Benedicto16.escuela oracion2011- 12
Upcoming SlideShare
Loading in...5
×
 

Benedicto16.escuela oracion2011- 12

on

  • 1,823 views

Indice e Introducción

Indice e Introducción

Statistics

Views

Total Views
1,823
Views on SlideShare
1,823
Embed Views
0

Actions

Likes
1
Downloads
41
Comments
0

0 Embeds 0

No embeds

Accessibility

Categories

Upload Details

Uploaded via as Microsoft PowerPoint

Usage Rights

CC Attribution-NonCommercial LicenseCC Attribution-NonCommercial License

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
  • Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Processing…
Post Comment
Edit your comment

Benedicto16.escuela oracion2011- 12 Benedicto16.escuela oracion2011- 12 Presentation Transcript

  • Benedicto XVICatequesis como una especie de Escuela de oración 2011 – 2012 en presentaciones informáticas por Emilio Perucha Herranz Presentación Nº 0: Índice e Introducción
  • CATEQUESIS SOBRE “una especie o casi, una ESCUELA DE ORACIÓN” Índice de las catequesis, en mayo 2012 La oración como fenómeno universal 1. El hombre en oración (4 de mayo de 2011) 2. Oración y sentido religioso (11 de mayo de 2011) Recorrido bíblico sobre la oración: Antiguo Testamento En los Profetas 3. La intercesión de Abraham por Sodoma (Gn 18, 16-33) (18 de mayo de 2011) 4. Lucha nocturna y encuentro con Dios (Gn 32, 23-33) (25 de mayo de 2011) 5. La intercesión de Moisés por su pueblo (Ex 32, 7-14) (1 de junio de 2011) 6. Confrontación entre profetas y oraciones (1 R 18, 20-40) (15 de junio de 2011) El libro de los Salmos 7. El pueblo de Dios que reza: los Salmos (22 de junio de 2011) Inciso: Algunos aspectos de carácter espiritual y concreto, que me parecen útiles 8. La lectura de la Biblia, alimento del espíritu (3 de agosto de 2011) 9. El “oasis” del espíritu (10 de agosto de 2011) 10. La meditación (17 de agosto de 2011) 11. Arte y oración (31 de agosto de 2011) El Libro de los Salmos (continuación) 12. Orar con el Salmo 3 (7 de septiembre de 2011) 13. Salmo 22: ¡Dios mío!, ¡Dios mío! ¿Por qué me has abandonad0? (14 de septiembre de 2011) 14. Salmo 23 : El Señor es mi pastor nada me falta (5 de octubre de 2011) 15. Salmo 126: La alegría del pueblo (12 de octubre de 2011) 16. Salmo 136: El Gran “Hallel” 17. Salmo 119: El Señor, la mejor heredad (9 de noviembre de 2011) 18. Salmo 110/109: Siéntate a mi derechaSan Onofre fue un ermitaño que vivió en eldesierto egipcio en el siglo IV
  • Recorrido bíblico sobre la oración: Nuevo Testamento Mirar a Jesús, a su oración 19. Oración de Jesús cuando es bautizado en el Jordán 20. El himno mesiánico 21. Oración de Jesús por el ciego de nacimiento y por Lázaro 22. La Sagrada Familia (28 diciembre 2011) 23. Oración de Jesús en la última Cena (11 enero 2012) 24. Oración sacerdotal de Jesús (25 enero 2012) 25. Oración de Jesús en Getsemaní (1 febrero 2012) 26. Oración de Jesús en la Cruz (8 de febrero de 2012) 27. Las últimas palabras de Jesús en la Cruz (15 de febrero 2012) 28. El silencio de Jesús (7 de marzo de 2012) La oración en los Hechos de los Apóstoles y en las Cartas de san Pablo 29. La oración de María Santísima con los Apóstoles (14 de marzo de 2012 30. el «pequeño Pentecostés», (18 abril 2012) 31. El primado de la oración y del anuncio de la palabraBeato Carlos de Foucauld, en 1902, fotografiado junto con esclavos de dios (25 abril 2012)que acababa de comprar para de inmediato liberarlos.Ermitaño en el Sahara (1901-1916)
