Benedicto16 oracion(16)salmo136

1,200 views

Published on

0 Comments
0 Likes
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

  • Be the first to like this

No Downloads
Views
Total views
1,200
On SlideShare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
2
Actions
Shares
0
Downloads
2
Comments
0
Likes
0
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Benedicto16 oracion(16)salmo136

  1. 1. BENEDICTO XVI Salmo 136 (135) ¡Aleluya! AUDIENCIA GENERAL 1 ¡Dad gracias a Dios, porque es bueno, porque es eterno su Plaza de San Pedro amor! Miércoles 19 de octubre de 2011 2 Dad gracias al Dios de los dioses, porque es eterno su amor; El «Gran Hallel» Salmo 136 (135) 3 dad gracias al Señor de los señores, porque es eterno su amor. 4 El solo hizo maravillas, porque es eterno su amor. 5 Hizo los cielos con inteligencia, porque es eterno su amor; 6 sobre las aguas asentó la tierra, porque es eterno su amor. 7 Hizo las grandes lumbreras, porque es eterno su amor; 8 el sol para regir el día, porque es eterno su amor; 9 la luna y las estrellas para regir la noche, porque es eterno su amor. 10 Hirió en sus primogénitos a Egipto, porque es eterno su amor; 11 y sacó a Israel de entre ellos, porque es eterno su amor; 12 con mano fuerte y tenso brazo, porque es eterno su amor. 13 El mar de Suf partió en dos, porque es eterno su amor; 14 por medio a Israel hizo pasar, porque es eterno su amor; 15 y hundió en él a Faraón con sus huestes, porque es eterno su amor. 16 Guió a su pueblo en el desierto, porque es eterno su amor; 17 hirió a grandes reyes, porque es eterno su amor; 18 y dio muerte a reyes poderosos, porque es eterno su amor; 19 a Sijón, rey de los amorreos, porque es eterno su amor; 20 y a Og, rey de Basán, porque es eterno su amor. Virgen de la esperanza 21 Y dio sus tierras en herencia, porque es eterno su amor; 22 en herencia a su siervo Israel, porque es eterno su amor.http://www.vatican.va/holy_father/benedict_xvi/audien 23 En nuestra humillación se acordó de nosotros, porque esces/2011/index_sp.htm eterno su amor;El color amarillo en letras o de fondo indica texto de la 24 y nos libró de nuestros adversarios, porque es eterno sucatequesis. amor.Adaptación a diapositivas, 10 de marzo 2012. 25 El da el pan a toda carne, porque es eterno su amor;Emilio Perucha Herranz 26 ¡Dad gracias al Dios de los cielos, porque es eterno su amor!
  2. 2. Queridos hermanos y hermanas: Hoy quiero meditar con vosotros un Salmo que resume toda la historia de la salvación testimoniada enel Antiguo Testamento. Se trata de un gran himno de alabanza que celebra al Señor en las múltiples y repetidasmanifestaciones de su bondad a lo largo de la historia de los hombres; es el Salmo 136, o 135 según la tradición greco-latina. Este Salmo, solemne oración de acción de gracias, conocido como el «Gran Hallel», se cantatradicionalmente al final de la cena pascual judía yprobablemente también Jesús lo rezó en la última Pascua celebrada con los discípulos;a ello, en efecto, parece aludir la anotación de los evangelistas:«Después de cantar el himno salieron para el monte de los Olivos» (cf. Mt 26, 30; Mc 14, 26).
