ENCUENTROS                       NUEVA ÉPOCA Nº 4REVISTA DEL GRUPO LITERARIO ENCUENTROS SEGUNDO SEMESTRE 2009             ...
Eventos   ENCUENTROS RECIBE A LUIS GARCIA MONTERO, UN EXTRAORDINARIO POETA GRANADINO         Es conocido que Granada es ti...
PRESIDENTEGermán Ojeda Méndez-Casariego                                                                                   ...
A la hoja en blanco                                        ConsecuenciasSé que estabas allí, abierta y esperando          ...
Los hombres que no amaban a las mujeresMillennium 1 (Primera parte de esta trilogía).Autor: Stieg Larsson (Suecia)Ed. Dest...
¡Nunca vuelvas al lugar del crimen!Nunca vuelvas al lugar del crimen.Vano consejo, pues al finalse vuelve inexorablemente ...
Canción de Luna para dormir a la                         Réquiem de cuna por una pateraniña Bea…........ la luna encendió ...
Recordando a un amigoCon un amigo he soñado,        ese es el mejor regaloque muerto antaño sabía        que me podréis ha...
Indonesia, también tierra de escritoresCuando escribo este texto, en Indonesia hay más de 4.000 personas sepultadas por un...
El Pájaro BoboEn mi pequeño jardín todo rodeado de plantas, que al ánimo alientan y el espíritu solazan, donde a veces,cua...
Árboles, vida y cultura IDesde tiempos antiquísimos se conocen leyendas en las que se intenta persuadir de la salvaguarda ...
Trilogía del amor herido1. TE ALEJAS                                                          No podía ni siquiera llamart...
3. CARPE DIEMBusco a tientas la barrera que frene            Veo entonces la luz indelebleel azote de la inquietud maligna...
Diario finalPanxón, Marzo de 1980 - DomingoCamino descalzo, dejando que mis pies se empapen de arena. Entre mis dedos huye...
Panxón, Marzo 1980 - JuevesRefugiado en el calor de una espalda amante, he podido volar sobre una noche tibia.Los sueños m...
Pensamientos al viento                                    A DoriLos pensamientos vuelan                                   ...
Recuerdos(a mi padre)Padre:en el otoño, curso de mi vida,cuando las ganas de vivir flaquean,cuando aún no han sanado las h...
Las primeras palabras        Paseo a diario por un bosque cercano a casa, en el que abundan los abetos y por el que discur...
En la muerte de Benedetti y Mc.Court         La muerte, ese río loco, de negro resplandor y larga silueta... se nosfueron ...
Nana de la luna  La dulce luz de la luna                              ¡Imposible sinfoníava derramándose ya               ...
Selección lorquiana                     VIAJE A GRANADA EN HOMENAJE A FEDERICO GARCIA LORCA                               ...
Una tarde parda y friaA Antonio MachadoHe recorrido el caminode su exilio… así de lejos.He visitado la tumba,la tumba del ...
Eventos                                        De Fuente Vaqueros a la Fuente GrandeEl grupo literario Encuentros, retoman...
24
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×

Revista Encuentros nueva epoca nº 4 2 semesrtre 2009 definitiva

666

Published on

Revista Encuentros Nueva Epoca nº 4 2º semestre 2009

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total Views
666
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0
Actions
Shares
0
Downloads
1
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Revista Encuentros nueva epoca nº 4 2 semesrtre 2009 definitiva

  1. 1. ENCUENTROS NUEVA ÉPOCA Nº 4REVISTA DEL GRUPO LITERARIO ENCUENTROS SEGUNDO SEMESTRE 2009 CASA DE LA CULTURA TRES CANTOS
  2. 2. Eventos ENCUENTROS RECIBE A LUIS GARCIA MONTERO, UN EXTRAORDINARIO POETA GRANADINO Es conocido que Granada es tierra fértil en producir poetas excepcionales. Aunque no todos los nativosde esa tierra feraz parecen merecerse lo que su tierra les regala. Ya lo dijo Federico García en una entrevistapocas semanas antes de su vil asesinato: “Granada tiene una de las burguesías más reaccionarias de todaEspaña”. Pero estamos aquí para congratularnos de la generosa presencia el pasado 25 de Junio en Tres Cantos,por invitación del Grupo Literario Encuentros, de LUIS GARCÍA MONTERO, al que muchos consideramos elmejor poeta español vivo. Luis, aparte de su excepcional trayectoria como poeta y ensayista, tiene la virtud derecitar como los ángeles y también la de saber hablar en público con una lucidez y una pasión fuera de serie.Lástima que sus alumnos de la Facultad de Filosofía y Letras de su ciudad natal, donde es catedrático deLiteratura, se hayan quedado, momentáneamente, sin profesor, por culpa de una absurda polémica con unenergúmeno que se ha destapado diciendo que Lorca era un fascista. Es el colmo, los del tiempo del oprobioasesinan cobardemente al poeta, los secuaces de ahora intentan atropellar su dignidad con insultosinverosímiles. Volviendo a nuestro admirado Luis, hay que decir que ha sabido buscar muy bien sus influencias: LuisCernuda, Jaime Gil de Biedma, Antonio Machado, Juan Ramón Jiménez, los surrealistas. En su obra se une lavoluntad de estilo poético a la meditación moral y política.En sus poemas encontramos siempre un protagonista que nos cuenta su historia. Así en uno poema que se recitóen homenaje a Luis, el protagonista nos cuenta una historia que titula “Primer día de vacaciones” Nadaba yo en el mar y era muy tarde justo en ese momento: en que las luces flotan como brasas como brasas de una hoguera rendida y en el agua se queman las preguntas los silencios extraños… Hay que destacar la gran creatividad del poeta para titular sus poemas y sus libros. Por ejemplo: En pie de paz, anuncios por palabras, habitaciones separadas, anuncios por palabras, la intimidad de la serpiente… Durante su charla puso especial interés en comentar su último libro Mañana no será lo que Dios quiera, dedicado a su amigo el gran poeta Ángel González, recientemente fallecido. El numeroso público que acudió a la charla disfrutó de lo lindo y hubo un muy animado coloquio. José Miguel González Alonso 2
  3. 3. PRESIDENTEGermán Ojeda Méndez-Casariego EditorialVICEPRESIDENTACarmen Martín Palacios Las hojas amarillentas que cubren aceras y jardines nos vanSECRETARIO anticipando el fin: El año que con tanto entusiasmo y esfuerzo hemosJuan Amezcua Lanzas recorrido está ya viejo, gastado, como un folio escrito y garabateado porTESORERO ambas caras, que se arruga entre las manos.José Aceituno Medina Cuando esta revista llegue a tus manos, estimado lector, yaEl Grupo Literario Encuentros se estaremos en preparativos para la próxima Navidad; pensando enreúne los jueves de 19,00 a 20,30 h. reencuentros, en alegrías y festejos para combatir el incipiente frío, en en la Sala Juan Bartolomé de laCasa de la Cultura de Tres Cantos. renovaciones, cambios de vida o de estilo, propósitos reiterados. SeráLa asistencia es libre y gratuita. también la hora de reflexionar en busca del saldo: El año se va------------------------------ arrastrando su herencia, un arcón repleto de realizaciones tanto como deEQUIPO ilusiones desvanecidas, de proyectos muertos en el origen como deCOORDINACIÓN logros genuinos, certezas y desvelos vanos.Andrés Acosta González También nuestro grupo buscará su saldo: Cuántas cosas hemosPORTADAS hecho, cuántas dejamos de hacer, qué grado de cohesión mantuvimos,Atalanta y Meleagro cuán literario y cuán agrupado se mantiene y florece, cuánto encuentroCarlos Pérez Pestaña hace honor a su nombre.DISEÑO Y MAQUETACIÓN Anticipándonos a la última hoja del almanaque, podemos decirLorenzo Martín CanteraIMPRIME que para el grupo literario Encuentros el saldo resultará positivo. EntreVA-IMPRESORES los logros conseguidos podemos mencionar la propia revista, que contraDEPÓSITO LEGAL viento y marea sigue editándose con una periodicidad que quisiéramos Nº M-8726-2008 mayor