  • Introducción de la presentación Las catequesis del Papa, conocidas como “Escuela de oración” comienzan el 4 de mayo de 2011. En los primeros párrafos de dicha catequesis nos dice: • ahora quiero elegir un tema que nos interesa mucho a todos: es el tema de la oración, de modo específico de la cristiana, es decir, la oración que Jesús nos enseñó y que la Iglesia sigue enseñándonos. • queremos aprender a vivir aún más intensamente nuestra relación con el Señor, casi una «escuela de oración». • sabemos bien que la oración no se debe dar por descontada: hace falta aprender a orar, casi adquiriendo siempre de nuevo este arte;… Para explicarme estas realidades recurro al Catecismo de la Iglesia Católica de 1992 para tener una idea del mundo sobrenatural en el que nos adentramos. Me centro en: 0) Indicaciones prácticas sobre el uso del Catecismo 1) la catequesis, 2) la oración, 3) casi una “escuela de oración”, 4) casi adquiriendo siempre de nuevo este arte. 5) Índice o mapa del contexto de la oración 6) Índice analítico de la oración,Deutsch: Thronende Madonna, Engel und Heilige, links: Hl. 7) Índice general del Compendio CatecismoKatharina von Alexandrien, Hl. Augustinus, rechts: Hl.Sebastian, Hl. Antonius Abbate Se exponen en las diapositivas restantes.
  • 0) V. Indicaciones prácticas para el uso de este Catecismo 18 Este catecismo está concebido como una exposición orgánica de toda la fe católica. Es preciso, por tanto, leerlo como una unidad. Por ello, en los márgenes del texto se remite al lector frecuentemente a otros lugares (señalados por números más pequeños y que se refieren a su vez a otros párrafos que tratan del mismo tema) y, con ayuda del índice analítico al final del volumen, se permite ver cada tema en su vinculación con el conjunto de la fe. VI. Las necesarias adaptaciones 23 El acento de este catecismo se pone en la exposición doctrinal. Quiere, en efecto, ayudar a profundizar el conocimiento de la fe. Por lo mismo está orientado a la maduración de esta fe, su enraizamiento en la vida y su irradiación en el testimonio (cf. CT 20-22; 25). 24 Por su misma finalidad, este catecismo no se propone da una respuesta adaptada, tanto en el contenido cuanto en el método a las exigencias que dimanan de: las diferentes culturas, de edades,http://commons.wikimedia.org/wiki/File:Simeon_Styl de la vida espiritual,ites_stepping_down.jpg?uselang=es de situaciones sociales y eclesiales de aquellos a quienes se dirige la catequesis. Estas indispensables adaptaciones corresponden a catecismos propios de cada lugar, y más aún a aquellos que toman a su cargo instruir a los fieles:…Por encima de todo, la Caridad. 25 Para concluir esta presentación es oportuno recordar el principio pastoral que enuncia el Catecismo Romano: "El camino mejor es que el Apóstol [...] mostró: Toda la finalidad de la doctrina y de la enseñanza debe ser puesta en el amor que no acaba. Porque se puede muy bien exponer lo que es preciso creer, esperar o hacer; pero sobre todo debe resaltarse que el amor de Nuestro Señor siempre prevalece, a fin de que cada uno comprenda que todo acto de virtud perfectamente cristiano no tiene otro origen que el amor, ni otro término que el amor (Catecismo Romano, Prefacio, 10).Description: Ruins of a Gate to St. Simeon Syriahttp://commons.wikimedia.org/wiki/File:Ruins_of_a_Gate_to_St._Simeon_Syria.jpg?uselang=es
