• Full Name Full Name Comment goes here.
    Are you sure you want to
    Your message goes here
    Be the first to comment
    Be the first to like this
No Downloads

Views

Total Views
2,227
On Slideshare
0
From Embeds
0
Number of Embeds
0

Actions

Shares
Downloads
48
Comments
0
Likes
0

Embeds 0

No embeds

Report content

Flagged as inappropriate Flag as inappropriate
Flag as inappropriate

Select your reason for flagging this presentation as inappropriate.

Cancel
    No notes for slide

Transcript

  • 1. Enca lado-1 CORRECCIÓN DE LA ACIDEZ: ENCALADO Mª Elvira López Mosquera Prof. Titular Universidade Santiago de Compostela Escola Politécnica Superior-LugoI. Producción de cultivos en suelos ácidos.II. Encalado: objetivo y efectos.III. Gestión técnica del encalado. III.1. Tipos de encalado. III.2. Materiales encalantes. III.3. Determinación de las necesidades de cal: dosis. III.4. Aplicación. En : Lóp e z Mosqu er a, M.E. 1995 .En miend as. Monogr af ía do cen te. E s co la Po lité cn ic a Sup er ior . Un iv ers id ad e S an tia go d e Co mpo ste la. I S BN : 84-89189-26-9 .
  • 2. Enca lado-2 I. PRODUCCIÓN DE CULTIVOS EN SUELOS ÁCIDOS: LIMITACIONES, SOLUCIONESA nivel mundial los suelos ácidos ocupan el 30% de la superficieterrestre libre de hielos (Von Uexküll & Mutert, 1995), pudiendoconsiderarse que los procesos de acidificación constituyen el factorde degradación de suelos más importante en zonas tropicales ytempladas (Baligar & Fageria, 1997). D istribu ción d e suelo s á c idos en clima s húmedo s (tª anua l d el suelo >8 ° C). Adap tado d e Vam Wamb eke, 1976.En España, los suelos con estas características vienen a representarel 40% de la superficie nacional (Roquero, 1964). De ellos, se puedeconsiderar que unos 10 millones de hectáreas pueden presentarproblemas para los cultivos. A estas cifras podría sumársele lacorrespondiente a suelos que están en vías de descalcificación y/oacidificación por causas antropogénicas.En el caso de Galicia, la acidez es la principal característica de sussuelos, por su clima húmedo, el predominio de sistemas abiertos y sugeología de naturaleza fundamentalmente ácida. Los suelos afectadospor la acidez suponen entre el 85 y el 90% del territorio.
  • 3. Enca lado-3I.1. Principales limitaciones en suelos ácidosLa acidez puede considerarse el principal factor limitante en elaprovechamiento agronómico de los suelos gallegos. Los efectos quela acidez ejercen sobre el cultivo son complejos, siendo difícilseparar los directos de los indirectos. La acidez afectafundamentalmente a: La disponibilidad de nutrientes. La actividad biológica.Y favorece: La toxicidad por Al y Mn.Para la mayoría de los cultivos, la disponibilidad de casi todos lo snutrientes, salvo el Mo, es óptima con un pH entorno a 6,5 (Fig.1.).Por debajo de este intervalo, la producción puede verse afectadaadversamente en los suelos ácidos por varias razones. Fig . 1. D ispon ib ilidad d e los elemen tos nu tritivos según pH (Truog , 1948 mod ificado ).
  • 4. Enca lado-4Las fotos 1, 2, 3 y 4 ilustran algunos de los efectos que la acidezejerce indirectamente en los cultivos.Fo to 1 . Deficien c ia de ca lcio en toma te (b lo sson end rot = n e cro sisap ica l)Fo to 2. D e fic ien c ia d e Mg en tomateFo to 3. D e fic ien c ia d e Mo en so jaFo to 4. Ca rencia de P en ma ízFo to 1 Fo to 2Fo to 3 Foto 4
  • 5. Enca lado-5La actividad biológica es menos intensa con niveles de pHinferiores a 6,0. Por consiguiente, en medio ácido losmicroorganismos del suelo fijan menos N, se produce una menormineralización de la materia orgánica y los elementos encombinación orgánica (N, S, P) se liberan con mayor lentitud (FAO,1986) (Fig.2). Fig . 2. Relación d e l pH con la n itrificación (R isse & Ha rris, 1999 ) Relación pH-nitrificación 5 Buena Nitrificación 4 relativa 3 2 Mala Mala 1 0 3 4 5 6 7 8 9 10 pHA niveles de pH iguales o inferiores a 5,0 el Al + 3 constituye elprincipal factor limitante, afectando fundamentalmente a nivelradicular (Foto 5). La toxicidad por Mn aparece en suelos de pH <6,0 y mal aireados, origina descenso del crecimiento y afecta a laparte aérea (Foto 6). Fo to 5. To xicidad por Al Fo to 6. To xicidad po r Mn
  • 6. Enca lado-6Los trabajos más modernos indican que es el Al el principalresponsable de los problemas que ocurren en este tipo de suelos. Enmuchas regiones ácidas se prefiere la denominación de sueloalumínico, dado que el Al se convierte en el elemento que controla lamay or parte de las reacciones del suelo: - A pH ≤ 5,0 la solubilidad del Al aumenta, de tal manera que por sí mismo constituy e un agente de toxicidad para plantas y microorganismos. - En suelos ácidos el Al llega a dominar el complejo de cambio, compitiendo ventajosamente con Ca, Mg, K, que son iones de menor tamaño y más fáciles de desplazar a través del lavado. - Además, el Al que ocupa los bordes de las arcillas o que forma parte de hidróxidos, es responsable de que se produzca fijación de aniones (fosfatos y sulfatos). En suelos minerales, se puede decir que es el Al el principal responsable de la baja fertilidad de los suelos ácidos.I.2. Cultivo en suelos ácidos: solucionesComo hemos visto, los suelos ácidos limitan el desarrollo de lamay oría de las plantas cultivadas. Para que éstas se desarrollen sinuna inhibición seria debida a la reacción desfavorable del suelo,contamos con dos tipos de soluciones: 1. Elección de especies o variedades que se desarrollen bien con el nivel de acidez existente en el suelo. 2. Neutralizar la acidez del suelo para adecuarla a las preferencias de las plantas a cultivar.Esta acción de corrección se realiza añadiendo al suelo compuestosde Ca y Mg, mayoritariamente de Ca, de ahí el nombre deENCALADO. La definición incluy e a la vez el aspecto “corrector” yel aspecto “nutritivo” de manera implícita. Al mismo tiempo que secorrige la acidez, se aportan elementos esenciales para las plantas:Ca y Mg.
