Diagnostico estrategico y analisis sistemico del piedemonte del Meta

586
-1

Published on

Diagnostico estratégico según árbol de competencias y determinación de factores de cambio y tendencias en el departamento del Meta

Published in: Government & Nonprofit
0 Comments
1 Like
Statistics
Notes
  • Be the first to comment

No Downloads
Views
Total Views
586
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
1
Actions
Shares
0
Downloads
19
Comments
0
Likes
1
Embeds 0
No embeds

No notes for slide

Diagnostico estrategico y analisis sistemico del piedemonte del Meta

  1. 1. Diagnostico estratégico y análisis sistémico del Piedemonte del Meta Emilio García Gutiérrez Paula Andrea Muñoz Aguirre Cristina del Pilar Sánchez Linares Adriana Iguavita Iguavita Villavicencio, junio de 2011
  2. 2. Página 2 de 125 1. Presentación Dentro de las actividades del proyecto “Gobernabilidad para el desarrollo local con visión de futuro”, que ejecuta el Departamento Nacional de Planeación, se ha propuesto como objetivo principal potenciar los procesos de desarrollo territorial en Colombia, a través de un proceso de construcción de visiones subregionales, y la formulación estratégica que materialice la visión. En el presente documento se pretende realizar una síntesis del proceso construcción de visiones subregionales adelantado en el departamento del Meta, partiendo de la caracterización y los resultados de la Visión Meta 2032; la cual se validó con los actores sociales subregionales, como primera parte de los talleres de análisis sistémico de territorio, donde además se identificaron los factores de cambio, con la participación de los actores sociales más representativos del departamento y las subregiones. De esta manera se despliega el planeamiento estratégico con la definición de escenarios de futuro, la construcción de las visiones subregionales al año 2032, y la formulación del plan estratégico. Dichas actividades requirieron de la utilización de metodologías propias de los procesos de planeación prospectiva, donde se determinaron las condiciones diferenciales en las subregiones, las tendencias a nivel subregional, así como las estrategias para el posicionamiento y materialización de las visiones al año 2032.
  3. 3. Página 3 de 125 2. Resultados de la socialización de la subregionalización del departamento del Meta. El proyecto “Gobernabilidad para el desarrollo local con visión de futuro” busca replicar la experiencia lograda por la Dirección de Desarrollo Territorial del Departamento Nacional de Planeación con el proyecto Laboratorio de Desarrollo Institucional y Gobernabilidad Pública territorial. El proyecto como objetivo general se ha propuesto realizar una experiencia de aprendizaje de trabajo intergubernamental e interinstitucional de fortalecimiento de la gobernabilidad regional, bajo un enfoque de asociatividad, que promueve el desarrollo local con una visión de futuro. Con esta experiencia se busca retroalimentar el desarrollo local, en la perspectiva de potenciar los procesos de desarrollo territorial, descentralización y democracia, en Colombia, en el marco del Estado Social de Derecho. El departamento del Meta está situado en la parte central de Colombia y es una de las regiones con mayores potencialidades agroindustriales del país. Su capital Villavicencio se encuentra a 86 Km de Bogotá. En el Tercer Laboratorio de Paz participan 18 municipios del departamento. El área seleccionada tiene una extensión aproximada de 44.618 km2 , y una población de 593.914 habitantes, según el censo de 2005. En los últimos 30 años la economía del Meta ha registrado un cambio o transformación estructural. La minería es la actividad con mayor crecimiento (24,2%), mientras la rama agropecuaria ha caído más del 40%. Las ramas de transformación (industria, energía & agua y construcción) han incrementado ligeramente su participación y las ramas
  4. 4. Página 4 de 125 de servicios diferentes del gobierno (comercio, transporte, comunicaciones, etc.) han multiplicado más de dos veces su participación. El PIB del Meta es de más de 2.06 billones, que representa el 4% del total nacional (0.9% más que el promedio departamental). El sector servicios representa mayor producción con 39%, el segundo la minería del petróleo (17%) y luego el sector agropecuario (14%). El Meta es hoy en día el mayor productor de petróleo del país y participa con cerca del 10% de la producción nacional. Las regalías llegaron aproximadamente a $600.000 para el período 2006- 2007, de las cuales la Gobernación del Meta participa con el 66,84%. La mayor debilidad social del departamento es su alta desigualdad interna. Las subregiones del Bajo Ariari y la anteriormente llamada Duda- Guayabero presentan los más altos niveles de pobreza y los menores niveles de condiciones de vida1 . La mirada anterior es una aproximación general del departamento del Meta donde se ejecuta el Tercer laboratorio de Paz con una visión territorial. Por ello, la visión territorial que se realice para las subregiones del departamento, constituirá un insumo importante para avanzar en el proyecto de “Gobernabilidad para el desarrollo local con visión de futuro”. Este proyecto planteó en términos generales el desarrollo entre otras de las siguientes actividades: 1. Creación de las condiciones técnicas y organizativas favorables para la realización del ejercicio de visión de futuro territorial. 1 Departamento Nacional de Planeación –DNP-Proyecto Gobernabilidad para el desarrollo local con visión de futuro, Términos de consultoría, 4 de noviembre de 2010, p.3
  5. 5. Página 5 de 125 2. Elaboración del diagnóstico de caracterización estratégica participativa del desarrollo de cada una de las subregiones del departamento. 3. Construcción social de la prospectiva o posicionamiento de la región ante el futuro. Tomando como base la subregionalización propuesta por la Secretaria de Planeación Departamental en el proceso de construcción de la Visión 2032, se realizó el Taller I en las subregiones del Meta; siendo en total nueve (9). A continuación se hace una relación de los resultados: 2.1. Subregión del Piedemonte El piedemonte del Meta cuenta con una buena ubicación geográfica, lo que constituye una potencialidad destacada, gracias a la cercanía del centro del país, que denota oportunidades de intercambio de la producción agropecuaria y mayor actividad en el desarrollo del comercio. Se destaca la vía marginal de la selva, con lo cual la subregión ha salido favorecida pues esta se convierte en una vía de salida hacia el llano colombiano hacia Venezuela y de otra parte pasando hacia la capital de la República. La posición geoestratégica es sin duda una de las mayores potencialidades que tiene la subregión. La infraestructura vial nacional la convierte en nodo de transporte, estratégicamente situada sobre corredores de comercio internacional. También tiene una función articuladora y de distribución en lo que tiene que ver con las infraestructuras eléctricas, de hidrocarburos y de telecomunicaciones en la región. Este aspecto la hace constituirse en un importante espacio de
  6. 6. Página 6 de 125 intersección comercial para el país. Este aspecto es importante y representativo, gracias a la facilidad de acceso a la ciudad, producto del plan vial que se ha venido desarrollando con miras a proyectar la capital metense como receptora de un importante flujo urbano y comercial en un futuro no lejano. De esta manera el turismo se constituye como un potencial para el crecimiento económico; donde el ecoturismo, es la modalidad más relevante, por la gran variedad de riqueza natural, destacándose sitios de atracción, su paisaje de piedemonte y sabana; unidos a la riqueza hídrica del territorio como productor de agua a nivel regional y albergue de riquezas bióticas reconocidas a nivel mundial, son una enorme fortaleza que tiene la región para proyectar un desarrollo sostenido. Tomando como base la subregionalización propuesta por la Secretaria de Planeación Departamental en el proceso de construcción de la Visión 2032, se realizó el Taller I en los municipios de la subregión de Piedemonte del Meta, la cual se trabajó en cuatro grupos de municipios, dada las diferentes características y la posibilidad de asistencia de los actores sociales a los Talleres de trabajo. El municipio de Cubarral se incorporó a los Talleres realizados en la subregión del Ariari. El primer grupo se conformó por los municipios de Acacias, Guamal, Castilla La Nueva, y San Carlos de Guaroa, realizándose el Taller el 23 de Marzo de 2011, en la Biblioteca municipal de Acacias. En dicha reunión se contó con la participación de diez (10) asistentes, quienes trabajaron en dos mesas.
  7. 7. Página 7 de 125 El segundo grupo correspondió a Villavicencio, que por sus características poblacionales y de desarrollo socio-económico se decidió trabajarlo de manera independiente. Este taller se desarrollo el 24 de Marzo de 2011, en el Auditorio Flor Amarillo, Gobernación del Meta; con veintiséis (26) asistentes. El tercer grupo lo conformaron: Restrepo, Cumaral, y Barranca de Upía, representados por veinticinco (25) asistentes, que trabajaron en tres mesas, en la Casa de la Cultura del municipio de Cumaral, el 26 de Marzo de 2011. Dichos grupos, se denominaron: Piedemonte Norte, Piedemonte Centro y Piedemonte Sur, respectivamente. El cuarto grupo, que corresponde a San Juanito y El Calvario, por sus características climáticas, productivas, sociales, culturales y de relieve, se trabajará como subregión independiente de piedemonte, denominada “subregión de la cordillera”. De esta manera se cumple con la solicitud de la comunidad de estos municipios quienes solicitaron esta condición. A continuación se hace la descripción de las sugerencias mencionadas: 2.1.1.Piedemonte Norte Esta subregión se propone conformarla por los municipios de Restrepo y Cumaral. Para el desarrollo del primer Taller se contó con la participación del municipio de Barranca de Upía; pero durante el desarrollo de esta se determinó la necesidad de incluir a este municipio en la subregión de Altillanura, por su cercanía con Cabuyaro y sus características productivas, sociales, y culturales muy similares a los municipios que la componen. De igual manera durante la socialización de la subregionalización propuesta por el proyecto de Visión Meta 2032, en estos municipios,
  8. 8. Página 8 de 125 algunos actores sociales consideran como común denominador de la región la cultura, el intercambio comercial, la producción y comercialización de productos agrícolas, los tipos de tierras y demás características que comparten con los municipios del piedemonte llanero. Los participantes en el Taller están de acuerdo que el municipio de Barranca de Upía debe pertenecer a la subregión de la Altillanura junto con Puerto López, Cabuyaro y Puerto Gaitán, o conformar una subregión diferente junto con el municipio de Cabuyaro, dado el comercio, y características similares. Consideran que en la actualidad el municipio de Barranca esta notablemente desagregado de la subregión del piedemonte. La gran mayoría de los asistentes se sienten identificados con la subregión del piedemonte a la cual sus municipios pertenecen, resultado de la caracterización realizada con antelación por expertos conocedores del departamento. Están de acuerdo con la subregionalización, ya que consideran la cercanía a la ciudad de Villavicencio como aspecto principal para esta asociación, dando importancia también a factores como la cultura, las costumbres y el intercambio comercial. Consideran que los municipios que componen la subregión del piedemonte están en la capacidad de trabajar en proyectos conjuntos, en el promover proyectos de infraestructura, mejoramiento vial, acueducto, promoción y prestación de servicios turísticos, y sobre todo proyectos de interés social, de necesidad común y por qué no de ayuda mutua, así como alianzas comerciales.