  • 1) La Catequesis 1697 En la catequesis es importante destacar con toda claridad el y gozo las exigencias del camino de Cristo (cf CT 29). La catequesis de la “vida nueva” en Él ( Rm 6, 4.) será una catequesis: — del Espíritu Santo, Maestro interior de la vida según Cristo, dulce huésped del alma que inspira, conduce, rectifica y fortalece esta vida; — de la gracia, pues por la gracia somos salvados, y también por la gracia nuestras obras pueden dar fruto para la vida eterna;[texto imagen: todos recibimos gracia sobre gracia Evangelio Juan 1,16] — de las bienaventuranzas, porque el camino de Cristo está resumido en las bienaventuranzas, único camino hacia la dicha eterna a la que aspira el corazón del hombre;[texto imagen: mis ovejas me siguen (creen) Yo les doy la vida eterna] — del pecado y del perdón, porque sin reconocerse pecador, el hombre no puede conocer la verdad sobre sí mismo, condición del obrar justo, y sin el ofrecimiento del perdón no podría soportar esta verdad; — de las virtudes humanas que haga captar la belleza y el atractivo de las rectas disposiciones para el bien; — de las virtudes cristianas de fe, esperanza y caridad que se inspire ampliamente en el ejemplo de los santos; — del doble mandamiento de la caridad desarrollado en el Decálogo; — una catequesis eclesial, pues en los múltiples intercambios de los “bienes espirituales” en la “comunión de los santos” es donde la vida cristiana puede crecer, desplegarse y comunicarse. 1698. La referencia primera y última de esta catequesis será siempre Jesucristo que es “el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6)…[es Hijo de Dios que ha resucitado, es Dios encarnado. Si resulta inverosímil, el mismo dice: Sino me creéis a mí creed a mis obras Juan 10, 38]
  • 2) La Oración. A)534. ¿Qué es la oración? 2558-2565 2590La oración es la elevación del alma a Dios o la petición al Señor de bienes conformes a su voluntad. La oraciónes siempre un don de Dios que sale al encuentro del hombre. La oración cristiana es relación personal y vivade los hijos de Dios con su Padre infinitamente bueno, con su Hijo Jesucristo y con el Espíritu Santo, quehabita en sus corazones.2558 “Este es el misterio de la fe” (ver artículo 463) . La Iglesia lo profesa en el Símbolo de los Apóstoles(primera parte) y lo celebra en la Liturgia sacramental (segunda parte), para que la vida de los fieles seconforme con Cristo en el Espíritu Santo para gloria de Dios Padre (tercera parte). Por tanto, este misterioexige que los fieles crean en él, lo celebren y vivan de él en una relación viviente y personal con Dios vivo yverdadero. Esta relación es la oración.¿QUÉ ES LA ORACIÓN?«Para mí, la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada hacia el cielo, un grito dereconocimiento y de amor tanto desde dentro de la prueba como en la alegría (Santa Teresa del NiñoJesús, Manuscrit C, 25r: Manuscrists autohiographiques [Paris 1992] p. 389-390).463 La fe en la verdadera encarnación del Hijo de Dios es el signo distintivo de la fe cristiana: "Podréis conoceren esto el Espíritu de Dios: todo espíritu que confiesa a Jesucristo, venido en carne, es de Dios" (1 Jn 4, 2). Esaes la alegre convicción de la Iglesia desde sus comienzos cuando canta "el gran misterio de la piedad": "Él hasido manifestado en la carne" (1 Tm 3, 16).
  • 2) La oración B) LA VIDA DE ORACIÓN2697 La oración es la vida del corazón nuevo. Debe animarnos en todomomento. Nosotros, sin embargo, olvidamos al que es nuestra Vida ynuestro Todo. Por eso, los Padres espirituales, en la tradición delDeuteronomio y de los profetas, insisten en la oración como un«recuerdo de Dios», un frecuente despertar la «memoria del corazón»:«Es necesario acordarse de Dios más a menudo que de respirar» (SanGregorio Nacianceno, Oratio 27 [teológica 1], 4). Pero no se puede orar«en todo tiempo» si no se ora, con particular dedicación, en algunosmomentos: son los tiempos fuertes de la oración cristiana, en intensidady en duración.2698 La Tradición de la Iglesia propone