  • 7. Enca lado-7 II. ENCALADO: OBJETIVO Y EFECTOSCon el encalado se intenta ajustar el pH al intervalo en el que lamay oría de los nutrientes esenciales se encuentren disponibles y enel que la may oría de los elementos tóxicos sean insolubles.La validez del encalado cómo método de corrección de la acidez esun hecho avalado por largos años de práctica, siendo los efectosejercidos sobre las propiedades químicas, físicas y microbiológicasdel suelo variables y aún en estudio por un gran número deinvestigadores en distintas partes del mundo (Fig. 3). Técnica queproduce, a su vez, cambios en la composición mineral y en elrendimiento de las plantas (Fig.4). A ir ea c ió n Su min istr a Ca, Mg Mejo ra D isponib ilid ad P, Mo, N, S L a a c tiv idad d e d e ter min ados h erb ic id a s ENCALADO C o n s igu e E l i m inaMejo res cond icicon esa c tiv id ad mic rob ian a “ To x i c idad á c id a ” D i sm inu y e D isponib ilid ad Mn, Zn , Cu y B
  • 8. Enca lado-8Fig . 3. Efecto d e la ap lic ación de ca l sobre el pH y sobre el porcen ta je d e satu ra ción d e Al en su elos de Ga licia (Momb iela, 1983 ). 70 6,5 60 50 6 40 %Al 30 pH 5,5 20 10 0 5 0 4 8 12 Ca l (t ha - 1 ) F ig . 4. E fecto d e la ca l s obr e la p rodu cc ión tota l d e ma ter ia se ca d e esp ecies semb radas en San An tón y Marco da Curra (Ga lic ia ) (Momb iela y Ma teo, 1984 ). 4 3,5 3 2,5 M. Antón 2 M. Curra 1,5 1 0,5 0 0 0,75 1,5 3 6 12 CO3 Ca ap licado ( t ha - 1 )
  • 9. Enca lado-9 De forma general, se puede decir que el encalado en suelos ácidos, hasta un pH débilmente ácido-neutro amplía considerablemente la gama de cultivos y variedades que pueden desarrollarse. En conjunto, se incrementa la productividad de los suelos. III. GESTIÓN TÉCNICA DEL ENCALADOComo hemos visto, los efectos del encalado son muy diversos. Pararealizar una buena gestión del mismo, es preciso elegir el materialencalante adecuado, aplicarlo en la dosis correcta y en lascondiciones más idóneas.III.1. Tipos de encalado Encalado de corrección, de fondo o base: Permite elevar el pH a un nivel considerado óptimo (5,5-6,0) o reducir el Al de cambio a un porcentaje no limitante (< 15-20%). Encalado de mantenimiento: Una vez realizada la corrección, el estado cálcico debe ser mantenido a un nivel medio satisfactorio para el conjunto de los cultivos que forman la rotación. Este encalado compensa las pérdidas producidas por la exportación de las cosechas, el lavado y el efecto de los fertilizantes de reacción ácida (Fig. 5, Tablas 1,2,3).