  3. 3. El horizonte de la alabanza ilumina el difícil camino del Calvario. Todo el Salmo 136 se desarrolla en forma de letanía,ritmado por la repetición antifonal «porque es eterna su misericordia». A lo largo de la composición, se enumeran los numerosos prodigios de Dios en la historia de loshombres y sus continuas intervenciones a favor de su pueblo;
  4. 4. y a cada proclamación de la acción salvífica del Señor responde la antífona con la motivaciónfundamental de la alabanza: el amor eterno de Dios, un amor que, según el término judío utilizado, implica : fidelidad, misericordia, bondad, gracia, ternura.Este es el motivo unificador de todo el Salmo, repetido siempre de la misma forma, mientras cambiansus manifestaciones puntuales y paradigmáticas: la creación, la liberación del éxodo, el don de la tierra, la ayuda providente y constante del Señor a su pueblo y a toda criatura. http://www.google.es/imgre s?q=biblia+arbol+de+la+vida +en+Paraiso+el+rio+de+cuat ro+brazos+le+rodean La cruz de la salvación se yergue sobre la Montaña del paraíso Este símbolo se encuentra también en el oratorio de Santa Felicitas; aparece de la misma forma en los mosaicos del ábside de San Juan de Letrán en Roma, datados del siglo XIII
  5. 5. Después de una triple invitación a la acción de gracias al Dios soberano (vv. 1-3), se celebra al Señor como Aquel que realiza «grandes maravillas» (v. 4), la primera de las cuales es la creación: el cielo, la tierra, los astros (vv. 5-9). El mundo creado no es un simple escenario en el que se inserta la acción salvífica de Dios, sino que es el comienzo mismo de esa acción maravillosa. Con la creación, el Señor se manifiesta en toda su bondad yGas en expansión que se belleza, se compromete con la vida,produce durante la explosión de revelando una voluntad de bien de la que brota cada una deuna estrella de masa mayor a 8 las demás acciones de salvación.veces la masa del Sol
  6. 6. Eclipse de sol http://www.astromia.com/fotostierra/eclipsesol.htm Y en nuestro Salmo, aludiendo al primer capítulo del Génesis, el mundo creado está sintetizado en sus elementos principales,insistiendo en especial sobre los astros, el sol, la luna, las estrellas, criaturas magníficas que gobiernan el día y la noche. Aquí no se habla de la creación del ser humano, pero él está siempre presente; el sol y la luna son para él —para el hombre—,para regular el tiempo del hombre,poniéndolo en relación con el Creador sobre todo a través de la indicación de los tiempos litúrgicos.
  7. 7. A continuación se menciona precisamente la fiesta de la Pascua, cuando, pasando a la manifestación de Dios en lahistoria, comienza el gran acontecimiento de la liberación de la esclavitud de Egipto, del éxodo, trazado en sus elementosmás significativos:la liberación de Egipto con la plaga de los primogénitos egipcios, la salida de Egipto, el paso del mar Rojo, el camino porel desierto hasta la entrada en la tierra prometida (vv. 10-20).Estamos en el momento originario de la historia de Israel. Dios intervino poderosamente para llevar a su pueblo a lalibertad;a través de Moisés, su enviado, se impuso al faraón revelándose en toda su grandeza y, al final,venció la resistencia de los egipcios con el terrible flagelo de la muerte de los primogénitos.
  8. 8. Así Israel pudo: 1 dejar el país de la esclavitud: * con el oro de sus opresores (cf. Ex 12, 35-36), * «triunfantes» (Ex14, 8), con el signo exultante de la victoria.2También en el mar Rojo el Señor obra con poder misericordioso. Ante un Israel asustado al verse perseguido por losegipcios, hasta el punto de lamentarse por haber abandonado Egipto (cf. Ex 14, 10-12),Dios, como dice nuestro Salmo: * «dividió en dos partes el mar Rojo [...] y condujo por en medio a Israel [...]. * Arrojó alfaraón y a su ejército» (vv. 13-15).La imagen del mar Rojo «dividido» en dos parece evocar la idea del mar como un gran monstruo al que se corta en dospartes y de esta forma se vuelve inofensivo.Cosimo Rosselli (1439 – 1507) Cruzando el Mar Rojo. Capilla Sixtina. Vaticano. Éxodo 14:27
  9. 9. El poder del Señor vence la peligrosidadde las fuerzas de la naturaleza y de lasfuerzas militares puestas en acción por «La mano fuerte y el brazo extendido»los hombres: del Señor (cf. Dt 5, 15; 7, 19; 26, 8) seel mar, que parecía obstruir el camino al muestran de este modo con toda supueblo de Dios, deja pasar a Israel a la fuerza salvífica: el opresor injustozona seca y luego se cierra sobre los queda vencido, tragado por lasegipcios, arrollándolos. aguas, mientras que el pueblo de Dios «pasa en medio» para seguir su camino hacia la libertad.