  9. 9. Página 9 de 125 2.1.2.Piedemonte centro: Villavicencio Villavicencio como centro del departamento, para este proceso, lo denominamos “subregión de piedemonte centro”. Durante el desarrollo del primer Taller, los actores sociales consideran que la subregionalización es acertada por cuanto obedece a un proceso de selección, donde se tuvieron en cuenta los factores que las caracterizan, pero falta mayor información acerca de la caracterización, de El Calvario y San Juanito, al igual que de Uribe y Mesetas de la subregión Ariari. Otros participantes en el taller sugieren que es necesario ampliar la información y revisar el concepto para incluir los municipios de Mapiripán y Puerto Concordia como integrantes de la región del Rio Guaviare y ven prudente conocer la funcionalidad y características de cada municipio que fueron tenidos en cuenta para constituir las subregiones. De igual forma, opinan que Villavicencio, por ser el municipio capital, tiene una gran responsabilidad para el desarrollo de la subregión. Sugieren que se resalte la importancia de proyectos para desarrollar corredores viales y fluviales aprovechando la riqueza hídrica con que cuenta el departamento, y que dentro de la composición de los proyectos subregionales las juventudes tengan un buen grado de inclusión en la consecución de proyectos. 2.1.3.Piedemonte Sur Esta subregión está constituida por los municipios de Acacias, Guamal, Castilla La Nueva, y San Carlos de Guaroa. Anteriormente era denominada como “piedemonte centro”, pero para el presente proyecto denominamos centro al municipio de Villavicencio.
  10. 10. Página 10 de 125 En cuanto a la subregionalización algunos actores de San Carlos de Guaroa, consideran que se encuentran más identificados con otros municipios como San Martin, Cubarral, Puerto López. Los participantes en el Taller del municipio de Acacias, opinan que en el caso del piedemonte llanero está bien definido, sin embargo desde la óptica de proyectos subregionales no se contemplan la presencia de Villavicencio, pero si la de municipios como San Martin y Granada, dadas ciertas características socio-económicas comunes. Consideran que pueden trabajar proyectos en común, dado que en el Plan de desarrollo de Acacias y de los diferentes municipios de esta subregión vienen planteando proyectos que beneficiaran a municipios como Granada, Castilla, San Martin, Guamal y algunos otros del área de influencia. 2.2. Conclusiones preliminares La socialización de las subregiones del departamento del Meta se realizo teniendo como punto de partida la subregionalización elaborada en el departamento del Meta durante los años 2009 y 2010, ella se presento y analizo con todos los participantes en el primer Taller y en este documento se presentan las principales aportes hechos durante el ejercicio por parte de la comunidad, entre los cuales es necesario destacar los siguientes:  La subregión del Piedemonte es vista por los participantes compuesta por tres zonas o grupos de municipios. El primer grupo conformado por los municipios de Acacias, Guamal, Castilla La Nueva, y San Carlos de Guaroa, apareciendo Acacias como eje central.
  11. 11. Página 11 de 125 El segundo grupo corresponde a Villavicencio, que por sus características poblacionales y de desarrollo socio-económico ejerce sus actividades de manera independiente. El tercer grupo lo conforman Restrepo, y Cumaral, ya que los participantes en este ejercicio señalan que su relación vial y natural es con Villavicencio, pero económica, cultural, politica y productivamente se ven mejor trabajando al lado de la subregión de la Altillanura y especialmente con el municipio de Cabuyaro con el cual encuentran similitudes (políticas, palma aceitera, ganadería y petróleo).  Resumiendo podemos afirmar que Restrepo y Acacias, forman parte de las subregiones del Piedemonte Norte y sur respectivamente, pero confluyen en procesos integradores con Villavicencio, como con los municipios que componen su subregión. Elemento al cual se le debe prestar atención por la posible conurbación con la capital Villavicencio.  Barranca de Upía tiene relaciones funcionales con los municipios del Piedemonte Norte por tradición; pero a su vez tiene características geofísicas, culturales y sociales similares a los municipios de la Altillanura.  Los municipios del Piedemonte sur (Acacias, Guamal, San Carlos de Guaroa y Castilla La Nueva) le apuestan en un futuro al desarrollo agroturismo, a consolidar el cluster de la palma aceitera y de la leche, en este sentido vienen encaminando sus propuestas de desarrollo de corto y mediano plazo.
  12. 12. Página 12 de 125 3. Diagnostico estratégico y análisis sistémico del Piedemonte del Meta . En el presente documento se presenta una síntesis del diagnóstico territorial, teniendo en cuenta la visión sistémica del territorio, según las directrices del Departamento Nacional de Planeación. Para adelantar esta actividad se realizo la interrelación de las diferentes dimensiones del desarrollo territorial, transcendiendo la visión sectorial inicial y realizar un esfuerzo analítico importante. En este orden de ideas es un texto de carácter explicativo que avanza de manera detallada en la comprensión de las dinámicas del territorio señalado. En cumplimiento de la metodología establecida se realizaron los talleres de análisis sistémico de territorio y la identificación de los factores de cambio, en donde participaron actores representativos de la realidad subregional y departamental. De esta manera se concluyo la etapa de diagnóstico y se asumió la etapa de planteamiento estratégico con la definición de escenarios de futuro y la construcción colectiva de la visión subregional al año 2032. El análisis que se presenta aborda dimensión a dimensión, la percepción que tiene la colectividad sobre las dinámicas territoriales y su evolución histórica, junto con su situación actual, resaltando tanto las potencialidades y particularidades identificadas para cada dimensión del desarrollo territorial. Se trato de hacer un análisis específico de cada una de las subregiones para integrar una mirada que muestre igualmente algunas condiciones diferenciales con relación a otras. Se describen luego las principales tendencias a nivel regional y de la subregión, que podrían influir de manera directa o indirecta en el desarrollo futuro de cada subregión, de forma tal, que permitan orientar
  13. 13. Página 13 de 125 posteriormente estrategias de aprovechamiento de oportunidades y/o prevención de amenazas externas. Para complementar esta primera parte de la construcción de la visión subregional se realizo un análisis sistémico de cada subregión, donde se identifican tanto las potencialidades, fortalezas endógenas, los problemas estructurales y amenazas que posee el territorio, para así, reflejar las interrelaciones entre las dimensiones y mostrar una aproximación de cada subregión. 3.1. Subregión del Piedemonte Tomando como base la subregionalización propuesta por la Secretaria de Planeación Departamental en el proceso de construcción de la Visión 2032, se realizó el Taller I en los municipios de la subregión de Piedemonte del Meta, la cual se trabajó en cuatro grupos de municipios, dada las diferentes características municipales y la posibilidad de asistencia de los actores sociales a los Talleres de trabajo. El municipio de Cubarral se incorporó a los Talleres realizados en la subregión del Ariari. El primer grupo se conformó por los municipios de Acacias, Guamal, Castilla La Nueva, y San Carlos de Guaroa, estos se identificaron como Piedemonte Sur. El segundo grupo, correspondió a Villavicencio, que por sus características poblacionales y de desarrollo socio-económico se decidió trabajarlo de manera independiente; esta zona se denomino Piedemonte Centro. Y el tercer grupo lo conforman Restrepo y Cumaral, denominado Piedemonte Norte.
  14. 14. Página 14 de 125 A continuación se hace la descripción correspondiente a cada zona de trabajo dentro de la subregión del Piedemonte. 3.1.1. Piedemonte norte ¿De dónde venimos? Los municipios de Restrepo y Cumaral se encuentran localizados en la parte Noroccidental del Departamento del Meta. El nombre de Cumaral viene de las palmas de Cumare, que por tiempo de su fundación se encontraba silvestre en toda la región. El Cumare (Astrocarium vulgare Mert Aiara) era antiguamente muy abundante en la llanura. Cumaral fue inspección de policía de Restrepo, más tarde corregimiento y finalmente municipio por Decreto Intendencial No.182 del 3 de Julio de 19552 . Restrepo fue fundado en 1905 como caserío de La Concepción. Por Decreto 904 del 23 de septiembre de 1912 como La Colonia, y a partir del 4 de diciembre de 1915 le fue dado su nombre actual, Restrepo. El Municipio se alza a 570 msnm y está ubicado en la zona norte del Departamento del Meta; es además la capital salinera del Departamento. El nombre del municipio se debe a Emiliano Restrepo, quien fue el que donó el lote donde se constituyó el caserío3 . En las unidades de tipo familiar que se desarrollaron en el piedemonte la actividad doméstica es inseparable de la actividad productiva. En ellas participaban sin recibir salario todos los miembros de la familia, en forma integrada. Los peones se contrataban solamente cuando la mano de obra familiar, aprovechada incluso en jornadas adicionales, no era suficiente 2 Secretaria de Planeación del Meta, información del municipio de Cumaral, marzo 15 de 2009 3 Secretaria de Planeación del Meta, información del municipio de Restrepo, marzo 15 de 2009
  15. 15. Página 15 de 125 para cubrir las necesidades esporádicas de trabajo adicional. El carácter familiar de la economía campesina en esta zona se mantuvo solamente dentro de una determinada extensión. Cuando los recursos, en particular la tierra, se encontraba por debajo de la superficie mínima indispensable para atender por lo menos las demandas básicas de la familia, la unidad familiar comienzo a expulsar a sus miembros, que fueron a buscar por fuera otras alternativas de empleo e ingreso. Este fenómeno de descomposición se expresa en múltiples formas de migración parcial, temporal, definitiva, etc.4 . Hoy en día en estas regiones y otras del Meta y el Guaviare se continúa dando la migración, porque allí la violencia continúa. Para ello se dice que los paramilitares son una reacción contra las guerrillas. Esto es cierto, pero se oculta el hecho de que las guerrillas fueron en su origen - y todavía lo siguen siendo - una reacción campesina contra el despojo de sus tierras y la persecución política-. De eso ningún padre de la patria, ningún militar, ningún cura se acuerda5 . Sobre este pasado reciente de transformación de la propiedad rural, de la economia y del paisaje, se dijo “A nuestra región llegaron los campesinos abriendo camino a sembrar café, plátano y maíz, y hacer finca. 4 Garcia, Gutierrez, E .Ocho características de las explotaciones campesinas. Corpoica, Regional ocho, Oficina de Planeación, p.5, 2000 5 Ibid 13 p.7
  16. 16. Página 16 de 125 En el Piedemonte Llanero los latifundistas hace años mandaron a las guerrillas de paz ó al DAS Rural, a empujar a los colonos para más adentro, a las tierras frescas del Ariari - Güejar, de donde después también los sacarían para La Macarena o Mapiripán a sembrar coca. De eso tampoco se acuerdan los publicistas del sistema natural, les queda más fácil aplaudir la versión de los generales de que ese aporte es pura masa mafiosa”6 . Otras características del proceso vivido en el pasado en esta zona fueron mencionadas de la siguiente manera por los participantes en el Taller: presencia de una economía agropecuaria apoyada en la explotación de los bosques y la madera; un comercio incipiente pero con presencia de un bajo nivel de desempleo; la producción agropecuaria dedicada al autoconsumo; ausencia de servicios de educación, de vías y de salud, sin apoyo tecnológico ni crediticio y con presencia de los partidos políticos de la época. ¿En dónde estamos? En esta zona los participantes en el Taller consideran que actualmente estan en un proceso de economía de mercado que se caracteriza por cultivos para comercio, una biodiversidad escasa con contaminación de agua y suelo, tecnología incipiente, infraestructura vial en mal estado, problemas de seguridad en las fincas y una educación regular con pérdida de valores humanos. Estiman que los partidos políticos tradicionales se han fortalecido en estos municipios a pesar de los permanentes escándalos por corrupción. 6 Molano Bravo, A. “Desplazados o Reemplazados”. En: Coyuntura N° 8, Agosto de 1997. CEDER, Villavicencio, Meta
  17. 17. Página 17 de 125 Encuentra la zona potencialidades en el ecoturismo, la oferta ambiental y paisajística para el desarrollo turístico, el recurso humano joven, comprometido con el desarrollo de la región y con capacidad de liderazgo y una gran riqueza hídrica. Los habitantes participantes en este ejercicio encontraron que el principal problema es la ausencia de fuentes de empleo en la región, producto de la desconfianza y el temor de los empresarios a invertir, debido a la inseguridad existente en la zona; como consecuencia, en la región no se han formado empresas y por ende no se ha generado empleo, ocasionando que la mayor parte de la población se encuentre desempleada o trabajando en labores agrícolas o pecuarias temporales de baja remuneración. Se estima que el desarrollo económico de la zona debe apuntar hacia la implementación de proyectos agropecuarios, agroindustriales y de ecoturismo sostenibles y con cofinanciación nacional e internacional, que propendan por la generación masiva de empleo y el uso eficiente, racional y sostenible de los recursos naturales. Otra característica de la zona es la falta de inversión, incentivos, garantías y apoyo para el desarrollo del sector económico. Dentro de esta idea se encuentra la poca inversión por parte del Estado, la falta de asignación de recursos agropecuarios, la falta de comercialización, falta de control en los precios de los productos agropecuarios, falta de incentivos para la comunidad artesanal, falta de recursos económicos para el sector comercial, faltan incentivos económicos para promover empresas, faltan créditos, deficientes políticas de Estado en el agro y la falta de apoyo a los sistemas alternativos de producción.