  • 10. Enca lado-10 Fig .5. Acificación por causa s an tropog én ica s (Héb ert,1990 ).Tab la 1. Pérdida s d e ca lcio por perco la c ión (kg ha - 1 ) en un suelo de cu ltivo en San tiago d e Compostela (D ía z-Fierro s, 1985 ). Año Percolación Sin encalar Encalado (mm) (6 t caliza) 1968 1297 262,7 283,5 1971-72 881 161,8 205,0 1972-73 591 105,1 128,7 1973-74 836 111,2 105,6 1974-75 596 80,5 90,3 1975-76 348 44,1 50,9 1976-77 1399 183,7 224,7 1982-83 1350 162,0 265,0 1984-85 1218 130,0 162,0 Medias 946 137,9 168,4
  • 11. Enca lado-11 Tab la 2. Efecto a lca lin iz ante o acidifican te d e d istin to s abono s (Com ifer, 1986 ).REACCIÓN ÁCIDA REACCIÓN NEUTRA REACCIÓN BÁSICA Su lf ato amón ico Su lf ato po tásico Fo sf atos n a tur a le s Ur ea Cloruro po tá sico N itr ato cálcico N i tr a to a mó n i co S u p er f o sf a to N i tr a to p o t ás i co F o sf a to a mó n i co F o sf a to b i cálc i co Abono s te rnar ios N i tr a to sód ic o 15-15-15 Á c ido fo sfór ico Escor ias siderúrg icas Cian a mid a cá lc ica Estiérco l de v a cuno G a llinaza Estiérco l de ov ej a Estiérco l de cerdo Estiérco l de caballo Tab la 3. Extr acciones de Ca y Mg po r d istin to s cu ltivo s C aO MgO C aO MgOCEREALES L EG U M B RESTr igo (8 t) Co lif lor (30 t)Paj a en ter rad a 8 15 Consu mo má x imo 140 20Paj a r ecog id a 35 25 Zan ahor ias Nec. To tales 70 25Ma íz g rano (8 t) 40 15 Gu isan tes 100 10c añ as en t er r a d a s P lan ta entera Cebo llaP L AN T AS Hoj as y bu lbo (60 t) 130 30INDUSTRIALESRe mo la ch a a zu c are ra PRAD ERA(60 t) P ERMAN ENT ERaíces 60 55 (10 t ma t. seca) 70- 35 100Hoj as 80 50 F O R RAJ E RA SLino Rayg rass (12 t) 70 40Gr anos (2 t) 5 10 A lf a lf a (12 t) 350 25Fibr a (25 t) 85 10 Maíz en silado 50 30 (12 t)
  • 12. Enca lado-12III.2. Materiales encalantesQuímicamente, la cal es CaO, pero por extensión el término se usapara incluir todos los productos de caliza que se usan paraneutralizar la acidez del suelo (óxidos, hidróxidos, carbonatos,silicatos) que llevan Ca y /o Mg. Distintas fuentes de cal son: margas,conchas marinas, escorias, carbonatos precipitados, piedra caliza,residuos calizos de fábricas de remolacha azucarera, cenizas demadera, lodos residuales, etc.). Sin embargo, son los depósitos decaliza los que están más ampliamente distribuidos y constituyen lafuente comercial más importante de cal. También es cierto que cadavez es may or la preocupación por dar salida a subproductosresiduales (concha de mejillón, espumas de azucarería, cenizasprocedentes de la industria de la madera, …) que se acondicionanadecuadamente y estudian sus ventajas para ser utilizados comomateriales encalantes alternativos a los comerciales. Tab la 4. Prin cipa le s enm iendas cá lc ica s y magn ésicas (Fin ck, 1988; Wh ith ey & Lamond, 1993 ).Enmienda Fórmula V a lor n eu tra l iza n te (%)Carbonato cálcico CaCO 3 80-100Do lo mita CaCO 3 . MgC O 3 80-100Cal v iva CaO 150-179C a l ma g n é sic a v iv a MgO 250Ca l ap ag ada Ca (OH) 2 120-136Ca l ma gné s ic a ap ag ada Mg(OH) 2 172O tras en m ienda sEscor ias alto horno CaSiO 3 50-70Conch a s ma r in as Ca CO 3 90-110Lodo s mu n icipales e C a CO 3 Ca 80-100industr ia lesE spu ma s a zu car er a Ca CO 3 , Ca(OH) 2 -Cen iz as mad era CaO , Ca(OH) 2 13-92Y eso C a (SO 4 ) 2 No tien e
  • 13. Enca lado-13III.2.1. Calidad del material encalanteLa calidad del material encalante es medida por su eficacianeutralizando la acidez. Se determina por su pureza química y eltamaño de sus partículas.Se requiere una garantía química que vendrá dada por: - Contenido en Ca o Mg expresado en forma de óxido (la cantidad de enmienda se expresa obligatoriamente en CaO y MgO) = Pureza. - Valor neutralizante o equivalente de carbonato cálcico (capacidad que tiene un producto encalante para neutralizar ácidos).El equivalente de carbonato cálcico de los materiales para encalar secalcula en base al del correspondiente al carbonato de Ca puro que esdel 100%.Estos materiales deben ofrecer también una garantía física, queviene dada por su tamaño de partícula. El tamaño de partícula seexpresa como el porcentaje de material que pasa a través de mallasde distintos tamaños.Cuanto más finamente molida esté la caliza, será más reactiva, sedisolverá con may or rapidez y se mezclará mejor con el suelo,además así se obtendrán resultados más rápidos. Sin embargo, cuantomás fina se muele la piedra, tanto may or es su costo y sus cualidadesson de menor duración. Por otra parte, los materiales molidos muyfinamente son de difícil aplicación y pueden ser arrastrados por elviento; si la aplicación no es uniforme, puede que resulten cambioslocalizados, graves y perjudiciales en el pH.Para la mayoría de los suelos, un grado de finura comprendido entre0,5 y 0,3 mm de diámetro puede constituir el mejor compromisoentre costo, velocidad de reacción y efecto residual, evitando así quese produzcan efectos localizados del encalado excesivo (Fig. 6). Laproblemática de cada explotación exige la selección de uno u otro,según la necesidad de rapidez o su coste.