  10. 10. A este camino hace referencia ahora nuestro Salmo recordando con una frase brevísima el largo peregrinar de Israelhacia la tierra prometida:«Guió por el desierto a su pueblo, porque es eterna su misericordia» (v. 16). Estas pocas palabras encierran una experiencia de cuarenta años, un tiempo decisivo para Israel que,dejándose guiar por el Señor, aprende a vivir de fe, en la obediencia y en la docilidad a la ley de Dios.
  11. 11. Son años difíciles, marcados por la dureza de la vida en el desierto,pero también años felices, de familiaridad con el Señor, de confianza filial;es el tiempo de la «juventud», como lo define el profeta Jeremías hablando a Israel, en nombre del Señor, conexpresiones llenas de ternura y de nostalgia: «Recuerdo tu cariño juvenil, el amor que me tenías de novia, cuando ibas tras de mí por el desierto, por tierra que nadiesiembra» (Jr 2, 2).
  12. 12. El Señor, como el pastor del Salmo 23 que contemplamos en una catequesis,durante cuarenta años guió a su pueblo, lo educó y amó, conduciéndolo hasta la tierra prometida,venciendo también las resistencias y la hostilidad de pueblos enemigos que querían obstaculizar su camino de salvación(cf. vv. 17-20).Moisés, Aaron y Jur. Batalla contra Amalec. Exodo 17 11-13
  13. 13. En la enumeración que hace nuestro Salmo de las«grandes maravillas» se llega así al momento del donconclusivo,a la realización de la promesa divina hecha a los Padres:«Les dio su tierra en heredad,porque es eterna su misericordia;en heredad a Israel su siervo,porque es eterna su misericordia» (vv. 21-22). Moisés mirando la tierra prometida antes de morir
  14. 14. En la celebración del amor eterno del Señor,ahora se hace memoria del don de la tierra,un don que el pueblo debe recibir sin posesionarse nuncade ella,viviendo continuamente en una actitud de acogidaagradecida y grata. Israel recibe el territorio donde habitar como «herencia»,un término que designa de modo genérico la posesión deun bien recibido de otro,un derecho de propiedad que, de modo específico, hacereferencia al patrimonio paterno.En la Biblia Traducción Interconfesional (BTI) 2008,Salmo 37: Los justos heredarán la tierra.Evangelio de San Mateo 5, 5: Felices los humildes, porqueDios les dará en herencia la tierra. En la biblia Nácar y Colunga en nota 5, 2:…Para alcanzar la inteligencia de las bienaventuranzasconviene atender a los dos miembros de cada una.El primero está inspirado en el Antiguo Testamento, hablade pobres, mansos…;pero ha de entenderse a la luz de la doctrina evangélica.El segundo, que contiene el premio, es siempre el mismoaunque expresado en distintas formas.Se trata siempre del reino del cielo, de la gracia deJesucristo en la vida presente y de la gloria del cielo en lafutura.
  15. 15. Una de las prerrogativas de Dios es la de «donar»;y ahora, al final del camino del éxodo, Israel,destinatario del don, como un hijo, entra en el país de lapromesa realizada. Se acabó el tiempo del vagabundeo, bajo las tiendas, enuna vida marcada por la precariedad. Ahora ha comenzado el tiempo feliz de la estabilidad,de la alegría de construir las casas, de plantar losviñedos, de vivir en la seguridad (cf. Dt 8, 7-13).
