‚grande apero‛, Génesis 26:14. La otra acepción que el hebreo admite, ‚labranza‛, no es tan probable. los orientales—Denota en la Escritura aquellos que vivían al este de Palestina, como las gentes de la Arabia Desértica septentrional (Jueces 6:3; Ezequiel 25:4). 4. cada uno en su día—es decir, [PAG. 391] en su cumpleaños (3:1). Sugiere el amor y la armonía reinantes entre los miembros de la familia, en contraste con la ruina que pronto puso fin a tal escena de felicidad. Se especifican las hermanas, puesto que estas fiestas no eran para orgías, lo que hauiera sido incompatible con la presencia de hermanas. Estas eran invitadas por los hermanos, aunque no daban invitaciones ellas a su vez. 5. habiendo pasado en turno—al fin de todos los cumpleaños colectivamente, cumplido el círculo de banquetes por todas las familias. Job … santificábalos—Por la ofrenda de tantos holocaustos expiatorios cuantos hijos tenía (Levítico 1:4). Esto se hacía de mañana (Génesis 22:3; Levítico 6:12). Así Jesús solía hacer sus devociones tempranito (Marcos 1:35). El holocausto, o sea, la ofrenda quemada, era ofrecido (lit., se hacía ascender, con referencia al humo que ascedía al cielo) por cada padre de familia, que obraba como sacerdote en favor de su familia. blasfemado a Dios—El mismo vocablo hebreo significa maldecir, y bendecir; Gesenius dice que el sentido original es de arrodillarse, y así vino a significar hincarse para invocar o una bendición o una maldición. La maldición es una perversión de la bendición, como todo pecado lo es de la bondad. El pecado es una degeneración, no una generación. No es probable, sin embargo, que Job temiera la posibilidad de que sus hijos maldijesen a Dios. Parece suficiente el sentido de despedirse, derivado de la acostumbrada bendición al separarse (Génesis 47:10). De modo que traduce Umbreit: ‚< y habrán echado a Dios de sus corazones‛, es decir, en medio del éxtasis de placer (Proverbios 20:1). Este hecho ilustra el ‚temor de Dios‛ que tenía Job (v. 1). Vers. 6–12. SATANAS, PRESENTANDOSE ANTE DIOS, ACUSA FALSAMENTE A JOB. 6. los hijos de Dios— Angeles (38:7; 1 Reyes 22:19). Se presentan para dar cuenta de su ‚ministerio‛ en otras partes del universo (Hebreos 1:14). Jehová—Versión Inglesa: ‚el Señor‛: ‚Jehov{‛, el autoexistente Dios, fiel a sus promesas. Dios dice (Exodo 6:3) que él no era conocido por este nombre a los patriarcas. Pero, como el nombre aparece previamente en Génesis 2:7–9, etc., lo que quiere decir que no era conocido este nombre sino hasta el tiempo de la liberación de Israel que fué conocido peculiar y públicamente en el carácter que representa este nombre, a saber, quien hace ser las cosas, cumpliendo las promesas hechas a los antecesores de ellos. La aparición de este nombre, pues, aquí, no es objeción contra la antigüedad del libro de Job. Satán—fué extensamente divulgada la tradición de que él había sido el agente en la tentación de Adán. Por tanto se da el nombre de él aquí sin comentario. El sentimiento con que contempla a Job es similar a aquel con que miraba a Adán en el paraíso: animado por su éxito en el caso de uno aún no caído en pecado, él está seguro de que la piedad de Job, quien pertenece a la raza caída, no resistirá a la prueba. El mismo había caído (4:19; 15:15; Judas 6). Es en el libro de Job donde por vez primera el nombre de Santanás aparece: significa en el hebreo uno que acecha; un adversario en la corte de justicia (1 Crónicas 21:1; Salmo 109:6; Zacarías 3:1); el acusador (Apocalipsis 12:10). El tien de su parte la ley de Dios por el pecado del hombre, y en contra del hombre. Pero Jesucristo ha cumplido la ley por nosotros; la justicia está de nuevo de parte del hombre en contra de Satanás (Isaías 42:21): de modo que Jesucristo puede interceder como nuestro Abogado contra el adversario (Romanos 8:33). Diablo es el nombre griego: el calumniador, o acusador. El está sujeto a Dios, quien usa el ministerio de él para castigar al hombre. En el árabe, Satán se aplica a menudo a la serpiente (Génesis 3:1). Se le llama Príncipe de este mundo (Juan 12:31); el dios de este mundo (2 Corintios 4:4); Príncipe de las potestades del aire (Efesios 2:2). Dios aquí le interroga, a fin de justificar sus propios caminos, delante de los ángeles. 7. rodear la tierra—yendo rápidamente de acá para allá. La idea original en el árabe es la vehemencia de la prisa (1 Pedro 5:8; Mateo 12:43). Satanás parece haber tenido alguna conexión peculiar con esta tierra. Tal vez era anteriormente el gobernador de ella bajo Dios. El hombre heredó este virreinato (Génesis 1:26; Salmo 8:6). El hombre lo perdió, y Satanás llegó a ser el Príncipe de este mundo. El Hijo del
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS hombre (Salmo 8:4), el hombre representativo, redime la herencia perdida (Apocalipsis 11:15). Las réplicas de Satanás son característicamente cortas. Cuando aparecen los ángeles ante Dios, Satanás está entre ellos, así como hubo un Judas entre los apóstoles. 8. considerado—“puesto tu corazón”, considerado atentamente. Ningún siervo fiel de Dios escapa del ojo del Adversario de Dios. 9. ¿Teme Job a Dios de balde?—Es una característica de los hijos de Satanás mofarse de uno y no creer que haya una piedad desinteresada. ‚La recompensa‛ de Dios para su pueblo no consiste tanto en sus dones como en la dación del mismo Dios, (Génesis 15:1). 10. su hacienda ha crecido—Lit., extendido como una inundación; los ganados de Job cubrían la faz del país. 11. te blasfema en tu rostro—En antítesis a la alabanza de Dios a Job (v. 8), ‚temeroso de Dios.‛ Las palabras de Satanás son demasiado verídicas respecto a muchos. Quitarles la prosperidad es quitarles su religión (Malaquías 3:14). 12. está en tu mano—Ningún poder tiene Satanás contra el hombre mientras Dios se lo da. Dios no quiere tocar a Job con la mano, aun cuando Satanás pide que lo haga (v. 11, ‚tu mano‛), sino que permite que el enemigo lo haga. Vers. 13–22. JOB, EN AFLICCION, BENDICE A DIOS, etc. 13. vino—no especificado en el v. 4. La alegría motivada por el vino aquí contrasta tanto más tristemente con la alarma que la interrumpió. 14. las asnas paciendo— Cuadro destacado del reposo rural y la paz; tanto más horrible, pues, por contraste es el ataque repentino de los pilladores árabes. 15. los sabeos—No aquellos dr la Arabia Feliz, sino los de la Desértica, descendientes de Sheba, el nieto de Abraham y Cetura (Génesis 25:3). Los árabes beduinos de la actualidad se parecen, en costumbres merodeadoras, a estos sabeos (cf. Génesis 16:12). solamente escapé yo—astutamente tramado por Satán. Uno en cada caso escapa (vers. 16, 17, 19), para llevar la misma clase de noticia. Esto fué para aplastar a Job, sin dejarle tiempo para recobrarse de la rápida sucesión de calamidades: ‚los infortunios nunca vienen solos.‛ 16. Fuego de Dios— Hebraísmo, que significa un fuego fuerte: como cedros de Dios, cedros altísimos. No el relámpago, que no hubiera consumido todas las ovejas y los mozos. Umbreit entiende que era el viento abrasador de Arabia, llamado por los turcos ‚viento de veneno‛. Al ‚príncipe de las potestades del aire‛ se le permite tener la dirección de tales agencias destructivas. [PAG. 392] 17. Los caldeos—No meramente robadores como los sabeos, sino guerreros experimentados, como se entiende por cuanto formaron ‚tres escuadrones‛ (Habacuc 1:6–8). Rawlinson distingue tres períodos de los caldeos: 1. Cuando el asiento de su Imperio estaba en el sur, en la confluencia del Tigris y Eufrates. Fué este período caldaico desde el año 2300 hasta el 1500 antes de Cristo. En este período estuvo Quedorlaomer (Génesis 14), el Kudur de Ur de los caldeos, en las inscripciones asirias, y el conquistador de Siria. 2. de 1500 a 625 a. de J. C. el período asirio. 3. Del 625 a 538 a. de J. C. (cuando Ciro el persa tomó a Babilonia) el período babilónico. Los caldeos en el hebreo: Chasdim. Eran parientes, acaso, de los hebreos, como infieren la morada de Abraham en Ur y el nombre de su sobrino, Chesed. Los tres escuadrones fueron probablemente para atacar los tres millares separados de camellos de Job (v. 3). 19. gran viento … del lado del desierto—del sur de la casa de Job. El huracán se movía tanto más violentamente sobre el desierto, por no ser allí interrumpido (Isaías 21:1; Oseas 13:15). los mozos—y las mozas, por cuanto se incluía a las hijas (así en Rut 2:21). 20. Job se levantó—No precisamente de estar sentado, sino que se refiere a la perturbación interna, y al comienzo de tomar alguna acción. Había escuchado con calma a los otros mensajeros, pero al saber de la muerte de sus hijos, entonces se levantó: o como Eichorn traduce, comenzó a moverse (2 Samuel 13:31). Rasgar el manto era señal convencional de profundo dolor (Génesis 37:34). Los orientales llevan una túnica, o camisa, y pantalones anchos; y sobre éstos un manto ondeante (especialmente los hombres de categoría y las mujeres). Afeitar la cabeza era también común en el duelo (Jeremías 41:5; Miqueas 1:16). 21. desnudo—(1 Timoteo 6:7.) ‚Vientre de la madre‛ es poéticamente la tierra, la madre universal (Eclesiastés 5:15; 12:7; Salmo 139:15). Job aquí pone por obra la declaración de Dios (v. 8), en oposición a la de Satanás (v. 11). En vez de maldecirlo, bendice el nombre de JEHOVA. El nombre de Jehová es Jehová mismo, como se manifiesta a nosotros en sus atributos (Isaías 9:6). 22. ni atribuyó a Dios despropósito—Más bien, no se permitió cometer locura contra Dios. (Umbreit.) El 2:10 prueba que tal es el sentido aquí. No como la expresión marginal inglesa: no atribuyó locura a Dios. Palabras precipitadas contra Dios, si bien naturales en la amargura, son insensatez; lit., cosa insípida, sin sabor (6:6; Jeremías 23:13 marginal.) La insensatez (‚despropósito‛) en la Escritura es siempre equivalente a iniquidad. Porque cuando el hombre peca, es a sí mismo, no a Dios, a quien perjudica (Proverbios 8:36). Debemos someternos a las pruebas, no porque veamos la razón de ellas, ni como que fueran asuntos de la casualidad, sino porque Dios las determina o las permite, y tiene el derecho a enviarlas, y tiene él sus propias razones buenas de enviárnoslas. CAPITULO 2 Vv. 1–8. SATANAS TIENTA DE NUEVO A JOB. 1. otro día—Día señalado para que en él los ángeles diesen cuenta de su ministerio a Dios. Aquí tenemos las palabras pareciendo delante de Jehová, que no están en el 1:6, pues ahora Satanás ya tiene un informe especial que rendir respecto a Job. 3. perfección—lit., entereza, integridad (1:8).
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS incitando contra él—Así 1 Samuel 26:19; cf. 1 Crónicas 21:1 con 2 Samuel 24:1. 4. Piel por piel—Un proverbio. Agréguese: él dará. La piel es figurativo de cualquier bien externo. Nada externo es tan caro que el hombre no lo cambie por algún otro bien exterior; pero la vida, el bien interno, no puede ser sustituída; por amor a ella el hombre sacrificaría toda otra cosa. Satanás escarnece amargamente del egoísmo del hombre, y dice: Job llevará la pérdida de sus bienes, y de sus hijos, porque éstos no son sino bienes externos y sustituíbles; pero todo abandonará, hasta su religión misma, a fin de salvarse la vida, si tú le tocas los huesos y la carne. Piel y carne están en antítesis. (Umbreit.) Los mártires comprueban que el escarnio de Satanás es falso. Rosenmuller lo explica no tan bien. Un hombre entrega de voluntad la piel o sea la vida de otro por su propia piel o sea su propia vida. De modo que Job podría sobrellevar la pérdida de sus hijos, etc., con ecuanimidad, siempre que él mismo quede inmune; pero cuando se le toque en su propia persona, hasta renunciará de Dios. Así ‚piel‛ en primer caso significa la piel (eso es, cuerpo) de otro; en segundo caso, ‚piel‛ de uno mismo, como en Exodo 21:23. 6. guarda su vida—Más bien, sólo perdónale la vida. No lo mates. Satanás demuestra su ingenuidad al infligir el dolor, y también su conocimiento de cuánto el cuerpo de uno puede soportar sin daño vital. 7. maligna sarna—Furúnculos malignos. Más bien, llaga o úlcera ardiente. El uso de la teja concuerda con esta idea. Era aquella forma de la lepra llamada negra (para distinguirla de la blanca), o la elefantíasis, porque los pies se hinchan como las patas de elefante. El arábigo judham (Deuteronomio 28:35), la maligna pústula, es más bien el negro furúnculo ardiente (Isaías 1:6). 8. una teja—No un pedazo de losa rota, sino un instrumento hecho para rasgar (de la raíz del verbo hebreo rasgar); la úlcera era demasiado repugnante para tocar con la mano. ‚Sentarse en cenizas‛ significa el luto más profundo (Jonás 3:6); también de la humildad, como si el que estaba de duelo no fuese sino polvo y ceniza; así Abraham (Génesis 18:27). Vv. 9–13. JOB CENSURA A SU MUJER. 9. Bendice a Dios—La Versión Inglesa lee ‚maldice‛; más bien: ‚renuncia de Dios‛. Cf. Nota, 1:5. (Umbreit.) Sin embargo, era costumbre entre los paganos, cuando quedaban desilusionados de las peticiones que acompañaban a sus ofrendas a sus dioses, reprocharlos y maldecirlos. y muérete—eso es, despídete de Dios, y así muérete. Porque ningún bien se ha de lograr de la religión, ni acá ni en el más allá; o cuando menos, no en esta vida. (Gill.) Nada hace airarse a los impíos tanto como el ver a los piadosos no enojados bajo la prueba. 10. las mujeres fatuas—El pecado y la insensatez están en la misma categoría en la Escritura (1 Samuel 25:25; 2 Samuel 13:13; Salmo 14:1). ¿el mal no recibiremos?—sobrellevándolo con conformidad (Lamentaciones 3:39). Eliphaz Temanita— No se puede aceptar la noción de Rawlinson de que ‚los nombres de los tres amigos de Job representan los tiempos caldaicos, a eso del 700 antes de Cristo‛. Elifaz es un nombre idumeo, del hijo mayor de Esaú (Génesis 36:4); y Temán, hijo de Elifaz (Génesis 36:15), llamado ‚duque‛. Eusebio sitúa a Temán en la Arabia Pétrea (pero véase Nota, 6:19). Temán significa a la mano derecha, y por tanto, el sur, a saber: parte de Idumea; capital de Edom (Amós 1:12). Los [PAG. 393] geógrafos hebreos daban el frente hacia el este, no al norte como nesotros hacemos; por tanto para elios la mano derecha era el sur. Los temanitas eran famosos por la sabiduría (Jeremías 49:7). Baruch los menciona como ‚autores de fábulas (es decir, proverbios que resultaban de la observación), y escudriñadores de los conocimientos‛. Bildad Suhita—Súa (fosa), hijo de Abraham y Cetura (Génesis 25:2). Ptolomeo menciona la región de Syccea, en la Arabia Desértica, al este de Batanea. Sophar Naamathita—No de los naamanes de Judá (Josué 15:41), que distaba demasiado, sino alguna región de la Arabia Desértica. Fretelio dice que había una Naamath en Uz. 12. hacia el cielo— Violentamente arrojaron cenizas hacia arriba que les cayesen sobre sus cabezas y las cubriesen. Señal de profundo dolor (Josué 7:6; Hechos 22:23). 13. siete días y siete noches—No quedaron postrados y sin alimento todo el tiempo, sino por la mayor parte de este período cada día y cada noche. El sentarse en tierra era señal de luto (Lamentaciones 2:10). Comúnmente duraba el luto siete días (Génesis 50:10; 1 Samuel 31:13). Este silencio puede que se debiese a sospecha de maldad en Job que les nacía en la mente: pero principalmente porque son solamente los dolores comunes los que hallan expresión en el lenguaje; los extraordinarios son demasiado grandes para el habla: son indecibles. CAPITULO 3 EL POEMA, O SEA, EL DEBATE MISMO, 2:1–42:6; LA PRIMER SERIE DEL MISMO, 31:1–14:22; PRIMER DISCURSO DE JOB, 3:1–26 Vv. 1–19. JOB MALDICE EL DIA DE SU NACIMIENTO, Y DESEA LA MUERTE. 1. abrió Job su boca.—Los orientales rara vez hablan, y cuando hablan, lo hacen en forma sentenciosa. Esto es lo que motiva la fórmula, que expresa deliberación y seriedad (Salmo 78:2). Job empezó formalmente. maldijo—su día: el día de su nacimiento, no a Dios. Esta es la palabra hebrea exacta por maldecir, distinta de la del 1:5. 2. exclamó.—El hebreo: “respondió”, es decir, no a una pregunta anterior en efecto, sino a la cuestión en vuelta virtualmente en el caso. Su exclamación es singularmente temeraria (Jeremías 20:14). El deseo de morir a fin de librarse del pecado es señal de gracia; el deseo de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS morir para estar libre de las luchas es señal de corrupción. Aquel está mal preparado para morir que tan poca gana tiene de vivir. Pero las pruebas de Job eran mayores, y sus luces menores, que las nuestras. 3. la noche de que se dijo—Noche está personificada, y poéticamente se la hace hablar. Asimismo en vers. 7, y en Salmo 19:2. El nacimiento de un hijo varón en el oriente es siempre ocasión de gozo; no así muchas veces con el nacimiento de una mujer. 4. Dios no cuide de él—Más bien, poéticamente, ‚no lo rebusque:‛ ‚no se condescienda Dios de su brillante trono para levantarlo del lúgubre escondite‛. La maldición del día del v. 3 está ampliada en v. 4, 5; la maldición de la noche, en v. 6–10. 5. sombra de muerte—las tinieblas más profundas (Isaías 9:2). Aféenlo—‚M{nchenlo‛: tal es el sentido posterior del verbo (Gesenius); mejor es la idea antigua y más poética: ‚Que la oscuridad (la antigua noche de lóbrego caos) reasuma su derecho sobre la luz (Génesis 1:2) y lo reclame por suyo‛. nublado—nube en sentido colectivo, una acumulación amenazadora de nubes negras. horrible … como caliginoso día—lit., los oscurecimientos del día, todo cuanto lo oscurece (Gesenius.) El verbo en el hebreo expresa terror repentino. Qua aquel día sea repentinamente aterrorizado por su propia oscuridad. Umbreit lo explica como encantamientos mágicos que oscurecen el día, como culminación de las frases anteriores: el vers. 8 similarmente habla de maldiciones del día. Pero la idea anterior es más sencilla. Otros la refieren al ponzoñoso viento simún. ocupe la oscuridad aquella noche—que la agarre cual presa, deshaciéndola del todo. no sea contada, etc.—Mejor, por personificación poética: ‚Que no se goce en el ciclo de días y noches y meses, que forman el ciclo de los años‛. 7. solitaria—Más bien, infructífera. ‚Ojalá no me hubiese dado nacimiento a mí‛. 8. los que maldicen al día—Si llanto es la traducción exacta en la segunda cláusula de este versículo, estas palabras se refieren a los llorones con sueldo (Jeremías 9:18). Pero el hebreo que aquí se traduce por llanto en todo otro lugar significa un animal, sea que fuere el cocodrilo, o alguna serpiente enorme (Isaías 27:1), según el sentido de leviatán. Por lo tanto, la expresión, maldecidores del día, tiene referencia a los encantadores, que, según se creía, podían mediante sus encantos hacer que un día fuese de mal presagio para uno. Así Balaam, Números 22:5. Esto concuerda con el parecer de Umbreit (vers. 7); y con los etíopes y los atlantes, que ‚solían maldecir al sol al salir, por haberlos quemado y a su tierra.‛ Herodoto. Los nigromantes pretendían tener el poder de dirigir o incitar a voluntad a las fieras, así como los hindúes encantadores de serpientes de hoy día (Salmo 58:5). Job no dice que tuviesen tal poder; sino que, suponiendo que lo tenían, que maldijeran al día. Schuttens lo traduce supliendo palabras (?): ‚Los que estén dispuestos para cualquier cosa que lo llamen (al día) el levantador de leviatán” (cocodrilo, 41:1), es decir, de una multitud de males. 9. párpados de la mañana—el alba. Los poetas árabes llamaban al sol el ojo del día. Sus primeros rayos, pues, que fulguraban antes de salir el sol, eran los párpados o pestañas de la mañana. 12. me previnieron las rodillas?—La referencia se hace al reconocimiento solemne del recién nacido por el padre, que lo recibía sobre las rodillas como suyo, al cual estaba obligado a criar (Génesis 30:3; 50:23; Isaías 66:12). 13. yaciera … reposara … durmiera—Una gradación. No sólo hubiera yo yacido, sino también descansado, y aun más dormido. La muerte en la Escritura se llama sueño (Salmo 13:3); especialmente en el Nuevo Testamento, donde está mas claramente enseñado el despertar en la resurrección (1 Corintios 15:51; 1 Tesalonicenses 4:14; 5:10). 14. Con los reyes.. que edifican para sí desiertos—que edificaron para sí lo que resultó ser (no palacios, sino) ¡ruinas! El dolorido espíritu de Job, una vez un gran emir él mismo, enfermo a causa de las vanas luchas de los grandes hombres mortales, por lograr las grandezas, ahora contempla los palacios de los reyes ya hechos montones de desolaciones y ruinas. El que él considera el reposar de la muerte el fin más deseable de los grandes de la tierra, cansados de amontonar las riquezas perecederas, señala la ironía que asoma de entre las negras nubes de la melancolía. Umbreit. El ‚para sí‛ demuestra el egoísmo de ellos. Michaelis lo explica débilmente como de mausoleos, [PAG. 394] tales como se hallan aún, en proporciones estupendas, en las ruinas de Petra de Idumea. 15. henchían sus casas de plata—Algunos entienden esto como de los tesoros que los antiguos solían enterrar con sus muertos. Pero véase el versículo anterior. 16. como aborto—(Salmo 58:8). Es preferible a la vida del inquieto avaro (Eclesiastés 6:3–5). 17. los impíos—El original significa: los siempre inquietos, los llenos de deseos (Isaías 57:20, 21). cansadas fuerzas—Los que las tienen cansadas (Apocalipsis 14:13). 18. reposan los cautivos—Se descansan de sus cadenas. 19. el siervo—El esclavo allí queda emancipado de la servidumbre. Vv. 20–26. SE QUEJA DE LA VIDA A CAUSA DE SU ANGUSTIA. 20. ¿Por qué se da luz?—es decir, Dios. A menudo omitido por reverencia (24:23; Eclesiastés 9:9). Luz: eso es, vida. La luz gozosa mal encuadra con los enlutados. La tumba está más al unísono con los sentimientos de él. 23. no sabe por dónde vaya—Este cuadro de Job se saca del andante que ha perdido el camino, y que está rodeado de tal forma que no tiene por donde escapar (Oseas 2:6; Lamentaciones 3:7, 9). 24. antes que mi pan, viene mi suspiro—Eso es, me impide comer. (Umbreit). O bien, consciente de que el esfuerzo por comer trajo la enfermedad, Job debe suspirar antes de comer. (Rosenmuller.) O bien, el suspirar ha desplazado al bien (Salmo 42:3). (Good.) Pero la primera explicación concuerda mejor con el texto. mis gemidos corren como aguas—Figura del sonido ruidoso de mucha agua corriente. 25. temor que me espantaba …— En el principio de sus pruebas, al saber de la pérdida de una bendición, temió la pédida de otra, y al recibir la noticia de la pérdida de ésta, temió la de una tercera. hame acontecido lo que temía—a saber, la mala opinión de sus amigos,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS como si a causa de sus pruebas fuese un hipócrita. 26. No he tenido paz … Vínome no obstante turbación— Refiriéndose, no a su condición anterior, sino al comienzo de sus pesares. Desde aquel tiempo, no tengo reposo, no hay intermisión de tristezas. Y me vino (sin el adversativo no obstante) todavía otra perturbación, a saber, la sospecha de mis amigos de que yo sea hipócrita. Esto es lo que motivó toda la controversia que sigue. CAPITULO 4 EL PRIMER DISCURSO DE ELIFAZ. 1. Eliphaz—El más blando de los tres acusadores de Job. La magnitud de las calamidades de Job, sus quejas contra Dios, y la opinión de que las calamidades son pruebas de culpabilidad, llevaron a los tres a dudar de la integridad de Job. 2. Si probáramos a hablarte—Más bien, son dos preguntas: ‚¿Se nos permite probar una palabra contigo? ¿Te ofenderás de eso?‛ Aun los amigos piadosos muchas veces tienen sólo por un toque lo que nosotros sentimos como herida. 3. manos flacas—Isaías 35:3; 2 Samuel 4:1. 5. te turbas—Más bien, sales de tus casillas, pierdes el aplomo (1 Tesalonicenses 3:3). 6. ¿Es éste tu temor, tu confianza …?—¿Viene a la nada tu temor, tu confianza, etc.? ¿No viene sólo a esto, que ahora desmayas? Más bien, por transposición, ‚¿No es tu temor (de Dios), tu esperanza, y la perfección de tus caminos, tu confianza? Si es así, piensa tú, ‚¿quién jamás pereció inocente?‛ Umbreit. Pero Lucas 13:2, 3 enseña que, aunque hay un gobierno divino retributivo aun en esta vida, sin embargo nosotros no podemos juzgar por las meras apariencias externas. ‚Un mismo suceso al justo y al impío‛ (Eclesiastés 9:2); pero con todo debemos aceptar con confianza el que Dios obra con justicia aun ahora (Salmo 37:25; Isaías 33:16). No juzguéis por una parte, sino por el todo de la vida del piadoso, y por el fin de él, aun aquí (Santiago 5:11). Un mismo suceso externo es una cosa del todo diferente en sus efectos internos sobre los piadosos y los impíos aun acá. Hasta la prosperidad, cuanto más la calamidad, es un castigo para los impíos (Proverbios 1:32). Las pruebas son castigos para el bien de ellos (de los justos) (Salmo 119:67, 71, 75). Véase la Introducción sobre el Propósito de este libro. 8. los que aran iniquidad … la siegan—(Proverbios 22:8; Oseas 8:7; 10:13; Gálatas 6:7, 8). 9. aliento de Dios—su ira. Figura sugerida por los vientos cálidos del oriente (1:16; Isaías 5:25; Salmo 18:8, 15). 10. león—o sea, los inicuos, sobre los que Elifaz deseaba mostrar que caen las calamidades a pesar de sus varios recursos, así como la destrucción alcanza al león, pese a su notable fuerza (Salmo 58:6; 2 Timoteo 4:17). Ocurren cinco términos hebreos distintos por león. El bramido del león (el desgarrador), la voz del león rugiente, los dientes de los leoncillos, no cachorros, pero lo bastante crecidos para cazar la presa. El león viejo (no fuerte, de la Versión Inglesa), los hijos de la leona (no del león). Barnes y Umbreit. Las varias fases de la iniquidad se expresan por esta variedad de términos: oblicuamente, Job, su esposa e hijos pueden ser lo sugerido por león, leona, y los cachorros. El verbo, son quebrantados, no concuerda con los dos sujetos; por tanto, súplase: ‚el bramido es acallado”. El león viejo muere al fin de hambre, y los cachorros, arrancados a la madre, son esparcidos, y la raza queda extinguida. 12. El negocio—En el hebreo, una palabra. Elifaz confirma su opinión con una declaración divina que le fué impartida secretamente y de improviso. algo de ello—lit., un murmullo. Sugiere el silencio que rodeaba, y que fué comunicado más de lo que las palabras pronunciadas pudieran expresar (26:14; 2 Corintios 12:4). 13. En imaginaciones de visiones—‚En pensamientos <‛ Así Winer y la Versión Inglesa. Mientras revolvía las visiones que le fueron hechas previamente de noche (Daniel 2:29). Más bien: ‚En mis múltiples (el hebreo, divididos) pensamientos, antes de comenzar las visiones de la noche; ‚entonces, no un sueño ilusorio (Salmo 4:4). Umbreit. sueño—profundo (Génesis 2:21; 15:12). 16. Paróse un fantasma—Primero la aparición se desliza ante Elifaz, luego queda inmóvil, pero con aquella confusión nebulosa que crea tal impresión de espanto; un suave murmullo; no un silencio (de la Versión Inglesa); porque en 1 Reyes 19:12, la voz, en contraste con la tormenta previa, denota un murmullo quedo o apacible. 17. hombre … varón—Son dos las palabras hebras; la primera denota flaqueza, la segunda, fuerza. Ya sea flaco, o fuerte, el hombre no es justo delante de Dios. más justo … más limpio— Pero esto sería evidente sin un oráculo. 18. necedad—la imperfección ha de ser atribuída a los ángeles en comparación con Dios. La santidad de algunos de ellos se había desvanecido (2 Pedro 2:4), y a lo más es la santidad de criatura. Necedad es la falta de consideración moral. Umbreit. 19. casas de lodo—(2 Corintios 5:1). Son comunes en el oriente las casas de adobe; fácilmente se desploman por el efecto del agua (Mateo 7:27). El fundamento del hombre es este polvo [PAG. 395] (Génesis 3:19). de la polilla—Más bien, como por la polilla, que suele devorar la ropa (13:28; Salmo 39:11; Isaías 50:9). El hombre, que desde el punto de vista físico, no puede estar de pie delante de la polilla, menos podrá moralmente, estar de pie delante de Dios. 20. De la mañana a la tarde—Sin cesar; o mejor, entre la mañana y la tarde de un corto día (así Exodo 18:14; Isaías 38:12). “Se pierden”; mejor: ‚se perderían‛, si Dios le retirara su benigna protección. Por tanto el hombre no debe creerse santo delante de Dios, sino que debe recibir la santidad y toda otra cosa, de Dios (vers. 17). 21. su hermosura—(Salmo 39:11; 146:4; 1 Corintios 13:8). Pero Umbreit comparando a la figura oriental de un arco, inútil, por estar sin cordel, “Su nervio o cuerda (de ellos) sería arrancado‛. Michaelis, más de acuerdo con el vers. 19, hace que la alusión sea a las cuerdas del tabernáculo, que son arrancadas (Isaías 33:20). Mueren, y sin sabiduría—Más bien, ‚Perecerían, pero no de conformidad con la sabiduría‛, sino según la elección
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS arbitraria, si Dios no fuera infinitamente sabio y santo. El oficio del espíritu es para enseñar que la existencia continuada del flaco hombre prueba la inconcebible sabiduría y la santidad de Dios, las que solas salvan al hombre de la ruina. (Umbreit.) Bengel enseña por la Escritura que la santidad (Kadosh, en el hebreo) de Dios comprende todas sus excelencias y sus atributos. De Wette pierde el objetivo, al darle la explicación de la brevedad de la vida del hombre, en contraste con los ángeles ‚antes que ellos alcanzaran la sabiduría‛. CAPITULO 5 LA CONCLUSION QUE ELIFAZ SACA DE LA VISION. 1. si habrá quien te responda—Más bien: ‚¿Te responderá él (Dios)? Job, después de la revelación que se acaba de dar, no puede ser tan presuntuoso como para pensar que Dios o alguno de los santos (Daniel 4:17; ángeles) alrededor de su trono le haya de conceder una respuesta (expresión judicial) a su rebelde queja. 2. ira … envidia—Quejas irritantes y apasionadas cual aquellas de las que Elifaz acusa a Job (4:5; así Proverbios 14:30). 3. al necio—Al impío, al pecador he visto extender sus raíces en grande prosperidad; sin embargo, de repente ocurrieron circunstancias que dieron ocasión para que su una vez próspera morada fuese maldecida como asolada (Salmo 37:35, 36; Jeremías 17:8). 4. Sus hijos … en la puerta.… quebrantados— Fórmula judicial. La puerta de la ciudad era el tribunal de justicia, y sede de otros actos públicos (Salmo 127:5; Proverbios 22:22; Génesis 23:10; Deuteronomio 21:19). Tales propíleos se han encontrado entre las ruinas asirias. Elifaz alude indirectamente a la calamidad que hizo desaparecer a los hijos de Job. 5. de entre espinas—Aun cuando una parte del grano quede colgada de los espinos (o bien, crezca entre espinas, Mateo 13:7), el hambriento espigador no se toma la molestia de cogerlo, pues el campo del impío está completamente arrasado. los sedientos—No ‚los robadores‛, como los sabeos, que robaron a Job (según la Versión Inglesa), como comprueba la antítesis con los hambrientos del paralelismo. 6. la iniquidad no sale del polvo—Como la mala hierba, de su propia naturaleza. Elifaz insinúa que la causa de la aflicción (así dice la Versión Inglesa; no iniquidad) estaba en Job mismo. 7. Empero— Ciertamente la aflicción no viene por la casualidad, sino como lo que Dios ha señalado como paga del pecado; es decir, del pecado original con que nace el hombre. Elifaz pasa del pecado particular y el consiguiente sufrimiento de Job, al pecado universal y las aflicciones de la humanidad. Estas surgen del pecado común del hombre por una ley de consecuencias naturales tan necesarias como que las centellas (el hebreo: hijos de carbón, chispas) se levantan para volar. Las tribulaciones son muchas y fogosas, cual las chispas (1 Pedro 4:12; Isaías 43:2). Umbreit, por centellas tiene aves de rapiña; lit., hijos del relámpago, no muy acertado. 8. Ciertamente—Mejor: ‚por tanto‛: (por cuanto la aflicción está de Dios ordenada a causa del pecado) yo quisiera que tú buscaras a Dios (Isaías 8:19; Amós 5:8; Jeremías 5:24). 11. Unase con el vers. 9. Sus inescrutables tratos se hacen con el fin de levantar a los humildes (y rebajar a los soberbios), Lucas 1:52. Por tanto Job debiera volverse humildemente a Dios. 12. no hagan nada—lit., realización; no logren éxitos. El hebreo combina en una palabra las dos ideas, sabiduría y felicidad, la existencia duradera siendo la raíz etimológica y filosófica de la noción combinada. (Umbreit). 13. Pablo (1 Corintios 3:19) cita esta cláusula, con la fórmula que establece la inspiración de la misma, está escrito. Cita las precisas palabras hebreas, no la versión griega de los LXX como suele hacer (Salmo 9:15). Amán fué ahorcado en la misma horca que había perparado para Mardoqueo (Esther 5:14); 7:10). los sabios—los astutos. entontecido—Su complot queda precipitado antes de madurarse. 14. La ceguera judicial a menudo alcanza a los mundanos (Deuteronomio 28:29; Isaías 59:10; Juan 9:39). 15. De la espada que sale de la boca de ellos (Salmo 59:7; 57:4). 16. esperanza al menesteroso—de la interposición de Dios. la iniquidad cerrará su boca—(Salmo 107:42; Miqueas 7:9, 10; Isaías 52:15). Especialmente, de vergüenza, en el último día (Judas 15; Mateo 22:12). La boca fué la ofensora (vers. 15), y la boca será entonces tapada (Isaías 25:8) al fin. 17. bienaventurado—No que su padecimiento sea en efecto gozoso, sino que la consideración de la justicia del que lo envía, y la finalidad de la corrección enviada, hacen de él motivo de gratitud, no de quejas, tales como Job pronunciaba (Hebreos 12:11). Elifaz insinúa que la finalidad en este caso es para volver a Job del pecado particular que Elifaz presupone que Job ha cometido. Pablo parece aludir a este pasaje en Hebreos 12:5; asimismo Santiago 1:12; Proverbios 3:12. Elifaz no da la debida importancia a esta verdad, sino más bien al pecado de Job. Es Eliú solo (32–37), quien desenvuelve plenamente la verdad de que la aflicción es misericordia y justicia en disfraz, para el bien del que la padece. 18. hace la llaga, y él la vendará——(Deuteronomio 32:39; Oseas 6:1; 1 Samuel 2:6). La figura de vendar una herida. El arte de curar en aquel entonces consistía mucho en aplicaciones externas. 19. en seis … séptima—(Proverbios 6:16; Amós 1:3). El modismo hebreo fija cierto número (aquí el seis), a fin de llamar la atención a una cosa de importancia; luego aumenta la fuerza agregando un en la séptima, el otro número mayor que sigue; aquí siete, el número sagrado y perfecto. En todas las tribulaciones posibles; no limitadas meramente al número siete. 20. manos de la espada—[PAG. 396] (Jeremías 5:12). Se dan manos a la espada personificada (Ezequiel 35:5 marginal), como agente viviente. 21. (Salmo 31:20; Jeremías 18:18). azote—(Salmo 73:9.) 22. del hambre te reirás—No ‚a pesar de la destrucción y hambre‛, lo que es verdad (Habacuc 3:17, 18), pero no la verdad que Elifaz quiera decir; había de reírse porque estas calamidades no le
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS sobrevendrían. Palabra hebrea distinta de la del vers. 20; allí, el hambre en general; aquí, la languidez de los que carecen de la debida nutrición. (Barnes.) 23. con las piedras del campo … concierto—No perjudicarán la fertilidad de tu tierra; ni los animales dañarán tus frutos. Dicho esto en la Arabia Desértica, donde abundaban las piedras. Arabia, derivada de Arabah—llanura desértica. La primera cláusula de este v. corresponde a la primera cláusula del v. 22; y la última de este v. corresponde a la última de aquél. El pleno cumplimiento de esto es todavía futuro (Isaías 65:23, 25; Oseas 2:18). 24. sabrás—‚Descansarás en la seguridad de que tu habitación es la morada de la paz; y que (si) cuentas tu ganado, tus esperanzas no resultarán falaces.‛ (Umbreit.) Pecarás no concuerda con el contexto. La palabra hebrea es por fallar al blanco, dicha de arqueros (Jueces 20:16, ‚no erraban‛). El hebreo por morada significa en primera acepción redil; y la por visitar, a menudo tomar cuenta, enumerar. ‚Paz‛ es la común salutación oriental; que incluía la prosperidad interna y externa. 25. como la hierba—(Salmo 72:16.) Correctamente, hierba que lleva simiente (Génesis 1:11, 12). 26. en la vejez—en edad plena: así lleno de días (42:17; Génesis 35:29). No mera largura de años, sino la madurez para la muerte es lo que se quiere decir, como también que el pleno desarrollo interno y externo no se acorta prematuramemte (Isaías 65:22). Vendrás no es literal, sino que expresa la conformidad con que muera. Elifaz habla desde el punto de vista del Antiguo Testamento, que hacía de los años llenos la recompensa de los justos (Salmo 91:16; Exodo 20:12), y la muerte prematura, la suerte de los impíos (Salmo 55:23). Los justos son inmortales mientras que su obra no esté terminada. Retenerlos por más tiempo los haría menos preparados para morir. Dios se los lleva cuando están en lo mejor (Isaías 57:1). Los buenos se comparan al trigo (Mateo 13:30). se coge—lit., asciende. El grano se levanta de la tierra, y es llevado al granero; así el bueno ‚es levantado de entre un montón de gavillas.‛ (Umbreit.) 27. hemos inquirido … para cantigo—(Salmo 111:2; Proverbios 2:4; 9:12). CAPITULO 6 CONTINUACION DE LA PRIMERA SERIE REPLICA DE JOB A ELIFAZ. 2. pesasen al justo—¡Ojalá que, en lugar de censurar mis quejas, cuando debieras más bien compadecerte de mí, cotejaras acertadamente mis dolores y mis calamidades; mi tormento sobrepasa a mis quejas en las balanzas. 3. la arena—(Proverbios 27:3.) son cortadas—Así Salmo 77:4. ‚Mis palabras son tragadas.‛ Es claro que Job no se disculpa de no tener palabras suficientes, sino de haber hablado mucho y demasiado osadamente. (Umbreit, Gesenius, Rosenmuller.) ‚Por tanto fueron mis palabras tan temerarias.” 4. las saetas … en mí—me han atravesado. Figura poética que representa al Todopoderoso vengador, armado de arco y saetas (Salmo 38:2, 3). Aquí las saetas están envenenadas. Lenguaje apropiado con referencia a los agudos dolores que le penetraban, cual veneno, hasta lo más adentro (el espíritu; como contrastado con las heridas superficiales) del cuerpo de Job. me combaten—Una figura militar (Jueces 20:33). Todos los terrores que la ira divina puede maniobrar en contra de mí (Isaías 42:13). 5. Ni los animales silvestres, como el asno montés, ni los domésticos, como el buey, están descontentos, cuando les bastan los alimentos. Así, arguye Job, si él se queja, no es sin causa; a saber, sus dolores, los que son, como si fuera, alimento desabrido, el que Dios le da (v. 7). Pero él debe de haberse acordado que por el hecho de ser racional él debiera mostrar mejor espíritu que el bruto. 6. desabrido—insípido, sin sal. La sal es una necesidad primordial en el oriente, donde la comida principal es legumbres. clara del huevo—lit., la saliva, a la que se parece la clara del huevo (1 Samuel 21:13). 7. Tocar se contrasta con comida. ‚Mi paladar se niega siquiera a tocarlo, pero se me da de comer semejante comida de enfermedad.‛ Léase: ‚cosas < tal es la enfermedad de mi comida.‛ Al gusto natural le da asco tocar siquiera la comida insípida, y tales formas de alimento. Porque mi enfermedad es como tal comida nauseabunda. (Umbreit.) (Salmo 42:3; 80:5; 102:9). No es raro, pues, el que yo me queje. 8. Desear la muerte no es prueba de la preparación para la muerte. Los impíos a veces desean morir, a fin de evitar tribulaciones, sin pensar en el más allá. Los piadosos desean la muerte, para poder estar con el Señor, pero pacientemente aguardan la voluntad de Dios. 9. quebrantarme—molerme (Isaías 8:15). soltara la mano—Dios había extendido la mano solamente para herir la superficie de la carne de Job (1:12; 2:6); Job desea que aquella mano fuese suelta para herir más honda y mortalmente. me deshiciera—me cortara: metáfora del tejedor que corta la tela, ya terminada, de los cabos de hilo (Isaías 38:12). 10. Si me asaltase—‚Me endurecería con (mi) dolor‛: más bien, ‚Me holgaría en el dolor‛, si supiese que tal dolor apresurara mi muerte (Gesenius); ‚no daría tregua.‛ Umbreit traduce el hebreo: ‚Que (Dios) no dé tregua,‛ y lo conecta con dolor. La Versión Inglesa es más vívida. escondido—No he desconocido, en palabra ni en hecho, los mandamientos del Santo (Salmo 119:46; Hechos 20:20). Esto lo dice en réplica a la insinuación de Elifaz de que Job es hipócrita. Aquí se llama el Santo a Dios, para expresar la obligación recíproca del hombre de ser santo, como Dios es santo (Levítico 19:2). 11. ¿Qué fuerzas físicas tengo que me garanticen la esperanza de sanarme? esperanza que Elifaz había sugerido. ¿Y qué sino un miserable fin de vida está delante de mí, para que yo deseara prolongar la vida? (Umbreit.) Umbreit y Rosenmuller traducen, no tan acertadamente las últimas palabras como tener paciencia. 12. Tan ferozmente
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS le había atacado la enfermedad que su fuerza tendría que ser como piedra, y su carne como bronce, para no tener que hundirse bajo ella. Pero no tiene sino la misma carne de los demás hombres. Por tanto, deberá ceder, de modo que es vana la esperanza sugerida por Elifaz (cf. Nota 5:11). 13. ¿No me ayudo …?—Tradúzcase: ‚No hay ayuda en mí‛. Por poder, mejor es que se traduzca liberación. ‚Y la liberación me falta del todo.‛ 14. consolado—Un proverbio. La caridad [PAG. 397] es el amor que juzga indulgentemente al prójimo; está a la par de la veracidad en Proverbios 3:3, porque las dos cosas juntas forman la esencia de la perfección moral. (Umbreit.) Es el espíritu del cristianismo (1 Pedro 4:8; 1 Corintios 13:7; Proverbios 10:12; 17:17). Si se debe usar de ella para con todos, cuanto más para con los amigos. Pero aquel que no emplea tal amor ha abandonado (renunció) el temor del Omnipotente (Santiago 2:13). 15. Los que yo tenía por mis hermanos, de los que esperaba la fidelidad en mi adversidad, me han desilusionado, así como faltan los arroyos durante la sequía; los wadies de Arabia, llenos en invierno pero secos en verano, defraudaban la esperanza de las caravanas que esperaban hallar agua en ellos. La abundancia y el ruido de estas corrientes temporales corresponden a las largas y fuertes profesiones de amistad pasadas de mis amigos; su sequedad de estío, a la carencia de amistad cuando más se necesita. El proverbio árabe dice del amigo traicionero: ‚No confiaré en tu torrente‛ (Isaías 58:11 marginal). corrientes impetuosas—o más bien, ‚el arroyo de la quebrada que pasa.‛ No tiene manantial perpetuo con que renovarse (Jeremías 2:13; Isaías 33:16), y por tanto como rápidamente se llena, rápidamente se vacía. 16. Lit., ‚Van como enlutados en ropaje negro‛ (Salmo 33:14). Figura vívida y poética de la corriente turbia y negra de nieve y hielo derretidos, que descienden de las montañas para el valle. En el v. que sigue, la nieve derretida es, al decir del poeta, escondida en la corriente. (Umbreit.) 17. desaparecen—(Pero pronto) (Umbreit.) ‚se ponen más angostos (corren por lecho más angosto), van silenciosas (pierden el ruido torrentoso); en el calor (del sol) son consumidas o desaparecen de su lugar. Primero el arroyo pasa entre riberas angostas; luego calla su ruido; al fin todo hilo de agua desaparece por la evaporación bajo el cálido sol.‛ (Umbreit.) 18. Apártanse de la senda—Las caravanas (viajantes hebreos) cambian de rumbo, por caminos diversos, buscando agua. En la primavera habían visto al arroyo lleno de agua; ahora en el calor estival, cansados del viaje, se desvían por camino errado para alcanzar las aguas vivientes que recordaban con tanto placer. Pero, cuando ‚van‛, entran ‚en un desierto.‛ (Noyes y Umbreit.) No como la Versión Inglesa, ‚Van a la nada,‛ lo que sería una repetición insípida del secamiento de aguas del v. 17; en lugar de aguas, hallan un ‚desierto vacío‛, y carecientes de fuerzas para volver hasta el camino, amargados de desilusión, perecen. La brevedad es lo más expresiva. 19. los caminantes—en caravana. Temán en el norte de la Arabia Desértica, cerca del desierto Sirio; así llamado por Tema hijo de Ismael (Génesis 25:15; Isaías 21:14; Jeremías 25:23). Llamado así todavía por los árabes. Los vers. 19, 20 dan otro cuadro de la humillación de las esperanzas defraudadas; es decir, de las caravanas que en el camino directo aguardan con ansia la vuelta de sus compañeros del valle distante. La mención de la localidad de procedencia de las caravanas da viva realeza al cuadro. Los de Saba aquí no se refiere a los merodeadores de la Arabia Desértica Norte (l:l5), sino a los mercantes (Ezequiel 27:22) del sur, de la Arabia Feliz, o sea, Yemen, ‚lejana‛ (Jeremías 6:20; Mateo 12:42; Génesis 10:28). Las caravanas se mencionan primero en Génesis 37:25; tenían que viajar así en compañías, para defenderse contra los robadores ambulantes, y para la ayuda mutua. ‚Los caminantes < los esperaron,” no puede tener referencia a los que habían ido en busca de aguas; porque el v. 18 describe la completa destrucción de ellos. 20. Lit., “ceda uno había esperado”, a saber, que sus compañeros hallarían agua. Cuanto mayor había sido su esperanza, tanto más amargo ahora su desengaño; vinieron hasta ellas (el lugar), y quedaron avergonzados; lit., les ardió el rostro, frase oriental que expresa la vergüenza y la consternación de la esperanza desilusionada. Así avergonzado cuanto a desengaño (Romanos 5:5). 21. Como el arroyo seco a la caravana así me sois a mí vosotros; es decir, la nada; fuera lo mismo que no existieseis. (Umbreit.) La expresion ‚como ellas‛ (las aguas del arroyo), no es tan buena. ‚Nada sois vosotros.‛ “Habéis visto … teméis—os aterrorizáis al ver mi angustia, y perdéis la presencia de ánimo. Job da una interpretación blanda de la falta de ellos de aliviarle con consolación cariñosa. 22. Y con todo no os pedí que me trajerais dádiva, ni que me pagarais recompensa (al Juez, para redimirme de mi castigo) de vuestros bienes; todo cuanto os pido es un tratamiento cariñoso. 23. violentos—El opresor o acreedor, en cuyo poder se hallaba el deudor. (Umbreit.) 24, 25. Ironía. Si me pedéis enseñar la actitud debida, me dispongo a ser corregido, y a callarme, y a que se me haga uer mi error. Pero, si vuestras palabras son las Palabras debidas, ¿por qué son tan débiles? ‚Pero, ¡cuán débiles son las palabras qne vosotros llamáis palabras de rectitud (la actitud recta)!‛ Así se usa el hebreo en Miqueas 2:10; 1:9. La expresión ‚cuán fuertes‛, no concuerda muy bien con la segunda cláusula, ‚¿Qué reprende <?‛ Lit., ‚las reprensiones que salen de vosotro;‛ el énfasis está en vosotros; vosotros sois los que criticáis, que no estáis en mi situación. (Umbreit.) 26. ¿Pretendéis reprender palabras, o discursos, de uno que desespera, (que son) como nada, como viento, no dignos de ser escudriñados tanto? 27. os arrojáis—Lit., ‚Hacéis (de vuestra ira) (Umbreit) una red, es decir, red de sofistería (Noyes y Schuttens), para caer sobre el indefenso (como el huérfano), y hacéis hoyo (para enredar) a vuestro amigo‛, para cogerlo en el uso de palabras descuidadas. (Noyes.) (Salmo 57:6); metáfora de los cazadores que atrapan los animales en fosas escondidas con ramas. Umbreit, de la versión siríaca, y de conformidad con su interpretación de la primera cláusula, pone: ‚¿Os enojaríais con un amigo?‛ El hebreo en el 41:6, significa ‚devorar‛ En
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS la primera, pregunta: ¿Lo cazaríais en una red? de modo que la segunda sigue: ¿Lo devoraríais luego en banquete a él y sus angustias? Así la LXX. 28. si queréis—Ya que habéis juzgado tan falazmente mis palabras, mirad en mí, es decir, mi rostro: porque (está evidente delante de vosotros) si miento; mi semblanza me traicionará, si yo soy el hipócrita que me suponéis. 29. Tornad—Antes bien, retractad vuestras acusaciones de ‚no haya iniquidad,‛ o sea, (retractad) el que no me sea hecha injusticia. Sí, retractad eso de ‚mi justicia no está en ello‛. eso es, mi derecho está envuelto en este asunto. 30. ¿Diréis que mi culpa está en el órgano del habla, y que lo invocaréis en mi contra? ¿o es que mi paladar (gusto) o discernimiento no es capaz de formar juicios de las cosas perversas? ¿Es así como explicáis el hecho de que no tengo conciencia de culpa? [PAG. 398] CAPITULO 7 JOB DISCULPA SU DESEO DE MORIR. 1. tiempo limitado—Más bien, guerra, o dura lucha contra el mal (Isaías 40:2; Daniel 10:1; Job 11:14); tradúzcase ‚tiempo señalado‛ (14:5, 13; Salmo 39:4). Job retrocede a la triste descripción que ha hecho del hombre, por grande que sea (3:14), y trata en este capítulo las miserias, que sus amigos verán, si, según su petición, miran en él (6:28). Hasta el soldado cristiano, que ‚pelea la buena batalla‛, se goza al terminarla (1 Timoteo 1:18; 2 Timoteo 2:3; 4:7, 8). 2. anhela—El hebreo: jadea por la sombra (vespertina). Los orientales miden el tiempo por lo largo de su sombra. Si el siervo anhela la tarde, cuando se le paga el jornal, ¿por qué no puede Job anhelar la terminación de su duro trabajo, cuando ha de entrar en el gozo de su recompensa? Esto prueba que Job no creía, como muchos insisten, que la tumba era un mero sueño. 3. Meses de infortunio desconsolador. Poseo—Lit., se me hace heredero. Ironía. Ser heredero es, por lo común, asunto de gozo; pero aquí significa una herencia involuntaria y lóbrega. Meses, por días, para expresar larga duración. Señalado, lit., enumerados: indicando claramente el inevitable destino que le estaba ordenado. 4. Lit., ‚¿cu{ndo huirá la noche?‛ (Gesenius.) Umbreit, no tan bien, ‚la noche se alarga mucho‛: lit., está medida a lo largo. 5. En la elefancía se crían gusanos en las úlceras (Hechos 12:23; Isaías 14:11). costras de polvo—suciedad seca y supuración acumulada (2:7, 8). piel hendida y abominable—Más bien, se junta para sanar, y luego se abre por la supuración. (Gesenius.) Más sencillo es el hebreo: ‚Mi piel descansa (por un tiempo) y (otra vez) se derrite‛ (Salmo 58:7). 6. (Isaías 38:12). Cada día como la lanzadera deja tras sí un hilo; y cada uno se gastará mientras teje. Pero el pensamiento de Job es que sus días deben ser cortados rápidamente como una tela: sin esperanza, a saber, de una recuperación y renovación de la vida (14:19; 1 Crónicas 29:15). 7. Palabras dirigidas a Dios. viento—cuadro de evanescencia (Salmo 78:39). no volverán a ver—Este cambio de un deseo diferente del 3:17, etc., es lo más natural. Job ahora está de mejor humor; y un recuerdo de días anteriores de prosperidad que le viene a la memoria, y el pensamiento del mundo invisible, donde a uno no se le ve más (v. 8), arranca de él una expresión de pesar de dejar este mundo de luz (Eclesiastés 11:7); lo mismo que Ezequías en Isaías 38:11. La gracia trasciende a la naturaleza (2 Corintios 5:8). 8. El ojo de aquel que me mira, en el mismo acto de verme, no me ve más. ‚Tus ojos (están) sobre mí, y dejo de ser. Desaparece, aun mientras Dios le está mirando. Job no puede sobregvivir la mirada de Jehová (Salmo 104:32; Apocalipsis 20:11). No: ‚Tus ojos me buscan, y no he de ser hallado;‛ pues el ojo de Dios penetra hasta el mundo invisible aún (Salmo 139:8). Umbreit ilógicamente entiende que tus se refiere a uno de los tres amigos. 9. (2 Samuel 12:23.) sepulcro—El Sheol, o lugar de los espíritus idos, que no refuta la creencia de Job en la resurrección. Significa meramente que ‚no volverá más‛ en el presente orden de cosas. 10. (Salmo 103:16). El oriental ama ardientemente su morada. En las elegías arábigas el abandono de la casa es a menudo tema de tristeza. En hebreo, por tanto yo, en todo caso, expresa la autoelevación. (Umbreit.) La gracia también vence esto (Lucas 18:29; Hechos 4:34). 11. Por tanto, como ésta es mi suerte, por lo menos tendré la satisfacción melancólica de expresar mi tristeza en palabras. 12– 14. ¿Por qué me niegas el consuelo del sueño atenuante? ¿Soy yo, pues un mar? (en la poesía del Antiguo Testamento se considera a la mar como violenta, rebelde contra Dios, el Señor de natura, quien por tanto le refrena la violencia) (Jeremías 5:22) ¿o una ballena (u otro monstruo de la mar) (Isaías 27:1), para que tú me vigiles y me refrenes? Los egipcios vigilaban bien a los cocodrilos para que no hiciesen daño. 14. Los sueños aterradores que resultan de la elefancía se los atribuye a Dios; la creencia común atribuía todas las visiones nocturnas a Dios. 15. Umbreit traduce: ‚De modo que podría desear estrangularme—matarme con mis propias manos.‛ El atenúa la idea de que Job abrigara el pensamiento del suicidio, representandolo como el pensamiento solamente de sueños crueles, el que se repudia con horror en el v. que sigue: ‚aburríme:‛ mejor, ‚lo (de ahogarme) aborrezco.‛ Esto es fuerte y gráfico. Puede que signifique simplemente: ‚Mi alma elige (hasta) la estrangulación (u otra muerte violenta cualquiera) en preferencia a mi vida (lit., a mis huesos) (Salmo 35:10); eso es, en lugar del gastado esqueleto enfermo que le queda. Según esta idea, el ‚aburríme‛ (v. 16) se refiere a su vida. 16. ‚Déjame‛, deja de afligirme durante los pocos días vanos que aún me quedan. 17. Salmo 8:4; 144:3) Job quiere decir: ‚¿Qué es el hombre, para que le des tanta importancia, y tengas tanta atención (de corazón) para él‛ como para hacerle el sujeto de tan severas pruebas? Job debe de haber razonado antes que, por la condescendencia de parte de Dios para tener en cuenta al hombre, debía haber algún sabio propósito
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS amoroso en las pruebas. David empleó las mismas palabras con su debida aplicación, para expresar la admiración de que Dios hiciera tanto como hace para el insignificante hombre. Tanto más las emplean los cristíanos, que conocen a Dios manifestado en Cristo Jesús. 18. Con cada día nuvevo (Salmo 73:14). Son más bien las misericordias de Dios, no nuestras pruebas, las que son ‚nuevas cada mañana‛ (Lamentaciones 3:23). La idea es la de un pastor que hace la cuenta de su rebaño cada mañana, para saber si están todas las ovejas. (Cocceius.) 19. ‚¿Hasta cuándo no quitarás (como guarda celoso) los ojos de mí (así el hebreo, ‚harás irse de mí‛)? ‚Hasta que trague la saliva;‛ lit., el ratito que necesite para tragar la saliva. Un proverbio árabe, como el nuestro: hasta que tome aliento. 20. ‚Pequé (reconozco); pero ¿qué pecado puedo hacer contra (35:6) ti (de tal naturaleza, para que me vigiles y me quites todas mis fuerzas, como si me temieras?) Con todo tú eres aquel que siempre tienes de vista a los hombres, siempre los vigilas)—Oh Guarda (v. 12; Daniel 9:14), no como la Versión Inglesa, oh Preservador (Gesenius) de los hombres.‛ Job había soportado con paciencia las pruebas como enviadas de Dios (1:21; 2:10); pero es que su razón no puede reconciliar la continuación incesante de sus dolores mentales y físicos con sus ideas de la naturaleza divina. me has puesto contrario a ti—¿Por qué me has hecho el punto de ataque? es decir, acometiéndome de continuo con nuevos dolores. (Umbreit.) (Lamentaciones 3:12). 21. Porque ahora—muy pronto. de mañana—No en la resurrección; porque entonces Job será hallado. Es la figura de uno [PAG. 399] que busca al enfermo en la mañana, para encontrarse con que ha muerto durante la noche. Infiere Job que, si Dios no acude en su socorro en seguida, será demasiado tarde, pues ya se habrá ido. La razón por qué Dios no da el sentido inmediato del perdón para desperter a los pecadores, es porque creen tener derecho a ello de parte de Dios. CAPITULO 8 SERIE PRIMERA.—PRIMER DISCURSO DE BILDAD, MAS SERVERO Y TOSCO QUE EL DE ELIFAZ EL DISCURSO DE BILDAD. 2. como un viento fuerte—que hace caso omiso de restricciones, y desafiando a Dios. 3. La repetición de pervertirá da un énfasis que irrita a Job (34:12). ‚¿Quisieras que Dios (como tus palabras insinúan) pervirtiese el juicio,‛ dejando sin castigar tus pecados? El asume la culpabilidad de Job a causa de los padecimientos de él. 4. Si—más bien: ‚Puesto que tus hijos han pecado contra él y (puesto que) los has echado por (en el hebreo, por la mano de) sus transgresiones, (con todo) si buscaras a Dios < si fueras limpio.< cierto (aun) ahora se despertaría para ti‛. Umbreit traduce: ‚Por cuanto tus hijos.< él los echó < en (la mano de) su propio pecado (o culpa).‛ Bildad expresa la justicia de Dios, la cual Job había increpado. Tus hijos han pecado, Dios los deja para la consecuencia de su pecado. Palabras muy punzantes al corazón de un padre enlutado. 5. de mañana buscares—Temprano. Lo hicieres el primer cuidado (Salmo 78:34; Oseas 5:15; Isaías 26:9; Proverbios 8:17; 13:24). 6. ‚Sobre ti,‛ eso es, ‚en tu socorro.‛ Dios parecía dormido para con el afligido (Salmo 35:23; 7:6; Isaías 51:9). hará próspera—Restaurará a prosperidad tu (su) justa habitación. Bildad presume que ha sido hasta ahora morada de culpabilidad. 7. tu principio—El principio de tu nueva felicidad después de la restauración. tu postrimería—(42:12; Proverbios 23:18). 8, 9. Los sabios de la antigüedad alcanzaban una edad más larga que la de los de la época de Job (Nota, 42:16); y por tanto podían dar un testimonio de una experiencia más plena. de ayer—eso es, de una raza reciente. No sabermos nada en comparación con ellos, a causa de la brevedad de nuestras vidas. Así Jacob también (Génesis 47:9). El conocimiento pues consistía en la observación, incorporada en proverbios poéticos, y transmitida por la tradición. La longevidad daba oportunidad para observación más amplia. sombra—(Salmo 144:4; 1 Crónicas 29:15). 10. te enseñarán—Había dicho (6:24): ‚enseñadme.‛ Bildad, pues, dice: Puesto que deseas enseñanza, inquiere de los padres, ellos te enseñarán. sacarán palabras—más que el mero hablar: ‚pronunciar palabras bien consideradas.‛ de su corazón—De la observación y meditación de ellos. No meramente, de la boca de ellos; tal como Bildad insinúa eran las palabras de Job. Los vers. 11–13 incorporan en forma poética y sentenciosa (probablemente el fragmento de un poema antiguo) la observación de los ancianos. El doble punto de comparación el impío y el papiro (‚hierba‛) es: (1) La prosperidad frondosa primero, y (2) La destrucción repentina. 11. el junco—Más bien la caña del papel: el papiro de Egipto, que se usa para fabricar ropa, zapatos, canastas botes y papel (palabra de él derivada). El papiro y el gradíolo o junco crecen sólo en lugares pantanosos (como a lo largo del Nilo). Así el impío florece sólo de la prosperidad externa; no hay en el hipócrita estabilidad interna alguna; su prosperidad es como el rápido crecimiento de las plantas acuáticas . 12. no será cortado—Antes de madurarse, de estar listo para la guadaña; se marachita más pronto que cualquier otra hierba, porque no tiene en sí poder sustentador alguno, una vez acabada la humedad, la que otras plantas no necesitan en igual cantidad. Así la ruina llega a los impíos en el clímax de la prosperidad, más de repente que a los que parecen estar menos firmes en su posesión. (Umbreit.) (Salmo 112:10) 13. caminos—(Proverbios 1:19.) los que olvidan a Dios—El rasgo distintivo de los impíos (Salmo 9:17; 50:22). 14. cortada—Así Gesenius. O conforme a la metáfora de la casa de la araña, ‚La confianza (sobre la que edifica) será echada en ruinas‛ (Isaías 59:5, 6). 15. Atendráse a ella—
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Indicando que se ase firmemente de ella, cuando viene la tormenta de las pruebas. Como la araña ‚se retiene firmemente‛ por medio de su tela; pero con esta diferencia, la leve araña está sostenida por aquello en que confía, el impío no tiene sino una tela fina en que apoyarse. La expresión ‚atenerse‛ se aplica debidamente a la araña que sostiene la tela, pero se cambia para aplicarla al hombre. La hipocresía, como la telaraña, es fina, débil, y tejida por sus propias invenciones, como la tela de la araña que sale de sus intestinos. Un proverbio árabe dice: ‚El tiempo destruye la casa bien construída, así como a la telaraña‛ 16. delante del sol—eso es, él (el impío) es verde solamente mientras el sol no sale; pero no puede soportar el calor del sol, y por tanto se seca. Así las plantas suculentas, como la calabaza (Jonás 4:7, 8). Pero el extenderse en el huerto no concuerda con esto. Mejor: ‚al sol:‛ el sol representa la sonriente fortuna del hipócrita, mientras progresa maravillosamente. (Umbreit.) La figura es la de la maleza que crece exhuberante y se extiende hasta sobre montones de piedras y muros, y luego es rápidamente desarraigada. 17. lugar pedregoso—En hebreo, ‚la casa de piedras;‛ o sea, la muralla que rodea el huerto. La planta parásita, que trepa y se arrastra por toda la muralla ‐al último límite del huerto‐ se dice figurativamente que ‚ve‛ (Versión Inglesa), contempla, ‚el lugar de piedras.‛ 18. arrancaren—Si Dios le arrancare (V. Inglesa), rápida y violentamente. de su lugar. ‚Este (personificado) le negar{‛ (Salmo 103:16). La misma tierra se avergüenza de la maleza que yace seca sobre su superficie, como si nunca hubiese tenido contacto con ella. Asimismo, cuando cae de su prosperidad el impío, sus amigos más íntimos lo desconocen 19. Ironía amarga. El hipócrita se jacta de su gozo. Este es pues su ‚gozo‛ al fin. Y de la tierra—Otros inmediatamente, que toman el lugar del hombre así castigado. No hombres piadosos (Mateo 3:9). Porque ‚el lugar‛ de la maleza es entre las piedras, donde el jardinero no quiere plantas. Pero los impios; una nueva cosecha de hierba mala siempre brota en el lugar de las arrancadas: nunca se acaban los hipócritas en la tierra. (Umbreit.) 20. Bildad tiene a Job por un justo que ha caído en pecado. ‚Dios no echará (por aborrece) para siempre al perfecto‛ (ni al piadoso, tal cual Job había sido), si sólo se arrepiente. ‚Sólo a aquellos que perseveran en el pecado no socorrerá Dios‛ (en el hebreo, tomará de la mano; Salmo 73:23: Isaías 41:13; 42:6) cuando caen. 21. Aun—Lit., ‚hasta el punto de [PAG. 400] henchir <‛ Las bendiciones de Dios a ti, arrepentido, irán en aumento aún, hasta el punto, etc. 22. Los que aborrecen a Job son los impíos. Ellos serán vestidos de vergüenza (Jeremías 3:25; Salmo 35:26; 109:29), cuando falle su esperanza de que Job perecería del todo, y por cuanto ellos, en lugar de él, son talados. CAPITULO 9 SERIE PRIMERA REPLICA DE JOB A BILDAD. 2. conozco que es así—Que Dios ‚no pervierte el juicio‛ (8:3). Pero (aun cuando estuviere cierto de estar yo en lo justo) ¿cómo puede un hombre declarar su justicia (ser justo) para con Dios? El evangelio responde (Romanos 3:26). 3. Si (Dios) quisiere contender—Lit., ‚se dignare entrar en juicio‛. No le podrá responder—(El hombre) no se atrevería, aun cuando tuviera listas mil respuestas a una pregunta de Dios, a dar siquiera una de sus respuestas, por temor a su Majestad. 4. El hebreo, ¡sabio de corazón (entendimiento)! ¡Y poderoso en fortaleza! Dios confunde al argüidor más capaz con su sabiduría y al más poderoso con su potencia. se endureció—a sí mismo, o la cerviz (Proverbios 29:1); eso es, desafió a Dios. Para poder prosperar uno debe conformarse a los arreglos providenciales y de gracia de Dios. 5. Y no conocen quién—Expresión hebrea por ‚de repente, de sopetón, antes que se dé cuenta de ello‛ (Salmo 35:8); ‚impensadamente;‛ el hebreo: lo que no sabe (Joel 2:14; Proverbios 5:6). 6. La tierra se la pinta poéticamente descansando sobre columnas, que tiemblan a causa del terremoto (Salmo 75:3; Isaías 24:20). La verdad pura cuanto a la tierra se da en el 26:7. 7. El sol, sin que Dios mande, no sale; a saber, de un eclipse, o de la oscuridad que acompaña a terremotos (vers. 6). sella—encubre totalmente, como quien sella un cuarto, de modo que no se vea su contenido. 8. extiende—(Isaías 40:22; Salmo 104:2.) Pero a lo sumo, no es tanto la creación de Dios como su poder y gobierno de la naturaleza, lo que aquí se expone. ¡Una tormenta parece una lucha entre Natura y su Señor! Mejor, entonces: ‚El que sopla los cielos solo,‛ sin la ayuda de otro alguno. Dios desciende de los abovedados cielos hasta la tierra (Salmo 18:9). La tormenta, en la que las nubes descienden, sugiere la figura. En el descenso de la bóveda del cielo, Dios ha bajado de su alto trono, y camina majestuoso sobre las ondas montañosas (hebreo, alturas), como conquistador que doma la violencia de ellas. Asimismo hollar (Deuteronomio 33:29; Amós 4:13; Mateo 14:26). El jeroglífico egipcio que representa la imposibilidad es un hombre que camina sobre olas. 9. El que hizo—más bien, del árabe, que encubre. Esto concuerda mejor con el contexto, que describe su ilimitado poder como gobernador, más bien que de creador. (Umbreit.) Arcturo—La osa mayor, que gira en derredor del polo y nunca se pone. Los caldeos y los árabes antiguamente denominaron y agruparon las estrellas en constelaciones; viajando a menudo y vigilando sus rebaños de noche, esto lo harían naturalmente, mayormente cuanto que la salida y puesta de algunas estrellas señalaban la distinción de las estaciones. Brinkley, presuponiendo que las estrellas aquí mencionadas son las de Tauro y Escorpión, y que éstas eran las constelaciones cardinales de la primavera y del otoño, calcula, por la
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS precesión de equinoccios, el tiempo de Job como de 818 años después del diluvio, y 184 años antes de Abraham. Orión—en hebreo, el necio; en el 38:31 aparece atado con ligaduras. La leyenda antigua representa esta estrella como un héroe, que presuntuosamente se rebeló contra Dios, y fué por tanto un necio, y como castigo fué encadenado en el cielo; por cuanto su salida se hace en el período tempestuoso del año. Entre los asirios él es Nimrod (rebelde extremadamente impío); es Orión entre los griegos. Se confundía en la persona de él el sabeísmo (culto a las huestes del cielo) y el culto a los héroes. Fué el primero en subvertir el orden patriarcal en el de caudillo basado en la conquista (Génesis 10:9, 10). Pléyades—lit., ‚el montón de estrellas;‛ el árabe: ‚nudo de estrellas.‛ Los varios nombres de esta constelación en el oriente expresa la unión intima de las estrellas de la misma (Amós 5:8). lugares secretos (cámaras) del mediodía—Las regiones invisibles del hemisferio meridional, con sus propios grupos de estrellas, como distintos de los mencionados del norte. Está implícita aquí la verdadera estructura de la tierra. 10. Repetido de Elifaz (5:9). 11. pasará.… no lo veré—La figura es la de un viento huracanado (Isaías 21:1). Cual él, invisiblemente se desencadena sobre el hombre: de modo que Dios es sentido en los terribles efectos de su ira; pero a él no se le ve (Juan 3:8). Por lo tanto, razona Job, es imposible contender con él. 12. Si ‚él quita‛, como en micaso todo cuanto me es caro, un mortal no puede exigirle cuenta. No se arrebata sino lo suyo propio. El es Rey absoluto (Eclesiastés 8:4; Daniel 4:35). 13. no tornará su ira—mientras el mortal se le oponga obstinadamente. Umbreit. a los soberbios—más bien, los arrogantes que quisieran ayudar al que contiende contra Dios, nada pueden con él. 14. ¿Cuánto menos … yo—Que soy flaco, viendo que los poderosos se han encorvado delante de él. Palabras estudiadas (bien escogidas, a fin de razonar) con él. 15. (10:15.) Aún cuando no tuviese conciencia de pecado, no osara decirlo, sino que dejaría que me justificase el juicio y misericordia de él (1 Corintios 4:4). 16, 17. ‚Yo no creería que hubiese escuchado mi voz aquel que me quiebra (como un árbol limpiado de sus hojas) por la tormenta.‛ 19. Umbreit entiende que éstas son palabras de Dios, y traduce ‚¿Cuánto aprovecha la potencia del fuerte?‛ ‚He aquí (dice), ¿qué puede la justicia? ¿quién me citará a pleito?‛ (Así Jeremías 49:19). Por cierto esta últimas palabras se aplican mejor a Dios que a Job. El sentido es sustancialmente el mismo si hacemos referir el pronombre ‚me‛ a Job. El ‚he aquí‛ (Versión Inglesa) expresa la rápida prontitud de Dios cuando se le reta. 20. esto—(15:6; Lucas 19:22); o bien, ‚él‛ Dios. 21. Lit., aquí (y en vers. 20). ‚¡Yo perfecto! no conocería mi alma;‛ es decir, aunque consciente de mi inocencia, sería compelido, discutiendo con el infinito Dios, a desconocer mi alma y aborrecer mi vida pasada, como si fuese culpable. Rosenmuller. 22. Una cosa resta—‚Es todo uno: sea perfecto o vil—él destruye.‛ Este fué el punto que Job defendía contra sus enemigos, que sufren los justos y asimismo los impíos, y que los grandes padecimientos acá no prueban que haya grande culpabilidad (Lucas 13:1–5; Eclesiastés 9:2). 23. Si—Más bien, ‚Mientras (su) azote mata de presto (al impío, v. 22), ríese (hace caso omiso: no [PAG. 401] se moja) de la prueba de los inocentes.‛ La sola diferencia, dice Job, entre los inocentes y los culpables es, que éstos son muertos por un golpe repentino, y aquéllos languidecen hasta morir. La traducción de ‚prueba‛ no expresa la antítesis con ‚mata de presto‛, tan bien como con el ‚languidecer.‛ (Umbreit.) 24. Refiriéndose a los jueces justos, en antítesis a ‚los impíos‛ de la cláusula paralela: Mientras que al inicuo opresor a menudo le es dada la tierra en las manos, y los jueces justos son llevados a la ejecución, los culpables ya tenían el rostro cubierto preparados para su ejecución (Ester 7:8). Así el contraste de los justos e inicuos aquí corresponde a aquel del vers. 23. Si no … quién … dónde—Si Dios no es la causa de estas anomalías, ¿dónde ha de hallarse, y quién es? 25. un correo—Mensajero. En el ancho imperio persa había tales correos, en dromedarios o a pie, se empleaban para llevar a provincias lejanas los decretos reales (Ester 3:13, 15; 8:14). Mis días no son como las lentas caravanas, sino cual el correo rápido. Se dice poéticamente que los días no ven el bien, y no que Job lo ve en ellos (1 Pedro 3:10). 26. navíos veloces—Más bien, canoas de juncos, o esquifes de papiro, empleados sobre el Nilo, veloces por ser livianos (Isaías 18:2). 28. La apódosis del v. 27, ‚Si digo <‛ Aun tengo miedo de (que me vuelvan) mis trabajos, porque sé que no me tendrás (declararás, quitándome los padecimientos) por inocente. ‚¿Cómo pues podré dejar mi aburrimiento? 29. El, si es mejor que se omita de la Versión Inglesa: Yo soy (tenido de Dios por) impío: ¿por qué entonces trabajaré en vano (para refutar la carga?) Job se somete, no tanto porque crea que Dios tiene la razón, como porque Dios es poderoso y él es flaco. 30. aguas de nieve—Que se tenía más que por agua de lavar, debido a la blancura de la nieve (Salmo 51:7; Isaías 1:18). con la misma limpieza—Mejor, para corresponder con el paralelismo de la primer cláusula, que expresa el material de limpieza, la lejía. Los árabes usaban el álcali mezclado con aceite, como jabón (Salmo 73:13; Jeremías 2:22). 32. (Eclesiastés 6:10; Isaías 45:9.) 33. árbitro—la imposición de cuya mano expresa el poder de adjudicar entre las personas. Podría haber uno del mismo nivel con Job, de la una parte; pero Job no sabía de nadie a la par con el Omnipotente, de la otra parte (1 Samuel 2:25). Tenemos los cristianos conocimiento de tal Mediador (no, sin embargo, en el sentido de un referí) sobre el nivel de ambos, el hombre divino, Cristo Jesús (1 Timoteo 2:5). 34. vara—No aquí el símbolo de castigar, sino de autoridad, Job no puede encontrarse con Dios en condiciones propicias, mientras Dios trate con él sobre el plano de su ilímite potencia. 35. no estoy en mí mismo—Mejor: Como están las cosas, no quitando Dios la vara, no estoy en dicho plano de igualdad como para defenderme.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS CAPITULO 10 CONTINUA LA REPLICA DE JOB A BILDAD. 1. Daré yo suelta a mi queja sobre mí—Más bien, ‚Daré rienda suelta a mis quejas‛ (cf. 7:11.) 2. hazme entender—No me trates, en virtud de tu sola soberanía, como culpable, sin enseñarme las razones. 3. Job no está dispuesto a creer que Dios pueda tomar contentamiento en usar de su poder para oprimir al débil, y en tratar como de ningún valor al hombre. la obra de sus propias manos (vers. 8; Salmo 138:8). Resplandezcas, etc.—favoreciéndoles con la prosperidad (Salmo 50:2). 4–6. ¿Ves tú tan imperfectamente como el hombre? es decir, con el mismo ojo caritativo, como por ejemplo, de los amigos de Job. ¿Es tan breve tu tiempo? ¡Imposible! Sin embargo, se podría creer, por la rápida sucesión de tus golpes, que no tuvieses tiempo que perder en abrumarme. 7. Aunque bien lo conoces tú (el Omnisciente: conéctese con el v. 6), escudriñas mi pecado.‛ No hay quien de tu mano libre—Por tanto no tienes necesidad de tratarme con la rápida violencia que el hombre emplearía (Nota, vers. 6). 8. me formaron—con empeño: indicando una obra difícil y de arte; aplicando a Dios lenguaje sólo aplicable al hombre. todo en contorno—Infiriendo que el cuerpo humano es una unidad completa, las partes del cual en contorno podrán soportar el escrutinio más riguroso. 9. lodo—El vers. siguiente prueba que la referencia aquí no es tanto a la naturaleza perecedera, de los materiales, como a su maravillosa formación por el Alfarero divino. 10. En la organización del cuerpo desde sus rudos comienzos, el original líquido gradualmente asume una consistencia más sólida, como la leche se cuaja formando el queso (Salmo 139:15, 16). La ciencia revela que el quilo que circula en las vasos lácteos se provee para todos los órganos. 11. cubrísteme—o ‚incrustaste‛ (Salmo 139:15); ‚curiosamente obrado.‛ (Umbreit.) En el feto la piel aparece primero, luego la carne, luego las partes más duras. 12. visitación—Tu providencia vigilante. espíritu—aliento. 13. está cerca de ti—Era tu propósito. Todos los tratos de Dios con Job en su creación, preservación, y aflicciones presentes, eran parte de su consejo secreto (Salmo 139:16; Hechos 15:18; Eclesiastés 3:11). 14, 15. Job queda perplejo, porque Dios ‚observa‛ cada pecado con un rigor tan incesante. Sea Job ‚malo‛ (impío e hipócrita), sea ‚justo‛ (comparativamente: sincero), lo mismo Dios condena y castiga. levantaré mi cabeza—En consciente inocencia (Salmo 3:3). de verme afligido—Demasiado bien veo mi aflicción (lo que parece probar mi culpabilidad). (Umbreit.) 16. subirá de punto—Más bien: ‚(si) levanto (la cabeza), me cazas <‛ (Umbreit.) Y tornas <—Así como si el león no matara de una vez la presa, sino que volviera a torturarla de nuevo. 17. tus plagas—Sus pruebas acumuladas eran como una sucesión de testigos presentados como prueba de su culpa, para abrumar al acusado. Remudándose … ejércitos—Más bien ‚(Maniobras) contra mí ejército tras ejército,‛ (lit., ‚cambios y un ejército,‛ eso es, una sucesión de huestes), a saber, sus aflicciones, y luego reproche tras reproche de parte de sus amigos. 20. Pero, ya que fuí predestinado desde mi nacimiento a sufrir estos males, dame al menos un breve plazo de descanso durante los pocas días que me quedan (9:34; 13:21; Salmo 39:13). 22. Las ideas de orden y luz, de desorden y tinieblas, armonizan (Génesis 1:2). Se usan tres palabras hebreas por ‚oscuridad‛: (1) en el v. 21, la palabra común ‚tinieblas;‛ (2) aquí, ‚tierra de sombra,‛ lúgubre (de una raíz hebrea por encubrir); (3.) ‚la oscuridad misma, ‛ densa, o ‚negrura‛ (de una raíz que expresa la puesta del sol). aparece—‚Donde su luz parece como negrura.‛ Su única luz solar es densa oscuridad. Cada figura poética. Job, en mejor humor, tiene pensamientos más agradables del mundo invisible. Pero sus opiniones cuando mejores, carecen de la nítida [PAG. 402] claridad de las del cristiano. Cotéjense estas sus palabras con Apocalipsis 21:23; 22:5; 2 Timoteo 1:10. CAPITULO 11 SERIE PRIMERA EL PRIMER DISCURSO DE SOFAR. 2. Sofar reprocha a Job las palabras huecas proferidas, e indirectamente, a sus dos amigos, las flojas contestacinoes de ellos. La taciturnidad se aprecia altamente entre los orientales (Proverbios 10:8, 19). 3. tus falacias—Tu jactancia vana (Isaías 16:6; Jeremías 48:30). ‚Los hombres‛ es enfático; hombres de criterio; en antítesis a ‚tus falacias.‛ harás escarnio—¿Reprenderás a Dios con tus quejas? 4. mi conversar—dicho a propósito de los discursos de Job, que parecían lecciones de doctrina (V. Inglesa) (Deuteronomio 32:2; Proverbios 4:2). tus ojos—de tí, o Dios. Job ha defendido su sinceridad en contra de sus amigos, no su inculpabilidad, 6. doble valor … hacienda—Más bien, ‚de doble valor que la sabiduría‛ del hombre. (Michaellis.) Así se vierte el hebreo (Proverbios 2:7). Los caminos de Dios, que tú criticas, si se te revelara la sabiduría secreta de los mismos, aparecerían superiores en mucho a los del hombre, y a los tuyos (1 Corintios 1:25) ha castigado—Más bien: ‚Dios consigna al olvido en tu favor mucha de tu culpabilidad.‛ 7. ‚¿Te compenetrarás de las perfecciones del Todopoderoso?‛ (9:10; Salmo 139:6.) 8. más alto—Más bien, ‚más alta‛ la ‚sabiduría‛ de Dios (v. 6). Es fuerte la brusquedad del hebreo: ‚¡la altura de los cielos! ¿Qué puedes tú hacer? (cuanto a alcanzarlos con la mirada, Salmo 139:8)? conocerás—a saber, sus perfecciones. 10. si cortare—Más bien, como en el 9:11, pasare como tempestad; eso es, precipitarse airado encerrare—en la prisión, con
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS miras de un enjuiciamiento. juntare—a los litigantes a juicio; celebrar asamblea judicial, para dictaminar contra los presos. 11. (Salmo 94:11.) ¿hará caso?—con el fin de castigarlo. Más bien, conforme a la conexión, v. 6: ‚El ve también la iniquidad que el hombre no percibe”; lit., ‚Pero nadie (otro, sin él) lo percibe.‛ (Umbreit.) La ‚sabiduría‛ (v. 6) de Dios descubre el pecado, donde el ojo humano de Job no alcanza (v. 8) para verlo. 12. vano—hueco. se hará entendido—Quiere creerse “sabio”: opuesto a la sabiduría de Dios (nota, v. 11); rehusa ver el pecado donde Dios lo ve (Romanos 1:22) pollino. del asno montés—Proverbio en vez de fiereza indómita (39:5, 8; Jeremías 2:24; Génesis 16:12; el hebreo: ‚un hombre asno montés‛). El hombre desea parecer sagazmente obediente a su Señor, en tanto que es, desde su nacer, insubordinado en el espíritu. 13. El apódosis del ‚si‛ está en el v. 15. La ‚preparación‛ (‚apercibimiento‛) del corazón se ha de obtener (Proverbios 16:1) con ‚extender las manos‛ por ella en oración (Salmo 10:17; 1 Crónicas 29:18). 14. ‚Si tú quieres alejar de tí la iniquidad de tu mano‛ (como hizo Zaqueo, Lucas 19:8). La apódosis o conclusión está en el v. 15: ‚Entonces levantarás <‛ 15. Sofar se refiere a las mismas palabras de Job (10:15): ‚No levantaré mi cabeza,‛ aunque justo. Sofar declara que si Job sigue su consejo, ‚podr{ levantar el rostro.‛ sin mancha (Deuteronomio 32:5). “fuerte”—lit., fundido en uno, como metales que se ponen firmes y fuertes mediante la fundición. El pecado de lo contrario, titubea. 16. Así como cuando la corriente se seca (6:17), se olvida el peligro con que amenazaban las furibundas olas (Isaías 65:16). (Umbreit.) 17. Y tu (vida) edad será más clara que el mediodía:‛ eso es de tu prosperidad anterior; la cual, en la imaginación del poeta, había ido en aumento hasta que su altura cual el sol ascienda más y más hasta llegar a su cenit (Proverbios 4:18). resplandecerás—Más bien, ‚Aunque estás ahora bajo sombra, has de ser como la mañana,‛ o bien, ‚tus tinieblas (si alguna oscuridad te hiciera sombra) serán como la mañana (sólo la luz baja crepuscular, no la oscuridad nocturna). (Umbreit.) 18. La experiencia de tu vida te enseñará que hay esperanza para el hombre en todas sus pruebas. cavarás—a saber, pozos: la mayor necesidad en el oriente. Mejor: ‚Aunque avergonzado ahora (Romanos 5:5; en contraste con ‚esperanza‛ que antecede) dormirás seguro.‛ (Gesenius.) 19. (Salmo 4:8; Proverbios 3:24; Isaías 14:30). Figuras orientales de la prosperidad. te rogarán—lit., ‚te acariciarán la cara‛ (Proverbios 19:6). 20. Amonestación a Job, en caso que no quisiera volver a Dios. ‚Los malos,‛ eso es, pecadores obstinados. ojos … se consumirán—eso es, buscando alivio en vano (Deuteronomio 28:65). Sofar infiere que la única esperanza de alivio para Job está en un cambio de corazón. no tendrán refugio—‚Todo refugio desaparecerá de ellos.‛ agonía del alma—Su esperanza saldrá de ellos, como el aliento del cuerpo (Proverbios 11:7). CAPITULO 12 LA REPLICA DE JOB A SOFAR, 12:1–14:22. 2. con vosotros morirá la sabiduría—Irónicamente. Como si toda la sabiduría del mundo estuviese concentrada en ellos, y muriera con la muerte de ellos. La sabiduría hace ‚un pueblo;‛ una nación fatua no es ‚un pueblo‛ (Romanos 10:19). 3. No soy yo menos—No estoy vencido en argumento ni en ‚sabiduría‛ (13:2). otro tanto—tales máximas ordinarias pomposamente aducidas por vosotros. 4. Las infundadas acusaciones de los amigos de Job eran una ‚mofa‛ de él. Alude a la palabra de Sofar, ‚mofas‛ (11:3). amigo … que invoca—Más bien: ‚Yo, quien invoco a Dios, para que me responda favorablemente (Umbreit.) 5. Más bien: ‚Una lámpara es objeto de desprecio en los pensamientos de aquel que reposa seguramente (a sus anchuras), aunque (al cual) fué preparada para sus pies resbalantes (Umbreit.) (Proverbios 25:19). ‚Pensamientos‛ y ‚pies‛ están en contraste; también ‚está a sus anchuras‛ y ‚a resbalar.‛ El viajero, llegando a la posada nocturna, desdeñosamente tira de un lado la antorcha que ha guiado sus inciertos pasos por la oscuridad. Como es la antorcha al peregrino, lo es Job a sus amigos. En un tiempo gozosamente aprovechaban su auxilio que les faltaba; ahora en su prosperidad se mofan de Job en la necesidad de él. 6. Job demuestra que el asunto de hecho contradice la teoría de Sofar (11:14, 19, 20), de que la iniquidad causa la ‚inseguridad‛ de las ‚habitaciones‛ de los hombres. Al contrario, los que roban las ‚habitaciones‛ (‚tiendas‛) de otros ‚prosperan‛ ‚seguros‛ en las propias, en cuyas manos …—Más bien: ‚que hacen un dios de sus manos,‛ que consideran su poder como su único principio directivo. (Umbreit.) 7, 8. Las bestias, aves, peces, y plantas ‐razona Job‐ enseñan que los [PAG. 403] violentos viven lo más seguros (v. 6). El buitre vive más seguro que la paloma, el león que el buey, el tiburón que el delfín, el espino que la rosa por él desgarrada. habla a la tierra—Más bien, ‚a los arbustos de la tierra.‛ (Umbreit.) 9. En todos estos casos ‐dice Job‐ la agencia debe ser atribuída a Jehová, aunque parezca a hombre significar la imperfección (v. 6; 9:24). Este es el único texto auténtico de la parte poética donde ocurre el nombre ‚Jehov{‛; en las partes históricas ocurre muchas veces. 10. ‚El alma‛, es la vida animal. El hombre ‐razona Job‐ está sujeto a las mismas leyes que los animales inferiores. 11. Como el paladar escoge lo que le agrada, así el oído prueba las palabras de otros y retiene las que convencen. Cada uno escoge según su gusto. La conexión con el v. 12 es en referencia a la invocación a los ‚antiguos‛ por Bildad (8:8). Tienes razón en invocarlos, puesto que ‚en los viejos está la ciencia (sabiduría).‛ Pero tú eliges tales proverbios de ellos que convengan a tus pareceres; así yo puedo escoger de los mismos, aquéllos que me convengan. 12. los viejos—(15:10.) 13. En contraste con ‚En los viejos está la ciencia‛, (v. 12), Job cita un dicho de los antiguos que apoya su argumento,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS ‚Con Dios está la (verdadera) sabiduría‛ (Proverbios 8:14); y por esta ‚sabiduría y fortaleza‛ ‚derribará <, como soberano absoluto, sin permitir al hombre que entre en los misterios de él; la porción del hombre es doblegarse ante los inmutables decretos de Dios (1:21). El dicho mahometano es: ‚Si Dios quiere, y como Dios quiera.‛ 14. encerrará— (Isaías 22:22.) Job se refiere al ‚cerrare‛ de Sofar (11:10). 15. Aludiendo probablemente al diluvio. 16. (Ezequiel 14:9.) 18. El desata la autoridad de reyes: la ‚atadura‛ con que oprimen a sus súbditos (Isaías 45:1; Génesis 14:4; Daniel 2:21). el cinto—el cordón con que están atados como cautivos, en lugar del cinto real que una vez llevaban (Isaías 22:21), y la atadura con que una vez ataban a otros. Así ‚ceñir‛: tomar las ataduras de un preso común, en vez del cinto común (Juan 21:18). 19. príncipes—Más bien, sacerdotes, como se vierte el hebreo en Salmo 99:6. Ni están exentos los sagrados ministros de la religión de los reveses y la cautividad. los poderosos—los ‚arraigados en poder:‛ la raíz árabe expresa agua siempre corriente. (Umbreit.) 20. que dicen verdad—Más bien: ‚los seguros en su elocuencia;‛ v. g: los oradores en la puerta (Isaías 3:3). (Beza.) el consejo—lit., el gusto, o sea, el discernimiento que la experiencia da a los ancianos. La misma palabra hebrea se aplica a la sabiduría de Daniel en la interpretación (Daniel 2:14). 21. El Salmo 107:40 cita este v. en su primera cláusula, y en su segunda, el v. 24 de este capítulo. enflaquece la fuerza—lit., desata el cinto; los orientales llevan ropas ondeantes; cuando se activa fuertemente, afirman sus ropas con un cinto. Por tanto aquí: ‚enflaquece la fuerza‛ de ellos, en los ojos del pueblo. 22. (Daniel 2:22.) 23. Isaías 9:3; Salmo 107:38, 39, Salmo que cita otra parte de este capítulo. (Cf. Nota, v. 21.) torna a recoger—Antes: lit., las guía adentro; las reduce. 24. el seso—la inteligencia. vagueando sin camino—Figurativo; no se refiere a hecho efectivo. Esto no prueba que Job viviese después de las peregrinaciones de Israel en el desierto. El Salmo 107:4, 40 cita este texto. 25. Deuteronomio 28:29; Salmo 107:27 de nuevo cita a Job, pero en diferente conexión. CAPITULO 13 CONTINUA LA REPLICA DE JOB A SOFAR. 1. todas estas cosas—cuanto a las providencias divinas (12:3). 3. Job desea hacer su pleito delante de Dios (9:34, 35), por cuanto está más y más convencido del carácter inútil de sus pretendidos ‚médicos‛ (16:2). 4. fraguadores de mentira—lit., astutos torcedores de vanos discursos—(Umbreit.) 5. (Proverbíos 17:28.) Los árabes dicen: ‚Los sabios son mudos; el silencio es sabiduría.‛ 7. engaño—Usan de falacias para vindicar a Dios en sus tratos, como si el fin justificara los medios. Su ‚engaño‛ para Dios, contra Job, fué que ellos declararon que él era pecador, porque era sufridor. 8. acepción de su persona—de la de Dios; eso es, tratarle con parcialidad, como cuando un juez favorece a un contendiente en un juicio, a causa de consideraciones personales. pleitear por Dios—a saber, con falacias y preconcepciones contra Job antes del juicio (Jueces 6:31). La parcialidad nunca puede agradar al Dios imparcial, ni puede la bondad de la causa ser excusa de la injusticia de los argumentos. 9. ¿Serán buenos los resultados cuando Dios os escudriñe a vosotros y vuestros argumentos? ¿El os tendrá por puros y desinteresados? se burla—(Gálatas 6:7.) Más bien: ‚¿Podéis engañarle a él vosotros como un hombre?‛ 10. Si hacéis acepción de personas, aunque sea solapadamente. (Nota v. 8; Salmo 82:1, 2). Dios puede con éxito vindicar sus actos, y no necesita de los argumentos falaces del hombre. 11. os había de espantar—es decir, con emplear sofismas en nombre de él (Jeremías 10:7, 10). 12. memorias—‚Máximas proverbiales‛, así llamadas por lo bien recordadas. comparadas a cenizas—O sea, ‚parábolas de ceniza;‛ la figura de la liviandad o de la nada (Isaías 44:20). cuerpos— Más bien: ‚atrincheramientos‛; los de lodo, en contraste con los de piedra, son fáciles de destruir; así el proverbio tras del cual ellos se atrincheran, no los amparará, cuando Dios aparezca para reprobarles su injusticia hecha a Job. 13. Job quisiera que se le ahorrasen los discursos de ellos, como para poder decir todo lo que está en su mente con respecto a su miseria (v. 14), pase lo que pasare. 14. Un proverbio por: ‚¿Por qué debería yo anhelar salvarme la vida?‛ (Eichorn.) La figura de la primera cláusula es la de una fiera, que a fin de conservar su presa, la lleva en los dientes. La de la segunda se refiere a los hombres que retienen en la mano lo que quieren guardar seguro. 15. en él—Así la nota marginal, el keri. Pero la lección textual o el cetib es ‚no,‛ lo que concuerda mejor con el contexto, y otros pasajes, donde dice Job que no tiene esperanza alguna (6:11; 7:21; 10:20; 19:10). ‚Aunque me mate, y no me atrevo a esperar más, con todo defenderé <‛ Es decir, ‚Deseo vindicarme delante de él‛, como siendo no un hipócrita. (Umbreit y Noyes.) 16. Y él—Más bien: ‚Esto también ya habla en mi favor (lit., para mi salud, justificación), porque un hipócrita no quisiera comparecer ante Dios‛ (como yo deseo). (Umbreit.) (Cf. 1a 2a. cláusula del v. 15.) 17. mi razonamiento—a saber, que yo deseo que se me permita defenderme inmediatamente ante Dios. oídos—la atención 18. me apercibiere—denota constante preparación para la defensa teniendo la confianza en su inocencia. 19. si … callara— Más bien: ‚Entonces callaría y expiraría; eso es, si alguien me pleiteara y me probara falso, [PAG. 404] no tendría yo más que decir. ‚Me callaré, y moriré.‛ Como diríamos, ‚Me apostaría la vida en eso.‛ (Umbreit.) 20. Dirigido a Dios. no me esconderé—Me defenderé con franqueza. 21. (Cf. Nota, 9:34; Salmo 39:10.) 22. Llama—la demanda al defensor a que conteste a la acusación. responderé—empieza la audiencia. hablaré—como demandador. respóndeme—a la defensa de aquél. Expresiones judiciales. 23. El catálogo de mis pecados debe ser grande, a juzgar por la severidad con
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS que Dios de nuevo aplasta a uno que ya está abrumado. ¡Oh que hiciera la cuenta de ellos! Entonces él vería en cuánto mis calamidades exceden a aquéllos. mi pecado—en el singular: ‚No tengo conciencia de un solo pecado particular, cuanto menos, de muchos.‛ (Umbreit.) 24. escondes tu rostro—Figura de la impresión lóbrega causada por el paso repentino del sol tras una nube. enemigo—Dios trataba a Job como a enemigo a quien se le debiera quitar su poder con los interminables padecimientos (7:17, 21). 25. (Levítico 26:36; Salmo 1:4.) Job se compara a una hoja ya caída que la tormenta hace volar de acá para allá. quebrantar—lit., sacudir con (tus) terrores. Jesucristo no ‚quebranta la caña cascada‛ (Isaías 42:3; 27:8). 26. escribes—Una frase jurídica, para anotar el castigo dictaminado. La sentencia del condenado solían ponerla por escrito. (Isaías 10:1; Jeremías 22:30; Salmo 149:9). (Umbreit.) amarguras—amargos castigos. me haces cargo Me haces heredero. En la ancianidad recibe posesión de la herencia de pecado impensadamente adquirida en la juventud. ‚Heredar pecados‛ es heredar los castigos inseparablemente conectados con los mismos en las ideas hebreas (Salmo 25:7). 27. cepo—En el que se afirmaban los pies del preso hasta la hora de su ejecución (Jeremías 20:2) guardas—Como el guarda vigilaría al preso. imprimiéndolo—o el cepo, o la enfermedad, le marcaba las plantas de los pies (hebreo, raíces), como apaleados. Mejor: Trazas una línea (cavas) una trinchera, (Gesenius) al rededor de mis plantas, desde donde no puedo pasar. (Umbreit.) 28. Job habla de sí mismo en tercera persona, formando así la transición a la suerte general del ser humano (14:1; Salmo 39:11; Oseas 5:12). CAPITULO 14 JOB PASA DE SU PROPIA CALAMIDAD A LA DE LA HUMANIDAD. 1. mujer—débil, y en oriente despreciada (Génesis 2:21). El hombre, nacido de alguien frágil debe ser frágil también él mismo (Mateo 11:11). Corto de días— (Génesis 47:9; Salmo 90:10). El hombre es lo opuesto de lleno de días y corto de sinsabores. 3. sobre éste abres tus ojos— No en benevolencia; sino ‚¿Clavas los ojos en el tal?‛ (Nota, 7:20; también 1:7). ¿Es digno uno tan débil como el hombre de vigilancia tan constante de parte de Dios? (Zacarías 12:4). me traes—a mí tan flaco. contigo—tan omnipotente. 4. Un pedido de mitigación. La doctrina del pecado original se creía desde el principio. ‚El hombre es inmundo desde el principio; ¿cómo pues puede Dios esperar la perfecta pureza de tal hombre y tratar tan severamente conmigo?‛ 5. determinados—(7:1; Isaías 10:23; Daniel 9:27; 11:36). 6. Vuelve—de él la vista, de vigilarle tan celosamente (v. 3) para que tenga paz, hasta que acabe, cual jornalero, su día‛ (Versión Inglesa). jornalero—(7:1.) deseará—más bien: ‚gozar:‛ Para que al menos goce la medida de descanso de un jornalero, el que cansado se reconcilia con su suerte en la esperanza de su descanso y recompensa. (Umbreit.) 7. El hombre puede tanto más reclamar una vida pacífica, cuanto que separado de ella por la muerte, nunca vuelve a ella. Esto no niega la vida futura, sino el retorno a esta presente condición de vida. Es patente que Job espera un estado futuro (v. 13; 7:2). Pero no es sino una esperanza temblorosa, no una seguridad; salvo aquel solo vislumbre claro del 19:25. Hacía falta la revelación evangélica para cambiar los temores, esperanzas y vislumbres en clara certidumbre definida. 9. Al percibir—‚el olor del agua‛ (V. Inglesa): La exhalación, más bien que la humedad hace que germine el árbol. En la antítesis al hombre, al árbol se le personifica, y poéticamente se le atribuye la volición. como planta—‚como recién plantado.‛ (Umbreit.) No como si los árboles y plantas fuesen de especies diferentes. 10. hombre … hombre—Dos palabras hebreas distintas se emplean aquí: Geber, hombre potente; aunque poderoso muere; Adán, hombre de polvo: porque terrenal, muere. cortado—viene a la nada; no puede reavivarse en la presente condición, como hace el árbol. El ciprés y el pino, que cortados, no renacen, eran símbolos de la muerte entre los romanos. 11. mar—eso es, una laguna formada por el desbordamiento del río. Job vivia cerca del Eufrates; y ‚mar‛ se aplicaba a dicho río (Jeremías 51:36; Isaías 27:1). Asimismo el Nilo (Isaías 19:5). agotóse—desaparecido del todo por la evaporación. Los rudos canales de las una vez corrientes aguas representan el cadáver tendido (‚yace‛, v. 12) del hombre que una vez vivía 12. hasta que no haya cielo—Esto sólo denota que Job no tenía esperanza de vivír otra vez en el presente orden de cosas, no que no tuviese esperanzas de vida en un orden nuevo venidero. El salmo 102:26 prueba que muy pronto bajo el Antiguo Testamento se esperaba la disolución de la presente tierra y cielos (cf. Génesis 8:22). Enoc antes de Job insinuó que ‚los santos volverán a vivir‛ (Judas 14; Hebreos 11:13–16). Aun cuando Job, en su estado más pesimista de sentimiento, quisiera por esta frase decir que ‚nunca‛ (Salmo 89:29), con todo Espiritu Santo le ha hecho usar inconscientemente (1 Pedro 1:11, 12) lenguaje que exprese la verdad, de que la resurrección ha de ser precedida por la disolución de los cielos. En los vers. 13–15 pasa claramente a esperanzas más optimistas de un mundo por venir. 13. Job desea quedar escondido en la tumba, hasta que la ira de Dios contra él se pase. Así mientras la ira de Dios esté visitando la tierra a causa de la abundancia de la apostasía que ha de preceder a la segunda venida, el pueblo de Dios estará escondido hasta la gloria en la resurreción (Isaías 26:19–21). plazo—decretado (Hechos 1:7). 14. ¿volverá a vivir?—La respuesta implícita es que hay esperanza de que vivirá, aunque no en el presente orden de vida, como lo demuestran las palabras que siguen. Job había negado (v. 10–12) que el hombre haya de volver a vivir en este presente mundo. Pero al desear un ‚plazo‛ cuando Dios se acuerde de él levantándolo del ‚escondedero‛ de la tumba (v. 13), se declara dispuesto a esperar