pero que en estos tiempos resulta bastante. Complementario, oEDITA paralelo a la revista, es la edición de nuestros libros, de los que prontoGrupo Encuentros saldrá el próximo volumen.www.grupoencuentros.es También es un importante logro haber mantenido, a pesar de laCOLABORAN EN ESTE lamentable desaparición de la feria del libro de Tres Cantos, que laNÚMERO: enmarcaba, la presencia en nuestro grupo y para el público tricantino deAceituno Medina, José un poeta consagrado. El año pasado trajimos a Félix Grande; en estaAcosta González, AndrésÁlvarez Quintana, José Luis ocasión, para el cierre del ciclo de tertulias de primavera, presentamosAmezcua Lanzas, Juan al poeta granadino Luis García Montero.Bayón Gimeno, Amelia Pero hay más, por supuesto. El calendario de actividades seCaballero Álvarez, Quiterio cumplió con notable éxito, con charlas, conferencias y recitales sobreColmenarejo Colmenarejo, Julio los más variados temas, desde la poesía pura, “culta” o popular, a laCollantes Fernández, Alberto música, desde el cine con trozos selectos de Bergman hasta el teatroDe Rey Alonso, Samuel leído de Bertolt Brecht; sin olvidarnos del incansable Shakespeare, cuyaEspiña Cillán, Elena lectura ya parece casi consustancial al grupo, por el entusiasmo queFernández de Tena, Antonio despierta y que se traduce en interesantes actividades paralelas. No faltóFernández Prado, Aranchi tampoco la filosofía, desde muy diferentes ángulos como corresponde aGarcía-Quismondo Hurtado, RodrigoGonzález Alonso, José Miguel la materia, ni la historia, como relación de sucesos tanto como suMartín Palacios, Carmen interpretación y su teoría. Y no pudo faltar, claro está, la producciónMayorga Noval, Marcos propia, fruto de nuestras inquietudes, como lo que se muestra en estaOjeda Méndez-Casariego, Germán revista.Orgaz Vigón, María Isabel Y aún más: Ampliando horizontes, el grupo Encuentros retomóPérez Moronta, Elena una vieja tradición de viajes temáticos; y así, al acabar el verano, nosPérez Pestana, Carlos trasladamos en excursión de fin de semana a Granada, a recorrer unPicquot Martín, Nicole itinerario colmado de poesía por los lugares familiares de García Lorca,Portillo Cuerva, Juan desde Fuente Vaqueros a la Fuente Grande de Alfacar, junto al barrancoSánchez Fernández, Rosario de Víznar. En el monolito que guarda su posible tumba ignorada, susVega Cabello, Juan BautistaVicioso Ruiz, Ana María restos aún clamantes, dejamos la ofrenda silenciosa de la emoción. Para el año que viene, vigésimo aniversario de este grupo lleno SUMARIO. Luis García Montero …….. pág. 2 de vida y entusiasmo, no faltarán nuevos proyectos y renovadas Editorial ............................... pág. 3 ilusiones a convertir en realidad. Os invitamos a compartirlas Poesía, narrativa y ensayo ........................... págs. 4-20 Federico García Lorca: Viaje a Granada ….… págs. 21-23
  4. 4. A la hoja en blanco ConsecuenciasSé que estabas allí, abierta y esperando Fertilidadcomo una flor luminosa. Se fue vacía y volvió llena.Claro de luna, cielo nevado, nube chata, Alguien tuvo con ellanido de ausencias más allá del consuelo. más que palabras.Esperabas, Estacionesy yo pasé de largo por tus orillas filosas. Oí cantar al invierno. La flor nacida tembló en mi mano,Tu fría palidez escondía el secreto de la sombra; y al deshacerse su brote tiernosólo había que rasgarla en el centro, sentí llorar al verano.y encender el fuego negro de tus entrañaspara quemar el silencio, y verte Coupagela cara llena de metáforas y signos y canciones. Cayó la flor al río de aguas pútridas:Y yo pasé de largo por tus orillas, esta mañana. Navegaron insólitos aromas.Ataré mis puños a la mesa con fervor. Quiero Cama adentrohundirme en tu deslumbrante seno, con mi lápiz No te irás, porque inseguro, cabes sin dolory mi torpe balbuceo entre los dientes. entre mis manos huecas.La tarde bajará sin prisa detrás de nosotrosensimismados. DespertarMe dirás cosas al oído, me enseñarás a amar, Sonámbulate abrirás fecunda y rumorosa, no llegarás al mar.y nacerá en ti el poema nuevoprometido. Cronos No estamos viejos, no: Es que, simplemente,Soledad El hijoputa se empeña en transcurrir.La soledad es hacha silenciosa Germán Ojeda Méndez-Casariegoque hiere en el origen de la sombra,la soledad no duerme ni reposacuando obstinado mi dolor te nombra.Perro sin dueño, vago por la sendaque en desiertos de amor abrió tu mano,implorando a la noche que se extiendapor no ver la luz que encendiste en vano.Negro temblor de brisa entre mis dedostu ausencia se modela como el barro,crece, se informa, crea sus remedos,tan sutil como el humo del cigarro.Tan atroz como el filo de tus miedosque abrieron en mi pecho este desgarro. 4
  5. 5. Los hombres que no amaban a las mujeresMillennium 1 (Primera parte de esta trilogía).Autor: Stieg Larsson (Suecia)Ed. Destino – 2008. Colección Áncora y Delfín.Cine: Película del mismo título.Comentario: Se trata del primero de los títulos de la trilogía Millennium de este autor sueco. Es una novela y, portanto ficción, pero bien podría el autor estar utilizando la ficción para llamar la atención sobre asuntos tan realesy sensibles en las sociedades tecnológicamente desarrolladas como la tutela de menores y la posibilidad deabusos hacia un colectivo particularmente vulnerable, la violencia en el seno de las familias y el riesgo de quebajo la máscara de ciudadanos honorables se escondan criminales especialmente virulentos contra las mujeresen unas sociedades en las que “todo está bajo control”, “todo está bien” y en las que se pueden relajar el cuidadodebido y el interés necesario, hasta producirse retrocesos importantes o estancamientos frustrantes en losasuntos sociales. La novela mantiene en todo momento el interés del lector, que es atrapado en una investigación paradesentrañar la desaparición de una joven, a la que sus parientes siguen buscando aferrados a indicios mínimos,pero ciertos, de su existencia. El investigador principal, un periodista honesto, reparte sus energías entre la investigación, de ladesaparecida y el esclarecimiento de las fechorías de una red de corrupción de altos vuelos que ya consiguióenviarle a prisión cuando empezó a meter la nariz en sus asuntos. Los rotundos éxitos que se van consiguiendo en la investigación se deben, en buena medida a laintervención de una joven hacker, con look de punki, a quien le interesa cuidar su fama de marginal parapreservar de la luz su extraordinaria competencia como investigadora. Esta novela es bastante más que una trama policial, en la que, por cierto, se centra la película, que bajoel mismo título se estrenó hace unos meses y sigue en cartel. Es un retrato posible de las sociedades europeasactuales y del déficit democrático que se mantiene en temas económicos, donde campean por sus fueros la faltade transparencia, los blindajes de personajes exentos de cualquier control y ciertos asuntos amarrados en lasalturas sin supervisión, de manera que no es nada extraño descubrir abusos con el dinero público, ese que seconforma con las aportaciones de los ciudadanos contribuyentes y deben administrar las administracionespúblicas, valga (y venga a reforzar) la redundancia, para hacer cada día mejor lo común, en beneficio de todos. Es curioso que el escritor Mario Vargas Llosa diga que esta obra no puede ser considerada más queficción porque si se piensa en una sociedad con los elementos de la obra de Larsson, saldría más que Suecia, elPerú de Fujimori. Tal vez haya que recordarle que la actual crisis económica, denominada también la crisis de la codicia,nadie pensó que se pudiera producir en Europa y que tuviera de fondo una increíble falta de escrúpulos por partede los operadores financieros –sus artífices- que, efectivamente se han comportado más como Fugimori ocualquier dictadorzuelo de república bananera que como agentes de la Europa que queremos y que no acabamosde parir honorable, habida cuenta de las facilidades que encuentran los tramposos y estafadores para hacerse un hueco de privilegios sin que nadie les moleste. La paradoja es que la apariencia de legalidad actúa con frecuencia a favor de los que abusan del sistema. Quienes quieren esclarecer el delito cometido se enfrentan no solamente a la necesidad de probar la culpabilidad del delincuente sino también a la ingrata tarea de probar su inocencia. De ahí que se produzca el efecto de pasividad y falta de implicación que tanto se observa en nuestro entorno. Amelia Bayón Septiembre de 2009 5