  16. 16. Después saldrá Jehová a pelear con aquellas naciones, como peleó en el día de la batalla…" (Zacarías 14:3). Pero también es el tiempo de la tentación idolátrica, de la contaminación con los paganos, de la autosuficiencia quehace olvidar el Origen del don. Por ello el Salmista menciona la humillación y los enemigos, una realidad de muerte en la que el Señor, una vez más, serevela como Salvador: «En nuestra humillación, se acordó de nosotros: porque es eterna su misericordia. Y nos libró de nuestros opresores:porque es eterna su misericordia» (vv. 23-24).
  17. 17. Aquí surge la pregunta: ¿cómo podemos hacer de este Salmo nuestra oración?, ¿cómo podemos apropiarnos de este Salmo para nuestra oración? Es importante el marco del Salmo, el comienzo y el final: es la creación. Volveremos sobre este punto: la creación como el gran don de Dios del cual vivimos, en el cual él se revela en su bondad y grandeza. Por lo tanto, tener presente la creación como don de Dios es un punto común para todos nosotros.Alegoría de la Creación
  18. 18. Luego sigue la historia de la salvación. Naturalmente nosotros podemos decir:esta liberación de Egipto, el tiempo del desierto, la entrada en la Tierra Santa y luego los demás problemas,están muy distantes de nosotros, no son nuestra historia. Pero debemos estar atentos a la estructura fundamental de esta oración. La estructura fundamental es que Israel se acuerda de la bondad del Señor.
  19. 19. ―Ve, ama a una mujer...aunque adúltera… Después volverán los hijos de Israel, y buscarán a Yahweh su Dios, y a David su rey; y temerán a Yahweh y a su bondad en el fin de los días‖. (Os 2:14-23; 3:1-5) En esta historia hay muchos valles oscuros, hay muchos momentos de dificultad y de muerte,pero Israel se acuerda de que Dios era bueno ypuede sobrevivir en este valle oscuro, en este valle de muerte, porque se acuerda. Tiene la memoria de la bondad del Señor, de su poder; su misericordia es eterna.
  20. 20. Y también para nosotros es importante acordarnos de la bondad del Señor. La memoria se convierte en fuerza de la esperanza. La memoria nos dice: Dios existe, Dios es bueno, su misericordia es eterna. De este modo, incluso en la oscuridad de un día, de un tiempo, la memoria abre el camino hacia el futuro: es luz y estrella que nos guía. También nosotros recordamos el bien, el amor misericordioso y eterno de Dios.San Lucas 17,11-19 10 leprosos curados, uno agradecido
  21. 21. La historia de Israel ya es una memoria también para nosotros:cómo se manifestó Dios,cómo se creó su pueblo. Luego Dios se hizo hombre, uno de nosotros:vivió con nosotros,sufrió con nosotros,murió por nosotros. Permanece con nosotros en el Sacramento y en la Palabra. Es una historia,una memoria de la bondad de Dios que nos asegura su bondad:su misericordia es eterna.El árbol de la Cruz,que es según la teología cristiana el nuevo Árbol de la Vida,pues simboliza la presencia de Dios entre los hombres,a través de los Sacramentos que Cristo ha obtenido del Padre consu obediencia hasta la muerte,donde se manifiesta su amor infinito.Nadie ama más que el que da la vida.Mosaico del Ábside (s. XIII), Basílica de San Clemente, Roma(Italia).Particular: la Cruz, árbol de vida. Reproducción autorizada por los Padres Dominicos Irlandeses.
  22. 22. Luego también en estos dos mil años de la historia de la Iglesia está siempre, de nuevo, la bondad del Señor. Después del período oscuro de la persecución nazi y comunista,Dios nos ha liberado, ha mostrado que es bueno, que tiene fuerza, que su misericordia es eterna.Preguntándome por un fundamento concreto de las manifestaciones que de la bondad de Dios hace el Papa me heencontrado con que Benedicto XVI, expresó en una homilía, poco antes de su proclamación: ―La pequeña barca del pensamiento de muchos cristianos con frecuencia ha quedado agitada por las olas,zarandeada de un extremo al otro: del marxismo al liberalismo, hasta el libertinaje; del colectivismo al individualismo radical; del ateísmo a un vago misticismo religioso; del agnosticismo al sincretismo, etc.‖ Por eso, parece oportuno indagar si la Iglesia Católica posee una doctrina política, y en qué consiste.