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS ‚todos los días de su edad‛ (tiempo ordenado) a continuar en la tumba, por largo y duro que sea. ‚Plazo,‛ tiempo señalado: lit., guerreo, servicio duro: denota la dureza de estar excluído de la esfera de la vida, de luz y de Dios durante la estada en [PAG. 405] el sepulcro (7:1). mutación—Mi liberación, como la del soldado de su puesto mediante el relevo de guardia (Nota 10:17) (Umbreit y Gesenius), pero en otra parte Gesenius la explica por renovación, como de las plantas en la primavera (v. 7), pero esto no concuerda tan bien con la metáfora del ‚plazo‛ o ‚guerrero.‛ 15.—a saber, en la reurrección (Juan 5:28; Salmo 17:15). aficionado—lit., palidecer de ardiente deseo (Génesis 31:30; Salmo 84:2); estando implícita la absoluta improbabilidad de que Dios dejara al olvido ‚a la criatura que él tan terrible y maravillosamente ha hecho.‛ Se objeta que si Job hubiera sabido de una retribución futura, hubiera hecho de ella el tema principal de la resolución del problema de las tribulaciones de los justos. Pero 1. ‚El no quiso exceder los límites de lo que estaba claramente revelado; la doctrina estaba entonces sólo en una forma vaga. 2. Hacía falta la vindicación de la doctrina del gobierno moral de Dios en esta vida, independientemente del futuro. 16. no das tregua—‚No vigilarás asiduamente (como hasta ahora) mi pecado.‛ De allí en adelante, en vez de tomar severa cuenta de todo pecado de Job, Dios le guardará contra todo pecado. ‚Cuentas los pasos,‛ o sea, los atenderá cuidadosamente, a fin de que no vaguen. (Umbreit.) (1 Samuel 2:9; Salmo 37:23). 17. sellada—(9:7.) Está sellada en eterno olvido. Dios ya no hará memoria de los pecados pasados. Encubrir pecados en olvidarlos completamente (Salmo 32:1; 85:2). Las bolsas de moneda en el oriente comúnmente eran selladas. coacervas—Más bien, ‚encubres:‛ afín de la palabra arábiga por ‚tapar con colores.‛ olvidar del todo. 18. se deshace—lit., palidece: figura poética de hoja de árbol (Isaías 34:4). Aquí Job se vuelve con sus pronósticos lúgubres en cuanto al sepulcro. En lugar de ‚Y ciertamente,‛ tradúzcase ‚sin embargo:‛ señalando la transición a sus esperanzas más optimistas. Hasta la sólida montaña cae y se deshace; por tanto el hombre no puede ‚esperar‛ escapar de la disolución o vivir de nuevo en el mundo actual (v. 19). de su lugar—así lo será el hombre (Salmo 103:16). 19. Hay una graduación de ‚monte‛ y ‚piedras‛, y por último ‚el polvo de la tierra‛; de modo que el sólido monte al fin desaparece del todo. 20. más fuerte que él—dominándole por tu superior poder. se va—a la muerte. demudarás su rostro—El cambio en la fisonomía con la muerte. Diferentemente en Daniel 5:9. 21. Un rasgo marcado se escoge del triste cuadro de la separación de los muertos de todo cuanto pasa en el mundo (Ecclesiastés 9:5, a saber la completa separación de los padres de los hijos. 22. ‚Carne‛ y ‚alma‛ describen el todo del hombre. La Escritura reposa la esperanza de una vida futura, no en la inherente inmortalidad del alma, sino en la restauración del cuerpo con el alma. En el mundo invisible, Job en su pesimismo se anticipa, el hombre estará limitado al pensamiento de su propio infortunio. ‚El dolor, por la personificación, por nuestros sentidos mientras vivimos, se le atribuye a la carne y alma, como si el hombre pudiese sentir en su cuerpo cuando está muerto. Son los muertos en general, no los inicuos, que aquí se quiere decir.‛ CAPITULO 15 EL SEGUNDO DISCURSO DE ELIFAZ. el sabio—que Job pretende ser. vana sabiduría—el hebreo: conocimiento ventoso; lit., ‚de viento‛ (8:2). En Eclesiastés 1:14, el hebreo, cazar el viento, expresa el ansia por lo vano. viento solano— Más fuerte que el ‚viento‛ en ‚conocimiento de viento.‛ Pues en aquellas partes el solano (el del este) era el más destructor de los vientos (Isaías 27:8). Así aquí: violencia hueca. vientre—Las partes internas, el pecho (Proverbios 18:8). 4. temor—Reverencia hacia Dios (4:6; Salmo 2:11). oración—La meditación, en Salmo 104:34; así la devoción. Si tus opiniones fuesen verdad—razona Elifaz de que Dios no toma en cuenta las tribulaciones de los justos y hace prosperar a los malos, toda devoción acabaría. 5. La sofistería de tus propios discursos prueba tu culpabilidad. 6. Ningún hombre piadoso pronunciaría tales sentimientos. 7. Es decir, ¿Serás tú la sabiduría personificada? La sabiduría existió antes que los collados, eso es, el eterno Hijo de Dios (Proverbios 8:25; Salmo 90:2). ¿Estuviste en existencia anteriormente a Adam? Cuanto más remontaba la época de uno, tanto más cercano estaba a la Sabiduría eterna. 8. secreto—‚¿Estuviste escuchando el secreto consejo de Dios?‛ ‚El hebreo significa propiamente los almohadones en que se sentaban los consejeros en el oriente. Los siervos de Dios son admitidos en los secretos de Dios (Salmo 25:14; Génesis 18:17; Juan 15:15). detienes—Más bien, ¿te llevaste, tomaste prestada de allí (a saber, del diván de consejeros) tu sabiduría? Elifaz en esto (v. 8, 9) replica con las mismas palabras de Job contra él mismo (12:2, 3; 13:2). 9. en nosotros—O ‚con nosotros‛: hebraísmo por estamos al tanto. 10. De nuestra parte están ancianos, que piensan como nosotros. Job había admitido que con los tales hay sabiduría (12:12). Elifaz parece haber tenido más edad que Job; tal vez los otros dos también (32:6). Job, en 30:1, no hace referencia a sus tres amigos; el texto pues no motiva objeción. Los árabes toman agrado en la plenitud de años. 11. consolaciones—a saber, la revelación que Elifaz había declarado como reprensión consoladora a Job, y que repite en el v. 14. cosa oculta—¿tienes tú alguna sabiduría secreta o fuente de consolación que te haga despreciar las por mí sugeridas? (v. 8). Más bien, de otra raíz hebrea, ¿Tratas tú como sin valor la palabra de bondad o de blandura que yo te dirijo? (Umbreit.) 12. guiñan—es decir: ¿Por qué tus ojos demuestran soberbia? (Proverbios 6:13; Salmo 35:19). 13. Eso es, te enfadas contra Dios, y dejas caer palabras temerarias. 14. Elifaz
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS repite en sustancia la revelación (4:17), pero emplea las mismas palabras de Job (14:1, Nota sobre nacer de mujer) para herirle con sus propias armas. 15. Repetido del 4:18; los ‚siervos‛ allí son ‚santos‛ aquí, es decir, los santos ángeles. cielos—lit., o si no, corresponde a los ‚{ngeles‛ (4:18; donde véase Nota; y 25:5). 16. vil—En el árabe agrio (Salmo 14:3; 53:3), corrompido de su pureza original. bebe—(Proverbios 19:28.) 17. En contradicción directa a la posición de Job (12:6, etc.), de que la suerte de los impíos era la más próspera aquí, Elifaz invoca (1) su propia experiencia, y (2) la sabiduría de los antiguos. 18. Más bien, ‚la cual (sabiduría) tal como era transmitida de sus padres, no han encubierto.‛ 19. Elifaz habla cual árabe verdadero cuando se jacta de que sus antepasados siempre poseyeron la tierra sin mistura de extranjeros. (Umbreit.) Sus palabras tenían por propósito contradecir las de Job (9:24); [PAG. 406] ‚la tierra‛, en el caso de ellos no fué ‚dada en manos de inicuos.‛ Se refiere a la división de la tierra por ordenación divina (Génesis 10:5; 25:32). También puede que insinúe que los sentimientos de Job habrían sido corrompidos de su pureza original por su proximidad a los sabeos y caldeos. (Rosenmuller.) 20. atormentado—Más bien, ‚tiembla de sí,‛ aunque no hay peligro real. (Umbreit.) y el número de (sus) años—Esta es la razón por qué el impío tiembla continuamente, a saber porque no sabe el momento cuando su vida debe terminar. 21. La conciencia mala concibe alarma por todo sonido repentino, aun cuando sea tiempo de paz (‚prosperidad‛), cuando no hay peligro verdadero (Levítico 26:36; Proverbios 28:1; 2 Reyes 7:6). 22. las tinieblas—es decir, peligro o calamidad. Echando una mirada a Job, quien desesperaba de la restauración: en contraste con los buenos cuando están en tinieblas (Miqueas 6:7, 8). mirando al cuchillo—eso es, Está destinado a la espada. (Gesenius.) Más bien (en la noche de peligro), ‚mira ansiosamente hacia la espada,‛ como si toda espada estuviese desenvainada contra él. (Umbreit.) 23. Vaga en ansiosa búsqueda de pan. El hambre en el Antiguo Testamento simboliza la dura necesidad (Isaías 5:13). Contrástese la suerte del piadoso (5:20– 22). sabe—tiene firme convicción. Contrástese la misma palabra aplicada al hombre pío (5:24, 25). aparejado—Está a mano: expresión árabe que denota que una cosa está del todo expedita y en plena presencia, como si estuviese en la mano. 24. esforzaránse—se lanzarán en ataque repentina y terriblemente, como un rey (Proverbios 6:11). 25. extendió su mano—Manejando el dardo, como intrépido rebelde contra Dios (9:4; Isaías 27:4). 26. en la cerviz—Más bien, ‚con cerviz extendida,‛ eso es, la de rebelde. (Umbreit.) (Salmo 75:5). En … hombreras—Más bien, ‚con < las hombreras suyas (no las de Dios).‛ Se pinta al rebelde y sus cómplices uniendo sus escudos para formar una protección compacta sobre la cabeza contra los proyectiles arrojados desde un fuerte. (Umbreit y Gesenius.) 27. El bien alimentado cuerpo del rebelde es señal de su prosperidad. pliegues—de gordura. Se regala y engorda con indulgencias sensuales. Por tanto su rebelión es en contra de Dios (Deuteronomio 32:15; 1 Samuel 2:29). 28. La clase de malvados aquí descrita es de los robadores que saquean las ‚ciudades,‛ y se toman las casas de los ciudadanos echados (Isaías 13:20). Elifaz escoge esta clase, porque Job había escogido la misma (12:6). montones—de ruinas. 29. Más bien, no aumentará su riqueza; ya alcanzó el punto máximo; su prosperidad no continuará. hermosura—Más bien, ‚Su riqueza adquirida— sus posesiones—no será extendida <‛ 30. escapará—(v. 22, 23.) ramos—eso es, su prole (1:18, 19; Salmo 37:35). La llama—es el viento abrasador del oriente, por el cual se marchitan de repente las plantas de más savia. su boca—eso es, la ira de Dios (Isaías 11:4). 31. vanidad—lo que no es substancial. El pecado es su propio castigo (Proverbios 1:31; Jeremías 2:19). su recompensa—la desilusión. 32. El—lit., ‚El (árbol, al cual se le compara, v. 30, o si no, su vida) no alcanzará su plenitud en su tiempo;‛ eso es, ‚acabará antes de su tiempo.‛ no reverdecerán—Figura de un árbol seco; la extinción sin hijos de los impíos. 33. Figuras de un estado incompleto. La pérdida de las uvas sin madurar poéticamente se hace la obra de la vid misma, a fin de expresar con más punto que la ruina del pecador es el fruto de su propia conducta (Isaías 3:11; Jeremías 6:19) 34. Más bien, la unión de los hipócritas (impíos) será sin fruto. (Umbreit.) tiendas de soborno—es decir, las casas de jueces injustos, muchas veces censuradas en el Antiguo Testamento (Isaías 1:23). El ‚fuego de Dios‛ que consumió las posesiones de Job (1:16)—insinúa Elifaz—habría sido a causa de los sobornos de Job como cacique o emir árabe. 35. Amarga ironía, que ilustra lo infructuosa que es la vida del impío (v. 34). Sus concepciones y sus alumbramientos consisten tan sólo en maldades, etc. (Isaías 33:11). meditan— empollan. CAPITULO 16 SERIE SEGUNDA REPLICA DE JOB. 2. (13:4.) 3. ‚Palabras de viento,‛ el hebreo. Contesta a Elifaz en las palabras de la reprensión de él (15:2). animará—lit., ¿Qué es lo que te fatiga para que contradigas? Es decir, ¿qué he dicho yo que te provoque? (Schuttens.) O, como mejor concuerda con la primer cláusula, ¿Porqué os fatigáis contradiciendo? (Umbreit.) 4. compañía—Más bien, Maniobraría (un ejército) de palabras. movería mi cabeza—en mofa; significa la señal de asentir no el cabeceo negativo; el cabeceo no es para nosotros, como en el oriente, un gesto de escarnio (Isaías 37:22; Jeremías 18:16; Mateo 27:39). 5. con mis palabras—Lit., ‚con mi boca:‛ ironía amarga. En alusión a las jactanciosas
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS ‚consolaciones‛ de Elifaz (15:11). Lo opuesto de alentar con el corazón; eso es, la consolación verdadera. Tradúzcase: ‚Yo también (como tú) alentaría con la boca,‛ eso es, con habla descorazonada. ‚Y el movimiento de mis labios (mero consuelo de labios) apaciguaría‛ (de la misma manera que vosotros). (Umbreit). El ‚cordial consejo‛ (Proverbios 27:9) es lo opuesto. 6. se aparta—lit., ‚¿Qué (porción de mi padecimiento) se aparta de mí?‛ 7. empero ahora—Más bien: ‚¡Ah!‛ me ha fatigado Dios. compañía—Más bien, ‚grupo de testigos,‛ a saber, los que podrían atestiguar su inocencia, sus hijos, siervos, etc. Así se traduce en el v. siguiente. Umbreit hace que los testigos sean Job mismo, porque ¡ay! no tenía otro testigo a su favor. Esto es demasiado recóndito. 8. arrugado—Más bien (como también la misma palabra hebrea en 22:16: ‚cortado‛): ‚Tú me has engrillado, tu testigo‛ (además de cortar mi compañía de testigos, v. 7); es decir, me has incapacitado por los dolores de atestiguar debidamente mi inocenaia. Pero otro ‚testigo‛ se levanta contra él, a saber, su ‚flacura‛ o miserable condición de cuerpo, interpretada por sus amigos como prueba de culpabilidad. El sentido radical del hebreo es juntar, de donde viene el doble sentido de atar o encadenar, y en el siríaco, arrugar. flacura—significa también mentira; insinua que era un ‚testigo‛ falso. 9. Figura de una fiera. Así se le representa a Dios en el 10:16. contrario—Más bíen, ‚y duramente me persigue.‛ Job no atribuiría ‚odio‛ (V. Inglesa) a Dios (Salmo 50:22). mi enemigo—(Salmo 7:12). Me lanza ojeadas airosas, como un enemigo (13:24). 10. Abrieron … boca—No a fin de devorar, sino de mofarse de él. Para colmo de calamidad, la mofa de sus amigos (v. 10) se agrega al trato hostil de Dios (v. 9). Hirieron mis mejillas—fig., de ultraje insolente (Lamentaciones 3:30; Mateo 5:39). se juntaron—‚Conspiraron unánimemente‛ (Schuttens.) 11. Hame entregado—lit., me arrojó de cabeza. al mentiroso [PAG. 407] —a saber, a sus amigos profesos, que le persiguieron con discursos hirientes. 12. Próspero estaba—en tiempos pasados (cap. 1). por la cerviz—como una fiera a la presa (así 10:16). despedazóme—en contraste con su condición anterior de sosiego (Salmo 102:10). blanco—(7:20; Lamentaciones 3:12). Dios me deja siempre recobrar fuerzas, a fin de atormentarme incesantemente. 13. sus flecheros—Continúa la figura del v. anterior. Dios, al hacerme su ‚blanco,‛ está acompañado por los tres amigos, cuyas palabras le son como flechas agudas. mi hiel—dicha por una parte vital. Así el hígado (Lamentaciones 2:11). 14. La figura es del asedio de una fortaleza que hace brechas en las murallas (2 Reyes 14:13). gigante—fuerte guerrero. 15. cosí—que denota el ajuste apretado de la ropa de luto; era un saco con apertura para los brazos, cosido ajustado al cuerpo. cargué mi cabeza—figura del ganado cornudo que, cuando excitado, cavan en la tierra con los cuernos. El cuerno es emblema de poder (1 Reyes 22:11). Aquí, está en el polvo, lo que aplicado a Job, denota su humillación de su grandeza anterior. Arrojarse uno en el polvo es señal de duelo; esta idea está aquí unida a la de nerviosa desesperación, pintada por la furia de un animal cornudo. Los drusos del Líbano aún llevan cuernos como ornamentos. 16. enlodado—Más bien, ‚rojo,‛ eso es, sonrojado y acalorado. (Umbreit y Noyes). entenebrecidos—Lit., ‚sombra de muerte:‛ o sea ennegrecidos por las muchas lágrimas (Lamentaciones 5:17). Job aquí se refiere a la acusación de Sofar (11:14). Casi las mismas palabras se usan tocante al Señor Jesucristo (Isaías 53:9). Lo mismo el v. 10 corresponde a la descripción de él (Salmo 12:13; Isaías 50:6; y el v. 4 con Salmo 22:7). Cristo sólo realizó lo que Job aspiraba alcanzar, la justicia externa de hechos y la pureza interna de devoción. Jesucristo como el hombre representativo está tipificado hasta cierto punto en todo siervo de Dios en el Antiguo Testamento. mi sangre—eso es, mi padecimiento no merecido. Se compara al asesinado, cuya sangre la tierra se niega a absorber mientras no se le vengue. (Génesis 4:10, 11; Ezequiel 24:1, 8; Isaías 26:21). Los árabes dicen que el rocío del cielo no desciende en un lugar mojado por sangre inocente (cf. 2 Samuel 1:21). lugar—lugar de descanso.‛ ¡Que mi clamor nunca cese!‛ ¡Que se extienda a lo lejos! ‚Tierra‛ en este v. está en antítesis con ‚cielo‛ (v. 19). ¡Que sea mi inocencia tan bien conocida a los hombres como lo es a Dios mismo! 19. he aquí—aún ahora, cuando estoy tan mal comprendido en la tierra, Dios en el cielo es sensible a mi inocencia. mi testigo—En medio de toda su impaciencia, Job aún confía en Dios. 20. Más enfático en el hebreo: ‚¡mis mofadores—mis amigos!‛ Paradoja hiriente. (Umbreit.) Es a Dios solo a quien puede pedir atestiguación de su inocencia; esto suplica con ojos lacrimosos. 21. el hombre—Más bien, Dios mismo. ‚¡Ojalá abogara por un hombre (a saber, por mí) contra Dios.‛ Job singularmente dice: Dios debe defenderme contra Dios; porque él me hace sufrir, y él solo sabe que soy inocente. (Umbreit.) Así ayudó Dios a Jacob contra sí mismo (cf. 23:6; Génesis 32:25). Dios en Cristo aboga con Dios por el hombre (Romanos 8:26, 27). como … prójimo—lit., ‚Como el Hijo del hombre < prójimo,‛ prefigurando la intercesión de Jesucristo: bendición que Job anhelaba gozar (9:33), aunque la plenitud espiritual de sus propias palabras, dichas para todas las edades, le eran poco comprendidas (Salmo 80:17). prójimo—el hebreo: amigo. Job mismo (42:8) intercedió por sus ‚amigos‛, aunque eran ‚disputadores‛ o ‚mofadores‛ (v. 20); asimismo Jesucristo por sus ‚amigos‛ (Juan 15:13–15). 22. contados lit., ‚años de número, ‛ es decir, pocos, lo opuesto de ‚innúmeros‛ (Génesis (34:30). CAPITULO 17 CONTINUA LA REPLICA DE JOB. 1. aliento … corrompido—el efecto de la elefancía. Pero Umbreit: ‚Mi aliento (espíritu) está desgastado.‛ acórtanse—‚apagados:‛ la vida se compara a la luz que se apaga. ‚La luz de mis días está
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS apagada.‛ sepulcro—en plural, para aumentar el énfasis. 2. (Umbreit.) Más enfáticamente ‚Si sólo tuviera que soportar la mofa, en medio de las contenciones de ellos yo (mis ojos) quedaría quedo.‛ ‚Continuar el ojo toda la noche,‛ es la figura hebrea que expresa el descanso no perturbado; lo contrario de lo expresado (16:20) cuando el ojo de Job derrama lágrimas a Dios sin descanso. 3. Pon ahora—a saber fianza; sé tú mi fiador; atestigua mi inocencia, puesto que mis amigos sólo se mofan de mí (v. 2). Ambas partes litigantes tenían que depositar una suma como garantía antes del litigio. dame fianza—Dispón la suma por mí (para litigar) contigo. Un presagio de la ‚fianza‛ (Hebreos 7:22), o de ‚un Mediador entre Dios y el hombre‛ (cf. Nota, 16:21). tocará … mano—‚¿Quién otro (salvo Dios mismo) podría tocar manos conmigo?‛ es decir, ser mi fiador (Salmo 119:122). El hebreo golpea la mano a aquel de quien se hace fiador (Proverbios 6:1). 4. su corazón—el intelecto de sus amigos. ensalzarás—Más bien, imperativo: no los ensalces. No los dejes vencer. (Umbreit.) (Isaías 6:9, 10). 5. El hebreo por lisonja es lisura; luego llegó a ser la presa repartida por suertes, porque se usaba una piedra lisa para echar suertes (Deuteronomio 18:8), ‚una porción‛ (Génesis 14:24). Por tanto tradúzcase: ‚El que entrega a su amigo cual presa (lo que la conducta de sus amigos daba a entender que harían) <‛ (Noyes.) (11:20). Esto lo dice Job tocante a los hijos del pecador, en réplica al reproche de ellos tocante a la muerte de los suyos (5:4; 15:30). Esto concuerda con la dispensación de la retribución legal del Antiguo Testamento (Exodo 20:5). 6. El—Dios. El poeta reverencialmente suprime el nombre de Dios, cuando habla de calamidades infligidas. parábola—Deuteronomio 28:37; Salmo 69:11.) Mi horrible castigo hace execrado mi nombre en todo lugar, como si yo debiera haber sido superlativamente malo para merecerlo. tamboril—Honrado como David lo fué (1 Samuel 18:6). Más bien, de otro radical hebreo: ‚Se me trata a la cara como un objeto repugnante,‛ lit., una cosa que debe ser escupida (Números 12:14). Así significa Raca (Mateo 5:22). (Umbreit.) 7. (Salmo 6:7; 31:9; Deuteronomio 34:7). pensamientos— lit., figuras; todos los miembros individuales son formas peculiares del cuerpo; opuesto de ‚sombra,‛ que parece una figura sin solidez. 8. se maravillarán—de mis pensamientos no merecidos. contra el hipócrita—Los justos sienten herido su sentido de justicia (‚se resentir{n‛) a causa de la prosperidad del impío. Al decir ‚hipócrita‛ acaso hace una ojeada a sus falsos amigos. 9. La fuerza del principio religioso se aumenta con el infortunio. Los piadosos recobrarán nuevos bríos para [PAG. 408] perseverar, del ejemplo del sufrido Job. La figura es de un guerrero que recibe nueva valentía en la lucha (Isaías 40:30, 31; Filipenses 1:14). 10. volved—Si tenéis algo de sabio para proponer, cosa que dudo, volved a tomar la palabra. Porque hasta ahora no encuentro sabio entre vosotros. 11. Sólo que no habléis vanamente de la restauración de mi salud, porque ‚mis días son pasados.‛ arrancados—quebrados, como los hilos cortados del telar (Isaías 38:12). pensamientos—lit., posesiones; es decir, todos los sentimientos y buenas esperanzas que mi corazón una vez alentaba. Estos pertenecen al corazón, como los ‚propósitos‛ al entendimiento; las dos cosas aquí describen todo el hombre interno. 12. Pusieron—Es decir, mis amigos quisieron cambiar la noche en día, o sea, tratar de persuadirme de un cambio de mi miseria en gozo, lo que es imposible (Umbreit) (11:17); (pero) la luz de la prosperidad (no podría ser gozada) sería breve a causa de la oscuridad de la adversidad. O más bien, en vez de ‚breve‛, la palabra hebrea ‚cerca‛; ‚y la luz de la nueva prosperidad estaría cercana delante de las tinieblas de la muerte;‛ es decir, me quisieron persuadir de que la luz está cerca, aun cuando la oscuridad se acerca. 13. Más bien: ¿Si espero este sepulcro (cheol, o el mundo invisible) por mi casa, y hago mi cama en las tinieblas, y digo (v. 14) a la huesa ellipse dónde, pues < mi esperanza? (v. 15). (Umbreit.) La apódosis está en el v. 15: ¿‚Quién la verá?‛ 14. mi padre eres tú …—lo que expresa la conexión más íntima (Proverbios 7:4). Su condición de enfermo lo hizo pariente cercano del sepulcro y del gusano. 15. ¿Quién la verá realizada? es decir, la ‚esperanza‛ (11:18) de la restauración que ellos me ofrecían. 16. descenderán—mis esperanzas: serán enterradas conmigo. rincones de la huesa—(Isaías 38:10.) Más bien, los desperdicios de la fosa (cheol, el mundo invisible). juntamente descansarán—Lo que resta de mí y de mis esperanzas están en el polvo. Aquél y éstas mueren juntos. La palabra descansar de‐nota que las incesantes esperanzas del hombre no hacen sino robarle el reposo. CAPITULO 18 SERIE SEGUNDA LA REPLICA DE BILDAD. 2. pondréis fin—Los otros dos amigos de Job, a quienes Bildad reprocha de haber hablado meras ‚palabras‛, o sea, discursos huecos, lo opuesto de ‚entended‛, es decir, estad en seso, considerad el asunto inteligentemente, y luego hablemos. 3. bestias—Aludiendo a lo que Job dijo (12:7; así Isaías 1:3). viles—Más bien de una raíz hebrea, tapar. ‚Tercos,‛ correspondiente a la estupidez implícita en la primer cláusula paralela. (Umbreit.) ¿Por qué debemos dar ocasión por vuestros discursos vanos para que seamos tenidos por ignorantes, en ojos de Job y mutuamente ante nosotros mismos? (17:4, 10). 4. Oh tú—Job, será dejada—Volverá asolada. Alude aquí a las palabras de Job cuanto al monte que se deshace (14:18, 19); pero con aplicación diferente. Dice amargamente: ‚por ti.‛ Si no estuvieras castigado como estás, y como no lo quieres soportar, se alborotaría el eterno orden del
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS universo y sería asolada la tierra a causa de la maldad no vengada. (Umbreit.) Bildad presupone que Job es grande pecador (8:3–6; Isaías 24:5, 6). ‚¿Será removido aquello que está firme cual roca para acomodarte especialmente a tí?‛ 5. Eso (v. 4) no puede ser. El decreto de Dios es inalterable, la luz (prosperidad) de los impíos al fin será apagada. su fuego—Alusión hecha a la hospitalidad arábiga, que se jactaba de recibir al extraño al calor de la tienda, y hasta prendía el fuego que sirviese para dirigirle hacia ella. Los impíos serán privados de los medios de hospitalidad. ¡Su habitación será oscura y desolada! 6. lámpara—que en el oriente comúnmente la suspenden del techo. Abunda el aceite en aquellas regiones, y la lámpara alumbraba toda la noche, como en Egipto hoy en día, donde el más pobre prefiere privarse de la comida a no tener la lámpara prendida de noche (Salmo 18:28). Apagar la lámpara era una figura de completa desolación. 7. ‚Pasos de pujanza‛, el hebreo por fuertes pasos. El paso firme indica salud. Tener pasos acortados es el no ser ya capaz de moverse a voluntad (Proverbios 4:12). su mismo consejo—o planes serán los medios de su caída (5:13). 8. sobre red andará—Más bien, “se deja meter en la red.” (Umbreit.) O si dejamos la palabra ‚red‛ debe entenderse la fosa trampa disimulada con ramas y tierra, que pisada se desploma (Salmo 9:15; 35:8). 10. torzuelo—‚trampa:‛ Hacen paralelo red (lazo) y trampa en cada versículo (8, 9, 10). (Traductor.) 11. temores— Mencionados muchas veces en el libro (v. 14; 24:17, etc.). Se personifica los terrores causados por la conciencia mala. ‚Magor‐missabib‛ (Jeremías 20:3, 4). haránle huir desconcertado—Más bien: le perseguirán (lit., esparcirán, Habacuc 3:14), pisándole los talones (Habacuc 3:5; 1 Samuel 25:42; hebreo). La figura es la de un vencedor que esparce al enemigo. (Umbreit.) 12. El hebreo es terso y osado: ‚su juerza será hambrienta.‛ quebrantamiento—una calamidad grande. (Proverbios 1:27). a su lado—pronto a destruirlo (Proverbios 19:29). 13. Umbreit traduce: ‚El comerá;‛ eso es, ‚en la violencia de su hambre devorará su propio cuerpo‛: o a sus propios hijos (Lamentaciones 4:10). Más bien el ‚quebrantemiento (v. anterior) devorará.‛ ramos—‚miembros‛ ‚(lit., ramos de árbol). primogénito de la muerte—Una personificación pletórica del horror poético. El primogénito ocupaba el puesto principal (Génesis 49:3); así aquí la enfermedad más principal (más mortal) que la muerte jamás engendró (Isaías 14:30; ‚el primogénito de los pobres‛—el más pobre). Los árabes llaman a la fiebre ‚hija de la muerte.‛ 14. confianza—Todo aquello en que confiaba el padre para la felicidad doméstica, hijos, fortuna, etc., refiriéndose a las pérdidas de Job, arrancada—desarraigada repentinamente, será llevada; es decir, él será llevado; o como Umbreit mejor tiene; ‚Tú (Dios) me traerás lentamente.‛ El hebreo expresa ‚andar a largos pasos lenta y solemnemente.‛ El impío por mucho tiempo tiene ante los ojos una muerte horrorosa, que al fin le alcanzará. Aludiendo al caso de Job. El Rey de los espantos, no como el Plutón de los paganos, el gobernador fabuloso de los muertos, sino la Muerte, con todos sus terrores para los impíos, personificada. 15. morará—a saber el espanto, y no otro como opina Umbreit, como la segunda cláusula prueba. como si no fuese suya—Ya no es suya. azufre—Probablemente comparando la calamidad de Job por el ‚fuego de Dios‛ (1:16) a la destrucción de la culpable Sodoma por fuego y azufre (Génesis 19:24). 16. ‚Raíces,‛ él [PAG. 409] mismo. ‚Ramas‛, sus hijos (8:12; 15:30; Malaquías 4:1). 17. No le saludarán al encontrario por las calles. Más bien, por el campo o llanura; los pastores ni mencionarán más su nombre. Un cuadro de la vida nómada. (Umbreit.) 18. luz … tinieblas—existencia < no existencia. 19. nieto—Así Génesis 21:23; Isaías 14:22. ‚Sobrino‛ (V. Inglesa.). Tradúzcase ‚pariente.‛ 20. por venir … antes—Más bien: ‚los del occidente < los del oriente‛; es decir, todas las gentes; lit., los de atrás < los de adelante; en la geografía los orientales se dan vuelta cara al este (no al norte como nosotros); de modo que el frente es el este, el fondo el oeste (Así Zacarías 14:8). su día—de la ruina (Abdías 12). se espantarán—Aterrorizados (21:6; Isaías 13:8). 21. (8:22 marginal). CAPITULO 19 SERIE SEGUNDA LA REPLICA DE JOB A BILDAD. 2. Hasta cuándo <—Replicando en las mismas palabras de Bildad (18:2). Concediendo que el castigo es merecido, ¿es benigno seguir machacando siempre en ello al que lo sufre? Y ni aun lo habían probado todavía. 3. El hebreo: ‚estas diez veces,‛ antepuesto el pronombre al numeral por énfasís. diez—a menudo (Génesis 31:7). descomediros—Más bien: aturdirme. (Gesenius.) 4. errado—El hebreo expresa error consciente. Job no estaba consciente de pecado voluntario. se quedará—lit., pasará la noche. Yo aguanto la consecuencia. 5. os engrandeciereis—Hablareis arrogantemente (Abdías 12; Ezequiel 35:13). contra mí—repetido enfáticamente (Salmo 38:16). Y (si) adujereis …—Mejor, con Umbreit, ‚Si en verdad quisierais haceros grandes héroes en mi contra, probad (demostrad) la culpa (oprobio) mía que declar{is.‛ En la Versión Inglesa ‚oprobio‛ significará las calamidades de Job, las que ‚adujeron‛ contra él como prueba de culpabilidad. 6. en derredor su red—Alusión a las palabras de Bildad (18:8). Sabed que no soy yo quien cual malvado haya sido atrapado en mi propia red, sino que es Dios quien me ha rodeado con la suya—el por qué no lo sé. 7. agravio.—Violencia: que le viene de parte de Dios. no habrá juicio—‚No hay juicio‛ (V. Inglesa). Los tiempos gramaticales, muchísimas veces, no concuerdan en las versiones inglesa y castellana.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS (TRADUCTOR.) Dios no quitará mis calamidades, para así vindicar mi justa causa: y mis amigos no harán justicia con mi carácter pasado. 8. Figura de un viador tomado por la noche. 9. Despojado … corona—Figura de un rey despojado de su ropaje y corona: apropiado de Job un emir con dignidad casi real (Lamentaciones 5:16; Salmo 89:39). 10. Arruinóme por todos lados—‚Sacudido en todo lugar, de modo que caigo en el polvo:‛ figura de un árbol desarraigado sacudido violentamente desde todo lado. (Umbreit.) Con esto concuerda la cláusula que sigue. mi esperanza—Cuanto a esta vida (en contradicción a Sofar, 11:18); no cuanto al mundo por venir (v. 25; 14:15). 11. enemigos—(13:24; Lamentaciones 2:5). ejércitos—Calamidades que avanzaban juntas cual tropas hostiles (10:17). trillaron … camino—Un ejército debe abrirse camino de acceso, al marchar contra una ciudad (Isaías 40:3). 13. hermanos—parientes los más cercanos, en distinción de los ‚conocidos.‛ Los dos substantivos se corresponden en el paralelismo (v. 14). El proverbio árabe es: ‚El hermano, es decir, el amigo verdadero sólo se conoce en tiempo de necesidad.‛ se olvidaron lit., volvieron las espaldas con repugnancia. Job de nuevo inconscientemente usa lenguaje que prefigura el abandono que sufrió el Señor Jesús (16:10; Lucas 23:49; Salmo 38:11). 15. moradores en mi casa—los siervos, que viven temporalmente en su casa. Notad el contraste: Él extraño admitido para pasar un tiempo cual dependiente trata al dueño como a un extraño en su propia casa. 16. siervo—nacido en mi casa (distinto de los moradores), y perteneciente del todo a la familia. Pero hasta él desobedece a mi llamada. de mi propia boca—es decir, en voz fuerte; antes bastaba una señal de la cabeza. Como no atiende a mi mirada, debo rogarle con palabras. 17. aliento … extraño—Su aliento por la elefancía vino a ser muy cambiado y ofensivo, de modo que su mujer le abandonaba como a un extraño (v. 13; 17:1). hijos de mis entrañas—‚de mi cuerpo‛, en el hebreo: donde esperaríamos ‚de mis lomos‛, como cuerpo, o vientre, se aplica a la mujer El posesivo ‚mis‛ prohibe que se aplique a su esposa. Además sus hijos estaban muertos. En el 3:10 las mismas palabras ‚mi vientre‛ significan el vientre de mi madre; por tanto, tradúzcase: ‚Aunque rogaba a los hijos del vientre de mi madre‛; es decir, a mis propios hermanos. Un aumento de fuerza, en comparación con la segunda cláusula del v. 16. (Umbreit.) No sólo debo rogar humillado a mi siervo, sino también a mis propios hermanos (Salmo 69:8). Aquí también prefigura a Jesucristo (Juan 7:5). 18. muchachos—El hebreo significa niñitos (21:11). Respeto a la ancianidad es un deber primordial en el oriente. La palabra significa ‚inicuo‛ (16:11). Así la aplica aquí Umbreit, no tan bien. en levantándome—Mejor: ‚Si me levantara‛: por cuanto Job no estaba en condiciones como para levantarse. ‚Si me levantara, hablarían (abusivamente) contra mí.‛ (Umbreit.) 19. confidentes—lit., ‚hombres de mi secreto‛: a los que he confiado mis confidencias más íntimas. 20. Extrema flacura. El hueso parecía asomar por la piel, estando visible por lo seca de la carne, del hueso separada. La lección marginal inglesa: ‚Mi hueso se pega a mi cuero; y cuanto a mi carne <‛ aclara el sentido. piel de … dientes— Dicho proverbial. A duras penas escapé con la vida. Estoy sano solamente con la piel en los dientes; eso es, sólo tengo sanas las encías; toda la demás piel de mi cuerpo la tengo rota con úlceras (7:5; Salmo 102:5). Satanás le perdonó a Job el habla, en la esperanza de que ella maldeciría a Dios. 21. Cuando Dios hubo hecho de él espectáculo tan lastimero, sus amigos debieron de ahorrarle la persecución adicional de sus crueles discursos. 22. como Dios—me ha perseguido. Prefigurándole a Jesucristo (Salmo 69:26). El que Dios aflige no es razón por qué el hombre deba agregar más aflicción de la que sufre (Zacarías 1:5). os hartáis de mis carnes?—No es bastante que Dios me castigue en carne literalmente (v. 20): vosotros debéis ‚comer mi carne‛ metafóricamente (Salmo 27:2); eso es, proferir las peores calumnias, como a menudo significa la frase en el árabe. 23. Desesperando de recibir justicia de parte de los amigos de antaño, desea que sus palabras sean conservadas imperecederas para la posteridad, para atestiguar ésta su esperanza de vindicación en la resurrección. 24. con plomo—líquido derramado sobre las letras grabadas, para hacerlas más visibles. (Umbreit.) No en planchas de plomo; porque era ‚en piedra‛ donde serían [PAG. 410] esculpidas. Tal vez era el martillo que era de plomo, puesto que los escultores hallan que se puede hacer incisiones más delicadas con martillo de plomo que con martillos de material más duro. Foster ha demostrado que las inscripciones en la roca de Wadi Mokatta, sobre la ruta de los israelitas por el desierto, recuerdan las jornadas de dicho pueblo, tal como aseveró Cosmas Indicopleustes en el año 535 de nuestra era. para siempre—mientras dure la misma roca. 25. Redentor— Umbreit (y otros) entienden que esto se refiere a la aparición de Dios como vengador de Job antes de la muerte, cuando su cuerpo se haya desgastado hasta mero esqueleto. Pero Job uniformemente desespera de la restauración y vindicación de su causa en esta vida (17:15, 16). Una sola esperanza le queda, la cual reveló el Espíritu: la vindicación en una vida futura: no sería vindicación plena, si su alma sola hubiese de ser feliz sin el cuerpo; como algunos explican (el v. 26) fuera de mi carne. Fué su cuerpo el que sufrió principalmente; sólo la resurrección del cuerpo, pues, podría vindicar su causa: el ver a Dios con sus propios ojos, y en un cuerpo renovado (v. 27), refutaría la imputación de culpabilidad que sobre él estaba a causa de los padecimientos presentes de su cuerpo. El que esta verdad no se halla ampliada más por Job, ni notada por sus amigos sólo demuestra que para él era un hermoso vislumbre pasajero de lo que era la esperanza del Antiguo Testamento, más bien que la luz firme de la seguridad evangélica; para nosotros este pasaje tiene una claridad determinada, que no tenía en la mente de Job (cf. Nota 21:30). La idea que había en ‚Redentor‛ para Job es Vindicador (16:19; Números 35:27), que rectifica sus males; que incluía para nosotros, y
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS probablemente para él, la idea del predicho Aplastador de la cabeza de la serpiente. Foster enseña que la caída motivada por la serpiente está perfectamente representada en el templo de Osiris en Filasa; y la resurrección, sobre la tumba del egipcio Micerino, de hace cuatro mil años a esta parte. Los sacrificios de Job sugieren un sentido del pecado y de la necesidad de propiciación Satanás era quien ultrajaba el cuerpo de Job: Jesucristo es su Vindicador, el Viviente que da vida (Juan 5:21, 26). y al fin—Más bien ‚el Ultimo‛, el título peculiar de Jesucristo, aunque Job podía no saber el pleno significado de sus inspiradas palabras, y puede que comprendiese solamente la idea de uno que venía después (1 Corintios 15:45: Apocalipsis 1:17). Jesucristo es el último. El día de Jesucristo es el último día (Juan 6:39). se levantará—Como se dice que Dios ‚levantó‛ al Mesías (Jeremías 23:5; Deuteronomio 18:15). polvo—muchas veces asociado con el cuerpo en la descomposición de el en polvo (7:21; 17:16); por tanto apropiadamente aquí. Encima del mismo polvo con el que se mezcla el putrefactivo cuerpo del hombre, se levantará el Vindicador del hombre. ‚Por sobre el polvo‛, expresa llamativamente el hecho de que Jesucristo mismo se levantó sobre el polvo (1 Corintios 15:20, 23). El Espiritu quiso decir por las palabras de Job más de lo que Job entendía pienamente (1 Pedro 1:12). Aunque él parece, al abandonarme, un muerto, ahora ciertamente ‚vive‛ en el cielo: en el futuro aparecerá también sobre el polvo de la tierra. El Goel, o vengador de sangre era el pariente más cercano del asesinado El hombre perdió la vida por Satanás el ‚homicida‛ (Juan 8:44). aquí el perseguidor de Job (Hebreos 2:14). Cotéjese también cuanto a la redención de la herencia por el pariente del muerto (Rut 4:3–5; Efesios 1:14). 26. Más bien: ‚Aunque después que mi piel (ya no sea más) esto (mi cuerpo) sea destruído (‚cuerpo‛ se omite, por estar tan desgastado y no merecer mención), con todo desde mi carne (mi cuerpo renovado, como el punto de partida de visión. Cantares 2:9; ‚mirando por las ventanas‛) veré a Dios‛. La otra cláusula prueba que se quiere decir la visión corporal, porque están especificados ‚mis ojos.‛ La otra cláusula prueba el sentido de una visión corporal (Rosenmuller, 2a. Edición.) El hebreo contradice ‚en mi carne‛. La piel fué primero destruída por la elefantíasis, luego el ‚cuerpo‛. 27. por mí—A ventaja mía, como mi amigo. no otro—Mis ojos le mirarán ya no como quien está enemistado, como ahora, conmigo. (Bengel.) aunque—Mejor que se omita; mis riñones (lo interior del corazón) están consumidos dentro de mí;‛ es decir, anhelan dolorosamente el descanso para aquel día (Salmo 84:2; 119:81). Los gentiles no tuvieron sino pocas promesas reveladas: ¡qué bendición que aquellas pocas fueran tan explícitas! (Cf. Números 24:17; Mateo 2:2). 28. Más bien: Habéls de decir entonces (cuando venga el Vengador): ¿Por qué <? la raíz … en mí—La raíz de la integridad piadosa, la que es el punto debatido, si era posible que se halle en mí, que estoy tan afligido. Umbreit, con muchos MSS y versiones, lee: ‚en él‛. ‚O como encontramos en él base de contención. 29. ‚El furor (la violencia apasionada con que los amigos persiguieron a Job) trae la espada‛, lit., es el pecado de la espada. para que sepáis—Lo digo para que sepáis. un juicio—Inseparablemente conectado con la venida del Vindicador. La ‚ira‛ de Dios en su aparición para la vindicación temporal de Job en contra de sus amigos (42:7) es una garantía de la ira eterna en la venida final para glorificar a los santos y a juzgar a los enemigos de ellos (2 Tesalonicenses 1:6–10; Isaías 25:8). CAPITULO 20 SERIE SEGUNDA LA REPLICA DE SOFAR. 2. Por cierto—Cuanto más me conmuevo por el discurso de Job, tanto más por esa misma razón he de responder con calmosa consideración. Lit., ‚No obstante; mis pensamientos calmosos (como en el 4:13) darán mi contestación. a causa de la excitación (apresuramiento) dentro de mí‛. (Umbreit.) 3. reprensión.… censura— Las acusaciones con el propósito de avergonzarme. espíritu de mi inteligencia—mi espíritu racional; corresponde a ‚pensamientos‛ calmosos (v. 2). A pesar de tu reprensión que me incita a la precipitación, responderé con calmoso raciocinio. 5. hipócrita—lit., el impío (Salmo 37:35, 36) 6. (Isaías 14:13; Abdías 3, 4.) 7. estiércol—En contraste con la altivez del impío (v. 6); este fuerte término expresa el desagrado y la más baja degradación (Salmo 83:10; 1 Reyes 14:10). 8. (Salmo 73:20.) 9. Más bien: ‚el ojo que le sigue, pero no le puede discernir ya m{s.‛ Se quiere decir una mirada aguda (28:7; 7:10). 10. Sus hijos—complacerán propiciarán a los pobres (devolviéndoles los bienes que el padre les robó). (De Wette.) Mejor que esta expresión de la V. Inglesa, ‚los hijos‛ se ven rebajados a la condición humillante de ‚implorar el favor de los muy pobres‛, que el padre había oprimido. sus manos—a saber, las de los hijos de él. lo que él robó—los bienes [PAG. 411] de los mismos pobres. ¡Justa retribución! (Exodo 20:5.) 11. (Isaías 25:7.) ‚Llenos de los pecados de sus mocedades‛: así la Vulgata. Gesenius tiene: ‚llenos de juventud;‛ es decir, en la plenitud de sus fuerzas juveniles será echado al polvo. Pero ‚huesos‛ está claro se refiere a la enfermedad de Job, probablemente a las mismas palabras de Job (19:20). Umbreit traduce: ‚llenos de pecados secretos‛ (Salmo 90:8); su culpabilidad secreta en el tiempo de su aparente justicia, cual veneno escondido, al fin le humilla hasta el polvo. La Versión Inglesa es mejor. Sofar alude a las mismas palabras de Job (17:16). con él—Su pecado tanto ha penetrado su naturaleza que le acompaña a él hasta la tumba: para la eternidad el pecador no puede deshacerse de él (Apocalipsis 22:11). 12. se
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS endulzó—La fascinación del pecado es como el veneno dulce al paladar, pero mortal al fin a los órganos vitales. (Proverbios 20:17; Job 9:17, 18). ocultaba … lengua—Trataba de prolongar el goce guardando el bocado dulce mucho tiempo en la boca (así v. 13). 14. se mudará—El hebreo denota una mutación total para un contraste desagradable (Jeremías 2:21; cf. Apocalipsis 10:9, 10). hiel—Se creía que el veneno de los áspides estaba en la hiel. Al contrario, está en una vesícula en la boca. La escritura emplea el lenguaje popular, siempre que por eso no haga peligrar alguna verdad moral. 15. Se ve obligado a despojarse de sus mal adquiridos bienes. 16. chupará—Se descubrirá el que ha chupado el veneno. 17. torrentes—lit., corrientes de inundaciones, rios copiosos de leche, etc. (29:6; Exodo 3:17). La miel y la manteca son más flúidas en el oriente que en otras partes, y se echan en jarras como líquidos. Estos ‚ríos‛ o arroyos en el cálido oriente son emblemas de prosperidad. 18. Figura de la comida que a uno le es quitada antes que pueda tragarla. restituirá—(Así Proverbios 6:31). El Paralelismo favorece la Versión Inglesa ‚Aquello en que trabajó (por adquirir) lo devolverá, y no lo tragará‛, más bien que la traducción de Gesenius: ‚Como posesion a ser restaurada en la que no toma contentamiento.‛ ni gozará—Su aprovechamiento de sus ganancias mal adquiridas entonces acabará (v. 5). 19. quebrantó—mientras que debe de haber defendido la causa de ellos (2 Crónicas 16:10). desamparó—los dejó indefensos. casas—así dejando a los pobres sin techo (Isaías 5:8; Miqueas 2:2). 20. Umbreit traduce: ‚Sus adentos no conocen descanso‛ de los deseos. su vientre—eso es, el sosiego interno. ni salvará—lit., ‚No escapará con aquello que <‛ Aludiendo a que Job había sido despojado de todo. 21. Por tanto—Más bien: ‚Porque su bien (su prosperidad) no tendrá duración.‛ 22. tendrá angustia—‚Se sentirá apretado.‛ La otra cláusula explica en qué respecto. las manos todas—Más bien: ‚Toda la mano de los miserables (a quienes él ha quebrantado) le sobreviene‛; es decir, el sentimiento de haber oprimido a los pobres, ahora a su vez le sobreviene con todo su poder (mano). Esto le causaba su angustia aún en la prosperidad. 23. Más bien: ‚Dios enviará (que Dios envíe) (Umbreit) sobre él la furia de su ira para henchirle el vientre. harála llover—Lluvia de fuego, eso es, el relámpago (Salmo 11:6: aludiendo a las desgracias de Job, 1:16). La fuerza de la figura se sentirá si uno se imagina la naturaleza opuesta de una lluvia refrescante en el desierto (Exodo 16:4; Salmo 68:9). 24. acero—Más bien, ‚bronce‛. Mientras que el malvado huye del un peligro, cae en otro mayor que viene del lado opuesto. (Umbreit.) 25. Desenvainará—El (Dios) saca (la espada, Josué 5:13), y (no bien lo hace cuando) atraviesa la hiel (‚cuerpo‛ del pecador) (Deuteronomio 32:41, 42; Ezequiel 21:9, 10). Figura feliz del relámpago es la espada relumbrante. hiel—eso es, su vida (16:13). ‚Inflige una herida mortal‛. terrores—Sofar repite las palabras de Bildad (17:11; Salmo 88:16; 55:4). 26. ‚Todas tinieblas‛, o sea, toda calamidad que sobrevenga al impío será escondida (almacenada) en sus depósitos secretos, o tesoros (de Dios) (Judas 13; Deuteronomio 32:34). no soplado—no prendido por manos de hombre, sino por las de Dios (Isaías 30:33; la LXX, MS. Alejandrino, lee ‚fuego inapagable‛, Mateo 3:12). Demuestran tacto los amigos de Job al no mencionar expresamente las calamidades de Job, sino haciendo alusión a ellas so color de casos generales; aquí (1:16) Umbreit lo explica: la iniquidad es un ‚fuego que se prende solo‛; en ella están los principios de la destrucción. quebrantado en su tiendo— Todo rasgo del inicuo debe ser erradicado, o borrado (18:15). 27. Toda la creación está en guerra con él, y denuncia la culpabilidad, que él trata de encubrir. 28. los renuevos—el aumento, la prosperidad. Mal adquirida, malgastada. derramados—Como las aguas que desaparecen en el verano; la misma metáfora que Job emplea contra sí mismo (6:15–17; 2 Samuel 14:14; Miqueas 1:4). su furor—el de Dios. 29. le señala—No es un asunto de la casualidad, sino por el ‚decreto‛ divino (marginal) y principio establecido. CAPITULO 21 SERIE SEGUNDA REPLICA DE JOB. 2. consuelos—Si me queréis escuchar en calma, esto será tenido por ‚consolaciones‛, aludiendo a la palabra jactanciosa (‚consolaciones‛) de Elifaz (15:11), las que Job sentía más como escarnio (v. 3) que como ‚consolaciones‛ (16:2). 3. escarneced—Lit., ‚Comenzad vuestras mofas‛ (17:2). 4. La dificultad de Job no era con respecto a hombre, sino a Dios: por qué le había atribulado tanto, como si fuera un culpable hipócrita, como alegaban sus amigos. La VULGATA traduce: ‚Mi disputación‛ con hombre. Y—Más bien: ‚Puesto que es así‛. 5. poned la mano … boca—(Proverbios 30:32; Jueces 18:19.) Así estaba pintado el dios pagano del silencio con la mano sobre la boca. Había bastante en el caso de Job para acallarlo de terror (17:8). 6. me acuerdo—Medito en ello. ¿Os maravilláis de que yo prorrumpiera en quejas, cuando mi lucha no era con hombres, sino con el Omnipotente? ¡Reconciliad, si podéis, los ayes interminables del inocente con la justicia divina! ¿No basta para hacer temblar a uno? (Umbreit.) 7. La respuesta está en Romanos 2:4; 1 Timoteo 1:16; Salmo 73:18: Eclesiastés 8:11–13; Lucas 2:35; Proverbios 16:4; Romanos 9:22). se envejecen—en oposición a sus amigos, que aservaban que los pecadores son ‚talados‛ temprano (8:12, 14.) 8. En contradicción de 18:19; 5:4. 9. Lit., “sus casas paz de temor”; con fluerza poética. Sus casas son la misma paz, alejadas del temor. Opuesto a la declaración de los amigos cuanto a los impíos (15:21–24; 20:26–28), y viceversa, cuanto a los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS buenos (5:23, 24). 10. La primera cláusula del v. describe la fácil concepción, la segunda el feliz nacimiento. (Umbreit.) 11. ‚Salen‛, a saber, de las puertas, para jugar alegremente bajo el cielo azul, [PAG. 412] como rebaño contento, para los pastos, chiquitos—cual corderitos, hijos—Algo mayores de edad que aquéllos, saltando—no bailando formalmente, sino brincando, cual corderitos, en gozoso deporte sano. 12. saltan—Más bien, elevan la voz (cantan) al son de (Umbreit) tamboril—más bien, tamborín. órgano—No el ‚órgano‛ moderno, sino una especie de ‚pífano‛ (Génesis 4:21). La primera cláusula se refiere a instrumentos de cuerda, la segunda, a los de viento; así con ‚la voz‛ se enumera toda suerte de música. 13. bien—prosperidad. en un momento—No por una enfermedad lánguida. ¡Bendición grande! Vida prolongada con prosperidad, y muerte repentina y sin dolor (Salmo 73:4). 14. pues—Más bien, ‚Y sin embargo‛ son tales como para decir <, no en tantas palabras, sino por su conducta (así los gadarenos, Mateo 8:34). ¡Cuán diferentemente los piadosos! (Isaias 2:3). tus caminos—El curso de acción que Dios señala; como en el Salmo 50:23 marginal. 15. (cf. Jeremías 2:20; Proverbios 30:9; Exodo 5:2). qué nos aprovechará—(35:3; Malaquías 3:14; Salmo 73:13). Los pecadores preguntan no lo que es justo, sino qué es lo que aprovechará a uno. Se olvidan de que ‚si bien la religión cuesta algo a uno, la falta de ella le costará infinitamente más.‛ 16. no está en mano de ellos— sino en la mano de Dios. Esta es la dificultad de Job, que Dios teniendo en su mano el bien (prosperidad) de los inicuos, permita que ellos lo tengan. lejos esté—Así Umbreit. Esto se sigue naturalmente del sentimiento de la primera cláusula: No se piense por esto que yo considere sino con horror los caminos de los impíos, pese a la prosperidad de ellos. 17. Job en todo este pasaje hasta el v. 21, cita la aseveración de sus amigos respecto de la breve permanencia de la prosperidad de los impíos, no da sus propios sentimientos. En el v. 22 sigue a refutar los mismos. ‚Cuántas veces la lámpara <‛, citando los sentimientos de Bildad (18:5, 6) para poner en duda la veracidad del dicho (Mateo 25:8). reparte dolores—(Aludiendo a 20:23, 29). dolores—Umbreit traduce ‚lazos,‛ lit., cuerdas, a las que se asemeja el relámpago en su moción espiral (Salmo 11:6). 18. Job alude a un sentimiento parecido de Bildad (18:18), usando las mismas palabras previas de él (13:25). 19. Igualmente cuestionable es la declaración de sus amigos de que si el impío mismo no es castigado, sus hijos lo son (18:19; 20:10); y que Dios le retribuye aquí por su iniquidad, y que él lo sabrá a grande costa suyo. Así ‚conocer{‛ (Oseas 9:7). 20. Otra aseveración dudosa de los amigos es la de que el impío verá en sus días su propia destrucción y la de sus hijos. beberá de la ira—(Salmo 11:6; Isaías 51:17; Lamentaciones 4:21). 21. El argumento de sus amigos en prueba del v. 20, de qué placer podrá tener de su casa (hijos) cuando esté muerto (‚después de él‛; Eclesiastés 3:22). cortado el número—(14:21.) O más bien, ¿Qué tiene que ver con hijos <? (Así el hebreo en Eclesiastés 13:1; 8:6). Es necesario por tanto ‚que sus ojos vean la suya y la destrucción de ellos.‛ cortado—Más bien: ‚Cuando esté cumplido el número señalado de sus meses‛ (14:5). De palabra árabe, flecha, usada para echar suertes. Por tanto flecha: el destino inevitable. (Umbreit). 22. Replica de Job: ‚En todas estas aseveraciones tratáis de enseñar a Dios cómo él debe tratar a los hombres, antes que probar que lo hace así en efecto con ellos. La experiencia os contradice. Dios da la prosperidad y la adversidad como a él le plazca, no según dicte la sabiduría del hombre—en base a principios para nosotros inescrutables‛ (Isaías 40:13; Romanos 11:34). los … elevados—los altos, no solamente los ángeles, sino también hombres (Isaías 2:12–17). 23. Lit., en el hueso de su perfección, es decir, la plena fuerza de su prosperidad intacta. (Umbreit.) 24. colodras—odres, o vasijas para líquidos. (Lee.) Pero (Umbreit) ‚estaciones o descansos para sus ganados cerca de agua‛; en contradicción de Sophar (20:17); la primera cláusula se refiere a su abundante riqueza, la segunda a su salud vigorosa. regados—comparando el cuerpo del hombre a un campo bien regado (Proverbios 3:8; Isaías 58:11). 26. (Eclesiastés 9:2). 27. Sus pensamientos erróneos contra Job él los declara en el v. 28. Ellos no nombran sinceramente a Job, sino que insinúan su culpabilidad. 28. decís—refiriéndose a Sofar (20:7). la casa—con referencia a la caída de la casa del hijo mayor de Job (1:19) y la destrucción de su familia. príncipe—la palabra paralela ‚inicuos‛ de la segunda cláusula requiere que se tome ésta en el sentido malo de tirano, opresor (Isaías 13:2), la misma hebrea, ‚nobles‛—opresores. moradas—Más bien, pabellones, lit., tienda que tiene muchas moradas, tal como tendría un gran emir, como Job, con muchos servidores. 29. Job viendo que sus amigos no quieren admitirle a él como juez imparcial, puesto que consideran que sus calamidades prueban su culpabilidad, les pide que pregunten la opinión de los que pasan (Lamentaciones 1:12), los que tienen la experiencia sacada de la observación, y que no tienen relación alguna con Job. Esta objeción pone Job a Bildad (8:8) y a Sofar (20:4). señas—o bien, intimaciones (v. g: inscripciones, proverbios, que den los resultados de su observación), testimonio. Lit., señas o pruebas en confirmación de la palabra hablada (Isaías 7:11). 30. El testimonio de ellos (refiriéndose tal vez a los que habían visitado la región donde Abraham, quien gozó de una revelación, entonces vivía) es que ‚el malo es (ahora) reservado (o perdonado) hasta el día de la destrucción‛ (del porvenir). El hebreo no tan bien concuerda con (Umbreit) ‚en el día de la destrucción‛. Job no niega el futuro castigo de los pecadores; lo que niega es el castigo de ellos en esta vida. Ellos tienen sus ‚bienes‛ ahora. En el más allá, su suerte, y la de los piadosos, serán cambiadas (Lucas 16:25). Job, mediante el Espíritu, a menudo pronuncia verdades que resuelven la dificultad que le fatigaba. Mayormente sus aflicciones aturdían su fe, de otro modo hubiera comprendido la solución ofrecida por sus propias palabras. Esto contesta a la objeción de que si él sabía de la resurrección (19:25), y de la futura
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS retribución (21:30), ¿por qué en otras partes no sacaba de estas verdades sus conclusiones, cosa que no hace? El recto gobierno de Dios, sin embargo, debe ser vindicado cuanto a esta vida también, por lo tanto, el Espíritu Santo ha hecho que el argumento gire mayormente en ello, dando al mismo tiempo vislumbres de una más plena vindicación futura de los caminos de Dios. presentados serán—no ‚llevados en seguro‛, ni ‚escapar{n‛ (en referencia a esta vida), como lo entiende Umbreit. iras—la ira feroz y multiplicada. 31. ¿Quién se atreve a acusarle abiertamente de caminos malos? a saber, en esta vida presente. Concedo (v. 30) que le será retribuído en el porvenir. 32. llevado será—con pompa solemne (Salmo 45:15). sepulcros—el [PAG. 413] lugar donde están los sepulcros. permanecerá—Más bien, seguirá vigilando sobre la tumba, o montón sepulcral. Aun después de la muerte parece vivir todavía y vigilar (eso es tener la ‚memoria‛ conservada) por medio de un monumento sobre la tumba. En oposición a Bildad (18:17). 33. Como reza el dicho clásico, ‚la tierra está liviana sobre él‛. Su reposo será ‚dulce‛. será llevado—Seguirá. Compartirá la suerte común de los mortales; no en condición peor que ellos (Hebreos 9:27). Umbreit no tan bien (porque no es así con ‚todo hombre‛): ‚Los más hombres siguen en sus malos pasos como otros tales innumerables le precedieron‛. 34. falacias— lit., iniquidades. Vuestras jactanciosas ‚consolaciones‛ (15:11) resultan contradichas por los hechos (‚en vano‛), por tanto sólo traicionan vuestros intentos malos (‚iniquidad‛) contra mí. CAPITULO 22 SERIE TERCERA COMO AL PRINCIPIO, COMIENZA ELIFAZ. 1. Elifaz demuestra que la bondad del hombre no aumenta, ni la maldad del hombre hace menguar, la felicidad de Dios; no puede ser pues que Dios por su propio provecho envíe la prosperidad a algunos y las calamidades sobre otros; la causa de los bienes y los males debe estribar en los hombres mismos (Salmo 16:2; Lucas 17:10; Hechos 17:25; 1 Crónicas 29:14). Así que las calamidades de Job deben ser motivadas por la culpabilidad. Elifaz en vez de hacer frente a los hechos, trata de demostrar que no podía ser así. 2. Porque el sabio—Más bien, por cierto el piadoso aprovecha. Así ‚el entendido‛, o ‚sabio‛, por piadoso (Daniel 12:3, 10; Salmo 14:2). (Michaelis.) 3. contentamiento—Accesión de placer; es verdad que Dios tiene agrado en la rectitud del hombre (Salmo 45:7), pero no es dependiente para su felicidad, del carácter del hombre. 4. ¿Se te castiga a ti por temor de ti, a fin de desarmarte, como Job había insinuado (Notas 7:12, 20; 10:17). vendrá,… a juicio—Esto lo había deseado Job (13:3, 21). Debía de hablar como el Salmo 143:2. 5. Hasta aquí Elifaz sólo había insinuado la culpabilidad de Job; ahora la declara patentemente; pero sólo en base a los padecimientos de él. 6. Los crímenes alegados, por inferencia acerba, por Elifaz contra Job son aquellos que él creería más probable que un rico cometería. La ley mosaica (Exodo 22:26; Deuteronomio 24:10) subsecuentemente incorporó el sentir que existía entre los piadosos del tiempo de Job contra la opresión de los deudores cuanto a las fianzas. Aquí el caso no es precisamente el mismo; a Job se le acusa de tomar fianza cuando no tenía derecho justo a ello; y en la segunda cláusula se le representa como quien toma la prenda (la ropa que servía al pobre de abrigo en el día y cama de noche) a uno que no tenía ‚mudas de ropa‛ (que constituían comúnmente la riqueza en el oriente), sino que se vestía pobremente (desnudos) (Mateo 25:36; Santiago 2:15); pecado tanto más vil en un rico como Job. 7. El alojamiento del cansado viajero se consideraba en el oriente un deber de primer orden (Isaías 21:14). 8. pudiente—el hebreo, ‚hombre de brazo‛ (Salmo 10:15; a saber, Job). distinguido— aceptado de rostro (Isaías 3:3; 2 Reyes 5:1), es decir, hombre de autoridad. Elifaz repite su acusación (15:28; como Sofar, 20:19) de que por la violencia Job había despojado a los pobres de sus casas y tierras, a los que había ahora negado todo alivio (v. 7, 9). (Michaelis.) 9. vacías—sin tener satisfechas sus necesidades (Génesis 31:42). La ley mosaica protegía en manera especial a las viudas y huérfanos (Exodo 22:22); la violación de la ley en respecto a esto por los poderosos es una queja de los profetas (Isaías 1:17). brazos—la manutención, el amparo, en que uno confía (Oseas 7:15). Tú les has robado su único amparo. Job lo refuta en 29:11–16. 10. lazos—aludiendo a la admisión de Job (19:6; cf. 18:10; Proverbios 22:5). 11. abundancia—inundaciones. El peligro de las mismas es una figura menos frecuente en este libro que en el resto del Antiguo Testamento (11:16; 27:20). 12. Elifaz dice esto para probar que Dios puede desde las alturas mirar todas las cosas; infiriendo gratuitamente que Job lo negaba, porque negaba que al impío se le castigue acá. altura—el hebreo: cabeza, eso es, elevación (11:8). 13. Más bíen: Y con todo tú dices que Dios no se preocupa (‚sabe‛) con los asuntos humanos (Salmo 73:11). 14. ‚En el circuito del cielo‛ solamente, sin ocuparse nada en los asuntos terrenales. Se alega que Job abrigaba estos sentimientos epicúreos. (Lamentaciones 3:44; Isaías 29:15; 40:27; Jeremías 23:24; Ezequiel 8:12; Salmo 139:12). 15. senda—seguir el camino (así el hebreo, 2 Samuel 22:22). En tal caso, guárdate de compartir el mismo fin de ellos. antigua—Los caminos degenerados del mundo antediluviano (Génesis 6:5). 16. cortados—Más bien, ‚encadenados‛, como en el 16:8; eso, es, arrestados por la muerte. antes del tiempo— Prematuramente, repentinamente (15:32; Eclesiastés 7:17), lit., cuyo fundamento fue derramado (para que viniese a ser) una corriente o inundación. La tierra firme pasó de debajo de sus pies a una inundación (Génesis 7:11). 17. Elifaz a
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS propósito emplea las propias palabras de Job (21:14, 15). ¿Qué les puede hacer el Omnipotente? Se creen capaces para hacérselo todo a sí mismos. 18. ‚Sin embargo‛ (V. Inglesa) dice (21:16; véase Nota) que es él quien ‚habíales henchido sus casas de bienes‛—‚su‛ ‚bien no está en sus manos‛, sino que viene de Dios. sea … lejos—Elifaz sarcásticamente cita en continuación palabras de Job (21:16). Sin embargo, después de pronunciar estos sentimientos impíos, agrega hipócritamente: ‚Sea el consejo <,‛ 19. El gozo triunfante de los piadosos por la caída de los recientes seguidores de los pecadores antediluvianos. Estando en el acto de negar que Dios les pueda hacer bien ni mal, son por él cortados. Elifaz con esto se justifica a sí y a sus amigos por su conducta para con Job: no la mofa a los miserables, sino el gozo de la vindicación de los caminos de Dios (Salmo 107:42; Apocalipsis 15:3; 16:7; 19:1, 2). 20. Dicho triunfal de los píadosos. Si ‚sustancia‛ se retiene, tradúzcase, más bien como la versión de los LXX, ‚¿no les ha sido quitada su sustancia, y <‛ Pero el hebreo es más bien: ‚Por cierto nuestro adversario está cortado.‛ (Gesenius.) La misma oposición existe entre la simiente piadosa y la impía que entre los ángeles no caídos y el Adam restaurado, y Satanás (adversario); esto forma la base del libro de Job (Caps. 1. y 2.; Génesis 3:15). el resto—todo lo que ‚queda‛ del pecador: repetido del 20:26, lo que hace más improbable la expresión de Umbreit de ‚gloria‛ (marginal), ‚excelencia.‛ el fuego—aludiendo a Job (1:16; 15:34; 18:15). Primero se menciona [PAG. 414] la destrucción por agua (v. 16); aquí, por fuego (2 Pedro 3:5–7). 21. Elifaz presupone que Job no conoce a Dios aún; ‚amístate,‛ lit., hazte compañero de Dios. Vuélvete con confianza íntima a Dios. tendrás paz—La segunda frase expresa imperativamente la consecuencia de la 1a. (Salmo 37:27). paz—la prosperidad y restauración de Job; aplicable espiritualmente a nosotros tambíen (Romanos 5:1; Colosenses 1:20). te vendrá bien—(1 Timoteo 4:8.) pon—(Salmo 119:11.) 23. ‚Serás edificado‛ de nuevo, como una casa restaurada. Alejarás—Más bien, Si alejas. (Michaelis.) 24. Más bien, como parte de la prótasis de la última cláusula del v. 23: Si tienes el brillante metal por polvo (‚tierra‛), lit., lo pones sobre el polvo; estimándolo de tan poco valor como el polvo donde yace. La apódosis está en el v. 25, ‚Y (entonces) el Todopoderoso será tu defensa.‛ Dios ocupará el lugar del oro, en que antes confiabas. oro—Más bien, ‚metal precioso,‛ o ‚brillante‛, paralelo con ‚(oro) de Ofir, de la 2a. cláusula. (Umbreit y Maurer.) Ofir—Derivado de una palabra hebrea, por polvo; a saber, polvo de oru. Heeren opina que es un nombre general por los países ricos del sur, sobre las costas africana, índica, y especialmente la arábiga (donde estaba el puerto de Afar. ‚El Ofir‛, también, ciudad de Omán, era una vez el centro del comercio árabe). Es curioso el que los nativos de Malaca todavía llaman Offires a sus minas. piedras de arroyos—Si tú dejas el oro de Ofir quedar en su valle nativo entre las piedras del arroyo; es decir, tenerlo por tan poco valor como las piedras < El oro era llevado por los torrentes de las montañas y depositado entre las piedras y la arena del valle. 25. Apódosis. ‚Y (entonces) el Todopoderoso <‛ defensa—Más bien, como significa el mismo hebreo en el v. 24 (cf. Nota): Tus metales preciosos; Dios te será en lugar de las riquezas. plata a montones—Más bien, ‚Y te será en lugar de los laboriosamente obtenídos tesoros de plata.‛ (Gesenius.) Significando elegantemente que es menos trabajo encontrar a Dios que los metales escondidos; al menos para el humilde que lo busca (28:12–28). Pero (Maurer.) ‚la lustrosa plata.‛ 26. alzarás … tu rostro—repetido de Sofar (11:15). 27. (Isaías 58:9, 14.) pagarás tus votos—Que has prometido a Dios en el caso de ser oídas tus oraciones: Dios te dará la ocasión de pagar aquéllos, escuchando éstas. 28. luz—el éxito. 29. Cuando … abatidos—a saber, tus caminos (del v. 28) (por un tiempo), dirás (pronto tendrás de nuevo el gran gozo de decir): Hay ensalzamiento (torna a mí la prosperidad) (Maurer.) humilde de ojos—Elifaz infiere que job no lo es ahora en su tribulación; por eso continúa ésta: con esto contrasta el bendito efecto de ser humilde bajo la aflicción (Santiago 4:6, y probablemente 1 Pedro 5:5, citan este pasaje). Por tanto es mejor, opino, entender que a la 1a. cláusula se refiere el que ‚Dios resiste al soberbio”. Cuando los hombres estén abatidos, tú dirás (he aquí los efectos del orgullo) ensalzamiento. Elifaz de este modo se justifica por atribuir las calamidades de Job a su orgullo. ‚Da gracia a los humildes,‛ corresponde a la 2a. cláusula. 30. la isla—eso es, habitación. será librada—El hebreo expresa el negativo (1 Samuel 4:21), tradúzcase: ‚Así (Dios) librará a aquel que no era sin culpa‛, a saber, aquel que como Job mismo al convertirse será salvado, no porque fuese—como constantemente se declara Job ser—inocente, sino porque se humilla (v. 29); un ataque oblicuo contra Job, aun hasta lo último. No es ‚la isla‛ que sea librada, sino ‚él (el que hasta ahora no era inocente) será librado por la pureza (adquirida con la conversión) de tus manos‛; por tu intercesión (como Génesis 18:26, etc.). (Maurer.) La ironía se exhibe llamativamente en decir Elifaz inconscientemente las palabras que concuerden precisamente con lo que pasó al fin: él y los otros dos fueron ‚librados‛ por aceptar Dios la intercesión de Job a favor de ellos (42:7, 8). CAPITULO 23 SERIE TERCERA LA REPLICA DE JOB. 2. hoy—Lo que da a entender acaso que el debate se prolongó por más días que uno (cf. Introducción). amargura—(7:11; 10:1.) mi llaga—La mano de Dios contra mí (19:21; Salmo 32:4). más grave—Es tan
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS pesada que no me puedo aliviar adecuadamente gimiendo. 3. El mismo deseo como en el 13:3 (cf. Hebreos 10:19–22). silla—La idea del hebreo es de un bien preparado trono (Salmo 9:7). 4. Ordenaría—Declararía metódicamente (13:18; Isaías 43:26). henchiría—Tendría abundancia de argumentos que aducir. 5. él—Enfático: importa poco lo que el hombre diga de mí, si sólo sé lo que de mí Dios juzga. 6. Se le sugiere una objeción al decir este su deseo (v. 5). ¿Deseo con esto que él pleitee conmigo su omnipotencia? ¡Lejos sea! (9:19, 34; 13:21; 30:18). la pondría en mí—De modo que yo prevaleciera con él: como en el caso de Jacob (Oseas 12:3, 4). Umbreit y Maurer mejor traducen como en el 4:20 (Sólo deseo que él) ‚me atendiera‛, eso es, me diera paciente audiencia como juez ordinario, no empleando su omnipotencia, sino solamente su divino conocimiento de mi inocencia. 7. Allí—Más bien, ‚entonces‛: si Dios me ‚atendiera‛ (v. 6). justo—eso es, el resultado de mi disputa sería que él me reconocería por justo. escaparía—‚Sería librado‛ de la sospecha de culpabilidad de parte de mi Juez. 8. Pero deseo en vano. Porque ‚he aquí <‛ oriente … occidente—Lit., ‚adelante < atrás‛. Los geógrafos hebreos se orientaban mirando al este, la salida del sol: no al norte como nosotros. Así ‚delante‛ significa el este; detrás, el oeste (así los hindúes). ‚Para‛, al frente—este; ‚Apara‛, detrás,—al oeste; ‚Daschina‛, a la derecha—sud: ‚Bama‛, a la izquierda—norte. Una referencia similar a la salida del Sol aparece en el nombre Asia, salida del sol; en Europa, puesta del sol; puros nombres babilónicos, como Rawlinson demuestra. 9. al norte—Las gloriosas obras de Dios se ven especialmente hacia la región septentrional del cielo por uno que está en el hemisferio norte. La antítesis está el obrar de Dios y el esconderse, el no ser visto: como en el 9:11, entre ‚él pasa‛, y ‚no le veo‛. Si el hebreo lo permite, el paralelismo de la 2a. cláusula cuadra mejor con la traducción de Umbreit, se esconde; pero en tal caso la antítesis a veré (veo) se pierde. se esconderá—Apropiadamente, en el inexplorado sur, entonces tenido por inhabitable a causa del calor (cf. 34:29). 10. Mas—Corrigiéndose por el deseo de que su causa fuese conocida a Dios. El Omnisciente ya conoce mi camino (‚camino en mí:‛ mis principios intimos: el camino, o curso de actos, externo de él se menciona en el v. 11; igualmente, en mí, 4:21); aunque por alguna razón inescrutable todavía se esconde (v. 8, 9). probaráme—‚Cuando haya [PAG. 415] probado <:‛ que tan sólo pruebe mi causa, saldré < 11. Mis pies tomaron—firmemente su rastro. La ley en la poesía del Antiguo Testamento es un camino, yendo adelante de nosotros Dios como nuestro guía, en cuyas pisadas hemos de andar (Salmo 17:5). no me aparté— (Salmo 125:5) 12. guardé—como un tesoro hallado (Mateo 13:44; Salmo 119:11); aludiendo a las palabras de Elifaz (22:22). No hay necesidad de decírmelo; ya lo hice (Jeremías 15:16). mi comida—‚La porción señalada‛ (de alimento: como en Proverbios (30:8). Umbreit y Maurer traducen ‚Más que mi ley‛, mi propia voluntad en antítesis al ‚mandamiento de sus labios‛ (Juan 6:38). Probablemente se incluye bajo el término general ‚lo que a mí me está señalado‛ (el mismo hebreo está en el v. 14), todo lo que ministra a los apetitos del cuerpo y la voluntad carnal. 13. en una cosa—No obstante mi inocencia, él es inmutable en su propósito de probarme culpable (9:12). alma—Su voluntad (Salmo 115:3). La saberanía de Dios. El tiene un gran propósito; nada le es casualidad; toda cosa tiene su debido lugar para el cumplimiento de su propósito. 14. muchas cosas como éstas—Tiene para darme todavía otros muchos males, si bien escondidos en su pecho (10:13). 15. Los decretos de Dios, irresistibles, que nos dejan en ignorancia cuanto a lo que sobrevendrá luego, son como para llenar la mente de terror. (Barnes.) 16. enervado—ablandado, hecho desfallecer. Me ha desvanecido el coraje. Aquí de nuevo el lenguaje de Job es el del señor Jesús (Salmo 22:14) 17. ¿Por qué no fuí quitado por la muerte por no ver el mal que viene (lit., de delante del rostro de las tinieblas, Isaías 57:1)? Aludiendo a las palabaras (22:11), ‚tinieblas‛, eso es calamidad. ‚Cortado‛; más bien, en el sentido del árabe, Llevado a la tierra de silencio; acallada por la muerte mi triste queja. (Umbreit.) Oscuridad—no es la misma plabra hebrea como por tinieblas. En lugar de ‚cubrir la nube (de mal) aparte de mi rostro‛, me ‚cubre‛ con la misma (22:11). CAPITULO 24 1. ¿Por qué es que, viendo que los tiempos de castigo (Ezequiel 30:3; ‚tiempo‛ en el mismo sentido) no están escondidos al Todopoderoso, los que le conocen (sus verdaderos adoradores, 18:21) no ven los días (de venganza) de él (Joel 1:15; 2 Pedro 3:10)? O bien, con Umbreit menos simplemente, balanceando más nítidamente las cláusulas: ¿Por qué no están ahorrados (‚atesorados;‛ 21:19; ordenados) los tiempos de castigo por el Todopoderoso? Es decir, ¿Por qué no están ordenados de modo que el hombre los vea ahora? como lo aclara la 2a. cláusula. Job no duda de que están así ordenados: al contrario, lo asevera (21:30); lo que desea es que Dios haga ver a todos que es así. 2–24. Ejemplos de hombres impíos que con aparente impunidad cometen lo peor. Traspasan—los impíos. términos—Los límites entre los diferentes pastos (Deuteronomio 19:14; Proverbios 22:28). Prenden—toman como prenda; aludiendo al 22:6. Otros hacen en efecto, y con impunidad, lo que Elifaz acusa falsamente a Job de haber hecho. 4. Literalmente, empujan a los pobres fuera del camino al encontrarlos. Figurativamente, aprovechan de ellos por la fuerza e injusticia (aludiendo a la acusación de Elifaz, 22:8; (1 Samuel 8:3). pobres—en espíritu y en circunstancias (Mateo 5:3). se esconden—De la injusticia de sus opresores, que los despojaron de todo lo que tenían y los expulsaron a lugares poco frecuentados (20:19; 30:3–6; Proverbios 28:28). 5. asnos monteses—(11:12) Así se le llama a Ismael fiero hombre asnino,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS en el hebreo (Génesis 16:12). A eso salen los ladrones beduinos, con el salvajismo desenfrenado del asno del desierto. El pillaje es su obra ‚ilegal.‛ El desierto, que no rinde alimento a otros, lo da a los salteadores y a sus hijos por el robo de las caravanas. madrugando—En el oriente se emprende el viaje tempranito, antes de que empiece el calor. 6. Como asnos monteses (v. 5: estos beduinos), cosechan (metafóricamente) sus varios granos (así el hebreo, por los cereales en general). El asno montés no deja que el hombre amontone en un establo el forraje vario (Isaías 30:24); asimismo estos ladrones hallan su alimento al aire libre, ya en el desierto (v. 5), ya en los campos. vendimian—‚Recogen la vendimia de los impíos‛: la vendimia de pillaje, no de industria honrada. Si traducimos ‚perteneciente a los impíos‛, entonces querrá decir que sólo los malos tienen viñas, los piadosos pobres, (V. 4) ningunas. ‚Vendimiar‛, en el hebreo, es recoger tarde: como la la. cláusula se refiere a la cosecha temprana del grano, así la segunda, a la vendimia tardía del otoño. 7. Umbreit lo entiende con referencia a las robadores buduinos, que no se cuidan de las comodidades de la vida, que ‚pasan la noche desnudos < y sin cobijas‛. Pero la alusión al 22:6 hace preferible nuestra versión (véase Nota, v. 10). No es rara la helada de noche en aquellas regiones (Génesis 31:40). 8. se mojan—los asaltantes nómadas. abrazan las peñas—Se refugian debajo de ellas (Lamentaciones 4:5). 9. Quitan—‚a los huérfanos del pecho‛ (V. Inglesa) de la madre viuda. El rapto de niños que se venden por esclavos. Aquí Job pasa de los males cometidos en el desierto, a los hechos entre las habitaciones de los hombres. prenda—a saber, la túnica del pobre deudor, según el v. siguiente. 10. (Nota, 22:6.) En el v. 7 se alude a un pecado similar; pero allí se entiendo el robo abierto de ropas en el desierto; aquí, el robo más refinado en la vida civilizada, bajo el nombre de ‚prenda‛. Habiendo despojado a los pobres, los obligan además a trabajar en la siega, y ni los dejan saciar el hambre con algo del mismo grano que llevan al montón. Trato peor que el que se daba al buey, según Deuteronomio 25:4. Tradúzcase: ‚Ellos (los labradores pobres) hambrientos llevan las gavillas‛. (Umbreit) 11. exprimen—Los mismos pobres: ‚dentro de las paredes de ellos‛: es decir, no sólo en los campos abiertos (v. 10), sino también dentro de las viñas y los olivares bien amurallados del opresor (Isaías 5:5). Y con todo no se les permite aplacarse la ‚sed‛ con las uvas y aceitunas. Aquí, sedientos; en el v. 10, hambrientos. 12. hombres—Más bien, ‚los mortales‛, (no el hebreo común por ‚hombres‛); la puntuación masorética de las vocales permite nuestra versión de ‚hombres‛, pero dicha puntuación es moderna. La expresión correcta es: los moribundos, que corresponde a la cláusula paralela: así la Siríaca. No solamente en el campo (v. 11), sino también en la ciudad hay oprimidos que sufren, que claman en vano por socorro. “De dentro de la ciudad gimen”, anhelando ser libres y salir de ella (Exodo 1:11; 2:23). heridos—Por el opresor (Ezequiel 30:24). no puso estorbo—No toma cuenta (castigándolo) de su pecado (‚tontería‛, en lenguaje de la Escritura, por estorbo; 1:22). Este es el punto [PAG. 416] principal de toda la previa lista de pecados (Hechos 17:30). Umbreit, con la Siríaca, por un cambio de puntos vocálicos, lee: ‚No hace caso de las súplicas de ellos‛. 13. Hasta aqui los pecados cometidos abiertamente; ahora, los hechos en la oscuridad. Tradúzcase: ‚Hay entre ellos (los impíos) que se rebelan <‛ Luz—Tanto literal como figurativamente (Juan 3:19, 20; Proverbios 2:13). veredas—lugares iluminados. 14. A la luz—madrugando, mientras está aún oscuro, cuando el viajero en oriente emprende la marcha, y el pobre sale a su trabajo; es entonces cuando el robador sangriento acecha (Salmo 10:8). es como ladrón—Los ladrones en el este hurtan de noche, mientras la gente duerme; los robadores matan en la madrugada. El mismo hombre que hurta de noche, al amanecer no sólo roba, sino también mata para escapar de la identificación. 15. (Proverbios 7:9; Salmo 10:11.) esconde su rostro—Se pone un velo. 16. minan las casas—Hechas en el oriente de adobes, o ladrillos secados al sol (así Mateo 6:19). ‚Ladrones minan:‛ lit., agujerean cavando (Ezequiel 12:7). señalaron—Más bien, como en 9:7: ‚se encerraron‛ (en sus casas); lit., ‚se sellaron‛. para sí—Para sus propios fines, para eludir la detención. No conocen la luz—La evitan. 17. Se esquivan de la luz de ‚la mañana‛, tanto como los otros hombres, de la oscuridad más negra (‚la sombra de muerte‛). Si son conocidos—eso es, identificados. Más bíen: ‚Bien conocen ellos los terrores de la sombra <‛ Umbreit.) O como Maurer, ‚Conocen los terrores de (esta) oscuridad‛, a saber, de la mañana, la luz, la que para ellos es tan terrible como la oscuridad (‚sombra de muerte‛) es para otros hombres. 18–21. En estos vers. Job cita las opiniones de sus adversarios irónicamente; así las citó anteriormente (1:21; 7:21). En vers. 22–24 pronuncia su propia observación en sentido contrario. Vosotros decís que los pecadores ‚son instables;‛ que pasan ligero (como flotando) en la superficie de las aguas (Eclesiastés 11:1; Oseas 10:7). maldita—Maldecida por los que contemplan su ‚rápida‛ (por instables) destrucción. No andarán … viñas—fig. por: No puede aprovecharse de sus placenteras posesiones (20:17; 15:33). Se incluyen sus campos, fértiles como las viñas: lo opuesto de ‚el camino del desierto‛. 19. Figura arábiga; la nieve derretida, en contraste con los manantiales vivientes, se seca pronto en la arena cálida, sin dejar rastros tras sí (6:16–18). El hebreo es terso y elíptico, para expresar la pronta y completa destrucción de los impíos: (así) ‚¡el sepulcro—pecaron!‛ 20. el seno materno—La misma madre que le alumbró, la última en ‚olvidar‛ a aquel a quien amamantó (Isaías 49:15), lo echará de su memoria (18:17; Proverbios 10:7). El gusano chupará, eso es, ‚se alimentará dulcemente‛ de él cual manjar delicioso (21:33). los impíos lit., “la iniquidad”: lo abstracto por lo concreto (como en 5:16). como un árbol—Completamente (19:10): Umbreit mejor: ‚Como una vara.‛ La vara rota es emblema de la ruina irreparable (Isaías 14:5; Oseas 4:12). 21. La razón dada por los amigos de por qué el pecador merece tal destino. estéril—Sin hijos, que la hubieran protegido. viuda—Sin marido que la
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS mantenga. 22–25. Réplica de Job a la opinión de sus amigos. La experiencia prueba lo contrario. Tradúzcase: ‚Mas (Dios) prolonga la vida de los poderosos con el poder de su fuerza (Salmo 36:10). (El impío) se levanta (del lecho de enfermo), aun cuando hubiese abandonado la esperanza de (lit., cuando ya no creíaen) la vida‛ (Deuteronomio 28:66). 23. Lit., El (Dios, como se omite muchas veces: 3:20; Eclesiastés 9:9, reverencialmente le da (al impío, para que esté) en seguro. Sus ojos—Job quíere decir: ¡Qué extraño que Dios los favorezca así, y sin embargo todo el tiempo tiene los ojos sobre los inicuos caminos de ellos! (Proverbios 15:3; Salmo 73:4) 24. Job repite lo que dijo (21:13), que mueren pecadores en posiciones exaltadas, no de muerte larga y angustiosa que creeríamos propia, sino de muerte repentina y fácil. Tradúzcase: ‚¡Un momento—y ya no son más! Son humillados, como todos (los demás) se recogen los pies para morir (así el hebreo: ‚Son quitados del camino‛). Una muerte natural (Génesis 49:33). cabezas de espigas—En plena edad madura, no prematuramente (5:26). 25. (Asimismo en el 9:24.) CAPITULO 25 SERIE TERCERA LA REPLICA DE BILDAD. Trata de demostrar la temeridad de Job (23:3) por argumentos sacados de Elifaz (15:15), con los que cf. 11:17. 2. señorío y temor—autoridad aterradora. paz en las alturas—Quiere decir que su poder es tal en las alturas como para sofocar toda oposición, no sólo allá, sino también en la tierra. El Espíritu Santo aquí anticipó varias verdades del evangelio (Colosenses 1:20; Efesios 1:10). 3. ejércitos—Angeles y estrellas (Isaías 20:26; Jeremías 33:22; Génesis 15:5; innúmeras, Daniel 7:10). su luz—(Santiago 1:17.) 4. (4:17, 18; 14:4; 15:14.) 5. “He aquí que ni aun la misma luna” al v. 5 equivale 15:15 ‚Estrellas‛ aquí corresponde a ‚santos‛ (ángeles) en el 15:15; ‚la luna‛, a ‚los cielos‛ en 15:15. Hasta las ‚estrellas‛ que son los objetos más brillantes a los ojos del hombre, y los ángeles, a quienes las estrellas simbolizan (4:18; Apocalipsis 9:1), son imperfectos delante de los ojos de él. De ellos son la luz y la pureza, pero es de criaturas; la luz suya es la del Creador. 6. (4:19–21; 15:16.) gusano … gusano—Dos palabras hebreas distintas. La primera, gusano criado en la pudredumbre; alusión a la corrupción del hombre. La segunda, gusano que se arrastra: que denota que el hombre es flaco y rastrero. CAPITULO 26 SERIE TERCERA REPLICA DE JOB. 2, 3. que no tiene fuerza … ciencia—Se usa los negativos en lugar de positivos, impotencia, etc., a propósito (así Isaías 31:8; Deuteronomio 32:21). Admitiendo que yo soy, como decís (18:17; 15:2), la misma impotencia, etc. ¿Cómo es que has amparado a tal hombre? bien—‚abundantemente‛. Bildad había hecho grandes pretensiones de abundante sabiduría. ¿Cómo la ha demostrado? 4. ¿Para la instrucción de quién has hablado? Si fuere para mí, yo conozco el asunto (la omnipotencia de Dios) mejor que mi instructor: los vers. 5–14 son una muestra del conocimiento de ella de parte de Job. cuyo es el espíritu—no el de Dios (32:8); antes, más bien, el sentimiento pedido prestado de Elifaz (4:17–19; 15:14–16). 5–14. Como antes en los caps. 9. y 12, Job se había manifestado no inferior a la incapacidad de sus amigos de describir la grandeza de Dios, así ahora la describe como manifestada en el infierno [PAG. 417] (‚sepulcro‛: el mundo de los muertos), 5, 6; sobre la tierra, 7; en el cielo, 8–11; la mar, 12; los cielos, 13. Cosas inanimadas son formadas—Más bien, ‚Las almas de los muertos (Refaím) tiemblan.‛ No, sólo existe el poder de Dios (como Bildad dice, 25:2) ‚en sus alturas‛ (los cielos), sino que también alcanza hasta la región de los muertos. Refaím aquí, como en Proverbios 21:16; Isaías 14:9, es de una raíz hebrea que significa ser flaco, por tanto fallecido; en Génesis 14:5 se aplica a los gigantes cananeos; tal vez con escarnio, para expresar la debilidad de ellos, pese a su estatura gigantesca, en comparación con Jehová (Umbreit); o como la imaginación de los vivientes agranda las apariciones, el término originalmente se aplicaba a fantasma o espectro, y luego a gigantes en general. (Magee.) Debajo de las aguas— Umbreit une ‚debajo‛ con la palabra antecedente ‚tiemblan‛ (por ‚son formadas‛): tiemblan desde abajo (así Isaías 14:9). Pero el texto masorético la une con ‚las aguas.‛ Entonces el lugar de los muertos será representado como ‚debajo de las aguas‛ (Salmo 18:4, 5); y las aguas como debajo de la tierra (Salmo 24:2). Magee bien traduce así: ‚Las almas de los muertos tiemblan; (los lugares) debajo de las aguas y sus habitantes‛. Así se retiene la conexión masorética; y al mismo tiempo se balancean bien las cláusulas paralelas. ‚Los habitantes de los lugares debajo de las aguas‛ son los que están en Gehena, la inferior de las dos partes en que se divide el Cheol, según los judíos; ellos corresponden a ‚destrucción‛ (por ‚infierno‛) del v. 6, así como ‚Refaím‛ (v. 5) a ‚Cheol‛ (por ‚sepulcro‛) (v. 6). Cheol viene de una raíz hebrea que significa pedir, porque es insaciable (Proverbios 27:20); o pedir prestado para devolver, denotando que el Cheol no es sino una morada temporaria, previa a la resurrección; así por la versión, ‚son formadas‛,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS la Versión de los LXX y la Caldea traducen: nacerán, o renacerán, expresando que los muertos han de ser devueltos desde Cheol y renacer en un estado nuevo. (Magee.) 6. (38:17; Salmo 139:8; Proverbios 5:11). infierno—lit., Abaddon, la morada de destrucción, es decir, de las almas perdidas (Apocalipsís 9:11). no cobertura—de los ojos de Dios. 7. Sugestión de la teoría verídica de la tierra. Su suspensión en el espacio se declara en la 2a. cláusula. El norte en particular está especificado en la primera, como se creía la parte más alta de la tierra (Isaías 14:13). Se incluye el hemisferio norte, o sea, la bóveda del cielo; muchas veces comparado a una cortina extendida (Salmo 104:2). Las cámaras del mediodía se mencionan en el 9:9; es decir, el hemisferio meridional, consecuentemente con la forma esférica de la tierra. 8. en sus nubes—como en vasijas de aire, que por livianas que son, no se revientan con el peso del agua que en ellas hay (proverbios 30:4). 9. restriñe—Más bien, rodea, y encierra. Dios hace de las nubes un velo para encubrir la gloria no sólo de su persona, sino hasta del exterior de su trono, de los ojos profanos. Su mediación está en todas partes, pero él mismo, invisible (Salmo 18:11; 104:3). 10. Más bien, ‚El ha trazado un término circular alrededor de las aguas‛ (Proverbios 8:27; Salmo 104:9). El horizonte parece un círculo. Esta indicación es dada debido a la forma globular de la tierra. hasta el fin—hasta los confines de la luz y de las tinieblas. Cuando la luz cae sobre nuestro horízonte, el otro hemisferio está oscuro. Umbreit y Maurer traducen: ‚El ha trazado lo más perfectamente (lit., a perfección,) el término (palabra sacada de la la. cláusula) entre la luz y las tinieblas‛ (cf. Génesis 1:4, 6, 9, donde la limitación de la luz de las tinieblas está en cercana conexión con la de las aguas). 11. columnas—Poéticamente, en lugar de las montañas, que parecen sostener el cielo (Salmo 104:32). se espantan—Personificación. su reprensión—(Salmo 104:7.) El trueno que retumba de peñasco en peñasco (Habacuc 3:10; Nahum 1:5). 12. rompe—‚Divide‛ (Salmo 74:13). Acaso en la creación (Génesis 1:9, 10). La cláusula paralela favorece a Umbreit: ‚El sosiega‛. Pero el hebreo significa él se mueve. Tal vez se quiere decir tal ‚moverse‛ como el de mitigar la inundación con el viento que ‚Dios hace pasar por‛ ella (Génesis 8:1; Salmo 104:7). hinchazón—el orgullo de la mar (9:13). 13. Umbreit con menos sencillez: ‚Con su aliento hace revivir los cielos‛: es decir, su viento disipa las nubes, que oscurecían las centelleantes estrellas. Y así la otra cláusula en contraste: ‚Su mano estrangula‛, es decir, oscurece la constelación norteña, el dragón. La astronomía pagana tipificaba el diluvio como que trataba de destruir el arca por medío de la constelación dragón, estando por devorar la luna en su forma creciente de eclipsada como una nave, (3:8 marginal). Pero mejor es como la Versión Inglesa (‚adornó‛) (Salmo 33:6). tortuosa—Que denota el curso oblícuo, de las estrellas, o la elíptica. ‚Fugaz‛, o ‚veloz‛ (Umbreit) (Isaías 27:1). Esta constelación particular se le hace representar el esplendor de todas las estrellas. 14. partes Más bien; ‚sólo los extremos confines de.< y ¡cuán bajito el murmullo que hemos oído de él!‛ estruendo—Toda la plenitud. En antítesis a ‚murmullo (‚lo poco‛) (1 Corintios 13:9, 10, 12). CAPITULO 27 Ahora le tocaba en turno a Sofar que hablase. Pero como él y los otros dos guardaron silencio, así admitiendo virtualmente la derrota, Job tras una pausa prosigue. 1. Reasumió—Siguió hablando, lo que indica una elevación de discurso. discurso—Versión Inglesa: ‚su parábola‛: aplicada en el oriente a una sentenciosa incorporación figurativa de sabiduría en forma poética, una máxima (Salmo 49:4). 2. (1 Samuel 20:3.) ha apartado mi causa—palabras que predicen inconscientemente a Jesucristo (Isaías 53:8; Hechos 8:33). Dios no dará a Job lo que es su derecho, con declarar su inocencia. amargó—(Rut 1:20.) 3. Indicando el conocimiento de Job del hecho de que el alma viviente fué soplada en el hombre por Dios (Génesis 2:7). ‚Todo el tiempo.‛ Pero Maurer: ‚hasta ahora mi aliento está en mí‛ (a pesar de mis pruebas): la razón por qué puedo hablar tan francamente. 4. (6:28, 30.) Sería ‚engaño‛, si él admitiera la culpabilidad contrariamente al testimonio de su conciencia. 5. os justifique—apruebe vuestras opiniones. mi integridad—la que vosotros negáis, a causa de mis calamidades. 6. Más bien, mi ‚corazón‛ (conciencia) no reprocha ni uno de mis días desde que existo. (Maurer.) 7. mi enemigo—eso es, el que se opone a mi aseveración de inocencia debe ser considerado como habiendo actuado por histilídad criminal. No una maldición sobre sus enemigos. 8. ‚¿Qué esperanza tiene el hipócrita, a pesar de todas sus ganancias, cuando <?‛ ‚Robado‛ es antitético a ‚arrebatare‛. La traducción de Umbreit es una tautología sin sentido: ‚Cuando [PAG. 418] Dios cortare, cuando quitare su vida.‛ arrebatare—‚lit., sacar el alma del cuerpo, como uno desenvaina la espada (4:21; Salmo 104:29; Daniel 7:15). Job dice que admite lo que dijeron Bildad (8:13) y Sofar (20:5). Pero dice que el hecho de que sigue aún invocando a Dios (v. 10) en medio de sus pruebaslo que un hipócrita no se atrevería a hacer—demuestra que él no es ‚hipócrita‛. 9. (Salmo 66:18.) 10. Aludiendo a 22:26, en todo tiempo—Puede que invoque a Dios en tiempos de prosperidad, para que sea tenido por religioso. Pero él no va a invocar a Dios, como yo, en las calamidades al borde de la muerte. Por lo tanto, no es posible que yo sea ‚hipócrita‛ (19:25; 20:5; Salmo 62:8). 11–23. Estas palabras son contrarias a los previos sentimientos de Job (notas, 21:22–33; 24:22–25). Parece pues que estas palabras son la declaración de Job, aunque no concuerdan con sus propios sentimientos, sino mas bien con lo que Sofar hubiera dicho, al llegar su turno para hablar (al fin del cap. 26). De modo que Job aqui pone la opinión de sus amigos (21:17–21; 24:18–21). La objeción al respecto