a los fieles unos ritmos deoración destinados a alimentar la oración continua. Algunos son diarios:la oración de la mañana y la de la tarde, antes y después de comer, laLiturgia de las Horas. El domingo, centrado en la Eucaristía, se santificaprincipalmente por medio de la oración. El ciclo del año litúrgico y susgrandes fiestas son los ritmos fundamentales de la vida de oración delos cristianos.2699 El Señor conduce a cada persona por los caminos que Él dispone yde la manera que Él quiere. Cada fiel, a su vez, le responde según ladeterminación de su corazón y las expresiones personales de suoración. No obstante, la tradición cristiana ha conservado tresexpresiones principales de la vida de oración: la oración vocal, lameditación, y la oración de contemplación. Tienen en común un rasgofundamental: el recogimiento del corazón. Esta actitud vigilante paraconservar la Palabra y permanecer en presencia de Dios hace de estastres expresiones tiempos fuertes de la vida de oración.2704 La oración vocal es la oración por excelencia de las multitudes porser exterior y tan plenamente humana. Pero incluso la más interior de lasoraciones no podría prescindir de la oración vocal. La oración se haceinterior en la medida en que tomamos conciencia de Aquél “a quienhablamos” (Santa Teresa de Jesús, Camino de perfección, 26). Por ellola oración vocal se convierte en una primera forma de oracióncontemplativa.
  • 2) La oración. C) La meditación y contemplación a) La meditación 2705 La meditación es, sobre todo, una búsqueda. El espíritu trata de comprender el porqué y el cómo de la vida cristiana para adherirse y responder a lo que el Señor pide. Hace falta una atención difícil de encauzar. Habitualmente se hace con la ayuda de algún libro, que a los cristianos no les faltan: las sagradas Escrituras, especialmente el Evangelio, las imágenes sagradas, los textos litúrgicos del día o del tiempo, escritos de los Padres espirituales, obras de espiritualidad, el gran libro de la creación y el de la historia, la página del “hoy” de Dios.2706 Meditar lo que se lee conduce a apropiárselo confrontándolo consigo mismo.Aquí se abre otro libro: el de la vida. Se pasa de los pensamientos a la realidad.Según sean la humildad y la fe, se descubren los movimientos que agitan el corazón y se les puede discernir.Se trata de hacer la verdad para llegar a la Luz: “Señor, ¿qué quieres que haga?”.2707 Los métodos de meditación son tan diversos como diversos son los maestros espirituales.Un cristiano debe querer meditar regularmente; si no, se parece a las tres primeras clases de terreno de la paráboladel sembrador (cf Mc 4, 4-7. 15-19).Pero un método no es más que un guía; lo importante es avanzar, con el Espíritu Santo, por el único camino de laoración: Cristo Jesús.2708 La meditación hace intervenir al pensamiento, la imaginación, la emoción y el deseo.Esta movilización es necesaria para profundizar en las convicciones de fe, suscitar la conversión del corazón yfortalecer la voluntad de seguir a Cristo. La oración cristiana se aplica preferentemente a meditar “los misterios de Cristo”, como en la lectio divina o en elRosario.Esta forma de reflexión orante es de gran valor, pero la oración cristiana debe ir más lejos: hacia el conocimiento delamor del Señor Jesús, a la unión con Él.