  • 14. Enca lado-14 E fe c to d e l ta m a ñ o d e p a rtíc u la d e la c a l e n la p ro d u c c ió n 100 90 80 70 60 P ro d u c c ió n 50 re la tiv a (% ) 40 30 20 10 0 T a m a ñ o p a rtíc u la (m m ) < 0 ,7 5 0 ,5 0 -0 ,4 0 0 ,3 0 -0 ,2 5 0 ,2 5 -0 ,2 0 < 0 ,2 0 Fig .6. Efecto d e l tamaño d e pa rtícula en la produ cción (Risse & Harris, 1999 ).Para decidir qué enmienda elegir es necesario considerar ademásotros aspectos: Coste según su valor neutralizante Disponibilidad en la zona Necesidad de aportar Mg Urgencia de la corrección Características del suelo y del cultivoIII.3. Determinación de las necesidades de calEl principal problema a la hora de encalar, es determinar la cantidadde cal necesaria para obtener buenas producciones. De hecho, a pesarde la abundante literatura sobre los problemas de los suelos ácidospuestos en cultivo, no existe un acuerdo claro de cuál es el mejor
  • 15. Enca lado-15método para determinar la dosis de cal a añadir. Existen distinto smétodos, que podríamos clasificar en métodos directos e indirectos.III.3.1. Métodos directosIII.3.1.1. Métodos basados en el pHPara determinar la cantidad de cal que exige un suelo para lacorrección de la acidez, existe un procedimiento, todavíaampliamente utilizado en el mundo que consiste en definirpreviamente un “pH óptimo para un cultivo o grupo de cultivos”(tabla 5) determinado, o de forma más global y menos precisa un “pHóptimo del suelo”.Tab la 5. In te rva los de pH idón eos pa ra los principa le s cu ltivos d e Ga liciaESPECIES ÓPTIMO TOLERANCIA PARA RENDIMIENTO SATISFACTORIOT r ébo l 6,0-7 ,0 -b lancoT r ébo l 6,0-7 ,0 -v io le taRayg rass 5,5-7 ,0 -D ac tilo 6,0-7 ,0 5,0-8 ,0A lf a lf a 6,5-7 ,5 6,0-8 ,0Maíz 5,5-7 ,0 5,0-8 ,0T r igo 6,0-7 ,0 5,8-8 ,5Cen teno 5,5-6 ,5 4,0-7 ,7Av ena 5,5-7 ,0 4,0-7 ,5Patata 5,0-5 ,8 4,5-7 ,0Judía 5,8-6 ,7 5,5-7 ,5Gu isan te 6,0-7 ,0 5,5-8 ,0Lechuga 6,0-7 ,0 -Pimien to 6,0-6 ,5 5,5-7 ,0To ma te 6,0-6 ,7 6,0-8 ,2Ajo 6,0-7 ,0 -Cebo lla 6,0-6 ,7 -Co l 5,6-7 ,0 5,6-7 ,5V id 5,6-7 ,0 6,0-8 ,0
  • 16. Enca lado-16La acción del encalante sería la siguiente: CC H + + CO 3 Ca CC Ca + + + H 2 O + CO 2 H+ Una vez definidos los niveles de pH óptimos que se deberíanalcanzar en el suelo o el pH óptimo para un cultivo, para conocer lacantidad de encalante a aplicar se pueden emplear los métodossiguientes: - Titulación directa del suelo con una base (Ca(OH) 2 ) - Uso de soluciones tampónLos métodos más habituales, de uso relativamente simple y másversátiles son los que utilizan ciertas soluciones tampón, con las quese equilibra el suelo hasta alcanzar un determinado pH: - Solución amortiguadora de trietanolamina-Cl 2 Ba (Mehlich, 1948). - Solución amortiguadora de nitrofenol-acetato (Woodruff, 1948). - Solución amortiguadora SMP (Shoemaker et al., 1961). - Método de Wodruff modificado según textura y contenido en materia orgánica de suelos gallegos. Solución tampón p- nitrofenol-acetato (Guitián y Carballas, 1976). Adoptado como método oficial por el M.A.P.A. (1975):Qm CaO pHd/ha = 84 pHd – pHi (7,0-pHs) 7,0- pHisiendo: pHd= pH deseado pHi = “ inicial (KCl) pHs = pH p-nitrofenolLos requerimientos de cal se obtienen de tablas que han sidodesarrolladas para relacionar la disminución del pH de la soluciónamortiguadora con las toneladas de caliza necesarias para elevar elpH del suelo al valor deseado.Los métodos tampón propuestos en los últimos años y a no estántamponados a pH 6,5 ó 7,0, sino que miden la cantidad de calnecesaria para elevar el pH del suelo a valores de 6,0 para suelos