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS es: ¿Por qué Job no refuta esta opinión de Sofar que él mismo expone? La verdad es que es probable que Job, tácitamente, con dar en el cap. 28 una contestación general solamente, dé a entender que, pese a que los impíos a menudo mueren—como él dijo—en la prosperidad, él no quiere negar que los malos han de ser tratados por lo general según lo justo, y que Dios en ello vindica su gobierno moral aun aqui. Job por tanto declara el argumento de Sofar más fuertemente de lo que Sofar hubiera hecho. Por la comparación del v. 13 con el 20:29 (‚suerte‛, ‚herencia‛), se verá que es el argumento de Sofar, más bien que el propio, el que Job declara. Concediendo que es así, insinúa Job, no debierais usarlo como argumento para criminarme a mí. Porque (cap. 28) los caminos de la divina Sabiduría al castigar a los piadosos son inescrutables; todo lo que el hombre sabe de seguro es: El temor del Señor es la sabiduría (28:28). en orden a—concerniente a la mano de Dios, a saber, lo que Dios hace en el gobierno a los hombres. con el Omnopotente—El consejo o principio que regula los tratos de Dios. 12. ‚Vosotros mismos véis‛ que muchas veces los impíos sufren aflicciones (aunque a menudo es lo contrario, 21:33). Pero es en vano, (‚os desvanecéis‛) que hagáis de esto un argumento para probar por mis aflicciones que sea un malvado. 13. (Nota, v. 11.) 14. La familia del tal sólo crece para perecer de la espada o del hambre (Jeremías 18:21; lo contrario, 5:20). 15. Los que escapan de la guerra o del hambre (v. 14) serán sepultados en muerte, es decir, por la plaga mortal (18:13; Jeremías 15:2; Apocalipsis 6:8). La plaga de las Edades Medioevales se llama ‚la muerte negra‛. Sepultados por ella da a entender que no tendrían sino a la plaga mortal misma (poéticamente personificadad) que dirigiera sus ritos fúnebres; eso es, no los habría. sus viudas—de él, más bien de ellos. No está implícita la poligamia porque es frecuente la transición del singular al plural. 16. polvo … lodo—Figuras de multitudes (Zacarías 9:3). Las muchas mudas de ropa forman la principal riqueza en el oriente. 17. Paralelismo introvertido; véase mi Introducción. De las cuatro cláusulas de los dos vers., la 1a. corresponde a la 4a: la 2a. a la 3a. (así como Mateo 7:6). 18. (8:14; 4:19.) La relación que hay entre ‚ropa‛ (v. 16) y la ‚casa‛ de la ‚polilla‛, que es la habitación de ésta, cuando se encuentra en estado de larva es natural. La casa de la oruga de la polilla por sen tan frágil, se rompe siempre que la ropa se sacude. cual cabaña—Cabaña de ramas que erige el guarda de viña como amparo provisorio (Isaías 1:8). 19. recogido—Sepultado honrosamente (Génesis 25:8; 2 Reyes 22:20). Pero Umbreit, de acuerdo con el v. 18, que describe la corta duración de la prosperidad del impío: ‚Se acuesta siendo aún rico en su cama, y nada le es robado; abre los ojos, y no hay nada más”. Según la Versión Inglesa el sentido es: aunque sea rico al morir, no será honrado con funerales primera cláusula, y en la segunda: cuando abre los ojos en el mundo invisible, será sólo para ver su destrucción. La versión de los LXX en lugar de ‚no recogido‛, dice, No avanza, es decir no va más a su cama. Así Maurer. 20. (18:11; 22:11, 21.) Como una violenta inundación repentina (Isaías 8:7, 8: Jeremías 47:2): en sentido adverso (Salmo 32:6). 21. (21:18; 15:2; Salmo 58:9) 22. descargará—a saber, los rayos (6:4; 7:20; 16:13; Salmo 7:12, 13). 23. Batirán sus manos—de gozo por la caída de él (Lamentaciones 2:15; Nahum 3:19). silbarán—burlonamente (Jeremías 25:9). Job alude a las palabras de Bildad (18:18). CAPITULO 28 EL DISCURSO DE JOB CONTINUADO. En el cap. anterior Job había admitido tácitamente que la declaración de sus amigos era muchas veces verdad, que Dios vindica su justicia castigando a los malos en esta vida: pero con todo queda sin explicación la tribulación de los piadosos. El hombre, con su arte, ha sacado los metales preciosos de su escondite. Pero a la divina Sabiduría, que gobierna los asuntos humanos, no la puede así descubrir (v. 12, etc.). Sin embargo, la figura de los mismos metales (23:10), insinúa Job, ha hecho algún progreso hacia la solución del enigma de su vida, a saber, que la aflicción es para él como el fuego refinador es al oro. 1. veneros—Mina, de donde se extrae, el hebreo, se cava. oro lugar—Donde se puede hallar el oro, que los hombres refinan (se forma). No según nuestra Versión. ‚lugar donde <‛ (Malaquías 3:3). Contrastado con el oro hallado en el lecho y arena de ríos, que no necesita refinamiento, como el oro excavado de minas. Ornamentos de oro se han encontrado en Egipto que datan desde el tiempo de José. 2. el metal eso es, cobre; no ‚bronce‛, de la V. Inglesa; pues el bronce es un metal mezclado de cobre y zinc, de invención moderna. El hierro se descubre y es trabajado con menos facilidad que el cobre; por lo tanto, el cobre estaba en uso común mucho antes que el hierro. La piedra de cobre la llamaba Plinio ‚cadmio‛ (Historia Natural, 34:1; 36;21). El hierro se dice propiamente sacado del ‚polvo‛, porque en su forma natural se parece a la misma tierra. 3. ‚El hombre pone fin a las tinieblas‛, explorando las más oscuras profundidades (con antorchas). a la perfección— escudriña lo más perfectamente las piedras que hay en la oscuridad y en la sombra de muerte (tinieblas las más densas), es decir, las piedras, de los minerales que sean, incrustadas en las entrañas más oscuras de la tierra (Umbreit) (26:10). 4. Tres dificultades de la minería: (1) ‚Brota un torrente a un lado de donde está el extranjero; ‚es decir, del minéro, un extraño recién venido a lugares hasta ahora inexplorados; expresa su sorpresa, [PAG. 419] por la irrupción repentina del torrente a su lado (V. Inglesa: desde el habitante); (2.) ‚Olvidados (no sostenidos) por el pie, se suspenden por medio de cuerdas, al descender. En el hebreo el he ahí precede esta cláusula colocándolo gráficamente como si fuera delante de los ojos. ‚Las aguas‛ se agrega en nuestra versión. Sécanse—Debe traducirse:‚cuelgan‛, ‚se suspenden‛.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS En la Versión Inglesa acaso se entendía: las aguas de cuya existencia el hombre anteriormente estaba ignorante, cerca de las cuales nunca anduvo; y sin embargo, la energía del hombre es tal que con la bomba, etc., pronto hace que ‚se sequen y se vayan‛. (Así Herder). (3.) ‚Lejos de los hombres, se mueven con pasos inciertos; tambalean; no que ‚se van del hombre‛. (Umbreit). 5. Su superficie fértil produce alimento; pero ‚debajo de ella está levantada como por fuego‛. Así Plinio (Historia Natural 33) sobre la ingratitud del hombre, que retribuye la deuda que tiene para con la tierra desentrañándola. El ‚fuego‛ se usa en la minería. (Umbreit.) La Version Inglesa es más sencilla: quiere decir las piedras preciosas que brillan como fuego; así continúa naturalmente el v. siguiente (Ezequiel 28:14). 6. Los zafiros se hallan en el terreno aluvial cerca de rocas e incrustados en el gneis. Los antiguos distinguían dos clases: 1. El real, de azul trasparente; 2. El impropiamente llamado opaco, con manchas doradas, o sea, el lapislázuli. A éste, parecido al polvo de oro, Umbreit refiere ‚sus polvos de oro‛ . La Versión Inglesa es mejor: ‚Las piedras de ella son el lugar de zafiros, y su grumo (vulgata) de oro;‛ son así más nítidas las cláusulas paralelas. 7. ave—Ave de rapiña, o águila, que tiene la vista más penetrante de las aves (Isaís 46:11). El buitre alcanza a ver un cuerpo muerto desde una distancia sorprendente. El minero penetra la tierra por una vía invisible a la mejor vista de ave. 8. fieros—El hebreo sugiere el paso arrogante del león. El minero se aventura a donde el león feroz no se atreve a ir tras la presa. 9. pedernal— Extiende la mano para partir la roca más dura. de raíz—Desde sus cimientos, minándolas. 10. El corta canales para apartar el agua, que impide su trabajo de minero, e ida el agua, puede ver lo preciado, cosas preciosas, en la tierra. 11. ríos—‚Restringe las corrientes de llorar;” expresión poética del agua subterránea que chorrea, que le impide; que corresponde a la la. cláusula del v. 10; así también corresponden la 2a. aquí a la 2a. allí. 12. ¿Puede el hombre descubrír la divina Sabiduría que gobierna a este mundo, de la manera que descubre los tesoros escondidos en la tierra? Por cierto que no. Se concibe a la divina Sabiduría como una persona (v. 12–27) distinta de Dios (v. 23; también en Proverbios 8:23, 27). El todopoderoso Verbo, Jesucristo, nosotros sabemos ahora, es aquella Sabiduría. El orden del mundo fué originado y mantenido por la exhalación (Espíritu) de la Sabiduría, insondable e inalcanzable por el himbre. En el v. 28 se declara el único aspecto de ella que se relaciona con el hombre y que le puede ser comprensible. prudencia—Penetración en el plan del gobierno divino. 13. El hombre no puede ponerle precio, porque no se halla en parte alguna de la habitación del hombre (Isaías 38:11). Job da a entender el valor apreciable de la sabiduría, y la imposibilidad de comprarla a todo precio. 15. No es la palabra usual por ‚oro‛; de una raíz hebrea, que significa encerrar con cuiadao: es decir, oro purísimo (1 Reyes 6:2). a peso—Se pesaban los metales, antes de conocerse la acuñación de monedas (Génesis 23:16). 16. oro de Ophir—El más precioso (Nota, 22:24; Salmo 45:9). onique—u ónce (Génesis 2:12); antiguamente te de más valor que ahora. El término es griego, por uña, por alguna apariencia en color. El arábigo denota: de dos colores, el blanco preponderado. 17. diamante—‚cristal‛; o si no, el vidrio, muy costoso, si en verdad se conocía entonces. De una raíz, ser transparente. 18. Coral rojo (Ezequiel 27:16). perlas—Lit., lo helado. Probablemente cristal; y el v. 17 entonces será vidrio. piedras preciosas—‚Rubies‛. Umbreit traduce perlas (cf. Lamentaciones 4:1; Proverbios 3:15). Los Urim y Tumim: es decir los medios de consultar a Dios por medio de las doce piedras sobre la pechera del sacerdote, ‚las piedras del santuario‛ (Lamentaciones 4:1), tienen sus semejantes en este capítulo; las piedras preciosas que simbolizan la ‚luz‛ y la ‚perfección‛ de la divina Sabiduría. 19. Ethiopía—Cus en hebreo. Ya sea la Etiopía, o el sur de Arabia, cerca del Tigris. 20. El versículo 12 repetido con gran fuerza. 21. Nadie con verla puede saber de dónde ni a dónde < aves—El don de la adivinación lo atribuían los paganos especialmente a las aves. Su vuelo veloz cielo arriba y el poder de su vista originarían esta superstición. Job puede que aluda a ello: Ni la alardeada adivinación de las aves tiene penetración en ella (Eclesiastés 10:20). Pero puede que signifique solamente, como en el v. 7, que escapa al ojo del ave más perspicaz. 22. Es decir, las moradas de la destrucción y de los muertos. ‚Muerte‛, puesta por Cheol (30:23; 26:6, Nota; Salmo 9:13). hemos oído—solamente; el rumor de ella. No la hemos visto. En la tierra de los vivientes (v. 13) las obras de la sabiduría se ven, pero no ella misma. En la región de los muertos sólo se oye su fama, rumores de ella, no estando visibles sus obras de la naturaleza (Eclesiastés 9:10). 23. Dios tiene sabiduría; él mismo es sabiduría. 24. ‚Ve (todo lo que está) debajo <‛ 25. Dios ha puesto el peso de los vientos, aparentemente tan imponderables, para que no hiciesen daño, por ser demasiado pesados, o muy livianos. Mide las aguas, poniéndoles límites, teniendo por su consejero a la sabiduría (Proverbios 8:27–31; Isaías 40:12). 26. El decreto que regula el tiempo, el jugar, y la cantidad de lluvia que debe caer. camino—a través de las nubes partidas (38:25; Zacarías 10:1) 27. la manifestaba—Dios en sus obras (Salmo 19:1, 2). Así la aprobación dada por el Creador a las obras suyas (Génesis 1:10, 31); cf. el ‚regocijo‛ de la sabiduría por las mismas (Proverbios 8:30); que Umbreit traduce: ‚Yo era perito artífice a su lado‛, 31). preparóla—La sabiduría es desde la eternidad (Proverbios 8.); la ‚estableció‛ como Gobernadora del mundo. descubrióla—Escudriñó las obras de ella, por ver si era ella adecuada para la tarea de gobernar al mundo. (Maurer.) 28. Y dijo—Más bien: Pero dijo al hombre < Mi sabiduría es aquella por la que son gobernadas todas las cosas; tu sabiduría está en el temor a Dios y evitar el mal, y en sentirte seguro de que mi sabiduría siempre obra rectamente, aunque tú no entiendes el princinio que la regula; v. g: al atribular a los piadosos (Juan 7:17). Los amigos de Job, por lo tanto, no comprendiendo la divina Sabiduría no deben inferir la culpabilidad de Job a causa
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS de sus padecimientos. Aquí solamente en el libro aparece el nombre de Dios, ‚Adonai‛. Señor o dueño, muchas veces aplicado al Mesías en el Antiguo Testamento. [PAG. 420] Apropiadamente aquí, al hablar del Verbo o Sabiduría, por quien el mundo fué hecho (Proverbios 8.; Juan 1.; Eclesiastés 2:24). CAPITULO 29 1. Job hace una pausa, para que le respondan. Como no lo hacen, procede a ilustrar lo misterioso de los tratos de Dios como el expuesto en el cap. 28, por su propio caso. 2. me guardaba—de la calamidad. 3. candela—Cuando su favor me iluminaba (Nota, 18:6; Salmo 18:28). oscuridad—Con su salvaguardia pasaba seguro por los peligros. Alude tal vez a las luces que llevaban delante de las caravanas en los viajes nocturnos por el desierto. (Noyes.) 4. mocedad— Lit., el otoño—el tiempo del fruto maduro de mi prosperidad. Aplicado a la juventud, por cuanto los orientales principiaban el año con el otoño, la estación más templada en el este. secreto de Dios—Cuando la íntima amistad de Dios reposaba sobre mi tienda (Proverbios 3:32: Salmo 31:20; Génesis 18:17; Juan 15:15). El hebreo muchas veces significa un diván para deliberación. 6. manteca—(con leche VM.) Más bien, la nata, lit., leche espesa. Por dondequiera que dirigía mis pasos me fluían abundantemente la leche y la miel. Figura de la vida pastoril. No quiere decir literalmente lavarse los pies con leche; como aclara la 2a. cláusula: conmigo, (V. Inglesa) o sea, cerca de mi senda, donde caminara (Deuteronomio 32:13). Los olivos de entre rocas daban el aceite mejor. El aceite en el oriente se usa para alimento, luz, ungüento, y medicina. 7–10. La mucha influencia que Job tenía sobre jóvenes y viejos, y sobre los nobles. salía … plaza—Más bien: Cuando salía de mi casa de campo (cf. cap. 1., prólogo) para la puerta (ascendiendo) a la ciudad (que estaba en terreno elevado), y cuando preparaba mi asiento (judicial) en la plaza. El mercado era el sitio del tribunal, a la puerta o propíleo de la ciudad, tal como se encuentra en los restos de Ninive y Persépolis (Isaías 59:14; Salmo 55:11 127:5). se escondían—No lit. Más bien, se ponían atrás, reverencialmente. Los de edad, que ya estaban sentados, se levantaban y quedaban de pie (hebreo), hasta que Job se sentara. Urbanidades orientales. 9. (4:2; nota 21:5.) detenían sus palabras—en medio de sus discursos. 10. se ocultaba—callaba (Ezequiel 3:26). ‚La lengua se pegeba <,‛ por el temor respetuoso de mi presencia, se callaban. 11. bienaventurado—Alababan mis virtudes (Proverbios 31:28). Léase ‚los que oían de mí (en general, no en el mercado, v. 7–10) me alababan <‛ daban testimonio—de mi carácter honorable. Figura de la corte de justicia (Lucas 4:22). ‚Los ojos‛, eso es, cara a cara; en antítesis a ‚los oídos‛; o sea, rumores de mi. 12–17. Alababan a Job en base (v. 11) a su socorro a los afligidos (Salmo 72:12) que clamaban a él, como a un juez, o bien como a un filántropo. 13. Lejos de despedir a las ‚viudas‛ vacís (22:9). que … a perder—(Proverbios 31:6.) 14. (Isaías 61:10; 1 Crónicas 12:18.) Margen. juicio—la justicia administrada. toca—Tiara. Más bien, turbante. Este y el ancho manto ondulante eran las caracteristicas porminentes del vestir de un gran señor oriental o del sumo sacerdote (Zacarías 3:5). De este modo le caracterizaba a Job especialmente su justicia. 15. Lit., al ciego (Deuteronomio 27:18); al cojo (2 Samuel 9:13); figurativamente, también el amparo espiritual que los más espirituales dan a los menos (4:3; Hebreos 12:13; Números 10:31). 16. Lejos estaba yo de quebrar los brazos a los huérfanos, como Elifaz dijo (22:9), antes fuí ‚padre‛ a los tales. causa que no entendía—Más bien: de aquel que no conocia, el extranjero (Proverbios 29:7 (Umbreit); contrástese Lucas 18:1, etc.). Aplicable a la limosna (Salmo 41:1); pero aquí en primer término, a la conciencia judicial (31:13). 17. Figura de la lucha con las fieras (4:11; Salmo 3:7). ¡Tan compasivo era Job para con el oprimido, tan terrible al opresor! colmillos—Job quebrantaba el poder del inicuo, de modo que ya no podía dañar más, y le arrebataba el despojo que él había arrancado a otros. 18. Yo decía—En mi corazón (Salmo 30:6). En mi nido—Más bien: ‚Con mi nido;‛ ya que la 2a. cláusula se refiere a la larga vida. En vez de morir mi familia antes que yo, como resultó, viviría tanto como para morir con ellos: proverbial por la larga vida. Job en efecto realizó esta su esperanza (42:16). Sin embargo, En el seno de mi familia, es una buena explicación (Números 24:21; Abdís 4). Se dice ‚nido‛ por morada segura. arena—(Génesis 22:17; Habacuc 1:9). Pero la Versión de los LXX y la Vulgata e intérpretes judíos, favorecen la traducción del ‚ave Fénix‛. ‚Nido‛ de la cláusula paralela sostiene la referencia al ave. ‚Arena‛ por multitud, se aplica a hombres, más bien que a años. El mito era de que el fénix abandonó su nido de mirra, hecho por su padre antes de morir, y que después venía de Arabia (país de jop) a Heliópolis (ciudad del Sol) en Egipto, una vez cada 500 años y allí quemaba a su padre (Herodoto, 2:73.) La arqueología moderna ha demostrado que éste era el modo egipcio de representar jeroglificamente una era o ciclo cronológico particular. La muerte y la resurrección cada 500 años, y la referencia a sol, sugiere un gran ciclo semejante que comienza de nuevo desde el mismo punto en relación al sol desde el cual el anterior había empezado. A esto es probable que Job se refiera. 19. Lit., ‚abierta a las aguas.‛ Lo opuesto del 18:16. Salud vigorosa, 20. Mi renombre, como mi salud física, estaba continuamente fresco. arco—Metáfora con referencia a la guerra, por mi fuerza, que me procura el renombre, la cual siempre se renovaba (Jeremías 49:35). 21. Job vuelve < con placer sobre su dignidad anterior en las asambleas (v. 7–10). 22. no replicaban— No me contradecían. destilaba. Afectábales la mente, como la generosa lluvia que cae lentamente sobre la tierra (Amós 7:16; Deuteronomio 32:2; Cantares 4:11). 23. Continúa la figura del v. 22. Aguardaban mi provechoso consejo,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS como la tierra seca, a la lluvia bienhechora. abrían su boca—Jadeaban por la lluvia; figura oriental (Salmo 119:131). La ‚lluvia temprana‛ cae en otoño y después, en tiempo de la siembra. La ‚lluvia tardía‛, cae en marzo y adelanta la siega, la que se madura en mayo o junio. Entra la temprana y la tardía cae alguna lluvia, pero no en tantas cantidades. Entre marzo y octubre no cae lluvia alguna (Deuteronomio 11:14; Santiago 5:7). 24. Cuando dejaba mi acostumbrada gravedad (una virtud estimada en el oriente), y sonreía, ellos no podían creerlo, y no obstante mi condescendencia, no hacían a un lado la reverencia por mi seriedad. Pero el paralelismo es mejor en la traducción de Umbreit: ‚Yo son reía benignamente a los que no confiaban en mí‛, eso es, en tiempos de peligro animaba a los que estaban desalentados. Los cuales no podian abatir (por su desesperación) mi [PAG. 421] serenidad de rostro (motivada por mi confianza en Dios) (Proverbios 16:15; Salmo 104:15). La frase opuesta (Génesis 4:5, 6). La luz de rostro no pueda ser el significado de ‚gravedad‛. 25. Calificaba yo el camino—‚Escogía <‛ Gustosamente subía a las asambleas de ellos (desde mi residencia campestre, v. 7). como rey … ejército—supremo en medio de su ejército. consuela llorosos—Aquí de nuevo Job inconscientemente prefigura al Señor Jesús (Isaías 61:2, 3). Las tribulaciones de Job, como las del Señor, le preparaban para el oficio posterior (Isaías 50:4; Hebreos 2:18). CAPITULO 30 1. los más mozos—no sus tres amigos (15:10; 32:4, 6, 7). Una descripción general: 1–8, los más bajos de la gente se mofan de él; 9–15, la mofa misma. Anteriormente los ancianos se ponían de pie ante mí (29:8). Ahora no solamente mis inferiores en edad, los que me deben reverencia (Levítico 19:32), sino hasta los viles y bastardos se escarnecen de mí; lo opuesto de ‚me sonreía‛ (29:24). Esto excede aún la ‚mofa‛ de Job por sus parientes y amigos (12:4; 16:10, 20; 17:2, 6; 19:22). Los orientales se resienten hondamente por cualquier indignidad de parte de los jóvenes. Job habla como rico emir árabe, orgulloso de su ascendencia. perros—aborrecidos en el oriente como animales inmundos (1 Samuel 17:43; Proverbios 26:11). No se les permite entrar en casa, sino que merodean por las afueras y viven de las basuras, etc. (Salmo 59:14, 15). Aquí de nuevo se nos recuerda al Señor Jesús (Salmo 22:16). ‚Sus padres, mis contemporáneos, eran tan viles y hambrientos que a pesar de eso, yo no hubiera querido que se asociasen con los perros (menos ponerlos entre ellos) que guardaban mis rebaños‛. 2. Si sus padres no pudieron serme de provecho, mucho menos los hijos, que eran más flacos que ellos; y en cuyo caso la esperanza de llegar a la ancianidad se había disipado del todo, tan débiles eran (5:26). (Maurer.) Aunque tuvieran ‚fuerza de manos‛, ya no podrían serme de servicio, puesto que todo cuanto necesito en mi presente condición es la simpatía. 3. solos—Lit., duros como la roca; tradúzcase pues, más bien: secados, demacrados por el hambre. Job describe la raza más ruda de los beduinos (Umbreit.) Huían— Así la Versión de los LXX. Mejor, como siríaca, Arábiga, y Vulgata, “roedores de la soledad‛. Los que roen sigue en el v. 4. lugar tenebroso—Lit., ‚la noche de la desolacion y desierto‛ (el colmo de asolamientos; Ezequiel 6:14); es decir, aquellos desiertos más temibles al hombre que la noche, que están allí desde tiempos inmemoriales. Creo que ambas ideas están en las palabras tinieblas (Gesenius) y antigüedad (Umbreit). (Isaías 30:33, Marginal 4. malvas—Más bien, la hierba salina, que crece en los desiertos, y es comida como ensalada por los pobres. (Maurer.) enebro—Más bien, una especie de hiniesta, Spartium (retama) en Arabia, así como en el hebreo de Job, las amargas raíces de la cual las comen los pobres. 5. daban grita—Dando expresión al odio que a esta raza alentaban los árabes civilizados y bien nacidos. Cuando estos vagabundos salvajes hacían incursiones contra las aldeas, eran corridos como ladrones. 6. Se veían forzados a ‚habitar‛ en las barrancas—Más bien ‚en los lúgubres (oscuridad de los) arroyos‛, o wadíes. Morar en valles, vale decir en oriente, señal de miseria. Los trogloditas, en partes de Arabia, vivían en tales habitaciones como cuevas, etc. 7. Bramaban—Como los asnos monteses (6:5, por alimento). Los tonos inarticulados de este gentío incivilizado son un poco mejores que los de las bestias del campo. se reunían—Más bien, se derramaban en pequeños grupos acá y acullá: representación gráfica de lo desordenado de su acampamiento, detrás de las espinas, o “zarzas”. (Umbreit.) 8. viles—o sea, los impíos y abandonados. (1 Samuel 25:25). sin nombre—bastardos. más bajos que—Mas bien, arrojados fuera de la tierra. Los horitas del Monte Seír (Génesis 14:6, con el que cf. Génesis 36:20, 21; Deuteronomio 2:12, 22) eran probablemente los aborígenes, arrojados por la tribu a la cual Job pertenecía; su nombre significa trogloditas, o cavernícolas (que moran en cavernas). A los mismos alude Job aquí (v. 1–8; Génesis 24:4–8, cf. los dos juntos). 9. (17:6.) Singularmente parecido al escarnio que el Señor sufrió (Lamentaciones 3:14; Salmo 69:12). Aquí Job vuelve al sentimento del v. 1. Es a los tales que yo he llegado a ser una canción de ‚burla‛. 10. de mi rostro—Más bien, No se cuidan de escupir en abierto escarnio en mi presencia. Escupir siquiera en la presencia de otro se tiene por insultante en el oriente, mucho más cuando se hace a propósito de indicar el ‚aborrecimiento‛. Cf. el otro insulto al Señor Jesús (Isaías 50:6; Mateo 26:67). 11. Dios—Tácito: antitéticamente a ellos, la Versión Inglesa, aquí sigue la lección marginal (Keri). ‚Mi cuerda‛, figura del arco sin cuerda; lo opuesto de 29:20. El Texto (Chetib), ‚su cuerda‛ o ‚riñones‛ es mejor; ‚no sólo esto, cada uno de ellos desata sus riñones‛. (Umbreit.) 12. los jóvenes—Más bien, una cria (baja). Levantarse a la derecha equivale a acusar, por ser tal la posición del acusador en el tribunal (Zacarías 3:1; Salmo
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 109:6). Empujaron mis pies—Me empujan de por delante (24:4). vías de—es decir, sus caminos de (con el propósito de mi) ruina. Figura, como en el 19:12, del ejército sitiador que se abre camino de entrada a la ciudad 13. Se continúa la figura de la fortaleza asediada. Trastornan el camino por donde el socorro me pudiera llegar. Aprovecháronse— (Zacarías 1:15). no hubo ayudador—Proverbio arábigo por personas aborrecibles. Y con todo tales personas atormentan a Job. 14. ‚Vinieron por ancha brecha de aguas‛ (Versión Ingles). Así 2 Samuel 5:20. Pero es mejor retener la figura de v. 12, 13. ‚Me sobrevivieron como por una abertura ancha‛, hecha por los sitiadores de la fortaleza (Isaías 30:13). (Maurer.) calamidad—Más bien, ‚en medio del derrumbe (de obra de albañilería, o con gritería estruendosa) se resolvieron contra mí.‛ 15. Combatieron—las mismas turbaciones, o terrores. mi alma—Más bien, mi dignidad. (Umbreit.) mi salud—mi prosperidad. nube—(7:9; Isaías 44:22). 16–23. Las calamidades externas de Job le afectan la mente. derramada—En quejas que no se pueden reprimir (Salmo 42:4, Josué 7:5). 17. En el hebreo, noche está poéticamente persnificada, como en el 3:3: ‚La noche me taladra los huesos (de modo que se caen) de mi (no ‚en mí‛, según la V. Inglesa); véase v. 30). pulsos—‚Tendones‛ (V. Inglesa); Así el árabe, venas, afín del hebreo; más bien, roedores, como en v. 3 (nota), a saber, mis dolores royentes nunca cesan. Los efectos de la elefantíasis. 18. copia de materia—Más bien, fuerza, o violencia, ‚de Dios‛ (23:6). demudada—de una túnica de [PAG. 422] honor, a una de luto, literal (2:8; Juan 3:6) y metafóricamente. (Umbreit.) O más bien, con Schuttens, de conformidad con v. 17, ‚Mi ropa exterior está cambiada en aflicción‛; es decir, la aflicción ha venido a ser mi ropa exterior, también me ciñe alrededor (del cuello) así como el cuello del saco interior; es pues la aflicción una prenda interior como exterior. Obsérvese la distinción entre la prenda interior y la exterior. Esta se refiere a sus aflicciones que yenían desde afuera (v. 1:13); las primeras, a sus aflicciones personales (v. 14–23). Umbreit hace que Dios sea el sujeto quien ‚ciñe‛, como en v. 19. 19. Poéticamente se dice que Dios hace lo que el triste se hace a sí mismo (2:8). Recostado en las cenizas, se ha vuelto, cual ellas, de un color sucio. 20. preséntome.—La actitud reverencial de un suplicante delante del rey (1 Reyes 8:14; Lucas 18:11–13). no—interpolado, de la 1a. cláusula. Pero el afirmativo ‚preséntome‛ que interviene, hace que esta elipse sea improbable. Más bien, como en 16:9 (no sólo te niegas a socorrerme ‚de pie‛ cual suplicante, sino que) me contemplas con ceño; me miras severamente. 22. Levantásteme … viento—Como una ‚hoja‛ o una ‚paja‛ (13:25). Las columnas movedizas de arena, levantadas por el viento hasta las nubes, descriptas por los viajeros, ilustrarían al agitado espíritu de Job, si es que a las mismas hace referencia. disolviste mi sustancia—La lección hebrea marginal (Keri), ‚miriqueza‛, o si no, ‚sabiduría‛, o sea el sentir y el espíritu, o ‚mi esperanza de liberación‛. Pero el texto (Chetib) es mejor: Me disuelves (con temor, Exodo 15:15) en el derrumbe (del torbellino; como en v. 14, nota). (Maurer.) Umbreit traduce como verbo: ‚Tú me aterrorizas.‛ 23. Esto demuestra que el 19:25 no puede limitarse a la esperanza de Job de una liberación temporal. muerte—como en el 28:22, la esfera de los muertos (Hebreos 9:27; Génesis 3:19). 24. Que expresa la fe de Job cuanto al estado después de la muerte. Aunque uno debe ir a la tumba, con todo Dios ya no infligirá más en la ruina del cuerpo (así el hebreo por sepulcro) allí, si uno estando arruinado clama a él. El ‚extender la mano‛ para castigar después de la muerte corresponde antitéticamente a ‚clamarán‛ en la 2a. cláusula. Maurer da otra traducción, que concuerda con el tema de v. 24–31; si es natural que uno en la aflicción pida socorro, ¿por qué se considera incorrecto (por los amigos) en mi caso? ‚Sin embargo. ¿no extienda la mano un hombre en su calamidad‛ (implorando socorro, v. 20; Lamentaciones 1:17)? Si alguno está en su adversidad, ¿no se hace un ‚clamor‛ (por ayuda)? Así pues en el paralelismo ‚clamarán‛ corresponde a ‚extenderán la mano‛; ‚en su calamidad (‚los quebrantare‛), a ‚en ruina‛ (‚sepulcro‛). El negativo de la la. cláusula se sobreentiende en la 2a. como en el v. 25 (28:17). 25. ¿No se me permite quejarme de mi calamidad y pedir alivio, cuando yo mismo me compadezco del ‚afligido‛ (lit., duro de días; los que experimentan las durezas de la vida) 26. Me han de permitir pedir auxilio, viendo que ‚cuando esperaba el bien teniendo como base mi piedad y mi caridad), viene no obstante el mal‛. luz—(22:28.) 27. entrañas—tenidas por la sede del sentimiento profundo (Isaías 16:11). hierven—Violenta y calurosamente agitadas. sobrecogido—inesperadamente me sobrevinieron, de sopetón. 28. Denegrido—pero no del sol; es decir, que mientras que muchos son denegridos por el sol, yo lo estoy por el calor de la ira de Dios (así ‚hierven‛, v. 27); la elefancía cubriéndome con la negrura de la piel (v. 30), como con un manto de luto (Jeremías 14:2). Esta notable forma enigmática de la expresión hebrea aparece en Isaías 29:9. levantádome—como un hombre inocente que pide justicia en una asamblea judicial (v. 20). dragones … buhos—Más bien, chacales, avestruces, que ambos a dos lanzan alaridos sumamente funestos (Miqueas 1:8); en el cual respecto, como también viven en las soledades, Job les es hermano y compañero‛, es decir, se asemeja a ellos. ‚Dragón‛, hebreo, tannim, comúnmente significa el cocodrilo; así tal vez aquí, sus quijadas abiertas hacia el cielo, y el sonido que hace al hacerlo como si lamentara su destino. (Bochart.) 30. sobre mí—Más bien, como en el 17, mi piel está denegrida (y se cae) de mí. mis huesos—(19:20; Salmo 102:5.) 31. órgano— Mas bien, pífano (21:12); ‚Mi gozo se tornó en voz de lamentaciones‛ (Lamentaciones 5:15). Estos instrumentos son más propios para el gozo (Isaías 30:29, 32), lo cual hace que su uso aquí sea tanto más triste por el contraste. CAPITULO 31
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1. Job procede a probar que él merecía una suerte mejor. Como en el Cap. 29 patentizó su justicia como emir, o magistrado en la vida pública, así en éste vindica su carácter en la vida privada, 1–4. Declara que se guardaba de ser seducido al pecado por los sentidos. 1. pensar—Más bien, echarle una mirada (sensual). No solamente no lo hacía, sino que lo hacía imposible por haber hecho un pacto con sus ojos que no le pusiesen la tentación (Proverbios 6:25; Mateo 5:28). 2. Porque, de haber permitido que mis sentidos me tentasen, ‚¿qué galardón (hubiera habido para mí. es decir, hubiera esperado yo) de Dios arriba, y qué heredad del Omnipotente?‛ (Maurer) (20:29; 27:13). 3. Contestación a la pregunta del v. 2. extrañamiento—‚Castigo extraño‛ (extraordinario; Versión Inglesa). 4. ¿No ve …? Sabiendo esto, yo no podía esperar sino el ‚quebrantamiento‛ (v. 3), si cometía tal pecado (Proverbios 5:21). 5. Job se abstenía de hechos malos. engaño—Lit., ‚vanidad‛ (Salmo 12:2). 6. Parentético. ‚Ojalá me pesara < entonces sabría <‛ 7. Conectado con el v. 6. del camino—de Dios (23:11; Jeremías 5:5). Una vida piadosa. si mi corazón …—Si mi corazón codició lo que mis ojos veían (Eclesiastés 11:9; Josué 7:21). manos—(Salmo 24:4) 8. La apódosis del v. 5, 7; las maldiciones que profiere contra sí, de haber hecho él estas cosas (Levítico 26:16; Amós 9:14; Salmo 128:2). mis verduras—lo que siembro, mis cosechas. 9–12. Declara su inocencia del adulterio. engañado—si se dejó seducir (Proverbios 7:8, etc.; Génesís 39:7–12). acechando—hasta que saliese el marido. 10. muela para otro—dé vuelta el molino a mano. Sea la abyecta esclava y concubina (Isaías 47:2; 2 Samuel 12:11). 11. Desde los tiempos más primitivos era crimen de pena capital (Génesis 38:24). Asimismo en tiempos posteriores (Deuteronomio 22:22). Hasta aquí había hablado solamente de pecados contra la conciencia; ahora, de uno contra la comunidad, que demanda el conocimiento del juez. 12. (Proverbios 6:27–35; 8:6–23, 26, 27). Ningún crimen provoca más a Dios para que envíe la destrucción cual fuego devorador, y ninguno desuela tanto el alma. 13–23. Job afirma su inocencia de haber obrado injustamente con [PAG. 423] sus siervos, de dureza y opresión para con los menesterosos. tenido en poco—negándose de hacerles justicia. 14, 15. Parentético; la razón por la cual no menospreciaba el derecho de sus siervos. Tradúzcase: ¿Qué pues (si lo hubiese hecho) podría haber hecho, cuando Dios se levantara (para exigirme cuenta), etc. 15. Los propietarios de esclavos tratan de defenderse alegando la inferioridad original del esclavo. Pero Malaquías 2:10; Hechos 17:26; Efesios 6:9, hacen del origen común de amos y esclavos el argumento a favor del amor fraterno que aquéllos deben para con éstos. 16. desfallecer—Desesperar, en la vana espera de amparo (11:20). 17. Las costumbres arábigas de hospitalidad requerían que se le sirviese primero al extranjero, y de lo mejor. 18. Parentético: afirmando que él practicaba lo opuesto de estas cosas del v. 16, 17. creció—el huérfano. fué guía—dándole consejo y protección. Sobre esto y ‚como padre‛, véase 29:16. 19. pereciera—eso es, estuviera por perecer (29:13). 20. lomos—las partes del cuerpo favorecidos por Job poéticamente descritas dando gracias a Job; los lomos antes desnudos, cuando los vestí de lana, me desearon toda bendición. 21. ‚Cuando (es decir, porque) ví‛ que podía contar con la ‚ayuda‛ de un partido poderoso ‚en la puerta‛ (corte de justicia), si era yo citado por el huérfano injuriado. 22. La apódosis de los vv. 13, 17, 19, 20, 21. De haber cometido esos crímenes, habría aprovechado mal de mi influencia (mi brazo figurativamente, v. 21); por tanto, si los he hecho, sea quebrado mi brazo (literalmente). Job alude a la acusación de Elifaz (22:9). ‚Brazo‛ es más bien el antebrazo. de mi canilla—Lit., una caña, el brazo superior, desde el codo. 23. Porque—eso es, la razón por qué Job se guardaba contra tales pecados. El temor de Dios aunque podía escaparse del juicio del hombre (Génesis 39:9). Umbreit más animosamente traduce: Sí, la destrucción y terror de parte de Dios podrían haberme sobrevenido (si hubiese hecho aquello): el mero temor no siendo el motivo. alteza—poder majestuoso. 24, 25. Job declara la libertad que tenía de la confianza en el dinero (1 Timoteo 6:17). Ahora vuelve sobre su deber para con Dios, como ya había hablado antes de su deber para consigo y con su prójimo. La codicia es idolatría secreta, puesto que transfiere el corazón desde el Creador a lo creado (Colosenses 3:5). En v. 26, 27 pasa a hablar de la idolatría abierta. 26. Si he mirado al sol (como objeto de adoración) porque resplandecía; o a la luna porque iba hermosa < El sabeísmo (de tsaba, las huestes celestiales) fué la forma más primitiva de culto falso. Dios por tanto se llama en contradistinción el ‚Señor (o Jehová) de Sabaot‛. El sol, luna, y estrellas, los objetos más brillantes de la naturaleza, y vistos desde todas partes, se suponían ser los representantes visibles del invisible Dios. No tenían templos, pero se les adoraba en lugares altos V sobre los terrados (Ezequiel 8:16; Deuteronomio 4:19; 2 Reyes 23:5, 11). El hebreo aquí por ‚sol‛ es luz. Probablemente se adoraba a la luz como la emanación de Dios, antes que a los objetos de luz, el sol, etc. Este culto predominaba en la Caldea; por lo tanto la abstención de Job de la idolatría de sus vecinos era tanto más ejemplar. Nuestro ‚domingo‛ y ‚lunes‛ (dia del señor Sol, día de la luna) conservan rasgos del sabeísmo, 27. se engañó—fué secretamente seducido a la idolatría. besó la mano—Adoración, lit. significa esto: en la adoración la gente se besaba la mano, y luego tiraba el beso, como si fuera, hacia el objeto de su culto (1 Reyes 19:18; Oseas 13:2). 28. La ley mosaica incorporó subsecuentemente el sentimiento que los piadosos desde los tiempos prístinos alentaban en contra de la idolatría, como merecedora de penas judiciales: como era la traición contra el Supremo Rey (Deuteronomio 13:9; 17:2–7; Ezequiel 8:14–18). Este pasaje no prueba pues que Job fuese posterior a Moisés. 29. me regocijé—en malicioso triunfo (Proverbios 17:5; 24:17; Salmo 7:4). 30. paladar—(6:30, nota.) pidiendo—lit., ‚de modo de demandar el alma (de mi enemigo), eso es, vida por una maldición‛. Este versículo parentéticamente confirma el v. 29. Job en la edad patriarcal, anteriormente a la ley, realiza
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS el espíritu evangélico, el que fué el fin de la ley (cf. Levítico 19:18; Deuteronomio 23:6, con Mateo 5:43, 44). 31. domésticos—Lit., ‚hombres de mi tienda‛: ¡Quién nos permitiera devorar la carne del enemigo de Job, no estaremos contentos mientras no lo hagamos! Pero Job se refrenaba de desear siquiera la venganza (1 Samuel 26:8; 2 Samuel 16:9, 10). Asimismo Jesucristo (Lucas 9:54, 55). Pero mejor (cf. v. 32) tradúzcase: ‚¿Quién puede indicar (lit., dar) al hombre que no se contentase con la carne proveída por Job?‛ Nunca dejaba que se fuese de su puerta un pobre sin darle bastante de comer. 32. caminante—lit., camino, eso es, viajero, forastero; así expresado para incluir gente de toda clase (2 Samuel 12:4). 33. como los hombres—(Oseas 6:7). Pero la Versión Inglesa, ‚como Adam‛, es más natural. La mismísima palabra encubrir, o esconder se emplea en Génesis 3:8, 10, referente a Adám que se escondió de Dios. Job en otra parte hace alusión al diluvio. De modo que fácilmente podría haber sabido de la caída de Adam, por medio de los dos eslabones que conectaban a Adam y Abraham (como de la época de Job), a saber, Matusalem y Sem. Adám es representativo de la tendencia del hombre caído de encubrir (proverbios 28:13). Era de Dios de quien Job ‚no escondió su iniquidad en su seno‛, como en sentido contrario era de Dios que ‚Adam‛ se escondió en su escondrijo. Esto refuta la traducción de ‚como los hombres‛: puesto que es de sus consemejantes que ‚los hombres‛ desean mayormente esconder su verdadero carácter culpable Magee, para hacer más exacta la comparación con Adam, en vez de ‚mi seno‛ traduce: ‚mi escondrijo‛. 34. La apódosis del v. 33. Tradúzcase: ‚Entonces sea yo quebrantado (aterrorizado) ante una gran multitud, y el menosprecio < me atemorice < y calle (la mayor humillación para un patriota antes tan prominente en las asambleas) < y no salga <‛ Una justa retribución, que el que esconde su pecado de Dios, lo tenga descubierto delante de los hombres (2 Samuel 12:12). Pero Job no había sido así descubierto; antes al contrario era estimado en las asambleas de las tribus (‚familias‛): una prueba—él insinúa—de que Dios no le tiene por culpado de encubrir pecados (24:16, contrastado con 29:21–25). 35. Job vuelve sobre su deseo (13:22; 19:23). mi impresión—mi marca con que subscribo las declaraciones que acabo de dar en mi defensa: la marca de la firma era originalmente una cruz: y por tanto la letra Tau o la T. Tradúzcase también: ‚Oh que el Omnipotente contestara <‛ Señala a Dios como el ‚sujeto‛ de la primera cláusula. El ‚adversario‛, o sea, el que me pleitea, se refiere también a Dios. La vaguedad es para [PAG. 424] expresar ‚el que se me oponga judicialmente quien quiera que sea—aunque fuera el Omnipotente mismo. hiciera el proceso—‚Escribiera un libro‛ (Versión Inglesa). Más bien, ‚redactara su acusación‛. 36. Lejos de encubrir el ‚testimonio‛ o ‚acusación‛ del adversario por temor, ‚la pondría sobre mis hombros‛, como un honor público (Isaías 9:6). corona—no una marca de ignominia, sino de distinción (Isaías 62:3). 37. La buena conciencia imparte una dignidad principesca ante el hombre, y libre acceso a Dios. Esto se puede realizar, no de la manera de Job (42:5, 6), sino sólo por medio del Señor Jesús (Hebreos 10:22). 38. Personificación. Las quejas de los propietarios injustamente desalojados se traspasan a los campos mismos (v. 20; Génesis 4:10; Habacuc 2:11). Si yo adquirí campos injustamente (24:2; Isaías 5:8). surcos—La especificación de éstos hace probablemente implícito aquí que: ‚Si no pagué al labrador su labranza;‛ como el otro v.: ‚si no le pagué la cosecha de su sustancia (frutos)‛ (de los surcos). Así de las cuatro cláusulas de v. 38. 39, la 1a. se refiere al mismo tema que la 4a, y la 2a. está conectada con la 3a. mediante el paralelismo introvertido. Santiago 5:4, que evidentemente se alude a este pasaje: cf. ‚Señor de Sabaot‛, con v. 26 aquí. 39. afligí el alma—‚fatigué‛, o ‚perseguí‛ mortalmente; hasta que me cediera gratuitamente el campo (Maurer); como en Jueces 16:16; ‚alma reducida‛, con quitarle sus medios de vida (Umbreit) (1 Reyes 21:19). 40. abrojos—cardos, espinos. espinas—lit., yuyos nocivos. Acábanse—a saber, la controversia con sus amigos. Job habló otra vez en el libro, pero no a ellos. Al v. 37 sería el lugar de la conclusión lógica en arte estricta. Pero v. 38–40 fué natural agregarlos a uno cuya mente en agitación vuelve sobre su sentir de inocencia, aun cuando haya pasado el punto debido de pausa; esto le quita la apariencia de artificio retórico. Así que no es justificable la transposición por Eichorn de v. 38–40 después del 25. CAPITULO 32 EL DISCURSO DE ELIU (Capítulos 32–37). 1–6. Prosa (principia la poesía con ‚Yo soy menor <‛). 1. por cuanto—y por cuanto no pudieron probar que fuese injusto. 2. Eliú—que significa ‚Dios es Jehová‛. En su nombre, y en el carácter de mensajero entre Dios y Job, prefigura a Jesucristo (33:23–26). Baraquel—que quiere decir ‚Dios bendice‛. Los dos nombres indican la piedad de la familia, y su separación de la idolatría. Bucita—Buz era hijo de Nacor, hermano de Abraham. Así se nombró una región de la Arabia Desértica (Jeremías 25:23). Ram—Aram, sobrino de Buz. Job probablemente era de una generación mayor que Eliú. Sin embargo, la identidad de nombres no prueba necesariamente la identidad de personas. La particularidad con que se da la descendencia de Eliú, en contraste con los otros, llevó a Lightfoot a inferir que Eliú fué el autor del libro. Pero la razón de esta particularidad se debió, probablemente, a que Eliú era menos conocido que los tres llamados ‚amigos‛ de Job: y que era justo que el poeta
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS señalara en forma especial a aquel que había de resolver mayormente el problema del libro. más que a Dios—es decir, era más deseoso de vindicarse a sí mismo que a Dios. En el 4:17 Job niega que el hombre pueda ser más justo que Dios. Umbreit traduce: ‚Ante (en la presencia de) Dios‛. 3. Aunque sus argumentos fueron refutados, conservaban aún su opinión. 4. esperado a Job—en la disputa: el hebreo: en palabras, se refiere más bien a sus propias ‚palabras‛ de réplica, las que hacía mucho había tenido preparadas, pero se retuvo por la deferencia en la mayoría de edad de los amigos que hablaron. 6. tenido … miedo—la raíz hebrea significa arrastrarse (Deuteronomio 32:24). 7. los días—es decir, los ancianos (15:10). 8. Eliú se atribuye la inspiración, como mensajero a Job divinamente comisionado (33:6, 23); y esa pretensión no es contradicha en el cap. 42. Tradúzcase: ‚Pero el espíritu (que Dios pone) en el hombre y la inspiración < son lo que los hace entender <;‛ no los meros ‚años‛ (Proverbios 2:6; Juan 20:22). 9. los grandes—más bien, los ancianos (v. 6). Así el hebreo, en Génesis 25:23. ‚Mayor, menor, por mayor, menor de edad. Dije—más bien, digo. sabiduría—más bien, conocimiento. 11. Entonces Eliú estaba presente desde el comienzo. razones—Lit., comprensiones, es decir, el sentido significado por las palabras, en tanto que—Esperé hasta que descubrieseis una réplica apropiada a Job. 13. Esto está así ordenado, ‚no fuese que vosotros‛ os ensoberbecieseis de haberle vencido por vuestra ‚sabiduría‛ (Jeremías 9:23, el gran propósito del libro de Job); y para que supieseis que ‚Dios sólo puede lanzarlo (es decir, refutarlo), no el hombre‛. Así Eliú basa su confutación no en las máximas de los sabios, como los amigos hicieron, sino sobre su comisión especial de parte de Dios (v. 8; 33:4, 6). 14. Estoy del todo libre de prejuicios. Porque no fuí a quien Job se dirigiera. ‚Vuestras razones‛ (razonamientos) están influídas por la irritación. 15. Aquí Eliú deja a los amigos y se dirige a Job: y por tanto pasa de la segunda persona a la tercera; transición frecuente en las reprensiones (18:3, 4). Fuéronseles—dejaron de hablar por falta de más razones. 17. mi parte—por mi parte. mi juicio—mi conocimiento. 18. Estoy lleno de palabras, mientras que los amigos no tienen ni una palabra que agregar. el espíritu—se refiere probablemente a la condición de que era el Espíritu Divino el que lo compele a hablar. (v. 8; 33:4; Jeremías 20:9. Hechos 18:5). 19. Vientre. La palabra vientre en este versículo probablemente significa pecho, seno, interior. Esto se explica en el hecho de que en el Oriente las palabras se pronuncian en una forma muy gutural y que para nosotros es difícil imitar. ‚Como el vino (nuevo) (en fermentación) sin abertura‛ de escape. El vino nuevo se guarda en odres nuevos. Eliú se compara a un odre en el cual se ha puesto vino nuevo y el cual no tiene respiradero y por consiguiente está listo para reventar. (Mateo 9:8). 20. respiraré—lit., para que me haya aire (1 Samuel 16:23). 21. ‚Que nunca haga yo acepción <‛ Eliú alude a las palabras de Job (13:8, 10), cuando se queja Job de que los amigos defienden a Dios con parcialidad, ‚haciendo acepción de personas‛. Eliú dice que él no hará esto sino que obrará imparcialmente entre Dios y Job. ‚Ni usaré < de lisonjas < (Proverbios 24:23). 22. me consuma—como castigo (Salmo 102:24). CAPITULO 33 DIRIGIDO A JOB, COMO EL ANTERIOR FUE A LOS TRES AMIGOS. 2. mi boca—Más bien, el paladar, por el que se discierne el gusto. Todo hombre habla con la boca, pero muy pocos, como Eliú, prueban sus palabras [PAG. 425] con distinción primero, y dicen sólo lo justo y bueno (6:30; 12:11). hablará—está por hablar. 3. Hablaré de conformidad con mi convicción interna, pura sabiduría—con pureza: sinceramente, no torciendo la verdad por la pasión, como los amigos. 4. ‚El Espíritu de Dios me hizo‛ a mí, como a tí: la 2a. cláusula del v. 6 (Génesis 2:7). Por tanto no debes temerme a mí, como temerías a Dios (v. 7; 9:34). Además el aliento, ‚la inspiración, del Omnipotente me ha inspirado‛ (como en 32:8); no como nuestra versión: ‚me dió vida:‛ por tanto ‚Yo soy según tu deseo (dicho) (9:32, 33) en lugar de Dios para tí; un árbitro, un mediador, entre Dios y tú. Así que Eliú fué designado por el Espíritu Santo para que fuese un tipo de Jesucristo (v. 23–26). 5. Figuras de la corte de justicia. está delante de mí—aludiendo a palabras de Job (30:20). 6. (Nota, v. 4; 31:35; 13:3, 20, 21). formado—aunque obro como representante de Dios, no soy sino criatura, como tú mismo. El árabe: comprimido, como la masa de arcilla por el alfarero, al formar un vaso. (Umbreit.) El hebreo: cortado, como la porción de arcilla para formarlo. (Maurer.) 7. mi mano—Aludiendo a palabras de Job (13:21). 8. tus palabras—(10:7; 16:17; 23:11, 12; 27:5, 6; 29:14.) En 9:30; 13:23, Job había reconocido su pecado; pero el espíritu general de sus palabras fué para sostener que él era ‚limpio:‛ y acusar a Dios de injusticia. Excedio los límites al oponerse a los cargos falsos de sus amigos de hipocresía. A los piadosos mismos, si bien dispuestos a confesarse pecadores en general, muchas veces les desagrada toda acusación particular que se les presenta. Hace falta pues la aflicción para hacerles sentir que el pecado en ellos merece aun peor de lo que ellos sufren, y que Dios no les hace injusticia alguna. Luego al fin humillado bajo Dios encuentran que la aflicción es para su bien verdadero, y que así les es quitado, al fin, sea aquí, o después de la muerte. Para enseñar esto fué la misión de Eliú. 9. limpio—sin tacha. 10. achaques— ‚ocasiones‛: para hostilidad; lit., enemistades (13:24; 16:9; 19:11; 30:21). 11. (13:27.) guardó—espía de cerca (14:16; 7:12; 31:4). 12. en esto—idea de Dios y de su gobierno. No es posible que Dios vigile celosamente a uno, aunque sea ‚limpio‛, como ‚enemigo o como uno que tuviera miedo de él como igual. Por que ‚¡mayor es Dios que el hombre!‛
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Debe haber pecado en el hombre, aun cuando él no sea hipócrita, pecado que necesite castigo para el bien del que lo soporte. 13. (Isaías 45:9.) razones—“caminos”. Nuestro deber es, no ‚pleitear‛ con Dios, sino someternos. Creer que es justo, porque Dios lo hace, no porque entendamos todas las razones por qué lo hace. 14. Tradúzcase: ‚Con todo el hombre no lo considera”; o más bien como Umbreit: ‚Sí, dos veces (repite la advertencia)—si el hombre no presta atención‛ a la primera amonestación. Eliú da a entender que Dios envía la aflicción porque cuando él ha comunicado su voluntad en varias maneras, el hombre en la prosperidad no ha hecho caso de ella; Dios, por lo tanto, debe probar qué efecto producirá la aflicción (Juan 15:2; Salmo 62:11; Isaías 28:10, 13). 15. visión … sueño—La luz está opuesta a ‚sueño profundo‛. Eliú está recordando lo que dijo Elifaz (4:13), y también lo que Job mismo dijo (7:14). ‚Los sueños‛ en el sueño, y las ‚visiones‛ de apariciones reales, eran de los modos en que Dios entonces hablaba a los hombres (Génesis 20:3). 16. Dios revela o comunica su amonestación o consejo a los hombres, y a veces hace tal revelación al oído, como si quisiera que se guardara en secreto, con seguridad protegido por un sello. 17. obra—Así 36:9. Así ‚negocio‛ en el sentido malo (1 Samuel 20:19). Eliú alude a palabras de Job (17:11). ‚La soberbia‛ es ‚fosa‛ abierta (‚corrupción‛, v. 18) que Dios tapa o esconde, para que el hombre no caiga en ella. Hasta los piadosos tienen necesidad de aprender la lección enseñada por las pruebas: a ‚humillarse bajo la poderosa mano de Dios‛. 18. su alma—su vida, de corrupción de la tumba: símbolo del infierno. pase a cuchillo—eso es, una muerte violenta; en el Antiguo Testamento un símbolo del futuro castigo de los píos. 19. Cuando el hombre no hace caso de las advertencias de la noche, es castigado < El nuevo pensamiento sugerido por Eliú es que la tribulación es disciplinaría (36:10); para el bien de los piadosos. todos—‚multitud de:‛ así la lección marginal hebrea (Keri). Mejor según el texto (Chetib): ‚Y con la perpetua (fuerte) contienda de sus huesos;‛ la incontenible fiebre de sus huesos (Salmo 38:3) (Umbreit). 20. su vida— o sea, el apetito, que ordinariamente sostiene la vida (38:39; Salmo 107:18; Eclesiastés 12:5). El que la enfermedad quita el deseo del alimento simboliza el alejamiento de los deseos malos por la aflicción, deseos de lo que aliente la fiebre espiritual del orgullo. alma—deseo. 21. Su carne una vez prominente ‚ya no se puede ver.‛ Sus huesos una vez invisibles ahora aparecen prominentes. aparecen—lit., están desnudos. La lección marginal (Keri). El texto (Chetib) tiene un sustantivo (se han vuelto) ‚desnudez‛. El Keri era sin duda una nota explicatoria de copistas. 22. que causan la muerte—ángeles de la muerte ordenados por Dios a poner fin a la vida del hombre (2 Samuel 24:16; Salmo 78:49). Los dolores de muerte personificados, sin embargo, pueden ser lo que se entiende; así los ‚roedores‛ (Nota, 30:17). 23. Eliú se refiere a sí mismo como el enviado de Dios (32:8; 33:6) por ‚mensajero‛, el ‚intérprete‛, para explicar a Job y para vindicar la justicia de Dios; tal personaje Elifaz había negado que Job pudiese esperar: (5:1), y Job (9:33) había deseado tal árbitro o intérprete entre él y Dios. El ‚anunciador‛ de bien está en antítesis con ‚los que causan la muerte‛ (v. 22). cerca de él—Si se le concede al atribulado. El oficio del ‚anunciador‛, o mensajero se declara: ‚anunciar al hombre su deber‛, o sea, la justicia de Dios en sus tratos; o según Umbreit, ‚la conducta recta del hombre para con Dios‛ (Proverbios 14:2). La primera traducción es la mejor; Job defendía su propia ‚rectitud‛ (16:17; 27:5, 6): Eliú al contrario vindica la de Dios. muy escogido—‚Uno entre mil‛ tan raramente se encuentra tal. Así Jesucristo (Cantares 5:10). Eliú, el mediador de Dios enviado de una liberación temporal (v. 24–26), es tipo del hombre divino Jesucristo, el Mediador de la liberación eterna: ‚el Mensajero del pacto‛ (Malaquías 3:1). Esta es una obra maravillosa del Espíritu Santo que las personas y las cosas se muevan en su propia esfera de tal manera que inconscientemente prefiguren a aquel, cuyo ‚testimonio es el Espíritu de la profecía‛; así como el mismo punto puede ser el centro de un círculo pequeño y de un círculo concéntrico vastamente mayor. 24. La apódosis del v. 23. libró—Lit., redimió. En esta palabra y en el ‚rescate‛ (por ‚redención‛) hay referencia a la retribución, por la cual Dios perdona y alivia a los afligidos; aquí [PAG. 426] es primordialmente la intercesión de Eliú. Pero el lenguaje es demasiado fuerte para que su sentido pleno se agote en esto. El Espíritu Santo debe haber sugerido el mensaje que recibe su plena realizacicón solamente en la ‚eterna redención hallada‛ por Dios en el precio que pagó Jesucristo por ella, a saber: su sangre y su meritoria intercesión (Hebreos 9:12). ‚Halló redención‛: expresando el ardiente deseo, sabiduría y fídelidad del que halla, y de la gozosa novedad de lo hallado. De todas maneras Jesucristo la hubiera encontrado, pero aun hacía falta que él siguiera buscando. (Bengel.) (Lucas 15:8) Dios el Padre es el Hallador (Salmo 89:19). Jesucristo, el Redentor, a quien Dios dice: Redime (así el hebreo) de descender < (2 Corintios 5:19). redención—‚rescate‛: usada en sentido general por Eliú, pero el Espíritu Santo quiso decir en su sentido estricto como se aplica a Jesucristo, como precío pagado por la liberación (Exodo 21:30), una propiciación (eso es, una manera de convencer rápidamente, es decir, reconciliar a dos que están enemistados) una cobertura, como del arca con el betún, típico de lo que nos cubre en protección contra la ira (Génesis 6:14; Salmo 32:1). La fosa aquí es primordialmente el ‚sepulcro‛ (Isaías 38:17), pero representa especialmente a la fosa espiritual (Zacarías 9:11), 25–28. Los efectos de la restauración al favor de Dios; lit., a Job una resucitación temporal; espiritualmente, una regeneración eterna. Estas notables palabras no pueden limitarse a su sentido temporal, tal cual usadas por Eliú (1 Pedro 1:11, 12). Enterneceráse su carne <—Así Naamán, 2 Reyes 5:14; espiritualmente, Juan 3:3–7. 26. Job ya no orará más a Dios en la forma que lo ha estado haciendo, es decir quejándose ‚en vano‛ (23:3, 8, 9). Esto se refiere especialmente para los redimidos en Jesucristo (Juan 16:23–27). verá (Job) su faz—o bien, Dios
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS hará que le vea la faz. (Maurer.) Dios ya no ‚esconderá más su rostro‛ (13:24). Verídico cuanto al creyente ahora (Juan 14:21; 22) ;eternamente (Salmo 17:15; Juan 17:24). su justicia—de Dios. Dios hará que el Job restaurado ya no dude más, (‚pervertí lo recto‛, v. 27) de la justicia de Dios, sino que justifique sus tratos. El penitente justifica a Dios (Salmo 51:4). Asimismo al creyente le hace ver la justicia de Dios en Jesucristo (Isaías 45:24; 46:13). 27. él mira—Dios. Más bien, con Umbreit; ‚Ahora (el penitente restaurado) canta gozoso (correspondiente a ‚júbilo‛, v. 26; Salmo 51:12) delante de los hombres, y dice <‛ (Proverbios 25:20; Salmo 66:16; 116:14). pervertí—es decir; torcí a lo que era derecho; así como Job había representado mal el carácter de Dios. ha aprovechado—‚retribuido‛: más bien: ‚Mi castigo no fué conmensurable con mi pecado‛ (así Sofar, 11:6); lo opuesto de lo que Job dijo (16:17; Salmo 103:10; Esdras 9:13). 28. Nota, v. 24; más bien, como el texto hebreo (la Versión Inglesa lee como la marginal hebrea, Keri: ‚su alma, su vida‛), ‚El ha liberado mi alma < mi vida‛. La continuación del testimonio del penitente al pueblo. luz—(v. 30; 3:16, 20; Salmo 56:13; Eclesiastés 11:7). 29. dos y tres veces—a menudo: aludiendo al v. 14; una vez, por visiones, 15–17; luego, por las aflicciones, 19–22; ahora en tercer lugar, por el ‚anunciador‛. v. 23. 30. Que se refiere al v. 28 (Salmo 50:13). 32. justificar—hacerte lo justo; y, si puedo, consecuentemente con ello, declararte inocente. Con el v. 33 Eliú hace pausa en espera de réplica; entonces procede; cap. 34. CAPITULO 34 1. Respondió—Prosiguió. 2. Este capítulo está dirigido también a los ‚amigos‛, como el cap. 33, a Job solo. 3. paladar—Nota, 12:11; 33:2. 4. juicio—Escojamos entre los sentimientos contradictorios ya aducidos cuál pasaría la prueba del examen. 5. mi derecho—palabras propias de Job (13:18; 27:2). 6. Es decir, Si yo renunciara a mi derecho (eso es, confesarme culpable), moriría. Job virtualmente lo había dicho (27:4, 5; 6:28). Maurer, no tan bien: ‚Pese a mi derecho (inocencia) se me trata como mentiroso‛, por Dios, al afligirme él. mi saeta—mi herida por ella hecha. Así ‚mi llaga‛, (mano, 23:2). Mi enfermedad (6:4; 16:13). sin prevaricación—Sin culpa mía de haberlo merecido (16:17). 7. (15:16). Figura del camello. escarnio—contra Dios (15:4). 8. Job virtualmente va con los maliciosos (hace causa común con ellos), al asumir los sentimientos de ellos (9:22, 23, 30; 21:7–15), o al menos al decir que los que obran movidos por tales sentimientos van impunes (Malaquías 3:14). Negar el gobierno justo de Dios, porque no vemos la razones de sus actos, es virtualmente tomar la parte de los impíos. 9. con Dios—en la intimidad (Salmo 50:18). 10. La verdadera contestación a Job, la que Dios resume (cap. 38). El hombre ha de creer que los caminos de Dios son rectos, porque son de él, no porque veamos que lo son (Romanos 9:14; Deuteronomio 32:4; Génesis 18:25). 11. Parcialmente aquí; plenamente, en el más allá (Jeremías 32:19; Romanos 2:6; 1 Pedro 1:17; Apocalipsis 22:12). 12. (8:3.) En contradicción a Job, v. 5, no lo hará: no puede. 13. Si el mundo no fuese la propiedad de Dios, no siendo hecho por él, sino confiado a su cargo por algún superior suyo, entonces pudiera ser posible que él obrara injustamente, pues en tal caso no estaría así dañándose a sí mismo; pero, como está el asunto, que Dios obrara injustamente trastornaría todo el orden del mundo, y así dañaría la propiedad de Dios mismo (36:23). puso en orden—Fundado (Isaías 44:7). establecido el círculo terráqueo. 14, 15. ‚Si él fuera a poner su corazón sobre el hombre‛, o para dañarle, o para tomarle justa cuenta de sus pecados. El contexto indica más bien (Umbreit) que ‚Si él considera (sólo) a sí mismo, y toma para sí (Salmo 104:29) el espíritu de hombre < (que él envía, Salmo 104:30; Eclesiastés 12:7), toda carne perecerá a una <‛ (Génesis 3:19). La amorosa preservación por Dios de sus criaturas prueba que él no puede ser egoísta, y por tanto no puede ser injusto. 16. En el v. 2, Eliú había hablado a todos en general, ahora llama la atención de Job en especial. 17. ¿Puede gobernar acaso aquel que (según tu parecer) aborrece el juicio (justicia)? El gobierno del mundo sería imposible, si se sancionase la injusticia. Dios debe ser justo, porque él gobierna (2 Samuel 23:3). Enseñorearáse—Lit., atará, a saber, por la autoridad (así ‚reinará‛, 1 Samuel 9:17). Umbreit traduce por ‚reinará‛, reprimirá la ira, es decir, contra Job por las acusaciones del mismo. tan justo—Más bien: ‚al que es a la vez poderoso y justo‛ (en su gobierno del mundo). 18. Lit., ¿(Es propio que) se diga a un rey? Sería un enorme ultraje reprochar en tal forma a un monarca terrenal, mucho más al Rey de los reyes (Exodo 22:28). Pero Maurer con la Versión de los LXX y Vulgata lee: (No es propio acusar de injusticia a aquel) que díce a un rey: Tú eres inicuo, a príncipes: Sois impíos, eso es, el que castiga imparcialmente [PAG. 427] a los grandes como a los pequeños. Esto concuerda con el v. 19. 19. (Hechos 10:34; 2 Crónicas 19:7; Proverbios 22:2; Job 31:15) 20. morirán—‚los ricos‛ y ‚los príncipes‛, que ofenden a Dios. los pueblos—a saber, de los príncipes culpables: culpables ellos mismos también. a media noche—Figura de un ataque nocturno enemigo al campamento, que viene a ser fácil presa—(Exodo 12:29, 30). sin mano—sin mediación visible, por la sola palabra de Dios (así 20:26; Zacarías 4:6; Daniel 2:34). 21. La omnisciencia y la omnipotencia de Dios le hacen posible la ejecución inmediata de la justicia. No necesita estar largo tiempo vigilando, como Job creía (7:12; 2 Crónicas 16:9; Jeremías 32:19). 22. sombra de muerte—Densas tinieblas (Amós 9:2, 3; Salmo 139:12). 23. (1 Corintios 10:13; Lamentaciones 3:32; Isaías 27:8.) Mejor, como Umbreit: ‚El no considera (no necesita considerar) (como en v. 14; Isaías 41:20) al hombre largo rato (así el hebreo, Génesis 46:29) a fin de que vaya (sea traído por Dios) a juicio‛. Así el v. 24, ‚sin pesquisa‛, sin (tener que)
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS buscar‛ ‚como es necesario en los juicios humanos. 24. quebrantará—hará pedazos (Salmo 2:9; Job 12:18; Daniel 2:21) 25. Por tanto—Por cuanto él conoce todas las cosas (v. 21). Sabe las obras de ellos, sin investigación formal (v. 24). en la noche—Repentina, inesperadamente (v. 20). Propiamente en la noche, pues era entonces cuando los malos se escondían (v. 22). Umbreit, menos sencillamente, por ‚trastornar{‛, traduce ‚caminará‛; es decir, Dios está siempre alerta, descubriendo toda iniquidad. 26. herirá—Castigará. Como a malos—es decir, porque lo son. sean vistos—Los pecadores se esconden en las tinieblas; por tanto serán castigados delante de todos, en plena luz del día. Figura del lugar de la ejecución pública (40:12; Exodo 14:30; 2 Samuel 12:12). 27, 28. Las bases del castigo de ellos en el v. 26; el v. 28 declara en qué respecto ‚no consideraron los caminos de Dios‛, a saber, por la opresión con la que causaron ‚el clamor de los pobres <‛ 29. (Proverbios 16:7; Isaías 26:3). inquietará—Más bien, ‚condenará‛ (Romanos 8:33, 34). Maurer, por cuanto la referencia es sólo a los impíos, en la cláusula siguiente y en el v. 20, traduce: ‚Cuando Dios se calla (deja perecer a los hombres)‛ (Salmo 83:1); (Umbreit) del árabe (echa por tierra), ‚¿Quién le condenará por injusto?‛ v. 17. escondiere el rostro—(23:3, 9; Salmo 13:1). nación … hombres—Ya sea contra una nación culpable (2 Reyes 18:9–12), ya contra el índividuo, que Dios así obrare. 30. ‚vejaciones‛: ‚enlazados‛ en el pecado (1 Reyes 12:28, 30). O más bien, ‚encadenados por más opresión‛, v. 26–28. 31. Job conformemente lo dice (40:3–5; Miqueas 7:9; Levítico 26:41). Fué para guiarle hasta esto que Eliú fué enviado. Si bien no era hipócrita, Job, como todos, había pecado, y por tanto había de llegar a humillarse bajo Dios mediante la aflicción. Toda tribulación es una prueba de la común herencia del pecado, en la cual el piadoso participa; por lo tanto, debiera considerarla como una corrección misericordiosa. Umbreit y Maurer pierden este sentido al traducir, como el hebreo admite: ‚¿Tendrá alguno el derecho de decir a Dios: Yo he sufrido castigo, pero no obstante nunca pequé?‛ (así v. 6). llevado—a saber, la pena del pecado, como en Levítico 5:1, 17. ofenderé—Lit., trataré destructiva y corruptamente (Nehemías 1:7). 32. (10:2; Salmo 32:8; 19:12; 139:23, 24). no lo haré más—(Proverbios 28:13; Efesios 4:22.) 33. Más bien: ‚¿Debiera Dios retribuir (a los pecadores) según tu mente? Entonces te toca a ti rechazar y escoger, y no a mí.‛ (Umbreit); o como Maurer: ‚Porque tú has rehusado la manera de recompensar de Dios; declara pues tu manera, pues tú debes escoger, no yo‛, es decir, te toca a tí, no a mí enseñar un camino mejor que el de Dios. 34, 35. ‚Dirán los hombres < y el hombre sabio (v. 2, 10) que me escucha que Job <‛ 36. La lección marginal, no tan bien, Padre mío, de Eliú, que se dirige a Dios. Este título no aparece en otra parte alguna de Job. probado—por las calamidades. Las pruebas de los piadosos no son quitadas mientras no produzcan los efectos deseados. 37. bate las manos—Con escarnio (27:23; Ezequiel 21:17). multiplica sus palabras— (11:2; 35:15). ‚A su pecedo‛ origínal, para corregir el cual fueron enviadas las pruebas, ‚añadió rebelión‛, o sea, ‚palabras‛ que ponen en juicio la justicia de Dios. CAPITULO 35 2. más justo … que—Más bien como en 9:2; 25:4: ‚Soy justo (lit., mi justicia está) delante de Dios‛. Sin embargo, nuestra versión concuerda con el 9:17; 16:12–17; 27:2–6. El 4:17 se presta a cualquiera de las dos interpretaciones. Eliú quiere decir que Job no lo expresó en palabras, sino tácitamente. 3. Más bien, explicativo de ‚esto‛ del v. 2, ‚Que dijiste (a ti mismo, como si fuera a persona distinta): ¿Qué ventaja sacas tú de tu integridad)? ¿O qué provecho tendré (de mi integridad) más que el que hubiera tenido por mi pecado?‛ Es decir, más que si hubiera pecado (21:13–15); en lo cual tácitamente sanciona los sentimientos de ellos. Se presenta este mismo cambio de la forma indirecta de dirigirse a las personas (19:28; 22:17). 4. compañeros—Los que abrazan sentimientos como los tuyos (34:8, 36). 5–8. Eliú como Elifaz demuestra que Dios está demasiado exaltado en la naturaleza para ser susceptible al beneficio de los justos ni al perjuicio de los malos; son ellos mismos quienes se benefician por la justicia, o se dañan con el pecado. considera las nubes que son más altas que tú—Dicho con ironía. No sólo que son más altas que tú, sino que ni las puedes alcanzar claramente con el ojo. Y éstas no son tan altas como el trono de Dios. Dios es por tanto demasiado exaltado para depender del hombre. Entonces no hay nada que le induzca a la injusticia en sus tratos con el hombre. Cuando manda la aflícción, debe ser con un motivo diferente; a saber, el bien del afligido. 6. ¿qué habrás hecho?—¿Cómo puedes afectarle a él? contra él—que le pueda dañar? (Jeremías 7:19; Proverbios 8:36). 7. (Salmo 16:2; Proverbios 9:12; Lucas 17:10). 9. (Eclesiastés 4:1.) Eliú declara en palabras de Job (24:12; 30:20) la dificultad; el que ‚los clamores de los oprimidos‛ no sean oídos hará que los hombres piensen que los males no son castigados por él. 10–13. Pero la razón de ello es que los inocentes que sufren a menudo no buscan humildemente el socorro de parte de Dios; de modo que el orgullo de ellos ha de tener la culpa de su ruina; también porque ellos (13–16), como Job, en vez de aguardar el tiempo de Dios en confianza piasdosa, son propensos a desesperar, cuando el socorro no está inmediatamente visible (33:19–26). Si el que sufre pidiera a Dios con humilde espíritu arrepentido, le escucharía Dios. Dónde, etc.—(Jeremías 2:6–8; Isaías 51:13). canciones—De gozo [PAG. 428] por la liberación (Salmo 42:8; 149:5; Hechos 16:25). en la noche— Inesperadamente (34:20, 25). Más bien, en calamidad. 11. El espíritu del hombre, que le distingue del bruto, es la prueba más fuerte de la beneficencia de Dios; por el uso de él podemos entender que Dios es el ayudador todopode roso de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS todos los sufridores que humildemente le buscan; y que yerran aquellos que no le buscan así. aves—(28:21; Nota). 12. Allí—Más bien, Entonces (cuando nadie se confía humildemente en las manos de Dios, v. 10). Claman arrogantemente contra Dios, más bien que humildemente a Dios. Así que, por cuanto el propósito de la aflicción es para humillar al sufridor, no puede haber respuesta mientras la ‚soberbia‛ no ceda lugar a la humilde oración penitencial (Salmo 10:4; Jeremías 13:17). 13. vanidad—o sea, los clamores elevados en un espíritu no humillado, v. 12, como se aplica hasta cierto punto a los clamores de Job; aun más a los de los malvados (27:9; Proverbios 15:29). 14. Aunque tú digas que no verás (como libertador temporal; puesto que esperaba sí a un Redentor en el más allá, 19:25–27; pasaje que no puede consecuentemente con la aseveración de Eliú ser aquí interpretado en el sentido de ‚ver‛ a un Redentor temporal) 7:7; 9:11; 23:3, 8, 9, con todo, hay juicio delante de él; por tanto espera tú < Pero el hebreo favorece a Maurer: ‚Cuanto menos (oirá Dios, v. 13), puesto que tú dices que no te mirará‛. Así en 4:19. Así Eliú alude a palabras de Job (19:7; 30:20). juicio—es decir, tu causa, tu derecho; como en Salmo 9:16; Proverbios 31:5, 8. espera—con paciencia, hasta que él considere tu causa (Salmo 37:7). 15. Más bien: Mas ahora, porque no es así (que Job no esperaba paciente y confiadamente, v. 14; Números 20:12; Sofonías 3:2; Miqueas 7:9), Dios ha visitado < pero no conoce con rigor—no ha tomado (severo) conocimiento de la gran multitud de pecados; por tanto Job no debe de quejarse de ser castigado con excesiva severidad (7:20; 11:6). Maurer traduce: ‚Porque su ira no ha visitado (no ha castigado inmediatamente a Job por sus quejas impías), ni ha tomado estricta (grande) cuenta de su vanidad (discursos pecaminosos), por tanto <‛ Por ‚rigor‛, Umbreit con los rabinos traduce: multitud. Gesenius lee con la versión de los LXX y Vulgata sin necesidad: ‚transgresión‛. vanamente—con temeridad. CAPITULO 36 1, 2. Eliú arguye que los padecimientos son disciplinarios a los piadosos, con el fin de llevarlos a alcanzar hasta un valor moral superior, y la razón de la continuación de los mismos no es, como los amigos declaraban, a causa de la extraordinaria culpabilidad del atribulado, sino porque la disciplina aun no ha realizado su finalidad, a saber, de guiarlo a que se humille arrepentido delante de Dios (Isaías 9:13; Jeremías 5:3). Este es el cuarto discurso de Eliú. Así que excede el número ternario de los demás. De ahí pues su fórmula de cortesía: Espérame un poco. Permíteme un poco más de tiempo. Todavía tengo (mucho, 32:18–20). Hay caldeísmos en este v., de acuerdo con la creencia de que el escenario del libro está cerca del Eufrates y de los caldeos. 3. de lejos—No trivialidades insubstanciales, sino ejemplos de las poderosas obras de Dios. atribuiré justicia—Mientras que Job había atribuído injusticia (34:10, 12). Un hombre, al inquirir los caminos de Dios, debiera al principio suponer que son todos justos, estar dispuesto a hallarlos así, y estar a la expectativa de que el resultado de la investigación probará que lo son; tal persona nunca será defraudada. (Barnes.) 4. Yo no ‚hablaré impíamente por Dios‛, como los tres amigos (13:4, 7, 8): es decir vindicar a Dios con argumentos malsanos. que es íntegro—Mejor, como el paralelismo requiere: ‚un hombre de integridad en sentimientos está contigo‛ (es aquel con quien has de haberte). Eliú alude a sí mismo, en contraste con los razonamientos deshonrosos de los amigos (21:34). 5. Fuerza de sabiduría—de comprensión (corazón), la fuerza de la repetición de ‚poderoso‛; por lo ‚poderoso‛ que Dios sea, nadie es tan bajo que sea ‚despreciado‛ por él; porque su ‚fuerza‛ está especialmente en ‚su fuerza de comprensión‛, por la que escudriña las cosas más menudas, a fin de dar a cada uno su derecho. Eliú confirma su exhortación (35:14). 6. afligidos … derecho—defiende la causa de los afligidos. 7. (1 Pedro 3:12.) Dios no desampara a los piadosos, como Job insinuaba, antes los ‚establece‛, o bien, los hace sentar sobre tronos cual reyes (1 Samuel 2:8; Salmo 113:7, 8). Lo mismo cuanto a los creyentes en un sentido superior, ya en parte. 1 Pedro 2:9; Apocalipsis 1:6; plenamente más adelante, Apocalipsis 5:10; Job 22:5). serán ensalzados—para que sean ensalzados. 8–10. Si sufren tribulaciones, no es ninguna prueba de que sean hipócritas, como los amigos insistían, ni de que Dios no les haga caso, ni de que nada le importe que los hombres sean buenos o malos, como asevera Job; con ello Dios les obra la ‚corrección‛, ‚dándoles a conocer‛ sus pecados; y si se sometan en espíritu recto bajo la visitación de Dios, seguirán las mayores bendiciones. 9. Obra—Transgresión. prevalecieron ‚su obra y rebeliones‛: a saber, ‚que prevalecieron‛: se portaron poderosamente, lit., grandemente; es decir, arrogantemente, o, al menos, con presunción. 10. (33:16–18, 23.) 11. sirvieren—eso es, adoraron; como en Isaías 19:23. A Dios está implícito (cf. Isaías 1:19, 20). 12. (33:18). sin sabiduría—o conocimiento: a causa de su insensatez (4:20, 21). 13–15. Los mismos sentimientos de los vers. 11, 12, ampliados. 13. hipócritas—O los impíos (Maurer); pero ‚hipócritas‛ es acaso una clase distinta de los abiertamente impíos (v. 12). irritarán más—‚Amontonan ira‛ de Dios contra sí mismos (Romanos 2:5). Umbreit traduce: ‚alimentan su ira contra Dios‛, en lugar de ‚clamarle‛ a él. Esto concuerda bien con el paralelismo y con el hebreo. Pero la Versión Inglesa da un paralelismo bueno: ‚hipócritas‛ correspondiente a ‚no clamarán‛, (27:8, 10); ‚amontonan ira‛ contra sí, a ‚los atare‛ con grillos de aflicción (v. 8). 14. Más bien (Deuteronomio 23:17), su vida (se acaba) como la de (lit., entre) los inmundos, prematura y deshonrosamente. Así la 2a. cláusula corresponde a la primera. Una advertencia para que Job no hiciese causa común con los impíos (34:36). 15.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS pobre—El piadoso atribulado. despertará (abrirá) su oído—(v. 10); de modo que sea amonestado en la aflicción para buscar a Dios arrepentido, y así ser liberado (33:16, 17:23–27) 16. Más bien: ‚Te apartará también de las quijadas de la angustia‛ (Salmo 18:19; 118:5). El ‚lugar espacioso‛ expresa la libertad, y la ‚mesa‛ la abundancia de los prósperos (Salmo 23:5; Isaías 25:6). 17. Más bien: ‚Mas si tú estás lleno (enteramente) del juicio del impío (es decir, de la culpa que merece [PAG. 429] el juicio (Maurer)‛; o como Umbreit, con referencia a 34:5, 6, 7, 36, el juicio pronunciado contra Dios por los culpables en el infortunio), juicio (de Dios sobre los impíos; Jeremías 51:9, haciendo juego en el doble sentido de ‚juicio‛) y justicia seguirán cerca la una del otro. (Umbreit.) 18. (Números 16:45; Salmo 49:6, 7; Mateo 16:26). Ni el ‚rescate‛ dado por el Señor Jesús (33:24) será de valor a los despreciadores temerarios (Hebreos 10:26–29). con (su) golpe—(34:26). Umbreit traduce: ‚Mira no sea que la ira de Dios (tu severa calamidad) te lleve a despreciar‛ (34:7; 27:23). Esto concuerda mejor con el verbo de la 2a. cláusula paralela, la que debe traducirse: ‚No te seduzca (marginal, te aparte, como si pudieras con él librarte la ‚ira‛) el gran rescate (de dinero, que no puedas dar). Como ‚ira‛ (escarnio) de la 1a. cláusula corresponde a ‚juicio del impío‛ (v. 17,), así ‚seduzca < rescate‛ a ‚estima de riquezas‛ (v. 19). Así que el v. 18 es una transición entre el v. 17 y el v. 19. 19. fuerzas del poder—eso es, los recursos de la riqueza (Salmo 49:7; Proverbios 11:4). 20. anhelas—suspiras por la noche. Job había anhelado la muerte (3:3–9, etc.). noche—(Juan 9:4.) en que—Más bien, por medio de que. desaparecen—Lit., ascienden, como el trigo es cortado y levantado al carro o a la pila (v. 26). de su lugar—Lit., debajo de ellos mismos; así, sin moverse de su lugar, de sopetón (40:12). (Maurer) Umbreit traduce: ‚No anheles < ascender (lo que es, como hallarás a gran costo tuyo, descender) a los pueblos abajo” (lit., debajo de sí): lo que corresponde mejor al paralelismo, y al hebreo. Tú suspiras por la muerte como deseable, pero ella es una ‚noche‛ o región de tinieblas; tu imaginario ascenso (mejoramiento) dará por resultado un descenso (deterioración) (10:22); por tanto no lo desees. 21. iniquidad—a saber, de hablar presuntuosamente contra Dios (vers. 17, 18, Nota; 34:5). más bien que—soportar ‚la aflicción‛ con paciencia piadosa. Los hombres piensan que es un alivio quejarse contra Dios, pero esto no es sino añadir pecado a la penuria; es el pecado, no la aflicción, lo que puede en realidad dañarnos (contrástese Hebreos 11:25). 22–25. Dios no ha de ser acusado impíamente, sino alabado por su potencia, demostrada en sus obras. es excelso—Más bien, hace grandezas, demuestra su poder excelso (Umbreit) (Salmo 21:13). enseñador—(Salmo 94:12, etc.). La conexión es: volviendo al v. 5, ‚la potencia‛ de Dios se demuestra en su ‚sabiduría‛; él sólo puede enseñar; pero, por cuanto a él; como soberano, no explica todos sus tratos, en verdad Job no debe presumir de enseñarle a él (Isaías 40:13, 14; Romanos 11:34; 1 Corintios 2:16). De este modo la transición al v. 23 es natural. Umbreit con la versión de los LXX traduce: ‚¿Quién es Señor?‛ erróneamente, por cuanto este sentido pertenece al hebreo posterior. 23. Job no se atrevió a ordenar a Dios lo que debiese hacer (34:10, 13). 24. En lugar de denunciar, sea tu principio fijo el de engrandecer a Dios en sus obras (Salmo 111:2–8; Apocalipsis 15:3); éstas, que todos pueden ‚contemplar‛, pueden convencernos de que todo cuanto no vemos será del todo prudente y bueno (Romanos 1:20). contemplan—como ‚ven‛, el v. 25, prueba; no como Maurer: ‚cantan‛, alaban (Nota, 33:27). 25. ven—es decir, con admiración grande. (Maurer) mírala el hombre—Más bien: (con todo) los mortales (vocablo hebreo distinto de ‚hombre‛) la ven (sólo) desde lejos‛, alcanzan a ver sólo una parte (26:14). 26. (37:13.) La grandeza de Dios en el cielo y en la tierra: una razón por qué Job debería someterse bajo la mano disciplinaria de él. 26. no le conocemos—Sino en parte (v. 25; 1 Corintios 13:12). sus años—(Salmo 90:2; 102:24, 27); aplicado a Jesucristo (Hebreos 1:12). 27, 28. La maravillosa formación de la lluvia (así 5:9, 10). reduce las gotas—Más bien: ‚El hace ascender a sí, él atrae (de la tierra abajo) las gotas de agua; éstas derraman lluvia (que es) su vapor‛. ‚Vapor‛ está en oposición a ‚lluvia‛, indicando la manera en que se forma la lluvia, a saber, del vapor ascendido al aire por Dios y luego condensado en gotas, las que caen (Salmo 147:8). La suspensión de semejante masa de agua, y su descenso sin anegación, sino en gotas de lluvia vaporosa, son una maravilla. La selección de esta ilustración particular de la grandeza de Dios forma un preludio propio para la tormenta en que Dios aparece (40:1). 28. abundancia sobre los hombres—Lit., sobre muchos hombres. 29. (37:5.) Las maravillas de Dios en el trueno y relámpagos. 29. extensión—La bóveda de nubes densas que cubren el cielo en la tormenta (Salmo 105:39). el sonido, etc.—el trueno; poéticamente se dice que Dios tiene su pabellón entre negras nubes (Salmo 18:11; Isaías 40:22). 30. su luz—relámpago. sobre él—eso es, sobre su pabellón. La luz, tendida instantáneamente sobre la vasta masa de negras nubes, forma un cuadro admirable. ‚Extiende‛ se repite del v. 29, para formar la antítesis. ‚El tiende no sólo las nubes, sino también la luz‛. Cobija con ella (la luz) las raíces (el fondo) de la mar—En la tormenta las profundidades de la mar se descubren; y la luz las ‚cubre‛, al mismo tiempo que se ‚extiende‛ al través del oscuro cielo. Asimismo en Salmo 18:14, 15, el descubrimiento de ‚los canales de aguas‛ sigue tras los ‚rel{mpagos‛. Umbreit traduce: ‚El extiende su luz sobre sí, y se cubre con las raíces de la mar‛ (Salmo 104:2); el manto de Dios está tejido de luz celestial y de las profundidades acuosas, ascendidas al cielo para formar su pabellón de nubes. La frase ‚se cobija con las raíces de la mar‛ es áspera; pero la figura es grandiosa. 31. Estos (la lluvia y relámpagos) son maravillosos, e incomprensibles (v. 29), pero necesarios; ‚porque por esos medios castiga (por una parte) < (y por la otra, por ellos) da comida‛ (37:13; 38:23, 27; Hechos 14:17). Más bien: ‚El cubre las manos de luz (relámpago, 37:3), y le da mandamiento contra su adversario” (lit., contra quien le ataca; Salmo 8:2; 139:20; 21:10). Así que
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS como en el v. 31, se expresan los resultados dobles de sus aguas, también aquí cuanto a su luz; por una parte el relámpago destructivo contra los malos; y por la otra, la luz genial para el bien de sus amigos (v. 33). (Umbreit.) 33. trueno—Más bien, él anuncia tocante a ella (la luz) a su amigo (antítesis a adversario, v. 32, así se traduce el hebreo, 2:11); también a ganado y plantas (lit., a lo que brota, ‚se eleva‛; Génesis 40:10; 41:22). Como se menciona (v. 31) el efecto genial del ‚agua‛ en el crecimiento de comida, así aquí el de la ‚luz‛ en la manutención del ganado y plantas. (Umbreit.) Si se retiene la Versión Inglesa de ‚ruido‛ (trueno), tradúzcase: ‚Su ruido anuncia acerca de él (su venida en la tormenta), el ganado (para anunciar) acerca de él cuando está (él) por levantarse‛ (en la tormenta). Algunos [PAG. 430] animales dan varias señales de que son sensibles al acercamiento de la tormenta. (Virgilio, Geórgicas I. 373, etc.) CAPITULO 37 1. A esto—Cuando oigo el trueno de la Divina Majestad. Tal vez ya estaba levantándose la tormenta, de la cual Dios había de hablar a Job (38:1). 2. Oid atentamente—el ruido del trueno, y entonces sentirás que hay buena razón por qué temblar. sonido—El retumbo del trueno. 3. lo dirige—Sea como fuere el zigzag del relámpago; o más bien, se aplica al retumbar del trueno. El todo comprensivo poder de Dios. los fines—Lit., alas, o polleras, siendo la tierra habitable comparada a un manto tendido (38:13; Isaías 11:12). 4. El estrépito del trueno sigue instantes después del relámpago. no los detiene—Eso es, los relámpagos (v. 3), cuando se oye el trueno (Maurer.) Más bien, entiéndase que ‚los‛ indica los usuales fenómenos concomitantes del trueno, a saber la lluvia, y granizo (Umbreit) (40:4). 5. (36:26; Salmo 65:6; 139:14). La sublimidad de la descripción está en esto, que Dios está en todas partes de la tormenta, dirigiéndola a donde él desea. (Barnes). Véase Salmo 29., donde, como aquí, la ‚voz‛ de Dios se repite con efecto grande. El trueno en Arabia es sublimemente terrible. 6. Desciende—‚Estáte sobre la tierra:‛ más fuerte que ‚cae‛, como Umbreit traduce Génesis 1:3. El crecimiento del agua que cae de lluvias ‚pequeñas‛ a ‚grandes‛ (llovizna, aguaceros) se expresa por lluvias en plural (marginal) que siguen a la lluvia singular. Lluvia invernal (Cantares 2:11). 7. En invierno Dios hace cesar las actividades a la intemperie. hace retirarse—Lit., ‚encierra‛ (9:7). Se les ata, o sella, las manos a todos. su obra—De Dios: en antítesis a las propias del hombre (‚mano‛), las que en otros tiempos ocupan a los hombres, de modo que son propensos a olvidarse de su dependencia de Dios. Umbreit más lit. traduce: Que todos los hombres que él ha hecho (lit., de su hechura) lleguen a reconocimiento 8. bestia—Bestias. estaráse—quedan; reposan en su cobertizo. Está hermosamente ordenado que durante los fríos, cuando no es posible conseguir alimento, pueden yacer embotados; en una condición en que no necesitan alimento. La desolación de los campos, al mandato de Dios, es poéticamente gráfica. 9. del mediodía—Lit., de las cámaras; relacionadas con el sur (9:9). Los torbellinos se tienen poéticamente por encerrados por Dios en sus cámaras meridionales, de donde los despacha (así 38:22; Salmo 135:7). Cuanto a los torbellinos del sur (véase Isaías 21:1; Zacarías 9:14), llevan delante de sí las cálidas arenas; mayormente de febrero a mayo. frío … de norte—En el hemisferio septentrional. Lit., esparcidores: el viento norte esparce las nubes. 10. soplo de Dios—Poético: el viento norte que produce el hielo. constreñidas—Lit., enderezadas, físicamente exacto; el hielo comprime y contrae el líquido expandido en masa congelada (38:29, 30; Salmo 147:17, 18). 11–13. Cómo las nubes del temporal se disipan, o bien son empleadas por Dios, ya para corrección o para misericordia. regando— Cargándola de agua. disipar—la hace cansar de modo que cargada cae en forma de lluvia; así ‚cansar‛ corresponde al paralelo ‚esparce‛ (cf. Nota, v. 9); resultando en un cielo limpio en ambos casos. niebla—Lit., nube de su luz, eso es, de su relámpago. Umbreit por ‚regando <‛ traduce: ‚Resplandor despide las nubes, su luz esparce las nubes densas;‛ así queda bien el paralelismo, pero el hebreo apenas la permite. 12. designios—Dirección (Salmo 148:8); lit., timoneo; las nubes obedecen a la dirección de Dios, como la nave al piloto. Asimismo el relámpago (Nota, 36:31, 32); ni aquéllas ni éste son accidentales en sus movimientos. haz del mundo—En la faz del círculo de la tierra. 13. hará parecer—Lit., Hace que encuentre lugar (la nube), ya para la corrección, si (está destinada) para su tierra (es decir, para la parte habitada por el hombre, con quien Dios trata, en contraste con las otras partes, donde otras veces se le señala que caiga, 38:26, 27), o para misericordia. ‚Si está destinada para su tierra‛ es una suposición parentética. (Maurer.) En la Versión Inglesa, esta cláusula deshace el justo balanceo de la antítesis entre ‚azote‛ (marginal) y ‚misericordia‛ (Salmo 68:9; Génesis 7). 14. (Salmo 11:2.) 15. cuándo—Más bien, cómo. las ponía—Impone a estas maravillas (v. 14) su mandato de elevarse < luz—relámpago. hacía levantar—hace resplandecer. ¿Como es que la luz surja de la oscura nube? 16. El hebreo: ‚¿Has comprendido tú el balanceo <‛ cómo las nubes se equilibran en el aire, de modo que su gravedad acuosa no las hace descender a tierra? La humedad condensada, que desciende por la gravedad, encuentra una temperatura más caliente, que la disipa en vapor (cuya tendencia es de elevarse) y así contrarresta la fuerza hacia abajo. Perfecto en sabiduría—o conocimiento: Dios; no es el sentido aquí en que Eliú emplea el témino con respecto a sí (36:4). 17. ¿Has tú conocido (entiendes) por qué—Más bien, cómo el cuerpo se calienta, de modo que afecta tus vestidos con calentura? viento del mediodía—Lit., región del sur: ‚Cuando él hace quieta (y bochornosa) la tierra (o sea, la atmósfera) por (durante) el viento sur (Cantares 4:16). 18. con él—Como él hace (40:15). extendiste—diste expansión.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS firmes—de donde el término ‚firmamento‛ (Génesis 1:6; marginal, extensión, Isaías 44:24). espejo sólido—de metal fundido: figura del brillante cielo sonriente. No se fabricaban aún de vidrio los espejos. 19. No pueden los hombres explicar las maravillas de Dios; debemos, por lo tanto, callarnos y no contender con Dios. Si Job opina de otra manera, ‚que él nos muestre qué le hemos de decir.‛ tinieblas—oscuridad mental, ignorancia. ‚Los ojos se ciegan extraviados, cuando se vuelven hacia los brillantes cielos en atrevida controversia con Dios‛ (v. 18). (Umbreit.) 20. Lo que dijera un mortal contra los tratos de Dios no sería digno de contárselo a él. En oposición del deseo de Job de ‚hablar‛ ante Dios (13:3, 18–22). por más.… abismado—El paralelismo favorece más a Umbreit: ‚¿Se atreve a hablar un hombre (ante él, quejándose) de que (sin causa) se le destruye?‛ 21. limpia—eso es, limpia el aire de nubes. Cuando ‚la luz esplendente‛ del sol, antes ‚no visible‛ a través de las ‚nubes‛, de repente brilla de detrás de ellas, debido a que ‚el viento las limpia‛. el efecto es cegador a los ojos; del mismo modo, si la majestad de Dios, ahora invisible, se revelara repentinamente en toda su fuerza, extendería la ‚oscuridad‛ sobre los ojos de Job, deseoso como estaba de ello (cf. Nota, v. 19). (Umbreit.) Es porque ahora ‚no se puede ver la luz esplendente‛ [PAG. 431] (la majestad cegadora de Dios), debido a las ‚nubes‛ intermediarias (26:9), que los hombres se atreven a desear ‚hablar‛ delante de Dios (v. 20). Preludio de la aparición de Dios (38:1). Las palabras son efectivas en un sentido no deseado por Eliú, pero incluído acaso por el Espíritu Santo. Job y otros atribulados no pueden ver la luz del rostro de Dios a través de las nubes de la prueba: pero el viento pronto las limpiará todas, y Dios volverá a aparecer: sólo que esperen con paciencia, porque Dios siempre brilla, aun cuando por breve espacio no le vean (c. Nota, v. 23). 22. dorada claridad—Maurar traduce: oro, El oro se halla en las regiones del norte. Pero Dios no puede ser ‚alcanzado‛ (descubierto) a causa de su ‚majestad‛ (v. 23). Así el cap. 28 corresponde; la Versión Inglesa es más sencilla. del norte—con él se asocia mayormente la claridad (Nota, 23:9). Aquí, quizá, porque el viento norte limpia la atmósfera (Proverbios 25:23). De modo que esta cláusula corresponde a la última del v. 21; como la 2a. de este v. a la 1a. de v. 21. Paralelismo invertido. (Véase Isaías 14:13; Salmo 48:2). en Dios—sobre Dios, como un manto (Salmo 104:1, 2). majestad—esplendor. 23. no afligirá— Opresivamente, de modo de ‚pervertir el juicio‛, como Job insinuaba (Nota, 8:3); pero véase el fin de Nota, v. 21. La lección, ‚no responderá‛, es decir, no dará cuenta de sus tratos, es como una corrección de copista, sacada del 33:13, marginal. 24. Temerlo han—es su deber. los sabios—en su proplo orgullo. CAPITULO 38 1. Jehová se aparece en un torbellino (que ya se preparaba, 37:1, 2), el símbolo de ‚juicio‛ (Salmo 50:3, 4, etc.), a lo que Job le había desafiado. Le dice ahora que se prepare para la contienda. ¿Puede Job explicar los fenómenos del gobierno natural de Dios? ¿Cómo puede, pues, entender los principios de su gobierno moral? Dios así confirma el sentimiento de Eliú, de que la parte del hombre es someterse, sin razonamientos, a los caminos de Dios. Esto y el designio disciplinario de las pruebas de los piadosos son la gran lección de este libro. No resuelve la dificultad por la referencia a la futura retribución: porque esto no es la cuestión inmediata: vistazos de dicha doctrina ya fueron dados en los cap. 14 y 19, estando reservada para el tiempo del evangelio la plena revelación. Pero aun todavía nos es menester aprender la lección enseñada por Eliú y Dios en el libro de Job. 2. ése—Job. consejo—Que impugna mi divina sabiduría en los arreglos providenciales del universo. Tales ‚palabras‛ (inclusive las de los tres amigos) oscurecen, más bien que iluminan mis caminos. Dios está al punto de hacerse el Vindicador de Job, pero primero debe convertirlo al debido estado de mente para que reciba el alivio. 3. como varón—Héroe, armado para la batalla (1 Corintios 16:13), como había deseado (9:35; 13:22; 31:37). El manto, comúnmente llevado ondulante, se ataba con cinturón cuando los hombres corrían, trabajaban, o peleaban (1 Pedro 1:13). 4. Para comprender la causa de las cosas, el hombre debería haber estado presente en el origen de ellas. La finita criatura no puede profundizar la infinita sabiduría del Creador (28:12; 15:7, 8). tienes inteligencia—(Proverbios 4:1). 5. medidas—de sus proporciones. Figura de los planos arquitecturales de un edificio. cordel—de medición (Isaías 28:17). La tierra está formada según un plan sapientísimo. 6. sus basas—No encajes, como la marginal. fundadas—Lit., hundidas, bajadas, como una piedra de cimientos, hasta que se afirme en el barro (26:7). La fuerza de la gravedad hace una esfera de la tierra y la conserva así. 7. Como en la fundación del templo de Zorobabel (Esdras 3:10–13). Así en el porvenir, en la completación de la Iglesia, el templo del Espíritu Santo (Zacarías 4:7); como cuando fué fundada (Lucas 2:13, 14). Con estas cosas se asocia apropiadamente la mañana de la creación, siendo el comienzo del día de este mundo. Se dice fig. que las estrellas cantan las alabanzas de Dios, como en Salmo 19:1; 148:3. Son símbolos de los ángeles, llevando la misma relación a la tierra que los ángeles nos llevan a nosotros. Por tanto corresponden a ‚hijos de Dios‛, o ángeles, en el paralelismo. Véase Nota, 25:5. 8. puertas—compuertas: su apertura resultó en el diluvio (Génesis 8:2); o si no, las riberas. madre—del caos. Las entrañas de la tierra. Figura de un parto (v. 8, 9; Ezequiel 32:2; Miqueas 4:10). El océano al nacer es envuelto en pañales de nubes. 10. establecí—para ella el lugar señalado. Las riberas son generalmente peñascos abruptos y quebrados (cf. Versión Inglesa). El griego por ribera significa lugar quebrado. Le quebré, o le medí, mi limite, es decir, el límite que creí
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS propio (26:10). 11. parará—El hebreo, un límite será puesto. 12–15. Pasa de la creación a los fenómenos del actual mundo inanimado. 12. ¿has mandado …—Como Dios hace cada día. a la mañana—que amanezca. en tus días—desde que naciste. su lugar—Varía en su lugar de salir de día en día, pero tiene su lugar cada día según las leyes fijas. 13. ocupe los fines …—Extenderse sobre la tierra hasta sus últimos límites en un momento. los impíos—Los que aborrecen la luz, y hacen sus maldades a la oscuridad (24:13). sacudidos de ella—Se prende de las puntas (hebreo, alas u orillas), como de un vestido, y son sostenidas, las orillas, por la aurora, como para sacudir de ella a los impíos. 14. Que explica la 1a. cláusula del v. 13, como el v. 15 explica la segunda. Como la arcilla plástica presenta las varias figuras en ella estampadas por un sello, así la tierra, que en la oscuridad estaba privada de toda forma, iluminada por la aurora, presenta las varias formas, colinas, valles, etc. ‚Trasmúdase‛, (‚gira sobre sí‛, hebreo) hace alusión de sello cilíndrico rodante, tales como los hallados en Babilonia, que rodando dejan su impresión en la arcilla: así la luz matutinal va rodando sobre la tierra. viene a estar—las formas de hermosura, desenvueltas por el alba, se destacan cual vestimenta, de que la tierra está adornada. 15. luz de los impíos—en la cual ellos trabajan, a saber, la oscuridad, que es el día de ellos (24:17), queda extinguida por la luz del día. enaltecido—El brazo levantado para homicidio u otro crimen le es roto: cae de repente, impotente, por temor a la luz. 16. profundidades—Lit., manantiales, debajo de la mar (Salmo 95:4, 5). el abismo—Más bien, los nichos más recónditos, lit., lo que se descubre sólo escudriñando, las hondas cavernas del océano. 17. has visto—La 2a. cláusula agranda el pensamiento de la primera. El hombre en vida ni ‚ve‛ las puertas del reino de los muertos (‚muerte,‛ 10:21), mucho menos que se le abren. Pero están ‚desnudas‛ delante de Dios (26:26). 18. has considerado—Como [PAG. 432] Dios hace (28:24). 19–38. Las maravillas en los cielos. 19. El origen de la luz y las tinieblas. En Génesis 1., ‚la luz‛ es creada distinta y previamente a los cuerpos luminares del cielo. 20. ¿Conoces el lugar de ella (ellas) tan bien como para poder guiarla (‚llevar‛, como en Isaías 36:17 pero Umbreit, ‚alcanzarla en‛) a su propio término, es decir, el límite entre la luz y las tinieblas (26:10)? 21. O sin la interrogación, en sentido irónico. (Umbreit.) ya—Cuando yo creé la luz y las tinieblas (15:7). 22. tesoros—los depósitos, de donde saca Dios la nieve y el granizo. La nieve es el vapor congelado en el aire, antes de juntarse en gotas lo bastante para formar el granizo. Su forma es la de cristales en innúmera variedad de figuras hermosas. El granizo se forma por la lluvia al caer por el aire frío y seco. 23. para el tiempo de angustia—El tiempo cuando yo propongo castigar a los hombres (Exodo 9:18; Josué 10:11; Apocalipsis 16:21; Isaías 28:17; Salmo 18:12, 13; Hageo 2:17). 24. se reparte—de modo de difundirse sobre toda la tierra, aunque parece venir desde un solo punto. La luz viaja desde el sol hasta la tierra, noventa millones de millas, en ocho minutos. se esparce—Más bien, ¿Y por qué camino se extiende (esparce) el viento solano (personificado) <‛ La luz y el viento este se asocian, puesto que ambos vienen del mismo lado, y a menudo se levantan juntos (Jonás 4:8). 25. conducto—La lluvia cae, no en una masa en un punto dado, sino por innúmeros canales separados en el aire señalados para ella. camino a los relámpagos—(28:26.) 26. Como la lluvia cae también en sitios no habitados por el hombre, no es posible que el hombre guíe el curso de la misma. Tal lluvia, aunque el hombre no puede explicar la razón de ello, no es perdida. En ello Dios tiene algún propósito importante. 27. Como sí la tierra desértica sufriera la sed de las lluvias de Dios. Personificación. La hermosura impartida a los lugares despoblados agrada a Dios, para quíen primordialmente todas las cosas existen, y en ello él tiene sus finalidades ulteriores. 28. ¿Puede ser designado por el hombre origen visible alguno de la lluvia y el rocío? El rocío es la humedad, suspensa en el aire, que se condensa al hacer contacto con la temperatura inferior nocturna de los objetos de la tierra. 29. 37:10. 30. Las aguas en forma líquida están escondidas debajo de las heladas, como con una cobertura de piedra. congélase—Lit., se coge: las partículas se asen unas de otras formando la cohesión. 31. las delicias—El gozo difundido por la primavera, época cuando aparecen las Pléyades. Los poetas orientales, Hafiz, Said, etc., las describen como ‚brillantes rosetas.‛ Gesenius traduce: ‚vendas‛, o ‚nudos‛, lo que viene mejor al paralelismo. Pero nuestra versión concuerda mejor con el hebreo. Las siete estrellas están estrechamente ‚atadas‛ en una (Nota, 9:9). ‚¿Puedes tú atar o desatar la ligadura?‛ ‚¿Puedes soltar las vendas que tienen firme la constelación Orión‛ (representada en el oriente como gigante impío encadenado al cielo?) (Nota, 9:9). 32. ¿Puedes tú sacar de sus lugares o casas (mazzaloth, marginal, 2 Reyes 23:5; al que Mazzaroth aquí es equivalente) en el cielo los signos del zodíaco en sus respectivas estaciones—los doce alojamientos en donde el sol sucesivamente mora, o aparece, en el cielo? Arcturo—la Osa Mayor. sus hijos—Las tres estrellas de su cola. ¿Puedes hacerlas aparecer en el cielo? (9:9). Las Osas mayor y menor las llaman los árabes ‚Hijas del Féretro‛, el cuadrángulo siendo el féretro, y las otras tres las enlutadas. 33. ordenanzas—Que regulan las alteraciones de las estaciones, etc. (Génesis 8:22). potestad—la influencia gobernante de los cuerpos celestiales, el sol, la luna, etc., sobre la tierra (las mareas, clima) (Génesis 1:16; Salmo 136:7–9). 34. (Jeremías 14:22; Job 22:11, metafóricamente.) 35. Henos aquí—A tus órdenes (Isaías 6:8). 36. interior … entendimiento—Pero (Umbreit) ‚negras nubes‛ (‚fenómenos brillantes‛) (Maurer)—‚meteoro‛, con referencia a la consultación de éstas como señales meteorológicas por los labradores (Eclesiastés 11:4). La conexión es: ‚¿Quién te ha dado la inteligencia para comprender en grado alguno los fenómenos ahora especificados?‛ entendimiento—‚corazón‛ (V. Inglesa): no el término hebreo usual, sino uno de la raíz, contemplar; la percepción. 37. ¿Quién dispone por su sabiduría la debida medición de las nubes? hace parar—Más