  18. 18. Página 18 de 125 De igual forma, la poca promoción y desarrollo turístico para la zona, fue uno de los problemas destacados por los habitantes; especialmente por la ausencia de un gran proyecto o de centros turísticos que incentiven el turismo, la falta de políticas regionales turísticas y la falta de motivación respecto al turismo. Del mismo modo, en las mesas de trabajo se detecto una zona de alto riesgo para la inversión y la comunidad como es el municipio de Restrepo, no solo por la amenaza de los grupos ilegales, sino además por el riesgo físico geológico de ocurrencia de desastres. Estos problemas aunque son inherentes a los municipios de la zona deben ser tenidos en cuenta para el desarrollo integral. En esta zona se detectaron varios problemas del sector social, siendo el más importante el orden público, que no pierde su importancia y es determinante para el desarrollo local. Efectivamente, el conflicto armado, que genera el desplazamiento forzado de la población, con su respectivo problema de asentamientos humanos en zonas de invasión y alto riesgo, y el bajo nivel de convivencia pacífica, afecta y frenan el desarrollo social de la zona. La falta de identidad cultural, sentido de pertenencia y cultura ciudadana, fue igualmente importante para los habitantes de la zona del piedemonte norte. Esta situación se describe como la falta de ingerencia de la comunidad en los asuntos relacionados con la administración, con la “cosa pública”, con la planeación, la ejecución de los planes y programas y sobre todo, con la veeduría y el control del gasto público; debido a la indiferencia ciudadana y a la poca participación de la misma.
  19. 19. Página 19 de 125 De igual modo, el sentido de pertenencia es producto de la falta de apreciación de las capacidades humanas por parte de las entidades e instituciones que prefieren un profesional de otra ciudad desestimando las capacidades del habitante; la falta de educación ciudadana desde la escuela y a la falta de concientización y pertenencia. Además hay en la población una mentalidad facilista, inmediatista e individualista. La despreocupación de los jóvenes por prepararse verdaderamente para su futuro laboral, y la falta de una verdadera participación ciudadana son factores que obstaculizan el sentido de pertenencia. Por otra parte, la ausencia de programas de vivienda viables por parte del Estado, es un problema que frena el desarrollo urbano de la zona y promueve la construcción de barrios de invasión en zonas de alto riesgo, así como el desorden urbanístico. La demanda de vivienda se genera por la migración y el desplazamiento de las familias a los cascos urbanos. Un problema imperante en la zona es la falta de recursos y cobertura en salud, teniendo en cuenta la baja cobertura de la población subsidiada y/o estrato bajo y el difícil acceso a los servicios de “salud especializada”, así como la falta de atención en salud a la tercera edad, la falta de equipos especializados para la salud, la carencia de profesionales especializados y de programas de prevención de enfermedades que afectan directamente a la población de escasos recursos. Esto sucede especialmente en los municipios como Cumaral que cuenta con un hospital de primer nivel de atención, entidad de carácter municipal con autonomía financiera y administrativa. Aunque, prestan igualmente atención en salud algunas EPS en la cabecera Municipal, estas sólo benefician a sus afiliados y no son suficientes.
  20. 20. Página 20 de 125 Los habitantes de la zona determinaron que un problema igualmente importante es la deficiencia en la calidad académica, aunque se disponga de infraestructura y personal docente suficiente. En cierta medida es el reflejo de la problemática educativa del departamento, resultado de la falta de actualización y promoción de la investigación desde la primaria, hasta la formación superior. Se destaca de igual manera, la falta de apoyo estatal y de programas para la comunidad joven e infantil, como un problema que detiene el desarrollo social de la zona. En especial falta mayor apoyo e incentivos a programas de recreación y deporte para el aprovechamiento del tiempo libre de los jóvenes y niños, de esta forma se evita el consumo de drogas desde temprana edad y la desorientación infantil. Otra característica de importancia es la deficiencia en la malla vial y el servicio de transporte urbano y rural, que obstaculiza la comercialización de los productos y la utilización oportuna por parte de la población rural de los servicios ubicados en el casco urbano, esto debido a que no existe un plan vial que facilite tanto el comercio como el transporte de personas a distintas zonas de la parte rural. No de menor importancia es la ausencia de una autoridad ambiental en la zona, debido a la falta de voluntad política y de estrategias de gestión ambiental, producto de la ausencia de inversión por parte de Cormacarena. Así mismo, la falta de un control efectivo por parte de las entidades correspondientes sobre el desarrollo urbanístico de la ciudad, a diario aumentan los costos por el impacto ambiental, social y económico que se genera por el incumplimiento de las normas. Esto a su vez se ve reflejado en la falta de concientización, educación y sensibilización ambiental por parte de la comunidad, que se manifiesta en
  21. 21. Página 21 de 125 el uso de técnicas y prácticas inadecuadas (por lo general traídas de las regiones de origen de los campesinos) y en la falta de conciencia y valoración de los recursos naturales. La ampliación de la frontera agrícola en las partes altas, sin ningún control por parte de las autoridades correspondientes, contribuye significativamente a complicar el problema. La existencia de una deficiente infraestructura de alcantarillado, de acueducto y de residuos sólidos, fue otro problema detectado por los asistentes a las mesas de trabajo. Este hecho contribuye con el deterioro ambiental. El no contar con sistemas eficientes de agua potable y saneamiento básico es una situación que tiene que ver con la mala captación, deficiencias en el sistema de conducción, tratamiento y en el manejo de las aguas residuales, lo cual lleva de una parte, a consumir agua no apta para el consumo humano y a la contaminación de las fuentes hídricas. Se menciona igualmente como preocupación el inadecuado manejo de residuos sólidos y que los alcantarillados no dispongan de sistemas de tratamiento como aguas residuales que regularmente evacúan toda su carga en caños y ríos, convirtiéndose en caldo de cultivo para vectores de numerosas enfermedades. El uso inadecuado del suelo y los recursos naturales en las partes altas de los municipios de la zona, ocasiona erosión, inestabilidad, deslizamientos, disminución de caudales – notoriamente en verano- o inundaciones en el período de invierno, lo que a su vez se convierte en una amenaza para el casco urbano de los distintos municipios, para los campesinos y sus bienes en la parte baja. Por otro lado, la contaminación de los recursos
  22. 22. Página 22 de 125 hídricos hace insostenible los acueductos de la zona, debido también a la captación de agua para Bogotá y a las deficiencias que tiene el agua para consumo humano. Efectivamente, la contaminación de los caños y ríos con las aguas residuales de uso doméstico que descargan en sus cauces las alcantarillas, es uno de los graves problemas que enfrentan los pobladores de la zona. Así como el relacionado con el proceso de deforestación al cual se ha sometido las partes altas y medias de las cuencas hidrográficas que nacen en la cordillera y el Piedemonte, que ocasiona la sedimentación de sus cauces, la degradación del paisaje y la baja capacidad de regulación hídrica de estas cuencas que en temporada invernal ocasionan crecientes desastrosas y en verano, bajos caudales de estiaje. ¿Para donde vamos? La zona muestra interés por su desarrollo de la biodiversidad y el desarrollo turístico. Turísticamente esta zona es conocida como la ruta Salinera, y saliendo de Villavicencio encuentra antes de Restrepo el “Bioparque los Ocarros”, parque temático de moderna arquitectura, en el que para su construcción se utilizaron materiales y estilizados diseños llaneros. Más adelante se llega a Cumaral, punto de partida hacia la región del Casanare, para terminar la ruta en el municipio de Barranca de Upía, no sin antes pasar por las riveras de los municipios de Maya, Medina y Paratebueno, pertenecientes estos al departamento de Cundinamarca. La zona del piedemonte norte del Meta presenta las condiciones requeridas para la práctica de actividades de agroturismo, gracias a la
  23. 23. Página 23 de 125 infraestructura que poseen las fincas y reservas naturales privadas, que le permiten al visitante, además del descanso campestre, la posibilidad de conocer y aprender la vida rural llanera. El turista puede alojarse en una de las fincas agro turísticas o recreativas con que cuenta la zona y así degustar la comida típica. Esta modalidad de turismo se ha convertido en uno de los puntos de partida para el desarrollo turístico de esta zona y de Villavicencio, y como una excelente opción para los visitantes; es un tema relativamente novedoso en la región, y desde su inicio se ha venido consolidando como un producto de alta competitividad frente a otras regiones del país. Adicionalmente, y para incentivar el agroturismo en Villavicencio y en esta zona del departamento, se creó la Asociación de Fincas Agro turísticas del Meta AFAM. Departamentos como el Meta, que tradicionalmente no se consideraban destinos turísticos por excelencia, han comenzado a percibir que el turismo y actividades como el agroturismo y el ecoturismo, pueden convertirse en una favorable y sólida alternativa para el desarrollo productivo y para alcanzar las condiciones que le permitan ser competitivo en los mercados nacional e internacional, como factor esencial de supervivencia en el mundo posmoderno. Por lo tanto, es necesario incentivar estos tipos de turismo, permitiéndoles crear una oferta adecuada a ese mercado y potenciar los servicios asistenciales y recreacionales que solicitan. Con relación a la apuesta por la biodiversidad, vale considerar que la riqueza de la Biodiversidad metense presenta graves amenazas para su estado de conservación y protección, relacionadas con problemas estructurales que afectan al campesinado y que lo obligan a desplazarse hacia zonas que aún conservan algún grado de intangibilidad, propiciando
  24. 24. Página 24 de 125 con ello el inadecuado uso y manejo de los recursos naturales que las mismas ofrecen. Están aun presentes problemas como la concentración de la propiedad de la tierra en unos pocos, el incremento de la ganadería extensiva, el desarreglo de la estructura agraria y la descomposición de una parte del campesinado, entre otros. A esto se une la violencia, que es un fenómeno de nuestra historia, causando desplazamiento hacia otras zonas, donde las condiciones para el establecimiento de sistemas productivos presentan serias restricciones y limitantes. Por otro lado, la carencia de alternativas económicas que modifiquen los vacíos históricos de inversión social para un desarrollo apropiado ha generado ilegitimidad en el ordenamiento ambiental del Departamento del Meta. En virtud de los planteamientos anteriores se requiere entonces que, Cormacarena como autoridad ambiental en el Departamento del Meta, tome las medidas del caso urgentes y necesarias, que conlleven a la ejecución de acciones encaminadas a profundizar en el conocimiento sobre la biodiversidad metense, así como también hacia su conservación y el adecuado uso y manejo de sus recursos naturales, buscando con ello mitigar el impacto ambiental negativo ocasionado por las actividades productivas que desarrollan las comunidades y diferentes actores estratégicos dentro del territorio metense. Tendencias subregionales *Desarrollo de la biodiversidad. El desarrollo sustentable de esta subregión sólo será realidad en la medida que se lo entienda como un proceso de cambios profundos en el orden político, social, económico y tecnológico. La subregión debe realizar una planificación basada en la utilización sostenida de los recursos naturales, tanto en el corto como en el largo plazo, partiendo de su
  25. 25. Página 25 de 125 conocimiento, en términos de sus beneficios económicos y de sus "servicios ambientales", teniendo en cuenta que la agricultura es una de las actividades que más contribuye a la destrucción de la biodiversidad, por lo cual es necesario incrementar la productividad, pero a partir de prácticas agrícolas que no deterioren los recursos naturales y que detengan la expansión de la frontera agrícola. *Desarrollo turístico. En la subregión se inicia una visión del turismo sostenible que busca atender a las necesidades de los turistas actuales y al mismo tiempo proteger y fomentar las oportunidades para el futuro. Se concibe como una vía hacia la gestión de todos los recursos de forma que puedan satisfacerse las necesidades económicas, sociales y estéticas, respetando al mismo tiempo la integridad cultural, los procesos ecológicos esenciales, la diversidad biológica y los sistemas que sostienen la vida en esta subregión. Factores de cambio  Mayor Conciencia ambiental  Tecnología de punta  Educación de calidad  Presencia del Estado en los procesos de producción, educación, salud, planeamiento y desarrollo regional.  Mejoramiento vial veredal.