  • 17. Enca lado-17minerales(Shoemaker et al., 1986), de 5,5 para suelos orgánico-minerales (Webber et al., 1977) y de 5,0 para suelos orgánicos (Risseand Harris, 1999).III.3.1.2. Métodos basados en la neutralización del AlNumerosas referencias bibliográficas relativas a medios ácidos,ponen de manifiesto que: - El Al es el catión dominante en los suelos minerales con valores de pH de 5,0 o inferiores (Ríos y Pearson, 1964; McCart & Kamprath, 1965). - Que ha sido identificado como el responsable de la baja fertilidad en muchos suelos ácidos (Foy, 1984; Alley & Zelazny, 1989). - Que la neutralización del Al necesita generalmente menos cal que la recomendada por las soluciones tampón clásicas y presenta mejores correlaciones con la producción (Kamprath, 1970; Mombiela y Mateo, 1984; Farina & Channon, 1991).(Fig. 7). Fig . 7. Relación en tr e la do sis de ca l, el pH, la sa tura ción d e Al y el d esa rro llo de la caña d e a zúca r en un U ltiso l (Acriso l) en Indon esia (Kamp rath , 1970 )
  • 18. Enca lado-18 .Por todo ello, la tendencia actual es encalar para neutralizar elefecto tóxico del Al y no para alcanzar un determinado pH,especialmente en lugares donde el encalado es caro o los suelos estánaltamente tamponados. Con este método los costes de cal sonmenores que los basados en el pH.De todas formas, al existir una relación entre pH y porcentaje desaturación en Al, ambos criterios de diagnóstico no resultancontradictorios. La diferencia entre ambos enfoques reside en lacantidad de enmienda recomendada, lo que incide en la rentabilidadde la operación y evita el sobreencalado.La necesidad de cal dependerá de la tolerancia al Al de la especieque se pondrá en cultivo (Tabla 6), variando para distintos suelossegún su composición mineralógica y contenido y tipo de humus. Tab la 6. S en sib ilidad de d ifer en te s esp e c ie s a l A l. ESPECIES ESPECIES ESPECIES ESPECIES MUY S EN SI BL ES S EN SI BI LID AD TO L ERAN TES TO L ERAN TES ( <5% sa t A l) I N T E R MEDI A ( ≤ 30% sa t Al) ( <80% sa t A l ) (5-15% sa t Al) Trébo l Gu isan te Patata Pino A lf a lf a C eb ad a A v ena Eu c a l ip to Judía Maíz F r e saEl encalante actuaría así:2 Al + 3 CaCO 3 + 6 H 2 O 3Ca + 2A l(OH) 3 +3H 2 CO 3 H 2 CO 3 H 2 O + CO 2Las cantidades de enmienda a utilizar se basan en la determinaciónde las necesidades de cal: moles de Ca + 2 por kg de suelo que serequieren para disminuir la acidez total a un valor que se consideraaceptable. Normalmente sólo se neutraliza la acidez intercambiable.
  • 19. Enca lado-19 Cálculo de la dosis de cal a través de la relación:CaCO 3 (t/ha) = K. Al cambiable (cmol (1/3 Al 3 + )/kg)(Kamprath, 1970).El factor K puede variar entre 1,5 y 3,3 según la cantidad de cargasdependientes del pH del suelo y según la tolerancia de las plantas alAl.CaCO3 (t/ha) = Al (cultivos más tolerantes Al)CaCO3 (t/ha) = 1,5 Al (cultivos moderadamente tolerantes Al)CaCO3 (t/ha) = 2 Al (cultivos menos tolerantes)(El Al cambiable se extrae con KCl N) Cochrane et al., 1980Las necesidades de cal pueden ajustarse a diferentes valores deporcentaje de Al para adaptarse al grado de resistencia de las plantasa la toxicidad por Al según la relación:CaCO 3 (cmol(+)kg - 1 ) = 1,5 (Al-%Al deseado (Al+Ca+Mg) 100(Siendo el Al, Ca, Mg los de cambio expresados en cmol c kg - 1 ). Neutralización parcial del Al de cambio (Mombiela y Mateo, 1984; Mosquera, 1987).En base a datos obtenidos en estudios de producción de pratenses enGalicia, a distintas dosis de cal y analizando en suelo el porcentajede saturación de Al en el CIC extraído con BaCl 2 0,3M a pH delsuelo, se obienen las dosis de cal a partir del ábaco representado enla Fig. 8.