  6. 6. ¡Nunca vuelvas al lugar del crimen!Nunca vuelvas al lugar del crimen.Vano consejo, pues al finalse vuelve inexorablemente al lugar aquél,se vuelve al sitio terrible que la mente conserva en el fondo.Sí, ya sé que se comete ese desafuero,que se cae en esa tentación nostálgica y dolorosa,y claro, acaba uno sumergiéndoseen el túnel horroroso del tiempo no vivido.Al final vas como un cordero,casi degollado arribas a ese extraño paraíso infernaldonde has sentido la vida por primera vez.Y entonces ¡ay!, sólo te queda gemir: ¡no tenías que haber vuelto!En el mejor de los casos verás un rincón polvorientolleno de mugre y de abandono.Y en el peor: una sucursal de la Caja de Ahorros.Y alrededor: nada, un vacío poblado de ruidos, plásticos y ladrillo.¡Claro! ¡Clarísimo! ¿Qué te pensabas, incauto?Tu atmósfera voló de allí hace mucho tiempo.La llevas puesta.¡Compártela!¡Regálasela sorbo a sorbo a los que te quieren ahora mismo!¡Nunca vuelvas al lugar del crimen!Siempre será para beber la negra cicuta del tiempo. Andrés Acosta González Tres Cantos, julio 2009Boby (25/10/91 – 05/08/09)Sufría, Por eso,sufría por no poderintentando soportarrespirar, no su sufrimiento,lo conseguía. hemos dormidoSe recostaba, su cuerpose incorporaba a la vida.de nuevomás y más fatigado, Le he prometidosuplicaba un encuentrodesde lo nuevo, en otroprofundo lugar, infinito,de sus ojos será un mágicociegos. momentoLa noche con su negrura en el cual, yo,porfiaba. abrazándolo lameré sus patas. Elena Espiña Cillán 6
  7. 7. Canción de Luna para dormir a la Réquiem de cuna por una pateraniña Bea…........ la luna encendió un candil …...... Barca, quiere venir una barca en la noche de su fragua, por el camino del agua, y la niña vio en el cielo la mar la estaba meciendo una lumbre de enaguas blancas; pero la barca lloraba; la luna anda caminos …...... viene cansada y triste sobre la mar espumada, huyendo del hambre amarga, la luna, niñita inquieta, bajó a bailar con el agua; ...........Ay virgencita del Carmen patrona de la mar salada, la luna buscaba novio en la noche constelada, guarda tú a estos marineritos con su vestidito de nieve sin rumbo ni velas blancas, con su camisita de nácar; que no saben de Avemarías de cirios ni de plegarias!! la luna ya se peinó con peinecito de plata, …...... les viene aullando Neptuno mirad qué bonita la luna con tres filos de navaja, ay, luna enamorada; ángeles negros zozobran, ay, querubines de oscura raza; si amanece y no está la luna venid gitanos con navajas, el sol se la habrá llevado Ay, Virgencita del Carmen, a la casa donde está el alba; ay, Cristo que calmó las aguas, ay, Señor de los siete mares, la luna se vino a ver quieren dormir en la playa; a la niña que la miraba y le dejó tres besitos …...... y cuando las cuatro barcas y le dejó sus tres magias: a la playa llegan al fin, cuerpos oscuros ya muertos una enagüita de nieve, sueñan bajo un cielo gris. una mar danzarina, y un caminito en el agua: ay, que se duerma la niña Bea, transparente y despreocupada. Ibn Zaydūn Ibn Zaydūn 7
  8. 8. Recordando a un amigoCon un amigo he soñado, ese es el mejor regaloque muerto antaño sabía que me podréis hacer.”por Navidad y no había,con días tan señalados, Afable (siempre afable)sus restos acompañado con su alegre sencillez,en el lecho de agonía. le hubiera gustado ser como Alberti el trovador,Ahora de nuevo vivía que llegado a octogenarioy se acercaba a mi lado, sin coartarle su vejez,todo tan real parecía celebró su aniversario,que he gritado de alegría, cual joven de veinte añosy al hacerlo he despertado. cumplidos por ‘cuarta vez’.Un corto espacio ha seguido Me pregunto cuántas vecesde angustioso desconcierto, departiendo hemos gustado,intuyendo estar dormido de los trenes de maderasegún perdía sentido, de nuestro Antonio Machado.cuanto diera como cierto. De Félix tan admirado, sus restos como él quisieraEn fin, Félix era el muerto, en cenizas transformado,que a mi sueño requerido, arrastradas por el viento,solícito había acudido quizás se hayan encontrado.y ya llegado a buen puerto…: Samuel del ReyEn lo hasta aquí sucedido,yo fui frustrado despierto,él, ‘sueño desvanecido’.Félix Alonso Lezcano,del Mundo ciudadanoque se supo forjar.Nacido en Aragónla cuna del Pilar;donde acuden las gentes,católico-creyentes,“que se dicen”, a orar. Pincelada nocturnaY Félix precisamente Como una mujer coqueta e ilusionada,Aprendió a “Saber Estar”. la noche de Soto se viste con mantilla y lanza por toda la sierraSu carta a deudos y amigos, fragancia de magnolia‘El día que me muera’…, y perfume de manzanilla.me hizo recordar,que existió un D. Rodrigo Una singular cigüeña erguida en la torre de laDíaz de Vivar: iglesia,a quien de muerto se hiciera destaca su figura en el plateado disco de lamás batalla ganar. luna llena. Admiración, contemplación, fascinación. Cielo tan puro… parpadeo de una emoción.Félix animando a los suyos,volvió a “Saber Estar”: Mundo a la deriva, tiempo que pasa,“en el quehacer cotidiano, reloj de la plaza que desgrana la hora,que todo siga igual, sosiego de la gente que descansa,no debéis desfallecer, aliento de azabache que baja de la cumbre. Nicoletta 8
  9. 9. Indonesia, también tierra de escritoresCuando escribo este texto, en Indonesia hay más de 4.000 personas sepultadas por un seísmo. Algunasaldeas han desaparecido. En el 2004 un tsunami provocó más de 200.000 muertos. El archipiélago de Indonesia padece unos 7.000 terremotos al año, pero no de esta magnitud.Compuesto de más de 17.000 islas, de ellas 6.000 están habitadas. Algunas son además, muyconocidas por el turismo que aprecia su clima y la belleza del paisaje: Bali, Yakarta o Prambanan.Indonesia también es el lugar en el que nació y escribió Pramoedya Ananta Toer (Java, 1935 – Yakarta, 2006)su escritor más conocido.Traducido a más de 40 idiomas,fue encarcelado varias veces porsus ideas políticas. De todas susobras es posible encontrar algunostítulos en castellano: la tetralogíael Cuarteto de Burundi (Tierrahumana, Hijo de todos lospueblos, Hacia el mañana y Lacasa de cristal) y quizá la obraque mejor abre el universo Toer:La joven de la costa. Un relatoque reúne las mejores cualidadesdel escritor. Un compromiso conlas clases más desfavorecidas desu país, una defensa de loshumildes y una crítica feroz de lasclases privilegiadas que rezanpiadosos y se ofrecen siempre a lamisericordia de diferentes dioses,mientras desprecian la vida dequienes les sirven y mantienen ensus privilegios. A esta estructurasocial feudal se sumó el desastrede la colonización, que no hizosino aumentar los sufrimientos dela gente humilde.La joven de la costa es la historia de una costumbre tradicional, a la espera del matrimonio con una esposa de suclase, algunos ricos indonesios elegían a mujeres humildes por su belleza, en realidad niñas, como concubinas.Cuando éstas quedaban embarazadas, las repudiaban, las echaban a la calle y se quedaban con el bastardo, alque criaban en la casa. El