  26. 26. Página 26 de 125 3.1.3. Piedemonte centro (Villavicencio) ¿De dónde venimos? De 1950 en adelante las economías perennes mecanizadas o de plantación, se inician con la palma africana y los cultivos estacionales algodón y arroz primordialmente, refuerzan la constante productiva de la ganadería extensiva, se relocalizan con tecnificación, pero sin modificar - en muchos casos las relaciones patriarcales de producción. Ellas generan polos agroindustriales -Granada- Villavicencio- y luego Villavicencio-Puerto López, con barriadas para la mano de obra especializada, que se ubica en los asentamientos existentes. A partir de 1980 los pueblos los fundan del modo "yunker", la economía de los alcaloides, es decir con tractores, mano de obra, curas y cantinas, cocinas, almacenes, talleres, patrones, chichipatos y matones. Y los potencian luego las economías de bonanza minera: oro y petróleo principalmente7 . En el caso del Departamento del Meta, la bonanza ocasionada por los cultivos ilícitos ocasionó una subida de los precios de la tierra por la especulación. Se inyectaron recursos significativos, sobre todo para fortalecer el sector agroindustrial, finca raíz, comercial y de servicios. Pero se agudizaron los problemas de violencia en el campo y la ciudad. Villavicencio sufrió un crecimiento desmedido de su área urbana, que rebasó la capacidad de absorción de población e hizo notable una deficiencia en la planificación urbana. Aparecieron los focos poblaciones subnormales de Ciudad Porfía y el área sur oriental de la ciudad. La influencia y acción de los grupos armados (guerrilla y paramilitares) llegó a las ciudades mediante el secuestro y la extorsión. 7 Alberto Baquero Nariño. “El desarrollo regional de Colombia "Selva y Llanos: Modelos contrapuestos". Disponible en: http://redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.jsp?iCve=89613728009
  27. 27. Página 27 de 125 Durante este periodo se realizaron avances significativos en la productividad agropecuaria, la tecnificación de los cultivos de arroz, soya, plátano, maíz y palma africana, principalmente en la zona de piedemonte y el Ariari, pero estos cambios benéficos se confrontaron con la política neoliberal, que ha provocado una mayor preocupación por la competitividad, un desbalance y puja entre los pequeños y grandes productores y entre las diferentes regiones productivas del país8 . A partir del año 2000 con el mejoramiento de la vía Bogotá - Villavicencio y el mejoramiento de las condiciones de seguridad y la construcción reciente de infraestructura recreativa, el sector turismo adquiere un potencial importante en la región. Según Datos del Censo DANE ajustado al año 2004, con excepción de los municipios de Villavicencio, Acacias, Guamal, Granada, Cumaral, San Martín, Granada y Puerto López, la población de la mayoría de los municipios del Meta se ubica en la zona rural. Los municipios anteriores se ubican sobre los grandes ejes viales del Departamento y cuentan con un equipamiento urbano y dinámica comercial relativamente superior al resto, actuando como polos de atracción de flujos migratorios. La mayoría de la población se localiza en las subregiones de Piedemonte y el Ariari. Villavicencio representa el 47,29% del total de la población departamental con un 86% de la población ubicada en la zona urbana. Estas cifras son discutibles, pues se intuye una mayor dinámica poblacional, que no alcanza a ser registrada mediante las proyecciones del censo de 1993 y la Encuesta continua de Hogares, esta última solamente estudia la población del área de Villavicencio su zona metropolitana. 8 Región Central de Colombia .Diagnóstico del Meta. Universidad de los Llanos – IIOC Convenio UNAL DAPD 143 de 2004, pp.11-12
  28. 28. Página 28 de 125 El fenómeno de la violencia ha provocado una constante migración hacia los centros urbanos y ciudades como Villavicencio, Acacias y Granada muestran en términos de crecimiento del área urbana y aparición de nuevos barrios y zonas de invasión un crecimiento que desborda las cifras. Así mismo, la dinámica comercial y turística de los últimos 5 años, a partir de la apertura de una mejor comunicación terrestre con Bogotá y el país, no se puede cuantificar de manera precisa. El municipio de Villavicencio al igual que todos los municipios y grandes ciudades del país presentan niveles de pobreza en su población que repercute que altos porcentajes de ella carezcan de una solución de vivienda adecuada ya sea, por que viven en hacinamiento, en zonas de alto riesgo o que las condiciones de su vivienda son precarias. El déficit de vivienda en el Municipio de Villavicencio según fuente del SISBEN en 1999 era de 22.000 unidades (el 7% de la población), según fuente del Dane, Villavicencio 1999 contaba con una población de 314.213 habitantes, en el año 2004 la población del municipio de Villavicencio según fuente del Dane 358.621; lo que significa 44.408 nuevos habitantes (8.881 nuevos hogares). Si consideramos que el municipio de Villavicencio tiene una tasa de crecimiento poblacional del 2.67 anual se puede determinar que cada año 1.915 familias aproximadamente requieren solución de vivienda; de las cuales 1340 familias aproximadamente corresponden a vivienda de interés social, sumado esto al rezago existente de 25.103 familias que necesitan solucionar su problema de vivienda. ¿Cómo estamos? Actualmente, Villavicencio cuenta con 446 asentamientos distribuidos en las ocho comunas y en su mayoría estos no son barrios, sino otras formas
  29. 29. Página 29 de 125 urbanas como conjuntos cerrados, urbanizaciones, asentamientos subnormales, barrios legales e ilegales. 201 poseen un acto administrativo que certifica su legalidad y los 245 restantes no lo tienen, no se encontraros documentación alguna que evidencie su legalización urbanística. Es preocupante que Villavicencio tenga estas cifras de ilegalidad, pues afectan la división territorial y de allí que esta situación se convierte en una importante problemática a resolver por el Plan de ordenamiento territorial9 . El municipio de Villavicencio está constituido por dos grandes paisajes que son: la zona montañosa, estratégica para la producción de agua y la zona de planicie y entre ello tenemos el piedemonte como zona de transición, estas condiciones geográficas generaron la Visión Urbano –Regional planteada en los objetivos de desarrollo del POT. El Decreto Legislativo No. 1383 de 1940 determinó que los terrenos ubicados en las cabeceras de las cuencas de los ríos, arroyos y quebradas, así como las áreas con pendientes mayores al 40% y todos aquellos lugares que deban ser mantenidos con bosques para la protección de las cuencas de abastecimiento hídrico, se constituyeran como zonas forestales protectoras. Villavicencio presenta una débil estructura productiva y de infraestructura, la presencia de algunas deficiencias en los servicios de acueducto, alcantarillado y saneamiento básico, el bajo clima de los negocios y el estancamiento en los indicadores de desarrollo social, muestran la necesidad de insistir en acciones colectivas que permitan a la ciudad recuperar la vocación de ciudad productiva, reforzando acciones en las 9 Villavicencio, Secretaria de Planeación y desarrollo, 2010
  30. 30. Página 30 de 125 áreas sociales, ambientales, políticas y culturales que hagan del municipio un nodo de desarrollo que jalona al resto de la región de la Orinoquia. La actividad comercial del Meta se ha concentrado en Villavicencio, debido a la cantidad de habitantes y a la mayor presencia de instituciones y servicios. Villavicencio sigue siendo el principal centro de acopio y abastecimiento de los municipios de Villavicencio y de los municipios de la Orinoquia colombiana, a la vez que es el principal municipio productor de petróleo y gas, sin embargo, la mayoría de los empleos se están generando en la actividad comercial y de servicios, es decir, en sectores no productivos y no transables. Las grandes construcciones, las vías, los recursos financieros y el turismo giran en torno a esta dinámica mercantil y a los servicios. Esto hace que el aporte del Departamento al PIB Nacional sea menor al 2%, cifra que se mantiene en los últimos 50 años, es decir, desde 1960 a 2010. Los restaurantes y hoteles representan el principal nivel de empleo y aporte al consumo de la ciudad, e incluye la venta y compra de vehículos automotor y sus partes, el comercio al por mayor, el comercio al por menor, restaurantes, hoteles, comidas y bebidas, todo lo cual representa un poco más del 60% del empleo en Villavicencio En este clúster se destaca el comercio de automóviles, el cual se ha incrementado con alrededor de 1.000 unidades vendidas de las marcas Nissan, Renault y Chevrolet principalmente en los últimos cuatro años (2006 – 2010). En el clúster de servicios sociales se cuentan los servicios sociales, comunales e individuales, así como las instituciones educativas, los establecimientos de salud, clínicas y hospitales y las empresas de vigilancia privada. Representa el segundo clúster en importancia en
  31. 31. Página 31 de 125 Villavicencio desde el punto de vista de la ocupación, aunque su aporte al crecimiento municipal es también marginal como el comercio. En Villavicencio se concentra buena parte de los servicios que presta el departamento, es así por ejemplo que en la ciudad existen 16 instituciones de educación superior (universitaria, técnica y tecnológica), y entre las de formación técnica se destaca el SENA. A pesar de esto, la cobertura en educación superior es menor al 10% de la población. También concentra buena parte de la oferta en salud, ya que cuenta con una red de clínicas y centros de salud y un hospital de tercer nivel, así como una buena cantidad de EPS e IPS, que superan en cantidad a las que existen en otros municipios. Otros servicios incluidos son financieros, personales y comunales. La industria constituye el tercer sector en importancia para el municipio principalmente con productos como alimentos y bebidas manufacturadas, muebles, calzado y la reparación de vehículos automotores, la confección y fabricación de telas y ropa. Las actividades de los molinos, las ladrilleras y la reparación de automotores, completan el clúster industria en el municipio, en especial ésta última actividad representada en un buen número de talleres de mecánica diesel. La producción industrial de Villavicencio consiste en el mejoramiento en la transformación del arroz y aceite de palma y la mayor productividad en la industria de alimentos y bebidas, lo que lo hace líder en este clúster con respecto a los demás municipios del Meta. Sin embargo, la actividad industrial sigue siendo desarrollada por las microempresas, las pequeñas empresas y las medianas empresas.