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS bien, vaciar; lit., inclinar de modo que se derrame. ‚Odres de los cielos‛, las nubes saturadas de agua. 38. convertido— Más bien, derramarse en una masa por la lluvia, como metal en fusión; Entonces, tradúzcase: ‚¿Quién es el que derrama < cuando <‛ La Versión Inglesa, sin embargo, es defendible: ‚Es hecho en una masa‛, por el calor, como metal fundido, antes que cae la lluvia; ‚¿Quién puede vaciar los vasos de la lluvia, y hacer bajar la lluvia en un tiempo tal?‛ (v. 38). CAPITULO 39 1. (La Versión Inglesa comienza el cap. 39 con el v. 4, ‚¿Sabes <‛ TRA.) Desde éste hasta el v. 33, se trata de los instintos de animales. ¿Eres tú el que le diste instinto de cazar la presa? (Salmo 104:21). hambre—Lit., vida: la que depende del hambre, o mejor, apetito (33:20). 2. acechar—a la presa (Salmo 10:9). 3. Lucas 12:24; La transición de la noble leona hasta el cuervo graznador. Aunque al hombre repugna, como mal agüero, Dios cuida de él, así como de todas sus criaturas. 4. Aun las fieras, alejadas de todo cuidado del hombre, gozan el cuidado de Dios en sus tiempos de mayor necesidad. Su instinto viene directamente de Dios, y las dirige a socorrerse en tiémpo del parto: ocasión misma cuando el ganadero tiene el mayor cuidado de su ganado. cabras monteses—El íbice (Salmo 104:18; 1 Samuel 24:3). ciervas—cervatos; los animales más tímidos e indefensos, pero cuidados por Dios. 5. Paren con toda facilidad, y no necesitan calcular los meses de preñez, como el pastor en caso de sus rebaños. 6. Encórvanse—en la obra de parir; caen de rodillas (1 Samuel 4:19). Salir—Lit., hacen que la cría abra la matriz y salga. dolores—su cría, la causa de sus dolores momentáneos. 7. sanos—En buena condición, crecen fuertes. con el pasto—Más bien, en el campo, sin el cuidado del hombre. no vuelven—Siendo capaces para cuidar de sí mismos. 8. asno montés—Dos palabras hebreas distintas se usan aquí por el mismo animal, el asna de los bosques, y el asna salvaje. (Nota, 6:5; 11:12; 24:5; Jeremías 2:24.) soltó sus ataduras—dióles libertad. El hombre puede robar la libertad a los animales, pero no darles, como Dios, la libertad, junto con la subordinación de leyes fijas. 9. estériles—Lit., sal, eso es, infructuosos. (Así la marginal, Salmo 107:34.) 10. multitud—Más bien, el ruido: no le hace caso, estando lejos del vaivén en la libertad del [PAG. 433] desierto. arriero—que arrea con látigo al asno doméstico. El asno montés es símbolo en oriente de la libertad no ingobernada. Aun a reyes se les ha aplicado este nombre. 11. lo oculto—Lit., el escudriñar, lo que encuentra con buscar < 12. unicornio—Plinio, Historia Natural 8:21, menciona tal animal; su figura se halla dibujada en las ruinas de Persépolis. El hebreo “reem” da la idea de altivez y poder (cf. Ramah, el índico Ram, el latino Roma). El rinoceronte es acaso el tipo original del unicornio. Al arábigo “rim” es un animal bicorne. A veces ‚unicornio‛ o reem no es sino un símbolo poético o una abstracción; pero el búfalo es el animal aquí referido, por el contraste con el buey doméstico, usado para arar (v. 13, 15). quedar—pasar la noche. pesebre—(Isaías 1:3.). 13. su coyunda—atádle a las guampas, o cuerna, pues su mayor fuerza está en la cabeza y los hombros. en pos de ti—obediente a ti; dispuesto a seguir, en lugar de ser picaneado o aguijoneado delante de ti. 14. labor—rústica; labranza. 15. simiente—la cosecha, producto (1 Samuel 8:15). era—Más bien, juntará el contenido de tu era; lugar de la trilla. (Maurer) 16. alas y plumas al avestruz—Más bien, ‚hermosas alas de la hembra del avestruz”; lit., el ave llorona; pues su nombre arábico significa canto; con referencia a sus gritos nocturnos, 30:29; Miqueas 1:8, que vibran gozosamente. ¿No son como las alas y plumas del ave piadosa (la cigüeña)? (Umbreit.) La vibrante ala temblorosa, que sirve a la vez de vela y remo, es característica del avestruz en pleno correr. Sus plumas de cola y alas blancas y negras son como las de cigüeña. Pero, desemejante a dicha ave, símbolo del amor paterno en el oriente, parece carecer de ese natural (‚piadoso‛) afecto, pues abandona a su cría. Ambas aves se denominan por nombres poéticos descriptivos en vez de sus usuales. 17. Pero (no como la cigüeña) desampara sus huevos. Por tanto los árabes la llaman la impía. Sin embargo, la verdad es que los pone con mucho cuidado y los empolla, como las demás aves; pero en países cálidos los huevos no necesitan de incubación constante; por tanto los deja, y a veces olvida el lugar al volver; además los huevos externos del nido son para alimento, y los da de comer a los pollitos; estos huevos, apartados en la arena, expuestos al sol, dieron origen a la idea de que ella los abandonaba del todo. Dios la describe tal cual ella parece al hombre; dando a entender que aunque parece fatuamente descuidar a su cría, en verdad es guiada por un instinto seguro de parte de Dios, tanto como los animales de instintos muy distintos. 19. Al menor ruido muchas veces abandona sus huevos y no vuelve, como si ‚se endureciese para con sus hijos‛. su trabajo—de poner huevos haya sido en vano; sin embargo no se inquieta por ellos. Diferente de otras aves, si se le quita uno y otro huevo, seguirá poniendo hasta que se cumpla el número pleno. 20. sabiduría—tal como la que Dios da a otros animales, y al hombre (35:11). La parábola arábica es: ‚fatuo como el avestruz‛. Sin embargo su aparente falta de sabiduría no es sin el propósito sapiente de Dios, aunque el hombre no lo echa de ver; así como en las pruebas de los piadosos, que a Job parecen ser tan irrazonables, hay escondido un sabio propósito. 21. Pese a sus deficiencias, ella tiene excelencias que la distinguen. se levanta—para correr; no puede volar por el aire. Gesenius traduce: se azota para su carrera batiendo las alas. Versiones más antiguas favorecen la Versión Inglesa, y el paralelo ‚búrlase‛ corresponde a ‚en alto‛ (arrogantemente). 22. La alusión al ‚caballo‛, v. 21, sugiere la descripción de él. Los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS poetas árabes se deleitan en alabar al caballo; sin embargo no se le menciona entre las posesiones de Job (caps. 1 y 42). Parece que en aquel entonces se empleaban principalmente para fines guerreros más bien que para los domésticos. relincho—‚trueno‛ (V. Inglesa): poéticamente por: ‚cerviz arqueada inspira temor cual trueno.” (Umbreit.) Más bien: ‚el ondulante crin tembloroso”, que corresponde al batir de alas (Nota v. 16) Maurer. Crin en el griego también es de una raíz que significa temor. 23. intimidarás—Más bien: ‚¿Puedes tú (como yo) hacerle saltar como langosta?‛ Así en Joel 2:4 la comparación es entre langostas y caballos de guerra. Las cabezas de ellas y ellos son tan parecidas que los italianos llaman cavaletta, ‚caballito‛, a la langosta. 24. tierra—‚el valle‛, donde se hace la batalla. Sale—(Números 1:3; 21:23). 26. aljaba—por las saetas en la misma, que se dirigen ‚contra él‛. hierro de la lanza—lit., el brillo de la lanza, como ‚relámpago de la lanza‛ (Habacuc 3:11). pica—o jabalina. 27. escarba—Lit., se traga: pateando de enojo e impaciencia, arrastra la tierra hacia sí, como si la tragara. El paralelismo enseña que tal es el sentido: no como Maurer: ‚se desliza por encima de ella‛. sin importarle—Más bien, ni se queda quieto cuando (oye) el sonido de la bocina. 28. Antes como que dice—Mejor: ‚Dice‛: poéticamente aplicado a su fogoso relincho, por el cual demuestra su amor a la batalla. huele—resoplando; discierne (marginal, Isaías 11:3). el grito—estentóreo. 29. El instinto, por el cual algunas aves migran a climas más cálidos en el invierno. El vuelo rápido peculiarmente caracteriza a todo el género del gavilán 30. águila—Remonta más que todas las aves; por tanto se le llama el ave de los cielos. 31. habita—en seguro (Salmo 91:1). habita en el mismo sitio casi por toda la vida. cumbre—Lit., diente (marginal, 1 Samuel 14:5). Roca—Ciudadela, fortaleza. 32. observan—el águila avista la presa desde una distancia asombrosa, más bien que localizarla por el olfato. 33. Citado en parte por el Señor Jesús (Mateo 24:28). El alimento de los aguilitos es la sangre de las víctimas traída por los padres, mientras son muy jóvenes para comer la carne. cadáveres—como el buitre se alimenta mayormente de cuerpos muertos, es probable que se le incluya en el género del águila. 34. (Aquí empieza el cap. cuarenta en la Versión Inglesa. Tra.) Respondió Jehová—después de una pausa, Job quedando callado. 35. el que disputa—Como Job muchas veces expresó el deseo de hacer. O bien, reprende. ¿Desea Job todavía (habiendo visto y oído la majestad y sabiduría de Dios) corregirle? responda—a las preguntas que le acabo de hacer. 36. Jehová—así el hebreo. 37. Soy (demasiado) vil (para responder). Es una cosa tan diferente vindicarnos delante de Dios de vindicarnos ante los hombres. Esto podía hacer Job, mas no aquello. mano … sobre mi boca—Ningún pedido tengo que hacer (21:5; Jueces 18:19). 38. una vez … dos veces—Muchas veces, más de una vez (33:14, cf. con 29; Salmo 62:11): ‚He hablado‛, eso es, contra Dios. no tornaré <—No pleitearé más contra ti. [PAG. 434] CAPITULO 40 (Otras versiones principian el cap. con el 39:34. Tra.) 2. (Nota, 38:3). Puesto que Job no sólo había hablado contra Dios, sino hasta le había acusado de injusticia, Dios le desafía a hacer la prueba, si él podía gobernar al mundo, como Dios por su poder lo hace, y castigar a los arrogantes y malos (v. 2–9). 3. ¿Querrás tú, no sólo disputar conmigo sino hasta invalidar mi juicio o justicia en el gobierno del mundo? condenarás—me declararás injusto, a fin de ser tenido por justo (inocente, inmerecidamente atribulado) tú. 4. brazo—la omnipotencia de Dios (Isaías 53:1). tronarás—la voz de Dios (37:4). 5. Ve, ¿tienes tú poder y majestad como Dios, para poder juzgar y gobernar a este mundo? 6. furores— Más bien: derrama las abundantes torrentes de ira < mira—prueba si puedes, como Dios, con la mirada abatir al soberbio (Isaías 2:12, etc.). 7. soberbio—alto (Daniel 4:37). en su asiento—donde están; repentinamente, antes que puedan moverse de su lugar (Nota, 34:26; 36:20). 8. (Isaías 2:10) Abdielos y quítalos de delante de los hombres. Venda sus rostros—eso es, encierra sus personas. (Maurer.) Pero la referencia es más bien a la costumbre de atar un paño sobre el rostro de personas que están por ser ejecutadas (9:24; Ester 7:8). en la oscuridad—entrégalos a las tinieblas. 9. confesaré—Más bien, ensalzaré; ‚yo también‛, que ahora te censuro. Pero puesto que no puedes hacer estas cosas, debes tú alabar mi gobierno, en lugar de censurarlo. salvarte tu diestra—(Salmo 44:3.) Lo mismo cuanto a la salvación eterna por Jesucristo (Isaías 59:16; 63:5). 10–19. Dios enseña que si Job no puede dominar a los animales inferiores (de los que señala los dos más notables, el behemot en tierra, el leviatán, del agua), mucho menos es capaz de gobernar el mundo. 10. behemoth—La descripción concuerda en parte con el hipopótamo, en parte con el elefante, pero ni con el uno ni el otro en todos los detalles. Es más bien una personificación poética de los paquidermos, o herbívoros (pues ‚hierba come <‛), estando predominante la idea del hipopótamo. En el v. 12, ‚la cola como de cedro‛ apenas se aplica a éste (lo mismo vers. 15, 18, ‚Jordan‛, donde sólo los elefantes podían llegar, pero véase Nota, v. 18). Por otra parte, los vers. 16, 17 son característicos del anfibio caballo marino. Asimismo el leviatán (el animal torcedor) 41:1, es un término generalizado por los cetáceos, pitones, saurios, de los mares y ríos cercanos, inclusive el cocodrilo, que es el más prominente, y es asociado muchas veces con el caballo marino por los antiguos escritores. El ‚behemot‛ parece ser el Pehemout, “buey marino”, hebraizado, de Egipto, así llamado por su apariencia al buey, de aquí que el italiano ‚bombarino‛. contigo—como te hice yo a ti. Pero ¡cuánta la diferencia! ¡La múltiple sabiduría y poder de Dios! hierba come—Maravilloso de un animal que vive tanto en el agua; también singular el que semejante monstruo no fuera
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS carnívoro. 11. ombligo—Más bien, los músculos del vientre; el punto más débil del elefante; por tanto él no es el indicado. 12. como un cerdo—Doblado por el huracán, de modo que se menea cual lisa cola gruesa. (Umbriet.) Pero el cedro indica derechura y largura por lo cual no se aplica a la corta cola del caballo marino, sino acaso a alguna especie de animal extinta (véase Nota. v. 10). genitales—más bien, muslos. entretegidos—como una soga gruesa. 13. como bronce—Más bien, tubos de cobre. (Umbreit.) 14. Cabeza—principal de las obras de Dios; así ‚caminos‛ (26:14; Proverbios 8:22). se acerque—Más bien, “le ha proveido su espada” o sea, sus dientes como hoces, con que corta el grano. Pero nuestra versión es lit. correcta. 15. Las montañas no son comúnmente su habitación. Bochart dice que a veces se encuentra allá (?). bestia … retoza—Un rasgo pictórico: armado como está de tales dientes, deja que los animales retocen junto a él sin dañarlos, pues es herbívoro. 16. Echaráse—Lleva una vida inactiva. sombras—Tradúzcase: debajo de los lotos, como requiere el V. 17. 17. árboles sombríos—los lotos. 18. Más bien: ‚(Aunque) un río sea violento (desbórdese), él no tiembla;‛ (porque si bien vive en tierra, puede vivir también en agua), está a salvo, aunque un Jordán crezca hasta la boca de él. ‚Jordán‛ expresa cualquier río grande (conformemente con el ‚behemont‛), siendo una generalización poética (Nota, v. 10). El autor no puede haber sido un hebreo, como Umbreit asevera; de serlo, no hubiera mencionado el Jordán, río en donde no había caballos marinos. Alude a él como nombre de cualquier río, pero no como un río a él conocido, sino por rumores. 19. Más bien: ‚¿Lo tomará alguno a fuerza abierta (lit., ante los ojos), u horadarále la nariz con cuerdas?‛ No; sólo puede ser tomado por engaño, y en alguna trampa (41:1, 2). CAPITULO 41 1. leviathán—Lit., el animal torcido, que se encierra en dobleces; sinónimo de los ‚thannin‛ (3:8. marginal; véase Salmo 74:14; tipo del tirano egipcio; Salmo 104:26; Isaías 27:1; el tirano babilónico). Una generalización poética que comprende todos los monstruos cetáceos, serpentinos y saurios (Nota 40:10), por tanto no se aplica toda la descripción a ningún animal solo; especialmente al cocodrilo, el que se describe naturalmente según el caballo marino, como los dos se hallan en el Nilo. lengua—El cocodrilo no tiene lengua, sino una muy pequeña que se adhiere a la quijada inferior. Pero como en la pesca, el pez con la lengua recibe el anzuelo con la carnada, así pregunta Dios: ¿puedes tú así pescar al leviatán? 2. garfio—Más bien, soga de juncos. espinas—Más bien, anillo, o garfio. Así se guiaban los animales silvestres cazados (Isaías 37:29; Ezequiel 29:4); los peces igualmente se prendían de esta manera, dejados en el agua para tenerlos vivos. 3. lisonjas—Para que tú le perdones la vida. No; es indomable. 4. ¿Puede ser amansado para usos domésticos (Así 39:10–12)? 5. pájaro—que está domado. 6. compañeros—más bien, socios (en la pesca). banquete—El paralelismo antes apoya a Umbreit: “¿Desean los socios comprarlo?” (Así el hebreo, Deuteronomio 2:6). mercaderes— Lit., cananeos, que eran notables mercaderes (Oseas 12:8, marginal). 7. Su cuero no es penetrable, como la piel de pez. 8. Si le echas la mano, tendrás por qué acordarte < nunca más harás la prueba. 9. la esperanza—de cogerlo. se demayarán—de temor, ‚con sólo verlo‛. 10. osado—Si el hombre no se atreve a atacar a una de mis criaturas (Génesis 49:9; Números 24:9), ¿quién osará (como Job había deseado) oponerse (Salmo 2:2) a mí, el Creador? Tal es el hilo principal de la descripción del leviatán. 11. anticipado—me ha favorecido primero; me ha anticipado [PAG. 435] con servicio (Salmo 21:3). Nadie me puede pedir cuenta a mí (‚estar delante de mí‛, v. 10) de injusto, porque yo le haya retirado los favores (como en el caso de Job); porque nadie me ha hecho deudor suyo previamente, dándome algo que no fuese ya mío. ¿Qué puede el hombre dar a aquel que lo posee todo, inclusive el hombre mismo? El hombre no puede obligar a la criatura que le sea ‚sierva‛ (v. 4), mucho menos al Creador. 12. callaré—encubriré. Continuación de la descripción interrumpida por una disgresión, la que formó un cambio agradable. sus fuerzas—Lit., su camino, eso es, la verdadera expresión o proporción de su fuerza (así el hebreo, Deuteronomio 19:5). gracia—Lit., la hermosura de su estructura (su aparato; así ‚ordinario de vestidos‛, Jueces 17:10). (Maurer.) Umbreit traduce: ‚su armadura‛. Pero ésta sigue después. delantera—Más bien la superficie de su vestidura (piel, 10:11); quitar la dura capa exterior que cubre la interior. con freno—Más bien, ‚entrar dentro de sus quijadas dobles‛, lit., freno: por tanto, aquello dentro del cual se pone el freno, la doble fila de dientes; pero ‚freno‛ se dice para indicar que nadie se atreve a meter la mano para poner la brida donde a otros animales se pone (v. 4; 39:19). 14. puertas de su rostro—la boca. Los dientes son sesenta en número, más grandes en proporción que su cuerpo, algunos sobresalientes, otros serratos, que se encajan los unos en los otros como un peine. (Bochart.) 15. Más bien, sus surcos de escudos (como ‚tubos‛, o ‚canales‛, Nota, 40:13), eso es, filas de escamas, como escudos que le cubren: tiene diecisiete tales filas. pegado <—Ni le penetra la bala de fusil, sino por el ojo, garganta y vientre. 18. Los animales anfibios, al salir de estar mucho tiempo bajo el agua con la respiración detenida, respiran con violencia, emitiendo el aliento como si estornudasen; en el esfuerzo los ojos, usualmente dirigidos hacia el sol, parecen echar chispas; o bien, es su aliento expelido que, en el sol, parece emitir luz. párpados de la mañana—Los jeroglíficos egipcios pintan los ojos de cocodrilo como el símbolo de la mañana, porque los ojos son lo primero que aparece, cuando todo el cuerpo emerge del agua. (Hor. Hierog. 1:65. Bochart.) 19. hachas de fuego—Antorchas, a saber, que con la expulsión de aire (v. 18) parecen salír. 20. hierve—Lit., soplar debajo, aquello
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS debajo de lo cual el fuego es soplado. 21. enciende los carbones—Figura poética (Salmo 18:8). 22. mora— permanentemente. Su mayor fuerza está en el cuello. desaliento—Ansiedad o congoja personificada. espárcese—Más bien, danza, se regocija; doquiera que vaya esparce el terror ‚delante de sí‛. 23. partes momias—Más bien, la marmella. Lo que cae abajo (Marginal). ‚Apretadas‛ firmes y fuertes, unidas, no suspensas y flojas, como en el buey. Están … firmes—Umbreit y Maurer: ‚están extendidas‛. 24. corazón—Bochart: ‚En los animales más grandes, que son los menos sensibles, hay gran dureza en el corazón, y moción más lenta‛. (Bochart.) La piedra de molino inferior, sobre la que gira la superior, es especialmente dura. 25. de su grandeza—Lit., cuando se levanta. El cocodrilo es un tipo del terror que inspira el Creador cuando él se levanta en ira. desfallecimiento—de la mente, eso es, el terror. purificarse—Más bien, Vagan del camino; es decir, huyen atolondrados. (Maurer y Umbreit.) 26. durará—No se afirmará en el duro cuero de él. coselete—cota de malla; por la figura de zeugma debe entenderse que ‚durará‛ es el verbo de la 2a. cláusula: ‚durar{‛ no se puede aplicar a ‚coselete‛. 27. hierro … acero (‚cobre‛)—es decir, armas. 28. Saeta— Lit., hijo del arco; figura oriental (Lamentaciones 3:13; Marginal). aristas—Las saetas no le producen más efecto que si se les arrojasen aristas. 29. toda arma—Más bien, garrotes. 30. conchas—Más bien, tiestos, las escamas filosas y puntiagudas de la barriga, cual fragmentos de vasos de barro. agudez—Más bien, un instrumento de trillar, no para los frutos de la tierra, sino ‚en el barro‛; ironía. Cuando se echa en el barro, deja impresas en él las marcas de sus escamas, en tal forma que uno se imaginaría que la máquina de trillar hubiera pasado sobre él (Isaías 28:27). 31. Cada vez que se mueve. mar—el Nilo (Isaías 19:5; Nahum 3:8). olla de ungüento—El vaso en que se mezcla. Apropiado del cocodrilo, el cual emite un olor almizcleño. 32. senda—La espuma en sus huellas. cana—blancas ondas espumosas. 34. menosprecia—lit., contempla: mira toda cosa alta, como que él es superior a ellas. soberbios.—Lit., hijos de orgullo: los orgullosos animales feroces. Así 28:8. Para humillar la soberbia del hombre, y enseñarle la sumisión implícita, es la finalidad del discurso de Jehová (y de este libro): por tanto con esto tocante al leviatán, el tipo de Dios en su señorío sobre la creación, concluye. CAPITULO 42 LA CONTESTACION PENITENCIAL DE JOB (vers. 1–6). 2. En la primera cláusula Job reconoce que Dios es omnipotente sobre la naturaleza, en contraste con su propia flaqueza, que Dios había probado (40:10; 41:34); en la segunda, que Dios es el supremo justo (lo que debe ser, para ser gobernador del mundo) en todas sus tratos, en contraste con su propia vileza (v. 6), e incompetencia para tratar con los malvados como juez justo (40:3–9). pensamiento—propósito, como en el 17:11; pero comúnmente se aplica a designios malos (27:27; salmo 10:2): la palabra ambigua se escoge a propósito para expresar que, mientras que al parecer humano de Job los planes de Dios parecen malos, para el Omnisciente siguen sin impedimento en su desenvolvimiento, y por fin estos planes serán vistos tan buenos como son así como infinitamente sabios (Santiago 1:13, 17); pero es la prerrogativa de él contrarrestar el mal para bien. 3. ¡Yo soy el hombre! Job en las palabras de Dios mismo (38:2) expresa su profundo arrepentimiento humillado. Las parabras de Dios referentes a nuestra culpabilidad deben quedar grabadas en nuestros corazones y formar la base de nuestra confesión. Los más hombres, al confesar el pecado, lo disimulan más bien que confesarlo. Job al omitir el ‚con palabras‛ (38:2), va aun más allá de la acusación de Dios. No solamente mis palabras, todos mis pensamientos y caminos son ‚sin ciencia‛ (conocimiento, ni sabiduría). ocultas—Con temeridad yo negaba que tú tuvieses propósitos fijos en el gobierno de los asuntos humanos, sólo porque tu plan era ‚demasiado maravilloso‛ (oculto) para mi comprensión. 4. Cuando yo díje: ‚Oye <‛ (13:22): aquella demanda de Job le convenció que era ‚sin comprensión‛. Dios solo podía hablar así a Job; no Job a Dios: por tanto él cita de nuevo las palabras de Dios como la base de su retractación de sus propias [PAG. 436] palabras insensatas. 5. de oídas—(Salmo 18:44, marginal). El oír y el ver muchas veces están en antítesis (29:11; Salmo 18:6). mis ojos te ven—no el rostro de Dios (Exodo 33:20), sino su presencia en el velo de una negra nube (38:1). Job infiere también que, además de la visión literal, ahora veía espiritualmente lo que antes había aceptado indistintamente de rumores de la infinita sabiduría de Dios. Esto ‚ahora‛ lo prueba; había visto en un sentido literal antes, al comienzo del discurso de Dios, pero no había visto espiritualmente sino ‚ahora‛ a la conclusión del mismo. 6. me aborrezco—Más bien: ‚Aborrezco‛, y retracto los discursos temerarios que hice contra ti, v. 3, 4. (Umbreit). EL EPILOGO EN PROSA (vers. 7–17). 7. a Eliphaz—Porque él había sido el más delantero de los tres amigos; los discursos de los otros no eran sino eco de los de él. lo recto—Lit., fundamentado, seguro y verdadero. Su espíritu para con Job era sin benevolencia, y para justificarse en ello usaron de argumentos falsos (13:7) (a saber, que las calamidades siempre prueban la culpa particular); por lo tanto, aunque fué ‚por Dios‛ que hablaron así falsamente, Dios los ‚reprende‛, como Job dijo que haría (13:10). como … Job—Job había hablado rectamente con relación a ellos y sus argumentos, negando la teoría de ellos, y el hecho alegado, de que él era particularmente culpable e hipócrita; pero
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS incorrectamente tocante a Dios, cuando fué al extremo opuesto de casi negar toda culpabilidad. De este extremismo ahora está arrepentido, y por esta razón Dios había de él como del todo ‚recto‛. 8. siete—(cf. Introducción). El número ofrecido por el profeta gentílico (Números 23:1). Job, está claro, vivia antes del sacerdocio legal, etc. Los patriarcas actuaban como sacerdotes para sus familias; y a veces como mediadores en la oración (Génesis 20:17), prefigurando así al verdadero Mediador (1 Timoteo 2:5), pero acompaña en ello el sacrificio, y llega a ser el fundamento en que reposa la mediación, a él atenderé—Más bien, ‚su persona (rostro) solamente‛ (Nota 22:30). La ‚persona‛ debe ser aceptada primero, antes que pueda Dios aceptar la ofrenda u obra (Génesis 4:4); eso no puede ser sino por medio de Jesucristo. afrentosamente—Más bien, ‚según vuestra insensatez‛: impiedad (1:22; 2:10). 9. El espíritu perdonador de Job prefigura el amor del Señor Jesús y de los cristianos a los enemigos (Mateo 5:44; Lucas 23:34; Hechos 7:60; 16:24, 28, 30, 31). 10. mudó … aflicción—Lit., cautividad: proverbial por restauró, o ampliamente le indemnificó por todo lo que había perdido (Ezequiel 16:53; Salmo 14:7; Oseas 6:11). Así la futura vindicación del hombre, cuerpo y alma, en contra de Satanás (1:9–12), en la resurrección (19:25–27), tiene sus arras y adumbración en la vindicación temporal de Job al fin por Jehová en persona. al doble—Así será a la afligida Jerusalén literal y espiritual (Isaías 40:2; 60:7; 61:7; Zacarías 9:12). Como en el caso de Job, así en el de Jesucristo, la gloriosa recompensa sigue a la ‚intercesión‛ por los enemigos (Isaías 53:12). 11. Había sido queja de Job en sus tribulaciones el que sus ‚hermanos‛, etc., estaban ‚distanciados‛ de él (19:13); éstos ahora vuelven con la vuelta de la prosperidad (Proverbios 14:20; 19:6, 7); el amigo verdadero ama en todo tiempo (Proverbios 17:17; 18:24). ‚Los amigos superficiales se van en el invierno, para retornar con la primavera‛. (Henry.) comieron … pan—en señal de amistad (Salmo 41:9). pieza de moneda—Los regalos son de costumbre al visitarse a un hombre de rango en el oriente, especialmente después de una calamidad (2 Crónicas 32:23). El hebreo, Kesita. Magee traduce: un cordero (medio de intercambio entonces, mientras aun no se usaba la moneda), como en la lección marginal de Génesis 33:19; Josué 24:32. Pero viene del árabe, Kasat, ‚pesado‛ (Umbreit), no acuñado; así Génesis 42:35; 33:19; cf. con Génesis 23:15, hace probable que sea igual a cuatro siclos; el hebreo kashat, ‚puro‛, a saber, metal. El término, en vez del acostumbrado ‚siclo‛, etc., es una marca de antigüedad. zarcillo—fuese para la nariz o la oreja (Génesis 35:4; Isaías 3:21). Mucho del oro en el oriente, por falta de bancos, está en la forma de ornamentos. 12. Probablemente por grados, no todo de una vez. 13. El mismo número como antes; tal vez por una segunda mujer; en el 19:17 se menciona su mujer por última vez. 14. Nombres significativos de su prosperidad restaurada (Génesis 4:25; 5:29). Jemima, ‚luz del día‛, después de su ‚noche‛ de calamidad; pero Maurer: ‚paloma‛. Cesia, casia, hierba aromática (Salmo 45:8), en lugar de las úlceras y aliento ofensivos. Kerenhappuch, ‚cuerno de estibio”, una tinta con que las mujeres se coloreaban los párpados; en contraste al ‚su cuerno contaminado en el polvo‛ (16:15). Los nombres también reflejan la hermosura de sus hijas. 15. herencia entre sus hermanos—favor no usual en oriente a las hijas, las que, en la ley judaica, solamente heredaban, si no había hijos (Números 27:8): una prueba de las riquezas y de la unanimidad. 16. Según la Versión de los LXX Job vivió 170 años después de su calamidad, y 240 años por todo. Esto le daría setenta años al tiempo de su calamidad, más los 140 del texto hebreo hacen un total de 210: un poco menos que la edad (205) de Tare, padre de Abraham, posiblemente su contemporáneo. La longevidad del hombre se acortó gradualmente, hasta alcanzar a los setenta del tiempo de Moisés (Salmo 90:10). 16. hijos de sus hijos—Una prueba del favor divino (Génesis 50:23; Salmo 128:6; Proverbios 17:6). 17. lleno de días—Plenamente satisfecho y contento con todo la felicidad que la vida le pudiera dar; realizando lo que Elifaz le había pintado como la suerte del piadoso (5:26; Salmo 91:16; Génesis 25:8; 35:29). La versión de los LXX agrega: ‚Está escrito que él resucitará de nuevo con aquellos que el Señor levantará.‛ Cf. Mateo 27:52, 53, de donde acaso tuvo espúriamente su origen.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS [PAG. 437] LIBRO DE LOS SALMOS INTRODUCCION El título hebraico de este libro es Alabanzas (Tehilim), o Himnos, puesto que uno de sus rasgos principales es la alabanza, aunque esta palabra ocurre en el título de un solo salmo (145). El título griego (en la Versión de los Setenta,‛ hecha 200 años antes de Cristo) es Psalmoi, de donde viene nuestro vocablo Salmos. Este corresponde al hebraico mizmoi, designación que ocurre en el título de sesenta y cinco salmos, y que el siríaco, lengua afín del hebreo, usa como título de setodo el libro. Significa, como el griego, oda, o canción, cuyo canto se acompaña con algún instrumento, particularmente el arpa (Cf. 1 Crónicas 16:4–8; 2 Crónicas 5:12, 13). A algunos salmos se les antepone el hebreo shir, una canción. Pablo parece que alude a todos estos términos en Efesios 5:19, ‚cantando < en salmos, himnos, y canciones espirituales‛. Títulos.—Más de cien salmos llevan títulos que dan una o más (y en un caso, el Salmo 60, todas) de las siguientes indicaciones: direcciones para el músico, nombre del autor o del instrumento, estilo de la música o de la poesía, el tema u ocasión. La autenticidad de estas inscripciones ha sido debatida por algunos escritores. Dicen que los primeros traductores, como los griegos y los siríacos, descuidaron la traducción, varíando algunas y alterando otras, y en varios casos, añadiendo títulos a salmos que en el hebreo no tenían ningunos. También se alega que el tema de algún salmo, dado en el título, no concuerda con su contenido. Pero dichos traductores también se apartaron de la correcta traducción de muchos pasajes de la Biblia, en caya autenticidad todos concuerdan; y se puede demostrar, con una investigación más acertada, que las inconsecuencias alegadas no existen. La reconocida antigüedad de estos títulos, por otra parte, y aun su obscuridad, son una prueba en su favor, y tales prefacios de una composición concuerdan con los usos de aquella época y de aquellas partes del mundo (cf. Isaías 38:9). “Al Músico Principal”—Este era el director de la música (cf. 1 Crónicas 15:21, 22 con los Salmos 39 y 70). La preposición ‚a‛ antepuesta al título significa perteneciente a en su carácter oficial. Este título se halla en 53 salmos, y se adjunta a la oración de Habacuc (Cap. 3.) La misma preposición se antepone al nombre del autor, y se traduce ‚de‛, como en ‚un salmo de David‛, ‚de Asaf‛, exceptuando la expresión: ‚los hijos de Coré.‛ Allí la traducción, ‚para los hijos de Coré,‛ evidentemente es inadecuada, porque va la indicación usual, ‚al músico principal,‛ y no se sugiere a otro por autor. Para la aparente excepción de esta última advertencia, véase más adelante, y el título del Salmo 88. La explicación de otras particularidades de los títulos se dará, conforme ocurran. Los Autores—Este libro comúnmente se llama ‚Los Salmos de David,‛ siendo él el único autor mencionado en el N. T. (Lucas 20:42), y apareciendo su nombre en más títulos que el de ningún otro autor. Además de casi la mitad de los salmos en donde así aparece, se le atribuyen el segundo y el 95, en Hechos 4:25 y Hebreos 4:7 respectivamente. Fué probablemente, el autor de otros muchos que aparecen sin nombre. David se esforzó mucho por hermosear el culto del santuario. Entre los 288 levitas que él señaló para cantar y tocar los instrumentos musicales, halla mos mención de los ‚hijos de Coré‛ (1 Crónicas 9:19), inclusive Hemán (1 Crónicas 6:33–38); también de Asaf (id. 39–44) y de Etán (id. 44–49). Sin duda plugo a Dios dotar a estos hombres con la inspiración de su Espíritu, de modo que usaran aquellos talentos poéticos que sus relaciones con el arte de la música los habrían inspirado a cultivar, en la producción de composiciones parecidas a las de su rey y partrón. A Asaf se le atribuyen doce salmos; a los hijos de Coré, once, inclusive el 88, el que se atribuye también a Hemán, siendo éste el único caso en que se menciona el nombre del ‚hijo‛ (o descendiente); y a Etán, uno. El nombre de Salomón aparece delante del Salmo 72 y 127; y el de Moisés antes del 90. Se discutirán las cuestiones suscitadas respecto al autor en cada caso. El Contenido—Como el libro se compone de 150 composiciones diferentes, no se presta a ningún análisis lógico. Por cuanto los judíos los dividieron en cinco libros, porque cinco eran los libros de Moisés (1o. 1–42; 2o. 43–72; 3o. 73– 89; 4o. 90–106; 5o. 107–150), se han hecho muchas tentativas para descubrir, en esta división, algún valor crítico o práctico; pero han sido en vano. Varios son los esfuerzos hechos por clasificar los salmos por temas. El de Angus, que se incluye más abajo, es acaso el más util. Con todo, los Salmos tienen una forma y carácter que les son peculiares; con las diversidades de estilo y de contenido, todos se asimilan a dicha forma, y juntos constituyen un sistema consecuente de verdad moral. Son odas poéticas, y de aquel paralelismo (cf. Introducción a los Libros Poéticos) que distingue a la [PAG. 438] poesía hebrea.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Son todos líricos, o sea, canciones adaptadas a instrumentos musicales, y todos de la lírica religiosa, destinados como tales, para el uso del culto del santuario. El rasgo distintivo de los Salmos es su carácter devocional. Sea su contenido didáctico, histórico, profético o práctico, forma la base o tema de la oración, de la alabanza, o de ambas cosas. En ellos se inculcan las doctrinas de la teología y los preceptos de la moral para. La naturaleza de Dios, sus atributos y perfecciones, y las obras de la creación, la providencia, y la gracia, se desarrollan. En los conceptos más sublimes del verso más exaltado, se celebra la gloriosa supremacía de Dios sobre las potestades del cielo, tierra e infierno, y su sabio y poderoso dominio de todas las operaciones materiales e inmateriales. Se manifiesta el gran pacto de gracia basado en la promesa fundamental de un Redentor—siendo aquél y ésta provisiones de la ilimitada misericordia de Dios, respecto a las doctrinas de la regeneración por el Espíritu, el perdón de los pecados, el arrepentimiento para con Dios, y la fe hacia Jesucristo, mientras que sus gloriosos resultados, que abarcan la salvación de los hombres ‚desde los cabos de la tierra,‛ son proclamados en confidente oración profética y en alabanza y gratitud. La historia personal de los autores y la de David especialmente en sus aspectos espirituales, es la misma del pueblo de Dios en general. La biografía cristiana es edificante sólo como sea la verdad ilustrada en la experiencia, tal como la que producen la palabra y el Espíritu de Dios. Ella puede ser facticia en cuanto a origen y de autenticidad dudosa; pero en los Salmos la experiencia de los verdaderamente piadosos está detallada, bajo la influencia divina, y ‚en palabras que el Espíritu Santo‛ enseñó. Toda la vida interior de pío queda revelada, y es aquí donde los cristianos de todas las edades tienen las tentaciones, conflictos, perplejidades, dudas, temores, los gemidos de arrepentimiento, y las tristezas aplastantes por una parte, y por la otra, el gozo y la esperanza de la misericordia clemente, la victoria sobre las seducciones de los falsos lisonjeadores y la liberación del poder de Satanás, con los cuales comparar sus propios ejercicios espirituales. En los Salmos también aparecen los frutos de aquella soberana misericordia que tan a menudo se busca en anhelante oración y tantas veces, va hallada, se canta en gozo extático, exhibidos por la paciencia en la adversidad, por la moderación en la prosperidad, en el celo por la gloria de Dios, en el amor al hombre, en la justicia para el oprimido, en el santo desdén del arrogante, en la magnanimidad hacia los enemigos, en la fidelidad para con los amigos, en el gozo por la prosperidad de Sión y en la oración confiada por su engrandecimiento y su perpetuidad. Las recapitulaciones históricas de los Salmos son en extremo instructivas. La elección por Dios de los patriarcas, los padecimientos de los israelitas en Egipto, su éxodo, sus tentaciones a Dios, sus rebeliones y calamidades en el desíerto, su establecimiento en Canaán, sus apostasías y reformas, todo provee ilustraciones del gobierno providencíal de Dios sobre su pueblo, individual y colectivamente, y tiende a ensalzar su adorable gracia y a rebajar el orgullo humano. Pero las promesas y profecías relacionadas con estas recapitulaciones, y presentadas en otras partes de los Salmos, tienen alcance mucho más amplio, y demuestran las relaciones del libro con el gran tema de la promesa y de la profecía: El Mesías y su Reino—David era el siervo de Dios escogido para gobernar a su pueblo, como la cabeza a la vez del Estado y de la Iglesia, el ascendiente ‚según la carne,‛ de su adorable Hijo y tipo de él en sus relaciones oficiales, tanto en el padecimiento como en el triunfo. Generalmente, las pruebas de David a manos de los impíos, simbolizan las de Cristo, y sus éxitos finales, los del reino de cristo. Típicamente, él usa lenguaje para expresar sus sentimientos que sólo encuentran su sentido pleno en los sentimientos de cristo. En tal sentido se cita y se aplica en el N. T. Y además en cuanto a la gran promesa (2 Samuel 7) hecha a él y a su simiente, a la que se hace frecuente referencia en los Salmos, David supo por la revelación que, aunque su reino terrenal pereciera, su reino espiritual siempre perduraría en el poder, la beneficencia y la gloria de Cristo. Repitiendo y amplificando dicha promesa, David habla, no sólo como tipo, sino que ‚siendo profeta, y sabiendo que Dios le había jurado con un juramento que del fruto de sus lomos, cuanto a la carne, elevaría al Cristo sobre su trono,‛ él ‚predijo los padecimientos de Cristo y la gloria que seguiría. Su encarnación, su humillante tristeza, la persecución, y muerte cruel, se revelan en los clamores augustiosos del oprimido desesperanzado; y su resurrección, y ascensión, su sacerdocio eterno, su dignidad real, su oficio profético, su recepcion e impartimiento de los dones del Espíritu, la conversión de las naciones, el establecimiento, aumento y perpetuidad de la Iglesia, la consumación de las edades, y la bienaventuranza de los justos que reconocen a este Rey en Sión y la ruina de los malos que lo rechazan, todo se predice en el lenguaje de segura confianza y de gozo inefable.‛ Mientras que estos grandes temas han proporcionado al pueblo de Dios una teología popular y una guía en la experiencia religiosa y en la moral cristiana, revestidos en el lenguaje [PAG. 439] de la devoción, han dado una liturgia inspirada por medio de la cual los piadosos de todos los credos y sectas, por casi tres mil años, han dado expresión a sus oraciones y alabanzas. Los judíos, antes de la venida de Cristo, lloraron la adversidad de Sión y celebraron sus glorias futuras, en las palabras de su antiguo rey. Nuestro Salvador, con sus discípulos, entonó uno de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS estos himnos la noche en que fué traicionado; de uno de ellos sacó las palabras con que expresó la terrible angustia de su alma, y espiró con las de otro salmo en sus labios. Pablo y Silas en el calabozo, los primitivos cristianos en los lugares secretos de culto, o las ricas iglesias de tiempo posterior y los débiles y desparramados rebaños en la obscuridad y el error prevalecientes de las Edades Medioevales, alimentaron su fe y calentaron su amor con estos consoladores cánticos. Hoy día, al través del culto cristiano, en formas innumerables de versión, paráfrasis e imitación, por papistas y protestantes, prelados y presbiteranos—independientes, bautistas, metodistas—por hombres de todos las tierras y de todos los credos, en culto público y privado, todavía Dios es adorado en los sentimientos expresados en estos Salmos venerables. Desde el tono de tristeza y padecimiento que llena las primeras partes somos llevados entre alternados conflictos y triunfos, entre melancólicas quejas y confianza naciente; conforme nos acercamos a su terminación, los tonos de tristeza van menguando, y los de alabanza se oyen más fuertes, hasta que, en las armonías extáticas del último Salmo, el coro de la tierra se confunde con los aleluyas de la multitud que nadie puede contar, en el santuario superior. El arreglo de Angus o de Bickersteth puede usarse con provecho como guía para hallar un salmo de tema particular. Sigue en forma algo modificada: 1. Didácticos.—Los buenos y los malos, Salmos 1, 5, 7, 9–12, 14, 15, 17, 24, 25, 32, 34, 36, 37, 50, 52, 53, 58, 73, 75, 84, 91, 92, 94, 112, 121, 125, 127, 128, 133; la ley de Dios Salmos 19, 119; la vanidad de la vida humana, Salmos 39, 49, 90; el deber de los gobernantes, Salmos 82, 101.—2. Alabanza. (1) Por la bondad de Dios generalmente a Israel, Salmos 46, 48, 65, 66, 68, 76, 81, 85, 98, 105, 124, 126, 129, 135, 136, 149; (2) A los buenos Salmos 23, 34, 36, 91, 100, 103, 107, 117, 121, 145; 146; (3) Misericordias a individuos, Salmos 9, 18, 22, 30, 40, 75, 103, 108, 116, 118, 138, 144; (4) Por sus atributos generalmente, Salmos 8, 19, 24, 29, 33, 47, 50, 65, 66, 76, 77, 93; 95–97; 99; 104; 111; 113–115, 134, 139, 147, 148, 150.—3. Devocional—expresivos de (1) Arrepentimiento, Salmos 6, 25, 32, 38, 51, 102, 130, 143; (2) Confianza en la aflicciónl Salmos 3, 16, 27, 31, 54, 56, 57, 61, 62, 71, 86; (3) Tristeza con esperanza, Salmos 13, 22, 69, 77, 88; (4) Profunda Aflicción Salmos 4, 5, 11, 28, 41, 55, 59, 64, 70, 109, 120, 140, 141, 143; (5) Sentimientos por la Privación de Privilegios, Salmos 42, 43, 63, 84; (6) Deseo de Socorro, Salmos 7, 17, 26, 35, 44, 60, 74, 79, 80, 83, 89, 94, 102, 129, 137; (7) Intercesión. Salmos 20, 67, 122, 132, 144.—4. Históricos, Salmos 78, 105, 106.—5. Proféticos. Salmos 2, 16, 22, 40, 45, 68, 69, 72, 97, 110, 118. Nota.—El compilador de las citas que siguen, ha omitido toda referencia a los autores por creerla un embarazo innecesario para el comentario. Ha hecho uso de las obras de Calvino, Scott, Poole, Ainsworth, Cobbin, Geike, Vatablo J. H. Michaelis, Rosenmuller y Alexander. Con los últimos dos nombrados tiene una deuda en particular por los pasajes paralelos. Ha hecho uso franco de las opiniones expuestas por dichos autores, y no pretende crédito por cosa alguna en la obra salvo la concisión unida con la plenitud de la exposición. Cualquiera que haga la prueba hallará que es mucho más fácil escribir un comentario largo que uno breve. SALMO 1 El carácter y condición, y el destíno presente y futuro, de los piadosos y de los impíos se describen y se contrastan, enseñando que la verdadera piedad es la fuente de la felicidad final, y el pecado, la de la miseria. Como tal es el resumen de todo el libro, este Salmo, haya sido puesto así de propósito o no, forma un prefacio muy propio. 1. Bienaventurado—lit., oh, la felicidad—exclamación de fuerte emoción, como si resultara de la meditación en el asunto. El uso del plural puede denotar la plenitud y la variedad (2 Crónicas 9:7). Consejo … Camino … Silla—Con sus correspondientes verbos, indican las graduaciones de la maldad, siguiendo los principios, cultivando el compañerismo, y conformándose permanetemente a la conducta de los impíos, descritos por los tres términos, el último de los cuales expresa la más descarada impiedad (cf. Salmo 26:4, 5; Jeremías 15:17). 2. La Ley—toda la palabra de Dios entonces escrita, especialmente los libros de moisés (cf. Salmo 119:1, 55, 97, etc.) 3. como el árbol—(Jeremías 17:7, 8.) plantado—establecido, afirmado, junto a—o sobre. arroyos—canales de irrigación. Prosperará—lit., hará prosperar, llevará a la perfección. La base de esta condición y carácter se da en el Salmo 32:1. 4. no así—ni en cuanto a la conducta ni a la felicidad. como el tamo—que por los modos orientales de la trilla contra el viento se vuela por completo 5. no se levantarán—no serán absueltos. Serán arrojados de entre los buenos (Mateo 25:45, 46). 6. conoce el camino—los atiende y defiende (Salmo 101:6; Proverbios 12:10; Oseas 13:8). senda de los malos—todos sus planes acabarán en desengaño y ruina (Salmo 37:13; 146:8; Proverbios 4:19). NOTA DEL TRADUCTOR
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS El libro que traducimos es un comentario hecho de la versión inglesa de la Biblia, llamada comúnmente ‚la Autorizada‛, o la del Rey Santiago. El idioma inglés ha sufrido un [PAG. 440] desarrollo muy notable desde la aparición de esta versión, y su texto resulta para el lector común de hoy en día bastante difícil de comprender. El comentador, pues, debió modernizar el texto de la versión, a la vez que se empeñaba en aclarar el sentido de los idiomas originales. La versión española, o mejor dicho, la de Valera, la más popular entre nosotros, si bien adolece de muchos arcaísmos, presenta muchísimo menos dificultades en este respecto que la ‚Autorizada‛ inglesa. Por tanto, cuando el texto o el vocablo elucidado por el comentador está claro en la versión española, excluímos su discusión de esta obra. Por otra parte, habrá términos y frases de la versión española que no recibirán aclaración en esta obra, por la razón de que estamos traduciendo una obra del inglés, en la cual los correspondientes términos y frases no fueron tratados, por ser bien comprensibles en la versión inglesa. Así que el lector español podrá verse chasqueado de no encontrar la aclaración deseada de ciertos pasajes. La versión inglesa casi siempre emplea el término ‚el Señor‛, cuando la española traduce ‚Jehov{‛. No hemos podido hacer la distinción siempre en esta traducción. Hay una divergencia muy grande entre la versión inglesa y la española en la traducción de los tiempos gramaticales, especialmente en los libros poéticos. Muchas veces la una emplea el presente o el futuro cuando la otra usa el pretérito, y viceversa. En los textos comentados no hemos tratado de subrayar esta diferencia, que acaso el lector las más veces los pasará sin darse cuenta de ello. El traductor no ofrece notas particulares respecto a interpretación tocante a los Salmos. El autor emplea el vocablo ‚Iglesia‛, refiriéndose al culto judaico, o al sistema religioso levítico, o bien al ‚Israel espiritual‛. Los evangélicos no acostumbramos pensar en la Iglesia Cristiana como la continuación de una ‚Iglesia Judaica‛. En Cristo todo es hecho nuevo. ‚La ley y los profetas hasta Juan‛. El reino de los cielos tampoco es la continuación del judaico. La iglesia no existió en aquel entonces. ‚Edificaré mi íglesia‛. SALMO 2 El número y el autor de este Salmo se nos da en Hechos 13:33 y 4:25 respectivamente. Aun cuando los eventos guerreros del reino de David pueden haber sugerido el fondo imaginativo, las escenas pintadas y los temas presentados pueden hallar su aplicación en la historia y el carácter de Jesucristo, como testifican muy distintamente los escritores del N. T. según las citas anteriores y Hebreos 1:5 y 5:5. En un estilo sumamente vigoroso y poético, el escritor, en ‚cuatro estrofas de tres versos cada una‛, expone la inveterada y furiosa, así como vana hostilidad de los hombres contra Dios y su ungido; la resolución de Dios de llevar a cabo su propósito; dicho propósito explicado más plenamente por el Hijo, a saber, el establecimiento del reino mediador y la destrucción de los que se le oponen; y la bendición para todos los que reciben a este poderoso y triunfante Rey. 1. se amotinan las gentes, etc.—Viendo en visión profética, a los pueblos y naciones como en tumultuosa asamblea, bramando como la mar, con propósitos de resistir al gobierno de Dios, el escritor prorrumpe en una exclamación en la que están mezcladas la sorpresa por la locura de ellos y la indignación por su rebeldía. Son naciones en general, no en contraposición a los judíos. 2. Los reyes y los gobernantes conducen a sus súbditos. estarán— sentados, resueltos. consultarán—están reunidos para deliberar; tiempo presente en otras versiones. su ungido—en hebreo, Mesías; en griego, Cristo (Juan 1:41). El ungimiento, como emblema de los dones del Espíritu Santo, se confería a profetas (Isaías 61:1). a sacerdotes (Exodo 30:30), y a reyes (1 Samuel 10:1; 16:13; 1 Reyes 1:39). De modo que este título es muy propio para aquel que tiene todos estos oficios, y era el que usaban generalmente los judíos antes de su venida, para designarlo (Daniel 9:26). Mientras que el profeta contempla la oposición general de los hombres, la pinta aquí en su aspecto culminante como se ve en el gran enjuiciamiento de Cristo. Pilato y Herodes, y los príncipes (Mateo 27:1; Lucas 23:1–25), juntos con el furioso populacho, están claramente pintados (Hechos 4:25, 26). 3. Aquí se anuncian más distintamente los propositos rebeldes por esta representación de su manifestación tanto en palabras como en acciones. coyundas … cuerdas—todas las restricciones del gobierno. 4. Mediante una figura, cuyo atrevimiento se permite sólo a un escritor ínspirado, se relata la conducta y el lenguaje de Dios respecto a esta oposición. el que mora en los cielos—o está sentado, entronizado en reposada dignidad (cf. Salmo 29:10; Isaías 40:22). se reirá—en supremo desdén; la vana ira de ellos provoca su hilaridad. El sigue siendo el Señor, lit., el Soberano,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS aunque ellos se rebelen. 5. entonces hablará—Se despertó su justa indignación tanto como su desprecio. Para Dios, hablar es obrar, pues lo que resuelve lo hace (Génesis 1:3: Salmo 33:9) turbarálos.—les infundirá el terror (Salmo 88:15). 6. Aquí se declara su propósito, en cuya ejecución envuelve la derrota de ellos. empero—es la conjunción ‚y‛ en sentido adversativo. he puesto—he ungido, o firmemente colocado, con alusión en el hebreo a ‚echar una imagen en el molde.‛ El sentido no varía materialmente en éste o aquel caso. mi rey—ordenado por mí y para mí (Núm. 27:18). sobre Sión, monte de mi santidad—o ‚mi santo monte‛, colina elegida por David para la morada del arca, y la sede de la residencia visible de Dios, como (1 Reyes 8:1) también la de David, la cabeza de la Iglesia y la nación, y tipo de Cristo, era llamada santa, y la Iglesia misma vino a llamarse del mismo modo (Salmo 9:11; 51:18; 99:2; Isaías 8:18; 18:7, etc). 7. El rey, así constituído, de clara la ley fundamental de su reino, en la manifestación de su filiación, relación que envuelve su dominio universal. yo te engendré hoy—como en 2 Samuel 7:14 (‚él será mi Hijo‛), es un solemne reconocimiento de esta relación. La interpretación de este texto en el sentido de describir la inauguración de Cristo como Rey mediador en ninguna manera impugna la Eterna Filiación de su naturaleza divina. En Hechos 13:33, la cita de Pablo no denota una aplicación de este texto a la resurrección; porque ‚resucitar‛ levantar, aquí se usa en el sentido de Hech. 3:22, etc., para expresar su introducción al mundo como hombre, no en el de la resurrección, como en Hechos 13:34; 2:30; Romanos 1:4, donde se hace alusión a su muerte. Por la resurrección, dice Pablo, fué declarado, cuanto a su naturaleza divina, ser Hijo de Dios, lo que sólo enseña que aquel evento manifestó una verdad ya existente. [PAG. 441] Un reconocimiento similar de su filiación se presenta en Hebreos 5:5 con estas palabras, y con otras en Mateo 3:17 y 17:5. 8. Las esperanzas de los rebeldes quedan así defraudadas, y no sólo esto; el reino al que se oponen está destinado a ser coextensivo con la misma tierra. los términos de la tierra—Salmo 22:27, denota la universalidad. 9. Sus enemigos se someterán a su terrible poder (Job 4:9; 2 Tesalonicenses 2:8), así como su pueblo se someterá a su gracia (Salmo 110:2, 3). vara de hierro—expresa la severidad (Apocalipsis 2:27). vaso de alfarero— hecho pedazos, no puede ser remendado, lo que describe la destrucción total. 10–12. reyes … jueces—pues los gobernantes en general (Salmo 148:11) que han sido los caudillos de la rebelión, deberían ser ejemplos de la sumisión penitente, y por el temor a los terribles juicios, mezclado con la confianza en su misericordia, reconocer. besad—la autoridad del Hijo. perezcáis en el camino—eso es, repentinamente y sin conmiseración. encendiere un poco—o sea, por un poco de tiempo. que en él confían—o que se refugian en él (Salmo 7:11). Todavia los hombres alimentan en sus corazones la oposición a Cristo, y la evidencian en sus vidas. Sin confianza alguna, su ruina es inevitable (Hebreos 10:29), por otra parte, en el favor de él su felicidad está igualmente asegurada. SALMO 3 Para la mentada ocasión histórica, cf. 2 Samuel 15–17. David, en medio de grande tribulación, con confianza filial, implora el socorro divino, y en anticipación del alivio, ofrece alabanza. 1. Jehová … multiplicado—La extensión de la rebelión (2 Samuel 15:13) no sorprende y lo entristece. 2. dicen de mi vida—o sea, de mi alma; es decir de mí (cf. Salmo 25:3). Este uso de ‚alma‛ es muy común; se originó acaso por considerar el alma como la parte principal del hombre. no hay para él salud—Socorro. en Dios—que lo abandonó. Este es el reproche más amargo para un hombre piadoso, y expresa un espíritu de maligno triunfo. selah—Este vocablo es de significado muy oscuro. Probablemente significa pausa, o silencio, tanto de la música como del canto, sugiriendo algo enfático en el sentimiento (cf. Salmo 9:16). 3. mas—lit., ‚y‛, adversativa (Cf. Salmo 2:6). Repudia el reproche, protestando su confianza continua. escudo—figura favorita y muy frecuente de la protección. mi gloria—la fuente de mi gloria. ensalza mi cabeza—me eleva de mi desesperación. 4. clamé … me respondió—Tal ha sido mi experiencia; me respondió misericordiosamente. desde … santidad—desde su santa colina, Sión (2:6), su visible residencia terrenal. 5. me sostuvo—lit., ‚me sostendr{‛, como si fuese su lenguaje o su pensamiento en el momento de acostarse, y la razón de su sosiego. 6. Diez millares—o sea, miriadas, cualquier número muy grande (cf. 2 Samuel 16:18) 7. levántate, Jehová—figurativamente se representa a Dios como dormido, en expresión de su aparente indiferencia (7:6). en la quijada—como si fuesen fieras prestas a devorar (27:2); o bien herir en la mejilla (1 Reyes 22:24) denota violencia e insulto. quebrantaste—Dios intervino en su socorro quitando al enemigo todo el poder de dañar. 8. Tributo de alabanza a un Dios libertador, cuyo favor es beneficio eficiente. SALMO 4 Sobre Neginoth, o sea, en instrumentos de cuerda, la clase de acompañamiento musical. Para lo demás del título, cf. la Introducción. La ocasión histórica probablemente fué la misma del anterior. El escritor, al pedir socorro de nuevo,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS advierte a sus enemigos la vanidad de atacar al siervo de Dios, les exhorta al arrepentimiento, y declara su confianza y su paz en el favor de Dios. 1. Respóndeme—Lit., ‚óyeme‛, mas cf. el Salmo 3:4. Dios de mi justicia—o sea, mi justo Dios (como ‚mi santo monte‛, 2:6), que obrará para conmigo sobre principios justos. me hiciste ensanchar—expresa el alivio impartido en contraste con la aflicción indicada por la palabra ‚angustia‛. El favor anterior es la base de la esperanza para el futuro. 2. Hijos de los hombres—Hombres de renombre y prominencia (cf. 2 Crónicas 21:9). volveréis mi honra—mi dignidad real. en infamia—en ignominia o reproche. la vanidad—una empresa necia y vana (2:1). 3. al pío—un objeto tanto como un sujeto del favor divino (cf. 105:14, 15). 4. temblad, y no pequéis—(Efesios 4:26) de la versión de los Setenta—airaos. Ambas frases regidas por el negativo (no os airéis). 5. No sólo deben arrepentirse, sino manifestarlo también con sacrificios de justicia, eso es, con sacrificios justos. 6, 7. El contraste de la verdadera con la vana confianza. luz de tu rostro—figura que significa favor (Números 6:26; Salmo 44:3; 81:16). se multiplicó—cosecha abundante que da grande alegría (Isaías 9:3). grano … mosto—lit., nuevo grano y mosto. 8. me acostaré, etc.—en plena confianza y dulce reposo (3:5). SALMO 5 Sobre Nehiloth—en flautas o instrumentos de viento. El escritor ruega ser escuchado tomando como el respeto que tiene Dios por el pueblo de su pacto y por los verdaderos adoradores, en contraste con su aborrecimiento de los malos. Pide la dirección divina, a causa de sus vigilantes, malignos y engañosos enemigos, y la destrucción de los mismos, por cuanto son también enemigos de Dios. Al mismo tiempo expresa su confianza en que Dios prestará socorro a su pueblo. 1. meditación—lamentación de aquella forma medio hablada que motivan los sentimientos profundos, gemidos, como en Romanos 8:26, 27. 2. está atento—Inclina el oído (10:17, cf. el Salmo 61:2)—presta mucha atención. mi clamor—en demanda de socorro (61:2; Jeremías 8:19). rey mío—interesado así por la relación pactual en mi causa. 3. me presentaré—lit., pondré en orden mi oración, (Ver. Ing.), como se arreglaba cada día el pan de la proposición (Exodo 40:23). 4. porque, etc.—Dios sólo considera a los adoradores sinceros. junto a ti—bajo tu protección. 5. insensatos—vanagloriosos e insolentes. iniquidad—especialmente tal que denota una negación, o un defecto, es decir, de principio moral. 6. hombre de sangres—el homicida. 7. y yo—conjunción adversativa, como en el Salmo 2:6. tu casa—(1 Crónicas 9:23), el tabernáculo. el templo—lit., palacio aplicado a la residencia de Dios, el lugar santísimo (1 Samuel 3:3; 2 Samuel 22:7); la parte interior del tabernáculo. hecia—no dentro: al sumo sacerdote sólo se le permitía entrar. 8. enemigos—lit., espiadores (Salmo 27:11), por tanto la necesidad especial [PAG. 442] de dirección. en tu justicia—atributo que expresa la fidelidad en las promesas tanto como en las amonestaciones. endereza … tu camino—eso es, haz claro el camino de la providencia. 9. Los malos no son dignos de confianza, porque pro naturaleza están llenos de maldades de toda suerte (Romanos 8:7). sepulcro—morada de la corrupción que emite la podredumbre moral. lisonjearán—o sea, ablandarán. su lengua—habla engañosamente. 10. desbarátalos— condénalos a la destrucción, proque son culpables. 11. aman tu nombre—tus manifiestas perfeccines (Salmos 9:10). 12. de benevolencia—beneplácito, aludiendo al favor impartido a la ofrenda aceptable y al adorador (Levítico 7:18; 19:7). escudo—(cf. el Salmo 3:3). SALMO 6 En Neginoth (cf. el Salmo 4) sobre Seminith—el octavo—instrumento para la octava nota—o más probablemente, el bajo, pues se contrasta con Alamoth (el tiple, Salmo 46) en 1 Crónícas 15:20, 21. En honda aflicción el salmista implora la misericordia de Dios para el alivio del castigo, que de otro modo debe destruírlo e incapacitarlo para el servicio de Dios. Asegurado de la respuesta favorable, reprocha con desdén a sus enemigos. 1. El salmista reconoce su culpabilidad al pedir alivio del castigo. 2. debilitado—como planta arrancada. (Isaías 24:4). mis huesos—La misma osameta. conmovidos—(Salmo 2:5)—sacudidos por el temor. 3. ¿hasta cuándo?— seguirá esto (Salmo 79:5)? y tú—la frase incompleta expresiva de fuerte emoción. 4. vuelve—en mi socorro; o bien, retorna, habiendo ya vuelto el rostro. por tu misericordia—como evidencia de la misma. 5. (cf. el Salmo 115:17, 18; Isaías 38:18.) No hay incredulidad alguna en cuanto al estado futuro. El contraste se hace entre la escena de la vida y la tumba o, cheol, el mundo invisible de los muertos. te loará—en gratitud, por tus misericordias—6. Con una fuerte figura se pinta la abundancia así como la intensidad de la tristeza. 7. carcomidos—desgastados, en expresión de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS debilitación general (13:3; 38:10). envejecido—debilitado, obscurecido. descontento—tristeza mezclada con la indignación. 8, 9. Seguro de que Dios lo oye, repentinamente desafía a sus enemigos en palabras que significan que ya no los teme; 10. y que sabe que ellos a su vez serán chasqueados y aterrorizados o confundidos. SALMO 7 Sigaión—canción triste o elegía. Obscuro en detalles. este título parece sugerir que la ocasión del salmo fué algún evento en la persecución de David por Saúl. Pide el alivio, porque es inocente y porque Dios será glorificado en su reivindicación. Pasa así a la alabanza del justo gobierno de Dios, al defender al justo y castigar al malo, cuyos designios maliciosos causan su ruina, y confiado en el socorro de Dios, termina con regocijo. 1, 2. Muchos enemigos le atacan, pero se señala a uno, prominente, que se compara a la fiera que desgarra a la presa (cf. 1 Samuel 20:1; 23:23; 26:19). 3. si yo he hecho esto—eso es, el crimen de que se le acusa en las palabras ‚de Cusi‛ (cf. 1 Samuel 24:9). 4. Si he dañado a mi amigo, hasta he libertado—Esto le da buen sentido, pero interrumpe el curso del pensamiento, por tanto se propone traducir—si he despojado a mi enemigo—en ambos casos. cf. 1 Samuel 24:4–17; 31:8, 11. 5. Tal es la consecuencía, si tal ha sido mi conducta. mi honra—(cf. el Salmo 3:3; 4:2)—mi dignidad personal y oficial. 6. Dios está comprometido, como si se hubiese descuidado hasta entonces acá de él (3:7; 9:18). furor—el más violento, cual el desbordamiento de un río. juicio que mandaste—juicio pronunciado, una decisión justa. 7. rodeará—como en demanda de justicia. vuélvete … en alto—a tomar el asiento de juez, para ser honrado de ellos como Juez justo. 8. Aunque no pretende la inocencia en general, puede hacerlo confiadamente en este caso, y al pedir un juicio al Juez de toda la tierra, pide en efecto la justificación. 9. los corazones … riñones—los afectos y motivos de los hombres, o bien el asiento de ellos (cf. el Salmo 16:7; y el 26:2); como nosotros decimos el corazón o el pecho. 10. escudo—(5:12) 11. juzga—como en el Salmo 7:8. contra el impío—no está en texto, pero está implícito, pues sólo quedan los impíos como objetos de su íra; 12, 13. y aquí queda explícito en la construcción, ‚si no se convirtiere,‛ implícito el impío, en contraste con el justo, ambos en sentido genérico. Las figuras militares son de sentido obvio. sus saetas—Algunos traducen, ‚hace sus saetas para incendio,‛ lo que cuadraría bien con el sitio de una ciudad, no para el ataque a una personao compañía en campo raso. 14. La primera frase expresa la idea general de que los malos trabajan para hacer mal; las demás llenan plenamente la figura. 15, 16. 1 Samuel 18:17; 31:2 ilustran la proposición, esté o no aludida. Estos versículos son interpretativos del Salmo 7:14, y demuestran cómo las tretas de los malos terminan en chascos, defraudando sus esperanzas. 17. su justicia—evidenciada así en la defensa de su siervo y en el castigo de los malos. SALMO 8 Sobre (o según él) Gittith—probablemente significa que se dirigía la ejecución musical según una tonada de este nombre, que, derivado de Gath, lagar, denota una música de carácter alegre, para la fiesta vendimia. Todos aquellos salmos que llevan antepuesto este término, son de tal carácter. El salmista da libre expresión a su admiración por las manifiestas perfecciones de Dios, celebrando su providencia condescendiente y providente a favor del hombre, evidenciada por la posición de la raza, en la creación original, dándole el dominio sobre las obras de sus manos. 1. tu nombre—tus perfecciones 5:11; 7:17). que has puesto—lit., acaso ‚la cual gloria has puesto‛ para hacerla más conspicua, como si la tierra fuese teatro demasiado pequeño para su exhibición. 2. Tan manifiestas son las prefecciones de Dios que por medio de instrumentos muy débiles él expone plenamente su alabanza. Los párvulos no son sólo una evidencia maravillosa del poder y arte de Dios, en su constitución física, sus instintos, y su temprano desarrollo intelectual, sino también en su admiración espontánea de las obras de Dios, por lo que avergüenzan. hacer cesar—o callan a los que injurian y litigan contra Dios. Ejemplo especial de esta texto se nos da en Mateo 21:16, cuando nuestro Salvador hizo callar a sus contrarios citando estas mismas palabras; pues las glorias de que Dios invistió a su Hijo encarnado, aun en su humillación, constituyen [PAG. 443] una manifestación maravillosa de las perfecciones de su sabiduría, amor y poder. En vista del alcance del Salmo 8:4–8 (véase abajo), esta cita del Señor puede tenerse por una exposición del carácter profético de las palabras. los que maman—entre los hebreos eran probablemente de edad suficiente para poder hablar (cf. 1 Samuel 1:22–24; Marcos 7:27). fundaste—o perfeccionaste, palabra que ocurre en Mateo 21:16, y según la versión de los Setenta tiene el mismo sentido. fortaleza—en la cita en el N. T., ocurre alabanza, la consecuencia o efecto en lugar de la causa (cf. el Salmo 118:14). al que se venga—como en el Salmo 44:16; el deseoso de vengarse, dispuesto a reñir, y así apto para conspirar contra el gobierno de Dios. 3, 4. Esta alusión a la magnificencia de los visibles cielos, se presenta para expresar la condescendencia de Dios, quien, no
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS obstante ser el poderoso Creador de estos gloriosos mundos de luz, hace del hombre objeto de su consideración y recibido de favores. hombre—lit., el débil hombre, alusión a su flaqueza esencial. hijo del hombre—sólo varía la forma del discurso. visites—con favor (65:10). Sigue la ilustración de este favor. 5–8. Dios ha hecho al hombre un poco menos que los ángeles en dignidad, y le coronó con el imperio del mundo. gloria y lustre—son atributos de la dignidad real (Salmo 21:5; 45:3). La posición asignada al hombre es la descripta (Génesis 1:26–28) como perteneciente a Adán, en su condición original, correspondiendo los términos usados para detallar los objetos dominados por el hombre, a los allá empleados. En un sentido modificado, en su actual estado de caído, el hombre todavía tiene algún residuo de este dominio original. Es muy evidente, sin embargo, por las exposiciones inspiradas del apóstol (Hebreos 2:6–8; 1 Corintios 15:27, 28) que el lenguaje aquí empleado halla su cumplimiento sólo en la glorificación final de la naturaleza humana de Cristo. No hay límite a ‚todas las cosas‛, exceptuándose solamente a Dios, quien ‚sujeta todas las cosas.‛ El hombre, en la persona y destino glorioso de Jesús de Nazaret, el segundo Adán, la cabeza y representativo de la raza, será restaurado, no sólo a su posición original, sino exaltado muy por encima de ella. ‚El último enemigo, la muerte, por temor al cual el hombre, en su condición actual, está ‚por toda la vida en servidumbre,‛ ‚será destruído.‛ Entonces todas las cosas quedarán puestas debajo de sus pies, ‚principados y poderes quedarán sujetos a él‛. Esta interpretación, lejos de ser inaplicable a este pasaje, es más consecuente que toda otra; porque no se puede concebir que al hombre se le imparta mayor honra que la de ser así exaltado en la persona y destino de Jesús de Nazaret. Al mismo tiempo, en ninguna otra de sus gloriosas manifestaciones ha declarado Dios más notablemente aquellos atributos que distinguen su nombre que en el plan de la redención, del que la actual economía forma rasgo tan importante y esencial. El lenguaje, que describe la relación actual del hombre con las obras de la mano de Dios, en su valor genérico, puede considerarse como típico, permitiéndose así no sólo la aplicación usual, sino también este sentido superior que le han dado los escritores del N. T. 9. Con propiedad, el salmista termina esta breve pero sublime canción de alabanza con los términos de admíración con que la abrió. SALMO 9 Sobre Muth‐labben, o de la manera según. “la muerte del Hijo, ‛ el título de algún canto conocido, con cuya melodía se debía cantar este salmo. Este modo de llamar una canción por alguna palabra o palabras prominentes de la misma, es aún usual (cf. el Salmo 22). El salmista alaba a Dios por la liberación de sus enemigos, y celebra el gobierno divino, por la protección dada al pueblo de Dios y el castigo de los malos. Tomando así coraje, pide otras ocasiones para contar las mercedes de Dios; y confiado en los continuos juicios sobre los malos y en la reivindicación de los oprimidos, implora una manifestación inmediata y eficiente de la soberanía divina. 1. La gratitud del corazón tiene que ser expresada. 3–5. vueltos atrás—es sólo el resultado del poder de Dios. Dios Juez justo (7:11) vindica a su pueblo. Reprocha tanto con los hechos como con las palabras (6:1; 18:15), y tan eficazmente, que destruye las naciones tanto como las personas. 6. Lit., Cuanto al enemigo, acabadas quedan sus ruinas para siempre, Tú (Dios) has destruído < (1 Samuel 15:3, 7; 27:8, 9). Los impíos están del todo confundidos. Sus ruinas nunca serán reparadas. 7, 8. Se contrasta la eterna posesión por Dios de un trono de justicía, con la destrucción de los malos. 9, 10. De modo que los oprimidos, y todos los que le conocen (5:3; 7:1) hallan en él seguro refugio. 11. (Cf. el Salmo 2:6; y el 3:4). 12. la sangre—eso es, homicidios (5:6), inclusive toda la opresión a su pueblo. demandando—(cf. Génesis 9:5). Vengará la causa de ellos. 13. puertas—o regiones. de la muerte—las puertas, o la entrada, se dice por los límites. 14. puertas … Sión—el cerco de la ciudad (cf. el Salmo 48:12; Isaías 23:12), o la iglesia, contrastada en esta frase con la de la muerte, lleva la idea de la exaltación así como de la liberación. Los señalados favores deben llevarnos a rendir señalados hacimientos de gracias públicos. 15, 16. Los resultados impensados de las artimañas de los malos les comprueban que son intervención de Dios, especialmente cuando dichos resultados causan la destrucción de los impíos mismos. higaión—significa meditación, y combinada con Selah, parece indicar una pausa de solemnidad y énfasis no comunes (cf. el Salmo 3:2). Aunque ocurre el vocablo selath 73 veces, aquí sólo se encuentra con Higaión. En la explicación aquí dada de la retribución sobre los malos como ejemplo de la sapiente y santa intervención de Dios, conviene que hagamos pausa con adoración, admiración y fe. 17. serán trasladados—o se tornarán, en derrota bajo la venganza de Dios, y corridos por él al extremo de la destrucción, hasta el infierno mismo. Los que se olvidan de Dios son tenidos por depravados y abiertamente profanos. 18. (cf. el Salmo 13.) el pobre—privado de alguna cosa; por tanto, miserable. esperanza de los pobres—los mansos, humildes, hechos así por la aflicción. 19. levántate—(cf. el Salmo 4:7.) no se fortalezca—(8:4.) juzgadas—y por supuesto condenadas. 20. Mediante la sujeción efectiva de ellos, haz que reconozcan su naturaleza débil (8:4), y deténlos de toda arrogancia y futura rebelión. SALMO 10
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS El salmista lamenta la aparente despreocupación de Dios por sus aflicciones, agraviadas por la triunfante malicia, blasfemia, orgullo, [PAG. 444] dolo, y profanación de los impíos. Confía en la justa y acertada providencia de Dios para la destrucción de ellos y la defensa de los menesterosos. 1. Estos son, por supuesto, términos figurativos (cf. el Salmo 7:6; el 13:1, etc.) 2. Lit., En la arrogancia de los malos (los pobres o humildes, 10:17; 12:5) serán tomados en los artificios que (los arrogantes) han ideado. 3. deseo—a saber, el éxito de su vileza. Jehová aborrece—más bien, el malo bendice al codicioso y aborrece a Jehová. 4. El rostro expresa la hipocresía, cuyo fruto es el ateísmo práctico (14:1). 5, 6. Tal es la confianza del malo en la permanencia de su mala carrera, que desconoce el gobierno providencial de Dios (invisible, porque no quiere mirar, Isaías 26:11), escarnece de sus enemigos, y se jacta de su perpetua libertad del mal. 7–10. Tras la maldad y el engaño (140:3) de los tales, siguen actos de artimaña, fraude y violencia combinados. Pobres, en los versiculos 10, 14, representa un vocablo peculiar a este Salmo, que significa triste o abatido; en el versículo 9, como de costumbre, la palabra significa el piadoso o manso sufrido. sus ojos—vigila con los ojos entreabiertos, aparentando no ver. acecha—como el león, se agacha lo más posible para poder dar el salto mayor, y caen—Se deja la figura del león. Lit., ‚para que caigan <‛ por sus fuertes, sus cómplices del malo. 11. Como arriba, tal conducta expresa la icredulidad o desconocimiento del gobierno de Dios. 12. (Cf. el Salmo 9:19; y el 3:7.) alza tu mano—ejerce tu poder. pobres—humildes, como en el Salmo 10:17. 13, 14. Es fútil pensar que Dios hará caso omiso del pecado, por longánime que sea; pues él escudriña y ve todas las maldades, que caerán bajo su castigo providencial (tu mano). trabajo … vejación—provocación e irritación al atribulado (6:7; 7:14). 15. brazo—Poder. hasta que ninguna halles—Lejos de disimularlos, Dios destruirá del todo al malo y sus hechos (9:5, 6; 34:16; 37:36). 16–18. Dios reina. Los malos, si bien por un tiempo prosperan serán cortados. Oye, y confirma el corazón de su pueblo sufrido (112:7), ejecuta justicia a favor del débil, y reprime el orgullo y la violencia de los arrogantes (9:16). SALMO 11 Sobre el título cf. la Introducción. Refiriéndose a algún evento de su vida, como en 1 Samuel 23:13, el salmista proclama su confianza en Dios, cuando se le intima que huya de sus feroces perseguidores, los que le han inutilizado todos los medios de escape. La base de su confianza es el supremo dominio de Dios, su cuidado de su pueblo, su odio a los malos y los juicios que les tiene reservados, y su amor a la justicia y a los justos. 1. a mi alma—es decir, a mi (3:2). escapa—Lit., huíd; es decir, él y sus compañeros. cual ave al (vuestro) monte— Como aves, tienen seguridad sólo en la huída (cf. 1 Samuel 26:20; Lamentaciones 3:52). 2. en oculto— traicioneramente. 3. Lit., Los fundamentos (de la ley y orden) serán destruídos. ¿Qué ha hecho el justo (para mantenerlos)? Todos sus esfuerzos fracasaron. 4. templo … cielo—la conexión parece indicar la residencia celestial de Dios: el término empleado es sugerido por el lugar de su visible residencia terrestre (2:6; 3:4; 5:7). De modo que Dios escudriña a los hombres de cerca. 5. Las aflicciones de los justos resultan en su justifición, en contraste con el odio de Dios a los impíos. 6. El castigo de los mismos se describe en figuras vivas que expresan la completa destrucción repentina y terrorífica (Génesis 19:24; Job 18:15; Salmo 7:15; 9:15). cáliz—es figura común del favor de Dios, como también de su ira (16:5; 23:5; Mateo 20:22, 23) 7. su rostro—de Dios: Lit., sus rostros, el uso del plural aplicado a Dios, como (Génesis 19:24; Job 18:15; Salmo 7:15; 9:15). significando la plenitud de sus perfecciones, o más probablemente originando en la referencia a la trinidad de personas. Rostros se usa como ojos (11:4), para expresar aquí la complacencia de Dios para con los justos (cf. el Salmo 34:15, 16). SALMO 12 Sobre el título, cf. el Salmo 6. El salmista lamenta la mengua de los justos. El orgullo y el dolo de los inicuos provocan la ira de Dios, cuya promesa de vengar la causa de los píos se veríficará aunque sea en medio de la iniquidad prevaleciente. 1. los fieles—Lit., la fidelidad (31:23). 2. La falta de la cual se ilustra con la preponderancia del engaño y la inestabilidad. 3, 4. La jactancia (Daniel 7:25) es, como la adulación, una especie de mentira. labios … lengua—por personas. 5. El escritor manifiesta su confianza describiendo las acciones de Dios (cf. el Salmo 9:19; y el 10:12), las que tienen por fin salvar a los pobres del escarnio de los malos (10:5). 6. las palabras—lit., los dichos (Daniel 3:19). 8. Los malos rodean sin ser molestados, mientras se alaba la vileza y a los viles. SALMO 13
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Sobre el título, cf. la introducción. El salmista, lamentando la ausencia de Dios y el triunfo de sus enemigos, pide alivio antes que sea totalmente destruído, y recibe aliento para creer que su confianza no será en vano. 1. Las formas de expresión y figuras aquí usadas son frecuentes (cf. el Salmo 9:12, 18; el 10:11, 12.) ¿hasta cuándo?—¿Ha de ser para siempre? 2. Los consejos y los planes de su corazón no ofrecen alivio. 3. alumbra mis ojos—Obscurecidos y debilitados, lo que da a entender la muerte cercana (cf. 1 Samuel 14:27–29; Salmo 6:7; 38:10). 4. se alegrarán—Mejor, no se alegren, como celebrando triunfo, resbalar—sea movido, arrojado de una posición firme (10:6). 5, 6. A la confianza sigue el regocijo por la liberación que Dios efectúa y, en lugar de sus enemigos, es él quien puede entonar cántico de triunfo. SALMO 14 Se describe el ateísmo práctico y la depravación total y universal de los impíos, así como el odio que éstos tienen a los buenos. Con todo, como ellos temen los juicios de Dios cuando venga a su pueblo, el salmista pide el poder libertador de Dios. 1. A los pecadores se les denomina necios, porque piensan y obran contrariamente a la razón (Génesis 34:7; Josué 7:15; Salmo 39:8; 74:18, 22). en su corazón—para sus adentros (Génesis 6:12). 2. miró—con sinceros deseos de saber. algún entendido—en contraste con el necio. 3. corrompido—Echado a perder, agriado (Job 15:16; Romanos 3:12). 4–6. La conducta de ellos demuestra la indiferencia más bien que la ignorancia de lo divino; porque cuando él aparece en juicio, les toma gran temor. devoran a mi pueblo—expresa la fiereza de los malos (Proverbios 30:14; [PAG. 445] Hab. 3:14); invocaron significa adoración. 7. cautividad—denota cualquier calamidad grande. Sión—la morada de Dios, desde donde revelaba sus propósitos de misericordia, como lo hace ahora mediante la Iglesia (cf. el Salmo 3:4; el 20:2), la que él dirige, y todas las cosas, para el bien de su pueblo (Efesios 1:22). SALMO 15 Los que son dignos de la comunión con Dios se pueden conocer por su conformación a la ley de Dios, lo que se ilustra en varias particularidades importantes. 1. habitará—peregrinará (cf. el Salmo 5:4) donde está bajo la protección de Dios, así como en comunión (23:6; 27:4, 6). tabernáculo—sede del arca (2 Samuel 6:17), símbolo de la presencia de Dios. monte de tu santidad—Tu santo monte (2:6). 2. que anda—(cf. el Salmo 1:1) en integridad—de una manera completa, cuanto a toda fase de la conducta (Génesis 17:1), no cuanto al grado. justicia—lo que es justo. en su corazón—con sinceridad (Proverbios 23:7.). 3. El ni calumnia, ni propaga calumnia. 4. El amor y el menosprecio se gradúan con respecto a Dios. jurado en daño suyo—cumple su palabra, aun cuando sufre por ello (cf. Levítico 5:4). 5. (Cf. Levítico 25:37; Deuteronomio 23:19, 20). usura—se deriva del verbo que significa morder. Es ilícita toda ganancia hecha por la pérdida injusta de otros. tomó cohecho—De no haber cohecho, el inocente no sería condenado (cf. Exodo 23:8; Deuteronomio 16:19). El soborno de toda suerte queda denunciado. el que hace estas—Los tales son recibidos en la presencia y favor de Dios y nunca resbalarán (10:6; 13:5). SALMO 16 Michtam, o cambiando una letra Michtab—un escrito, tal como un poema o canción (cf. Isaías 38:9). Tal cambio de la letra m por la b no es raro. La posición de este vocablo en relación con el nombre del autor, siendo la misma que suele ocupar algún término, tal como salmo o canción, en expresión del estilo o la composición, favorece esta opinión, aunque no sabemos por qué éste y los Salmos 56–60 deben llamarse especialmente un escrito. Un (Salmo) de oro, o un conmemorativo, son explicaciones que se proponen; pero, aplicables o no aquí, no parecen adoptables a los otros salmos donde ocurre el vocablo. Según Pedro (Hechos 2:25) y Pablo (Hechos 13:35), este Salmo se relaciona con Cristo, y expresa los sentimientos de su naturaleza humana, en vista, de sus padecimientos y su victoria sobre la muerte, inclusive su subsecuente exaltación a la diestra de Dios. Tal es la exposición de los mejores intérpretes cristianos primitivos. Algunos modernos han sostenido que el Salmo se relaciona exclusivamente con David; pero este parecer queda expresamente contradicho por los apóstoles; otros opinan que el lenguaje del Salmo es aplicable a David como tipo de Cristo, que merece el sentido superior que se le da en el N. T. Así y todo, el lenguaje del versículo 10 en ningún sentido puede aplicarse a David, porque ‚él vió la corrupción.‛ Otros todavía dicen que la primera parte se refiere a
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS David, y la segunda, a Cristo; pero es evidente que no se indica ningún cambio en el sujeto del Salmo. Al contrario, la persona que pide socorro a Dios es la misma que se regocija por haberlo recibido. Al hacer referirse todo el Salmo a Cristo, sin embargo, de ninguna manera se niega que mucho de su lenguaje es expresivo de los sentimientos de su pueblo, hasta, cuanto en su humilde medida tiene el sentir de la confianza en Dios expresado por Cristo, su cabeza y representante. Tal uso en el lenguaje de él, hallado en su última oración (Juan 17), y hasta el que usó en el Getsemaní, bajo modificaciones similares, es igualmente propio. La razón de esta, referencia del Salmo a Cristo, aparecerá en su alcance y en la interpretación. En vista de los padecimientos que le esperaban, el Salvador, con aquel terror instintivo a la muerte manifestado en Getsemaní, clama a Dios que le preserve; declara su deleite en la santidad y su odio a los impíos y a la impiedad; y por ‚el gozo que le fué propuesto, despreciando la vergüenza,‛ se anima a sí mismo; contemplando las glorias de la herencia que le está asignada. De este modo aun la muerte y la tumba pierden sus terrores, en la seguridad de la victoria por alcanzarse y de ‚la gloria que seguir{.‛ 1. guárdame—vigila mis intereses. en ti he confiado—como quien busca refugio en presencia del peligro. 2. oh mi alma—palabras tácitas; expresadas en casos similares (42:5, 11). mi bien a ti no—Este texto obscuro se explica en varias maneras. Hay dos interpretaciones que vienen bien al contexto. Mibien o merecimiento no está a causa de tieso es, no para provecho tuyo (luego sigue el contraste del v. 3: sino que); es con respecto a, o para los santos <, eso es, alcanza hasta ellos. O bien, mi bien (bondad) no está fuera de ti—eso es, no tengo otra fuente de felicidad sino en ti. Luego, ‚a los santos <‛ significa que el mismo privilegio de alcanzar la felicidad en Dios solamente, es para ellos también. La primera explicación concuerda mejor con el carácter mesiánico del salmo, aunque la otra no es inconsecuente con tal sentido. 3. santos—o personas consagradas a Dios; apartadas de otras para el servicio de Dios. en la tierra—es decir, la Palestina—hogar del pueblo elegido de Dios—figura de la Iglesia. íntegros—los nobles, distinguidos por la excelencia moral. 4. Expresa su odio a los que buscan otras fuentes de felicidad u objetos de culto, y caracterizando sus ritos como libaciones de sangre, los tiene por idólatras. El vocablo por dolores algunos lo traducen por ídolos; hay un parónimo que significa idolos, pero no es el mismo. Al elegir tal término, puede haber una alusión, por el autor, a los dolores, o tristezas, producidos por las prácticas idolátricas. 5–7. Dios es el bien por excelencia, y suple todas las necesidades (Deuteronomio 10:9). la porción … mi copa—puede que aluda al plan cotidiano como también a la herencia de Leví (Deuteronomio 18:1, 2). sustentarás—o sacas (presente) mi suerte—la agrandas La frase que sigue amplía aun más la idea. me aconseja—cuidó de mí (pretérito). Riñones—el asiento supuesto de la emoción y del pensamiento (7:19; 26:2). me enseñan—o me incitan a actos de alabanza (Isaías 53:5, 11, 12). 8. Con la presencia y ayuda de Dios, está seguro de la seguridad (10:6; 15:5; Juan 12:27, 28; Hebreos 5:7, 8). 9. se gozó mi gloria—como el corazón (7:5), por la persona misma. La referencia en Hechos (2:25, 26) sigue a la versión de los Setenta, gozóse mi lengua, el instrumento de la alabanza, gloria, a Dios. carne—si se entiende en contraste con el alma (16:10), puede significar el cuerpo; si no, toda la [PAG. 446] persona (cf. Salmo 63:1; el 84:2). 10. alma—Este uso de alma por la persona es frecuente (Génesis 12:5; 46:26; Salmo 3:2; 7:2; 11:1), aun cuando el cuerpo sea la parte principalmente afectada, como en el Salmo 35:12; y el 105:18. Se citan algunos casos, como Levíticos 22:4; Números 6:6; 9:6, 10; 19:13; Hageo 2:13, etc., que parecen justificar la aplicación del sentido de cuerpo o cuerpo muerto; pero se verá que este sentido se le da mediante algún explicativo expreso o tácito. no dejarás mi alma … infierno—No abandonará al poder de < (Job 39:14; Salmo 49:10). El infierno como (Génesis 42:38; Salmo 6:5; Jonás 2:2) el estado y la región de la muerte, y así frecuentemente—o la tumba misma (Job 14:13; 17:13; Eclesiastés 9:10, etc.). Así el griego Hades (Hechos 2:27, 31). El contexto solo puede decidir si el estado mencionado es el de sufrimiento y el lugar de los condenados (cf. el Salmo 9:17; Proverbios 5:5; 7:27). tu santo—(4:3), uno que es el objeto del favor de Dios, y así recibidor de gracia divina que exhibe—piadoso. vea—experimente (Lucas 2:26) la corrupción—Algunos traducen la fosa, abismo, lo que sería posible, salvo por el sentido obvio que le da la exposición del apóstol (Hechos 2:27; 13:36, 37). El sentido de todo el pasaje es claramente como sigue: por el uso de carne y alma, se indica el estado de separación producido por la muerte; porque las dos líneas del Salmo 16:10 son paralelas, y el Santo corresponde a alma, y corrupción a infierno. Como el Santo, o David (Hechos 13:36, 37), que significa persona, inclusive alma y cuerpo, se usa por cuerpo al cual sólo se puede aplicar la idea de corrupción (cf. Hechos 2:31); así, por otra parte, alma, que literalmente significa la parte inmaterial, se usa por la persona. Se puede parafrasear el lenguaje así: ‚En la muerte esperaré la resurrección; porque no seré dejado bajo el dominio de ella ni dentro de sus confines, ni seré sometido a la corrupción, que comúnmente acontece‛. 11. Levantado de la muerte, no morirá más, la muerte no tiene ya más poder sobre él. me mostrarás—me guiarás para alcanzarla. senda de la vida—o bien, vidas, el plural significa variedad y abundancia—la bienaventuranza inmortal de toda suerte—como vida a menudo significa. con tu rostro—o bien, delante de tus rostros. El uso común de esta forma plural por rostros puede que contenga alusión a la Trinidad (Números 6:25, 26; Salmo 17:15; 31:16). en tu diestra—a donde Cristo fué exaltado (110:1; Hechos 2:33; Colosenses 3:1; Hebreos 1:3). En las glorias de este estado él verá el trabajo (Isaías 53:10, 11; Filipenses 2:9) de su alma, y quedará, satisfecho.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS SALMO 17 Este Salmo se llama oración. porque predomina en él el lenguaje de petición. Con una causa justa, sinceramente presentada, el autor pide un fallo justo y el socorro y la protección. Alegando misericordias anteriores, encarece su oración en vista de la malicia, la arrogancia, rapiña y egoísmo de sus enemigos, cuyo carácter contrasta con su propia devocion y su deleite en el favor de Dios. 2. mi juicio—la justificación. delante de tu rostro—o presencia, en tu tribunal. la rectitud—lit., las cosas que son iguales. 3. probado … visitado … apurado—su carácter ha sido probado lo más rigurosamente, en todo tiempo, y por todos los métodos, inclusive la aflicción (7:10), Heme propuesto, etc.—o bien, mi boca no se excede de mi propósito—yo soy sincero. 4. obras humanas—las prácticas pecaminosas. palabra de tus labios—como una guía (119:9, 11, 95). destructor—hombre violento. 5. Puede leerse como indicativo: ‚mis pasos, o ida, han quedado en tus caminos.‛ 6. me oirás—eso es, con clemencia (3:4). 7. muestra—aparta como especiales y eminentes (Exodo 8:18; Salmo 4:3). tu diestra—vale decir, tu poder. 8. Figuras similares de lo precioso que es su pueblo delante de él se ven en Deuteronomio 32:10, 11; Mateo 23:37. 9. me cercan—(cf. el Salmo 118:10–12.) 10. cerrados … grosura—Enorgullecidos en la prosperidad, e insolentes para con Dios (Deuteronomio 32:15; Salmo 73:7). 11. Nos persiguen, como las bestias acechan la presa. 12. Especifica la figura por la de león que acecha desde el escondite. 13– 15. con tu mano—el poder de Dios. hombres de mundo—Todos los hombres actuales. Parecen prosperar, por la abundancia de pan y familias grandes; pero deja ver que esto es pasajero, en contraste con la unión gozosa de él con Dios en el porvenir. SALMO 18 ‚El siervo de Jehová,‛ que en el hebreo precede a ‚David,‛ es parte significativa del título (y no un mero epíteto de David), que denota el carácter inspirado del cántico, como la producción de uno encargado de la ejecución de la voluntad de Dios. No fué favorecido por Dios, porque le sirviese, sino que le servía porque fué escogido y encargado por Dios en su soberana misericordia. Después de una expresión general de alabanza y de confianza en Dios para el futuro, David hace una sublime descripción poética de la liberación de Dios, la que caracteriza como ilustración de la justicia de Dios hacia los inocentes y de su gobierno justo. Sus propias hazañas y éxitos son celebrados como resultado de la ayuda divina, y confiado en que ésta continuará, termina en términos de triunfante alabanza. 2 Samuel 22. es una copia de este Salmo, con unas pocas variaciones sin importancia allí escritas como parte de la historia, y se repite aquí como parte de una colección propuesta para uso permanente. 1. amarte he—con la mayor ternura. 2, 3. Los términos usados describen a Dios como objeto de absoluta confianza. roca—lit., roca agrietada, para escondite. fuerte mío—roca firme, inconmovible. cuerno de mi salvación— el cuerno, el medio de ataque y de defensa de los más fuertes animales, es símbolo frecuente de poder o de fuerza eficazmente ejercida (cf. Deuteronomio 33:17; Lucas 1:69). refugio—torre, o lit., lugar alto, fuera del alcance de peligros. digno de ser alabado—por los favores anteriores y digno de confianza. 4, 5. cercáronme dolores—lit., ligaduras como de una red (116:3). torrentes—representa una multitud. muerte—e infierno (16:10), se personifican como los enemigos mayores del hombre (Apocalipsis 20:13, 14). previniéronme—me encontraron, se cruzaron en un camino y me hicieron peligrar. No quiere decir que estuviese en poder de ellos. 6. Cuenta sus métodos de procurar alivio en sus angustias, y su éxito. 7, 8. La intervención de Dios en su favor pintada en figuras sacadas de su aparición en el Sinaí (cf. Deuteronomio 32:22). Humo … de su nariz—amargo en su ira (cf. el Salmo 74:1). carbones—([PAG. 447] Exodo 19:18.) 9. oscuridad—o bien, una nube densa (Exodo 19:16); Deuteronomio 5:22). 10. querubín—agentes angélicos (cf. Génesis 3:24), figuras de los cuales estaban sobre el arca (1 Samuel 4:4), que representaba la morada de Dios; vocablo usado aquí para engrandecer la majestad del advenimiento divino. Angeles y viento pueden representar todas las agencias racionales e irracionales de las providencias de Dios (cf. el Salmo 104:3, 4). voló—la rapidez del movimiento aumenta la grandeza de la escena. 11. oscuridad de aguas—o bien, nubes cargadas de vapor. 12. De esta oscuridad, que llena de terror al testigo, Dios se revela mediante luz repentina y los medios de su grande ira (Josué 10:11; Salmo 78:47). 13. Estalla la tormenta—el trueno sigue al rayo, y el granizo con relámpagos repetidos, que a veces se ven cual bolas, o carbones, de fuego (Exodo 9:23). 14. El fulgor rojizo de los rayos, en forma de saetas de fuego arrojadas por el aire, bien representa la parte más terrible de una tormenta espantosa. En presencia de semejante escena terrorífica los enemigos quedan confundidos y desbaratados. 15. La tempestad del aire se acompaña con los resultados consiguientes sobre la tierra. El lenguaje, aun cuando no expresa cambios físicos especiales, representa el mayor trastorno en el orden natural. Delante de tal Dios, nadie puede estar de pie. 16–19. desde lo alto—como sentado en un trono, dirigiendo estas terribles escenas, Dios. envió—su mano (144:7), alcanzó hasta su humilde siervo y le libró. de las muchas aguas—calamidades (Job 30:14; Salmo 124:4, 5). asaltáronme—‚Previniéronme‛ en el Salmo