protagonista de este relato tiene cinco concubinas una detrás de otra, y el tiempomedio que permanecían junto a él era de un par de años.Matrimonios de pruebaLa singularidad de su cuarta concubina, una hija de pescadores (de ahí el nombre de joven de la costa) es tal queel relato se convierte en un lamento por el destino de tantos hombres y tantas mujeres sometidos en todo elmundo al despotismo y al abuso de los poderosos. Toer impregna la narración de las mismas cualidades que élposeía, la resistencia de una roca frente a los abusos del poder, fidelidad a sí mismo y a su compromiso con lavida. Y también esperanza y confianza en el futuro. La misma que hace que esa niña entregada a un noble porsus padres en un matrimonio “de prueba” sea capaz de resistir con dignidad y sin traicionarse a sí misma duranteel tiempo que dura su compromiso. El final sorprendente del libro es un mensaje aún válido para todos nosotros:quizá ahora tu gesto no parezca tener valor, quizá sea pequeño e insignificante para la brevedad de una vidahumana pero se sumará a otros gestos y a otras voluntades que poco a poco construirán una sociedad mejor paratodos. La joven de la costa se aviene a entregar a su hija bastarda a su señor, pero quiere que éste la tome enbrazos, en lugar de dejarla en una cuna, como si fuera un objeto más de la gran casa señorial. Toer sabe dar aeste pequeño detalle de quien ni siquiera tiene el derecho de criar a su propio hijo una dimensión heroica. Elmismo significado que tantos desfavorecidos llevan a diario en sus vidas, el derecho a la dignidad que seexpresa en los pequeños gestos más que en las grandes hazañas. Maribel Orgaz 9
  10. 10. El Pájaro BoboEn mi pequeño jardín todo rodeado de plantas, que al ánimo alientan y el espíritu solazan, donde a veces,cuando ella quiere, viene a verme la Luna blanca con sus brillantes reflejos y su corte de estrellas, donde meconjugo en un infinito y místico placer indescriptible, con todas las criaturas del universo, que es dondeencuentro mi pequeña dosis de inocente felicidad... En este rincón de mi alma, aislado de los elementossuperfluos e innecesarios del devenir cotidiano: este verano alegre y pegajoso, me ha ocurrido algo que quierocontaros en forma y tiempo de cuento...Este jardín, como es lógico, tiene una casa, pequeña pero acogedora. En esta casa vive conmigo; mi mujer,Andrea, mi suegro, Serafín y nuestro perro, León: no le llamamos así por su tamaño sino por el gruñido queemite en cuanto ve algo que no le gusta. ¡Es un cabroncete¡ con perdón.Pues bien, hace unos meses, tres o cuatro..., empezó a revolotear muy cerca de nosotros un pájaro de hermosoplumaje y tonalidades que parecían sacados de diez arco iris emitiendo millones de reflejos a la vez. Encastadoy arrogante, con diferentes mezclas de expresión que adoptaba según la ocasión. No sabíamos de qué ave setrataba ni de qué raza era, y eso que mi mujer es gran aficionada y muy entendida en ornitología... pero no, nopodíamos deducir la clase de pájaro que era. Cada día cogía más confianza y se acercaba más a nosotros. Era,eso sí, ¡fantástico! tan hermoso como una cascada de agua y de luz en un rincón salvaje de la cordillera andina.Nos acostumbramos a su presencia y a sus posturas y si algún día llegaba tarde a la cita aurovecinal leechábamos de menos: se había creado un reverente vínculo de cariño y amistad entre todos nosotros.Mi mujer decía constantemente; mírale ya esta ahí, qué poses hace, qué orgulloso se le ve, sabe que es hermoso.¡Hay que ver! Sólo le falta hablar. Así un día y otro.Uno de esos días nuestro amigo pájaro no apareció y le extrañamos mucho. Al parecer tantas alabanzasescuchaba sobre su apostura e inteligencia, que él tambiénpensaba que solo le faltaba hablar y fue a pedírselo aChopombé, el dios de los pájaros. Antes de concederle estedeseo, que él también creía que lo merecía, le avisó; te voya conceder lo que me pides, pero ten cuidado en cómoutilizas la voz y las palabras, que a veces hieren comodardos envenenados lanzados por el mismísimo Zeus ysegún quien las escuche, sin saber escuchar o que tenga lacabeza muy cuadrada, las meninges flojas o las neuronasescasas, que es más frecuente de lo que puedes suponer,pueden provocar un efecto bumerang y dañarte más a tique al propio destinatario de las palabras malditas.Pasaron varios días sin ver a nuestro amigo el pájaro multicolor y ya le dábamos por desaparecido...Una tarde, cuando el Sol empieza a enfriarse, estábamos todos en el jardín en nuestras meditaciones yquehaceres, cuando por encima de las tejas rojas apareció nuestro querido amigo pájaro. Lanzamos todosexpresiones de júbilo y alegría según se iba acercando a nosotros, hasta que se posó, como solía hacer, en elrespaldo de una de las sillas del jardín. Estaba algo cambiado, pero era él, sin duda.Nos alegramos mucho toda la familia pues le considerábamos como parte de ella. En un par de días fueretomando su prestancia y empezó a regalarnos sus poses y sus gracias: pero le notábamos raro. Algo nos decía,que estaba sufriendo algún proceso que no llegábamos a entender.Una tarde que estábamos todos juntos en agradable tertulia el pájaro “majestuoso” se acerco a nosotros y nossoltó, para nuestra sorpresa, unas ininteligibles palabras. ¡Anndrrrea... Serrrafín... Liiooon...¡ Estas frases lasrepetía torpemente una y otra vez. Nos fue nombrando a todos por nuestro nombre: así durante largo rato... Yano era tan gracioso, más bien era ¡patético!, y su prestancia había dado paso a posturas y movimientos torpes,casi ridículos. El pobre nos causaba pena e indiferencia y no nos dábamos cuenta de su sufrimiento.Un día, Andrea, mi mujer, apareció con una jaula para loros y engañándole con mijo y cañamones le hizo entraren ella cerrando la puerta. ¡No quieres ser un loro papagayo o lo que diablos seas!, pues ahí tienes tu nueva casa.Desde aquel día sólo nos acercamos a él para gastarle bromas ridículas y decirle pobres e hirientes palabras: asísomos los humanos. Él nos miraba con gesto triste y nos contestaba con su consabida retahíla: Anndrrea...Serrafín... Liooón... Y el hermoso pájaro acabó encerrado, sin libertad y repitiendo estupideces para siempre.Moraleja: Piensa lo que dices y oye lo que escuchas.Si no sabes hablar, ¡cállate! Si no sabes qué decir, ¡¡cállate!! Si no sabes cuándo y cómo decir lo que piensas,cállate. No digas nada incoherente, pues por la boca muere el pez... Y sobre todo, si no sabes escuchar¡muérete! ¡Ah!, y piensa que a fuer de parecer tonto a los demás, es mejor callar y escuchar, si sabes... ya queel exceso de verborrea sin sentido les puede dar la razón. Juan de Madrid 10