  • b) L a contemplación2710 La elección del tiempo y de la duración de laoración contemplativa depende de una voluntaddecidida, reveladora de los secretos del corazón.No se hace contemplación cuando se tienetiempo, sino que se toma el tiempo de estar con elSeñor con la firme decisión de no dejarlo y volverlo atomar, cualesquiera que sean las pruebas y lasequedad del encuentro.No se puede meditar en todo momento, pero sí sepuede entrar siempre encontemplación, independientemente de lascondiciones de salud, trabajo o afectividad.El corazón es el lugar de la búsqueda y delencuentro, en la pobreza y en la fe.2713 Así, la oración contemplativa es la expresión mássencilla del misterio de la oración.Es un don, una gracia;no puede ser acogida más que en la humildad y en lapobreza.La oración contemplativa es una relación de alianzaestablecida por Dios en el fondo de nuestro ser (cf Jr31, 33).Es comunión: en ella, la Santísima Trinidad conformaal hombre, imagen de Dios, “a su semejanza”.
  • 3) casi una “escuela de oración2684 En la comunión de los santos, se handesarrollado diversas espiritualidades a lo largo dela historia de la Iglesia. El carisma personal de un testigo del amor de Dioshacia los hombres puede transmitirse a fin de quesus discípulos participen de ese espíritu (cf PC2), como aconteció con el “espíritu” de Elías aEliseo (cf 2 R 2, 9) y a Juan Bautista (cf Lc 1, 17). En la confluencia de corrientes litúrgicas yteológicas se encuentra también una espiritualidadque muestra cómo el espíritu de oración incultura lafe en un ámbito humano y en su historia.Las diversas espiritualidades cristianas participanen la tradición viva de la oración y son guíasindispensables para los fieles. En su rica diversidad, reflejan la pura y única Luzdel Espíritu Santo.“El Espíritu es verdaderamente el lugar de lossantos, y el santo es para el Espíritu un lugarpropio, ya que se ofrece a habitar con Dios y esllamado templo suyo” (San Basilio Magno, Liber deSpiritu Sancto, 26, 62).Servidores de la oración2689 Grupos de oración, o “escuelas deoración”, son hoy uno de los signos y uno de losacicates de la renovación de la oración en laIglesia, a condición de beber en las auténticasfuentes de la oración cristiana.La salvaguarda de la comunión es señal de laverdadera oración en la Iglesia.
  • 4) casi adquiriendo siempre de nuevo este arteDiccionario Real Academia Española: arte. 2. amb. Manifestación de laactividad humana mediante la cual se expresa una visión personal ydesinteresada que interpreta lo real o imaginado con recursosplásticos, lingüísticos o sonoros.2763 Toda la Escritura (la Ley, los Profetas, y los Salmos) se cumplen enCristo (cf Lc 24, 44). El evangelio es esta “Buena Nueva”.Su primer anuncio está resumido por san Mateo en el Sermón de laMontaña (cf. Mt 5-7). Pues bien, la oración del Padre Nuestro está en el centro de este anuncio. En este contexto se aclara cada una de las peticiones de la oración que nosdio el Señor:«La oración dominical es la más perfecta de las oraciones [...] En ella, nosólo pedimos todo lo que podemos desear con rectitud, sino además segúnel orden en que conviene desearlo. De modo que esta oración no sólo nosenseña a pedir, sino que también llena toda nuestra afectividad» (SantoTomás de Aquino, Summa theologiae, 2-2, q. 83, a. 9).2764 El Sermón de la Montaña es doctrina de vida, la Oración dominical esplegaria,pero en uno y otra el Espíritu del Señor da forma nueva a nuestrosdeseos,esos movimientos interiores que animan nuestra vida.Jesús nos enseña esta vida nueva por medio de sus palabras y nos enseña apedirla por medio de la oración. De la rectitud de nuestra oración dependerá la de nuestra vida en Él.