  32. 32. Página 32 de 125 El sector agropecuario representa el cuarto clúster en importancia y está constituido por la agricultura, la ganadería, la caza, la pesca y la explotación de maderables. Entre los cultivos más representativos en Villavicencio se tienen el arroz, el maíz y la soya; Villavicencio es el principal productor de arroz en el Meta, se comercializa en su territorio tres marcas, Montecarlo, Catira y el Arroz del Llano. Sin embargo, a pesar de que cuenta con otros cultivos como la palma de aceite, el plátano, el café y los cítricos, la ciudad se encuentra en desventaja frente a la producción de otros municipios que le superan. Según datos del sistema de registros públicos de la Cámara de Comercio de Villavicencio – SIREP-, el número de empresas dedicadas a la actividad eléctrica, de gas y vapor, bajó entre el año 2006 y el 2007. Las principales empresas son, Llano gas S.A. E.S.P., que es un monopolio para el suministro de gas domiciliario, la Empresa Electrificadora del Meta (EMSA) que también actúa como monopolio y cubre otros municipios como Cumaral, Acacías y Granada, y Gasoil empresa que suministra gas para combustión de los vehículos automotores. Villavicencio cuenta con una actividad turística que ha sido resultado del avance en la actividad comercial y de servicios, es decir, su crecimiento depende de la dinámica comercial, de los servicios prestados y del esfuerzo de las administraciones municipales y departamentales. El turismo se lleva a cabo tanto en el área urbana como en el área rural (corregimientos) y en ambos sectores ha crecido.
  33. 33. Página 33 de 125 En lo que respecta a la baja competitividad la Cámara de Comercio de Villavicencio, afirma que los principales factores que explican esta baja competitividad son la baja productividad que existe aún al nivel de la estructura productiva de la jurisdicción, la baja calificación de la mano de obra, las dificultades en la calidad de la educación en especial superior y obstáculos al nivel de integración institucional y asociatividad empresarial, la cual sólo cubre menos del 5% de los establecimientos de comercio de la jurisdicción10 . Todo esto muestra que el comercio exterior es marginal. Desde el año 1994 Villavicencio ha recibido importantes recursos por concepto de regalías petroleras, resultado de la explotación de los campos de producción de crudo y gas de Apiay, la Reforma – Libertad y Suria; a partir de 2004 por Decreto 1760 de 2003, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) quedó encargada de girar este pago a los departamentos y municipios productores de petróleo. Apiay no sólo es un campo de producción, también es una estación de bombeo y almacenamiento. El gasoducto va de Villavicencio a la planta de Termocoa y va hacia Bogotá donde llega al sector conocido como Puente Abadía donde se encuentra una estación de bombeo. De modo que tanto el petróleo como el gas que se extrae de los campos de Apiay, Reforma- Libertad y Suria, sirven para proveer tanto a Villavicencio como al resto del país, en especial a Bogotá. En síntesis, la cuenca del Orinoco constituye una provisión importante de petróleo, Ecopetrol S.A. encuentra en Villavicencio una subregión importante no sólo por la cantidad de petróleo producida, sino también por su posición estratégica para servir de oleoducto y tránsito de ACPM y nafta a los demás municipios productores, sin contar las economías de 10 Análisis de coyuntura económica 2007
  34. 34. Página 34 de 125 aglomeración que trae la producción petrolera y en la cual las distintas autoridades muestran interés creciente. Villavicencio se ha venido desarrollando, permitiendo acciones incoherentes dentro y fuera de la ciudad, mermando la calidad de vida de sus habitantes. Acciones que no conducen a un futuro deseable, que no satisfacen las necesidades esenciales, como por ejemplo, agua potable y saneamiento básico, equipamientos sociales, infraestructura, servicios, de salud, educación, transporte, recreación y otras, como la vivienda y el desafío económico que representa la generación de empleo que controle la producción y la distribución de las riquezas, equilibrando objetivos sociales, lo anterior ligado a una estructura no - funcional y deficiente en donde los usos asignados al suelo son inarmónicos y van en contravía con un modelo de poblamiento. El cambio de uso del suelo que han sufrido algunos sectores de la ciudad y la asignación de nuevos usos “incompatibles” han sido causados por la inexistencia de un planeamiento adecuado, estos sectores se han convertido en puntos neurálgicos muy críticos de la ciudad, que tienen a los habitantes de Villavicencio en un completo escepticismo, frente al ordenamiento del territorio y al desarrollo del mismo. Algunos casos relacionados con el uso y la ocupación del suelo señalados son:  Inconformidad de los habitantes de sectores residenciales frente a la localización de actividades en su entorno, consideradas adversas a sus expectativas de desarrollo.  *Barrios localizados en las proximidades de la margen derecha del río Ocoa (Balmoral, Villa Hermosa, Caracolí y Juan Pablo II) frente al
  35. 35. Página 35 de 125 establecimiento de infraestructura para la cremación de desechos hospitalarios.  Barrio del siete de Agosto y urbanización El Buque frente al funcionamiento de actividades comerciales relacionada con la “rumba”.  El Barrio El Estero frente al funcionamiento de casas de lenocinio.  Barrios Menegua y Danubio frente a la localización de la Morgue.  Barrios de la comuna cuatro frente a la quema de desechos.  El sector de Vanguardia, frente al posible cambio de uso del suelo de una parte de la vereda como consecuencia de la ampliación del Aeropuerto vanguardia y la modificación de sus operaciones.  Barrios de la comuna 5, frente a la localización de la Universidad y nuevas construcciones como bares y discotecas.  La localización de la cárcel y el cementerio Central.  Barrios de la comuna 4, frente a la localización de caballerizas y porquerizas. Frente a esta actual situación se advierte la ausencia de instrumentos de seguimiento y control de la dinámica de cambio de uso del suelo. No hay claridad normativa en lo que corresponde a las intensidades de uso del suelo. El sector rural se considera como el sector más marginal, así lo expresan sus habitantes, cuando se habla de desarrollo sostenible, pues en Villavicencio no comprendemos la importancia que tiene la búsqueda e implementación de alternativas de desarrollo sostenible, de técnicas que no afecten el medio ambiente y los recursos naturales. Algunos casos relacionados con el uso y la ocupación del suelo rural en Villavicencio son:  Cambio de la clasificación del suelo en el sector de Apiay y Barcelona, adelantando urbanizaciones y centros turísticos en estos sectores, los lotes ya no son de 2000 m2 . El suelo pasó de ser suburbano a urbano, sin planeación alguna. La gran preocupación que se tiene, es la carencia de infraestructura de servicios públicos,
  36. 36. Página 36 de 125  se encuentran los pozos sépticos cercanos unos con otros, con aljibes que se encuentran al mismo nivel, incluso por debajo del nivel de los pozos sépticos.  En la vereda Barcelona los humedales hoy en día son sembrados con arroz.  Es preocupante la situación de contaminación y el abuso de los mismos pobladores con los recursos naturales, como por ejemplo, los que parcelan sobre los caños (Cañito barquitos) para hacer pequeñas casas, que no alcanzan los 8 metros de frente.  El fraccionamiento del suelo en las veredas Barcelona y Apiay, es de los problemas más importantes que se destacan en el suelo rural, en donde aparte de la contaminación que se genera en las aguas captadas de los aljibes, al parcelar se destruye la zona de bosque con árboles y animales nativos, los caños los están rellenando sin ninguna consideración.  La margen derecha del río Ocoa, también ha venido involucrándose de alguna manera en ésta problemática, al presentarse un incremento de los asentamientos ilegales, destruyendo de alguna manera los bosques nativos y contaminando el río, sumado a esto, la localización de actividades de alto impacto como es la planta incineradora de desechos hospitalarios, esto inquieta a los pobladores que residen a sus alrededores y a la ciudadanía en general.  Villavicencio una localidad que deteriora aceleradamente sus recursos naturales, los cuales son considerados su mayor fortaleza. La historia de Villavicencio nos presenta una marcada ausencia de espacios de participación, lo cual ha generado en la población villavicense un cúmulo de intereses y necesidades no satisfechas y con bajos niveles de respuesta institucional. En razón de lo expresado por las comunidades, se considera pertinente fortalecer los espacios de encuentro con las
  37. 37. Página 37 de 125 comunidades, por medio de reuniones, asambleas, encuentros, incluidas actividades de información – formación – participación. Anteriormente las decisiones que se tomaban en torno a la ciudad se hacían desde un escritorio y a puerta cerrada; en muchos casos las disposiciones normativas eran importadas de otras ciudades y aplicadas a una realidad diferente. Al cambiarse el esquema con el que se pretende ahora, que las comunidades sean un actor activo y determinante en los procesos de planeación participativa, se requiere de capacitación para la participación y capacitación en la participación. Los cambios de gobierno, los procesos e instrumentos de desarrollo inconclusos, la falta de claridad en las normas urbanísticas, la corrupción administrativa y política, las urgencias programáticas y proyectivas, la duración de los tiempos de gobernabilidad a nivel local, la inconsciencia de la comunidad, dirigida hacia un desarrollo territorial, la falta de interés y amor de la población Villavicense por nuestra tierra, al permitir que el interés particular prime sobre el general, hacen que Villavicencio sea un municipio atropellado en donde el abuso y la violación de las normas son el factor común en el diario acontecer. Las mayores tensiones se perciben al hablar del tema de usos del suelo, cuando se desarrollan proyectos en zonas no indicadas, según la ley, o cuando al desarrollarse generan impactos negativos, ya sea por no prever todos los requerimientos constructivos o por incompatibilidades de uso. Es identificado este tema como uno de los prioritarios en el diagnóstico, el inadecuado uso del suelo que han hecho los villavicenses en la ciudad, que en muchas ocasiones generan, entre otras, detrimento de la calidad de vida de los habitantes, diferentes tipos de contaminación ambiental, presión sobre los recursos naturales, invasión del espacio público, presión antrópica a las zonas de reserva, perjuicio e inconformidad en la población, etc.