  11. 11. Árboles, vida y cultura IDesde tiempos antiquísimos se conocen leyendas en las que se intenta persuadir de la salvaguarda delos bosques y la protección de los árboles. Una clara manifestación del respeto por la madre Tierra,que no debe faltar en el ser humano.Me viene a la memoria, allá por febrero de 2006, la audición de La epopeya de Gilgamesh, cantata para solistas,coro y orquesta del checo Bohuslav Martinu (1955), interpretada musicalmente por la Orquesta Nacional deEspaña (ONE) y cantada por el Coro Nacional Checo, en checo y con solistas checos. Un elemento esencial quefacilitó el acercamiento a la obra fue la narración llevada a cabo por el actor Emilio Gutiérrez. Esta cantata esesencial en la relación de la Música y los Mitos, estupendo estudio digno de profundizar.La epopeya babilónica de Gilgamesh pasa por ser una de las primeras manifestaciones de la literatura universal.Las inscripciones cuneiformes sobre Gilgamesh son de la época de los sumerios. Borges escribió sobre lamisma: “La triste condición de los muertos y la búsqueda de la inmortalidad personal son sus temas esenciales.Diríase que todo ya está en este libro babilónico. Sus páginas inspiran el horror de lo que es muy antiguo y nosobligan a sentir el incalculable paso del tiempo”. Gilgamesh como personaje histórico vivió alrededor del 2800 antes de Cristo, siendo uno de los antiguos reyes sumerios. Se conservan estatuas y textos cuneiformes, y fue divinizado después de su muerte. El poema épico narra la amistad entre Gilgamesh, dios en sus dos terceras partes y hombre en un tercio, y Enkidu. “Al comienzo de su camino, cuando era un héroe inmaduro, Gilgamesh era un rey poderoso dominado por su propia sed de poder, un rey no sólo poderoso sino abusador… Luego de oír los lamentos del pueblo de Uruk (…), Aruru, diosa de la creación, hizo una segunda imagen de Gilgamesh para que, poniéndose uno contra otro, Uruk quedase en paz: … hundió sus manos en el agua, tomó barro y Enkidu fue creado. Su pelo es largo como el de una mujer, y Gilgamesh lo habría de querer como a una mujer. Ninsum, madre de Gilgamesh, le dice que en él tendrá a un compañero a quien pueda abrazar como a una esposa”. Gilgamesh y Enkidu son protagonistas de hazañas fabulosas; dos de esas hazañas serelacionan con la vegetación y los árboles. En la primera, Gilgamesh ambiciona destruir a Humbaba “elguardián del bosque de cedros en la tierra de la vida”, personificación de la naturaleza salvaje, de la vegetacióny de los animales. Enkidu procura disuadirle: “El dolor me aprieta la garganta, ¿por qué debes empecinarte enesta aventura?”. Pero el empeño de Gilgamesh resulta evidente: “Es por el mal que hay en el país, que iremos albosque y destruiremos ese mal; pues ahí vive Humbaba, el prodigioso gigante, cuyo nombre es peligroso”.Así Gilgamesh pretende adquirir gloria cortando los grandes árboles y matando a los perniciosos animales y aldemonio Humbaba: “Si caigo, habré conquistado la fama. La gente dirá: ¡Gilgamesh cayó luchando contra elfiero Humbaba!… Estoy decidido a penetrar en el bosque de los cedros. Hasta ahora es feliz mi corazón: oigoeste canto, veo una flor, quiero fundar mi Gloria”.La fuerza bruta de Gilgamesh posibilita la aventura destructora, pero su carácter primitivo y poco consecuentecon la naturaleza hace que esta aventura no termine bien. Enlil, el dios del cielo, del viento y de las tempestades,enfurecido les pregunta: “¿Por qué hicieron esto? Que de ahora en adelante se siente el fuego donde ustedes sesientan, coma el fuego el pan que ustedes comen y beba lo que ustedes beben”. El castigo será el incendio de latierra consumida por la sequedad; así, “la tierra se secó, y el hombre fue forzado a buscar otra casa”.Tenemos, pues, la muestra del primer desastre ecológico, y el inevitable éxodo en busca de la tierra prometida.La tierra es un lugar maravilloso, lleno de árboles cuyas hojas son joyas.Una segunda aventura de Gilgamesh nos revela el poder curativo de las plantas, y, por ende, los intentos deencontrar la vida eterna a través de las mismas. El dios Utnapishtim revela a Gilgamesh un nuevo “secreto delos dioses”, el de la inmortalidad: “Existe una planta en el fondo del mar”, le dice, “con espinas que pinchan lamano como una zarza. Si logras coger esa planta, tendrás vida eterna”. Gilgamesh se deja “hundir en el abismo”amarrándose piedras pesadas a los pies y logra encontrar la planta. La coge, hiriendo su mano, y la arroja sobrela playa. Se propone comer esta planta de rejuvenecimiento y darla a comer a los ancianos, pero su plan quedainterrumpido pronto, cuando una serpiente acuática que ha percibido el olor de la planta se acerca a la barca enque Gilgamesh la transporta a través de las aguas, y se la lleva.El fin de la epopeya de Gilgamesh es paradójico porque se describe en ella el triunfo del héroe a través de laimagen del fracaso; es el caso de estas dos aventuras, con un significado que sólo está implícito en la epopeya:la afirmación de la vida.Hammurabi, rey de Babilonia, en 1750 antes de Cristo promulgó un códice con cerca de 300 leyes, en el cualestaban previstas penas para los que cortaran árboles. Juan V. Noviembre 2009 11
  12. 12. Trilogía del amor herido1. TE ALEJAS No podía ni siquiera llamarte:Te alejas con la maleta en la mano un látigo implacable con mis sienescamino de la estación, lentamente. marcaba la certeza de mi error.La imagen de tu espalda me acongoja. Te ibas pero ya deseaba verte.El sol es una lanza que me hiere. Vestiste tu tristeza de atroz furiaQuería convertir esta distancia atándote con saña en sus grilletes.en sabia reflexión que me consuele, Vestía yo mi rabia con tristezaen tregua finalmente conseguida y entonces ya mi mundo era de nieve.después de combatirme y de vencerme. Ahora soy capaz de ver tus signos,Tu ausencia me abrazaba como un tiempo espíritu indefenso, tan doliente.ansioso por borrarte para siempre Te invoco y no me oyes. Me arrepiento.la ira de los ojos que me amaron. Y ruego que me quieras nuevamente.La ausencia y la distancia que me pierden.2. A QUIENES QUIERO Si desoí peticiones de ayuda,Si alguna vez os ofendí callando, cuando ignoré vuestro gran desconsuelo,si os di de lado demasiado tiempo, si pareció que os borré de mi agenda,si no os vi, si no os hablé, perdonadme, era mi alma, rota, en silencio.pues mi corazón era un río seco. Si os dañé con mi torpe indiferencia,Si os lancé la crueldad de unas palabras si os hirió mi delirio y mi recelo,tan mortales como dardos de fuego, absolvedme, porque a veces no sédisculpad esta imprudente inconsciencia qué hago, qué digo ni qué deseo.que arrasa, como un ciclón, mi cerebro. Exoneradme, amigas, amigos: aún soy presa de un designio adverso. 12
  13. 13. 3. CARPE DIEMBusco a tientas la barrera que frene Veo entonces la luz indelebleel azote de la inquietud maligna, donde late aún mi fe de niña.este miedo inexplicable y rebeldeque me roba el placer y la vida. Disfruto de un momento tan alegre que me aferra y frena en la deriva.Hubo un tiempo sin sombras en mi frente. Soy capaz de sentir este deleiteYo era el ama de la fe infinita. que se llama goce, júbilo, dicha.¡Cuánto alarde de amistades tan fieles! Me extasío si me abraza la nieve,¡Qué derroche de disfrute y de risas! me turba la ebriedad de las caricias. El simple plenilunio es como fiebre,Por momentos se despierta mi mente retorno a la olvidada poesía.y enjuga el dolor que me salpica.Ya no existen paredones de muerte ¡Carpe diem!, me grita quien me quiere.acechándome en cada esquina. ¡Carpe diem!, susurran estas rimas. ¡Carpe diem!, Ana, tú, la de siempre. ¡Carpe diem!, Ana, ya renacida. Ana de Gadir 13