  • 20. Enca lado-20 Fig . 8. Ne cesidad es d e ca l en fun c ión d e l po rcen ta je d e sa tu ración d e Al a c tua l (% Al a c tua l) y deseado (D ) ( Momb iela y Ma teo, 1984 )El criterio del Al ha sido utilizado con éxito en los suelos del sur deEstados Unidos, Puerto Rico, Brasil, oxisoles del Sur de Africa,(Kamprath, 1970; Reeve & Sumner, 1970; Pearson, 1975; Baligar &Fageria, 1997).III.3.2. Métodos indirectos Determinación en función del contenido en materia orgánica del suelo (Keenney & Corey, 1963):Necesidades de cal (6,5) = 1,6 (6,5 – pHs). (%MO)
  • 21. Enca lado-21 Determinación en función de la tasa de arcilla y de materia orgánica (Marín-Laflèche, 1974):Q= 0,00022 (A + 5MO) (e p H s / 1 , 5 – e pHa/1,5 )Q = t CaO/ha A= arcilla (tanto por mil)MO= materia orgánica (tanto por mil)pHs =pH deseado pHa=pH actual Do sis ca lculada en función d e la textu raTex tura Enca lado de fondo (kg ha - 1 )Su elos areno sos 1000-2000Su elos limosos (10-20% ar cilla) 2000-3000Su elo mu y ar cilloso o hu míf ero 3000-5000III.4. Aplicación sobre el terrenoIII.4.1. AplicaciónLa cal es muy insoluble, es necesario mezclarla bien en la zonaradicular. Debe distribuirse homogeneamente sobre la superficie yque se incorpore de forma completa en la capa de suelo que sepretende tratar (normalmente la capa superficial, 15 cm). Cuanto másíntimamente esté mezclado con el suelo, será más eficaz.En suelos medios o pesados se han de utilizar productos de efectorápido, mientras que en suelos ligeros deben aplicarse productos deefecto lento, para evitar sobredosificaciones.Para su distribución se puede utilizar una distribuidora de cal, unaabonadora o una sembradora. El empleo de una sembradora resultamás caro y es más lento, pero ofrece las ventajas de que no seproducen solapamientos, no se producen pérdidas por el viento y lacal queda mejor esparcida, lo cual es importante para evitarsobreencalados. Para su incorporación al suelo suele utilizarse unagrada de discos.Varios estudios (Kamprath, 1973) han puesto de manifiesto que laincorporación profunda de una cantidad determinada de cal es máseficaz que la incorporación superficial. Sin embargo la aplicaciónsubsuperficial a menudo es difícil de realizar debido a la falta deequipo y a lo elevado del costo.En sistemas de mínimo laboreo debe aplicarse sólo en la terceraparte de la profundidad. En sistemas de no laboreo, es necesario
  • 22. Enca lado-22realizar el encalado antes de que se ponga el cultivo por estesistema.III.4.2. Época de aplicación y frecuenciaSe encala el suelo, no la planta, por ello es mejor elegir épocas delaño en las que los suelos estén sin cultivo: otoño y primaveraprincipalmente. De todas formas, la época no es importante, se puedeencalar en cualquier estación con tal de que el tiempo lo permita y elsuelo esté en buenas condiciones. Sin embargo, a menudo losfactores decisivos de la época de aplicación son el tipo de rotación,el sistema agrícola y la forma de cal que se emplee. Es aconsejableaplicar la cal donde pueda ser más provechosa en la rotación, porejemplo antes de la siembra de una leguminosa o antes de laimplantación de los cultivos más sensibles a la acidez.La reacción entre el suelo y la cal aplicada se distribuye a lo largode muchos años. Durante el primer y segundo año, la reacción esrápida, más tarde declina gradualmente, no se alcanza el pH máximoresultante hasta después de los dos años de aplicación. Después deeste tiempo, la reacción es más lenta y el pH desciende gradualmentehasta el nuevo encalado (Fig.9). En caso de que haya que añadir unagran cantidad, es mejor fraccionar la enmienda y hacer la correccióndurante varios años. No debe aplicarse una cantidad que suponga unamodificación de pH superior a una unidad cada vez.Los factores que afectan a la lixiviación influyen en la periodicidaddel encalado. En zonas templado-húmedas normalmente es necesarioencalar cada 5 años, según tipo de suelo, pluviosidad, aplicación d eabonos e intensificación del sistema de cultivo. En zonas tropicalesse recomienda cada 2 años. No debe aplicarse en época de lluviaspara evitar pérdidas. Es conveniente hacer análisis de suelo (cada 3-4 años) que permitan saber cuando conviene volver a encalar.Las recomendaciones sobre el mo mento de aplicación antes de laplantación son variables, según Urbano (1989) serían: - Con cal viva: 1-2 meses antes de la siembra. Cuidar la acción caústica de la cal sobre las semillas. - Con caliza: 3 meses antes de la siembra para que tenga tiempo de actuar. No hay acción caústica. - Con dolomita, con antelación de 3 a 6 meses.
  • 23. Enca lado-23Otros autores sugieren que los mejores resultados se obtienenencalando con una antelación de 6 a 18 meses antes de la siembra,aunque si la corrección debe ser rápida, puede hacerse justo antes deplantar.En realidad depende de las condiciones del suelo, clima y tamaño departícula del encalante. En Galicia incluso se hace 15 días antes dela siembra. Fig 9. Evolu c ión d e l pH d e un su elo tras el apo rte d e ca l con el tiempo (1,4 -1,6 t/acre) (Brad y, 1990 ). Influencia del encalado en el tiempo 7,5 Aplicación de cal 7 pH del suelo 6,5 Aplicación de cal 6 5,5 5 4,5 4 3,5 0 1 2 3 4 5 6 7 8 Años de cultivoIII.4.3. Relación con otras enmiendas y fertilizantes No debe mezclarse con estiércol ni con abonos nitrogenados amoniacales a no ser que se entierre rápidamente, y a que se produce volatilización del N amoniacal. No mezclarse con superfosfatos ni con escorias Thomas, y a que se produce retrogradación de P a fosfatos no asimilables.