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 18:5. a anchura—seguridad y alivio, en contraste con la angustia y temor (4:1). Toda su liberación se atribuye a Dios, y esta sublime representación poética se da para inspirar confianza a los piadosos y temor a los impíos. 20–24. Las protestas de inocencia, de justicia, etc., se refieren sin duda a su conducta, personal y oficial y a sus propósitos, durante todas las pruebas que le pasaron en las persecuciones de Saúl y en la rebelión de Absalom, así como en las varias guerras que hizo como cabeza y defensor de la Iglesia y del pueblo de Dios. íntegro—en mi relacion con Dios he sido perfecto cuanto a todas las partes de la ley de él. La perfección no se relaciona con el grado. mi maldad—acaso el pensamiento de su mente era el de matar a Saúl (1 Samuel 24:6). El que David no alude a toda su conducta, en todas las relaciones, es evidente por el Salmo 51:1, etc. 25–27. Dios retribuye a los hombres según sus hechos en el sentido penal, no en el vengativo. (Levítico 26:23, 24). ojos altivos—el orgullo (101:5; 131:1). 28. Alumbrar a uno es hacerlo próspero (Job 18:5, 6; 21:17). tú—es enfático, como queriendo decir: puedo confiar en ti plenamente. 29. Confía a causa de sus experiencias anteriores en la vida militar, expresadas en estas figuras. 30–32. La perfección de Dios es la fuente de la perfección de David, que resulta de su confianza por una parte, y de la prometida ayuda de Dios por la otra. acendrada—‚como se prueban los metales por el fuego para saber su pureza‛ (12:6) escudo—(3:3). me ciñe—el ceñirse era esencial para el libre movimiento, a causa de la holgura de la ropa oriental; de ahí la figura expresiva para describir el don de la fortaleza. 33–36. Otra descripción más de la ayuda de Dios—da presteza para perseguir o para eludir a sus enemigos (Habacuc 3:19), fuerza, protección, y firmeza de pie. tu benignidad—aplicada a Dios— condescendencia—o bien, lo que él da, en el sentido de humildad (Proverbios 22:4). ensanchaste mis pasos—dió amplia cabida (cf. Proverbios 4:12). 37–41. En la misma batalla, por la ayuda de Dios, la derrota del enemigo está asegurada. Se significa, un éxito presente y continuado. mis enemigos—Pusiste debajo de mí a los que se levantaron en mi contra, a los insurgentes (3:1; 44:5). dísteme la cerviz—los hiciste huir (Exodo 23:27; Josué 7:8). 42. La conquista fué completa. 43–45. No sólo vence a los enemigos civiles, sino también a los extranjeros, que son arrojados de sus refugios. me mintieron—pretendieron someterse, o demostraron una sumisión forzada. 46. viva Jehová—Lo contrasta con los ídolos (1 Corintios 8:4). 47, 48. me da las venganzas—Dios toma por suya la causa de David. hicísteme, etc.—pera seguridades y honores. 49, 50. Pablo (Romanos 15:9) cita esta doxología, para demostrar que en la economía del A. T., otros que los judíos eran tenidos por sujetos del gobierno espiritual, del cual David era cabeza, y en tal carácter sus liberaciones y victorias eran típicas de los triunfos más ilustres de aquel Hijo mayor de David. El lenguaje del Salmo 18:50 justifica este parecer en su distinta alusión a la gran promesa (2 Samuel 7). En todos los éxitos de David él divisaba las arras de un cumplimiento de dicha promesa; y lloró en todas sus adversidades no sólo debido a su padecimiento personal, sino porque veía en ellas evidencia de que peligraban los grandes intereses confiados a su custodia. Es en estos aspectos de su carácter donde se nos lleva a apreciar debidamente la importancia que atañe a sus tristezas y padecimientos, a sus goces y sus éxitos. SALMO 19 Luego de exhibir la revelación armoniosa de las perfecciones de Dios hecha por sus obras y por sus palabras, el salmista ora a fin de poder conformarse a la enseñanza divina. 1. la gloria de Dios—es la suma de sus perfecciones (24:7–10; Romanos 1:20). la expansión—o sea, los cielos (Génesis 1:8). 2. emite—como un torrente—un testimonio perpetuo. 3. Aunque no hay habla articulada ni palabras, con todo se oye su voz. 4. su hilo—o bien, su instrucción—la influencia ejercida por su demostración tácita de las perfecciones de Dios. Pablo (Romanos 10:8), citando la versión de los Setenta, usa sonido, que da el mismo sentido. 5, 6. El sol, por ser el cuerpo celestial más glorioso, se usa en particular para ilustrar el sentimiento; y su alegre, vigorosa carrera diaria y extensa, y su calor vivificante (inclusive la luz), bien patentizan la maravillosa sabiduría de su Hacedor. 7–9. A la ley se la describe con seis palabras, el testimonio de Dios en apoyo de la verdad, su prescripción especial y general del deber, el temor (como su causa), y la decisión judicial. Es clara y cierta, digna de confianza, justa, pura, santa y verdadera. Por tanto reanima a los deprimidos por las dudas, hace sabios a los indoctos (2 Timoteo 3:15), regocija al amante de la verdad, fortalece a los desanimados (13:4; 34:6), provee principios permanentes de conducta, y por la gracia de Dios trae rica recompensa. 12–14. Cuanto más clara nuestra comprensión de la [PAG. 448] ley, tanto más manifiestos son nuestros pecados. Sin embargo, para los efectos plenos de la ley, necesitamos la gracia divina que nos enseñe nuestras faltas, que nos encamine, que nos refrene de la práctica del pecado y nos liberte de su poder. Así sólo puede ser nuestra conducta sin tacha, y aceptos a Dios nuestras palabras y pensamientos. SALMO 20
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Es probable que David compusiera este salmo para expresar las oraciones de los piadosos por su prosperidad como cabeza a la vez de la iglesia y de la nación. Como las otras composiciones de las cuales David, en tales relaciones, es el tema, los sentimientos tienen un valor permanente—estando comprendida la prosperidad del reino de Cristo, así como tipificada, en el de Israel y de su rey. 1. Oigate Jehová—favorablemente (4:1). el nombre—o sea, las perfecciones manifestadas como poder, sabiduría, etc. defiéndate—póngate en alto, fuera del alcance de peligros (9:9; 18:3) 2. te sostenga—en el conflicto; concediéndote hasta los beneficios físicos, así como el coraje para la batalla, los que vienen del sentir del favor divino, recibidos en el uso de privilegios espirituales. 3. presentes—o dones, ofrendas vegetales. reduzca a ceniza—en señal de aceptación (cf. 1 Reyes 18:38). Selah—(3:2.) 4. tu consejo—plan o propósito. 5. tu salud—la salvación, liberación hecha y experimentada por ti. alzaremos pendón—(Numeros 2:3, 10). En el sentido usual, o bien, como traducen algunos, seremos engrandecidos. 6. Habla como si estuviese de repente seguro de una audiencia. de su santidad—de sus santos celos, donde reside (2:6; 11:4). fuerza … diestra—el poder de Dios que trae la salvación. su ungido—no sólo David personalmente, sino también como la cabeza especialmente ordenada de la Iglesia. 7. tendremos—o haremos memoria, mencionaremos con gratitud (33:16; 1 Samuel 17:45). 8. ellos—los que confían en carros, etc. nos enhestamos—nos pusimos, estamos derechos, libres de nuestro temor. 9. Rey nos oiga—como el representante de Dios, libertado para libertar. Acaso un sentido mejor es, ‚Jehová, salva al rey, óyenos cuando clamemos,‛ u oremos. SALMO 21 El salmista guía a los piadosos en la celebracíon de los favores divinos dispensados al rey en las bondades ya recibidas y en las victorias aun por recibirse. La doxología añadida puede relacionarse con dos salmos: con el anterior, que es de petición, pero principalmente con éste, que es de hacimiento de gracias, tributando honor a Dios por la demostración de su gracia y poder a su Iglesia en todas las edades, no solamente bajo David, sino también bajo su último sucesor, ‚el Rey de los judíos.‛ 1. tu fortaleza … salud—(salvación)—las que Dios imparte. 2. El sentimiento de la primera fase en sentido positivo se repite en la segunda en el negativo: paralelismo adversativo. salido al encuentro—amigablemente. (cf. el Salmo 59:10; contrariamente el 17:13). bendiciones de bien—bendiciones que imparten buenas cosas, o la felicidad. corona de oro fino—figura de la mayor prosperidad real. 4–6. (cf. 2 Samuel 7:13–16.) La gloria y la bienaventuranza del rey como cabeza de su línea, inclusive de Cristo, tanto como siendo el siervo especialmente elegido de Dios, exceden las de cualquier otro. lo has bendecido—o bien, lo has puesto para que sea bendiciones, como Abrahán (Génesis 12:2). con tu rostro—con ser visto tú—(16:11), o con tu favor expresado por la luz de tu rostro (Números 6:25), o por ambas cosas. 7. La causa mediata de la fe del rey, la eficiente, es la misericordia de Dios. 8. Ahora se dirige la palabra al rey. mano—denota poder, y diestra—un grado más activo y eficiente de su ejercicio. alcanzará—indica el éxito en la persecución de sus enemigos. 9. El rey no es sino el agente de Dios. su furor—lit., su rostro, su aparición en contra de ellos. horno de fuego—como en el mismo. 10. su fruto—sus hijos (37:25; Oseas 9:16). Esta terrible derrota, que alcanza hasta la posteridad de ellos, se debe a sus crímenes (Exodo 20:5, 6). 12. pondrás en fuga—los harás dar la espalda. contra sus rostros—tirarles las saetas a la cara haría que se dieran la espalda en su fuga. 13. La gloria por todo debe darse a Dios solo. SALMO 22 Las obscuras palabras Ajeleth‐sahar de esta inscripción tienen varias explicaciones. La mayoria de los intérpretes concuerdan en traducirlas por ‚la cierva de la mañana‛. 11. Pero existe gran diferencia en cuanto al sentido de estas palabras. Opinan algunos (cf. el Salmo 9) que forman el nombre de la tonada a la cual se le acomodaron estas palabras; otros, que es el nombre de un instrumento musical. Acaso es mejor la opinión de que la frase expresa enigmáticamente el tema—el afligido se asemeja a la cierva que en la madrugada es perseguida por el cazador—o que mientras que cierva sugiere la idea de una humilde, inocente victima, el complemento de mañana denota el alivio recibido. Están representados vivamente los sentimientos de un piadoso sufriente en la tristeza y en la liberación. Pide encarecidamente el socorro divino fundado en su relación con Dios, cuyas bondades anteriores para con su pueblo alimentan la esperanza, y pide además a causa del inminente peligro que le amenaza. El lenguaje de queja se cambia por el de regocijo con la seguridad de recibir alivio de los dolores y la victoria sobre los enemigos. El uso por nuestro Salvador en la cruz de las palabras del Salmo 22:1, y la cita en Juan (19:24) de las del versículo 18 y la de Pablo (Hebreos 2:12) de las del versículo 22, como cumplidas en la vida del Señor, sugiere claramente el carácter profético y
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS mesiánico del Salmo. La intensidad del pesar, y la plenitud y la gloria de la liberación y triunfo, asimismo parecen representaciones impropias de las victorias de un personaje de menos importancia. En un sentido general y modificado (cf. el Salmo 16), la experiencia aquí detallada puede adaptarse al caso de todo cristiano que sufre a causa de los males espirituales y que es librado por el socorro divino, puesto que Cristo en su naturaleza humana es cabeza y representante de ellos. 1. Un resumen de su queja. El abandono de Dios es el colmo de la miseria del que sufre aplastado por la desgracia. palabras de mi clamor—demuestra que la queja se expresa adecuadamente, aun cuando el término clamor mejor, rugido, es figurativo, sugerido por el comportamiento de los animales irraciones en el dolor. 2. La larga duración de [PAG. 449] la desgracia se muestra por—no hay para (en) mi silencio—que significa, o que clamo continuamente, o, correspondiente a no oyes (no respondes), que no hay para mí sosiego ni descanso. 3. Sin embargo, no sólo se cuida de acusar neciamente a Dios; sino que también demuestra su confianza en Dios al invocarle. tú … eres santo—poseedor de todos aquellos atributos que alimentan la confianza; el debido objeto de las alabanzas de la Iglesia: por tanto, el que sufre no necesita desesperar. 4, 5. Las experiencias pasadas del pueblo de Dios son una base de la confianza. La mención de ‚nuestros padres‛ no impide que las palabras se apliquen al lenguaje de la naturaleza humana de nuestro Salvador. 6. Aquel que fué despreciado y rechazado por su propio pueblo, como una desgracia para la nación, bien podía usar estas palabras de abatimiento, que expresan no su valor verdadero de él, sino el que le es imputado. 7, 8. Pues los judíos usaron una de las expresiones (Mateo 27:39) aquí mencionadas, escarneciendo de él suspendido en la cruz, y le denostaron (id. 43) en casi el mismo lenguaje de este pasaje. Remítese a Jehová—lit., hizo rodar—es decir, su carga (37:5; Proverbios 16:3) sobre el Señor. Tal es el lenguaje de los enemigos que hacen burla de la fe de él en la hora de su desamparo. estiran los labios—(cf. el Salmo 35:21.) 9, 10. Aunque dicha irónicamente, la exhortación a confiar, estaba bien fundada en sus experiencias anteriores del socorro divino, y él saca como ejemplo especial de ello el período de su impotente infancia. me haces (hiciste) esperar—o bien, lit., me hiciste seguro. 11. Al dar la razón de su súplica, la renueva, arguyendo su doble necesidad: la proximidad de la pena, y la ausencia de todo ayudador. 12, 13. Sus enemigos, cual fortísimos toros y leones rugientes, le rodean, ávidamente procurando su ruina. La fuerza de ambas figuras es mayor sin ninguna partícula de comparación. 14, 15. Su completo agotamiento y su debilidad desesperada, en estas circunstancias de inminente peligro, se exponen en las figuras más expresivas; la solidez del cuerpo queda destruída, y viene a ser como agua; los huesos se abren; el corazón, el mismo asiento de la vitalidad, se derrite como cera; todos los jugos del sistema se secaron; la lengua ya no funciona, y yace rígida y seca (cf. Génesis 49:4; 2 Samuel 14:14; Salmo 58:8). En esto es Dios tenido por la última fuente, y los hombres por instrumentos. en el polvo de la muerte—por supuesto significa la tumba. No es necesario que tratemos de hallar la precisa correspondencia de cada detalle de esta descripción en las particularidades del padecimiento de nuestro Salvador. El lenguaje figurativo se asemeja a los cuadros de escenas históricas, que presentan la verdad en sustancia, bajo ejemplos que, aun cuando no son esenciales a los hechos, no son inconsecuentes con los mismos. Si debió especificarse alguna porción de los terribles padecimientos de Cristo, sin duda fué la del huerto de Getsemaní. 16. Los malhechores se describen bien como perros, que en el oriente, rodeándose en manadas, feroces y salvajes, son justamente objeto de gran aborrecimiento. horadaron—Esta frase ha sido tema de mucha discusión (poniéndose en duda la genuinidad del vocablo hebreo traducido por horadaron), que no viene al caso elucidar. Aunque no se cita en el N. T., la notable aplicabilidad de la descripción a los hechos tocantes a la vida de Cristo, junto con las dificultades envueltas en todo otro modo de explicar la frase en el hebreo, justifica su adhesión a los términos de nuestra versión y su obvio sentido. 17. Su cuerpo demacrado, otro detalle de sus miserias, viene a serlo tanto más por ser objeto de complacida contemplación por parte de sus enemigos. Los verbos mirar y fijar la vista, ocurren a menudo como sugestivos del sentimiento de satisfacción (27:13; 54:7; 118:7). 18. Esta predicción cumplida al pie de la letra concluye el triste cuadro del exhibido y desamparado sufriente. 19, 20. Ahora vuelve con inalterable deseo y confianza a Dios, quien es un contraste en su fuerza y fidelidad con los inminentes peligros detallados. mi alma—mi persona (cf. el Salmo 3:2; 16:10). mi única—mi alma solitaria, pobre y abatida (25:16; 25:17). 21. La liberación se pide fundada en el socorro anterior, en medio del peligro inminente, del enemigo más poderoso, representado por el unicornio, o sea, el búfalo salvaje. boca de león—(cf. el Salmo 22:13). El león, figura frecuente de enemigos violentos; la mención de la boca sugiere la rapacidad. 22–24. Declara su propósito de celebrar los tratos misericordiosos de Dios y de publicar sus manifiestas perfecciones (nombre, 5:11), etc., y luego invita a los piadosos, que tienen reverencial temor a Dios, a unirse en alabanza especial por la liberación, manifestando la bondad de Dios para con los humildes, que por los hombres son descuidados. Esconder el rostro o los ojos significa el estudiado descuido de la causa de uno, la denegación de socorro o de simpatía (30:7; Isaías 1:15). 25, 26. de ti será mi alabanza—Mejor acaso, de parte de ti; Dios da la gracia para que le alaben. Al ofrecer alabanza, da otra evidencia de su gratitud prometiendo pagar sus votos en la celebración de la fiesta usual ordenada por la ley (Deuteronomio 12:18; 16:11); los piadosos y humildes, y los que
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS buscan al Señor, sus verdaderos adoradores, se unirán con el salmista en abundantes alabanza. En el entusiasmo producido por sus vivos sentimientos, se dirige a ellos, asegurándoles el perpetuo favor de Dios. Vivirá nuestro corazón—significa la vida, como la muerte del corazón, (1 Samuel 25:37) la muerte. 27–31. El caso del salmista ilustra el justo gobierno de Dios. Más allá del tiempo y del pueblo actuales, otros serán inducidos a reconocer y a adorar a Dios; los gordos, o sea, los ricos, así como los pobres, los impotentes que no pueden sostenerse a sí mismos juntos se unirán en la celebración del poder libertador de Dios, y transmitirán a gentes por nacer, los relatos de su gracia. será … contada—será relatada acerca de Jehová hasta una generación. Se contarán las maravillosas obras de Dios de una generación hasta otra. que él hizo—anunciarán lo que él hizo: a saber, lo que el salmo ha desarrollado. SALMO 23 Bajo una metáfora tomada de las escenas de la vida pastoril, la que David conocía bien, describe el cuidado providencial de Dias que prodiga el refrigerio, la dirección, protección, y abundancia, y que da así base para la confianza en su favor perpetuo. 1. La relación de Cristo con su pueblo a menudo se presenta en la figura de pastor (Juan 10:14; Hebreos 13:20; 1 Pedro 2:25; 5:4), lo que motiva la opinión de que él es el Señor, así descrito aquí, y en Génesis 48:15; Salmo 80:1; Isaías 40:11, opinión que no [PAG. 450] carece de cierta dosis de buena razón. 2. pastos—no mencionados con respecto al alimento, sino como lugar fresco, de refrigerio. aguas de reposo—tranquilas, cuyo correr invita al reposo. Se contrastan con los torrentes ruidosos por una parte, y con las repugnantes aguas estancadas por la otra. 3. confortará mi alma—Significa restaurarla, o avivarla (19:7), o aliviarla (Lamentaciones 1:11, 19). sendas de justicia—las de seguridad, dirigidas por Dios, y agradables a él. por amor de su nombre—o bien, con respecto a sus perfecciones, empeñadas para el bien de su pueblo. 4. En la hora más obscura y de más prueba Dios cerca. valle de sombra de muerte—es una quebrada rodeada de peñascos precipitosos, con densos bosques, que bien puede inspirar el miedo al tímido y proporcionar guardia para las fieras. Mientras que expresa cualquier peligro grande o motivo de terror, no excluye por cierto el mayor de todos, al que se aplica comúnmente, y el que el término sugiere. tu vara y tu cayado— son símbolos del oficio pastoril. Con ellos dirige las ovejas. 5, 6. Otra figura expresa la providencia de Dios. Mesa—o bien, el alimento. aceite—para unción, símbolo de regocijo, y la copa que rebosa, que representa abundancia. Estas cosas son preparadas para el hijo de Dios, quien puede festejarse a pesar de sus enemigos, confiado en que este favor le asistirá síempre. Este hermoso Salmo nos pinta maravillosamente en su figura principal, la de un pastor, el tierno y amante y seguro cuidado extendido al pueblo de Dios, quien, como Pastor, lo gobierna y lo alimenta. El último versículo enseña que las bendiciones mencionadas son espirituales. SALMO 24 La suprema soberanía de Dios exige la debida santidad de vida y de corazón de parte de sus adoradores; un sentimiento sublimemente enseñado en la descripción de su entrada en el santuario, por el símbolo de su adoración— el arca, requiriéndose el más profundo homenaje a la gloria de su majestad. 1. plenitud—todas las cosas. mundo—el globo habitable, con los que en él habitan—que forma una expresión paralela a la frase anterior. 2. Poéticamente representa los hechos de Génesis 1:9. 3, 4. La forma interrogativa presta viveza. Manos, corazón y alma son organos de acción, de habla y sentimiento, lo que compone el carácter. elevado su alma—puesto su afecto (25:1) en algún objeto; aquí, en la vanidad, en cualquier cosa falsa, o sea jurar una declaración falsa, o jurar en manera fraudulenta. monte de Jehová—(cf. el Salmo 2:6, etc.) Su Iglesia, la verdadera o invisible, tipificada por el santuario terrenal. 5. justicia—las recompensas que Jehová imparte a su pueblo, o la gracia para conseguir dichas recompensas, tanto como el resultado. 6. Jacob—por ‚Jacob,‛ podemos entender el pueblo de Dios (cf. Isaías 43:22; 44:2, etc.), que corresponde a ‚la generación.‛ etc., así como si hubiese dicho: ‚Los que buscan tu rostro son tu pueblo escogido.‛ 7–10. La entrada del arca al santo santuario, con la procesión acompañante, se nos representa. La repetición de los términos presta énfasis. Jehová de los ejércitos—o plenamente, Señor Dios de las huestes (Oseas 12:5; Amós 4:13), describe a Dios con un título indicativo de la supremacía sobre todas las criaturas, y en particular sobre los ejércitos celestiales (Josué 5:14; 1 Reyes 22:19). Sea o no, como algunos piensan, que el ensanchamiento de las antiguas puertas de Jerusalén sea la base de la figura, el efecto del todo es para impresionarnos con un concepto de la sin par majestad de Dios.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS SALMO 25 El tono general de este salmo es el de súplica de la liberación de los enemigos. Temas prominentes son: la aflicción—si bien excita una sensación de pecado, la humilde confesión, el perdón pedido, la preservación del pecado, y la dirección divina. 1. levantaré mi alma—(24:4; 86:4), pondré mi afecto (cf. Colosenses 3:2). no sea yo avergonzado—por ver defraudadas las esperanzas de socorro. 3. La oración general a favor de los que esperan en Jehová, es decir, los que esperan sus favores. Por otra parte, se pide que sean chasqueados los pérfidos, que sin ser provocados, cometieron maldades (cf. 2 Samuel 22:9). 4, 5. Fundándose en favores anteriores, invoca la dirección divina, conforme a la gracia de Dios manifiesta en sus tratos y en su fidelidad. 6, 7. Confesando los pecados pasados y presentes, suplica la misericordia, no como un paliativo del pecado, sino como base de la benevolencia bien conocida de Dios. 8, 9. recto— que obra de conformidad con su promesa. pecadores—el término general, limitado por los humildes—los arrepentidos. por el juicio—recta, justamente. el camino … su carrera—el camino providencial de Dios. 10. sendas— sentido similar—sus modos de tratar (cf. el Salmo 25:4). misericordia y verdad—(Job 14), la Gracia de Dios al prometer y su fidelidad al cumplir. 11. Se manifiestan las perfecciones divinas de amor, misericordia, bondad, y verdad (su nombre, cf. el Salmo 9:10) en el perdón del pecado, y la inmensidad del pecado hace tanto más necesario el perdón. 12, 13. Lo que pide para sí es la suerte de todos los píos. La frase—heredará la tierra—(cf. Mateo 5:5), que alude a la promesa de Canaán, expresa todas las bendiciones incluídas en dicha promesa, las temporales tanto como las espirituales. 14. Se explica la razón de la bendición: los piadosos gozan de la comunión con Dios (cf. Proverbios 3:21, 22), y por cierto, apreden las condiciones liberales de su perdón. 15. Está firme su confianza en Dios. red—figura frecuente de los peligros causados por los enemigos (9:15; 10:9). 16–19.—Una serie de peticiones anhelantes de socorro, por cuanto parecía que Dios le había abandonado (cf. el Salmo 13:1; el 17:13, etc.); sus pecados lo oprimían, sus enemigos le aumentaban las penas, creciendo en número, en odio y en violencia (9:8; 18:48). 20. guarda mi alma— (16:1.) en ti confío—me acojo en busca de refugio (2:12). 21. Consciente de su inocencia de las culpas imputadas por los enemigos, confiadamente remite su causa a Dios. Algunos aplican—integridad—a Dios, queriendo decir su fidelidad, al pacto. Dicho sentido, por bueno que sea, no es aplicación común de los términos. 22. Haz extensivas estas bendiciones a todo tu pueblo en todas sus augustias. SALMO 26 Después de apelar al juicio de Dios como base de su declarada integridad y de su inocencia de las acusaciones de sus enemigos, el salmista manifiesta su deleite en el culto a Dios, y ruega ser eximido de la suerte de los malvados, y expresa su confianza en el favor de Dios. [PAG. 451] 1. júzgame—decide mi caso—el reclamo de la inocencia. en mi integridad—libre de toda mancha (cf. el Salmo 25:21). Su confianza en su perseverancia resulta de su confianza en la gracia sustentadora de Dios. 2. Pide el más cuidadoso escrutinio de sus afectos y pensamientos (7:9), o bien sus motivos. 3. Los favores anteriores son la base frecuentemente, de la petición de socorro al presente. 4–8. Ejemplificados aquéllos por los frutos de la divina gracia, presentados en su vida, especialmente en su separación de los malos y en sus propósitos de acogerse al culto a Dios. lavaré … mis manos—símbolo expresivo de liberación de los actos pecaminosos (cf. Mateo 27:24). la habitación de tu casa—donde esté tu casa, pues el tabernáculo aún no estaba puesto en sitio permanente. de tu gloria—alusión al Lugar Santísimo. 9. no juntes, etc.—no me bajes a la muerte. hombres de sangres—(cf. el Salmo 5:6). 10. Toda la conducta de ellos es de violencia y fraude. 11, 12. yo empero—Contrasta su carácter y su destino con los de los impíos (cf. el Salmo 26:1, 2). en rectitud—lit., en un lugar plano, libre de tropiezos, significando la seguridad de su modo de vida. Por tanto dará a Dios su alabanza públicamente. SALMO 27 En un tono general de confianza, esperanza y gozo, especialmente en el culto a Dios, en medio de los peligros, el salmista presenta una oración por el socorro y la dirección divinos. 1. luz—figura común de confortamiento. fortaleza—que da la seguridad contra la violencia. Las interrogaciones dan mayor claridad a las negaciones implícitas. 2. comer mis carnes—(Job 19:22; Salmo 14:4). La alusión a las fieras ilustra la rapacidad de los enemigos. tropezaron—‚Ellos‛ es enfático; no yo, sino ellos cayeron. 3. En los mayores
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS peligros. 4, 5. El secreto de su confianza es su deleite en la comunión con Dios (16:11; 23:6), contemplando la armonía de sus perfecciones, y buscando sus favores en su templo o palacio; vocablo aplicable al tabernáculo (cf. el Salmo 5:7), donde se halla a salvo (31:21; 61:5). Se cambia la figura en la última proposición, pero el sentimiento no se altera. 6. ensalzará mi cabeza—Seré puesto fuera del alcance de mis enemigos. Por tanto declara su propósito de presentar gozosamente ofrendas de gratitud. 7. Pero todavía la urgente necesidad demanda la oración de socorro. voz con que … clamo—denota el encarecimiento. Por lo común, los cristianos fervientes oran en alta voz, aunque sea en secreto. 8. El sentido está claro, aunque la construcción en una traducción literal es obscura. La versión inglesa suple la frase, ‚Cuando tú dijiste: Buscad mi rostro, mi corazón a ti te dijo, Tu rostro, Jehová, buscaré.‛ Buscar el rostro de Dios equivale a decir, buscar su favor (105:4). 9. no escondas—(4:6; 22:24.) Para no ser rechazado, invoca la misericordia y amor antes recibidos. 10. En la mayor indigencia y desamparo terrenal (31:11; 38:11), provee Dios (Mateo 25:35). 11. tu camino—de la providencia. senda de rectitud—camino derecho, patente (26:12). enemigos—lit., los que vigilan por ver mi caída (5:8). 12. voluntad—lit., alma, deseo (35:25). enemigos—lit., opresores. La mentira aumenta la crueldad en contra de él. respiran—como llenos de crueldad (Hechos 9:1). 13. La fuerte emoción está expresada por la construcción incompleta; nuestra versión suple la idea tácita con bastardillas, Hubiera yo desmayado. ver—equivale decir experimentar (22:17). 14. aguarda—en la expectativa confiada. sí, espera—sin duda que recibirás. SALMO 28 Un clamor sincero por el socorro divino en contra de sus enemigos; sigue luego la alabanza del salmista en la seguridad de una respuesta favorable, y una oración por todo el pueblo de Dios. 1. fortaleza mía—(18:2, 31.) semejante—que no me toque la suerte de ellos. al sepulcro—(30:3). 2. alzo mis manos—gesto de oración (63:4; 141:2). templo, etc.—hacia tu santo templo, u oráculo, lugar para hablar (Exodo 25:22; Números 7:89), donde Dios contesta a su pueblo (cf. el Salmo 5:7). 3. no me arrebates—denota el castigo así como la muerte (cf. el Salmo 26:9). La hipocresía es el pecado aquí especificado . 4. La imprecación queda justificada en el Salmo 29:5. Se aumenta la fureza del trozo con la acumulación de los términos que describen los pecados de ellos. malicia de sus hechos—la maldad deliberada. 5. El desprecio de los juicios de Dios trae justo castigo derribarálos, etc.—La forma positiva está fortalecida por la negativa. 6. ruegos—clamores por la misericordia. 7. La repetición de corazón denota la sinceridad . 8. La distinción que se hacia entre el pueblo. su fuerza—de ellos y el ungido—puede que indique la rebelión de Absalom como la ocasión. 9. Apoya esta interpretación la oración especial a favor del pueblo. pastoréalos—(cf. el Salmo 23:1, etc.). SALMO 29 La confianza en Dios es fortalecida por la celebración de su gran poder manifestado en su dominio sobre el mundo natural, en las exhibiciones terribles y maravillosas. 1. dad—o bien, tributad (Deuteronomio 32:3). hijos de fuertes—Seres celestiales, como los ángeles (89:6). 2. nombre—(5:11; 8:1.) santuario—‚En la hermosura de la santidad,‛ de un culto espiritual, del cual la hermosura patente del culto del santuario no era sino un tipo. 3. voz de Jehová—demostración audible de su poder en la tempestad, del cual el trueno es un ejemplo, pero no el uniforme y solo ejemplo. las aguas—las nubes o vapores (18:11; Jeremías 10:13). 4. gloria—majestad. 5, 6. Los cedros altos y grandes, especialmente los del Líbano, son astillados. La ondulación de los bosques montañosos por el viento se expresa con la figura del salto o brinco. 7. derrama—lit., corta, o desmorona. El relámpago, como tongas y astillas cortadas de piedra o de madera, vuela por el aire. 8. el desierto—de Cades en particular, al sur de Judá, se elige como escenario de esta exhibición del poder divino, pues impresiona a la mente una vasta región desolada, así como las montañas, con figuras de grandeza. 9. Terminan la ilustración los animales aterrorizados y la naturaleza desnudada. En la presencia de esta escena de la terrible sublimidad, los adoradores de Dios responden a la llamada del Salmo 29:2, exclamando ¡gloria! Templo, o palacio (la residencia de Dios) aquí puede que signifique el cielo, o toda la estructura de la naturaleza, pues se invita a los ángeles a dar alabanza. 10, 11. Está Dios entronizado sobre este terrible rugir de los elementos, dirigiendo y restringiendo con su soberano poder; y [PAG. 452] así consuela a su pueblo. ‚Este terrible Dios es el nuestro, nuestro Padre y nuestro Amor.‛ SALMO 30
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Lit., Un Salmo lírico—una composición para ser cantada con instrumentos musicales, o sin ellos—o bien, ‚Canción de dedicación, ‛ etc., lo que especifica el carácter particular del Salmo. Algunos suponen que ‚de David ‛ debe unirse con el nombre de la composición y no con ‚casa‛; y que se refiere a la ocasión de la selección del sitio para el templo (1 Crónicas 21:26–30; 22:1). Pero ‚casa‛ nunca se usa para determinar en absoluto al templo, y dedicación no es término que se aplique bien a tal ocasión. Aunque la frase ‚dedicación de la casa de David‛ es en el hebreo una forma no usual, sin embargo es igualmente raro desconectar el nombre del autor y la composición. Como una ‚dedicación de la casa de David‛ (tal cual está ordenada, Deuteronomio 20:5), el alcance del Salmo bien corresponde al estado de sosiego y de meditación sobre las pasadas pruebas del autor, propio de tal ocasión (2 Samuel 5:11; 7:2). Porque, principiando con una celebración del favor libertador de Dios, en la que invita a otros a unirse, recita su oración de angustia y la oportuna respuesta bondadosa de Dios. 1. me has ensalzado—mejor, levantado, como de un pozo (40:2). 2. me sanaste—la aflicción a menudo se describe como enfermedad (6:2; 41:4; 107:20), y así el alivio como la cura de la misma. 3. Los términos describen peligro extremo. alma—o mi persona, yo mismo. sepulcro—lit., el infierno, o hades, la región de la muerte, como en el Salmo 16:10. dísteme vida … sepulcro—Me avivaste de la condición de moribundo (cf. el Salmo 28:1.). 4. memoria—la cosa recordada o conmemorada. santidad—como la suma de las perfecciones de Dios (cf. el Salmo 22:3), usada como nombre (Exodo 3:15; Salmo 135:13). 5. Relativamente, la experiencia más prolongada de la ira divina por el hombre pío, no es sino momentánea. Estas preciosas palabras han dado consuelo a millones. 6, 7. La suerte particular de prosperidad aquí mencionada no sabemos cuál es. Acaso fuera la ocasión de su acceso al trono. En su júbilo y complacencia fué rechazado por Dios al esconderle el rostro (cf. el Salmo 22:24; el 27:9). conturbado—con el temor (2:5). 8–11. Como en el Salmo 6:5; en el 88:10; Isaías 38:18, la petición de misericordia se basa en la destrucción del don de David de alabar a Dios, producida por la muerte de él. Los términos que expresan alivio son poéticos, y no deben forzarse, si bien el vocablo baile es la traducción de una palabra que significa laúd, cuyas notas alegres contrastan con el luto, o (Amós 5:16) el llanto, saco—de cilicio, era usado, aun por los reyes, en la aflicción (1 Crónicas 21:16; Isaías 37:1); pero alegría, como prenda de vestir, demuestra que el lenguaje es figurativo. 12. Aunque mía se suple antes en el original, es mejor entenderlo por lengua, como en el Salmo 16:10, el órgano de la alabanza. El objeto ulterior de las misericordias de Dios hacia nosotros es nuestra alabanza a él. SALMO 31 La oración de un creyente en tiempo de hondo pesar. En la primera parte los clamores de socorro se mezclan con las expresiones de confianza. Luego el detalle de las amarguras ocupa la atención, hasta que, en la seguridad de la fe, fuerte mas sumisa, llega al lenguaje de la pura confianza gozosa, y exhorta a otros a que tengan igual amor y confianza para con Dios. 1. Expresa el tono general del sentimiento del Salmo. 2–4. Busca socorro en el justo gobierno de Dios (5:8), y suplica que le preste oído y le dé la ayuda pronta y eficaz. Sin otro medio y sin ningún merecimiento, confía solamente en la integridad de Dios para con sus propias perfecciones, para la dirección segura y la liberación de los lazos de sus enemigos. Con referencia al término ‚rocas‛ y otros términos, cf. el Salmo 17:2; el 18:2, 50; el 20:6; el 23:3; el 25:21. 5, 6. encomiendo mi espíritu—mi vida, mi persona, o ser. Nuestro Salvador usó estas palabras en la cruz, no como proféticas, sino, como en el caso de muchos piadosos, como expresivas de su confianza inquebrantable en Dios. El salmista descansa en la fidelidad de Dios para con sus promesas hechas a su pueblo, y por tanto protesta que él es uno de ellos, repudiando a todos los que reverencian los objetos de la idolatría (Deuteronomio 32:21; 1 Corintios 8:4). 7. has conocido mi alma—me has tomado en cuenta en mi angustia. 8. no me encerraste, etc.—no me abandonaste al enemigo (1 Samuel 23:11). en anchura—lugar de seguridad (cf. el Salmo 18:19). 9, 10. mis ojos, etc.—Denota extrema debilidad (cf. el Salmo 6:7). dolor—la tristeza y la indignación mezcladas (6:7). alma … entrañas—la persona entera. Aunque los efectos atribuídos a dolor no son meras figuras de dicción—enflaquecido … consumido—debe entenderse en sentido modificado de desgastado y corrompido. iniquidad—o el mal que ella hace sufrir (cf. el Salmo 40:12). 11. Describe el progreso de su desgracia hasta el último grado, hasta que—12.—queda olvidado como un muerto, y menospreciado como un inútil vaso roto. 13. porque—introduce otras razones de su oración; los propósitos injustos, deliberados y sangrientos de sus enemigos. 14–18. En su declaración de su confianza incluye los términos de la oración que la expresan. mis tiempos—el curso de la vida. líbrame de la mano—que me hubiera encerrado (31:8). haz resplandecer—(Cf. Números 6:25; Salmo 4:6.) Suplicando para sí mismo, impreca sobre los impíos el desagrado de Dios, y pide se haga cesar contra él la virulenta persecución de ellos. 19–21. Dios manifiesta abiertamente la bondad que piensa impartir a su pueblo. el secreto de tu rostro—o bien, la cubierta de tu rostro, la presencia, la protección así
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS dispensada; cf. una figure similar en el Salmo 27:5, donde pabellón se usa como presencia aquí. Se presenta la idea de seguridad además por la figura de una tienda (carpa, tabernáculo) y de una ciudad fuerte. 22. y decía yo—dicción de sentido adversativo: Sin embargo yo, así favorecido, quedé desesperado. en mi premura—en mi terror. cortado, etc.— de toda la protección de tu presencia. 23, 24. guarda Jehová—es fiel, cumple su pacto con su pueblo, y juzga con justicia al malo. Que nadie desespere pues, sino tenga ánimo, que sus esperanzas no serán vanas. SALMO 32 Masquil, lit., que da instrucción. El salmista describe las bendiciones del perdón de Dios para los que se arrepienten, y de su propia experiencia deduce enseñanza y exhortación para otros. [PAG. 453] 1, 2. (Cf. Romanos 4:6). perdonadas—quitadas, lo contrario de retenidas (Juan 20:23). borrados—lit., cubiertos, de modo que Dios ya no los toma en cuenta (85:3). imputa—carga en su contra y lo trata de conformidad. superchería—engaño, ninguna falsa estimación de sí (orgullo), ni la insinceridad para con Dios (Romanos 8:1). 3, 4. Descripción viva del pecado sentido mas no confesado. mientras—lit., porque, como en el Salmo 32:4. tu mano—el poder de Dios para afligirle (38:2). mi verdor—los jugos vitales del cuerpo: el calor y la seca expresan la angustia del alma. Sobre las demás figuras, cf. el Salmo 6:2, 7; 31:9–11. Si fué compuesto en la misma ocasión del Salmo 51, esta angustia puede que durara varios meses. 5. Al pronto cumplimiento de la confesión pensada sigue el pronto perdón. 6. por esto—a saber, mi feliz experiencia. santo—piadoso, en el sentido del Salmo 4:3. tiempo—(Isaías 55:6); cuando el Espíritu de Dios nos inclina a buscar perdón, él está dispuesto a perdonar. muchas aguas—denota gran peligro (18:17; 66:12). 7. Su experiencia ilustra lo que acababa de decir. 8. Sea el lenguaje, como lo es probablemente, de David, o el de Dios, ésta es promesa de dirección divina. te haré … mis ojos—vigilando y dirigiendo tu camino. 9. para que no lleguen—lit., “por cuanto no se acercan a ti”—eso es, porque no vendrán a menos que se les fuerce con cabestro y freno. 10. Las tristezas del impenitente se contrastan con la paz y la seguridad resultantes de la misericordia de Dios. 11. Los justos y los rectos, los que se conforman a la enseñanza divina para conseguir la bendición divina, bien pueden dar gritos de alegría. SALMO 33 Una exhortación a la alabanza viva y gozosa a Dios, por sus gloriosos atributos y obra vistos en la creación y en su providencia general y particular, y por lo tanto el salmista, con todos los piadosos, da expresión a su confianza y gozo, e invoca la misericordia de Dios. 1–3. El sentimiento concuerda con el del Salmo 32:11 (cf. 1 Corintios 14:15). Los instrumentos (92:3; 144:9) no excluyen la voz. canción nueva—reciente, adaptada a la ocasión (40:3; 96:1). con júbilo—más bien, con destreza (cf. el Salmo 15:16, 21). 4–9. Las razones de la alabanza: la verdad, fidelidad, y misericordia de Dios, en general; luego, su poder en la creación, que debe ser respetado. palabra … espíritu—o aliento (de su boca); puede ser que sea alusión al Hijo (Juan 1:1) y al Espíritu Santo. él dijo—la palabra. y fué—la añadidura de hecho debilita el sentido (cf. Génesis 1:3– 10). 10, 11. Dios en su providencia frustra los propósitos de los hombres y ejecuta los propios. 12–19. Lo que se infiere de lo antes dicho se ilustra en el Salmo 33:12 por la providencia especial de Dios, lo que demuestra su conocimiento de todos los hombres. miró—cf. Isaías 14:16. formó—por tanto conoce y dispone (Proverbios 21:1). considera—sin excepción, o entiende: Dios conoce los motivos de los hombres. 16, 17. Son vanas las cosas en las que los hombres por lo común en sus mayores apuros confían. A caballo guerrero (cf. Job 39:19–25). 18, 19. No así, en contraste, la dirección de Dios y su poder para salvar del mayor de los males humanos y del más cruel perseguidor, y de todo. 20–22. esperó—espera, en algunas versiones, con viva expectación. santo nombre—(cf. el Salmo 5:12; el 22:22; el 30:4.) Nuestra fe fija la medida de la misericordia (Mateo 9:29); y si de gracia, ya no es más por deuda (Romanos 11:6). SALMO 34 Sobre el título cf. 1 Samuel 21:13, Abimelech era el nombre general del soberano (Génesis 20:2). Después de celebrar los benéficos tratos de Dios para con él, el salmista exhorta a otros a que hagan prueba de su cuidado providencial, enseñándoles cómo conseguirlo. Luego contrasta el cuidado de Dios para con su pueblo y su providencia punitiva hacia los malos.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1–4. Aun en la calamidad, la que excita a orar, siempre hay motivo por qué alabar a Dios y darle gracias (Efesios 5:20). se gloriará—(105:3; cf. Gálatas 6:14). mansos—los piadosos, como en el Salmo 9:12 en el 25:9. engrandeced— tributadle grandeza, un acto de alabanza. conmigo—juntamente, o asimismo (33:15), sin excepción. libróme … temores—así como de los males efectivos (64:1). 5–7. Se celebra el favor de Dios hecho a los piadosos en general, y al salmista en particular. miraron—con el deseo de socorro, alumbrados—o iluminados, de radiante gozo, en contraste con el rostro caído de los avergonzados y los chasqueados (25:2, 3). Este pobre—lit., humilde, siendo el salmista un ejemplo de los tales. ángel—del pacto (Isaías 63:9), del cual como jefe de las huestes de Dios (Josué 5:14; 1 Reyes 22:19), es propia la frase—acampa, etc.,; o bien, ángel se usa colectivamente por todos los ángeles (Hebreos 1:14). 8. gustad y ved—probad y experimentad. 9. los que le temen—los piadosos temen y aman (Proverbios 1:7; 9:10). santos—los consagrados, a su servicio (Isaías 40:31). 10. no tendrán falta de ningún bien—‚Bien‛ es enfático; puede que sean afligidos (34:10); pero esto será un bien (2 Corintios 4:17, 18; Hebreos 12:10, 11). 11. hijos—niños, sujetos a la instrucción (Proverbios 1:8, 10). 12. ¿quién es …?—el que desea las bendiciones de la piedad, atienda. 13, 14. Los pecados de la mente se incluyen con los del habla (Lucas 6:45): evitar el mal y hacer el bien en nuestras relaciones con los hombres se basa en la debida relación con Dios. 15. los ojos de Jehová están (abiertos) sobre—32:8; 33:18). 16. la ira—heb., el rostro de Jehová contrario a ellos (Levítico 17:10; 20:3). cortar … la memoria—destruir completamente (109:13). 17, 18. Los arrepentidos son objeto de la tierna consideración especial de Dios (51:19; Isaías 57:15). 20. huesos—armazón, osamenta del cuerpo. 21, 22. El contraste del destino de los justos y de los malvados; aquéllos serán librados y nunca vendrán a condenación (Juan 5:24; Romanos 8:1); éstos quedarán condenados y desolados. SALMO 35 El salmista invoca el socorro divino, contrastando la hipocresía, la astucia y la malicia de sus enemigos con su propia integridad y generosidad. Las imprecaciones de la primera parte con una breve mención de su conducta, la exposición plena de la hipocresía y malicia en la segunda, y la ardiente súplica de liberación del arrogante triunfo de ellos en la tercera, terminan en cada caso (9, 10, 18, 27, 28) con promesas de alabanza por el socorro deseado, en la que sus amigos tomarán parte. La ocasión histórica probablemente es 1 Samuel 24. [PAG. 454] 1–3. Dios es invocado en su carácter de guerrero (Exodo 15:3; Deuteronomio 32:41). pelea, etc.—lit., devora a mis devoradores. cierra—el camino a mis perseguidores; opónte a ellos. soy tu salud—soy quien te salva. 4. (Cf. el Salmo 9:17.) mi mal intentan—se proponen hacerme daño. 5, 6. (cf. el Salmo 1:4)—un destino terrible: corridos por el viento sobre un camino resbaladizo en la oscuridad, y perseguidos de cerca por una violencia sobrehumana (2 Samuel 24:16; Hechos 12:23). 7, 8. red en un hoyo—o bien, el hoyo de su red, trampa en forma de hoyo como santo monte, por monte de su santidad (2:6). Las imprecaciones sobre los impenitentes rebeldes contra Dios no necesitan vindicación; su justicia y su ira son para los tales; su misericordia para los penitentes. Cf. el Salmo 7:16; el 11:5, referente al destino particular de los malos aquí anotado. 9, 10. todos mis huesos—toda parte. que le despoja—(cf. el Salmo 10:2.) 11. testigos falsos—lit., testigos de injusticia y crueldad (cf. el Salmo 11:5; el 25:19). 12–14. Aunque ellos pagaron mal por bien, les manifestó tierna simpatía en su aflicción. para abatir a mi alma—Los modos comunes de expresar la tristeza son figuras de su propia tristeza. oración … seno—puede que signifique la postura: la cabeza inclinada (1 Reyes 18:42), o bien, que la oración fuese en secreto. Algunos opinan que aquí hay referencia al resultado: que la oración le beneficiaría a él, si no a ellos. andaba—Me portaba como amigo, y más, como hermano. me humillaba—en ocasiones de luto se descuidaba el aseo personal. Su dolor fué como el duelo por un deudo suyo. 15, 16. Ellos, por lo contrario, se regocijaron de la augustia de él. despreciables—o por ser cojos (2 Samuel 4:4), o degradados por haber sido azotados (Job 30:1–8). La cojera es figura de cualquier desgracia (38:17). truhanes— burladores pagados para hacer reír en las fiestas (Proverbios 28:21). 17. mi única—(cf. el Salmo 22:20, 21) 18. (Cf. el Salmo 22:22) 19. injustos—eso es, injustamente, por alegaciones falsas y calumnias. hagan del ojo—guiñadas, gesto insultante (Proverbios 6:13). sin causa—lo que manifiesta más malicia que el tener una causa errada. 20. mansos … engañosas—lejos de promover la paz, inventan falsas acusaciones contra los mansos, amantes de la paz. 21. Sobre el gesto, cf. el Salmo 22:7; sobre las expresiones de arrogante triunfo, cf. el Salmo 10:13; 28:3, 23, 24. (cf. el Salmo 7:6: el 26:1; 2 Tesalonicenses 1:6.) El justo gobierno de Dios es la esperanza de los piadosos, y el terror de los impíos. 25. hémoslo devorado—destruído del todo (21:9; Lamentaciones 2:16). 26. vístanse—sean completamente cubiertos (Job 8:22). 27. mi justa causa—reivindicada por ti. sea ensalzado—por su cuidado del justo. 28. En esta alabanza del justo gobierno de Dios (5:8) el salmista promete ocuparse siempre. SALMO 36
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Sobre siervo del Señor cf. el título del Salmo 18. Se contrasta la maldad del impío conla excelencia de las perfecciones y dispensaciones de Dios; se busca el beneficio de éstas, y repúdiase aquélla. 1. El sentido general de este difícil texto es, ‚que los impíos no tienen temor a Dios.‛ Se puede interpretar así: ‚Dice a mi corazón la transgresión, respecto del impío, no hay temor <,‛ eso es, tal es mi meditación sobre las transgresiones de los hombres. 2–4. La meditación detallada: hasta que su iniquidad—Se persuade a sí mismo que Dios no la hallará, para aborrecerla; envuelve la idea del castigo. De aquí sus palabras de engaño y de iniquidad, y su arrogante rechazo de todos los principios rectos de conducta. El colmo es que deliberadamente adopta y fomenta el pecado. Las formas negativas afirman más enfáticamente las verdades opuestas. 5, 6. justicia … juicios—cualidades de un buen gobierno (5:8; 31:1). Las mismas están expresadas como ilimitadas, por las figuras usadas. 7. la sombra de tus alas—(Cf. Deuteronomio 32:11; Salmo 91:1.) 8. grosura—riqueza. tu casa—residencial: los privilegios y las bendiciones de la comunión con Dios (23:6; 27:4). torrente de tus delicias—surtido copioso; posible alusión al Edén. 9. Luz es el emblema de todas las bendiciones: dadas por Dios como medios de recibir más. 10. los que te conocen—el conocimiento debido de Dios es la fuente de los afectos y la conducta debidos. 11. pie de soberbia; y mano de impíos—toda suerte de tratos violentos. 12. allí—En los actos de violencia fueron derribados. Una derrota singular. SALMO 37 Se recomienda la confianza sosegada y uniforme en Dios y la integridad constante, en vista de la bienaventuranza de los piadosos, contrastada en sus varios aspectos con la ruina final de los malos. Así se vindican la sabiduría y la justicia de Dios, y se explican las aparentes desigualdades que incitan las cavilaciones de los malos y la falta de fe de los piadosos. La historia personal de David ilustra abundantemente el salmo. 1, 2. Expresan el sentimiento general de todo el salmo. Los justos no deben inquietarse por la prosperidad de los inicuos, porque es pasajera, y el fin de ellos, indeseable. 3. espera—o, vive tú, reposa tranquilo. serás alimentado—o, aliméntate de la verdad, de la promesa de Dios (36:5; cf. Oseas 12:1). 4. peticiones—deseos expresados (20:5; 21:2), lícitos y justos, verdaderamente buenos (84:11). 5. encomienda, etc.—(Proverbios 16:3.) Las obras: lo que debes hacer y no puedes, expresado como una carga. espera—Confía en él. El hará lo que tú no puedes (cf. el Salmo 22:8; el 31:6). No permitirá que se sospeche de tu carácter. 7, 8. calla—lit., está en silencio ante Dios. Y espera—sé sumiso; evita la petulancia y murmuraciones, la ira y temeridad. 9. Dos razones: la prosperidad de los malos es breve; y los piadosos, en humilde confianza, recibirán todas las bendiciones del pacto envueltas en la frase, ‚Heredarán la tierra‛ (25:13). 10, 11. Paz—incluye la prosperidad. 12. cruje … dientes—en ira bestial. 13. (Cf. el Salmo 2:4.) porque ve—Sabe de seguridad. su día—de castigo, que, por tardado que esté, llegará (Hebreos 10:37). 14, 15. espada … arco—por cualesquier instrumentos de violencia. matar—(1 Samuel 25:11). al pobre y al menesteroso—el pueblo de Dios (10:17; 12:5). El castigo de los malos lo traen sobre sí: mencionado a menudo (7:15, 16; 35:8). 16. las riquezas—lit., la bulla y el vaivén, concomitantes de las muchas riquezas (cf. el Salmo 39:6). Así se hace más vivo el contraste con ‚lo poco‛ de un hombre. 17. Los mismos miembros del cuerpo necesarios para sostener las armas serán destruídos. 18, 19. Dios, que sabe los cambios de su pueblo, da protección contra el mal y suple todas las necesidades de ellos. 20. Entre tanto los malos, por poderosos que sean, son destruídos [PAG. 455] completamente, como el humo que desaparece y no deja huellas. 21, 22. no paga—no puede pagar, empobrecido ya (cf. Deuteronomio 15:7). La capacidad del uno y la incapacidad del otro no excluyen las disposiciones morales. La bendición de Dios o su maldición hace la distinción. talados—en contraste con ‚heredarán la tierra‛ (Cf. Levítico 7:20, 21). 23, 24. los pasos—el camino, o curso de la vida; de modo que los fracasos no serán permanentes. 25, 26. será para bendición—(21:6; Génesis 12:2). Esta posición es verdadera aún como regla de la economía de Dios (1 Timoteo 4:8; 6:6). 27–29. La exhortación es fortalecida por la seguridad de la rectitud esencial de Dios en aquel gobierno providencial que imparte bendiciones perpetuas para los buenos y miseria eterna para los inicuos. 30, 31. Se describe el carácter de los justos respecto de los elementos de pensamiento, palabra y acción. suspasos—su conducta, que no fluctúa (18:36). 32, 33. Fracasan los designios de los malos en contra de los buenos, porque Dios los justifica. 34. De lo contrario, no sólo se bendice a los buenos, sino que se les permite ver la ruina de sus enemigos. 35, 36. Un cuadro de la cual se da en la figura de un árbol verde que pronto se seca. no parece—(cf. el Salmo 37:10). 37. postrimería—significa recompensa (Proverbios 23:18; 24:14), o esperanza de éxito, como en el Salmo 37:38, que da el contraste de los malos, o sea, la postrimería talada (Cf. el Salmo 73:17). 38. a una—enteramente (4:8). 39, 40. fortaleza—(27:1; 28:8.) angustia—(9:9; 10:1). En la confianza y la tranquilidad es la salvación de los piadosos de todos sus enemigos y de todos los designios de ellos. SALMO 38
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Para recordar a Dios respecto a su misericordia, y al salmista, de sus pecados. Rogando a Dios le dé alivio de su pesado castigo, declara su integridad ante los hombres, se queja de la defección de sus amigos y de la persecución de sus enemigos; y reposando en Dios en espíritu sumiso, y con penitente confesión, invoca el pacto con Dios y su propia inocencia respecto de las acusaciones de sus enemigos, y pide el divino consuelo y socorro. 1–4. Pide liberación del justo castigo, el que describe (6:1) bajo la figura de enfermedades físicas. tus saetas, etc.— las agudas y pesadas aflicciones que sufría (Deuteronomio 32:23). mis iniquidades—es decir, el castigo de las mismas (31:10; 2 Samuel 6:12). Sobre mi cabeza—como una inundación. 5–8. La abominación, corrupción y tortura agotante expresan la angustia mental del salmista. Es posible que se tratara de alguna enfermedad corporal. mis lomos—el asiento de la fuerza. 9. Dios puede oír (Romanos 8:26). 10. Está acongojado—heb., jadea, como si apenas sobreviviera. luz de mis ojos—agotamiento total (6:7; 13:3). 11, 12. Los amigos le abandonan, los enemigos aumentan en malignidad. buscaban mi alma—(1 Samuel 20:1; 22:23.) 13, 14. Se somete con paciencia sin proferir reproches ni réplicas (Juan 19:9) a los insultos de ellos. 15–17. porque está convencido de que Jehová Dios—lit., el Soberano (de quien es siervo) le responderá (3:4; 4:1), y no permitirá que aquéllos triunfen por la posible claudicación de él. 18. La conciencia del pecado aumenta el sufrimiento, el cual debidamente recibido lleva a la confesión. 19, 20. Con todo, humillado ante Dios, es víctima de sus mortales enemigos, llenos de malicia y traición. están vivos—lit., son de vida, quieren quitarme la mía; sanguinarios. 21, 22. (Cf. el Salmo 22:19; 35:3). Términos de frecuente uso. En este Salmo el lenguaje en general se permite aplicarse a Cristo como sufriente, tipificándole David como tal. Esto no nos obliga a aplicar la confesión de pecado a Cristo, sino solamente las penas y penalidades que él llevó por nosotros. SALMO 39 A Jeduthún (1 Crónicas 16:41, 42), uno de los cantores principales. Su nombre mencionado acaso como un honor especial. Bajo la impresión pesimista de su flaqueza y de la prosperidad de los malos, el salmista, tentado a murmurar, refrena la expresión de sus pensamientos hasta que, contemplando su causa desde el ángulo debido, suplica la justa consideración de sú condición y la compasión divina. 1. yo dije—o bien, resolví. atenderé—vigilaré. caminos—la conducta, de la que la lengua es parte (Santiago 1:26). freno—lit., bozal (Deuteronomio 25:4). en tanto … contra mí—mejor, delante de mí, mientras contemplo su prosperidad (37. 10, 36). 2. aun … de lo bueno—(Génesis 31:24), calléme con respecto a todo. 3. Sus emociones, cual llama sofocada, explotan. 4–7. Algunos opinan que estas palabras denotan enfado, pero tal interpretación no es esencial. El tinte de descontento aparece por el carácter de sus emociones reprimidas. Pero cuando se dirige a Dios, las suaviza y refrena. hazme saber—apreciar experimentalmente. cuánto tengo—cuándo dejaré de ser. 4, 6. Su oración es contentada cuando obtiene la visión impresionante de la vanidad de la vida de todos los hombres y de su estado pasajero. La pompa de ellos es mera imagen, y sus tesoros los juntan, no saben para quien. 7. La interrogación hace más fuerte la implícita negación. Aunque este mundo nada ofrece para nuestra expectación, Dios es digno de toda confianza. 8–10. Paciente y sumiso, pide que se le quite el castigo, y que él no sea un reproche. 11. Aplica el argumento de su caso al de todos los hombres, que la destrucción de los goces del hombre se debe al pecado. 12, 13. En consonancia con el tenor del salmo, pide la consideración compasiva de Dios para él como extranjero aquí, y que siendo peregrino como sus padres, sea él fortalecido como ellos, en vez de quedar bajo la ira y castigado por Dios. SALMO 40 En este salmo una celebración de la liberación de Dios es seguida por la profesión de la devoción a su servicio. Luego sigue la petición de alivio de los peligros inminentes, que envuelve la derrota de enemigos y el regocijo de amigos compasivos. En Hebreos 10:5, etc., Pablo cita los vv. 6–8 como palabras de Cristo, quien se ofrecía como sacrificio mejor. Algunos opinan que Pablo acomodó las palabras de David para expreser los sentimientos de Cristo. Pero el valor de la cita así sería destruido, pues no tendría fuerza alguna en su argumento, a menos que los lectores de Pablo la entendiesen en el sentido original del pasaje del Antiguo Testamento. Otros opinan que el salmo describe los sentimientos de David en el dolor y en el gozo; pero que el lenguaje citado por Pablo, en el sentido por él dado, no podía aplicarse a David en [PAG. 456] ningunas de sus relaciones, pues como tipo, el lenguaje no se adapta para describir evento o condición alguno de la carrera de David, y como un individuo que representara a los piadosos en general, ni él ni ellos podrían con propiedad usar dicho lenguaje (véase el Salmo 40:7 abajo). El Salmo debe ser entendido pues, como también el dieciséis, como expresión del sentir de la naturaleza humana de Cristo. Las dificultades pertinentes a esta interpretación serán consideradas conforme ocurran.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1–3. Las figuras de hondo pesar son ilustradas en la historia de Jeremías (Jeremías 38:6–12). La paciencia y la confianza manifestadas en la aflicción, la liberación en respuesta a la oración, y el efecto benéfico de ella como motivo de alabanza de parte de los verdaderos adoradores de Dios, nos enseñan que los padecimientos de Cristo nos dan ejemplo, y su liberación de ellos nos da animación y consuelo (Hebreos 5:7, 8; 12:3; 1 Pedro 4:12–16). inclinóse—(el oído, 17:6), como para sentir el más débil suspiro, canción nueva—(Salmo 33:3). temerán, y esperarán—reverenciarán con amor y confianza. 4. bienaventurado—(1:1; 2:12). que no mira—lit., acude, como a uno de confianza. declinan— que se apartan del Dios verdadero y de su ley a lo falso en el culto y en la conducta. 5. contar—Cf. el Salmo 5:3; el 33:14; Isaías 44:7), demasiados para poderse enumerar en orden. Esto es sólo un ejemplo de los muchos. El uso del plural concuerda con la unión de Cristo con su pueblo. En el padecimiento así como en el triunfo, son uno con él. 6–8. En la opinión de Pablo, este pasaje significa más que la mera expresión del agradecimiento y consagración al servicio de Dios. El pone en la boca de Cristo la declaración de que los sacrificios, fuesen de legumbres o de animales, fuesen expiatorios o especiales, no tendrán valor alguno para cumplir las demandas de la ley de Dios, y de que él había venido para dar la satisfacción requerida, la cual dice fué consumida por ‚el ofrecimiento del cuerpo de Cristo,‛ porque tal es ‚la voluntad de Dios‛ que Cristo vino a cumplir, a fin de ejecutar la redención del hombre. Vemos así pues que el contraste con el carácter inaceptable aplicado a las ofrendas del A. T., en el Salmo 40:6 se halla en el cumplimiento de la ley de Dios (cf. el Salmo 40:7, 8). Por supuesto, como Pablo y otros escritores del N. T., explican la obra de Cristo, ésta consistía en más que en el ser él hecho bajo la ley o el obedecer los preceptos de ella: requirió una ‚obediencia hasta la muerte,‛ y tal es la obediencia aquí significada mayormente, y la que pone en claro el contraste con el Salmo 40:6. has abierto mis oídos—Sea o no que la alusión se haga a la costumbre de horadar la oreja de un esclavo, en señal de esclavización voluntaria y perpetua (Exodo 21:6), o que la abertura del oído, como en Isaías 48:8; 50:5 (aunque se expresa con vocablo diferente en el hebreo), signifique la obediencia, por la figura común de oír por obedecer, es evidente que el propósito de la frase es para expresar una consagración a la voluntad de Dios que se manifiesta más plenamente en el Salmo 40:8 y que ya fué explicada. Pablo, sin embargo, emplea las palabras, ‚cuerpo me has aparejado,‛ que se hallan en la versión de los LXX en lugar de éstas: ‚Has abierto mis oídos.‛ El no hace hincapié en dicha frase, y su argumento es completo sin ella. Acaso debe considerarse más bien como una interpretación o traducción libre por la versión de los LXX que no una añadidura o tentativa de traducción verbal. Los traductores de la versión de los LXX podrían haber tenido referencia a los padecimientos vicarios de Cristo tal cual son enseñados en otros textos, como en Isaías 53; en todo caso el sentido es sustancialmente el mismo, pues un cuerpo era esencial para la obediencia requerida (cf. Romanos 7:4; 1 Pedro 2:24). 7. entonces—en tal caso, sin referencia necesariamente al orden cronológico. he aquí, vengo—Estoy preparado para hacer < en el envoltorio del libro— Tales rollos, como de mapas, se usan aún en las sinagogas. escrito de mí—o bien me está prescripto (2 Reyes 22:13). Aquel es el sentido adoptado por Pablo. En cada caso, se infiere al Pentateuco, la ley de Moisés; y mientras que tiene mucho respecto a Cristo directamente, como en Génesis 3:15; 49:10; Deuteronomio 18:15, e indirectamente, en el rito levítico, en ninguna parte se hace alusión alguna a David. 9, 10. El oficio profético de Cristo aquí se enseña. he dicho—lit., he evangelizado; he dicho buenas nuevas. 11. Puede ser traducido como una aserción, de ‚no apartarás <‛ (16:1). 12. males—infligidos por otros, comprendido—alcanzado. mis maldades—iniquidades, o aflicciones penales, y a veces, las calamidades en sentido amplio. Este significado del vocablo es muy común (31:11; 38:4; cf. Génesis 4:13, el castigo de Caín; Génesis 19:15, el de Sodoma; 1 Samuel 28:10, el de la bruja de Endor; 2 Samuel 16:12; Isaías 5:18; 53:11). La idea penal es favorecida también por la frase ‚me han comprendido,‛ o alcanzado, dicha propiamente de los padecimientos mas no de pecados (cf. Job 27:20; Salmo 69:24). Así pues, desaparecen las dificultades que resultan al aplicar este Salmo a Cristo en la lectura usual de este versículo. Sobre las terribles aflicciones aludidas, y sufridas a nuestro favor, cf. Lucas 22:39–44, y la narración de las escenas del Calvario. mi corazón me falta—(Mateo 26:38), ‚Está mi alma sumamente triste, aun hasta la muerte.‛ no puedo levantar la vista—lit., no puedo ver, que no significa depresión a causa de culpabilidad consciente, como en Lucas 18:13, sino el agotamiento por el dolor, la debilidad de la vista (6:7; 13:3; 38:10). Todo el contexto así sostiene el sentido aplicado a iniquidades (maldades). 13. (Cf. el Salmo 22:19). 14, 15. El lenguaje no es necesariamente imprecatorio, sino más bien de confiada expectación (5:11), aunque el sentido anterior no es inconsecuente con la oración de Cristo por el perdón de sus verdugos, por cuanto la misma confusión y vergüenza de ellos podían ser los medios para prepararlos para buscar humildemente el perdón (cf. Hechos 2:37). en pago—lit., en consecuencia. ¡Ea, Ea!—(Cf. el Salmo 35:21, 25.) 16. (Cf. 35:27). aman tu salud—que se deleitan en el don de la salvación para otros tanto como para sí mismos. 17. Un resumen de su condición y de sus esperanzas. pensará de mí—proveerá para mí. ‚El fué oído‛, ‚cuando ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas, a aquel que era poderoso para salvarlo de la muerte‛. SALMO 41
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS El salmista celebra la bienaventuranza de los que se compadecen de los pobres, conducta fuertemente contrastada con el rencor de sus enemigos y el descuido de sus amigos en la calamidad. Pide la misericordia de Dios en sus males no merecidos; y confiado en el alivio [PAG. 457] cercano, pide que Dios vindique su causa, y termina con una doxología. 1–3. Dios recompensa la bondad para con los pobres (Proverbios 19:17) Del 41:2 y 11 puede inferirse que el salmista describe su propia conducta. el pobre—en persona, posición, y posesiones. sea bienaventurado—o bien, será bendecido, lit., será bien guiado, en seguridad, será prosperado (23:3). en la tierra prometida (25:13; 27:3–9, etc.). sobre el lecho, etc.—como en manos de benigno enfermero. 4. yo dije—Yo pedí la misericordia de la que había usado. sana mi alma—(cf. el Salmo 30:2). ‚El pecado y el dolor van unidos‛, es una de las grandes enseñanzas de los salmos. 5, 6. Un cuadro fiel de la conducta del enemigo maligno. venía a verme—para espiar mi condición. hablaba … iniquidad—o bien, ‚hablaba vanidad respecto a su corazón‛, no habla con candidez, ‚junta para sí iniquidad‛, reúne los elementos para hacer daño, y luego divulga los resultados de su hipocresía. 7, 8. Cuanto a los demás, todos hacen lo mismo. cosa pestilencial—lit., una palabra de Belial, alguna calumnia. se ha apoderado—lit., se ha derramado sobre él. y el que cayó—El mismo que tiene el mal, ya está caído en cama; ‚está del todo deshecho, y nuestra victoria está asegurada‛. 9. hombre de mi paz—es decir, mi amigo. mi pan comía—de mí dependía y era bien tratado. alzó el calcañar—con violencia y desdén. Como David y sus desventuras tipificaban a Cristo y las de él (cf. la Introducción), así estas palabras expresan el trato que aquél recibió, así como también el que recibió nuestro Señor; por tanto, aun cuando no son distintamente proféticas, nuestro Salvador (Juan 13:18) las aplicó a Judas, ‚para que la Escritura sea cumplida‛. Esta última frase tiene amplio uso en el N. T., y no se restringe para denotar profecías específicas. 10. El castigo legal de los criminales no es venganza, ni es inconsecuente con el bien final de ellos (cf. el Salmo 40:14, 15). 11– 13. te he agradado—o bien, me amas con ternura (Génesis 34:19), lo que se comprueba con mi liberación de mis adversarios; y además, Dios reconoce la inocencia de él, sustentándole. delante de ti—delante de tu rostro, bajo tu vigilancia y cuidado, como Dios delante del rostro del hombre (16:8) es objeto de confianza y de amor. bendito—Sea alabado, la frase comúnmente aplicada a Dios. Aplicada la palabra a los hombres significa felicidad, bienaventuranza (1:1; 32:1). Con esta doxología se termina el rollo. SALMO 42 Masquil—(cf. el título del Salmo 32). Para, o de (cf. Introducción) los hijos de Coré. El escritor, acaso uno de la familia levítica de cantores que acompañaban a David en el destierro, llora su ausencia del santuario, a causa de la tristeza agravada por la injuria de los enemigos, y es consolado en la esperanza del alivio. Esta línea de pensamiento se repite con alguna variedad de detalle, y se repite la misma terminación en cada caso. 1, 2. (Cf. el Salmo 63:1). brama—anhela en un estado de agotamiento. pareceré—en actos de adoración; estos términos aparecen en la ley que ordena la aparición personal prescrita de los judíos en el santuario. 3. ¿Dónde está tu Dios?—Insinúa que le había desamparado Dios (3:2; 22:8; 2 Samuel 16:7). 4. Acordaréme—La memoria de este tiempo de aflicción dará mayor fervor a los privilegios del culto, cuando sean recobrados. 5. Por tanto reprende su alma desalentada, y se reconforta en la seguridad de su esperanza. saludes—socorro. presencia—rostro (cf. el Salmo 4:6; el 16:11; Números 6:25). 6. El abatimiento expresado de nuevo por tanto—es decir, no hallando consuelo en mí mismo, torno a ti, aunque estoy en esta distante ‚tierra del Jordán y de los (montes) Hermonitas‛, la región al este del Jordán. monte de Mizhar—nombre de una pequeña colina en contraste con las montañas que rodean a Jerusalén, acaso expresa el desprecio con que se miraba el lugar del destierro. 7. El ruido de las ondas sucesivas, correspondientes a las inundaciones por las lluvias, representa las amarguras que le oprimían. 8. Aun cuenta con un río igualmente constante de misericordia divina que motivará su alabanza e inspirará su oración a Dios; 9, 10. en vista de lo cual dicta para sí mismo una oración basada en su aflicción, agraviada como estaba por los gestos crueles y sugestiones pérfidas de sus enemigos. 11. Renueva la reprensión propia y vuelve a alentar sus esperanzas. salvamento—salud, o socorro. delante de mí—salud de mi rostro, que me alienta, que ahuyenta las nubes de tristeza de delante de mi rostro. Dios mío—De su existencia y de su favor mis enemigos quieren hacerme dudar. SALMO 43 Salvo por la repetición del estribillo, no hay buena razón justificada por qué suponer que éste sea parte del salmo anterior, aunque su objeto es el mismo. Siempre estuvo separado.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1. júzgame—o bien, vindícame (10:18). aboga—(35:1.) gente impía—ni en carácter ni en condición, objetos del favor divino (cf. el Salmo 4:3). 2. Dios de mi fortaleza—en virtud de la relación pactada (18:1). desechado—con desdén. por la opresión—en tales circunstancias de opresión 3. tu luz—como en el Salmo 27:1. verdad—o bien, fidelidad (25:5) manifiéstala en el cumplimiento de las promesas. Luz y verdad son personificadas como mensajeras que le guiarán al lugar privilegiado del culto. tabernáculos—en plural, una referencia a los varios patios. 4. al altar— el lugar principal del culto. La mención del arpa sugiere la prominencia de la alabanza como parte de la ofrenda del salmista. SALMO 44 En un tiempo de una grande catástrofe nacional, probablemente en el reinado de David, el salmista cuenta los tratos benignos de Dios en tiempos anteriores, y la confianza que había aprendido a depositar en él. Después de dar un cuadro vívido de sus calamidades, humildemente se queja del aparente olvido de parte de Dios, recordándole la fidelidad de su pueblo y de sus aflicciones. 1–3. Esta época es la del establecimiento en Canaán (Josué 24:12; Jueces 6:3). han contado—(cf. Exodo 10:2.) plantaste—es decir, a nuestros padres; a los mismos también los arrojaste—los esparciste, por las varias regiones. Gentes y pueblos fueron expulsados para hacer lugar para los israelitas. 4. eres mi rey—lit., el que es mi Rey, que sostiene la misma relación como con los ‚padres‛. 5. atropellaremos—pisaremos, la figura se saca de los hábitos del buey. 6–8. Dios no sólo es nuestro único socorro, sino que él solo es [PAG. 458] digno de alabanza. tu nombre—como en el Salmo 5:11. has avergonzado—(cf. el Salmo 6:10.) 9. empero—contrastando has desechado como aborrecible (43:2). no sales—lit., no saldrás (2 Samuel 5:23). En varios versículos consecutivos el verbo principal es juturo, y el que le sigue es pretérito (en el hebreo), lo que denota causas y efectos. Así (42:10, 11, 12), derrotados, sigue el pillaje; librados como ovejas, sigue la dispersión, etc. 11. No significa necesariamente el cautiverio babilónico. Hubo otros (cf. 1 Reyes 8:46). 13, 14. (cf. Deuteronomio 28:37; Salmo 79:4.). 15. mi vergüenza, etc.—se sonroja de su vergüenza. 16. Las causas de ella, el escarnio y la presencia de enemigos malvados (8:2). 17–19. No habían apostatado totalmente: eran aún el pueblo de Dios. lugar de los dragones—el desierto rocoso, desolado y estéril (63:10; Isaías 13:22). sombra de muerte— (cf. el Salmo 23:4.) 20, 21. Súplica solemne a Dios que reconozca la integridad de ellos. alzado nuestras manos—en gesto de adoración (88:9; Exodo 9:29). 22. Sus padecimientos prolongados como pueblo de Dios atestiguan su constancia. Así describe Pablo (Romanos 8:36) la firmeza del cristiano en la persecución. 23–26. Este estilo de dirigirse a Dios como desatento a su pueblo es frecuente (3:7; 9:19; 13:1, etc.). Por humilde que sea la condición de ellos, se invoca a Dios sobre la base y por el honor de su misericordia. SALMO 45 Sosannim—lit., lirios, sea descriptivo de un instrumento en forma de lirio, o que signifique el nombre de alguna tonada o aria con la que había de cantarse el salmo (cf. el título del 8.) Canción de amores o canción de amadas—canción conyugal. Masquil—(cf. el Salmo 32 y el 42) denota el carácter didáctico del salmo; es decir, que da instrucción, siendo la canción alegórica y no de sentido literal. Aquí se describen la gloria y la unión de Cristo y la Iglesia. Se le aclama como rey dotado de todas las gracias esenciales, como conquistador exaltado sobre un trono de gobierno justo y eterno, y como novio de esplendor nupcial. La Iglesia está representada en la pureza y la hermosura de una novia regiamente adornada y acompañada, invitada a abandonar su hogar y a compartir los honores de su novio y señor. El cuadro de un casamiento oriental así expuesto, há de ser completado con la representación de los regalos de felicitación de los ricos que honran la ocasión, de la procesión de la novia en su atavío esplendoroso, atendida por sus compañeras vírgenes, y de la entrada de la multitud gozosa al palacio del rey. En lugar del deseo comúnmente expresado al respecto (Génesis 24:60; Rut 4:11, 12), se cierra el Salmo con la predicción de una prole numerosa y distinguida. Todos los antiguos intérpretes judaicos y cristianos pensaban que el Salmo era una alegoría con el significado arriba sugerido. En los Cantares la alegoría se desarrolla más plenamente. Oseas (1–3) tráta la relación de Dios con su pueblo bajo la misma figura, y su uso para figurar la relación de Cristo y su Iglesia la encontramos en ambas partes de la Biblia (cf. Isaías 54:5; 62:4, 5; Mateo 22:3; 25:1; Juan 3:29; Efesios 5:25–32, etc.). Se han sugerido otros métodos de interpretación, mencionándose varios monarcas judaicos desde Salomón hasta el malvado Acab, y varios príncipes extranjeros, como el héroe de la canción. Pero a ninguno de los tales se pueden aplicar los términos aquí usados, y apenas si es probable que se diera lugar a una mera canción nupcial, y menos a la de un rey pagano, entre las canciones sagradas de los judíos. Los que abogaban por una interpretación diferente que la mesiánica, generalmente se han acallado unos a otros en sucesión, mientras que la aplicación de las más rigurosas reglas de un justo sistema de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS interpretación no ha hecho más que fortalecer las evidencias en favor de la interpretación mesiánica. Esta explicación del salmo es fácil, y es defendida por la explicación de sus detalles. La cita del Salmo 45:6, 7 por Pablo (Hebreos 1:8, 9), aplicada a Cristo, debería ser decisiva, y la exposición de estos textos demuestra la propiedad de tal aplicación. 1. Prefacio animado indicativo de fuerte emoción. rebosa, etc.—un asunto bueno profiero: las cosas que he hecho tocante al Rey. Arde de fervor. pluma—un instrumento para el uso de Dios. escribiente muy ligero—de mucha soltura. El tema inspira, y el lenguaje fluye con facilidad. 2. A su encanto personal se añade la gracia de los labios, los poderes seductores del habla. Estas dotes vienen a ser fuente de poder y resulta en bendiciones. Cristo es Profeta (Lucas 4:22). 3, 4. Se apresta el rey para salir a batalla. espada—(cf. Apocalipsis 1:16, 19:15.) vallente—o bien, poderoso (cf. Isaías 9:6). gloria … majestad—expresión común de atributos de Dios (96:6; 104:1; 111:3), aplicada en casos especiales a mortales (21:5), acaso como tipos. prosperado; cabalga—que dirijas la campaña con éxito. sobre palabra de verdad—en pro de la verdad. humildad … justicia—sin la conjunción—es decir, un gobierno justo y equitativo, notable por la mansedumbre o condescendencia (18:35). diestra—o bien, el poder; órgano del poder. cosas terribles—en la conquista de los enemigos. 5. El resultado, pueblos—naciones enteras quedan vencidas. 6. Ninguna construcción lícita puede ser ideada que cambie el sentido dado a este texto y sostenido por las antiguas versiones, y sobre todo por Pablo (Hebreos 1:8). Sobre la perpetuidad de este gobierno, cf. 2 Samuel 7:13; Salmo 10:16; 72:5; 89:4; 110:4; Isaías 9:7. 7. Como es prominente en el v. anterior la naturaleza divina, en este texto se alegan las cualidades morales del hombre como razón o base del regocijo medianero. Algunos traducen: “O Dios, el Dios tuyo,” en vez de Dios el Dios tuyo—pero esta traducción es sostenida por la misma forma en el Salmo 50:7, y sólo era la unción de su naturaleza humana lo que se podía predicar (cf. Isaías 61:3). óleo de gozo—emblema de gozo (cf. 1 Reyes 1:39, 40). compañeros—otros reyes. 8. El rey así instalado ahora aparece como novio, en ropaje ricamente perfumado, sacado de palacios de marfil, su residencia real; lo que, a juzgar por la ocasión nupcial, ha alegrado su corazón. 9. Para completar el cuadro de nupcias, le asisten las doncellas de familias ilustres, mientras la reina en atavío finísimo (45:13) se apresta para la procesión nupcial. 10, 11. A ella se le invita a unirse a él, debiendo por tanto abandonar a su familia. Representa alegóricamente a la Iglesia, figura hallada en todas las escrituras que desde Génesis 12:1 en adelante hablan del pueblo de Dios como pueblo escogido, separado y peculiar. La relación de sujeción a su esposo concuerda a la vez con la ley del matrimonio dada en Génesis 3:16; 18:12; Efesios 5:22; 1 Pedro 3:5, 6, y la relación de la [PAG. 459] Iglesia con Cristo (Efesios 5:24). El amor del marido se relaciona íntimamente con la completa devoción a la que se exhorta a la novía. 12. la hija de Tiro—en singular—(9:14) denota el pueblo de Tiro, célebre por su gran riqueza, es elegida para representar las naciones más ricas, idea confirmada por la frase siguiente. Estos regalos se dan como medios de conciliarse con los huéspedes reales, lo que representa la sumisión reconocida de los oficiales. Esto expone bien la posición exaltada de la Iglesia y su cabeza, cuyas cualidades morales reciben el homenaje del mundo. La contribución de la riqueza material para sostener las instituciones de la iglesia puede ser sobreentendida (cf. ‚riquezas de los gentiles‛, 72:10; Isaías 6:5–10). 13. la hija del rey—Expresión de dignidad. Puede que sugiera también, con alguna alusión de la enseñanza de la alegoría, que la esposa de Cristo, la Iglesia, es la hija del gran rey, Dios. de dentro—no sólo es costosa su vestimenta exterior, sino que toda su vestidura es de textura finísima. 14, 15. El progreso de la procesión se describe; conforme a la costumbre la novia y sus acompañantes son conducidas al palacio. con vestidos—Algunos proponen la versión “sobre paños bordados”, pues en la manera oriental se tendía sobre el suelo tapicería de rico brocado para que caminara la novia. Con vestidos parece ser la mejor traducción. serán traídas—en forma solemne (cf. Job 10:19; 21:22). La entrada al palacio con gran regocijo cierra la escena. Así al fin la Iglesia será llevada a su Señor, mezclada entre las festividades de los seres santos de los cielos. 16. Como los monarcas terrenales gobiernan imperios muy extensos por sus virreyes, así este glorioso rey se representa imponiendo a todos los principados de la tierra, príncipes de su propia progenie numerosa. 17. Las glorias de este imperio serán extensas como la tierra y duraderas como la eternidad. por lo cual—por cuanto su gloriosa alabanza será universal y perpetua. Algunos escritores se han esforzado en su ingenuidad por hallar en la historia y en las riquezas de Cristo y su iglesia, paralelos precisos de cada detalle de esta hermosa alegoría sin exceptuar siquiera su primorosa apariencia oriental. Así se piensa que los vestidos del rey y de la reina deben significar las dotes eminentes y las gracias de Cristo y de su pueblo. Las mujeres asistentes consideradas (por inconsecuente que pareciera con el carácter de una obra inspirada) como concubinas, representan a las iglesias gentiles, así como la novia, a la judaica, etc., etc. Pero es evidente que no se puede seguir semejante modo de interpretación. Porque, siguiendo la alegoría, tendríamos que postergar para un futuro remoto los resultados de una unión cuya consumación como un casamiento está aún distante (cf. Apocalipsis 21:9). En efecto, la representación aquí y en otras partes nos pone a la iglesia en dos aspectos. Como cuerpo, es aún incompleto, el todo queda aún por ser reunido. Como institución moral, es aún imperfecta. En la catástrofe final, quedará completa y perfecta. Así, como novia adornada, será unida a su Señor. Se expone así la unión de Cristo y la Iglesia triunfante. Por otro lado, en cuanto a sus partes componentes, la relación de Cristo como cabeza, como marido,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS etc., ya existe, y como estas partes forman una institución en este mundo, es por su unión con ella, y por los dones y gracias que él le imparte, como la semilla espiritual brota y se extiende en el mundo. Por tanto debemos fijar la mente sólo en la única verdad sencilla pero grande, que Cristo ama a la Iglesia, es cabeza sobre todas las cosas para ella, la eleva en la exaltación de él a la suprema dignidad moral, dignidad en la que todo discípulo, aun el más indigno, ha de participar. Cuanto a la fecha, entonces, en que esta profecía alegórica ha de ser cumplida, se puede decir que no se especifican períodos de tiempo algunos. Las caracteristicas de la relación de Cristo y su Iglesia son lo que está indicado, y podemos suponer que todo el proceso de su exaltación desde la declaración de su filiación, por su resurrección, hasta la gran catástrofe del juicio final, con todas las bendiciones colaterales para la Iglesia y para el mundo, está ante la visión del profeta inspirado. SALMO 46 Sobre Alamoth—lo más probablemente denota el tiple, o la parte cantada por las voces femeninas, significando la palabra vírgenes; la que era cantada con algún instrumento de propia elevación de tono (cf. 1 Crónicas 15:19–21; el título del Salmo 6). El tema puede ponerse en las bien conocidas palabras de Lutero, ‚Castillo fuerte es nuestro Dios.‛ La grande liberación (2 Reyes 19:35; Isaías 37:36) puede haber sido la ocasión de su composición. 1. amparo—lit., un lugar de confianza (2:12). fortaleza—(18:2). pronto auxilio—lit., un auxilio él ha sido hallado sumamente. tribulaciones—como el Salmo 18:7. 2, 3. Las más violentas conmociones civiles son ilustradas por las mayores conmociones físicas. bramarán etc.—Aunque bramen, se turben < también. subraveza—hinchazón, el orgullo y arrogancia de los enemigos insolentes. 4. El favor de Dios denotado por un río (cf. el Salmo 36:8; Zacarías 14:8; Apocalipsis 22:1). ciudad de Dios, el santuario—su morada terrenal, Jerusalén y el templo (cf. el Salmo 2:6; el 3:4; el 48:2, etc.). El favor de Dios, como río cuyas aguas son conducidas por los canales, se distribuye a todas las partes de su Iglesia. altísimo—que expresa su supremacía (17:2). 5. al clarear la mañana—punto de tiempo crítico (30:5; cf. Isaías 37:36). 6. (cf. el Salmo 46:4) derritióse la tierra—disueltas todas las virtudes por la mera palabra de él (75:3; Oseas 2:22). 7. con nosotros—de nuestra parte: su presencia significa terror para nuestros enemigos, seguridad para nosotros. refugio—lugar alto (Salmo 9:9; cf. también el 24:6, 10). 8. asolamientos—la destrucción de nuestros enemigos. 9. Las armas comunes de guerra (7:12), así como los que las usaban, se acaban. 10. estad quietos—lit., dejad de resistirme y de vejar a mi pueblo. Yo estoy sobre todas las cosas para la seguridad de ellos (cf. Isaías 2:11; Efesios 1:22). SALMO 47 Se alaba a Dios por la victoria, tal vez por la de 2 Crónicas 20; y se declara su dominio sobre todos los pueblos, judíos y gentiles. 1. Pueblos—(cf. Deuteronomio 32:43; Salmo 18:49; 98:9). 2, 3. Su soberanía universal ya existe, y se dará a conocer. debajo de nosotros—eso es, de sus santos; las victorias temporales de Israel eran tipos de las conquistas espirituales de la verdadera Iglesia. 4. elegirá nuestras heredades—los gentiles serán poseídos por su Iglesia (2:8), como Canaán por los judíos. hermosura de Jacob—lit., orgullo; aquello [PAG. 460] en que se gloriaba (a menudo, pero no necesariamente, en el sentido malo), los privilegios del pueblo escogido, al cual amó—siendo su amor la sola causa de concedérselos 5–7. Dios, vencedor de sus enemigos, reasciende al cielo, entre las aclamaciones triunfantes de su pueblo, que celebra su dominio soberano. Esta soberanía es lo que enseña el Salmo; por tanto agrega: cantad (alabanzas) con inteligencia—lit., cantad y tocad un (salmo) instructivo. El todo tipifica la ascensión de Cristo (cf. el Salmo 68:18). 8, 9. Continúa la instrucción. santo trono—(cf. el Salmo 2:6; el 23:3). príncipes—que representan pueblos, al pueblo—Todos los pueblos se unen bajo pacto con el Dios de Abraham, no bajo el pacto mosaico. escudos—como en Oseas 4:18, los gobernantes. SALMO 48 Este Salmo es una canción viva, sugerido probablemente por la misma ocasión que el anterior. Expone los privilegios y bendiciones del dominio espiritual de Dios como terror para los malos y gozo para los justos. 1. de ser alabado—siempre: es un epíteto, como el Salmo 18:3. monte de su santuario—Su Iglesia (cf. Isaías 2:2, 3; 25:6, 7, 10); el santuario fué edificado primero en el Monte Sión, luego (como templo) en Moria. De ahí la figura. 2, 3. hermosa provincia—mejor, hermosa en elevación; por tanto gozo de todos. lados del aquilón—poéticamente por
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS eminente, alto, distinguido, pues los antiguos pensaban que el norte era la parte más elevada de la tierra refugio— (9:10; 18:3). Dios era conocido en ellos, porque gozaban de su presencia. 4–6. porque—la razón se da. Aunque se combinaron los reyes (acaso los de Moab y Amón, cf. el Salmo 83:3–5), una convicción de la presencia de Dios en su pueblo, manifestada por el valor extraordinario que los profetas (cf. 2 Crónicas 20:12–20) les habían inspirado, se posesionó de las mentes de aquéllos, y tomados de súbita e intensa alarma huyeron atónitos. 7. naves de Tharsis—las de más valor, pues se empleaban en un comercio distante y lucrativo. La frase puede ilustrar el control de Dios sobre todos los medios materiales, signifíquese aquí o no, su destrucción literal. 8. Esta presente experiencia reasegura aquel cuidado perpetuo que Dios extiende a su Iglesia. 9. esperamos—Mejor traducción: Hemos pensado en tu misericordia, considerándola con respecto a tratos anteriores. en … templo—en actos de solemne adoración (cf. 2 Crónicas 20:28). 10. conforme … loor—es decir, como tus perfecciones manifestadas (cf. el Salmo 8:1; el 20:1–7) demandan alabanza, será dada, en todo lugar. 11. hijas de Judá—las ciudades pequeñas, o el pueblo con sus principales ciudades, o los dirigentes de la Iglesia. juicios—decisiones v actos de un gobierno justo. 12–14. Se invita a contemplar a Sión, o a la Iglesia, como ciudad fortificada, con el fin de sugerir ‚cuán fielmente Dios preserva a su rebaño.‛ Esta seguridad es perpetua, y la promesa de ella es la dirección divina al través de esta vida. SALMO 49 Este Salmo instruye y consuela. Enseña que las ventajas terrenales no son dignas de confianza para asegurar la felicidad permanente, y que por más prósperos que sean los mundanos por algún tiempo, su destino final es ruina, mientras que los piadosos están seguros en el cuidado de Dios. 1–3. Se invita a todos a escuchar lo que a todos interesa. mundo—lit., la duración de la vida, el tiempo presente. 4. Acomodaré—inclinaré, para escuchar atentamente (17:6; 31:2). ejemplos—o parábola; en el hebreo como en el griego, parábola y proverbio son traducciones de la misma palabra. Denota una comparación, o forma de dicción, que bajo una imagen incluye muchas, y es expresiva de una verdad general capaz de varias ilustraciones. De ahí que puede ser usada como una ilustración ella misma. En el primer sentido corresponde la traducción de proverbio (eso es, una palabra por varias); en el sentido de comparación, conviene parábola (una cosa puesta al lado de otra). La distinción no siempre se observa, puesto que aquí, y en el Salmo 78:2, proverbio expresaria mejor el estilo de la comparación (cf. también Proverbios 26:7, 9; Habacuc 2:6; Juan 16:25, 29). Tales formas de dicción son a menudo muy figurativas y también oscuras (cf. Mateo 3:12–15). De ahí el uso de la palabra paralela. enigma—dicho oscuro (cf. Ezequiel 17:2). 5. iniquidad—o bien, calamidad (40:12). insidiadores—‚de mis talones;‛ lit., de mis suplantadores (Génesis 27:36), u opresores: ‚estoy rodeado por los males que ellos me hacen.‛ 6. Ellos son vanagloriosos: 7–9. con todo, incapaces para salvarse a sí mismos, ni a otros. no se hará—el rescate falta, fracasa; el precio es demasiado caro. sepultura— corrupción en la Versión Inglesa: metafóricamente, sepultura. Asimismo la vida que va es alma en el original 10. pues se ve—posiblemente, porque él la (sepultura) ve. Mueren los sabios < (14:1; Proverbios 1:32; 10:1) así como—asímismo, todos juntos (4:8) mueren; todos reciben el mismo destino. 11. Sin embargo, infatuados y engreídos con esperanzas de perpetuidad, ponen nombres a sus tierras, o ‚celebran sus nombres a causa de sus tierras.‛ 12. En contraste con esta vanagloria está su flaqueza. El honrado no permanecerá—lit., no pasará la noche, pues de repente perece como las bestias, muertas sin advertencia. 13. Aunque su camino es locura, otros siguen el mismo curso de vida. 14. como rebaños—de ovejas, sin darse cuenta. se cebará en ellos—mejor, los regirá, como un pastor (cf. alimentar, Salmo 28:9). por la mañana—repentinamente, o a su vez. su bien parecer—hermosura, lit., forma, ‚será para la destrucción‛, es decir, de la tumba. de su morada—‚(cuando vayan) de su residencia,‛ al sepulcro. 15. Los piadosos liberados del poder—lit., de la mano, de la muerte, son recibidos bajo el cuidado de Dios. 16–19. No os turbéis (37:1), porque la muerte corta a los ricos prósperos que vosotros teméis. si bien mientras viviere—lit., porque en su vida bendecia su alma, o a sí mismo (Lucas 12:19; 16:25); con todo, le ha tocado su suerte. serás loado, etc.—Los lisonjeros encarecen la vanagloria del rico insensato; la forma de la dicción hace hincapié en el sentimiento. 20. (Cf. el Salmo 49:12.) en honra—objeto de la adulación. La tontería se expresa más distintamente con no entiende, sustituído aquí por no permanecerá en el Salmo 49:12. SALMO 50 En la grandeza y la solemnidad de un juicio divino, se presenta a Dios instruyendo a los hombres en la naturaleza del verdadero [PAG. 461] culto, exponiendo la hipocresía, amonestando a los malos, y animando a los piadosos.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1–4. La descripción de esta majestuosa aparición de Dios se parece a la de la entrega de la ley (cf. Exodo 19:16; 20:18; Deuteronomio 32:1). de arriba—lit., arriba (Génesis 1:7). cielos … tierra—pues todas las criaturas son testigos (Deuteronomio 4:26; 30:19; Isaías 1:2). 5. mis santos—(4:3) hicieron—lit., cortaron—pacto—alusión a la víctima dividida para el sacrificio, acto por el cual se ratificaban los pactos, pasando las partes pactantes por entre las porciones divididas (cf. Génesis 15:10, 18). Los habitantes del cielo, que bien conocen el carácter de Dios, dan testimonio de su justicia como Juez. 7. testificaré contra ti—por tu falta de no adorar. Dios tuyo—y así, por el pacto como también como Creador, merezco una adoración pura. 8–15. Por escrupuloso que fuera el culto externo, se lo ofrecían como si cumpliesen una obligación de dar a Dios lo que fuera de él y con la idea degradante de que a Dios le hiciese falta. Reprochándoles tales nociones tontas y blasfemas, les enseña a ofrecer, o lit., sacrificar, hacimientos de gracia, y a pagar, o hacer, sus votos; eso es, presentar junto con el externo servicio simbólico, el homenaje del corazón, y la fe, arrepentimiento, y amor. A esto se agrega una invitación a buscar, y la promesa de impartir, todo oportuno socorro. 16–20. al malo—es decir, a los formalistas que acaba de denunciar, y los que viven vidas viciosas (cf. Romanos 2:21, 23). Son indignos de usar siquiera las palabras de la ley de Dios. Su hipocresia y su maldad quedan expuestas por ilustraciones de pecados en contra del séptimo, el octavo y el noveno mandamientos. 21, 22. Dios, que ya no pasa por alto (no aparentemente) tales cosas, denuncia los pecados de ellos, y amonesta con castigo terrible. os olvidáis de Dios—lo que denota ignorancia del verdadero carácter de Dios. 23. sacrifica alabanza—(50:14), de modo que el culto externo es indicio verdadero del corazón. ordenaré—obra en manera debida, recta, y no contrariamente, dejando el camino (25:5). En los tales, la adoración pura y la vida pura evidencian su verdadera piedad, y ellos gozarán la presencia y el favor de Dios. SALMO 51 Sobre la ocasión cf. 2 Samuel 11:12. El Salmo ilustra el verdadero arrepentimiento, en el que se comprenden la compunción, confesión, tristeza, súplica de misericordia, y la resolución de enmendarse, acompañado con una viva fe. 1–4. Una petición de misericordia es una confesión de culpa. borra—como de un registro. rebeliones—(19:13; 32:1.) lávame—La puerza tanto como el perdón es deseada por el verdadero penitente. porque … de mi—La convicción precede al perdón, y pide el perdón como un don de Dios (2 Samuel 12:13; Salmo 32:5; 1 Juan 1:9). contra ti—primordialmente, y como los pecados contra otros son violaciones de la ley de Dios, son en un sentido sólo contra ti. porque seas, etc.—eso es, se excluye toda paliación de su crimen; es su propósito al hacer su confesión reconocer la justicia de Dios, por más severa que fuese la sentencia. 5, 6. Su culpabilidad es agravada por su esencial pecaminosidad natural, la que es tan contraria a la pureza interior que Dios requiere, como lo son los pecados externos a las leyes de la buena conducta. me has hecho—Me harás comprender, según otras versiones: puede que exprese el propósito benigno de Dios en vista de su estricto requerimiento: propósito del que David podría haberse aprovechado como un freno para su natural amor al pecado, para así no agravar su culpa. verdad … sabiduría— términos comunes para expresar la piedad (cf. Job 28:28; Salmo 119:30). 7–12. Una serie de peticiones de perdón y purificación. purifícame con hisopo—El uso de esta planta en el ritual (Exodo 12:22; Números 19:6, 18) sugiere la idea de la propiciación como prominente aquí; el verbo (purgar) comprende la idea de la satisfacción vicaria (Números 19:17–20). gozo y alegría—con perdonarme, cambiando mi amargura en gozo. esconde tu rostro—date vuelta por no contemplar. crea en mí—obra de un poder superior: lit., Crea para mí; impárteme el don de un corazón libre de la mancha del pecado (24:4; 73:1). renueva—significa que lo había poseído; el principio esencial de una naturaleza nueva no había sido perdido; sino que su influencia fué interrumpida (Lucas 22:32); pues el Salmo 51:11 demuestra que David no había perdido la presencia ni al Espíritu de Dios (1 Samuel 16:13), aunque había perdido ‚el gozo de su salvación‛ (51:12), cuya devolución suplica. espíritu recto—lit., constante, firme, que no ceda a la tentación. espíritu libre—Un espíritu libre, dispuesto a conformarse a la ley de Dios, para así guardar al salmista en un curso recto de vida. 13. Otras versiones añaden la ilativa entonces—enseñaré <, como resultado de esta obra de gracia. tus caminos—de la providencia y del deber humano (18:21, 30; 32:8; Lucas 22:32). 14. líbrame—(39:8), de la culpabilidad de homicidio (5:6; 2 Samuel 12:9, 10). tu justicia—como en el Salmo 7:17; 31:1. 15. abre mis labios—quitándome el sentido de culpa. 16. La alabanza es mejor que el sacrificio (50:14), y comprende la fe, el arrepentimiento y el amor, y glorifica a Dios. En los verdaderos arrepentidos el gozo del perdón se confunde con el pesar por el pecado. 18. hazbien—No retribuyas mi pecado sobre tu Iglesia. edifica los muros—la forma de hacer bien a Sión; cf. el Salmo 89:40, opuesto en forma e ideas. 19. Reconciliado Dios, entonces le serán aceptos los sacrificios materiales (4:6; Isaías 1:11–17).