  14. 14. Diario finalPanxón, Marzo de 1980 - DomingoCamino descalzo, dejando que mis pies se empapen de arena. Entre mis dedos huyen los restos de lo que fueronacantilados desafiantes, mezclados con minúsculas partículas de estrellas. Unos se erguían como gigantes,impidiendo la continuidad de los océanos, las otras se dejaban caer desde lo alto de la noche, como lágrimasabandonadas. Ahora inundaban el silencio de lamentos bajo mis plantas, aplacando el dolor, por la espera, queme arrastra hasta la orilla.El mar, un inmenso imán, golpeaba sobre la razón. Iba y venía como una joven enamorada. El vuelo de su faldaazul dejaba asomar una orla blanca para mis ojos. Con su voz cálida buscaba mi respuesta y sus manos tendidasofrecían el descanso para pasar la noche, -“sólo una noche”- me repetía, “tal vez sólo un momento, luegoregresas.”A mi espalda dejaba sus requiebros una vez más, tenía que escribir los últimos versos de un poema, corregir laspruebas del próximo libro y esperar a mañana.Panxón, Marzo de 1980 - LunesDormir no era un peligro, ahora temo hacerlo y lo lamento cada mañana.Sobre la mesa estrecha de la cocina, se disputan el espacio, los restos del naufragio de ayer. Recojo cristales enel suelo de lo que parece haber sido un vaso que no recuerdo.Tres naranjas en zumo amargo, como el lunes, y un vaso de leche ambigua, como el futuro, tratarán dearrastrarme hasta el horizonte del día.Me duele el espacio, el tiempo y veo infinita la distancia, pero en mi mente sigo siendo para la eternidad y noimporta que todo a mi alrededor reafirme que el camino se ha cerrado. Mientras YO gobierne mi barco, seguirénavegando a pesar de la marejada.El Jueves entregaré el libro ya corregido, recogeré las primeras hojas, es primavera, impresas de poemas, yvolveré con ese tercer capítulo que me tiene varado.Ahora, junto con mi caballete y el viejo maletín de óleos, nos iremos al faro para atrapar jirones de luz.La mansa lluvia, como cortinas rasgadas, se entreteje con el día que comienza.Hoy puede que sea ese día especial, si no esperaré a mañana.Panxón, Marzo 1980 - MartesAyer en el faro, lloviendo tristeza, se iluminó un instante el horizonte. Fue como un relámpago transparente enazul. Ese segundo mágico que tantos años llevo persiguiendo.En la paleta tenía los tonos adecuados, como cada vez que salgo en su búsqueda, pero me quedé inmóvilinsertado en aquella roca. Me fue imposible apartar los ojos de aquel infinito, como si pudiese perderse al dejarde mirarlo.Recogí todo y regresé a casa con la visión impresa en el lienzo de mi mente, allí donde guardo las imágenes pararescatarlas en el momento oportuno.Ahora, cuando las primeras luces acarician el ventanal y se multiplican en cada gota de mar que lo siembran,trataré de transportar a la realidad aquel momento de ilusión único e irrepetible.Ya sólo por él valdría la pena seguir viviendo y esperar siempre a mañana.Panxón, Marzo 1980 - Miércoles “De la vida, lo mismo que de la muerte, no se puede huir. Puedes romperla, apartarla de ti, destrozarla, perojamás podrás dejar de haber sido para los que te han conocido.Jamás podrás desvivir, borrar todos los recuerdos en los demás. Porque tú, para todos, no eres lo que creesser, sino lo que ellos creen que eres”.Quien me ha dicho estas palabras tiene atrapados muchos de mis mejores recuerdos.Cada camino sin retorno, cada salto al vacío, cada paso a lo desconocido lo hemos compartido.Juntos vadeamos las noches vacías, cuando los golpes del silencio me arrancaban el sueño, dejándome a cieloabierto. Juntos hemos atravesado los días estériles de desierto, las heladas horas de abandono, los tiempos deausencia y los largos tiempos de espera. Juntos hemos conquistado las más altas cumbres de la gloria y hemosnavegado en los más profundos abismos.El puñal del odio, la miseria de la envidia, el dolor de una traición, la herida de una palabra, el veneno de unrencor; todo pudo haber pasado sobre nosotros sin apartarnos lo suficiente para el olvido.Sobre la mesa, en una límpida cerámica de Carnota, doce rosas rojas esperan hoy suregreso.Los dos sabemos que siempre habrá un mañana para seguir. 14
  15. 15. Panxón, Marzo 1980 - JuevesRefugiado en el calor de una espalda amante, he podido volar sobre una noche tibia.Los sueños me arañaban por momentos, sin llegar a clavarse, luego se elevaban como globos errantes hastaperderse.Tal vez el temor a mañana me haya invadido, a pesar de todo, pero sobre la incertidumbre no quiero construircada momento.Sé que no es el final, ni un punto de partida; dependiendo de los resultados. Nada puede hacer que Mi vida nosiga siendo Mi vida.Ni consejos de expertos, ni opiniones de ignorantes.Ni pesares de amigos, ni lamentos de enemigos.Mi vida será la realidad de cada día, no la probabilidad de una consecuencia, no la posibilidad de hacer de otromodo.Cuando el sol resucite cada día, yo estaré allí. Cuando la luna se clave en mi ventana, yo estaré allí. Y no seráinútil su esfuerzo por venir a mí cada mañana.Panxón, Marzo 1980 - ViernesLlueve suavemente en la mañana. El olor de la panadería cruje en la acera cuando paso sobre los charcos.Los saludos se suceden a mi alrededor, hasta el perro del quiosquero, siempre ausente en su alfombra gris, melame los zapatos.Es Hoy, Yo sé que es Hoy y no otro día.Lola, con ojos mustios de noche corta, sirve mi desayuno de siempre, pero el dorado “Cafetería Castrelos”grabado en el tazón, resalta más en el verde oscurecido.Sus palabras nuevas calientan mis manos mientras paso sobre los inútiles titulares de la prensa del día.Nada es. Todos vienen y van como siempre. Un día comienza, pero sólo para mí es Hoy.Respiro profundamente el olor de un chocolate con dulzor amargo, mientras sumerjo el bollo en su alma espesade melaza.Lola me desea suerte con una mirada de cristal - a la vuelta me invitas- me dice sin querer cobrarme.-Tengo toda la suerte – le respondo sin mentirle, mientras a mi espalda se lamenta alguien en la máquina dejuego.En la entrada del hospital me cobijo en su abrazo para tomar fuerza. Ya sabe que los resultados son tozudos yconfirman los análisis anteriores.Llueve mansamente en sus ojos tristes mientras paseamos sobre la playa.El mar, inmenso imán, retira su marea dejando nuestras huellas desdibujadas.Alguien ha dejado escrito en la arena: “ Siempre es mañana”.Mi estimado editor:Te envío parte de mi diario por si consideras que puede tener algún valor para su publicación.El resto, si es que crees que tiene interés, te lo mando MAÑANA. Fdo: Xan do Valín Panxón, 3 de marzo 1999 XL Ferreiro 15
  16. 16. Pensamientos al viento A DoriLos pensamientos vuelan Un, dos.los sentimientos nacen Y allá que vamos tú y yo.los amores mueren Andando juntos senderos,la esperanza libera tú después y yo primero;los recuerdos protegen tú primero y yo después.La ternura alivia Un, dos, tres.el amor da vidala compañía reconforta Anduvimos sendas juntos,las risas contagian sendas que hicimos los dos.las caricias permanecen El sentido al caminar lo hicimos en el camino;La amistad florece juntos somos como niñosla alegría embellece que aprenden al despertarlos poemas brotan sueños que sueñan senderosla lectura dignifica que se hacen al andar.las palabras enriquecen Un, dos,La inteligencia preocupa Y allá que vamos los dos.el poder carcomela fuerza asusta ------------------------------------los celos muerdenlas tristezas envejecen Silencio de negra…, silencio de corchea…, Silencio.El trabajo reconfortala libertad excita Música, ¿que sería de ti sin tus silencios?la música apacigua Hombre, ¿qué seria de ti sin tus silencios?yla enfermedad marchita Dicen las notas. Callan los silencios.Nena Callan... dicen...A ti niño Silencio.(Dedicado a los niños explotados del tercer mundo) Carlos Pérez Pestana.A ti niñoque sigues sonriendoal recibir un cuenco de comida,Que te brillan los ojoscuando te dan una pelota vieja,Que aguantas un trabajo desfasadopara tu pequeño y desnutrido cuerpoA ti niñoTe pido que levantes una banderaque pongas en aviso a la Humanidadpara que seamos capaces de comprendertu alegría,tu hambre,tus lágrimastu vida.Nena 16