  • Teología espiritual: 5) Índice o mapa del contexto donde vive y crece la oración JOSE RIVERA - JOSE MARIA IRABURU Síntesis de espiritualidad católica (6ª ed) Introducción. La Teología Espiritual - Primera parte - Las fuentes de la santidad1. La devoción al Creador - 2. La confianza en la Providencia - 3. Jesucristo - 4. El don del Espíritu Santo - 5. La Iglesia - 6. La Virgen María - 7. Lo sagrado - 8. La liturgia - Segunda Parte - La santidad 1. Gracia, virtudes y dones - 2. La santidad - 3. La perfección cristiana - 4. La vocación - 5. Fidelidad a la vocación - 6. Gracia y libertad - Tercera Parte - La lucha contra el pecado 1. El pecado - 2. La penitencia - 3. El Demonio - 4. La carne - 5. El mundo - Cuarta Parte - El crecimiento en la caridad 1. La humildad - 2. La caridad - 3. La oración - 4. El trabajo - 5. La pobreza - 6. La castidad - 7. La obediencia - 8. La ley - Quinta Parte - Temas finales 1. La glorificación de Dios - 2. Las edades espirituales - 3. El final de esta vida -
  • ORACIÓN: Padre nuestro Salmos Liturgia de las HorasDefinición de la oración, 2559 Dios llama a la oración, 2567Dios escucha nuestra oración, 1127 2737 Dios siempre da la facultad de orar, 2743Jesús escucha la oración, 2616 6) Índice Orar hoy y todos los días, 2659-60Orar como necesidad vital, 2744La oración a María, 971 analítico La oración a Jesús, 2616 2664-69 La oración al Padre, 2664 2680 2779-85 2792 de laLa oración al Espíritu Santo, 2670-72 La oración con María, 2673-79 2682La oración del Señor, 2761 2765 La oración de la Iglesia, 276 2623-25La oración eficaz, 2738-41 oración. a) Oración y búsqueda de Dios, 2566La oración de María, 2617-19 2622 La perseverancia en la oración, 2742 2582Ritmos y momentos de oración, 2698 Ayudas a la oración 2041 2695La catequesis, 2688 El grupo de oración, Asamblea de oraciónLa dirección espiritual, 2690 Los educadores, 2252 2686 2688-89 2694La familia cristiana, 2205 2685 Lugares adecuados para la oración, 2691Los santos como testigos de espiritualidad, 2683-84 Dificultades de la oración, 2731 2735-37 2754El fracaso en la oración, 2728 Las distracciones, 2729Las objeciones al hecho mismo de orar, 2726-27 La oración no es escuchada, 2737Lucha de la oración, 2725 Las tentaciones, 2732-33 2755 Expresiones y formas de oración, 2644 2663 2684La adoración, 2096-97 2628 La memoria, 1354La plegaria de alabanza, 1352 La bendición, 2626-27El gemido, 2630 La acción de gracias, 2637-38 2648La intercesión, 2634-36 2647 Las alabanzas, 2639-43 2649La Liturgia de las Horas, 1174-78 La meditación, 2705-08 2723Orar en toda ocasión, 2633 La oración contemplativa, 2709-19 2724 La súplica: pedir, postular, llamar insistentemente,El Prefacio, 1352 invocar, clamar, clamar junto a otros, competir en la oración, 2629-33 2646La vida de oración, 2697-99 Las intenciones de la súplica y las intercesionesPedir el Espíritu Santo, 2671 Por la llegada del Reino de Dios, 2816Por los enfermos, 1499 1510 Por los difuntos, 958 1032Para que nos veamos libres de todo mal, 2850-54 Por el ecumenismo, 821Por el pan de cada día, 2828-37 Por el perdón, 2631 2838-41
  • Jesús enseña a orar, 2601 2603-04 2607Pedir con filial audacia, 2610 Orar con fe y confianza, 2609-10 6) ÍndiceJesús insiste en la conversión del corazón, 2608 Jesús enseña a orar con su propia oración, 2607Jesús, ejemplo de oración, 520 2601 La oración para cumplir la voluntad de Dios, 2611Pedir en nombre de Jesús, 2614 Analítico Orar en vigilancia, 2612 La oración en el Espíritu Santo, 2615El Espíritu Santo intercede por nosotros, 688 741 El Espíritu Santo fuente de oración, 2652 de laEl Espíritu Santo, Maestro de oración, 2670 2672 La oración en la Antigua Alianza, 2568La creación como fuente de oración, 2569 oración b) La oración de Abrahán, 2570La oración de Moisés, 2574-77 2593 La oración de los Profetas, 2581-84 2595La