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS SALMO 52 Cf. 1 Samuel 21:1–10; 22:1–10, para la historia del título. El primer versículo da el lema: la jactancia del malo sobre el justo es vana, pues Dios cuida siempre de su pueblo. Se amplía la idea con describir la malicia y el engaño, y luego la ruina del malvado, y la condición feliz del piadoso. 1. poderoso—lit., héroe. Puede que así se dirija a Doeg, irónicamente, respecto a su poder en la calumnia. 2. lengua—por la persona. agravios—para otros (5:9; 38:12). hace engaños—(10:7), como la navaja filosa, que corta silenciosa, pero hondamente. 3, 4. perniciosas—lit., devoradoras, que destrozan completamente (cf. el Salmo 21:9; el 35:25). 5. por tanto—Como habéis hecho a otros, Dios os hará a vosotros (18:27). Los términos sucesivos describen la ruina más completa. temerán—considerarán con reverencia piadosa. reiránse—de la locura del malo; 7. porque confió en las riquezas y en su fuerza en la iniquidad—o malicia (52:2), en vez de confiar en Dios. He aquí el hombre—lit., el poderoso, el héroe (52:1). 8. Es común la figura aquí usada (1:3; Jeremías 11:16). en la casa [PAG. 462] etc.—en comunión con Dios (cf. el Salmo 27:4, 5). perpetua y eternalmente—cualidades de la misericordia. 9. lo que has hecho—lo dice el contexto: me has conservado (22:31). esperaré en tu nombre—en tus perfecciones, manifestadas para bien (5:11; 20:1). porque es bueno—eso es, tu nombre, y todo el método o resultado de su manifestación (54:6; 69:16). SALMO 53 Sobre Mahalath—(cf. título el del Salmo 88). Por qué esta repetición del Salmo 14, es dada, no sabemos. 1–4. con unas pocas variaciones, corresponden al Salmo 14:1–4. 5. En vez de la seguridad de la presencia de Dios con los piadosos, y de una queja contra los malos, el Salmo 14:5, 6 manifiesta la ruina de éstos, cuyos bienes ‚también son derramados‛ (cf. el Salmo 141:7), porque habían rechazado a Dios con escarnio. SALMO 54 Cf. el título de los Salmos 4 y 32; para su historia, cf. 1 Samuel 23:19, 29; 26:1–25. Después de un clamor ferviente por el socorro, el salmista promete la alabanza en la seguridad de ser oído. 1. por tu nombre—(5:11), especialmente con tu poder. defiéndeme—como en el Salmo 7:8; el 26:1, declara mi inocencia, 2. (cf. el Salmo 4:1; el 5:1.) 3. extraños—tal vez los zifitas. fuertes—lit., terribles, violentos (Isaías 13:11; 25:3). Tales eran Saúl y su ejército. no han puesto, etc.—obraron como ateos, sin temor de Dios (cf. el Salmo 16:8). 4. (Cf. el Salmo 30:10). con los que < que están de parte de ellos y de la mía (46:11). 5. volverá—(6:7) el mal sobre mis enemigos o vigilantes, los que acechan para hacer daño. por tu verdad—tu promesa verificada. 6. sacrificaré— presentaré una ofrenda de benevolencia (Levítico 7:16; Números 15:3). 7. mis ojos—(cf. el Salmo 59:10; el 112:8), expresa la satisfacción de contemplar la derrota de los enemigos suyos, como la de los de Dios sin que ello signifique egoísmo ni sentimiento profano (cf. el Salmo 52:6, 7). SALMO 55 Aterrorizado a causa de los enemigos, y entristecido por la traición de un amigo, el salmista ofrece una oración ardiente por el alivio. Confunde sus expresiones de absoluta confianza en el favor de Dios para con él y las invocaciones y predicciones de los juicios vengativos de Dios contra los impíos. El tono armoniza con la experiencia de David, ya en los tiempos de Saúl, ya en los de Absalón, aunque acaso no aquéllos ni éstos estaban en su mente. 1. no te escondas—(cf. el Salmo 13:1; 27:9), no retengas el auxilio. 2. La segunda línea expresa plenamente su dolor. 3. opresión—lit., persecución, 4, 5. expresan gran alarma. 6. descansaría—lit., moraría, eso es, permanentemente. 7, 8. Aun un desierto es lugar más seguro que allí donde hay males como vientos y tempestades. 9. deshace—lit., traga (21:9). divide la lengua—o bien, confunde su habla, y así sus consejos (Génesis 11:7). la ciudad—acaso Jerusalén, escenario de la anarquía. 10, 11. aquí descrita en detalle (cf. el Salmo 7:14–16). agravios—lit., malicias, los males resultantes (5:9; 52:2, 7). 12–14. Esta descripción de la traición no niega sino agrava la injuria de los enemigos. mi guía—lit., amigo (Proverbios 16:28; 17:9). mi familiar—en el hebreo, uno más íntimo que amigo. en compañía—lit., con una multitud, en desfile festivo. 15. condenados sean—o bien, ‚Desolaciones están sobre ellos.‛ desciendan—lit.,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS descenderán. vivos—o viviendo en medio de la vida, la muerte les sobrevendrá (cf. Números 16:33). entre ellos—o dentro de ellos, en sus corazones (5:9; 49:11). 16–18. Dios contesta a sus constantes y repetidas oraciones. 19. Airado Dios escucha a los malvados. permanece—lit., está sentado, entronizado como soberano. no se mudan—La prosperidad los endurece (73:5). 20, 21. La traición está agravada por la hipocresia. El cambio de número en los versículos 15, 23. y aquí, hace vivo el cuadro, y denota que el traidor principal y sus cómplices son considerados juntos. 22. tu carga—lit., don, lo que te está designado. te sustentará—lit., proporcionará alimento y así suplirá toda necesidad (57:25; Mateo 6:11). no dejará caído—no permitirá que sea removido, de la segura posición en el favor de Dios (10:6). 23. sanguinarios y engañadores—(cf. el Salmo 5:6; el 51:14), el engaño y la disposición homicida a menudo unidos. La amenaza, es dirigida especialmente (no como una verdad general) contra los impíos, según el parecer del autor. SALMO 56 Sobre la Paloma, etc., traducción de Jonathelem‐rechokim, que o indica una melodía (cf. el Salmo 9) de dicho nombre propia para el canto del Salmo; o bien es una forma enigmática para señalar el tema, como el dado en la historia aludida (1 Samuel 21:11, etc), asemejándosele a David a la paloma mansa que no se queja, corrido de su hogar para vagar en destierro. Rodeado de enemigos domésticos y extraños, David con confianza invoca a Dios, expone sus quejas, y termina anticipando gozosa y confiadamente la continuación del amparo divino. 1, 2. devoraría—lit., jadearía como fiera tras de mí—(Hechos 9:1). enemigos—acechadores (54:5). Altísimo—como no se atribuye el término a Dios en otra parte, algunos lo traducen aquí por arrogante, u orgullosamente, calificando a ‚los que pelean.‛ 3. en ti—lit., hacia ti, hacia quien él se vuelve en la aflicción. 4. En Dios alabaré su palabra—Por su gracia o ayuda (60:12; 108:13), ‚Me gloriaré en Dios respecto a su palabra‛; en todo caso la palabra de Dios es el asunto especial y la causa de su alabanza. la carne—por la humanidad (65:2; Isaías 31:3), significando la flaqueza. 5, 6. Cuadro vivo de la conducta maliciosa de los enemigos. 7. ¿Escaparán?—o, ‚Su escape es por la iniquidad.‛ derriba, etc.—Humilla a los que arrogantes se oponen a tu siervo. 8. Dios se da cuenta de su destierro y se acuerda de sus lágrimas. La costumbre de embotellar las lágrimas de los que lloran como un recuerdo, que ha existido en algunas naciones orientales puede explicar la figura. 9. Dios es por mí—Está de mi lado a mi favor (118:6; 124:1, 2), por tanto, está seguro de la derrota de sus enemigos. 12. tributaré, etc.—Pagaré lo que he votado. 13. La interrogación de algunas versiones (‚Y mis pies ¿no librarás <?) insinúa una respuesta afirmativa, basada en la experiencia pasada. de caída—como de un precipicio. delante de Dios—en su favor durante la vida. [PAG. 463] SALMO 57 No destruyas—traducción de Al‐taschith. Acaso sea una alusión enigmática a la circunstancia crítica relacionada con la historia, sobre la cual cf. 1 Samuel 22:1; 26:1–3. En la oración de Moisés (Deuteronomio 9:26), prominente petición es la de deprecar la ira de Dios en contra del pueblo. Esta explicación cuadra bien con el Salmo 58 y el 59 también. Asaf usa este título en el Salmo 75 en el cual hay alusión a alguna emergencia. Michtam—(cf. el Salmo 16). Al clamor ferviente por el socorro divino, el salmista agrega, como otras muchas veces, el lenguaje de alabanza, en la seguridad de ser oído favorablemente. 1. mi alma—yo mismo, o mi vida, la que está amenazada. sombra de tus alas—(17:8; 36:7). quebrantos— calamidades, o lit., malicia en la relación de su liberación con la lo que principió. 3. que me apura—‚que me devora‛, que jadea ferozmente tras de mí (56:2). misericordia y su verdad—(25:10; 36:5), como mensajeros (43:3) enviados para librarlo. 4. Las figuras confundidas de fieras (10:9; 17:12) y armas de guerra (11:2) agrandan el cuadro de peligro. cuchillo agudo—calumnias. 5. Esta doxología ilustra su creencia en la relación de su liberación con la gloria de Dios. 6. Cf. el Salmo 7:15; el 9:15, 16.) 7. El salmista alabará tanto con la voz como con el instrumento. 8. Se refiere a su gloria, o lengua (16:9; 30:12), y a su salterio, o laúd, y arpa. levantaréme—lo mismo (lit.) despertaré el alba, expresando poéticamente su celo y su diligencia. 9, 10. Como su misericordia y verdad, así su alabanza llenará la tierra. SALMO 58 La situación crítica de David en algún período de la persecución saulina es probablemente lo que ocasiona este salmo, en el cual el salmista enseña que la pecaminosidad innata y efectiva de los hombres merece, y recibirá la justa retribución de Dios, mientras que los piadosos pueden consolarse en su sapiente y santo gobierno de los hombres.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1. Oh congregación—lit., oh mudos—el vocablo aquí nunca se traduce ‚congregación.‛ ‚¿Sois mudos vosotros, los que debéis de hablar justicia?‛ puede ser la traducción. En todo caso, el salmista censura, quizás, a un consejo reunido para juzgar su causa y obligado a dar un fallo justo. 2. Esto no era su propósito, sino que hacéis pesar la violencia—o daban decisiones de violencia. Pesar es figura para expresar los actos de los jueces. en la tierra—públicamente. 3–5. describe a los malos en general, que pecan natural, fácil, maligna y tercamente. cierra su oído—eso es, el malo (en sentido colectivo) viene a parecerse al áspid sordo, que no tiene oído. 6. Pide la destrucción de ellos, bajo la figura de fieras rapaces (3:7; 7:2). 7. que se van de suyo—lit., se apartarán juntos, desapareciendo, como los torrentes montañosos. entesando—Dice figuradamente entesar la saeta, en vez del arco (64:3). hechas pedazos—lit., como si se cortasen—eso es, se embotan y se inutilizan. 8, 9. Otras figuras de esta completa ruina. En menos tiempo que el que se precisa para que las ollas sientan—el calor de las espinas en el bracero, los arrebatará con torbellino: vivos … airados—verdes o abrasadas las espinas se van con el viento; así tan fácil y tan ligeramente son llevados los malos. La figura del caracol acaso alude a su pérdida de saliva al moverse. Las frases son oscuras, pero el sentido general del pasaje es claro. 10, 11. pies … impío—denota grande matanza. El gozo del triunfo es porque son enemigos de Dios, y la derrota de ellos demuestra que Dios reina (cf. el Salmo 52:5–7; el 54:7). En esta seguridad, gócense los cielos y la tierra (96:10; 97:1; etc.). SALMO 59 Cf. el Salmo 57 y para la historia, 1 Samuel 19:11, etc. El contenido es muy parecido al del 57; la oración a causa de los enemigos malignos y violentos, y el gozo por la esperanza del alivio. 1. que contra mí se levantan—(cf. el Salmo 17:7). 2. (cf. el Salmo 5:5; el 6:8). 4. se aperciben—lit., se ponen en orden de batalla. despierta—(cf. el Salmo 3:7; el 7:6), invoca a Dios en la relación pactada con su pueblo (9:18). 6, 7. Son como perros salvajes que cazan la presa, y como tales proferirán—(tiempo presente), lit., vomitan, a saber, calumnias, su impúdico ladrido. porque dicen: ¿quién?—Cf. el Salmo 84:5, la expresión completa con las palabras expresadas. 8. (cf. el Salmo 2:4; el 37:13). 9. de su fuerza, etc.—Expositores de criterio, con buenas razones, traducen, ‚oh mi fuerza, a ti te esperaré‛ (59:17). defensa—fuerte (62:2), torre alta. 10. prevendrá—cf. el Salmo 21:3, ‚salir al encuentro.‛ enemigos—como en el Salmo 5:8. 11. no los matarás—de una vez (Jueces 2:21–23); antes perpetuarás su castigo (Génesis 4:12; Números 32:13), derramándolos, haciéndolos vagar, humillándolos. 12. sean presos por, etc.—mientras demuestren el orgullo, sean castigados por sus mentiras, etc. 13. La entera destrucción de los malos, retardada por razones prudentes, vendrá por fin, y la presencia de Dios con su Iglesia y su poder en favor de ella, se darán a conocer (1 Samuel 17:46; Salmo 46:10, 11). 14, 15. Entre tanto, que merodeen los perros, pues no pueden dañar a los piadosos; sí; que vagarán hambrientos y sin dormir. murmuren—lit., pasarán toda la noche; nada obtendrán. 16, 17. En contraste está la suerte de los siervos de Dios, que emplean su tiempo alabando a Dios. de mañana—cuando aquellos se retiran muertos de hambre y desengañados; o bien puede significar gozo y diligencia en la alabanza, como en el Salmo 30:5. SALMO 60 Susan‐Heduth—Lirio de testimonio. El lirio es emblema de la hermosura (cf. el título del Salmo 45). Este término doble puede que denote un poema hermoso que testifica de la fidelidad de Dios demostrada en las victorias referidas en la historia citada. Aramnaharaim—la Siria de los dos ríos, o la Mesopotamia allende el río (Eufrates) (2 Samuel 10:16) Aram‐zobah—la Siria de Soba (2 Samuel 10:6), de cuyo rey era tributario el rey de aquélla. La guerra con Edom, por Joab y Abisai (2 Crónicas 18:12, 25), tuvo lugar como al mismo tiempo. Probablemente, mientras se alternaban las dudas y los temores, respecto a los resultados de estas guerras, el escritor compuso este salmo, en el cual pinta, en el lenguaje del pueblo de Dios, sus tristezas en medio de desgracias anteriores, eleva plegarias por las presentes estrecheces, y se goza en la esperanza segura del triunfo mediante la ayuda de Dios. [PAG. 464] 1–3. Alude a los desastres. desechado—con escarnio (43:2; 44:9). disipaste—quebrantaste nuestra fortaleza (cf. 2 Samuel 5:20). vuélvete—o, devuélvenos (la prosperidad). Las figuras de conmociones físicas denotan las grandes conmociones civiles (46:2, 3). vino de agitación—de asombro, o de tambaleo; eso es, nos debilitaste (cf. el Salmo 75:8; Isaías 51:17, 22). 4, 5. Sin embargo se reanimarán ante la bandera de Dios, y pedirán que guiados y sostenidos por el poder de Dios (por su diestra, Isaías 17:7; 20:6), estén seguros. óyeme—otra versión, óyenos. 6–10. Dios pronunció—habló—por su santuario—o por su santidad (89:35; Amós 4:2), por el honor de sus atributos (22:3; 30:4). Cobrando ánimo de la promesa de Dios de darles posesiones (Exodo 23:31; Deuteronomio 11:24) (y renovada a él acaso por revelación especial), con júbilo describe la conquista como ya realizada. Sichem … Succoth—puntos muy
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS separados, y Galaad … Manasés—distritos grandes, al este y al oeste del Jordán, representan toda la tierra. partiré … mediré—significa tener el control completo. Ephraím—denota el poder militar (Deuteronomio 33:17) y Judá—(el legislador, Génesis 49:10), el civil. Las naciones extrañas luego aparecen como vencidas. vasija … lavatorio—de lo más común. sobre Edom—como sobre el esclavo. haz júbilo—clama, vitorea; reconoce la sujeción (cf. el Salmo 108:9, ‚sobre Filistea—Palestina—triunfaré‛). 9, 10. Está persuadido de que Dios, aunque una vez airado, ahora está por obrar en favor de su pueblo. ¿quién me llevará?—o ¿quién me ha llevado?—como si el hecho hubiera ya principiado. Ciertamente—contesta a su pregunta; pero con la pregunta, ‚¿No serás tú?‛; se infiere la contestación afirmativa. 11, 12. Por tanto cierra con una oración por el éxito, expresando su confianza en él mismo. SALMO 61 Neginah—o Neginoth (cf. el título de Salmo). Apartado de los privilegios espirituales acostumbrados, tal vez por la rebelión de Absalón, el salmista pide el socorro divino sobre la base de misericordias anteriores, en la confianza de que será oído. 1–3. desde el cabo, etc.—desde lugares remotos del santuario (Deuteronomio 28:64). corazón desmayare—lit., cubierto de oscuridad, o de calamidad, a la peña (18:2; 40:2). más alta que yo—a la que de otro modo no podría subir. refugio … torre (fuerte)—repiten el mismo sentimiento. 4. habitaré—así deseo hacer (Salmo 23:6). estaré seguro—(cf. el Salmo 17:8; el 36:7). 5. heredad—parte en las bendiciones espirituales de Israel (21:2–4). mis votos—comprende oraciones. 6, 7. alrey—David mismo y su linaje real que termina en Cristo. La miseria y la verdad personificadas, como en el Salmo 40:11; el 57:3. estará … delante de Dios—lit., estará sentado como un rey en la presencia de Dios, bajo la protección de Dios. 8. Así por las nuevas bendiciones nuevos votos de alabanza para siempre serán pagados. SALMO 62 A Jeduthún—(cf. el título del 39). El tono general de este salmo es expresivo de confianza en Dios. Se aprovecha de la ocasión para advertir a los malos sus pecados y el castigo de sus maldades. 1. está acallada—confía sumisa y segura cual una sierva. 2. Estos títulos muchas veces se aplican a Dios (9:9; 18:2). no resbalaré mucho—‚No seré movido‛ (10:6); no recibirá daño permanente, a pesar de las asechanzas de sus enemigos. 3. Su destrucción vendrá; como pared bamboleante están por caer. caeréis—No está en el original; se puede leer, ‚Sois como pared bamboleante‛. Algunos suponen que estas frases están aplicadas a la condición del hombre; eso es, el piadoso sufre: ‚¿Mataréis al justo?‛ Pero el otro sentido es el mejor. 4. su grandeza—la elevación hasta la que Dios lo ha alzado (4:2). Esto tratan de hacer mediante las mentiras y el doblez. (5:9). 5, 6. (Cf. 1:2). no resbalaré—no seré movido por nada: ha aumentado su confianza. 7. roca de mi fortaleza—su más fuerte amparo (7:10; 61:3). 8. derramad … vuestro corazón—Dad plena expresión a las emociones (1 Samuel 1:15; Job 30:16; Salmo 42:4). oh pueblos—pueblos de Dios. 9. Ninguna clase de hombre es digno de confianza, en comparación con Dios (Isaías 2:22; Jeremías 17:5). pesándolos … vanidad—Echados todos juntos en la balanza serán levantados, porque son más livianos que la vanidad (34:3). 10. No sólo no son motivos de jactancia la opresión y la rapiña, medios ilícitos de riquezas, sino que las riquezas mismas, aumentadas lícitamente, no deben de contaminar el corazón. 11. una vez … dos veces— (como en Job 33:14; 40:5), se usa para dar énfasis al sentimiento. El poder de Dios es templado por su misericordia, la que también fortalece. 12. porque tú pagas—lit., que tú pagas, etc., ligada con la expresión anterior, ‚Dos veces he oído que < tú pagas‛, lo que enseña que Dios con su fortaleza pueda obrar tanto la misericordia como la justicia. SALMO 63 La ocasión histórica referida en el título fué probablemente durante la rebelión de Absalón (cf. 2 Samuel 15:23, 28; 16:2). David da expresión a un deseo ardiente del favor de Dios y a una fuerte esperanza de realizarlo en su liberación y en la destrucción de sus enemigos. 1. levantaréme a ti—Madrugo para buscarte. de mañana—temprano, con diligencia (Isaías 26:9). Las figuras sed y sequedad, lit., cansancio, denotan miseria moral, sugerida por sus circunstancias externas. alma—y—carne—el hombre entero (16:9, 10). 2. Lo que deseaba especialmente eran las perfecciones de Dios demostradas en el culto (27:4). 3. Habiendo experimentado la misericordia de Dios, sus labios se abrirán para alabarle (51:15). 4. Así—lit., en verdad. te bendeciré—Te alabaré (34:1). alzaré mis manos—en adoración (cf. el Salmo 28:2). en tu nombre—en alabanza de sus
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS perfecciones. 5–8. Plenas bendiciones espirituales satisfacen sus deseos, y los actos de alabanza ocupan sus pensamientos y su tiempo. en … la noche—así como de día. Los favores anteriores le dan la seguridad del futuro, y por tanto se acoge fervientemente a Dios, cuyo poder le sustenta (17:8; 60:59). 9, 10. destrucción … buscaron—eso es, ‚los que buscaron hacerme daño son (están ordenados) (cf. el Salmo 35:8) para destrucción‛. caerán—o bien, “irán a los sitios;” o sea, a la tumba, a la muerte; por cuanto sus cuerpos serán porción de las zorras, o lit., los chacales. 11. el rey— eso es, David mismo, y todo aquel que reverencia a Dios ‚gozarán porción gloriosa‛, mientras los enemigos traicioneros serán para siempre enmudecidos (62:4). [PAG. 465] SALMO 64 Una oración por su liberación de los astutos enemigos maliciosos, anticipando con confianza la derrota de ellos, la que honrará a Dios y deleitará a los justos. 1. guarda … del miedo—del peligro que motiva el miedo. 2. conspiración—insurrección; lit., alboroto, asaltos ruidosos, así como del secreto consejo. 3, 4. Figuras similares de calumnia (57:4; 59:7). armaron—Apuntaron, o tiraron saetas; lit., pisaron; pisaron los arcos, para doblarlos o tenderlos y así disparar las saetas (58:7). y … al íntegro— inocente de las acusaciones de aquellos. y no temen—respecto a Dios (55:19). 5. Un sentimiento aquí expresado más completamente describiendo la malicia deliberada de ellos. 7. El contraste se hace mayor, sugiriendo que Dios usa las mismas armas que ellos. 8. harán caer … lenguas—como consecuencias de sus pecados (cf. el Salmo 10:2; el 31:16). los que los vieron—sus cómplices en el mal serán espantados. 9, 10. Los hombres, en general, reconocerán la obra de Dios, y los justos, alegrándose de ella, serán animados a confiar en él (58:10). SALMO 65 Esta es una canción de alabanza a Dios por sus bendiciones espirituales a su pueblo y por su benigna providencia sobre toda la tierra. 1. plácida—lit., silencio; A tí el silencio es alabanza; es decir, la alabanza atiende cual una sierva: a ti te es debida (62:1). Así también es un deber pagar los votos. Estas dos partes del culto acepto, mencionadas en el Salmo 50:14, se ofrecen en Sión, donde Dios obra mayormente su misericordia y recibe homenaje. 2. Todos animados a orar por la prontitud de Dios para escuchar. 3. Sólo la misericordia de Dios nos libra de las cargas de la iniquidad, purgando y expiando las transgresiones que están en nuestra contra, y que se llaman iniquidades—o palabras de iniquidad. 4. habite en tus atrios … saciados … casa—significan comunión con Dios (15:1; 23:6; cf. el Salmo 5:7). Esta es una bendición para todo el pueblo de Dios, indicado por el cambio del número gramatical. 5. tremendas cosas—eso es, por la manifestación de justicia e ira sobre los enemigos, y de misericordia a su pueblo (63:9–11; 64:7–9). esperanza— Tú, el objeto de la confianza de todos—de todo el mundo, y justamente así, piénsenlo o no los hombres. 6–13. El gran poder y la bondad de Dios son el fundamento de esta confianza. Son ilustrados en su gobierno de las agencias más poderosas de la naturaleza y de las naciones, los que infunden terror a los hombres (26:7; 98:1, etc.), y en las lluvias que fertilizan a la tierra y la hacen producir abundantemente para los hombres y las bestias. las salidas de la mañana … tarde—todos los pueblos desde el oriente hasta el occidente. visitas—en misericordia (cf. el Salmo 8:4). el río de Dios—Sus recursos inagotables. tus nubes—lit., tus caminos, caminos de providencia (25:4, 10). desierto—lugares despoblados pero adecuados para el pastoreo (Levítico 16:21, 22; Job 24:5). los llanos—estancias en el Salmo 65:12; lit., redil, aprisco cercado para el ganado. El mismo vocablo puede traducirse por corderos (37:20), de modo que ‚las manadas se visten de corderos‛, figura que expresa un aumento grande. SALMO 66 El escritor invita a todos los hombres a unirse en alabanza; cita ocasiones notables que la merecen; promete hacimientos de gracias especiales, y celebra la gran misericordia de Dios. 1. aclamad—‚Haced un ruido gozoso‛ (versión inglesa). 2. su nombre—como en el Salmo 29:2. gloria en su alabanza—Sea su alabanza tal que le glorifique, o que sea honrosa para él. 3, 4. Un ejemplo de tal alabanza. ¿Cuán terribles …!—(cf. el Salmo 65:8.) te mentirán—se someterán, manifestarán una entrega forzada (18:44), producida por el temor, 5, 6. Las obras terribles ilustradas en la historia de Israel (Exodo 14:21). Con este ejemplo, se amonesta a los rebeldes. 7. atalayan, etc.—vigilan la conducta de ellos. 9. Aquí se cita acaso una liberación reciente. puso … en vida—
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS lit., pone nuestra alma en vida; eso es, fuera de peligro (30:3; 49:15). resbalasen—sean movidos (10:6; 55:22). 10–12. De pruebas duras Dios los había traído a lugar seguro (cf. Isaías 48:10; 1 Pedro 1:7). apretura—opresión—como en el Salmo 55:3, que pesaba sobre los lomos—el asiento de las fuerzas (Deuteronomio 33:11), debilitados por la opresión. subir—pasar por encima. en fuego, etc.—figuras que describen la postración y las peripecias (cf. Isaías 43:2; Ezequiel 36:12). hartura—lit., lugar que rebosa, o irrigado, y por tanto fertil. 13–15. Estas varias ofrendas completas constituyen el pago de los votos (Levítico 22:18–23). ofreceré—lit., haré ascender, aludiendo al humo de la ofrenda quemada, lo que explica el uso de perfume—que en cualquier otro lugar significa el humo del incienso. 16–20. Con éstos une sus actos públicos de agradecimiento, e invita a oír a los que temen a Dios (60:4; 61:5, sus verdaderos adoradores). Afirma su sinceridad, por cuanto Dios nunca oiría a los hipócritas, como a él le había escuchado. ensalzado con mi lengua—lit., la exaltación (estaba) bajo mi lengua, como depositario, desde donde procedía: eso es, honrar a Dios me era habitual. mirado a la inquidad—eso es, con placer. SALMO 67 Una oración para que, mediante las bendiciones de Dios sobre su pueblo, su salvación y su alabanza sean extendidas sobre toda la tierra. 1. haga resplandecer su rostro—que nos enseñe su favor (Números 6:24, 25; Salmo 31:16). 2. tu camino—tus tratos de gracia (Isaías 55:8), explicados como tu salud—lit., tu salvación. 3–5. Alabanzas de gratitud serán ofrecidas por las bendiciones de su sapiente y santo gobierno (cf. Isaías 2:3, 4; 11:4). 6, 7. Las bendiciones de una cosecha fructífera se mencionan como tipos de mayores bendiciones espirituales, bajo las cuales todas las naciones temerán y amarán a Dios. SALMO 68 Este es un salmo‐canción (cf. el título del Salmo 30), sugerido acaso por las victorias de David, las que le aseguraron el trono y dieron descanso a la nación. En términos generales, el juicio de Dios sobre los malos, y la equidad y la bondad de su gobierno a los piadosos, son celebrados. Se ilustra el sentimiento con ejemplos del trato de Dios citados en la historia judaica y relatados en términos [PAG. 466] altamente poéticos. Por tanto el escritor recomienda que se esperen triunfos iguales y aun mayores, y ordena a todas las naciones a unirse en las alabanzas al Dios de Israel. El Salmo es evidentemente típico de la relación que Dios, en la persona de su Hijo, mantiene con la Iglesia (68:18). 1–3. Cf. Números 10:35; Salmo 1:4; 22:14, sobre las figuras aquí usadas. de su presencia—como delante de la presencia del fuego, como de cosa temible; pero en el v. 3, en su presencia es como bajo su protección (61:7). los justos— todos los verdaderamente piadosos, sean de Israel o no. 4. ensalzad … cielos—lit., “elevad para el que cabalga por los desiertos”—(68:7), alusión a la representación poética de su dirección de su pueblo en el desierto, como un conquistador, delante del cual ha de ser preparado, o elevado, un camino (cf. Isaías 40:3; 62:10), En Jah su nombre—o sea, Jehová, del que es una contracción (Exodo 15:3; Isaías 12:2) (el hebreo). nombre—o las perfecciones (9:10; 20:1), las que—5, 6. son ilustradas por la protección de los indefensos, por la defensa de los inocentes, y por el castigo de los rebeldes, atribuídas a él. habitar en familia los solos—lit., acomoda a los solitarios (o peregrinos) en hogar. Siendo una verdad general, es acaso una alusión a los israelitas. rebeldes … en sequedad—apartados de las comodidades de la casa. 7, 8. (Cf. Exodo 19:16–18). anduviste—en un pilar de fuego—marchando, con movimiento majestuoso. aquel Sinaí—tembló, mejor, se derritió como en Jueces 5:5. 9, 10. abundante lluvia—una lluvia de dones, como el maná y las codornices. tu grey—lit., tu tropa como en 2 Samuel 23:11, 13—siendo prominente el aspecto militar del pueblo, de conformidad con las figuras del contexto. en ella—en la tierra prometida. al pobre—tu pueblo humilde (68:9; cf. el Salmo 10:17; el 12:5). 11. daba (la) palabra—eso es, del triunfo. ejército—o coro de mujeres, que celebraron la victoria (Exodo 15:20). 12. reyes de ejércitos—es decir, con sus ejércitos. las … en casa—mayormente las mujeres así se quedaban, y la tranquilidad de la victoria es aparente por cuanto ellas pudieron, sin peligro, gozarse en sosiego de los despojos. 13. Aquí algunos traducen: ‚Cuando os acostéis entre los apriscos (o fronteras), seréis <‛, comparando el reposo pacífico en los límites de la tierra prometida a la hermosura proverbial de la mansa paloma. Otros entienden que debe traducirse la palabra por ‚tiestos,‛ las paredes ahumadas de las cuevas en donde los israelitas se refugiaron en tiempos de los jueces; o entendido todo figurativamente, por las filas de piedras de donde pendían las vasijas de cocina; y así se contrasta su anterior condición humilde y aflictiva con su prosperidad posterior. En todo caso, se describe un estado de paz y quietud mediante una hermosa figura. 14. Dispersos sus enemigos, el contraste de su prosperidad con sus aflicciones anteriores es representado por el de la nieve que cae sobre el monte Salmón. 15, 16.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Los montes son a menudo símbolos de naciones (46:2; 65:6). El de Basán, al noreste de Palestina, denota una nación pagana; se describe como un monte de Dios, o monte alto. Las tales se representan como envidiosas del monte (de Sión) donde Dios reside; 17. y a la declaración de que Dios lo hará su morada, se añade la evidencia de que lo protegerá. A él se le pinta en medio de sus huestes celestiales—millares de ángeles—lit., millares de repeticiones, o millares de millares, res, eso es, de carros. La palabra. ángeles—fué acaso introducida en nuestra versión, de Deuteronomio 33:2, y Gálatas 3:19. Se sobreentiende por supuesto, que ellos son conductores de carros, como Sinaí así en el santuario— eso es, él apareció en Sión como apareció una vez en Sinaí. 18. Del escenario de la conquista asciende a su trono, llevando cautiva la cautividad—, o a muchos cautivos (Jueces 5:12). tomaste dones—aceptando el homenaje de ellos, aun cuando fuera forzado como de parte de rebeldes. para que habite … Jah Dios—es decir, hacer de este monte, de su pueblo, o de la Iglesia, su morada. Este Salmo tipifica las conquistas de la Iglesia bajo su divino Maestro, Cristo. Por cierto, ‚el que estaba con la Iglesia en el desierto‛ (Hechos 7:38) es el Señor (Jah, Jehová), descrito en esta ascensión ideal. Por tanto, Pablo (en Efesios 4:8) aplica este lenguaje para describir su verdadera ascensión, cuando, habiendo vencido el pecado, la muerte, y el infierno, el Señor de gloria triunfantemente entra en el cielo, acompañado por las multitudes de ángeles adoradores, para sentarse en el trono y dirigir el cetro de un dominio eterno. La frase tomaste dones para (lit., entre) hombres—Pablo la interpreta: ‚Dió dones a los hombres.‛ Ambas frases describen los actos de un vencedor, que recibe y distribuye el botín de guerra. El salmista usa “recibir” como señal de la victoria; Pablo, “dió” como el acto de un conquistador, que habiendo derrotado a sus enemigos, procede a recompensar a sus amigos. La aplicación especial de este pasaje por Pablo fué para la comprobación de la exaltación de Cristo. Lo que el Antiguo Testamento representa respecto al descenso y la ascensión de él corresponde a su historia. El que descendió es el mismo que ascendió. Como la ascensión entonces fué un elemento de su triunfo, así lo es ahora; y aquel que, en su humillación, debe ser reconocido por nuestro sacrificio vicario y por el Sumo Sacerdote de nuestra profesión, debe ser también adorado como Cabeza de su Iglesia y el autor de todos los beneficios espirituales que ella recibe. 19–21. Dios socorre ampliamente nuestras necesidades diarias. Las vicisitudes y las escapadas de la muerte están bajo la dirección de aquel que es el Dios que nos salva y que destruye a los enemigos suyos y nuestros. herirá la cabeza—destruirá violentamente (110:6; Números 24:8). del que camina—sigue caminando, que persiste en su impenitencia. 22. Generaliza ejemplos anteriores de la liberación de Dios: así como ha hecho, así hará. de Basán—región la más lejana; y de los profundos, etc., de las aflicciones más severas. Las figuras del Salmo 68:23 denotan la perfección de la conquista, y no implican crueldad salvaje alguna (cf. 2 Reyes 9:36; Isaías 63:1–6; Jeremías 15:3). 24–27. Describe la procesión triunfal, terminada la liberación. vieron—impersonalmente, ‚Se han visto tus caminos,‛ y los caminos—o salidas, como en la frase anterior, como encabezando la procesión, como que guiaba el arca, símbolo de la presencia de Dios. Siguen las varias bandas de música, y todos los que son de la estirpe de Israel—eso es, los descendientes de Jacob son invitados a unirse en la doxología. Luego, por una de las tribus más cercanas, por una de las más eminentes y dos de las más remotas, es representada toda la nación, que marcha adelante (Números 7). 28, 29. Se confunden en la canción de alabanza la gratitud por las [PAG. 467] victorias anteriores y la oración confiada por las futuras victorias de Sión—tu templo—en, lit., sobre—Jerusalén—Su palacio o residencia simbolizaba (5:7) su presencia protectora entre su pueblo, y por tanto es objeto de homenaje de parte de otros. 30. Las naciones más fuertes son representadas por las bestias más fuertes. 31. príncipes—lit., los gordos, los eminentes de la nación la más rica y de la más distante representan la sujeción universal. apresurará—a extender sus manos. 32–35. A aquel que se presenta cabalgando en triunfo al través de sus antiguos cielos; a aquel que, en la natura y aun más en las maravillas de su gobierno espiritual, desde sus santuarios (43:3), es terrible, que rige a su Iglesia, y por su Iglesia gobierna al mundo con justicia; a él dénle todas las naciones y los reinos la honra y el poder y el dominio para siempre jamás. SALMO 69 Sobre Sosannim—(cf. el título del Salmo 45). Con lenguaje mixto de oración y de queja, el sufriente, cuya condición aquí se expone, suplica el socorro divino como quien sufre por el amor de Dios, implora la divina retribución sobre sus enemigos, y asegurado de la liberación que vendrá, promete que darán alabanza él mismo y los demás que recibirán tales bendiciones de Dios. Está citado este Salmo siete veces en el N. T. como profético de Cristo y de los tiempos evangélicos. Aunque parece a algunos que el carácter del salmista en el Salmo 69:5 es el de pecador; sin embargo, su condición de victima inocente de los crímenes alegados sostiene el carácter típico de la composición, y puede ser tomado pues en todo, como en el Salmo 22, por típicamente expresivo de los sentimientos de nuestro Salvador en la carne. 1, 2. (cf. el Salmo 40:2.) entrado hasta el alma—poniéndole en peligro de ser ahogado (Jonás 2:5). 3. (Cf. el Salmo 6:6). desfallecido mis ojos—cansados de mirar (119:28). 4. me aborrecen, etc.—(cf. Juan 15:25.) Sobre el número y
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS fuerza de sus enemigos, cf. el Salmo 40:12. pagar—restituir; sufrió injustamente bajo la imputación de robo. 5. Puede entenderse como un reclamo, defendiendo su inocencia, como si hubiese dicho: ‚Si soy malo, tú lo sabes.‛ Con todo, la condición de David como sufriente puede tipificar la de Cristo, sin exigirse que se halle un paralelo en el carácter. 6. por mi causa—en mi confusión y en mi vergüenza. 7–12. Esta petición contempla su relación con Dios como sufriente por amor a Dios. El reproche, el distanciamiento familiar (Marcos 3:21; Juan 7:5), el agotamiento en el servicio de Dios (Juan 2:17), el escarnio de los viles: todo esto había sufrido. lloré afligiendo mi alma—Deshice mi alma (mi vida) llorando; lenguaje figurativo de hondo pesar. a la puerta—en lugar público (Proverbios 31:31) me zaherían—se puede traducir: ‚Soy canción de los borrachos <‛ 13–15. Creciendo en la confianza en Dios, pide socorro, describiendo en figuras su aflicción. 16–18. Estos ardientes términos que se usan a menudo, se dirigen a Dios como si fuese indiferente o adverso, como en el Salmo 3:7; el 22:24; el 27:9, etc. 19, 20. Clamando a Dios para que mire su aflicción, expresa la agravación de la misma producida por la falta de amigos simpatizadores (cf. Isaías 63:5; Marcos 14:50). 21. En vez de éstos, sus enemigos aumentan su dolor dándole alimento y bebida repugnantes. El salmista pueda haber descrito así en figura lo que Cristo experimentó en la realidad (cf. Juan 19:29, 30). 22, 23. Con cambios verbales sin importancia, este pasaje es usado por Pablo para describir el rechazo de los judíos que se negaron a recibir al Salvador (Romanos 11:9, 10). El sentido de las figuras es que las bendiciones se tornarán en maldiciones, la mesa de gozo (mesa de banquete) en una red, el bienestar de ellos, (o condición pacífica, o seguridad) en una trampa. Ojos oscurecidos y lomos debilitados completan la figura de la ruina que les sobreviene como retribución pedida. titubear—extraviarse o doblarse de debilidad. 24, 25. Les espera la devastación completa. No sólo serán desalojados de sus casas, sino que éstas, lit., palacios indicativos de riquezas, serán desoladas (Cf. Mateo 23:38). 26. Aunque él fué herido por Dios (Isaías 53:4), no por eso fueron menos culpables los que le persiguieron (Hechos 2:23). cuentan del dolor—lo que implica risa y burlas. llagaste—lit., de muerte, 27, 28. maldad—o castigo (40:12). no entren, etc.—No participen de sus beneficios. libro de los vivientes—o de la vida, modo figurativo que con la frase que sigue representa a los salvos inscritos en un registro (Cf. Exodo 32:32; Isaías 4:3). 29. afligido y dolorido—pobre y triste, los piadosos afligidos, a menudo así denotados (cf. el Salmo 10:17; el 12:5). me defenderá—lit., me pondrá en alto, fuera del alcance del peligro. 30, 31. Mejores son las ofrendas espirituales que las materiales (40:6; 50:8); por tanto promete aquellas, y habla despectivamente de éstas. 32, 33. Otros se gozarán. Los humildes y menesterosos, como en el Salmo 69:29. prisioneros— peculiarmente expuestos al desprecio. 34–36. La invitación al universo para la alabanza está bien sostenida por la predicción de extensas bendiciones perpetuas que recibirá el pueblo que tiene pacto con Dios. Aunque, como de costumbre, las figuras son sacadas de los términos usados en la Palestina, todo el tenor del contexto indica que se significan los privilegios y bendiciones espirituales de la Iglesia. SALMO 70 Este corresponde con el Salmo 40:13–17, con muy pocas variaciones, como sean vueltos (v. 3) por sean asolados, y apresúrate a mí (v. 5) por pensará de mí. Forma un apéndice propio para el salmo anterior, y se llama ‚un salmo que hace recordar,‛ como el Salmo 38. SALMO 71 El salmista, probablemente en su ancianidad, invoca el socorro de Dios en contra de sus enemigos; fundándose en favores anteriores da a conocer su presente necesidad, y seguro de ser oído en su súplica, promete hacimiento de gracias y alabanza. 1–3. (Cf. el Salmo 30:1–3.) roca … fortaleza—18:2). mandado has—lit., ordenado, como en el Salmo 44:4; el 68:28. 4, 5. el perverso y violento—el corrompido y de mal humor—lit., acre. 6–9. Su vída desde la temprana infancia ilustra el cuidado de Dios; sus liberaciones maravillosas eran a la vez ocasiones de alabanza y motivo de confianza para el futuro, de ti … mi alabanza—lit., en ti o para ti (22:25). 10, 11. La astucia y las injurias de sus enemigos ahora le hacen pedir socorro (sobre los términos, cf. el Salmo 3:2; el 7:2; 2 Samuel 17:12). 12. (Cf. el [PAG. 468] Salmo 22:19; 40:4). 13. (Cf. el Salmo 35:4; el 40:14). 14–16. La destrucción de sus enemigos, en prueba de la fidelidad de Dios, es una liberación para él, y razón de confianza para el futuro. no sé el número—innumerables, como si él no tuviese tiempo para contarlas. a las valentías—o posiblemente, ‚Vendré (confiado) en las obras poderosas <‛ tu justicia—el fiel cumplimiento de las promesas hechas a los piadosos (7:17; 31:1). 17–21. Otra vez la experiencia de antes le reanima. enseñásteme—por los tratos providenciales. hasta lo excelso—Distinguida (36:5; Isaías 55:9). abismos de la tierra— de la humillación, o de condición humilde. aumentarás—es decir, las cosas grandes hechas a mi favor: v. 19 con el
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Salmo 40:5. 22–24. A la ocasión para las alabanzas ahora agrega la promesa de darlas. alabaré—lit., agradeceré. tu verdad—acerca de tu verdad o fidelidad. SALMO 72 Para, o lit., de Salomón. El versículo final se refiere a todo el segundo libro de los Salmos, de los que éste es el último. Fué añadido acaso por el compilador para indicar que aquí termina la colección a la que está puesta el nombre de David como el autor principal. Según este parecer, pueden ser incluídas con propiedad las composiciones de otros, como los de Asaf, los de los Hijos de Coré y los de Salomón; y unos cuantos de David pueden ser insertados en las series que siguen. El hecho de que aquí está usado el modo común de expresar el autor, da más fuerza a la idea de que Salomón es el autor de este Salmo, por cuanto no aparece objeción más fuerte, que la que se acaba de anular. El Salmo, en estilo altamente figurativo, describe el reino de un rey como ‚justo, universal, benéfico y perpetuo.‛ Por los intérpretes judíos antiguos y los más cristianos modernos, ha sido aplicado a Cristo, cuyo reino sólo, presente y futuro, corresponde a tales declaraciones. Como las figuras del Salmo dos indican el carácter marcial del reino de David, las de éste indican el pacífico y próspero estado del reino de Salomón. 1. da … al rey—una oración equivalente a una predicción. juicios—los actos y (figurativamente) los principios de un gobierno justo (Juan 5:22; 9:39). justicia—las cualidades necesarias para dirigir tal gobierno. hijo del rey—la misma persona que el rey—título muy propio para el Cristo, como tal, en ambas naturalezas. 2. Detallados los efectos de tal gobierno dirigido por uno así dotado. tu pueblo … tus afligidos—los mansos, los piadosos súbditos de su gobierno. 3. Como los montes y los collados no son comúnmente productivos, se usan estos términos aquí para expresar la abundancia de la paz. llevarán—producirán, como el árbol su fruto. justicia—‚Llevarán paz al pueblo los montes y los collados en justicia,‛ eso es, por medio de sus métodos de gobierno eminentemente justos y buenos. 4. Dicha paz, inclusive la prosperidad, es una característica destacada del reino de Cristo (Isaías 2:4; 9:6; 11:9), y será notable por la seguridad dada a los indefensos y menesterosos y por el castigo aplicado a los opresores, cuyo poder para hacer daño o perturbar la paz de otros, será destruído (cf. Isaías 65:25; Zacarías 9:10). hijos del menesteroso—metáfora, de los menesterosos (cf. hijos de extraños, 18:44, 45). 5. mientras duren el sol …—lit., con el sol, coexistente, y en presencia de la luna mientras dure ella (cf. Génesis 11:28, ante Thare, lit., en presencia de Thare, mientras él vivió). 6. Una figura hermosa expresa la naturaleza benevolente de su influencia; 7. y para completar la figura, los resultados se pintan en la producción abundante. florecerá … justicia—lit., la rectitud (vida recta) brotará. 8. Las naciones extranjeras mencionadas no podrían ser incluídas dentro de los límites, si se quisiera indicar las fronteras del reino de Salomón. Los términos, si bien derivados de los usados (Exodo 23:31; Deuteronomio 11:24) para denotar las posesiones de Israel, deben tener un sentido más amplio. Así pues ‚los cabos de la tierra‛ nunca determina a Palestina, sino siempre el mundo. 9–11. La extensión de las conquistas. los etíopes—lit., los que moran en el desierto, las tribus incultas y feroces del despoblado. lamerán la tierra—en profunda sumisión. Las naciones más remotas y más ricas le reconocerán (cf. el Salmo 45:12). 12–14. No son conquistas de las armas, sino las influencias de los principios humanos y pacíficos (cf. Isaías 9:7; 11:1–9; Zacarías 9:9, 10). 15. En su vida prolongada seguirá recibiendo los dones honrosos de los ricos, y las oraciones de su pueblo serán elevadas en favor de él, y las alabanzas de él le serán dadas. 16. Las bendiciones espirituales, como muchas veces en las escrituras, se expresan en términos de las materiales, cuya abundancia se describe en la figura de un puño (un pedacito, un poquito) de grano que echado en tierra la menos propicia, producirá trigales exuberantes que ondean en el viento como los bosques del Líbano. los de la ciudad, etc.—denota el rápido y abundante aumento de la ciudad de Jerusalén, centro y sede del reino típico. florecerán—o relucirán como pasto nuevo, o hierba en flor. El aumento de pueblo corresponde con el de la productividad. Así, conforme se difundan las bendiciones del evangelio, se levantarán en aumento, de dentro de la Iglesia en donde Cristo reside como Cabeza, los que las recibirán. 17. su nombre—sus gloriosas perfecciones. mientras el sol—(cf. el Salmo 72:5 ). serán benditas— bendecidas (Génesis 12:3; 18:18). 18, 19. Estas palabras concluyen el Salmo en términos consecuentes con el estilo del contexto, mientras que el v. 20 es evidentemente, por su estilo prosaico, una añadidura, más arriba explicada. Acábanse—terminadas; no cumplidas, en el sentido que se da a este vocablo en tiempos muy posteriores, salvo el caso de Esdras 1:1 y Daniel 12:7. SALMO 73 De Asaf—(cf. la Introducción). Dios es bueno a su pueblo. Pues aunque el salmista fué tentado por la prosperidad de los malos y las aflicciones de los justos a dudar del gobierno de Dios, sin embargo la terrible ruina repentina de los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS impíos, a la luz de la revelación de Dios, le reasegura el corazón, y reprochándose su locura, renueva su confianza en Dios, y celebra su bondad y amor. 1. El anuncio abrupto del tema indica que es la conclusión de un perplejo conflicto mental, luego detallado (cf. Jeremías 12:1–4). Ciertamente—o, de cierto, es así, los limpios de corazón—describe el verdadero Israel. 2. Las figuras empresan la fe fluctuante del salmista, en términos que denotan bamboleo y debilidad (cf. el Salmo 22:5; 62:3). 3–9. Los malvados prósperos son insolentes y [PAG. 469] arrogantes (cf. el Salmo 5:5). Mueren, así como viven libres de las perplejidades; el orgullo los adorna, y la violencia es su ropaje; en efecto, se inflan por su éxito inaudito. soltáronse— lit., se burlan (presente), hablan maliciosa y arrogantemente, y hasta invaden el cielo con la blasfemia (Apocalipsis 13:6), y cubren la tierra con calumnias (Job 21:7–14). 10–12. Por tanto el pueblo de Dios se confunde; dan vuelta acá y acullá, perplejos, dudando del conocimiento y cuidado de Dios, y tristes. sin ser turbados—siempre seguros. 13, 14. El salmista, compartiendo dichas perturbaciones, se preocupa especialmente por su propio caso, pues a pesar de lo diligentes que fuesen sus esfuerzos por llevar una vida santa, se hallaba aún duramente probado. 15. Libre de figuras de dicción, este versiculo expresa una suposición, “Si yo hubiese dicho <” dando a entender que había callado sus dudas. nación de tus hijos—tu pueblo (1 Juan 3:1). habría negado—lit., engañado, o desviado. 16, 17. Con todo pensaré—lit., estudió (pretérito), ponderó este enigma; pero en vano; siguió siendo impenetrable, hasta que él vino—al santuario—para inquirir (cf. Exodo 25:22; Salmo 5:7; 27:4). 18–20. El fin, o futuro de ellos (37:37, 38), que es lúgubre, terrible, y súbito (Proverbios 1:27; 29:1), agravado y apresurado por el terror. Como uno desprecia un sueño fantástico, así Dios, levantándose para juicio (7:6; 44:23), desprecia la vana sombra de felicidad de ellos (39:6; Isaías 29:7). Su ruina es como una casa que se desploma (74:3). 21, 22. Confiesa cuán ignorante y falto de entendimiento había sido su modo de pensar. acerca de ti—para con Dios. 23. Con todo—quedaba con Dios, como beneficiario dependiente, y Dios le guardó de caer (v. 2). 24. Se acallan todas sus dudas en la confianza de la divina dirección y la gloria futura. me recibirás en gloria—(cf. el Salmo 68:18; Efesios 4:8). 25, 26. Dios es el único bien que le satisface. la roca—(18:2). porción—(16:5; Lamentaciones 3:24). 27, 28. La suerte de los apóstatas, descrita en una figura de frecuente uso (Jeremías 3:1, 3; Ezequiel 23:35), se contrasta con la felicidad del salmista en su intimidad con Dios (Santiago 4:8) y con su goza de declarar sus alabanzas. SALMO 74 Si las alusiones de los vv. 6–8 se refieren, como es probable, al período de la cautividad, el autor era probablemente un descendiente o tocayo de Asaf, cantor contemporáneo de David (Cf. 2 Crónicas 35:15; Esdras 2:41). Se queja de que Dios haya desamparado a su Iglesia, e invoca su socorro, y se anima recordando algunos de los hechos maravillosos de Dios, y encarece su petición fundándose en la relación pactada con su pueblo, y en la iniquidad del enemigo común de él y de ellos. 1. desechado—con aborrecimiento (cf. el Salmo 43:2; el 44:9). Esto no significa negación de culpa. A menudo se usa la figura del fuego para denotar la ira de Dios; y aquí, como en Deuteronomio 29:20, el empleo de la palabra ‚humear‛ significa la continuación de la misma figura. ovejas … dehesa—(cf. el Salmo 80:1; 95:7). 2. Los términos que denotan la relación de Dios con su pueblo aumentan en fuerza; ‚congregación‛, ‚adquiriste‛, ‚redimiste‛, ‚Sión‛, su habitación. 3. levanta tus pies—(Génesis 29:1)—quiere decir, ‚Ven (a contemplar) los asolamientos‛ (73:19). 4. bramado—con la furia de fieras. sinagogas—las asambleas en adoración. divisas—Sustituídos sus objetos idolátricos, o emblemas de autoridad, por los artículos del templo que representaban la presencia de Dios. 5, 6. Si bien algunos de los vocablos y las frases aquí son obscuros, el sentido general es de que los despojadores destruyeron las hermosuras del templo con la violencia de leñadores. cualquiera—No aparece en el original. Hay varias traducciones del versículo. Era fama que como quienes cortan troncos, hacharon los muebles del templo. entalladuras—(1 Reyes 6:29), del templo; en la mente del escritor, aunque, no lo expresa hasta el v. 7, donde menciona su destrucción por fuego (2 Reyes 25:9; Isaías 64:11). profanado—como en el Salmo 89:39. 8. sinagogas—lit., asambleas, lugares de reunión, fuesen de las escuelas de los profetas (2 Reyes 4:23), o las sinagogas en el sentido usual; está en duda. 9. señales—de la presencia de Dios, como el arca, el altar, etc. (cf. el v. 4; 2 Crónicas 36:18, 19; Daniel 5:2). O bien, señales dadas por profeta—(Isaías 3:2; Jeremías 40:1; 43:6). hasta cuándo—ha de durar esto. La profecía de Jeremías (25:11), si estaba publicada, no era generalmente sabida ni entendida. Para la generalidad del pueblo, durante el cautiverio, los servicios proféticos ocasionales y locales de Jeremías, Ezequiel y Daniel no hubieran hecho excepción a lo dicho: “no hay más profeta”. 10. (Cf. el Salmo 31:1). nos afrentará—con la burla de estar desamparados por Dios. blasfemar … tu nombre—tus perfecciones, tal como tu poder, bondad, etc. (29:2). 11. ¿Por qué dejas de socorrernos? (Cf. el Salmo 3:7; el 7:6; el 60:5). 12. Empero—lit., “Y”, en sentido adversativo. 13–15. Ejemplos de las “saludes”, obras de salvación
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS hechas. hendiste la mar—separó las aguas del Mar Rojo. cabezas de ballenas—Faraón y su ejército (cf. Isaías 51:9, 10; Ezequiel 29:3, 4). cabezas del leviathán—la palabra colectiva, y así es usada de muchos. pueblo de los desiertos—eso es, animales, como los conejos (cf. Proverbios 30:25, 26), que se llaman pueblo. Hay quienes interpretan el pasaje literalmente, esto es que los monstruos de la mar arrojados en tierra seca fueron alimento para los árabes nómadas. abriste fuente—eso es, rajó la piedra de Horeb y la de Cades, para obtener manantiales de agua. secaste—el Jordán, y acaso el Arnón y el Jaboc (Números 21:14). 16, 17. Las ordenaciones de la naturaleza y los límites de la tierra son de Dios. 18. (Cf. el v. 10; Deuteronomio 32:6). El contraste es llamativo: ¡qué tal Dios sea de esta manera insultado! 19. bestias—por compañia de hombres (68:10). tórtola—eso es, la mansa y solitaria Iglesia; es decir, la congregación— representada así la Iglesia como el remanente de un ejército, derrotada y saqueada, expuesta a la violencia. 20. Y la prevalencia de la injusticia o anarquía en las tierras paganas es la razón por qué invocar a Dios respecto a su promesa (cf. Números 14:21; Salmo 7:16; 18:48). 21. no vuelva—de buscar a Dios. el abatido—lit., el quebrantado, avergonzado— (35:4). 22, 23. (Cf. el Salmo 3:7; el 7:6). las voces—Dios oye a los malvados para la misma ruina de ellos (Génesis 4:10; 18:20). SALMO 75 No destruyas—Cf. el título del Salmo 57. Bajo peligro inminente y anticipando el socorro en razón del justo gobierno de Dios, el salmista se reanima y ofrece alabanzas. [PAG. 470] 1. El nombre, o las perfecciones, de Dios se manifiesta en sus obras maravillosas. 2, 3. Expresan el propósito de Dios de administrar un gobierno justo, quien en el tiempo de la anarquía sostiene a la nación. Algunos aplican estas palabras al salmista. cuando yo tuviere tiempo—al tiempo fijo, o propio, para la audiencia (102:13; Oseas 2:3). sus columnas—de la tierra (1 Samuel 2:8). 4–8. Habla aquí el escritor en vista de lo que Dios ha hablado, amonestado a los impíos. no levantéis el cuerno—no ensalzar el poder de los malos, no ser arrogantes, no inflarse ellos mismos. no habléis con cerviz erguida—insolentemente. del desierto, etc.—Jehová solamente es el justo juez de los merecimientos. el cáliz … tinto—de esta manera se representa a menudo la ira de Dios (cf. Isaías 51:17; Jeremías 25:15). sus heces—el poso, sedimento del vino de la ira de Dios: juicio completo. 9, 10. Se contrasta la suerte de los justos, los que alabarán a Dios, bajo cuya dirección destruirán el poder de los malignos y enaltecerán a los justos. SALMO 76 Sobre Neginoth—(Cf. el título del Salmo 4). Este salmo conmemora lo que el precedente anticipa: la liberación por Dios de su pueblo por una notable interposición de su poder contra los enemigos de ellos. la ocasión probablemente fué de los eventos narrados en 2 Reyes 19:35; Isaías 37. (Cf. el Salmo 46). 1, 2. Estos bien conocidos términos denotan el pueblo de Dios y la Iglesia, y sus íntimas y gloriosas relaciones con ellos. Salem—(Génesis 14:18) es Jerusalén. 3. saetas del arco—lit., rayos de trueno (78:48), por su rápido correr o ignición (cf. el Salmo 18:14; Efesios 6:16). 4. tú—Dios. montes de caza—de presa, grandes naciones vencedoras, como Asiria (Isaías 41:15, Ezequiel 38:11; Zacarías 4:7). 5. durmieron su sueño—murieron (13:3). nada hallaron, etc.—eran impotentes. 6. carro y el caballo—o sea, los que en ellos pelearon (cf. el salmo 68:17). 7. quién parará … ti—¿quién peleará contigo? (Deuteronomio 9:4; Josué 7:12). 8, 9. El juicio de Dios sobre los impíos es la liberación de su pueblo (9:12; 10:7). 10. La ira del hombre alaba a Dios por la vanidad de ella en la presencia divina. reprimirás—lit., te ceñirás, eso es, como con una espada para destruir, o como ornamento de tu alabanza. 11, 12. Invita a que den homenaje a un Dios tal (2 Crónicas 32:23), que puede cortar el aliento de reyes y de príncipes cuando quiere (Daniel 5:23). SALMO 77 Para Jeduthún—(cf. el título del Salmo 39). En tiempo de aflicción, pronto a desesperar, el salmista encuentra alivio recordando las maravillosas obras de Dios hechas en el pasado por su poder libertador y su gracia. 1. Expresa el propósito del Salmo, 2. su importunidad. mi mal (llaga) corría—lit., mi mano se extendía. (cf. el Salmo 44:20). no cesaba—no se debilitó (Génesis, 45:26; Salmo 38:8). mi alma, etc.—(cf. Génesis 37:35; Jeremías 31:15). 3–9. Su triste condición contrastada con los goces anteriores. gritaba—violentamente agitado (39:6; 41:5). desmayaba mi espíritu—(107:5; Jonás 2:7.) tenías—tienes—velando—de modo que no puedo dormir. Sigue expresando su ansiedad con varias preguntas graves indicativas de su impaciencia y tristeza. 10. Prescindiendo de las palabras en bastardillas,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Traeré pues a la memoria, podemos traducir: ‚Esta es mi enfermedad (o aflicción) los años <‛ de aflicción (cf. el Salmo 90:15) ordenada por Dios. 11, 12. Halla alivio con contrastar las liberaciones anteriores de Dios ¿Recibiremos bienes de sus manos y no males? Ambas cosas son la ordenación de la misericordia infalible y del amor inagotable. 13. tu camino—de gracia y de providencia (22:3; 67:2), ordenados sobre principios santos, desarrollados en el culto (santuario, por santidad); o comprendidos en sus perfecciones (cf. Exodo 15:11). 14–20. Ilustraciones del poder de Dios en sus intervenciones especiales a favor de su pueblo (Exodo 14), y más en el control común pero sublime de la naturaleza (22:11–14; Habacuc 3:14), que acaso acompañaban a dichas intervenciones (Exodo 14:24). Jacob … José— que representan a todos. en la mar etc.—puede referirse a la conducción del pueblo por mar, como también expresar los misterios de la providencia. SALMO 78 Este Salmo parece haber sido ocasionado por la mudanza del santuario desde Silo en la tribu de Efraín hasta Sión de la tribu de Judá, y la transferencia consiguiente de la preeminencia israelita de aquélla a esta tribu, evidenciada por el etablecimiento de David como cabeza de la Iglesia y de la nación. Aunque esto fué el desarrollo del propósito de Dios, procedió también del juicio divino contra Efraín, bajo cuya dirección el pueblo había manifestado el mismo carácter pecaminoso y rebelde que había distinguido a sus antepasados en Egipto. 1, 2. pueblo mío, mi ley—lenguaje de un maestro religioso (v. 2; Lamentaciones 3:14; Romanos 2:16, 27; cf. el Salmo 49:4). La historia que sigue fué una parábola—‚dicho obscuro,‛ o enigma, y para entenderlo se requerían sabiduría y atención. 3–8. Esta historia había sido transmitida (Exodo 12:14; Deuteronomio 6:20) para el honor de Dios, y para que los principios de su ley fuesen transmitidos y observados por la posteridad. Este importante sentimiento se reitera en (vv. 7, 8) forma negativa, testimonio (19:7) contumaz y rebelde—Deuteronomio 21:18). no apercibió sus corazón—para servir a Dios (2 Crónicas 12:14). 9–11. Los privilegios de la primogenitura que tocaban a José (1 Crónicas 5:1, 2) fueron asignados a Efraín por Jacob (Génesis 48:1). La supremacía de esta tribu así intimada, fué reconocida por su posición (en la marcha de la nación hasta Canaán) junto al arca (Números 2:18–24), por la elección de la primera localidad permanente para el arca dentro de sus límites, en Silo, y por la extensa y fértil provincia que le fué dada para su posesión. Rastros de esta prominencia quedan después del cisma bajo Roboam, en el uso por escritores posteriores, de Efraín, por Israel (cf. Oseas 5:3–14; 11:3–12). Si bien era tribu fuerte y bien armada y, desde temprano, émula y arrogante (cf. Josué 17:14; Jueces 8:1–3; 2 Samuel 19:41), parece aquí que ganaba a las demás en la cobardía más bien que en la valentía; y había causado el desagrado de Dios, porque, desconfiada de sus promesas, siempre cumplidas hasta ahora, había dejado de ser adalid para cumplir los términos del pacto, arrojando a los gentiles [PAG. 471] (Exodo 23:24; Deuteronomio 31:16; 2 Reyes 17:15). 12–14. Ahora se da un relato de los tratos de Dios y de los pecados del pueblo. El escritor da la historia desde el éxodo hasta el retiro de Cades; luego contrasta los pecados de ellos con las razones de su confianza, detallando los hechos de Dios en Egipto y dando un resumen de la historia subsecuente hasta el tiempo de David. Zoán—por Egipto, por ser su antigua capital (Números 13:22; Isaías 19:11). 15, 16. Dos milagros similares (Exodo 17:6; Números 20:11). abismos … aguas—denotan abundancia. 17–20. tornaron a pecar—lit., añadieron pecados (Romanos 2:4). en su corazón—(Mateo 15:19) enojando … tentaron— ilustrado por las absurdas dudas de ellos, en la presencia del poder reconocido de Dios. 21. fuego—el efecto de la ira (Números 11:1). 22. (Cf. Hebreos 8:8, 9). 23–29. (Cf. Exodo 16, Números 11). pan de nobles—lit., pan de poderosos (105:40), así llamado porque vino del cielo. comida—lit., vituallas, como para un viaje. a hartura—lo que habían an helado. 30, 31. aun … en su boca—no habían terminado de gozar la comida cuando < mató a algunos de los más gordos. escogidos—jóvenes y fuertes, y ningunos pudieron resisitir. 33–39. Aunque hubo reformas parcia les después del castigo, y Dios en misericordia retiró la mano por un tiempo, con todo, la conducta de ellos en general fué rebelde, y Dios fué así provocado a destruirlos mediante la larga e inútil peregrinación por el desierto. con su lengua le mentían—la obediencia fingida (18:44). corazones no … rectos—no firmes (v. 8; Salmo 51:10). soplo … no vuelve— lit., aliento (103:16). 40, 41. Hubo diez tentaciones (Números 14:22). ponían límite—como en los vv. 19, 20. Algunos prefieren entristecieron a provocaron. volvían—Significa la retirada de Cades (Deuteronomio 1:19–23), ya sea el retorno hacia atrás, o la repetición de la ofensa. 45. mistura de moscas—varias suertes, o multitudes, de moscas, o mosquitos. 46. pulgón—nombrado así en el hebreo por su voracidad, y la langosta—por su multitud. 47, 48. Los efectos adicionales de la tormenta que se nombran (cf. Exodo 9:23–34 concuerdan con el relato de Moisés (cf. el Salmo 31:8). 49. malos ángeles—o ángeles de maldad; muchos sin duda eran empleados, y otros males infligidos. 50, 51. dispuso el camino—se abrió paso, quitó todo obstáculo. primicias de las fuerzas—repetición figurativa de primogénito del paralelismo (Génesis 49:3; Deuteronomio 21:17). Cham—Uno de cuyos hijos dió nombre (Mizraím, hebreo) a Egipto. 52–54. llevólos, etc.—o los trajo por jornadas periódicas (cf. Exodo 15:1). términos de su santuario—o límite santo; eso
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS es, región de la cual este monte—(Sión) era, como la sede del gobierno civil y religioso, representativo, expresivo de toda la tierra, como ahora de la Iglesia (Isaías 25:6, 7). ganó—redimió, o procuró, con su diestra o poder (60:5). 55. con cuerdas—de agrimensura. repartióles—a las gentes (cf. Deuteronomio 6:11). 56, 57. arco engañoso—que se dobla y no arroja la saeta (2 Samuel 1:22; Oseas 7:16). Recayeron. 58. La idolatría resultó de haberse perdonado a los paganos (cf. los vv. 9–11). 59, 60. oyólo—lo percibió (Génesis 11:7). aborreció—grandemente, pero no del todo. tienda en que habitó—lit., tienda que hizo morar, que levantó (Josué 18:1). 61. su fortaleza—el arca, como simbólica de la misma (96:6). 62. Entregó—o encerró. su pueblo—(v. 48; 1 Samuel 4:10–17). 63. fuego—o figurativo de la matanza (1 Samuel 4:10), o un incendio literal por los paganos. 64. (Cf. 1 Samuel 4:17); y sin duda hubo otros más. no lamentaron—o por estar estupefactas, o impedidas por el enemigo. 65. (Cf. el Salmo 22:16; Isaías 42:13). 66. hirió—en las espaldas. Los filisteos nunca recobraron su posición de antes después de esta derrota por David. 67, 68. tabernáculo de José—o la casa, o la tribu, a la que la tribu de Ephraim—era paralela (cf. Apocalipsis 7:8). Su preeminencia, como la de Saúl, solamente permitida; Judá había sido siempre la elegida (Génesis (49:10). 69. a manera de eminencia—sobre montes, y así permanentes como la tierrra 70–72. La soberanía de Dios se demuestra en esta elección. El contraste es llamativo; la humildad y la exaltación, y la correspondencia es hermosa. los paridas—lit., las que criaban (cf. Isaías 40:11). Sobre los términos pastoriles cf. el Salmo 79:13. SALMO 79 Este Salmo, como el 74, probablemente pinta los asolamientos de los caldeos (Jeremías 52:12–24). Comprende las quejas usuales, la oración, y la promesa de hacimiento de gracias por la liberación. 1. (Cf. el Salmo 74:2–7.) 2, 3. (Cf. Jeremías 15:3; 16:4.) 4. (Cf. el Salmo 44:13; Jeremías 42:18; Lamentaciones 2:15.) 5. ¿hasta cuando (13:1). estar airado—(74:1–10). ¿arderá … tu celo?—Deuteronomio 29:20). 6, 7. (Cf. Jeremías 10:25). Aunque merecemos castigo, ¿no lo merecen más los paganos por su violencia hecha contra nosotros (Jeremías 51:3–5; Zacarías 1:14)? El singular denota el poder principal, y el uso del plural indica a los confederados combinados. no invocan (por) tu nombre—que no proclamaron (pretérito) sus atributos ni profesaron lealtad (Isaías 12:4; Hechos 2:21). 8. (Cf. el Salmo 21:3). 9. por la gloria … por amor de tu nombre—medios ambos para ilustrar tus atributos, fidelidad, poder, etc. aplácate—La liberación del pecado y del sufrimiento para el bien de ellos y la gloria de Dios caracterizan a menudo las oraciones de los santos del A. T. (cf. Efesios 1:7). 10. Este argumento usado a menudo en las oraciones (Exodo 32:12; Números 14:13–16). sangre … derramada—(v. 3). 11. los presos—Todo el pueblo cautivo. brazo— (10:15). 12. en su seno—El regazo, o el pliegue del vestido usado por los orientales para recibir objetos. La figiura denota la retaliación (cf. Isaías 65:6, 7). Reprochaban a Dios tanto como a su pueblo . 13. ovejas de tu dehesa—(Cf. El Salmo 74:1; 78:70). SALMO 80 Sosannim—Lirios (título del Salmo 45.) Eduth—Testimonio, refiriéndose al tema como un testimonio de Dios a su pueblo (cf. el Salmo 19:7). Este Salmo probablemente se refiere a la cautividad de las diez tribus, como el anterior, a la de Judá. Su queja está agravada por el contraste de la prosperidad anterior, y la petición de socorro se repite como un estribillo al través del salmo. 1, 2. José—en lugar de Efraín (1 Crónicas 7:20–29; Salmo 78:67; Apocalipsis 7:8), por Israel. Pastor—(Cf. Génesis 49:24). pastoreas—guías (77:20). entre querubines—(Exodo 25:20), el lugar de la gloria visible de Dios, desde donde se comunicaba con el pueblo (Hebreos 9:5). resplandece—o aparece (50:2; 94:1). delante de Ephraim, etc.—Estas [PAG. 472] tribus marchaban junto al arca (Números 2:18–24). El nombre de Benjamín puede ser que se introduzca meramente como alusión al tal hecho, y no porque dicha tribu se identifique con Israel en la cisma (1 Reyes 12:16–21; cf. también Números 10:24). 3. haznos tornar—eso es, de la cautividad. resplandecer tu rostro—(Números 6:25.) 4. humearás—Estarás alrado. 5. pan de lágrimas—una figura oriental de la actualidad, de aflicción. 6. por contienda— como objeto o motivo de ella (Isaías 9:11). se burlan—(cf. el salmo 79:4; Ezequiel 36:4). 8–11. hiciste venir—La figura (Isaías 16:8) representa la condición floreciente de Israel, como predicha (Génesis 28:14), y realizada (1 Reyes 4:20–25). 12. vallados—(Isaías 5:5). 13. puerco montés—puede que represente al asirio asolador; y la bestia, a otras naciones gentiles. 14, 15. visita esta viña—favorablemente (8:4), esta vid, hebreo. Y la planta—lit., ‚y protege o guarda lo que plantó tu diestra <‛ renuevo—lit., ‚hijo de hombre.‛ para ti—alusión tácita a la petición de socorro; porque 16. La viña, lit., la vid y el pueblo están sufriendo a causa de tu desagrado. 17. Sea tu mano, etc.—eso es, ‚fortalécelo‛ (Esdras 7:6; 8:22). varón de tu diestra—puede que aluda a Benjamín (Génesis 35:18). hijo del hombre—corresponden los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS términos a los del v. 15, y confirman la exposición allí de “el renuevo”, 18. Necesitamos la gracia vivificante (71:20; 119:25) para perseverar en el culto debido (Génesis 4:26; Romanos 10:11). 19. Cf. el v. 3: ‚Oh Dios,‛ y el v. 7: ‚Oh Dios de los ejércitos). SALMO 81 Gittith—(Cf. el título del Salmo 8). Salmo festivo, probablemente para la pascua (Cf. Mateo 26:30), en el cual, tras la exhortación de alabar a Dios, se representa a Dios, recordando a Israel sus obligaciones, reprochándole su descuido, y expresándole los dichosos resultados de la obediencia. 1. fortaleza nuestra—(38:7). 2. Reúne las clases más gozosas de la música, vocal e instrumental. 3. la nueva luna— o el mes. día señalado—(cf. Proverbios 7:20). por testimonio—las fiestas, en particular la pascua, atestiguaban la relación de Dios con su pueblo. José—por Israel (80:1). por la tierra—en el éxodo de Israel. yo oí—cambio de persona; el escritor habla por la nación. lenguaje—lit., labio (14:1). Un agravante o elemento de opresión fué el que sus opresores eran extranjeros (Deuteronomio 28:49). 6. Este dicho de Dios alude a la gravosa esclavitud de los israelitas. 7. en el secreto (lugar)—en la nube, desde donde hirió a los egipcios (Exodo 14:24). te probé—(7:10; 17:3)—probó la fe de ellos por el milagro. 8. (Cf. el Salmo 50:7). Explica la prueba en los vv. 9–12. si me oyeres—Luego propone las condiciones de su pacto: sólo le han de adorar a él, quien (v. 10) los había libertado, y les ha de conceder aún todas las bendiciones necesitadas. 11, 12. Ellos fracasaron, y él los entregó a sus propios deseos y a la dureza de sus corazones (Deuteronomio 29:18; Proverbios 1:30; Romanos 11:25). 13–16. La obediencia les aseguraría todas las bendiciones prometidas y la sumisión de los enemigos. Mejor traducción aquí es ‚oyera, anduviera, derribaria, ‛ etc. que “hubiera oído andado, habría derribado,” etc., expresando la intención de Dios en aquel entonces, es decir, cuando salieron de Egipto. SALMO 82 Delante del gran Juez los jueces de la tierra son reprochados, exhortados y amenazados. 1. reunión—(Cf. Exodo 12:3; 16:1). reunión de los dioses—antes, la de Dios, de su ordenación. los dioses—o jueces (Exodo 21:6; 22:9), los representantes de Dios. 2. aceptaréis las personas—lit., recibir o levantar los rostros; eso es, del desaliento, o admitir al favor y comunión, sin considerar los merecimientos (Levítico 19:15; Proverbios 18:5). 3, 4. De este modo deben obrar los jueces buenos (10:14; 29:12). afligido … necesitado—(Cf. el Salmo 34:10; el 41:1). 5. Por la ignorancia, temeridad y negligencia de los jueces resulta la anarquía (11:3; 75:3). vacilan—son sacudidos (9:6; 62:2). 6, 7. Aun cuando Dios reconocía la dignidad oficial de ellos, les hace recordar que son mortales. caeréis—Seréis cortados repentinamente (20:8; 91:7). 8. Como soberano por derecho de la tierra, se invoca a Dios personalmente, para que él corrija los males de sus representates. SALMO 83 De Asaf—(Cf. el título del 74). La ocasión histórica es probablemente la de 2 Crónicas 20:1, 2 (Cf. los Salmos 47, 48). Después de una petición general, se describen la sutileza y la crueldad de los enemigos, se recitan los tratos anteriores de Dios, y se pide una sumarisa y pronta destrucción similar para ellos 1. Se dirige a Dios como indiferente (cf. el Salmo 35:22; el 39:12). quieto—inactivo 2. tus enemigos—son tanto como nuestros (74:23; Isaías 37:23). 3. tus escondidos—especialmente protegidos por Dios (27:5; 91:1). 4. de ser pueblo—completa destrucción (Isaías 7:8; 23:1). Israel—usado aquí por Judá, habiendo sido el nombre usual. 5. a una—unánimemente. 6–8. pabellones—por pueblos (78:67). son por brazo—se han unido con los hijos de Lot (los Amonitas y las Moabitas; cf. 2 Crónicas 20:1). 9–11. Compárese el destino similar de éstos (2 Crónicas 20:23) con el de los enemigos mencionados en Jueces 7:22, aquí aludidos. Se exterminaron unos a otros (Jueces 4:6–24; 7:25). Cuerpos humanos sirvieron para abonar la tierra (2 Reyes 9:37; Jeremías 9:22). 12. Lenguaje de los invasores. moradas— cercados, como rediles para ovejas (65:12). de Dios—como los propietarios de la tierra (2 Crónicas 20:11; Isaías 14:25). torbellinos—polvo de tierra en remolino (Isaías 17:13); el tamo llevado por el viento (1:4). 14, 15. Persíguelos hasta acabar con ellos completamente. 16. y busquen—Más bien, ‚para que busquen tu nombre‛ los hombres en general, no los enemigos, pues el sentimiento de su destrucción continúa en los vv. 17, 18, para enseñar la lección del nombre, o perfecciones de Dios a todos los hombres (cf. 2 Crónicas 20:29).