  38. 38. Página 38 de 125 La ausencia de equipamientos, la insuficiencia en infraestructura vial y las deficientes acciones institucionales, incrementan los niveles de insatisfacción de los habitantes villavicenses. La visión que tiene la comunidad y que se ha hecho explícito en las mesas temáticas, es el de la permanente violación al POT, con pocas acciones de la administración municipal por evitar y controlar esta situación, afectando drásticamente los intereses de los villavicenses y los procesos de planeación, en detrimento de los intereses colectivos, anteponiendo los intereses privados. Para el periodo comprendido entre 2004 – 2007. Se presento un periodo de gobierno, en donde la Alcaldía fue ocupada por 9 alcaldes dos de ellos elegidos por voto popular, que se inicio con la elección por voto popular de Franklin Germán Chaparro Carrillo, quien fue suspendido en tres ocasiones, siendo definitivas el 12 de febrero de 2006. En este tiempo fueron encargados Fernando Márquez Díaz, Juan Guillermo Zuluaga, y Carlos Alirio Gómez Villarraga. El 9 de mayo de 2006, fue elegido por voto popular Agustín Gutierrez Garavito, quien fue inhabilitado el 30 de junio de 2006 y en ese tiempo fueron alcaldes los señores Guillermo Pérez Giraldo, Alfonso María Liborio Alvarado quien fue encargado y posteriormente destituido e inhabilitado, y por ultimo Héctor Manuel Caamaño Chacón. ¿Para dónde vamos? En Villavicencio no se sabe hacia dónde crecer, no se sabe qué función va a desempeñar la ciudad; las preguntas ¿cómo y hacia donde crecer? , ¿Qué papel vamos a ejercer a nivel regional y nacional? son interrogantes que recalcan la importancia de planear ciudad, de prever hoy las acciones que encaminen a un futuro deseable, a tener en cuenta la integración con
  39. 39. Página 39 de 125 los municipios vecinos y con Bogotá, para trabajar conjuntamente hacia un mismo norte. Al respecto, en la Mesa de trabajo desarrollada en ésta etapa, surgieron inquietudes que son oportunas traerlas al presente documento, por ejemplo: “…. con Acacias tenemos un grave riesgo de entrar en proceso de conurbación y dentro de un proceso de pérdida de identidad para Acacias, lo que pasó en Bogotá con Fontibon inicialmente, posteriormente con Usaquén, Soacha y Chía, de manera que es un escenario que podemos llegar a repetir, incluso se ha escuchado por radio, que alguien de Acacias decía que le parecía interesante que nos conurbáramos, ¿qué piensa Acacias con relación a esto?, y si es así: ¿cómo nos vamos a conurbarse? porque la cuestión no es la conurbación, la cuestión, en este caso, es planificarla y una conurbación que vaya operando únicamente con la carretera nacional, seguramente tendremos que pensar en un nuevo puente sobre el río Guayuriba para conectarnos ...” La inquietante pregunta es saber cómo nos ve Bogotá, de pronto como una ciudad de descanso o como un destino turístico, de pronto como una zona industrial o como una despensa de alimentos o posiblemente como receptor de población. De igual forma, ¿cómo vemos a Bogotá? como un mercado potencial como un socio estratégico o de pronto como una posible amenaza a nuestro crecimiento poblacional. Estas manifestaciones advierten la necesidad de idear la ciudad de Villavicencio a un futuro no muy lejano (20 y 30 años) y a convocar a los secretarios de planeación y alcaldes de los municipios vecinos, con el fin de encontrar puntos que puedan permitir gestionar una agenda micro- regional, para tratar temas en común, con la función de determinar un mejor aprovechamiento del territorio.
  40. 40. Página 40 de 125 El suelo urbano de Villavicencio es del orden de 2.600 hectáreas y el suelo de expansión urbana de 3.000 hectáreas. A nivel nacional hay proyectos que incluyen a Villavicencio, Villavicencio podría cambiar su forma de ser de hoy día. Entonces debemos responder a la pregunta ¿hacia dónde debe estar dirigido el crecimiento del suelo urbano?, este tema es también de interés para los municipios cercanos como Acacias y Restrepo. En diferentes escenarios al hablar de Villavicencio y del Plan de Ordenamiento se establecen cuatro (4) escenarios de crecimiento para definir un modelo de poblamiento:  Densificación máxima, buscando el crecimiento poblacional de Villavicencio con edificaciones de altura.  Conurbanización con el piedemonte, involucrando a los municipios de Acacias y Restrepo, para formar una gran ciudad.  Una ciudad binaria, que consistiría en generar un nuevo asentamiento, una nueva Villavicencio, hacia un costado de Pompeya.  Generación de una política departamental que oriente el crecimiento de otros asentamientos que albergarían a los nuevos habitantes de Villavicencio. Como resultado del ejercicio que se hizo con la participación de la comunidad, se pueden destacar, dentro del punto de modelo de poblamiento las siguientes apreciaciones:  La forma de ocupación del suelo en Villavicencio es espontánea y desordenada, no responde a ningún tipo de planeación.  No se debería ampliar el perímetro de expansión urbana.
  41. 41. Página 41 de 125  No a los procesos de urbanización en la montaña, si al desarrollo turístico ligado al paisaje (ecoturismo).  Existe una alta valoración de Villavicencio como una ciudad hídrica y de desarrollo sostenible. En el Taller, se destacaron al respecto, como primera instancia, la visión de futuro de Villavicencio a largo plazo, se reconoce y se valora la aprovechable riqueza hídrica que tiene nuestro municipio:“Villavicencio es reconocida mundialmente como ciudad del agua y la biodiversidad”; además es importante resaltar otras funciones consideradas para nuestro municipio: Villavicencio ciudad turística, Villavicencio ciudad del conocimiento, Villavicencio ciudad culta, Villavicencio ciudad agroindustrial.  La protección del área de montaña como productora de agua, unida a la protección de la población allí establecida. Caracterizarla como una zona de producción de agua, como recurso estratégico, de manera que el crecimiento del suelo urbano no debería darse sobre las áreas de montaña.  La identificación del conflicto generado en el suelo rural por el fraccionamiento de predios por parte del Incoder, principalmente en Apiay, Bella Suiza, Vanguardia, Barcelona.  Incluir el ecoturismo como objetivo de desarrollo económico del municipio.  Ampliar la discusión sobre un nuevo modelo de estrategia y gestión, en la política de desarrollo de poblamiento, a través de planes nuevos, con la identificación de Unidades de Planeación Rural (UPR).  Existe un área rural que no deberíamos tocar, corresponde a la vega del río Negro Guayuriba, por la calidad de sus suelos es una zona que debe ser declarada zona de reserva agrícola. Para pensar en el futuro hay que mantener estrecha relación con el municipio de Guayabetal, como socio estratégico. Guayabetal es una
  42. 42. Página 42 de 125 fábrica de agua, indudablemente es un aliado con el que tenemos que empezar a contar. Villavicencio en estos momentos está concentrado un gran número de equipamiento de carácter comercial, dispone de seis centros comerciales que son: Centauros, Marandúa, la Sabana, Unicentro, Llanocentro y Villacentro, están llegando una serie de hipermercados como Home Center y Makro que, sumados a AlKosto, El Éxito y almacenes Yep suman 5 almacenes de cadena, para una población cercana a los 500.000 habitantes, lo que hace pensar que somos un polo de desarrollo atractivo. En un futuro cercano se encuentran presiones y grandes intereses trabajando alrededor de la generación de una zona franca en Villavicencio, con un desplazamiento eventual en los alrededores del aeropuerto y otro posible por los lados de Barcelona, lo que origina la necesidad de prepararnos no solo como villavicenses, sino como región, para no vernos abocados a una cantidad de problemas. En el corto plazo, se tiene una inquietud grande con relación al anillo vial de Villavicencio, para mejorar la conectividad vial para vehículos de carga. De acuerdo con las interacciones realizadas con Bogotá, se podría deducir que lo único que podríamos ofrecer a Bogotá es espacio, porque al parecer, Bogotá que tiene aproximadamente el seis por ciento de su superficie urbanizable, dentro del suelo de expansión urbana, lo que indica que no le va a quedar mucho tiempo para recibir más población, ni tampoco tiene hacia donde expandirse. Pareciera ser que estuviéramos resignados a recibir población a través de re direccionamiento de procesos migratorios.
  43. 43. Página 43 de 125 Restrepo trabaja en Villavicencio y duerme en Restrepo, entonces hablar de ciudades dormitorios es una realidad. De Acacias por lo menos el quince por ciento de su población económicamente está vinculada con Villavicencio, porque los viajes de los terminales piratas son cada media hora, están permanentemente circulando o sea que hay una relación de interdependencia funcional supremamente alta. Por todo lo anterior, surge mínimo una preocupación, ¿cómo responder adecuadamente en frente a esas expectativas?. Hoy en día y de cara al futuro, “Villavicencio no cuenta con una imagen objetivo que plantee como va ser su desarrollo con relación a las tendencias futuras. No existe un planteamiento claro y coherente respecto al espacio público y ciudadanía, y cómo la ciudad podría articularse con el escenario nacional e mundial. Por ejemplo, la falta de un plan vial y la ausencia de una política tendiente a orientar el desarrollo del espacio público, permite el atascamiento de la ciudad y el abandono de los parques y caños de la ciudad. De paso se priorizan millonarias inversiones sin la debida planeación, como el Plan Maestro de Acueducto y Alcantarillado, que nadie sabe cuánto va a costar y cuando va a terminarse. De otra parte, se advierte la ejecución de proyectos simultáneos sin un análisis sobre su complementariedad y desarrollo armónico. Aparecen iniciativas de la Gobernación del Meta y de la Alcaldía sin que se defina una priorización y se contemplen medidas integrales. Por ejemplo: ¿Qué armonización existe entre la construcción de ciclo-rutas y alamedas, la construcción de vivienda de interés social, las obras viales en los barrios y los proyectos de construcción de los nuevos centros comerciales? …El crecimiento residencial en el anillo vial, simultáneamente con la localización de una nueva universidad en el eje Villavicencio- Puerto López y el traslado de la Plaza de Mercado, son ejemplos claros de
  44. 44. Página 44 de 125 desarmonización y poca capacidad de respuesta. ¿Acaso tiene Villavicencio un Plan de Transporte Público Masivo?, como ya lo tienen varias ciudades intermedias, ¿acaso tiene un planteamiento claro respecto al desarrollo de la industria turística y tratamiento del paisaje urbano?, o ¿existe un documento serio que armonice los proyectos que muestran el papel articulador de la ciudad en el contexto regional? Estos interrogantes y muchos más deben ser resueltos por el bienestar de los ciudadanos. Medidas como la ubicación de los vendedores ambulantes y el control al desmedido aumento del parque de motocicletas de la ciudad requieren de un enfoque integral que asuma la problemática del sector informal y las deficiencias del transporte público en toda su dimensión… De las decisiones que se tomen hoy en día, se podrá construir un camino confiable para la ciudad. Se tiene la esperanza de un futuro mejor y éste debe ser el principal motivo para mostrar una actitud diferente cuando pensemos en elegir a quienes deben gobernarnos”11 . Tendencias subregionales  Potencialización en recursos naturales.  Ciudad región (área metropolitana)  Desarrollo del Turismo  Procesos de planeación  Confianza en organismos internacionales 11 Manuel Javier Fierro Patiño “Villavicencio: ¿Una ciudad sin Norte?” Disponible en http://javierfierro.wordpress.com/2006/03/07/villavicencio-%C2%BFuna-ciudad-sin-norte-2/
  45. 45. Página 45 de 125 Factores de cambio *Alianza Universidad –Empresa. En la educación, la apropiación de la ciencia, la tecnología y la innovación se sustenta la posibilidad de un desarrollo equitativo, democrático y sostenible de la subregión; y en esta combinación, la educación superior se convierte en el elemento principal para el desarrollo endógeno, pues es el camino que permite la cualificación de la fuerza creativa, empresarial y laboral que detona la transformación productiva y social del territorio. *Superar la visión de economia de enclave. Se entiende por una economía de enclave aquella que se localizan en una determinada región, explotando intensamente un solo recurso mientras dura la demanda del mercado, utilizando generalmente mano de obra poco cualificada y barata. Al finalizar la demanda deja poco o nulo provecho para la región en donde se desarrolla, pues no existe reinversión ni diversificación de la economía, ni genera un mercado regional o local de producción y consumo. Las ganancias contribuyen al crecimiento de las fortunas personales de los productores, mientras el Estado tiene escasa o ninguna intervención más allá de la captación de ingresos fiscales12 . Es el tipo de economía que no merece la región teniendo en cuenta sus amplias potencialidades. La producción a gran escala de biomasa para la producción de biocombustibles es parte de este modelo. Nadie puede refutar la importancia de estos procesos en el campo económico e impacto en la generación de nuevas oportunidades de inversión, sin embargo queda un sinsabor al analizar el destino de los rendimientos y la orientación del capital hacia sectores cada vez más cerrados para la 12 Silvia Simois de Bayon respecto a las economías de enclave en la cuenca Amazónica y la región del Chaco