oración de los salmos, 2585-89 2596 La oración del rey David, 2578-80 2594 La oración de la Iglesia Todos perseveraban unánimemente en la oración el día deObrar en el nombre de Jesús, 2664 2668 2671 2815 Pentecostés, 2623 La oración que acompaña a la lectura de la Sagrada Escritura,La oración dirigida a Jesús, 2665-69 2680 2653-54La oración litúrgica, 1073 2655 Por Jesucristo nuestro Señor, 435La primera comunidad de Jerusalén, 2424-25 La oración de JesúsLa acción del Espíritu Santo en la oración de Jesús, 2600 Jesús aprendió de María a orar, 2599Jesús oraba al Padre, 2599 La oración de la Hora de Jesús, 2746-51 2758Oración de Jesús en su vida, 2598-06 2620 Oración y vida cristiana 2564-65El nombre de Jesús en el corazón de la vida cristiana, La oración cristiana marcada con el título Señor, 435 2664 451Oración y vida consagrada, 2687 La oración en la vida cristiana, 2659-60La relación filial con Dios en la vida cristiana, 2525 2786-88 Significado de la palabra Amén, 1061-65La tradición de la oración cristiana, 2650-51 Parábolas sobre la oraciónEl amigo inoportuno, 2613 El fariseo y el publicano, 2613La viuda inoportuna, 2613 Propiedad del alma oranteLa confianza, 2734 La humildad como base de la oración, 2559La esperanza, 1820 La vigilancia, 2730 ORACIÓN DE LA COMUNIDAD 2689 2695 http://www.mercaba.org/MIS%20WEBS/CATECISMO/ÍNDICE%20ANALÍTICO/marcos%20bueno.htm
  • COMPENDIO "CATECISMO DE LA IGLESIA CATÓLICA“http://www.vatican.va/archive/compendium_ccc/documents/archive_2005_compendium-ccc_sp.html7) ÍNDICE — o contexto de la oración cristiana (en 4ª Parte o final del índice)“Motu Proprio” Introducción (1-6)PRIMERA PARTE — LA PROFESIÓN DE LA FE [1-217]Primera sección: “Creo” - “Creemos” *1-32]Capítulo 1º: El hombre es “capaz” de Dios (1-4)Capítulo 2º: Dios viene al encuentro del hombre (6-10) * La Revelación de Dios (6-10) *La transmisión de ladivina Revelación (11-17) *La Sagrada Escritura (18-24)Capítulo 3º: La respuesta del hombre a Dios (25-29) * Creo (25-29) * Creemos (30-32)Segunda sección: La profesión de la fe cristiana [33-217] El CredoCapítulo 1º: Creo en Dios Padre (33-35) * Los símbolos de la fe (33-35) * “Creo en Dios, PadreTodopoderoso, Creador del ciclo y de la tierra” (36-58) * El cielo y la tierra (59-65) * El hombre (66-72) * Lacaída (73-78)Capítulo 2º: Creo en Jesucristo, Hijo único de Dios (79-80) * Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor(81-84) * Jesucristo fue concebido por obra del Espíritu Santo y nació de santa María Virgen (85- 111) *“Jesucristo padeció bajo el poder de Poncio Pilato. fue crucificado, muerto y sepultado” (112-124) *Jesucristo descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos (125- 131) * “Jesucristo subióa los cielos, y está sentado a la derecha de Dios, Padre todopoderoso” (132) * “Desde allí ha de venir ajuzgar a vivos y muertos" (133-135)Capítulo 3º: “Creo en el Espíritu Santo” (136-146) * “Creo en la Santa Iglesia Católica” (147-152) * La Iglesiaen el designio de Dios (147-152) * La Iglesia: Pueblo de Dios, cuerpo de Cristo, templo del Espíritu Santo(153-160) * La Iglesia es una, santa, católica y apostólica (161-176) * Los fieles: jerarquía, laicos, vidaconsagrada (177-193) * “Creo en la comunión de los santos” (194-195) * María, Madre de Cristo, Madre dela Iglesia (196-199) * “Creo en el perdón de los pecados” (200-201) * “Creo en la resurrección de la carne”(202-206) * “Creo en la vida eterna” (207-216) * “Amén” (217)