  23. 23. En el blog de José María Iraburu ―Reforma o apostasía‖ http://infocatolica.com/blog/refo rma.php/0912190950-indice-de- reforma-o-apostasia-51 trata el tema Católicos y Política en: artículos números 95 a 125. (125) Católicos y política –y XXX. Ya vale. 17 Del nº 125 son estos párrafos:…¿Qué debemos hacer hoy en política los católicos? En primer lugar, debemos ser conscientes de quela única Autoridad mundial posible y benéfica es la de Cristo, Rey de las naciones. Cualquier otra Autoridad mundial, como las ya diseñadas hoy en los grandes organismos internacionales, si no escristiana, solo podrá encarnar al Anti-Cristo, «que ya está en acción» (2Tes 2,7) (109). En segundo lugar, hemos deconfiar a la oración la vanguardia absoluta de toda acción cristiana, también de las actividades políticas.Así lo ha entendido siempre la Iglesia y lo ha expresado en su liturgia. Pero además de ese reconocimiento de la primacía de Cristo Rey y de la oración¿qué debemos hacer los cristianos en el campo mismo de la vida política?Los partidos confesionales católicos son hoy necesarios,pues es evidente que en el mundo político actual de Occidentetodos los partidos, en uno u otro grado, son laico-laicistas,liberales, relativistas, naturalistas,cerrados a la ley divina, a la ley natural y a la esperanza de la vida eterna…
  24. 24. Fuente: Escuela de Dirigentes "Santo Tomás Moro"Módulo II : Guía para el estudio de la Doctrina Política de la Iglesia en la página:http://es.catholic.net/abogadoscatolicos/435/2417/articulo.php?id=41813 :IV) Síntesis de la Doctrina Política de la Iglesia (según la Enc. Pacem in Terris) 3. La Autoridad. Siguiendo a León XIII, Juan XXIII lo funda en la naturaleza social del hombre y en la natural necesidad deun principio directivo del orden social, para concluir: ―la autoridad que, como la misma sociedad, surge y deriva de la naturaleza y, por tanto, del mismo Dios, que es suautor‖ (nº 46). Nota: Dado que se cita la Biblia, parece oportuno recodar el comentario de san Máximo el Confesor : La Escritura simboliza al hombre; su cuerpo está representado por el Viejo Testamento, y su alma, su espíritu y suinteligencia por el Nuevo. Las históricas palabras de toda la Escritura simbolizan al cuerpo, mientras que el alma se halla simbolizada por elsentido de lo escrito y por el fin a que esto tiende. Así como el hombre es mortal en lo que se refiere a su parte visible, e inmortal en cuanto a su parteinvisible, análogamente la Sagrada Escritura es perecedera en lo tocante a su parte visible, sus letras, pero es eterna enlo que atañe al espíritu encerrado en esas letras.http://www.conocereisdeverdad.org/website/index.php?id=3791
  25. 25. Nota:Las cuestiones de estas tres diapositivas anteriores pueden resumirsediciendo que hay una confrontación entre el denominadoprogresismo, evolucionismo, transhumanismo, etc.y el Evangelio y la Tradición de la Iglesia. Así la naturaleza (y su orden o leyes) creada por Dios, según elcristianismo, es para progresistas, etc., mero estado de la culturaque, como obra propia del hombre independiente de Dios (que no existepara ellos), es capaz de transformar la naturaleza con el tiempo. Así el sexo,hoy todavía (según progresistas, etc.) está condicionado por latradición, las religiones. Esto se supera con el desarrollo progresivo que culmina en la libérrimavoluntad de ser hombre, mujer, transexual, etc.,sin cortapisa alguna, porque el hombre es dios, mejor dicho, en surebelión, es Dios. Además de estas dos posiciones contrapuestas violentamente, hay unatercera, intermedia, la tibieza:Apocalipsis (12, 15): ―Conozco tu conducta: no eres ni frio ni caliente…puesto que eres tibio, y no frio ni caliente, voy a vomitarte de mi boca…Sé, pues ferviente y arrepiéntete‖Autores espirituales recalcan el pecado venial deliberado como elcausante del estado de tibieza: S. Alfonso María de Ligorio enumerabaentre estos pecados las mentiras voluntarias, las murmuracionesleves, las imprecaciones, los resentimientos manifestados, las burlas, laspalabras picantes, las alabanzas propias, los rencores, la aficióndesordenada a otras personas …Otros dan más importancia a una previa relajación de los principiosmorales que difumina el sentido del pecado, para pasar después a unlaxismo práctico… (Tibieza, Enciclopedia Rialp).