  17. 17. Recuerdos(a mi padre)Padre:en el otoño, curso de mi vida,cuando las ganas de vivir flaquean,cuando aún no han sanado las heridas,ni acabado la lucha y la pelea. Recuerdo cada día tu figura,siempre encorvado por las herramientas,llegando casi al suelo tu cinturay el andar flaqueante de tus piernas. Cada día, cada hora voy pensandoen el padre que nunca disfrutara,cada día, año a año trabajandopara nunca en la vida ganar nada. Llegabas por la noche ya cansado,del campo, de rendir dura jornaday cenar un poquito de guisado,un trago de agua y te ibas a la cama;a descansar un poco, que mañana, Lección Japonesade nuevo, la hoz, la azada o la aceitunate esperan, y lo mismo, ganar nada, Según cuenta un viejo relato japonés:sin comida, descanso y ropa alguna. En cierta ocasión, un belicoso samurái desafió a un anciano maestro a que le explicara los conceptos Así, querido padre, te recuerdo: cielo e infierno, pero el maestro replicó conarrugada la tez, secas las manos, desprecio:delgado, consumido, aunque despierto, -¡No eres más que un patán y no puedo malgastarvivos ojos azules al mirarnos. mi tiempo con tus tonterías! El samurái, herido en su honor montó en cólera y Tu recuerdo, homenaje permanente, desenvainando la espada, exclamó:llevaré en la memoria y la retina; -¡Tu impertinencia te costará la vida!separado, no más que por la muerte;olvidado, será cuando no exista. ¡Eso! , replicó entonces el maestro, ¡eso es el infierno!De tu hijo Juan-Bautista, este recuerdo. Tres Cantos, octubre de 1999 Conmovido por la exactitud de las palabras del maestro sobre la cólera que le estaba atenazando, el samurái se calmó, envainó la espada y se postró ante él, agradecido. ¡Y eso! , concluyó entonces el maestro, ¡eso es el cielo! Elena Pérez Moronta 17
  18. 18. Las primeras palabras Paseo a diario por un bosque cercano a casa, en el que abundan los abetos y por el que discurre un río deaguas cristalinas. Los paseos, en este entorno, son relajantes, y diría, sin exagerar, que son casi espirituales.Sientes una conexión especial con la naturaleza. En mis paseos, me encuentro casi a diario con una joven, así como de unos veinte años, más o menos. Ella es rubia, alta y esbelta, con una cara angelical. Siempre va con un cochecito, paseando a un bebe, que también es rubio y se parece a ella. Me figuro que será su hijito. El bebé tendrá alrededor de un año. Cuando llegan a un puente, antes de cruzarlo la joven se para y empieza a señalar el río con la mano, mientras pronuncia “Agua” con mucha entonación, poniendo cara de escuchar el ruido que hacen las aguas de la corriente del río. El niño mira a la joven, mira el río y sonríe. Se pone contento al contemplar el agua. No dice nada, sólo mira. Es una hermosa estampa. Inspiran dulzura. Por lo que veo, tengo la impresión que la joven está enseñando al niño a pronunciar sus primeras palabras. Uno de los días en que paseando me los vuelvo a encontrar, miro a la joven y la veo pensativa, sin su sonrisa habitual. Esta vez no se para antes de cruzar el puentecito, ni señala el agua al bebé. Observo, que el bebé, extrañado, mira el río, lo señala y mirando a la joven, es él el que esta vez dice “agua”. Ella, que iba pensativa y ensimismada, al oír al niño pronunciar esta palabra, volvió a la realidad y se le iluminó la cara con una gran sonrisa. Deduje por la cara de la joven que su bebe decía agua por primera vez. Rosario Sánchez FernándezLoor al espíritu inmortal Perdonarme amigos míos que lance al viento mi inquietud, perdonarmeque beba el noble poso literario de cronistas centenarios que dejaron impresasantiguas letras que hablaban de ilusiones, del espíritu español. Llega elmomento del recuerdo para una encimera de ensueños, para una lanza quesolucionaba entuertos, para el caballero vengador de agravios. Como fuera aquel símbolo de España que fue y es Don Quijote, tomópresto su corcel y lanzándose contra aquellos terribles gigantes, de brazos entela, después de clavar con rabia sus espuelas contra las ijadas del caballo,arremetió contra aquellas traidoras aspas del molino, lanza en ristre. ¡Ay! Donde fuisteis de nuevo Quijote recordando que rodaron sobre elpolvo de La Mancha juntas tu cimera y tu lanza, pensando acaso perdido, atenor de tal guisa tu ideal de nobleza. No, no quedó dañado, maltrecho yrodando por los suelos nuestro símbolo de gloria, al contrario, su acción estabaen el corazón del pueblo llano, reconociendo años más tarde la hazaña de unode sus paisanos, de un soldado de España. Uno de sus más gloriosos hijos quecon su supremo gesto emulaba a Don Quijote y patrocinaba una de las páginasgloriosas de la Historia de España. Aquella noche triste, lúgubre, un silencio escandaloso impregnaba el aire africano, el enemigo acechaba,los españoles dormían en el campamento al resguardo de las tiendas de campaña, otros montaban guardia,velando sus ensueños de regreso para tierras asturianas. Sombras con chilabas pardas subían por los barrancos. Aquella noche del 27 septiembre de 1909, un cabo, Noval, patrullaba por entre las alambradas cuando,sorprendido por el ataque en la madrugada, prefirió lanzar un grito avisando s sus compañeros atrincheradosantes que someterse a la voluntad del atacante. ¡Aquí, tirad aquí! Y así ocurrió, tan simple y tan grandioso; y murió el cabo acribillado por las balas de sus propioscompañeros. ¡Ay, mi madre! ¡Viva España! Gritó mientras su lanza, su bayoneta, echaba por tierra laadversidad traicionera de quien deseaba su muerte. Asturquín 18
  19. 19. En la muerte de Benedetti y Mc.Court La muerte, ese río loco, de negro resplandor y larga silueta... se nosfueron dos grandes.Imagino la muerte, como la puerta con dintel ad-verso, pendiente de lijamarmórea.Pero también ausculto la vida, henchida de paro, hambre e ideas camino de lanada.Recuerdo a Michael Ende, pidiendo a Bastian que imaginase de nuevo elmundo de Fantasía.Pero mi capacidad intuitiva acorta sus pasos, sus miras, y reflexiona en voz alta sobre manifiestas inutilidades. Políticos, filósofos, esotéricos, científicos, literatos... ¿quién contribuye a quitarme la anterior idea?En esa casa común, con alguna puerta con dintel ad-verso, pasillos largos, sin cuadros ni estanterías.Allá y aquí, dentro de mi puñado de ideas consentidas, pero muchos sinsentidos, honor a quienes... VIVEN yhacen vivir. Y honor a los que hacen enmudecer corazones, palidecer ojeras por cambios horarios, o emocionar...emocionar.Os deseo puertas con dinteles-versos, sin lija maniatante, ni soplos al ente inteligente.Ojalá, después de la salida de la cena intelectual de hoy, tengáis llavines de vida, brisas de ingenio.Y... finalmente, seguid por esa senda, que espero compartir muchas veces, en cuerpo y espíritu. Juanjo ValuanPatagoniaLuz de alborada deslumbrante. Praderas yestepas infinitas hasta decir... ¡Basta, yaestoy colmado!, donde la miradahenchida de libertad intenta poseer elhorizonte para rendirse sin alcanzarlo.Grises lomas que se asoman sobre elcobalto de las aguas quietas. Desde el Neuquén, patria amadade los mapuches, hasta los confines deTierra del Fuego siempre dos compañerospresentes: el viento que se apodera conlujuria de las estepas hasta enloquecer aveces y el agua que en su abundancia sederrocha en extensísimos lagos y eninterminables ríos que atraviesen elcontinente de oriente a occidente.Mas allá de la antesala del paraíso, lasmontañas de los Andes orgullosos consus crestas blancas. A sus pies losbosques de lengas y guindos quelentamente colonizan el corazón de estatierra indómita. Y al borde mismo de suslagos, junto a témpanos que flotan en lasbahías de aguas gélidas las flores denotros y calafates que dan el contrapunto vital.Y allá, escondido, fraguado en el crisol lento y permanente de los siglos, el diamante más poderoso de lanaturaleza: el glaciar. Con su fuerza de búfalo tozudo se abre paso entre las rocas, empujando los vientres de lasmontañas, arañando sus tripas, arrastrando las rocas que osan estorbarle, y sin embargo al final incapaz deresistir el reencuentro con el agua hermana.Allí el hielo sorprendido se despierta bruscamente, se resquebraja en caótica maraña de cuchillares y grietas.Los rayos del sol le dan el golpe de gracia y con un bramido ronco y profundo se desmorona, entregándose enabrazo final a la quietud del lago. José Aceituno 19