  • SEGUNDA PARTE — LA CELEBRACIÓN DEL MISTERIO CRISTIANO [218-356]Primera sección: La economía sacramental [218-249]Capítulo 1º: El Misterio pascual en el tiempo de la Iglesia (221-223) * La Liturgia, obra de la Santísima Trinidad (221-223) * ElMisterio pascual en los sacramentos de la Iglesia (224-232)Capítulo 2º: La celebración sacramental del Misterio pascual (233-235) * Celebrar la Liturgia de la Iglesia (233-235) * ¿Quiéncelebra? (233-235) * ¿Cómo celebrar? (236-240) * ¿Cuándo celebrar? (241-243) * ¿Dónde celebrar? (244-246) * Diversidadlitúrgica y unidad del misterio (247-249)Segunda sección: Los siete Sacramentos de la Iglesia [250-356]Capítulo 1º: Los Sacramentos de la iniciación cristiana (251) * El Sacramento del Bautismo (252-264) * El Sacramento de laConfirmación (265-270) * El Sacramento de la Eucaristía (271-294)Capítulo 2º: Los Sacramentos de curación (295) * El Sacramento de la Penitencia y la Reconciliación (296-312) * ElSacramento de la Unción de los Enfermos (313-320)Capítulo 3º: Los Sacramentos al servicio de la comunión y de la misión (321) * El Sacramento del Orden (322-336) * ElSacramento del Matrimonio (337-350)Capítulo 4º: Otras celebraciones litúrgicas (351-353) * Los sacramentales (351-353) * Las exequias cristianas (354-356)
  • TERCERA PARTE — LA VIDA EN CRISTO [357-533] Primera sección: La vocación del hombre: La vida en el Espíritu [357-433] Capítulo 1º: La dignidad de la persona humana (357) * El hombre, imagen de Dios (358) * Nuestra vocación a la bienaventuranza (359-362) * La libertad del hombre (363-369) * La moralidad de las pasiones (370-371) * La conciencia moral (372-376) * Las virtudes (377-390) * El pecado (391-400) Capítulo 2º: La comunidad humana (401-404) * La persona y la sociedad (401-404) * La participación en la vida social (405-410) * La justicia social (411-414) Capítulo 3º: La salvación de Dios: la ley y la gracia (415-421) * La ley moral (415-421) * Gracia y justificación (422-428) * La Iglesia, Madre y Maestra (429-433) Segunda sección: Los diez Mandamientos [434-533] Los diez Mandamientos (434-441) Capítulo 1º: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con todas tus fuerzas” (442-446) Primer Mandamiento: Yo soy el Señor tu Dios. Amarás a Dios sobre todas las cosas (442-446) Segundo Mandamiento: No tomarás el Nombre de Dios en vano (447-449) Tercer Mandamiento: Santificarás las fiestas (450-454) Capítulo 2º:”Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (455-465) Cuarto Mandamiento: Honrarás a tu padre y a tu madre (455-465) Quinto Mandamiento: No matarás (466-486) Sexto Mandamiento: No cometerás actos impuros (487-502) Séptimo Mandamiento: No robarás (503-520) Octavo Mandamiento: No darás falso testimonio ni mentirás (521-526) Noveno Mandamiento: No consentirás pensamientos ni deseos impuros (527-530)Visión de san Antonio, Virgen y ángel Décimo Mandamiento: No codiciarás los bienes ajenos (531-533)
  • CUARTA PARTE — LA ORACIÓN CRISTIANA [534-598]Primera sección: La oración en la vida cristiana [534-577]Capítulo 1º: La revelación de la oración (535) *La revelación de la oración en el Antiguo Testamento (536-540) *La oraciónes plenamente revelada y realizada en Jesús (541-547) *La oración en el tiempo de la Iglesia (548-556)Capítulo 2º: La tradición de la oración (557) *Fuentes de la oración (558) *El camino de la oración (559-563) *Maestros deoración (564-566)Capítulo 3º: La vida de oración (567-568) *Las expresiones de la oración (569-571) *El combate de la oración (572-577)Segunda sección: La oración del Señor: “Padre nuestro” *578-598]El Padre nuestro (578) *“La síntesis de todo el Evangelio” (579-581) *“Padre nuestro que estás en el cielo” (582-586) *Lassiete Peticiones (587-598)APÉNDICE *Oraciones comunes *Fórmulas de Doctrina católica