  46. 46. Página 46 de 125 población local. Igualmente, basta observar cómo se consolidan progresivamente economías de enclave similares a la del petróleo13 . * Utilización de nuevas tecnologías de la sociedad de la información. Actualizar los contenidos y estrategias pedagógicas para la inclusión de las áreas de conocimiento que moldearán las opciones de futuro en el siglo XXI. Es urgente preparar y emprender la incorporación de saberes y competencias en que nos permita una evolución exitosa de la Universidad en el desarrollo y convergencia de la biotecnología, la nanotecnología, las tecnologías de la sociedad de la información, las ciencias cognoscitivas y el dominio de una segunda lengua. No es ficción o una visión apocalíptica. Es futuro atropella sin contemplaciones y lo único seguro es el cambio continuo y progresivo que traerán los avances tecnológicos y las revoluciones mentales del presente siglo. *Desarrollar un plan de emprenderismo y formalización empresarial a gran escala. Involucrar recursos significativos, garantizando el tránsito de los emprendedores hacia la consolidación de empresas que generen valor agregado, ingresos y nuevos empleos. Se necesita un proceso intensivo que garantice que hagan empresas los emprendedores que realmente cuentan con los medios tecnológicos, financieros y el conocimiento para desarrollar planes de negocios factibles. Por esta razón, se requiere la participación articulada de la academia, los gremios, las empresas y el gobierno para construir una verdadera región del conocimiento. Ello implica la necesidad de darle vida a proyectos como las zonas francas, los parques tecnológicos y multiplicar los 13 http://javierfierro.wordpress.com/
  47. 47. Página 47 de 125 departamentos de investigación, desarrollo e innovación en las universidades, fortalecer las empresas existentes, desarrollar programas de emprenderismo y orientar los recursos de los entes territoriales hacia los sectores dinámicos. *Fortalecimiento del escenario local. No basta mejorar la infraestructura, mejorar la conectividad y o el acceso a la información, si no se fortalecen los aspectos endógenos, de lo contrario solo se estaría mejorando el entorno y abriendo las puertas con un gran margen de maniobra a inversionistas externos que rápidamente pueden cambiar el paisaje económico para su beneficio, dejando en una clara posición de desventaja a los empresarios locales14 . La intervención del Estado, además de promover y permitir la inversión foránea, debe ser la de fortalecer el capital humano y social de la región para que los habitantes participen abiertamente de los beneficios de la inversión. Los empresarios locales a su vez, deben prepararse para grandes retos, modernizarse y buscar alianzas. Pero este proceso no es tan fácil como se piensa. Los empresarios, gremios, instituciones educativas, la academia y gobierno deben trabajar en el mismo sentido. Por una parte, es fundamental construir una visión conjunta, como se pretende en este ejercicio de construcción de visiones subregionales pero, simultáneamente hay que reorientar recursos y modificar la gestión pública y empresarial. * Generar valor agregado a la producción o generar nuevas alternativas productivas. Se requiere de personas competentes, tecnología, inversiones y una buena dosis de gestión y optimismo. De otra parte, hay que tener un conocimiento detallado del mercado y 14 http://javierfierro.wordpress.com/
  48. 48. Página 48 de 125 escoger con mucho cuidado nuestros clientes. No podemos pecar y producir lo mismo y de la misma manera que nuestros competidores (otras regiones y otros países), pues muy seguramente perderemos el impulso, pues ellos pueden tener más ventajas en infraestructura y cercanía a los mercados. La subregión requiere dar un salto en la gestión de políticas, en lo empresarial y en lo tecnológico, que posibilite empresas con liderazgo, un entorno adecuado, políticas activas con acertada intervención de las alcaldías y gobernaciones, con una inyección tecnológica muy importante. No hay que actuar con improvisación, hay que pensar en el futuro. 3.1.3. Piedemonte Sur ¿De dónde venimos? Al finalizar la Guerra de los Mil Días, en los comienzos de 1900, muchas personas de diferentes regiones del país emigraron hacia el territorio con la intención de establecerse. Entre los inmigrantes que pensaban establecerse en la región estaban dos miembros de los grupos políticos beligerantes, que ya había recorrido estas tierras. Eran los cundinamarqueses Pablo Emilio Riveros, médico de profesión y natural de Une y Don Juan de Dios Rozo Moreno, agricultor oriundo de Gutiérrez, que años después llegarían a destacarse como impulsores en el desarrollo de la región; ellos quienes estaban en la búsqueda de nuevas tierras para fundar, sin conocerse, coinciden en un territorio perteneciente a la jurisdicción de San Martín y equidistante en el camino que unía a aquel poblado con Villavicencio. Cuando surge la iniciativa de fundar un caserío, en la zona de Acacias ya existían 462 fincas, situación que ayudo a agilizar los respectivos trámites oficiales. El 7 de agosto de 1920 se acordó bautizar al territorio de hoy Acacias con el nombre de Corregimiento de Boyacá. Por su crecimiento demográfico y urbanístico mediante Decreto Nacional No. 1.353 del 20 de abril de 1947 se le eleva a la categoría de municipio
  49. 49. Página 49 de 125 Acacias. Económicamente el municipio de Acacias dependía de las actividades propias de la agricultura, y en menor escala, de las de la ganadería, tanto con fines lecheros, como para la producción de carne. Así mismo, hacia los años 20 del siglo XX, se fueron reuniendo en la región al oriente del pueblo de Guamal, sobre las márgenes del río que lleva ese nombre, varias familias de colonos y campesinos que terminaron por unirse en un poblado. La riqueza de la región en cuanto a las producciones de sus cultivos y los buenos pastos, hicieron que Castilla La Nueva progresara hasta alcanzar en 1961 la categoría de municipio, segregando sus territorios de los de la jurisdicción del municipio de Guamal. Las principales actividades económicas del municipio de Castilla la Nueva, estaban centradas en la producción agropecuaria con producciones de arroz, plátano, maíz, yuca, cacao y caña de azúcar, así como la cría, levante y ceba de vacunos. Para crear el municipio de Guamal a finales del siglo XIX varios colonos se asentaron sobre la margen izquierda del río Guamal, en el camino que de Villavicencio conducía al sur del "Territorio Nacional" del Meta, formando un pequeño poblado, que con el tiempo y al ser paso obligado de los comerciantes, fue desarrollándose hasta alcanzar en el año de 1956, la categoría de municipio. De sus territorios fueron segregados posteriormente los municipios de Castilla la Nueva y Cubarral. La agricultura, con producciones de café, plátano, yuca, cacao, y la ganadería, en la producción de leche como en la cría, levante y ceba de vacunos, se realizaron como las principales actividades económicas del municipio de Guamal. En la primera guerra mundial el Meta, hasta entonces poco poblado, empieza a figurar como productor y exportador de arroz, aunque sólo un camino de herradura lo unía con Bogotá. No obstante, la creciente
  50. 50. Página 50 de 125 colonización de la zona determinó la construcción de una carretera Bogotá - Villavicencio, que luego se extendió hasta Puerto López, en 1932-1936; el principal producto de la región siguió siendo el arroz15 . Pero la fase más fuerte de colonización es posterior a 1950, por la violencia política y después de vigorosas campañas estatales de saneamiento ambiental, para erradicar el paludismo que hacía muy inhóspita la región16 . El proceso colonizador llevo a la transformación de la selva del piedemonte; el avance afecto a las sabanas, que fueron transformadas por la introducción de pastos exóticos, en especial Brachiaria. En general se afirma que las colonizaciones del Llano (campesina espontánea, de frontera y la armada), provenientes de los departamentos de Boyacá, Tolima, Cundinamarca, Santander y Huila, se iniciaron hacia el piedemonte llanero, primero, y hacia la altillanura y la región selvática del sur, después17 . Diversos factores de índole económica, social y cultural han generado un elevado índice de migración desde diversos sitios del interior del país hacia los Llanos Orientales, lo que ha llevado a un gran crecimiento de las ciudades y poblados, especialmente del piedemonte llanero18 . En estos años la subregión sufrió la ausencia de servicios como: electricidad y agua potable, y la falta de transporte, por encontrarse sin vías. El piedemonte llanero ha sido el área por excelencia para el asentamiento colonizador. Esta subregión está situada en un corredor que 15 Crist, 1987 16 http://www.virtual.unal.edu.co/cursos/IDEA/2009122/index.html, consultada el 26 de mayo de 2011, Universidad Nacional de Colombia “Fundamentos biológicos y ecológicos” 17 Corpes Orinoquia. Orinoquia hacia el siglo XXI. S.L., S.E., 1994, página 30 18 “Algunos aspectos urbanos de los Llanos Orientales” en: Economía Colombiana. No. 105. Mayo-junio 1974. (67-72)
  51. 51. Página 51 de 125 se localiza entre la Cordillera Oriental y de 20 a 40 kilómetros al este de la misma. En los últimos cincuenta años, la región del piedemonte llanero siguió experimentando cambios tecnológicos y sociales basados en el crecimiento urbano. El mejoramiento de las vías de comunicación y los servicios públicos, intensificaron esta tendencia19 . ¿En dónde estamos? La Zona del Piedemonte sur, cuyo centro es Acacías y de la cual hacen parte igualmente Guamal, Castilla La Nueva y San Carlos de Guaroa, genera un sistema funcional particular impulsado por los desarrollos agroindustriales y la ubicación estratégica dentro de la economía seccional de la zona del piedemonte y por consiguiente, del departamento del Meta. Territorialmente corresponden 1.129 kilómetros cuadrados a Acacias, 814 a San Carlos de Guaroa, 617 a Guamal y 503 a Castilla La nueva20 . Poblacionalmente estos cuatro municipios estaban habitados en 1993 por 67.092 habitantes, en el año 2005 por 76.785 y 88.763 para el año 2011, de acuerdo con la información DANE, 2010, en su proyección de poblaciones para el Meta. Es de anotar que el mayor crecimiento es de Acacias, atraída la población por el descubrimiento de nuevos pozos petroleros y el crecimiento del cultivo de la palma aceitera. 19 Leonel Pérez Bareño, “Subregiones y estudios de carácter socio-económico en la Orinoquia colombiana”: Memorias del Encuentro Nacional de Investigadores sobre la Orinoquia. ICFES, Santa fe de Bogotá, 1983., paginas 178-179 20 Secretaria de Planeación del Meta, 2007
  52. 52. Página 52 de 125 Esta situación se ve acompañada de Necesidades Básicas Insatisfechas que son del 19,4 para Guamal; 22,6 para Acacias; 23,4 para Castilla La Nueva y de 39,0 para San Carlos de Guaroa. En este y en otros casos para el departamento “los enfoques tradicionales subestiman el papel dinamizador que puede cumplir la población pobre y no ofrecen oportunidades concreta. La inversión social debe complementarse con políticas de inclusión y generación de oportunidades. El acceso al crédito barato, la disminución de trabas y trámites para la generación de empresa, impuestos progresivos, la capacitación y formación pertinente, el acompañamiento técnico ajustado a las necesidades de información y conocimiento, entre otras medidas, pueden lograr excelentes resultados21 . El municipio de Acacias se convierte en el tercer municipio productor de palma aceitera en el Meta, cuarto productor de leche con 67.100 vacunos y sexto productor de arroz secano. En esta zona se encuentra San Carlos de Guaroa que es el primer productor de palma de aceite y segundo productor departamental de arroz riego. Resultado del trabajo adelantado en los Talleres se puede resumir que los problemas económicos y del aparato productivo presentes en estos municipios son los siguientes: 21 https://javierfierro.wordpress.com/2006/10/20/politicas-contra-la-pobreza-2/, recuperado el 27 de mayo de 2011
  53. 53. Página 53 de 125 Tabla No. 1. Problemas económicos identificados en el Taller 1 en la Subregion del Piedemonte sur en el departamento del Meta Acacías Guamal y Castilla La nueva San Carlos de Guaroa No existe inversión y garantías para el sector agropecuario. Empobrecimiento progresivo del pequeño productor. Despilfarro de los ingresos. Ausencia de créditos blandos para la creación de empresas y microempresas. Inequidad en la asignación de los recursos económicos. Difícil acceso al crédito. Falta de apoyo del gobierno del Meta en lo económico. Falta de políticas coherentes del sector. Políticas desacertadas. Despilfarro de los ingresos Acacías Guamal y Castilla La nueva San Carlos de Guaroa Cadenas productivas en el sector agropecuario desarticuladas. Falta de competitividad en la producción y comercialización por parte de los competidores. Deficientes canales de comercialización y estrategias de mercadeo. Pocas fuentes de empleo. Falta de micro empresa que generen empleo. Falta de trabajo permanente.