  26. 26. Así pues existe un problema, la tibieza. Si preguntamos por las promesas bíblicas y, más concretamente las promesas de Jesús y de la Virgen María, encontraríamos multitud de ellas para todos los caracteres y para cada situación de la vida. También, san Juan de la Cruz nos dice: Él ordena nuestras pasiones en el amor de lo que más queremos, para que mayores sacrificios hagamos y más valgamos. Carta 11 (Vida y Obras 10ª edición, BAC 1978). Todas estas facilidades para salir de la tibieza se ven claramente en el esfuerzo tan mínimo con unos resultados tan espectaculares como los de la promesa del Sagrado Corazón de Jesús a Sor María Consolata Betrone. Jesús enseñó a Sor M. Consolata Bertrone un Acto de Amor que debía repetir frecuentemente, prometiéndole que cada Acto de Amor salvaría el alma de un pecador y que repararía mil blasfemias. Este Acto de Amor es: "Jesús, María, Os Amo, Salvad las Almas―San Miguel pesando las acciones de los hombres convistas a la salvación o la condenación de sus almas "Consolata, di a las almas que prefiero un Acto de amor a cualquiertabla procedente de la Vall de Ribes que se conserva otro don que pueda ofrecerme"... " Tengo sed de amor"... (16 deactualmente en el Museo episcopal de Vic. diciembre de 1935). http://www.corazones.org/santos/maria_consalta_bertrone.htm
  27. 27. En la historia común, colectiva, está presente esta memoria de la bondad de Dios, nos ayuda y se convierte en estrellade la esperanza. También cada uno tiene su historia personal de salvación, y debemos considerar realmente esta historia, tener siemprepresente la memoria de las grandes maravillas que ha hecho también en mi vida, para tener confianza: su misericordia eseterna. Y si hoy me encuentro en la noche oscura, mañana él me libra porque su misericordia es eterna. Introducción a la vida devota o FILOTEA Autor: San Francisco de Sales CAPÍTULO XI Meditación 3ª : DE LOS BENEFICIOS DE DIOS PREPARACIÓN. 1. Ponte en la presencia de Dios.- 2. Pídele que te ilumine. CONSIDERACIONES. 1. Considera las gracias corporales que Dios te ha concedido: este cuerpo, estas facilidades para sustentarlo, esta salud, estas satisfacciones lícitas, estos amigos, estos auxilios. Mas considera esto, comparándote con tantas otras personas que valen más que tú, las cuales se ven privadas de estos beneficios: unas son contrahechas, otras mutiladas, otras caree-en de salud; otras son objeto de oprobios, de desprecios y de deshonra; otras están abatidas por la pobreza; y Dios no ha querido que tú fueses tan desgraciada. 2. Considera los dones del espíritu: cuantas personas hay, en el mundo, imbéciles, furiosas, insensatas; ¿y por qué no eres tú una de tantas? Porque Dios te ha favorecido. ¡Cuántos han sido criados groseramente y en la mayor ignorancia, y la Providencia divina ha hecho que tú fueses educada con urbanidad y con decoro! 3. Considera las gracias espirituales: ¡Oh Filotea!, tú eres hija de la Iglesia; Dios te ha enseñado a conocerle, desde tu juventud. ¿Cuántas veces te ha dado sus sacramentos? ¿Cuántas veces te ha ayudado, con inspiraciones, luces interiores y reprensiones, para tu enmienda? ¿Cuántas veces te ha perdonado tus faltas? ¿Cuántas veces te ha librado de las ocasiones de perderte, a que te habías expuesto? Y estos años pasados ¿no te han ofrecido una oportunidad y una facilidad para avanzar en el bien de tu alma? Examina en sus pormenores, cuán suave y generoso ha sido Dios contigo. www.catolicosfirmesensufe.org/introduccin-a-la-vida-devota
  28. 28. Volvamos al Salmo porque, al final, se refiere de nuevo a la creación. El Señor —dice así— «da alimento a todo viviente, porque es eterna su misericordia» (v. 25). La oración del Salmo concluye con una invitación a la alabanza: «Dad gracias al Dios del cielo, porque es eterna sumisericordia» (v. 26). El Señor es Padre bueno y providente, que da la herencia a sus hijos y proporciona a todos el alimento para vivir.