  • 24. Enca lado-24 BIBLIOGRAFÍAADAMS, F. 1984. Soil acidity and liming. 2 n d . Ed. AgronomySer Nº12. Am. Soc. Agron. Inc. Mad. Wis. USA.ALLEY, M. M.; ZELAZNY, L.W. 1989 . Soil acidity: Soil pH andlime needs, pp. 65-72.ALLISON, F. E. 1973. Soil organic matter and its role in cropproduction. Developments in soil science 3. Elsevier Publishing Co.BALIGAR, V. C.; FAGERIA, N. K. 1997. Nutrient use efficency inacid soils: nutrient management and plant use efficiency. En: A.C.Moniz et al. (Eds). Plant-Soil interactions at Low pH. 75-95 pp.Brasilian Soil Science Society. Brasil.BAVER, L. D. 1948. Soil physics. John Wiley and Sons Inc. NewYork.BRADY, N.C. 1990. The nature and properties of soils. 10 Ed.Maxwell Macmillan Internat. Edit. New York.CAMPBELL, A.G. 1990. Recycling and disposing of wood ash.Tappi J. 73, 141-146.COCHRANE, T.T.; SALINAS, J.G.; SÁNCHEZ, P.A. 1980. Anequation for liming acid mineral soils to compensate crop aluminiumtolerance. Trop. Agric., 57, 133-140.COMIFER,1986. État calcique dessols et fertilité: Le Chaulage.ACTA, Paris.DIAZ-FIERROS, F. 1985. La acidez del suelo en Galicia y sucorrección. La caliza en Galicia. Calfensa. pp 13-35.EDMEADES, D.C.; SMART, C.E.; WHEALER, D.M.; RYS, G. 1983.Effects of lime on the chemical composition of ryegrass and whiteclover grown on a Yellow-Brown Loam. N.Z.J. Agric. Res 26, 473-481.ETIEGNI, L.; CAMPBELL, A.G. ; MAHLER, R.L. 1991. Evaluationof wood ash disposal on agricultural land: I Potential as a soil
  • 25. Enca lado-25additive and liming agent. Commun. Soil Sci. Plant Anal. 22, 243-256.FAO, 1986. Guía de fertilizantes y nutrición vegetal. FAO 9. Roma.FARINA, M.P.W.; CHANNON, P. 1991. A field comparison of limerequeriment indices for maize. Plant Soil 134, 127-135.FINCK, A. 1988. Fertilizantes y fertilización. Ed. Reverté, S.A.Barcelona.FOY, C.D. 1984. Physiological effects of hidrogen, aluminium an dmanganese toxicities in acid soils. En: Soil Acidity and Liming. FAdams (Ed). Agron. Monograph, 2 n d Edition, pp. 57-97. Am. Soc.Agron. Madison, WI.GARCIA, P.; MOMBIELA, F.; MOSQUERA, A. 1986. Efectos delencalado sobre la composición química de praderas establecidas enterrenos “a monte”. I. Ca y P. Inv. Agrar. Prod. Sanid. Anim., 1 (3),135-146.GUITIAN OJEA , F; CARBALLAS, T. 1976. Técnicas de análisis desuelos. Ed. Pico Sacro. Santiago.GUITIAN, F. 1956. Sobre el encalado de los suelos de la zonahúmeda. Tesis . Fac. Farm. Univ. Santiago.HARRIS, R.F.; CHESTERS, G.; ALLEN, O. N. 1966. Dynamics ofsoil aggregation. Adv. Agron. 18, 107-169.HEBERT, 1990. Mâitriset L´acidité des sols. Ency clopédie AgricolePratique. AGRI-NATHAN. MEAC. Francia.HUBELL, D. H. 1971. Microbiological effects from liming soils.Soil Crop Sci. Soc. Florida Proc. 31, 196-199.IGLESIAS TEIXEIRA, B.; CARRAL VILARIÑO, E.; SEOANELABANDEIRA, S. LÓPEZ MOSQUERA, M.E.; 1997. Utilización dela concha del mejillón como encalante de los suelos ácidos deGalicia (NW de España). Boletín de la Sociedad Española de laCiencia del Suelo, Nº2, 69-76.KAMPRATH, E.J. 1970. Exchangeable aluminium as a criterium forliming leached mineral soils. Sci. Soc. Am. Proc. 34, 252-254.
  • 26. Enca lado-26KAMPRATH, E.J. 1973. Soil acidity and liming. En: Sánchez, P.A.(Ed). A review of soils research in tropical Latin America. NorthCarolina Agric. Exper. Sta. Techn. Bull. 219, 126-137.KAMPRATH, E.J. 1984. Crop respon se to lime on soils in thetropics, pp. 349-369 En: Adams, F. (Ed). Soil Acidity and Liming.American Society of Agronomy, Madison, WI.KEENEY, D.R.; COREY, R.B. 196 3. Factors affecting the limerequeriment of Wisconsin soils. Soil Sci. Soc. Am. Proc. 27, 277-280.LAMBERT, M.G.; GRANT, D.A. 1980. Fertilizer and lime effects onsome Southern North Island hiel pasture. N.Z.J. Exp. Agr. 8, 223-229.LERNER, B.R.; J.D. UTZINGER. 1986. Wood ash as soil limingmaterial. HortScience 21(1), 76-78.LUTY, J. F. 1935. The relation of soil erosion to certain inherentsoil properties. Soil Sci. 40, 439-457.MAcCART, G.D.; KAMPRATTH, E.J. 1965. Supplying calcium andmagnesium for cotton on sandy, low cation exchange capacity soils.Agron. J. 57, 404-406.MAcLEAN E.O. 1970 . Lime requirements of soils inactive toxicsubstances or favourable pH range. Soil Sci. Soc. Am. Proc. 34, 363-364.MARTIN, J. P.; ALDRICH, D.G. 1955. Influence of soilexchangeable cation ratios on the agregation effects of natural an dsy nthetic soil conditioners. Soil Sci. Soc. Am. Proc. 19, 50-51.McLEAN, E.O. 1971. Potentially beneficial effects from liming.Chemical and phisical. Soil Crop Sci. Soc. Florida Proc. 31, 189-196.MEHLICH, A. 1948. Determination of anion and cation exchangeproperties of soils. Soil Sci. 66, 429-445.MOMBIELA, J.A. 1983. El estudio de la fertilidad del suelo enGalicia. Apuntes históricos y problemática general de la