  20. 20. Nana de la luna La dulce luz de la luna ¡Imposible sinfoníava derramándose ya de imposible partitura!y los ojos de mi niña ***se están queriendo cerrar. Paletó, chalina, fraque, melenas, la barba hirsuta, Sus reflejos nacarados golpea el atril el maestro.aventando estrellas van, La noche se queda muda.pero el lucero del albaes el que riela más. Un redoble de requintos y timbales de piel sucia Mi pequeña y linda niña redobla hasta las estrellastibio sol soñando está, y les achata las puntas.mariposas de colores Cien alaridos de platay guirnaldas de azahar. -trompetas bajo la luna- buscan resonancia y eco Argéntea y cálida luna de redondeces oscurasrecoge tu plata ya rodando los mil caminosque pronto llega la aurora de la redonda llanura …con su polvo de coral. Acordes disimilares le van al juego las tubas Aletea tus ojitos, redondas notas redondasten un suave despertar, de gasa, algodón y bruma.que ahora vienen a arropartelos abrazos de mamá. ¡Ay, látigo de violines rojos en la noche oscura Aranchi Fernández Prado mordiendo sus escorpiones 9.12.2004 de fusas y semifusas cadencias de sones nuevos que no se escucharon nunca ..! El calderón: punto y ojo cuya redondez me asusta … Arpegios y semitrinos se separan y se buscan. Ritornellos de las flautas -almas de niñas desnudas- y picotazos del arpa que juegan, burla que burla, a disfrazar sus anhelosSinfonía fantástica con notas de apoyatura.(A Héctor Berlioz) Acordes que marca el piano con su inmensa dentadura sobre el llanto de las violas Imposible sinfonía de largas guedejas rubias …de imposible partitura:rojos atriles de llanto, ¡Imposible sinfoníaescaños de piedra oscura, de imposible partitura,noche inmensa de auditórium. acaba … pero no acabes!Ni pentagrama ni música … *** Con infinita dulzura Nadie a escuchar el concierto: sus puertas cierra la nochetodos la oreja apresuran, y, temblando, se acurrucasino yo, su eterno oyente, con los acordes postreros …melómano de la música. Imposible partitura. Antonio Fdez. de Tena 20
  21. 21. Selección lorquiana VIAJE A GRANADA EN HOMENAJE A FEDERICO GARCIA LORCA 19 de septiembre de 2009 (73 años después del crimen su memoria sigue viva) Algunos textos leídos en el viaje, recopilados por José Miguel González Alonso EL POETA HABLA SOBRE LA POESIAEl poeta está lleno de voces que, afortunadamente, él mismo no sabe descifrar. La poesía requiere una largainiciación como cualquier deporte; pero hay en la verdadera poesía un perfume, un acento, un rasgo luminosoque todas las criaturas pueden percibir. Y ojalá os sirva para nutrir ese gramo de locura que todos llevamosdentro y sin el cual es imprudente vivir. El poeta es siempre anarquista, sin que sepa escuchar otras voces quelas que afluyen dentro de sí mismo: tres fuertes voces: la voz de la muerte, la voz del amor y la voz del arte.Para el poeta una manzana es tan intensa como el mar y una abeja tan sorprendente como un bosque. Lamanzana en su mundo es tan infinita como el mar en el suyo. La vida de una manzana desde que es tenue florhasta que, fruto con mejillas, cae muerta del árbol a la hierba, es tan misteriosa y tan sin término como el ritmoperiódico de las mareas. 1000 Federicos (carta a Regino Sainz de la Maza – 1922)Ahora he descubierto una cosa terrible. Yo no he nacido todavía. El otro día observaba atentamente mi pasadoy ninguna de las horas muertas me pertenecía, porque no era yo el que las había vivido, ni las horas de amor,ni las horas de odio, ni las horas de inspiración. Había mil Federicos García Lorca tendidos para siempre enel desván del tiempo y en el almacén del porvenir contemplé otros mil Federicos García Lorca. Fue estemomento un momento terrible de miedo, mi mamá Doña Muerte me había dado la llave del tiempo, y por uninstante lo comprendí todo, lo que tengo dentro no es mío y en el almacén del porvenir, veremos a ver si nazco.Mi alma está absolutamente sin abrir ¡Con razón creo algunas veces que tengo el corazón de lata! LA MUERTE - TEATROMariana Pineda¡Oh! ¡Qué día tan triste enGranada!Que a las piedras hacía llorarAl ver que Marianita se muereEn cadalso por no declarar díatan triste en Granada!Mariana: Ahora sé lo que dicenel ruiseñor y el árbol.El hombre es un cautivo y nopuede librarse.¡Libertad de lo alto! Libertadverdadera,Enciende para mí tus estrellasdistintas.¡Adiós! ¡Sacad el llanto!Novicia (arrodillándose) Ya noverán tus ojos las naranjas deluzQue pondrá en los tejados de Granada la tarde.Doña Rosita - ¡A vivir!Ama: Yo no tengo genio para aguantar estas cosas sin que el corazón me corra por todo el cuerpo como sifuese un perro perseguido.Cuando yo enterré a mi marido lo sentí mucho pero tenía en el fondo una gran alegría…alegría no…golpetazode ver que la enterrada no era yo. Cuando enterré a mi niña ¿me entiende usted? Cuando enterré a mi niña fuecomo si me pisotearan las entrañas, pero los muertos son muertos. Están muertos, vamos a llorar, se cierra lapuerta y ¡a vivir! 21
  22. 22. Una tarde parda y friaA Antonio MachadoHe recorrido el caminode su exilio… así de lejos.He visitado la tumba,la tumba del gran maestro.Está cubierta de floresy sin autor, muchos versos.Se acercan varias familiascalladas en su respeto.Un coro de gaviotasrompe tan dulce silencioLas oraciones sin diosesy los poemas sin versos,Guiado por los cipresesmi mirada busca el cielo.Vista perdida en la nada,en un destino complejo.Con una triste alegría,despacio, de allí me alejo. Rodrigo García-Quismondo Hurtado 14 de Abril de 2009Llanto por Federico García LorcaMoreno de verde lunaHijo y nieto de MonteroNos trajo en junio su plumaLuis García, cual torero.Haciendo corto el caminoLiterario al grupo EncuentrosCon su verbo, puro y fino,Puso a García muy dentro.Y dentro debe seguirDel Darro cerca la torcaQue no remuevan su tumbaQue dejen dormir a Lorca.Que las palas amarillasCorten limones redondosQue planten nuevas semillasY que no excaven tan hondo.Que dejen a FedericoDormir tranquilo en ViznarPara que los que le amamosNo tengamos que llorar. Alberto Collantes Fernández 22
  23. 23. Eventos De Fuente Vaqueros a la Fuente GrandeEl grupo literario Encuentros, retomando añejas costumbres, se echó otra vez al camino. Ahora en busca de lasfuentes, nunca mejor dicho, donde bebiera su intensa experiencia vital el poeta Federico García Lorca. Allá nosfuimos: A su Granada, la ciudad que lo vio nacer en la vega, que lo acunó y le enseñó a emocionarse con lamúsica escondida en el agua mansa de los jardines, y con las historias populares, el cante hondo y dolorido, y laherencia mítica del mundo rural junto a la ciudad conquistada y aburguesada.Por las arboledas del Tamarithan venido los perros de plomoa esperar que se caigan los ramos,a esperar que se quiebren ellossolos.………Tu vientre es una lucha de raíces,tus labios son un alba sin contorno,bajo las rosas tibias de la camalos muertos gimen esperando turno.Nos sentamos a leer los poemas deDiván del Tamarit, en el mismoescenario donde los escribiera: En lacasa donde se refugiaba cuandonecesitaba de la intensa soledadcreativa, y de la que tuvo que salirhuyendo cuando el terror infame lecercaba.Transitamos la ciudad, pasamos junto al Arco de Elvira, vislumbramos la Alhambra desde el miradoralbaicinero “de los ojos moros”, y de allí nos dirigimos, al caer la tarde, hacia el sombrío barranco donde lamuerte alevosa se abrió paso en su carne, llevada por el odio, la envidia de la hermosura, la ceguera asesina delfanatismo. Tardará mucho tiempo en nacer, si es que nace, un andaluz tan claro, tan rico de aventura. Yo canto su elegancia con palabras que gimen y recuerdo una brisa triste por los olivos. Muy cerca de allí, la visita ya nocturna a la Fuente Grande, llamada en árabe Ainadamar, Fuente de las Lágrimas, puso fin a nuestro recorrido con su leve rumor de agua fresca naciendo del vientre de la tierra fecundada. Germán Ojeda Méndez-Casariego 23
  24. 24. 24

×