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS SALMO 84 Cf. los títulos del Salmo 8 y del 42. El escritor describe lo deseable que es el culto de Jehová, y ora para que sean restablecidos los privilegios del mismo. 1. amables—más bien, amadas. moradas—tabernáculos (43:3). 2. codicia—anhela intensamente. ardientemente desea—lit., desmaya; su deseo lo consume, lo agota (17:12; Génesis 31:30). atrios—como tabernáculos (v. 1)[PAG. 473] —el edificio entero. cantan—Lit., cantan de gozo; pero aquí y en Lamentaciones 2:19 el verbo expresa un acto de tristeza como el sustantivo correspondiente (17:1; 61:2). corazón … carne—como en el Salmo 63:1. 3. tus altares—o sean, ofrendas quemadas e incienso, significando toda la casa. Su estructura daba facilidades a los gorriones y golondrinas para satisfacer sus sabidas predilecciones por tales lugares. Algunos entienden que lo dicho acerca de los pájaros es una comparación. ‚como ellos encuentran casa, así deseo yo tus altares,‛ etc. 4. Favorece dicha idea el lenguaje aquí, pues como en el 15:1; y el 23:6, reconoce la bienaventuranza de ser miembro de la familia de Dios, lo que significa la frase morar en tu casa. 5. (Cf. el Salmo 68:28.) en cuyo corazón … caminos—eso es, el que conoce y ama el camino que llega al favor de Dios (Proverbios 16:17; Isaías 40:3, 4). 6. valle de Baca—o de llanto. Al través de tales valles, por razón de su condición árida, los adoradores a menudo tenían que pasar en camino para Jerusalén. Como ellos podían llegar a ser gracia de Dios, por los ejercicios del culto, refresca y reaviva el corazón de su pueblo, de modo que en lugar de tristeza tengan ‚ríos de deleite‛ (36:8; 46:4). 7. Se desenvuelve la figura del peregrino, que diariamente renueva su fuerza física hasta que llega a Jerusalén; del mismo modo el que adora en espíritu recibe diariamente la fuerza espiritual de la gracia de Dios, hasta que aparezca delante de Dios en el cielo. Verán, etc.—Tradúzcase: ‚Comparece cada uno de ellos delante de Dios en Sión:‛ lenguaje requisitorio respecto a la asistencia a las fiestas (cf. Deuteronomio 16:16). 9. escudo—en el v. 11, se le llama a Dios sol y escudo. tu ungido—David (1 Samuel 16:12). 10. escogería, etc.—prefiere el lugar más humilde en la casa de Dios, a los palacios de los inicuos. 11, 12. Dios, cual sol, ilumina (27:1); cual escudo protege. La gracia es el favor de Dios; fruto de ella es la gloria, el honor que Dios imparte. con integridad—(15:2; 18:23.) confía—constantemente. SALMO 85 Tomando como base misericordias anteriores, el salmista pide bendiciones renovadas, y se regocija en la confianza de que las recibirá. 1. cautividad—no necesariamente la babilónica, sino cualquier desgracia grande (14:7). 2, 3. (Cf. el Salmo 32:1–5.) El haber vuelto de la ira de tu furor implica que Dios era reconciliable, aunque (4–7.) tenía aún ocasión por qué enojarse, lo que procura evitar. extenderás—o prolongarás (36:10). 8. Está seguro de que Dios favorecerá a su pueblo penitente (51:17; 80:18). santos—como en el Salmo 4:3, los ‚piadosos.‛ 9. Aquí se los llama ‚los que le temen;‛ y la gracia porduce gloria (84:11). 10. Las promesas de Dios de misericordia serán verificadas por su verdad. (cf. el Salmo 25:10; el 40:10); y la justicia—las obras de justicia en su santo gobierno serán ‚paz‛ (Isaías 32:17). Hay un contraste implícito con una dispensación bajo la cual la verdad de Dios mantiene su amenazada ira y su justicia inflige la miseria sobre los impíos. 11. Rebosarán la tierra y el cielo de las bendiciones de su gobierno; 12, 13. bajo el cual el desierto será productivo, y pondrá en camino—o guiará a los hombres en los caminos santos. Sin duda, en esta descripción del retorno del favor de Dios, el escritor tenía por delante aquel período más glorioso en el cual Cristo establecerá su gobierno sobre la justicia reconciliada y la abundante misericordia de Dios. SALMO 86 Este salmo es una oración en la que el escritor, con honda emoción, confunde peticiones y alabanzas, ya en la demanda urgente de socorro, ya en la exaltación de la esperanza, con motivo de las misericordias anteriores. La ocurrencia de muchos vocablos y frases característicos de David indica claramente el autor. 1, 2. afligido y menesteroso—hijo sufrido de Dios (cf. el Salmo 10:12, 17; el 18:27). pío—(el Salmo 4:3; el 85:8). 4. levanto mi alma—con fuerte deseo (25:1). 5–7. te invocan—o te adoran (50:15; 91:15), por indignos que sean (Exodo 34:6; Levítico 11:9–13). 8. ni obras—lit., nada como tus obras, en beneficio, tienen los dioses, 9, 10. Los judíos piadosos creían que la relación de Dios común a todo el mundo, sería finalmente reconocida por todos los hombres (45:12–16; 47:9). 11. tu camino—camino de la providencia. caminaré—según las declaraciones de tu verdad. consolida, etc.— afirma todos mis afectos (12:2; Santiago 4:8). tema tu nombre—(cf. el v. 12) honre tus perfecciones. 13, 14. La razón:
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Dios le ha librado de la muerte y del poder de los insolentes, violentos e impíos perseguidores (54:3; Ezequiel 8:12). 15. Dios contrastado con sus enemigos (cf. el v. 5). 16. hijo de tu sierva—esclavo nacido en la casa (cf. Lucas 15:17). 17. haz conmigo señal—haz de mí una muestra o prueba de tu cuidado providencial. Así por la prosperidad de él sus enemigos serían confundidos. SALMO 87 Esta canción de triunfo fué ocasionada probablemente por el mismo evento que el del Salmo 46. El escritor celebra la gloria de la Iglesia, como el medio de las bendiciones a la nación. 1. su cimiento—de Dios, o lo que él ha fundado, a saber, Sión (Isaías 14:32). es en los montes, etc.—Está en sus santos montes, la localidad de Sión, en el sentido amplio, por la Capital, o Jerusalén, que estaba sobre varias colinas. 2. las puertas—por los muros, o la ciudad a que daban entrada (9:14; 122:2; cf. el Salmo 132:13, 14). 3. dichas de ti—o en ti, en la ciudad de Dios (46:4; 48:2). 4. Esto es lo que es dicho por Dios. que me conocen—lit., mis conocedores, los verdaderos adoradores (36:10; Isaías 19:21). Estos se mencionan como muestras. éste nació allá—más bien, ésta (nación). De cada uno se dice, ‚Este es nacido,‛ o es nativo de Sión, espiritualmente. 5. El escritor resume Este y aquél—lit., hombre y hombre, eso es, muchos (Génesis 14:10; Exodo 8:10, 14), o todos (Isaías 44:5; Gálatas 3:28). el mismo Altísimo—es el protector de ella. 6. La misma idea se expone bajo la figura de un registro llevado por Dios (cf. Isaías 4:3). 7. Como en una gran procesión de los así inscriptos, o registrados, buscando a Sión (Isaías 2:3; Jeremías 50:5), los cantores y los tañedores irán a la vanguardia, diciendo: Todas mis fuentes—‚Todas las fuentes de mi gozo espiritual están en ti‛. (Salmo 46:4; 84:6). [PAG. 474] SALMO 88 Sobre Mahalath—o uno instrumento, como el laúd, para el acompañamiento, leannoth, del cantor, o como otros piensan, un título enigmático (cf. los títulos de Salmos 5, 22 y 45, que expresa el tema: eso es, ‚enfermedad o males, para humillar,‛ la idea de los males espirituales estando muchas veces representados por enfermedad (cf. el Salmo 6:5; 22:14, 15, etc.). Acerca de los otros términos cf. el Salmo 42:32. Hemán y Etán (título del Salmo 89) eran cantores de David (1 Crónicas 6:18, 33; 15:17), de la familia de Coat. Si las personas aludidas eran extranjeras (1 Reyes 4:31; 1 Crónicas 2:6), probablemente fueron adoptadas en la tribu de Judá. Aunque se llama canción, que comúnmente expresa gozo (83:1), tanto el estilo como el contenido de este Salmo son muy tristes; sin embargo las invocaciones a Dios evidencian la fe, y así podemos suponer que la palabra canción puede aplicarse también a tales composiciones. 1, 2. Sobre los términos de aquí, cf. el Salmo 22:2; el 31:2. 3. sepulcro—lit., infierno (16:10), la muerte en el sentido amplio. 4. descienden al hoyo—de la destrucción (28:1). como hombre—lit., como hombre vigoroso cuya fuerza se le haya ido del todo. 5. Libre entre los muertos—cortado, apartado del cuidado de Dios, como los muertos, que caídos bajo la ira de Dios, ya no son sostenidos por su mano. 6. Figuras similares de las aflicciones se hallan en el Salmo 63:9; el 69:3. 7. Tocante la primera frase (cf. el Salmo 38:2; y de la 2a. cf. el 42:7. 8. Carece de la simpatía de sus amigos, y hasta les es repugnante (31:11). 9. ojos enfermaron—lit., pudren: denota agotamiento (6:7; 31:9). hete llamado—(86:5, 7). extendido—pidiendo socorro (44:20). levantaránse los muertos—¿alabarán a Dios los cadáveres (los restos de espíritus)? 11, 12. Amplían lo anterior: todo el propósito (como en el Salmo 6:5) es para contrastar la muerte y la vida como ocasiones para alabar a Dios. 13. previno—o prevendrá, diligentemente se presentará ante Dios en demanda de socorro (18:41). 14. Sobre los términos cf. el Salmo 27:9; 74:1; el 77:7. 15. desde la mocedad—toda mi vida. 16, 17. Pintan los extremos de la angustia y la desesperación. 18. Léase: ‚Mis conocidos son las tinieblas‛. SALMO 89 De Etán—(cf. el título del Salmo 88). El Salmo fué compuesto durante algún tiempo de desgracia nacional, acaso la rebelión de Absalón. Pone en parangón la prometida prosperidad y perpetuidad del trono de David (con referencia a la gran promesa de 2 Samuel 7), con un tiempo, cuando parecía que Dios se había olvidado de su pacto. Este cuadro puede que tipifique las promesas y las adversidades del reino de Cristo, y las expresiones de confiada súplica a Dios son oraciones muy propias para conseguir el socorro divino y la bendición prometida. 1. misericordias—las prometidas (Isaías 55:3; Hechos 13:34). tu verdad—antes, tu fidelidad, eso es, en cumplir las promesas. 2. dije—he dado expresión a mis convicciones (2 Corintios 4:13). 3, 4. El objeto de esta confianza está
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS expresada en las palabras de Dios (2 Samuel 7:11–16). alianza—el pacto está en forma de una promesa, con mi escogido—que es la mejor traducción. 6, 7. Esto es digno de que lo creamos, porque su fidelidad (es alabada) por la congregación de los santos, o sean, los ángeles (cf. Deuteronomio 33:2; Daniel 8:13). hijos de los potentados—(Cf. el Salmo 29:1). Así ha de ser él admirado en la tierra. 8–14. En ilustración de su poder y fidelidad cita ejemplos de la historia. De ellos son: su dominio del mar (el objeto más poderoso inestable de la naturaleza), y de Egipto (87:4), el primer gran enemigo de Israel (rebajado de su orgullo e insolencia a la mayor impotencia). Al mismo tiempo toda la estructura de la naturaleza fundada y sostenida por él, Tabor y Hermón (que representan el oriente y el occidente), y ‚el aquilón y el austro:‛ el conjunto, representando todo el mundo, declara la misma verdad tocante a sus atributos. cantarán en tu nombre—alabando, con la misma existencia tus perfecciones. 15. Su justo gobierno es administrado por la misericordia y la verdad como ministros (85:10–13). que saben aclamarte—que entienden y saben apreciar las bendiciones espirituales simbolizadas por las fiestas, a las que el pueblo será llamado por la trompeta (Levítico 25:9, etc.) a la luz de tu rostro—vivir en tu favor (4:6; 44:3). 16, 17. en tu justicia—en tu fiel y justo gobierno. gloria (o hermosura) de su fortaleza—serán adornados así como protegidos. nuestro cuerno—nuestro poder (75:10; Lucas 1:69). 18. Así se presenta la promesa a ‚nuestro escudo,‛ a ‚nuestro rey‛ David. 19–37. Entonces—Cuando fué establecido el pacto, de cuyo cumplimiento da seguridad la majestuosa descripción de Dios aquí dada. a tu santo—al objeto de tu favor (4:3). Natán es la persona aludida (2 Samuel 7:17; 1 Crónicas 17:3–15). puesto el socorro—David fué elegido y luego exaltado. 20. hallé—habiéndole buscado y luego escogido. (1 Samuel 16:1–6). 21. Lo protegerá y lo sostendrá (Isaías 41:10). 22–25. Refrenando y derrotando a sus enemigos, y llevando a cabo mis benevolentes propósitos de extender su dominio. Mi mano.. mi brazo—mi poder (17:7; 60:5). mas … los ríos—los límites de su imperio (72:8). 26, 27. primogénito—uno que es el principal, el más amado o distinguido (Exodo 4:22; Colosenses 1:15). En los ojos y propósitos de Dios él era el primero entre todos los monarcas, y lo era especialmente en su relación típica con Cristo. 28–37. Esta relación es perpetua con los descendientes de David, como un todo típico en la posición oficial de su último y más grande descendiente. De modo que aun cuando en las relaciones personales cualquiera de ellos podía ser infiel y por tanto castigado, su relación típica debía continuar. Su juramento confirma su promesa, y los objetos más duraderos de la tierra ilustran la fuerza perpetua de dicha relación (72:5, 7, 17). por mi santidad—como un Dios santo Una vez—una cosa (27:4). que no mentiré—lit., si yo mintiere, una parte de la fórmula de juramento (1 Samuel 24:6; 2 Samuel 3:35). Como la luna—El trono será establecido, firme, para siempre, como la luna, que es un testigo fiel en el cielo. 38–52. Presentan un marcado contraste con estas luminosas promesas, en las tristes evidencias de la pérdida del favor de Dios. 38. desechaste—(cf. el Salmo 15:4; el 43:2; el 44:9). 39. Un insulto a la corona, como era ésta de origen divino, era una profanación. 40–45. La ruina se pinta bajo varias figuras: una viña y una fortaleza, cuyos vallados y murallas, respectivamente, derribados invitan a los despojadores e invasores; un guerrero, cuyos [PAG. 475] enemigos son ayudados por Dios, el filo de cuya espada—lit., roca o fuerza (Josué 5:2)—queda inutilizado; y un joven prematuramente envejecido. días de tu juventud—el vigor juvenil, eso es, del linaje real, o un reino perpetuo prometido, bajo la figura de un hombre. 46. ¿hasta cuándo?—Cf. el Salmo 13:1; el 88:14; Jeremías 4:4). 47. Estas reconvenciones son provocadas por el reconocimiento de la prosperidad de este reino, la cual se identifica con el bienestar de toda la humanidad (Génesis 22:18; Salmo 72:17; Isaías 9:7; 11:1–10); porque si tal es la suerte de este linaje real escogido, 48. ¿qué hombre (lit., hombre robusto) vivirá?—y en efecto, ¿no ha sido en vano la creación de todos los hombres, en lo que toca a la glorificación de Dios? 49–51. Los términos que‐jumbrosos se usan en vista de que realmente parecía que Dios había abandonado a su pueblo y olvidádose de su promesa, y se urge la petición de socorro a causa de los reproches de los enemigos suyos y de su pueblo (Cf. Isaías 37:17–35). llevó … en mi seno— pesándolo la aflicción de su nación (69:9). los pasos—los caminos (55:6). Bendito—denota la confianza en Dios restablecida (34:1–2). Amén, y Amén—Concluye el tercer libro de los Salmos. SALMO 90 Contrastando las flaquezas del hombre con la eternidad de Dios, el escritor lo llora como el castigo del pecado, e implora el retorno del favor divino. Oración—(mayormente tal) de Moisés varón de Dios—(Deut. 33:1; Josué 14:6); como tal escribió este salmo (cf. los títulos del Salmo 18 y del 36). 1. refugio—y morada (cf. Deuteronomio 33:27; Ezequiel 11:16). formases—la misma idea como en naciesen, la orogenia. 3. hasta ser quebrantado—lit., aun hasta el polvo (Génesis 3:19). convertíos—volveos; eso es, al polvo: repetición de la idea de la frase anterior. 4. Fueran los días nuestros ahora de mil años, como los de Adán, todavía nuestra vida no sería sino un momento delante de Dios (2 Pedro 3:8). vigilas—una tercera parte de la noche (Cf. Exodo 14:24). 5, 6. La vida es como la hierba, la que aunque se renueva con el rocío de la noche y florece en la mañana, pronto es cortada y se seca (103:15; 1 Pedro 1:24). 7, 8. porque—la razón de esto: la inflicción de la ira de Dios.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS conturbados—(cf. el Salmo 2:5). La muerte vino por el pecado (Romanos 5:12). Pusiste … ti—El pecado, aunque sea secreto, el rostro de Dios, cual lámpara, lo traerá a la luz (Proverbios 20:27; 1 Corintios 4:5). 9. declinan—(Jeremías 6:4). acabamos—lit., consumimos, como un pensamiento, o suspiro. (Ezequiel 2:10). 10. La vida de Moisés fué una excepción (Deuteronomio 34:7). cortada—la edad, o la vida: corrida; el mismo verbo usado en ocasión de las codornices traídas en Números 11:31. Debido a este pronto y seguro fin, la vida está llena de tristeza. 11. ¿quién?— Está implícita la contestación negativa: ‚Nadie sabe qué tu ira puede hacer, ni qué es tu indignación, estimadas por la verdadera piedad‛. 12. Esto mismo pide que lo podamos comprender, de modo de poder contar o apreciar la brevedad de nuestra vida, a fin de que seamos sabios. 13, 14. (Cf. el Salmo 13:2). aplácate—lit., arrepiéntete, una figura fuerte, como en Exodo 32:12, implorando un cambio en los tratos de Dios. 15. Como lo han sido nuestras penas, sean nuestros goces así grandes y de largo tiempo. 16. tu obra—los actos providenciales. tu gloria—(8:5; 45:3), el honor resultante de tu obra de misericordia para con nosotros. 17. sea la luz (hermosura) de Jehová—sea manifestada en nosotros la suma de tus obras de gracia, en su armonía, y favorezca nuestra empresa. SALMO 91 David es el autor más probable; y la pestilencia mencionada en 2 Samuel 24, es la más probable ocasión especial a que pueda referirse el Salmo. Los cambios de la persona gramatical, permisibles en la poesía, son frecuentes aquí. 1. al abrigo—Habitar (lit.) en el lugar secreto (27:5; 31:20) denota proximidad a Dios. Los que lo hacen viven al abrigo de los asaltos, y bien pueden hacer suyas las siguientes expresiones de confianza: 2, 3. lazo … peste destruidora—lit., paga de maldad (5:9; 52:7), son figuras expresivas de varios males. 4. debajo de sus alas—Cf. la misma figura en Deuteronomio 32:11; Mateo 23:37. adarga—lit., rodeante; una especie de escudo que tapaba todo. 5. espanto—o terror, aumentado por ser de noche. saeta—de los enemigos. 7, 8. La seguridad es de más valor, por cuanto es especial y, por tanto, evidentemente de Dios; y mientras que caen diez mil de los impíos, los justos quedan en tal seguridad que sólo llegan a ver la calamidad. 9–12. Esta exención del mal es el resultado de la confianza en Dios, quien emplea a los ángeles como espíritus administradores (Hebreos 1:14). 13. Aun los animales más fuertes y feroces pueden ser hollados con impunidad. 14–16. Dios mismo habla (cf. el Salmo 46:10; el 75:2, 3). Todos los términos expresivos de la seguridad y paz indican la confianza más inquebrantable (cf. el Salmo 18:2; el 20:1; el 22:5). su voluntad—o amor el más ardiente. mostraréle—(cf. el Salmo 50:23; Lucas 2:30). SALMO 92 Un Salmo‐canción—(cf. el título del Salmo 39). El tema es, Que Dios debe ser alabado por sus justos juicios para todas las ocasiones, lo es con especialidad para las meditaciones del día del descanso. 1. cantar … a tu nombre—celebrar tus perfecciones. 2. mañana … noches—diligente y constantemente (42:8). verdad—fidelidad en el cumplimiento de las promesas (89:14). 3. En alabar a Dios se debe aprovechar todos los medios lícitos. en tono suave—sobre Higgaión (cf. el Salmo 9:16), acaso un instrumento de dicho nombre, que por su sonido se asemejara al murmullo de la meditación, expresado por el mismo vocablo. Este se acompaña con el arpa. tus obras—eso es, de la providencia 90:16, 17). 5. grandes … obras—corresponden a pensamientos profundos y vastos (40:5; Romanos 11:23). 6. necio no sabe—‚El embrutecido no conoce‛ las obras de Dios; con el mismo calificativo el salmista se describe a sí mismo (73:22), asombrado por la prosperidad de los malos; ahora lo entiende y lo explica. 8. Esto hace en parte contrastando la rutina de ellos con la exaltación y eternidad de Dios. Altísimo—que ocupa el puesto más excelso del cielo (7:7; 18:16). 9, 10. Otro contraste con los impíos, en la suerte de los justos: la seguridad y el triunfo. ensalzarás mi cuerno—Aumentarás mi poder (75:5). ungido con aceite fresco—(23:5), figura de refrigerio (cf. Lucas 7:46). [PAG. 476] Tal uso del aceite es común hasta ahora en el oriente. 11. mirarán, oirán—Han mirado, oído (versión inglesa); (cf. el Salmo 27:11; 54:7), eso es, veré con agrado la caída de ellos. 12–14. El vigor, la longevidad, la utilidad, fragancia y hermosura de estos nobles árboles, representan la vida, carácter y destino de los piadosos; 15. y ellos así declaran la gloria de Dios, su fuerte y justo gobernador. SALMO 93 Este y los seis salmos siguientes los aplicaban los judíos a los tiempos del Mesías. El tema es la supremacía de Dios en la creación y la providencia.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1. A Dios lo describe como rey que comienza su reino, y que por ropaje real se reviste de los gloriosos atributos de su naturaleza. El resultado de tal gobierno es la estabilidad del mundo. 2–4. Su poder, que nadie le transmitió, excede a las más sublimes exhibiciones de los objetos más poderosos de la naturaleza (Cf. el Salmo 19:7; el 25:10); por lo tanto, el culto que ofrecemos en su casa, tanto la terrenal como la celestial, debe ser caracterizado por el temor y el amor combinados, que producen santas emociones. SALMO 94 El escritor, invocando a Dios por causa de la opresión de los enemigos, les reprocha su maldad y su locura, y se reanima en la confianza de que Dios castigará los malhechores y favorecerá a los justos. 1, 2. La venganza de Dios es la inflicción judicial del justo castigo. muéstrate … ensálzate—o levántate; ambas figuras representan a Dios como hasta aquí indiferente (Cf. el Salmo 3:7; el 22:16, 20). 3, 4. En una reconvención ardiente expresa su deseo de que termine el triunfo de los impíos, 5, 6. pueblo … heredad—son sinónimos: a menudo se le llama al pueblo heredad de Dios. Como la justicia a los débiles es prueba de buen gobierno, la opresión de ellos es señal de gobierno malo (Deuteronomio 10:18; Isaías 10:2). 7. La crueldad de ellos es excedida sólo por su malvada y absurda presunción (10:11; 59:7). 8. necios—brutales (Cf. el Salmo 73:22; el 92:6). 9. La evidencia del gobierno providencial de Dios se ve en su poder creador y en su omnisciencia, lo que también nos asegura de que él puede castigar a los impíos por todos sus vanos propósitos. 12, 13. Por otra parte, favorece a los piadosos, si bien los castiga, y los enseñará, y los guardará hasta que los prósperos malvados sean derrotados. 14, 15. Esto resulta a causa de su eterno amor (Deuteronomio 32:15), evidenciado además por su restauración del orden en su gobierno, cuya justa administración será aprobada por los justos. 16. Estas interrogaciones expresan que nadie fuera de Dios ayudará (60:9), 17–19. un hecho plenamente confirmado por sus experiencias pasadas. en silencio—como en la tumba (31:17). mis pensamientos—mis congojas. 20. trono—el poder, los gobernantes. iniquidades … agravio—son males o daños hechos a otros, como el v. 21 explica. 22, 23. Con todo, el salmista está seguro en el cuidado de Dios. refugio—defensa (59:9), confianza—refugio, como en el Salmo 9:9; en el 18:2. hará tornar … iniquidad—(Cf. el Salmo 5:10; el 7:16) mientras se están ocupando en la misma. SALMO 95 David (Hebreos 4:7) exhorta a los hombres, a alabar a Dios por su grandeza, y les amonesta, en palabras de Dios, a que no abandonen el culto. 1. Los términos usados para expresar la clase más sublime de gozo. roca—una base firme, que da la seguridad de la salvación (62:7). 2. Lleguemos, etc.—lit., acerquémonos, vamos a su encuentro (17:13). 3. dioses—así creídos por los hombres, aunque en realidad no son nada (Jeremías 5:7; 10:10–15). 4, 5. Los términos describen el mundo en toda su extensión, sometido a Dios. 6. venid—o entrad, en forma solemne así como con corazón sincero. 7. Esta relación ilustra nuestra entera dependencia (cf. el Salmo 23:3; el 74:1). La última frase la une Pablo (Hebreos 3:7) al versículo que sigue (cf. el Salmo 81:8), 8–11. amonestándoles en contra del descuido; y esto lo encarece citando el destino melancólico de sus antepasados rebeldes, cuya insolencia provocativa se describe citando el lenguaje de la queja de Dios (Números 14:11) respecto a la conducta de ellos en Meribah y Massah (Exodo 17:7), nombres puestos para conmemorar la riña y contención de ellos con Dios (78:18, 41). divaga de corazón—sus vagancias por el desierto no eran sino figuras de su ignorancia y perversidad innatas. que no entrarían—lit., si entrarán, etc., parte de la fórmula de jurar (cf. Números 14:30; Salmo 89:35). SALMO 96 La sustancia de este Salmo, y porciones del 97, 98, y 100, se hallan en 1 Crónicas 16, los que fueron usados bajo la dirección de David en la dedicación del tabernáculo en el Monte Sión. La dispensación del Mesías la tipificaba este evento, que sugiere claramente un asiento más permanente del culto y la introducción de servicios adicionales y más espirituales. Por tanto, el lenguaje de estos salmos sin duda tiene un significado más sublime que el que correspondiera a la ocasión cuando era así públicamente usado. 1–3. Se invita a todas las naciones a unirse en esta alabanza tan gozosa. canción nueva—lit., fresca, por las misericordias recientes (33:3; 40:3). anunciad—lit., dad nuevas de gozo. La salvación (salud) ilustra la gloria de Dios en sus
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS maravillas de amor y misericordia. 4, 5. Porque él no es un Dios local, sino de las operaciones universales mientras que los ídolos nada son 6. Alabanza y magnificencia—honor y majestad; son sus acompañantes, manifiestos en sus poderosas obras, mientras que se ven el poder y la gracia especialmente en sus relaciones espirituales con su pueblo. 7–9. Dad—o tributad (29:1) la honra debida a su nombre mediante los solemnes actos determinados en su casa. presentes—una ofrenda, de gracias. en la hermosura—de santidad (literalmente; véase el Salmo 29:2). temed, etc.— (2:11.) 10. Sepan todos que el gobierno del mundo está ordenado en justicia, y que ellos gozarán paz firme y duradera (cf. el Salmo 72:3, 7; Isaías 9:6, 7). 11–13. Por cuya razón se invita al universo a unirse en el gozo, y hasta la inanimada natura (Romanos 8:14–22) se representa poéticamente como capaz de unirse en los coros de alabanza. [PAG. 477] SALMO 97 El escritor celebra el dominio del Señor sobre las naciones y, sobre la naturaleza; describe sus efectos sobre enemigos y amigos; y a éstos los exhorta y anima. 1, 2. Este dominio es motivo de gozo, porque, por mucho que nuestras mentes se aterroricen delante del trono del Rey de los reyes (Exodo 19:16; Deuteronomio 5:22), sabemos que está basado en principios y juicios justos que son según la verdad. 3–5. Los ejemplos resultantes del terrible juicio de Dios sobre los enemigos (83:14) se ven en la manifestación de su omnipotencia en los elementos de la naturaleza (cf. el Salmo 46:2; el 77:17; Habacuc 3:6, etc.) 6. Los cielos—o sus habitantes (50:6), en contraste con las naciones de la frase anterior (cf. Isaias 40:5; 66:18). 7. Los idólatras son confundidos y avergonzados, porque si los ángeles deben adorar a Dios, cuánto más deben hacerlo los que a ángeles adoraban. los dioses todos—lit., todos vosotros ángeles (adorad) (8:5; 138:1; Hebreos 1:6; 2:7). Pablo cita el texto, no como profecía, sino como lenguaje usado respecto al Señor Jehová, quien en la ‚teofanía‛ del Antiguo Testamento es la segunda persona de la divinidad. 8, 9. La exaltación del rey de Sión es gozo a los justos y tristeza a los impíos. hijas de Judá—(cf. el Salmo 48:11). sobre todos los dioses—(95:3). 10–12. La gratitud por las bendiciones de la providencia y de la gracia deben incitar a los santos (4:3) al santo vivir. Están guardadas bendiciones espirituales, simbolizadas por la luz (27:1) y el gozo. sembrada—la luz, que brotará y producirá abundantemente para aquellos que solos pueden bien y deben regocijarse en el santo gobierno de su soberano Señor (cf. el Salmo 30:4; el 32:11). SALMO 98 En vista de las maravillas de gracia y justicia desplegadas en la salvación que Dios ha obrado, se le invita a toda la creación a unirse en alabanza. 1. lo ha salvado—lit., ha hecho salvación, le ha permitido salvar a su pueblo. su diestra … y su brazo—indica poder. santo brazo—o, brazo de santidad, el poder de morales perfecciones unidas (Salmo 22:3; 32:11). 2. La salvación es el resultado de su justicia (Salmo 7:17; 31:1), y la una y la otra se manifiestan públicamente. 3. La unión de la misericordia y la verdad (Salmo 57:3; 85:10) aseguran las bendiciones de la promesa (Génesis 12:3; 18:18) a todo el mundo (Isaías 52:10). 4–6. levantad la voz—o, prorrumpid en alabanzas (Isaías 14:7; 44:23). delante del rey Jehová— aclamadle como vuestro Soberano; mientras que, con toda ayuda para mostrar celo y gozo, se les invita a las criaturas inteligentes a alabar, como en el Salmo 96:11–13, se llama también a la naturaleza inanimada a que honre a Aquel que triunfa y reina en justicia y equidad. SALMO 99 El gobierno de Dios se lleva a cabo especialmente en su Iglesia y por su Iglesia, la que le debe alabar por sus obras de gracia. 1. sentado sobre los querubines—(cf. 1 Samuel 4:4; Salmo 80:1). conmoveráse—o que será conmovido: eso es, por el temor de los juicios de Dios. 2. en Sión es grande—donde habita (9:11). 3. tu nombre—tus perfecciones de justicia, poder, etc. grande y tremendo—o terrible, que inspira el terror (Deuteronomio 10:17), y para ser alabado por aquellos sobre los cuales está exaltado (97:9). El es santo—es decir, Dios es santo (vv. 5, 9; Isaías 6:3). 4, 5. A su sapiente y justo gobierno todas las naciones tributarán honor. la gloria (poder) < juicio—su poder está combinado con la justicia, él es santo—(cf. el Salmo 22:3). 6–8. La experiencia de estos siervos del Señor se cita para animar. Lo dicho puede referirse a cada uno de los tres (cf. Exodo 18:19; Levítico 8:15; Deuteronomio 5:5; 1 Samuel 9:13). La columna de nube era
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS el medio de la intercomunicación divina (Exodo 33:9; Números 12:5). La obediencia estaba unida a la adoración. Dios les respondió a ellos como intercesores por el pueblo, los que, si bien, perdonados, no estaban aún purificados (Exodo 32:10, 34). SALMO 100 Como terminación de esta serie de salmos (cf. el Salmo 94), éste es una llamada a toda la tierra a que tribute jubilosa alabanza a Dios Creador, protector y benefactor de los hombres. 1, 2. Con alabanza de gratitud debe acompañarse el servicio de parte de los súbditos del Rey (2:11, 12). 3. A las obligaciones de una criatura y un súbdito se agrega la de un beneficiario (95:7). 4. Uníos gozosamente en el culto público a Dios. Los términos, por supuesto, son figurativos (cf. el Salmo 84:2; el 92:13; Isaías 66:23). Entrad—venid con solemnidad (95:6). 5. La razón por qué: la eterna misericordia y verdad de Dios (25:8; 89:7). SALMO 101 En este Salmo la profesión de los principios de su gobierno doméstico y político, así como las acciones en consonancia con el mismo, atestiguan el aprecio que tenía David de la misericordia de Dios hacia él y de su juicio contra sus enemigos: por lo tanto, canta y celebra los tratos de Dios. 2. Protesta su sincero propósito de obrar rectamente, con la ayuda de Dios (18:30; Génesis 17:1). 3. No pondré delante de mis ojos—como ejemplo para ser aprobado y seguido. cosa injusta—lit., palabra, plan o propósito de Belial (41:8). que se desvían—los apóstatas. se allegará a mí—No me comprometeré en eso (cf. el Salmo 1:1–3). 4. corazón perverso—(18:26). No consentiré a tal temperamento; ni conoceré al malvado, ni al maligno. 5, 6. A los calumniadores y altaneros, tan peligrosos en la sociedad, no los reconoceré; pero Mis ojos pondré—es decir, escogeré para mis siervos a hombres de confianza y honrados. 7. No habitará—lit., sentarse, demorar, o ser establecido. 8. Por las mañanas—es decir, diligentemente. ciudad de Jehová—o lugar santo (48:2), donde no serán tolerados jamás los hombres impíos. SALMO 102 Oración del pobre, etc.—Los términos generales parecen significar que se debe considerar este Salmo propiamente expresivo de las ansiedades de alguno de los descendientes de David, píamente preocupado por el bienestar de la Iglesia. Probablemente fué compuesto por David, sugerido acaso por algunas pruebas particulares, descriptivas de tiempos futuros. Angustiado—(cf. el Salmo 61:2.) Lamento, queja (55:2). Predomina el tono quejumbroso; [PAG. 478] sin embargo, en vista de las promesas de Dios y de su constante fidelidad, se cambia a menudo por el de confianza y esperanza (62:8). 1–3. Los mismos términos ocurren en el Salmo 4:1; el 17:1, 6; el 18:6; el 31:2, 10; el 37:20. 4. (Cf. el Salmo 121:6.) me olvidé—a causa de mi aflicción (107:18), y así perdí las fuerzas. 5. voz de mi gemido—el efecto dicho por la causa; mi agonía me demacra. 6, 7. Las figuras expresan extrema soledad. 8. contra mi … conjurado—lit., juran, o maldicen, por mí, deseando que otros fuesen tan miserables como yo (Números 5:21). 9. ceniza—símbolo de tristura, mi pan; el lloro, o las lágrimas, mi bebida (80:5). 10. arrojado—como el tamo por el torbellino (Isaías 64:6). 11. sombra que se va— desapareciendo con la llegada de la noche. 12. En contraste con la flaqueza humana (cf. el Salmo 90:1–7). tu memoria—el recuerdo de ti, o sea, tu promesa. 13, 14. Por tanto, aquí se deduce: porque … el plazo—de la promesa, indicio de lo cual es la preocupación del pueblo de Dios por la ciudad de Sión. 15–17. El favor de Dios para con la Iglesia aterrarán a los enemigos de ella. habrá edificado—o bien, haya edificado a Sión, razón del afecto causado a otros; porque Dios se glorifica grandemente con obrar así, escuchando a los humildes. 18. pueblo que se criará—(cf. el Salmo 22:31), un cuerpo organizado, como una Iglesia. 19–22. Un resumen de lo que será escrito. Porque—o mejor, que; ‚Escribirse ha que Dios miró,‛ hablando de la condescendencia de Dios. los sentenciados—(cf. el Salmo 79:11). Porque cuenten—para que el nombre de Dios sea celebrado en las asambleas de su pueblo reunido de entre todas las naciones (Zacarías 8:20–23), y consagrado a su servicio. 23–28. El escritor, hablando en nombre de la Iglesia, halla reanimación en medio de las aflicciones. La eterna existencia de Dios es la garantía de su fidelidad en el cumplimiento de sus promesas. en el camino—de la providencia. afligió—le hizo temer un fin prematuro, una figura de las aprensiones de la Iglesia, de que Dios no fuera a cumplir sus promesas, sacada de los temores de una persona motivados por el peligro de una muerte temprana (cf. el Salmo 89:47). Pablo (en (Hebreos 1:10) cita los v. v. 26–28,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS dirigidos a Cristo en su naturaleza divina. El conjunto del Salmo, como ya notamos, lejos de ser contrario, favorece esta opinión, máxime por los sentimientos expresados en los v. v. 12–15 (cf. Isaías 60:1). La asociación del Mesías con el día de gloria futuro era muy familiar en las mentes de los escritores del A. T.; y con la correcta interpretación de su naturaleza, es muy consecuente que se le considere Señor y Cabeza de su Iglesia a aquel que consumaría aquel glorioso futuro, que ellos siempre anticipaban con gran gozo y amor. SALMO 103 Salmo de alabanza gozosa, en el que el salmista asciende desde un reconocimiento agradecido de las bendiciones personales hasta una celebración vibrante de los atributos divinos de gracia, como no solamente dignos intrínsecamente de alabanza, sino también especialmente acomodados a la flaqueza del hombre, y termina invitando a todas las criaturas a unirse en su canción. 1. Bendice—Con Dios como complemento directo, bendecir significa alabar. alma mía—yo mismo (3:3; 25:1), con alusión al acto, como acto de inteligencia. entrañas—(Deuteronomio 6:5.) su santo nombre—(5:11), su completa perfección moral. 2, 3. dolencias—como inflicciones penales (Deuteronomio 29:2; 2 Crónicas 21:19). 4. rescata—o redime, lo que representa un costo. del hoyo—lit., abismo de corrupción (16:10). corona.—o bien, adorna (65:11). misericordias—compasiones (cf. el Salmo 25:6; el 40:11). 5. Por la providencia divina, el santo conserva un vigor juvenil como las águilas (92:14; cf. Isaías 40:31). 6. Lit., rectitud y juicios, significando los varios actos del gobierno de Dios. 7. Sus caminos—de providencia, etc., como comúnmente (25:4; 67:2). Obras—lit., maravillas (7:11; 78:17). 8–10. La benevolencia de Dios ningún mérito significa. Hace a los pecadores objeto de ella, los que son castigados también por un tiempo (Exodo 34:6). guardará el enojo—en Levítico 19:18, guardar rencor (Jeremías 3:5, 12). 11. engrandeció—hizo eficiente. 12. hizo alejar, etc.—de modo que ya no afectan nuestras relaciones para con él. 14. El (que nos formó, 94:9) conoce nuestra condición—lit., nuestra forma. somos polvo—de él hechos, y a él retornaremos (Génesis 2:7). 15, 16. Tan corta y tan frágil es la vida que de un soplo la puede destruír. pereció—lit., ya no es. no la conoce más—ni a él lo conoce (90:6; Isaías 40:6–8). 17, 18. Para un contraste similar cf. el Salmo 90:2–6; el 102:27, 28. los que guardan, etc.—limita los anteriores términos generales. su justicia—como es usual (cf. el Salmo 7:17; el 31:1). 19. El firme y universal dominio de Dios son las arras de que cumplirá sus promesas (11:4; 47:8). 20–22. palabra … precepto—sus actos de obediencia son tan puntuales que siempre saben oír, y conocer, y seguir naturalmente la voluntad declarada de Dios (cf. Deuteronomio 26:17; Lucas 1:19). vosotros … sus ejércitos—miríadas, innúmeras, como la multitud de sus ángeles de gran poder, todas sus obras—sus criaturas de toda suerte y de todo lugar. SALMO 104 El salmista celebra la gloria de Dios en sus obras de la creación y de la providencia, enseñando la dependencia de todas las criaturas vivientes; y contrasta la felicidad de los que le alaban, con el terrible fin de los malvados. 1. La gloria esencial de Dios así como la que se manifiesta en sus obras poderosas, da motivo de alabanza. 2. luz— es representación figurativa de la gloria del invisible Dios (Mateo 17:2; 1 Timoteo 6:16). Su uso en esta relación puede referirse a la primera obra de la creación (Génesis 1:3). los cielos—visibles, que cubren la tierra como una cortina (Isaías 40:12). 3. entre las aguas—o, puede ser, sobre las aguas; el uso de este flúido por rayos, o armadura, de su residencia, concuerda con la figura de las nubes por carros, y los vientos como medios de locomoción. anda—o se mueve (cf. el Salmo 18:10, 11; Amós 9:6). 4. Este v. lo cita Pablo (Hebreos 1:7) para expresar la posición subordinada de los ángeles; es decir, no son sino mensajeros como otras agencias materiales. espíritus—lit., vientos. fuego flameante— (105:32) siendo así llamados aquí. 5. La tierra está firmemente puesta por su poder. 6–9. Estos vv. describen las maravillas del diluvio más bien que la creación (Génesis 7:19, 20; 2 Pedro 3:5, 6). El método de Dios de hacer cesar el diluvio y el reflujo de sus aguas es llamado poéticamente, una reprensión (76:6; Isaías 50:2), y el proceso [PAG. 479] de la bajada por las ondulaciones entre las colinas y los valles se describe vívidamente. 10–13. Una vez destructoras, estas aguas ahora están sujetas al servicio de las criaturas de Dios. De la lluvia y el rocío de sus aposentos (v. 3), y de los manantiales y corrientes, ellas abrevan a los animales sedientos, y fertilizan los campos. Los árboles así nutridos dan refugio a los pájaros cantores, y la tierra rebosa de los productos de las sabias agencias de Dios. 14, 15. de modo que hombres y bestias son provistos de abundante alimento. para el servicio—lit., para el cultivo, por el que él consigue los resultados. aceite … rostro—lit., hace lucir, (brillar) su rostro más que el aceite; es decir, tanto le anima y le vigoriza que exteriormente aparece mejor que ungido con aceite. sustenta el corazón—da vigor al hombre (cf. Jueces 19:5). 16–19. El cuidado de Dios hasta de los animales silvestres y de los lugares no cultivados. 20–23. Provee las necesidades del
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS hombre y las adapta a los tiempos y sazones señalados. 24–26. De este cuadro de la tierra así repleta de las bendiciones de Dios, el escritor pasa a la mar, que en su inmensidad, y como escenario y medio de las actividades comerciales del hombre, y como habitación de innúmeras multitudes de criaturas, también manifiesta el divino poder y sus beneficios. La mención del leviatán (Job 41:1) realza la estimación de la grandeza de la mar y del poder de aquel que provee semejante lugar para que allí jueguen sus criaturas. 27–30. Se describe la entera dependencia de Dios, de esta inmensa familia. Para él es tan fácil matar como hacer vivir. Esconder el rostro es retener el favor (13:1). Por su espíritu o su aliento, o su mera palabra, él da vida. Es su providencia constante la que repara las pérdidas del tiempo y de la enfermedad. 31–34. Mientras que Dios podría glorificarse igualmente mediante la destrucción, lo hace en la conservación a causa de su rica bondad y misericordia, de modo que nosotros bien podemos pasar la vida en alabanza agradecida, para la honra de él y para el gozo de los corazones piadosos (147:1). 35. Los que repudian a tal protector y le niegan tal culto de alabanza, estropean la hermosura de las obras de Dios, y deben perecer lejos de él. El salmo termina con una invocación de alabanza, compuesta de una frase que traducimos por “aleluya”, y puede ser que sirviese de estribillo, como a menudo sucede en nuestra salmodia, o para dar mayor expresión a las emociones del escritor. Es peculiar a los salmos compuestos después del cautiverio, como selah es peculiar a los de fecha anterior. SALMO 105 Después de una exhortación para alabar a Dios, dirigida especialmente al pueblo escogido, el escritor presenta la razón particular de la alabanza, en un resumen de la historia desde el llamamiento de Abrahám hasta la ocupación de Canaán; y les recuerda que la obediencia de ellos era el fin de todos los benignos tratos de Dios. 1. invocad su nombre—(79:6; Romanos 10:13). Invocadle de conformidad con su gloria histórica manifestada: según el ejemplo de Abrahám, quien cuantas veces Dios adquiría un nombre para sí mismo, guiándole, invocaba en solemne adoración el nombre del Señor (Génesis 12:8; 13:4). pueblos—(18:49). maravillas—(103:7). 3, 4. Sólo con buscar en verdad el favor de Dios es posible alcanzar la verdadera felicidad, y su fortaleza es la única fuente de protección (cf. el Salmo 32:11; el 40:16). gloriaos … nombre—Gloriaos en sus perfecciones. El mundo se jacta de sus caballos y sus carros contra la Iglesia de Dios arrojada por tierra; pero nuestra esperanza está en su nombre, eso es, en el poder y amor de Dios para con su pueblo, manifiestos en las liberaciones de antaño. 5, 6. juicios de su boca—Sus fallos judiciales a favor de los justos y en contra de los malos. 7. Más bien, ‚El, Jehová, es nuestro Dios.‛ Su título, Jehová, expresa que él, el Ser inmutable, autoexistente, lleva las cosas a cabo: eso es, cumple sus promesas, y por tanto no desamparará a su pueblo. Es Dios especialmente de su pueblo, pero no obstante, es Dios sobre todos. 8–11. El pacto fué ratificado muchas veces. mandó—ordenó (68:28). palabra—corresponde a alianza (pacto) de la frase paralela, a saber, la palabra de la promesa, la que, según el v. 10, propuso como ley inviolable. generaciones—perpetuamente. Alusión verbal a Deuteronomio 7:9 (cf. Exodo 20:6). 10, 11. Aludiendo a la promesa hecha a Jacob (Génesis 28:13). De todo el conjunto de las promesas de Dios, una sola se subraya aquí, a saber, la tocante a la posesión de Canaán. Todo gira alrededor de ésta. Las maravillas y los juicios tienen por finalidad el cumplimiento de esta promesa. 12–15. pocos hombres en número—aludiendo a las palabras de Jacob (Génesis 34:30): ‚Yo, siendo pocos en número.‛ ‚Cuando no eran sino pocos en número: muy pocos en verdad, y extranjeros en ella‛ (Versión Inglesa) (cf. Isaías 1:9). extranjeros— forasteros en la tierra de su futura habitación, como en tierra extraña (Hebreos 11:9). 13–15. de gente en gente—y así de un peligro a otro; ya en Egipto, ya en el desierto, y por fin, en Canaán. Aunque eran unos pocos extranjeros, peregrinando entre varias naciones, Dios los protegía. castigó—o reprendió. los reyes—Faraón en Egipto y Abimelec de Gerar (Génesis 12:17; 20:3). No toquéis—cf. Génesis 26:11, donde Abimelec dice de Isaac, ‚El que toque a este hombre o a su mujer, de seguro será muerto.‛ mis ungidos—los especialmente consagrados a mí (Salmo 2:2). El patriarca era el profeta, sacerdote y rey de su familia. mis profetas—en sentido semejante (cf. Génesis 20:7). Los ‚ungidos‛ son aquellas vasijas de Dios, consagradas a su servicio, ‚en los cuales (como dijo Faraón a José, Génesis 41:38) está el Espíritu de Dios.‛ (Hengstenberg.) 16. Dios ordenó el hambre. ‚Llamó al hambre,‛ como si fuera un siervo, presto a venir al llamado de Dios. Cf. las palabras del centurión, respecto a la enfermedad como sierva de Dios (Mateo 8:8, 9). todo mantenimiento—lit., báculo, o apoyo; el pan que mantiene la vida (104:15; Levítico 26:26; Isaías 3:1) sobre la tierra—a saber, Canaán (Génesis 41:54). 17–21. José fué enviado de Dios (Génesis 45:5). con grillos— (Génesis 40:3). en hierro … su persona—lit., su alma, o bien él (16:10) entró en hierros, y fué encadenado a su dolor (cf. el Salmo 3:2; el 11:1). Se señala a José como tipo propio de los ‚aprisionados en aflicción y en hierros‛ (107:10). El ‚alma‛ se usa por toda la persona, por cuanto el alma del cautivo sufre aun más que el cuerpo. llegó su palabra—Su profecía (Génesis 41:11–20) a los oficiales se verificó, o fué cumplida (Jueces 13:12, 17; 1 Samuel 9:6, explican esta dicción). el dicho—o decreto de Jehová le probó—por las aflicciones que ordenó que padeciera antes [PAG. 480] de su elevación (Génesis 41:40–43). 22. reprimiera—lit., atara: ejerciera sobre ellos absoluto control, como enseña la frase
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS paralela; y según Génesis 41:40, 44, donde se habla no de un encadenamiento literal, sino del mandamiento de obediencia. Se refiere al v. 18. El alma que alguna vez se ató a sí misma, ahora ata a otros, aun a príncipes. La misma atadura moral se asigna a los santos (149:8). enseñara sabiduría—la razón de su ensalzamiento por Faraón fué su sabiduría (Génesis 41:39), a saber, en el orden político y buena ordenación del reino. 23–25. Israel … Jacob—eso es, Jacob mismo, como el v. 24 habla de ‚su pueblo‛. Sin embargo, él llegó con toda su casa (Génesis 46:6, 7). fué extranjero—(Génesis 47:4.) tierra de Cham—o sea, Egipto (78:51). Volvió el corazón de ellos—Dios dirige los actos libres de los hombres (cf. 1 Samuel 10:9). Cuando Saúl ‚tornó su hombro para partir de Samuel (el profeta), Dios le tornó (marginal) a otro corazón‛ (cf. Exodo 1:8, etc.). Cualquier mal que el malo concibe en contra del pueblo de Dios, Dios lo restringe aun en el corazón, de modo que no haga ni un solo plan sino el que Dios permita. Así dice Isaías (43:17) que fué Dios quien sacó el ejército de Faraón para que persiguiera a Israel hasta su propia destrucción (Exodo 4:21; 7:3). Moisés … Aarón … escogió—los dos fueron lo que eran por la divina elección (78:70). 27. palabras—o cosas (en el hebreo) de sus señales; eso es, las maravillas de su poder (145:5 marginal). Cf. ‚palabras de iniquidades,‛ el mismo hebraísmo en el Salmo 65:3 marginal. 28–36. La novena plaga se destaca aquí por ser peculiarmente maravillosa. no fueron rebeldes—Moisés y Aarón puntualmente obedecieron a Dios (Hebreos 11:27) (cf. Exodo 7:1– 11:10, y Salmo 78:44–51, con los que este resumen concuerda sustancialmente). O más bien, la oscuridad aquí es sólo figurativa (Jeremías 13:16), la plaga literal de las tinieblas (Exodo 10:22, 23) siendo sólo aludidas como el símbolo de la ira de Dios suspendida cual nube negra sobre Egipto durante todas las plagas. Por tanto, aquí se coloca primero, y no en orden histórico. Así que el ya ‚no fueron rebeldes a su palabra,‛ se refiere a los egipcios. Cada vez que Dios enviaba una plaga contra ellos, se disponían a dejar ir a Israel, para negarse a ello luego que cesara la plaga. ‚Su palabra‛ es su orden de dejar ir a Israel (Hengstenberg). De las diez plagas aquí se mencionan ocho, estando omitidas las de la peste y los tumores. 29, 30. Los privó del pescado, su plato predilecto, y en su lugar les dió fuera del agua ranas repugnantes, y sobre la tierra les dió moscas atormentadoras (tábanos según Maurer) o piojos (mosquitos según Hengstenberg). 32. En vez de la lluvia fertilizadora. el granizo destructor de árboles. Esto forma la transición al reino vegetal. sus lluvias—refiriéndose a Levítico 26:4: ‚Yo daré vuestra lluvia en su tiempo.‛ Su ‚don‛ a los enemigos de Israel es de una clase muy diferente del que da a su pueblo. 33. de su término—por toda su tierra (78:54). 34. pulgón—lit., lamador, insecto devorador. 36. los primogénitos—El clímax ascendente pasa del alimento del hombre hasta el hombre mismo. El lenguaje aquí es cita del Salmo 78:51. 37. con plata y oro—regalados por los egipcios, en reconocimiento de la deuda de los trabajos forzados (cf. Exodo 12:35). enfermo—ni uno no apto para la marcha. Cf. ‚armados,‛ equipados, organizados, cual ejército en marcha (Exodo 13:18; Isaías 5:27). 38. (Cf. Exodo 12:33; Deuteronomio 11:25). 39. por cubierta—en el sentido de protección (cf. Exodo 13:21; Números 10:34). En las arenas calientes del desierto la nube protegía a la congregación del calor del sol: emblema del favor de Dios de proteger a su pueblo, según interpreta Isaías (4:5, 6; cf. Números 9:16). 42–45. Las razones de estos tratos son: (1) la fidelidad de Dios a su pacto, ‚su santa promesa‛ de Canaán, es la fuente de donde fluían tantos actos de maravillosa bondad a su pueblo (cf. los vv. 8, 11). Exodo 2:24 es el texto fundamental. (Hengstenberg). (2) Para que ellos fuesen obedientes. El cumplimiento por Abrahám de los mandatos de Dios fué el objeto de su pacto con él (Génesis 18:19), como lo fué también del pacto con Israel, para que observasen sus estatutos. su santa palabra—eso es, su alianza confirmada a Abraham. las labores—los frutos de las labores de ellos; su grano y sus viñas (Josué 21:43–45). SALMO 106 Este Salmo da una confesión detallada de los pecados de Israel en todos los períodos de su historia, con especial referencia a los términos de su pacto, aludidos en el 105:45. Comienza con alabanza a Dios por su misericordia, y se concluye con una súplica a favor de su pueblo afligido y con una doxología. 1. Alabad, etc.—(104:24), así empieza y termina, intimando las obligaciones de la alabanza, por mucho que pequemos o suframos. 1 Crónicas 16:34–36 es la fuente que motiva el principio y la terminación de este Salmo. 2. Sus obras sobrepasan nuestra comprensión, y su alabanza supera nuestro poder de expresión (Romanos 11:33). Su grandeza indecible, no obstante, no debe refrenarnos, sino más bien incitarnos a mayor esfuerzo por alabarlo lo mejor que podamos (40:5; 71:15). 3. Las bendiciones se limitan a aquellos cuyos principios y obras son rectos. Cuán ‚bienaventurado‛ sería Israel ahora, si hubiera ‚observado los estatutos de Dios‛ (105:45). 4, 5. En vista de los merecimientos de los pecados para ser confesados, el escritor invoca la misericordia pactada para sí y para la Iglesia, en cuyo bienestar se goza. Quien habla no es el salmista sino el pueblo, la presente generación (cf. el v. 6). yo vea el bien—participe de él (37:13). visítame—(Cf. el Salmo 8:4.) tus escogidos—a saber, Israel (Isaías 43:20; 45:4). Como parecía que Dios se había olvidado de ellos, piden que ‚se acuerde‛ de ellos con el favor que les pertenece como pueblo suyo, y que una vez habían gozado. tu heredad—Deuteronomio 9:29; 32:9). 6. Cf. 1 Reyes 8:47; Daniel 9:5, donde los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS mismos tres verbos ocurren en el mismo orden y relación, el origen de los dos textos posteriores siendo el primero, la oración de Salomón de cuando dedicó el templo. Pecamos con, etc.—como ellos, y así participaron de su culpa. Los términos denotan una graduación ascendente del pecado (cf. el Salmo 1:1). Nuestros padres—nosotros con ellos formamos juntos una masa de corrupción. 7–12. Confesión especial. Su rebelión en el mar (Exodo 14:11) fué porque no habían recordado ni entendido los milagros de Dios hechos en bien de ellos. Que Dios los salvara en la incredulidad fué por su pura misericordia, y para su gloria. la mar … el mar Bermejo—las mismas palabras con las que cantó Moisés la escena de la liberación [PAG. 481] de Israel (Exodo 15:4). Israel empezó a rebelarse contra Dios en el mismo momento y escenario de su liberación por Dios. 8. por amor de su nombre—(Ezequiel 20:14.) 9. reprendio—(104:7.) Como por un desierto—(Isaías 63:11–14.) 12. creyeron a sus palabras—Esto se dice no para alabar a los israelitas, sino a Dios, el que constriñó aun a un pueblo tan incrédulo a ‚creer‛ momentáneamente, en la presencia inmediata de sus maravillas, una fe que luego después la perdieron (v. 13; Exodo 14:31; 15:1). 13–15. La fe inducida por la exposición por Dios de su poder en pro de ellos fué de corta vida, y la nueva rebelión y tentación de ellos fué visitada por Dios con nuevo castigo, dejándolos a los resultados de la gratificación de sus apetitos y enviándoles la pobreza espiritual (Números 11:18). Apresuraronse—a olvidar. ‚Presto se han apartado del camino‛ (Exodo 32:8). La prisa de nuestros deseos es tal que apenas podemos ceder a Dios un día. A menos que responda de inmediato a nuestro llamado, en seguida hay impaciencia, y por fin la desesperación. sus obras—(Deuteronomio 11:3, 4; Daniel 9:14). su consejo—no esperaron el desarrollo del consejo de Dios, ni su plan de la liberación de ellos, según el tiempo y modo propio de Dios. 14. desearon con ansia—lit., codiciaron una codicia (cita de Números 11:4 marginal). Previamente había habido impaciencia en cuanto a las necesidades de la vida; ahora es la concupiscencia (78:18). 15. envió flaqueza—al darles lo que pidieron: ‚Aun estaba su vianda en su boca cuando vino sobre ellos el furor de Dios‛ (78:30). almas—el alma animal, que pide comida (Números 11:6; Salmo 107:18). Esta alma alcanzó su deseo, y con él y en él su propio castigo. El lugar fué llamado pues kibroth‐hattaavah, ‚los sepulcros del deseo,‛ porque allí enterraron a los que codiciaron. Los deseos carnales cuando se les satisface mayormente dan sólo hambre y codicia de más (Jeremías 2:13), 16, 18. Toda la congregación tomó parte con Datán y Cora, etc., y sus cómplices (Números 16:41). Aarón el santo—como sacerdote consagrado; no un atributo moral, sino la designación de su oficio como santo al Señor. La rebelión fué seguida por un castigo doble: (1) (v. 17) de los rebeldes no leviticos, los rubenitas, Datán y Abiram, etc. (Deuteronomio 11:6; Números 26:10), los que fueron tragados por la tierra. (2) Los rebeldes levíticos, encabezados por Cora (v. 18; Números 16:35; 26:10), los que habían pecado con fuego y fueron castigados por fuego, como lo fueron antes los hijos de Aarón sumo sacerdote (Levítico 10:2; Números 16:1–35). 19–23. Del desconocimiento indirecto de Dios, pasan al directo. Hicieron becerro—aunque era prohibido (Exodo 20:4, 5) hacer semejanzas, imágenes, ni aun del verdadero Dios. Becerro—así llamado en desdén. Hubieron hecho un buey, o bien un toro, pero su ídolo resultó ser un mero ternero; imitación de los símbolos divinos, los querubines; o del toro sagrado de la idolatría egipcia. Esta idolatría fué tanto más pecaminosa en vista de su reciente experiencia del poder de Dios en Egipto y de sus maravillas en Sinaí (Exodo 32:1– 6). Aunque pretendían adorar a Jehová bajo el símbolo del becerro, con todo como esto era incompatible con la naturaleza divina (Deuteronomio 4:15–17.), en realidad lo habían abandonado, y por tanto fueron abandonados por Dios. En vez del Señor de los cielos, ellos tuvieron por su gloria la imagen de un buey, que nada hace sino comer pasto. 23. trató de destruirlos—según la versión inglesa: ‚Por tanto dijo (a Moisés) que los destruiría (Deuteronomio 9:13). Con Dios el decir es tan cierto como el hacer; pero su propósito, si bien lleno de ira contra el pecado, toma en cuenta la mediación de aquel de quien Moisés fué el tipo (Exodo 32:11–14; Deuteronomio 9:18, 19). Moisés su escogido—escogido para ser su siervo (cf. el Salmo 105:26). al portillo—en la brecha, como si un guerrero cubriera con su cuerpo la abertura de una pared o fortaleza sitiada, un lugar de peligro (Ezequiel 13:5; 22:30). apartar su ira— (Números 25:11; Salmo 78:38.) 24–27. El pecado de negarse a invadir a Canaán, ‚la tierra agradable‛ (Jeremías 3:19; Ezequiel 20:6; Daniel 8:9), ‚la tierra de hermosura,‛ fué castigado con la destrucción de aquella generación (Números 14:28), y puede que se añadiera la amenaza de la dispersión (Deuteronomio 4:25; 28:32) hecha después a la posteridad de ellos, y cumplida en las grandes calamidades que ahora se lamentan. aborrecieron—menospreciaron (Números 14:31). no creyeron a su palabra—de promesa de que les daría la tierra, sino antes la palabra de los espías infieles (cf. el Salmo 78:22). alzó su mano—o bien, juró; la forma usual de jurar (cf. Números 14:30, marginal) 27. Humillar—hacer caer, aludiendo a las palabras de Números 14:39. entre las gentes … tierras—el ‚desierto‛ no fué más destructivo a los padres (v. 26) de lo que será a los hijos su residencia entre ‚las gentes‛ (gentiles, paganos). Levítico 26:33, 38; está aquí en la mente del salmista, el propósito en contra de la ‚simiente‛ cuando se pone rebelde, no siendo expresado en Números 14:31–33, pero sí envuelto en el propósito en contra de los padres. 28–30. sacrificios de los muertos—eso es, de los ídolos yertos, en contraste con el Dios vivo (Jeremías 10:3–10; cf. el Salmo 115:4–7; 1 Corintios 12:2). Sobre ‚allegáronse a Baalpeor‛. véase Números 25:2, 3, 5. Baal‐peor, eso es, el poseedor de Peor, el monte sobre el cual se adoraba a Chemosh, el ídolo de Moab, y delante del cual Israel entonces estaba acampado (Números 23:28). El nombre nunca ocurre sino en relación con dicha localidad y con aquella circunstancia. ensañaron—motivando tristeza e
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS indignación (6:7; 78:58). se levantó—como Aarón ‚púsose entre los vivos y los muertos; y cesó la mortandad‛ (Números 16:48). hizo juicio—juzgó, inclusive la sentencia y el acto. 31. fuéle contado a justicia—‚una acción justa y encomiable.‛ a justicia—para la justificación, como en Romanos 4:2; 10:4; pero lo que consiguió no fué la justificación a vida eterna, pues ningún acto de un hombre puede significar completa obediencia. Fué aquello que Dios aprobó y recompensó con el sacerdocio perpetuo lo que le fué confiado a él y a sus descendientes (Números 25:13; 1 Corintios 6:4, etc.) 32, 33. (Cf. Números 20:3–12; Deuteronomio 1:37; 3:26). hizo mal a Moisés—esto que hicieron. Su conducta, aunque fué bajo grande provocación, fué castigada con su exclusión de Canaán. 34–39. No sólo dejaron de destruir a los gentiles, como ‚Dios les dijo‛ (Exodo 23:32, 33), sino que se conformaron a la idolatría de aquellos, y así se hicieron adúlteros espirituales (73:27). a los demonios—o espíritus malignos (cf. 1 Corintios 10:20). con sangre—con homicidios (5:6; 26:9). 40–43. Aquellas naciones primero los sedujeron y luego los oprimieron (cf. Jueces 1:34; 2:14; 3:30). Con sus apostasías, malagradecidos, pagaron las muchas misericordias [PAG. 482] de Dios, hasta que él por fin los abandonó al castigo (Levítico 26:39). 44–46. Si, como es probable, este Salmo fué escrito en el tiempo del cautiverio, el escritor ahora sugiere las señales del retorno de los favores de Dios. arrepentíase—(Cf. el Salmo 90:13.) tuviesen … misericordia—(1 Reyes 8:50; Daniel 1:9). Estas señales incitan a la oración y a la promesa de alabanza (30:4), y con razón se termina con una doxología. SALMO 107 Aunque el tema general de este Salmo pueda sugerir el favor particular de Dios para con los israelitas en la restauración de ellos del cautiverio, debe ser extendido como una celebración didáctica de alabanza a Dios por su providencia misericordiosa a todos los hombres en sus varias emergencias. De éstas se mencionan algunas: la cautividad y servidumbre, las migraciones por tierra y mar, y el hambre; algunas son evidencias del desagrado de Dios; y todas las liberaciones, pruebas de su bondad y misericordia hacia los que con humildad le buscan. 1, 2. Esta llamada a la alabanza y hacimiento de gracias forma la tesis, o estribillo, del Salmo (cf. los vv. 8, 15, 21). redimidos de Jehová—(Cf. Isaías 35:9, 10.) Díganlo—Digan que es para siempre < etc. 3. congregado—aludiendo a la dispersión de los cautivos al través del imperio babilónico. de la mar—sinónimo del sud, el mar Rojo. 4–7. Un cuadro vívido se da de los padecimientos de los que de tierras lejanas volvieron a Jerusalén, o bien, a la Palestina, que puede ser el significado de ‚ciudad de población.‛ desfallecía—desesperaban (61:3; 77:3). 8, 9. Al estribillo se agrega, como una razón de alabanza, un ejemplo de las pruebas sugeridas, la del hambre extrema, privación la más penosa de un viaje por el desierto. 10–16. Sus padecimientos fueron a causa de su rebeldía contra (105:28) las palabras, propósitos, o promesas, de Dios para el bien de ellos. Humillados, claman a Dios, él los libra de su esclavitud, descrita como un calabozo oscuro con rejas y puertas de metal, donde están encadenados. sombra de muerte—tinieblas con peligro (23:4). quebrantó—(Isaías 45:2). 17–22. Como sea ésta o no la misma emergencia, ilustra aquella dispensación de Dios según la cual el pecado trae su propio castigo. fueron afligidos—lit., se afligieron. Se acarrean la enfermedad, dicha en figura del repudio del alimento y de la aproximación a las puertas (o dominios) de la muerte … envió su palabra—eso es, extendió su poder. de su ruina—con la cual se les amenazaba. Al estribillo se agrega el modo de dar gracias, a saber, con un sacrificio y con cánticos de gozo (50:14). 23–32. Aquí se exponen los peligros de los marinos, la futilidad del esfuerzo del hombre y la eficacia del socorro de Dios. descienden—indicando la elevación de la tierra en la costa. Ellos han visto—o ven las maravillas de Dios, tanto en la tormenta que levanta como en la calma que ordena (33:9). sus ondas—las de Dios (42:7). su ciencia, etc.—lit., toda su sabiduría se devora a sí misma, se destruye con sus tretas vanas y contradictorias, las que hacen desesperar. Se describen aquí no los actos del templo, sino los de la sinagoga, donde el pueblo con la asamblea, o sesión, de ancianos, se reunía para la lectura, el canto, oración y enseñanza. 33–41. La providencia de Dios se describe notablemente en su influencia sobre dos importantes elementos de la prosperidad humana: la productividad de la tierra, y los poderes de gobierno. Castiga a los malos destruyendo las fuentes de la fertilidad, o en misericordia, hace fructíferos los desiertos, los que se tornan en habitación de una población agrícola viva y próspera. Por el mal gobierno y la tiranía, esta escena de prosperidad se cambia en una adversidad. El Señor reina, levantando a uno y derribando a otro. 42, 43. En este gobierno providencial, se regocijarán los buenos, y cesarán las cavilaciones de los malvados (Job 5:16; Isaías 52:15), y todos los que piensan rectamente apreciarán la infalible misericordia de Dios y su ilimitado amor. SALMO 108 Este Salmo está compuesto, parte (vv. 1–5) del Salmo 57:7–11, y parte (vv. 6–12) del Salmo 60:5–12. Las variaciones son verbales y triviales, con excepción del v. 9, ‚Regocijaréme sobre Palestina (Filistea)‛, difiere del Salmo 60:8, cuya
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS interpretación confirma. Su tono del todo triunfante puede sugerir que fué preparado por David—omitiendo las porciones quejumbrosas comunes de otros salmos—, como conmemorativo de los favores de Dios en las victorias de su pueblo. SALMO 109 El escritor se queja de sus virulentos enemigos, contra los cuales implora el justo castigo de Dios; y a la súplica de la divina ínterposición a su favor añade la expresión de su confianza y una promesa de sus alabanzas. Este Salmo es notable por el número y la severidad de sus imprecaciones. Su carácter típico evidente (cf. el v. 8) justifica la explicación ya dada, de que, como lenguaje de David respecto a sus propios enemigos y a los de Cristo, tiene en cuenta no a los arrepentidos sino a los enemigos impenitentes e implacables del bien humano, y de Dios y su causa, cuyo inevitable destino está así indicado por autoridad divina. 1. Dios de mi alabanza—objeto de ella: así reconoce a Dios como ayudador verdadero. No calles (cf. el Salmo 17:13; el 28:1). 2. boca de impío—boca impía. sobre mí—lit., conmigo; eso es, su conversación es mentirosa, y me calumnia en la cara (Mateo 26:59). 3. (Cf. el Salmo 35:7; el 69:4.) 4, 5. Vuelven el mal por el bien (cf. el Salmo 27:12; Proverbios 17:13). yo oraba—lit., yo (soy) oración; o, cuanto a mí, la oración: es decir, la oración es la fuente de consuelo en mi angustia. 6. sobre él—uno de sus enemigos, destacados en la malignidad (55:12). Satán esté—como acusador, cuyo puesto era al lado derecho del acusado (Zacarías 3:1, 2). 7. salga impío—condenado de impío, culpable. su oración, etc.—se torne pecado. La condena se agrava cuando la petición de clemencia se toma por pecado. 8. Lo opuesto de esta maldición es la bendición de larga vida (91:16; Proverbios 3:2). su oficio—lit., cargo (versión de los Setenta), dirección, Referencia de Pedro respecto a Judas (Hechos 1:20). 9–12. Que su familia comparta el castigo: que sus hijos salgan de la casa desolada como limosneros vagabundos, que el avaro usurero arrebate su sustancia, su labor o sea, el fruto de ella; pase a extraños y no a sus herederos, y que sus indefensos hijos huérfanos mueran de hambre, de modo que su posteridad sea del todo cortada. 13. posteridad[PAG. 483] —lit., el fin, como en el Salmo 37:38; o lo que viene después, de recompensa, de éxito, o la esperanza del mismo, de lo cual la posteridad era al judío una parte importante. 14, 15. Luego el terrible derrumbe debido a su propio pecado sigue la imputación de la culpa de sus padres, para que venga delante de Dios, a fin de que Dios mida las debidas consecuencias, cortando de la tierra toda memoria de tales perversos padres (34:16). Por cuanto—Justifica las imprecaciones pronunciadas. Acuérdese Dios de la culpa de aquél, porque el malo no se acordó de la misericordia. afligido, etc.—el sufriente piadoso (34:18; 35:10; 40:17). 17–19. Que la maldición que amó venga sobre él en castigo (35:8), que lo llene como agua o aceite, que le penetre en cada parte de su ser (cf. Números 5:22–27), y séale como vestido y cinto sobre él para siempre. 20. el pago—la paga, precio del trabajo, el fruto de la maldad del enemigo. de parte de Jehová—como un acto judicial. 21, 22. haz conmigo—eso es, benignamente. herido—lit., traspasado (69:16, 29). 23. como la sombra—(cf. el Salmo 102:11). sacudido—impelido (cf. Exodo 10:19). 24, 25. Las injurias y los reproches empeoran su débil estado de afligido (22:6, 7). 26, 27. Sea mi liberación para tu gloria (cf. el Salmo 59:13). 28–31. En la confianza de que la bendición de Dios vendría sobre él, y confusión y vergüenza sobre sus enemigos (73:13), deja de pensar en sus maldiciones, y anticipa un grato tiempo de público hacimiento de gracias; porque Dios está cerca para proteger (16:8; 34:6) a los pobres de todos los jueces injustos. SALMO 110 La explícita aplicación de este Salmo a nuestro Salvador, por él (Mateo 22:42–45), y por los apóstoles (Hechos 2:34; 1 Corintios 15:25; Hebreos 1:13), y su frecuente referencia a su lenguaje y sentido (Efesios 1:20–22; Filipenses 2:9–11; Hebreos 10:12, 13), no dejan duda alguna de su carácter puramente profético. No sólo no había nada en la posición o carácter, personal u oficial, de David ni de otro descendiente suyo, que justifique una referencia a los mismos, sino que la absoluta separación del oficio real de todas las funciones sacerdotales (tema indiscutible de este Salmo) absolutamente prohibe tal referencia. El Salmo celebra la exaltación de Cristo al trono de un reino eterno y creciente, y un perpetuo sacerdocio (Zacarías 6:13) que envuelve la subyugación de sus enemigos y la multiplicación de sus súbditos, y hecho infaliblemente seguro por la palabra y juramento del Dios todopoderoso. 1. Jehová dijo—Lit., un dicho de Jehová (cf. el Salmo 36:1), una fórmula, usada en declaraciones proféticas u otras solemnes y expresas. a mi Señor—Que los judíos entendían que este término denotaba al Mesías lo demuestran sus tradiciones, y también lo comprueba la manera en que Cristo argüía basado en tal asunción (Mateo 22:44). Sentarse a la diestra no sólo era señal de honor (1 Reyes 2:19), sino que también envolvía la participación en el poder (45:9; Efesios
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1:20; Marcos 16:19). siéntate—como un rey (29:10), aunque se sugiere la posición más bien que la postura. En tanto que pongo, etc.—El dominio de Cristo sobre sus enemigos, la entrega a él de todo el poder para sojuzgarlos (Mateo 28:18), de cierto se verificará (1 Corintios 15:24–28). Este no es ni su gobierno como Dios, ni aquel que como Salvador encarnado ejerce sobre su pueblo, del que siempre será la Cabeza. enemigos por estrado—expresión derivada de la costumbre de los conquistadores orientales (cf. Josué 10:24; Jueces 9:7), que significa sumisión completa. 2. vara de tu fortaleza—la vara de corrección (Isaías 9:4; 10:15; Jeremías 48:12), por la que se hará conocer tu fortaleza, o fuerza. Esta es su Palabra de verdad (Isaías 2:3; 11:4), que convierte a los unos y confunde a los otros (cf. 2 Tesalonicenses 2:8). desde Sión—o bien, de la Iglesia, en la que Dios mora por su Espíritu, como alguna vez moró por un símbolo visible en el tabernáculo de Sión (cf. el Salmo 2:6). domina (tu)—sobre tus enemigos ya sometidos. en medio de—los que una vez te acometieron cual fieras (22:16), mas ahora humildemente, si bien de mala gana, te reconocen por Señor (Filipenses 2:10, 11). 3. Tu pueblo, etc.—Lit., tu pueblo (es o será) ofrendas voluntarias, pues tal es el sentido de este sustantivo (no adjetivo) (cf. Exodo 25:2; Salmo 54:6, también una forma similar en Jueces 5:2–9). en el día de tu poder—tu pueblo libremente se ofrece (Romanos 12:1) para tu servicio, alistándose bajo tu bandera. en la (s) hermosura (s) de la santidad—o como en el Salmo 29:2, la hermosura del culto espiritual, del que el culto del templo, con todo su esplendor material, no era sino un tipo; o lo que es más probable, la aparición de los adoradores que en este reino espiritual, son una nación de reyes y sacerdotes (1 Pedro 2:9; Apocalipsis 1:5), que sirven a este Sacerdote y Rey, vestidos de aquellas gracias eminentes tipificadas por las bellísimas vestimentas de los sacerdotes aarónicos (Levítico 16:4): La muy obscura frase desde el seno de la aurora—puede ser explicada de esta manera; La palabra juventud denota un período de la vida distinguido por el vigor y la actividad (Cf. Ecclesiastés 11:9)—el rocío es emblema constante de refrigerio y fortalecimiento (Proverbios 19:12; Oseas 14:5). El Mesías pues, dirigiendo a su pueblo, se representa de continuo en el vigor de la juventud, refrescada y fortalecida por el rocío matutino de la gracia y Espíritu de Dios. Así la frase corresponde como complemento del paralelismo con “el día de tu poder.” “En la Hermosura de la santidad” pertenece al segundo miembro del paralelismo, y corresponde a “tu pueblo”, del primero. Otros prefieren esta explicación: Tu juventud, o vigor juvenil, o cuerpo, será constantemente refrescada por acrecimientos sucesivos de gentes como el rocío natural; y esto concuerda con la idea neotestamentaria de que la Iglesia es el cuerpo de Cristo (cf. Miqueas 5:7). 4. La perpetuidad del sacerdocio, aquí declarada por el juramento de Dios, corresponde a la del oficio del rey, que se acaba de explicar. según el orden—(Hebreos 7:15) según la semejanza de Melquisedec, está plenamente explicado por Pablo, significando no sólo la perpetuidad, la ordenación de Dios, y un sacerdocio real, sino también la ausencia de toda descendencia y sucesión sacerdotal, y la superioridad al orden aarónico. 5. a tu diestra—como en el Salmo 109:31, sustentándote y ayudándote; lo que no está en desacuerdo con el v. 1, donde la figura denota la participación en el poder, porque aquí él está presentado bajo otro aspecto, como guerrero que sale contra los enemigos, sustentado por Dios. herirá—traspasará. reyes—no los hombres ordinarios, sino los reyes de ellos con todos sus súbditos [PAG. 484] (2:2, 10). 6. Hay cambio de nuevo de persona. Se describen las conquistas del Mesías, aunque la obra suya y la de Dios es la misma. Como después de una batalla, cuya arena está cubierta de cadáveres, el conquistador sube a la sede del imperio, así juzgará el Señor o regirá entre muchas naciones, y subyugará las cabezas (o cabeza, en el original, usado colectivamente) en muchas tierras. 7. Como un conquistador, ‚cansado, mas aún persiguiendo,‛ se refrescará por el arroyo del camino, y seguirá hasta feliz terminación sus gloriosos y divinos triunfos. SALMO 111 El salmista celebra los tratos benévolos de Dios con su pueblo, dando un resumen de los mismos. 1. aleluya—‚Alabad a Jah‛ (104:35). Este parece ser el título de los salmos que siguen, los que, como éste, tratan del gobierno benévolo de Dios y sus preciosos frutos. Esta alabanza requiere todo el corazón (86:12), y se hace públicamente. los rectos—título del verdadero Israel (32:11). 2. las obras—de providencia y de gracia; son buscadas, o cuidadosamente estudiadas por los que desean conocerlas 3, 4. Gloria y hermosura—lit., honor y majestad, que ilustran sus gloriosas perfecciones. justicia—(7:17; 31:1), que él ha hecho memorable por las maravillas de su amor y misericordia llenando las necesidades de su pueblo de conformidad con las condiciones del pacto. 6–8. Su poder se manifestó especialmente en darles la tierra prometida, y su fidelidad y su justicia así demostradas son, como sus preceptos, de absoluta confianza y de perpetua obligación. 9. La liberación que les dió concordaba con su pacto establecido. De modo que se manifestó en la suma de sus perfecciones (20:1, 7; 22:3) merecedor de reverencia. 10. Y así que el amor y el temor a tal Dios es el principal elemento de la verdadera sabiduria (cf. Proverbios 1:7; 9:10). SALMO 112
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS Este Salmo puede ser considerado como una exposición del Salmo 111:10, presentando la felicidad de los que temen y obedecen a Dios, y contrastando la suerte de los impíos. 1. El verdadero temor produce la obediencia, y ésta, la felicidad. 3. Bendiciones temporales siguen al servicio a Dios, habiendo excepciones solamente cuando Dios ve que tales cosas son incompatibles con aquellas bendiciones espirituales que son mejores. 4. luz—figurativa de alivio (27:1; 97:11). clemente, etc.—El recto es así como Dios (Levítico 6:36; Salmo 111:4). 6–9. La generosidad, la integridad, buen juicio, y la confianza en Dios forman un carácter que quita el temor al mal y asegura el éxito en contra de los enemigos. Mientras que el que es así verdaderamente piadoso, siendo liberal, recibe aumento de bienes. no resbalará—(cf. el Salmo 13:4; el 15:5). asentado … corazón— firme en los principios rectos. vea … su deseo—(50:23; 54:7). 10. Desengañados en sus malévolos deseos por la prosperidad de los piadosos, los impíos se ven castigados por la operación de sus malas pasiones, y perecen. SALMO 113 La majestad de Dios contrastada con su condescendencia y sus benévolos tratos para con los humildes es digna de ser meditada e incita a la alabanza. Se dice que los judíos usaban este Salmo y los 114 a 118 en sus grandes fiestas, y los llamaban el Hallel Mayor, o himno mayor. 1–3. Las repeticiones enfáticas denotan sinceridad y celo. siervos—es decir, todo el pueblo de Dios. nombre de Jehová—sus perfecciones (5:11; 111:9). desde el nacimiento, etc.—en todo el mundo. 4–6. La exaltación de Dios engrandece su condescendencia; 7, 8. que se ilustra cada vez que eleva al pobre y menesteroso a un puesto de honor (cf. 1 Samuel 2:8; Salmo 44:26). 9. Cf. 1 Samuel 2:21. La esterilidad era considerada como una desgracia, y es un tipo de una Iglesia desamparada (Isaías 54:1). El hace, etc.—‚El hace a la estéril de la casa (ama de la casa) la madre gozosa de hijos‛. SALMO 114 El escritor brevemente y en manera hermosa celebra el previo cuidado de Dios hacia su pueblo, para cuyo beneficio la naturaleza contribuía maravillosamente. 1–4. bárbaro—pueblo de lengua extraña (cf. el Salmo 81:5). saltaron como carneros—(cf. el Salmo 29:6), describe la ondulación de los bosques montañosos poéticamente, como si fuese el movimiento de los montes mismos. La poética descripción del efecto de la presencia de Dios alude a la historia (Exodo 14:21; Josué 3:14–17). Judá—está puesto como paralelo de Israel, a causa de ser la destinada como la real prominencia de dicha tribu. 5–8. Las interrogaciones colocan las respuestas implícitas en una forma más marcada. A la presencia de—lit., de delante de, como aterrorizados por la maravillosa manifestación del poder de Dios. Bien se puede confiar en un Dios semejante, y grande debiera ser su alabanza. SALMO 115 El salmista pide que Dios vindique su gloria, la que se contrasta con la vanidad de los ídolos, mientras que la insensatez de los idólatras se contrasta con la confianza del pueblo de Dios, y a éstos se les incita a ejercer la confianza y a unirse en la alabanza que ella motiva. 1–3. La defensa de la misericordia y fidelidad de Dios (25:10; 36:6) es la gloria de su nombre, que se desea ilustrar en la liberación de su pueblo, como la manera implícita de su manifestación. En vista del escarnio de los incrédulos, se reconoce la fe en el dominio de Dios entronizado en los cielos (2:4; 11:4). ¿Dónde está ahora?—Ahora no es adverbio de tiempo, sino como en el sentido de pues. 4–7. (Cf. Isaías 40:18–20; 44:9–28). no hablarán, etc.—lit., refunfuñan (presente), ni hacen sonido articulado. 8. que en ellos confían—sean o no sus fabricantes. 9–13. Las repeticiones denotan encarecimiento. 14. Contrariamente al decrecimiento lógico debido a la cautividad. 15–17. No sólo eran el pueblo peculiar de Dios, sino que como habitantes vivos de la tierra, les estaba confiada la obra de su alabanza como monumentos del divino poder, sabiduría y bondad. 18. Por lo tanto, cumplamos el propósito de nuestra creación, y manifestemos su alabanza para siempre. SALMO 116
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS El escritor celebra su liberación de peligros extremos por el favor de Dios, y se compromete [PAG. 485] a dar público reconocimiento de gratitud. 1, 2. Un amor verdaderamente agradecido se hará conocer por los actos de culto, que la invocación a Dios expresa (v. 13; Salmo 55:16; 86:7; cf. el Salmo 17:6; 31:2). 3, 4. Similares figuras de abatimiento (18:4, 5). me encontraron—otra forma de la misma palabra es había yo hallado—significa que la enfermedad lo atacó. 5–8. El alivio que pidió no es el resultado de su merecimiento, lo que reconoce asegurándose (a su alma. 11:1; 16:10) el descanso y la paz. Todas las calamidades se representan por la muerte, las lágrimas, desbarramiento de pies (56:13). 9. Andaré delante del Señor— obraré, o viviré bajo su favor y dirección (61:7; Génesis 17:1). tierra de los vivientes—(27:13). 10, 11. La confianza en Dios en contraste con la desconfianza de los hombres, que no son dignos de aquélla (68:8, 9). Habla de una experiencia del resultado de su fe. apresuramiento—lit., terror, o agitación, causada por su aflicción (31:22). 12–14. Estos son modos de expresar los actos de adoración (cf. el v. 4; 50:14; Jonás 2:9). copa de la salud—la libación que era parte de la ofrenda de gratitud (Números 15:3–5). Ahora—por tanto, pues, como en el Salmo 115:2. 15, 16. Por ser esclavo por nacimiento, reclama su derecho al amor pactual de Dios por su pueblo. 17–19. Declaración más amplia de su propósito, indicando el lugar, la casa de Dios, su terrenal morada en Jerusalén. SALMO 117 Este puede ser considerado como doxología, propia para atribuir a cualquier salmo de carácter semejante, y como profético de la prevalencia de la gracia de Dios en el mundo. En este aspecto lo cita Pablo (Romanos 15:11; cf. el Salmo 47:2; el 66:8). 2. Engrandecido, etc.—Su misericordia ha prevalecido sobre nosotros, o nos ha protegido. SALMO 118 Luego de exhortar a otros a unirse en alabanza, el escritor celebra el cuidado protector y salvador de Dios para con él, y entonces se representa con el pueblo de Dios entrando en el santuario y uniéndose en solemne alabanza, pidiendo la continuación de las bendiciones. Fuese compuesto por David en su ascensión al poder, o por algún escritor posterior en memoria de la restauración de Babilonia, su tono es alegre y confidencial; y al describir la fortuna y el destino de la Iglesia judaica y su visible cabeza, es típico y profético de la Iglesia Cristiana y su Cabeza mayor e invisible. 1–4. La triple repetición es enfática (cf. los vv. 10–22, 15, 16; 115:12, 13). diga … Israel—¡Oh, que dijera Israel! ahora—como en el Salmo 115:2; también en los vv. 3, 4, y léase: ‚Que lo diga pues Israel (a saber: Alabad a Dios), porque para siempre es su misericordia‛. 5. angustia—lit., estrechez, a la que corresponde anchura, como en el Salmo 4:1; 31:8. 6, 7. Los hombres son impotentes para dañarle, si Dios está con él (56:9), y si son enemigos, serán vencidos (54:7). 8, 9. Aun en los más poderosos hay que tenerse menos confianza que en Dios. 10–12. Aunque sean tan numerosos como las abejas y tan molestos, sus enemigos serían destruídos con la ayuda de Dios. como fuegos de espinos— repentinamente. en nombre, etc.—por el poder (20:5; 124:8). 13–16. Se habla airosamente al enemigo como si estuviese presente. júbilo y de salvación—ésta la causa de aquél. la diestra … sublime—el poder de Dios grandemente ejercido. 17. 18. Deseaba vivir, porque estaba seguro de que su vida sería para la gloria de Dios. 19–21. Ya signifique una entrada real o figurativa a la casa de Dios, se expresa el propósito de una alabanza solemne, en la que sólo los justos participarían o podrían hacerlo. 22, 23. Estas palabras las aplicó Cristo (Mateo 21:42) a sí mismo, como el fundamento de la Iglesia (cf. Hechos 4:11; Efesios 2:20; 1 Pedro 2:4). Puede que aquí denote la maravillosa exaltación por Dios al poder y la influencia de aquel que los gobernantes de la nación menospreciaron. Sea David o sea Zorobabel (cf. Hageo 2:2; Zacarías 4:7–10) el aquí aludido en primer orden, hay aquí figurativamente representados hechos más maravillosos de Dios, en la glorificación de Cristo, el que fué crucificado por impostor, para que fuese el Príncipe y Salvador y Cabeza de su Iglesia. 24. este es el día—o período de tiempo señalado por el favor de Dios a todos los hombres. 25. salva ahora—Hebreo, Hosannah (cf. el Salmo 115:2, etc., respecto a ahora), una forma de oración desde entonces (21:9), en nuestro uso, de alabanza. 26. el que viene, etc.—Como notamos arriba, esto puede aplicarse a la visible cabeza de la Iglesia judía que entra al santuario, a la cabeza de la procesión; en figura pertenece a aquel de quien la frase llegó a ser un epíteto (Malaquías 3:1; Mateo 21:9). 27–29. nos ha resplandecido—nos favoreció (27:1; 97:11). Con la víctima atada al altar está unida la ofrenda más espiritual, la de alabanza (50:14, 23), expresada en los términos con que principia el Salmo.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS SALMO 119 Este célebre Salmo tiene varias peculiaridades. Está dividido en veintidós partes o estrofas, señaladas por las veintidós letras del alfabeto hebreo. Cada estrofa contiene ocho versos, y la primera letra de cada verso es la que da el nombre a la estrofa. El contenido es principalmente de alabanzas a la palabra de Dios, exhortaciones a que sea leída y reverenciada, oraciones por su debida influencia, y quejas contra los impíos que la desprecian. No hay sino dos versículos (122, 132) que no tengan algún término o descripción de la palabra de Dios. Estos términos son de varias derivaciones; pero se emplean aquí, mayormente, en forma sinónima, aunque el propósito aparente de la variedad de términos es para expresar mejor los varios aspectos de nuestra relación a la revelada palabra de Dios. El Salmo no parece tener relación alguna a ocasión o interés particular de la Iglesia o nación judaicas; pero evidentemente fué ‚destinado como manual de pensamientos píos, para la instrucción principalmente de los jóvenes; y su peculiar estructura artificial acaso fué adoptada para facilitar el estudio y el recuerdo del lenguaje‛. 1. perfectos—lit., completos, o sinceros (cf. el Salmo 37:37). de camino—de la vida. andan (obran) en la ley—según ella (cf. Lucas 1:6). Ley, de un vocablo que significa enseñar, es un término de significado más bien general, que denota la instrucción de la palabra de Dios. 2. testimonios—Así se llama la palabra misma de Dios, porque en ella Dios [PAG. 486] testifica en pro de la verdad y en contra del pecado. le buscan—que buscan el conocimiento de Dios, con el deseo de conformarse a la voluntad de él. 3. sus caminos—el curso recto que Dios revela. 4, 6. mandamientos— preceptos, son reglamentaciones relacionadas con una conducta específica, de un vocablo que significa inspeccionar. estatutos—u ordenanzas, leyes positivas de naturaleza permanente. Ambos términos originalmente denotan leyes más bien positivas que morales, que tienen fuerza por divina ordenación, ya sea su naturaleza o su razón de ser, entendida por nosotros o no. mandamientos—o instituciones. El término es comprensivo, pero denota más bien indicaciones fundamentales para la conducta, las que ordenan y las que prohiben. 7. juicios—justos: reglas de conducta formadas por las decisiones judiciales de Dios. De ahí el sentido amplio de la palabra en los salmos, de modo que incluye las decisiones de aprobación así como las de prohibición. 8. Reconoce la necesidad de la gracia divina. 9. Puede leerse todo el versículo como interrogación: ¿Con qué limpiará < para ocuparse (en ello) según tu palabra? La respuesta está implícita, y se infiere de los vv. 5, 10, y 18, a saber: por la gracia de Dios. 10–16. Debemos atesorar cuidadosamente la palabra de Dios, declararla a otros, meditar en ella, y deleitarnos sinceramente en ella, y luego por la gracia obraremos de conformidad con ella. 17–20. La vida es deseable a fin de servir a Dios; para poder hacerlo debidamente, debemos tratar de tener los ojos abiertos para contemplar su verdad, y desear celosamente entenderla bien. 21–24. Dios reprochará a los que desprecian su palabra, y librará a sus siervos de la reprensión de aquéllos, dándoles coraje en la verdad y por la verdad, aun delante de los más poderosos. 25–27. Si deprimidos nos sometemos a Dios, él nos reavivará con sus promesas, y nos inducirá a declarar su misericordia a otros. 28–32. A fin de adherirnos a su palabra, debemos procurar librarnos de las tentaciones del pecado y también de la desanimación. ensanchares mi corazón—con los afectos benévolos. 33–38. Para animarnos a pedir la ayuda divina en nuestro esfuerzo de adherirnos a su verdad, se nos permite creer que con su ayuda lo lograremos. la senda de tus mandamientos—(o estatutos), eso es, el camino o modo de vida prescripto en ellos. La ayuda que esperamos obtener por la oración ha de ser el punto de apoyo de nuestras resoluciones. Aparta mis ojos—haz que no vean la vanidad—lit., la falsedad, todo otro objeto de confianza que no sea Dios: los ídolos, el poder humano, etc. (31:6; 40:4; 60:11; 62:9). avívame en tu camino—hazme seguir con energía viviente el camino que tú me indiques. Avívame de la muerte de la impotencía espiritual (vv. 17, 25, 40, 50; 116:3). que te teme—tradúzcase: Confirma < tu palabra, que es para (producir) tu temor. ‚La que es para los que te temen.‛ Porque la palabra de promesa de Dios pertenece en manera peculiar a los tales (cf. Génesis 18:19; 1 Reyes 2:4; 8:25). (Hengstenberg) 39, 40. Nuestra esperanza de la libertad del reproche de la inconsecuencia está en que el poder de Dios nos vivifique de modo que vivamos según su palabra, la que nos induce a amar. porque buenos son tus juicios—Ya debe ser el tiempo pues que tu justicia vuelva ‚el oprobio‛ desde la Iglesia sobre el mundo (Isaías 25:8; 66:6; Sofonías 2:8–10). 41–44. El sentimiento se desarrolla plenamente. Las misericordias y la salvación de Dios, como reveladas en su palabra, producen la esperanza del perdón del pasado y la seguridad en una vida recta para el futuro. 42. La posesión de la salvación (‚salud‛, v. 41) de Dios será la respuesta del salmista al ‚oprobio‛ (o sea, el reproche) del enemigo, de