  • 27. Enca lado-27investigación sobre la acidez y la falta de fósforo. Cuad. Area C.Agrarias Sem. Est. Galegos. I Xornadas de Estudos. Sada-A Coruña.MOMBIELA, F.A.; MATEO, M.E. 1984. Necesidades de cal parapraderas en terreno “a monte”. An. INIA. Serv. Agrícola Nº 25, 129-143.MOSQUERA, A. 1987. Transformación de tierras de monte gallegoen praderas permanentes: dosis óptimas de cal para establecimiento ymantenimiento. Tesis doctoral. Fac. Biología. Univ SantiagoCompostela.MUÑOZ, M.; GUITIAN, F. 1962. La necesidad de cal en los suelosde cultivo gallegos. Anal. Edaf. 21 (7-12), 473-480.MUSE, J.K. 1993. Inventory and evaluation of paper mill by -products for land application. M.S. thesis. Dep. of Agronomy andSoils, Auburn Univ, Auburn, Al.NAYLOR, L.M.,; SCHMIDT, E.J. 1986. Agricultural use of woodash as a fertilizer and liming material. Tappi J. 69: 114-119.NOBLE, A.D.; FEY, M.V.; SUMNER, M.E. 1988. Calciumaluminium balance and the growth of soybean roots in nutrientsolutions. Soil Sci. Soc. Am. J. 52, 1651-1656.PEARSON, R.W. 1975. Soil acidity and liming in the humid tropics.Cornell Internal. Agric. Bul, 30. Cornell Univ. Ithaca, NY, USA.PEELE, T. C. 1936. The effect of Ca on the erodibility of soils. SoilSci. Soc. Am, Proc. 1, 47-58.PIÑEIRO, J.; GONZALEZ, E.; PEREZ, M. 1977. Acción del P, K ycal en el establecimiento de praderas en terrenos procedentes demonte. III Seminario INIA/SEA sobre pastos, Forrajes y ProducciónAnimal. Mabegondo. La Coruña.REEVE, N.G.; SUMNER, M.E. 1970. Lime requeriments of NatalOxisols based on exchangeable aluminium. Soil Sci. Soc. Am. Proc.34, 595-598.REID, R.L.; JUNG, G.A. 1974. Effects of elements other than N onthe nutritive value of forage En: May s D.A. (Ed) Forage fertilitation.ASA-CSSA-SSSA. pp 895-435.
  • 28. Enca lado-28RIOS, M.A.; PEARSON, R.W. 1964. The effect of some chemicalenviromental factors of cotton root behavior. Soil Sci. Soc Am. Proc.28, 232-235.RISSE, M.; HARRIS, C. 1999. Soil Acidity and liming. InternetInservice Training. En: http://hubcap.clemson.edu/~blpprt/acidity.html.ROQUERO, C. 1964. El medio natural como factor limitativo ycondicionante de la agricultura española. Sep. Bol. Asoc. Nal. Ing. nº154.SCHOFFELEN, A. C.; MIDELBURG, H. A. 1954. Structuraldeterioration of lateritic soils trough liming. Trans. Fifth Int. Congr.Soil Sci. 2, 158-165.SHOEMAKER, H.E.; McLEAN, E.O. ; PRATT, P.F. 1986. Buffermethods for determinig lime requeriment of soils with appreciableamounts of estractable aluminium. Soil Sc. Soc. of Americaproceedings 25, 274-277 .SIEMENS, J. C.; HOEFT, R.G.; PANTI, A.W. 1993. Soilmanagement. A useful guide book for farm managers with comun insoil problems. Farm Busimens Management Deere & Company. USA.TRUOG, E. 1948. Lime in relation to availability of plant nutrients.Soil Sci. 65: 1-7.VAN WAMBEKE, A. 1976. Formation distribution and consecuencesof acid soils in agricultural development. pp. 15-24. En: Mof. Wright(Ed). Confference proceedings, Plant adaptation to mineral stress inproblem soils Cornell Univ. Press, Ithaca, NY.VIDAL, M. ; LÓPEZ, A. 1997. Usefulness and efficiency of thesugar foam used as liming matter. 11 World Fertilizer Congress.Gent, Belgium.VON UEXKULL; MUTERT, E. 1995. Global extent, developmentand economic impact of acid soils. En: R.A. Date, N.J. Grundon,G.E. Ray ment and M.E. Probert (Eds.). Plant-Soil Interactions atLow pH: Principles and Management. pp 5-19. Kluwer AcademicPublisher, Dordrecht, The Netherlands.
  • 29. Enca lado-29WEBER, M.D.; HOYT, P.P.; NYBORG, N.; CORNEAU, D. 1977. Acomparison of lime requeriment methods for acid Canadian soils.Can. J. Soil Sci. 57, 361-370.WHITNEY, D.A.; LAMAND, R.E. 1993. Liming acid soils. KansasState University.WOODRUFF, C.M. 1948. Testing soils for lime requirement bymeans of a buffered solution and the glass electrode. Soil Sci. 66,53-63.