  29. 29. El Dios que creó los cielos y la tierra y las grandes luces celestiales, que entra en la historia de los hombres para llevar ala salvación a todos sus hijos, es el Dios que colma el universo con su presencia de bien cuidando de la vida y donandopan.El poder invisible del Creador y Señor, cantado en el Salmo, se revela en la pequeña visibilidad del pan que nos da, con elcual nos hace vivir. Así, este pan de cada día simboliza y sintetiza el amor de Dios como Padre, y nos abre a la plenitud neotestamentaria, aaquel «pan de vida», la Eucaristía, que nos acompaña en nuestra vida de creyentes, anticipando la alegría definitiva delbanquete mesiánico en el cielo.
  30. 30. Hermanos y hermanas, la alabanza y bendición del Salmo 136 nos ha hecho recorrer la etapas más importantes de lahistoria de la salvación, hasta llegar al misterio pascual, donde la acción salvífica de Dios alcanza su culmen. Con gozo agradecido celebremos, por lo tanto, al Creador, Salvador y Padre fiel, que «tanto amó al mundo, que entregóa su Unigénito, para que todo el que cree en él no perezca, sino que tenga vida eterna» (Jn 3, 16).
  31. 31. En la plenitud de los tiempos, el Hijo de Dios se hace hombre para dar la vida, para la salvación de cada uno de nosotros, y se dona como pan en el misterio eucarístico para hacernos entrar en su alianza que nos hace hijos. A tanto llega la bondad misericordiosa de Dios y la sublimidad de su «amor para siempre». Por ello, quiero concluir esta catequesis haciendo mías las palabras que san Juan escribe en su Primera Carta y que deberíamos tener presentes siempre en nuestra oración: «Mirad qué amor nos ha tenido el Padre para llamarnos hijos de Dios, pues ¡lo somos!» (1 Jn 3, 1).[3, 1] Gracias. En Catecismo Iglesia Católica artículo 441: Hijo de Dios, en el Antiguo Testamento, es un título dado a los ángeles, al pueblo elegido, a los hijos de Israel y a sus reyes. Significa una filiación adoptiva que establece entre Dios y su criatura unas relaciones de una intimidad particular. Mas, art. 460. Biblia Nácar y Colunga 11ª edición BAC 1966. Nota 3,1: Nuestra filiación divina se llama adoptiva para distinguirla de la natural de Jesucristo, pero está por encima de la adopción jurídica, puesto que se nos da el Espíritu del Hijo, y por él nos sentimos hijos del Padre mediante el don de piedad.Cristo Eucarístico. Juan de Juanes
  32. 32. Saludo con afecto a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos venidos de España, México, Panam á y otros países latinoamericanos. Invito a todos a cantar con gozo la alabanza al Señor por el amor eterno que nos tiene. Cántico de María, hermanaBotticelli, Virgin of Magnificat 1480 Moisés

×