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS que su esperanza es falaz. 45–48. A la liberación del oprobio, imbuida en la verdad de Dios, se le agrega ‚gran franqueza en la fe,‛ acompañada con creciente deleite en la santa ley misma. 48. alzare … manos a tus mandamientos—Orando siempre (28:2) dirigiré mi corazón para guardar tus mandamientos. 49–51. La confianza en las promesas consuela a los que son afligidos y escarnecidos por los insolentes. 49. en la cual—Más bien, ‚Acuérdate < porque me has hecho.‛ Así lo requiere el hebreo. (Hengstenberg). 50. Léase: ‚Mi consuelo en mi aflicción es, que tu dicho (palabra) me ha vivificado.‛ (Maurer). Lo que la palabra ya ha hecho es garantía de lo que hará aún. 52–56. Los piadosos, impedidos y afligidos por la impiedad de los que rechazan la ley de Dios, se consuelan recordando que los grandes principios de la verdad divina permanecerán a pesar de todo; y también los ‚juicios antiguos‛ (v. 52) de Dios, es decir sus pasadas interposiciones a favor de su pueblo, son arras de que otra vez intervendrá para librarlos; y éstas llegan a ser el tema de constante y deleitosa meditación. Cuanto más guardamos la ley de Dios, tanto más la amamos. 53. Horror Más bien, ‚vehemente ira.‛ (Hengstenberg.) 54. Cánticos—como el desterrado canta sus canciones hogareñas (137:3), así el hijo de Dios, ‚extranjero en la tierra,‛ entona los cánticos del cielo, su verdadero hogar (39:12). En tiempos antiguos, las leyes se redactaban en verso, a fin de grabarlas lo más posible en la memoria del pueblo. Así pues, las leyes de Dios son canciones del creyente. mansión de mis peregrinaciones—la vida presente (Génesis 17:8; 47:9; Hebreos 11:13). 56. esto tuve, etc.—Más bien, ‚Esto es peculiarmente mío, el que (no porque) he guardado tus preceptos.‛ (Hengstenberg). 57–60. Sinceros deseos del favor de Dios, la humildad y la actividad, evidencian de veras la sinceridad de los que profesan haber hallado en Dios su felicidad (Números 18:20; Salmo 16:5; Lamentaciones 3:24). 58. Tu presencia—lit., tu rostro, tu favor (45:12). 59. Consideré—así como el hijo pródigo, ya en la estrechez de la miseria (Lucas 15:17, 18). 61, 62. Y tanto más así, si la oposición de los enemigos, o el amor al sosiego queda vencido con honrar así la ley de Dios. me han robado—mejor me han rodeado, o con restricciones forzosas como grillos o con las cuerdas de sus redes. Hengstenberg traduce ‚lazos de impíos.‛ 62. A media noche—Hengstenberg supone una referencia al tiempo cuando el Señor salió a matar a los primogénitos egipcios (Exodo 11:4; 12:29; cf. Job 34:20). Antes se refiere a las alabanzas y oraciones nocturnas del salmista mismo. Cf. Pablo y Silas (Hechos 16:25; cf. Salmo 63:6). 63. La comunión de los santos. El deleitarse en la compañía de ellos es evidencia de pertenecerles (16:3; Amós 3:3; Malaquías 3:16). 64. Resistidos por los impíos, y resistiéndolos a ellos, los piadosos se deleitaban en los que temen a Dios, pero después de todo, esperan el favor y la dirección no confiados en merecimiento alguno sino en la misericordia. [PAG. 487] 65–67. La confianza en las promesas (v. 49) es fortalecida por la experiencia de tratos anteriores conforme a las promesas, y por las oraciones elevadas en medio de la humillación. 66. Enséñame—‚el buen juicio y conocimiento,‛ es decir, en tu palabra (para poder profundizar su espiritualidad); porque la expresión correspondiente (vv. 12, 64, 68), es ‚Enséñame tus estatutos.‛ 67. Hengstenberg lo hace referir al efecto purificador producido en las mentes de los judíos por el cautiverio (Jeremías 31:18, 19). Es una verdad general (Job 5:6; Juan 15:2; Hebreos 12:11). 68. Referente al Señor Jesús, cf. Hechos 10:38. 69, 70. La astuta malicia que la calumniaba, lejos de apartarlo de la palabra de Dios, le ata en más estrecha unión a ella. Los malévolos son demasiado estúpidos para poder apreciar la palabra de Dios. Contra mí—Hengstenberg hace referir la ‚mentira‛ a las calumnias dichas contra los judíos durante el cautiverio, como la de los sediciosos (de Esdras 4). engrasóse … sebo—‚El corazón de ellos está gordo como la grasa,‛ denota insensibilidad espiritual (17:10; 73:7; Isaías 6:10). 71, 72. La aflicción de cualquier suerte obra como una disciplina salutífera, que hace que los piadosos aprecien en más alto grado la verdad y las promesas de Dios. 73. Como Dios nos hizo, así puede él gobernarnos. Cuanto a Israel, él dabe a Dios toda su existencia misma tanto la interna como la externa (Deuteronomio 32:6). 74. De modo que cuando haya hecho que confiemos en su verdad, hará que seamos para la alabanza de su gracia de parte de otros. ‚Los que te temen se alegrarán‛ de mi prosperidad, conforme consideren como suya la causa mía (34:2; 142:7). 75–78. fidelidad—sin violar tu fidelidad en lo más mínimo; porque mis pecados merecían el castigo, y yo necesitaba del castigo paternal. Si se soporta el castigo con filial calma (Hebreos 12:6–11), se verificarán las promesas de misericordia de Dios (Romanos 8:28), y él dará el consuelo en la tristeza (Lamentaciones 3:22; 2 Corintios 1:3, 4). 77. Vengan a mí. etc.—porque no me puedo allegar a ellas. Pero los impíos serán confundidos. 78. meditaré en tus mandamientos—o preceptos: y así no seré ‚avergonzado.‛ 79, 80. Los que pudieron haber creído que las aflicciones del salmista (o de Israel) eran evidencia de su rechazo por Dios, entonces serán inducidos a allegarse a Dios; como lo hicieron los amigos de Job cuando éste fué restablecido, el que anteriormente llegó, a causa de sus desgracias, a dudar de la realidad de su religión. íntegro—perfecto, sincero. avergonzado—desilusionado en mi esperanza de la salvación.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 81–83. En el dolor el corazón piadoso anhela el consuelo de las promesas de Dios (73:26; 84:2). 82. desfallecieron mis ojos—a causa del anhelo de tu palabra. Cuando desfallecen los ojos, no obstante, no debe faltar la fe. 83. odre al humo—como un viejo con la piel arrugada y seca, a causa de la aflicción. Los odres se curtían al humo, antes de ser usados para guardar el vino. (Maurer). 84–87. La brevedad de la vida hace urgente que se me dé alivio de mis adversarios. 85. hoyos—complots para mi destrucción. mas no obran—Lease: ‚Los cuales (soberbios) no son según tu ley.‛ 87. echado—mejor, ‚consumido.‛ Por ‚en la tierra‛ entiende Hengstenberg la Palestina, y por ‚me‛ la nación de Israel, de la que quedaba sólo un remanente; mas la versión inglesa es más sencilla: O ‚me han consumido hasta no dejar casi nada de mí sobre la tierra;‛ o ‚me han casi destruído y postrado por tierra‛. (Maurer). no he dejado tus mandamientos—a pesar de todo; por tanto no estoy desamparado de ti (39:5, 13; 2 Corintios 4:8, 9), y las injurias e insultos de los impíos encarecen la necesidad de tu acogida. Ellos, sin embargo, obran sin tomar en cuenta tu ley; los piadosos por otro lado, adhiriéndose a sus enseñanzas, reciben la gracia vivificadora y son mantenidos firmes. 89–91. En todas las alteraciones, la palabra de Dios no cambia (1 Pedro 1:25). Ella, como los cielos, atestigua el poder inagotable y el cuidado inmutable de Dios (89:2). permanece … cielos—queda tan firme como los mismos cielos, donde mora y de donde emanó. 90. (cf. 33:9.) 91. las cosas criadas—más bien, ellos perseveran, a saber, los cielos (v. 89) y la tierra (v. 90). Hengstenberg traduce: ‚Ellos están para (ejecutar) tus juicios,‛ cual siervos obedientes. El propósito de este Salmo favorece esta interpretación. Pero cf. Jeremías 33:25. 92–94. Por tanto se anima a los piadosos a procurar el conocimiento de la palabra, y a perseverar en medio de los esfuerzos de los que conspiran y acechan para destruirlos. 92. mis delicias—no meramente el deleite, sino la suma de los deleites. 93. Los límites de la perfección creada pueden ser definidos, pero los de la ley de Dios en su naturaleza, aplicación e influencia, son infinitos. No hay cosa humana alguna que sea tan perfecta que no carezca de algo; sus límites son estrechos, mientras que la ley de Dios es de anchura infinita, adecuada para todos los casos, llenando perfectamente las necesidades de cada uno, y para todos los tiempos (19:3, 6, 7–11; Ecclesiastés 3:11). No puede ser apretujada dentro de definición alguna de sistemas dogmáticas humanos. El hombre nunca perfecciona su conocimiento de ella. Ella no sorprende al ignorante con anticipaciones declaradas de descubrimientos que él aun no haya hecho; mientras que halla en ella el hombre de ciencia su más reciente descubrimiento mediante las anticipaciones tácitas dispensadas. 97. Este característico amor por la ley de Dios (cf. el Salmo 1:2) asegura el aumento: 98–100. de conocimiento, tanto de la materia de toda verdad moral, útil, como de la experiencia de su aplicación. 98. más sabio que mis enemigos— con todo su artificio carnal (Deuteronomio 4:6, 8). me son eternos—El verbo hebreo es singular; ‚(Ella) está conmigo siempre (eternamente);‛ es decir, la ley que comprende el todo de los mandamientos. Más que los viejos—la antigüedad no es de ninguna ayuda en contra de la estupidez, cuando no concuerda con la palabra de Dios (Lutero) (Job 32:7–9). La Biblia es la clave de todo conocimiento, la historia del mundo, pasado, presente, y por venir (111:10). El que hace la voluntad de Dios conocerá la doctrina (Juan 7:17). entendido—en el arte práctico (2:10; 32:8). 101–104. El abandono de los caminos pecaminosos es el efecto así como los medios de crecimiento en el conocimiento de cosas divinas (cf. el Salmo 19:10). 105. No sólo nos ilumina la palabra de Dios en el conocimiento de su voluntad, sino que también, como lámpara en el camino de oscuridad, nos enseña cómo seguir el buen camino y evitar el malo. La lámpara de la palabra no es el sol. Este nos enceguecería los ojos respecto de nuestro actual estado de caídos; pero debemos bendecir a Dios por la luz que está iluminando nuestro oscuro camino, [PAG. 488] hasta que venga el Sol de la Justicia, que entonces se nos habilitará para verle a él (2 Pedro 1:19; Apocalipsis 22:4). La lámpara es alimentada por el aceite del Espíritu. La alusión se hace a las lámparas y antorchas que se llevaban de noche delante de las caravanas orientales. 106–108. Tal fué el pacto o convenio nacional en Sinaí y en los campos de Moab. 108. sacrificios voluntarios—la espontánea expresión de su gratitud, en contraste con ‚las ofrendas‛ ordenadas del templo (Oseas 14:2; Hebreos 13:15). El salmista se resuelve a seguir su camino, confiado en el poder vivificador de Dios para la aflicción (v. 50), y en la aceptación benévola de sus ‚sacrificios espirituales de oración y alabanza‛ (50:5, 14, 23). 109–110. En medio de los peligros mortíferos (la frase se saca del hecho de que lo que llevamos en las manos, fácilmente se nos cae, Jueces 12:3; 1 Samuel 28:21; Job 13:14; cf. 1 Samuel 19:5), y expuesto a los enemigos astutos, su seguridad y su dirección están en la verdad y las promesas de Dios. 111, 112. Estas las acepta como su heredad perpetua, para desempeñar sus obligaciones y recibir los consuelos que ellas proporcionan, para siempre jamás. 113. pensamientos vanos—mejor, ‚personas inestables,‛ lit., hombres divididos, personas de mente dividida, que duda (Santiago 1:8), ‚hombre de doble ánimo‛ (Hengstenberg), escépticos, o nociones escépticas en contraste con la certeza de la palabra de Dios. 114. escondedero—(cf. 27:5). escudo—(3:3; 7:10). he esperado—confiando en sus
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS enseñanzas y sus promesas. 115–117. Por tanto no teme a los malos ni se acongoja, refugiándose en Dios con la ley divina por regla de la vida. Apartaos de mí—pues nada me podréis hacer, porque guardaré < (6:8). 118–120. Pero los desobedientes y rebeldes serán visitados por la ira de Dios, la que inspira a los piadosos el sano temor y la reverencia. 120. Los ‚juicios‛ son los que son hechos sobre los inicuos (v. 119). La esperanza gozosa va mano a mano con el temor (Habacuc 3:16–18). 121–126. Sobre la base de su integridad, su deseo de la palabra de Dios, y de sus relaciones pactadas con él, el siervo de Dios puede pedir la divina protección contra los malos y la grata dirección hacia el conocimiento de la verdad, y a la vez, la eficiente vindicación por Dios de los justos y de la causa de ellos, la que es también la causa de Dios. Responde por, etc.—Defiende judicialmente la causa mía contra mis adversarios (Génesis 43:9; Isaías 38:14). 127, 128. Por eso—Es decir, en vista de estos beneficios, o por causa de la gloria de tu ley, tan alabada en las partes anteriores de este salmo. he amado tus mandamientos < (y) por eso (repetido)—Todos los preceptos, sobre todos los asuntos, son estimables por su pureza, e inspiran a uno a aborrecer todo lo malo (19:10). La palabra de Dios no admite ningún eclecticismo: su más mínimo título es perfecto (12:6 Mateo 5:17–19). 129. Maravillosos—lit., maravillas, de la excelencia moral. 130. El principio—la entrada, lit., la apertura; la palabra de Dios, como una puerta abierta, deja entrar la luz, o el conocimiento. Hengstenberg explica: ‚la elucidación,‛ o ‚la explicación de la palabra.‛ Al hombre natural las puertas de la palabra de Dios le están cerradas. Lucas 24:27, 31, Hechos 17:3; Efesios 1:18, confirman esta declaración: ‚Abriendo y proponiendo <‛ a los simples—a los que necesitan y desean entendimiento (cf. el Salmo 19:7). 131–135. Expresan un ardiente deseo (cf. el Salmo 56:1, 2) de iluminación espiritual, liberación de los impíos, y evidencia del favor de Dios. Mi boca abrí y suspiré—como el viajero por el árido desierto suspira por las brisas refrescantes (63:1; 84:2). Mírame—lo contrario de esconderse o volver el rostro (cf. el Salmo 25:15; el 86:6; el 102:17). como acostumbras—o solías (pretérito), o bien, ‚como es justo con respecto a los que aman tu nombre.‛ Los tales tienen el derecho a las manifestaciones de la gracia de Dios, basándose en la naturaleza de Dios como fiel a su promesa hecha a los mismos, no confiando en sus propios méritos. Ordena mis pasos—Afírmalos, de modo que no haya vacilación (40:2). ninguna iniquidad—El v. 134 apoya a Hengstenberg, ‚ningún inicuo,‛ ‚opresor.‛ Pero la frase paralela antecedente (v. 133) favorece nuestra versión (19:13). Su esperanza de liberación de la opresión externa del hombre (v. 134) se funda en su liberación del ‚dominio de la iniquidad‛ interno, en contestación a su oración (v. 133). 136. Celoso de guardar la ley de Dios él mismo, se aflige hondamente cuando otros la violan (cf. el Salmo v. 53). Lit., Mis ojos descienden (se disuelven) como arroyos de agua (Lamentaciones 3:48; Jeremías 9:1). porque, etc.—(cf. Ezequiel 9:4; Jeremías 13:17. 137–139. La justicia y la fidelidad de Dios en su gobierno agravan el descuido de los impíos, pero avivan más el celo de su pueblo. 139. (69:9). 140. acendrada—refinada; demostrada pura por la experiencia. 141. Los piadosos, si bien despreciados por los hombres, son distinguidos en los ojos de Dios por el respeto que tienen para la ley de Dios. 142–144. Los principios de la ley de Dios son permanentes y dignos de aceptación, y en el más hondo pesar, su pueblo los tiene por tema de grata meditación y por fuente de poder vivificante (vv. 17, 116). justicia es … eterna—aun cuando por la apariencia externa parezca muerta. tu ley (es) la verdad—no puede engañar pues, respecto a sus promesas. 145–149. Una devoción inteligente es dirigida por las promesas divinas a un aumento de afabilidad, resultante de la contemplación de la verdad revelada. anticipéme—no sólo al alba, sino aun a las divisiones usuales de la noche; al llegar las vigilias de la noche cuando se me puede creer dormido, me hallan despierto (63:6; 77:4; Lamentaciones 2:19). Tal es la sinceridad del deseo y del amor de la verdad de Dios. vivifícame—el corazón conforme a los principios de justicia que se fundan en tu propia naturaleza, y revelados en tu ley, los que patentizan especialmente tu misericordia hacia los humildes y también tu justicia para con los impíos (cf. el v. 30). Aunque los inicuos están cerca para dañar, por cuanto están lejos de la ley de Dios, él está cerca para socorrer, y es fiel a su palabra, que permanece para siempre. 153–155. Aunque el recordar la ley de Dios no es meritorio, sin embargo demuestra un temperamento filial, y da a los piadosos las promesas que animan a orar, mientras que los malos, con descuidar su ley, rechazan a Dios y desprecian sus promesas (cf. el Salmo 9:13; el 43:1; el 69:18). 154. aboga mi causa—Hengstenberg traduce: ‚Pelea mi pelea‛ (cf. el Salmo 35:1; el 43:1; Miqueas 7:9). 156. (cf. el v. 149). 157. (cf. los vv. 86, 87, 95.) 158. (cf. el v. 136). prevaricadores—lit., traidores, los que son infieles a un soberano justo, y [PAG. 489] que apoyan a sus enemigos (cf. el Salmo 25:3, 8). 159. (cf. los vv. 121–126; 153–155). vivifícame—(v. 88). Esta es la novena vez que ocurre esta petición, lo que demuestra un hondo sentido de flaqueza. 160. Dios ha sido siempre fiel, y los principios de su gobierno seguirán siendo dignos de absoluta confianza. El principio—eso es, ‚toda palabra, desde Génesis‛ (llamado por los judíos por sus primeras palabras, ‚En el principio‛) hasta el fin de las escrituras, es verdadera.‛ Hengstenberg traduce más lit.,
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS ‚La suma de tus palabras es verdad.‛ El sentido es substancialmente el mismo. Todo el cuerpo de la revelación es verdad. ‚Tu palabra nada es sino la verdad.‛ (Lutero). 161–165. (cf. los vv. 46, 86.) 161. temor—el reverencial, no el miedo servil, el que no podría coexistir con el amor (v. 163; 1 Juan 4:8). En vez de tener miedo a sus perseguidores, sólo teme la palabra de Dios (Lucas 12:4, 5). Los judíos inscriben en la primer página de la gran Biblia (Génesis 28:17): ‚¡Cuán terrible es este lugar! ¡No es otra cosa que casa de Dios, y puerta del cielo!‛ 162. (cf. Mateo 13:44, 45). Aunque sean perseguidos por los poderosos, no se desvían los piadosos de la reverencia de la autoridad de Dios para buscar el favor de aquéllos; antes se regocijan en la posesión de esta ‚perla de gran precio,‛ como los vencedores se deleitan en los despojos de guerra. Abominando la mentira y amando la verdad, y alabando a Dios por ello a menudo, todos los días, hallan la paz y la libertad de la tentación. 163. mentira—eso es, como en el v. 29, la infidelidad al pacto de Dios; la apostasía. 166–168. Puesto que ellos guardan la ley de Dios motivados por el amor a ella, y están libres del miedo servil, están dispuestos a someter sus vidas a la inspección de Dios. 168. todos mis caminos están delante de ti—deseo ordenar mis caminos como delante de ti, más bien que con referencia al hombre (Génesis 19:1; Salmo 73:23). Los caminos de todos los hombres están bajo el ojo de Dios (Proverbios 5:21); sólo los piadosos se dan cuenta de este hecho, y viven conformemente. 169–170. Pide primero la comprensión, y luego la liberación. La realización de la primera petición, es la base del cumplimiento de la segunda (90:11–17). Sobre los vocablos clamor y oración (suplicación), cf. el Salmo 6:9; el 17:1. 171, 172. rebosarán alabanza—(cf. el Salmo 19:2), harán correr tus alabanzas como de un manantial que rebosa y salta. Hablará mi lengua tus dichos—lit., responderá a tu palabra, es decir, con alabanza. Toda expresión de nuestra alabanza a Dios y a su palabra es una respuesta, un reconocimiento, que corresponde a las perfecciones de aquel a quien alabamos. 173, 174. (Cf. los vv. 77, 81, 92.) he escogido—con preferencia a todo otro objeto de deleite. 175. Salva mi vida para tus alabanzas. tus juicios—como en los vv. 149, 156, 176. Aunque se haya alejado de Dios, el verdadero piadoso siempre desea ser traído de nuevo a él, y aunque sea por un tiempo negligente con el deber, nunca se olvida del mandamiento que se lo enseñó. oveja extraviada—o perdida, y por tanto absolutamente impotente para salvarse (Jeremías 50:6; Lucas 15:4). Ni el pecador antes de la conversión puede salvarse, ni tampoco puede el creyente, después de su conversión, restaurarse; pero éste, después de desviarse temporalmente, sabe a quién buscar para la restauración. Estos dos versículos parecen resumir las peticiones, las confesiones, y las profesiones del Salmo. El escritor desea el favor de Dios, para poder alabarle por su divina verdad; confiesa que ha errado, pero, en medio de sus vagancias y adversidades, profesa un apego permanente a la revelada palabra de Dios, tema de sus elogios tan reiterados, y la fuente reconocida de tan grandes y tan innúmeras bendiciones. De modo que este salmo, didáctico fuera de lo común, se hace el medio de las dos partes de la adoración: la oración y la alabanza. SALMO 120 Este es el primero de quince salmos (120–134) intitulados cada uno ‚Un cántico de Grados‛ (el 121—lit., un cántico para los grados), o de las subidas. Parece lo más probable que fueron compuestos para el uso del pueblo cuando subían (cf. 1 Reyes 12:27, 28) a Jerusalén en ocasión de las fiestas (Deuteronomio 16:16) tres veces al año. El nombre de David aparece como autor de cuatro de ellos, Salomón parece ser el autor de uno (el 127), y los demás son anónimos, siendo compuestos probablemente después del cautiverio. En este Salmo el escritor reconoce la misericordia de Dios, suplica la liberación de un enemigo malicioso, cuyo castigo anticipa, y luego repite su queja. 2, 3. La calumnia y la falsedad de las que acusa a sus enemigos, presuponen la inocencia del salmista. labio— como en el Salmo 52:2, 4. 4. brasas de enebro—que retienen el calor por largo rato. Agudas saetas de valiente— inflicciones destructivas. Este versículo puede ser leído como una descripción de los perversos, pero más propiamente como el castigo de ellos, en respuesta a la pregunta del v. 3. 5. Una habitación de aquellas tierras lejanas da a entender su miserable condición. 6, 7. Mientras que los que le rodeaban eran maliciosos y hostiles, el era pacífico. Bien puede este Salmo ser el primero de una serie como éste, como un contraste con los goces prometidos del culto de Dios. SALMO 121 Se celebra el cuidado de Dios, el guardador de Israel. 1. Alzaré mis ojos—expresa el deseo (cf. el Salmo 25:1) mezclado con la expectativa. de donde vendrá—puede leerse como pregunta, y la contestación sigue, 2, al decir que es Dios quien socorre, de cuyo poder es prenda su
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS potencia creadora (115:15), juntamente con su incansable vigilancia, 3, 4. No dará tu pie, etc.—(Cf. el Salmo 38:16; el 66:9). 5. a tu mano derecha—el puesto de protector (109:31; 110:5). 6–8. Dios guarda a su pueblo en todo momento y en medio de todos los peligros. ni la luna de noche—representa poéticamente los peligros de la noche, presididos por la luna (Génesis 1:16). tu salida etc.—Todos tus caminos (Deuteronomio 28:19; Salmo 104:23). para siempre—incluye el estado de ultratumba. SALMO 122 Este Salmo bien puede ser que exprese el sagrado gozo que sienten los peregrinos al entrar en la ciudad santa, donde se celebra la alabanza, metrópoli religiosa tanto como la civil; y por su prosperidad, que representa a la Iglesia, se elevan oraciones. 1, 2. Nuestros pies estuvieron—lit., están. en tus puertas—(Cf. el Salmo 9:14; el 87:2). [PAG. 490] 3–5. unida entre sí—Todas sus partes unidas, como en el tiempo de David. testimonio—Si hasta es término tácito en vez de conforme a, entonces testimonio denota el arca del pacto (Exodo 25:10–21); de otro modo el acto de subir es indicado, llamado un testimonio, en alusión al requisito de la ley (Deuteronomio 16:16), del que es cumplimiento. están las sillas—o tronos, puestas: tronos usados por los que los ocupan, los hijos de David (2 Samuel 8:18). 6, 7. Haya paz—prevalezca, y la prosperidad, en todas partes. 8, 9. En el bienestar de la ciudad, como en sus relaciones civiles y especialmente en las religiosas, estaba envuelto el de Israel. ahora—Es conjunción ilativa, como en el Salmo 115:2. casa de … Dios—en un sentido más amplio, la Iglesia, cuyo bienestar sería promovido por la prosperidad de Jerusalén. SALMO 123 Una petición ansiosa de la protección divina en medio de la aflicción. 1. (Cf. el Salmo 121:1). que habitas—lit., que estás sentado como entronizado (cf. el Salmo 2:4; el 113:4, 5). La deferencia, la sumisión, y la confianza, se expresan por la figura. En el oriente, a los siervos que atienden a sus amos, se les dirige casi enteramente por señales, lo que requiere que presten la mayor atención a las manos de éstos. Los siervos de Dios deben (1) mirar la mano de él, que los dirija y les señale la labor; (2) y esperar de su mano providente (104:28), que les dé su porción en el tiempo oportuno; (3) mirar su mano protectora, que defienda la causa de ellos; (4) y su mano correctora (Isaías 9:13; 1 Pedro 5:6; Cf. Génesis 16:6; (5) y su mano recompensadora. 3. menosprecio—eso es, de parte de los gentiles, y acaso de los samaritanos (Nehemías 1:3; 2:19). 4. los holgados—despreocupados, que hacen caso omiso de la ley de Dios, y desprecian a su pueblo. SALMO 124 El escritor, por la Iglesia, alaba a Dios por las pasadas liberaciones del poder de los enemigos, y expresa su confianza respecto a las futuras. 1, 2. por nosotros—(56:9). diga ahora—diga pues; o bien, Oh que diga. se levantaron contra—(3:1; 56:11.) 3. entonces—es decir, en el tiempo de peligro. vivos—(Números 16:32, 33), descripción de la ferocidad. 4, 5. (Cf. el Salmo 18:4, 16). El epíteto soberbias con aguas representa los enemigos insolentes. 6, 7. Se cambia la figura por la de una fiera rapaz (3:7), y luego por la de un cazador de aves (91:3), y la rotura del lazo significa escape completo. 8. (Cf. el Salmo 121:2). nombre—en el sentido usual (5:11; 20:1). Contrapone pues con los mayores peligros al todopoderoso Dios, y ahoga, como si fuera en un cántico, la maldad de todo el mundo y del infierno, así como un gran fuego consume una gotita de agua. (Lutero). SALMO 125 Dios honra la confianza de su pueblo con la protección y la liberación, pero abandona a los hipócritas a la condenación de los impíos. 1, 2. el monte de Sión—como emblema de permanencia, y la localidad de Jerusalén como una de seguridad, representan la condición firme y protegida del pueblo de Dios (cf. el Salmo 46:5), sostenido no sólo por la Providencia, sino también por la promesa del pacto. Aunque se vayan los montes, y las colinas sean removidas, sin embargo, la
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS bondad de Dios no se apartará, ni será quitado su pacto de paz (Isaías 54:10). Los que confían—‚Su pueblo‛ son. 3. Aunque Dios puede dejarlos por un tiempo bajo la vara o poder (2:9), y la opresión de los inicuos para castigo, no los dejará ser probados de modo que caigan en pecado (1 Corintios 10:13). Los inicuos les serán sólo una vara de corrección, no una espada de exterminación; tampoco permitirá que tal vara permanezca (‚repose‛) sobre ellos, no sea que tentados desesperen y apostaten (73:13, 14). Acaso Dios probará a su pueblo en grado absoluto: cuando ya no haya nada delante de nuestros ojos sino la desesperación; entonces nos liberta y nos da vida en la muerte, y nos bendice en medio de la maldición (2 Corintios 1:8, 9). (Lutero). la suerte—la posesión: lit., Canaán, espiritualmente, la herencia celestial de santidad y de delicia ordenada para los justos. El reinado del pecado no permanecerá para siempre entre el creyente y su herencia. 4. (Cf. el Salmo 7:10; 84:11). 5. Los que se apartan (bajo la prueba) permanentemente demuestran que son hipócritas, y su suerte, o porción, será con los inicuos (28:3). perversidades— ‚caminos torcidos‛ (cf. Deuteronomio 9:16; Malaquías 2:8, 9). ‚Sus‛ es enfático; las ‚perversidades‛ proceden de sus propios corazones. El verdadero Israel se distingue en esto del falso. La Escritura contradice en todas partes la ilusión judaica de que la mera descendencia externa salve (Romanos 2:28, 29; 9:6, 7; Gálatas 6:16). Distingue los desvíos del pecado del camino de la vida. SALMO 126 A la alabanza por el favor de Dios a su pueblo, se agrega la oración por la continua manifestación del mismo. 1–3. El gozo de los que volvieron del cautiverio babilónico fué extático, lo que motivó la admiración aun de parte de los gentiles, como ilustración del gran poder y bondad de Dios. hiciere tornar—‚Hizo tornar‛ (la versión inglesa tiene el pretérito: fuimos < boca se hinchió < dijeron); eso es, restauró a los cautivos (Job 39:12; Salmo 14:7; Proverbios 12:14). Hengstenberg traduce: ‚Cuando Jehová se tornó a la tornada de Sión;‛ Dios se torna a su pueblo cuando su pueblo se torna a él (Deuteronomio 30:2, 3). 4. No todos volvieron en seguida; de ahí la oración por la repetición de los favores. arroyos en el austro—los torrentes del sur desértico de Judea, que, dependientes de las lluvias (Josué 15:19), reaparecían después de las estaciones de la seca (cf. Job 6:15; Salmo 68:9). El punto de la comparación es el gozo por la reaparición de aquello que con tanta pena se echaba de menos. 5, 6. Como en la labranza, el sembrador acaso esparce semilla en una tierra seca y quemada, con dudas y temores, así recogerán abundante cosecha los que trabajan con lágrimas mas con la oración de fe. (Cf. la historia, Esdras 6:16, 22). Irá andando—La repetición denota que no tendría fin el lloro aquí, como allá no tendrá fin el gozo (Isaías 35:10). preciosa simiente—más bien, simiente que se lleva en el costal para sembrar. Referente a este Salmo, cf. Jeremías 31:9, etc. [PAG. 491] SALMO 127 El tema de este Salmo, que las empresas humanas se realizan sólo con la bendición divina, se asociaba probablemente con la edificación del templo por Salomón, quien es autor del mismo. Puede ser que en este sentido, combinado en manera especial con esta serie de salmos, fuera adoptado como debidamente expresivo de los sentimientos de los adoradores en relación con la edificación del segundo templo. 1, 2. Sugieren el tema que hemos dado arriba. a su amado dará Dios el sueño—eso es, su cuidado providencial nos da el sueño, que ningún esfuerzo nuestro podría de otra manera procurar, y esto es razón para tener confianza respecto a las otras cosas (cf. Mateo 6:26–32). 3–5. Se representa la descendencia a menudo como una bendición de Dios (Génesis 30:2, 18; 1 Samuel 1:19, 20). Los hijos son defensores, saetas figurativas, de sus padres en la guerra y en los litigios. enemigos en la puerta—son los adversarios ante el tribunal, o en el mercado (cf. Job 5:4; Salmo 69:12). SALMO 128 Las bendiciones temporales de la verdadera piedad. El capítulo 8 de Zacarías es virtualmente un comentario sobre este Salmo. Cf. el v. 3 con Zacarías 8:5; y el v. 2 con Levítico 26:16; Deuteronomio 28:33; Zacarías 8:10; y el v. 6. con Zacarías 8:4. 1. (Cf. el Salmo 1:1) cuando comieres—Léase: ‚Porque tú comerás <‛ Es decir, es una bendición vivir de los frutos de la propia industria de uno. 3. a los lados—o bien, dentro de la casa (cf. el Salmo 48:2). plantas de olivas—las que son especialmente exuberantes (52:8). 5. En las bendiciones materiales los piadosos no se olvidan de las mayores
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS bendiciones de la gracia de Dios, las que gozarán para siempre. 6. La vida larga corona todos los demás favores temporales. Como el Salmo 125:5, este se concluye con oración por la paz y la prosperidad para el pueblo de Dios. SALMO 129 El pueblo de Dios, tantas veces librado de los enemigos, está confiado en su favor que se verificará en la derrota de aquéllos, en el futuro. puede decir ahora Israel—o bien, diga ahora, etc.; diga pues; oh, dejad que diga (124:1). La juventud de Israel fué la estada en Egipto (Jeremías 2:2; Oseas 2:15). no prevalecieron—no pudieron realizar su propósito en mi contra (13:4). 3, 4. La aradura es una figura del azote o castigo, toda suerte del cual es adecuadamente representada por la inflicción del severo castigo físico. las coyundas—con las que los bueyes estaban uncidos al arado; el cortó denota que Dios hizo cesar la persecución. 5, 6. La mal arraigada hierba de los tejados, que se marchita antes de crecer y ninguna bendición brinda a los segadores (Rut 2:4), simboliza la absoluta inutilidad de los impíos y su consecuente rechazo. SALMO 130 La esperanza del pecador penitente está sólo en la misericordia de Dios. 1, 2. los profundos—por grande aflicción (40:2; 69:3). 3. si mirares—si tomares en estricta cuenta (Job 10:14; 14:16), lo que significa el reconocimiento de la existencia del pecado. ¿quién podrá mantenerse?—o estar de pie (cf. el Salmo 1:6), en contraste con el abatimiento culpable en el temor y remordimiento (Malaquías 3:2; Apocalipsis 6:15, 16). La interrogación presupone una respuesta negativa, la que se asevera en esta forma tanto más fuerte. 4. El perdón produce el temor y amor filial. El juicio sin la esperanza del perdón crea el miedo y el desagrado. El sentido del perdón, lejos de producir el libertinaje, promueve la santidad (Jeremías 33:9; Ezequiel 16:62, 63; 1 Pedro 2:16). ‚Hay perdón contigo, no para que se presuma de ti, sino que se tema.‛ 5, 6. Esperé yo a Jehová—en expectativa (27:14). Centinela … vigilantes—expresan la sinceridad y el anhelo. 7, 8. Espere Israel, etc.—se invita a todos a buscar y a participar del perdón divino. de todos sus pecados—O bien, de los castigos de ellos (40:12). SALMO 131 Este Salmo, mientras que expresa los piadosos sentimientos de David al asumir su puesto de rey, enseña el temperamento humilde y sumiso de un verdadero hijo de Dios. 1. ni mis ojos se enaltecieron—evidencia del orgullo (18:27). ni anduve, etc.—ni me ocupé en grandezas. 2. En verdad, etc.—La forma es la de un juramento o una aseveración fortísima. La sumisión se denota por la figura de un niño destetado. Como un niño es apartado por la madre de su seno, así todavía tengo que acallar en mí la demanda de mi orgullo (Mateo 18:3, 4; Isaías 11:8; 28:9). Los niños hebreos a menudo no se destetaban antes de los tres años de edad. Alma puede entenderse por deseo, lo que da un sentido más definido, aunque sea el sentido incluído en la idea, expresado por su contenido ùsual, el de persona, o el ego. SALMO 132 El escritor, acaso Salomón (cf. los vv. 8, 9), luego de hablar del piadoso celo de David por el servicio de Dios, suplica el cumplimiento de la promesa (2 Samuel 7:16), que, además de proveer la perpetuación del reino de David, envolvía la del debido culto de Dios y el establecimiento del reino mayor y espiritual del mayor Hijo de David. De él y de su reino tanto el templo y su culto, como los reyes y el reino de Judá, eran tipos. La congruencia de tal tema con el tenor de esta serie de salmos es obvia. 1–5. Este voto no está registrado en otra parte alguna. Expresa, en lenguaje fuerte, el ardiente deseo de David de ver el establecimiento del culto de Dios, así, como también el del reino divino. acuérdate … de David—lit., por David; eso es, de todas las pruebas y congojas de David. en la morada—lit., moradas, usado comúnmente para denotar el tabernáculo. 6. Estas pueden ser ‚las palabras de David‛ y sus piadosos amigos, los que, en Efrata, o en Belén (Génesis 48:7) donde él alguna vez vivió, pueden haber oído del arca, que él encontró por vez primera. en los campos del bosque—o Jaír, o Kiriath‐jearim (Ciudad de bosques) (1 Samuel 7:1; 2 Samuel 6:3, 4), de donde fué llevada a Sión. 7. Se
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS declara el propósito de ocuparse en el culto a Dios. 8, 9. La solemne entrada del arca, simbólica de la presencia y poder de Dios, con la asistencia de los sacerdotes, en el santuario, se proclama con [PAG. 492] las palabras usadas por Salomón (2 Crónicas 6:41). 10–12. Por amor de … tu siervo—A causa de la promesa que le fué hecha. no vuelvas, etc.—No rechaces a aquel que, como descendiente de David, invoca la promesa de que se perpetuaría su linaje real. Recitada la promesa, substancialmente como en 2 Samuel 7:12–16 (cf. Hechos 2:30, etc.), apoya su petición, 13. fundada en la elección por Dios de Sión (usada aquí por Jerusalén) para su morada, por cuanto la prosperidad del reino estaba relacionada con la de la Iglesia (122:8, 9). 14–18. Dicha elección está expresada en las palabras de Dios, aquí habitaré, aquí me sentaré o aquí me sentaré entronizado. El gozo del pueblo surge de las bendiciones de su gracia, impartidas por medio del sacerdocio. haré reverdecer el cuerno—agrandaré su poder. lámpara—figura de la prosperidad (18:10, 28; 89:17). Junto con la confusión de sus enemigos viene la prosperidad de David y el esplendor interminable de su corona. SALMO 133 Las bendiciones de la unidad fraternal. 1, 2. Como es refrescante la fragancia del aceite, así deleita esto. El aceite sagrado para la unción de los sumos sacerdotes era de oliva mezclado con cuatro de las especias mejores (Exodo 30:22, 25, 30). Su rica profusión tipificaba la abundancia de las gracias del Espíritu. Como el copioso rocío, que caía sobre el Hermón, cae con poder fertilizador sobre los montes de Sión, así esta unidad da frutos en buenas obras. 3. allí envía—a saber, en Sión, la Iglesia; la Sión material, bendecida con los rocíos de su derredor, sugiere esta alusión a la fuente de la influencia gozada por la Sión espiritual. envía … bendición—(Cf. el Salmo 68:28.) SALMO 134 1, 2. Los grupos de peregrinos, al llegar al santuario, claman a los sacerdotes, que en la casa de Jehová estáis, para que se unan en la alabanza a Dios, en nombre de ellos y de todo el pueblo, con los ademanes debidos, a los que responden los sacerdotes pronunciando la bendición mosaica, la que ellos solos podían pronunciar. Es un epílogo propio para todo el rollo de salmos dedicados a los peregrinos (120; 134). por las noches—en el culto vespertino (141:2) como opuesto al matutino (92:2). Alzad vuestras manos—(Cf. el Salmo 28:2). 3. Bendígate—en conformidad con Números 6:23. desde Sión—la Iglesia, como su residencia, y por tanto la sede de las bendiciones. Así terminan los salmos, o cánticos, graduales. SALMO 135 Un Salmo de alabanza, en el que se contrastan con la vanidad de los ídolos y de la idolatría, las relaciones de Dios con su Iglesia, su poder en el mundo natural, y su maravillosa liberación de su pueblo. 1–3. En la invocación a la alabanza, los sacerdotes, que están en la casa de Jehová, son mencionados en particular. 4– 7. La elección por Dios de Israel es la primera razón dada de la alabanza; la segunda, su manifiesta grandeza en la creación y en la providencia. cielos … tierra … mares, etc.—significan la universalidad. 8, 9. La última plaga se cita para ilustrar sus ‚señales y prodigios.‛ 10–12. La conquista de Palestina se llevó a cabo por el poder de Dios, no por el del pueblo. en heredad—o posesión. 13. tu nombre; tu memoria—denota cada término aquello por lo cual Dios se hace conocer. 14. juzgará—hará justicia (72:2). arrepentiráse—cambiará sus tratos (90:13). 15–18. (Cf. el Salmo 115:4– 8). Como ellos son—o bien, serán. etc. Los idólatras se vuelven espiritualmente estúpidos, y perecen junto con sus ídolos (Isaías 1:31). 19–21. (Cf. el Salmo 115:9–11). Allí se dice confía, en vez de bendecid como aquí. Bendito de Sión— (Cf. el Salmo 110:2; el 134:3). Desde la Iglesia, como un centro, su alabanza se difunde por toda la tierra. SALMO 136 El tema es el mismo que el del anterior. A Dios se le debe alabar por sus obras de la creación y por su providencia, su liberación y cuidado de su pueblo, por los juicios contra los enemigos de ellos, y por sus bondades para con todos. El estribillo de cada versículo está en los términos del Salmo 106:1; y del 118:1–4, y era usado acaso en el Amén por el pueblo, en el culto (cf. 1 Crónicas 16:36; Salmo 105:45).
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1–3. Los títulos divinos denotan supremacía. 4. solo—sin necesidad de ninguna ayuda. 5, 6. con entendimiento— (104:24). hizo, etc.—Lit., hacedor de los cielos. sobre las aguas—más alto que las aguas (cf. el Salmo 24:2). 12. cf. expresiones similares (Exodo 3:20; Deuteronomio 4:34, etc.). 15. arrojó—lit., sacudió, como en Exodo 14:27, como alguien que rechazara con repugnancia una víbora. 23. se acordó de nosotros—lit., nos arrebató, aludiendo a la liberación repentina efectuada por la derrota de Babilonia. 25. A la lista de favores especiales hechos a su pueblo se le agrega el relato de las bondades de Dios a todas sus criaturas (cf. Mateo 6:30). 26. Dios de los cielos—ocurre una sola vez (Jonás 1:9) antes del cautiverio. Es usada la frase por los escritores posteriores especialmente para distinguir a Dios, de los ídolos. SALMO 137 Este Salmo relata el llanto de los israelitas cautivos, y una oración y una predicción relativas a la destrucción de sus enemigos. 1. ríos de Babilonia—El nombre de la ciudad usado por todo el país. Sión—por Jerusalén, como en el Salmo 132:13. 2. Sobre los sauces—que puede ser que creciesen allí entonces, aunque ahora no; como también la palmera, que una vez era común, mas ahora es rara en la Palestina. 3, 4. Fuese la petición por curiosidad o por burla, se contesta que su concesión era incompatible con sus sentimientos tristes (Proverbios 25:20). 5, 6. Porque cánticos de gozo significarían el olvido de sus casas desoladas y de la Iglesia caída. Las solemnes imprecaciones contra la ‚mano‛ y ‚lengua‛ por semejante olvido, se relacionan con el arte y sutileza en la música y el poder en el canto. 7–9. acuérdate … de los hijos de Edom—Cf. el Salmo 132:1), es decir, para castigarlos. día de Jerusalem—de su caída (Lamentaciones 4:21, 22; Abdías 11–13). Hija de Babilonia—los babilónicos (9:13). Su destrucción había sido ampliamente predicha (Isaías 13:14; Jeremías 51:23). Aquella destrucción terrible fué por el justo juicio de Dios, y no por las pasiones de los enfadados israelitas. [PAG. 493] SALMO 138 David agradece a Dios los beneficios recibidos, y anticipando una extensión más amplia de la gloria de Dios a causa de sus obras, expresa su confianza en la continuación de la presencia y la fidelidad divinas. 1. (Cf. el Salmo 9:1) delante de los dioses—sean ángeles (8:5); o príncipes (Exodo 21:6; Salmo 82:6); o ídolos (97:7): significa la presteza para adorar sólo al Dios verdadero, y una repugnancia hacia todo otro objeto de culto. 2. (Cf. el Salmo 5:7). Léase: ‚Tú has hecho magnífico tu dicho sobre todo tu nombre‛ (Versión Inglesa); es decir, la promesa de Dios (2 Samuel 7), cumplida por su misericordia y verdad, sobrepujaba a toda otra manifestación de Dios mismo, como te ma de alabanza. 3–5. Dicha promesa, como contestación a la oración del afligido David, reavivó y fortaleció su fe, y será, como la base de otras revelaciones del Mesías, la ocasión de alabanza de parte de todos los que la oyen y la reciben (68:29, 31; Isaías 4:3). que la gloria … es grande—o bien, cuando sea grande la gloria, en el cumplimiento por Dios de sus propósitos de redención. 6, 7. En este principio general del gobierno de Dios (Isaías 2:11; 57:15; 66:2), confía para recibir el favor salvador de Dios y conseguir la derrota de sus enemigos. mira de lejos—conoce sus caminos y sus merecimientos (1:6). 8. Dios ha de cumplir sus propósitos. SALMO 139 Luego de presentar las sublimes doctrinas de la omnipresencia y la omniscencia de Dios, el salmista le invoca, protestando su inocencia, su aborrecimiento a los impíos, y su pronta sumisión al escudriñamiento más estricto. La amonestación a los inicuos y el consuelo para los piadosos son asimismo las inferencias implicitas de estas doctrinas. SALMO 140 El estilo de este Salmo se asemeja al de los de David de la primera parte del libro, presentando como presenta la acostumbrada queja, la oración, y la esperanza del alivio. 1. hombre malo—cuál de los enemigos de David se especifique no es de importancia. 2–5. Esta característica del impío, y los designios en contra del piadoso, corresponden al Salmo 10:7; al 31:13; al 58:4, etc. Aguzaron su lengua como la serpiente—No como hace la serpiente, sino que son así como la serpiente en la astucia y el veneno. lazo y
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS cuerdas—denotan los peligros que amenazan (cf. el Salmo 38:12; el 57:6). 6. (Cf. el Salmo 5:1–12; el 16:2). 7. día de las armas—cuando se usan. 8. (Cf. el Salmo 37:12; el 66:7). no se ensoberbezca—o bien, ellos (plural) se enaltecerán, si se les permite prosperar. 9. Contrasta su cabeza cubierta por Dios (v. 7) con la de ellos, o (como cabeza se emplea por persona) con ellos, cubiertos de los resultados de sus obras malas (7:16). 10. (Cf. el Salmo 11:6; el 120:4). 11. deslenguado, etc.—El calumniador no será tolerado (101:7). el mal cazará, etc.—Puede traducirse: ‚Al malo lo cazará (Dios).‛ 12. (Cf. el Salmo 9:4). 13. Después de todas las alternativas, los justos tendrán motivos de alabanza. Los tales morarán, o reposarán en seguridad, bajo la protección de Dios (21:6; 41:12). SALMO 141 Este salmo, como el anterior, da a entender quién es el autor, mediante su estructura y el carácter de su contenido. Es una petición de liberación del pecado, al que la aflicción le tentaba, y de los enemigos, que la causaban. SALMO 142 Masquil—(cf. el título del Salmo 32), Cuando estaba en la cueva—o la de Adullam (1 Samuel 22:1), o la de Engedi (1 Samuel 24:3). Esto no significa que el Salmo fuese compuesto en la cueva, sino que el modo precario de vida, del que su refugio en las cuevas era una ilustración vívida, fué la ocasión de la queja, la que constituye la primera mitad del Salmo y ofrece la razón de la oración con que termina, y que, como característica prominente, le da el nombre. 1. Con mi voz—audiblemente, porque fué ansiosamente. 2. (Cf. el Salmo 62:8). querella—meditación melancólica. 3. conociste mi senda—La petición es indicativa de la inocencia consciente; la conociste por recta; sabes por tanto que mi aflicción se debe a los lazos de los enemigos, y no por mi culpa (cf. el Salmo 42:4; el 61:2). 4. Expresa la completa desolación. a la mano derecha—el lugar de un protector (110:5). quien me conociese—lit., quien buscase hacerme bien. 5. (Cf. el Salmo 31:14; el 62:7). 6. (Cf. el Salmo 17:1). 7. (Cf. el Salmo 25:17). para que alabe—lit., para alabanza; para que tu nombre sea alabado, eso es, por los justos, los que me rodearán con gozo y simpatía (35:27). SALMO 143 En su estructura y su estilo, este Salmo, como los anteriores (140–142), comprueba que es de David. Es una petición de perdón, y de liberación de los enemigos; las aflicciones, como de costumbre, producen la confesión y el arrepentimiento. 1. por tu verdad—fidelidad, y justicia—es decir, el respeto de Dios a los reclamos que él permite hacer a su pueblo en atención a su pacto. 2. entres en juicio—no cumplas estrictamente tu justicia. no se justificará … viviente—no hay justo, no hay inocente (Job 14:3; Romanos 3:20). 3, 4. El por qué de su oración—sus aflicciones— motivaron la confesión que acaba de hacer: ahora presenta la queja, o querella. como los ya muertos—privado de las comodidades de la vida (cf. el Salmo 40:15; 88:3–6). 5, 6. La aflicción se agrava por el contraste del bienestar anterior (22:3–9), cuya restitución anhela. tierra sedienta—que necesita la lluvia, como su espíritu anhelaba la comunión y la gracia de Dios (28:1; 89:17). 7. desmaya mi espíritu—el ánimo se le agotaba. 8. (Cf. el Salmo 25:1–4; el 59:16). el camino … ande—a saber, el camino de la seguridad y de la justicia (142:3–6) 9. Cf. el Salmo 31:15–20.) 10. (Cf. el Salmo 5:8; el 27:11). tierra de rectitud—lit., tierra plana (26:12). 11. (Cf. el Salmo 23:3; el 119:156). 12. La misericordia de Dios a su pueblo es a menudo ira para los enemigos suyos y de ellos (cf. el Salmo 31:17). tu siervo—elegido para serlo, por tanto con derecho a la consideración divina. [PAG. 494] SALMO 144 La alabanza de David a Dios como su todo suficiente socorro, se encarece por el reconocimiento de la indignidad intrínseca del hombre. Implorando constantemente la interposición de Dios en contra de sus enemigos, prorrumpe en alabanza y gozosa anticipación de la prosperidad de su reino, una vez librado de los hombres vanos y malos. SALMO 145 Un Salmo de alabanza a Dios por su gobierno poderoso, justo, y benévolo de todos los hombres, y en particular de su humilde pueblo sufrido.
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS 1, 2. (Cf. el Salmo 30:1). bendeciré tu nombre—celebraré tus perfecciones (5:11). Se dirige a Dios como a rey, aludiendo a su gobierno de los hombres. 3. (Cf. el Salmo 18:3; el 48:1). su grandeza—manifiesta en sus obras. 4. anunciarán—todas las generaciones. 5. hablaré—o meditaré (77:12; 119:15). hechos maravillosos—o palabras de tus maravillas; es decir, las que las describen (105:27, marginal, 6. grandeza—lit., hechos terribles, hechos que aterrorizan. 7. memoria—(6:5), el recuerdo, o lo que hace recordar. justicia—como en el Salmo 143:1, la bondad de conformidad con lo pactado. 8, 9. (Cf. el Salmo 103:8; el 111:4). sobre todas, etc.—reposa sobre todas sus obras. 10. bendigan—como en el v. 1, que alaban con reverencia, más bien que mera alabanza. 11, 12. La declaración de la gloria de Dios es para la extensión de su conocimiento y de sus perfecciones en el mundo. 13. (Cf. Daniel 4:3, 34.) 14. (Cf. el Salmo 37:17, el 54:4). 15, 16. los ojos … esperan—miran con fe expectante (104:27, 28). 17. Lit., Justicia es Jehová < y bondad misericordiosa <‛, el sustantivo correlativo para el adjetivo (144:2). 18, 19. (Cf. el Salmo 34:7, 10). 20. Los que le temen (v. 19) son los que aquí se dice le aman. 21. (Cf. el Salmo 103:1, 20–22). toda carne—(65:2). El Salmo termina, como principia, con tributo de alabanza, en la cual los píadosos se deleitarán en particular para siempre. SALMO 146 Una exhortación de alabar a Dios, quien, por el ejercicio misericordioso y fiel de su poder en bondad hacia los menesterosos, es digno él solo de toda confianza. SALMO 147 Este Salmo y los tres restantes se suponen especialmente designados para celebrar la reconstrucción de Jerusalén (cf. Nehemías 6:16; 12:27). Principian todos y cierran con el emocionante llamamiento a la alabanza. Este especialmente declara el cuidado providencial de Dios para con todas las criaturas, y en particular para con su pueblo. 1. (Cf. el Salmo 92:1; el 135:3). 2. (Cf. el Salmo 107:3; Isaías 11:12). 3. Verdad aplicable a los israelitas cautivos, es también general y preciosa. 4, 5. El poder de Dios en la naturaleza (Isaías 40:26–28, y a menudo) es presentado como arras de su poder para socorrer a su pueblo. cuenta … estrellas—lo que ningún hombre puede hacer (Génesis 15:5). 6. Dicho poder se ejerce para el bien de los humildes y piadosos, y para la confusión de los impíos (146:8, 9). 7–9. Su providencia suple en abundancia las necesidades de las bestias silvestres. Cantad a Jehová—Lit., responded < eso es, en alabanza de gratitud por sus bondades, así manifestadas en sus obras. 10, 11. Las ventajas prestadas, como en la guerra por la fuerza del caballo o por la agilidad del hombre, no inclinan a Dios a que favorezca a ninguno; sino que los que le temen y por cierto, confían en él, son los que recibirán su aprobación y su auxilio. 12–14. fortificó los cerrojos, etc.—los medios de defensa en contra de los invasores. en tu término—o territorios (Génesis 23:17; Isaías 54:12). 15–18. La palabra de Dios, cual mensajero veloz, ejecuta su propósito, pues para él el mandar es llevar a cabo (Génesis 1:3; Salmo 33:9), y realiza las maravillas de su gracia con tanta facilidad como los hombres esparcen migajas. como pedazos—eso es, de alimentos (Génesis 18:5), tal vez aquí denota granizo. 19, 20. Este poderoso gobernador y bienhechor de los cielos y de la tierra, lo es en particular de su pueblo elegido al que solo (Deuteronomio 4:32–34) ha hecho conocer su voluntad, dejando a los demás en la obscuridad. Por lo tanto, que prorrumpan en el gran aleluya. SALMO 148 El alcance de este Salmo es el mismo que el del anterior. 1. cielos … alturas—son términos sinónimos. 2. ejércitos—(Cf. el Salmo 103:21). 4. cielos de los cielos—los mismos altísimos. aguas—las nubes, que están sobre los cielos visibles (cf. Génesis 1:7). 5. el nombre—que representa sus perfecciones. él mandó—El es enfático, lo que atribuye la creación a Dios sólo. 6. La perpetuidad de la forma de la creación está, por supuesto, sujeta a la voluntad del que la creó. ley … quebrantada—Sus decretos que gobiernan los siglos no serán alterados (Jeremías 36:31), no pasarán (Job 34:20; Salmo 37:36). 7–10. La invocación a la tierra, opuesta a la de los cielos, incluye los mares, o abismos, cuyos habitantes se representan con el dragón (cf. el leviatán, Salmo 104:26), uno de los más grandes. Se introducen los agentes más destructivos e ingobernables de la naturaleza inanimada. que ejecuta su palabra—cada uno: fuego, granizo, nieve, vapor, viento, cumple su ley. árbol de fruto—los frutales, en distinción de los forestales. Animales salvajes y domésticos, grandes y pequeños, se incluyen. 11, 12. Luego todos los seres racionales, desde el rango más alto hasta los niñitos. príncipes—o jefes militares. 13. Alaben— todos los mencionados. elevado—excelente, o exaltado (Isaías 12:4). su gloria—majestad (45:3). sobre tierra y cielos— de éstos los esplendores unidos no la llegan a igualar. 14. ensalzó el cuerno—estableció su poder (75:5, 6). alábenle
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS todos—Léase: ‚< cuerno de su pueblo, (para) alabanza de todos sus santos <,‛ ocasion para que lo alaben. Son el pueblo suyo, y están cercanos a él, gozando por un cuidado pactado, una relación peculiarmente íntima. SALMO 149 Este Salmo sostiene una relación íntima con el precedente. Al pueblo elegido se le exhorta a alabar a Dios, en atención a los favores recibidos y a las victorias futuras sobre los enemigos, de las que están implícitamente asegurados. [PAG. 495] 1. (Cf. el Salmo 96:1). 2. Dios ha señalado su relación de soberano, por el hecho de haberles restaurado su tierra nacional. 3. con corro—Baile (cf. el Salmo 30:11). Se relaciona con otros términos expresivos del gran gozo de la ocasión. El vocablo puede traducirse laúd, usado aquí con otros instrumentos musicales. alaben—o canten y toquen. 4. toma contentamiento—lit., acepta, aludiendo a la aceptación de las ofrendas propiciatorias (cf. el Salmo 7:18). hermoseará—adornará a los humildes, de fe, esperanza, gozo y paz. 5. con (en) gloria—la condición honrosa a la que son elevados. sobre sus camas—alguna vez lugar de llanto (6:6). 6. Ensalzamientos—alabanzas, o hechos elevados. Saldrán como guerreros religiosos, como una vez, obreros religiosos (Nehemías 4:17). 7. La destrucción de los impíos incorregibles asiste a la propagación de la verdad de Dios, de modo que las proezas militares de los judíos, después del cautiverio, tipificaban los triunfos del evangelio. 9. el juicio escrito—sean los decretos de Dios, o acaso el de Deuteronomio 32:41–43. gloria … esta—Este honor: de ser así empleado, será un servicio honorable a sus santos—los piadosos (16:3). SALMO 150 Esta es una doxología muy propia para todo el libro, que recita el ‚lugar, el tema, modo, y extensión de la excelsa alabanza de Dios.‛ 1. en su santuario—sobre la tierra. extensión—firmamento, que ilustra su poder. 2. proezas—(145:4). 3, 4. La trompeta se usaba para convocar asambleas religiosas; otros instrumentos, en el culto. 5. címbalos—propios para alabanza fuerte, altisonante (Nehemías 12:27). 6. Voces vivientes recogerán los sonidos moribundos de los instrumentos muertos, y cuando estas cesen en la tierra, aquéllas de los espíritus redimidos y de los santos ángeles, como con el sonido del poderoso trueno, prolongarán eternamente la alabanza, diciendo: “¡Aleluya! salvación, y gloria, y honra y poder al Señor nuestro Dios.” “¡Aleluya! porque el Señor Dios todopoderoso reina.” ¡amén!
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS LIBRO DE LOS PROVERBIOS INTRODUCCION I. LA NATURALEZA Y EL USO DE LOS PROVERBIOS.—El proverbio es una oración vigorosa que expresa concisamente alguna verdad bien establecida y susceptible de varias ilustraciones y aplicaciones. La palabra es de derivación latina, y significa literalmente por una palabra, dicho, o discurso; eso es, una expresión por muchas. El vocablo hebreo (mashal) quiere decir comparación. Muchos suponen que éste se empleaba, porque la forma o el contenido del proverbio, o ambas cosas, envolvían la idea de comparación. Los más de los proverbios son como estrofas de dos o de tres versos, o modificaciones de éstos, los cuales se corresponden en estructura y extensión como si estuvieran arreglados para compararse el uno con el otro. Ilustran las variedades del paralelismo, un rasgo distintivo de la poesía hebrea. Véase Introducción a los Libros Poéticos. Muchos, está claro, también envuelven la idea de una comparación de los sentimientos expresados (cf. el capítulo 12:1–10; el 25:1–15; el 26:1–9). Por otra parte, a veces la omisión a propósito de uno de los versos, o miembros, despierta la curiosidad y ejercita la sagacidad del lector para suplirlo, y así se presenta el proverbio como un ‚enigma‛ o ‚dicho obscuro‛ (cf. el capítulo 30:15–31; el 1:6; Salmo 49:4). La forma sentenciosa de expresión, que así llegó a ser una característica marcada del estilo proverbial, fué adoptada también para el discurso continuativo, aun cuando no conserve trazos de comparación ni de forma ni de materia (cf. los capítulos 1 al 9). En Ezequiel 17:2; 24:3, vemos la misma palabra traducida propiamente parábola, para determinar un discurso ilustrativo. Luego los traductores griegos han usado una palabra, parábola, que los escritores neotestamentarios (menos Juan) emplean para indicar los discursos de nuestro Señor, del mismo carácter, la que también parece envolver la idea de comparación, aunque no sea su significado primario. Parecería, pues, que los estilos proverbial y parabólico de producción literaria fueran original y esencialmente el mismo. El proverbio es una ‚parábola concentrada, y la parábola, la extensión del proverbio mediante una ilustración amplia.‛ El proverbio es, de este modo, la moraleja o tema de una parábola, que a veces le precede, como en Mateo 19:30 (cf. el capítulo 29:1); o que le sigue, como en Mateo 22:1–16; Lucas 15:1–10. Siendo el estilo poético, y adaptado a la expresión de un orden elevado de sentimiento poético, tal como la profecía, hallamos el mismo término empleado para designar tales composiciones (cf. Números 23:7; Miqueas 2:4; Habacuc 2:6). Aunque los hebreos usaban el mismo vocablo para proverbio y parábola, el griego emplea dos, si bien los escritores sagrados no parecen reconocer siempre ninguna distinción. El término paroimía lo usaron los traductores griegos para intitular este libro, evidentemente con referencia especial a la definición posterior de la parábola, o sea, una forma sentenciosa de dicción común, la que parece [PAG. 496] ser el sentido mejor del término. Juan usa el mismo término para designar las instrucciones del Salvador, en vista de su característica obscuridad (cf. Juan 16:25–29, griego), y hasta para indicar sus discursos ilustrativos (Juan 10:6), cuyo sentido no todos sus oyentes comprendían en seguida. Esta forma de ilustración estaba bien adaptada para ayudar al aprendiz. La estructura paralela de las oraciones, la repetición, el contraste, la comparación de pensamiento, todo estaba calculado para facilitar los esfuerzos de la memoria; y los preceptos de sabiduría, que desarrollados en discursos lógicos, hubieran dejado de impresionar por causa de su extensión o carácter complicado, se compendiaban en sentencias sustanciosas y mayormente bien sencillas. Tal modo de instrucción ha distinguido la literatura ya escrita o tradicional de todas las naciones, y fué y todavía es peculiar en el oriente. En este libro, sin embargo, se nos imparte una sabiduría proverbial producida por el sello de la divina inspiración. Dios ha condescendido en hacerse nuestro enseñador en los asuntos prácticos pertenecientes a todas las relaciones de la vida. Ha adaptado su instrucción a los sencillos y analfabetos, presentando por este método notable e impresionante, los grandes principios del deber para con él y para con nuestros semejantes. Al motivo primordial de toda conducta recta, el temor de Dios, se le agregan todos los incentivos lícitos subordinados, tales como el honor, el interés, el amor, el temor, y el afecto natural. Además del terror excitado por el conocimiento de los justos juicios de Dios, se nos amonesta respecto al mal obrar por la exhibición de los inevitables resultados temporales de la impiedad, la injusticia, el libertinaje, el ocio, la pereza, la indolencia, la embriaguez, y la disolución. Como recompensas de la verdadera piedad que sigue en la eternidad, se prometen la paz, la seguridad, el amor y la aprobación de lo bueno, y los consuelos de la buena conciencia, que hacen que sea esta vida verdaderamente feliz. II. LA INSPIRACION Y EL AUTOR—Sin excepciones de importancia, los escritores judaicos y cristianos han aceptado este libro como producto inspirado de Salomón. Es el primer libro de la Biblia que lleva en el prefacio el nombre del autor. El Nuevo Testamento abunda en citas de los Proverbios. Su excelencia intrínseca nos los
    • Falconeris.blogspot.com : LA GLORIA DEL DIOS 3 VECES SANTO: LIBROS POETICOS recomienda como producto de una autoridad superior a la de los escritos apócrifos, tales como la Sabiduría, o Eclesiástico. Salomón vivió 500 años antes de los ‚siete sabios‛ de Grecia, y 700 años antes de la edad de Sócrates, Platón y Aristóteles. Es bien patente pues, sea cual fuere la teoría de los origenes de su conocimiento que se adopte, que él nada sacó de ninguno de los escritos paganos de que nosotros tenemos conocimiento. Es muchísimo más probable que por las varias migraciones, cautividades, y dispersiones de los judíos, los filósofos gentílicos recibiesen de esta fuente de inspiración muchas de las corrientes que continúan refrescando a la humanidad en medio de los, al contrario, áridos y estériles desiertos de la literatura profana. Pero como los Salmos como un todo se atribuyen a David, por ser él el autor principal, del mismo modo, el atribuir este libro a Salomón es completamente consecuente con los títulos de los capítulos 30 y 31, los que atribuyen dichos capítulos a Agur y Lemuel respectivamente. De estas personas nada sabemos. No cabe aquí discutir las varias especulaciones respecto a ellos. Por un sencillo cambio de lectura algunos proponen traducir el capítulo 30:1: ‚Palabras de Agur, hijo de la que fué obedecida (a saber, la reina de) Massa:‛ y el cap. 31:1: ‚Palabras de Lemuel, rey de Massa;‛ pero está en contradicción con todas las primeras versiones; y nada menos que la más rigurosa necesidad exegética debiera permitir la justificación del abandono de una lectura y traducción bien establecidas cuando no se gana nada útil para nuestro conocimiento. Mejor es reconocer la ignorancia que tolerar conjeturas inútiles. Es probable que de los ‚tres mil proverbios‛ (1 Reyes 4:32) que Salomón pronunció, seleccionara y editara en vida los caps. 1–24. Los caps. 25–29, son también de su composición, copiados en los días de Hezequías por sus ‚hombres,‛ acaso, los profetas Isaías, Oseas, y Miqueas. Tal obra estuvo evidentemente en el espíritu de este piadoso monarca, quien puso todo su corazón en el propósito de reformar el culto de Dios. Hombres eruditos han procurado establecer la teoría de que Salomón mismo no fué sino un coleccionista, o de que las otras partes del libro, del mismo modo que estos capítulos, son también selecciones hechas por otras manos; pero las razones aducidas para defender estas premisas nunca han sido tan satisfactorias como para hacer cambiar las opiniones comunes sobre el asunto, las que tienen la sanción de las autoridades más antiguas y de más confianza. III. LAS DIVISIONES DEL LIBRO—Una obra como ésta, por supuesto, no se presta para un análisis lógico alguno. Sin embargo hay ciertas indicaciones bien definidas para una división, de modo que el libro por lo general se divide en cinco o seis partes. [PAG. 497] 1. La primera contiene nueve capítulos, en los que se discuten y se refuerzan ilustrando, amonestando, y animando, los principios y las bendiciones de la sabiduría, y las estratagemas y prácticas perniciosas de los pecaminosos. Estos capítulos son preliminares. Representan muy pocos especímenes del verdadero proverbio, pero se distinguen por la concisión y la elegancia que lo caracterizan. La dicción sigue estrictamente la forma del paralelismo, y son generalmente de la clase de los sinónimos, habiendo solamente cuarenta de los sintéticos y tan sólo cuatro (cap. 3:32–35) de los antitéticos. El estilo es adornado, las figuras más bien audaces y amplias, y las ilustraciones llamativas y extensas. 2. Los paralelismos antitético y sintético a exclusión del sinónimo distinguen los capítulos 10:1 a 22:16; y los versos corren sin enlace entre sí, cada uno formando en sí mismo un sentido completo. 3. En los capítulos 22:17 a 24:34 se presenta una serie de amonestaciones dirigidas como si fuera a un estudiante; y generalmente el tema ocupa dos o más versos. 4. Los capítulos 25–29 lógicamente pueden ser considerados como porción distinta, por las razones arriba dichas respecto a su origen. Su estilo es muy mixto; acerca de sus peculiaridades, véanse la 2a. y 3a. partes. 5. El cap. 30 es peculiar, no sólo con respecto a su autor, sino también como un ejemplo de la clase de proverbios que se han descrito como ‚dichos obscuros‛ o enigmas. 6. Además de unas amonestaciones abundantes y concisas, propias para un rey, el cap. 31 nos da un retrato inimitable de la mujer. En la división 5a. como en la 6a., la particularidad distintiva del estilo proverbial original da lugar a las modificaciones que como ya notamos, señalan la composición posterior; pero tanto aquél como ésta conservan el método conciso y vigoroso de exponer la verdad, de igual valor ambos para su honda impresión y la permanente retención en la memoria.
    • 584 CAPITULO 1 Después de poner el título, el escritor define el propósito y la naturaleza de las instrucciones del libro. Con paterno amor llama la atención a estas instrucciones, y amonesta a sus lectores en contra de las seducciones de los impíos. Luego se presenta la sabiduría en una hermosa personificación de una manera asaz solemne e impresionante, e invita a los hombres a recibir sus enseñanzas, amonestando a los que rechazan y animando a los que aceptan las enseñanzas ofrecidas. 1–4. (Cf. el primer punto de la Introducción.) para entender sabiduría y doctrina—tal es el propósito de estos escritos. sabiduría—o sea el empleo de los mejores medios para lograr los mejores fines, es el vocablo usado en este libro generalmente para expresar la verdadera piedad. doctrina—instrucción, o disciplina, para la formación del carácter. razones prudentes—lit., palabras de comprensión, palabras que facilitan el discernimiento del bien y del mal. recibir, etc.—recibir aquella disciplina que la discreción imparte. Cf. los rasgos opuestos del necio (cap. 16:22). justicia, etc.—tres atributos de uno que es recto en todas sus relaciones con Dios y con el hombre. simples—los fácilmente llevados o al bien o al mal; es el paralelo: jóvenes—los sin experiencia. sagacidad—o prudencia (caps. 3:21; 5:21). cordura—treta, ardid, cualidades buenas o malas, según el uso de ellas. Aquí se refiere a las buenas, puesto que envuelve la astucia para evitar el mal y hallar el bien. 5, 6. Tales escritos los apreciarán los sabios, los que persiguen las finalidades rectas por los medios justos. el saber—no el acto de aprender, sino la materia aprendida. consejo—o el arte y los principios de gobierno. declaración—lit., figura. palabras de sabios—(Cf. el v. 2). dichos oscuros—(Cf. el Salmo 49:4; Juan 16:25, y el punto primero de la Introducción). 7. el temor de Jehová—El principio de la verdadera piedad (cf. los caps. 2:5; 14:26, 27; Job 28:28; Salmo 34:11; 111:10; Hechos 9:31). El principio—la primera parte, el fundamento. insensatos—los insensatos e indiferentes al carácter y gobierno de Dios; pues, los impíos. 8. hijo mío— La forma paternal denota consideración cariñosa para con el lector. Los sentimientos filiales ocupan el primer lugar después de la piedad para con Dios, y aseguran recompensas las más distinguidas (cf. el cap. 6:20; Efesios 6:2, 3). Sobre las figuras del v. 9, cf. Génesis 41:42; Cantares 1:10; 4:9. 10–19. Solemne advertencia acerca de la tentación. 10. quisieren engañar—lit., ‚si te abren el camino,‛ tientan, seducen. no consientas—Pecado es el consentir, ceder a la tentación, no el ser tentado. 11–14. El homicidio y el robo son ilustraciones especificas que se dan. asechanzas … acechemos—expresan esfuerzo y esperanza de éxito en el artificio. tragaremos, etc.—hagamos desaparecer a la víctima y todo rastro del crimen (Números 16:33; Salmo 55:15). Se prometen abundantes recompensas de villanía como frutos de este proceder fácil y seguro. 15, 16. La compañía (camino, senda) de los malos es peligrosa. Evita los comienzos del pecado (cap. 4:14; Salmo 1:1; 119:101). 17–19. Los advertidos deben evitar el pecado, como las aves instintivamente evaden la red tendida a la vista. Pero los insensatos pecadores se apresuran a su propia ruina (Salmo 9:16), y ávidos de ganancia, prosperan en las mismas tretas que los destruyen (1 Timoteo 6:10), fracasan en la captura de otros, y causan su propia destrucción. 20–33. Algunos exégetas consideran que este trozo es lenguaje del Hijo de Dios bajo el nombre de Sabiduría (cf. Lucas 11:49). Otros opinan que la sabiduría, como atributo divino especialmente empleado en actos de consejo y amonestación, está aquí personificada, y representa a Dios. Como quiera que sea, el lenguaje constituye una amonestación divina de lo más solemne, cuyo contenido y espíritu [PAG. 498] son eminentemente evangélicos e impresionantes (cf. Nota sobre el cap. 8). 20. sabiduría—lit., las sabidurías, siendo usado el plural, o a causa del sentido no común, o como indicativo de la gran excelencia de la sabiduría (cf. el cap. 9:1). en las plazas—públicamente, no en secreto. 21. La publicidad indicada además por términos que señalan los lugares más frecuentados. 22. simples—(cf. el v. 4). simpleza—que envuelve la ignorancia. burladores—escarnecedores (Salmo 1:1), los que menosprecian, así como rechazan, la verdad. insensatos—vocablo diferente del usado en el v. 7, que con todo expresa el mismo sentido. 23. reprensión—sugiere el convencimiento de que se merece (cf. Juan 16:8 marginal). derramaré—impartiré abundantemente. mi espíritu—o sea el de la sabiduría personificada, o el de Cristo, un agente divino. 24. extendí mi mano—figura que expresa el encarecimiento, especialmente en las súplicas (cf. Job 11:13; Salmo 68:31; 88:9). 25. desechasteis—como de ningún valor. no quisisteis—recibirla, ni hacer caso de ella. 26, 27. En extremo entristecido, él no sólo les negará el socorro, sino que agrava la negación con la burla. destrucción—lit., ruido tumultuoso, que denota la completa confusión de ellos; desolación. calamidad—(v. 26) comparable al torbellino, por su rapidez fatal. tribulación—(Salmo 4:1; 44:11). angustia—un estado de opresión inextricable; la desesperación más profunda. 28. Ya no son de eficacia ni las oraciones ni la búsqueda más empeñosa (cap. 8:17). 29, 30. El rechazo caprichoso del pecador le trae la ruina encima. 31. fruto de su camino—el resultado lógico de su conducta (Isaías 3:10; Ezquiel 11:21; Romanos 6:21; Gálatas 6:7, 8). se hartarán—(Salmo 123:4). 32. el reposo etc.—Lit., la apostasía de los simples (v. 22), desoír el llamamiento del v. 23. prosperidad—la quietud que envuelve la indiferencia. 33. habitará confiadamente—(Deuteronomio 12:10). reposado—en la verdadera prosperidad.
    • 585 CAPITULO 2 Se intima a los hombres a que busquen la sabiduría, porque ella enseña aquellos principios por los cuales pueden obtener la dirección de Dios y evitar la compañía e influencia de los impíos, cuya conducta perniciosa se describe. 1–5. Son necesarias la diligencia en el oír y la oración para conseguir el gran principio de la piedad, el temor de Dios. 1. guardares—como un depósito (cf. el cap. 7:1). 2. Escucha tú con atención y reflexión seriamente (cf. el cap. 1:24; Salmo 130:2). prudencia—la debida percepción de la verdad. 3. si clamares—lit., Cuando (y) si clamas; eso es, en tal caso. inteligencia—el poder del discernimiento. prudencia—como en el v. 2. 4. Debe haber oración intensa y esfuerzo. 5. entenderás—percibirás inteligentemente. hallarás—Obtendrás. 6. Porque—Dios está presto (Santiago 1:5; 4:8). de su boca—por la revelación que él da. 7. sólida sabiduría—lit., la substancia, como opuesta a lo ficticio. Según el contexto, ésta puede ser el socorro, como que aquí corresponde con escudo, o con la seguridad, o la sabiduría que la procura (cf. los caps. 3:21; 8:14; 18:1; Job 6:13; 12:13). 8. Dios defiende el camino recto y a los que por él caminan. santos—objetos de su favor (cf. el Salmo 4:3, etc.) Los guía y los guarda. 9. Entonces—enfático; en tal caso. justicia, etc.—Todo lo que se debe a Dios y al hombre. 10, 11. Amplían la idea del v. 9; sobre los términos (cf. el v. 4 y el v. 3). 12–15. para librarte—como de un peligro grande (6:5). mal camino—(Salmo 1:1). perversidades—(caps. 6:14; 23:23), lo opuesto a la verdad. por andar—conducta habitual; 14. y eso con placer, en ignorancia del bien y en busca del mal. perversidades—no sólo en las suyas propias, sino que se deleitan en las ajenas. Aman con mayor fervor las cosas peores. 15. torcidas—sin escrúpulo. torcidos—otro vocablo; lit., andan para atrás; no sólo desviados de lo recto, sino en sentido contrario. 16–19. La liberación de otra suerte de peligro. la mujer extraña—este vocablo se usa a menudo en el sentido de ramera, o mujer disoluta (Jueces 11:1, 2), sea casada (cap. 7:5, 19) o no (1 Reyes 11:1), así llamada porque las tales, acaso al principio, eran mujeres extranjeras aunque extraño puede también denotar cualquier cosa contraria a lo recto y propio, como fuego extraño (Números 3:4); incienso extraño (Exodo 30:9). halaga—lit., allana, o alisa. sus palabras—(Salmo 5:9). 17. príncipe de su mocedad—su esposo legal (Jeremías 3:4). pacto de su Dios—el matrimonio consumado en el nombre de Dios. 18. está inclinada—va abajo, se hunde (cf. Números 13:31). hacia los muertos—o sombras de los difuntos (Salmo 88:10). 19. Es decir, los que no se arrepienten (cf. Ecclesiastés 7:26). veredas de la vida—(Salmo 16:11), en contraposición con las que van hacia los muertos. 20. Para que andes, etc.—tal es el objeto de estas amonestaciones. 21, 22. (Cf. el Salmo 37:3, 9, 22, 27). prevaricadores—los impíos rebeldes (cf. Jeremías 9:2). desarraigados—completamente destruídos, como árboles desarraigados. CAPITULO 3 Se encomienda el estudio de la verdad. Se debe temer a Dios, honrarle, y confiar en él, manifestándose la sumisión filial bajo el castigo. Se urge la excelencia de la sabiduría, y se ilustra adecuadamente en los consejos divinos. La piedad se encarece por el contraste del destino de los justos y de los impíos. 1. ley, mandamientos—todas las instrucciones divinas (cf. el Salmo 119). corazón guarde—obsérvalos tú con sinceridad (caps. 4:13; 5:2). 2. largura … de vida—prometida muchas veces como bendición (Salmo 21:4; 91:16). paz— que incluye la prosperidad (Salmo 125:5). 3. misericordia y verdad—Las más veces la fidelidad de Dios a sus promesas se expresa con estos términos (Salmo 25:10; 57:3). Como atributos de los hombres, expresan la integridad en sentido amplio (caps. 16:6; 20:28). átalas … escríbelas … corazón—Los motivos deben tener adorno exterior y gobierno interno. 4. gracia—amabilidad (cap. 22:11; Salmo 45:2); unida a ésta, buena opinión—buena comprensión, discernimiento, que asegura el éxito; o buen nombre, buena fama, en los ojos de Dios y de los hombres—aprobada por Dios así como por el hombre. 5. fíate … corazón—Este es el centro y médula de la verdadera sabiduría (caps. 22:19; 28:25). El deber positivo tiene su negación correspondiente en la amonestación contra la suficiencia propia. 6. caminos—(Salmo 1:1). Reconócelo—buscando su sabia ayuda (cap. (16:3; Salmo 37:5; Jeremías 9:23, 24). enderezará— lit., aclarará (cf. Hebreos 12:13). 7. (Cf. el cap. 27:2; Romanos 12:16.) teme … mal—observando reverentemente su ley. 8. será—ello será; esta conducta. medicina—lit., salud. a tu ombligo—a todos los órganos de la alimentación. huesos— esqueleto, la armadura [PAG. 499] del cuerpo; la piedad verdadera promueve la salud física. 9, 10. (Cf. el cap. 11:25; Exodo 23:19; Deuteronomio 18:4; Isaías 32:8; 2 Corintios 9:13). 11, 12. El verdadero propósito de las aflicciones; no contradicen la aseveración de la bienaventuranza de los piadosos (Job 5:17; Hebreos 12:5, 6). A quien quiere—o recibe, lo que envuelve la reconciliación tocante a la ofensa que motivó el castigo. 13. halla—lit., alcanza, procura esforzándose. obtiene—lit., saca, como metales excavados. 14, 15. Completan la figura del v. 13. mercadería—lo adquirido por el comercio. oro fino—oro extraído sólido como la pepita. 16, 17. La sabiduría personificada como quien trae las mejores bendiciones (cf. Mateo 6:33; 1 Timoteo 4:8). Sus caminos—aquellos por los cuales ella nos
    • 586 dirige. 18. La sabiduría alegorizada como un árbol de vida—(Génesis 2:9; 3:22), cuyo fruto conserva la vida, da todo lo que hace venturosa la vida. 19, 20. El lugar de la sabiduría en la economía de la creación y la providencia, la recomienda a los hombres, los que, en proporción a sus poderes finitos, pueden poseer este inapreciable atributo, y son así animados por el ejemplo divino a tratar de hacer uso de ella también. 21. estas cosas—las instrucciones de los versículos antecedentes. la ley y el consejo—sólida sabiduría (cap. 2:7, el mismo vocablo) y discreción. 22–24. señalan el valor que tienen ‚estas cosas‛ para la felicidad y el adorno, para la dirección y sostén en los peligros, tanto cuando uno vela como cuando duerme. 25. pavor repentino—lo que lo causa (cap. 1:27), cualquier mal inesperado (Salmo 46:3; 91:12; 1 Pedro 3:14). ruina—Desolación (cap. 1:27). 26. La razón: los tales son objetos del favor de Dios. tu confianza—lit., en tu confianza, en la fuente de tu fortaleza (cf. Nahum 3:9; la misma construcción hebrea). 27, 28. El cumplimiento de todas las obligaciones tanto de justicia como de caridad (cf. Santiago 2:15, 16). 29, 30. No abuses de la confianza, y evita los litigios. 31. injusto—hombre de violencia, malvado. El destino de los malhechores impunes advierte el peligro de tal suerte (Salmo 37:1, 2, 35, 36). 32–35. Las razones de la advertencia: perverso—(cap. 2:15). secreto … rectos—en su comunión con Dios (Amós 3:7). 33. maldición … impío—permanece con ellos, y será manifiesta. 34. La retribución de los pecadores, como en el Salmo 18:26. 35. heredarán—como una porción. ignominia—lo opuesto a honra. sostendrán—la llevarán, como diploma, certificado de su deshonra. CAPITULO 4 Rogando encarecidamente la atención a sus enseñanzas, el escritor recomienda la sabiduría, citando y subrayando los consejos de su padre y maestro. A esto agrega una precaución contra las artimañas de los malos, y una serie de exhortaciones a la docilidad, integridad, y rectitud. 1, 2. (Cf. el cap. 1:8). buena enseñanza—(cap. 1:5) tal como la que él había recibido (Lamentaciones 3:1). 3. hijo de mi padre—enfático, la estima especial de un hijo, y llamado delicado, o tierno, como objeto de especial cuidado (1 Crónicas 22:7; 29:1); idea ampliada con el término único (amado)—(Génesis 22:2), aunque tenía hermanos (1 Crónicas 3:5). 4. me enseñaba—me encaminaba. mantenga—que reciba, y que retenga. guarda … vivirás—obsérvalos, para que vivas (cap. 7:2). adquiere—como una posesión que nunca se renuncia. ni te apartes—de obedecer mi palabra. 6. No sólo acepta la sabiduría, sino ámala, que te guardará del mal, guardará el mal de ti. 7. (Cf. Job 28:28). posesión—lo que se adquiere. 8. Conforme la estimes, ella te hará honrar. abrazado—con afecto cariñoso. 9. Adorno—tal como la guirnalda del conquistador. entregará—(Cf. Génesis 14:20). La alusión al escudo, contenida en el hebreo, sugiere la protección tanto como la honra (cf. el v. 6). 10. (Cf. los caps. 2:1; 3:2). 11, 12. camino de la sabiduría—el que ella prescribe. hecho andar—(Salmo 107:7). no se estrecharán—tendrán amplio espacio (Salmo 18:36). 13. (Cf. el cap. 3:18). La figura de echar manos—Ten el consejo—de la instrucción, sugiere el esfuerzo sincero. 14. (Cf. el Salmo 1:1). Evita toda tentación de principiar el mal. 16, 17. La razón de ello se halla en el carácter de los pecadores, cuyo celo en el malhacer se describe con fuerza (cap. 6:4; Salmo 36:5). Ellos viven del flagrante vicio (cap. 1:13). comen pan—Algunos prefieren traducir: ‚Su pan es maldad, y su bebida es violencia‛ (Cf. Job 15:16; 34:7). 18, 19. Como la luz del día aumenta desde el crepúsculo hasta el esplendor del mediodía, así crece en pureza la vida de los justos; pero la de los impíos es como la densa oscuridad, en la que uno no sabe en qué tropieza. 20–22. (Cf. los vv. 10, 13; cap. 3:8, etc.). 22. son vida—la conservan de los vicios que destruyen la salud. 23. Sobre … guardada—diligentemente: más que de toda otra custodia (cf. Ezequiel 38:7). de él mana—Porque el corazón es el depósito de toda sabiduría y la fuente de todo lo que afecta la vida y el carácter (Mateo 12:35; 15:19). 24. perversidad de la boca—eso es, una boca, o palabras de mal humor. El vocablo hebreo es distinto del de los caps. 2:15; 3:32. iniquidad de labios—de palabras querellosas. 25. Persigue tú un fin sincero y derecho, evitando las tentaciones. 26. Examina—Considera bien; el camino prudente resulta de una sabia previsión. 27. (Cf. el v. 25). Evita todo descarrío hacia el mal (Deuteronomio 2:27; 17:11). Una vida de integridad requiere la atención con el corazón, el habla, los ojos y la conducta. CAPITULO 5 Una advertencia en contra de las artes seductoras de mujeres malas, puntualizada por la consideración de las ventajas de la castidad, y del miserable fin de los inicuos. Es frecuente el uso de sabiduría e inteligencia, o entendimiento, en la misma relación (caps. 2:2; 3:7); aquélla indica el uso de medios sabios para fines sabios, y ésta el ejercicio de la debida discriminación en la selección de los mismos. 2. guardes—poniéndolo por obra. 3. (Cf. el cap. 2:16). Sus halagos son engañosos. 4. su fin—lit., su futuro, en el sentido de la recompensa, de lo que resulta (cf. el Salmo 37:37; y el 73:17). Su naturaleza se manifiesta por el uso de figuras
    • 587 opuestas a las del v. 3. Notorio es que los sufrimientos físicos y morales de los alucinados licenciosos son terribles. 5. Sus pies, etc.—Su modo de vida culmina en la muerte. 6. sus caminos, etc.—Algunos prefieren traducir: ‚Para que consideres el camino de la vida <‛ Pero acaso el mejor sentido es: ‚Sus caminos son varios, de modo que evitan tu conocimiento del verdadera carácter de la vida, y así la verdadera felicidad.‛ 8, 9. Que evites la más mínima tentación. tu honor—sea lo que lo constituya, sea la fuerza física (caps. 3:13), o la riqueza. [PAG. 500] tus años— disminuyéndolos por la disolución. a cruel—Los sensuales fácilmente se vuelven crueles. 10. tus trabajos—los frutos de tus esfuerzos fatigosos (Salmo 127:2). Puede haber una referencia a la esclavitud, que se conmutaba por la pena de muerte que tocaba al adúltero (Deuteronomio 22:22). 11. postrimerías—es decir, al fin y al cabo, como recompensa (cf. el v. 4). gimas—de dolor. carne … cuerpo—toda la persona bajo enfermedad incurable. 12–14. El arruinado pecador en vano lamenta su descuido de la amonestación y su triste suerte de presentar un espectáculo ignominioso. mal—por aflicción, como en Génesis 19:20; 49:15. 15–20. Con lenguaje figurado, en que agua, cisterna, y manantial representan a la esposa, y rios de agua, a los hijos, se exhorta a los hombres a la constancia y a la satisfacción de los lícitos goces conyugales. por de fuera tus fuentes—denota más bien el producto, o aguas, de una fuente; lit., lo que mana, y corresponde a ríos de aguas. para ti solo—los hijos de la ramera no tienen padre conocido. mujer de tu mocedad— casada en la juventud. cierva … corza—otras figuras que representan a la esposa, sacadas de la bien conocida hermosura de estos animales. pechos—(Cf. Cantares 1:13; Ezequiel 23:3, 8.) ciego—lit., embriagado, eso es, plenamente satisfecho. 21. La razon; el ojo de Dios está sobre ti. (vv. 22, 23) y él hará que el pecado imponga su propio castigo. falta de corrección—por haberla rechazado (cf. Job 13:18; Hebreos 11:24). errará—lit., estará ebrio. La palabra recréate del v. 19 aquí significa plenitud de castigo. CAPITULO 6 Después de las advertencias contra los que piden fianza y la holganza (vv. 6–8), presenta el carácter y destino de los malos en general, y el escritor (20–35) reitera las amonestaciones contra la incontinencia, señalando los ciertos y terribles resultados. 1, 2. si—prótasis doble (v. 1), como la apódosis (v. 2). tocaste tu mano—hiciste el trato (Job 17:3). por (con) el extraño—eso es, por un amigo (cf. el cap. 11:15; y el 17:18). 3. en la mano—en el poder de, humíllate, etc.—para suplicarle. asegúrate—ruega al amigo que haga otro arreglo para su deuda, que consiga otra fianza. 4, 5. El peligro requiere prisa. 6–8. El descuidado haragón comúnmente necesita fianza. A los tales se les intima a la industria con el ejemplo de la hormiga. 9, 10. Descripción del perezoso; 11. y los frutos de su dísolución e indolencia se señalan. como caminante—lit., como quien va y viene, eso es, un bandolero. hombre de escudo—preparado para destruir. 12. hombre malo—lit., un hombre de Belial, u hombre inútil para lo bueno, ya depravado o malvado (cf. 1 Samuel 25:25; 30:22). La indolencia y el vicio son aliados. Aunque es ocioso de hechos, es (anda) activa y habitualmente de mal hablar (cap. 4:24). 13, 14. Si por temor de ser descubierto, no habla, hace señas para lograr sus intrigas. Tales señas las hacen aún en el oriente. pensando mal—lit., construyendo, como artesano; inventando mal. perversidades—como en el cap. 2:14. La artimaña es el talento de los débiles y perezosos. 15. La precipitación agrava el mal (cf. el v. 11; el cap. 29:1). calamidad—lit., un peso aplastante, quebrantado—hecho pedazos cual vaso de alfarero; completamente destruído (Salmo 2:9). 16–19. seis … siete—Modo de hablar para captar la atención (cap. 30:15, 18; Job 5:19). ojos altivos—lit., ojos de altivez (Salmo 131:1), Ojos, lengua, etc. por personas. habla mentiras—lit., respira mentiras; habitualmente miente (Salmo 27:12; Hechos 9:1). 20–23. Cf. los caps. 1:8; 3:3., etc. átalos—a saber, el mandamiento y la enseñanza. Ello evita la entrada del mal, dando buenos pensamientos, aun en los sueños (cap. 3:21–23; Salmo 19:9; 2 Pedro 1:19). reprensiones—(cap. 1:23) convencimiento del error producido por la instrucción. 24. Un ejemplo del beneficio de ella. Apreciando la verdad, los hombres no se afectan por la lisonja. 25. Una de las precauciones de esta instrucción: evitar la hermosura seductora. sus ojos—más bien, párpados: pintándoselos las mujeres, aumentan su hermosura. 26. es reducido el hombre—palabras tácitas. De otro modo se traduciría acaso, ‚el precio de la ramera es un pedazo de pan.‛ la mujer—lit., la mujer de hombre; o sea, la adúltera; idea sostenida por el contexto paralelo. Sobre los resultados similares de este pecado, cf. el cap. 5:9–12. caza—aludiendo a las trampas de la ramera (cf. el cap. 7:6–8). preciosa alma—la vida, de más valor que todas las cosas. 27–29. La culpabilidad y el peligro completamente obvios. 30, 31. Tal ladrón inspira lástima, pero se le castiga severamente. setenas—(cf. Exodo 22:1–4), por muchos; amplia satisfacción (cf. Génesis 4:24; Mateo 18:21), aunque se le quiten todos sus bienes. 32. falto de entendimiento—o de corazón; carece de todo principio moral y de prudencia. 33. vergüenza—además del dolor físico (cap. 3:35). afrenta, etc.—no habrá restitución que satisfaga; 34, 35. ni condiciones de reconciliación que se acepten. CAPITULO 7
    • 588 Se continúa el mismo tema, trazando las artes de la mujer extraña, como una advertencia a los incautos. 1–4. Llamadas similares (cap. 3:1–3; 4:10, etc.) niñas (Pupilas) de tus ojos—depósito custodiado (cap. 4:23) de especial valor. Lígalos a tus dedos—como inscripciones grabadas en anillos. 5. La finalidad de la enseñanza (cf. los caps. 2:16; 6:24). 6. Porque—lo digo, porque, o puesto que < ví, dando un ejemplo para ilustrar la advertencia, la que, sea narración o parábola, es en cada caso pertinente. mirando—a propósito y con empeño (Jueces 5:28). 7. simples— como en el cap. 1:4. falto, etc.—(Cf. el cap. 6:32). 8. esquina de ella—donde ella solía encontrarse. iba camino, etc.— lit., caminaba pomposamente, mostrando acaso la confianza que tenía en sí misma. 9. La hora, al crepúsculo, antes de oscurecerse. tiniebla—lit., la niña, o pupila de la noche: la medianoche. 10. atavío—el de la ramera era a veces peculiar. 11, 12. alborotadora—ruidosa, actos para llamar la atención. rencillosa—terca, insumisa. sus pies, etc.—(Cf. 1 Timoteo 5:13; Tito 2:5). 13–15. Los preparativos para una fiesta no necesariamente denotan profesiones religiosos particulares. El que ofrecía una víctima retenía una parte para una fiesta (Levítico 3:9, etc.). Esta fiesta pretende ella haberla preparado precisamente para éste, a quien saluda con atrevimiento como el buscado especialmente para participar de la misma. 16, 17. mi cámara—o canapé, adornada de la manera más costosa. cámara—lecho para dormir. 18–20. No hay temor de ser descubierto. día señalado—tal vez, lit., un plenilunio, eso es, una quincena. 21. rindiólo—le persuadió, le hizo ceder, blandura—lisonja (cf. el cap. 5:3). [PAG. 501] obligóle—en contra de sus escrúpulos. 22. luego—en seguida, ligero, o como ignorante del peligro, o incapaz de ofrecer resistencia. 23. hasta que—Ya está preso (cf. el cap. 6:26). 24. La amonestación por inferencia es seguida, 26, 27, por un alegato más general de los males de este vicio. Aun los más fuertes no pueden resistir la mortal seducción de la ramera. CAPITULO 8 Contrastadas con los halagos sensuales están las ventajas de la sabiduría divina, que públicamente invita a los hombres, ofrece los mejores principios de vida, y los beneficios de más valor resultan de recibir sus consejos. Se presentan sus relaciones con el plan divino, como en el cap. 3:19, 20, si bien más extensamente, para recomendar a los hombres los beneficios de la sabiduría, terminando con el convencimiento de que los que la hallan encuentran el favor de Dios, y los que la rechazan causan su propia ruina. Muchos opinan que este pasaje es una descripción del Hijo de Dios por el título, Sabiduría, que los judíos más antiguos usaban (y por el cual se le llama en Lucas 11:49), así como Juan 1:1, etc., le llama por el de Logos, la Palabra (Verbo). Pero se puede entender que se usa el término aquí como la personificación de la sabiduría: porque: 1. Aunque se dice que estaba con Dios, no se declara que sea Dios. 2. El uso de los atributos personales es igualmente compatible con la personificación como con la descripción de la persona misma. 3. Los pronombres personales aquí usados concuerdan con el género (femenino) de sabiduría constantemente, y nunca se cambian por el de alguna persona indicada, como ocurre en el uso análogo de espíritu, que en el griego es neutro, pero al que se aplica el pronombre masculino (Juan 16:14) cuando se trata de los actos del Espíritu Santo. 4. Tal personificación está en consonancia con el estilo de este libro (cf. los caps. 1:20; 3:16, 17; 4:8; 6:20–22; 9:1–4), mientras que ningunas alusiones proféticas u otras al Salvador ni a la nueva dispensación se hallan entre las citas de este libro hechas en el Nuevo Testamento. 5. Esta interpretación nada quita de la importancia de este pasaje, el que sigue siendo una enseñanza inspiradora de las más adornadas y también solemnes e impresionantes sobre el valor de la sabiduría. 1–4. Se contrasta la publicidad y universalidad del llamamiento de la sabiduría con la ocultación e intrigas de los malvados (cap. 7:8, etc.). 5. discreción—lit., la sutileza, en un sentido bueno; la prudencia. locos—como en el cap. 1:22, insensatos. 6. cosas excelentes—o claras, manifiestas. cosas rectas—palabras rectas. 7. boca hablará—lit., Mi paladar meditará, o (como hacían los orientales) murmurará; mis pensamientos expresados a mí sola, son verdad. la impiedad—especialmente, la mentira, como opuesta a la verdad. 8. en justicia—o en lo justo (Salmo 9:8; 11:7). perversa ni torcida—más bien, torcida, o contradictoria (a la verdad), ni perversa. 9. rectas—‚Son claras al que entiende,‛ fácilmente vistas por los que hacen uso de la mente. han hallado—porque buscaron. 10. no plata—en preferencia a ella, porque la frase paralela indica comparación. 11. (cf. el cap. 3:14, 15). 12. discreción—o prudencia, como en el v. 5. La relación de la sabiduría y la prudencia es la de los dictados de la sana sabiduría y la aplicación de ella. ciencia de los consejos—‚Conocimiento y prudencia;‛ la estrategia, maneras discretas (cap. 1:4). 13. Tal es el efecto del temor de Dios: el odio al pecado protege a uno contra el pecado. boca perversa—el habla perversa (caps. 2:12; 6:14). 14. Da también los elementos de buen carácter en el consejo. el ser—tradúzcase: ‚la sana sabiduría‛ (cap. 2:7). yo soy, etc.—‚Cuanto a mí, el entendimiento me es fortaleza;‛ la fuente de ella (Ecclesiastés 9:16); el buen juicio da más eficiencia a las acciones; 15, 16. de las que un gobierno sagazmente llevado es un ejemplo. 17. madrugando— es decir, con diligencia; puede que incluya la idea de temprano en la vida, de niño. 18. sólidas riquezas, etc.— duraderas; tales son las riquezas fuentes permanentes de felicidad en posesiones morales (cf. el cap. 3:16). 19. (Cf. el v.
    • 589 11; el cap. 3:16). 20, 21. Los caminos por donde la sabiduría guía, conducen a una verdadera prosperidad presente (cap. 23:5). 22–31. En verdad, los atributos de Dios son una parte de él mismo. Sin embargo, con la estructura poética de todo este pasaje esta recomendación de la Sabiduría es enteramente consonante. En orden de tiempo todos sus atributos son tan coincidentes y eternos como él. Pero a fin de exponer la importancia de la sabiduría como creadora de la benevolencia y del poder, se le asigna aquí una precedencia. Como tiene tal cosa en los asuntos divinos, debiera tenerla también en los negocios humanos (cf. el cap. 3:19). 22. poseía—o creó; en cualquier sentido, está la idea de la precedencia. en el principio—o sencillamente, a mí (que soy) el principio me poseía. 23. tuve el principado—fuí ordenado, o instalado (Salmo 2:6). Los otros términos amplían la idea de la antigüedad más remota, y los vv. 24–29 la ilustran con los detalles de la creación. fuí engendrada—(Cf. el Salmo 90:2). fuentes—que rebosan de aguas. fundados—hundidos hasta quedar cimentados. campiñas—una referencia acaso a la formación de la corteza de la tierra, como el v. anterior sugiere la orogenia milenaria. (Traductor). principio—o suma, todas las partículas juntas. señalaba por compás—marcó un círculo, según la idea popular de que la tierra era circular, rodeada por abismos sobre los que los visibles cielos concavos descansaban. afirmaba—los afirmó de modo de sostener las aguas de arriba y represar las que estaban debajo del firmamento (Génesis 1:7–11; Job 26:8). estatuto—mejor: la ribera, eso es, de la mar. fundamentos—figurativamente denota la estructura sólida (Job 38:4; Salmo 24:2). 30, 31. ordenándolo todo— ‚Yo estaba con él como perito obrero;‛ como objeto de especial consideración agradable. El impartimiento de la sabiduría a los hombres se representa como el hallazgo de una residencia deleitosa y como agradando a Dios. 32–36. Tal atributo se les insta a los hombres a buscarlo. velando … guardando—de modo que vele < guarde: prestando la más asidua atención. peca contra mí—Al contrario de ‚el que me hallare,‛ el que deja de encontrarme; pecar significa errar el blanco, como el que no da con el camino. 35. (Cf. Lucas 13:23, 24.) aman la muerte—Hacen como si la amaran (cf. cap. 17:9). CAPITULO 9 Continúa la recomendación de la sabiduría, bajo la figura de un huésped dadivoso, y sus beneficios bajo la de una fiesta (Lucas 14:16–20). La descripción de los invitados se sigue [PAG. 502] por la de los que rechazan el buen consejo; y con las invitaciones de la sabiduría se contrasta la seducción de la mujer mala. 1. casa—(cf. el cap. 8:34). siete columnas—el número siete por muchos, o bastantes (cap. 6:31). templó—para enriquecer el sabor (cap. 23:30; Isaías 5:22). 3. Envió sus criadas—para invitar (cf. el Salmo 68:11; Isaías 40:9). lo más alto—lugares conspícuos. 4–6. (Cf. los caps. 1:4; 6:32). La sabiduría no sólo ofrece los principios buenos, sino también prohibe los malos. 7, 8. afrenta—Ignominia (cap. 3:35). mancha—se acarrea sobre el carácter. Ambos términos denotan el mal hecho a uno cuya fidelidad asegura el amor del sabio. 9. Cuanto más aprende el sabio, tanto más ama la sabiduría. 10. (Cf. el cap. 1:7). ciencia—‚El conocimiento‛ (objetivo) acerca de los santos, o de lo santo, el cual da la recta percepción o entendimiento. 11. (Cf. los caps. 3:16–18; 4:10). 12. Te preocupas mayormente por tu propia conducta. 13. mujer loca,—lit., mujer de locura, ejemplos de la cual se describen a continuación. alborotadora—(Cf. el cap. 7:11). ignorante—lit., no sabe qué (es lo recto y propio). 14. en una silla—lit., en un trono, se coloca en un lugar conspicuo, imprudentemente y con arrogancia. 15, 16. para seducir a los íntegros y a los que son como los aludidos en el v. 4 como simples—los fácilmente trastornados (cap. 1:4) pero deseosos de hacer lo recto. 17. Lenguaje proverbial, que significa que los deleites prohibidos son dulces y agradables, como frutas peligrosas. 18. (Cf. los caps. 2:18, 19; 7:27). CAPITULO 10 Aquí principia la segunda parte del libro (caps. 10:1–22:16), la que, como la tercera (caps. 22:17–25:28), contiene series de proverbios cuyo sentido abarca uno o dos versículos y que por no tener interrelación lógica, no permiten análisis. Los paralelismos de los caps. 10 a 15 son mayormente antitéticos; los de 16:1–22:16, sintéticos. Las evidencias de arte en la estructura son muy claras, e indican, probablemente el propósito de facilitar la memorización. 1. sabio … necio—lo son conforme sigan o rechacen los sabios preceptos paternos. 2. de maldad—Las ganancias injustamente logradas no dan verdadera felicidad (cap. 4:17; Mateo 6:19). justicia—rectitud, especialmente la beneficencia (Salmo 112:9). muerte—el mayor de los males. 3. (Cf. el Salmo 37:16–20). lanzará—léase más bien, ‚Repelerá los ávidos deseos de los impíos.‛ 4. enriquece—(cf. el v. 22). negligente—lit., engañosa, que no llena su razón de ser (Oseas 7:16). 5. duerme—de haragán, no de cansado. afrentoso—(Cf. los caps. 14:35; 17:2). hombre—lit., hijo, como en el cap. 1:8, 10, etc. 6. bendiciones—lit., alabanzas. violencia—Léase, ‚Violencia la cubrirá la boca<,‛
    • 590 encubre las intrigas para ser efectuadas oportunamente (Salmo 5:9; 10:7; Romanos 3:14), que por tanto no recibe b