  54. 54. Página 54 de 125 Desplazamiento en la mano de obra, cambio en la producción. No se utiliza mano de obra local. Sin garantías para el desarrollo agroindustrial. Deficiente infraestructura vial y eléctrica Falta de promoción y desarrollo turísticos. Falta de acceso a la tecnología. Falta explotación de los recursos naturales con fines económicos. No existe organización en los diferentes sectores. Desorden intersectorial público y privado. Ausencia de riego para la producción agrícola. No hay uso de tecnologías limpias Falta de planeación en el largo plazo. Orden público. En el Departamento del Meta se viene trabajando en el proceso de conformación y consolidación de las cadenas de biocombustibles, arroz, ganadería de carne, leche, maíz - soya y piscicultura, entre otras, pero en las cuales hay muy poca o nula participación de los pequeños productores en estos procesos y menos aún de los de esta zona. Este desconocimiento y por ende la baja participación de los pequeños productores es generada por poca divulgación y porque son procesos que se implementan y consolidan en largos períodos de tiempo. Aunado a esto, están la baja inversión por parte del Estado en el sector y las pocas garantías para el desarrollo agropecuario, que ahondan la desarticulación de los campesinos de los procesos productivos rentables y estables.
  55. 55. Página 55 de 125 La investigación y la transferencia de tecnología no han sido dirigidas de forma eficiente para dar solución a las necesidades generadas en los diversos factores productivos con que cuenta la zona de transición (tierra, capital y trabajo). Es por esto, que los pequeños y medianos productores se encuentran actualmente en desventaja para la conformación de empresas económicas que participen en la producción, la transformación, el transporte y la comercialización de un producto agropecuario. Así mismo los participantes en el Taller afirmaron que no existe una cultura de organización comunitaria que les permita acceder a mejores precios para la adquisición de insumos y aplicar los principios de economías de escala necesarios para el desarrollo de cada uno de los eslabones de las cadenas productivas. Los elevados costos de los insumos hacen a los productores de la zona del piedemonte, menos competitivos frente a los del orden nacional. Es esa misma falta de organización comunitaria, identificada por los actores del ejercicio, la que ha contribuido a hacer más difícil la transferencia tecnológica y dirigida a satisfacer las necesidades de mejor utilización de los factores productivos, porque no ha sido posible generar por parte del Estado, el apoyo suficiente al pequeño productor, que se ve relegado frente a las exigencias de los gremios más poderosos y de mayor influencia para la aplicación de políticas en el sector agropecuario. Otro de los factores que dificulta la inclusión de los pequeños productores de la zona de transición a las cadenas productivas que se están conformando en el Departamento es el bajo nivel de capacitación de estos productores en materia organizacional, de costos, mercadeo y contabilidad. Los agentes productivos desconocen las nuevas estrategias de mercadeo, las políticas nacionales que incentivan la comercialización y jalonan el desarrollo conjunto del Piedemonte llanero. Además de la falta de investigación para mejorar el proceso productivo y de transformación de
  56. 56. Página 56 de 125 materias primas, el productor de la zona del Piedemonte del Meta se enfrenta a una infraestructura vial deficiente, con baja inversión en la malla vial terciaria, lo cual aumenta los costos de transporte y hace más difícil el acceso de estos productos al mercado nacional. De igual manera, los actores de la mesa de la zona del Piedemonte sur del Meta, consideraron que la falta de fuentes de empleo se constituye en un grave problema que a su vez era generado por la falta de créditos para la creación de microempresas en el sector agropecuario y agro industrial. Por otra parte, los empresarios que actualmente desarrollan sus actividades comerciales, no acceden al excedente de mano de obra que genera el mercado, puesto que la rentabilidad de sus empresas no es la mejor. Ello se debe a que no se registran los niveles de consumo que responden a sus expectativas de ganancias. En municipios como San Carlos de Guaroa, principal productor de Palma aceitera del departamento, los actores del ejercicio afirmaron que adolecían de “falta de trabajo permanente”; ya que el empleo de mano de obra por parte de los palmicultores es temporal y no estable, debido a las características propias de los cultivos de rendimiento tardío. Ven con preocupación el hecho de que muchas veces, esta mano de obra utilizada, no es local sino traída de otras zonas del departamento, disminuyendo así, las posibilidades de acceso a un trabajo remunerado por parte de los habitantes del Piedemonte sur del Meta. De igual forma, los actores del ejercicio son conscientes de la falta de aprovechamiento de los recursos turísticos. La zona cuenta con una gran riqueza paisajística que no ha sido hasta ahora aprovechada y de esta manera, se ha perdido una gran oportunidad para disminuir el impacto social que ha traído consigo el desempleo en esta zona. Consideran que este descuido se debe a la falta de capacitación, entidades y personal
  57. 57. Página 57 de 125 calificado para hacer realidad esta importante potencialidad del piedemonte metense. Los actores en este Taller identificaron la inseguridad en el campo como un problema común a todos los municipios. Es un factor determinante si se tiene en cuenta que más del 30% de los habitantes de la zona, pertenecen al casco rural. Este problema, además de acentuar el miedo y la zozobra del campesino, genera el abandono de las zonas rurales por parte de los medianos y pequeños productores, generando a su vez, el empobrecimiento progresivo de los mismos, quienes tienen en el campo su único seguro de subsistencia. Dicha inseguridad trae consigo no sólo el despoblamiento del campo, sino también el hacinamiento en las ciudades que no se encuentran en capacidad urbana y sanitaria de brindar las condiciones básicas necesarias para mantener la vida digna de los desplazados por la violencia. Esta situación en la economía, ha disminuido la afluencia turística, para el municipio de Guamal por ejemplo. Este factor ha generado una reducción en la competitividad turística de la zona, frente al resto de zonas de riqueza paisajística importante en el país. En último término la corrupción se convierte en otro de los problemas identificados por los habitantes de la zona, puesto que genera desconfianza e impide la asignación eficiente de los recursos, trayendo consigo el despilfarro de los mismos. Esta falta de honestidad de parte de los dirigentes, fundamenta la falta de credibilidad en las instituciones públicas y refleja su ineficiencia para jalonar el desarrollo de la zona. La corrupción, fue identificada como un problema grave para los participantes en el ejercicio, ya que los ingresos por transferencias de
  58. 58. Página 58 de 125 cada uno de los municipios han disminuido en los últimos años y es ahora entonces, cuando más eficiente debe ser su uso y asignación. Por otro lado, los municipios de Acacías y Castilla la Nueva reciben una porción considerable de las regalías del departamento y ello no se ha visto reflejado en una mejora importante de la calidad de vida de sus habitantes. Ven con preocupación y desánimo, cómo los intereses particulares de unos cuantos se sitúan por encima del bienestar general de la población en su conjunto y en detrimento de una clase social que cada vez ve más lejos su acceso a una vida digna y con equidad en las oportunidades para salir adelante. La situación sociocultural se abordo en el Taller de trabajo de la zona sur del Piedemonte del Meta, y los participantes, detectaron como principal problema del sector social, común a los cuatro municipios la falta de cultura ciudadana, puesto que afirman que a partir de la falta de valores la población no puede desarrollarse como debiera y quisiera. Y es de aquí que surge la corrupción tanto política como administrativa. La deficiencia de valores en la población, genera intolerancia e irrespeto de unos con otros, la convivencia dentro de los municipios se hace delicada, agravándose con la violencia dentro del territorio departamental. La responsabilidad del gobierno de garantizar la paz y el bienestar de los ciudadanos, es difícil, por la inoperancia de los gobernantes. Los participantes creen que la falta de cultura ciudadana es generadora de muchos otros problemas dentro de los municipios. La individualidad y la falta de compromiso conjunto y social, hacen que los municipios de esta zona no se desarrollen, y que las políticas del gobierno nacional no puedan tomarse y establecerse para lo cual fueron creadas.
  59. 59. Página 59 de 125 Uno de los problemas del sector social, se encuentra relacionado con la educación, y concretamente la falta de calidad educativa, los participantes sienten con gran preocupación este problema al tener deficiencias en el número de docentes en la región, lo que ocasiona que no exista la ubicación adecuada de cada docente en su área de especialización y que además, se encuentren gran número de estudiantes por docente, en las zonas urbanas. La necesidad de ampliación y en algunos sectores la falta de planta física para abastecer la demanda estudiantil agrava este problema, puesto que hay insuficiencias en los recursos financieros por parte del gobierno tanto municipal como departamental y nacional, para dotar de material didáctico y equipos de informática a los centros educativos, aunado a los pagos atrasados de los salarios a los docentes, lo cual desestimula a los profesores para aumentar su calidad pedagógica y académica. Por otra parte, la política de evaluación de docentes en muchas ocasiones no es objetiva, y es utilizada para traslados a otras escuelas, dejando desatendidas a muchas otras. Otro problema de trascendencia dentro de los cuatro municipios que conforman la zona, se encuentra la deficiente seguridad social. Los actores aseguran que el problema de la prestación del servicio de salud es generado por la falta de financiación para el aumento y mejoramiento de las plantas físicas de los hospitales, puesto que son insuficientes para atender a la población local y por ende, por la baja capacidad de algunos hospitales no pueden entrar a competir como EPS. De igual manera, en algunas veredas de esta zona el acceso a los servicios de salud es deficiente o casi nulo, ya sea por su lejanía con el centro urbano de la población, o simplemente porque los centros de salud existentes se han cerrado o no tienen la suficiente capacidad para atender una emergencia, agravándose aún más, por la difícil movilización del

×